Sexenio revolucionario

Transcripción

Sexenio revolucionario
Antonio Vegas García
Sexenio Revolucionario
En Septiembre de 1868, se va a iniciar una revolución conocida como “la gloriosa”. La
flota de Cádiz al mando de Topete se sublevó, la revolución se inició al grito de “viva España
con honra” (Topete, Prim y Serrano). En la batalla de Alcadea el 28 de Septiembre de 1868, la
tropas reales son derrotadas. Serrano se dirige hacia Madrid, la reina huye a Francia, y en
Madrid una Junta revolucionara asume el poder hasta Octubre, en el que se formó un
gobierno provisional.
Causas de la revolución
-
Agotamiento del moderantismo
Agotamiento de la monarquía de Isabel
Crisis Económica
A esto se suman los intereses políticos, sociales y económicos además
fuera del sistema moderado querían una renovación política (democracia)
y una recuperación económica.
Todo esto hace que las clases populares, debido a la situación económica, se levanten
y apoyen al movimiento que quería un cambio político.
CRISIS ECONÓMICA
 Crisis financiera: Las inversiones ferroviarias no eran rentables, las acciones bajan en
bolsa y existe un rendimiento escaso
 Crisis industrial: La industria del algodón en Cataluña entra en crisis debido a la guerra
de Secesión en EEUU ya que el algodón no se exporta y en consecuencia los precios
suben y cierran industrias pequeñas.
 Crisis de subsistencia: En 1866 se producen malas cosechas. Carencia del trigo
ocasionando la subida de los precios al 100%. Población mal alimentada.
CRISIS POLÍTICA




