Plan de Manejo de la Reserva Biológica Limoncocha

Comentarios

Transcripción

Plan de Manejo de la Reserva Biológica Limoncocha
Plan de Manejo de la Reserva Biológica
Limoncocha
Diciembre, 2011
Preparado por: María Fernanda Armas y Sergio Lasso B.
Tabla de contenido
TABLA DE CONTENIDO................................................................................................................................... II
LISTADO DE FIGURAS.................................................................................................................................... III
LISTADO DE CUADROS...................................................................................................................................IV
LISTADO DE GRÁFICOS................................................................................................................................. VI
LISTADO DE FOTOGRAFÍAS........................................................................................................................VII
1. DIAGNÓSTICO SITUACIONAL (RESUMEN EJECUTIVO).................................................................... 1
2. OBJETIVOS DEL PLAN ................................................................................................................................12
3. EVALUACIÓN DE LA EFECTIVIDAD DE MANEJO DE LA RESERVA BIOLÓGICA
LIMONCOCHA....................................................................................................................................................21
4. ANÁLISIS DE LA CATEGORÍA DE MANEJO DE LA RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA. .36
5. PLAN DE MONITOREO................................................................................................................................ 42
6. PROPUESTA DE ZONIFICACIÓN DE LA RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA.......................47
7. IDENTIFICACIÓN DE ACTORES Y PROPUESTA DEL COMITÉ DE GESTIÓN LOCAL DE LA
RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA....................................................................................................... 51
8. PROGRAMAS DEL PLAN DE MANEJO DE LA RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA.............55
9. ESTRATEGIA DE SOSTENIBILIDAD FINANCIERA..............................................................................62
ANEXO 1: DIAGNÓSTICO SITUACIONAL DE LA RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA..........65
ANEXO 2: IDENTIFICACIÓN DE PROBLEMAS ACTUALES Y POTENCIALES EN LA RESERVA
BIOLÓGICA LIMONCOCHA......................................................................................................................... 324
ANEXO 3: REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS......................................................................................... 344
LISTADO DE FIGURAS
Figura 1
Figura 2
Figura 3
Figura 4
Figura 5
Figura 6
Figura 7
Figura 8
Figura 9
Figura 10
Figura 11
Figura 12
Figura 13
Figura 14
Figura 15
Figura 16
Figura 17
Figura 18
Figura 19
Figura 20
Figura 21
Figura 22
Figura 23
Figura 24
Figura 25
Figura 26
Figura 27
Mapa de Ubicación General
Mapa Geológico
Mapa Hidrogeológico
Mapa Geomorfológico
Mapa de Cambio Temporal del Cauce del Río Napo (1975 – 2001)
Distribución espacial de la dinámica registrada por cada período de análisis.
Distribución espacial de la dinámica registrada para el espejo de agua de la
Laguna Limoncocha por cada período de análisis.
Mapa de Suelos
Descripción de las Muestras de Sedimentos
Mapa Hidrológico y Calidad de Agua
Mapa de Vegetación de la RBL
Mapa con Puntos de Muestreo de Aves
Mapa con Puntos de Muestreo de Mastofauna
Mapa con Puntos de Muestreo de Herpetofauna
Mapa de Zonificación para el muestreo de caimanes y tortugas charapas
Mapa con la Ubicación de Caimanes en la Laguna Limoncocha
Mapa con la Ubicación de Tortugas charapas en la Laguna Limoncocha
Mapa con Puntos de Muestreo de Macroinvertebrados
Mapa con Puntos de Muestreo de Ictiofauna
Mapa de Redes colocadas en la Laguna
Mapa de Tenencia de Tierras
Mapa de Accesos a la Laguna
Mapa de Áreas Deforestadas dentro de la RBL y su Zona de
Amortiguamiento que Afectan a la Flora y Fauna del Área
Mapa con Bosques Maduros Ubicados entre las Comunidades de Itaya y
Santa Elena. Zona de Cacería
Mapa con las Áreas de Macroinvertebrados y Peces Afectados por Procesos
Antrópicos.
Impactos Potenciales que Afectarían a la RBL por el Crecimiento
Poblacional.
Mapa de Zonificación de la Reserva Biológica Limoncocha.
LISTADO DE CUADROS
Cuadro 1
Cuadro 2
Cuadro 3
Cuadro 4
Cuadro 5
Cuadro 6
Cuadro 7
Cuadro 8
Cuadro 9
Cuadro 8
Cuadro 9
Cuadro 10
Cuadro 11
Cuadro 12
Cuadro 13
Cuadro 14
Cuadro 15
Cuadro 16
Cuadro 17
Cuadro 18
Cuadro 19
Cuadro 20
Cuadro 21
Cuadro 22
Cuadro 23
Cuadro 24
Cuadro 25
Cuadro 26
Cuadro 27
Cuadro 28
Cuadro 29
Cuadro 30
Unidades Litológicas Permeables por Porosidad Intergranular
Resultados de los Análisis In-situ de Agua Subterránea
Resultados Analíticos de Laboratorio de la Calidad de Agua Subterránea
para Consumo Humano
Unidades del Paisaje Geomorfológico
Superficie (en hectáreas) de las categorías interpretadas para cuatro años de
análisis en el área de la Reserva Biológica Limoncocha
Pérdida de cobertura vegetal natural por período para el área de la Reserva
Biológica Limoncocha.
Muestras de Suelos
Resultados Agronómicos de los Suelos
Descripciones de las Unidades del Mapa de Suelos
Resultados Químicos de las Muestras de Sedimentos
Resumen del Análisis Geotécnico
Criterios de las Limitaciones del Suelo para la Construcción
Criterio de la Limitación del Suelo para la Recuperación Vegetal
Limitaciones del Suelo para la Recuperación Vegetal
Estaciones Meteorológicas
Precipitación Mensual (mm)
Temperatura (ºC)
Velocidad del Viento (m/s)
Humedad Relativa (%)
Niveles de Ruido
Flujo y Área de las Cuencas
Métodos Analíticos para la Colección de Muestras de Agua
Resultados de los Análisis de la Calidad de Agua en el Campo
Resultados Analíticos de Laboratorio de la Calidad de Aguas
Ubicación de las Muestras de Vegetación en la Reserva Biológica
Limoncocha
Resumen Comparativo de las Parcelas Permanentes 1, 2 y 3 en la reserva
Biológica Limoncocha
Especies Endémicas Registradas en la Reserva Biológica Limoncocha
Ubicación de las Muestras de Avifauna
Ubicación del Punto de Partida para el Recorrido de Aves Acuáticas en la
Laguna Limoncocha
Coeficiente de Similitud de la avifauna de los Puntos de Muestreo Evaluados
en la Zona
Índice de Diversidad en el Cuerpo de Agua Recorrido (Laguna Limoncocha)
para el Conteo de Aves Acuáticas
Ubicación de las Muestras de Mastofauna en la Reserva Biológica
Limoncocha
Cuadro 31
Cuadro 32
Cuadro 33
Cuadro 34
Cuadro 35
Cuadro 36
Cuadro 37
Cuadro 38
Cuadro 39
Cuadro 40
Cuadro 41
Cuadro 42
Cuadro 43
Cuadro 44
Cuadro 45
Cuadro 46
Cuadro 47
Cuadro 48
Cuadro 49
Cuadro 50
Cuadro 51
Cuadro 52
Cuadro 53
Cuadro 54
Cuadro 55
Cuadro 56
Cuadro 57
Cuadro 58
Cuadro 59
Cuadro 60
Cuadro 61
Cuadro 62
Cuadro 63
Cuadro 64
Índice de Diversidad para los Puntos de Muestreo Cuantitativo de los
Micromamíferos
Similitud (%) entre Comunidades de Mamíferos (Índice de Jaccard)
Ubicación de las Muestras de Herpetofauna dentro de la Reserva Biológica
Limoncocha
Índice de Diversidad Herpetofaunística en los Puntos de Muestreo
Cuantitativo de la RBL
Similitud entre Ambientes en Base a Especies Comunes de Anfibios y
Reptiles (Coeficiente de Similitud de Jaccard en Porcentaje) en la RBL
Estatus de Conservación de Anfibios Registrados en la RBL
Estatus de Conservación de Reptiles Registrados en la RBL según la UICN
Estatus de Conservación de Anfibios y Reptiles Registrados en la RBL según
la CITES
Sistematización de la Información sobre los Usos Tradicionales de la
Herpetofauna en la RBL
Ubicación de las Muestras en la Laguna
Clases de tamaños de Melanosuchus niger
Número de Individuos de Caimanes por Sectores en la Laguna Limoncocha
Frecuencia de encuentro de caimanes por kilómetro
Número de Individuos por Categoría y Tasa de Encuentro en cada Sector de
Muestreo
Número de individuos de tortugas charapas P. expansa y P. unifilis por
sectores de muestreo en la Laguna Limoncocha
Frecuencia de Encuentro de P. expansa y P. unifilis por kilómetro
Estatus de Conservación de Caimanes y Tortugas de la RBL
Puntos de Muestreo de Macroinvertebrados Acuáticos en la RBL
Porcentaje de Macroinvertebrados Acuáticos Herbívoros en los Tratamientos
Estadísticos
Puntos de muestreo de Ictiofauna
Diversidad Peces en la Reserva Biológica Limoncocha
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP1
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP2
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP3
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP4
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP5
Gremios Alimenticios de Peces en la RBL
Peces y Épocas de Veda Recomendadas para la Laguna Limoncocha
Distribución de la Población de Puerto Bolívar y Tarapuy por Grupos de
Edad
Distribución de la Población por Grupos de Edad
Principales Comentarios Expresados en el Taller
Escala de Calificación de Impactos
Guía para la Valoración de las Condiciones de Manejo
Serie de preguntas aplicadas a la RBL
Cuadro 65
Cuadro 66
Cuadro 67
Cuadro 68
Cuadro 69
Escala para la Interpretación de Resultados
Resultados de la Evaluación de la Efectividad de Manejo en la RBL
Análisis de categorías de Manejo
Niveles de Cumplimiento de los Objetivos de la Categoría de manejo
Plan Operativo Anual Primer Año.
LISTADO DE GRÁFICOS
Gráfico 1
Gráfico 2
Gráfico 3
Gráfico 4
Gráfico 5
Gráfico 6
Gráfico 7
Gráfico 8
Gráfico 9
Gráfico 10
Gráfico 11
Gráfico 12
Diagrama Piper Macro-Elementos de agua Subterránea
Dinámica multitemporal de las coberturas de tierra firme.
Distribución de la Precipitación en Tiputini, Limoncocha y EPF
Distribución de la Temperatura en el EPF
Distribución de la Temperatura en Limoncocha
Velocidad Máxima Promedio del Viento
Promedios Mensuales de Flujo para Cinco Estaciones en la Cuenca del Río
Napo
pH
Dendrograma de la Similitud de los Mamíferos Registrados
Dendrograma de Similitud de los Puntos Muestreados basados en las
Abundancias de Especies Compartidas
Triángulo Básico para el Manejo de Fauna
Marco de Referencia de la UICN
LISTADO DE FOTOGRAFÍAS
Fotografía 1
Fotografía 2
Fotografía 3
Fotografía 4
Fotografía 5
Fotografía 6
Fotografía 7
Fotografía 8
Fotografía 9
Fotografía 10
Fotografía 11
Fotografía 12
Fotografía 13
Fotografía 14
Fotografía 15
Fotografía 16
Fotografía 17
Fotografía 18
Fotografía 19
Fotografía 20
Fotografía 21
Fotografía 22
Fotografía 23
Fotografía 24
Jacana jacana. Muestreo de Aves LCAV6. Laguna de Limoncocha.
Septiembre, 2002
Otus watsoni. Muestreo de Aves LCAV7. Bosque Maduro.
Septiembre, 2002
Pipra filicauda. Muestreo de Aves LCAV2. Septiembre, 2002
Hylophylax naevia. Muestreo de Avifauna LCAV3. Septiembre, 2002
Vampyrum spectrum. Muestreo de Mastofauna LCM2. Septiembre,
2002
Sturnira magna. Muestreo de Mastofauna LCM1. Septiembre, 2002
Tonatia silvicola. Muestreo de Mastofauna LCM5 Septiembre, 2002
Uroderma bilobatum. Muestreo de Mastofauna LCM1. Septiembre,
2002
Thyroptera tricolor. Muestreo de Mastofauna LCM3. Septiembre,
2002
Phrynohyas coriacea, rana arborícola. Muestreo de Herpetofauna.
LCH3. Septiembre, 2002
Enyalioides laticeps. Muestreo de Herpetofauna LCH2. Septiembre,
2002
Nyctimantis rugicep, rana arborícola. Muestreo de Herpetofauna
LCH4. Septiembre, 2002
Corallus enydris, Boa. Muestreo de Herpetofauna LCH4. Septiembre,
2002
Dendrobates ventrimaculatus. Muestreo de Herpetofauna LCH1.
Septiembre, 2002
Melanosuchus niger. Muestreo de Herpetofauna. Laguna de
Limoncocha. Septiembre, 2002
Melanosuchus niger de diversos tamaños. Muestreo en la Laguna
Limoncocha. Septiembre, 2002
Podocnemis expansa. . Laguna de Limoncocha. Septiembre, 2002
Muestreo de Macroinvertebrados LCMI1. Campsurus. Septiembre,
2002
Muestreo de Macroinvertebrados LCMI4. Derallus. Septiembre, 2002
Muestreo de Macroinvertebrados LCMI1. Erythrodiplax. Septiembre,
2002
Muestreo de Macroinvertebrados LCMI1. Haplotaxida. N.D.
Septiembre, 2002
Serrasalmus rhombeus, especie de consumo hogareño. Septiembre,
2002
Leporinus fridericii. Especie utilizada para venta. Septiembre, 2002
Potamorhina latior. Especie utilizada para venta. Septiembre, 2002
1. DIAGNÓSTICO SITUACIONAL (RESUMEN EJECUTIVO)
Se realiza el diagnóstico situacional de la Reserva Biológica Limoncocha (RBL) y su zona de
amortiguamiento. La información que se presenta en este capítulo fue obtenida a través de
investigación de campo, literatura publicada e informes de estudios previos de carácter
científico y técnico.
1.1. Componente Físico
Geología
El propósito del análisis geológico fue proveer una descripción detallada de la geología que
aflora en el área de estudio. La información recopilada en éste sub-tema se utilizó como base
para el análisis de algunos de los aspectos físicos tales como: geomorfología, suelos,
geotecnia e hidrogeología.
Las unidades geológicas que afloran en la zona del proyecto son:
o
o
o
o
Formación Curaray (Mc - Mioceno Superior)
Formación Chambira (Mplch - Mioceno Superior - Plioceno)
Depósitos Aluviales (Qa - Qt Holoceno)
Depósitos de Pantano (Qp - Holoceno)
Sismología
Se presenta una evaluación del carácter sísmico del área de estudio con el propósito de
determinar el potencial del peligro que esta disciplina representa para las actividades del
proyecto. El análisis consistió en la evaluación de cuatro factores: a) fallas activas de la
región con potencial de generar sismos fuertes; b) la sismicidad histórica e instrumental; c) un
análisis del potencial sísmico de las fuentes de la zona; y, d) la interpretación de la
peligrosidad potencial sísmica de las actividades propuestas del proyecto.
Hidrogeología
El propósito del análisis hidrogeológico fue proveer una descripción de las formaciones
subterráneas que se encuentran en el área de estudio y determinar características básicas de
los acuíferos potenciales de la zona. En la descripción se presentan datos sobre parámetros
que facilitan la clasificación de las formaciones geológicas de acuerdo a su capacidad
hidrogeológica y utilidad.
Las unidades litológicas permeables por porosidad Intergranular en la zona del proyecto son:
o Unidades Litológicas de Alta Permeabilidad (P)
o Unidades Litológicas de Permeabilidad Media a Baja (P2)
o Unidades Litológicas de Permeabilidad Baja (P3)
Geomorfología
Las unidades geomorfológicas de la zona son:
o
o
o
o
o
o
Pantanos (P)
Llanuras Aluviales e Islas (Lai)
Llanuras de Esparcimiento (Le)
Terrazas Aluviales (Ta)
Llanuras Aluviales de Cuencas Autóctonas (Laca)
Colinas Bajas(C)
Suelos
El análisis del componente de suelos hace referencia a los diferentes paisajes identificados
para la zona del Proyecto, con su respectiva área de influencia.
La investigación de campo consistió en la descripción de perfiles en calicatas (en total 19
perfiles), abiertas en lugares representativos de cada subpaisaje, extrayéndose de cada
horizonte, muestras de suelos para los análisis físico-químicos.
Para el análisis se tomaron un total de 76 muestras, las que se dividen en tres conjuntos. Las
muestras del primer conjunto (43 muestras), se utilizaron para establecer información de línea
base y clasificar los suelos, por lo que fueron analizadas en cuanto a las propiedades
agronómicas. Las muestras del segundo conjunto (17 muestras), fueron utilizadas para
determinar posibles áreas de contaminación para lo que se analizó el contenido de metales
pesados e hidrocarburos. El tercer conjunto (16 muestras) fue analizado para determinar la
viabilidad de los suelos en cuanto a actividades de construcción. Esto se realizó con el
análisis de las propiedades físicas de los suelos en combinación con los resultados
agronómicos.
Se delinearon un total de cuatro unidades de suelo en el área del proyecto. Estas unidades se
definen como:
o
o
o
o
o
Suelos de pantanos (Sp)
Suelos de ríos pequeños (Srp)
Suelos de llanuras aluviales autóctonas (Slaca)
Suelos de llanuras aluviales e islas (Slai)
Suelos de las llanuras de esparcimiento (Sle)
o Suelos de terrazas aluviales (Sta)
o Suelos de las colinas (Sc)
Sedimentos
Se investigaron cinco sitios de sedimentos en el mismo lugar donde se tomaron las muestras
de agua, para determinar si hubo evidencia de contaminación por metales pesados o
hidrocarburos.
Cuatro muestras se tomaron con pala en el lecho del cuerpo de agua, y se colocaron en bolsas
plásticas, mezclándolas para obtener una muestra compuesta. Estas muestras se marcaron con
una etiqueta y luego se depositaron en una nevera portátil para su transporte final a Quito con
la cadena de custodia apropiada y de acuerdo a los estándares requeridos del laboratorio
donde se hicieron los análisis.
Una muestra de sedimento fue colectada en el centro de la Laguna Limoncocha (LCS1) desde
una canoa. Un tubo PVC de dos pulgadas fue introducido hasta el fondo de la laguna y se
extrajo una muestra de sedimento de 230 cm. Los extremos del tubo estaban cubiertos con
plástico y cinta adhesiva. Posteriormente, la muestra fue abierta usando un cortador de cajas.
Esta muestra fue descrita (ver Anexo C) y muestreada en la superficie (0-40 cm) y a una
profundidad de 104-130 cm
Geotecnia
Con la recopilación de información geológica, hidrogeológica y geotécnica, se realizó la
inspección de campo en la Reserva Biológica Limoncocha, en la que se efectuó varias
perforaciones manuales someras, que permitieron:
o
o
o
o
Obtener el perfil estratigráfico de los suelos;
Toma de muestra para análisis de laboratorio (físicos);
Clasificar los suelos de acuerdo al sistema unificado S.U.C.S.; y,
Realizar ensayos puntuales de densidad de campo, en estratos representativos.
La clasificación geotécnica del área de influencia de la RBL, está dentro de dos zonas de
calidad: Buena y Muy Mala.
Climatología
En la Región Amazónica se presentan dos sub-regiones distintas: la Región Sub-andina y la
Región Amazónica de tierras bajas. La Región Sub-andina comprende las estribaciones
orientales de los Andes y posee un ancho aproximado de 50 km.
La altitud en esta área oscila entre 500 y 3,900 metros de altura y se encuentra dividida en la
zona central por pendientes altamente erosionadas del abanico aluvial del Pastaza. La
cabecera de los ríos principales de la zona del proyecto yace en esta sub-región.
La Región Amazónica de tierras bajas se extiende hacia el este, más allá de la frontera con el
Perú. Su altitud oscila entre 100 y 500 metros de altura y se caracteriza por tener colinas
bajas y extensos valles inundables. La zona donde se llevará a cabo el proyecto yace en esta
sub-región.
Calidad del Aire y Ruido
Actualmente, en esta parte del Oriente existe información concentrada en el área industrial de
OEPC (CPF y plataformas) de calidad de aire. Aun así, cabe aclarar que al momento de la
realización de este estudio y durante la campaña de campo no se han identificado fuentes
importantes de contaminación del aire. Sin embargo está previsto que será necesario el
monitoreo directo de algunos de estos parámetros ambientales.
Algunas fuentes menores de contaminación del aire en esta zona son los motores de los botes,
los generadores de energía con motores de combustión interna y la quema de vegetación. Los
contaminantes generados por estas fuentes son: partículas suspendidas totales (PST), óxidos
de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2), y compuestos orgánicos volátiles (VOCs).
Estas fuentes de contaminación no se consideran importantes, por tratarse de volúmenes muy
pequeños y concentraciones bajas.
Las fuentes actuales de contaminación por ruido en la zona de estudio incluyen: deslizadores,
botes de motor y los generadores de energía con motores de combustión interna. Estas
fuentes de ruido se concentran en las áreas pobladas y generalmente su uso se restringe al
horario diurno.
Los estudios de Calidad de Aire realizados en los campos de producción y facilidades del
CPF, Limoncocha, 24 de Mayo, Puertos de Palos, Itaya, y Shushufindi (OEPC, 1999) indican
que los niveles de partículas PM10, NO2, y SO2 se encontraron por debajo de las normas
Ecuatorianas y de la USEPA.
Hidrología
Para comprender la hidrología de la zona es importante considerar las características de la
escorrentía estacional y los eventos de inundaciones para obtener un diseño de ingeniería
adecuado.
La topografía plana de las tierras bajas de la Amazonía sugiere que no se presentarán altas
velocidades de flujo en el área de estudio.
Calidad de Aguas
La hidrología de la RBL consiste en varios tributarios del Río Napo y la Laguna Limoncocha.
Las Cuencas principales incluyen el Río Capacuy (Laguna Limoncocha), Río Jivino, Río
Itaya, Río Napo y Río Indillana. Las cabeceras de estos ríos, generalmente, se localizan en
zonas intervenidas fuera de la RBL, por lo tanto, existen fuentes potenciales de
contaminación que incluyen aguas servidas de zonas urbanas y población dispersa,
actividades petroleras y agricultura.
Es importante notar que las altas cantidades de precipitación en el Oriente normalmente
producen un efecto diluyente sobre contaminantes que ingresan a los cuerpos de agua. A
menudo se observa que durante condiciones de flujos bajos en ríos pequeños se impacta la
calidad del agua.
El trabajo en el campo, específicamente para calidad de agua, fue conducido entre 1999 y
2002, principalmente, en septiembre y octubre del 2002. Un total de 46 puntos de muestreo
fueron visitados durante las actividades de campo.
1.2. Componente Biótico
Flora
La información obtenida en estudios de parcelas permanentes, ha servido para demostrar,
además de la composición florística, la gran diversidad que la Amazonía Ecuatoriana posee.
Por lo tanto, es necesario continuar con estos estudios en lugares poco conocidos de la
Amazonía Ecuatoriana, para conocer la estructura y función del bosque y adoptar políticas
adecuadas para la conservación y manejo del mismo.
La flora de la RBL se determinó en base a un mapa temático a escala 1:60,000 y de las
imágenes satelitales que cubren la zona. Esta información fue utilizada para preparar el mapa
de vegetación, donde se delinearon en una forma general los diferentes tipos de vegetación
que se encuentran en la zona. Identificando siete formaciones vegetales 1) bosque maduro, 2)
bosque siempre verde de tierras bajas inundado por aguas blancas (Vegetación de ríos
pequeños), 3) bosque siempre verde de tierras bajas inundado por aguas negras (Vegetación
de ríos pequeños), 4) bosque secundario, 5) cultivos y pastizales, 6) herbazal lacustre, 7)
pantano de moretal, 8) vegetación de islas.
Se realizó tres puntos de muestreo cuantitativo (parcelas permanentes) de la flora de la RBL.
Fauna
La RBL presenta una importante biodiversidad en lo referente al componente faunístico, pero,
al igual que otros lugares similares de la Amazonía, ricos en diversidad animal y vegetal,
constituye un ecosistema frágil y sumamente susceptible a las actividades antropogénicas.
Es importante recalcar que la mayor parte del área de estudio se encuentra dentro de bosques
con cierto grado de intervención y pantanos de moretal. Sin embargo, se observó que hay un
incremento en la presión de cacería y pesca en esta zona, lo cual ha reducido y seguirá
amenazando la diversidad de la fauna del lugar.
Avifauna
Se tomó en cuenta la variabilidad de hábitats existentes en el área y la identificación de los
grupos de aves principales en cada ambiente evaluado.
Durante el estudio de la avifauna en la RBL, se registraron: 44 familias de aves, 110 géneros
y 144 especies.
La diversidad de aves acuáticas en la zona fue baja.
Mastofauna (Mamíferos)
La Reserva Biológica Limoncocha (RBL) en su estructura paisajística tiene varias
formaciones vegetales (Cerón y Montalvo, 2000) en las cuales se encuentra- una gran
variedad de especies faunísticas de la Región Amazónica, de las que se tiene escasa
información. Se da a conocer, a través de la recopilación de datos cuantitativos y cualitativos,
información acerca de: abundancia absoluta, relativa, y diversidad de mamíferos.
Se registraron 55 especies de mamíferos, mediante capturas y observaciones directas (puntos
de muestreo cuantitativo). Si se añade las especies que fueron registradas a través de
muestreos cualitativos (entrevistas, identificación de huellas u otros rastros) alcanzan a un
total de 74 especies de mamíferos, lo cual equivale al 39% del total registrado en la Amazonía
Ecuatoriana y al 20% del total registrado en el Ecuador.
Herpetofauna Terrestre (Anfibios y Reptiles)
El Piso Tropical Oriental, ocupa una gran extensión del territorio ecuatoriano. Éste contiene
los mayores porcentajes de especies de anfibios y reptiles reportados para el país. Sin
embargo en los últimos años la mayoría de las Áreas Protegidas del Ecuador desconocen la
verdadera riqueza de este recurso, y cuál es el rol que desempeña dentro de los complejos
ecosistemas amazónicos. Las principales causas de esto son: inventarios herpetofaunísticos
incompletos, datos de más de diez años y la poca participación que tienen los entes que
integran el SNAP en acciones de manejo del recurso herpetofaunístico
La herpetofauna registrada en el estudio fue de 92 especies, que representa el 10.59%, del
total de la herpetofauna del país y el 25.48% del total de la herpetofauna del Piso Tropical
Oriental del Ecuador. Para la clase Anfibia, se registraron dos órdenes (Anura y Caudata),
con seis familias, 22 géneros y 53 especies. En la clase Reptilia se reportaron cinco órdenes
(Sauria, Amphisbaenia Crocodylia, Ophidia y Chelonia), con 14 familias, 28 géneros y 39
especies.
Herpetofauna Acuática (Caimanes y Charapas)
En el país existen relativamente pocos estudios sobre la ecología de los caimanes y las
tortugas charapas, se conocen datos de caimanes sobre: estimaciones poblacionales (Asanza
Op.cit; Ron ,1995; Vallejo, 1995); dietas alimenticias (Asanza, 1991; Mejía, 1995) y análisis
de estadios juveniles (Endara, 1997). En el caso de charapas, se conocen: patrones de
distribución y reproducción (Chávez, 1998), manejo en cautiverio (Carillo, 1997) y patrones
de movimiento (Salvador, 1998).
La frecuencia de encuentro en la Laguna de Limoncocha de caimán negro equivale a 6.1
ind/km, dato que en relación con otros estudios demuestra que las poblaciones están estables.
La frecuencia de Podocnemis expansa es de 0.4 ind/km y de Podocnemis unifilis es de 0.6
ind/km, no se puede hacer una comparación con otros datos porque no existen estudios que
tomen en cuenta éstos parámetros
Macroinvertebrados Acuáticos
El estudio de la composición macrobentónica en humedales es fundamental para determinar
la calidad y el estado de conservación de los mismos. La información generada ayudará
enormemente al monitoreo de la laguna. Se llevaron a cabo seis puntos de muestreo
cuantitativo de los macroinvertebrados acuáticos en los principales cuerpos de agua del sector.
Se registró un total de 7,620, representados por 49 géneros.
Ictiofauna
Se establecieron cinco puntos de muestreo en el medio lentico (lagunas) y lotico (ríos y
esteros) como es el Río Capucuy, efluente principal de la laguna. Estos sitios contienen los
principales hábitats acuáticos de la RBL.
Se contabilizó 30 familias y 93 especies de peces, lo que representa el 11.1 % de los peces
registrados en el entorno fluvial ecuatoriano, el 15.1% de las especies de la Amazonía
Ecuatoriana y el 16.5 % de las especies contabilizadas en la cuenca del Río Napo.
1.3. Componente Social
Las comunidades Kichwa que se encuentran en la zona de amortiguamiento y que tienen una
relación directa con la RBL, son: Santa Elena, Río Jivino, Limoncocha, San Gabriel, Itaya,
Pompeya, Indillama y San Antonio; a las que se suma una nueva con el nombre de 1º de
Septiembre.
Las comunidades que se encuentran sobre la orilla norte del río Napo, en apariencia, guardan
una relación más estrecha con Limoncocha y con los recursos de la reserva biológica;
mientras que las comunidades que se encuentran en la zona de amortiguamiento al sur del
Napo, estarían más ligadas a la dinámica que se genera en el Parque Nacional Yasuní y sus
área aledañas.
1.4. Identificación de Problemas Actuales y Potenciales
En cuanto a la identificación, evaluación y mitigación de los problemas actuales y potenciales
en la RBL, se relaciona el conocimiento del ecosistema con las actividades involucradas en el
área. A partir de esta interrelación se puede establecer la importancia y el efecto que tendrán
las actividades realizadas en la zona.
Se hizo el análisis de la probabilidad de ocurrencia, duración, magnitud, clase de impacto y
mitigabilidad de los impactos generados por los problemas actuales y potenciales, en los
componentes físico (geomorfología, suelos, hidrología y calidad del agua, calidad del aire,
ruido), biótico (deforestación, pesca excesiva, presencia de cazadores dentro de la RBL, ruido
generado por actividades antrópicas, construcción de senderos a la laguna Limoncocha,
actividades de la comunidad cerca de los ríos y esteros dentro de la RBL, alteración y
destrucción de nichos ecológicos de peces, pesca excesiva en la laguna Limoncocha,
remoción de la vegetación para el desarrollo de actividades agrícolas, la colonización de la
RBL, actividades turísticas sin control dentro de la RBL, tráfico ilegal de especies,
fragmentación del bosque, consumo excesivo de huevos de tortuga, uso de los esteros para
crianza de especies introducidas) y social.
Los pormenores del mencionado análisis se encuentran descritos en el Anexo 2 del Plan de
Manejo.
1.5. Estructura Administrativa de la Reserva Biológica Limoncocha
La oficinas técnicas de la RBL responde a la Dirección Nacional de Biodiversidad, por medio
de la Subsecretaria de Patrimonio Natural, como Autoridad Nacional en lo referente a las
áreas protegidas, y a la Dirección Provincial de Sucumbíos como Autoridad Ambiental local.
Dentro de las oficina técnica de la Reserva, se han establecido cuatro programas:
1.
Programa de Investigación.
2.
Programa de Manejo Participativo.
3.
Programa de Información, Educación y Capacitación.
4.
Programa de Administración y Control.
Los programas cuentan con un equipo de guarda parques para dar cumplimiento a las
acciones establecidas.
Organigrama administrativo
Ministerio del
Ambiente
Subsecretaría de
Patrimonio
Natural
Dirección
Nacional
de Biodiversidad
Dirección
Provincial
de Sucumbíos
Administración
Reserva
Biológica
Limoncocha
Guardaparques
RBL
Comité de
Gestión
Local
2. OBJETIVOS DEL PLAN
2.1. Introducción
La Amazonía ecuatoriana sin duda alguna representa un ecosistema diverso, heterogéneo y
altamente frágil debido a la gran cantidad de especies que allí habitan y mantienen relaciones
ecológicas estables (PROCAPCON 2009.). La Reserva Biológica Limoncocha (RBL) se
ubica en la provincia de Sucumbíos, en el nororiente de la Región Oriental ecuatoriana.
La RBL fue declarada como tal por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, mediante
Acuerdo Ministerial Nº 394, del 23 de septiembre de 1985, el mismo que fue publicado en el
Registro Oficial Nº 283 de octubre del mismo año. Los límites y la superficie de la RBL,
fueron modificados mediante Acuerdo Ministerial Nº 359 del 29 de agosto de 1986,
publicado en el Registro Oficial Nº 534 del 1º de octubre del mismo año, quedando la
superficie actual de la RBL en 4.613,25 ha.
Por su superficie y su categorización, la RBL constituye uno de los ecosistemas más
importantes del Ecuador, el cual debe ser manejado con acciones que tiendan hacia el
desarrollo sustentable y sostenible de sus recursos, en armonía con las comunidades
establecidas en la zona de influencia, con el objetivo primordial de gestionar y conservar los
recursos de la Reserva Biológica Limoncocha.
El Ecuador forma parte de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia
Internacional (Convención de Ramsar) desde enero de 1991. Esta convención certificó a la
RBL, como un sitio Ramsar a nivel mundial, el 10 de julio de 1998.
La importancia de los humedales para la conservación radica en que éstos almacenan agua,
mitigan inundaciones, controlan la erosión, sirven para carga y descarga de acuíferos, aportan
a la purificación del agua, entre otros. La RBL en su condición de Sitio Ramsar, debe
cumplir con los lineamientos especialmente determinados para estos sitios, los mismos que
forman parte de un compromiso mundial que privilegia la conservación de los humedales
armonizando políticas nacionales previsoras, con una acción internacional coordinada.
La RBL, asimismo, es parte del Área de Importancia para la Conservación de las Aves (IBA)
Nº EC093 (Gran Yasuní), (Freile, 2005). Reconocida oficialmente como tal, mediante
Acuerdo Ministerial Nº 001 del 1º de marzo de 2005.
Desde la perspectiva de su condición de Reserva Biológica, Sitio Ramsar e IBA, se considera
de fundamental importancia su conservación. Además, se considera que es muy importante
desarrollar la investigación científica, la comunicación y la educación en esta área protegida,
como instrumentos para generar una nueva conciencia para el manejo de los ecosistemas
frágiles que se encuentran en esta Reserva.
2.2. Objetivo General del Plan
Brindar un instrumento de gestión de la RBL, para su conservación y manejo, acorde a su
categoría de Reserva Biológica.
2.3. Objetivos Específicos
1. Presentar información actualizada que refleje las condiciones reales y actuales del área, y
que pueda servir como fuente de consulta para distintos usuarios.
2. Evaluar las implicaciones socioeconómicas y culturales de la presencia de la RBL en la
zona, para contar con información social, demográfica y económica que permita una
planificación posterior de las actividades antrópicas en la RBL y en su zona de
amortiguamiento.
3. Proponer programas, proyectos y actividades que permitan manejar los componentes
sociales y ambientales del área protegida.
2.4. Principios de Manejo
Los principios de manejo para un área protegida de acuerdo al Plan Estratégico del
Sistema Nacional de Áreas Protegidas han sido adaptados para la RBL, estos son:
1. Soberanía. La diversidad biológica representada en la RBL constituye un patrimonio de la
sociedad ecuatoriana y tiene un valor estratégico para el desarrollo presente y futuro del país.
2. Inalienabilidad. El Estado ecuatoriano garantizará que la diversidad biológica contenida
dentro de la RBL no será enajenada o afectada, conforme a las disposiciones constitucionales
y legales.
3. Participación y equidad. La gestión de la RBL se llevará a cabo con la cooperación y la
responsabilidad compartida de los diversos actores involucrados.
4. Respeto a la diversidad cultural. En la gestión de la RBL se reconocerán, respetarán y
fortalecerán la identidad y la diversidad cultural, promoviendo la protección y valoración de
los conocimientos, innovaciones y prácticas tradicionales de los pueblos indígenas y
afroecuatorianos y de las comunidades locales.
5. Manejo integral. La gestión de la RBL se orientará hacia mantener la integralidad de las
funciones y componentes de la diversidad biológica contenida en las áreas que lo constituyen.
6. Prevención. La gestión de la RBL priorizará la prevención de los daños o amenazas a los
recursos naturales antes que los mecanismos de compensación y mitigación de los daños
causados.
7. Precaución. La falta de información suficiente no justificará el aplazamiento de medidas de
precaución cuando exista presunción de riesgo de afectación o pérdida sustancial de los
recursos naturales contenidos en la RBL.
Figura 1
Mapa de Ubicación General
2.5. Norma Jurídica
Marco Legal
Constitución Política de la República
Los siguientes artículos de la Constitución son plenamente aplicables a la gestión de la
Reserva Biológica Limoncocha:
Art. 14.-… Se declara de interés público la preservación del ambiente, la conservación de los
ecosistemas, la biodiversidad y la integridad del patrimonio genético del país, la prevención
del daño ambiental y la recuperación de los espacios naturales degradados.
Art. 57.- Se reconoce y garantizará a las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades
indígenas, de conformidad con la Constitución y con los pactos, convenios, declaraciones y
demás instrumentos internacionales de derechos humanos, los siguientes derechos colectivos:
8. Conservar y promover sus prácticas de manejo de la biodiversidad y de su entorno natural.
El Estado establecerá y ejecutará programas, con la participación de la comunidad, para
asegurar la conservación y utilización sustentable de la biodiversidad.
Art. 72.- La naturaleza tiene derecho a la restauración. Esta restauración será independiente
de la obligación que tienen el Estado y las personas naturales o jurídicas de indemnizar a los
individuos y colectivos que dependan de los sistemas naturales afectados. En los casos de
impacto ambiental grave o permanente, incluidos los ocasionados por la explotación de los
recursos naturales no renovables, el Estado establecerá los mecanismos más eficaces para
alcanzar la restauración, y adoptará las medidas adecuadas para eliminar o mitigar las
consecuencias ambientales nocivas.
Art. 259.- Con la finalidad de precautelar la biodiversidad del ecosistema amazónico, el
Estado central y los gobiernos autónomos descentralizados adoptarán políticas de desarrollo
sustentable que, adicionalmente, compensen las inequidades de su desarrollo y consoliden la
soberanía.
Art. 261.- El Estado central tendrá competencias exclusivas sobre: 7. Las áreas naturales
protegidas y los recursos naturales.
Art. 313.-… Se consideran sectores estratégicos la energía en todas sus formas, las
telecomunicaciones, los recursos naturales no renovables, el transporte y la refinación de
hidrocarburos, la biodiversidad y el patrimonio genético, el espectro radioeléctrico, el agua, y
los demás que determine la ley.
Art. 395.- La Constitución reconoce los siguientes principios ambientales: 1. El Estado
garantizará un modelo sustentable de desarrollo, ambientalmente equilibrado y respetuoso de
la diversidad cultural, que conserve la biodiversidad y la capacidad de regeneración natural de
los ecosistemas, y asegure la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes y
futuras.
Art. 396.- El Estado adoptará las políticas y medidas oportunas que eviten los impactos
ambientales negativos, cuando exista certidumbre de daño. En caso de duda sobre el impacto
ambiental de alguna acción u omisión, aunque no exista evidencia científica del daño, el
Estado adoptará medidas protectoras eficaces y oportunas. La responsabilidad por daños
ambientales es objetiva. Todo daño al ambiente, además de las sanciones correspondientes,
implicará también la obligación de restaurar integralmente los ecosistemas e indemnizar a las
personas y comunidades afectadas. Cada uno de los actores de los procesos de producción,
distribución, comercialización y uso de bienes o servicios asumirá la responsabilidad directa
de prevenir cualquier impacto ambiental, de mitigar y reparar los daños que ha causado, y de
mantener un sistema de control ambiental permanente.
Art. 397.- En caso de daños ambientales el Estado actuará de manera inmediata y subsidiaria
para garantizar la salud y la restauración de los ecosistemas. Además de la sanción
correspondiente, el Estado repetirá contra el operador de la actividad que produjera el daño
las obligaciones que conlleve la reparación integral, en las condiciones y con los
procedimientos que la ley establezca. La responsabilidad también recaerá sobre las servidoras
o servidores responsables de realizar el control ambiental. Para garantizar el derecho
individual y colectivo a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, El Estado se
compromete a: 4. Asegurar la intangibilidad de las áreas naturales protegidas, de tal forma
que se garantice la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de las funciones
ecológicas de los ecosistemas. El manejo y administración de las áreas naturales protegidas
estará a cargo del Estado.
Art. 400.- El Estado ejercerá la soberanía sobre la biodiversidad, cuya administración y
gestión se realizará con responsabilidad intergeneracional. Se declara de interés público la
conservación de la biodiversidad y todos sus componentes, en particular la biodiversidad
agrícola y silvestre y el patrimonio genético del país.
Art. 405.- EI sistema nacional de áreas protegidas garantizará la conservación de la
biodiversidad y el mantenimiento de las funciones ecológicas. El sistema se integrará por los
subsistemas estatal, autónomo descentralizado, comunitario y privado, y su rectoría y
regulación será ejercida por el Estado. El Estado asignará los recursos económicos necesarios
para la sostenibilidad financiera del sistema, y fomentará la participación de las comunidades,
pueblos y nacionalidades que han habitado ancestralmente las áreas protegidas en su
administración y gestión. Las personas naturales o jurídicas extranjeras no podrán adquirir a
ningún título tierras o concesiones en las áreas de seguridad nacional ni en áreas protegidas,
de acuerdo con la ley.
Art. 406.- El Estado regulará la conservación, manejo y uso sustentable, recuperación, y
limitaciones de dominio de los ecosistemas frágiles y amenazados; entre otros, los páramos,
humedales, bosques nublados, bosques tropicales secos y húmedos y manglares, ecosistemas
marinos y marinos-costeros.
Art. 407.- Se prohíbe la actividad extractiva de recursos no renovables en las áreas protegidas
y en zonas declaradas como intangibles, incluida la explotación forestal. Excepcionalmente
dichos recursos se podrán explotar a petición fundamentada de la Presidencia de la República
y previa declaratoria de interés nacional por parte de la Asamblea Nacional, que, de estimarlo
conveniente, podrá convocar a consulta popular.
Art. 408.- Son de propiedad inalienable, imprescriptible e inembargable del Estado los
recursos naturales no renovables y, en general, los productos del subsuelo, yacimientos
minerales y de hidrocarburos, substancias cuya naturaleza sea distinta de la del suelo, incluso
los que se encuentren en las áreas cubiertas por las aguas del mar territorial y las zonas
marítimas; así como la biodiversidad y su patrimonio genético y el espectro radioeléctrico.
Ley Forestal y de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre
La Ley Forestal y de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre establece las
siguientes disposiciones en materia de áreas naturales protegidas:
Art. 66.- El patrimonio de áreas naturales del Estado se halla constituido por el conjunto de
áreas silvestres que se destacan por su valor protector, científico, escénico, educacional,
turístico y recreacional, por su flora y fauna, o porque constituyen ecosistemas que
contribuyen a mantener el equilibrio del medio ambiente.
Corresponde al Ministerio del Ambiente, mediante Acuerdo, la determinación y delimitación
de las áreas que forman este patrimonio, sin perjuicio de las áreas ya establecidas por leyes
especiales, decretos o acuerdos ministeriales anteriores a esta Ley.
Art. 67.- Las áreas naturales del patrimonio del Estado se clasifican para efectos de su
administración, en las siguientes categorías: d) Reservas biológicas.
Art. 68.- El patrimonio de áreas naturales del Estado deberá conservarse inalterado. A este
efecto se formularán planes de ordenamiento de cada una de dichas áreas.
Este patrimonio es inalienable e imprescriptible y no puede constituirse sobre él ningún
derecho real.
Art. 69.- La planificación, manejo, desarrollo, administración, protección y control del
patrimonio de áreas naturales del Estado, estará a cargo del Ministerio del Ambiente.
La utilización de sus productos y servicios se sujetará a los reglamentos y disposiciones
administrativas pertinentes.
Ley de Gestión Ambiental
La Ley de Gestión Ambiental (publicada en el R.O. No. 245 del 30 de julio de 1999)
establece normas básicas para la aplicación de políticas ambientales, además considera y
regula la participación de sectores públicos y privados en áreas relacionadas al medio
ambiente.
Ley de Patrimonio Cultural
La Ley de Patrimonio Cultural fue promulgada en el R.O. No 865 del 2 de julio de 1979. Se
la creó para conservar, cuidar y proteger el legado de nuestros antepasados y de las
“creaciones notables del arte contemporáneo”.
El literal a) del artículo 7 considera bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural a: “Los
monumentos arqueológicos muebles e inmuebles, tales como: objetos de cerámica, metal,
piedra o cualquier otro material pertenecientes a la época prehispánica y colonial; ruinas de
fortificaciones, edificaciones, cementerios y yacimientos arqueológicos en general; así como
restos humanos, de la flora y de la fauna, relacionados con las mismas épocas,” Este mismo
cuerpo legal en su artículo 22, establece que “los bienes pertenecientes al Patrimonio
Cultural que corrieren algún peligro podrán ser retirados de su lugar habitual,
temporalmente por resolución del Instituto, mientras subsista el riesgo.”
Ley de Hidrocarburos
La Ley de Hidrocarburos fue publicada en el R.O. No. 322 del 1º de octubre 1971. Esta ley
fue promulgada como resultado del descubrimiento de petróleo en el pozo Lago Agrio No. 1
en el año 1967. Esta ley ha sido reformada en numerosas ocasiones. Sin embargo, continúa
manteniendo, como finalidad principal, la regulación de la exploración, explotación y
comercialización de hidrocarburos.
Reglamento Ambiental para las Operaciones Hidrocarburíferas en el Ecuador
El Decreto Ejecutivo 1215, Reglamento Ambiental para las Operaciones Hidrocarburíferas en
el Ecuador, (RAOH); publicado en el R.O. No. 265, del 13 de febrero del 2001, en el capítulo
I que hace referencia a la jurisdicción y competencia, establece que “PETROECUADOR y
sus contratistas o compañías asociadas para la exploración, explotación, refinación,
transportación y mercadeo de hidrocarburos están obligadas a realizar las operaciones
petroleras de acuerdo con las leyes y regulaciones pertinentes a la protección ambiental y a
la seguridad del país.”
El mismo Reglamento en el artículo 7 indica el “Procedimiento de coordinación para áreas
protegidas”, obligando a la obtención de un permiso especial otorgado por el Ministerio del
Ambiente, para la ejecución de trabajos hidrocarburíferos que se fueren a realizar dentro de
áreas protegidas. Esto con el fin de garantizar las condiciones ambientales adecuadas para el
desarrollo de las operaciones hidrocarburíferas.
Marco Institucional
La máxima autoridad ambiental del país es el Ministerio del Ambiente. Es la institución
responsable de la gestión de las áreas naturales protegidas del Ecuador, de acuerdo a la Ley
de Forestal y de Conservación de Áreas Naturales Protegidas del Ecuador. Al mismo tiempo,
el MAE constituye la autoridad administrativa nacional de la convención de los Humedales
Ramsar, y dado que la RBL es uno de los 13 sitios del Ramsar del País, su injerencia en este
sentido es directa.
Para la administración de la RBL el MAE ha establecido en su Dirección Provincial
Sucumbíos a la Responsable de Área Protegida de la RBL, quien es la instancia a cargo de
todo el manejo técnico y operativo de la RBL, la misma que cuenta con un equipo de 5
guardaparques.
Dado que la RBL se encuentra en la jurisdicción del Municipio del cantón Shushufindi, el
Gobierno Municipal tiene la facultad de brindar apoyo a la gestión del área protegida.
La Junta Parroquial de Limoncocha, por mandato de la Constitución del Ecuador debe ejercer
como competencias la preservación de la biodiversidad y la protección del ambiente, y en este
sentido debe asumir el compromiso de apoyar al MAE en la conservación de la RBL.
Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional la defensa de la integridad territorial; por tal
motivo constituyen un apoyo fundamental en la protección de la RBL al ser esta parte del
Patrimonio de Áreas Naturales del Estado (PANE).
El MAGAP, está llamado a apoyar al MAE en la zona de amortiguamiento de la reserva
mediante el desarrollo de actividades agropecuarias acuícolas y piscícolas sostenibles que
constituyan opciones alternativas a la extracción de los recursos naturales del área protegida
por parte de las comunidades locales.
El Ministerio de Turismo, en su rol de promoción de la actividad turística a nivel Nacional
incluyendo las Áreas Protegidas tienen la obligación de coordinar con el Ministerio del
Ambiente todo tipo de actividad y emprendimiento turístico dentro de la RBL y en su zona de
amortiguamiento, principalmente en lo concerniente a la organización y ejecución de
actividades de capacitación, establecimiento de infraestructura e implementación de los
cursos de guías naturalistas para Áreas Protegidas.
3. EVALUACIÓN DE LA EFECTIVIDAD DE MANEJO DE LA
RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA
La creación de la Reserva Biológica Limoncocha (RBL) se llevó a cabo en 1985, el mismo
año que el Estado ecuatoriano expulsó a la misión evangélica norteamericana conocida como
el Instituto Lingüístico de Verano (ILV), que desarrollaba en varios sectores de la Amazonía,
procesos de evangelización y apoyo social para las comunidades indígenas. En Limoncocha
el ILV trabajó con las comunidades quichuas que habitaban la zona.
La Autoridad Ambiental Nacional estaba en el Ministerio de Agricultura y Ganadería,
específicamente en la Dirección Nacional Forestal y el Departamento de Áreas Naturales y
Recursos Silvestres.
La definición de la categoría de manejo que dirigió dicho proceso daba cuenta de los
siguientes elementos conceptuales, incluidos en la Ley Forestal y de Conservación de Áreas
Naturales y Vida Silvestre, vigente entonces:
Reserva Biológica o Reserva Científica como sinónimos;
Contiene formaciones naturales y especies de flora y fauna muy significativas para la ciencia
y el ambiente natural;
Alteración humana mínima del área silvestre;
No se orienta hacia la recreación y el turismo de naturaleza;
Debe contener la mayoría o todos los elementos de un ecosistema y su viabilidad;
Tamaño mayor a las cinco mil hectáreas;
En este marco, los objetivos de manejo de las reservas biológicas estaban orientados hacia:
Proteger y conservar las áreas naturales de alto valor científico;
Crear oportunidades para la educación superior, investigación y monitoreo de especies.
En el año 1988 se estructura el primer plan de manejo para orientar la gestión de los recursos
naturales en la RBL (Ulloa, 1988). Dicho plan se orientó al desarrollo de tres programas
básicos: (i) Investigación e Interpretación, (ii) Dirección Medioambiental y (iii)
Administración y Mantenimiento (Bastidas, 2008).
Pese a que en la definición de la categoría de manejo no se opta por las actividades de
recreación y turismo de naturaleza, el plan de manejo de la RBL sí desarrolla un subprograma
de recreación y turismo. Entre los principales objetivos del plan de manejo de la RBL
estaban:
Proporcionar a visitantes nacionales y extranjeros una variedad de actividades recreativas en
ambientes naturales, en concordancia con las potencialidades específicas de la Reserva;
Incentivar el turismo cultural y científico basado en la observación de flora y fauna;
Regular las actividades turísticas dentro de los límites de la Reserva para asegurar la
protección de los recursos naturales.
En este sentido, se puede decir que cuando se creó la RBL, existía flujo de visitantes a la zona
de Limoncocha, lo que seguramente fue uno de los factores que impulsó su creación.
En los primeros años de la década de los 90, empieza la explotación petrolera en el sector de
Limoncocha, a cargo de la empresa norteamericana Occidental Exploration Petroleum
Company (OEPC). Con esto, empieza el desarrollo del campo petrolero, con la instalación de
pozos, estaciones de bombeo, oleoductos, carreteras, campamentos y demás facilidades.
En el año 2002, la misma empresa Occidental financió el proceso de actualización del plan de
manejo de la RBL, llegando únicamente a generarse la línea de base ambiental, más no dicha
actualización, debido a que los lineamientos planteados por la empresa consultora contratada
WALSH Environmental Scientists and Engineers, LLC no se ajustaban a los parámetros
técnicos del Ministerio del Ambiente. Desde el 2006, Petroecuador asumió el manejo del
campo petrolero y el desarrollo del campo asociado de Pañacocha.
En síntesis, la zona de Limoncocha ha pasado los siguientes procesos de uso y ocupación:
Ocupación de comunidades indígenas quichuas con uso de los recursos naturales para su
subsistencia;
Modificación paulatina de sistemas de uso de los recursos naturales, difusión de los valores
naturales y culturales al nivel nacional e internacional por parte del ILV;
Creación de la RBL, gestión para la conservación de los recursos naturales relacionados con
la laguna y su área de influencia inmediata;
Explotación petrolera a cargo de la compañía Occidental;
Desarrollo del campo petrolero;
Manejo del campo a cargo de Petroecuador;
Desarrollo del campo petrolero Pañacocha.
El proceso antes descrito, sumado al proceso de ajustes institucionales en la Autoridad
Ambiental Nacional (Ministerio de Agricultura y Ganadería-MAG – Instituto Ecuatoriano
Forestal de Áreas Naturales y Vida Silvestre-INEFAN – Ministerio del Ambiente-MAE)
explica en gran medida la situación actual de la gestión ambiental en Limoncocha, la misma
que será la base para el desarrollo del proceso de planificación que se pretende desarrollar con
este estudio.
Objetivo de la evaluación
Realizar una evaluación preliminar de las condiciones actuales de manejo en la Reserva
Biológica Limoncocha, como base para la estructuración del nuevo Plan de Manejo
Participativo.
Metodología
Se tomó como base metodológica a los trabajos de Cifuentes, et al. (2000) y De Faría (1993),
relacionados con la evaluación de la efectividad de manejo de unidades de conservación y que
en el Ecuador ha sido adaptada por el Ministerio del Ambiente durante los procesos de
actualización del Plan Estratégico del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Valarezo,
1998), del Parque Nacional Machalilla y de la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas, entre
otras (Ministerio del Ambiente, 2007).
Es necesario señalar que estos procesos también están dentro del marco de referencia que
plantea la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) para la evaluación de efectividad de
manejo de las áreas protegidas. Dichos lineamientos se refieren al reconocimiento de la
gestión para la conservación de los recursos naturales como un proceso, basado en el
desarrollo de seis ámbitos de trabajo: contexto, planificación, insumos, procesos, productos y
resultados. Todo proceso de evaluación deberá entonces pasar por cada uno de estos ámbitos.
La herramienta metodológica utilizada permite evaluar los primeros cinco elementos del
marco conceptual de la UICN, pero no aborda adecuadamente el impacto de manejo (ámbito
de resultados).
A continuación se presenta el esquema del marco de referencia de la UICN en el que se
relacionan los diferentes ámbitos de la gestión de manejo.
Gráfico 12. Marco de Referencia de la UICN
Fuente: Plan de Manejo de la RECC, MAE, 2007
El esquema anterior, adaptado a la gestión para la conservación en áreas protegidas, sintetiza
la serie de ámbitos relacionados con dicha gestión, sus relaciones y su secuencia, las mismas
que serán abordadas por el proceso de evaluación, así:
o Contexto: Se refiere a la información que se dispone sobre los recursos naturales
asociados al área protegida y el entorno socio-económico de soporte (línea de base)
que explican los problemas y las oportunidades en el cumplimiento de los objetivos de
la unidad de manejo;
o Planificación: Se refiere a las respuestas de gestión, estratégicas y operativas que la
Administración del área dispone o genera para enfrentar la situación descrita en el
contexto;
o Insumos: Son los recursos humanos, financieros y técnicos que se dispone o se
requiere para ejecutar lo planificado;
o Procesos: Tienen que ver con la serie secuencial de acciones relacionadas que se
identifican y realizan, con el fin de ejecutar lo planificado;
o Productos: Se refiere a la identificación de los bienes y servicios que se produjeron
con la ejecución de los procesos;
o Resultados o Impactos: Tienen que ver con los cambios en el contexto, generados al
ejecutar el proceso completo, los mismos que deberán estar orientados hacia la
conservación en el tiempo de los valores naturales y sociales relacionados con el área
protegida;
Es necesario insistir en la limitación metodológica (planteada en el proceso de elaboración del
plan de manejo para la RECC) respecto a que no se puede evaluar eficientemente los
resultados en la conservación efectiva de los valores naturales (biodiversidad) relacionados
con la unidad de manejo. Sin embargo, para el caso de la RBL, se está proponiendo cuatro
preguntas que pretenden evaluar los resultados o impactos de la gestión ambiental en la RBL,
durante el período 1988 (primer plan de manejo) y 2002 (diagnóstico de Walsh). Dichas
preguntas deberán ser entendidas como un ensayo metodológico, aplicable únicamente a las
condiciones de Limoncocha y estarán sujetas a revisión por parte del MAE.
Al igual que el proceso en la RECC, la manera de interpretar los resultados de esta
metodología se basó en la escala de ponderación sugerida por Cifuentes, et al. (2000) y De
Faria (1993), manteniendo las cuatro opciones de respuesta, con puntajes entre 0 y 4 puntos.
Se agruparon las preguntas por ámbitos y se obtuvo un porcentaje para cada uno de ellos,
cuyo promedio corresponde al porcentaje de efectividad de manejo del área protegida en
cuestión.
A continuación se presenta la guía para la valoración de las condiciones de manejo:
Cuadro 63 Guía para la Valoración de las Condiciones de Manejo
Valor
% del óptimo
Criterios
4
90-100
Cuando las condiciones para cada ámbito de análisis aseguran el cumplimiento de
todos los procesos relacionados con éstos.
3
76-89
Cuando las condiciones para cada ámbito de análisis aseguran el cumplimiento de
la mayoría de los procesos relacionados con éstos.
2
51-75
Cuando se identifican problemas importantes en los procesos relacionados con los
diferentes ámbitos que han sido analizados.
1
36-50
Cuando existen problemas que impiden el cumplimiento de la mayoría de los
procesos relacionados con los ámbitos que han sido analizados.
0
0-35
Cuando ninguno de los procesos relacionados con los diferentes ámbitos se
cumplen en forma adecuada.
Fuente: Equipo Técnico de Apoyo, 2008, Modificado de Faría (1993)
Preguntas de evaluación para la Reserva Biológica Limoncocha
Para el caso de la RBL, se generó una serie de preguntas para definir los ámbitos de gestión,
usando como base el trabajo realizado para la Reserva Ecológica Cotacachi Cayapas y para el
Parque Nacional Machalilla. Los grupos a consultar fueron un equipo técnico de apoyo,
personal de la RBL y Actores Locales Claves identificados durante el proceso de
actualización del Plan de Manejo de la RBL.
Cuadro 64. Serie de preguntas aplicadas a la RBL
Grupos de consulta
No. de
Pregunta
Asunto
1
Contexto
Soporte legal
¿El área protegida tiene soporte
legal?
X
X
2
Contexto
Reglamentos para
el área protegida
¿Existen mecanismos para controlar
los usos de tierra y las actividades no
apropiadas?
X
X
3
Contexto
Aplicación de las
leyes
¿Se aplican los reglamentos en forma
satisfactoria?
X
X
4
Contexto
Demarcación de los ¿Los límites están demarcados y son
límites
conocidos?
X
X
5
Contexto
Inventario de
recursos
Pregunta
Equipo
Personal
Técnico de
de la RBL
Apoyo
Tema
¿Existe información suficiente en la
línea de base de soporte?
X
Actores
Locales
Claves
Grupos de consulta
Equipo
Personal
Técnico de
de la RBL
Apoyo
No. de
Pregunta
Tema
6
Planificació
n
Objetivos del área
¿Hay objetivos establecidos?
X
7
Planificació
n
Diseño del área
protegida
¿Se necesita aumentar el área o
implementar corredores biológicos
para lograr los objetivos?
X
8
Planificació
n
Plan de manejo
¿Existe un plan de manejo? ¿Está
siendo implementado?
X
X
X
X
Asunto
Pregunta
9
Planificació
n
Participación de los
actores
¿El proceso de diseño de la
actualización del plan de manejo
permite la participación de los
actores que apoyan los objetivos de
la RBL?
10
Planificació
n
Actualización del
plan
¿Existe un proceso y calendario para
la revisión y actualización del plan
de manejo?
X
11
Planificació
n
Utilización de la
investigación
¿Los resultados de la investigación,
monitoreo y evaluación son
incorporados en forma regular a la
planificación del área?
X
X
12
Planificació
n
Plan Operativo
Anual
¿Se elabora y cumple un plan
operativo anual?
X
X
13
Planificació
n
Monitoreo y
evaluación
¿Se dispone y cumple un programa
de monitoreo y evaluación para el
área?
X
X
14
Insumos
Cantidad de
personal
¿Se cuenta con personal suficiente
para manejar el área protegida?
X
X
15
Insumos
Capacitación
¿Se dispone y aplica un plan de
capacitación para el personal de la
RBL?
X
X
Actores
Locales
Claves
X
Grupos de consulta
No. de
Pregunta
Equipo
Personal
Técnico de
de la RBL
Apoyo
Asunto
Pregunta
Insumos
Presupuesto actual
¿La Administración de la RBL
cuenta con recursos económicos
suficientes para cumplir con las
necesidades y demandas de gestión?
X
X
17
Insumos
Seguridad en la
entrega periódica
de recursos
económicos
¿Se entregan integralmente y a
tiempo las asignaciones económicas
para la RBL?
X
X
18
Insumos
Equipos e
infraestructura
¿La infraestructura y los equipos son
suficientes y adecuados?
X
X
19
Procesos
Investigación
¿Existe un programa de investigación
orientado al cumplimiento de los
objetivos de la categoría de manejo?
X
X
Procesos
Impactos y
Amenazas
¿Las acciones de manejo responden a
una identificación adecuada de los
impactos y las amenazas a los
recursos de la RBL?
X
X
21
Procesos
Manejo de recursos
humanos
¿Se cuenta con mecanismos de
evaluación, promoción sanciones e
incentivos para el personal de la
RBL?
X
X
22
Procesos
Mantenimiento de
equipo
¿Se mantienen los equipos en forma
adecuada?
X
X
23
Procesos
Educación
ambiental
¿Existe un programa planificado de
educación ambiental?
X
X
24
Procesos
Gobiernos locales y ¿Existe cooperación con los
otros actores
gobiernos locales y otros actores?
Procesos
Comunidades
locales y pueblos
ancestrales
16
20
25
Tema
¿Los pueblos ancestrales y
comunidades locales del interior del
área o su zona de amortiguamiento
tienen acceso a la toma de
decisiones?
Actores
Locales
Claves
X
X
X
X
Grupos de consulta
No. de
Pregunta
26
Pregunta
Equipo
Personal
Técnico de
de la RBL
Apoyo
Actores
Locales
Claves
Tema
Asunto
Procesos
Participación
¿Existe comunicación abierta y
confianza entre los actores sociales y
el responsable del área protegida?
X
X
X
X
X
X
X
X
27
Procesos
Manejo de recursos
¿Hay programas activos de
restauración, uso sustentable y
protección de sitios para el área
protegida y/o zona de
amortiguamiento?
28
Procesos
Control y
Vigilancia
¿Los mecanismos para controlar el
acceso al área y a sus recursos son
funcionales?
29
Productos
¿Las tarifas de ingreso y otros cobros
Tarifas de ingreso y
apoyan el financiamiento del
otros cobros
manejo?
30
Productos
Evaluación de
condiciones
¿El área protegida se maneja en
forma consistente con los objetivos
de conservación?
X
X
31
Productos
Control de las
presiones y
amenazas
¿Existe la percepción que los
factores de presión y las amenazas a
los recursos de la RBL están
controlados?
X
X
32
Productos
Evaluación de los
beneficios
económicos
¿El área protegida provee beneficios
económicos a las comunidades
locales?
X
33
Resultados
Valoración local de
la RBL
¿Los actores locales reconocen el
papel de la RBL y apoyan su
consolidación?
X
X
X
34
Resultados
Mantenimiento de
valores ecológicos
originales
¿Se mantienen los elementos
biológicos y ecológicos que
sustentaron la creación de la RBL?
X
X
X
35
Resultados
Mantenimiento de
servicios
ambientales
¿Se mantienen los servicios
ambientales (cacería y pesca de
subsistencia) existentes al tiempo de
la creación de la RBL?
X
X
X
X
X
X
Grupos de consulta
No. de
Pregunta
36
Tema
Resultados
Equipo
Personal
Técnico de
de la RBL
Apoyo
Asunto
Pregunta
Factibilidad de
consolidación de la
RBL
¿Actualmente, es posible un proceso
de ampliación del área de
conservación para mejorar la
funcionalidad de la RBL? (alianzas
con vecinos, no ampliación de los
límites)
X
X
Actores
Locales
Claves
X
Fuente: Plan de Manejo de la RECC, MAE 2007; Modificado por Equipo Técnico de Apoyo, 2008
Sobre la base metodológica aplicada en la RECC, el trabajo realizado responde a las
preguntas anteriores, tomando en cuenta la siguiente tabla que orienta la interpretación de la
calificación:
Cuadro 65. Escala para la Interpretación de Resultados
Valor
4
3
2
% del
óptimo
90-100
76-89
51-75
Nivel de efectividad
de manejo
Interpretación
Muy satisfactorio
El área cuenta con todos los medios para un manejo eficiente, conforme a las
demandas del presente; por esto, tiene posibilidades de absorber ciertas
exigencias del futuro sin comprometer la conservación de los recursos. El
cumplimiento de los objetivos del área está garantizado.
Satisfactorio
Los factores y medios que posibilitan el manejo están siendo atendidos
adecuadamente; las actividades necesarias se desarrollan normalmente y con
buenos resultados; la permanencia del área estaría garantizada por cuanto hay
un equilibrio dinámico entre todos los ámbitos de manejo; todo el conjunto
tiende normalmente hacia el cumplimiento de los objetivos del manejo.
Medianamente
satisfactorio
El área dispone de los elementos mínimos para el manejo, pero presenta
deficiencias esenciales que permiten establecer una sólida base para que este
manejo sea efectivo. Hay un cierto desequilibrio o desarticulación entre los
ámbitos que influyen en el manejo que pueden comprometer la integridad de
los recursos y el cumplimiento de objetivos podría ser solamente parcial,
pudiendo desatenderse sobre todo a algunos objetivos secundarios.
1
36-50
Poco satisfactorio
El área posee ciertos recursos y medios que son indispensables para su manejo,
pero faltan muchos elementos para alcanzar un nivel mínimo aceptable; tales
características imponen al área una condición de alta vulnerabilidad a la
incidencia de factores conyugales externos o internos, y consecuentemente no
se garantiza su permanencia a largo plazo. Los objetivos del área difícilmente
podrían ser alcanzados, principalmente algunos objetivos primarios.
0
0-35
Insatisfactorio
El área carece de los recursos mínimos necesarios para su manejo básico y, por
tanto, no existen garantías para su permanencia a largo plazo; los objetivos del
área no podrían ser alcanzados bajo estas circunstancias.
Fuente: De Faría, 1993
3.1. Resultados
Los resultados obtenidos y que se presentan en la siguiente tabla, se refieren al ejercicio de
calificación realizado por un Equipo Técnico de Apoyo, faltando integrar la calificación del
personal de la RBL y de los actores claves.
Se consideró que no es conveniente que todas las preguntas sean calificadas por los tres
grupos de evaluación, ya que el manejo de la información específica sobre los diferentes
ámbitos no es uniforme para los tres grupos. Así, se identificaron preguntas específicas
aplicables a cada grupo de calificación.
Sin embargo, en base de la información de línea de base y en la información recabada a través
de los talleres con actores locales, se propone una calificación para todo el grupo de
preguntas. Se debe recalcar que la calificación propuesta debe ser validada por el personal de
la RBL y por los actores claves del área de Limoncocha.
A continuación se presenta el resultado de esta calificación.
Cuadro 66. Resultados de la Evaluación de la Efectividad de Manejo en la RBL
Ámbito
Contexto
No. de
pregunta
Asunto
1
Estado legal
4
2
Reglamentos para el área protegida
3
3
Aplicación de las leyes
3
4
Demarcación de los límites
3
5
Inventario de recursos
3
Calificación contexto
Planificación
Calificación
Porcentaje
80%
3.2
6
Objetivos del área
4
7
Diseño del área protegida
3
8
Plan de manejo
2
9
Participación de los actores
2
10
Actualización del plan
3
11
Utilización de la investigación
2
12
Plan Operativo Anual
4
13
Monitoreo y evaluación
1
65%
Ámbito
No. de
pregunta
Asunto
Calificación
Calificación Planificación
Insumos
Porcentaje
2.6
14
Cantidad de personal
2
15
Capacitación
2
16
Presupuesto actual
2
17
Seguridad en la entrega periódica de recursos
económicos
3
18
Equipos e infraestructura
1
Calificación Insumos
50%
2
19
Investigación
1
20
Impactos y amenazas
3
21
Manejo de talentos humanos
2
22
Mantenimiento de equipos
2
23
Educación ambiental
2
24
Gobiernos locales y otros actores
2
25
Comunidades locales y pueblos ancestrales
1
26
Participación
3
27
Manejo de recursos
1
28
Control y vigilancia
1
Procesos
Calificación Procesos
45%
1.8
29
Tarifas de ingreso y otros cobros
2
30
Evaluación de condiciones
2
31
Control de las presiones y amenazas
2
32
Evaluación de los beneficios económicos
2
Productos
Calificación Productos
1.5
33
Valoración local de la RBL
34
Mantenimiento
originales
35
Mantenimiento de servicios ambientales
3
36
Factibilidad de consolidación de la RBL
3
Resultados
37.5%
de
valores
3
ecológicos
3
Calificación Resultados
3.0
Calificación Total
2.35
75%
58,75%
Elaborado por el Equipo Técnico de Apoyo, 2008
Del ejercicio anterior se obtuvo como resultado una calificación de 2.35, 58,75% lo que
equivale, de acuerdo a Faría (1993), al nivel de efectividad de manejo “medianamente
satisfactorio”.
3.2. Conclusiones y Recomendaciones
En términos generales, la efectividad de manejo, de acuerdo a la aplicación metodológica y a
las modificaciones realizadas a la misma (propuesta de calificación al ámbito de los
resultados), está en un valor medio de 58,75% del óptimo esperado, “El área dispone de los
elementos mínimos para el manejo, pero presenta deficiencias esenciales que no permiten
establecer una sólida base para que este manejo sea efectivo. Hay un cierto desequilibrio o
desarticulación entre los ámbitos que influyen en el manejo que pueden comprometer la
integridad de los recursos y el cumplimiento de objetivos podría ser solamente parcial,
pudiendo desatenderse sobre todo a algunos objetivos secundarios”.
Los elementos mínimos para el manejo son:
o Soporte legal, basado no solamente en el reconocimiento formal de la categoría de
manejo en la Ley Forestal, sino también en el soporte adicional que ofrece el
reconocimiento de la RBL como un sitio de importancia global para la conservación
del humedal y de la biodiversidad asociada a éste (Sitio Ramsar).
o Conocimiento de los límites de parte de los actores locales. Todos los vecinos y
actores locales en general saben dónde están los límites de la RBL, aunque no hay una
demarcación adecuada de los mismos.
o Gestión básica para establecer acuerdos con los actores locales. Durante los últimos
seis años, la Administración de la RBL ha mantenido una política de gestión abierta al
diálogo con los actores locales, sobre todo con las comunidades indígenas que han
identificado objetivos similares respecto a la conservación de los valores naturales
locales. Por otro lado, el trabajo de diálogo con la empresa petrolera Occidental
generó el aporte financiero para la elaboración de la línea de base ambiental de la
RBL (estudio de Walsh en el 2002).
o Infraestructura mínima, la cual se relaciona con el área para oficinas, áreas de apoyo,
estación científica y senderos para patrullaje.
o Disponibilidad de información de base ambiental, basada en el estudio de Walsh y en
algunos aportes técnicos del trabajo de la estación científica manejada por la
universidad SEK.
o El trabajo de acercamiento y diálogo fomentado por la Administración de la RBL
hacia las comunidades vecinas, ha sustentado una serie de acuerdos de manejo y de
control del uso de los recursos biológicos en la Reserva, los mismos que podrían
explicar los resultados del diagnóstico ambiental realizado por Walsh en el año 2002,
pese a la gran afectación ambiental relacionada con el desarrollo del campo petrolero,
como la construcción de caminos, carreteras, la conformación y funcionamiento de
plataformas y pozos, la construcción de estaciones y campamentos, la instalación de
líneas de transmisión eléctrica, el funcionamiento de mecheros, los derrames de
petróleo y la evacuación de aguas servidas y de basura, debieron dejar un sistema
natural muy alterado, lo que no se refleja en los resultados del estudio de Walsh.
Por otro lado, las deficiencias que no permiten una mejor calificación de la gestión en la RBL
serían:
o Los planes de acción no se relacionan con el cumplimiento de los objetivos de la
categoría de manejo. En este sentido, durante los 20 años de vida de la RBL no se ha
establecido una base de información ambiental y biológica adecuada, así como un
plan de monitoreo de los recursos naturales claves para el área. Esta limitación no ha
permitido que la Administración del área disponga de mejores criterios a la hora de
hacer seguimiento a los planes y acciones, tanto de la estación científica, como de las
empresas petroleras (línea de base para el análisis de impacto ambiental y planes de
manejo ambiental relacionados con el desarrollo del campo petrolero). No se dispone
de información que permita evaluar en forma directa el estado de conservación de los
valores naturales que sustentaron la creación del área protegida.
o Gestión limitada para conseguir apoyos financieros diferentes a los que ofrece el
MAE. El apoyo financiero de los actores locales para el mantenimiento del sistema
administrativo de la RBL ha sido mínimo. No se han realizado o concretado
acercamientos a entidades regionales de desarrollo o a proyectos de conservación de
recursos naturales que han operado en la región.
o La mínima asignación de recursos económicos de parte del Estado, para la cobertura
de las necesidades administrativas básicas ha sido una constante durante los 20 años
de gestión del área protegida.
o El desarrollo pasado, actual y futuro de la actividad petrolera en la zona es una fuente
casi permanente de presión a una gran cantidad de elementos del entorno natural en
Limoncocha: quebradas, ríos y riachuelos que alimentan a la laguna; áreas de
distribución de anfibios y reptiles, de pequeños mamíferos y aves que habitan en el
interior del bosque natural.
o El crecimiento de la población en las comunidades vecinas a la RBL, la demanda de
tierras para cultivos y la influencia de programas de desarrollo agroproductivo que no
han tomado en cuenta las afectaciones de sus propuestas al entorno natural, también se
convierte en un factor de afectación actual y de amenaza futura al área protegida. En
este sentido, llama la atención que a la zona de Limoncocha han llegado programas y
proyectos para el desarrollo de monocultivos extensivos y de fomento ganadero, pese
a que la población indígena local no maneja los códigos culturales que apuntan hacia
ese tipo de desarrollo. El resultado ha sido la deforestación y el consecuente deterioro
del sistema natural, la pérdida de recursos económicos y una creciente dependencia a
los proyectos. En este sentido, durante los últimos 15 años, la empresa petrolera
reemplazó casi totalmente al Estado ecuatoriano en lo que a cobertura de servicios
básicos de refiere. En esta relación, el Ministerio del Ambiente a través de la
Administración del área protegida, ha tenido un papel marginal respecto a plantear en
la zona un modelo de desarrollo afín a los objetivos de la RBL.
A manera de factores transversales a la problemática antes descrita, se identificó varios
aspectos esenciales en el entorno de la Reserva, los mismos que explican las debilidades y
oportunidades que deberán ser tomadas en cuenta a la hora de diseñar el nuevo plan de
manejo para la RBL:
o Varias microcuencas (bosque natural, cursos de ríos, riachuelos y quebradas) que son
parte del sistema ecológico que sustenta a la laguna de Limoncocha no están
totalmente dentro de los límites de la misma. Especialmente al occidente de la laguna,
el nivel de afectación debido al desarrollo de los centros poblados y del campo
petrolero es alto. Los estudios de Walsh en este sentido carecen de información clave
para determinar en forma directa las afectaciones al sistema natural de la laguna. Sin
embargo, en los sectores norte y oriental del área protegida existen remanentes de
vegetación natural y cuyo estado de conservación parece ser bueno. Estos sectores,
estando fuera de los límites de la Reserva y dentro de los territorios de las
comunidades indígenas, podrían mejorar la factibilidad de conservación de los valores
naturales de Limoncocha en el futuro. Es necesario entonces reconocer que el manejo
que las comunidades indígenas han dado a sus recursos naturales podría explicar el
mantenimiento del flujo de especies silvestres desde y hacia el área de la RBL; de
alguna manera, este manejo pudo haber trabajado como amortiguador de la presión
ejercida por campo petrolero y el desarrollo de áreas agropecuarias en otros sectores
de la periferia de la Reserva.
o El plan de manejo de la RBL debería entonces incorporar estrategias de asociación
fuertes con esas comunidades indígenas, con el fin de asegurar en el largo plazo el
mantenimiento de la conexión (ecológica) entre las diferentes unidades de bosque
natural. Lamentablemente, en el presente estudio no ha sido posible llegar a acuerdos
de trabajo entre la entidad ejecutora (CDC) y la entidad financiadora del proceso
(Ecofondo) respecto a realizar un análisis espacial que de pistas de la certeza o no de
lo dicho anteriormente. Por lo tanto, este planteamiento deberá tomarse como una
hipótesis para un futuro pero urgente trabajo de planificación, tomando en cuenta el
desarrollo de dos procesos de alto impacto ambiental regional: el bloque petrolero de
Pañacocha y el proyecto multimodal Manta – Manaos.
o La Administración de la Reserva Biológica Limoncocha debe desarrollar
urgentemente un plan de investigación y monitoreo de sus recursos biológicos claves:
microcuencas relacionadas con las lagunas, el río Napo y sus elementos relacionados.
Complementariamente, deberá establecer mecanismos de trabajo asociativo con las
comunidades vecinas, orientados hacia disponer de un plan de conservación de los
recursos naturales integrado (sistema de conservación conformado por la RBL y otras
unidades de conservación complementarias).
4. ANÁLISIS DE LA CATEGORÍA DE MANEJO DE LA RESERVA
BIOLÓGICA LIMONCOCHA
Dentro de los procesos relacionados con la planificación para la gestión de las áreas
protegidas, uno de los temas pobremente abordados ha sido el que tiene que ver con la
adecuada relación entre dicha gestión y los diferentes niveles de planificación e incluso, de la
normativa que la sustenta. Ha sido frecuente encontrar que ciertas acciones de manejo no
siempre responden a los objetivos del área, o a la definición de la categoría de manejo, o
incluso a los objetivos institucionales. Uno de los efectos de lo anterior es la dificultad de
definir mecanismos objetivos y claros de seguimiento y evaluación del papel del área
protegida como estrategia de conservación de recursos naturales (Bastidas, 2008).
Ejecutar un programa que, a la larga, no ayuda a cumplir con los objetivos del área podría
explicar en parte, el debilitamiento de la capacidad de gestión de su ente administrativo.
En el caso específico de la Reserva Biológica Limoncocha (RBL), en el análisis de la
efectividad de manejo ya se evidencia una inconsistencia entre uno de los programas del plan
de manejo original (atención a visitantes y turismo) y la definición de la categoría de manejo
(el turismo no es un objetivo primario de una Reserva Biológica, sino una estrategia
secundaria relacionada con el trabajo científico que ésta demanda).
Por otro lado, aunque la laguna de Limoncocha es el elemento principal que justificó la
creación del área protegida, la viabilidad de sus elementos biológicos asociados depende no
solamente de la protección de la laguna, sino del bosque natural asociado a las microcuencas
que alimentan a la misma y que no está protegido.
La situación actual de manejo en la zona de Limoncocha permite plantearse una hipótesis en
este sentido:
“Tomando en cuenta la dinámica de desarrollo regional, la conservación en el tiempo de los
valores que sustentaron la creación de la RBL no será posible, si no se incluye en la lógica de
conservación a las microcuencas relacionadas con la laguna, en donde se desarrollan una gran
cantidad de procesos ecológicos que explican el valor de Limoncocha”.
4.1. Proceso metodológico
Para desarrollar el presente análisis, se consideró los siguientes instrumentos: el estudio de
factibilidad que sustentó la creación de la RBL (incluido en el documento del Plan de
Manejo) y los lineamientos que proponen, tanto el Plan Estratégico del Sistema Nacional de
Áreas Protegidas (SNAP) de 1999, como el Plan Estratégico (PE) para el Sistema Nacional de
Áreas Protegidas del Ecuador, período 2007-2016.
Se analizó las definiciones y conceptos de soporte para una reserva biológica, los objetivos
primarios planteados a la hora de su establecimiento como área protegida y se confrontó con
la información del estado actual de manejo de los recursos naturales y de gestión del área.
Finalmente, se realizó un breve análisis de la categoría de manejo y su definición, frente al
cumplimiento de los objetivos nacionales de conservación planteados en el PE-SNAP-20072016.
4.2. Definición de una Reserva Biológica
Se compara tres diferentes instrumentos, con el fin de evaluar si la situación actual de la RBL
es concordante con la normativa de sustento, así:
De acuerdo a la información del documento que sustenta la creación de la RBL en 1985, una
reserva biológica incluye los siguientes elementos conceptuales:
o Reserva Biológica o Reserva Científica como sinónimos;
o Contiene formaciones naturales y especies de flora y fauna muy significativas para la
ciencia y el ambiente natural;
o Alteración humana mínima del área silvestre;
o No se orienta hacia la recreación y el turismo de naturaleza;
o Debe contener la mayoría o todos los elementos de un ecosistema y su viabilidad;
o Tamaño mayor a las cinco mil hectáreas;
En este marco, los objetivos de manejo de las reservas biológicas estaban orientados hacia:
o Proteger y conservar las áreas naturales de alto valor científico;
o Crear oportunidades para la educación superior, investigación y monitoreo de
especies.
o Proporcionar a visitantes nacionales y extranjeros una variedad de actividades
recreativas en ambientes naturales, en concordancia con las potencialidades
específicas de la Reserva;
o Incentivar el turismo cultural y científico basado en la observación de flora y fauna;
o Regular las actividades turísticas dentro de los límites de la Reserva para asegurar la
protección de los recursos naturales.
Según el Plan Estratégico del SNAP de 1999, en el que hace un ejercicio de redefinición de
varias categorías de manejo, una reserva biológica se define como:
“Áreas de extensión variable que se hallan en cualquiera de los ámbitos, terrestre o acuático,
destinadas a la preservación de la vida silvestre. Sus objetivos están orientados a la
conservación de los procesos naturales, haciendo posible la ejecución de investigación
científica, educación y conservación de los recursos genéticos”.
El PE-SNAP-2007-2016 plantea el siguiente análisis de la categoría de manejo Reserva
Biológica, con el fin de sustentar la nueva definición:
Cuadro 67. Análisis de categorías de Manejo
Categorías
UICN
Enfoque
UICN
Categoría
Criterios de selección
SNAP
Objeto de
conservación
1A, Reserva
Natural
Estricta
Investigación
y monitoreo
1B,
Área
Natural
Silvestre
Protección,
poco
modificada,
pocos
habitantes
Estado de
conservación
Presencia
Humana
Acciones
prioritarias
Superficie
Nivel de
restricción
de uso
Investigación
Monitoreo
Reserva
Biológica
Ecosistemas y
especies
Poco alterado
Mínima
Ambiental
Educación
ambiental
Grande
Muy
restringido
Modificado de: Plan Estratégico SNAP-06, MAE, 2006
En base análisis anterior, el Plan Estratégico del SNAP 2007-2016, plantea la siguiente
redefinición:
Reserva Biológica:
o Área de conservación de tamaño grande (más de 10.000 has), que tiene como objetos
principales de conservación a ecosistemas completos y sus especies, poco alterados y
con mínima presencia humana, al menos en el área de distribución del objeto de
conservación principal.
o En este tipo de reservas, las actividades prioritarias serán la investigación biológica,
ecológica y ambiental, siendo posible también la educación ambiental como actividad
secundaria.
o El nivel de restricción de uso de los recursos naturales será muy alto (muy restringido)
para garantizar el desarrollo de los procesos ecológicos.
En la siguiente matriz se trata de realizar un primer acercamiento para determinar el nivel de
cumplimiento de los objetivos de la categoría de manejo, en función de los diferentes
componentes de la actual gestión del área protegida.
Cuadro 68. Niveles de Cumplimiento de los Objetivos de la Categoría de manejo.
Características de la
Gestión actual de la
RBL
Criterios que definen la categoría de manejo
Más de
10mil ha.
Conserva
ecosistemas
completos
Poco nivel
de
alteración
Mínima
presencia
humana
Investigación
Biológica,
ecológica y
ambiental
Educación
ambiental
Nivel de
restricción de
uso de los
recursos Muy
Alto
Tamaño de la RBL:
4613 ha.
No protege cuencas
alimentadoras de la
laguna ni bosques
circundantes aledaños
Desarrollo urbano y
petrolero cerca y
dentro de la RBL
3700 habitantes
relacionados
directamente
Procesos de desarrollo
urbano cerca o dentro
de la RBL
Desarrollo de
infraestructura
petrolera sin control
ambiental
Fomento de sistemas
productivos de alto
impacto a los RRNN
No se ejecuta un
programa de
monitoreo ecológico,
biológico y ambiental
Débil desarrollo de
programa de
educación ambiental
Restricción parcial de
uso de los recursos
Contradicción entre la definición de la categoría de manejo y la situación actual de la RBL
Concordancia parcial entre la definición de la categoría de manejo y la situación actual de la RBL
Concordancia total entre la definición de la categoría de manejo y la situación actual de la RBL
4.3. La Categoría de Manejo y los Objetivos de la Conservación
De acuerdo al ejercicio de análisis desarrollado en el Plan Estratégico 06, la nueva definición
de la categoría de manejo “Reserva Biológica” guarda relación con tres de los once objetivos
de conservación replanteados en el PE 06: 1, 3 y 8.
Objetivo 1: Proteger muestras representativas de ecosistemas
dulceacuícolas, marinos y marino-costeros;
Objetivo 3: Proteger especies endémicas y amenazadas de extinción;
Objetivo 8: Facilitar la investigación científica y la educación ambiental
terrestres,
4.4. Algunas reflexiones
De los análisis anteriores se puede plantear las siguientes reflexiones:
La categoría de manejo definida para la zona de Limoncocha ha sido adecuada, tomando en
cuenta los valores naturales que sustentaron su declaratoria. Sin embargo, la necesidad de
desarrollar un sistema de monitoreo de dichos valores, planteada en el primer plan de manejo
(Ulloa, 1988), no se cumplió sino hasta el año 2002, cuando se realizó un diagnóstico general
de dichos valores, a manera de línea de base ambiental. Esta situación determina la alta
prioridad para que la Administración de la RBL impulse un programa de investigación y
monitoreo biológico y ambiental.
No es la categoría de manejo la que debe cambiar, sino la orientación de la gestión de la
Autoridad Ambiental nacional, desde una gestión pasiva, normativa y sometida a las
presiones de las actividades extractivas y de desarrollo tradicional, hacia la generación de un
adecuado sustento técnico para orientar el manejo (investigación y monitoreo sobre la
biodiversidad en Limoncocha).
Es relevante destacar y fomentar el reconocimiento del papel que cumplen los vecinos de la
RBL en la conservación de los valores naturales, y la identificación de los servicios
ambientales que Limoncocha ofrece a la zona, desde una perspectiva integral: ambiental,
social, cultural, económica y política.
La actual problemática socio-económica local y regional en Limoncocha, sumada a las serias
limitaciones en la gestión de la Autoridad Ambiental, no explican los resultados del estudio
de Walsh respecto a los valores naturales y su estado de conservación, ni a las percepciones
que tiene la gente actualmente sobre los mismos. En este sentido, es necesario estudiar a
profundidad el papel que han cumplido las comunidades vecinas a Limoncocha, en sustentar
un proceso de conservación de sus valores naturales más relevantes. ¿Acaso es la gestión
ambiental de las comunidades vecinas la que explica el buen estado de conservación de
Limoncocha?
