Hiroshima y Nagasak

Transcripción

Hiroshima y Nagasak
)r-\
lvovimiento de Educadores por la paz
urugLray
MOVIMIENTO DE EDUCADORES POR LA PAZ
URUGUAY
A os años de
Hiroshima y Nagasak
1945
.Hiroshima "Nunca más"
- 2010
.Que las nuevas generaciones no lo olviden.
.Bajo el hongo atómico no florece la vida.
.Por un mundo sin guerra ni violencia.
.Por un mundo donde todos los niños mujeres y honibres puedan vivir con
salud, educación, vivienda, respetados y respetuosos, solidarios, fraternos,
con dignidad.
\j¡
I\,4ovimiento de Educadores por la paz
Uruguay
Indice
.
.
.
.
.
¡
.
.
.
.
.
.
.
¡
.
LECTURAS
Fundamentación: ¿Por qué recordar Hiroshima y Nagasaki'? Fuente: Wagine
Peace
El espíritú de Hiroshima
.Adaptación del cuento de Toshi Maruki "El destello de Hiroshima"
.<Recuerdo de Hiroshima o siete historias para el seis de AgostoD de lgnacio
Martínez
.Poema "La Rosa de Hiroshima" de Vinicius de Moraes
.Reflexión del P¡emio Nobel Gabriel García Marquez
.Testimonio del Médico Japonés Prol M. Ichimaru
Mil gullas por la paz
Jugate por la paz
¿Por qué se producen las guerras?
I\
Paz Mundial vs. Gue¡ra Nuclea¡
"Conflicto Armado" de UNICEF
La ciudad de Hi¡oshima
Cronologia de la c¿rrera nucle¿r
.
.
.
.
.
.
¡
FORMACTóN
BREVE BIBLIOGRAFIA PARA
AMPLIAR EL TE\4A
Gaia - Atlas de la gestión del Planeta
La Guía del Mundo @diciones del Tercer Mundo)
El Coreo de la LINESCO. Y documentos de la I Inesco
Revista Quehacer educativo n'89
Educar para desaprender la violencia. Seminario Gallego de Educación para la
Paz
Pelicula: Rapsodia de agostro.
<)
ivovimiento de Educedores por la paz
Uruguay
Por qué recordar Hiroshima y Nagasaki
El desti¡o del mundo, y en pafjcular el destino de la humanidad, podría depender de nuestro
recuerdo de Hiroshima y Nagasaki. Si recordamos los bombardeos de estas ciudades simplemente
como oüo capítulo en la historia de Ia humanidad, careceremos de la élica política par¡ maniar con
presentan
eficiencia
nucleares,
por
otra pafie recordamos estos bombardeos como un punto crucial en la histo¡ia de la humanidad, un
momento en el que la paz se vuelve critica, es posible que enconiremos la ética política necesarra para
salvamos del destino que cayó sob¡e los habitantes de estas dos ciudades.
ios
retos que
las armas
Si
En su libro, Robert Jay Lifton y Greg Mitchell escribenr "No es posible entender el siglo XX sin
Hiroshima. Lo mismo puede decirse de1 siglo XXL Lo mismo puede decirse del predicamento que
enftenta la humanidad. No podemos entender ni el presente ni el luturo si¡ entender lo que pasó en
Hiroshima y Nagasaki." Desde los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, ha habido una lucha por
recordar. La historia de estos ataques difieren de forma radical entre Io que se ha dicho en EE.UU. y 10
que narran los super,"ivientes de Hiroshima y Nagsaki. EE.UU. lo describe como un triunfo de Ia
tecnología y un t¡iunfo en la guerra. Ve la bomba desde arriba. desde la perspective de los que la
soltaron. Para la gran mayoria de los estadounide¡ses, la creación de la bomba es un logro tecnológjco
de
magnitudes
extraordinarias
que
generó
el
arma más poderosa en la historia bélica. Desde este punto de vista, las bombas atómicas hicieron
posible la total derrota del pode¡ imperial.iaponés y le puso fin a la Segunda cuerra Mundial. En la
meate de muchos, si no en la de Ia mavorÍa de los estadounidenses, las bombas atómicas salvaron la
vida de quizás un millón de soldados de EE.UIJ., y la destrucción de Hiroshima y Nagasaki es visto
como un pequeño precio que tuvo que pagarse para salvar muchas r,idas y ponerle ñn a una
terrible guerra. Esta idea da la impresión que bombardear esras ciudades con armas a¡ómicas ñre útil.
fructífero y dió lugar a una ocasión que celebrar.
El problema con esta versión es que los historiadores han puesto en duda la necesidad de sollar
estas bombas para terminar la guena. Muchos estudiosos han cuestionado Ia versión oficial de los
EE.UU. en cuanto a los bomba¡deos. Estos criticos hacen notar que Japón intentaba rendirse cuando se
soltaron eslas bombas, que el
cue$o
es¡ratégico
deL ejército de
los
EE.UU. calculó menos mueftes de estadounidenses ante Llna invasión de Japón y que habia ot¡as dos
formas de terminar la guelaa sin usar bombas atómicas en las ciudades j aponesas.
Entre los opositores al uso de bombas atómicas- estaba el general Dwight Eisenhorver, que
rcaccionó así cuando el Secretario de Guena Henry L- Stimson lo enteró de lo sucedido en Ias ciudades
japonesasr "Durante su ¡elato de los hechos. le expresé mi más prolundo desacuerdo, pues Japón ya
había sido derotado y
soltar las
fue
bombas
compl€tamente necesario.
Además, yo creo que nuestro país debe evitar afectar la opinión del mundo usando un aÍma que según
r¡i opinión, ya no era necesaria para salvar vidas estadounidenses."
En una entrevista después de la guerra, Eisenhower le dijo a un periodista: "Losjaponeses estaban
listos para rendirse y no era necesario atacarlos con esa cosa horrible". El general Henry Arnold
(¿)
IVovimlento de Educadores por la paz
Uruguay
coincidió en que "con bomba atómica o sin e1la, los japoneses estaban ya al borde del colapso". El
almirante William D. Leaby comparó este acto con el comportamiento propio de los bárbaros de la
Edad Media.
A pesar de estas fuertes declaracjones de líderes militares de la Segunda Cuerra Mundial, iodavia
existe la percepción de que los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki estuvieron justificados por Ia
guerra. No se le da suficiente importancia al hecho de que la mayoría de las víctimas eran civiles y que
hasta [a fecha. los sobre¡livientes todavía sufren de los efectos de ]a radiación.
