Conafe, pionero en la producción editorial infantil y juvenil

Transcripción

Conafe, pionero en la producción editorial infantil y juvenil
Gerardo Suzán
Año 2 • Número 20 • Febrero 2010
Órgano informativo
del Consejo Nacional
d e Fo m e n t o Ed u c a t i vo
Conafe, pionero en la producción
editorial infantil y juvenil
Imagina, crea, conoce, diviértete • Libros como espejos • Querétaro, slp y Campeche apoyan las
tareas educativas del Conafe • Retos, beneficios y costos de la educación • Conafe, una oportunidad
de desarrollarse como ser humano • La fábula, una herramienta crítica en la preindependencia
20
Sumario | Febrero, 2010
29 Los mochileros
Conafe, una oportunidad de
desarrollarse como ser humano
3 Picaporte
4 Buzón del lector
5 Política educativa
I magina, crea, conoce, diviértete…
Mercedes Miranda y Edith Méndez
Libros como espejos
Ileana Garma
Conafe, semillero de propuestas
para público infantil
Verónica Camacho
La narrativa visual del Conafe
16 Grandes educadores
Joaquín Fernández de Lizardi,
pensador y escritor público
17 Política educativa
Urge la profesionalización de docentes
en la educación indígena
20 Noticias Conafe
Por una mejor calidad educativa en
las comunidades rurales
Querétaro, SLP y Campeche apoyan
las tareas educativas del Conafe
Conafe y San Luis Potosí comprometidos
con la educación
Conafe incorpora nuevas tecnologías
al proceso educativo
25 Política educativa internacional
Retos, beneficios y costos
de la educación
www.conafe.gob.mx
[email protected]
31 Canto, cuento y color
La fábula, una herramienta crítica
en la preindependencia
Angélica Santa Olaya
34 Cuenta un cuento
Perfecto Luna
Elena Garro
37 Juego de palabras
38 Recorrido por museos
Homenaje a la arquitectura
mesoamericana
Nora L. Duque
40 Sabores de México
Las hierbas de olor, el detalle de aroma
Martha Sánchez
42
Reseñas
Testimonios sinceros
Historias de amistad
Más que un dispositivo didáctico
El ritmo del terror y el suspenso
Columnas
44 Perspectivas de la educación
Educación y nuevas tecnologías
Isidro Navarro
Rumbo al Bicentenario
Pon a prueba tus conocimientos y elige la respuesta
que consideres correcta.
1. El 21 de marzo de 1811 los traiciona Elizondo en las Norias de Baján y los conducen prisioneros a Monclova:
a) López Rayón y Allende
b) Hidalgo y los hermanos Bravo c) Hidalgo, Allende, Aldama,
Jiménez y Abasolo
2. Fecha en que fue fusilado Miguel Hidalgo y Costilla:
a) 30 de julio de 1811
b) 19 de diciembre de 1812 c) 3 de agosto de 1876
3. Protagonistas del abrazo de Acatempan:
a) Iturbide y Nicolás Bravo
b) Iturbide y Guerrero
c) Del Valle Arizpe e Iturbide
4. Fecha en que se firmó el acta de Independencia:
a) 28 de septiembre de 1821 b) 10 de agosto de 1821
c) 16 de septiembre de 1821
5. Lugar donde se encuentran los restos de Agustín de Iturbide:
a) Ángel de la Independencia
b) Capilla de San Felipe,
c) Capilla de la Candelaria
Catedral de la Cd. de México Envía tus respuestas a [email protected]
Las tres primeras personas que acierten ganarán un paquete
de libros del Conafe.
Alas para la equidad
2
Respuestas a la trivia anterior
1. En julio de 1867 encargó al secretario de Justicia e Instrucción Pública, Antonio Martínez de Castro, que
formulara un plan de educación para encauzar al país por la vía de la libertad y el progreso:
a) Benito Juárez
b) Gabino Barreda c) Pedro Contreras
2. En esa fecha se expide una nueva ley de instrucción pública que sólo era aplicable en el Distrito Federal y
territorios federales:
a) 20 de junio de 1870
b) 15 de mayo de 1869
c) 3 de agosto de 1876
3. Firmaron los convenios de Acatlán en los que intentaban formalizar una alianza contra Sebastián Lerdo de
Tejada:
a) José María Iglesias y Porfirio Díaz b) Felipe Berriozábal
c) Santiago Rebull
y José María Velasco
y Porfirio Díaz
4. Rindió protesta de ley como presidente de México para el periodo 1884-1888:
a) Manuel González
b) Porfirio Díaz
c) Sebastián Lerdo de Tejada
5. Se distinguió por la tolerancia que mostró hacia la prensa, la cual pudo decir con plena libertad todo lo que
pensaba, e inclusive atacar y ridiculizar al presidente:
c) Sebastián Lerdo de Tejada
a) Manuel Lozada
b) Mariano Escobedo Nuestro
nuevo domicilio
Conjunto Aristos
Insurgentes Sur 421
Torre B
(entrada por
Aguascalientes)
Col. Hipódromo
C.P. 06100.
www.conafe.gob.mx
[email protected]
DIRECTORIO
Alonso Lujambio Irazábal
Secretario de Educación Pública
Arturo Sáenz Ferral
Director General del Consejo Nacional
de Fomento Educativo
Miguel Ángel López Reyes
Director de Administración y Finanzas
Juan José Gómez Escribá
Director de Planeación
Lizbeth Camacho González
Directora de Educación Comunitaria
Lucero Nava Bolaños
Titular de la Unidad de Programas
Compensatorios
Ana Lilia Pedrosa Islas
Directora de Apoyo a la Operación
Rodolfo Guzmán García
Director de Medios y Publicaciones
Rafael López López
Titular de la Unidad Jurídica
Fernando Sánchez de Ita
Titular del Órgano Interno de Control
Coordinación Editorial
Verónica Camacho Trejo
Coordinación Editorial de Noticias
Fausto Márquez Pacheco
Edición
Verónica T. Martínez Sánchez
Corrección de estilo
Octavio Hernández R.
Diseño
tpa Design | Adriana Morales Rivera
Jorge DG Navarro
Ignacio Cuevas Garza
Diseño de anuncios
Daniel Contreras S.
Fotografía
Alfredo Jacob
Edgar Ayala
Miguel Ángel Bernal
Ilustración de portada
Gerardo Suzán
Ilustraciones de interiores
Fabricio Vanden Broek
Carlos Maltés
Éricka Magaña
Emiliano Pérez Enríquez
Viñeta del cabezal
Francisco Gallardo
Selección de ilustraciones
Arturo Torres
Distribución
Gabriela Madrigal
Alas para la equidad. Órgano informativo del Consejo
Nacional de Fomento Educativo es una publicación
mensual del Consejo Nacional de Fomento Educativo. Editor responsable y distribuidor: Rodolfo de Jesús
Guzmán García. Certificado de reserva otorgado
por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 042008-081514351800-102. Número de certificado de licitud de título: 14275. Número de certificado de
licitud de contenido: 11848. Domicilio de la publicación: Conjunto Aristos, Insurgentes Sur 421, Torre
B, Col. Hipódromo, C.P. 06100 México, D.F. Tel.
+52 (55) 52 41 74 00. [email protected] www.conafe.gob.mx Imprenta: Impresora y Encuadernadora Progreso, SA de CV (IEPSA), Calz. San
Lorenzo 244, Col. Paraje San Juan, CP 04830, Del.
Iztapalapa, México, D.F.
Este programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y sus
recursos provienen de los impuestos que pagan todos
los contribuyentes. Está prohibido el uso de este programa con fines políticos, electorales, de lucro y otros
distintos a los establecidos. Quien haga uso de este
programa deberá ser denunciado de acuerdo con la
ley aplicable y ante la autoridad competente.
Se autoriza la reproducción del contenido citando
la fuente.
Picaporte
Un sencillo reconocimiento
E
n esta ocasión queremos compartir con ustedes, nuestros lectores, la siguiente carta que
llegó a la redacción de Alas para la equidad, pues nos llena de orgullo que se reconozca el
trabajo del Conafe.
Armandina Yarezi
Textos similares llegan a nuestra bandeja de entrada cotidianamente. Nos piden ejemplares de
los libros de nuestro catálogo, nos solicitan autorización para reproducir un cuento, un poema,
una adivinanza, una canción, un relato, una historia o una ilustración. Las solicitudes vienen de
institucionales nacionales y extranjeras o de ciudadanos comunes como Armandina. y el joven
Valdez, que no deben ser comunes sino ciudadanos preocupados por construir una oferta alternativa a la televisión que simplemente entretiene.
A quienes tenemos la responsabilidad de coordinar desde el Conafe el esfuerzo educativo en
las zonas rurales e indígenas del país, no nos cuesta elogiar nuestros libros. Lo hacemos sin pudor
porque ciertamente son muy valiosos y bonitos, y porque es el legado de nuestros predecesores
a la educación rural.
El catálogo actual (179 títulos) representa una manera diferente de repasar la innovadora historia del Consejo. El listado de libros producidos y en circulación constante también es una manera de medir la aportación del Conafe y de explicar los buenos resultados en el aprendizaje de
los niños que los emplean en sus estudios.
Sus contenidos no sólo son un recuento pedagógico de la educación básica, lo cual sería más
que suficiente para reconocer sus valores. Cada línea, cada página, cada ilustración, explican a
México y a los mexicanos. En cada página están las costumbres, tradiciones, leyendas, creencias
que hacen que los mexicanos rían, lloren, canten, cuenten y muestren con orgullo su diversidad.
El ejemplar de Alas para la equidad que el lector tiene en sus manos es un mero intento de rendir
homenaje a quienes los pensaron, recopilaron su información, diseñaron, redactaron, dibujaron
o pintaron. Es un reconocimiento a quienes tuvieron la humildad y la sabiduría de recurrir a la
sencillez para pensar en los niños más necesitados de México.
Los libros del Conafe están aquí, como un desafío a la imaginación, al sueño, a la ilusión y al conocimiento de la realidad fría, concreta y maravillosa de la vida.
3
Febrero, 2010
Por iniciativa personal y gracias a la preocupación por conseguir espacios
alternativos para el público infantil, una servidora y el joven J. A. Valdez, ciudadanos comunes, estamos elaborando una propuesta televisiva para niños, y
pensamos presentarla en algún canal estatal de Nuevo León. A pesar de que
no contamos con ningún tipo de apoyo y no estamos seguros de que nuestra
propuesta sea aceptada, nos sentimos muy optimistas al respecto.
Actualmente elaboramos el guión del programa, que pensamos llamar Lero
lero mitotero, consiste en un conjunto de cápsulas que brinden opciones al público infantil, musicales, literarias, de entretenimiento. En una de las secciones,
cuyo nombre es “Quiero leer”, pensamos incluir un cuento o poema por programa, y creemos que sería muy buena idea utilizar algunos de los textos y las
ilustraciones publicados por el Conafe en su colección Pocas Letras. Por esta
razón, solicitamos su apoyo, ya que necesitamos saber con qué persona dirigirnos para pedir el permiso correspondiente.
Muchas gracias por su atención y reciban un cordial saludo.
Buzón del lector
logro es un orgullo y una motivación para
todos los mexicanos, ya que nos demuestran
que a pesar de todas las limitantes podemos
aspirar a ser mejores.
Reciban un abrazo y nuestro reconocimiento.
Presidencia
Instituto Nacional de las Mujeres
Les envío un cordial saludo y al mismo tiempo les expreso mi más sincero agradecimiento por la revista Alas para la equidad,
que tan amablemente nos hacen llegar. Reciban un fuerte abrazo y mis mejores deseos.
Carmelín López de Reynoso
Presidenta del Sistema DIF Estatal
Aguascalientes
Alas para la equidad
4
A nombre del Instituto Nacional de las Mujeres, deseamos a todo el personal que labora
en esta noble tarea un año pleno de salud
y éxito.
Felicitamos a los alumnos de la escuela Benito Juárez, ubicada en La Ilusión de la Sierra
de Guerrero, por obtener el sexto lugar nacional en la prueba Enlace y a los alumnos de
La Providencia, municipio de Acapulco. Este
A través de estas líneas me es grato enviarles un afectuoso saludo, así como agradecerles el envío de la revista Alas para la
equidad que edita el Consejo Nacional de
Fomento Educativo.
Al agradecer su gentileza, aprovecho la
ocasión para ponerme a sus órdenes.
Agustín Gasca Pliego
Director del Instituto Mexiquense
de Cultura
Agradezco el envío de la revista Alas para la
equidad. Al respecto le comento que el contenido de las publicaciones es muy enriquecedor, la diversidad de los temas coadyuva
a que el número de lectores sea mayor, por
lo que no me resta más que felicitarles por el
buen manejo tanto de los contenidos como
de la imagen.
Inda Gabriela Rojas Alcántara
Jefa de la Unidad de Planeación
Evaluación y Control Escolar
Estado de México
Tus comentarios son importantes,
escríbenos
[email protected]
Política educativa
5
Imagina, crea, conoce,
diviértete…
Mercedes Miranda y Edith Méndez
La imaginación es infinita, no tiene límites
y hay que romper donde se cierra el círculo.
Juan Rulfo
E
l fondo editorial del Conafe tiene como principales objetivos formar el acervo de las bibliotecas comunitarias gratuitas en cada uno de los servicios educativos establecidos en las
localidades rurales, indígenas y en los campamentos con población migrante; apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje;
participar en ferias del libro nacionales e internacionales, y fomentar la lectura. Las bibliotecas comunitarias las integran 140
títulos que incluyen discos compactos con música de diferentes
regiones de nuestro país, juegos didácticos y libros de literatura.
El acervo editorial lo integran 14 series: Educación Ambiental,
Mira un Cuento, Para Empezar a Leer, Pocas Letras, Literatura
Infantil, Tierra de Tesoros, Acordeón, Juegos Didácticos, Imaginaria, Ciencias, Narrativa Indígena, Fomento Cultural y Libros
Grandes
Educación Ambiental
¿Sabías que en nuestro país viven 17 de las 32 especies de delfines
que existen en el planeta? ¿Y que además de los jaguares manchados existen otros de color totalmente negro o blanco? Ésta y
mucha más información hallarás en la serie Educación Ambiental,
que pretende fomentar el aprecio por la naturaleza y el uso racional de los recursos que nos brinda.
Entre sus títulos tenemos El bosque, El desierto, El mar y la costa
y La selva. Otros títulos son: Animales mexicanos, El águila real,
El berrendo, El huerto tradicional, El jaguar, El lobo marino, El lobo
mexicano, El manatí, El quetzal, La ballena gris, La iguana, Las tortugas de mar, La vaquita, Los delfines, Nuestro medio y ¿Qué hacer con la basura?
Esta serie se encuentra bellamente ilustrada y cada material
ofrece al lector información relevante sobre las características
del ecosistema que se trate, o bien del animal a que se alude, de
qué se alimentan, cómo es su hábitat, cómo se reproduce, sus
prácticas de caza, si son gregarios o solitarios y cómo se distribuyen en nuestro territorio. También explica cuáles prácticas
humanas han provocado que estén en peligro de extinción, además presenta algunos esfuerzos encaminados a preservarlas.
Los títulos incluyen también algunas historias, cuentos o leyendas que desde la tradición oral se han transmitido de generación en generación y a través de las cuales se trata de explicar
el origen de las características de algunos de estos animales.
Mira un Cuento
Imagina la posibilidad de construir múltiples historias, darle voz
a los personajes y además, crear mundos llenos de diversión y
fantasía. Por ejemplo, imaginar las grandes aventuras en un viaje
que parecería común pero donde podrás conocer pueblos, personas, ciudades y bellos paisajes, o que tal si navegamos sobre
Comunicóloga. Responsable de radio del Conafe [email protected]
Psicóloga. [email protected]
Febrero, 2010
La magia de los libros del Conafe
Política educativa
una cama con vela en el mar de los sueños. Así son las historias
de esta serie formada por 12 títulos de gran colorido que estimulan la imaginación de los niños y los invitan a contar historias con
sus propias palabras.
nipular y cuyo objetivo es enseñar a los niños el aprecio por un
libro, además de iniciarlos en el mundo de la lectura y la imaginación. Son historias breves llenas de fantasía que recuperan
coplas, versos y cuentos tradicionales.
Para Empezar a Leer
Y una vez que los pequeños se han iniciado en el fascinante
mundo de la fantasía, esta serie es ideal para continuar el gusto
por la lectura. Son fábulas breves, coloridas, con lenguaje sencillo, donde los protagonistas son animales que nos cuentan su
historia. Estos libros recuperan la tradición oral de nuestras comunidades: versos, cuentos, leyendas que motivan a la reflexión.
Literatura Infantil
Cientos de narraciones, rondas, refranes, leyendas y adivinanzas –que se cuentan y se juegan en las comunidades más pequeñas y alejadas del país desde tiempos inmemoriales– cual
mariposas multicolores se han posado sobre hojas de papel
para quedar impresas en la serie Literatura Infantil y así poder
emprender nuevos vuelos hacia otros lugares, compartiendo
formas de ver y entender el mundo.
No obstante, los 23 libros que integran esta serie van más
allá de ser tan sólo una antología de la lírica y la narrativa oral
de las comunidades, ya que fortalecen uno de los aspectos primordiales de la propuesta educativa del Conafe: partir de los
conocimientos comunitarios y de los que cada estudiante tiene
para producir nuevos saberes y definir necesidades de aprendizaje. Así, cada expresión de aquello que se canta, se juega y
se cuenta en una región del país constituye una forma de llevar
la comunidad al aula, de no separar el proceso educativo de la
vida cotidiana, de la cultura y de la identidad.
Los estudiantes de educación básica del Conafe pueden
conocer pedazos de vida de otras comunidades, su amor a la
tierra y sus costumbres más antiguas, que perviven a través de
la palabra hablada. El arduo y comprometido trabajo de instructores, capacitadores, asistentes educativos, habitantes de
las comunidades y de personal técnico del Conafe dio como
Pocas Letras
Muchas imágenes y poco texto es lo que hay en estos libros
diseñados especialmente para manos pequeñas, fáciles de ma-
Alas para la equidad
6
resultado la recopilación de más de 8,600 trabajos escritos y
466 audiocintas que proporcionan un nutrido acervo de narrativa oral tradicional de 11 estados (Jalisco, San Luis Potosí,
Veracruz, Hidalgo, Sonora, Sinaloa, Baja California, Guanajuato, Aguascalientes, Chiapas y Chihuahua) y una muestra
representativa de los restantes 20 estados.
Todas esas tradiciones orales, recabadas unas en campo
y otras a través de convocatorias nacionales o regionales, no
cabrían en un solo libro y tampoco se agotan en la serie Literatura infantil y otros títulos editados por el Conafe, pero sí constituyen un claro testimonio de la diversidad cultural de nuestro
país y una forma de establecer relación con otros saberes en
un contexto de valoración y respeto.
Juegos Didácticos
Con estos materiales se pretende apoyar
el trabajo en el aula y favorecer en el niño
la adquisición de competencias básicas
de comunicación, conocimiento del entorno natural y social, lógica matemática, así como la formación de valores y
actitudes para la convivencia.
Pero, ¿qué ofrecen estos materiales didácticos? Mucha diversión;
niños y grandes, se relacionan y
aprenden cosas nuevas, aun sin
proponérselo. Entre sus títulos
tenemos: Carrera por la salud, El
juego de las posibilidades, Las tortugas de mar, La vida en la comunidad, Letras y números, Memorama, Rompecabezas de Preescolar, Rompecabezas
de Primaria, y Soles y diablos.
Visítanos
Conjunto Aristos
Insurgente Sur 421 Torre B,
(entrada por Aguascalientes)
Col. Hipódromo, Tel. 5241 7019
Horario de atención de
9:00 a 14:30 h y de 15:30 a 18:00 h
7
Febrero, 2010
Tierra de Tesoros
La constituyen tres títulos: Crispín el
tuerto, El Curro y El duende de la selva.
Las historias ocurren en pintorescos lugares de nuestro México, tan variados
en su paisaje, comida, música y costumbres. Los personajes dejan entrever la
solidaridad, la amistad, el respeto por el
mundo natural, pero también por las personas que conforman su entorno.
Así, estos materiales pueden ser un valioso instrumento didáctico no sólo para que
los niños conozcan la flora y la fauna de un
determinado lugar, sino también para que exploren nuevas formas
de relacionarse con la naturaleza y en general con el entorno.
Acordeón
Esta serie la integran 10 títulos que abordan diferentes temas;
está dirigida a niños de preescolar y su original diseño les
permite viajar a través de ilustraciones coloridas. Los temas
incluyen figuras geométricas que forman paisajes, animales
saltando de un ecosistema a otro, frutas de distintos tamaños y
colores, niñas y niños que mueven su cuerpo y personas de todas las edades que usan sus sentidos, detalles de diversos paisajes, personas y objetos característicos de la ciudad, la costa,
el bosque, el desierto y la selva.
Política educativa
Alas para la equidad
8
Imaginaria
Hoy la educación no se circunscribe sólo a los aspectos cognitivos, ya que busca el desarrollo de habilidades y valores
relacionados con el campo afectivo, la convivencia social, la
vida democrática y la relación con la naturaleza. Formar ciudadanos creativos y críticos que contribuyan a lograr un mundo
mejor es una tarea básica de la educación de nuestros tiempos,
y la imaginación –como fundamento de la actividad creadora–
constituye uno de sus ingredientes primordiales.
En el proceso de desarrollo del niño se acrecienta la imaginación, que alcanza su madurez en la edad adulta. Los intereses, la relación con el medio y la diversidad de experiencias
del adulto son ingredientes que sazonan su imaginación y dan
pauta a una capacidad creadora más rica y compleja.
En este contexto, el abrir cualquiera de los cinco títulos que
integran la serie Imaginaria es como mirar a través de un caleidoscopio: si lo miramos de una manera encontramos cientos de sugerencias para construir juguetes con papel, cartón
y material de desecho. Si lo vemos de desde otro ángulo, al
rasgar, doblar, recortar, iluminar, ensamblar, plegar, estamos
ejercitando una serie de habilidades y destrezas. Si observamos bien, veremos que estamos ejercitando la comparación,
la organización, la clasificación y el establecimiento de relaciones de causa y efecto.
