el mar de formentera

Comentarios

Transcripción

el mar de formentera
Cádiz, la ciudad y sus mejores playas
Hot list
2012
75
Los
nuevos hoteles
más excitantes
del mundo
incluyendo
los de menos de 150 E
LOS HAMPTONS
EUGENIA SILVA EN
EL MAR DE
FORMENTERA
todos los secretos
de una isla maravillosa
VIAJE A
SICILIA
taormina
+
siracusa , catania
el etna y los pueblos
de ‘el padrino’
CERDEÑA
En familia y en barco
L
JENNIFER
LOPEZ
Vacaciones con gemelos
L
TARRAGONA
Divertida con niños
{
PARAISO NATURAL
DE LOS VIPS
Nº 53/ JULIO-AGOSTO 2012/ 3E
{
TRUTH IN TRAVEL
Vista de la Catedral desde la
Torre de Poniente. El paisaje
donde hoy se asienta la ciudad
de Cádiz (casi una isla) fue
en la antigüedad un archipiélago. A la dcha., típico paisaje de la carretera que une las
localidades de Vejer y Tarifa.
cádiz, ritual
¡tierra,
agua,
aire,
fuego!
representaban
las cuatro formas
conocidas de la materia
y su conocimiento
la base para liberarse
de la insatisfacción
humana. cádiz
y la costa de la luz,
maestros de vida.
Por Rosa Marqués.
Fotografías de Félix Lorenzo
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
“La gente vive en Cádiz sabiendo que va a morir.
Se toma el tiempo para sentarse a ver una puesta de
sol. Y, para mí, eso es el lujo. No es conformismo”
B
Borra el exceso de información de tu disco duro con un
recorrido por Cádiz y su costa. Comienza en la capital
(en 2012 se proyecta al mundo) y continúa hasta Tarifa
combinando el nutriente de la Tierra, la adaptabilidad del
Agua, la purificación del Fuego y la agilidad del Viento.
Capítulo 1: TIERRA
Cádiz. Plaza de la Catedral. 12.00 horas. Una intensa
luz lo inunda todo. La escalinata del templo blanco y ocre,
las altísimas palmeras, las fachadas color pastel… Todo
funciona realmente bien con este exceso de luminosidad.
Le da un aire irreal y exótico. Me llegan fragmentos de
las charlas de las mesas colindantes con fuerte presencia
de cruceristas internacionales junto a mesas de gaditanos
de pura cepa. La atmósfera vital de esta plaza de exultante
vocación iberoamericana se contagia. Tengo la impresión
de encontrarme a ratos sobre una plaza colonial de Centroamérica, a ratos en algún lugar de Nápoles…
–¡A ver si te vas ya, hijo mío, que vaya tela que nos
estás dando!– exclama la señora de la mesa de al lado
mirando desafiante al cielo y batiendo su abanico.
–¡No te quejes, hija, no te quejes!… ¡Peor sería que
hubiera humo negro por las calles!– contesta el que,
supongo, será su marido, a su lado.
–Hablan del Levante– me interrumpe Paco Cano, una
suerte de especialista en políticas culturales y recuperación de espacios públicos para la ciudadanía que acaba
De izda. a dcha: Balneario de La Palma en la Playa de la Caleta;
Adela y Ramón en su restaurante Sopranis; vista del
patio interior de los apartamentos Casa Patio del Panadero;
el hostal Argantonio; exposición de Arte Contemporáneo en la Universidad de Cádiz e interior del Café Levante.
de volver de Washington después de una década para
reinstalarse en su Cádiz natal. Por lo que me cuenta, está
decidido a colaborar con el ayuntamiento en la lenta pero
progresiva transformación de todos los antiguos equipamientos militares de la ciudad en centros culturales.
–El Levante aquí es como un personaje de una novela
del realismo mágico –sentencia Paco –. Se habla del
Levante constantemente y no solo está en nuestra cabeza,
sino que es parte imprescindible de nuestro lenguaje.
Según su velocidad, es levante, levantera o levantazo.
Pero, a pesar de que lo llaman el viento de los locos, el
Levante tiene sus ventajas, deshincha la madera, seca el
entorno de la humedad del Poniente y limpia la atmósfera
de contaminación y de bacterias. Si no existiera el Levante, probablemente, no existiría Cádiz.
