Versión descargable de esta información

Comentarios

Transcripción

Versión descargable de esta información
Conozcamos los
Ecosistemas
de nuestra nueva familia
1.000 colones
Bosque Tropical Seco / Billete de 1.000 colones
En Costa Rica, el bosque tropical seco abarca las tierras bajas, de 0–700 metros sobre
el nivel del mar (msnm), de la provincia de Guanacaste y el norte de la provincia de
Puntarenas, hacia el sur, en los alrededores del río Tárcoles cambia gradualmente
conforme las condiciones climáticas favorecen el establecimiento del bosque tropical
lluvioso.
La marcada estación seca, de noviembre a mayo, es el factor principal que condiciona
las adaptaciones de las especies al bosque tropical seco, como la caída de las hojas
para reducir la pérdida de agua, la migración de animales hacia zonas más húmedas y
la abundancia de cactus. En esta época se presentan fuertes vientos alisios que
aumentan la pérdida de humedad pero favorecen la dispersión de algunas semillas.
Durante la estación lluviosa, este bosque recibe una precipitación de 900-1.700 mm
anuales. Con la llegada de las lluvias, el bosque cambia radicalmente, con el aumento
de la humedad brotan las hojas y se cubre de verdor, la luz disponible dentro del
bosque es menor y muchas semillas germinan. Los animales que se habían alejado en
busca de agua y alimento regresan e inician su reproducción, lo que se refleja en los
cantos de las aves que construyen sus nidos, indicando que ha llegado la época de
reproducirse, anidar y criar los polluelos.
La fauna de este bosque es tan rica como su flora. En él viven monos congo, araña y
carablanca, venados, pizotes, saínos, mapaches, ratones semi espinosos, guatusas,
pumas, armadillos, urracas, trogones, loras, pericos y una gran diversidad de insectos y
arañas, entre otros grupos.
Algunas de las especies destacadas de este ecosistema son:
Venado cola blanca
El venado cola blanca es el símbolo nacional de la vida silvestre
en Costa Rica. Esta especie es de tamaño mediano, delgado y
con patas largas, la cabeza grande y angosta. Su color es desde
café pardusco hasta café anaranjado, su vientre, la parte inferior
del muslo, el pecho y la garganta son blancos. Posee manchas
blancas alrededor de los ojos y sobre el hocico. Las orejas son
relativamente largas y angostas. Las astas, presentes solo en los
machos, son curvas y bifurcadas. La cola es café por encima y
blanca en los bordes y la parte ventral. Las crías son café rojizo
con manchas y rayas blancas.
El venado cola blanca es el alimento de animales como el
coyote, el jaguar, el puma y la serpiente bécquer. También es
cazado por el ser humano ya que su carne es muy apreciada.
Recientemente, las poblaciones del venado cola blanca se han recuperado en la mayor
parte del país, debido a que su cacería está regulada, las personas son más concientes
de la necesidad de protegerlo y al aumento del hábitat en el que vive.
Árbol de Guanacaste
El Guanacaste es el árbol nacional de
Costa Rica. Es una especie de hasta 30
m de alto, de tronco grueso y
relativamente corto, con muchas ramas
que forman una copa ancha y extendida.
Sus hojas se componen de múltiples
hojuelas, las flores, blancas, están
agrupadas y los frutos semejan orejas
humanas, de ahí el origen de su nombre
común, proveniente del dialecto náhuatl: árbol de las orejas.
En sitios donde se da una estación seca y fuerte, el Guanacaste es protegido para
destinarlo a sombra para el ganado, que también ingiere sus frutos ayudando así a la
dispersión de las semillas. Debido a que su madera es fácil de trabajar y resistente al
fuego, al comején y la humedad, se usa para construcciones rurales, la elaboración de
utensilios de cocina, canoas, ruedas de carreta, muebles, carrocería y enchapes. La
goma aromática liberada por su corteza se ha usado para el tratamiento de afecciones
bronquiales y pulmonares. Además, la corteza se ha empleado en forma de jarabe
contra los resfriados y como sustituto del jabón, al igual que la pulpa de las vainas,
especialmente para lavar telas de lana. Los taninos –sustancias que se encuentran en
la corteza– tienen mucho valor para curtir el cuero.
