“HÚNGARO - NATURALMENTE” Alimentos y bebidas tradicionales

Comentarios

Transcripción

“HÚNGARO - NATURALMENTE” Alimentos y bebidas tradicionales
b1
“HÚNGARO - NATURALMENTE”
Alimentos y bebidas tradicionales de Hungría
“HÚNGARO - NATURALMENTE”
Alimentos y bebidas tradicionales de Hungría
INTRODUCCIÓN
Hungría está bendecida con abundantes recursos naturales: tierras fértiles, con montañas y llanuras donde corren ríos con grandes caudales.
A las orillas del lago Balaton y en las montañas del norte el suelo volcánico ofrece un excelente microclima para la vitivinicultura. Las fuentes
termales hacen posible el cultivo de frutas y hortalizas tempranas de una
calidad extraordinaria. Gracias a su clima y a las condiciones del suelo,
Hungría es un país que ofrece productos agrícolas de sabores variados
y deliciosos. El país produce más alimentos de lo que consume. Así,
desde hace decenios más de un tercio de la producción de la industria
agroalimentaria se exporta a los mercados extranjeros, lo que significa
que este ramo económico es un factor importante entre los ingresos del
país. Durante un largo período Hungría se denominaba “la cesta de alimentos de Europa”. Esta reputación se consiguió no sólo gracias a las
condiciones ambientales del país, sino a la gran cultura del cultivo y el
amor por el campo que se remonta a varios siglos. La alta insolación y
las abundantes precipitaciones favorecen en gran medida que las frutas
y hortalizas, así como los vinos húngaros tengan un sabor característico e incomparable. Los platos y alimentos preparados
de carne y pescado corresponden en todo a los requisitos más
modernos, aunque son elaborados con métodos tradicionales. El resultado de la unión de la modernidad y el tradicionalismo son unas comidas para reyes. Especialistas
altamente calificados dan su indispensable aportación para
asegurar que en la fase de elaboración de los alimentos nazcan
los mejores productos que, a su vez, serán garantes de la excelente calidad de platos y bebidas en nuestras mesas. Gracias también a
ellos, productos como el salami Pick, el vino de Tokaj, el amargo Zwack
Unicum y otras especialidades mencionadas en esta publicación llegaron
a ser conocidos y solicitados en todo el mundo. Sin embargo, la tradición
y la cultura de producción, las buenas condiciones de cultivo y el buen
clima, como la serie de productos únicos de Hungría no son suficientes
para asegurar un significativo y sostenible éxito comer- cial. Hay que
mantener una calidad verdaderamente excelente
– mejorando consistentemente – aplicando
todos los estándares de la Unión Europea
al respecto.
VERDURAS
Productos frescos de
Hungría para su salud
Las verduras representativas de
Hungría son el
pimiento rojo y
verde y la cebolla de Makó. Estos
productos
son
conocidos
y solicitados en
los mercados europeos por su excelente calidad,
sabor y aroma.
A estos productos se han unido recientemente las cada vez
más populares champiñones húngaros.
Sus
cualidades
biológicamente
activas muy cercanas a las de
los hongos salvajes consituyen
una característica
que
se obtiene gracias a las condiciones especialmente favorables
para su crecimiento.
PIMIENTO VERDE
Los pimientos frescos son muy conocidos no sólo en Hungría sino en
toda Europa. El pimiento de Szentes es una variedad especial de los pimientos verdes. Esta verdura es el ingrediente básico de los pimientos
rellenos, una especialidad de la cocina húngara. La tradición del cultivo
de pimientos en los alrededores
de Szentes se remonta a varios
siglos. Esta región se caracteriza
por tener el mayor número de
horas de sol en Hungría y unas
condiciones de suelo muy favorables. Además de su excelente sabor y aroma, este producto
típico de Hungría es sorprendentemente rico en vitamina C. Por su finísima capa exterior se digiere fácilmente.
