Descargar PDF completo

Comentarios

Transcripción

Descargar PDF completo
¡CRISTO RESUCITÓ Y VIVE PARA SIEMPRE!
Índice
GRUPO EDITOR
Presidente
Mons. Diego Monroy Ponce
Director
Lic. Arturo Rocha Cortés
Editorial
Lic. Ángel Roa Hernández
3
Mensaje de
Rector
Mons. Diego Monroy
Ponce saluda a todos
los peregrinos y lectores
Boletín Guadalupano es una publicación mensual y
gratuita de la Basílica de Guadalupe A.R. La distribución
es realizada por la propia Basílica, con domicilio en Plaza
de las Américas núm. 1, Col. Villa de Guadalupe, Deleg.
Gustavo A. Madero, C.P. 07050, México, D.F. Tel.: 55776022 exts. 201 Redacción y 161; fax 5577-5038. Correo
electrónico: [email protected]
org.mx. web: www.virgendeguadalupe.org.mx.
Registro de SEPOMEX (en trámite). Certificado de
Licitud de Contenido núm. 10545, expedido por la
Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas
Ilustradas de la SEGOB, el 26 de noviembre de 2004.
Certificado de Licitud de Título núm. 12972, expedido
por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas
Ilustradas de SEGOB, expedido el 26 de noviembre
de 2004. Certificado de Reserva de Derechos al Uso
Exclusivo núm. 04-2004-102812475400-106, expedido
por la Dirección de Reservas de Derechos del Instituto
Nacional del Derecho de Autor, el 28 de octubre de
2004.
Diseño
Arturo Pardo, Arturo Rocha
Formación Editorial
Arturo Rocha y Ricardo Galindo
Impresión
Formas Continuas Administrativas, S.A. de C.V.
Acalotenco 74, Col. Santo Tomás, C.P. 02040, Deleg.
Azcapotzalco, México D.F., con un tiraje de 10,000
ejemplares.
14
Cultura
y Arte
La Virgen del Rosario,
señora de la Orden de
Predicadores
Alma Olguín Castro
21
Conociéndonos
Diseño de Portada:
Arturo Pardo Ayala
Diseño de interiores:
Arturo Rocha, Ricardo Galindo, Lidia Binzhá.
En Portada
17
Pastoral
Nuestra conversión pastoral
que proclama con alegría:
¡Resucitó, el Señor!
¡Aleluya, Aleluya!
Mons. Jorge Palencia Ramírez de Arellano
23
Crónica
Guadalupana
Visita la Basílica la
Señora Hillary Clinton
Lic. Samuel H. Jímenez Hernández.
Lic. Marcela Vallecillo Gómez
26
Peregrinaciones
Asociación Luz de Vida A.C.
Industrias y empresas
Confecciones Davane
María Guadalupe Bustamante Rosas
32
La Resurrección
Óleo sobre tela
Col. Particular
Códice Tetlapalco
(ca. 1557)
Hijas de María Inmaculada de
Guadalupe. Colegio Tepeyac
Mexicano
PUBLICACIÓN GRATUITA. PROHIBIDA SU VENTA
Los artículos y demás contribuciones publicadas en
el Boletín Guadalupano no reflejan necesariamente el
sentir de la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe. Y
son responsabilidad exclusiva de sus autores.
Acontecimiento
Guadalupano
Mtro. Arturo Rocha Cortes
Jefe de Formación
Ricardo Galindo Melchor
Colaboradores
P. Juan Ortiz Magos - P. Gabriel Rodríguez Martín del
Campo - Diácono Mario Bustamante Rubio - Lenice
Rivera Hernández - Iván Martínez Huerta - Arturo
Pardo Ayala - Ricardo Galindo Melchor - Lidia Binzhá
Guerrero - Lic. María de la Concepción M.C. de Jiménez
- Lic. Marcela Vallecillo Gómez - Lic. Samuel Jiménez
Hernández - María Guadalupe Bustamante Rosas.
7
Misiones
El buen pastor sale al
encuentro de su rebaño
Lic. María de la Concepción M.C. de Jiménez
Visita nuestro sitio en internet:
www.virgendeguadalupe.org.mx
29
Tonantzin Guadalupe
y los indígenas
El sentido del sacrificio
Pbro. Juan Ortiz Magos
6
Editorial
9
¿México hacia dónde
vas? ¿Cuenta la Virgen
de Guadalupe?
35 Peregrinaciones
del 2009
Mayo
MENSAJE DEL RECTOR
Q
ueridos hermanos y hermanas: ¡Aleluya, Aleluya, el Señor ha resucitado!
Recién estrenado el tiempo pascual los saludo desde esta Casita Sagrada de
nuestra Muchachita santa María de Guadalupe, en la paz y en la alegría que nos ha
traído el Resucitado.
Las profecías se han cumplido, la obra de la salvación ha llegado a su culmen en la
resurrección de Jesús. Todo lo viejo ha quedado atrás, en Él todo ha sido renovado.
La creación, dañada por el pecado, ahora, por la fuerza gloriosa de su resurrección,
ha sido reestablecida. Él nos ha puesto de nueva cuenta y de manera definitiva en
relación con “su” Padre que es “nuestro” Padre. La paternidad de Dios no es un hecho
natural, sino un privilegio concedido a quienes son discípulos de Jesús.
La resurrección de Jesús hace la gran diferencia entre el Jesús histórico y el Cristo
de la fe. Atrás ha quedado el Jesús que comía en medio de publicanos, borrachos y
prostitutas, el que acostumbraba pasear o preparar la comida a la orilla del lago de
Genesaret o quien compadecido sanaba a los enfermos, devolvía la vida a los muertos
o quien lloraba ante la muerte de los amigos. Ahora está el Cristo de la fe, el Señor
resucitado, aquel que no puede ser tocado como lo quiso hacer María Magdalena
o que fue puesto a prueba por Tomás, el incrédulo, o como los desconcertados y
desanimados discípulos de Emaús- porque ahora las relaciones con Él no son como
antes. Ahora son suprahistóricas, es decir, sobrepasan la historia, el tiempo y el
espacio.
Sólo después del acontecimiento de la resurrección, la evocación del pasado podría
poner en verdadera relación a los discípulos con el Maestro. Lo reconocerán al partir
el pan, al oírle explicar las Escrituras o al escuchar ser llamados por su nombre como
ocurrió con María Magdalena, entonces ella al instante, lo reconoció. El traer a la
memoria el pasado, une al Cristo de la fe con el Jesús de la historia, surge entonces
en María la fe verdadera. Es además la resurrección, un hecho del todo personal,
María Magdalena creyó gracias a su encuentro personal con el Resucitado.
Cosa semejante pasa con los discípulos de Emaús. Ellos sólo creyeron cuando Él,
sentado a la mesa, les partió el pan y explicó las Escrituras. Tan pronto esto ocurrió,
ellos comprendieron el por qué sus corazones comenzaron a arder desde que Él se les
acercó en el camino. Otra prueba para esto lo encontramos también en la incredulidad
de Tomás, quien no creyó en el testimonio de los discípulos quienes decían: hemos
visto al Maestro, pero su desconfianza –muy válida por cierto– lo llevó finalmente a
recoger la auténtica confesión de la fe cristiana: ¡Señor mío y Dios mío! Fue necesario
para él como para los demás tener ese encuentro personal con el Resucitado.
Desde entonces, el triunfo de Jesús Resucitado es para todos los cristianos del
mundo, signo de esperanza cierta, pues como canta el pregón pascual de la noche
santa: de nada nos hubiera servido haber nacido, sino hubiéramos sido rescatados,
pues Él pagó por nosotros al eterno Padre la deuda de Adán, misma que ha sido
borrada por la sangre inmaculada del Cordero. Es en esta verdad de fe donde
descansa y toma forma el fundamento de nuestra fe cristiana.
Mensaje del Rector
Es por eso que cada domingo los creyentes en Jesús nos reunimos para cantar el
cántico nuevo, el himno de la liberación definitiva, el aleluya sin fin; siendo cada uno
de ellos la continuidad del Domingo de la Resurrección, día singularísimo en que el Sol
verdadero ha iluminado a todos.
Es tan poco un domingo, que la Iglesia los extiende a lo largo de todos los domingos del
año, especialmente durante los cincuenta días posteriores a la Pascua, es decir, en la
cincuentena pascual, tiempo en que exaltamos al Cristo de la gloria, al Resucitado, al
Primogénito entre los muertos, al que es prenda y esperanza de nuestra resurrección
futura: Jesucristo Resucitado, Rey vencedor de la muerte.
La cincuentena pascual, mis queridos hermanos y hermanas, concluye con la
solemnidad de Pentecostés, celebración que recoge los frutos maduros de la Pascua y
con ellos la experiencia de la primitiva iglesia, la que nace, crece y se desarrolla bajo la
luminosidad de la resurrección.
Mis queridísimos hermanos y hermanas, termino este saludo pascual deseando a todos
y a cada uno de ustedes la paz y la alegría del Señor Resucitado; que llegue está a sus
familiares y amigos, a sus comunidades y colonias, a lo más íntimo de su corazón.
Jesús nos ha traído la paz alejando algunas dificultades, ayudándonos a superar otras,
haciéndonos renacer a la esperanza de la Vida. Pero la paz también debemos de
construirla, buscando y haciendo siempre la voluntad de Dios. Esta paz y alegría llegará
a nosotros, si en nosotros renace la amistad con Dios, entonces seremos capaces de
amar a nuestros hermanos y vivir en fraterna comprensión.
La Pascua trae la paz cuando dejan de ocuparnos las críticas o alabanzas, pues los
elogios no sanan una conciencia manchada; ni las críticas hieren una conciencia limpia.
Nuestra verdadera paz está en Jesús que nos invita a hacer la voluntad del Padre.
Él al resucitar no da un paso a tras, sino un paso adelante; no regresa a la vida de
antes, sino que entra en la vida plena, penetra en la eternidad. Jesús resucitado
transforma nuestro sentido de la vida al mostrarnos la meta final junto al Padre.
La resurrección de Jesús inaugura y descubre una vida nueva no sólo más allá de las
fronteras de la muerte, sino ya, ahora, en nuestra historia personal, al darnos su Espíritu
Santo para que, entre las angustias y tristezas, las esperanzas y alegrías del presente,
caminemos hacia la eternidad, haciendo siempre la voluntad divina en la fe y en el amor.
Ruego al Señor de la Vida, a Cristo Rey, vencedor de la muerte, conceda a los que
sufren, los enfermos, los ancianos, los que han perdido a algún ser querido, los que
están solos, los que no tienen trabajo, los privados de la libertad, las gracias que
necesitan para encontrar fortaleza, esperanza y sobre todo alegría en este tiempo
especialísimo de fiesta.
Esta alegría pascual, mis amados hermanos y hermanas, se une a la alegría jubilar de
la Antigua Basílica de nuestra Señora de Guadalupe, hoy templo expiatorio a Cristo Rey,
la cual cumple trescientos años de vida. Los invito a unirse a los solemnes festejos de
Mensaje del Rector
esta tres veces centenaria iglesia. Presidiré la Eucaristía de apertura de estas solemnes
fiestas jubilares el 18 de abril del presente año, a las 9:00 de la mañana, en el altar
mayor de la Casita de la Dulce Señora del Cielo.
