historia del pensamiento economico: diferencias

Comentarios

Transcripción

historia del pensamiento economico: diferencias
HISTORIA DEL PENSAMIENTO ECONOMICO: DIFERENCIAS FUNDAMENTALES
ENTRE LA ESCUELA CLÁSICA Y KEYNESIANA.
1.- ESCUELA DE PENSAMIENTO CLÁSICA
Los Clásicos fueron los primeros autores que desarrollaron la ciencia económica,
nos referimos a aquellos economistas que escribieron sobre aspectos macroeconómicos
antes de 1936, entre ellos Adam Smith llamado “Padre de los Clásicos“, David Ricardo
y John Stuart Mill, como los más importantes.
Estos economistas enunciaron las leyes más generales del funcionamiento del
capitalismo, entre otras, la ley del valor-trabajo. Identificaron las leyes de la economía
capitalista como “leyes eternas” de toda organización social, mediante la acción de la
llamada “Mano Invisible del Mercado”. Sus análisis y debates se concentraron en torno
a la producción y distribución de la riqueza y las ventajas del libre intercambio y de la
división del trabajo.
1.1.- PRINCIPALES POSTULADOS
1.1.1.- LOS MERCADOS ESTÁN SIEMPRE EN EQUILIBIO
Para los clásicos, el nivel normal o de equilibrio de la renta en cualquier tiempo
era un punto de “Pleno Empleo”, es decir, un punto en que la producción real era igual
a la potencial y sólo los puntos de pleno empleo podrían ser posiciones de equilibrio
aún a corto plazo.
Esta economía clásica de equilibrio examinaba factores que determinaban el
nivel de producción con pleno empleo, así como otros niveles agregados importantes,
como el empleo, precios, salarios y tasas de interés a la producción de equilibrio.
1.1.2.- EL DESEQUILIBRIO DE RESUELVE EN FORMA AUTOMÁTICA
Identificaron leyes de la economía como “leyes eternas de toda organización
social, mediante la acción de la llamada Mano Invisible del Mercado”. Suponían que
fuera del punto de Pleno empleo existían fuerzas que no estaban en equilibrio y que
actuaban para llevar a la producción a ese mismo nivel de Pleno empleo.
1.1.3.- ENFASIS EN LA IMPORTANCIA DE
DETERMINAR LA RIQUEZA DE LAS NACIONES
FACTORES
REALES
PARA
El análisis clásico era principalmente un análisis real: el crecimiento de una
economía era el resultado del incremento del stock de los factores de producción
(FF.PP.) y de los avances en las técnicas de producción.
Argumentaban que la riqueza de las naciones no estaba fija, que cada país tenía
que descubrir sus ventajas relativas (ventajas comparativas) para poder dar paso al
libre intercambio y sin intervención estatal. Todos estos elementos de mentalidad
clásica se centraron en el análisis del crecimiento económico a largo plazo.
1.1.4.- EL ESTADO NO DEBE INTERVENIR CON POLITICAS ECONÓMICAS
Los economistas clásicos desconfiaban del gobierno y resaltaban la armonía del
interés individual y nacional cuando el mercado quedaba libre de las regulaciones
gubernamentales. Consideraban que sus políticas económicas eran innecesarias y
generalmente dañinas, con excepción de aquellas necesarias para garantizar que el
mercado siguiera siendo competitivo.
“Los aumentos del gasto público, a menos que fueran financiados con la
creación de dinero y, por consiguiente, con cambios en la política monetaria, no
afectarán ni el nivel de empleo ni el nivel de precios.”
“Si los proyectos de obras públicas se financiaban creando dinero, se vería
afectado el nivel de los precios y no los niveles de producción o desempleo”.
1.1.5.- LA VARIACIÓN DE PRECIOS ES FLEXIBLE (ANÁLISIS DEL VALOR)
El valor se consideraba como independiente de los caprichos del mercado. Los
precios nominales (o de mercado) podían fluctuar, pero el valor permanecía constante
e invariable.
Buscaban dar una explicación del comportamiento de los precios de mercado, y
además asegurar una base para medir el cambio económico agregado a largo plazo.
Dado que los precios de mercado eran demasiado volubles para medir
satisfactoriamente los cambios intertemporales en la producción, resultaba necesaria
una medida estable e invariable. Afirmaban que el “Trabajo” era “la Medida del Valor”,
ya que lo consideraban como un contribuyente básico u original al progreso
económico.
1.1.6.- EL DESEMPLEO ES VOLUNTARIO
El análisis clásico del mercado laboral se caracteriza porque supone que este
funciona bien. Tanto las empresas como los trabajadores individuales alcanzan su nivel
óptimo. Todos poseen información perfecta sobre los precios relevantes. No existen
barreras para el ajuste de los salarios monetarios; el mercado se despeja.
1.2.- PERSONAJES SOBRESALIENTES
1.2.1.- ADAM SMITH: (1723-1790).