Los moderados tienen una crisis interna que no solucionan
Negociantes piden un gobierno fuerte y los industriales medidas proteccionistas.
Obreros y campesinos querían un gobierno fuerte para mejorar su situación.
En 1866 se produce el levantamiento de los sargentos del cuartel de San Gil pidiendo
reformas políticas. Luego es reprimido por Odones.
 La represión política aleja a los progresistas. No participan en la política.
 Pacto de Ostende (1866)
 Desaparición de las principales figuras del moderantismo. Odones en 1867 y Narváez
en el 1868.
La crisis económica causó el sexenio revolucionario.
1. Gobierno provisional (1868-1871)
Tras la huida de la reina Isabel II a Francia, la Junta Central Suprema forma un gobierno
provisional dirigido por Serranos. Sus ministros pertenecían a los partidos unionistas o progresistas
pero ningún ministro democrático.
Antonio Vegas García
El gobierno se vio presionado por las juntas revolucionarias que estaban respaldadas por
las milicias revolucionarias de los voluntarios de la libertad
El general Prim acabó con el problema al desarmar a los revolucionarios y acabar con las
juntas. Lo que más se resistió fue la de Barcelona.
La primeras medidas llevaron a la práctica los principios que la revolución había defendido:
democratización de ayuntamientos y diputaciones, libertad de asociación e imprenta, sufragio
universal (hombres mayores de 25 años) aprobado el 9 de noviembre de 1868.
El gobierno tiene problemas con la Iglesia por decretarse la libertad de culto. Se decreta
también la disolución de la compañía de Jesús incautándose sus bienes. Fue derogado el fuero
eclesiástico.
En diciembre de 1868 el gobierno convoca elecciones a cortes constituyentes. Hay dos
opciones: República o monarquía. Las Cortes quedaron constituidas el 11 de Febrero de 1869
quedando una amplia mayoría para las fuerzas políticas que componían el gobierno
Los puntos más debatidos eran el tipo de régimen y la cuestión religiosa.
Constitución del 1869, recogía los principios básicos del liberalismo democrático: la soberanía
nacional reside en las Cortes, elegidos sus miembros por sufragio universal, declaración de los
derechos de los ciudadanos, cortes bicamerales, división de poderes, descentralización
administrativa y judicial.
En política económica, el gobierno provisional, facilitó la implantación del capitalismo y realizó
la liberalización de los intercambios extranjeros en 1869 cuando se dio la Ley de Bases arancelarias
(Figuerola). Con ella se pone fin al proteccionismo en España y además estableció la peseta como
moneda oficial de España.
2. Gobierno de Amadeo de Saboya (1871-1873)
Una vez aprobada la Constitución, se estableció la regencia dirigida por Serranos mientras se
encontraba un rey para España. El presidente del gobierno, Prim, fue el encargado de buscar a un
rey, Entre los candidatos al trono destacaron el duque de Montpensier, marido de Luisa Fernanda,
hermana de Isabel II, partidarios de los enemigos de Isabel II. Otro candidato era Fernando de
Coburgos y el otro candidato era Leopoldo de Hohenzollern. Al final, se nombró rey de España a
Amadeo de Saboya. Fue nombrado rey por las Cortes en Noviembre de 1870 y en Enero de 1871
jura la Constitución.
Las principales obras realizadas por las regencias fueron: la unidad de los fueros en la
administración de justicia, la Ley Orgánica del poder judicial, es decir, se jerarquiza el
funcionamiento de los tribunales y se crea el primer tribunal supremo.
3. La primera república (1873-1874)
Después de la dimisión de Amadeo de Saboya, se realizó una solución de urgencia. En vez de
convocar elecciones para unas nuevas Cortes que decidieran sobre el destino de España, se
reunieron conjuntamente congreso y senado para proclamar la república con un resultado de 258
votos a favor y 32 en contra. De este modo, pasaba a dirigir la política española un grupo que era
minoría en el marco político español, el republicano. La instauración de esta república fue fruto del
compromiso de una mayoría de radicales monárquicos y una minoría republicana federal. Para
llenar el vacío de poder dejado por la monarquía y salvar el ideario democrático de la revolución
del 68.
El federalismo es la doctrina política que plantea la necesidad de luchas contra el autoritarismo y el centralismo.
Defiende la autonomía del individuo, del municipio, de la región y de la federación. El principal teórico fue Pi y Margal.
Dentro del partido republicano federal coexistieron dos tácticas: La Moderada que defendía la vía parlamentaria para la
Antonio Vegas García
implantación de la república federar y, por otro lado, la intransigente partidaria de la federación desde abajo y la
insurrección.
La I república intentó sin éxito consolidar el régimen nacido en el 68. La idea republicana no
contaba con suficiente raigambre en España y, por otro lado, sus dirigentes no tenían experiencia
de gobierno y además estaban divididos en unionistas y federales.
El primer presidente de la república fue Estanislao Figueras, su principal preocupación fue
reunir las Cortes constituyentes que defendieran la nueva situación de España. Constituidas las
Cortes en Junio del 73, se nombra nuevo presidente a Pi y Margal, partidario del federalismo. El
proyecto de Constitución que presentó a las Cortes en Junio, convertía a España en una república
federal de 17 Estados. El proyecto de Constitución federal contemplaba la separación total de la
iglesia, estado y el matrimonio civil. El poder legislativo estaba conformado por dos cámaras: el
congreso, con plenos poderes legislativos, y el senado, órgano de representación de los estados, y
con el objeto de solventar el problema colonial, envolvía a Cuba y Puerto Rico como estados
dentro de la Nación española. Cada Estado, podría elaborar su Constitución, pero siempre dentro
de los límites de la Constitución federal. Esta Constitución mantenía una declaración de derechos
similar a la de 1869 pero la Constitución federal de 1873 no llegó a aprobarse por el estallido de
levantamientos cantonalistas, la conflictividad social, la extensión de la guerra carlistas y el
problema cubano.
El cantonalismo fue el movimiento insurreccional promovido por los republicanos
intransigentes en 1873 con el objetivo de crear pequeñas unidades independientes, cantones que
establecerían acuerdos libres entre ellos para formar una Estado federal. En el cantonalismo,
influyeron las aspiraciones de los republicanos intransigentes para implantar de abajo a arriba la
estructura federal y las reivindicaciones obreras en demanda de las reformas sociales.
La república experimentó desde entonces un giro hacia posturas más conservadoras, esto lo
inició el nuevo presidente Salmerón. Se mostró dispuesto a terminar con la resistencia cantonal y
utilizó el ejército para sofocar dicha insurrección. La represión fue llevada a cabo por los generales
Martínez Campos y Pavía. Los cantones que opusieron más resistencia fueron el de Málaga y el de
Cartagena que resistió hasta el 12 de Enero de 1874. Salmerón dimitió por motivos de conciencia
al negarse a firmar dos penas de muerte impuestas por la autoridad militar. Esto sucedía en
Septiembre del 73.
Las cortes eligen un nuevo presidente, Don Emilio Castelar, su política se orientó a obtener
el apoyo de clases conservadoras y, sobre todo, del ejército. Practicó una política de autoridad
encaminada a asegurar el orden y la unidad. Declaró el federalismo fuera de la ley con lo que
conseguía el apoyo de grupos políticos moderados.
Cuando las Cortes se reúnen de nuevo en Enero de 1874, se plantaba el siguiente
problema: Si Castelar no obtenía mayoría, el gobierno volvería a manos federales. Si Castelar
continua en el poder se acentuaría la tendencia conservadora
Ante el temor de que perdiese Castelar, la burguesía y grupos conservadores buscan la
ayuda del genera Pavía, capital general de Madrid. Se produjo la intervención militar que disolvió
la asamblea. Castelar se niega a mantenerse en el poder respaldado por un pronunciamiento
militar y dimitió.
El general Serranos, asumió la presidencia del poder ejecutivo de la república bajo el orden
constitucional de 1869. Serranos, respaldado por el ejército, mantuvo durante todo el año 1874
una república unitaria, conservadora y presidencialista.

Documentos relacionados