DISCURSO DEL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO, DR

Transcripción

DISCURSO DEL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO, DR
DISCURSO DEL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO, DR. ERUVIEL ÁVILA
VILLEGAS, DURANTE EL ACTO DE ENTREGA DEL PROGRAMA “ESCUELAS DE
CALIDAD”, EFECTUADO EN LA UNIDAD CULTURAL DE LA SECCIÓN 17
(AUDITORIO DEL SNTE).
Zinacantepec, México, 13 de marzo de 2012.
Quiero saludar con mucho afecto, con una gran estima a quienes son el corazón de todo el
sistema educativo en México, y especialmente en el Estado de México: a las maestras, a los
maestros, a los directores, a las autoridades administrativas escolares, que hoy están aquí.
Gracias por darnos estos minutos o estas horas de su atención. Seguramente hubo traslados y
tuvieron que invertir tiempo para poderse trasladar a este bonito recinto cultural educativo, que
hoy nos abre sus puertas.
Pero les quería saludar, quería platicarles de los planes, de las acciones que en materia educativa
vamos a realizar, trabajando en equipo con el gobierno Federal, el gobierno del Estado de México,
los municipios, en coordinación con el magisterio en sus dos sistemas, tanto federalizado, como
estatal; y lo que vamos a trabajar, junto con ustedes, en equipo, con los padres de familia, que
forman y juegan un papel muy especial en todo este proyecto.
Y quiero, en forma destacada, saludar y dar la más cordial bienvenida al ingeniero Daniel
Hernández Ruiz, quien es coordinador nacional del programa de Escuelas de Calidad, y en este
acto representa al señor maestro Francisco Ciscomani, subsecretario de Educación Básica de la
Secretaría de Educación Pública.
Ingeniero Hernández Ruiz, esta es su casa. En el Estado de México le recibimos con el afecto y
respeto que usted se merece. Lléveles, por favor, un saludo muy afectuoso al señor Secretario y al
Subsecretario de Educación Pública Federal.
Quiero agradecerle ampliamente al señor Presidente Municipal, quien siempre nos recibe con una
generosa anfitrionía, a Gustavo Vargas Cruz.
A nuestros dirigentes, a nuestro anfitrión, insisto, que nos abre las puertas de este majestuoso
espacio cultural, que amablemente nos lo ofrece, el maestro Lorenzo Roberto Gusmán Rodríguez,
Secretario General de la Sección 17 del SNTE, en este gran Valle de Toluca.
Gracias, maestro.
Agradecer la presencia del Secretario General del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de
México, el maestro Roberto Espiridión Sánchez Pompa.
Maestro, muchas gracias por todo el respaldo, por toda la solidaridad.
Gracias a nuestro dirigente de la Sección 36 del Valle de México del SNTE, maestro Alberto
Hernández Meneses. Muchas gracias.
Saludo a los diputados locales y federales: Ignacio Rubí, Jorge Álvarez Colín. Muchas gracias;
A todas y a todos ustedes, gracias por acompañarnos en este importante evento.
Estoy muy contento de encontrarme con mis amigas, mis amigos mexiquenses, que están haciendo
su mejor esfuerzo para transmitir sus conocimientos, su talento, sus valores a las generaciones del
mañana.
Una de las mejores contribuciones que como sociedad les podemos hacer a nuestros niños, a
nuestros jóvenes, es precisamente la posibilidad de desarrollarse, de superarse, de salir adelante.
En el Gobierno del Estado de México lo tenemos muy claro: la educación es básica para el
desarrollo personal y colectivo de nuestra sociedad.
Y por ello, el día de hoy refrendamos nuestro compromiso por onceavo año consecutivo con la
educación de los mexiquenses, mediante este programa de Escuelas de Calidad.
Es un programa, como ustedes saben, que inició actividades en el 2001, con el propósito de
contribuir a mejorar el logro académico de los estudiantes y beneficiar a escuelas públicas de
educación básica en todos sus niveles y modalidades.
Es un orgullo, además, que en el Estado de México sea la entidad con el mayor número de
escuelas incorporadas a este programa, y con el mayor presupuesto también de este programa,
para aportarse a este modelo educativo, a este programa, que ha sido de gran éxito.
Durante este ciclo escolar 2011-2012, se incorporaron mil 264 escuelas a las ya más de 5 mil que
había, lo que nos da un total de 6 mil 300 escuelas mexiquenses con excelencia educativa.
La inversión --subrayo, que no es un gasto, es una inversión, lo subrayo nuevamente--, asciende a
233 millones de pesos, con recursos de la federación y del Estado de México.
