Un Blanco Nacional E Internacional

Comentarios

Transcripción

Un Blanco Nacional E Internacional
Agosto de 2.000
20a Edición
e-mail:[email protected]
En Internet: http://members.tripod.com/Lazos_Blanco/
En esta entrega:
EDITORIAL
2
NUESTRA FAMILIA EN CALI
2
TEMA DEL MES
3
LA UNIÓN
MI PUNTO DE VISTA
3
3
MIS GRANDES LOGROS
4
UN BLANCO NACIONAL E
INTERNACIONAL
4
RECUERDOS
6
LOS DULCES
RECORDANDO A PAPÁ LUIS
VAMOS PA’ CALI ...
6
7
8
REFLEXIONES
11
¿QUÉ PASA CON LOS
CORRESPONSALES?
SÓLO POR HOY
INVITACIÓN
11
11
12
SOCIALES
12
El próximo 23 de agosto se cumplen 104 años del
natalicio de nuestro ABUELO Luis Felipe Blanco
Castillo. En esta edición encontrarás anécdotas sobre
su vida escritas por su hijo Eduardo, más conocido
como TITO.
Página 1 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
20ª Edición
EDITORIAL
Nuestra familia en Cali
Lazos es una publicación mensual que circula
entre los miembros de la familia Blanco y sus
amigos. Con ella podemos mantener y estrechar
los vínculos de unión que nos han permitido
mejorar cada día en busca de un futuro cada vez
mejor.
Si eres un miembro de la familia o una persona
allegada, te invitamos a leer y brindarnos tu
opinión y tus conceptos.
Edición No. 20
Agosto de 2000
Editores:
Silvia Josefina Blanco Lozano.
Martha Lucía Blanco Lara
Yolanda Isabel Blanco Lara
Directores:
Luis Felipe Blanco Castillo,
Luis Fernando Blanco Restrepo
Moisés Blanco Aparicio.
_________________________
Corresponsales:
Benjamín Blanco Martínez
Eduardo Blanco Martínez
Juan Felipe Blanco Libreros
Luis Fernando Blanco Restrepo
Silvia Josefina Blanco Lozano y
Amigo Anónimo
__________________________
Hace unos días que tuvimos la oportunidad de
visitar a nuestra familia en Cali. Nos referimos
a Ana María, Juan Felipe y la tía Miriam.
Aprovechamos la excusa de que era un puente
y que Juan Felipe estaba próximo a viajar a
Puerto Rico para caerles allá.
Luis Fernando los había visitado hace 3 años.
La última vez había sido aprovechando que sus
amigos Khalaff y Ana Elisa se casaban allá y
fue a su matrimonio.
Esta vez éramos varios visitantes: Moisés, Luis
Felipe, Camila y Luis Fernando. Llegamos a
visitarlos y nos dio un gusto enorme compartir
con ellos durante ese fin de semana. La
pasamos del carajo. Ellos estuvieron igual de
contentos.
Un gran abrazo para ellos, que nos acogieron
con mucho cariño. Los queremos mucho.
Los Directores.
El tema en Septiembre es LIBRE
Queremos dejar al gusto de los colaboradores
el tema del mes de Septiembre. Ese es el mes
del amor y la amistad, pero no hay necesidad
de limitar sus colaboraciones a esos nobles
sentimientos.
Envíe sus comentarios y sugerencias a través de
[email protected]
Lazos’ kids
Este es el título propuesto por Alvaro
(Monterrosa) para el magazín Lazos de
Octubre. Sin duda una buena idea que ya ha
rondado los editoriales. Padres, aceptan el reto
para Se animan ustedes los padres a orientar y
estimular a sus hijos para que escriban en la
Página 2 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
edición de Octubre? La fecha límite de entrega
de artículos es Septiembre 25. Hay tiempo de
sobra, pero no dejen este reto para última hora.
TEMA DEL MES
La Unión
Por: Benjamín Blanco Martínez MD.
UNION, es la asociación de diferentes cosas,
de manera que formen un todo. Si nos
basamos en esta definición, encontramos que
son muchas las cosas que se pueden unir,
desde lo material hasta lo espiritual. Es así,
como encontramos que se dan o hacen uniones
de fuerzas, de pensamientos, de ideas, de
acuerdos, de intereses, de trabajos, comercial,
conyugal, familiar, empresarial, de estudios,
de proyectos, de propósitos y, en fin, unión de
todas las acciones que pueda realizar el
hombre. “ La unión hace la fuerza “........La
unión la ha hecho el hombre en todos los
tiempos, unas veces para alcanzar nobles
propósitos, y otras veces para destruir,
delinquir o matar. Se hacen muchos intentos
de unión, pero muchas no funcionan, porque
para que la unión funcione, indudablemente, se
necesita un denominador común y despojarse
de egoísmo y mezquindades. Cada parte o
persona aportará su esencia o conocimiento
sin reparos y en forma oportuna y eficaz. Se
debe trabajar teniendo muy presente el cuarto
y sexto hábito de las personas altamente
eficaces, “Ganar, Ganar” y “Sinergizar”, para
que la unión funcione y cumpla su objetivo.
