De los Sistemas de Informacion al Coaching

Comentarios

Transcripción

De los Sistemas de Informacion al Coaching
Práctica y reflexiones sobre el cambio-expansión de la carrera profesional
De los Sistemas de Información al Coaching
Alejandro Krynski
Universidad del CEMA
Maestría en Dirección de Empresas (Promoción 2006)
Trabajo Final
Profesor Ignacio Bossi
Índice
Introducción ...................................................................................................................... 4
Parte inicial: El desafío (transito hacia el objeto y nombre de la Tesina) ........................ 6
Desarrollo ......................................................................................................................... 9
Vista del Individuo ....................................................................................................... 9
Historia personal y profesional ................................................................................. 9
Preguntas, motivaciones y deseos. ......................................................................... 11
Brechas. .................................................................................................................. 14
Visión, Misión y valores........................................................................................ 16
Perspectiva de la carrera profesional .......................................................................... 17
Reflexiones sobre la Licenciatura en Sistemas....................................................... 17
Posibilidades del Coaching Ontológico .................................................................. 18
Perspectiva del cambio-expansión.............................................................................. 22
Orientación Vocacional .......................................................................................... 22
Conversaciones para optar por un futuro ................................................................ 23
Conclusiones............................................................................................................... 25
Bibliografía ................................................................................................................. 26
Agradecimientos ......................................................................................................... 26
2
Esta tesina está dedicada a Tomás Ramirez.
Gracias Tomás por enseñarnos tu fuerza infinita de voluntad.
3
Introducción
El presente trabajo ha sido desarrollado en el marco de la Maestría en Dirección
de Empresas de la Universidad del Cema, dictada en Buenos Aires durante los años
2005 y 2006. La universidad propone a los alumnos que desarrollen una tesina que
abarque al menos uno de los temas aprendidos durante la maestría. Para el desarrollo de
la misma, se da a los alumnos la opción de elegir entre diversas disciplinas y, en
particular, yo he escogido dedicarla a la temática de Habilidades Gerenciales.
La motivación principal para realizar este trabajo me surgió a propósito de la
materia “Liderazgo”. Al cursar esta materia descubrí que la misma era en realidad
abordada desde el punto de vista del coaching y dictada por coaches ontológicos. De
hecho, lejos de ser una materia teórica, la misma ofrece un entrenamiento para el
desarrollo personal y profesional de cada alumno. Esto me causó un enorme impacto.
Me permitió descubrir mis habilidades de liderazgo y comunicación a la vez que
avanzaba con lecturas que daban sustento teórico a las experiencias vividas durante el
entrenamiento.
Con este entusiasmo decidí continuar con el tema y, finalmente, desarrollar esta
tesina que estudia cómo entra el coaching en mi vida. El objetivo del trabajo es
mostrar como confluyen en un mismo punto las distintas cuestiones estudiadas, lo que
me permite definir, al transitar por el camino del descubrimiento, un plan de acción para
alcanzar un nuevo objetivo.
4
Mi
historia
personal
Mi
orientación
Vocacional
Mi misión,
visión y
valores
La
disciplina
del
coaching
Proceso de
descubrimiento
(Plan de Acción)
Nuevo objetivo
Este proceso incluirá la compilación de material teórico sobre Coaching y sobre
Orientación Vocacional, así como también actividades prácticas (conversaciones de
coaching). El marco teórico del trabajo estará delimitado por el conocimiento existente
sobre Coaching Ontológico y Orientación Vocacional.
5
Parte inicial: El desafío (transito hacia el objeto y nombre de la Tesina)
Lo primero que pensé cuando comencé a dar los primeros pasos hacia la
concreción de mi tesina tuvo que ver con el significado que le doy a esta palabra. Dado
que generalmente me siento cómodo cuando puedo mostrar dominio de diversos temas,
al principio pretendía (simulaba) saber qué es una tesina.
Lo cierto es que desconozco el significado generalmente aceptado de esta
palabra y esbozo una serie de conceptos imaginarios determinados por mis prejuicios.
Luego de este sinceramiento, asumo que mi definición personal y noinformada sobre tesina era:
Un escrito “importante” a la altura de un evento “importante” (como es para mi la
realización de un MBA) que me hace sentir una persona “importante”
Va de suyo que cabe realizar un mínimo relevamiento antes de continuar…
Según la Real Academia Española, Tesina es diminutivo de Tesis (lo que