Pero aquí yo quiero detenerme un poquito, y si bien reconocemos los esfuerzos, como siempre lo
he hecho, el apoyo generoso del gobierno federal a través de las diferentes secretarías, y
especialmente de la Secretaría de Educación, yo siempre hablo --cuando hablo de recursos-- de
recursos del pueblo, porque los gobernantes lo que hacemos es administrar los recursos de la
gente.
Ustedes nos ponen en estos cargos, ustedes pagan impuestos, y muchos mexicanos más, y esos
recursos deben devolverse a la comunidad en diferentes obras, programas, acciones, hospitales,
etcétera.
Así es que quiero decirles que los recursos que ustedes le confían al gobierno federal y al gobierno
estatal, están muy bien invertidos en este programa de Escuelas de Calidad.
Así es que es un recurso, insisto, del pueblo, aunque el mérito a la instancia federal, a la instancia
municipal y a los municipios, claro que es importante tomarse en cuenta.
Este presupuesto será entregado a las escuelas. Como ustedes saben, ya empezamos ahorita, le
entregamos a los maestros: Ángel, Rocío, Jesús, Jorge, entre otros, sus recursos correspondientes,
para el fortalecimiento académico y directivo: compra de equipo técnico, libros, útiles, materiales
escolares y didácticos; el uso y aprovechamientos de la tecnología de la información y la
comunicación; rehabilitación; acondicionamiento; mantenimiento; construcción y ampliación de
espacios educativos. También para adquisición de mobiliario.
Estoy seguro que todas las escuelas beneficiadas habrán de utilizar estos recursos para bien de la
educación de nuestros niños, pero principalmente en beneficio de sus instituciones educativas.
Mi reconocimiento, muy especial reconocimiento merecen las maestras, los maestros, que a lo
largo y ancho del estado son parte de este importante reto que tenemos por delante.
El maestro, la maestra, es el mejor canal para transmitir la experiencia social, es quien rescata el
esfuerzo y los valores para transmitirlos con convicción a cada nueva generación.
Su vocación y su esfuerzo diario, son un ejemplo para nuestra comunidad, y una razón de peso
para mirar el futuro con optimismo.
Me queda muy bien claro que el esfuerzo de las maestras, de los maestros, quienes tienen su
grupo, quienes son directores, quienes son supervisores, no concluyen su labor cuando suena la
chicharra de la escuela; ustedes siguen trabajando.
Me ha tocado ver, conocer casas de maestras y de maestros, en donde el comedor de la familia
está lleno de exámenes, de trabajos manuales que están revisando, o de boletas; y eso habla de la
convicción de las maestras y de los maestros.
Por eso, les quiero hoy reiterar mi reconocimiento y especial gratitud por su entrega, por su
pasión, por su dedicación.
Les debemos mucho, maestras y maestros. Por eso, cuando se habla de las circunstancias que
vivimos en México en temas educativos, yo siempre me opongo a responsabilizar solamente a un
sector. Lo bueno, lo malo de los temas educativos que hoy tengamos, es responsabilidad de todos,
desde la familia, los padres de familia, los alumnos, los maestros, los gobiernos; todos tenemos un
papel importante qué hacer en materia educativa y todos somos corresponsables, en la medida en
que a las maestras, a los maestros les demos mejores condiciones para poder trabajar, para
poderse preparar.
Yo estoy cierto también que eso se va a traducir en beneficios para la mejor educativa en nuestros
país.
Quiero también aquí reconocer a los padres de familia. Hay sociedades de padres de familia aquí -alcen la mano, por favor--. Muchísimas gracias a las sociedades de padres de familia que
amablemente nos acompañan este mañana.
Y quiero decirles que ustedes tienen un mérito también muy especial. Miren, quienes somos
servidores públicos, empezando por el gobernador, la gente nos paga, la gente nos pone
generosamente y a parte hasta nos paga nuestras quincenas. Es nuestra obligación lo que hacemos;
no hacemos ningún favor, vale la pena referirlo. Pero las sociedades de padres de familia, cuántas
veces no han tenido hasta problemas de tipo familiar por estar atendiendo el tema de las
sociedades de padres.
Ya estoy escuchando al esposo que le dice: “Ya vas otra vez allá, al Municipio” Y sí, va con el
diputado; va al Gobierno del Estado a gestionar beneficio, y a veces descuidando a los hijos,
descuidando a la familia, y no descarto que hasta –que no deseo, claro-- uno que otro divorcio por
ahí, por andar atendiendo los temas de las escuelas.
