acelerar el cielo único europeo

Comentarios

Transcripción

acelerar el cielo único europeo
14
Aéreo
O
se acelera el conjunto de medidas que se deben tomar
para la reforma del sistema de control del tráfico aéreo en
Europa, denominado Cielo Único, o se corre el grave
peligro de llegar a una saturación de la capacidad, tanto de
rutas como de aeropuertos en el Viejo Continente,
considerando que, según los estudios realizados por los
expertos, la previsión del aumento del número de vuelos es
del 50 por ciento en los próximos 20 años.
La Comisión Europea considera que es fundamental
aumentar una marcha más para poner fin a la congestión
del espacio aéreo, y recuerda en su último informe sobre el
sector de la aviación, que ya son más de 800 millones los
pasajeros que transitan anualmente por los 440
aeropuertos existentes en el continente, y que cada día se
deben controlar unos 27.000 vuelos, lo que representa que
9 millones de aviones surcan los cielos de Europa al año, y
de ellos, el 80 por ciento son operados dentro de los países
integrantes de la Unión Europea. Pero... ¿qué es el Cielo
Único y cuál es su fin último?
ACELERAR EL CIELO ÚNICO EUROPEO
La estructura actual del espacio aéreo europeo, con 27 sistemas nacionales diferentes de control del tráfico de los aviones, que prestan servicio en
unos 60 centros de tráfico aéreo, y la división del espacio en más de 650 sectores es una amenaza para el futuro de la aviación comercial europea
POR FELIPE ALONSO
15
Aéreo
Pues, el Single European Sky (SES) o Cielo Único en
español, no es otra cosa que una iniciativa europea para
reformar la configuración del control del tráfico aéreo en
Europa, a fin de satisfacer las necesidades futuras en
materia de capacidad y seguridad. Actualmente, el espacio
aéreo de la UE se encuentra dividido en 27 sistemas
nacionales de control que prestan sus servicios a partir de
60 centros de tráfico aéreo, mientras que el espacio se
encuentra dividido en más de 650 sectores. Eso supone
que se encuentre estructurado en torno a las fronteras
nacionales y, en consecuencia, que los vuelos no pueden
seguir rutas directas. Según los estudios, tanto de la
Comisión Europea, como de las aerolíneas, esta situación
supone que los aviones deben recorrer una media
aproximada de 42 kilómetros más de lo estrictamente
necesario y eso provoca un tiempo de vuelo más largo, un
gasto mayor de combustible y un aumento de las emisiones
de CO2 a la atmósfera (ver gráfico). Amén de unos costes
suplementarios de cerca de 5.000 millones de euros al año
que repercuten tanto en las líneas aéreas, como en los
pasajeros. La aplicación de este sistema de gestión, que
supondría un buen ahorro para las empresas y,
teóricamente, para los usuarios, pretende además mejorar
la seguridad y la supervisión, ya que en este momento
muchas autoridades que deben supervisar las
organizaciones de control de tráfico aéreo se enfrentan a la
falta de recursos y dependen del apoyo de las propias
entidades que deben supervisar.
El sistema de gestión del tráfico aéreo
en Estados Unidos, que está centralizado,
es dos veces más eficiente que el de la UE
aspecto defendido por la Comisión Europea para justificar
esta necesidad de acelerar el proceso, se encuentra la
existencia de nuevas oportunidades de negocio en los
servicios de apoyo, que son actualmente los mayores
generadores de los costes en la gestión del tráfico aéreo meteorología, información aeronáutica, las comunicaciones,
la navegación, la vigilancia, etc.- y que a través de la
aplicación de esa nueva situación en el cielo europeo
podrían suponer un ahorro del
20 por ciento de los costes que soportan las aerolíneas.
F. VILLAR
LOS CIELOS Y LOS AEROPUERTOS
EUROPEOS CORREN PELIGRO DE
SATURARSE EN MENOS DE 20 AÑOS
Actualmente son cerca de 800 millones de pasajeros los
que transitan anualmente por los 440 aeropuertos
Una segunda pata del SES, y posiblemente la más
importante, es mejorar la gestión del tráfico aéreo, que se
basa en cuatro objetivos de rendimiento fundamentales,
como son la ya mencionada seguridad, la eficiencia, la
capacidad y la protección del medio ambiente. Como tercer
europeos, y cada día se controlan unos 27.000 vuelos.
Estas cifras suponen un riesgo de congestión en el futuro
si se considera que se prevé un incremento de un 50 por
ciento del número de vuelos en los próximos 20 años.
Y como último apoyo, está la creación de asociaciones
industriales, es decir la fórmula correcta para que los
denominados Bloques Funcionales del Espacio Aéreo
sustituyan al actual mosaico de 27 bloques nacionales,
mediante la creación de una red de 9 bloques regionales
que permitan aumentar la eficiencia, que reduzcan costes y
limiten las emisiones. El Comisario Europeo de
Transportes, Siim Kallas, que va a llevar la propuesta de la
aceleración de esta serie de medidas ante los Estados
miembros para que sean aprobadas y luego refrendadas
por el Parlamento Europeo, considera que es el momento
oportuno para la reforma, dado que se debe “mejorar la
competitividad del sector europeo de la aviación”. Por su
parte, Luis Lacasa, decano del Colegio de Pilotos de la
Aviación Comercial española (Copac), y con una amplia
trayectoria profesional, ha declarado a esta publicación que
es un momento “decisivo” porque se ha demostrado que
“somos muy ineficientes (en Europa) a la hora de gestionar
el espacio aéreo con distintos centros de control, donde
actúan países pequeños con intereses particulares, con
diferentes tipos de problemas”. Lacasa defiende que
existan menos fronteras “para ser más eficientes”, y pide
una mayor generosidad por parte de los implicados.

Documentos relacionados