2003_07_01_a01

Comentarios

Transcripción

2003_07_01_a01
Revista Electrónica Granma Ciencia. Vol.7, No.1, Enero-Abril del 2003.
ISSN 1027-975X
TITULO: LA VIOLENCIA DURANTE EL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO Y SU
REPERCUSION EN LA FORMACION INTEGRAL DEL DEPORTISTA.
AUTORES: ADYS MARIA SOCORRO BARBAN
HELMER A. MENDEZ INFANTE
MARIEL MACEO POMPA
ONIX SOCORRO PI
FRANCISCO NUÑEZ ALEAGA
INSTITUCION: INSTITUTO SUPERIOR DE CULTURA FSICA “MANUEL FAJARDO
RIVERO” FACULTAD GRANMA. CARRETERA CENTRAL VIA
SANTIAGO DE CUBA KM 3 ½ BAYAMO, GRANMA. CUBA.
E-MAIL: [email protected]
RESUMEN
Atendiendo a la inquietante problemática dada durante el entrenamiento deportivo, de la
utilización de la violencia como método de enseñanza, se expone la necesidad de
contrarrestar dicho flagelo mediante una educación pedagógica como lo exigen los
principios del deporte cubano, teniendo en cuenta su repercusión en la formación integral
del atleta. Para cumplir con ello se estudiaron varios factores (atletas, entrenadores, el
medio social y el mismo entrenamiento deportivo como fuente principal de este proceso)
en su vinculación con la práctica deportiva, para lo cual se seleccionó una muestra de 10
deportes y sus respectivos entrenadores, a los que se les aplicó entrevistas, la
observación directa del entrenamiento y la toma de video. El estudio que durante 3 años
se llevó a cabo en todo el país, específicamente en la provincia Granma, demostró,
primeramente, el empleo de la violencia como patrón de enseñanza, el incumplimiento de
los objetivos educativos de los programas de preparación del deportista, la negativa
influencia que ejerce la violencia en el desarrollo intelectual y físico del atleta, todo ello
justificado, en la mayoría de las ocasiones, para llegar a la meta fundamental: un
resultado deportivo.
ABSTRACT
The study’s aims at evaluating the effects of violence, used as a teaching method during
the sport training, on athlete's integral formation. Several factors (athletes and trainers
behaviour, social background and the sport training process itself) were studied. The
comprehensive study carried out for three years in Granma Province, considered a
sample of ten sports. Results showed that in order to achieve a competitive result, the
use of violence is widely accepted by trainers as a teaching method and that its
negative effects in both the physical and mental development of athletes are fostered
by a neglectful application of the educational objectives of the training programs.
INTRODUCCION
La violencia es una problemática tan extendida como oculta. Es un tema que por su
trascendencia, aunque comúnmente llevado a la práctica, es poco tratado en la sociedad.
La actividad deportiva en su gradual desarrollo no ha estado exenta a este flagelo.
En nuestro país, el deporte es una de las ramas más prestigiosas, sin embargo, no
escapa a la utilización de métodos violentos de enseñanza que atentan contra los
principios pedagógicos, factores psicológicos, sociales, medioambientales y los valores
morales que han de desarrollarse en la formación deportiva. No obstante, no se ha
ganado en conocer y reconocer el problema existente a todos los niveles, a pesar del
trabajo que lleva a cabo el INDER con sus diversos programas. El Anteproyecto por la
formación del atleta de nuevo tipo, es el último implementado por el organismo, que se
dirige fundamentalmente, al aspecto educativo y formativo del deporte.
La violencia tiene sus orígenes en circunstancias sociales, familiares y personales
desfavorables. A veces el medio resulta tan hostil al hombre, que va incorporando
elementos nocivos en la formación de su personalidad, lo que origina trastornos en su
comportamiento. Los medios de difusión masiva también desempeñan un papel
fundamental en la divulgación de programas que refuerzan la actitud violenta, cuando no
están bien dirigidos a una educación formativa del individuo, la sociedad y la educación
que cada individuo reciba desde la cuna influye de algún modo en el deporte y viceversa.
