Revista DeViajes diciembre 2013

Comentarios

Transcripción

Revista DeViajes diciembre 2013
ruta
La cara oculta
gran
CANARIA
Más allá del turismo de mar,
el centro y norte de la isla gozan
de una orografía catalogada
como Reserva de la Biosfera.
Recorremos sus senderos,
visitamos sus haciendas coloniales
y descubrimos su legado
prehispánico.
Texto y Fotos
Kris Ubach y Ricardo de la Riva
La cara oculta
gran
CANARIA
Más allá del turismo de mar, el centro y norte de la isla
gozan de una orografía catalogada como Reserva
de la Biosfera. Recorremos sus senderos, visitamos sus
haciendas coloniales y descubrimos su legado prehispánico.
Texto y Fotos: Kris Ubach y Ricardo de la Riva
Ciclistas en una
de las rutas de BTT.
ruta Gran Canaria
centro
De lo más
CUCHILLOS
Y CUEVAS
Aunque son una
obra de artesanía,
los naifes (del inglés
knife) siempre fueron
una herramienta de
trabajo de agricultores
y pastores y también
–bien visibles en la
faja– un símbolo de
estatus. Hoy, unos diez
artesanos confeccionan
estos cuchillos, con
mangos de cuerno,
ébano, cobre o plata.
Otra particularidad de
la isla son sus cuevas,
muy numerosas en
la zona centro, que
antaño habitadas
por los aborígenes.
En el barranco de
Guayadeque albergan
hasta una capilla
rupestre y algunos
restaurantes las utilizan
como pintorescos
comedores. Artenara,
otra localidad, ha
desarrollado una
interesante (y original)
oferta de alojamiento
en casas-cueva. En
www.artenatur.com.
Barranco
de Azuaje.
Típico cuchillo
canario.
H
oy es algo natural que en Canarias
las playas se llenen durante todos
los meses del año. Pero no era así
hace apenas siglo y medio, cuando los arenales de Maspalomas o
playa del Inglés solo los frecuentaban los habitantes de las islas. A mediados del siglo XIX, con
la popularización de los baños de aguas medicinales, la burguesía de media Europa empezó
a desembarcar en Gran Canaria.
A fines de 1800 abría el balneario de Azuaje
en el barranco homónimo. El sendero al viejo
centro es hoy una atractiva ruta senderista que
podrás recorrer desde Firgas (8,11 km) para
ver uno de los tres únicos barrancos de Gran
Canaria por el que baja agua todo el año. Si no
eres caminante experimentado, busca un guía
que, además, te muestre todo sobre este ecosistema. (Walk In Gran Canaria. www.walkingrancanaria.com. Ruta guiada: 31 €).
En Firgas también hay otros atractivos turísticos que merece la pena conocer. Uno es el
Molino de gofio (entrada libre), construido en
el siglo XVI para alimentar a los trabajadores
de la industria azucarera, uno de los grandes
motores económicos de Gran Canaria tras la
conquista, en 1483.
Pasea entre cafetales o atrévete a recorrer el cráter de un volcán
Calle típica
de Firgas.
natural
Otros cultivos, como el café, empezaron a
plantarse en el valle tinerfeño de la Orotava en
1788. Si te interesa la historia agrícola de la isla
y quieres conocer el único lugar de Europa en
el que se cultiva café, visita a Inocencio Lugo.
Él y su hijo son los propietarios de La Laja,
una heredad en el valle de Agaete con frutales,
viñedos y cafetales typica arábica. Aquí podrás
probar –recién tostado y molido– este selecto
café. (Entrada libre. ☎ 928 89 81 54 y www.
bodegalosberrazales.com).
Caminar sobre lava
Las últimas erupciones volcánicas de Gran
Canaria se produjeron en el norte y centro de
la isla. De hecho, uno de sus primeros destinos
turísticos a finales del siglo XIX fue el volcán
Bandama, cuya caldera extinta es una de las
mayores del territorio. Para conocerlo, acércate
al mirador del Pico de Bandama, a 574 m por
la GC-802. Para ver la caldera sobre el terreno
puedes recorrer su perímetro (3,4 km) o bajar
al fondo del cono volcánico (3 km pero con
382 m de desnivel). Ambas excursiones son
pintorescas y altamente recomendables. Por
cierto, no esperes encontrar solo ceniza, sino
especies endémicas –como el tajinaste blanco–,
el exuberante bosque termófilo –con acebuches, lentiscos y almácigos– ¡y hasta huertos!