Que la victoria y el triunfo del resucitado sea nuestra fuerza y nuestra alegría. Que el
Señor esté con ustedes. ¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!
Dios les bendiga.
Mons. Diego Monroy Ponce
Vicario General y Episcopal de Guadalupe
Rector del Santuario
Albrecht Altdorfer
La Resurrección de Cristo (Detalle)
c. 1516
Óleo sobre Tela 70,5 x 37,3 cm
Kunsthistorisches Museum, Viena
EDITORIAL
¿Dónde está muerte tu victoria, dónde está muerte tu aguijón?
R
esuene en nuestras iglesias, comunidades,
hogares y centros de trabajo el alegre
saludo de la Pascua, el mismo que desde
aquí, desde el corazón de nuestra publicación
hacemos llegar a cada uno de ustedes, junto con
nuestro abrazo y felicitación por el triunfo de Jesús
sobre la muerte.
El Señor resucitado es el motivo principal de
nuestro actuar, unidos a Él y a los frutos de su
victoria, continuamos nuestro trabajo editorial
como apóstoles, como discípulos enviados
suyos, haciendo extensiva a nuestros hermanos y
hermanas su buena nueva de salvación: ¡No está
aquí, ha resucitado!
La novedad del evento salvífico de Jesús
acompañará las páginas de nuestra publicación
hasta Pentecostés, para juntos celebrar el donmisterio del Dios “quedado” entre nosotros, como
prueba garante del amor del Padre y del Hijo que
se nos da en el Espíritu Santo. Desde ahora, hasta
esa fecha aclamaremos diciendo: ¡Ven, Espíritu
Santo y llena los corazones de tus fieles!
Es la fiesta de la pascua cristiana la que nos
iluminará durante toda la cincuentena. Como
prueba de ello tenemos el mensaje del rector de la
basílica, quien nos ofrece en un primer momento
una sencilla pero elocuente mirada al hecho
fundamental de la vida cristiana; la resurrección
de Jesús. Lo hace a partir de los textos bíblicos
que narran la experiencia de los discípulos con el
Jesús histórico y el Cristo de la fe. En un segundo
plano, resalta la importancia del domingo como día
central de la celebración comunitaria que vive su fe
en el Señor que ha vencido a la muerte, así como
también el cómo los cristianos debemos vivir y
comprender este mensaje.
Monseñor Palencia, en la sección de Pastoral,
propone la alegría pascual como una fuerza
renovadora, capaz de transformar viejas
estructuras, abriendo la mente y el corazón de
quienes no están dispuestos a los cambios.
Afirma que es la alegría pascual la que da cuenta
nuestra fecundidad interior, pues de donde brota la
verdadera vida, es de donde nace la esperanza.
En la sección de Cultura y Arte, otra de nuestras
noveles investigadoras, Alma Olguín Castro nos
regala –antes de describir iconográficamente
la imagen de la Virgen del Rosario– una breve
semblanza de los orígenes de la obra dominica. La
imagen en cuestión es obra de nuestro museo y de
manufactura del pintor novohispano Cristóbal de
Villalpando.
Destacadamente estuvo colaborando con nosotros
en esta sección y en el Museo de la Basílica la
queridísima Lenice Rivera Hernández, a quien
agradecemos enormemente sus colaboraciones,
al tiempo que le deseamos éxito en sus nuevas
empresas profesionales. Lenice, muchísimas
gracias por tu amistad, por tu sensibilidad y
profesionalismo.
La presencia de Hillary Clinton, secretaria de
estado norteamericana y la misa exequial del
pugilista mexicano Raúl “El Ratón” Macías, ambas
actividades reseñadas en la Crónica Guadalupana,
nos dejan entrever la universalidad del mensaje de
santa María de Guadalupe, el cual llega a unos y a
otros.
Así, queridísimos lectores, ponemos en su manos
este esfuerzo editorial, esperando les traiga
abundantes frutos espirituales. Que la fuerza
trasformadora de la Pascua de nuestro Señor
Jesucristo, contribuya a que alcancemos los bienes
del cielo.
Que en estos propósitos nos ayude nuestra Madre
del cielo, santa María de Guadalupe.
Acontecimiento Guadalupano
Códice Tetlapalco
(ca. 1557)
Lic. Arturo Rocha Cortés
Director del Boletín Guadalupano
[email protected]
E
l Códice Tetlapalco (o Codex Saville,
por el nombre de su descubridor, Dr.
Marshall H. Saville, aun cuando recibe
otros diversos títulos), es un valioso manuscrito
pintado sobre una tira de papel amate de unas
dimensiones 145.5 x 13.3 cms. Fue elaborado
por mano o manos indígenas, alrededor del 1557
en la región de la municipalidad de Texcoco, al
modo de unos anales histórico genealógicos
que comprenden de 1450 a 1557 (o de 1407
a 1535, según algunos). Tras su adquisición
en 1925, actualmente se le custodia en la
National Museum of the American Indian (NMAI),
Smithsonian Institution en la Unión Americana.
El documento ha sido estudiado por diversos
especialistas tanto de los que militan en la
contención guadalupana aparicionista como
por aquellos que la impugnan, debido a ciertos
dibujos interesantes que se encuentran hacia la
parte final del códice, mismos que reproducimos
en la siguiente página de este estudio y que
debemos a la generosidad de Lou Stancari de los
Archivos Fotográficos del antedicho museo.
La similitud de alguno de estos dibujos con la
Sagrada Imagen que se custodia en la Basílica
de Guadalupe no ha dejado de sorprender
a muchos quienes se han apresurado a
explicarlos con mayor o menor penetración o
acierto. La mayoría de glosas del códice se han
borrado con el tiempo, lo que dificulta mucho
la identificación de muchos de sus elementos.
No obstante, la alta resolución de la imagen
que aquí presentamos, nos permitirá desmentir
algunos errores algo difundidos en torno a esta
importante fuente documental.
(Cont.)
Acontecimiento Guadalupano
Codex Tetlapalco (Codex Saville), ms. 136913.000, National Museum of the American Indian, Smithsonian Institution, EEUU,
(detalle de la porción superior) [imagen T136913] Foto: David Heald
© Reproducido por cortesía del NMAI, Smithsonian Institution. Se prohibe se reproducción parcial o total.
ARTÍCULO
¿México hacia
dónde vas?
¿Cuenta la Virgen de
Guadalupe?
(Primera Parte)
Pbro. Gabriel Rodríguez M. del C.
Capellán de Coro
E
l hombre vale más que todas las estrellas
y material del Universo junto; vale más que
todas las plantas y animales juntos, porque
el hombre sabe pensar, amar, querer decidirse
responsablemente hacia la verdad plena y bien
supremo, y los seres restantes no.
Por otra parte, el hombre tiene un cuerpo compuesto
de materia estelar, y vida vegetativa, animal y
racional: es un “animal racional”. Está compuesto de
cuerpo y espíritu. Y por el espíritu se abre a todas las
realidades. Pero depende del padre y de la madre,
de la sociedad familiar y civil. Todos los individuos
humanos se distinguen de los demás, y todos y cada
uno tienen cualidades y talentos complementarios,
de modo que fueron hechos para ensamblarse
responsable y amorosamente unos con otros.
Fueron hechos para servirse los unos a los otros,
organizados en sociedades cada vez más amplias,
hasta llegar a la sociedad mundial, a la Organización
de Continentes Unidos y a la Organización de las
Naciones Unidas, mundialmente hablando.
El origen del México actual tienen sus raíces en
poblaciones indígenas y españolas, de manera
preponderante, pero no exclusivamente. Una
sociedad es humanamente verdadera cuando
reconoce todas las dimensiones del ser humano y
una de ellas es la religiosa. Históricamente se dan
muchas formas y grados de vida humana en los
que lo cívico se entrelaza con lo religioso. Se ha
demostrado hasta la saciedad que el hombre no
puede vivir sin religión. Esto se ve claro a lo largo de
los siglos y en todos los pueblos de la Tierra. Han
fallado los experimentos que intentaron desterrar la
religión.
Por otra parte, las sociedades no pueden vivir sin
cabeza, sin una autoridad, tanto civil como religiosa.
La autoridad civil gobierna todo lo referente a
las necesidades vitales ineludibles, orgánicas,
sociales, culturales. La autoridad religiosa gobierna
satisfaciendo las necesidades imperiosas religiosas
espirituales.
Artículo
En la verdad total que integran todas las verdaderas
particularidades, todas las realidades auténticas. “Dad
al César lo que es del César y a Dios lo que es de
Dios”, dijo Jesucristo, en una frase llena de verdad, y
sostenida a lo largo del tiempo. Todos los elementos
de la verdad auténtica están llamados compaginarse,
a armonizarse debidamente. La autoridad civil es
“suprema” en el orden de lo temporal. La autoridad
religiosa es “suprema” en el orden de lo espiritual.
en 1821, con Iturbide, Guerrero, Guadalupe Victoria,
etc., con el lábaro de la Virgen de Guadalupe en la
mano.
En muchas naciones se da entendimiento entre una
autoridad y otra, supremas, en su especie. Esto
sucede ahora en México, en grado suficiente; lo
muestran las circunstancias actuales en que vivimos,
pero no siempre ha sido así. “Es errónea y perniciosa
la opinión de aquellos que quieren separar la religión
de la política, siendo evidente que las leyes y el orden
político no podrán ser eficaces, no promover la paz y
la tranquilidad de los pueblos, si no están informados
en los principios de la moral, de la justicia y de la fe
cristiana”. (León XIII)
Durante todo el período de la Nueva España hubo
concordato entre la Iglesia Católica y el poder civil.
La Virgen de Guadalupe fue la que desde 1531 unió
las clases sociales, indígenas y españolas en México,
con un lazo superior, y vino a fraternizarlo todo. Este
es un dato histórico incontrovertible. Históricamente
consta que el guadalupanismo se convirtió en factor
fundamental de unidad nacional, sobre todo a partir
del siglo XVIII, en medio de las estridentes diferencias
socio-económicas y culturales, dice Anguiano
(UNAM). El emblema guadalupano contribuyó
notablemente a la formación de la conciencia
nacional mexicana, indispensable para el movimiento
de independencia. La devoción guadalupana aglutinó
a una sociedad dividida por privilegios. Es un hecho
histórico.
Esto demuestra simplemente la posibilidad de la
armonía entre la religión y la política. Esto ha tenido
lugar en México, en su etapa histórica de la Nueva
España.
Desde el año 1600, el guadalupanismo, el arte y las
letras, apuntaban a la formación de una conciencia
nacional mexicana. Posteriormente los intelectuales
criollos, se conmovieron por los grandes ejemplos
de la Independencia Norteamericana y de la
Revolución Francesa, España entró en crisis en 1808
por la invasión ordenada por Napoleón Bonaparte.
Entonces los criollos mexicanos se sintieron aptos
para la independencia, y la consiguieron y finalizaron
10
Estandarte de Hidalgo
No se puede negar que en un mismo territorio
cambian las nacionalidades, las ideologías políticas,
sociales y económicas; cambian las religiones,
pero permanece la necesidad de encontrar una
verdad definitiva y un bien supremo. Esta necesidad
pertenece a la naturaleza misma de la persona
humana.
