Cusco y Machupicchu - Historia y Cultura

Comentarios

Transcripción

Cusco y Machupicchu - Historia y Cultura
Cusco y Machupicchu Teresita Morere
Licenciatura en Historia PUC Chile
Cusco Cusco La capital de la cultura Inca 5ene mucho que decir en la actualidad. Evidencia el resultado de uno de los procesos más caracterís5cos de la conquista en La5noamérica, dejando ver en cada uno de sus rincones la historia de los diferentes habitantes que compusieron esta ciudad. Cuzco es hoy en día uno de los ejemplos más ilustra5vos del cruce de culturas que se dio desde la llegada de los españoles en adelante, evidenciando por un parte, el fuerte sincre5smo propio de este proceso, pero al mismo 5empo manifestando el fuerte arraigo que los habitantes del Tawan5nsuyo 5enen sobre sus costumbres indígenas. En Cusco nos encontramos con una ciudad profundamente compleja. Dos mundos que a pesar que coexisten entre sí, parecieran no estar del todo reconciliados. Desde siempre ha exis5do en la memoria colec5va un fuerte resen5miento frente a los españoles quienes son considerados como agentes destructores de la cultura Inca. Esta imagen del conquistador como usurpador, se ha mantenido por años en el discurso de los habitantes de esta ciudad, por lo que no debe ser extraño para quien viste Cuzco, que los mismos pobladores no reconozcan su iden5dad mes5za, sino que buscan rescatar incansablemente sus raíces indígenas. A con5nuación vamos a ver dos obras de arte significa5vas para entender un poco más a esta sociedad. Estas manifestaciones de arte, y muchas más, evidencian a una cultura que se conformó a par5r de la unión de dos mundos, que necesita ser entendida, en toda su riqueza, para que pueda reconocer su iden5dad y lograr la reconciliación histórica. Sincre5smo Religioso Sin duda el sincre5smo r e l i g i o s o e s u n a d e l a s manifestaciones más claras de la mezcla cultural, y a través de él p o d e m o s c o m p r e n d e r m á s profundamente los dos mundos. Podemos ver el famoso “Señor de los temblores” que se encuentra en la Catedral de Cusco. En él descansan una serie de leyendas y milagros que forman parte fundamental de la religiosidad popular y 5ene un rol importante en la conversión al cris5anismo de los indígenas. En él vemos a un Cristo indígena, con piernas arqueadas, más moreno, pelo negro y largo, con una prenda indígena completamente dis5nto al Opico Cristo crucificado europeo. Otra imagen muy interesante perteneciente a la Escuela Cusqueña de es5lo barroco hecha en el siglo XVIII y que está en el museo Garcilaso de la Vega en Cusco, nos muestra la Ul5ma Cena de Cristo con los apóstoles donde en vez de tener simplemente pan y vino 5ene un pan más grueso a base de maíz, y hay un cuy, animal domes5cado por los Incas que lo usaban como alimento y también para hacer sacrificios a los dioses. Además, al lado izquierdo de Jesús, en vez de Judas, está Francisco Pizarro, tal vez dando a entender cómo él traicionó a la cris5andad con los métodos de conquista que u5lizó. Estos ejemplos además de plasmar opiniones populares respecto a ciertos personajes (en la época y también actualmente), son fuentes que nos revelan una manera de evangelizar profundamente interesante y par5cular, que busca adecuarse a la realidad de la sociedad y trata armonizar lo an5guo con lo nuevo u5lizando las imágenes para darse a entender. Esta iden5dad mes5za se nota a través de otras formas. Otra de ellas es la arquitectura del casco histórico de la ciudad, donde vemos que las an5guas calles de la capital del imperio siguen siendo las calles actuales, donde la parte baja son murallas incas de piedra levemente inclinadas y la parte alta son murallas españolas, lisas y rectas. La Pachamama No se puede entender la cultura peruana actual, sobre todo las que tuvieron fuerte presencia Inca, si