Pitahaya
La pitahaya es quizás el cactus epífito más común en las zonas de
bosque seco de galería, en paredones rocosos y acantilados costeros,
en altitudes de 0–1.350 msnm. Se puede encontrar sobre otras
plantas, en el suelo e incluso sobre rocas. Sus tallos triangulares con
espinas pequeñas forman masas colgantes. Las flores, en forma de
trompeta, blanco crema a verde crema, se pueden observar entre los
meses de mayo a septiembre. Los frutos, comestibles y de color rojo
fucsia a rojizos al madurar, se pueden apreciar de junio a octubre.
2.000 Colones
Arrecife coralino / Billete de 2.000 colones
Costa Rica posee arrecifes coralinos vivos y fósiles de diferentes edades en varios
puntos de su territorio. En el Caribe, se encuentran en Moín, Limón, isla Uvita, Cahuita,
Puerto Viejo, Manzanillo y Punta Mona. En el Pacífico, se desarrollan principalmente en
Bahía Culebra, islas Pelonas, Sámara, Dominical, Punta Mala, Golfo Dulce, isla del
Caño, Parque Nacional Marino Ballena –el primer parque marino creado en Costa Rica
y Centroamérica– y en la isla del Coco.
Estos ecosistemas se encuentran en zonas costeras, con aguas transparentes que
permiten el paso de la luz, cálidas (23–28° C) y poco profundas (menos de 45 metros
bajo el nivel del mar). Además, requieren de una superficie estable, como las rocas,
para adherirse. Se pueden encontrar desde cerca de la playa hasta 2 ó 3 kilómetros de
la costa. Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más diversos, productivos
y bellos del mundo.
Debido a la riqueza de sus colores, los corales, peces y demás organismos que los
circundan, se puede decir que son verdaderos jardines bajo el agua.
Los corales se adhieren a las rocas o a los restos de corales muertos depositados en el
fondo marino durante cientos o miles de años. Son auténticas cordilleras de roca caliza.
Los corales están constituidos por pequeños animales
invertebrados llamados pólipos, que generalmente viven en colonias y poseen
tentáculos que contienen células urticantes para atrapar sus presas.
El arrecife coralino cumple una importante función de protección de las playas contra el
oleaje y de producción constante de arena. Algunos corales blandos se han usado con
fines medicinales. Este ecosistema es un gran atractivo para los turistas.
Algunas de las especies observadas en el arrecife coralino son:
Tortuga carey
Esta tortuga marina alcanza hasta 90 cm de largo y
llega a pesar 75 kg. El caparazón, en forma de
corazón, posee placas superpuestas, está aserrado
en el extremo posterior, es café verdusco oscuro en
la parte superior y amarillo en la inferior. La cabeza
es café oscuro en el centro y más clara hacia los
bordes. El hocico es angosto y alargado, con un
pico curvo en la mandíbula superior.
Las hembras visitan las playas de anidación de manera solitaria durante la época
reproductiva, donde depositan 150–160 huevos por nido, entre 2 y 4 veces durante la
estación. La incubación dura 50–60 días y las pequeñas tortugas salen del nido durante
la noche.
Tiburón toro
Este tiburón posee un cuerpo robusto y
alto, gris por encima y blanco por debajo.
Su hocico es corto, amplio y redondeado.
Los ojos son pequeños. La primera aleta
dorsal es amplia y triangular, y mucho más
grande que la segunda aleta dorsal. El
origen de la primera aleta dorsal está en
línea ligeramente por delante de la base de las aletas pectorales. Presenta manchas
negras en la punta de las aletas pectorales. Se distribuye en los océanos, ríos y lagos
ubicados en regiones tropicales y subtropicales. En Costa Rica se puede encontrar
cerca de la costa, bahías y estuarios del Pacífico y el Caribe. Se alimenta de peces,
otros tiburones y rayas.
5.000 Colones
Manglar / Billete de 5.000 colones
En el Pacífico costarricense los manglares se encuentran principalmente en las
desembocaduras de los ríos Tempisque, Bebedero, Tárcoles, Parrita, Térraba y Sierpe,
en los golfos de Papagayo, Nicoya y Dulce y en las bahías de Santa Elena, Salinas,
Tamarindo y Herradura. En la costa del Caribe se localizan en Moín y la laguna de
Gandoca. Los manglares ocupan aproximadamente el 1% del territorio nacional.