El presente análisis no pretende responder esta pregunta, sino solamente establecer un nivel
inicial de debate sobre el tema.
5. PLAN DE MONITOREO
5.1. Programa de Monitoreo Biológico
El programa de monitoreo de la Reserva Biológico Limoncocha se fundamentará en el
personal con el que cuenta la reserva, los tiempos de implementación del monitoreo, los sitios
para la toma de muestras y la metodología a ser utilizada.
Los datos generados en los monitores biológicos se almacenaran y registraran en una base de
datos que permitirá el análisis de las variables establecidas a largo plazo.
Aves
Las aves son buenos indicadores faunísticos en estudios ambientales porque pueden ser
encontrados en forma rápida y relativamente fácil. Usar el canto de las aves para la
identificación permite a los observadores experimentados, obtener grandes cantidades de
datos en periodos relativamente cortos.
En el año de 1972 David Pearson, y en 1977 Dan y Erika Tallman, registraron en
Limoncocha un total de 464 especies diferentes de aves.
Metodología
El monitoreo de la avifauna se fundamentará en dichos registros auditivos y en
observaciones realizadas en el campo, tomando en cuenta la variabilidad de hábitats
existentes en el área y la identificación de grupos de aves seleccionados en cada ambiente
monitoreado.
Para evitar variaciones en la interpretación de los sonidos registrados se establecerá un
régimen de grabaciones estandarizadas, con tiempos iguales de grabación para puntos
definidos de muestreos a la misma hora del día. Se establecerán 5 puntos de muestreo
cuantitativos de aves en cada uno de los cuales se registrarán sonidos durante dos días
seguidos; esto significa una campaña de 10 días de trabajo. Se harán tres campañas al año. Se
recomienda realizar las grabaciones entre las 5h45 y 6h30 momento en el que se evidencia
una alta actividad de aves. En estos mismos puntos de muestreo se colocaran 6 redes de
neblina las cuales serán revisadas cada 30 minutos entre las 6h30 de la mañana y 6h30 de la
tarde.
Para el conteo de aves acuáticas se realizará un recorrido mensual en la laguna de
Limoncocha utilizando binoculares.
Para establecer comparaciones entre las muestras de aves de los 5 puntos de muestreo se
aplicará el coeficiente de similitud de Sorensen. Para obtener el grado de diversidad de las
aves registradas tanto en puntos de muestreo como en los recorridos por la laguna se utilizará
el índice de diversidad de Shannon-Wiener.
Se preparará una ficha de registro de campo que debe contener los mismos campos
informáticos de la base de datos de la biodiversidad de la RBL.
Reptiles Acuáticos
Se monitoreará las poblaciones de tres especies de reptiles acuáticos: el caimán negro
Melanosuchus niger, la charapa grande Podognemis expansa y la charapa pequeña
Podognemis unifilis.
El registro de caimanes negros y charapas se realizará dos veces al año, la primera en la época
de mayor pluviosidad y la segunda en la época de menor pluviosidad.
Metodología
Ser realizará conteos diurnos y nocturnos alrededor de la laguna para determinar el estado
poblacional de estas especies.
Los censos nocturnos se efectuarán en canoa a lo largo del perímetro de la laguna y en el caño
que se encuentra en la parte Oriental de la laguna. Se dividirá a la laguna en tres sectores: a)
Orilla norte (Tierra firme), b) Caño y c) Orilla Sur de vegetación flotante.
Cada campaña de conteo estará organizada de la siguiente manera: tres noches en la orilla
norte tres noches en el caño y tres noches en la orilla Sur. El trabajo tendrá lugar de 6h30 de
la tarde hasta la 01h00.
Para la observación de caimanes se utilizará linternas de cabeza y de mano, para localizar a
los caimanes por el reflejo de la luz que produce sus ojos. Cada animal observado será
ubicado con GPS. Así mismo se contará con una ficha de registro de campo, donde constarán
hora inicial y final del censo, tiempo de muestreo descripción general del sitio muestreado y
coordenadas de la ubicación de cada animal. En la medida que se disponga de los equipos
necesarios se procederá a marcar a la mayor cantidad de caimanes posible, los mismos que
ulteriormente podrán ser identificados en base de las marcas colocadas en los individuos.
Para el efecto, en cada jornada de conteo se capturará 10 individuos para verificar sus
tamaños.
Para el censo de charapas se utilizará la misma técnica en empleada en el conteo de caimanes
salvo que los mismos se efectuarán durante el día, en un horario que deberá mantenerse en
cada campaña de conteo.
Tanto para caimanes como para charapas, los censos serán ejecutados por tres personas: uno
en la punta de la canoa (observador), otro en la parte posterior del observador (anotador) y el
motorista. Para estimar la longitud total de los caimanes, se toma en cuenta la longitud de la
cabeza que es la parte del cuerpo usualmente visible del animal; la información de la talla se
utilizará para el análisis de la estructura poblacional, en cuanto a tamaño se refiere.
Con la información levantada se establecerán los siguientes parámetros: frecuencia de
especies, tasa de encuentro por cada sitio de muestreo, estructura de la población en base de
su edad.
Los datos obtenidos se utilizarán para establecer el uso de los caimanes y charapas por parte
de las comunidades locales y el manejo que se le debe dar a estos recursos.
Ictiofauna
El monitoreo de la ictiofauna se utilizará para determinar la siguiente información: el número
de especies de peces presente, las especies más capturadas por los nativos y el volumen de
pesca, y las especies comerciales, su volumen de venta y los réditos económicos que genera.
Metodología
Se establecerán 5 sitos de monitoreo de la ictiofauna que son: 3 puntos en diferentes sitios de
la laguna de Limoncocha, un cuarto sitio en el canal de ingreso de la laguna negra y un quinto
lugar en el río Capucuy. El muestreo se realizará a una distancia de 100m en cada uno de los
puntos de muestreo. Se utilizara redes, atarrayas, trampas con carnada y líneas de anzuelos.
Para el registro de los datos se contara con el registro de una ficha de campo que incluirá
descripción del hábitat, tipo de sustrato, vegetación acuática, profundidad y algunos
parámetros físico químicos.
El monitoreo se realizará 3 veces al año, en cada uno de los cinco puntos de muestreo durante
10 días (dos días por punto de muestreo).
De los ejemplares capturados se hará disecciones para conocer estado de madurez sexual y
época de desove este parámetro se relacionara con el parámetro del pez; además, para conocer
la dieta alimenticia se efectuarán análisis estomacales.
Los parámetros a determinarse serán la abundancia de los peces, establecida por el número de
individuos colectados por cada especie, que se ajusten a la siguiente escala: dominante (más
de 16 individuos), Abundante (10-49 individuos), escaso (4-9 individuos), raro (menos de 3
individuos). También se determinará el índice de diversidad de Shannon- Wiener, y el gremio
alimenticio de los peces según las siguientes categorías: detritívoro, insectívoro, omnívoro y
piscívoro.
Para conocer la producción aproximada de la pesca se harán observaciones periódicas en los
muelles de desembarque de la laguna, registrando las especies más colectadas.
Macroinvertebrados
Los Humedales son fuentes importantes de recursos debido a la variedad de funciones que
desempeñan, relacionadas con procesos o atributos químicos físicos o biológicos cruciales
para la integridad y estabilidad del ecosistema. Estas funciones influyen en la calidad del
agua, contribuyen a sostener la cadena alimenticia y el ciclo de nutrientes proporcionan una
gran cantidad de hábitats para una gran variedad de animales y plantas y sustentan muchas
actividades económicas y sociales.
En este marco la identificación de las especies indicadoras de macroinvertebrados acuáticos
en humedales es fundamental para determinar la calidad del agua; sin embargo, es importante
destacar que los macroinvertebrados son un grupo extremadamente sensible a cambios
naturales o antropogénicos en sus ecosistemas acuáticos, como por ejemplo, caudal, clima,
vegetación, temperatura, pH, oxígeno disuelto, entre otros.
Al monitorear los macroinvertebrados acuáticos es posible determinar la respuesta de los
cuerpos de agua, actividades antropogénicas, el cambio climático y la hidrología.
Metodología
Se establecerán 10 puntos de muestreo en cada uno de los siguientes cuerpos de agua:
Extremo suroeste de la laguna Limoncocha, Río Guagrayacu, Río Pichira, Laguna Negra, Río
Capucuy y Río Jivino. En cada punto se muestreará los macroinvertebrados bentónicos
utilizando una red Surber para análisis cuantitativo y una red tipo D-net, para determinar la
calidad de agua, aplicando el índice BMWP/Col. Se determinaran los siguientes parámetros:
índice de diversidad de Shannon-Wiener, abundancia y nichos tróficos en base a las
siguientes categorías: detritívoro, omnívoro, depredador, filtrador, colector y herbívoro.
Los diez puntos de muestreo por cada cuerpo de agua, serán monitoreados tres veces al año.
Como especies indicadoras se utilizará aquellas de los géneros Smicridea, Mayobaetis,
Moribaetis, Thraulodes, Campsurus,
Trichorythode (Ephemeroptera), Phylloicus y
Certonina (Trichoptera).
5.2. Monitoreo de parámetros físico-químicos
Como actividad estrechamente ligada al Monitoreo Biológico, es indispensable conocer la
situación de la calidad del agua de la Laguna midiendo regularmente los siguientes
parámetros físico-químicos del agua de la laguna y otros cuerpos hídricos de la RBL, cuerpos
de agua cercanos a las comunidades y cuerpos de agua localizados dentro de zonas sensibles.
Los puntos de muestreo de la calidad de agua serán los mismos utilizados para el monitoreo
de los macroinvertebrados. Los parámetros a ser medidos serán: PH, oxígeno disuelto,
turbidez y temperatura, utilizando una ficha de campo diseñada para el efecto. Así mismo, la
frecuencia de medición de estos parámetros será la misma que la empleada para monitorear
los macroinvertebrados.
Adicionalmente se tomara una muestra al año, por cada cuerpo de agua monitoreado, para ser
analizada posteriormente en un laboratorio en donde se medirán los siguientes parámetros:
coliformes fecales, Sustancias tensoactivas, DBO5, DQO, TPH (Hidrocarburos), Cianuro,
Nitrógeno Amoniacal, Fosfatos, Fenoles y Metales pesados (bario, cadmio, cromo, níquel,
plomo, vanadio).
Los datos complementarios de volumen y espejo de agua deberán ser tomados en cuenta para
el análisis de los resultados obtenidos a lo largo de los monitoreos. La superficie del espejo de
agua se monitoreara en base a imágenes satelitales de alta resolución cada 5 años y el
volumen de agua se medirá en base de cálculo de caudal que recibe la laguna en el mes más
seco del año y en el mes más lluvioso del año.
6. PROPUESTA DE ZONIFICACIÓN DE LA RESERVA BIOLÓGICA
LIMONCOCHA
Según las políticas y plan estratégico del sistema nacional de áreas protegidas del Ecuador
2007-2016, una reserva biológica es un área natural de tamaño variable, que contiene un
conjunto de ecosistemas intactos o muy bien conservados, con poca intervención humana.
Tiene importancia exclusiva para la investigación y el estudio científico.
De acuerdo a las mismas políticas y plan estratégico, se propone que una reserva biológica
sea un área de conservación de tamaño grande (más de 10000ha) que tiene como objetivos
principales de conservación ecosistemas completos y sus especies, poco alterados y con
mínima presencia humana, al menos en el área de distribución del objeto de conservación
principal. En este tipo de reservas, las actividades prioritarias serán la investigación biológica,
ecológica y ambiental, siendo posible también la educación ambiental como actividad
secundaria. El nivel de restricción de sus recursos naturales será muy alto (muy restringido)
para garantizar el desarrollo de los procesos ecológicos.
Así mismo de acuerdo a estas políticas y plan estratégico los objetos de conservación de una
reserva biológica son ecosistemas de especies, su estado de conservación es poco alterado, la
presencia humana es mínima, las acciones prioritarias son: investigación y monitoreo
ambiental, y educación ambiental, con una superficie grande y un nivel de restricción muy
restringido.
Por lo señalado y dado el estado de conservación, grado de presencia humana tamaño del área
protegida y uso de los recursos, la Reserva Biológica Limoncocha no cumple actualmente
con los objetivos de la categoría de manejo de una Reserva Biológica.
Para cumplir con los criterios que definen la categoría de manejo de la Reserva Biológica en
la zona de Limoncocha, se debe aplicar de manera estricta algunos de los principios
establecidos en la Constitución del Ecuador, referentes a las áreas protegidas, principalmente
los que se señala a continuación:
Art. 57 Garantizar a las comunidades locales su derecho colectivo a conservar y promover
sus prácticas de manejo de la biodiversidad y de su entorno natural, mediante la ejecución de
programas con la participación de la comunidad, cuyo objetivo sea asegurar la conservación
y utilización sustentable de la biodiversidad.
Art. 72 Implementar el derecho de la naturaleza a la restauración.
Art. 261 Respetar la competencia exclusiva del Ministerio del Ambiente sobre las áreas
naturales protegidas (Reserva Biológica Limoncocha).
Art. 395 Implementar el principio ambiental que garantiza un modelo sustentable de
desarrollo, que conserve la biodiversidad y la capacidad de regeneración natural de los
ecosistemas, y asegure la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes y
futuras.
Art. 396 Cada uno de los actores locales deberá asumir la responsabilidad directa de prevenir
cualquier impacto ambiental, de mitigar y reparar los daños que ha causado, así como la
obligación de restaurar integralmente los ecosistemas e indemnizar a las personas y
comunidades afectadas. El Ministerio del Ambiente debe adoptar las medidas oportunas que
eviten los impactos ambientales negativos cuando exista certidumbre de daño.
Art. 397 y 405 El Ministerio del Ambiente repetirá contra quien produjera el daño ambiental,
las obligaciones que conlleve la reparación integral del ambiente; así mismo el Estado debe
asegurar la intangibilidad de las áreas naturales protegidas, de tal forma que se garantice la
conservación de la biodiversidad y mantenimiento de las funciones ecológicas de los
ecosistemas.
Art. 400 Administrar y gestionar la biodiversidad con responsabilidad intergeneracional.
Art. 406 Regular la conservación, manejo y uso sustentable, recuperación y limitaciones de
dominio de los humedales y bosques tropicales húmedos.
Art. 407 Implementar la prohibición de la explotación forestal en las áreas protegidas.
Art. 408 Reconocer que la biodiversidad es de propiedad inalienable, imprescriptible e
inembargable del Estado.
6.1. Criterios de Zonificación
Se utilizaron los siguientes criterios:
Criterios ecológicos
Considerando que la biodiversidad de la RBL es su valor ecológico principal, los criterios
ecológicos son los más relevantes para el establecimiento de zonas de uso y la determinación
de lineamientos de manejo. Criterios ecológicos incluyen los diferentes ecosistemas y sus
características; especies y su nivel de amenaza o endemismo; interdependencias entre
ecosistemas, especies y procesos ecológicos; fragilidad de diversos ecosistemas frente a
amenazas; umbrales críticos de viabilidad; potencial y velocidad de recuperación de
biodiversidad alterada, entre otros.
Criterios sociales
La presencia humana en la zona de influencia de la RBL así como los procesos de
colonización a causa de los ejes viales que permiten un fácil acceso al área y su zona de
amortiguamiento, son realidades que deben ser tomadas en cuenta.
Criterios de uso
Basados en la presencia de la explotación petrolera en la zona, así como en la pesca que se
realiza en la laguna de Limoncocha.
Por lo expuesto, se plantea la siguiente zonificación para la Reserva Biológica Limoncocha
Ver Figura 27:
1. Zona de Amortiguamiento.
Esta zona se localiza fuera de la Reserva Biológica Limoncocha cerca de la misma de
aproximadamente un kilómetro a partir de los límites del Área Protegida distancia
que puede variar dependiendo de las actividades a desarrollarse, conjuntamente con
los actores locales.
En esta zona las actividades permitidas se enmarcaran en la promoción de prácticas de
manejo sustentable de la biodiversidad, mediante la ejecución de programas con la
participación comunitaria, orientados a asegurar la utilización sustentable de la
biodiversidad, que ayude a satisfacer las necesidades de la población.
También se efectuarán actividades de conservación de las cabeceras de los ríos
afluentes de la laguna Limoncocha ( Río Capucuy, Río Jivino, Río Itaya, Río
Playayacu, Río Pichira, Río blanco y Río Indillana) y control de la contaminación
hídrica.
Figura 27
Mapa de Zonificación de la Reserva Biológica Limoncocha
2. Zona Núcleo.
Esta zona se localiza en el bosque de tierra firme, bosque inundable e inundado
(pantano de moretal), el caño de acceso a la Laguna Negra, la orilla de vegetación
flotante de la laguna de Limoncocha y el sector donde se encuentra la Laguna Negra;
la vegetación en la zona de la laguna Negra es primaria y contiene importantes bancos
de germoplasma natural, y además constituye un refugio para los animales de la zona,
tanto terrestres como acuáticos. La zona con mayor concentración de caimanes
constituye el caño, debido a que es un lugar poco concurrido para efectuar actividades
de pesca, y en consecuencia la cantidad de peces es alta; además el caño es un sitio de
fluctuación de especies entre la laguna Limoncocha y la Laguna Negra. La orilla de
vegetación flotante de la Laguna de Limoncocha brinda las condiciones ecológicas
adecuadas para la anidación, reproducción y refugio de los caimanes y tortugas
charapas.
En esta zona las únicas actividades permitidas son la investigación biológica,
ecológica y ambiental, así como el monitoreo ambiental.
3. Zona de Restauración Ecológica.
En esta zona se incluyen las islas en la porción del río Napo que forma parte de la
RBL, ya que en las mismas se ha encontrado cultivos y animales domésticos libres
como es el caso de cerdos, aunque en la actualidad están abandonadas y sujetas a un
lento proceso de regeneración natural; también existen pequeños remanentes de
bosque secundario, caracterizado por guarumos, Capirona y vegetación arbustiva.
También se incluye en esta zona el río Capucuy ya que el mismo se encuentra bajo la
influencia de la plataforma Itaya B que genera descargas periódicas al agua; este río
también recibe el impacto de las zonas de cultivo cercanas que generan una
deforestación de esta parte adyacente a esta reserva.
Dentro de esta zona además se ha considerado principalmente a la parte oeste y
suroccidental de la Reserva Biológica Limoncocha, afectada por la deforestación y
perdida de la cobertura vegetal natural.
En esta zona solamente se efectuarán actividades de recuperación de los ecosistemas
afectados, aplicando distintas técnicas.
4. Zona de Uso Público.
Esta zona comprende el centro administrativo, el sendero “El Caimán”, el muelle con
su camino de acceso, la laguna de Limoncocha y las riberas del río Napo.
En esta zona se podrán efectuar actividades de educación e interpretación ambiental,
capacitación y recreación (ecoturismo comunitario).
7. IDENTIFICACIÓN DE ACTORES Y PROPUESTA DEL COMITÉ DE
GESTIÓN LOCAL DE LA RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA.
Los actores que tienen relación directa con el área protegida son:
Palmeras del
Ecuador
Municipio de
Shushufindi
Destacamento
BOES 54
PetroAmazonas
Reserva Biológica
Limoncocha
Instituto Intercultural
Bilingüe
Junta Parroquial de
Limoncocha
Comunidades
locales
Universidad
Internacional SEK
La presente propuesta se fundamenta en el artículo 405 de la Constitución del Ecuador que
señala que el Estado fomentará la participación de las comunidades, pueblos y nacionalidades
indígenas que han habitado ancestralmente las áreas protegidas, en su administración y
gestión.
Al ser la Reserva Biológica Limoncocha uno de los 13 sitios Ramsar del país inscrito en la
lista de humedales de importancia internacional, su gestión debe tomar en cuenta la
Resolución VII.8 de la Conferencia de la Partes de la Convención de Ramsar, que plantea los
lineamientos para establecer y fortalecer la participación de las comunidades locales y de los
pueblos indígenas en el manejo de los humedales, donde se exhorta a las partes contratantes a
que apliquen dichos lineamientos a fin de promover la participación activa e informada, así
como la asunción de responsabilidades por parte de las comunidades locales y comunidades
indígenas en el manejo/gestión de los sitios Rampsar, y en la aplicación de los principios de
uso racional a nivel local y de sus cuencas de captación (Ramsar, 1999). Adicionalmente, en
el Titulo VI del Libro IV del Texto Unificado de Legislación Ambiental Secundaria, se
describe el funcionamiento de los comités de Gestión en el Patrimonio Nacional de Áreas
Protegidas.
Según el Art. 167 del referido Titulo, los comités de gestión tendrán como objetivos:
a) cooperar con el Ministerio del Ambiente en las tareas de conservación y manejo del Área
Protegida, y su zona de Amortiguamiento;
b) Apoyar a la Administración del Área Protegida en la elaboración (actualización), ejecución
y evaluación del Plan de Manejo, y los planes anuales y actividades en el marco de los
objetivos del área y de las normas y políticas nacionales;
c) Proponer proyectos y actividades destinados a mejorar la calidad de vida de la comunidad
local;
d) Apoyar a la administración del Área Protegida en tareas de control y vigilancia que
permitan mantener la integridad territorial y la inviolabilidad del área protegida, de
conformidad con el marco legal existente y al Plan de Manejo del Área;
e) Denunciar a las autoridades competentes del Ministerio del Ambiente las infracciones o
delitos que pudieren cometerse y sean de su conocimiento;
f) Velar porque se armonicen los objetivos conservacionistas de la Administración del AP con
las necesidades del desarrollo local y regional; y
g) Proponer alternativas técnicas, normativas y políticas que mejoren la conservación y
manejo del área protegida y de su zona de amortiguamiento. (Ministerio del Ambiente, 2003).
Por lo expuesto se propone que el comité de gestión de la RBL esté integrado por los
siguientes miembros:
1) El Ministerio del Ambiente, a través de la Dirección Provincial de Sucumbíos y la
Responsable de Área de la Reserva Biológica.
2) El Gobierno Municipal del Cantón Shushufindi.
3) La junta parroquial de Limoncocha.
4) Los Presidentes de las comunidades de: Santa Elena, Río Jivino, Limoncocha, San
Gabriel, Itaya, Primero de Septiembre, Pompeya Norte, Pompeya Sur, Río Indillama
y San Antonio.
5) Representante de la Asociación Kichwa de Limoncocha (ASOKIL).
6) Un Representante de la Universidad Internacional SEK.
7) Un Representante del Instituto Pedagógico Intercultural Bilingüe Martha Bucaram de
Roldós.
8) Un Representante del Subcentro de Salud del Ministerio de Salud Pública.
9) Un Representante de Petroamazonas.
10) Un Representante del Destacamento de las Fuerzas Armadas BOES 54.
11) Teniente Político de Limoncocha.
12) Un Representante de la Dirección Provincial de Turismo del Ministerio de Turismo
del Ecuador.
13) Un Representante de Palmeras del Ecuador S.A.
14) Un Representante de la Comunidad Itaya.
El Comité de Gestión de la Reserva Biológica Limoncocha estará constituido por: la
Asamblea General, el Coordinador y los Grupos de Trabajo.
Asamblea General
La Asamblea General será la máxima instancia del Comité de Gestión y estará representada
por los representantes legales de las instituciones públicas privadas y comunitarias que
aparecen en la lista. La asamblea General sesionará dos veces al año. Las resoluciones de la
asamblea general se tomaran de consenso; en caso de no existir acuerdo se resolverá por una
vía simple de votos. Conocer y aprobar los planes de trabajo presentados por los grupos de
trabajo. Conocer y aprobar los informes presentados por el Coordinador. El Responsable del
Área Protegida cumplirá la función de secretario permanente de la Asamblea General.
El Coordinador del Comité de Gestión
El Coordinador será designado por la Asamblea General. Las funciones del Coordinador
serán las siguientes: a) El Manejo y custodia del libro de actas de las sesiones de la Asamblea.
b) Convocar a la Asamblea General a sus reuniones ordinarias. c) Dirigir las sesiones de la
Asamblea General. d) Elaborar y presentar informes de las actividades que hayan sido
encomendadas por el Comité de Gestión.
El Coordinador permanecerá sus funciones por un lapso de un año, pudiendo ser reelegido
por un periodo igual.
Los Grupos de Trabajo
Para operativizar las acciones y decisiones de la asamblea general, se constituirán los
siguientes grupos de trabajo.
a) Grupo de Control, Vigilancia y Manejo de Conflictos Socio Ambientales.
Su responsabilidad principal será apoyar a la administración del Área Protegida en el
Control y Vigilancia de la misma y en la resolución de conflictos socio ambientales
que surgieren en el proceso de gestión de la Reserva Biológica Limoncocha, o en
atención a denuncias presentadas por escrito ante alguno de sus miembros o al
ministerio del Ambiente.
b) Grupo de Desarrollo Comunitario.
Su responsabilidad principal será la promoción de proyectos de manejo sustentable de
la biodiversidad y recursos naturales en la zona de amortiguamiento de la RBL.
c) Grupo de Turismo Sostenible.
Su responsabilidad principal será desarrollar opciones alternativas de turismo
sostenible en la zona de la Laguna de Limoncocha.
d) Grupo de Educación y Capacitación.
Será responsable de proponer actividades de educación y capacitación en la zonas de
amortiguamiento de la reserva y uso público de la reserva biológica Limoncocha. En
temas referentes a la conservación de la biodiversidad, su importancia, y otros que
surjan en base a las necesidades de los distintos actores locales de la RBL.
e) Grupo de Investigación.
Su responsabilidad será proponer temas de investigación orientados al manejo de la
Reserva Biológica Limoncocha, participar en el monitoreo biológico de la RBL y
promover la participación de los actores locales interesados en la implementación de
los proyectos de investigación.
Las funciones de los grupos de trabajo serán las siguientes:
a) Analizar y proponer a la asamblea general el tratamiento de temas relevantes en el eje
temático correspondiente a su grupo;
b) Contribuir con la implementación del Plan de Manejo de la Reserva Biológica
Limoncocha;
c) Analizar, desarrollar y presentar propuestas de proyectos a la Asamblea General y a la
administración del área protegida, enfocados hacia la conservación de la Reserva
Biológica Limoncocha;
d) Presentar propuestas de normativas locales encaminadas a optimizar la conservación
de la reserva biológica Limoncocha;
e) Presentar ante la asamblea un informe de trabajo semestral;
f) Operativizar las resoluciones de la Asamblea en su eje temático correspondiente;
g) Proponer mecanismos de financiamiento alternativo para la implementación del Plan
de manejo de la Reserva Biológica Limoncocha;
Los grupos de trabajo se reunirán de manera ordinaria una vez cada dos, para planificar,
coordinar e implementar las acciones en su eje temático correspondiente.
Los grupos de trabajo estarán conformados por los representantes de las instituciones
relacionadas con el eje temático correspondiente.
Cada grupo nombrara un coordinador, que tendrá como funciones convocar a las reuniones de
grupo y elaborar las ayudas memorias del mismo.
El coordinador de cada grupo de trabajo durara en sus funciones por un período máximo de 2
años.
Funcionamiento Operativo del Comité de Gestión
El Funcionamiento del Comité de gestión de la Reserva Biológica Limoncocha se financiará a
través de recursos provenientes de:
a) Mecanismos de autogestión.
b) Los que se obtengan de fondos especiales entregados explícitamente para el
fortalecimiento del comité.
c) Donaciones de personas naturales o jurídicas.
7. PROGRAMAS DEL PLAN DE MANEJO DE LA RESERVA
BIOLÓGICA LIMONCOCHA
7.1. Programa de Investigación
1. Implementar la evaluación del riesgo en humedales (con indicadores de alerta
temprana), la evaluación del impacto de actividades antropogénicas. IM
Resultados Esperados
- Contar con los resultados de la evaluación del riesgo, con un conjunto de indicadores
de alerta temprana y los estudios de evaluación del impacto de los principales
proyectos y obras de infraestructura realizados en la RBL.
2. Incluir a la RBL como uno de los sitios permanentes de monitoreo en el marco del
Censo Neotropical de Aves Acuáticas que se realiza anualmente, con el apoyo de
Aves&Conservación y Wetlands International.IP
Resultados Esperados
- Datos e informe anualmente del Censo Neotropical de Aves Acuáticas.
3. Realizar la valoración económica de los servicios ecosistémicos de la RBL. IM
Resultados Esperados
- Información sobre el valor económico de los servicios econsistémicos de la RBL
4. Preparar un inventario de especies potencialmente invasoras y realizar evaluaciones de
riesgo para dar prioridad a las que representen una amenaza para las características
ecológicas de la RBL determinando la factibilidad de control o erradicación de las
mismas. PP
Resultados Esperados
- Inventario de especies invasoras y su caracterización en base de la evaluación de
riesgo
- Análisis de factibilidad de factibilidad de control o erradicación de las especies
invasoras de la RBL.
5. Realizar estudios sobre almacenamiento y secuestro de carbono dentro de parcelas
establecidas para el efecto en la zona de restauración de la RBL. IM
Resultados Esperados
- Informe técnico de los estudios
- Proyectos de canje de carbono que incorporan la información generada por los
estudios.
6. Promover proyectos de investigación orientados a robustecer el manejo del área
protegida. PP
Resultados Esperados
- Aplicación de los resultados de las investigaciones, en el manejo de la RBL.
7. Implementar parcelas permanentes y el monitoreo de las mismas para determinar la
dinámica poblacional de los bosques.IP
Resultados Esperados
- Parcelas permanentes implementadas y monitoreadas en la zona núcleo y la zona de
restauración ecológica.
8. Realizar estudios cuantitativos de la flora en la zona de amortiguamiento de la RBL,
para determinar el estado de sus bosques y dar una pauta para establecer programas de
manejo que beneficien a las comunidades.IM
Resultados Esperados
- Estudios realizados y programas de manejo comunitario establecidos.
7.2. Programa de Manejo Participativo
1. Trabajar conjuntamente en el manejo de la RBL, con la participación de expertos
técnicos, las comunidades locales y pueblos indígenas, y otros actores locales. PP
Resultados Esperados
- Actores locales integrados al manejo y conservación de la RBL.
2. Restaurar los ecosistemas y hábitats degradados, identificando las zonas donde la
misma debería llevarse a cabo y tomando en cuenta aspectos sociales, económicos y
culturales. IP
Resultados Esperados
- Estudio para la identificación y selección de las zonas a ser restauradas.
- Ecosistemas y hábitats restaurados en zonas previamente identificados.
3. Participar proactivamente e incorporar la gestión de la RBL en el proceso de manejo de
cuencas, impulsado por la SENAGUA. IP
Resultados Esperados
- Reserva Biológica Limoncocha como parte del proceso de gestión de la cuenca
hidrográfica de la cual forma parte.
4. Controlar la proliferación del lechuguín en la laguna de Limoncocha. PP
Resultados Esperados
- Crecimiento de la población del lechuguín bajo control permanente.
5. Velar por que los temas de género se tengan en cuenta en el proceso de manejo y en los
proyectos a implementarse en la RBL. IP
Resultados Esperados
- Participación equitativa de hombres y mujeres en el manejo y ejecución de los
proyectos dentro de la Reserva
6. Desarrollar proyectos de piscicultura con apoyo técnico del Instituto Nacional de Pesca
en la zona de amortiguamiento utilizando especies nativas de la zona y de la cuenca
amazónica en general. IM
Resultados Esperados
- Inventario de las especies de peces nativos a ser utilizados.
- Proyectos de piscicultura en funcionamiento con la plena participación de las
comunidades locales.
- Producción de pescado para abastecimiento de la población de la zona y venta en los
mercados locales y provinciales.
- Disminución notable de las actividades de pesca en la laguna de Limoncocha.
- Recuperación de las poblaciones de los peces de la laguna de Limoncocha.
7. Promover el Turismo comunitario en la zona de uso público en base a la normativa
vigente sobre la materia, tomando en cuenta los aspectos culturales. Para el efecto se
realizarán cursos de capacitación de guías turísticos cada tres años en coordinación con el
Ministerio de Turismo. IM
Resultados Esperados
- Ecoturismo comunitario en la RBL, como fuente alternativa y complementaria de
ingresos para las familias de la zona.
- Un conjunto de guías turísticos locales capacitados y operando legalmente.
- Personas de las comunidades capacitadas en la elaboración de artesanías.
8. Reforestar, mediante la creación de viveros con especies nativas, con la finalidad de
recuperar la vegetación de la zona de amortiguamiento de la RBL.IM
Resultados Esperados
- Espacios de la zona de amortiguamiento recuperados mediante reforestación.
9. Manejar las especies de tortugas en semi-cautiverio para los habitantes de la zona de
amortiguamiento de la RBL a fin de generar un ingreso económico complementario. IM
Resultados Esperados
- Especies de tortugas manejadas por las comunidades en semi-cautiverio.
7.3. Programa de Información, Educación y Capacitación
1. Levantar información sobre los aspectos pertinentes del patrimonio y valores
culturales e incluirlos con un eje transversal en la ejecución del plan de manejo de la
reserva. IM
Resultados Esperados
- Información sobre aspectos culturales debidamente documentada y aplicadas
habitualmente en las actividades de manejo de la RBL
2. Como resultado del monitoreo de las características ecológicas de los Ecosistemas de
la RBL (ver plan de monitoreo) y de la correspondiente evaluación informar sobre las
modificaciones, estado y tendencias de la RBL a intervalos de tres años a la secretaría
de la convención de RAMSAR. PM
Resultados Esperados
- Informe sobre las modificaciones del estado y tendencia de la RBL presentado cada
tres años a la Secretaría de la Convención de Ramsar.
3. Documentar las prácticas culturales de los actores locales de la RBL y revitalizar
aquellas que coadyuven a la conservación del área protegida. PP
Resultados Esperados
- Prácticas culturales documentadas
- Practicadas sostenibles aplicadas al manejo de la RBL.
4. Promover el intercambio de conocimientos y experiencias sobre prácticas sostenibles
y manejo de la biodiversidad de áreas protegidas, entre el personal a cargo de la RBL,
guardaparques y comunidades locales con sus pares de otras áreas protegidas y sitios
Ramsar dentro y fuera del país. IM
Resultados Esperados
- Nuevos conocimientos y experiencias sobre prácticas sostenibles aplicados a la RBL
5. Capacitar a los actores locales en la formulación y administración de proyectos
enfocados en la conservación y uso sostenible de la Biodiversidad. IP
Resultados Esperados
- Actores locales capacitados en la formulación y administración de proyectos
- Portafolio de proyectos para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad
desarrollado
7.4. Programa de Administración y Control
1. Completar la delimitación y demarcación del área protegida. Utilizando Sistemas de
Información Geográfica e instrumentos de alta precisión. PM
Resultados Esperados
- RBL totalmente delimitada y demarcada
- Vecinos de la RBL y otros actores respetan los límites de la RBL
2. Asegurarse de que todo proyecto, plan y programa con potencial de alterar el carácter
ecológico de la RBL, sean sometidos a procedimientos rigurosos de estudios de impacto,
con la participación de interesados directos locales. IP
Resultados Esperados
- Estudios de evaluación de impacto ambiental generados para cada proyecto, plan y
programa pertinentes que se lleven a cabo en la RBL.
- Interesados directos locales participan habitualmente en los estudios de impacto
realizados en la RBL
3. Procurar la ampliación de la superficie y/o integración de la RBL por medio de la
creación de un corredor ecológico de conectividad, con el Bosque Protector Pañacocha y
las tierras con bosque nativo de la empresa Palmeras del Ecuador, así como otros
propietarios privados y comunitarios. IP
Resultados Esperados
- Procesos ecológicos de la RBL mantenidos en el largo plazo.
- Superficie de la RBL ampliada y/o RBL integrada como parte de un corredor de
conectividad regional.
4. Asegurar con en conformidad con la legislación nacional aplicable, que la empresa
petrolera que opera en la zona ponga en conocimiento de la autoridad ambiental y someta
a consulta consultas publica con la debida antelación cualquier nuevo emprendimiento
que haya planificado efectuar dentro o en la zona de amortiguamiento de la RBL. IP
Resultados Esperados
- Protocolo de comunicación y consulta pública acordado e implementado,
conjuntamente entre la empresa petrolera el MAE, y el comité de gestión de la RBL.
5. Mantener comunicación permanente con la empresa petrolera y otros actores
pertinentes con el objeto de organizar y coordinar las actividades y proyectos de apoyo al
desarrollo comunitario emprendidas por estos actores en función de la conservación de la
RBL. PP
Resultados Esperados
- Actividades y proyectos de desarrollo comunitario concertados con la administración
de la RBL
6. Emprender campañas de control de perros y otros animales domésticos que ingresan a
la RBL con apoyo del Ministerio de Salud Pública, en el marco de la aplicación de la
legislación vigente sobre la materia.PP
Resultados Esperados
- Reducción notable de perros y otros animales domésticos dentro de la RBL
7. Buscar mecanismos para disminuir o eliminar el ruido de las plataformas petroleras
dentro de la RBL. PP
Resultados Esperados
- Ruido de plataformas petroleras controlado.
8. Regular el tamaño y el horario de circulación de embarcaciones de pescadores y otros
grupos dentro de la laguna Limoncocha y otros cuerpos de agua de la RBL. PP
Resultados Esperados
- Tamaño de embarcaciones y horario de circulación de las mismas regulados.
9. Establecer procesos de veda para la pesca efectuada en la Laguna de Limoncocha.PP
Resultados Esperados
- Procesos de veda de pesca establecidos.
10. Controlar la descarga de efluentes provenientes de las comunidades aledañas en los
cuerpos de agua de la RBL. PP
Resultados Esperados
- Sistemas de control y tratamiento de efluentes líquidos establecidos y controlados.
Cronograma de Ejecución del Plan de Manejo de la Reserva Biológica Limoncocha
AÑO
PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN
Actividades
1. Implementar la evaluación del riesgo en humedales (con indicadores de alerta temprana), la
evaluación del impacto de actividades antropogénicas.
2. Incluir a la RBL como uno de los sitios permanentes de monitoreo, en el marco del Censo
Neotropical de Aves Acuáticas, que se realiza anualmente, con el apoyo de Aves&Conservación
y Wetlands International.
3. Realizar la valoración económica de los servicios ecosistémicos de la RBL.
4. Preparar un inventario de especies potencialmente invasoras y realizar evaluaciones de riesgo,
para dar prioridad a las que representen una amenaza para las características ecológicas de la RBL,
determinando la factibilidad de control o erradicación de las mismas.
5. Realizar estudios sobre almacenamiento y secuestro de carbono dentro de parcelas establecidas
para el efecto en la zona de restauración de la RBL.
6. Promover proyectos de investigación orientados a robustecer el manejo del área protegida.
7. Implementar parcelas permanentes y el monitoreo de las mismas para determinar la dinámica
poblacional de los bosques.
8. Realizar estudios cuantitativos de la flora en la zona de amortiguamiento de la RBL, para
determinar el estado de sus bosques y dar una pauta para establecer programas de manejo que
beneficien a las comunidades.
1 2 3 4 5
PROGRAMA DE MANEJO PARTICIPATIVO
Actividades
1 2 3 4 5
1. Trabajar conjuntamente en el manejo de la RBL, con la participación de expertos técnicos, las
comunidades locales y pueblos indígenas, y otros actores locales.
2. Restaurar los ecosistemas y hábitats degradados, identificando las zonas donde la misma debería
llevarse a cabo y tomando en cuenta aspectos sociales, económicos y culturales.
3. Participar proactivamente e incorporar la gestión de la RBL en el proceso de manejo de cuencas,
impulsado por la SENAGUA.
4. Controlar la proliferación del lechuguín en la laguna Limoncocha.
5. Velar por que los temas de género se tengan en cuenta en el proceso de manejo y en los
proyectos a implementarse en la RBL.
6. Desarrollar proyectos de piscicultura con apoyo técnico del Instituto Nacional de Pesca en la zona
de amortiguamiento utilizando especies nativas de la zona y de la cuenca amazónica en general.
7. Promover el Turismo comunitario en la zona de uso público en base a la normativa vigente sobre
la materia, tomando en cuenta los aspectos culturales. Para el efecto se realizarán cursos de
capacitación de guías turísticos cada tres años en coordinación con el Ministerio de Turismo.
8. Reforestar, mediante la creación de viveros con especies nativas, con la finalidad de recuperar la
vegetación de la zona de amortiguamiento de la RBL.
9. Manejar las especies de tortugas en semi-cautiverio para los habitantes de la zona de
amortiguamiento de la RBL a fin de generar un ingreso económico complementario.
PROGRAMA DE INFORMACIÓN, EDUCACIÓN Y CAPACITACIÓN
Actividades
1 2 3 4 5
1. Levantar información sobre los aspectos pertinentes del patrimonio y valores culturales e
incluirlos con un eje transversal en la ejecución del plan de manejo de la reserva.
2. Informar sobre las modificaciones, estado y tendencias de la RBL a intervalos de tres años a la
secretaría de la convención de RAMSAR.
3. Documentar las prácticas culturales de los actores locales de la RBL, y revitalizar aquellas que
coadyuven a la conservación del área protegida.
4. Promover el intercambio de conocimientos y experiencias sobre prácticas sostenibles y manejo
de la biodiversidad de áreas protegidas, entre el personal a cargo de la RBL, guardaparques y
comunidades locales con sus pares de otras áreas protegidas y sitios Ramsar dentro y fuera del
país.
5. Capacitar a los actores locales en la formulación y administración de proyectos enfocados en la
conservación y uso sostenible de la biodiversidad.
PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN Y CONTROL
Actividades
1. Completar la delimitación y demarcación del área protegida, utilizando SIG e instrumentos de
alta precisión.
2. Asegurarse de que todo proyecto, plan y programa con potencial de alterar el carácter
ecológico de la RBL, sean sometidos a procedimientos rigurosos de estudios de impacto, con la
participación de interesados directos locales.
3. Procurar la ampliación de la superficie y/o la integración de la RBL, por medio de la creación
de un corredor ecológico de conectividad, con el Bosque Protector Pañacocha y las tierras con
bosque nativo de la empresa Palmeras del Ecuador, así como de otros propietarios privados y
comunitarios.
1 2 3 4 5
4. Asegurar, en conformidad con la legislación nacional aplicable, que la empresa petrolera que
opera en la zona, ponga en conocimiento de la autoridad ambiental y someta a consulta pública,
con la debida antelación, cualquier nuevo emprendimiento que haya planificado efectuar dentro o
en la zona de amortiguamiento de la RBL.
5. Mantener comunicación permanente con la empresa petrolera y otros actores pertinentes, con
el objeto de organizar y coordinar las actividades y proyectos de apoyo al desarrollo comunitario
emprendidas por estos actores, en función de la conservación de la RBL.
6. Emprender campañas de control de perros y otros animales domésticos que ingresan a la RBL,
con apoyo del Ministerio de Salud Pública, en el marco de la aplicación de la legislación vigente
sobre la materia.
7. Buscar mecanismos para disminuir o eliminar el ruido de las plataformas petroleras dentro de la
RBL.
8. Regular el tamaño y el horario de circulación de embarcaciones de pescadores y otros grupos
dentro de la laguna Limoncocha y otros cuerpos de agua de la RBL.
9. Establecer procesos de veda para la pesca efectuada en la Laguna de Limoncocha
10. Controlar la descarga de efluentes provenientes de las comunidades aledañas en los cuerpos de
agua de la RBL.
Cuadro 69. Plan Operativo del Plan de Manejo de la Reserva Biológica Limoncocha
Plan Operativo Anual Primer Año
Meses
Presupuesto
PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
estimado
Actividades
1. Incluir a la RBL como uno de los sitios permanentes de
monitoreo, en el marco del Censo Neotropical de Aves
3000
Acuáticas, que se realiza anualmente, con el apoyo de
Aves&Conservación y Wetlands International.
2. Preparar un inventario de especies potencialmente
invasoras y realizar evaluaciones de riesgo, para dar
prioridad a las que representen una amenaza para las
1500
características ecológicas de la RBL, determinando la
factibilidad de control o erradicación de las mismas.
3. Promover proyectos de investigación orientados a
300
robustecer el manejo del área protegida.
4. Implementar parcelas permanentes y el monitoreo de las
3000
mismas para determinar la dinámica poblacional de los
bosques.
Meses
Presupuesto
PROGRAMA DE MANEJO PARTICIPATIVO
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
estimado
Actividades
1. Trabajar conjuntamente en el manejo de la RBL, con la
participación de expertos técnicos, las comunidades
1000
locales y pueblos indígenas, y otros actores locales.
2. Controlar la proliferación del lechuguín en la laguna
20000
Limoncocha.
3. Velar por que los temas de género se tengan en cuenta
en el proceso de manejo y en los proyectos a
500
implementarse en la RBL.
Meses
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Presupuesto
estimado
PROGRAMA DE INFORMACIÓN, EDUCACIÓN
Y CAPACITACIÓN
Actividades
1. Documentar las prácticas culturales de los actores
locales de la RBL, y revitalizar aquellas que coadyuven a
1000
la conservación del área protegida.
2. Capacitar a los actores locales en la formulación y
administración de proyectos enfocados en la
2000
conservación y uso sostenible de la biodiversidad.
Meses
PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN Y
Presupuesto
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
CONTROL
estimado
Actividades
1. Completar la delimitación y demarcación del área
protegida, utilizando SIG e instrumentos de alta
5000
precisión.
2. Asegurarse de que todo proyecto, plan y programa con
potencial de alterar el carácter ecológico de la RBL, sean
sometidos a procedimientos rigurosos de estudios de
1000
impacto, con la participación de interesados directos
locales.
3. Procurar la ampliación de la superficie y/o la
integración de la RBL, por medio de la creación de un
corredor ecológico de conectividad, con el Bosque
1000
Protector Pañacocha y las tierras con bosque nativo de la
empresa Palmeras del Ecuador, así como de otros
propietarios privados y comunitarios.
4. Asegurar, en conformidad con la legislación nacional
aplicable, que la empresa petrolera que opera en la zona,
ponga en conocimiento de la autoridad ambiental y
someta a consulta pública, con la debida antelación,
500
cualquier nuevo emprendimiento que haya planificado
efectuar dentro o en la zona de amortiguamiento de la
RBL.
5. Mantener comunicación permanente con la empresa
petrolera y otros actores pertinentes, con el objeto de
organizar y coordinar las actividades y proyectos de
500
apoyo al desarrollo comunitario emprendidas por estos
actores, en función de la conservación de la RBL.
6. Emprender campañas de control de perros y otros
animales domésticos que ingresan a la RBL, con apoyo
1000
del Ministerio de Salud Pública, en el marco de la
aplicación de la legislación vigente sobre la materia.
7. Buscar mecanismos para disminuir o eliminar el ruido
500
de las plataformas petroleras dentro de la RBL.
8. Regular el tamaño y el horario de circulación de
1000
embarcaciones de pescadores y otros grupos dentro de la
laguna Limoncocha y otros cuerpos de agua de la RBL.
9. Establecer procesos de veda para la pesca efectuada en
la Laguna de Limoncocha
10. Controlar la descarga de efluentes provenientes de las
comunidades aledañas en los cuerpos de agua de la RBL.
TOTAL
1000
1000
44800
8. ESTRATEGIA DE SOSTENIBILIDAD FINANCIERA
Introducción
Desarrollar una estrategia de sostenibilidad financiera, para áreas pritegidas y en este caso
particular para la reserva Biológica Limoncocha; obedecen a la importancia que a nivel global
y en especial en nuestro país se le ha dado a estos espacios como uno de los principales
mecanismos de conservación in situ de la biodiversidad y el mantenimiento de los bienes y
servicios ecosistémicos lo cual requiere efectuar inversiones sostenibles en el tiempo.
Esta inversión económica, para que sea eficiente dados los limitados recursos que a nivel
mundial están disponibles, requiere un ejercicio de planificación financiera, que al menos
tome en cuenta los siguientes principios:
-
El desarrollo de planes de negocios en el marco del contexto de los planes de manejo
de las áreas protegidas y de la normativa nacional e internacional aplicable a su
gestión.
-
Un enfoque gerencial y de negocio en la gestión financiera de las áreas protegidas.
-
Flujos de inversión provenientes tanto del sector público como del sector privado.
De acuerdo al análisis de las necesidades de financiamiento del Sistema Nacional de Áreas
Protegidas del Ecuador, efectuado en el año 2006, Con datos del año 2004 el gasto corriente
de la Reserva Biológica Limoncocha en ese momento fue de 18.783 Dólares; no obstante en
un escenario básico el requerimiento de recursos para gasto corriente es de 40.211 Dólares, y
los recursos para Inversión anualizada es de 12.024 Dólares. Sin embargo en un escenario
integral los recursos para gasto corriente equivalen a 95.732 Dólares, y los recursos para
inversión anualizada corresponden a 52.639 Dólares (MAE, 2006).
Para cumplir los objetivos del Plan de Manejo de la RBL, se requiere determinar los
beneficios generados por la Reserva, medibles económicamente. Entre estos beneficios
tenemos los siguientes:
Almacenamiento y regulación del flujo de Agua
Control de Inundaciones
Retención de Sedimentos
Retención y Explotación de Nutrientes
Regulación de Clima Local
Captura de Carbono Atmosférico
Refugio para Aves Acuáticas, Residentes y Migratorias
Recursos Pesqueros
Turismo y Recreación
Educación
Investigación
También se debe tomar en cuenta los principales usuarios (clientes) de la Reserva Biológica
Limoncocha y que básicamente son: las comunidades locales, los visitantes, Universidades y
el Ministerio del Ambiente.
También es importante procurar la coordinación entre los agentes financieros evitando la
duplicación del gasto y para ello es importante plantearse algunas preguntas:
-
¿Cuáles son las fuentes actuales de financiamiento?
¿Qué servicios provee la Reserva Biológica Limoncocha?
¿Qué nuevos servicios podría proveer?
¿Qué organizaciones e instituciones están interesadas en apoyar la gestión de la
Reserva?
¿Qué donantes ya han apoyado proyectos y actividades en la Reserva Biológica
Limoncocha?
En este contexto, podemos entonces abordar las distintas fuentes de financiamiento que en el
caso concreto de la Reserva Biológica Limoncocha, pueden convertir al trabajo de
levantamiento de fondos en un ejercicio sostenible:
Fuentes Internacionales
• El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).
• Las Agencias Bilaterales de Cooperación para el Desarrollo que operan en nuestro
país.
• Fundaciones cuyo objetivo se alinea a los objetivos de manejo de la RBL. En este
caso, se debe aprovechar la condición de humedal de importancia internacional (Sitio
Ramsar) del área protegida, para gestionar recursos de organizaciones tales como
Wetlands International, de la cual el Ministerio del Ambiente es miembro a nombre
del estado Ecuatoriano. En este grupo también podemos incluir a las otras
organizaciones internacionales asociadas a la Convención de Ramsar, especialmente
Bird Life International, WWF y UICN.
• Donaciones
Fuentes Nacionales
• Recursos Fiscales
• Programa Socio Bosque
• El EcoFondo y otros actores del sector privado.
• Recursos de autogestión por concepto de tasas de ingreso al área protegida.
• Tercerización de servicios a visitantes, por ejemplo, venta de plantas reproducidas en
viveros, souvenirs, artesanías, etc.
• Donaciones
• FAP
• Compensación por la actividad petrolera en el área protegida.
• Programas de adopción de especies emblemáticas.
• Campañas de levantamiento de fondos (teletones, etc)
• Club de amigos de la Reserva Biológica Limoncocha.
• Mecanismos de compensación por servicios ambientales.
Para que algunos de estos mecanismos de generación de fondos, pueda efectivamente apoyar
a la gestión de la RBL, es preciso contar con un procedimiento transparente que permita la
reinyección de los recursos obtenidos en el área protegida, lo cual incluye reformas en la
normativa nacional que otorguen viabilidad a esta reinyección.
ANEXO 1
DIAGNÓSTICO
LIMONCOCHA
SITUACIONAL
DE
LA
RESERVA
BIOLÓGICA
Componente Físico
Geología
Regionalmente, la RBL se localiza dentro de la cuenca sedimentaria del Oriente Ecuatoriano.
El propósito del análisis geológico fue proveer una descripción detallada de la geología que
aflora en el área. La información recopilada en éste sub-tema se utilizó como base para el
análisis de algunos de los aspectos físicos tales como: geomorfología, suelos, geotecnia e
hidrogeología.
Metodología
El estudio geológico se realizó con información secundaria de datos existentes y estudios
geológicos del Ecuador. Los estudios principales que se utilizaron incluyen: el Mapa de
Compilación Geológica de la Provincia del Napo DINAMI (Dirección Nacional de Minería)
(escala 1:250,000) y recientes publicaciones de PETROPRODUCCIÓN e IRD (Institut de
Recherche Pour le Developpement de Francia). La información recopilada para el estudio
fue corroborada en el campo y utilizada para la preparación del Mapa Geológico del área, el
mismo se presenta en la Figura 2.
Estilos Tectónicos y Dominios Estructurales
En la Cuenca Oriente ecuatoriana, los análisis de secciones sísmicas y datos estructurales del
campo han permitido poner en evidencia tres dominios estructurales controlados por mega fallas de rumbo, de orientación NNE - SSO, que se prolongan hacia el norte en Colombia
(Rivadeneira R. y Baby P, 1999), Figura 3.1-1. Estas regiones son:
o Dominio Occidental: Sistema Subandino
o Dominio Central: Corredor Sacha-Shushufindi
o Dominio Oriental: Sistema Invertido Capirón-Tiputini
Dominio Occidental: Sistema Subandino
El Sistema Subandino corresponde a la parte aflorante de la Cuenca Oriente y permite
observar el estilo de las últimas deformaciones. En los afloramientos, se observan fallas
inversas de alto a bajo ángulo, con marcadores cinemáticos que evidencian una tectónica
transpresiva con movimientos dextrales. Este dominio tectónico se levantó y deformó
principalmente durante el Plioceno y el Cuaternario (lahares cuaternarios se encuentran
levantados). La morfología y las series sedimentarias implicadas en la deformación conducen
a diferenciar, de Norte a Sur, tres zonas morfo-estructurales, las mismas que se describen a
continuación.
Figura 2
Mapa Geológico
Dominio Central: Corredor Sacha - Shushufindi
El Corredor Sacha-Shushufindi comprende los campos petroleros más importantes del
Ecuador. Está deformado por mega-fallas de rumbo orientadas en dirección NNE-SSO, que
se verticalizan a profundidad y pueden evolucionar a estructuras en flor hacia la superficie.
Esas mega-fallas de rumbo se han reactivado e invertido (transpresión dextral) durante el
Cretácico Superior, en el Terciario y el Cuaternario. Están asociadas durante el Cretácico
Superior a la extrusión de cuerpos volcánicos (Barragán et al, 1997). Aunque no está bien
definida la parte Sur del Corredor Sacha-Shushufindi, éste parece prolongarse hacia el
Suroeste y aflorar en el Levantamiento Cutucú.
Dominio Oriental: Sistema Invertido Capirón - Tiputini
Se trata de un dominio estructural más ancho que el corredor Sacha-Shushufindi. Las
estructuras y campos petroleros más importantes se encuentran en el borde Oriental
(estructuras Tiputini, Tambococha, Ishpingo, Imuya), en el borde Occidental (estructuras
Cuyabeno-Sansahuari, Capirón) y también en la parte Central (estructuras Pañacocha, Yuturi,
Amo) el estilo de la deformación expresa, como en el corredor Sacha - Shushufindi, un
régimen tectónico en transpresión dextral.
El Sistema Invertido Capirón-Tiputini corresponde a la inversión de una cuenca extensiva
estructurado por fallas lístricas, diferente de la cuenca Sacha-Santiago del Corredor SachaShushufindi, y probablemente de edad permo-triásica. Esa inversión provocó un importante
levantamiento de la parte Oriental de la cuenca a partir del Eoceno como lo muestran ciertas
secciones sísmicas, en donde estructuras eocénicas están erosionadas y selladas por la base de
la Formación Tiyuyacu Superior.
Marco General del Volcanismo Cuaternario del Ecuador
Los rasgos fisiográficos más importantes del Ecuador, vistos desde la perspectiva de la
Tectónica de Placas, tienen su origen en el choque de la Placa Nazca con la Placa
Sudamericana, y comprenden: la fosa oceánica que pone en contacto las dos placas y que está
ubicada varias decenas de kilómetros mar afuera; la Cordillera de los Andes que es el
espinazo del continente, sobre el cual se localiza el arco volcánico continental con su valle
interandino paralelo al mismo; y, la llanura oriental que marca el ambiente de transarco.
El arco volcánico en los Andes septentrionales está constituido por numerosos
estratovolcanes activos y apagados, de edad Cuaternaria, situado sobre terrenos volcánicos
Terciarios y, en su ausencia, rocas del basamento. El arco se extiende de Norte a Sur por más
de 1.000 km, desde Manizales-Colombia al Norte, hasta el Sur de Riobamba-Ecuador, a la
altura del volcán Sangay. En Colombia forma una sola cadena de volcanes localizados en la
cresta de la Cordillera Central. En el Ecuador, el volcanismo está más desarrollado, más
ampliamente distribuido y es más variado en su característica. Al Sur del Sangay, el
volcanismo es de edad Terciaria y no hay volcanes activos, sino hasta Arequipa-Perú.
El arco volcánico Cuaternario del Ecuador se manifiesta en cuatro filas de volcanes que son,
de Oeste a Este, los siguientes: a) frente volcánico de la Cordillera Occidental, dónde se
destacan los volcanes Chimborazo, Quilotoa, Iliniza, Corazón, Atacazo, Ninahuilca, Guagua
Pichincha, Rucu Pichincha, Casitagua, Pululahua, Cotacachi, Huanguillaro/Chachimbiro,
Pilavo, Iguán, Chiltazón, Chiles y Cerro Negro; b) los volcanes del Valle Interandino son
Calpi, Igualata, Mulmul, Sagoatoa, Rumiñahui, Chaupi, Pasochoa, Ilaló, Mojanda, Cusín,
Imbabura, Cubiliche y Chalpatán; c) la fila volcánica de la Cordillera Real comprende los
volcanes Sangay, Altar, Tungurahua, Chalupas, Quilindaña, Cotopaxi, Sincholagua, Antisana,
Chacana, Cayambe, Reventador y Soche; y, d) hacia el Oriente hay una cuarta fila de
volcanes conformados por el Sumaco, Pan de Azúcar y Cerro Negro. Información más
detallada sobre el volcanismo cuaternario se encuentra en Hall & Beate (1991) y en Barberis,
(1988).
Es importante anotar que aunque la RBL se encuentra lejos del volcán más próximo (más
de100 km), un evento catastrófico podría impactar gravemente el área. Hay una capa de 20
cm a 30 cm de material volcánico, sobre artefactos arqueológicos cerca de la población de
Mushucllacta, cerca de la RBL, la misma que ha sido datada en la zona de Luz de América en
520 BP (Anexo C). Esto probablemente representa el depósito masivo de un flujo de
escombros provenientes del Reventador en el área. Aunque no es posible predecir de manera
precisa cuando pueda ocurrir un lahar y caída de ceniza, los volcanes de la cuenca del Río
Napo sí representan un riesgo para la RBL.
Es importante destacar que el volcán Reventador entró en proceso de erupción en Noviembre
del 2002, pero hasta ahora no ha impactado a la zona de la RBL y sus alrededores.
Los volcanes activos que potencialmente podrían afectar a la RBL por lahares y caída de
ceniza se describen a continuación.
Volcán Reventador
Es uno de los volcanes más activos del Ecuador. Está ubicado en el flanco E de la Cordillera
Real en las coordenadas 0° 4.1’ S y 77° 40.36’ N, a 90 km al NE de Quito. Su cumbre
alcanza 3.562 msnm, lugar dónde se encuentra un cráter central de 150 m de diámetro y 30 m
de profundidad. Es un estratovolcán de forma cónica bien preservada, que está localizado en
el interior de una gran caldera de avalancha (4 km NS), abierta hacia el E según INECEL
(1988). Está conformado por tres partes principales: a) la parte más antigua, que son los
restos de un gran volcán llamado Complejo Volcánico Basal, el cual sufrió un colapso lateral
formando una caldera; b) Paleoreventador, que son los restos de un estratocono destruido por
un erupción pliniana y por la formación de una segunda caldera de avalancha hace 19.000
años; y, c) Reventador Actual, que representa al cono que erupcionó en 1976 y comenzó a
erupcionar de nuevo en Noviembre, 2002. Las erupciones incluyen: caída de ceniza, la
misma que generalmente es transportada por vientos que se dirigen hacia la Sierra de Este a
Oeste; gases; flujos piroclásticos y flujos de lava. La ceniza que se deposita cerca del
Reventador ha sido reactivada por la lluvia como lahares secundarios, los mismos que fluyen
hacia el Río Quijos, el mismo que es un tributario del Río Napo.
Según Hall (1977, 1980), el estilo eruptivo del Reventador es estromboliano, con la
consiguiente emisión de flujos de lava y ceniza, y además de lahares. Este autor ha
contabilizado un total de 26 erupciones desde 1541. Las últimas erupciones han estado
marcadas por la emisión de sendos flujos de lava en los años 1972, 1973-74 y 1976. Además,
en ésta última erupción (1976), se observó por primera vez la formación de flujos
piroclásticos a partir del colapso local de la columna eruptiva. Los productos de éste volcán
son andesitas de afinidad calco-alcalina de arco continental.
Volcán Cayambe
Este enorme estratovolcán, ubicado en la cresta de la Cordillera Real en la latitud cero,
alcanza una altura de 5.790 msnm en las coordenadas 00° 01.72’ N y 77° 59.13’ O. Está
cubierto de extensos glaciares (unos 22 km2) y sus principales drenajes van hacia los Ríos
Quijos y Coca en la cuenca amazónica y hacia los Ríos Guayllabamba y Esmeraldas en la
cuenca del Pacífico. Sus productos tienen una composición andesítica, que ha evolucionado
hacia dacitas en las partes más jóvenes de la cumbre y flancos orientales.
Según Samaniego et al., 1998, el Cayambe ha tenido alrededor de 23 erupciones importantes
en los últimos 4.000 años AP, las cuales están agrupadas en tres ciclos eruptivos de 700, 900
y 1.100 años de duración, separados por períodos de aproximadamente 600 años. La última
fase eruptiva, a la cual pertenecen cuatro unidades de flujo piroclástico, probablemente no ha
terminado todavía, según lo sugiere una erupción acaecida en 1785-1786 (Samaniego, 1996).
Según el mismo autor, de mantenerse el estilo eruptivo de los últimos miles de años, una
reactivación del Cayambe se caracterizaría por la extrusión de domos, generación de flujos
piroclásticos por colapso de domo (block & ash flow), flujos de lodo y caídas de ceniza.
Un punto adicional importante tiene que ver con la consideración de la posibilidad de
ocurrencia de un colapso parcial del edificio volcánico para formar una avalancha de
escombros, ya que la misma puede ser iniciada por un fuerte sismo con epicentro en las
cercanías del volcán. La falla activa Chingual-La Sofía (la misma que pasa junto al Soche),
pasa por debajo del Cayambe y puede generar sismos que afecten al edificio, produciendo una
avalancha volcánica.
Volcán Sumaco
Este volcán está localizado en la selva amazónica a 20 km al SE de Baeza, en las coordenadas
0° 32.3’ S y 77° 37.5’ O. Su cono simétrico alcanza los 3.828 msnm, coronado por un cráter
de rasgos bien preservados (Thurber, 1999), que indican que éste volcán ha erupcionado hace
poco tiempo, tal vez hace pocos cientos de años y debe ser considerado como activo. Su
edificio se levanta sobre rocas mesozoicas del Levantamiento Napo y sus lavas tienen una
composición alcalina (Colony & Sinclair, 1928). Almeida (1991) lo describe como un
complejo de aparatos, similar al Reventador, que han pasado por varias etapas de
reactivación, crecimiento y destrucción. El cono actual representa al Sumaco III, el mismo
que muestra una morfología joven sin quebradas profundas. Dos volcanes vecinos del
Sumaco hacia el norte, Pan de Azúcar y Cerro Negro, tienen una morfología más erosionada
y no muestran rasgos de actividad reciente. Se considera improbable que se reactiven a futuro
(Almeida, 1991).
Volcán Antisana
Es un enorme estratovolcán de 5.753 msnm y 14 km de diámetro basal, cubierto por 25 km 2
de glaciares, localizado a 50 km al SE de Quito, en las coordenadas 0° 30’ S y 78° 08’ O,
sobre la cresta de la Cordillera Real, cubriendo rocas volcánicas neógenas y metamórficas
precretásicas del zócalo andino. Según Hall & Beate (1987), y más recientemente Hall &
Mothes (1994, a), el Antisana es un macizo volcánico que consiste de un edificio más antiguo
(Antisana I) compuesto por lavas, brechas volcánicas y piroclásticos, muy erosionado y
glaciado. Se desconoce su edad, pero el gigantesco flujo de lava de Cuyuja, que tiene 47 km
de largo y probablemente unos 1.800 años de edad (Hall & Mothes, 1994, b), fue emitido al
finalizar ésta etapa. La parte más joven, el Antisana II, ha construido su cono sobre la parte
norte de las ruinas del Antisana I. Se caracteriza por tener un estilo eruptivo estromboliano
con la producción de ceniza escoreácea, flujos de lava, pequeños flujos piroclásticos y
lahares.
Las lavas tienen todas composiciones similares entre sí, son andesitas piroxénicas, dónde el
olivino es más común en las lavas más antiguas, mientras que la oxihornblenda aparece en las
más jóvenes. Las lavas del flanco norte son más jóvenes que el último avance glaciar
(12.000–10.000 años AP). No se conocen erupciones históricas del cráter o flancos de éste
volcán, aunque dos flujos de lava históricos ocurrieron a una decena de kilómetros al oeste
del cono. Dada su composición parecida con lavas del Antisana II, podría ser que provengan
de una misma fuente magmática. Según Hall & Mothes (1994, a), la última erupción del
Antisana ocurrió hace unos 450-700 años, también opinan que el volcán produce una
erupción notable cada 200-400 años.
Hidrogeología
El propósito del análisis hidrogeológico fue proveer una descripción de las formaciones
subterráneas que se encuentran en el área de estudio y determinar características básicas de
los acuíferos potenciales de la zona. En la descripción se presentan datos sobre parámetros
que facilitan la clasificación de las formaciones geológicas de acuerdo a su capacidad
hidrogeológica y utilidad.
Metodología
Para éste análisis se realizó una interpretación de campo de las propiedades hidrogeológicas
de las unidades litológicas presentes en el sector y una investigación de los estudios
regionales ejecutados por instituciones públicas como: la Dirección General de Geología y
Minas (DGGM), el Instituto de Meteorología e Hidrología (INAMHI), Programa de
Regionalización Agraria (PRONAREG) y Office de la Recherche Scientifique et Technique
Outre - Mer (ORSTOM).
Se efectuó un muestreo de puntos de agua subterránea de la reserva biológica, en los cuales se
determinó: su ubicación mediante GPS, la altitud, tipo, caudal. Se midió in-situ parámetros
físico químicos como: pH, temperatura, oxígeno disuelto y conductividad y se tomó tres
muestras para análisis de laboratorio. En los Cuadros 2 y 3 se presentan dichos resultados.
Las características de las unidades litológicas que conforman las formaciones geológicas que
afloran en el área, poseen diferentes grados de permeabilidad y de porosidad intergranular, lo
que da origen a la presencia de acuíferos de variadas características.
En la Figura 3 se presenta el Mapa Hidrogeológico de la zona de estudio. En el mapa se
señala la distribución de las diferentes unidades litológicas, de acuerdo con su permeabilidad
y en el Cuadro 1, se presenta un listado de estas unidades en función de sus características
hidrogeológicas.
Cuadro 1
Unidades Litológicas Permeables por Porosidad Intergranular
Unidad
Hidrogeológica
Unidad Litológica
Permeabilidad
Tipo de Acuífero
P
Depósitos aluviales
Terrazas aluviales
Generalmente Alta
Superficiales. De extensión
limitadas. De gran rendimiento.
P2
Formación Chambira
Media a baja
Locales a discontinuos
P3
Formación Curaray
Depósitos de Pantanos
Baja
Muy discontinuos
Fuente: WALSH
Unidades Litológicas Permeables por Porosidad Intergranular
Unidades de Alta Permeabilidad (P) - Las unidades de alta permeabilidad son rocas clásticas
no consolidadas, de edad cuaternaria que forman las terrazas y depósitos aluviales de los Ríos
Napo, Jivino e Indillana. Los acuíferos aquí localizados son superficiales, de extensión
limitada y de buen rendimiento. Los niveles piezométricos generalmente son superficiales no
mayores a los dos metros, de profundidad. Normalmente, los cursos de los ríos recargan a los
acuíferos.
Unidades Litológicas de Permeabilidad Media a Baja (P2) - Están asociadas con sedimentos
clásticos consolidados a no consolidados de edad Terciaria, de la Formación Chambira,
constituidas de arcillas y lutitas, con intercalaciones de areniscas de grano fino, areniscas
arcillosas y algunos horizontes de conglomerados en matriz arenosa.
Los niveles piezométricos van de los 2 m a los 10 m y corresponden a acuíferos superficiales
muy discontinuos, de aguas meteóricas (de reciente infiltración). Esta unidad comprende
acuíferos locales o discontinuos de difícil explotación.
Unidades Litológicas de Permeabilidad Baja (P3) - Son sedimentos clásticos de
consolidados a no consolidados de la Formación Curaray, donde predominan potentes
estratos de arcillas, con intercalaciones de areniscas de grano fino a medio. Engloban
acuíferos muy locales y/o discontinuos, de baja permeabilidad y de difícil explotación. Es
muy común observar vertientes de bajo rendimiento (<1 l/s), que se producen donde afloran
los estratos o intercalaciones de areniscas o conglomerados.
En esta unidad se ha considerado a los depósitos de pantanos, en vista que su substrato más
superficial es de características impermeables, pudiendo o no estar sobre la formación
Chambira, de permeabilidad media a baja.
Resultados del Análisis Físico-Químico
Los resultados de los análisis físico-químicos de campo (in-situ) son presentados en el Cuadro
2. El Cuadro 3 presenta los resultados de los análisis de laboratorio. En vista de que la
mayoría de los puntos de agua son empleados para uso humano, dichos análisis se orientaron
con esa finalidad. Los límites máximos permitidos están listados en ambas tablas y los
valores reportados que se encuentran sobre estos límites se representan en negrilla. Las
localizaciones de todas los puntos de las muestras se presentan en la Figura 3 Mapa
Hidrogeológico.
Cuadro 2
Resultados de los Análisis In-situ de Agua Subterránea
Muestras de Octubre, 2002
Temperatu
UTM
*
Localiz
Punto de
Caudal
Altitud
pH
o
ación
Agua
(l/s)
(msnm)
x
y
ra ( C)
Condiciones
Máximo valor permitido (Acuerdo Ministerial Nº 2144)
6-9
Naturales
Vertiente
LCH1
(Gabriel
318626
9953877
<0.5
268
7.3
26.7
Grefa)
Pozo
Perforado
LCH2
316615
9954947
1-2
275
7.3
26.5
Comuna
Río Jivino
Vertiente
LCH3
(Limoncoc
319758
9959096
2.5
283
7.3
26.6
ha)
Pozo
perforado
LCH4
319624
9955264
NM
280
NM
NM
Limoncoch
a
Vertiente
LCH5
(Pedro
321249
9960476
<0.5
236
7.7
30.3
Grefa)
Vertiente
(Reserva
LCH6
319889
9955396
2.5
232
7.0
26.1
Limoncoch
a)
* Datum Zona 18 (UTM PSA1956)
Oxígeno
Disuelto
(mg/l)
2< x <6
mg/l
Conducti
vidad
µS
-
6.76
259.3
10.63
205.6
7.75
188.6
NM
NM
4.71
50.6
8.33
207.2
Cuadro 3
Resultados Analíticos de Laboratorio de la Calidad de Agua Subterránea para Consumo Humano
Límite Máximo
Muestras
Límite de
Ensayo
Unidades
para Consumo
LCH2
LCH5
Detección
Humano *
mg/l CaCO
Acidez
1
-0
0
3
mg/l CaCO
Alcalinidad
1
-NM
NM
3
mg/l CaCO
- Total
--60
24
3
mg/l CaCO
- A la fenoltalehina
--0
0
3
mg/l CaCO
- Por Hidróxidos
--0
0
3
mg/l CaCO
- Por Carbonatos
--0
0
3
mg/l CaCO
- Por Bicarbonatos
--60
24
3
Calcio
mg/l
0.4
70
13.6
4.0
Color
Conductividad
Cloruros
Dureza Total
Dureza Cálcica
Dureza Magnésica
LCH6
0
NM
90
0
0
0
90
26.4
Unid. Pt-Co
2
30
4
52
7
us/cm
3.0
--
184.7
47.2
205.0
mg/l
mg/l CaCO
0.4
250
7.2
2.2
3.4
1
--
60
14
78
1
300
34
10
66
1
--
26
4
12
3
mg/l CaCO
3
mg/l CaCO
3
Hierro
mg/l
0.05
0.8
ND
0.09
ND
Magnesio
mg/l
0.24
30
6.2
1.0
2.9
Nitratos
mg/l
2.2
40
18.9
2.2
4.4
Nitritos
mg/l
0.030
0
ND
ND
ND
N-Amoniacal
mg/l
0.06
--
ND
0.11
ND
Unid. pH
--
6.5 – 9.5
6.36
6.68
7.03
Sólidos Suspendidos
mg/l
2
--
2
5
ND
Sólidos Disueltos
mg/l
2
1000
120
31
133
Sólidos Totales
mg/l
2
--
122
36
133
Sulfatos
mg/l
7
200
ND
ND
ND
Turbidez
Unid. FTU
2
20
ND
9
ND
Sodio
mg/l
--
--
6.91
1.29
6.58
Potasio
mg/l
--
--
1.42
1.15
0.99
pH
ND = No detectable, menor al límite de detección
* = Norma Nacional de Calidad de Agua. INEN 1 108 1983-12
En el Grafico 1 se ha ploteado, en el Diagrama de PIPER, los valores de los macro elementos,
expresadas en mEq/l, de las muestras analizadas con la finalidad de hacer una interpretación
geoquímica de las aguas subterráneas del sector. Todas ellas son bicarbonatadas cálcicas y se
clasifican como fluidos meteóricos de baja temperatura.
Gráfico 1
Uso de los Recursos Hídricos Subterráneos
El uso doméstico de los recursos hídricos subterráneos dentro de la RBL es muy frecuente.
El punto LCH1 es una vertiente que es empleada para la crianza de peces en forma
rudimentaria.
Los dos pozos perforados LCH2 y LCH4 son de profundidad no mayor a 30 m y están
localizados dentro de la Comunidad Limoncocha. El segundo pozo está en proceso de
implementación de su infraestructura.
Resumen de los Resultados Físico - Químicos
Los análisis indican una muy buena calidad de agua para uso doméstico. La conductividad
medida en campo y laboratorio es baja en todas las muestras (50.6 - 259.3 µS). Esto es típico
para aguas subterráneas superficiales de reciente infiltración que tienen bajos contenidos de
sólidos disueltos. El pH es neutro.
Las temperaturas fueron normales (26.1˚C a 30.3˚C) y se relacionan con la temperatura del
ambiente en el caso de las vertientes, tomando en cuenta que son de bajo caudal. Los valores
de oxígeno disuelto varían entre 4.41 y 10.63 mg/l, los mismos que son altos. Una posible
causa es el poco movimiento o agitación del agua, lo cual no permite que la misma entre en
contacto con el oxígeno del aire.
De acuerdo con el Diagrama de PIPER (Gráfico 1) las aguas subterráneas son bicarbonatadas
cálcicas y se clasifican como fluidos meteóricos de baja temperatura.
Figura 3
Mapa Hidrogeológico
Geomorfología
Metodología
La metodología utilizada incluyó lo siguiente:
o Un reconocimiento general de las estructuras morfológicas de la RBL;
o Una evaluación detallada de todas las unidades del paisaje que conforman la zona de
estudio, lo que se cartografió en el mapa geomorfológico; y,
o Un análisis de los riesgos por procesos geomorfológicos.
Inicialmente se procedió a recopilar información temática, tanto bibliográfica como
cartográfica, la misma que fue clasificada y analizada.
El estudio foto-geológico fue el punto de partida y apoyo para el análisis geomorfológico de
la zona. Este estudio permitió evaluar la información existente, usando imágenes satelitales y
fotografía aérea.
Toda la información antes obtenida fue enriquecida con información que se obtuvo durante la
campaña de campo, principalmente en las zonas donde las imágenes y fotografías no son
claras o se encuentran enmascaradas por la vegetación. Para la clasificación de las unidades
geomorfológicas, se utilizó un sistema de jerarquías de las formas del terreno que van desde
regiones hasta unidades de paisaje.
Sistema de Clasificación Geomorfológica
El Mapa Geomorfológico (Figura 4) presenta la información cartográfica obtenida en el
presente estudio. Esto incluye todas las unidades y geoformas identificadas en el área de
estudio. Las unidades del mapa se clasificaron en tres jerarquías, las que se definen como:
o Regiones;
o Sistemas; y,
o Paisajes Geomorfológicos
En el Cuadro 4 se presenta una breve descripción de las unidades geomorfológicas
identificadas y su jerarquía.
Cuadro 4
Unidades del Paisaje Geomorfológico
Unidades Geomorfológicas
Símbolo
Pendiente
Unidades del
en el
del
Región
Sistemas
Paisaje
Mapa
Terreno
Pantanos
Región
Oriental
Cuenca
Amazónica
Periandina
distal
P
0-5%
Le
0-5%
Lai
0-5%
Terrazas aluviales
Ta
0-10%
Llanuras aluviales
autóctonas
Laca
0 –5%
Colinas
C
15-50%
Llanuras de
Llanuras
esparcimiento
Aluviales
Terrazas y Llanuras aluviales e
Pantanos
islas
Colinas
Descripción
Planicies mal drenadas permanentemente
inundadas y cauces abandonados.
Depresiones
anegadas y cauces
abandonados (Paleocauces) con procesos
orgánicos anaeróbicos y decantación.
Llanuras de esparcimiento aluvial
desarrollados
sobre
sedimentos
estratificados,
disecados
por
un
avenamiento paralelo.
Depósitos aluviales, barras de arena y
depósitos coluviales.
Terrazas altas antiguas, muy disectadas,
con sedimentos distales.
Formando
suelos arcillosos con pantanos y antiguas
divagaciones de los ríos.
Ambientes deposicionales de origen
aluvial proveniente de drenajes que nacen
en la misma llanura amazónica.
Lomas medias y altas redondeadas
simétricas.
Figura 4
Mapa Geomorfológico
Descripción de las Unidades Geomorfológicas
La zona de influencia de la RBL, se incluye en la Cuenca Amazónica, formada por una zona
colinada al Suroeste y la llanura de esparcimiento periandina distal hacia el Este. El principal
agente modelador es el de origen hídrico: que desarrolla preferentemente ambientes aluviales,
diluviales y palustres, los cuales en varias etapas fueron esparciendo, depositando,
retrabajando, disectando y meteorizando materiales clásticos, formando varios niveles de
llanuras y diferentes formas de terreno colinado.
Región Amazónica Periandina, Piedemonte Distal
Esta región se distribuye formando un amplio abanico - glacis, distante de la fuente. La
región está influenciada por la morfodinámica del Río Napo y sus afluentes.
La Región Amazónica Ecuatoriana es el inicio de la gran Cuenca Amazónica,
superficialmente desarrollada sobre materiales arcillo-limosos de edad terciaria y origen
continental, cubiertos por depósitos cuaternarios de origen torrencial constituidos por conos
de esparcimiento del piedemonte andino.
En su parte distal, la Cuenca Amazónica presenta dos sistemas de paisajes: las llanuras
aluviales de esparcimiento y las colinas. La primera contiene llanuras de esparcimiento de
diferentes niveles, aluviones, terrazas y llanuras de inundación, mientras que la segunda
incluye un sistema de colinas de control estructural con diferentes grados de disección
intercalada por pantanos.
El ambiente de depositación aluvial se ha formado en el Cuaternario por la influencia
morfodinámica del Río Napo que deposita sedimentos provenientes del arco volcánico dentro
de un amplio abanico, en el tramo medio y distante de la fuente, sobre un escalonamiento de
planicies aluviales con cotas que varían entre los 220 msnm a 340 msnm.
Pantanos (P) - Son planicies mal drenadas permanentemente inundadas y cauces
abandonados, desarrollados sobre arcillas y limos impermeables en avanzado estado de
meteorización. Es un ambiente favorecido por la descomposición anaeróbica de los restos de
vegetación, los cuales dan lugar a lodos orgánicos.
Llanuras Aluviales e Islas (Lai) - Son aluviones y llanuras de inundación activas donde los
fenómenos de erosión, transporte y sedimentación van modificando anualmente el recorrido
del río y la distribución de las barras de arena.
El lecho de inundación está formado por barras compuestas en gran parte por arena y grava
transportadas como carga de fondo arrastradas desde las partes externas de las curvas
inmediatamente río arriba.
Los lechos de inundación del Río Napo son dinámicos. El Río Napo va formando una llanura
de inundación más amplia extendiendo sus meandros a medida que la corriente erosiona la
margen exterior y deposita aluviones en el interior.
En el Río Napo se observa el desarrollo de muros de contención naturales que limitan y
sostienen la llanura de inundación, la misma que es superada únicamente en las grandes
crecidas. Esta agua cargada de materiales se desparrama y se mezcla con las aguas menos
profundas que discurren por las orillas del valle, perdiendo de este modo velocidad
rápidamente, fenómeno que obliga a que deposite la carga de arena y barro. A medida que se
repite este fenómeno este muro va creciendo.
Cordones de arena forman la carga móvil de sedimentos del Río Napo, depositándola en
forma de barras e islotes. Las islas son frecuentemente inundadas y amenazadas por la
erosión de sus orillas más amplia extendiendo sus meandros a medida que la corriente
erosiona la margen exterior y deposita aluviones en el interior.
Llanuras de Esparcimiento (Le) - Son terrenos planos desarrollados por aluviones
estratificados. Están constituidas por material detrítico de origen volcánico sin ceniza,
provenientes de la cordillera de los andes y disectados por un avenamiento paralelo.
Terrazas Aluviales (Ta) - Son franjas de terreno horizontal limitadas en una orilla escarpada
de pendiente descendente y otra ascendente, como una serie de peldaños desde las bajas a las
de altura media. Las terrazas fueron modeladas por los ríos al moverse de un lado para el otro
del valle mientras excava su cauce. Las terrazas tienen una ventaja sobre los lechos de
inundación: pues son terrenos que se mantienen como tierra firme en las grandes
inundaciones.
Llanuras Aluviales de Cuencas Autóctonas (Laca) - Ambientes de depositación por el
cambio de pendiente y desembocadura de quebradas en el río principal, se encuentran
formando terrenos semiplanos mal drenados.
Colinas Bajas (C) - Esta unidad incluye colinas disectadas y colinas redondeadas intercaladas
localmente con áreas pantanosas. Estas colinas generalmente son remanentes de formaciones
resistentes y en algunos casos se encuentran controladas por fenómenos estructurales.
Estas colinas se cartografiaron en los sectores suroeste del Mapa Geomorfológico. Estas
colinas presentan un ligero control estructural con avenamiento y cumbres alineadas, las
colinas son bajas pero se presentan poco disectadas.
Migración del Río Napo
Un estudio multitemporal del cauce del Río Napo, islas, y barras de arena se llevó a cabo
usando fotografías aéreas de 1975 (IGM) y de la imagen satelital IKONOS (con una
resolución de 1 m) de marzo, 2001. Los resultados de este estudio se presentan en la Figura
5. Las orillas del río, las islas y bancos de arena se han movido desde 1975. El Río Napo es
muy dinámico. También es importante anotar que hay una tendencia general de erosión en la
orilla norte del río. El área de la RBL, cercana a la desembocadura del Río Capucuy ha
perdido hasta 380 m de erosión lateral. Esto representa aproximadamente 14.6 m/año de
erosión. Si la erosión continúa a este ritmo, la Laguna Limoncocha podría pasar a formar
parte del canal central del Río Napo en unos 50 años. Este evento geomorfológico natural
podría cambiar completamente el hábitat de las Lagunas Limoncocha y Yanacocha de un
sistema lacustre a un sistema fluvial.
Figura 5
Mapa de Cambio Temporal del Cauce del Río Napo (1975 – 2001)
En la Reserva Biológica Limoncocha, la vegetación natural es la cobertura actual dominante
con aproximadamente el 55% de la superficie. Las zonas intervenidas cubren un 26% de la
superficie total y se concentran en sectores externos a la Reserva ya que dentro de esta solo se
encuentra el 11% del total de esta categoría. Por su parte, las categorías asociadas a los
cuerpos de agua (laguna, ríos, islas y bancos de arena) ocupan el 19% del área total y el 38%
del área de la Reserva (Martinez)1.
Cuadro 5. Superficie (en hectáreas) de las categorías interpretadas para cuatro años de análisis en el área de la
Reserva Biológica Limoncocha
Superficies en ha (área de la Reserva)
Cobertura
año 1986
año 1995
año 2002
año 2007
Vegetación natural
Zonas intervenidas
2194.29
203.65
2397.93
226.48
622.98
282.82
213.66
1345.94
3743.87
Subtotal
Cuerpos de agua (laguna)
Cuerpos de agua (ríos)
Islas
Bancos de arena
Subtotal
Total
Fuente: Martínez, Christian. sd
2160.63
189.94
2350.57
227.06
629.46
293.32
243.46
1393.30
3743.87
2017.39
310.57
2327.96
230.22
717.18
299.02
169.50
1415.91
3743.87
2027.41
290.44
2317.85
227.86
588.59
271.62
337.95
1426.02
3743.87
El análisis de las condiciones históricas muestra una disminución de la superficie cubierta por
vegetación natural, reflejo de las presiones que se ejercen sobre los recursos naturales en esta
zona. También se aprecia que las pérdidas de vegetación natural han sido menos fuertes en las
zonas internas de la Reserva. Se observa que entre 1995 y 2002 las presiones sobre la
vegetación natural fueron las mayores de todos los períodos de análisis, registrándose una tasa
de deforestación de 1,9% anual para el área total y de 0,95% anual para el área de la Reserva.
Cuadro 6. Pérdida de cobertura vegetal natural por período para el área de la
Reserva Biológica Limoncocha
año
Pérdida de cobertura vegetal natural (área de la Reserva)
tasa de cambio
superficie (ha)
(ha / año)
(% / año)
1986
2194.29
1995
2160.63
2002
2017.39
2007
2027.41
-3.74
-0.17
-20.46
-0.95
2.00
0.10
El gráfico 2 muestra como los procesos de pérdida de vegetación natural han sido más
marcados en las zonas externas a la Reserva Biológica Limoncocha. Además, las tendencias
de cambio observadas en los últimos cinco años han sido menos intensas que los registrados
durante los 16 años anteriores.
1 Martínez, Christian. sd. Dinámica multitemporal de la cobertura vegetal: Reserva Biológica Limoncocha y sus
alrededores.
Gráfico 2: Dinámica multitemporal de las coberturas de tierra firme. Vn (vegetación natural
área de estudio), zi (zonas intervenidas), vn-rbl (vegetación natural Reserva Limoncocha) y
zi-rbl (zonas intervenidas Reserva Limoncoha).
8000
superficie (ha)
7000
6000
5000
4000
3000
2000
1000
0
año 1986
año 1995
vn
año 2002
zi
vn-rbl
año 2007
zi-rbl
Las dinámicas observadas sobre las coberturas de tierra firme pueden resumirse en tres
categorías: estabilidad, que incluye a aquellas zonas que mantienen su cobertura a lo largo del
tiempo; transformación, que constituye la modificación de coberturas naturales a usos
antrópicos; y abandono y recuperación, resultado de acciones de manejo o simplemente
porque desapareció el agente que ejercía presión sobre los recursos. En la siguiente tabla se
resume la superficie afectada por cada uno de estos procesos para los períodos de análisis y la
Figura 6 muestra su distribución espacial.