Todos los ciudadanos de un país, deben caminar
unidos hacia su realización plena, poseyendo los
mismos criterios esenciales de las cosas. Si se
camina unidos, por una misma y auténtica verdad,
se alcanzará la libertad y la justa liberación de sí
mismos, la propia expansión.
Conviene unir a los ciudadanos de una misma
nación, con el mayor número de lazos auténticos, que
respetan los derechos de los demás y los derechos
de profundos del hombre mismo: la cultura, la fe, etc.
El servicio auténtico a la propia nación tiene que
aprovechar para “el más allá”, porque de lo contrario,
sería un absurdo morir por la patria, dice Congar.
Artículo
Nadie se queda satisfecho con saber que los
hombres del futuro reciben, “sólo ellos”, el fruto del
sacrificio personal de los antepasados.
La entrega exige resurrección. Y la mejor religión es
la que aclara mejor el presente y el más allá. La “pura
ciencia” no aclara con evidencia “el misterio” de los
“primeros orígenes” y de los “fines últimos”. Hay una
religión que hace plenamente verosímil la explicación
que da el origen y término de la vida: el catolicismo.
Por eso resulta tontería negar la relación que debe
darse entre política y religión.
Es cierto que existe el derecho de escoger la propia
religión, pero también existe la obligación de buscar
incansablemente la verdad auténtica religiosa; existe
la obligación de respetar el derecho de los demás,
o sea, la necesidad de comportarse justamente
con todos. Por esto, poco a poco, las naciones van
descubriendo, en común, lo que sea mejor se adapta
al bien auténtico y definitivo, de todos los miembros
de esa nación.
Los enjuiciamientos apasionados, y el dar exceso
de importancia a tales o cuales hechos de la Historia
Nacional, perjudica la luz que lleva a descubrir lo
mejor para todos los miembros de la nación. Hace
falta juzgar con la razón y no con los sentimientos o el
puro instinto de poder, de posesión, de libertinaje, etc.
La vida de las naciones todas, a lo largo de los
siglos, es una lucha de búsqueda de la verdad
suprema y total, que indica el bien supremo y total
de cada pueblo o nación. Pero como el conjunto de
los pueblos y naciones están llamados a formar una
sola familia humana, el momento de globalización
que vivimos, nos impulsa a todos, en conjunto, a
encontrar las mejores luces que nos iluminen el
camino para encontrar el bien supremo y total, de
todos los miembros de la sociedad human general.
Los gobiernos y las iglesias pueden luchar juntos
contra la inmortalidad, las injusticias, contra todo tipo
de desorden, pero tienen que ponerse de acuerdo
en el justo concepto de mortalidad, de política, de
religión. El justo humanismo integral, une.
Los estados llamados laicos, pueden llevar al
extremo su laicidad convirtiéndola en laicismo; o
el entendimiento entre poder civil y religión, puede
exagerarse hasta llegar, como en el pasado, a la
aparición de un césaropapismo o domino sobre la
Iglesia; o ala exagerada intervención de la Iglesia
en cosas que sean netamente del orden civil. Lleva
tiempo y esfuerzos continuar en la lucha por descubrir
los mejores criterios de las cosas, en cada uno de los
órdenes. La Iglesia no es una tecnocracia aplicada
a lo terreno y a lo de este mundo; y tampoco es un
poder espiritual tal, que tuviera que imponerse en
todo. El poder civil y el poder espiritual, cada uno es
supremo en su especie, pero tiene que alcanzarse
un nivel superior de entendimiento y armonía, entre
ambos, lo cual no se consigue de la noche a la
mañana. A veces pasan siglos para alcanzar una
mejoría. Y para esto hemos sido puestos en este
mundo, para continuar la lucha hasta el fin, en un
progreso indefinido de entendimiento en la verdad y
en el bien. Esto también es cultura.
El estado debe ser Siervo de la Nación, en expresión
de Morelos. Y el Papa debe ser siervo de los siervos
del “pueblo de Dios”. Los que enseñan errores
históricos o verdades a medidas, desintegran a la
Patria o al mundo entero, y desvían a los hombres de
su meta, total o parcialmente. Cayó el Comunismo,
cayó el Fascismo, cayeron los totalitarismos, muchas
ideologías han caído. Debe superarse el Capitalismo,
sin matar las partículas de verdad que pueda
encerrar.
La Iglesia no debe apoyar a ningún “partido político”
en concreto; debe ser “aparatidista”, pero debe
hacer la política del bien común, u pena de llevar a
la destrucción de elementos que integran la misma
naturaleza humana. No se puede construir, sobre
falsas naturalezas humanas, auténticas religiones,
Por esto toda religión verdadera debe defender la
mejor expresión o concepto de naturaleza humana,
para construir sobre ella la mejor religión; lo
sobrenatural se construye sobre lo natural.
Los liberales y los marxistas del XIX no son los
mismos exactamente, en todos los puntos, que los
liberales y marxistas del siglo XX y menos del siglo
XXI. Ahora hay menos deseos de luchas armadas y
mayor afán de caminar dentro de líneas democráticas
y de derecho nacional e internacional. Va creciendo
el respeto por los derechos humanos, aunque nadie
niega el peligro inclusive de confrontaciones atómicas
pero ha crecido la voluntad de evitarlas, y se cuenta
con mejores medios para conseguirlo. Todos tenemos
que ayudar a la paz del mundo, y este es el propósito
fundamental de la Organización de las Naciones
Unidas de la ONU.
11
Artículo
El hombre no puede vivir sin su cabeza directora, no
podemos vernos sin autoridad que aglutine en un
sentido constructivo a toda la sociedad, tanto en el
orden temporal como espiritual. “Hay que dar al César
lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.
En medio de todas las hazañas humanas auténticas,
se oculta entre bambalinas, otra hazaña misteriosa,
un dedo misterioso que indica el rumbo de los
acontecimientos. Tenemos que estar atentos para
descubrir los llamados “signos de los tiempos”…
El orden jurídico cae dentro de la esfera del orden
moral, porque el fin social está sometido, como
medio, al fin último y universal de los individuos.
En el caso concreto de México, históricamente se
puede demostrar que los Aztecas lo centraban todo
en torno a la religión y asimismo los españoles, que
vinieron a conquistar y colonizar nuestro territorio
mexicano, todo lo centraban en la religión. El México
Colonial nació de la fe de los reyes católicos y de la
fe de los primeros conquistadores. Es un hecho, y
contra los hechos no hay réplica. El cristianismo les
había penetrado lo más profundo de su ser, como al
pueblo mexicano a la Virgen de Guadalupe, en medio
de todas las vicisitudes de su historia; es otro hecho
notable, que abarca las multitudes, desde 1531 hasta
la fecha. Por mucho tiempo todo México se unificó
en una alma común, con la devoción a la Virgen de
Guadalupe, de la que se ha dicho, es la “Virgen que
forjó una Patria”.
La irreligiosidad es causa de gravísimos males para
la sociedad, como se puede confrontar allí donde se
trató de erradicar la religión o se quiso imponer la
anarquía.
Desde el año 1600 el Guadalupanismo, mediante
el arte y las letras, contribuyó a la formación de una
Conciencia Nacional Mexicana.
La Constitución Política de la Federación de los
Estados Unidos Mexicanos de 1824, decía: la Nación
Mexicana es libre e independiente, su soberanía
reside en la Nación. La religión de la Nación es y será
perpetuamente “la católica”. Era una convicción fuerte
y pensada.
Desde 1821 a 1857, México se vio envuelto
en una serie de turbulencias que llevaron a
la descomposición política, asedio de países
desde el exterior, confrontación religiosa entre
liberales y conservadores. Vieron la luz nuevas
12
constituciones políticas federalistas y centralistas.
Se daban elecciones con falta de transparencia.
Las instituciones políticas no funcionaron
realmente: los estados carecían de autonomía,
así como los ayuntamientos. El congreso estaba
sujeto al Ejecutivo. El poder Judicial respondía a
las consignas del Ejecutivo. Las elecciones eran
una farsa. No había universidades autónomas,
organizaciones sindicales, ni medios colectivos de
comunicación. El régimen porfirista fue autoritario,
dictatorial, burocrático, empresarial, pero luchó por
la pacificación, la modernización económica. Madero
luchó por el sufragio efectivo y la no reelección. La
Constitución de 1917 estableció “el republicanismo
demoliberal”, municipio libre, “sujeción de las Iglesias
al Estado”, anticlericalismo, derechos sociales
apoyando a los obreros y campesinos, y protección a
la propiedad nacional, estableció la educación laica.
Nacieron los partidos Liberal Constitucionalistas, el
Nacional Agrario, el Laborista Mexicano y el Nacional
Cooperativista. Calles creó el Partido Nacional
Revolucionario.
Sobrevino la Revolución Cristera, y Portes Gil
consiguió el arreglo religioso. Abelardo Rodríguez se
ocupó de lo administrativo. El Callismo tuvo el control
del congreso, de los estados y de los ayuntamientos.
El Partido Nacional Revolucionario y el Maximato
menguaron las instituciones representativas y
disminuyeron el alcance real de los comicios. Lázaro
Cárdenas realizó “la política de masas”, organizadas
para resplandor las acciones revolucionarias
Artículo
del Estado: se transformaron en el Partido de la
Revolución Mexicana, que dio mayor valor a la
conformación sectorial; dio a luz nuevas reglas
para la lucha de clases y la ordenación económica;
apoyó a los campesinos, obreros, petróleo,
Instituto Politécnico Nacional, sindicalismo, y al
Presidencialismo. Por entonces nació el Sinarquismo
y el Partido Acción Nacional (PAN). Todo esto
dio origen en medio de resistencias y luchas,
aun gobierno de conciliación, el de Manuel Ávila
Camacho, que dejó sentir y afinidad católica, e
incorporó a partidarios a partidarios de Andréu
Almazán a cargos públicos.
Con Miguel Alemán culminó la Reforma del Partido
Revolucionario Mexicano y se transformó en el
Partido Revolucionario Institucional (PRI), que refleja
el centrismo y el civilismo: expidió una nueva ley
electoral, avanzando moderadamente la política.
En los cuatro sexenios siguientes se propulsó
el desarrollo, y advino el estado bienhechor o
benefactor, con mejores servicios a la salud, la
seguridad social, los servidores públicos y a los
trabajadores sindicalizados, y el subsidio del consumo
de las clases pobres. Surgió el Momento Estudiantil
de 1968, democratizador.
De 1971 a 1980 se estuvo bajo el signo ominoso del
agotamiento, del modelo económico, lo cual produjo
el deterioro del sistema político. Se perdió el control
de la economía y se configuró la crisis más severa.