PIMIENTO ROJO
En el siglo XIX se notó que las espectativas de vida de los habitantes de Kalocsa y Szeged eran superiores a la media nacional. Una de las razones, se supone, era el alto consumo
de pimiento rojo (paprika). De hecho, estas dos regiones son
los centros de producción de pimiento rojo en Hungría y no
por casualidad, puesto que en éstas el número de las horas
de sol – el factor más importante en la producción del pimiento de
calidad - es el más alto del país. Además, los habitantes de estas dos regiones tienen especial experiencia en el cultivo del pimiento rojo. Aparte
de las condiciones ambientales, los altos requisitos de los estándares en
el desarrollo de variedades y en la tecnología de cultivo y elaboración
contribuyen considerablemente para poder obtener un pimiento rojo de
excelente calidad. En la producción del pimiento rojo húngaro la atención personal de los agricultores que se ocupan del cultivo se une a la
eficiencia de los métodos industriales de elaboración, completados con
un severo control de calidad. El pimiento rojo de Kalocsa o de Szeged es
más que una de las especias: es también un medicamento homeopático.
Su sabor es uno de los sabores fundamentales que utiliza la típica cocina
húngara y no es siempre picante, como lo piensan muchos.
LA CEBOLLA DE MAKÓ
El cultivo de la cebolla en Makó tiene una historia de más de 250 años,
lo que hace de esta región una de las más antiguas zonas de horticultura
en Hungría. La cebolla de Makó ganó la medalla de oro en la Exposición
Mundial de Bruselas en 1882 y desde entonces es cada vez más conocida en los mercados europeos. El suelo del área de cultivo de Makó es
tierra de aluvión a causa del río Maros que atraviesa la zona. La combinación de tierra de aluvión como tierra de cultivo y las favorables condic i o n e s climáticas explican tanto la óptima adaptación de esta planta
para la
producción en esta región como el alto contenido de material
seco de esta cebolla casi perfectamente redonda, de
carne jugosa y dura de color marfil cubierta con
varias hojas de color bronce. La cebolla de
Makó tiene un sabor único que no se debe
dejar de probar. Además, cuenta con un carácter bioactivo altamente curativo y preserva
la salud en un grado más elevado que cualquier otra variedad de cebolla.
FRUTAS
La fruticultura se practica en Hungría con mucha habilidad desde hace
siglos. Las sabrosas y fragantes frutas húngaras son muy conocidas en
toda Europa.
Hungría cuenta con unas condiciones extremamente favorables
para la fruticultura. El clima continental, el alto número de horas
soleadas y las buenas condiciones de suelo son perfectos
para el cultivo de la manzana,
las frutas de hueso y las frutas
en bayas.
Encontramos áreas de fruticultura en las pendientes de
las montañas, en las llanuras
y también en los valles de
los ríos.
La produccción de frutas
de Hungría, que casi alcanza un millón de toneladas,
es excepcional en Europa Central. En cantidad
domina la manzana, sin
embargo las guindas, las
cerezas, el albaricoque
y la nuez se distinguen
por su extraordinaria
calidad y el gran número de las variedades
recientemente desarrolladas.
La base biológica de
la fruticultura consiste en los materiales
de fecundación provenientes de plantaciones excentas de
virus bajo supervisión estatal.
ALBARICOQUES
El cultivo de albaricoques cuenta con una gran historia en
Hungría: la cuenca de los Cárpatos es el tercer centro genético de esta fruta. Con una sistemática divulgación de
sus variedades singulares se creaban plantaciones de
albaricoques ya desde el siglo XVII. Para el siglo XIX,
en algunas áreas, el albaricoque se convirtió en el
cultivo dominante. El albaricoque producido en los
alrededores de Kecskemét era el producto más importante en conquistar los mercados de exportación,
gracias a su característico sabor y aroma, como también
a las diferentes formas en que se podía utilizar esta fruta. El aguardiente
(pálinka) de albaricoque (conocido también como “fütyülős” o ‘silbante’
porque hace silbar a los incautos que lo toman) se convirtió también en
uno de los productos más solicitados de Hungría que es notable también
por el diseño especial de las botellas en las que se vende.
MANZANAS DE HUNGRIA
En las condiciones climáticas extremamente favorables que caracterizan
Hungría es posible producir manzanas de incomparable sabor y aroma.
Además de las legendarias variedades cómo Jonathan y Starking, llegan
a los mercados cada vez más manzanas Idared, Jonaglod y Mutsu, cuyas características interiores son igualmente excelentes. Los agricultores
que proveen a los consumidores tanto de manzana fresca como procesada sabían obtener beneficio de las buenas condiciones de producción
aprendiendo nuevos métodos contínuamente. El atento uso de las tecnologías ecológicas - cada vez en mayor medida - asegura una producción
excepcional en todos los aspectos. Hungría es el principal productor de
zumo concentrado de manzana en el mundo – también en simples
términos cuantitativos – a causa de su gran éxito en
utilizar la variedad Jonathan como materia base, además del acertado uso
de la maquinaria y equipos más modernos en el proceso de producción.