Dinámica registrada por cada período de análisis. La superficie está medida en hectáreas
1986 a 1995 1995 a 2002 2002 a 2007
Estabilidad (natural)
6038.13
5187.64
5241.24
Estabilidad
(intervención)
1070.76
1555.57
2442.75
Transformación
642.23
979.05
124.33
Abandono
y
recuperación
135.69
171.32
93.27
Figura 6: Distribución espacial de la dinámica registrada por cada período de análisis.
Las áreas naturales estables se localizan principalmente en el área de la Reserva Biológica
Limoncocha, mientras que la estabilidad de intervención se concentra en los alrededores de
los centros poblados y de las áreas de operación petrolera. Se observa que las áreas
transformadas siguen un patrón de expansión alrededor de las áreas previamente intervenidas
o como en el período 1995-2002 que se muestra transformación en las cercanías de nuevas
obras de infraestructura (p.ej. vías). Por su parte, la localización de las zonas de abandono y
recuperación no muestra un patrón espacial definido lo que sugiere que son el producto de
decisiones o condiciones particulares de los sectores en donde se han producido.
Los cuerpos de agua de esta zona también presentan una dinámica muy activa. Las orillas del
Río Napo cambian constantemente y sus islas y bancos de arena aparecen y desaparecen
como respuesta a las variaciones estacionales tanto de caudales como de aportes de
sedimentos.
Esta dinámica hídrica también se refleja en la Laguna Limoncocha, la misma que además
sufre un proceso de eutrofización natural. Este proceso se verifica mediante el análisis
multitemporal que registra variaciones de la superficie del espejo de agua cartografiado para
cada uno de los períodos de análisis.
A pesar de que de manera global la superficie de la laguna se incrementa entre 1986 y 2002,
existen algunas zonas en las cuales se observó el retroceso del espejo de agua, proceso que
puede atribuirse a la eutrofización de la laguna o a las variaciones estacionales de los aportes
de caudal.
La siguiente tabla resume la dinámica registrada en las orillas de la Laguna Limoncocha y la
figura 7 muestra su distribución espacial para los períodos analizados.
Dinámica registrada para el espejo de agua de la Laguna Limoncocha para cada período de
análisis. La superficie está medida en hectáreas.
1986 a 1995 1995 a 2002 2002 a 2007
Incremento del espejo de
agua
17.31
11.56
1.20
Disminución del espejo de
agua
16.74
8.42
3.56
Figura 7: Distribución espacial de la dinámica registrada para el espejo de agua de la Laguna
Limoncocha por cada período de análisis.
Suelos
Metodología
La caracterización de los suelos para esta Línea Base, se hizo recopilando información
disponible en el área de la RBL, mediante campañas de campo específicas realizadas para
este fin y durante otros estudios de proyectos previos que se encuentran en el área de
influencia directa e indirecta de la Reserva. Así tenemos que:
o Las muestras de suelo con las siglas LCS, corresponden al estudio específico para esta
Línea Base.
o Las muestras de suelo con las siglas PCS, corresponden al Estudio de Impacto y Plan
de Manejo Ambiental para el Oleoducto Secundario CPF - Lago Agrio de la Compañía
Pérez-Companc, Bloque 31, cuyo derecho de vía cruzaba al oeste, por la zona de
amortiguamiento de la RBL.
o Las muestras de suelo con las siglas CS, corresponden al Estudio de Impacto y Plan de
Manejo Ambiental de la Plataforma Cocha de OEPC, Bloque 15.
o Las muestras de suelo con las siglas ES, corresponden al Estudio de Impacto y Plan de
Manejo Ambiental para el Oleoducto Secundario Yuturi - Lago Agrio de OEPC, Bloque
15.
Inicialmente, este oleoducto tenía una ruta que cruzaba por la zona de
amortiguamiento de la RBL hasta el CPF de OEPC.
o Las muestras de suelo con las siglas SJN, corresponden al Estudio de Impacto y Plan
de Manejo Ambiental para la Exploración Sísmica 3D Adicional en la Zona Oeste del
Bloque 15 de OEPC.
Los suelos se cartografiaron sustentándose en la interpretación de las imágenes satelitales en
combinación con la información de los Mapas Topográficos de la Región, IGM, 150:000
(Instituto Geográfico Militar) y del Mapa Geomorfológico que se preparó para este mismo
estudio. Para cartografiar los suelos, el inventario se llevó a un nivel de Orden III de acuerdo
con los estándares establecidos por el Servicio Cooperativo Nacional de Investigaciones de
Suelos del Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA, 1981,1993).
El listado de las muestras de suelos empleadas para la investigación se encuentra en el
Cuadro 7.
Cuadro 7
Muestras de Suelos
Coordenadas UTM *
Análisis
Descripció
x
y
Agronómica
Ambiental
n
Ubicación
Fecha
(m/d/a)
LCS1
9/28/02
320321
9958106
1
3
1
1
LCS2
9/28/02
324549
9958763
1
3
1
1
LCS3
9/27/02
326771
9956342
1
4
1
1
LCS4
9/29/02
322673
9955870
1
3
1
1
LCS5
9/29/02
323906
9953403
1
3
1
1
LCS6
9/28/02
323616
9958226
1
2
1
1
LCS7
9/28/02
320321
9958106
1
3
1
1
PCS1
7/15/01
319462
9952906
1
3
1
1
PCS2
7/13/01
319868
9950902
1
3
1
1
PCS15
7/15/01
321243
9951186
1
3
1
1
PCS16
7/15/01
319462
9952906
1
3
1
1
CS1
4/26/01
311612
9957432
1
2
1
1
CS2
4/26/01
315983
9957262
1
1
1
1
CS3
4/26/01
311621
9957671
1
0
1
0
CS5
4/26/01
316115
9957416
1
2
1
1
ES30
3/13/00
328992
9955224
1
0
0
0
ES31
3/13/00
323440
9959972
1
3
1
1
ES37
12/13/00
317769
9957944
1
0
0
0
Geotécnica
SJN
12/13/00
319921
9960400
1
2
1
1
SJN1
12/13/00
318989
9959838
1
0
0
0
20
43
17
16
Total
* Datum Zona 18N (UTM PSA1956)
1 Muestra ciega (Muestra duplicada para comprobar resultados de laboratorios)
La investigación de campo consistió en la descripción de perfiles en calicatas (en total 19
perfiles), abiertas en lugares representativos de cada subpaisaje, extrayéndose de cada
horizonte, muestras de suelos para los análisis físico-químicos. La cartografía y descripción
de los suelos se basó en campañas de campo entre diciembre del 2000 y octubre del 2002.
Las calicatas se excavaron en las diferentes unidades representativas del paisaje y su
localización se identificó con un GPS, lo que se presenta en el Mapa de Suelos (ver Figura 8).
Los suelos fueron clasificados en el campo de acuerdo con el libro Soil Taxonomy (Soil
Survey Staff, 1999), y cuando fue necesario se los reclasificó en base a datos de laboratorio.
La descripción de los perfiles incluyó la identificación de los diferentes horizontes, los que
también fueron definidos según los criterios presentados en el libro de taxonomía, Soil
Taxonomy (Soil Survey Staff, 1975 y 1999). Estos criterios incluyen: profundidad, color,
motas, textura, estructura, límites, láminas de arcilla, fragmentos gruesos y consistencia. La
reseña del lugar también se documentó en las descripciones incluyendo el código del sitio,
fecha, hora, localización, vegetación, material parental, pendiente, relieve, drenaje,
escurrimiento, contenido de humedad, profundidad estimada del nivel de agua subterránea,
conductividad hidráulica, y el tipo de erosión. Las descripciones de estos perfiles típicos se
presentan en el Anexo C.
La información adquirida en el campo también se utilizó para evaluar la capacidad y el uso de
los suelos y su viabilidad en referencia a posibles obras civiles. La capacidad se determinó
considerando las propiedades físico-químicas del suelo e incluye una descripción de su
potencial para sostener actividades agrícolas como roza y quema. Respecto a la viabilidad de
los suelos, se analizó la dureza, estabilidad, pendiente de la zona, patrón de drenaje y
susceptibilidad a inundación.
Finalmente, la información recopilada y analizada se utilizó para determinar la sensibilidad y
los posibles impactos por la construcción de posibles obras civiles. El análisis de impactos
incluye una evaluación sobre la capacidad para la recuperación vegetal después de la
alteración (potencial de revegetación), sensibilidad de erosión, y sedimentación,
compactación y el potencial de causar daños irreversibles como disecación y solidificación.
También se incluye el efecto de saturación de los suelos por inundación.
Análisis de Laboratorio
Para el análisis se tomaron un total de 76 muestras, las mismas que se dividen en tres
conjuntos. Las muestras del primer conjunto (43 muestras), se utilizaron para establecer
información de Línea Base y clasificar los suelos, por lo que fueron analizadas en cuanto a las
propiedades agronómicas. Las muestras del segundo conjunto (17 muestras), fueron
utilizadas para determinar posibles áreas de contaminación para lo que se analizó el contenido
de metales pesados e hidrocarburos. El tercer conjunto (16 muestras) fue analizado para
determinar la viabilidad de los suelos en cuanto a actividades de construcción. Esto se realizó
con el análisis de las propiedades físicas de los suelos en combinación con los resultados
agronómicos.
Los parámetros agronómicos fueron analizados en el laboratorio Agrobiolab Grupo-Clínica
Agrícola, mientras que las características geotécnicas se determinaron en el Laboratorio de
Geoconsult, y los hidrocarburos y metales en los de Grüntec y ANNCY. Todos estos
laboratorios están localizados en Quito, Ecuador. Los métodos analíticos utilizados incluyen
métodos de la Sociedad Estadounidense de Agronomía y USDA y de la Agencia de
Protección Ambiental de EEUU (U.S. EPA).
Figura 8
Mapa de Suelos
Los resultados de los ensayos agronómicos de laboratorio de los suelos se resumen en el
Cuadro 8.
Cuadro 8
Resultados Agronómicos de los Suelos
Muestr
a
Hori
zont
e
CICE
meq/1
00g
LCS1
LCS1
A
B1
0-8
8-52
5.6
5.8
0.41
0.08
15.87
8.11
10.98
1.48
37
16
44
13
LCS1
B2
52-83
5.7
0.07
7.82
0.79
11
P
H
MO
(%)
NH
4
(ppm)
P
CE
(mmh
os/cm)
Profundi
dad (cm)
Aren
a
(%)
Limo
(%)
Arcil
la
(%)
0.25
0.12
28
26
34
30
38
44
17
0.11
40
26
34
(pp
m)
K
(pp
m)
LCS2
A
0-12
6.3
0.33
15.84
10.96
32
5
0.20
32
48
20
LCS2
B1
12-54
6.1
0.05
3.06
0.77
4
5
0.06
32
42
26
LCS2
B2
54-92
6.2
0.08
6.43
0.35
27
13
0.10
10
56
34
LCS3
O1
0-22
5.7
0.21
5.37
4.91
67
21
0.13
10
44
46
LCS3
O2
22-38
5.5
0.13
5.15
3.97
67
45
0.08
12
58
30
LCS3
B
38-84
5.4
0.14
5.33
2.45
56
31
0.08
10
44
46
LCS4
O1
0-23
4.9
0.22
4.47
7.54
85
31
0.09
10
56
34
LCS4
O2
23-43
5.1
0.14
3.61
2.29
59
44
0.08
20
36
44
LCS4
B
43-98
5.0
0.15
6.29
10.68
94
28
0.12
14
66
20
LCS5
A
0-8
6.0
0.32
14.61
6.76
26
16
0.22
12
70
18
LCS5
B1
8-48
6.0
0.14
7.92
1.20
10
8
0.15
44
36
20
LCS5
B2
48-79
6.0
0.10
7.96
0.78
10
12
0.09
44
36
20
LCS6
O1
0-36
5.0
0.11
15.77
39.91
37
21
0.17
76
16
8
LCS6
O2
36-170
5.5
0.11
10.36
37.75
43
16
0.73
76
16
8
LCS7*
A
0-8
5.4
0.43
16.04
11.64
35
48
0.31
26
34
40
LCS7*
B1
8-52
5.5
0.10
6.65
2.18
21
24
0.23
30
32
38
LCS7*
B2
52-83
5.5
0.16
8.75
1.04
13
30
0.15
32
26
42
PCS1
A
0-15
7.3
0.19
5.21
0.75
24
2
0.12
38
56
6
PCS1
Cg
15-53
6.6
0.23
4.01
1.00
67
6
0.12
30
64
6
PCS1
2Ab
53-78
5.8
0.19
6.75
9.86
124
16
0.14
20
52
28
PCS2
A
0-14
6.1
0.13
9.96
4.46
17
1
0.54
38
34
28
PCS2
Bw1
14-59
6.2
0.06
8.05
2.20
17
2
0.43
36
36
28
PCS2
Bw2
59-120
5.9
0.07
7.10
2.80
17
2
0.26
40
30
30
PCS2
C
120-220
6.7
0.09
15.42
0.75
9
1
0.18
24
26
50
PCS15
A
0-12
5.1
0.16
8.63
1.70
29
6
0.15
66
12
22
PCS15
Bw
12-42
5.7
0.16
7.28
0.61
11
9
0.04
78
6
16
PCS15
C
41-114
7.0
0.06
7.75
0.01
14
10
0.11
88
6
6
PCS16
A
0-7
6.5
0.08
8.94
1.77
24
6
0.16
50
24
26
PCS16
C1
7-112
6.5
0.08
8.31
0.89
14
7
0.14
44
34
22
PCS16
C2
112-193
6.6
0.09
7.95
1.59
11
7
0.11
14
68
18
CS1
A
0-20
6.9
0.15
18.13
9.01
30
6
0.16
52
34
14
CS1
B
20-35
6.6
0.06
4.97
3.48
16
6
0.07
46
40
14
CS2
A
0-10
5.4
1.11
15.42
35.20
64
23
0.14
66
14
20
CS5
A
0-8
4.9
0.04
8.64
2.78
20
1
0.14
36
20
44
CS5
B
8-29
5.0
0.02
7.90
1.66
20
1
0.125
44
20
36
ES31
A
0-8
5.9
0.22
14.49
7.05
36
1
0.25
38
16
46
ES31
ES31
Bw
C
8-28
28-67
6.0
5.9
0.08
0.06
5.32
3.01
2.92
0.75
18
8
1
1
0.09
0.19
32
40
18
12
50
48
Cuadro 8
Resultados Agronómicos de los Suelos
Hori
zont
e
Muestr
a
Profundi
dad (cm)
P
H
CE
(mmh
os/cm)
CICE
meq/1
00g
MO
(%)
NH
4
(ppm)
P
(pp
m)
K
(pp
m)
Aren
a
(%)
Limo
(%)
Arcil
la
(%)
SJN
A
0-15
6.7
0.19
19.87
9.97
96
9
0.29
24
46
30
SJN
B1
15-45
6.6
0.11
10.97
1.84
18
3
0.26
28
40
32
* = Muestra ciega
En general, los suelos de la RBL varían de ácidos a ligeramente ácidos (pH 4.9 - 7.3), y no se
consideran salinos (< de 2 mmhos/cm). Los suelos de textura fina (arcilla) y de alto
contenido de materia orgánica, generalmente exhiben la mayor capacidad de intercambio de
cationes, lo que indica una alta capacidad de adsorción.
Las concentraciones más altas de macronutrientes (NH4, P, K) se encuentran en los suelos
superficiales, horizonte A, que a su vez, se asocian con el material orgánico. Estas
concentraciones disminuyen con la profundidad, lo que afecta el crecimiento de las plantas.
Esto es una de las razones, por las que la preservación de la capa de suelo superficial es
imperativa.
Descripción de las Unidades de Suelos
En esta sección se describen las características físicas y químicas de los suelos identificados,
la clasificación de los suelos en cada unidad del Mapa de Suelos (Figura 8) y la fisiografía de
dicha unidad. Los reportes de laboratorio utilizados para estas interpretaciones se presentan
en el Anexo C de este informe.
En el estudio se delinearon un total de siete unidades de suelo en el área de estudio. Estas
unidades se definen como:
o
o
o
o
o
o
o
Suelos de pantanos (Sp)
Suelos de ríos pequeños (Srp)
Suelos de llanuras aluviales autóctonas (Slaca)
Suelos de llanuras aluviales e islas (Slai)
Suelos de las llanuras de esparcimiento (Sle)
Suelos de terrazas aluviales (Sta)
Suelos de las colinas (Sc)
Las unidades del mapa de suelos se describen en el Cuadro 7. En él se presenta: la simbología
de cada unidad, los tipos de suelo (subgrupo) que se incluyen en cada una de ellas, el paisaje
típico, la pendiente, el uso actual y la clasificación de la capacidad del uso. Es importante
recalcar que algunos de los tipos de suelo presentados en el Cuadro 9 no fueron descritos
dentro del área de estudio. Sin embargo, éstos fueron descritos en otros estudios de suelos
llevados a cabo en áreas cercanas y se espera que también se encuentren en el área de estudio.
Siguiendo con los nombres, en el Cuadro 9 en la tercera columna, la “D” indica que ese suelo
es un suelo dominante, y la “I” indica que el suelo es una inclusión, que constituye menos del
15% de dicha unidad del mapa. La distribución de las unidades se puede apreciar en la Figura
8 (Mapa de Suelos). Los formularios con la descripción de los suelos se encuentran en el
Anexo C.
Cuadro 9
Descripciones de las Unidades del Mapa de Suelos
Unidad
del Mapa
Sp
Suelo y Composición
(D – dominante
I – inclusión) *
Hydric
D
Haplohemist
Typic
D
Endoaquepts
Srp
Fluvaquentic D
Endoaquepts
Udollic
D
Endoaqualfs
Hydric
I
Haplohemist
s
Slai
Typic
D
Fluvaquents
Typic
I
Endoaquents
Sta
Oyaquic
D
Eutrudepts
Mollic
D
Epiaquepts
Fluvaquentic I
Endoaquents
Slaca
Oxyaquic
D
Dystrupepts
Fluvaquentic D
Endoaquepts
Pendiente
Uso Principal
Potencial
USDA Capacidad
y Limitaciones
Paisaje
Ocurrencia
Suelos de pantanos
dominados
por
vegetación de palmeras
o moretales.
Estos
suelos ocurren en las
partes bajas tales como
las depresiones de la
llanura
aluvial,
meandros antiguos de
decantación
bacines,
paleocauces, vaguadas
entre
colinas
y
pantanos.
Áreas bajas de la llanura
de inundación y terrazas
bajas de quebradas y
ríos pequeños.
La
unidad ha sido registrada
en mapas 100 m a ambos
lados de los cuerpos de
agua pequeños como el
Pañayacu. Esta unidad
difiere de la Sp en que
contiene suelos aluviales
estratificados.
Llanuras aluviales de
inundación. Esta unidad
es más alta y con mejor
drenaje que la unidad Sp,
carece del Histosol de la
Sp y la estratificación
aluvial de los suelos de
la unidad Srp
Terrazas aluviales bajas.
Esta unidad del mapa se
presenta normalmente a
pocos metros sobre las
Llanuras aluviales de
inundación. Los suelos
de esta unidad son más
desarrollados que los
suelos de las Llanuras
aluviales de inundación.
Llanuras aluviales de
cuencas autóctonas.
Entre el Río Napo y
la
Laguna
de
Limoncocha.
En
margen derecha del
Río Napo
0-5%
plano. Hábitat de vida Caza y pesca.
Depresiones cóncavas silvestre
permanentemente
inundadas.
Partes
amplias de las tierras
bajas.
En las márgenes de
los
Ríos
Itaya,
Blanco y en todas
las quebradas, ríos
pequeños.
0-5%
plano. Áreas Hábitat de vida
largas
y
estrechas silvestre
próximas
a
ríos
permanentes. A varios
metros por debajo de
áreas adyacentes
Turismo,
Pesca, Agua
potable
VIII - Inundados
En
terrenos
aluviales del Río
Napo. Y en islas del
indicado río.
0-5%, las áreas más Hábitat de vida
altas se encuentran de silvestre
y
1-2 m sobre las áreas cultivo
bajas
Turismo, Pesca
VIII - Inundados
En terrazas bajas de 0-10%,
plano
los Ríos Napo, en los ligeramente colinado
alrededores de la
Laguna Limoncocha.
Otros Usos
a Hábitat de vida Turismo
silvestre
y Colonización
Cultivo
En terrenos aluviales 0-5%, plano a superficies Hábitat de vida Turismo, Pesca
y terrazas de los Ríos planas
levemente silvestre
Jivino e Indillana.
inclinadas
VIII - Saturados
y III
–
Fertilidad
Baja
VIII - Inundados
Cuadro 9
Descripciones de las Unidades del Mapa de Suelos
Unidad
del Mapa
Sle
Sc
Suelo y Composición
(D – dominante
I – inclusión) *
Humic
D
Dystrudepts
Mollic
D
Hapludalfs
Oxyaquic
D
Dystrudepts
Oxyaquic
D
Kandiudalfs
Typic
I
Endoaquepts
Mollic
I
Epiaquepts
Typic
D
Plinthudults
Typic
D
Kandihumult
s
I
Typic
Hapludults
Paisaje
Ocurrencia
Pendiente
Llanuras
de Al Norte y Oeste 0-5%
plano,
esparcimiento de nivel del Mapa de suelos, levemente ondulado
bajo y medio.
coincidentes con las
llanuras
de
inundación
Colinas
redondeadas
bajas, poco disectadas,
con alturas menores a
los 20 m.
Uso Principal
Potencial
Otros Usos
USDA Capacidad
y Limitaciones
a Hábitat de vida Caza,
pesca, IV - Saturados
silvestre,
agua potable
silvicultura,
ganadería
Localizados en el 0%-45%. Fuerte. 5 a 20 Pastos, hábitat Caza,
sector Nor-este del m de relieve.
de
vida potable
Mapa de Suelos,
silvestre,
margen derecha del
Río Indillana.
agua VII - Erosión
Suelos de Pantanos de Moretales (Sp)
Esta unidad del Mapa de Suelos se identifica en un área pantanosa con vegetación de palmas.
Los pantanos de palmeras ocurren en las partes cóncavas bajas del terreno, tales como
llanuras aluviales, meandros y paleocauces. La vegetación es dominada por la especie de
palma Mauritia flexuosa o “morete”, por lo que esta comunidad vegetal se la conoce como
“moretales”. La unidad está presente en el mayor porcentaje del área inspeccionada
especialmente áreas cóncavas deprimidas a lo largo de los ríos. Los suelos de esta unidad se
componen de material aluvial de grano fino y de grandes acumulaciones de materia orgánica.
Son suelos profundos, tienen pendientes de 0 a 5%, el drenaje es muy pobre y se encuentran
saturados o inundados por largos períodos, lo que inhibe el desarrollo de horizontes y la
descomposición de la materia orgánica. Los perfiles LCS3, LCS4 y LCS6 fueron descritos en
esta unidad.
Los tipos de suelos que predominan en esta unidad del mapa son Hydric Haplohemist y Typic
Endoaquepts. El uso de la tierra para esta unidad del mapa es pantano y hábitat de vida
silvestre. Hydric Haplohemist no fue descrito dentro del área de estudio, pero se los
encuentra, normalmente, en pantanos de moretal.
Hydric Haplohemist pertenecen al orden de suelos Histosols (ists), los cuales son suelos
orgánicos que tiene una capa orgánica de por lo menos 40 cm de espesor y están
permanentemente o casi permanentemente saturados con agua. Dentro del área de estudio,
éstos tienen una alta saturación y altos niveles de nitrógeno disponible (en forma de
amoniaco), esto es debido al alto contenido de materia orgánica. Estos suelos son ácidos por
los ácidos orgánicos y el agua acidulada. La mayoría de estos suelos tienen una baja densidad
menor a 1 g/cc y tienen una capacidad extremadamente alta de retener agua. Estos suelos
orgánicos tienen una baja resistencia al esfuerzo de corte y son susceptibles a hundimientos al
existir drenaje. Los hundimientos son ocasionados por la pérdida de volumen de agua y la
subsecuente compactación de la columna orgánica.
Los suelos orgánicos realizan ambas funciones importantes hidrológicas y de calidad de agua.
Con su alta capacidad de retener agua, éstos minimizan las inundaciones. El alto contenido
de materia orgánica actúa como un sistema de purificación de agua removiendo varios tipos
de contaminantes.
La superficie del suelo está bajo agua la mayor parte del tiempo, por lo que existe poco
oxígeno disponible para la descomposición de organismos. En la parte sumergida de la
comunidad, los microbios que son capaces de vivir sin oxígeno agotan el detritus orgánico
por medio de metabolismos anaeróbicos. La descomposición anaerobia es mucho menos
efectiva que la descomposición aerobia, por lo que el detritus es agotado lentamente. Como
resultado, la materia orgánica en el suelo de estas comunidades a menudo se convierte en un
manto grueso en la superficie del substrato. Esta lenta descomposición y reconstrucción de la
materia orgánica sirve para incrementar la acidez del agua en estas comunidades. Cuando la
descomposición de la materia orgánica ocurre, se liberan ácidos húmicos como residuos de la
descomposición. Éstos sirven para bajar el pH (acidificar) de la superficie del agua en estas
comunidades. Todo el oxígeno que es disuelto en el agua, es rápidamente empleado por
descomponedores para la respiración aerobia, y el dióxido carbónico es producido como un
subproducto aerobio metabólico. El dióxido de carbono es rápidamente disuelto en el agua y
forma ácido carbónico. La descomposición anaerobia también produce sustancias como
metano y sulfuro de hidrógeno que se disuelven en el agua para incrementar los iones de
hidrógeno en la solución. Todas estas adiciones de iones de hidrógeno hacia el agua
circundante sirven para crear una solución superficial de agua acídica.
El otro suelo importante, Typic Endoaquepts pertenece al orden de suelos Inceptisols (epts),
los cuales son suelos que muestran un incipiente desarrollo como suelos. En estos suelos
están presentes pantanos de moretal más pequeños y mejor drenados que el Hydric
Haplohemists. Éstos no están permanentemente saturados pero permanecen frecuentemente
saturados. Tienen de moderada a alta la capacidad de retener agua, el escurrimiento es muy
lento así como la permeabilidad. Estos suelos tienen una pequeña capa orgánica muy rica
cubriendo una subcapa poco desarrollada, altamente moteada y gleyed. Estos suelos tienen
una alta saturación de base y un alto contenido de nitrógeno disponible en la superficie de la
capa, debido al alto contenido de materia orgánica, y son ácidos por los ácidos orgánicos y el
agua acidulada.
Suelos de Ríos Pequeños (Srp)
Se observa en las terrazas bajas y estrechas llanuras aluviales de todos los ríos menores y
quebradas del área de estudio y se caracteriza por su topografía plana con pendientes
inferiores al 5%. Estas terrazas y llanuras aluviales se caracterizan por su pendiente suave y
se encuentran entre 0.5 m y 1 m sobre el nivel del río. La vegetación característica que cubre
este suelo es típica para tierras bajas de los bosques tropicales. El perfil ES31 fue descrito en
esta unidad.
Los suelos de esta unidad incluyen Fluvaquentic Endoaquepts y Udollic Endoaqualfs, con
Hídrica Haplohemists (descritos en la unidad anterior) como una inclusión en pantanos de
moretal adyacentes a ríos pequeños.
Udollic Endoaqualfs pertenecen al orden de suelos Alfisols (alfs), los cuales incluyen suelos
que tienen un horizonte con significativas acumulaciones de arcilla (argillic horizon) y poseen
una saturación de base menor al 35%. Éstos se presentan en estrechas terrazas bajas de
pequeños esteros a lo largo del área de estudio. Éstos se formaron en finos aluviales, son
inundados periódicamente y saturados con agua. El nivel freático está generalmente a 0.5
metros de la profundidad. Estos suelos son pobremente drenados y tienen una moderada
capacidad de retener agua. La permeabilidad y el escurrimiento son muy lentos. Estos suelos
son moderadamente ácidos, y tienen un alto contenido de nitrógeno disponible en la capa
superficial, por los altos niveles de materia orgánica. El nitrógeno es bajo en la parte inferior
a la capa superficial.
El otro suelo importante, Fluvaquentic Endoaquepts se presenta en llanuras aluviales
estrechas y en terrazas bajas de pequeños estrechos a lo largo del área de estudio. Éstos se
han formado en finos suelos aluviales. Periódicamente están inundados y saturados. El nivel
freático está generalmente a 0.5 m de la superficie. Estos suelos tienen un drenaje pobre y
tienen una capacidad moderada de almacenamiento de agua. La permeabilidad es lenta y el
escurrimiento es muy lento. Estos suelos son moderadamente ácidos y contienen poco
nitrógeno disponible a largo de todo el perfil.
Suelos de las Llanuras Aluviales e Islas (Slai)
Los suelos de esta unidad se presentan en las llanuras aluviales activas del Río Napo. Las
llanuras, incluyendo islas del Río Napo, son anchas, de planas a cóncavas, con inclinaciones
de 0 a 5 %, y se inundan periódicamente. Sin embargo, esta llanura de inundación se
encuentra generalmente entre 1 y 2 m por encima de la unidad definida como Suelos de los
Ríos Pequeños (Srp). La vegetación es típica de bosque maduro de tierras bajas y de bosque
secundario. Los suelos son usados normalmente para agricultura, corte y transporte de trozas,
cuencas y hábitat de vida silvestre. Los perfiles LCS5, PCS1 y PCS16 se localizan en esta
unidad.
Los suelos identificados en esta unidad se agrupan dentro del subgrupo Typic Fluvaquents
con Typic Endoaquents. Typic Fluvaquents pertenecen al orden de suelos Entisols (ents).
Éstos incluyen suelos que son generalmente muy jóvenes y que carecen de desarrollo de
suelo. Además incluyen los horizontes A/C1/C2/2Ab/2C. Fluvaquentic Epiaquepts
pertenecen al orden de suelos Inceptisols (epts), el mismo que incluye suelos que han tenido
un desarrollo incipiente y los horizontes A/Bw/C1/C2. Typic Fluvaquents está presente en
sitios bajos que reciben depósitos de sedimentos, y el Typic Endoaquents está presente lejos
del río y en sitios altos pero están lo suficientemente bajos para presentar niveles freáticos.
Los suelos formados en aluviones recientes, y en parte de los aluviones de origen volcánico
de los Andes, poseen una alta presencia de material volcánico. La saturación base se extiende
hasta que el complejo de adsorción del suelo es saturado con cationes intercambiables
diferentes a hidrógeno y aluminio. Mientras más alta es la saturación base, es mayor la
disponibilidad de cationes esenciales para las plantas.
Estos suelos son pobremente drenados y tienen de gran a baja capacidad de almacenamiento
de agua. El escurrimiento es lento y la permeabilidad es de moderada a alta. Éstos están
estratificados y tienen un alto contenido de cieno y arena. Éstos son de neutros a
moderadamente ácidos, y el nitrógeno disponible es bajo en todo el perfil.
Los suelos Typic Endoaquents son inclusiones en esta unidad. Se forman sobre el aluvial del
Río Napo y se encuentran en áreas planas, bajas y cóncavas, que se inundan frecuentemente.
La vegetación que cubre estos suelos es típica de bosques tropicales siempre-verdes de áreas
bajas e incluye palmas y vegetación de bosque maduro de la llanura aluvial. Los suelos son
húmedos de drenaje pobre. La capacidad de retención de agua es alta, la escorrentía es lenta,
y la conductividad hidráulica es muy baja. La textura varía entre franco-limosa (A) y francoarcillosa (Bw/Bg/C).
Suelos de Terrazas Aluviales (Sta)
Los suelos de esta unidad se presentan terrazas bajas de planas a levemente colinadas y
disectadas del Río Napo con pendientes de 0 a 10 %. Estas terrazas son un poco más altas
que las llanuras aluviales activas. Éstas se inundan raramente pero normalmente tienen agua
estancada. El nivel freático está por debajo de 1 m. La vegetación es de bosque maduro, pero
en áreas intervenidas existe bosque secundario. El uso de esta unidad es para el hábitat de
vida silvestre y agricultura. Dos muestras: PCS15 y LCS1; de esta unidad fueron descritas y
recolectadas.
Los suelos identificados en esta unidad se agrupan dentro del subgrupo Oxyaquic Eutrudepts
y Mollic Epiaquepts con Fluvaquentic Endoaquepts presente como inclusión en estrechas
llanuras aluviales de los Ríos Indillama y Aguarico. Fluvaquentic Endoaquepts está descrito
en la unidad Scla.
Los suelos dominantes, Oxyaquic Eutrudepts y Mollic Epiaquepts pertenecen al orden de
suelos Inceptisols (epts), que incluyen suelos con un incipiente desarrollo. Éstos se han
formado en finos aluviales ásperos y granulosos, algunos de los cuales son aluviales
volcánicos de los Andes. Estos aluviales volcánicos producen una alta saturación de base en
los suelos. Estos suelos se presentan en terrazas bajas a lo largo del Río Napo y tienen textura
arenosa. Estos suelos son moderadamente bien drenados y tienen una capacidad de retención
de agua de baja a mediana. El escurrimiento es generalmente lento y la permeabilidad es de
rápida a media. Estos suelos poseen bajos niveles de nitrógeno disponible en su perfil, y son
de neutros a ácidos.
Suelos de la Llanura Aluviales de Cuencas Autóctonas (Slaca)
Los suelos de esta unidad se presentan en las terrazas planas de los ríos y en llanuras aluviales
de los bacines de los ríos autóctonos con pendientes de 0 a 10 %. Los ríos incluidos en esta
unidad son: Jivino e Indillana. Aunque el Río Indillama es autóctono, alguna vez recibió
aluviales del Río Napo, y desde entonces, los suelos tienen una alta saturación de base,
mientras que los suelos de esta unidad tienen una baja saturación de base. El perfil CS5 fue
descrito en esta unidad.
Las llanuras aluviales se inundan anualmente o cada dos años, y las terrazas bajas se inundan
menos frecuentemente. La vegetación es de bosque maduro. Esta unidad es usada
básicamente como cuenca y hábitat para la vida salvaje.
Esta unidad es una asociación de Oxyaquic Dystrudepts y Fluvaquentic Endoaquepts. Una
asociación es una unidad de suelo que contiene dos o más suelos dominantes que se presentan
juntos en un único patrón característico sobre una región geográfica. Los dos suelos
pertenecen al orden Inceptisols (epts), y están formados por aluviones de grano fino. El
aluvial se deriva de suelos altamente erosionados de las colinas circundantes, así la saturación
de base de los subsuelos es muy lenta (Dyst implica baja saturación de base), diferente a los
suelos de las terrazas cerca del Río Napo. Sin embargo, la capa superficial de estos suelos
tiene una mayor saturación de base, porque tienen mayores niveles de materia orgánica.
Oxyaquic Dystrudepts se presentan en terrazas de ríos y tienen texturas finas (mayor a 35 %
de arcilla). Éstos son pobremente drenados, y tienen de moderada a alta capacidad de
retención de agua. El escurrimiento es lento y la permeabilidad es de lenta a moderada.
Éstos son ácidos en todo su perfil y tienen mucho nitrógeno disponible en la capa superficial,
debido a los altos niveles de materia orgánica.
El otro suelo dominante, Fluvaquentic Endoaquepts se presenta en llanuras de inundación y
tiene texturas de fina a muy fina (35% a más del 60% de arcilla). Éstos son pobremente
drenados y tienen una alta capacidad de retención de agua. El escurrimiento es lento y la
permeabilidad es muy lenta. Éstos son ácidos en todo su perfil y tienen de moderada a alta
disponibilidad de nitrógeno en la capa superficial debido a los altos niveles de materia
orgánica.
Suelos de las Llanuras de Esparcimiento (Sle)
Son característicos de áreas relativamente planas con suaves ondulaciones de pendientes que
varían entre 0 y 5% en llanuras de esparcimiento de nivel bajo a medio. Los suelos de esta
unidad se encuentran saturados e incluyen los subgrupos Humic Dystrudepts, Mollic
Hapludalfs, Oxyaquic Dystrudepts y Oxyaquic Kandiudalfs con Typic Endoaquepts y Mollic
Endoaquepts presente como inclusiones en áreas con drenaje muy pobre. Estos suelos están
moderadamente bien drenados (las inclusiones Typic Endoaquepts y Mollic Epiaquepts están
pobremente drenadas), y éstos tienen de moderada a muy alta capacidad de retención de agua.
Los Endoaquepts están descritos en los Suelos de Pantanos.
Estos suelos se formaron (génesis) de aluviales y coluviales viejos. Éstos son empleados
comúnmente para agricultura y colonización. Los perfiles SJN, CS1 y CS3 fueron descritos
en esta unidad
Los Oxyaquic Kandiudalfs son suelos que se forman en el aluvial, en áreas relativamente
planas. La vegetación es primaria aluvial con un dosel bastante denso y casi cerrado, y en el
suelo un lecho de hojas. La secuencia de horizontes es A/Bt/C. Estos suelos son bastante
húmedos a través del perfil, y tienen un drenaje moderadamente bueno. La capacidad de
retención de agua es alta, la escorrentía es lenta, y la permeabilidad es baja.
Los Humic Dystrudepts se presentan en pendientes suaves. Éstos son de pobremente a
moderadamente bien drenados, son ricos en arcilla, y tienen de moderada a alta capacidad de
retención de agua. El escurrimiento es medio y la permeabilidad es lenta. Éstos son ácidos a
lo largo de todo el perfil, y tienen suficiente nitrógeno disponible en la capa superficial y
bajos niveles en la parte inferior.
Los suelos Oxyaquic Eutrupepts están formados en aluviales, algunos de los cuales provienen
de los Andes, y este material que se ha originado de los Andes, da a los suelos una alta
saturación base. Estos suelos son, de alguna manera, pobremente drenados, la capacidad de
retención de agua es moderada, la escorrentía es lenta, y la permeabilidad es también
moderada. Estos suelos son ácidos y bajos en nitrógeno disponible a través de todo el perfil.
El otro suelo dominante, Mollic Hapludalfs se presenta en superficies planas. Éstos son
moderadamente bien drenados, son ricos en arcilla, y tienen de moderada a alta capacidad de
retención de agua. El escurrimiento es lento y la permeabilidad es lenta. Éstos son
moderadamente ácidos y tienen bajo nitrógeno disponible a lo largo de todo su perfil.
Suelos de las Colinas (Sc)
Los suelos de esta unidad se formaron de la meteorización de rocas del Mioceno de la
formación Curaray, la cual está compuesta de arcillolitas, limolita, areniscas y
conglomerados. Estos suelos están presentes en el área de estudio, en colinas con relieves de
10 a 20 m, y pendientes de 0 a 45%.
El suelo dominante en esta unidad pertenece a los subgrupos Typic Plinthudults, los cuales
ocupan la mayoría de la unidad, y Typic Kandihumults, los cuales componen la mayoría de la
porción remanente. Los primeros dos tipos de suelos pertenecen al orden Ultisols (ults), los
cuales son suelos altamente erosionados y poseen una extensiva filtración debido a lo cual
tienen una muy baja saturación de base. Los Typic Hapludults son una inclusión y están
presentes cuando el plintita no lo está. Este tipo de suelo se encuentra en crestas donde la
roca madre es de 1 a 2 m bajo la superficie y tiene un perfil A/Bw/Cr.
Los suelos dominantes en esta unidad, Typic Plinthudults son ricos en arcilla, son
moderadamente bien drenados y poseen una moderada capacidad de retención de agua. La
porción baja del horizonte B (horizonte Bv) en estos suelos es plintita. Plintita es rico en
hierro, humus pobre en la mezcla de arcilla y cuarzo. Comúnmente se presenta como motas
rojo-oscuras y reducciones características de color gris claro.
Plintita cambia
irreversiblemente a una hematita muy dura ante exposiciones repetidas de humedecer y secar,
y más aún si adicionalmente se expone al calor solar. El material plintita, en estos suelos,
probablemente se formó durante un tiempo en que el nivel freático era más alto.
Posteriormente, el nivel freático descendió por la subida de tierra y la subsecuente incisión de
drenajes. La inclusión en esta unidad Typic Hapludults es similar al de Typic Plinthudults
con la salvedad de que el Typic Hapludults no tiene plintita.
El escurrimiento es de medio a rápido y la permeabilidad es muy lenta para estos suelos.
Éstos tienen una saturación de base relativamente alta en la capa superficial debido a la
presencia de materia orgánica, y una baja saturación de base en la parte inferior. Éstos son
ácidos a lo largo de todo el perfil debida a la extensiva filtración y generalmente tienen
suficiente nitrógeno disponible en la delgada capa superficial.
Resumen de Suelos
Debido a que los suelos del área de estudio se formaron bajo las mismas condiciones
climáticas, iguales o muy similares, el material original y la unidad controlan largamente las
variaciones en los suelos. Así, los suelos pueden ser clasificados en cuatro grandes grupos: 1)
suelos desarrollados de material orgánico (Sp), 2) suelos derivados de aluviales originados en
los Andes (Slai, Sta, Sle), 3) suelos derivados de aluviales originados altamente erosionados
en cuencas autóctonas (Srp y Slaca), y 4) suelos derivados de rocas sedimentarias del
Mioceno (Sc).
Los suelos dentro de cada grupo presentan las mismas generalizaciones. Los suelos que se
han derivado, en parte, de aluviales volcánicos originados en los Andes, así como a lo largo
del Río Napo, tienen una alta saturación de base debido a este material volcánico. Los suelos
que tienen una alta saturación de base poseen una mayor disponibilidad de cationes esenciales
para las plantas. Los suelos derivados de aluviales que se han originado de suelos altamente
erosionados, tienen por otro lado baja saturación de base y generalmente tienen mayor
cantidad de texturas finas. Los suelos derivados de material orgánico tienen una alta
saturación de base, están saturados por largos períodos de tiempo y ocupan los sitios
cóncavos inferiores. Inherentemente el material orgánico tiene una alta saturación de base.
Los suelos derivados de rocas sedimentarias, ocupan colinas y son altamente erosionados,
poseen plintita, y tienen una saturación de base baja.
El grado de desarrollo de los suelos puede ser también generalizado en base al material de
origen y accidentes geográficos. La unidad más joven es la llanura aluvial, y los suelos en las
llanuras aluviales (Slai), los cuales han formado aluviales jóvenes, no presentan desarrollo y
generalmente tienen textura de limos finos (18 a 35 % de arcilla). La siguiente unidad más
joven son las terrazas y mesas (Sta y Slaca), y los suelos presentes en estas unidades tienen un
incipiente o nulo desarrollo, y tienen texturas de fino limosas a finas (18 a 60 % de arcilla).
Los suelos en ríos pequeños (Srp), llanuras de esparcimiento de nivel bajo (Sle) tienen un
desarrollo de incipiente a alto y generalmente tienen texturas finas (35 a 60 por ciento
arcillas). La unidad más vieja son las colinas (Sc), las cuales contienen los suelos más
erosionados y extensamente lixiviados, y texturas de finas a muy finas (35 a mayor que 60
por ciento de arcilla).
Capacidad del Uso de los Suelos
Para determinar la potencialidad y las limitaciones de los suelos en la RBL, los suelos
descritos anteriormente fueron clasificados de acuerdo con la Capacidad de Uso del Suelo
(USDA-SCS, 1961), lo que se presentó en el Cuadro 6.
La agrupación de suelos en clases de capacidad se basa principalmente en su capacidad para
producir cultivos comunes y pastos sin deteriorar el suelo por largos periodos de tiempo. El
riesgo de la destrucción de suelos o que las limitaciones se incremente progresivamente de la
clase I a la clase VIII. Los suelos en las cuatro clases, bajo un buen manejo son capaces de
producir cultivos comunes y pastos. Los suelos de las clases V, VI, VII son apropiados para
adaptar plantas nativas, tales como árboles de la zona. Los suelos de la clase VIII tienen
limitaciones que imposibilitan su uso para las actividades agrícolas.
De las ocho clases del sistema, las clases IV, VII y VIII están presentes en la RBL. Estas
clases fueron subdivididas basadas en el factor limitante dominante, tales como saturación,
inundación, baja fertilidad, y erosión. Los suelos pobremente o muy pobremente drenados,
como los de las unidades Sp, Srp, Slaca y Slai, están en la clase VIII ya sea con limitaciones
severas de saturación o inundación. La clase VIII incluye suelos y accidentes geográficos que
tienen muy severas limitaciones que imposibilitan su uso para agricultura y restringen su uso
para vida silvestre o uso de agua. Los suelos de colinas, unidades Sc pertenecen a la clase VII
debido a limitaciones severas de erosión. Los suelos de la clase VII tienen limitaciones
severas que los hacen inapropiados para cultivos y los restringen mayormente para su uso
para boques y vida silvestre. La unidad Sle está en la clase IV debido a limitación de
saturación. La clase IV tiene severas limitaciones que reducen la cantidad de plantas o
requieren prácticas especiales de conservación, o ambas.
Sedimentos
Se investigaron cinco sitios de sedimentos en el mismo lugar donde se tomaron las muestras
de agua, para determinar si hubo evidencia de contaminación por metales pesados o
hidrocarburos.
Cuatro muestras se tomaron con pala en el lecho del cuerpo de agua, y se colocaron en bolsas
plásticas, mezclándolas para obtener una muestra compuesta. Estas muestras se marcaron con
una etiqueta y luego se depositaron en una nevera portátil para su transporte final a Quito con
la cadena de custodia apropiada y de acuerdo a los estándares requeridos del laboratorio
donde se hicieron los análisis.
Una muestra de sedimento fue colectada en el centro de la Laguna Limoncocha (LCS1) desde
una canoa. Un tubo PVC de dos pulgadas fue introducido hasta el fondo de la laguna y se
extrajo una muestra de sedimento de 230 cm. Los extremos del tubo estaban cubiertos con
plástico y cinta adhesiva. Posteriormente, la muestra fue abierta usando un cortador de cajas.
Esta muestra fue descrita (ver Anexo C) y muestreada en la superficie (0-40 cm) a una
profundidad de 104-130 cm.
Todas las muestras se enviaron a los Laboratorios Grüntec en Quito en menos de cinco días
después de su colección, para analizar, metales pesados e hidrocarburos totales (TPH). Las
fichas de campo y cadenas de custodia se presentan en el Anexo C.
Los resultados analíticos de las muestras de sedimentos enviadas al laboratorio se presentan
en el Cuadro 8 y los resultados del análisis de laboratorio se presentan en el Anexo C.
Cuadro 8
Resultados Químicos de las Muestras de Sedimentos
Parámet
ro
Unidades
Métod
o EPA
#
Límite
Permisible
Uso Agrícola*
Resultados de las Muestras
LCSE1A
M
LCSE1BM
LCSE2
M
LCSE3
M
LCSE4
M
LCSE5M
Bario
mg/kg
7081
N/A
238
251
267
340
298
127
Cadmio
mg/kg
7131A
<2
0.8
0.3
0.8
0.4
0.5
0.4
Níquel
mg/kg
7521
< 50
27.4
18.3
19.1
18.4
19.8
16.6
Plomo
mg/kg
7421
< 100
25.3
14.5
18.8
7.3
9.6
6.7
TPH
mg/kg
418.1
< 2500
ND
ND
ND
ND
ND
ND
Todas las muestras fueron tomadas en agosto del 2002
NA = No Aplica
Resultados
Todas las muestras de sedimentos fueron colectadas en los cuerpos de agua anteriormente
muestreados. Los resultados analíticos de laboratorio, indican que todas las muestras están
bajo los límites permisibles para uso agrícola.
LCSE1 Laguna Limoncocha
Esta muestra fue colectada en el centro de la Laguna Limoncocha, aproximadamente a 2.4 m
de profundidad.
Figura 9 Descripción de las Muestras de Sedimentos
Dos muestras de sedimentos fueron analizadas. En general, la parte superficial de la muestra
principal tiene un pH más alto, una mayor concentración de materia orgánica, niveles más
altos de macro-nutrientes (NH4, P, K). Los depósitos de sedimento son inicialmente altos en
material orgánico y macronutrientes, pero estos componentes están oxidados en el lecho de la
laguna. En la profundidad, los sedimentos están dominados por componentes minerales
(arena, limo y arcilla).
También es interesante notar que todos los metales pesados: bario, cadmio, níquel y plomo
bajan su concentración con la profundidad. No se detectaron hidrocarburos en la muestra de
sedimentos.
LCSE2M Laguna Negra
Esta muestra fue colectada en la Laguna Negra. Es un área sin evidencia de intervención
antropogénica. Al momento del muestreo no se evidenció brillo, olor ni decoloración de los
sedimentos. No se detectaron hidrocarburos en esta muestra de sedimentos. Todos los
parámetros están dentro de los límites permisibles para sedimentos de cuerpos de agua y no
hubo evidencia de contaminación.
LCSE3M Río Pichira
Esta muestra fue colectada en el Río Pichira. Es un área con evidencia de intervención
antropogénica. Hay fincas cercanas al río, y los tributarios del mismo pasan a través del CPF.
Al momento del muestreo no se evidenció brillo, olor ni decoloración de los sedimentos. No
se detectaron hidrocarburos en esta muestra de sedimento. Todos los parámetros estuvieron
dentro de los límites permisibles para sedimentos de cuerpos de agua y no hubo evidencia de
contaminación.
LCSE4M Laguna Negra
Esta muestra fue colectada en la Laguna Negra. Es un área sin evidencia de intervención
antropogénica. Al momento del muestreo no se evidenció brillo, olor ni decoloración de los
sedimentos. No se detectaron hidrocarburos en esta muestra de sedimentos. Todos los
parámetros están dentro de los límites permisibles para sedimentos de cuerpos de agua y no
hubo evidencia de contaminación.
LCSE5M Río Capucuy
Esta muestra fue colectada en el Río Capucuy. Es un área sin evidencia de intervención
antropogénica. Al momento del muestreo no se evidenció brillo, olor ni decoloración de los
sedimentos. No se detectaron hidrocarburos en esta muestra de sedimentos. Todos los
parámetros están dentro de los límites permisibles para sedimentos de cuerpos de agua y no
hubo evidencia de contaminación.
Se puede observar en los análisis realizados de difractometría que los sedimentos de la laguna
de Limoncocha, se encuentran constituidos por andesina (43.5%), muscovita (28.0%), cuarzo
(15.0%) y grupo caolinita (13.5%) (Gómez, 2005). Los resultados obtenidos del análisis
granulométrico, demuestran que los sedimentos son limo-arenosos; pero en su gran mayoría
son arenosos.
Con relación a la dureza y alcalinidad analizada en la laguna, se pudo constatar que existe una
relación directa, dado que al aumentar la dureza aumenta la alcalinidad. Se puede identificar
que la relación de bario en agua y bario en sedimento en la laguna, es directa, dado que al
disminuir el bario en el agua aumenta en los sedimentos.
Se tiene una mayor concentración de fósforo en los sedimentos que en el agua. La laguna de
Limoncocha se encuentra en un estado trófico próximo a mesotrófico.
Geotecnia
Con la recopilación de información geológica, hidrogeológica y geotécnica, se realizó la
inspección de campo en la RBL, en la que se efectuó varias perforaciones manuales someras,
que permitieron:
o
o
o
o
Obtener el perfil estratigráfico de los suelos;
Tomar muestras para análisis de laboratorio (físicos);
Clasificar los suelos de acuerdo al sistema unificado S.U.C.S.; y,
Realizar ensayos puntuales de densidad de campo, en estratos representativos.
Metodología
La caracterización geotécnica es analizada sobre la base a los rasgos geológicos,
geomorfológicos, hidrogeológicos y geotécnicos. La frecuencia y puntuación de los factores
analizados permiten agrupar las zonas geotécnicas en dos unidades.
Es necesario aclarar que el análisis de estos parámetros no representa recomendaciones
específicas para diseños de construcción, pero si deben ser utilizados como un indicadores del
uso potencial y las limitaciones de los suelos. Las muestras para estos parámetros fueron
tomadas en tubos de bronce (diámetro 5 cm y largo 10 cm) donde se recolectó material del
suelo en varios horizontes.
Descripción de Zonas Geotécnicas sobre la Base de Fichas
Se realizó la diferenciación geotécnica de la RBL, dividiéndola en zonas, cada una de las
cuales se describe por separado en las fichas geotécnicas que se adjuntan en el Anexo C de
este informe. En ellas se marca con negrillas la calificación y la valoración de cada
parámetro analizado. En el Cuadro 9 se resumen los resultados:
Cuadro 9
Resumen del Análisis Geotécnico
Ficha
Formación
Unidad
Geotécnica
Morfología
Pendiente
Calidad
Geotécnica
2
3
Formación
Chambira
Terrazas y
depósitos
aluviales
II
Explanada
Suave
Buena
1
Formación
Curaray
II
Colina
Moderada
Buena
4
Sobre
pantanos
V
Explanada
Suave
Muy Mala
Características
Principales
II – E.s
Explanada de pendiente
suave. Niveles
piezométricos altos,
deficiente drenaje. Suelos
aluvio-residuales SM y
MH
II – C.m
Colinas medias a bajas,
pendiente moderada.
Aceptable drenaje y
estabilidad. Suelos
residuales rojos MH
V-E.s
Niveles piezométricos
altos. Zonas de
inundación, Suelos
orgánicos profundos Pt y
OH
Análisis Geotécnico
La clasificación geotécnica del área de la RBL, está dentro de dos zonas de calidad: Buena y
Muy Mala.
Interpretación de la Viabilidad de Suelos
El análisis de las características físicas de los suelos fue realizado para determinar los posibles
impactos en términos de la construcción de obras civiles. Las clasificaciones para cada
unidad del mapa están basadas en las características predominantes de los suelos dominantes.
Las inclusiones de suelos no fueron usadas para determinar las clasificaciones.
Las interpretaciones de la viabilidad de los suelos se hicieron considerando lo siguiente:
o Limitaciones de los suelos para la construcción;
o Limitaciones para la recuperación vegetal; y,
o Potencial de erosión.
Las interpretaciones se realizaron para los suelos dominantes de cada unidad de suelos en el
mapa y de acuerdo con los estándares del criterio del U.S. Forest Service (USFS, 1974). Para
la clasificación de la viabilidad se utilizó una escala que incluye las siguientes categorías: 1)
leve, 2) moderado y 3) severo. Leve significa que los suelos son ideales para el tipo de
construcción que se propone realizar, con la necesidad de algunas modificaciones menores.
Moderado indica que las características del suelo son menos favorables y que se necesitará un
diseño adecuado de construcción y manejo de prácticas; es decir, modificaciones fáciles de
incorporar en el diseño de ingeniería. Severo indica que una o más de las características del
suelo son inadecuadas, por lo que el diseño de ingeniería y construcción requerirá de
consideraciones especiales en términos de localización, manejo y costos de desarrollo.
La mayoría de los suelos que se han identificado a lo largo y ancho de la RBL, tienen una
clasificación severa. Es necesario aclarar que aunque un suelo sea calificado como severo
esto no significa que las obras no podrán ser realizadas, pero sí necesitará de atención especial
en el análisis de impactos y, en el diseño del Plan de Manejo y en el diseño de ingeniería.
Limitaciones de los Suelos para la Construcción
Las limitaciones de los suelos fueron analizadas en este estudio considerando la posibilidad
de construcciones futuras en la zona. El criterio utilizado en estas interpretaciones se presenta
en el Cuadro 10. El criterio en el siguiente cuadro incluye el índice plástico, la clasificación
unificada, el potencial de contracción y expansión, alcalinidad, potencial de deslizamiento y
erosión del lugar. La clasificación unificada y el índice de plasticidad fueron determinados de
muestras colectadas de los subsuelos, y las profundidades de las muestras son presentadas en
el Anexo C.
Parámetros
Texturas USDA
Clasificación Unificada
Índice de Plasticidad
Características del drenaje
Pendiente (%)
Profundidad a la roca (m)
Profundidad al Nivel Freático
Alcalinidad (ESP)
Potencial de contracción y
expansión
Potencial del Movimiento del
Masas
Potencial de Erosión
Cuadro 10
Criterios de las Limitaciones del Suelo para la Construcción
Grado de Limitación
Levemente
Moderado
Bien gruesa (>50% retenido
Franco arcilloso arenoso,
con cernidor #200; retiene
arenoso franco, franco limoso,
>50% del material grueso con
franco arenoso, arcilloso
el cernidor #4)
franco, franco arcilloso
GW, GP, SW, SP, GC, SC
ML, CL con PI <15%, SM
Severo
Arcilloso, arcilloso limoso,
limosos, bituminoso
< 3% (NP = no plástico)
Bien drenado
<25
>1.5
>3m
<10
Bajo
3-15%
Moderadamente bien drenado
25-45
0.8-1.5
1-3m
10-15
Moderado
CH, MH, OL, OH, Pt, CL con
PI >15%
> 15%
Pobremente drenado
>45
<0.8
<1m
>15
Alto
Bajo
Moderado
Alto
Bajo
Moderado
Alto
Debido a que la mayoría de las unidades del mapa tienen una calificación alta, para esta obra
es importante enfatizar cuales son las limitaciones más severas de las unidades del mapa. Las
condiciones más severas y más difíciles de manejar son: el pobre drenaje con un alto nivel
freático en las unidades Sp, Srp, Slaca y Slai. La mayoría de los suelos también tienen un alto
índice de plasticidad (IP); mientras más alto es el IP, más baja es la permeabilidad y la
compresibilidad.
El potencial de movimiento es aún mayor cuando hay una alta precipitación, lo que aumenta
el peso del material de la pendiente y la fuerza de gravedad. Además, el potencial del
movimiento de masas también aumenta cuando los suelos son ricos en arcillas y tienen un
índice de plasticidad alto, como en la unidad Sc.
Limitaciones de los Suelos para la Recuperación Vegetal
Las limitaciones de los suelos también fueron analizadas en cuanto al potencial de
recuperación vegetal. Los suelos se califican de acuerdo con su capacidad de germinación
para el crecimiento de vegetación herbácea, ya que el corredor se mantendrá deforestado de
árboles y arbustos. La calificación se basa en los requerimientos de las distintas especies de
vegetación y el método de germinación. El criterio que se utilizó para determinar la fertilidad
inherente incluye el análisis del potencial de erosión, la textura, humedad relativa,
conductividad, pH y nutrientes. En el Cuadro 11 se presenta el criterio para esta clasificación
y el grado de limitación de las unidades del mapa en el Cuadro 12.
Cuadro 11
Criterio de la Limitación del Suelo para la Recuperación Vegetal
Grado de Limitación
Levemente
Moderado
Parámetro
Severo
Fertilidad Inherente
Alto
Moderado
Bajo
Potencial de Erosión (tons/acre)
Bajo (<3)
Moderado (3-8)
Alto (>8)
pH rango
6.6-7.8
5.1-6.5 o 7.9-8.4
<5.1 o >8.4
Potencial de Contracción y
Expansión
Bajo
Moderado
Alto
Pendiente (%)
<10
10-40
>40
Fragmentos Gruesos
(% por volumen)
<20
20-50
>50
Cuadro 12
Limitaciones del Suelo para la Recuperación Vegetal
Unida
d del
Mapa
Sp
Suelo/
Horizonte
Superficial
Subsuperfic
ial
Srp
Superficial
Subsuperfic
ial
Slai
Superficial
Subsuperfic
ial
Sta
Superficie
Subsuperfic
io
Slaca
Superficie
Subsuperfic
io
Sle
Superficial
Subsuperfic
ial
Sc
Superficial
Subsuperfic
ial
NM = no muestreada
Fertilida
d
Inherent
e
Potencial
de Erosión
PH
Bajo
Bajo
Bajo
4.9
5.5
Medio
Bajo
Bajo
6.5
5.9
Bajo
Bajo
Bajo
Medio
Bajo
Potencial
del
Contracció
ny
Expansión
Alto
Alto
Pendiente
(%)
Fragme
ntos
Grueso
s (%)
Calificación
0-5%
0
Severo
Severo
Medio
Alto
0-5%
0
Moderado
Severo
6.5
6.5
Alto
Alto
0-5%
0
Severo
Severo
Bajo
5.6
7.0
Medio
Alto
0-5
0
Moderado
Severo
Bajo
Bajo
Bajo
4.9
5.
Medio
Alto
0-5
0
Severo
Severo
Medio
Bajo
Bajo
6.9
6.6
Medio
Medio
0-5%
0
Moderado
Severo
Bajo
Bajo
Medio
NM
Medio
Medio
0-50%
0
36
Severo
Severo
La capa superficial de los suelos que se encuentran en el sector tienen una calificación de
moderada o severa para este factor, y todos los subsuelos tienen una calificación de severa.
Esto se debe a que la capa superficial tiene una fertilidad más alta que los subsuelos,
principalmente porque tiene un contenido de materia orgánica más alto y texturas más
ordinarias que en los subsuelos. Las calificaciones severas, generalmente son debido a la baja
fertilidad de los suelos y el alto potencial de contracción y expansión, además del bajo pH.
Los suelos de pendientes de colinas (Sc) tienen una calificación severa, también debido a la
alta erosión potencial.
Aunque todos los suelos tienen una calificación de severa para la revegetación, es necesario
aclarar que esto se puede mitigar con un diseño de ingeniería apropiado y técnicas de manejo
de largo plazo como monitoreo y control de erosión, lo que se presenta en el PMA.
Potencial de Erosión
Las muestras utilizadas para determinar el potencial de erosión fueron colectadas de varios
horizontes de subsuelos. La ecuación universal para la erosión de los suelos (USLE,
Wischmeier y Smith, 1978) fue utilizada para estimar la posible pérdida de suelo con la
erosión del agua. La fórmula es:
A=RKLSCP
Donde, A es la erosión de los suelos expresada en toneladas/hectáreas/año; R es la medida de
precipitación e intensidad; K es la medida de erosión del suelos o la facilidad con la que las
partículas de los suelos tienden a separase a causa de la precipitación y escorrentía y se
determina basándose en la textura, estructura, permeabilidad y porcentaje de material
orgánico; L es el largo de la pendiente; S es el declive de la pendiente; C es la medida de la
cobertura vegetal; y, P es la medida del efecto de las prácticas de conservación, como los
métodos utilizados para la preservación de los suelos.
La ecuación USLE fue desarrollada originalmente para las áreas de cultivo pero también ha
sido aplicada en bosques, particularmente aquellos de condiciones muy húmedas, pero no en
regiones tropicales. La utilidad de esta ecuación es como un indicador de los suelos y
unidades fisiográficas más susceptibles a la erosión, lo que es crítico para la evaluación de la
efectividad de los métodos de control de erosión. A pesar de que la ecuación es cuantitativa,
en este tipo de aplicación los resultados deben considerarse cualitativos.
Para los factores de S (pendiente) las pendientes más altas dentro de la unidad fueron
utilizadas, excepto en el caso de las inclusiones, ya que no representan los suelos de la
unidad.
El factor del uso de la tierra (factor C) se basó en las condiciones existentes en las zonas de
estudio, donde no hay dosel y la vegetación herbácea cubre un 95%. El factor P se basó en la
ausencia de terrazas y contornos.
El factor K es una medida de potencial de erosión del suelo y se basó en la textura, estructura,
permeabilidad y porcentaje de materia orgánica del suelo. Los suelos con valores de K
menores de 0.23 se clasifican como bajos en el potencial de erosión, mientras que entre 0.23 y
0.40 se consideran con un potencial moderado y sobre 0.40 con un alto potencial (Law,
1984). Las tasas de erosión menores de 7.5 toneladas/hectáreas/año se consideran bajas; entre
7.5 y 20 son moderadas, y mayores de 20 toneladas/hectáreas/año son altas.
La mayoría de los suelos tienen un factor de erosión bajo o medio (Factor K). Las partículas,
limo y arena muy fina, son las partículas de suelo más erosionables. Sin embargo, los
estimados de las tasas de erosión son generalmente bajos, debido a la cobertura densa del
dosel y a las pendientes bajas; y es medio para la unidad del suelo donde la pendiente es alta.
Una vez que se remueve la vegetación, todos los suelos tienen un alto estimado de erosión.
Esto se debe a que, una vez que se expongan los suelos, la tasa de erosión es 300 veces más
alta.
Climatología
Introducción
El Ecuador está situado sobre la línea ecuatorial o ecuador geográfico y los mecanismos que
rigen el clima y las precipitaciones se sujetan a las reglas de la circulación atmosférica propia
de las regiones de baja latitud.
La Reserva Biológica Limoncocha se encuentra en la Región Amazónica del Ecuador donde
se presentan dos sub-regiones distintas: la Región Sub-andina y la Región Amazónica de
tierras bajas. La Región Sub-andina comprende las estribaciones orientales de los Andes y
posee un ancho aproximado de 50 km.
La altitud en esta área oscila entre 500 y 3.900 metros de altura y se encuentra dividida en la
zona central por pendientes altamente erosionadas del abanico aluvial del Pastaza. La
cabecera de los ríos principales de la zona de la RBL yace en esta sub-región.
La Región Amazónica de tierras bajas se extiende hacia el este, más allá de la frontera con el
Perú. Su altitud oscila entre 100 y 500 metros de altura y se caracteriza por tener colinas
bajas y extensos valles inundables. La zona de la RBL yace en esta sub-región.
Los elementos del clima, como la precipitación, temperatura, humedad relativa, velocidad,
dirección de viento y radiación solar son importantes en la caracterización del clima local y
regional. En las siguientes secciones se presenta la información de estos parámetros
recopilada para esta zona.
Metodología
La información meteorológica proveniente de varias estaciones climatológicas cercanas a la
RBL o en zonas similares fue recopilada para generar el mapa climatológico de la región.
Igualmente, en estas estaciones se recopiló información sobre la temperatura, humedad
relativa y velocidad del viento de la zona de estudio.
WALSH instaló recientemente una estación climatológica en el EPF (Edén Production
Facility), la cual provee información detallada y de alta calidad sobre el clima del Río Napo
aguas abajo y sus alrededores. Puesto que WALSH actualmente tiene sólo cuatro meses de
información climatológica, se realizó una compilación de información adicional del clima de
la zona, de algunas estaciones fuera de la RBL. Sin embargo, los datos analizados indican
que los parámetros climáticos son similares a través de la sub-región. Es importante recalcar
que la información meteorológica del Oriente es limitada, porque la mayoría de las estaciones
meteorológicas del gobierno fueron cerradas en la década de los 1970 y 1980.
Estas estaciones también se señalan en el Mapa Climatológico en el Cuadro 13 se presenta la
información general de cada una de ellas.
Estación
Cuadro 13
Estaciones Meteorológicas
Coordenadas UTM *
Entidad
x
y
Operador
Período
Región
WALSH-EPF
374629
9941619
WALSH
2002
Amazónica
PalmaorienteHuashito
269976
9964975
INAMHI
1994
Amazónica
Nuevo Rocafuerte
453639
9898677
INAMHI
1981,1983,
1994
Amazónica
El Coca
279259
9948387
Aeropuerto
1981-1983
Amazónica
Santa Cecilia - Lago
Agrio
285654
10008417
Aeropuerto
1981
Amazónica
Baeza
180968
9949153
Campamento de
Obras Públicas
1981
Amazónica
Tena
185555
9889456
Aeropuerto
1981
Amazónica
Tiputini
440655
9917098
Aeropuerto
1964-1966 19681973
Amazónica
Limoncocha
320079
9955769
INAMHI
1967-1973
Amazónica
Archidona
188326
9907780
INAMHI
1965-1972
Amazónica
Hda. Sangay
171724
9811845
INAMHI
1968-1973
Amazónica
Puyo
184682
9837687
INAMHI
1965-1973
Amazónica
CPF
320078
9959456
OEPC
1997-1999
Amazónica
* Datum Zona 18 (UTM PSAD1956)
Comportamiento de los Parámetros Climáticos
Precipitación
La precipitación, al igual que la temperatura es un parámetro importante para clasificar y
caracterizar el clima y la vegetación de un área. La Región Amazónica se caracteriza por
presentar una precipitación promedio anual entre 3000 y 4000 mm. Por ejemplo, el promedio
de precipitación mensual en Limoncocha es menor a 183.7 mm en diciembre y mayor a 325.7
mm en abril para un promedio anual de 3244.2 mm en el período entre 1967 a 1973, tal y
como se indica en el Cuadro 14 y en el Gráfico 3. En la zona, aparentemente, se presentan
dos períodos lluviosos. El más abundante durante los meses de marzo a junio, y uno de
menor precipitación entre octubre y noviembre.
Cuadro 14
Precipitación Mensual (mm)
Estación
Período
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Total
WALSH EPF
2002
NM
NM
NM
NM
240
343
359
156
NM
NM
NM
NM
NA
PalmaorienteHuashito
1994
262
189
342
378
558
192
306
150
355
406
359
270
3770
Nuevo
Rocafuerte
1981-19831994
76
217
171
336
444
255
229
196
257
212
193
251
2613
El Coca
1981-1983
170
381
211
450
287
264
226
173
325
299
344
238
3375
Santa CeciliaLago Agrio
1981
217
453
265
519
306
471
159
206
349
285
248
378
3861
Baeza
1981
71
251
19
250
159
230
264
179
210
228
166
203
2233
Tena
1981
212
310
316
481
376
390
395
277
247
314
220
403
3947
Tiputini
1964-19661968-1973
110
142
212
237
278
283
274
221
222
202
160
156
2503
Limoncocha
1967-1973
280
198
310
325
317
299
267
232
251
298
278
183
3244
Archidona
1965-1972
355
310
484
449
542
533
542
324
288
373
338
330
4874
Gráfico 3
Cerca de la cabecera del Río Napo en Archidona, los promedios de precipitación anual
alcanzan entre 4000 y 5000 mm, y pueden alcanzar niveles hasta de 6000 mm en algunas
localidades. La estación lluviosa en esta región ocurre de marzo a julio con más de 500 mm
de precipitación en los meses de mayo, junio y julio. Los meses secos (de agosto a febrero)
reciben como promedio más de 300 mm de precipitación.
Temperatura
Para describir este parámetro se utilizaron los datos de cuatro estaciones meteorológicas, cuya
información se presenta en el Cuadro 15 y en los Gráficos 4 y 5.
Cuadro 15
Temperatura (ºC)
A
M
J
WALSH-EPF
Parámetro
Período
E
F
M
J
A
S
O
N
D
Prom.
Media
2002
NM
NM
NM
NM
24.6
23.6
23.8
24.2
NM
NM
NM
NM
NA
Media Máx.
2002
NM
NM
NM
NM
26.1
25.3
25.0
25.6
NM
NM
NM
NM
NA
Media Mín.
2002
NM
NM
NM
NM
22.9
20.9
21.6
22.7
NM
NM
NM
NM
NA
Media
1967-1973
24.7
NM
24.7
24.6
24.4
24.1
23.7
24.3
24.7
25.1
25.4
25.2
24.7
Media Máx.
1967-1973
29.9
NM
29.8
29.6
29.2
28.9
28.5
29.8
30.3
30.7
30.6
30.6
29.8
Media Min.
1967-1973
20.1
NM
20.6
20.7
20.5
20.2
19.8
19.6
19.7
20.1
20.7
20.2
20.2
22.7
22.8
23.0
23.1
23.5
23.5
23.4
23.1
Limoncocha
Tena
Media
1965-1973
23.2
23.2
23.1
23.0
23.1
Cuadro 15
Temperatura (ºC)
A
M
J
Parámetro
Período
E
F
M
J
A
S
O
N
D
Prom.
Media Máx.
1965-1973
28.3
28.4
28.2
28.0
27.9
27.4
27.4
28.6
29.2
29.4
29.2
29.0
28.4
Media Min.
1965-1973
17.7
17.3
17.3
17.4
18.1
17.1
17.0
16.9
17.9
18.0
18.0
17.6
17.5
Media
1964-1973
26.0
25.8
25.1
25.0
25.0
24.5
24.1
24.6
25.0
25.4
25.6
25.3
25.1
Media Máx.
1964-1973
31.5
31.6
30.6
30.4
29.9
29.4
29.0
30.3
31.0
31.4
31.3
30.9
30.6
Media Min.
1964-1969,
1971-1973
21.7
21.3
21.5
21.5
21.1
20.6
20.6
20.3
20.7
21.1
21.2
21.4
21.1
Tiputini
Como se puede observar en el cuadro, la mayoría de las estaciones presentan datos similares.
La máxima temperatura mensual registrada fue de 31 ºC, con una mínima mensual de 16 ºC.
El mes más frío parece ser julio, y los meses restantes son bastantes homogéneos. La
temperatura promedio oscila generalmente entre los 23ºC y 25 ºC.
Gráfico 4
Distribución de la Temperatura en EPF
35
30
Temepratura °C
25
Temperatura Media
20
Temperatura Máxima
15
Temperatura Mínima
10
5
0
E
F
M
A
M
J
J
Mes
A
S
O
N
D
Gráfico 6
Distribución de la Temperatura en Limoncocha
35
30
25
Temperatura Media
20
Temperatura Maxima
15
Temperatura Minima
10
5
0
E
F M
A
M
J
J
A
S
O N
D
Mes
Velocidad y Dirección de Viento
Los datos disponibles sobre este parámetro para el área de estudio se presentan en el Cuadro
16 y Gráfico 6. De acuerdo a esta información, la velocidad del viento en esta región es
relativamente baja y constante a través del año.
Cuadro 16
Velocidad del Viento (m/s)
Estación
Período
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Prom
WASLH-EPF
2002
NM
NM
NM
NM
0.4
0.4
0.6
0.6
NM
NM
NM
NM
NA
Limoncocha
1964-1973
0.9
0.9
0.8
0.8
0.7
0.8
0.8
0.9
0.7
0.8
0.9
0.8
0.8
Tena
1965-1973
1.0
0.9
0.9
0.9
0.8
0.8
0.9
1.0
1.1
1.3
1.3
1.3
1.0
Tiputini
1964-1972
1.0
1.1
1.2
1.1
1.4
1.3
1.2
1.1
1.0
0.9
1.0
0.9
1.1
Gráfico 6
Velocidad Máxima Promedio del Viento
20
18
16
Velocidad (m/s)
14
12
10
8
6
4
2
0
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Humedad Relativa
La humedad es un parámetro importante en la formación de fenómenos meteorológicos.
Conjuntamente con la temperatura, caracteriza la intensidad de la evapotranspiración, y a su
vez tiene relación con la disponibilidad del agua aprovechable, circulación atmosférica y
cubierta vegetal. Los datos existentes, mensuales para la región se presentan en el Cuadro 17.
Cuadro 17
Humedad Relativa (%)
Estación
Período
E
F
M
A
M
J
J
A
S
O
N
D
Prom.
WALSH EPF
2002
NM
NM
NM
NM
94
97
99
95
NM
NM
NM
NM
NA
Limoncocha
1967-1973
89
89
90
90
91
90
90
89
88
88
88
88
89
Tena
1965-1973
89
88
89
89
89
89
89
88
88
88
88
88
89
Tiputini
1964-1973
85
85
88
88
88
89
89
86
87
86
86
86
87
Los datos indican que la humedad relativa en esta zona es constante y homogénea. De
acuerdo a la información, los registros rara vez se encuentran por debajo del 80%.
Registro de Parámetros Meteorológicos
Los registros de los parámetros meteorológicos en las estaciones temporales de 1999 en el
área de CPF, Bloque 15 se presentan a continuación. Esta información se presenta en detalle
en el Reporte de Monitoreo Calidad de Aire Occidental, Ecuador (1999).
Estación CPF
Esta estación meteorológica, fue instalada entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre del
1999. En estos días, la intensidad del viento aumentó entre las 14h00 y 20h00, con valores
promedios de 0.6 a 2.0 m/s. Las direcciones predominantes del viento eran entre Oeste y
Sureste. La temperatura promedio fue de 23°C, y el promedio de humedad relativa fue de
87.5%. Aunque, entre las 13h00 y las 16h00, la temperatura aumentó entre 30 a 35°C y la
humedad relativa descendió.
Estación Limoncocha
Esta estación meteorológica, fue instalada entre el 3 y el 6 de octubre del 1999. En estos
días, la intensidad del viento aumentó entre las 14h00 y 16h00, con valores promedios de 1.0
y 1.9 m/s. Las direcciones predominantes del viento eran entre noreste y sur-sureste. La
temperatura promedio fue de 22°C, y el promedio de humedad relativa fue de 91 %.
Estación Puerto de Palos
Esta estación meteorológica, fue instalada entre el 9 y el 13 de octubre del 1999. En estos
días la intensidad del viento aumentó entre las 14h00 y 20h00, con valores promedios de 0.9
y 1.3 m/s, con una dirección predominante del norte. La temperatura promedio fue de 27°C,
y el promedio de humedad relativa fue del 97%.
Estación Itaya
Esta estación meteorológica, fue instalada entre el 13 y el 16 de octubre del 1999. En estos
días la intensidad del viento aumentó entre las 14h00 y 20h00, con valores promedios de 0.9
y 1.6 m/s. No hubo una dirección predominante. La temperatura promedio fue de 27°C, y el
promedio de humedad relativa fue de 94%.
Estación Shushufindi
Esta estación meteorológica, fue instalada entre el 17 y el 20 de octubre del 1999. En estos
días la intensidad del viento aumentó entre las 14h00 y 20h00, con valores promedios de 0.9
y 1.8 m/s. No hubo una dirección predominante. La temperatura promedio fue de 27°C, y el
promedio de humedad relativa fue de 97%.
Calidad del Aire y Ruido
Calidad de Aire
Al momento de la realización de este estudio y durante la campaña de campo no se han
identificado fuentes importantes de contaminación del aire. Sin embargo está previsto que
será necesario el monitoreo directo de algunos de estos parámetros ambientales.
Algunas fuentes menores de contaminación del aire en esta zona son los motores de los botes,
los generadores de energía con motores de combustión interna y la quema de vegetación. Los
contaminantes generados por estas fuentes son: partículas suspendidas totales (PST), óxidos
de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2), y compuestos orgánicos volátiles (VOCs).
Estas fuentes de contaminación no se consideran importantes, por tratarse de volúmenes muy
pequeños y concentraciones bajas.
Otras fuentes de contaminación son las partículas de polvo, levantadas por los vehículos que
circulan día y noche por el camino de la zona hacia Pompeya.
Las fuentes actuales de contaminación por ruido en la zona de estudio incluyen: deslizadores,
botes de motor, automóviles que circulan por la vía a Pompeya, y los generadores de energía
con motores de combustión interna. Estas fuentes de ruido se concentran en las áreas
pobladas y generalmente su uso se restringe al horario diurno.
En el bosque también existen diversos factores relacionados con la generación y propagación
del sonido como el viento, la presencia de fauna y la actividad humana. La actividad humana
es la única que realmente afecta los niveles de ruido en las áreas de estudio (circulación
eventual de personas por el bosque y ruido de canoas en la laguna). Los niveles de ruido que
normalmente se presentan en la selva varían entre 45 y 55 dB (A) en el día; y en la noche los
valores sobrepasan generalmente los 50 dB (A) producidos por los sonidos propios de la
naturaleza, pudiendo en algunas ocasiones alcanzar valores superiores a los 70 dB (A) como
en el caso del ruido producido por algunos insectos.
Los estudios de Calidad de Aire realizados en los campos de producción y facilidades del
CPF, Limoncocha, Puertos de Palos e Itaya (OEPC, 1999) indican que los niveles de
partículas PM10, NO2, y SO2 se encontraron por debajo de las normas Ecuatorianas y de la
USEPA.
Niveles de Ruido
En el Cuadro 18 se muestran los niveles de ruido medidos en las estaciones de muestreo.
Cuadro 18
Niveles de Ruido
Estaciones
Descripción del Lugar
Niveles de Ruido
(dB)
Norma (dB)
CPF
Campamento de OEPC
50
80
Limoncocha
Centro de salud, a 200 m del centro poblado
55
80
Puerto de Palos
Centro poblado
45
80
Itaya
Centro poblado
45
80
De los valores obtenidos, tenemos que en todos los casos se encuentran por debajo de la
norma de ocho horas según los reglamentos.
Hidrología
Para comprender la hidrología de la zona es importante considerar las características de la
escorrentía estacional y los eventos de inundaciones para obtener un diseño de ingeniería
adecuado. Considerando lo anterior, los objetivos del estudio hidrológico fueron los
siguientes:
o Conocer el comportamiento estacional de los cuerpos de agua que cruzarán la zona de
estudio.
o Estimar los flujos de los ríos más importantes y de mayor tamaño en la zona.
Metodología
Para alcanzar los objetivos propuestos se realizó un estudio donde se evaluó y analizó la
hidrología regional que abarca el área de estudio. La hidrología regional toma en
consideración la extensión y la morfología de cada cuenca, las características fisiográficas de
las micro-cuencas, y los datos existentes de las estaciones de monitoreo pertinentes sobre la
precipitación. Debido a que en la zona inmediata de la RBL no se cuenta con registros
continuos, la información se obtuvo de las siguientes estaciones representativas de las
cabeceras del Río Napo:
o
o
o
o
o
Río Quijos en Baeza
Río Quijos D.J. Oyacachi
Río Yanahurco D.J. Valle
Río Oyacachi A.J. Quijos
Río El Golpe en Aucacocha
Basándose en esta información, se desarrolló un modelo para determinar los flujos de los ríos
más importantes de la zona.
Esta información se presenta en una matriz dimensional donde se comparan los flujos
calculados a través del modelo con los flujos conocidos en las estaciones existentes, los que
permitieron determinar el flujo promedio mensual.
Hidrología del Área de Estudio
El Sistema fluvial de la RBL está vinculado a la cuenca hidrográfica del Río Napo, el mismo
que se considera el río más importante de la zona. El Río Napo es el más grande en Ecuador,
2
originándose en la cordillera de los Andes y drenando un área aproximada de 44.695 km
dentro del país. Luego de abandonar el Ecuador, el Río Napo continúa a través del Perú antes
de su confluencia con el Río Marañón cerca de la Ciudad de Iquitos.
La sección superior de la cuenca del Napo drena hacia dos ríos principales: el Río Napo y el
3
Río Quijos. El Río Napo drena aproximadamente 12,000 km , en la porción sur de la cuenca,
y el Río Quijos, el cual drena la sección norte. El Río Quijos se convierte en el Río Coca
aguas abajo de la Cascada San Rafael. El área total que drena el Río Coca es de
2
aproximadamente 5.400 km . La Ciudad de Coca está localizada en la confluencia del Río
Napo y del Río Coca. El área de la cuenca del Río Napo en este punto es de
2
aproximadamente 23.000 km .
Clasificación de los Sistemas Hidrológicos
La cuenca del Río Napo cruza dos sistemas hidrológicos bien definidos. La cabecera del Río
Napo se encuentra en la cordillera de los Andes, bajo la influencia del sistema glacial-nevado
de la cordillera andina, descendiendo hacia el Este por las estribaciones hacia el sistema
húmedo de la Amazonía. Aunque el sistema glacial-nevado de las montañas aporta un flujo
continuo de agua para la parte superior del Río Napo, la mayoría del flujo se deriva de las
precipitaciones asociadas con las estribaciones de la Cordillera Oriental y el sistema de la
selva húmeda tropical de las partes bajas. Por consiguiente, el Río Napo se encuentra
dominando en la RBL por el sistema lluvioso amazónico.
El sistema persistente pluvial de la Amazonía incluye el flanco Oeste de los Andes, el relieve
Sub-Andino, el pie de monte y las zonas aledañas andinas. La Región recibe una alta
precipitación (medido en cerca de 6000 mm cerca del Volcán El Reventador). Las lluvias se
distribuyen homogéneamente a través del año, exceptuando un pequeño descenso entre
diciembre y febrero.
Estimaciones de Flujo en Puntos Seleccionados
La descarga anual en los ríos es una función de la precipitación, tamaño y forma de la cuenca,
evapo-transpiración, y la infiltración. Dentro de la Región Amazónica, la topografía es
relativamente plana y la precipitación anual varía en un factor menor a dos (Estación del CPF
promedio = 3244 mm y Archidona promedio = 4874 mm).
Por consiguiente, la descarga anual de la cuenca de un río en particular se puede co-relacionar
con bastante aproximación, estableciendo una relación con cuencas de similar dimensión y
forma.
No obstante, la información que se obtuvo para el estudio solo provee datos sobre los cuerpos
de agua en las estribaciones andinas, donde la precipitación es similar, pero la topografía es
muy diferente.
Debido a que actualmente no hay información disponible sobre los flujos de las zonas bajas
en la Amazonía, para el estudio fue necesario utilizar la mejor información existente en la
cuenca del Río Napo. En el Cuadro 19 se presentan los promedios mensuales y los flujos
anuales para las cinco estaciones ubicadas en la cuenca del Río Napo en las estribaciones de
la Cordillera Oriental.
Cuadro 19
Flujo y Área de las Cuencas
Estación
Quijos en
Baeza
Quijos D.J.
Oyacachi
Yanahurco
D.J. Valle
Oyacachi A.J.
Quijos
El Golpe
Aucacocha
Río
Área
2
km
Flujo
3
Promedio/m /s
E
F
M
A
904
48.28
41.9
35.2
40.4
44.3
2504
201.75
180
151
176
75
2.27
1.11
1.34
709
56.90
53.1
12
0.97
0.866
Área
Napo
23000
*Los Valores Estimados son promedios anuales
Pendiente + 0.080908
Flujo = 0.081* Área – 6
Intersept + -5.9934
M
J
J
A
S
O
N
D
47.8 68.2 78.7
64.3
55.1
40.1
33.9
29.5
189
212
278
341
248
216
160
139
131
1.45
1.92
1.87
3.1
3.75
3.84
2.62
2.38
2.23
1.62
42.3
48.7
51.8
56.4 77.6 88.1
73.4
65
47.7
41.7
37
0.66
0.957
0.748
1.23 1.46 1.52
1.38
1.16
0.53
0.482
0.612
3
Flujo Estimado* (Promedio m /s)
1857
El análisis de los flujos anuales y las dimensiones de la cuenca indican una fuerte correlación
entre estos dos parámetros. Con esta relación, se pudieron estimar los flujos en el Río Napo.
Es necesario indicar que el margen de error del estimado puede ser mayor del indicado por el
error estándar de la regresión lineal utilizada. Esto se debe a la diferencia en las
características del flujo entre la zona donde se localizan las estaciones utilizadas y el área de
estudio, y a la diferencia en el tamaño de los ríos analizados. En el Gráfico 6 se presenta la
regresión lineal obtenida y los flujos estimados para el área de estudio.
Gráfico 7
Aunque en las zonas bajas de la Región Amazónica hay varias estaciones meteorológicas, los
registros disponibles de éstas no son suficientes para determinar las dimensiones de eventos
de tormenta periódicos. Por lo tanto, no se han podido efectuar los modelos de eventos
máximos de inundación con ninguna certeza del estimado.
La topografía plana de las tierras bajas de la Amazonía sugiere que no se presentarán altas
velocidades de flujo en el área de estudio.
Calidad de Aguas
Introducción
La hidrología de la RBL consiste en varios tributarios del Río Napo y la Laguna Limoncocha.
Las Cuencas principales incluyen el Río Capucuy (Laguna Limoncocha), Río Jivino, Río
Itaya, Río Napo y Río Indillana. Las cabeceras de estos ríos, generalmente, se localizan en
zonas intervenidas fuera de la RBL, por lo tanto, existen fuentes potenciales de
contaminación que incluyen aguas servidas de zonas urbanas y población dispersa,
actividades petroleras y agricultura.
Es importante notar que las altas cantidades de precipitación en el Oriente normalmente
producen un efecto diluyente sobre contaminantes que ingresan a los cuerpos de agua. A
menudo se observa que durante condiciones de flujos bajos en ríos pequeños se impacta la
calidad del agua.
El mapa hidrológico y de calidad de agua se presenta en la Figura 10.
El propósito del análisis de calidad de aguas fue el de colectar muestras de los cuerpos de
agua en la RBL, y determinar sus características químicas y físicas actuales.
Para este propósito, el programa de muestreo enfatizaba lo siguiente:
-
Cuerpos de agua dentro de la RBL o en la zona de amortiguamiento;
Cuerpos de agua cercanos a comunidades; y,
Cuerpos de agua localizados dentro de áreas sensibles.
