El Peregrino 18SNH_ - Arquidiócesis de Durango

Comentarios

Transcripción

El Peregrino 18SNH_ - Arquidiócesis de Durango
El Peregrino
Semanario de la Arquidiócesis de Durango Año 1 No. 18 - 6 diciembre 2014
Bienvenido
al Continente Digital
de las Redes Sociales
@JAntonioarzdgo
S.E.R. JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ
SE UNE A NUESTRA “RED DE REDES”
EN EL NOMBRE DEL SEÑOR
e
ditorial
La Madre del
verdadero Dios
L
DIRECTOR GENERAL
Pbro. Lic. M. Victor Solis
COORDINADOR GENERAL
L.C.T.C. Gabriela Juarez
DISEÑO E ILUSTRACIÓN
L.D.G. y P. David Moreno
COOLABORADORES
Pbro. Lic. Juan Carlos Quiroga
L.C.T.C. Mitzú Otero Hernández
a imagen de María, la Madre del
verdadero Dios por quien se vive
quedó plasmada en un ayate de ixtle
ya hace casi quinientos años (12 de
diciembre de 1531). A lo largo de
todo este tiempo, ciertamente ha sido
venerada por “propios y extraños”,
indígenas,
mestizos,
blancos,
mexicanos, americanos y hombres de
los cuatro puntos cardinales. Sin
embargo, a pesar del tanto tiempo
transcurrido desde las apariciones,
los estudios guadalupanos han
avanzado más en el último siglo que
en los cuatro precedentes. Hemos
necesitado más de cuatrocientos años
para darnos cuenta de algo que, muy
probablemente
los
indígenas
entendieron desde un principio: que la
imagen toda, en cada particular, era
un códice (o un amoxtli, como ellos lo
conocían) con un mensaje muy rico y
profundo. Un mensaje de amor de
parte de Dios que no era sólo para
ellos, pero que, estando en vistas a la
evangelización, era primariamente
para ellos, y ¡dio resultado!
La naturaleza de este escrito no nos
permite entrar en las profundidades
del mensaje completo que encierra la
imagen y las palabras que la tradición
nos presenta como dichas por la
Santa Madre. Nos hemos de limitar a
mostrar a la Virgen de Guadalupe
como evangelizadora: María vino a
traer la Buena Nueva de Cristo
Salvador cuando vio la triste situación
en que se encontraba la “conquista”:
ambas razas, indígena y española
padeciendo, y los hijos de ambos, la
nueva raza mestiza, despreciados por
ambos: no dudó en subir la montaña
para ir al encuentro de sus hijos.
María de Guadalupe ha sido llamada
estrella brillante de la primera
evangelización que se desarrolló en
nuestro continente. Juan Pablo II
insistió mucho en ello. Y cómo no, al
contemplar la Bendita Imagen, las
multitudes de indios acudían
voluntariamente a pedir el bautismo.
Mienten los que dicen que fueron
obligados a bautizarse. La simple
presencia maternal de María de
Guadalupe logró lo que no hubieran
logrado ejércitos de evangelizadores,
ni siquiera con los medios modernos.
Su imagen sigue siendo un imán que
atrae miradas, que enternece, que
llena, que sana, que consuela, que
convierte. Es una imagen viva,
presente, actual. En su rostro se
refleja el pasado y el futuro. En su
mirada se divisa el cielo. Sigue siendo
para nosotros, bandera y guía para la
nueva evangelización: “A Nuestra
Señora de Guadalupe, Estrella de la
Nueva Evangelización confiamos
nuestros trabajos. Ella ha caminado
con nuestros pueblos desde el primer
anuncio de Cristo. A Ella le suplicamos
hoy que llene de ardor nuestros
corazones para proclamar con nuevos
métodos y nuevas expresiones que
Jesucristo es el mismo Ayer, Hoy y
Siempre (Heb 13, 8).” (Juan Pablo II.
