Nuestras Islas, Nuestra Historia

Comentarios

Transcripción

Nuestras Islas, Nuestra Historia
Nuestras Islas,
Nuestra Historia
¿Qué son las Islas Falkland? ¿Quiénes son los Falkland Islanders (isleños) y qué significa ser
ciudadano de nuestro país? Estas son preguntas que les hacen frecuentemente a los isleños pero para las
que no hay respuestas rápidas.
Nuestra historia ayuda en parte a explicar lo que significa ser un isleño. Es una historia bastante corta.
El asentamiento es relativamente reciente: comenzó en el siglo dieciocho y solamente ha sido continuo
desde principios del siglo diecinueve. A diferencia de cuando los imperios coloniales de España y Portugal
se establecieron en Sudamérica, las Islas Falkland nunca tuvieron una población indígena, así es que
no tenemos monumentos históricos o mitología romántica para definir nuestra identidad como isleños.
Otras personas han inventado sus propios mitos con nuestra historia y esto explica porque hay tantos
conceptos errados sobre quiénes somos y sobre nuestro derecho a llamar a las Falkland nuestro hogar.
Con Nuestras Islas, Nuestra Historia se pretende presentar la serie de eventos que sirven de base sobre
la cual se fundaron las Islas Falkland. Nuestra historia se caracteriza por períodos largos de tranquilidad interrumpidos por torbellinos de
actividad compleja. Los acontecimientos de las décadas de 1760 y 1770 son parte de lo anterior, pero con la ayuda de la línea de tiempo
que aparece en esta publicación, esperamos sean entendible. El período entre 1820 a 1833 también es complejo y se ha complicado aún
más debido a la tendencia de hilvanar mitos nacionalistas utilizando el relato básico.
Aun cuando no es un documento referencial de los de peso pesado, el objeto con este documento es explicar al lector que le interese
como ha madurado nuestra comunidad diversa adoptando influencias de muchas naciones, cuyos marineros visitaron estas costas o que
se establecieron en las Islas, lo que llevó al desarrollo de una identidad cultural única de nosotros, pero siempre manteniendo una afinidad
cercana con Gran Bretaña. Esta cercanía con Gran Bretaña y lealtad a la Corona se mantiene hoy en día; quizá algo no considerado muy de
moda por el resto del mundo moderno, pero es un elemento real de nuestra identidad nacional.
Esta obra no es una historia de los acontecimientos de 1982 ya que existen suficientes de éstas, pero estamos eternamente agradecidos
con las fuerzas británicas que liberaron a nuestras islas de una breve pero dolorosa ocupación argentina; su sacrificio nos devolvió nuestra
libertad, aseguró nuestro futuro y nunca será olvidado.
Los isleños son más que solamente el producto de un conjunto de fechas y eventos históricos. Existen familias que pueden declarar
con orgullo tener hasta nueve generaciones nacidas en estas islas y somos un pueblo claramente único por derecho propio, orgulloso de
ser “kelpers”, el sobrenombre que nuestros ancestros adoptaron hace generaciones, tomado de los abundantes bosques submarinos de
algas marinas llamadas kelp (Macrocystis) que rodean nuestras costas.
Lo que esta obra no puede describir es ese elemento intangible que nos une tan íntimamente a esta tierra sutilmente hermosa. Para
tratar de captar esto, debería leer el volumen de complemento llamado “Nuestras Islas, Nuestro Hogar”, o mejor
todavía, visite las Islas Falkland y véalo usted mismo.
D
L
K
N
FA
Administradora; Museo y Fundación Nacional de las Islas Falkland
S
Leona Roberts
A
LA
ND ISL
LAS ISLAS FALKLAND, ubicadas a cerca de
560 km del continente sudamericano, están
compuestas de dos islas grandes; las islas East
y West Falkland (Oriental y Occidental), y un
sinnúmero de otras islas que van de ser grandes
cerca del borde occidental de West Falkland a
pequeños islotes y arrecifes esparcidos a lo largo
de las costas.
Es un misterio el hecho de quien fue el
primero en descubrir estas islas. Puede que grupos
de indios patagones hayan sido arrastrados por el
viento desde el continente y se han encontrado
algunas herramientas de piedra en las costas
de las islas. Dos mapas en los archivos de Paris
y Estambul de comienzos del siglo dieciséis, los
que parecen mostrar las islas, tienen conexión
con Portugal. Pero, la primera mención que se
publicó de un avistamiento de las Islas Falkland
fue hecha después del viaje del explorador inglés
John Davis, que en agosto de 1592 fue arrastrado
por una tormenta hacia “ciertas islas nunca antes
descubiertas”. El relato de Davis fue publicado en
Londres por Richard Hakluyt en 1600.
A Davis le siguió el marinero inglés Sir Richard
Hawkins en 1594 y el explorador holandés Sebald
de Weert, el que vino en enero de 1600. El primer
desembarco del que se tiene registro en las islas
inhabitadas tuvo lugar en West Falkland el 27 de
enero de 1690, cuando el capitán inglés de barco
John Strong tocó tierra. Strong nombró al paso
entre las dos islas “Falkland Sound” (el estrecho
de las Falkland) y el nombre de Lord Falkland fue
agregado más tarde al grupo entero de las islas
principales. A comienzos del siglo dieciocho,
marineros franceses del puerto de Saint-Malo le
dieron su nombre a “Les Iles Malouines”, (ver el
recuadro a la derecha).
ORIGEN
El mar y las Islas
Bosquejo hecho por Thomas Boutflower de la Isla Saunders,
topógrafo inglés que visitó West Falkland en 1766 y dibujó
a los colonos cazando y pescando. El Sur está en la parte de
arriba del mapa. El asentamiento británico llamado Port
Egmont está a la izquierda (este) del mapa.
Década de 1760: los primeros
asentamientos
Más de medio siglo después, durante la década
de 1760, dos países diferentes establecieron
dos asentamientos en East y West Falkland casi
de forma simultánea. El noble francés Louis
Antoine de Bougainville, en un capítulo breve
de su extraordinaria vida, desembarcó a colonos
que habían salido de Nueva Escocia después de
la conquista británica de Canadá francófono en
Port Louis en East Falkland en 1764. En enero
de 1765 el comodoro Byron desembarcó en
la Isla Saunders al norte de West Falkland y
reclamó las islas para la corona de Gran Bretaña.
Una segunda expedición británica volvió a
Saunders en 1766 y nombró a su asentamiento
PRINCIPALES ACONTECIMIENTOS EN LA HISTORIA DE LAS ISLAS FALKLAND
Avistamiento de las Islas Falkland
por parte de la tripulación del barco
inglés Desire, comandado por el
capitán John Davis.
El capitán John Strong logra el
primer desembarco registrado en
las islas inhabitadas.
Louis-Antoine de Bougainville
establece una colonia francesa en
Port Louis, East Falkland.
El comodoro Byron toma
posesión de las islas en nombre
de la Corona británica.
Los británicos establecen un
asentamiento en Port Egmont,
West Falkland.
Francia entrega Port Louis a
España. Fue renombrado Puerto
de la Soledad.
¿Qué hay detrás de un nombre?
Un Lord inglés o un santo galés
John Strong, el primer capitán en desembarcar
en las islas en 1690, le puso al estrecho que se
encuentra de ellas el nombre de un patrocinador
inglés, el vizconde Falkland, el que había invertido
una gran cantidad en la expedición de Strong
para encontrar un tesoro. Desde ese momento
el nombre de Falkland permaneció firmemente
ligado a las islas en su conjunto. Algunos años
más tarde, las islas recibieron su nombre francés:
comerciantes del puerto francés de Saint-Malo
(que recibió el nombre de un santo galés llamado
Malo; el apóstol de los bretones, el que fundó el
lugar en el siglo VII d. C.) pasaron las islas
camino a entablar comercio en puertos de Chile.
En un mapa francés presentado por el explorador
Frezier en 1716 se describía a las islas como “las
islas nuevas descubiertas por las embarcaciones
de Saint-Malo desde 1700, de las cuales la parte
occidental permanece desconocida”. Más tarde, los
cartógrafos prefirieron la expresión más pegajosa
“Islas Malouines” y los españoles adoptaron este
uso como Islas Maluinas, que luego se transformó
en Islas Malvinas.
1767
1766
1765
1764
1690
1592
LOUIS VERNET
El pionero ambicioso
El GUARÁ
El único mamífero terrestre nativo en las Islas
Falkland fue el zorro guará (o lobo), Dusicyon
antarcticus, el que se acercaba a los primeros
exploradores con curiosidad y confianza. Es un
misterio como llegaron sus ancestros a las islas;
las investigaciones recientes ponen en duda la
sugerencia de que eran perros cazadores en las
canoas de los indios patagones arrastrados allí
por las tormentas. El guará fue exterminado por
los cazadores de focas y granjeros; el último
murió posiblemente en la década de 1870. Hay un
ejemplar disecado en un museo de Bruselas, el que
fue traído a las islas en 1989.
Port Egmont. Construyeron casas y un fortín
prefabricado y plantaron jardines. Aun cuando
los colones británicos y franceses se percataron
de las actividades de ambos grupos las relaciones
fueron de carácter cortés, sin duda gracias a la
distancia entre Port Louis y la Isla Saunders. Pero
en 1767 Bougainville se vio obligado a entregar
su asentamiento a España que no tomaba bien
el que una colonia extranjera se encontrara en
lo que consideraba su esfera de influencia. Los
Port Louis in 1833 de Conrad Martens
españoles tomaron el control de Port Louis al
que nombraron Puerto de la Soledad. Deseosa
de afirmar su autoridad, una flota española llegó
a la Isla Saunders en 1770 y obligó a la pequeña
guarnición británica a que se vaya. Esto trajo
consigo una crisis internacional, la que sólo se
resolvió en 1771 cuando España accedió a que
el asentamiento británico sea restaurado y tres
barcos zarparon en septiembre de 1771 para
restablecer la autoridad británica. Esto no duró
mucho porque en 1774 el gobierno en Londres
decidió retirar su asentamiento por razones
económicas. La guarnición se fue en mayo de
ese año y dejaron una placa de plomo en la que
se afirma la soberanía británica. La guarnición
española permaneció en East Falkland hasta
1811 cuando; bajo presión de una invasión
francesa en su tierra y revoluciones en su imperio
sudamericano, España retiró a sus fuerzas y
también dejaron una placa en la que se afirmaba
su soberanía.
1833 y todo lo demás
Durante finales del siglo XVIII y comienzos del XIX
las islas fueron el centro de un comercio lucrativo
Cuatro barcos de guerra españoles llegan a Port Egmont y los colonos
británicos son forzados a marcharse, lo que llevó a Inglaterra y España al
borde una guerra. Posteriormente, en Madrid repudiaron la acción tomada
por el comandante local y restituyeron Port Egmont a Gran Bretaña.
de caza de ballenas y focas llevado a cabo por
marineros de Nueva Inglaterra, Gran Bretaña y
Francia. Los cazadores de ballenas acampaban
en las islas adyacentes, particularmente en New
Island, donde carneaban gansos y otros aves para
tenes provisiones, y a veces mataban ganado en
East Falkland, reparaban sus barcos y trataban
las carcasas de focas, lobos marinos, ballenas y
pingüinos para obtener aceite.
En 1820 un buque corsario de Buenos Aires,
bajo el mando de David Jewett; quien era de los
Estados Unidos pero que fue nombrado coronel
en la Marina de Buenos Aires, recaló en Port Louis.
Jewett, bajo iniciativa propia, ya que nunca se ha
encontrado ninguna instrucción, reclamó las islas
para las Provincias Unidas (de Buenos Aires). No
estableció ningun asentamiento, y no reveló que
había reclamado las islas; no fue hasta noviembre
de 1821 que las noticias llegaron a Buenos Aires,
vía información de periódicos extranjeros, sobre el
hecho de que Jewett había hecho esta reclamación.
A mediados de la década de 1820, Louis
Vernet, de una familia Huguenot francesa, nacido
en Hamburgo y que vivía en Buenos Aires (ver
recuadro, a la derecha), organizó expediciones
Gran Bretaña se retira de Port
Egmont por motivos económicos,
pero mantiene su reclamo de
soberanía.
España se retira de East Falkland y
mantiene su reclamo de soberanía.
Las islas se quedan si una población
establecida o administración.
a las islas. La primera en 1824 fue un desastre,
pero la segunda en 1826 fue mejor organizada
y Vernet fundó un asentamiento exitoso en Port
Louis en el sitio de la colonia española. En 1829
fue nombrado comandante del asentamiento
por el gobierno de Buenos Aires. Sin embargo,
se tomó demasiadas atribuciones al confiscar
barcos que pertenecían a marineros de los
Estados Unidos alegando que estaban cazando
en forma furtiva. Ya que los estadounidenses
habían estado cazando focas y ballenas en las
aguas de las Falkland desde la década de 1770,
estaban indignados y una fragata naval, el USS
Lexington, zarpó a Port Louis en diciembre de
1831, desmantelaron las defensas de Vernet y
se llevaron a la mayoría de los europeos que
se encontraban entre sus colonos. Diez meses
después, en octubre de 1832 el Gobierno
argentino envió una guarnición a Port Louis
la que rápidamente se amotinó y asesinó a su
comandante.
Los británicos habían estado siguiendo los
acontecimientos atentamente cuando Vernet
estableció su colonia y su misión diplomática
en Buenos Aires había protestado por la
En años recientes, los descendientes de Louis
Vernet se han unido a la delegación argentina
en las Naciones Unidas para darle justificación
histórica la causa argentino, pero el rol de su
ancestro en la fundación del asentamiento de Port
Louis es más ambiguo de lo que ellos admiten.
Nacido en Hamburgo en 1791, Louis (o Lewis,
Luis o Ludwig) Vernet venía de una familia francesa
protestante y se mudo primero a Filadelfia y luego
a Buenos Aires. En 1823 recibió una concesión del
Gobierno de Buenos Aires para carnear ganado
en las Falkland que tuvo como resultado una
expedición sin éxito. En 1828, Vernet recibió una
concesión de casi toda East Falkland del Gobierno
argentino. El representante británico vio a Vernet
en 1829 y lo describió como “un hombre muy
inteligente… (quien) estaría, según creo, muy
contento si el Gobierno de su Majestad tomara su
asentamiento bajo su protección”. Gran Bretaña
protestó en contra de la violación de soberanía
por parte de Argentina en noviembre de ese año
después de que Vernet recibiera el rango oficial de
comandante.
El asentamiento de Vernet fue establecido
con colonos de Argentina, Gran Bretaña y América
del Norte. Pero, en un intento de impedir la caza
de focas para la que no se había otorgado una
licencia, Vernet arrestó a varias embarcaciones
americanas y provocó un ataque naval de los
Estados Unidos en su asentamiento en 1831. En
1832, el Gobierno argentino puso una guarnición
que no duró mucho en Port Louis y el Gobierno
británico retomó la administración después
expulsando a la guarnición en 1833.
El coronel David Jewett, al servicio del Gobierno de Buenos Aires, pero que actua sin
autoridad, reclama las islas a nombre de Buenos Aires. Pero, no se establece ningún
asentamiento después de su visita y las islas continúan sin gobierno. La noticia del acto de
Jewett llega a Buenos Aires un año más tarde vía prensa extranjera.
