Descargar PDF completo

Comentarios

Transcripción

Descargar PDF completo
Año Jubilar Guadalupano
3
GRUPO EDITOR
Presidente
Mons. Diego Monroy Ponce
Director
Lic. Arturo Rocha Cortés
Editorial
Lic. Ángel Roa Hernández
Mensaje
del Rector
Mons. Diego Monroy Ponce
saluda a todos nuestros
peregrinos y lectores
Jefe de Formación
Ricardo Galindo Melchor
17
Colaboradores
P. Juan Ortiz Magos - P. Gabriel Rodríguez Martín
del Campo - Diácono Mario Bustamante Rubio
Ricardo Galindo Melchor - Martha Reta
Hernández - Lenice Rivera Hernández - Iván
Martínez Huerta - Arturo Pardo Ayala - Lic. María
de la Concepción M.C. de Jiménez - Lic. Marcela
Vallecillo Gómez - Lic. Samuel Jiménez
Hernández - María Guadalupe Bustamante Rosas
Año Jubilar Guadalupano,
una pastoral viva
22
Santa María de Guadalupe
Salud de los Enfermos
25
"Guadalupe, signo del Amor
Maternal de Dios"
28
Celebraciones litúrgicas y de
religiosidad popular en el Año
Jubilar
Boletín Guadalupano es una publicación
mensual y gratuita de la Basílica de Guadalupe
A.R. La distribución es realizada por la propia
Basílica, con domicilio en Plaza de las Américas
núm. 1, Col. Villa de Guadalupe, Deleg. Gustavo
A. Madero, C.P. 07050, México, D.F. Tel.: 55776022 exts. 201 Redacción y 161; fax 5577-5038.
Correo electrónico: [email protected]
Página web: www.virgendeguadalupe.org.mx.
Registro de SEPOMEX (en trámite). Certificado
de Licitud de Contenido núm. 10545, expedido
por la Comisión Calificadora de Publicaciones y
Revistas Ilustradas de la SEGOB, el 26 de
noviembre de 2004. Certificado de Licitud de
Título núm. 12972, expedido por la Comisión
Calificadora de Publicaciones y Revistas
Ilustradas de SEGOB, expedido el 26 de
noviembre de 2004. Certificado de Reserva de
Derechos al Uso Exclusivo núm. 04-2005110911360700-30, expedido por la Dirección de
Reservas de Derechos del Instituto Nacional del
Derecho de Autor, el 21 de noviembre de 2005.
Diseño
Arturo Pardo, Arturo Rocha y Ricardo Galindo
Formación Editorial
Arturo Rocha y Ricardo Galindo
Impresión
Litográfica Delta S.A de C.V.
Pascual Orozco 47, Col. San Miguel Iztacalco,
C.P. 08640, Deleg. Iztacalco, México D.F., con
un tiraje de 20,000 ejemplares.
Portada:
Matías de ARTEAGA (1633-1703)
Primera aparición de la Virgen de Guadalupe.
37
Tonantzin
Guadalupe
Otli Teotitequi Indígena
(Camino de la Pastoral Indígena)
Año Jubilar Guadalupano 2006
Pbro. Juan Ortiz Magos
50
Cultura
y Arte
44
Naturaleza de los
Venerables Cabildos
Pbro. Lic. Luis Felipe García Álvarez
53
Col. Museo de la Basílica de Guadalupe
Foto: Gilberto Chen
Donación de monseñor Guillermo
Schulemburg Prado, 10 de febrero de 1998
Diseño de Portada: Arturo Pardo Ayala
Diseño de Interiores: Ricardo Galindo,
Lidia Binzhá, Arturo Rocha.
Coronación de la Virgen
de Guadalupe como Reina
de la Charrería
Iván Martínez Huerta
Marizú González
56
ADEMÁS
Peregrinaciones
Peregrinaciones en el Año
Jubilar Guadalupano
María Guadalupe Bustamante Rosas
En portada
Visita el sitio oficial de la Basílica de Guadalupe:
2
Crónica
El Museo de la Basílica
de Guadalupe y el Año
Jubilar Guadalupano
Tomado de Luis Becerra Tanco, Felicidad de
México. Sevilla, Thomas López, 1685
Impresión en papel de grabado en metal
Cabildo
4 Editorial
7 Bula "Exaltavit Humiles"
20 Hace treinta años...
47 Homenaje de amor y
devoción a Guadalupe
59
62
Para leer y regalar
Festejos Guadalupanos
www.virgendeguadalupe.org.mx
MENSAJE DEL RECTOR
Q
ueridos hermanos y hermanas: los saludo afectuosamente desde la
Casita Sagrada de nuestra piadosa y compasiva Madrecita, Santa María
de Guadalupe, quien hace 475 años trajo a estas tierras al Verdaderísimo
Dios por quien se vive: Jesucristo nuestra esperanza.
La Arquidiócesis Primada de México, depositaria de la sagrada tilma del indio santo
Juan Diego Cuauhtlatoatzin, en la que se estampara la celestial imagen de nuestra
muchachita Guadalupe, consciente de este portentoso milagro, siempre se ha
esforzado en darlo a conocer y presentarlo ante el mundo, no sólo como un
ejemplo de evangelización perfectamente inculturada, sino como posible respuesta
a graves problemas de solución humanamente imposibles.
Tenemos que reconocernos depositarios de un tesoro de valor incalculable: de la
prueba de que, bajo el amparo de la materna ternura del amor de Dios, todos
somos hermanos y todos, por encontradas que sean nuestras posturas o culturas,
podemos y debemos llegar a ser una familia _con todos los problemas que suele
haber en ellas_ pero familia, es decir hermanos solidarios y no enemigos mortales.
Esto se hace urgente ante la creciente inseguridad y violencia que se vive en
nuestro país, en el que cada día crece la tan deplorable cultura de la muerte y
donde la rebatinga del poder y de los puestos públicos pone en riesgo la
estabilidad del Estado mexicano.
Recordemos ahora algo que bien sabemos, porque siempre nos lo ha repetido
Dios: que Él no otorga sus tesoros para nuestro usufructo egoísta, sino para que
"los negociemos mientras vuelve" (Lc 19, 13), para que aprendamos, sigamos y
compartamos en nuestro aquí y en nuestro hoy su pedagogía, que es inculturación
directa de su Evangelio, y no meramente mexicana, sino válida, oportuna y
urgentísima hoy en todos los rincones de la Tierra. Nuestro Acontecimiento
Guadalupano es algo único en la historia de la Iglesia: Non fecit taliter omni nation
"No hizo cosa igual con ninguna otra nación" (Sal 147, 20), pues nuestra Madre
Santísima no sólo fue nuestra evangelizadora, es decir, que sólo convirtió a un
pueblo a la fe de su Hijo, sino que nos dio el ser como nación mestiza mexicana, al
permitir la aceptación mutua de nuestros padres indios y españoles; nacimos seres
nuevos, hijos reales de dos aparentemente irreconciliables enemigos.
No sólo como cristianos somos hijos de Ella, sino como mexicanos, con miembros
de esta Patria que nació entonces al calor de su materno amor... En todo sentido
un gran ejemplo de evangelización perfectamente inculturada.1
Con estos sentimientos, el pasado 12 de diciembre de 2005, Su Eminencia el
Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de esta Iglesia Particular y
custodio del Sagrado Original de nuestra Señora de Guadalupe, declaró
solemnemente mediante un DECRETO la apertura del Año Jubilar Guadalupano y
con él, a lo largo de todo el año, particularmente los días 12 de cada mes, hemos
realizado una serie de celebraciones y eventos que nos permitieron profundizar en
el significado, valor y trascendencia del mensaje de Guadalupe para México,
América y el mundo.
Deseo fervientemente que este Año Jubilar sea el comienzo de nuestra preparación
para el año 2031 en el que celebraremos los quinientos años de las históricas
apariciones de nuestra Señora de Guadalupe a nuestro querido indio santo Juan
Diego Cuauhtlatoatzin. Estoy seguro de que esta preparación tendrá un importante
impulso y líneas de acción bajo la tutela de los obispos de América Latina y del
Caribe, quienes en Asamblea Plenaria, en mayo del próximo año, en el Brasil,
3
Mensaje del Rector
contemplaran a Santa María de Guadalupe como faro luminoso de la misión
evangelizadora de la Iglesia, promoviendo en el animo de todos los agentes de
pastoral la urgencia de manifestarnos discípulos y misioneros de Jesucristo, para
que todos nuestros pueblos tengan vida en Él.
En la clausura de este Año Jubilar Guadalupano esperemos el mensaje del
Santo Padre Benedicto XVI, quien desde el solio romano se dirigirá a nosotros,
como manifestación de su solicitud apostólica por esta Iglesia Particular de
México -Tenochtitlan.
Cambiando la dirección de este mensaje, quiero ahora dirigirme de manera muy
especial a todos mis hermanos y hermanas que durante estos días peregrinarán
a esta Basílica: los esperamos con los brazos abiertos; su testimonio de fe anima
nuestro trabajo pastoral, su presencia en medio de nosotros nos permite
acrecentar nuestra propia fe. Ustedes se suma a los más de veinte millones de
peregrinos que por estos días visitan la Casita de la Madre de todos los
mexicanos. Les recuerdo que contamos, para mayor comodidad de ustedes, con
dos casas de peregrinos, que ponemos a su disposición: Casa del Peregrino san
Juan Diego y Casa del Peregrino san Lorenzo, ambas ubicadas en las
inmediaciones del Santuario.
La Basílica de Guadalupe, en coordinación con las autoridades federales y la
delegación Gustavo A. Madero, ha implementado un operativo de seguridad para
cualquier eventualidad. Queremos que su presencia en este lugar sagrado sea
verdaderamente una oportunidad para encontrarse con Jesucristo, a través del
rostro tierno, sereno y compasivo de nuestra celestial Muchachita, Santa María
de Guadalupe.
Antes de despedirme, aprovecho para enviar a todos ustedes y a cada uno de
los miembros de su familia, una sincera felicitación y un fuerte abrazo con
ocasión de las fiestas de la Navidad y del Año Nuevo. Que el nacimiento en la
carne de nuestro Señor Jesucristo, haga renacer en cada uno de ustedes una
nueva vida. Que al contemplar en el pesebre a Jesús Niño experimenten la
ternura con que Dios nos ha amado. ¡Felicidades!
Dios les bendiga.
Mons. Diego Monroy Ponce
Vicario General y Episcopal de Guadalupe
Rector del Santuario.
NOTA
1 JUAN
PABLO II, Discurso inaugural de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Santo
Domingo, (12 de octubre de 1992), 24: AAS 85 (1993), 826. Vuelto a citar en el documento Ecclesia in
America, Librería Editrice Vaticana, Ciudad del Vaticano, 1999, cap. I, no. 11, pp. 19-20.
4
EDITORIAL
E
l mes de septiembre afirmábamos que las
fiestas patrias, eran la antesala de un año
por terminar, ahora que estamos en el
umbral de este, no queda más que recapitular y
comenzar a “poner todo en la balanza”. No hay
que esperar a que llegue el último día del año
para hacerlo. Pues a medida que pasan estos
últimos sesenta días, la algarabía y la
efervescencia del espíritu consumista y lo
abochornador que antecede a la Navidad nos
imposibilitan pensar en el verdadero sentido de
las fiestas de fin de año, entiéndase en ellas: las
Posadas, la Noche Buena y la Navidad, el Año
viejo y el nuevo, el día de Reyes; incluso la
misma fiesta de la Candelaria)
nuestra vida, sólo basta detener la mirada, ver a
nuestro alrededor y ahí lo encontraremos; en el
enfermo, encarcelado, abandonado,
hambriento, en el más pobre, en el más débil,
en el recién nacido. Nuestro Adviento debe girar
y esperar en torno a todos ellos, seguros en la
promesa de que Él vendrá de nuevo.
Ese poner todo en la balanza nos lo posibilita el
tiempo del Adviento, durante cuatro semanas la
voz de Isaías, de Juan y de María nos ayudarán
en este recorrido hacía la noche santa de la
Navidad, en la que Jesucristo, Verbo eterno del
Padre, en la humanidad de nuestra carne nos
reconcilió con Dios, dándonos a conocer su
amor, haciéndose nuestro modelo de santidad y
participándonos de su naturaleza divina. Es el
Adviento el tiempo propicio para entender el
valor, el significado y la trascendencia de la
encarnación del Hijo de Dios.
Es nuestro deseo, que en este tiempo de gracia
del Adviento, las balanzas de nuestra vida
diaria, estas se inclinen rebosantes hacia las
cosas buenas, hacia los valores que ennoblecen
y enaltecen nuestra dignidad humana y
cristiana. Unidos en la alegre esperanza de la
Iglesia, digamos: Ven, ven Señor, no tardes.
Es necesario que hagamos de este ciclo de
Navidad un verdadero encuentro con los
hermanos, semejante al que Cristo realizó con
nosotros al encarnarse en el seno virginal de
María, la mujer de la esperanza plena. Este es
el único “comercio” que si vale en este tiempo,
pues Él comerció con el eterno Padre, el precio
de nuestro rescate; su sangre inmaculada.
Si bien es cierto que la Navidad es alegría,
también lo es, que esta tiene a su alrededor
muchos ruidos, gritos que la desorientan y la
sacan de su genuino sentido. Además es
verdaderamente triste que muchos que se dicen
cristianos, no comprendan el verdadero valor de
la encarnación y el nacimiento de Jesús
Salvador. Es necesario en este tiempo, buscar
el silencio y lograr escuchar en él la voz del
Señor, que con exigencia trastoca toda nuestra
vida. Es por eso que se hace necesario vivir el
Adviento con una nueva orientación, preparando
la venida del Señor, según sus caminos: es
enderezar lo torcido e igualar lo escabroso. Es
necesario ver qué aspectos de nuestra vida
tenemos que cambiar, que cosas elevar o
rebajar, cómo lo dice san Juan; y cuál es el
sendero recto por el que debemos transitar.
La celebración histórica de la venida del Señor
en la carne, nos mueve a centrar la mirada en el
futuro y mantenernos alertas y vigilantes para
esperarlo al final de los tiempos. En la tensión
del ya, pero todavía no. Cristo día a día viene a
ANÓNIMO
Sagrada Familia
Col. Particular
5
Año Jubilar
¿Qué es
el año jubilar
guadalupano?
E
6
l año jubilar guadalupano ha sido una
invitación extraordinaria de Dios para
comprender mejor el misterio de las
apariciones de “la perfecta siempre Virgen
Santa Maria,…” 1.
Este jubileo, celebrado entorno a los 475 años
de las apariciones de la Virgen de Guadalupe,
ha sido otro de los ricos y variados modos en
los que se ha articulado la vida espiritual y
pastoral de nuestra Arquidiócesis de México.
Durante este año jubilar, hemos tenido la
oportunidad de un renacimiento espiritual
guadalupano, en el cual no solo hemos crecido
en el amor a la Santísima Virgen Maria de
Guadalupe, sino también en el amor a su Hijo
Jesucristo, nuestro Señor; el sentido de este
tiempo de gracia ha sido eminentemente
teologal, ya que como cristianos peregrinos en
esta Iglesia local de México, hemos renovado
nuestra confianza en la Virgen Maria de
Guadalupe y, además, hemos podido renovar
nuestra fe, esperanza y caridad, al coger a
Aquel a quien Ella, como enviada de Dios a esta
nación, ha querido darnos a conocer llevándolo
en su vientre purísimo: “…Madre del
verdaderísimo Dios por quien se vive, el
Creador de las personas, el Dueño del cielo, el
Dueño de la tierra” 2. Ese es el mensaje que, de
fondo, debemos descubrir en la tilma del
humilde san Juan Diego Cuauhtlatoatzin.
Ha sido una verdadera metodología, y más, una
pedagogía que brota de la sabiduría eclesial
para acoger los impulsos que vienen del Espiritu
Santo.
A manera de resumen, la celebración de este
jubileo, ha sido una oportunidad para que todos:
Obispos, Presbíteros, Diáconos, Religiosos y
Religiosas, Laicos, hombre y mujeres, jóvenes,
ancianos y niños, pobres y ricos, podamos
centrar nuestra mirada en la Virgen María de
Guadalupe como modelo a seguir para impulsar
una nueva evangelización que haga posible una
nueva primavera cristiana para nuestro tiempo.
NOTAS
1 Cfr.
2
Ib.
Nican Mopohua, n.26.