Conferencia de Santo Domingo, 1992)
Pbro. Lic. Juan Carlos Quiroga
n
oticias
ABRIGUEMOS DE CORAZÓN
L
a Pastoral Social de la
Arquidiócesis de Durango, invita a
toda la comunidad católica de nuestra
Iglesia local, a contribuir en la
campaña “Abriguemos de Corazón”
que se promoverá durante toda la
temporada invernal 2014-2015, en
favor de los hermanos y hermanas en
necesidad. Así lo comunicó el
Presbítero Lic. Jesús Gabriel Cuevas
Martínez, Coordinador de la Pastoral,
quien informó: “La realización de esta
campaña tiene como objetivo el
ayudar a las familias más vulnerables,
para protegerlos y evitar que sufran
las inclemencias del frío. Lo artículos
con los que se puede apoyar a esta
noble causa son: Ropa de invierno de
toda clase y en buen estado;
Cobertores y cobijas en buen estado;
Alimentos no perecederos. Aquellos
que deseen colaborar en esta
campaña, podrán llevar sus
donaciones al Centro de Pastoral
Diocesano, ubicado en calle Zarco
#209, Zona Centro o a su Parroquia
más cercana”.
Para mayor información, favor de
comunicarse al cel. 6741010744 con
el Padre Jesús Gabriel Cuevas
Martínez, Coordinador de esta
Pastoral.
VI ENCUENTRO
L
ARQUIDIOCESANO DE
PASTORAL JUVENIL
a Pastoral Juvenil de la
Arquidiócesis de Durango, llevó a cabo
el VI Encuentro Arquidiocesano de
Pastoral Juvenil, este pasado 6 de
diciembre. Este encuentro se realizó
de 8:00 am a 5:30 pm, en el Centro
Cultural
y
de
Convenciones
Bicentenario, de la ciudad capital. Así
lo comunicó el Presbítero Juan Antonio
Chávez Pérez, Asesor Diocesano de
esta Pastoral, quien además informó:
“Como cada año, la presencia de los
miembros del consejo y de las
comunidades juveniles de toda la
Arquidiócesis, ofrecieron nuevos
impulsos que nos motiven a seguir con la misión que se nos ha encomendado,
buscando dar más y mejores frutos. Este encuentro fue un espacio de
aprendizaje y convivencia fraternal, donde se ofrecieron herramientas para
impulsar el protagonismo juvenil, para que den testimonio del Evangelio Vivo
en su persona. En esta ocasión se generó el primer acercamiento con nuestro
recién nombrado Arzobispo el Excmo. Señor José Antonio Fernández Hurtado,
quien estuvo presente en el encuentro y fue quien presidió la Santa Misa”.
RETIRO DE
ADVIENTO PARA
LAICOS
L
a Pastoral Juvenil de la
Arquidiócesis de Durango, llevó a cabo
el VI Encuentro Arquidiocesano de
Pastoral Juvenil, este pasado 6 de
diciembre. Este encuentro se realizó
de 8:00 am a 5:30 pm, en el Centro
Cultural
y
de
Convenciones
Bicentenario, de la ciudad capital. Así
lo comunicó el Presbítero Juan
Antonio Chávez Pérez, Asesor
Diocesano de esta Pastoral, quien
además informó: “Como cada año, la
presencia de los miembros del
consejo y de las comunidades
juveniles de toda la Arquidiócesis,
ofrecieron nuevos impulsos que nos
motiven a seguir con la misión que se
nos ha encomendado, buscando dar
más y mejores frutos. Este encuentro
fue un espacio de aprendizaje y
convivencia fraternal, donde se
ofrecieron
herramientas
para
impulsar el protagonismo juvenil, para
que den testimonio del Evangelio Vivo
en su persona. En esta ocasión se
generó el primer acercamiento con
nuestro recién nombrado Arzobispo el
Excmo. Señor José Antonio Fernández
Hurtado, quien estuvo presente en el
encuentro y fue quien presidió la
Santa Misa”.
e
piscopeo
Campaña permanente
por la paz en México:
Q
¿ ué hace la Iglesia Católica en México
por la paz? La Iglesia Católica siempre
trabaja en la construcción de la paz, sin
embargo, la magnitud de la violencia que
está viviendo el país hace que estos
esfuerzos sean insuficientes. Las víctimas
y sus familiares son las primeras
personas que necesitan de nuestra
ayuda, pero este trabajo no se puede
alcanzar sin justicia, sin restablecer el
Estado de Derecho, sin reconocer y
responsabilizar por el daño hecho, para
entrar de lleno a una etapa de
reconciliación y transformación social que
cure las heridas y que propicie la paz y
desarrollo que tanto anhelamos los
mexicanos.