Afortunadamente este viento cálido y seco que sopla
desde el sureste proveniente de África ayudó a conservar
esta pequeña joya insular de 3.000 años de historia y
12 km2, cuya elevación máxima es de 20 m en Puerta
Tierra, la barrera psicológica que separa la Cádiz antigua
de la nueva Cádiz (la de “los bebuinos”, como la llaman
aquí). Solo hay dos conexiones físicas de la ciudad con la
Un día cualquiera
de verano en la Playa de
La Caleta, la única dentro del casco histórico de
la ciudad de Cádiz.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
península. Una es el estrecho cordón de tierra arenosa por
donde corren las vías férreas y la carretera (Vía Augusta
Julia) que la une a San Fernando (Isla León). Y la otra es
el icónico Puente Carranza (1.400 m de longitud) que
facilita el transporte de las mercancías del puerto sin
tener que rodear toda la Bahía de Cádiz. Esta insularidad
es la que le ha impedido crecer (para bien y para mal) y
uno de los motivos por los que Pedro Álvarez, propietario de la firma de chocolates Pancracio (que exporta
desde Cádiz al resto del mundo) define Cádiz como “esa
ciudad perfecta para retirarse joven”. Una ciudad que
“en unos años, se convertirá en un lugar reservado sólo
para unos cuantos privilegiados”. Esta insularidad “tiene
mucho que ver con la amabilidad y facilidad de la vida
aquí”, nos dice Pedro, quien ha viajado y vivido por todo
el mundo. “En Cádiz no hay clases sociales marcadas. Es
muy tolerante, muy agradable. Muy normal. En el mismo restaurante encuentras a tu mecánico y a tu notario.
Es una ciudad con poco ego y esto te ayuda a vivir”.
Su insularidad también tiene que ver con esa particular
y surrealista interpretación gaditana de los acontecimientos que suceden en el mundo, y que cada año se filtra en
las letras de sus carnavales. Pero este año, Cádiz se pro-
yecta al mundo con la conmemoración de los dos siglos
de la primera Constitución española, La Pepa, redactada
en la ciudad. Unas ansias de libertad que se pueden rastrear todavía en el ADN de sus ciudadanos.
Este año Cádiz no ha dejado de recibir visitas y se
ha propuesto aprovechar este año para reclamar para sí
un lugar en el conglomerado de lo iberoamericano. En
noviembre la visita de los Jefes de Estado de toda Iberoamérica impulsará esta idea y, este mes de julio, la Gran
Regata de Veleros dará un espaldarazo a esta relación de
ida y vuelta entre Cádiz y América que se manifiesta en
todas las artes, en las costumbres, en la idiosincrasia...
Hoy el Oratorio de San Felipe Neri, donde se redactó
La Pepa, cuelga el cartel de lleno absoluto. Los gritos y
aplausos de lo que parece un grupo de quinceañeras ante
una estrella de rock indican que se aproxima el visitante
del día, el Príncipe de Asturias, a pesar de la cantidad de
balcones que cuelgan la bandera republicana.
De los puntos más altos de la ciudad, desde sus 129
torres miradores (antaño vigías), dos se encuentran
abiertas al público: una la de Poniente (la de la Catedral), y la otra, la Torre Tavira, desde donde se controlaba el comercio con las Indias en los siglos XVII
y XVIII. Subir a cualquiera de
estas dos atalayas te sitúa en
esta tierra de encuentro entre
Europa, África y América.
A pie de calle, lo que realmente vertebra el casco histórico y la
vida cotidiana de sus gente son
sus plazas. Se vive en la calle y
todo sucede en la calle. “La gente
en Cádiz vive sabiendo que se va
a morir. Se toma el tiempo para
sentarse a ver la puesta de sol, y
para mí, eso es el lujo. No es conformismo”, me decía María de la
Hera, alta ejecutiva de la lujosa
firma Bvlgari que, aunque afincada en Suiza, se siente gaditana
hasta la médula. “Aquí la gente vive intensamente. Si tienen
problemas no dejan de vivir por
ello. No hablo de una intensidad
entendida como todo lo que se
puede hacer en una ciudad como
Hong Kong, por ejemplo, sino te
hablo de la intensidad de comerse una caballa con piriñaca en el
Barrio de la Viña, en la plaza del
Tío de la Tiza, y que esa caballa
La ciudad está realizando la
sea, en ese momento, lo mejor
labor de reconvertir antidel mundo”. Con un acento puro
guos equipamientos militade esta tierra añadió: “Yo necesires en centros culturales. A la dcha., el encargado
to venir aquí regularmente para
de la firma gaditana
poner los pies en la tierra”.
de chocolates Pancracio.
Casi cuando había olvidado que me encontraba en una
ciudad-isla, al fondo de la calle
Garaicoechea nos saluda el mar
con alegría y se despide tímidamente el sol sobre el horizonte... Salimos al malecón de La Habana…o lo que es lo
mismo, el Campo del Sur, aquel que hizo escribir a Antonio Burgos aquello de “y verán que no exagero si al cantar
la habanera repito, La Habana es Cádiz con más negritos,
Cádiz La Habana con más salero”. Un himno que hizo
popular Carlos Cano y que debió de llegar a oídos del
director norteamericano Lee Tamahori quien tras las
negativas del gobierno de Castro para rodar la vigésima
cinta de la saga James Bond en la ciudad de La Habana, se
trajo a Pierce Brosnan y Halle Berry para rodar en Cádiz.
El perfil de la catedral al fondo, flanqueada por las casas
de fachadas color pastel, es una de las postales de Cádiz
que más vueltas ha dado al mundo. Aunque a Cádiz nunca le hicieron falta Pierce Brosnan ni Halle Berrys. Ya en
la Antigüedad, allá por el 1.100 a.C, Gadir era una leyenda
viva para los marinos y comerciantes.
