Letras, tu revista literaria

Comentarios

Transcripción

Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril
LetrasTRL
Letras, tu revista literaria Contenido ISSN: 1989-4198
Editorial La visión del director Cine El que no sabe es un imbécil. El que sabe y calla es un criminal.
Bertolt Breht
Reseña Literaria Para recordar Entrevistas Contenido Poesía Contenido Editorial Relatos Cine Premios y Becas
Editorial Reseña Literaria Libros Cine Ciudades Literarias Ni tú ni yo Reseña Literaria Entrevistas Arte Ciudades Literarias Poesía Fotogra a Entrevistas Relatos Los Nébures Poesía Columnistas Kalvellido Relatos Premios y Becas Columnistas Zona Roja Escritor/a del mes Espiritualidad Premios y Becas Recomendamos Escritor/a del mes Libros Recomendamos Homenajes Libros, libros, libros Arte Homenajes ... Arte ... Fotogra a E. de Juan Hostal Santel 1
h p://alvaeno.com/letrasTRL.htm Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ STAFF: Salvador Moreno Valencia‐Dirección Rubén Sancho‐Subdirección Alexis Navas – Becas y Premios Eva Monzón– Relatos ©LetrasTRL ISSN: 1989– 4198 Fotogra as de Portada y Contraportada: E. de Juan
Director: Salvador Moreno Valencia© Subdirector: Rubén Sancho© Maquetación: Ediciones Alvaeno © Edición: Ediciones Santel © h p://alvaeno.com/letrasTRL.htm Columnistas Marcos Morneo: Como Ave Fénix Pedro Luis Ibáñez Lérida: La tudes mudas Víctor Corcoba: Algo más que palabras Juan Manuel Álvarez: La mirada del otro Ignacio Fernández: La afilada navaja Mar n Lucía: Rap‐e‐ando Maite García Romero: Mejor lo escribo Carlos Penelas: Sin milongas Na vidad Senserrich: Percepciones Esther Vivas: La disidendia María Jesús Verdú‐Conocimiento Para colaboraciones: novedades, relatos, poesía, opinión, ensayo, ver bases en página18. Contrata tu publicidad en LetrasTRL [email protected] Nº 45/ 2012/ abril
Editorial No en ende nada de literatura aquel que sólo toma en consideración a los autores consagrados. Un cielo sólo con estrellas de primera magnitud es una aburrida patraña. No es el firmamento. Bertolt Brecht. La visión del Director Salvador Moreno Valencia. Delito de silencio Cine Rubén Sancho. Bienvenido Mr. Marshall Para Recordar
Biogra as y Vidas. Antonio Tabuchi. Entrevistas A Juan Manuel Álvarez Romero. Una historia tejida con sangre Poesía Poesía italiana, traducción Carlos Vitale; Manuel Arduino; Pedro Du Bois. Relatos Eva Monzón; J. Antoniello; Daniel de Cullá; Adrián N. Escudero. Becas y Premios Información facilitada por www.alexisnavas.com Libros, libros, libros Frases en el muro, Ricardo Guadalupe; España, un proyecto de país”, de Ramón Tamames; Andalucía, Ronda (Málaga) y La Alhambra (Granada) en 3D. Ni tú ni yo, a duras penas La senda del fracaso. Arte IVEC a través del Teatro de la Reforma. Personaje del Mes Marianhe Jalil. Poeta. Los Nébures Capítulos XXXVI. Kalvellido Dibujos para la resistencia: www.kalvellido.net. Columnistas Opinión desde la perspec va literaria. “ En algunos la cas dad es una virtud, en muchos es casi un vicio. " F. Nietsche
ISSN: 1989-4198
©LetrasTRL no se hace responsable de las opiniones ver das por los colaboradores. 2
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Editorial
Tiempos convulsos, sacudidos por la primavera y el afán reformista por el Gobierno del Par do Popular en España, que nos ha llevado a una Huelga General de seguimiento diverso y apoyo disperso, pero que debería de servir de aviso a navegantes para aquellos que rigen los designios polí cos y, por tanto, vitales, de nuestro devenir diario. Un devenir diario anclado en la necesidad económica y en la búsqueda desaforada de un medio de vida con el que mantenernos nosotros y dar una oportunidad real a nuestros seres queridos, harto di cil como consecuencia de la crisis global causada por los excesos del capitalismo voraz de años anteriores. Desde Letras Tu Revista Literaria no podemos resolver tus problemas reales, ni lo intentamos, pero sí queremos concederte una vía de escape, otorgándote los filamentos milagrosos de la Literatura como alterna va a la hiperrealidad. Una alterna va que entre todos intentamos sacar adelante y desde la que en los úl mos meses venimos solicitando tu colaboración, querido lector, porque la situación está tornando insostenible desde el punto de vista económico. Por ello ya no distribuimos la revista de manera gratuita, no porque queramos hacer negocio con la misma, que nunca fue nuestro obje vo, sino porque necesitamos ingresos con los que poder recompensar a nuestros colaboradores por sus escritos y ser capaces de seguir pagando al día las facturas de los proveedores digitales que nos dan soporte. No te pedimos donaciones, aunque eres libre de hacerlas, sino que si consideras que nuestro trabajo vale la pena, si nuestros ar culos, nuestras entrevistas y nuestras reseñas, merecen tu respeto y atención, compres la revista, ya sea digital o sicamente, para que podamos seguir saliendo cada mes. Es una llamada de auxilio de un proyecto al borde del abismo, repleto de ilusión pero carente de fondos económicos con los que seguir adelante con esta aventura que Salvador Moreno, nuestro Director, inició y al que luego los demás nos fuimos sumando. Sin más, te dejo con Letras Tu Revista Literaria, para que la disfrutes en toda su dimensión. Rubén Sancho Subdirector Mis cuadros favoritos José Manaut 3
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ La visión del Director
que es desechado en el momento que no obedece los patrones establecidos por el neoliberalismo capitalista agresivo y destructor capaz de extermina pueblos enteros Peter Magnus
con tal de robarles sus recursos, y despojarlos de su iden dad con consignas de “integración” y “solidaridad” cuando lo que pretenden es totalmente lo contrario. Quiero mencionar mi caso para que sirva de ejemplo como lucha diaria a los que quieran ir contracorriente. Después de haber vivido muchas experiencias en la vida, y haber conocido todos los bandos en con enda: He sido empresario, emprendedor, y rico; ahora estoy al otro lado La aceptación del sistema corrupto y destructor del río: soy escritor, pobre (y cuando digo pobre, es pobre que impera en el mundo, nos hace a todos culpables, y mi riqueza está por debajo de la can dad que establecen el silencio es el mayor aliado de la injus cia. los gobiernos para la estadís ca sobre pobreza), y lucho Avalon Breton cada día por vivir según mis ideas y pensamientos; siento una sa sfacción grande cuando descubro que estoy fuera del sistema de consumismo y marginación que la Hace empo escribí un ar culo en el que acusaba a globalización de los mercados ha creado. No soy un esa parte de la sociedad que calla y mira para otro consumidor que a ellos les sirva: (No tengo coche, no lado de cómplice de asesinato, de extorsión y de tengo televisión, no tengo casa, no tengo trabajo otras lindezas que el Poder reinante dado en remunerado, no compro en grandes superficies, lo hago en Occidente comete sin que la sociedad parezca endas de toda la vida, las del barrio, cada día más escasas, temblar, no digo que toda la sociedad sea totalmente no consumo nada de lo que sé que detrás hay una apá ca o esté inoculada con el virus de la mul nacional, no tengo cuenta en los bancos…). Soy un conformidad, no, pero hay un gran mayoría que sí lo observador nato que denuncia la injus cia, y que lucha está y esa gran mayoría es culpable del delito de porque se acabe de una vez por todas esa larga noche de silencio come do al mirar para otro lado ante las los cuchillos afilados que todavía, de otro modo, y con otro injus cias come das por los que gobiernan el mundo. forma de derramamiento de sangre, sigue asolando a los Este fin de semana le dediqué un rato a ver los seres humanos, sigue aterrando a los hombres, mujeres y documentales: Dinero y conciencia y La larga noche de los niños, inoculando en ellos la doctrina de la sumisión 500 años. Y cuando uno termina de ver esos me éndoles el miedo en el cuerpo. documentales, descubre que por suerte no todos Siempre digo que antes de cometer el delito de silencio, comenten el delito de silencio, y uno se siente gra ficado que antes de ser cómplice de asesinato, de invasión, de sabiendo que se lazan voces en contra de la barbarie, usurpación de los recursos, y lo más importante, que antes voces que en muchos de los casos, como es el del de ser cómplice del genocidio orquestado por los comandante Marcos, han sido silenciadas por parte de los poderosos para acabar con todos aquellos que no les medios de comunicación afines al poder, y que gracias a obedezcan, digo que antes, como dijera el Che Guevara: Internet, como es el caso citado del comandante, han “Mejor morir de pie que arrodillado”. podido llegar a los oídos de millones de personas que tras Y para terminar os dejo un vídeo sobre “Preguntas de un oír esas voces en contra de la ranía, han decidido dejar de obrero ante un libro” de Bertolt Brecht y que edita El ruido prac car el delito de silencio, dejar de mirar para otro lado de las nueces, en el que se nos invita a responder algunas ante la injus cia, y se unen a ellas y gritan alto y claro preguntas: ¡BASTA! h p://www.youtube.com/watch?v=1LtscSHUTng Así es el caso de los pueblos indígenas a los que la oligarquía opresora y destructora ha querido exterminar, aniquilar de la forma más perversa: La perversión de eliminar su iden dad como pueblos, es peor todavía que la perversión de asesinarlos sicamente, porque no hay peor crimen que el que se comete para privar de iden dad a un ser humano para conver rlo en una simple y pura cifra, un número que co za en bolsa, un consumidor en potencia, Delito de silencio
4
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Mis
escenas favoritas de la historia del cine “Bienvenido Mr. Marshall”
Rubén Sancho Pocas películas han soportado mejor el paso del empo gracias a la tremenda habilidad de Berlanga para hacer de la necesidad virtud e indagar en lo más profundo de su ingenio para conseguir superar las barreras burocrá cas de la censura más ortodoxa, la cuál era incapaz de discernir la sá ra velada, y sin velar, y la ironía abrumadora, sin abrumar, que des la esta “Bienvenido Mr. Marshall”. Podría ser la mejor película de Berlanga, pero no lo es, y a pesar de ello nos deja una de mis escenas preferidas de la historia del cine, el discurso de Pepe Isbert, alcalde del pueblo, desde el balcón del Ayuntamiento. Se trata de una escena tan pérfida y tan deshonesta, para bien, con el sistema que podría ser rodada perfectamente hoy en día y estaría plena de actualidad, lo cual debería de hacernos reflexionar sobre lo poco que hemos evolucionado como sociedad si una película de hace cincuenta años puede retratarnos con total perfección. El polí co hablando sin decir nada y el aprovechado de turno cobrando importancia, y comisiones, sin merecerlas, son fiel reflejo de la ac tud picaresca y, a la vez, inocente de nuestra idiosincrasia como pueblo, incapaces de anteponer los principios a la incipiente y potencial ventaja. Berlanga, Mihura y Bardem conforman una película repleta de giros de guión soberbios, con frases para la historia y unos personajes que, desde el estereo po más absoluto buscan el crearse su propio arque po, y a fe que lo consiguen, deshaciéndose de las ataduras esgrimidas por el mismo texto escrito. “Bienvenido Mr. Marshall” debería de ser una cinta de obligado visionado en las facultades de cine, una obra que supone la piedra angular de la comedia más absoluta, aquella que va más allá de la mera diversión, y que nos ofrece una razón más para dejar de mirarnos el ombligo. Y de todas las frases mí cas que se pronuncian desde el balcón, desde el balcón del Ayuntamiento, no puedo por menos que destacar la que recoge con más acierto el calado moral e intelectual de los personajes: “Como alcalde vuestro, yo os aseguro que para pagar esto ni un cén mo ha salido de la caja municipal, porque en la caja municipal jamás ha habido un cén mo”. 5
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Para Recordar
Antonio Tabuchi
(Pisa, 24 de sep embre de 1943 ‐ Lisboa, 25 de marzo de 2012)1 fue un escritor italiano, profesor de Lengua y Literatura Portuguesas, entre otras, en la Universidad de Siena. Vivió en la Toscana y en Portugal. Antonio Tabucchi nació en Pisa el 24 de sep embre de 1943, pero creció en casa de los abuelos maternos en Vecchiano, lugar cercano a Pisa. Durante los años de estudios universitarios en la Universidad de Pisa Tabucchi realizó numerosos viajes por Europa, siguiendo las huellas de los autores que había encontrado en la rica biblioteca de su o materno. Durante uno de estos viajes, en París, en un banco de la Estación de Lyon encontró el poema Tabacaria firmado por Álvaro de Campos, uno de los heterónimos de Fernando Pessoa, en la traducción francesa de Pierre Hourcade. De aquí sale la intuición de que había encontrado el tema para los próximos veinte años de su vida. Se llega hasta Lisboa y desarrollará una verdadera pasión por esta ciudad. Realiza una tesis doctoral sobre el surrealismo en Portugal. Realiza estudios de perfeccionamiento en la Escuela Normal Superior de Pisa y en 1973 recibe el encargo de enseñar Lengua y Literatura portuguesa en Bolonia. En 1978, se traslada a la Universidad de Génova. Del 1985 al 1987 es director del Ins tuto Italiano de Cultura de Lisboa. Después, durante muchos años, pasa seis meses en Lisboa, con su mujer, nacida allí, y sus dos hijos. Y allí escribe. La otra parte del año transcurre en la Toscana, dando clases en la Universidad de Siena. Visceralmente enamorado de Portugal, fue el mejor conocedor, crí co y traductor italiano del escritor portugués Fernando Pessoa. Tabucchi conoció la obra de Pessoa en los años sesenta, en la Sorbona, le fascinaba de tal forma que a su regreso a Italia acudió a clases de portugués para comprender mejor al poeta. Sus libros han sido traducidos en dieciocho países. Junto a María José de Lancastre, su esposa, tradujo al italiano muchas de las obras de Pessoa. Escribió, además, un libro de ensayos y una comedia teatral sobre él. Obtuvo el premio francés "Médicis étranger" por su novela No urno Indiano, y el premio Campiello por Sos ene Pereira. Algunos de sus libros más conocidos son No urno Indiano, Piccoli equivoci senza importanza, Un baule pieno di gente, Gli ul mi tre giorni di Fernando Pessoa, Sos ene Pereira, La testa perduta di Damasceno Monteiro y Si sta facendo sempre più tardi. Varios de sus libros han sido llevados al cine, entre los que destaca Sos ene Pereira, donde Marcello Mastroianni destaca en una de sus úl mas interpretaciones, en 1995, sólo un año antes de su fallecimiento. En 2004 recibió en España el Premio Francisco Cerecedo de periodismo. Obras Piazza d'Italia (1975); Il Gioco del Rovescio (1981); Donna di Porto Pim e Altre Storie (1983); No urno Indiano (1984) (Nocturno hindú); Piccoli Equivoci Senza Importanza (1985); Il filo dell'orizzonte (Feltrinelli, 1986); Los volá les del Beato Angelico; Requiem: un'Allucinazione (1992); Sos ene Pereira (1994); La Testa Perduta di Damasceno Monteiro (1997); La gastrite di Platone (1998); Sueños de sueños. Los tres úl mos días de Fernando Pessoa (2000); Si sta facendo sempre più tardi. Romanzo in forma di le ere (2001); Tristano muore. Una vita (2004); El empo envejece deprisa (2009). 6
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Entrevistas
Entrevista a Juan Manuel Álvarez Romero
Marcos Morneo