Metodología
Se tomaron en consideración los siguientes factores para asegurar un diseño apropiado del
estudio de calidad de aguas, y para identificar todas las aguas superficiales en la RBL:
 Mapa topográfico de escala 1:50,000 IGM.
 Fotografía aérea (enero, 1981, IGM).
 Imágenes LANDSAT 5 (septiembre, 2001), Ikonos (2001) fueron usados en el campo
para determinar las aguas superficiales que están influenciadas por actividades antrópicas
dentro de la RBL.
 Topografía detallada del suelo de un programa sísmico 3D (2001-2002) y topografía
del dosel de fotografía aérea.
 La inspección de los cuerpos de agua pequeños que no constan en los mapas
topográficos, y que también fueron seleccionados para el muestreo durante la visita al
campo.
Adicionalmente, el trabajo en el campo, específicamente para calidad de agua, fue conducido
entre 1999 y 2002, principalmente, en septiembre y octubre del 2002. Un total de 46 puntos
de muestreo fueron visitados durante las actividades de campo. Veinticuatro muestras de
campo fueron analizadas en el laboratorio.
Figura 10
Mapa Hidrológico y de Calidad de Agua
Los parámetros in situ de campo, medidos en todas las localizaciones de muestreo incluían
pH, oxígeno disuelto, conductividad y temperatura. Estos parámetros fueron medidos usando
un medidor portátil de calidad del agua (YSI). Además, todas las localizaciones de muestreo
fueron registradas usando un GPS (Sistema Global de Posicionamiento) Garmin 12XL. Se
fotografió el cuerpo de agua. Se estimó el volumen de descarga usando una cinta métrica y
un medidor de flujo (MJP Geopacks Stream Flowmeter). Los formularios para tomar datos
durante el muestreo (con estación, identificación, datos físicos de parámetros in situ e
información adicional colectada durante el trabajo de campo) están incluidos como Anexo C
en este informe.
Se colectaron muestras para análisis posteriores en los Laboratorios ANNCY en Quito. Las
muestras de agua lograrán objetivos analíticos siguiendo los protocolos internacionales de
muestreo aceptados. Esto requiere de una inspección preliminar de las estaciones, antes del
muestreo, el uso de un equipo apropiado de muestreo, recipientes apropiados para las
muestras y los preservantes correctos, el uso de un sistema de localización de muestras y las
precauciones apropiadas para preservar, empacar y enviar las muestras hacia el laboratorio
contratado.
Todo lo anteriormente anotado ha sido tomado en cuenta para muestrear las estaciones
seleccionadas. El Cuadro 20 describe la metodología del muestreo como: el método analítico,
el volumen muestreado, los recipientes y los preservantes de muestras recomendados.
Matriz
Análisis
Cuadro 20
Métodos Analíticos para la Colección de Muestras de Agua
Volumen (ml)
Recipiente
Agua
Microbiológico
125
PE – Esterilizado
Agua
Físico - químico
1000
Tapón - VA PP
300
V - Winkler
Agua
DBO
5
Agua
TPH
1000
Tapón - VA PP
Agua
Cianuro
500
Tapón - VA PP
Agua
Fenoles
500
Tapón - VA PP
Agua
Metales Pesados
500
Tapón - VA PP
Preservante
º
S/P, 4 C
º
S/P, 4 C
º
S/P, 4 C
º
HCl, 4 C
º
NaOH, 4 C
º
H PO - CuSO , 4 C
3 4
4
º
HNO , 4 C
3
PE= Polietileno, PP = Polipropileno, V = vidrio, VA = vidrio café oscuro , S/P= sin preservantes
Criterios de Estándares y Calidad
Las normas ambientales actuales en Ecuador definen los estándares del agua y los límites de
descarga aceptados para las diferentes aguas superficiales, basados en su uso: potable y
doméstico, agro - industrial y recreacional. De forma similar, los estándares incluyen los
límites de descarga para: alcantarillado (aguas negras y grises); descargas industriales; agua
de formación en actividades de exploración, explotación, transporte y almacenamiento de
petróleo y gas. En resumen, los estándares y normas usados para determinar la calidad de
aguas de las estaciones muestreadas fueron los siguientes:

Reglamento Sustitutivo del Reglamento Ambiental para las Operaciones
Hidrocarburíferas en el Ecuador, Decreto Ejecutivo 1215 (R.O. Nº 265, Pub. Año II, 13
Febrero 2001).

Reglamento para la Prevención y Control de la Contaminación en lo Relativo al
Recurso Agua, Acuerdo Ministerial Nº 2144 (R.O. 204 - 5 - VI - 89).

Estándares de Agua Potable USEPA.
Resultados del Análisis Físico-Químico
Los resultados de los análisis físico-químicos del agua en el campo (in-situ) son presentados
en el Cuadro 21. Los cuerpos de agua muestreados para análisis de laboratorio están
presentados en negrilla. El Cuadro 22 presenta los resultados de los análisis de laboratorio.
Cuadro 21
Resultados de los Análisis del Campo
Local
izació
n
Cuerpo
de Agua
Fecha
(m/d/a)
Hora
Coordenadas
UTM
X
y
Caudal
3
(m /s)
Gradiente (%)
Valores Permisibles (Acuerdo Ministerial Nº 2144, Artículo 18, 25)
Temperatura
0
( C)
Oxígeno
Disuelto
(ppm)
4.5 -9.0*
Condiciones
Naturales
>5 mg/l
**
pH
Conduct
ividad
(µS)
Cuenca de Río Capucuy (Laguna Limoncocha)
LCA1
LCA2
LCA3
LCA4
LCA8
LCA9
LCA10
LCA11
LCA12
LCA12
LCA12
LCA12
LCA13
Estero
Playayac
u
Estero
Pichira
Tributario
de Río
Blanco
Río
Blanco
Río
Capucuy
Río Negro
Caño de
Laguna
Limoncoc
ha
Laguna
Negra
Laguna
Limoncoc
ha
0-0.1m
Laguna
Limoncoc
ha
1m
Laguna
Limoncoc
ha
2m
Laguna
Limoncoc
ha
2.2m
Estero
Amaruyac
u
9/18/02
1440
317823
9958038
0.07
<1
7.21
25.3
7.09
124.5
9/22/02
1001
319044
9959863
1.2
<1
7.49
23.7
8.66
126.4
9/22/02
1100
325039
9959644
0.27
2
7.22
24.6
6.51
114.5
324979
9958968
24
<1
7.18
25.1
7.32
137.5
326998
9955953
9.9
<1
7.02
26.6
4.62
120.2
324287
9957748
0
0
7.60
29.4
4.36
123.6
9/24/02
1213
322721
9957674
0
0
7.63
30.6
11.46
124.6
9/27/02
1143
324363
9957697
0
0
6.90
27.5
2.44
117.3
9/29/02
1058
320526
9955866
0
0
8.55
29.5
13.99
126.5
9/29/02
1103
320526
9955866
0
0
8.33
27.6
8.57
120.6
9/29/02
1108
320526
9955866
0
0
7.70
27.5
3.08
123.2
9/29/02
1111
320526
9955866
0
0
6.82
27.6
1.23
126.1
10/01/02
1020
324198
9958705
1.0
<1
7.40
24.2
7.18
123.0
9/22/02
1150
9/22/02
1649
9/24/02
1143
Cuadro 21
Resultados de los Análisis del Campo
Local
izació
n
Cuerpo
de Agua
Fecha
(m/d/a)
Hora
Coordenadas
UTM
X
y
Caudal
3
(m /s)
Gradiente (%)
Valores Permisibles (Acuerdo Ministerial Nº 2144, Artículo 18, 25)
LCA14
LCA15
LA1
LA2
LA3
YA14
IB1
IB2
EA22
Estero
Pichira
Laguna
Negra
Tributari
o de Río
Playayac
u
Laguna
Limoncoc
ha
Laguna
Limoncoc
ha
Río
Piñasyac
u
Río
Capucuy
Tributari
o del Río
Capucuy
Rio
Tributario
de Río
Blanco
10/01/02
1135
10/01/02
1621
Temperatura
0
( C)
Oxígeno
Disuelto
(ppm)
4.5 -9.0*
Condiciones
Naturales
>5 mg/l
**
pH
Conduct
ividad
(µS)
321558
9958221
4.0
<1
7.45
24.4
7.28
137.0
326473
9957801
0
0
6.86
27.8
0.61
127.7
5/17/01
813
320955
9957246
0
<1
8.4
24
5.1
100
5/17/01
1030
319985
9955502
0
0
8.2
28
1.8
110
5/17/01
1245
319345
9959221
4.62
<1
6.5
25
4.1
100
12/13/00
1441
320073
9960256
0.005
<1
7.3
25.7
4.7
92
7/20/00
1525
327257
9956417
1.3
<1
7.07
23.9
0.48
84.5
7/20/00
1720
327729
9956169
0.02
<1
6.69
23.4
7.80
49.8
2/13/00
923
323594
9959899
5.5
<1
7.38
25.6
7.3
138
Cuenca de Río Capucuy (Laguna Limoncocha)
EA23
EA25
EA26
A34
A44
A45
A45
A45
A45
A46
A47
A48
A49
A50
A52
Tributario
del Río
Blanco
Rio
Playayacu
Rio
Pichira
Río
Capucuy
Tributario
de Río
Playayacu
Laguna
Limoncoc
ha (0.1m)
Laguna
Limoncoc
ha (1m)
Laguna
Limoncoc
ha (2m)
Laguna
Limoncoc
ha (3m)
Río
Pichira
Río
Pichira
Río
Playayacu
Canal
lado norte
de CPF
Río
Playayac
u
Tributario
de Rio
Playayacu
2/13/00
945
324883
9959806
0.025
<1
6.67
24.7
6.0
134
317817
9958049
0.08
<1
7.21
26.3
6.8
123
319064
9959921
0.18
<1
7.28
25.7
7.8
127
327014
9955714
6
<1
6.5
24.9
2.9
85
12/15/99
1026
320375
9956948
0.05
<1
6.3
23.8
6.2
91
12/15/99
1120
320793
9956153
0
0
9.4
28.5
12.9
80
12/15/99
1122
320793
9956153
0
0
8.7
27.9
7.8
76
12/15/99
1125
320793
9956153
0
0
7.0
26.7
2.9
81
12/15/99
1130
320793
9956153
0
0
6.7
26.5
1.0
125
321850
9957800
3.0
<1
7.1
24.2
5.9
99
319039
9959874
0.6
2
7.34
24.5
6.2
93.2
12/15/99
1435
317798
9958067
0.3
2
7.0
24.5
6.2
107
12/15/99
1450
318699
9959221
0.006
2
5.9
24.3
1.7
31
12/15/99
1530
320100
9956200
0.60
<1
7.3
24.5
6.6
137
12/15/99
1624
318326
9958808
0.004
2
5.8
25.6
3.1
24.1
2/13/00
1642
2/13/00
1655
12/14/99
1155
12/15/99
1200
12/15/99
1427
Cuadro 21
Resultados de los Análisis del Campo
Local
izació
n
Cuerpo
de Agua
Fecha
(m/d/a)
Hora
Coordenadas
UTM
X
y
Caudal
3
(m /s)
Gradiente (%)
Valores Permisibles (Acuerdo Ministerial Nº 2144, Artículo 18, 25)
A53
Tributario
de Rio
Pichira
12/16/99
1130
319150
9959200
0.06
2
Temperatura
0
( C)
Oxígeno
Disuelto
(ppm)
4.5 -9.0*
Condiciones
Naturales
>5 mg/l
**
6.5
24.5
5.6
34.6
pH
Conduct
ividad
(µS)
Cuenca de Río Jivino
CA2
Río
Jivino
CA3
4/25/01
1726
317066
9957151
64.3
<1
6.02
24.7
4.69
241
Pantano
4/26/01
954
315974
9957254
0
0
5.98
23.3
0.49
85
A36
Río Jivino
12/14/99
1536
317074
9957149
20
<1
7.3
26.7
6.2
106
A38
Río
Jivino
12/14/99
1614
319401
9952945
24
<1
7.6
26.5
6.5
107
Cuenca de Río Itaya
EA21
Río Itaya
A31
Pantano
A33
Río Itaya
A54
Río Itaya
2/13/00
849
12/13/99
1127
12/14/99
1142
12/16/99
1510
329231
9954867
NM
<1
7.5
26.0
7.3
319
328406
9954682
0
0
7.1
27.2
4.3
123
328819
9954258
4
<1
6.9
24.9
5.8
174
329216
9954840
3
<1
7.3
25.2
5.8
202
Cuenca de Río Napo
LCA5
Río
Chicta
LCA6
Río Napo
LCA7
Río Napo
A37
Río Napo
A30
Río Napo
9/22/02
1520
9/22/02
1554
9/22/02
1622
12/14/99
1632
12/13/99
1115
321227
9953243
98
<1
7.12
27.3
8.80
133.2
321522
9952270
3565
<1
7.45
26.4
9.76
96.7
327837
9954159
3520
<1
7.42
27.5
8.82
78.6
319438
9951184
500
<1
7.26
25.8
6.9
69.4
328391
9954634
500
<1
7.9
25.6
6.3
97.4
24.8
6.3
18.2
Cuenca de Río Indillana
Río
12/14/99
A32
329935
9951247
12
<1
6.27
Indillana
1130
* rango de pH para la preservación de flora y fauna en agua cálida dulce (Artículo 25)
** valor mínimo de oxígeno disuelto recomendado para la preservación de flora y fauna en agua cálida dulce (Articulo 25)
NM = No Medida
Datum Zona 18 (UTM PSAD 56)
Cuadro 22
Resultados Analíticos de Laboratorio de la Calidad de Aguas
Parámetro
Unidad
Valores
Permisibles*
LC
A1
LC
A2
LC
A4
LC
A5
LC
A6
LC
A7
LC
A8
LC
A10
LC
A11
LC
A12
LC
A14
LCA
15
4.5-9.0
7.37
7.51
7.28
7.43
7.42
7.41
7.15
7.52
6.70
8.98
7.21
6.61
pH
unid pH
Conductividad
us/cm
--
126.1
132.6
143.2
131.2
97.9
80.8
121.4
103.7
116.2
113.0
140.1
114.6
N-Amoniacal
mg/l
<1.0
ND
ND
ND
0.13
0.17
0.19
0.25
0.48
0.41
0.15
ND
1.08
Fenoles
mg/l
<0.002
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
<2
ND
ND
ND
ND
1.3
1.0
1.4
4.1
12.2
8.5
1.0
7.5
<10
18
19
14
ND
33
11
54
29
32
35
20
48
<600
540
540
70
110
>1600
350
240
<2
23
7
49
23
---
0.066
ND
ND
ND
ND
0.050
ND
0.053
ND
ND
ND
ND
Demanda Biológica mg/l O
de Oxígeno (DBO )
2
5
Demanda Química mg/I O
de Oxígeno (DQO)
2
Coliformes Fecales NMP/
100ml
Sustancias
mg/I
Tensoactivas
Bario
mg/I
---
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
Cadmio
mg/I
<0.01
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
Cromo
mg/I
<0.05
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
Níquel
mg/I
---
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
Plomo
mg/I
<50
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
Vanadio
mg/I
---
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
TPH
mg/I
Ausente
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND
ND = No Detectada NM = No Medida
* valores máximos permisibles para las aguas de consumo (Articulo 18)
Características Generales
Cuenca del Río Capucuy (Laguna Limoncocha) - La RBL está localizada, en su mayoría,
dentro de este sistema de drenaje. El Río Capucuy incluye los tributarios: Río Playayacu, Río
Pichira, Río Blanco y Río Piñasyacu, y fluye desde la Laguna Limoncocha y Yanacocha.
Las Lagunas Limoncocha, Yanacocha y humedales adyacentes son un brazo muerto del Río
Napo. Las lagunas están en un proceso de llenado de sedimentos y material orgánico. Sin
embargo, el Río Napo inunda las tierras adyacentes, usualmente cada año, y la orilla norte del
Río Napo se está internando, aproximadamente 14 m por año (ver Figura 5). Es posible que
dentro de los próximos 50 años la Laguna Limoncocha se convierta otra vez en un canal
activo del Río Napo. El Río Capucuy usualmente fluye hacia el Río Napo, pero fluye aguas
arriba cuando el Río Napo inunda la zona.
Cuenca del Río Jivino - El Río Jivino es un río meándrico de gradiente baja que drena un área
grande al nor-oeste de la Reserva. Está insertado 10-20 m dentro de la Llanura de
Esparcimiento que lo rodea. La cuenca es angosta y fluye hacia el Río Chita cerca del límite
norte de la Reserva. El Río Jivino usualmente fluye hacia el Río Napo, pero fluye aguas
arriba cuando el Río Napo inunda la zona.
Cuenca del Río Itaya - El Río Itaya es un río meándrico de gradiente baja que drena un área
grande al norte de la Reserva, incluyendo áreas intervenidas al sureste de la ciudad de
Shushufindi. Algunos tributarios en el norte han sido canalizados dentro de humedales para
drenar las plantaciones de palma africana.
La cuenca es angosta y fluye dentro del Río Napo aproximadamente 2 km aguas abajo del
límite Este de la Reserva. El canal está insertado 10 m dentro de la Llanura de
Esparcimiento. El Río Itaya usualmente fluye hacia el Río Napo, pero fluye aguas arriba
cuando el Río Napo inunda la zona.
Cuenca del Río Napo - La cuenca del Río Napo es un gran tributario del Río Amazonas con
cabeceras en la Cordillera Oriental. El río transporta grandes cantidades de sedimento
proveniente principalmente de la Sierra, durante el período de inundaciones. El canal
principal (Río Napo) tiene un gradiente muy bajo con grandes bancos de arena móviles e islas
semipermanentes. El río está influenciado, principalmente por tributarios de la sierra y en
menor grado por las cuencas autónicas del Oriente.
Cuenca del Río Indillana - El Río Indillana es un río meándrico de gradiente baja, al sur del
Río Napo y de la Reserva. No está localizado en la Reserva, pero los tributarios al Norte
están dentro de la zona de amortiguamiento. El Río Indillana fluye hacia el Río Napo, pero
fluye aguas arriba cuando el Río Napo inunda la zona.
Uso Corriente de Recursos Hídricos
El uso de los recursos hídricos en la RBL es el siguiente: para turismo, pesca, uso doméstico,
transporte y la industria petrolera.
Cuenca del Río Capucuy (Laguna Limoncocha) - Los ríos y la Laguna Limoncocha son
importante para el turismo, consumo doméstico, pesca intensiva, lavado de ropas y para
bañarse. La Laguna Yanacocha es raramente visitada debido a mitos de las comunidades
Kichwas, acerca de que el área está embrujada u ocupada por una criatura mística.
Las aguas superficiales y subterráneas de esta cuenca también son usadas en dos campos
petroleros: Campo Indillana y Campo Limoncocha, los mismos que están localizados dentro y
al nor-oeste de la Reserva.
Cuenca del Río Jivino - Tradicionalmente, ha sido una cuenca importante para el transporte,
pero la red de carreteras improvisada ha reducido la utilización de este río. En esta cuenca, el
consumo doméstico, pesca, lavado de ropas, transporte local y para bañarse son usos
comunes.
Cuenca del Río Itaya - El consumo doméstico, pesca, lavado de ropas, transporte local y para
bañarse son usos comunes en esta cuenca.
Cuenca del Río Napo - El Río Napo es usado intensamente como una ruta de transporte, para
la pesca, el turismo y como una fuente de agua para las comunidades.
Cuenca del Río Indillana - El consumo doméstico, pesca, lavado de ropas, transporte local y
para bañarse son usos comunes en esta cuenca.
Identificación de las Fuentes Posibles de Contaminación
Cuenca del Río Playayacu
El Río Playayacu fluye, en su mayoría, a través de bosque secundario con casas dispersas, y
también recibe el drenaje de las instalaciones del CPF (sección industrial) y la Plataforma
Jivino-B de OEPC. Las fuentes potenciales de contaminación, generalmente son menores,
pero incluyen químicos agrícolas y fertilizantes, aguas servidas de casas dispersas y eses de
animales domésticos. Por lo tanto, el mayor impacto potencial a la calidad de agua es un
derrame accidental de estas instalaciones.
El Río Pichira fluye en su mayoría a través de bosque secundario con casas dispersas, pero
también recibe el drenaje del CPF (sección no industrial) y las instalaciones dentro del
Campo Limoncocha de OEPC. Las fuentes potenciales de contaminación generalmente son
menores, pero incluyen químicos agrícolas y fertilizantes, aguas servidas de casas dispersas y
eses de animales domésticos. Por lo tanto, el mayor impacto potencial a la calidad de agua es
un derrame accidental de estas instalaciones.
El Río Blanco fluye en su mayoría desde el noroeste, a través de pastizales y bosque
secundario con casas dispersas. Recibe el drenaje de las instalaciones dentro del Campo
Limoncocha de OEPC. Las fuentes potenciales de contaminación generalmente son menores,
pero incluyen químicos agrícolas y fertilizantes, aguas servidas de casas dispersas y eses de
animales domésticos. Por lo tanto, el mayor impacto potencial a la calidad de agua es un
derrame accidental de estas instalaciones.
La Laguna Limoncocha está localizada cerca a la Comunidad de Limoncocha y también
recibe el agua de los Ríos Blanco, Playayacu, y Pichira, cuyos impactos potenciales están
descritos anteriormente. Por causa del tiempo de permanencia más largo del agua en la
laguna, los impactos duran más en este sistema lacustre que en los ríos.
Cuenca del Río Itaya - El Río Itaya posiblemente está impactado por las instalaciones de
producción de petróleo (Shushufindi Sur-Este) ya que el agua de producción es descargada
directamente hacia los tributarios del río. Una parte de la cuenca de drenaje está cubierta por
plantaciones de palmas africanas de Palmeras del Ecuador. Las áreas de humedales están
siendo drenadas y canalizadas y la mayoría del bosque maduro ha sido talado. Estas acciones
incrementan potencialmente la carga de sedimentos en los ríos y reducen la base de la
corriente, ya que hay menor almacenamiento de aguas subterráneas cercanas a la superficie,
en las cabeceras.
Cuenca del Río Napo - El Río Napo es un gran río amazónico con varios asentamientos
importantes en sus cabeceras (Papallacta, Baeza, Loreto, El Chaco, Coca, Tena, Archidona,
La Joya de las Sachas) y con instalaciones propias del desarrollo industrial petrolero. Las
fuentes potenciales de contaminación del agua son: desechos de las instalaciones petroleras,
químicos agrícolas y fertilizantes, aguas servidas de las ciudades, eses de animales
domésticos.
Río Jivino - El Río Jivino fluye a través de áreas agrícolas, bosques y facilidades petroleras.
Las fuentes potenciales de contaminación del agua son petróleo y agua de formación,
químicos agrícolas y fertilizantes, aguas servidas de comunidades, y eses de animales
domésticos.
Cuenca del Río Indillana - El Río Indillana fluye en su mayoría a través de bosque maduro y
secundario con casas dispersas. Las fuentes potenciales de contaminación generalmente son
menores, pero incluyen químicos agrícolas y fertilizantes, aguas servidas de casas dispersas y
eses de animales domésticos.
Resumen de los Resultados Físico - Químicos
La siguiente sección presenta un resumen general de los resultados de la calidad de las aguas
dentro de la RBL. Es importante recalcar que estas mediciones fueron realizadas durante
diferentes épocas en el año, para obtener una comprensión representativa de la química del
agua, durante períodos secos y húmedos.
Cuenca del Río Capucuy (Laguna Limoncocha)
Los parámetros in-situ del agua del Río Playayacu (LCA1, LA1, EA25, A44, A48, A50)
0
presentaron los siguientes valores: pH de 6.3 a 8.4, rango de temperatura entre 23.8 a 26.3 C,
oxígeno disuelto de 5.1 a 7.1 ppm, y un rango de conductividad de 91 a 137 µS. Todos los
análisis de laboratorio para muestras colectadas en el campo (LCA1, LA1, A50) están por
debajo de los estándares para aguas de consumo. En general, la calidad de agua de este
sistema hidrológico está en buenas condiciones.
Los parámetros in-situ del agua del Río Pichira (LCA2, LCA14, LA3, A46, A47, A49, A53,
0
EA26) presentaron los siguientes valores: pH de 5.9 a 7.4, entre 24.2 a 25.7 C, oxígeno
disuelto de 1.7 a 7.8 ppm, y conductividad de 31 a 137 µS. Todos los análisis de laboratorio
para muestras colectadas en el campo (LCA2, LCA14, LA3, A46) están por debajo de los
estándares para aguas de consumo, excepto por el DQO, el mismo que está elevado. La
mayoría de los cuerpos de agua en bosque maduro tienen un DQO elevado, debido a un alto
contenido de material orgánico biodegradable en contacto con el agua. En general, la calidad
de agua de este sistema hidrológico está en buenas condiciones.
Los parámetros in-situ del agua del Río Blanco (LCA3, LCA4, LCA13, YA14, EA22, EA23)
0
presentaron los siguientes valores: pH de 6.7 a 7.5, entre 24.4 a 25.7 C, oxígeno disuelto de
4.7 a 7.3 ppm, y conductividad de 92 a 138 µS. Todos los análisis de laboratorio para
muestras colectadas en el campo (LCA4, YA14) están por debajo de los estándares para
aguas de consumo, excepto por el DQO, el mismo que está levemente elevado en la muestra
LCA4. La mayoría de los cuerpos de agua en bosque maduro tienen un DQO elevado, debido
al alto contenido de material orgánico biodegradable en contacto con el agua. En general, la
calidad de agua en este sistema hidrológico está en buenas condiciones.
Las dos lagunas muestreadas, Laguna Limoncocha y Laguna Yanacocha (LCA9, LCA10,
LCA11, LCA12, LCA15, A45, LA2), presentaron los siguientes valores: pH de 6.9 a 9.4,
entre 27.5 a 30.6 Co, oxígeno disuelto de 0.6 a 14.0 ppm, y conductividad de 80 a 127 µS.
Todos los análisis de laboratorio para muestras colectadas en el campo (LCA10, LCA11,
LCA12, LCA15, A45, LA2) están por debajo de los estándares para aguas de consumo,
excepto por el DQO y DBO5, los mismos que están levemente elevados en varias muestras.
La mayoría de los cuerpos de agua en bosque maduro presentan un DQO y DBO 5 elevados,
debido al alto contenido de material orgánico biodegradable en contacto con el agua. En el
caso de las dos lagunas, estas están rodeadas por grandes áreas de humedales con suelos
orgánicos. En general, la calidad de agua de este sistema hidrológico está en buenas
condiciones.
La Laguna Limoncocha fue muestreada a diferentes profundidades en diciembre, 1999 y
septiembre, 2002, en dos locaciones cercanas al centro de la laguna. El objetivo de este
análisis fue el determinar la estratificación química de la laguna. Es importante anotar que
debido a diferencias climáticas, en diciembre, 1999 la laguna tenía un nivel normal y en
septiembre, 2002, la misma presentaba un nivel más bajo (aproximadamente 50 cm más bajo
en el muelle de la laguna).
Los resultados del análisis del pH pueden ser observados en el Gráfico 8.
Gráfico 8
Todos los parámetros in-situ indican que la Laguna Limoncocha estaba bien estratificada. El
epilimnion se caracteriza por tener pH alto, aguas cálidas, oxígeno disuelto alto y una
conductividad más baja que el agua en el fondo de la laguna. Se produce una transición
rápida hacia el hipolimnion, donde el pH, el oxígeno disuelto y la temperatura decrecen y la
conductividad se incrementa con la profundidad. Por causa del oxígeno disuelto bajo en
profundidades relativamente bajas, la vida acuática debe usar las partes más superficiales para
poder respirar. Cerca del fondo, la laguna es esencialmente anóxica.
Hay una marcada similitud en los rastros de todos los parámetros, entre los períodos de
muestreo húmedo y seco, pero también hay un cambio en los valores absolutos de estos
parámetros. En general, la temperatura y la conductividad son más altas durante el período
más seco y soleado en la superficie de la laguna. Hay más calor solar y no hay el
enfriamiento por el agua de lluvia, lo que mantiene elevada la temperatura de la superficie. El
incremento en la evaporación y la falta de dilución con el agua de lluvia, mantiene elevada la
conductividad. Hay menor variación estacional en el fondo de la laguna.
La Laguna Limoncocha sería clasificada como una laguna oligomíctica, la misma que se
caracteriza por presentar eventos raros o irregulares de mezcla, ya que la temperatura a través
0
de la columna de agua está siempre muy por encima de 4 C. Es probable que las
inundaciones producidas por el Río Napo resulten en esta mezcla en la laguna. Estos eventos
causan que el agua más fría y pobre en oxígeno del hipolimnion se mezcle con aquella rica en
oxígeno del epilimnion. Como el volumen relativo del epilimnion es bajo, toda el agua se
convierte en anóxica.
Los residentes de las comunidades cercanas a la Laguna Limoncocha han sido testigos de
grandes cantidades de peces muertos en la laguna cuando el Río Napo inunda la zona. La
mejor explicación es que los peces pierden el delgado epilimnion que es muy importante para
la respiración y se sofocan. Por lo tanto, estas muertes de los peces deben ser interpretadas
como ocurridas por causas naturales que no están relacionadas de ninguna manera con las
actividades antrópicas en el área.
Los parámetros in-situ del agua del Río Capucuy (LCA8, IB1, IB2, A34) presentaron los
siguientes valores: pH de 6.5 a 7.1, temperatura entre 23.4 a 26.6 C o, oxígeno disuelto de 0.48
a 7.8 ppm, y conductividad de 50 a 120 µS. Todos los análisis de laboratorio para las
muestras colectadas en el campo (LCA8, IB1, IB2) están por debajo de los estándares para el
consumo, excepto por el color, coliformes totales y DQO, los mismos que están elevados. La
mayoría de los cuerpos de agua en bosque maduro tienen un DQO elevado, debido a un alto
contenido de material orgánico biodegradable en contacto con el agua. El color puede estar
elevado debido a la presencia de material orgánico en el agua. Los coliformes totales están
elevados en un tributario pequeño, pero los coliformes fecales están bajos, lo que indica que
no existe un problema de desechos humanos. En general, la calidad de agua de este sistema
hidrológico está en buenas condiciones.
Cuenca del Río Jivino - Los parámetros in-situ del agua del Río Jivino (CA2, CA3, A36)
presentaron los siguientes valores: pH de 7.0 a 7.9, temperatura entre 23.3 a 24.7 C o, oxígeno
disuelto de 0.5 a 6.5 ppm, y conductividad de 85 a 241 µS. Todos los análisis de laboratorio
para las muestras colectadas en el campo (LCA5, LCA6, LCA7) están por debajo de los
estándares para el consumo, excepto por N-Amoniacal y sustancias tensoactivas, las mismas
que están elevadas, lo que indica que existe contaminación en este río, posiblemente de
comunidades aguas arriba.
Cuenca del Río Itaya - Los parámetros in-situ del agua del Río Itaya (EA21, A31, A33, A54)
presentaron los siguientes valores: pH de 6.9 a 7.5, temperatura entre 23.3 a 27.2 C o, oxígeno
disuelto de 4.3 a 7.3 ppm, y conductividad de 123 a 319 µS. Es importante notar que la
conductividad en todas las muestras es más alta que en otros ríos en la región, lo que indica
que el agua está impactada, probablemente por drenajes agrícolas (plantaciones de palma
africana, fincas) o facilidades petroleras de PetroEcuador en el área de Shushufindi.
Cuenca del Río Napo – Los parámetros in-situ del agua del Río Napo (LCA5, LCA6, LCA7,
A37, A30) presentaron los siguientes valores: pH de 7.1 a 7.9, temperatura entre 25.6 a 27.5
Co, oxígeno disuelto de 6.3 a 9.7 ppm, y conductividad de 97 a 133 µS. Todos los análisis de
laboratario para muestras colectadas en el campo (LCA5, LCA6, LCA7) están por debajo de
los estándares para el consumo, excepto por coliformes fecales, DQO, los mismos que están
elevados. La concentración mayor a 1600 NMP/100ml de coliformes fecales en LCA6
(colectados en el centro del Río Napo), indican que los desechos humanos o animales aguas
arriba de la Reserva están impactando la calidad del agua.
Cuenca del Río Indillana - Los parámetros in-situ del agua del Río Indillana (A32)
presentaron los siguientes valores: pH de 6.3, temperatura de 24.8 Co, oxígeno disuelto de 6.3
ppm, y conductividad de 18.2 µS. Todos los análisis de laboratario para muestras colectadas
en el campo están por debajo de los estándares para el consumo, excepto por el color, el
mismo que está elevado, probablemente debido a sedimentos suspendidos en el río. En
general, la calidad de agua de este sistema hidrológico está en buenas condiciones.
Es importante recalcar que todos los cuerpos de agua dentro de la Reserva, generalmente
tuvieron una buena calidad de agua. No hubo evidencia de contaminación por hidrocarburos
en ninguna de las muestras.
En la medida que la laguna reciba una descarga de fósforo por mínima que resulte, puede
encadenar un desequilibrio del sistema, provocando que las concentraciones de fósforo se
incrementen en gran medida. La laguna es muy sensible ante cualquier descarga y su
tolerancia a cargas contaminantes es baja
La relación del contenido de fósforo de sedimentos a aguas es de 412 a 1, por lo que se
aprecia que la mayor concentración de fósforo se encuentra en sedimentos. Esta relación se
produce debido a que el pH del agua de la laguna en promedio es de 9.25, y a estas
condiciones la alcalinidad del agua no permite que el fósforo que ingresa a la laguna se
encuentre solubilizado, ya que el fósforo como ortofosfato, a valores de pH superiores a
nueve, precipita como fosfatos y se deposita en los sedimentos (Arpi, 2004).
Se aprecia una relación de las cantidades de fósforo presentes en el agua y en los sedimentos
la laguna, a lo largo del año, de 50,25: 1. El uso de detergentes incrementa la concentración
de fósforo en el agua, ya que los detergentes tienen como constituyentes fundamentalmente a
los ortofosfatos.
Componente Biótico
Flora
Existen estudios que sugieren que el Ecuador tiene el mayor número de especies de plantas
por unidad de área: (Dodson & Gentry, 1978); (Cerón, 1993). Neill & Palacios, (1989),
estiman que el número total de especies de árboles de la Amazonía Ecuatoriana podría estar
alrededor de 3,000. “Hasta septiembre del 2000, se registraron 4,011 especies de plantas
endémicas para el Ecuador, lo cual representa aproximadamente un 26% de la flora nativa del
país” (Pitman et al. 2000).
“Esta riqueza florística es utilizada por una gran diversidad de comunidades indígenas con
finalidades alimenticias, medicinales, pastos, ornamentales, combustibles, colorantes, etc.”
(Cerón, 1996).
“En el Ecuador, estudios tradicionales de flora se han desarrollado desde 1980 y constituyen
la mayor parte de los aportes a la flora del país, mientras que, recién a partir de 1993 se viene
aplicando técnicas cuantitativas como parcelas permanentes y transectos” (Cerón, 2000).
En la Amazonía Ecuatoriana se han realizado estudios sobre flora en bosques húmedos
tropicales, aplicando la metodología de parcelas permanentes, especialmente en: Cuyabeno
(Valencia et al 1994); Payamino-Reserva Forestal El Chuncho (Palacios 1994); Añangu
(Korning et al. 1991); Jatun Sacha-Misahuallí (Neill et al. 1993 citado por Cerón et al. 2000);
Sinangüe (Cerón et al 1994); Quehueri-ono (Cerón & Montalvo 1997); Yasuní (Cerón et al.
2000); Limoncocha (Cerón et al. 2000); Sumaco (Hurtado et al. com. pers.); Sector Laguna
Grande del Cuyabeno (Cerón & Reyes 2002).
La información obtenida en estudios de parcelas permanentes, ha servido para demostrar,
además de la composición florística, la gran diversidad que la Amazonía Ecuatoriana posee.
Por lo tanto, es necesario continuar con estos estudios en lugares poco estudiados de la
Amazonía Ecuatoriana, para conocer la estructura, composición, diversidad y dinámica del
bosque, para adoptar políticas adecuadas de conservación y manejo del mismo.
En la Figura 11 se presenta el Mapa de Vegetación de la RBL.
Figura 11
Mapa de Vegetación de la RBL
De acuerdo con Sierra et al (1999), Limoncocha tiene las siguientes categorías de bosques:
Bosque Siempre-verde de Tierras Bajas, Bosque Siempre-verde de Tierras bajas Inundables
por Aguas Blancas, Bosque Siempre-verde de Tierras Bajas Inundable por aguas Negras,
Bosque Inundable de Palmas de Tierras Bajas y Herbazal Lacustre de Tierras Bajas de la
región Amazónica. Estas categorías equivalen al Bosque Húmedo de Tierras Bajas de
Harling (1979), a la Selva pluvial macro térmica de la región oriental o Hylea amazónica de
Acosta Solís (1968) y a las zonas de vida Bosque Húmedo Tropical y Muy Húmedo Tropical
de Cañadas-Cruz (1983).
En general la Reserva Biológica Limoncocha se encuentra en general en buenas condiciones,
sin embargo en la zona donde se encuentra el asentamiento de las poblaciones y entre el
límite del bosque se observa un cierto grado de alteración debido a los avances de la frontera
agrícola (PROCAPCON Cia. Ltda., 2009).
Para realizar la caracterización de la flora y vegetación del área de estudio, se utilizaron tres
tipos de inventarios, los mismos que se describen a continuación.
Inventarios Generales
Se efectuaron a través de colecciones al azar de plantas en estado fértil, para lo cual se
realizaron caminatas libres por senderos y trochas dentro de los bosques maduros y
secundarios de los puntos de estudio. Se obtuvo información de nombres comunes (kichwas)
y usos de las plantas, mediante entrevistas informales a los guías y asistentes nativos.
En este tipo de muestreo es importante identificar especies vegetales de interés para la
conservación y manejo (especies poco colectadas en otros hábitats similares en el país, sobreexplotadas, por su interés económico real), que pueden cohabitar en condiciones similares a
las existentes dentro de la zona de estudio, para su posterior manejo.
Inventarios Cuantitativos
Usando la metodología estandarizada descrita por Campbell (1989) y aplicada por una serie
de investigadores (Gentry 1988; Korning et al 1991; Nelly et al en prep.), se ubicaron tres
parcelas permanentes: dos de 1000 m x 10 m (1 ha), divididas en 100 subparcelas de 10 m
x10 m cada una (Gonzales y Sarabia, 2002) y otra de 200 m x 50 m, dividida en 20
subparcelas de 10 m x 50 m (1 ha). Los límites de las parcelas fueron determinados con
flexómetro y señalados con cinta de marcaje. Para su orientación se utilizó una brújula. Las
esquinas de las parcelas se ubicaron con tubos PVC de 5 cm de diámetro y 2 m de alto,
pintados de color rosado fosforescente para su mejor identificación.
Las parcelas se ubicaron en Bosque Maduro, Bosque Inundable Vársea-Igapó (Vegetación de
ríos pequeños) y Bosque Secundario dentro de los límites de la Reserva. La primera parcela
(LCB15) se ubicó en la parte Noroeste (sector Pichira) de la RBL, la segunda (LCB16) junto
a la Plataforma Laguna A y la tercera se ubicó al Norte y Sur de la Plataforma Jivino “B”
(plataformas de la Compañía Petrolera OEPC).
La parcela ubicada en bosque secundario (Plataforma Jivino B de un estudio anterior) no
pudo ser continua. Se subdividió a esta parcela en dos áreas de 50 m x 50 m, cada área
ubicada al Norte y Sur de la plataforma. El motivo de esta división se debió a que el espacio
de bosque del sitio de estudio no fue lo suficientemente grande para abarcar una hectárea.
Dentro de cada parcela se identificaron, tabularon, midieron y marcaron todos los árboles y
lianas con DAP >10 cm (Diámetro a la Altura del Pecho), y a 1.3 m del suelo (se toman
únicamente las especies de 10 cm de DAP en adelante, porque es el dato que se requiere para
muestrear en parcelas permanentes). Los árboles fueron marcados con fichas numeradas y
clavos de aluminio, con la finalidad de realizar un seguimiento a futuro de la dinámica natural
del bosque, y contar con datos científicos sobre los diferentes cambios que puedan ocurrir.
Además del DAP, se anotaron datos de altura de las especies. Se hicieron colecciones para
cada individuo registrado en el inventario, excepto para aquellos cuya identificación fue
conocida en el campo. Las muestras fueron colectadas con podadoras aéreas y podadoras de
mano. Para tomar muestras de árboles muy altos, se utilizaron espuelas metálicas.
Puntos de Muestreo Cualitativo (Observación)
Se ubicaron puntos de muestreo cualitativo (observación) dentro y fuera de los límites de la
RBL en sitios representativos de cada tipo de vegetación presente en la Reserva o que se ha
formado debido a alguna intervención antrópica. En cada punto se describió la estructura y
fisonomía del bosque, así como la identificación de todas las especies vegetales más
frecuentes, presentes en un radio de 30 m (distancia apropiada para poder caracterizar una
formación vegetal). Se anotaron las condiciones ecológicas, biológicas, físicas y de
conservación de cada punto, así como las coordenadas establecidas por un GPS (Sistema de
Posición Global). Se definieron los estratos del bosque, en base a la altura de los árboles, se
determinó la estructura de los bosques clasificándolos en cinco categorías:
0
–
1m
1,1
–
10 m
10,1
–
20 m
20,1
–
30 m
Superiores a 30 m
-
herbáceas
sotobosque
subdosel
dosel
emergentes
Fase de Herbario
Los especímenes botánicos preservados en alcohol potable al 75%, fueron transportados al
Herbario Nacional (QCNE) y al Herbario Alfredo Paredes (QAP) para el secado,
identificación y montaje respectivo.
El material recolectado fue identificado en función de las colecciones botánicas disponibles
en estos herbarios y mediante material bibliográfico relacionado.
Los datos fueron complementados con información secundaria como: cartografía, estudios
anteriores, informes inéditos, catálogos, entre los principales. Éstos sirvieron de base para
describir los principales tipos de vegetación natural y antrópica, y para determinar la
presencia de especies de importancia potencial para la conservación.
Un duplicado de cada colección realizada fue depositado permanentemente en el QCNE y en
el QAP, bajo el catálogo Sarabia & Gonzales 001-814 e Iván Suárez 0100-0350.
Los resultados de las parcelas fueron interpretados para obtener: frecuencia, densidad,
número de especies, dominancia e índice de valor de importancia.
Tipos de Vegetación
Considerando aspectos estructurales fisonómicos generales de la vegetación, la RBL, en su
totalidad, comprende ocho formaciones vegetales: 1) bosque maduro, 2) bosque siempre
verde de tierras bajas inundado por aguas blancas (Vegetación de ríos pequeños), 3) bosque
siempre verde de tierras bajas inundado por aguas negras (Vegetación de ríos pequeños), 4)
bosque secundario, 5) cultivos y pastizales, 6) herbazal lacustre, 7) pantano de moretal, 8)
vegetación de islas (Sierra et al, 1999).
1) Bosque Maduro (Bm) - Esta formación incluye áreas boscosas asentadas sobre perfiles
relativamente planos, valles y llanuras contiguos a los ríos, sobre suelos de terrazas medias,
producto de depósito de sedimentos recientes (Sierra Op. cit). Dentro del área de estudio, esta
comunidad vegetal se presenta al norte de la Laguna de Limoncocha. En este sector existe
una parcela permanente (Gonzales & Sarabia 2003).
La estructura general de esta clase de bosque, de acuerdo a estudios anteriores está
conformada principalmente por árboles grandes y emergentes como: “ceibo” Ceiba
pentandra (Bombacaceae), “hila” Ficus sp. (Moraceae), “guarango” Parkia sp.
(Mimosaceae). El dosel está conformado principalmente por: “laurel” Nectandra sp.
(Lauraceae), Tapirira guianensis (Anacardiaceae), Jacaranda copaia (Bignoniaceae), “cedro”
Cedrela odorata (Meliaceae), Guarea kunthiana, Guarea macrophylla (Meliaceae), Virola
elongata, Virola sp., Otoba parvifolia (Myristicaceae). El subdosel presenta árboles de hasta
20 m de alto, con especies como: Iriartea deltoidea (Arecaceae), Inga sp. (Mimosaceae),
Leonia crassa (Violaceae), Grias neuberthii (Lecythidaceae). Hay la presencia de arbustos
bastante densos de hasta 8 m de altura, conformados por especies como: Acalypha
diversifolia (Euphorbiaceae), Clidemia dimorfica (Melastomataceae), Cyathea lasyosora
(Cyatheaceae), Psychotria stenostachya (Rubiaceae). Se presentan abundantes epífitas de las
familias: Bromeliaceae, Araceae y Cyclanthaceae; las mismas que crecen en los árboles
grandes.
2) Bosque Siempre Verde de Tierras Bajas Inundado por Aguas Blancas- Várzea - Son
bosques ubicados en las terrazas sobre suelos planos contiguos a los grandes ríos de aguas
“blancas y claras”, con gran cantidad de sedimentos suspendidos (Sierra Op cit). En épocas
de altas precipitaciones se inundan por varios días y los sedimentos enriquecen el suelo.
Estas terrazas pueden permanecer varios años sin inundarse. Algunos autores llaman a estas
formaciones “várzeas” (Sierra Op. cit).
Esta formación se encuentra en el lado sur occidental de la Laguna Limoncocha sobre terreno
firme y plano. Los árboles del dosel llegan a medir 30 m de alto y son dispersos. El
sotobosque es denso, igual que el estrato herbáceo. Las trepadoras y bejucos son de
considerable grosor. En cuanto a la diversidad, en 0.1 ha. Se encontraron 93 especies de 2.5
cm. de DAP en adelante (Cerón & Montalvo, 2000).
Las especies del dosel son: Dendropanax caucanus (Araliaceae), Astrocaryum urostachys,
“tagua” Phytelephas tenuicaulis, “pambil” Iriartea deltoidea (Arecaceae), Ochroma
pyramidale, Matisia obliquifolia, M. malacocalyx, Pachira aquatica, Ceiba samauma
(Bombacaceae), Cordia hebeclada, C. nodosa (Boraginaceae). En cuanto al subdosel y
sotobosque encontramos a: Bactris maraja (Arecaceae), Ruizodendron ovale, Unanopsis
floribunda (Annonaceae), Senna macropphylla (Caesalpinaceae), Acalypa stenoloba
(Euphorbiaceae), Ocotea caudata (Lauraceae), Miconia subspicata, M. peleacea, Loreya
subandina (Melastomataceae), Abuta grandifolia (Menispermaceae), Guarea pterorhachys
(Meliaceae), Piper imperiale, P. hispidum, P. leticianum, P. augustum (Piperaceae), Randia
armata (Rubiaceae), Herrania nycterodendron (Stercualiaceae). El estrato herbáceo está
conformado por: Homalomena purpurea, Dieffenbachia sp. Dieffenbachia costata (Araceae),
Costus amazonicus (Costaceae), Heliconia episcopalis, H. stricta, H. rostrata
(Heliconiaceae), Calathea poeppigiana (Marantaceae), Renealmia puberula (Zingiberaceae)
(Cerón & Montalvo, 2000).
Entre las lianas, bejucos y trepadoras se distinguen: Philodendron megalophyllum (Araceae),
Mendoncia orvicularis (Mendonciaceae), Arrabidaea affinis, Mansoa standleyi
(Bignoniaceae), Thoracocarpus bissectus (Cyclantaceae).
3) Bosque Siempre Verde de Tierras Bajas Inundado por Aguas Negras-Igapó - Se
encuentra en territorios inundables por ríos de aguas negras o en sistemas lacustres con
iguales características. Los ríos de aguas negras nacen en la misma llanura amazónica y
contienen grandes cantidades de compuestos orgánicos producto de la descomposición de
materia orgánica, lo que provoca su color oscuro. Pocas especies de plantas están adaptadas a
éstas condiciones. Entre fines de diciembre y febrero, cuando las lluvias escasean, las
lagunas pierden la mayoría de agua y aparece una rica variedad de plantas herbáceas,
principalmente gramíneas. Algunos autores llaman a estas formaciones “Igapo” (Sierra Op
Cip).
Esta formación se distribuye a la orilla de toda la laguna de Limoncocha, en una franja muy
delgada.
Las especies que conforman generalmente este tipo de bosque son los siguientes: Mauritiella
armata, Attalea butyracea, Euterpe precatoria, Mauritia flexuosa (Arecaceae), Ceiba
samauma
(Bombacaceae),
Bauhinia
tarapotensis,
Macrolobium
acacifolium
(Caesalpinaceae), Cousapoa trinervia, C. villosa (Cecropiaceae), Dyospirus peruviana
(Ebenaceae), Endlicheria anomala, E. krukovii (Lauraceae), Miconia barbeyana
(Melastomataceae), Inga ruiziana, Zygia glomerata (Mimosaceae), Trichilia pleeana, T.
pallida (Meliaceae), Virola elongata, V. pavonis, V. surinamensis (Myristicaceae), Neea
spruceaena (Nyctaginaceae), Coccoloba coronata, Triplaris weigeltina (Polygonaceae)
(Cerón & Montalvo, 2000).
En el estrato de sotobosque se aprecian especies como: Bactris riparia (Arecaceae),
Doliocarpus multiflorus (Dilleniaceae), Montrichardia linifera (Araceae), Urera baccifera
(Urticaceae).
Entre las principales epífitas y herbáceas tenemos: Anthurium
pseudoclavigerrum, A. eminens, Phylodendron megalophyllum, Urospatha sagitifolia,
Dracontium spruceanum, Anthurium apaporanum (Araceae), Aechmea longifolia, A.
penduliflora, A. setigera, A. sebrina (Bromeliaceae), Polypodium percussum (Polypodiaceae),
Cyperus odoratus (Cyperaceae), Echinodorus horizontalis (Alismataceae), Eucharis
grandiflora (Amarillidaceae) (Cerón & Montalvo, 2000).
4) Bosque Secundario (Bs) - Los bosques secundarios constituyen un tipo de vegetación que
se ha desarrollado luego de una alteración causada, ya sea por el hombre o por procesos
naturales, tales como: deslizamientos de tierra, tala, quema, entre las principales. Sin
embargo, el término implica, usualmente, las alteraciones hechas por el hombre, incluyendo
la tala y limpieza del bosque maduro para cultivos o potreros (Stahl, 1999).
También pueden considerarse como tales, aquellos bosques que se han formado sobre áreas
afectadas por caídas de árboles grandes en forma ocasional. La cobertura vegetal de estos
lugares está constituida por especies pioneras y de regeneración natural como: Inga sp.
(Fabaceae), Cecropia sp. (Moraceae) y Ochroma pyramidale (Bombacaceae). En el estrato
inferior son frecuentes los géneros Gynerium, Heliconia, Costus y Renealmia.
Dentro del área de estudio, este tipo de vegetación se presenta tanto alrededor de la Reserva,
como en el interior de la misma, debido a factores como apertura de vías, y de accesos para el
establecimiento de plataformas petroleras.
5) Cultivos y Pastizales (C-P) - Este tipo de vegetación es producto del desbroce del bosque
maduro para utilizar la tierra para cultivos de subsistencia. Entre las especies más cultivadas
tenemos: “maíz” Zea mays (Poaceae), “café” Coffea arabica (Rubiaceae), “yuca” Manihot
sculenta (Euphorbiaceae), “plátano” Musa x paradisiaca (Musaceae), “papaya” Carica
papaya (Caricaceae), “limón” Citrus limonum y “chonta duro” Bactris gasipaes (Arecaceae).
Estas áreas generalmente se encuentran ubicadas cerca de la zona de amortiguamiento de la
RBL, en espacios que utilizan las diferentes comunidades para sus cultivos. Esta macro-
formación se presenta asociada a las viviendas, donde se encuentran los asentamientos
humanos, y es la mayor formación vegetal que se aprecia alrededor de la Reserva. Dentro de
las principales especies vegetales utilizadas como pastos mencionaremos: pasto “dális”
Brachiaria decumbens, pasto “elefante” Pennisetum purpureum, “gramalote” Axonopus
scoparius (Poaceae), entre otros.
6) Herbazal Lacustre de Tierras Bajas (Hl) - Son formaciones herbáceas que alcanzan
hasta los 4 m de altura y se ubican en los márgenes de las lagunas de aguas negras
transparentes y ricas en compuestos orgánicos. Esta formación se distribuye sobre el agua y
en las orillas de la Laguna Limoncocha.
De acuerdo con el hábito de las plantas, las siguientes especies vegetales se encuentran en
esta formación: arbustos: Montrichardia linifera (Arecaceae), enredaderas: Phaseolus sp.
(Papilionaceae), Gurania acuminata (Cucurbitaceae), herbáceas: Cyperus odoratus,
Oxycarpum sp. (Cyperaceae), Hibiscus sp, Sida urens (Malvaceae), Ludwigia octovalis
(Onagraceae), Nephrolepis pendula (Oleandroide), Phenax cf. hirsutus (Urticaceae) (Cerón &
Montalvo, 2000) y especies de Poaceas como Panicum sp.
7) Pantano de Moretal (Pm) - Esta formación es conocida localmente como “moretal”.
Ocupa grandes extensiones planas, mal drenadas y, por lo tanto, pantanosas o inundables la
mayor parte del año, por lluvias cerca de lagunas o ríos. Esta formación se ubica en la parte
Norte de la Reserva, cerca de los Ríos Capucuy e Indillama, y a la Plataforma Laguna “A” de
OEPC. El elemento más conspicuo de estas formaciones es principalmente la palma conocida
como “morete” (Mauritia flexuosa). El dosel alcanza los 30 m de altura, con un sotobosque
relativamente denso. Las especies más sobresalientes son: Mauritia flexuosa, Mauritiella
aculeata, Attalea butyracea, Euterpe precatoria (Arecaceae), Virola surinamensis
(Myristicaceae), Croton tessmanii (Euphorbiaceae), Himatanthus sp. (Apocynaceae):
Buchenavia sp. (Combretaceae). En el área de estudio, es común observar esta formación en
la zona de amortiguamiento y en la parte sur de la Reserva, sobre el lado sur del Río Napo.
8) Vegetación de Islas (Vi) - Esta formación es característica de las orillas de los grandes
ríos, afectados constantemente por las crecidas, en las cuales se forman varios estratos
horizontales de vegetación en diferentes periodos de sucesión. Empezando desde afuera es
característico un estrato herbáceo-arbustivo donde sobresalen: “caña brava” Gynerium
sagitatum (Poaceae), Tesaria integrifolia (Asteraceae) y Calliandra angustfolia
(Mimosaceae). Un segundo estrato está constituido por Cecropia sp. (Cecropiaceae) que, a
menudo forma manchas densas, “balsa” Ochroma pyramidale (Bombacaceae) y un tercer
estrato formado por Ficus sp. (Moraceae), “capirona” Calycophyllum spruceanum
(Rubiaceae). Las islas se han originado por depósitos y acumulaciones de sedimentos
provenientes de las estribaciones exteriores de la Cordillera de los Andes, o a su vez por el
cambio de curso de los ríos, quedando aisladas grandes porciones de bosque de la orilla.
Flora y Formaciones Vegetales
En el Cuadro 23 se presenta un resumen de todos los puntos de muestreo de la flora de la
RBL, con ubicación, tipo de muestreo y tipo de vegetación.
Cuadro 23
Ubicación de las Muestras de Vegetación en la Reserva Biológica Limoncocha
Tipo de
Coordenadas UTM*
Lugar
Tipo de Vegetación
Muestreo
x
y
Junto al sendero etnobotánico
Cualitativo
320666
9958042
Bosque maduro aluvial
"El Caimán"
Bosque siempre verde de tierras bajas
Próximo a la Laguna Negra
Cualitativo
324772
9958857
inundable por aguas negras "igapo"
(Vegetación de ríos pequeños)
Puntos de
Muestreo
Fecha
LCB1
09/02
LCB2
09/02
LCB3
09/02
Cercano al río Capucuy
Cualitativo
326942
9956504
LCB4
09/02
Cercano a la Plataforma Laguna
"A"
Cualitativo
322482
9956002
LCB5
09/02
Cualitativo
323622
9953514
LCB6
09/02
Cualitativo
319452
9956078
Bosque secundario aluvial
LCB7
09/02
Cualitativo
319080
9959425
Bosque maduro aluvial
LCB8
09/02
Cualitativo
322786
9958472
Bosque maduro aluvial
LCB9
09/02
Cualitativo
321653
9959548
Bosque maduro aluvial
LCB10
09/02
Isla
Entre las Plataformas Jivino B y
A
Cercano a la Carretera CPF- Pto
Itaya
Cercano a la Carretera CPF- Pto
Itaya
Cercano a la Carretera CPF- Pto
Itaya
Entre plataforma Jivino C y
Laguna A
Bosque siempre verde de tierras bajas
inundable por aguas blancas "várzea"
(Vegetación de ríos pequeños)
Vegetación de islas
Cualitativo
321751
9955230
Bosque maduro aluvial
LCB11
09/02
Cercano a la Laguna Negra
Cualitativo
323616
9958256
LCB12
09/02
Cercano a la Laguna Negra
Cualitativo
326134
9958244
LCB13
09/02
Cualitativo
324817
9956047
Vegetación de islas
LCB14
09/02
Cercano al Río Napo al Sur de la
Laguna Limoncocha
Pompeya sur Sector Elliaguanga
Cualitativo
09/02
Sector Pichira
Cuantitativo
9952700
9958276
9957999
9957761
Pantano de moretal
LCB15
324083
320423
320664
320848
LCB16
09/02
Borde izquierdo Laguna
Limoncocha.
Sur Oeste de la RBL.
Cuantitativo
321210
321891
9955371
9956148
LCB17
09/02
Junto a la Plataforma Jivino "B"
Cuantitativo
320233
9956441
Pantano de moretal
Bosque siempre verde de tierras bajas
inundable por aguas negras "igapo"
(Vegetación de ríos pequeños)
Bosque siempre verde de tierras bajas
inundable por aguas negras "igapo"
(Vegetación de ríos pequeños)
Bosque de tierra firme
Bosque Inundable
(Várzea- Igapó) (Vegetación de ríos
pequeños)
Bosque secundario aluvial (Parcela
permanente)
* Datum Zona 18 (UTM PSA1956)
Descripción de los Puntos de Muestreo Cuantitativos
Sector Pichira - La parcela se ubica en el sector de Pichira, junto al sendero denominado “El
Caimán” en la parte Noroeste de la RBL y corresponde a una formación vegetal de bosque
maduro de tierra firme. El relieve es plano con sotobosque poco denso y dosel medianamente
abierto con abundante hojarasca. Los suelos son de color negro y presentan un drenaje
moderado en las capas superiores.
Borde izquierdo laguna - La parcela se localiza en el sector de la Plataforma Laguna A de
OEPC, al suroccidente de la RBL, en un sector plano sujeto a inundaciones estacionales de
las crecidas del Río Napo y la Laguna Limoncocha. Los suelos son de color gris, de origen
aluvial. Además, estos suelos presentan mal drenaje (poco permeables). La cobertura vegetal
del sitio está constituida por un bosque maduro poco intervenido sobre tierras bajas. El dosel
es poco denso, con ejemplares cuyas alturas alcanzan hasta los 32 m.
Junto a la Plataforma Jivino “B” - La parcela se ubica en un hábitat de bosque secundario
en proceso de recuperación con relieve irregular, dosel medianamente abierto y sotobosque
poco denso. El punto de estudio se encuentra a 400 m de la Laguna Limoncocha y a 150 m
del Pozo Jivino “B” de OEPC.
Los datos de los muestreos cuantitativos son utilizados para el análisis de resultados.
Descripción de los Puntos de Muestreo Cualitativos
Junto al sendero etnobotánico "El Caimán" - Este punto se localiza en el sendero “El
Caimán”, que es utilizado esporádicamente como área de ecoturismo. Corresponde a una
formación vegetal de bosque maduro de tierra firme, cuyo relieve es plano, sotobosque poco
denso, dosel medianamente abierto y estrato herbáceo escaso.
Las especies vegetales encontradas en este punto corresponden a las de bosques siempre
verdes de tierras bajas. Entre los árboles emergentes podemos distinguir: Terminalia
amazonia (Combretaceae), Sloanea sp. (Elaeocarpaceae), Ficus sp. (Moraceae). En el dosel
se distinguen entre los más representativos los siguientes: Clarisia racemosa (Moraceae),
Chimarrhis sp. (Rubiaceae), Otoba parvifolia (Myristicaceae). En el subdosel son comunes:
Iriatea deltoidea (Arecaceae), Matisia obliquifolia (Bombacaceae), Trichilia sp Meliaceae),
Hasseltia floribunda (Flacurtiaceae), Inga sp (Mimosaceae), Jacaratia digitata (Caricaceae),
Dendropanax caucanus (Araliaceae). En el sotobosque se observa abundantes especies de:
Phytelephas tenuicaulis, Astrocaryum urostachys, Bactris sp. (Arecaceae), Quararibea switii
(Bombacaceae), Calathea (Marantaceae), Clidemia (Melastomataceae), Piper (Piperaceae),
Celtis schipii (Ulmaceae). Varias especies de los géneros Diefenbachia y Phylodendron
(Araceae) forman el estrato herbáceo.
Próximo a la Laguna Negra - Este punto se encuentra al borde de la Laguna Negra con un
dosel totalmente abierto, sotobosque escaso y cobertura herbácea poco abundante. Como
característica principal tenemos que los árboles se encuentran cubiertos totalmente de epífitas,
debido a la permanente humedad del sitio. Las especies encontradas en este punto,
corresponden a las de los bosques siempre-verdes de tierras bajas inundables por aguas negras
“igapo”. En el dosel y subdosel existen las siguientes especies: Mauritiella armata, Attalea
butyracea, Euterpe precatoria, Mauritia flexuosa (Arecaceae), Ceiba samauma
(Bombacaceae), Bauhinia tarapotensis, Macrolobium acacifolium (Caesalpinaceae),
Cousapoa trinervia, C. villosa (Cecropiaceae), Dyospirus peruviana (Ebenaceae),
Endlicheria anomala, E. krukovii (Lauraceae), Miconia barbeyana (Melastomataceae), Inga
ruiziana, Zygia glomerata (Mimosaceae), Trichilia pleana, (Meliaceae), Ficus rieberiana
(Moraceae), Virola elongata, V. pavonis, V. surinamensis (Myristicaceae), Neea spruceaena
(Nyctaginaceae), Triplaris weigeltina (Polygonaceae). En el sotobosque, podemos distinguir
a: Bactris riparia (Arecaceae), Doliocarpus multiflorus (Dilleniaceae), Montrichardia
linifera (Araceae), Urera baccifera (Urticaceae). Entre las trepadoras, bejucos y lianas se
pueden observar: Clytostoma binatum (Bignoniaceae), Combretum laxum (Combretaceae),
Hirarea klugii (Malpighiaceae), Chondrodendron tomentosum (Menispermaceae), Clitoria
puzuensis, Mucuma viens (Papilionaceae), Desmoncus polyacanthos (Arecaceae), Piptocarpa
opaca (Asteraceae). Entre las epífitas y herbáceas se puede distinguir a: Anthurium
pseudoclavigerrum, A. eminens, Phylodendron megalophyllum (Araceae), Aechmea
longifolia, A. penduliflora, A. setigera, A. sebrina (Bromeliaceae), Polypodium percussum
(Polypodiaceae), Cyperus odoratus (Cyperaceae), Urospatha sagitifolia, Dracontium
spruceanum, Anthurium apaporanum (Araceae), Echinodorus horizontalis (Alismataceae) y
Eucharis grandiflora (Amarillidaceae).
Cercano al río Capucuy - Este punto se ubica en una zona de pantano de moretal, rodeado
de bosque maduro. El sitio presenta relieve plano. La cobertura vegetal del sotobosque es
densa, con un dosel medianamente abierto y pocos árboles emergentes como: Ceiba
pentandra (Bombacaceae), Ficus sp. (Moraceae). El punto de muestreo se encuentra
influenciado directamente por el Río Capucuy y la plataforma del pozo Itaya “B”. La
topografía es plana. La cobertura vegetal presenta un dosel de hasta 30 m de alto, constituido
por las palmas “morete” Mauritia flexuosa, Euterpe precatoria, Attalea butyracea, Bactris
riparia (Arecaceae) y árboles de tierra firme: Virola surinamensis (Myristicaceae), Ficus sp
(Moraceae), Trichilia maynasiana, (Meliaceae), Apeiba aspera (Tiliaceae), Micropholis
egensis (Sapotaceae), Otoba parvifolia (Myristicaceae), Celtis schippii (Ulmaceae),
Browneopsis ucayalina, Inga sp. (Fabaceae) y Jacaratia digitata (Caricaceae). El subdosel
tiene especies de hasta 20 m de alto, como Iriartea deltoidea (Arecaceae), Theobroma
subincanum (Sterculiaceae), Randia armata (Rubiaceae), Pachira acuatica y Quararibea
wittii (Bombacaceae). El sotobosque llega a los 10 m de alto, con especies como: Grias
neuberthii (Lecythidaceae), Astrocaryum urostachys, Phytelephas tenuicaulis (Arecaceae), y
Psychotria sp. (Rubiaceae). El componente herbáceo está constituido por: Piper sp.
(Piperaceae), Calathea sp. (Marantaceae) y Miconia sp. (Melastomataceae).
Cercano a la Plataforma Laguna "A" - El punto LCB4, se ubica en bosque siempre-verde
de tierras bajas inundado por aguas blancas. Estas formaciones son llamadas “várzeas”
(Sierra Op. cit). Las “várzeas” se caracterizan por presentar relieve plano, con un sotobosque
denso y dosel parcialmente abierto. El sitio se encuentra influenciado por actividades
hidrocarburíferas de la Plataforma Laguna “A” de OEPC.
En este punto se han encontrado las siguientes especies en el dosel: Dendropanax caucanus
(Araliaceae), Astrocaryum urostachys, Phytelephas tenuicaulis, Iriartea deltoidea
(Arecaceae), Ochroma pyramidale, Matisia obliquifolia, M. malacocalyx, Pachira aquatica,
Ceiba samauma (Bombacaceae), Cordia hebeclada, C. nodosa (Boraginaceae). En el
subdosel y sotobosque encontramos a: Bactris maraja (Arecaceae), Ruizodendron ovale,
Unanopsis floribunda (Annonaceae), Senna macropphylla (Caesalpinaceae), Acalypa
stenoloba (Euphorbiaceae), Ocotea caudata (Lauraceae), Miconia subspicata, M. peleacea,
Loreya subandina (Melastomataceae), Abuta grandifolia (Menispermaceae), Guarea
pterorhachys (Meliaceae), Piper imperiale, P. hispidum, P. leticianum, P. augustum
(Piperaceae), Randia armata (Rubiaceae), Herrania nycterodendron (Stercualiaceae). El
estrato herbáceo está conformado por: Homalomena purpurea, Dieffenbachia sp.
Dieffenbachia costata (Araceae), Costus amazonicus (Costaceae), Heliconia episcopalis, H.
stricta, H. rostrata (Heliconiaceae), Calathea poeppigiana (Marantaceae), Renealmia
puberula (Zingiberaceae).
Entre las lianas, bejucos y trepadoras se distinguen: Philodendron megalophyllum (Araceae),
Mendoncia orvicularis (Mendonciaceae), Arrabidaea affinis, Mansoa standleyi
(Bignoniaceae), Thoracocarpus bissectus (Cyclantaceae).
Isla - La composición florística de este punto de muestreo, en su mayor parte, corresponde a
vegetación de islas, con evidencias de haber sido alterada, con presencia de cultivos de
plátanos, y chontaduro. Sin embargo, en la actualidad, ésta se encuentra abandonada y está
sujeta a un proceso lento de regeneración. Existen pequeños remanentes de bosque
secundario, caracterizado por guarumos, capirona y vegetación arbustiva de dosel continuo.
La cobertura vegetal es secundaria, en proceso de recuperación, con especies emergentes de
hasta 35 m de alto como: “capirona” Callycophylum spruceanum (Rubiaceae), “ceibo” Ceiba
pentandra (Bombacaceae), “higuerón” Ficus sp. (Moraceae) y especies de dosel de hasta 25
m de alto, como: “tocota” Guarea kunthiana (Meliaceae), “guarumo” Cecropia sp.
(Moraceae), “balsa” Ochroma pyramidale (Bombacaceae), “guaba” Inga sp. (Fabaceae),
“shalipo” Celtis schipii (Ulmaceae), “pambil” Iriartea deltoidea, “rallador” Socratea
exorrhiza (Arecaceae), “fruti pan” Artocarpus altilis (Moraceae). El sotobosque llega a los 5
m de alto, con especies como: “platanillo” Heliconia episcopalis (Musaceae), “pindo”
Gynerium sagittatum (Poaceae), Geonoma pycnostachys, “yarina” Phytelephas tenuicaulis
(Arecaceae), Clavija sp. (Theophrastaceae), Siparuna sp. (Monimiaceae) y trepadoras de los
géneros Gurania, Serjania y Micania, de las familias Cucurbitaceae, Sapindaceae y
Asteraceae, respectivamente.
Entre plataforma Jivino C y Laguna A - El sitio corresponde a un bosque maduro
intervenido con relieve plano, dosel y sotobosque poco densos. Hay la presencia de varios
claros de bosque originados por la caída natural de los árboles. El sitio se encuentra
influenciado por la vía de acceso del pozo Jivino “C” y la plataforma Laguna “A” de OEPC.
En este punto de muestreo se encuentran especies de más de 40 m de alto, como: “Capirona”
Callicophyllum spruceanum (Rubiaceae), Ceiba pentandra (Bombacaceae), Parkia nitida
(Mimosaceae), Ficus insipida (Moraceae), “Mecha” Chymarrys glabrifolia (Rubiaceae).
En el dosel podemos destacar árboles de 25-40 m. Los más frecuentes son Attalea butyracea,
Euterpe precatoria, Mauritia flexuosa, Oenocarpus bataua, Iriartea deltoidea, Socratea
exorrhiza (Arecaceae), Triplaris wegeltiana (Polygonaceae), Ceiba samauma, Pachira
aquatica (Bombacaceae), Terminalia amazonica (Combretaceae), Cedrela odorata
(Meliaceae), Ficus rieberiana (Moraceae), Otoba parvifolia, Virola surinamensis
(Myristicaceae). El subdosel y sotobosque están formados por: árboles con altitudes de 5-25
m de alto. La especie más frecuente es “Tagua” Phytelephas tenuicaulis, acompañado de
otras especies como: Oenocarpus mapora (Arecaceae), Matisia bracteolosa, M. obliquifolia
(Bombacaceae), Jacaratia digitata (Caricaceae), Sloanea fragans (Elaeocarpaceae),
Alchornea glandulosa, Sapium laurifolium (Euphorbiaceae), Inga dumosa, Inga punctata
(Mimosaceae), Ficus trigona (Moraceae), Erythryna amazonica (Papilionaceae), Randia
armata (Rubiaceae), Zanthoozylum sp. (Rutaceae), Trema integerrima (Ulmaceae). Las
herbáceas y arbustos constituyen: Costus scaber (Costaceae), Cyclanthus bipartitus,
Carludovica palmata (Cyclantaceae), Acalypha diversifolia, A. macrostachys
(Euphorbiaceae), Heliconia stricta, H. episcopalis (Heliconiaceae), Calathea nodosa
(Marantaceae), Neea spruceana (Nyctaginaceae), Piper peltatum, P. rectinervium
(Piperaceae), Psychotria micrantaha (Rubiaceae), Anthurium polyschistum, spathiphyllum
canniaefolium, Homalomena purpurea (Araceae), Echinodorus horizontalis (Alismataceae),
Gasteranthus corallinus (Gesneriaceae), Cyclopeltis semicordata (Tectariaceae), Hilleria
latifolia (Phytholacaceae), Anthurium polyschistum, spathiphyllum canniaefolium,
Homalomena purpurea (Araceae), Echinodorus horizontalis (Alismataceae), Gasteranthus
corallinus (Gesneriaceae).
Entre las lianas bejucos y trepadoras se destacan: Anthurium pseudoclavigerrum, A. eminens,
Phylodendron megalophyllum (Araceae), Mansoa standleyii (Bignoniaceae), Polybotria
osmudacea (Dryopteridacea), Omphalea diandra (Euphorbiaceae).
Cercano a la Laguna Negra 11 - Este punto se ubica en vegetación de laguna, dominado por
gramalotes y palmas del género Bactris. El sotobosque es denso y el dosel medianamente
abierto.
Las especies vegetales corresponden a las encontradas en los bosques siempre verdes de
tierras bajas inundables por aguas negras “igapo” o Vegetación de ríos pequeños. En el dosel
y subdosel se tienen las siguientes especies: Mauritiella armata, Attalea butyracea, Euterpe
precatoria, Mauritia flexuosa (Arecaceae), Ceiba samauma (Bombacaceae), Bauhinia
tarapotensis, Macrolobium acacifolium (Caesalpinaceae), Cousapoa trinervia, C. villosa
(Cecropiaceae), Dyospirus peruviana (Ebenaceae), Endlicheria anomala, E. krukovii
(Lauraceae), Miconia barbeyana (Melastomataceae), Inga ruiziana, Zygia glomerata
(Mimosaceae), Trichilia pleeana, T. pallida (Meliaceae), Ficus schipii. F. trigona, F.
americana, F. rieberiana (Moraceae), Virola elongata, V: pavonis, V. surinamensis
(Myristicaceae), Neea spruceaena (Nyctaginaceae), Coccoloba coronata, Triplaris weigeltina
(Polygonaceae). En el sotobosque se puede distinguir a: Bactris riparia (Arecaceae),
Doliocarpus multiflorus (Dilleniaceae), Montrichardia linifera (Araceae), Urera baccifera
(Urticaceae). Entre las trepadoras, bejucos y lianas se puede observar: Combretum laxum
(Combretaceae), Hirarea klugii (Malpighiaceae), Chondrodendron tomentosum
(Menispermaceae), Clitoria puzuensis, Mucuma viens (Papilionaceae), Desmoncus
polyacanthos (Arecaceae), Piptocarpa opaca (Asteraceae). Entre las epífitas y herbáceas se
puede observar a: Anthurium pseudoclavigerrum, A. eminens, Phylodendron megalophyllum
(Araceae), Aechmea longifolia, A. penduliflora, A. setigera, A. sebrina (Bromeliaceae),
Polypodium percussum (Polypodiaceae), Cyperus odoratus (Cyperaceae), Urospatha
sagitifolia, Dracontium spruceanum, Anthurium apaporanum (Araceae), Echinodorus
horizontalis (Alismataceae), Eucharis grandiflora (Amarilidaceae).
Cercano a la Laguna Negra 12 – Este punto se encuentra ubicado en vegetación de laguna,
dominando los gramalotes y palmas del género Bactris. El sotobosque se caracteriza por ser
denso y el dosel medianamente abierto.
Las especies encontradas corresponden a bosques siempre verdes de tierras bajas inundable
por aguas negras “igapo” (vegetación de ríos pequeños). En el dosel y subdosel se registran
las siguientes especies: Mauritiella armata, Attalea butyracea, Euterpe precatoria, Mauritia
flexuosa (Arecaceae), Ceiba samauma (Bombacaceae), Bauhinia tarapotensis, Macrolobium
acacifolium (Caesalpinaceae) Cousapoa trinervia, C. villosa (Cecropiaceae), Dyospirus
peruviana (Ebenaceae), Endlicheria anomala, E. krukovii (Lauraceae), Miconia barbeyana
(Melastomataceae) Inga ruiziana, Zygia glomerata (Mimosaceae), Trichilia pleeana, T.
pallida (Meliaceae), Ficus schipii. F. trigona, F. americana, F. rieberiana (Moraceae),
Virola elongata, V. pavonis, V. surinamensis (Myristicaceae), Neea spruceaena
(Nyctaginaceae), Coccoloba coronata, Triplaris weigeltina (Polygonaceae).
En el
sotobosque se puede distinguir a: Bactris riparia (Arecaceae), Doliocarpus multiflorus
(Dilleniaceae), Montrichardia linifera (Araceae), Urera baccifera (Urticaceae). Se pueden
observar trepadoras, bejucos y lianas de las especies: Clytostoma binatum (Bignoniaceae),
Combretum laxum (Combretaceae), Hirarea klugii (Malpighiaceae), Chondrodendron
tomentosum (Menispermaceae), Clitoria puzuensis, Mucuma viens (Papilionaceae),
Desmoncus polyacanthos (Arecaceae), Piptocarpa opaca (Asteraceae). Entre las epífitas y
herbáceas se puede distinguir: Anthurium pseudoclavigerrum, A. eminens, Phylodendron
megalophyllum (Araceae), Aechmea longifolia, A. penduliflora, A. setigera, A. sebrina
(Bromeliaceae), Polypodium percussum (Polypodiaceae), Cyperus odoratus (Cyperaceae),
Urospatha sagitifolia, Dracontium spruceanum, Anthurium apaporanum (Araceae),
Echinodorus horizontalis (Alismataceae), Eucharis grandiflora (Amarillidaceae).
Cercano al Río Napo al Sur de la Laguna Limoncocha - El sitio se caracteriza por
presentar vegetación de islas, dominada por: caña brava, guarumos y capirona. El relieve es
plano, con sotobosque denso y dosel en su mayor parte abierto, con evidencias de haber sido
alterado, por la presencia de cultivos de plátanos y chontaduro. Existen remanentes dispersos
de bosque secundario en recuperación.
Este lugar se caracteriza por la presencia de árboles emergentes de hasta 35 m de alto como:
“capirona” Callycophylum spruceanum (Rubiaceae), “ceibo” Ceiba pentandra
(Bombacaceae), “higuerón” Ficus sp. (Moraceae) y especies de dosel de hasta 25 m de alto,
como: “tocota” Guarea kunthiana (Meliaceae), “guarumo” Cecropia sp. (Moraceae), “balsa”
Ochroma pyramidale (Bombacaceae), “guaba” Inga sp. (Fabaceae), “shalipo” Celtis schipii
(Ulmaceae), “pambil” Iriartea deltoidea, “rallador” Socratea exorrhiza (Arecaceae), “fruti
pan” Artocarpus altilis (Moraceae). El sotobosque llega a los 5 m de alto, con especies
como: “platanillo” Heliconia episcopalis (Musaceae), “pindo” Gynerium sagittatum
(Poaceae), Geonoma pycnostachys, “yarina” Phytelephas tenuicaulis (Arecaceae), Clavija sp.
(Theophrastaceae), Siparuna sp. (Monimiaceae). Existen trepadoras de los géneros Gurania,
Serjania y Micania, de las familias Cucurbitaceae, Sapindaceae y Asteraceae,
respectivamente.
Caracterización de los Puntos Cualitativos en la Zona de Amortiguamiento de la RBL
Entre las Plataformas Jivino B y A - El sitio se encuentra entre el tramo de la carretera que
une el pozo Jivino “A” con el pozo Jivino “B”. Este punto corresponde a bosque secundario,
con relieve plano, dosel abierto y sotobosque denso. El estrato herbáceo está dominado por
Heliconias.
La cobertura vegetal de este lugar está constituida por especies pioneras y de regeneración
natural como: “balsa” Ochroma pyramidale (Bombacaceae), Cecropia sp., Pourouma sp.
(Cecropiaceae) Ficus insipida (Moraceae), “pambil” Iriartea deltoidea (Arecaceae), Guarea
kunthiana (Meliaceae), Apeiba membranacea (Tiliaceae), Jacaranda copaia (Bignoniaceae),
Calycophyllum spruceanum (Rubiaceae), Zanthoxylon sp. (Rutaceae), Inga sp. (Fabaceae),
Nectandra sp. (Lauraceae). El sotobosque y estrato herbáceo están conformados por:
Phytelephas tenicaulis, Astrocaryum urostachys (Arecaceae), Pentagonia macrophyla
(Rubiaceae), Cordia nodosa (Borraginaceae), Matissia obliquifolia (Bombacaceae),
Heliconia sp. (Heliconiaceae), Cyathea caracasana (Cytheaceae) y Costus escaber
(Zingiberaceae), Calathea sp. (Marantaceae), Geonoma sp. (Arecaceae), Selaginela exaltata
(Selaginellaceae). En los alrededores se aprecia cultivos de “plátano” Musa x paradisiaca
(Musaceae), “yuca” Manihot esculenta (Euphorbiaceae), “café” Coffea arabiga (Rubiaceae).
Cercano a la Carretera CPF- Pto Itaya - Estos puntos se ubican en la carretera CPF–Puerto
Itaya. La cobertura vegetal corresponde a bosque maduro intervenido. Su relieve es plano.
El dosel es medianamente abierto, y el sotobosque es poco denso y hay un estrato herbáceo
escaso. La cobertura vegetal está formada por: árboles emergentes Ceiba pentandra
(Bombacaceae), Parkia nitida (Mimosaceae), Ficus insipida (Moraceae), “Mecha”
Chymarrys glabrifolia (Rubiaceae).
El dosel está conformado árboles de 25-40 m. Las especies más frecuentes son: Attalea
butyracea, Euterpe precatoria, Mauritia flexuosa, Oenocarpus bataua, Iriartea deltoidea,
Socratea exorrhiza (Arecaceae), Triplaris wegeltiana (Polygonaceae), Ceiba samauma,
Pachira aquatica (Bombacaceae), Terminalia amazonica (Combretaceae), Cedrela odorata
(Meliaceae), Ficus riberiana (Moraceae), Otoba parvifolia, Virola surinamensis
(Myristicaceae). El sotobosque y sub-dosel están formados por árboles medianos con
altitudes que oscilan entre 5 m y 25 m de alto. Las especies más frecuentes son “Tagua”
Phytelephas tenuicaulis, Oenocarpus mapora (Arecaceae), Matisia bracteolosa, M.
obliquifolia (Bombacaceae), Jacaratia digitata (Caricaceae), Sloanea fragans
(Elaeocarpaceae), Alchornea glandulosa, Sapium laurifolium (Euphorbiaceae), Inga dumosa,
Inga punctata (Mimosaceae), Ficus trigona (Moraceae), Erythryna amazonica
(Papilionaceae), Randia armata (Rubiaceae), Zanthoozylum sp. (Rutaceae), Trema
integerrima (Ulmaceae).
En los estratos herbáceo y arbustivo se destacan: Costus scaber (Costaceae), Cyclanthus
bipartitus, Carludovica palmata (Cyclantaceae), Acalypha diversifolia, A. macrostachys
(Euphorbiaceae), Heliconia stricta, H. episcopalis (Heliconiaceae), Calathea nodosa
(Marantaceae), Neea spruceana (Nyctaginaceae), Piper peltatum, P. rectinervium
(Piperaceae), Psychotria micrantaha (Rubiaceae). Las lianas bejucos y trepadoras se
encuentran representadas por: Anthurium pseudoclavigerrum, A. eminens, Phylodendron
megalophyllum (Araceae), Mansoa standleyii (Bignoniaceae), Polybotria osmudacea
(Dryopteridaceae), Omphalea diandra (Euphorbiaceae), Uncaria guianensis (Rubiaceae),
Paullinia bracteolosa (Sapindaceae), Gnetum nodifolium (Gnetaceae), Echinodorus
horizontalis (Alismataceae), Gasteranthus corallinus (Gesneriaceae), Cyclopeltis
semicordata (Tectariaceae).
Pompeya sur Sector Elliaguanga - El sitio se localiza en pantano de moretal, próximo al
pozo Indillama 1 en la localidad denominada Elliguanga. El relieve es plano, con sotobosque
denso y dosel, en su mayor parte abierto.
La cobertura vegetal presenta un dosel de hasta 30 m de alto, el mismo que está constituido
por las palmas “morete” Mauritia flexuosa, Euterpe precatoria, Attalea butyracea, Bactris
riparia (Arecaceae), y árboles de tierra firme altos y delgados como: Virola surinamensis
(Myristicaceae), Ficus sp (Moraceae), Trichilia maynasiana, (Meliaceae), Apeiba aspera
(Tiliaceae), Micropholis egensis (Sapotaceae), Otoba parvifolia (Myristicaceae), Celtis
schippii (Ulmaceae), Browneopsis ucayalina, Inga sp. (Fabaceae) y Jacaratia digitata
(Caricaceae). El subdosel tiene especies de hasta 20 m de alto, como: Iriartea deltoidea
(Arecaceae), Theobroma subincanum (Sterculiaceae), Randia armata (Rubiaceae), Pachira
acuatica y Quararibea wittii (Bombacaceae). El sotobosque llega a los 10 m de alto, con
especies como: Grias neuberthii (Lecythidaceae), Astrocaryum urostachys, Phytelephas
tenuicaulis (Arecaceae), y Psychotria sp. (Rubiaceae). El componente herbáceo está
constituido por: Piper sp. (Piperaceae), Calathea sp. (Marantaceae) y Miconia sp.
(Melastomataceae).
Análisis de la Información
Para el análisis de los datos obtenidos en las parcelas permanentes, se usó las fórmulas
propuestas por Campbell et al.1986 y Cerón, 1993 (en Gonzales y Sarabia, 2003).
Área Basal (AB2)
“El área basal de un árbol se define como el área del DAP en corte transversal del tallo o
tronco del individuo. El área basal de una especie determinada en una parcela es la suma de
las áreas básales de todos los individuos con DAP igual o mayor a 10 cm” (Herbario Nacional
del Ecuador (QCNE), Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales & Fundación Jatun Sacha,
1988) (en Gonzales y Sarabia, 2003).
AB = (D2/4)
D = DAP (Diámetro)
Densidad Relativa (Dn.R.)
“La “Densidad Relativa” de una especie determinada es proporcional al número de individuos
de esa especie, con respecto al número total de árboles de la parcela” (Herbario Nacional del
Ecuador (QCNE), Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales & Fundación Jatun Sacha, 1988)
(en Gonzales y Sarabia, 2003).
Número de árboles de la especie
Dn. R. = ----------------------------------------- x100
Número de árboles de la parcela
Dominancia Relativa (Dm.R)
“La “Dominancia Relativa” de una especie determinada es la proporción del área basal de
esa especie, con respecto al área basal de todos los árboles de la parcela” (Herbario Nacional
del Ecuador (QCNE), Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales & Fundación Jatun Sacha,
1988) (en Gonzales y Sarabia, 2003).
Área basal de la especie
Dm.R = ------------------------------------------ x100
Área total de los árboles de la parcela
Índice del Valor de Importancia (IVI)
Se suman dos parámetros (Dominancia Relativa y Densidad Relativa) para llegar al “Valor
de Importancia” (Herbario Nacional del Ecuador (QCNE), Museo Ecuatoriano de Ciencias
Naturales & Fundación Jatun Sacha, 1988) (en Gonzales y Sarabia, 2003).
La sumatoria del “Valor de Importancia” para todas las especies en la parcela es siempre
igual a 200. Se puede considerar, entonces, que las especies que alcanzan un valor de
importancia superior a 20 en la parcela (un 10% del valor total) son “importantes” y comunes
componentes del bosque muestreado (Herbario Nacional del Ecuador (QCNE), Museo
Ecuatoriano de Ciencias Naturales & Fundación Jatun Sacha, 1988) (en Gonzales y Sarabia,
2003).
IVI = Dn.R + Dm.R
Densidad
En la Parcela LCB15 (Pishira) se registraron 522 individuos, de los cuales: 10 son lianas y
512 son árboles con DAP >10 m (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB16 (Plataforma Laguna A) se registraron 515 individuos, de los cuales:
siete son lianas y 508 son árboles con DAP >10 m (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB17 (Plataforma Jivino B) se registraron 563 individuos, entre árboles y
arbustos.
Especies
En la Parcela LCB15 se registraron 522 individuos, representados por 47 familias y 153
especies. Las especies más frecuentes fueron: Matisia obliquifolia (Bombacaceae) con 49
individuos, seguida de Otoba parvifolia (Myristicaceae) con 29 individuos, Astrocaryum
urostachys (Arecaceae) con 27 individuos, Hasseltia floribunda (Flacourtiaceae) con 18
individuos, Grias neuberthii (Lecythidaceae) con 14 individuos, Urera caracasana
(Urticaceae) con 14 individuos, Inga acuminata (Mimosaceae) con 11 individuos,
Quararibea wittii (Bombacaceae) con 10 individuos, Lunania parvifolia (Flacourtiaceae) con
10 individuos, Chimarrhis hookeri (Rubiaceae) con 10 individuos (Gonzales & Sarabia,
2003).
