n n Generación del 27. Concepto Una generación literaria es un

Transcripción

n n Generación del 27. Concepto Una generación literaria es un
n
n
Generación del 27. Concepto
Una generación literaria es un grupo de escritores que, nacidos en fechas
cercanas y movidos por un acontecimiento de su época, se enfrentan a los
mismos problemas y reaccionan de modo semejante ante ellos.
Generación
literaria
Generación del 27
- Un grupo de
escritores.
- Los principales representantes del
grupo son Pedro Salinas, Jorge
Guillén, Gerardo Diego, Federico
García Lorca, Rafael Alberti, Dámaso
Alonso, Vicente Aleixandre, y Luis
Cernuda, Emilio Prado y Manuel
Altolaguirre.
- Nacidos en fechas
cercanas.
- Entre el más joven, que es
Altolaguirre (1905), y el mayor,
Salinas (1891), sólo hay quince años
de diferencia.
- Movidos por un
acontecimiento.
- El acontecimiento que los unió y les
dio el nombre fue el homenaje que el
grupo hizo a Luis de Góngora en el
año 1927 en Sevilla, al conmemorarse
el tercer centenario de su muerte.
Hay que destacar la influencia
ejercida por Juan Ramón Jiménez.
- Reacción
- Todos sienten la necesidad de
semejante.
encontrar un lenguaje poético que
exprese mejor los temas que tratan.
Vicente Gaos, en su introducción a Antología del Grupo Poético del 27,
Cátedra, 1982, considera que 14 años que separan el nacimiento de
Salinas del de Altolaguirre son demasiados para poder considerar a este
grupo como generación, afirmando, además, que no hay entre ellos un
poeta que pueda ser considerado jefe espiritual de todos. su mentor es
Juan Ramón Jiménez, nacido en 1881 y que pertenece a la que d'Ors
llamó "Generación novecentista".
Según Gaos, fuera de la poesía, los inspiradores de este grupo son otro
novecentista, Ortega y Gasset (nacido en 1883) y Ramón Gómez de la
Serna (nacido en 1888), así que por edad, Salinas estos autores. Hay que
tener en cuenta que en la época en que escriben estos poetas la evolución
literaria es muy rápida, por lo que pueden bastar unos años para que se
produzca un cambio de clima. Es lo que de hecho ocurrió, y no es así
extraño que Cernuda estime que "Salinas, lo mismo que Guillén, es más
bien poeta de transición". En realidad podría decirse que todos los poetas
de este grupo son de "transición" con respecto a sí mismos: tanto ha
cambiado el modo de entender y hacer poesía en el curso de las ultimas
cuatro décadas. en efecto, comparando el primero y el postrer libro de
cualquiera de ellos, podría dudarse que fueran obra de un mismo autor.
no digamos si la comparación se hiciese con Gerardo Diego o Alberti, que
son los que más se han dejado ganar, a lo largo del tiempo, por las
distintas solicitaciones artísticas de cada momento.
Hay ciertos poetas a los que usualmente se considera "transicionales".
Algunos son un poco anteriores por el nacimiento a Salinas: León Felipe
(1884), Moreno Villa (1887), Bastera (1888). Pero otros son posteriores:
Espina (1894), Bacarisse (1895). Sus primeros libros datan,
respectivamente de 1920, 1913, 1918 y 1917. Así pues, salvo Moreno Villa,
no empiezan a publicar antes que Domenchina. Y si tomásemos como
punto de referencia no libros iniciales, sino libros maduros, el carácter
"transicional" atribuido a estos autores, sería muy discutible. Sin duda, tal
atribución está motivada en parte por el hecho deque ninguno de los cinco
poetas citados es de primer orden: o murieron pronto, como Bacarisse
(1895-1931) y Basterra (1888-1930); o abandonaron la poesía, como
Espina: su último libro de versos en Signario (1923); o no llegaron a
desarrollar plena personalidad poética. Con todo, de decidir en términos de
calidad y de adscripción a las maneras estéticas de una época, no se ve
bien por qué habría que prescindir de León Felipe y Moreno Villa,
incluyendo en cambio dentro de este grupo a poetas menores como Prados
y Altolaguirre. La nómina del grupo la formó Gerardo Diego en su
Antología de 1932, y para tan temprana fecha la selección, además de
justa ha resultado profética.
Los poetas de esta generación -y sus antecesores, de Unamuno a Juan
Ramón Jiménez- constituyen un plantel de tal fuste que la crítica ha
hablado de un "nuevo siglo de oro" de la poesía española. No es, desde
luego, frecuente la aparición coetánea de tantas figuras importantes, todas
con voz propia. Porque la afinidad generacional y, dentro de ella, la curiosa
bipolaridad muchas veces señalada (Salinas-Guillén, Lorca-Alberti,
Aleixandre-Cernuda, Prados-Altolaguirre) es secundaria. Lo destacable es
la personalidad de cada uno de estos poetas.

Documentos relacionados