Aparecieron nuevos partidos políticos: voluntad
democrática, etc. Con Miguel de la Madrid se dio el
intervencionismo estatal, gasto público expansivo y
economía cerrada. Se montó el nuevo modelo en el
mayor juego de la libre empresa, la disciplina fiscal
y la eficiencia económica. Se alentó el pluralismo
político y una política electoral competitiva, que
terminó en 1988, con elecciones no transparentes. En
1989 se promulgó la nueva ley electoral, confirmada
en 1993. Se dio mayor apertura comercial dentro
de la Globalización Comercial del Mundo. Fue
promulgada la ley de asociaciones religiosas y de
este modo se facilitó la entrada de otras iglesias,
preponderantemente la protestante. Una décima parte
de la población de México se alejó del Catolicismo, e
hizo a un lado la devoción a la Virgen de Guadalupe.
La UNAM bajó el régimen de autonomía, se ha
venido fortaleciendo en México y en el mundo.
Surgieron multitud de nuevas universidades que se
las ha querido denominar “patito”. La verdad es que la
educación en México todavía tiene mucho camino por
recorrer.
Del liberalismo económico se pasó al capitalismo
financiero y al internacionalismo del capital. Se
estableció cada vez más la secularización de la vida,
e laicismo. Contamos ahora con un estado que tiende
a laicizarse aún más… La división real y eficaz de los
tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, tiende
a fortalecerse, pero quedan muchas lagunas por
colmar. No se ha podido ocultar la gran corrupción
reinante en el gobierno y en las empresas, así como
en las costumbres del pueblo en general, ni digamos,
en las policías. Somos uno de los países más
corruptos. La aprobada ley de la transparencia, tiene
camino por recorrer. Varias instituciones como el IFE,
el ISSTE, se han perfeccionado, pero todavía les falta
perfeccionarse, así como el Seguro Social y al mismo
Estado.
Desde Venustiano Carranza se había instituido
el divorcio, y ahora se lucha por acabar con la
penalización el aborto. Se ha admitido, por otra parte,
las asociaciones de convivencia entre homosexuales
y lesbianas, o sea, la familia ya desintegrada en
México. La Iglesia Católica se ha movido para
fortalecer la importantísima institución natural de la
familia, primera célula natural social, y ha anunciado
la organización de un Congreso Mundial en México
para el 2009.
El analfabetismo no ha desaparecido del todo en
México. Se ha tratado de implantar en las escuelas,
la Enciclomedia, y fundar nuevas y numerosas
bibliotecas escolares, la Magna “José Vasconcelos”.
En muchos renglones se han dado progresos a
medidas, pero esta vida es una lucha individual y
social.
La Iglesia Católica defiende para sus miembros,
inclusive religiosos propiamente tales y sacerdotes,
su realidad de ciudadanos mexicanos y su libertad de
opinión y de expresión.
El Tratado del Libre Comercio con Estados Unidos
y Canadá, así como el fenómeno de la migración,
necesitan ser reglamentados y actualizados, dentro
de la justicia humana, según los derechos humanos
fundamentales y en especial con el Derechos al
Trabajo.
Continuará...
13
CULTURA Y ARTE
La Virgen del
Rosario, señora
de la Orden de
Predicadores
Alma Olguín Castro
Investigadora del Museo de la Basílica de Guadalupe
CRISTÓBAL DE VILLALPANDO
Virgen del Rosario
Siglo XVII
Óleo sobre tela
198 x 158 cm.
E
n el proceso de evangelización de la Nueva
España, fueron dos las ordenes religiosas
que desempeñaron un papel protagónico
en la conversión de los naturales de estas tierras,
testimonio de ello son la gran cantidad de templos
consagrados a sus santos y la popularidad de
éstos en el centro de nuestro país: san Francisco
de Asís y santo Domingo de Guzmán, este ultimo
santo fundador de la Orden de los Predicadores,
mejor conocida como los dominicos.
Domingo de Guzmán nació en Careluega,
España y según su biografía desde joven fue un
apasionado por el estudio. Destacan también los
pasajes en los que con su predica convertía a los
14
herejes al catolicismo. De ahí se desprende que la
orden por él fundada sea conocida como la de los
predicadores, pues así lo pidió al Papa Inocencio
cuando se presentó ante él en la ciudad de Letrán,
solicitando la aprobación de su Regla.
Al inicio, el Papa se mostró dudoso. No obstante
tras un sueño en el que miraba cómo se
desmoronaba la iglesia de Letrán y era Domingo
quien acudía “corriendo, apoyaba sus espaldas
contra los muros, aguantaba con sus hombros
la inclinación de las paredes, y evitaba el
derrumbamiento del edificio”,1 aprobó la regla a
seguir por la Orden de Predicadores, confirmada en
1216 por el Papa Honorio.
Cultura y arte
Al inicio su labor evangelizadora se limitaba a la
provincia de Tolosa. No obstante tras una visión
que tuvo cuando estaba en Roma orando en la
iglesia de San Pedro, en la que éste y san Pablo
al unísono le dijeron: “ve por el mundo y predica,
porque has sido elegido por Dios para ejercer
este ministerio”2, el desempeño de la Orden de
los Predicadores se extendió a otras provincias
españolas y ciudades europeas. Esta situación
cobra sentido a la luz de los acontecimientos
históricos, pues la Iglesia católica tenía que hacer
frente a los embates heréticos que cobraban fuerza
por toda Europa.
Ante este panorama, la orden de santo Domingo y
la de san Francisco de Asís fueron una herramienta
más que útil en contra de la herejía del siglo XIII.
Y fue precisamente la experiencia evangelizadora,
la tradición y el rigor de estas órdenes religiosas lo
que las convirtió en pioneras y protagonistas en el
proceso de evangelización de tierras americanas.
Una considerable cantidad de obra pictórica con
temas franciscanos y dominicos, como la pieza que
ahora se comenta, son testimonio de la influencia e
importancia que tuvieron estos grupos religiosos en
la Nueva España.
Un pasaje de la vida de santo Domingo de Guzmán
frecuentemente representado en la pintura por los
artífices virreinales, es el que en esta ocasión se
presenta con el título de La Virgen del Rosario, que
se exhibe en la sala de advocaciones marianas del
Museo de la Basílica de Guadalupe como parte de
su exposición permanente.
Esta pieza fue realizada por uno de los pintores
barrocos novohispanos que gracias al cuidado de
su técnica pictórica alcanzó gran trascendencia:
Cristóbal de Villalpando. Lienzo de reciente
adquisición y anteriormente publicado en estudios
realizados sobre la vida y obra de este destacado
pintor, en el centro de la composición se mira
a la Virgen del Rosario portando una corona y
vistiendo túnica talar en color rosado y manto azul,
reposando sus pies sobre una peana de rostros
alados. Es rodeada por una corte angelical, en
donde se aprecian las transparencias empleadas
por el pintor para representar la naturaleza etérea
de estos seres. Con su brazo derecho carga al
Niño Dios, quien se encuentra ataviado igual que
su madre. El Niño entrega a Santa Catalina de
Siena el rosario.
La santa viste hábito dominico, lleva una corona
de espinas y en la mano, una azucena símbolo de
pureza. Con el brazo izquierdo María entrega a
Santo Domingo el objeto sacramental característico
de la orden por él fundada: el rosario.
Según la tradición –promovida hacia finales
del siglo XV por el dominico Alain de la Roche
este importante acontecimiento ocurrió mientras
“oraba un día, santo Domingo en la capilla de
Nuestra Señora de la Povilla, cuando se le
apareció la Virgen María radiante de hermosura, y
enseñándole el rosario le exhortó a propagar esta
devoción, como corona de rosas y flores místicas
tejida devotamente en loor y culto de la Virgen sin
mancilla”.3
Mientras hacía entrega de éste, María pronunciaba
el rezo que acompaña a esta práctica devocional,
misma que alcanzó gran difusión en Europa y
territorios ultramarinos del imperio español. La
Virgen del Rosario tuvo también implicaciones
políticas para la corona española, pues era
invocada en conflictos bélicos importantes –como
la batalla de Lepanto en 1571– y a ella confiaban
la conversión de los pueblos gentiles, como los de
América.4 En el lienzo del siglo XVII que aquí se
comenta, santo Domingo recibe de manos de la
Virgen, el rosario. El fundador dominico porta el
hábito característico de su orden en color blanco y
negro.
En su frente: una estrella, uno de los elementos
iconográficos de este santo, a decir de la tradición,
presagiado por su madre, al igual que el perro
con la tea encendida en sus fauces, también
representado en la obra de Villalpando a los pies
del padre fundador. Según sus biógrafos, estando
la madre de Domingo embarazada, tuvo un sueño
en el que su hijo nacería con una estrella en la
frente. En otra ocasión soñó que de su vientre, en
lugar de un niño salía un perro con una antorcha
encendida en el hocico.
15
Cultura
Cultura yy arte
arte
La interpretación de estos sueños fue que su hijo
sería el encargado de promover por el mundo
–representado en este lienzo por la esfera, el
Orbis Terrarum- la luz de la palabra y enseñanzas
del Señor, labor que desempeñaría con la lealtad
y la fiereza característica de un can. Del latín
dominis canis hay quien hace derivar la palabra
“dominicos”, haciendo alusión a los perros y en
efecto, la labor de la Orden de Predicadores ha
destacado en la historia por su rigor en el combate
de las herejías y el desempeño en el proceso de
evangelización en americana.
16
NOTAS
M. Santiago de la Vorágine, La leyenda dorada, Madrid: Alianza,
1996, t. I, p. 443.
2
Id.
3
Vicente de la Fuente , Vida de la Virgen María. Con historia de
su culto en España, Barcelona: Montaner y Simón, 1897, tomo
II, p. 181, apud Martha Reta “Nuestra Señora del Rosario”, p.
150 en Jaime Cuadriello et al., Zodíaco mariano. 350 años de la
declaración pontificia de María de Guadalupe como patrona de
México, México: Museo de la Basílica de Guadalupe, 2004.
4
Id.
1
PASTORAL
Nuestra conversión
pastoral que
proclama con
alegría:
!Resucitó, el Señor!
!Aleluya, Aleluya!
Mons. Jorge Palencia Ramírez de Arellano
Vicerrector y Coordinador General de la Pastoral del Santuario
¡
Aleluya, aleluya!, éste es el grito que, desde
hace veinte siglos, proclaman hoy los cristianos,
un grito que traspasa los siglos y cruza
continentes y fronteras. Alegría, porque Él resucitó.
Alegría para los niños que acaban de asomarse
a la vida y para los ancianos que se preguntan a
dónde van sus años; alegría para los que rezan en
la paz de las hospitales y para los que cantan en
las playas y centros de descanso; alegría para los
enfermos y solitarios que consumen su vida en el
silencio y para los que gritan su gozo en el bullicio
de la ciudad.
Como el sol se levanta sobre el mar victorioso,
así Cristo se alza encima de la muerte. Como se
abren las flores aunque nadie las vea, así resucita
Cristo para los que le aman. Y su resurrección es
un anuncio de mil resurrecciones: la del recién
nacido que ahora recibe las aguas del bautismo, la
de los dos muchachos que sueñan el amor, la del
joven que suda y se desgata trabajando, la de ese
matrimonio que comienza estos días la estupenda
aventura de querer y quererse, y la de esa pareja
que se ha querido tantos años que ya no necesita
palabras ni promesas. Sí, resucitarán todos, incluso
los que viven hundidos en el llanto, los que ya nada
esperan porque lo han visto todo, los que viven
envueltos en violencia y odio y los que de la muerte
hicieron un oficio sonriente y normal.