En la Parcela LCB16 se registraron 515 individuos, 36 familias y 85 especies. Las especies
más frecuentes fueron: Attalea butyracea (Arecaceae) con 100 individuos, seguida de
Euterpe precatoria (Arecaceae) con 52 individuos, Mauritia flexuosa (Arecaceae) con 40
individuos, Triplaris weigeltiana (Polygonaceae) con 36 individuos, Mauritiella armata
(Arecaceae) con 28 individuos, Virola surinamensis (Myristicaceae) con 19 individuos,
Terminalia amazonia (Combretaceae) con 13 individuos, Calyptranthes paniculata
(Myrtaceae) con 13 individuos, Symphonia globulifera (Clusiaceae) con 12 individuos,
Guarea macrophylla (Meliaceae) con 10 individuos (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB17 se marcaron 563 árboles, representados por 42 familias y 136 especies.
Las especies con la mayor cantidad de individuos fueron: Sapium marmieri (Euphorbiaceae),
con 54 individuos, Cordia alliodora (Boraginaceae) con 39 individuos, Syagrus sancona
(Arecaceae) y Miconia elata (Melastomataceae) con 38 individuos cada una, Piper
reticulatum (Piperaceae) con 27 individuos, Trophis racemosa (Moraceae), con 17
individuos, Grias neuberthii (Lecythidaceae) con 14 individuos, Pleurothirium trinae
(Lauraceae) con 12 individuos, Jacaratia digitata (Caricaceae), con 11 individuos, e Iriartea
deltoidea (Arecacea), con 10 individuos (Gonzales & Sarabia, 2003).
Valor de Importancia (IVI)
En la Parcela LCB15 de acuerdo al IVI, la especie más importante es: Chimarrhis hookeri
(Rubiaceae) (IVI=16.9), Matisia obliquifolia (Bombacaceae) (IVI=13.2), Otoba parvifolia
(Myristicaceae) (IVI=8.3), Ceiba pentandra (Bombacaceae) (IVI=7.9), Terminalia oblonga
(Combretaceae) (IVI=7.6), Astrocaryum urostachys (Arecaceae) (IVI=6.8), Hasseltia
floribunda (Flacourtiaceae) (IVI=5.09), Grias neuberthii (Lecythidaceae) (IVI=4.8), Guarea
kunthiana (Meliaceae) (IVI=4.6), Ampelocera longissima (Ulmaceae) (IVI=4.4), el resto de
especies tienen valores inferiores a 4.4 (Gonzales & Sarabia, 2003).
De acuerdo al IVI, las especies más importantes en la Parcela LCB16 son: Attalea butyracea
(Areacaceae) (IVI=44.2), Mauritia flexuosa (Arecaceae) (IVI=19.1), Triplaris weigeltiana
(Polygonaceae) (IVI=14.4), Euterpe precatoria (Arecaceae) (IVI=13.5), Virola surinamensis
(Myristicaceae) (IVI=10.2), Terminalia amazonia (Combretaceae) (IVI=7.3), Buchenavia
grandis (Combretaceae) (IVI=6.9), Ceiba insignis (Bombacaceae) (IVI=6.6), Mauritiella
armata (Arecaceae) (IVI=6.4), Symphonia globulifera (Clusiaceae) (IVI=5.8). El resto de
especies tienen valores inferiores a 5.8 (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB17, las especies más importantes fueron: Sapium marmieri (Euphorbiaceae)
(IVI=38.74), Syagrus sancona (Arecaceae) (IVI=24.12), Miconia elata (Melastomataceae)
(IVI=21.56), Cordia alliodora (Boraginaceae) (IVI=21.16), Jacaratia digitata (Caricaceae)
(IVI=14.74), Piper reticulatum (Piperaceae) (IVI=12.79), Sapium glandulosum
(Euphorbiaceae) (IVI=12.78), Pleurothirium trinae (Lauraceae) (IVI=10.46), Pseudolmedia
laveis (moraceae) (IVI=9.40), Grias neuberthii (Lecythidaceae) (IVI=8.18).
Géneros
El género más frecuente en la Parcela LCB15 es: Matisia (Bombacaceae) con 51 individuos,
seguido de Inga (Mimosaceae) con 33 individuos, Otoba (Myristicaceae) con 29 individuos,
Astrocaryum (Arecaceae) con 27 individuos, Hasseltia (Flacourtiaceae) con 18 individuos,
Guarea (Meliaceae) con 16 individuos, Urera (Urticaceae) con 15 individuos, Grias
(Lecythidaceae) con 14 individuos, Neea (Nyctaginaceae) 14 individuos, Lunania
(Flacourtiaceae) con 10 individuos (Gonzales & Sarabia, 2003).
El género más frecuente en la Parcela LCB16 es: Attalea (Arecaceae) con 100 individuos,
seguido de Euterpe (Arecaceae) con 52, Mauritia (Arecaceae) con 40, Triplaris
(Polygonaceae) con 36, Mauritiella (Arecaceae) con 28, Inga (Mimosaceae) 27, Virola
(Myristicaceae) 21, Terminalia (Combretaceae) 16, Calyptranthes (Myrtaceae) con 13,
Symphonia (Clusiaceae) con 12 individuos (Gonzales & Sarabia, 2003).
Los géneros más frecuentes en la Parcela LCB17 fueron: Sapium (Euphorbiaceae) con 71
individuos, Cordia (Boraginaceae) con 42, Miconia (Melastomataceae) con 40, Syagrus
(Arecaceae) con 38, Piper (Piperaceae) con 27, Inga (Mimosaceae) con 24, Grias
(Lecythidaceae) con 14, Guarea (Meliaceae) y Pleurothirium (Lauraceae) con 12, Jacaratia
(Caricaceae) con 11 individuos.
Familias
Las familias más frecuentes en la Parcela LCB15 son: Bombacaceae con 66 individuos,
Arecaceae con 45 individuos, Flacourtiaceae 35 individuos, Mimosaceae 33 individuos,
Myristicaceae 33 individuos, Moraceae 28 individuos, Meliaceae 27 individuos, Rubiaceae
19 individuos, Ulmaceae 19 individuos, Caesalpiniaceae 16 individuos (Gonzales & Sarabia,
2003).
Las familias más frecuentes en la Parcela LCB16 son: Arecaceae con 221 individuos,
Mimosaceae con 40 individuos, Polygonaceae con 36 individuos, Combretaceae con 24
individuos, Myristicaceae con 21 individuos, Bombacaceae con 15 individuos, Fabaceae con
15 individuos, Clusiaceae 13 individuos, Meliaceae con 13 individuos, Myrtaceae con 13
individuos (Gonzales & Sarabia, 2003).
Las familias más frecuentes en la Parcela LCB17 son: Euphorbiaceae con 73 individuos,
Arecaceae con 61 individuos, Moraceae con 47 individuos, Boraginaceae con 42 individuos,
Melastomataceae con 40 individuos, Mimosaceae con 31 individuos, Lauraceae con 27
individuos, Rubiaceae y Meliaceae con 19 individuos, Myristicaceae con 18 individuos.
Diversidad
En la Parcela LCB15 (Pishira) se registraron 153 especies, 105 géneros y 48 familias, en la
Parcela LCB16 (Plataforma Laguna A) se registraron 85 especies, 64 géneros y 37 familias y
en la Parcela LCB17 (Plataforma Jivino B) se registró 133 especies, 93 géneros y 42 familias.
Según estudios realizados en bosques similares, se registraron en: Cuyabeno 307 especies
(Valencia et al. 1994). En el Chuncho se registraron 243 especies, 46 familias (Palacios
1997). En Quehueri-ono se registraron 206 especies, 125 géneros y 44 familias (Cerón y
Montalvo, 1997). En Jatun Sacha A se registraron 246 especies; en Jatun Sacha B: 227
especies y en Jatun Sacha C: 180 especies (Neill et al 1993). En Añangu se registraron 153
especies (Korning et al. 1991 citado por Cerón et al. 2000). En Sinangüe se registraron 159
especies, 43 familias (Cerón et al. 1994). En Yasuní se registraron 114 especies, 81 géneros
y 41 familias (Cerón et al 2000). En Limoncocha se registraron 69 especies, 40 géneros y 14
familias (Cerón et al. 2000). Por lo tanto, se establece que las parcelas 1 y 2 se encuentran
entre las de menor diversidad, pero están dentro del rango de diversidad registrado en bosques
húmedos tropicales del país.
Área Basal
El área basal total en la Parcela LCB15 es de 38.29 m 2/Ha. En la Parcela LCB16, el área
basal total fue de 31.31 m2/Ha (Gonzales & Sarabia, 2003). El área basal total en la Parcela
LCB17 fue de 23.50 m2/Ha.
Comparando estos resultados con estudios previos realizados en: Limoncocha (AB=29.36
m2/Ha) (Cerón et al. 2000); en Quehueri-ono 22.06 m2/Ha (Cerón & Montalvo, 1997); en
Yasuní 39.54 m2/Ha (Cerón et al. 2000); en El Chuncho 29.5 m2/Ha (Palacios, 1997); en
Jatun Sacha A 30.5 m2/Ha (Neill et al. 1993); en Jatun Sacha B 28 m2/Ha, en Jatun Sacha C
36.6 m2/Ha (Neill et al. 1993); en Sinangüe 22.87 m2/Ha (Cerón, et al, 1994); en Cuyabeno
25.7 m2/Ha (Valencia et al. 1994); en Añangu 22.2 m2/Ha (Korning et al. 1991 citado por
Cerón et al. 2000), Laguna Grande de Cuyabeno (AB=30.87 m 2/Ha) (Cerón & Reyes, 2002).
Por lo tanto, se determina que las parcelas 1 y 2 conjuntamente con las parcelas de Yasuní y
Jatun Sacha C, son las de mayor área basal.
La diferencia que existe entre las parcelas 1 y 2 se debe a que la parcela situada en tierra
firme (Parcela LCB15) tiene árboles con fustes de mayor diámetro que la ubicada en el
bosque inundable (Parcela LCB16), donde los árboles presentan un fuste de menor diámetro.
La Parcela LCB17 es la que menor área basal presenta. Esto se debe a que está ubicada en un
bosque secundario en regeneración, razón por la cual los árboles no presentan áreas basales
considerables ya que se encuentran en un proceso de crecimiento.
Comparando el AB registrada en Limoncocha por Cerón et al. (2000) (29.36 m2/ha), los datos
registrados en la Parcela LCB15 (Pishira) y LCB16 (Plataforma laguna A), son superiores
debido a la mayor densidad registrada (Gonzales & Sarabia, 2003).
El área basal de la Parcela LCB15 (AB=38.29 m 2/Ha) es similar a los estudios de: Yasuní
(AB=39.54 m2/Ha) y Jatun Sacha C (AB=36.6 m2/Ha) (Gonzales & Sarabia, 2003).
El área basal de la Parcela LCB16 (31.31 m2/Ha) es similar a los estudios de Laguna Grande
del Cuyabeno (30.87 m2/Ha) (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB15, las especies con mayor área basal son: Chimarrhis hookeri (Rubiaceae)
(AB=5.7 m2); Ceiba pentandra (Bombacaceae) (AB=2.8 m2); Terminalia oblonga
(Combretaceae) (AB=2.4 m2); Matisia obliquifolia (Bombacaceae) (AB=1.4m2); Clarisia
racemosa (Moraceae) (AB=1.3 m2); Guarea kunthiana (Meliaceae) (AB=1.1m2); Otoba
parvifolia (Myristicaceae) (AB=1.07 m2); Ampelocera longissima (Ulmaceae) (AB=1.05 m2).
Chimarrhis hookeri (Rubiaceae) con 10 individuos alcanza la mayor área basal en la Parcela
LCB15, debido a que los fustes son muy gruesos. Ceiba pentandra (Bombacaceae) con
apenas dos individuos ocupa el segundo lugar (AB=2.8 m2) debido a que sus fustes fueron los
más grandes de la parcela. A pesar de que Matisia obliquifolia (Bombacaceae) fue la
especie más frecuente de este muestreo con 49 individuos, su área basal (AB=1.4 m 2) es muy
inferior, pues sus fustes son delgados. Lo mismo ocurre con Otoba parvifolia (Myristicaceae)
que, con 29 individuos, su área basal es de 1.07 m2 (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB16, Attalea butyracea (Arecaceae) es la especie con mayor área basal con
7.7 m2, seguida de Mauritia flexuosa (Arecaceae) con 3.5 m2, Triplaris weigeltiana
(Polygonaceae) con 2.3 m2, Virola surinamensis (Myristicaceae) con 2.04 m2, Ceiba insignis
(Bombacaceae) con 1.7 m2, Buchenavia grandis (Combretaceae) con 1.6 m2, Terminalia
amazonia (Combretaceae) con 1.5 m2, Symphonia globulifera (Clusiaceae) 1.1 m2, Euterpe
precatoria (Arecaceae) con 1.08, Ceiba samauma (Bombacaceae) con 1.07 m2 (Gonzales &
Sarabia, 2003) (ver Cuadro 3.2-2).
Attalea butyracea (Arecaceae) con 100 individuos, ocupa el primer lugar tanto en área basal
como en dominancia, seguido de Mauritia flexuosa (Arecaceae) con 40 individuos y
Triplaris weigeltiana (Polygonaceae) con 36 (Gonzales & Sarabia, 2003).
Euterpe precatoria (Arecaceae) con 52 individuos ocupa el noveno lugar debido a que
presentan estípites delgados (Gonzales & Sarabia, 2003).
La especie Ceiba samauma (Bombacaceae) que, con apenas tres individuos, ocupa el décimo
lugar de importancia debido a que poseen fustes gruesos (Gonzales & Sarabia, 2003).
En la Parcela LCB17, se registró Sapium marmieri (Euphorbiacea) con un área basal de 2.31
m2, seguido de Syagrus sancona (Arecaceae) (AB=1.34 m2), Jacaratia digitata (Caricaceae)
(AB=1.27 m2), Miconia elata (Melastomataceae) (AB=1.00 m2), Pseudolmedia laevis
(Moraceae) (AB=0.94 m2), Cordia alliodora (Boraginaceae) (AB=0.93 m2), Sapium
glandulosum (Euphorbiaceae) (AB=0.79 m2), Pleurothirium trinae (Lauraceae) (AB=0.76
m2), Rollinia pittieri (Annonaceae) (AB=0.68 m2), Ceiba saumauma (Bombacaceae)
(AB=0.49 m2) (ver Cuadro 3.2-2).
La especie Sapium marmieri (Euphorbiaceae) con 54 individuos, ocupa el primer lugar de
importancia, tanto por su área basal como por la frecuencia de individuos.
Riqueza Florística
El Cuadro 24 presenta un resumen comparativo de los resultados de las tres parcelas
permanentes del inventario cuantitativo, realizadas en el Sector Pishira, Plataforma Laguna A
y Plataforma Jivino B, Reserva Biológica Limoncocha.
Cuadro 24
Resumen Comparativo de las Parcelas Permanentes 1, 2 y 3 en la Reserva Biológica Limoncocha
Número de
Número de
Punto de Muestreo
Riqueza
Área Basal Total
Individuos
Especies
2
*Parcela LCB15
522
153
0.29
38.29 m
2
*Parcela LCB16
515
85
0.16
31.31 m
2
**Parcela LCB17
563
133
0.23
25.50 m
Fuente: *Gonzales & Sarabia. 2003.
**Iván Suárez. Trabajo de Campo WALSH
El término “riqueza” se refiere a la abundancia de especies por individuo; es decir, el número
de especies dividido por el número de árboles muestreados. Este dato permite realizar una
comparación directa entre las parcelas, en cuanto a la diversidad (riqueza) de especies de
árboles, aun cuando el número de árboles o individuos es variable entre muestreos (el dato
siempre es un valor entre 0 y 1; si todos los árboles de los muestreos fueran de especies
diferentes, tendría un valor de 1; un valor de 0.5 significa una alta diversidad de especies).
Los datos evidencian que la diversidad de especies es variable entre los diferentes sitios
muestreados dentro de la RBL. El punto de muestreo con la más alta diversidad es la Parcela
LCB15, ubicada en el sector Pishira, por la cantidad de especies que contiene. El punto
menos diverso es la Parcela LCB16 ubicada en el sector de la Plataforma Laguna A. Los
valores 0.29 y 0.16 para las parcelas 1 y 2 respectivamente indican que hay una baja
diversidad de especies, siendo apenas superior la parcela uno (Gonzales & Sarabia, 2003).
La Parcela LCB17 presenta una diversidad más alta que la Parcela LCB16, pero la calidad de
las especies no es la misma que en la Parcela LCB16. La dominancia de los géneros:
Syagrus, Sapium, Miconia, entre otros, en la Parcela LCB17, puede ser un indicativo de la
presencia de un bosque alterado hace más de veinte años, ya que dichas especies se
encuentran en menor cantidad en bosques maduros no alterados.
Estos resultados indican que la Parcela LCB16 presenta mayor homogeneidad (515
individuos y 83 especies) mientras que la Parcela LCB15 presenta mayor heterogeneidad
(522 individuos y 153 especies) (Gonzales & Sarabia, 2003).
Endemismo
Para la Región Amazónica, se han registrado 453 especies endémicas de plantas (Pitman et
al. 2000 en Valencia et al. 2000).
Valencia et al. (Eds.) 2000, enlistan tres especies endémicas para la RBL: Senna trolliiflora
(Caesalpiniaceae), Nectandra canaliculata (Lauraceae) y Calathea ecuadoriana
(Marantaceae), y como especies endémicas esperadas para Limoncocha menciona a seis:
Trigynaea triplinervis (Annonaceae), Unonopsis magnifolia (Ammonaceae), Astrocaryum
urostachys (Arecaceae), Pourouma petiolulata (Cecropiaceae), Dicranophygium euryphyllum
(Cyatheaceae) y Maxillaria neillii (Orchidaceae).
En la parcela permanente del bosque no inundable se registraron dos especies endémicas
Astrocaryum urostachys y Pourouma petiolulata, en el bosque inundable y en el bosque
secundario se registró 1 especie endémica Astrocaryum urostachys.
Estado de Conservación de la Especies
De acuerdo a la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), las categorías para las plantas
registradas en este estudio son: Preocupación Menor (LC), y Casi Amenazada (NT) (Valencia
et al, 2000).
En el Cuadro 25 se muestra el estado de conservación de las especies vegetales según la
UICN.
Cuadro No. 25
Especies Endémicas Registradas en la Reserva Biológica Limoncocha
Frecuencia
Parcela
Especie
Categoría UICN
27
1
Astrocaryum urostachys
LC
9
1
Ampelocera longissima
NT
2
1
Pourouma petiolulata
NT
1
2
Stryphnodendron porcatum
LC
Fuente: Gonzales & Sarabia. 2003.
La especie endémica Astrocaryum urostachys es muy común en la zona de la RBL, en
bosque de tierra firme (27 individuos en 1 ha). Se la registra también, aunque en menor
número, en bosque inundable (1 individuo/hectárea).
La especie endémica Ampelocera longissima “Se ha registrado en los Parques Nacionales
Sumaco-Napo-Galeras y Yasuní. En este último, en un inventario intensivo de más de
200.000 árboles, registró a 32 individuos. Esto sugiere que su densidad local es baja, pero su
población es relativamente grande” (Pitman et al., Romero-Saltos et al., Valencia et al., datos
no publicados en: Valencia et al. (Eds.) (2000). Si comparamos estos resultados con aquellos
obtenidos en la Parcela # 1 (bosque de tierra firme), la frecuencia de esta especie (nueve
individuos de un total de 512 árboles/ha.) sugiere que esta especie es muy común en la RBL,
y por lo tanto la densidad local es superior a lo registrado en Yasuní (Gonzales & Sarabia,
2003).
La especie endémica Pourouma petiolulata ha sido “colectada en varios sitios de la
Amazonía Ecuatoriana, en algunos sitios distantes más de 150 km, y que representan al
menos ocho poblaciones, tanto en bosque de tierra firme como en bosque inundado. Se ha
colectado en la Reserva Biológica privada Jatun Sacha y en los alrededores de El Coca, donde
seguramente las poblaciones están seriamente amenazadas debido a la deforestación. Existen
poblaciones saludables en el Parque Nacional Yasuní y en los Bosques de Pastaza (colectada
cerca de Curaray y Villano). Esta amplia distribución sugiere que Pourouma petiolulata
puede llegar a colectarse en la Reserva de Producción Faunística Cuyabeno (RPFC) y en la
Reserva Biológica Limoncocha (RBL). Su amenaza principal sería la destrucción de su
hábitat al abrirse nuevas carreteras y expandirse la deforestación” (Valencia Op cit).
El libro rojo de plantas endémicas del Ecuador, de (Valencia Op. cit). Supone la existencia de
esta especie en la RBL. Sin embargo, con el presente estudio se verifica la existencia de la
misma en la Reserva.
La especie endémica Stryphnodendron porcatum, es una especie protegida en la RPFC, en el
Parque Nacional Yasuní (PNY) y en la Reserva Privada Jatun Sacha. Inventarios realizados
en el PNY sugieren que la población total de esta especie dentro del parque podría superar los
200.000 individuos (Pitman Op. cit. Romero-Saltos et al., Valencia Op. cit., datos no
publicados en: (Valencia Op cit).
La baja frecuencia de esta especie en la Parcela LCB16 (1 individuo/ha.) sugiere que su
densidad en la RBL es muy baja (Gonzales & Sarabia, 2003).
Uso del Recurso Florístico
Especies Medicinales
Uncaria guianensis, Uncaria tomentosa, Brownea grandiceps, Pterocarpus amazonum y
Grias neuberthii son algunas de las especies utilizadas por los indígenas Kichwas para el
tratamiento de diferentes enfermedades: piel, vómitos, dolores de estómago, hemorragias, etc.
La conservación de estas especies es muy importante, ya que forman parte de la medicina
tradicional de la Comunidad Kichwa, contribuyendo a mantener la cultura ancestral.
Especies Comestibles
Existen varias especies que los indígenas Kichwas de Limoncocha utilizan en su dieta
alimenticia como: Maurita flexuosa, Iriartea deltoidea (consumida también como palmito),
Mauritiella armata, Astrocaryum urostachys(Arecaceae) .
Además de su importancia comestible, esta familia tiene utilidad para la construcción de
viviendas, en donde es aprovechado el estípite y las hojas.
Varias especies de Inga spp. (Mimosaceae) “guabas” al igual que Pourouma cecropiifolia.
(Cecropiaceae) “uvas de monte”, son altamente apreciadas por los indígenas Kichwas por sus
frutos dulces y comestibles.
También en el área de estudio existen numerosas especies con un potencial valor económico,
entre las que se puede mencionar: Clarisia racemosa (Moraceae) “Chinche”; Terminalia
oblonga (Combretaceae) “Yuyun”; Cedrela odorata (Meliaceae) “Cedro”, las cuales, a más
de ser consideradas de buena calidad por los nativos, tienen un valor económico alto, por lo
que son muy propensas a ser explotadas.
Desde el punto de vista biológico, todas las plantas sirven de alimento para los animales, los
cuales se convierten en dispersores de semillas, manteniendo así el equilibrio de la cadena
trófica, y contribuyendo a la mantención de las poblaciones de plantas.
En el Anexo D de este estudio se presenta los listados de las plantas registradas en la zona, su
Frecuencia Dominancia Relativa, Densidad Relativa, Valor de Importancia y uso de las
mismas.
La información que se presenta sobre la utilidad de las plantas registradas en las tres parcelas,
fue proporcionada por informantes locales.
o De acuerdo con los muestreos cuantitativos y la información recopilada durante los
trabajos de campo, se determinó que los dos tipos de bosques son intervenidos pero en
forma moderada (que ha tenido extracción selectiva de la madera), pero conservando aún
la diversidad y densidad de los bosques húmedos tropicales.
o El área basal registrada en la zona de la RBL por Cerón et al. (2000) (29.36 m 2/ha.)
comparada con los datos registrados en la Parcela LCB15 (Pishira) y 2 (Plataforma
Laguna A) son superiores debido a la presencia de una mayor cantidad de especies unida
a la mayor frecuencia registrada.
o El área basal de la Parcela LCB15 (AB=38.29 m2/Ha) es similar a los estudios de:
Yasuní (AB=39.54 m2/Ha) y Jatun Sacha C (AB=36.6 m 2/Ha) y en la Parcela LCB16
(AB=31.31 m2/Ha) es similar a los estudios de Laguna Grande de Cuyabeno (AB=30.87
m2/Ha).
o La baja densidad de la Parcela LCB16 se debe a que está ubicada en bosque inundable
y estos bosques tienen menor densidad que los bosques colinados o de tierra firme
(Gentry & Emmons, 1987 citado por Cerón & Montalvo, 1997).
o Cada bosque muestreado (Parcelas LCB15 y LCB16) tiene su vegetación
característica y se encuentran en diferentes estados de madurez y conservación (Gonzales
& Sarabia, 2003).
o La diferencia que existe entre las Parcelas LCB15, LCB16 y LCB7, de acuerdo al área
basal, se debe a que, la parcela situada en tierra firme (Parcela LCB15) tiene árboles con
fustes de mayor diámetro que las especies de bosques inundables (Parcela LCB16). Los
árboles de la Parcela LCB16 tienen fustes de menor diámetro. En el bosque secundario
los árboles se encuentran en regeneración (Parcela LCB17), por lo tanto, sus fustes son
inferiores a las dos parcelas anteriores (1 y 2).
o La dominancia de los géneros: Syagrus, Sapium, Miconia, entre otros, en las parcelas
permanentes, puede ser un indicativo de la presencia de un bosque alterado hace más de
20 años. Estas especies se encuentran en menor cantidad en bosques maduros debido a
factores como luminosidad, facilidad de dispersión de las semillas, adaptación a
condiciones adversas o a otras especies.
o En el caso de la Parcela LCB17 ubicada en bosque secundario se determinó la
presencia de especies típicas de bosque maduro como es el caso de Iriartea, Otoba,
Virola entre otras. Esto nos da la pauta que es un bosque poco alterado.
o Mediante el establecimiento de las parcelas permanentes en forma alargada, se
atraviesa una mayor cantidad de microhábitats. Esto permite que la diversidad y la
densidad sean mayores. La parcela instalada por Cerón et al. (2000), de forma cuadrada,
ubicada en una formación vegetal Bosque siempre-verde inundado por aguas blancas y
negras (Várzea-Igapó), registra una densidad y diversidad menor respecto a la Parcela
LCB16 (Plataforma Laguna A) ubicada en un sector con similares características.
o En la RBL se ubicaron ocho formaciones naturales. La más importante fue la de
Igapó, que se encuentra en áreas de la Laguna Negra, cuyo estado de conservación es
relativamente bueno.
Fauna
Es importante recalcar que la mayor parte de la RBL se encuentra dentro de bosques con
cierto grado de intervención y pantanos de moretal. Sin embargo, se observó que hay un
incremento en la presión de cacería y pesca en esta zona, lo cual ha reducido y seguirá
amenazando la diversidad de la fauna del lugar.
Avifauna (Aves)
“Las aves son buenos indicadores faunísticos en estudios ambientales, porque pueden ser
encontradas de forma rápida y relativamente fácil” (Bibby et al. 1998, Sutherland 1997).
Usar el canto de las aves para la identificación, permite a observadores experimentados
obtener grandes cantidades de datos en períodos de tiempo relativamente cortos. Es difícil
observar la mayoría de aves de un sitio, pero se pueden escuchar los cantos de las mismas
para el registro y la identificación de una cantidad significativa de especies.
“En el mundo, Ecuador es considerado como uno de los países megadiversos. Su diversidad
está claramente reflejada en la avifauna, ya que existen cerca de 1.700 especies de aves la
tercera más alta en el mundo después de Perú y Colombia. En las tierras bajas del Este del
Ecuador, a lo largo del Río Napo, existen aproximadamente 660 especies de aves” (Ridgely y
Greenfield 2001).
Es así que en el año de 1972, David Pearson y posteriormente en 1977 Dan y Erika Tallman,
registraron en Limoncocha un total de 464 especies diferentes. Siendo este lugar uno de los
sitios con más alta diversidad en el mundo.
El estudio de la avifauna realizado en la RBL, se fundamentó, principalmente, en
observaciones realizadas en el campo. Para la ejecución de este estudio, se tomó en cuenta la
variabilidad de hábitats existentes en el área y la identificación de los grupos de aves
principales en cada ambiente evaluado.
Metodología
La colección de datos sobre aves en los bosques tropicales depende en gran medida de la
identificación de sonidos, método cuantitativo que varía mucho entre diferentes observadores.
Para evitar variaciones en la interpretación de los resultados en este estudio, se estableció un
régimen de grabaciones estandarizadas de sonidos (tiempos iguales de grabación para un
punto definido de muestreo (no un transecto ni una parcela) y a la misma hora del día) que
constituyen la base de datos. Este inventario incluye grabaciones realizadas en diversos
hábitats al interior de la RBL.
Fase de Campo
Para la recolección de datos, se escogieron siete puntos de muestreo cuantitativo de aves (ver
Figura 12).
En los puntos de muestreo se procedió al registro de grabaciones magnetofónicas
estandarizadas. Las grabaciones estandarizadas se definen de acuerdo con un procedimiento
tipo, en el cual se utiliza equipo de grabación de alta sensibilidad (Grabadora Radio Shack
Vox CTR-118, Micrófono Dinámico Unidireccional Optimus 500 33-3023) en una hora
particular del día y por un período de tiempo específico. En este caso, las grabaciones se
realizaron antes del amanecer astronómico (05h45 - 06h30), momento en el que se evidencia
una alta actividad de aves y por un período de una hora. Como se mencionó anteriormente,
las grabaciones fueron estandarizadas, es decir, se realizaron en puntos definidos, a la misma
hora del día por el mismo periodo de tiempo (45 minutos). Los puntos de muestreo de
escogieron en base a los diferentes hábitats o tipos de bosque de la RBL.
Las coordenadas de cada punto de observación fueron registradas con la ayuda de un GPS
(Sistema de Posicionamiento Global) 12 XL Garmin. Estos datos fueron examinados por el
ornitólogo conocedor de la avifauna amazónica, quien escuchó las grabaciones e identificó las
especies registradas.
Para el conteo de aves acuáticas, se realizó un recorrido en la Laguna Limoncocha, lugar en el
cual se llevó a cabo observaciones de aves utilizando binoculares de 8 x 40. El recorrido se
realizó a bordo de una canoa a motor fuera de borda de 25 caballos de fuerza (HP), durante
una mañana y una tarde: el 28 de septiembre de 2002, en un tramo de 10.5 km (perímetro de
la Laguna Limoncocha).
Figura 12
Mapa con puntos de muestreo y recorrido de observación de Aves
Para elaborar el listado de las aves de cada punto de muestreo cuantitativo, se procedió a
examinar las grabaciones estandarizadas en base a comparaciones hechas con registros
disponibles de cantos de aves (cintas de cantos de aves, libros guías y experiencia del
ornitólogo). Una vez completados los listados de cada muestra, se procedió a compilar un
listado general de todas las especies de aves registradas en el estudio (Anexo D).
El listado obtenido en el recorrido de aves acuáticas se presenta en el Anexo D de este
informe.
Para elaborar el listado de aves del recorrido efectuado en la Laguna Limoncocha, se
utilizaron los datos de las especies de aves e individuos observados y escuchados durante el
recorrido.
El listado general de aves elaborado en este estudio, fue analizado e interpretado a nivel de
familias, géneros y especies para obtener información taxonómica representativa de cada
muestra.
Con la finalidad de establecer comparaciones entre las muestras de aves evaluadas, se aplicó
el Coeficiente de Similitud de Sorensen. Se trata de un método comparativo de alta precisión
que se aplica, inclusive, a muestras altamente similares y nos presenta valores que van de 0 a
1.0, los mismos que se incrementan de acuerdo al grado de similitud, a través de la siguiente
fórmula:
Cs = (2c*100) / (a+b)
Donde:
Cs
= índice de similitud de Sorensen
a
b
c
= número de especies de la muestra 1
= número de especies de la muestra 2
= número de especies presentes en ambas muestras
El valor del coeficiente varía entre 0 y 100, expresado en porcentaje, y se incrementa de
acuerdo al grado de similitud de las muestras, es decir mientras más similares más alto el
valor. Para determinar este porcentaje hay que considerar todas las posibles combinaciones
entre las muestras.
Para obtener la información sobre la diversidad de las aves registradas en el recorrido por la
Laguna Limoncocha, como se había obtenido el número de individuos y especies, se utilizó el
Índice de Diversidad de Shannon-Wiener, el mismo que se aplica mediante la siguiente
fórmula:
H’ = - ∑pi ln pi
Donde:
H’ = contenido de la información de la muestra o índice de diversidad
∑ = sumatoria
pi = proporción de la muestra (ni/n)
La utilidad práctica y específica de este índice está relacionada con la obtención de datos
estadísticos que posibiliten la medición de la diversidad avifaunística del sector.
Los puntos donde se realizó el muestreo de la avifauna se clasificaron de acuerdo con las
características ecológicas y el tipo de bosque donde se encuentran. En el Cuadro 26 se
presenta la ubicación de las muestras de avifauna.
Cuadro 26
Ubicación de las Muestras de Avifauna
Muestra
Fecha
LCAV1
09/02
LCAV2
09/02
LCAV3
09/02
LCAV4
09/02
LCAV5
LCAV6
09/02
09/02
LCAV7
09/02
Ubicación y Características Ecológicas
Bosque maduro aluvial
Bosque maduro temporalmente inundado por aguas
negras “igapó”
Pantano de moretal
Vegetación de ríos pequeños, inundable por aguas
blancas “várzea”
Vegetación de islas
Sistema lacustre con vegetación flotante
Orilla sur occidental de la Laguna Limoncocha,
formada por vegetación flotante
Coordenadas UTM*
x
y
320476
9958042
324772
9958857
326942
9956504
322336
9955709
323666
378935
9953533
9988944
320066
9955211
* Datum Zona 18 (UTM PSAD56)
El recorrido para el conteo de aves acuáticas fue realizado en la Laguna Limoncocha. La
ubicación del punto de partida para este recorrido se presenta a continuación, en el Cuadro 27.
Este punto de partida fue escogido por la facilidad de acceso al mismo.
Cuadro 27
Ubicación del Punto de Partida para el Recorrido de Aves Acuáticas en la Laguna Limoncocha
Coordenadas UTM *
Ubicación y Características
Punto de Partida
Fecha
X
y
Ecológicas
Punto en la Laguna
Laguna Limoncocha, rodeada de
09/02
378935
9988944
Limoncocha
vegetación lacustre
* Datum Zona 18 (UTM PSAD56)
Resultados e Interpretación de los Datos Obtenidos
En los puntos de muestreo de la avifauna de la zona, se registraron: 35 familias de aves, 87
géneros y 111 especies.
En el recorrido realizado en la Laguna Limoncocha, se registraron: 35 familias de aves, 69
géneros, 83 especies y 2.396 individuos.
En total, durante el estudio de la avifauna en la RBL, se registraron: 44 familias de aves, 110
géneros y 144 especies. Los listados y clasificación se presentan en el Anexo D de este
informe.
La avifauna de esta área es típica de la Amazonía Ecuatoriana. El área de la RBL, de acuerdo
a la investigación en el campo, presenta alguna intervención humana.
Al observar los datos absolutos que se muestran en el Anexo D se puede apreciar que la
familia Tyrannidae es la más representativa en cuanto a número de especies. Esta familia
registra 13 especies, correspondientes a un 9.0%, del total de especies registradas en este
estudio. Luego se ubican las familias: Thamnophilidae con 10 especies (6.9%), Icteridae con
ocho especies (5.5%), Psittacidae, Dendrocolaptidae y Thraupidae con siete especies cada una
(4.9% cada una).
Las familias Tyrannidae, Icteridae, Psittacidae y Thraupidae son indicadoras de más de un
hábitat (bosque maduro, bosque secundario, zonas de cultivos y pastizales, etc.). Sin
embargo, las familias Thamnophilidae y Dendrocolaptidae son representativas de ambientes
prístinos (con muy poca alteración humana).
Un dato interesante de señalar es que, solamente 15 de las 44 familias identificadas (34.1%),
estuvieron representadas por una sola especie.
Descripción de las Muestras de Avifauna y Caracterización Ecológica
Bosque maduro aluvial. Se encuentra dentro de una zona no intervenida. Está localizada
dentro de bosque maduro de tierra firme. Se trata de una zona plana. Se registraron 25
especies de aves en este punto de muestreo. Las especies registradas son propias de áreas no
intervenidas.
Bosque maduro temporalmente inundado por aguas negras “igapó”. Se encuentra dentro
de una zona con una intervención antrópica casi nula. Está localizada dentro de bosque
maduro temporalmente inundado o igapó. Se trata de una zona muy plana. Se registraron 40
especies de aves en este punto de muestreo. Las especies registradas son propias de áreas
muy poco intervenidas.
Pantano de moretal. Se encuentra dentro de una zona no intervenida. Está localizada dentro
de una zona de pantano de moretal, rodeado de bosque maduro. Es una zona muy plana y se
encuentra influenciada por el ruido de la Plataforma Itaya B de OEPC. Se registraron 17
especies de aves en este punto de muestreo. Éste es un número un poco bajo, posiblemente
debido al ruido que es producido por la plataforma.
Vegetación de ríos pequeños, inundable por aguas blancas “várzea”. Se encuentra dentro
de un bosque inundado por agua blancas “várzea”, poco intervenido, influenciada por la
Plataforma Laguna A y su vía de acceso. Es una zona plana. Se registraron 18 especies de
aves en este punto de muestreo. El número bajo de especies se debe seguramente al ruido
ocasionado por la plataforma y el transitar de vehículos y gente en la zona.
Vegetación de islas. Se encuentra dentro de una zona con cierto grado de intervención
antrópica. Está localizada dentro de una isla. Se trata de una zona bastante plana. Se
registraron 28 especies de aves en este punto de muestreo. Las especies registradas son
propias de áreas intervenidas.
Sistema lacustre con vegetación flotante. Se encuentra ubicada en la Laguna Limoncocha,
un sistema lacustre de aguas negras con vegetación flotante. Se registraron 83 especies de
aves en este punto de muestreo. Las especies registradas son propias de sistemas lacustres
poco intervenidos.
Orilla sur occidental de la Laguna Limoncocha, formada por vegetación flotante. Se
localiza en la parte noroeste de la Laguna Limoncocha, una zona lacustre con vegetación
flotante y dominancia de gramalote. Se registraron 28 especies de aves en este punto de
muestreo. Las especies registradas son propias de áreas poco intervenidas.
Cálculo del Índice de Similitud entre los Puntos de Muestreo Evaluados
Los puntos de muestreo evaluados y su porcentaje de similitud se resumen en el Cuadro 28.
El punto LCAV6 no es tomado en cuenta para este cálculo, ya que fue muestreado en el
recorrido por la Laguna Limoncocha, donde se utilizó una metodología diferente.
Cuadro 28
Coeficiente de Similitud de la Avifauna de los Puntos de Muestreo Evaluados en la Zona
Punto de Número de
Especies Presentes
Coeficiente de
Combinaciones
Muestreo
Especies
en Ambas Muestras
Similitud (%)
LCAV1
(1)
LCAV2
(2)
LCAV3
(3)
LCAV4
(4)
25
1– 2
4
12.3
1– 3
7
33.3
1– 4
4
18.6
1– 5
5
18.9
1– 6
4
15.1
2– 3
7
37.2
2– 4
8
27.6
2– 5
11
29.4
2– 6
8
23.5
3– 4
7
40.0
3– 5
5
22.2
3– 6
4
17.7
4– 5
3
13.0
4– 6
6
26.1
40
17
18
Cuadro 28
Coeficiente de Similitud de la Avifauna de los Puntos de Muestreo Evaluados en la Zona
Punto de Número de
Especies Presentes
Coeficiente de
Combinaciones
Muestreo
Especies
en Ambas Muestras
Similitud (%)
LCAV5
28
(5)
5– 6
6
21.4
LCAV7
28
(6)
Promedio
23.8
Como resultado de este cálculo, el coeficiente de similitud entre los seis puntos de muestreo
de aves evaluados es de 23.8%, el cual es bastante bajo. Esto indica que existe variación
taxonómica entre los puntos de muestreo de la zona en la RBL, en lo que tiene que ver con
número de especies de aves.
Cálculo del Índice de Diversidad de Aves Acuáticas en la Laguna Limoncocha
En el Cuadro 29, se presenta el índice de diversidad aplicado a la Laguna Limoncocha donde
se realizó recorridos para el conteo de aves acuáticas. El índice de diversidad que se aplicó
fue el de Shannon-Wiener y fue interpretado en base a Magurran 1987.
Cuadro 29
Índice de Diversidad en el Cuerpo de Agua Recorrido (Laguna Limoncocha) para el Conteo de Aves Acuáticas
Cuerpo de Agua
Recorrido
Número de
Especies
Número de
Individuos
Índice de Shannon-Wiener (en base
a logaritmo natural)
Interpretación de los Índices
(en base a Magurran 1987)
Laguna
Limoncocha
83
2396
0.71
Diversidad Baja
El valor obtenido indica que el área de estudio posee una diversidad baja para las aves
acuáticas en la Laguna Limoncocha, en base a lo sugerido por Magurran (1987). Él enuncia
que, para el Índice de Shannon-Wiener, los valores inferiores a 1.5 se consideran como
diversidad baja, los valores entre 1.6 a 3.4 se consideran como de diversidad media, y los
valores iguales o superiores a 3.5 se consideran como de diversidad alta.
La obtención de una diversidad baja en las aves acuáticas de la zona, como resultado de este
índice, probablemente se deba a que fueron registradas en horas avanzadas de la mañana y de
la tarde, cuando se notó que prevalece el número de individuos más que el de especies, otro
factor pudo haber sido el ruido de las plataformas petroleras ubicadas dentro de la RBL o por
el transitar continuo de pescadores en la laguna. Esto disminuye el índice de diversidad. Sin
embargo, es importante destacar que el número de especies de aves registrado en este
recorrido (83 especies) es muy significativo, si se toma en cuenta que este muestreo fue
realizado en un solo día.
Estado de Conservación de la Avifauna dentro de la RBL
De acuerdo a la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), las categorías de amenaza para las
aves son las siguientes: En Peligro Crítico (CR), Datos Insuficientes (DD), En Peligro (EN),
Extinto en Estado Silvestre (EW), Extinto (EX), Preocupación Menor (LC), Extinto en el País
(LE), No Evaluado (LE), Casi Amenazado (NT), Vulnerable (VU). De acuerdo al Rango de
Distribución, una especie amenazada se encuentra dentro de rangos de distribución entre (I y
V). Estos rangos representan la proporción de la distribución global de la especie que está
presente en el Ecuador (I = <5% de la distribución global de la especie que está en el
Ecuador, hasta V>50% de la distribución global de la especie está en el Ecuador. La
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) también
utiliza sus rangos (Granizo et al, 2002).
Dos de las especies registradas en este estudio están registradas en el Libro Rojo de las Aves
del Ecuador (Granizo et al, 2002), por encontrarse dentro de alguna de las categorías de
amenaza de la UICN o rangos de CITES. Estas especies son las siguientes:
Anhima cornuta (Gritador Unicornio), familia Anhimidae, la misma que se encuentra dentro
de la categoría de amenaza de la UICN: “En Peligro (EN)” y en el Rango I de distribución
global de la especie en el Ecuador. “Una especie está En Peligro cuando no está En Peligro
Crítico, pero la mejor evidencia disponible indica que enfrenta un muy alto riesgo de
extinción en estado silvestre en el futuro inmediato”(Granizo et al, 2002).
Buteogallus anthracinus (Gavilán Negro Cangrejero) familia Accipitridae, la misma que está
considerada como: “Vulnerable” (VU) por la UICN y se encuentra en el Rango I de
distribución global de la especie en el Ecuador. “Una especie es Vulnerable cuando no está
en peligro crítico o En Peligro, pero la mejor evidencia disponible indica que enfrenta un alto
riesgo de extinción en estado silvestre en el futuro inmediato” (Granizo et al, 2002).
Especies Endémicas
Se registró una sola especie endémica de aves: Cacicus sclateri (Cacique Ecuatoriano),
familia Icteridae. La especie fue observada en el punto de muestreo LCAV6, correspondiente
al recorrido realizado por la Laguna Limoncocha.
 En el estudio de avifauna de la RBL se registraron: 44 familias de aves, 110 géneros y
144 especies.
 La familia Tyrannidae es la más representativa en cuanto a número de especies. Esta
familia registra 13 especies, correspondientes a un 9.0%, del total de especies
registradas en este estudio. Luego se ubican las familias: Thamnophilidae con 10
especies (6.9%), Icteridae con ocho especies (5.5%), Psittacidae, Dendrocolaptidae y
Thraupidae con siete especies cada una (4.9% cada una).
 Las familias Tyrannidae, Icteridae, Psittacidae y Thraupidae son indicadoras de varios
tipos de hábitats (bosque maduro, bosque secundario, zonas de cultivos y pastizales,
etc.).
Sin embargo, las familias Thamnophilidae y Dendrocolaptidae son
representativas solamente de ambientes prístinos (con muy poca alteración). Por lo
tanto, se determina que algunas áreas en la zona de amortiguamiento de la RBL,
presentan algún tipo de intervención antrópica.
 Cabe destacar que 15 de las 44 familias identificadas (34.1%), estuvieron
representadas por una sola especie. Este porcentaje indica una buena variación de
especies de aves dentro de cada familia.
 El coeficiente de similitud entre los seis puntos de muestreo de aves evaluados fue de
23.8%, el cual es bastante bajo. Esto indica que existe variación taxonómica entre los
puntos de muestreo de las zonas en la RBL, en lo que tiene que ver con número de
especies de aves. Esto puede también deberse a que los muestreos fueron realizados
en varios tipos de bosques, que lógicamente presentarán variación de especies entre
ellos.
 La diversidad de la Laguna Limoncocha fue de 0.71 que se considera baja en cuanto a
las aves acuáticas de la zona. El resultado de este índice, probablemente se deba a que
fueron registradas en horas avanzadas de la mañana y de la tarde, cuando se notó que
prevalece el número de individuos más que el de especies. Esto disminuye el índice
de diversidad. Sin embargo, es importante destacar que el número de especies de aves
registrado en este recorrido (83 especies) es muy significativo, si se toma en cuenta
que este muestreo fue realizado en un solo día.
Fotografia 1. Muestreo de Avifauna LCAV6. Jacana jacana.
Septiembre, 2002.
Fotografía 2. Muestreo de Avifauna LCAV7. Otus watsoni
Septiembre, 2002
Fotografía 3. Muestreo de Avifauna LCAV2. Pipra filicauda.
Septiembre, 2002
Fotografía 4. Muestreo de Avifauna LCAV3. Hylophylax naevia.
Septiembre, 2002
Mastofauna (Mamíferos)
La Reserva Biológica Limoncocha (RBL) en su estructura paisajística tiene varias
formaciones vegetales (Cerón y Montalvo, 2000) en las cuales se encuentra- una gran
variedad de especies faunísticas de la Región Amazónica, de las que se tiene escasa
información.
En la Región Zoogeográfica Neotropical y según varios autores (Cabrera y Willink, 1980),
está incluida en la Provincia Amazónica. De acuerdo a la clasificación Zoogeográfica del
Ecuador propuesta por Albuja et al. (1980), esta área pertenece al Piso Tropical Oriental.
Metodología
Se establecieron cinco puntos de muestreo cuantitativo y cinco puntos cualitativos dentro de
la RBL. Además se establecieron cinco puntos de muestreo cualitativos adicionales en la
zona de amortiguamiento de la RBL (Ver figura 13). En el Cuadro 30 se presentan todas las
muestras evaluadas, y se define el hábitat, así como el tipo de muestreo y sus coordenadas.
Cuadro 30
Ubicación de las Muestras Mastofaunísticas en la Reserva Biológica Limoncocha
Coordenadas UTM*
Hábitat
Tipo de Muestreo
x
y
Muestra
Fecha
LCM1
09/02
Bosque maduro sobre llanura aluvial
Cuantitativo
320666
9958047
LCM2
09/02
Bosque maduro
Cuantitativo
324772
9958857
LCM3
09/02
Cuantitativo
326942
9956504
LCM4
09/02
Cuantitativo
322482
9956002
Bosque inundable de palmas de tierras
bajas “moretal”
Bosque inundable de palmas de tierras
bajas “moretal”
LCM5
09/02
Bosque de vegetación de islas
Cuantitativo
323622
9953514
LCM10
09/02
Bosque maduro intervenido
Cualitativo
321751
9955230
LCM11
09/02
Vegetación de laguna
Cualitativo
323616
9958226
LCM12
09/02
Vegetación de laguna
Cualitativo
326134
9958244
LCM13
09/02
Bosque con vegetación de islas
Cualitativo
324817
9956047
LCM14
09/02
Bosque secundario
Cualitativo
320233
9956441
Ubicación de las Muestras Mastofaunísticas en la Zona de Amortiguamiento
LCM6
09/02
Bosque secundario aluvial
Cualitativo
319452
9956078
LCM7
09/02
Bosque maduro aluvial
Cualitativo
319080
9959425
LCM8
09/02
Bosque maduro aluvial
Cualitativo
327866
9958472
LCM9
09/02
Bosque maduro aluvial
Cualitativo
321653
9959458
09/02
Bosque inundable de palmas de tierras
bajas “moretal”
Cualitativo
324083
9952700
LCM15
*Datum Zona 18 (UTM PSAD56)
Figura 13
Mapa con Puntos de Muestreo de Mastofauna
Para realizar la caracterización mastofaunística de la zona de estudio, consistió básicamente
en capturas. Para esto se utilizaron diferentes técnicas de trampeo. Como complemento, se
realizaron observaciones, entrevistas a los pobladores que habitan en el área y una revisión
bibliográfica.
La metodología utilizada en el trabajo de campo se basa en los criterios de Rodríguez-Tarrés
(1987), Suárez y Mena (1994) y Tirira (1999b).
Macromamíferos
El estudio de mamíferos grandes, tales como ungulados y la mayoría de carnívoros y
primates, se lo llevó a cabo mediante el uso simultáneo de dos técnicas: la observación
directa; y, la búsqueda e identificación de huellas y otros rastros.
Durante el tiempo de permanencia, se realizaron observaciones al azar, fuera de los períodos
y/o recorridos por los transectos de estudio. Este tipo de observaciones permitieron obtener
datos de especies que, de otra manera, no hubieran sido registradas.
Las técnicas utilizadas se describen a continuación:
Observación Directa - Es una de las técnicas más elementales, y se refiere a un contacto
activo con el animal, ya sea porque ha sido observado o escuchado, mostrando una evidencia
de la presencia del individuo en ese lugar y en ese momento. Dependiendo del caso, se
utilizaron únicamente binoculares o linternas con focos halógenos.
Todos los animales observados dentro de los transectos de estudio fueron registrados en una
libreta de campo. Se tomó en cuenta la hora de la observación y el tipo de hábitat (bosque,
borde de bosque, río y zona antrópica) donde fue observada la especie (Suárez y Mena, 1994
y Tirira, 1999b).
Identificación de Huellas y Otros Rastros - Esta técnica pretende buscar e identificar huellas
(pisadas) y otros rastros que determinen la presencia de alguna especie de mamífero. Dentro
de otros rastros se entiende la búsqueda de madrigueras, comederos, huesos, heces fecales,
marcas de orina, así como la identificación de sonidos y vocalizaciones.
Mesomamíferos
Para el estudio de mamíferos medianos: la mayoría de marsupiales, ciertos carnívoros y
roedores, se recurrió al uso de 20 trampas Tomahawk; y a la observación directa, búsqueda de
huellas y otros rastros. En estos casos, el tiempo y el esfuerzo de trabajo fueron compartidos
con el estudio de los mamíferos grandes.
Micromamíferos no Voladores
Para los puntos de muestreo cuantitativos se establecieron transectos. En éstos se ubicaron 80
trampas Sherman (captura viva), en 20 estaciones de dos trampas cada una, con distancia de
separación de 10 m (entre estación). Las trampas permanecieron activadas en el transecto
durante tres días y tres noches, siendo revisadas una vez por día.
Como cebo se utilizó aceite de hígado de bacalao y una mezcla de plátano, mantequilla de
maní, atún y avena.
Micromamíferos Voladores (Murciélagos)
La técnica utilizada para el estudio de murciélagos fue realizada mediante el empleo de redes
de nylon tipo neblina. A lo largo de un transecto se utilizó ocho redes. Éstas estuvieron
ubicadas en sitios considerados apropiados para el cruce de quirópteros (Kunz et al 1996).
Las redes permanecieron tres noches consecutivas y estuvieron abiertas entre las 18h00 y las
22h00.
Entrevistas
De manera adicional a las técnicas descritas, se realizó entrevistas a los pobladores que
habitan en la zona de estudio. Esta actividad tuvo la finalidad de completar e identificar
ciertas especies no registradas durante el trabajo de campo. También se deseaba conocer el
uso e importancia de las especies de fauna conocidas por los habitantes de la zona. Se
utilizaron libros especializados con láminas a color y/o fotografías (Patzelt, 1979; Emmons y
Feer, 1999 y Tirira, 1999a) que facilitaron la identificación de las especies por parte de las
personas entrevistadas.
La abundancia o riqueza de las especies de mamíferos se determinó mediante el número total
de especies o géneros presentes en el inventario en cada sector y punto de muestreo
cuantitativo. El índice de diversidad de Shannon-Weiner fue evaluado mediante la siguiente
fórmula:
Shannon Weiner: H’= - Spi log2 pi
Donde;
H´ =
S =
pi =
diversidad (bits / individuo)
número de especies
proporción del número de individuos de la especie i con respecto al total de individuos
registrados en el punto (n / Nt).
i
Para la estimación del grado de abundancia se categorizaron a las especies de mamíferos en
cuatro clases. De acuerdo al número de individuos registrados, se determinaron las siguientes
categorías: Rara, 1 individuo; Poco común, 2-5 individuos; Común, 6-10 individuos; y,
Abundante, más de 10 individuos.
El Estado de Conservación de las especies de mamíferos del presente estudio se detalla de
acuerdo al Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza,
(UICN) (Hilton-Taylor, 2000) y a la Convención sobre el Comercio Internacional de las
Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, 2000), y al Libro Rojo de los
Mamíferos del Ecuador (Tirira, 2001).
Comparación de Datos entre Comunidades
Para la comparación de datos obtenidos de las muestras en la RBL (LCM1, LCM2, LCM3,
LCM4, LCM5); y con el objetivo de conocer la similitud de dos áreas determinadas en cuanto
a las especies de mamíferos que las habitan, se analizó a través de un dendrograma de la
similitud (Cluster análisis) usando el índice de Similitud de Jaccard, basados en términos de
presencia/ausencia de especies
Jaccard J = c/(a+b – c)
(Magurran, 1988).
Dónde,
J = coeficiente de Jaccard
c = número de especies comunes a los dos sitios,
a = número de especies del sitio A y,
b = número de especies de la localidad B
Listados de Especies Registradas
En el Anexo D, se presenta el listado de las especies identificadas de mamíferos, su nombre
científico y nombre común. También en este anexo se menciona información ecológica de
las especies registradas, como estrato, que utilizan en el bosque y el tipo de registro
efectuado.
Caracterización Ecológica de las Muestras en la RBL
Muestras Cuantitativas
Bosque maduro sobre llanura aluvial - Este punto de muestreo cuantitativo se ubica en un
hábitat de bosque maduro en el lado sur-occidental de la Laguna Limoncocha. En este punto
se registraron cinco órdenes, 12 familias y 32 especies de mamíferos. Los mamíferos
pequeños fueron los más representativos.
Bosque maduro - Este punto de muestreo cuantitativo se ubica en el lado sur de la Laguna
Limoncocha, a 200 m, aproximadamente, de la Laguna Negra. Presenta un hábitat de bosque
maduro. Se registraron siete órdenes, 12 familias y 31 especies de mamíferos.. En este lugar
se registró el mayor número de especies de mamíferos grandes, lo que indica el buen estado
de conservación de los bosques.
Bosque inundable de palmas de tierras bajas “moretal” - Este punto de muestreo
cuantitativo está localizado en un hábitat de pantano de moretal. Se ubica cerca de la
Comunidad de Itaya y próximo al Río Capucuy. Se registraron siete órdenes, 12 familias y
27 especies de mamíferos.
Bosque inundable de palmas de tierras bajas “moretal” – Este punto de muestreo
cuantitativo se ubica cerca de la Plataforma Laguna A de OEPC, en un hábitat de pantano de
moretal. Se registraron seis órdenes, 10 familias y 28 especies de mamíferos.
Bosque de vegetación de islas - Este punto de muestreo cuantitativo se ubica en un hábitat de
vegetación de islas, en el Río Napo. Los mamíferos registrados corresponden a cinco
órdenes, cinco familias y 13 especies.
Muestras Cualitativas
Bosque maduro intervenido – Este punto de muestreo cualitativo se ubica entre las
plataformas Jivino C y Laguna A de OEPC, en un hábitat de bosque maduro intervenido. Las
especies representativas fueron los monos barizos, guantas, guatusas, guatines y de dos
especies de mamíferos grandes como la danta y el venado.
Vegetación de laguna – En estos puntos de muestreo cualitativo hay un hábitat de vegetación
de laguna, ya que se encuentran cercanos a la Laguna Negra. Las especies representativas de
estos lugares fueron los monos aulladores, barizos, chichicos, leoncillos, el capibara, la danta
y los felinos como el tigrillo y el jaguar. Estos últimos fueron registrados mediante huellas al
borde de los esteros.
Bosque con vegetación de islas - Este punto de muestreo cualitativo se ubica en un hábitat de
vegetación de islas cercano al Río Napo, al sur de la Laguna Limoncocha. Los mamíferos
registrados fueron: el mono machín, pequeñas raposas, armadillo de nueve bandas, guatusas,
guatines. A través de la observación de huellas, se registró a la danta y al sahino.
Bosque secundario - En este punto de muestreo hay un hábitat de bosque secundario cercano
a la plataforma Jivino B de OEPC. Las especies de mamíferos que se registraron fueron
escasas debido posiblemente por el estado de conservación del área y por la influencia de
ruido que existe. Se registraron huellas de conejos, y se observó una ardilla chica.
Muestras Cualitativas en la Zona de Amortiguamiento de la RBL
Bosque maduro aluvial – Estos puntos de muestreo se encuentran dentro de un hábitat de
bosque maduro intervenido. Los mamíferos registrados fueron los monos barizos, chichicos,
raposas grandes y chicas, las ardillas rojizas y chicas, las guantas, guatusas, y armadillos de
nueve bandas. En estos bosques posiblemente habiten algunas especies de murciélagos
fruteros de los géneros Artibeus y Carollia.
Bosque secundario aluvial y Bosque inundable de palmas de tierras bajas “moretal” - El
hábitat que presentan estos puntos de muestreo es de pantano de moretal. Las especies de
mamíferos registradas en estas áreas corresponden a guantas, guatusas, ardillas pequeñas y
grandes. En la muestra LCM6, principalmente, fueron registrados los carnívoros como el
perro de orejas cortas y el yaguarundi al borde de las vía de acceso entre CPF – Plataforma
Jivino B y Plataforma Jivino A de OEPC.
Total de Especies Registradas de Mamíferos en la Zona de Amortiguamiento
El total de especies de mamíferos registrados corresponde a siete órdenes, 16 familias, 22
géneros y 24 especies. Estas especies representan el 13% de los mamíferos presentes en el
piso Tropical Oriental, y el 7% del total de mamíferos registrados en el Ecuador.
Los órdenes, familias, géneros y especies están representados en su totalidad en el listado de
Mastofauna del Anexo D de este informe.
Cálculo del Índice de Diversidad de Shannon-Wiener
Este índice, se calcula en base a los registros obtenidos mediante capturas y observaciones
directas (puntos de muestreo cuantitativo). Es decir, no se consideran aquellas especies que
fueron registradas a través de muestreos cualitativos (encuestas, identificación de huellas u
otros rastros) (ver Cuadro 31).
Cuadro 31
Índice de Diversidad para los Diferentes Puntos de Muestreo Cuantitativo de los Micromamíferos
Índice de Shannon-Wiener
Punto de Número de
Número de
Interpretación de los Índices
(en base a logaritmo
Muestreo Especies (S) Individuos (N)
(en base a Magurran 1987)
natural)
LCM1
29
81
2.89
Diversidad Media
LCM2
25
99
2.57
Diversidad Media
LCM3
20
49
2.58
Diversidad Media
LCM4
25
88
2.44
Diversidad Media
LCM5
12
38
2.29
Diversidad Media
Los valores de diversidad de todos los puntos de muestreo corresponden a una diversidad
media, de acuerdo a los marcos de referencia establecidos por Magurran (1987). Él enuncia
que para el Índice de Shannon-Wiener los valores inferiores a 1.5 se consideran como baja
diversidad, los valores entre 1.6 a 3.4 se consideran como diversidad media y los valores
iguales o superiores a 3.5 se consideran como de alta diversidad.
En el punto de muestreo LCM1, el índice de diversidad es igual a 2.89. Este valor es el más
alto en relación a los otros puntos de muestreo. Esto se debe posiblemente a que los hábitats
de este punto de muestreo se encuentran en un buen estado de conservación.
En el estudio realizado por Procapcon Cía. Ltda. Se reportan para el 2009, 55 especies de
mamíferos de los estudios cuantitativos y cualitativos, arrojando un total de 74 especies
incluyendo las entrevistas, es decir un 39% del total de registros de la Amazonía.
(PROCAPCON Cia. Ltda., 2009).
Similitud entre Comunidades
Para el análisis comparativo entre comunidades se tomó en cuenta el total de registros de
mamíferos (capturas, observaciones de huellas u otros rastros y audiciones) en cada localidad.
Éste consistió de un dendrograma de la similitud entre las cinco listas de especies registradas
en las localidades de muestreo, usando el índice de similitud de Jaccard. Este índice o
coeficiente de similitud prioriza para su cálculo la presencia o ausencia de especies
compartidas entre dos comunidades, el porcentaje de similitud más alto se registró entre los
puntos de muestreo LCM1 y LCM4, y el más bajo, entre los puntos LCM4 y LCM5 (Cuadro
32).
Cuadro 32
Similitud (%) entre Comunidades de Mamíferos (Índice de Jaccard)
LCM1
LCM2
LCM3
LCM4
LCM5
LCM1
LCM2
LCM3
100
31.9
34.1
36.4
25
100
29.5
20.8
19.4
100
27.9
25
100
13.9
LCM4
LCM5
100
Dendrograma (Cluster Análisis) – El dendrograma de la similitud que existe entre los
mamíferos registrados en los cinco sitios de muestreo demostró que el mayor determinante de
la composición mastofaunística es el tipo de bosque. Los registros más similares fueron entre
los puntos LCM1 y LCM4 con un 36.4% de sus especies en común; y los menos similares
entre LCM4 y LCM5 (Gráfico 9).
Gráfico 9
Dendrograma de Similitud de los Mamíferos Registrados
Diversidad y Abundancia
Durante el muestreo realizado se registraron 55 especies de mamíferos, mediante capturas
(muestreo cuantitativo) y observaciones directas (muestreo cualitativo). Si se añade las
especies de mamíferos que fueron registradas a través de otros tipos de muestreos cualitativos
(entrevistas, identificación de huellas u otros rastros), alcanzan un total de 74 especies de
mamíferos. Esto equivale al 39% del total registrado en la Amazonía Ecuatoriana y al 20%
del total registrado en el Ecuador. Según los resultados indicados por el índice de diversidad
de Shannon-Weiner dan una diversidad media y estos porcentajes muestran que la fauna de
mamíferos tiene una diversidad relativa media.
El número de especies de mamíferos por órdenes es el siguiente: Didelfimorfos: 7,
Quirópteros: 28, Primates: 7, Xenartros: 4, Lagomorfos: 1, Roedores: 17, Carnívoros: 6,
Perisodáctilos: 1 y Artiodáctilos: 2. Los mamíferos considerados como abundantes fueron los
murciélagos (Artibeus jamaicensis, A. lituratus, Carollia brevicauda, Carollia perspicillata)
y los monos barizos (Saimiri sciureus). Las especies comunes fueron las raposas de cuatro
ojos (Philander andersoni), los armadillos (Dasypus novencinctus), los cusumbos (Potos
flavus) y los monos leoncillos (Callithrix pygmaea). Las especies poco comunes son los
murciélagos (Artibeus anderseni, A. obscurus, A. phaeotis, Carollia castanea, Tonatia
bidens, T. silvicola, Vampyressa pusilla); los monos (Cebus albifrons, Saguinus nigricollis),
la danta (Tapirus terrestris), las guatusas (Dasyprocta fuliginosa), guantas (Agouti paca), las
ardillas rojizas (Sciurus spp) y las ratas espinosas (Proechimys spp.). Entre las especies raras
que fueron registradas en el área figuran: las raposas (Caluromys lanatus, Marmosa rubra,
Marmosops noctivagus, Metachirus nudicaudatus), los murciélagos (Choeroniscus minor,
Mesophylla macconnelli, Phylloderma stenops, Platyrrhinus brachycephalus, Platyrrhinus
infuscus, Thyroptera tricolor, Vampyrum spectrum), el armadillo gigante (Priodentes
maximus), el capibara (Hydrochaeris hydrochaeris), el jaguar (Panthera onca) y la nutria
gigante (Pteronura brasiliensis).
La estimación del grado de abundancia de otras especies se presenta en el listado de
mastofauna del Anexo D de este informe.
Aspectos Ecológicos
En el área de estudio se diferencian algunos tipos de hábitats, entre los que se destacan: 1)
bosque maduro; 2) bosque secundario 3) vegetación de laguna, ríos pequeños y esteros. Estos
hábitats contienen una gran cantidad de microhábitats utilizados por varias especies de
mamíferos. La vegetación de los bosques que se encuentran en buen estado de conservación
se ubican hacia el lado sur occidental de la Laguna Limoncocha (Sendero El Caimán y
Laguna Negra), donde ocurrieron más registros en especies, principalmente de mamíferos
grandes como: monos aulladores (Alouatta seniculus), machines (Cebus albifrons), dantas
(Tapirus terrestris), venado (Mazama amaericana), capibara (Hydrochaeris hydrochaeris),
jaguar (Panthera onca) y nutria gigante (Pteronura brasiliensis). Por esta razón, se ha
considerado al área como un refugio natural de mamíferos grandes.
En relación con los aspectos reproductivos, durante el estudio se encontró que algunas
especies de marsupiales y murciélagos estaban en la etapa de gestación y con crías.
En las otras áreas de bosques de la RBL no se registró la mayoría de los mamíferos grandes
mencionados. La causa para este hecho puede atribuirse a los impactos que ocasionan las
actividades humanas como la hidrocarburífera y cacería por parte de las comunidades
Kichwas.
Gremios Alimenticios
El gremio alimenticio de las especies de mamíferos se presenta en el Anexo D.
mamíferos del área pertenecen a seis categorías establecidas para el estudio.
Los
Los grupos más representativos son los frugívoros y herbívoros, que ascienden al 58.1% del
total de especies registradas, los omnívoros, al 17.6%, los carnívoros registrados son tres y
alcanzan un 4.1%. Los demás grupos se encuentran en menor porcentaje.
Estado de Conservación
La UICN (Hilton – Taylor, 2000) incluye como especies "en peligro" (EN) a: la nutria gigante
(Pteronura brasiliensis), el armadillo gigante (Priodontes maximus); como especies
"vulnerables" (VU): al chorongo (Lagothrix lagotricha); como especies "casi amenazadas"
(NT) a: la raposa (Caluromys lanatus), el jaguar (Panthera onca), los murciélagos (Artibeus
obscurus, Rhinophylla fischerae, Vampyrum spectrum), el tapir amazónico (Tapirus
terrestris).
La CITES (2000) categoriza dentro del Apéndice I al: jaguar (Panthera onca), la nutria
gigante (Pteronura brasiliensis), el armadillo gigante (Priodontes maximus). Dentro del
Apéndice II están: el pecarí de collar (Pecari tajacu), el tapir amazónico (Tapirus terrestris),
los monos: chichico (Saguinus nigricollis), aullador del Oriente (Alouatta seniculus),
cotoncillo rojo (Callicebus cupreus), machín (Cebus albifrons), chorongo (Lagothrix
lagotricha) y barizo (Saimiri sciureus). Dentro del Apéndice III: está el venado colorado
(Mazama americana), cabeza de mate (Eira barbara), cuchucho (Nasua nasua), cusumbo
(Potos flavus) y guanta (Agouti paca).
En el área se registra dos especies en peligro o amenazadas; una especie vulnerable y seis casi
amenazadas.
El libro Rojo de los mamíferos del Ecuador (Tirira, 2000) incluye a la “nutria gigante” dentro
de la categoría de Especies en Peligro Crítico (CR), dentro del país.
Especies Vulnerables (VU) se registraron al “jaguar” (Pantera onca) y al mono “chorongo
(Lagothrix lagotricha).
Las especies registradas dentro de la categoría de Casi Amenzadas fueron: “tapir” (Tapirus
terrestris) y el murciélago (Vampyrum spectrum).
Dentro de la categoría con Datos Insuficientes (DD) se incluye al murciélago (Caluromys
lanatus) y al “armadillo gigante” (Priodontes maximus).
Especies Indicadoras
En cada uno de los puntos cualitativos y cuantitativos se detectaron especies de mamíferos
sugeridas como bioindicadores de un buen estado de conservación del área.
Los mamíferos grandes como: el armadillo gigante (Priodontes maximus), la danta o tapir
(Tapirus terrestris); los tigrillos (Leopardus spp), el jaguar (Panthera onca), el capibara
(Hydrochaeris hydrochaeris), la nutria gigante (Pteronura brasiliensis), los monos:
aulladores (Alouatta seniculus), micos (Cebus albifrons), chorongos (Lagothrix lagothricha);
el venado (Mazama americana) y los saínos (Pecari tajacu); así como algunos mamíferos
pequeños: los murciélagos (Tonatia bidens, T. silvícola, Phyllostomus hastatus, P. elongatus,
Vampyrum spectrum) son especies que pueden indicar un buen estado de conservación de los
bosques o muestran que los bosques mantienen condiciones ecológicas aptas para la
supervivencia de tales especies.
Especies de Interés Científico
Dos especies de mamíferos del área pueden ser consideradas de interés científico: el
murciélago con ventosas (Thyroptera tricolor) que habita en los cartuchos de hojas de
heliconias, en el bosque cercano al Río Capucuy (LCM3); y el murciélago de rostro pálido
(Phylloderma stenops) que habita en los bosques del sendero etnobotánico “El caimán” y
cercano a la Laguna Negra. Estas especies son raras, poco se conoce sobre su distribución y
ecología.
Uso del Recurso Mastofaunístico
Los venados, sahinos de collar, armadillos, guantas y guatusas tienen importancia alimenticia
en la comunidad Kichwa. Las poblaciones de los mamíferos grandes han disminuido fuera y
dentro del área de la RBL, posiblemente debido a la cacería intensiva.
o Durante el muestreo realizado se registraron 55 especies de mamíferos, mediante
capturas y observaciones directas (puntos de muestreo cuantitativo). Si se añade las
especies que fueron registradas a través de muestreos cualitativos (entrevistas,
identificación de huellas u otros rastros) alcanzan a un total de 74 especies de
mamíferos, lo cual equivale al 39% del total registrado en la Amazonía Ecuatoriana y
al 20% del total registrado en el Ecuador.
o Los valores de diversidad de todos los puntos de muestreo cuantitativo
mastofaunístico corresponden a una diversidad media, de acuerdo a los marcos de
referencia establecidos en Magurran (1987).
o En el punto de muestreo LCM1, el índice de diversidad es igual a 2.89. Este valor es
el más alto en relación a los otros puntos de muestreo. Esto se debe posiblemente a
que los hábitats de este punto de muestreo se encuentra en un buen estado de
conservación.
o Observando el Índice de Similitud de Jaccard, el porcentaje de similitud más alto fue
del 36.41%, entre los puntos de muestreo LCM1 y LCM4, y el más bajo fue del
13.9%, entre los puntos de muestreo LCM4 y LCM5.
Estos resultados,
probablemente se deben a los cambios del ambiente en los puntos de muestreo. Las
especies tienden a desplazarse hacia otros hábitats no muy intervenidos.
o En relación con los aspectos reproductivos, durante el estudio se encontró que algunas
especies de marsupiales y murciélagos estaban en la etapa de gestación y con crías.
o Por información de los habitantes de la localidad, se conoce que existe una presión
alta sobre las poblaciones de mamíferos que habitan en la zona, debido especialmente,
a la práctica de la cacería.
o Según la UICN y CITES en el área se registran dos especies de mamíferos en peligro
o amenazadas; una especie vulnerable y seis casi amenazadas.
Fotografía 5. Muestreo de Mastofauna LCM2. Vampyrum spectrum.
Septiembre, 2002
Fotografía 6. Muestreo de Mastofauna LCM1. Sturnira magna.
Septiembre, 2002
Fotografía 7. Muestreo de Mastofauna LCM5. Tonatia silvicola
Septiembre, 2002.
Fotografía 8. Muestreo de Mastofauna LCM1. Uroderma bilobatum.
Septiembre, 2002
Fotografía 9. Muestreo de Mastofauna LCM3. Thyroptera tricolor.
Septiembre, 2002
Herpetofauna (Anfibios y Reptiles)
Ecuador, es uno de los países con menor superficie terrestre en Sudamérica. Actualmente
cuenta con 256,370 km2, pero constituye uno de los países Megadiversos del Planeta
(Mittermeier et al., 1997). Su alta biodiversidad se debe a una gran variedad de factores
ecológicos, geográficos y climáticos.
Los factores más determinantes para la alta biodiversidad son: las glaciaciones en el
Pleistoceno o cambios climáticos en las áreas que actualmente se asienta la RBL. “Las
glaciaciones determinaron cambios en el paisaje, como consecuencia de la disminución de los
niveles de precipitación, los bosques se convirtieron en sabanas, quedando pocos refugios
boscosos denominados Refugios del Pleistoceno. El aislamiento que debió experimentar la
herpetofauna, se tradujo a procesos de especiación, de allí se explica la actual biodiversidad y
los niveles de endemismo de la zona “(Haffer, 1969, 1974)
Al referirnos al número de especies de la herpetofauna, Ecuador ocupa el tercer lugar a nivel
mundial con sus 425 especies de anfibios y el séptimo lugar con sus 396 reptiles Coloma &
Quiguango (2002)
Dentro de este contexto, es primordial mencionar que el Piso Tropical Oriental, ocupa una
gran extensión del territorio ecuatoriano. Éste contiene los mayores porcentajes de especies
de anfibios y reptiles reportados para el país. Sin embargo en los últimos años, en la mayoría
de las Áreas Protegidas del Ecuador, se desconoce la verdadera riqueza de este recurso, y cuál
es el rol que desempeña dentro de los complejos ecosistemas amazónicos. Las principales
causas de esto son: inventarios herpetofaunísticos incompletos, datos de más de diez años y la
poca participación que tienen los entes que integran el SNAP en acciones de manejo del
recurso herpetofaunístico.
Se ha tomado criterios esenciales del estudio de Áreas Prioritarias para la Conservación de la
Biodiversidad en el Ecuador Continental (Sierra et al 1999). Estos criterios enfocan, no
solamente las especies presentes en un área determinada, sino también aspectos relacionados
con la riqueza del entorno natural.
Se utilizaron metodologías establecidas en los protocolos de Monitoreo de Anfibios de
América Latina (TNC, 1999). Se detalla la riqueza de especies por tipos de hábitats, situación
de conservación, tipos de áreas de manejo y recomendaciones.
Metodología
Fase de Campo - La información del presente capítulo fue recabada durante el mes de
septiembre de 2002. Los sitios muestreados corresponden principalmente a bosques maduros
de tierra firme, pantanos de moretal, bosques secundarios y vegetación de isla. Durante la
fase de campo se estudiaron cinco sitios de muestreo cuantitativos y diez puntos de muestreo
cualitativos (observación) (ver Figura 14). En los puntos de muestreo cuantitativos se
aplicaron un conjunto de cinco transectos lineales de 100 m de longitud por una banda de
muestreo de 4 m.
Las metodologías empleadas para el estudio, corresponden a técnicas de muestreo
estandarizadas y detalladas por Heyer et al. (1994). Las técnicas que se indican a
continuación, fueron seleccionadas no sólo porque son estandarizadas, sino también por su
flexibilidad a cualquier topografía y por su efectividad para estudiar densidades poblacionales
de la herpetofauna en diferentes pisos altitudinales y en distintos hábitats (Crump, Scott 1994
& Jaeger 1994).
Transectos de Registro de Encuentros Visuales (REV) - La metodología aplicada incluyó
capturas diurnas y nocturnas en cinco transectos lineales de 100 m de longitud por una banda
de muestreo de 4 m. Los transectos se ubicaron en forma equitativa en los puntos
cuantitativos (ver Cuadro 33). La distancia de separación entre transectos fue de 50 m,
distancia que asegura la independencia en las observaciones; los 50 m de separación permite
obtener datos (muestras) independientes por transectos para poder hacer comparaciones entre
muestras.
Transectos de Franjas Auditivas (TFA) - Simultáneamente a los transectos de Registro de
Encuentros Visuales, se aplicaron Transectos de Franjas Auditivas (Zimmerman, 1994) que
se basan en la detección de las vocalizaciones de anuros machos obviando su observación y
captura. En este tipo de transectos se identificó el número de machos vocalizando (cantos) a
lo largo de los transecto de registro de encuentros visuales. El número de machos
vocalizando, se estimó mediante un rango subjetivo de abundancia sugerido por Bishop et al
(1994), mediante los siguientes rangos:
1
2
3
4
para un individuo macho
para un coro de 2-5 machos
para un coro de 6-10 machos
para coros de >10 machos
Parcelas de Hojarasca de 20 m x 20 m – Para la evaluación de la herpetofauna en los 10
puntos cualitativos (ver Cuadro 33) se utilizó la metodología de parcelas de hojarasca (Jaeger
& Inger 1994). Las parcelas de hojarasca permiten registrar herpetofauna terrestre que
generalmente tiene hábitos fosoriales u ocultos y son de difícil detección con otras
metodologías. En cada punto cualitativo se ubicó cinco parcelas, separadas entre sí,
aproximadamente por 50 m, evaluando un total de 50 parcelas en los 10 puntos de estudio.
Complementando ésta metodología se realizaron caminatas libres por los senderos y áreas
aledañas a los sitios.
Figura 14
Mapa con Puntos de Muestreo de Herpetofauna
Registro de Información - Cada transecto fue muestreado por un investigador y un asistente
local por seis ocasiones (tres diurnas y tres nocturnas), en el mismo ciclo de muestreo,
obteniendo un total de 150 muestreos.
Los recorridos diurnos en los transectos se efectuaron entre las 09h00 a 12h30, y por la noche
de 18h30 a 23h30; empleando 60 minutos por transecto. El orden de muestreo de cada
transecto se seleccionó al azar, disminuyendo así los cambios en los microhábitats (cambios
en la riqueza de especies) que suelen producirse por las variaciones climáticas de un día a
otro.
Para las parcelas, los muestreos se realizaron por la tarde entre las 14h00 y las 16h00,
empleando 20 minutos por cuadrante.
Los horarios de muestreo se han establecido de acuerdo a la naturaleza de la herpetofauna,
tomando encuenta que la mayor parte de anfibios y reptiles tienen actividades nocturnas, pero
en cambio otros grupos tienen actividades diurnas.
Fase de Identificación – Todos los especímenes de anfibios y reptiles capturados in situ en
los transectos fueron transportados al campamento (en fundas de plástico-anfibios y en fundas
de tela-reptiles). Para su registro e identificación se usó claves taxonómicas, (Duellman 1978,
Lynch 1980, Peters y Orejas-Miranda 1970, Peters 1973, Vitt y De La Torre 1996), y
posteriormente fueron liberados en áreas aledañas a los sitios de estudio. Los especímenes no
fueron liberados en los mismos sitios para evitar una sobre estimación de la abundancia de las
especies en los sitios de muestreo. De cada espécimen se registraron datos sobre sus hábitos,
hábitats, y hora de captura, lo cual permite establecer la distribución espacio-temporal de las
especies.
Puntos de Muestreo
Los puntos de muestreo cubrieron diferentes hábitats de acuerdo a lo que se detalla en el
Cuadro 33:
Cuadro 33
Ubicación de las Muestras de Herpetofauna dentro de la Reserva Biológica Limoncocha
Muestr
Tipo de
Coordenadas UTM*
Fecha
Hábitat
a
x
y
Muestreo
LCH1
09/02
320666
9958047
Cuantitativo
Bosque maduro
LCH2
09/02
324772
9958857
Cuantitativo
Bosque maduro
LCH3
09/02
326942
9956504
Cuantitativo
Bosque maduro
LCH4
09/02
322482
9956002
Cuantitativo
Pantano de moretal
LCH5
09/02
323622
9953514
Cuantitativo
Vegetación de islas
LCH6
09/02
319452
9956078
Cualitativo
Bosque secundario
LCH7
09/02
319080
9959425
Cualitativo
Bosque maduro
LCH8
09/02
327866
9958472
Cualitativo
Bosque maduro
LCH9
09/02
321653
9959548
Cualitativo
Bosque maduro
LCH10
09/02
321751
9955230
Cualitativo
Bosque maduro
LCH11
09/02
323616
9958246
Cualitativo
Pantano de moretal
LCH12
09/02
326134
9958244
Cualitativo
Vegetación de laguna
LCH13
09/02
324817
9956047
Cualitativo
Vegetación de isla
LCH14
09/02
320233
9956441
Cualitativo
Bosque secundario
LCH15
09/02
324083
9952700
Cualitativo
Pantano de moretal
* Datum Zona 18 (UTM PSA1956)
Caracterización de los Puntos de Muestreo Cuantitativo
“Generalmente los análisis de riqueza, abundancia y distribución de la herpetofauna, se
realizan exclusivamente en función de la altitud, el clima y la localidad geográfica específica.
No obstante, para que los análisis puedan aproximarse a la realidad ecológica del área, es
necesario considerar aspectos de la estructura del bosque, microhábitats específicos, así como
las asociaciones con zonas particulares de vegetación. Los dos últimos aspectos, usualmente
son modificados por la acción humana, por lo que para lograr una comprensión apropiada de
los procesos biológicos de la herpetofauna, es necesario considerar también la estructura de la
vegetación y los tipos de hábitat” (Heatwole 1982).
Con esta consideración, la
caracterización que se presenta tiene un carácter descriptivo basado en apreciaciones
cualitativas de los hábitats estudiados.
Muestra LCH1 - El punto se ubica en el sendero denominado “el caimán”, que es utilizado
como ruta de ecoturismo, y corresponde a una formación vegetal de bosque maduro de tierra
firme. El relieve es plano con sotobosque poco denso y dosel medianamente abierto con
abundante hojarasca. El área en general se encuentra influenciada por parcelas permanentes
de estudios botánicos y la trocha del sendero turístico.
Muestra LCH2 - El punto se localiza en un área de influencia directa de la Laguna Negra.
Está caracterizado por ser un hábitat de ecotóno (zona de transición entre sistemas ecológicos
adyacentes), entre bosque maduro sobre colinas y pantanos de moretal La cobertura vegetal
del sotobosque es densa, el dosel es medianamente abierto y hay presencia de abundante
hojarasca en el suelo. Aledaños al sitio se observaron varias trochas abiertas hace algún
tiempo para actividades sísmicas. También se encuentra el Estero Amaruyacu que
desemboca en la Laguna Limoncocha.
Muestra LCH3 - Este punto se ubica en una zona de pantano de moretal, rodeado de bosque
maduro. Presenta relieve plano. La cobertura vegetal del sotobosque es densa con un dosel
medianamente abierto. El sitio se encuentra influenciado por el Río Capucuy. Hay ruido
producidos por la plataforma Itaya “B” de OEPC.
Muestra LCH4 - El punto LCH4, se ubica en pantano de moretal, caracterizado por presentar
relieve plano, con sotobosque denso y dosel parcialmente abierto. El sitio se encuentra
influenciado por actividades hidrocarburíferas de la Plataforma Laguna “A” de OEPC y vía
de acceso.
Muestra LCH5 - La composición florística, en su mayor parte corresponde a vegetación de
islas, con evidencias de haber sido alterada. En la zona se encuentran cultivos de plátanos y
animales domésticos libres, como es el caso de cerdos. Sin embargo, en la actualidad la isla
está abandonada y sujeta a un lento proceso de regeneración. Existen pequeños remanentes
de bosque secundario, caracterizado por guarumos, Capirona y vegetación arbustiva, los
mismos que constituyen refugios para la herpetofauna.
Caracterización de los Puntos de Muestreo Cualitativo dentro de la RBL
Muestra LCH10 - Este punto se localiza en un bosque maduro intervenido, con relieve
plano, dosel y sotobosque poco denso, y abundante hojarasca. Hay varios claros de bosque
originados por la caída natural de árboles. El sitio se encuentra influenciado por la vía de
acceso entre el pozo Jivino “C” y la plataforma Laguna “A” de OEPC.
Muestras LCH11 y LCH12 - Estos puntos de muestreo se ubican en hábitat lacustre,
dominado por gramalotes y palmas del género Bactris. El sotobosque es denso con dosel
medianamente abierto. En los dos sitios se encuentran varios montículos de vegetación con
lodo y huellas que indican que son áreas de anidación del caimán negro (Melanosuchus
niger).
Muestra LCH13 - El punto se caracteriza por presentar vegetación de islas, dominado por
caña brava, guarumos y Capirona. El relieve es plano, con sotobosque denso con dosel en su
mayor parte abierto. La plataforma Laguna “A” de OEPC se encuentra a 500 m del punto de
estudio.
Muestra LCH14 - El punto corresponde a un hábitat de bosque secundario en proceso de
recuperación, relieve irregular, dosel medianamente abierto y sotobosque poco denso. Este
sitio se encuentra a 400 m de la Laguna Limoncocha y a 150 m del Pozo Jivino “B” de
OEPC.
Caracterización de los Puntos de Muestreo Cualitativos en Zonas de Amortiguamiento de
la RBL
Muestra LCH6 - El punto de muestreo se encuentra entre el tramo de la carretera que une el
pozo Jivino “A” con el pozo Jivino “B” de OEPC, y corresponde a bosque secundario.
Presenta un relieve plano, dosel abierto y sotobosque denso. El estrato herbáceo está
dominado por heliconias.
Muestras LCH7, LCH8 y LCH9 - Estos puntos se ubican en la carretera CPF (OEPC) –
Puerto Itaya, dentro de un bosque maduro intervenido con relieve plano. El sotobosque poco
denso y dosel medianamente abierto.
Muestra LCH15 - El punto se localiza en pantano de moretal, próximo al pozo Indillana-1,
en la localidad denominada Elliguanga. El relieve es plano, con sotobosque denso y dosel en
su mayor parte abierto.
Fase de Análisis de la Información
La descripción de la diversidad de organismos en cada sitio, amerita algunas fases de análisis.
Se presentan índices de diversidad de los puntos de muestreo con el fin de tener una
aproximación cuantitativa de la riqueza de anfibios y reptiles de la RBL en cada lugar
muestreado:
Riqueza de Especies - Se expresa a través de listas de especies por puntos de muestreo
cuantitativos, y permite visualizar en forma breve la riqueza biológica de los puntos y,
además, realizar inferencias sobre su estatus de conservación, en función del tipo de especies
localizadas.
Índices de Diversidad
La mayor ventaja de estos índices consiste en la transformación de numerosas dimensiones de
un ambiente (originadas por tener numerosas especies con numerosos individuos) en un solo
factor numérico, y así convertirlo en un elemento comparable con otros índices provenientes
de otros sitios. En cambio, la mayor desventaja de estos índices es que no se toma en cuenta
la composición de las especies; esto es, que dos sitios con un mismo valor del índice de
diversidad pueden tener una composición de especies totalmente diferente.