Los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki quedaron en el pasado. No podemos resucirar esras
ciudades. Lo que si podemos hacer es aprender de su experiencia; una de las lecciones más importantes
a la humanidad: nos enfrentamos a la posibilidad de nuestra extinción como especie. No simplemente a
la realidad de muertes individuales, sino a la muerte de la humanidad. Según Albert
Camus,
existencialista f¡ancés, "nuestra civilización técnica ha alcanzado su nivel más alto de saivajismo.
Tendremos que elegir, tarde o temprano. entre el suicidio colectivo y el uso inteiigente de nuestras
conquistas cientificas. Ahora. más que nunca, vemos claro que la paz es la única batalla digna de
lidiar." Depender de las armas nucleares para proteger la seguridad es poner el futuro de nuestra
especie en iesgo de aniqujlación. La humanidad enfrenta una decisión: eliminar las armas nucleares o
seguir corriendo el riesgo de que ellas nos eliminen a nosotros. Si ío tomamos esta decisión y
actuamos, enfrentamos la posibilidad de repetir lo sucedido en Hiroshima a nivel mundial.
\-')
l\,4ovimiento de Educadores por la paz
lJruguay
EL ESPIRITA DE HIROSHIMA
l- Se cumplen, los próximos días 6 y 9 de agosto de este año, 64 años del ataque con
bombas atóm icas a dos ciudades japonesas: Hiroshima y Negasaki.
Cientos de miles de mujeres, niños y hombres morían o quedaban mortalmente heridos a
causa d€ los electos destructivos de las bombas.
Este crimen conta la humanidad en su conjunto, no tuvo nuncajustificacion.
Es iniciado e1 proceso de labricación de la bomba atómica. en el año 1939, con la intención
de intentar derrotar al nazismo de Hitler, para salvar a Ia humanidad del genocidio.
Las tareas culminan en 1945, a mediados del año. ya había sido derrotado el ejército
alemán por las Fuerzas Aliadas, y la caída de Berlin por pane del ejército soviético, se produce el 9 de
mayo de ese año.
El lascismo italiano, ya había sido derrotado por las fuerzas aliadas, en especial por Gran
Bretaña, y los Estados Unidos venían denotando claramente al Imperio Japonés, en el momento de
explotar las bombas.
Una vez constt-r.tidas, había que probar el efecio de las mismas.
2- Si a¡alizamos la situación actual, en materia de armamentos nucleares. constatamos:
-1a exisiencia de miles de cargas nucleares. algunas de ellas insralad¿s para su inmediata
utilización, para poder asentar "el primer golpe".
-
las cargas nucieares son de tremenda potencia de destrucción. ciento de veces malores a las
utilizadas en 1945.
-
Un¿ mayor cantidad de paises poseen o están en proceso de poseer esas armas,
Todo ello señala que el riesgo de guerm nuclear no es una ficción del pasado, sino un
peligro latente del presente y del futuro de la humanidad.
3-
Es bueno, necesario, que las nuevas generaciones. conozcan. recuerden.
v analicen
estos
aconle(imienloi.
Está claro que la inmoralidad de la Carre¡a Armamentista ¡to se refiere sólo al armamento
nuclear. También se vincula a la producción de otras armas, de todas las armas. desde las más
imponentes, a las armas ligeras.
Hay que desarrollar una clara política anti-annamentjsta.
La mayor parte de la investigación científica mundial se sigue destinanclo a la fabricación de
armas, privando así a la humanidad del enorme avance a favor de la salud. la alimentación. las
mej^rer condicione\ de \ ida.
Debería surgir en eL ámbito de la comunidad intemacional, en el seno de las Naciones Unidas,
un consenso mundial, expresión de todos los pueblos. a través de sus gobiernos, a favor de la
detención irrestricta de la fabricación, venta circulación y compra de todo tipo de armas.
4- El Espíritu de Hiroshim¡. nos obliga a pensar, no sólo en el momento histórico en que
vivió la tragedia, sino a retro¡raer al día de hoy. v mirar nuestro presente y nuesko futuro, para decir
que si no levantemos entre todos, a todos los niveles. nuestras voces y nuestras acciones s;guiremos
se
(¿r
Movimie¡to de Educadores por la paz
lJruguáy
viendo el honor que produce la violación más lragante de los Derechos Humanos, expresada a diario
en todas las regiones del mundo.
Sin estar sumergido en una guena mundial, el mundo de hoy ofrece varios escenarios de
destrucción y muerte:
- La pobreza [xtrema, que lleva a la muerte a millones de niños, mujeres y hombres por
hambre, enfermedades y pésimas condiciones de vida.
- Las Guerras, desatadas por la usurpación de los países poderosos a otros, por rivones
políticas, económicas.
- Los conflictos region¡les e i[t€rnos, en regiones y países por razones étnicas,
culturales, po1íticas, religiosas. sociales.
- El Terrorismo, desatado como respuesta a las violaciones de los más poderosos,
condenable iambién por las víctimas inocentes que ocasiona, y el terrorismo de estado.
5- Dl Esniritu de Iliroshima. Nos obliga a actuar como pafe de una comunidad,
que
debemos enriquecer, para hacer mejor el país, para hacer mejor la región, el continente y el planeta.
Para ello comprometemos a ser solidarios, respetuosos) sensibles con todos nuestros semejantes, en
especial los más débi1es.
Es necesario fortalecer en los niños, jóvenes y aduitos la idea de que la Paz es una necesidad
suprema de todos los pueblos v naciones.
Po¡ eso creemos que desde los primeros tramos, y durante toda la vida hay que lortalecer los
valores humanos fundamentales. Cr€ar una Cullüra de Paz..
Hav oüe Edücar nara la Paz
Q¡e podemos forjar otro Mundo, si entre todos podemos cor¡struir nuevos pilares, nuevos
fundamentos, Jurídicos, Económicos, Eticos, en lo
humanos, sus comunid¡des, süs países.
se
¿poye uná nueva relación entre los seres
¡
l\,4ovimiento de Educadores por la paz
Uruguay
Adaptación del cuento
DESTELLO
DE I{IROSHINLA"
"EL
de TOSHI MARUKI
Eran las 8
muy despejado.
y
15 horas del 6 de Agosto
de 1945. Aquella mañana, el cielo de Hiroshima estaba
Miichan, que tenía sólo siete años. estaba desayunando con sus padres. ¡Mmm.. qué ricol. dijo
Miichan. De pronto sucedió. Se oyó un ruido ensordecedor y un horrible resplandor atravesó el cielo.
E¡a una luz naranja, no, una luz muv blanca, deslumbrante, amenazadora, co¡1o si cien relámpagos
estallaran a Ia vez. Un bombardeo americano B-29, había lanzado la primera bomba atómica en la
hisioria de la Humanidad, se llamaba "Litteboy" ,pequeño niño-.Miichan perdió el conocimiento,
cuando recob¡ó el sentido, todo a su alrededor estaba oscuro. Se acercaba un ruido crepitante y en la
oscuridad se elevó una roja llamarada.