No llores a tus muertos como los que no creen,
ellos ya viven en Cristo. Tu acércate al pan
eucarístico, que en el altar anuncia el banquete
infinito, a este pan que es promesa de una vida
más larga, a este pan que nos anuncia una vida
más honda. El que resucitó volverá, nos llevará
sobre sus hombros como un padre querido como
una madre tierna que no deja a los suyos.
17
Pastoral
Recuerda: no nos han dejado solos en un mundo
sin rumbo. Hay un sol en el cielo y hay un sol en
las almas, Cristo a vencido a la muerte, Aleluya,
aleluya.
todas horas. Miedo a que la fe se vaya avenir abajo
un día de éstos; miedo a que Dios abandone a
su Iglesia; miedo al fin del mundo llegue cuando
menos lo esperemos. Miedo, miedo.
¡No tengás miedo!
Lo malo del miedo es que inmoviliza a quien
lo tiene. Quién está poseído por el miedo está
derrotado antes de que comience la batalla. Los
que tienen miedo pierden la ocasión de vivir. Por
eso el primer mensaje que Cristo trae en Pascua
es éste que tanto gusta repetir al Papa Juan Pablo
II: “No temáis, salid de las cuevas del miedo en
las que vivís encerrados, atreveos a vivir, a crecer,
a amar. Si alguien os dice que Dios es el juez
justiciero no le creáis. El Dios revelado, el Dios
que conocimos en Jesucristo, el Dios de la vida
y la alegría. Y empezó por gritarnos con toda su
existencia: No temáis, no tengáis miedo”.
Abandonemos en este tiempo pascual el miedo y
el llanto, no continuemos viviendo como los que no
tienen esperanza. Jesús no dejará a los suyos en la
región de la muerte. Su resurrección fue la primera
de todas. Él es el Buen Pastor que va delante de
nosotros, nos conduce a los verdes prados de la
resurrección y la vida.
No tengamos miedo.Ésta es la idea que más se
repite en las lecturas que se hacen en las iglesias
en tiempo pascual. Cuando Jesús se aparece a
los suyos, lo primero que hace es tranquilizarles,
curarles su angustia. Y les repite constantemente
ese consejo: ¡No tengan miedo, no teman, soy yo!
Y es que los apóstoles no terminaban de digerir
aquello de que Jesús hubiera resucitado. Eran
como nosotros, tan pesimistas que no podían ni
siquiera concebir que aquella historia terminase
bien.
Nuestro Jardín Interior, nuestra Pascua.
El espíritu humano es como un jardín en primavera.
Si ha de crecer, debe prepararse. El espíritu
humano ha de abrirse para que Dios pueda trabajar
en él. Nuestras mentes y corazones deben estar
abiertos para recibir la abundante vida que Dios
nos ofrece constantemente.
Cuando el Viernes Santo condujeron a Jesús a la
cruz, esto sí lo entendían. Y se decían los unos
a los otros: ¡Ya lo había dicho yo! ¡Esto no podía
acabar bien! ¡Jesús se estaba comprometiendo
demasiado! Y casi se alegraban un poco de haber
acertado en sus profecías catastróficas. Pero lo de
la resurrección, esto no entraba en sus cálculos. Lo
lógico, pensaban, es que en este mundo las cosas
terminen mal. Y, por eso, cuando Jesús se les
aparecía, en lugar de estallar de alegría, seguían
dominados por el miedo y se ponían a pensar que
se trataba de un fantasma.
A los cristianos de hoy nos pasa lo mismo, o algo
parecido. No hay quien nos convenza de que Dios
es buena persona, de que nos ama, de que nos
tiene preparada una gran felicidad interminable.
Nos encanta vivir en las dudas, temer, no estar
seguros. No nos cabe en la cabeza que Dios sea
mejor y más fuerte que nosotros. Y seguimos
viviendo en el miedo. Un miedo que sentimos a
18
Correggio
Noli Me Tangere
c. 1525
Museo del Prado, Madrid
Pastoral
Esta apertura está en el corazón de la Pascua.
Empieza con una tumba abierta. Al lado hay un
ángel mensajero de Dios pidiendo a las mujeres
que se abran, animándolas a que no se asusten.
Escuchan un mensaje: “No está aquí, ha
resucitado” (Mt 28,6). Mientras sus mentes y
sus corazones luchan por aceptar esta tremenda
sorpresa, son como jardines preparados para
el riego. Las mujeres abren su corazón al gran
anuncio, reciben las palabras de la resurrección
como tierra reseca y corren a compartir la
maravillosa noticia con los discípulos.
No todos los que caminaron con Jesús están
preparados para recibir la increíble noticia. La
tierra de sus corazones no era receptiva. San
Marcos escribe que Jesús primero se aparece a
María Magdalena y la envía a decírselo a los otros
discípulos. “Ellos cuando oyeron que vivía, y que
había sido visto por ella, no lo creyeron” (Mc 16,11).
También nos dice que Jesús los reprendió por su
falta de apertura: “Finalmente se apareció a los
once cuando estaban sentados a la mesa, y les
reprochó su incredulidad y dureza de corazón,
porque no habían creído a los que le habían visto
resucitado” (Mc 16, 14-15).
Conocemos la historia de Tomás, que rechazó
abrirse a la verdad hasta que tuvo la evidencia
ante sus ojos y en sus manos. Con profundo amor,
Jesús retó la resistencia de Tomás invitándole a
tocar sus heridas. Tomás, dice Jesús, no te cierres,
cree, permanece abierto, recibe la verdad. Incluso
María Magdalena, que buscaba a Jesús en el
jardín, tiene que dejar de lado la idea que se había
hecho sobre quién era Jesús.
Vio a Jesús pero no le reconoció porque tenía su
vieja imagen en su mente. María no podía ver más
allá hasta que Jesús la llama por su nombre y la
abrió a su presencia resucitada. Sin embargo, otra
historia pascual nos dice que Jesús se apareció a
dos discípulos en el camino di Emaús, pero no lo
reconocieron.
Estaban demasiado sumidos en el dolor y en sus
esperanzas frustradas de lo que pensaban que
Jesús haría por ellos y por el mundo: “Nosotros
esperábamos que sería el que iba a redimir
a Israel” (Lc 24,21). Acontecimientos que no
sucedieron como ellos pensaban. “Estaban tristes”
(Lc 24,17). Jesús se les apareció y empezó
a hacerles preguntas. Gradualmente fueron
abandonando sus ideas preconcebidas. San
Lucas nos cuenta que después de que Jesús les
explicó las Escrituras y partió el pan con ellos, “se
les abrieron los ojos y le reconocieron” (Lc 24,31).
Sus espíritus fueron regados con su presencia
amorosa. Por su dolor y pena, les resultaba difícil
creer en la historia de la Pascua.
Lo mismo nos puede ocurrir a nosotros cuando
experimentamos situaciones de egolatría y
cerrazón. Podemos hacer juicios sobre nuestras
vidas y la de la gente y situaciones de alrededor.
También podemos tener ideas preconcebidas sobre
cómo deberían suceder las cosas.
Puede ser un reto aceptar el cambio y nuevas
actitudes en amigos, cónyuges, colegas, clientes,
hijos o alumnos. Podemos esperar el cambio, pero,
cuando sucede, dudamos o incluso rehusamos
aceptarlo.
Puede ser tan simple como cuestionar las
motivaciones que hay detrás de la bondad o la
preocupación expresada, o tan complejo como
intentar confiar en la recuperación de alguien que
se está rehabilitando de una adicción.
La incapacidad para estar abiertos al cambio y
sorprendernos está en todas partes. He notado
en el ambiente de Pastoral de la Iglesia surge
violentamente la oposición directa a expresar la
fe en la historia de cambio y transformación de la
Resurrección.
Algunos agente de pastoral, inclusive sacerdotes,
se encierran en las expectativas de lo que debería
ser. Otros se ponen ansiosos y se enfadan porque
un nuevo párroco hace las cosas de manera
diferente.
Por otra parte, algunos sacerdotes se refieren
siempre a donde estuvieron antes y a cómo se
hacían allí las cosas. Están lejos de las actitudes
de la gente de la Resurrección abierta al riego por
la gracia sorpresiva de Dios.
19
Pastoral
Cuantas veces quienes tenemos responsabilidades
pastorales en la Iglesia, tenemos miedo si nos
abrimos a una nueva idea, persona o perspectiva
nueva, podemos resultar heridos, parecer locos,
incoherentes o incompetentes. ¿Qué sucede
cuando un pastor, un párroco abre sus emociones
y se permite llorar delante de otros? ¿Quién apoya
al maestro que mantiene una postura de constante
compasión y paciencia con un estudiante rebelde
que molesta en clase? ¿Cómo acercarnos a los
alejados del Evangelio respecto a quienes somos o
podemos llegar a ser. Dudamos de nuestra propia
habilidad para “resucitar de la muerte, de nuestro
pasado”.
Nos cerramos a la posibilidad de crecer más
allá de las cadenas que nos atan o de la historia
personal que nos ha hecho daño. Nos cerramos a
la posibilidad de que nuestros jardines interiores
tienen grandes potenciales para crecer si su
tierra es removida y replantada con esperanza y
confianza.
Nada impide más la conversión pastoral que una
mente y un corazón cerrados. El cambio no puede
tener lugar si nos agarramos a lo que pensamos.
Cuando nuestra seguridad está en juego, nos
retiramos o luchamos en lugar de escuchar,
pensar o rezar, y hablar sobre el reto que tenemos
delante de nosotros... Necesitamos abandonar las
preguntas temerosas: ¿Si me abro, seré escuchado
y aceptado?, ¿me dejarán sólo y secarme sin
remedio?, ¿quedaré vació y desierto?, Parece
difícil dejar nuestra inseguridad. Estamos llamados
a esperar, a cree con todo nuestro corazón que el
crecimiento vendrá. Necesitamos recordar que Dios
está con nosotros, regando esta Pascua, nuestros
jardines interiores. No nos ahogaremos ni nos
secaremos. Sólo debemos esperar, con corazón
y pensamiento abiertos. Las lluvias vendrán y
cuando vengan, cantarán en nuestros corazones
Fra Angelico
Noli Me Tangere
1440-41
Fresco, 180 x 146 cm
Convento de San Marco, Florencia
20
el aleluya pascual. Cuando leemos las historias de
la resurrección escuchamos a Dios llamándonos a
abrirnos de la misma manera que la tierra seca lo
hace a las lluvias. Escuchemos a Dios:
· Abre tu mente y tu corazón.
· Abandona tus fuertes expectativas.
· Arroja las armas de tu violencia interior.
· Deja atrás tus ideas fijas.
· Vuelve de tus preocupaciones de invierno.
· Abandona tus miedos ofensivos.
· Disponte a sentirte inseguro por un instante.
· Permite que la sorpresa sorprenda tu corazón.
Entones la Pascua será apertura, Dios mimando
el crecimiento de la tierra de nuestro jardín interior.