Vernet se había ido de las islas en noviembre
de 1831 en uno de los barcos estadounidenses que
había capturado y nunca volvió. Trató de recibir
compensación tanto del Gobierno americano
como del británico. Los estadounidenses
rechazaron su demanda por completo. Gran
Bretaña rechazó su demanda por edificios y tierra,
pero a la larga sí le otorgó £2.400 por los caballos
que había dejado en el asentamiento. Vernet era
claramente un hombre hábil, pero su aventura
fue esencialmente de carácter personal y buscó a
colonos del norte de Europa y los Estados Unidos
en vez de Argentina. Hubiera estado contento de
recibir protección británica, pero en Londres no
estaban dispuestos a reconocer las propiedades
que tenía bajo la concesión argentina.
Murió en Buenos Aires en 1871. Sus dos
hijos prosiguieron con sus reivindicaciones sobre
las Falkland y Staten Land (Isla de los Estados) y
puede que su interés haya inducido al presidente
argentino Roca a resucitar la reivindicación
nacional en la década de 1880 después de que
habían pasado más de treinta años desde que el
Convención de Paz (Tratado Arana-Southern)
había terminado con todas las disputas.
Después de un intento sin éxito en 1824,
Louis Vernet dirige una expedición a las
islas y establece una coloniza Port Louis.
1826
1820
1811
1774
1770
-1771
Charles Darwin visitó las islas en 1833 y 1834 con el
Beagle.
Sir James Clark Ross, “el hombre más buen mozo en la
Marina”, pasó el invierno de 1842 en Port Louis con la
Expedición Antártica.
designación de Vernet y lo hizo de nuevo cuando
el desafortunado comandante de la guarnición
fue designado en 1832. Había preocupación en
Londres de que la anarquía llegara a las Falkland y
se convirtiera en una base para piratas. En 1832 el
Capitán Onslow del HMS Clio recibió instrucciones
de reivindicar la soberanía británica de las islas,
pero sin expulsar a la población civil. Llegó a Port
Louis el 2 de enero de 1833. La mañana siguiente
y de manera firme pero diplomática, Onslow dio
instrucciones a la goleta naval argentina, cuyo
capitán había tomado el poder en Port Louis que
se marchara. No hubo disparos ni violencia de
ningún tipo. Cuatro civiles decidieron irse con la
guarnición amotinada en la embarcación pero la
mayoría de las dos docenas de colonos de Vernet,
en su mayoría gauchos, permanecieron bajo la
bandera británica.
Onslow no tomó medidas con respecto a
la administración de las islas más allá de darle al
tendero irlandés una bandera del Reino Unido y
25 brazas de cuerda para izarla. Charles Darwin,
que visitó las islas con el Capitán Fitzroy en el
Beagle en marzo de 1833 describió al tendero
como el “residente inglés”. Vernet, que todavía
administraba su propiedad desde Buenos
Aires, fue la causa involuntaria de los horribles
acontecimientos de agosto de 1833 cuando los
gauchos, dirigidos por Antonio Rivero, atacaron
repentinamente y mataron a sus agentes en Port
Louis (incluido el tendero) en protesta contra la
negativa de Vernet a pagarles con divisa fuerte.
Un pequeño grupo británico dirigidos por un
teniente naval llamado Henry Smith desembarcó
en enero de 1834, restableció el orden y arrestó
a los asesinos. Fueron enviados a Inglaterra para
someterlos a un juicio, sin embargo, fueron
devueltos a Montevideo ya que solamente
ANTONINA ROXA
Princesa entre los gauchos
Gauchos trabajando: una de una serie de acuarelas hechas por Will Dale (1826-1870).
Nadie sabe dónde o cuándo nació Antonina Roxa
pero ella fue una las personalidades más célebres
de la primera época de la historia de las Falkland.
Supuestamente “princesa”; era la hija de un jefe
indio en los territorios del Río de la Plata, llegó a
Port Louis cerca de 1831 cuando Louis Vernet
estaba al mando. Durante los asesinatos de 1833
se refugió de Antonio Rivero y sus seguidores con
los otros colonos en una pequeña isla costera. En
1834 el oficial naval británico a cargo accedió a que
pudiera quedarse con uno de cada dos terneros
del ganado salvaje que ella había amansado. Un
comandante posterior la describió como “una
persona muy humana buena y particularmente
útil como doctora y matrona”.
Fue la primera persona en hacer un juramento
de lealtad a la Corona británica en 1841 y tuvo
una propiedad, ganado y ovejas en Port Louis. Se
cambió a la nueva capital Stanley y fue dueña de
un terreno allí. Se había casado con un marinero
estadounidense llamado Kenney en la década
de 1830 pero se divorció en 1838. En la década
de 1850 se casó con un gaucho de Montevideo
llamado Pedro Varela y en 1866 tomó en arriendo
2450 hectáreas en su nombre en la costa oeste de
East Falkland. Murió en 1869 y está enterrada en el
cementerio de Stanley.
Antonina dejó una vívida impresión y fue
aceptada por todos los que la conocieron como
una persona por derecho propio. Fue una de las
personalidades más pintorescas de los primeros
años de la colonia.
El Gobierno de Buenos Aires emite un decreto en el que se exponen sus derechos, supuestamente derivados de las autoridades coloniales
españolas y designa a Louis Vernet como comandante. Gran Bretaña protesta formalmente que el decreto infringe su soberanía.
Representantes británicos en Buenos Aires informan a Londres que Vernet no tendría problemas si Gran Bretaña tomara su asentamiento
bajo su protección.
El barco de guerra Lexington de los Estados Unidos destruye
propiedades en Port Louis en represalia por el arresto de tres
embarcaciones estadounidenses hecho por Vernet. Su capitán, Silas
Duncan, saca a los colonos europeos y declara que no hay soberanía
en las islas.
Falla un intento por fundar un asentamiento penal en
las islas cuando el comandante recién designado desde
Buenos Aires es asesinado por sus propios soldados.
1832
1831
1829
ANTONIO RIVERO Gaucho y asesino
Antonio Rivero estaba entre los gauchos traídos
desde Argentina por Louis Vernet para trabajar
en Port Louis. En la lista de habitantes del Capitán
Onslow se señala que tenía 26 años de edad (en
1833) y que había nacido en Buenos Aires. Antes
de partir, Onslow tomó nota del hecho de que los
gauchos estaban disconformes con sus sueldos y en
efecto, Vernet estaba pagándoles a sus hombres con
billetes que él había impreso.
El 26 de agosto de 1833, Rivero lideró a un
grupo de dos trabajadores de granja y cinco indios
en un ataque al agente de Vernet, Mathew Brisbane,
lo que resultó en la muerte de éste y de otros cuatro
colonos. El resto de los colonos huyó a una isla
costera y luego de seis meses un grupo de marinos
británicos y gauchos leales localizaron a Rivero y
sus seguidores. En marzo de 1834, Rivero vendió
sus hombres a los británicos, quienes los arrestaron
y los enviaron a Inglaterra para enjuiciarlos, pero
los agentes de la ley del gobierno decidieron que
no estaba claro que Rivero y sus hombres eran
ciudadanos británicos al momento de los asesinatos
y tomaron la decisión de enviarlos de vuelta a
Sudamérica. Rivero fue liberado en Montevideo.
Rivero ha sido descrito como un rebelde
patriota desde la década de 1950, cuando se publicó
en un libro una narración ficticia de los asesinatos
representada como un acontecimiento patriótico
y cuando el presidente Perón estaba promoviendo
la reivindicación argentina sobre las Falkland. En
1982 después de la invasión argentina, Stanley fue
renombrada Puerto Rivero por poco tiempo, hasta
que se hizo público que era un modelo de conducta
cuestionable. Los historiadores argentinos serios
no se engañan sobre Rivero ni sus intenciones; fue
descrito formalmente como criminal, y no como un
héroe patriota en un informe aprobado en forma
unánime por la Academia Nacional Argentina
de Historia en 1966, pero es aclamado de vez en
cuando por políticos menos detallistas.
El capitán Onslow retoma el control de las
islas para Gran Bretaña. Charles Darwin
visita las islas en el Beagle.
los súbditos británicos podían ser enjuiciados
en Gran Bretaña por homicidios cometidos
fuera de las islas británicas. Por los ocho años
siguientes, las islas fueron administradas por
una sucesión de tenientes navales bajo las
órdenes del Almirantazgo, los que tenían un
diario de navegación en el que anotaban los
acontecimientos como si estuvieran en un barco
y nunca se olvidaban de registrar como estaba
el tiempo. La población de Port Louis creció
lentamente bajo dominio británico y un barco
británico realizó la primera inspección meticulosa
de las costas de las Falkland. En 1841, el Gobierno
en Londres decidió regularizar la situación y
despachó a un joven oficial de máquinas llamado
Richard Moody a las islas como gobernadorteniente (ver Administración y Gobierno).
El mar y las Falkland
El mar siguió dominando la vida en las islas. A la
llegada de Moody en 1842, la expedición Antártica
de Sir James Clark Ross zarpó hacia Port Louis para
pasar el invierno. El gran explorador le aconsejó
a Moody que moviera su pequeña capital hacia
el sur cerca de un puerto más accesible para los
barcos de vela, y eso hizo Moody fundando Stanley.
El pueblo creció en forma constante durante
la segunda mitad del siglo XIX, principalmente
debido al comercio y a las necesidades de los
barcos que pasaban por el ajetreado puerto. A
medida que los nuevos colones llegaban y se
dirigían hacia los pastizales de East y West Falkland,
sus asentamientos fueron colocados cerca de
puertos naturales y fondeaderos para que las
embarcaciones pudieran traer suministros y
llevarse fardos de lana.
En esta época las islas eran una de las
principales rutas de navegación del mundo
El primer teniente gobernador
británico, Richard Moody, es
designado; desembarca en Port Louis
en enero de 1842.
desde Australia y Nueva Zelanda o desde la
costa oeste de Sudamérica, alrededor del Cabo
de Hornos y después hacia Europa y a la costa
este de Estados Unidos. En 1854 se erigió un faro,
armado con láminas de hierro fundido hechas
en Inglaterra; hasta hoy permanece en pie, y
Stanley se convirtió en un puerto de refugio para
los barcos que habían sido dañados rodeando
el Cabo de Hornos. Surgió rápidamente un
movido negocio de reparaciones de barcos y
los comerciantes llevaban sus barcos dañados
que no se podían reparar, para usarlos como
bodegas o muelle de carga. Fue en esta etapa
en la que Stanley adquirió muchos de los cascos
de los veleros de madera los que hacen único
al puerto actual. En 1859 se abrió un registro de
embarcaciones en Stanley y todavía continúa en
servicio. (Ver el recuadro a la derecha).
Para comienzos del siglo XX, el escenario
estaba cambiando: los barcos eran construidos en
forma más sólida, muchos de hierro y la mayoría
de vapor así es que la reparación de barcos ya
no era tan necesaria o rentable. En 1914 abrió el
Canal de Panamá y disminuyó mucho el tránsito
alrededor del Cabo de Hornos.
Los cazadores de ballenas y focas continuaron
con sus actividades en las aguas de las Falkland
y en otras áreas del Atlántico Sur. El Gobierno
intentó controlar a ambos grupos y en particular
proteger los “parideros” en las costas en las que las
focas y lobos marinos se reunían y en los que los
cazadores estuvieron a punto de exterminarlos.
Se estableció una estación ballenera en West
Falkland en los primeros años del siglo XX pero
no duró mucho ya que la industria se centró en
South Georgia.
JACK SOLLIS
marinero
Jack nació en Darwin en 1915 y pasó su niñez en
los asentamientos de Goose Green y Port Louis.
Cuando era niño empezó su fascinación por
los barcos y al edad de quince se embarcó en el
queche Perfecto García que pertenecía a Jack
Cracker Davis, conocido popularmente como
el último de los piratas de las Falkland. Durante
la década de 1930 se cambió a un empleo más
convencional con la FIC, cuyos barcos de vapor, el
Fitzroy y la Lafonia, recolectaban lana alrededor de
las islas y la entregaban en Montevideo. Durante
la Segunda Guerra Mundial, Jack fue timonel de
la lancha del gobierno llamada Alert y recibió
la medalla del imperio británico por su labor
en tiempos de guerra al entregar suministros y
el correo a numerosos y distantes puestos de
observación alrededor de las costas de las Falkland.
En 1940 se casó con Maude Duffin. En 1949 llegó
a ser el capitán de la nueva lancha del gobierno
llamada Philomel y cuando ésta fue reemplaza por
el pequeño barco de cabotaje llamado Forrest en
1967, Jack tomó el mando y lo capitaneó por el
resto de su vida laboral. En 1982, mantuvo al Forrest
fuera de Stanley, y trasteó a las fuerzas invasoras
En Stanley se continuó confiando en los
vínculos marinos a Montevideo y hacia Gran
Bretaña. Después de la Segunda Guerra Mundial,
los barcos de la Falkland Islands Company (FIC)
zarparon a Montevideo desde Stanley y esto les
permitió a los pasajeros circular en barcos o por
aire a Europa. Las embarcaciones de la FIC también
navegaban a puertos pequeños alrededor de las
islas para entregar mercancías y para recolectar
Se establece la administración civil
por ley parlamentaria. Moody fue
promovido a gobernador de tiempo
completo.
EL PABELLÓN ROJO
argentinas en el radar del barco. Se jubiló en 1983.
En 1977, Jack Sollis recibió los agradecimientos
del comandante del pequeño destacamento de
la Infantería de la Marina Real en las islas por su
invalorable servicio hacia ellos y hay registros sobre
que incluso después de su jubilación agrimensores
navales fueron a su casa para conversar sobre sus
programas de trabajo con él. Murió en 1985 y está
enterrado en el cementerio de Stanley. Sollis Rock,
roca ubicada cerca de Sedge Island (al norte de
West Falkland), lleva su nombre.
fardos de la lana para su exportación. Cuando
en 1971, la FIC decidió que su último barco, el
muy preciado Darwin, era poco económico y se
alistaron a venderlo, los isleños se quedaron sin
una ruta obvia hacia el mundo exterior.
El camino quedó libre para que el Gobierno
argentino entrara con una oferta de un vínculo
aéreo a las islas (vea La Reivindicación Argentina).
La sede de gobierno fue trasladada de
Port Louis a Stanley. Se establecieron los
consejos ejecutivos y legislativos.
El Gobierno de las Islas Falkland abrió su propio
registro de embarcaciones en 1859 al enlistar a
la goleta Victor de propiedad del “señor John
Phillips de Stanley”. En julio de 1864, el Gobierno
británico había tomado medidas para que el
pabellón rojo, previamente usado solamente por
la Marina Real, sea enarbolado en el futuro por
barcos privados de comerciantes de Gran Bretaña
y de sus colonias.
El 15 de septiembre del 2003, el original registro
de una parte fue reemplazado por una registro
adaptado de cuatro partes similar al utilizado
en el Reino Unido cuando las Islas Falkland
adoptaron partes modificadas de la Ley de la
Marina Mercante de 1995 del Reino Unido.