Padres de familia, ustedes no son héroes desconocidos. Son héroes con rostro, con alma, con
corazón, en favor de la educación.
Por eso, me voy a coordinar con nuestros dirigentes magisteriales en el Estado de México, para
que podamos instituir en la entidad formalmente el Día de la Sociedad de Padres de Familia, en
reconocimiento a todas y a todos ustedes.
Y quiero platicarles --y por eso les quería ver, además de entregarles, en nombre de la Federación,
de la SEP y del Gobierno del Estado, estos apoyos, porque insisto lo hacemos en equipo, vale la
pena referirlo-- de otros programas más que vamos a impulsar, para que me ayuden a correr la
voz, si ustedes aceptan colaborar con el gobierno del estado en estos programas que les voy a
anunciar en un momentito rápidamente.
Antes de anunciar los programas, yo quisiera pedirle de favor formalmente al secretario de
Educación del estado, que en coordinación con la Coordinación de Escuelas de Calidad del
Programa Nacional, podamos encontrar alternativas para hacerlo más ágil --lo digo con respeto,
hay que ser propositivos y empiezo por el gobierno del Estado--, menos burocrático y menos
problemático.
Venir de un municipio me permitió conocer y tratar y vivir la realidad del municipio de sus
escuelas, por ejemplo. Los padres de familia me lo decían: “Oye, necesitamos presentar un
programa; necesitamos presentar no sé qué cotización; necesitamos presentar la hoja rosa y la
hoja verde. Ya fuimos nos lo regresaron”
Yo sé que no es cuestión de la autoridad, tal vez la normatividad es muy estricta, tal vez está muy
exagerada. Pero yo les ofrezco que el próximo año, cuando estemos entregando esos recursos de
Escuelas de Calidad, será más ágil, y con eso voy a empezar mi mensaje, Antes eran, por así
decirlo, diez requisitos, pues ahora nada más nos fuimos a cinco requisitos, y vamos por más.
Hay que simplificar las cosas. Si las hacemos, hacerlas con ganas y muy bien.
Por ejemplo, hablando de requisitos, me es grato informarles a los padres de familia, a las
maestras, maestros, a todos, que en aquellas inscripciones, por ejemplo, de primaria, de segundo
año en adelante, ya no se va a pedir el acta de nacimiento original o la copia certificada. Si ya
ustedes la entregaron desde un principio, pues ya es la obligación es, en este caso, de la Secretaría
de Educación del Estado, conservar sus expedientes.
¿Y para qué los hacemos gastar en copias certificadas? ¿Cuánto cuestan? 54 pesos, y si tienen tres
o cuatro hijos, ya se fueron ahí mínimo 150 y tantos pesos. ¡Ah! ¿Y cuánto tiempo les llevó estar
en el Registro Civil? Bueno, pues ahora bastará con una copia simple de su acta de nacimiento.
¡Gracias a los maestros por ayudarnos a aterrizar este programa!
Los certificados médicos.- Yo conozco la historia: van al centro de salud o al dispensario médico, y
finalmente en varios de los casos terminan cobrándose el certificado. ¿Cuánto? 70 pesos, 50 pesos,
80 pesos, y pues a ver dónde sale más barato. ¿Y qué hacen? Estetoscopio, el corazón. “Está bien
su niño. Notificado” Hay que ser autocríticos y ser honestos en este tema. Este no es un
certificado médico, y les costó tiempo y les costó dinero.
¿Qué vamos a hacer ahora? Vamos a alargar, con la colaboración de nuestros maestros, desde
luego es muy importante la colaboración de nuestros dirigentes magisteriales, de las autoridades
escolares; vamos a alargar la entrega de este certificado, para que pueda ser desde la inscripción o
dentro de seis meses. Vamos a firmar las letras correspondientes, para que los centros de salud
les hagan su certificado. Y vamos a poner especial atención: que no se cobre certificado alguno.
Para eso están los centros de salud.
Si hubiera algún caso de un niño que ya sabemos que está malito, que tiene algún padecimiento, del
corazón o qué se yo --digo, ni lo quiera Dios, pero llega a pasar--, pues luego, luego se le atiende
en forma inmediata. ¿Sí me explico?
La idea es que se haga ese chequeo, una especie de chequeo, pero con más detenimiento, con más
calmita, hasta que le puedan poner sus vacunas, etcétera, etcétera. La idea es que estos
certificados realmente sean certificados médicos.
Y así, como este tipo de cosas, vamos a implementar para hacer más práctica la inscripción y su
instancia en las escuelas.