Si giramos un poco, esas actividades lúdicas nos ayudan a
desarrollar la concentración, la capacidad de atención, a estar
pendientes de todo el proceso y poder plantear soluciones a
eventuales problemas durante la actividad. Y si giramos más
y más, incluso estableceremos múltiples vinculaciones con los
temas vistos en el aula: los animales tridimensionales de Zoológico de papel con matemáticas, el libro que armamos en Camino de papel con historia, el pájaro y el ratón que armamos
en Rincón de juguetes con ciencias naturales, contar historias
disfrazados con la máscara o el antifaz de Jugando con papel
en el caso de español, y ver el paisaje de la comunidad desde el
camión que podemos construir en Anímate y verás para abordar temas de geografía, por citar algunos ejemplos.
Esta serie nos invita no sólo a ejercitar la imaginación y desarrollar la capacidad creativa, sino también a contribuir en la formación de personas capaces de generar productos novedosos
y de gran valor social y comunicarlos transcendiendo en determinados momentos el contexto histórico social en el que se vive.
Ciencias
Esta serie fue pensada para apoyar en la primaria la enseñanza de la ciencia de manera lúdica y divertida. El libro que integra
esta serie fue seleccionado para el listado básico de literatura infantil y juvenil del Banco del Libro de Venezuela en 1993. El tema
es la astronomía; explica cómo se producen los eclipses solares
y lunares; además, describe formas seguras de observarlos e incluye juegos, poemas y una leyenda maya alusiva al tema.
Narrativa Indígena
Textos bilingües en español y lengua indígena que muestran las
costumbres de algunas etnias de nuestro país. Historias de los
conca’ac es una adaptación de Catalina Fernández Mata bellamente ilustrada por Enrique Martínez; cuenta que la palabra
conca’ac significa “la gente”; con ella se autonombran los indígenas seris que habitan en Sonora desde hace cuatro siglos. La
cosmogonía recopilada de este grupo se expresa en leyendas
de los orígenes y en testimonios sobre sus costumbres. Los textos están en lengua conca’ac y en español.
Fomento Cultural
Esta serie antologa a grandes escritores latinoamericanos: Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Elena Garro, Octavio
Paz, José Donoso, Juan Carlos Onetti, Rubén Darío, Bruno Traven. Las historias delinean el habla popular, así como ambientes
y situaciones mágicas que definen un retrato y el sentir latinoamericano.
Fomento Cultural también antologa investigaciones y relatos de tradición oral, donde los lectores descubrirán que cada
pueblo, cada ciudad, encierra en sus fiestas, calles, casas, gente, historia y tradiciones, misterios que esperan ser contados,
escuchados, escritos y transmitidos.
Libros Grandes
Libros en gran formato pensados para manos pequeñas; cuatro
títulos integran esta serie: Nana Caliche, son versos arrulladores
sobre un niño y un perro a los que la Nana cuida con esmero.
¿Cómo son? es un viaje a través de imágenes y rimas que revelan las características de distintos animales: jirafas, elefantes,
gatos, patos, cebras.
¿Qué te gusta más? Ilustrado por Trino, a través de versos
ayuda a los pequeños a contar hasta 10 y volver a comenzar.
Los changuitos es una graciosa y rítmica
canción que explica las conductas de los
changos, una canción infantil clásica que
nunca debe faltar.
Estos textos surgen con la intención de ser libros para los primeros lectores. Las figuras docentes del Conafe comentaban que los niños
eran –y son todavía– atrapados por la fuerza de
las imágenes y el tamaño de los libros.
En esta colección colaboraron ilustradores como Claudia de Teresa y Trino, quienes
unieron su trabajo con escritores como María Luisa Valdivia y Rosalba Aguirre Beltrán, y
el resultado fueron historias llenas de ingenio
y color.
Las publicaciones del Conafe han sido merecedoras de menciones especiales y premios
internacionales, son libros para todos, llenos de
color, de aventuras, de tradiciones de otras regiones de nuestro país. Hay magia en los libros
del Conafe. Te invitamos a leerlos.
El Conafe y su presencia en las ferias
Libros como espejos
Ileana Garma
L
9
Febrero, 2010
os libros del Consejo Nacional de Fomento Educativo surgen con el propósito de enriquecer las actividades escolares de los niños de las zonas más marginadas del país.
Estos libros recopilan la tradición oral de los pueblos indígenas
y rurales, tratan los ritos y las costumbres, y enriquecen el acervo
cultural al incluir textos de autores consagrados, como Octavio Paz,
Juan Carlos Onetti, José Vasconcelos, Elena Garro, Bruno Traven, Edmundo Valadés, Elena Poniatowska, Alejandro Aura, José
Donoso, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Rubén Darío,
Juan Rulfo, Juan de la Cabada y José Revueltas.
Los libros del Conafe se caracterizan porque son textos muy
mexicanos, llenos del color de los montes y las montañas; sus
ilustraciones nos muestran el campo mexicano, la sierra, las
playas, el oscuro color de su tierra y de su gente, su extensa
fauna, sus problemáticas y temores. Son libros en los cuales
el viento susurra canciones de cuna, donde los conejos aman
despistar a los coyotes, y las mujeres bailan. Son de esta manera porque en un primer momento se pensó en libros con
los que las comunidades del país pudieran identificarse, libros
como espejos, como fuentes que regaran la voz de los abuelos.
Sin embargo, la población en general no tardó en solicitar
los libros del Conafe porque en ellos es evidente el trabajo de
mucha gente comprometida con el rescate de las lenguas originarias, las historias originarias, los días originarios.
Cada año, en todo el país se montan, en diversas fechas, las
ferias del libro. Éstas no sólo surgen con el propósito de llevar
a las calles o a espacios populares la riqueza de las librerías y
las editoriales, sino que también son foros en donde los lectores pueden convivir con los escritores, saber cómo construyen
historias, cuáles son sus trucos y conocer sus lecturas favoritas.
En muchas ferias del libro, los lectores tienen la oportunidad
de tomar diversos talleres, que consideran a chicos y grandes.
También se comparten y se discuten propuestas e ideas, se analizan problemas relativos a la cultura, se convive con muestras
extranjeras, y diversas expresiones artísticas se suman a la fiesta
de los libros.
Los libros del Conafe siempre se podrán encontrar en las
grandes ferias, como la Feria del Palacio de Minería, la Feria
Internacional de Literatura Infantil y Juvenil, la Feria del Libro
del Instituto Politécnico Nacional, la Feria del Libro de Antropología e Historia, la Feria Internacional de Monterrey, la Feria
Internacional del Libro de Guadalajara y la Feria del Zócalo.
En el ámbito internacional, el Consejo ha participado en la
Feria del Libro de Bologna, Italia; en Estados Unidos en ciudades como Miami, Chicago y Nueva York; Alemania, Colombia
y Argentina.
Los libros del Consejo son para todos: chicos y grandes, serios y juguetones, para los que tienen hambre de respuestas,
los que quieren descansar y, por supuesto, también hay libros
para los que aún no saben leer.
Además de la venta de libros, en cada feria el Conafe imparte talleres de fomento a la lectura, realiza actividades culturales, promueve la representación de cuentos y la participación de cuentacuentos
que buscan acercar a los niños, jóvenes y adultos a la lectura.
De acuerdo con Israel Valdés, responsable de la venta de
libros del Conafe, todos los libros del fondo editorial tienen su
público cautivo, pero sin duda los más vendidos son los títulos de
la colección Para Empezar a Leer, libros que tienen como propósito fomentar y reforzar la actividad lectora en niños de tres a
siete años; así como el libro La rumorosa y los aparecidos, que se
ha convertido en un clásico de la literatura infantil; contiene relatos de espantos y aparecidos y son historias originarias del estado
de Baja California.
Para el Conafe, todas las ferias del libro son importantes; sin
embargo, la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil resulta
la más exitosa por su tipo de asistentes: niños y jóvenes lectores
a quienes está dirigido el fondo editorial de nuestra institución.
Buena literatura infantil
Es evidente que el Conafe tiene muy buena aceptación en las
ferias del libro, y que los lectores se acercan al acervo por diversas circunstancias, llevados por la curiosidad o el apego a
diversas series ya muy antiguas, como Literatura Infantil y la Enciclopedia Colibrí.
En realidad, lo importante para el Conafe, o cualquier institución preocupada por el fomento a la educación y la lectura, es que
los niños puedan encontrarse a sí mismos a través de los libros,
que aprendan a disfrutar los diversos cuadros que se les ofrecen, que
indaguen y pregunten.
Lo único que posibilita un desarrollo exitoso es acceder a
herramientas para la vida, y la lectura, según los especialistas,
podría ser una de las más importantes.
Los libros del Conafe, como la buena literatura infantil, se
leen para pasar un rato agradable, sí, pero en ello va el refinamiento de la sensibilidad, la construcción del criterio propio,
el enriquecimiento del lenguaje y la posibilidad de expresarse
cada vez con mayor soltura. ¿Qué mejor regalo podemos dar
a nuestros niños que un buen libro?
Es por eso que te pedimos: lee un cuento del Conafe y entra
a su magia.
Escritora. [email protected]o.com.mx
La opinión de nuestros lectores
Unos libros muy mexicanos
El fondo editorial del Conafe tiene su público cautivo, los lectores refieren que los libros son únicos y
diferentes porque son coloridos y rescatan las tradiciones de nuestro país, son libros que invitan a la
lectura a chicos y grandes.
En cada feria, los grandes compran libros que
regalan y difunden, y los pequeños coleccionan las
historias de aparecidos, de viajes a mundos desconocidos, de aventuras en el mar, de gigantes, guerreros, fábulas y leyendas.
Alas para la equidad
10
Me gustan los libros del Conafe porque son coloridos y sus letras son grandes y separadas, esto
les gusta mucho a los niños. También porque tienen precios muy accesibles y libros con los que
se aprende mucho, como los de la serie de Educación Ambiental.
Teresa Domínguez Pacheco
Profesora
Los compro y me gustan porque a la hora del cuento,
los libros grandes son visibles para todos los niños, y
les llaman mucho la atención el tamaño y los colores.
Sandra Harder
Bibliotecaria
Me gustan sus libros de coplas y versos, creo que
porque me recuerdan mucho a mi abuelo que
siempre escuchaba música así. Y me encantan los
precios.
Érika Hernández
Estudiante
Como en las salas de lectura llegan muchos jóvenes
que todavía no tienen el hábito de la lectura, es importante para mí elegir libros con los que ellos se conecten de inmediato, por eso colecciono los libros
del Conafe. Tanto los niños como los jóvenes pueden
leerlos sin problemas, porque son libros muy mexi-
canos, como escritos para cada uno de nosotros, como si pudieran llevar nuestros nombres en la dedicatoria.
Lorena Enríquez
Promotora de lectura
Los colecciono porque a mí me gusta leer e ir al zoológico. Me gustan
los animales de estos libros y quiero tenerlos todos.
Alex Peña
Cinco años
Me gustan los libros del Conafe porque casi no hay libros de terror
para niños pequeños, y aquí sí hay, además están los discos donde los
niños escuchan el cuento con todo y efectos sobre lo que se relata,
eso es muy práctico porque los niños se enganchan de inmediato con
las historias de miedo. No es cierto que a los niños pequeños no les
gusten ese tipo de cuentos. Los compro porque me ayudan en mi labor docente y con estos libros es más probable que los niños, cuando
crezcan, deseen acercarse a la lectura.
María de Lourdes Montes
Educadora
Me gustan porque no son comunes, porque te hablan de la región,
porque están hechos por mexicanos, porque aprendo.
Angélica Álvarez
Asesora en sistemas
Hace algunos años le compré un libro del Conafe a mi hijo y le gustó
mucho. Desde entonces, cada año, aquí en la feria del libro, vengo a
comprarle uno porque él ya los está coleccionando.
Karina Badilla
Administradora
Me gustan porque son diferentes y mi mamá dice que yo tengo motricidad y me gustan sus juegos, sus figuras y sus cuentos.
Cinthia Guzmán
9 años
Soy cuentacuentos, y los libros del Conafe me llenan de ideas. Los
libros que tienen sólo dibujos son muy valiosos, porque cada vez
puedo contar una historia distinta.
Zaira Rubio
Educadora
11
Febrero, 2010
Me fascinan los libros del Conafe porque yo los tuve de chiquita. No
quisiera que alguna vez dejaran de estar, hay muy pocos libros tan mexicanos como éstos, muy pocos libros que dibujen nuestras tradiciones.
Victoria Cepeda
Médica
Los quiero porque me interesa la historia de mi región, y en estos libros está contada muy bonita.
Andrea Serna
10 años
Política educativa
El editor Rubén Fonseca platica con Alas para la equidad
Conafe, semillero de propuestas
para público infantil
Verónica Camacho
U
Alas para la equidad
12
na vez que los Programas Educativos comenzaron a operar en todos los estados del país, el Conafe se planteó la
posibilidad de comenzar a producir sus propios materiales,
acordes con la realidad de niños y jóvenes de las comunidades
y que también considerasen necesidades educativas y pedagógicas de los programas de educación comunitaria.
Así, en la década de 1980 comienza una era en la producción de libros, juegos didácticos, manuales, fichas de trabajo y
audiocasetes dirigidos a los niños en edad escolar que entonces
atendía el Conafe en las comunidades. Otro de los propósitos de las publicaciones era apoyar la labor de los docentes,
difundir la propuesta educativa del Consejo y fomentar el gusto por la lectura de alumnos, padres y demás personas de las
comunidades.
Con estos materiales bibliográficos y didácticos, el Conafe
formó el acervo de las bibliotecas comunitarias gratuitas en
cada uno de los servicios instalados en las localidades rurales,
indígenas y campamentos agrícolas con población migrante.
En entrevista con Alas para la equidad, el editor Rubén Fonseca –quien fuera uno de los responsables de la producción
editorial en aquella época– cuenta que los libros del Conafe
son una pieza clave en la construcción de la historia de la literatura infantil y juvenil.
En ese momento descubrimos que los materiales bibliográficos, creados para nuestros niños y jóvenes
impactaban también a otros públicos y ámbitos
educativos; los maestros de educación formal
los pedían para sus clases. En ese momento no
se vendían los libros y por la misma demanda
del mercado, comenzamos a producir otras
colecciones.
Las series de libros del Conafe son para todas las edades: Pocas Letras, Mira un Cuento, Para Empezar a Leer, Literatura Infantil,
Educación Ambiental, los manuales para el
instructor comunitario, juegos didácticos como
loterías, rompecabezas, porque sabíamos que el
material educativo que destinaríamos a las comunidades no eran sólo libros.
Para la producción de cada texto, el Conafe se preocupó
por crear una metodología donde fluyeran la creatividad, la
imaginación y la libertad; y que escritores e ilustradores conocieran a los niños, las comunidades y sus costumbres para
crear libros acordes con la realidad.
Coordinadora editorial de Alas para la equidad. [email protected]
Política educativa
Quienes ilustraron los libros del Conafe –comenta Rubén
Fonseca– supieron hacer una lectura de la realidad y el contenido; hay una unidad en la propuesta editorial del Conafe en cuanto a textos e imagen.
Unos libros muy mexicanos
En la producción de sus libros, el Conafe involucró a autores,
adaptadores, editores e ilustradores en sus tareas; fue un trabajo
editorial donde cada uno aportó sus elementos creativos.
Por ejemplo: Palabras contra el olvido, Antología de cuentos mexicanos, Ecos de polvo y Alas de Sal son libros que implicaron una metodología de trabajo desde la recuperación
de la tradición oral hasta la propuesta gráfica. Los artistas
visitaron las comunidades, fue un trabajo sensible, no contaminado, la propuesta gráfica de los libros del Conafe es
innovadora, lúdica, sensible y no contaminada. “Realmente
es gratificante mirar, abrir y leer los libros del Conafe”, refiere Rubén Fonseca.
Los libros del Conafe ilustran el propósito para lo que fueron
creados: recuperar la cultura y tradiciones de las comunidades
y regresarles a los niños y jóvenes historias, leyendas, mitos,
versos, coplas, música.
Probábamos los libros en las comunidades y nos alimentábamos de sus comentarios, reacciones y de las actividades de los
instructores. En México el Conafe fue el primero en atreverse a
hacer libros sin texto y realmente funcionaron, porque los niños
que atendía salieron del silencio y contaron muchas historias
gracias a las ilustraciones que les ayudaron a expresarse.
Libros merecedores de premios
Los libros del Conafe han sido reconocidos en el ámbito internacional: de la serie de Educación Ambiental, el libro El
lobo mexicano recibió en 1993 el premio a la ilustración por
el Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Cataluña,
en Barcelona; también fue seleccionado para el listado básico
de literatura infantil y juvenil del Banco del Libro de Venezuela,
en 1993. También de esta serie, el libro El mar y la costa fue
seleccionado por la International Board on Books for Young
People (Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil) como un libro que todo niño debe leer.
13
Febrero, 2010
El Conafe echó a andar varios proyectos que recuperaban
la tradición oral de las comunidades, lo cual fue posible gracias
a la participación de un equipo multidisciplinario: historiadores, antropólogos, lingüistas, escritores, que se dieron a la tarea
de ordenar y clasificar un enorme acervo de textos y audios
sobre tradición oral. Este acervo integra el Programa de
Investigación y Recopilación de Tradiciones Orales Populares (pirtop), que integra leyendas, cuentos,
recetas de cocina, música, narrativa oral, juegos, coplas, cantos y arrullos, propios de las
comunidades indígenas, y del cual se nutre el
fondo editorial del Conafe.
Ante la poca literatura infantil en el país y la
extranjerización de la existente fue necesario rescatar las tradiciones orales populares
e incorporarlas a los materiales impresos y
sonoros empleados en la enseñanza, con la
finalidad de reforzar la identidad y la cultura
regional y nacional de los niños y jóvenes que recibían educación por parte del Conafe.
Los libros del Conafe –dice Rubén Fonseca– están
llenos de magia, son coloridos, son muy mexicanos, ese era
el sentido. Aquí se iniciaron muchos escritores e ilustradores que
ahora tienen bajo el brazo premios internacionales, el Conafe los
formó, fue su cuna.
Y es que como refiere Rubén Fonseca: la tarea del Conafe
seduce por el propósito de su tarea, por los niños de las comunidades, por los jóvenes instructores, por las diversas actividades que se realizan en la educación comunitaria.
Una metodología muy especial
Política educativa
Además de literatura, el Conafe también ha producido libros
que apoyan la enseñanza de las ciencias; el libro El eclipse fue
seleccionado en 1993 para el listado básico de literatura infantil y juvenil del Banco del Libro de Venezuela.
De la serie Para Empezar a Leer, los libros El pintor de las cosas/Mariposa de papel y Los ojos del tecolote/El sueño del conejo
fueron seleccionados en 1994 por la Organización Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Venezuela como algunos de los
mejores libros infantiles editados en lengua castellana ; en 1992
el libro La cola de las lagartijas/La culebra ratonera fue galardonados por el Banco del Libro de Venezuela como uno de los
mejores libros escritos en español; El hombre flojo/El caminante recibió el Premio de estímulo a la creación en el Certamen
Noma de Ilustración Infantil, patrocinado por el Centro Cultural
Asiático para la unesco en Tokio, Japón, en 1990.
nacional e internacional. El trabajo editorial del Conafe formó
y abrió el pensamiento a las editoriales de hacia dónde debía
dirigirse la producción editorial en el área infantil y juvenil.
Sirva este espacio para brindar un sencillo homenaje a quienes han colaborado para el Conafe: Luis de la Peña, Jesús
Paredes, Rubén Fisher, Alicia Castillo, Esther Jacobo, Alejandra González, Oscar Muñoz González, Antonio Granados,
Armida de la Vara, Felipe Garrido, Enrique Martínez, Fabricio
Vanden Brook, Ruth Rodríguez, Gloria Morales Veyra, Jesús
Paredes, Alejandro Negrín, Arturo Ortega, María Luisa Valdivia, Rosalba Aguirre Beltrán, Isabel Galaor, Antonio Ramírez,
Mireya Cueto, Luis Argüelles, Edna Torres, María Guadalupe
Gómez, Miguel Góngora, Catalina Fernández Mata, Alicia
Castillo, Gustavo Delgado, y el grupo de rock mexicano Café
Tacuba, que grabó el audiocasete de Los changuitos.
Grandes artistas
Alas para la equidad
14
El Conafe construyó un imaginario de lo que podía ser la literatura infantil y además preparó a una generación de editores,
escritores e ilustradores que hoy son grandes artistas de talla
La tarea del Conafe seduce por el propósito de su tarea,
por los niños de las comunidades, por los jóvenes
instructores, por las diversas actividades que se realizan
en la educación comunitaria
Política educativa
15
Febrero, 2010
Llena de creatividad y fantasía
La narrativa visual del Conafe
L
a historia del Conafe puede contarse desde varios ángulos;
por ejemplo, desde la operación de sus programas educativos que se iniciaron con 100 servicios en Guerrero hace 37
años. También se puede contar con los miles de testimonios de
los jóvenes que han vivido la experiencia de ser instructores comunitarios, y que gracias a la beca del Conafe han podido continuar y concluir sus estudios de educación media y superior.
Otro ejercicio de memoria se vincula con los retos y acciones
que ha llevado a cabo el Consejo para que ningún niño se quede sin escuela: acciones de
infraestructura educativa, instalación de
nuevos servicios de educación inicial
y básica, entrega de útiles escolares,
equipo de cómputo y mobiliario escolar.
Otra historia es la de sus publicaciones dirigidas a la niñez y juventud
mexicanas, y que han ilustrado bellamente grandes artistas de la ilustración y
la plástica mexicanas.
El patrimonio cultural del Conafe asciende a más de 10 mil
obras originales que han sido utilizadas en el diseño de diversos materiales educativos, en las publicaciones del Conafe, en
carteles de convocatorias y que además han recorrido el país
en exposiciones itinerantes. Son grabados, pinturas, dibujos,
ilustraciones, fotografías de grandes artistas que se formaron
en el Conafe; hay una gran diversidad de colores, propuestas
temáticas y técnicas.