Los obispos de México, han
encomendado a la Comisión Episcopal
para la Pastoral Social (CEPS), a través
de la Dimensión de Justicia, Paz y
Reconciliación, Fe y Política, trabajar por
la apropiación e implementación de la
Exhortación Pastoral de la Conferencia
del Episcopado Mexicano (CEM) “Que en
Cristo nuestra paz, México tenga vida
digna” (2010).
Desde entonces el trabajo de esta
Dimensión se ha basado en responder a
las preguntas que nos hacen nuestros
agentes pastorales en su trabajo
cotidiano: “¿qué y cómo impulsamos la
construcción de la paz y la ciudadanía
permanente?”. No hay una respuesta
única, se han elaborado Directrices que
contienen muchas respuestas, ideas,
reflexiones y experiencias útiles en este
trabajo, se intenta ordenarlas y
sistematizarlas para poderlas compartir
de una manera más práctica. Se trata de
insumos de reflexión, fundamentación y
algunas herramientas de apoyo.
Con base en nuestra fe y en la
experiencia, reconocemos que no es fácil
restablecer la paz, se trata de un
proyecto de largo aliento que requiere
construirse sobre bases firmes de justicia
y reconciliación, lo cual implica fortalecer
y restablecer las relaciones y transformar
las instituciones y los sistemas injustos.
Toda la Iglesia estamos en Campaña
permanente por la paz en México:
POR1MEXICOENPAZ. Desde el 30 de
noviembre iniciamos un docenario de
ORACIÓN POR LA PAZ, hasta el 12 de
Diciembre y continuándola en forma
permanente.
Existen en nuestro país grupos,
movimientos, Arquidiócesis y Diócesis,
que se han comprometido en la
construcción de la paz en estos
momentos en que es urgente la
necesidad de paz y reconciliación en
México; una muestra de ello es el
“Acompañamiento Integral a Víctimas de
las Violencias en la Arquidiócesis de
Acapulco, construcción de paz de cara a
la crisis humanitaria en México”,
encabezado por Monseñor Carlos Garfias
Merlos, Arzobispo de Acapulco y de toda
la Provincia de Acapulco (con las Diócesis
de Ciudad Altamirano, Tlapa y
Chilpancingo-Chilapa).
¿Como
se
ha
dado
este
acompañamiento? Se ha dado en alguna
o varias de cuatro modalidades: pastoral,
espiritual, psicosocial y jurídico. Se busca
que las víctimas se reconcilien y se
reconstituyan con ellas mismas para
evitar que se conviertan en personas
llenas de rencor, que busquen venganza
o se conviertan en nuevos victimarios.
Muchas de estas víctimas acompañadas,
hoy participan como promotores y
constructores de paz en sus
comunidades.
Los gobiernos federal, estatales y
municipales del país tienen la obligación y
compromiso de recuperar el Estado de
Derecho lo más pronto posible y castigar
a los infractores, sean estos delincuentes
comunes o funcionarios corruptos u
omisos, pues sin verdadera justicia es
fácil volver a delinquir, pero también nos
toca a todos como sociedad participar y
construir paz. Debemos transitar por los
caminos de la sinceridad y la verdad. Sin
la identificación de los responsables, sin el
conocimiento de lo que realmente ha
ocurrido,
son
imposibles
el
arrepentimiento y el perdón sinceros. La
verdad no cierra los ojos, ni los oídos, ni la
boca. Establecer la verdad es una
condición básica para la reconciliación.
Estamos convencidos que la situación de
violencia e inseguridad puede
transformarse generando procesos
conjuntos,
interdisciplinares
e
interinstitucionales;
construyendo
relaciones de confianza que irrumpan en
capacidades de incidencia y desarrollo de
iniciativas locales de paz.