Durante la marea alta, estos bosques son inundados por agua salada; en los
manglares de las desembocaduras de los ríos se da una disminución de la salinidad al
mezclarse con el agua dulce.
La alta diversidad de especies acuáticas presente en los manglares se debe a que son
ecosistemas donde existe una alta producción de materia orgánica y diferentes
ambientes, que son el resultado de las variaciones en la salinidad. Estos bosques
costeros sirven para el desove, la alimentación y el desarrollo de una gran cantidad de
animales marinos, además de proveer abrigo y comida a multitud de aves, mamíferos e
insectos.
En Costa Rica existen varias especies de mangle, con nombres comunes como mangle
rojo, mangle piña o piñuela, mangle negro, mangle blanco y mangle botoncillo o
mariquita. Entre sus raíces viven conchas, cangrejos, caracoles y larvas de camarón y
de peces, formando una comunidad muy compleja. En las copas de estos bosques vive
una infinidad de aves, como garzas, el martín pescador y el colibrí manglero. En sus
ramas se encuentran iguanas, serpientes, monos carablanca, mapachines, lagartijas y
murciélagos. Existe además una gran cantidad de grillos, zancudos, purrujas, arañas y
escorpiones.
Algunas especies observadas en el manglar son:
Mono carablanca
Este mono, que alcanza 30–40 cm de altura, es casi
todo de color negro, con un contrastante pelaje crema
amarillento sobre la cabeza, el pecho y los hombros.
La cara es rosada. La cola frecuentemente presenta un
rizo de pelo en el extremo. Se alimenta de larvas y
adultos de insectos, huevos de aves, polluelos,
lagartijas pequeñas, ardillas jóvenes y pizotes, flores,
hojas tiernas, frutos y semillas de una gran variedad de
plantas. Sus depredadores son aves rapaces grandes
y boas.
Esta especie forma tropas de hasta 30 individuos. Las hembras permanecen con la
tropa, mientras los machos la abandonan para unirse a otros grupos. Existe una
jerarquía entre las hembras de cada tropa, definida por varias interacciones sociales.
Los machos suelen ser los encargados de defender al grupo contra los depredadores.
Normalmente, las hembras tienen una cría en intervalos de 1–2 años debido a una
prolongada fase de lactancia. Este mono se utiliza como mascota, por lo cual se le
captura. En Costa Rica se le considera una especie de población reducida, debido a la
deforestación y la captura, razón por la cual está protegida por ley.
Cocodrilo
El cocodrilo es un reptil de tamaño grande, que alcanza más
de 2 m del hocico a la base de la cola. Los orificios nasales
se abren en el extremo del hocico, largo y puntiagudo. Se
distribuye en las tierras bajas desde Sinaloa y Tamaulipas
en México hasta el norte de Perú y Venezuela, en las islas
del Caribe y el sur de Florida en Estados Unidos.
En Costa Rica, habita en los ríos grandes, riachuelos y
manglares, aventurándose en ocasiones a las aguas del mar abierto.
Se alimenta de caracoles, peces, ranas, tortugas, iguanas, caimanes, aves y
mamíferos pequeños. Las crías comen insectos acuáticos, peces pequeños y anfibios.
Sus depredadores son los jaguares, los tiburones grandes y el ser humano.
La hembra cava un hoyo en la arena o el suelo cerca del río para depositar de 20 a 60
huevos, que luego cubre con tierra y vegetación. Suele cuidar el nido para ahuyentar a
los depredadores, entre los cuales están aves y mamíferos carnívoros pequeños.
Cuando nacen las crías, la madre las desentierra y las transporta en su boca hasta el
agua.
10.000 Colones
Bosque tropical húmedo / Billete de 10.000 colones
El bosque tropical húmedo es uno de los ecosistemas más diversos y exuberantes del
mundo. En Costa Rica solía ser el de mayor extensión, encontrándose en las tierras
bajas, hasta 700 msnm, y en sitios muy lluviosos como el Pacífico Central y Sur, la
Zona Norte y el Caribe. Debido a la fuerte deforestación que hubo a finales del siglo
pasado, este bosque hoy día se encuentra muy fragmentado y sus remanentes más
grandes están protegidos como parques nacionales o reservas biológicas.
Este ecosistema es un bosque complejo y denso, donde los árboles alcanzan alturas
de 40–55 m. Los árboles generalmente tienen forma de sombrilla, copas anchas y
troncos largos, a menudo con gambas altas, lisas y delgadas.