El Conafe se enorgullece de contar con obras de autores
de renombre: Vicente Rojo, Martha Chapa, Teódulo Rómulo, Felipe Dávalos, Sergio Arau, Claudia de Teresa, Rosario
Valderrama, Alain Espinosa, Leonel Maciel, Arnold Belkin,
Alberto Beltrán, Andrea Gómez, Damián Ortega, Carlos
Maltés, Eddie Martínez, Ruth Araceli Rodríguez, Felipe Ugalde, Juan Berruecos, Antonio Esparza, Gerardo Cantú, Isaac
Hernández, Leticia Tarragó, Gerardo Suzán, Arnaldo Coen,
Andrea Gómez, Vicente Gandía, Rowena Morales,
Leonel Maciel, Fanny Rabel, Anhelo Hernández, Bruno González, Carlos Palleiro, José
Palomo, Carlos Dzib, Fabricio Canden
Broeck, Laura Fernández, María Eugenia
Jara Oseguera, Enrique Martínez, Patricio Gómez, Irene García, y los fotógrafos
Carlos Blanco y Mariana Yampolsky.
Otra parte del acervo artístico la integran
las obras de la serie Hacedores de las Palabras, en la
cual hay narraciones sobre diversos temas, ilustradas por niños
indígenas; en ellas destaca su colorido y diversidad.
La narrativa visual del Conafe da cuenta de la creatividad de
pintores y fotógrafos, dibujantes y diseñadores, que han participado con su trabajo artístico en la obra educativa de la institución. Son rostros de niños, de padres de familia, paisajes de la
comunidad, juegos y escenas escolares. Son imágenes artísticas
que narran la historia del Consejo y nos permiten percibir la sensibilidad, el sentido humano y social de la tarea del Conafe.
Grandes educadores
Joaquín Fernández de Lizardi
Pensador y escritor público
Ixel Rosas
N
Alas para la equidad
16
ació en 1776 en la capital mexicana.
Tras aprender sus primeras letras en
Tepotzotlán, continuó sus estudios en la
Ciudad de México, los cuales no concluyó;
sin embargo, cultivó y amplió su formación
intelectual de manera autodidacta. En 1812
publicó su primer periódico: El pensador
mexicano, cuyo título sirvió también de
pseudónimo.
En 1815 publica Alacena de frioleras y el
suplemento Cajoncitos de la alacena, así
como el tercero, Las sombras de Heráclito y
Demócrito. En 1816 publica, por entregas, los
tres primeros tomos de su primera y más conocida novela: El periquillo Sarniento. En 1818
publica Noches tristes, a la que en 1919 añade un episodio más: “Día alegre”. Entre 1818
y 1819 escribe La educación de las mujeres
o La Quijotita y su prima. Historia muy cierta
con apariencias de novela, de la que sólo se
publican los dos primeros tomos; la novela
completa aparece entre 1831-1832. En 1820
escribió Vida y hechos del famoso caballero
don Catrín, que se publica hasta 1832.
Cuando en 1820 se abre el nuevo periodo constitucional reemprende su tarea
periodística sacando a luz El conductor eléctrico. En 1822 publica el periódico El amigo
de la paz y de la patria, así como Defensa de
los francmasones. En 1823 lanza El payaso
de los periódicos y El hermano del perico que
cantaba la victoria.
A lo largo de su actividad periodística y
literaria padeció censura y persecuciones;
no obstante, sus escritos circularon hasta su
muerte. En los últimos años, debido a sus ser-
vicios a la Independencia, le fue reconocido
el grado de capitán; también se le nombró redactor de La Gaceta del Gobierno. Enfermo de
tuberculosis, murió el 21 de junio de 1827.
La educación familiar, pieza fundamental en sus obras
La obra de Fernández de Lizardi se centra
en periódicos, folletos y novelas. También
escribió fábulas, versos y alguna que otra
pieza dramática. Publicó más de 200 números de sus periódicos y suplementos,
así como cerca de 300 folletos.
Lizardi vivió en momentos decisivos, crí­
ticos y nada fáciles para México; testigo excepcional de la época, fue consciente del
ritmo y de la relevancia de los hechos y las
circunstancias que marcan el fin de la colonia
y los albores de la Independencia. Fue uno de
los pocos mexicanos ilustrados interesados
en el Emilio de Rosseau, con su inmensa aportación en el orden educativo.
Uno de los aspectos más relevantes de
la obra lizardiana es el valor que concede a la educación que los padres dan a
sus hijos en el seno del hogar. En las tres
novelas mayores, los hijos no son en sus
vidas más que el fruto de la educación familiar; en conjunto, nos ofrecen tres modelos educativos de la educación familiar
en la clase media de la Nueva España a
finales del siglo xviii y principios del xix. 1
Lizardi, como pensador y escritor público, con el deseo de contribuir siempre a la
mejora y al progreso de su pueblo, estaba
enormemente preocupado e interesado
por los diversos y grandes problemas de la
sociedad mexicana de su tiempo y que eran
un lastre para el país. En su opinión, el principal escollo era siempre la cuestión educativa, un pueblo ignorante sólo puede salir de
la ignorancia, así como de su miseria, de su
esclavitud, de las injusticias, de las sombras
que lo persiguen, mediante la educación.
Nota
1. Hernández García, Jesús, Fernández de Lizardi, un educador para un pueblo: la educación en su obra periodística y narrativa. Vol. 1. pp. 11–50. Vol. 2, pp. 1015–1049,
México, Instituto de Investigaciones Filológicas/Universidad Nacional Autónoma de México/Universidad Pedagógica Nacional, 2003, 49-50.
Pedagoga. [email protected]
Política educativa
Para revertir las consecuencias de la desigualdad
S
egún el informe anual 2007 del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, los niños indígenas cursan menos años
de escolarización y logran menores niveles de aprendizaje que
el resto de la población.
Esta desigualdad tiene varias causas: la dispersión de modelos pedagógicos agrupados bajo el concepto de educación
indígena, así como la desigualdad socioeconómica que, en los
medios rural y urbano, padece la población indígena, ya que
según estadísticas nacionales, ésta es 1.6 veces más propensa
a vivir en la pobreza extrema que la no indígena.
Sin embargo, una de las principales hipótesis que arroja dicho informe es que dicha desigualdad está directamente relacionada con la diferencia en la calidad docente de las escuelas
indígenas con respecto al resto de las escuelas del país, entendiendo dicha calidad como la medición realizada de aspectos
tales como asistencia, puntualidad y enseñanza del docente.
Hoy día muchos profesores de educación indígena sólo han
cursado el nivel medio superior y han sido habilitados para la
docencia; algunos no son hablantes de alguna lengua, o bien,
no hablan la lengua o variante del grupo al que atienden. Según datos de la Dirección General de Educación Indígena, hay
un déficit de la formación docente para la atención de la población indígena, ya que en el periodo escolar 2004-2005,
el servicio requirió de 36 mil 751 personas, entre docentes y
directivos. No hay suficientes hablantes capacitados para la docencia ni una estrecha vinculación entre escuela, comunidad y
autoridades.
Asimismo, hay pocos espacios para la superación académica y profesionalización de los maestros de educación indígena.
Por lo tanto, es necesario que el Instituto Nacional de Lenguas
Indígenas (inali) desarrolle un perfil que incluya las competencias que deben poseer este tipo de docentes: conciencia
étnica, responsabilidad profesional (ética), conocimiento de
su cultura, dominio del currículo oficial, competencias comunicativas en la lengua indígena y en español, y competencias
docentes interculturales.
Dicho perfil generará un proyecto formativo que parta
del plan y programa que deben aplicar los docentes de educación indígena en las aulas y que considere, además, las
propuestas que al respecto han desarrollado la Universidad
Pedagógica Nacional, la Coordinación General de Educación Intercultural Bilingüe y la Dirección General de Educación
Superior para Profesionales de la Educación, entre otras.
Al conjuntar esfuerzos entre instituciones como el Instituto
Nacional de Lenguas Indígenas, la Dirección General de
Educación Indígena, la Dirección General de Desarrollo
Curricular, la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación y el Centro Nacional de Evaluación
Superior, así como las áreas de educación indígena estatales, se podrá garantizar la participación de los actores clave
que darán certeza al desarrollo del proyecto, al incluir los
aspectos lingüísticos, pedagógicos y de interculturalidad
que requiere el perfil.
Los docentes con las competencias necesarias obtendrán
el título profesional de su licenciatura mediante el Acuerdo
286 de la Secretaría de Educación Pública, instancia que
ha realizado una importante labor para lograr el reconocimiento a los saberes adquiridos a través de la experiencia y
el trabajo docente.
Así, mediante rigurosos procesos de evaluación, se otorgará el título profesional y la cédula correspondiente a quienes demuestren los conocimientos, habilidades y destrezas
en 29 perfiles académicos de licenciatura o técnico profesional. Asimismo, se otorgará el certificado de bachillerato a
las personas que a través de la experiencia laboral hayan adquirido los saberes correspondientes a ese nivel.
La autoridad educativa, al otorgar el reconocimiento oficial al
saber adquirido durante la actividad laboral, dará certeza social a
un conocimiento hasta ahora poco valorado en todo su potencial y permitirá a los docentes obtener el documento oficial de
la licenciatura.
Por último, la aplicación de este diagnóstico identificará las
áreas de oportunidad de los docentes en servicio y que no obtengan por esta vía el grado académico de licenciatura, para
inscribirlos en un proceso formativo en áreas específicas y por
medio de módulos que faciliten su operación, construidos ex
profeso para este proyecto, y basados en el perfil del docente
de educación indígena.
17
Febrero, 2010
Urge la profesionalización de
docentes de educación indígena
Conafe en medios
Alas para la equidad
18
4 0 0 m dp e
n 20 0 9
e 2009.
iciembre d
d
e
d
7
2
l,
a
este año
trito Feder
ativo invirtió
c
u
d
E
to
n
México, Dis
e
om
du c a acional de F
estructura e
a
N
fr
jo
in
se
n
n
e
o
s
C
so
l
E
de p e
82 millones
s del país.
más de mil 4
enas y rurale
íg
d
in
s
lica informó
e
d
a
id
n
ucación Púb
d
E
e
d
a
tiva de comu
rí
ta
ás de 20
de la Secre
var a cabo m
lle
ó
iti
El organismo
rm
e
p
o
s eduicado que est
n de espacio
ió
c
ta
ili
b
a
h
en un comun
y re
s con
construcción
iños y jóvene
n
e
d
s,
a
s
iñ
ra
n
b
o
e
d
il
m
neficio
itarios en be
cativos y san
58 aulas
ncias.
n cuatro mil 6
ro
a
ip
u
q
grandes care
e
se
ones y
a, en 2009
s, sillas, pizarr
sa
e
m
n
o
c
De esta form
n
te
uen
jor.
estudiantes c
n estudiar me
ite
para que los
rm
e
p
s
le
252 mil 473
entos que
s generaron
ra
b
o
otros implem
s
a
st
e
de las pecisó que
s habitantes
lo
e
d
El Conafe pre
io
c
fi
e
n
e
nomía y
porales en b
raron su eco
jo
e
m
e
u
q
,
empleos tem
ís
localil pa
rama de sus
unidades de
o
m
n
o
a
c
p
s
l
a
e
ñ
s
e
o
u
ñ
q
os a
ego de much
cambiaron lu
y servicios.
s
la
u
rucción de
evas a
u
n
s
la
n
iento y const
o
c
m
s
ra
jo
e
dade
m
l
e
poblaciobrayó que
ativos de las
c
u
d
e
s
El Consejo su
io
c
a
esp
rantiza
itarios en los
dad, pues ga
ri
o
ri
p
a
n
u
s
servicios san
se
ta la
s y apartada
higiene y evi
re
e
b
d
o
s
p
ito
s
á
b
á
m
h
s
ne
menta
tipo AH1N1.
s alumnos, fo
o la influenza
m
o
c
la salud de lo
s
e
d
a
d
de enferme
propagación
on
Invierte C
de mil
afe más
Presenta c
onafe pr
oyecto p
Inicial a a
ar a E d u c
utoridad
ación
e
s educati
Jalpan de
vas del m
Serra, Que
unicipio
rétaro, 21
2009. Con
de noviem
el objetivo d
bre de
e brindar ase
dres de famili
soría a madre
a, además de
s y pa las personas
cuidado y la
que participa
crianza de lo
n en el
s niños de ce
edad, se llevó
ro a cuatro a
a cabo esta re
ñ
os de
u
nión, donde
portante pro
se presentó u
yecto en rela
n imc
ión con la ed
Al dirigir su m
ucación inicia
ensaje, la pre
l.
sidenta del P
ma Municipa
atronato del
l dif, Rosario
SisteFlores de Torr
hacia los coo
e
s, resaltó su a
rdinadores d
poyo
e
e
st
e programa,
a los niños qu
que busca ay
e necesitan d
udar
e
este beneficio
bre todo en c
aterrizándolo
omunidades.
soPor su parte,
autoridades e
statales del C
Fomento Edu
onsejo Nacio
cativo (Cona
nal de
fe), a cargo d
mínguez Trejo
el profesor E
, dijeron que
lía
s
Doe
ste programa
desarrollo de
busca favore
competencias
c
e
r el
de los niños y
cuatro años d
las niñas de c
e edad a trav
ero a
és de la form
los padres de
ación y orien
familia, así co
tación de
mo a agente
miembros de
s educativos
la comunidad
y otros
con el objetiv
joramiento d
o de propicia
e las prácticas
r
el mede crianza.
Conafe 100% de metas cumplidas en Michoacá
Morelia, Michoacán, 18 de diciembre de 2009. La
nitaria necesita el esfuerzo conjunto de diversos niveles d
choacán se invierte y se trabaja para la formación académ
esto necesita la inversión de las instancias adecuadas, adem
ción de planteles para el aprovechamiento. En Michoacá
millones 788 mil 826 pesos, y esto no es casualidad, ya
Federal asignó 70% del presupuesto para infraestructur
Consejo Nacional de Fomento Educativo.
Con cerca de 10 mil 300 acciones, el Conafe justifica
cursos que se le asignaron, tan sólo en Michoacán se cub
dades de 109 municipios, gracias a los mil 485 millones 7
que el Gobierno Federal asignó a Conafe a nivel naciona
il
de 2 0 m
0 9 má s
0
2
n
e
as
lizó
e 20 0 9
escuel
se p re a
iembre d
n es e n
ic
io
d
c
e
a
d
lC
it
eral, 27
e pesos, e
rehabil
Fed
lones d
Distrito
nte el
il 482 mil
m
s
lo
México,
a
r
alizó, dura
o
ri
re
e
)
p
fe
u
a
s
n
n
o
ci
ió
ducativo (C habilitación de espa
una invers
E
to
n
e
m
o
de F
ucción y re comunidades rura
Nacional
s de constr
ra
b
o
ueñas
6
14
os en peq
ri
20 mil
a
it
n
a
s
s
ervicio
na
cativos y s
estudian e
fe
a
n
.
o
ís
a
C
p
l
l
e
lumnos d
en concen
dígenas de
les permit
cciones, a
a
e
u
s
q
ta
,
s
s
e
ra
n
u
eg
Co
escolar,
, limpias y s
hamiento
s
c
a
e
d
v
a
ro
in
p
a
m
u
icado
ar su
plias, il
un comun
n ello elev
n
o
e
c
)
p
y
e
s
s
(
io
d
sus estu
n Pública
e equiparo
e Educació
ste año, s
d
e
a
s
rí
le
ta
ib
re
n
c
o
p
Se
rones y o
cursos dis
illas, pizar
re
s
,
s
s
a
lo
s
n
e
o
m
iar m
C
n
iten estud
8 aulas co
m
r
5
e
6
p
il
s
m
le
o
e
il 47
cuatr
iciones qu
ás 252 m
d
n
m
o
e
c
d
a
n
e
n
u
mentos
s generaro bitantes de las peq
stas obra
a
e
h
,
s
p
lo
m
e
o
e
s
n
d
la
ficio
u e co
s en b en e
mejorar s
locali
temporale aís, que pudieron
ma de sus
p
l
ra
e
o
d
n
s
a
e
p
d
l
nida
años e
e muchos
anitarios.
después d
ervicios s
s
y
s
la
u
a
nuevas
Aguascalientes se ha convertido en una
de equidad y desarrollo social
entidad
mbre de 20
Aguascalientes, Aguascalientes, 31 de dicie
e Gabriel Are
Uno de los principales retos del gobierno del alcald
ello es que du
fue tener una sociedad más equilibrada, y prueba de
de pesos para la
el presente año se han invertido más de 66 millones
colonias urba
109
en
lización de 345 obras, acciones y programas
implan, Netza
64 comunidades rurales. Así lo informó el director del
cóyotl López Flores.
ación de man
Adicionalmente, con el apoyo del Conafe y la aport
Aguascalie
de
cipio
obra de la Secretaría de Obras Públicas del muni
cinco esp
de
se llevaron a cabo cuatro obras para la construcción
York, El Guarda
educativos en comunidades como Lomas de Nueva
to de los Salado y San Nicolás de Arriba.
án
a educación comude gobierno, en Mimica y docente; todo
más de la construcán se invirtieron 41
a que el Gobierno
ra en educación al
a la cantidad de rebrieron las necesi799 mil 218 pesos
al.
aulas amntrarse en
informó la
o.
s
on a d em á
le
otros imp
gún
mejor. Se
leos
473 emp
uo
ueñas c m
iar
b
mía y cam s
n la
idades co
009.
ellano
urante
a reaanas y
ahual-
no de
entes,
pacios
a, Sal-
domésticas y uso de energía
s alternativas
ología
de 2009. El Consejo Estatal de Ciencia y Tecn
Morelia, Michoacán, 8 de diciembre
de San
uciones como la Universidad Michoacana
(coecyt), en coordinación con diversas instit
niería
Inge
e
l
Civi
a
Facultades de Biología, Ingenierí
Nicolás de Hidalgo (umsnh), a través de las
o del
com
llo del Estado de Michoacán (cidem); así
Química; el Centro de Investigación y Desarro
los “Talle(Conafe), Delegación Michoacán, impulsan
Consejo Nacional del Fomento Educativo
ficiarán a
sobre Uso de Energías Alternas”, que bene
res de Tecnologías Domésticas” y “Talleres
adores.
pobl
y
tes
comunitarios, profesores, estudian
más de siete mil personas, entre instructores
y Teccia
2008-2012 para el Programa de Cien
En el marco del Plan Estatal de Desarrollo
ciencia y
social, que busca diseñar una política de
nología para el desarrollo con un sentido
s talleres
o de Michoacán con un sentido social, esto
tecnología enfocada a impulsar el desarroll
y las tecles
ersa
ción local, los conocimientos univ
tienen como objetivo aprovechar la investiga
públicas
exitosas de articulación de las instituciones
nologías duras, así como las experiencias
con el sector productivo y la sociedad civil.
a Canes instructores comunitarios del program
Por parte del Conafe participaron 30 jóve
ades
unid
com
s
conocimiento adquirido en pequeña
ravanas Culturales, quienes replicaron el
ruChu
y
elia, Ario de Rosales, Tancítaro, Huacana
rurales de los municipios de Zitácuaro, Mor
nos durante el 2009.
muco; lugares donde se atendió a 240 alum
Conafe inv
ierte más
de mil 40
en infraes
0 m dp
tructura
ed
ucativa
México, Dis
trito Federa
l, 28 de dic
2009. El org
iembre de
anismo de la
Secretaría de
Pública (sep) in
Educación
formó en un co
municado que
mitió llevar a
esto percabo más de
20 mil obras
ción y rehabili
d
e
constructación de espac
ios educativos
en beneficio d
y sanitarios
e niñas, niños
y jóvenes con
rencias.
grandes caDe esta form
a, en 2009 se
equiparon cu
658 aulas par
atro mil
a que los estud
ia
nt
es cuenten co
sillas, pizarrone
n mesas,
s y otros imple
mentos que le
estudiar mejo
s permiten
r.
El Conafe pre
cisó que esta
s obras gener
mil 473 emple
aron 252
os temporales
en
bitantes de la
b
en
efi
ci
o
de los has pequeñas co
munidades del
mejoraron su
país, que
economía y ca
mbiaron luego
años el panora
d
e
muchos
ma de sus loca
lidades con la
aulas y servicio
s
nuevas
s.
Explicó que lo
s materiales p
ara la construc
habilitación de
ción y reestos espacios
se adquirieron
pias comunidad
en
las proes rurales e ind
ígenas, lo que
favorablemen
re
p
te en la econo
ercutió
mía de las regio
yores necesid
nes con maades en el terr
itorio nacional.
En 2010, el C
onafe continua
rá con esta ta
dotar a los alum
rea para
nos de las pob
laciones marg
la infraestructur
in
adas de
a escolar que se
requiere para
continua de lo
la mejora
s procesos de
enseñanza y ap
rendizaje.
Egresados del Isenco podrían
a comunidades rurales
llegar
0. El titular de
Colima, Colima, 3 de enero de 201
Federico Rangel,
la Secretaría de Educación en Colima,
ento Educativo
Fom
de
l
aseguró que el Consejo Naciona
ación preesco(Conafe) es de gran ayuda para apoyar la educ
por condiciones
lar en las zonas rurales del estado, donde
stros adscritos a
de lejanía o terreno de difícil acceso, mae
a.
esta dependencia no han recibido una plaz
de estos pueEl funcionario mencionó que muchos
justificable para
blos tienen una cantidad de estudiantes
agógica especiaenviarles maestros con formación ped
émica de los
acad
ad
calid
lizada, que puedan reforzar la
que en este
ó
cion
niños y jóvenes. Federico Rangel men
rebasen la po2010 se analizará que comunidades que
ar, en escuelas
blación mínima de niños en edad preescol
lite (secunsaté
vía
ón
caci
multigrados (primaria) y en edu
a manos
ón
caci
daria), cuenten con la orientación y edu
ad de
ersid
s, Univ
de egresados de la Normal de Maestro
as de nivel supeColima o de otras instituciones educativ
cializados en
rior que puedan aportar profesores espe
cada nivel educativo.
