En Wilmington premian el trabajo de

Comentarios

Transcripción

En Wilmington premian el trabajo de
4 | La Opinión LUNES 12 SEPTIEMBRE 2016
#LosÁngeles
...
Chad Mayer, director ejecutivo de Sharefest
“Todos los que conocen a [Salvador] Lara saben que él y
su esposa María han sido un regalo para su comunidad”.
En Wilmington premian el trabajo de
activista comunitario
La casa del
mexicano
Salvador Lara
fue remodelada
como retribución
a su esfuerzo
Salvador Lara corta el
listón para inaugurar su
vivienda remodelada. /
FOTOS: AURELIA VENTURA
Jacqueline Garcia
[email protected]
Salvador Lara siempre está
pendiente de cómo mejorar
su comunidad, ya sea recogiendo la basura o removiendo los objetos voluminosos en
las calles de Wilmington, la
zona donde reside.
Es una labor que el activista
comunitario hace de manera
desinteresada y con orgullo.
Y es un trabajo que muchas
veces pasa desapercibido y
por el cual no recibe un pago.
Pero las buenas obras siempre tienen una recompensa, y
Lara es prueba de ello.
El 25 de agosto durante una
reunión en Sharefest, una organización no lucrativa filantrópica que programa eventos
de limpieza, Lara fue sorprendido por la compañía de bienes raíces y rehabilitación de
casas Wedgewood para que
su vivienda en Wilmington
reciba una remodelación total.
Este último viernes acompañado de Joe Buscaino, concejal del área, y Greg Geiser,
presidente de la compañía Wedgewood, Lara y su familia
tuvieron el honor de cortar
el listón para revelar la nueva
imagen de su casa completamente remodelada.
Hoy la vivienda cuenta con
cocina, baños, pisos, ventanas
y techo nuevos, mejoras en cañerías y sistema eléctrico; así
como pintura en el exterior y
el interior de la casa.
Lara, quien ha sido voluntario por los pasados 10 años en
Wilmington, dijo que estaba
completamente emocionado
de ver el cambio en su hogar.
Salvador Lara (i) junto a su hijo Juan (d) sonríen de la
emoción por el regalo recibido.
“Ahorita siento mucha felicidad, todo me impresionó”,
dijo Lara con alegría, quien
incluso en ese momento agradeció la oportunidad de ser
voluntario.
“Yo les digo a las personas
que se involucren con su comunidad y sean persistentes
para mejorar sus vecindarios”,
agregó el mexicano de 55 años
de edad.
El concejal Buscaino dijo
que esta es una forma de dar
las gracias por toda su ayuda
y colaboración, sobretodo porque hace poco tiempo Lara
perdió su trabajo.
“El hecho de que él sea un
inmigrante que vino de México y quiere ayudar a su comunidad y al mismo tiempo
El mexicano, de 55 años, creó el programa Clean
Wilmington para mantener limpia el área donde reside.
Juan Lara
mandó a sus hijos a la universidad, es un ejemplo para todos y nos da la oportunidad de
ayudarlo”, agregó el concejal.
Hijo de Salvador Lara
«[La remodelación] es más
de lo que yo esperaba. Me
siento como en un hotel de
cinco estrellas».
Trabajo voluntario
Lara ha sido reconocido y se
ha ganado la confianza de
los funcionarios de la Ciudad
con el programa de limpieza Clean Wilmington (Wil-
mington Limpio) que él mismo creó.
Su iniciativa fue reconocida como organización del
año en 2014 por la Cámara
de Comercio de Wilmington.
El activista también ha
ayudado a mejorar un parque del área, sirve en su concejo vecinal local y fue elegido
alcalde honorario de Wilmington en 2014.
“Este proyecto [la remodelación de casas] es muy
querido para nosotros porque combina lo que hacemos
mejor, rehabilitar casas que
necesitan reparación y le damos la mano a nuestra comunidad”, dijo Geiser.
“No hay una persona más
merecedora de este esfuerzo
filantrópico que Lara”, agregó.
Todos los que conocen a
Lara saben que él y su esposa María han sido un buen
regalo para su comunidad,
enfatizó Chad Mayer, director ejecutivo de Sharefest.
“La organización cree en
cambiar comunidades, transformar vidas y realizar sueños. Hoy puedo decir que un
sueño se ha realizado para la
familia Lara”, agregó Mayer.
Los hijos de Lara dijeron
estar emocionados e impresionados con el cambio que
se le dio a su casa.
“Es más de lo que yo esperaba, es un sueño hecho realidad”, dijo Juan Lara de 28
años, hijo de Salvador. “Me
siento como en un hotel cinco estrellas. Ahora si vamos a
cuidar la casa mi hermano y
yo”, agregó con una sonrisa.
El programa Clean Wilmington ha reunido a cientos
de voluntarios para remover
más de 100 toneladas de maleza y objetos voluminosos
que se tiran en los callejones
y calles de esa zona cada año.
Como supervisor del proyecto desde 2007, Lara entrena a internos y recluta,
organiza y supervisa a voluntarios y actividades que
se llevan a cabo.l