Otro paisaje volcánico es la Cruz de Tejeda,
ruta obligada para los que visitan las cumbres
de Gran Canaria. Desde aquí hay numerosas
sendas que discurren entre pinos canarios, con
los roques Nublo y Bentayga como telón de fondo. También es un buen punto de partida para
una excursión en bicicleta a Artenara o Tejeda
o, si estás en forma, para subir al Pico de las
Nieves (1.949 m), una de las más duras escaladas de Europa. (Alquiler de bici y ruta: 47 €.
www.walkingrancanaria.com).
Cambia las botas por unas cholas (sandalias)
y acércate a la coqueta Tejeda, con sus casitas
blancas y los almendros poblando sus precipicios. Muchas de las hierbas y plantas que viste
en tus excursiones se han utilizado como remedio natural por parte de los primeros habitantes
de Gran Canaria. Podrás descubrir sus secretos
en el Centro de Plantas Medicinales (Párroco
Rodríguez Vega, 10. Entrada: 3 €). Nos encantó
interpretar la simbología y los usos mágicos de
algunas especies, y conocer que los almendros
fueron introducidos en Europa por los fenicios.
Por cierto, ya que mencionamos los almendros, con su fruto elaboran en Tejeda verdaderas delicias que han pasado a ser patrimonio
gastronómico de la isla, como mazapanes, mantecados o bienmesabe: tras todas estas excursiones, te mereces probarlos.
Molino de gofio
en Firgas.
Caldera
It eos est perorer
de Bandama.
eperent quibus nos
ruta Gran Canaria
Noroeste
Con un FINAL
muy ÉPICO
Pasado
milenario
S
e cree que los antiguos grancanarios
fueron descendientes de bereberes
del norte de África que dividieron la
isla en diez reinos gobernados por
sendos reyes o guanartemes. Eran
agricultores, ganaderos y artesanos, que adoraban a los astros y vivían en comunión con la
naturaleza. La llegada de las tropas españolas
en el siglo XV les obligó a replegarse en la zona
Norte, un entorno agreste que conserva numerosos vestigios. ¿Nos acompañas a conocerlos?
Sitúa tu base de operaciones en Gáldar, donde se ubica el yacimiento más importante de la
isla: la Cueva Pintada. Este poblado prehispánico fue descubierto en el siglo XIX, en el casco urbano, y consta de unas 60 casas y cuevas
excavadas por los aborígenes. El hallazgo más
importante, y que da nombre al conjunto, es
una estancia con un mural policromado que
se conserva bajo controladísimas condiciones
de temperatura e iluminación. (Audiencia, 2.
www.cuevapintada.com. Entrada: 6 €).
Frente al Teatro Municipal, en la calle
Bentejuí, no te pierdas la estatua de una heroína local, Guayarmina, una noble princesa aborigen que se alzó contra los conquistadores.
Apúntate al estilo aborigen
Si te gustó la cerámica de la Cueva Pintada,
acércate al obrador de Inma Navarro, una alfarera que se inspira en los motivos prehispánicos. No pierdas detalle de sus pintaderas (3 €),
sellos de barro que identificaban a las familias
y con los que se pintaban el cuerpo o marcaban
sus posesiones. (Alfarería Tazirit. Bentejuí, 7).
Cerca de Gáldar, otro lugar que un día perteneció a los antiguos habitantes de Gran Canaria
es el Cenobio de Valerón, un conjunto de silos
excavados en una oquedad. El espacio consta
de varias galerías en torno a las cuales se cavaron estos huecos para guardar utensilios agrícolas, frutos y cereales. (Cuesta de Silva, s/n.
www.cenobiodevaleron.com. Entrada 2,5 €).
Y otro lugar para que conozcas cómo realizaban sus entierros, inaugurado en 2013, es
el Parque Arqueológico del Maipés, en Agaete.
Este espacio funerario aborigen consta de
unos 700 sepulcros construidos íntegramente
con piedras volcánicas. Dada la dificultad que
suponía moverse por un terreno tan abrupto –la
necrópolis ocupa una colada volcánica– se han
habilitado una serie de pasarelas para facilitar
la visita, incluso a personas con movilidad reducida. (Chapín, s/n. Entrada: 3 €).