Acontecimiento Guadalupano
Bula "Exaltavit Humiles"
de Juan Pablo II
Lic. Arturo Rocha Cortés
Director del Boletín Guadalupano
[email protected]
Lic. Arturo Rocha Cortés
Director del Boletín Guadalupano
C
C
[email protected]
on ésta colaboración concluimos la segunda
carta de Fray Diego de Santa María a Felipe
II, en la cu
on motivo de esta edición especial de
nuestro Boletín Guadalupano
dedicado a conmemorar este Año
Jubilar Guadalupano decretado por su
Eminencia, Card. Norberto Rivera Carrera,
Arzobispado Primado de México, nos ha
parecido oportuno reponer en esta sección
uno de los documentos más importantes y
entrañables para los guadalupanos de
México: la Bula de Canonización de San
Juan Diego Cuauhtlatoatzin, del Papa Juan
Pablo II, conocida como Exaltavit humiles
("Exaltó a los humildes") por las primeras
palabras con que comienza su memorable
texto. Fue dada en la ciudad de México el
31 de julio de 2002.
Ya antes la habíamos publicado
facsimilarmente en páginas de esta revista,
cuando apenas comenzaba a editarse (de
suyo en el primer número de su nueva
época). Aquí volvemos a presentar el
facsímil de este valioso documento
pontificio que proclamó Santo a Juan
Diego, acompañado de la traducción que
del latín preparara el P. Castro Pallares.
* Carta
7
Acontecimiento Guadalupano
8
Acontecimiento Guadalupano
9
Acontecimiento Guadalupano
10
Acontecimiento Guadalupano
11
Acontecimiento Guadalupano
12
Acontecimiento Guadalupano
13
Acontecimiento Guadalupano
14
Acontecimiento Guadalupano
Juan Pablo II, Papa,
Siervo de los Siervos de Dios
Para perpetua memoria del acontecimiento *
"Exaltó a los humildes" (Lc. 1, 52). La mirada de
Dios Padre se posó sobre un indígena
mexicano, es decir, sobre Juan Diego, a quien
enriqueció con el Don de renacer en Cristo, de
contemplar el rostro de la Bienaventurada María
Virgen y de asociarse en la evangelización del
Continente Americano.
De esto concluimos abiertamente cuán
verdaderas son las palabras con las que el
Apóstol Pablo enseña el método de realizar la
salvación eterna: "Lo plebeyo y despreciable del
mundo ha escogido Dios; lo que no es, para
reducir en la nada lo que es, para que ningún
mortal se gloríe en la presencia de Dios". (1 Cor
1, 28.29).
Así el Beato, cuyo nombre era, según la
tradición, Cuauhtlatoatzin (águila que habla)
nació alrededor del año 1474, en Cuautitlán,
perteneciente al reino comúnmente llamado
Texcoco. Ya adulto y unido en matrimonio,
abrazó el Evangelio y junto con su esposa fue
lavado con el agua del bautismo, proponiéndose
vivir bajo la luz de la fe y cumpliendo los
compromisos aceptados con Dios y con la
Iglesia.
En el mes de diciembre, de 1531, caminando
hacia un lugar llamado Tlatelolco, en la colina
que se llamaba Tepeyac, vio a la verdadera
madre de Dios que se le apareció y que le
mando ir con el Obispo de México para que le
edificara un templo en el lugar de la aparición.
El Sagrado Prelado, atendiendo a las
insistencias del indígena, le pidió una prueba
evidente del admirable acontecimiento.
El día 12 de diciembre, la Beatísima Virgen
María se dejó nuevamente ver por Juan Diego,
lo consoló y mandó que subiera a la cima de la
colina del Tepeyac y recogiera allí flores que
debía presentarle. Y a pesar del frío invernal y la
aridez del lugar, el Bienaventurado encontró
flores hermosísimas que puso en su manto y las
llevó a la Virgen. Ella le mandó que las
entregara al Obispo como un signo de verdad. Y
estando ante él, Juan Diego extendió el manto y
permitió que cayeran las flores; entonces en la
textura del manto apareció admirablemente
impresa, la imagen de la Virgen de Guadalupe,
que desde entonces se convirtió en el centro
espiritual de la nación.
Una vez construido el templo (a la reina del
cielo) en su honor, el Bienaventurado,
impulsado por la más alta piedad, todo lo dejó y
dedicó su vida a la custodia de aquella pequeña
capilla y en la recepción de los peregrinos.
Recorrió el camino de la Santidad en la oración
y en la caridad, sacando fuerzas del banquete
Eucarístico de nuestro Redentor, del culto a la
Madre del Redentor, de la comunión con la
Santa Iglesia y también de la Obediencia a los
Sagrados Pastores.
Todos los que lo conocieron quedaban
admirados por el esplendor de sus virtudes,
principalmente de su fe, de su esperanza, de su
caridad, de su humildad y el desprecio de las
cosas terrenas. Juan Diego, en la simplicidad de
su vida cotidiana, conservó fielmente el
Evangelio sin rechazar su condición de
indígena, totalmente consciente de que Dios no
discrimina linajes ni culturas sino que invita a
todos a que sean hijos suyos.
De esta manera, el Bienaventurado abrió más
fácilmente el camino para el que los indígenas
mexicanos y del Nuevo Mundo, tuviesen el
encuentro con Cristo y con la Iglesia.
Hasta el último día de su vida caminó con Dios,
quien lo llamó a Sí el año de 1548. Su recuerdo,
que siempre se asocia con la aparición de
nuestra señora de Guadalupe, trasciende los
siglos y alcanza las diversas regiones del
mundo.
15
Acontecimiento Guadalupano
El día 9 del mes de abril de 1990, delante de
Nosotros se dio a conocer el decreto sobre la
santidad de vida y del culto inmemorial
proporcionado al siervo de Dios Juan Diego.
El día 6 del mes de mayo, en la misma Basílica,
estuvimos presentes en la solemne celebración
en honor de Juan Diego, honrado con el título
de Beato. Por esos mismos días en esa misma
Arquidiócesis de México, se realizó un milagro
por su intercesión, cuyo Decreto se dio a
conocer el día 20 de diciembre del año 2001.
Yo, Juan Pablo, Obispo de la Iglesia Católica.
Marcellus Rossetti, protonot. (ario) apost. (ólico)
* Traducción al castellano del M. I. Sr. Cango. Dr.
Alfonso Castro Pallares
Y así, acogiendo la sentencia favorable de los
Padres Cardenales y de los Obispos
congregados en nuestra presencia en el
Consistorio del día 26 del pasado mes de
febrero, determinamos que el rito de
canonización se llevara a cabo el día 31 del mes
de julio del año 2002 en la ciudad de México.
Hoy, pues, en esta ciudad de México, en la
celebración sagrada, pronunciamos esta
fórmula:
"En honor de la Santísima Trinidad, para
exaltación de la fe católica y crecimiento de
la vida cristiana; con la autoridad de nuestro
Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles
Pedro y Pablo y la Nuestra, después de
haber reflexionado largamente, invocado
muchas veces la ayuda divina y oído el
parecer de numerosos hermanos en el
episcopado, declaramos y definimos Santo al
Beato
Juan Diego Cuauhtlatoatzin y lo inscribimos
en el catálogo de los Santos, y establecemos
que en toda la Iglesia sea devotamente
honrado entre los Santos. En el nombre del
Padre y del Hijo y del Espíritu Santo".
Lo que hemos decretado, queremos que ahora
y para siempre tenga fuerza, sin que nada, por
pequeño que sea, se oponga. Dado en la ciudad
de México, el día 31 del mes de julio del año
2002, vigésimo cuarto de nuestro Pontificado.
(Sello Pontificio)
(De su puño y letra, el mismo Papa firma)
16
Mons. Diego Monroy Ponce
describe el contenido de la Bula
PASTORAL
Año Jubilar
Guadalupano, una
pastoral viva
desde el Tepeyac,
a la Arquidiócesis de México,
a la República Mexicana,
a América y al Mundo
Mons. Pedro Agustín Rivera Diaz
Rector del Santuario Expiatorio a Cristo Rey
I
ndudablemente que el Año Jubilar
Guadalupano ha sido un tiempo de gracia
en el que, en lo particular, los presbíteros,
consagrado(a)s y laicos que realizamos nuestro
servicio pastoral a los pies de nuestra Morenita del
Tepeyac hemos experimentado la presencia
amorosa de Dios a través del rostro amable de la
“Niña del Cielo” de san Juan Diego (Nican
Mopohua 66, 110, 116,134, 166 212).
Él ha sido quien nos ha conducido a través de
estos trabajos para realizar las tareas que se nos
han encomendado en este gozoso jubileo y si aquí
mencionamos algunos de ellos, no es para
llenarnos de orgullo sino para dejar constancia de
la obra de Dios en medio de su pueblo.
En primer lugar destacamos que a lo largo de este
periodo 2006 hemos continuado realizando
nuestras más de 74 acciones integradas en 7
Áreas de Pastoral, con la participación de más de
982 agentes. Lo que ha sucedido en el Año Jubilar
ha venido a innovar nuestro estilo de trabajo, el
cual podemos agrupar en tres niveles y proyecta
nuestro quehacer pastoral de los próximos años
teniendo al Congreso Internacional de las Familias
en el año 2009, como una meta por alcanzar.
Nivel Interno
Como algo novedoso, en el que prácticamente
todos los canónigos han ido interviniendo, cabe
señalar la celebración festiva del día 12 de cada
mes, que nos ha dado la oportunidad de
profundizar del misterio de santa María como
Madre, como Reina, como Salud de los Enfermos,
como Esperanza…; además de disfrutar de la
liturgia, del canto, de la danza, de la oración, de la
música, de la orquesta, del mariachi, de los fuegos
pirotécnicos, etc.
17
Pastoral
En el campo cultural y de difusión del mensaje
guadalupano se han hecho diversas publicaciones
y se han presentado, entre otras obras, en CD “La
Guía de Documentos Novohispanos del Archivo
Histórico de la Basílica de Guadalupe”, “El Catálogo
del Archivo Musical de la Insigne y Nacional
Basílica de Guadalupe”. También se han adquirido
en este año, para el Museo Guadalupano más de
10 pinturas al óleo
Se ha comenzado con un diplomado “El
Acontecimiento Guadalupano”, impartido por Mons.
José Luis Guerrero Rosado, con el apoyo de la
Basílica de Guadalupe, la Universidad Lumen
Gentium y el Instituto Superior de Estudios
Guadalupanos A.C., con una participación de 23
alumnos. Los resultados han sido tan buenos que
se tiene ya contemplado institucionalizar esta
iniciativa y ofrecer, el próximo año, este diplomado
a un nuevo y mayor grupo de personas.
También hay que señalar que durante este año, con
bastante éxito y con una gran concurrencia se
realizó el Congreso Guadalupano del 26 al 31 de
julio.
Nivel Externo
El mensaje de Guadalupe nos lanza a la misión, el
Año Jubilar ha suscitado que al extranjero y a
diversas diócesis de la República, desde la
Basílica, hayan salido misioneros, encabezados por
Mons. Diego Monroy Ponce, a diócesis de Estados
Unidos y de República Dominicana, así como del
interior de la República, destacando entre otras las
de Córdova, Querétaro y Morelia. También se ha
hecho presencia en diversos ambientes de la
Arquidiócesis de México, al haber participado con
charlas y conferencias en vicarías episcopales, en
decanatos, en parroquias, en colegios, en grupos
apostólicos, etc.
Hacia la 5ª Conferencia del Episcopado
Latinoamericano
Durante este año, por determinación de la
Conferencia del Episcopado Latinoamericano
(CELAM), el recinto guadalupano fue la sede de las
celebraciones eucarísticas y momentos de oración
para dos eventos preparatorios a la V CELAM: “El II
Congreso de Doctrina Social de la Iglesia” (11 al 16
de septiembre 2006) y el “Encuentro Continental de
Pastoral Mariana” (27 de septiembre al 1 de
octubre). Cabe destacar que la V CELAM se
18
realizará en la Aparecida de Brasil y que como fruto
de esta importante reunión episcopal
latinoamiericana se nos darán los lineamientos para
una gran misión continental, por lo que en lo que
estamos orando para la realización de la CELAM nos
estamos preparando ya para participar con espíritu
de discípulos y misioneros de Cristo para que
nuestros pueblos tengan vida en Él.
Los acontecimientos de la Iglesia, a nivel
arquidicocesano, latinoamericano y mundial nos
señalan una serie de metas a cumplir en el 2009,
por lo que enmarcan el Plan Pastoral de la Basílica
de Guadalupe para los próximos 3 años. Algunos
de estos acontecimientos son:
En el 2007 la 5ª Conferencia del Episcopado
Latinoamericano (CELAM) en la Aparecida del Brasil.
En el 2008 el Congreso Eucarístico Internacional en
Canadá
En el 2009 el Congreso Internacional de las
Familias en la Arquidiócesis de México.
Pastoral
Congreso de las Familias 2009
Como todos sabemos el Papa Benedicto XVI ha
determinado que el 2009 se celebre en la
Arquidiócesis de México “El Congreso Internacional
de la Familia” por lo que esperando contar con su
visita, confiamos en que será él, el que bendiga la
Plaza Mariana, el Santuario a san Juan Diego o sus
avances y las obras de restauración y recuperación
del Templo Expiatorio a Cristo Rey, Antigua Basílica,
que por 267 años albergó el sagrado original de la
imagen de santa María de Guadalupe y que el 27
de abril de 2009 cumplirá 300 años de su
dedicación a nuestra Reina del Cielo.
Hacia la República y el Mundo
Son tantas y tantas las iniciativas y las actividades
ante los retos pastorales que se nos presentan a
futuro, que aunque en ocasiones se nos antoja,
decirle a Dios y a la Virgen, como lo hizo san Juan
Diego, que “le encargue a otro que conduzca, que
lleve, su amable aliento” (cf. Nican Mopohua 54), la
confianza en que son Ellos quienes conducen
nuestro caminar, hace que con júbilo aceptamos las
tareas que nos encomiendan, por lo que en
continuidad con lo que hemos venido haciendo en
la pastoral general, estamos ya preparando la visita
pastoral a nuestro santuario por parte del Emmo.
Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera para junio del
próximo año, nuestra participación en el Congreso
Eucarístico que se realizará en abril en las
instalaciones del templo Expiatorio a Cristo Rey,
antigua Basílica de Guadalupe, el Congreso
Guadalupano del 2007 en julio, además de los
compromisos que ya hemos asumido con algunas
diócesis de Estados Unidos, de América y de la
República Mexicana, como fruto de este año Jubilar
Guadalupano.
Oremos unos por otros y participemos todos con
entusiasmo, que es la misma, Reina del Cielo,
quien como a Juan Diego, a todos los que
trabajamos en la Pastoral de la Basílica y a los que
leen estas páginas, nos dice: “Escucha, el más
pequeño de mis hijos, ten por cierto que no son
escasos mis servidores, mis mensajeros, a quienes
encargue que lleven mi aliento, mi palabra, para
que efectúen mi voluntad; pero es muy necesario
que tú personalmente, vayas, ruegues, que por tu
intercesión se realice, se lleve a efecto mi querer,
mi voluntad” (Nican Mopohua 59 y 59).
19
ORACIONES
Hace treinta años...
Mario Bustamante Rubio
Diácono Permanente
A
l evocar el pasado, vivimos con más fuerza el presente
y nos proyectamos hacia el futuro. Sintamos cómo un
mensaje puede cobrar vida y actualidad y no sólo eso,
sino conmovernos al grado de impulsar nuestro intelecto al
análisis y a la reflexión.
Leamos pausadamente lo que sigue y nuestras inferencias
personales brotarán con nuevos bríos y propósitos.
El 17 de octubre de 1976, L ‘Osservatore Romano, aludiendo al
12 de octubre en México, publicó el siguiente mensaje de Su
Santidad Pablo VI:
Os dirigimos nuestra palabra en una ocasión singularísima, tan
llena para vosotros de profundo significado y que hace latir las
fibras más íntimas de vuestros corazones; la dedicación del
nuevo santuario en honor de Nuestra Señora de Guadalupe.
En este día, que quedará grabado en vuestras mentes y en
vuestra historia religiosa y patria, queremos asociarnos a
vosotros para compartir vuestra alegría, unir nuestra oración a
la vuestra y tributar junto con vosotros, nuestro homenaje de
devoción a la Madre del Señor y Madre de la Iglesia.