19
Febrero, 2010
9. Con
Consejo
2009,
ios eduales e in-
Inician talleres de tecnologías
Noticias Conafe
Alas para la equidad
20
El bid apoya los programas del Conafe
Por una mejor calidad educativa
en las comunidades rurales
México mejorará la calidad de sus programas educativos en comunidades rurales e indígenas utilizando un préstamo
de 100 millones de dólares del Banco
Interamericano de Desarrollo (bid).
Los fondos se utilizarán para mejorar
la contratación, formación y condiciones de trabajo de los instructores comunitarios, con el objetivo de mejorar los
estándares educativos de los niños que
atiende el programa. Los instructores
comunitarios son jóvenes dispuestos a
vivir y enseñar en comunidades rurales,
por lo menos durante un año, a cambio
de una beca para continuar sus estudios.
Los instructores prestan su servicio
social en el Programa de Educación Comunitaria, creado hace más de 30 por
el Consejo Nacional de Fomento Educativo. Este programa nació debido a
la dificultad de encontrar profesores de
carrera dispuestos a vivir y trabajar permanentemente en comunidades rurales
aisladas que no cuentan con suficiente
población para justificar la construcción
de una escuela tradicional.
Hoy día más de 35 mil instructores
comunitarios ofrecen sus servicios en
programas de educación preescolar, primaria y secundaria, así como en educa-
ción inicial, además de brindar orientación
a los padres de niños de hasta cuatro
años de edad sobre prácticas de crianza, en aquellas comunidades que solicitan el servicio.
Para participar en el programa, los
instructores –cuya edad promedio es
de 20 años– deben haber concluido sus
estudios de secundaria y estar dispuestos a comprometerse a vivir y enseñar
en una comunidad rural por un año. Los
jóvenes reciben una formación inicial
intensiva y el apoyo continuo de tutores
del Conafe durante toda su misión. Por
cada año de trabajo en una comunidad,
los instructores reciben becas de 30
meses para continuar sus estudios de
educación media superior o superior.
Con progresos bien documentados en
ampliar el acceso a la educación a las comunidades más marginadas de México,
el Conafe se centra ahora en mejorar el
logro educativo de los niños en sus programas, ya que sus calificaciones en las
pruebas escolares se han mantenido por
debajo de la media nacional.
Con ese propósito, el Conafe utilizará
el préstamo del bid para ejecutar una estrategia centrada en atraer y retener a los
candidatos mejor calificados para partici-
par en el programa de educación comunitaria, además de mejorar su formación
y desarrollo profesional, al igual que los
incentivos que reciben y las condiciones de
trabajo de los instructores en 179 municipios de alta marginación. Los fondos
también se emplearán para mejorar la
información, la planificación y los sistemas
de vigilancia del Conafe.
En consecuencia, el Consejo espera
lograr un aumento de 10 por ciento en el
número de instructores que se mantengan
durante un segundo año de servicio en los
179 municipios seleccionados, junto con
una reducción de cinco por ciento en el
número de instructores que abandonan
el programa durante el año académico. El
Conafe también confía en que el promedio de los resultados de los estudiantes en
la prueba Enlace se incremente en los mismos municipios al menos cinco por ciento.
Ésta es la segunda operación del bid
en apoyo a los programas del Conafe; la
primera, celebrada en 2007, fue de 210
millones de dólares. El costo total del nuevo programa es de 166.7 millones de dólares, con fondos de contrapartida local que
contabilizan 66.7 millones de dólares. El
préstamo del bid es a 25 años, con un periodo de gracia de cuatro años y medio.
Noticias Conafe
Para alcanzar las metas de cobertura y calidad en la educación rural
Querétaro, SLP y Campeche apoyan
las tareas educativas del Conafe
El director general del
Conafe, Arturo Sáenz
Ferral, intensifica sus
recorridos en la República
Mexicana en busca de lazos
21
Febrero, 2010
Los gobernadores de Querétaro, San Luis Potosí
y Campeche han reiterado al Conafe su compromiso de apoyar el programa de inscripción generalizada que permitirá en poco tiempo que ningún
niño se quede sin estudiar por falta de servicios
educativos.
En las últimas semanas, el director general del
Conafe, Arturo Sáenz Ferral, ha intensificado
sus recorridos por la República Mexicana con
el propósito de enterar a los gobernadores recién elegidos acerca de las metas y propósitos
del Conafe, los servicios que presta en cada
entidad para la atención de niños y jóvenes que
cursan la educación básica y la inicial en las zonas más apartadas y pobres del país.
Así, Sáenz Ferral ha recabado de los gobernadores Fernando Ortega Bernés, de Campeche; Fernando Toranzo Fernández, de San Luis
Potosí, y José Eduardo Calzada Rovirosa, de
Querétaro, el compromiso de apoyar las tareas
educativas del Consejo con mayor cooperación y recursos para alcanzar las metas de cobertura y calidad en la educación rural.
El gobernador de Campeche fue visitado a
finales del año pasado, y los gobernadores de
San Luis Potosí y Querétaro, en días recientes.
En los tres casos, el director general del Conafe
ha expuesto a los mandatarios estatales y a sus
secretarios de Educación la intención de fortalecer las acciones relacionadas con la mejora
en la formación de los docentes del Consejo,
así como en la construcción y rehabilitación de
aulas y servicios sanitarios.
Arturo Sáenz Ferral con José Eduardo Calzada Rovirosa,
gobernador de Querétaro.
Con Fernando Toranzo Fernández, gobernador de San Luis Potosí
Con Fernando de la Isla Herrera, Secretario de Educación
del Estado de Querétaro.
Noticias Conafe
Se entregaron espacios educativos, mobiliario y material didáctico
Conafe y San Luis Potosí
comprometidos con la educación
Fausto Márquez Pacheco
Alas para la equidad
22
Tanute, San Luis Potosí. El Conafe y
el Gobierno de San Luis Potosí trabajarán juntos para ofrecer más oportunidades de estudio a los niños y jóvenes de
las pequeñas comunidades marginadas
de la entidad, aseguró el gobernador
Fernando Toranzo Fernández, y agregó
que el Consejo Nacional de Fomento
Educativo incrementó más de 90 por
ciento su gasto en el estado para mejorar ahí la infraestructura educativa.
Destacó que el Conafe invierte más de
240 millones de pesos para ofrecer espacios educativos dignos a sus alumnos en
las regiones más apartadas de San Luis
Potosí, y subrayó que en la entidad uno
de cada tres preescolares y una de cada
cinco primarias son del Consejo, lo que
demuestra el interés de esta institución en
la educación rural e indígena del estado,
y llamó amigo y aliado al director general
del Conafe, Arturo Sáenz Ferral, por su
trabajo en la transformación de las pequeñas localidades a través de la educación.
Sáenz Ferral manifestó que con el trabajo coordinado de los gobiernos federal, estatal y municipal, así como con la
participación de la sociedad, se podrá lograr en poco tiempo impartir educación
básica a todos los menores y adolescentes de las comunidades más apartadas y
de difícil acceso de San Luis Potosí y de
todas las entidades del país.
En esta pequeña comunidad del municipio de Aquismón, puerta de entrada
a la Huasteca, ambos funcionarios entregaron en forma simbólica obras de
infraestructura educativa realizadas por
el Conafe en la región serrana de la entidad, así como mobiliario y materiales
didácticos para espacios educativos de
preescolar, primaria y secundaria.
Toranzo Fernández expresó que con
los apoyos del Conafe, la participación del
gobierno estatal y la colaboración de los
padres de familia, ningún niño verá rotos
sus proyectos educativos en el estado, y
puntualizó que el compromiso prioritario
de la educación es con los que menos tienen. Debemos, dijo, educar para la vida y
formar ciudadanos ejemplares.
Ante estudiantes, instructores comunitarios, padres de familia y funcionarios de
los gobiernos estatal y municipal, el titular
del Conafe, convocó a trabajar unidos a
los tres niveles de gobierno para ampliar y
fortalecer la educación que reciben los niños y jóvenes que viven en los rincones más
apartados de nuestra geografía, y comentó
que esa enseñanza debe ser de calidad.
El presidente municipal de esta localidad, Héctor López Balderas, agradeció
al Conafe la entrega de aulas y baños, así
como de pupitres, sillas y material didáctico y manifestó que con estos apoyos los
niños y jóvenes de las pequeñas localidades de este municipio estudiarán en mejores condiciones, lo que les permitirá tener
un mayor desempeño escolar.
Rosa Isela Salinas, estudiante de primaria, agradeció en huasteco la entrega de espacios educativos, mobiliario y materiales
didácticos, y señaló que se hace realidad un
sueño: tener una aula nueva y equipada, lo
que les permitirá estudiar mejor.
Al término de la reunión, el gobernador
y el director general del Conafe visitaron
espacios educativos de esta pequeña
localidad y después se trasladaron a la
comunidad La Pimienta, en el municipio
de Huehuetlán, en donde también entregaron obras de infraestructura educativa,
mobiliario y materiales didácticos.
En esta localidad huasteca, productora
de naranja y plátano, el titular del Ejecutivo estatal expuso que los tres niveles de
gobierno suman capacidades y recursos
para fortalecer la educación y mediante
ella cambiar el destino de los niños y jó-
venes con mayores carencias en el estado. Agradeció el apoyo del Conafe en
San Luis Potosí, que ha permitido llevar la
educación a las zonas con menor índice
de desarrollo, y precisó que educación y
salud son dos temas relevantes para alcanzar niveles de desarrollo aceptables.
Sáenz Ferral, en su cuarta visita de trabajo a la entidad, y ante niños, instructores comunitarios, capacitadores tutores
y padres de familia de este municipio
enclavado en la región serrana, indicó
que debemos trabajar unidos y en forma
coordinada gobierno y sociedad, con el
fin de hacer realidad la educación para
todos y así no haya en el país niños que
sepan menos, porque no debe haber
más diferencias entre los mexicanos.
Construyamos juntos, dijo, una nueva
etapa en el terreno educativo para que
las nuevas generaciones tengan mayores
oportunidades de progreso y bienestar.
El alcalde de Huehuetlán, Saúl Ríos Tello, agradeció las obras realizadas por el
Conafe en la localidad y manifestó que
con el trabajo de los tres niveles de gobierno se podrá impulsar la educación para
que llegue a quienes más la requieren y así
superar sus limitaciones.
A nombre de sus compañeros, la estudiante Nancy Santos Sánchez agradeció
la entrega de las nuevas aulas, mobiliario y
materiales didácticos, y dijo que los alumnos beneficiados los cuidarán para que
den servicio a varias generaciones.
Coordinador editorial de noticias de Alas para la equidad.
[email protected]
23
Febrero, 2010
Para preparar a las generaciones que el país requiere
Conafe incorpora nuevas
tecnologías al proceso educativo
Cerrito de San Pedro, Querétaro.
Con el trabajo unido del gobierno, sociedad y sector privado se podrán alcanzar
los objetivos más trascendentales en el
terreno educativo, afirmó el director general del Conafe, Arturo Sáenz Ferral, al
inaugurar el Aula Tecnológica Bicentenario, que permitirá a los alumnos de educación básica del Consejo en esta pequeña
comunidad del municipio de Amealco de
Bonfil incorporarse al uso de las nuevas
tecnologías en el proceso educativo.
Añadió que los procesos de enseñanza
y aprendizaje se fortalecerán con el uso
de los equipos de cómputo y software instalados en beneficio de los estudiantes del
Conafe de la primaria Niños Héroes y secundaria Tercer Milenio de esta localidad.
Ante alumnos, instructores comunitarios y padres de familia reunidos en la
explanada de los planteles educativos, el
director general de Fundación Telefónica México, José Antonio Fernández Valbuena, dijo que para la institución que representa es motivo de orgullo contribuir
con la donación de equipos de cómputo,
software y mobiliario para que los niños
de esta comunidad entren a un universo
extraordinario a través de la tecnología,
lo que les permitirá tener mayores conocimientos para ser mejores estudiantes.
Felicitó al Conafe por su labor en las
pequeñas comunidades de México y se
mostró muy complacido por el uso y aprovechamiento que tendrán los alumnos del
Consejo con la utilización del Aula Tecnológica Bicentenario.
Sáenz Ferral destacó que el Conafe
son los niños, las figuras educativas y los
padres de familia de las comunidades
con mayores carencias, los cuales realizan un enorme esfuerzo para mejorar
su futuro mediante la educación.
Subrayó que en la tarea educativa ningún
sector debe quedar a un lado, todos debemos trabajar para formar mejores mexicanos y alcanzar las metas que nos hemos
propuesto como nación.
El presidente municipal de Amealco
de Bonfil, Rosendo Anaya Aguilar, pidió
que también los padres de familia se involucren en el uso de las computadoras
para que acompañen a sus hijos en su formación escolar y además obtengan provecho de esta importante herramienta.
Maricela Romero Flores, delegada del
Conafe en la entidad, expuso que con la
incorporación de las nuevas tecnologías
al campo educativo estamos en el camino correcto para preparar a las nuevas
generaciones que el país requiere.
Agregó que al emplear los equipos de
cómputo, los estudiantes del Conafe en
esta pequeña comunidad podrán adentrarse en un nuevo horizonte de conocimientos valiosos y en consecuencia su
preparación escolar será más completa
y actualizada.
Al término de la reunión, los titulares
del Conafe y de la Fundación Telefónica
México presenciaron una demostración
del uso de los equipos de cómputo por
parte de los alumnos del Consejo y de
la instructora comunitaria Verónica Arciniega.
Política educativa internacional
25
Retos, beneficios y costos
de la educación
En su edición de 2009, la ocde difunde el estudio Panorama de la educación,
que incluye un análisis de los beneficios económicos y sociales de la educación, datos
sobre el desempleo entre los adultos jóvenes, gasto por país destinado a la educación,
prácticas de la enseñanza, entre otros rubros interesantes. El informe, que incluye datos
actualizados hasta el 2007, aún no puede evaluar el impacto de la crisis de 2009 en
los sistemas educativos; sin embargo, los datos e indicadores dan una clara idea sobre
cómo las inversiones en capital humano pueden contribuir a la recuperación.
Ésta es una versión abreviada del análisis.
Mejor calificados o una remuneración más baja. Una grande y
creciente brecha de habilidades.
L
a educación siempre ha sido una inversión importante para
el futuro, los individuos, las economías y las sociedades en
general. La prima de ingresos brutos en la vida laboral de los
hombres con estudios superiores en promedio es de 186 mil
dólares estadunidenses en los países de la ocde y supera los
300 mil en Italia y Estados Unidos. Cuando se consideran los costos de la educación, los rendimientos públicos de una inversión
en educación superior son de 52 mil dólares en promedio
para un estudiante de sexo masculino. Esto es casi el doble de
la inversión pública, y como tal, proporciona un importante incentivo para expandir la educación superior en la mayoría de
los países, ya sea a través del financiamiento público o privado.
Además, entre los 30 países de la ocde con la mayor expansión de educación universitaria en las últimas décadas, la mayoría aún ve un aumento en los ingresos para los graduados
universitarios, lo que sugiere que el aumento en los títulos de
alto nivel no necesariamente ha llevado a una disminución en
su salario, como ha sido el caso para las personas con menos
de la educación media superior.
Es probable que los incentivos para que las personas permanezcan en la educación aumenten en los próximos años dado
el entorno económico.
Con pocas excepciones, los beneficios de invertir en educación superior son mayores a los de la media superior o terminal
no universitaria. En promedio, entre los países de la ocde, la
primera genera un valor privado neto de aproximadamente el
doble que las segundas.
Aunque las inversiones públicas en educación superior son
cuantiosas en muchos países, la inversión privada las rebasa.
En Austria, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos, un individuo invierte más de 50 mil dólares para obtener
un título superior. En Estados Unidos esta cifra supera los
90 mil dólares. En una época de dificultades económicas, la
decisión de continuar la educación superior puede ser impugnada, sobre todo para los jóvenes de entornos menos favorecidos. Los beneficios públicos para la educación superior son
más altos que para la educación media superior o terminal
no universitaria, en parte porque una mayor proporción de
los costos de inversión proviene de los propios individuos. Los
El informe completo se puede consultar en www.oecd.org/edu/eag2009.
Febrero, 2010
En la era global
Política educativa internacional
Alas para la equidad
26
principales factores son, no obstante, los
altos impuestos y las contribuciones
sociales, y las bajas transferencias sociales que se derivan de los niveles
más altos de ingresos de aquellos con
títulos universitarios.
Las percepciones de ingresos dependen del salario que uno espera
recibir, y sobre todo de la probabilidad
de hallar empleo. Tal vez el mercado laboral para los adultos jóvenes se deteriore
en los próximos años, por lo tanto, los ingresos y los costos disminuirán y con ello también
aumentarán los beneficios para la educación superior.
La mayoría de los países de la ocde aumentará los incentivos
para invertir en la educación.
En la educación media superior, los programas de protección
social en algunos países afectan a las mujeres que invierten en más
educación. Las transferencias sociales eliminan algunas de las diferencias de ingreso entre aquellos que han obtenido educación
media superior y los que no. Los efectos negativos de las transferencias sociales son en particular fuertes en Dinamarca y Nueva
Zelanda, donde los beneficios para las mujeres se reducen en 25
mil dólares o más.
En la última década, los sistemas educativos han respondido
a estos incentivos y el volumen de la actividad educativa se ha
estado expandiendo rápidamente.
Ha aumentado la proporción de personas con educación más
allá de la escolaridad obligatoria. Esta expansión continúa, al
tiempo que una participación casi universal a nivel medio superior se continúa cada vez con más inscripciones en instituciones
de nivel superior. Las personas que han alcanzado la educación
superior ha aumentado, en promedio, un 4.5% cada año desde
1998 [México ha tenido un desempeño cercano al promedio,
con 4.4% de aumento]. En 2007, un tercio de los jóvenes (2534 años) logró un título de nivel superior, y en algunos países, más
de 50% de los jóvenes lo han alcanzado [En México, el porcentaje es ligeramente inferior a 20%]. Esto implica que los niveles de
logros en la educación superior aumentarán en los próximos
años. En México, la diferencia de logros entre los grupos de mayor y menor edad es similar a las de Italia, Turquía, Chile y Brasil.
Los aumentos en las tasas de titulación a nivel superior han
sido notables en la última década. En promedio, entre los países
de la ocde con datos disponibles, las tasas de titulación universitaria casi se han duplicado de 20% en 1995 a 39% en 2007.
En un extremo del espectro, Finlandia mejoró su desempeño
relativo de la posición 10 en 1995 a la posición 3 en 2007. En
cambio, Estados Unidos descendió de la posición 2 en 1995 a
la posición 14 en 2007.
Con excepción de Alemania, Japón, México [México ocupa el
segundo lugar entre estos países, con 1.5% de aumento], Polonia,
Turquía y Estados Unidos, las personas disponibles para el mercado laboral con una educación inferior a la secundaria disminuyeron
entre 1998 y 2006.
Los jóvenes con educación superior en la República Checa,
Hungría, Islandia, Luxemburgo, los Países Bajos y la República
Eslovaca y en el país asociado, Eslovenia, aún tienen posibilidades de encontrar un trabajo calificado. Desde 1998, jóvenes con
estudios de educación superior en Austria, Finlandia, Alemania
y Suiza han mejorado sus posibilidades de encontrar un trabajo
calificado. Al mismo tiempo, los jóvenes sin educación superior
parecen tener una buena oportunidad en
relación con los trabajadores de mayor
edad en la búsqueda de un trabajo calificado.
En Estados Unidos, la demanda
de individuos con un mayor nivel de
educación prácticamente no ha tenido cambios y la demanda de los
altamente calificados han tendido a
cubrirla personas con estudios superiores. En Reino Unido, por otro lado, la
demanda de personas con mayor educación se ha desacelerado, pues los empleadores
prefieren jóvenes al momento de contratar personal
para trabajos calificados.
En los países sin un importante gasto de los hogares en la
educación superior, el disminuir los costos de oportunidad
puede fortalecer los argumentos para que se efectúen más
inversiones, pues mientras más estudios tienen las personas,
mayor es la adhesión al mercado laboral. En cambio, en países donde un gasto significativo de los hogares puede ser una
barrera para el aumento en la participación de los estudiantes,
el gasto público adicional puede impulsar a otros participantes y, por lo tanto, traer otros beneficios públicos. Por último, el
graduarse y entrar al mercado laboral durante una recesión
económica puede parecer más difícil, ya que los empleadores
hacen recortes y los jóvenes graduados compiten con trabajadores más experimentados.
La educación preescolar ha sido otra área donde
se han logrado importantes avances.
La expansión de los sistemas educativos ha sido muy dinámica
en la educación preescolar. Mientras que en 1996 había, en
promedio en los países de la ocde, 41% de niños de cuatro
años o menos de edad matriculados en instituciones educativas, en 2007 fue de 71%. De hecho, en varios países esta
proporción fue más del doble en este periodo. En Suecia, por
ejemplo, era de 40% en 1996, mientras que en 2007 fue de
98%, casi universal. En la mitad de los países de la ocde, la
matriculación en la educación preescolar es ahora de 80% o más.
[México aumentó la tasa de escolarización preescolar de
20.8% en 1998 (posición 20) a 60% (posición 19)].
Existen importantes consideraciones relacionadas con la
equidad que se derivan del deterioro de las perspectivas de
empleo para los menos calificados.
Si bien la matriculación de personas de 15 a 19 años de edad
ha aumentado de manera constante en la mayoría de los países,
aún queda una importante minoría que abandona los estudios
sin titularse. En los países de la ocde, 42% con menos de un
diploma de educación media superior ni siquiera logran emplearse [En México, no obstante, este porcentaje es menor a
40%]. Incluso aquellos con altos niveles educativos son vulnerables si quedan desempleados.
Las oportunidades para continuar con la educación y la formación se diseñan para compensar las deficiencias en la educación inicial; sin embargo, los datos sugieren que la participación entre las personas con un fuerte nivel de formación
inicial es significativamente mayor que entre los menos calificados, así que estas oportunidades no suelen llegar a quienes más las necesitan.
Título sección
Además, si continúa aumentando la demanda de educación
y de capacidades a medida que las perspectivas del mercado
laboral disminuyen, tal vez las deficiencias en los logros educativos entre los adultos jóvenes y mayores sigan aumentando.