Con un sabor muy de ‘cai’
DÓNDE DORMIR
Con vistas al Oratorio de San Felipe
Neri, la Casa Patio del Panadero (San
José, 39; tel. 660 986 525; apartamentos
desde 110€), típicamente gaditana, es
perfecta para alojarse en familia (entre
dos y cuatro personas).Otra opción más
económica y céntrica es el Hotel Argantonio (Argantonio, 3; tel. 956 211 640).
DÓNDE COMER
Para tapear dirígete hacia el Barrio de
la Viña. Una calle perfecta es la calle de
La Palma. En cualquiera de sus terrazas
probarás los mejores pescados de la
Bahía. Otra zona recomendable es La
Caleta. Debajo de la escalinata de la
playa, hay un pequeño bar al que llegan
los pescadores con la captura. Prueba
sus montaditos de marrojo (un pequeño
tiburón de la zona) con tomate, aceite
y perejil. Volviendo a La Viña, en la Plaza
del Tío de la Tiza, el Pájaro Pinto te
prepara otro bocado clásico, la caballa
con piriñaca. En Casa del Manteca
(Corralón de los Carros, 66), te servirán
tapas riquísimas en papel de estraza y
un almuerzo más formal al aire libre en
pleno centro histórico en La Terrraza
(Plaza de la Catedral 3; tel. 956 265 391).
Buen pescado y carta de vinos. El mejor
restaurante de la capital, aunque desde fuera parezca una venta junto a la playa, es El Ventorrillo del Chato (Via
Augusta, Ctra. Cadiz a San Fernando s/n;
tel. 956 250 025; ventorrillelchato.com).
Al caer la noche, la mejor opción
intramuros por ambiente, simpatía y
contemporaneidad es Sopranis (Sopranis, 5; tel. 956 284 310; sopranis.es).
Adela y Ramón se ganan a diario un público de lo más interesante. Prueba
sus saquitos de ortiguillas de mar (anémonas que junto con los erizos de
mar son auténticos manjares gaditanos).
CAFÉ, COPA Y JAZZ
Para desayunar mirando al mar, La Mirilla (Plaza Asdrúbal, 8; de 9 a 1 horas). Un
café vespertino y/o la primera copa, en
el Café Levante (Rosario, 23). En Habana Café (Rosario, 21) música selecta y
decoración a lo habanero.Tapeo ligero
y las primeras copas, en el barrio de
moda, El Pópulo. La Favorita (Mesón, 8)
es nuestro rincón favorito. Música cálida
en un rincón agradable. Jazz gaditano y
el Cádiz más canalla en El Cambalache
(José del Toro, 20). Jam sessions, miércoles (jueves y sábados, música en directo).
Dicen que si cabas un metro en el Barrio del Pópulo te
sale un fenicio. Realmente “las calles deberían ser de cristal para ver el legado de todo lo que hay debajo” nos decía
José Ramón Pagés, presidente de
empresas turísticas de la provincia
con el que nos “tropezamos” en
más de una ocasión en esta ciudad
de reducidas dimensiones. Antiguo
barrio de marineros, deprimido en
los ochenta, El Pópulo hoy se ha
convertido en el mejor lugar para
tomar unas copas por la noche y
escuchar buena música sin perder
autenticidad y sabor. Bajo la escondida Casa del Obispo aparecieron los yacimientos fenicios más
antiguos datados en el continente
europeo que pueden visitarse. Pero
para acabar de comprender por qué
Cádiz fue la ciudad de la península
ibérica más citada en la literatura griega y romana de la
Antigüedad, hay que visitar también el Museo de Cádiz,
en la Plaza de la Mina. Imprescindible.
Conectados con el mar, llegamos a La Caleta, la única
playa del centro del casco antiguo (puerto natural de
fenicios, cartagineses y romanos) y otra de las postales
gaditanas por excelencia, con el antiguo Balneario de La
Cádiz aprovechará este año de conmemoración
de la Constitución de 1812 para reclamar un lugar
en el conglomerado de lo iberoamericano
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
La carretera comarcal pasa por poblaciones cuyos
Palma que ha inspirado a un sinfín de músicos y poetas.
El recuerdo del escritor chiclanero Fernando Quiñones se
hace presente a través de su estatua, en la que aparece descalzo, mirando al mar. Observo que tiene la misma actitud
que un señor de pelo canoso y largo, alborotado al viento.
Cuando se da la vuelta resulta ser Rancapino, un clásico
cantaor que representa el flamenco gaditano:”Vengo a La
Caleta cada día porque esta ciudad es un ensueño”.
A la caída de la noche,
nos dejamos enredar en la
poesía que provoca este
ensueño gaditano en una
de esas noches de luna
con el levante bajeando.
El mar parece un plato y
la conexión Cádiz-América, esta relación amorosa
de ida y vuelta, me parece ahora más espiritual
que física. En esta ciudad,
donde como diría el poeta
gaditano Javier Vela “se favorece el diálogo con el otro”,
surgió un movimiento cuyo esqueleto está formado de la
misma materia que la improvisación de la vida misma:
el jazz, que encontró en esta ciudad, hace ya un par de
décadas, una tierra fértil, la actitud de una gente que
propiciaba este crecimiento. En la actualidad, la propia
Universidad se encarga de alimentarlo. Tal es el calado.