Sabemos que obedeciendo a la invitación de vuestros obispos,
os habeís preparado para celebrar con particular intensidad
espiritual esta fecha tan señalada. No podía ser de otra
manera; porque si Nuestra Señora de Guadalupe ha guiado y
alentado durante siglos la historia de vuestra nación, en los
momentos alegres y díficles; si Ella ha estado presente en
vuestra vida, desde la primera predicación misional del
Evangelio hasta hoy; si Ella ha sido el centro de vuestra unión e
impulso vigoroso de fidelidad cristiana; si Ella os acompaña
desde el bautismo, preside vuestros hogares y recibe vuestras
plegarías, en una palabra, si es parte tan entrañable de vuestra
existencia, no podía quedar en la penumbra un acto que debe
tener un flujo decisivo para México.
20
Oraciones
Sí, amados hijos, la dedicación de la nueva
Basílica de Guadalupe no es, no puede ser
una meta de llegada sino un punto de
partida. En efecto el templo inaugurado debe
ser símbolo de este templo espiritual y visible
que llamamos Iglesia (Cfr. 1 Cor 3,6)
Las multitudes que hoy y en el futuro se
encontrarán sobre las alturas de Tepeyac y las
que desde todos los ángulos de México mirarán
hacia él, deberán descubrir ahí su hermandad
profunda como hijos del mismo Padre. Y al
implorar juntos a la Madre de misericordia, de
todos los que viven en esta Tierra, habrán de
reflexión a fondo sobre las exigencias práctican
que ello implica.
Por ello y puesto que no hay vedadera
hermandad sin un amor operante y sin la previa
implantación de una auténtica justicia para
todos, la dedicación del nuevo templo debe
constituir el punto de arranque de un esfuerzo
permanente de mayor justicia social, de
búsqueda, de una crecienre educación cultural
que dignifique cada vez más a todas las
personas, de una lucha sin tregua a la
corrupción, de una eficaz ayuda espiritual,
moral, material para todos los oprimidos y
necesitados. Y no podríasmos dejar
demencionar aquí, con especial énfansis y
afecto. al más pobre, al campesino, que espera
con justa impaciencia la realización de las
promesas tantas veces hechas y olvidadas. A
él la Iglesia se siente pàrticularmente cercana.
para que estos objetivos puedan ser
alcanzados, exhortamos a cuantos trabajan en
el campo del apostolado, y en especial a
cuantos han de cuidad la pastoral en el nuevo
santuario, a una diligente evangelización del
pueblo, inculturando en él una delicada
atención a los aspectos religiosos y sociales de
sus vida. A los seglares y de modo particular a
los jóvenes encarecemos la maduración en la fe
y resposabilidad cristianas, poniéndose a
disposisición de los más indigente. A los ricos,
a los intelectuales y profesionales pedimos un
esfuerzo para crear un clima más justo, más
humano y cristiano. A los empleados, obreros y
campesinos sostenemos en la justa búsqueda
de sus derechos, confiados que cumplirán a la
vez sus reposposabilidades de trabajo. A todos
finalmente invitamos a pensar que mientras
exista injusticia, el templo ahora construido
no estará terminado.
Pedimos a la Virgen de Guadalupe que haga
realidad estas esperanzas. Que Ella os lleve a
Jesús, centro y destino final de nuestra
devoción y nuestra vida. Que Ella proteja
vuestra nación, conserve unidas vuestras
familias frente a los elementos disgregadores
que las amenazan y os haga vivir sin
demagogias ni odios estériles en una serena
justicia y una operante hermandad.
Os bendecimos a todos el nombre del Padre y
del Hijo y del Espíritu Santo.
21
PASTORAL
Santa María de
Guadalupe
Salud de los
Enfermos
Mons. Jorge Palencia Ramirez de Arellano
Canónigo de la Basílica de Guadalupe
Fernando LEAL
La curación de Juan Bernardino, 1947
Fresco
Capilla del Cerrito, INBG.
S
anta María, gloriosa y asunta a los cielos
está presente entre nosotros y
reconocemos su presencia especialísima en
el Tepeyac. Tal experiencia de la presencia de
Santa María de Guadalupe es la prueba más
fidedigna de que sigue siendo madre de los
vivientes: librando al hombre de los vínculos del
pecado, ayudándonos a superar todo sufrimiento y
a curar de toda enfermedad y dolencia con su
ternura y amor de Madre Nuestra.
1.- Santa María, "salus infirmorum" (salud de los
enfermos): origen, uso y sentido de la invocación.
La invocación de las letanías que califica a María
de Salud de los enfermos tiene un rico trasfondo
bíblico, patrístico y litúrgico, por no hablar de la
profundidad de nuestra piedad popular. María por
su vocación de intérprete y conciliadora, entró en el
orden de la unión hipostática de Jesucristo, y por
tanto se relacionó con la sustancia divina que
22
subsiste por sí misma o con el Verbo que en Ella
se encarnó permaneciendo inmutable, firme y
santo en la manifestación de la vida de criatura,
pero por encima de los límites y de la fragilidad
(infirmitas) del hombre; por tales razones, todavía
hoy presenta Ella a Dios los méritos y las
satisfacciones de las criaturas y derrama sobre
nosotros los dones que robustecen el espíritu en
aquellas virtudes terapéuticas que alivian los
dolores, restablecen el equilibrio psico-físico y
fortalecen y sanan la carne. Santa María, además,
es intérprete y conciliadora permanente y perenne
de nuestras debilidades, porque, si fue llamada a
cooperar en el plan redentor de Dios, en
consecuencia fue destinada por Dios a distribuir los
frutos de la redención misma: la Virgen María, que
cooperó con Cristo para devolverle al hombre la
salud, está llamada siempre a disponer de esa
misma salud, que es santidad espiritual, pero
también salud existencial psicofísica.
Pastoral
De manera espléndida ha resumido el Concilio
Vaticano II así los títulos marianos: "Por su amor
materno cuida de los hermanos de su Hijo que
todavía peregrinan y se debaten entre peligros y
angustias, hasta que sean llevados a la patria feliz.
Por eso la bienaventurada Virgen es invocada en
la Iglesia con los títulos de abogada, auxiliadora,
socorro, mediadora" (Lumen Gentium 62).
En la solemne proclamación por parte de S. S.
Pablo VI sobre María como Madre de la Iglesia,
subrayó la función y la misión curadora de María:
Salud de los enfermos (salus infirmorum).
En la exhortación apostólica "Marialis cultus" de
S.S. Paulo VI se precisa que: “…la Virgen, ofrece
una visión serena y una palabra tranquilizadora: la
victoria de la esperanza sobre la angustia, de la
comunión sobre la soledad, de la paz sobre la
turbación, de la alegría y de la belleza sobre el
tedio y la náusea, de perspectivas eternas sobre
las temporales, de la vida sobre la muerte” (MC. n.
57).
1531- Construida y aparejada la ermita del
Tepeyac, se organizó una solemne procesión para
trasladar la sagrada Imagen. Uno de los arqueros
dispara al aire' haciendo alarde, pero la flecha fue
a clavarse en la garganta de un desventurado que
cayó como muerto. Lo llevaron ante la sagrada
Imagen de la Virgen, le sacaron la flecha y, no sólo
resucitó, sino que se le sanaron las heridas. 1554Hubo una gran peste que se llevó a más de 12 mil
personas. Se hizo una gran procesión, con cantos,
desde el convento de Tlaltelolco hasta el
Santuario, suplicando su ayuda: al día siguiente
comenzó a disminuir la epidemia hasta
desaparecer por completo.
2.- Santa María de Guadalupe, Salud de los
Enfermos: " No Soy Yo Tu Salud"
En el Acontecimiento Guadalupano este dato de
María: Salud de los Enfermos es impresionante.
Ante la angustia de nuestro hermano San Juan
Diego. Santa María de Guadalupe afirma: "... Que
te preocupa, que te apura, no Soy Yo tu Madre?
No soy Yo tu Salud? (Nican Mopohua). El
resultado lo conocemos la milagrosa curación del
Tío de Bernardino y la gloriosa V aparición de
nuestra Señora ante el enfermo agonizante.
Muchos han sido los milagros que han
acompañado el Acontecimiento Guadalupano, para
nombrar algunos:
1531- El historiador mexicano Ixtlilxóchitl estimaba
que uno de cada cinco niños en el México Antiguo
fue sacrificado. Estos asesinatos rituales
alcanzaron su cúspide en 1487, al dedicar un
nuevo templo a Huitzilopochtli en Tenochtitlán,
donde fueron sacrificados más de 80 mil seres
humanos. Nuestra Señora usó el término azteca
(náhuatl) coatlaxopeuh, el cual es pronunciado
quatlasupe = Guadalupe. Coa significa "serpiente",
tla es el artículo «la», mientras xopeuh significa
"aplastar". Así, Nuestra Señora se debió haberse
referido a ella misma como «la que aplasta a la
serpiente». Nuestra Señora de Guadalupe aplastó
la serpiente de la idolatría y clausuró el genocidio
de inocentes en 1531.
Miguel CABRERA
Aparición a Juan Bernardino
Óleo sobre tela
Convento de Capuchinas de Nuestra Señora de Guadalupe
23
Pastoral
1695- Azota a la ciudad de México una peste,
llamada de «tabardillo» en la que mueren muchos;
mas al terminar una piadosa novena a la Madre de
Guadalupe cesó enteramente. 1736-1737- En
1736 se juntan una serie de calamidades para la
ciudad: una epidemia de peste de «matlazahuat1»
(fiebre tifoidea) en la que perecieron más de 40 mil
personas; en septiembre hubo un gran temblor y
por el mes de diciembre varios huracanes
llamados «vientos de la muerte». A principios del
año.
1737 el Arzobispo-virrey don Juan Antonio
Vizarrón, nombra a Nuestra Señora de Guadalupe
patrona principal de la nación, y el12 de diciembre
como fiesta principal. La peste cesó.
1850- Luego de un triduo en su honor, salva a la
población de la ciudad de México de la peste del
cólera. 1996- Su Santidad Juan Pablo II distinguió
con su predilección al Santuario del Tepeyac, a "la
Casita de Nuestra Señora" al otorgarle la Sede
Mundial para la celebración de la IV Jornada
Mundial del Enfermo el 11 de Febrero de 1996, con
12,000 enfermos reunidos en tomo a María y
enlazados vía satélite con todos nuestros
hermanos enfermos y ancianos del planeta, el
Acontecimiento Guadalupano llegó al mundo como
abrazo amoroso de Santa María de Guadalupe.
24
2000 Con ocasión de la celebración del Año Santo
del 2000, nuevamente el Tepeyac, a petición del
Santo Padre fue co-sede Mundial para la
celebración de la VIII Jornada Mundial del
Enfermo, el 11 de Febrero de 2000. Enlazados los
principales santuarios marianos vía satélite, nos
unimos a la magna celebración con el Santo Padre
en la Basílica Vaticana de San Pedro. El Papa nos
insistía: "Confío que en el camino de los hermanos
y hermanas enfermos, nos acompañe María, la
Virgen Madre, la cual, al pie de la cruz compartió
los sufrimientos de su Hijo, y habiéndose
convertido en experta en el sufrimiento, ejerce su
constante y amorosa protección en favor de
cuantos viven en el cuerpo y en el espíritu los
límites y las heridas de la condición humana".
Santa María de Guadalupe, Salud de los enfermos
los favores y milagros que haces son incontables y
muchos de ellos no se conocen públicamente.
Eres visitada por millones de enfermos, de alma y
cuerpo que buscan y encuentran en Ti el auxilio
eficaz, consuelo de una Madre. Señora en tus
manos maternales envuelves y confortas a tus
hijos cansados y enfermos pero lleno de
esperanza llegan a ''tu casita" y tu maternalmente
pronuncia nuevamente Desde el Tepeyac al
Mundo: ¿No estoy Yo aquí que soy tu Madre? ¿No
soy Yo tu Salud?
PASTORAL
“Guadalupe”,
signo del Amor
Maternal de Dios
Hemos sido elegidos por Dios
(Hch 10, 41)
Lic. Ma. Concepción Castillo de Jiménez
Secretaria Ejecutiva de la Pastoral General del Santuario
concepción.jimé[email protected]
D
ios, para realizar su plan de amor a favor de
la humanidad, interviene en nuestra vida
por medio de signos. El signo radiante que
nuestro Padre Dios nos ha otorgado hace 475
años es el Acontecimiento Guadalupano, para
iluminar con su albor las circunstancias concretas
de nuestra vida. Es Jesucristo el “Evangelio”, la
Buena Nueva de Dios, que ha venido través de
Santa Maria de Guadalupe a México Tenochtitlán,
los primeros días del mes de diciembre de 1531.
Hecho trascendental e histórico, que representa
una elección, un llamado de Dios a conocer,
aceptar y seguir a Cristo, siendo nuestra respuesta
la fe y la conversión a una vida nueva, a un camino
nuevo, a la verdad que nos hace libres y nos da la
salvación y la felicidad en plenitud. Todo esto se
resume en una sola palabra: “Palabra de Dios” que
se ha hecho carne en el seno virginal de la Virgen
María, Jesucristo, nuestro “camino, verdad y vida”
(cf. Jn 14,6).
El 12 de diciembre de 2005, en la celebración del
los 474 aniversario del glorioso “Acontecimiento
Guadalupano”, el Emmo. Sr. Cardenal Norberto
Rivera Carrera, leyó el decreto por el cual
declaraba del 12 de diciembre 2005 al 12 de
diciembre 2006 como “Año Jubilar Guadalupano”.
En el decía: “Dios dio nacimiento a nuestra Iglesia
mexicana y a nuestra propia patria mestiza, al
haber posibilitado la unión y fusión de nuestros
padres indios y españoles, al hermanarlos en el
maternal amor de su Madre Santísima”.
25
Pastoral
Santa María de Guadalupe ha querido estar de
modo especial con nosotros, al dejar estampada
su preciosa imagen en la “tilma” de san Juan
Diego Cuauhtlatoatzin. 475 Años de su maravillosa
presencia que nos impulsa a venerarla y amarla
como la Niña del Cielo portadora de la Luz, la
Verdad y la Vida. Ella se presenta embaraza, en
su seno bendito late el “Sol” que nace de lo alto,
que disipa las tinieblas y la sombra de muerte.
Como buena Madre María de Guadalupe, nos
ayuda a prepararnos para vivir ante la proximidad
de la Navidad un encuentro vivo y personal con su
Hijo amado. Nos guía y enseña a recorrer
fielmente el camino que Dios nos señala para
configurarnos cada vez más con Jesucristo el
Señor. La Virgen María creyó en lo anunciado por
el ángel y dejó que el Espíritu de Dios actuara en
su seno virginal para convertirla en la “Madre del
verdaderísimo Dios por quien se vive” (cf. Nican
Mopohua No.26).
Es “Guadalupe” nuestra dulce y compasiva
Madrecita, quien al mostrar y darnos al
“Ipalnemohuani (Aquel por quien se vive), al
Teyocoyani (Creador de las personas), al Tloque
Nahuaque (Dueño del estar junto a todo y del
abarcarlo todo), y al Ilhuicahua Tlaltipaque (Señor
del Cielo y de la Tierra) (cf. Nican Mopohua No.
25-26), nos confirma como nuevo pueblo de Dios,
nueva raza cósmica, nueva nación mestiza y
cristiana.
Ciertamente, Dios para anunciar su “Buena
Nueva”, se vale de los disponibles, de los que
asumen su mandato misionero, y en esos
momentos eran nuestros padres españoles, los
cuales dentro de sus deficiencias humanas, le
respondieron heroicamente. De tal manera que a
ambos, indios y españoles, Cristo les debía de
ayudar complementando lo que ellos no podían,
puesto que lo que podían lo habían hecho.
Ya desde los orígenes de su aparición y
advocación de Guadalupe, María constituye el
gran signo, de rostro de amor maternal y
misericordioso, de la cercanía del Padre y de
Cristo, con quienes Ella nos invita a entrar en
comunión (cf. El Encuentro de la Virgen de
Guadalupe y Juan Diego Pbro. Eduardo Chávez S.
Mons. José Luis Guerrero R. Pbro. Fidel
González) y caer de rodillas ante Él para adorarlo,
proclamarlo y nombrarlo Señor de nuestras vidas.
Hace 475 años, cuando se gestaba el encuentro
de dos mundos que vivían en una violenta y
dramática contraposición, como lo reconocería
Fray Juan de Zumárraga al decir: <que no veía
salida humana posible si Dios no hace un
milagro>, Dios interviene en la historia para
reconciliar, hermanar y dar nueva vida, a una
situación humanamente sin salida, por medio del
“Acontecimiento Guadalupano.