Creo que siempre que vayamos a unirnos a
alguien o a hacer uniones, empezando por la
persona que escojamos para casarnos, se debe
hacer previamente una buena reflexión y
análisis sobre todos estos tópicos. De no
hacerlo así, nos podremos encontrar con
grandes
y
desagradables sorpresas.
20ª Edición
Escojamos con cabeza fría, con equilibrio,
prudencia y mesura las partes o personas con
quien vamos a hacer unión o asociaciones.
La unión o asociaciones entre personas, se
deben
fundamentar en
el respeto, la
reciprocidad, la lealtad, la sinceridad, la
sensatez, y muchas veces en una dosis de
cariño y hasta de amor, según corresponda a
la clase de unión o asociación. Si no se
fundamentan en estos valores o cualidades, un
alto porcentaje, están destinadas al fracaso,
por el contrario, cuando se llenan o cumplen
todos estos tópicos, la
unión o las
asociaciones llegan felizmente a sus metas u
objetivos.
Mi punto de vista
Por: Luis Fernando Blanco Restrepo
La primera vez que hicimos una reunión en
torno a Lazos por allá en 1995, el tío
Eustorgio, quien usualmente habla poco, me
retó diciendo: “Si ustedes logran tener siquiera
la cuarta parte de la unión que nosotros los
Blanco Martínez hemos tenido, nos daremos
por bien servidos”. Yo le respondí en ese
momento que lograríamos muchísimo más,
que no se preocupara por eso.
Pues resulta que me metí en camisa de once
varas porque hoy día veo con claridad lo difícil
que es el reto que me colocó. Con lo cual
pienso, una vez más, que la experiencia vale
tiempo y dinero; mi padrino la tiene de sobra y
yo la he estado pagando poco a poco desde
1995 hasta hoy.
El reto empezó con el magazín Lazos. Al
principio escuché voces de personas que
estaban dispuestas a colaborar y prometieron
mucho. Hoy sólo puedo decir que fuí
decepcionado por ellos. Afortunadamente me
topé con personas que a pesar de no haber
prometido nada, han logrado que el magazín
continúe su vida. No puedo juzgar a nadie
porque no conozco sus circunstancias que le
impidieron cumplir, pero espero que cuando
Página 3 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
un familiar me dé su palabra, la cumpla. Si no
puedo confiar en la palabra de mi primo o
prima, ¿en quién puedo confiar?
El equipo editorial y directivo de Lazos tiene
muy claro que este es un medio para compartir
ideas y propiciar que nos conozcamos y nos
mantengamos unidos. Por eso es que ellos se
sacrifican consiguiendo artículos, animando
personas y entregándoles mensualmente una
revista que es de ustedes y para ustedes.
¿Acaso han pensando en cómo pueden
colaborar o en escribir para su familia
extendida?
A pesar de que somos una familia numerosa,
hemos encontrado a muy pocas personas que
realmente desean colaborar y participar. Esto
es preocupante, pues indica que son muy
pocas las personas que pueden ser líderes en
asuntos de familia. Esto lo considero una gran
amenaza para nuestra unión. Es más, cuando
me invade el pesimismo, alcanzo a ver que
cuando la mitad de los Blanco Martínez se
haya ido de nuestro lado ya seremos una
familia muy fragmentada, sin un norte claro y
con mezquindades y rivalidades a flor de piel.
Los invito a pensar en una situación como esa
y a analizar cómo podemos evitarlo.
¿Por qué pienso esto? ¿Por qué me vuelvo
pesimista? Esa es la consecuencia lógica
cuando uno intenta varias iniciativas en familia
y no consigue respuestas. Probablemente esa
desidia no sea culpa de la familia Blanco, sino
del ambiente colombiano en el que vivimos.
No lo sé con certeza. Lo que no quiero es
esperar a que nos atropellen las circunstancias
y nosotros esperando a ver qué pasa.
Nosotros los primos y nuestros hijos no
tenemos los mismos antecedentes de familia
(hijos de padre y madre), de determinación
(ser campesinos y proponerse estudiar como
forma de salir adelante sin importar los
obstáculos), de formación (ser responsables
desde pequeños por labores importantes en el
entorno de la finca), etc, etc. que hicieron que
los Blanco Martínez valoraran su unión como
20ª Edición
forma de avanzar en la vida. Basta con que
visiten o recuerden Palo Alto y verán que son
muy pocas las familias que han avanzado de la
manera en que la nuestra lo ha hecho.
Por ello, debemos rescatar lo que sí hemos
tenido en común: los abuelos como inspiración
de la unión, vacaciones en la finca, vínculos de
sangre, etc. que nos pueden inspirar para ser
miembros activos de una unión que perdure.
La vida avanza y cada uno se involucra en la
realización de sus sueños personales: estudio,
profesión, especialización, esposa, hijos y
demás. Los invito a que incluyan la unión
familiar, cualquiera que sea lo que ustedes
entiendan por eso, dentro de sus objetivos en la
vida.