Por lo general, el registro de las Falkland está
restringido a embarcaciones mercantes que no
sobrepasen las 150 toneladas largas, embarcaciones
de pesca y barcos pequeños, y cuyos dueños o
fletadores deben tener alguna conexión con las
Islas Falkland. Con la excepción de los barcos
pequeños en manos de privados que midan menos
de 24 metros de eslora, todas las solicitudes de
registro deben ser aprobadas por el gobernador
(siguiendo el parecer del Consejo Ejecutivo).
Las embarcaciones mercantes que excedan la
restricción de registro de las 150 toneladas largas
también requieren de la aprobación del Secretario
Estatal de Transporte del Reino Unido.
Dos barcos de British Antarctic Survey
(investigación antártica británica) pertenecen a
la flota mercante de las Falkland, vínculo que fue
establecido en 1925 con el registro del barco de
investigación antártica Discovery.
1845
1843
1841
1833
ADMINISTRACIÓN &
GOBIERNO
La tripulación del HMS Good Hope de vuelta después de una visita a Stanley en octubre de 1914. El primero de
noviembre, el buque de guerra fue hundido en la Batalla de Coronel. No hubo sobrevivientes.
CUANDO EL TENIENTE MOODy desembarcó en
Port Louis en enero de 1842 ya había varios colonos
británicos allí, además de los sobrevivientes de la
colonia de Vernet y una población cambiante de
cazadores de ballenas y focas. Moody estableció
una administración rudimentaria y recomendó
que las islas fueran pobladas. Pidió a un doctor y
a un capellán, los que fueron enviados junto con
un magistrado. Este fue el grupo que se cambió
a Stanley en 1845 cuando Moody cambió la sede
del gobierno.
El registro del gobierno de Moody aún
permanece en la oficina de Archivos Nacionales
Jane Cameron en grandes volúmenes
encuadernados. Su administración llevada
en forma concienzuda es impresionante.
Se promulgaron leyes, se recaudaron derechos
aduaneros e impuestos, y se hizo respetar el orden
público. Se hacía un censo a intervalos regulares,
se anotaban las visitas de barcos y se registraban los
nacimientos, los fallecimientos y los matrimonios.
Desde Londres, Moody recibió instrucciones
de instaurar un consejo ejecutivo y uno legislativo,
y así lo hizo en 1845. Los primeros consejeros
fueron Moody y sus oficiales de mayor rango.
Luego y en forma esporádica se agregaron al
consejo terratenientes o comerciantes. Este era un
gobierno representativo pero no era un gobierno
democrático. Los primeros consejeros electos
solamente asumieron sus cargos en 1949.
La defensa y las guerras mundiales
La defensa de las islas fue una preocupación
constante para gobernadores sucesivos. Aun
cuando podían recurrir a la Marina Naval, era muy
poco común que tuvieran barcos destinados a
las Falkland y se sentían vulnerables a la agitación
del continente en Sudamérica. En 1845, las
El gobierno británico firma un acuerdo para vender grandes
extensiones de tierra a los hermanos Lafone de Montevideo
y Londres. Los hombres de Lafone llegan en mayo de 1847.
hostilidades en el Río de la Plata entre las flotas
británicas y francesas y el gobierno argentino
del General Rosas llevaron al Gobernador
Moody a mandar a pedir artillería y armar una
milicia usando sus propios ingenieros militares;
menos de una docena, como entrenadores y
suboficiales. Finalmente, la artillería llegó desde
Inglaterra. La amenaza disminuyó y la milicia se
disolvió. No reapareció sino hasta 1891 cuando
el Gobernador Goldsworthy fue alarmado por la
llegada inesperada en las aguas de las Falkland
de barcos chilenos con una gran cantidad de
El gobierno británico y el de la República de Argentina ratifican la Convención de Paz (Tratado
Arana-Southern), saldando diferencias existentes y declarando el establecimiento de “amistad
perfecta”. Las protestas de Argentina sobre las Falkland cesan por los siguientes noventa años (con
una excepción en 1888).
RICHARD CLEMENT MOODY
El primer gobernador
Richard Moody nació en Barbados en 1813 y fue
hijo de un ingeniero real el que había entrado a
trabajar en la administración colonial. Moody
siguió los pasos de su padre y entró a la ingeniería
militar, lo que incluía la agrimensura. En 1841,
siendo solamente un teniente de 28 años, fue
seleccionado para ir a las Falkland como tenientegobernador para determinar lo que debería hacer
el gobierno británico con las islas. Moody preparó
un “Informe General” exhaustivo sobre las islas en
el que recomendaba que el gobierno estimulara
a los colonos y proponía la crianza de ganado
ovino a gran escala. También recomendó Stanley
por sobre Port Louis como la sede del gobierno,
diseño el nuevo pueblo y supervisó el traslado en
1845.
El Gobierno británico no estaba dispuesto a
subsidiar la emigración, pero unos pocos colonos
vinieron por iniciativa propia. Los hermanos anglouruguayos Lafone invirtieron en extensas áreas de
tierra, y así se transformaron en los precursores
de Falkland Islands Company. Moody estableció
una administración regular y en 1845 designó
a los miembros de un consejo legislativo y uno
ejecutivo, se estableció una corte, se construyeron
una iglesia y una cárcel y se armó una milicia.
Como gobernador, el principal defecto
de Moody fue su incapacidad para llevarse
bien con sus subordinados (en especial con
su desequilibrado hermano James que era el
capellán de la colonia) y con los oficiales navales
de visita, pero él estableció las bases sobre las
que construyeron sus sucesores. Dejó las islas
en 1848 y volvió a las fuerzas armadas en Gran
Bretaña. Se casó en 1852 y en 1858 fue promovido
a coronel y designado teniente-gobernador de
Columbia Británica, en donde cumplió funciones
hasta 1863. Se jubiló en 1866 y falleció en 1887 en
Bournemouth.
El área llamada Moody Brook (riachuelo
Moody) al oeste de Stanley lleva su nombre,
pero su verdadero legado son los 180 años de
administración británica y el pueblo de Stanley.
revolucionarios. La milicia fue nombrada Falkland
Islands Volunteer Force (Fuerza Voluntaria de las
Islas Falkland) y todavía existe con el nombre de
Falkland Islands Defence Force (Defensa Civil de las
Islas Falkland). Se movilizó durante ambas guerras
mundiales y durante la invasión argentina de 1982.
Aun cuando son remotas, las islas se vieron
afectadas por ambas guerras mundiales. En 1914
tuvo lugar la Batalla de las Islas Falkland cuando
el escuadrón alemán de cruceros del Almirante
von Spee, exaltado por la victoria después de la
Batalla de Coronel en la que habían destruido un
escuadrón británico, hizo frente a los cruceros de
batalla británicos bajo el mando del Almirante
Sturdee con Stanley a la vista. La flota de von Spee
fue destruida y la victoria se convirtió en feriado
en las islas; Battle Day (el día de la batalla) todavía
es celebrado el 8 de diciembre de cada año en el
Una flota española dirigida por el Almirante
Pinzón y Álvarez visita Stanley, saluda la
bandera británica y rindió los saludos de rigor al
gobernador.
Toda el área de terrenos de West Falkland es
abierta para su uso agropecuario; toda la tierra es
arrendada para el año 1869.
The Falkland Islands Company (FIC) es
fundada en Londres; compra la parte de los
intereses de Lafone y se convierte así en la
dueña de terrenos más grande de las islas.
El símbolo del Consulado de Uruguay en Stanley
CÓNSULES EN STANLEy
William H Smyley fue el primer representante
extranjero en las Islas Falkland cuando fue
designado como agente comercial para los
Estados Unidos en 1851 y visitó al gobernador
usando su uniforme consular. Le siguieron una
sucesión de cónsules estadounidenses profesionales
(de carrera) hasta 1908 cuando se fue el
último. Otras naciones designaron a residentes
destacados de Stanley como cónsules honorarios
en siglo XIX y en 1936 Chile, Francia, Italia,
Noruega y Uruguay fueron todos representados.
1866
1863
1851
1850
1846
william allardyce
Gobernador y ecologista
‘“LA ESTAMPILLA MÁS HERMOSA DEL MUNDO”
Las primeras estampillas de las Islas Falkland
fueron emitidas el 19 de junio de 1878 y con
nuevos valores, papel de seguridad e impresiones
posteriores, el conjunto creció a 8 valores, más
valores altos de 2/6d y 5/-. De hecho, el valor de
media corona (2/6d) de la reina
Victoria ganó una competencia
contemporánea internacional
como la estampilla más hermosa
del mundo. Todas éstas fueron
reemplazadas en 1904 después
de que el rey Eduardo VII
ascendiera al trono.
En 1933 salió la simbólica
edición pictórica del centenario, un
grupo excepcional de estampillas
conmemorativas para celebrar cien
años de administración británica.
Argentina se mostró firmemente en contra y
desde entonces sus autoridades postales
han retrasado al azar, cobrado impuestos e
interrumpido la correspondencia de las Falkland
que entró a su país.
A estas primeras ediciones se han agregado
más ediciones nuevas, básicas, conmemorativas o
indicando franqueo insuficiente, cartas aéreas,
sobres y papelas para el deleite de coleccionistas
locales e internacionales. Cada diseño es revisado
cuidadosamente e impreso de forma maravillosa.
Son especialmente atrayentes las estampillas
“bisecadas” de 1891, las que habían
sido cortadas por la mitad para
ocupar el lugar de diseños recién
encargados que se perdieron en el
mar en un barco que naufragó.
La filatelia ha cumplido una
función significativa en la economía
de las Falkland y las estampillas
de las islas siguen gozando de un
estatus preeminente y popularidad
entre los coleccionistas de todo
el mundo, y las colecciones de las
Islas Falkland de algunos de éstos
han recibido medallas de oro en competencias
internacionales. Las estampillas de las Falkland
han sido embajadoras magníficas para su país por
más de 130 años. En la actualidad, las últimas
ediciones se pueden encontrar en el Departamento
de Filatelia en Stanley.
monumento ubicado en la costanera de Stanley.
Durante la Segunda Guerra Mundial, las islas
fueron testigos de las secuelas de la batalla del
Río de la Plata cuando los barcos británicos
victoriosos pero estropeados navegaron a Stanley
para ser reparados. Luego, cuando Japón entró
en la guerra, la guarnición fue reforzada por un
batallón británico el que entregó seguridad a las
islas hasta el fin de la guerra. Se recaudaron fondos
en las islas durante las guerras mundiales lo que
trajo como resultado la donación de un avión con
configuración propulsora y dos cazas Bristol al
Royal Flying Corps (cuerpo de vuelo real) en 191418 y diez aviones Spitfire a la Fuerza Aérea Real en
la Segunda Guerra Mundial.
La búsqueda de diversidad
Otra preocupación inalterable del gobierno
fue la economía de las Falkland. El éxito de la
industria de la lana en el siglo XIX creó en realidad
una economía basada en un solo producto. A
principios del siglo XX, la caza de ballenas parecía
ofrecer una fuente alternativa de empleo, pero la
estación ballenera establecida en New Island no
duró mucho y la industria se concentró en la isla
South Georgia. En la década de 1950, el gobierno
británico hizo una fuerte inversión en la planta
procesadora de carne en Ajax Bay, pero resultó ser
un caro fracaso del que se puede rescatar que los
abandonados galpones sirvieran de refugio a un
hospital militar – la “Máquina Roja y Verde de la
Vida” – durante el conflicto de 1982.
La verdadera diversificación solamente llegó a
fines de la década de 1980 y 1990 con la pesca, el
nuevo matadero y la prospección petrolera, (ver La
Obtención de la Paz).
Allardyce nació en India en 1861 y ingresó a las
fuerzas armadas coloniales a los 18 años. Por 25
años, sirvió en Fiyi convirtiéndose en experto en
la cultura de ese lugar y además le puso a sus dos
hijas nombres fiyianos. Pasó a ser gobernador
de las Islas Falkland en 1904 y sus once años de
servicio coincidieron con la llegada de la industria
sur de la caza de ballenas, el establecimiento
de las Dependencias de las Islas Falkland y el
comienzo de la Primera Guerra Mundial. En 1904,
los noruegos establecieron estaciones balleneras
en las isla South Georgia y Allardyce introdujo
legislación para entregar licencias a balleneros
y para establecer un régimen de conservación.
South Georgia y los territorios británicos en la
Antártica fueron designados Dependencias de
las Islas Falkland y se introdujo una administración
básica. Allardyce estaba igualmente preocupado
por la sobreexplotación de los parideros de focas
alrededor de las Falkland. Sobre todo, quería
asegurarse de que los ingresos provenientes de
las nuevas industrias se invirtieran para proteger a
las islas contra un posible colapso de la industria
de la caza de ballenas. Lamentablemente, los
reglamentos que introdujo fueron suspendidos
en 1914 con el comienzo de la Primera Guerra
Mundial y la demanda apremiante por aceite de
ballena para explosivos.
Pronto, la guerra afectó a las Falkland en forma
directa. Después de hundir dos cruceros británicos
en las cercanías de Chile, la victoriosa flota alemana
de Graf von Spee emprendió rumbo hacia las
Falkland. Allardyce y las islas fueron rescatadas por
la llegada a último minuto de una flota británica
con cruceros pesados los que destruyeron a
los alemanes durante un día de batalla en las
cercanías de Stanley. La estación radiotelegráfica
que Allardyce había abierto en 1912 tuvo un papel
crucial en la salvación de las Falkland.
Allardyce fue probablemente el gobernador
más impresionante en la historia de las islas.
Durante su período se abrió el hospital King
Edward VII Memorial, al igual que la municipalidad,
la que incluía una biblioteca, museo y la escuela
secundaria. Fue trasladado en 1915. Sus destinos
posteriores incluyeron Bahamas, Tasmania y
Terranova. Allardyce falleció en Inglaterra en 1930.
Darwin 1902
Visita de S.A.R. el príncipe Alfredo,
Duque de Edimburgo, segundo hijo de la
Reina Victoria.
La correspondencia entre los gobiernos británicos y argentinos sobre una
propuesta de un mapa argentino que incluiría a las Falkland terminó con
una protesta formal por parte de la Embajada Británica en Buenos Aires.
El gobernador argentino de la
provincia de Santa Cruz, Carlos
Moyano, visita las Falkland para
reclutar colonos. Encuentra novia.
La catedral de Stanley es
consagrada por el obispo
Stirling.
Apertura de la estación de
radiotelegrafía.
En la Batalla de las Falkland, la Marina Naval destruye
a la flota alemana del almirante Graf von Spee y retiene
el control del Atlántico Sur.
1914
1912
1892
1885
1884
- 1885
1871
COMO INGENIERO MILITAR, EL GOBERNADOR
Moody estaba bien calificado para hacer las
mediciones y el trazado de la nueva capital de
Stanley, y recibió la ayuda de su pequeña escolta
de zapadores, todos obreros hábiles que realizaron
una gran parte de la obra de construcción.
El pueblo fue trazado en un diseño cuadriculado
a lo largo de la orilla del mar porque todos los
bienes serían importados en barco y podrían ser
descargados cerca de donde se necesitaban.
Estaba orientada en dirección norte hacia el sol del
mediodía y se inclinaba levemente hacia la colina
alejándose del mar hacia los bancos de turba en la
cresta de la colina. En un invierno crudo, los niños
todavía pueden bajar en trineo cruzando las calles
horizontales hasta la llamada Ross Road que se
extiende a lo largo de la costa.