¡Que en Cristo nuestra paz, México
tenga vida digna!
Durango, Dgo., 7 de Diciembre del 2014
+ Mons. Enrique Sánchez Martínez
Obispo Auxiliar de Durango
s
E
anto de la semana
l santo Juan Diego Cuauhtlatoatzin nació
en 1474 en Cuauhtitlán, entonces reino de
Texcoco, perteneciente a la etnia de los
chichimecas. Su nombre era Cuauhtlatoatzin,
que en su lengua materna significaba ‘águila
que habla’, o ‘el que habla con un águila’.
Ya adulto y padre de familia, atraído por la
doctrina de los padres franciscanos llegados
a México en 1524, recibió el bautismo,
donde recibió el nombre de Juan Diego, y su
esposa se llamó María Lucía. Se celebró
también el matrimonio cristiano. Su esposa
falleció en 1529.
El sábado 9 de diciembre de 1531, mientras
se dirigía a pie a Tlatelolco, en un lugar
denominado Tepeyac, tuvo una aparición de
la Virgen María, que se le presentó como «la
perfecta siempre virgen santa María, madre
del verdadero Dios». La Virgen le encargó
que en su nombre pidiese al obispo
capitalino el franciscano Juan de Zumárraga
la construcción de una iglesia en el lugar de
la aparición. Como el obispo no aceptó la
idea, la Virgen le pidió que insistiese. Al día
siguiente, domingo, Cuauhtlatoatzin volvió a
encontrar al prelado, quien lo examinó en la
doctrina cristiana y le pidió pruebas objetivas
en confirmación del prodigio.
El 12 de diciembre de 1531, mientras
Cuauhtlatoatzin se dirigía de nuevo a la
ciudad, la Virgen se le volvió a presentar y le
consoló, invitándole a subir hasta la cima de
la colina de Tepeyac para recoger flores y
traérselas a ella. No obstante la fría estación
invernal y la aridez del lugar, Cuauhtlatoatzin
encontró unas flores muy hermosas. Una vez
recogidas las colocó en su «tilma» y se las
llevó a la Virgen, que le mandó presentarlas
al obispo como prueba de veracidad. Una
vez ante el obispo el santo abrió su «tilma» y
dejó caer las flores mientras que en el tejido
apareció, inexplicablemente impresa, la
imagen de la Virgen de Guadalupe, que
desde aquel momento se convirtió en el
corazón espiritual de la Iglesia en México.
El santo, movido por una tierna y profunda
La Virgen de Guadalupe
devoción a la Madre de Dios, dejó a los
suyos, la casa, los bienes y su tierra y, con
el permiso del obispo, pasó a vivir en una
pobre casa junto al templo de la «Señora
del Cielo». Su preocupación era la limpieza
de la capilla y la acogida de los peregrinos
que visitaban el pequeño oratorio, hoy
transformado en basílica, símbolo
elocuente de la devoción mariana de los
mexicanos a la Virgen de Guadalupe.
Juan Diego Cuauhtlatoatzin, laico fiel a la
12 de Diciembre
gracia divina, gozó de tan alta estima entre
sus
contemporáneos
que
estos
acostumbraban decir a sus hijos: «Que Dios
os haga como Juan Diego».
Cuauhtlatoatzin murió en 1548, con fama de
santidad. Su memoria, siempre unida al
hecho de la aparición de la Virgen de
Guadalupe, atravesó los siglos, alcanzando la
entera América, Europa y Asia.
r
eportaje
F
ue en el año de 1521 cuando llego a
México Hernán Cortez, al miso tiempo de lo
que sería la caída de la Gran Tenochtitlan,
este acontecimiento marca una realidad en
lo que es el mestizaje, la unión de de dos
culturas: la indígena y la europea. Los
evangelizadores tuvieron que pasar 10 años
de intento y esfuerzo por inculcar la palabra
de Dios, puesto que no tenían un fruto
demasiado satisfactorio.