Las incomparables calidades aromáticas, el sabor armonioso del zumo concentrado y del zumo de manzana preparado de éste se deben a la variedad
Jonathan.
“CONSERVADO DE
MODO NATURAL”
Conservas de frutas y mermeladas
La industria de conservas de Hungría cumple cien años. Fue precisamente entonces cuando - para
tener que abandonar sus orígenes caseras - la conservación de
frutas creció tanto. La evolución
de la producción hasta el grado
industrial actual representa un
hito para la industria de conservas de Hungría. Su topografía
y clima hacen que Hungría sea
un país especialmente bueno
para la fruticultura, base de la
industria de conservas. Las
frutas del tiempo – desde las
fresas hasta las manzanas –
constituyen el material fresco de más alta calidad para
la producción de mermeladas
de alto contenido de frutas
y de conservas hechas con
la más amplia gama de variedades de frutas. Gracias
a la alta tecnología de elaboración de productos de
calidad el color, el sabor y
el aroma de las frutas húngaras conservadas en botellas herméticamente cerradas pueden conocerse
también en los continentes más distantes.
PURE DE TOMATE
Las montañas y llanuras donde se practica la viticultura y la
fruticultura, junto a la horticultura y a la industria y la industria hallan su punto de encuentro en el valle donde
se sitúa la ciudad de Hatvan. Fue aquí donde la familia Hatvany hizo registrar en 1934 la denominación
de la marca Faisán de Oro para el puré de tomate de su producción. Los tomates, el producto
más conocido de esta región, son particularmente buenos para la producción de puré de tomate
por su alto contenido de materia seca. Los tomates que dan la materia
base del famoso puré de tomate húngaro crecen bajo condiciones controladas, lo que garantiza un producto final de alta calidad en el que se
mantiene el característico sabor y aroma de los tomates frescos. El puré
de tomate Faisán de Oro, uno de los productos más exportados de Hungría, consiguió con los años una significativa reputación internacional.
ENCURTIDOS
La producción anual de hortalizas en Hungría excede las 1.5 millones
de toneladas. Una producción de esta medida, además de la venta de
los productos frescos, significa que hay una considerable cantidad de
alimentos que deben ser procesados. Los alimentos húngaros llegaron a
tener fama legendaria ya en el pasado. Además de la base tecnológica se
encontraban aquí todas las condiciones necesarias para el procesamiento industrial de los alimentos, como el continuo control de la producción
y la difusión de los métodos que permitían que los alimentos fueran dañados lo
menos posible durante su elaboración.
Los métodos modernos garantizan que
los ingredientes naturales de las hortalizas, materia base para los encurtidos, se
preserven de la mejor manera posible.
Los números sobre la exportación
de los productos de la industria de
conservas de Hungría pueden confirmar la popularidad de este tipo
de proceso de elaboración.
PRODUCTOS CONGELADOS
Con una historia de más de 50 años la industria
de productos congelados de Hungría se vale de
la tecnología más moderna y utiliza materiales frescos de la más alta calidad (ricos en
vitaminas y minerales), de sabor y aroma
característicos, de color natural y con un
contenido de materia seca más alto de
la media. Entre las frutas las frambuesas son muy solicitadas en el mercado de productos congelados por
su excelente aroma e incomparable gusto, al igual que las moras, las
guindas y las grosellas negras. Entre las
verduras los más demandadas se encontramos los guisantes, las judías verdes, el maíz, el
brécol, la cebolla, el pimiento, la coliflor, la zanahoria y
las diferentes mezclas de verduras húngaras. Para corresponder a las exigencias del m e r c a do europeo, la industria de productos
congelados de Hungría está buscando constantemente la manera de
mejorar el grado de elaboración de
sus productos para hacerlos cada
vez más atractivos al cliente. Son
particularmente especiales y típicamente húngaras las pastas
congeladas, como por ejemplo
los bollos rellenos de ciruela, la
pasta rellena de mermelada, los
gnocchi dulces y los tallarines
que se sirven generalmente
con el gulash tradicional húngaro.
