Jesús, el buen Pastor, puerta de entrada al Reino.

Comentarios

Transcripción

Jesús, el buen Pastor, puerta de entrada al Reino.
Buenas Nuevas
sitio: http://www.buenasnuevas.com << >> email: [email protected]
Jesús el buen Pastor,
Cuarto Domingo de Pascua – Ciclo A - 13 de abril 2008.
Por Enzo Giustozzi y Marcelo A. Murúa
Jn. 10, 1-10
La puerta de entrada al Reino.
Mucho ojo con los que no entran por la puerta de Jesús…
Relator En aquel tiempo, Jesús dijo:
Jesús - «Yo les aseguro que cuando uno entra al corral de las ovejas saltando
la pared por otro lado y no entra por la puerta, ese es un ladrón y un
asaltante.»
Las verdaderas ovejas reconocen la voz del pastor verdadero...
Jesús - «Porque el pastor de las ovejas, entra tranquilamente por la puerta y el
cuidador le abre y las ovejas le reconocen la voz cuando las llama una
por una y las saca afuera. Y cuando las sacó todas afuera, él camina
adelante y las ovejas lo siguen, porque le conocen la voz.
Pero si aparece un desconocido y las llama, se escapan y no le hacen
caso, porque no reconocen la voz.»
A ver si me entienden: yo soy la única puerta y ustedes, los fariseos, son
unos truchos
Relator Cuando Jesús hizo esta comparación los fariseos no entendieron qué les
quería decir.
Entonces Jesús aclaró:
Jesús - «Miren, la puerta para las ovejas, soy yo; Y todos los que vinieron antes
de mí son ladrones y asaltantes, pero las ovejas no les hicieron caso.
Sí, la puerta soy yo. Y el que entra por mí [-me hace caso-], ese se salva;
entra y sale tranquilamente y encuentra pasto para comer.
Porque los ladrones lo único que hacen es robar, matar y romper todo. En
cambio yo vine para que las ovejas tengan buena Vida, y mucha vida.»
Propuesta Pastoral
Guía para la utilización del guión con jóvenes o adultos
1) Realizar la dramatización. Tener en cuenta la selección de los personajes y haber
realizado un par de prácticas previas. Los títulos de cada escena se pueden leer o
no.
2) Organizar a los participantes en grupos de tres o cuatro personas. Conversar
informalmente, durante cinco minutos, a partir de la pregunta:
- ¿Qué palabras de Jesús me impactaron (o recuerdo) más? ¿Por qué?
3) El animador/catequista/sacerdote que está coordinando el trabajo grupal propone
estas otras consignas a los grupos:
- Entre todos los participantes del grupo reconstruir el texto (volver a contarlo,
intentando recuperar todos los detalles)
- Reconocer qué elementos o imágenes aparecen en las palabras de Jesús. ¿Qué
significan cada una de ellas?
- ¿Por qué Jesús se llama a sí mismo "la puerta"? Recuerdan otros textos bíblicos
en los cuales Jesús se llame a sí mismo con expresiones de contenido parecido
("Yo soy el camino…" "Yo soy la luz…")
- ¿A qué nos compromete pasar por la puerta de Jesús? ¿Qué manera de vivir
implica el aceptar a Jesús como puerta para la vida?
- ¿A quiénes se refiere Jesús al hablar de los que vinieron antes y no fueron
escuchados por las ovejas?
- ¿En nuestros días, qué otras puertas pueden distraernos del camino de Jesús?
4) El animador invita a poner en común la reflexión de cada grupo. Centrar la
reflexión en el significado de "Jesús como puerta para entrar al Reino".
5) El animador invita a cada participante a decir en voz alta algo que se haya
aprendido en este relato:
- ¿Podemos señalar situaciones de nuestra vida que se iluminen con este relato?
¿Cuáles?
6) El animador propone un momento de oración compartida para terminar el trabajo.
- Ponemos en las manos del Señor nuestras intenciones y nuestros deseos de vivir
conforme al evangelio, para ingresar a la vida por la puerta de Jesús :
- Jesús, ayúdanos a caminar hacia el Reino…
7) Oración final.
Abrenos tu puerta, Señor,
ayúdanos a caminar en tu presencia.
Danos fortaleza y discernimiento
para seguir tus pasos
en el camino hacia el Reino.
Danos manos solidarias
para construir caminos de vida nueva.
Danos corazones dispuestos
que sean puertas abiertas
para el mensaje del Evangelio.
- Que así sea -
Propuesta Pastoral
Guía para la utilización del guión con niños
1) Realizar la dramatización.
2) Reconstruir el relato, con los niños, a partir de las preguntas:
- ¿Qué acabamos de escuchar?
- ¿Cómo se llama Jesús a sí mismo? ¿Quiénes son las ovejas?
3) Centrar la reflexión en la actitud de buen pastor de Jesús:
- ¿Cómo debemos vivir para seguir los pasos de Jesús?
- ¿Cómo nos cuida Jesús en nuestra vida?
El animador invita a poner en común la reflexión de cada uno de los niños. Va
animando para que hablen en voz alta, si las respuestas se desvían del tema intenta
reencauzarlo.
4) El animador propone un momento de oración compartida para terminar el trabajo.
- Vamos a darle gracias a Jesús porque nos cuida mucho y quiere que vivamos
siempre junto a El. Los que quieran pueden decir su oración en voz alta, respetando
el turno del otro. Y cuando termina cada petición todos nos unimos para decir
- Jesús buen pastor ayúdanos a seguir tus enseñanzas…
5) Al terminar podemos repartir entre los niños esta pequeña oración que habremos
fotocopiado previamente
Jesús,
Tú eres como el buen pastor
que quiere y cuida a sus ovejas.
Así nos amas a nosotros,
con cariño y cuidándonos mucho.
Enséñanos a seguir tus pasos,
a escuchar tus enseñanzas
y a ponerlas en práctica con amor
todos los días.
- Que así sea, Jesús mi buen Señor Recibiremos con gusto tus comentarios y sugerencias, escríbenos a
[email protected]

Documentos relacionados