ORIGENES DE BIODANZA

Transcripción

ORIGENES DE BIODANZA
ORIGENES DE BIODANZA
Antecedentes y Biografía de Rolando Toro
hasta 1973 - Chile
Rodrigo Toro Sánchez
Fotografía: Maya Lefever
INTRODUCCION
•El presente documento busca dar elementos para la comprensión de los orígenes de la
Biodanza, mostrando la estrecha relación entre la obra y la biografía de Rolando Toro. Esta
investigación toma los elementos previos a su auto-exilio en 1974 hacia Argentina, Brasil e Italia.
•La metodología de investigación esta basada en antecedentes obtenidos por documentación de
prensa del archivo personal de Rolando, así como de fotos de la familia. Esto nos permite tener
una visión mas objetiva de los acontecimientos, como también un registro grafico de los hechos.
•No todas las actividades realizadas por Rolando fueron documentadas por la prensa, lo que
genera algunos vacíos que fueron completados con información que se dispone de la versión de
Rolando publicada en sus libros o descritas en reseñas históricas o en su currículo.
•No obstante, algunas actividades tuvieron gran cobertura como fue el caso de “Juegos de
Psicodanza” espectáculo experimental realizado en 1973 con gran impacto en la sociedad
chilena. También se muestra su actividad como profesor de primaria y sus propuestas
experimentales de educación artística además de sus investigaciones sobre el dibujo realizadas
con niños, enfermos mentales y con artistas.
•Otro de los aspectos que motivan esta investigación es generar un documento útil para las
Escuelas de Biodanza para entregar elementos biográficos de su creador. Finalmente parte de
este periodo analizado coincide con el tiempo en que fui gestado, así conocer antecedentes de su
vida es al mismo tiempo conocer mi propia historia.
Este trabajo esta dedicado a mi padre, madre y hermanas
BIOGRAFIA
•Nacido en Concepción – Chile, el 19 de Abril de 1924.
•Formado como profesor de enseñanza básica en la Escuela Normal “José Abelardo Núñez” en el
año 1943. Desempeñó su docencia en las ciudades de Valparaíso, Talcahuano, Pocuro y Santiago
(Chile), entre los años 1944 a 1957.
•Fue nombrado Profesor de Psicología de la Educación en la Escuela de Educación de la Universidad
de Concepción – Chile.
•En 1964 egresó de la Escuela de Psicología del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.
•En 1965 fue nombrado Docente del Centro de Estudio de Antropología Médica de la Escuela de
Medicina de la Universidad de Chile, trabajando hasta 1973. Paralelamente realizó investigaciones
sobre la violencia en la Penitenciería de Santiago. Además perteneció al Instituto de Investigación
del Hospital Psiquiátrico de Santiago.
•En 1966 fue nombrado Profesor de Psicología de la Expresión y Psicología del Arte en el Instituto
de Estética de la Universidad Católica de Chile.
•Entre los años 1968 a 1973 inició sus experiencias con Biodanza (llamada en este período
“Psicodanza”). Aplicó este sistema en el Hospital Psiquiátrico de Santiago y en el Instituto de
Estética de la Universidad Católica de Chile.
•En el año 1974 se trasladó a Buenos Aires – Argentina, donde aplicó el Sistema Biodanza a
pacientes mastectomizadas Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer.
•Fue nombrado Profesor Emérito de la Universidad Abierta Interamericana de Buenos Aires –
Argentina.
•En 1979 se trasladó a Brasil, donde estableció un Instituto Privado de Biodanza, logrando la
expansión de este sistema en toda América Latina. Además trabajó con enfermos mentales en el
Hospital Jiqueri de Sao Paulo y con mujeres mastectomizadas en el Instituto del Radio.
•En 1989 emigró por ocho años a Milán – Italia, donde trabajó con enfermos de Parkinson y
Alzheimer en las ciudades de Como y Varese. Creó, además, Escuelas de Biodanza en toda Italia.