Una historia tejida con sangre “El hijo de las costureras cuenta el viaje de un hombre a su pasado. Viaje que ene como obje vo el descubrimiento y la aceptación de su historia personal. Mauricio, el protagonista, como un artesano que no teme a las complicaciones del desarrollismo, comprende que para arribar a la luz antes debe transitar el valle de sombras. Y lo transita a paso de hijo, a paso de nieto. Mauricio es el resultado de todas las madres costureras. Él, como buen descubridor de pistas, sabe que tanto la luna como el sol son necesarios para alcanzar el obje vo. Juan Manuel Álvarez Romero, como autor, también sabe que la literatura es algo más que un formalismo académico. Si la literatura inventa mundos salpicados de vidas, es obvio que las venas (el hilo) de su estructura deben estar cargadas de sangre (técnica literaria que sea capaz de construir mundos vivos). El hijo de las costureras es una historia tejida con sangre.” Nos dice el escritor Edgar Borges, sobre el libro de Juan Manuel Álvarez Romero, y para que nos hable del mismo lo tenemos aquí con nosotros este mes de abril de este nuevo año dos mil doce que esperemos nos depare buenas cosas literariamente hablando. Marcos Morneo. (MM) Hola Juan Manuel, bienvenido a LetrasTRL: ¿Cómo se siente una vez sa sfecho su deseo de ver su primer libro publicado? Juan Manuel Álvarez Romero. (JMAR) …Pues con muchísima ilusión, entusiasmo y deseos de que sea muy leído… agradecer a casa Eolo y a Salvador Moreno el interés tomado por este mi primer libro, también a Edgar Borges por haberlo prologado… y a todos los que me dieron el ánimo para escribirlo ‐tengo que decir primero que ya viene de una auto edición‐, publicar hoy en día no es fácil… en este caso, para mí es dar un paso adelante y agradezco muchísimo que lo pongan en su catálogo de publicaciones, es un honor… y un verdadero placer ver que lo que escribes genera interés, además de abrir ventanas a la imaginación, debate, sensaciones, experiencias y recuerdos; es una sensación maravillosa, y siempre con muchísima ilusión y sa sfacción personal. Además es el resultado de muchísimas horas, noches, cafés; de ver cómo va surgiendo la historia, los hechos… al menos en este sen do entras en un estado de encuentros con los personajes y sus vivencias que al mismo empo van haciéndose tuyas… y viceversa. Escribir te hace ver el mundo de una forma diferente… MM: ¿Por qué El hijo de las costureras? JMAR: …De pequeño pasaba pequeñas vacaciones con las hermanas de mi abuela, que eran costureras, y esto me inspiró a la hora de buscarles un oficio a las protagonistas… el aroma a jabón, a za de marcar, a telas, a jazmines, todo esto creó una mezcla, un coctel que se confabuló en los recuerdos para traerlos del pasado y colocarlos en la vida de Mauricio… MM: ¿Qué hay de biográfico en esta su primera novela? 7
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Entrevistas
JMAR: Nada y todo… quiero decir, en la novela las sensaciones, como los aromas, la arquitectura de la casa, la escenogra a en general, pertenecen en parte a mis recuerdos, sacados muchos de esas pequeñas vacaciones que le comentaba antes, pero en otras circunstancias que lo difieren en mucho. Las vivencias, algunas, pero por lo general, es ficción. En otras surgen de momentos reales, como la descripción del tren… Por otra parte los aromas que me dejaron un sen miento muy especial en todos estos recuerdos, los jazmines, la dama de noche, los limoneros, los naranjos, la higuera que aquí juega un papel protagonista, gran parte de la novela gira a su alrededor. Todos ellos, crearon la ficción… como dice Llosa, “Uno no puede creer que todo lo que lee de una novela es real”, el escritor transforma, lleva los detalles a situaciones y lugares que la imaginación le permite. Mauricio busca, indaga en su interior, en los libros, en la música y en todo aquello que le nutre de conocimiento y de experiencias, que le saque fuera de su encierro, en una con nua búsqueda hacia lo desconocido… salir de situaciones, redescubrirse en todo, indagar en aquello que nos hace, en todo aquello en lo que nos conver mos por el camino, de aquello que vamos construyendo a par r de nuestras experiencias vitales. MM: ¿Cómo se le ocurrió la idea de escribir esta novela? JMAR: Me vi atrapado durante mucho empo, en circunstancias diferentes a las de Mauricio, pero también en casa, por mo vos de enfermedad. Eso me hizo profundizar en la literatura, la lectura… Y me lanzara a sacar historias, primero con poemas, y después con pequeños relatos, historias, estudios… y me involucrase al mundo de la ficción para poder sobre llevar el estar en casa todo el día. Como Mauricio encontré refugio en los libros… y bueno, el escribir suplió otras cosas… el empo se transformó en otro concepto, al igual que la noche, los días, todo lo ves diferente, porque estás creando nuevos mundos, nuevas vidas… eso hace que lo que estás haciendo tenga sen do… Ernesto Sabato decía que el escritor puede ir hasta la locura y después volver… Escribir te aísla del mundo por un empo… o bastante, hay que salir a él primero, para después ir a la ficción… Esta novela vino, me llegó sin avisar, salió en un corto periodo de empo, quizás por un aroma, que por lo general siempre me evocan recuerdos, o la música, que también me inspira; por otro lado, esta historia ha ido evolucionando con el empo, caminando y haciéndose hasta lo que es hoy, no es muy extensa, pero cuenta la historia de varias generaciones en momentos bastantes di ciles de nuestra historia contemporánea, en este caso, y con todos mis respetos, de nuestros mayores… en ella surgen también muchas controversias sociales, culturales muy arraigadas en nuestra sociedad y que en su día no era extraño que ocurriesen. Aún hoy surgen situaciones parecidas a las de Mauricio, pero ya muy aisladas… Creo que una novela no se piensa en principio, ella viene a , desde alguna situación, un encuentro, o de la necesidad de contar, a par r de una palabra, me ocurre muchas veces que una palabra me sugiere un relato, una historia… MM: ¿Mauricio se mueve en un mundo de recuerdos, de sombras para afrontar su vida? JMAR: Desde las sombras de una sociedad que le atrapa, que le convierte en una víc ma de las circunstancias de otros, de los miedos de otros, del auto encierro de otros, del que consigue salir, y exterioriza caminando por la vida, en un sistema cerrado aún por otros miedos, y que le hacen ser diferente, aparte de su cons tución sica, debe romper las cadenas que le oprimen y le atan… desde el mundo matriarcal que le protege de todo y, del que ene que huir y salir, para él, a lo desconocido. MM: ¿Qué hace cuando no escribe? JMAR Bueno, normalmente mi vida es buscar y vivir aquello que me pueda aportar algo… intento llevar las cosas co diana de la mejor forma posible y llenarme de las pequeñas cosas… para en cierta medida transfórmalas y exteriorizarlas, ya sea escribiendo o en algún dibujo. Dedicar todo el empo posible a escribir. 8
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Entrevistas
MM: ¿Qué novela le gustaría escribir después de El hijo de las costureras? JMAR: Está escrita, “Sombras en la memoria”… un viaje a través de los recuerdos de un escritor que vive de una forma muy par cular sus úl mos años. Donde surgen de su pasado encuentros con escritores como Neruda, Tomas Man, Alber … y toda una generación de escritores que posteriormente tendrían renombre mundial, una generación que se vio inmersa en una situación mundial de cambios, guerras, conflictos sociales… muy parecidas a las de hoy en día… Todo lo que ocurrió en su entorno… son historias entrelazadas que me llegaron desde la infancia, en las reuniones familiares alrededor de la mesa del salón, como experiencias y situaciones reales, aunque reconstruidas y transformadas en ficción… en los dos libros persiste la búsqueda… una búsqueda infinita que hace que los protagonistas resurjan de cenizas, de la nada prác camente… MM: Un personaje y libro preferidos... JMAR: Un libro, La isla del tesoro, un personaje, Sherezade, MM: Su sueño como escritor. JMAR: Vivir de ello MM: Una cita que le haya cambiado la vida. JMAR: “No te rindas” MM: Tres libros que se llevaría a una isla desierta. JMAR: uf, creo que no podría decidirme… supongo que libros de ciencias, astrología… y alguno que no haya leído… pero creo, si me diera empo escoger, sería las mil y una noche… MM: Su método para escribir ¿El orden o el caos? JMAR: Soy muy desordenado en todo, por regla general, y eso me lleva al mismísimo caos… Pero para escribir prefiero la calma… por muy organizado que esté, más lío me surgen, así que procuro escribir todo el empo posible, buena música, y preferiblemente la noche. MM: Lo que le cambiaría la vida. JMAR: Estar siempre con las personas que amo… MM: Lo que leería tantas veces como pudiese. JMAR: Una casa para el señor Biswas. De V.S. Neupal, Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. MM: Tiene un lugar preferido para escribir. JMAR: Ante una ventana, muchos libros de consulta, café, una buena mesa y buena música. 9
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Entrevistas
MM: Qué filoso a aplica en su vida como ar sta y escritor. JMAR: La búsqueda y no tener prisas… MM: ¿La aventura o el sosiego? JMAR: Las dos cosas, pero prefiero el sosiego para escribir, y la aventura para después… MM: La decadencia es… JMAR: No creer en el futuro, dejarse socialmente; tenemos un ejemplo social muy evidente en estos momentos… está aquí, está actuando ahora, vivimos en momento de la historia y de la humanidad bastante complejo; la decadencia globalmente la venimos denunciando ya desde hace mucho empo, creo que desde siempre, el hambre, la pobreza, la desigualdad, los derechos humanos no cumplidos, el maltrato, las guerras… y todo aquello que degrade al ser humano, viene ya de muy lejos… desde principio de la organización social, cuando se puso la primera piedra para dividir, globalmente la hemos tenido siempre y en estos momentos estamos viendo de cerca todo aquello que antes solo podíamos percibir de lejos… la polí ca es otra forma de decadencia social, aunque necesaria, pero no como la que estamos viviendo en estos momentos, ni en otros que ya conocemos. La decadencia es dejar, dejar de preocuparse por los demás, y lo que te rodea… dejar y dejar… MM: La felicidad es... JMAR: Estar en el lugar que deseas con las personas que deseas… Aunque la felicidad suele durar poco, la debemos inventar cada mañana… nos va la vida en ello, como también buscarla en todo aquello que nos rodea, y si no, ir a buscarla… personalmente la suelo encontrar en las pequeñas cosas. MM: ¿Qué opina de los best seller y de los escritores que los producen? JMAR: Si son buenos, es buena cosa, pero por lo general, dejan mucho que desear, aparte de ser una máquina de producir dinero como otra cualquiera; aun así es un mundo muy complejo y llegar a publicar es muy di cil, no se puede mezclar, pero estamos en un momento de los best seller que entra de todo y todo… por un lado, en casos muy concretos es bueno, por otro, eso hace que se olviden de otros autores que están dando mucho para pensar y hace falta muchos de ellos, … o que estos queden en estanterías aparte… la verdad, no pienso en el mundo de los best sellet demasiado… MM: ¿Qué opinión le merece la literatura que se hace actualmente? JMAR: Existe de todo, y como lector suelo ser exigente con lo que leo… personalmente leo y suelo buscar más libros de consulta que de literatura, la verdad, sociología, neurociencia, ciencia o historia y filoso a… de literatura leo los contemporáneos, como Vilas Mata, Peter Handke, o clásicos como Dickens, Proust, a todos los que puedo, Borges, Cortazar… Poesía como Neruda…, realmente como decía antes, existen escritores muy buenos que hay que buscarlos muy bien en las librerías… y eso es muy triste… 10
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Entrevistas
MM: ¿Cree que la literatura también está en crisis? JMAR: La literatura está actuando como un medio más, en un proceso de consumismo de masas, existe literatura de todo y para todos, para los amantes de la literatura román ca, de aventuras etc.… eso no es tan malo, por el contrario, pienso que están surgiendo muchos autores interesantes, y eso es bueno. En las librerías y bibliotecas hay miles de libros, miles de autores, creo que más que en crisis, es de una máxima compe vidad, de marke ng y de editoriales, de escritores, con una demanda muy específica, necesidades y de consumo muy variado, que están en el tren de las súper ventas… sí, está en crisis intelectual, quiero decir, que existen pocos autores de cada género de calidad, existen demasiada competencia de marke ng… se ha conver do en un producto de consumo impresionante… pero lo triste es que termina decorando estanterías en las casas, porque creo que no se lee lo suficiente aún… se compran más libros de los que se leen… MM: Quiero agradecerle su empo, y para terminar me gustaría hacerle una úl ma pregunta: ¿qué es para usted la realidad? La realidad actual, socialmente hablando, un caos, en las que los polí cos actúan manipulados por el poder del sistema económico, impunemente… el llamado eternamente “sistema”, está actuando de una forma destruc va, todo aquello construido con esfuerzo y sangre durante décadas, siglos, está desapareciendo como por arte de magia, lo están destruyendo con ganas, y bueno creo que nos queda mucho por ver aún… pero también mucho por hacer… Personalmente creo en las utopías, vivo en ellas, y aunque eso implica estar un poco aislado, es un efecto,… tanto si escribes como si pintas… Por otra parte uno se siente unido a la sociedad en gran medida, porque se pertenece y se depende de ella, siempre te sientes afectado por todo lo que te rodea y ocurre en ella… aunque la realidad la hacemos nosotros con nuestros actos, debemos creer en el futuro para crear un mundo mejor… Creo que somos un reflejo de la sociedad, todos vivimos algo aislado, separados por fronteras fic cias que deberíamos abrir de algún modo; tanto las fronteras como las realidades las hacemos nosotros, cada uno anda en las suyas... Otra cosa es la realidad que nos quieren hacer ver, eso es otra cosa… vivimos momentos en los que la realidad iguala a la ficción, van paralelas, separadas por un filo hilo conductor. Y viajamos por ambos lados, con nuamente, con nuestras propias realidades, porque son muchas y diferentes las unas de las otras. Pero aun así cada uno de nosotros vivimos la nuestra, intentando que se entrelacen con las de los demás de alguna forma, para ser felices y hacer feliz a los demás… construyendo nuestro propio pensamiento, el ambiente es triste y debemos hacer que no lo sea, al menos ayudar en lo posible para que no lo esté. En este sen do creo que es un error vivir separados, sin comunicarnos, el consumismo nos ha llevado a eso, a vivir cada uno en su parcela, en casas pareadas, sin comunicación entre seres humanos… úl mamente se percibe una necesidad de comunicación más sica, y pienso que la calle está teniendo un nuevo protagonismo social. La realidad personalmente para mí, es vivir el día a día… “La realidad es alta y profunda (Javier Lostalé)”. Juan Manuel Álvarez Romero, estudió artes en Sevilla. Como pintor su trayectoria nos muestra rasgos muy par culares, siempre libres de condicionantes académicos y que acuñan su principio vital de fidelidad. Divulgador tartésico a través del simbolismo de su obra, se inscribe dentro de la generación de los 80. Es premio Nacional de pintura. Colabora habitualmente con revistas digitales. Título: El hijo de las costureras Autor: Juan Manuel Álvarez Romero Editorial: Casa Eolo & Ediciones Alvaeno Temá ca: Narra va ISBN Físico: 978‐84‐935773‐5‐3 11
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Poesía
SANDRO PENNA*
GIUSEPPE UNGARETTI*
Traducción de Carlos Vitale Traducción de Carlos Vitale SOL... Sol con luna, mar con bosques, todo junto besar en una boca. Pero el muchacho no sabe. Corre a una puerta de triste luz. Y su boca está muerta. SOLE... Sole con luna, mare con foreste, tu 'insieme baciare in una bocca. Ma il ragazzo non sa. Corre a una porta di triste luce. E la sua bocca è morta. © del texto: su autor © de la traducción: Carlos Vitale *Sandro Penna nació en Perugia en 1906 y murió en Roma en 1977. Entre otros libros, ha publicado: Appun , Croce e delizia y Una strana gioia di vivere. En español: Una extraña alegría de vivir (La garúa, Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, 2004). LA MAÑANA Me ilumino de inmensidad MATTINA M’illumino d’immenso © del texto: su autor © de la traducción: Carlos Vitale *Giuseppe Ungare nació en Alejandría (Egipto) en 1888 y murió en Milán en 1970. Entre otros libros, ha publicado: L'allegria, Il dolore y Sen mento del tempo. En español: La alegría, Ediciones Igitur, Montblanc, Tarragona, 1997; El dolor, Ediciones Igitur, Montblanc, Tarragona, 2000; y Un grito y paisajes, Ediciones Igitur, Montblanc, Tarragona, 2005. Si te interesa la poesía italiana, visita: h p://viasole.blogspot.com 12
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Poesía
HAIKUS FACTOS
Manuel Arduino Pavón
Todo es luna
Que nadie sepa
No hay noche cerrada
Lo que nos cuesta nadar
El eco duda En nuestra sangre
Jaula sin rostro
Si es profeta
Muertos en cautividad
Vive lejos de todos
Cosas del viento
Es una marta
Un pájaro más
La cuerda floja
Inflación de pájaros
El acróbata piensa
Artes del vuelo
Que desafina
13