El índice utilizado en el presente estudio corresponde al del Shannon-Wiener (H´) es el más
ampliamente utilizado (Franco-López 1995) e indica el grado de incertidumbre en predecir a
cuál especie pertenecería un individuo al azar en la muestra (más cerca de 0 menor
incertidumbre, menor diversidad) (Ludwing & Reynolds 1988; Begon et al. 1996). El índice
de Shannon-Wiener se calcula a partir de la ecuación:
H’ = -  pi ln pi (Magurran, 1987).
Donde:
H`= Índice de Shannon-Wiener.
pi = indica la proporción de individuos de la especie iésima en relación al total de individuos
de la muestra
ln = logaritmo natural.
La fórmula puede ser usada con cualquier logaritmo pero en los últimos años hay tendencia a
un creciente uso del logaritmo natural (en base e) (Magurran, 1987).
Índice de Similitud de Jaccard - Cluster
Una forma gráfica de proporcionar datos de similitud entre comunidades biológicas en
ambientes naturales y seminaturales viene dado por el análisis “Cluster”, mediante este
modelo, se expresa el valor porcentual de las ocurrencias simultáneas de las especies en
diferentes ambientes (Magurran, 1987). El análisis “Cluster”, en el presente estudio establece
comparaciones entre comunidades desde el punto de vista cualitativo, permitiendo determinar
que porcentaje de semejanza hay entre la riqueza de especies y los hábitats estudiados
Índice de Similitud de Jaccard
La similaridad o similitud se define como una cualidad comparativa en el contenido de
especies de flora y fauna presentes en dos ecosistemas o hábitats comparables (Sarmiento,
2000).
De esta manera, con el objetivo de conocer la similitud de los cinco ambientes muestreados
en el presente estudio, se calculó el índice de similitud de Jaccard. El índice de Jaccard
básicamente representa el valor porcentual de las ocurrencias simultáneas de especies entre
dos sitios (Magurran, 1987).
El índice Jaccard se calcula a partir de la ecuación:
Cj = j/(a+b-j) (Magurran, 1987).
Donde:
Cj = Índice de Jaccard
J = es el número de especies halladas en ambas localidades
a = el número de especies de la localidad A
b = el número de especies de la localidad B
Especies Presentes y Abundancia Relativa - A través de este estudio se determinó una
herpetofauna de 92 especies, que representa el 10.59%, del total de la herpetofauna del país y
el 25.48% del total de la herpetofauna del Piso Tropical Oriental del Ecuador. Para la clase
Anfibia, se registraron dos órdenes (Anura y Caudata), con seis familias, 22 géneros y 53
especies. En la clase Reptilia se reportaron cinco órdenes (Sauria, Amphisbaenia Crocodylia,
Ophidia y Chelonia), con 14 familias, 28 géneros y 39 especies. Los listados taxonómicos se
presentan en el Anexo D.
Esta riqueza biológica se distribuyó de la siguiente manera:
Punto de Muestreo LCH1
Anfibios - Se registraron dos órdenes (Anura y Caudata), con seis familias, 15 géneros y 34
especies. Las familias más representativas fueron: Hylidae con 14 especies y Leptodactylidae
con diez especies.
Reptiles - Se registraron dos órdenes (Sauria y Ophidia), con seis familias, nueve géneros y
12 especies.
Punto de Muestreo LCH2
Anfibios - Se registró un orden (Anura), con cuatro familias, 17 géneros y 30 especies. Las
familias más representativas fueron: Hylidae con 12 especies y Leptodactylidae con 10
especies.
Reptiles - Se registraron cuatro órdenes (Sauria, Amphisbaenia, Ophidia y Chelonia), con 12
familias, 17 géneros y 21 especies.
Punto de Muestreo LCH3
Anfibios - Se registró un orden (Anura), con cuatro familias, 12 géneros y 26 especies. Las
familias más representativas fueron: Hylidae con 13 especies y Leptodactylidae con nueve
especies.
Reptiles - Se registraron dos órdenes (Sauria y Ophidia), con tres familias, cuatro géneros y
cuatro especies.
Punto de Muestreo LCH4
Anfibios - Se registró un orden (Anura), con cuatro familias, 13 géneros y 21 especies. Las
familias más representativas fueron: Hylidae con diez especies y Leptodactylidae con cinco
especies.
Reptiles - Se registraron dos órdenes (Sauria y Ophidia), con seis familias, nueve géneros y
diez especies.
Punto de Muestreo LCH5
Anfibios - Se registró un orden (Anura), con tres familias, seis géneros y diez especies. La
familia más representativa fue: Leptodactylidae con seis especies.
Reptiles - Se registraron tres órdenes (Sauria, Crocodylia y Ophidia), con seis familias, nueve
géneros y 12 especies.
Diversidad
En el Cuadro 34 se presenta el Índice de Diversidad (Shannon-Wiener) para los cinco puntos
muestreados. Nótese como los resultados en bosques maduros, presentan números de
especies similares, con una pequeña diferencia en el número de individuos; caso similar se
observa en los pantanos de moretal en cuanto al número de especies, aunque no del número
de individuos.
Cuadro 34
Índice de Diversidad de la Herpetofauna en los Puntos de Muestreo Cuantitativos de la RBL
Puntos
Cuantitativ
os
LCH1
LCH2
LCH3
LCH4
LCH5
Hábitats
Bosque
maduro
Bosque
maduro
Pantano de
moretal
Pantano de
moretal
Vegetación
de islas
Número de
Especies
Número de
Individuos
Índice de Shannon
(en base a Logaritmo
Natural)
Grado de Diversidad
(Magurran 1987)
44
123
3.27
Diversidad Media
51
98
3.39
Diversidad Media
30
131
2.76
Diversidad Media
31
60
3.02
Diversidad Media
22
34
2.06
Diversidad Media
Los valores obtenidos en los cinco muestreos cuantitativos indican una diversidad media, en
base a lo sugerido por Magurran (1987). Él enuncia que para el Índice de Shannon-Wiener,
los valores inferiores a 1.5 se consideran como diversidad baja, los valores entre 1.6 a 3.4 se
consideran como diversidad media y los valores iguales o superiores a 3.5 se consideran
como diversidad alta. En comunidades naturales, este índice suele presentar valores entre 1.5
y 3.5 y sólo raramente sobrepasa los 4.5 (Margalef 1972, citado en Magurran 1987).
De acuerdo a los criterios dados por Magurran (1987) y preceptos emitidos por la Hipótesis
de Alteración Intermedia (Altamirano com pers) la cual predice que la diversidad de especies
podría ser más alta o media en hábitats con niveles intermedios de alteración ecológica (bien
sea de origen natural o antrópica); la diversidad media obtenida en los cinco puntos de
muestreo (respaldan la hipótesis), indicaría la importancia de los hábitats de la RBL para la
herpetofauna. La significancia de los valores de diversidad es importante en la ecología y
biología de la conservación.
Los mayores valores del índice de Diversidad corresponden a los bosques maduros (LCH1 y
LCH2). Seguramente el buen estado de conservación de los sitios, permite que la matriz
natural del bosque genere factores ambientales como: temperatura óptima, precipitación y
humedad permanente del aire. Los cuales favorecen a procesos de reproducción, dispersión y
migración de la herpetofauna.
Los valores moderados de diversidad registrados en los puntos de muestreo: LCH3 y LCH5
posiblemente se deban a que estos hábitats fueron sometidos a presiones antrópicas (caza,
pesca, cultivos, introducción de animales domésticos, etc.). Durante tales presiones los
hábitats se modificaron, disminuyendo los sitios de reproducción y alimentación.
Estas aseveraciones cobran fuerza debido a que anfibios y reptiles suelen comportarse como
especies filopátricas (Blaustein et al., 1994), es decir, tienen fuertes vínculos con sus sitios de
reproducción. Además son altamente sensibles a las variaciones ambientales. Por esta razón,
cuando las condiciones ambientales normales cambian, sus poblaciones experimentan
modificaciones que pueden acarrear la disminución o extinción de una especie o de la
comunidad entera.
Similitud entre Comunidades
Observando los Coeficientes de Similitud de Jaccard, que priorizan para su cálculo la
presencia de especies compartidas entre sitios (Magurran, Op.cit), en el Cuadro 35 se indican
los porcentajes de similitud para los cinco puntos muestreados:
Cuadro 35
Similitud entre Ambientes en Base a Especies Comunes de
Anfibios y Reptiles (Coeficiente de Similitud de Jaccard en Porcentaje)
en la RBL
LCH1
LCH2
LCH3
LCH4
LCH5
LCH1
100
LCH2
31.4
100
LCH3
24.5
30.5
100
LCH4
26.3
25.8
24.5
100
LCH5
22.4
20
19.51
21.95
100
El análisis de similitud (Cuadro 35) entre los cinco puntos muestreados, basado en las
abundancias de las especies compartidas, refleja el más alto coeficientes de similitud entre:
bosque maduro 1 - bosque maduro 2 y el más bajo coeficiente de similitud entre el pantano de
moretal 1 - vegetación de islas.
Gráfico 10
Dendrograma de Similitud de los Puntos Muestreados, basados en las
Abundancias de Especies Compartidas
Corroborando con los resultados de similitud obtenidos en el Cuadro 35, el dendrograma de
similitud (Gráfico 10) generó dos agrupamientos extremos entre los ambientes estudiados:
bosque maduro 1 – bosque maduro 2, que refleja la mayor proximidad entre ellos (mayor
similitud) y el bosque maduro 1 – vegetación de islas, que refleja la menor proximidad entre
los dos ambientes (menor similitud).
Explicaciones posibles para los altos coeficientes de similitud:
Bosque Maduro 1 - Bosque Maduro 2
Analizando el valor más representativo de similitud entre los puntos de muestreo LCH1 y
LCH2, se puede indicar que ambos tienen hábitat de bosque en buen estado de conservación;
donde existe humedad permanente (del suelo y aire) y la temperatura ambiental permanece
estable. Estas condiciones ofrecen a las poblaciones de anfibios y reptiles mayor
disponibilidad de microhábitats para sus ciclos de vida. En los dos ecosistemas se tiene casi
el mismo número de especies con la diferencia de que en el bosque maduro 2 hay siete
especies más que en el bosque maduro 1 (Cuadro 35).
Explicaciones para los bajos coeficientes:
Pantano de Moretal 1 – Vegetación de Islas
En los dos hábitats existe una gran barrera ecológica, que constituye el Río Napo, el cual,
posiblemente está modificado la diversidad, abundancia y distribución espacial de la
herpetofauna. Otro posible factor que se le atribuye es la intervención antrópica que ha
sufrido particularmente, la isla (punto de muestreo LCH 5) y la naturaleza de los dos hábitats
(en cuanto a su estructura boscosa), que son poco heterogéneos. Estas serían las razones para
que exista una baja similitud entre los dos puntos de muestreo, que se han visto también
reflejadas en un bajo número de especies entre sitios (Cuadro 35).
Aspectos Ecológicos Relevantes
Nicho Trófico de las Comunidades
Una de las características particulares de los anfibios, es que constituyen eslabones
importantes en el flujo de energía dentro de la cadena trófica tanto en ecosistemas acuáticos
como en terrestres (Stebbins y Chen, 1995). Esta misma característica, en las lagartijas
permite determinar el uso que las especies hacen del hábitat y microhábitat, su actividad y
comportamiento de forrajeo (Vitt et al 1996). El entender las interacciones de las redes
alimenticias, permite evaluar la estrecha relación que existe entre el estado de conservación
de los hábitats y la estabilidad de las comunidades de anfibios y reptiles.
De acuerdo a este precepto, en la Reserva Biológica Limoncocha al existir hábitats con
diferentes estadios de sucesión vegetal, ya sea por acciones de tipo natural o antrópicas,
estarían afectando la frecuencia e intensidad de consumo de alimento (Crump, 1994). Esto
origina incremento en la herpetofauna de dietas generalistas y disminución en los grupos
especialistas.
A continuación se detallan las principales dietas de los anfibios y reptiles encontrados en
Limoncocha:
La mayoría de anfibios registrados en la RBL presentan dietas generalistas, entre ellos se
pueden citar a: Bufonidos (Bufo marinus y Bufo glaberrimus), Hylidos de los géneros Hyla,
Osteocephalus, Phrynohyas Phyllomedusa, Scinax y Nyctimantis, Leptodactilidos de los
géneros Eleutherodactylus, Leptodactylus, Edalorhina, Vanzolinius e Ischcnonema,
Microhylidos de los géneros Chiasmoclesis y Hamptophryne y las dos especies de
Plethodontidos del género Bolitoglossa.
Otros anfibios presentan dieta altamente especializada como Physalaemus petersi
(Leptodactylidae) que consume termitas (Duellman, 1978; Parmelee, 1999). Miembros de la
familia Bufonidae, como el complejo de especies Bufo margaritifer y Dendrophryniscus
minutus, incluyen en su dieta un altísimo porcentaje de hormigas (Parmelee, 1999)
Algunas especies de la familia Dendrobatidae, especialmente de los géneros Dendrobates,
Allobates, Colostethus y Epipedobates, cuya dieta está formada exclusivamente de hormigas
(Cawdwell, 1996).
Los Saurios (Lagartijas) de los géneros Pseudogonatodes, Gonatodes, Enyalioides, y
Arthrosaura son insectívoros generalistas. Otros géneros como: Kentropix, Mabuya y
Prionodactylus se alimentan de insectos y lagartijas. Finalmente los Teidos de los géneros
Ameiva y Tupinambis son omnívoros.
Los Ophidios registrados en el estudio, presentan varias dietas, aún desconocidas, por lo que
se les clasificó en los siguientes grupos específicos: consumidoras de ranas (Leptodeira), de
culebras (Clelia), de caracoles (Dipsas y Drepanoides), de lagartijas arborícolas (Imantodes y
Oxybelis), generalistas que incluyen: mamíferos y aves pequeñas (Boa, Corallus, Bothrops,
Bothriopsis y Lachesis), lagartijas terrestres (Oxyrhopus) y peces (Micrurus). Las tortugas
conocidas como charapas (Podocnemis unifilis y Podocnemis expansa) y la tortuga “motelo”
(Geochelonoide denticulata) se han adaptado a una dieta combinada entre herbívora-frugívora
y los caimanes: Melanosuchus niger y Caiman cocodrilus incluyen en su dieta a fauna
ictiológica (peces).
Especies Indicadoras
“La permeabilidad de los huevos y de la piel en los anfibios, les facilita la absorción de
diferentes agentes del ambiente, además su ciclo de vida complejo que presentan un estado
larval que habita cuerpos de agua y otros aspectos biológicos y ecológicos, les confiere
características de indicadores potenciales de estrés ambiental” (Barinaga, 1990; Blaustein &
Wake 1990; Giman, 1990; Pechmann & Wilbur, 1994; Stebbins & Cohen 1995).
“Su susceptibilidad a la destrucción del hábitat, a efectos de borde en procesos silviculturales,
a cambios de las condiciones climáticas locales y posiblemente globales, (al observarse
disminución de las poblaciones y en algunos casos desaparición de especies de áreas
templadas y tropicales) les confiere la denominación de especies clave-indicadoras de
cambios ambientales” (Blaustein & Wke 1990; Crump et al 1992; Heyer et al 1988; La
Marca & Reinthaler 1991).
Especie clave, se define a aquella especie que ejerce una influencia directa sobre los otros
miembros de la comunidad sin proporción a su abundancia o densidad. Al removerla la
comunidad cambia drásticamente y el ecosistema sucumbe a la presión del disturbio
(Sarmiento, 2000)
Con estos antecedentes y de acuerdo con Pearson (1995), algunas especies de la familia
Dendrobatidae se constituyen en indicadoras de hábitats con un bajo grado de alteración.
En el presente estudio, se detectó a la familia Dendrobatidae, distribuida en casi todos los
ambientes muestreados, con excepción del sitio LCH5. Las especies registradas son:
Epipedobates parvulus, Epipedobates bilinguis, Epipedobates hahneli, Allobates femoralis,
Dendrobates ventrimaculatus, Colostethus cevallosi, Colostethus sauli y Colostethus
macersianus. Estas especies, particularmente, se diferencian de otras por su modelo
reproductivo, que se encuentra estrechamente vinculado con las condiciones ecológicas
estables de bosques maduros (Person, 1995). Cabe indicar que esta familia mayormente se
encuentra en los remanentes de bosque maduro (puntos de muestreo LCH1 y LCH2), lo que
indica el buen estado de conservación de estos puntos.
Otra especie sugerida como indicadora de hábitats con poca alteración, es Dendrophryniscus
minutus (Bufonidae), especie de hábitos diurnos. Su modo reproductivo se caracteriza por
depositar los huevos fertilizados sobre el suelo, a orilla de charcas temporales, donde las
larvas se desarrollan hasta el estado adulto. De acuerdo con Hold (1990), este modo
reproductivo solamente aparece en bosques maduros. Esta especie fue registrada únicamente
en los puntos de muestreo LCH1 y LCH2, que corresponde a bosques maduros, y corrobora
con lo indicado por Hold.
En cambio en la categoría de especies indicadoras de ambientes alterados, se registraron:
Bufo marinus, Hyla bifurca, Hyla lanciformis, Hyla granosa, Scinax rubra y Scinax
cruentomma. Estas especies fueron más comunes en los ambientes de bosque secundario,
vegetación de isla, pantanos de moretal y áreas abiertas de la RBL; y menos comunes en los
ambientes de bosques maduros. Algo muy particular de estas especies es que presentan un
modo reproductivo simple, que consiste en ovoposición y desarrollo de renacuajos en aguas
lenticas (Duellman, 1978; Crump, 1992). Esto favorece los procesos de migración y
colonización de estos anfibios, e influyen en la alta densidad de las poblaciones en áreas
abiertas y alteradas.
Estado de Conservación de las Especies
El estado de conservación de los anfibios ha sido definido en base a la lista elaborada y
propuesta por Coloma (1992), quien empleó los parámetros establecidos por la Corporación
Centro de Datos para la Conservación (CDC-Ecuador). Para los reptiles se tomaron encuenta
las listas globales de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) Hilton – Taylor (2000) y
de la Convención Internacional para el Tráfico de Especies CITES (2000). Las especies
registradas con problemas de conservación se detallan en el Cuadro 36:
Cuadro 36
Estatus de Conservación de Anfibios Registrados en la RBL
Familia y Especie
Jerarquía
Motivo
Hylidae
Agalychnis craspedopus
N3
F
Nyctimantis rugiceps
N3
FG
Leptodactylidae
Vanzolinius discodactylus
UN
F
Leptodactylus rhodomystax
N3
F
Leptodactylus stenoderma
N3
F
Physalaemus petersi
N3
F
Eleutherodactylus pseudoacuminatus
UN
F
Eleutherodactylus quaquaversus
UN
AFC
Dendrobatidae
Colostethus cevallosi
UN
F
N3 = Escasa o poco común
UN = Posiblemente amenazada pero su estatus es incierto
F = Pocos registros de colección o visuales
G = Distribución restringida o fragmentada
A = Pocas poblaciones naturales
C = Destrucción de sus hábitats
Fuente: Coloma (1992)
De acuerdo a la (UICN), las especies de reptiles detalladas en el Cuadro 37, se encuentran en
problemas de conservación.
Cuadro 37
Estatus de Conservación de Reptiles de la RBL, según la UICN
Orden y Familia
Especie
Categoría
Chelonia
Pelomeducidae
Testudinidae
Podocnemis unifilis
LR
Podocnemis expansa
VU
Geochelone denticulata
VU
Crocodylia
Alligatoridae
Melanosuchus niger
EN
(VU) Vulnerable, (EN) En peligro, (LR) Bajo riesgo
Fuente: Hilton - Taylor (2000)
De acuerdo al (CITES), las especies que se presentan en el Cuadro 38 se encuentran en
problemas de conservación.
Cuadro 38
Estatus de Conservación de Anfibios y Reptiles de la RBL, según la
CITES
Orden y Familia
Especie
Apéndice
Chelonia
Podecnemis unifilis
II
Podocnemis expansa
II
Testudinidae
Geochelone denticulata
II
Boidae
Eunectes murinus
II
Colubridae
Clelia clelia
II
Pelomedusidae
Ophidia
Sauria
Teiidae
Tupinambis teguixin
II
Anura
Allobates femoralis
II
Epipedobates parvulus
II
Epipedobates bilinguis
II
Epipedobates hanneli
II
Dendrobates ventrimaculatus
II
Dendrobatidae
II= Especies que pueden ser comercializadas pero con manejo
Fuente: CITES (2000)
Usos Tradicionales de la Herpetofauna
Para obtener información de los usos tradicionales fueron realizadas varias entrevistas a
personas reconocidas por las comunidades, principalmente las de mayor experiencia. De esta
manera se obtuvo datos sobre usos tradicionales, actuales y potenciales dados por las
comunidades a los anfibios y reptiles.
El uso actual de la herpetofauna por parte de las comunidades asentadas en la RBL es escaso.
Únicamente las especies grandes como: Geochelone denticulata (motelo), Podocnemis
expansa (charapa grande) son utilizadas como fuente de alimentación, y en menor proporción
Melanosuchus niger. También es menor el uso tradicional como medicina natural.
Uso Actual y Potencial de la Herpetofauna
A pesar de la ya reconocida biodiversidad, a nivel nacional e internacional de la herpetofauna
ecuatoriana, es muy limitado aún el conocimiento relacionado con su manejo, pues en los
últimos tiempos los estudios han estado enfocados hacia la descripción de nuevas especies y
hacia la elaboración de listados regionales y locales de especies (Campos com. pers.). De allí
que la información y los criterios que se presenta, enfocan aspectos generales de los usos y
manejo potencial de la herpetofauna, basados en experiencias personales y conversaciones
con gente especializada en el tema. Para un mayor entendimiento de la temática, se ha
tomando en cuenta los siguientes criterios:
Tradicional (T) : Esta información ha sido recogida en base a entrevistas a personas
reconocidas como las de mayor experiencia en faenas de cacería en cada
comunidad.
Investigación (I) : El uso potencial de las especies con fines de investigación obedece a la
necesidad de conocer aspectos de su biología y ecología, información
que complementaría acciones de monitoreo y apoyaría medidas de
manejo.
Monitoreo (M) : El monitoreo biológico de especies en su estado silvestre, contribuiría a
conocer aspectos de su biología poblacional, información necesaria para
su manejo. El uso de estas especies en un programa de monitoreo,
podría ayudar a identificar cambios en el ambiente.
Manejo (R) :
De especies y poblaciones, tanto in situ como en cautiverio, a fin de: (1)
manejar la biodiversidad genética de especies que han sido extirpadas de
su medio natural, y que podrían ser reintroducidas en el futuro, y (2)
mantener especies que podrían ser amenazadas con la extirpación local o
extinción total.
Con estos criterios se excluye el uso comercial, debido a que para tal actividad, se requiere no
solo de un análisis del potencial biológico del animal para ser manejado con fines
comerciales, sino de un análisis de mercado, la rentabilidad de esta actividad y las estrategias
de producción y comercialización de la misma (ver Cuadro 39).
Cuadro 39
Sistematización de la Información sobre Usos Tradicionales de la Herpetofauna en la RBL
Especie
Tipo de Uso
Descripción del Uso Tradicional, Actual o Potencial
Anfibios
Dendrobatidae
Epipedobates parvulus
Epipedobates bilinguis
Epipedobates hahneli
Allobates femoralis
Colostetus marchesianus
Dendrobates ventrimaculatus
M,I, R
Especies de esta familia deberían ser monitoreadas, ya que cambios
en sus poblaciones podrían ser atribuidos a cambios del ambiente,
debido a la especificidad que esta familia mantiene con su hábitat.
Estas especies deberían ser investigadas por el potencial
farmacológico que poseen. El manejo en cautiverio de este grupo se
justifica debido a su demanda en el extranjero como mascotas.
M
El monitoreo de especies de anfibios arborícolas, podría ayudar a
identificar cambios en la estructura de la vegetación y
consecuentemente, cambios en las condiciones del ambiente al
interior del bosque (luz, temperatura, humedad)
Hylidae
Agalychnis crespedopus
Nyctimantis rugiceps
Osteocephalus taurinus
Osteocephalus leprieurii
Osteocephalus buckeyi
Phyllomedusa vallanti
Cuadro 39
Sistematización de la Información sobre Usos Tradicionales de la Herpetofauna en la RBL
Especie
Tipo de Uso
Descripción del Uso Tradicional, Actual o Potencial
M, I
El monitoreo de anfibios de hábitos terrestres, que depende
estrictamente de la humedad estable del suelo de bosques maduros,
podría ayudar a identificar cambios negativos en el ecosistema.
Microhylidae
Chiasmocleis bassleri
Hamptophryne boliviana
Bufonidae
Dendrophryniscus minutus
Sauria
Gymnophtalmidae
Arthrosaura reticulata
Prionodactylus manicatus
Prionodactylus argulus
I
No existe suficiente información sobre la diversidad de este grupo,
probablemente por su hábito fosorial. Sería importante intensificar
estudios en este grupo y en si en la herpetofauna de hojarasca, con el
fin de ampliar el conocimiento de su rol ecológico.
T,I, R
Su carne es utilizada como complemento alimenticio en las
comunidades de Santa Elena e Itaya. Por ello, podría pensarse en el
manejo de esta especie.
M
Debido a sus hábitos preferentemente arbustivos - arborícolas
podrían ser monitoreadas para verificar estados de sucesión y
cambios en la estructura del bosque.
Teiidae
Tupinambis teguixin
Polychridae
Anolis ortonii
Anolis fuscoauratus
Anolis trachyderma
Ophidia
Colubridae
Dipsas indica
Dipsas pavonina
Drepanoides anomalus
Imantodes cenchoa
Imantodes lentiferus
Leptodeira annulada
Oxybelis argenteus
Oxyrhopus petola
Oxyrhopus petola
Clelia clelia
I
Boidae
T,I,M,R
Boa constrictor constrictor
No existe ninguna percepción tradicional de las comunidades hacia
este grupo. Sin embargo, el desconocimiento del rol ecológico de
este grupo y las creencias culturales, determinan una presión que
amenaza la extinción local de estas especies. Sería importante
aumentar el conocimiento de la biología y la ecología de estas
especies, informar y educar a la comunidad y así disminuir esta
amenaza.
Adicionalmente, se deberían conducir estudios que determinen, con
precisión, el estado de conservación de este grupo y poder así tomar
medidas de protección.
Su carne ha sido empleada como fuente alimenticia, la sangre como
cicatrizante, la grasa para dolores reumáticos y su piel para
comercializarla como adorno y como mascota. Actualmente, esta
especie es cazada de manera esporádica. Sería recomendable
manejar esta especie con el fin de prevenir la extinción de esta
población a nivel local.
Cuadro 39
Sistematización de la Información sobre Usos Tradicionales de la Herpetofauna en la RBL
Especie
Tipo de Uso
Descripción del Uso Tradicional, Actual o Potencial
I,M
Estas especies podrían ser estudiadas con fines farmacológicos. La
extracción de su veneno permitiría el estudio y la elaboración de
sueros antiofídicos con una mayor especificidad en su acción.
Elapidae
Micrurus spixii
Micrurus surinamensis
Viperidae
Lachesis muta muta
Bothrops atrox
Bothrops bilineatus
Chelonia
Testudinidae
T,I,M,R
Geochelone denticulata
Pelomedusidae
Podocnemis unifilis
Podocnemis expansa
T,I,M,R
Debido al tamaño que esta especie alcanza en su madurez, la gente
local la caza como fuente alimenticia o como mascota. Esta especie
podría ser manejada con la finalidad de aprovechar sus proteínas.
Tradicionalmente, estas especies fueron utilizadas por su carne y
huevos. Sin embargo en los actuales momentos por existir una baja
densidad, la gente prefiere la pesca.
Crocodylia
Alligatoridae
T,I,M,R
Melanosuchus niger
Caiman crocodylus
Las comunidades locales poco cazan a este animal, para aprovechar
su carne y vender su piel. Sería importante estudiar estas especies
con el fin de determinar la real densidad poblacional y hasta qué
punto la Laguna de Limoncocha permite mantener poblaciones
viables. Otras temáticas referente a determinar el requerimiento de
hábitat, monitorear las actuales poblaciones en estado silvestre y
manejarlas en cautiverio con fines comerciales.
Ventajas y Desventajas para el Manejo de la Herpetofauna
Anfibios y reptiles se reproducen por huevos. Tienen una duración de vida relativamente
corta (generalmente hasta los diez años, solamente en el caso de los quelonios y cocodrilos su
período de vida es mayor). Alcanzan la madurez reproductiva a partir del segundo o tercer
año de vida. Su alimentación es bastante variada, principalmente carnívora, e incluye:
insectos, artrópodos, reptiles, anfibios, aves y mamíferos. También existen especies
herbívoras y omnívoras aunque en menor número. La mayoría de sus poblaciones
generalmente se encuentran sometidas a fuertes presiones antrópicas que limitan su número,
principalmente en los estadios de huevo y recién eclosionados.
El manejo de anfibios y reptiles se ve favorecido por su característica biológica de ser de
sangre fría, característica que hace depender sus funciones metabólicas de la temperatura
ambiental ; por. ej. una iguana requiere, comparándola con aves y mamíferos, un décimo de
las calorías necesarias para el normal desenvolvimiento de sus necesidades fisiológicas
diarias (Bennet y Dawson, 1976, citados en Werner 1987). Pero en oposición a la ventaja de
ser termodependientes, su tasa de crecimiento es más lenta, por lo que necesitan períodos de
tiempo más largos para aprovecharlos con fin, ya sea comercial, farmacológico, o alimenticio,
entre los principales.
La “rareza”, es otro punto importante para el manejo de la herpetofauna, pues sus variados
comportamientos, formas corporales, rareza y colores crípticos, ejercen curiosidad por
conocerlos en el ser humano.
Las propiedades bioquímicas de las toxinas que secretan varias especies, principalmente las
ranas de la familia Dendrobatidae, conjuntamente con sus comportamientos territoriales,
facilitan su manejo con fines farmacéuticos y ornamentales.
Lo descrito anteriormente justifica la amplia potencialidad que tiene la herpetofauna para
generar beneficios a la comunidad y a la Reserva, desde el uso como fuente de proteínas,
biomedicina o como atractivo turístico.
Modelos de Manejo Propuestos para la Herpetofauna de la RBL
Las especies que se detallan en el Cuadro 39, y bajo los criterios mencionados en la parte de
ventajas y desventajas para el manejo de la herpetofauna, es posible la implementación de
nuevos modelos de manejo; que originen beneficios para los distintos sectores involucrados
en el manejo de la RBL. A continuación se detallan dos modelos de manejo que pueden ser
desarrollas en Limoncocha:
1).- El primer modelo se enmarca en la nueva corriente del turismo, denominado “turismo
ecológico o ecoturismo”, en el cual se aprovechan todas las bondades naturales que presentan
los distintos ecosistemas. En Limoncocha particularmente este modelo podría ser aplicado al
grupo Crocodylia, pues en la laguna existen altas densidades del caimán negro
(Melanosuchus niger), y también se encuentran aunque en menor densidad las dos especies de
charapas (Podecnemis unifilis y Podocnemis expansa). Otros grupos de herpetofauna que
pueden servir de atractivo a los turistas son las ranas arborícolas (Hylidae) de los géneros:
Osteocephalus, Phyllomedusa, Hyla, Nyctimantis y Agalychnis. Otras especies sumamente
atractivas por sus colores crípticos son las ranas venenosas (Dendrobatidae) de los géneros:
Dendrobates, Epipedobates, Allobates y Colostethus.
2).- El establecimiento de “zoocriaderos comunales”. Este programa de manejo tiene como
precepto las costumbres de las comunidades indígenas de consumir algunas especies de
anfibios y reptiles; o a su vez, aprovecharlas en la fabricación de objetos de adorno. Las
especies que pueden ser aprovechadas son: el “ sapo gualac” (Leptodactylus pentadactylus),
la tortuga motelo (Geochelone denticulata), Tupinambis teguixin, saurio de mediano tamaño
que aparte de poder aprovecharlo como fuente de proteína, puede serlo también por su piel.
Pero posiblemente la especie que más encaje en este modelo es el caimán negro
(Melanosuchus niger), el cual se puede encontrar en altas densidades en la Laguna
Limoncocha. Los zoocriaderos también tendrían la ventaja de ser centros de atractivos
ecoturísticos y de educación ambiental, permitiendo incrementar los beneficios a las
comunidades y la valoración hacia los recursos que les rodean.
Estos nuevos modelos de manejo, tienen la ventaja de requerir infraestructura de bajo costo,
permiten dar nuevas oportunidades de trabajo, incrementan la investigación de la fauna nativa
y, principalmente dan el reconocimiento del valor ecológico de las especies a la comunidad
nacional y mundial; posibilitando que varias de ellas tengan apoyo económico para su
conservación.
Fotografia 10. Muestreo de Herpetofauna LCH3. Phynohyas coriacea.
Septiembre, 2002
Fotografía 11. Muestreo de Herpetofauna LCH2. Enyalioides laticeps.
Septiembre, 2002.
Fotografía 12. Muestreo de Herpetofauna LCH4. Rana Arborícola Nyctimantis rugiceps.
Septiembre, 2002
Fotografía 13. Muestreo de Herpetofauna LCH4. Boa Corallus enydris.
Septiembre, 2002
Fotografía 14. Muestreo de Herpetofauna LCH1. Dendrobates ventrimaculatus.
Septiembre, 2002
Herpetofauna Acuática (Reptiles)
“El caimán negro, Melanosuchus niger (Spix 1825) o Caiman niger (nombre científico citado
por Coloma et al, 2000-2002) se encuentra distribuido en toda la cuenca amazónica” (Ross&
Magnusson, 1989). “Ocupa una gran variedad de hábitats incluyendo grandes ríos y arroyos,
lagunas y algunas áreas de sabana temporalmente inundadas” (Thorbjarnarson, 1998).
“Es la especie de Crocodylia más grande de cuantas viven en el continente Americano
alcanzando a medir más de seis metros de longitud” (Groombridge, 1987; Ross &
Magnusson, Op cit). “Las hembras alcanzan la madurez sexual a los tres años de edad
llegando a medir 200cm. El tamaño promedio de las hembras adultas es de 280cm”
(Thorbjarnarson, 1996). “La hembra usualmente vigila el nido que es un montículo de
hojarasca que contiene entre 35 y 50 huevos” (Medem, 1963 en Ron, 1995). “Se alimenta de
insectos, crustáceos, culebras, anfibios, peces, pájaros, y mamíferos” (Asanza 1985; Herron,
1985 En Endara, 1997).
“La cacería es el factor que más ha influenciado en la abundancia de las poblaciones de
caimán negro Melanosuchus niger, se calcula que entre 1930 y 1970 unas 500.000 pieles
salieron de la Amazonía Ecuatoriana” (Asanza Op. cit.). “Esto produjo serias reducciones en
las poblaciones de Melanosuchus niger; hasta antes de la cacería de que fue objeto el caimán
más abundante de la Amazonía” (Magnusson, 1985). “Otro factor que ha influenciado en la
disminución de las poblaciones de ésta especie, es la destrucción de sus hábitats naturales
causados por presiones antrópicas” (Asanza, Op cit, 1992).
Es necesario indicar que en las zonas donde hay presencia humana, las poblaciones naturales
de caimanes se ven afectadas y muestran un comportamiento cambiado (Asanza, Op. Cit).
El caimán negro ha sido ubicado en el Apéndice I de las listas de la Convención Internacional
para el Tráfico de Especie (CITES, 1996). Sin embargo, hace algunos años en el Ecuador, se
lo ubicó en el Apéndice II, en donde se le considera una especie que se puede manejar bajo un
sistema de rancheo (criar especímenes capturados en el medio silvestre en un ambiente
controlado); esto se logró gracias a censos poblacionales llevados a cabo por Hines y Rice
(1992, 1994), promovidos por el Grupo Evans de inversionistas privados. En la actualidad,
según la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) está considerada como una especie en
peligro (EN. Endangered).
Referente a la población de tortugas charapas “Podocnemis expansa (Schweigger, 1812) y
Podocnemis unifilis (Troschel, 1848) han sido las más estudiadas - principalmente en Brasil y
Perú - en sus hábitos reproductivos y alimenticios. Las dos especies comparten el mismo
hábitat a lo largo de los ríos Amazonas, Orinoco y sus tributarios principales.
Las poblaciones adultas de Podocnemis expansa (charapa grande), durante el período de
aguas altas o crecientes, avanzan hasta las lagunas, cochas y selvas inundadas, mientras que
durante las sequías se concentran en los cauces principales. Las poblaciones de Podocnemis
unifilis (charapa pequeña) están ampliamente distribuidas en las tierras bajas del norte de
Sudamérica.
Esta especie, “no presenta una marcada preferencia por ríos de aguas blancas o aguas negras.
Se la considera una especie solitaria, únicamente se ha encontrado grandes grupos de
individuos asoleándose en la Laguna de Limoncocha en Ecuador” (Pritchard y Trebbau,
1984). “Es una especie más sedentaria y sus nidos se encuentran más dispersos uno de otro
en las playas de desove. Las fechas de postura no son fijas, están determinadas por las
condiciones climáticas, especialmente por la pluviosidad y el nivel de agua” (Fachín, 1992).
“Además por ser sensible a las alteraciones ambientales, es una indicadora de las
modificaciones que pueden traer perjuicios a su ambiente” (Instituto Brasileño de
Desenvolvimiento Forestal IBDF, 1986).
Hoy en día Podocnemis expansa es considerada una especie en vías de extinción por la UICN
y aparece en el Apéndice II del CITES. Mientras que Podocnemis unifilis es considerada
como una especie vulnerable por la UICN (1996).
En el país existen relativamente pocos estudios sobre la ecología de los caimanes y las
tortugas charapas, se conocen datos de caimanes sobre: estimaciones poblacionales (Asanza
Op.cit; Ron ,1995; Vallejo, 1995); dietas alimenticias (Asanza, 1991; Mejía, 1995) y análisis
de estadios juveniles (Endara, 1997). En el caso de charapas, se conocen: patrones de
distribución y reproducción (Chávez, 1998), manejo en cautiverio (Carillo, 1997) y patrones
de movimiento (Salvador, 1998).
En este sentido este estudio constituye un aporte significativo para conocer el estado actual de
las poblaciones de caimanes y charapas, los potenciales impactos que los afectan y, la
identificación de zonas sensibles para su posterior manejo y conservación.
Metodología
Fase de Campo
Se realizaron conteos diurnos y nocturnos alrededor de la Laguna para determinar el estado
poblacional de charapas y caimanes respectivamente. La metodología aplicada comprendió
los siguientes pasos:
1. Censos
“Los Censos nocturnos en canoa, constituye la técnica más utilizada a lo largo de transectos
en orillas de lagunas, ríos, riachuelos y pantanos que son los hábitats de los cocodrilianos, y
tortugas charapas”(Chabreck 1963, 1965, 1973, 1976; Hines et al. 1968; Staton and Dixon
1975; Overton 1971; Woodward y Marion 1978).
Para los censos nocturnos, se dividió a la laguna en tres sectores: a) orilla norte (de tierra
firme), b) caño (canal que une la Laguna de Limoncocha con la Laguna Negra) y la c) orilla
sur o de vegetación flotante. Para hacer esta división, se basó en la estructura vegetal,
tomando en cuenta el uso potencial de las especies para su ciclo de vida (ver Figura 15).
En el cuadro 40 se puede visualizar los sectores con su longitud y posición geográfica.
Cuadro 40
Ubicación de las Muestras de Herpetofauna Acuática en la Laguna Limoncocha
Muestra
Hábitat
Distancia
km
Coordenadas UTM*
x
y
3.8
322418
9957353
Caño
2.6
322792
9957528
Orilla de vegetación flotante
4.1
322264
9957290
Sector 1
Orilla de tierra firme
inundada temporalmente
Sector 2
Sector 3
Fuente Walsh. Septiembre/2002
*Datum Zona 18N (PSA1956)
Se realizaron cinco censos bordeando la laguna, en una canoa de aproximadamente 6 m de
largo, con un motor fuera de borda de 25 HP. Para la localización de los caimanes se utilizó
una linterna de cabeza con foco halógeno y un faro de 100 voltios, una vez ubicado el animal
por el reflejo de la luz que produce sus ojos (Murphy and Coker, 1983), se hizo
acercamientos silenciosos, para determinar la especie, longitud estimada del caimán y
ubicación del animal con GPS (Sistema de Posicionamiento Global).
La ubicación de los animales con GPS y otros factores como ubicación de zonas menos
frecuentadas para la pesca, tuvo como objetivo representar en un mapa de la laguna (escala
1:25 000), con el objeto de determinar zonas de mayor concentración de caimanes para un
posterior manejo (ver Figura 16).
Al iniciar cada censo se tomó información que incluía:
-
Fecha (A/M/D)
Hora inicial y final del censo
Tiempo de muestreo
Descripción general del área
Coordenadas de la ubicación de cada animal
Velocidad
Para el censo de charapas se utilizó la misma técnica empleada en el conteo de caimanes, la
diferencia de estos conteos fue que se realizaron durante el día, horarios en que se puede
visualizar a las tortugas.
Los censos fueron ejecutados por tres personas: una en la punta de la canoa (observador),
otra en la parte posterior del observador (anotador) y la persona que maniobraba el motor.
Esta metodología fue aplicada para los censos de charapas y caimanes.
2. Identificación del Material
Una vez ubicado el animal, se realizó una aproximación silenciosa para determinar la especie
y la longitud total del animal (este dato fue estimado, tomando en cuenta la longitud de la
cabeza, que es la parte del cuerpo que usualmente esta fuera del agua y por lo tanto se observa
mejor). (Asanza Op cit; Ron & Vallejo, 1995).
La información de talla y especie proporcionó datos para el análisis de la estructura
poblacional en cuanto a tamaño se refiere (ver Cuadro 41).
La estimación del tamaño de las poblaciones es un importante parámetro a ser tomado en
cuenta para entender el rol y la dinámica de una especie dentro de su ecosistema, así como
para determinar la forma en la que los cambios ecológicos se su entorno lo afectan (Asanza
Op cit).
Los tamaños de los animales, han servido para definir categorías de crecimiento de los
individuos (ver Cuadro 41).
Cuadro 41
Diferentes Tamaños de Melanosuchus niger
Categorías
Tamaño (cm)
Clase
Neonatos
0 – 50
Clase I
Juveniles
50 – 100
Clase II
Subadultos
100 – 200
Clase III
200 en adelante
Clase IV
Adultos
Los individuos a los cuales no se pudo determinar el tamaño y la especie, fueron colocados en
la categoría de indeterminados (IND) y fueron sumados a los animales que si se pudieron
identificar “en la misma proporción en la que se los observó” (Hines & Rice, Op cit).
Cada punto en donde se ubicó un caimán fue marcado en el GPS, para posteriormente ser
ubicado en el mapa y determinar zonas de concentración y de manejo.
Se capturó una muestra de 10 individuos, para verificar los tamaños de acuerdo a las
categorías antes mencionadas.
Para identificar a las charapas (Podocnemis expansa y Podocnemis unifilis), se utilizó
Binoculares.
Figura 15
Mapa de Zonificación para el Muestreo de caimanes y tortugas charapas
Figura 16
Mapa con la Ubicación de caimanes en la Laguna Limoncocha
Análisis de Datos
Para calcular la frecuencia de encuentro en la Laguna de Limoncocha se dividió el número de
caimanes y tortugas charapas observados en los cinco censos realizados, incluyendo los
categorizados como indeterminados (IND) para el perímetro de la laguna, así se obtuvo el
dato de caimanes y charapas/km.
Para el cálculo de la tasa de encuentro se dividió el número total de individuos registrados;
para el kilometraje de cada sector de muestreo en la Laguna (Thorbjarnarson, com. pers.). Lo
que permite determinar el número de individuos por cada sector de muestreo. (Ver Cuadro
42).
Resultados y Discusión
Frecuencia de Especies
Cuadro 42
Número de Individuos de Caimanes por Sectores de Muestreo en la Laguna
Limoncocha
N° Individuos
N° individuos
Sectores de Muestreo
de
Total
IND
M. niger
Orilla de tierra firme
77
44
121
Caño
74
43
117
Orilla de vegetación flotante
63
21
84
Total
214
108
322
IND. Individuos indeterminados
Del cuadro anterior se puede notar que la distribución de la población de caimanes es mayor
en el sector de la orilla de tierra firme seguida por el sector del caño (ver figura 16).
El número de individuos indeterminados (108) en relación a los identificados equivale al 50.1
% porcentaje que está relacionado con la presencia de pescadores durante las noches de
muestreo (los pescadores dejan sus redes y ahuyentan a los caimanes, disminuyendo así las
posibilidades de observar a los caimanes).
Cuadro 43
Frecuencia de Encuentro de Caimanes
por Kilómetro
No. de Individuos
Censos
Observados
1
61
2
75
3
68
4
57
5
65
Total
322
No. Censos
Kilometraje de
la laguna
Media
5
10.5
6.1 ind/km
La frecuencia de encuentro en la Laguna de Limoncocha se muestra en el Cuadro 44 que
equivale a 6.1 ind/km, dato que en relación con otros estudios demuestra que las poblaciones
están estables.
Tasa de Encuentro por cada Sitio de Muestreo
Cuadro 44
Número de individuos por categorías y tasa de encuentro en cada sector de muestreo
Juveniles
Sector
km
Especie
Melanosuchus niger
Orilla de
tierra firme
3.8
Neonatos
Subadultos
Adultos
0-50
50-100
100-200
200 en
adelante
20
21
19
17
Indeterminados
IND
Melanosuchus niger
2.6
17
16
20
43
Indeterminados
Melanosuchus niger
4.1
Gran total
(visual)
10.5
Gran total
estimado
13.1
Total
Melanosuchus niger
Total
43
117
14
14
11
24
45
63
21
Indeterminados
Total
Melanosuchus niger
31.8
74
Total
Orilla de
vegetación
flotante
44
121
21
Tasa de
encuentro
77
44
Total
Caño
(Total recorrido
5.2)
Total
55
52
46
61
108
84
20.5
214
20.4
322
30.6
288
27.4
610
58.1
En el cuadro 44 se describe el número de individuos por categoría y la tasa de encuentro por
cada sitio de muestreo, de los datos antes mencionados se observa que:
La tasa de encuentro en el caño fue de 42 individuos, en la orilla de tierra firme fue de 31.8 y
en la orilla de vegetación flotante fue de 20.5. Esta tasa está relacionada directamente con el
kilometraje de cada sitio de muestreo.
En la Laguna de Limoncocha se registró 61 individuos dentro de la categoría de adultos, 46
en la categoría de subadultos, y 52 tanto en la categoría de juveniles como de neonatos.
Tortugas Charapas
Frecuencia de Especies
Cuadro 45
Número de individuos de tortugas charapas P. expansa y P unifilis por
sectores de muestreo en la Laguna Limoncocha
N° Individuos de
N° de individuos de
Sectores de muestreo
Podocnemis expansa
Podocnemis unifilis
Orilla de tierra firme
0
2
Caño
22
31
Orilla de vegetación
0
0
flotante
Total
22
33
Según el cuadro anterior se puede observar que en el caño se encontraron 22 individuos de
Podocnemis expansa (charapa grande) y 31 individuos de Podocnemis unifilis (charapa
pequeña).
En la orilla de tierra firme se identificaron dos individuos de Podocnemis unifilis, mientras
que en la orilla de vegetación flotante no se registró ningún individuo (ver figura 17).
Cuadro 46
Frecuencia de encuentro de Podocnemis expansa y
Podocnemis unifilis por kilómetro
No. de individuos
No. de individuos
Observados
Censos
Observados
Podocnemis
Podocnemis expansa
unifilis
1
2
10
2
5
6
3
9
4
4
3
6
5
3
7
Total
22
31
No. censos
Kilometraje de
la laguna
Media
5
5
10.4
10.4
0.4 ind/km
0.6 ind/km
En el cuadro 46 se observa que la frecuencia de Podocnemis expansa es de 0.4 ind/km y de
Podocnemis unifilis es de 0.6 ind/km, no se puede hacer una comparación con otros datos
porque no existen estudios que tomen en cuenta éstos parámetros.
Figura 17
Mapa con la Ubicación de Tortugas charapas en la RBL
Descripción de las Muestras
Sector 1 orilla de tierra firme: ubicado en la orilla norte de la laguna. El sector está
localizado en un bosque de tierra firme inundable temporalmente. Los suelos son pantanosos
y la cobertura vegetal se encuentra dominada por el mangle de río (Coussapoa trinervia),
palmas (Bactris riparia), algunas plantas de la familia Rubiaceae y Araceae entre otras.
Caimanes - Se registró una sola especie (Melanosuchus niger) de la familia Alligatoridae,
representada por 67 individuos identificados y 52 dentro de la categoría de indeterminados
(IND).
Charapas – Se registró una especie (Podocnemis unifilis) de la familia Pelomedusidae con
dos individuos.
Sector 2 o caño: Este sector está constituido por vegetación de tierra firme y vegetación
flotante (gramalote y lechugines de agua) y mantiene una relación directa con la Laguna
Negra y con el Río Napo.
Caimanes – Se registró 74 individuos identificados de Melanosuchus niger y 43 individuos en
la categoría de IND (indeterminados).
Charapas – Se registró dos especies (Podocnemis expansa y Podocnemis unifilis) con 22 y 31
individuos respectivamente.
Sector 3, orilla de vegetación flotante: Este sitio se ubica en la parte sur de la laguna. La
vegetación dominante es el gramalote, y lechugines de agua (Pistia stratoides) entre las
principales. Estas características la convierten en un refugio para las especies acuáticas.
Caimanes- Se registró una familia (Alligatoridae), una especie (Melanosuchus niger) con 63
individuos identificados y 21 ubicados en la categoría de indeterminados (IND.).
Charapas – En este sector no se registró el grupo de las tortugas del género Podocnemis.
Estado de Conservación de las Especies
En la actualidad, la UICN ubica al caimán negro y a las dos especies de charapas en las
siguientes categorías, detalladas en el cuadro 47.
Cuadro 47
Estatus de Conservación de caimanes y tortugas charpas de la Reserva Biológica
Limoncocha, según la UICN
Orden y Familia
Especie
Categoría
Pelomeducidae
CHELONIA
Podocnemis unifilis
Podocnemis expansa
CROCODYLIA
Melanosuchus niger
Alligatoridae
Simbología:
(VU) Vulnerable, (EN) En peligro, (LR) Bajo riesgo
Fuente: Baillie y Grombridge (1996)
LR
VU
EN
Según la Convención Internacional para el Tráfico de Especies (CITES). Melanosuchus
niger ha sido ubicado en el Apéndice I (Especies en peligro de extinción y prohibición
absoluta del comercio internacional tanto para especímenes vivos como para muertos); sin
embargo, hace algunos años en el Ecuador, se lo ubicó en el Apéndice II, en donde se le
considera una especie que se puede manejar bajo un sistema de rancheo.
En el caso de las dos especies de charapas se ubican en el Apéndice II del CITES, el cual las
considera especies que pueden ser comercializadas, con una certificación de que la
exportación no perjudique la supervivencia de las mismas y que fueron obtenidas legalmente.
Uso del Recurso de Caimanes y Tortugas Charapas en la Zona.
Según la información proporcionada por la gente de la comunidad, el uso actual del caimán
negro (Melanosuchus niger) es limitado debido a que el recurso más explotado constituyen
los peces, y son pocas las personas que consumen la carne de estos animales.
En el caso de las charapas (P. expansa y P. unifilis), existe una mayor demanda de sus huevos
y su carne por parte de las comunidades, ya que son considerados una importante fuente
proteica.
Manejo del Recurso
El manejo de fauna silvestre en las áreas protegidas es un proceso muy importante,
entendiéndose por manejo “a una actividad resultante de la integración de intereses sociales,
que se fundamenta en valores científicos, económicos, tecnológicos y hasta políticos, ya que
esencialmente manejar un recurso implica controlarlo y guiarlo” (Torres, 1987). (Ver Gráfico
11).
GENTE
FAUNA
HÁBITAT
Gráfico 11. El triángulo básico de manejo de fauna silvestre de Giles (1971), modificado. Los componentes
gente, fauna y hábitat representan las personas, poblaciones de animales silvestres y ambientes en un área
particular.
Una de las alternativas de manejo en la RBL para el caimán negro es el sistema de rancheo o
zoocriaderos abiertos (criar especímenes capturados en el medio silvestre en un ambiente
controlado) (CITES 1996, Resolución 3.15), asumiendo un control y conservación de las
poblaciones naturales. La tierra para el desarrollo dentro de la RBL, debe mantenerse en
forma comunal, al igual que los derechos sobre los recursos.
En cuanto a tortugas charapas una de las alternativas de manejo en la Reserva es, la
protección de la ribera norte de la laguna (sector de tierra firme) por ser este un sitio de
anidación y desove de las dos especies de tortugas, las comunidades podrían realizar
patrullajes y resguardo de la orilla para evitar la captura de las tortugas ponedoras y el saqueo
de sus nidos, racionar la extracción de huevos, movilización de nidos amenazados por saqueo
o por inundación y liberación de los neonatos.
Otra forma de manejo para las tortugas charapas es la técnica de crianza en cautiverio
(zoocriaderos), ya que ésta “especie se adapta fácilmente a condiciones bióticas y abióticas de
cautiverio, elevada tasa reproductiva, resiste el manipuleo y rápido crecimiento” (Acosta et al,
1995). Una de las alternativas de asentamiento de éste zoocriadero sería el sector del río
Jivino o algunos Esteros sin nombre (S/N) ubicados en la zona de amortiguamiento de la
RBL, puesto que éstas especies necesitan de agua que entre y salga permanentemente del
estanque.
 La concentración de caimanes en la orilla de tierra firme puede ser por sus
características ecológicas y variedad de recursos, esto es: hojarasca, vegetación herbácea,
ramas caídas de los árboles y suelos poco inundables, constituyendo un sitio apto para la
anidación.
 Tomando en cuenta la tasa de encuentro de caimanes, la zona con mayor
concentración constituye el caño, debido a que es un lugar poco concurrido por las
actividades de pesca, la densidad de peces es alta y además es considerado un sitio de
fluctuación de especies entre la Laguna de Limoncocha y la Laguna Negra.
 Según estudios realizados en ecosistemas similares y aplicando los mismos criterios
metodológicos demuestran que las frecuencias de encuentro de poblaciones de caimanes
realizados en la Amazonía Ecuatoriana, son similares a las reportadas por Endara (2000)
6.6/km y mayor a las de Ron (1995) 4.28/km, Asanza (1992) con 5.68 Km para las
lagunas del Cuyabeno y Curso de Caimanes WCS (2002) 2.27 /km para la laguna de
Añangu. Lo que nos demuestra que las poblaciones de caimanes están estables.
 El mayor número de individuos de caimanes registrados en la Laguna corresponde a la
categoría de adultos, lo que indica que éstos se están concentrando en este ecosistema
lacustre debido a la temporada seca, ya que la laguna todavía mantiene un espejo de agua
apto para la supervivencia de caimanes adultos.
 En este estudio no se registró el caimán blanco, que de acuerdo a estudios realizados
por Asanza en 1983 y 1984 esta especie estaba presente en la Laguna de Limoncocha,
esto no descarta la posibilidad que dentro de los 108 individuos indeterminados en este
estudio, podrían estar incluidos los caimanes blancos.
 La alta densidad registrada del caimán negro en la Laguna y su agresividad, puede
constituir uno de los factores limitantes para la presencia de caimán blanco y los caimanes
del género Paleosuchus. Los cuales posiblemente se han desplazado a cuerpos de agua
que rodean a la Laguna.
 La pesca excesiva que se produce en la laguna, puede constituir un factor negativo
para la supervivencia del caimán negro, ya que uno de los principales alimentos de ésta
especie constituyen los peces.
 La muerte ocasionada a los caimanes por parte de los pescadores, a causa de la
destrucción de sus redes puede constituir un impacto potencial en la disminución de ésta
especie.
 El mayor número de individuos de la dos especies de tortugas charapas presentes en el
caño se debe a que éste es un sitio alejado y no existe confluencia permanente de
pescadores.
 Las características ecológicas que presenta el caño (esto es troncos caídos) es un
factor muy importante ya que las especies de tortugas pueden tomar el sol y cumplir sus
procesos metabólicos.
 En la orilla de vegetación flotante no se pudo registrar ningún individuo de las dos
especies de tortugas charapas, seguramente porque es una zona totalmente inundada y no
existe un sustrato ( troncos y ramas caídas) adecuado para estas especies.
 La orilla de tierra firme presenta apenas 2 individuos de Podocnemis unifilis, esto no
quiere decir que no existan más individuos de las dos especies. Uno de los posibles
factores que influenciaron durante los censos fue la concurrencia permanente de
pescadores en el sitio.
 En el estudio se registró 31 individuos de Podocnemis unifilis y 22 de Podocnemis
expansa, que considerando el número de individuos por km es bajo, además no se puede
hacer comparaciones, porque lamentablemente en nuestro país no existen estudios de éste
tipo.
 La presencia de las dos especies de charapas constituyen un indicador muy importante
de la calidad de hábitat de la Laguna de Limoncocha.
 La recolección de huevos y la obtención de las tortugas como mascotas constituyen
una amenaza para la supervivencia de las dos especies de charapas en la RBL.
 Las zonas potencialmente sensibles consideradas dentro de la laguna, para la
conservación de caimanes y tortugas charapas son: el sector de tierra firme, el caño y la
orilla de vegetación flotante, debido a que éstas brindan las condiciones ecológicas
adecuadas para la supervivencia de éstas especies (anidación, reproducción, refugio).
Fotografía 15. Muestreo de Herpetofauna en la Laguna Limoncocha. Melanosuchus níger.
Septiembre, 2002.
Fotografía 16. Muestreo de Herpetofauna. Tres Individuos de Distinto Tamaño
Melanosuchus níger. Septiembre, 2002.
Fotografía 17. Muestreo de Herpetofauna en la Laguna Limoncocha. Podocnemis expansa.
Septiembre, 2002
Macroinvertebrados Acuáticos
Las zonas húmedas son fuentes importantes de recursos, debido a la variedad de funciones
que desempeñan. Las principales funciones de una zona húmeda están relacionadas con
procesos o atributos químicos, físicos o biológicos cruciales para la integridad y estabilidad
de un ecosistema de este tipo (Adamus y col. 1991). Estas funciones influyen en la
hidrología y calidad del agua, contribuyen a sostener la cadena alimenticia y el ciclo de
nutrientes, proporciona hábitats para una gran variedad de animales y plantas, y sostienen
muchas ocupaciones económicas y sociales (Canter L. 1998).
La identificación de especies bioindicadoras de macroinvertebrados acuáticos en humedales
es fundamental para determinar la calidad de agua. Sin embargo, es importante destacar que
los macroinvertebrados son un grupo extremadamente sensible a cambios naturales o
humanos en sus ecosistemas acuáticos, como: caudal, clima, vegetación, cambios de luz,
temperatura, pH, oxígeno disuelto, entre otros.
La determinación de los niveles de contaminación acuática por causas naturales y/o
antropogénicas, es importante. La población humana de la zona necesita de fuentes limpias
de agua, al igual que la flora y fauna.
El estudio de los macroinvertebrados acuáticos es importante. Con este tipo de investigación,
es posible determinar la respuesta de los cuerpos de agua a actividades antropogénicas y
cambios en el clima y la hidrología. Las comunidades macro bentónicas reaccionan ante
impactos mínimos causados por las actividades humanas y naturales. Mediante su estudio, es
posible determinar el grado de impacto mínimos a dichos cuerpos de agua.
Metodología
El estudio de los macroinvertebrados fue realizado en septiembre del 2002, en dos fases: fase
de campo y fase de laboratorio. En la fase de campo se muestrearon seis cuerpos de agua en
el área de la Reserva Biológica Limoncocha (ver Figura 18). En la fase de laboratorio se
procedió a la identificación de las muestras y su comparación con los registros reportados en
la literatura para la fauna macrobentónica del Ecuador.
En cada cuerpo de agua se muestrearon los macroinvertebrados bentónicos, utilizando una red
tipo D-net (Bioquip, 1992). Con esta red se realizaron muestreos en diez puntos para cada
cuerpo de agua. Las muestras fueron etiquetadas y conservadas en frascos con alcohol al
90% para su posterior clasificación y análisis en un laboratorio.
En la fase de laboratorio, se procedió a la separación y clasificación de los
macroinvertebrados capturados, para lo cual se usó un estereo-microscopio Olympus, con
magnificaciones de 1x a 3x. Para la identificación del material se usaron claves dicotómicas
y colecciones referenciales.
Para determinar la calidad del agua se aplicó la relación EPT/Chironomidae (Plafkin et al.
1989). Esta relación se obtiene contando el número total de Efemerópteros, Plecópteros y
Tricópteros de cada sitio y dividiendo esta cifra por el número de Chironómidos presentes en
la muestra. Los resultados se expresan en porcentajes. La interpretación de los mismos se
indica a continuación: > 75% no hay impacto, 25-75% moderadamente impactado y < del
25% severamente impactado.
Para el análisis de la diversidad se utilizó el Índice de Diversidad de Shannon–Wiener. Este
índice es sensible a la cantidad de especies presentes en una comunidad, así como a la
proporción con que cada especie aporta a la abundancia total.
Análisis de las Muestras de Macroinvertebrados Acuáticos
Se realizaron seis muestras para macroinvertebrados acuáticos. Las características
ambientales se presentan en el Cuadro 48.
Figura 18
Mapa con Puntos de Muestreo de Macroinvertebrados
Muestr
a
Fecha
LCMI1
09/02
LCMI2
09/02
LCMI3
09/02
LCMI4
09/02
LCMI5
09/02
LCMI6
09/02
Cuadro 48
Puntos de Muestreo de Macroinvertebrados Acuáticos en la RBL
Coordenadas
Ubicación
Descripción del Ambiente
UTM*
x
y
El punto de encuentra ubicado en la Laguna Limoncocha. Se
Laguna
observó la presencia de abundantes macrófitas acuáticas, como
Limoncocha
995527
320188
lechugas de agua (Eichornia sp). Hay poca cantidad de algas en la
Extremo Sur
8
superficie. Las aguas son turbias, y el fondo contiene abundante
Oeste
necromasa. Existe influencia antrópica.
El río presenta una ligera pendiente. Su fondo es areno-pedregoso y
Río
995635 contiene poca necromasa. Se observó la presencia de troncos en el
320321
Huagrayacu
3
cauce. Las aguas son cristalinas. El muestreo se realizó a 60 cm de
profundidad.
El fondo de este río es arcilloso y contiene necromasa y cieno. Las
995762 aguas son cristalinas y proceden de un moretal. Se observó
Río Pishira
321764
1
presencia de troncos en el cauce. El muestreo se realizó a 1.8 m de
profundidad.
Punto de muestreo ubicado en la zona de entrada de la Laguna
Negra (Yanacocha). Se observó la presencia de macrófitas
Laguna Negra
995772
324263
acuáticas en los márgenes (Eichornia sp), y taninos en las aguas.
2
En esta zona no existe mucha presión antrópica, salvo por los
pescadores que ingresan en canoas artesanales.
El fondo de este río es limoso, con abundante necromasa. Las aguas
995593 contienen taninos. La vegetación pertenece a bosque alterado y hay
Río Capucuy
327104
2
influencia de cultivos. Este punto se encuentra bajo la influencia de
la plataforma Itaya B.
Punto ubicado en la zona de influencia de la población de
995444 Limoncocha. Aguas arriba del punto de muestreo se observó lavado
Río Jivino
319245
4
de ropa y aguas provenientes de la plataforma Jivino A. Zona de
bosque alterado.
*Datum Zona 18N (PSA1956)
Análisis e Interpretación de los Datos
La información de las especies recolectadas se presenta en el Anexo D de este estudio, en la
sección de macroinvertebrados acuáticos. El total de individuos recolectados fue de 7,620,
representados por 49 géneros. Los resultados obtenidos, incluyendo la diversidad y
abundancia, los aspectos ecológicos, estado de conservación, y las especies sensibles en las
muestras realizadas se detallan a continuación.
Diversidad y Abundancia
Los macroinvertebrados registrados en la Laguna Limoncocha Extremo Suroeste (LCMI1),
suman un total de 3,034 individuos, agrupados dentro de las clases: Insecta, Arachnoidea,
Gastropoda e Hirudinea. La clase más representativa es la de los insectos, con seis órdenes,
15 familias, 19 géneros. De estos organismos, el género dominante es Chironomus, con
2,249 individuos (Anexo D).
Los macroinvertebrados acuáticos colectados en el Río Huagrayacu (LCMI2) suman un total
de 116 individuos pertenecientes a las clases: Insecta, Crustacea y Gastropoda. La más
representativa es la clase de los insectos, representada por seis órdenes, ocho familias y ocho
géneros. De estos organismos, el género dominante es el crustáceo Macrobrachium sp. con
61 individuos (Anexo D).
Los macroinvertebrados registrados en el Río Pishira (LCMI3), suman un total de siete
individuos agrupados dentro de las clases Insecta y Gastropoda. La clase más representativa
es la de los insectos con tres órdenes, cuatro familias y cuatro géneros. (Anexo D).
Los macroinvertebrados registrados en la Laguna Negra (LCMI4), suman un total de 3,563
individuos, agrupados dentro de las clases: Insecta, Arachnoidea, Gastropoda e Hirudinea. La
clase más representativa es la de los insectos, con seis órdenes, 18 familias y 24 géneros. De
estos organismos, el género dominante es el díptero Chironomus con 1,881 individuos,
seguido de Hirudinea N.D. con 808 individuos (Anexo D).
Los macroinvertebrados acuáticos colectados en el Río Capucuy (LCMI5) suman un total de
30 individuos pertenecientes a las clases: Insecta, Nematomorpha y Oligochaeta. De estos
organismos, el género dominante es el nematomorfo N.D. con 25 individuos (Anexo D).
Los macroinvertebrados registrados en el Río Jivino (LCMI6), suman un total de 870
individuos, agrupados dentro de las clases: Insecta, Crustacea, Gastropoda, Bivalvia,
Hirudinea y Nematomorpha. La clase más representativa es la de los insectos, con seis
órdenes, seis familias y seis géneros. De estos organismos, el género dominante es el
gasterópodo N.D. con 710 individuos (Anexo D).
Aspectos Ecológicos
La Laguna Limoncocha Extremo Suroeste (LCMI1) presenta un índice EPT del 4.13%, lo
cual denota que factores naturales o antrópicos están alterando el agua. El Índice de
Diversidad de Shannon-Wiener fue de 1.04 lo cual indica una diversidad baja (Anexo D).
Estos factores posiblemente se deben al proceso de eutrofización natural de la laguna,
acelerado probablemente por el ingreso de sólidos disueltos procedentes de los cuerpos de
agua influenciados por la población de Limoncocha y de plataformas de OEPC.
El Río Huagrayacu (LCMI2), presenta una diversidad baja de macroinvertebrados (H´= 1.41)
(Anexo D). El índice EPT E %, demuestra que sus aguas no están impactadas.
Probablemente esto se deba a que este cuerpo de agua es un poco torrentoso, por lo que su
capacidad de autodepuración es buena. La ausencia de taninos y sólidos en suspensión
permite un mejor intercambio gaseoso de las aguas. Otro factor puede ser que este cuerpo de
agua discurre por una zona donde no hay presión antrópica, por lo tanto, el bosque está en
buenas condiciones, con una buena cubierta vegetal que impide la llegada de los rayos solares
y la consecuente pérdida de oxígeno disuelto por calor.
El Río Pishira (LCMI3) presenta un índice de Diversidad de Shannon de 1.54 (Anexo D), que
indica una diversidad media. El índice EPT del 0%, demuestra que este cuerpo de agua se
halla muy alterado, por impactos naturales o antrópicos. Es posible que este resultado se deba
a que las aguas de este estero están bajo influencia de una zona de pantano. Este factor
produce pérdidas de oxígeno disuelto, debido a la descomposición de la necromasa
acumulada en el lecho del riachuelo. Esta necromasa proviene de la acumulación de materia
vegetal en el cauce, el cual, al no ser muy torrentoso no puede auto depurar sus aguas.
La Laguna Negra (LCMI4) presenta un índice EPT del 21.47 %, lo cual denota alteración. El
Índice de Diversidad de Shannon-Wiener fue de 1.56 (Anexo D) diversidad mediana. Si se
compara con el muestreo realizado en la zona Suroeste de la laguna, en el cual se obtuvo un
valor EPT de 4.13%, se observa que el valor EPT ha aumentado (Anexo D), así como la
diversidad. Posiblemente esto se deba a que en esta zona no existe presión antrópica, y los
cuerpos de agua no están bajo influencia de la población de Limoncocha o de las facilidades
de OEPC. Sin embargo, los valores EPT demuestran que este punto no se encuentra en
buenas condiciones. Esto podría deberse a que forma parte de la Laguna de Limoncocha y
como tal, sufre de un proceso de eutrofización natural.
El Río Capucuy (LCMI5), presenta una diversidad baja de macroinvertebrados (H´= 0.56)
(Anexo D). El índice EPT 0 %, demuestra que sus aguas están alteradas. Probablemente esto
se deba a que este río se encuentra bajo la influencia de la plataforma Itaya B, la cual, con sus
descargas periódicas influye negativamente en la población de macroinvertebrados acuáticos.
Otro factor puede ser la presencia de zonas de cultivo pertenecientes a los nativos, lo que
produce una deforestación de la zona por tanto la destrucción de la cubierta vegetal. Esto
provoca la pérdida de oxígeno disuelto por el calor inducido por los rayos solares.
El Río Jivino (LCMI6) presenta un índice de Diversidad de Shannon de 0.77 (Anexo D), que
indica una diversidad baja. El índice EPT del 66.6%, demuestra que se encuentra
moderadamente alterado. Este río presenta factores (presión antrópica originada por la
población de Limoncocha y la plataforma Jivino A de OEPC) que pueden influir sobre la
población de macroinvertebrados. Pero posiblemente el caudal que discurre por una zona
colinada, determina que no se encuentre muy alterado. Esto influye para que exista una
buena oxigenación de esta agua, relacionada con un buen poder de autodepuración.
Estado de Conservación de los Macroinvertebrados
La muestra de macroinvertebrados acuáticos de la Laguna Limoncocha Extremo Suroeste
(LCMI1) presenta un bajo estado de conservación (EPT 4.13 %). Factores de tipo natural o
antrópico pueden estar acelerando el proceso de eutrofización natural de la laguna. El
incremento de nutrientes en las aguas produce una pérdida de oxígeno disuelto. Esta pérdida
provoca un aumento en las poblaciones de macroinvertebrados de zonas anóxicas
(Quironómidos, Hirudineos), y la declinación de poblaciones de macroinvertebrados que
necesitan de altos niveles de oxígeno para subsistir (Efemerópteros, Plecópteros y
Tricópteros).
La muestra de macroinvertebrados acuáticos del Río Huagrayacu (LCMI2) presenta un
excelente estado de conservación (EPT E %). La ausencia de influencia antrópica, el buen
caudal, y la presencia de cubierta vegetal mantienen altas concentraciones de oxígeno
disuelto. Esto se confirma con las mediciones de calidad de agua in-situ de oxígeno disuelto
(13.99 ppm, WALSH, 2002). Esto permite la supervivencia de organismos del grupo
Ephemeroptera, Plecóptera y Trichoptera.
La muestra de macroinvertebrados acuáticos del Río Pishira (LCMI3) indica un bajo estado
de conservación (EPT 0%). Este impacto a los macroinvertebrados puede ser explicado
debido a las variaciones naturales en los parámetros de calidad de agua, causados por una baja
velocidad de la corriente, 1 m/s (WALSH, 2002) y procesos de descomposición orgánica.
Estas condiciones hacen que se dificulte la supervivencia del grupo EPT.
La muestra de macroinvertebrados acuáticos de la Laguna Negra (LCMI4) presenta un bajo
estado de conservación (EPT 21.47 %). El número de Quironómidos presentes en este punto
es superior al de individuos pertenecientes al grupo EPT. El proceso de eutrofización natural
ha disminuido la cantidad de oxígeno disuelto en la zona. La Laguna Negra presenta un
mejor estado de conservación que la Laguna Limoncocha, posiblemente debido a la ausencia
de presiones antrópicas. El número de individuos del grupo EPT es mayor en la Laguna
Negra. Sin embargo, los niveles de oxígeno disuelto son bajos (0.61 ppm a 4.36 ppm), según
los análisis in situ de calidad de agua (WALSH, 2002).
La muestra de macroinvertebrados acuáticos en el Río Capucuy (LCMI5) presenta un bajo
estado de conservación (EPT 0 %). Los niveles de oxígeno disuelto son bajos (0.62 ppm) en
este río, de acuerdo a mediciones de calidad de agua in situ (WALSH, 2002). La población
de macroinvertebrados únicamente se halla representada por tres géneros de macrobentos.
Éstos pueden sobrevivir en ambientes anóxicos y son resistentes a alteraciones ecológicas.
La muestra de macroinvertebrados acuáticos en el Río Jivino (LCMI6) presenta un moderado
estado de conservación (EPT 66.6%). Probablemente el aumento del caudal influyó para este
resultado. En este punto se registraron especies pertenecientes al grupo EPT (Trichoptera y
Ephemeroptera). Las condiciones ecológicas de este río cubren con los requerimientos de
este grupo.
Nichos Tróficos
Los macroinvertebrados analizados, tienen hábitos alimenticios marcados (nichos tróficos):
Herbívoros, Depredadores, Filtradores, Omnívoros. La inspección de la relación trófica
permite apreciar el flujo energético. La dominancia de macroinvertebrados acuáticos
herbívoros denota un equilibrio energético, en cuerpos de agua con condiciones ecológicas
estables.
Cuando el flujo energético se halla en equilibrio el grupo de los herbívoros es dominante (el
recurso vegetal es copioso).
En la Reserva Biológica Limoncocha, se analizó la composición trófica de los
macroinvertebrados acuáticos en cada cuerpo de agua muestreado.
Cuadro 49
Porcentaje de Macroinvertebrados Acuáticos
Herbívoros en los Tratamientos Estadísticos
Punto de Muestreo
Porcentaje
LCMI1
13.04%
LCMI2
18.18%
LCMI3
40%
LCMI4
22.2%
LCMI5
0%
LCMI6
8.33%
De acuerdo a los bajos porcentajes que se presentan en el Cuadro 49, no existe dominancia de
macroinvertebrados acuáticos herbívoros en la zona. Esto denota un posible desequilibrio
ecológico. Es importante tomar en cuenta que la mayoría de especies herbívoras de
macroinvertebrados requieren de niveles altos de oxígeno disuelto para desarrollarse. Éste es
el caso de los Efemerópteros, los Lepidópteros, algunas especies de Tricópteros y
Coleópteros. Estos grupos se encuentran en bajas proporciones en las muestras analizadas.
Especies Sensitivas - En esta zona, las especies sensitivas a las alteraciones ecológicas son:
la mosca de Mayo (Ephemeroptera) de los géneros c.f. Smicridea, Mayobaetis, Moribaetis ,
Thraulodes, Campsurus y Tricorythodes y los tricópteros de los géneros Phylloicus y
Certonina. Estas especies pueden desaparecer al experimentarse cambios en los cuerpos de
agua (naturales o antrópicos).
o Los análisis físico-químicos de calidad de agua no necesariamente coinciden con los
resultados del estudio de macroinvertebrados. Estos análisis determinan el estado actual
del agua en el momento que fue colectada la muestra. Los resultados de la investigación
de macroinvertebrados acuáticos indican posibles alteraciones previas de los cuerpos de
agua. Las poblaciones de macroinvertebrados se logran estabilizar semanas o meses
después de alteraciones.
o Los cuerpos de agua estudiados en la RBL presentan distintos grados de alteración.
Se observa un decrecimiento del número de especies sensibles a la contaminación
(macroinvertebrados del grupo EPT). Además se han incrementado poblaciones de
macroinvertebrados resistentes a la contaminación (Hirudineos y los Quironómidos).
o De los seis cuerpos de agua muestreados, cuatro presentan un bajo estado de
conservación (66.6% de los cuerpos de agua estudiados). Factores como las presiones
humanas, podrían estar influyendo para que el proceso de eutrofización se acelere en esta
zona. Esto ocasiona la consecuente pérdida de oxígeno disuelto. Sin embargo, esto
también puede deberse a procesos naturales.
o De los seis cuerpos de agua muestreados, uno presenta un excelente estado de
conservación (16.6% de la muestra total).
o En el presente estudio, un solo cuerpo de agua presenta un moderado estado de
conservación (16.6% de la muestra total).
o El punto LCMI4 perteneciente a la Laguna Negra, se encuentra bastante relacionado
con la Laguna Limoncocha. Está en un área de conexión entre estos dos cuerpos de agua.
Sin embargo, presenta mejores condiciones que el punto marcado como LCMI1.
Posiblemente la baja presión antrópica ejercida sobre este punto influya en el resultado,
puesto que no hay cuerpos de agua alterados que depositen sus aguas en esta zona.
o La presencia de poblaciones bajas de macroinvertebrados herbívoros (<50%) confirma
el bajo nivel de salud de estos cuerpos de agua.
Fotografía 18. Muestreo de Macroinvertebrados Acuáticos LCMI1. Campsurus
Septiembre, 2002.
Fotografía 19. Muestreo de Macroinvertebrados Acuáticos LCMI4. Derallus.
Septiembre, 2002
Fotografía 20. Muestreo de Macroinvertebrados Acuáticos LCMI1. Erythrodiplax
Septiembre, 2002.
Fotografía 21. Muestreo de Macroinvertebrados Acuáticos LCMI1. Haplotaxida. N.D.
Septiembre, 2002.
Ictiofauna
Se empleó la metodología de la Evaluación Rápida, utilizada en varios proyectos del
AQUARAP (Rapid Assisment Program-International-Conservation-Washington DC). Se
usaron técnicas activas y pasivas en el día y la noche. Se recurrió a información secundaria
proveniente de las instituciones gubernamentales y privadas.
En los cinco sitios de estudio se contabilizó 30 familias y 93 especies de peces, cifra que
representa el 16.5% de las especies de la cuenca del Río Napo y 15.1% en relación al Ecuador
continental.
Las especies migratorias de peces son 20. Las especies comerciales son 16. Éstas son las
más capturadas por los nativos. Los referidos peces, alcanzan tamaños de 50 cm de largo y 3
lbs de peso.
La diversidad de la ictiofauna corresponde a la composición de la comunidad de peces
presentes en la Región Ictiogeográfica Amazónica-RIA.
La composición de la comunidad de peces, debido a la sobrepesca practicada en la Laguna de
Limoncocha (de acuerdo a observaciones en el campo), se deduce que hay un leve impacto.
Adicionalmente, de acuerdo al potencial íctico, se sugirió algunos criterios que ayuden a la
formulación del Plan de Manejo de la RBL.
Metodología
Se realizó la colección de peces, recorridos y observaciones ecológicas de los ambientes
loticos y lenticos.
El muestreo de peces fue realizado en tres puntos diferentes de la Laguna de Limoncocha, un
cuarto sitio en el canal de ingreso de la Laguna Negra y un quinto lugar en el Río Capucuy
(Ver figura 19)
En los mencionados puntos de muestreo se obtuvo el material de peces en una distancia de
100 m de largo. En cada uno de ellos se aplicó los mismos métodos de captura. El uso de
redes de agallas de 60 y 30 m de largo; cada orificio de la malla mide 3 cm. En los sitios
donde la profundidad era baja, se usó una red de arrastre que mide 4 m de largo por 1.5 m de
altura y tiene un diámetro de la malla de 1 cm. Se utilizó una atarraya que mide 1.5 metros de
diámetro y 1.5 cm de malla. En determinados hábitats se puso trampas con diferente carnada.
Las líneas de anzuelos de varias longitudes y anzuelos de diferente tamaño fueron arrojadas
en la Laguna Limoncocha y en el cauce principal del río estudiado.
En cada uno de los sitios de estudio se receptó información relacionada con el hábitat:
temperatura, pH, tipo de sustrato, vegetación acuática, profundidad, coloración del agua, etc.
De acuerdo al tema de estudio, se obtuvo información biológica de especies que tienen uso en
la alimentación. El excedente de la pesca comercial con frecuencia se lo vende los días
sábados en el mercado de Pompeya.
La disección realizada en algunos ejemplares nos permitió conocer el estado de madurez
gonadal (sexual); éste estado ayuda a definir la época de desove. Ésta fue relacionada con el
tamaño del pez.
Con el propósito de conocer la dieta alimentaria de la ictiofauna se efectuó el análisis
estomacal, información que ayudó a establecer el estado de la cadena trófica de los hábitats
acuáticos estudiados.
La Abundancia de los peces se obtuvo a través de la metodología de la EPA (Environmental
Protection Agency), en la que se consideran cuatro categorías, establecidas por el número de
individuos colectados en cada especie: Dominante (más de 16 individuos), Abundante (10-49
individuos), Escaso (4-9 individuos) y Raro (menos que 3 individuos).
La diversidad de peces correspondiente a las comunidades ícticas, presentes en los sitios de
estudio, fue determinada mediante el índice de Shannon-Weiner:
H’ = -  pi log2 pi
Los nativos que viven cerca de la laguna viven de la pesca; ésta actividad es realizada en la
laguna de Limoncocha. Para conocer la producción aproximada de la pesca, durante cinco
días se observó en el muelle de la laguna como se realizaba la actividad pesquera, quiénes
pescan, cuáles eran las especies más colectadas y otros datos que eran necesarios para
conocer cuál es el estado de la pesca en la Laguna de Limoncocha.
Algunos de los peces comunes fueron identificados en el campo y devueltos al río. Los peces
colectados fueron fijados en formol al 10 % y luego preservados en alcohol al 72 %. Los
individuos colectados se conservan en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Escuela
Politécnica Nacional.
Figura 19
Mapa con Puntos de Muestreo de Ictiofauna
En el cuadro 50 se enlista los puntos de muestreo con sus respectivas coordenadas
Muestras
Cuadro 50
Puntos de muestreo de Ictiofauna en la Reserva Biológica Limoncocha
Coordenadas UTM*
Fecha
Sitio
x
y
LCP1
09/02
320041
9955234
Sur de la Laguna de Limoncocha
LCP2
09/02
320456
9956683
Oeste de la Laguna de Limoncocha
LCP3
09/02
321557
9957703
Norte de la Laguna de Limoncocha
LCP4
09/02
323110
9958119
Canal de Ingreso a la Laguna Negra
LCP5
09/02
326967
9956150
Río Capucuy efluente de la Laguna Limoncocha,
desemboca cerca al Puerto Itaya en el Río Napo
*Datum Zona 18N (PSA1956)
Descripción de los Puntos de Muestreo
Sur de la Laguna de Limoncocha - Se localiza en el sector más agudo de la laguna, ya que
ésta tiene forma alargada. Está rodeada de abundante vegetación semiacuática, especialmente
de gramíneas. En la parte sur domina el lechugín. La profundidad del agua tiene entre 1.2 y
2 m. No hay corriente. En determinadas horas del día debido a la presencia del viento, se
presentan olas. En este sector no se observa algas, pero sí una gran extensión de macrofitas.
La temperatura del agua es de 26.5 y el pH es de 6.7
Oeste de la Laguna de Limoncocha - Este punto de estudio se usan el agua de varias
vertientes subterráneas en el uso doméstico. La actividad antrópica ha provocado la
producción de abundantes algas. La profundidad alcanza los 2 m. La vegetación arbórea
predomina en éste sector. La temperatura del agua es de 27 °C y el pH midió 7.7.
Norte de la Laguna de Limoncocha - Este sector está rodeado de vegetación semiacuática
no se aprecian algas. Se observa abundante cantidad de gramíneas. La profundidad del agua
llega a los 3 m. En este sitio desemboca el río Pishira, pero se encuentra cubierto por
abundante vegetación semiacuática y acuática. Durante el período de estudio, se observó que
el sector es muy frecuentado por los pescadores. El fondo es de cieno. Cerca de ésta
localidad se inicia el canal que une las Lagunas Limoncocha y Negra. La temperatura del
agua es de 26.5 °C. El pH 6.9.
Canal de Ingreso a la Laguna Negra – Tiene una amplitud que oscila entre 20 y 40 metros.
El agua es de una coloración obscura. En los márgenes se presenta una vegetación
semiacuática, pero en la parte posterior de esta franja, en el margen izquierdo del canal, se
observa un bosque maduro. En el margen derecho se podría señalar que es un bosque
inundado, donde se aprecian varios pantanos. En la parte baja cerca al ingreso a la Laguna
Negra, existe abundante vegetación macrofita que dificulta la navegación. La profundidad
del agua llega a los 3 m. La temperatura del agua es de 26.5 ° C y el pH es 6.5. El fondo
tiene mucho cieno.
Río Capucuy efluente de la Laguna Limoncocha, desemboca cerca al Puerto Itaya en el
Río Napo – Este río atraviesa por un bosque algo intervenido. El agua es levemente negruzca
cuando el nivel de las aguas del Río Napo suben. Su influencia se observa en gran parte de la
RBL. En éstas circunstancias, el agua del río es blanca. La profundidad alcanza los 3 m. No
tiene playa. Presenta taludes con fondo de cieno. Existe abundante resto de vegetación
arbórea. La temperatura es de 24 °C. El pH es de 6.7. No hay vegetación macrofita. La
velocidad de la corriente es lenta.
Características Ecológicas de la Ictiofauna
La composición de la ictiofauna local corresponde a los peces que habitan en la Baja
Amazonía. La ictiofauna estudiada se desplaza entre la laguna, los pequeños tributarios, el
bosque de inundación ubicado en la parte sureste de la laguna y el principal efluente que es el
Río Capucuy. En la región de la RBL, nos referiremos a los principales grupos de peces que
viven en cinco sitios de muestreo.
El único grupo de peces cartilaginosos que habitan en medios fluviales son las “rayas”
(familia Potamotrygonidae), de las que fueron registradas dos especies: Potamotrygon
motoro y Paratrygon iwamae. Estas especies llegan a medir hasta 1 m de diámetro. Las
rayas son muy temidas, ya que a sus enemigos les ataca con su espina venenosa ubicada en la
parte media de la cola. Éstas fueron colectadas en el sector sur oriental de la laguna.
En la parte superior de la columna de agua de la laguna viven los peces llamados quinde
chalua (Bourengella maculata), que buscan los insectos, mismos que son atrapados gracias a
la presencia de numerosos dientes que se encuentran distribuidos sobre los maxilares de
forma alargada.
Los gasteropelécidos son conocidos como peces voladores, debido al desarrollo del tórax y
aletas pectorales (Thorachocharax stellatus y Carnegiella strigata), se desplazan volando
sobre el agua por segundos. Este movimiento lo realizan en busca de insectos o cuando son
perseguidos por algún depredador.
Un grupo muy peculiar constituye los peces llamados “tutapishco chalua” (Hydrolicus
pectoralis y Raphiodon vulpinnus). Son especies muy voraces. Alcanzan a medir los 60 cm
de largo.
La familia Characidae, registró el mayor número de especies. En este grupo hay numerosos
peces que por su tamaño y colorido son apreciados por los aficionados a la acuariofilia.
Como ejemplo tenemos: a los “dientones” (Acestrorynchus lacustris), que debido a la
presencia de sus grandes caninos trituran fácilmente a sus presas. Las sardinas (Aphyocharax
sp, Hyphessobrycon copelandi), son peces que se caracterizan por tener colores muy vistosos
que sobresalen en el fondo plateado. Las aletas son de color negro y rojo. En el cauce del río
estudiado existen troncos sumergidos, entre los cuales habitan peces pequeños: las sardinas
(Aphyocharax sp.e Hemigrammus lunatus). En las pozas pequeñas en el sector medio de la
columna de agua viven: Tetragonopterus argenteus y Phenacogaster pectinatus. La forma de
su cuerpo es peculiar; tienen la aleta y el pedúnculo caudal alargado. Estos peces son
considerados como potenciales depredadores de peces pequeños. A esta familia pertenecen
las pirañas (Serrasalmus rhombeus), especie de color grisáceo, con manchas negras y cabeza
con perfil cóncavo. Otra especie es la “piraña roja” (Pygocentrus nattereri) que es de tamaño
mayor que la primera y tiene la cabeza convexa. Las citadas especies son temidas por los
nativos. Son peces de hábitos diurnos y gregarios.