¡Fuegol iUn incendio!
iMiichanl Gritó su madre. Miichan €staba allí, inmóvi] y apresada bajo unas maderas, al fin
pudo salir ar¡astrándose. I-a madre la abrazó con fuerza. iRápido, rápidol
iEl fuegol El padre estaba enlre las llamas. Papá está herido.
iTiene agujeros en el cuerpol -griió Miichan-. Con el cinturón del kirnono le vendaron las
heridas. ¿De dó¡de sacaría mamá tanta luerza? Cargando al padre sobre su espalda. tomó a Miichan de
ia mano v echa¡on a correr."Hop-hop" - Miichan escuohó un ruido junto a sus pies_ Eran golondrinas
que- con sus alas quemadas ya no podían volar. El rio arrastraba cuerpos y restos humanos, también un
gato y muchas golondrinas n1uertas.
Ya dentro del agua, el cansancio se apoderó de Miichan ... iglu, glu..l
Tragó agua ... Un brazo le riende a1.r:da, es mamá.
Por fin se acerca¡ a Miyajima Guchi, una niebla de color violeta envoh,ía la isia, los ojos de
Miichan se cerraban de sueño,.v también sus padres, agotados, se quedaron dormidos.
Perdone ¿Qué dia es hoy? preguntó la madre a alguien que pasaba"hov es 9" -respondieron {ontó con sus dedos ... Habian pasado 3 días desde aquello ...
Mican lloraba. En una escuela. que el fuego había respetado, hjciero¡ un hospital. No tenían camas, ni
sábanas. No habia médicos. vendas, ni medicina. Los heridos permanecian en el suelo, el padre de
),
Miichan era uno de ellos.
¿Qué habria pasado con su casa?
Miichan y su madre regresaron a ella. Miichan no encontró a ninguno de sus amigos.
No quedaban árboles, ni casas, ni hierba en Hiroshima, sólo un inmenso campo abrasado.
Miichan no creció más. Aún después de mucho tiempo. parece que siguiera teniendo siete
años. "Es po¡ culpa de destello" -dice su madre con lágrimas en Ios ojos-.
El padre habia mejorado- Pero ün dia, su pelo cayó a mechones y murió de una hemor¡agia- Su
cuerpo se habia cubierto de ma¡chas moradas.
\,¡
l\,lov¡miento de Educadores por la paz
lJruguay
Los que no habían sufrido heridas o quemaduras. con el paso del liempo morían como el padre
Miichan.
Aún hoy. en los hospitales de esta ciudad muchas víctimas del "destello" siguen enfermas. No
se pueder curar.
El 6 de Agoslo de cada año, los siete rios de Hiroshima se llenan de farolillos: cada ciudadano
inscribe en ellos los nombres de los seres queridos, que muriercn por el 'destello". Los siete rios se
iluninan y, como cintas de fuego, fluyen hacia el mar. Y como en el dia del destello, cuando la
corriente araskaba los cuerpos, Ios farolillos van flotando hacia el ¡rar.
Miichan escribió "Papá", en un farol, y en otro puso:
"golondrinas"
EI pelo de mamá se ha vuelto todo blanco, con sus manos acaricia la cabeza de Miichan que
sigue teniendo siete años y dice:
¡'Las bombas no caen solas, l¡s tiran los hombres...
Los hombr€s son los responsables de esta atrocidad,
no el azar. ni la casüalidad.
Que otros hombres puedan imped¡r que esto suceda de nuevo!!
de
Recuerdos de Hiroshima
I945 - 7 relatos breves pata un
seis de agosto - 2009
l) A las ocho y quince de ¡a mañana, del seis de Agosto de mil novecientos cuarenta y cinco, la mujer
termjna de dar a luz una hermosa beba de casi cuatro quilos, en medio del festejo de la experimeñiada
partera, del esposo de la joven madre primeriza y de los padres de ella que ahora estrcnan su título de
abuelos, brindando con el té del desaluno que ¡o alcanzan a beber porque se mueren ese mismo dia, en
ese preciso instante, junto al joven padre. a la experimentada partera y a la mujer que acaba de parir
una beba que acaba de nacer y de morir.
2) Después del ruido infemai, sólo comparable al estallido de un volcán en erupción. y después
del
hongo plateado que se eleva por el aire desde una coiumna gigantesca de humo, la radio del avión no se
cansa de repetir: Enola Gay. Repórtese, Enola Ga.v. lnforme de los resultados. Enola Gay. responda.
Pero en {a cabina de la fbrtaleza voladora, el hombre está mudo, solo y sordo, sin saber exactamente lo
que hizo
ni Io
qLre
habia sucedido en el impacto, queriendo olvidar por un momento el ruido de la
bomba y tratando de huir de aquel hongo de polvo y gas.
3) Nadie ¡ecue¡da hoy el nombre del bombre que accionó el mecanismo de 1a puerta que dejó caer la
bomba atómica sobre lliroshima, pero podemos oír el estallido que golpeó a la Humanidad entera.
obligá¡dola a volve¡ al mismo sitio. ai mismo hovo, al mismo espacio aéreo que se quebró como un
cristal en mil pedazos aquella mañana de Agosto, dejándonos la horrible sensación de complicidad. Lo
qr¡e más me aterroriza es la sospecha de que mi mano es mu¡, parecida a la mano del hombre del avión
y qLre mi rostro sólo se diferencia de su rostro por mis ojos caídos ), que quizá mi alma tampoco se
hubiera lastimado con el estampido del cilindro que cayó sobre mí y que yo sólo hubiera querido huir
de la nube con fonna de hongo.
\(\
fVovimiento de Educadores por la paz
llruguay
4) Un joven se despierta para ir a su trabajo; una ancjana espeü a su nieta para pasarjuntas el día; dos
muchachas ten¡inan de peinarse mutuamente para salir a la calle; varios niños quieren quedarse un
poco más en la cama porque están de vacaciones en la escuela; un señor barre la vereda frente a1
comercio de su propiedad que acaba de abrir y fodos hubie¡en comenzado esie día casj en forña
normal, con el ruido lejano de una guena que p¿recía de otros, si no fuera porque en un instante todo se
volvió vacío, iuz incandescente, silencio total y en fiacciones de segundos nadie oyó nada. nad¿ se
movió y para todas esas personas lo demás fue la nada.
5) A sesenta y cuatro años de la explosión en Hiroshima muchos turislas acuden al agujero que hace las
veces de monumento o memorial o testimonio del lugar exacto donde dicen que cayó la bomba asesina,
pero ninguno de ellos (y a la distancia, quizá. tempoco ninguno de nosotros) se mira para dentro y ve el
inmenso hoyo que tenemos como deuda pendiente con todas las cosas que debemos hacer para la paz,
porque los ecos de aquel seis de Agosto siguen sonando década tras década, generación tras generación
y cada uno de nosotros lleva consigo su propio cráter que debe descubrir v que estos extraños visitantes
disimulan sacando fotos con máquinas inútiles.