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Poesía
Pedro Du Bois
AMANHECER OBSÉQUIO Amanheço em nuvens de inverno. Obsequio o soneto: digo em versos, No esfriar da hora sou corpo o muro erguido em jolos diversos despertado. Sigo o leito do rio guarda espaços ina ngíveis, empilha ao largo: estrito ao peito frutos ao relento. Recubro o soneto em ventos da mulher amada no anunciar soprados na expressão do verbo. Realizo horas anteriores de refúgio. Acordo em sons o tormento do mar sobre as pedras. e levanto em ensolarados passos. Sobre as pedras ergo o muro: jolo Da manhã re ro a necessidade resultante do cozimento do barro; início da u lidade. Sou repositório cristalizado separa mundos: declamo da ina vidade. obsequioso o soneto. Silencio paredes e portas em adje vos. RESPONDER A resposta HÁBITO ao impulso Dos hábitos incrustados o hálito gera da serpente antecipa o bote: nova pergunta límpido momento e a ação descabida amortecido no veneno do movimento: olho o nada inoculado onde me vejo (o silêncio receoso está co da verdade no deslizar habito o mínimo do corpo e a peçonha) necessário à vida: dói o ponto a ngido a morte me desconhece. amortecido espírito: a luz se apaga na mágica do regresso. 14
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Poesía
- MONARCA -
Miguel Canta
“Those that died before we le us breadcrumbs so that we can follow them. I follow the breadcrubs of those that know to where to go. Un l I reach them” Wayne Shorter BLUES URBANO
Bird ...El contralto trasnochado se tambalea ebrio entre nubes de alquitrán Escupiendo el blues desahogado al filo de la medianoche... Salaverry (...) Trazos, Rastros, de algo que intenta ser y no termina por manifestarse. El grito que no llega subir y se queda a mitad de camino Rondando por el pecho Y luego se disipa. Un paréntesis en blanco El silencio elocuente de la.... Yerbasanta para volarme al cielo raso y escuchar el hermoso sonido que produce el silencio. En este perímetro puedo deslizarme y ya haberme ido. Un fuerte golpe lijoso (que me araña la garganta) para arrancar el día, y observar la tristeza de las copas, de los árboles añosos, enmarcados en cuadros sepias invisibles. Nimbados por un halo mágico de obscuro verdor caliente. En sus fauces la ciudad se cocina a la sartén del mediodía. Sus edificios se derriten como gotas de lagrimas desdibujadas. 15
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
EL CARRILLÓN
Eva Monzón Jerez*
‐¿Quién? ‐¿Doña Elisa? Soy Félix Aucina, quedamos el lunes para hablar hoy miércoles. ‐¡Ah, pase! ‐y un mbre estridente y prolongado sonó, durante el empo que la dueña consideró necesario para que el detec ve empujase y abriese la puerta del portal. ‐¿Ya? ‐espetó la voz metálica del telefonillo. ‐¡Ya! ‐El quinto. Félix esperó al ascensor que era de esos an guos con mucha filigrana en las puertas y mucho chirrido en el subir y bajar. Una vez dentro, el sen rse apresado en una jaula oriental fue el estado de ánimo que le acompañó durante todo el trayecto. En el descansillo habían cuatro puertas, pero Félix no dudó. Una de ellas estaba entreabierta. Se acercó a ella y con los nudillos la golpeó suavemente. ‐Sí, pase usted, pase ‐cosa que hizo‐, perdone pero es que me ha pillado con algo al fuego ‐la mujer apareció tras una puerta que él supuso la cocina. ‐¿Quiere que me acerque más tarde? ‐No, por Dios, no molesta. Es que le estaba preparando a mi madre su leche, a ella le gusta calen ta, es muy friolera y eso la entona ‐inmediatamente añadió‐ ¿Le apetecería tomar algo con nosotras?, ¿un café con leche o un chocola to? ‐Pues un café no me iría mal, mire. Si no es moles a, claro. ‐Félix previó una tarde larga y casera, lo cual no le importó en absoluto. Elisa se fue hacia la cocina no sin antes haberse asegurado que su invitado estuviese como en su casa. Félix, más que en su casa, se sen a como cuando niño y su abuela le llevaba de visita a las casas de sus amigas, todas ellas como ésta, repletas de tape tos, figuritas de porcelana de dudoso gusto, abarrotando hasta lo inverosímil cualquier resquicio, impidiendo a toda costa una superficie desnuda. Ese po de casas suelen oler muy concentradas, siendo ese mismo aroma el que sus habitantes llevan consigo al salir de ellas. Se sorprendió al sen r casi sicamente el olor ‐si es que el sen do del olfato admite recuerdos‐, de una de las casas visitadas por él y su abuela, un olor especialmente enojoso, ya que se le quedaba impregnado en su camisa llegando incluso, por la noche, a contagiar el ambiente de su habitación. También recordó como se sen a en ellas, casi siempre aburrido y fas diado; ni los dulces ni los juguetes que le tenían preparados le compensaban el sen miento de aislamiento que le provocaban las conversaciones, y de torpeza, que le provocaban las con nuas amonestaciones: “estate quieto, no te muevas tanto. Anda, sé buen niño. Cuidado con eso. Eso a no te interesa, cuando los mayores hablan, los niños se callan. A jugar callandito”... Félix se sonrió; todo hay que decirlo, para evitar el aburrimiento de esas tardes de verano, empezó a desarrollar un juego par cular consistente en intentar averiguar de qué hablaban y de quién. Poco a poco fue un maestro en enterarse de todo lo que se contaban, iba atando cabos y relacionando nombres con caras. Aprendió a disimular su interés, a tener paciencia y a preguntar lo que quería saber, sin que nadie se sorprendiese de lo preguntado. ‐¿Lo quiere con dos terrones? ‐mientras Félix había estado abstraído, Elisa, diligente, había preparado la merienda, colocándola en una primorosa camarera, la pregunta se la hizo mientras acababa de ubicarla en el centro del salón, todavía n neando las tazas sobre sus pla llos, la lechera junto a la cafetera y un montón de pas tas en una caja de latón muy florida. 16
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
Elisa estaba con la cucharilla dentro del azucarero esperando su respuesta. ‐No, gracias, lo tomo solo. ‐¡Uf, qué amargo! Yo no sé cómo puede, mi padre, que en paz descanse, también se lo tomaba así, sin azúcar, para compensar, sin embargo, mi madre y yo nos ponemos tanta que casi parece azúcar con café. Elisa se rió de su ocurrencia, tantas veces dicha en situaciones idén cas, pero de qué si no iban a hablar un detec ve y una señora de mediana edad para romper el hielo. Félix se le unió a la risa. En esos momentos se escuchó la voz de la madre. ‐Elisa, ¿ya está la merienda? ‐Sí, madre. ‐¿Qué reloj he de coger, hija? ‐Acuérdese, madre, el de la cinta roja. ‐¡Ah!, ya lo tengo. ‐Discúlpeme un momento, voy a ayudarla. Le he de recordar que está usted aquí. ‐Elisa salió de la salita. ‐Madre, póngase esta mañanita que el saloncito está destemplado, así, con cuidado. ‐Cogí bien el reloj, ¿verdad? ‐su hija miró hacia la mesita y vio que efec vamente, de entre todos, había elegido el correcto. ‐Sí, madre, acuérdese, el rojo marca las seis, la hora de la merienda. ‐Ya, hija, ya. ¿Con quién hablabas? ‐Con ese señor que quería preguntar por Sarita. Es muy amable, le va a gustar, ya verá. ‐¿Era él el que llamé hace un ra to? ‐Sí, claro. ‐¿Ya le has ofrecido de merendar? ‐Claro, mamá, y ¿sabe qué?, se toma el café como padre, sin azúcar. Andaban por el pasillo mientras hablaban. Una apoyada en la otra y las dos a la vez, sonriendo con la complicidad que dan los recuerdos compar dos. ‐No se levante, joven ‐la madre impidió que Félix se enderezase del todo, dejándole a medio camino entre estar erguido y sentado ‐, está usted en su casa. Elisa le puso el vaso de leche caliente a su madre y suspirando se sirvió su propia taza: “Es malta”, creyó conveniente explicar. ‐Bueno, usted dirá ‐dijo tras probar una galle ta previamente empapada en su malta. ‐Pues yo... ‐Félix se sen a desorientado, hacía ya rato que él no era él, sino el que fue; no podía evitar retrotraerse a su infancia, confundiendo por momentos su verdadera edad al mezclar extemporalmente, el adulto de ocho años exigido antaño, con el niño evocado por el adulto de ahora. ‐Hija, y Sarita, ¿por qué no sale? ‐la madre interrumpió la inacabada frase de él‐, este señor ha venido a verla, no hay que hacer esperar a las visitas, ve a llamarla, anda, hija. ‐Ya va madre, ‐Elisa lo dijo del modo más natural y sirvió más leche en el vaso de su madre‐, ¡hala, tómese un poquito más!, y coja una galleta al menos, que luego no me aguanta de hambre y quiere que le adelante la cena. ‐¿Son de almendra? ‐Sí, madre, de las que le gustan. ‐Bueno ‐y cogió unas cuantas. Félix se notaba cada vez más difuminado; las mujeres actuaban como si él no estuviese entre ellas, afianzando así su propia ofuscación. Algo emanaba del ambiente, o de las propias mujeres que trastocaba toda referencia a la realidad de puertas afuera. En esa casa era como si el Tiempo se hubiese suspendido, siendo el ahora, pasado y futuro a la vez. Sobreponiéndose, intentó situarse empezando a preguntar directamente por Sara. Notó que ambas le contestaban como si ella aún viviese ahí y la facilidad con la él mismo se integró en el despropósito le turbó; se habían instalado en el plano irreal con la misma naturalidad de los niños al jugar, asumiendo, como ellos, que lo único válido y real es lo que va surgiendo del mismo momento, creando las bases sobre la marcha. 17
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
A mitad del juego, tuvo la certeza de que lo que ahí se le decía de Sara, no era la Sara real, sino la suma de todas las virtudes y defectos acumulados de las diferentes inquilinas que habían tenido. Empezó a hacer preguntas enfrentadas para comprobar su teoría; a todas le contestaban sin inmutarse, independientemente de su contenido. Ya daba igual que fuesen sobre su trabajo o sobre si llevaba bien el haberlo perdido. En un momento Sara ‐que era a la vez alta y baja, morena y rubia‐, hubo acabado tres carreras, trabajado en cinco empleos diferentes, casado en dos ocasiones y enfermado en seis. Félix estaba maravillado. Las mujeres contestaban ajenas totalmente al experimento. Miró su reloj y leyó en él la misma hora que había leído al sentarse; las seis, no podían ser de ninguna manera ya que en el ínterin, se habían bebido tres cafés, cuatro vasos de leche y dos maltas respec vamente. Buscó uno en la estancia y encontró un carillón que, a todas luces estaba parado también en las seis. ‐¿Tienen hora?, mi reloj se ha parado y me temo que el suyo no va bien. ‐¡Ah! Ese carillón fue el regalo de novios que me hizo mi marido. Era relojero, y muy bueno... cuando muera yo, será para Elisa ‐y después de haber mirado a la hija con ternura, le preguntó de sopetón: ‐¿Qué hora quiere que sea?, diga cuál y mi chica se la trae. Anda Elisa, ve a mi cuarto y coge varias, que el señor escoja. ‐Elisa, obediente, salió‐. No se dijeron nada los que quedaron en el salón hasta que llegó la ausente con tres relojes idén cos a los que llevaba la madre a excepción del color de las cintas; blanca, azul y rosa palo, y de las horas que marcaban; las ocho, las diez y las siete. ‐No sea mido, elija usted. Félix cogió el de las ocho, después de calcular mentalmente, el empo real que podía haber transcurrido. ‐¿Qué hora es? ‐dijo Elisa, cuando vio que él tenía ya uno en sus manos. ‐Las ocho. ‐contestó él. ‐¡Dios mío! ¡Qué tarde! Voy a preparar la cena. ¿Quiere quedarse? ‐No, gracias. Les agradezco el ofrecimiento pero debo irme, han sido muy amables al haberme invitado a merendar, pero debo irme ya. Se levantó la hija, se disculpó la madre de no hacerlo, y con los murmullos apresurados de las despedidas, salió Félix de sus vidas. ‐¿Qué quiere cenar, madre? ‐Pues, no sé. Una sopita calen ta estaría bien. De fondo a ese corto diálogo escuchó al carillón dando las horas, que fue contando, y no supo nunca si fue el chirrido del ascensor, o la octava campanada lo que sonó detrás de la puerta. *Eva Monzón Jerez Nacida en Santander, pasó su infancia en Palma de Mallorca, y actualmente vive en Valencia. Estudió música, idiomas, y psicología. Trabajó como profesora de inglés durante varios años. Ahora ejerce en gabinete privado como psicóloga clínica. Ha publicado relatos cortos y poesía en diversas revistas. Y fue coguionista en un programa de radio durante dos años. Novelas: Tiempo Muerto (2001), Bartleby; Entreactos (2009), ganadora del certamen de Alfonso el Magnánimo de la ciudad de Valencia, Algar. Actualmente está escribiendo su cuarta novela: El día a día. h p://evamonzonj.blogspot.com 18
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
POR LA RETINA
J. Antoniello
Guzmán se despertó en medio de la tormenta. Coincidió que el vendaval era emocional y atmosférico. Mientras daba brazadas al aire, las persianas de su habitación golpearon con fuerza los cristales de la ventana, como avisándole que cuando se tarta de pesadillas, lo mejor es despertarse cuanto antes. El sobresalto casi le ra de la cama, pero el equilibrio le mantuvo en su si o. Exhaló con fuerza mientras se frotaba los ojos con el dorso de la mano, a la vez que su mente trabajaba a todo trapo recordando espasmos e imágenes confusas y delirantes de la pesadilla que acababa de tener. Era perfectamente consciente de que si volvía a quedarse dormido de inmediato, regresaría al limbo aterrador de esa extraña historia. Le pesaba la cabeza y los pensamientos razonables apenas se abrían paso en la maraña espesa y mal forme de su somnolencia. Se sen a deambular en una especie de viscosidad intelectual, de la que no lograba resurgir. Sen a que luchar contra el peso del inconsciente le era casi imposible, pero tenía pánico de volver a sumirse en los mismos sueños. Bostezó y se frotó con más fuerza la cara, como para que la parte sica reaccionase a los impulsos exteriores. Es ró las piernas y los brazos en un bostezo infinito e intentó mantenerse alerta un par de segundos más. Al fin, se coló en su sien la posibilidad de enfocar la atención en otra cosa, de manera que cuando volviese a sucumbir en los brazos de Morfeo, la re na le devolviese figuras más suaves y deconstrucciones de realidad menos feroces. Con tres segundos bastaría. Movió la cabeza hacia los lados, intentando focalizar algún elemento disuasorio y encontró la ventana o la lámpara de pie en un rincón, cerca de la puerta entreabierta. Sonrió aliviado y volvió a focalizar. Entonces, un monstruo de dos cabezas con extensos colmillos le indagó sigiloso, acercando su aliento desde el techo. El corazón de Guzmán dio un vuelco. Todo su aparato nervioso se puso en alerta y permaneció tan quito que temió que su corazón también se parase. Pronto los la dos eran tan fuertes y apresurados, que parecían haberse conver do en un único movimiento prolongado y letal. Un sudor frío le recorrió la espalda, naciendo a la altura del antebrazo. Parpadeó suavemente con la intención de que su visitante nocturno desapareciera entre sus pestañas, pero cuando la tormenta exterior exhaló un grito relampagueante, la figura se hizo absolutamente patente frente a los ojos estupefactos de Guzmán. Entonces le vio más ní do, con sombras y tonalidades, goteando una baba fina por entre sus colmillos. Guzmán gritó desesperado pero la voz apenas se hizo eco en su garganta. Retrocedió hasta que su espalda tocó la fría pared y supo que le sería imposible correr o esconderse. Tragó saliva despacio, como si su garganta estuviese plagada de chinchetas. Observó su mano e intentó pellizcarse la piel para volver a despertar. Nada ocurrió. Su visitante movió apenas su espantoso rostro, acercándose mucho más a Guzmán quien temblaba de miedo sentado en una cama vacía. Decidió que tratándose de un elemento onírico, jamás contestaría y de ese modo él volvería a dormir. Entonces intentó hablar alto y claro, aunque su voz se quebró sobre el úl mo vocablo. ‐Vete de aquí. Déjame solo – tartamudeó Guzmán. A lo que el horrible ser le respondió voraz: ‐Tú me has despertado. Ahora déjame jugar. 19
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
POE AMONTILLADO
Daniel de Cullá
