PARIS ok.indd - Le Royal Monceau

Comentarios

Transcripción

PARIS ok.indd - Le Royal Monceau
París / Francia
UNA Y MIL
VECES PARÍS
Paseando por las grandes Avenidas, los Museos impresionantes, los escaparates
del lujo, encontrarás un tesoro que une hotel, spa, restaurantes, bar de moda,
galería de arte, boutiques, cine y librería de diseño.
Sandra del Río descubre el nuevo Royal Monceau Raffles de Philippe Starck.
PARIS ok.indd 2-3
C
Fotos: Getty / D.R.
Escapadas
CUANDO VOY A PARÍS, y voy a menudo, tengo
cierta tendencia a volver a los mismos lugares y dejar
dos o tres visitas para los nuevos, los que están de moda,
los que hay que conocer antes de que sean vox pópuli.
Esta tarde andaba algo perezosa, embutida en abrigo,
guantes, gorro y botas por Champs Élyées hacia el Arco
del Triunfo después de una visita a dos exposiciones
interesantes, la de Vallotton en el Grand Palais y la de
Serge Poliakoff en el Museo de la Villa de París. Buscaba mi hotel y su maravilloso bar para quedarme un rato
mirando los catálogos de las exposiciones. Nada más
entrar, unas risas femeninas sin complejos me sacaron
del ostracismo emocional. Una de las chicas que reían
era, o al menos me lo pareció, Carla Bruni. No me
sorprendió porque ya sabía que en el Royal Monceau
se reune la nueva aristocracia parisina e internacional
para nadar en la piscina casi olímpica de su spa, para
comer en uno de sus dos restaurantes estrella Michelin
o para tomarse una copa en el bar, que sirve los mejores
Singapore Sling de París y reúne a la gente más guapa
y enrollada de la capital. El cansancio estructural desapareció después de un café y tres macarons de Pierre
Hermé, el pastelero fundamental de París que tiene en
este hotel su cuartel general, desde el que designa los
desayunos de unos huéspedes entregados en cuerpo y
alma al ejercicio de los ¡mmmmmmm! de placer a cada
bocado. Huelga decir que en las habitaciones, todas
sello Starck con lo que eso conlleva, genio y figura, no
hay básculas, pero se multiplican los espejos. Hay una
CALIDAD DE VIDA
A la izquierda, esculturas del artista ruso
Nikolay Polissky, de
exhibición permanente
en el hotel. Arriba, una
vista del restaurante Il
Carpaccio, los Champs
Élysées, macarons
de Pierre Hermé
y salón rojo de gala.
04/04/14 11:47
Escapadas
TRES ESTRELLAS
Le Royal Monceau abrió
sus puertas en 1928
y fue centro del arte y
la cultura de París.
En 2008 acometió una
completa reestructuración 'poética y arquitectónica' a cargo de
Philippe Starck. Arriba,
escalinata original y
lámparas de Starck. Los
chefs en su hábitat.
PARIS ok.indd 4-5
guitarra en un rincón, lámparas con frases de Cocteau,
un espejo que en realidad es un televisor aunque no lo
parece, y una cesta llena de macarons, por si quedaba
hueco libre en este cuerpo que comienza a necesitar un
tratamiento Clarins en el spa del subsuelo. Si tuviera
que definir este hotel tan peculiar, diría que es un resort
en pleno centro de París del que podrías no salir jamás.
Tiene un cine alucinante con butacas de piel donde se
proyectan películas de estreno, tiene dos boutiques con
las mejores marcas, tiene una galería de arte con una
jovencísima y muy preparada art concierge llamada
Julie, elección personal del señor Starck, que lo mismo
te muestra la exposición en curso del hotel que te lleva
de paseo a otras galerías de arte, museos y hasta a los
ateliers de los artistas si quieres ejercer de comprador
(www.artforbreakfast.com).
Los dos restaurantes están de acuerdo en las estrellas Michelin y se complementan en la oferta: italiano
Il Carpaccio, (chef Roberto Rispoli) internacional La
Cuisine, (chef Hans Zahner), con su bellísimo fresco
A Garden in Paris, de Stéphane Calais presidiendo.