Dios riega el jardín de nuestra tierra. ¿Estamos
dispuestos y abiertos a recibir las semillas de la
gracia pascual? ¿Crecerán los tiernos y verdes
vástagos divinos de nuestra conversión pastoral,
en nuestro jardín interior esta Pascua?
CONOCIÉNDONOS
Foto: Comunicación Social INBG
Hijas de María
Inmaculada de Guadalupe
Colegio Tepeyac
Mexicano
“La educación consiste principalmente
en la formación del corazón”
Lic. Samuel Homero Jiménez Hernández
R. M. María Sara Bartolo Escobedo, H. M. I. G.
La congregación surge en momentos de gran
conmoción en la vida de México, sin embargo, el
arrojo y fortaleza característicos de José Antonio
le impulsaron a conformarla. Llegó al fin el tan
deseado 2 de febrero de 1878 en que se fundaría
la primera congregación religiosa mexicana,
pronunciando sus primeros votos religiosos en el
santuario de la Virgen de la Esperanza en Jacona,
Michoacán.
En 1885, cambia el nombre de la congregación
de Hijas de María Inmaculada, por el de Hijas de
María Inmaculada de Guadalupe, en honor de
la santísima Virgen de Guadalupe. El fundador
de esta familia religiosa fue el XVI Abad de la
Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe,
además, promotor de la coronación del Sagrado
Original de nuestra Señora de Guadalupe el año
de 1885, mismo año en que la santísima Virgen de
Guadalupe fue constituida patrona principal de la
Ccongregación.
La participación de estas hermanas en la Basílica
de Guadalupe se verifica activamente cada
mañana, a muy temprana hora las vemos arribar
al Santuario donde participan de la Eucaristía de
las seis de la mañana. Dentro de la celebración
se destaca su devota participación, así como su
presencia en la proclamación de la Palabra de Dios
y en la distribución de la sagrada Eucaristía.
Foto: Comunicación Social INBG
L
a Congregación de Religiosas Hijas de María
Inmaculada de Guadalupe fue fundada por
el Siervo de Dios José Antonio Plancarte y
Labastida. Tiene como carisma seguir a Cristo
Jesús, apóstol del Padre a ejemplo de María
Inmaculada de Guadalupe, que ayuda con su
presencia a estas hermanas, a ser apóstoles de
Cristo. Tienen como espíritu característico ser
cristo-céntricas, mariano guadalupanas. Su lema:
valor y confianza.
21
Conociéndonos
Su misión en la Iglesia consiste en la misma de los
apóstoles: enseñar a conocer y amar a Jesucristo,
según los ideales del P. José Antonio Plancarte.
Etapas de formación:
Aspirantado: Primera etapa de formación, la cual
dura de año.
Postulantado: Segunda etapa de formación, la
cual dura un año.
Noviciado: Tercera etapa de formación que tiene
una duración de dos años.
Juniorado: Esta etapa de formación es después
de la profesión que dura cinco años.
E
l Colegio fue fundado el año 1917 con el
nombre de Nuestra Señora de Guadalupe. Se
localizaba en la calle de Buenavista No. 4 (hoy
Museo de la misma) y casa en donde vivió el padre
fundador de esta congregación, decimosexto Abad de
Guadalupe.
El atrio de la Basílica iba a ser ampliado, por lo que
se pidió el desalojo del lugar, trasladándose las
religiosas a la calle de Unión y el colegio a la calle de
Arica, en la misma colonia con el nombre de “Tepeyac
Mexicano”, dándole este nombre por encontrarse muy
cerca del cerro del Tepeyac; se le agregó la palabra
Mexicano, para distinguirlo de otro colegio que lleva
el nombre de “Tepeyac”.
Personajes importantes de la fundación del colegio
Tepeyac Mexicano fueron:
Madre Guadalupe Castro, M. Ana Ma. Encino, Madre
Ma. del Carmen Paulín, Madre Francisca Marín,
Madre Teresa Velásquez, M. Concepción Rodríguez,
Madre Aurora Castillo Millán.
22
Como todo Colegio Guadalupano Plancartino sus
principios fundamentales son:
Ser una escuela católica que pondera los valores
morales y religiosos, donde la dignidad humana, el
bien común, la justicia social y el amor son la base.
Privilegia la educación del corazón, es decir, la
formación de la voluntad, entendida hoy como
inteligencia emocional.
Educa al ser humano como una persona en
comunidad, hacia la trascendencia.
Una palabra del fundador:
La Educación de la juventud, es lo que más ama mi
corazón, lo único que ambiciono y para lo que vivo.
Foto: Comunicación Social INBG
Foto: Comunicación Social INBG
Fundación del Colegio Tepeyac Mexicano
CRÓNICA GUADALUPANA
Visita la Basílica
la Señora Hillary
Clinton
Foto: Comunicación Social INBG
Lic. Marcela Vallecillo Gómez
Comunicación Social de la INBG
E
n el marco de su visita oficial a México, la
Secretaria de Estado Norteamericana, Hillary
Clinton, visitó la Basílica de Guadalupe el
pasado jueves 26 de marzo.
Alrededor de las 8:15 horas, arribó al santuario,
donde fue recibida por Monseñor Diego Monroy
Ponce, Vicario General y Episcopal de Guadalupe
y Rector del Santuario.
En un recorrido breve, Mons. Diego Monroy,
explicó a la Señora Hillary, el Acontecimiento
Guadalupano, y el significado del códice plasmado
en el Ayate de San Juan Diego Cuauhtlatoatzin.
El Rector impartió su bendición a la Señora Clinton,
quien dejó un ramo de rosas blancas a la Virgen
Morena y posteriormente firmó el libro de visitantes
distinguidos, donde anotó: “Que este hermoso
templo dedicado a la Madre de Cristo, continúe
inspirando esperanza, fe y armonía, en todas las
gentes de las Américas”.
La Secretaria de Estado Norteamericana se
mantuvo atenta a la explicación del Rector y
manifestó su alegría de conocer la Maravilla de
América: Santa María de Guadalupe.
Mons. Diego Monroy, obsequió a la Secretaria
de Estado norteamericana, una imagen de
Santa María de Guadalupe de 30 centímetros,
enmarcada, y una medalla de plata.
23
Crónica Guadalupana
Finalmente la Secretaria de Estado pasó a
depositar una veladora en el quemador de
veladoras del santuario, y se despidió alrededor de
las 8:45 horas.
El mensaje de Santa María de Guadalupe, es
universal, concluyó.
Foto: Comunicación Social INBG
Al término de la visita y a solicitud de los medios de
comunicación, Monseñor Diego Monroy, señaló que
la Señora Clinton mostró su asombro al conocer el
Sagrado Original de Santa María de Guadalupe,
por su significado y conservación. Destacó que
el centro del mensaje guadalupano es el amor de
Cristo, mismo que compartimos con los cristianos
de las diferentes Iglesias, y con las mujeres y los
hombres de todas las culturas y creencias.
DESPIDEN AL RATÓN MACIAS EN LA BASÍLICA DE GUADALUPE
TITULO MUNDIAL DE PESO GALLO
“Todo se lo debo a mi manager y a la Virgencita de Guadalupe”
Alrededor de las 12:00 horas del martes 24 de
marzo, llegó el féretro en la carroza que portaba
al frente el cinturón del título mundial, para la misa
exequial de cuerpo presente del campeón de
boxeo. En las puertas monumentales, lo recibió
Monseñor Diego Monroy Ponce, Rector del
Santuario, y lo condujo por la parte central hasta
llegar al pie del Altar, para, una vez ahí, ofrecer la
Eucaristía por Don Raúl.
24
Foto: Comunicación Social INBG
Fiel a la devoción que mantuvo en vida por Santa
María de Guadalupe el legendario boxeador
mexicano, Raúl “Ratón” Macías, llegó a la Basílica
de Guadalupe acompañado de sus familiares y de
cientos de aficionados que siguieron y admiraron
su carrera deportiva.
Crónica Guadalupana
y Arturo, y los hermanos del “Ratón”: Salvador,
Alejandro, María de Jesús, María del Carmen,
Antonio y Soledad. La misa concluyó alrededor
de la una de la tarde; salió el féretro de la Basílica
escoltado por sus compañeros del boxeo, cruzó
el atrio en medio de vivas de los aficionados, para
seguir su camino, acompañado de sus familiares,
rumbo a su morada final.
Recordó a los familiares la fuerza de consuelo
de la Palabra de Dios. “El dolor y la pena que
son fuertes, quedan iluminados por la Palabra
de Dios (…) No existe una parte del evangelio
donde Jesús no esté al lado del pueblo, de sus
amigos, de los pobres, de los enfermos, de los
que sufren (…) porque con ellos quiere compartir
sus preocupaciones y penas, sus inquietudes, sus
esperanzas. Jesús siempre es motivo de consuelo
y de ayuda”. Ahí estaban presentes la esposa
del boxeador Yolanda Calderón, sus hijos Lupita
Foto: Comunicación Social INBG
Durante la misa, en la cual permanecieron
haciendo guardia notables personajes del mundo
del boxeo, Monseñor Diego Monroy resaltó la
carrera del boxeador y su devoción por la Virgen
Morena. Recordó la conocida frase del “Ratón”
Macías: “Todo se lo debo a mi manager y a la
Virgen de Guadalupe”. “Por eso está aquí el
‘Ratón’ Macías que ya ha conquistado el triunfo
definitivo en el reino de los cielos, en la Casa del
Padre”, dijo Monseñor. “Todos vamos hacia allá.
También a nosotros en algún momento nos sonará
la campana para ir a la casa definitiva, a la casa del
Padre”.
Foto: Comunicación Social INBG
Descanse en paz el campeón.
25
PEREGRINACIONES
Peregrinación
de la Asociación
Luz de Vida A.C.
María Guadalupe Bustamante Rosas
Comunicación Social de la INBG
E
l próximo 28 de abril, la agrupación de
padres de familia pro ayuda a niños con
cáncer, que forma parte de la Asociación
Luz de Vida A.C. concurrirán a la misa a las dos
de la tarde con motivo de su peregrinación anual.
Asistirán niños y niñas acompañados de sus
padres y de personal especializado que los asisten
en su tratamiento diario.
Como asociación, pedirán a la Dulce Señora
del Cielo, Santa María de Guadalupe la fuerza y
entereza para seguir afrontando los contratiempos
de los niños y padres de familia que se presentan a
causa de esta enfermedad. Además, las personas
encargadas de sus tratamientos le consagrarán a
Ella su trabajo, ya que en ocasiones se enfrentas
con situaciones difíciles en la salud de sus
pacientes.
“Luz de Vida” es una asociación creada por padres
de niños con cáncer, padres que se conocieron en
1996, en la sala de quimioterapia de un hospital
infantil y se atrevieron a soñar con una mejor
calidad de vida para los niños enfermos de escasos
recursos.
Así nace “Luz de Vida”, consolidándose como
Asociación Civil en 1998, con un objetivo muy
claro: ayudar a cubrir los costosos tratamientos
26
oncológicos de los niños con cáncer –sin seguridad
social y atendidos en hospitales e institutos de la
Secretaría de Salud– y a su vez, brindar asistencia
integral a la familia que atraviesa tan difícil
situación.