Esta unión de generaciones venideras no la
pueden fomentar ni proteger los Blanco
Martínez. Somos sus descendientes quienes
estamos llamados a tomar las riendas y
aprovechar ese legado cultural, profesional,
económico y afectivo para redefinir la unión
… si es que nos interesa hacerlo.
¿O será que soy el único nostálgico a quien
desde el frío Bogotano le da por soñar con un
mejor futuro al lado de mi familia extendida?
MIS GRANDES LOGROS
Un Blanco Nacional E Internacional
Por: Juan Felipe Blanco Libreros
Mi primer gran logro fue ganar una carrera en
la
que
participaron
aproximadamente
trescientos millones de competidores... una
carrera de tan sólo unos centímetros pero
definitiva. ¿El premio? Nacer a este mundo
para “aprender a vivir”. Les confieso que ha
sido una lección dura.
Página 4 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Partiendo de este logro los siguientes fueron...
Ah! dejar el pañal... ¿a los cuantos meses? No
sé. Sólo sé que fue
rápido. Comer en la
mesa del comedor en
las sillas con espaldar
con hueco sin caerme.
Leer...claro no podría
disfrutar ahora de mi
trabajo ni de las novelas
de sicarios, ni de las
Hermann Hess, ni de
Gabo, ni de otros libros
que me regaló mi papá.
Ya más grandecito, ser medio gamín, sentir la
droga al lado y no caer en ella fue un gran
logro. Agradezco a Dios y a mis padres por
ello. Más tarde y después de varios años de
vagancia académica, entré a trabajar y a ganar
platica; eso si, muleando. Fue chévere, pero
me di cuenta que no quería hacer eso toda mi
vida, por lo tanto cuando entré al Onceavo
grado del colegio me hice un “mazo”1. El
impulso me alcanzó para entrar a “Univalle”.
Cumplí con mi sueño de estudiar Biología
Marina.
A pesar de que tanto quería esto, pueden creer
que llegué a la universidad casi sin saber
nadar...digo casi porque sabia algunos estilos:
el perrito o cauquita, el del caracol...pegado a
la pared, o el de la piedra...directo pa’l fondo.
Lo siento papá!! No sé en que momento olvidé
las lecciones que me diste. Mi nuevo reto era
elevar mis niveles de testosterona (la hormona
que nos da la berraquera a los hombre) y
presentarme al examen para ingresar al curso
de buceo (recuerden, sin saber nadar). A punta
de “cojones” lo pasé...pero ahí no terminó todo
cada nueva clase de ahí en adelante fue una
lucha constante. Hoy en día nado 1000 m
diarios y bajo a unos 15 m con una sola
respiración.
1
Mazo: En la jerga Caleña, un buen estudiante.
Sinónimo: puñalero (Cartagena), caletero
(Barranquilla). Pilo (Bogotá)
20ª Edición
Darme cuenta temprano de qué me gustaba
hacer y cuánto podía trabajar por ello fue un
buen logro. Me gustaban los moluscos...es
decir estudiarlos, claro que también les saco
harto gusto comiéndolos y preparándolos en
todas las formas posibles...ya saben lo que
dicen de los mariscos!! je, je, je. Ya en el
cuarto semestre hice mi primera investigación
“científica” (al menos eso era lo que creía) la
cual fue publicada en un libro al semestre
siguiente. Tenía una gran ventaja en aquel
momento, amaba tanto lo que hacia que no
necesitaba estudiar; ir a clases era suficiente.
Me pasaba largas jornadas en el mar, en el
monte, o donde se necesitara. Si, si, si, dirán
“era un sapo regalado”. Pero mejor aun fue
darme cuenta que podía amar cosas que
odiaba. En uno de los cursos introductorios de
Biología Marina entramos a un manglar de
noche (es un bosque que queda en la zona de
bajamar, la cual esta llena de fango por todas
partes y agua) al salir de él le dije a mi
profesor “Jaime, me voy para los arrecifes
coralinos nunca volveré a trabajar en este
mierdero”...adivinen!!...al semestre siguiente
caí de c..., es decir de regreso...los amaba. Así,
participe en varios proyectos de investigación
y consultorías que se hicieron en la
universidad sobre manglares. Y adivinen en
que hice la tesis pues sobre moluscos de
manglar. Me convertí en lo que mi profe,
director y guía llamaba “el manglarologo
renegado”. Me gradué en el año de 1995. Año
glorioso. Ese año como algunos recordarán fui
galardonado por COLCIENCIAS como uno de
los investigadores jóvenes del año, en la
categoría de estudiantes, debido no sólo al
desempeño académico sino también respecto a
producción intelectual (es decir artículos en
revistas, capítulos de libros y presentaciones
en congresos nacionales e internacionales).
Ese mismo año me gane una beca para estudiar
una especialización en Tecnología Pesquera en
la Universidad de Kagoshima de Japón. Mi
primer gran reto de esta nueva etapa fue
aprender a hablar ingles...si oyeron bien...me
fui apenas balbuceando (¿Por qué no te hice
caso Mamá?). El siguiente, hablar japonés...así
Página 5 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
fuese como un niño de 10 años, al decir de
algunos. Abrí la trocha para que otros
estudiantes fueran a la tierra del sol naciente.