ya me hace menos importante!) y Tesis es:
(Del lat. thesis, y este del gr. θέσις).
1. f. Conclusión, proposición que se mantiene
con razonamientos.
2. f. Opinión de alguien sobre algo.
3. f. Disertación escrita que presenta a la
universidad el aspirante al título de doctor en
una facultad.
4. f. Mús. Golpe en el movimiento de la mano
con que se marca alternativamente el compás.
Nota: No puedo evitar la tentación de quedarme con la cuarta definición.
6
En la Universidad Americana de Acapulco (México) - www.uaa.edu.mx - para
titularse en el Doctorado de Psicología, se debe presentar una tesis y para la
Licenciatura una tesina:
“La tesis es un trabajo escrito, individual o colectivo (3 como máximo) que consiste en una
demostración sistemática, sustentada científicamente, de una postura conceptual o de una
propuesta de índole profesional, metodológica o tecnológica en la que el tesista, con base en
estrategias y fuentes de investigación documentales, hace una aportación novedosa y crítica a
un área de su profesión.”
“La tesina es una trabajo escrito, individual, de menor alcance y exhaustividad que la Tesis, que
aborda de manera sintética y rigurosa un tema de estudio. La Tesina es un trabajo monográfico
donde el alumno o egresado, mediante una investigación documental, deberá seleccionar,
organizar, integrar y analizar críticamente la información más actual que le permita formular
teóricamente la solución a un problema, previamente especificado acerca de algún tema de la
Psicología.”
“Dado que la investigación documental requiere de un exhaustivo trabajo intelectual de reflexión
e integración de información obtenida de distintas fuentes, se deberá generar una propuesta
original, valiosa y necesaria, que aporte una solución a un problema de la Psicología,
debidamente delimitado y contextualizado, que contribuya al progreso disciplinario y el
enriquecimiento cultural de la comunidad.”
Luego de analizar estas referencias y de repasar “Como se hace una Tesis” (Humberto
Eco), me acerco un poco más al mundo del otro (en este caso el otro es la comunidad
que recibe mi tesina).
Sin embargo me surgen nuevas preguntas (lo cual es deseable cada vez que entramos en
un proceso de aprendizaje) y algunas angustias o, como expresa inequívocamente
Leonardo Wolk en “El arte de Soplar Brasas”, heridas narcisísticas típicas de la zona de
expansión en el proceso de aprendizaje.
Es que sigo pensando que la tesina debe ser un proyecto extraordinario. O al menos un
embrión de proyecto extraordinario. Desearía que aporte o ilumine ideas a la
comunidad. Pero como es un término de alcance difuso, en adelante determinamos el
alcance de “comunidad” para esta tesina:
Esta tesina esta dirigida a todo aquel individuo o institución que se interese por
encontrar las causas, sentimientos, preguntas y motivaciones de un individuo
7
involucrado en un proceso de búsqueda de identidad y su relación con la carrera
profesional.
(Nota: Por supuesto que esto me incluye dentro del alcance.)
La anterior definición me da pie para terminar de dar forma al título y al objeto de esta
tesina.
El titulo será:
Práctica y reflexiones sobre el cambio-expansión de la carrera profesional
De los sistemas de información al Coaching
El objeto de la tesina será:
Diseñar, ejecutar, documentar y obtener conclusiones sobre un (mi) proceso de
evaluación de cambio o expansión de carrera profesional, a través de un análisis
intrapersonal de (mis) preferencias, motivaciones, historia y modelos mentales, que
arroje luz sobre por qué elegimos (elegí) una carrera profesional (por qué soy
Licenciado en Sistemas?) y que nos puede hacer cambiar (Quiero ser Coach?) en un
determinado momento de nuestro (mi) desarrollo.
8
Desarrollo
Vista del Individuo
Historia personal y profesional
“Ayer uno fue aquél y hoy uno es éste. Pero es útil ver hoy el que uno fue ayer,
porque en esta dialéctica se esta construyendo el que uno será mañana”
Eduardo Pavlovsky
Quizá este segmento sea para mí el más difícil y para la tesina el más
importante. Difícil porque he asumido la responsabilidad de ser YO el objeto (o sujeto)
de estudio de mi tesina. Importante porque en este segmento ensayo una hipótesis sobre
por qué soy como soy y por qué quiero lo que quiero.
Mis abuelos llegaron a la argentina desde Rusia y Polonia escapando del
nazismo. En parte fue la guerra y en parte el comunismo los factores que eliminaron la
religión de mi familia. Soy el segundo hijo de un matrimonio de psicoanalistas
argentinos judíos nacidos en la década del 40.
Cuando mi padre era joven, mis abuelos lo inscribieron en el ICUF, una
institución judía con ideas políticas de izquierda soportada por el partido comunista,
cuyos objetivos principales eran la recreación y formación de grupos con una cierta
línea ideológica.
En cambio mis abuelos maternos eran un poco más conservadores. Mi abuelo
tenía ideas sionistas (judíos en la diáspora que colaboran con el desarrollo del estado de
Israel) y aportaba fondos a C.U.J.A. (Campaña Unida Judeo Argentina), una institución
con tales fines. En casa de mis abuelos maternos nos juntábamos para cenar en el año
nuevo judío y las pascuas (pesaj), incluso a veces en el día del perdón (iom kipur).
La crisis matrimonial de mis padres y posterior separación comenzó antes de mi