En contraste con los altos niveles de participación educativa entre aquellos en los veintes, 5.9% de la población de 30
a 39 años de edad en los países de la ocde están matriculados de tiempo completo o parcial. Mientras que en algunos
países es significativamente mayor que ésta, en más de 1 de 10,
en otros la participación es inferior a 3% en personas de 30
a 39 años de edad [México 3.5% para personas de 30 a 39
años de edad, 0.6% para personas mayores de 40 años]. Con
un aprendizaje permanente más esencial que nunca, la política
pública necesita preguntar cómo se están abordando las necesidades de aprendizaje de las personas de mayor edad que
requieren nuevas habilidades.
Este año, los datos sobre los resultados económicos de la educación los complementa un nuevo indicador sobre los resultados sociales. Se enfoca en tres aspectos: la autoevaluación de
la salud, el interés político y la confianza interpersonal. Todos
estos resultados sociales tienen una relación positiva con el logro educativo; sin embargo, difieren en términos de qué nivel
parece otorgar la mayor ventaja. Los estudiantes que concluyen
la educación media superior tienen mucho más probabilidad de
presentar buena salud a diferencia de los que no lo hacen.
La relación entre el nivel educativo y los resultados sociales
generalmente se debilita después de controlar el ingreso de
los hogares, lo que sugiere que el ingreso es una vía para explicar esta relación. No obstante, en la mayoría de los países, la
relación entre la educación y los resultados sociales permanece sólida después de ajustar los ingresos en los hogares. Por lo
tanto, lo que las personas potencialmente adquieren a través
de la educación puede tener un papel importante en el aumento de los resultados sociales, independiente de los efectos de la
educación en los ingresos.
Las oportunidades para una enseñanza vocacional eficaz y una
formación que incluya un componente basado en el trabajo
pueden estar en un riesgo particular.
En un momento en el que es tan importante invertir en conocimiento, se hará frente a presiones específicas en aquellos sistemas que dependen de un mayor componente de formación
basado en el trabajo como parte de la enseñanza vocacional y
la formación en los niveles medios o superiores. Las empresas
luchan para reducir costos y evitar despidos, y podría resultarles
cada vez más difícil la colocación de los pasantes. En este aspecto, los sistemas no están en la misma posición: en muchos, los
alumnos de 15 a 29 años de edad sólo se pasan pocos meses en
la educación y el empleo en conjunto. En Dinamarca, Alemania,
Hungría, Irlanda, Suiza y el país asociado, Estonia, cerca de 75%
de los estudiantes de educación media superior están en programas de formación profesional que combinan la escuela y elementos basados en el trabajo. En Australia, Dinamarca, Islandia (sólo
en el caso de las mujeres), los Países Bajos, Suiza y Reino Unido
(sólo mujeres), durante la etapa que va de los 15 a los 29 años de
edad pasarán más de la mitad del tiempo cursando un nivel educativo y tendrán el doble estatus combinándolo con el empleo.
En conjunto, los países de la ocde gastan 6.1% de su pib colectivo en la educación. Dinamarca, Islandia, Corea, Estados
Unidos y el país asociado, Israel, están por encima de 7%
[México 5.7%, posición 16].
Expresado en función del gasto de los países de la ocde
por cada estudiante (en promedio, 93,775 dólares durante los
estudios básicos y medios), va desde menos de 40 mil hasta
100 mil o más [México 26 mil 29 dólares]. En el nivel superior,
excluyendo las actividades de investigación y desarrollo, así
como los servicios complementarios, el gasto es, en promedio, de 8,418 dólares anuales por estudiante, que va desde los
cinco mil o menos [México 5,393 dólares] y hasta más de 10
mil [México 5,393]. En el nivel superior, el gasto por estudiante aumentó en 11 puntos porcentuales entre 2000 y 2006 en
promedio en los países de la ocde, después de permanecer
estable entre 1995 y 2000 [México 11%, posición 11]. Cinco
de los 11 países en los que la matriculación en la educación superior aumentó en más de 20 puntos porcentuales entre 2000 y
2006, incrementaron su gasto en instituciones de educación
superior por al menos la misma proporción durante el periodo
[México tuvo un aumento de 24% en el número de estudiantes y
un aumento en el gasto de 37%].
Los países varían no sólo en qué tanto gastan en educación,
sino también en cómo gastan su dinero.
El argumento del papel de la educación en la recuperación
requerirá demostrar que la educación es capaz de transformarse a sí misma con el fin de mejorar los resultados y el valor
para el dinero. Ante todo, el costo salarial por estudiante en el
nivel medio superior varía entre los países, desde 3.6% del pib
per cápita en la República Eslovaca hasta 22% en Portugal
(casi el doble de la media de la ocde). El nivel salarial, el tiempo de enseñanza para los estudiantes, el tiempo de enseñanza
de los maestros y el tamaño de clase promedio influyen en estas diferencias para que un determinado nivel de costo salarial
por estudiante pueda resultar de muchas combinaciones de
los cuatro factores.
En México, el costo salarial por alumno como porcentaje del
pib per cápita es muy inferior a la media de la ocde [posición
27]. El salario como porcentaje del pib per cápita es muy superior a la media de la ocde y uno de los más altos entre la ocde y los países asociados [posición 6]. En la
educación media, México tiene la menor
diferencia por debajo de la media de la ocde después de la República Eslovaca. Aunque el salario como
porcentaje del pib per cápita
y del tiempo de enseñanza
elevaría el nivel de gastos
muy por encima de la media de la ocde, esto se
compensa con grandes
clases y con el tiempo de
enseñanza.
En el nivel de educación básica, las similitudes y diferencias entre los
países son menos evidentes
27
Febrero, 2010
De tan largo alcance como lo son los impactos de la crisis al
mercado laboral, las potenciales consecuencias sociales
podrían durar incluso más tiempo.
Dicho todo esto, es inevitable que el significativo gasto
público y de los hogares en materia de educación esté
siendo objeto de estudio.
Política educativa internacional
que en el nivel de educación media superior. Con el de fin mejorar la eficacia y eficiencia de los sistemas educativos y de los
actores involucrados, son necesarios mecanismos para evaluar
el desempeño y que se proporcionen incentivos para la mejora
continua.
La eficacia de los costos compartidos entre los participantes del
sistema educativo y la sociedad en general es otro aspecto…
Alas para la equidad
28
A medida que nuevos grupos participan en un rango más amplio
de programas educativos y eligen entre más oportunidades, a
partir del aumento de proveedores, los gobiernos están forjando
nuevas sociedades con el fin de movilizar los recursos necesarios para la educación y compartir los costos y beneficios más
equitativamente. Como resultado, la financiación pública a menudo proporciona sólo una parte de la inversión en la educación,
y la función de los recursos privados, principalmente a través de
los hogares, se ha vuelto más importante. [México: 23% de aumento en gasto público, posición 10, 76% de aumento en el gasto de los hogares, posición 6].
En promedio, más de 90% de la educación básica, media y posterior (no superior) en los países de la ocde, y nunca menos de
80%, se paga con fondos públicos. No obstante, en la educación
superior la proporción de financiación privada varía ampliamente.
En promedio, entre los 18 países de la ocde de los que se
tienen datos sobre las tendencias, la financiación pública en las
instituciones de educación superior disminuyó ligeramente. En
esta tendencia influyen principalmente los países no europeos en
donde las colegiaturas son más elevadas y las empresas participan en la concesión de becas para financiar las instituciones de
educación superior. Sin embargo, tanto el gasto de los hogares
como la financiación pública han aumentado.
En comparación con otros niveles de educación, instituciones superiores y en menor grado instituciones de preprimaria
obtienen la mayor proporción de fondos de recursos privados,
27 y 19%, respectivamente.
En la educación superior, los hogares representan la mayoría del gasto privado en los países para los que se tienen disponibles datos. Las excepciones son Austria, Canadá y Suiza,
donde el gasto privado por parte de entidades distintas a los
hogares es más significativo.
... Y uno en donde los países difieren en sus enfoques, en
especial cuando se trata de la enseñanza.
En el contexto del debate sobre cómo se deben compartir los
beneficios y los costos de educación, las decisiones adoptadas
en cuanto a las cuotas que cobran las instituciones educativas afectan tanto el costo de los estudios superiores como
los recursos disponibles para las instituciones de educación
superior. Cabe señalar que los países de la ocde donde los
estudiantes tienen que pagar cuotas para el derecho a la enseñanza y pueden beneficiarse de grandes subsidios públicos,
no muestran niveles más bajos de acceso a la educación a nivel
universitario a diferencia de la media de la ocde [En México,
la tasa neta de entrada es de 32%].
Existen grandes diferencias entre la ocde y los países socios sobre las cuotas que cobran las instituciones públicas universitarias. En
ocho países de la ocde, las instituciones públicas son gratuitas; sin
embargo, en un tercio de los países, éstas cobran cuotas anuales
de enseñanza a los estudiantes nacionales de más de 1,500 dólares.
Entre los 19 países de la Unión Europea de los que se tienen datos,
sólo Italia, los Países Bajos, Portugal y el Reino Unido tienen cuotas
anuales que representan más de 1,100 dólares por alumno de tiempo completo.
Un promedio de 19% del gasto público en educación superior
se destina a apoyar a los estudiantes, a los hogares y a otras entidades privadas. En Australia, Dinamarca, Países Bajos, Nueva
Zelanda, Noruega, Suecia, Reino Unido y los Estados Unidos y
el país asociado Chile, los subsidios públicos para los hogares
representan alrededor de 25% o más de los presupuestos públicos para la educación superior [México 6.7%]. Los subsidios
incondicionales (como las reducciones de impuestos o las pensiones familiares) podrían ofrecer menos apoyo para estudiantes
de bajos ingresos que dependen de los subsidios.
Las bajas cuotas de las instituciones universitarias no están
relacionadas con una baja proporción de estudiantes que se
benefician de los subsidios públicos. En la educación universitaria, las cuotas que cobran las instituciones públicas a los estudiantes nacionales son insignificantes en los países nórdicos y
en la República Checa. Sin embargo, al mismo tiempo, más de
55% de los estudiantes matriculados en la universidad en estos
países tienen becas o préstamos públicos. Además, Finlandia,
Noruega y Suecia están entre los siete países con más entradas a la educación universitaria.
Los desarrollos demográficos podrían ayudar
a aligerar algunos de los graves problemas
presupuestarios.
Y por último, los desarrollos demográficos
podrían ayudar a aligerar algunos problemas
presupuestarios en países como Corea, Polonia y la República Eslovaca, donde se esperan
caídas de casi 20% en la matrícula durante la
próxima década. En Irlanda, España y el país
asociado Israel, la población de 5 a 14 años
de edad prevé un incremento de más de 15%
para el 2015, y en la educación superior no
está clara la manera en que las tendencias demográficas interactuarán con el aumento en
la matriculación [México espera una disminución de 9% en este grupo de edad, aunque
tendencias estables entre la población de 15 a
19 años de edad para el 2015].
Los mochileros
29
Conafe, una oportunidad de
desarrollarse como ser humano
Para estudiar, Leticia García Medina sorteó importantes adversidades: ser mujer
en un medio rural, ser pobre y pertenecer a una comunidad sin escuelas. Ganadora
de una Olimpiada del Conocimiento en primaria, modista de su pueblo a los 12
años, primer lugar de poesía estatal y mejor promedio de secundaria por tres años
consecutivos, hoy nos habla de esa trayectoria desde su puesto en el Conafe: ocupa la
jefatura de Información y Apoyo Logístico en la Delegación de Aguascalientes.
“Papá, no me dé dinero; nada más deme permiso.”
Leticia García Medina
C
uando gané la Olimpiada del Conocimiento en mi estado me dijeron: “Tienes como premio una visita a la Ciudad de México;
vas a ir a ver al señor Presidente”. Yo no sabía ni de qué me estaban
hablando. La sensación más grande que tengo es haber entrado a la
Secretaría de Educación Pública. El edificio me pareció hermosísimo,
increíble. ¡Y el Palacio Nacional! Para mí fue como otra vida, la verdad.
Leticia nació en Tepezalilla, pequeña comunidad rural del
municipio de Calvillo, donde permaneció casi toda su infancia.
“Vivíamos en una casita de adobe muy pequeña y humilde, pero
me gustaba mucho”. Su familia la integraban sus padres y ocho
hermanos: cuatro mujeres y cuatro hombres. Debido a que en
su comunidad no había escuela, estudió la primaria en un pueblo
cercano. “Caminábamos media hora por entre unas huertas, y
comíamos guayabas todo el camino. Fue una época hermosa”.
Para estudiar la secundaria enfrentó más problemas: “Para
esto había que caminar mucho más; había que irse a la cabecera municipal, tomar camión y todo. Toda la familia se opuso
a que yo fuera, principalmente porque era mujer. Ellos decían:
‘Es que seguramente en cuanto salga de aquí, regresa embarazada’. Afortunadamente, uno de mis hermanos reprobó un
ciclo escolar y lo alcancé. Entonces me iba con él. Eso fue una
maravilla porque me pudieron dar permiso. Él me acompañaba y nos íbamos juntos.
”Teníamos seguramente muchos problemas económicos,
porque nos daban un lápiz nada más para mi hermano y para
mí. Y de pronto él se iba con el lápiz y yo entraba al salón sin
lápiz, y en ocasiones me decía: ‘Ahora te presto el lápiz’. Creo
que teníamos problemas serios, pero vivimos una vida muy bonita en la secundaria. Ahí fui el primer lugar estatal en poesía y
participé en varios concursos de oratoria. Me gustaba mucho.
Obtuve el mejor promedio de toda la secundaria en los tres
años, y los maestros se fijaban en lo que yo hacía. Mi orgullo
más grande: haber sido abanderada en la escolta. ¡El desfile en
el pueblo! Eso me ayudó mucho.
“Desde que estaba en sexto grado de primaria mi mamá me
decía: ‘Tienes que aprender a hacer algo: cocinar, hacer ropa,
lo que sea’, y junto con la primaria y la secundaria estudié corte
y confección. Para cuando terminé la secundaria ya era modista en el pueblo.”
A pesar de que Leticia había sido una excelente estudiante,
su papá, con tristeza, tuvo que priorizar la educación de los
hermanos varones: “Tú ya sabes coser, tienes de dónde ganar
dinero; algún día vas a conseguir un hombre que te mantenga…
Y tus hermanos mayores son hombres, me interesa mucho que
ellos estudien”.
En 2008, la Dirección de Educación Comunitaria se dio a la tarea de recopilar diversos testimonios de instructores comunitarios, con el fin de publicarlos en el libro Aulas Abiertas. Abundante fue la producción de
estos textos, que fue necesario descartar algunos de excelente calidad, como el que se publica aquí.
Febrero, 2010
Para conocer, convivir y aprender de las personas
Los mochileros
Alas para la equidad
30
“Ya me había resignado a que ‘Bueno, es que mi papá tiene
razón, tienen que salir adelante los hombres’, y un día estaba haciendo un vestido y escuchando un radiecito, cuando escuché
el promocional del Conafe: ‘Si deseas participar como instructor
comunitario, el Conafe te ofrece una beca para que sigas estudiando. Preséntate en tal fecha a tales horas en tal lugar’. Mi papá
estaba en el corral y solté las tijeras, la cinta y la tela, y corrí
para allá: ‘Papá, no me dé dinero; nada más deme permiso’”.
En Conafe los recibió la coordinadora del Programa de Preescolar Comunitario, que iniciaba en Aguascalientes. Al salir, su papá
le dijo: “Mira hija, quiero que seas como ella”.
Formaron un grupo de 26 jóvenes a los que capacitaron
durante dos meses, y después les asignaron sus comunidades.
La de Leticia fue El Ocote. “Me parecía un lugar muy bonito,
aunque era muy pobre, la gente muy humilde. Llegué y estaban las familias ya reunidas en el salón donde íbamos a tener
la reunión. ¿Cómo iba a empezar? Yo llevaba mi guión como
nos habían dicho en la capacitación, llevaba mis materiales y
demás. Sin embargo, tenía una sensación de nervios. Afortunadamente, la gente me recibió muy bien. El comisario y su
familia me ofrecieron el hospedaje ahí en su casa. La puerta
era de madera y no tenía cómo atorarse. Esa noche me la pasé
sentada. Tenía miedo, por un lado, de que alguien entrara; por
otro, que saliera una araña entre aquellas cajas y me picara, y
dije: ‘Buena razón tenía mi mamá: no tengo por qué hacer esto,
yo sé coser, yo me voy a ganar la vida de otra manera. Mañana
me voy.’ Pero al día siguiente me levanté, y las personas muy
amables me dieron de desayunar, y fui al aula donde había citado a los niños. Pasamos un día muy bonito, y todos contentos,
me decían maestra y no me soltaban. Yo dije: ‘Creo que no me
tengo que ir. Creo que me tengo que aguantar’.
“Tenía un grupo de niños muy fácil y me gustaba mucho
la docencia. Podía con los niños muy pequeñitos, de cuatro y
cinco años. Había sólo un caso que me daba mucho problema:
un niño que tenía cinco años y era muy agresivo. Entraba en la
mañana al salón, les pegaba a los demás, los hacía llorar y salía
corriendo. Intentaba sentarlo y ponerlo a trabajar y no se quedaba el niño. Los demás me decían ‘¡Maestra: ya llegó Rodolfo y nos va a pegar!’ Entonces, lo que hacía era proteger a los
demás. Empecé a preocuparme y fui a ver a la familia. Terrible,
porque el niño era muy maltratado; me daba mucha tristeza. Y
entonces cuando llegaba Rodolfo lo abrazaba, le hablaba con
mucho cariño y le decía que se quedara. Empecé a buscarlo
en las tardes. Le decía que me llevara a ver el campo, a ver los
pajaritos, las hormigas o lo que sea, y cuando me juntaba éramos muy buenos amigos. Pasó el tiempo y en una ocasión me
dijo: ‘Maestra, le traje un regalo’. Era una moneda de 20 centavos, de cobre, muy oxidada y llena de tierra. Todavía la tengo.
Desde entonces se quedaba y ya no le pegaba a nadie. Fue un
caso muy importante para mí porque después comprendí que
el trato a los niños es fundamental. Eso me ayudó, porque cuando estuve como capacitadora, pude decirles a los instructores
cómo tratar a los niños.
“Tenía 14 niños y muchos de ellos, de manera natural, empezando a leer. Y el desarrollo del lenguaje, de matemáticas… Porque
organizábamos muchas actividades, de cuento, de teatro… Su expresión libre, oral… Ningún niño desertó, todos terminaron. Era un
grupo muy bonito en la primaria. Fue una experiencia, de verdad,
inolvidable.
“Todos los trabajos que hacía con los niños se los mostraba a los
padres de familia. La presidenta de la apec intervenía poco, pero
siempre me apoyaron en todas las actividades que organicé.
“Los viernes, todos los instructores de esa generación acudíamos al Conafe en las tardes. Nos reuníamos de manera natural,
nadie nos convocaba: ‘Nos vemos el siguiente viernes’, y platicábamos: ‘¿Y cómo te va a ti con las unidades?’ ‘¿Cómo te va
con matemáticas?’ ‘¿Cómo son tus niños?’ ‘Yo hice unos murales así…’ ‘Es más, se me acabaron las crayolas y entonces pintaba
con hojas del campo, con flores, pegaba muchas cosas…’. Nos
intercambiábamos ideas de materiales”.
Simultáneo a su servicio como instructores comunitarios, los
becarios estudiaban: “Entras al Conafe, prestas dos años el servicio social, y al mismo tiempo estás estudiando. En aquel tiempo
teníamos el sistema semiescolarizado en el setic, e íbamos los sábados. Yo estaba estudiando para secretaria ejecutiva. Al término
de esos dos ciclos escolares, el Conafe nos ofrecía un año de beca
para concluir el nivel medio, que ya llevábamos avanzado.
“Ya para terminar mi servicio social de ese año, mi coordinadora fue a la comunidad, vio mi trabajo y me citó en la Delegación. Cuando fui, me dijo: ‘Quiero que te incorpores a trabajar
en la Delegación como asistente técnico’. Empecé siendo responsable del Programa de Preescolar, y entre las dos nos tocó
dar la capacitación a la siguiente generación de instructores.
Yo todavía no cumplía 17 años y sentía que debía ser ejemplo
de orden, de rectitud, de amabilidad, de confianza y de trabajo,
porque ya era la capacitadora.
“Trabajábamos un modelo muy práctico, muy poca información teórica y mucha práctica. Porque sabíamos que eso
ayudaba a que los niños desarrollaran habilidades, lenguaje y
pensamiento. Lo importante era que el instructor desarrollara habilidades docentes para estimular en los niños eso. ‘Y es
que los niños, con el teatro guiñol —les explicábamos—, van a
aprender esto y a desarrollar esto otro’. ‘Y con los ejercicios de
matemáticas van a aprender…’
“Cuando terminamos la capacitación se fueron los instructores a comunidades, y empezamos a salir para dar asesoría. Iba
a visitarlos, me quedaba con ellos todo el día, observaba cómo
trabajaban y me quedaba en la tarde para asesorarlos.
“En algún año cambió el modelo del Conafe y las estructuras de las delegaciones también. Se crearon las jefaturas: la
de Programas Educativos, de la que dependían Preescolar y
Primaria y todos los demás programas educativos, y la de Información y Apoyo Logístico, que se encarga de todo lo que
tiene que ver con el seguimiento a los jóvenes becados y otros
programas. Nos hicieron un examen y me tocó estar en la Coordinación de Preescolar.
“Conafe fue mi oportunidad de desarrollarme como ser humano; de conocer, convivir y aprender de las personas. Ahora
me permite ayudar a otros y seguir aprendiendo de ellos”.
Canto, cuento y color
Un vistazo a la obra de Fernández de Lizardi
La fábula, una herramienta
crítica en la preindependencia
Angélica Santa Olaya
D
Fernández de Lizardi, se distinguieron por la creación de textos –fábulas
entre ellos– que cumplieron con la
función educativa social y política de
señalar los errores de funcionarios y
representantes de la iglesia católica de
principios del xix y con la función formativa que señalaba las características
de los nuevos ciudadanos del México
que se deseaba independiente, no sólo
del gobierno monárquico católico,
sino libre de los defectos de los funcionarios y ciudadanos criticados por
los escritores liberales, fundamentalmente criollos, del México preindependiente. Estos textos subrayaban
las virtudes deseadas para los ciudadanos del nuevo gobierno, que se
manifestaron también en el ámbito de
lo cultural.