Hoy alrededor de siete estudiantes más lo han
hecho. Mis otros logros allá no se los puedo
contar ... son secretos de caballero.
Como dijo Alejandro Magno o Marco Antonio
o Julio Cesar, no sé: “Vine, vide y me
devolvide”. A Cali fui a parar de nuevo. Ahora
en un nuevo rol...el profe pollito (23 años).
Vaina tan complicada de manejar. Llevo tres
años profe de varias universidades y no me
arrepiento de ello. Me alegra haberme dado
cuenta que, como decía en un libro que me
regalo mi Papá hace poco, podía “enseñar a
aprender”. Al tiempo y entre hijuemil vainas
más estaba haciendo la Maestría (u Magister
que llaman) adivinen en qué...pues en
manglares. Pero mi Dios en su infinita
sabiduría y conociendo que este país se iba
volver tan jodido me puso a hacer trabajos de
consultoría en ríos...sí un biólogo marino en un
río, pero como me dijo mi amigo Guillermo, al
que le digo el balurdo2 , “quitele al mar la sal y
es la misma mierda que un río”. Bueno, seguía
en esas y otras cosas cuando se vino la debacle
de las universidades públicas y el Salto Social
fue para atrás, y ni investigación ni educación
superior en Colombia. Y vino el Gobierno del
cambio y peor. Dos años de retraso en mis
estudios y la tesis semi paralizada. Una noche
Dios, de nuevo, me dijo “cambie de tesis
manito”...y así fue. Después de dos años de
estudios de los ríos utilice los datos para mi
tesis y con un enfoque original salió una tesis
lo más de buena que fue el trampolín para un
nuevo salto... a la Universidad de Puerto Rico,
para hacer el doctorado (PhD) en limnología,
qué es eso? Pues el estudio de los
manglares....NO!!! de los ríos.
Ahora hay muchas perspectivas en el estudio
de los ríos en Colombia y en el mundo...ya
saben tomamos agua dulce y la usamos para
otras cosas, y viene mayormente de los ríos.
2
Viene de palurdo que quiere decir burdo, pero el
palurdo es tan burdo que es” balurdo”
20ª Edición
Sobre todo en el Trópico crece la presión de la
demanda y muchos ríos están desapareciendo
sin conocer cuál era su importancia. Como ven
es una nueva cruzada.
Hoy soy un científico hecho en Colombia que
ha trabajado en y por el país y la región
Pacífica, pero con proyección global. Ya mis
trabajos aparecen publicados en inglés en
revistas y libros internacionales para orgullo
de los nuestros y ejemplo de futuras
generaciones.
En este trasegar de la vida y antes de empezar
uno nuevo en otras tierras paro para pensar en
lo que he aprendido y agradecer por ello. El
amor por el conocimiento y la búsqueda de la
verdad (gracias Papá), el orden y la disciplina
(gracias mamá) y la fe (gracias Dios) mis
puntales para continuar.
RECUERDOS
Los Dulces
Por: Benjamín Blanco Martínez. MD.
A todos los niños y a muchos adultos les
gustan los dulces, y entre sus recuerdos
siempre están éstos. Yo, por ejemplo, recuerdo
las cocadas de coco, de ajonjolí, las conservas
de guayaba, los panderos y las almojábanas, de
estas dos últimas, la señora Arcadia Amor era
muy experta. Simón puede dar testimonio de
ello.
También recuerdo, que en las fiestas de
corralejas se presentaban vendedores de
caramelos,de pirulí, de turrones, de panelitas,
de melcochas, de guarapos y, en fin, toda clase
de dulces habidos y por haber. Toda esta
variedad de dulces, en mis primeros años de
fiestas de corralejas era lo que más me gustaba
y me llamaba la atención. Cuando iba a San
Página 6 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Onofre, a lomo de burro, de mulo o caballo,
siempre llegaba a saludar a la tía Isidora, ella
me regalaba unos arrancamuelas para que yo
me los comiera y otros para que los llevara a la
casa. En esta forma la tía siempre lograba que
yo pasara a saludarla y así sabía de su
hermano Luis Felipe y de qué había en Palo
Alto.
Con mi tía Isidora, creo que fue con quien
aprendió Pilar a hacer las variedades de dulces,
empezando por los de leche, entre los cuales se
destacó el llamado “cubano”, las cocadas de
todas las variedades, las conservas de guayaba
y muchas clases mas de dulces.
Otra época muy buena para los dulces era la
Semana Santa, que en mis años de niño era
festejada toda la semana. En Palo Alto, para
esa época, en cada casa las señoras hacían sus
dulces con mucha devoción y en regular
cantidad, pues debía alcanzar para toda la
familia durante toda la semana, para darle a
todos los que llegaran a visitar, para mandarle
a los vecinos, amigos y familiares. Mi mamá,
recuerdo que hacía una olla o caldero bien
grande. Hacían de papaya, de mango “biche,”
de guayaba, de coco, de leche, de tomate, de
ñame, de guandú, de plátano maduro, el
llamado “mongo mongo”, en la región del
Sinú. A estos dulces se le sumaban las chichas
de maíz y arroz. A todo estos comestibles y
bebidas se les agregaba otros ingredientes,
especies y / o esencias, dándole así el aroma y
sabor deseado. Era la tradición y las gentes se
sentían muy contentas
brindando estas
variedades de postres a los visitantes. Además
de los dulces de la casa, otros que recuerdo por
su sabrosura, son los de mis tías Manuela y
Aníana.