Este trabajo, posee la novedad científica de ser el primero en llevarse a cabo en la
provincia y el país según los datos recogidos, expone claramente la necesidad de
transformar y ampliar los elementos que conforman los objetivos educativos de los
Programas de Preparación del Deportista. El proceso educativo en el entrenamiento
deportivo (la violencia), constituye el objeto de estudio.
Se persigue como objetivo general:
- Valorar el papel del entrenador en el proceso educativo que se sustenta en la
formación didáctica contemporánea del deportista cubano, bajo la utilización de la
violencia como método de enseñanza en el entrenamiento donde forma antivalores,
teniendo en cuenta su repercusión en el atleta.
METODOLOGIA
Esta investigación se realizó durante 3 años, en dos etapas fundamentales del proceso de
entrenamiento, utilizando una metodología cualitativa para arribar a los resultados
obtenidos:
Período de preparación general y especial
Para desarrollar el objeto de estudio, nos acercamos a diferentes instituciones deportivas:
áreas deportivas, EIDE, Academias, ESPA, tanto de la base como de perfeccionamiento
atlético.
En la metodología del trabajo, de más de 15 deportes investigados en cuanto a la toma de
videos, la observación y conversatorios, se escogieron como muestra, para aplicar la
encuesta, 10 de ellos, con una población de 5 atletas por deporte, de los cuales, 5 fueron
del sexo femenino (25 atletas) y 5 del masculino (25 atletas), la edad promedio fue de 12
años, estas disciplinas fueron:
Sexo Femenino:Gimnástica, Gimnasia Rítmica, Atletismo, Balonmano, Judo.
Sexo masculino: Gimnástica, Lucha Libre, Fútbol, Natación, Boxeo.
Dentro de ellos, se encuentran algunos con resultados destacados como la Gimnástica,
que durante 5 años consecutivos ha sido Campeona Nacional, es una disciplina que por
sus requisitos comienza su práctica desde edades tempranas y deporte destacado del
año en la provincia. La gimnasia rítmica, deporte que también se inicia desde temprana
edad, mantiene el 6to lugar por dos años. El atletismo se ubica en 2do lugar. El
balonmano, deporte prestigioso en la provincia, mantuvo el 1er lugar por 4 años seguidos.
Métodos científicos.
Métodos teóricos: histórico – lógico, inductivo – deductivo, modelación.
Métodos empíricos: de observación.
Técnicas: Encuestas, entrevistas.
Procedimiento del trabajo
Para llevar a cabo este trabajo, partimos, entre otros aspectos, de experiencias vividas en
el deporte, así como percepciones en diferentes disciplinas deportivas que acontecen a
nuestro alrededor; además, durante las prácticas laborales investigativas a lo largo de la
carrera. Nos auxiliamos de los diferentes conocimientos de especialistas, entrenadores,
profesores, exatletas, psicólogos, deportistas, en todo el país.
Tomamos en
consideración las opiniones de los diferentes autores tanto nacionales como
internacionales, tuvimos en cuenta los 25 programas de preparación del deportista
cubano.
Análisis de los resultados
Según los estudios realizados mediante la investigación, ya sea a través de preguntas y
respuestas o la observación viva del fenómeno hemos determinado, como se muestra en
el Anexo # 1, las posibles causas que dan lugar a la utilización de la violencia:
1. El bajo nivel cultural y la falta de preparación existente en los entrenadores,
fundamentalmente, aquellos que son veteranos como profesionales en el deporte, y que
no han recibido una formación pedagógica profunda.
2. Aprendizajes por modelación de conductas (el entrenador fue educado bajo patrones
violentos y así mismo lo trasmite a sus atletas).
3. La impaciencia (el entrenador no posee la preparación debida en cuanto a la tolerancia,
para enfrentarse ante un grupo o equipo deportivo donde cada integrante tiene
diferentes características).
4. El incumplimiento de las expectativas creadas en el entrenamiento o competencia según
la preparación del atleta (el atleta no actúa como el entrenador espera y éste recurre a la
violencia como modo de hacer reaccionar al mismo).
5. Lograr un resultado deportivo. (Para alcanzar sus objetivos, independientemente de los
restantes métodos que utilice que son los que en realidad lo llevarán a cumplir ese
objetivo, le incorpora además la violencia en el momento de la ejecución del ejercicio).