Aburrido con su paraíso de drogas, alcohol y lujuria, el extraordinario Edgar Allan Poe nos deslumbra con sus puntos de apoyo. El punto de apoyo que ene en sus sen dos, el apoyo que sus sen dos enen en el mundo y en los poetas que él ama. El cede al encantamiento de Lord Byron y sus narraciones operan una vasta redistribución de su sensibilidad en los personajes de este calvinista devorador de la Biblia y de la Chirla de Mary Gray, alcohólica y orgiás ca, su ins tutriz escocesa, con la que tuvo sexo a los 9 años ,sin endo menos aquí y más allá, aquí, allá en decenas de aquí, como en Newstead Abbey, la Abadía del sexo, donde Byron dejó preñadas a unas cuantas, que daban a luz o abortaban junto a una mata, diciéndoles el Poeta que no dieran voces, no se descubriese y gozando tanto de mujeres como de hombres., ávido de Las Mil y Una Noches, como les sucedió a sus primas Mary Duff, Margaret Parker, y su “mis” la pros tuta; con Lady Carolina Lamb y Anna Isabella Milbauche. Pedófilo Byron, pa hendido, con los dedos de los pies vueltos hacia adentro, y con una sentencia: en el zapato ortopédico de Lord Byron “cuando un miembro se debilita siempre hay otro que lo compensa”. “Cojo bribón”, “pequeño diablo”, le llamaba su madre Catherine Gordon.. Incestuoso con su hermanastra Augusta Leigh, era omnipresente en su movilidad transformadora. Su paraíso era un abandono en múl ples y diferentes invitaciones a follar. Por ejemplo en Villa Dioda , en Suiza, reunidos Percy Shelley, Mary Shelley y su médico John William Polidori, de este trío orgasmátrico junto con él, dieron a luz la Shelley “Frankestein”, Polidori “El Vampiro”, Byron, “El prisionero de Chillón”, recordándoles, que andando a la caza de “grillas”, en Venecia tuvo 250 relaciones con mujeres. Byron, calvinista, se convir ó al ateismo gracias a su amigo Percy Bysshe Shelley, que con su obra “La necesidad del Ateísmo”, le hizo creer y defender en común en el juego grande y pequeño de la vida, que “la mente no puede creer en la existencia de dios”, tomando Byron una cercanía, una singular cercanía que le llevaría hasta Poe. Este Shelley más espectacular, más neta, más brusco, predes nado a desenmascarar lo que en otros yacía oculto, con apenas 19 años es expulsado de Oxford, fugándose a Escocia con una joven de 16 años, Harriet Westbrook, hija de un posadero de Londres, anunciando el Roman cismo de Pedofilía, que permanece envuelto en los Poetas román cos, hechos para “violar”, para “entregar” y desmi ficar el sadomasoquismo que conformaba su ser iluminado al ácido, la psilocibina, el opio, el fabuloso hachis, el beleño y el datura stramonium, como probara Henri Michaux y la vieja escuela de hechicería. Después de una corta y larga fase de no hacer ascos , se enamoró de Mary, la hija de William Godwin, empezando a golpear, a brillar con sus ideas radicales, atravesando con sus rayos , que de pronto vuelven penetrante el “Prometeo Liberado”. “El centelleo de la polla está en la cabeza”, dijo en alguna ocasión Poe. Cierta parte de la cabeza, ¿el occipital?, cuyo rayo blando de esperma golpea aquí en cumbres de venas en sangre en glande; y viene el “anda redonda, que cada día puedes ganar una dobla. No sé que te ganas, que bien ruin andas”. Que Poe tenía ganas de casarse con la hija de una viuda rica, y con la viuda, y para dar a entender que ganaba mucho con el oficio de escritor, cada vez que veía a la viuda pasar por su puerta paseando la calle, tomaba un lápiz y papel y se ponía a amolar, diciendo: ‐Anda, redonda, que cada día puedes ganar una dobla. Le llamaba redonda porque la mujer era como una rueda de amolar, y dobla, porque él, Poe, la me a doblada. 20
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
Tantas veces lo oyó la viuda, que llegó a entender por qué lo decía, y, viéndolo poco medrado, dijo ella: ‐No sé qué ganas, que bien ruin andas. Con esto acabó su pretensión. Y luego las visiones de cristales, de piedras preciosas, de diamantes o más bien su chorro, su chorro enceguecedor, es mulo excesivo para el aparato reproductor, aparecido en Samuel Taylor Coleridge, el de la “Balada del viejo marinero”, loco de amor como él; casado con Sarah Fricker; enamorado de Sarah Hutchinson, que no le aceptó; enamorado de Dorothy, hermana de Wordsworth. Como todos ellos y entre ellos, Coleridge un “Gigante entre enanos”, cuento gó co. Y una mul tud de puntos, de imágenes, de pequeñas formas, que pasan que circulan en una mul tud enorme de momentos, Como en las auto ensoñaciones de Poe, en su “Tamerlán y otros poemas”, su primer libro. Muchedumbre en su conciencia con el empo normal enteramente desaparecido y que vuelve con intervalos, obliterado por la atención prestada al otro, ahogado en el espacio de puntos innumerables, relato corto, novela gó ca, cuentos de terror, relatos detec vescos, de ficción, que se ex enden hasta desaparecer, que se desdoblan, se mul plican ebrios de percepciones y de saberes simultáneos, para observar mejor sinóp camente y tener a brazados los puntos más distantes, más cercanos, como el casamiento pedófilo con su prima de 13 años, Virginia Clemm; él , Poe, tenía 26 años. ¿Andas ahí, Cuervo? No maldito; fiaos de monjes de hábitos prietos. Que dicen que el Cuervo de san Benito ató al diablo en la mar de Sicilia y le dijo que estuviese allí hasta que él volviese; y como tarda, cuando pasa por allí algún navío, pregunta el diablo si viene allí el Cuervo de san Benito; le responden: ‐No, maldito. Y él añade: ‐Fiaos de monjes prietos; chocaréis con el diablo o cuervo de Palermo, Su excitación, su atención en el colmo de sus posibilidades captó anormalmente rápido y claramente el Simbolismo, el Surrealismo, y la literatura de fantasmas. De él bebieron, como si se la hubieran mamado en el gre: Charles Baudelaire, Fedor Dostoyevski, William Faulkner, Franz Fa a, H.P. Lovecra , Ambrose Bierce, Guy de Maupassant, Thomas Mann, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, y muchos más en el aparador y apreciador de su ojo ( que vio los más finos relieves, las arrugas insignificantes), en el oído (que oye, y hasta de lejos lo más ligero y fuerte que hiere), en el entendimiento ( móviles vueltos del revés, lejanas causas y consecuencias inadver das, interacciones mul plicadas percibidas a la vez), y, sobre todo, en la imaginación ( donde pasan imágenes por encima de la realidad, realidad que se debilita y se adelgaza en este “dios intelectual”, como le llamara Stéphane Mallarmé; o como él mismo decía: “Mi vida ha sido capricho, impulso, pasión, anhelo de la soledad, mofa de las cosas de este mundo; un honesto deseo de futuro” ( carta a James R. Lowell). Poe, niño adoptado, adorado por su madrastra y odiado por su padrastro, un cruel y depredador negrero, magnificó su vida interior aprehendiendo a Ovidio, Virgilio, César, Homero, Horacio, Cicerón, zigzagueantes en transformación con nua. Columnas, agujas demasiado finas. Torres esbeltas, gráciles. Ruinas. En un tropel de corredores llenos de cintas, en rizos de rizos. La mecánica de la Lujuria. A los 14 años, este impotente, Poe amon llado, se enamoró de la madre de un compañero, a quien la dedicó el poema “To Helen”, la Sra Stanard, de 30 años, muy bella. Con 16 años se enamoró de Sarah Elmira Royster, quien dijo de él: “Edgar es un muchacho muy guapo, muy hablador”. Incesantemente, bajo una u otra forma, manifiesta su presencia. Llegó a sargento mayor de ar llería. John Neal dijó de él: Poe fue “el primerísimo en las filas de los verdaderos poetas”; Y Sarah Hale: “Poe fue un poeta no menor que Shelley”. 21
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
En crisis permanente, pasando del “si” y el “no” sin matices, irreflexivo, con la regularidad del pistón en el
motor, en estado de embriaguez casó en secreto con su prima Virginia Eliza Clemm. Sus ondas cerebrales se vuelven percep bles en estos momentos de hiperexcitación nerviosa y lujuriosa. Escribió los “Cuentos del Folio Club”, un libro que nunca vió la luz, y que rechazó la editorial Harpers: “Los crímenes de la calle Morgue”; “El escarabajo de oro”, germen de la novela policíaca. “ El Cuervo”, poema por el que recibió 9 dólares. Poe tuvo un lío desnudo y directo con la poe sa Frances Sargent Osgood, desdeñó a la escritora Elizabeth F. Ellet, lo que le valió grandes escándalos. Tuvo intentos amorosos, en vibraciones inesperadas, inimaginables, imposibles, desarrolladas contra uno, o más bien sin uno, sin él: Sarah Helen Whitman; Marie Louise Shew, Annie Richmond, este Poe errá co de alcohol, en un intento de volver al vientre materno, y de quien dijo Baudelaire: “La Literatura de Poe es en muchos aspectos extra o supra humana”. Poe amon llado en paralelas, en eco, en evocación, en oportunidad de observar, leer y degustar la percepción directa y desnuda del Verbo. 22
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
DESDE EL UMBRAL…
Adrián N. Escudero (Santa Fe-Argentina)*
Para los inmersos en el lívido caparazón de sus cuerpos mortales…
Todavía no se ha dado cuenta. En verdad, ya ha traspasado el umbral… “Es que no sé por qué tenés el día cambiado por la noche”, le reprocha su hermana menor… Y lo primero que extravía es su reloj de pulsera. En seguida, alguien le escuchará decir, metafóricamente casi (sólo casi): “Acabo de perder al Tiempo”. Luego entenderá haberse perdido en el Tiempo... De hecho, aquella noche de octubre, víspera del Día de Brujas, después de releer “El País de Octubre” de Bradbury, cree soñar una feroz pelea de madrugada con Leopoldo, su mejor amigo, entre el brumoso sopor del fernet con coca‐cola que circula y late por su sangre joven, excitada aún por el cremoso pecado tomado de entre las piernas y de la boca de ella, la amigovia de él, que ahora está furioso y despechado, y luego de un debate absurdo pretende golpearlo y golpearlo, hasta matarlo si puede, hasta que, de pronto, como algo tenebroso le agiganta los colmillos, y... Una luciérnaga vagabunda, perdida como él en esa oscura calleja que lo aprisiona entre Francia y la vía del ferrocarril, le hace notar que ha vuelto en sí... Pero no está solo. Una madeja sanguinolenta de ratas inmundas bebe absorta del charco escarlata que su cuello herido, aún en pequeñas gotas, no deja de manar... Así, de improviso, “¡Pero qué le pasó al Leopo, carajo! ¡Se volvió loco de remate por esa loca...!”. (Mierda que le duele a uno que le muerdan el cuello como lo haría un vampiro de película... Que le hayan mordido el cuello y dejado ensangrentado y tendido de dolor en el suelo sucio de bosta de caballo y caca de perro... Y para peor, a merced de aquellas miserables hocicudas que le sopan a uno la sangre derramada como si fuera caldo de sopa de tomates...). “¡Cuando te agarre, b..., te voy a destrozar esa energúmena nariz de Cyrano de Bergerac que tanto te gusta amasar, como un paj...”. Entonces, cuando cree despertar, piensa haber tenido aquella pesadilla porque ese mismo día, como a las ocho de la mañana y en ayunas, debe dar sangre para el Leopo que está enfermo y anémico, atacado por una extraña enfermedad que lo man ene a suero y tendido como un bicho extraterrestre en el camastro impoluto de la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital Zonal... De hecho, también, nadie podrá avisarle lo que sólo Yo puedo saber acerca de él o de cualquier hombre en este mundo o en el otro, donde mi Ego Pecador los espera para freírlos a fuego lento, por toda una eternidad… Es que, en realidad, lo que el pobre Lucho ha vivido o le sucede, es exactamente lo contrario a sus expecta vas de verismo: ha soñado, sí, pero no que ha luchado en una oscura calleja que lo aprisiona entre Francia y la vía del ferrocarril hasta que, de pronto, algo tenebroso agiganta sus colmillos, y... Sino que ha soñado con ir ese mismo día, como a las ocho de la mañana y en ayunas, a dar sangre a un pobre amigo, llamado Leopoldo, que está enfermo y anémico, atacado por una extraña enfermedad que lo man ene a suero y tendido como un bicho extraterrestre en el camastro impoluto de la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital Zonal..., y lo ha hecho (soñado) en la inconsciencia de su desmayo nocturno y callejero, —>> 23
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Relatos
tras haber sido mordido realmente por el vampiro de su amigo, quien a su vez cree estar soñando haberse transformado en tan terrible criatura bajo los efectos brumosos del fernet con coca‐cola que circula y late por su sangre joven, excitada aún por haber presenciado de improviso el cremoso pecado del Lucho tomando de entre las piernas y de la boca de ella, su amigovia, el elixir augusto de su experimentada sexualidad; y que por eso entonces él, furioso y despechado, pretende golpear y golpear, hasta matar si fuera necesario, hasta que, de pronto, como algo tenebroso se le agigantan los colmillos, y... Sí, he visto pos confusos, pero como éstos... Y, nuevamente, de hecho, no todos saben traspasar el umbral que Yo, Pecador, les abro de tanto a tanto, para diver rme nomás, en aquella oscura senda –una de tantas si se quiere‐ del an guo barrio la no de la an gua gran ciudad... (...) Por ende, el sueño resulta el imperio de su hasta ayer naturaleza humana exigiéndole devolver ya lo que ahora se ha cons tuido en vital para él. Entretanto, seguirá perdiendo cosas y seres durante su fatal transformación. No volverá a exhibir un reloj en su muñeca, ni tendrá una hermana reprochándole que ha cambiado el día por la noche. Ellos nombrarán como a víc mas, lo que para él es alimento. Un proceso fantás co que habrá concluido de perfeccionarse cuando, al mirarse en el espejo de la vieja casa paterna, descubra que ha perdido la imagen de su propia persona... Sin embargo, una ristra de ajos y un crucifijo de plata colgando de la cabeza blanca de su abuela torpe y tonta que regresa de las compras en el mercado, lo sorprende viéndose sin mirarse. Una abuela que no en ende nada porque, en ese mismo espejo, sólo observa su esmirriada figura volcada en auxilio de un nieto cuya existencia sólo es propia, seguro, de su torpe y tonta imaginación... Después, operaría –para él‐ la úl ma pérdida de la que ya no dará cuenta, pobre joven e inexperto vampiro sorprendido. Sí, tras la puerta aún entreabierta de la casa emboscada ahora por el terror, un viento veloz, galopando desde el oeste, arrasará el polvo de este ser especial prome do en milenario, y destruido en segundos por una circunstancia cualquiera. ¡Que pena!, me reprocho. Ciertamente el equivocado he sido Yo, Pecador, al poner mis esperanzas en estos dos muchachos de onda punk... Mientras, voy a dejar que esa abuela tonta y torpe gima de espanto y grite de miedo, porque nadie responderá a sus aullidos desolados. Ni tan siquiera el tenebroso silencio de los cadáveres de sus hijos y hermanos, nietos y sobrinos desangrados que habitan ahora los insomnes aposentos del primer piso de la casa hueca, violados en los cuellos frescos durante una aciaga medianoche (también cualquiera). *Adrián N. Escudero (Santa Fe‐Argen na)– 29‐12‐05.‐ Integra el Libro “DOCTOR DE MUNDOS II ‐ Visiones Extrañas” (Colección de Ficción Conjetural y Meta sica). Inédito. La Bo ca del Autor, Santa Fe (Argen na), 2003‐2011.‐ Integra asimismo el Libro “DESDE EL UMBRAL (Terrores Co dianos y de los Otros) – Colección del Horror. Inédito. La Bo ca del Autor – Santa Fe (Argen na), 2006/2008. Publicado el 30‐09‐06 en el Magazín Virtual LA LUPE.COM – LITERATURAS VANGUARDISTAS (Círculo Internacional de Literatura Vanguardista y postmoderna). Publicado el 22‐06‐2008 en el Magazín virtual MUNDO CULTURAL HISPANO (Círculo literario del Ateneo de Alicante – España ‐ Director: Denis Roland Jurado). Publicado en la Revista Gráfica Trimestral “DECIRES (Revista de Letras, Artes y Cultura” – Año 2, Nº 2 (Mayo‐Junio‐
Julio 2008) – Agosto 2008, págs. 113/114. Comercio y Jus cia Editores ‐ Babel Editorial. Cosquín (Córdoba‐Argen na). Secretaria General y Directora Editorial: Victoria Servidio. Seleccionado para la (Auto) Antología “MYSTGOGIA NARRATIVA (O Parábolas del Misterio)” – Colección de Ficción Conjetural y Meta sica. Inédito. La Bo ca del Autor. Santa Fe (Argen na), Junio 2009 ‐ T.a. Marzo 2011.‐ 24
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Becas y Premios
Por Alexis Navas
www.alexisnavas.com III Certamen de Artes Plás cas de la Fundación Villalar Cas lla y León. Convoca Fundación Villalar. Fecha límite de entrega 16 de abril de 2012. Para más información: www.fundacionvillalarcyl.es/premios_desarrollo.shtml?
idbole n=876&idar culo=94941&idseccion=7747 XXXIII Concurso Culturales del Ayuntamiento de Almenara. Convoca Ayuntamiento Almenara. Plazo límite de entrega 27de abril 2012. Para más información: h p://www.almenara.es/downloads/Ac vidades2012/Cultura/Bases%20concurso.pdf II Concurso de Escultura Fundación Aguagranada. Convoca Fundación Agua Granada. Plazo límite de entrega 13 de abril de 2012. Para más información: h p://www.fundacionaguagranada.es/convocatorias/convocatoria‐detalle/?