6) Un sobreviviente de Hiroshima yace en una cama de hospital v por su cabeza sólo giran preguntas:
¿Por qué las personas somos capaces de hacer seme-iantes atrocidades? ¿euién dio la orden? ¿euién la
obedeció? ¿Qué sintieron las decenas de miles de muertos ese dia? ¿Qué sintieron las decenas de mjles
de heridos ese día? ¿Qué se dijo en el mundo? ¿Qué sintió la Humanidad cuando supo?
¿euéjusticia se
hará? ¿Cuándo será el tiempo de la paz? Pero sólo una pregunta lo conmovió hasta los huesos:
volverá a repet;r esta masacre? Y lloró en silencio unos i¡s¡antes y desde entonces no sonnó más.
¿Se
Y acá estoy. Sentado muv cerca del memorial al holocausto atómico. Veo pasar indiferentes a mis
connacionales, mis compatriotas. mis contemporáneos, mis conciudadanos, los habitantes de Japón. La
ma)oria son más jóvenes que yo. Algrnos se parecen a mjs padres que todavía conservo en una ibto
que ya tiene más de sesenta años. Aquellas müchachas sonríen con sus novios como solia son¡eir mi
hermana embamzada cuando hablaba de todo lo que le enseñaria a su hijita. Varios niños cor¡en a l¿s
risas como corríamos nosotros en la escuela. Tra¡o de recordar el nombre del hombre que accionó la
palanca. pero no puedo- Trato de ¡ecordar aljoven que veía salir para su trabajo o al seño¡ que baftía la
rereda: pero tampoco puedo. Halo los fieros cunos de mi silla que va es parte de mi y echo a andar
por la enorme erplanada de la ciudad que me ¡iene aprisionado para siempre. La genre sigue presurosa
a ningún lado. Nadie müa el hoyo ni me mira. Una niña pregunta qué es esa figura humana que parece
pintada de negro en esa piedr4 pero sus padres no saben responder. yo sí sé que aquella mañana de
A8oslo era una persona y esa es la huella que dejó en el instante del impacto, pero iampoco sabría dar
7)
una respuesta.
Ignacio Martinez
w\'lw.ignacio-martinez.com
\\'1\.w.dramaturgiauruguava-gub.uy Editado por Red Mundial de Escritores en Español
ül
l\,lovimiento de Educadores por la paz
lJruguay
LA ROSA DE HIROSHIMA
Picn.tcn en li?r .ri.turas
Mudas telepáticas
Piensen en las n¡ñas
Ciegas ínexaclds
Pie se en las mujeres
Rotos ah¿radas
Piensen en las hertdas
Coma rasas cálid¡7s
Pera oh, no se olyít1en
De la rosa de Ia rosa
De la rosa de Hiroshíua
De la rcsa hereditaria
La rasa radiadctiNd
eshipídd e inrálida
Ld anti-rosa atómicd
Sin color sin per.fume
Sin rosa sin nada
De "Antología Poética Vinicius
de Moraes (Brasíleño)
... Una nueta y arrasador.t utopíd de la vúla, dande nadie puedd decidit pra atos haitd la
Dó
j
d¿ de
reras sed cierb el amor
lafel¡cidad. ...
rea pasible
Gabriel García Márquez (Colombi¡no)
En ocasión de recibir el Premio Nobel de la Literaturs
10
F\
l\,4ovimiento de Educadores por la paz
Uruguay
La Bomb¿ de N¿gasaki
" .... A medida que me acercaba a la escuela (ld Escuela de Medicina de Urukemi) wí.t los
cadátetes ennegrecídos, carbonizados, con los huesos blancos asamando en los brazos ! en las
piern.ts- Cuando llegué había algunos sobreNirienles. Eran incapaces de moyerse. Los más fuerter
estaban tatl debililados que permanecían echados en el r;uelo. Les hablé y ellas cretdn qüe se
repondrían pero lodos murieron fnal ente enel curso de las dos semdnas siguie tet. Jamós padré
ol.¡iddr la manera como me miabanl seguiré olendo sus Noces siempre.... "
Relato de un Médico ¡¿ponés, Prof. M. Ichimaru, testigo presencial de los efectos de la
explosión atómica.
Mil grullas por la Paz
La historia de las Grullas de Sadako Sasaki
Hace ya 50 años que oculrió lo que te vamos a conta¡.
Iue
después de la bomba atómica sobre Hiroshima, al final de Ia Segunda Guerra Mundial. Seguro que
has oíCo hablar de esta tragedia y de sus honibles consecuencias para la salud de los pocos que
sobrevivieron, ¿verdad? Pues pasó que Sadako Sasaki fue una de las niñas que no murió el día de la
explosión, pero sí que enfermó de mucha gravedad sufrió una leucemia- poco después, con 11 años,
por la radiación atómica.
Cuando supo que estaba enferma, una amiga suya intentó animarla y le contó
grullas de papel
-
la tradición
de las 1000
hacer lignritas de papel es una trad¡ción japonesa la técnica se llama Origami v se
conoce ya en casi todas partes del mundo. La tradición japon€sa dice que le contó a Sadako su amiga
"concederán un deseo a aquél que consiga doblar 1000 grullas de papel como recompensa por el
esfuerzo y la concentración que hacen lalta para logmrlo. Este trabajo se llama el Senbazuru".
Entonces, su amiga hizo una grulla de Origami y se
1a
dio a Sadako. "Aquí está tu primera grulla". Y le
deseó que se cumpliera su deseo, cura¡se de su enfemedad.
Sadako empezó a doblar grullas, una lras otra, intentando co¡seguir su deseo de curarse mágicamente.
11
\)|)
,Tvf
'M
l\lovimiento de Educadores por la paz
urug!ay
por desgracia, no lo logró.
Murió en 1955 con 6,14 grullas revoloteando a su al¡ededor.
Conmovidos, sus amigos y compañeros de la escuela
se
propusieron terminar de plegar las mil grullas
como un homenaje a su dedicación, y volverlas a plegar cada año para recordarla.
Asi, se propusieron también conta¡les a otros niños de Japón y del mundo cual había sido su histori¿ y
la de tantos niños, que como ella, no pudiercn sobrevivir a la bomba atómica.
Para que esfá historia estuvien presente todos los días, se propusieron hacer un monumento, una
estatua de Sadako con una gmila que hoy está en el Parque de la Paz de Fliroshima.
Bajo ella está escrito:
"Éste es nuestro grito, ésta es nuestra plega¡ia: paz en el mundo".