Los denominados peces ratones de la familia Anostomidae: el “pez Kame o ratón”
(Schizodon fasciatum y Leporinus fridericii, alcanzan a medir 35 cm de largo. Es muy
notorio en estas especies, la presencia de dientes incisivos desarrollados, característica
sobresaliente por la cual se los llama peces ratones.
La familia Curimatidae (yaguarachis), tiene especies como:Curimata vittata y Curimatopsis
macrolepis que viven cerca de los taludes y en el fondo de los ríos. Son frecuentes en la
Laguna Limoncocha. Existen varias especies que viven en la parte alta de la columna de
agua, entre las que se puede citar a: Curimatella alburna. Este pez vive bajo la vegetación
macrofita y tiene escamas de coloración dorada y aletas pectorales amarillas.
Los peces llamados “bagres hueso” (Paracheunipterus galeatus y Auchenipterus nuchalis)
son especies sin escamas. Las aletas pectorales poseen espinas aserradas muy desarrolladas.
Son de una coloración café oscura, con una banda lateral blanquecina.
Las carachamas, por ejemplo: Ancistrus cirrhosus, Cochliodon oculeus, las “carachamas
palito” (Loricaria simillima), tienen formas muy diversas. Son peces que están cubiertos con
placas óseas. Los miembros de esta familia tienen un hocico ínfero a manera de ventosa que
les permite adherirse a los palos sumergidos en el río; éste es el caso de las “pamiñas”
(Farlowella sp.). Entre los peces de tamaño mayor están: el “guwa” (Peckoltia ucayalensis)
y el “uwa” (Hypostomus micropunctatus).
Los peces “acorazados” de la familia Callichtydae y que viven en el fondo del río cuentan con
numerosas especies, atractivas para la acuariofilia. Sus colores son vistosos. Se mezclan el
dorado y el plateado, y están cubiertos por franjas negras a lo largo del cuerpo. Su tamaño
no pasa de los 7 cm, por ejemplo: Corydoras arcuatus.
Del grupo de los peces eléctricos, podemos citar a: la “anguilla eléctrica” (Electrophorus
electricus), y el yayo (Sternopygus macrurus). Éstas son especies que emiten descargas
eléctricas de diferente intensidad, con el propósito de defenderse de sus enemigos o capturar a
sus presas. Hay especies que llegan a medir 1.5 m y otros no pasan de los 12 cm.
Los peces llamados “barbudos y bagres” de la familia Pimelodidae, se desplazan en las
riberas y canales de los ríos. Entre los barbudos están: el picalón (Pimelodella grisea), la
mota (Pimelodus pictus), el “barbudo” (Rhamdia quelem) y los “bagre mota” Callophysus
macropterus y Leiarius marmoratus.
En los sitios de inundación, donde no hay corriente y en los remanentes de agua del bosque
de inundación se forman charcas donde viven pequeños peces de la familia Aplocheidae
(Rivulus limoncochae). Las especies pelágicas y que acuden a la orilla son los peces llamados
“mosqueteros” (Copeina guttata). Estas especies prefieren alimentarse de larvas de insectos
(Hemiptera-Gerreidae). La disposición del hocico les permite atrapar a los insectos terrestres.
Miden 3 cm de longitud total.
Otro grupo de peces que es usado en los acuarios son los cíclidos llamados viejas (Aequidens
tetramerus). Su forma es característica porque es algo redondeada. Su hocico es protráctril.
Su cuerpo tiene un color verdoso con mezclas azuladas y una banda lateral negra. Los chutis
(Crenicichla cincta) son peces de forma fusiforme. Es notorio el ocelo ubicado en la región
humeral. Estos peces son muy agresivos y territoriales. A este grupo pertenecen los peces
“tucunari” (Cichla ocellaris).
Diversidad
La ictiofauna estudiada pertenece a la Región Ictiogeográfica Amazónica (Barriga, R en
preparación), incluye a los peces que viven en los ecosistemas acuáticos lenticos y loticos de
la Amazonía Baja del Ecuador. Los diferentes hábitats analizados se encuentran entre los 220
y 290 msnm. La mencionada Región Ictiogeográfica se caracteriza por tener la mayor
diversidad de peces continentales del Ecuador (600 especies).
En los ríos que bañan el área de estudio se contabilizó: 30 familias y 93 especies de peces, lo
que representa el 11.1 % de los peces registrados en el entorno fluvial ecuatoriano, el 15.1%
de las especies de la Amazonía Ecuatoriana y el 16.5 % de las especies contabilizadas en la
cuenca del Río Napo (Anexo D).
Al sur de la Laguna de Limoncocha (LCP1) se contabilizó 37 especies de peces, que
representan el 39.6% del total de especies colectadas en el presente estudio. El Índice de
Shannon-Wiener fue de H’= 2.1, que equivale a una Diversidad Media.
En el segundo punto de muestreo (LCP2) ubicado al oeste de la laguna, se colectó 38 especies
de peces, que representan el 40.6% del total de especies capturadas. El Índice de ShannonWiener fue de H’= 2.3, que equivale a una Diversidad Media
El tercer punto de muestreo (LCP3), registró 59 especies de peces, que equivalen al 48.3% de
la ictiofauna muestreada. El Índice de Shannon-Wiener fue de H’= 2.9, que equivale a una
Diversidad Alta.
En el cuarto punto (LCP4), que corresponde al canal de ingreso de la Laguna Negra, se
contabilizó 56 especies de peces, que representan el 63.7 % de la fauna estudiada. El índice
de Shannon-Wiener, indica H’= 2.7, que representa una Diversidad Alta. Favor conversar con
Rubén, él identifica una mala calidad de agua en este punto.
En el punto cinco (LCP5) se colectó 66 especies de peces, que representan el 71.4% de las
especies colectadas en la RBL. El índice de Shannon-Wiener fue de H’= 3.1, que representa
a una Diversidad Alta.
Cuadro 51
Diversidad Peces en la Reserva Biológica Limoncocha
Región
Número de Especies
Sur de la Laguna Limoncocha
36
Porcentaje %
39.6
Oeste de la Laguna Limoncocha
37
40.6
Norte de la Laguna Limoncocha
58
48.3
canal de ingreso Laguna Negra
55
63.7
Abundancia
En cuanto a la Abundancia (Cuadro 52 y Anexo D), se determinó que en el punto de muestreo
LCP1: dos especies (5.5%) del total son Dominantes (D), ejemplo las sardinas
(Hemigrammus lunatus). Nueve especies (2.5%) son Abundantes (A), ejemplo los peces
monedas (Astyanax anteroides). 17 especies (47.2 %) son Escasas (E), los peces sardina,
(Brycon melanopterus). Seis especies (16.6 %) son Raras, es el caso de (Anadoras sp).
(Cuadro 52).
Cuadro 52
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP1
Número de
Categoría
Porcentaje %
Especies
Dominante
2
5.5
Abundante
9
2.5
Escaso
17
47.2
Raro
6
16.6
En el punto de muestreo LCP2, (Cuadro 53), la Abundancia indica que en las 37 especies de
peces colectadas: Dos (5.5 %) son Dominantes (D), ejemplo la piraña (Serrasalmus
rhombeus). 14 (38 %) son Abundantes (A), ejemplo (Astyanax bimaculatus). 12 especies
(32.4 %) son Escasas (E) ejemplo (Hypostomus micropunctatus). Ocho especies (21.6 %)
son Raras ( R ), ejemplo (Auchenipterus sp.)
Cuadro 53
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP2
Número de
Categoría
Porcentaje %
Especies
Dominante
2
5.5
Abundante
14
38
Escaso
12
32.4
Raro
8
21.6
En el punto de muestreo LCP3, la Abundancia (Cuadro 54 y Anexo D), indica: una especie
(2.3%) es Dominante (D), ejemplo, (Serrasalmus rhombeus). 16 especies (36.4%) son
Abundantes (A), ejemplo (Triportheus elongatus). 22 especies (50%) son Escasas (E),
ejemplo (Gymnocorymbus sp.). 13 especies (29.5%) son Raras (R), ejemplo (Charax
gibbosus).
Cuadro 54
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP3
Número de
Categoría
Porcentaje %
Especies
Dominante
1
2.3
Abundante
16
Escaso
22
36.4
50
Raro
13
29.5
En el punto de muestreo LCP4 (Cuadro 55 y Anexo D), la Abundancia indica: Una especie
(1.7%) es Dominante (D), ejemplo la piraña (Serrasalmus rhombeus). Cinco especies (8.6%),
son Abundantes (A), ejemplo (Hoploerythrinus unitaeniatus). 28 especies (48.3%) Escasas
(E), ejemplo (Moenkhausia santafilomenae). 19 especies (32.7%) son Raras (R ), ejemplo
(Thoracocharax stellatus).
Cuadro 55
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP4
Número de
Categoría
Porcentaje %
Especies
Dominante
1
1.7
Abundante
5
8.6
Escaso
28
48.3
Raro
19
32.7
En el punto de muestreo LPC5, la Abundancia señala: Una especie (1.5) es Dominante (D),
ejemplo, (Astyanax bimaculatus). Nueve especies (13.8%) son Abundantes (A), ejemplo
(Astyanax anteroides). 26 especies (40%) son Escasas (E), ejemplo (Tatia intermedia). 28
especies (43.1%) son Raras (R) (Cuadro 56 y Anexo D).
Cuadro 56
Abundancia en el Punto de Muestreo LCP5
Número de
Categoría
Porcentaje %
Especies
Dominante
1
1.5
Abundante
9
Escaso
26
13.8
40
Raro
28
43.1
Aspectos Ecológicos
Nicho Trófico
En todos los ecosistemas acuáticos, se presenta una heterogeneidad de alimentos.
Esta
heterogeneidad tiene relación directa con la variedad de formas de hocicos que tienen los
peces. Los detritívoros alcanzan el 11% del total de las especies colectadas. Las especies
insectívoras son 10, que equivalen al 11%. Los peces omnívoros son 24, y representan el
26.4%. 35 especies de peces son Piscívoras, que equivalen al 38.5%. (Cuadro 57 y Anexo
D).
Cuadro 57
Gremios Alimenticios de Peces en la RBL
Número de
Categoría
Porcentaje %
Especies
1 Detritívoro
17
18.7
2 Insectívoro
10
11
4 Omnívoro
24
26.4
5 Piscívoro
35
38.5
Especies Indicadoras
Se colectó varias especies de peces que señalan el buen estado de conservación en que se
encuentran los ecosistemas acuáticos. Éste es el caso de Cyphocharax sp., un pez que vive en
forma gregaria. Otra especie: Raphiodon vulpinnus, indica la presencia de especies que
poseen una abundancia alta, producto de la dominancia de una determinada especie. (Anexo
D)
Migración
En la presente investigación se contabilizó 20 especies de peces migratorios. Estos peces se
encuentran asociados con los peces comerciales, aquellos individuos que alcanzan tamaños
grandes y son apetecidos en la alimentación. Las citadas especies de peces suben desde la
Baja Amazonía, a través del Río Napo, y llegan a las cabeceras de los afluentes principales
como los Ríos Coca y Aguarico. En el caso de la Laguna de Limoncocha, unas pocas
especies realizan movimientos laterales que alcanzan el Río Capucuy e ingresan en la laguna.
Las especies de peces más grandes continúan en el cauce principal del Río Napo.
Los peces que efectúan grandes desplazamientos en busca de alimento, refugio y por hábitos
reproductivos son: la raya (Potamotrygon motoro), las lisas (Hemiodopsis unimaculatus), las
lisas rayadas (Schizodon fasciatum). Una familia muy importante es la de los curimátidos o
yaguarachis. Entre los principales tenemos a los “imiya” (Curimata vitatta y Potamorhina
latior). También están los bagres y motas (Sorubim lima, Callophysus macropterus y
Leiarius marmoratus). Entre las especies bentónicas (del fondo), se puede citar a:
Pseudodoras niger y Pterigoplichthys sp.. El conocido “bocachico” (Prochilodus nigricans)
mide 0.5 m.
Valor Económico de las Especies
La riqueza íctica indica que existen peces que alcanzan a medir los 60 cm de largo. Son
especies que debido a su gran abundancia y tamaño son aprovechadas en la alimentación y a
su vez son comercializadas entre los pobladores. Cuando existe una pesca alta, estos peces
son expendidos en el mercado de Pompeya y a las familias de la comunidad de Limoncocha.
Las especies principales que son aprovechadas constan en el Cuadro 58. Las especies que
tienen utilidad en la alimentación son:











Bagre mota (Calophysus macropterus)
Barbudo mota (Leiarius marmoratus).
Bocachico (Prochilodus nigricans)
Paña (Pygocentrus nattereri)
Piraña (Serrasalmus rhombeus)
Bagre (Rhamdia quelem)
Carachama (Hypostomus micropunctatus)
Sábalo (Brycon melanopterus)
Maparache (Ageniosus sp.1)
Corvina (Plagioscion squamosissimus)
Yaguarachi (Potamorhina latior)
Uso del Recurso Pesquero
En la RBL se debe considerar a la Laguna de Limoncocha, como un ecosistema que tiene un
gran potencial íctico, debido a sus características ecológicas. Al momento, los peces
comerciales de la laguna se encuentran presionados por la sobrepesca y se cree que en un
futuro cercano, la ictiofauna podría sufrir un impacto ambiental de tal magnitud, que la
composición de la comunidad de peces sea alterada. Existen varias especies de peces que
tienen una alta Abundancia y son las más comercializadas. En este estudio, son las especies
que constan en el Anexo D. Las citadas especies deben ser explotadas de acuerdo a una veda
(Cuadro 58). Esta prohibición de pesca debe ser reglamentada técnica y científicamente. Se
puede pescar en una determinada época en la que se respete el tamaño de captura del pez.
3
Cuadro 58
Peces y Épocas de Veda Recomendadas para la Laguna Limoncocha
Talla Mínima para la
Especie
Nombre Común
Época de Veda
Pesca
Leporinus fridericii
Chalua
18 cm
Noviembre . febrero
Schizodon fasciatum
Lisa
20 cm.
Octubre - marzo
Curimata vittata
Yaguarachi
20 cm.
Octubre - marzo
4
Curimatella alburna
Yaguarachi
18 cm
5
Curimatopsis macrolepis
Yaguarahi
16 cm
Octubre - marzo
6
Potamorhina latior
Yaguarachi
20 cm
Noviembre - febrero
7
Psectrogaster amazonica
Yaguarachi
20 cm
Noviembre -febrero
8
Hydrolicus pectoralis
Tutapishco-chalua
25 cm
Diciembre - febrero
9
Brycon melanopterus
Jandia
20 cm
Noviembre - febrero
10
Mylossoma duriventri
Cutisma
18 cm
Octubre - marzo
11
Callophysus macropterus
Bagre mota
25 cm
Octubre - febrero
12
Hypostomus micropunctatus
Carachama-shio
15 cm
Noviembre - febrero
13
Pterigoplychthys sp.
Azamanuma
15 cm
Diciembre -febrero
14
Plagioscion squamosissimus
Corvina
20 cm
Noviembre – febrero
15
Astronotus ocellatus
Acarawa
16 cm
Noviembre – febrero
16
Cichla ocellaris
Tucunari
18 cm
Diciembre - febrero
No.
1
2
Septiembre -marzo
En base a la descripción biológica de los peces comerciales, se sugiere que no se debe pescar
en los meses de Diciembre a Marzo, que es la temporada en que las hembras de las diferentes
especies alcanzan su madurez gonadal y están listas para desovar.
No se debe pescar con redes de agallas de longitud mayor a los 40 m de largo y con un
tamaño de malla no menor a los 5 cm.
No se debe pescar ejemplares menores a los 15-20 cm de largo.
Figura 20
Mapa de Redes colocadas para la Pesca en la Laguna
Potencial Piscícola
La riqueza ictiofaunística de la Laguna de Limoncocha constituye la principal fuente de
proteínas de la dieta de los nativos y colonos que viven en la zona de amortiguamiento de la
RBL.
Los peces que son capturados en la laguna son especies de alta densidad poblacional, como es
el caso de los peces “yaguarachis” que pertenecen a la familia Curimatidae. Otros peces
poseen tamaños grandes y cuentan con una densidad alta. Éste es el caso del “bocachico”
(Prochilodus nigricans) que mide 50 cm. Lo mismo podemos decir de: Schizodon fasciatum,
Leporinus fridericii, que miden cerca de los 40 cm.
Los peces capturados en la laguna, tienen una densidad poblacional alta y alcanzan tamaños
grandes, por ejemplo los peces denominados “yaguarachis” que pertenecen a la familia
Curimatidae. El caso del “bocachico” (Prochilodus nigricans), que mide 50 cm, de largo
total. Lo mismo podemos decir de: la lisa (Schizodon fasciatum), el “pez ratón “ (Leporinus
fridericii) que alcanzan a medir los 40 cm de largo total.
Se observó en el campo que todos los pobladores, dedicados a la pesca acostumbran a dejar
todas las noches, varias redes de agallas de diferente longitud y tamaño de malla. En las
mañanas se observa en el muelle la cantidad de peces que los pescadores han obtenido en la
noche anterior. Por ejemplo, en una mañana se pudo observar que entre 10 pescadores, tenían
160 libras de peces. Un pescador que vendía peces en el mercado, obtuvo en la noche un
peso de 60 libras de la especie (Pterigoplichthys sp.).
El potencial íctico existente en la Laguna de Limoncocha es de gran valía. Los habitantes y
las autoridades deben meditar sobre el riesgo que tiene la sobrepesca. Por lo tanto, es
necesario que se regule la pesca de acuerdo a una estacionalidad reguladora de los ciclos
biológicos de los peces. También se podría hacer recomendaciones sobre artes de pesca, en
forma más específica. Favor hacerlo.
El potencial íctico existente en la laguna de Limoncocha es de gran importancia. Los
habitantes y las autoridades deben meditar sobre el riesgo que tiene la sobrepesca en la citada
laguna. Es necesario que se regule la pesca de acuerdo a una estacionalidad que incide en el
desarrollo de los ciclos biológicos de los peces. En el Cuadro 58 se menciona las principales
especies de peces comerciales, acompañadas de su largo, peso y época de veda que los peces
podrían ser capturados en la laguna. Además, sugerimos utilizar un número limitado de redes
en una noche. Por ejemplo seis redes de 50 metros de largo, el tamaño de malla no menor a
las 2 pulgadas de diámetro de malla.
Estado de Conservación de los Peces y su Hábitat
La ictiofauna no posee especies que se encuentren en ninguna de las listas categorizadas por
el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los
Recursos Naturales (IUCN) y por el CITES (Convention International Trade Endareged
Species, Schouten, 2000).
En el área de estudio, la composición de la comunidad de peces se encuentra levemente
alterada. Esto se explica por la alta densidad poblacional de varias especies comerciales
colectadas y la ausencia de algunas especies raras que se han desplazado a otros sitios.
En el área de estudio, la composición de la comunidad de peces se encuentra levemente
alterada. Esto se explica por la alta densidad poblacional de algunas especies comunes y
comerciales, por ejemplo la familia Curimatidae. Además, la ausencia de algunas especies
raras que se han desplazado a otros entornos lenticos es el caso de la familia Auchenipteridae
y Ageniosidae, la ausencia de especies de la familia Pimelodidae, como sucede con el bagre
rayado (Pseudoplatystoma fasciatum). (Relación con las colecciones efectuadas por el autor,
en la laguna de Limoncocha en 1981.
Además se pudo apreciar la gran biomasa que se pescaba los fines de semana, y según los
habitantes de la RBL, esta actividad es realizada durante todo el año. Se observó el caso de
la “corvina de río” (Plagioscion squamosissimus). Además se pudo apreciar la pesca de
diferentes especies de los curimátidos y otras especies comerciales (Cuadro 58). Estas
especies están categorizada como Abundantes y su densidad poblacional es propia solo de
ambientes pristinos.
La diversidad de peces corresponde a la comunidad íctica propia de los ríos de la Baja
Amazonía. Se observó la presencia de numerosas especies de los characiformes, mismos que
ocupan diferentes hábitats del medio acuático. Los pimelodidos constituyen otro grupo que
respalda un apreciable grado de conservación, ya que abundancia de individuos es alta.
La riqueza de especies de la comunidad de peces es propia de los ríos de la Baja Amazonía y
la Varzea ecuatoriana. La citada conclusión es ratificada por la presencia de numerosas
especies de peces caraciformes y curimátidos. Cabe señalar que las especies de las familias
mencionadas alcanzan largos totales y pesos que corresponden a ecosistemas que garantizan
el desarrollo normal de las poblaciones de peces presentes en la RBL.
Es importante señalar que el recurso íctico se encuentra algo impactado por la sobrepesca, ya
que las especies que son capturadas corresponden a peces gregarios (en grupo). Es notorio
observar que especies de peces consideradas escasas o raras, en otras épocas es muy difícil
pescarlas. Esto no quiere decir que han desaparecido sino que se han desplazado hacia otros
hábitats.
La sobrepesca es la actividad antrópica que ha provocado un leve impacto en la composición
de la comunidad de peces. Por ejemplo, la dominancia y abundancia de las especies que se
desplazan en grupos de peces de una misma especie (gregarios) como es el caso de los peces
conocidos como “yaguarachis” (Potamorhina sp., Psectrogaster sp., Curimata sp.). Otro
ejemplo que corrobora el impacto leve ocurrido en la laguna de Limoncocha se presenta en
las especies consideradas como Escasas y Raras en un ambiente acuático sin presiones
externas pero algunas de estas especies no fueron capturadas en la laguna de Limoncocha,
esto se debe al desplazamiento de los peces, hacia otros entornos acuáticos que no tienen
sobrepesca.
Es importante indicar que algunos de los elementos que conforman la cadena trófica acuática
se encuentran alterados. Éste el caso de los parámetros físico-químicos, por el vertido de
aguas negras en el lado occidental de la Laguna de Limoncocha. Esto fue comprobado en el
campo.
En la laguna de Limoncocha, la abundancia de peces comerciales, como acontece con los
curimátidos que tienen hábitos detritívoros se debe a la alteración en la producción primaria
que puede ser provocada por el exceso de la abundancia de materia orgánica que puede
provenir del asentamiento humano, presente en el lado occidental de la laguna. El morador
ribereño ocupa el agua de los manantiales presentes y no existe tratamiento de las aguas
negras. (Observación personal y comentario del Subjefe del Distrito del Ministerio del
Ambiente, Dr. Fausto Gonzales).
La RBL tiene una extensión pequeña de territorio protegido. La Reserva se encuentra
asechada por varios asentamientos humanos que progresivamente quieren reducir sus límites.
Es necesario que las autoridades competentes apliquen una serie de actividades que impidan
que los linderos sean desplazados y se pierda una serie de hábitats que guardan una
importante riqueza biológica acuática en la Amazonía Ecuatoriana.
El principal ecosistema que merece cuidarse es el de la laguna Limoncocha, ya que constituye
un refugio de flora y fauna acuática, ubicadas en una posición altitudinal privilegiada.
El segundo sector importante de preservar es el área Sureste, comprendida entre la Laguna
Limoncocha y el Río Napo. Ésta es un área importante porque corresponde a un bosque
inundado que alberga a muchas especies que se desplazan y se comunican entre el medió
lotico, lentico y bosque de inundación.
Otro sistema valioso es la Laguna Negra, puesto que es otro de los refugios de la fauna
acuática dentro de la RBL. Es importante enfatizar que, de acuerdo a los resultados y
observaciones realizadas en el canal de ingreso al citado ecosistema, tiene una alta riqueza y
abundancia de especies.
 La composición de la comunidad de peces del sistema lentico (lacustre) y lotico
(ribereño) de la RBL y ríos importantes como el Blanco, Jivino y Capucuy, corresponde a
los tributarios de la Región Ictiogeográfica Amazónica (RIA).
 La composición de la comunidad de peces de las lagunas de Limoncocha, Negra y
ríos importantes como el Blanco, Jivino y Capucuy, corresponde a los tributarios de la
región Ictiogeográfica Amazónica (RIA).
 La diversidad registrada en el presente estudio representa el 11.4% de las 820 especies
de peces registradas en los cuerpos de agua continentales del Ecuador. En lo que respecta
a la diversidad conocida en la Región Ictiogeográfica Amazónica (600 especies) posee el
15.1%.
 La ictiofauna registrada en el presente estudio corresponde a la de una Várzea, en la
que sobresaleun sistema lacustre, conformado por las lagunas de Limoncocha y Negra, el
bosque de inundación y ríos importantes como el Capucuy.
 La presencia de una alta abundancia relativa de especies comerciales de peces como la
corvina (Plagoscion squamosisimus), el bocachico (Pprochilodus nigricans), el tucunari
(Cichla ocellaris) entre otras especies, denota el potencial piscícola con el que todavía
cuenta la laguna de Limoncocha.
 Las 93 especies de peces registradas en los diferentes hábitats acuáticos, ratifica la alta
riqueza de especies de la RBL.
 Se puede deducir que, debido a la sobrepesca que sufren los puntos de muestreo:
LCP1, LCP2 y LCP3, se registró una menor diversidad en éstos, que en el resto de puntos.
Mientras que, el punto de muestreo LCP4 tiene una riqueza de especies mayor, porque se
encuentra en mejor estado de conservación y la presión de pesca es menor. La localidad
LPC5 que corresponde al Río Capucuy, tiene un entorno lotico con una mayor diversidad,
pues se encuentra entre la laguna principal (Limoncocha) y el eje fluvial (Río Napo).
Fotografía 22. Muestreo de Ictiofauna. Serrasalmus rhombeus. Especie de Consumo
Hogareño Septiembre, 2002
Fotografía 23. Muestreo de Ictiofauna. Leporinus fridericii. Especie Utilizada para la Venta
Septiembre, 2002
Fotografía 24. Muestreo de Ictiofauna. Potamorhina latior. Especie Utilizada para la Venta
Septiembre, 2002.
Componente Social
Las dinámicas sociales generan efectos que deben ser medidos desde la perspectiva de la
ciencia social. Su interpretación se basa en la identificación de parámetros culturales, y en la
construcción de indicadores para entender los principales aspectos socioeconómicos,
organizacionales y culturales
Las variables socioeconómicas permiten tener una visión bastante cercana de la realidad,
como también intuir sucesos o posibles impactos que determinada actividad ejerce sobre el
ser humano y los conglomerados sociales.
Para tener una mejor visión de esta realidad social, hay que integrar otro tipo de parámetros:
antropológicos, culturales, organizativos, etc., de manera que la visión pueda ser más
objetiva.
Metodología
La caracterización se realiza mediante el estudio de los aspectos más relevantes relacionados
con la demografía, crecimiento poblacional, tenencia de la tierra, uso del suelo, calidad de
vida, vivienda, servicios básicos, limitaciones y potencialidades de sus recursos naturales y
humanos, entre otras variables importantes.
Fuentes primarias y secundarias.
Para la obtención de la información primaria de datos cuantitativos se cumplieron con los
siguientes pasos:
a. Selección de la muestra
Para la construcción de la muestra se aplicó el método de “Rapid Assesement Surveys”
(Bilsborrow 1998), el mismo que consiste en:
- Determinación de las áreas de interés, tomando como universo el espacio físico del
estudio
- Selección de los sitios, con probabilidad proporcional al tamaño de su población
- Determinación del tamaño de la muestra. En este caso se ha tomado una muestra
promedio del 40% (156 encuestas) del total del número de familias estimado, de la
población que se encuentra dentro de la zona de amortiguamiento de la RBL.
− Identificación al azar de un punto de partida dentro de cada sitio para la aplicación de
la encuesta.
b. Aplicación de la encuesta de hogares
-
Luego de hacer la selección y calcular el tamaño de la muestra, se procedió a aplicar
la encuesta socioeconómica a partir del punto de partida que se había ubicado de
manera aleatoria.
La información secundaria ha sido tomada como un referente para el análisis de datos
poblacionales, salud y educación; como para el mejor entendimiento de las relaciones entre la
población, los poderes locales y área protegida
Los documentos utilizados provienen del Ministerio del Ambiente, SISSE, INFOPLAN,
CEPAR (ver bibliografía), INEC, los poderes locales y la oficina de Relaciones Comunitarias
de OEPC en el campo.
La información primaria cualitativa se ha obtenido, mediante técnicas de observación
antropológica y “entrevistas a profundidad” con entrevistas claves, dirigentes de las diferentes
organizaciones y población de la zona.
La interpretación de las entrevistas fue hecha mediante un sistema de “codificación –
decodificación”, para que la información más importante pueda ser analizada rápida y
eficientemente.
Las técnicas cuantitativas fueron interpretadas mediante la introducción de la información en
un sistema EPI-INFO, y la posterior interpretación estadística para la formulación de
indicadores sociales y económicos.
Las técnicas cualitativas se concentran en la identificación de posibles comportamientos,
actitudes y prácticas frente al proceso social y cultural vivido y la existencia de una Reserva
Natural vecina, así como también en temas concretos, orientados a construir líneas de
profundidad en temas específicos de difícil cuantificación, como las aspiraciones, necesidades
y percepción de la población sobre diferentes aspectos que tiene que ver con las variables
conservación y población.
Una vez procesadas la información cuantitativa y cualitativa, se procedió a vincularlas, de
manera que la primera pueda ser complementada con la segunda y viceversa, con el objetivo
de contar con un análisis óptimo y con un bajo margen de error.
Para la interpretación de los datos, se ha creado un “modelo de interpretación”, haciendo
agrupaciones arbitrarias de las comunidades, de acuerdo a su influencia sobre determinado
territorio y sobre la RBL. Este modelo divide a la población entre “urbana” y “rural”, sin que
estas características sean marcadas, con el propósito de explicar con mayor exactitud la
dinámica poblacional y económica, sin que esto se ajuste a verdaderos parámetros semióticos
o semánticos de estos términos
En esta zona no han existido complicaciones en la aplicación de la encuesta y la recolección
de información cualitativa.
El trabajo de campo se realizó en septiembre de 2002.
Figura 21
Mapa de Tenencia de Tierras
Análisis de las Comunidades de la Zona
Identificación del sitio y su zona de influencia
Se encuentra primordialmente en la zona de amortiguamiento de la RBL. Dentro de la zona
de amortiguamiento se encuentran las comunidades Kichwas de Santa Elena, Río Jivino,
Limoncocha, San Gabriel, Itaya, Pompeya, Indillama y San Antonio (INDA 1998). Además
el estudio de campo delata la presencia de una agrupación llamada 1ro de Septiembre, que no
consta en los linderos establecidos por el INDA.
Las comunidades que se encuentran sobre la orilla norte del Río Napo, en apariencia, guardan
una relación más estrecha con Limoncocha y con los recursos de la reserva biológica;
mientras que las comunidades que se encuentran en la zona de amortiguamiento al sur del
Napo, estarían más ligadas a la dinámica que se genera en el Parque Nacional Yasuní y sus
área aledañas.
Dentro de la RBL la agricultura es la principal fuente de ingresos de las familias, sin que haya
otra fuente importante de generación de recursos. En la zona de amortiguamiento se
encuentran facilidades de explotación petrolera de OEPC y una red vial construida con este
fin.
El Estado ha reconocido implícita y explícitamente la propiedad consuetudinaria del pueblo
Kichwas sobre estos territorios (Ministerio del Ambiente, Op. cit, 2001).
La vida en estos pueblos presentes en la zona es armoniosa, tanto en la parte social y de
convivencia con sus vecinos; a tal punto que el principal centro poblado de la zona
(Limoncocha) es el lugar de residencia de la mayor parte de las familias de las comunidades
cercanas a la RBL.
Los servicios básicos en zona aparecen como deficitarios desde la perspectiva urbanooccidental, especialmente en el campo de la salud, mientras que en otros aspectos son buenos,
como en la educación; variables que serán analizadas posteriormente en el presente
documento.
Comunidades Kichwas de Santa Elena, Río Jivino, Limoncocha, San Gabriel , Itaya y
1ro de Septiembre
Limoncocha tiene el estatus de Parroquia, perteneciente al cantón Shushufindi en la Provincia
de Sucumbíos.
Las comunidades Kichwas que se encuentran en la zona de amortiguamiento y que tienen una
relación directa con la RBL son: Santa Elena, Río Jivino, Limoncocha, San Gabriel, Itaya,
Pompeya, Indillama y San Antonio; a las que se suma una nueva con el nombre de 1º de
Septiembre.
La parroquia de Limoncocha cuenta con un centro poblado con la siguiente infraestructura
social: un centro de salud con el personal necesario (un médico rural y una enfermera),
educación relativamente buena (escuela y colegio), electricidad un tanto irregular, agua
entubada segura, un hotel comunitario, entre las más importantes.
La disponibilidad de servicios constituye un atractivo para la población, debido a ello las
familias se trasladas a vivir en el área, mejorando intrínsecamente las condiciones para el
comercio y el intercambio de bienes.
La mayor parte de las familias de las comunidades de Santa Elena, Río Jivino, San Gabriel,
Limoncocha e Itaya, viven en el centro poblado de Limoncocha, conocido por los pobladores
como Asociación de Indígenas de Limoncocha AIL, lo cual en cierta forma ha desarrollado
una dinámica “urbana”, dejando al resto de familias que viven en las fincas en una zona
“rural”. Dentro de estos dos parámetros se va a realizar la interpretación socioeconómica de
estas comunidades, sin que esto sea un limitante a sus características culturales que son
comunes de los pueblos Kichwas amazónicos (Moya, 2000).
La estructura “urbanística” de Limoncocha es muy parecida a la de una pequeña ciudad, con
lotización de terrenos dentro de un diseño de manzanas, con calles, canchas para la recreación
de la población, tiendas, casa comunal, etc.
De otra parte, la estructura llamada en este análisis como “rural”, es la misma de las
comunidades Kichwas de la Amazonía, con fincas de uso agrícola, donde se ubican las
viviendas de las familias. En estos lugares los servicios son inexistentes.
Todas las comunidades de esta zona tienen pocas familias que viven en la zona “rural”, a
excepción de 1º de Septiembre donde el 100% viven en sus fincas.
Información Poblacional
El total de familias de la zona es de 306, lo cual significa una población de 2448 personas,
calculadas a partir del número promedio de ocho miembros por familia.
El promedio de miembros del hogar fue calculado en base a los resultados de las encuestas
aplicadas a una muestra equivalente al 40 % de los hogares de las comunidades.
El promedio de varones es de 52.3% y el de mujeres de 47.7%, lo cual nos proporciona un
índice de masculinidad de 1.09.
La base piramidal de esta población se presenta en el Cuadro 59.
Cuadro 59
Distribución de la Población por Grupos de
Edad
Grupos de Edad
Porcentaje
Menos de 1 año
6.3
De 1 a 6 años
14.2
De 7 a 11 años
16.7
De 12 a 17 años
17.9
De 18 a 24 años
12.7
De 25 a 34 años
11.8
De 35 a 44 años
10.8
De 45 a 54 años
3.5
De 55 a 64 años
3.9
Más de 64
2.2
Total
100
Fuente:
Walsh.
Encuesta de hogares.
Septiembre/2002
Sorprende los grupos de uno a once años, que sumados representan el 37.2% de la población,
esto quiere decir que más de un tercio de la población tiene menos de once años de edad; este
indicador permite inferenciar un crecimiento poblacional significativamente elevado,
estimado en un 7.2 %, que si comparamos a la media nacional del 2.1% (INEC, 2001), es casi
cuatro veces más grande. Comparado con la de la región amazónica que es de 3.2% (INEC,
op, cit), el crecimiento poblacional de estas comunidades equivale a más del doble, lo cual es
preocupante para cualquier tipo de sociedad, y más aún, para una que vive en la zona de
amortiguamiento de un área protegida. Estos indicadores solamente pueden comparados con
el Parque Nacional Machalilla (Ver: Dinámicas Migratorias y sus Efectos en el Uso de los
Recursos Naturales. Fundación Natura, 2000).
El grupo de 12 a 17 representa un 17.9% de la población. Este grupo –de acuerdo a los
parámetros determinados por el INEC- representa a personas que potencialmente pueden
formar nuevos hogares, sea por medio del matrimonio o por unión libre, lo cual
indirectamente podría hacer crecer el índice poblacional a corto plazo.
Los grupos de18 a 44 años representan el 35.3% de la población; este grupo está dentro de
edad fértil, lo cual tiene una relación directa en el crecimiento de la población, pero con una
tendencia inversa a los otros grupos analizados.
Sorprende que el grupo de 45 y más años solamente represente el 9.6%, de la población, lo
cual podría ser una evidencia de una baja esperanza de vida, o de movimientos migratorios
significativos dentro de estos grupos de edad, aspecto que no ha sido corroborado por las
encuestas.
Del total de la población un 62.8% son personas mayores de 12 años, edad que, según los
parámetros tomados para estudios poblacionales (INEC, 2002) son la referencia para
establecer indicadores de “estado civil”. De este porcentaje, el 52.3% son hombres y el
restante 47.7% son mujeres.
Tomando como universo (100%) al 62.8 % de personas que tienen más de 12 años, un 42.2%
tiene estado civil casado, 37.7% son solteros, un 15.9% viven en unión libre, 3.5% son viudos
y apenas un 1.1% son divorciados.
Densidad Poblacional
Las comunidades de Río Jivino, Santa Elena, Itaya, Limoncocha (AIL), San Gabriel y 1 ro de
Septiembre tienen reconocida por el INDA la propiedad comunal sobre 124.12 Km 2, sin que
toda esta superficie esté dentro de la zona de amortiguamiento de la RBL (ver mapa de
Tenencia de Tierras). Sin embargo, la mayor parte de la población sí se encuentra en esta
zona, por lo tanto el índice de densidad poblacional tiene mucha importancia.
El número de familias de las comunidades motivo de este análisis es de 306, con una
población de 2448 personas que ocupan una superficie de 124.12 Km2, lo cual da una
densidad poblacional de 19.7 habitantes por kilómetro cuadrado.
Esta densidad en muy alta en comparación a las registrada en otras áreas protegidas, como por
ejemplo, la del pueblo Siona dentro de la Reserva de Producción Faunística del Cuyabeno,
cuya densidad poblacional es de 1.2 habitantes por Km2 (Walsh, 2002).
Información Económica
La población económicamente activa es del 62.8% (mayores de 12 años). De este porcentaje
el 52.3% son hombres y el 47.7% son mujeres.
La organización social del pueblo Kichwa no permite una división radical del trabajo, pues la
vinculación de la mujer a las tareas del hombre y viceversa es muy fuerte; por lo que no se
puede asumir la existencia de una Población Económica Inactiva (PEI).
Un 40.1% de la PEA tiene como principal actividad la agricultura, un 5.2% tiene al
magisterio como su principal actividad, el 31.1% se dedica principalmente a los quehaceres
domésticos, un 20.4% tiene a los estudios como su principal actividad, y finalmente un 3.2%
registra la variable “otros”.
No hay duda que la actividad principal es la agricultura, porque las encuestas la revelan como
actividad secundaria o complementaria en un 70.5 %. Vista desde otra perspectiva, la
actividad agrícola es la que sostiene la economía de la mayor parte de familias de estas
comunidades.
A pesar de ello, se aprecia un incremento paulatino de los trabajadores ligados a la prestación
de servicios en actividades vinculadas a la industria petrolera. Entre los trabajos para los
cuales se contrata a la mano de obra local, están los siguientes: choferes, motoristas,
rozadores para el mantenimiento de los derechos de vía de los oleoductos de las compañías
del área, entre los más importantes.
Hay que recalcar que las mujeres cumplen una doble función en el hogar, pues realizan las
actividades cotidianas necesarias para el mantenimiento de la familia, además de actividades
agroproductivas.
Algunas actividades agroproductivas son: la producción de la chacra, la venta o el
intercambio a pequeña escala de los productos de la chacra, la crianza de animales, el
intercambio o venta de estos, la recolección de productos no maderables del bosque húmedo
tropical, y pesca para el consumo familiar. Algunos de estos trabajos antes eran realizados
por los hombres, pero las mujeres los realizan cada vez en mayor proporción.
Tenencia de la Tierra
La tierra es de propiedad comunal, por lo que es imposible venderla a terceros. Existe una
linderación de lotes entre los miembros de la comuna, la tierra es usada para trabajar la que
creen que es necesaria para satisfacer sus necesidades.
La Comunidad Kichwa de San Gabriel tiene tenencia de la tierra con título. De acuerdo a las
entrevistas realizadas durante la campaña de campo, sus propietarios habrían sido ex
empleados del ILV, y fueron indemnizados con tierras de esta institución.
El caso de la comunidad 1º de Septiembre, obedece a migraciones de comunidades de la orilla
sur del Napo, de acuerdo a la información obtenida en encuestas y entrevistas. Esta
comunidad tiene tierras sin título de propiedad o reconocimiento de uso ancestral, parte de
sus terrenos se encuentran dentro de la RBL (ver Mapa de Tenencia de Tierras).
Los linderos del parque tienen problemas de definición como también hay problemas de
invasión de terrenos dentro de la RBL. El Instituto Pedagógico Intercultural Bilingüe de
Limoncocha (IPIB) dice tener litigios de tierras con el Ministerio del Ambiente, y buscan
llegar a un acuerdo para tener propiedad sobre 74 hectáreas que están junto a la laguna de
Limoncocha (entrevistas con el rector del IPIB, Lic. Enoc Cerda).
La Comunidad de 1º de Septiembre, tiene terrenos que con seguridad están dentro de los
linderos de la reserva. Existirían problemas de linderos con los propietarios individuales de
San Gabriel (entrevista a los dirigentes de las comunidades y al responsable de la RBL).
Uso del Suelo
Las comunidades del sector se caracterizan por un uso moderado del suelo, casi
exclusivamente para fines agrícolas de autoconsumo. Se pudo observar que se mantiene la
forma de cultivo tradicional, esto es, usar la tierra por periodos pequeños (tres a cuatro años)
y luego cambiar a otros lugares no utilizados en ese periodo para implantar nuevos cultivos.
Esto permite la recuperación de la capa fértil del suelo, y también pueden tener chacras con
diferentes estados de producción (jóvenes, maduras y viejas) donde se explotan los diferentes
recursos.
El crecimiento poblacional fuerte, está cambiando la estructura de la tenencia y el uso del
suelo, que a mediano plazo puede ser extensivo.
Las comunidades analizadas en esta parte del presente informe tienen en promedio, 21.9 ha
por familia (en este cálculo no entran zonas reservadas por algunas comunidades para sus
futuras generaciones). Esta superficie tiende a ser más baja en comunidades como Río Jivino,
donde existen fincas familiares de hasta cinco hectáreas, y es mayor en Santa Elena donde
hay comuneros con fincas de hasta 40 hectáreas.
La mayor parte de las familias ha intervenido el bosque para tener tierras de cultivo, la
encuesta revela que de las 21.9 ha de promedio de tenencia, nueve hectáreas han sido
intervenidas, es decir un 42.9 % de la superficie de las fincas se encuentra con algún tipo de
cultivo.
De las nueve hectáreas de uso agrícola, 1.0 ha corresponde a platanales, 0.7 ha tienen
sembríos de yuca, 0.6 ha tienen pasto, 2.7 ha son cafetales, 0.5 ha están sembradas de arroz,
1.6 ha están con maíz y 2.7 ha están sembradas con otros productos.
De esta distribución del uso del suelo, es importante destacar la superficie que las familias
dedican a cafetales, producto que ya no es rentable por la caída internacional de los precios,
por lo cual han sido prácticamente abandonados.
Ganadería
La ganadería es incipiente, lo que se ve reflejado en la estructura del uso del suelo, donde la
variable pasto es una de las menores. El número promedio de cabezas de ganado es de 1.4 por
familia.
En las fincas se puede observar un buen número de gallinas, que son animales para el
consumo de la familia y que no requieren mayor cuidado.
La crianza de cerdos es una actividad que va creciendo en mínima proporción, al igual que la
avicultura y la piscicultura. Los indicadores la crianza de estos animales no son importantes o
significativos.
Caza y Pesca
La cacería es una actividad tradicional entre la gente de estas comunidades, sin embargo el
grado de intervención de sus bosques, ha producido una disminución significativa en esta
actividad. Si bien el 88.2% admite realizar faenas de cacería, de este porcentaje el 95.2% dice
cazar con una frecuencia de una vez al mes, lo cual es un indicador bajo en relación a otros
sitios cercanos a áreas protegidas (ver Pañacocha. WALSH, 2002).
El producto de la caza es solamente usado para el consumo de las familias y muy
esporádicamente para fiestas de la comunidad.
De acuerdo a la gente entrevistada, no existe comercio de animales cazados pues nadie caza
para vender. La encuesta identifica un comercio de animales que proceden principalmente de
la zona sur del río Napo.
De acuerdo a los testimonios la fauna en la zona de amortiguamiento es poca, por lo que la
gente que quiere tener éxito en su labor se adentra en terrenos de la RBL, al parecer hay
mucha más actividad de cacería hacia el lado Este de la reserva, es decir en la parte que
colinda con la comunidad de Itaya. Esto contradice los resultados de la encuesta donde el
100% de los entrevistados dice cazar en las tierras de sus fincas o de la comunidad.
Los animales que más se cazan son sahinos 85.5%, dantas 67.4%, guatines 45% y aves en
general con un 46.7%. Los animales que dicen que ya no se encuentran son venados 95.8% y
guangana 71.1%.
La pesca es otra actividad ancestral de los Kichwas y es realizada casi a diario por las familias
para su alimentación, en los Ríos Jivino y Napo, pero principalmente en la Laguna
Limoncocha, la pesca en la laguna tiene mucha relación con las facilidades de acceso que
tiene la población a este sitio (ver Figura 22).
Las especies que más se pescan son: bocachico, piraña, bagre y huanchiche. La mayor parte
de las especies se mantienen, se dice que una especie que ha ido desapareciendo de los
cuerpos de agua es la “corvina”.
La pesca sigue siendo abundante. Las técnicas más usadas son el anzuelo y la red. Sorprende
que todas las familias posean redes; el promedio de redes es de 1,87 por familia
Figura 22
Mapa de Accesos a la Laguna
Salud
Los servicios de salud en la zona son aceptables. La parroquia de Limoncocha posee un
dispensario médico que funciona con presupuesto del Ministerio de Salud, a través de la
Dirección Provincial de Salud de Sucumbíos.
El dispensario cuenta con un médico rural, un enfermero, una auxiliar y una odontóloga. Se
ofrece el servicio de farmacia, la misma que es abastecida por el Ministerio del ramo, con
medicamentos genéricos. Este dispensario fue construido por OEPC en un convenio con la
comunidad. OEPC coopera para realizar campañas de salud preventiva y colabora con un
médico para casos de emergencia.
Este servicio es utilizado por todas las comunidades que se encuentran en la zona de
amortiguamiento de la RBL, excepto por aquellas que se encuentran al sur del río Napo.
La medicina tradicional todavía tiene vigencia. Cada una de las comunidades cuenta con un
shaman, quien recorre la comunidad o es visitado para curar a los enfermos. Aunque parezca
una costumbre poco practicada, para los Kichwas la medicina tradicional tiene una vigencia
importante, de manera que, el shaman es el primero en ser visitado, y el último.
Cuando se producen enfermedades que no pueden ser controladas en Limoncocha, los
enfermos van a Shushufindi o a Lago Agrio.
Algunas enfermedades son curadas utilizando medicinas naturales, extraídas del bosque o que
son sembradas cerca de sus casas, tales como: sangre de drago, albaca, guayaba, caña agria,
uña de gato, etc.
La mayor parte de las mujeres prefiere dar a luz en sus hogares, a pesar de que el control del
embarazo lo realizan en el dispensario (97.5%). La incidencia de mortalidad infantil antes del
primer año de vida de los niños es relativamente baja
Las enfermedades más recurrentes son: el paludismo que se presenta en el 100% de la
familias, las que dicen haber tenido al menos un miembro de la familia con esta enfermedad a
la vez; luego están las enfermedades de las vías respiratorias (gripes, tos, bronquitis, etc.
54.6%), además de las enfermedades intestinales (diarreas, poliparasitosis, vómito, etc.
59.2%), enfermedades de la piel un 17.2% y enfermedades culturales (mal aire, fiebres, etc.)
en un 22.2%.
Educación
Los servicios de educación son buenos, pues la Parroquia de Limoncocha dispone de Jardín
de Infantes, guardería, colegio e instituto superior. Esta oferta educativa ha tenido un impacto
positivo en el nivel promedio de estudios de la gente del sector, que es mucho más alto que la
mayor parte de comunidades Kichwas de la Amazonía.
El Instituto Pedagógico Intercultural Bilingüe educa a unos 173 jóvenes de estas comunidades
y de otras de la zona (Datos estadísticos del IPIB, 2002). Cuenta con Ciclo Básico, Ciclo
Diversificado (especialidad en contabilidad y educación) y Post Bachillerato. Este último
otorga el título de Profesor Bilingüe de Nivel Primario.
El IPIB cuenta con 23 maestros, de los cuales 11 son bilingües (Kichwa – español) y 12
educan solamente en español. La mayor parte de los segundos son mestizos de otras partes
del Ecuador, que se han vinculado a la tarea educativa en Limoncocha (entrevista al Rector).
El IPIB cuenta con un sistema de internado para 12 estudiantes, que provienen especialmente
de comunidades lejanas (Ej.: Tiputini). OEPC mantiene doce becas para los mejores
estudiantes.
La infraestructura del IPIB ha sido construida por el Consejo Provincial, el Municipio de
Shushufindi y principalmente por OEPC. Con toda seguridad, éste es uno de los mejores
institutos de la Amazonía para la formación de docentes, la mayor parte de los cuales trabaja
en escuelas de comunidades Kichwas y de otras etnias (ver EIAs de OEPC-WALSH, 2002).
En la zona existen seis escuelas que gozan de una buena infraestructura y a ellas asisten los
niños de estas comunidades. Todas las escuelas están dentro del programa de “alimentación
escolar”, que tiene el aporte de las madres de familia para la preparación de los alimentos, y
del Ministerio de Educación que los proporciona.
Uno de los problemas que afronta el sistema educativo es que los planes y programas de
estudios, son los mismos que se utilizan en la Educación Intercultural Bilingüe, sin que hasta
ahora se hayan vinculado temas específicos sobre la zona y menos sobre la RBL. De igual
manera el proceso de interpretación y capacitación ambiental es una de las falencias del
sistema.
El índice de escolaridad de estas comunidades es de 6.9 grados, índice calculado dentro del
esquema escolar vigente antes de la reforma educativa (SISSE, 2000). Este indicador es alto
debido a los buenos centros educativos existentes, y las facilidades de comunicación y de
transporte de las comunidades. El índice de escolaridad a nivel nacional es de 7.1% y en la
Provincia de Sucumbíos es de 5.6% (INEC, Censo 2001).
Los porcentajes de niveles de educación de la población mayor de seis años son: primaria
completa 21.5% primaria incompleta 17.6%, secundaria completa 31.5%, secundaria
incompleta 12.4%, superior 7.9% y analfabetismo un 6.1%.
En los niveles de escolaridad de estas comunidades, el porcentaje de analfabetos de la
población mayor de 10 años es del 6.1%; este porcentaje se concentra principalmente en los
grupos de mayor edad, por lo que se puede asegurar que el analfabetismo es un proceso que
tiende a desaparecer, sin embargo este dato es más bajo que la media nacional que es 8.4%
(INEC. Op.cit 2001) y también más bajo la media de la Provincia de Sucumbíos que es 8.1%
(Ibid).
También es notorio el índice de 7.9% en formación superior, que es producto de las buenas
facilidades de educación con que cuentan las comunidades motivo de este informe. Es un
porcentaje que está en proceso de ser superado, pues hay un grupo de jóvenes que están
estudiando carreras profesionales en Lago Agrio y Quito.
Capacitación
La población de las comunidades del área ha recibido capacitación por parte de la operadora
OEPC en diferentes campos, tales como: avicultura, piscicultura, técnicas agrícolas, cultivos
de ciclo corto. La Finca Tarpucamac es el centro de capacitación que permite a los
agricultores de la zona adquirir conocimientos en el mejor manejo de cultivos, además de la
introducción de nuevos productos y procesos productivos, como: la avicultura y piscicultura.
En el año 2003 se impartieron cursos para siete comunidades ubicadas en el área de la RBL y
su zona de amortiguamiento. La población capacitada asciende a 612 personas, mediante
cursos modulares que implican mayores y mejores conocimientos sobre un área específica.
En los cursos se gastó un total de 3416 horas del personal asignado a la finca Tarpucamac, lo
que significa un total de 284 días de capacitación, con un promedio diario de trabajo de 12
horas.
Estos talleres están enfocados en mejoramiento de la producción agropecuaria, de manera que
genere ingresos a las poblaciones de la RBL y disminuya la presión sobre los recursos
naturales de esta área protegida.
Existen programas de capacitación implementados por la FCUNAE a través de convenios con
ONGs, a nivel nacional e internacional.
El punto más débil en el campo de la capacitación es el tema ambiental, aunque existen
intentos por introducirlo en el currículo de los centros educativos del área. Producto de estas
iniciativas existe un convenio entre el Ministerio del Ambiente y el Instituto Pedagógico
Intercultural Bilingüe de Limoncocha. Esta institución está vinculada a la educación de
bachilleres especializados en la educación bilingüe.
Vivienda
El diseño y la estructura de las viviendas en un fenómeno que tiene que ser entendido desde la
perspectiva de “lo urbano” y “lo rural” debido a la estructura que ha ido desarrollando la
parroquia de Limoncocha.
Como se ha dicho, la mayor parte de familias de estas comunidades viven en el centro
poblado de Limoncocha, lo que ha provocado un proceso de urbanización, que incluso ha
hecho que se produzca lotizaciones de pequeñas superficies de terreno, como la realizada por
la AIL, donde se entregó a cada socio lotes de 30 x 40, es decir 1200 metros cuadrados, lo
cual es solamente comparable a zonas de mediano crecimiento urbano (dato de las encuestas).
En el centro poblado de Limoncocha, hay viviendas con paredes de ladrillo y cemento en un
42.9%; el restante 57.1% tiene paredes de madera. Los techos en su mayoría son de zinc
82.3%, otros son de palma 9.8%, y el restante 7.9% son techos de loza de hormigón. Los
pisos son de madera en un 82.3% y de cemento en un 17.7 %.
Las casas están lejos de ser las tradicionales de las culturas Kichwas amazónicas, habiendo
una tendencia a imitar la arquitectura occidental, tanto en diseño de espacios como es los
elementos constitutivos de la vivienda.
Servicios Básicos
El 86.5 % de las viviendas de la Parroquia de Limoncocha tiene servicio de electricidad,
mediante un sistema interconectado desde Shushufindi, este servicio ha beneficiado también a
las fincas que se ubican sobre el carretero que une Limoncocha con Shushufindi. El servicio
empezó a funcionar en septiembre de 2002.
El 100% de la población de Limoncocha no dispone de agua potable. Existe un sistema de
agua entubada que en la actualidad solo cubre a menos del 40% de las familias, por lo que el
restante 60% se abastece principalmente de pozos cavados en los terrenos de sus casas. La
calidad de agua de los pozos es buena para el consumo humano.
Limoncocha no dispone de un sistema de alcantarillado, aunque existe un proyecto en
marcha, (dato recolectado en la Junta Parroquial), las aguas servidas y los desechos sólidos
son eliminados a “cielo abierto”, lo cual puede ser la causa de la gran incidencia de
enfermedades intestinales, pero no es motivo de contaminación de cuerpos de agua y/o de la
laguna.
El 100% de las familias utiliza gas para cocinar, comprado en Limoncocha o Shushufindi, y
eventualmente leña, cuando no disponen de este recurso. El uso de gas también es
significativo en la parte “rural” (78.5%).
La eliminación de excretas se realiza mediante letrinas en un 46.4% y a cielo abierto en un
53.6%. En la denominada zona “rural” la letrinización cubre apenas el 7.7%, mientras que el
92.3% realiza estas necesidades a cielo abierto.
En Limoncocha, la basura es recogida por los carros recolectores de OEPC, pero este servicio
no cubre a toda la población, un 60.1% elimina la basura a cielo abierto, quema o a veces
entierra. Hay casos que se vierten los desechos a los cuerpos de agua, especialmente en la
llamada “zona rural”.
En el centro poblado de Limoncocha, el lavado de ropa se lo realiza en las casas, pero existe
un buen número de familias que realiza esta faena en las orillas de la laguna y en algunos
cuerpos de agua, lo que se ve reflejado en los análisis de agua de estos sitios, que tienen una
contaminación baja por sustancias tensoactivas.
Turismo
La operación turística es casi inexistente. De acuerdo a las entrevistas realizadas, ésta era una
actividad importante dos décadas atrás, había una empresa que operaba en los alrededores de
la laguna, y que daba trabajo a gente del sector.
La infraestructura turística alrededor de la Laguna está totalmente deteriorada, la única
facilidad es el Hotel California que se encuentra en el centro de Limoncocha, que está en fase
de mejorar sus servicios. Este hotel fue construido por OEPC gracias a un convenio con la
comunidad de Río Jivino. (Datos de Relaciones Comunitarias, OEPC, 2001).
Los recursos naturales para el turismo, los senderos y las instalaciones del Ministerio de
Ambiente se encuentran en regulares condiciones, y demandan una urgente reparación por
parte de las entidades vinculadas a la reserva.
La participación del Ecuador, a partir del 2000, en el “Plan Colombia” y la expansión de la
violencia en la parte norte de Provincia de Sucumbíos, ha hecho que algunas operadoras
turísticas busquen hacia el sur del área de frontera, alternativas igualmente atractivas pero
más seguras; Limoncocha podría se una de éstas.
El tema de turismo requiere estudios especializados y más profundos, como: capacidad de
carga de algunos sitios importantes, facilidades y servicios para el turista, estudios de
impacto, entre otros.
Desde el punto de vista socioeconómico la actividad turística tiene una alta importancia, por
ser una potencial fuente de ingresos para las comunidades.
Relaciones con otras instituciones
Las comunidades guardan una buena relación con la principal empresa petrolera que opera en
la zona, tal es el caso de OECP; las relaciones se han mantenido en buenos términos, de tal
manera que la mayor parte de la infraestructura de la que disponen estas comunidades (casas
comunales, comedores comunales, talleres, criaderos, etc.) ha sido facilitado por la empresa.
Dentro de la RBL está la presencia de Universidad Internacional SEK, que tiene un convenio
con el Ministerio del Ambiente. En el campo académico se han producido algunos estudios
puntuales y técnicos. Sin embargo, su presencia no es sentida como un aporte para las
comunidades en términos de capacitación y educación ambiental y en otros campos que esta
institución podría aportar.
Organización
La relación a nivel organizativo de estas comunidades se vincula principalmente con las
organizaciones indígenas antes que con las del estado, por lo que es más visible la presencia
de organizaciones de Segundo Grado, que de los poderes locales o seccionales.
En el plano organizativo, estas comunidades forman parte de la Asociación de Indígenas de
Limoncocha (AIL), organización de primer grado, afiliada a la FCUNAE, organización de
segundo grado. Ésta es una de las organizaciones indígenas más sólidas de la Amazonía y del
Ecuador.
La organización de Tercer Grado a la que pertenecen todas estas comunidades es la
Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y la Federación de
Indígenas Evangélicos del Ecuador, dependiendo de su filiación religiosa.
Cada una de las comunidades posee directivas, las mismas que están en constante
comunicación, y con la Junta Parroquial de Limoncocha, que está presidida actualmente por
el Sr. Jonás Cerda.
Comunidades Kichwas de Pompeya, Indillama y San Antonio
Las comunidades de Pompeya, Indillama y San Antonio, si bien se encuentran dentro de la
zona de amortiguamiento de la RBL, su población guarda mayor relación con otros centros
poblacionales y ecosistemas.
Pompeya tiene categoría de parroquia y pertenece a la provincia de Orellana. Al igual que
Indillama, guarda estrechas relaciones comerciales y culturales con el cantón Francisco de
Orellana (Coca) y con las comunidades que se ubican al sur del Río Napo especialmente con
el pueblo Huaorani. Por lo tanto la presión por los recursos naturales, no se concentra en el
área de la RBL, sino más bien en el Parque Nacional Yasuní.
San Antonio guarda una relación más estrecha con Joya de los Sachas, debido principalmente
a su ubicación geográfica y a las facilidades de comunicación con ese centro poblado, por lo
que la presión sobre los recursos naturales de la RBL es mínima.
La mayor parte de las familias de la comunidad de Pompeya, viven en la cabecera parroquial
que se ubica en la orilla sur del Río Napo. El centro poblado de Pompeya (conocido como
Pompeya Sur) ha desarrollado una dinámica importante, constituyéndose en el centro
principal para todas las poblaciones que se adentran hacia el Parque Nacional Yasuní, por la
vía conocida como Maxus (nombre adoptado por la empresa que trabajaba en ese bloque).
Pompeya Sur dispone de buenos servicios de salud, educación, electricidad, etc.; lo cual ha
constituido un atractivo para que las familias busquen vivir en el área, mejorando
intrínsecamente las condiciones para el comercio y el intercambio de bienes.
La estructura “urbanística” de Pompeya es muy parecida a la de una pequeña ciudad, con
lotización de terrenos dentro de un diseño de manzanas, con calles, canchas para la recreación
de la población, tiendas, casa comunal, etc. Incluso se está desarrollando un proyecto de
construcción de viviendas auspiciado por el Ministerio del ramo (entrevista al presidente de la
Comunidad).
La estructura “rural” es la misma que la de otras comunidades Kichwas de la Amazonía, con
fincas de uso agrícola, donde se ubican las viviendas familiares. En estos lugares los
servicios son casi inexistentes. Dentro de esta dinámica se ubican las comunidades de
Idillama y San Antonio, cuyos centros comunales son muy pequeños, y la población se
concentra en sus terrenos.
Información Poblacional
El total aproximado de familias de estas tres comunidades es de 239, lo cual significa una
población de 1195 personas, calculadas a partir del número promedio de cinco miembros por
familia.
El promedio de miembros del hogar fue calculado en base a los resultados de las encuestas
aplicadas a una muestra equivalente al 24% (50 encuestas) de los hogares de las
comunidades, también de acuerdo al promedio obtenido de los censos de las comunidades de
San Antonio y Pompeya (Censos comunitarios, 2001).
El porcentajes de hombres es de 50.8% y el de mujeres de 49.2%, lo cual nos proporciona un
índice de masculinidad de 1.03. Es decir hay un número casi igual de hombres que de
mujeres.
La base piramidal de esta población se presenta en el Cuadro 60.
Cuadro 60
Distribución de la Población por Grupos de
Edad
Grupos de Edad
Menos de 1 año
De 1 a 6 años
De 7 a 11 años
De 12 a 17 años
De 18 a 24 años
De 25 a 34 años
De 35 a 44 años
De 45 a 54 años
De 55 a 64 años
Más de 64
Total
Fuente:
Walsh.
Septiembre/2002
Porcentaje
5.4
10.3
12.7
18.2
17.7
14.3
9.4
5.7
4.1
2.2
100
Encuesta de
hogares.
La pirámide de edades, se ajusta al proceso de crecimiento de la población y no tiene grandes
variaciones. Si bien los grupos de 0 a 11 años suman un 28.4% de la población, esta cuarta
parte demuestra un crecimiento demográfico importante, pero más moderado en relación a las
comunidades del norte del Río Napo. El crecimiento estimado para estas comunidades es de
un 4.7 %, indicador que duplica la media nacional y está un punto por sobre la media de la
Amazonía ecuatoriana (INEC, op.cit).
Preocupa el índice del grupo de 12 a 17 años que representa un 18.2% de la población. Este
grupo –de acuerdo a los parámetros determinados por el INEC- representa a personas que
potencialmente pueden formar nuevos hogares, más aún dentro de las culturas Kichwas, que
se casan a temprana edad (Moya op.cit).
El grupo de18 a 44 años representa el 41.4% de la población. Este grupo está dentro de edad
fértil, lo cual tiene una relación directa en el crecimiento de la población, pero con una
tendencia inversa a los otros grupos analizados.
Los grupos de mayor edad, guardan relación con los indicadores nacionales aunque un poco
por debajo de la media estimada para cada uno.
Del total de la población un 68.8% son personas mayores de 12 años, edad que, según los
parámetros tomados para estudios poblacionales (INEC, 2002) son la referencia para
establecer indicadores de “estado civil”. De este porcentaje 49.1% son hombres y el restante
50.9% son mujeres.
Tomando como universo (100%) al 68.8 % de personas que tienen más de 12 años un 43.2%
son casadas, 32.3% son solteras, un 19.4% viven en unión libre, 2.8% son viudas y un 2.3%
son divorciadas.
Densidad Poblacional
Las comunidades: Pompeya, Indillama y San Antonio tienen reconocida por el INDA la
propiedad comunal sobre 256.1 km2. La población de estas comunidades es de 1195 personas,
lo cual da una densidad poblacional de 4.7 habitantes por kilómetro cuadrado.
Esta densidad es baja en comparación a las registradas en otras comunidades Kichwas de la
Amazonía, pero esto obedece a la gran extensión de territorio con que cuentan estas
comunidades.
Información Económica
La población económicamente activa es del 71.6% (mayores de 12 años). De este porcentaje
el 54.5% son hombres y el 45.5% son mujeres.
La organización social del pueblo Kichwa no permite una división radical del trabajo, pues la
vinculación de la mujer a las tareas del hombre y viceversa es muy fuerte; por lo que no se
puede asumir la existencia de una Población Económica Inactiva (PEI).
Un 42.8% de la PEA tiene como principal actividad la agricultura, un 2.6% tiene al
magisterio como su principal actividad, el 33.1% se dedica principalmente a los quehaceres
domésticos, un 18.8% tiene a los estudios como su principal actividad, y finalmente un 2.7%
registra la variable “otros”.
No hay duda que la actividad principal es la agricultura, porque las encuestas revelan como
actividad secundaria o complementaria a la agricultura en un 86.6 %.
A pesar de que no existen datos sobre el nivel y la cantidad de población vinculada a la
actividad petrolera, se aprecia una participación de la población de Pompeya principalmente
como trabajadores ligados a la prestación de servicios, principalmente como choferes y
motoristas.
Hay que recalcar que las mujeres cumplen una doble función en el hogar, pues realizan las
actividades cotidianas necesarias para el mantenimiento de la familia, además de las
actividades agroproductivas.
Algunas actividades agroproductivas son: la producción de la chacra, la venta o el
intercambio a pequeña escala de los productos de la chacra, la crianza de animales, el
intercambio o venta de éstos, la recolección de productos no maderables del bosque húmedo
tropical, y pesca para el consumo familiar. Algunos de estos trabajos antes eran realizados
por los hombres, pero, cada vez en mayor proporción, son asumidos por las mujeres.
Tenencia de la Tierra
La tierra es de propiedad comunal, por lo que es imposible venderla a terceros. Existe una
linderación de lotes entre los miembros de la comuna, la tierra es usada para trabajar la que
creen que es necesaria para satisfacer sus necesidades.
Uso del Suelo
Estas comunidades se caracterizan por un uso moderado del suelo, casi exclusivamente para
fines agrícolas, no existe la presencia de actividades pecuarias.
Hay cambios en el uso de acuerdo a las comunidades, Pompeya tiene un uso más extensivo
sobre todo en los territorios de la orilla norte del Napo (Pompeya Norte), mientras que las
fincas de la comunidad de Indillama solamente tienen intervenido una porción mínima, algo
similar a lo que ocurre con San Antonio.
En Pompeya se están perdiendo las prácticas de agricultura itinerante (mantener cultivos en
diferentes estados de producción y establecer periodos de descanso luego de cierto tiempo de
producción de una chacra). Cada vez hay un uso más intensivo del suelo en una misma
chacra.
En el caso de Indillama, la poca intervención de la tierra se debe a las grandes superficies de
las fincas, que van desde el río Napo hasta el río Tiputini.
Las tres comunidades analizadas en esta parte del presente informe tienen en promedio, 99.6
ha por familia. Esta superficie tiende a ser más alta en la comunidad de Indillama, donde hay
fincas hasta de 110 hectáreas.
La mayor parte de las familias ha intervenido el bosque para tener tierras de cultivo, la
encuesta revela que de las 99.6 ha de promedio de tenencia, 7.2 hectáreas han sido
intervenidas, es decir un 7.3 % de la superficie de las fincas se encuentra con algún tipo de
cultivo.
De las 7.2 hectáreas de uso agrícola, 1.1 ha corresponde a platanales, 0.6 ha tienen sembríos
de yuca, 0.5 ha tienen pasto, 1.2 ha son cafetales, 0.4 ha están sembradas de arroz, 1.6 ha
están con maíz y 1.8 ha están sembradas con otros productos.
De esta distribución del uso del suelo, es importante destacar la superficie que las familias
dedican a cafetales, producto que ya no es rentable por la caída internacional de los precios,
por lo cual han sido prácticamente abandonados.
Actividades Pecuarias
La ganadería es incipiente, esto se ve reflejado en la estructura del uso del suelo, donde la
variable pasto es una de las menores. El número promedio de cabezas de ganado es de 1.1
por familia.
En las fincas se puede observar un buen número de gallinas, que son animales para el
consumo de la familia y que no requieren mayor cuidado. Estas aves se crían sin corral; los
animales deambulan en búsqueda de alimento y hacen sus nidos en lugares propicios con
poca intervención de sus dueños.
La crianza de cerdos es una actividad que va creciendo en mínima proporción, al igual que la
avicultura y la piscicultura. La comunidad de Pompeya tiene un programa piscícola con la
ayuda de REPSOL.
Caza y Pesca
La cacería es muy importante para la gente de este sector, debido a que guardan grandes
remanentes de bosque maduro, lo cual ha significado que haya buena caza.
El 92.3% de las familias dice realizar faenas de cacería una vez por semana, mientras que el
7.7% dice cazar solamente una vez al mes.
El producto de la caza es solamente usado para el consumo de las familias y muy
esporádicamente para fiestas de la comunidad; sin embargo existen indicios que las
comunidades que linderan con el Parque Nacional Yasuní y con la comunidad Huaorani han
desarrollado un comercio de animales cazados (pieles y carne) los mismos que son vendidos
los sábados en la feria de Pompeya Norte.
De acuerdo a los testimonios la fauna en la zona de amortiguamiento es poca, por lo que la
gente que quiere tener éxito en su labor se adentra en sus terrenos que colindan con el PNY.
Los animales que más se cazan son: los sahinos 34.2%, dantas 28.3%, guatines 22.6% y aves
en general con un 14.9%. No se registran animales que ya no se encuentran para cazar, lo
cual es un buen indicador de la calidad de bosque.
La pesca es otra actividad que practican casi a diario las familias para su alimentación. En los
Ríos Napo y Tiputini, y en algunos cuerpos de agua cerca de las fincas.
En la RBL, la carne de monte y de pesca, complementan las dietas de los habitantes, las que
se basan en yuca y verde. La cacería de fauna mayor y la pesca son actividades de
subsistencia, que al mismo tiempo generan excedentes económicos que en cierto grado
podrían ser compatibles con la economía de mercado2.
Los habitantes de la zona aledaña a la RBL son conscientes del concepto y los peligros de la
extinción, debido a que dependen de la biodiversidad para vivir. La pesca y la cacería son
actividades rentables desde el punto de vista energético y económico.
Salud
Los servicios de salud son buenos en la zona. La parroquia de Pompeya posee dos
dispensarios médicos que funcionan, con presupuesto del Ministerio de Salud, a través de la
Dirección Provincial de Salud de Sucumbíos, y con la ayuda de la Vicaría Apostólica y
Misiones Religiosas.
En caso de emergencias, los pacientes son transferidos al hospital del Coca, donde existe
atención de especialidades.
Cuentan con un médico rural, un enfermero, una auxiliar y una odontóloga. Se ofrece el
servicio de farmacia, la misma que es abastecida por el Ministerio del ramo, con
medicamentos genéricos.
La medicina tradicional también tiene vigencia todavía. Cada una de las comunidades cuenta
con un shaman, el mismo que recorre la comunidad o es visitado para curar a los enfermos.
Algunas enfermedades son curadas utilizando medicinas naturales, que son extraídas del
bosque o son sembradas cerca de sus casas, como sangre de drago, albaca, guayaba, caña
agria, uña de gato, etc.
Cuando se producen enfermedades que no pueden ser controladas en Limoncocha, los
enfermos van al hospital del Coca.
La mayor parte de las mujeres prefiere dar a luz en sus hogares, a pesar de que el control del
embarazo lo realizan en el dispensario (90.3%). La incidencia de mortalidad infantil antes del
primer año de vida de los niños es relativamente baja.
Las enfermedades más comunes son: el paludismo que se presenta en el 100% de la familias,
las que dicen haber tenido al menos un miembro de la familia con esta enfermedad a la vez;
luego están las enfermedades de las vías respiratorias (gripes, tos, bronquitis, etc. 41.1%),
además de las enfermedades intestinales (diarreas, poliparasitosis, vómito, etc. 62.2%),
enfermedades de la piel un 34.0% y enfermedades culturales ( mal aire, fiebres, etc.) en un
13.9%.
2 Gómez Durañona, Santiago Ezequiel. 2005. Representación y economía ecológica de la cacería de fauna
mayor y la pesca en la Reserva Biológica Limoncocha. Universidad Internacional SEK. Quito.
Educación
Los servicios de educación son buenos, pues la Parroquia de Pompeya dispone de Jardín de
Infantes, guardería y colegio agropecuario. Esta oferta educativa ha tenido un impacto
positivo en el nivel promedio de estudios de la gente de estas comunidades.
El colegio Agropecuario de Pompeya, educa a jóvenes de las comunidades Kichwas que se
encuentran en la orilla sur del Napo, dispone de un internado y de vivienda para los
profesores y cuerpo administrativo. (Datos estadísticos, 2002); cuenta con Ciclo Básico, Ciclo
Diversificado (agropecuaria).
La infraestructura del colegio ha sido construía por el Consejo Provincial, el Municipio del
Coca y REPSOL.
Existen tres escuelas que se encuentran en la zona, todas gozan de una buena infraestructura y
a ellas asisten los niños de estas comunidades; todas las escuelas están dentro del programa de
“alimentación escolar”, la misma que tiene el aporte de las madres de familia, para la
preparación de los alimentos, y del Ministerio de Educación.
El índice de escolaridad de estas comunidades es de 5.7 grados, índice calculado dentro del
esquema escolar vigente antes de la reforma educativa (SISSE, 2000). Este indicador es alto
debido a las facilidades de todo tipo con que cuenta especialmente la comunidad de Pompeya.
El índice de escolaridad a nivel nacional es de 7.1% y en la Provincia de Sucumbíos es de
5.6% (INEC, Censo 2001).
Los porcentajes de niveles de educación de la población mayor de seis años son: primaria
completa 21.1%, primaria incompleta 45.5%, secundaria completa 10.4%, secundaria
incompleta 13.6%, superior 2.3% y analfabetismo un 7.1%.
En los niveles de escolaridad de estas comunidades, el porcentaje de analfabetos es del 7.1%
de la población mayor de 10 años. Este porcentaje se concentra principalmente en los grupos
de mayor edad, por lo que se puede asegurar que el analfabetismo es un proceso que tiende a
desaparecer. Sin embargo este dato es más bajo que la media nacional que es 8.4% (INEC.
Op.cit 2001) y también más bajo que la media de la Provincia de Sucumbíos que es 8.1%
(Ibid).
Capacitación
La gente de las comunidades ha recibido capacitación principalmente por parte del sector
petrolero. El principal problema que afronta es la falta de capacidad para controlar una plaga
de hormigas que ha invadido a la comunidad de Pompeya.
Existen programas de capacitación implementados por la FCUNAE a través de convenios con
ONGs nacionales e internacionales.
San Antonio constituye un ejemplo de procesos de capacitación y generación de recursos para
la comunidad. Actualmente funciona un proyecto de crianza de cerdos, manejado por una
organización de mujeres. El proyecto es muy bueno y rentable, y ha sido posible con la
ayuda de ECORAE.
Vivienda
El diseño y la estructura de las viviendas en un fenómeno que tiene que ser entendido desde la
perspectiva de “lo urbano” y “lo rural”; debido a la estructura que ha ido desarrollando la
parroquia de Limoncocha.
Como se ha dicho anteriormente, la mayor parte de familias de estas comunidades viven en el
centro poblado de Pompeya, lo cual ha provocado un proceso de urbanización, que se refleja
en un centro poblado donde los comuneros cuentan con un solar. En la actualidad se
construyen casas de un mismo tipo (madera y zinc), con ayuda del Ministerio de Vivienda, la
comunidad y Repsol YPF Ecuador S.A.
En el centro poblado de Pompeya, hay viviendas con paredes de ladrillo y cemento en un
40.1%, el restante 59.9% tiene paredes de madera. Los techos en su mayoría son de zinc
90.2%, otros son de palma 6.8%, y el restante 2.0% son techos de loza de hormigón. Los
pisos son de madera en un 93.3% y de cemento en un 7.7 %.
La arquitectura de las casas está lejos de ser las tradicionales de las culturas Kichwas
amazónicas, habiendo una tendencia a imitar la arquitectura occidental y de los colonos, tanto
en diseño de espacios como en los elementos constitutivos de la vivienda.
Servicios Básicos
El 95.0% de las viviendas de la Parroquia de Pompeya tiene servicio de electricidad, mediante
un sistema interconectado con la generación de Repsol. Sin embargo, este servicio no llega a
las fincas como tampoco a la comunidad de Indillama. La comunidad de San Antonio
solamente dispone de una pequeña planta en el centro comunal, el 100% de las familias se
alumbra con mechero.
El 100% de la población de Pompeya dispone de agua entubada, la zona rural usa agua de
pozos o de cuerpos de agua cercanos a sus casas. Las comunidades de Indillama y San
Antonio se abastecen de pozos y de los Ríos Napo y Jivino, respectivamente.
Pompeya dispone de letrinización, pero el servicio no cubre a toda la población. En el campo
y en las otras comunidades se hace las necesidades a cielo abierto.
El 100% de las familias utiliza gas para cocinar y eventualmente leña, cuando no disponen de
este recurso. Las dificultades de transporte han hecho que la comunidad de Indillama
privilegie el uso de leña para cocinar sus alimentos.
La eliminación de basura en la zona rural, se la realiza a cielo abierto, aunque hay casos que
se vierten los desechos a los cuerpos de agua.
Turismo
La operación turística es inexistente. La comunidad de Indillama posee grandes remanentes
de bosque maduro tropical que podrían ser una alternativa de visita turística, no así San
Antonio o Pompeya que solamente son paso hacia la RBL y el PNY respectivamente.
Relaciones con otras instituciones
Las comunidades guardan una buena relación con la principal empresa petrolera que opera en
la zona, tal es el caso de Repsol-YPF. Las relaciones se han mantenido en buenos términos,
de tal manera que la mayor parte de la infraestructura de las que disponen estas comunidades
(casas comunales, comedores comunales, talleres, criaderos, etc.) ha sido facilitada por la
empresa.
Hay una buena relación con los poderes locales, que han empezado a hacer presencia en la
zona.
Organización
La relación a nivel organizativo de estas comunidades se vincula principalmente con las
organizaciones indígenas antes que con las del Estado, por lo que es más visible la presencia
de organizaciones de Segundo Grado, que de los poderes locales o seccionales.
Todas las organizaciones de segundo grado forman parte de la FCUNAE. Esta es una de las
organizaciones indígenas más sólidas de la Amazonía y del Ecuador.
La organización de Tercer Grado a la que pertenecen todas estas comunidades es la
Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).
Cada una de las comunidades posee directivas, las mismas que están en constante
comunicación entre sí, y con la Junta Parroquial de Pompeya.
Los días 22 y 23 de mayo del 2008, y 17 y 18 de julio del 2008, se efectuaron sendos talleres
para completar el diagnóstico socio-económico de la RBL, con los siguientes resultados
(Calderon, 2008) (Ambiente, Ministerio del, 2008):
o El interés de los pobladores de las comunidades vecinas a la RBL por participar en el
proceso y su deseo que el mismo se haga a más amplio alcance (con mayor
participación de todas las comunidades de la zona de amortiguamiento);
o El interés de los pobladores de las comunidades vecinas a la RBL por conservar los
recursos naturales de sus territorios y de la RBL a través del aprendizaje de estrategias
de conservación;
o La necesidad de desarrollar una estrategia para que el proceso sea verdaderamente
participativo.
Expectativas
En trabajo grupal, los participantes, expresaron sus principales expectativas para el taller.
También se les motivó a que cuenten historias ancestrales de la selva o la RBL para que
luego, en plenaria compartan la más interesante con el resto de la audiencia. A continuación
se listan las principales expectativas transmitidas:
o Desarrollar un programa de educación ambiental focalizado en el manejo de los
desechos sólidos;
o Comunidades involucradas en el plan de manejo;
o Conocer más sobre la RBL;
o Identificar estrategias para disminuir los efectos contaminantes;
o Visualizar iniciativas generadoras de ingresos económicos que fortalezcan la
conservación de los recursos naturales e incentiven su sostenibilidad;
o Que no sea la única ni la última vez que se haga estos eventos; que se nos capaciten
continuamente sobre el tema;
o “Es importante la participación de todos los involucrados en la RBL y también de
gente que no está directamente relacionada con la reserva, pero tiene algún interés en
cooperar, para el bienestar de la misma y de las comunidades aledañas. Es importante
que tomemos conciencia y cambiemos nuestra forma de pensar y actuar para que la
RBL y el Medio Ambiente en general se conserven correctamente”;
o “Conocer del proyecto que se está llevando en Limoncocha, saber de qué se trata y
que actitudes se están tomando de acuerdo a este trabajo. Es muy importante que la
comunidad conozca a fondo sobre el tema y participe en los proyectos relacionados a
la reserva”.
Principales hallazgos
Importancia de la participación en el taller y en el proceso de actualización del plan de manejo
de la RBL
Se realizó una corta dinámica en la que cada grupo debía hacer el mayor número de barcos
para determinar el concepto de participación como poder, lo que no se puede lograr sin ella y
la relevancia de la conformación de equipos dentro de un proceso participativo.
De este ejercicio se puede concluir que de forma individual difícilmente se logran objetivos
compartidos; es más difícil y no existiría un consenso de cómo hacerlo. Si los objetivos son
logrados de forma participativa y en equipo tienen más probabilidades de ser sostenibles.
También, se destacaron los siguientes aspectos:










Los objetivos no se auto-implementan somos nosotros los que los implementamos;
Participación no se hace de forma individual, debe realizarse en equipo;
Participación no es simplemente asistir a las convocatorias de reuniones, talleres, etc.;
Es necesario estar abiertos al aprendizaje, al intercambio e iniciar un cambio (desde la
mentalidad de cada uno);
La participación tiene mucho que ver con la solidaridad. Debemos empezar a ser
solidarios con la naturaleza porque nos provee de los recursos que necesitamos para
nuestra supervivencia. Debemos ser solidarios entre nosotros, con nuestros vecinos,
vivir en comunidad;
La democracia participativa implica que la voz y el voto de la persona cuenta. En la
democracia representativa es suficiente contar con un voto y no significa que nuestra
voz sea tomada en cuenta;
Sin la participación de la comunidad se restaría mucho al proceso de actualización del
plan de manejo de la RBL. Si no se cuenta con la participación de los beneficiarios
directos no será posible lograr un plan de manejo que cuente con los puntos de vista,
aportes, saberes y sugerencias del contexto relevante (desde la base de su cultura);
La participación es poder: el poder de influenciar contenidos, políticas, planes,
programas, proyectos, presupuestos, prioridades, etc.;
Se debe promover el desarrollo de equipos y el trabajo en equipos como proceso de
negociación: donde la base debe ser compartir los objetivos de un proceso dado y ser
transparentes en la divulgación de información. En equipo se pueden resolver
conflictos de una forma consensuada. Sin equipos no hay participación;
El equipo es el mecanismo institucional de aprendizaje, innovación, transformación,
apropiación, generación de conocimiento organizacional, etc.: es importante mantener
la mente abierta al aprendizaje;
 Dado que la participación involucra personas con diferentes principios, valores,
creencias, prioridades, etc. puede que el proceso no sea ni más fácil ni más corto.
Somos un sistema complejo, pero si el proceso se lo hace verdaderamente de forma
participativa, llegando a diálogos y consensos se logrará resultados sostenibles. De
forma contraria, serán cambios temporales que se perderán en el tiempo.
Conformación de la comunidad de aprendizaje
¿Qué es la Reserva Biológica Limoncocha?
Se habló sobre diferentes temas, iniciando en determinar qué es la Reserva Biológica
Limoncocha. La percepción de los participantes es que la misma es e incluye:













Área protegida con biodiversidad de animales silvestres;
En parte un centro turístico y una laguna;
Un sendero ecológico;
Explotación petrolera (que destruye la naturaleza por la contaminación y los químicos
que utilizan);
Un centro administrativo del MAE;
Un área de gran biodiversidad (que provee de insumos alimenticios y materiales de
construcción-hojas);
Permite movilización a través de la tierra (sendero) y por la laguna (canoas);
Tiene un jefe de la Reserva, dos guardaparques y una comunidad aledaña;
En la Reserva existe un área petrolera;
Es una institución que protege la vida silvestre;
Superficie con muchos animales; hay que cuidarlos. MAE cuida y protege las
especies;
Tiene un plan de manejo de la naturaleza para mantener la flora y la fauna;
No se pueden talar árboles y se deben cuidar a los animales.
Aunque estos aspectos resumen lo que es la Reserva para la comunidad, se vio la necesidad
de explicarles lo que es desde un punto de vista técnico para el Ministerio del Ambiente, por
lo tanto el Jefe de Área y los guardaparques (en Kichwa) explicaron a los participantes los
que es la Reserva, por qué ha sido catalogada como tal, desde cuándo, etc. A continuación se
resume su exposición:
La RBL es un área protegida del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (AP) administrado
por el Ministerio del Ambiente. Es una de las treinta y seis áreas protegidas y la única reserva
biológica dentro del área continental. Fue declarada reserva biológica en 1985. Tiene 4.613
ha. y es uno de los centros turísticos del cantón Shushufindi. Lo que la hace tan importante y
le da la condición de reserva biológica es la diversidad de plantas y animales. Por ejemplo, se
han logrado registrar hasta 414 especies de aves, algunas migratorias. Esto quiere decir que el
AP permite un flujo o intercambio de especies. Es el hábitat del caimán negro. Estos reptiles
son el emblema de la Reserva y se los puede ver en un recorrido nocturno. Esta AP es un
hábitat importante de esta especie, que en un momento dado estuvo amenazada. La RBL
asegura la sobrevivencia de esta especie y de muchas otras. Adyacente a la laguna
Limoncocha está la laguna negra (Yanacocha). Existe la creencia de la gente que en este
espacio habita un diablo de la selva. Sólo shamanes pueden ingresar a esta área, lo que ayuda
que la gente no ingrese y se preserve. El estado de conservación de los bosques se ha
preservado también por esto. En esta zona hay especies importantes como el jaguar, capibaras
y otras. Se permite el turismo pero de forma controlada.
La diferencia entre una AP y una reserva biológica. AP son todas (36), ya sean parques
nacionales, reservas ecológicas, reservas de fauna y la reserva biológica. La diferencia es que
la RBL encierra una gran biodiversidad y por eso fue reconocida como tal (en 1985). Por
estas características de biodiversidad le ha permitido ser reconocida como una reserva
biológica.
El nombre de Limoncocha. Tiene sus historias por parte de los lugareños. Hay dos versiones.