Al mundo novohispano de finales del
siglo xviii e inicios del xix lo determinó, casi en su totalidad, la influencia de
la religión católica: David Brading4 señala la existencia de una monarquía
católica como el gobierno que rigió
a la Nueva España desde la Conquista. La Iglesia católica no sólo construyó la justificación de la Conquista en
América para la Corona española y los
habitantes europeos de las Indias, sino
que proporcionó la base ideológica que
sustentó la existencia del gobierno monárquico en la Nueva España durante
300 años. Así, desde la llegada de los
conquistadores a América, la Inquisición española jugó un papel importante como filtro de los libros y textos
que llegaban a la Nueva España. Fue el
principal censor de las publicaciones
que viajaban a través del Atlántico hacia las tierras de América.
Ideas lizardianas
Sin embargo, a pesar de la censura en España, hubo libros y textos –como los de Samaniego e Iriarte– que llegaron a América e
incidieron en la cultura de la población novohispana, propensos
Periodista. Actualmente cursa la maestría en Historia y Etnohistoria en la enah.
[email protected]
31
Febrero, 2010
urante el siglo xviii y a finales del
xix, la fábula en España tuvo un papel predominante como instrumento literario de formación educativa, que refería
temas tan diversos como la historia natural, la geografía, o bien, las virtudes y los
vicios. Se trataba de textos oficialmente
aprobados por el Estado, ya que eran
considerados inocuos y recomendables.
La dicotomía razón-fantasía se estableció en este género literario como producto de las ideas ilustradas1 que llegaron a
España provenientes de Francia, y refiere
que el principal objetivo de los fabulistas
españoles del siglo xviii, según unos versos de Tomás de Iriarte, era “[escribir] un
asunto que instruya deleitando”,2 ya que
la educación se volvió un tema prioritario
por influencia de Juan Jacobo Rousseau
y su idea de que los hombres de la nueva República debían ser educados en un
marco distinto al vigente.
La fábula –que llegó a América junto con otros productos ideológicos– se
convirtió, también aquí, en un medio educativo mediante el cual se inculcaron los
valores morales del Estado novohispano,
delineado bajo los objetivos de las reformas borbónicas, cuyo principal fin era hacer de la Nueva España un territorio más
redituable política y económicamente. Los
fines educativos de la fábula fueron alimentados también con la ironía: un arma
que señaló con rudeza la ineficacia de las
instituciones y la corrupción de sus dirigentes. En los albores de la independencia mexicana, se convirtió en un medio
de expresión crítica que utilizó la sátira
como elemento discursivo al comparar
animales con personas –gobernantes,
personajes distinguidos o reconocidos
por la sociedad– a quienes se deseaba
criticar en el ejercicio de sus funciones.
“[La sátira] preserva el interés […] a través de la risa [y] además
de lograr que la obra sea leída hasta el final, es una de las críticas
más efectivas.”3
La fábula sirvió para expresar el descontento de algunos sectores sociales que tenían acceso a la escritura como medio de
expresión y que, de una manera u otra, lograron la difusión de sus
textos en la Nueva España. Varios escritores, como José Joaquín
Canto, cuento y color
Alas para la equidad
32
a absorber las novedades literarias de los ilustrados europeos, quienes ejercían
la crítica social. Estos
textos no sólo se leyeron, sino que provocaron el surgimiento
de textos similares creados en América; tanto con
fines educativos acordes con
las nuevas políticas de la Corona
española –como los de José Ignacio
Basurto–, como otros con fines críticos: los de José Joaquín Fernández de Lizardi, quien fue encarcelado en 1812 porque solicitó al virrey Francisco Javier Venegas que derogase el decreto
del 25 de junio del mismo año, por el cual “se condena a la última
pena a los jefes o cabecillas, a los oficiales de subteniente arriba,
a los eclesiásticos del estado secular y regular que tomasen participación en la revolución y a los autores de gacetas o impresos
incendiarios”. 5
Los textos periodísticos y literarios de Lizardi fueron difundidos, primero, en el Diario de México, en el cual publica su primera fábula: “La abeja y el zángano”.6 Ésta fue escrita en 1812
como respuesta a otra de José María Lacunza llamada “El piojo
y las hormigas”, cuyo fin era criticar los textos de Lizardi, a quien
los partidarios de la literatura neoclásica rechazaban por su
forma de utilizar el lenguaje, que consideraban vulgar y poco
elegante.
Isabel Terán Elizondo7 señala que la educación social que los
neoclásicos impugnaban de manera verbal y escrita la practicaba Lizardi, quien le confería así una verdadera utilidad social al
lenguaje y daba rienda suelta a un espíritu crítico más preocupado por decir lo que deseaba que por enmascarar realidades
en función de la conservación de un lenguaje que no raspara el
gusto y las buenas costumbres de los herederos mexicanos de la
ilustración europea. En 1817, Lizardi publicó un folleto con 40
fábulas titulado Fábulas del pensador mexicano.
La obra de Lizardi mantuvo un objetivo pedagógico que,
si bien la inclinaba hacia un tono moralizante, obedecía a los
fines del idealismo progresista que abanderaba y que lo llevaba a subrayar el deber ser de los ciudadanos de la nueva
nación. Tres premisas dibujaron los lineamientos de su obra,
afirma Rosa Beltrán: “la fe en la bondad innata del hombre,
el retorno a la naturaleza como solución de los problemas
sociales y la creencia de que el conocimiento desemboca
necesariamente en el progreso
entendido a la manera del siglo
xix europeo.”8
Por ello, Lizardi expone
las contradicciones de las
clases antagónicas y los
defectos de la sociedad
novohispana en su conjunto. Sin embargo,
señala Beltrán, su obra
no la leerían las clases
bajas pues la mayoría era
analfabeta. Añade que de
seis millones de habitantes,
sólo 30 mil sabían leer y escribir, según datos de Felipe Reyes
Palacios.9 En realidad, afirma Beltrán, la obra de Lizardi estaba dirigi-
da a infundir aliento a los promotores de la emancipación: los
criollos que financiaron la primera y segunda ediciones de su
Periquillo Sarniento (1816).
Así, la obra de Lizardi la leyó un reducido círculo de criollos
(maestros, licenciados e intelectuales), según refiere Beltrán.
Podemos suponer que los maestros se encargaban de transmitir estas ideas lizardianas en las aulas, como parte del proyecto de
reforma educativa que el proceso de emancipación cocinaba.
De hecho, menciona Beltrán, Lizardi se refería con frecuencia al
aspecto escolar, abogaba por la multiplicación de planteles educativos y formulaba iniciativas para el mejoramiento de los estudios,
subrayando la necesidad de que los maestros tuviesen una visión
crítica de los sucesos sociales.
Lizardi, imbuido de las ideas liberales novohispanas y reformistas ilustradas, deseaba la abolición de instituciones
feudales como la Inquisición y propugnaba el establecimiento de un orden constitucional y un Estado con leyes
igualitarias. Y, de manera inteligente, aprovechó las características de entretenimiento, frivolidad y apariencia de la
literatura para propagar sus ideas políticas de renovación
social; reformar y moralizar fueron sus constantes. José Ramón Espíritu10 lo considera uno de los más esforzados propagandistas de la Independencia, pues publicaba textos y
folletos que incitaban al
movimiento de emancipación. En 1822, luego
de publicar una crítica a las bulas de
Clemente XII y
Benedicto XIV,
fue excomulgado por hereje,
temerario, escandaloso y ofender
los oídos piadosos
de los católicos. Consumada la Independencia, le fue concedido el cargo de capitán retirado con
una compensación económica de 65 pesos mensuales, con los que vivió hasta 1827,
año en que murió enfermo de tisis pulmonar.
Notas
1. Bravo-Villasante Carmen, “La tradición y la situación actual de la literatura fantástica
infantil”, en Ensayos de literatura infantil, España, Universidad de Murcia, 1989, p. 103.
2. Bravo-Villasante, Carmen, “Fábulas, de Florian”, en Ensayos…, op. cit., p. 171.
3. Beltrán, Rosa, “Prólogo” refiriendo a González Obregón Luis, Apuntes biográficos y
bibliográficos a don J. J. Fernández de Lizardi (El pensador mexicano), México, Oficina
tipográfica de la Secretaría de Fomento 1888, p. 88 en Fernández De Lizardi J. J., El
Periquillo Sarniento, México, Editores Mexicanos Unidos, 2006, p. 8.
4. Brading, David A., “La monarquía católica. Los conquistadores y el Imperio”, en Inventando la nación, Guerra François Xavier y Annino von Dusek Antonio (coords.), España,
fce, 2003.
5. Beltrán, Rosa, op. cit., p. 13.
6. Fernández Arias, Irma Isabel, Calas en el pensamiento de Fernández de Lizardi referente
a la libertad de expresión, México, unam , aih , Actas XII (1995), Centro Virtual Cervantes, en http://cvc.cervantes.es/obref/aih/pdf/12/aih_12_6_026.pdf, consultado el 4 de
enero de 2010.
7. Terán Elizondo, María Isabel, Orígenes de la crítica literaria en México, México, El Colegio de Michoacán/Universidad Autónoma de Zacatecas, 2001, pp. 231-250. Google
libros, 4 de enero de 2010.
8. Beltrán, Rosa, op. cit., p. 9.
9. Ibid., p. 9.
10.Espíritu, José Ramón, “José Joaquín Fernández de Lizardi, el ‘Pensador Mexicano’”, en
Gaceta Universitaria, 15 de marzo de 1999, p. 13, en http://gaceta.udg.mx/Hemeroteca/
páginas/106/13-106.pdf
Cuenta un cuento
El albañil, el peón, el muchacho…
Perfecto Luna
Elena Garro
T
—Buenas noches —contestó el desconocido sin abandonar
su búsqueda.
—¿Busca algo? —dijo Perfecto Luna amablemente, pensando que así lo diría Crisóforo Flores.
—Sí, contestó el desconocido con voz quejumbrosa. Y no lo hallo…
—¿Puedo ayudarlo, señor? —Preguntó Perfecto Luna, sintiéndose cada vez más Crisóforo Flores.
—Si fuera tan amable… —respondió el otro con voz débil.
Perfecto Luna se agachó a buscar aquel objeto perdido. De
seguro era dinero, sólo que el ladino no se lo quería decir, por
temor a que lo robara. Apenas veía entre las sombras y las piedras. Miró con curiosidad las piernas del desconocido; le pareció que llevaba huaraches y una tilma roja. Parecía moverse
con dificultad, como si estuviera ciego. Tentaleaba trabajosamente, agarrándose a las piedras y matas.
—¡Ay, señor! —Dijo Perfecto Luna, sintiendo que de nuevo las
palabras apenas le salían de la boca. El hombre no le hizo caso.
Y siguió buscando, removiendo las piedras. Perfecto Luna se
sentó al suelo descorazonado.
Tomado de ¡Tenga pa’que se entretenga! Antología de cuentos mexicanos, México, Conafe
(serie Fomento Cultural), pp. 11-24.
33
Febrero, 2010
al vez serían las once y media de la noche cuando Perfecto
Luna pasó las últimas casas del pueblo. A esas horas ya todos
dormían y nadie notó su paso. Todo gracias a Dios había sido muy
simple: levantar las trancas de la puerta del almacén, husmear por la
rendija y salir a la calle oscura. “Con tal de que no roben y que
luego digan: Miren al cabrón de Perfecto, se pasó a robar todo lo
que había en la tienda”. Pero, ¿qué otra cosa podía haber hecho?
¡No quería entregar su vida a un caprichoso! Sobre todo después
de haber visto que en el otro mundo no había sino chiflones de
aire frío. Ahora no le quedaba sino huir, borrar sus huellas abandonadas en el pueblo y en los caminos, tirar su nombre y buscar
otro. No dejar rastro de Perfecto Luna. Pero, ¿qué nombre? No
era tan fácil dejar de ser él mismo. Desde chico así lo nombraban y él había sido siempre Perfecto Luna, el albañil, el peón, el
muchacho que servía para todo porque así le había enseñado su
patrón. Ahora tenía que olvidarse de lo que sabía y volver a empezar para ser otro. Le dio tristeza de sí mismo: ¡tan servicial y tan
alegre como había sido! Pero así es la vida: a cada uno da su mala
o buena suerte. Recordó los nombres de sus amigos.
Crisóforo Flores: ni modo de llamarse así, era robar el ánima
de su amigo y, sin embargo, tal vez tendría que hacerlo. Crisóforo andaba siempre tan confiado, tan alegre, tan quitado de
penas. Andaba como él había andado antes; Domingo Ibáñez
era arriesgado, porque ese tenía las noches tristes. Justo Montiel, tampoco, no fuera que le diera por matar a los amigos.
Se salió de la vereda para agarrar a campo traviesa el rumbo de
Actipan. Así, cuando todos lo buscaran por San Pedro, él andaría
muy tranquilo por Acatepec. Le gustaba el mercado de Acatepec. Apenas llegara se iba a comprar su buen pañuelo de seda y
comenzaría a buscar trabajo. Al fin, él para todo servía. Tardaría
toda la noche en cruzar la huizachera, pero iba más seguro.
¿Quién iba a encontrar sus huellas entre aquellas matas? Apresuró el paso y se tropezó con una piedra. “¡Ora sí, Perfecto Luna,
ya te desgraciaste un dedo!”, se dijo en voz alta para espantar aquel
silencio redondo que en ese momento lo rodeó. Era mejor no mirar,
el campo se había vuelto enorme. Empezaba a suceder lo que
sucedía todas las noches desde hacía cinco meses: el silencio crecía de tal manera que era inútil tratar de decir cualquier palabra; allí
nunca, a través de todos los siglos, había caído un ruido. Acababa
de decir: “Ora sí, Perfecto Luna, ya te desgraciaste un dedo” y no
lo había dicho. Las palabras habían salido en silencio y se le habían
quedado prendidas en la punta de la lengua. Tenía que irse lejos de
Amate Redondo y lejos de Perfecto Luna al que querían; por eso lo
habían metido en aquellas noches redondas que duraban más de
un día. Apretó el paso otra vez. Las capas de aire se separaron; su
nariz quedó en el espacio vacío entre dos de ellas y casi no podía
respirar. En cambio, a la altura de sus ojos y de sus cabellos, el aire
soplaba sin soplar, levantándole los pelos y enfriándoselos, hasta
sentir que miles y miles de hielitos le perforaban la cabeza. ¿Cuándo
acabaría de salir de esos lugares extraños? “Seré Crisóforo Flores,
no andaré por estos parajes y volveré a gozar con mis amigos”.
Delante de él vio a un hombre que, agachado, buscaba algo
entre los huizaches. Estaba muy inclinado sobre el suelo, tratando de ver en la oscuridad. Le dio gusto encontrarse con alguien
en aquellas soledades. El hombre estaba allí, a dos pasos, impidiendo el camino. Por cortesía le dio las buenas noches.
Cuenta un cuento
Alas para la equidad
34
—¡Ay, señor, a mí me han pasado cosas! —Continuó, olvidándose de ser Crisóforo Flores— ¡Mire cómo me he quedado, en
los puros huesos!
La confesión no conmovió al desconocido, ni lo hizo cambiar
de actitud.
—¡Usted sabe que yo fui Perfecto Luna hasta esta noche!
—¡Caray, ya me canso de buscar y buscar! —Se quejó el desconocido.
—Ahorita le ayudo —ofreció Perfecto, acordándose que debía ser el alegre Crisóforo. Y con energía se entregó otra vez
a la búsqueda. El desconocido estaba ahora lejos, apenas veía
su bulto blanco y rojo buscando entre los huizaches. Se sintió
tranquilo en su compañía. Pensó: “Ésta será la última noche
desgraciada; desde mañana, cuando yo sea Crisóforo Flores,
nadie nunca más se acordará del que fui”.
—¡Señor! —Gritó con optimismo y sintiéndose ya en el otro
día—: ¿Usted cree en los muertos?
—¿En los muertos? —Preguntó el otro sorprendido. Su voz le
llegó desde muy abajo.
—Sí, señor, pero no en los muertos de cuerpo presente, sino
en los otros…
—¿En los otros? —Volvió a preguntar el desconocido deteniéndose en su búsqueda.
—Sí, en los otros. —Contestó con aplomo Perfecto, cada vez
más Crisóforo Flores.— ¡Figúrese usted, yo fui Perfecto Luna y
tuve que dejar de serlo por causa de un difunto!
—¡Ah! —contestó el desconocido.
—¿Pasó usted por Amate Redondo? De seguro conoció a
Don Celso, el dueño del almacén. Yo le debo a él todo lo que
fui. Él me enseñó a trabajar mientras fui Perfecto Luna. Andaba
yo en los cinco años, cuando ya le hacía los mandados. Con él
me crié, porque fui huérfano de nacimiento. “Ándale, Perfecto,
mira cómo se cepilla la madera. ¡Aquí quédate, Perfecto, ya sabes cuanto cuesta un cuartillo de maíz, aquí lo marcas en la registradora”: porque sólo Don Celso tiene registradora en Amate
Redondo. Es el único que lo ha trabajado, aunque digan que se roba
los gramos en los kilos. Y así viví, trabajando hasta que Don Celso quiso hacer las mentadas accesorias.
Perfecto Luna guardó silencio. Recordó que hasta ese día había sido muy confiado. Don Celso le encargó que demoliera las
casuchas que estaban detrás del almacén para construir unas
viviendas como las de México. Se volvió otra vez con el azadón
en la mano, tirando aquellos jacales. ¿Cuánto tiempo tardaría
en hacer aquel trabajo? Vamos a decir un mes; y al cabo de ese
mes todo quedó rasito y limpio. Hasta ese día también había sido
alegre. ¿Qué le faltaba? Nada. Tenía buen trato y la estimación
de sus amigos. Nadie le deseaba un mal. Fue un cuatro de abril,
cuando Don Celso le dijo: “Abre las zanjas para echar los cimientos”. Como a las doce del día, mientras ahondaba la zanja,
encontró al muerto. Era un muerto viejo porque no quedaban de
él sino los puros huesos. Le pareció volver a verlo, relumbrando
al sol, con los brazos puestos sobre las costillas. “Habrá tenido,
de seguro, una muerte mala, porque no tiene cabeza. ¿Quién lo
mataría? ¿Dónde andará su cabeza?”
—¡Fíjese, señor, le faltaba la cabeza, seguro alguien lo degolló!
—El desconocido no dijo una palabra.
—Lo malo, señor, es que cuando yo fui Perfecto Luna me gustaba ser maldoso. ¡Perfecto!, me gritó la señora de Don Celso,
ven a comer. Puse mi cobija en el hoyo del difunto y me fui a
comer. Me acuerdo que mientras echaban las tortillas, yo en
mis adentros me andaba riendo.
—¿De qué te ríes? —Me preguntaron.
—Sólo yo lo sé.
Y sólo yo lo sabía. Después de comer envolví los huesitos en mi
cobija y me los llevé a mi cuarto. “¡Vas a ver, muerto cabrón!” le
dije. Llegó el día en que me vi haciendo los adobes… y Perfecto
se volvió a ver revolviendo el lodo con las hierbas secas y silbando.
—¡Miren a éste, que gusto trae, ojalá y así trabajaran todos!
—Decía Don Celso—. Y era verdad, porque mientras fui Perfecto Luna, cualquier cosa me gustaba y todo me ponía contento. Me
acuerdo que estaba yo envolviendo mi cigarro de hoja, cuando
me vino la idea al pensamiento. Me fui hasta mi cuarto, saqué
el hueso del dedo de un pie y lo enterré en un adobe que había
yo puesto a secar al sol. “Ya que te hicieron el favor de enterrarte separado, yo te lo voy a hacer completo”, le dije. Le puse
una marca al adobe, para saber que allí estaba un pedazo de su
tumba. Luego me traje una costilla y la metí en otro adobe con
su señal. Y así hasta que me acabé los huesitos.
—Oiga, Don Celso, ¿qué le pasa a un muerto despedazado?
—Pues se vuelve loco, muchacho, buscando sus pedacitos.
—Ja, ja, ja —Y me fui muy contento a ver mis tumbitas.
—¡Lo que es ser muchacho y ser alegre, señor! —Dijo Perfecto
Luna sentándose de nuevo en el suelo y buscando con los ojos al
otro, que indiferente seguía por ahí sin hacerle caso. Con tristeza
pensó que a nadie le importaba que él, Perfecto Luna, hubiera sido
alegre, y que por causa de su alegría tuviera que dejar de ser él
mismo. Recordó cómo empezó a construir las viviendas: cuidadosamente repartió los adobes con los huesos en los muros de las viviendas; no quedó ni un lugar de la vecindad en donde no estuviera
enterrado “el sin cabeza”. Y él gozoso, seguía abriendo ventanas,
techando, haciendo puertas, mientras silbaba y se reía a solas.
—¡Mira, Perfecto, quedaron bonitas, ponles lambrín azul!
—Yo eché el azul más vivo, señor, para alegrar el sepulcro
encalado.
Y se volvió a reír a pesar suyo. “Ojalá y se vengan a vivir los
Juárez, y que en la noche ‘el sin cabeza’ les jale las patas”, pensaba. Cuando las viviendas estuvieron terminadas, Don Celso
le encargó que las cuidara, no fuera a ser que los mocosos se
metieran y rayaran las paredes. Olía a nuevo: a cal y a mezcla.
Las paredes y los ladrillos del suelo todavía estaban húmedos; en
todos los cuartos había presencia de lo limpio, lo no tocado por
el hombre. Perfecto Luna tomó sus camisas, su petate y su cobija
35
Febrero, 2010
y se instaló en uno de los cuartos. Estaba cansado; se quitó los
huaraches, se tendió en su petate y por la ventana miró la noche.