“Siempre ha habido un jazz gaditano muy potente”, nos
comenta el saxofonista de jazz Carlos Villoslada a escasos días de marcharse al Manchester Jazz Festival con
su nuevo disco, Kind of Cai (en este trabajo Villoslada
reinterpreta el disco de jazz más vendido de todos los
tiempos: Kind of Blue, de Miles Davis). Mientras tomamos unas cervezas por las terracitas de las callejuelas del
Pópulo disfrutando de la buena música que llega desde
el interior de los bares con
las puertas abiertas de par
en par, hacemos hora para
visitar El Cambalache, un
local mítico cuyas jam
sesions de los miércoles
ofrecen una muestra de lo
que se cuece en la Escuela
de Jazz y Música Moderna de la Universidad de
Cádiz, en la que Villoslada
da clases. “Manolo Perfumo, Chano Domínguez,
Tito Alfredo, Nono García... fueron la generación que
dio el salto... Ahora la nuestra ha tomado el testigo”.
Para encontrar los orígenes de este fenómeno, tal vez
habría que remontarse al primer jazz flamenco de la
década de los 60 cuando gigantes del jazz como Miles
Davis iniciaron este encuentro entre ambos lenguajes
con “Flamenco Sketches”, incluido en Kind of Blue.
nombres inspiran descanso, luz, energía, desconexión
Duna en la Playa de Bolonia.
A la izda., obra de Olafur
Eliasson del Museo MNAC de
Arte Contemporáneo
(Montenmedio). Arr., carretera
a la playa Punta Paloma y
playa de Valdevaqueros, Tarifa.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Grupos de centroeuropeos aficionados a las olas
descubrieron que Tarifa, por su orografía, tenía 300
días de viento al año (de Poniente o de Levante)
De izquierda a derecha (arr.), vista de Vejer de la Frontera
desde la terraza del Hotel V; playa de los Caños de Meca y
habitación del Hotel V, en Vejer. Abajo, patio interior del
Hotel V de Vejer; monográfico de atún de El Campero, en
Barbate, y Escuela de Surf del Hotel Dos Mares, enTarifa.
En 1967 el saxofonista Pedro Iturralde editaría su Jazz
Flamenco, con la colaboración de uno de los magos
que ha dado esta tierra, Paco de Lucía, un trabajo que se
consideraría como la obra fundacional del género. Hoy
el jazz gaditano tiene su sitio y representa ese Cádiz contemporáneo que sigue latiendo y destellando al mundo.
El kitesurf que llegó a
Tarifa hace unos 15 años (y
hoy es la práctica más
de moda) ha tomado playas
como ésta, la de Los
Lances, la de Valdevaqueros
o la de Punta Paloma.
CAPÍTULO 2: AGUA
Costa de la Luz. 10.00 horas. Nos ponemos camino
hacia la costa, a través del paisaje de esteras que conducen hasta Chiclana. En estos lagos artificiales de agua
salada que hoy son refugios de vida silvestre se crían los
camarones de las clásicas tortillitas. Por los vaivenes que
da el coche por el viento, confirmo que acaba de entrar el
Poniente, el otro gran viento, el otro personaje que azota
estas costas y agita las pasiones (el Levante afecta en este
caso mucho más). Este viento frío del Atlántico, según
las previsiones, no nos abandonará hasta que lleguemos a
Tarifa. La carretera comarcal de la Costa de la Luz pasa
de una localidad a otra con relativa facilidad. Cientos de
rotondas unen poblaciones cuyos nombres revolotean por
nuestra mente asociados al descanso, a la desconexión, a
la energía, a la luz, a las playas en su estado casi salvaje
(aunque pocas parecen salvarse del depredador crecimiento urbanístico que ha dado el salto a estas latitudes
que parecían haberse salvado de la quema por los efectos
de sus dos grandes vientos): Cabo de Roche, Conil de la
Frontera, El Palmar, Caños de Meca, Zahara de los Atunes, Bolonia, Tarifa... ¿cuánto de vida les queda?
El primer suspiro de alivio... Uff... cuando por fin veo
con mis propios ojos la Playa de El Palmar sin una sola
construcción a pie de playa (los chiringuitos para tomar
un mojito cuando se esté marchando el sol y su divertido mercadillo están en la única calle de este pueblo).
Amplitud, luz, aguas cristalinas, arena blanca... Respiro
tranquila. Todo sigue igual a pesar de que ya está prevista
la construcción de un hotel que llevará a cabo la empresa
GMT, del arquitecto Juan Muñoz Tamara, marido de la
periodista Ana Rosa Quintana. Los dos pasean sus palmitos por las playas semivírgenes de estas costas.