La práctica de actividades físico-deportivas en edades infantiles y juveniles está
supeditada a un conjunto de factores de diverso orden, los cuales deben ser conocidos
por los entrenadores en los distintos niveles. En el orden biológico ha de considerarse
que el niño o adolescente no es un "adulto en miniatura" pues en su organismo tienen
lugar los más complejos procesos de crecimiento y desarrollo, los que, a su vez,
determinan en gran medida la capacidad de rendimiento físico.
En el Anexo # 2 se aprecia esa repercusión desde diversos puntos de vistas de la
formación de la personalidad del atleta, desde el aspecto psicológico o emocional hace
que el individuo se sienta deprimido o exaltado y de tal forma se manifieste.
La formación de su personalidad se ha visto afectada por la utilización de la violencia, lo
que traerá como consecuencia trastornos en su conducta, dificultades en la expresión de
sus sentimientos hacia otras personas y se sienta culpable o inútil ante lo que suceda a su
alrededor.
Para poder adaptarse a las diversas situaciones de este mundo exterior y a sus
eventuales modificaciones, el niño debe poseer la conciencia, el conocimiento, el control
y la organización dinámica de su propio cuerpo (Vayer 1985). Ahora bien, la
conciencia de sí mismo se adquiere de forma paralela a la conciencia del mundo
circundante y, a la vez, la relación con el otro es el elemento fundamental del propio
desarrollo de la personalidad.
El miedo puede tornarse en odio. Cuando se analiza en el contexto social, es un individuo
que estará expuesto a cambios y situaciones sociales en las cuales puede o no
encontrase en condiciones de aceptarlas. En la familia, trasmiten esos patrones de
conductas por los que fueron educados tanto a esposa, hijos y demás que le rodean,
incurriendo entonces en la violencia familiar o contra la mujer.
La comunicación es la base del proceso educativo. Entre enseñanza y comunicación
existe una relación muy estrecha. La enseñanza sólo puede llevarse a cabo a través de la
comunicación en cualquiera de sus manifestaciones (lenguaje verbal y extraverbal).
La gran cantidad de abandonos de la práctica deportiva en etapas de formación hace
pensar que en muchas ocasiones el modelo que se emplea, fundamentalmente orientado
a la competición, no satisface las necesidades de los practicantes.
Por otro lado, durante estas edades es necesario completar una formación deportiva que
debe incluir la preparación psicológica como una pieza fundamental.
Se encuentran los dos períodos en que se desarrolló esta investigación, en la totalidad de
los deportes estudiados, los mismos se subdividen en diferentes etapas: etapa de
preparación general, etapa de preparación especial, etapa de obtención y estabilización
de rendimiento dentro del período competitivo; donde pudimos comprobar que en el
Período de Preparación General, los atletas se preparan con el objetivo de lograr nuevas
metas o mantener resultados y el entrenador comienza o continúa según la situación
específica, con los métodos violentos. En el Período de Preparación Especial o
Competitivo, el atleta tratará de alcanzar el objetivo propuesto mientras el entrenador
agrava o intensifica la violencia aún cuando el atleta no ha alcanzado la forma óptima en
el entrenamiento.
El deporte cubano, encierra una serie de principios que ha logrado engendrar en la
sociedad a través de la transparencia de su desarrollo, sin embargo, la violencia no
permite el cumplimiento adecuado de ellos.
Se manifiesta un modelo donde demuestra que la “violencia engendra violencia”, el mismo
infiere la violencia o maltrato del entrenador hacia los diferentes atletas, los que de una
forma u otra, van a interactuar de manera violenta, como se le ha inculcado
inconscientemente en el entrenamiento por el entrenador.
El ciclo en que transcurre la violencia, donde se comienza con los enojos, discusiones,
luego se procede a la violencia en sus diversas manifestaciones y más tarde tras la
reflexión, se disculpe (el entrenador), se promete; pero se repite el ciclo dada alguna de
las causas antes analizadas, mediante estas áreas de desarrollo.
El crecimiento del maestro, en materia de comunicación, basados en principios éticos,
actitudes honestas y orientación cooperadora, enriquece el ambiente educativo y eleva la
calidad de vida del propio docente como persona.