26
© Rocío Sandoval
Recordemos que san Juan (19,26) da testimonio
de que el Señor Jesús nos da a María como
Madre de todos los hombres. Su misión maternal
de intercesora y abogada en el plan de salvación
de Dios, no cesa después de su Asunción a los
cielos. “Por su amor maternal cuida de la
hermandad de su Hijo, misma que aún peregrina
en al tierra rodeada de peligros y dificultades,
hasta que sea conducida a la casa santa (Lumen
Gentium No. 62), prueba de ello es el glorioso
Acontecimiento Guadalupano.
Rocío SANDOVAL
Guadalupe Chicomexochitl "Madre 7 - Flor"
Pastel s/tule
70 x 100 cms.
Pastoral
Los signos de nuestro tiempo, son una elocuente
y urgente convocatoria a potenciar el mandato
evangélico de amar a Dios y a nuestro hermano,
y en particular a nosotros, que hemos sido
favorecidos por gracia divina con el gran don del
Acontecimiento Guadalupano, para que
asumamos la gloriosa y onerosa obligación,
primero, de reconocernos elegidos y depositarios
privilegiados de está gratuidad divina, segundo,
corresponderle a Dios con nuestra fe y
conversión, manifestada en la adhesión y
seguimiento a Jesucristo y tercero, dando
testimonio con nuestra propia vida, del amor, la
misericordia, la unidad y la esperanza en Cristo y
predicar al mundo entero la maravillosa
intervención de Dios en nuestra historia particular,
a través del amor maternal de la “Madre del Dios
por quien se vive y que se honra en ser Madre de
todos los que en esta tierra estemos en uno y de
las demás variadas estirpes de hombres…”
(Nican Mopohua 30-31), cumpliendo el
mandamiento nuevo de “amarnos los unos a los
otros, como Él nos amó” (Jn 13, 34)
Nada más hermoso que oír que la Madre de Dios,
se honra es ser Madre nuestra, Y que hace lo
propio de una Madre: “escuchar llanto…curar
miserias, penas y dolores; pero Ella no ofrece que
no las tendremos, esto significa el verdadero
amor de una Madre, que no impide que sus hijos
experimenten las penas y dolores de está vida,
porque sabe que es como aprenden, mejoran y
crecen.
Madre que no abandona al hijo en la desventura,
sino que lo conduce a Cristo y lo encomienda a
su misericordia. Santa María de Guadalupe es
nuestra madre en común, que nos tiene bajo su
sombra y resguardo y que no cesa de
manifestarnos el amor de Dios.
que Jesús nos diga (cf. Jn 2,5). Vivir el
Acontecimiento Guadalupano en su plenitud, es la
experiencia fraterna de encuentro con el Señor
resucitado, camino para la conversión, la
comunión y la solidaridad no sólo en nuestra
patria, sino en el mundo.
María de Guadalupe Madre y Maestra en el amor,
en la fe y en la esperanza, es camino seguro para
llegar a Cristo. Su amor hizo posible la
reconciliación y la unión del antagonismo de
nuestros padres españoles e indios. Su amor hizo
posible que nuestros ancestros indios aceptaran a
Cristo como Dios y Señor.
Y sólo su amor hizo posible que ellos, la vieran y
reconocieran como la “perfecta Virgen”, la
amable; la compasiva, la maravillosa Madre del
verdaderísimo Dios por quien se vive, Madre suya
y de todos los que en esta tierra estén en uno (cf.
Nican Mopohua 26-31). La Virgen de Guadalupe
ama y aprecia lo que son sus hijos. El amor de
Dios, no tiene límites, no tiene principio ni fin, no
tiene tiempo, simplemente es “perenne” “ES AMOR
- ES DIOS”.
Tales hechos verdaderos y maravillosos de Dios,
nos colman de felicidad y gratitud por ser objeto
de su benevolencia divina y nos impulsan a ir
juntos como Iglesia, al encuentro del Salvador
para adorarlo y glorificarlo en la próxima Navidad
y ante el umbral del año 2007, teniendo como
marco luminoso el 475 Aniversario de las
apariciones de la Virgen de Guadalupe a san
Juan Diego Cuauhtlatoatzin; celebrando
cristianamente con “Flor y Canto” signos de
nuestra fe inculturizada; el nacimiento de nuestra
nación cristiana y guadalupana, compartiendo el
signo del amor maternal de Dios al mundo entero.
Escuchar y meditar las palabras de nuestra
Muchachita, nuestra Niña del Cielo, palabras de
inmenso amor y reverencia, nos hará vivir en paz,
en armonía, en justicia y concordia. ¿Dónde? en
esa “Casita” que pidió se le levantara, hoy la
casita del Tepeyac es el corazón de cada hombre
y mujer que acepte y siga a Cristo como su
Señor y Salvador, amando, perdonando,
reconciliando, sirviendo, aceptando y uniendo,
esto es hacer lo que Él nos pide: “amarnos los
unos a los otros como Él nos ha amado (cf. Jn
13,34). ¡Hermanos hay que amar hasta que
duela, amar hasta dar la vida por el otro, hacer lo
27
PASTORAL LITÚRGICA
Celebraciones
litúrgicas y de
religiosidad popular
en el Año Jubilar
que preparan la
celebración de los 475
años de las apariciones
de Santa María de
Guadalupe
M.I. Sr. Cango. Pbro. Lic. Pedro Rafael Tapia Rosete
Arcipreste del Cabildo Colegiado de Guadalupe
Coordinador de la Pastoral Litúrgica
E
n el mes de octubre de de 2005 el Cabildo
Colegial de Guadalupe, nos preguntábamos
qué tendríamos que hacer para preparar las
celebraciones jubilares del 475º aniversario de las
apariciones de Santa María de Guadalupe, que
celebraremos el 12 de diciembre del 2006.
Vino una lluvia de ideas y finalmente acordamos
celebrar de un modo muy especial los días 12 de
cada mes, de tal suerte que cada día 12 fuera una
fiesta que nos preparara en todos los sentidos a la
gran celebración jubilar del 12 de diciembre del
año venidero.
28
Cada uno de nosotros, los Canónigos del Cabildo
Colegial de Guadalupe, tomaríamos un día 12, de
cada uno de los meses de 2006 para que
organizáramos las actividades, litúrgicas,
evangelizadoras, catequéticas, culturales y de
festejo popular que pudiéramos implementar a fin
de ofrecer al pueblo de Dios elementos que fueran
preparando el ánimo de este gran jubileo.
Comenzamos por escoger el mes que cada quien
quería coordinar y con la ayuda de todos lograr
salir adelante en este empeño.
Pastoral Litúrgica
La lista final quedó integrada de la siguiente forma:
12 de enero
Mons. Diego Monroy Ponce, Rector del Santuario
y Presidente del Cabildo
13 de febrero
Cango. José Antonio Vallejo Sánchez
12 de marzo
Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz
12 de abril
Cango. Adolfo Miguel Guerrero Torres
12 de mayo
Mons. Diego Monroy Ponce, Rector del Santuario
y Presidente del Cabildo
12 de junio
Cango. Jesús Guízar Villanueva, Coordinador de
la Pastoral Profética
12 de julio
Cango. Mons. Jorge Antonio Palencia Ramírez de
Arellano
12 de agosto
Cango. Manuel Hernández Arias
12 de septiembre
Cango. Luis Felipe García Alvarez
12 de octubre
Cango. Pedro Rafael Tapia Rosete, Arcipreste del
Cabildo, Coord. Past. Litúrgica
12 de noviembre
Cango. Juan José Aranguren Ucieda, Coordinador
de la Pastoral Socio-caritativa
12 de diciembre
Todos
12 de enero 2006
En este primer mes, correspondió a nuestro Señor
Rector, Mons. Diego Monroy Ponce organizar las
actividades del jueves 12 de enero. Con su
creatividad e iniciativa, logró hacer de todo este día
un verdadero día de fiesta. Por la mañana la Misa
Capitular que él mismo presidió, tomamos el
esquema de la Misa propia de Santa María de
Guadalupe tal como aparece en el Misal y
Leccionario Romano. En esta celebración
eucarística se invitó como en las grandes
solemnidades al conjunto de trompetas y timbales
que hicieron más solemne el canto de la Schola
Cantorum de Adultos y el Colegio de Infantes.
La Archicofradía Universal de Santa María de
Guadalupe presentó a nuevos candidatos para se
les impusiera la medalla correspondiente y fueran
agregados así como miembros de esta insigne y
antigua corporación, que tiene como misión dar a
conocer y promover el culto a Santa María de
Guadalupe..
Por la tarde a las 17.00 hrs. con el canto solemne
de Himno del AKATHISTOS que es el Himno
litúrgico con el que la Iglesia Bizantina alaba a la
Santísima Trinidad en honor de la Bienaventurada
Virgen María, que la Iglesia canta desde tiempo
secular.
Me corresponde ahora, presentar la reseña de lo
celebrado litúrgicamente y de religiosidad o piedad
popular durante este año Jubilar y por tal motivo
solamente me referiré a las celebraciones
eucarísticas y de piedad popular llevadas a cabo
cada día 12 de cada mes en la Misa principal que
cada día se celebra en esta Basílica a las 9:00 y el
rezo del Santo Rosario a las 17:00 hrs., y si las
hubo en su momento, otras celebraciones
litúrgicas, sacramentales como ha sido la
celebración comunitaria del Sacramento de
Reconciliación con absolución individual que se ha
celebrado de un modo muy especial todos los
viernes del año de 11:00 a 13:00 hrs., con una muy
buena participación de fieles y entre 18 a 20
confesores normalmente.
Lo mismo que sucedió en la celebración de este
Sacramento el lunes, martes y miércoles santos,
una gran afluencia de fieles y confesores, o de
religiosidad popular que acompañaron dichas
fiestas de preparación.
29
Pastoral Litúrgica
Para poder participar de esta celebración se
hicieron las partituras y la letra del Akáthistos, se
invitaron a participar a los tres Seminarios
Arquidiócesanos: Conciliar de México,
Redemptoris Mater, Hispano de Santa María de
Guadalupe, a las comunidades femeninas de vida
consagrada y al pueblo de Dios en general, para
ello se enviaron partituras a cada comunidad de
los seminario y de las comunidades de vida
consagrada para que en cada comunidad se
estudiara y se hicieran los ensayos necesarios y
poder entonar juntos la misma alabanza.
De las personas se pedía que fueran:
- Avezadas y cuerdas,
- Prudentes y diligentes,
- Bien criadas y habladas,
- Recios, bien dispuestos y de buena conducta,
- No cobardes ni temerosos,
- Hombres hábiles y con buen entendimiento
(Códice Florentino).
El Akáthistos es una composición inspirada, que
contempla a la Virgen Madre en el proyecto
histórico-salvífico de Dios, desde la creación hasta
su cumplimiento al final de los tiempos
indisolublemente unida a Cristo y a la Iglesia como
Madre del Verbo y Esposa inmaculada del divino
Esposo.
La Virgen Santísima le pide al obispo que le
construya un templo. “Mucho quiero, ardo en
deseos de que aquí tenga la bondad de
construirme mi templecito”
Así pues, reunidos en el interior de la casita
sagrada, los alumnos de nuestros Seminarios con
sus formadores y una multitud de hermanas
religiosas, se comenzó el canto del Akáthistos, fue
toda una experiencia espiritual riquísima que nos
dejo boquiabiertos.
“Entregárselo a Él, a Él que es todo mi amor, a Él
que es mi salvación”.
12 de Febrero
M.I. Sr. Cango. José Antonio Vallejo Sánchez
Debido a que el día 12 de este mes se celebraba
en día Domingo, desde que se organizaron estas
celebraciones convenimos en trasladar la
celebración al día siguiente, a fin de tener la
oportunidad de más espacio, que el día Domingo
era más difícil tener. Por esta razón, fue el lunes 13
de febrero cuando el M.I. Sr. Cango. José Antonio
Vallejo Sánchez organizó las celebraciones de este
día.
La celebración eucarística principal tuvo lugar a las
9.00 de la mañana, en la misa Coral. Ya desde la
celebración de Laudes tomamos el esquema
propio de la memoria de la Santísima Virgen María
y el esquema de la Misa el propio del 12 de
diciembre con sus lecturas.
La presencia de la Schola Cantorum de Adultos y
el Coro de Infantes, acompañados de las
trompetas y timbales, hizo que la celebración de la
Misa tuviera una mayor solemnidad. Es cierto que
todos nos sorprendimos que en día lunes hubiera
tal solemnidad. Al final de la misa cantamos con
emoción y fervor el Himno Guadalupano.
30
En su homilía el M.I. Sr. Cango. José Antonio
Vallejo resaltó lo siguiente: “Escogió al humilde
San Juan Diego como mensajero, siguiendo la
costumbre de aquel tiempo”.
El templo lo quiere para entregárselo a su Hijo
Santísimo, que es todo su amor, mirada
compasiva, su auxilio, su salvación.
Pastoral Litúrgica
12 de Marzo
Rvdo. Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz
En este mes de marzo correspondió la
coordinación de los festejos guadalupanos al M.I.
Sr. Cango. Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz,
Coordinador General de la Pastoral del Santuario y
Rector del Templo Expiatorio a Cristo Rey (Antigua
Basílica).
La Eucaristía Solemne la presidió nuestro Señor
Rector Mons. Diego Monroy Ponce, a esta
solemne Eucaristía siguió inmediatamente la
Inauguración de una exposición fotográfica y de
objetos utilizados por el Beato Miguel Agustín Pro
Juárez, mártir de Cristo Rey y Santa María de
Guadalupe, fusilado el 23 de noviembre de 1927,
en el lugar que ocupa el día de hoy, el edificio de la
Lotería Nacional, donde se encontraba entonces la
Comandancia de Policía.
A las 12:00 hrs. tuvo lugar en el Templo Expiatorio
a Cristo Rey una solemne celebración Eucarística
y posteriormente la Adoración del Santísimo
Sacramento, presidida por Mons. Pedro Agustín
Rivera Díaz. A las 17:00 hrs. en la Basílica el rezo
del Santo Rosario, rezo que tiene lugar todos los
días del año en la Basílica de Guadalupe y el
Templo Expiatorio.
12 de Abril
M.I. Sr. Cango. Adolfo Miguel Guerrero Torres
El 12 de Abril de este año, ocurrió dentro de la
celebración de la Semana Santa. Por tal razón,
aunque por ser la semana mayor, no se pudo
presentar un programa muy festivo, la modestia de
la fiesta coordinada por el M.I. Sr. Cango. Adolfo
Miguel Guerrero Torres tuvo su impronta muy
personal.
Él mismo presidió la misa Capitular a las 9:00 hrs.
Durante esta celebración expresó la importancia
de la participación de la Santísima Virgen María en
el misterio de la Cruz y como Cristo nos la dio por
Madre en la cruz.
Al tomar los textos de la Escritura, nos habló de
cómo la liturgia de la Iglesia en estos tres primeros
días de esta semana santa, nos presenta los
textos del profeta Isaías que hablan de los tres
primeros cánticos del Siervo de Yahveh, para
dejar el cuarto en la celebración litúrgica del
viernes santo y en el evangelio, se nos presenta a
Cristo nuestro Señor con Judas Iscariote como
contraposición a la realización del gran misterio de
Amor, que es la Redención.
31
Pastoral Litúrgica
Por la tarde, a las 17:30 hrs. en un concierto, se
reestreno la obra “Las siete Palabras” de José C.
Camacho (1876), interpretada por la Schola
Cantorum de Adultos de la Basílica y el Coro de
Infantes.
12 de Mayo
Revmo. Mons. Diego Monroy Ponce
En el mes de María, consagrado desde tiempo
inmemorial a honrar a nuestra Madre Santísima,
correspondió a Mons. Diego Monroy Ponce, Rector
de nuestro Santuario guadalupano coordinar los
festejos de este día con las siguientes
celebraciones litúrgicas y de piedad popular.
A las 9:00 de la mañana en la celebración principal
de cada día en esta Venerable Colegiata de
Guadalupe, en la que de un modo muy especial se
ora y se pide por los bienhechores vivos y difuntos
de esta Basílica, además de las intenciones que
muchas personas piden que se ore y se celebre
por ellas, los Canónigos y Capellanes las asumen
como intenciones personales para ofrecer cada día
32
la misa Capitular. No quiero dejar de señalar, que
al igual que los meses anteriores ha sido la Schola
Cantorum de Adultos y el Coro de los Infantes de
la Basílica quienes han cantado los cantos
litúrgicos de esta celebración, acompañados como
se ha hecho este año, por las trompetas y timbales
que han solemnizado más nuestra Eucaristía. A las
12:00 hrs. nuevamente nuestro Señor Rector
presidió en el recinto guadalupano la celebración
Eucarística para el Pueblo de San Mateo
Tlalchichilpan, que ha participado entusiastamente
en los festejos de este mes. En esta Eucaristía
también tuvo lugar, la celebración del Sacramento
de la Unción de los Enfermos, a personas que
fueron catequizadas y preparadas para ello.