Un indio llamado Juan Diego, de nombre
original Cuauhtlatoatzin, que significa “águila
que habla”, originario de Tlatelolco, quien
era un hombre que tenía que recorrer varios
kilómetros para acudir a la catequesis, para
asistir a la Santa Misa; a él Dios lo elige para
convertirlo en mensajero de la Madre del
Cielo.
Un día a Juan Diego le llega una encomienda
de parte de la señora del cielo la Virgen de
Guadalupe, quién se le aparece cuatro veces
a partir del 9 de Diciembre 1931, pasada ya
la caída de la Gran Tenochtitlan, se le
aparece en diferentes cuadros, diferentes
escenas. La Virgen María encomienda a Juan
Diego decirle al Obispo de México el deseo
de que se elija un templo, tres veces da el
mensaje pero este es rechazado. Hasta que
el Obsipo Fray Juan de Zumarraga, le pide
una prueba, entonces es en esa cuarta
aparición donde Juan Diego le muestra una
rosas, las cuales como se sabe en invierno
no florecen, además le muestra su Tilma que
es un manto hecho con fibra de maguey
donde se encuentra pintada la imagen de la
Virgen de Guadalupe.
Esta aparición ocurrió en el Cerro del
Tepeyac, actualmente en el norte del Estado
de México, donde se encuentra la Basílica de
Guadalupe. Hasta la fecha no existe alguna
historia sobre la aparición de la Virgen en el
Estado de Durango, solo el milagro de poder
observar cada año a miles de de fieles
devotos de la Santísima Virgen, en visita
hasta el Santuario de Guadalupe.
La imagen de la Guadalupana se venera en
México con grandísima devoción, y los
milagros obtenidos por los que rezan a la
Santísima Virgen de Guadalupe
Virgen de Guadalupe son extraordinarios.
Los “matachines”
Una tradición más para venerar a Nuestra
Señora de Guadalupe, es bailarle por los
famosos “matachines”, quienes según la
tradición son el pilar de las peregrinaciones.
Según la historia cuenta que los grupos
indígenas le bailaban a sus dioses según sus
costumbres y tradiciones al ritmo del
Huéhuetl y el Teponaztli (tambores de
madera y cuero) imitando a los animales
sagrados con movimientos de caderas y
hombros, pero al llegar la conquista, los
sacerdotes horrorizados con tan sugestivas
temblorinas, prohíben las danzas de
tambores por ser instrumentos del diablo e
incorporan la religiosidad y espiritualidad de
estas a las celebraciones cristianas en
especial a la Virgen bailadas con
instrumentos de cuerdas y recordando su
tierra, Europa, las llaman danzas de
Matachines.
La palabra “Matachín: Danzante popular,
1559, del italiano Mattaccino”. Las danzas
de matachines en Europa usualmente eran
danzas de conquista o de cristianos y moros
o moriscas, mismas que repentinamente
quizás por la Santa Inquisición se dejan de
bailar en el Siglo XVII, pero en México apenas
iban agarrando vuelo. El vestido que también
en un principio era sencillo de carrizos y
plumas, proyecta una fusión de símbolos
precolombinos y cristianos dando como
resultado una vistosa y colorida vestimenta
rematada con una máscara que esconde la
identidad del danzante y un penacho con
incrustaciones de espejos y listones de
varios colores.
Jaime Nájera, es un danzante que durante
10 años ha sido fiel a la Virgen y se ha
presentado ante ella, como lo sabe hacer,
bailando. Él pertenece al grupo llamado
“Danza del ex cuartel Juárez” de la colonia
Zona Centro de nuestra Ciudad, donde junto
con sus compañeros, se reúnen dos horas
diarias, con dos meses de anticipación a
ensayar con entusiasmo, preparándose para
el gran día de su peregrinación hacia la
Guadalupana. “Es una gran satisfacción
poder danzarle a la Virgen, es una
experiencia única y muy bonita”, menciona
Jaime.
s
abías que...
¿Por qué se llama
«Misa del Gallo» la
misa que se celebra el
24 de diciembre como
término de la vigilia
de Navidad?