nacimiento. En este contexto, hacer terapia psicoanalítica no era una opción nueva o
diferente para ellos, dado que esto siempre estuvo presente en sus vidas, es un
requerimiento indispensable para todo psicoanalista.
Mis dos familias tenían características bastante distintas. A los 9 años yo ya iba
de una casa a otra. Dormía un día en cada casa.
9
En la primaria tuve un “mejor amigo”. Además, tocayo. Con él íbamos al club
GEBA. Primero hicimos natación, después judo y luego básquet. El era el mejor alumno
en el colegio y en básquet lo ponían en el equipo. Yo remaba desde atrás. Al básquet
jugué desde los 10 años pero mis compañeros, que habían comenzado a los 7, tenían
más titularidad. En GEBA nunca me federaron. Un día el coach me prohibió entrar a la
charla del entretiempo y abandone el club. Me anote en Hebraica y fui federado
inmediatamente. Luego me pase a MACABI. Jugué hasta los 18 años.
A los 10 me anotaron en el ICUF (recuerdan lo que era?) y a los 13 en la Escuela
Técnica ORT. Durante la semana en el colegio estudiaba hebreo, torá e historia judía.
Pero los sábados (justo el día sagrado para los judíos) tenía recreación en el ICUF,
donde todos veneraban a Cuba, Fidel Castro y el Che Guevara.
Siempre fui muy enamoradizo y romántico. Solía escribir cartas de amor a mis
novias, pero solo unas pocas eran entregadas (me refiero a las cartas).
A los 15 años tuve que elegir la especialidad en el colegio. Estaba entre
COMUNICACIÓN y COMPUTACION. Mi padre realizó una intervención en una
tercera área. Me dijo: “-te voy a ayudar a decidir si te gusta el básquet”. Comenzó a
venir conmigo a los partidos. Vino a 2. Justo en la segunda ocasión nos echaron a
trompadas del club Pinocho, por haberles quitado el invicto. Papa no quiso volver. Al
poco tiempo discutí con el entrenador y deje el básquet.
Casi al terminar la tecnicatura en computación del secundario descubrí la
actividad de DESARROLLO de SISTEMAS, cuando un amigo me pidió un software de
facturación para la empresa de su padre. Me gusto y decidí seguir la carrera. Durante la
misma trabaje en desarrollo de sistemas en forma independiente.
Cuando tenía 22 años decidí comenzar a psicoanalizarme, dado que tenía el
corazón destrozado por mi primera novia importante, mi primer amor. El análisis
representó un quiebre en mi vida. Allí revisé casi toda mi historia y me reconcilie con
temas que me “enojaban”, principalmente con mis padres.
También a esa edad comencé a bailar. Tome clases de salsa, tango y rock&roll.
Llegué a viajar por el baile y durante un tiempo di clases. Cuando bailaba sentía que mis
emociones hablaban a través de mi cuerpo, estableciendo una conversación con mi
pareja de baile, basada en energías de diferente nivel de intensidad según el
entendimiento de las personas en juego. Un día me encontré diciendo que con el baile
podía emocionarme pero con la informática…no. Sin embargo decidí que no era un
cambio de carrera lo que buscaba. El baile ocuparía su lugar para siempre, pero si lo
10
transformaba en una profesión, probablemente perdería esa característica de “placer
puro” que tenía.
Finalmente continué con la carrera de Sistemas hasta recibirme, siempre
trabajando. Desde los 26 años hasta ahora hice carrera en una consultora de tecnología.
Van seis años, de los cuales llevo cuatro como gerente de consultoría. En el camino de
la gerencia me fui alejando de los temas técnicos para descubrir que lo más importante
para lograr resultados en una empresa de servicios es el trabajo con la gente. Dedico la
mayor parte del tiempo a motivar, contener, orientar, y alinear los intereses de la gente
con los del negocio. En la construcción de relaciones con la gente volví a encontrar la
emoción y la amorosidad como parte de la profesión. Y es lo que mas me ha realizado
como ser humano. Descubrí que hay básicamente dos formas de relación empleadocompañía. La primera es la confrontación de energías. La segunda es la alineación de
energías en base a intereses comunes, que por supuesto existen. La primera produce
quemazón (burn-out) en la gente. La segunda produce resultados. La primera es la más
común de hallar. La segunda es mi meta. Si tengo clara mi meta, que pasa si descubro
que existe una profesión fuertemente orientada a alcanzarla?
Por que volqué este “cuento” (lo que contamos son cuentos) en la tesina?
Porque lo considero material imprescindible para la misma. Porque viendo quien
he sido y quien soy puedo buscar al ser que quiero ser. Mucho de mi historia “me
ocurrió”, pero mucho fue diseñado por mi.
Preguntas, motivaciones y deseos.
Ahora me detengo por un momento ante la sospecha de que puedo ser más feliz
si incorporo a mi vida más cantidad de “momentos” relacionados con el amor. Según
Humberto Maturana, todos nuestros problemas tienen su origen en la negación de amor.
Maturana incorpora el concepto de amor como
conducta relacional biológica, no
necesariamente ligada al amor romántico ni a la unión sexual. Es decir, que podemos
vivir mas tiempo con el amor como valor presente en todo lo que hacemos.
Personalmente opino que somos lo que hacemos. Generalmente preguntamos, “-ud. Que
hace?” “-bueno…yo…soy Licenciado en Sistemas!”.
11
La experiencia vivida en 4 años de gerencia en una PyMe me permitió observar
algunos resultados recurrentes:

Irregularidad en la satisfacción de los clientes

Irregularidad en los resultados (económicos y de calidad) de los
proyectos desarrollados

Irregularidad en la satisfacción de los clientes internos
En todas nuestras actividades coordinamos acciones entre personas. Y para
coordinar acciones la herramienta fundamental es el LENGUAJE. Estas consideraciones
podrían parecer obvias. Sin embargo en general las personas que coordinan acciones no
parecen tener un alto nivel de conciencia de la importancia del lenguaje. A partir de esto
he observado una importante cantidad de fisuras comunicacionales y tengo la
convicción de que se halla aquí el origen de las brechas en los resultados. Así es como
los “problemas” se desencadenan generando insatisfacción y stress. Muchas veces
personas de mi equipo suelen solicitarme reuniones. La mayoría de las veces las
reuniones consistían en una tremenda catarsis donde el interlocutor libera una cantidad
de angustias que ha acumulado durante un tiempo. Más del 50% de los temas que se
presentan suelen ser evitables con el solo hecho de plantearlos a tiempo. A partir de las
primeras lecturas que he realizado sobre coaching, sostengo que encontraré en esta
disciplina las herramientas necesarias para que las empresas, a través de sus individuos,
puedan obtener importantes mejoras en sus resultados. Pero principalmente, me motiva
pensar que:
Los individuos, a través de las empresas, puedan obtener importantes mejoras en
sus resultados y una mejor calidad de vida, aportando a su vez importantes mejoras a las
empresas.
Y me motiva ser un pilar en procesos de este estilo.
Formalizando brevemente las preguntas que me surgen:
¿Puedo sentirme realizado como profesional a través del coaching?
12
¿Es el coaching la herramienta que nos ayuda a despertar el liderazgo en las
personas?
¿Me va a gustar realizar la actividad de coach?
¿Cómo aprovechar mis experiencias en Sistemas para mi rol de coach?
¿Cómo aprovechar mis experiencias en empresas para mi rol de coach?
¿Cómo aprovechar los conocimientos adquiridos en el MBA para mi rol de
coach?
¿En que tipo de actividades se basa la profesión de coach?
¿Puedo ganarme la vida como coach? ¿Y puedo ganar “mucho” dinero?
¿Cómo recibe el mercado argentino al coach?
¿Qué oferta puedo ser para la comunidad?
¿Voy a extrañar mi profesión original? ¿Me voy a arrepentir?
¿Cómo será el plan, cómo diseño mi futuro para el coaching?
13
Brechas.
Una brecha es la distancia que se observa entre los resultados deseados y las
posibilidades actuales de alcanzarlos. Detengámonos por un momento en esta
definición. Vemos que es la distancia “que se observa”. Es decir, es la distancia que el
observador detecta. Es este observador el que la observa y por lo tanto nadie más puede
decir que tan larga es esa distancia. Para cada observador esa distancia puede ser
distinta. Y justo allí puede estar la clave. Lo que “otros” puedan observar generalmente
aporta un punto de vista distinto al protagonista. Tanto así que, finalmente, nuestro
protagonista cambia su perspectiva, modifica el tipo de observador y puede acortar o
eliminar la brecha. Así de sencillo. No obstante, es muy probable que exista en
definitiva un camino a recorrer para alcanzar el resultado deseado.
En particular, para definir la brecha en el contexto del proyecto presentado,
podemos mencionar la más importante y abarcativa.
La brecha detectada en el contexto de este proyecto es la distancia que observo
entre el “ser humano y profesional” que soy ahora y el “ser humano y profesional” que
quiero ser. Esto me hace pensar en el hecho de que soy notablemente ambicioso. Y me
encanta. Porque considero que la ambición es como un motor que inserta energía en el
presente generando nuevas metas en el futuro. Y no debe haber acto para mí mas feliz
que el de alcanzar una meta (realización personal).
En realidad, corrijo, considero que puede haber un acto más feliz que alcanzar
una meta y consiste en que dos o más personas alcancen una meta común a través de
un esfuerzo conjunto (qué parecido es esto a la definición de “coaching” que veremos
mas adelante!!).
El camino que voy a recorrer (cada paso que recorra acorta “la distancia”)
consiste principalmente en:

Acercarme al coaching a través de la lectura de material y de prácticas
específicas en clase, junto con los coaches definidos por la universidad.

Recorrer el camino de la incorporación de conocimientos y prácticas a través
de una escuela formal de habilitación profesional.
14

Ofrecerme como coach ante situaciones donde detecte dicha posibilidad.

Intentar participar en actividades de formación como ayudante u oyente.
15
Visión, Misión y valores.
Cual es el sentido de nuestra existencia? No me propongo responder esta crucial
pregunta en esta tesina. Los biólogos suelen decir que el sentido de nuestra existencia es
la supervivencia (es decir que existimos para seguir existiendo?). Algunos filósofos
argumentan que no existe otra razón para vivir que la que cada uno pueda proponerse.
Al presentarse en nuestro curso en la universidad, Alejandro Marchesan nos propuso
que tengamos una causa por la cual morir. Es decir una causa por la cual vivir. Yo en
particular declaro que mi misión es:
“Impactar positivamente en la calidad de vida de los individuos de esta
sociedad.”
En mi visión:
Soy una persona capaz de evocar el amor presente en los individuos y orquestar
los elementos de los sistemas de relaciones para que tantos las organizaciones
como las personas que las conforman maximicen su utilidad.
En este contexto, llevo conmigo los siguientes valores:

Honestidad

Generosidad

Respeto

Compromiso
16
Perspectiva de la carrera profesional
Reflexiones sobre la Licenciatura en Sistemas
Tal como relaté al comienzo de la tesina, en mi adolescencia elegí la informática
como carrera profesional por diferentes motivos. En primer lugar, siempre me sentí
atraído por la ingeniería. De niño pasaba muchas horas jugando con el LEGO, el cual
consistía en pensar un diseño conceptual de un objeto y construirlo combinando piezas
de encastre. Estas piezas pasaban a formar parte del conjunto de elementos que a través
de diferentes relaciones alcanzaban el objetivo de un sistema (auto, nave espacial, casa,
garaje). El primer contacto con la informática lo tuve a los 9 años (1983) cuando me
inscribieron en un curso de lenguaje LOGO. Tenía bastante habilidad para desarrollar
programas. A los 11 mi padre me compró la primera computadora (Talent MSX) y yo
pasé muchísimas horas intentando desarrollar programas. En el secundario elegí
computación como especialidad, aunque no estaba del todo seguro. Recién cuando mis
instrucciones computacionales comenzaron a ser de utilidad para las empresas y a
canjearse por dinero me zambullí del todo. Así fue como esta actividad se transformo en
mi motivación. Todo tenía un sentido: Yo seria un profesional, un licenciado y además
ya tenía mis clientes, mi propia fuente de subsistencia y mis ahorros. Con esta actividad
pude pagar mi carrera e independizarme de mis padres. Todas estas fueron cuestiones
clave en mi vida. Creo que mi amor por la profesión se debe más a los resultados que a
partir de ella obtuve que a la devoción o el disfrute de diseñar y construir software. De
todas formas siempre supe que me formé para poder realizar modelos conceptuales de
los sistemas que observo, siendo el software sólo una de las posibles instancias de esos
modelos. Aquí es donde puedo sentirme pre-habilitado para analizar organizaciones y
sistemas de comportamiento. Peter Senge menciona en su libro La Quinta Disciplina
que desarrollar una visión sistémica es una de las claves para comprender y rediseñar las
complejas situaciones que se viven en las organizaciones de hoy.
17
Posibilidades del Coaching Ontológico
Desde que existe el ser humano existe el lenguaje. Según la ontología del
lenguaje, es al revés: el ser es “ser humano” desde (o gracias a) que existe el lenguaje.
Gracias al lenguaje “somos”. El lenguaje es creador de “realidades” y, desde que nos
comunicamos nos “enseñamos” (enseñar: “instruir, mostrar, exponer”). Los primeros
coaches o entrenadores lo han sido sin saberlo.
En nuestros tiempos, el coach deportivo, el entrenador de deportistas de alto
rendimiento, ha sido el ejemplo que inspiró a los creadores del coaching ontológico. El
entrenador deportivo cumple el rol de ayudar al deportista a alcanzar el objetivo que él
(el deportista) se propone. Generalmente se trata de objetivos que hoy en día el
deportista no puede alcanzar. El coach ayuda al deportista a entrenarse para superar la
brecha que hoy lo separa del resultado deseado. Sin embargo, el deportista suele ser mas
apto o tener más destreza deportiva que el coach. Seguramente ningún entrenador de
Maradona fue jamás mejor futbolista que Maradona. Es decir que el coach no
necesariamente es “mentor”.
Entonces, que cosas sí sabe el coach? Sabe de procesos de aprendizaje. Sabe de
diseño de futuros, de motivación. Sabe leer el “pasionómetro” del coachee (dispositivo
humano que indica el grado de pasión y compromiso con el resultado).
En cualquier ámbito de la vida, los resultados que alcanzamos tienen sentido
sólo si lo hacemos en el contexto de un ámbito social, es decir ante la presencia del otro.
En la película “El Naufrago” de Steven Spielberg, el protagonista, que se encuentra ante
la necesidad de sobrevivir y escapar de una isla desierta, le da vida a una pelota de voley
que encuentra entre los restos del avión caído: -“Te llamare Wilson, tu serás mi amigo”,
dice el personaje de Tom Hanks. De allí en más, todos sus logros serán compartidos con
este nuevo personaje. Establecerá con él todas sus conversaciones y, al momento de
dejar la isla en una balsa, arriesgará su vida por él.
Con este ejemplo extremo graficamos la necesidad que tenemos los seres
humanos de desarrollarnos en un contexto social, de apoyarnos en otra persona, de ser
observados y escuchar lo que el otro “ve” sobre nuestro desempeño. Es decir, de
observarnos a nosotros mismos a través de la mirada del otro.
En el contexto de las organizaciones (empresas, gobiernos, ONGs, etc), el rol del
coach aplica de manera similar que en los deportes.
18
Leonardo Wolk lo grafica de manera brillante, llamando al coach “soplador de
brasas”. Dice Wolk que todos los seres humanos tenemos un fuego interior, solo que
algunos fuegos parecen apagados. Pero no lo están. Así, el rol del coach es el de soplar