A las 14:00 hrs. en el Altar Mayor se celebró la
Santa Misa con la Mesa Directiva de peregrinos de
Querétaro y el Seminario Diocesano de Querétaro.
A las 17:00 hrs. el rezo del Santo Rosario y la hora
Santa estuvo a cargo del Colegio Marie Curie,
vecinos de este Santuario.
Pastoral Litúrgica
12 de Junio
M.I. Sr. Cango. Jesús Guízar Villanueva
El sábado 9 de junio a las 17.00 hrs. tuvo lugar en
el Altar Mayor de nuestra Basílica de Guadalupe, la
ordenación de los Diáconos de nuestra
Arquidiócesis de México: Diáconos transitorios
egresados de nuestro Seminario Conciliar de
México y los Diáconos Permanentes egresados de
la Comisión para el Diaconado Permanente de
nuestra Diócesis.nuestro Seminario Conciliar de
México y los Diáconos Permanentes egresados de
la Comisión para el Diaconado Permanente de
nuestra Diócesis.
El grupo de Diáconos transitorios, desde que
estaban en el Curso Introductoria de nuestro
Seminario eligieron como patrono del grupo al
Beato Mons. Rafael Guízar y Valencia y con
ocasión de su ordenación diaconal pidieron al
Excmo. Sr. Arzobispo de Xalapa Mons. Sergio
Obeso Rivera por medio de nuestro Arzobispo el
Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, les
pudiera conceder que la Insigne reliquia del
Corazón incorrupto del Beato Mons. Rafael Guízar,
estuviera presente en su ordenación Diaconal.
El Arzobispo de Xalapa y la Postulación de la
causa de Canonización les concedió, que la
Insigne reliquia pudiera venir hasta esta Basílica.
Con tal motivo se organizó una pequeña comisión
formada por el Arcipreste del Cabildo Colegial de
Guadalupe, el M.I. Sr. Cango. Jesús Guízar
Villanueva, sobrino-nieto del Beato, ya que el papá
del Sr. Cango. Jesús Guízar era primo hermano
del Beato Mons. Rafael Guízar, de tres de los
futuros Diáconos, para presentarse en el convento
de las religiosas Adoratrices de Xalapa para
recoger la Insigne reliquia y trasladarla hasta esta
ciudad de México.
Conciliar de México, los Excmos. Sres. Obispos
Auxiliares y Vicarios Episcopales de esta
Arquidiócesis de México, presididos por nuestro
Arzobispo el Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera
Carrera recibíamos solemnemente la Insigne
Reliquia del Beato Mons. Rafael Guízar y Valencia
que llevamos en hombros hasta el presbiterio y la
colocamos en un lugar adecuado.
La insigne reliquia permaneció en esta Basílica de
Santa María de Guadalupe hasta el martes 13 de
junio a las 11:00 hrs. que fue devuelta por otra
Comisión a la Arquidiócesis de Xalapa, Veracruz.
Este mes el 12 de junio, correspondió
precisamente la celebración jubilar al M.I. Sr.
Cango. Jesús Guízar Villanueva, que como
comprendemos la visita de la Insigne reliquia de su
tío-abuelo Mons. Rafael Guízar y Valencia, vino a
ennoblecer más estas celebraciones jubilares.
La misa fue acompañada con los cantos litúrgicos
entonados por un mariachi. La Insigne reliquia fue
puesta en el pasillo central de la Basílica, a la
veneración de los fieles que acudieron en masa a
tocarla a través de los cristales blindados que
cubren un corazón de plata, que resguarda el
Corazón Incorrupto del Beato Mons. Rafael Guízar
y Valencia.
A las 10:00 estuvo presidiendo la celebración
Eucarística de la peregrinación de la Arquidiócesis
de Durango, el Excmo. Sr. Arzobispo Héctor
González quien se unió también a este festejo
jubilar.
A 12:00 tuvo lugar la Misa de la Peregrinación de
la Diócesis de Saltillo, Coah., que presidió su Sr.
Obispo Mons. Raúl Vera en la que el Seminario de
Saltillo dio gracias por su Primer Centenario.
El primer lugar al que fue llevada la Insigne reliquia
fue a la Parroquia de San Pedro mártir de Verona,
en Tlalpan D.F., a la entrada de la carretera a
Cuernavaca, por la carretera Federal, lugar donde
el Futuro Diácono Gilberto López estaba
ejerciendo su apostolado antes de ser ordenado
diácono. Y que fue uno de los tres seminaristas de
este grupo, que formaba parte de la comisión que
fue en búsqueda de la Insigne reliquia.
Al día siguiente a las 16:30 hrs., en la puerta
Monumental número 5, la puerta central de la
Basílica, el Cabildo Colegial de Guadalupe en
pleno, los Formadores de nuestro Seminario
33
Pastoral Litúrgica
Por último y para culminar este día de festejos en
honor de Santa María de Guadalupe a las 17:00
tuvo lugar un recital de Órgano, Piano. Poesía y
Canto, interpretando la obra poética del sobrinonieto del Beato Mons. Rafael Guízar Valencia: el
M.I. Sr. Cango. Jesús Guízar Villanueva.
12 de Julio
Rvdo. Mons. Jorge Antonio Palencia Ramírez de
Arellano
En esta Jornada dedicada a los Movimientos
Laicales en la Arquidiócesis Primada de México,
hemos profundizado el significado que tiene para
cada Apóstol Laico su Bautismo y su llamado a la
santidad, como las actividades de la vida cotidiana
son ocasión de unión con Dios y de cumplimiento
de su voluntad, y como también de servicio
apostólico al prójimo debe conducirlos a la
comunión con Dios en Cristo.
Presidió la celebración Eucarística el Excmo. Sr.
Obispo Luis Fletes Santana, Vicario Episcopal para
los Laicos.
La temática de esta Jornada, en la Eucaristía
Solemne con participación de los Organismos
Laicales de la Arquidiócesis de México, en la
peregrina de la Arquidiócesis de Yucatán, en el
34
Recital en el Rosario y en el Concierto, todo se
centró en cómo: la vocación a la santidad del
laicados apostólico está ligada íntimamente a la
Misión de la Iglesia, pues es en la Evangelización
donde se concentra y se despliega el mandato de
Jesucristo «Id por todo el mundo y proclamad la
Buena Nueva a toda la creación» (Mt 16,15).
12 de Agosto
M.I. Sr. Cango. Manuel Hernández Arias
En el mes que la Iglesia Universal celebra la
solemnidad de la Asunción de María a los cielos, el
último dogma proclamado por la Iglesia el 1º de
noviembre de 1950 por su Santidad el Papa Pío
XII, de feliz memoria, correspondió la coordinación
de los festejos al M.I. Sr. Cango. Manuel
Hernández Arias, Director de la Casa Sacerdotal
de la calle Allende 11.
A él correspondió la presidencia de la Celebración
Eucarística de la Misa Capitular con las mismas
características que ya hemos venido señalando los
meses anteriores, sobre la música. A las 12:00 hrs.
en el Templo Expiatorio a Cristo Rey, tuvo lugar la
celebración Eucarística con la Unción de los
Enfermos, preparados y catequizados para ello.
Pastoral Litúrgica
Terminada la celebración Eucarística también se
llevo a cabo la Adoración al Santísimo Sacramente
y luego una Procesión con el Santísimo.
A las 17:00 hrs. el rezo del Santo Rosario se recitó
con la forma externa de Rosario Viviente, esto es
con la escenificación de alguno de los misterios y
la meditaciones expuestas de una manera más
amplia.
12 de Septiembre
M.I. Sr. Cango. Luis Felipe García Alvarez
Durante el mes patrio, correspondió coordinar las
fiestas del día 12 de este mes al M.I. Sr. Cango.
Luis Felipe García Alvarez, el más joven de todos
los canónigos del Cabildo Actual.
El día 12 de septiembre, la Iglesia conmemora una
memoria recién rescatada después de la Reforma
del Calendario Litúrgica, propuesta por el Vaticano
II y que es la Memoria del Dulce Nombre de María
que ya desde antiguo se celebraba. Este fue el
tema litúrgico de esta jornada. Presidió la
celebración Eucarística el Sr. Cango. Luis Felipe
García Alvarez, con todos los elementos que ya he
señalado en los meses anteriores, revistiendo esta
fiesta de mayor solemnidad.
En este día a las 10:00 de la mañana, los
peregrinos de la Diócesis de Zacatecas, quisieron
unirse a esta celebración jubilar en la Celebración
Eucarística de su peregrinación, presididos por su
Sr. Obispo Mons. Fernando Mario Chávez
Ruvalcaba.
Por la tarde a las 17:00 hrs. se recitó el Santo
Rosario.
12 de Octubre
M.I. Sr. Cango. Pedro Rafael Tapia Rosete,
Arcipreste del Cabildo de Guadalupe
La celebración de este mes, reviste una especial
importancia, porque en este día celebramos en la
Basílica algunos acontecimientos que marcan de
un modo especial nuestra devoción a la Virgen
Santísima de Guadalupe y la vida del Santuario:.
1. El XXXº Aniversario del traslado de la
bendita imagen de Santa María de Guadalupe,
2. El XXXº Aniversario de la Dedicación de la
Nueva Basílica,
3. El CXIº Aniversario de la Coronación
Pontificia de la Imagen de Santa María de
Guadalupe,
4. El DXIVº del inicio de la Evangelización de
América,
5. En este mes de octubre el día 15, S.S.
Benedicto XVI canonizó al Beato Mons. Rafael
Guízar y Valencia.
Cinco acontecimientos que marcan de modo
especial la celebración de este octubre de 2006.
Comenzamos nuestras celebraciones litúrgicas,
con el Rezo Solemne de las Vísperas de la
Dedicación del Templo, la tarde del día 11 de
octubre a las 17.00 hrs. El Cabildo Colegial de
Canónigos, los Padres Capellanes, los Diáconos,
la Schola Cantorum de Adultos y el Coro de
Infantes, revestidos con los ornamentos propios de
esta celebración, entonamos nuestra alabanza al
Padre.
35
Pastoral Litúrgica
El día 12 de octubre, a las 9.00 de la mañana
tuvo lugar la Misa Capitular, presidida por el
Arcipreste del Cabildo Colegial de Guadalupe,
M.I. Sr. Cango. Pedro Rafael Tapia Rosete, su
homilía verso a partir de los textos litúrgicos de la
misa del Aniversario de la Dedicación del Templo,
y recordándonos las palabras que el Papa Pablo
VI de feliz memoria dirigiera a la nación mexicana
en esa ocasión: “la dedicación de la nueva
Basílica no es, no puede ser, una meta de
llegada, sino un punto de partida. En efecto, el
templo inaugurado debe ser el símbolo de ese
templo espiritual y visible que llamamos Iglesia
(Cfr. 1 Cor. 3, 16) y que, con Cristo por piedra
angular, se perfecciona y llega a plenitud en
nosotros, en nuestra dignidad creciente de hijos
de Dios que hacia El peregrinamos.
Por ello, y puesto que no hay verdadera
hermandad sin un amor operante y sin la previa
implantación de una auténtica justicia para todos,
la dedicación del nuevo templo debe constituir el
punto de arranque de un esfuerzo permanente
de mayor justicia social, de búsqueda de una
creciente educación cultural que dignifique cada
vez más a todas las personas, de una lucha sin
tregua a la corrupción, de una eficaz ayuda espiritual, moral, material- para todos los
oprimidos y necesitados. Y no podríamos dejar
de mencionar aquí, con especial énfasis y afecto,
al más pobre, al campesino, que espera con
justa impaciencia la realización de las promesas
tantas veces hechas y a veces olvidadas. A él la
Iglesia se siente particularmente cercana”.
A las 12:00 hrs., celebramos la Misa principal de
este día en la Basílica, la Misa que se llama de
las Rosas, porque en ella se bendicen muchas
rosas que después son repartidas entre los
presentes. Esta Misa fue presidida por el Excmo.
Sr. Obispo Dn. Marcelino Hernández Rodríguez,
Vicario General y Episcopal de la II Vicaría
Episcopal, en nombre y representación de
nuestro Obispo, el Emmo. Sr. Cardenal Norberto
Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México,
quien por estar ya cerca la canonización del
Beato Mons. Rafael Guízar y Valencia, Vº Obispo
de Veracruz (1878-1938) el primer obispo
Latinoamericanos elevado al honor de los
altares, se ha trasladado hasta la Ciudad de
Roma, para estar presente con muchos de los
Sres. Obispos de la Nación Mexicana, en la
solemne Canonización presidida por S.S.
36
Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro el
domingo 15 de octubre del 2006 a las 10:00 hrs.
En esta celebración, como ya es costumbre, al
igual que la del 12 de diciembre se bendicen las
Rosas y otras flores que los fieles presentan,
como recuerdo de aquellas Rosas que la Virgen
Santísima le pidiera a San Juan Diego recogiera
en la cúspide del Cerrito para que las llevara
como la señala que el obispo Fr. Juan de
Zumárraga le pidiera. Terminada la celebración
eucarística los presente, comenzando por el Sr.
Obispo, el Venerable Cabildo Colegial de
Guadalupe, los Capellanes de Coro, los
sacerdotes asistentes, los Diáconos, los
Maestros Cantores, el Coro de Infantes, los
Ceremonieros auxiliares, y los fieles en general
recibieron alguna Rosa como recuerdo de esta
celebración.
12 de noviembre
M.I. Sr. Cango. Juan José Aranguren Ucieda
En este mes, la Coordinación de la fiesta estuvo
a cargo del Coordinador de la Pastoral Sociocaritativa. Y con mucha anticipación estuvo
preparando esta celebración.
La Liturgia Eucarística la presidió el M.I. Sr.
Rector del Santuario Mons. Diego Monroy Ponce,
estábamos celebrando el XXXII Domingo del
Tiempo Ordinario y dado que en este mes la
Fiesta fue en Domingo, no pudimos celebrar la
Misa Votiva de la Virgen de Guadalupe, ya que la
celebración dominical tiene precedencia sobre
cualquier otra fiesta, a no ser que pon concesión
especial de la Santa Sede, conceda dicha
celebración. Como ha sucedido cuando el 12 de
diciembre se celebra en día Domingo.
En esta ocasión, los cantos estuvieron a cargo
de un Mariachi que cantó la Misa Panamericana,
acompañados de la Schola Cantorum de Adultos
y el Coro de Infantes de la Basílica, bajo la
dirección del Maestro Manuel Rosillo Segura.
En la procesión de ofrendas los diversos grupos
de agentes presentaron donativos en especie, no
perecederos, para poder darlos a las personas
más pobres que con mucha frecuencia acuden a
la Basílica en búsqueda de una ayuda.
TONANTZIN GUADALUPE Y LOS INDÍGENAS
Otli Teotitequi
Indígena
(Camino de la
Pastoral Indígena)
Año Jubilar
Guadalupano 2006
Pbro. Juan Ortiz Magos
Secretario de la Vicaría Episcopal de Guadalupe
Sec. Ejec. de la Comisión de Pastoral Indígena
C
on gran alegría, la Comisión de Pastoral
Indígena de la Arquidiócesis de México e
Indígenas de Paso de la I. y N. Basílica de
Guadalupe, compartimos con ustedes nuestro
agradecimiento a Dios, Señor de la historia, dando
a conocer algunas realizaciones que con su ayuda
y colaboración de muchos hermanos a lo largo de
este año se han realizado.
Una visión de fe nos llevó a considerar que los
miles y miles de indígenas que caminan por la
ciudad de México en búsqueda de subsistencia, o
que los ya radicados aquí y que tratan de
acomodarse al ritmo de esta gran ciudad, o bien
los que tienen raíces profundas en estas tierras,
son los que, en la persona de San Juan Diego han
sido los predilectos de la Virgen de Guadalupe.
Basada en esta consideración la Comisión de
Pastoral Indígena ha venido trabajando constante
y animosamente. La comunidad cristiana ha
empezado a superar la indiferencia, la sospecha,
la discriminación, el rechazo hacia la población
indígena y ha comenzado a reconocer en ellos a
los hijos pequeños de María de Guadalupe.