tx_ news%5B _news%5D=161&tx_ news%5BbackPid%5D=6&cHash=510ff3d0f4ecb6fc2381a04 Beca Lens de Fotogra a 2012. Convoca Lens Escuela de Fotogra a y Video (Madrid). Plazo límite de entrega 30 abril 2012. Para más información: h p://lensfotografia.wordpress.com/2012/03/14/beca‐lens‐de‐fotografia‐2012‐par cipa/ Rendibú. Concurso de Videoarte 2012. Convoca La Verdad Mul media S.A. Plazo límite de entrega 18 de abril 2012. Para más información: h p://www.rendibu.com/basesvideoarte.pdf Juan Manuel Álvarez Romero, estudió artes en Sevilla. Como pintor su trayectoria nos muestra rasgos muy par culares, siempre libres de condicionantes académicos y que acuñan su principio vital de fidelidad. Divulgador tartésico a través del simbolismo de su obra, se inscribe dentro de la generación de los 80. Es premio Nacional de pintura. Colabora habitualmente con revistas digitales. 25
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Libros, libros, libros
FRASES EN EL MURO, nuevo libro de Ricardo Guadalupe
El libro La portada, obra de la ilustradora malagueña Mª Jesús Campos, explica muy bien el sen do del libro. Son frases que al ser escritas dan al mismo empo contenido y forma al propio autor. Son frases que crean a la persona que las escribe. Y es que “Frases en el muro” es un libro crea vo. Primero porque crea nuevas definiciones en contraposición a las ya gastadas por su uso generalizado y masivo. Y segundo porque nos ayuda a crear nuestro propio diccionario. Si, como decía Unamuno, “creer es crear”, Ricardo Guadalupe nos anima a creer que podemos innovar y expresarnos de una manera renovada. Para sen r y pensar también de esa manera, como si, por ejemplo, nos volvieran a decir “te quiero” por primera vez. Los conceptos a los que aluden las frases están ordenados de la A a la Z, para que no nos perdamos. Aquí tenéis una muestra: Aferramiento: “Crees en una situación que ya no existe. Me recuerdas al soldado japonés de la segunda guerra mundial que, ya acabada la guerra, sigue haciendo guardia en una isla desierta” Desamor: “Mi ilusión era sólo un arco iris reflejado en una pompa de jabón a punto de estallar. Dentro sólo estaba el vacío” Razón: “La razón es un producto de la sinrazón asustada de sí misma” Seducción: “Es tarde, me voy a casa. Pero no se iba, aún no. Me daba otra oportunidad para insis r, a ella le llenaba de orgullo decirme que no. Qué extraña superioridad moral experimentan los que no aceptan enseguida” El filósofo Óscar Sánchez ha dicho lo siguiente sobre el libro: “Ricardo Guadalupe no explica aquí abstractamente la vida ni nos exhorta únicamente a vivirla, sino que transforma su carne en verbo”. Y el profesor Fidel Tomás ha añadido: “Tal vez sea el momento de cerrar los ojos y empezar a leer de otra forma; o más bien, abrirlos y empezar a pensar de otro modo”. El Autor Ricardo Guadalupe (Madrid, 1974). En 2009 deja su trabajo como redactor de discursos polí cos y emprende diversos proyectos literarios. El primero en ver la luz es el libro de divulgación sobre el lenguaje Palabras literarias (ed. Octaedro, 2010), fruto de un año de colaboración en el programa El planeta de los libros, de Radio Círculo. Se traslada a Málaga, donde imparte el taller de escritura crea va Las palabras del escritor. En Granada, publica el ensayo De la oscuridad a la luz a través de la escritura. Y en Valencia, donde vive actualmente, forma el grupo de narradores orales Personas‐libro de Valencia, dentro del Proyecto Fahrenheit 451. 26
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Libros, libros, libros
“España, un proyecto de país”, de Ramón Tamames (Ed. Turpial)
España se adentró en el siglo XXI como un elefante en una cacharrería, tratando de afrontar los retos y los desa os de la cambiante sociedad del exceso de información con una legislación y unas estructuras más propias del siglo XX, incluso del XIX, las cuáles funcionaron de manera aceptable cuando la situación era boyante pero que mostraron toda su debilidad en cuanto la economía torció el gesto. Tuvimos que haber aprovechado esos momentos de crecimiento para realizar reformas estructurales, pero los polí cos, como animales ventajistas que son, se sumaron al carro del éxito sin plantearse las consecuencias del futuro, unas consecuencias que ahora sufrimos con toda su crudeza. Por ello, España necesita replantearse como país, iniciando una serie de reformas estructurales profundas y honestas, que permitan que nuestra economía se pueda adaptar a los empos actuales y a los venideros, algo en lo que el Profesor Ramón Tamames hace especial hincapié en éste, su nuevo libro, “España, un proyecto de país”. Desde el rigor más absoluto, Tamames vuelve a brillar desde su faceta más pedagógica para presentarnos los hechos con una claridad meridiana, la cual no nos hace sino estar de acuerdo con todas las soluciones que el Profesor propone. Porque los empos de sentarse a mirarnos el ombligo pasaron a mejor vida, ahora llega la hora de la acción, el momento de que nuestros gobernantes den un paso adelante y se dejen de zarandajas electorales mostrando su capacidad de estadistas en pos del beneficio de la propia sociedad. Tamames habla claro, siempre lo ha hecho, y sus libros se están convir endo en una guía de obligada lectura para todos aquellos que quieran obtener una idea clara del estado real de la economía española y europea en su conjunto. España necesita un replanteamiento general como Estado para tener la capacidad de acción suficiente que le permita afrontar el futuro con las suficientes garan as, y como bien dice el Profesor Tamames, eso sólo se puede conseguir a través de toda una serie de reformas estructurales valientes y rigurosas, ahora bien, ¿se atreverá alguien a hacerlas? 27
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Libros, libros, libros
La editorial malagueña MC3D ha creado tres libros de fotogra as, de Andalucía, Ronda (Málaga) y La Alhambra de Granada, en tres dimensiones que ofrecen un "viaje único" por estos lugares, documentos en los que se pueden ver estos espacios desde diferentes puntos de vista. En el caso de Ronda, los lectores podrán ver los puentes nuevo y viejo, la plaza de toros, los baños árabes así como vistas del Tajo. En La Alhambra se muestra en general este conjunto arquitectónico y el de Andalucía hace un recorrido por diversos puntos de la Comunidad Autónoma. Esta empresa, con sede en Arroyo de la Miel (Benalmádena), ha editado estos documentos que incluyen "impactantes imágenes" del patrimonio de la región, u lizando para ello la tecnología estereoscópica, una técnica que permite apreciar los efectos de profundidad y distancia en la imagen, obteniendo como resultado una información visual tridimensional "e impactantemente real", según han informado a Europa Press desde la editorial. Andalucía 3D, Ronda 3D y Alhambra 3D permiten realizar "un apasionante viaje" por estos lugares a través de la visualización de las imágenes. Los libros se presentan retrac lados e incluyen unas gafas especiales necesarias para la correcta visualización de las fotogra as. Los textos que acompañan a las fotogra as están escritos en español e inglés y el precio de venta al público es de 12 euros. Así, pueden adquirirse a través de la página web de la empresa www.mc3d.es o a través de www.amazon.es o www.amazon.com si se está en el extranjero. También está disponible en diversas librerías andaluzas. 28
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Libros, libros, libros
http://www.alvaeno.com
Catálogo de Ediciones Alvaeno
“Los libros son nuestras únicas armas para vencer a la estul cia y a la ignorancia, madres ambas de toda violencia en el mundo.” Cialenva Preston. Colección Santel: Relatos. 7
Cuentos
Aventuras y
La vida es
Un lugar
El defecto
dosmásuna.
de pan y
mariposa.
desventuras de
cuento.
llamado
pimiento.
una gata...
fracaso.
Colección Mansor: Novela Pasos Largos;
Así en el
Santa
El sonido
El hijo de las
el
último
cielo.
Compaña.
lacónico
de
costureras.
bandolero.
las balas.
Colección Devere: Inves gación Julio Conejo
Autores
Ricardo Mena Cuevas
Ver,
comienza
Rubén Sancho
Jesús Martínez Linares
Salvador Moreno Valencia
Juan Manuel Álvarez Romero
29
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Ni tú ni yo, a duras penas...
Novela por entregas de Salvador Moreno Valencia
La senda del fracaso
La capacidad que un adolescente ene para enfrentarse al fracaso es admirable, algunos intentan el suicidio sin más, pero siempre con una mirada en la esperanza de que el intento les salga baldío. No, no intenté suicidarme entonces, sí años más tarde, pero eso a su empo. Ahora intento seguir la senda de mis pasos por la frondosa alameda por la que paseábamos los veranos mis primos, mis hermanas y yo, cuando estábamos de veraneo en la casa de campo de la abuela materna. Nabokov fue un niño pijo que estuvo toda su infancia pegado a las faldas de su madre, rodeado de criados y que tenía la imagen de su padre como la de un héroe. Yo por el contrario no crecí del lado aristócrata de la vida, y eso, creas que no, se nota a la hora de escribir y de pensar. Me gusta de Nabokov que es un orfebre de la palabra, por eso lo admiro, no en sí por el contenido de sus obras, que si quitamos la magnífica Lolita, nos quedamos con un paranoico empedernido que todo el empo se dedica a sacarle punta al lápiz porque, en su labor de orfebre, como he dicho de la palabra, anotaba y borraba, anotaba y borraba una palabra hasta encontrar la apropiada para cada frase. Y se nota en su escritura ese ejercicio con el que consigue esa depurada y refinada hilera de hormigas que huyen de la revolución bolchevique y de la quema de sus bien pertrechados hormigueros. Decía que me había fijado en la tremenda Loli, nombre que disminuye el dolor, porque no hay nada peor en este mundo que tus padres te larguen el sambenito de un nombre como Dolores. Así que la familia, imagino que arrepen da y con cargo de conciencia, tras cometer un delito como ese, decide acabar con las pruebas de su crimen, y sin menoscabar prioridades, ni tener en cuenta otras teorías menos peregrinas que las de acabar con el dolor, le zampan a la niña desde sus albores el diminu vo de Loli, que por cierto tan bien le sentaba a la adolescente en la que ya se adivinaban sus atributos sensuales. Un cuerpo de líneas casi perfectas, apoyado por un rostro de una excelsa belleza, nada envidiable al de la bella ninfa Antonia, también vic ma del diminu vo, quizá por las mismas razones que a Dolores la llamaban Loli: ¿a qué padres se les puede ocurrir llamar a su hija Antonia? Pero Loli me dio calabazas y me sentaron muy mal, estuve varias semanas con gastri s aguda, que el médico diagnos có como gastri s nerviosa. Y como no hay mal que cien años dure, ni enfermedad que no termine, a mí se me cerró el es nter y todo volvió a la normalidad. Y yo me volví a enamorar, esta vez de una chica llamada Milagros. Y no crean, nada fue milagroso, todo lo contrario. Próximo capítulo en mayo.
Ver capítulos anteriores en:
http://alvaeno.com/Ni-tu-ni-yo-a-duras-penas-novela-por-entregas-del-escritor-salvador-moreno-valencia.htm
30
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Publicidad
Novedad en Ediciones Alvaeno Título: El hijo de las costureras Autor: Juan Manuel Álvarez Romero Editorial: Casa Eolo & Ediciones Alvaeno Temá ca: Narra va ISBN Físico: 978‐84‐935773‐5‐3 Puedes adquirir los libros de Salvador Moreno Valencia en Ediciones Alvaeno; en Obrapropia, en Bubok, en Casa Eolo y en Amazon Novelas: Relatos: EN KINDLE AMAZON: h p://www.amazon.com/‐/e/B006SFH32O Más información: h p://alvaeno.com/salvabiografia.htm
31
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Arte
IVEC inaugurará: “En un mínimo infinito”, expo de poesía visual como puente
entre los pueblos.
En México, 6 de cada 100 habitantes (de 5 años y más) hablan alguna lengua indígena, de las cuales existen
89.
IVEC a través del Teatro de la Reforma acoge a par r del 8 de Marzo a las 19 hrs. una exposición conformada por carteles con poesía visual y textos de poesía en los que se unen simbólicamente nuestros pueblos orígenes a través de la traducción de los poemas de la autora veracruzana Marianhe Jalil traducidos al náhuatl, zapoteco y maya, por los poetas indígenas: Sixto Cabrera, Jorge Cocoom Pech y Gabriel Sánchez en un afán de contribución a su difusión para su re valoración. Se aúna la interpretación visual del poeta visual español con gran trayectoria Eduardo Barbero. Demostrando que el arte es un puente de unión de los pueblos. Que no ene fronteras ni límites para su expresión. En este caso la poesía es el medio de unión entre culturas, entre pueblos. Se logra fusionar el arte y la palabra a manera de proporcionar una nueva dimensión al lenguaje, enriqueciéndolo y creando diferentes ámbitos con los que llenar el vacío generado por las nuevas necesidades, y a la vez lanzando eternas interrogaciones acerca de las invariables del ser humano: el misterio de la existencia, el implacable paso del empo, el amor, la soledad, la felicidad, la muerte… El poeta visual Edu Barbero es quien transporta la palabra de Jalil a imagen. La poesía visual es un territorio esté co y a la vez único y personal, un espacio ideal para la creación poé ca, un lugar interdisciplinar para la invención, el lanzamiento de hipótesis, un nuevo conjunto de códigos para un lenguaje constante cambio. También para la reinterpretación, la reflexión, la provocación, la denuncia. Para soñar en libertad. 32
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Artista del mes
Marianhe Jalil. Poeta
Nace en 1966 en Veracruz, México. Poemarios: “Una pizca de poemas para unas recetas de amor”, “En un mínimo infinito” y “Con sabor a mar”. Antologías: “Palabras al viento”, “Antología de nuevos poetas hispanoamericanos” en Madrid. “Amantes de Mar y Tierra” en Perú. “Vibración de Voces de una Década”, “Versarias ondinas y bucaneras”, “Cuentos para leer” y “Poemas para suspirar un siglo” en México. Ha sido publicada en diversas revistas y blogs de poesía de La noamérica. En noviembre 2009 es publicada en la revista Nido de Rumania. Es corresponsal por México de la revista literaria Nuestra América de Colombia. Ha par cipado en varios Encuentros internacionales en México y extranjero. Desde 2009 labora en el IVEC como promotora de ac vidades literarias. Fundadora y directora editorial de la revista Baluarte del 2007‐2009, y Lectorum del IVEC de 2009 a 2010. Coordinadora General del Encuentro La noamericano de Poesía 2010 en Veracruz. Miembro del movimiento Poetas del Mundo. Miembro desde 2011 de AL FANNÁN, A.C. sociedad de ar stas e intelectuales descendientes de libaneses en México. Contacto: hernande[email protected] . Facebook: Poeta Marianhe Jalil. h p://www.artepoe ca.net/Marianhe_Jalil.htm h p://www.poetasdelmundo.com/verInfo_america.asp?ID=2477 Cariño Cuando vino la noche Se encontraron sus sombras Con la luz serena De un amor que nace apenas. Y murió entonces la lluvia, Y en el mar se calmó la ola, En unos ojos se asomó una gota Salada que dulzura reflejaba. Siguió caminando el empo, Pero las manecillas inmóviles quedaron Estacionadas en un solo momento En que dos labios en un beso se fundieron. Presuroso el corazón la ó, Y el amor se convir ó en suspiro. Dos miradas gritaban al silencio Algo que se puede descifrar como cariño. 33
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Los Nébures
Rubén Sancho
Los Nébures son unos seres diminutos y de marcada fisonomía humana que ubican su lugar de residencia tras la letra impresa de los incontables libros que pueblan nuestra devastada red de bibliotecas. Cuenta la leyenda que tuvieron su origen en las historias de caballerías que nublaron la mente del insigne hidalgo que adoptara el sobrenombre de Don Quijote, para ramificarse posteriormente de monasterio en monasterio a la misma velocidad que se propagaban las llamas que prendieron su hogar primi vo. Tras varios siglos de existencia, un minúsculo grupo de Nébures acabó recalando en erras salman nas, donde, aprovechando el vasto legado bibliográfico de la capital del Tormes, se reprodujeron de manera exponencial y convir eron tan bella ciudad en su paraíso terrenal. Los Nébures: Capítulo XXXVI: La colmena
Pero ya va siendo hora de que dejemos momentáneamente a Odraude y Asher abandonados en su búsqueda permanente, cada uno de lo suyo, o de lo de los demás, que nada es nuestro hasta que se demuestra que sí lo es, para regresar durante un instante, un ápice insignificante de empo, a la Salamanca tardía donde habíamos iniciado nuestra historia para recordar que los Nébures, más allá de sus aventuras y desventuras personificadas, en este momento, por nuestros dos protagonistas, también llevan su vida de alegrías y tristezas, como si de meros seres humanos fueran, en la más que evidente transmigración intelectual que estamos ejercitando en estas páginas. De la Biblioteca Francisco de Vitoria, hogar de nuestros Nébures, no por posesión sino por cariño sobrevenido, salía cada mañana Luar, un po de extravagante ves r pero elegante caminar, hacia un lugar aún por determinar. Sus conocidos y amigos, más de lo primero que de lo segundo, se paraban a menudo a preguntar, “¿dónde vas tan decidido, Luar?”, a lo cual él siempre respondía, “a ningún lugar en par cular, simplemente me dejo llevar”. Sin oficio conocido navegaba entre las calles empedradas de la capital del Tormes, escuchando las conversaciones de los seres humanos y tratando de imitar sus formas, creyéndolos superiores a su especie, a pesar de la diferencia de intelecto, a favor de los Nébures, que todos daban por sentado. Solía acabar sus caminatas en el Huerto de Calixto y Melibea, famoso por la abrumadora obra “La Celes na”, donde siempre se sentaba junto al pozo sin fondo en el que los soñadores lanzaban monedas y los enamorados de nueva alcurnia prendían candados para luego rar la llave, tratando de imitar acciones de amor que habían leído en algún libro que había caído en sus manos. —>> 34
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Los Nébures
Junto al pozo siempre estaba, aunque Luar no la veía, porque nunca hacía el menor esfuerzo por hacerlo, Acinorev, una joven Nébur de ojos negros y piel tostada, cuyo origen todos desconocían en la ciudad. A eso de cuando el sol perdía su preponderancia ante la luna, Acinorev abandonaba el huerto e iniciaba media tarde, camino hacia la Cueva de Salamanca, lugar repleto de mitos y leyendas, todos falsos según el imaginario colec vo aceptado, pero todos con un fundamento por indagar. Allí, Acinorev asis a a las clases magistrales de un párroco de religión desconocida que había renegado de las enseñanzas de los demás y que sólo defendía las propias, en un toque de arrogancia sucinta que le conver
a en el nébur más atrac
vo que Acinorev había visto jamás. “Cómo decíamos ayer…”, comenzaba siempre sus discursos Divad, que a ese nombre respondía, y sus alumnos, casi todos del género femenino, atendían embobadas a cada frase que pronunciaba, riendo sus ocurrencias sin gracia y tomando buena nota de todo aquello que se le ocurría al bueno de Divad. Porque por mucho que otros piensen lo contrario, lo cierto es que Divad improvisaba todo lo que decía. Era un pres digitador de la palabra, capaz de llevar a sus audiencias hacia el lugar que él quería, manejando su estado de ánimo, dando emoción cuando la calma tomaba posesión, y relajando el ambiente cuando había peligro de enardecer a las masas. Tras sus clases magistrales, o discursos demagógicos, que de las dos formas de les puede y debe de llamar, Divad siempre se tomaba un chocolate con churros en la churrería de la Calle San Pablo, donde se relamía por el amargor dulce del chocolate y por su nuevo éxito de locuacidad, mientras aguardaba a que cualquiera de las asistentes a sus discursos se presentara ante él para otorgarle la posesión de su cuerpo. Siempre llegaba una, y a veces más de una, por lo que las orgías de Divad habían trascendido ya los límites del rumor para conver rse en leyenda, pero de las autén cas. No como la leyenda de Rebor, un indigente de profundas convicciones, aunque nadie sabía cuáles eran esas convicciones, el cuál un día se lanzó al vacío por amor, desde el toro del Puente Romano, en un salto imposible que otros intentaron, pero ninguno consiguió, porque en las leyendas todo se exagera, hasta los saltos de los indigentes. De hecho, todos aquellos que por los devenires de la vida se veían en la tesitura de tener que pasar una noche en los arcos de tan ecuánime monumento no dudaban en rememorar el espíritu de Rebor, y cada día, cada mes, cada año que pasaba todo se agrandaba llegando a tomar una dimensión inabordable, al menos hasta que Esoj aplicaba el tamiz de la racionalidad a las discusiones y todos los cuentos se venían abajo. Por ello Esoj no era bien recibido entre los indigentes que dormían en los arcos del Puente Romano, porque cuando no te queda nada sólo enes la imaginación, y que un po de mirada huidiza y figura desgarbada te venga a cortar las alas de la misma, pues no apetece, y así se lo hacían ver a Esoj, entre voces y amenazas de agresión, lo cual provocaba que tuviera que regresar junto a su familia en la biblioteca. Y siempre que regresaba por la mañana se cruzaba en la entrada con Luar, al que ya le había cogido algo de cariño, y no podía por menos de preguntarle, “¿dónde vas tan decidido, Luar?”, a lo que él respondía “a ningún lugar en par cular, simplemente me dejo llevar”, porque la mejor forma de afrontar la vida, ya seas humano o nébur, es dejarse llevar para aprovechar todas las oportunidades que se abren frente a . 35
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Espacio MundoPalabras
Entra en www.mundopalabras.es, regístrate gra s y comienza a disfrutar de la Literatura. Además, MP te ofrece la posibilidad de hacerte suscriptor y disfrutar de servicios adicionales enfocados a ayudarte en tu promoción como autor. Uno de ellos es la posibilidad de publicar tus relatos en el Espacio MP, que la Revista Literaria Letras brinda a los suscriptores en exclusiva. Un lugar donde puedes publicar tus obras para darte a conocer. La próxima oportunidad será en el número de junio. A con nuación te dejamos las bases: · El plazo de recepción de relatos comienza el 16 de abril y termina el 18 de mayo de 2012 a las 23:59 · Los textos enviados fuera de ese plazo no serán tenidos en cuenta · Podéis enviar un máximo de 3 relatos · Extensión máxima del relato: 12 líneas · Separación entre líneas: 2 puntos · Tipo de letra Times New Roman · Tamaño de letra: 12 · Mandad los relatos a la dirección [email protected] o a través de nuestro formulario de contacto en la web · De todos los relatos recibidos se seleccionarán 6, que serán publicados en papel y digital en el número de junio de la Revista Letras. · Para dicha selección primarán la calidad literaria y el, sin salir de este concepto, procurar dar difusión al mayor número posible de autores 36
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Arte Kalvellido
h p://www.kalvellido.net/ Sin pasión no hay revolución
Tag: Kalvellidogra a — kalvellido @ 10:31 La revolución, el cambio, la lucha, precisan de un estado de op mismo, de una alegría, de una fuerza que yo ,ahora mismo, no poseo. La apa a, la desilusión, el pesimismo son los grandes enemigos de la revolución. La pasión es al revolucionario como la luz a la mañana. Mi herencia libertaria me empuja hacia la revuelta, pero una oscura tristeza y un extraño pesimismo se han empeñado en habitar en mí y me obligan a refugiarme de la desolada intemperie que percibo. No con o, no me o, no tengo esperanza;y sin fe, sin esperanza y sin confianza no puede haber revolución…aunque me pese. “Amb el somriure, la revolta. Així t’espero i t’imagino i en l’horitzó de la mirada el gest utòpic que et reclama.” L. LLach (Marisa Peña) 37
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ 38
Ver, comienza
Autor: Ricardo Mena Cuevas.