Stanley se desarrollo rápidamente y dependía
para su existencia en la administración y el puerto.
stanley
La capital de las Falkland
No solamente había carga que bajar para el pueblo
y los asentamientos en el campo, pero también
había un negocio considerable de reparación de
barcos. Stanley tuvo un aumento significativo
de habitantes en 1849 cuando un grupo de ex
soldados; los llamados “pensionados militares”,
llegó a las islas para colonizar y proporcionar
una guarnición. Con los pensionados, que eran
en su mayoría irlandeses, vinieron sus familias
y un conjunto de casas de madera de un piso
prefabricadas. Muchos de los pensionistas se
fueron de las islas cuando terminaron sus contratos
de trabajo, pero aquellos que permanecieron
tuvieron roles fundamentales en la vida de Stanley.
Sus viviendas todavía se mantienen en pie en la
calle llamada Pioneer Row y una ha sido convertida
en un museo para dar una impresión de la vida en
Stanley en la época victoriana.
A medida que pasó el siglo, se fueron
construyendo en Stanley los edificios requeridos
en una ciudad capital en miniatura. La Casa del
Gobierno, diseñada por el gobernador Moody, no
fue terminada sino hasta finales de la década de
1850. El segundo gobernador, George Rennie, fue
escultor y diseñador industrial y diseño el plano
de la Lonja con una torre de estilo italiano en la
década de 1850. Este edificio tenía espacio para
asambleas públicas y el culto. En la década de
1840 se construyó un bloque de cuartel para los
zapadores, en 1873 se erigieron una comisaria y
una cárcel. En 1878 una esplendida casa de ladrillo
para su gerente; Stanley House, la que ahora es un
internado para los niños del campo que asisten a
la escuela en Stanley.
Finalmente, en los últimos años del siglo
XIX se completaron tres edificios religiosos. La
catedral anglicana, una iglesia gótica de ladrillos
de un rojo uniforme, fue consagrada en 1892,
1888 y la compañía de la familia, menos las granjas,
fueron vendidas a la Falkland Islands Company.
Orissa no tuvo hijos propios pero se hizo cargo
de la familia de un marino llamado William Luxton,
cuando él murió. Encontró capacitación para los
hijos de él e hizo los arreglos para la boda de la hija.
La siguiente generación fue igual de cercana con
Orissa y cuando murió le dejo la granja en Chartres
al más joven William Luxton cuyos descendientes
todavía viven allá. Tocaba el armonio en la
iglesia ubicada en la Lonja hasta que el edificio
fue destruido por el alud de turba en 1886.
Posteriormente, fue una importante benefactora
de la nueva catedral; pago por la ventana oeste, el
reloj de la torrecilla y por cinco de las campanas.
La bondad de Orissa hacia todos quedó
demostrada con un juego de vajilla de plata
dorada que los colonos le entregaron, el que en la
actualidad se encuentra en el museo en Stanley.
Falleció en 1920 y está enterrada en el cementerio
de Stanley. Por varias generaciones, Orissa fue
uno de los nombres preferidos entre las niñas de
las Falkland.
ORISSA DEAN Benefactora
Nacida en Orissa, India en 1840, Orissa Watton se
casó con George Markham Dean en 1862 y vino
a las islas con él al año siguiente. Compraron
Stanley Cottage, supuestamente la primera casa
en Stanley, una preciosa casa en la costanera.
George y su hermano Charles administraron
el muy exitoso negocio comercial fundado por
su padre JM Dean en la década de 1840. Además,
George fue cónsul de Dinamarca y vice-agente
commercial de Estados Unidos en Stanley. Cuando
en 1866 se abrió West Falkland para su colonización,
los Dean arrendaron dos granjas del gobierno
y agregaron una tercera en 1874. Para celebrar
el cincuenta aniversario de reinado de la reina
Victoria en 1887, los Dean construyeron Jubilee
Villas, la hilera de casa adosadas de ladrillo cerca del
embarcadero en Stanley. George Dean falleció en
Stanley in 1866: acuarela de un artista italiano de visita en las islas, E de Martino. La torre de la lonja es prominente.
Ellaline Terriss, estrella del teatro del West
End nació en Stanley en 1871.
HENRY FELTON
Pensionado pionero patriarca
Christ Church Catheral (catedral de la iglesia de Cristo) antes de 1902.
la iglesia católica romana fue una estructura de
madera que la fue abierta en 1873, y trasladada a
un edificio más grande; la actual iglesia, en 1899;
la comunidad disidente compró de Inglaterra el
Tabernacle; una capilla prefabricada, y la ensambló
en 1891.
Las viviendas eran construidas normalmente
con madera, aunque algunas de las primeras
moradas fueron hechas de piedra (y fueron éstas
las que fueron designadas como refugio para los
civiles durante el Conflicto de 1982). El mundo
comercial estaba dominado por dos firmas, la
Falkland Islands Company y el grupo rival de la
compañía de JM Dean con su tienda llamada
West Store. En 1888, la FIC adquirió el negocio de
Dean con la tienda, dos bares, un hotel, un club,
viviendas para los empleados, una flota de barcos,
un negocio de reparación de barcos y servicios
bancarios para la mayoría de los granjeros. La FIC
dominó la vida comercial en Stanley durante el
siglo siguiente y era difícil para cualquier negocio
aspirante hacerle competencia.
La reparación de barcos era un negocio
floreciente y los pocos maestros en Stanley podían
cobrar sueldos altos. Los capitanes de barcos
estaban escandalizados ante los precios de Stanley
y los gobernadores le aseguraban a Londres que
los colonos estaban lejos de estar cortos de dinero.
El entretenimiento en Stanley era similar al
de Inglaterra en la época victoriana: jardinería,
fútbol, el pub, los dardos, tiro al blanco con
armas de alto calibre (equipos de las islas
competían regularmente y en forma destacada
en las competencias anuales en Bisley, Inglaterra).
El primer cine fue abierto por el sacerdote
LA TURBA Y LOS ALUDES DE TURBA
Combustible formado por materia vegetal no
descomponible y comprimida, la turba es muy
común en las islas y entregaba calor para casi
todas las viviendas por aproximadamente los
primeros cien años de administración británica.
Aunque en la práctica era gratis, cortar la turba
era una tarea laboriosa y una vez que estaba
seca no era un combustible particularmente
eficaz. En Stanley se designó un feriado para
la labor. Desde el Conflicto de 1982 la turba ha
sido en gran medida reemplazada por petróleo
combustible.
Había una turbera grande en la colina sobre
Stanley, lo que era conveniente para el pueblo
pero que no estaba drenada adecuadamente. Dos
veces en el siglo XIX turba empapada se deslizó
por la colina al muelle. La primera vez en 1878,
nadie resultó herido y solamente algunas casas
fueron dañadas, pero el segundo alud en 1886 fue
más destructivo. Dos personas murieron y varias
casas resultaron destruidas y la Lonja con su
preciosa torre quedó tan debilitada que tuvo que
ser demolida. De ahí en adelante, se introdujo un
sistema eficaz de drenaje y desapareció el peligro
de otros aludes.
católico romano en 1913. Había una tradición
de entretenimiento de aficionados que era las
presentaciones teatrales y de ópera. La transmisión
fue introducida en 1929 por el gobernador Hodson
(quien también era un productor entusiasta de
las presentaciones teatrales de aficionados). Los
programas eran transmitidos por línea telefónica
a Stanley y áreas cercanas del campo.
La introducción de las comunicaciones
Las casas llamadas Jubilee Villas, construidas en 1887.
Tras la batalla del Río de la Plata, el
victorioso escuadrón británico recala en
Puerto Stanley para hacer reparaciones.
Miembros elegidos por sufragio
universal de adultos son incluidos en
el Consejo Legislativo.
Visita del duque de Edimburgo como
parte de una gira por la Mancomunidad
de Naciones en el yate real Britannia.
Primera incursión de una
aeronave ligera argentina.
Henry Felton nació en Londres en 1798 e ingresó
al Life Guards (regimiento de caballería de la
guardia real) en 1820. Jubiló del Ejército en 1844,
con documentos de retiro en lo que se señalaba
que era excelente, honesto, sobrio y que mantuvo
a su tropa en condiciones excelentes. Se había
casado con Martha Ann Staples en 1838 y para
1849 tenían siete hijos.
En los primeros años de colonización, el
gobernador de las Falkland estaba buscando
a hombres; la solución fue encontrar a ex
soldados; llegó a Stanley en octubre de 1849.
Fue su responsabilidad supervisar la construcción
de las casitas prefabricadas enviadas para los
pensionados (las que todavía están en pie) y
debidamente se instaló con su familia en una de
éstas.
Martha tuvo otros siete hijos en Stanley y
debido a que su casa se hizo demasiado pequeña,
Felton se convirtió en el patrón del pub Queen’s
Arms. Fue el siguiente en estar al mando de los
pensionados y más delante de la milicia, y también
sirvió como juez de paz y miembro del Consejo
Ejecutivo.
Falleció en Stanley in 1876, seguido por su
esposa en 1880. Sus hijos prosperaron: dos fueron
granjeros muy exitosos, uno se convirtió en
miembro del Consejo Ejecutivo y otro del Consejo
Legislativo. En una estampilla emitida en 1994
para conmemorar el aniversario 150 de Stanley
destaca un retrato de Henry Felton, y hoy en día
hay familiares de él que prosperan en Stanley.
1964
1957
1949
1939
radiotelefónicas en el campo en 1950 fue un paso
bienvenido hacia la disminución del aislamiento
de las familias en estas áreas. Los operadores en
Stanley eran figuras claves en la sociedad de las
Falkland con la entrega de noticias, consejos y
alivio a todo el que llamaba.
El gran evento deportivo del año era el
Stanley Sports el día después de Navidad, el que
atraía a jinetes y caballos del East y West y todo
el pueblo asistía. La pesca también era popular
debido al “robalo” local o la trucha de mar que
fueron introducidos exitosamente a los ríos de las
Falkland en la década de 1950.
Los servicios sociales eran limitados. El primer
doctor vino a las islas en 1843 pero el hospital – el
King Edward VII Memorial Hospital – no fue abierto
sino hasta 1914. Se fundó una escuela primaria
en la década de 1840 y en ésta se entregaba
educación elemental mientras que la Iglesia
Católica Romana también ofreció una escuela en
la que la enseñanza la entregaban monjas. Sin
embargo, hasta 1910 sólo era obligatorio ir hasta
los 12 años. Los de más recursos enviaban a sus
hijos a Gran Bretaña o Uruguay para su educación
secundaria o universitaria, pero habían pocas
oportunidades en las islas y los puestos más
importantes en el gobierno eran reservados para
los oficiales en servicio colonial del Reino Unido.
Pero después de casi 140 años de relativa
prosperidad, Stanley; antes de la invasión
argentina, estaba en declive. El acceso a las
Falkland era en la práctica controlado por LADE,
el brazo comercial de la Fuerza Área argentina,
la que entregaba el único vínculo regular al
mundo exterior. La compañía petrolera estatal
argentina, YPF, suministraba todo el combustible
de las islas. Daba la impresión que las Falkland
Stanley Cottage
Baile en la municipalidad de Stanley en la década de 1950.
Secuestro por parte un grupo extremista
del DC4 de Aerolíneas Argentinas hasta el
hipódromo de Stanley.
La visita del subsecretario Lord
Chalfont fue recibida con protestas.
Tercera incursión aérea.
Una pista de aterrizaje temporal es construida
por personal argentino en Stanley para uso de
aeronaves civiles argentinas.
LAS COMPETENCIAS DEPORTIVAS DE STANLEY
estaban quedando poco a poco bajo el poder de
Argentina. La emigración al Reino Unido o Nueva
Zelanda aumentó y cayó la tasa de natalidad. La
población disminuyó a 1800.
Tuvieron que ocurrir los hechos de 1982 para
revertir la tendencia.
Aun cuando los primeros colonos compitieron
primero por la Copa del Gobernador a finales
de la década de 1840, no fue sino hasta 1907,
cerca de 63 años después de la fundación del
pueblo, que se formó un comité para organizar una
competencia deportiva de un día en la capital. La
Stanley Sports Association (asociación deportiva
de Stanley) se formó oficialmente en 1908.
El 26 de diciembre; Boxing Day (literalmente
“el día de las cajas”) fue considerada la fecha
más adecuada para el encuentro, pero pronto su
popularidad llevó a un segundo día de eventos y
ahora se ha agregado un tercero.
Las carreras de caballos siempre tuvieron un
lugar de importancia pero los eventos a pie y la
yincana también tienen sus aficionados. La Copa
del Gobernador es la carrera más prestigiosa
en el programa. Tres caballos han ganado esta
carrera en cinco oportunidades cada uno; el
más reciente fue Dashing Dancer (el bailarín
gallardo), de propiedad de Maurice Davis, el
que ganó en 2006, 2007, 2009, 2010 y 2011. Se
puede hacer apuestas con el corredor de apuestas,
administrado bajo el auspicio de la Stanley
Sports Association.
El hipódromo de Stanley es un galope recto de
819 metros, con dos pequeñas tribunas, ubicadas
en la meta y a cada lado de la pista. Durante su
visita en 1957, el duque de Edimburgo, el príncipe
Felipe asistió a un evento deportivo especial;
participó en la Sailors Race (carrera de los
marineros) y la ganó en el Itata.
En 1966, la pista sobrevivió al aterrizaje
(y al despegue) de un avión DC4 argentino
secuestrado. Durante la ocupación argentina
de 1982, el terreno fue usado como un basurero
de amuniciones y depósito de helicópteros; una
enorme operación de limpieza fue necesaria para
preparar la pista para el tradicional encuentro
en diciembre.
La Christmas Sports (competencia deportiva
de Navidad) es también un evento social
que tradicionalmente une a los isleños. En la
actualidad, no participan muchos jinetes ni
caballos en comparación con las cantidades de 30,
40 o 50 años atrás, pero el evento todavía tiene
un encanto y emoción que atraen tanto a los jóvenes
como a los viejos.
1972
1968
1966
camp , el campo
El campo de las Falkland
PARA LOS ISLEÑOS, ‘“Camp” es el campo –
cualquier lugar con excepción de Stanley. La han
adoptado de la palabra campo del español. Las
islas tienen un clima templado con precipitaciones
moderadas (cerca de 635 mm al año en Stanley),
lo que es muy apropiado para los pastos, pero los
fuertes vientos hacen difícil que crezcan árboles a
menos que sean protegidos cuidadosamente.
Los primeros en trabajar en el ámbito
agropecuario fueron los marineros – cazadores de
ballenas y focas – que pusieron cerdos o conejos
en tierra, confiados de que iban a multiplicarse
y a entregar carne fresca para las visitas en los
veranos futuros – y efectivamente así fue. Además,
los caballos abandonados por las guarniciones
francesas y españolas formaron varias manadas de
caballos salvajes en East Falkland. Las existencias
de ganado que el primer gobernador británico,
Richard Moody, calculó en 40.000 cabezas en
1842, fueron la gran atracción para los primeros
colonos. Louis Vernet planificó carnear grandes
cantidades para obtener el cuero y la carne, y
así también lo hicieron los hermanos Lafone, los
que firmaron un contrato de arrendamiento con
el gobierno británico en 1846 por una cantidad
enorme de hectáreas. El ganado salvaje sólo
podía ser reunido y explotado usando gauchos
sudamericanos y los hermanos Lafone trayeron
cantidades considerables de gauchos de Uruguay
cuando armaron sus estaciones de ganada en East
Falkland en la década de 1850. Pero este estilo
de cría de animales no era sostenible: en efecto
al carnear sin crecer ganado fresco, los gauchos
estaban agotando un recurso finito.