Especialmente, de cuatro años acá, su presencia
empieza a ser percibida, su cultura rescatada, su
religiosidad reconocida, sus personas, dignidad y
derechos, respetados. Pero, ¡cuánto camino nos
falta por recorrer para llegar a reconocer y aceptar
a los indígenas como hermanos en la sangre, en la
cultura y en la Fe!
37
Tonantzin Guadalupe y los Indígenas
Desde esta Teocaltzin, en la que San Juan Diego
Cuauhtlatoatzin, sin dejar de ser indígena, sin dejar
su cultura, lengua materna, costumbres y
tradiciones de sus antepasados, queremos dar la
continuidad en actividades como:
La participación mensual en este Boletín
Guadalupano en la sección Tonatzin Guadalupe y
los Indígenas, espacio para compartir los valores
de nuestra cultura presente en nuestros pueblos
indígenas.
En el mes de enero se participó en la
peregrinación de la Arquidiócesis de México con
250 hermanos indígenas de las comunidades
Mazahuas, Triquis, Náhuas, Otomíes,
Purhepechas, Tzotziles, Tzeltales, Danzantes y
Concheros.
Se trabajo en el encuentro de Coordinadores de
Pastoral Indígena a nivel nacional en CENAMI
(Centro Nacional de Apoyo a Misiones Indígenas)
para estudio del documento preparativo a la 5ª
Conferencia del CELAM. Es este mes se dio inicio
de los talleres sabatinos de Pastoral Indígena, en
el Centro de Pastoral, ubicado en la calle de
Allende 22 de 10- 14:00 hrs. En el mes de febrero
asistimos un grupo de 45 indígenas de esta ciudad
al XVI EAPI (Enlace de Agentes de Pastoral
Indígena) en Tancanhuitz San Luis Potosí donde
se compartió el Tema “Derechos Indígenas” la
asistencia general fue de 480 indígenas de todo el
país.
En abril celebramos el primer aniversario luctuoso
del Papa Juan Pablo II, en el que le hicimos un
xhomenaje colocando una Ofrenda a usanza
indígena, como signo de agradecimiento por ese
cariño que siempre mostró para con los indígenas
en las visitas que realizaba a nuestra Nación
Mexicana.
En junio se coló un altar con elementos indígenas
frente al Altar para la celebración de Corpus
Christi, en la Catedral de México y los danzantes
indígenas rindieron culto a Cristo Eucaristía con
danzas y alabanzas.
Para conmemorar el IV Aniversario de
Canonización de San Juan Diego Cuauhtlatoatzin
en el mes de julio realizamos en el atrio de esta
Basílica una Expo-venta de artesanías y productos
de nuestros indígenas para que desde este lugar
39
Tonantzin Guadalupe y los Indígenas
Esta ciudad cosmopolita, pluriétnica y pluricultural,
en cuanto al evangelio, es tierra de misión. A pesar
de eso, entre los católicos ha venido calando, a
partir del II Sínodo Diocesano, este espíritu
misionero de evangelización de la cultura y de las
culturas de la ciudad entre cuyos destinatarios
están los pobres.
Ahora bien, los más pobres entre los pobres son
precisamente nuestros compatriotas indígenas a
los que hay que anunciarles a Jesucristo y
ayudarles a sostener y conservar la Fe, pues
venidos de la provincia, aquí en la ciudad no
encuentran apoyos y puntos de referencia para
expresar y celebrar su fe. Para ello, los miembros
de la comisión ubican a las personas y grupos
indígenas, los visitan, los catequizan, los preparan
para los sacramentos y los acompañan en la
celebración de los mismos.
Sin embargo, ¡cuántos evangelizadores más
necesitamos! A la par que los miembros de la
comisión y otras personas anuncian el Evangelio a
personas y grupos indígenas, los acompañan en
su vida y les proporcionan ayuda en relación a la
salud, alimento, trabajo, defensa de derechos,
habitación, etc.
38
Es una colaboración para la atención integral de
estas personas en lo social y religioso ¿Quién
quisiera ayudarnos?
Iremos dando paso a paso una síntesis de estas
actividades y algunas otras que han ido surgiendo
a lo largo de este caminar. Esperamos que sirva el
compartir esta experiencia, para difundir y
promover la Pastoral Indígena, como un medio
eficaz de Evangelización Inculturada, sintiéndonos
comprometidos y partícipes con nuestro hermanos
indígenas, quienes tantas veces han sido
ignorados, rechazados y excluidos.
Algo de gran importancia para esta Ccomisión ha
sido la reflexión de un mensaje del Papa Juan
Pablo II:
“La aparición de María al indio Juan Diego en la
colina del Tepeyac, en el año de 1531, tuvo una
repercusión decisiva para la evangelización.
Este influjo va más allá de los confines de la
nación mexicana, alcanzando todo el
Continente”.
Juan Pablo II, Ecclesia in América, núm. 2
Tonantzin Guadalupe y los Indígenas
sagrado se valore y dignifique su trabajo con un
precio justo así como evitar el “coyotaje”, la
experiencia fue positiva hubo 80 puestos; también
se impartieron talleres para promover esta
pastoral, a demás se realizaron Oración, Danza y
cantos con elementos indígenas.
Dos mil setecientos indígenas peregrinamos desde
la Catedral Metropolitana a este Santuario para
participar en la Misa Solemne que presidió el
Emmo. Sr. Cardenal Dn. Norberto Rivera Carrera
en la que se entregó un Bastón de Servicio
(comúnmente conocido como Bastón de Mando) a
un matrimonio Mazahua para que a partir de este
Año Jubilar, se comience la mayordomía de
distintas comunidades indígenas y sientan este
espacio para ellos.
Por la tarde, en el Altar Mayor de este Santuario, el
Excelentísimo Sr. Obispo Francisco Clavel como
Presidente de esta Comisión de Pastoral Indígena,
presidió el Homenaje de los Pueblos Indígenas a
Tonantzin Guadalupe y San Juan Diego.
A partir del 19 de agosto se comenzó la formación
de los agentes de Pastoral Indígena en las áreas
de estudio en Danza, Lengua Tenuchca Náhuatl,
Acontecimiento Guadalupano y Herbolaria.
Ante la corriente que llega del extranjero en torno a
la fiesta de Todos Santos y Fieles Difuntos, y
deseando resaltar la riqueza cultural de nuestros
antepasados indígenas, se realizó el montaje de la
Ofrenda de Muertos desde finales del mes de
octubre que estuvo expuesta hasta el día 11 de
noviembre.
A partir de la Canonización de San Juan Diego
Cuauhtlatoatzin, se realizan Sacramentos para
hermanos indígenas con elementos significativos
para cada comunidad.
En este Año Jubilar y con motivo de la visita de la
imagen de la Virgen de Guadalupe a las distintas
Vicarías Episcopales, se han impartido
conferencias en distintas parroquias sobre el
Acontecimiento Guadalupano.
En este Año Jubilar y con motivo de la visita de la
imagen de la Virgen de Guadalupe a las distintas
Vicarías Episcopales, se han impartido
conferencias en distintas parroquias sobre el
Acontecimiento Guadalupano.
40
Tonantzin Guadalupe y los Indígenas
Queremos en el caminar de estos cuatro años,
pero más en este Año Jubilar, poner en práctica la
invitación del Vicario de Cristo en esta Bendita
Tierra en la que en su V Visita resaltaba que “El
Acontecimiento Guadalupano…significó el
comienzo de la evangelización con una vitalidad
que rebasó toda expectativa. El mensaje de Cristo
a través de su Madre tomó los elementos centrales
de la cultura indígena, los purificó y les dio el
definitivo sentido de salvación… Así pues,
Guadalupe y Juan Diego tienen un hondo sentido
eclesial y misionero y son un modelo de
evangelización perfectamente inculturada” 1
No podemos dejar a un lado a nuestros hermanos
indígenas que al visitarnos, sienten este lugar
como suyo y en que muchas veces son
rechazados por su vestimenta, lengua cultura y
tradición; y al desconocer sus valores los
condenamos a la marginación.
En nombre de todos los hermanos indígenas de
México y los peregrinos, agradezco al
Eminentísimo Sr. Cardenal Dn. Norberto Rivera
Carrera, Arzobispo Primado de México y Sucesor
de Fray Juan de Zumárraga; a Mons. Diego
Monroy Ponce, Protonotario Apostólico
Supernumerario, Vicrio General y Episcopal,
Rector de este Santuario, porque al iniciar este
Año Jubilar nos han dejado el espacio de la Misa
de las 16:00 hrs. Para celebrar la Eucaristía con
elementos indígenas.
Reconozco que falta mucho por caminar, en la
purificación de elementos, signos y símbolos
indígenas para que se de una perfecta
inculturación del Evangelio, pero la tarea es de
todos en “… apoyar hoy a los indígenas en sus
legítimas aspiraciones, respetando y defendiendo
los auténticos valores de cada grupo étnico…” 2
mostremos en el presente y futuro la cercanía de la
Iglesia hacia ellos y ayudemos a superar las
difíciles situaciones que atraviesan.
NOTAS
1
S. S. JUAN PABLO II, Homilía de Canonización de San Juan
Diego, México 31 de julio 2002, Basílica de Nuestra Señora de
Guadalupe.
2 Ibid.
41
CABILDO
Cabildo Colegial
de Guadalupe
42
Cabildo
Se continúa confiando al
Cabildo Colegial, bajo la
dirección del Rector del
Santuario, el ministerio
litúrgico ordinario y
sacramental, con la ayuda
efectiva de un grupo de
Capellanes. Además, el mismo
Cabildo, mantendrá el
solemne servicio de oficio
coral en el Santuario, que, en
este caso, hace de Iglesia
Capitular.
Breve Apostólico Praestatem Pietatem
de S.S. Juan Pablo II. Estatutos del Santuario
de Santa María de Guadalupe. Núm. 11.
43
ARTÍCULO
Naturaleza de
los venerables
cabildos
Pbro. Lic. Luis Felipe García Álvarez
Canónigo de la Basílica de Guadalupe
T
radicionalmente las comunidades de
canónigos seculares o regulares, de
monjes o religiosos, en virtud de sus reglas o
constituciones, rezan la Liturgia de las Horas
(conocida antiguamente como Breviario)
íntegramente o en partes.
El origen de las comunidades en oración nace en
el ejemplo del mismo Jesús que fiel a los usos
religiosos de sus compatriotas participaba en las
reuniones de la sinagoga (Lc 4,16; Mc 1,21). Él
mismo hace alusión a la oración de la hora nona
en la parábola del fariseo y del publicano (Lc 18,914) y cuando critica a los hipócritas que oran
ostentosamente (Mt 6,5). Cita al escriba el Shema
(Mc 12,29-30) y conoce las bendiciones
tradicionales (Mt 14-19; 15,36; 26,26; Lc 24,30) y
recita junto con sus discípulos los himnos (Mt
44
26,30). Los evangelios señalan frecuentemente a
Jesús aparatándose de la gente para orar: Lucas
insiste en ello de un modo constante (al igual que
insistirá en la oración de María y más adelante en
la oración de la comunidad cristiana). Ora, enseña
a orar (Lc 11,1) e insiste en el valor de la unidad
con la oración que incluso aparece fluyendo de la
misma… hasta el final de su vida.
Este es el ideal de la primera comunidad cristiana
y será frecuentemente recordado por todos los
apóstoles y principalmente por Lucas, Pablo y la
Didaché: “orad sin interrupción” (1 Tes 5,17) “y en
toda ocasión en el Espíritu y velad unánimemente
con toda la constancia y súplica de todo el pueblo
santo” (Ef 6,18-19; Col 4,2), trazando un programa
espiritual al que las almas cristianas intentarán
siempre acercarse.
Artículo
La segunda mitad del siglo III estuvo marcada por
un intenso fervor espiritual, atestiguado por los
consejos de numerosos autores cristianos en los
que sobresalen Clemente, Orígenes, Hipólito,
Tertuliano, Cipriano y Juan Casiano que inspiraban
los textos y gestos de la Liturgia de las Horas como
evocación cotidiana de la economía de la salvación
santificando el tiempo.
A partir del siglo IV, los autores y los Concilios
ilustran y legislan los detalles y frecuencias de las
horas litúrgicas de oración. Es en los monasterios
donde encontramos la manifestación más clara de
algunos cristianos que deseosos de una vida más
perfecta se consagran a la oración y a la ascesis,
retirándose frecuentemente a monasterios o a una
vida ermitaña, naciendo las reglas monásticas de
Basilio, Agustín, Cesáreo, Aureliano, Benito,
Columbiano, Isidoro, Fructuoso… Pero algunos
continúan viviendo en las ciudades, su oración
entonces, se organiza en la iglesia local, presidida
por los obispos o presbíteros. La difusión de la
liturgia romana en los países francos fue
extendiendo entonces paulatinamente el “oficio
divino” en estas iglesias locales y poco a poco la
consolidación de la institución canonical promovida
por San Crodegango, obispo de Metz (+766) con el
apoyo de Pepino el Breve y Carlomagno, bajo la
iniciativa del concilio de Aquisgrán de 816 en su
“Instituto Canonicarum”).
pastorales, la buena celebración de la liturgia en
las parroquias, que debían asemejarse en lo
posible a las de los Cabildos. Pero las visitas
pastorales, traen consigo la ausencia frecuente y
prolongada de los Obispos en sus Catedrales; los
Cabildos encuentran que ya no pueden celebrar los
sacramentos y la liturgia de las horas entorno a su
ordinario y pasan entonces a representar la figura
del Obispo.
El Concilio Vaticano II, reforma toda la vida de la
Iglesia, principalmente en el ámbito de la liturgia,
buscando adecuarse en los principios que
movieron a dar forma a todas las instituciones; los
Cabildos, entonces, retoman su función primaria,
no tanto de colaboradores del Obispo en el
gobierno de la diócesis, sino se les encomienda
principalmente la tarea de “Ecclesia Orans”, y son
invitados a hacer conciencia de que no sólo la
oración de la iglesia es oración de Cristo, sino que
el mismo Cristo está presente “cuando la iglesia
suplica y canta los salmos” (SC 7), y así presten
ayuda al ministerio pastoral del ordinario, sobre
todo en la vida sacramental, de una manera
especial en la Eucaristía y Reconciliación.
En las Catedrales, y en algunos otros templos
significativos (Basílicas mayores o menores,
Santuarios), nace entonces un grupo de sacerdotes
que entorno a su ordinario, celebran los
sacramento y oran juntos, no solo para dignificar la
liturgia, sino “para presentar de un modo especial a
la Iglesia Orante (Ecclesia Orans)”, reproduciendo
más de lleno el modelo de la Iglesia, que alaba
incesantemente al Señor con voz unánime, y
cumpliendo con el deber de trabajar, principalmente
con la oración, en la edificación e incremento de
todo el cuerpo místico de Cristo y por el bien de las
iglesias particulares” (SC 99).
Estos grupos conocidos entonces como “Cabildos”,
no sólo acompañaban al Obispo en sus tareas
litúrgicas, sino también, en sus quehaceres
pastorales y administrativos de la diócesis y, van
adquiriendo poco a poco privilegios para
representar la misión episcopal encomendada, de
ahí nace la vestidura del mismo color que la del
obispo y, en algunos casos, el uso de la mitra. A
partir del final del siglo XII, los Obispos velan, por
medio de estatutos sinodales y las visitas
45
Artículo
Los Cabildos podrían resumir su finalidad principal
con San Agustín (Enarr. In psalm. 85,1):
de Santa María de Guadalupe. Y el 26 de enero de
1750, por medio de la Bula Papal Romanus Pontifex,
que Su Santidad Benedicto XIV, confirma dicha
“no pudo Dios hacer a los hombres un don mayor
erección. En base a los lineamientos y reformas del
que el de darles por cabeza al que es su
Concilio Vaticano II, el 12 de diciembre de 1998, por
Palabra… y así, cuando nos dirigimos a Dios con
medio del Breve Apostólico Praestatem Pietatem, Su
súplicas, no establecemos separación con el Hijo,
Santidad Juan Pablo II, modifica y presenta la nueva
y cuando es el cuerpo del Hijo quien ora, no se
situación jurídica del Venerable Cabildo Colegial de
separa de su cabeza, y el mismo salvador del
la Basílica de Santa María de Guadalupe.
cuerpo, nuestro Señor Jesucristo, Hijo de Dios, es
El Cabildo de Guadalupe desde su fundación fue
el que ora por nosotros y es invocado en
encomendado naturalmente a su Patrona y Reina: la
nosotros. Ora por nosotros como sacerdote
nuestro, ora por nosotros por ser nuestra cabeza, Santísima Virgen de Guadalupe y, al Patrono
universal de todos los Cabildos: el Canónigo San
es invocado por nosotros como Dios nuestro.