Porque esa misa solía caer «ad galli
cantus» al canto del gallo, de donde
le quedó su sugestivo nombre que
nada tiene que ver con el hecho de
que en algunos países
acostumbraran comer gallo al horno
en la cena de Nochebuena.
L
a gruta del Padre Nuestro: La
primera iglesia en el monte de los
Olivos fue erigida sobre una gruta que
recordaba las enseñanzas de Jesús a
sus discípulos y era conocida con el
nombre de Eleona del griego Elaion =
olivar. En la época de Constantino
existían en Jerusalén tres grutas
místicas: la de la Natividad, la del
Calvario y la del monte de los Olivos.
Eran tan importantes para los
cristianos por los misterios que
conmemoraban, que el emperador
Constantino
creyó
conveniente
honorarlas oficialmente con la
erección de espléndidos edificios
religiosos.
L
a historia de la Eleona nos es bien
conocida hasta el año 614, data de la
invasión de los persas. Según el
patriarca de Alejandría, Eutiquio, la
basílica estaba en ruinas en el s. X. Sin
embargo un escrito del año 810 y
algunos documentos litúrgicos de los
siglos VII-X mencionan un lugar de
culto cristiano con su clero y
ceremonias en la Eleona. Puede ser
que los cristianos reconstruyeran una
capilla en el lugar o en sus
inmediaciones. En los años
1095-1098, un poco antes de la
llegada de los cruzados a Jerusalén, el
lugar de la Eleona aparece asociado al
Padre Nuestro. Según esta tradición
aquí Jesús enseñó a sus discípulos la
oración dominical.
I
glesia México
Adviento, una
gran oportunidad para
abrirnos al don de la paz
De Carlos Garfias Merlos, Arzobispo
de Acapulco
social que tenemos, el recurso a la fe es de
inmenso valor. Una mirada de fe ante las
diversas formas de violencia que se han
emos iniciado la semana pasada el propagado en el estado, ante la crisis social
tiempo de Adviento que comprende 4 y política que se ha manifestado, ante las
semanas de preparación para la gran diversas formas de respuesta social de
celebración del Nacimiento del Señor. La solidaridad e indignación, nos permite
Iglesia católica se concentra para vivir este percatarnos que algo nuevo está por
tiempo clave con una mirada puesta en el suceder. En contextos oscuros para el
Niño de Belén, quien representa el gran pueblo de Israel, los profetas anunciaban
motivo de la esperanza cristiana. En el buenas nuevas, indicaban que Dios estaba
contexto de zozobra y de incertidumbre por intervenir en favor de su Pueblo y
llamaban a cambiar actitudes para contribuir
a los nuevos tiempos. Para los católicos, esta
H
Emergencia por la paz
¡Trabajar por la paz
urge!
L
a Iglesia Católica siempre trabaja en la construcción de la paz, sin embargo, la magnitud de la
violencia que está viviendo el país hace que estos esfuerzos sean insuficientes. Las víctimas y sus
familiares son las primeras personas que necesitan de nuestra ayuda, pero este trabajo no se
puede alcanzar sin justicia, sin restablecer el Estado de Derecho, sin reconocer y responsabilizar por
el daño hecho, para entrar de lleno a una etapa de reconciliación y transformación social que cure
las heridas y que propicie la paz y desarrollo que tanto anhelamos los mexicanos. Hoy venimos a
crisis significa una oportunidad para la fe,
para reconocer que desde las tinieblas, la luz
se mira con mayor resplandor. A la luz de la
fe, tenemos un futuro iluminado por Dios. A la
vez, estamos llamados a cambios de
actitudes ante la violencia, ante la
inseguridad y ante los conflictos.
Necesitamos liberarnos de las actitudes del
miedo, el individualismo y la indiferencia y
fortalecer una actitud de esperanza que
active nuestras energías para participar en
la construcción de una sociedad sin
violencias y con oportunidades para todos.
presentar una experiencia pastoral práctica de
trabajo de construcción de paz y una reflexión;
las compartimos con el ánimo de contribuir
desde nuestro ser de Iglesia a la urgente
necesidad de paz y la reconciliación en México.
