Égloga I

Transcripción

Égloga I
Égloga I
En esta égloga, dedicada al virrey de Nápoles
Garcilaso describe dos cuadros simétricos, el canto de Salicio y el de Nemoroso
enmarcados entre la salida del sol (que inicia el canto de Salicio) y su ocaso (con el
que acaba su canto Nemoroso).
Los dos personajes expresan el estado de ánimo de Garcilaso ante dos situaciones
reales de su vida: la boda de su amada Isabel Freyre con don Antonio de Fonseca
(canto de Salicio) y la muerte de Isabel al dar a luz a su tercer hijo (canto de
Nemoroso).
Salicio, lamenta los desdenes de su amada Galatea y Nemoroso representa la
ternura producida por la muerte de su amada Elisa.
Fue compuesta algunos meses después de la muerte de Isabel Freyre, musa de
Garcilaso, a fines de 1535. Está dividida en treinta estancias y consta de cuatrocientos
veintiún versos.
Égloga II
Es la más extensa (1885 versos), y tiene la estructura más compleja de las tres.
Consta de dos partes: en la primera el pastor Albanio refiere su amor por Camila; en
la segunda Nemoroso hace una apología, en forma alegórica, de la casa de Alba.
Égloga III
Garcilaso describe aquí la belleza idealizada de un paisaje del Tajo al que acuden
ninfas que tejen algunas escenas mitológicas (tragedias de amor: Apolo y Dafne, Venus
y Adonis y Eurídice y Orfeo), en ricas telas. La Égloga III termina con un diálogo de
los pastores Tirreno y Alcino, que cantan la belleza de Flérida y de Filis, sus amadas.

Documentos relacionados