El educador se convierte en un paradigma para el alumno. Los principios anteriormente
mencionados pueden constituir modelos de relación comunicativa para el infante. Para el
pedagogo no debe existir aquello de "haz lo que te digo y no lo que yo hago".
Inevitablemente el niño copiará algo de su modelo (aprendizaje observacional), y si éste
no es el mejor, tampoco será buena la réplica en la personalidad del docente.
Después de haber analizado los objetivos que se propusieron en el trabajo, en lo referente
a la encuesta aplicada a los atletas en los 10 deportes (Anexo 7), obtuvimos los siguientes
resultados:
En la primera pregunta de los 50 atletas encuestados, el 22 % siempre el entrenador
utiliza la violencia durante el entrenamiento, el 68 % a veces, y solo un 10 % nunca. Por
lo que podemos apreciar de forma general que el 90 % es víctima del maltrato.
En la segunda pregunta, donde recoge los tipos de violencia que emplea el entrenador,
podemos decir que el 36 % es amenazado, el 42 % recibe gritos, el 18 % son
empujados, el 40 % reciben golpes, el 82 % son ofendidos, y el 24 % es sometido a
otros tipos (halones de pelo, pellizcos).
La tercera pregunta responde a la frecuencia en que se utiliza la violencia en el
entrenamiento y en otros momentos. En el entrenamiento, el 54 % plantea que muchas
veces, el 36 % algunas veces, y el 10 % nunca. En otros momentos, como
competencias, en el albergue, donde se manipula al atleta, el 14 % contestó que muchas
veces, el 30 % algunas veces, y el 10 % nunca.
En la cuarta interrogante, el 92 % considera que la violencia no constituye un método
necesario para aprender el dominio del deporte. Además, los deportistas fundamentaron
que los mismos no aprenden ni corrigen como es debido la dificultad cometida, por otro
lado, rechazan al entrenador por la acción realizada y lo valoran como tal. El 8 % de ellos,
sin embargo, cree que sí lo es. A continuación, palabras textuales:
1. “ Sí es bueno, porque si el profesor no me da, o me grita, no hago los ejercicios
como son. Si no me pega, barajo el entrenamiento”
En la quinta pregunta, luego de haber sido maltratados, el 22 % realiza los ejercicios bien,
el 30 % los ejecuta mal, el 22 % los realiza bien pero con temor, el 16 % los realiza mal
y angustiado. Donde podemos observar que un 78 % después de haber recibido una
carga de violencia, su estado es negativo, aunque somos del criterio que este 22 %
desconoce en alguna medida los efectos o secuelas de este ultraje.
En la sexta pregunta, lo primero que piensan los atletas tras el agravio por parte de los
entrenadores, es (palabras textuales): Hacerle lo mismo al entrenador, irme del
entrenamiento, cambiarme de entrenador, darle un piñazo.
Por lo que podemos ampliar estas ideas, que precisamente no llegarán a expresarse por
parte de ellos, diciendo que es importante el trabajo psicológico con los deportistas, que
no siempre exponen lo que sienten, máxime cuando se trata de este tema.
En la séptima interrogante, donde pide a los atletas la opinión de sus entrenadores
respecto a la actitud adoptada por ellos, plantean que no los ven como el ejemplo y
espejo que esperan; con esa actitud transforman a los atletas, los desconcentran en el
entrenamiento; le inculcan malos hábitos de conductas; no lo conciben como a la persona
de confianza que quisieran.
Si estuvieran en el lugar de los entrenadores, no lo harían con sus atletas ya que aún con
las edades tempranas que poseen, reconocen el daño que causa la violencia en la
formación como personas, pues son víctimas de ella y son capaces de analizar, valorar y
juzgar esta posición del entrenador.
En la octava pregunta, donde se valora la repercusión que ha tenido en los atletas el uso
de la violencia, el 18 % desea abandonar la escuela de deporte donde se encuentra, el
62 % desea abandonar el entrenamiento, el 22 % tiene un bajo rendimiento después
del maltrato, el 10 % siente trastornos en su carácter, poco comunicativo, irritable. El
26 % se comporta agresivo con sus compañeros y el 27 % a veces trata mal a otros
sin ser culpables de lo que le sucede.