Se establece una protección de soberanía para permitir que
se lleven a cabo las transacciones comerciales entre las Islas
Falkland y Argentina. Acuerdo firmado para el suministro
de combustible por parte de la compañía petrolera estatal de
Argentina, YPF.
Competencia deportiva de esquila
en el campo
El Campo Tradicional
El gobernador Moody recomendó la crianza de
ovejas como la mejor opción para las islas, con el
uso de ganado de calidad de Inglaterra cruzado
con razas locales del continente. Esto resultó
ser una fórmula exitosa y los futuros colonos la
adoptaron. Al principio, la adquisición de tierra
fue lenta, pero para la década de 1860 todo East
Falkland había sido asignado y entre 1866 y 1869,
la isla principal de West Falkland fue ofrecida a
pioneros y fue rápidamente poblada.
Las “estaciones” de ovejas eran cañadas
extensas de tierra estéril, en la que una oveja
necesitaba en promedio 2 hectáreas de pasto
aproximadamente. Fueron colocadas en la costa,
normalmente al lado de puertos naturales ya
que la carga solo podía ser importado y la lana
exportada en barco. Cada asentamiento tenía
un galpón de lana de tamaño considerable para
la esquila y para embalar los vellones, una casa
grande para el dueño y su familia, viviendas para
las familias y un barracón para los solteros. El
año en el campo giraba en torno a las ovejas y
terminaba en enero con la extenuante labor de la
esquila y el embalado de la lana. Después de que
el barco se había llevado los fardos de lana, había
tiempo para los deportes y las fiestas. Además
durante todo el año había turba que cortar y apilar,
cercos que reparar e infraestructura a la que había
que hacerle el mantenimiento.
Las grandes compañías trataron de formar
escuelas para los niños, a menudo contratando
a sus contadores como profesores de media
jornada. En el asentamiento más grande Goose
La misión de Lord Shackleton visita las islas.
Al entregar su informe, concluye que las
islas podrían llegar a convertirse en un lugar
económicamente viable.
Un aeropuerto permanente es construido
en Stanley con fondos del British
Overseas Development Administration
(Administración del Desarrollo de
Territorios Británicos de Ultramar).
ELIZA JANE McASKILL Mrs Mac (La Sra. Mac)
Mrs Mac nació en 1889 en Leicester Creek
ubicado en West Falkland. Su padre (escosés)
George McKay fue un “ovejero de afuera”, que
vivía y trabajaba a distancia del asentamiento
principal. Se casó con Jack McAskill en 1911 y se
instalaron en Goring House cerca de Chartres. Era
conocida como una mujer pequeña, energética y
hospitalaria y que además era excelente dueña de
casa y para hacer mantequilla. Pero hizo valer sus
méritos cuando la estación de radio fue instalada
en Fox Bay en 1918 y los otros asentamientos se
enlazaron ellos mismos por teléfono con la central.
Todas las cuatro líneas pasaban por Goring House
y se instaló un panel de control el que Mrs Mac
tomó para operarlo. Se convirtió en operadora
telefónica en forma extraoficial y ayudaba a la
gente a toda hora del día y noche como también
si surgía una emergencia médica.
Goring House estaba ubicada en la cañada
norte-sur principal de West Falkland y todo el que
pasaba por ahí la visitada para servirse “smoko” (té y
pasteles), ya sea que estuvieran viajando a caballo
en aquellos tiempos o en Land Rover o moto
años más tarde. Su servicio a la comunidad fue
reconocido 1961 con un galardón entregado por
el gobernador que viajó a su casa ya que Mrs Mac
no consideraba necesario ir a Stanley.
Aun así, después de la muerte de su esposo
Uno de los dos aviones Austers originales
figas
El Falkland Islands Government Air Service
(servicio aéreo del Gobierno de las Islas Falkland)
fue fundado en 1948 cuando el gobernador
Clifford compró dos aviones observadores Auster,
que antes pertenecían a las Fuerzas Armadas, por
£700 (US$2.800) cada uno y los envió a Stanley.
El primer vuelo fue en la víspera de Navidad de
1948 cuando uno de los aviones voló a North Arm
para traer a una niña con apendicitis de vuelta a
Stanley. Fue una demostración asombrosa del valor
de los aviones.
Después de varios años, uno de los aviones fue
adaptado para usarlo como hidroavión ya que
todos los asentamientos quedaban cerca de la
costa. Cuando en la década de 1950 se trajeron
aviones Beaver canadienses para reemplazar a los
en 1968, se fue a vivir a Stanley en 1973 y se llevó
con ella sus dos vacas preferidas y su viejo perro.
Falleció en 1979.
otros, también fueron adaptados a la forma de
hidroaviones. Las hidroaviones Beaver entregaron
un buen servicio por más de veinte años pero eran
caros de operar y propensos a la corrosión debido
al agua salada. Cuando el aeropuerto de Stanley
quedó listo, FIGAS decidió que era hora de
reintroducir aviones que descendieran en tierra y
compró un Britten Norman Islander con asientos
para nueve pasajeros el que fue entregado en 1979.
Desde entonces la flota de este avión
ha entregado un servicio a casi todos los
asentamientos en las Falkland. Durante el Conflicto
de 1982 uno de estos aviones fue destruido cuando
el aeropuerto de Stanley fue bombardeado, pero
fue reemplazado y en la actualidad hay tres
para pasajeros además de otro que está equipado
para realizar labores de patrullaje pesquero.
La demanda por los servicios de FIGAS ha
disminuido con la construcción de caminos en el
campo y la introducción de un servicio regular de
transbordador, pero sus pilotos siguen entregando
un servicio incomparable a los turistas y personas
locales en pistas de aterrizaje de pasto en todo tipo
de vientos y condiciones climáticas.
1977
1976
1974
howARD WICKHAM
(Wick) CLEMENT
Granjero
Wick Clement nació en Inglaterra en 1903 pero fue
bautizado en la Catedral en Stanley. Fue criado en
Roy Cove en West Falkland, y disfrutó de la libertad
de todos los niños del campo, montando a caballo,
disparando y navegando en botes pequeños.
Después de asistir a la escuela en Inglaterra,
volvió a Roy Cove para ayudarle a su padre el
que estaba administrando la granja. En 1933 se
convirtió en inspector de ganado para el Gobierno
y tuvo que cubrir largas distancias para supervisar
la cuarentena para las ovejas importadas y los
programas de baños de desinfección.
En 1934, trabajó como administrador para
Packe Brothers, ubicado en Fox Bay East, y fue
responsable de tres granjas que estaban separadas
por kilómetros de campo. Los primeros años
fueron difíciles ya que no había dinero para invertir
y las ovejas estaban produciendo lana burda. A
la larga, importaron de Nueva Zelanda ovejas Hill
Merino las que formaron la base de una excelente
raza de ovejas en la estación. En 1960, Clement
dijo nostálgicamente: “Si sólo pudiera empezar
todo de nuevo con las ovejas que tengo ahora”.
En 1950 fue designado para formar parte
del Consejo Ejecutivo por cuatro años y después
de haberse ido a vivir a Stanley, fue nominado al
Consejo Legislativo en 1968. Se casó con Viola
(Babs) Luxton y tuvieron dos hijas que viven en la
actualidad en Stanley. Falleció en 1979.
Recién había empezado el proceso cuando
ocurrió la invasión argentina en 1982.
La modernización tuvo efectos en la
estructura de la crianza de ovejas y en la forma
de los asentamientos. En 1872 llegó la primera
prensa hidráulica de lana y el equipo mecánico
de esquila fue introducido en la década de 1920.
Cuando las máquinas eléctricas de esquila llegaron
a comienzos de la década de 1960, fue posible
reducir el número de gente contratada en las
granjas ya que cuadrillas de esquiladores viajeros
asumieron el trabajo.
Las ganancias provenientes del comercio
de la lana dependían en gran medida del precio
mundial de la lana, el que por su parte dependía
de la demanda. Los precios eran altos cuando la
demanda de uniformes era fuerte, aunque los
precios de la lana eran controlados hasta 1953 por
el Ministerio de Logística en Londres. Gran parte de
la inversión en las estaciones del campo fue hecha
durante las dos guerras mundiales y la Guerra de
Corea. Tanto el Gobierno como la Falkland Islands
Company intentaron diversificarse y no depender
exclusivamente de la industria de la lana: durante
la Primera Guerra Mundial, la FIC produjo latas
de sebo y carne en Goose Green, pero tuvo que
parar una vez que las condiciones volvieron a la
normalidad. A principios de la década de 1950, el
Gobierno británico invirtió considerablemente en
una planta procesadora de carne en Ajax Bay, cerca
de San Carlos, pero esto fracasó después de dos
años.
Green, la Falkland Islands Company puso un
clérigo a disposición de sus ovejeros escoceses.
Había cerca de 35 terratenientes adinerados
y el más grande por mucho era la Falkland Islands
Company que había adquirido las acciones de los
hermanos Lafone en 1851 y agregado otras con el
paso de los años. En su mejor momento en 1964,
la FIC era dueña de casi la mitad de los terrenos de
las islas para labores agropecuarias.
La producción de la lana floreció y las
Falkland también. Las islas se convirtieron en
autosuficientes en la parte económica cerca
de 1885 y el número de ovejas llegó a su punto
máximo de 807.000 en 1898, en comparación a
cerca de 2000 habitantes. Pero había problemas:
los gobernadores más progresistas estaban
preocupados de que la economía estaba en
la práctica basada en un solo producto y que
la calidad del ganado estaba disminuyendo a
medida que aumentaban las cantidades. Además,
el poblar West Falkland significó que no había
más tierra disponible y muchos isleños con
ambiciones que deseaban prosperar se vieron
obligados a emigrar a Patagonia, como lo hicieron
varios a fines del siglo XIX usando ganado y capital
de las islas.
Muchos expertos vinieron a estudiar el
sector agropecuario durante el siglo XX, pero
sus recomendaciones no fueron muy bien
bienvenidas por los terratenientes conservadores,
mientras que una granja experimental del
gobierno fundada por el gobernador Middleton
en 1925 fue cerrada por su sucesor. No se logró
nada con la subdivisión de las propiedades
grandes hasta que la misión de Lord Shackleton
que vino a las islas en 1976 recomendó en forma
enfática que fueran separadas.
La visita del subsecretario Nicholas Ridley
termina sin un acuerdo de los isleños para
negociar con Argentina.
La Vida en el Campo
La vida en las estaciones del campo era difícil,
físicamente dura y aislada, con una cultura de
trabajar y cabalgar en forma rigurosa. La asistencia
médica era primitiva: había un doctor en Fox Bay
El 2 de abril las Fuerzas Armadas argentinas invadieron
las islas y las ocuparon en forma ilegal por 74 días. El 21
de mayo desembarca un destacamento británico de fuerzas
especiales y logra la rendición argentina el 14 de junio.
que salía a caballo a ver a pacientes, pero incluso
pedir ayuda podía significar una cabalgada de
muchas horas. La introducción en 1950 de
una red de radio para el campo disminuyo el
aislamiento y las consultas eran hechas por radio.
Una vez que FIGAS, el servicio aéreo del Gobierno,
fue establecido en 1948 la evacuación médica se
hizo posible, y en efecto, el primer vuelo fue para
evacuar de North Arm a Stanley a una jovencita
con apendicitis.
Para la mayoría de las estaciones y casas
aisladas, el gobierno proporcionaba el servicio
de profesores viajeros. Cada profesor tenía tres o
cuatro familias que atender. Cabalgaban de granja
a granja y se quedaban con la familia, les daban
clase a los niños y les dejaban tarea para que los
padres la supervisaran. Después de que en 1950
se estableciera la red de radio, se introdujo un
servicio de clases por radio.
Incluso el dentista viajaba de estación en
estación a caballo y llevaba consigo su torno a
pedal. La llegada del Land Rover a finales de la
década de 1950 hizo la vida mucho más fácil tanto
para el doctor como para el dentista.
La vida de campo generó un espíritu de
sentido práctico basado en querer es poder, de
camaradería y hospitalidad. En el campo para
cambiarse de casa, uno levantaba la casa y la
ponía sobre trineos y la remolcaba con un par de
tractores. Jamás se botaba nada – todo podía ser
vuelto a usar por alguien, alguna vez, en algún
lugar. Los eventos deportivos del campo – las
carreras de caballo, los eventos a pie, las pruebas
para perros y las competencias de esquila – eran
la ocasión para hacer fiestas históricas, en las
que un asentamiento invitaba a todos los otros
y toda la comunidad participaba. Muchos isleños
recuerdan la época tradicional del campo con
nostalgia. Para ellos, el campo era el corazón de
las islas, la fuente de riqueza y de las tradiciones e
identidad única de los isleños.
Competencia deportiva de esquila en el campo.
SYDNEY MILLER
Administrador concejal escritor
Syd Miller nació en 1905 en Hill Cove, West
Falkland. Después de estudiar en Inglaterra volvió
a Hill Cove y luego de eso en 1925 fue a la estancia
San Julián en Patagonia, la que pertenecía a la
familia Blake que había desarrollado Hill Cove. Al
volver de Patagonia administró Hill Cove por un
tiempo corto, pero de ahí se fue a Roy Cove donde
se hizo conocido por introducir ganado nuevo y
por reconocer la importancia de los pastizales en
la mejora de producción.
Miller fue elegido para formar parte del
Consejo Legislativo (en inglés Legco) en
representación de West Falkland entre 1956-1960
y una vez más entre 1964-1971. Fue parte del
Consejo Ejecutivo en 1968 cuando, junto con otros
tres miembros del consejo, rompió su juramento
de confidencialidad para hacer una petición
directa a la House of Commons (cámara baja) en
Londres con respecto a las conversaciones secretas
del Gobierno británico, las que habían concluido
con un memorándum de entendimiento (el
que nunca fue firmado). Después de eso, visitó
Londres donde puso presión a miembros del
parlamento con una campaña en la que exponía
los argumentos a favor de la autodeterminación.
Miller se jubiló en 1970 y representó a Stanley
en Legco entre 1971-1976. Entre 1975-1990
editó el Falkland Islands Journal, una publicación
académica de estudios de las Falkland y en 1990
publicó A Life of Our Choice (La Vida que Nosotros
Elegimos) en una revisión de sus experiencias de
vida. Falleció en Stanley en 1992 y así dejo a su
esposa Betty sola, la que falleció en el 2004. Todos
sus cuatro hijos han sido parte activa de la vida de
las Falkland.
1982
1980
LA REIVINDICACIÓN ARGENTINA
LA REIVINDICACIÓN ARGENTINA de las islas
fue llevada por los canales diplomáticos durante
los diecisiete años que vinieron después de
1833, pero fue abandonada por completo tras la
ratificación en mayo de 1850 del Convención de
Paz (Tratado Arana-Southern), un tratado de paz
exhaustivo en el que saldaban todas las diferencias
y se establecía una “perfecta amistad” entre Gran
Bretaña y Argentina.