•En 1998 regresó a Santiago de Chile, desde donde dirigió todo el movimiento de Biodanza
constituido por Centros y Escuelas de Formación de este Sistema distribuidas en Europa, América
Latina, Estados Unidos, Canadá, África del Sur, Japón y Nueva Zelandia.
•El año 2001 fue nominado para postular al Premio Nobel de la Paz por sus trabajos en Biodanza y
Educación Biocéntrica en la Casa de América, Madrid, España.
•El año 2006 fue nombrado Doctor Honoris Causa en la Universidad Federal de Paraíba (Brasil).
•El año 2008 fue nombrado Profesor Emérito por la Universidad Metropolitana del Perú.
•Fue además poeta y pintor, realizando exposiciones en Brasil, Italia y Francia. Publicó libros de
poesía y psicoterapia, los que han sido traducidos a varios idiomas.
•El 16 febrero de 2010 fallece a los 85 años en Santiago de Chile.
ROLANDO NIÑO y JOVEN
Rolando Toro viene de una familia de educadores: su abuelo, su madre, siete de sus
tías y dos de sus hermanos fueron profesores.
En la foto aparece junto a sus padres Gregorio, Berta y a sus hermanos Norma y Carlos.
En las fotos Rolando aparece junto a su madre Berta y a sus hermanos Norma, Carlos y Jorge
En la foto Rolando aparece junto a su madre Berta y a su hermano Carlos
En la foto Rolando aparece durante su servicio militar. De pie es el cuarto de derecha a izquierda
ROLANDO PROFESOR DE PRIMARIA
«Estimo que no puede ser maestro el que no conoce
ni siente lo primitivo, lo prístino de la vida»
Rolando Toro - 1953
En Talcahuano se dedicó especialmente a vincular a los niños con la naturaleza, realizando con ellos
frecuentes excursiones al mar; luego los temas derivados de esas visitas los usaba en el aprendizaje.
«La Escuela Granja
de Pocuro es como
su nombre lo indica,
un colegio agrario
donde los
muchachitos,
además de los
conocimientos de
educación primaria,
aprenden a labrar la
tierra, a criar
ganado, a cuidar las
aves, etc. En otras
palabras: un plantel
en que el niño
aprende a
enfrentarse
intelectual y
físicamente con la
realidad de su
ámbito»
Fuente: Las Ultimas Noticias 1953
«Considero, y de ello estoy seguro, que una de las misiones fundamentales
del maestro es la de desarrollar las facultades espirituales e intelectuales
del niño. Incitarlas, estimularlas sin forzarlas nunca. Esto, indudablemente,
habrá de producir a la larga un elemento bien dotado, sensible, rico en
espíritu, para nuestra sociedad»
Rolando Toro - 1953
«Rolando Toro es el profesor que ha
abierto las ventanas, el que traza una
nueva y revolucionaria ruta en los
métodos de enseñanza»
«El experimento pedagógico de Toro
no tiende a fabricar artistas precoces,
sino dar a la infancia una ventana
para que observe la vida en su plena
expresión de belleza natural»
«Juan Araya (13 años): este es el
resultado de una charla sobre la
prehistoria que nos dio el señor Toro.
El nos contó muy bien lo que era la
prehistoria, y nosotros pintamos…
El joven profesor interviene para
indicarnos: Solo bastan 10 minutos de
charla para crear en la mente de un
niño una atmosfera vivida sobre
cualquier tema»
Fuente: Las Ultimas Noticias 1953
En 1954 realizó el primer “Festival del Niño”, donde se examinaron las condiciones
socioeconómicas y de salud en la infancia chilena. En el Festival participaron seis mil niños de
todo el país, se presentaron orquestas infantiles, exposiciones de pintura, cerámica y juguetes
pedagógicos en el patio de la Casa Central de la Universidad de Chile, también se realizó un gran
desfile de niños por el centro de Santiago. Rolando fue capaz de convocar a diversas
organizaciones sociales, políticas y culturales en búsqueda de mejorar las condiciones de los niños.