Para atenuar el problema de la violencia, principalmente en la provincia, hemos insertado
el trabajo mediante conversatorios, debates, en las diferentes preparaciones
metodológicas en los municipios, en las áreas deportivas, Academias, EIDE, ESPA,
estudiantes de la Facultad.
La toma de videos constituyó uno de los métodos fundamentales para comprobar y
extraer detalladamente.
Las disciplinas deportivas se clasifican en deportes de combate, donde la situación de la
violencia se agrava, a pesar de poseer una naturaleza agresiva, se influye negativamente
en este sentido; incorporando equivocadamente elementos de brutalidad, utilizándolos los
entrenadores en lugar de elevar la combatividad e ímpetu en los atletas.
Las realidades más comunes en los entrenamientos de este tipo:
 gritos, palmadas o contactos directos de los entrenadores hacia los atletas
generar entre los atletas agresividad, en los deportes que dependen de instrumentos
como sables, guantes, colchones, guanteretas, los atletas son maltratados con esos
medios por parte de los entrenadores y entre ellos.
En los deportes de arte competitivo y tiempo y marca, se aprecian las manifestaciones
violentas como parte de la ejecución del ejercicio, donde el atleta recibe mayor daño de
estas acciones ya que su entorno es pasivo según las características específicas de los
mismos.
Los deportes de juegos con pelotas responden en sí a contactos personales durante el
juego o competencia, donde el entrenador, independientemente de sus acciones violentas
con los atletas en la ejecución de ejercicios o funciones en posiciones determinadas de
juego, incita al jugador a emprender actuaciones agresivas principalmente con sus
adversarios. Vigencias deportivas: gestos, gritos, golpes, ofensas. manifestaciones
violentas con los árbitros en dependencia de sus decisiones agresividad intencional entre
los atletas.
Conclusiones
1. El estilo de enseñanza o estrategias metodológicas que se emplean habitualmente
en los entrenamientos, no responden a un carácter pedagógico.
2. Para obtener buenos y mejores resultados deportivos, no es necesario utilizar la
violencia, ya que éstos no dependen del método antes mencionado, en cambio, se
afecta la formación del atleta en toda su magnitud y existen métodos
verdaderamente efectivos y pedagógicos que llevarán al éxito al entrenador.
3. Con el empleo de la violencia en la enseñanza deportiva, no se forman los valores
e integralidad con que se pretende obtener un atleta de nuevo tipo, por lo que le
ocasiona severos daños en su persona.
4. La actitud violenta de algunos entrenadores-educadores no se corresponde con la
formación integral del deportista que se exige hoy en nuestro país, por lo que urge
el control de este fenómeno para lograr un individuo (atleta) dispuesto a
incorporarse a una sociedad íntegra.
5. La actitud violenta de algunos entrenadores está dada en la formación de su
educación familiar, deporte y la sociedad.
6. Existe el estímulo verbal o físico que no debe confundirse con el maltrato. Se basa
cuando un atleta lo necesita antes, durante o después de una competencia o
prueba importante en el deporte, proveniente del entrenador, de un compañero o
propio; es aquel acto incitante para elevar la combatividad, rendimiento y eliminar
prearranques.
7. Los resultados deportivos, están influenciados por la maestría y conocimiento que
desde el punto de vista estratégico y táctico posea el entrenador, por lo que no se
descarta la utilización de la violencia como medio “determinante” de ese resultado,
sino que sirve de sustento para llegar a él.
BIBLIOGRAFIA
Acosta Tieles, N. Maltrato infantil. Ciudad de La Habana: Editorial Científico Técnica,
1998. 166 p.
Alfonso, J. Puños dorados. Santiago de Cuba: Editorial Oriente, 1998. 233 p.
Artiles de León, I. Violencia y sexualidad. Ciudad de La Habana: Editorial Científico
Técnica, 2001. 142 p.
Bozhovich, L. I. Estudio de las motivaciones de la conducta de los niños y adolescentes.
Ciudad Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1988. 485 p.
Claro, E. La paz violenta. Bohemia (Ciudad Habana) (24):44, Noviembre, 1998.
Cubela, R. M. Por ningún motivo. Bohemia (Ciudad Habana) (11):69, Mayo, 1998.