Luego en 1865, el Presidente Mitre le dijo al
Congreso argentino que no había “nada que
impidiera la consolidación de las relaciones
de amistad entre este país y esos (el británico
y el francés) gobiernos”. Al año siguiente, el
vicepresidente Marcos Paz le dijo al Congreso que
solamente había una cuestión entre Gran Bretaña
y Argentina que todavía no había sido resuelta, y
eso era las compensaciones por daños sufridas por
los súbditos británicos en 1845. Queda claro que
las Falkland ya no eran consideradas un tema entre
los dos gobiernos.
En febrero de 1863, justo antes de estas
declaraciones, dos fragatas españolas que
andaban en una expedición científica oficial
habían visitado Stanley donde pasaron seis
semanas, hicieron los saludos protocolares con
el gobernador Mackenzie y reconocieron la
autoridad británica en las Falkland. Claramente, las
pretensiones españolas de ejercer soberanía en las
islas se habían disipado desde que su guarnición
se fue en 1811 y el almirante español estaba
dispuesto a reconocer al gobierno británico.
Durante la década de 1880, aparecieron dos
mapas argentinos que presentaban puntos de
vista contrarios con respecto a la soberanía de las
Falkland. En el mapa Latzina (abajo) producido
en 1882 por la Oficina Nacional de Estadísticas
de Argentina, cuyo directo era Francisco Latzina,
se representa a las Falkland y Chile en un tono
diferente de la propia Argentina. Sin embargo, en
1884, el Gobierno Argentino encargó que se haga
un segundo mapa el que sí incluyó a las Falkland e
informó al representante británico en Buenos Aires
que tenían intenciones de revivir su reivindicación.
En diciembre de 1884 el Gobierno británico
presentó un reclamo formal pero se encontró
con la sorpresa de que Argentina negó toda
responsabilidad por este mapa, el que todavía no
había sido publicado.
El resurgimiento de la reivindicación
La disputa entró en receso solamente con
interrupciones ocasionales, hasta la Segunda
Guerra Mundial y la llegada del general Perón
como presidente de Argentina. La visión política
de Perón era nacionalista y antibritánica y la
reivindicación de las Falkland se convirtió en un
tema de propaganda nacional y una preocupación
que iba en aumento en lo que respecta a la política
exterior de Argentina. Argentina decidió explotar
el aumento del sentimiento anticolonial en las
Naciones Unidas destacando el estatus colonial
de las Falkland a la vez que ignoraba el principio
básico del anticolonialismo: el derecho de los
pueblos a decidir su propio futuro. En el discurso
de Argentina en el Comité de Descolonización
El DC4 secuestrado en 1966
La primera ministra Margaret
Thatcher visita las islas y recibe la
condecoración Libertad de las Islas
Falkland.
Se inaugura la nueva constitución.
Abre el aeropuerto de Mount
Pleasant.
Se establece una zona de
conservación pesquera interina.
Se vuelve a establecer la protección de la
soberanía para facilitar la reanudación de las
relaciones diplomáticas entre el Reino Unido
y Argentina.
1989
1986
1985
1983
Visita de Lord Chalfont en 1968
El mapa de Latzina, 1882
AG (Barty) Barton
Administrador y consejero
AG Barton nació en Inglaterra en 1901. En 1921
fue contratado para trabajar como aprendiz en
la crianza de ovejas en Chartres, West Falkland
y luego en 1923 fue a trabajar para FIC en
Lafonia como subadministrador. Administró por
diecisiete años los terrenos de la familia Dean
en islas cercanas a West Falkland (Islas Pebble,
Keppel y Jason), y luego se cambió a Teal Inlet en
East Falkland. En 1950 se convirtió en el gerente
colonial para la FIC con los terrenos extendidos
de la compañía y también los suministros a las
granjas, transporte y el comercio en general bajo
su responsabilidad.
Desde 1947 hasta 1974 Barton fue miembro
de los Consejos Legislativo y Ejecutivo y jugó
un papel destacado en la sociedad de Stanley
como presidente de la Asociación Deportiva de
Stanley, de la Asociación de Dueños de Ganado
Ovino y de la Asociación Hortícola. Durante la
crisis causada por el secuestro del avión DC4
argentino, el gobernador subrogante le pidió
consejo a Barton, el que hizo una serie de cinco
transmisiones en las que mantuvo al público
informado. Entregó un comentario final para
la radio justo cuando el DC4 había logrado el
despegue desde el hipódromo el 4 de octubre
de 1966.
En febrero de 1968, Barton lideró a los otros
tres consejeros al hacer una petición directa
a los miembros del Parlamento británico en
contra del Memorándum de Entendimiento
acordado entre Gran Bretaña y autoridades
argentinas. Esto significó romper su juramento
de confidencialidad pero consideró que la
de las Naciones Unidas en 1964 si hicieron una
serie de aseveraciones incorrectas, las que han
sido repetidas posteriormente: que Gran Bretaña
había expulsado a la población argentina en 1833,
que se podía ignorar a los isleños porque eran una
población “temporal”, etcétera.
En 1965, la Asamblea General de las Naciones
Unidas invitó a Gran Bretaña y Argentina a negociar
para resolver la disputa y las negociaciones
continuaron en forma intermitente por diecisiete
años sin llegar a una solución que fuera aceptable
para los isleños – sucesivos gobiernos británicos
habían insistido que los deseos de los isleños
debían ser respetados. Se llegó a un acuerdo para
que LADE, el brazo comercial de la Fuerza Aérea
argentina abriera un servicio a Stanley y para tal
efecto se construyó una pista de aterrizaje de metal.
En 1974 se introdujo una “protección de soberanía”
para cubrir todas las posibles transacciones
comerciales y fue bajo este estado que el
suministro de combustible a las islas fue entregado
como monopolio a la compañía petrolera del
estado argentino, YPF. Ambos avances ofrecieron
beneficios prácticos para los isleños, pero no
fueron suficientes para contrarrestar el temor
de que el Gobierno británico estaba dispuesto a
ceder su soberanía sobre las islas. Los ministros
británicos que vinieron al sur a vender soluciones
particulares a los isleños fueron recibidos de forma
hostil. Al mismo tiempo, amigos de las Falkland en
Gran Bretaña aseguraban que el Parlamento del
Reino Unido estaba atento a las inquietudes de los
isleños y obtuvieron una promesa del Gobierno
que los deseos de los isleños serían primordiales.
En forma paralela a la presión oficial ejercida
desde Argentina hubo una serie de intromisiones
por parte de privados en aviones las que causaron
alarma e indujeron al Gobierno británico a
necesidad era abrumadora. Tras esto hubo una
fuerte campaña de presión hacia el Parlamento
y la prensa en Londres, pero finalmente el
gobierno aceptó que los deseos de los isleños
eran primordiales.
proporcionar una guarnición mínima de infantes
de Marina (un pelotón de 37 hombres).
En 1964, un piloto argentino privado, Miguel
Fitzgerald, aterrizó en el hipódromo de Stanley,
levantó una bandera argentina y después se fue.
Un acontecimiento potencialmente más peligroso
ocurrió en 1966 cuando miembros de un grupo
extremista armado secuestró un avión comercial
e hizo un aterrizaje forzoso, una vez más en el
hipódromo. Hubo rehenes y se necesitó de varios
días de negociaciones para que los secuestradores
pudieran ser enviados de vuelta a Argentina
y el avión pudiera despegar cuidadosamente
para regresar al continente. Finalmente en
1968 durante la visita del ministro de relaciones
exteriores, Lord Chalfont, otro avión hizo un
aterrizaje forzoso cerca de Stanley. Los últimos dos
de estos incidentes fueron inspirados por un editor
argentino de periódicos llamado Hector García,
que estaba dispuesto a crear la noticia en vez de
simplemente informarla. Estas aventuras fueron
inquietantes para los isleños y las actividades de
autopublicistas nacionalistas siguieron plagando
las relaciones con Argentina incluso después del
Conflicto de 1982.
Las décadas de 1960 y 1970 fueron años de
una presión creciente para los isleños. El Gobierno
británico, que debería haberlos protegido, parecía
verlos simplemente como un problema que
resolver y a la vez no estaba dispuesto a invertir
una cantidad de dinero considerable para hacerlos
más autosuficientes. Para los consejeros electos de
las islas, las presiones personales se volvieron serias.
Por una parte, se esperaba que representaran a
su electorado, pero por otra parte, se esperaba
que siguieran la política oficial británica. En 1968,
el gobernador les informó que se había llegado
a un acuerdo entre Gran Bretaña y Argentina
sobre su futuro en forma de un Memorándum
de Entendimiento. Los cuatro consejeros electos
rompieron su juramento de confidencialidad y
escribieron directamente a cada miembro del
Parlamento británico contándoles lo que estaba
pasando. Tras las fuertes protestas parlamentarias
se aseguró que los siguientes gobiernos británicos
tuvieron que considerar en forma absoluta
los deseos de los isleños. Nunca se firmó el
memorándum.
Mientras las enredadas negociaciones entre
los dos gobiernos se dilataban, las sospechas de
los isleños sobre Argentina sólo se profundizaban.
El gobierno militar que tomó el poder en 1976
había llevado a cabo una política despiadada de
represión interna – la “guerra sucia” – lo que no
hizo ver más atractiva la posibilidad de una toma
de poder por parte de Argentina y los isleños
estaban bien conscientes de que el acceso a las
REX MASTERMAN HUNT
gobernador
Rex Hunt nació en Yorkshire en 1926 y entró a la
Fuerza Aérea Real directamente de la escuela.
Piloteó cazas en India y Alemania hasta 1948.
Después de la universidad, ingreso a las fuerzas
armadas coloniales y pasó doce años en Uganda.
En 1951 se casó con Mavis Buckland, quien lo
acompaño en todos sus puestos. Tuvieron dos
hijos. Ingresó a la Oficina de la Mancomunidad
de Naciones – más tarde llamada la Oficina de
la Mancomunidad de Naciones y de Relaciones
Exteriores – y cumplió una variedad de trabajos.
A comienzos de 1980 fue enviado a Stanley como
gobernador y alto comisionado para los territorios
de la Antártica británica.
Al llegar Hunt se encontró en una posición
difícil. El Gobierno británico esperaba que
promoviera su política a los isleños, pero él
estaba más que consciente de que los isleños
desconfiaban del Gobierno en Londres y
detestaban la posibilidad de una toma del
gobierno por parte de Argentina. A pesar de las
malas relaciones con Argentina, la invasión causó
conmoción. Con una guarnición pequeñísima
de infantes de marina, Hunt defendió la casa
de gobierno hasta que la llegada de vehículos
Se estableció la zona de conservación exterior de las Falkland. Se estableció una comisión
bilateral de pesquerías del Atlántico Sur la que daba inicio a la cooperación sobre
pesquería entre Argentina y el Reino Unido con participación de las Falkland.
blindados lo forzó a rendirse. Al volver a Inglaterra,
se dio cuenta de que se había convertido en una
personalidad pública ampliamente admirada por
su coraje y tenaz defensa de las Falkland.
Después de la liberación a Hunt se le concedió
el título de Sir y regresó a las islas. Supervisó la
recuperación de la sociedad de las islas, ayudado
por la asistencia generosa del Gobierno británico
y administró las relaciones con la guarnición
grande y la construcción de la nueva base y de la
pista de aterrizaje en Mount Pleasant. Se jubiló a
fines de 1985 – la zona de pesca, por la que había
abogado en forma persistente, fue introducida al
año siguiente.
Hunt volvió a las islas en varias oportunidades
y estaba encantado con el nuevo ambiente
de confianza que encontró. Sus memorias My
Falkland Days (Mi época en las Falkland) entrega
una excelente narración de su etapa en las islas y
su energía incansable y su afinidad por las islas y su
gente. Cuando empezó la invasión, era el hombre
adecuado, en el lugar adecuado, en el momento
adecuado. Falleció el 11 de noviembre de 2012,
día en que se recuerda a los británicos caídos en
guerras.
Se designan áreas de
prospección petrolera.
Comienzo de los
estudios sísmicos.
Comienzo de vínculo aéreo con Chile.
1993
1991
1990
islas y su suministro de combustible estaban en
las manos de Buenos Aires. Parecía que las islas se
encaminaban en forma inevitable hacia Argentina.
LA OBTENCIÓN DE LA PAZ
1982 hasta el presente
La invasión de 1982
Sin embargo, la invasión, cuando ocurrió en abril
de 1982, fue una sorpresa. La junta argentina había
estado planeando un ataque más tarde ese año
pero la falta de popularidad en el país los llevó a
apurar sus preparativos, los que fueron recibidos
con entusiasmo por la multitud en Buenos Aires.
La resistencia británica fue rápidamente
vencida el 2 de abril, y los isleños se vieron
sometidos a 74 traumáticos días de ocupación
foránea. Stanley fue ocupada por tropas
argentinas y en varios asentamientos del campo,
particularmente en Goose Green, los isleños
fueron tomados prisioneros durante semanas
completas y sólo fueron liberados con la llegada
de las tropas británicas.
Aun cuando la conducta del ejército argentino
fue en general correcta, no ayudó en nada para
que Argentina se ganara el aprecio de los isleños
los que estaban impactados ante la forma severa
en la que los oficiales argentinos trataban a los
conscriptos y ante los saqueos y destrucción
dejada por el ejercito derrotado.
En las últimas etapas de la campaña terrestre,
varios granjeros ayudaron al ejército británico
transportando provisiones al frente de batalla
con tractores y remolques y hubo muchos actos
de resistencia en pequeña escala por parte de los
isleños. La vida en Stanley fue difícil y había temor
ya que los fuertes cañonazos navales estaban
dirigidos a las posiciones de las tropas argentinas
en las afueras del pueblo y aunque la capital fue
eximida de los combates, tres isleñas murieron por
bombardeos en los últimos días de la guerra.
Los gobiernos británicos y argentinos firman
una declaración conjunta sobre la exploración
y la explotación de hidrocarburos en el
Atlántico Suroeste.
Una fotografía simbólica del Conflicto de 1982: los infantes de marina se acercan a Stanley.
Cuando las fuerzas armadas argentinas se
rindieron el 14 de Junio, el Día de la Liberación
como se iba a llamar – hubo alegría, alivio y una
gratitud profunda a las fuerzas armadas británicas,
255 de los cuáles habían muerto en combate,
pero también hubo una gran preocupación por
Comienza a funcionar la primera
plataforma petrolera de perforación
exploratoria.
la envergadura de la tarea de reconstrucción que
debían enfrentar las islas.
Al final, la recuperación fue más rápida y más
exitosa de lo que incluso los optimistas podrían
haber pronosticado en 1982.
Se suspende la conexión aérea
chilena, pero se retoma después del
acuerdo británico/argentino del 14
de julio.
La última reunión completa de
la Comisión de Pesquerías del
Atlántico Sur.
2005
1999
1998
1995
LA LIBERACIÓN EL 14 DE JUNIO DE 1982
encontró a las islas con una gran cantidad de
problemas. Daños en Stanley a causa de la guerra
y en menor medida en el campo; una guarnición
grande alojada principalmente en casas privadas o
en barcos en el puerto; no había una perspectiva
obvia de un ingreso adecuado; había una
necesidad continua de una defensa costosa y una
población aliviada de ser libre una vez más, pero
afectada por la invasión y la ocupación.