Y comento rápidamente. Ayúdenme a correr la voz, por favor, ayúdenme a instrumentar este
programa. Los miembros de las escoltas de las escuelas, sea abanderado, sea el sargento, sea el
custodio, entre otras, van a recibir un reconocimiento. Para custodiar nuestro Lábaro Patrio, no
es fácil, y ustedes lo saben, maestros, se requiere disciplina, esfuerzo, dedicación, buen promedio.
Les vamos a apoyar con 500 pesos cada bimestre, para completar 2 mil 500 pesos, a cada alumno
de las escoltas de las escuelas.
Este recurso es un monedero electrónico que se podrá canjear en algunos supermercados y
podrán adquirir desde alimentos, ropa, algún juguete --¿por qué no?-- para nuestro niño.
Es de las escoltas, es de nuestros niños, se lo han ganado y su gobierno del estado les reconoce
este esfuerzo. Y si me ayudan a agilizar este programa, pues yo ya estoy listo con los recursos, y la
próxima semana ya podemos empezar a entregar estos apoyos a nuestros alumnos.
Banda de Guerra.- Las bandas de guerra, tan emotivas, tan gallardas. Se requiere disciplina, se
requiere esfuerzo, dedicación, para formar parte de una banda de guerra.
Vamos a apoyarle con aproximadamente, a toda la banda de guerra, 15 mil pesos para renovar sus
instrumentos, que el trombón, que el tambor, el flautín, qué sé yo; pero aparte, cada miembro de
la banda habrá de recibir también un estímulo económico a través de estos monederos
electrónicos, canjeables en un supermercado, para que puedan comprar lo que quieran. Este
apoyo será de 300 pesos bimestrales, para completar mil 500 pesos, a las bandas de guerra.
Mi saludo a todas ellas.
Vamos, y esto ya es una realidad, ustedes me ayudan a hacer los trámites, que son muy rápidos,
muy prácticos. Sabe muy bien el Secretario de Educación, Raymundo Martínez, que es muy eficaz,
entiende y se apasiona con estos temas, que no me gustan a mí los papeleos, los trámites
"burrocráticos", diría yo, requerimos practicidad para agilizar estos programas.
Desayunadores escolares.- Vamos a apoyarles también con un monedero electrónico, para que
puedan canjear en el supermercado, ya sea utensilios o algo de despensa, o que las cazuelas, que
hace falta una estufa, que el refrigerador ya no sirve, equivalente a 10 mil pesos por cada
desayunador escolar. A entregarle sus cofias, sus batas a todas las que integran estos comedores.
¿Aquí hay alguien que integre comedor escolar, por cierto? Quiero decirles que qué rico cocinan.
Me llegó a tocar comer tacos al pastor de soya, cochinita pibil de soya, tortitas de amaranto,
riquísimo. Y después, si nos ponemos de acuerdo, me invitan un taquito, se los voy a agradecer
muchísimo.
Vamos por los útiles escolares. Fue un programa que implementamos en Ecatepec, que en su
momento se llevó a cabo, lo estamos retomando ahora a nivel Estado de México, y voy a atender
lo que ustedes me han dicho, mamás, que no se entreguen después de iniciado el ciclo, ¿por qué?
O ya compraron los útiles o no eran los que les pedían.
Entonces, estamos haciendo un esfuerzo, el secretario de Educación está aplicándose, para que
podamos tenerlos antes de que termine el ciclo escolar. Reconozco que no es toda la lista oficial,
ruego su comprensión, pero como una señora me dijo una vez: “Oye, Eruviel, algo es algo, y todo
es ayuda”
Y estos útiles se habrán de entregar antes de que termine el ciclo. La idea es que sean útiles que
sean útiles, útiles de calidad. Porque luego también ahí recibimos unas quejas de que los cuadernos
se andaban rompiendo y que ya se andaban deshojando. Hombre, si se va a entregar algo, que sea
bueno. Preferible poco, pero con calidad.
Y un gran favor, autoridades sindicales, autoridades escolares, ojalá nos ayuden para que estos
cuadernos que vamos a entregar, se forren nada más con plásticos. Les voy a decir por qué.
Cuando los vean, van a entender por qué. Ahí vienen imágenes de los municipios, por ejemplo, de
la Región de los Volcanes, del Xinantécatl de Toluca, de las pirámides, de regiones hermosas del
Estado de México, culturales, turísticas. Y es importante que los niños se involucren con estas
regiones de nuestra entidad.
También participarles que vamos a trabajar fuerte en el equipamiento de laboratorios de cómputo.