Economista escocés, iniciador de la escuela clásica. Comienza a estudiar
Filosofía moral, aunque pronto se interesa por la economía política. Se educa en las
universidades de Glasgow y Oxford. Fue profesor en la universidad de Edimburgo
(1748) donde enseña Retórica y Literatura; de esta época data su amistad con David
Hume, que tanta influencia ejercerá en su pensamiento. En Glasgow es profesor de
Filosofía moral durante 13 años. En 1759 publica su primer libro: Teoría de los
sentimientos morales.
En 1764 abandona sus actividades universitarias y se marcha a Francia, donde
tiene ocasión de conocer a los fisiócratas que influyen decisivamente en sus ideas. De
vuelta a Escocia, se dedica por espacio de 10 años a componer su obra principal:
Investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones (1776). Es
nombrado comisionado de aduanas (1777) y rector de la universidad de Glasgow
(1787).
En Smith se aprecian unas condiciones especiales para analizar la realidad
económica, aunque en muchos casos denota una falta de rigor científico, propia de su
espíritu práctico.
A pesar de lo burdo de sus razonamientos, Smith se nos presenta como el
primer economista profesional. Su aportación supone un cambio en la orientación de la
Economía política, hasta entonces dominada por los planteamientos mercantilistas.
1.2.2.- ROBERT THOMAS MALTHUS: (1766-1834).
Economista liberal inglés, conocido por su teoría sobre la población. Estudia
Filosofía y teología en la universidad de Cambridge (1780), haciéndose pastor
anglicano. Durante algunos años regenta una parroquia rural, al mismo tiempo
desempeña un cargo en la universidad, y el de profesor de Economía política en el
colegio de la Compañía de las Indias Orientales en Haileybury, cerca de Londres.
Sus principales obras son: Ensayo sobre los principios de la población (1798) y
Principios de Economía política.
Malthus se muestra demasiado pesimista en sus estudios sobre la población, ya
que no cuenta con los descubrimientos técnicos. En estos estudios señala que los
alimentos crecen en una progresión aritmética, mientras que los hombres se
reproducen bajo una ley de carácter geométrico. La explicación que da es muy
sencilla: Los alimentos se rigen por los rendimientos marginales decrecientes de la
tierra y, por otro lado, el apetito sexual es incontrolable, dadas las condiciones de la
naturaleza humana. Además de su tesis sobre la población, es de gran interés su
teoría de la demanda agregada.
1.2.3.- DAVID RICARDO: (1772-1823).
Economista liberal inglés. Hijo de una familia judía, de origen holandés,
emigrada a Inglaterra. Se convierte al anglicanismo debido a su matrimonio (1793).
Aunque de formación científica deficiente, pronto aprende el mecanismo del
funcionamiento bancario y de la bolsa, gracias al trabajo realizado bajo las órdenes de
su padre, este último era un prestigioso empresario. Llega a reunir una gran fortuna,
como consecuencia de su actuación en la banca de Londres. Al final de su carrera se
retira de los negocios para dedicarse a escribir. Miembro de la cámara de los comunes,
donde actúa con gran prestigio. De sus obras pueden resaltarse: Principios de
Economía política y tributación (1817) y Ensayo acerca de la influencia de las leyes de
cereales y de las ventajas de su eliminación (1815).
Se caracteriza por usar el método deductivo, a la vez que considera la realidad
social. Su postulado fundamental es la defensa de la libertad, que le lleva a un sistema
económico capitalista, caracterizado por la no intervención del estado en la economía,
el comercio internacional libre de aduanas y la determinación de precios por relación
entre oferta y demanda.
David aporta algunas ideas interesantes: teoría del valor del trabajo, teoría de
los costes comparativos del comercio internacional y determinación de la renta de la
tierra. Sus escritos aventajan en precisión lógica y rigor teórico a los de Adam Smith.
1.2.4.- JOHN STUART MILL: (1806-1873).
Pocos economistas o filósofos políticos pueden haber tenido jamás una
preparación más profunda y completa para su carrera intelectual que la que tuvo John
Stuart. Desde su más tierna edad tuvo como maestro a su padre, James Mill,
economista notable en su época.
A la edad de ocho años, el joven Mill leía los clásicos griegos en la versión
original y a los trece comenzaba a trabajar sobre la obra de Smith y de Ricardo. Más
tarde había de observar John Stuart Mill que esta notable educación - que cubría las
principales ramas del conocimiento – le había dado veinticinco años de ventaja sobre
la mayoría de sus contemporáneos.
En 1823, después de abandonar sus primeros planes de estudiar Derecho, Mill
se empleó en la East India Company. Aquí Mill trabajó durante varios años contando
siempre con el asesoramiento de su padre, ya que éste último trabajaba en la misma
empresa. Sin embargo, John no compartía los mismos postulados de su padre, quien
apoyaba la idea de aplicar a la India la doctrina ricardiana y la utilitarista con un
programa masivo de reforma.