El cielo estaba tranquilo y claro, desde donde estaba veía dos estrellas brillantes. Entrecerró los ojos. “¡Quién le hubiera dicho que
él solito iba a hacer todo aquel trabajo!” Abrió los ojos y miró regocijado su obra: recorrió el techo, las paredes, la puerta y llegó
otra vez hasta la ventana. Debajo de ella, una saliente pequeña
marcaba una de las tumbas “del sin cabeza”. Se echó a reír y se le
cuajó la risa. Los labios se le quedaron tiesos, y el cuarto se volvió
tan oscuro que perdió la vista a la ventana. “¡Quién oscureció la
noche?” Buscó a tientas la vela que había dejado junto al petate. Estiró el brazo y sintió que se le había hecho muy corto; en
cambio el cuarto había crecido enormemente y la vela estaba
lejos, fuera de su alcance. Se resignó a la oscuridad. Abrió mucho los ojos tratando de ver algo, pero la sombra se hacía cada vez
más y más densa. “Creo que aquí espantan”. Se quedó quieto. De
pronto vio brillar la marca que él había puesto en el adobe. “¡Es
el sin cabeza!” Su corazón comenzó a golpear con tal fuerza
que le pareció que iba dentro de un río muy crecido. Sintió que
se quedaba sordo. No le quedaba sino esperar a que amaneciera. Pero la noche se alargó en muchas noches. Cuando rayó el
día, vio que su petate estaba húmedo de sudor.
—¿Qué te pasa, Perfecto? Andas muy desencajado.
No supo qué contestar. Apenas si probó su café, pensando
que tenía que oscurecer. Con tristeza se sentó en el patio de las
accesorias a ver cómo le pegaba el sol en los tejados.
—Ya se está acabando el día… —Dijo con pesadumbre. Cambió su petate y sus tiliches al segundo cuarto. Volvió la noche y
él se acostó sin querer mirar por la ventana.
—Ahora no voy a mirar la noche —dijo y apretó bien los ojos.
Un ruido de alas recorría las paredes. Las alas giraban al tiempo
que subían y bajaban por los muros. Pasaron sobre su frente y
sobre su cuerpo. Se fue quedando helado. ¿Cuál sería el maldito hueso que hacía aquel ruido que no se oía? Y esa noche duró
más que la anterior. Quería pensar cómo contentar al difunto,
pero las alas corrían a tal velocidad que no le permitían formular
su pensamiento. Al amanecer, sus rodillas estaban adoloridas y
apenas si pudo levantarse.
—Agarraste frío, Perfecto —le dijeron.
Y él no pudo contar lo que le había sucedido aquella noche
inmensa con aquellas alas frías. Se puso al sol, pero las rodillas
seguían duras y heladas. No tuvo tiempo de calentarse, porque
ese día el sol duró muy poco. Le pareció que apenas acababa
de cantar el gallo del amanecer, cuando oyó a las gallinas acomodarse en sus palos para dormir. Completamente desesperanzado trasladó su petate, su cobija y su vela al tercer cuarto.
—Muerto maldito, quédate en sosiego y no me quites la paz,
que yo nunca le hice daño a nadie.
Se enrolló en su tilma para no pasar fríos y cerró los ojos para
no ver las sombras que lo envolvían. De una esquina del cuarto
se desprendió un remolino de viento; zumbaba con gran violencia y se le vino a pegar al oído izquierdo. Por allí entró a gran
velocidad, aturdiéndolo.
“Dime, ingrato difunto, ¿qué quieres que haga por ti?” Hubiera querido decir, pero las palabras se le quedaron embarradas en la lengua. Luego se la vendaron, como vendaron la
pierna de Anselmo cuando le dieron de navajazos. Inmóvil, con
la lengua ligada, sufrió aquel remolino que le acalambraba el
cuerpo.
—Ya amaneció… —Dijo con dificultad, cuando entró a la cocina a que le dieran su café caliente.
—¡Qué te pasa muchacho? ¿Por qué hablas así? Parece que
tienes la lengua amarrada.
Y Perfecto Luna agachó la cabeza y pensó que también ese
día se iba a acabar muy pronto.
—Don Celso, ¿me deja dormir con Alambritos?
—Apoco, muchacho, ¿para qué lo quieres? ¿Te anda buscando el miedo?
Apenas acababa de agarrar a Alambritos, cuando ya había
caído la noche. Amarró al perro con un mecate largo a la aldaba de la puerta del cuarto siguiente, y se tendió en el petate.
¡Se estaba quedando flaco y se le había muerto la risa! La oscuridad empezó a bajar del techo como una espesa nube negra
que lo quería aplastar. “¿Qué quieres que haga por ti, difunto?
No puedo deshacer las accesorias, para juntar de nuevo tus
huesos”. Acababa de pensar eso cuando vio que Alambritos se
venía arrastrando por el suelo, pegado al piso como una calcomanía, y se quedaba junto a él. Alambritos empezó a aullar
desde su nueva forma aplastada y plana como una hojita de
papel. “Es cierto que andas aquí”, pensó Perfecto Luna. “¿Qué
quieres? Yo te lo doy para que te vayas”. En ese momento la
capa de sombras cayó sobre él como una cobija pesada y lo
dejó sin pensamiento. ¡Lo quería a él! Toda la noche estuvo allí
debajo de aquella cobija negra.
—¡Mira, muchacho, tienes las narices aplastadas! —le dijeron
al verlo salir del cuarto. Las piernas apenas le sostenían.
—Don Celso, ¿cuánto dura una noche?
—Lo mismo que todas las noches.
Ya los días apenas eran una raya de luz entre dos inmensas
noches. No tenía tiempo ni de ponerse ni de quitarse los huaraches. La ropa se le empezó a hacer vieja en el cuerpo. ¿Qué
esperanzas que se pudiera ir a recortarse los bigotes o el pelo!
¡Si apenas amanecía, ahí estaba ya la noche! No tenía tiempo
de comer y se fue quedando en los puros huesos. Recorrió la
fila de cuartos hasta que los acabó y en todos halló la presencia del difunto, que lo quería sacar de su pellejo. Desde lejos,
arrinconado en el patio de las accesorias, oía a Crisóforo tocar
la armónica y cantar con los amigos. De seguro estaban en la
cantina. Eso lo sumía más en la tristeza, pues era el anuncio de
que la noche estaba ahí esperándolo.
—¿Qué te pasa muchacho? Si sigues así, no vas a tardar en
entregar tu alma.
Cuenta un cuento
—¡Don Celso, déjeme que me duerma en el almacén!
Así “el sin cabeza” vagaría furioso por todos los cuartos, sin hallarlo, pues él estaría durmiendo entre los manojos de canela y los
costales de maíz.
—Ándale, pero si es por miedo, allí no lo vas a perder. Cambió su petate al almacén. Parecía que esa noche llegaba más
tranquila. El almacén estaba animado: los clientes bebían su
última copa de tequila; Don Celso echaba sus cuentas; olía a
alcohol y a especias. Se sintió aliviado. Dieron las diez y Crisóforo Flores, su amigo, se echó el último trago.
—Ahí te veo mañana, si amaneces, porque se te está poniendo cara de difunto… —Y se fue muy tranquilo, con su sombrero
ladeado.
Alas para la equidad
36
Don
Celso le dio
las buenas noches. Perfecto Luna cerró las puertas del almacén, vio que estaban muy sebosas, luego echó la tranca transversal que iba de muro a muro, se tendió en el mostrador y dejó
la lámpara de gasolina ardiendo. Con la luz “el sin cabeza” no
se atrevería. Aspiró con deleite el olor de la manteca, revuelto
con el polvo de los frijoles, se sintió seguro y se estiró. En la
trastienda se produjo un ruido. Buscó la vela y los cerillos, pero
los tenía en una bolsa de su camisa de manta. El ruido aumentó.
Era más prudente no ir a ver qué sucedía. Un ruido semejante
acompañó al primero: algo caía, caía sin cesar, silbando dulcemente. Era como si dos costales de maíz dejaran escapar el
grano por un agujero.
—¡Ora sí, el canijo está destripando los costales!
Los silbidos se multiplicaron. Todos los costales se vaciaban
a gran velocidad. La trastienda se iba llenando de maíz, estaba
seguro de eso. Con precaución miró hacia allí: la puerta colmada de granos se desbordaba y el maíz avanzaba por la tienda.
Asombrado miró a su derredor. Estaba entre costales. Arriba
de la puerta de salida había tableros cargados de sacos
de ayate. En ese momento se abrió el primer costal
y los granos cayeron sordos, en un chorro dorado,
sobre el suelo. Luego se agujereó el segundo costal,
luego el tercero, luego el cuarto, luego la tienda entera llovía maíz de todas sus paredes. El lugar del
mostrador se fue estrechando. Vio que la puerta de la calle que antes había atrancado cuidadosamente estaba siendo bloqueada, pues
los costales de arriba también estaban agujereados. Se levantó como pudo y a zancadas,
enterrándose en el grano hasta los muslos, llegó
a la puerta. Con dificultad levantó la tranca y logró,
haciendo un esfuerzo, abrir una rendija, husmear la
noche y salir a la calle.
—A estas horas, señor, estaría allí sepultado en
el maíz, y “el maldito sin cabeza” me tendría cogido de los pelos para toda la eternidad. Pero me
le fui. Y me le fui no solamente de Amate Redondo
sino de Perfecto Luna, porque cuando lo busque
ya no lo va a hallar. Ahora soy Crisóforo Flores.
¡Lo que es tener un poco de presencia de ánimo!
¿Verdad, señor? Por eso le preguntaba si creía usted en los muertos porque antes “del sin cabeza”
tampoco yo creía.
—¡Ah! —Contestó el desconocido de pie junto al
narrador. Éste apenas tuvo tiempo de ver el rostro
sin rostro de su nuevo amigo: el cuerpo del desconocido terminaba sobre los hombros.
—¡Se endemonió! —Dijo Don Celso al día siguiente—. Me soltó todo el maíz y murió en medio de la huizachera. ¡Caray! ¡Y parecía tan buen
muchacho el tal Perfecto Luna!.
Juego de palabras
El Palabrario, material didáctico del Conafe, busca motivar al
docente y a los alumnos a reflexionar, aprender y construir
palabras. En cada número, Alas para la equidad comparte con
sus lectores una selección de textos.
¡Aprendamos juntos!
37
Para saber un poco más
Para jugar
Sustancia de la que están hechos los cuerpos,
que ocupa un espacio y se puede percibir
con los sentidos.
Esta palabra es un sustantivo del género
femenino.
Nuestro cuerpo, el aire que nos rodea, el Sol
y la Luna, los alimentos que comemos, el agua
de los océanos y todas las cosas, sólidas, líquidas y gaseosas, están hechas de materia.
La principal característica física de la materia es que tiene masa.
La palabra materia empieza con m y termina con a.
Otras palabras que empiezan y terminan así son mía, mora, muela, maroma, mestiza y molienda.
Busquen otras palabras como éstas.
¿Cuáles son las más corta y la más larga
que encontraron?
Para entendernos
Para saber un poco más
Para jugar
Cuerpo mineral simple, sólido a temperatura normal (excepto el mercurio), maleable, buen conductor de la electricidad,
de cierto brillo característico, capaz de
formar óxidos básicos.
Esta palabra es un sustantivo de género masculino.
Con los metales se fabrican muchos de los objetos que utilizamos todos los días: cucharas y
cuchillos, pocillos, armazones de muebles
y cables que conducen la electricidad.
También sirven para hacer joyería como
anillos, collares y aretes. Existen diferentes
metales, por ejemplo: el aluminio, el oro, la
plata, el cobre y el zinc.
Las mezclas o combinaciones de metales con otros materiales forman las aleaciones, como el acero, el bronce y el peltre.
¿Cuántos objetos de metal hay en su aula?
Quien encuentre más objetos ganará.
Febrero, 2010
Para entendernos
Recorridosección
por museos
Título
Alas para la equidad
38
Museo Diego Rivera-Anahuacalli
Homenaje a la arquitectura
mesoamericana
Nora L. Duque
D
e todos los edificios construidos para un fin y que terminaron como museos, el Anahuacalli (Casa del Anáhuac) es el
más peculiar. Está edificado con piedra volcánica —de la misma
donde se sitúa— y sus formas recuerdan a los antiguos callis o
casas indígenas. Con elementos arquitectónicos de las ciudades
prehispánicas —taludes y tableros, bóvedas falsas, decoración
con figuras geométricas—, es un homenaje a la arquitectura
mesoamericana. Aunque es particularmente frío y oscuro, se le
han hecho acondicionamientos museográficos que le han dado
ambientes especiales, idóneos para resguardar más de 50 mil
piezas que el artista adquirió durante su vida.
El edificio fue inspiración y creación del muralista Diego
Rivera, lamentablemente no pudo verlo terminado. Fueron su
hija y los arquitectos Juan O’Gorman y Heriberto Pagelson
quienes concluyeron la obra. Ésta se pensó como un estudio
para el muralista, aunque algunos biógrafos aseguran que Rivera ya había considerado destinar esta casa a las artes. Sea
cual fuere su motivo, se le agradece la herencia, pues el recinto
es en sí mismo una obra artística. La plaza central del inmueble
se ideó como un teatro al aire libre que da acceso a una gran
pinacoteca, a una galería y al propio museo.
El inmueble está construido en desniveles, con espacios que se
adaptaron para crear salas de exposición permanente; la colección de piezas arqueológicas prehispánicas exhibidas asciende
a dos mil. Las hay de casi todas las culturas mesoamericanas,
excepto mayas, porque a Rivera no le fue posible incursionar al
detalle en las zonas mayas.
El recorrido por este museo puede ser muy interesante e integral; se inicia por los elementos arquitectónicos antes mencionados, que a continuación se describirán con más detalle:
Se llama talud-tablero a una suerte de escalón, donde el
plano inclinado es el talud, que enmarca entre dos pequeñas
cornisas al tablero. Esta forma de construcción se originó en
Teotihuacan, como una propuesta de equilibrio y moderación
en la arquitectura.
Cuando se habla de que el museo evoca un teocalli nos referimos a las estructuras rectangulares cubiertas por un techo recto y
que un borde vertical remata en la parte alta. Estas construcciones se ubicaban en la parte más alta de los basamentos piramidales, exclusivos para los sacerdotes o gobernantes, desde donde
oficiaban ceremonias o hablaban al pueblo.
La arquitectura maya es una de las más fascinantes debido al uso del arco de falsa bóveda. Recibe este nombre por
las diferencias que presenta con respecto al arco de medio
punto, pues la bóveda maya está construida de tal manera
que el peso superior lo soportan las paredes laterales que le
dan su forma.
Las pilastras o columnas de sección rectangular se aprecian en la
fachada, además de brindar soporte al edificio, permiten desplegar en la fachada un espacio de grandes proporciones. Rememoran las alfardas o rampas de los basamentos piramidales, ubicadas
a los costados de las escalinatas.
Historiadora por la unam. Colaboradora del inah. [email protected]
Los mosaicos que decoran el interior del museo son creación
de Rivera, aunque no son característicos de la arquitectura
mesoamericana, aportan elementos gráficos como las representaciones de dioses.
La distribución de las piezas y de los temas está organizada
por región o por culturas, así tenemos: Occidente de México: tarascos, culturas de Jalisco, Colima,
Nayarit, Michoacán, Guanajuato y Sinaloa.
Norte de México: Durango, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y parte de Zacatecas, Jalisco, San Luis Potosí y Tamaulipas.
Altiplano Central: Distrito Federal y Estado de México, Morelos, Tlaxcala, parte de Puebla e Hidalgo.
Costa del Golfo: Huasteca: San Luis Potosí, Hidalgo, Tampico
y Veracruz; Totonacapan: centro de Veracruz y zona olmeca;
sur de Veracruz y norte de Tabasco.
Culturas de Mezcala y Yopitzinco: Guerrero.
Mixtecos y zapotecos: Oaxaca.
Testimonio de antiguas costumbres
Dónde está
El museo se ubica al sur de la Ciudad de México, en la calle
de Museo 150, colonia San Pablo Tepetlapa, delegación Coyoacán.
Para saber más
Anahuacalli: Museo Diego Rivera, México, Artes de México y del Mundo, 1965.
Pellicer, Carlos y Elisa García Barragán, Carlos Pellicer en el espacio de la plástica, vol. II,
México, unam , 1997.
39
Febrero, 2010
Recorrer el museo será muy agradable, siempre que se lleve
una motivación, pues la variedad de piezas —carentes en su
mayoría de contexto— podría agobiar al visitante. La riqueza
de piezas es tal, que hay obras únicas que se no verán en otro
recinto. Veremos ahí, vasijas, pintura, cerámica pintada, esculturas de los más variados tamaños y materiales, hachas, yugos,
figurillas zoomorfas, máscaras, braceros, sellos.
Mencionaremos algunas de las más interesantes; por ejemplo, las figurillas de barro del preclásico en la Cuenca de México,
divididas en dos tipos; las relacionadas con la fecundidad de la
tierra (representaciones femeninas de caderas anchas, con las
extremidades extendidas, la cabeza recta al frente, desnudas o
vestidas con una pequeña falda y sandalias) y las de la vida común
(retratos de hombres, mujeres, niños y ancianos en diversas actividades; hay desde jugadores de pelota y contorsionistas hasta
animales). En ambos tipos se han encontrado restos de pigmento
rojo y amarillo como decoración corporal. Estas figuras fueron
recuperadas, en su mayoría, de entierros, por ello se las relaciona con el culto a los ancestros.
Otras piezas que llaman la atención son las máscaras; representan rostros humanos, animales o seres fantásticos, que
datan de épocas tempranas en la vida del hombre mesoamericano. El uso de estos objetos se desconoce aún, pero se las
supone parte de ofrendas o ceremonias.
Durante el recorrido podrán apreciar las más variadas expresiones culturales de todo tipo y género, como
los sellos de cerámica, encontrados en depósitos de
materiales desechados. Esto ha sugerido que los habitantes de este periodo acostumbraban decorar sus
cuerpos con distintos diseños, como parte de su indumentaria cotidiana o como práctica ritual. En cualquier
caso, esta tradición refleja la creencia en la transformación
en otros seres o animales.
También están las figuras humanas de la tradición escultórica de la Cuenca de México desarrollada durante el Posclásico; las caracterizan sus posturas rígidas y
sus formas simples, se piensa que su imagen representa
los rasgos étnicos de quienes habitaron esta región del
Altiplano. Además, las múltiples figuras y los relieves
esculpidos reproducían divinidades y símbolos para
conmemorar hazañas bélicas o consagrar templos. Es
muy probable que tuvieran una función religiosa, debido a su parecido con los modelos encontrados en Tula
y el Templo Mayor.
Quizá lo que más llamará la atención de los visitantes serán
las piezas en miniatura de piedra, figurillas humanas, elementos
arquitectónicos —como una almena y un remate—, platos, vasos,
cuencos y un plato, todo modelado a escala, tallados en piedra
verde, alabastro o tecalli de color blancuzco y piedra gris, materiales poco comunes. Los arqueólogos no han dilucidado cuál
era su función, pero se piensa que estos objetos pertenecieron
a personajes importantes y que sirvieron para algún tipo de ceremonia. Las miniaturas de ollas, floreros, vasos, jarras, cazuelas,
platos y cajetes, ubicadas en otra vitrina, fueron consideradas por
mucho tiempo una suerte de juguetes. Sin embargo, al haberse
encontrado en entierros dentro de los conjuntos habitacionales,
ahora se considera que funcionaban más como objetos simbólicos ofrendados a los familiares difuntos.
De mayor trascendencia son las maquetas de barro, testimonio de las antiguas costumbres. Estas piezas representan escenas cotidianas con un enfoque más lúdico que religioso. Gracias
a las maquetas se sabe que las aldeas las formaban chozas con
techos cónicos. Las figurillas humanas aparecen en distintos escenarios, como juegos de pelota, plataformas con danzantes o
algún tipo de ritual; son únicas en su género.
Por último, se destacan los braseros; imponentes figuras de barro
decoradas con hermosos colores y formas humanas o animales;
algunos son teotihuacanos y otros mixtecos, llaman la atención
por su elaboración, las muy variadas técnicas con que fueron decorados, pero sobre todo, por su tamaño, contrario a las delicadas
miniaturas, los braseros pueden ser de considerable tamaño.
Para recorrer el museo no se requiere de mucho tiempo,
pero sí se necesita paciencia, por ello sugerimos que se haga
en dos sesiones, una para admirar el edificio, y la otra para ver
la mitad de la colección.
Sabores de México
Alas para la equidad
40
Un placer, un gozo, un arte…
Las hierbas de olor,
el detalle de aroma
Martha Sánchez
L
as hierbas de olor se conocen desde tiempos remotos, y
siempre se han usado en todas las culturas. En la antigüedad se usaban en ceremonias religiosas y en medicina, hoy sigue siendo igual, sólo que en la gastronomía han tenido un
auge importante.
Teofrasto, padre de la botánica, describió cómo hacer perfumes con tomillo, menta, azafrán, mejorana. Al principio, las
hierbas se recogían en los campos y bosques. Hacia la Edad
Media empezaron a cultivarse en monasterios y conventos, y a
usarse en la cocina y como medicina.
A finales del siglo viii y principios del ix se consideraba tan
útil el cultivo de las hierbas que Carlomagno publicó una lista
de las que era indispensable sembrar en los jardines de sus
súbditos, para uso culinario y medicinal. En esa lista figuraban
hinojo, perejil, cebollín, ruda, romero y otras más.
Cuando había epidemias las personas quemaban hierbas
aromáticas frente a sus casas. Durante las plagas, ruda, romero
y otras hierbas alcanzaban precios exorbitantes.
Cada hierba es propia de cierta cultura, pero su uso se ha
generalizado pues todas tienen un encanto especial que atrae
a todos los paladares, porque hacen los platillos más apetecibles. Pero además de dar a los alimentos un toque de sabor, las
hierbas enriquecen la comida con vitaminas, minerales, clorofila y aceites etéreos.
Sobre los usos medicinales de las hierbas, se sabe que se
utilizaban desde 2000 aC, y en manuscritos se describen las
preparaciones y cómo se administraban.
Los antiguos egipcios importaban hierbas y especias para
fabricar medicamentos, tintes, cosméticos, perfumes y aceites
para embalsamar.