La primera, es que cuando llegaron los primeros colonizadores con el Instituto Lingüístico de
Verano encontraron plantaciones de limón. Esto no se ha podido evidenciar hasta el día de
hoy porque estos arbustos no se han podido ver de forma notoria. La otra versión es por la
coloración del agua. En la luz del día claramente se puede observar una coloración verde
limón. Esto es por la gran producción de peces de la laguna y sus
sedimentos/microorganismos que producen oxígeno y que tornan de esta coloración a la
laguna. Cocha es Kichwa (pozo) y Limón su color.
Especies en peligro de extinción. La RBL es una hábitat importante de muchas especies y
algunas están seriamente amenazadas ya sea por la cacería o porque el hábitat está siendo
amenazado. Por ejemplo, el jaguar en algunos lugares es cazado por su piel. El caimán
también tiene presión por su comercio (en la noche se pueden observar alrededor de 30). Los
aulladores, la nutria gigante y otros animales se están extinguiendo o en peligro de extinción.
Ubicación de las comunidades y la RBL
Se hizo un ejercicio donde cada participante se acercaba a un mapa vacío de la zona e iba
identificando los límites reales, su territorio y los recursos de los que disponen. En
conclusión, se notó que la comunidad tiene un conocimiento bastante claro de su territorio,
recursos naturales, linderos, etc. Incluso el mapa fue corregido en pequeños errores
identificados por los participantes. En lo relacionado con recursos naturales identificados en
los territorios de los participantes, el Anexo 5, presenta el listado de los mismos.
Apoyar una propuesta para el uso racional de recursos de la RBL
Con un ejercicio denominado “Caramelos como pescados” se conversó sobre el concepto
sostenibilidad del desarrollo bajo un enfoque de utilización racional de los recursos naturales.
Se concluyó que actualmente se utilizan los recursos de forma irracional. Los seres humanos
utilizamos más de lo que necesitamos, sin pensar que los mismos están cada vez más escasos.
A continuación se les pidió a los participantes dividirse en dos grupos y reflexionar sobre
cómo usan los recursos naturales de la zona, para qué les sirven, cómo usarlos en menor
medida y soluciones para que no desaparezcan. Los resultados reflejaron que:
 La comunidad sobre explota los recursos naturales sin necesidad. Debe utilizar sólo lo
necesario para su familia;
 Los recursos naturales les son necesarios para la vida;
 Si se acaban desaparece la raza humana;
 Para evitar que se agoten, se requiere realizar acciones conjuntas;
 Se debe utilizar sólo lo que se necesita, las comunidades de Limoncocha viven de la
naturaleza y está en su cultura cuidarla;
 Es necesario delimitar áreas de caza, pesca y explotación de madera. Deben existir
regulaciones;
 Se requiere realizar monitoreo y controles para que personas externas no exploten los
recursos naturales de la RBL;
 Se requieren programas de socialización sobre el manejo de los recursos naturales de
la Reserva a todos los niveles;
 Se debe poner en práctica el manejo de los recursos naturales;
 Se deben establecer normas comunitarias y su fiel cumplimiento en la realización de
la pesca;
 Se requiere cumplimiento comunitario en llevar el mantenimiento de la RBL;
 Es necesario que la comunidad se involucre en el control;
 Los recursos que más se utilizan son los peces y las hojas (chapaja);
 Si los recursos se terminan se perdería el sostén alimentario, habría menos agua para
el consumo, desaparecerían los animales, no ingresaría turismo, se terminaría el
atractivo natural, habría migración de los habitantes, se perderían costumbres, cultura
e historia y habría proliferación de enfermedades;
 Se deben usar los recursos con moderación;
 Es necesario motivar a la gente de las comunidades a participar en los talleres; las
personas deben capacitarse; las comunidades no cuentan con un plan de capacitación
para la conservación de recursos naturales;
 Existe exceso en la tala de bosques indiscriminadamente;
 Existe ambición de pesca;
 Especies en extinción: Bocachico, corvina, turushicu (bagre), bagre pintadillo,
huanchinche, acarahua, paco, paichi, monos, tortuga, guatusa, guanta, tintin, puerco de
monte, danta, tucán, paujil;
 Se debe pescar con anzuelo y redes y prohibir venenos tóxicos, vitavin, barbasco,
dinamita. No se debe permitir pescar con veneno porque puede afectar a la misma
comunidad.
Dentro de las soluciones propuestas se pueden detallar las siguientes:
 Tecnificación de terrenos de la comunidad (agricultura);
 Coordinación de la RBL (MAE) con las comunidades;
 Se debe racionalizar la caza y pesca a través del desarrollo de regulaciones y
diseminación de las mismas a las comunidades;
 Que las comunidades construyan criaderos de animales;
 Involucramiento de todos en el desarrollo de regulaciones y control;
 Se debe capacitar a la gente para que tome conciencia de por qué y cómo conservar.
Cuando las comunidades tengan un buen conocimiento sobre los aspectos que
involucran a la RBL, deben sentarse a dialogar con el MAE para llegar a acuerdos
para el buen manejo de la RBL;
 Llegar a acuerdos entre la comunidad y el MAE para proporcionar credenciales o
identificaciones para los pescadores de las comunas bastante cercanas a la RBL, con el
fin de regular la pesca, caza y tala de árboles, y evitar que gente de otras comunidades
exploten los recursos de la RBL;
 Se debe crear proyectos para el sustento comunal, como proyectos de agricultura,
piscicultura, entre otras actividades pecuarias sustentables, para que las comunas
aledañas a la RBL obtengan sustento alimenticio y económico, sin explotar los
recursos de la RBL;
 “La RBL debe tener equipos y materiales adecuados, con el fin de promocionar la
RBL y hacer un buen manejo de la misma”;
 “Crear un fondo para proyectos para el manejo de la RBL. Actualmente no hay mucho
presupuesto para que las autoridades de la RBL (MAE), puedan hacer el manejo
adecuado”;
 “Por el hecho que la RBL tiene un territorio relativamente pequeño, se ha creído que
no necesita muchos recursos; para que se dé un buen manejo de la RBL los fondos
deben ser mayores”.
Esta técnica apoyó a la comprensión del concepto de uso sostenible de los recursos naturales,
que se relaciona al desarrollo sostenible. Se recalcó que los recursos naturales están para
satisfacer necesidades en la medida que haya un equilibrio para evitar una sobrecarga hacia la
naturaleza. Se enfatizó en que la apropiación de recursos naturales puede reflejar la inequidad
de relaciones sociales.
Inducción sobre tres temas claves de discusión
Con el propósito de determinar el tema clave de discusión o necesario en las comunidades se
hizo una dinámica denominada “carambola política”. Se describen a continuación los
aspectos más importantes de esta dinámica.
Se preguntó a los participantes cómo se sintieron con la dinámica. La mayoría de personas se
sintieron inseguras, confundidos, con miedo porque no entendían qué pasaría. Al estar con los
ojos tapados y no poder ver hacia dónde se dirigían temían chocar con algo o caer. El hecho
de escuchar varios diálogos a la vez, les causó confusión, ansiedad e incertidumbre y les fue
difícil comprender. A pesar de lo anterior, sí les fue posible identificar su tema de interés.
Algunos definieron su sentir durante la dinámica como lo que actualmente sienten las
organizaciones al no tener un rumbo claro o predeterminado y como las personas vivimos en
un mundo de ceguera, sin tener una dirección clara.
Fue interesante notar que el tema revelado como el más importante fue la educación. La
comunidad está clara en su importancia y en que si no mejora, el país tampoco tendrá un
desarrollo. Se recalcó que la educación es la base de todo; permite que el país se desarrolle.
Además, es importante recalcar que en las entrevistas los actores claves enfatizaron que las
escuelas se enseña sobre medio ambiente de forma general, pero no se enseña sobre lo que es
la RBL, lo que les significa, lo que pasaría si desapareciera, la conservación de los recursos
naturales, etc. y motivaron a que se empiece enseñar para generaciones venideras.
El segundo tema de importancia fue la salud. Se destacó que sin salud es imposible educarse,
trabajar, desarrollarse. También, se notó que el país requiere de políticas más eficientes en
salud.
Aunque el tema de recursos naturales ocupó el tercer lugar en importancia para los
participantes, se recalcó que no es que no sea relevante, ya que sin recursos naturales es
imposible la supervivencia de las comunidades. Sin embargo, para el mantenimiento de los
recursos naturales y desarrollo local como un todo se requiere fundamentalmente de
educación.
Reflexión sobre temas claves relacionados con la RBL
Como actividad final se trabajó en grupos para: (i) identificar y caracterizar los conflictos en
la RBL; (ii) identificar las ventajas y desventajas de la existencia de la RBL; (iii) potenciar
puntos de encuentro entre la RBL y la comunidad. El siguiente gráfico resume los resultados
del primer punto, donde se destacan los conflictos de dueños individuales de tierras, los
conflictos existentes por caza y pesca, los incumplimientos de la petrolera hacia la comunidad
y la contaminación que causa en la zona, la deforestación, el crecimiento demográfico de las
comunidades y la migración de colonos.
Los siguientes conflictos tuvieron amplia discusión:
 “En Limoncocha no existe un equilibrio entre el uso de los recursos y conservación”,
la gente debe conocer acerca de las ventajas que tiene la conservación en la RBL, para
dejar de sobreexplotarlos;
 Existen conflictos entre comunidades y la reserva por territorios. El límite de la
reserva en ciertas áreas genera problemas para la conservación y salud de la RBL;
 Es de suma importancia que se explote el potencial turístico dentro de la RBL, con el
fin de generar recursos económicos para las comunidades más cercanas a la reserva,
de manera que la pesca, caza, y otras actividades que de alguna forma afectan
gravemente al ecosistema del área protegida, queden en un segundo plano. Sin
embargo, es indispensable que este sea un turismo responsable, comunitario y que de
ninguna manera impacte al medio ambiente;
 Los pescadores dejan las redes de pescar en la laguna, y algunas redes quedan
olvidadas por mucho tiempo en el agua, lo que ocasiona la muerte innecesaria de
muchos peces, y otra animales (anacondas, lagartos, caimanes, tortugas, etc.);
 “Existe gente ajena a las reservas (Reserva Biológica Limoncocha y Parque Nacional
Yasuní), que se imponen con armas para cazar y pescar en territorios donde no les está
autorizado hacerlo. Esta gente se basa en las áreas protegidas son del estado y, por
esta razón tienen todo el derecho de utilizar sus recursos”;
 “No queremos tener conflictos con nadie, pero mucha gente nos ha amenazado por el
simple hecho de hacer control en un área protegida… Por esta razón debe haber
control entre dos o más guardaparques, pues la gente extraña viene con armas a querer
explotar los recursos del parque” “si algo nos llegase a pasar, el gobierno ecuatoriano
no daría indemnizaciones a nuestras familias”. (Otorino Coquinche, Comunidad
Indillama);
 Según ex-guardaparques de la RBL, muchos proyectos interesantes han sido
rechazados, pues no se le ha dado la importancia debida por parte de las autoridades
máximas;
 Muchas autoridades comunales no le dan importancia a proyectos como el presente, y
no participan en eventos como este (talleres y charlas).
El siguiente gráfico resume los resultados del segundo punto, donde se destacan como
ventajas: la ayuda que brinda la RBL a la comunidad, el apoyo mutuo (comunidad y RBL) en
el cuidado de la RBL, los objetivos enfocados hacia la conservación de los recursos naturales,
el proceso de formación en el manejo de recursos naturales y el poder denunciar ante el MAE
el mal manejo de los recursos naturales. Como desventajas tenemos: la falta de comunicación
por parte de la RBL (a través del MAE) sobre sus actividades y a dónde van sus ingresos, el
hecho que gente de afuera realice actividades turísticas, los conflictos con otras comunidades
por la pesca sobre todo, la contaminación petrolera, el hecho que la RBL no genere empleo
para la comunidad, el no poder utilizar los recursos naturales de la reserva. Sobre el último
punto, cabe destacar que los participantes manifestaron que no existe claridad sobre qué
pueden utilizar, en qué cantidad y quiénes pueden hacerlo.
El siguiente gráfico resume los resultados del tercer punto, donde se destacan como puntos de
encuentro entre la RBL y la comunidad: generar recursos económicos para la comunidad,
mantener los recursos naturales y el ecosistema, formar talentos humanos, la necesidad de
establecer acuerdos de manejo y monitoreo de los recursos naturales, las actividades turísticas
y de pesca, el respeto mutuo, el proceso de sensibilización que se está realizando con las
comunidades, desarrollar y cumplir regulaciones de caza y pesca y la comunicación existente
entre la AIL-MAE-socios-aliados. En este punto, es importante enfatizar la necesidad de
establecer una relación más estrecha y búsqueda de alianzas con el Instituto Intercultural
Bilingüe (IPIB); Palmeras del Ecuador, la Universidad Internacional SEK y el Municipio de
Shushufindi.
Por último, se habló de posibles soluciones a los conflictos, destacándose:
 Establecer planes, políticas, programas que permitan regular la caza y la pesca (de esta
forma existiría una regulación);
 Crear ordenanzas y regulaciones que permitan reglamentar las acciones sobre los
recursos naturales y castigar a los infractores de las compañías petroleras;
 Firma de convenios y acuerdos entre la comunidad y el MAE hacia la conservación de
los recursos naturales de la RBL;
 Proteger de los recursos naturales de la zona;
 Incrementar personas que controlen la RBL (guardianes comunitarios);
 Creación de proyectos para subsistencia familiar como: piscicultura, avicultura,
agropecuaria sustentable y sostenible, proyectos zootécnicos y de reforestación;
 Capacitar (a todo nivel) sobre lo que es la RBL y la conservación de los recursos
naturales para un mayor involucramiento y compromiso de los pobladores de las
comunidades;
 Elaborar un plan para la implementación de turismo controlado en la zona;
 Invitar a las comunidades que tienen conflicto con la RBL (por estar dentro de la
misma) a talleres de capacitación para que se concienticen y poder llegar a un diálogo
y a una solución consensuada.
Adicionalmente, hubo intervenciones de los participantes sobre temas que les competen en
cuanto a la conservación de los recursos naturales de su zona y de la RBL. Entre los
principales comentarios destacamos los siguientes, tal como fueron expresados:
Cuadro 61. Principales Comentarios Expresados en el Taller.
“Palmeras del Ecuador tiene que hacer un relleno sanitario para controlar sus desechos, ya que están yendo a ríos que vienen
a las comunidades de la zona de amortiguamiento. Los mismos son grasos y mal olientes. En cuanto a los pozos petroleros del
Bloque 15, al hablar de la flora y fauna de la laguna y su conservación, debemos hablar del ruido constante que estos pozos
provocan a la conservación de los recursos naturales. Si queremos hacer un buen proyecto para la comunidad de Limoncocha
y la RBL, se debe tomar acción para evitar el ruido y la luz que producen estos pozos. Al ser la RBL una zona protegida
reconocida y única por su diversidad, se debe hacer planes para su cuidado y conversas con Palmeras del Ecuador y Bloque
15 para resolver estos dos problemas como un pedido de las comunidades”.
“Lo dicho anteriormente puede ser considerado un descuido de Palmeras del Ecuador. Sin embargo, venimos trabajando
desde 1998 por el hecho de tener un permiso ambiental en iniciativas hacia el cuidado del medio ambiente. Estamos
trabajando en un estudio de impacto ambiental. En la fábrica tenemos piscinas biodegradables y pantanos artificiales con
grandes resultados. En cuanto a la plantación, es difícil manejar los desechos cuando son 10,000 hectáreas de cultivo con
1,000 trabajadores que los generan. Se están educando a los trabajadores para que sepan utilizar los tachos de basura y el
relleno sanitario. Aún este proyecto no funciona en un 100% pero se está trabajando por lograrlo. Sin embargo, el diálogo con
la comunidad, el que nos transmitan sus ideas es importante para nosotros”.
“El MAE debe organizar programas sobre conservación ambiental, manejo de basura porque el futuro depende de todos,
incluidos los más jóvenes (quienes requieren de educación en este sentido). Los programas de educación abarcan estos temas
de forma general, pero con el Ministerio se podrían hacer proyectos de capacitación práctica como un mecanismo para que la
comunidad se capacite al respecto. Es importante llegar a todas las comunidades, no solamente a un grupo”.
“El pueblo de Limoncocha ha hablado en sus reuniones sobre mantener los recursos naturales, cómo pescar, cómo cazar, etc.
pero se requieren regulaciones que deberían ser desarrolladas y compartidas (a toda la comunidad: empezando por escuelas)
por el MAE a todas las comunidades”.
“El MAE debe tener un fondo para apoyar a la educación y capacitación en estos temas”.
“Somos pueblos pro-medio ambiente. No cortamos árboles. Cuidamos la naturaleza. Se cultivan solamente 2-4 hectáreas de
nuestro territorio para sobrevivir y el resto se conserva, se mantiene para que los animales vivan y los recursos naturales se
mantengan. Sin embargo, el Estado ecuatoriano dice lo contrario (hectáreas no utilizadas podrían ser quitadas)”.
“Sin la RBL no habrá vida para nuestros hijos”.
Al finalizar el taller, hubo varios comentarios por parte de los participantes, entre los que se
destacan:
 Un agradecimiento por este proceso y por la intención de hacerlo participativo desde
los saberes y el sentir de la comunidad;
 Se debe dar más participación a la comunidad;
 La motivación para seguir con el proceso hacia un verdadero proceso participativo de
las comunidades;
 La realización de estos talleres de forma mensual durante el proceso, tomando en




cuenta que luego del mismo la iniciativa no debería finalizar. La educación es muy
importante para poder participar de proyectos de toda índole y para conservar nuestros
recursos naturales;
“Agricultura, ganadería, piscicultura, turismo, entre otras actividades nos proveen de
alimento e ingresos económicos, lo cual nos permite no utilizar y no explotar los
recursos naturales de la reserva (pesca y caza)”;
Muchas veces la gente gasta más de lo que necesita para la supervivencia de la
familia, sobre explotando los recursos naturales de las zonas en donde viven;
“El índice de crecimiento poblacional en esta zona es alarmante, lo cual provoca un
exagerado uso de los recursos naturales en Limoncocha”;
“Las compañías petroleras se aprovechan que nosotros no conocemos las ley y
nuestros derechos, por lo cual es muy fácil que seamos engañados. Muchas veces
estas compañías, mediante sobornos a los dirigentes, hacen lo que desean en estos
territorios de acuerdo a sus intereses”.
Por otro lado, es importante recalcar dos recomendaciones de Sergio Lasso, técnico de la
Dirección Nacional de Biodiversidad del MAE:
o
o
Dado que se determinó en el taller la necesidad de levantar información adicional sobre
la situación socio-económica de las comunidades de la RBL, se acordó mantener una
reunión entre el MAE (Dirección Nacional de Biodiversidad), el equipo técnico del
Proyecto, CDC y EcoFondo para explorar la posibilidad de contar con recursos
remanentes del EcoFondo, que permitan completar el estudio correspondiente.
Existe la necesidad de entablar una relación más estrecha con cuatro actores claves: El
Instituto Intercultural Bilingüe; Palmeras del Ecuador, la Universidad SEK y el
Municipio de Shushufindi.
Finalmente, se solicitó a los participantes su punto de vista para mejorar el involucramiento
de los líderes comunitarios en el proceso. A continuación se listan los principales:





Visitas por parte del MAE a las comunidades (de casa en casa);
Enviar las invitaciones por oficio con por lo menos quince días de anticipación;
Que el MAE trabaje en un proceso continuo que genere credibilidad;
Realizar talleres de capacitación en la comunidad de forma constante;
Intentar realizar los talleres en kichwa o la lengua natal de las comunidades.
Los compromisos por parte de los participantes fueron:




Asistir a las convocatorias;
Ser más participativos;
Ser puntuales;
Apoyar a los trabajos que realice el MAE.
ANEXO 2
IDENTIFICACIÓN DE PROBLEMAS ACTUALES Y POTENCIALES EN
LA RESERVA BIOLÓGICA LIMONCOCHA
Para la identificación y evaluación de los problemas actuales y potenciales de un área, se
relaciona el conocimiento del ecosistema con las actividades involucradas en el área hasta la
realización de este estudio. A partir de esta interrelación se puede establecer la importancia y
el efecto que tendrán las actividades realizadas en la zona.
Una vez identificada la interacción del componente ambiental y de las diferentes actividades
antrópicas y naturales, es necesario presentar la calificación de los problemas. La escala de la
calificación se presenta en el Cuadro 61. Esta escala toma en cuenta la probabilidad de
ocurrencia, duración, área de influencia, magnitud, clase de impactos (positivo o negativo) y
la característica de ser mitigable o no, y se la puede mantener a futuro para el desarrollo de un
sistema de manejo de información ambiental, que permitirá la evaluación, monitoreo y toma
de decisiones tendientes a la conservación en armonía con los habitantes de la RBL.
Cuadro 62
Escala de Calificación de Impactos
Extensión del Impacto
Focalizado
Disperso
Probabilidad de Ocurrencia
Baja
Media
Alta
Segura
Duración
Temporal
Permanente
Magnitud
Baja
Moderada
Alta
Clase de Impacto
Positivo
Incierto
Negativo
Mitigable
Sí
No
Probabilidad de Ocurrencia - Expresa el riesgo de aparición del efecto, sobre todo para
aquellas circunstancias no periódicas; se califica como: Baja, Media, Alta, o Segura.
Duración - Se refiere a la forma de presentarse el impacto en el tiempo, si el impacto se
presenta en forma intermitente es Temporal. Si aparece en forma continuada o bien es
intermitente pero sin final, se considera Permanente.
Magnitud - Evalúa la naturaleza global del efecto con respecto al grado de afectación del
componente; se califica como Baja, Moderada, o Alta.
Clase de Impacto - Se refiere al juicio de valor del efecto, calificándolo como Positivo si es
benéfico, Incierto cuando el juicio de valor no puede ser establecido, o Negativo si es
detrimente.
Mitigabilidad - El impacto se considera recuperable y se identifica con Sí cuando se pueden
realizar prácticas o medidas correctivas que aminoren o anulen el efecto negativo. El impacto
es irrecuperable y se identifica con No cuando no son posibles las medidas correctivas.
Componente Físico
Problemas Actuales
Geomofología
El estudio multitemporal del canal del Río Napo, indica que la rivera norte esta erosionada en
forma natural. Esta erosión va a un ritmo rápido y la ocupación de las tierras por el agua la
está convirtiendo en un hábitat acuático. Éste proceso es natural (no existe actualmente
evidencia de que actividades antropogénicas causen la erosión). Podría existir un cambio
radical en el hábitat de la RBL, si la erosión continúa como al momento, y si el sistema de
pantanos de Limoncocha es recapturado por el canal principal del Río Napo. No se puede
recomendar algún tipo de mitigación, ya que este proceso es natural.
Suelos
Erosión - Corresponde al proceso de separación y remoción de partículas del suelo, a causa
del arrastre e impacto del agua o por el viento. Este proceso ha ocurrido como consecuencia
de actividades antrópicas donde se ha removido la vegetación. La erosión se presenta cuando
se exponen los suelos y se modifican las condiciones naturales de la circulación del agua
(aguas de escorrentías o el flujo de cualquier cuerpo hídrico).
Este problema ha ocurrido en pocas áreas de la RBL y su duración depende del tiempo total
de las actividades antrópicas que afecten al suelo. La magnitud de este impacto es alta. Sin
embargo, se considera focalizado, y es completamente mitigable.
Hidrología y Calidad de Agua
Los resultados en el campo indicaron que los cuerpos de agua dentro de la RBL no presentan
impactos significativos en su calidad. A parte de contaminación orgánica natural y algo de
contaminación humana por lavado de ropa y otros artefactos, los cuerpos de agua dentro de la
RBL no presentan impactos actuales significativos por causas humanas.
Calidad de Aire
Impactos a la Calidad del Aire - No se determinó la presencia de impactos actuales a la
calidad de aire, dentro de la zona de la RBL.
Ruido - Los problemas principales por causa del ruido dentro de la RBL, han sido el
desplazamiento de especies sensibles de la zona. Para este parámetro, se consideran dentro de
la RBL a las áreas que no han sido intervenidas y otras con una relativa alteración. Desde
esta perspectiva, la afectación por ruido se considera moderada, pero se prevé la necesidad de
estudios específicos más profundos y de mayor tiempo; que puedan establecer parámetros de
efecto ruido-ecosistema.
Problemas Potenciales
Suelos
Compactación - Se refiere a las modificaciones en textura, porosidad y estructura que podría
sufrir el suelo en un futuro por causa de actividades antrópicas dentro de la RBL. La
compactación de los suelos se puede producir en áreas deforestadas no recuperadas. Este
problema podría ocurrir por el desarrollo de actividades que causen la remoción de la capa
superficial de los suelos, que es la que protege a los otros estratos. La remoción de esta capa
y exposición del suelo al paso de equipo pesado, tráfico de vehículos o pisoteo de ganado,
puede producir la pérdida de porosidad del suelo, parámetro esencial para el crecimiento de la
vegetación. Una vez que la compactación de estos suelos alcanza una reducción en porosidad
mayor del 50%, las raíces no pueden penetrar la superficie. Sin embargo, es necesario aclarar
que no es posible predecir con exactitud si la compactación alcanzará estos niveles. Tomando
esto en consideración estos factores, la magnitud fue clasificada como alta.
Este impacto se considera focalizado y la duración del mismo sería de meses. Este impacto
es mitigable, para lo cual se necesitan procesos de restauración y recomposición del suelo.
Pérdida de Fertilidad - Se refiere a la pérdida de nutrientes y de la saturación base del suelo.
La pérdida de nutrientes ocurriría con la remoción de la capa superficial del suelo en zonas
desbrozadas, que es donde se concentra el material orgánico y los nutrientes del suelo. La
saturación base del suelo se define por la cantidad de cationes disponibles en la matriz del
suelo. Si se remueve la capa superficial, el subsuelo se expone a los efectos del clima y a la
compactación. Los cationes disponibles comienzan a reaccionar con el agua de escorrentía y
con el aire, alterando la química del suelo y reduciendo la saturación base y la fertilidad.
La duración de este impacto se estima sería de años. Su probabilidad de ocurrencia es segura,
y de ocurrir la magnitud será alta. El impacto es focalizado, ya que solo se observará en áreas
desbrozadas con suelos no recuperados.
Contaminación - La contaminación se define como la alteración química de los suelos debido
a la dispersión de contaminantes por efecto de: derrames de productos químicos, pesticidas,
hidrocarburos, y procesos de lixiviación que se generan durante la descomposición de
materiales biodegradables. La calidad de los suelos se podría ver afectada en zonas donde se
realicen actividades antrópicas. En todos los casos se considera focalizado.
La probabilidad de ocurrencia de este problema es baja. Aun así, de ocurrir, la magnitud sería
alta y su duración podría ser de días o semanas, dependiendo del tamaño y tipo de sustancia
derramada. Este impacto es completamente mitigable.
Formación de una Capa Dura de Siderita - La formación de la capa dura de siderita (costra de
Óxido de Hierro que se forma por la precipitación de este elemento en el suelo, por la
abundancia de materia orgánica en el medio) ocurre cuando la plintita (costra superficial de
suelo) está expuesta a etapas repetidas de humedecido y secado, especialmente si también es
expuesto al calor del sol. Las unidades de suelo de colinas en la zona de la RBL tienen un
potencial bajo de formar capa dura de siderita, en áreas limitadas, donde los ríos han cortado
las colinas. El potencial para formar capa dura de siderita es moderado.
La probabilidad de ocurrencia de este problema es baja. Aun así, de ocurrir la magnitud sería
moderada y su duración podría llegar a ser permanente, a menos que la capa dura de siderita
sea profundamente desgastada e inmediatamente revegetado el suelo.
Hidrología y Calidad de Agua
Calidad/Sedimentación de Aguas - Se refiere a la modificación de las características físicas,
químicas y contenido bacteriológico que podrían sufrir los cuerpos de agua dentro de la RBL
por efecto de una inadecuada disposición de efluentes líquidos y sólidos hacia los mismos.
Toda actividad que demande la remoción de la vegetación y la capa superficial de los suelos,
presenta un impacto potencial para este parámetro, ya que la erosión de los sedimentos con el
agua de escorrentías es el mayor contribuyente a la sedimentación de los ríos (incremento de
sólidos sedimentables en suspensión). Para este caso, la probabilidad de impacto es
moderada. La magnitud de este impacto, de ocurrir sería alta, pero el impacto es mitigable.
El vertimiento de efluentes no tratados a cuerpos de agua y la disposición inadecuada de
residuos podría afectar las condiciones químicas y bacteriológicas del agua, éstos pueden ser:
aguas negras y grises (aguas servidas y de lavado).
La contaminación de los ríos con estas descargas tiene una probabilidad de ocurrencia baja,
realizando el seguimiento y control adecuado de las mismas. La duración del impacto sería
de días y se considera que afectaría en mayor medida a esteros, ríos de poco caudal, lagunas y
pantanos.
Cambios en el Caudal de Ríos y Esteros - Corresponde a los cambios que podrían ocurrir en
el caudal de los ríos, riachuelos y pantanos de la zona, debido a: la obstrucción del flujo,
cambios en la sección del canal, o cambios en pendiente longitudinal. De acuerdo a la matriz
de identificación, la única actividad que podría afectar este parámetro es la captación y la
disposición de las aguas en actividades antrópicas importantes (tipo industrial). Este
problema tiene una probabilidad de ocurrencia baja pero de ocurrir, aunque el impacto es
mitigable, tendría una alta magnitud. La recuperación podría tomar semanas.
Calidad de Aire
Impactos a la Calidad del Aire - Se define como la variación de las características del aire en
cuanto a la cantidad y tipo de material suspendido, humos, vapores y gases generados por
causa de diversas actividades antrópicas, principalmente aquellas de tipo industrial, como son
los motores de combustión interna.
La degradación de la calidad del aire por este tipo de actividades es focalizada y de corto
plazo, por lo que se considera un problema menor.
Componente Biótico
Problemas Actuales
Flora
Deforestación - Los procesos de deforestación por diferentes razones, especialmente acciones
antrópicas, han ocasionado una pérdida parcial de la cobertura vegetal dentro y fuera de la
RBL. Este problema es focalizado pero su magnitud se considera moderada. El impacto es
mitigable y tendrá una duración de entre meses y años dependiendo de la implementación
correcta de programas de reforestación o revegetación natural de las zonas afectadas,
especialmente las ubicadas en la parte Oeste de la RBL (ver Figura 24).
Figura 23
Mapa de Áreas Deforestadas dentro de la RBL y su Zona de
Amortiguamiento que afectan a la Flora y Fauna
Fauna
Avifauna
Pesca excesiva – Especialmente en la Laguna Limoncocha, es uno de los problemas más
graves, puesto que se está afectando directamente al equilibrio del ecosistema de la RBL. La
cadena trófica se interrumpe al pescar en exceso, puesto que muchos peces constituyen una
importante fuente de alimentación para muchas especies de aves acuáticas de la laguna.
Este problema se considera focalizado para algunos cuerpos de agua dentro de la RBL. El
problema está ocurriendo actualmente, su duración es de años a décadas y su magnitud es
alta. Genera un impacto negativo aunque mitigable.
Presencia de cazadores dentro de la RBL - Es un problema actual, que está disminuyendo la
diversidad de especies de aves raras y frágiles dentro de la RBL.
Este problema se considera disperso, en áreas dentro y fuera de la RBL, especialmente en los
bosques ubicados entre la comunidad de Santa Elena e Itaya. El problema está ocurriendo
actualmente, aunque no es tan frecuente, pero podría ser de una duración permanente. Su
magnitud es alta y genera un impacto negativo, pero mitigable (ver Figura 23).
Ruido generado por actividades antrópicas – Aquellos motores fuera de borda que sobrepasan
los 25 HP, constituyen un problema actual para la avifauna de la RBL. Muchas especies de
aves huyen de las fuentes de ruido y zonas aledañas, afectando así el equilibrio del
ecosistema.
Este problema se considera focalizado para algunos lugares puntuales dentro de la RBL,
donde hay plataformas de producción y cuerpos de agua navegables. El problema está
ocurriendo actualmente, su duración está sujeta a la continuidad de las actividades humanas y
su magnitud es moderada. Genera un impacto negativo aunque mitigable.
Deforestación – Es un problema ocasionado, especialmente, por pobladores del sector y
colonos, que provoca la fragmentación de hábitats, ocasiona la disminución de las
poblaciones de aves, y eventualmente, una disminución importante de la diversidad biológica.
Este problema se considera focalizado para las zonas de amortiguamiento. El problema está
ocurriendo actualmente, su duración es permanente y su magnitud es alta. Genera un impacto
negativo y no mitigable.
Construcción de senderos a la Laguna Limoncocha – Especialmente para el ingreso de los
pescadores y cazadores, también genera un impacto para la avifauna del sector, debido al
ruido ocasionado por el continuo transitar de los pobladores de la zona.
Este problema se considera focalizado para las zonas de amortiguamiento. El problema está
ocurriendo actualmente, su duración es permanente y su magnitud es alta. Genera un impacto
negativo, pero sí es mitigable (ver Figura 22).
Mastofauna
La tala y desbroce de los bosques dentro de la RBL – Es un problema que afecta la estructura
poblacional de algunas especies endémicas de mamíferos o en peligro de extinción. Algunas
especies de mamíferos pequeños pueden morir por la remoción de la vegetación y la caída de
los árboles, tales como: ratones, marsupiales y ardillas. Algunos mamíferos grandes
abandonan el lugar, en busca de un sitio más seguro, como el armadillo gigante, la danta o
tapir; los tigrillos, el jaguar, los monos: aulladores, micos, chorongos; el venados y los
saínos.
Este problema se considera disperso dentro de algunas zonas de la RBL y fuera de ella,
ubicadas en el sector oeste de la RBL. Genera un impacto de duración permanente y su
magnitud es alta. Es un impacto negativo y no es mitigable (ver Figura 23).
La práctica de la cacería – Aunque sea para satisfacer necesidades alimenticias familiares,
principalmente en los bosques maduros, puede ocasionar la reducción de las poblaciones de
mamíferos en el área.
Este problema se considera disperso para algunas zonas dentro de la RBL. Se trata de un
problema actual, su duración es de años a décadas y su magnitud es alta. Genera un impacto
negativo y no es mitigable (ver Figura 23).
La apertura de un mayor número de senderos dentro y hacia la RBL - Especialmente en los
bosques maduros que se encuentran en un buen estado de conservación, afecta la estructura
poblacional y el comportamiento de las especies de mamíferos terrestres.
Este problema se considera disperso para áreas dentro y fuera de la RBL. Se trata de un
problema actual, su duración es permanente y su magnitud es alta. Genera un impacto
negativo, y mitigable.
Actividades antrópicas dentro de la RBL - Se estima que estas actividades de carácter
industrial, podrían estar produciendo afectación debido al ruido y vibraciones ocasionados
por la maquinaria y equipos. Éstos provocan la formación de ondas sonoras que estimulan la
huida de mamíferos y aves (Canter, 1998). Sin embargo, es importante mencionar que las
facilidades petroleras dentro (Plataformas Jivino B y Laguna A) y fuera de la RBL tienen una
zona de amortiguamiento natural de bosque maduro denso.
Este problema se considera focalizado para áreas donde existen facilidades petroleras, dentro
de la RBL. Genera un impacto cuya duración ha sido de meses a años, y su magnitud es
moderada. Es un impacto negativo, pero mitigable.
Figura 24
Mapa con Bosques Maduros ubicados entre las Comunidades de Itaya y
Santa Elena. Zona de Cacería
Herpetofauna
Apertura de la vía de acceso a la RBL – Esta vía ha facilitado el acceso al interior de la RBL,
y constituye un incentivo a la colonización de sectores aledaños a la RBL.
Este problema se considera disperso para áreas dentro y fuera de la RBL. Su probabilidad de
ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta. Genera un impacto
negativo aunque mitigable.
Deforestación – Este problema produce la pérdida de la cobertura vegetal del sotobosque y
del dosel, crea claros en el bosque. Éstos permiten el ingreso excesivo de la radiación solar y
la influencia de vientos que propician altos niveles de desecación y estrés ambiental,
modificando la composición de la herpetofauna.
Este problema se considera focalizado para zonas deforestadas. Su probabilidad de
ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta. Genera un impacto
negativo y no mitigable (ver Figura 23).
Macroinvertebrados Acuáticos
Procesos de deforestación - Ocasionan la pérdida de oxígeno en el agua, causada por la
influencia directa de los rayos del sol sobre la misma, produciendo la muerte de especies
sensible de macroinvertebrados acuáticos. Esto se pudo evidenciar en la parte suroeste de la
Laguna de Limoncocha, en el Río Capucuy y en el Río Pishira (ver Figura 24).
Este problema se considera disperso dentro de la RBL y fuera de ella. Se trata de un
problema actual, que genera un impacto permanente y su magnitud es alta. Es un impacto
negativo y no mitigable.
Actividades de la Comunidad cerca de los ríos y esteros dentro de la RBL – Actividades
como lavar, bañarse y desechar basura, constituyen otro factor para la pérdida de condiciones
ecológicas favorables para la supervivencia de los macroinvertebrados acuáticas, debido a la
introducción de sustancias extrañas al agua.
Este problema se considera focalizado para algunos cuerpos de agua de la RBL. Se trata de
un problema actual, que genera un impacto cuya duración es de meses a años y su magnitud
es moderada. Es un impacto negativo y mitigable.
Ictiofauna
Alteración y destrucción de nichos ecológicos de peces – Este problema ocasiona la
desaparición o migración de varias especies de peces en cuerpos de agua al interior de la
RBL.
Este problema se considera focalizado para algunos cuerpos de agua de la RBL. Se trata de
un problema actual, que genera un impacto permanente y su magnitud es alta. Es un impacto
negativo y no mitigable.
Pesca excesiva en la Laguna Limoncocha – Es un problema real que podría desembocar en un
proceso de extinción de las especies de peces, y por lo tanto, en la muerte de muchas otras
especies de animales.
Este problema se considera focalizado para la Laguna Limoncocha. Es un problema actual,
que genera un impacto permanente y su magnitud es alta. Es un impacto negativo y
mitigable.
La remoción de la vegetación para el desarrollo de actividades agrícolas – Este problema
identificado en las orillas de estos cuerpos de agua (Lagunas Limoncocha y Negra, ríos y
esteros dentro la RBL) modifica levemente las condiciones de los hábitats de la ictiofauna en
los cuerpos de agua de la RBL.
Este problema se considera focalizado para algunos cuerpos de agua de la RBL. Se trata de
un problema actual, con un impacto permanente y de magnitud alta. Es un impacto negativo
y no mitigable.
Figura 25
Mapa con las Áreas de Macroinvertebrados y Peces afectados por Procesos
Antrópicos
Problemas Potenciales
Flora
Estructura vegetal del bosque – Corresponde a la modificación o alteración que podría sufrir
la estructura y la organización vegetal del bosque en calidad y cantidad, como consecuencia
de las diversas actividades humanas que se desarrollan dentro de la RBL, por el crecimiento
de las Comunidades y otros grupos humanos asentados dentro de esta área. En este caso, el
impacto es considerado como de magnitud moderada y su duración será de meses a años.
Banco de germoplasma – Considerando que la RBL constituye un banco de germoplasma, el
aumento de la población por tanto el uso excesivo de los bosques, disminuiría este potencial,
que guarda la Reserva para futuras investigaciones. Este impacto es considerado de magnitud
moderada y su duración será de años.
Fauna
Avifauna
La colonización de la RBL – Este problema sería muy peligroso para la avifauna, ya que a
mayor colonización, mayor consumo de los recursos naturales, pérdida de hábitats,
disminución de especies, desequilibrio en el ecosistema, aprovechamiento indebido de
recursos, apertura de zonas muy sensibles como la Laguna Negra y esteros de conexión, a
pescadores y cazadores en general.
Este problema se considera disperso para algunas zonas dentro y fuera de la RBL. Generaría
un impacto permanente y su magnitud sería alta. Es un impacto negativo, aunque sí es
mitigable.
Actividades turísticas sin control dentro de la RBL – Esta actividad podría constituirse en un
problema potencial muy grave, especialmente para la avifauna, pues habría un incremento en
el ruido.
Este problema se considera disperso para algunas zonas dentro de la RBL. Generaría un
impacto de meses a años y su magnitud sería alta. Es un impacto negativo y mitigable.
Cacería de aves - También constituye un factor potencial y actual en la disminución de estas
especies.
Este problema se considera disperso para algunas zonas dentro y fuera de la RBL. Generaría
un impacto de años a décadas y su magnitud sería alta. Es un impacto negativo y no
mitigable.
Tráfico ilegal de especies de aves – Ésta es una actividad que contribuiría a la extinción zonal
de gran parte de la avifauna presente en la RBL, especies tales como: guacamayos, loros etc.,
Este problema se considera disperso para algunas zonas dentro y fuera de la RBL. Su
probabilidad de ocurrencia es baja, pero de ocurrir, su duración sería permanente y su
magnitud sería alta. Generaría un impacto negativo y no mitigable.
Mastofauna
Incremento de la población humana – Esta situación ocasionaría la demanda de mayor
alimento, por ende una mayor presión sobre los recursos del bosque, principalmente los
mamíferos como fuente de alimento proteico.
Este problema se considera focalizado para las orillas de algunos cuerpos de agua de la RBL.
Su probabilidad de ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta.
Generaría un impacto negativo y mitigable.
Fragmentación del bosque – Este problema ocasionaría la huida de los animales a lugares más
seguros.
Este problema se considera disperso para zonas dentro y fuera de la RBL. Su probabilidad de
ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta. Generaría un impacto
negativo y no mitigable.
Apertura de un camino de acceso hacia la Laguna Negra (Yanacocha) con fines turísticos –
Este problema ocasionaría un desequilibrio en los animales de la zona, puesto que constituye
uno de los pocos refugios en el área; los mismos que huirían a lugares en los cuales el hombre
no los perturbe.
Este problema se considera focalizado para la Laguna Negra. Su probabilidad de ocurrencia
es baja, pero de ocurrir, su duración sería permanente y su magnitud alta. Generaría un
impacto negativo y no mitigable.
Herpetofauna
Exceso de pesca en la Laguna Limoncocha – Este problema podría ocasionar la disminución
de la población de caimanes, los mismos que se alimentan de varias especies de peces de la
Laguna.
Este problema se considera focalizado para la Laguna Limoncocha. Su probabilidad de
ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta. Generaría un impacto
negativo y mitigable.
Consumo excesivo de huevos de tortuga - Este problema podría ocasionar la extinción de
especies sensibles de tortugas, como las charapas.
Este problema se considera focalizado para los hábitats de tortugas dentro de la RBL. Su
probabilidad de ocurrencia es alta, su duración permanente y de magnitud alta. Generaría un
impacto negativo y mitigable.
Ruido generado por actividades antrópicas – Este problema podría producirse por actividades
como: un aumento en la presencia de canoas a motor en la Laguna de Limoncocha, lo cual
ocasionaría la huida de anfibios y reptiles. Es recomendable realizar estudios posteriores para
comprobar los efectos de las principales fuentes de ruido como pueden ser: canoas a motor en
la Laguna Limoncocha y Río Napo, y plataformas de producción en la RBL.
Este problema se consideraría focalizado para las zonas donde hay cuerpos de agua
navegables y facilidades petroleras, dentro de la RBL y en su zona de amortiguamiento. Su
probabilidad de ocurrencia sería baja, su duración sería de días a semanas y su magnitud alta.
Generaría un impacto negativo y mitigable.
Redes para la pesca – El incremento excesivo de redes ocasionaría la muerte de los reptiles,
especialmente caimanes, que son los que viven en la laguna, debido a que éstos se enredan en
ellas y pierden totalmente su movilidad (ver Figura 20). La gente de la Comunidad, al
encontrarlos atrapados en las redes, los mata, afirmando que destruyen las mismas. Su
magnitud es moderada, y tiende a incrementarse. Generaría un impacto negativo pero
mitigable.
Macroinvertebrados Acuáticos
Zonas de cultivo dentro de la RBL – Podría ser una consecuencia de la deforestación, por lo
tanto, la destrucción de la cubierta vegetal, afectando a las poblaciones de macroinvertebrados
acuáticos.
Este problema se considera focalizado para las orillas de algunos cuerpos de agua de la RBL.
Su probabilidad de ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta.
Generaría un impacto negativo y aunque mitigable.
Inadecuada utilización de los esteros por parte de la Comunidad – Éste es otro factor
significativo en la pérdida de la diversidad de especies de macroinvertebrados acuáticos en el
RBL.
Este problema se considera focalizado para algunos cuerpos de agua de la RBL. Su
probabilidad de ocurrencia es segura, su duración puede llegar a ser de meses a años y su
magnitud es moderada. Generaría un impacto negativo aunque mitigable.
Ictiofauna
Incremento en las actividades de pesca - Si se continúa con el ritmo de pesca actual, la
producción de peces en la Laguna disminuirá notablemente.
Este problema se considera focalizado para algunos cuerpos de agua dentro de la RBL. La
probabilidad de ocurrencia es alta, su duración es permanente y su magnitud es alta.
Generaría un impacto negativo aunque mitigable.
Incremento de la población en los alrededores de la RBL - Esto demanda un mayor consumo
del recurso ictiológico, lo que ocasionaría una disminución del sistema ictiológico de la
laguna y un desequilibrio ecológico para el resto de animales que dependen de ella.
Este problema se considera disperso y amenaza a toda la RBL. La probabilidad de ocurrencia
de esta situación es alta, con un impacto permanente y de magnitud alta.
Uso de los esteros para crianza de especies introducidas – El uso de los esteros ubicados en la
zona de influencia de la RBL para la crianza de especies introducidas como la tilapia, podría
ocasionar un desequilibrio ecológico en los peces que habitan en estos esteros, debido a la
falta de dirección técnica para el cuidado y manejo de estas especies extrañas al área.
Incremento de caminos y senderos a las Lagunas Limoncocha y Yanacocha – Estas acciones
por parte de los habitantes de Limoncocha y sus alrededores, ocasionarían el incremento de
las actividades como caza y pesca en la RBL. Este es un problema que a futuro podría
terminar con los recursos hídricos de la Reserva. Generaría un impacto mitigable.
Componente Social
Problemas Actuales
El crecimiento acelerado de la población ha tenido efectos en el uso de los recursos naturales
de la RBL, entre los que se puede destacar: la pesca indiscriminada en la laguna, uso no
adecuado de técnicas de pesca sustentables, incremento en la demanda de bienes y servicios,
etc. Las necesidades presentes en la RBL han cambiado con el crecimiento de la población,
que busca abrir nuevas fronteras agrícolas y mejorar la “productividad de la tierra”. Este es
un problema que se puede resolver mediante el establecimiento de programas de planificación
familiar y el mejoramiento de la oferta de servicios básicos.
Las actividades antrópicas en la zona han cambiado los usos de la población sobre los
recursos naturales y ha generado actitudes negativas en cuanto a la cantidad de basura,
desechos y el uso indiscriminado de cuerpos de agua para cubrir sus necesidades. Éste es un
problema que se puede corregir con acciones dirigidas al reciclaje de desechos y al uso
adecuado de los cuerpos de agua.
La falta de programas de educación ambiental dentro de la educación regular y extra
curricular, han determinado que la población no tenga una conciencia clara del área donde
vive y la importancia de su conservación. Este problema se puede resolver con la
participación del Estado y de los gobiernos locales, a través del Ministerio del Ambiente y del
Ministerio de Educación y Cultura para establecer los programas necesarios de manera
urgente e inmediata. La Educación Ambiental debe ser un proceso sostenido a largo plazo,
que contribuya a cambiar los comportamientos de las Comunidades frente al ambiente.
La presencia de la industria petrolera, causa un impacto visual y auditivo, para la gente que
vive en la RBL. Sin embargo, las operaciones hidrocarburíferas en la Reserva, han
demostrado que con un manejo ambiental apropiado existe una sinergia entre la conservación
de los ecosistemas y el aprovechamiento de los recursos naturales.
La cacería y la pesca son actividades que han afectado el ecosistema de la RBL, siendo el
lacustre el más afectado. Este es un problema que se puede resolver si se logran acuerdos
para definir técnicas de pesca y cacería, períodos de veda o temporadas de caza. Igualmente,
esto puede mitigarse con el establecimiento de una zonificación interna dentro de la RBL.
Problemas Potenciales
El crecimiento de la población va a demandar la expansión de las zonas de cultivo en el área, lo
cual puede generar procesos de deforestación. Ésta es la causa más directa de la afectación del
hábitat de los animales (ver Figura 26)
La construcción de infraestructura bajo modelos urbanos convencionales (Ej.: alcantarillado
con desagüe a la laguna), puede causar daños significativos al ecosistema, con impredecibles
consecuencias. Toda la infraestructura que se diseñe para ser ejecutada dentro de la RBL, debe
obedecer a parámetros de conservación y a normas nacionales e internacionales de control
ambiental.
El manejo de la RBL y la falta de participación e involucramiento de las comunidades en su
conservación puede generar confusión en cuanto a actitudes y responsabilidades. Éste es un
efecto potencial mitigable, siempre y cuando se cuenten con canales de información y diálogo
con las comunidades del sector, a fin de elevar su capacidad de gestión respecto al uso
sustentable de los recursos naturales de la RBL.
Figura 26
Impactos Potenciales que afectarían a la RBL por el Crecimiento
Poblacional
ANEXO 3
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Adriano, D.C. 1986. Trace Elements in the Terrestrial Environment, New York. SpringerVerlag Asesores Alemanes. Reporte Final del grupo de Asesores Técnicos Alemanes
sobre los trabajos efectuados en los años 1974 y 1975 (Geología y Geofísica)Aspen
John – Litherland Martín. 1993. Geología e Historia Colisional Mesozoica de la
Cordillera Real. Ecuador.
Albuja, L., M. Ibarra, J. Urgilés y R. Barriga. 1980. Estudio preli8minar de los vertebrados
ecuatorianos. Quito: escuela Politécnica Nacional, Departamento de Ciencias
Biológicas.
Albuja, L. 1991. Mamíferos. Revista Politécnica de Información Técnico-Científica. Vol. 16
No.3. Escuela Politécnica Nacional. Quito, Ecuador.
Albuja, L. 1999. Murciélagos del Ecuador, 2da Edición, Cicetronic Cía. Ltda. Offset Quito,
Ecuador, 288 sp., 19 lám, 52 figs. Y 93 mapas.
Almendáriz, A. 1991. Anfibios y reptiles. Lista de especies, Distribución geográfica y
referencias bibliográficas. E.P.N. Departamento de Ciencias Biológicas. Serie
Biología # 3. Vol. XVI.
Araujo, P., Bersosa, F., Ocampo, C. 1997. Diagnóstico de la Fauna e Impactos ocasionados
por los trabajos de Prospección Sísmica en el Bloque 19 de la Amazonía Ecuatoriana.
ENTRIX-EPN.
Arellano, E. 2001. “ Sociología: conocer mejor la sociedad”. Quito.
Asanza, E., 1985. Distribución, biología reproductiva y alimentación de cuatro especies de
Alligatoridae, especialmente Caiman crocodilus, en la Amazonía del Ecuador. Tesis de
grado, PUCE, Quito
Asanza, E. 1992. Population Dynamics, Ecology and Conservation of Black Caiman,
Melanosuchus niger, in Ecuadorian Amazonia en Proceedings of the 11th Working
Meeting of the Crocodile Specialist Group, UICN-The World Conservation Union. Vol.
1:22-30. Gland Switzerland.
Avila-Pires, T.C.S. 1995. Lizards of Brazilian Amazonia (Reptilia: Squamata).
(M.SHoogmoed ed.). National Naturhitorisch Museum. Leiden, Netherlands
Baldock, J.W. 1.982 Geología del Ecuador. Mapa Geológico de la República del Ecuador
Escala 1:1'000.000. Ministerio de Recursos Naturales y Energéticos, Dirección
General de geología y Minas-Instituto de Ciencias Geológicas, Consejo de
Investigación del Medio Ambiente Natural, Londres, Reino.
Barriga, R. 1986 Estudio de la Ictiofauna del Nororiente y Proyecciones en la piscicultura.
PRONAREG-MAG
Barriga, R.1991 Lista de Peces de Agua Dulce del Ecuador. Politécnica.Vol.XVI(3): 7-56
Barriga, R. 1.992 Peces del Parque Nacional Yasuní. Politécnica Vol.XVI(2): 12-20
Barriga, R.1994 Los peces como bioindicadores. ACCION ECOLOGICA Rev.No.2: 46-48.
Barriga, R.1997 Ictiogeografía del Ecuador. ( Articulo en preparación)
Best, B., T. Heijnen & R. Williams. 1996. A Guide to Bird-Watching in Ecuador and the
Galápagos Islands. U.K. Biosphere Publications.
Bilsborrow, R.et. al 1997. “International Migration Statistics: guidelines for improving data
collection systems” . Geneva.
Bilsborrow, R. 1998 “Migration surveys in low income countries: guidelines for surveys and
questionaire design”. USA.
Bio-Dat. Softwarw. 1990. Ecological Diversity and Its Mesourment (Statistics from the text
of the same name (Anne Magurran, 1988). Programer: Gordon Thomas. Sceintific
Autority: Douglas Clay, Park Ecologist. Resourse Conservation, Fundy National Prk,
Alma. New Browsick, Canadá.
Blandín, C. 1.977 El Clima y sus características en el Ecuador.XI . Asamblea General del
Instituto Panamericano de Geografía e Historia, IGM, 1.976: 86, graf. 10.
Blaustein, R. A. & D. B. Wake, 1990. Declive de las poblaciones de anfibios. Investigación y
Ciencia, Junio de 1995, 8-13.
Blixt M. y M.Lidén, 1996 Ecotourism Development in the Cuyabeno Wildlife Reserve in
Ecuador. A of Ecofishing Opportunities. Swedmar, pp: 15.
Bohlke, J.E.1958 Studies on fishes of the family Characidae No.14. A report on Several
Extensive Recent Collections from Ecuador.- Proceedings of the Academy of Natural
Sciences of Philadelphia, 110:1-121,13 figs., 42 tables, 7 pls.
Borror, Triplehorn & Johnson, 1992. AN INTRODUCTION TO STUDY OF INSECTS.
Sixth edition. Saunders Collage Punblishing. Florida USA.
Boul, S.W. et. al. 1989. Soil Genesis and Classification. Iowa State University Press, Ames,
Iowa, USA.
Briones, E., A. Flachier, J. Gomez, D. Tirira, H. Medina, I. Jaramillo & C. Chiriboga. 1997.
Inventario de Humedales del Ecuador. Primera Parte: Humedales Lénticos de las
Provincias de Esmeraldas y Manabí. Ecociencia/INEFAN Convención Ramsar, Quito.
Bristow C. Hoffstetter R. 1977.Léxico Estratigráfico Internacional.Volumen 5. Fascículo 5.
Ecuador.
Cabrera, A. Y A. Willink. 1982, Biogeografía de América latina, Departamento de Asuntos
Científicos de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos,
Washington D.C. Vol, No. 13.
Campbell, D., D. Daly, G. Prance & U. Maciel. 1986. Quantitative ecological inventary of
terra firme and varzea tropical forest on the Río Xingu, Brazilian Amazon. Brittonia
38:369-393.
Campos, F. 1998b. Estudio biofísico del Parque Nacional Yasuní, II parte, Zoología. Plan
Maestro para la protección de la biodiversidad mediante el fortalecimiento del sistema
Nacional de Áreas Protegidas, Ministerio del Ambiente- INEFAN-GEF. Quito.
Canaday, C. Y L. Jost. 1997. Common Birds of Amazonian Ecuador: a guide for wide eyed
ecotourist. Parques Nacionales y Conservación Ambiental 6. Quito. Libri Mundi.
Canter L., W. 1998. Manual de Evaluación de Impacto Ambiental, McGraw-Hill,
Interamericana de España. S.A.U.
Canter, Larry W,1998. Manual de Evaluación de Impacto Ambiental. Segunda Edición.
McGraw- Hill. Madrid 841 pp.
Cañadas, L. 1983. Mapa Bioclimático y Ecológico del Ecuador MAG-PRONAREG, Quito.
Cardelus, J. y A. Pascual- 1999. “Movimientos Migratorios y Organización Social”.
Barcelona.
Carranco, R. 1998. Estudio de La Calidad de Agua en Base Al Análisis de
Macroinvertebrados acuáticos en la Mayronga, Esmeraldas, Ecuador. PENA DURINI.
Carranco, R. 1999. Estudio de Macroinvertebrados en Cinco Tramos del SOTE. ENTRIXEPN. EPA/444/4-89-001, Rapid Bioassessment Protocolos for Use in Stream and
Rivers, Benthic Macroinvertebrates and Fish.
Carranco, R. 2002. Determinación de La Calidad de Agua en Los Humedales de Páramo de la
Reserva Cayambe-Coca en Base al Estudio de Macroinvertebrados Acuáticos.
FUNDACIÓN ANTISANA.
Carrillo, M. 1997. Estudio Preliminar para la cría en cautiverio de la tortuga charapa
Podocnemis unifilis en la RPFC. Tesis de grado, PUCE, Quito.
CEPAR. “Encuesta Demográfica y de Salud Materna e Infantil: Informe General e Informe
de Sucumbíos”. Quito. 2000.
CEPE. 1978. Informe de Reconocimiento Geológico Cordillera Napo - Galeras.
Cerón, C. 1993. Manual de Botánica Ecuatoriana. Sistemática y Métodos de Estudio.
Universidad Central del Ecuador. Quito.
Cerón, C., C. Montalvo, J. Umenda & E. Chica Umenda. 1994. Etnobotánica y Notas sobre
Diversidad en la Comunidad Cofán de Sinangüe, Sucumbíos, Ecuador. EcoCiencia.
Quito.
Cerón, C. & C. Montalvo. 1997. Composición de una hectárea de bosque en la Amazonía
Ecuatoriana, con información etnobotánica de los Huaorani. En Estudios sobre
Diversidad y Ecología de plantas. Memorias del II Congreso Ecuatoriano de Botánica.
Cerón C. & C. Montalvo. 2000. Reserva Biológica Limoncocha Formaciones Vegetales
Diversidad y Etnobotánica. Cinchonia 1(1) 1-20. Quito.
Cerón, C. 2000. La Etnobotánica en el Ecuador. En: Asanza M., A. Freire Fierro. D. Nelly, S.
Sandoval & J.C. Welling. 2000. La Botánica en el Nuevo Milenio. Resúmenes del
Tercer Congreso Ecuatoriano de Botánica. Editorial Hojas y Signos. Quito, Ecuador.
Cerón, C., M. Cevallos, A. Gallo, I. Pillajo, C. Reyes & M. Yánez. 2000. Estructura y
Ceron C. & C. Reyes. 2002. Predominio de Burceraceae en una Hectárea de Bosque
Colinado en la Reserva de Produccieon Faunística Cuyabeno, Ecuador, en: Resúmenes
de las XXVI Jornadas Ecuatorianas de Biología. Departamento de Ciencias Biológicas.
PUCE. Quito. P.17.
Chabreck, R. H., 1963. Methods od capturing, marking and sexing alligators. Proc. Ann.
Conf. Southeastern Assoc. Game Fish Comm. 17:47-50.
Chabreck, R. H., 1965. The Movement of alligators in Lousiana. Conf. Southeastern Assoc.
Game Fish Comm. 19:102-10.
Chabreck, R. H., 1973. Population status surveys of the American alligator in the
Southeastern United States, 1972. En: Crocodiles, pp. 14-21 IUCN Publ., Suppl. Paper
41.
Chabreck, R. H., 1976. Cooperative surveys of population trends in the American alligator,
1971 - 1975. Proceeding of the 3th working meeting of the IUCN/SSC CSG, IUCN
Publ. N. S., Gland, Switzerland.
Chaverri, A. & O. Hernández. 1995. Ecology and Management in Montane oak forests: An
Option For Conserving of the Biodiversity. In Biodiversity and Conservation of
Neotropical Montane Forests. Edited By Steve Churchil et al. The New Botanical
Garden.Consejo de Seguridad Nacional del Ecuador. 1991. Mapa Sismo Tectónico del
Ecuador.
Chávez, V. 1998. Distribución espacial de nidos y patrones reproductivos de las tortugas
charapas Podocnemis unifilis y Podocnemis expansa en el Cuyabeno. Tesis de grado,
PUCE, Quito.
CITES. 1996. Convención sobre el comercio internacional sobre el comercio internacional de
especies amenazadas de fauna y flora silvestre. Proyecto de conservación y manejo de
fauna silvestre. Ministerio de Agricultura. Santiago de Chile.
CITES. 2000. Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de
Fauna y Flora Silvestre. Página Web: http://www.Wcms.org.uca/CITES/common.
Clarke, G. 1963. Elementos de Ecología. Traducción de la segunda edición americana.
Omega, Barcelona.
Collar, N. J., L. P. Gonzaga, N. Krabbe, A. Madroño Nieto, L. G. Naranjo, T. A. Parker & D.
C. Wege. 1992. Threatened Birds of the Americas: the ICBP/UICN Red Data Book,
Cambridge, U.K.
Coloma, L. 1991. Anfibios del Ecuador. Lista de especies, ubicación altitudinal y refenecias
bibliográficas. Ecociencia. Reporte técnico # 2.
Coloma, L. 1992. Anfibios del Ecuador: status poblacional y de conservación. PUCEq.Quito, Ecuador.
Coloma, L.A. 1995. Ecuadorian frogs of the genus Colostethus (Anura: Dendrobatidae). The
University of Kansas, Natural History Museum. Miscellaneous Publication No. 87, 13.
Coloma, L. A., Quiguango – Ubillús, A., Ron, S:R. 2000 – 2002. Reptiles de Ecuador: Lista
de especies y distribución. Museo de Zoología. Pontificia Universidad Católica del
Ecuador. Quito, Ecuador.
Coloma, L. A; Quiguango-Ubillús, A, Ron, S. R; 2000 –2002. Reptiles del Ecuador: Lista de
Especies y Distribución. Museo de Zoología. Pontificia Universidad Católica del
Ecuador. Quito, Ecuador.
Coloma, L. y A. Quiguango. 2002 (activo en octubre de 2002). Anfibios del Ecuador: lista de
especies y distribución altitudinal. Quito: Museo de Zoología (QCAZ) de la Pontificie
Universidad
Católica
del
Ecuador.
Disponible
en
<http://www.puce.edu.ec/Zoologia/anfecua.htm>
Composición de una Hectárea de Bosque Aluvial en la Reserva Biológica Limoncocha. En.
Mafla, A., Coloma L., Quintana C. & Rafael V. 2000. (Compiladores). Resúmenes de
las XXIV Jornadas Ecuatorianas de Biología. Pontificia Universidad Católica del
Ecuador.
Crires, R. & Tchobanoglous, G. 1998. Small and Decentralized Wastewater Management
Systems. McGraw Hill.
Crump, L. M., 1982. Amphibian reproductive ecology on the community level, pp. 21-36 In:
N.J. Scott (Ed). Herpetological Communities. United States Fish and Wildlife Service..
Washington D.C.
Crump, M.L. & N. Scott. 1994. Standard Techniques for Inventory and Monitoring: Visual
Encounter Surveys. In: Heyer, W., A. Donnelly, R. McDiarmid, LA.Hayek & M.
Foster. Measuring and Monitoring Biological Diversity: Standard Methods for
Amphibians. Smithsonian Institution Press. Washington, U.S.A.
De Lange, E. 1994. Manual para el Análisis Simple de la Calidad del Agua. IWT Foundation.
Duellman, W. 1988. Patterns of species diversity in anura amphibians in the American
Tropic. Ann Misouri Bot. Gard.
Duellman, W.E. 1978. The biology of an equatorial herpetofauna in amazonian Ecuador.
Misc.Publ. Mus. Nat. Hist. 65. Univ. Kansas, U.S.A.
Dunne, T. & Luna, B.L. 1978. Water in Environmental Planning. W.H. Freeman and
Company, New York, USA.
ECCOL-AMBIENTEC. 1992. Diagnóstico Ambiental del Bloque 15: Componente
Herpetofauna. Consultoría realizada para OEPC.
Emmons, L., 1990. Neotropical RainforestMammals: A Field Guide. The University of
Chicago Press. USA.
Endara, A. 1997. Tesis: Análisis comparativo del estudio juvenil de dos muestras del caimán
negro (Melanosuchus niger), en las lagunas Imuya y Zancudococha de la Reserva de
Producción Faunística Cuyabeno, Ecuador. Pontificia Universidad Católica del
Ecuador, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Departamento de Biología. Franco
López, J., G. de la Cruz, A. Cruz, A. Rocha, N. Navarrete, G. Flores, E. Kato, S.
Escuela Politécnica Nacional. CLIRCEN. ORSTOM. 1991. Mapa Tectónico Nacional.
Memoria Técnica.
Flather, C., K. Wilson, D. Dean, y W. MacComb. 1997. Identifying gaps in conservation
networks: Of indicators and uncertainty in geographic-based analyses.
Fuentes, P. 1996. Caracterización de los tipos de vegetación en la parte oriental del bloque 15
de Oxy. Informe.
Galacatos, K y R.Barriga . Relación de las comunidades de Peces de la parte baja con las de
la parte alta de la cuenca del río Napo. ( Estudio en Preparación).
Gery, J.R. 1972 Contribution a l'étude des poissons characoides del 'Equateur.- Acta
Huboldtiana, Series Geologica, Series Paleontologica, et Biologica, 2:1-110.
Gianotti, E. 1996. “Viajes por el Napo”. Quito.
Gilbert, R.J y T.Roberts 1972 A preliminary survey of the freshwater food fishes of Ecuador.
Project A.I.D./csd-2780,iii-49pp
Goossens. P.1970. Geología del Ecuador. Nota explicativa para el Mapa Geológico del
Ecuador.
Granizo, T., M. Guerrero, C. Pacheco, R, Phillips, M. B. Ribadeneira y L. Suárez. 1997. Lista
de Aves Amenazadas de Extinción en el Ecuador. UICN-Sur, CECIA, INEFAN,
EcoCiencia y BirdLife International. Quito. 31p.
Granizo, T., Pacheco, C.,Ribadeneira, M. B., Guerrero, M., Suárez, L. (Eds.). 2002. Libro
Rojo
de
la
aves
del
Ecuador.
SIMBIOE/Conservación
Internacional/EcoCiencia/Ministerio del Ambiente/UICN. Serie Libros Rojos del
Ecuador, tomo 2. Quito, Ecuador.
Groombridge, B. 1987. The Distribution and Status of World Crocodilians en Wildlife
Management. Crocodiles and Alligators (G.J. Webb, S.C. Manolis y P.J. Whitehead,
eds.) pp. 9-21. Surrey Beatty & Sons Pty. Limited. Sydney, Australia.
Gunkel, G. 1996. Limnología y protección de Ecosistemas Acuáticos. Escuela Politécnica
Nacional. Programa de Capacitación en Tecnología.
Harner, M. 1994. “Shuar: pueblo de las cascadas sagradas” Quito.
Harte, J. et. al. 1991. Toxics A to Z. University of California Press. L.A. California. USA.
Herbario Nacional del Ecuador (QCNE), Museo Ecuatoriano de Ciencias Naturales y
Fundación Jatun Sacha. 1988. Estudio de Flora, Vegetación, Impacto Ambiental de las
obras petroleras propuestas por Arco Oriente, Inc., en las provincias de Pastaza y Napo.
Informe presentado a la Dirección de Areas Naturales y Vida Silvestre-INEFAN.
Heyer, M. Donnelly, R. Mcdiarmid, L. Hayek & M. Foster, 1994. Measuring and monitoring
biological diversity. Standard methods for Amphibians. Smithsonian Istitution Press,
Washington D.C. 364 pp.
Hilton-Taylor, C. 2000. IUCN Red List of Threatened Species. The World Conservation
Union (IUCN). Gland & Cambridge.
Hines, T. Abercrobmbie, C., Percival, F., Woodward, A. 1986. Florida alligator: economics,
harvest, and conservations en Proceedings of the 7th Working Meeting of the Crocodile
Specialist Group, UICN-The World Conservation Union. Pp. 132-142. Gland
Switzerland.
Hines, T. and Rices, K. 1992. A Report On An Initial Survey Effort to Asses the Status of
Black Caiman Melanosuchus niger in the Amazon Region of Ecuador en Proceedings
of the 11th Working Meeting of the Crocodile Specialist Group, UICN-The World
Conservation Union. Vol. 1:168-175. Gland Switzerland.
Hines, T. and Rices, K. 1994. A Report on a Survey Effort to Asses the Status of Black
Caiman Melanosuchus niger in the Amazon Region of Ecuador. Report prepared for
Pablo Evans and the Wildlife Management Authority in Ecuador. Informe no
publicado.
Hylty, S. L. y W. L. Brown. 1986. A Guide to the Birds of Colombia. Princeton, NJ, USA.
Princeton University Press.
IBDF. 1986. Tortuga de río. Proyecto Protección y Manejo de los quelonios de la Amazonía.
Instituto Brasileño de Desenvolvimiento Forestal (IBDF), Informe, 9-27.
INAMHI. 1984 –2000. Anuario Meteorológico. Instituto Nacional de Meteorología e
Hidrología. Quito-Ecuador.
INAMHI. Inventario de pozos y vertientes de la República del Ecuador.
INEC. 1990.“Quinto Censo y Población y Vivienda” Quito.
INEC. 1996. “Cifrando y Descifrando Sucumbíos hacia el año 2000”. Quito.
INEC. 2001.“Sexto Censo de Población y Quinto de Vivienda”. Quito.
INEMIN – Misión Británica. 1986 – 1990. La Geología y Potencial Minero de la Cordillera
Real, Ecuador. Un resumen de los resultados del Proyecto Geológico Cordillera Real.
INEFAN, 1992 . Parque Nacional Yasuní, Subsecretaría Forestal de Recursos Naturales.
Folleto.
INEMIN. 1987. Mapa Geológico de las Provincias Orientales
INERHI – JUNAPLA – OEA. 1980. Geología Regional de la Cuenca de los Ríos Napo y San
Miguel. Escala 1 : 250.000.
Izquierdo, J., Nogales, F & Yánes., P. 2000. Análisis herpetofaunístico de un bosque húmedo
tropical en la amazonía ecuatoriana. Ecotropicos, pág 29-42.
Jaeger, R. & Inger, R. 1994. Standard Techniques for Inventory and Monitoring Quadrat
sampling. Pp 97 en W.R. Heyer et. al. eds. Measuring and Monitoring Biological
Diversity: Standard Methods for Amphibians. Smithsonian Institution Press
Washington.
Jaeger, R. 1994. Standard Techniques for Inventory and Monitoring Transect sampling. Pp
103-107 en W.R. Heyer et. al. eds. Measuring and Monitoring Biological Diversity:
Standard Methods for Amphibians. Smithsonian Institution Press Washington.
Jones, C., W. J. McShea, M. J. Conroy, and T. H. Kunz. 1996. Capturing Mammals. En D. E.
Wilson, F. R. Cole, J. D. Nichols, R. Rudran, and M. S. Foster. 1996. Measuring and
Monitoring Biological Diversity. Standad Methods for Mammals. Smithsonian
Institution Press. Washington. USA.
Jorgensen, P.M. & S. León. (Eds.). 1999. Catalogue of the Vascular Plants of Ecuador.
Missouri Botanical Garden Press. St. Louis Missouri U.S.A.
Jorgenson, J. P., 1996. Métodos directos para estimar el tamaño de las poblaciones de
mamíferos. Fundación Natura - Bogotá, pp. 87.
Jorgenson, J. P. Y M. Coello Rodríguez (Eds.). 2001. Conservación y desarrollo sostenible
del Parque Nacional Yasuní y su área de influencia. Memorias del Seminario-Taller
2001. Ministerio del Ambiente/UNESCO/Wildlife Conservation Society. Editorial
Simbio. Quito, Ecuador
Kunz, T. H. 1996. Methods of marking bats. En D. E. Wilson, F. R. Cole, J. D. Nichols, R.
Rudran, and M. S. Foster. 1996. Measuring and Monitoring Biological Diversity.
Standad Methods for Mammals.Smithsonian Institution Press. Washington. USA.
Kunz, T. H., D. W. Thomas, G. C. Richards, C. R. Tidemann, E. D. Pierson and P. A. Racey.
1996. Observational Techniques for Bats. En D. E. Wilson, F. R. Cole, J. D. Nichols, R.
Rudran, and M. S. Foster. 1996. Measuring and Monitoring Biological Diversity.
Standad Methods for Mammals.Smithsonian Institution Press. Washington. USA.
Lehmkuhl, D. 1979. How to Know the Aquatic Insects, The Pictured Key Nature Series,
Dubuque, Iowa. 168pp.
Letterman, R.D. 1999. Water Quality and Treatment. McGraw Hill.
Lips, K.R., J.K. Reaser y B.E. Young. 1999. El monitoreo de anfibios en América Latina.Un
manual para coordinar esfuerzos. The Nature Conservancy.
López, J.F., G. Agüero, A. C. Gómez, A. R. Ramírez, N. N. Salgado, G. F. Martínez, E. K.
Miranda, S. S. Colón, L. A. Arenas, C. B. Sánchez e I. W. Aguilar. 1985. Manual de
Ecología. Editorial Trillas. México.
Lynch, J.D. and W.E: Duellman. 1980. The Elutherodactylus of the Amazonian Slopes of the
Ecuadorian Andes (Anura: Lepterodactylidae). University of Kansas Museum of
Natural Hisotry, Miscellaneous publication No. 69.
Magurran, A. 1989. Diversidad Ecológica y su Medición. VEDRA. Barcelona, España.
Margules, C. Y M. Austin (Eds) 1991. Nature Conservation: Cost Effective Biological
Surveys and Data Analysis. CSIRO. Victoria, Australia.
Medem, Federico., 1983. Los Crocodylia de Sur América, VIII. Los Crocodylia de Ecuador,
107 - 111; mapa 6. Universidad Nacional de Colombia y Fondo Colombiano de
Investigaciones Científicas y Proyectos Especiales “Francisco José Caldas”
COLCIENCIAS.
Mejía, M.E. 1995. Ecología del caimán negro (Melanosuchus niger): estudios sobre
alimentación para la elaboración de dietas alimenticias en la Reserva de Producción
Faunística Cuyabeno. Tesis de licenciatura no publicada. Pontificia Universidad
Católica del Ecuador. Quito, Ecuador.
Merrit, R. 1988. An Introduction to the Aquatic Insects or North America. Second Edition.
Kendall/Hunt Publishing Company. 722 pp.
Ministerio de Energía y Minas de la República del Ecuador – Reino Unido de Gran Bretaña e
Irlanda del Norte. 1994. Geological and Metal occurrence Maps of the Northern
Cordillera Real Metamorphic Belt, Ecuador. Escala 1 : 500.00.
Ministerio de Recursos Naturales y Energéticos de la República del Ecuador. 1983, Mapa
Hidrogeológico del Ecuador.
Ministerio del Ambiente. 2006. Análisis de las Necesidades de Financiamiento del Sistema
Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador: Resumen Ejecutivo. TNC, CI, KFW, Fondo
Ambiental, EcoCiencia, Fundación Natura, USAID/Ecuador, UICN y Mente Factura.
Quito.
Misión Británica. CODIGEN. 1995. Mapa Geológico de la República del Ecuador.
Misión Británica. CODIGEN.1995. Mapa Técto Metalogénico de la República del Ecuador.
Mittermeier, R.A., P. Robles & C. Goettsch. 1997. Megadiversidad: los países
biológicamente más ricos del mundo. Quebecor Prining Inc. Quebec, Canada.
Munsell. 1990. Musell Soil Color Charts. Macbeth División of Kollmorgen Instruments
Corporation. Maryland. USA.
Muñoz, J., 1995. Clave de murciélagos vivientes en Colombia, EditorialUniversidad de
Antioquia, Colombia.
National Research Concil. 1986. Ecologycal Knowledge and Environmental ProblemSolving. National Academy Press. Washington, DC:
NATURA, 1992 a. Acciones de desarrollo y áreas naturales protegidas en el Ecuador. El
Parque Nacional Yasuní y la Reserva Biológica Limoncocha, Fundación Natura y la
Subsecretaria Forestal de Recursos Renovables. Fundación Natura, marzo 1992, QuitoEcuador.
NATURA, 1992 b. Parques Nacionales y otras áreas naturales protegidas del Ecuador.
Fundación Natura y la Subsecretaria Forestal de Recursos Renovables. Fundación
Natura, Pp:132. Quito-Ecuador 1992.
Neill, D. et. al. 1994. Flora del Parque Nacional Yasuní y de la Reserva Étnica Huaorani,
Lista preliminar de plantas en la Región Yasuní. Museo Ecuatoriano de Ciencias
Naturales, Herbario Nacional, Fundación Jatun Sacha, Missouri Botanical Garden.
Neill, D. et. al. 1999. Curso de Dendrología Tropical. Estación Biológica Jatun Sacha
Herbario Nacional del Ecuador,
Missouri Botanical Garden. Texto de
enseñanza.Normas ASTEM: ASTM D-2216, D-422, D-4318, D-2487.
Nowak, R. M. 1991. Walker’s Mammals of The World. Fifth Edition. Vol 1 y Vol 2. The
John Hopkins University Press. Baltimore and London.
Odum, E. 1975 Ecología. Quinta edición. Interamericana, Caracas Venezuela 1975.
Orcés-Villagómez, G. 1980 Contribuciones al conocimiento de los Peces del Ecuador. II
Distribución de algunos géneros de peces en los ríos ecuatorianos. Politécnica 5 (1):
53-63
Palacios, W. 1997. Composición, Estructura y Dinamismo de una Hectárea de Bosque en la
Reserva Florística El Chuncho, Napo, Ecuador. en: Mena et al. (Eds.). Estudios
Biológicos Para la Conservación. EcoCiencia. Quito. Pp. 299-305
Paladines A. 1989. Zonificación Geotectónica y Metalogenia del Ecuador. Mañana Editores.
Quito- Ecuador.
Paladines A. Rosero G. 1996. Zonificación Mineralógica de Ecuador. Láser Editores.Quito Ecuador.
Pearman, P. 1997. Correlates of Amphibian Diversity in an Altered Landscape of
Amazonian Ecuador. Conservation Biology Vol. 11, No. 5: 1211-1225.
Pearman, P.B., A.M. Velasco, y A. López. 1995. Tropical amphibian monitoring: a
comparison of methods for detecting Inter.-site variation in species composition.
Herpetologica 51: 352-337
Pesson, P. 1978. La Contaminación de las Aguas Continentales, Incidencia sobre la
Biocenosis Acuática. Ediciones Mundi- Prensa, 330pp.
Peters, J.A. 1960. Snakes of Ecuador. Proceedings of the United States National Museum.
Smithsonian Institution, Washington D.C:
Peters, J.A. 1967. The lizards of Ecuador, a check list and key. Proceedings of the United
States National Museum. Smithsonian Institution, Washington D.C: Vol. 119, Number
3545.
Peters, J.A. and B. Orejas Miranda. 1970. Catalogue of the Neotropical Squamata: Part I.:
Snakes. Ibid., 297: 1-347.
Peters, J.A. and R. Donoso Barros. 1970. Catalogue of the Neotropical Squamata: Part II.
Lizards and amphisbaenians. Bull. U.S. Natl. Mus. 297:1-293.
Pitman, N., R. Valencia & S. León-Yánez. 2000. Resultados. en: Valencia R., N. Pitman, S.
León-Yánez & P.M. Jørgensen (Eds.). Libro Rojo de las Plantas Endémicas del
Ecuador. Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Quito. Pp.15-20.
Plafklin, J. et al. 1989. Rapid bioassessment protocols for use in streams and rivers. Benthic
macroinvertebrates and fish. USEPA 444/4-89-001.
Pourrertt, P.1983. Los climas del Ecuador. Centro Ecuatoriano de Investigaciones
Geográficas. Documento de Investigación IPGH,No.4:87, 1983.
Pourrut, P. 1995. El Agua en el Ecuador. Corporación Editora nacional. Quito, Ecuador.
Rabinovich J.E. 1978.Ecologia de poblaciones animales, Instituto Venezolano de
Investigaciones Científicas, Caracas, Venezuela.
Ridgely, R. S. , P. J. Greenfield y M. Guerrero G. 1998. Una Lista Anotada de las Aves del
Ecuador Continental. Quito. CECIA.
Ridgely, R. S. y P. J. Greenfield. 2001. The Birds of Ecuador, Volume II, Field Guide.
Library of Congress Cataloging-in-Publication Data.
Rivadeneira M. Baby P. 1999. La Cuenca Oriente: Estilo Tectónico, Etapas de Deformación y
Características Geológicas de los Principales Campos de Petroproducción.
Rivas, A. 2001. PONCE Rommel. “Conservación y Petróleo en la Amazonía Ecuatoriana: un
acercamiento al caso huaorani”. Quito.
Roldán, G. 1988. Manual para el Estudio de los macroinvertebrados Acuáticos del
Departamento de Antioquía. Fondo de Colombia.
Roldán, G. 1989. Manual de Limnología. No. 17. Editorial Universidad de Antioquia.
Roldán, G. 1992. Fundamentos de Limnología Neotropical. Primera Edición. Editorial
Universidad de Antioquia.
Ron, S., 1995. Estudio poblacional del caimán negro Melanosuchus niger y del caiman blanco
Caiman crocodilus (Crocodylia: Alligatoridae) en seis lagunas de la Amazonía
Ecuatoriana. Tesis de grado, PUCE, Quito.
Rosenfeld, A.B. 1997. Reinventing the Well. Conservation International. Washington D.C.
USA.
Ross, C., Magnusson, W. 1989. Living Crocodilians en Crocodiles and Alligators (G.J.
Webb, S.C. Manolis y P.J. Whitehead, eds.) pp. 9-21. Surrey Beatty & Sons Pty.
Limited. Sydney, Australia.
Rudran, R., T. H. Kunz, C. Southwell, P. Jarman and A. P. Smith. 1996. Observational
Techniques for Nonvolant Mammals. En: D. E. Wilson, F. R. Cole, J. D. Nichols, R.
Rudran, and M. S. Foster. 1996. Measuring and Monitoring Biological Diversity:
Standad Methods for Mammals. Smithsonian Institution Press. Washington. USA.
Salvador, P. 1998. Patrones de movimiento de juveniles de Podocnemis unifilis
(Testudinidae:Pelomedusidae) en el Río Sábalo, amazonía ecuatoriana.Thorbjarnarson,
J.B. y A. Velasco. 1998. Venezuela's caiman harvest program. An historical perpective
and análisis of its conservation benefits. Wildlife Conservation Society, Working Paperr
N° 11:1-66.
Sánchez, L. Abarca, C. Bedia & I. Winfield. 1985. Manual de Ecología. TRILLAS.
México D.F., México.
Sauer Walther. 1965. Geología del Ecuador. Editorial del Ministerio de Educación.
Saul, W.G. 1975 An ecological study of fishes at a site in Upper Amazonian Ecuador.
Proceedings of the Academy of Natural Sciences of Philadelphia 127 (12) 93:134.
Sierra et. al. 1999. Propuesta preliminar de un Sistema de Clasificación de la Vegetación para
el Ecuador Continental. Proyecto INEFAN/GEF/BIRD y Ecociencia Quito/ Ecuador.
Sierra, R. (Ed.). 1999. Propuesta Preliminar de un Sistema de Clasificación de Vegetación
para el Ecuador Continental. Ministerio del Medio Ambiente, Proyecto INEFAN/GEFBIRF, Wildlife Conservation Society y EcoCiencia. Quito.
Sierra, R., F. Campos, y J. Chamberlin. 1999. Áreas Prioritarias para la Conservación de la
Biodiversidad en el Ecuador Continental. Un Estudio Basado en la Biodiversidad de
Ecosistemas y su Ornitofauna. Ministerio de Medio Ambiente, Proyecto INEFAN/GEFBIRF, EcoCiencia y Wildlife Conservation Society. Quito.
SIISE. “Sistema Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador” Versión 2.0. Quito 2,000.
Spellerberg, I. A. 1991. Monitoring Ecological Change. USA. Cambridge University Press.
Stebbins, Robert C. & Nathae W. Chen 1995. A natural history of anfhibians Princeton
university press, 41 william street, Princeton, new Jersey.
Stewart, D, y R, Barriga . Peces migratorios de la Alta Amazonía (Cuenca del río Napo
Ecuador).
Proyecto Financiado por National Geographic y National Science
Foundation. (En preparación)
Stewart, D.J., R.Barriga y M.Ibarra 1987. Ictiofauna de la cuenca del Río Napo, Ecuador
Oriental: Lista Anotada de Especies.Politécnica, Vol.XII, No.4:9-63. Quito.
Stull, R. 2000. Meteorology for Scientists and Engineers. Brooks/Cole.
Suárez, L. Y P.A. Mena 1994. Manual de métodos para inventarios de vertebrados terrestres.
Fundación EcoCiencia. Quito. 51 pp.
Telleria, J.,L. 1986. Manual para el Censo de los Vertebrados Terrestres, Editorial RaícesSantander, 5-28003, Madrid.
The Nature Conservancy. 1999. El monitoreo de anfibios en América Latina. Un manualpara
coordinar esfuerzos.
Tirira D. (Ed.). 1999. Mamíferos del Ecuador. Museo de Zoología. Centro de Biodiversidad y
Ambiente, Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Publicación Especial 2. Quito.
Tirira D. (Ed.). 2001.
Libro rojo de los mamíferos del Ecuador.
SIMBIOE/EcoCiencia/Ministerio del Ambiente/UICN.
Serie Libros Rojos del
Ecuador, Tomo I. Publicación Especial 4. Quito.
Torres, H. 1987. Técnicas para el manejo de la vicuña UICN/PNUMA, Santiago, Chile. 139
pp.
Ulloa, R. 1988. Plan de Manejo de la Reserva Biológica Limoncocha. Ministerio de
Agricultura y Ganadería, Dirección Nacional Forestal., Departamento de Areas
Naturales y Recursos Silvestres.
Ulloa, R. 1988. Plan de manejo de la Reserva Biológica Limoncocha. SUFOREN-MAG.
Valencia, R. 1997. Tamaño y distribución vertical de los árboles en una hectárea de un
bosque muy diverso en la amazonía ecuatoriana. En Estudios sobre Diversidad y
Ecología de plantas. Memorias del II Congreso Ecuatoriano de Botánica.
Vallejo, A., 1995. Estado poblacional, utilizaciòn de tipos vegetacionales y crecimiento de
Melanosuschus niger y Caiman crocodilus crocodilus (Crocodylia: Alligatoridae), en
Zancudococha y Cuyabeno, Amazonìa Ecuatoriana. Tesis de grado, PUCE, Quito.
Vallejo, A., y S Ron, 1994. Efectos de factores ambientales en conteos nocturnos de
caimanes: implicacioness en el monitoreo de poblaciones. En: Meorias de las XVIII
Jornadas nacionales de Biología, pp. 73-77. Universidad Técnica de Ambato. Ambato Ecuador.
Van Horne, B. 1983. Density as a misleading indicator or habitat quality. J. Wildl. Manage.
47:893:901.
Vásquez, R. 1997. Flórula de las reservas Biológicas de Iquitos, Perú. Missouri Botanical
Garden . St. Louis, USA.
Vitt, J. & Stella de la Torre. 1996. Guia para la Investigación de las Lagartijas de Cuyabeno.
Museo de Zoologia . Centro de Biodiversidad y Ambiente. Pontificie Universidad
católica del Ecuador. Monografía 1.
WCS. 2002. Curso de técnicas de muestreo de caimanes en las lagunas de Añangu y
Limoncocha. Amazonía ecuatoriana.
Werner, D. 1987. Manejo de la Iguana Verde en el Bosque Tropical. Interciencia. Vol. 12,
No. 5:226-229.WRI (World Resources Institute). 1998. World Resources 1998-1999.
Oxford University Press. New York.
Zimmerman, B.L. 1994. Audio strip transect. Pages 92-97 In W.R.Heyer, M.A Donnelly,
R.W. McDiarmid, L.C. Hayeck, and M.S. Foster (Editors). Measuring and Monitoring
Biological Diversity: Standard Methods for Amphibians. Smithsonian Institution Press,
Washington, D.C.

Documentos relacionados