Este bosque posee una diversidad de plantas y animales por unidad de área mayor que
cualquier otro tipo de bosque. En un solo árbol de un bosque tropical húmedo se
pueden encontrar más especies de animales que en todo un bosque de latitudes más
altas. Las diversas formas de vida animal y vegetal ocupan una gran variedad de
ambientes especializados en los distintos estratos del bosque.
Algunas especies observadas en el bosque tropical húmedo son:
Hongo copa
Este hermoso hongo que habita en el piso del bosque lluvioso,
creciendo sobre madera en descomposición, presenta un
cuerpo reproductor con forma de copa, de 0,5 a 3,5 cm de
diámetro. La superficie superior de la copa es lisa, rojo claro
rojo anaranjado, con al menos tres hileras de pelos
blancos, finos y cortos en su margen. El pie es cilíndrico,
algunas veces curvo, con la superficie lisa de color
anaranjado amarillento a amarillo rojizo.
a
Se distribuye desde México hasta Colombia y Venezuela, en las islas del Caribe y en
Samoa y Java. En Costa Rica está ampliamente distribuido en las tierras bajas y
medias.
Orquídea
Es una orquídea muy rara que se distribuye en Costa Rica
y Panamá y de la cual se conocen muy pocas
poblaciones en estado natural. En Costa Rica se encuentra
en la vertiente del Caribe de las cordilleras Volcánica
Central y de Talamanca, por debajo de 800 msnm. Es
una de las orquídeas más llamativas del país, sobre todo por sus
inflorescencias con flores de tamaño considerable, anaranjado
amarillento a rojo morado y los pseudobulbos visiblemente arrugados. No se conoce su
estado de conservación actual y se necesitan estudios complementarios para definir si
esta especie se encuentra en peligro de extinción y se requieren acciones para
garantizar su preservación.
Rana calzonuda
Esta es una de las ranas más vistosas de Costa Rica. Su
cuerpo es de color verde limón, los flancos y las
extremidades son azules o morados en los individuos del
Caribe, y anaranjados en los del Pacífico. Los flancos de los
costados son interrumpidos por una serie de barras blancas
verticales. Las manos y los pies son anaranjados y los dedos
poseen amplias membranas. La garganta y el abdomen son
blancos y en ocasiones el lomo presenta manchas blancas pequeñas. La pupila es
vertical, el iris es rojo. El párpado inferior es reticulado.
Esta rana se encuentra en las tierras bajas de Veracruz y Oaxaca en México, hacia el
sureste en las tierras bajas del Caribe hasta la parte central de Panamá. En Costa
Rica, habita en los bosques de las tierras húmedas bajas y medias de la vertiente el
Caribe, en el centro y al sur de la vertiente del Pacífico y en el extremo sur de la
península de Nicoya, desde el nivel del mar hasta 970 msnm. Es una especie nocturna
y solitaria que habita en las copas de los árboles. Durante la reproducción, el macho
canta para atraer a las hembras. Una vez establecida una pareja, la hembra viaja con
el macho sobre su lomo hacia una hoja sobre el agua de una charca o estanque
permanente. Ahí depositan los huevos, de los cuales salen los renacuajos y caen al
agua, en donde se alimentan de materia orgánica hasta que se transforman en adultos.
Esta rana es muy usada para exhibirla en ranarios y en anuncios publicitarios de
turismo de Costa Rica.
Perezoso de tres dedos
Este perezoso posee un pelaje pardusco, grisáceo y áspero, verdoso en
las partes en las que crecen varias algas (cianobacterias o algas rojas y
verdes). Su cara se parece a la de un “mono sonriendo”; tiene una trompa
pequeña y oscura, con una máscara oscura a través de las ojeras y pelaje
blancuzco sobre la frente. La cola es corta. Los miembros son peludos, los
delanteros mucho más largos que los traseros, y cada uno posee tres
garras. El macho tiene un parche de piel anaranjada con una línea negra en
medio o manchas negras sobre la parte media de la espalda. Son animales
solitarios, territoriales y arborícolas, que pasan la mayor parte del tiempo en las
ramas de los árboles. Se alimentan de una gran variedad de hojas de diferentes
árboles.