La histoü¡ de Sadako dio la vuelta ¿l mündo y Ias grull¡s y el Origami
símbolos de Paz y del rechazo a
se
convirfieron en
l¡ guerra.
12
rs)
Movim¡ento de Educadores por la paz
lJruguay
^é
f
Grulla (Tzuru)
Oi8¡'ni{uyo
D¿r
v&¡r..lpáp.ly
¿oblar lár los
ri:r.l.t
''a
ffir
\r
'wg
Repern
e*r
t,*
par.,
eañi.ur¡...m ¡r
ridób1.2ñ¡t.tL03rp¡r.r¡m.¿i
l,
,t
arr¡'
or
L¡
!:,lh
3lñ¡oli¿¿ sF€¡am., a¡2
wl.padlta.blosspor.com
13
\'€
N/ovinriento de Educadores por la paz
Uruguay
CULTURA DE PAZ
NI GUERRAS. NI ARMAS
La lucha por la eliminación de las armas nucleares es sólo una parte de una tarea mucho más
y
amplia abarcativa. Las bombas de Hiroshima y Nagasaki son cl emblema de las locuras que somos
capaces de hacer los humanos pero hay realidades más cotidianas y cercanas a nuestras vidas que
también merecen nuesfa reflexión.
Los artículos periodísticos y los informativos de televisión cuentan que hay sensación de
inseguridad, que hay miedo y que por esa razón aumenta la venta de armas. Parece que las personas
piensan que las armas son la solución a este problema, pero en realidad las armas son el problema.
La venta de armas es un negocio para ¿lgunas empresas y para algunos paises que las fabrican;
pero para venderlas hay que promover situaciones que estimulen su compra. Aunque parezca mentira
hay personas que se enriquecen con las guerras. la violencia,v el sufrimiento.
Otra situación dilicil de entender es que se fabriquen juegos y juguetes que r€presentan la
guerra. la violencia y la crue¡dad; el juego, que es una de las aciilidades más creativas y gratificantes
de ios seres humanos, se convierte en una acción de destrucción que nos hace ver con naturalidad el
asesinato y el mallralo a otras personas.
Por ello en algunos países se impulsan campañas de uso de juguetes no bélicos, estimulando
iodos losjuegos y jugueles que se basan en la cooperación, la solidaridad y la generosidad.
Si quieres la paz. JUGATE POR LA PAZ.
¿COMO COMIENZAN LAS GUERRA.S
es
Comenzar una gue¡ra es fácil. ha sido fácil a lo largo de
terminarlas.,.
1a
?
historia de la humanidad, lo dificil
Imagina que vas por un camino y ves un manzano que tiene dos manzanas, Todavia están
verdes, no se pueden comer €ntonces resuel\,es volver en una semana para ver si ya esÉn maduras.
Al volver, una semana despuós, ves que hay otro niño sentado mirando las manzanas,
resuelves entonces ir a buscar un palo para hacer saber que no estás dispüeslo a que nadie se coma ias
manzanas que e5tás cllidando hace una semana.
Al ver esto el oho niño resuelve defenderse y va a buscar un cuchillo, l¡rgo. afilado, brillante.
Tú no te dejarás asustar y entonces procuras un revólver, cargado con todas sus balas para def¡nder las
manzanas,
La respuesta no se hace esperar: una escopeta de grucso calibre y caño recofiado es exhibida
con atrevimiento por el otro niño que ahora sonrie sintiéndose rnás poderoso. Esto no s€ puede pelmitir,
consigues un modero y pertrechos para la delensa. haces una trinchera v s€guro que podrás vencer.
De pronto, el ruido ensordecedor de un pesado blindado que se aposta detrás del árbol y
comienza a girar su cañón hasta apuntar en
desaparece, y con él las ma¡zanas...
Te parece una locura, verdad
tu dirección, con los dos primeros
? Si...tienesrazón.,.
disparos
el árbol
todas las guerras son una locura.
14
)
li
fVovimienlo de Educadores por ta paz
Uruguay
Año 2002
DE UNICEF:
UN DR"4MA QUE NO ES DE NUESTRO PAÍg,
QUE DEBE DOLER A TODA L4 H UMANIDAI,
foNIlreTo¿B¡AaDOr
Ln tiempos de conflicto armado ,v disturbios, los niños y las mLrjeres son especialmenie
vulnerables y son cada vez más el blanco de grupos beligerantes que tratan rle
sembrar el terror entre
las poblaciones civiles. Durante los conflictos, lós niños suelen p.ra*.u. ¡ogui..,
sus escuelas. sus
progenitores o sus esperanzas para el futuro.
traumas resultantes pueden tener sobre ellos ef¡ctos profundos e indelebles, para
.Los
empeorar
a situación. varios conflictos. especialmente en Afrrca,
¡o no atraen la ateneion del fúblico y deján tras
de sí sociedades devastadas, con pocas esperanzas de recibrr asistencia
d. lo, ;o;;ni..
En situaciones de conflicto se dan graves infracciones a los derechos
de los niños y las mu_jeres
_
más vulneúbles:
En los últimos 10
años, más de 2 milones de niños murie¡on o ñreron asesinados como
resultado di¡ecto de conflicros armados.
en er último año, quedaron atrapados en sit,aciones de conflicto una
.Solamente
cantidad de
reñrgiados y personas desplazadas
-mayormente mujeres -v niños- calculu¿u .nl i ,iiron...
según se estim4 300.000 niños están prestando sen icios en ras fuerzas
armadas. a menurro
ba jo eoacción. en caracrer de ,old¿dos
) de \ir\ ienrc.
o.
-
). .".¡o.
se).uat
"lio".
.; Ir";;;;;
;,;i;, ;;;
año, unos 6.000 niños pjerden la vida o quedan discapacjtados
a causa de mlnas ¡enestres
.Cada
semb¡adas donde los niños viven,juegan y van a la escuela.,.
.
PAZ MUNDIAL VS. GTIERRA NUCLEAR
1) CONCEPTOS FUNDAMENTALES
a)La Paz Mundial es una necesidad suprema de la Humanidad. Bajo
el hongo atómico no tiene
posibilidad de desarrollo ningún proyecto economico, soeial, por
mástu"ro'1, uoCL iu.
b)l a perpecrrra de un¿ guer a rucrear era encenadi.".i
""".
,
'oea di ra err.ncion de r¿
vrua v ta
es0ecte human¡
Como dice el pensamiento de Afthur Koesther:
"Desde los albores de la conciencia humana hasta el 6 de agosto
de 1945, el hoftbre tuvo que
vivir con la perspectiva de su muerte como individuo.