Programa del Primer Festival del Niño - 1954
«Nuestro país asiste en forma pasiva e
inconsciente a la mas desastrosa catástrofe
colectiva: el deterioro de los poderes
creadores de la infancia y la perdida
cuantiosa de su tesoro vital»
«En la escuela ha de plasmarse el espíritu de
la Paz, vigorizando los sentimientos de
solidaridad con los pueblos y el amor a la
vida»
Rolando Toro - 1954
«En la niñez ha de consolidarse en forma definitiva, enérgica e implacable el DERECHO A LA
VIDA DE LOS PUEBLOS. Las naciones poseen en su infancia reservas inagotables de energía
creadora; el derrumbe moral y material se produce inexorablemente tras una infancia
descuidada, humillada y torcida»
Rolando Toro - 1954
ROLANDO INVESTIGADOR
«El dibujo espontaneo de un niño tiene el
valor de un documento psicológico
inapreciable. La obra infantil como
exteriorización de contenidos psíquicos,
emociones, experiencias, ideas, etc., es un
magnifico testimonio del funcionalismo
mental»
«Cada dibujo revela siempre un
temperamento, un ambiente y una
personalidad. Algunos niños reflejan una
visión realista del mundo, inspirándose en
el paisaje y en el tiempo de actividad que
les rodea. Otros sienten mayor interés por
la temática humana y por las relaciones
afectivas»
Rolando Toro
«La vida de cada persona es en
cualquier instante un acto de creación
y de esta manera se está al borde de lo
extraordinario. El amor mismo es una
manifestación creadora de la
personalidad»
«De manera que en la psicología
actual no se puede hablar de la mente
como algo separado del organismo, la
personalidad humana es algo integral,
mente y cuerpo son dos nombres de
una misma realidad»
Rolando Toro
Durante
diez
años
Rolando Toro coleccionó
dibujos de enfermos
mentales,
hasta
completar una muestra
única en Chile la que fue
expuesta en diversas salas
junto a trabajos realizados
por artistas. Rolando
buscaba entender al igual
que con niños, como el
dibujo es capaz de
mostrar
el
estado
psicológico de la persona.
Fuente: La Nación 1962
Rolando Toro investigó durante
seis años en el Centro de
Estudios de Antropología Medica
de la Escuela de Medicina de la
Universidad de Chile, los efectos
del LSD 25 sobre la actividad
creadora. Mas de doscientos
artistas voluntarios participaron
de estas experiencias, bajo su
dirección
En estos dos extractos
del folleto de la
muestra de Arte LSD se
observa como años
mas tarde Rolando
cambia los efectos
descritos por el Acido
Lisérgico como efectos
producidos
por
la
Biodanza.
ROLANDO y PSICODANZA
Entre las múltiples actividades
relacionadas con la investigación,
tuvo el privilegio de ensayar
diferentes sistemas terapéuticos
con enfermos mentales. En ese
camino realizó sus primeros
ensayos de danza terapéutica
con enfermos del Hospital
Psiquiátrico. A partir del éxito
que obtuvo en esas experiencias,
extendió el sistema para ser
aplicado en otros cuadros clínicos
y en personas normales. El
sistema de ejercicios y músicas
empleado
fue
denominado
“Psicodanza”.
Presentación de la Psicodanza en 1º Congreso de Musicoterapia en Buenos Aires - Argentina
«….Entiendo de seres humanos,
de arboles, de animales, de todo.