20.000 Colones
Páramo / Billete de 20.000 colones
El páramo es un ecosistema con vegetación herbácea de montaña, variada,
generalmente sin árboles –y si los hay son pequeños, tupidos y aislados–, de parajes
fríos, inhóspitos y húmedos. El páramo está presente principalmente en los picos más
altos del país, por encima de 2.800 msnm, en los cerros de la Muerte (Buenavista y
Vueltas), Chirripó y Kámuk de la Cordillera de Talamanca. También se encuentra en las
cimas de los volcanes Irazú y Turrialba en la Cordillera Volcánica Central.
Presenta una precipitación muy abundante, de 2.000–4.000 mm anuales, que no se
distribuye de manera uniforme a lo largo del año. El mes más lluvioso es octubre y los
meses con menor cantidad de lluvia son febrero y marzo. Por su ubicación, reciben una
alta radiación ultravioleta, la cual disminuye por la presencia de las nubes. Las
temperaturas en los páramos oscilan entre 2° C y 30° C, llegando en ocasiones hasta
bajo cero en las madrugadas, con fluctuaciones de hasta 27° C entre la mínima y la
máxima temperatura en un mismo día.
La vegetación del páramo está constituida principalmente por hierbas y arbustos de
hojas pequeñas y baja estatura. Abundan los bambúes enanos, como la chusquea, así
como los zacates y helechos. En áreas con poco drenaje se forman pequeños
pantanos llamados turberas, constituidos por materia vegetal parcialmente
descompuesta.
En los páramos habitan diversas especies de insectos y arañas, algunos mamíferos
como el conejo y el coyote, dos especies de lagartija, una especie de salamandra y
aves muy comunes como la chispita volcanera, el junco, el escarchero, el mirlo y el
comemaíz. No hay peces, a pesar de la abundancia de lagos y riachuelos. Algunos
animales reducen su metabolismo hasta el punto de no moverse mientras no caliente el
sol. Durante la noche, es frecuente la visita de algunos mamíferos procedentes de los
bosques cercanos, como cabros de monte, pumas y manigordos.
Algunas especies observadas en el páramo son:
Colibrí chispita volcanera
Este pequeño colibrí es verde bronceado por encima. El color de
las plumas centrales de la cola varía entre verde a casi negro, las
plumas laterales son negras en su mayor parte y tienen el borde y
la punta rojizos. Por debajo es principalmente blanco, incluyendo
el collar en la parte delantera del cuello. Los lados del pecho son
canela claro y con manchas verdes. El pico y las patas son
negros. El macho posee un área en la garganta que varía de
color: rojo rosado (en los volcanes Viejo, Barva y Poás), púrpura
malva (en los volcanes Irazú y Turrialba), púrpura grisáceo o verde purpúreo (en la
Cordillera de Talamanca). La hembra tiene la garganta blancuzca salpicada de bronce
rojizo, la base de las plumas laterales de la cola es rojiza y las puntas tienen una zona
blanca a café amarillento.
Esta especie se distribuye en Costa Rica y el oeste de Panamá. En Costa Rica habita
en la tierras altas de las cordilleras Volcánica Central y de Talamanca, desde 1.900
msnm, pero baja hasta 1.200 msnm durante la época de reproducción. Prefiere los
páramos, las áreas abiertas o de crecimiento secundario con arbustos, aunque también
se encuentra en claros y bordes de bosque enano. Es un ave solitaria que se alimenta
del néctar de varias flores.
Conejo de monte
Este conejo es pequeño, de cola pequeña y orejas
relativamente cortas. La parte dorsal del cuerpo es café
salpicado de anaranjado, amarillo pálido y negro; tiene una
mancha anaranjada sobre la nuca. Las patas son café
anaranjado. La garganta es anaranjada. El vientre es
blancuzco. La parte ventral de la cola es cafezusca o
anaranjada.
Esta especie solo se encuentra en la Cordillera de Talamanca en Costa Rica y
Panamá, desde 1.100 msnm. Es crepuscular y nocturna, frecuenta bosques húmedos,
páramos y pastizales en busca de materia vegetal para alimentarse. Es depredado por
mamíferos más grandes, boas y aves rapaces.
50.000 Colones
Bosque tropical nuboso / Billete de 50.000 colones
Los bosques nubosos de Costa Rica se encuentran en las partes altas de las montañas
de las cordilleras, en los principales cerros de la península de Osa y en la Isla del Coco,
en altitudes de 500-3.500 msnm. Se caracterizan por la persistente presencia de nubes
o neblina, lo que favorece una alta precipitación y humedad, bajas temperaturas y
reducida radiación solar.