En el Mediterráneo existen preferencias regionales importantes en cuanto a la combinación de hierbas aromáticas y
especias. Es asombrosa la variedad de hierbas de olor que se
cultivan ahí, las cuales se usan en nuestra cocina: eneldo, hinojo, tomillo, hierbabuena, menta, salvia y mejorana.
En Grecia, perejil y orégano se combinan con el ajo para aromatizar los alimentos, mientras que en Turquía, el ajo se combina
con eneldo, menta y perejil. En el norte de África, a los cocineros
les gusta utilizar una mezcla de ajo, perejil, cilantro y pimentón,
añadiendo a veces menta para hacerla más refrescante.
Las hierbas de olor más populares en Francia son romero,
salvia, ajedrea, hinojo y lavanda.
Cuenta Bernal Díaz del Castillo lo magnífico que se comía tanto en sabor como la diversidad de platillos a cual más suntuosos
y bien presentados. Los aztecas eran personas de buen paladar y
usaban apropiadamente los condimentos; su gusto era comparable
con el del más refinado gastrónomo. Entre las hierbas aromáticas
que usaban los aztecas y que aún se utilizan en la cocina mexicana
podemos citar epazote, yerba santa o acuyo, hoja de aguacate, orégano, azafrancillo, pápalo quelite, cilantro, achiote, pipicha, pericón
que le da un rico sabor al elote, guaje y para perfumar, vainilla.
Hoy día México exporta hierbas aromáticas a mercados de
Asia, Europa y América del Norte. Se exporta, albahaca orgánica,
romero orgánico, productos con que se elaboran salsas, aderezos, condimentos. En Morelos existen actualmente agricultores
que se dedican a cultivar y exportar hierbas aromáticas. Junto
a estos productores, también destacan los de Baja California
Chef y coordinadora académica del Centro de Artes Culinarias Maricú. Forma parte del elenco de Sabores de Familia, programa que difunde las tradiciones gastronómicas latinoamericanas. [email protected]
Con un sabor especial
Muchas de las hierbas usadas en la cocina también se
usan en la medicina popular y la mayoría se pueden utilizar para preparar infusiones, como las siguientes:
Sur y Estado de México, que obtuvieron más de 135 millones
de pesos por la venta de 3,245 toneladas de esos productos
durante 2005.
En Amacuzac, Morelos, se encuentra la empresa Especias
de Amacuzac, propiedad de 11 productores dedicados al cultivo
y comercialización de albahaca, romero, cebollín, menta, mejorana, arúgula, orégano, albahaca morada, perejil, salvia, estragón y
tomillo. Esta empresa genera 150 empleos en campo, empaque
y ventas. Siembra una superficie de 20 mil metros cuadrados
de invernaderos y 31 hectáreas cultivadas a cielo abierto; y la
ubicación geográfica es ideal, lo cual permite gozar de un buen clima y agua que se extrae de pozos profundos. La producción
anual de estos productos es de 450 toneladas, de las cuales la
mayor parte se exporta. La cercanía de este lugar con el Distrito
Federal reduce los costos de transporte, ya que el envío a otros
países es aéreo.
Receta
Chiles capones
Ingredientes
Para 4 personas
Chiles poblanos 6 pzas
Queso oaxaca
Queso panela
Epazote lavado y
desinfectado
Cebolla fileteada Ajo picado Harina de trigo Sal de grano Consomé en polvo Aceite de oliva Agua Material de trabajo
Cuchillo
Tabla de picar
Cacerola
Hilaza para amarrar los chiles
150 g
150 g
1 manojo
50 g
1 diente
50 g
5g
1 cda
120 ml
1 lt
41
Febrero, 2010
Albahaca: tranquilizante y molestias estomacales.
Cilantro: trastornos intestinales y molestias
estomacales.
Eneldo: tranquilizante, trastornos digestivos
y cólicos.
Epazote: molestias estomacales y vermífugo.
Menta:
antiespasmódico, tranquilizante, diarrea,
náuseas y cólicos.
Perejil:
digestivo, problemas de vesícula, riñón
y vejiga.
Romero: migraña, resfriados y uso externo
para reumas.
Salvia:
fortalece el sistema nervioso, analgésico,
inflamaciones de boca y garganta.
Tomillo: reconstituyente, reconfortante estomacal,
bronquitis y asma.
No importa el origen de las hierbas de olor, lo que en verdad
importa en la cocina es atrevernos a usarlas, hacer una mezcla
de ingredientes, el hacer nuevas combinaciones; lo de ahora
es fusionar las cocinas y descubrir que no todo está ya escrito.
Ahora hablemos de la estrella principal de nuestras hierbas de
olor: el epazote, una hierba anual o perenne, que llega a hacerse muy ramosa y alcanza un metro de altura. Sus hojas tienen
figura lanceolada, con los bordes sinuosos y el peciolo corto;
sus flores son verdes y muy pequeñas. Existen diversas clases
de epazote, unas de hojas muy grandes, otras de hoja chica,
unas verdes, otras moradas, y también blancas. El uso más generalizado es como condimento.
Esta hierba mesoamericana se utiliza con orgullo en nuestra
cocina mexicana desde la época prehispánica; actualmente es
más conocida en el sur, el sureste y el centro de México, tiene
un sabor especial y es muy aromático, en algunos platillos es el
ingrediente principal. Por su olor demasiado fuerte, no es muy
agradable para algunas personas, pero ya sazonada es una
delicia. Como todas las hierbas, es mejor usar el epazote fresco, aunque a veces por comodidad lo podemos usar seco. El
epazote también se conoce como paico, quenopodio, quenopodio antihelmíntico, quenopodio vermífugo, pazote, pozote,
apazote. El nombre de epazote proviene del náhuatl epazotl, de
epatli = zorrillo + zotli = hierba.
Se cree que el epazote lo introdujo en Europa en 1577 Francisco Hernández, médico del rey Felipe II. De él proviene la
primera mención en el Viejo Mundo que se conoce sobre el
epazotl, y donde también se citan por primera vez sus virtudes
medicinales, como antihelmíntico y antiespasmódico.
Las hierbas de olor y condimentos hacen de la comida más
que una necesidad, un placer, un gozo, un arte.
Fuentes
Díaz del Castillo, Bernal, Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España, México,
Fernández Editores, 1992.
Dominé, André, Del campo a la cocina alimentación natural, Alemania, Culinaria Konemann,
1997.
Sternberg, Robert, La cocina sefardí, Barcelona, Editorial Zendrea Zariquiey, 1996.
Modo de preparación
• Lavar los chiles, secarlos y asarlos en el
fuego sin que se quemen. Meterlos en
una bolsa de plástico y espolvorear sal de
mesa, cerrar la bolsa para que suden por
30 minutos. Pelar los chiles, hacerles un
corte a lo largo y desvenarlos.
• Rellenar los chiles con los quesos y unas
hojas de epazote, amarrarlos más o menos a la mitad con la hilaza.
• Enharinar los chiles en un recipiente.
• Calentar en una cacerola la mitad del
aceite y sofreír los chiles. Retirar de la cacerola y reservar.
• En la misma cacerola, verter el aceite sobrante y sofreír la cebolla y el ajo, sin que doren.
• Verter el resto de la harina en el aceite y
dorar un poco. Agregar el agua, la sal, el
consomé y la rama de epazote.
• Mezclar muy bien para que no se hagan
grumos.
Se sugiere acompañar los
chiles con un vino blanco Albillo
español, cosecha 2007.
• Introducir los chiles en el caldillo y dejar
hervir a fuego bajo por 20 minutos.
• Quitar la hilaza y servir calientes como
plato principal.
Reseñas
Testimonios sinceros
Pequeños migrantes, grandes mirantes, México, Conafe, 2009.
Alas para la equidad
42
Cinco historias, cinco caminos diferentes, cinco miradas de niños
hijos de trabajadores migrantes que narran el recorrido que inician
en sus comunidades de origen hasta llegar adonde sus familias trabajarán la tierra.
Anahí, Guadalupe, Rosibel, Eliseo y
Simón reciben educación básica por
parte del Conafe, sus historias dan testimonio del viaje migratorio que año con
año emprenden con sus familias en busca
de sustento. Ellos forman parte de los cerca de 300 niños que, según estimaciones
realizadas del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), emigran cada
año con sus familias a otras entidades del
país en busca de trabajo e ingresos.
Son niños que desean seguir estudiando, a quienes el entorno les ha sembrado el
gusto por las matemáticas, por leer y escribir
para salir adelante; niños que representan la voz y el testimonio de
muchos otros niños que viven la situación de las familias migrantes.
El Conafe consideró crucial contar con el testimonio de los
propios niños, respecto a sus vivencias durante el viaje migratorio, para estar en condiciones de diseñar nuevas estrategias
educativas que respondan a sus necesidades y concretar su
derecho a una educación con calidad.
Historias de amistad
Jeffers, Oliver, Había una vez un niño, México, fce (serie
A la orilla del viento), 2009.
En esta ocasión presentamos tres libros, tres aventuras en
un solo paquete.
La primera de estas aventuras,
De vuelta a casa, es la historia
de un niño que sin darse cuenta
queda atrapado en la Luna. Las
peripecias comienzan cuando
debe ingeniárselas para resolver
el problema y regresar a casa.
En esa búsqueda se percata que
no está solo y que ese “otro” (por
cierto muy diferente a él) comparte el mismo problema que a él le
aqueja: desea regresar a casa. No queda ahora más que trabajar en equipo para lograr su
propósito.
En Cómo atrapar una estrella se destaca que si
la voluntad es férrea, podremos alcanzar nuestras metas. Esta aventura nos narra la historia de un niño que ama
entrañablemente las estrellas y su deseo mayor es atrapar una. Con
una buena dosis de paciencia e imaginación desbordada, el protagonista hace lo posible y lo imposible por cumplir su cometido.
Y qué hacer si de pronto a la puerta de nuestra casa nos
encontramos nada más y nada menos que con un pingüino. El
Para recoger los testimonios se optó por explorar las amplias posibilidades que ofrece el lenguaje visual y así conocer
las inquietudes, necesidades y sueños de los niños migrantes con quienes trabaja el Conafe. Se seleccionaron a tres
niñas y dos niños, de los estados de Guerrero y Oaxaca, a
quienes se les proporcionó una cámara fotográfica digital y
capacitación básica para que pudieran registrar aquello que
les resultara significativo.
Los pequeños capturaron más de 900
momentos con sus fotografías. Entre los
principales motivos se aprecian los rostros de otros niños, otros integrantes de
la familia, aspectos de sus comunidades
de origen, del trabajo en los campos agrícolas y de las clases con los instructores comunitarios.
Una vez que se contó con la memoria
gráfica de cada participante, el Conafe recopiló, organizó y seleccionó las
imágenes. Se realizaron diversas entrevistas que acompañan a las fotografías
publicadas; los niños escribieron cada
uno de los pies que las acompañan, lo que da un acercamiento sincero al mundo y vivencias del viaje. Pequeños migrantes, grandes mirantes es un testimonio abierto, sincero, de
una realidad pocas veces observada y que nos da la oportunidad de conocer cómo los cinco protagonistas de estas historias perciben su mundo.
Verónica Camacho
protagonista de Perdido y encontrado vive una serie de aventuras tratando de ayudar a tan singular personaje que parece
perdido. Esta historia explora, en su aparente sencillez, situaciones que ponen en juego sentimientos como la tristeza y la
soledad, y coloca en un sitio preponderante un valor tan descuidado en nuestros días: la amistad.´
Cada una de las historias que nos
presenta Oliver Jeffers es un paseo
de la imaginación hacia la amistad y
el descubrimiento, hacia los sueños
y los encuentros inesperados que
nos deparan siempre descubrimientos sorprendentes. ¡Tres libros, tres
aventuras! Con estas tres historias,
los niños y los no tan niños encontrarán textos sencillos sobre la amistad
y el amor; además, las imágenes coloridas le dan un toque muy particular.
Los tres relatos tienen un punto en común: el
encuentro inesperado y el camino hacia lo desconocido. Esto logra que entre los personajes surja un
afecto sin límites.
Oliver Jeffers, joven pintor, escritor e ilustrador
irlandés, nos presenta esta trilogía de aventuras, con
preciosas ilustraciones y un formato llamativo, acunadas en una pequeña cajita, que seguramente abrirán un gran
espacio para que el lector pase un momento de esparcimiento y
reflexión.
Edith Méndez Tenorio
Más que un dispositivo
didáctico
Bonilla, Elisa, Daniel Goldin, Ramón Salaberria (coords.),
Bibliotecas y escuelas. Retos y desafíos en la sociedad del
conocimiento, México, Océano, 2008.
El ritmo del terror
y el suspenso
Malpica, Antonio, Siete esqueletos decapitados, el lado
oscuro, México, Océano Travesía, 2009.
“Es mucho más fácil matar a un fantasma que a
una realidad”, dice Virginia Woolf, y es que Sergio Mendhoza deberá enfrentarse a una oscura
realidad que cambiará su presente y su futuro,
pero que también descifrará su pasado.
Brianda y Jop son los mejores amigos de un
Sergio muy especial; el chico que en los sueños
puede tocar el paso de los lobos sobre un desierto nocturno, a un lado de la Luna. El chico que
perdió en un accidente una pierna y un padre. El
chico que apenas habla con su hermana y que estudia, como muchos niños de la colonia Roma, en
un instituto privado, pero que una tarde, mientras
intenta descargar información sobre Led Zeppelin, es asaltado por la siguiente pregunta: ¿Cuánto
miedo puedes soportar, Mendhoza?
A partir de ese momento, muchas cosas deberán revelarse para
poner fin a una ola de secuestros y asesinatos. Sergio no sabe si en
realidad es un cobarde, sabe que le gustaría llevar una existencia
menos enredada, sabe que no le gusta tener pesadillas, sabe lo que
es el miedo y es por eso que se convierte en el mítico héroe que rechaza la aventura pero que, finalmente, va en busca de su destino.
En esta historia no encontraremos los viejos castillos y puentes colgantes, no encontraremos el monstruo que surge de su
féretro y mucho menos detectives que todo lo saben. En esta
historia, la Ciudad de México nos devela sus rutas, sus enormes
basureros, sus edificios a medio construir; estatuas y vagabundos, palomas sucias, centros comerciales. En cualquier parte
pueden estar las pistas que Sergio necesita para ayudar a sus
compañeros y por supuesto, no puede trabajar
solo, necesita de Brianda, una joven bailarina,
y Jop, aquel que de grande producirá películas
de terror, y el teniente Guillén, un inexorable
fumador y solitario insomne.
El escritor Antonio Malpica nos entrega su
primera novela de terror para que sea nuestra la música con que los personajes marcan
el ritmo del temor y el suspenso; será nuestro también el pequeño Sergio, al que veremos colocarse y despojarse de la próstesis,
según le convenga a él a o al miedo, y será
nuestro, por supuesto, el amor que surja de
esta historia y el deseo de navegar en estas
palabras oscuras, sin las que la luz no podría
agradecerse.
Siete esqueletos decapitados, el lado oscuro, es
una novela destinada al público juvenil, pero es una obra abierta a todo lector, a todo habitante del riesgo, es para aquellas
personas que gustan de escalar palabras a mitad de la noche,
para aquellos que le temen a las puertas cerradas.
Ileana Garma
43
Febrero, 2010
Una serie de ensayos y reportes de investigación
presenta esta publicación. Con un sentido crítico,
se observa uno de los elementos más traídos de la
escuela, pero al mismo tiempo más olvidado por el
sistema educativo.
En San Esteban del Valle España, entre 1931 y
1939, “los mismos niños organizan la biblioteca, distribuyen los libros, los registran, etcétera. Además de
los niños, acuden adultos en gran número. Los niños,
pasada la edad escolar, no saben arrancarse de allí,
siguen yendo, estudiando, leyendo”. Esto es muestra
de la relevancia que puede tomar una biblioteca en
el desarrollo de la comunidad. Así, las ideas sobre
las bibliotecas que aparecen en este libro, van desde su relación
con los logros académicos hasta concebirla como “un espacio
cultural, más que un dispositivo didáctico”. Pasando por la experiencia de bibliotecas para educación inicial y la revisión de
las prácticas adolescentes en el uso del internet. En este último
estudio, como se indica, se presentan los diferentes usos de la
red por los jóvenes y su relación con las prácticas que promueve
la escuela, quedando claro que se trata no sólo de que la escuela
facilite el acceso a internet, sino que promueva su comprensión
y creación.
A lo largo del libro, se analizan las causas de que sucesos
como éste no sean una constante en la historia de los países,
“la falta de apoyo y la parálisis burocrática de la administración
educativa, las rutinas y tradiciones profesionales de los docentes, la falta de estímulos, apoyo y exigencia por
parte de las familias, y otros factores hacen a
menudo inviables muchos de los proyectos
que han surgido y siguen surgiendo en nuestras escuelas e institutos”, menciona Guillermo
Castán al revisar la relación entre la biblioteca
escolar y la igualdad de oportunidades.
La información vertida en los textos hace dialogar a los distintos actores que participan en
las bibliotecas, para señalarnos la multiplicidad
de experiencias contenidas en estos espacios y
que no se han generalizado. En suma, se trata
de un libro a partir del cual se puede reflexionar
y repensar el impacto de los distintos programas
de fomento a la lectura, el papel de la escuela y el docente
frente a la lectura, y la función de las bibliotecas como promotoras del conocimiento y el esparcimiento más allá de las
prácticas educativas rígidas.
Isidro Navarro
Perspectivas de la educación
Retos, complicaciones y ventajas de su uso
Educación y nuevas
tecnologías
Isidro Navarro
M
Alas para la equidad
44
ucho se ha dicho sobre el uso de las nuevas
tecnologías de la información en contextos
educativos, muchas bondades se podrían encontrar en el uso de las computadoras para el desarrollo del conocimiento científico y el aumento de
la complejidad de estrategias comunicativas.
Es generalizado el consenso sobre la necesidad
de incluir momentos y estrategias educativas que
impliquen la utilización de las computadoras en
casi todos los niveles educativos; sin embargo, las
razones tal vez sean no muy claras.
Es evidente la distancia entre usar la computadora y entender los procesos de construcción de
datos, de ejecución de tareas y, más aún, de desarrollo de programas. Si la idea es que los alumnos
sean usuarios de las computadoras y accedan a la
información disponible en la web, la tarea es ardua
por dos cuestiones.
Las necesidades reales, evidenciadas por los adultos en éste y otros rubros de la educación, se centran
en expectativas laborales, no de vida cotidiana. Existe un desfase temporal y fenomenológico insalvable
en esta cuestión: en una sociedad donde se prima la
experiencia presente, ante la imposibilidad de manejar las contingencias del futuro, esta necesidad
se traduce en la posibilidad del uso, no del sentido.
Como éste no se comparte, los alumnos enfrentan la
necesidad de construir el suyo propio, y esto, con todas sus implicaciones, requiere de la capacidad del
sistema educativo de replantear sus expectativas.
Piénsese en un docente de sexto de primaria
que invita a sus alumnos a realizar una investigación sobre la Independencia de México —en el
marco del bicentenario— y utilizar la Enciclomedia para tal ejercicio. Es muy probable que los
alumnos logren el producto del modo más convincente, que su trabajo incluya imágenes y datos
concretos. Y si no usaran la Enciclomedia sino un
buscador, podrían hacer lo mismo, también con
libros de texto. La base de razonamiento necesario para hacer una investigación es la misma,
lo único que cambia es la fuente de información.
Asimismo, se pueden diseñar estrategias que
promuevan el aprendizaje significativo con uno u
otro portador. El riesgo de sobrevalorar el uso de
las computadoras en situaciones de aprendizaje
es el mismo que planteaba Bachelard con los experimentos de ciencias a principios del siglo xviii:
con el afán de hacer atractivo el aprendizaje, se
pierde la claridad sobre el razonamiento.1
La diferencia es que si en la escuela se promueve
el uso de la computadora per se, existen muchos
más usos posibles que los que maneja el ejemplo:
la información disponible en la página principal de
casi cualquier portal versa sobre temas de actualidad que poco o nada tienen que ver con el contexto
escolar y cada vez más con las vivencias cotidianas
de los alumnos, al fin son medios de comunicación
comerciales.
Entonces entramos a la segunda complicación,
aunque la utilidad de las computadoras es una idea
socialmente aceptada, su uso con fines ajenos al
esparcimiento ha sido poco explorado. Pequeño
debe ser el porcentaje de la población que dentro de sus actividades diarias requiere de rastrear,
discriminar e interpretar información, menor el de
las personas que se dediquen a construirla. Si esto
es cierto, es necesario que los modelos educativos
consideren la construcción social del sentido y las
prácticas que lo soporten. Es necesario reconocer que el uso de las computadoras es más complicado que el de una herramienta. Con ella se
interactúa mediante códigos preestablecidos que
se deben comprender para acceder a la información, pero no debemos olvidar que su principio no
es ese, si no el de crear información. Esa cualidad,
tal vez, sería mucho más significativa en términos
de aprendizaje que la idea de mostrar “tigres en su
hábitat a los niños de la ciudad”.
Tal presupuesto requiere de una discusión profunda sobre cuestiones de didáctica y de tomarse
en serio el sentido de las prácticas educativas, no
sólo por parte de los docentes, sino de los actores
implicados, incluyendo a los alumnos. La problemática a la que nos enfrentamos con el uso de las
nuevas tecnologías en contextos educativos se
expresa en la pregunta: ¿Educar para consumir o
para producir información? La primera opción no
requiere de la escuela, la realidad social requiere
tomar la segunda. Aunque eso es motivo de otra
discusión.
Nota
1. Bachelard, Gaston, La formación del espíritu científico. Contribución a un psicoanálisis del conocimiento objetivo, México, Siglo XXI,
1948/2000, p. 43.
Sociólogo. [email protected]

Documentos relacionados

La pasión indeseable - Consejo Nacional de Fomento Educativo

La pasión indeseable - Consejo Nacional de Fomento Educativo Director de Administración y Finanzas Juan José Gómez Escribá Director de Planeación Lizbeth Camacho González Directora de Educación Comunitaria Lucero Nava Bolaños Titular de la Unidad de Programa...

Más detalles