Yo no comprendo las actitudes
pasivas, pienso que hay que
luchar por un mundo mejor con
las personas que uno tiene
cerca»
Rolando Toro - 1972
« Es extraordinario ver que
cuando bailan, aunque se
desplacen y se muevan mucho, y
a pesar de que el espacio es
reducido (el living de la casa de
rolando Toro), nunca chocan
entre ellos»
Fuente: Revista Paula 1972
«Los Juegos de Psicodanza
son un conjunto de
experimentos de expresión
corporal. Sus integrantes no
son artistas profesionales,
son personas que buscan
apasionadamente un sentido
interior dentro del mundo
que vivimos»
«Estos juegos aluden al
poder musical para curar
enfermedades, invocar las
fuerzas de la naturaleza,
despertar el amor o el deseo,
armonizar las sociedades,
etc… Para lograrlo hay que
despertar en el hombre la
musicalidad interior perdida
y restituir su vitalidad
animal»
Rolando Toro 1973
«Jamás había visto
algo parecido…Me
sentí sorprendido y
maravillado… es
algo totalmente
nuevo para mi…
eran las opiniones
del espectador
corriente»
«Estos juegos no
son propiamente
danzas, ni teatro,
ni pantomima en el
sentido tradicional.
Se trata de formas
libres de expresión
corporal con
música y sonidos
dentro de pautas
coreográficas
permitiendo gran
creatividad,
sinceridad y fuerza
vital de los
bailarines
Rolando Toro 1973
Programa del espectáculo «Juegos de Psicodanza»
Presentación de «Juegos de Psicodanza» en el Teatro Camilo Henríquez 27 enero 1973
«Muchachos y muchachas se revuelcan por el suelo, sacudiendo rítmicamente sus cuerpos al
compás de enloquecedora música»
Fuente: Revista Novedades 1973
«Si todos
nacimos
desnudos,
cual es el
espanto
de un
cuerpo sin
ropa»
Fuente: Puro
Chile 1973
Juegos de Psicodanza en el Teatro Municipal de Santiago
«Este es un espectáculo
cuya osadía, junto con su
atrevimiento, hiere el
sentir mas hondo de la
inmensa mayoría de los
chilenos. Se ha intentado
bajo el concepto de
pureza artística y las
expresiones de belleza
artística y el espíritu
enlodar los mismos
valores que tales palabras
significan»
Monseñor Raúl Silva Henríquez
1973
«Este era un espectáculo
presentado como un
conjunto de experimentos
de expresión corporal, que
muestra las posibilidades
de una expresividad mas
libre, primitiva y también
mas sincera»
Rolando Toro 1973
«La determinación del
Alcalde Lois y del
arzobispado la consideramos
justamente como una
actitud medieval y una
violencia a la libre expresión
artística, de la que ayer
estábamos orgullosos en
Chile»
Declaración publica
del equipo organizador
luego de la suspensión
de la función en el
Teatro Municipal
«Tal vez nadie mas apropiado que un psicólogo para montar una obra en torno al cual aparezcan
mezclados Volodia Teitelboin, la Universidad Católica , la Ilustre Municipalidad y el Cardenal
Arzobispo de Santiago»
Fuente: Revista Que Pasa 1973
Juegos de Psicodanza en el Teatro Caupolicán
Juegos de Psicodanza en el Teatro Caupolicán
Juegos de Psicodanza en el Teatro Municipal Viña
«Diarios de las mas diversas
tendencias han coincidido en
aplaudir la Psicodanza,
reprobada por algunos que
veían en ella solamente
erotismo ignorando lo
verdaderamente importante
que es la expresión corporal
como liberación de las
tensiones espirituales»
Fuente: Revista Novedades 1973
«Los juegos de Psicodanza
ofrecen un interesante
ejemplo de búsqueda y
hallazgo de formas de
expresión. Mejor aun, de
comunicación a través de
una danza libre, sin sujeción
a técnicas ni a limitaciones.