Después del primer sobresalto en Conil cuando, al
entrar al pueblo, casi no reconozco esta villa antaño de
pescadores, estoy preparada para cualquier cosa. Sin
duda ha elegido el tentador camino de la explotación
urbanística sin control, un camino que parece llevar
también la propia Zahara de los Atunes (por no hablar de
Tarifa) gracias a inversiones mastodónticas de algunas
grandes fortunas del país. En el caso de Zahara de los
Atunes son las Koplowitz o Florentino Pérez, por poner
un ejemplo. Más complejos turísticos, más urbanizaciones y un campo de golf son su futuro inmediato, a pesar
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Según nos cuenta el músico barbateño Nono García,
existen capas de agua freática (subterránea) y flujos de
energía invisibles que conectan los caños naturales (de
Caños de Meca) con la sierra de Granada. Y esta conexión
cósmica permitió que aquí se gestara un movimiento
musical, espiritual y psicodélico en los años 70 (los años
del hachís sin heroína), abanderado por los grupos de
rock andaluz Imán y Califato Independiente, que siguieron otros músicos que, como Kiko Veneno, terminaron
bebiendo de sus fuentes. Hasta el gurú Maharishi Yogi, el
padre de la meditación trascendental en Occidente, estuvo
en Caños de Meca recitando sus mantras durante años.
Nono García, quien se considera a sí mismo miembro de
los llamados‘músicos piñoneros’ (por los pinos piñone-
Lo mejor de la costa de la luz
DÓNDE DORMIR
Vejer. La magia, el descanso, la energía y la luz son incomparables en el
Hotel V (Rosario, 11-13; tel. 956 451
757; hotelv-vejer.com; HD: 215€). 12
habitaciones espaciosas en las que se
funden lo rústico y lo moderno con
naturalidad y elegancia. Desayunos naturales y un aljibe del s. XII converti
do en zona de masajes ayurvédicos, con
productos Kama. Desde su terraza
verás Marruecos. Tarifa. Una opción
romántica es La Casa de la Favorita
(Pza. de San Hiscio; tel. 690 180 253;
lacasadelafavorita.com; HD: desde 95€),
una antigua residencia la amante cristiana de un príncipe abasí. Coquetos
apartamentos como Zoraida, desde cuya terraza se ven Tarifa y el mar.
Pero si buscas vistas e intimidad, la suite
del Hotel Misiana (Sancho IV, 16; tel.
956 627 083; misiana.com; HD: desde
110€) ofrece las vistas más altas (360º).
Si buscas un hotel con escuela de surf,
el Hotel Dos Mares (Playa de los Lances; tel. 956 684 035; dosmareshotel.
com; HD: desde 195€) tiene bungalós,
habitaciones y 4 suites, y la Escuela Surf
atardecer que cada día regala esta tierra (los mejores, con
copa y música incluidas, en la Playa del Palmar y en la de
Valdevaqueros). En cuestión de minutos, experimentamos
nuestro segundo flechazo geográfico: el abrazo cálido y
auténtico de un pueblo, Vejer de la Frontera, que no ha
perdido su alma, a sólo 8 km de la costa (¿será esta discreta distancia del mar la que lo ha salvado de la quema?). A
medida que ascendemos por sus callejuelas, apreciamos
la energía que desprende lo auténtico. No es casualidad
que un establecimiento de la naturaleza del Hotel V se
instale aquí. La historia de este proyecto personal es la de
un parisino enamorado de la Costa de la Luz desde que
sus padres veranearan en ella hace 40 años. Después de
ros que pueblan este paisaje) trabaja
actualmente en recoger esta energía
que proyecta el Parque Natural de
la Breña para verterla en su nuevo
disco (que esperamos).
Pero si alguna playa merece
una sentida ovación (volví a respirar profundamente cuando la
vi brillar sin ningún ladrillo que
afeara su espectacular bellaza)
es la Playa de Bolonia. El camino serpenteante que te conduce
hacia el mar contribuye a irla
saboreando a pequeños sorbos.
Considerada una de las últimas
playas vírgenes del sur de España, desde lo alto de la Gran Duna
la belleza salvaje de este espacio
vacío y libre enamora. El sistema
dunar de Bolonia es tremendamente
móvil e impide de forma natural que se establezcan especies vegetales salvo el barrón, ramilletes de
cañas cuyas raíces ayudan al mantenimiento de la duna y
cuyas partes más profundas se encuentran pobladas por
pinos piñoneros. El continuo avance de la arena provoca
su muerte por sepultamiento, una muerte natural que no
ha de impedirse, tal y como indican las últimas medidas
conservacionistas. Mientras observo las sombras de las
nubes que pasan rápido como gigantes pájaros negros,
mi móvil pita y me dice: “Bienvenido a Marruecos”.
CAPÍTULO 3: FUEGO
Asustados por la cantidad de mamotretos de hormigón
a medio acabar (¡algunos acabados y vacíos!) a lo largo
de una costa ‘desvirgada’ a golpe de ladrillo, comienza el
Dos Mares, con monitores titulados
y completa infraestructura, además de
caballos para pasear por la playa.
DÓNDE COMER
Barbate. El Campero (Av. Constitución, local 5; tel. 956 432 300 hora;
restauranteelcampero.com) es la punta
de lanza de la provincia y presume,
con razón, de tener parte de la producción de atún de almadraba (la que no
se llevan los japoneses). Su propietario,
José Melero, retrata el pescado de los
24 sabores como nadie. El Palmar.