Fleitas Díaz, I. M. Un proyecto de formación en y para la solidaridad. Somos Todos
(Ciudad de La Habana) (1): p-4, ene -jun, 2002.
Fraile Aranda, Antonio. El entrenador hoy: reflexiones sobre su formación permanente.
Santiago de Cuba: [s.n.], 1999. 55 p.
Fuentes Avila, M. Mediación en la solución de conflictos. La Habana: Publicaciones
Acuario, 2001. 103 p.
Gorbunov, G. D. Psicopedagogía del deporte. Moscú: Editorial VIPO, 1988. 223 p.
Joaquín Ortega, V. El látigo del Jab sobre los rostros. Ciudad Habana: Editora Abril, 1986.
116 p.
Medvedev, A.S. Psicología para la victoria. Moscú: Editorial VIPO, 1991.164 p.
Nápoles Salazar, M. Comunicación y rol del maestro. Somos Todos (Ciudad de La
Habana) (1):21, ene -jun, 2002.
Núñez, N. Violencia e impunidad van de la mano. Bohemia (Ciudad Habana) (8):50, abril,
1997.
Petrovski, A.V. Psicología General. Ciudad Habana: Editorial Libros para la educación,
1981. 593 p.
Rodionov, A. V. Psicología del Entrenamiento Deportivo. Ciudad de La Habana: Editorial
Científico Técnica, 1987.107 p.
Rodríguez Peralta, L. Dopaje, la práctica prohibida. Juventud Técnica (Ciudad de La
Habana) (291):26, nov-dic, 1999.
Anexo # 1
Causas de la Violencia
1. Bajo nivel cultural y la falta de preparación existente en los entrenadores,
fundamentalmente, aquellos que son veteranos como profesionales en el deporte.
2. Aprendizaje por modelación de conductas (fue educado bajo la violencia).
3. La impaciencia.
4. El incumplimiento de las expectativas creadas en el entrenamiento según la
preparación del atleta.
5. Lograr un resultado deportivo.
Anexo # 2
Repercusión en la Formación Integral del Atleta
1.Psicológico o Emocional
2.Pedagógico
3.Social
4.Formación de Valores
5.Medio ambiente
6.Abandono del deporte
Anexo # 7
ISCF: Manuel Fajardo Rivero
Facultad Granma
Encuesta
Deporte:_______________ Sexo:_____
Vida deportiva (tiempo que lleva): ________________
Resultados Nacionales:__________________________
Edad:_________
Categoría:___________
Analiza detenidamente las preguntas y contéstalas con sinceridad para un satisfactorio
resultado de nuestra investigación. En el caso de las plecas, pon una cruz (x) las veces
que entiendas posible.
1¿Tu profesor, ha utilizado la violencia, es decir, el maltrato en el entrenamiento?
___ siempre
___ a veces
___ nunca
2¿ De qué tipo?
___ te mira mal
___ te amenaza ___ te grita ___ te empuja ___ te pega
___ te ofende
___ otros.
3¿ Con qué frecuencia lo hace en el entrenamiento?
___ muchas veces ___ algunas veces
___ siempre ___ nunca
Otros momentos (competencia, albergue, etc.)
___ muchas veces ___ algunas veces
___ siempre ___ nunca
4¿ Consideras la violencia un método necesario para que los alumnos aprendan
el dominio de su deporte? Fundamente.
5Cuando el entrenador utiliza cualquier forma de violencia, realizas los ejercicios.
___bien ___ regular ___ mal ___ bien pero con temor ___ mal y con temor
6¿Qué es lo primero que viene a tu mente en el momento del maltrato?
7¿Qué opinas acerca de esa actitud del entrenador? Si estuvieras en su lugar ¿lo
harías con tus atletas? __si __no ¿Por qué?
8Repercusiones que ha tenido en tí esta forma de tratarte tu entrenador:
___ deseo abandonar la escuela
___ deseo abandonar el entrenamiento
___ bajo rendimiento ___ trastornos en el carácter (irritable, poco comunicativo) ___
agresividad con tus compañeros.
___ a veces tratas mal a otros sin ser
culpables de lo que te sucede.

Documentos relacionados