De manera sutil pero eficaz,
consigue el director Rolando
Toro sincronizar estas
fuerzas liberadas y
espontaneas y canalizar
emociones, vivencias y
energías físicas y mentales
en un acto escénico que
tiene, por añadidura, belleza
y fuerza como espectáculo»
Yolanda Montecinos 1973
ROLANDO EN MOVIMIENTO
RESEÑA HISTÓRICA
Autor: Claudete Sant’Anna
Algo nos mueve, sin darnos cuenta, desde el pasado inmemorial para realizar nuestra
vocación; una voz nos inspira en la conexión con el mundo. Escribo esto pensando en las
fuerzas secretas que han conducido a Rolando Toro Araneda, a través de los años, a centrar su
interés en la educación y en el destino de la humanidad.
Rolando Toro viene de una familia de educadores: su abuelo fue profesor en la ciudad de
Cañete (Chile), y aún perdura su nombre en la entrada de la escuela donde enseñó, “Escuela
Leoncio Araneda”; su propia madre, siete de sus tías y dos de sus hermanos fueron
profesores. Así, en la genealogía de su vida, circula la memoria de este amor humano como
un rumor persistente.
En 1940 terminó sus estudios de profesor primario en la Escuela Normal José Abelardo Nuñez
de Santiago. Su trayectoria como profesor de enseñanza primaria duró alrededor de dieciséis
años, ejerciendo en Talcahuano, Valparaíso, Pocuro y Santiago sucesivamente. En cada una de
las escuelas donde trabajó, fue descubriendo aspectos que estaban ausentes en la educación
tradicional.
En Talcahuano se dedicó especialmente a vincular a los niños con la naturaleza, realizando con
ellos frecuentes excursiones al mar; luego usaba en el aprendizaje temas derivados de esas
visitas.
En Pocuro (Los Andes), inició con los niños intensas tareas de creatividad artística, especialmente
en pintura. El colorido paisaje de Los Andes, con todos los cambios de tonalidades producidos
por las variaciones del sol, constituían verdaderas técnicas de pintura. Los temas eran
acontecimientos del campo: “patos nadando en la laguna”, “niña con una cabrita en los brazos”,
“vaca pariendo”, “caballos retozando en el prado”, etc. La observación de plantas, rocas,
animales y escenas de trabajo de los campesinos, trasmitían a las pinturas infantiles una gran
vitalidad y belleza.
El conjunto de estas pinturas fue llevado a Santiago, por el poeta Ludwig Zeller, para ser exhibidas
en la Sala de Exposiciones del Ministerio de Educación, logrando un éxito inesperado en el medio
pedagógico y artístico. Las obras fueron solicitadas, para su exposición, por el Het Palet de
Holanda, el Royal Institute de Londres y el Centre National de L’enfant en París.
En 1954 realizó en Santiago dos “Festivales del Niño”, donde se examinaron las condiciones
socioeconómicas y de salud en la infancia chilena. En el Primer Festival participaron seis mil
niños de todo el país, se presentaron orquestas infantiles, exposiciones de pintura, cerámica y
juguetes pedagógicos en el patio de la Casa Central de la Universidad de Chile, también se realizó
un gran desfile de niños por el centro de Santiago.
Durante el período que ejerció en Valparaíso, propuso una nueva metodología para el
aprendizaje de la lectura y escritura. A partir de estas experiencias, elaboró un silabario para
aprender a leer sin esfuerzo.
Debido a sus revolucionarias concepciones sobre educación, el Decano de la Universidad de
Concepción, señor Rolando Merino, lo invitó a dar un Ciclo de Conferencias en la Escuela de
Educación de esa sede.
La concepción pedagógica de Rolando Toro estaba centrada en nuevas formas de aprendizaje
vivencial, a partir de la afectividad y del goce de vivir. En esta propuesta no se excluían
materias de carácter intelectual; se trataba de integrar la inteligencia con la afectividad y el
respeto recíproco. Además se proponía la incorporación de una enseñanza experimental de
ciencias y tecnología.
En estas circunstancias, Rolando Merino lo invitó a crear un
Laboratorio de Psicología en la Escuela de Educación de la Universidad de Concepción.