Casa Francisco el de Siempre (Playa La
Fontanilla, tel. 956 441 130; lafontanilla.
com) perfecto restaurante típico marinero. Conil. La Fontanilla (Playa La
Fontanilla; tel. 956 441130 lafontanilla.
com) está a pie de playa. Prueba la urta
a la Fontanilla. Tarifa. Para cenar, tomar
unas copas y bailar a pie de playa, sal
del casco antiguo hacia República Café
(Av. Pintor Guillermo Pérez Villalta,
60; republicacafetarifa.com). Si buscas
tapeo, el local de moda se llama Lola
(Guzmán el Bueno), con surferos escuchando flamenco. Prueba su Frito del
Lola, o sus platos vegetarianos.
de pescadores. Se quedó para siempre y en la actualidad,
se queja amargamente de que “los edificios y las urbanizaciones construidas se han cargado hasta el viento”. La
prueba está en que “la regata de velocidad ahora se corre
en Francia”, nos comenta. Pero parece ser un suma y sigue
y la Playa de Valdevaqueros (spot de kitesurf mundial) es
el siguiente objetivo donde todo indica que se construirá
un proyecto urbanístico de 1.423 plazas hoteleras y 350
viviendas también a cargo del arquitecto Juan Muñoz
Tamara, marido de Ana Rosa Quintana. A pesar de todo, la
ciudad amurallada pelea por conservar parte de su encanto
de pueblo blanco andaluz en el interior de su casco histórico amurallado, y por rentabilizar no sólo los vientos,
En Caños de Meca se gestó un movimiento musical,
espiritual y psicodélico en los años setenta
trabajar más de una década en la Bolsa de Nueva York,
Jean Van Gysel dejó todo para dedicarse a la hostelería. El
Hotel V es su máximo exponente. Este hotel con encanto
de sólo 12 habitaciones es un verdadero oasis que han
descubierto las grandes estrellas de Hollywood, o la familia real de Dubai. “Me encanta Andalucía, pero aquí es
muy difícil iniciar ciertos proyectos. Lo mismo ocurre en
Sicilia”, confiesa Jean Van Gysel, acostumbrado a viajar
por todo el mundo. Sin embargo, “me encanta la historia,
la cultura, la naturaleza... y Vejer lo tiene todo y este hotel
ha conseguido complementarse con el pueblo”.
Mapa: Salvador Prior
de la imagen de pueblo pesquero que sigue vendiendo
gracias a reconocidos rostros del cine español: Imanol
Arias, Juan Echanove, Pablo Carbonell...
La misma carretera comarcal que nos trae desde
Conil nos conduce hasta el Faro de Trafalgar, conocido
por la batalla naval entre las armadas española y francesa, aniquiladas por la flota inglesa. Desde el cabo y hasta
los acantilados de La Breña, todo está protegido (espero
que muy protegido) y forma parte de un monumento
natural, una duna prehistórica con el pinar como telón
de fondo. Por esta zona se encuentran algunas de las
mejores calas de la costa (muchas nudistas o mixtas o
textiles: libres ciertamente, de las que no daremos ni su
nombre) y cuyo acceso sólo es posible en marea baja (al
caer el sol el punto de encuentro para tomar ese clásico
mojito es La Jaima o en el legendario Ketama).
Vista de la playa del Faro
de Trafalgar. A la derecha, surtido de pescaíto frito del restaurante gaditano La Terraza.
CAPÍTULO 4: VIENTO
“Aquí vivimos entre dos mares, la ‘mare’ que parió al
Levante y la ‘mare’ que parió al Poniente”, me cuenta
Pablo, un argentino que vino a Tarifa hace más de 20 años
a navegar la regata de velocidad cuando éste era un pueblo
sino también su impresionante proximidad al continente
africano aunque haya perdido el Festival de Cine Africano
que traía a esta ciudad un bocado de lo mejor de la filmografía y la cultura del continente negro. La Puerta de Jerez
penetra en la antigua ciudad fortificada y recuerda que el
rey Sancho IV (1292) ganó esta ciudad a Tariq, el general
bereber que dirigió la invasión musulmana en la península. Las luces de la ciudad de Tánger tintinean a lo lejos
por la noche. Desde la parte más alta de la ciudad, desde
la Plaza del Viento o Miramar, la sensación cercana de
Marruecos se acentúa. Dan ganas de cruzarlo a nado. Hoy
hay Poniente, un viento espectacular para los profesionales de las olas, más regular, más frío y cortante como una
cuchilla. “La historia comenzó a mediados de los 80 con
el windsurf, después vino el kitesurf hace 15 años, hace
relativamente poco tiempo”, nos cuenta Pablo Trillo. (Continúa en Lugares y Precios).