Esta asociación nace de la necesidad de ayudar.
Por ello, es la única asociación en México que
acoge y asiste a niños con cáncer sin importar
su pronóstico, porque todos los niños merecen la
misma oportunidad de vida.
El número de niños asistidos por “Luz de
Vida” desde julio de 1998 a agosto de 2008 es
de aproximadamente unos mil 500 de todo el
país, que han recibido ayuda de forma única o
permanente en rubros tales como: medicamentos
oncológicos y periféricos; apoyo asistencial con
equipo biomédico; gastos de hospitalización;
estudios especiales; complementos alimenticios,
pasajes y gastos funerarios.
Cabe mencionar que la ayuda integral que
se brinda a los niños también involucra a sus
familias. Ya durante el tiempo que están inscritos
es la asociación se les reparten despensas,
ropa, zapatos, juguetes para los pacientes y sus
hermanitos, y como familia participan en muchos
de los eventos que se organizan durante el año.
Peregrinaciones
Foto: Comunicación Social INBG
Industrias y empresas,
peregrinan a la
Basílica de Santa
María de Guadalupe
María Guadalupe Bustamante Rosas
Comunicación Social de la INBG
D
urante el mes de abril se congregarán
en esta Casa Regia peregrinaciones de
industrias y empresas con el firme propósito
de brindarle un homenaje a la Santísima Virgen
de Guadalupe por el gran amor que le tienen y
aprovechar para agradecerle por el trabajo que
desarrollan día con día; sobre todo en este tiempo
en el que conseguir trabajo es complicado y hay
que cuidar el que se tiene.
El día 5 de abril a las tres de la tarde celebrará su
peregrinación XXIV Acero Industrial de Tlalnepantla
S.A. de C.V. Asistirán 200 participantes a este acto
religioso. El ramo de esta industria es la compraventa de acero para su fundición y su entrega a
las industrias que requieren de este metal para la
fabricación de piezas tanto para el uso en el hogar
como para las empresas.
El día 18, Fuerza Hidráulica S.A. de C.V. asistirá
a la misa de su primera peregrinación formal
que tendrá verificativo a las 7:45 de la mañana.
Anteriormente, desde hace 6 años se congregaban
en el interior de Basílica y escuchaban misa. Ahora
es el primer año que la reservan. Tienen el firme
propósito de acudir año con año, para agradecerle
a la Virgen de Guadalupe las bendiciones
recibidas. Su caminar hacia este templo mariano
iniciara en sus instalaciones que se encuentran en
Toluca, Estado de México.
Esta industria fabrica equipos de bombeo, bombas
sumergibles para agua limpia y lodo, bombas
centrífugas para pozos profundos y bombas de
bombeo para introducción en el drenaje profundo y
la extracción de aguas negras.
27
Peregrinaciones
También este día la Empresa SPEXTEC –Soluciones
Profesionales Empresariales por Expertos en
Tecnología– celebrará su V peregrinación a los
pies de Santa María de Guadalupe. Portarán como
ofrenda una portada de flores con la Imagen de la
Virgen de Guadalupe la cual contendrá el nombre de
la empresa y el número de peregrinación.
Esta empresa se dedica a la instalación tecnológica
de redes de datos, redes de voz, cableado
estructurado, seguridad informática y todo lo que lo
que se refiere a asesoría tecnológica.
Y finalmente el día 20 de abril, Grupo Industrial
Ubeida cumplirá su LXX años de peregrinación.
Se congregarán 400 personas entre trabajadores,
familiares y amigos. Llevarán como ofrenda un
arreglo floral que entregarán en el momento del
ofertorio. Y darán gracias por todas aquellas personas
que han participado de alguna manera a lo largo de
estos años en este acto tan significativo e importante.
Esta industria comprende tres ramos, que son el
farmacéutico, el de los plásticos y el de la elaboración
de relojes.
Estas peregrinaciones se darán cita en la ya
tradicional ex Glorieta de Peralvillo – excepto la
empresa Fuerza Hidráulica que caminará desde su
lugar de origen– donde comienzan su andar hacia
la Basílica de Santa María de Guadalupe para
Celebración Eucarística. ¡Sean Bienvenidos!
XIII Peregrinación de Confecciones
Davane
D
esde hace 12 años los trabajadores y
trabajadoras de la empresa Confecciones
Davane se hacen presentes en la Basílica de
Guadalupe para agradecerle fervorosamente todos
aquellos beneficios recibidos durante un año: la salud
corporal y espiritual, la convivencia y unidad de la
familia, la oportunidad de contar con un empleo, pero
también para prosternarse ante la Muchachita y poner a
sus pies los momentos de desesperanza y desconsuelo
que se presentan.
Confecciones Davane cumplen un año más de vida y
productividad y lo celebrarán con una misa el 25 de
abril que iniciará en punto de las 10 de la mañana,
Entregarán en el momento del ofertorio un arreglo
floral, momento en el que pedirán por sus intenciones
personales.
28
Esta maquiladora confecciona ropa para dama, también
la diseña y distribuye para su comercialización.
TONANTZIN GUADALUPE
Foto: Pastoral Indígena INBG
El sentido del sacrificio
Pbro. Juan Ortiz Magos
Sec. Ejec. de la Comisión de Pastoral Indígena de la
Arquidiócesis de México, Encargado de la Pastoral
Indígena en la Basílica de Guadalupe
E
l término sacrificio viene del latín “sacrum
facere” “hacer sagrado” y hace referencia a
alguien o algo que se dispone al ámbito de lo
sagrado. El sentido del sacrificio es la pertenencia
total del ser humano a su origen divino y cuando este
hecho se abre al amor, es cuando se encuentra el
verdadero sentido del sacrificio.
Nuestra nación mexicana está conformada por
mujeres y hombres profundamente religiosos,
ya desde la época prehispánica se practicaba el
sacrificio como una manera de relacionarse con Dios.
Entre las comunidades indígenas existe todavía hasta
nuestros días el Tlamatini (anciano, sabio, conocedor
de las cosas, persona letrada) y es quien se ocupa
día y noche “…de las espinas para sangrarse”1,
es decir aquella persona que ha tenido toda una
experiencia de vida, que ha puesto su persona al
servicio de sus semejantes.
Desde antes de la llegada de los españoles a
nuestras tierras, una de las tradiciones, que se tiene
en la “Leyenda de los soles”, sobre la creación del
hombre y la mujer es que Quetzalcóatl bajó al Mictlan
(Lugar de los muertos) para pedir los huesos2 del
hombre y la mujer, y con su sangre dio la vida a
estos huesos y así todos los hombres se sienten
merecedores de la penitencia; entendiendo una
relación del hombre con lo sagrado.
En los pueblos indígenas se usa el término huentzintli
para designar la ofrenda, o huenchihua que significa
hacer una ofrenda y desde la época prehispánica
el hombre se sangraba tres veces al día, una al
amanecer, otra al mediodía y otra al atardecer
para corresponder a Dios; además de este tipo de
penitencia, encontramos otro tipo de ofrendas como
lo menciona Fray Bernardino de Sahagún.
29
Tonantzin Guadalupe
En los días previos a la Semana Santa el hombre
experimenta ese sentido de pertenencia a Dios
y desea apartarse del mundo mediante algunas
prácticas penitenciales, por haber traicionado el amor
que Dios le ha dado y lo asocia a los sufrimientos
de Cristo desde el calvario hasta su muerte en la
Cruz; en el momento de la penitencia y a la hora de
derramar su Sangre Jesús, exclama “Dios mío, Dios
mío, ¿Por qué me has abandonado?” Mc. 15,34 son
“Palabras difíciles hasta el escándalo; palabras, sin
embargo, adorables y esperanzadoras”5 que reflejan
una oración de confianza y abandono de Jesús en
el Padre, además en la persona de Cristo vemos al
Emmanuel que sufre con nosotros y de esta manera
encontramos un “…modo de clamar a Dios desde lo
hondo del corazón y desde las palabras de su Hijo”6
Si el término sacrificio en un lenguaje común lo
entendemos con el sentido de “…privación, renuncia,
gracias a la cual el hombre con su libertad da una
cosa o se priva de algo para conseguir un fin, que
asume una dimensión religiosa cuando se trata de la
esfera divina”7 Entendemos la actitud de miles de
peregrinos al desplazarse de sus lugares de origen
caminado, en bicicleta y entrar de rodillas a esta
Casita Sagrada de Tonantzin Guadalupe, así como
hacer juramentos para librarse de algún vicio o placer.
30
Foto: Pastoral Indígena INBG
Con esta experiencia de fe de nuestros pueblos
indígenas que desde sus orígenes hasta nuestros
días se vienen transmitiendo, la Iglesia llega a
reconocer estas manifestaciones dentro de la familia,
que “…es uno de los tesoros más importantes de los
pueblos latinoamericanos y caribeños, y es patrimonio
de la humanidad entera…” 4 y que se vive de una
manera más intensa cuando se visita un Santuario
como lo son: Señor del Sacromonte en Ameca y
Señor de Chalma en el Estado de México y a lo largo
del año en este Santuario Guadalupano.
Foto: Pastoral Indígena INBG
Ofrecían comida y mantas y aves y mazorcas de
maíz, y chía y frijoles y flores; esto ofrecían las
mujeres o doncellas por casar; pero en los oratorios
de sus casas no ofrecían sino comida, delante de las
imágenes…” 3
Foto: Pastoral Indígena INBG
“...Ofrecían muchas cosa en las casas que llamaban
calpulli; eran como iglesias de los barrios, donde se
juntaban todos los de aquel barrio, así a ofrecer como
a muchas ceremonias que allí se hacían.
En el Antiguo Testamento encontramos sacrificios en
los que la sangre ayuda para restablecer la comunión
de vida de Dios con el pueblo que había sido rota por
el pecado resaltando que el verdadero sacrificio es
el corazón de la persona que se orienta a Dios en la
justicia y en el amor.
El ejemplo más grande es que toda la vida de Jesús
fue un servicio y entrega al Padre hasta la muerte
por los hombres. Entre los indígenas usamos el
término Tlamamazohualtilli que significa Crucificado
entendiendo implícitamente que es Quien lleva la
carga en la espalda y se hace referencia a Cristo
que cargo con nuestros pecados y se ofreció como
Cordero Pascual y esta sentado a la derecha del
Padre. En estos días de penitencia encontramos
una oportunidad de vivir la fe de San Juan Diego
Cuauhtlatoatzin, que sin dejar de ser indígena ofreció
su vida al cuidado de su tío enfermo, se santificó
en el matrimonio, persevero en los obstáculos para
llevar el mensaje Guadalupano a todos sus hermanos
encontrándose con Cristo en la Eucaristía siendo
ejemplo para todos nosotros.
Fotos: Pastoral Indígena INBG
Es un pacto personal con Dios para pedirle por alguna
necesidad o agradecerle por un milagro realizado,
se sienten alegres de encontrarse con el perdón
y amor de Tonantzin Guadalupe; le traen comida,
danza, copal, cantos y oraciones que salen de lo más
profundo de su ser, como una ofrenda que se eleva al
Dios por quien se vive encontrando no un sentido de
sufrimiento ni dolor, sino el sentido de la vida.