Juan Nepomuceno, protomártir de la Confesión;
Reconozcamos pues, en Él nuestras propias
también, desde el 26 de septiembre de 1809, esta
voces y reconozcamos también su voz en
encomendado al glorioso patrocinio del Patriarca
nosotros”.
San José.
Es el 6 de marzo de 1749, que por Decreto
Mi corazón en amarte eternamente se ocupe; y mi
Episcopal de Dn. Manuel Rubio Salinas, Arzobispo
de México, se erige el Cabildo Colegial del Santuario lengua de alabarte: ¡Madre mía de Guadalupe!
46
CONOCIÉNDONOS
Nuestro homenaje
de amor
y devoción
a nuestra
Madrecita
Guadalupe
Lic. Samuel Homero Jiménez Hernández
[email protected]
L
a reelección de Mons. Diego Monroy
Ponce al frente de la Basílica de nuestra
Señora de Guadalupe por un quinquenio
más, le permitió dar continuidad a las acciones
pastorales, administrativas y de conservación del
Santuario que a su llegada se implementaron.
Señora, aunque hermosos y funcionales en su
momento, han rebasado las expectativas del fervor
guadalupano, resultando cada vez más
insuficientes y por lo tanto, necesario levantar uno
detrás de otro, a fin de responder al aumento de la
fe guadalupana.
Aunque es cierto que, en cuanto a obras se
refiere, el proyecto más ambicioso es el de la
Plaza Mariana, por ser el facilitador de los
espacios necesarios para una mejor y organizada
evangelización, también es cierto que existen otros
proyectos materiales de mucho interés. A través
del tiempo, las ermitas y los templos que el amor y
la devoción popular han levantado a nuestra
El último templo construido en honor de nuestra
Señora de Guadalupe fue inaugurado hace treinta
años, en 1976: la Nueva Basílica, obra
monumental que sumó el esfuerzo de muchas
personas de la jerarquía, del gobierno y por su
puesto del pueblo católico. En ella confluyeron el
amor común a la Madre de México y de América,
amén de la buena voluntad de todos.
47
Conociéndonos
La creciente oleada de fieles peregrinos y los
muchos turistas que visitan anualmente este
santuario, no sólo nos impone el reto de su
adecuada atención, sino también el del
mantenimiento y la conservación de tan
importante espacio religioso, en el confluyen
diversas manifestaciones culturales, artísticas y
sociales.
Esto hace que la basílica esté permanentemente
en mantenimiento. No hay día del año en que no
haya algo que reparar, pulir, encerar, limpiar, etc.
Para que esta Casita Sagrada luzca en todo su
esplendor, estamos organizados en treinta y dos
departamentos: unos, pastorales; otros
administrativos, y unos más, de obras generales.
Muchos de estos departamentos están en
función del servicio interno del santuario y otros
en función del exterior. Por ejemplo, la Biblioteca
brinda servicio al exterior, mientras que el
comedor, por su parte, funciona sólo al interior.
Mencionamos esto a propósito del último trabajo
de remozamiento de la casita actual de nuestra
Señora de Guadalupe: el mantenimiento de su
techo, el cual, por orden del Rector Mons. Diego
Monroy Ponce, inició el mes de junio de este
año, como regalo a nuestra Señora de
Guadalupe en el 475 aniversario de sus
históricas apariciones en el Tepeyac.
Es la primera vez que en 30 años se da
mantenimiento al techo de la Basílica de Nuestra
Señora de Guadalupe.
Para este proyecto, el Rector del Santuario
encargó a fray Gabriel Chávez de la Mora, OSB
el estudio y las propuestas para realizar este
importante trabajo de restauración.
No olvidemos que fray Gabriel es uno de los
principales artífices en la construcción de esta
actual basílica. De ahí que muchos de los
proyectos que tienen que ver con el espacio
sagrado y la liturgia, a él se le encomienden.
Fray Gabriel conformó un equipo de trabajo,
sumando al arquitecto Oscar Jiménez Gerard
quien por varias décadas ha trabajado en las
obras materiales de este recinto y al señor Luis
Pablo Abrego, éste último experto por muchos
años en técnicas de impermeabilización. Al ser
cuestionados sobre este importante trabajo,
coincidieron en su dificultad. Aseguraron, ser
muchas las pruebas de oxidación que han
realizado sobre el cobre que recubre el techo de
48
la Casita de la Virgen. Para quienes no lo saben,
toda la estructura que conforma el techo de la
basílica está recubierta con placas de cobre,
cuyo color verde simula el manto de la Virgen
que se extiende y cubre a todos.
Para el rescate de los 8,860 m2 que conforman la
techumbre de la basílica fue necesario
implementar tres etapas de trabajo. Estas fueron
en voz de los responsables del proyecto:
completar los faltantes, reparar rasgaduras y
filtraciones, y por último rehacer la pátina,
tratando de que se asemeje a la primera que
hubo, cuando recién se inauguró la Basílica.
Muchos quienes han visitado la basílica en los
últimos meses, creen que el techo de la basílica
lo están pintando. Esto no es así. Evl color verde
que se ve, semejante al verde de las albercas, es
el efecto que produce el cobre al ser sometido a
diversas pruebas de ácido y calor.
Conociéndonos
La pátina final que se le de al cobre dará
nuevamente esplendor a este hermoso templo
dedicado a la Madre del Dador de la Vida, el
verdaderísimo Dios por quien se vive.
La obra no está aún terminada. Y aunque no la
veremos concluida sino hasta el próximo año,
quiere ésta sumarse al homenaje de amor y
reconocimiento que a nuestra Madrecita de
Guadalupe brindamos todos sus hijos e hijas, al
conmemorarse un año más de su maternal
presencia entre nosotros.
La pronta conclusión de este trabajo permitirá
continuar con el dorado faltante en el retablo
principal y la ampliación del Museo de la Basílica
de Guadalupe.
Sean también estas letras un reconocimiento a
quienes día con día hacen del esfuerzo de su
trabajo en las alturas, una ofrenda de amor a la
Virgen. Que Ella pague a todos los involucrados
en este proyecto, como a san Juan Diego
Cuauhtlatoatzin, todo su cansancio y desvelos.
Responsables del proyecto
Fray Gabriel Chávez de la Mora, OSB
Arq. Oscar Jiménez Gerard
Sr. Luis Pablo Abrego
Cuadrilla de Trabajo
Sr. Ernesto Castillo Valentín
Sr. Sixto Ricardo Dionicio Ventura
Sr. Mario Dionicio Ventura
Sr. Mario Cruz Rosas
Sr. Nemorio Castillo Ventura
Sr. Miguel Ángel Quintero Trujillo
Sr. Martín Cárdenas Niño
49
CULTURA Y ARTE
El Museo de la Basílica de
Guadalupe y el Año Jubilar
Guadalupano
Iván Martínez Huerta
Investigador del Museo de la Basílica de Guadalupe
[email protected]
E
l 2006 fue declarado año Jubilar
Guadalupano por los festejos en torno al 475
aniversario de las apariciones en el Tepeyac.
Por tal motivo todas las dependencias de la Insigne
y Nacional Basílica de Guadalupe se aprestaron a
organizar sus actividades para conmemorar tan
importante suceso.
Los esfuerzos del Museo de la Basílica de
Guadalupe fueron centrados para que en este
cierre de año se presente a todos los asistentes al
santuario una exposición temporal titulada
Guadalupe arte y liturguia. La sillería de coro de la
Colegiata.
Este es un proyecto museográfico que abordará la
tematica del cambio de jerarquía en el templo de
Guadalupe de Santuario a Colegiata y todo lo que
50
ello significó, principalmente la creación del cabildo
o grupo de sacerdotes que la administran y sus
modificaciones materiales. Aunque esta exposición
será el evento más importante del año, en cuanto
actividades en el museo se refiere, no podemos
dejar de mencionar todas las demás acciones
realizadas a lo largo de este Año Jubilar. A grandes
rasgos diremos que están divididas en dos lineas
de trabajo; las exposiciones temporales y la labor
editorial.
El 8 de diciembre del 2005 se inauguró la
exposición temporal Un privilegio sagrado. La
concepción de María Inmaculada. La celebración
del dogma en México con motivo de los festejos
mundiales en torno a este importante dogma
mariano.
Cultura y arte
La muestra logro reunir un importante número de
obras con temática inmaculista en la pintura
novohispana y algunas muestras sudamericanas.
La exhibición fue acompañada de una publicación
homónima, en edición bilingüe inglés-español y
profusamente ilustrada, en donde de manera
profunda y académica se plantearon cinco
aspectos de relevancia para el estudio del tema.
No podemos dejar de mencionar el ciclo de
conferencias que tuvo lugar los días sábados del
mes de febrero, en donde cuatro reconocidos
especialistas acercaron al publico asistente la
temática inmaculista. Por el número de asistentes,
la coherencia en el planteamiento propuesto y las
críticas recibidas podemos afirmar que la
exposición tuvo un gran éxito, por lo cual su
permanencia se extendio hasta el mes de marzo
del 2006.
A mediados de año el museo inauguró la
exposición temporal Pasión y fe. Fútbol:
manifestaciones de religiosidad popular, acorde al
ambiente deportivo propiciado por el Campeonato
Mundial de Fútbol. Para esta muestra el artista
Alfredo Vilchis realizó una serie de retablos
pintados o exvotos con motivos deportivos. De
entre estas obras sobresalen las expresamente
pedidas por algunos seleccionados nacionales. La
muestra fue acompañada de un pequeño folleto en
donde se ahonda la cuestión de las
manifestaciones religiosas en el deporte y explican
algunos regalos que destacados deportistas han
ofrendado a la Virgen de Guadalupe.
La exposición temporal tuvo un antecedente muy
peculiar: antes de partir a Europa para participar
en el Mundial de Fútbol la selección nacional de
México participó en una misa en la Basílica de
Guadalupe, en donde todos los jugadores, cuerpo
técnico y directivos pidieron a la Virgen un buen
desempeño en la justa deportiva.
A la misa asistió un gran número de personas,
quienes con gritos, porras y vivas acompañaron a
la selección desde la Basílica hasta el aeropuerto.
Esta acción puede calificarse como una importante
muestra de cariño que el pueblo de México brindo
a sus más importantes símbolos de identidad; la
Virgen de Guadalupe y el deporte.
En el mes de noviembre el Museo logró cristalizar
un proyecto que desde hace muchos años había
contemplado, y que por diversas circunstancias
había sido aplazado o pospuesto.
51
Cultura y arte
Nos referimos a la publicación de una revista
especializada en temas de arte e historia, el
nombre de este proyecto editorial es Estudios en
torno al arte y el primer número de esta serie
corre a cargo de la historiadora del arte Paula
Mues con el título El arte maestra: traducción
novohispana de un tratado pictórico italiano.
La labor editorial compromete a la institución para
brindar al publico un número de manera continua
y con la alta calidad que este tipo de revistas
merecen. Este primer título toca un tema por
demás interesante en la historiografía de la
pintura virreinal; la tratadística pictórica y el tema
de la pintura colonial del siglo XVIII.
Principalmente aborda a una de las figuras más
importantes del periodo, el pintor José de Ibarra,
quien estuvo muy ligado al culto guadalupano y a
su difusión por medio del patronato.
En el mes de diciembre el Museo sacará a la luz
de un libro muy esperado, Guadalupe arte y
liturgia. La sillería de coro de la Colegiata en
coedición con el Colegio de Michoacán. Este
trabajo fue coordinado por la doctora Nelly Sigaut,
la investigación tuvo una duración de cuatro años
y la colaboración de varias personas e
instituciones. Esta es una aportación de gran
importancia que el Museo brinda a todo su
publico, primero por lo representativo de una
coedición entre dos instituciones de reconocido
nivel académico, y después por la calidad del
trabajo presentado y la forma.
El libro sobre la sillería aborda de manera
profunda y seria la historia de un mueble del siglo
XVIII, que se convierte en una aportación
novedosa en el ámbito de los estudios mexicanos
de historia del arte. De este proyecto se
desprende la exposición homónima que será
inaugurada el 7 de diciembre. Ambos trabajos
(libro y exposición) logran redondear el Año
Jubilar Guadalupano, ya que en estos podrá
apreciarse y entenderse la complejidad e
importancia de la institución Guadalupana.
Es decir el análisis y estudio de la corporación,
tanto el edificio y sus funciones como la de los
personajes que la dirigen y administran. Además
de las relaciones que la organización ha logrado
establecer con los demás poderes religiosos y
políticos.
Cabe mencionar, un ciclo de conferencias
organizado en conjunto con la Comisión de Arte
52
Sacro de la Arquidiócesis de México que tiene
como título Felicidad de México 475 años de
Santa María de Guadalupe en el arte en donde
seis reconocidos especialistas analizaran temas
en torno a la representación visual de los tópicos
guadalupanos.
Además de publicarse estas pláticas en una
Memoria, con el objetivo de poner al alcanze de
los interesados las cuestiones histórico-artísticas
de la Virgen.
Además de estas importantes lineas de trabajo
que el Museo desempeña, no podemos dejar de
mencionar las actividades diarias enfocadas a la
atención de los visitantes, para que desde una
perspectiva cultural puedan aprender y
comprender el Acontecimiento Guadalupano. La
investigación, conservación, restauración y
difusión del acervo son labores constantes y
continuas. También se debe destacar que todas
estas actividades no podrían llevarse a cabo sin el
decidido apoyo de la institución, principalmente de
su rector, Monseñor Diego Monroy Ponce, quien
con decidido interés a propiciado una gran
participación de aspectos históricos y artísticos en
la pastoral de los visitantes.
ARTÍCULO
Coronación de la
Virgen de
Guadalupe como
Reina de la
Charrería y
Proclamación de
San Juan Diego
como Patrono de
los Charros
Marizú González
Asociación Nacional de Charros
E
l pasado sábado 11 de noviembre, la
Asociación Nacional de Charros, A.C. la más
antigua del país y que dio pié a la
organización de la charrería, celebró la Coronación
de Santa María de Guadalupe como Reina de la
Charrería y proclamó a San Juan Diego como
Santo Patrono de los Charros.
El viernes 10 del mismo mes, se organizó un
Simposium donde la Dra. Ana Rita Valero de
García Lascuráin, Presidente de la Archicofradía
Universal de Santa María de Guadalupe expuso
con claridad el porque nuestra Virgen Morena
debería ser coronada como Reina de la Charrería
y San Juan Diego Santo Patrono de los Charros,
la siguió con una Conferencia Magistral, Mons.
Diego Monroy Ponce, Rector del Santuario de
Guadalupe quien expuso ante un público charro en
su mayoría la importancia de amar a nuestra
Virgen Morena a quienes representan una de la
tradiciones mexicanas de más arraigo.
Al final de las magnificas exposiciones, el
Presidente de la Asociación Nacional de Charros,
Lic. Manuel Basurto García – Rojas y su Sra.
esposa, la Sra. Susana Rodríguez de Basurto,
acompañados de los promotores de esta causa, el
Sr. Gabriel Cabello M. y su Sra. esposa la Sra.
Marisú Gonzalez de Cabello y a nombre del
Consejo Directivo de esa agrupación, entregaron
un rebozo con motivos guadalupanos a la Dra.
Valero y declararon como hermano charro
mexicano a Monseñor Diego Monroy y para sellar
esta declaratoria le obsequiaron un sombrero que
53
Artículo
que simboliza esta hermandad. Fue de especial
emoción para los charros presentes, el anuncio
realizado por el Lic. Basurto en el sentido de que
Mons. Diego había aceptado usar el traje nacional
durante la ceremonia de coronación.
Al día siguiente con una una remembranza a la
primera coronación realizada por Fray Jerónimo
Polucci, de la orden de los Capuchinos, Monseñor
Diego Monroy Ponce Vicario Episcopal y General
de Guadalupe y Rector del Santuario, coronó
como Reina de la Charrería a la Santísima Virgen
de Guadalupe, además de proclamar a San Juan
Diego Cuautlahtoatzin, como Santo Patrono de los
hombres de a caballo de todo el país.
La ceremonia fue llevada a cabo en el Rancho del
Charro, sede de La Nacional de Charros; previo a
la ceremonia eucarística donde fue colocada la
corona sobre las sienes de la Virgen Morena, fue
54
firmado un Juramento Solemne, donde los charros
representados por el Lic. Manuel Basurto,
Presidente de Asociación Nacional de Charros y el
Lic. Javier Basurto, Presidente de la Federación
Mexicana de Charrería, manifestaron su lealtad a
Santa María de Guadalupe, nombrándola ahora y
para siempre - Reina de la Charrería-.