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Cádiz
> viene de la página 132
Pablo es encargado y monitor de la
Escuela de Surf Dos Mares, de la playa de Los Lances. Ésta, junto a Punta
Paloma y Valdevaqueros, está tomada
por kitesurferos y windsurferos casi
durante todo el año. La atracción es
máxima y la diversión en los chiringuitos lounge de los alrededores de la
playa de Valdevaqueros (no te pierdas las puestas de sol de El Tumbao o
El Hurricane) está asegurada. Grupos de centroeuropeos aficionados a
las olas descubrieron que, por su
orografía,Tarifa contaba con 300 días
de viento al año (de Poniente o de
Levante).Y, poco a poco, pusieron Tarifa de moda, impresionados también
por el aspecto salvaje de sus playas y
la belleza singular del pueblo. Melenas rubias, cuerpos perfectos y estilismo surfero atraen a otro tipo de
público (el femenino) en un efecto
dominó que, hasta la fecha, la ha convertido en la localidad más cosmopolita de la Costa de la Luz, y gracias a
esta mezcla, una de las más divertidas.
Shopping
El mejor chocolate lo encontrarás en
la firma Pancracio (General García
Escámez, 5; tel. 956 25 24 51; pancracio.com). No te pierdas sus catas
gratuitas de cacao del mundo, sus
desayunos con cruasanes y chocolate
Hotel La Favorita, en Tarifa
de taza, sus deliciosos y sorprendentes productos y su chocolate frío.
Si buscas moda con sello gaditano,
tienes que pasarte por el Showroom de Moda AS en Plaza de España. Su propietaria, la diseñadora
Ana Sánchez era parte de la firma
Solita. Su colección en pañuelos de
seda natural está inspirada en Berlín.
En su establecimiento vende productos de la firma gastronómica local
Suralgae (suralgae.com) hechos a
base de algas, también conocidas
como verduras de mar, que extraen de
los esteros gaditanos tres biólogas locales. O sus espárragos de mar.
No te pierdas
El avistamiento de ballenas, orcas y
delfines en el Estrecho de Gibraltar,
un enclave único distinguido como
Parque Natural recientemente. Las
orcas vienen en julio y agosto desde
el Mar de Alborán hasta las costas de
Portugal para comerse las barrigas
de los atunes. (Excursiones diarias en
Whale Watch Tarifa; 956 627 013;
whalewatchtarifa.net).
Hamptons
> viene de la página 94
(direcciones de Tammy Peters Fierro).
Atlantic Beach, en Amagansett. Soy
una amante de la playa. He visitado
muchas y puedo decir que Atlantic
Beach es una de las más bonitas.
Further Lane. Un precioso tramo
de carretera para conducir, correr o
montar en bicicleta que va de Amagansett a East Hampton. Durante
años me he levantado los domingos
por la mañana en mi casa compartida
de verano para correr por Further
Lane y volver dando un largo paseo
por la playa. Las casas y los paisajes
de esta vía son la cuna de la élite por
excelencia de los Hamptons.
World Pie (2402 Montauk Highway
Bridgehampton; +1 631 537 7999;
worldpiebh.com). El lugar idóneo
para hacer una parada en nuestra
ruta y comer un trozo de pizza con
un vaso del delicioso vino fresh red
de las Channing Daughters.También
tienen deliciosas ensaladas y una interesante combinación de lugareños y
visitantes de fin de semana.
Bobby Vans (2393 Montauk Highway;
Bridgehampton; +1 631 537 0590;
bobbyvans.com). Enfrente de
World Pie nos encontramos con la
parrilla de Bobby Vans, donde estás
destinado a ver a alguna celebritie en
cualquier momento entre mayo y
octubre. La gente que se congrega
los fines de semana es muy divertida.
Se trata de toda una institución en
los Hamptons a la hora del brunch. La
ternera al gorgonzola es increíble.
Ananda Yoga (20 Hampton Road
Southampton Village Atrium; +1 631
204 1219; anandayogacenter.com).
Mi clase favorita es ‘Forrest Yoga’. Una
clase dura, pero sales tonificada para
una tarde en la playa.
Cavaniola’s Gourmet (89B Division St.
Sag Harbour; +1 631725 0095; cavaniola.com).Tienda de quesos de autor.
Tory Burch (47 Newtown Lane East
Hampton; +1 631 907 9150; toryburch.com). Una joya de tienda.
Catherine Malandrino (27 Newtown
lane east Hampton; +1 631 324
4063; catherinemalandrino.com) es
perfecto para un fin de semana de
playa o una noche de clubes.
TRUTH IN TRAVEL
EDICIONES CONDÉ NAST, S.A.
Pº Castellana, 9-11. 28046 MADRID
Tel: 91 700 41 70 - Fax: 91 319 93 25
Paseo de Gracia, 8-10 - 3º. 08007 BARCELONA
Tel: 93 412 13 66 - Fax: 93 412 66 98
© Ediciones Condé Nast, S.A.
Publicado en Estados Unidos: The Condé Nast Publications Inc.
Chairman: S.I. NEWHOUSE Jr.
Presidente Ejecutivo: CHARLES H. TOWNSEND
Presidente: Robert A. Sauerberg, jr.
Director Editorial: THOMAS J. WALLACE
Otras naciones: Condé Nast International Ltd.