Fotos: Pastoral Indígena INBG
Tonantzin Guadalupe
NOTA
D León-Portilla Miguel, “La Filosofía Náhuatl”, Edit.
UNAM, México 20019, p. 76; en “Colloquios y Doctrina
Cristiana…”
1
2
Cfr. Ibid. p. 184, en “Ms. de 1558 Leyenda de los Soles”
De Sahagún Fray Bernardino, “Historia General de las
Cosas de la Nueva España”, Edit. Porrúa , Décima Edición,
México 1999, Apéndice III p. 164
4
“Documento de Aparecida” No. 432
AA. VV. “Diccionario de Jesús de Nazaret”, Director Felipe
Fernández Ramos, Edit. Monte Carmelo, España 2007, p. 918
5
6
Ibid. p. 919.
AA. VV. Diccionario Teológico Enciclopédico, Edit. Verbo
Divino, España 1999, p. 873
7
Fotos: Pastoral Indígena INBG
3
31
MISIONES
El Buen Pastor
sale al Encuentro
de su Rebaño
Foto: Misiones Guadalupanas INBG
Misión guadalupana
en los Centros de
Readaptación Social de
la Diócesis de Querétaro
Lic. María de la Concepción M.C. de Jiménez
E
32
l gran desafío que hoy tiene el Santuario
de Guadalupe no es sólo recibir a millones
de fieles que llenos de gratitud, esperanza,
sufrimiento y dolor, asisten a él, y a quienes se acoge
con ternura maternal y se conduce al encuentro con
quien es el verdaderísimo Dios por quien se vive,
sino salir al encuentro de aquellos que por diversas
causas no pueden peregrinar a la Casita del Tepeyac.
En esta ocasión nos referimos a nuestros hermanos
cautivos de los cinco CERESOS de la Diócesis de
Querétaro.
Durante los meses pasados de febrero, marzo y abril,
y en atención a la invitación del Director General
de Prevención, Adaptación y Readaptación Social
de Querétaro, Ing. Juan José Pedraza Tovar y del
Coordinador del Área Humano Espiritual, Lic. Manuel
Vega Moren, Mons. Diego Monroy y su equipo
misionero participaron en los retiros cuaresmales
como preparación espiritual a la gran celebración de
la Pascua, cuyos destinatarios fueron los internos,
internas y el personal administrativo, realizándose en
las siguientes fechas y lugares:
El cálido sentido ministerial de Mons. Diego Monroy
lo ha llevado, bajo el impulso del Espíritu Santo y el
amor maternal de la siempre Virgen María, a salir
al encuentro de los más necesitados del influjo del
evangelio. Como buen pastor sale en busca de sus
ovejas dispersas en este mundo convulsionado
por la cultura de la muerte, para llevarles el amor,
la esperanza y la vida en Cristo Jesús a través del
evangelio guadalupano.
Jueves 26 de febrero 2009
CERESO de Jalpan
Jueves 12 de marzo 2009
CERESO de San Juan del Río
Jueves 19 de marzo 2009 CERESO Femenil de San José
Jueves 2 de abril 2009 CERESO de San José el Alto
Mons. Diego Monroy en cada uno de sus encuentros
con nuestros hermanos y hermanas cautivos, les
expresó lo siguiente:
«La Misericordia de Dios es la manifestación más
perfecta de su amor por nosotros. Su Hijo Jesucristo
es Palabra viva del Padre, Palabra que nos habla
sobre la importancia de ir al fondo de nuestra vida y
descubrir ahí su presencia bienhechora y bondadosa
que nos da generosamente más de lo que le pedimos
o nos atrevemos a pedir. Cristo enseña que el
verdadero y más dramático mal que padecemos
todos es el estigma del pecado, que encadena al
hombre y lo esclaviza».
«Dios es fiel y lleno de compasión, por su
misericordia borra los pecados. Dios siempre
esta dispuesto a perdonar incluso antes de que
reconozcamos nuestro pecado. Dios es el amor,
y experimentándolo, nos mueve a la conversión.
Su misericordia se expresa en su disposición
permanente al perdón».
«¡Cuán elocuentes son hoy para nosotros tus
palabras, Señor de la vida y de la esperanza! En ti
todo límite humano se rescata y se redime. Gracias
Foto: Misiones Guadalupanas INBG
La temática estuvo fundamentada en la Sagrada
Escritura, la enseñanza Patristica, el Evangelio
del Tepeyac, y el documento de Aparecida, bajo
los siguientes títulos: “El poder de la Misericordia
de Dios”, “El amor maternal de Santa María de
Guadalupe,; “Toma tu cruz de cada día y sígueme”.
a ti, la opresión, la injusticia y el cautiverio, no son
la última palabra de la existencia. El amor es la
última Palabra; es tu amor lo que da sentido a la
vida, cuando vivimos en relación, dialogo, amistad
y armonía con él. La paz, el amor por la verdad y la
justicia nos permiten gozarnos profundamente en Él
que es el Dios Viviente, somos hechos por su amor
para la vida no para la muerte. Él es un Dios de vida
no de muerte. Él es el verdaderísimo Dios por quien
se vive. La Buena Nueva anunciada por nuestra
Muchachita de Guadalupe».
Foto: Misiones Guadalupanas INBG
Foto: Misiones Guadalupanas INBG
Misiones
33
Misiones
Foto: Misiones Guadalupanas INBG
dentro y con ánimo a seguir adelante con Diosito y la
Virgencita de Guadalupe. Gracias, Padrecito Diego
Monroy” (Testimonio de “El Negro”, interno).
Terminaba Mons. Monroy diciendo: “Cómo no salir a
su encuentro para anunciarles el amor, el aliento, la
ternura, compasión y amparo con que nuestra Niña
y Muchachita no sólo les espera sino ha venido hoy
hasta ustedes. Ha salido de su Casita del Tepeyac,
a través de éste su custodio indigno, para hacer
su templecito en sus corazones porque son sus
hijitos muy amados. Cristo les ama y nosotros en Él,
¡Ánimo! no están solos la Iglesia está aquí”.
Si todo el precepto divino consiste en amar a Dios y al
prójimo, lo que aquí aparece es el amor manifestado
en hechos muy concretos. Vaya nuestra oración y
gratitud a quienes hicieron posible estos encuentros y
nuestro cariño, fidelidad y admiración a nuestro muy
amado Padre y Buen Pastor, Mons. Diego Monroy
Ponce, quien eleva esta oración:
Dios, Padre nuestro, que quieres que en nuestra vida
nos veamos libres de toda esclavitud y que luchemos
para liberar a los oprimidos, haciendo así presente
tu Reino entre nosotros, te pedimos que nuestra
Niña de Guadalupe, guíe nuestros pasos para que
construyamos un mundo en el que todos vivamos
unidos como hermanos, como auténticos hijos tuyos,
en paz, en justicia y en libertad. Por Jesucristo
nuestro Señor. Amén.
“El hambre la injusticia y la falta de amor me hicieron
dañar a otros para obtener lo que necesitaba mi
familia y por eso estoy aquí. Cuando me enteré
que vendría a visitarnos el Rector de la Basílica,
no lo creí, y me dije ¿cómo es posible que ese
Padrecito que es tan importante, que sale en la
Tele, en el periódico, en el radio y que tiene tantas
otras ocupaciones más importantes, pueda darse un
tiempecito para visitarnos, a nosotros los olvidados
de todos por nuestros errores? Pero al verlo y sobre
todo al escucharlo, sentí que mi corazón palpitaba
muy rápido y me puse a llorar como un niño, al saber
que Cristo me ama y no me ha dejado a pesar de
mis pecados. No quiero decir mi nombre. Sólo quiero
que sepan que este Padrecito ha venido a traernos,
como dijo él, el aliento maternal de la Virgencita y en
Ella el amor de Dios, y a partir de hoy mi vida en esta
cárcel tiene otro sentido, porque ahora sé que Dios
tiene misericordia de mi y me ama. Me siento libre por
34
Foto: Misiones Guadalupanas INBG
Durante esta misión se compartieron algunos
testimonios de los cuales presentamos a continuación
uno de ellos:
ACTIVIDADES PASTORALES
MISA POR RADIO, TELEVISIÓN E INTERNET
Oración Matutina de Laudes. Todos los días a las 8:30 hrs.
Misa Solemne Capitular. Todos los días a las 9:00 hrs.
Misa para “Etnias”. Todos los domingos a las 16:00 hrs. Misa Vocacional. Todos los domingos a las 15:00 hrs. Rito Penitencial Comunitario Todos los viernes de 11:00 -13:00 hrs,
Exposición del Santísimo Jueves 10:00 -17:00, en su capilla:
Santo Rosario: Lunes a jueves en el Altar Mayor 17:00 hrs.
Viernes, sábado y domingo, 17:30 hrs., Antigua Basílica.
Taller de Pastoral Indígena Sábados de 10:00 a 14:00 hrs.
Cadena RASA, 620 AM
Todos los Domingos, 9:00 hrs.
XHTV, Canal 4 TV
19 de abril de 2009
a las 9:00 hrs.
www.virgendeguadalupe.org.mx
Todos los Domingos, 9:00 hrs.
MISAS Y PEREGRINACIONES DE MAYO 2009
Día
Hora
1
10:00
2
11:00
5
11:00
6
11:00
7
11:00
8
10:00
9
13:00
10
10:00
12
10:00
12:00
13
10:00
14
11:00
15
17:00
17
16:00
19
10:00
Peregrinación
Diócesis de Ciudad Netzahualcóyotl
Diseños Españoles
Familia Salesiana
Grupo Pío XII
Pastoral Indígena, Arquidiócesis de Tulancingo
Diócesis de Tacámbaro Mich.
Empresa Laboratorios Le Roy
Misa día de las Madres
Arquidiócesis de Oaxaca
Diócesis de Veracruz, Veracruz
Diócesis de Ciudad Altamirano, Gro.
Escuela Cristóbal Colón
Matrimonios Comunitarios
Misa de Etnias
Diócesis de Veracruz, Ver.
12:00
20
10:00
12:00
21
11:00
23
10:00
24
13:00
26
18:00
27
10:00
12:00
13:00
28
11:00
30
16:00
31
09:00
12:00
16:00
Diócesis de Tuxtepec, Oax.
Diócesis de San Juan de los Lagos, Jal.
Diócesis de Lázaro Cárdenas
Diócesis de Tepic
Enfermos de la Orden de Malta
Club Irapuato
A pie: Diócesis de Cuernavaca Morelos
Diócesis de Cuernavaca Morelos
Prelatura del Nayar
Movimiento Sacerdotal Mariano
Diócesis de Tuxpan, Ver.
Ordenaciones Presbiterales
Misa de Pentecostés
Diócesis de Chiapas Tapachula, Tuxtla y San Cristóbal
Misa de Etnias
35

Documentos relacionados

Descargar PDF completo

Descargar PDF completo Índice GRUPO EDITOR Presidente Mons. Diego Monroy Ponce Director Lic. Arturo Rocha Cortés Editorial Lic. Ángel Roa Hernández

Más detalles