El documento fue firmado por Monseñor Diego
Monroy; Monseñor José Antonio Vallejo S, Rector
del Santuario Nacional de San Juan Diego; y los
Sres. Manuel y Javier Basurto cada uno
representando a su agrupación charra. Destaca
el regalo que Mons. Monroy ha hecho a la
Nacional de Charros de la imagen de la Virgen
Coronada la cual quedó bajo el resguardo de la
propia Asociación la cual fue colocada en un
nicho construido para tal efecto.
Artículo
La ceremonia fue en especial emotiva, se inició
con una ceremonia de purificación de origen
indígena dirigida por el Pbro. Juan Ortiz Magos,
Responsable de la Pastoral Indígena de la
Basílica de Guadalupe, acto seguido se presentó
una gran procesión de niños y niñas charras,
quienes preparaban con pétalos de rosa el camino
por donde pasarían la imagen de la Virgen de
Guadalupe y la escultura de San Juan Diego,
posteriormente pasaron charros montados a
caballo portando las banderas de los países
latinoamericanos además de las del Vaticano,
España y Filipinas, la imagen de la Virgen de
Guadalupe fue cargada por los presidentes de la
Nacional de Charros y de la Federación Mexicana
de Charrería y San Juan Diego por el Sr.
Guillermo Pérez Gavilán y el Sr. Gabriel Cabello.
Acompañaron a la procesión el coro de la Basílica
y un mariachi.
Acontecimiento Guadalupano y a la reflexión del
compromiso cristiano, de los deberes civiles, en el
amor a Santa María de Guadalupe y en la
fidelidad a la Iglesia, pues el llamado a la
reconciliación que hizo nuestra Señora en 1531,
aún sigue vigente para los pueblos que claman
justicia, paz y progreso compartido.
Posterior a la ceremonia eucarística, fue llevada a
cabo una charreada de exhibición donde
participaron algunos de los socios de La Nacional
de Charros, entre ellos el Lic. Daniel Goñi en la
cala de caballo; el pequeño Mariano Cabello
González de siete años de edad quién también
mostró sus habilidades a caballo; la escaramuza
de las Ponis, quienes mediante su capitana, la
niña Fabi Cabello le agradecieron a la Virgen de
Guadalupe su amor hacia su escaramuza y le
pidieron el cuidado de sus Monseñores “favoritos”,
Monseñor Diego Monroy y Monseñor Vallejo. La
charreada continúo con las participaciones de
Alejandro Goñi; Diego Violante, Manuel Goñi y
Ernesto Franco en colas; Arturo Moreno, Beto
Salvador y Tello García en las jineteadas de toro;
Horacio López y Salvador Pérez Presbítero en las
manganas a pie; Luis Enrique Pérez Presbítero en
las de a caballo, cerrando con broche de oro la
escaramuza de las Coronelas.
Es importante decir que la Asociación Nacional de
Charros es la primera asociación nacional civil
que declara Patrono a San Juan Diego, uniéndose
así a la Pastoral Indígena que ya tiene como su
guía al confidente de la Virgen Morena. Por otro
lado, con la solemne coronación de Santa María
de Guadalupe, se une esta asociación a las
diócesis del país que así lo han hecho.
Esta declaratoria de la Asociación Nacional de
Charros conlleva el llamado a la unidad en el
marco del Año Jubilar Guadalupano, que se ha
dedicado a la profundización del mensaje del
55
PEREGRINACIONES
Peregrinaciones
en el Año Jubilar
Guadalupano
María Guadalupe Bustamante Rosas
Comunicación Social de la INBG
E
l Año Jubilar Guadalupano fue decretado
por el Emmo. Sr. Cardenal Norberto
Rivera Carrera, Arzobispo Primado de
México, el 12 de diciembre de 2005 para
culminar el 12 de diciembre de 2006, al
cumplirse 475 años de las Apariciones de la
Virgen de Guadalupe.
A lo largo de este año los peregrinos que vienen
a este Santuario Mariano llegan llenos de alegría
y devoción a dar gracias a la Santísima Virgen
de Guadalupe por las bendiciones recibidas y lo
hacen con sus diferentes, costumbres, ritos y
tradiciones que son muestra de su amor y
alabanza. A esto se le llama religiosidad popular
que es el sentido religioso y de expresión en
formas variadas de piedad, en torno a la vida
sacramental de la Iglesia, tales como veneración
de las reliquias, visitas a santuarios,
procesiones, peregrinaciones y las danzas
religiosas.
Las peregrinaciones y peregrinos son parte
56
fundamental, porque son ellos los que traen
consigo su corazón lleno de fe a este Santuario
Mariano y que alimentan año con año, en cada
una de sus visitas. Este año se tuvo una
asistencia de 2 mil 222 peregrinaciones, de las
cuales 69 fueron Diócesis, 16 Arquidiócesis, 1
Prelatura y mil 697 peregrinaciones varias como
parroquias, pueblos, escuelas, empresas,
organizaciones civiles, sindicatos y
congregaciones religiosas, que están registradas
en libro y otras tantas no registradas.
En comparación con el 2005 donde hubo un
total de 2080 peregrinaciones, de las cuales
fueron 13 Diócesis, 65 Arquidiócesis, 2
Prelaturas, mil 819 peregrinaciones varias en el
Altar Mayor y 181 en la Capilla de San José. En
este hubo 142 peregrinaciones más que en
2005.
En cuanto la afluencia de peregrinos fue de 1
millón 444 mil 221 aproximadamente hasta el
mes de noviembre, siendo octubre el mes más
Peregrinaciones
concurrido con 252 mil 460, en febrero 227 mil
814, julio 187 mil 900, noviembre 168 mil,
septiembre 124 mil 700.
Algunas de las peregrinaciones por la gran
cantidad de peregrinos que vienen, sus
Ceremonias Eucarísticas son celebradas en el
Atrio de este Santuario Mariano con profunda
emotividad, tal es el caso la Arquidiócesis Primada
de México, Diócesis de Querétaro tanto femenil
como varonil, femenil de Celaya, y la Diócesis de
Celaya.
Los peregrinos que vienen a la Basílica, a
escuchar la Santa Misa que es el acontecimiento
con el que culminan de su largo caminar hacia el
Tepeyac, se van con el corazón emocionado de
amor que sienten y le expresan a la Santísima
Virgen de Guadalupe con la promesa de regresar
el año siguiente con sus mandas y nuevos
compromisos.
El Acontecimiento Guadalupano se hace presente
en la actualidad ya que se manifiesta en cada uno
de los peregrinos y fieles laicos que viene a
venerar a Nuestra Madre la Siempre Virgen María
de Guadalupe ya que al mirar su Imagen y
contemplarla transmite una paz interior inmensa.
Ella le pidió a Juan Diego que se le construyera
una Casita donde pudiera escuchar el sentir de
cada uno de sus hijos y poder aliviar sus penas;
Ella se refería no a la edificación de un edificio,
sino a la edificación de esa casita en nuestro
interior cada uno de nosotros, donde sus cimientos
sean el amor y sus pilares la verdad y el respeto a
los demás.
En el transcurso del Año Jubilar Guadalupano que
concluirá este 12 de diciembre además de la gran
cantidad de peregrinaciones y festividades tuvimos
el honor de recibir en la Basílica las Reliquias de
San Pío Pietrelcina, las Reliquias de Santa
Margarita Alacoque confidente y depositaria de las
promesas del Sagrado Corazón de Jesús y las
Reliquias del ahora Santo Mons. Rafael Guizar y
Valencia, Obispo de Veracruz, canonizado por S.S.
Benedicto XVI el 15 de octubre en el Vaticano.
También tuvimos la visita de toda Santidad
Bartolomé I, Arzobispo de Constantinopla y
Patriarca Ecuménico.
57
Peregrinaciones
Durante el año se llevaron a cabo los Festejos
Guadalupanos, que se realizaban cada 12 de mes
con Eucaristías Solemnes en honor a Santa María
de Guadalupe y eventos culturales, como
conciertos, exposiciones, conferencias y obras de
teatro entre otros, que tenían lugar en el Altar
mayor, el Atrio de la Basílica y en el Templo
Expiatoria a Cristo Rey.
Además la Basílica de Guadalupe cumplió este 12
de octubre 30 años de inaugurada, la cual
resguarda la Sagrada Imagen que fue trasladada
de la Basílica Antigua el 12 de octubre de 1976.
Este Santuario esta dedicado a la Virgen de
Guadalupe, ubicado en el cerro del Tepeyac, muy
cerca de la delegación Gustavo A Madero, en
México Distrito Federal. Este es el principal
Recinto Católico y muy posiblemente de América
Latina, es visitado por 18 millones de peregrinos
anualmente de los cuales cerca de ocho millones
lo visitan en los días cercanos al 12 de diciembre.
Fue diseñada por el arquitecto Mexicano Pedro
Ramírez Vázquez e inaugurada el 12 de octubre
58
de 1976. Fue construida para sustituir el edificio de
la Antigua Basílica que sufría de graves daños en
su estructura debido al hundimiento por su gran
peso sobre el suelo blando del lugar.
PARA LEER Y REGALAR EN NAVIDAD
E
sta época de Navidad y fiestas de fin de
año se caracteriza por la entrega de
regalos y presentes a nuestros
compañeros, familiares y seres queridos. Las
publicaciones realizadas por la Insigne y
Nacional Basílica de Guadalupe, pueden ser una
buena elección para los regalos de esta
temporada. A continuación presentamos los
títulos que pueden adquirirse en la colecturía del
santuario y la tienda del Museo. Su valor radica
en la calidad de la edición, la belleza de las
imágenes y el alto valor académico de las
investigaciones. Los temas son variados y muy
acordes a los sentimientos de esta época.
La labor editorial de la Insigne y Nacional
Basílica de Guadalupe es una actividad por
demás meritoria, no solo porque la lectura es
uno de los hábitos más importantes del ser
humano y que lo ayudan en su crecimiento
individual y su mejor comportamiento como ser
social, sino también porque en esta época
plagada de dificultades es encomiable que una
institución como la Basílica apueste por la
lectura y los temas de edificación humana.
El Divino Pintor. La creación de María de Guadalupe en el Taller
celestial.
México, Museo de la Basílica de Guadalupe, 2001. ils. 267 p.
Catálogo de la exposición que con tres estudios en torno a la
pintura virreinal aborda la problemática de ¿Quién pintó a la Virgen
de Guadalupe? Acompañada de un conjunto de sugerentes
representaciones visuales que llevaran al lector a la reflexión y
entendimiento. Precio $ 400.00
MARTHA RETA Y LENICE RIVERA. Entre flores y cantos. Juan Diego
en la colección del Museo de la Basílica de Guadalupe.
México, Museo de la Basílica de Guadalupe, 2003. 108 p. (Edición
bilingüe). Catálogo de la exposición organizada para celebrar la
canonización de san Juan Diego Cuauhtlatoatzin. Primer
acercamiento a la iconografía juandiegina que abarca desde la
época colonial hasta la actualidad. Precio: $140.00
Zodíaco Mariano. 250 años de la declaración pontificia de María de
Guadalupe como patrona de México.
México, Museo de la Basílica de Guadalupe/Museo Soumaya, 2004. 216 p.
¿Por qué la Virgen de Guadalupe es llamada Patrona de México? Para
responder esta pregunta se realizó una exposición y este catálogo que
profundiza en la historia del culto guadalupano y su difusión en todo el
territorio nacional. Con un conjunto de imágenes extraordinarias y un
planteamiento de recorrido visual muy novedoso. Precio: Rústica: $400.00
Pasta Dura: $450.00
59
Para leer y regalar en Navidad
Un privilegio sagrado: La Concepción de María Inmaculada. La
celebración del dogma en México.
México, Museo de la Basílica de Guadalupe, 2005. 352 p.
(Edición bilingüe). Libro dividido en seis capítulos que de
manera novedosa abordan la temática inmaculista. Esta
exposición fue realizada para celebrar la declaración del dogma
mariano. Además de mostrar varias obras maestras que
representan a la Purísima, desarrolla y analiza la cuestión
histórica de la Inmaculada y sus implicaciones políticas. Precio:
Paula MUES ORTS. El arte maestra. Traducción novohispana
de un tratado pictórico italiano. México,
Museo de la Basílica de Guadalupe, 2006. Ils. 191 p.
(Estudios en torno al arte, 1). Primer título de esta serie
preparada por el Museo de la Basílica de Guadalupe que de
manera seria abarcará temas de la historia y el arte. Este
número aborda la problemática de la tratadística pictórica y el
arte del siglo XVIII en la Nueva España. Además centra su
atención en una figura artística de primer orden el pintor José
de Ibarra. Precio: $ 120.00
Pasión y fe. Fútbol: manifestaciones populares de religiosidad.
México, Museo de la Basílica de Guadalupe, 2006. 48 p.
Excelente regalo para los aficionados al deporte. Folleto de la
exposición que organizó el museo con motivo del Campeonato
Mundial de Fútbol. Resalta la inclusión de imágenes de exvotos o
retablos pintados que algunos seleccionados nacionales
encargaron al pintor Alfredo Vilchis como agradecimiento a la
Virgen de Guadalupe. Precio: $ 50.00
Nelly SIGAUT, coordinadora et. al. Guadalupe arte y liturgia. La sillería de coro de la Colegiata.
México, Museo del Basilica de Guadalupe / El Colegio de Michoacán, 2006. 2 tomos. Esta investigación
tuvo una duración de cuatro años, en ella colaboraron varias personas e instituciones. Estudia un
mueble de gran importancia para el funcionamiento de la iglesia: la sillería de coro, lugar o espacio
donde el cabildo se reunía para cantar y alabar a Dios. La sillería de coro de la Colegiata de Guadalupe
fue tallada en maderas finas, y tuvo muchas tribulaciones. Este libro cuenta la historia de este mueble
fragmentado y toda la problemática alrededor de él. Sale a la venta el 7 de diciembre del 2006.
60
Para leer y regalar en Navidad
Guía de Documentos novohispanos del Archivo Histórico de la
Basílica de Guadalupe.
México, Archivo Historico-Insigne y Nacional Basílica de Santa
María de Guadalupe, 2006. (Edición electrónica en un CD).
Indispensable herramienta de consulta para los especialistas e
interesados en la historia de la iglesia en México y el culto a la
Virgen de Guadalupe. Precio: $ 150.00
Lidia GUERBEROF HAHN. Catálogo del Archivo Musical de la
Basílica de Guadalupe.
México, Archivo Musical-Insigne y Nacional Basílica de Santa
María de Guadalupe, 2006. Edición en CD y libro con los
índices, presentaciones e imágenes. Indispensable herramienta
para la investigación de los temas musicales. Precio: $ 300.00
Juan Diego Cuauhtlatoatzin.
La Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe, en
coedición con la prestigiosa editorial DGE Equilibrista, ha editado
el libro más completo escrito a la fecha sobre la vida e historicidad
de San Juan Diego Cuauhtlatoatzin. Se trata de una cuidada
edición que incluye con facsimiles documentales, reproducciones
de pinturas y grabados y una colección de siete eruditos trabajos
y puntales crónicas, así como el más completo y detallado
catálogo de obras artísticas relacionadas con el santo indígena.
Le acompaña asimismo la versión náhuatl y castellana de la
narración de las apariciones, el Nican mopohua de Antonio
Valeriano, en la autorizada versión de Miguel León-Portilla, que
sirvió como base para la registración, en dos discos compactos,
de lectura a cuatro voces, en náhuatl y español, del conmovedor
relato, encomendada a locutores y nahuatlatos.
Presenta el libro el Emmo. Sr. Card. Norberto Rivera Carrera y le
prologa el destacado historiador Dr. Manuel Ramos Medina,
direcor del Centro de Estudios de Historia de México.
CONDUMEX. Precio: $ 635.00
Iván Martínez Huerta
Investigador del Museo de la Basílica de Guadalupe
61
62
63

Documentos relacionados

Descargar PDF completo

Descargar PDF completo Índice GRUPO EDITOR Presidente Mons. Diego Monroy Ponce Director Lic. Arturo Rocha Cortés Editorial Lic. Ángel Roa Hernández

Más detalles

Descargar PDF completo

Descargar PDF completo Director Lic. Arturo Rocha Cortés Editorial Lic. Ángel Roa Hernández

Más detalles