Entonces, se puede concluir que su trabajo junto a su padre no influye en su
pensamiento clásico. Por el contrario, la influencia más poderosa en el desarrollo de su
pensamiento fue su esposa Harriet Taylor, él consideró que su influencia fue vital para
su replanteamiento de los postulados clásicos y para su intento de reformular la
economía política en términos más esperanzadores para la mayoría del género
humano.
2.- PENSAMIENTO KEYNESIANO
En los años treinta el mundo sufre la peor crisis económica de los tiempos
modernos, cifras alarmantes de desempleo a nivel mundial, cae abruptamente el
precio de las exportaciones de materias primas por un alarmante descenso en la
demanda de los países industrializados, crisis que tubo una reacción en cadena en todo
el mundo, y que nadie en ese entonces se podía explicar. Hasta la aparición de una
revolucionaria teoría planteada por el británico JOHN MAYNARD KEYNES, teoría que
más tarde se transformó en todo un movimiento revolucionario.
A continuación se hará mención de las principales características de la teoría
keynesiana. Postulados que revolucionaron el funcionamiento que en aquel momento
tenía la economía.
2.1.- POSTULADOS ESENCIALES:
2.1.1- IMPORTANCIA DE LAS POLÍTICAS:
la teoría económica dominante desaprobaba toda intervención del gobierno
argumentando que éstas sólo provocarían mal funcionamiento y marcadas
fluctuaciones. El pensamiento Keynasiano revolucionó al actual porque entregaba la
más sólida y lúcida teoría acerca de la causa de la crisis, argumentando que ésta fue a
causa de la inestabilidad en la confianza de los inversionistas, y que una participación
más directa del gobierno mediante aplicación de políticas, ya sea, fiscal o monetaria
ayudarían a motivar la demanda agregada y a disminuir el desempleo.
2.1.2.- LOS SALARIOS NOMINALES NO SE AJUSTAN CON SUFICIENTE
RAPIDEZ
Como para mantener el equilibrio en el mercado laboral. El pensamiento Keynesiano
deja los salarios nominales fijos sin negar que cambian en el largo plazo. Los precios
son fijos.
2.2.- PRINCIPALES REPRESENTANTES
2.2.1.- MODIGLIANI, FRANCO: Economista Italiano (nacionalizado estadounidense),
premio Nobel de Ciencias Económicas en 1985 por sus teorías sobre economía nacional
y el financiamiento de los mercados bursátiles.
Le interesaban particularmente las explicaciones de Keynes acerca de las fluctuaciones
de la economía entre ciclos de prosperidad y depresión. Modigliani aplicó estos
modelos de fluctuaciones económicas de los individuos en la llamada “hipótesis del
ciclo vital”.
En colaboración con el economista estadounidense Merton H. Miller desarrolló también
teorías muy influyentes sobre la economía de empresa.
Modigliani y Miller sostenían que los inversores prestan atención a los beneficios que
esperan obtener a largo plazo que al tamaño y estructura de su deuda.
2.2.2.- TOBIN, JAMES: Economista y político estadounidense, premio Nobel de
Ciencias Económicas en 1998. Ganó prestigio por su explicación sobre cómo
determinados elementos de las políticas económicas nacionales (como las alteraciones
fiscales y bonos del estado) afectan al ahorro y al gasto de los consumidores.
Durante su larga estancia en Yale, Tobin elaboró las innovadoras teorías que le
valieron la concesión del Premio Nobel.
Una de sus contribuciones capitales a la economía fue la teoría de selección de cartera,
que analiza cómo los cambios en los mercados financieros influyen en el gasto y en el
ahorro de los consumidores.
Exponente de la nueva economía, basada en las teorías del economista John Keynes.
Autor del concepto del factor q, parámetro que mide la relación entre el valor de los
activos en el mercado y los costos por sustitución.
Entre las numerosas publicaciones de Tobin, destacan Macroeconomía (1971)
Consumo y Econometría (1975) y Teoría y Política (1982).
2.2.3.- KEYNES, JOHN MAYNARD: (1883-1946), Economista británico. Sus ideas
están basadas en una nueva escuela de pensamiento económico denominada
keynesianismo o “ nueva ciencia económica”.
Desde 1906 hasta 1908 trabajó en la oficina de la India del gobierno británico;
finalizada aquélla, fue representante de su país en la conferencia de Paz de París
(1919). En el transcurso de ésta se opuso a los términos económicos establecidos por
el tratado de Versalles y renunció a su puesto, para después escribir Las consecuencias
económicas de la paz (1919).
Durante la década de 1920 impartió clases en Cambridge y escribió obras en las que
ya se iba perfilando la que sería su doctrina: Tratado Sobre probabilidades (1921) y
Tratado Sobre el Dinero (1930).
Keynes analizó con detenimiento los problemas relativos a las depresiones prolongadas
en la Teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero.
En 1942 recibió el título de barón Keynes de Tilton.
John Maynard Keynes falleció el 12 de abril de 1956 en Firle.

Documentos relacionados