Antes del fin del conflicto, la primera
ministra Margaret Thatcher le había encargado
a Lord Shackleton, que había presentado su
informe económico sobre las islas en 1976, que
proporcionara otro estudio a la luz de la nueva
situación. En efecto, Shackleton presentó un
proyecto sobre el futuro económico de las islas
y la mayoría de sus recomendaciones fueron
implementadas en los años siguientes..
La defensa de nuestras islas
El primer requisito era diseñar una estructura para
la defensa de las islas que fuera razonablemente
económica pero que ofreciera un elemento
disuasivo ante un posible ataque. La solución
elegida fue un aeropuerto estratégico construido
en Mount Pleasant a cerca de 56 kilómetros
de Stanley en donde se podría destinar a una
guarnición. La primera pista fue abierta en mayo
de 1985 y un servicio aéreo regular operado por
la RAF (Fuerza Aérea Real) se hizo posible, abierto
a militares y para algunos pasajeros civiles. Esto
posibilitó minimizar el número de tropas en las
islas y confiar en el envío rápido de refuerzos
para la guarnición en tiempos de tensión. El
costo de la construcción de la base de Mount
Pleasant había sido calculado en £400 millones,
pero una vez que estuvo completa, los costos de
Argentina rechaza el acuerdo
de 1995 sobre cooperación
petrolera.
mantener a la guarnición fueron reducidos y fue
posible bajar el número de tropas y la cantidad
de equipo ya que pasaron los años sin incidentes.
Dos veces al año, se llevaban a cabo ejercicios
para probar las defensas antiaéreas lo que incluía
el disparar misiles Rapier de corto alcance. Estos
ejercicios se hicieron rutinarios y siempre se hacían
advertencias públicas. En el 2010, la presidenta
argentina Cristina Fernández de Kirchner anunció
repentinamente que estos misiles (rango de 6,4
kilómetros) eran una amenaza para Argentina y
sus vecinos. Las afirmaciones de Argentina que
el Atlántico Sur está siendo militarizado ignoran
la reducción progresiva en las fuerzas armadas
británicas en las islas desde 1982.
Las relaciones con Argentina no mejoraron
con la rapidez esperada después del conflicto,
ya que Buenos Aires mantuvo su reivindicación
de las islas e insistía que Gran Bretaña negociara
sobre su futuro. Pero cuando el presidente Menem
llegó al poder en 1989, fue posible conversar
sobre retomar las relaciones diplomáticas (las
que finalmente se lograron en 1990) y sobre abrir
conversaciones técnicas sobre asuntos tales como
la pesca y la prospección petrolera.
La Constitución
Se introdujo una nueva Constitución en 1985.
Garantizaba el derecho a la autodeterminación de
los isleños, restablecía el puesto de gobernador
(que había sido reemplazado brevemente por
un “comisionado civil” – supuestamente un título
menos “colonial”), y disponía que se tuvieran ocho
concejales electos quienes a su vez elegirían a
tres de ellos para formar un consejo ejecutivo
– en la práctica un gabinete. Ha habido nuevos
cambios a la Constitución, todos para entregar
más responsabilidad a los consejeros. En el 2002
Se adopta la nueva
constitución de las Islas
Falkland.
Segunda ronda
exploratoria de
perforación en busca de
petróleo.
MUSEO DE LAS ISLAS FALKLAND Y LA
FUNDACIÓN NACIONAL
Aunque existieron museos en varias formas desde
comienzos de 1900, fue sólo en 1991 que el Falkland
Islands Museum & National Trust fue creado para
servir como guardián de la mayoría del patrimonio
cultural de las islas. Es ahora una caridad
registrada localmente y financiado por el Gobierno
de las Islas Falkland.
El objetivo global de la Fundación es promover
consciencia y apreciación del patrimonio de las
Falkland y siempre que sea posible protegerlo para
las futuras generaciones.
El museo tiene una colección diversa de más
de 4000 piezas, las que se guardan y exhiben
con fines educativos, de estudio y para disfrutar
de ellas. Sus otras funciones y responsabilidades
son variadas, y entre estas se incluyen el trabajo
con los naufragios y cascos de los barcos,
sitios históricos y proyectos tales como estudios
arqueológicos y la historia oral.
el gobernador renunció al rol de presidente del
consejo legislativo y el nuevo presidente fue elegido
por voto de los consejeros.
Con la nueva Constitución de 2009, los
concejales son designados “Members of the
Legislative Assembly (MLA)” (miembros de la
asamblea legislativa). Se espera de ellos que decidan
Aumenta la presión de Argentina con el aniversario 30 del Conflicto;
periodo de servicio del príncipe Guillermo en Mount Pleasant y visita de
moderna fragata, HMS Dauntless.
Rockhopper Exploration anuncia hallazgo comercial y se une a Premier
Oil para explotarlo. Se pronostica que el petróleo entraría en producción
en 2017.
sobre asuntos locales y temas de importancia que
afectan a todas las Falkland. Pero también pueden
hablar por las islas en las Naciones Unidas en Nueva
York, o representarlas en las conferencias políticas
de los principales partidos en Inglaterra y en las
varias reuniones de la Asociación Parlamentaria de
la Mancomunidad de Naciones.
El sector agropecuario: la tierra
para la gente
En el primer informe de Lord Shackleton se
recomendaba que las propiedades más grandes,
en particular aquellas de la Falkland Islands
Company debían ser subdividas y vendidas o
arrendadas a dueños del negocio y del terreno.
Este proceso había recién comenzado antes del
Conflicto y se retomó después de la Liberación.
Antes del Conflicto de 1982, casi el 90% de la
tierra era propiedad de gente que no vivía en las
islas; para el 2003, el 95% de la tierra pertenecía y
era trabajada por aquellos que viven y trabajan en
las islas. El Gobierno de las Islas Falkland se esforzó
incesantemente por mejorar la calidad de la lana
de las Falkland al importar ganado de Tasmania y al
fundar El Rebaño Nacional de Sementales. Como
ha ocurrido durante toda la historia de las Falkland,
los granjeros se vieron expuestos a las fluctuaciones
del precio de la lana, el que a su vez era fijado por
las condiciones globales. Sin embargo, a finales
de la década de 1990 se estableció una fuente
de ingresos alternativa, cuando se construyó, al
más alto estándar europeo, un nuevo matadero.
Esto les permite a los granjeros criar ovejas con un
doble propósito y producir carne de alta calidad
para la exportación.
La Pesca en las Falkland
Shackleton había recomendado el establecimiento
de una pesquería, pero el Gobierno británico actuó
en forma cautelosa después del conflicto, reacio a
provocar a Argentina y preocupado de que el costo
de patrullar una zona pesquera sobrepasaría el
ingreso proveniente de las capturas. Sin embargo,
los intentos por involucrar a Argentina en la
cooperación pesquera fracasaron y Gran Bretaña
decidió declarar una zona de pesca unilateral
alrededor de las islas. El 29 de octubre de 1985 se
introdujo la Zona Interina de Conservación de las
Islas Falkland (del inglés FICZ) en un radio de 240
kilómetros desde las islas, salvo el lado suroeste ya
que se tomó en cuenta el territorio argentino.
A pesar del amplio recelo y de la clara oposición
de Argentina y de otros, la zona demostró ser un
gran éxito. La demanda por licencias para pescar
calamar superó la oferta y los ingresos fueron
abundantes. El ingreso total del Gobierno de las
Islas Falkland creció de £6 millones en 1985-6 a £35
millones en 1988-9. Una administración rigurosa
y con base científica aseguró que las licencias
fueran emitidas por un número limitado de días y
el Gobierno no dudó en cerrar la pesquería si las
existencias estaban en peligro de sobrepesca.
Más que cualquier otro acontecimiento, la
introducción de esta zona transformó a las islas,
pero esto no habría sido posible sin la seguridad
militar garantizada por la guarnición británica. El
programa británico de ayuda terminó y los isleños
disfrutaron de la confianza que viene con un saldo
bancario sustancioso. Isleños en forma particular
entraron en la industria, al principio como agentes
para compañías extranjeras, luego en sociedad
con ellos y finalmente como dueños de barcos de
pesca por virtud propia.
Por un tiempo Argentina y el Departamento de
Pesquerías de las Islas Falkland cooperaron en un
programa de cruceros de investigación conjunta
e intercambiaron información sobre capturas. Esto
era obviamente ventajoso para ambas partes ya
que las principales existencias de calamar flotaban
de alta mar a las aguas de Argentina y las Falkland
y la sobreexplotación en un área afectaría a ambas
partes. Lamentablemente en el 2005, el Gobierno
del presidente Nestor Kirchner terminó con esta
cooperación en protesta por un nuevo marco
legal para las compañías de pesca introducido por
el Gobierno de las islas.
Las finanzas y la economía
En los años posteriores a la liberación, los fondos
para el desarrollo eran entregados principalmente
por la ayuda oficial británica y eran administrados
en parte por la Corporación para el Desarrollo de
las Islas Falkland, la que había sido establecida por
recomendación de Shackleton. Pero la situación
se vio transformada por los ingresos de la pesca
y se puso en marcha un programa de inversión de
capital. Se construyó la nueva escuela comunitaria
para entregar educación hasta el nivel de los 16
años. La compañía Cable and Wireless instaló
una estación de comunicaciones satelitales. El
Gobierno de las islas financió la atención de salud
y pagó por la educación superior en el Reino
Unido. Un programa para la construcción de
LOS ARCHIVOS NACIONALES
JANE CAMERON
El edificio de los Archivos Nacionales del
Gobierno de las Islas Falkland fue construido
con el propósito de cumplir con los requerimientos
mínimos del estándar de los archivos nacionales
para el depósito de registros y fue abierto
a fines de 1998 para albergar los registros
gubernamentales. La archivista del Gobierno,
Jane Cameron, tenía pasión por la historia de
las islas y trabajó para recolectar una amplia
variedad de registros no gubernamentales.
Después de su trágica muerte en el 2009, los
archivos pasaron a ser los archivos nacionales y
se les cambió el nombre a Los Archivos Nacionales
Jane Cameron en su honor.
Desde entonces, la archivista nacional,
Tansy Bishop, ha continuado ampliando las
colecciones y para asegurarse de la protección y
accesibilidad de los archivos para que se puedan
utilizar al máximo posible. Los archivos atraen a
investigadores de todo el mundo y tratan con una
amplia variedad de peticiones de investigación
cada año junto con proporcionar una sala de
lectura para que los elijan ir personalmente.
2012
2010
2009
2007
JOHN CHEEK
consejero y empresario
John Cheek fue un isleño de cuarta generación
nacido en 1939 en Hill Cove. Pasó cuatro años
formativos trabajando en la Antártica, en un
principio como operador de radio/observador
meteorológico y luego conduciendo trineos
llevados por perros para la Falkland Islands
Dependencies Survey (Centro de Estudios de las
Dependencias de las Islas Falkland). Usó el dinero
ahorrado para obtener calificaciones formales y
con el tiempo regresó a las islas en 1966. Cuando
fue elegido para formar parte del Consejo
Legislativo en 1981, estaba trabajando para Cable
and Wireless como ingeniero superior.
Recién había terminado un curso de
administración en el Reino Unido cuando las islas
fueron invadidas por Argentina. Cheek se convirtió
en el portavoz reconocido para las islas y tuvo
participación activa en la oficina de la Falkland
Islands Association trabajando con los medios de
comunicación, haciendo campañas de presión e
entregando información y contactos al Ministerio
de Defensa y también compartiendo la poca
información que iba saliendo de las islas. Hizo
caminos en el campo redujo en forma drástica los
tiempos de viaje entre asentamientos. Los salarios
se acercaron a los niveles del Reino Unido.
El Gobierno de las Islas Falkland tiene ahora
una suma significativa invertida en un portafolio
global diverso; en junio del 2011 el valor total
de ese portafolio era de £183 millones. La
posibilidad de la explotación petrolera aumenta
la probabilidad de ingresos en una escala lejos
superior a las expectativas previas ya que las
entradas de los yacimientos de petróleo de las
Falkland no van a Londres sino que siguen siendo
propiedad del Gobierno de las Islas Falkland. Los
isleños están decididos a usar estos ingresos en
forma prudente y han ofrecido contribuir más para
su propia defensa.
un viaje para hacer una campaña de presión en
Nueva York en donde el representante británico
ante las Naciones Unidas llamó a una conferencia
de prensa y se la pasó a él para demostrarle a
los Estados Unidos que la guerra involucraba a
gente, no solamente un territorio. Las respuestas
abiertas y honestas de Cheek fueron bien recibidas
en todas partes, ya que combinaba inteligencia
con sabiduría diplomática y política. Esto ayudó
cuando representó a las islas en el cuarto comité
de las Naciones Unidas y en el Comité Especial de
los 24 en una docena de ocasiones.
Después de 1982, Cheek fue un consejero
activo y con visión de futuro. Luchó para tener
ayuda británica invertida en la educación. Se
construyó la nueva escuela llamada Community
School y se extendió el financiamiento para que
los estudios en el extranjero sean para todos los
que pudieran obtener las notas necesarias para
entrar. Mucho de esos estudiantes de los 80 y 90
ahora tienen funciones importantes en la vida de
las islas.
Cuando se creó la zona de pesca en 1986 Cheek
y un amigo, Stuart Wallace, vieron el peligro de que
la mayor parte de los ingresos, con excepción de
las tarifas por licencias del gobierno, irían a parar al
El petróleo y los minerales
Muchos pensaron erróneamente que la
posibilidad de petróleo en las Falkland era la razón
oculta para el Conflicto de 1982. Aunque se habían
llevado a cabo prospecciones antes de 1982 éstas
no entregaron resultados, pero la seguridad
entregada por la guarnición y el éxito de la zona
de pesca animó al Gobierno de las Islas Falkland
a insistir con la exploración petrolera. Usando
a British Geological Survey (Estudio Geológico
Británico) como asesores, se comenzó a trabajar
en un régimen tributario, condiciones para la
exploración y extracción, además de la protección
del medioambiente. En el espíritu de cooperación,
el cual el Gobierno de las Islas Falkland se
esforzaba por seguir con todos sus vecinos, y tras
extranjero. Dejaron trabajos seguros y viajaron por
el mundo, aprendieron de la industria y crearon
compañías de inversión conjunta. Su compañía
Fortuna fue la pionera, seguida por muchas.
El aumento en la recepción de impuestos que
resultó aquí ha financiado muchas de las obras de
desarrollos posteriores en las islas.
Fue diagnosticado con cáncer en 1990,
y el resto de sus años los dedicó a establecer
firmemente la industria pesquera, a trabajar en
la diversificación de la economía de las islas y a
marcar el camino para la entrega de licencias en la
exploración petrolera. Falleció en 1996.
Cheek se casó con Jan Biggs en 1968; por
muchos años ella ha servido como miembro de la
Asamblea Legislativa; tuvieron dos hijas que viven
en Stanley.
negociaciones, se firmo un intercambio de cartas
en 1995 entre los gobiernos de Gran Bretaña
y Argentina en las que se establecía una zona
compartida de exploración en el área suroeste
de las islas donde las costas argentinas y las de
las Falkland se acercaban más entre sí (área de
cooperación especial). En 1998, en una ronda
petrolera de las Falkland separada, sin relación con
el acuerdo con Argentina, la primera plataforma
de exploración llevó a cabo una temporada de
perforación al norte de las islas. Aun cuando no
se descubrió petróleo en cantidades comerciales,
se encontraron rastros de hidrocarburos y al
considerar todo, los resultados fueron alentadores.