MIEL
La apicultura en Hungría se remonta a más de mil
años. Se conocía ya en la época de la conquista
de nuestra patria por los tribus magiares – que
se denomina “Honfoglalás”. En 1797, en la primera escuela superior de agricultura independiente de Europa, el ‘Georgicon’ de Hungría
(Keszthely), la apicultura se integró en el plan
de estudios. Las condiciones ambientales
de Hungría son muy favorables tanto a la
apicultura como a la producción de miel.
Como resultado de la difusión global del
uso de fertilizantes químicos y pesticidas en la agricultura, el valor de la miel
de acacia de Hungría aumentó aún
más, porque los bosques de acacia
no requieren este tipo de cuidado.
La miel de acacia entró en la categoría de productos biológicos y
naturales. Por estas razones, los
bosques de acacia que proporcionan grandes cosechas de
miel, forman la base de la apicultura húngara. Aparte de estos bosques de acacia, Hungría ofrece también otros
grandes territorios para la
apicultura, ya que por lo
que se refiere a las diferentes variedades de
miel, actualmente hay
una gran demanda de
miel de tilo y de castaña. La especial
combinación
del
clima favorable y la
flora del país, al igual que la
experiencia de los apicultores húngaros garantiza la excelente calidad de la
miel y los productos de apicultura de nuestro país.
CARNES
Carnes de ave
A pesar de que las valiosas tradiciones de la avicultura en Hungría han
sido cuidadosamente preservadas, el reconocimiento internacional del
sector se formó principalmente sobre la base del amplio desarrollo del
proceso industrial de las carnes de ave. Así, los productos tradicionales
de exportación de Hungría como el hígado de ganso y otros artículos
de marca registrada son muy populares en todo el mundo. Una de las
razones principales de este éxito es que los rayos del sol, las condiciones especiales del suelo y del ambiente en general influyen – directa o
indirectamente – de manera considerable sobre la carne de las aves. La
alimentación de las aves en Hungría y las líneas modernas de elaboración de carne garantizan igualmente que la carne de aves húngara tenga
un sabor riquísimo. Hungría, aunque quiera llegar al nivel de los países
más industrializados, no pone en peligro sus dotes naturales. Nuestro
país tiene unas condiciones ambientales y de suelo extremamente favorables hasta en comparación con Europa Occidental y también respecto
a aspectos como la densidad de la población y la del ganado, por lo cual
en Hungría es posible aplicar en amplia medida métodos de crianza alternativos. Las investigaciones húngaras contribuyeron notablemente a
mejorar la cría de gansos y patos (sobre todo la de los gansos). Como
resultado de estos adelantos significativos, la calidad y la fiabilidad de
los productos de carne de ave húngara son cada vez más altas.
EL SALAMI PICK
Cuando Marton Pick fundó su fábrica de salami en 1869, no podía creer
ni siquira en sueños que al final del siglo XX el salami Pick, de sabor singular, seguirá fabricándose según la receta original que desde el principio hasta hoy ha quedado en secreto. La maduración del salami se hace
hasta hoy según el método tradicional, usando la combinación original
de carne y especias. Este es el secreto del aroma especial del salami
Pick. Para obtener esta singular combinación de sabores, además de
la experiencia y la tradición,
son esenciales el viento
fresco que sopla desde
el río Tisza que corre
cerca de la fábrica Pick
y el favorable microclima de la región de
Szeged que ayuda
en gran medida el
proceso de maduración. La tecnología de elaboración
del salami se perfeccionó durante
los años y la fabricación segura
en cámaras de
maduración climatizadas con
el esmero tradicional es la
garantía
de
la más alta
calidad. (El
salami Herz
es producido con una
tecnología similar
y con un
método
igualmente tradicional).
EL CHORIZO DE GYULA
El chorizo de Gyula recibió su nombre de la ciudad
omónima. Es un chorizo medianamente picante,
preparado a base de carne de cerdo y de vaca y
tocino (de grasa). Esta mezcla se inyecta al intestino delgado previamente limpiado de cerdo y se
pone a ahumar. Los origenes de este producto remontan a los inicios del siglo XIX. Por entonces
se preparaba en pequeñas fábricas. En 1935 este
producto ganó el diploma de oro en la Exposición Mundial de Alimentos de Bruselas. El chorizo de Gyula (Gyulai kolbász) mantiene su gran
popularidad hasta nuestros días, esto se debe
en gran medida a su sabor delicado en el que
dominan las aromas del pimiento rojo de Hungría, de la pimienta, del ajo y de la alcaravea
que se completan con el efecto de la ahumación tradicional. La aplicación severa de la
especial tecnología de producción garantiza
que el chorizo se pueda conservar por mucho tiempo.