Editorial: Casa Eolo & Ediciones Alvaeno
Temática: Ensayo, Investigación
ISBN Físico: 978‐84‐15178‐64‐4
http://alvaeno.com/ver-comienza-de-ricardo-mena.htm
El libro aporta grandes pruebas sobre la iden dad de algunos poetas Isabelinos y nos invita a descubrir la época Isabelina desde un punto de vista literario. El autor es un gran conocedor del tema y de hecho en el libro descubre la verdadera iden dad de Marlowe, Shakespeare y Spenser. El libro es un trabajo exhaus vo de inves gación, serio y bien elaborado. Un libro seminal para todos los amantes de la literatura y la verdad. Sobre el Autor:
Ricardo Mena Cuevas (Málaga, 1975).
Especialista en Comercio Internacional y Derecho Marí mo por la Universidad de Southampton (LLM Mari me Law, 2001) y amante de la filoso a, la música y el arte, ha escrito sus ensayos y relatos en diversas páginas webs desde el año 2002 (v.g. Letralia.com, Badosa.com, Ellibrepensador.com). En el año 2009 tuvo el placer de par cipar en la Tercera Conferencia Internacional de George Santayana que tuvo lugar en Valencia con su comunicación personal "Santayana y la poesía primera" (v.g. h p://shakespearemelodijo.blogspot.com/2009/10/
ensayo‐para‐la‐tercera‐conferencia.html). Shakespeare, Mozart y Picasso como creadores, junto con Aristóteles, Santayana y Richard Dawkins como pensadores, conforman la cúspide de su canon actual, sujeto siempre a las con nuas fluctuaciones heraclíteas 38
38
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Como Ave Fénix
Marcos Morneo
Escritor
https://www.facebook.com/profile.php?id=100001975788769&sk=info
El hilo cervan no Bajo la higuera que ya he descrito en anterior ar culo, me siento, ahora en sus ramas comienzan la danza las nuevas hojas que cada día cubren la desnudez del largo y frío invierno padecido aquí en Bérchules, y leo a Cervantes, a Dickens y estos dos me llevan a Patrick Süskind, pero a él llego de este modo: En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho empo vivía un hidalgo de los de lanza en as llero, adarga an gua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto de ella concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas, con sus pantuflos de lo mismo, y los días de entre semana se honraba con su vellorí de lo más fino. Primer párrafo de la primera parte de Don Quijote de la Mancha, escrito por Miguel de Cervantes y publicado en 1605. Entre los edificios públicos de cierta ciudad que, por diversos mo vos, considero prudente no citar, y a la que tampoco desearía dar ningún nombre fic cio, existe uno que es común desde empos remotos a la mayoría de las ciudades, grandes o pequeñas, y es hospicio. Pues bien, el hospicio de la mencionada ciudad, en un día de un año que no voy a molestarme en repe r, puesto que no ha de tener menor importancia para el lector, al menos en esta parte de la historia, nació el pequeño ser cuyo nombre figura en el tulas que precede a este capítulo. Primer párrafo de Las aventuras de Oliver Twist, escrito por Charles Dickens y publicado por entregas en 1837‐1838, y en un volumen en 1838. Claramente vemos aquí la influencia de Miguel de Cervantes en Charles Dickens. Pasando las páginas del segundo libro mencionado y sin llegar todavía ni a la décima del relato descubro algunas escenas que me traen a la memoria El Perfume cuyo autor es el alemán Patrick Süskind. 39
Escena que transcurre en el hospicio donde nace Oliver y más tarde sigue el hilo hasta que Oliver llega a la casa de la señora Mann donde también puedo ver al personaje protagonista de El Perfume. No me queda más remedio que creer que tanto el segundo autor como el tercero bebieron de la fuente del primero con lo que en mi imaginación he creado una figura geométrica, diríamos que un triángulo, y el resultado de tal figura no es otro que el alumbramiento en sus vér ces de tres grandes obras de la literatura de todos los empos. Oliver Twist y El Perfume, escritas en diferentes épocas pero unidas por el mismo hilo conductor de la novela de Miguel de Cervantes El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. La primavera ha llegado a Bérchules y como es acostumbrado el valle es un resurgir de vida, miles de flores, aquí y allá, esparcen su polen gracias a la intervención de cientos de abejas y otros insectos como las mariposas Nabokov que son muy comunes en esta zona, y que, con toda probabilidad, al orfebre de la palabra este lugar le fuera desconocido a pesar de su afición a la entomología. Si Vladimir hubiera sabido de un lugar como este donde cientos de mariposas pululan en la primavera, seguro que lo habría visitado, pero parece ser que esta posibilidad no le fue dada al autor ruso; el caso es que la primavera ha eclosionado con toda su fuerza y belleza, tanta fuerza y belleza que hace que los sen dos perciban la vida como si ésta flotara en un éter mágico, El Perfume anhelado por Jean‐Bap ste Grenouille. Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ 40
Columnistas
Latitudes mudas
Pedro Luis Ibáñez Lérida*
Poeta, articulista, coeditor de Ediciones En Huida.
Contacto: [email protected]
Ignacio Aldecoa, pretérita esencia
La prác ca literaria define al escritor en la pulsión del texto narra vo que conmina al lector, desde el primer acercamiento a la obra, a ausentarse del beneficio de la duda. Ésta vendrá liquidada, en todo caso, por la seductora expresión de aquél, que procura el desvanecimiento absoluto de todo cuanto no sea el epicentro de la lectura. La gradación del paisaje que subyace en el universo literario, tanto en el plano sico como en el psicológico, arrastra al lector a un estado emocional. Desasirse no es empeño fácil cuando la relación de secuencias narra vas, a modo de plomada, infiere una línea ver cal de pureza. Entendida ésta como insobornable exigencia ar s ca y comba va frente a cualquier elemento de manipulación que incida en el es lo como cualidad, en la estructura como finalidad, en la riqueza del vocabulario como reducto esté co y la expresión poderosa como hecho conduc sta. La ac tud del lector, entonces, se libera del antagónico proceso de resistencia inicial que existe subrep ciamente en todo proceso intelectual: colegir el ideario personal y vital con el discurso exposi vo de la literatura. La obra se convierte en la vara de avellano, con la que el lector adquiere las dotes de un zahorí en busca del preciado elemento líquido. Ignacio Aldecoa es un autor "aparecido".
Siempre por descubrir y redescubrir. Por más que nos adentremos en su elocuente, poseso y tentador avispero cuen s co, no deja de producirnos expectación, admiración y sorpresa. Su escritura es la representación de una época española pero, también y sobre todo, el patrimonio indisoluble de su herencia literaria que sobrepasa a aquélla como mero acierto realista y retra sta. Su cualidad y calidad de inmanencia es palpable y manifiesta. Es su esencia personificada. La lectura de los cuentos de Aldecoa se caracteriza por la inherencia hacia su propio creador. Cualquiera de sus cuentos ene la voz dis nguida del autor vitoriano. En ellos es constante y vigorosa la apuesta por la definición de los términos en la justa mesura de la expresividad contenida. El tono narra vo se adelgaza y parece invitarnos a susurrar más que a leer. Son confesiones de la realidad más aparente. En 40
este contexto abigarrrado, el drama juega la baza de la 40
incer dumbre en dos direcciones opuestas: el fatalismo y la épica. Los personajes de Aldecoa sudan con la aprensión propia de la angus a existencial. Aceptan su des no desde la fortaleza que poseen los perdedores, en cuanto al des no úl mo y la resignación. Resulta estremecedor asis r a la medida que hace del ser humano. Define la existencia arrojada de éste con el sino y un permanente estado de melancolía. Sólo el poder evocador de la esperanza y la solidaridad, por muy maltrecho el estado en que éstas se hallen o presenten, consiguen redefinir su estado de breve y agónico tránsito en el mundo. El contador de historias que era Aldecoa se consolida en la versa lidad de su quehacer. Por un lado las vive y por otro las cuenta. Su experiencia vital engloba al oficio literario. No se encierra e imagina. Fabula con los personajes a los que introduce con una mirada dis nta y acuciante. Es la conversión de lo común en singular. En muchas ocasiones no son los personajes quienes deciden por sí mismos. El fatalismo les acompaña sin remisión. Consiente en favorecer la epopeya del an héroe sin contaminar su alma. El autor de "Caballo de pica" agiganta la sombra de los hombres y mujeres no como desgracia. El acontecer vital lleva implícito ese rescoldo de melancolía que es nube oscura con amenaza de descargar su panza abarrotada de inclemencia. En muchos de sus relatos convive con la experiencia propia, que previamente él mismo ha sen do vital y personalmente, al trasladarse a los lugares y entrar en trato humano con quienes posteriormente serán las siluetas que pueblen sus historias. El preciado y gustoso halo lírico con el que envuelve la estructura descrip va de diálogos y escenas y el punzamiento de la realidad personal a través de elementos transversales como ambientes y espacios, tanto naturales y abiertos como ar ficiales y claustrofóbicos, están implementados de sonoridad. Un elemento nada intrascendente, pues la narración es caudal que arrulla al oído. Hay una intencionalidad medida de atrapar al lector entre dos planos. El lejano rumor que barrunta algo impredecible pero defini vo y la vaga, aunque apremiante, sensación de languidecer sin fenecer. El cuento fluye más allá de su punto final ortográfico. Letras, tu revista literaria
41
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Percepciones
Natividad Senserrich
Escritora
A PROPÓSITO DE IMANES,
ISLAMISMO Y OTRAS MALDADES.