1.- Sistematización del acompañamiento integral
a víctimas de las violencias en Acapulco. En la
parte práctica presentamos los resultados del
“Acompañamiento Integral a Víctimas de las
Violencias en la Arquidiócesis de Acapulco,
construcción de paz de cara a la crisis
humanitaria en México”, encabezado por
Monseñor Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de
Acapulco, a través del cual se han atendido a mil
541 víctimas y a 202 familias, sólo de junio de
2013 a julio de 2014.
V
aticano
E
l Papa Francisco rezó el Ángelus con
varios miles de fieles y peregrinos de
numerosos países que se dieron cita en
la Plaza de San Pedro en la fiesta de la
Inmaculada Concepción de la Virgen
María. Tras afirmar que todo es gracia,
todo es don gratuito de Dios y de su
amor por nosotros – dijo – el Obispo de
Roma recordó que el Ángel Gabriel llama
a María «llena de gracia» porque en ella
no hay espacio para el pecado, puesto
que Dios la ha elegido desde siempre
como madre de Jesús preservándola de
la culpa original. También destacó que la
Virgen corresponde a la gracia y se
abandona a ella a la vez que también a
nosotros se nos pide que escuchemos a
Dios que nos habla y que acojamos su
voluntad porque según la lógica
evangélica ¡nada es más activo y fecundo
que escuchar y acoger la Palabra del
Pendiente
para el
lunes
Todo es gracia,
todo es don gratuito de
Dios y de su amor por
nosotros, dijo el Papa a la
hora del Ángelus
Los santos
escondidos de
todos los días dan
esperanza, dijo el
I
Papa: una tarde
dedicada toda a la
Virgen
Papa
nstaurar “una nueva colaboración
social y económica, libre de
condicionamientos ideológicos, que sepa
afrontar el mundo globalizado,
manteniendo vivo el sentido de la
solidaridad y de la caridad mutua, que
tanto ha caracterizado el rostro de
Europa”, éste es el deseo del Papa en su
discurso dirigido al Consejo de Europa,
reunido en Sesión Solemne para la
ocasión. El Papa ha recordado que este
sentido de la solidaridad y de la caridad
mutua “ha caracterizado el rostro de
Europa, gracias a la generosa labor de
cientos de hombres y mujeres que, a lo
largo de los siglos, se han esforzado por
desarrollar el Continente, tanto mediante
la actividad empresarial como con obras
educativas, asistenciales y de promoción
humana”. Estas últimas, sobre todo, ha
subrayado el Pontífice “son un punto de
referencia importante para tantos pobres
que viven en Europa” que “no sólo piden
pan para el sustento, sino también
redescubrir el valor de la propia vida, que
la pobreza tiende a hacer olvidar, y
recuperar la dignidad que el trabajo
confiere”.
E
n sus palabras después del rezo
mariano del Ángelus, en la Solemnidad de
la Inmaculada Concepción de la Virgen
María, el Papa Francisco deseó a todos
feliz fiesta y «buen camino de Adviento con
la guía de la Virgen María» y pidió que nos
unamos espiritualmente a él en el
tradicional acto de veneración dedicado a
la Madre de Dios, en el centro de Roma,
en la Plaza de España, donde se
encuentra la imagen mariana que, desde
lo alto de la columna que adorna esta
plaza, vela sobre la diócesis del Papa. Así
recordó este acto de devoción filial a
María, para encomendarle la ciudad de
Roma, la Iglesia y a toda la humanidad,
anunciando que primero iba a la Basílica
de Santa María la Mayor: «Esta tarde iré a
Santa María la Mayor para saludar a la
Salus populi romani y luego a la Plaza de
España para renovar el tradicional acto
de homenaje y de oración a los pies del
monumento a la Inmaculada. Será una
tarde dedicada toda a la Virgen. Les pido
que se unan espiritualmente a mí en esta
peregrinación, que expresa devoción filial
a nuestra Madre celeste.
FUENTE: VATICAN NEWS
“Salve, Regina,
mater misericordiae”
Pendiente
para el
lunes

Documentos relacionados

Descargar PDF completo

Descargar PDF completo no soslayar a los indígenas que año con año,

Más detalles