CARNES DE CAZA
Por sus excepcionales cualidades naturales Hungría es, de modo merecido, un país popular entre los cazadores. Sus bosques y prados, ricos en
grandes y pequeños animales de caza, cumplen frecuentemente los sueños de los cazadores. Gracias a la eficiente gestión de los animales de
caza, en muchos países la carne de caza húngara llegó a ser considerada cómo una verdadera delicia para los
gourmets. Esta reputación es totalmente garantizada, los animales de caza de
Hungría son fuertes debido a la clima
continental, resistentes a las enfermedades y tienen carne sabrosa. La
carne de caza contiene importantes
minerales y
una gran cantidad de vitaminas disolubles en agua. Este tipo de carne
es fácil de digerir. En fin, la carne
de caza tiene todas las cualidades
para convertirse en el plato más
importante de cualquier mesa
festiva.
QUESO DE OVEJA
En Hungría hay muchas fábricas de queso que
se especializaron en el proceso de elaboración de la leche de oveja. Llevan funcionando desde hace varias décadas por lo que podemos estar seguros de que la producción
está en manos de expertos que tienen una
gran experiencia en este campo. Las ovejas se crían en un ambiente natural. Existe un seguimiento constante con respecto a las técnicas de reproducción y de
alimentación, manteniendo así la buena
calidad del material fresco a base de la
cual se produce el queso. Los productos hechos de leche de oveja no sólo
se fabrican, sino se exportan también
desde hace muchos años. La calidad
especial de este queso radica en el
incomparable gusto de cada variedad. El queso hecho de leche de oveja
tiene un sabor especial.
VINOS DE HUNGRIA
VINO DE TOKAJ
El vino de Tokaj tiene un estatus especial entre los vinos nobles. Este
sabor especial se explica principalmente con el hecho de que llas variedades de uva de la región vinícola Tokaj-Hegyalja - Furmint, Hárslevelű y
Muscat de Lunel - son variedades de maduración tardía. La vendimia tiene lugar a finales de octubre. Las uvas
pueden sobremadurar también bajo la
influencia de este microclima especial.
Las lluvias de otoño y la niebla del alba
son la causa de la Botrytis cinerea (podredumbre noble) que cubre las uvas.
Las horas de sol ayudan la formación
de glucosa y la pasificación de las
uvas. Los vinos que se producen de
uvas maduradas de esta manera son
algo agrios y ricos en sabor. El vino
madura en bodegas profundas de
600-700 años cavadas en la roca
que mantienen una temperatura interna de 10-12ºC. La humedad se
mantiene entre 79 y 98% debido al
claosporium cellare
(el moho noble) que
cubre las paredes. El
vino madura en pequeños barriles de
madera (de 136-220
litros) y adquiere
el especial color,
sabor, perfume y
aroma del vino de
Tokaj después de
varios años.
EGRI BIKAVÉR
(SANGRE DE TORO DE EGER)
En las bodegas de Eger, una de las ciudades húngaras más atractivas
rodeada de pendientes soleadas, se produce desde hace siglos el vino
de color rubín - Egri Bikavér - de fama internacional. Este vino que se produce a partir de las variedades de uva cultivadas en la región vinícola de
Eger, obtiene su característico sabor y aroma gracias a las condiciones
climáticas especiales y al suelo volcánico. Su carácter distintivo se debe
a la mezcla de diferentes variedades de vino en la que se combinan,
por ejemplo, el gran cuerpo del Blaufrankisch, la fragancia del Cabernet
Sauvignon y la suavidad del Merlot. La armonía entre
las diferentes componentes de vino se obtiene durante
la maduración en barricas de roble colocados en
bodegas cavadas en la famosa toba de Eger. Se
dice justamente que ‘El Egri Bikavér es, entre los
otros vinos tintos, como el rubín
de fulgor profundo,
rojo como la sangre, en el centro
de una corona
adornada
de
brillantes.’