fundamentalismos emiten el mismo sonido: perros ladrando rabiosos. Las ortodoxias que son las matrices y madres de todos los integrismos y fundamentalismos peligrosos suenan a Abdeslam Laarusi, imán marroquí de Terrasa ya radical, no hay intermedios entre lo bueno y lo malo. aparece en los medios como “el Aristóteles de O eres de esta determinada forma, o vives de esta Terrasa”. Dirige rezos en la mezquita de esta ciudad determinada forma o bien quedas excluido. que es, dicen, una de las más grandes de Catalunya. No hay más. Es así de simple y de contundente. La Dicen también que la Fiscalía ha abierto una ortodoxia, explicada así en fácil es esto y nada más. O inves gación contra él por alentar a la violencia estás dentro o estas fuera, o conmigo o contra mi. Sin contra las mujeres, más que nada, por enseñar a los embargo, nunca al mismo empo lo cual sería un varones religiosos métodos con los cuales aleccionar oximorón que nos abriría a lo simbólico y nos alejaría y corregir a las mujeres díscolas y rebeldes. ¿El delito? de lo diabólico. Cierto que esto también ene otros Incitación a la discriminación, al odio y a la violencia nombres, que no diré ahora por que me parecen que el Código Penal cas ga con penas de entre uno a demasiado recios, quizás luego. tres años de cárcel. Ya sabemos que ocurre con estos Este libro del que teníamos no cia, que la policía tan conocidos “tres años de cárcel”: si no hay conocía, que la fiscalía conocía, que conocíamos antecedentes penales no van a la cárcel, o sea, muchos no fue denunciado y lo debiera de haber sido simplemente no les pasa nada. Parece que si hay por inducir a una violencia de la mujer contra si suficientes mo vos para juzgarlo. La Generalitat misma, que no es delito, pero debería serlo. Inducía a podría aparecer como acusación par cular, lo las mujeres a ser de un determinado modo. Un modo anunció el Ins tut Catala de les Dones. que si no cumplían conllevaría unas determinadas consecuencias. ¿Cuáles? Pues fácil, que las iban a Y esto me parece muy bien. Es importante, me maltratar si no eran como debían, si no eran parece un detalle. Sin embargo, se me ocurre que virtuosas y obedecían, textualmente. Y es que, nadie denunció, cuando empezamos a tener no cias seamos realistas, es muy di cil ser “virtuosa y de, un libro que ya corría traducido al castellano, que obediente” en un régimen de orden patriarcal, se vendía y se vende en los aledaños de mezquitas y misógino, injusto y decadente, que margina a las mercadillos, tulado Tu puedes ser la mujer más feliz mujeres por razón de su sexo, de su ser mujer. del mundo del doctor Aid Ibn Abdullah Al Qarni. Cuando supimos del contenido de este libro y de lo Es harto di cil comportarse de un determinado significa vo que resultaba para las jóvenes modo cuando no enes derecho a casi nada y mejor musulmanas, que lo supimos, nadie denunció, nadie si no sales de tu casa. Eso debe ser muy di cil, Por dijo nada, o casi nada. ¿Es que creímos por un ello, dada la dificultad de que las mujeres sean momento que este libro, y tantos otros, pasarían sin virtuosas y muchas más cosas innombrables, tuvieron pena ni gloria y sin consecuencias? Nosotros no que contratar a este imán tan sabio, en Terrasa, para somos tan ingenuos. Algunos periodistas se ocuparon que aprovechando el rezo de los viernes en la de encontrar a jóvenes musulmanas que se habían mezquita Badr, que ene 1.150metros cuadrados y sen do tan profundamente interpelados por este una capacidad para 3.200 personas, pudiera predicar texto que habían dejado los estudios, se habían a los hombres, varones muy religiosos, cuáles eran los ves do con burka y se negaban a salir de su domicilio. métodos adecuados para llevar a sus mujeres por el buen camino, para que no se desviasen. Y esos Tu puedes ser la mujer más feliz del mundo métodos pasan por la violencia, por la violencia de adoctrina a las mujeres, jóvenes y no tan jóvenes diversos pos. Pegar y golpear sin dejar marcas, respecto a cómo deben comportarse, ves r, negarse a mantener relaciones sexuales con sus relacionarse con ellas mismas y con los demás, cómo esposas (me pregunto si no les harán un favor con tratar al marido así como tantas otras cosas. Les eso), golpearlas de diversas formas, entre otras enseña cómo debe ser su vida para ser una buena muchas prác cas de las cuales no sabemos todavía musulmana, un modelo único y genuino. No podría todo por encontrarse esos discursos o sermones quedarme con sólo una cita, el libro entero es una traduciéndose en dependencias de la policía. gran tentación para mi, pero voy a citar lo que sigue como muestra: "La mujer virtuosa trata a su marido Y es que me quedo sin palabras frente a todo esto. amablemente y le obedece. El mensajero de Allah Y no me importa en absoluto ninguna consecuencia alabó a tales mujeres y las consideró como las que pueda derivarse de este ar culo. Estoy más que mujeres ideales que los hombres deben apreciar... Sé empachada de tanta indolencia por nuestra parte y esa mujer y serás feliz". Y ¿qué nos dice este párrafo? de tanta maldad por parte unos que se han quedado Suena a aquello tan medieval de “extra eclesia nulla en el medioevo y sin querer moverse de él, por que salus”, o sea, fuera de la Iglesia no hay salvación. Sí, ya les va bien, van coloreándose de todos los tonos me explicaré y creo que se me comprenderá. Todas posibles del integrismo y del fundamentalismo.—>> las ortodoxias suenan así. Todos los integrismos y 41
Letras, tu revista literaria
42
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Percepciones
La centralidad del mensaje de todas las grandes religiones del mundo es el amor, nada más ni nada menos. El Islam no es una excepción. ¿Cómo creemos que podremos con nuar hablando de Dios o de Ala en este mundo sino es a través del mensaje del amor? Por favor, reflexionemos, parémonos a pensar por que esto nos afecta a todos y a todos va a con nuar afectando. La esencia de la religión, de cualquier religión, es la experiencia de la trascendencia, que se expresa con la mediación del amor y que solamente puede ser transmi da como amor. Es así de simple y del mismo modo así de complejo. Las desviaciones religiosas poseen una toxicidad que emana de la falta de amor, llámesele como se le llame. Marginar o tratar de modo no igualitario a la mujer no es un comportamiento amoroso ni justo. Es un comportamiento machista y misógino que desprecia a la mitad de la humanidad a la que quiere y desea, pero siempre some da. Es maldad en estado puro. Por ello muchos comportamientos integristas y fundamentalistas devienen delitos; por que son aberraciones de la misma religión y de la misma fe que dicen tener, y al faltar al amor faltan al ser humano, en este caso mujer. ¿Cómo hemos podido dar cabida a tanta locura? A este imán y a tantos otros en Catalunya y fuera de Catalunya los subvencionamos con fondos públicos, aún sabiendo la poca transparencia en sus cuentas, su poca transparencia al desarrollar y planificar sus ac vidades, o sea sin saber muy bien que hacen con el dinero. Pues ahora ya podemos hacernos una idea de lo que hacen. Traducen estos textos al castellano, para que aquí como allí quede todo atado y bien atado y puedan seguir maltratando a la mujer mediante la fuerza, mediante la violencia sica, y nadie pueda decirles nada. Contratan a sabios imanes para aleccionar acerca de la violencia. Pues ahí se equivocaron por que no pararemos de decirles y de desmontarles sus discursos, su verborrea sinvergüenza y violenta, su palabrería hueca que adolece de todo conocimiento de las palabras de Mahoma y de todo conocimiento del libro que dicen conocer, el Corán. La forma de contestar a tanta idiotez es no parar de denunciarlos. No parar ni un momento de denunciar la violencia. Por que literatura al respecto existe desde hace ya mucho empo, pero recientemente hemos podido acceder a publicaciones y estudios neurológicos que nos constatan los diferentes síntomas y síndromes que devienen de los malos tratos sicos a las mujeres. Esto es muy serio, La violencia sica ejercida contra las mujeres conlleva una serie de patologías que ya se encuentran descritas y pificadas. Estamos hablando de algo más que de un delito de uno a tres años que se convierten en nada. Estamos hablando de hacer enfermar a seres humanos. Hoy más que nunca necesitaríamos todos, Europa y quizás el mundo, a aquel Islam que fue una gran cultura, que brilló con una luz algo más que propia, una luz genuina con ma ces de tolerancia, 42
humanidad y convivencia. ¿Dónde están ahora que serían tan necesarios? Ahora que podrían recordarnos claves de convivencia y entendimiento entre judíos y cris anos, claves de concordia en las que los tres libros sagrados eran casi uno mismo, claves de un ecumenismo humanista que enriquecería enormemente a nuestra civilización que se halla sumida en un momento di cil, a una cultura que se nos cae a pedazos por que no la hemos cuidado como debiéramos haberlo hecho. Me queda la esperanza de que podamos discernir entre el Islam autén co y el islamismo de nuevo cuño, violento y xenófobo, malvado y guerrero, atosigador e integrista. Letras, tu revista literaria
43
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Algo más que palabras
Víctor Corcoba
Escritor
http://www.diariosigloxxi.com/firmas/victorcorcoba
[email protected]
violadas o pros tuidas. Leyendo la biogra a de TERRITORIO DE DIFICULTADES
salvajadas que han sufrido muchas de ellas, el sabor que a uno le queda no puede ser más amargo. Todas EN EL MUNDO
estas situaciones de amargura no pueden ser ignoradas por muchas dificultades que encontremos Nos inunda el negro de las dificultades para en nuestro diario caminar. poder ser libres. Todo se ha vuelto muy complicado en lugar de ser sencillo. Es di cil hacer jus cia en un Tenemos los obstáculos que los seres humanos mundo de poderes atrincherados en servir a los nos ponemos unos contra otros. Sin duda, no habría poderosos. Hace bien la comunidad internacional en grandes aprietos si abundase la mano tendida, la unirse para disipar peligros. La fortaleza es lo que buena voluntad hacia los demás. El cambio ene que salva a un país de las atrocidades. Nos gobiernan una par r de la educación. Más que dar una carrera para mul tud de locos, a los que no solo hay que temerles, vivir, hace falta templar el alma para superar las también hay que exigirles buenos propósitos, como la problemas de la vida. O concienciar el alma con sanos de ponerse al servicio de la verdad. Las dificultades diver mentos. Sirva como ejemplo la campaña "el pueden ser muchas, pero la certeza sólo ene un futbol profesional contra el hambre", que se celebra camino. en Europa del 30 de marzo al 2 de abril. El mensaje de la campaña subraya la necesidad de actuar ahora La tormenta de barbaries nos sorprende a para evitar una catástrofe humanitaria y nutricional diario. Cada día aumentan más los territorios con causada por la sequía, la pobreza, los elevados dificultades de vida y de acceso, no en vano las precios de los alimentos, el desplazamiento de la solicitudes de asilo aumentaron un 20% en los países población y los conflictos que afectan a la región industrializados durante 2011, según un informe de la africana de Sahel. Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). No solamente se u liza este derecho internacional por Son estos mensajes humanos los que nos abren cues ones de persecución polí ca, también para huir la puerta de la esperanza. Una ambición reaviva otra de las condiciones económicas o medioambientales. ambición, y por muchas adversidades que nos El fracaso de los gobiernos del mundo en la lucha encontremos, siempre habrá una ilusión por hacer el contra las hondas y persistentes desigualdades bien, que por sí mismo, ya es un gran bien. No hay condena a millones de ciudadanos a huir en busca de mejor predicador que el ar sta, todo lo embellece otras atmósferas más llevaderas. por muy cruel que sea. Aprendamos de la belleza que nos gana siempre por el corazón. Ciertamente, el presente nos atormenta y el futuro nos angus a, pero el pasado nos advierte que 28 de marzo de 2012 debemos aprender de lo vivido. Lo poco que aprendemos es a mirar, otra cosa es ver lo que miramos. Necesitamos aprender a ver, para así poder discernir, la crueldad de la compasión, a los torturadores de las víc mas. Hay que salir del terreno de la confusión. Pese al marco legal internacional creado para comba rla, la tortura también se acrecienta. Algunas mujeres afganas, por ejemplo, cumplen fuertes condenas por abandonar el infierno de su propio hogar, en el que eran maltratadas, 43
44
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
La mirada del otro
Juan Manuel Álvarez
Escritor, creativo
http://blogdelescritorjuanmanuellvarezromero.blogspot.com/
La nuez
Cuentos breves* Una nuez fue a darte en la frente cuando dormías bajo aquel inmenso nogal; posiblemente centenario, alto, robusto, casi que tocaba el cielo. Aún no sabes cómo terminaste ahí, pero dormías profundamente bajo el centenario árbol, en un día de calor extremo. No despertaste del todo hasta la tercera nuez, que fue la que provocó que maldijeses aquel maravilloso lugar. El sol aún estaba alto, muy alto, sobre tú cabeza. Te salvaba de él la sombra del nogal. Mientras te despabilabas observaste que estabas junto a un bosque frondoso, fresco y húmedo, incluso que cerca corría un arroyo de agua dulce que no tardaste en localizar y llegar hasta él. De pronto sen ste una gran paz y protección, pero a la vez estabas asustado y perdido. No sabías cómo habías llegado allí. Después de zambullirte en el arroyo, y refrescarte de aquella humedad pegajosa que provoca el calor en estas zonas boscosas y en la que aún no sabías ubicarte ―mucho menos ubicarla ―, volviste al lugar donde te despertó la nuez, la primera nuez. La confusión no tardó en llegar, tus ideas sobre mismo te estaban haciendo sen r mal. ―Otra nuez más te dio en la cabeza―. Observaste que era una ardilla la que te lanzaba desde lo alto del nogal una nuez tras otra, te decía a su manera que estabas invadiendo su territorio y que te largases, llegaste incluso a verle el entrecejo malhumorado. Pero estabas tan confundido que solo supiste sacarle el puño en señal de protesta. Comenzaste a observar el lugar, entre preguntas de quién eras y qué hacías allí. Aun así, el lugar te estaba llenando de una sensación maravillosa, de paz y no sabías el porqué. ―Daba igual―. Caminaste durante horas alejándote cada vez más del nogal bajo el que despertaste ―y del que traías un buen chichón en la frente―, caminabas sin rumbo, te buscabas a mismo al empo que la salida de aquél lugar en el que de pronto te descubriste. El lugar es hermoso, te decías una y otra vez, este lugar es mágico, y así con estos pensamientos y bienestar sico percibiste que el sol desaparecía a tu espalda, entre los troncos de los nogales que nunca terminaban, y que cada vez era más espeso el entramado de árboles que se mezclaban ya con especies como castaños, álamos y otras como las robinias y arbustos. Comías inconscientemente una nuez tras otra, te agachabas tan solo y tenías varias, sin esforzarte, las par as golpeándolas una contra otra entre tus manos, y todo esto con la mirada perdida en un horizonte que aun no aparecía y que cada vez estaba más oscuro. Estabas dejando atrás el sol, tanto que se convir ó en un pun to. Encontraste un camino, un sendero, posiblemente hecho y trazado por el pasar de algún ciervo o jabalí. Decidiste seguirlo a pesar de no saber de donde venías ni a dónde ibas, seguro que algún lugar llevaría. Pensaste y sen ste la angus a de no saber tu nombre, te mirabas una y otra vez tus manos, tus pies, incluso tu ropa sucia y rota. El silencio te acompañó y persis ó todo el empo, tan solo las lechuzas rompían la monotonía de este, ya no podías ver, te abrazabas a cada árbol como si en ello te fuera la vida. En la oscuridad resaltó el blanco de tus ojos, y el sonido de tus pasos sobre la maleza y madera seca comenzó a predominar. Ya no sabías realmente ni qué eras. Comenzaste a pensar que eras parte del suelo, te sen as pegado a él; de pronto tus manos se quedaron pegadas a aquel tronco grueso y viejo al que finalmente te abrazaste, tus pies se pararon de tal forma que realmente te quedaste pegado a la maleza del suelo. Te hundías en este suelo, en esta materia orgánica que se descomponía lentamente. Sen ste cómo el olor a humus invadía tú cuerpo. Ya no podías tener referencias visuales iden ficables, reconocibles por el ins nto que te llevó hasta este punto. ... Hoy eres una nuez, en una bolsa de supermercado. *Juan Manuel Álvarez Romero.‐ 2012 Cuentos breves 44
Letras, tu revista literaria
45
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
La afilada navaja
Ignacio Fernández Candela*
(Escritor-crítico literario) www.ignaciofernandezcandela.com
"UNA VIDA Y UN AMOR "
Autor: CARLOS KOKORO
Shared Pen Edi on. 2011. EEUU: Amor: La expansión de la espléndida sencillez Ante la premisa literaria de la economía de las palabras en la poesía, Kokoro intensifica el concepto es lís co hasta la sencilla y sublime acentuación de lo apasionado, como cómplice fuerza que comulga plenamente con el sen miento lector. Es así que de la versa lidad en lo disconforme‐ el autor es un gran román co y afecto a la rebeldía contra un mundo programá co y frívolo‐ se halla la unificación de una sensibilidad‐ con ntes es lís cos de exclusividad‐ que sume al tes go de tan sen das letras en una misma línea de encuentro emocional con el autor. Es fácil reconocerse en el alma de este sen r poé co que Kokoro sabe tan excelentemente vislumbrar, para compar r con la colec va memoria de las sensibilidades que nos influyen en ocasiones por la consciencia personalista de las experiencias del corazón. Ciertamente, una influencia así debería darse más a menudo... este escritor nos la despierta. En las letras de Una vida y un amor está implícito el recuerdo de un sen r que todos en mayor o menor medida hemos experimentado y que Kokoro registra con valen a, en la dignidad confesa de lo genuino y sin sucedáneos o subterfugios que descompongan la fina desnudez de lo román co. Kokoro es un reflotador de la esencia en que naufragan los anhelos perdidos que en estas páginas son deseos encontrados… y con ellos la oportunidad que se nos brinda de rememorarlos. La expansión de la sencillez se hace sublime como lo es la esencia del ingenio sensible. Los poemas trascienden más allá de la forma con una dinámica de fondo en el que se expresa una miscelánea de sensaciones que dan elegante 45
iden dad a una bohemia personalísima, donde el amor es la consecuencia de muchas de las inspiraciones que se explayan con virtuosa sencillez por las páginas plenas de un don intelectual muy sen do. La dicotomía emoción‐intelecto, es un condicionante florido que va transcurriendo en la liberación de lo expresado, con la facilidad que supone verse al lector en comunión con el carisma desplegado en la elección de los conceptos que no son ajenos al sen r de quien lo lee. Todo ello salpicado de elegante emo vidad, de un sen r espontáneamente dulcificado en que el dolor se comunica con la ternura de lo rebelde, con maestría que embauca al receptor de estas in mistas confesiones que son las confidencias puras del alma que han dado significado lustroso a la definición universal del poeta. Por todo ello, cuando termina de leerse Una vida y un amor, acomete un deseo su l de visceralidad poé ca para sumergirse de nuevo en el devenir de la oda ¡y qué mejor modo de vivir la inmersión inspirada que leyendo de nuevo, con todo detenimiento en el grato empeño, la odisea versada de una poesía intemporal en este siglo XXI! Odisea como es la sugerencia eterna de la emo vidad que el autor nos desgrana con acierto de espíritu y un sen miento con capacidad de velar los propios nuestros, abarcando las vicisitudes del amor en esa remembranza de lo experimentado y que se nos graba en el alma. Kokoro los graba así de hermosamente en el corazón. *www.ignaciofernandezcandela.com Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Rap-e-ando
Martín Lucía
Escritor
El sur también existe
…pero aquí abajo abajo(…)/se hacen otras cosas/que el norte no prohíbe/con su esperanza dura/el sur también existe. Es éste un extracto de uno de los poemas de la mí ca obra El sur también existe, del poeta uruguayo Mario Benedde . Valga aquí su aparición y reseña como el más sincero homenaje al electorado andaluz en general. En un momento de grave crisis económica, momento en el que la conocida como mass media (española) está en poder, casi pleno, de la derecha (Onda Cero, Cope, ABC Punto Radio, Antena 3, ABC, Telecinco, Cuatro…) y de la extremaderecha (13TV, Intereconomía, El Mundo, La razón, La Gaceta, Esradio…), tras una campaña (preelectoral) de esta serie de medios desacreditando todo lo que se haya hecho en Andalucía por los socialistas, poniendo en solfa el sen do del voto andaluz (voto cau vo…¿acaso el que vota a la derecha no lo hace porque está cau vo de su propio interés? ¿Acaso todo el que vota no lo hace por la opción que más le conviene? Evidentemente, el sesgo de ese califica vo, de ese cau verio, es peyora vo y es el que la derecha siempre ha dado a Andalucía y los andaluces: analfabe smo, ruralismo, PER…), generalizando el (más que lamentable, denunciable, sancionable, execrable) caso de los EREs, ldando a los sucesivos gobiernos socialistas como régimen (como si acaso fuera una dictadura)… en un claro y previsible ejercicio de acoso y derribo a favor de la llegada de Javier Arenas, el sempiterno candidato. Pero no. Andalucía ha votado izquierdas. Y el que quiera ver un cau verio, o el síndrome de Estocolmo, en ese voto, no está haciendo una lectura polí ca correcta. Si en Baleares o Valencia el PP ha ganado tras los evidentes casos de corrupción, si en Madrid Esperanza Aguirre consiguió llegar al poder con un más que dudoso episodio de transfuguismo (Tamayazo), no se debe a la falta de formación del electorado de cada comunidad, sino, posiblemente, a un par do opositor con muchas carencias, como le ha ocurrido al PP de Andalucía durante tres décadas. Y, si no lo en enden así, lo que le va a ocurrir durante muchos ortos. Andalucía, también Asturias, han decidido que hay otro camino que tomar para salir de esta crisis. El éxito de la huelga general del pasado 29 de marzo es un segundo indicador. Pero que esto no nos ciegue. Si hemos optado por otro modelo, queremos que ese modelo se plasme en la realidad y no quede en lo teórico. Que se prac quen polí cas de izquierda. Que, en el caso que más me toca, se favorezca la cultura de base y no sólo a los proyectos faraónicos. Que se mire con lupa el dinero, pero que se haga llegar a las pequeñas producciones (a las que no quieren enriquecerse con un evento anual, sino que trabajaban honestamente produciendo actos pulcramente presupuestados), que el Pacto Andaluz por el Libro no se desinfle, que es el programa Letras Capitales, si ene que recortar, lo haga, por ejemplo, del modesto ágape que se ofrece tras el acto, y no del número de ac vidades (si el recorte de ese ágape conlleva que se pueda celebrar un único acto más, bienvenido sea), que fluya el crédito para la imprentas andaluzas y puedan acometer el paso de la tecnología offset a la digital, haciendo que tengan unos precios más compe vos y que las editoriales andaluzas no tengamos que hacer pedidos fuera de nuestra comunidad, que los grandes fes vales tengan un mayor y exhaus vo control del gasto, con presupuestos más jus ficados y ajustados, pero que se sigan celebrando, que inicia vas como el Proyecto Lunar tenga suficientes medios como para lograr su obje vo, ser “un modelo innovación concebido y diseñado para aportar soluciones a los emprendedores de la Industria crea vo cultural andaluza”, de modo que realmente las puedan aportar… Abogar por otro modelo no es, simplemente, frenar la (autoimpuesta, seudodictatorial) oleada ultraliberal de la derecha europea (¿dónde está la izquierda?), sino prac car polí cas de izquierda, polí cas que incen ven la ac vidad económica, que hagan fluir el crédito para las pequeñas y medianas empresas (en mi caso, culturales), que recaude dinero de las grandes fortunas, del capital, y no del trabajo, que no asfixien a los trabajadores, que no recorten el dinero para la cultura (¿cuándo entenderán que es un sector económico más?)… Solamente llevando esas ideas al plano de lo real, habrán entendido que el sur también existe. 46
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Mejor lo escribo
Columnistas
Maite García Romero
Escritora
se ha disculpado y ha dimi do de su cargo) erradicando precisamente el po de relación basado en el dominio y la sumisión que se ha venido trasmi endo desde incontables generaciones. Día Internacional de la Mujer ¿hasta
cuándo?