Desde el día en que ra primera bomba a¡ómica ecripsó al
sor en Hiroshima. la humanid¿d
entera ha tenido que vivir con la perspectiva de su extinción
co;o especie,,.
;..n"i,
.
2)
3) f]NA EXPLOSIÓN
NUCLE-AR,
La expiosión nuclear producida por una bomba, \arias veces ma)or que
la de Hiroshima, pero
también menor que las que poseen ros submarinos Atómicos rlidenr.
o.á.ionuiio, Á
."ntro
de una ciudad un poco mayor que Montevideo, la devastación
"o.r.n
de una ,on" ¿" itO'Li ¿.
.u¡io,"t.. ¿""i.
llegaría a colonia al w, pasaría punra del Este al E. Ilegando a c"t"u
¿" ou'nr*-ni ro,1e. produciria
250 mil muertos, 500 mil heridos graves. motivado por el soplo
atOmico ¡uientos de más de I 000
,,
15
ir)
Ivovjmiento de Educadores por la paz
Urug!ay
knr,ft) tales como fracluras óseas, graves lesiones en los tejidos blandos, lesiones del aparato
respiratorio, desprendimientos de retina, y heridas debidas a las radiaciones, con síndromes agudos y
ef€clos retarda.los
PAR4. LA MUERTE
iTanque de Guerra
1 Bombardero Atómico
a
a
eouivale
eouivale
PARA LA \1DA
L000 aulas escolares
25.000 salarios de Maestros al añ0.
3) Una sola bomba nuclear bastaría para volar un estado como Ditroit o Lenjng.ado (San
Petersbu¡go) m¿tando a ttes millones de personas.
El poder explosivo de las mayores armas nucleares equivale a la explosión de una carga de
dinamita que pesa como 10 piramides de Keoops (Egipro).
Se concidera que existian en los arsenales, a fines de la década del 80, unas 50.000 armas
nucleares. Si su poder e).plosivo fuera dividido en partes iguales, explotaria una bomba igual a la de
Hiroshima por segundo dura¡te el día y la noche a lo largo de dos semanas (l.296.000 veces).
Datos de un documefib de la ofrcind de Asesaramiento Tecnológico |O.T.A) del congreso de
los EE.UU. Del dilema de los conflicb.\ en la era nuclear- Engelhect Brcda.
En el mundo, al año, se gastan casi I Billón de dó¡ares (Un millón de millones) en la carrera
armamentista,
En el mundo existen casi 1.000 Millones de personas qLre viven en condiciones de extrema
Pobreza.
El promedio de gasto mundial por soldado es de 26.000 dólares al año
Fl promcdio de gasro por niño en LDI CAaIO\ e\ de 180 dotdre. al año.
En el mundo, al año se gastan casi un billon de dolares (un millon de millones) en la carrera
armamentisLa.
En el mundo existen casi 1.400 millones de personas que viven en condjciones de extrema
pobreza.
'El promedio de gasto
mundial por soidado es de 26.000 dólares al año.
El promedio de gasto por niño e¡ educación es de 380 dólares al aíio.
LA SUSPENSIÓN DE L.A. CARRERA ARMAMENTISTA DURANTE SOLAMF,NTF,
10 MINUTOSJ PI]RMITIRÍA ECONON{IZAR RECI]RSOS QUE SALVARI{N DE LA
MTJERTE POR HA\4BRE A MEDIO MILLó\ Df \INOS AL AÑO.
4) Costo humano de conflictos y guerras a través de l¿ historiaSiglo I a XV-4 millones de mueros
Siglo
Siglo
Siglo
Siglo
Siglo
Siglo
XV.T 2 millones
XVII-6 millones
XVIII -7 millones
XIX -19 millones
XX -1 I I nrillones
XXI- ¿....?
Informe: Lic Lia Dinskins. Org. Palas Athenea. San Pablo Brasil
5) Resistimos elviejo proverbio romano que dice: "si quieres la paz prepárate para la guefta,,.
La paz ¡o se hase con bombas. aviones, barcos de guena, ejercito y armas.
Adherimos al nuevo concepto de Cultura de Paz p¿ra sustitui¡ a la cultura de la guena y la
violencia que impera en el mundo. "Para hacer la Paz, hay que preparar la paz,'
16
\q
Movimiento de Educadores por la paz
Uruguay
La paz se hace con cuademos, Jibros, medicamenlos, agua potable, saneamiento, aliment¿ción,
vivienda, con vida digna ara todos.
Cronología de la Carrera Nuclear
La preocupante amenaz a de la era atóñica
El desarrollo técnico y científico de la carrera nuclear armamentista
ha conmocionado a la comunidad
intemacional, que se ha visto obligada a auspiciar diferentes acuerdos para evitar su proliferación.
Con el dedo en el gatillo.,.
A
su vez, el aumento de tensiones belicistas de la última década ha fomentado ün clima de insesuriílad
mundidl luqddmentado en el temor atómtco
.
2 de diciembre de 1942: Se produce la primera reacción en cadena nuclear autónoma en
Chicago.
.
.
.
.
.
.
16 de
julio de 1945i Primera p.ueba
de una bomba nuclear a 100 kilómeftos de la ciudad
estadounidense de Alamo Gordo, en Nuevo México.
6 de agosto de 1945: El bombardero Enola Gay lanza la primera bomba atómica de fisión
nuclear sobre la ciudadjaponesa de Hiroshima. La explosión mató a unas 140 mil personas
devastó un área de 14 kilómetros cuadrados.
y
9 d€ agosto de 1945: Estados Unidos lanzó la segunda bomab sobre la ciudad de Nagasaki, a
300 kilómetros al sur de Hiroshima. Murieron más de 70 mil Derso¡as.
23 de septi€mbre de 19,f9: La antigua Unión Sovjética realiza su primera explosión nuclear en
la estepa de Kazajstán.
1 de novi€mbre de 1952: Estados Unidos bace detonar su prihera bomba de fusión nuclear
(Bomba H) en un atolón del Océano Pacifico.
3 de diciembre de 1952: Reino Unido realiza su primera explosión atómica en las islas
austialianas de N{onte Bello.
.
1957: La Organización de Naciones Unidas crea la Agencia lntemacjonal de la Energía
Atómica (OIEA.) para p¡omover el uso pacífico de la energía nuclear.
17
]\Iovirnienio de Ed!cadores por la paz
Uruquay
.
.
.
.
.
13 de
febrero de 1960; Francia realiza su primera explosión atómica en el desierto del Sahara.
Octubre d€ 1962: Se produce la crisis de los misiles cubanos que enfre¡tó a la Unión Soviética
y Estados Unidos.
5 d€ agosto de 1963: Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Soviética aprueban el Tratado
de Suspensión Parcial de Pruebas Nucleares de superficie.
16 de octub¡e de 1964: China prueba su primera bomba atómica en el polígono de
experimentación nuclear de Lop Nor.