Con estos dulces, a lo largo de toda su vida, la
Tía Pilo, como la llamaban sus sobrinos,
siempre los tuvo comiendo en la mano. La tía
Pilo siempre tuvo
un engaño para sus
sobrinos, novias o novios de éstos, para sus
hermanos, sus cuñadas, sus amigos y, en fin,
para todos los que por alguna razón llegaban
con nosotros a Palo Alto. Entre los adultos
20ª Edición
amantes de los dulces, estaba mi papá, de
todas
estas
variedades
mencionadas
anteriormente él comía, pero lo que nunca dejó
de comer, especialmente, antes de acostarse,
fue la panela. Es muy probable, que haya
dejado de mencionar muchos de los dulces de
la preferencia de los lectores, pero se me hace
imposible en el momento recordarlos todos.
Recordando a Papá Luis
Por: Eduardo Blanco M.
El próximo 23 de Agosto, se cumplen ciento
cuatro años del nacimiento de Don Luis
Felipe Blanco Castillo, ese hombre que aunque
nacido en un hogar humilde y no haber
completado su escuela primaria, fue
predestinado por Dios para sobresalir en su
comunidad y ser ejemplo digno de imitar. A
pesar de no ser el mayor de los hermanos
Blanco Castillo, siempre tuvo
gran
ascendencia sobre ellos y en su comunidad un
liderazgo natural. Nunca lo persiguió pero
siempre lo designaban para ocupar cargos
públicos y para ejercer una especie de
consejería y mediación cuando se presentaban
problemas entre vecinos y amigos.
Su mayor deseo siempre fue educar a su
familia para que cuando alguien se refiriese a
ella lo hiciera para alabar sus cualidades, para
lograrlo se convirtió en un gran lector no
dejando pasar sin leer, cualquier libro, revista
que cayese en sus manos, fue un autodidacta
con una gran información sobre cultura
general, podría afirmar sin temor a estar
exagerando, que tanto o más que un bachiller;
fue un buen conversador, amigo de las
reuniones, con una gran disposición para
fomentarlas y luego cuando ya sus hijos y
nietos fueron grandes no desaprovechaba
oportunidad para reunirlos y en todas estas
tertulias él era el centro, refiriendo cuentos,
chistes
anécdotas, fábulas y recitando,
disfrutaba mucho de estos encuentros que
parece lo rejuvenecían.
Página 7 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Los últimos años cuando ya no iba al monte y
en la casa no tenía mucho que hacer, su mayor
preocupación era conseguir un puerco para
engordarlo y tenerlo listos cuando su familia
fuera a visitarlo el día de su cumpleaños y
decía: “yo no es que esté esperando a nadie,
pero hay que estar preparado por si me
sorprenden no me vaya a encontrar sin nada
que ofrecerles”.
Estos fueron unos encuentros muy buenos que
marcaron huellas en nuestras vidas.
Mi papá no fue bailador pero le encantaban las
fiestas, cuando en San Onofre celebraban las
fiestas patronales, con corrida de toros y
fandango, no se pelaba ni una, primero decía
que no iría y cuando llegaba el día decía que
iba a cargar el santo patrón, y se quedaba
viendo sus tres días de toros. Más tarde cuando
los
muchachos empezaron a salirse del
cascaron, entre ellos el nieto Alfredo, y se iban
a los fandangos a Pajonal, decía que a esos
muchachos no se les podía dejar ir solos que
mejor era que los acompañara un grande y
naturalmente
él
se
sacrificaba
acompañándolos.
Cuando escribía que a mi papá lo designaban
para ocupar cargos públicos me vino a la
memoria una anécdota de una ocasión cuando
era Administrador de Hacienda, llegaron unos
guardas contándole que
bajando de la
montaña se encontraron con una viejita ciega,
quien al sentirlos les preguntó que si no
habían visto a los guardas, ellos les dijeron que
no y que por qué hacía esa pregunta, a lo que
la viejecita respondió: porque aquí traigo unos
calabazos de Ñeque y después esos bandidos
me lo quitan, figúrense a mí que soy una pobre
ciega que me gano la vida vendiendo mis
poquitos de ron, si me lo quitan me dejan en
la miseria, menos mal que Dios los puso a
ustedes en mi camino para que me avisen
cuando vengan esos desalmados, así, siguieron
hablando hasta llegar al pueblo en donde se
despidieron deseándole que no se encontrara
con los guardas. ¿Saben Uds. amigos lectores
20ª Edición
quien era la viejecita ciega? Pues nadie más ni
nadie menos que la tía Micaela una hermana
paterna de la abuela Bartola.
Vamos pa’ Cali ...