Chairman y jefe ejecutivo: JONATHAN NEWHOUSE
Presidente: NICHOLAS COLERIDGE
Vicepresidentes: GIAMPAOLO GRANDI, JAMES WOOLHOUSE y Moritz von Laffert
Director de Planning: JAMES WOOLHOUSE
Vicepresidenta de Nuevos Mercados: CAROL CORNUAU
Vicepresidenta - Directora Editorial de Nuevos Mercados: ANNA HARVEY
Directora de Licencias y Nuevos Negocios: NATASCHA VON LAFFERT
Directora Editorial de Nuevos Mercados: ALEXANDRA HARNDEN
Presidente Asia-Pacífico: JAMES WOOLHOUSE
Presidente de Condé Nast Internacional Digital: JAMES BILEFIELD
El grupo de Ediciones Condé Nast comprende:
USA: Vogue, Architectural Digest, Glamour, Brides, Self, GQ, Vanity Fair,
Bon Appétit, CN Traveler, Allure, Wired, Lucky, Teen Vogue,
The New Yorker, W, Details, Golf Digest, Golf World
GB: Vogue, House & Garden, Brides & Setting up Home, Tatler, The World of Interiors, GQ,
Vanity Fair, CN Traveller, Glamour, Condé Nast Johansens, Easy Living, GQ Style, Love, Wired
Francia: Vogue, Vogue Hommes International, AD, Glamour, Vogue Collections, GQ, AD Collector
Italia: Vogue, L’Uomo Vogue, Vogue Bambini, Glamour, Vogue Gioiello, Vogue Sposa,
AD, Sposabella, CN Traveller, GQ, Vanity Fair, GQ Style, Wired, Vogue Accessory, Myself
Alemania: Vogue, GQ, AD, Glamour, GQ Style, Myself, Wired
España: Vogue, GQ, Vogue Novias, Vogue Niños, Sposabella, CN Traveler,
Vogue Colecciones, Vogue Belleza, Glamour, Vogue Joyas,
Vogue Complementos, Sposabella Portugal, AD, Vanity Fair
Japón: Vogue, GQ, Vogue Hommes, Vogue Girl, Wired
Taiwán: Vogue, GQ
Rusia: Vogue, GQ, AD, Glamour, GQ Style, Tatler, CN Traveller, Brides
México y Latinoamérica: Vogue México y Latinoamérica,
Glamour México y Latinoamérica, AD México, GQ México y Latinoamérica
India: Vogue, GQ, CN Traveller, AD
Publicado bajo asociación:
Brasil (Publicado por Edições Globo Condé Nast S.A.):
Vogue, Casa Vogue, Vogue Passarelas, Vogue Noivas, GQ, Glamour
España (Publicado por Ediciones Conelpa S.L.): S Moda
Publicado bajo licencia:
Australia (Publicado por News Magazines): Vogue, Vogue Living, GQ, GQ Style
Bulgaria (Publicado por Liberis Media Group S.A. Bulgaria): Glamour
China (Publicado bajo cooperación de derechos por China Pictorial): Vogue, Vogue Collections
(Publicado bajo licencia por IDG): Modern Bride
(Publicado bajo cooperación de derechos por Women of China): Self, AD
(Publicado bajo cooperación de derechos por China News Service): GQ, GQ Style
Corea (Publicado por Doosan Magazine): Vogue, GQ, Vogue Girl, Allure, W
Grecia (Publicado por Liberis Publications S.A.): Vogue, Glamour, Lucky, CN Traveller
Hungría (Publicado por Axel Springer-Budapest Kiadói Kft.): Glamour
Países Bajos (Publicado por G+J Nederland): Glamour, Vogue
Polonia (Publicado por G+J Media Sp. z.o.o.): Glamour
Portugal (Publicado porEdirevistas Sociedade de Publicações, S.A.): Vogue, GQ
Rumanía (Publicado por Liberis Publications S.A.): Glamour, GQ
Sudáfrica (Publicado por Condé Nast Independent Magazines (Pty) Ltd.):
House & Garden, GQ, Glamour
˘ ¸ Media Group): Vogue, GQ
Turquía (Publicado por Dogus
Preimpresión:
Espacio y Punto, Julián Camarillo, 29, edif. d2
28037 Madrid. Tel: 91 304 33 36
Impresión:
Rotocobrhi. Ronda de Valdecarrizo, 13. Tres Cantos.
28760 Madrid. Tel.: 91 803 16 76
Impresión de cubierta:
AGS. Bell, 3. Getafe 28906 Madrid. Tel: 91 683 63 00
Encuadernación:
TOARSA, S.A. Ctra. M-106 km. 2 Algete 28110 Madrid. Tel: 91 628 93 10
Distribución:
SGEL. Avda. de Valdelaparra, s/n.
28108 Alcobendas (Madrid). Tel: 91 657 69 00.
Fax. 91 657 69 28
PRECIO DE SUSCRIPCIÓN (1 año, 11 números)
España: 24,75e
Europa: 78e
Resto del mundo: 90e
Servicio de suscripciones: para cualquier consulta el número de atención al cliente a su disposición
es el 902 53 55 57. O mande un fax al número 902 547 546. Sobreprecio para Canarias 0, 20e printed in Spain

Documentos relacionados