En Il Carpaccio me sentí en Sicilia con todo el personal, italiano de mente y de corazón, empezando
por el maître, Aquille.
Vida de barrio. Eso sí,
un barrio que sintetiza el chic parisino,
Boulevard Haussman,
Avenue Hoche, los
Champs Élysées, la
bajada gloriosa hacia
la Place de la Concorde y sus calles bordeadas de castaños y
museos. Después de
una visita, breve pero
intensa, a la librería
del hotel, especializada en libros de arte,
diseño y en regalos de
autor, sentí la fiebre de la cultura agitarse en mí, y
si bien llevaba encima dos museos, enfilé hacia el
Jacquemart-André, esa maravilla poco conocida con
una colección espectacular de pintores italianos, flamencos y franceses, y algunas esculturas muy bellas.
Ante la Virgen y el Niño de Luca della Robbia siempre
me emociono. Esta vez no fue una excepción.
Aunque los macarons de monsieur Hermé seguían
dándome mala conciencia (seré idiota), me permití un
té en el restaurante y cafetería del museo, uno de los
lugares favoritos de los parisinos para los brunchs del
domingo. Buen precio y comerás entre obras de arte
y gente muy elegante. Llegar a la avenue Montaigne
es cuestión de seguir los Champs Élysées sorteando
mucha gente. La recompensa es que en la Maison Dior
los escaparates son geniales y a veces tienes suerte y se
celebra una exposición en el interior, entrada libre para
toda alma sensible. Los trajes y accesorios también lo
Fotos: Nils Preston Schlebusch / Vital García / D.R.
MUNDO INTERIOR
Entrada al Hotel Le Royal
Monceau Raffles y detalle de
la librería de arte y diseño.
LA VIE AN ROSE
La estatua de Voltaire
y la entrada al Petit Palais,
dos must parisinos.
04/04/14 11:47
Escapadas
El arte de vivir
la ciudad más
bella del mundo
CÓMO LLEGAR
La compañía Air France (airfrance.es) ofrece vuelos a París-Charles de Gaulle desde
Madrid (seis vuelos diarios) y Barcelona
(con seis salidas). La compañía Iberia ofrece seis salidas diarias desde Madrid y cinco
desde Barcelona y llega al aeropuerto
internacional de Orly. Air Europa también
vuela a Orly desde Madrid y Barcelona.
En AVE desde Madrid y Barcelona, nuevo
trayecto de alta velocidad, te plantarás
en París en poco más de ocho horas. Eso
sí, viajarás de día.
son y le doy patente de obra de arte a un abrigo, un traje
de noche y dos vestidos deliciosos ante los que mujeres
de diferentes edades, razas y lenguas detienen su mirada
y sus corazones. Cruzo la place de la Concorde metiéndome en el bolsillo castañas pilongas, hojas de otoño y
siento que me estoy embolsando el alma de París. Dejo
a mi derecha una brasserie que ha cedido ante otros
locales más trendy, es la Brasserie le Grand Palais. Tiene
un no sé qué inmortal que la hace sostenerse y sostener
este trocito de parque con mucha dignidad. Paseando
por la orilla del Sena hasta el quai D´Orsay, por el quai
Voltaire hasta el quai Malaquais y la rue du Seine llego
a uno de mis itinerarios secretos: la estatua de Voltaire, el
hombre que dijo “no estoy de acuerdo con lo que dices,
pero daría mi vida por defender el derecho que tienes a
decirlo” y que sigue alimentando mi ilusión de ser una
buena periodista. En este trozo de ciudad empedrada
hay galerías de arte, una calle corta y encantadora, la rue
Visconti, un restaurante emblemático (el más antiguo de
París, 1686) La Procope, y un bistró encantador donde
se reúnen pintores y escritores, La Palette, al que voy a
menudo a tomarme un vasito de vino y a enterarme de
los cotilleos del barrio. En La Palette, Nicolás Barreau
escribió y escenificó algunos capítulos de su libro, que
está haciendo furor en Europa, La Sonrisa de las mujeres, y que me he traído en la maleta.
Para cuando vuelva al hotel, este resort que se ha convertido en mi cuartel general, ya será de noche y París la
ciudad más luminosa del mundo.