Caminaba yo la otra tarde por la avenida de Antonio Machado cuando de pronto pasa un coche anunciando por megafonía una discoteca en la que se ofrecía una copa gra s a las chicas que llevasen minifalda. Mientras seguía mi recorrido me fui preguntando como es posible que todavía hoy haya mujeres que sigan viendo esto como un chollo y accedan gustosas a ese reclamo machista. Y me vino a la memoria el cartel publicitario de una discoteca de Granada que en 2009 hizo reaccionar al Ins tuto Andaluz de la Mujer al mostrar a una chica disfrazada de colegiala para anunciar bebidas gra s a las jóvenes que acudiesen con semejante disfraz, cosa que, por lógica, se asocia con menores aparte de las connotaciones sexuales que conlleva. ¿Por qué –seguí preguntándome‐ se le sigue permi endo a las discotecas que aleguen razones de marke ng y estadís ca con este po de señuelo discriminatorio? Las mujeres no podemos tolerar en nuestras relaciones tanto públicas como privadas ni una afrenta a nuestra dignidad e integridad. Debemos seguir luchando para erradicar de una vez por toda la lacra social de la violencia sexista. Son terribles, inaceptables las cifras de mujeres asesinadas por sus parejas que se producen cada año y las que ya llevamos en los pocos meses del 2012. ¿Cómo es posible que desde 1945 que se firmó en San Francisco el primer acuerdo internacional para proclamar la igualdad de las mujeres con respecto al hombre aún estemos tan atrasados? ¿Tiene lógica que todas las estrategias, programas, normas y movilizaciones de la opinión pública, no lleguen a conseguir unos mínimos obje vos aceptables? Y a propósito: ¿tuvo lógica que ante estas cifras de mujeres asesinadas que se producen la Generalitat de Catalunya diera carpetazo el pasado año al Programa de Seguridad contra la Violencia Machista? Claro que tenía unos costes, por supuesto, pero también tenía unos beneficios. Con lo cual, esta actuación ¿que me deja claro? Pues simplemente que la prevención de la violencia sexista no es asunto prioritario para los polí cos, nada más. La cues ón de que las mujeres hayan pagado y sigan pagando menos que los hombres ó que incluso no paguen nada para entrar en una discoteca o se las invite a una copa, es evidente que forma parte del negocio, donde hay mujeres van hombres, eso está claro. Lo que ya no está claro es que la degradación que se le hace a la mujer con esta ar maña, que es propia de otras épocas, se con núe manejando hoy día. La mujer sigue siendo u lizada por el empresario como reclamo y encima con el agravante de que algunos exijan hasta el atuendo que deben llevar. ¿No es con este po de acciones como se le sigue inculcando a las/
los jóvenes el dominio y la sumisión? ¿De qué hemos logrado liberarnos? No hay duda que se han producido grandes avances hacia la igualdad en los úl mos empos y estos han afectado de forma especial a la juventud, pero aún con núa prevaleciendo en nuestra sociedad la desigualdad y la violencia de género que nace de ella, y de esto tampoco hay duda. Ante tanta incoherencia y desinterés, ante tanta falta de oportunidades y de igualdad salarial, polí ca y eclesiás ca, las mujeres siempre seguiremos luchando y comba endo día a día todas las ac tudes y expresiones que aún subsisten de discriminación por razón de sexo. Las polí cas de igualdad entre seres humanos nunca son un obstáculo sino
la base de la democracia y la seguridad de un pueblo. Tengámoslo en cuenta. Quiero expresar mi solidaridad y mi apoyo a las valientes mujeres de Oriente Medio que han sido protagonistas de las revueltas pero no de los derechos. Que muchas han sufrido hos gamiento, acoso, torturas y otros malos tratos relacionados específicamente con su género. Y que como ha declarado Widney Brown, directora general de Derecho Internacional y Polí ca de Amnis a Internacional “En todo Oriente Medio y el Norte de África las mujeres son una fuerza inspiradora para el cambio al haberse alzado contra regímenes represivos para defender derechos humanos fundamentales y promover la reforma y la igualdad”.
Uno de los obje vos más cruciales del sistema educa vo debería ser la superación del sexismo y la violencia. Aunque claro, llevar a la prác ca este principio no es tan fácil. No basta con que la escuela no sea sexista, exige contrarrestar las influencias que provienen del resto de la sociedad (acabo de ver en las no cias de TV al Presidente de la Asociación de la Prensa de Granada, que ayer, durante un acto que se estaba celebrando, se levantó de la mesa, se quitó el cinturón y se dirigió amenazante hacia unas chicas que portaban una pancarta y gritaban a favor de Pales na. Hoy Publicado en h p://maitegarciaro.blogspot.com.es/ 47
Letras, tu revista literaria
48
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Sin milongas
Carlos Penelas
http://www.carlospenelas.com/
El gato, una carta y dos poetas*
Hoy puedo escribir algo hermoso, trágicamente bello si usted quiere. Por el desencuentro, por algún olvido, por una historia de amor o de desamor que nunca llegaremos a conocer. Por el azar o el des no. O una simple mudanza, un descuido, el diablo que hizo lo suyo. De algo bello donde convergen afectos, historia, evocación. En una sociedad en la cual se miente con descaro, se roba con descaro, se aplaude con descaro y la gente es obsecuente sin vergüenza, viene un gato y nos abre las puertas a la ensoñación, al vuelo, a lo ín mo. Por eso, caro lector, hoy el ar culo se hizo solo. Lo descubrió un gato, la solidaria mirada de un amigo, el empo, la nostalgia. Creo que también el amor, creo que los muelles y los vientos del mar hicieron lo suyo. Aquí va la historia. Para atesorar, para proteger, para memorizar. Días atrás un viejo amigo me entrega una documentación. Le pedí permiso para publicarla y así emocionar al lector sensible. Veladamente, me puso una condición: que estuviese la imagen de su gato. El gato Ga . Convenido, trato hecho. Es mado Carlos: Te escribo a vos este mail ya que son muy pocos aquellos con los que puedo compar r lo que me ocurrió el domingo por la mañana sin tener que dar 48
extensas explicaciones para que comprendan lo que sen . Al salir del mercado chino de la vuelta de casa, con una flamante bolsa de piedritas sanitarias para el gato avancé pocos metros y ví rado en el piso un sobre de correspondencia rasgado, proveniente de España y dirigido a una dirección de Buenos Aires. Es habitual que, por errores del correo, una entrega se efectúe en dirección equivocada y quien la recibe, por lo general previa lectura, la ra a la calle. En esos casos, cuando las encuentro, acostumbro a reenviarla a mi costa y cargo, en un nuevo sobre, a su legí mo des natario. Existen patologías peores. Una vez en casa, lo primero que me llamó la atención al leer el des natario fue que su nombre coincidía con el de un escritor al que yo admiraba, muerto hace muchos años, cuyos textos conocí gracias a recomendaciones de mi madre. No dudé que podría tratarse de una coincidencia. Luego noté que el sello sobre la estampilla de la carta… era del año 60. No tenía sen do reenviarla. Decidí leerla. Adjunto copia de la misma. Sin comentarios, sin explicaciones. Un abrazo, Jorge Raichensztein Veo en el sobre de vía aérea un sello que dice 6‐dic‐60. La estampilla con la imagen del general Franco, el franqueo 6 pesetas. Señor Osvaldo Rossler, Gascón 36, Buenos Aires, Argen na. Al dorso: V. Aleixandre, Velintonia 3, Parque Metropolitano, Madrid (3), España. Leamos la carta manuscrita. Madrid, 6 de diciembre de 1960 Letras, tu revista literaria
49
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Sin milongas
Querido Osvaldo Rossler: Un amigo de Buenos Aires me manda el ar culo que publicó Vd. en se embre en “La Nación”. Muy bella pieza crí ca, vivificada por el poeta que usted es, y que traza una visión honda y abarcadora de la sucesión de mi poesía. Escrita no sólo con mucho cariño sino con un conocimiento del espíritu calador y de veras revelador. Se lo agradezco mucho. Leyéndola he echado nuevamente de menos la proximidad. ¡Cuántas charlas buenas fallidas por la distancia! No me despido de Vd. Algún día haga su viaje a Europa, y vale entonces aparecer por Velintonia, donde sabe Vd. que se le aguarda muy cariñosamente. En la poesía argen na su puesto está muy claro. Siempre lo dejo así a algunos jóvenes españoles. Gracias de nuevo, de corazón. ¡Y adelante! Le abraza Vicente Aleixandre Esta fue mi respuesta. Caro Jorge: Notable, maravilloso. Gracias por compar rlo conmigo cincuenta y dos años después. Nada menos que una carta del Premio Nobel de Literatura ‐el amado Vicente Aleixandre‐ a Osvaldo Rossler, un poeta a quien traté en varias oportunidades. Verdaderamente notable. Algún día, y con tu permiso, escribiré sobre tu hallazgo, agradeciendo al gato, sin duda. Una felicidad plena, un gesto inolvidable. Un abrazo libertario y poé co. Sin más palabras, sin más explicaciones. 49
Carlos Penelas Buenos Aires, marzo de 2012 *Publicado por Carlos Penelas para Carlos Penelas el 3/08/2012 11:48:00 PM Como la mar, los besos
No importan los emblemas ni las vanas palabras que son un soplo sólo. Importa el eco de lo que oí y escucho. Tu voz, que muerta vive, como yo que al pasar aquí aún te hablo. Eras más consistente, más duradera, no porque te besase, ni porque en asiera firme a la existencia. Sino porque como la mar después que arena invade temerosa se ahonda. En verdes o en espumas la mar, se aleja. Como ella fue y volvió tú nunca vuelves. Quizá porque, rodada sobre playa sin fin, no pude hallarte. La huella de tu espuma, cuando el agua se va, queda en los bordes. Sólo bordes encuentro. Sólo el filo de voz que en mí quedara. Como un alga tus besos. Mágicos en la luz, pues muertos tornan. Vicente Aleixandre Letras, tu revista literaria
50
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
La disidencia
Esther Vivas*
h p://esthervivas.wordpress.com De la economía verde, [email protected] [email protected]
y los foros sociales
La defensa de los bienes comunes, los ecosistemas y la biodiversidad es hoy uno de los temas más importantes en la agenda de los movimientos sociales en América La na y esto es precisamente lo que está en juego en la cumbre de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20, que tendrá lugar en junio 2012 en Río de Janeiro. El Foro Social Temá co 'Crisis capitalista, jus cia social y ambiental', que concluyó el pasado domingo 29 en Porto Alegre (Brasil), sirvió para establecer las bases para la movilización social de cara a esta cita clave. La ofensiva del capitalismo, vía la economía verde, para priva zar todos los ámbitos de la vida y la naturaleza se intensifica. Y en un contexto de crisis económica como el actual, una de las estrategias del capital por recuperar la tasa de ganancia se basa en mercan lizar los ecosistemas. Asimismo, se presentan la nuevas tecnologías (nanotecnología, agrocombus bles, geoingeniería, transgénicos...) como la alterna va a la crisis climá ca cuando éstas no harán sino intensificar la crisis social y ecológica que enfrentamos. Todo apunta a que la Cumbre de Río +20 va a servir para despejar el camino a las empresas para legi mar sus prác cas de apropiación de los recursos naturales. De aquí la importancia de la Cumbre de los Pueblos de Río+20, que se celebrará días antes de la cumbre oficial, organizada por un amplio abanico de movimientos sociales y que presentará un programa y una hoja de ruta alterna vos. En Europa y en Estados Unidos, en cambio, la resistencia indignada se centra en la movilización contra los recortes sociales, las priva zaciones, la banca y el pago de una deuda ilegí ma. Temas, paradójicamente, centrales en América La na en las décadas de los años 80, 90 y 2000. Colocar la cues ón de la crisis ecológica y la economía verde en la agenda de estos nuevos movimientos sociales ([email protected] y 50
occupiers) fue otra de las cues ones repe damente planteadas en el Foro Social Temá co. En defini va, la necesidad de vincular la lucha por la jus cia social con la lucha por la jus cia ecológica. Y una úl ma preocupación atravesó este foro, latente en anteriores ediciones y que cobra mayor urgencia al calor de los úl mos acontecimientos, el repensar el proceso del Foro Social Mundial en el contexto de apertura de un nuevo ciclo de protesta social indignada. Los nuevos movimientos sociales que hemos visto emerger en el mundo árabe y el Magreb, Europa y Estados Unidos abordan una agenda de acción al margen de los foros sociales que son un instrumento de una época que ya pasó. A pesar del éxito de la jornada de acción global del 15O (15/10/2011), su coordinación internacional fue más bien débil. Díez años atrás, en cambio, los foros sociales (y en especial el Foro Social Mundial y el Foro Social Europeo) eran uno de los principales referentes del movimiento altermundialista y an guerra, entonces en auge, y actuaban como motor de un programa y una agenda de lucha contra la globalización neoliberal y la guerra. Esto pasó a la historia. Y ahora está por ver de qué nuevos instrumentos de coordinación podrá dotarse esta marea indignada. Lo que es seguro, pero, es que en este camino en construcción hacia nuevos procesos y marcos de trabajo, la experiencia del Foro Social Mundial y de las campañas e inicia vas altermundialistas del periodo anterior no habrán sido en balde sino al contrario. *Esther Vivas ha par cipado en el Foro Social Temá co de Porto Alegre. h p://esthervivas.wordpress.com Letras, tu revista literaria
51
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ Columnistas
Espiritualidad
María Jesús Verdú Sacases*
Vacaciones de ensueño
Me baño en una playa de emociones serenas y transformadoras, mientras olas de plenitud y de bienestar me arropan el corazón. Pensamientos de luz me acarician el alma y me muestran el burbujeo del mar que me guía hacia las profundidades marinas para desvelarme sus secretos. Las ondinas custodian con celo las aguas y contribuyen a mantener sus virtudes de transparencia y de cristalinidad. La magia del agua hace que al observar su fluidez y su curso, nos aporte una tranquilidad de espíritu que no sabemos de donde viene, pero que a veces nos impulsa a hacer un alto en el camino para entregarnos a su contemplación. Tomo una caracola y al acercármela al oído, escucho una sinfonía del mar que me embelesa y que me atrapa en la infinitud de sensaciones acuá cas y chispeantes que el mar me ha rebelado y que me han conver do en su hija junto a las sirenas y las ondinas. Vuelo con ellas y nado hacia el centro de este entorno líquido en el que mi ligereza es mi piel y sobre ella bailan mis sueños en una dimensión onírica donde la fantasía toma las riendas y se funde en mi ser. * María Jesús Verdú Sacases Maestra de Reiki Usui h p://zonailuminada.blogspot.com/ 51
Letras, tu revista literaria
LetrasTRL/ nº 45/2012/ abril/ LETRASTRL
LITERATURA
ARTE & MUCHO MÁS
ISSN: 1989-4198
[email protected] Blog Letras h p://letras.alvaeno.com LetrasTRL ha sido creada para difundir poesía, relato, libros, novela, ensayo, opinión. Queremos dar cabida a Ar stas, Escritores, Músicos, y Creadores sin censuras para que muestren sus obras con entera libertad. La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En
cuanto alguien enciende la televisión, voy a la biblioteca y
me leo un buen libro.
Groucho Marx
LetrasTRL fue creada el año 2009 por el escritor Salvador Moreno Valencia, que actualmente la dirige. LetrasTRL cuenta con más de veinte mil lectores en todo el mundo. 52
h p://alvaeno.com/letrasTRL.htm 

Documentos relacionados

Revista Letras TRL (Enero 2013)

Revista Letras TRL (Enero 2013) Marcos Morneo: Como Ave Fénix  Pedro Luis Ibáñez Lérida: La tudes mudas  Víctor Corcoba: Algo más que palabras  Juan Manuel Álvarez: La mirada del otro  Carlos Penelas: Sin milongas  Carlos Medina ...

Más detalles