VINOS HÚNGAROS PREMIADOS
“Nunca antes había tantos vinos compitiendo a nivel mundial” – declararon los organizadores en la ceremonía de apertura del Concurso Mundial
de Bruselas en 1999.
Había en total 2.425 vinos procedentes de 32 países. Hungría consiguió
3 medallas de oro y 13 de plata de los 46 diferentes tipos de vino con los
que participó. Estos resultados incluso sobrepasaron el límite definido
por la OIV para la otorgación de medallas, o sea el 30%.
No fue fácil de competir: nuestros vinos de alta calidad tenían
que pasar por diferentes pruebas frente a una larga serie de
vinos igualmente excelentes.
Nuestros vinos blancos más destacados y los vinos húngaros
producidos con el método moderno reductivo tuvieron en esta
competición una participación especialmente destacada.
Todos los vinos de uvas pasas de Tokaj (Tokaji aszú) que
entraron en competición - con una excepción - ganaron alguna medalla. Este hecho refleja el distinguido aprecio de estos vinos especiales. Los organizadores
del concurso aplaudieron el
éxito de los vinos húngaros añadiendo que “todos
éstos pasaron las pruebas
del Concurso Mundial
de Bruselas”.
AGUA MINERAL
El agua mineral que llega a la superficie desde una
gran profundidad es el conocido tesoro de Hungría
desde tiempos antiguos. Las fuentes termales de
Pannonia fueron populares ya entre los antiguos romanos que usaban estas aguas tanto para curarse
como para apagar su sed. La fama del agua mineral y los baños termales de Hungría se conoció en
todo el mundo a principios del siglo XX. y hasta
hoy se clasifican entre las mejores aguas minerales y termales de Europa por su alto contenido
mineral además de su agradable y suave sabor.
Una de las consecuencias de la singular posición
geológica de la cuenca de los Cárpatos es que la
mayor parte de las aguas minerales de Hungría
surge de fuentes termales. Por ejemplo, la temperatura del
agua mineral de la isla de Margarita en Budapest se acerca a los 70ºC.
Las aguas minerales de Hungría son embotelladas con las líneas de producción más modernas, en su forma natural o con dióxido de carbono
añadido. El sabor incomparable y la claridad natural de las aguas minerales húngaras brindan una singular experiencia para su consumidor.
AGUARDIENTES
A G U A R D I E N T E – ‘ P Á L I N K A’
– DE FRUTA
¿Cómo está de bueno el Pálinka húngaro? Eduardo VIII, heredero del trono de Inglaterra respondió así a esta pregunta cuando visitó Hungría en
el año 1935: “El Aguardiente de Albaricoque de Kecskemét, tomándolo
con soda es mejor que el whisky y tomándolo con té es mejor que el
ron.” La fruta cuyo deliciosa e incomparable aroma floral y ligero buqué
de sabor a especias se transmite a los aguardientes nobles de frutas,
se produce con la mayor experiencia en frutales cultivados. Después de
dejarlo reposar y madurar, el aguardiante será más suave, ligero y redondo con un sabor y aroma armoniosamente integrados. De esta forma
la maravillosa fruta húngara se convierte en un aguardiente de fruta que
inimitablemente se parece al producto fresco del que se ha preparado.
ZWACK UNICUM
BOMBÓN DE GUINDA AL COÑAC
“Das ist ein UNICUM”. “Esto es único”. Al haberlo degustado por primera vez estas fueron las palabras del Emperador José II dirigidas al físico
de la corte, Zwack, quien inventó este extraordinario licor. Esta exposición dió a este amargo su denominación
que, tal vez, lo dice todo. El Unicum, uno
de los licores más populares de Hungría
con su característico aroma representó y
siginificó durante más de 200 años la tradición húngara, una calidad excelente y
una presentación única. La denominación
Zwack da garantía a todo eso. Pero ¿qué
es el Unicum? Por ser un secreto su composición exacta no puede ser relevada ...
Sin embargo si se puede desvelar que el
Unicum es una ingeniosa mezcla de más
de 40 hierbas y especias cuidadosamente seleccionadas. El largo proceso de maduración de más de 6 meses se lleva a
cabo en barriles de roble lo que le da al
Unicum su inimitable sabor amargodulce y su buqué exótico. El Unicum es un aperitivo o un licor
de postre perfecto, gracias
a su efecto benéfico y
calmante para el estómago.