70 www.deviajes.es
Teatro Municipal
de Gáldar.
Pescador
en Agaete.
Los antiguos pobladores de la isla construyeron
silos y espacios funerarios en los paisajes volcánicos
La conquista de la
isla por parte de los
castellanos duró cinco
años. La población
tuvo que replegarse
hacia el interior, un
paisaje escarpado en
el que los aborígenes
sabían moverse y que
dificultó el avance de
las tropas de los Reyes
Católicos. Uno de
los últimos episodios
de la conquista se
desarrolló en un
promontorio rocoso
en el barranco de
Tirajana, junto al lugar
que hoy ocupa la
presa de la Sorrueda.
Esta montaña,
conocida como la
Fortaleza de Ansite,
fue el último refugio
de la resistencia
aborigen liderada por
el guerrero Bentejuí.
Ante el fin de las
batallas y la inminente
(e inevitable) derrota,
Bentejuí saltó al vacío
desde lo alto de la
Fortaleza para evitar
ser capturado.
Cenobio
de Valerón.
Pinturas en
la presa de
la Sorrueda.
Inma Navarro, con
una de sus creaciones.
DEVIAJES/DICIEMBRE
71
ruta Gran Canaria
Otro CAMINO
DE SANTIAGO
La peregrinación
hasta la basílica de
Nuestra Señora del
Pino, en Teror, no es
el único camino de
fe que puede hacerse
en la isla. Aunque
muy pocos lo saben,
existe un ramal del
Camino de Santiago
que recorre algunos
de los paisajes de
Gran Canaria, desde
Maspalomas hasta la
parroquia de Santiago
de los Caballeros,
en Gáldar. Aunque,
lógicamente, no se
llega a Santiago de
Compostela, cubrir a
pie esta distancia da
derecho a obtener el
jubileo compostelano
igual que si se hubiera
andado alguno de los
caminos peninsulares
hasta el sepulcro del
apóstol. Si te animas,
son tres etapas y un
total de 72 kilómetros.
Puedes hacerte con
los mapas de las rutas
y la ficha técnica en
www.grancanaria.com.
Interior
del CAAM.
L a s pa l m a s
Vamos de
compras
Casa de Colón,
en Las Palmas.
CÓMO LLEGAR
Vueling (www.vueling.
com) conecta de forma
directa Gran Canaria
con Barcelona, Málaga
y Sevilla, desde 50 €.
Desde otras ciudades
como A Coruña, Madrid
o Bilbao, el vuelo es con
escala en Barcelona.
D
Practicando
stand up paddle.
espués de volcanes y yacimientos
es posible que te apetezca algo
más… urbanita. No te desvelamos
ningún secreto: para meterte en
el bullicio de una población nada
como visitar su mercado. En el norte hay dos
interesantes. Uno es el de la Vega de San Mateo,
con una parte agrícola donde comprar lo típico
de la zona: hierbas medicinales, quesos artesanos (¡exquisitos los de Flor de Guía!) y miel.
Otro, éste al aire libre, se monta los domingos
en Teror, importante centro de peregrinación
para los isleños que veneran a la Virgen del
Pino, imagen que podrás visitar en el interior
de la basílica homónima. En el mercadillo que
se sitúa alrededor de la iglesia, además de productos artesanales (prueba el chorizo de Teror)
también se venden objetos religiosos.
Para compras más a la última tu destino está
claro: Las Palmas de Gran Canaria, en especial
los barrios de Triana (la calle Mayor), el Puerto
–con el parque de Santa Catalina– y la avenida
de Mesa y López.
Compra queso artesano y descubre las vanguardias artísticas
Mercado
de Vega
de San Mateo.
nuestra guÍA
PARA DORMIR
Si además de recuerdos quieres llevarte un
buen bronceado, en el barrio del Puerto está la
playa urbana de las Canteras. Te costará decidir
dónde estirar la toalla en sus tres kilómetros de
arena dorada, punto de encuentro de los habitantes de la ciudad. Como verás, aquí también
se viene a pasear, tomar algo o realizar alguna
actividad náutica, como el stand up paddle:
una modalidad originaria de Polinesia que consiste en mantenerse de pie sobre una tabla y
avanzar con la ayuda de un remo. (Mojo Surf.
www.mojosurf.es. Desde 5 € /media hora).