Por: Luis Fernando Blanco Restrepo
- “Chévere! … ¿y esa vaina?” Preguntó
Camila
- “Allá está mi primo Juan, hermano de Ana
María, que se ganó una beca en Puerto Rico
para estudiar algo sobre Ríos por cinco años”
le expliqué.
- “Buenísimo! Ana María es la prima que
conocí en la finca, ¿verdad?” Me preguntó
Camila.
- “Así es”. Le contesté.
Así de fácil se organizó el viaje a Cali… lo
demás fue coordinar con Juan Felipe, Ana
María, Moisés y Luis Felipe.
Hacía mucho tiempo no veían a Juan Felipe ni
a la tía Miriam y además no conocían Cali.
Ana María ha viajado varias veces a la costa y
por ello nos vemos con alguna frecuencia. Yo
había estado en Cali brevemente unas tres
veces; un par trabajando y de afán y en otra
oportunidad estuve en el matrimonio de
Khalaff y Anita, mis grandes amigos. En esta
ocasión mis primos me dieron posada.
Madrugué a las 5 am, recogí a Camila, luego a
Luis Felipe y Moisés. A las seis salimos de
Bogotá y desayunamos en el camino. Había
mucho tráfico. Pensé en que debimos haber
madrugado más. No lo hicimos porque estuve
charlando de negocios la noche anterior con
Whisky en mano hasta la una. Demoramos
unas 4 horas en llegar a Ibagué. Allá nos
enteramos de que había derrumbe en
Cajamarca, antes de llegar a La Línea, y por
ello la policía de tránsito de Ibagué nos
advirtió que debíamos esperar. Al cabo de
media hora, nos desesperamos y averiguamos
qué otra vía se podía tomar.
Página 8 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Un policía nos indicó que podíamos dar la
vuelta por Manizales. Arrancamos de
inmediato calculando que podían ser varias
horas más manejando en lugar de quedarnos
esperando a ver si destapaban la carretera.
Seguí manejando hacia Mariquita y pensé que
en medio de todo fue mejor no haber
madrugado, pues nos habríamos topado con el
mismo derrumbe y probablemente no nos
hubiésemos enterado de su magnitud
rápidamente. En el camino nos topamos con
Armero, el pueblo que en 1985 fue arrasado
por la erupción del volcán Nevado del Ruiz.
Aún después de tanto tiempo es impresionante
ver las tumbas de muchas personas a la orilla
del camino y las edificaciones destruidas y
semienterradas. Hay que estar ahí para verlo.
Es muy difícil de describirlo. Se ven cultivos a
la orilla del camino; es tierra plana y el agua
baja de la montaña a ambos lados.
Llegamos a Mariquita. Moisés preguntó:
“¿Cuál es el gentilicio de los que viven aquí?
…” y todos nos echamos a reir. Empezamos a
subir la montaña hacia Fresno. El paisaje
cambió a montañoso, con mucha vegetación y
se podía apreciar que es tierra paisa, a pesar de
que aún queda en el Tolima. Las fincas
cafetaleras son hermosas, como en la
telenovela CAFÉ. Realmente eran minifundios
y no fincas. Ellas dominan todo el paisaje de
montaña. Como es natural, huele a café pues
ellos lo asolean para tostarlo. Espectacular,
como diría Irma Patri.
20ª Edición
Llovió mucho de Fresno pa’ Manizales. Se
hizo largo y pesado el camino. Habían algunos
deslizamientos, pero nada de cuidado. Moisés
se iba mareando, pero luego se recuperó.
Almorzamos en las afueras de Manizales.
Luego Felipe tomó el carro y Moisés pasó a
ser copiloto. Me pasé atrás con Camila a
descansar un poco. Es una ciudad en una
montaña pequeña. Todo el tiempo es loma. La
ciudad crece hacia los alrededores de dicha
montañita. No teníamos tiempo como para
entrar y visitarla, así que seguimos pa´Pereira.
A ellos les gustó. Yo estaba dormido. Luego
bajamos al Valle del cauca.
El paisaje cambió rotundamente. Una muestra
más de la gran diversidad con que cuenta
Colombia. La carretera estaba en excelente
estado y con doble carril en cada sentido. Dan
ganas de manejar. El paisaje es muy similar a
la troncal del Magdalena medio. Tiene sentido,
pues se trata de dos vías paralelas a un río
grande, en un valle, con clima cálido y
húmedo. Empezamos a ver cañaduzales a lo
largo del camino. El rico olor de la caña
domina el ambiente. Luego vienen los pueblos:
Buga, Tuluá, Palmira y Cali. Llegamos a las
8pm a Cali. Nos encontramos con nuestros
primos y la tía Miriam. Llevaban buen rato
esperándonos.
Saludamos, charlamos sobre las aventuras del
camino, las ocurrencias de Moisés y las
embarradas de Felipe. A las 11 nos
acompañaron al hotel. Muy agradable,
administrado por unos gringos y tomamos un
apartamento muy cómodo … y a dormir se
dijo. Eran las once y media.
Al día siguiente empezamos el recorrido de la
ciudad a las diez. Recogimos a Juan y Ana.