PARIS ok.indd 6-7
MUSEO JACQUEMART-ANDRÉ
158, boulevard Haussman.
Neile Jacquemnart hizo el retrato de
Édouard André, heredero de una familia de
banqueros y, desde ese momento,
sus vidas no volvieron a separarse. Dedicaron su fortuna a reunir, en este bellísimo
Hotel Particulier, algunas de las mejores
obras de arte del mundo. Salones, invernaderos, salas privadas que albergan cuadros de Fragonard, tesoros del Renacimiento Italiano, grandes maestros flamencos, empezando por Rembrandt, el
fumadero, ambiente inglés, con cuadros
de Hopper, Lawrence y Reynolds...
Tiene un restaurante abierto al público
famoso por sus brunchs dominicales.
sagrada. Dos años más tarde se encendía
la llama para que el mundo entero jamás
olvide el horror que supone una guerra.
Este es uno de los monumentos más visitados de la ciudad.
MUSEO CERNUSCHI
Henri Cernuschi legó a la ciudad de París
toda su colección de arte asiático. El
museo, muy cercano al Parc Monceau, está
dedicado al arte y la arqueología de la
antigua China, desde el neolítico al siglo XIII.
No perderse el gran buda de bronce
meditando junto a un ventanal luminoso.
TUMBA DEL SOLDADO DESCONOCIDO
El 11 de noviembre de 1920 el cuerpo
del soldado desconocido, que representa
al millón y medio de muertos durante la
Primera Guerra Mundial, es colocado en
una pequeña cripta situada bajo el Arco del
Triunfo. Sobre la tumba se sella la baldosa
PARC MONCEAU
Un magnífico retiro verde en medio del
barrio. Creado en 1769 por el duque
de Chartre y diseñado nuevamente por el
barón Haussmann bajo Napoleón III,
alberga estatuas de maestros, árboles
centenarios, lagos y silencio. No dejes de
admirar un arce sicómoro de 30 metros
de altura y 1.670 años de antigüedad.
BRASSERIE LE GRAND PALAIS
Frente al museo, en el 21 de la avenue
Franklin Delano Roosvelt, un restaurante
clásico con una carta muy parisina y
unas vistas excepcionales. Para un aperitivo
o un almuerzo entre visitas culturales.
AVENUE MONTAIGNE
Una de las calles más elegantes de París,
donde tiene su sede, entre otras, la
Maison Dior. Vale la pena pasear y contemplar las prendas hechas arte que lucirán las
mujeres más bellas del mundo.
MUSEO GALLIERA, PALAIS DE
TOKYO Y MUSEO DE ARTE MODERNO
DE LA VILLA DE PARÍS
Juntos pero jamás revueltos, estos tres palacios, exponentes de la mejor cultura francesa. El Galliera, que es museo de la moda,
ha reabierto sus puertas en 2013. En Palais
de Tokyo se exhiben las mejores performances. El museo de Arte Moderno es el
epicentro de la cultura contemporánea.
ENTRADA AL PARQUE MONCEAU
MUSEO JACQUEMART-ANDRÉ
GALERÍA DEL HOTEL ROYAL MONCEAU
Foto: Getty / Mapa: Salvador Prior
BELLEZA ES ARTE
En el spa My Blend by
Clarins, descubrí una
piscina casi olímpica, el
doble suero de la marca
y un masaje, "the art
of touch" , que me llevó
a la felicidad duradera.
HOTEL LE ROYAL MONCEAU RAFFLES
37, avenue Hoche, 75008 París. Teléfono
+ 33 1 42 998 800; 85 habitaciones,
61 suites, 3 apartamentos privados de 380
metros (cada uno). Reabrió sus puertas
en 2010 después de una reforma estructural a cargo de Philippe Starck. Se ha
convertido nuevamente en el lugar de
reunión de artistas, intelectuales, socialités
parisinas e internacionales. Reseñable la
decoración, los ambientes, el personal, la
gastronomía. un auténtico resort de
lujo en el corazón del París más elegante.
¡CULTURA!
En este
itinerario te
llevamos
a varios de
los mejores
museos
de París,
algunos realmente poco
conocidos.
BRASSERIE LE GRAND PALAIS
04/04/14 11:47