En 'bici' por la capital
Otros lugares interesantes en Las Palmas son
Ciudad Jardín –el distrito de la colonia inglesa
en el siglo XIX– y Vegueta, a los que podrás
llegar con un transporte original y ecológico:
la bici eléctrica (eBike Gran Canaria. www.
ebikegrancanaria.com. 25 €/día). Alquílala en
el muelle de Santa Catalina y recorre el pintoresco Pueblo Canario, en Ciudad Jardín, y las
calles empedradas de Vegueta.
Reserva tiempo para ver el rincón colonial
de Las Palmas de Gran Canaria, el barrio que
levantaron los castellanos llegados a la isla en el
siglo XV. No te pierdas la plaza del Pilar Nuevo
(detrás de la Catedral) y su preciosa arquitectura colonial entre la que se cuenta la Casa de
Colón. Esta residencia, que fuera del gobernador de la isla en el siglo XV, presume de ser el
lugar en el que se hospedó el descubridor antes
de partir hacia el Nuevo Mundo. Hoy alberga
un museo dedicado a la Conquista. (Colón, 1.
www.casadecolon.com. Entrada: 4 €).
Si prefieres algo más vanguardista, el Centro
Atlántico de Arte Moderno (CAAM. Los
Balcones, 11. www.caam.net. Entrada: 5 €)
es el más importante museo de arte contemporáneo del archipiélago. Para terminar, otro
mercado: el de abastos de Vegueta, donde si
aún no las probaste, podrás comprar las típicas
aceitunas que se cultivan en el sur de la isla.
Hotel Roca Negra
(www.hotelrocanegragrancanaria.com). Este 4*,
construido sobre piedra
volcánica, se encaja entre
dos de los paisajes más
característicos de Gran
Canaria. Dispone del spa
Ossidiana, que realiza tratamientos con productos
de la isla tales como el
gofio o el café de Agaete.
Dobles: desde 99 €.
Hotel Las Calas (El
Arenal, 36. La LechuzaSan Mateo. ☎ 630 96 86
79 y www.hotelrurallascalas.com). Esta casa solariega del siglo XIX fue la
residencia de verano de
una familia noble. En su
restauración se respetó la
arquitectura original isleña
y se decoró con mobiliario de la época. Hoy
abre nueve habitaciones
al público, cada una
diseñada individualmente.
Dobles: desde 84 €.
Hotel Las Tirajanas
(Oficial Mayor José
Rubio, s/n. ☎ 928 56
69 69 y www.hotellastirajanas.com), en San
Bartolomé de Tirajana,
es un punto de paso del
Camino de Santiago en la
isla, con vistas inmejorables sobre la caldera de
las Tirajanas. Su piscina
cubierta y su gastronomía
lo convierten en uno de
los más deseados del
interior. Desde 121 €.
Papas con mojo.
DÓNDE COMER
Tagoror (Montaña Las
Tierras, 21. Guayadeque.
☎ 928 17 20 13 y www.
restaurante-tagoror.com).
Una cueva excavada a
mano en los años 50
fue el comienzo de este
pintoresco restaurante de cocina canaria
situado en el barranco
de Guayadeque. Es muy
turístico pero también un
buen lugar para probar
recetas tradicionales
como el gofio escaldao, el
sancocho canario (cherne
salado, papas y batata
hervidos) o el potaje de
berros. Desde 2,40 €.
Parador Cruz de Tejeda
(Cruz de Tejeda, s/n.
☎ 928 01 25 00 y www.
parador.es). Es una de
las mejores opciones
gastronómicas en este
enclave rodeado de cumbres y bosques de pino
canario. Las estrellas de
sus fogones son el baifo
(cabrito) y los garbanzos
compuestos. Un consejo:
tras la comida, apúntate a
una sesión en su spa (32
€ para no alojados) que
seguramente tiene las
mejores vistas de Gran
Canaria. Menú: 33 €.
INFORMACIÓN
Patronato de Turismo
de Gran Canaria.
Triana, 93. Las Palmas
de Gran Canaria.
☎ 928 21 96 00 y
www.grancanaria.com.
Piscina del
Parador Nacional.
Dormitorio
del Hotel Las Calas.