Ellos traían merienda que nos envió la tía
Miriam. Super. Me acordé de la tía Pilo y de
mi Mamá, que no nos deja salir sin merienda
con la justificación de que uno no sabe qué le
pueda ocurrir en el camino y por eso hay que ir
preparado.
Página 9 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Pasamos por Univalle, donde estudió Juan
Felipe. La vimos por fuera bastante
abandonada; algo común en las universidades
públicas nuestras. Luego subimos a la
universidad San Buenaventura, donde estudió
Ana María. Estaba mucho más conservada y
agradable. Tampoco pudimos entrar.
Nos fuimos para el parque natural en la vía a
Pance. Allí parqueamos y nos dedicamos a
caminar. Probamos la gelatina de pata. Y por
qué le dicen así? Pues porque la preparan con
pata de vaca.... y estaba muy rica.
La iglesia La María. Paramos allí y resulta que
es un templo que está construyendo este
vecindario acomodado. Pues allí mismo fue
donde un grupo guerrillero secuestró
cobardemente a varios Caleños, a quienes
retuvo por largo tiempo para mostrarse como
una fuerza opositora al gobierno con gran
capacidad desestabilizadora. Una muestra más
de lo aberrante que se han vuelto las
manifestaciones revolucionarias en Colombia.
Fuimos a Jamundí a a comer Cholao. Estaba
lleno el pueblito pues era domingo de primera
comunión. En el parque principal existe una
infinidad de puesticos de Cholao. Llegamos a
uno de los muchos que decían ser el
ORIGINAL OASIS (habían como 9 con el
mismo nombre). El cholao es una mezcla de
raspao con ensalada de frutas. Lleva el hielo
con almíbar, pedazos de manzana, banano,
maracuyá, papaya, piña y leche condensada en
un vaso. Los hay merenderos, afrodisíacos,
refrescantes, y supergigantes. En Jamundí
habían negras culonas, como en mi tierra. Me
distraje mucho pues en Bogotá no se vé eso.
Me gusta el Valle.
De allí nos devolvimos hacia Cali y entramos a
una finca recreacional: pudimos ver un caballo
percherón, varios ponies, un cultivo de
alevinos gigantescos y muchos postres.
Queríamos ver el ordeño de las vacas Holstein
con las máquinas, pero no era la hora indicada.
Las vacas estaban en su break matutino. Por
ello no demoramos mucho allí.
20ª Edición
Luego pasamos por Unicentro. Lo que más me
agradó de allí es que es un centro comercial
amplio, con muchas plantas y espacio al aire
libre. Ahí empecé a admirar a las bellas
caleñas. Tal como sucede en la costa, van más
ligeras de ropas y uno se toma su tiempo para
admirarlas. Me tocó sufrir varios codazos de
Camila, como era de esperarse.
Fuimos por la cámara fotográfica y subimos a
la iglesia de San Antonio, donde estaban en
pleno festival de Macetas, que son dulces que
preparan con formas muy originales y se estila
mucho en Cali. Vainas nuevas que uno
aprende.
Luego bajamos al centro, pasamos por el
Intercontinental, por la Ermita. Luego las
palmeras. Ana María nos recordó la canción de
Niche: “ ... si por la quinta vas pasando, es mi
Cali bella que estás atravesando ...” que
describe el paisaje caleño con tremenda
fidelidad.
En Chipichape pasamos por el restaurante de
Gerardo De Francisco y seguimos pa’l centro
comercial Chipichape. Allá nos detuvimos con
calma a admirar las bellas caleñas y a contar
chistes. Moisés y Felipe se dieron un shampoo
de vista. A mí Camila no me dejó ver nada (je,
je) pues me tocó acompañarla a comprar algo
de ropa.
Pasamos por un café en un restaurante
esotérico y simpático arribita del centro. Sifón
y capuchino para concluir el paseo.
Página 10 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Fuimos entonces a casa donde la tía Miriam
nos esperaba para cenar. Brindamos con
Baileys por el reencuentro, felicitamos a Juan
por sus logros, recordamos viejos tiempos y
volvimos a brindar por el futuro. La cena
estuvo super; la tía nos sorprendió gratamente
con sus habilidades culinarias. Nos detuvimos
varias veces a charlar sobre las aventuras de
Juan Felipe en Japón.
Esta vez nos dieron las doce charlando y
decidimos ir a descansar.
Al día siguiente estuvimos en casa de los
primos despidiéndonos y conocimos a Arturo,
un hermano de la tía Miriam. Seguimos
charlando y comentando sobre la belleza del
paisaje caleño y sus alrededores. La pasamos
super chévere y nuestros primos estaban muy
contentos. A las dos de la tarde decidimos salir
hacia Bogotá.
Al regreso nos tocó un poco más suave pues el
derrumbe de Cajamarca lo habían levantado,
aunque había paso restringido. Nos topamos
con un camino muy deteriorado, como la
mayoría de las carreteras en Colombia. Qué
lastima, pensamos.