12 de junio de 1968: Se frma el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNp), que enrra en
vigor en 1970.
25 de mayo de 1972: La Unión Soviérica
y
Estados Unidos firman
el lratado
de Antimisi]es
Balísticos (ABM).
.
.
.
.
.
.
26 de mayo de 1972: Se firma en Moscú el Tratado
estrelégicas.
18 de mayo de 1974: India efecrúa
de Pokhram.
18 de
junio de 1979:
Se
sLr
SALT-l
para reducir las armas nucleares
primera prueba nuclear en el centro cle experimentación
firma el Tratedo SALT-2 en Viena.
22 de s€ptiembre de 1979: Científicos estadounidenses detectan una explosión nuclear en el
Océano Indico. Las sospechas recaen en Israely la República Sudafiicana, pero ambos países lo
desmienten.
23 de mar¿o de 1983: El presidenle Ronald Reagan anuncia los planes para poner en marcha el
escudo espacial antimisiles (GueÍa de las galaxias).
15 de
julio de 1985:
Agentes de los servicios secretos franceses hunden el barco RainboN
Wanior de G¡eenpeace en el puerto neozelandés de Auckland cuando protestaban contra
las
pruebas nucleares.
.
.
27 de febr€ro de 1986: El técnico nuclear Mordejai Va¡unu es co¡denado po¡ desvelar a un
didrio briLánico los se.rero' dlom,:o. de sL, pdis.
31 de julio de 1991: Se firma el Traiado de Reducción de Armas Estratégicas (START
l) e¡
18
.ñ
f!!ov¡miento de Educadores por la paz
Uruquay
.
3 de noviembre dc 1991: La Unión Soviética inicia una moratoria u¡ilateral. Francia, Estados
Unidos y Gran Bretaña se unen en 1992.
.
1991: La ONU ordena descubrir y desmant€lar el programa nucfear iraqui.
.
3 de enero de 1993: Se fi¡ma el Tratado START TI en Moscú.
.
1993: La OIEA comienza a detectar casos de tráfico ilegal de plutonio y el uranio enrjquecido.
.
199¿fr La
.
1994: Se culm¡n¿ el proceso de destrucción de las armas nucleares de Irak.
.
21 de diciembre de 1994: Corea delNorte y Estados Unidos firman el Acuerdo Marco de
OIEA confirnra que Sudáfrica había desiruido todas las armas nucleáres.
Ginebra.
.
.
5 de septiembre d€ 1995: Francia rompe lá moraloria con un ensayo nuclear en Mururoa. En
1996 realiza su último ensayo atómico.
1996: Las annas nucleares soviéticas d€ Bielorrusia, Kazajstán y Ucrania son transferidas a
Rusia.
.
29 de julio de 1996: China realiza su último ensayo nuclear v se suma a la moratoria.
.
l0
.
de septiembre de 1996: La ONU aprueba
Nucleares (CTBT).
elliatado
de prohibición Total de pruebas
1998: India reanuda sus ensayos nucleares y Pakistát realiza sus primeras explosjones
atómicas.
.
.
.
13 de diciembre de 2001: Estados Unidos decide unilateralmente salir del Tratado de Misiles
Antibalisticos (ABM) pa¡a desarrollar el program¿ del escudo antimisiles, tres meses después
de los atentados contra el World Trade Center y el pentiigono.
8 de noviembre de 2002: La resolución 1441 de la ONU impone a lrak un régimen de
inspecciones destinado a elimjnar las armas de destrucción masiva en caso delxistencia.
31 de dici€mbre de 2002: Corea delNoÍe expulsa a los inspectores de la OÍEA. Diez dias más
tarde se convierte en el primer país que abandona el Tratado de No prolileración Nuclear
(TNP).
19
€\
Mov m,erto oe Eo.rcadores por t¿ paz
¿\ \áJ
'[email protected]\
lfLs,ai
. 17 de marzo de 2003i Las inspecciones realizadas, entre el 27 de noviembre de 2002 y el l7 de
marzo de 2003, no encuentran indicios de armas de destrucción masiva en lrak.
.
.
.
.
2003: Irán se compromete a suspender el proceso de uranio para uso militar.
28 de noviembre de 2003: Los inspectores del OIEA visitan por primera vez instalaciones
relacionadas con el programa de armas alómicas de Libia.
Febrero de 200,f: Abdul Qadeer Khan, padre de la bomba arómica paquistaní, admite que ha
vendido material nuclear a Libia, Irán y Corea del Norte.
Marzo de 2004: El organismo de desarme
de la
ONU, Unmovic, certifica que Irán no tiene
armas de destrucción masiva desde 1994.
.
.
.
.
.
.
8 de marzo de 2004: La Junta de Gobernadores del OIEA confirma que tanto Libia como Irán
violaron sus obligaciones e¡ materia nuclear,
18 de septiembre de 2004t Lajunta de gobernadores del OIEA insta a
progrdma de (nriquec.mienro de urani¡.
Iún
a suspender el
24 dc septiembre de 2004: La OIEA aprueba una resolución en la que insta a Corea del Norte a
desmantelar su programa nuc¡ear militar,
20 de octubre de 200,1: Trán reivindica su derecho a desarrollar su proBrama nuclear.
9 de febrero d€ 2005: El presidente Jatami insiste en que su pais ,,no renunciará nunca a sus
programas nucleares", aunque reitera qüe sólo los desarrollará para fines pacificos.
1l de febrero
de 2005: Corea delNorte reconocej por primera vez, que cuenta con armas
nuclearcs.
.
.
.
27 de febrero de 2005: Se revela que Irán planifica desde hace l8 años fabricar armas
¡ucleares.
13 de
abril de 2005:
Se aprueba la Convención contra el Terrorismo Nr¡clear.
1 de agosto de 2005: Irán anunció a la Agencia Internacional de Energía Atómica que pensaba
re¡nudar la conversió¡ de uranio, pese ¿ advertencias de Estados Unidos y la Unión Europea.
Porque sí hay una alternativa al modelo belicista
20
..i")}
I\,4ovimiento de Educadores por la paz
Uruguay
Por último queremos plantear que ..."La educación es sobre todo atmósfera,,; crear un clima
pacifico, democrático, participativo, colaborador dentro del aula , será el p¡imer paso para ..combatir,'
pacíficamente la violencia y el belicismo en la escu€Ia".
¡No habrá Paz sin educación para la Paz!