Una segunda plataforma vino al sur en el 2010,
pero para entonces la situación internacional
había empeorado. En el 2007, Argentina faltó a
su promesa en el intercambio de cartas de 1995
e introdujo una serie de medidas destinadas a
perturbar la exploración de las Falkland e intimidar
a las compañías que podrían estar interesadas en
participar en la prospección.
Aún así, la exploración siguió adelante y en el
2012 una compañía que estaba trabajando en el
área de prospección norte, Rockhopper Exploration
Plc, anunció que habían encontrado petróleo en
cantidades comerciales. Tan importante como lo
anterior fue el hecho de que se hicieron socios de
una importante compañía del Reino Unido, Premier
Oil, la que estaba dispuesta a contribuir con £600
millones para impulsar la explotación comercial.
Actualmente se prevé que el petróleo que será
extraído costa afuera quedará almacenado en un
petrolero grande el que va a servir de almacén
flotante del que petroleros más pequeños van
a sacar carga hacia los mercados mundiales. Se
espera “el primer petróleo” en el 2017.
Mientras tanto, en las aéreas más profundas
del sur la compañía de exploración Falklands Oil
and Gas, ha llegado a un acuerdo de cesión de
participación con Noble Energy Inc para financiar
un prometedor programa de perforación y
exploración sísmica.
Las comunicaciones y el turismo
Las conexiones de las islas con el mundo exterior
se transformaron con el conflicto. La apertura del
aeropuerto de Mount Pleasant en 1985 significó
que los reactores anchos tenían ahora acceso a
las islas y aun cuando los primeros vuelos fueron
en Tristars de la RAF con capacidad limitada para
civiles, en años recientes los reactores civiles
fletados han tomado la labor. Además, ha habido
una conexión aérea con el sur de Chile por más
de 20 años, operada en la actualidad en forma
semanal por la aerolínea chilena Lan.
Después de su experiencia en la década de
1970 cuando todo el transporte aéreo estaba en
manos argentinas y no se le permitía a los isleños
viajar con sus pasaportes británicos, hay una
reticencia comprensiva de tener alguna vez que
volver a confiar en Argentina para las conexiones
aéreas al mundo exterior. En el 2003, Argentina
prohibió a aviones fletados en dirección a las islas
volar sobre su territorio, lo que hizo casi imposible
para las compañías de cruceros hacer cambios de
pasajeros en Stanley. De vez en cuando, Argentina
hace comentarios amenazantes sobre los vuelos a
través de Chile, y en 1999, tras el arresto del general
Pinochet en Londres el año anterior, el servicio fue
suspendido por un corto tiempo. Sin embargo, el
servicio fue restaurado por completo a medida
que disminuyó la crisis y tras la firma en julio de
1999 de un acuerdo anglo-argentino sobre acceso
aéreo y siempre y cuando parara una vez al mes
en la ciudad de Rio Gallegos al sur de Argentina.
El turismo es aún una industria nueva en las
islas. El número de turistas que pasan la noche en
las Falkland es todavía relativamente pequeño –
cerca de 1500 al año. El alojamiento es limitado
y los granjeros están en su etapa más ocupada
durante los meses de verano. Para estos turistas “en
tierra” las Falkland son una experiencia memorable.
Su belleza natural, con amplias expansiones de
cielo, agua y pastizales son realzadas por una
claridad de luz y pureza de colores que vienen de
una atmosfera sin contaminación. La vida silvestre
es extraordinaria, la pesca excelente y los isleños
son amigos cálidos y sinceros.
La gran mayoría de los turistas llega en
HAROLD ROWLANDS
secretario financiero
Harold Rowlands nació en Stanley en 1931 y
vivió toda su vida en una casa en la costanera la
que fue construida para su abuelo, un marinero
sueco que naufragó en las Falkland en 1860. En
1948 entró a trabajar al banco del Tesoro Público
y Ahorros y con mucho trabajo y una aptitud para
la contabilidad llegó al máximo de su profesión
como secretario financiero y jefe de impuestos
en 1972. Desde 1974, todos los billetes llevaban
su firma y se dice que una vez, arrestado sin
pasaporte en Argentina durante el gobierno de la
junta, se las arregló para convencer a la Policía de
su identidad autografiando un billete de £5.
Durante la invasión argentina de 1982,
Rowlands fue el funcionario de más algo cargo
que quedó después de que el personal con base
en el Reino Unido había sido expulsado. Guió a
los isleños en las situaciones de peligro durante
la ocupación y puso resistencia a los intentos de
apoderarse del tesoro público o los ahorros en el
banco. Obstruyó la introducción del inflado peso
(a 20.000 por libra), diciéndoles a los argentinos
que estaba “demasiado viejo para empezar a
pensar sobre tantos ceros”.
Después del conflicto fue elegido para que le
otorgara la condecoración Freedom of the Falkland
Islands (libertad de las Islas Falkland) a la primera
ministra Margaret Thatcher cuando visitó las islas
en 1983. El presupuesto de las Falkland, el que
sólo había estado por sobre medio millón de libras
cuando asumió su puesto, había aumentado a más
de £30 millones cuando se jubiló en 1989. Luego
fue elegido para participar en el consejo legislativo
y sirvió por cuatro años. Ampliamente respetado
como un hombre cómico, trabajador y de buen
corazón además de tener integridad absoluta,
recibió el título de Commander of the British
Empire (comandante de la orden del Imperio
Británico) en 1988. Falleció en Stanley el 2004.
CONCLUSIÓn
LA PESCA DEL CALAMAR
Antes de 1982 se desconocía en gran medida
la extensión de los recursos del calamar en el
Atlántico Sur y su valor. Desde la apertura
de la Zona Interina de Conservación de las
Falkland en 1987, se han pescado dos especies
muy diferentes de calamar en las aguas de las
Falkland.
El calamar Illex migra hacia el sur a través de
las aguas de Argentina y al alta mar. Llega a los
caladeros en las aguas de las Falkland en marzo
y mayo antes del desove en la profundidad.
Es capturado con la utilización de señuelos sin
carnada que son tirados arrastrados hacia
arriba en dirección a las brillantes luces de
los poteros. Una vez capturado es congelado y
vendido en el Extremo Oriente y Europa. Cerca de
la mitad de lo pescado alrededor de las Falkland
es Illex, pero la existencia es inestable y las
ganancias de las capturas varían.
El Loligo (ahora Doryteuthis gahi)
desova alrededor de las Islas y las capturas
corresponden a cerca de la mitad de las del
Illex. Son capturados con redes de arrastre y
enviados en gran medida a España en donde
son empaquetados como “calamari” y vendidos
por toda Europa. Compañías de las Falkland, a
menudo en sociedad con firmas españolas, tienen
participación activa en esta pesquería.
Hay una variedad de peces con escamas que
también son capturados en la zona de conservación;
la trama, la merluza y la merluza negra.
Las pesquerías de calamar son volátiles,
por lo tanto las existencias son monitoreadas
cuidadosamente por los científicos del
Departamento de Pesquerías y el esfuerzo de
pesca es controlado atentamente por observadores
a bordo de los barcos, aviones de patrullaje
y barcos. De ser necesario es posible cerrar
la pesquería tempranamente. El éxito de la
pesquería del calamar ha transformado a las
Islas Falkland y las tarifas para el acceso a las
pesquerías entregan cerca del 44% de las rentas
públicas.
cruceros – en un año bueno es posible que hasta
50.000 desembarquen en Stanley. Además de
los atractivos del pueblo – la catedral, el museo,
los pubs – muchos turistas hacen excursiones en
Land Rover para ver playas cercanas con pingüinos
y para ver demostraciones en las granjas – perros
ovejeros trabajando, esquila de ovejas, jineteadas.
La impresión que se lleva de Stanley la mayoría de
los turistas es de un pueblo muy británico, limpio,
ordenado, tranquilo y un contraste total con las
ciudades más grandes y concurridas del continente.
Los años posteriores a la liberación también
han visto una completa modernización de las
telecomunicaciones en las islas. Cable and Wireless
Ltd opera las telecomunicaciones bajo un acuerdo
con el Gobierno. Se inauguró un disco satelital en
1983 y los isleños disfrutan de excelentes vínculos
con el resto del mundo, aunque las conexiones
de Internet son todavía relativamente lentas. Los
teléfonos celulares fueron introducidos en el 2005.
La mayoría de los asentamientos han adoptado
la energía eólica y ahora hay seis turbinas cerca
de Stanley que entregan más de un tercio del
suministro energético de la capital.
La televisión también llegó después de la
liberación. En un principio, los isleños dependían
de British Forces Broadcasting Service (servicio de
transmisiones de las fuerzas armadas británicas),
que entregaba televisión a la guarnición, pero un
ingeniero emprendedor, Mario Zuvic ha entregado
un servicio satelital para Stanley. Falkland Islands
Television comenzó a transmitir el 2011.
El servicio radial, que data de la década de 1930,
continua después de un desempeño histórico de
Patrick Watts en 1982 cuando era el director de
la estación y condujo un programa de llamadas
telefónicas la noche de la invasión recibiendo
informes de todas partes en Stanley. Pero
lamentablemente el servicio cambió su nombre de
Falkland Islands Broadcasting Service (servicio de
transmisiones de las Islas Falkland) – y en siglas FIBSa Falkland Islands Radio Service (servicio radial de las
Islas Falkland), así es que ya no existe el acrónimo
irónico ya que “fibs” significa “mentirillas”.
El periódico de las islas que se llama Penguin
News (noticias el pingüino) fue fundado por
Graham Bound en 1979 en forma de boletín
informativo duplicado. Su futuro se vio asegurado
una década más tarde cuando fue tomado por
la Media Trust (fundación para los medios de
comunicación), un organismo voluntario, fundado
por el Gobierno. Ahora Penguin News produce
un periódico impreso de 24 páginas con activos
escritores y es considerado como la auténtica
voz de las islas, a menudo citado por medios de
comunicación. Tiene su propio sitio en Internet:
www.penguin-news.com.
Durante los últimos 180 años y nueve generaciones de isleños, las Islas Falkland han cambiado drásticamente. Actualmente, ya
no somos una colonia del Reino Unido, somos un Territorio Británico de Ultramar, estatus que mantenemos por opción propia.
La nuestra es una relación moderna, basada en nuestros valores compartidos, y construida en el más fundamental de los
derechos; el derecho de los pueblos a determinar su propio futuro. Nos autogobernamos, a excepción de la defensa y las
relaciones exteriores. El electorado elige democráticamente a nuestros miembros de la asamblea legislativa; somos elegidos
por las personas de las Islas Falkland para representarlas, y para decidir y administrar nuestras propias políticas y leyes.
Son económicamente autosuficientes, con excepción del costo por la defensa. Por nuestros propios esfuerzos, nuestra
economía nos permite contar con un excelente servicio de salud y entrega de educación, con isleños que estudian para sus
exámenes de educación superior (A-levels=niveles avanzados) y títulos universitarios en el extranjero, lo que es pagado por el
Gobierno de las Islas Falkland. Es un testimonio del fuerte lazo que nuestros jóvenes tienen con su patria el hecho de que la
mayoría vuelve una vez terminados sus estudios, y traen habilidades, experiencias y un dinamismo nuevos que van a ayudar a
asegurar nuestro futuro para las generaciones futuras.
Nuestro medioambiente es tanto nuestro hogar como nuestro sustento y como tal lo valoramos y protegemos con una
administración sostenible y responsable de nuestros recursos. Nuestras prácticas agropecuarias son principalmente orgánicas,
nuestra industria de ecoturismo es famosa mundialmente, nuestras pesquerías son aclamadas internacionalmente por su
manejo responsable y sostenibilidad, nuestra industria petrolera en desarrollo es administrada por nuestro Gobierno y regulada
con los estándares medioambientales más elevados.
Somos personas con orgullo, ingeniosas y trabajadoras. Tenemos mucho que ofrecer y con nuestros vecinos no queremos
nada más que tener una relación de cooperación para el beneficio mutuo. Esperamos que en un mundo moderno y progresista,
se nos permita vivir pacíficamente y moldear nuestro futuro como nosotros lo elijamos.
Con un autogobierno, autosuficiencia, administración responsable de nuestros recursos y con una comunidad próspera,
orgullosa y progresista tenemos un porvenir brillante.
D
L
K
N
FA
S
La Asamblea Legislativa de las Islas Falkland
A
LA
ND ISL
Steeple
Jason
Grand
Jason
Pebble Is.
Cape Dolphin
Carcass Is.
Saunders Is.
West Point Is.
Keppel Is.
Dunbar
Port
Howard
KING
GEORGE
BAY
S
Little
Chartres
O
U
Saladero
BERKELEY SOUND
N
A
CHOISEUL SOUND
LAFONIA
Fox Bay (E)
Walker
Creek
Great
Is.
North
Arm
Port
Stephens
Bleaker Is.
Speedwell Is.
Albemarle
George Is.
Barren Is.
Bull Point
Sea Lion Is.
Bertha’s
Beach
Lively Is.
Cape
Pembroke
Stanley
Fitzroy
Darwin
Goose
Green
L
Port Edgar
Bluff
Cove
Mount Pleasant
Airport
New Haven
F A
L K
Fox Bay (W)
Cape Meredith
Long Island
D
Chartres
Weddell Is.
South
Harbour
Volunteer
Point
Murrell
QUEEN
CHARLOTTE
BAY
Beaver Is.
Johnson’s
Harbour
Teal Inlet
San Carlos
D
Dunnose Head
Shallow
Harbour
Spring Point
New Is.
Salvador
Douglas
Station
Port Louis
Roy Cove
N
Passage Is.
Port
San Carlos
Shallow
Bay
Hill Cove
West Falkland
Cape Bougainville
East Falkland
S
D
L
N
FA
K
A
LA
ND ISL
Producido a nombre del Gobierno de las Islas Falkland.
Agradecimientos a Robert Headland, Hugh Osborne, John Barton, Joan Spruce,
Sally Blake, Sukey Cameron, Leona Roberts, Tansy Bishop, Patrick Watts,
Jan Cheek, Gerald Cheek, Chris Bradley, Jenny Cockwell and David Tatham.
Además al Falkland Islands Museum & National Trust, the British Library (pág. 3: Boutflower),
National Maritime Museum en Greenwich (pág. 4 Martens; pág. 6 Ross), National Portrait Gallery en Londres (pág. 6 Darwin; pág 16 Terriss),
Al fallecido Sir Rex Hunt, Julie Halliday, Donald Betts, Jenny Smith, Peter Gilding, Andrea Barlow, Falkland Islands Company, por la colección de
Joe King, de John Leonard, Gill Aldridge, Sharon Jaffray, Pete Holdgate y por las fotos y otras ilustraciones de Tony Chater.
Las biografías cortas están basadas en estudios más detallados del Dictionary of Falklands Biography.
También les damos las gracias al editor y colaboradores.

Documentos relacionados