20ª Edición
Me empieza a inquietar que siendo ustedes una
familia tan numerosa sólo estén escribiendo
algunos cuantos; digo esto no por que me
disguste los que están escribiendo, que
considero lo hacen muy bien, sino, por que me
asalta el temor de que al ver que los
colaboradores son apenas un puñado de los
muchos que debían escribir, estos se cansen y
dejen de escribir también, lo cual seria muy
lamentable pues este es un buen medio para
acercarse cada día más y para compartir
inquietudes, satisfacciones, y por qué no
decirlo, para ir descubriendo esa vena de
escritores que a no dudarlo todos tienen.
No quiero creer que los que no escriben no
tienen vivencias y experiencias que nos
quieran compartir. ¡Anímense! y verán que
satisfactorio es vivir con los demás esas
experiencias allá adentro bien guardadas.
Sólo Por Hoy
Enviado Por: Silvia Josefina Blanco Lozano
Solo por Hoy: Trataré de pasar el día sin
esperar resolver el problema de toda mi vida
en un momento...
Solo por Hoy: Seré feliz...
REFLEXIONES
Solo por Hoy: Cuidaré mi organismo. Lo
ejercitaré, lo atenderé, lo alimentaré, no
abusaré de él.
¿Qué Pasa Con los Corresponsales?
Soy un asiduo lector del magazín lazos el cual
me parece excelente, me encanta todos sus
artículos que considero bastante variados.
Soy amigo de la familia, no sé si ustedes me
consideran un miembro de ella pero yo me
considero así.
Solo por Hoy: Trataré de fortalecer mi mente.
Estudiaré y aprenderé algo útil.
Solo por Hoy: Ejercitaré mi alma: le haré un
bien a alguien sin que nadie lo sepa.
Solo por Hoy: Me salvaré de dos plagas: la
prisa y la indecisión.
Solo
por
Hoy:
No
tendré
miedo.
Página 11 de 13
Magazín Lazos. Agosto de 2.000
Particularmente no tendré miedo de disfrutar
de lo que es bello.
Solo por Hoy: Me tomaré media hora de
calma para mí mismo(a) y estaré sin tensión.
20ª Edición
Narda y Lurdovina Rivera a quien la Familia
Blanco hace llegar su más sentido pésame por
este medio.
Solo por Hoy: Seré agradable: Actuaré con
cortesía, no haré crítica alguna, a nada le
encontraré faltas y no trataré de mejorar ni
dirigir a nadie más que a mi mismo(a).
Vivamos el presente y dejemos para el
mañana nuestro futuro.
Invitación
Por: Eduardo Blanco Martínez
Leyendo él ultimo numero de lazos me doy
cuenta que al igual que en muchas familias
Colombianas en la nuestra también tenemos
problemas con la información que se debe
transmitir desde la primera hasta la quinta
generación. Y atribuyo este mal a una falla o
despreocupación de cada uno de los miembros
de nuestra familia. Para tratar de corregir esto
invito a todos que promovamos en nuestro
núcleo familiar charlas y tertulias informativas
en donde se hable de la vida, obra y milagros
de nuestros parientes. Personalmente me
propongo además de esto seguir escribiendo
sobre cada una de las personas que conozco y
conocí.
Todo esto es por que nuestros editores
confundieron a tía Ana Jacinta, hermana de mi
abuela Bartola y hermana de mi papá, con tía
Aniana hermana de mi mamá Simo. Sobre esta
ultima escribiré en el próximo número de
lazos.
SOCIALES
En días pasados falleció en Palo Alto la señora
Teresa Berrio de Rivera, madre de Simonita,
Página 12 de 13
El 23 de Agosto del presente mes se cumple un año más del natalicio de nuestro
padre y abuelo Luis Felipe Blanco Castillo. El Tío Eduardo ha programado para el
día 20 de agosto una pequeña reunión familiar en su residencia en su memoria.
Cumpleaños Aniversarios
Agosto
Luis Alfonso Gómez Samudio
Jorge Collazos
Luis German Blanco Berrio
y Carmen C. Vitola
Andrés Eduardo Blanco David
Septiembre
Esteban Adolfo Blanco Restrepo
German Navarro de Castro
German Alberto Navarro de C.
Luis Eduardo Blanco Navarro
Jairo Rafael Blanco Verbel
Maria del Socorro
Blanco Agamez
Lesbia Isabel Molina de Blanco
Ago-06
Carmen Blanco Navarro
Ago-09
Agosto 10- 1991
Betty Llanos de Blanco
Marco Antonio Blanco Freja
Ago-11
Sergio Andrés Blanco
Ago-13
Urruchurto
Daniel Fernando Blanco Restrepo
Ago-15
Jacinta Berrio Banquez
Cumpleaños
Ago-16
Heidi Lucia Monterroza Blanco
Yanel Blanco Luna
Norma Cecilia Blanco Restrepo
Eustorgio Blanco Lozano
Ago-25
Carolina Blanco Cerra
Ago-27
Manuela Mercedes Blanco
Ago-29
Ago-29
Ago-30
Ago-31
Sep.1
Sep-04
Sep-10
Sep-14
Sep-20
Sep-22
Sep-23
Sep-24
Sep-30
Sep-30
Aniversarios

Documentos relacionados