Los bombones de guinda al coñac y chocolate son un postre tradicional
húngaro. Este postre está hecha a mano para asegurar la excelente calidad y la perfecta armonía entre el licor y el chocolate amargo. Las guindas, todavía con su hueso, se envejecen en barriles en una solución alcohólica al 72%. Los barriles no deben ser abiertos entre Julio y Noviembre.
Durante este período, las guindas absorben el alcohol y el contenido de
los barriles tendrá 28-30 grados de alcohol. Después del baño de alcohol, se quita el hueso a las guindas que se bañarán en crema fondant
caliente con sabor a guinda y al final las frutas se colocan sobre una base
de chocolate y se secan. Para concluir el proceso, las guindas se cubren
con una delicada capa de chocolate.
GASTRONOMÍA
Durante mucho tiempo se creía que los antepasados nómadas de los
húngaros ablandaban la carne bajo su silla de montar. Ahora sabemos
que esto no es verdad. La carne cruda colocada bajo las sillas servía para
aliviar las heridas en las espaldas de los caballos, causadas por las sillas
durante un largo camino. Como en Francia y en otros países también, la
gastronomía forma parte importante de la cultura húngara. La razón por la
cual la cocina húngara no pudo ganarse el reconocimiento internacional
antes de las pasadas décadas es simple, antes no había personas cualificadas que hubieran podido emprender la sistematización de sus diferentes aspectos. Hungría es conocida en todo el mundo por sus deliociosos
platos y sabrosas bebidas. Nuestro país recibe cada año unos 30 millones de turistas que pueden disfrutar de la hospitalidad de los húngaros.
Aunque durante siglos fue influenciada por la cocina de otras naciones, la
originalidad y las tradiciones de la gastronomía húngara siempre se han
mantenido. La cocina húngara tiene la ventaja añadida de poder basarse
en una agricultura y una industria agroalimentaria totalmente moderna.
Los turistas extranjeros se interesan principalmente por los sabores clásicos de la gastronomía húngara, las especialidades y
los postres que no se pueden encontrar
en ninguna otra parte del
mundo.
SOPA DE PESCADO HÚNGARO
Una buena sopa de pescado se prepara generalmente con diferentes tipos de pescado. Ponga dos cebollas finamente cortadas en una olla y
fríelos en un poco de aceite hasta que queden opacas. Echeles pimiento
rojo molido y sal a su gusto. Añada 250-300 gramos de pescado blanco
– por ejemplo carpa o siluro – por persona y cocine la sopa hasta que el
pescado quede blando. Después haga pasar el pescado por un colador.
Añadiendo un poco de agua, ponga en la sopa los filetes de pescado con
pimiento verde y tomates y cocínelo todo a fuego lento, hasta que esté
listo. Se acompaña muy bien con un vino tinto seco.
GULASH HÚNGARO (GULYÁS)
Tome 600 gramos de carne de vacuno y córtela en dados de 2 centímetros. Corte finamente una cebolla mediana y fríela en un poco de aceite
hasta que quede opaca. Echele una cucharadita de pimiento rojo molido controlando que el pimiento no se queme y añada
inmediatamente la carne. Mézclelo todo
durante unos minutos hasta que todas
las partes de los dados de carne cogan
color. Añada sal y agua suficiente para
cubrir la carne. Cocínelo a fuego lento.
Puede añadir también 1 o 2 pimientos
verdes y tomates. Vigile que el agua
no se evapore. El plato está listo si
la salsa no es ni demasiado espesa
ni demasiado líquida. Se sirve en un
plato hondo con guarnición de arroz
o tallarines, decorado con unas rodajas de pimiento verde picante.
Para más información póngase en contacto por favor con el AMC
Publicación del AMC
Esta publicación fue patrocinada por Centro de Marketing Agrario Comunitario de Hungría (AMC), Organismo Público con personalidad jurídica
propia del Ministerio de Agricultura y de Desarrollo Rural
H-1042 Budapest, Árpád út 51-53.
CP: H-1355 Budapest Apartado de correos: 23
Teléfono: +36 1 450-8800
Fax: +36 1 450-8801
www.amc.hu
[email protected]
CENTRO DE MARKETING AGRARIO
C.P. 1042 Budapest, Árpád út 51-53.
teléfono: +36-1-450 8800, fax: +36-1-450 8801
www.amc.hu, [email protected]

Documentos relacionados