Aquellos que ya tengan su laboratorio, que con trabajos lo hicieron --y mi reconocimiento a la
labor que hacen los padres de familia--, que ya están sus computadoras en desuso o que esté
hecho, pero hagan falta computadoras, vamos a empezar con un primer paquete para estos
laboratorios, para apoyar su equipamiento; claro, con su “no break”, con su impresora, con su
mesita y con su silla, porque a veces se da la computadora, pero dónde sentamos a los niños y
dónde ponemos la computadora.
Así es que es muy importante acercar estas nuevas tecnologías a los alumnos.
Y algo muy noble, algo muy bonito: la educación especial.
¿Alguien representa aquí alguna escuela de educación especial, CAM o USAER? Les saludo con
afecto. Y quiero decirles que vamos a echarle muchísimas ganas a los temas de educación especial,
especialmente vamos a equipar sus laboratorios de cómputo.
Y en aquellos lugares donde tengamos niños con ceguera, que estudian y le echan muchas ganas,
pero con ceguera, ya estamos investigando un modelo de computadora, en donde el niño puede
involucrarse con las tecnologías sin necesidad de ver, con teclados braille, con impresoras braille.
Yo no quiero que las circunstancias físicas afecten la formación de un alumno.
Pero además, a nuestros niños con discapacidad, con circunstancias económicas difíciles, van a
recibir también su beca, su monedero electrónico bimestralmente, porque son niños que merecen
de mucho cuidado, de una muy buena alimentación y de una muy buena atención.
Especialmente nuestros niños cáncer, nuestros niños con SIDA, nuestros niños ciegos. Ellos, así les
digo desde ahorita, soy ya padrino de ellos, y voy a estar muy al pendiente de estos pequeñitos,
que merecen salir adelante, y vamos a demostrar que sí se puede, independientemente de que a
veces tengan barreras físicas o limitantes de salud.
Claro que sí lo vamos a lograr.
Sillas para zurdos. Yo sé que a lo mejor el programa puede ser nuevo para algunas de ustedes. En
Ecatepec implementé un programa de sillas para zurdos, ahí desarrollamos las sillas, para que
quienes son zurdos, no se afecten su espaldita, su columna, su cuello.
Tengo testimonios documentados de cuando a un niño le damos silla para zurdos, trabaja mejor,
se concentra mejor. Ayúdenos con el padrón de cuántos niños zurdos tenemos por escuela. Ya
están las sillas, es cuestión de que nos avisen, y con mucho gusto gradualmente empezaremos a
hacer las entregas correspondientes.
Así como éstos, vienen muchos programas más, y termino con uno, que es el de los jóvenes de
preparatoria y superior. Sea una institución del estado o sea el de la UNAM, mi alma máter, sean
de la máxima casa de estudios del Estado de México, la UAEM, vamos a hacer un concurso, y las
chavas y los chavos más adelantados de prepa y de universidades, estamos hablando de 10 mil, no
es un número corto, que habrán de recibir su laptop gratuita, para que puedan estudiar y puedan
echarle más ganas.
En la educación no se gasta, en la educación se invierte. Estos programas, amigas y amigos,
maestros, padres de familia, autoridades, son una realidad.
Hoy me da mucho gusto que ante ustedes pueda anunciarles estos nuevos programas, y desde
mañana mismo corramos la voz y podamos estar haciendo ya los padrones, y haciendo las listas
correspondientes.
Y una cosa sí les digo con mucha claridad: claro que estos programas sí están condicionados, sí,
están condicionados para que nuestros niños le echen más ganas a la escuela; están condicionados
para que nuestros niños crezcan felices, y para que tengan realmente oportunidades de ser alguien
grande el día de mañana.
De ahí en fuera, no hay ninguna condición, son programas de la gente, son programas de los niños,
son programas con recursos del pueblo. Si ustedes me pusieron aquí en este cargo, lo menos que
puedo hacer es corresponderles con hechos, con resultados y con este tipo de acciones para
beneficio de la educación.
Concluyo dándoles las gracias, ampliamente les doy las gracias a todas y a todos ustedes por su
colaboración, por lo que han hecho, por lo que están haciendo y para poder concretar esos
programas, que sin ustedes no podríamos hacerlos una realidad.
Salúdenme, por favor, a sus niñas, a sus niños. Díganles que les mando un abrazo, un besito, que
trabajamos por ellos y que son nuestra razón de ser, y por eso estamos aquí.
Yo me quedo por si hay alguna petición, algún documento, con mucho gusto los recibo.
¡Que Dios les bendiga a todos!
Muy amables.

Documentos relacionados