no tomamos en cuenta la importancia de la Pachamama. La Pachamama o madre 5erra es la que acoge a los difuntos, es de la que dependen las cosechas, la que da la vida y hasta el día de hoy, los indígenas más fieles a su cultura, antes de tomar el primer sorbo de chicha les ofrecen un poco a los dioses, un poco a la Pachamama y después beben ellos. Es madre, es sabia, y es mucho más cercana a la gente que los dioses, por el simple hecho de ser visible y de ser mujer. Con la llegada de los españoles la imagen d e l a V i r g e n M a r í a s e f u n d i ó sincré5camente con la madre 5erra. Por eso, si vemos a la virgen cusqueña notamos su cuerpo triangular, evocando a las montañas, a la 5erra, a los Apu. Machupicchu Al margen del Río Urubamba y a 2.700 metros de altura se levantó para mediados del siglo XV un magnifico refugio para los monarcas incaicos. En Machu Picchu podemos ver una zona residencial, otra ceremonial y otra agrícola, donde todo se ajusta al terreno, alterándolo lo menos posible. Vemos en esta foto la perfección del tallado en piedra que lograron los Incas. Leyendas de Machu Picchu Hasta hoy no se han encontrado restos de escritura inca, por lo tanto, todo lo que sabemos es por tradición oral que más tarde los españoles recopilaron en crónicas. Sin embargo, Machu Picchu se escondió del conocimiento de los españoles, siendo que el primer registro oficial que se @ene de él fue por el descubrimiento de Hiram Bingham en 1911. Poco se sabe de su [email protected] y de la verdadera función de muchas de sus contrucciones, y hasta ahora todo lo que se dice de él, no son más que especulaciones a base de descubrimientos arqueológicos u opiniones de los guías turí[email protected] Hay muchas cosas que aún se [email protected] en secreto. Camino del Inca Camino que recorrían los chasquis para llegar a Machu Picchu, llevando mensajes o encargos al Inca. El peligro del Turismo Cusco vive del turismo, y esto trae peligros, ya que muchas cosas que no fueron hechas para ser vendidas, se venden, y eso desestructura a la sociedad indígena. Para las sociedades indígenas andinas todos sus objetos tenían un sen5do trascendental, por ejemplo sus ves5mentas hechas a telar. Antes había dis5ntos 5pos de tejidos y combinación de colores, que los unían con sus ancestros y los comunicaban con los dioses. Hoy, la combinación de colores es la que el turista quiere comprar, y los 5pos de tejido son simples, ya que los complicados son mucho más caros por el trabajo que implica, y por lo tanto, nadie los compra. Entonces, las técnicas ancestrales de tejido, que se pasaban de generación en generación se olvidan, y las nuevas generaciones dejan de aprender, perdiéndose parte importanOsima de su cultura. En este mismo sen5do, llama mucho la atención como Machupicchu mismo es víc5ma de insólitas men5ras para entretener al turista, hasta tal punto, que basta que cambie el guía turís5co para que cambie la historia de Machupicchu. Pocos saben que la mayor parte de las cosas que se saben de este lugar son especulaciones, ya que como los Incas no tenían escritura y los kipu nunca se han podido descifrar con certeza, no se sabe a ciencia cierta cuál fue su obje5vo. Por eso, no debemos contentarnos con las fantasías que nos cuentan de este lugar, como masivos sacrificios humanos a los dioses, o pruebas de virginidad a las “vírgenes del sol”, sino que intentar buscar la verdad histórica que, al fin y al cabo, es la más fascinante y permite acercarnos al humano. Puno Comunidades indígenas ancestrales que viven en el lago Ti5caca sobre islas flotantes hechas de totora. Antes vivían de la pesca y la recolección, pero desde los úl5mos años viven del turismo. Son un ejemplo muy ilustra5vo de aculturación, sobretodo las comunidades que viven en la bahía de Puno. 

Documentos relacionados