Rolando Toro formalizó sus estudios de psicología en la Escuela de Psicología del Instituto
Pedagógico de la Universidad de Chile, de donde egresó en 1964. En ese período conoció al
doctor Claudio Naranjo, con quien estableció una profunda amistad; gracias a su
intervención, Rolando Toro ingresó al Centro de Estudios de Antropología Médica de la
Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, bajo la dirección del doctor Francisco
Hoffman. Este Centro de Estudios tenía por objeto humanizar la medicina.
En el Centro de Estudios de Antropología Médica, Rolando Toro ocupó el cargo de Profesor
Agregado a la Docencia, dirigiendo seminarios de antropología médica, filosofía y psicología.
A partir de ahí, su dedicación a la educación se extendió a la enseñanza superior y a las
psicoterapias.
Entre las múltiples actividades relacionadas con la investigación, tuvo el privilegio de ensayar
diferentes sistemas terapéuticos con enfermos mentales. En ese camino realizó sus primeros
ensayos de danza terapéutica con enfermos del Hospital Psiquiátrico. A partir del éxito que
obtuvo en esas experiencias, extendió el sistema para ser aplicado en otros cuadros clínicos y
en personas normales. El sistema de ejercicios y músicas empleado fue denominado
“Psicodanza”.
En vista de los resultados observados y al prestigio que adquirió la Psicodanza, Rolando Toro
fue nombrado profesor de Psicología del Arte y Psicología de la Expresión en el Instituto de
Estética de la Pontificia Universidad Católica de Santiago.
Posteriormente, Rolando Toro cambió el nombre de Psicodanza por “Biodanza”, “danza de la
vida”, cuyo desenvolvimiento ha alcanzado lentamente dimensiones mundiales. Por lo tanto,
podemos decir que Biodanza tuvo como antecedente directo las experiencias de Rolando
Toro en educación, su énfasis está en la reestructuración afectiva de las personas y en el
Principio Biocéntrico.
Como consecuencia del golpe militar en Chile, Rolando Toro se auto-exilió en Argentina, Brasil
e Italia, respectivamente, por un período de veinticuatro años. En estos países Biodanza se
expandió, aplicándose también en educación. Este Modelo Educativo tuvo varios nombres,
por ejemplo: “Escuela Universo”, “Educación Holística” y “Educación Salvaje”. Finalmente,
Rolando Toro le designó el nombre de “Educación Biocéntrica”, por sugerencia de la pedagoga
brasileña Ruth Cavalcante, considerando que este modelo educativo se basada en el Principio
Biocéntrico, descrito desde sus primeras propuestas educativas.
El Principio Biocéntrico, formulado por Rolando Toro en 1970, constituye un nuevo paradigma
para las ciencias humanas: “centrar todos los fines de la cultura en la vida”, quedando así
eliminados los programas de base ideológica. La educación pasó a ser “el cultivo de la vida y la
alegría de vivir”.
La Educación Biocéntrica usa como mediación el Sistema Biodanza, abordaje que incluye la
vivencia, sensibilidad cenestésica y afectividad a través del movimiento corporal, la
creatividad, la música y situaciones de encuentro en grupo.
Rolando Toro expresa: “Ha llegado la hora de dar a la educación un abordaje orientado hacia la
supervivencia y el restablecimiento de las funciones originarias de la vida. A partir del
Principio Biocéntrico, la educación deberá cultivar las funciones que permiten la evolución
afectiva de los seres humanos”.
La Educación Biocéntrica propone un acceso a la naturaleza, a la tierra, a las plantas, a los
animales, al canto y la danza, a la preparación de alimentos, al cuidado del medio ambiente y,
sobre todo, al aprendizaje de nuevas formas de convivencia no competitivas, sino empáticas.
Rolando Toro considera que la formación intelectual y tecnológica son muy importantes, pero
si no se realiza la integración afectiva, ellas conducen a la pérdida de sentido, a la banalidad y a
la violencia.

Documentos relacionados