V¡s rá : wr¡A-ls!!!¿¿i1!l!Iakbl3d!jrg
i
21
'14
La era post-nuclear. de Ignacio Ramonet en Le Monde
Fukushima marca, en materia de ene¡gía atómica, el fin de una ilusión y el comienzo de
ia e¡a post-nuclear. Clasificado aho¡a de njvel 7, o sea el más alto en la escala
intemacio¡al de los incidentes nucleares (INES), el desastte japonés ya es comparable
a1 de Chemóbil (ocunido en Ucrania en 1986) por sus "efectos radiactivos
considerables en la salud de las personas y en el medio ambjente".
El seísmo de magnitüd 9 y el descomunal maremoto que, el pasado 11 de marzo, con
inaudita b¡utalidad, castigaroÍ el noreste de Japón, no sólo originaron la actual
catástrofe en la central de Fukushima siño ctue dinamitaron todas las certiduabres de los
partidarios de la energía nuclea¡ civil.
Con decenas de construcciones de centrales atómicas previstas en innumerables pases,
la industria nuclear, curiosamente, se hallaba viviendo su época más idílica.
Esencialmente po¡ dos razones. Prinero, po¡que la perspectiva del "agotamiento del
pet!óleo" a¡1tes de linales de este siglo, y el crecimiento exponencial de la demanda
ene¡gética por pafie de los "gigantes emergentes" (China, la India, Brasil) la converlían
en la energía de sustitución por excelencia ( 1). Y segrmdo, porque ia toma de conciencia
colectiva ante los peligros del cambio climático, causado por los gases de efecto
invemadero, conducía pa¡adójicamente a optar taúbién po¡ una energia nuclear
considerada como "limpia", no generado¡a de CO2.
A estos dos argunenios recientes, se sumaban 1os ya conocidos: el de la soberania
energética y menor dependencia ¡especto a los países producto¡es de hidrocarburos; el
bajo coste de la elect¡icidad así creada; v, aunqüe pa¡ezca insólito en el contexto actual.
e1 de la seguridad, con el pretexto de que las 441 cent¡ales ruclea¡es que hay en el
mundo (1a mitad de ellas en Europa occidental), sólo han padecido. en los últimos
cincuenta años, tles accideDtes graves...
Todos estos algumenlos -no fo¡zosamente absurdos han quedado hechos añicos tras la
descomünal dimensión del desast¡e de Fukushima. El nuevo prínico, de alcance
mundial, se fundamenta en varias constataciones. En primer lugar, y contra¡iarnente a la
catást¡ofe de Chemóbil -achacada en parte, por razones ideológicas. al descalabro de
una vilipendiada tecnoiogía sovjética , esta calamidad ocu¡re en el meollo
hipedecnológico del mundo y en donde se supone por haber sido Japón, en 19,15, el
único país víctima del infiemo atómico tlrilitar- que sus autoddades J, sus técdcos han
tomádo todas las precauciones posibles para evitar un cataclismo nuclea¡ civil. Luego- si
los más aptos no han conseguido evitarlo, ¿es razonable que los demás siganjugando
con ñrego atómico?
En segundo lugar, las consecuencias temporales y espaciales del desashe de Fukushima
atenan. A causa de la elevada radiactividad, las áreas que circundan la cent.al quedarán
inlabitadas durante milenios. Las zonas un poco más alejadas, durante siglos. Millones
de personas serán deñnitivamente desplazadas hacia ter¡itorios menos contaminados.
teniendo que abandonar para siemple sus propiedades y explotaciones industriales.
ag¡icolas o pesqueras. Más allá de la p¡opia región mártir. los efectos radiactivos
repercuti¡án en la salud de decelras de millones de.japoneses. Y sin duda también. de
.Li-
numerosos vecinos coreanos, rusos y chinos. Sin e\cluir a oiros habitantes del
he¡nisferio boreal (2). Lo cual confirma que ur accidente nuclear nunca es local.
sienpre es planetario.
En tercer lugar, Fukushima ha demostrado que 1a cuestión de la prctendida "soberama
ene¡gética" es müy relativa. Ya que ia producción de energía nuclear supone una nueva
supeditaciónr la "dependencia tecúológica". A pesar de su enorme avance técnico,
Japón tuvo que acudir a expedos estadounidenses, nrsos y franceses (además de los
especialistas de la Agencia Internacional de la Ene¡gía Atómica) pa¡a t¡atar de controlar
la situación. Por otra parte, los recursos del planeta en uranio (3), combüstible básico,
son muy iin,titados y se calcula que, al ritmo actual de explotación, las ¡eservas
mundiales de este nine¡al se habrán agotado en 80 años. O sea. al mismo tiempo que las
del pet¡óleo...
Por estas razones y por otl¿s más, los defensores de la opción nuclear deben admitir que
fukushir¡a ha modificado radicalmente ei emrnciado de1 problema ene¡gético. Ahora se
imponen cuabo imperalivos: parar de const¡ui¡ nuevas cent¡ales; desmantelar las
exisientes en un plazo máximo de treinta aios; set exhemadamente frugal en el
consumo de energia; y apostar a fondo por todas 1as energías renovables. Só1o asl
salvaremos quizás el planeta. Y la humanidad.
(l)
Antes del accidente de Fukushima, se estimaba que el número de cent¡ales nucleares
en el mundo aumentada un 60% de aquí a 2030. China, por ejemplo. tiene actualmente
13 cenlraies atómicas en actilidad que producen apenas el 1.8% de la electricidad de1
pais; en enero pasado decidió construir, ent¡e 2011 y 20i5, 3,1 nuevas centrales o sea
una cada dos meses...
(2) Partículas radiactivas procedentes de la central de Fukushima cayeton sobre Europa
occidental unos días después de la catást¡ofe, y aunque las aüto¡idades declararon que
"no constitüían ningún peligro para 1a salud", varios expertos subrayaron que al habetse
acumulado eí las hortalizas, en particular en las de hojas amplias como las lechugas, el
consumo de éstas suponía un riesgo.
(3) Un reactor nuclear no es más que un sistema para calentar agua. Para ello se utiliza
la fisión del átomo de uranio 235 (U235) que, al romperse, a1 lisionarse mediante la
denominada "desintegración nuclear". produce una enorme liberación de energía
ténnica. Hay que saber que 156 toneladas de toca, apoltan una sola tonelada de mineral
de urado del que se obtiene un único kilo de uranio... De ese kilo. sólo un 0.7olo es
U235, e1 que se necesita en las cent¡ales: o sea para 7 gramos de U235 hay que remover
mil kilos de mineral y ¡156 toneladas de rocas! Léase Eduard Rod¡íguez Far¡é y
-efectos
Sal¡'ado¡ López Amal. Casi todo 1() qüe üsted desea saber sobre los
de la energra
nuclear en 1a salud y en medio ambiente, El Viejo Topo. Barcelona, 2008: y paco puche
"Adiós a Ia energía nuclear", Rebelión (wu w.rebelion.org), 18 de abril de 201 1 .

Documentos relacionados