Los árboles del bosque tropical nuboso se caracterizan por su tamaño relativamente
bajo, las ramas retorcidas, las hojas pequeñas y duras y por estar densamente
cubiertos de musgos y epífitas (Hamilton et al. 1995). El sotobosque -la parte baja del
bosque- se distingue por la presencia de bambúes, helechos y un suelo cubierto de
musgos y materia orgánica en descomposición.
Los bosques nubosos son el hogar de aves como el quetzal resplandeciente, el pájaro
campana, el águila, el tucancillo verde, una gran variedad de colibríes y murciélagos
polinizadores. Son comunes los monos aulladores, los olingos, los zorros grises, los
perezosos, los osos hormigueros, los jaguares, los pumas y los armadillos, entre otros
mamíferos. También era el hogar del sapo dorado, una especie que se considera
extinta, posiblemente debido al calentamiento global. El bosque nuboso es prioritario en
los esfuerzos nacionales de conservación, especialmente por su importancia en la
recarga de los mantos acuíferos.
Algunas especies observadas en el bosque tropical nuboso son:
Mariposa morfo
Esta mariposa se encuentra en bosques secundarios, bordes
de bosque y márgenes de ríos y quebradas. Los adultos se
alimentan de frutos en descomposición y hongos. La mariposa
morfo se distribuye desde México hasta Colombia y Venezuela.
En Costa Rica se encuentra en ambas faldas de las cordilleras
de Talamanca, Guanacaste y Tilarán, la falda este de la
Cordillera Volcánica Central, los Cerros del Aguacate, las
penínsulas de Osa, Santa Elena y Nicoya, los valles de Coto
Colorado y La Estrella, las llanuras de Los Guatusos, San Carlos, Tortuguero y Santa
Clara y en Punta Cahuita; en altitudes de 0-1.800 msnm.
Escarabajo
Este escarabajo mide aproximadamente 3 cm de
largo por 1,5 cm de ancho. Pertenece al grupo de los
escarabajos dorados de Mesoamérica, conocidos a
nivel mundial por sus bellos colores. Son activos
durante la noche y descansan durante el día metidos
en el follaje. Es muy difícil verlos debido a su color
verde que se confunde totalmente con el de las hojas
donde viven, y de las cuales se alimentan. Allí se aparean y posteriormente las
hembras bajan a la parte inferior del bosque y buscan en el suelo troncos de árboles
muertos o semipodridos, donde ponen sus huevos.
Allí se desarrollan las larvas alimentándose de la madera, por lo que este escarabajo
se considera una parte importante en el proceso de descomposición de la materia
orgánica muerta del bosque. Esta es una especie que hasta ahora solo se conoce de
Costa Rica y la parte oeste de Panamá. En el país se encuentra en altitudes de 5002.000 msnm de la vertiente del Caribe, en bosques muy húmedos y nubosos.
Hongo sombrilla
La parte inferior de este hongo es blanca y tiene muchos poros. El
pie mide 9-12 cm de longitud y su superficie es áspera o irregular.
El cuerpo reproductor crece sobre el suelo durante la época
lluviosa, tiene forma de sombrilla, la superficie superior es
algo pegajosa, levemente rugosa y de color pardo
anaranjado. Es un hongo comestible y de buen sabor.
Este hongo se distribuye en todo el hemiferio Norte. En
Costa Rica crece
sobre el suelo en bosques de robles (donde forma
asociaciones simbióticas con las raíces de estos árboles) en las tierras altas de la
Cordillera de Talamanca y en el volcán Irazú.
Bromelia
Esta bromelia crece sobre los árboles, es decir, es una planta
epífita. Sus hojas son duras y delgadas y forman una macoya. Las
flores son morado oscuro con el borde superior blanco y están
dispuestas en una inflorescencia que tiene forma de lanza, de
color verde pero rojiza en su base. Los frutos son cápsulas
que se abren solas para liberar las semillas, las cuales
poseen pelos blancos.
Esta planta se distribuye desde México hasta Panamá. En Costa Rica habita en los
bosques húmedos de las tierras medias y altas, en altitudes de 1.000-2.300 msnm.
Fuente: INBio parque

Documentos relacionados