las brasas.
Que hace y que no hace un coach?
El coach es alguien que interviene en la vida del coachee (persona coacheada) a
través de una oferta. La oferta del coach es ser un otro para el coachee, un otro no
involucrado emocionalmente, alguien que el coachee pueda tomar como punto de apoyo
para no perder el equilibrio en un proceso de aprendizaje. Dice Leonardo Wolk que el
aprendizaje produce una “herida narcisística”.
“La Personalidad Narcisística se caracteriza por un patrón grandioso de vida, este se expresa en
fantasías o modos de conducta que incapacitan al individuo para ver al otro, el mundo se guía y
debe obedecer a sus propios puntos de vista, los cuales considera irrebatibles, infalibles, autogenerados. Las cosas más obvias y corrientes, si se le ocurren a él o ella, deben ser vistas con
admiración y se emborracha en la expresión de las mismas. Hay en el Narcisista una inagotable
sed de admiración y adulación, esta última lo incapacita para poder reflexionar e incluso pensar.
Vive más preocupado por su actuación, en cuanto a la teatralidad y reconocimiento de sus
acciones, que en la eficacia y utilidad de las mismas. Su visión es el patrón al cual el mundo
debe someterse. Es el Narciso una personalidad que, aún cuando pueda poseer una aguda
inteligencia, esta se haya obnubilada por la visión grandiosa de sí mismo y por su hambre de
reconocimiento.”
Dr. Gonzalo Himiob
(De su articulo en el site Venezuela Analitica,
http://www.analitica.com/archivo/vam1997.06/soc3.htm)
Cuando aprendemos, continúa Wolk, pasamos de nuestra zona de confort a una
zona de expansión. Aquí el individuo transita un camino de esfuerzo, no siempre exento
19
de sufrimiento. El aprendizaje tendrá un efecto positivo siempre que no pase de la zona
de confort a la zona de pánico, lo cual produciría un estado de parálisis.
Aprendizaje
Zona de
pánico
Zona de
expansión
Zona de
Confort
Aprendizaje: “herida narcisística,
esfuerzo extraordinario no exento
de sufrimiento”
El coach ontológico hace uso del poder de la conversación. Lleva a cabo una
serie de conversaciones con el coachee con el objetivo de guiarlo en un proceso puntual
de mejora personal o profesional.
El coach esta preparado para un tipo especial de conversaciones, a través de un
uso cuidadoso del lenguaje, mediante el cual potencia las palabras y frases generativas,
evita los juicios y respeta profundamente la subjetividad del coachee.
En las conversaciones de coaching, el coach regala al coachee las preguntas que
el coachee no se esta formulando. El coach no da respuestas, solo regala preguntas para
que el coachee busque las respuestas. De esta forma el coachee asume la
responsabilidad incondicional sobre sus propios resultados. Es el coachee el que fija la
meta y también es él quien define como alcanzará la misma.
A veces se confunde al coaching con la terapia psicoterapéutica. Es importante
notar esta diferencia. El coaching y la psicoterapia podrían complementarse, pero no son
lo mismo. La psicoterapia trabaja en el campo de la salud ayudando al individuo a re-
20
conocerse a través de una profunda exploración de su ser, remitiéndose generalmente a
los primeros años de vida y a la relación con sus padres y afectos íntimos. Es un proceso
que trabaja sobre el inconciente. El psicoterapeuta también regala preguntas al individuo
pero, a diferencia del coach, realiza un análisis y un diagnóstico y trabaja en un largo
proceso con el individuo realizando asociaciones e interpretaciones.
El coaching se enfoca más en procesos puntuales de aprendizaje, generalmente
relacionados con el ámbito laboral. Puede abarcar también el ámbito personal, pero no
se involucra profundamente con lo afectivo.
Lo que sí tienen en común es que ambas disciplinas utilizan el poder de la
palabra.
Existe sin embargo una zona gris entre coaching y psicoterapia. Hacia el cierre
del proceso, Wolk habla de “indagación de la matriz y rematrización”. “Consiste en una
profundización en la historia personal y en el ser del coachee que requiere de mucha
pericia y profesionalidad por parte del coach. Por momentos hasta podría confundirse
con una intervención psicoterapéutica, por lo que sería un valor agregado que el coach
además fuese psicólogo”.
También naturalmente existe la posibilidad de que el coach vierta algunas
opiniones sobre lo que le ocurre al coachee. En este sentido, Wolk explica la
importancia de no hacer juicios. No obstante, es válido presentar al coachee nuestra
hipótesis, ya que es una forma de regalar preguntas que el coachee no se esta haciendo.
En muy resumidas cuentas, el proceso de coaching consiste en 7 pasos.
1. Generar contexto.
 Recibir el pedido o hacer la oferta de coaching.
 Contexto: tiempo, lugar, confidencialidad.
2. Fijar Metas
 Chequear el quiebre
 Detectar la brecha
 Acuerdo, contrato, metas del proceso
3. Explorar la situación actual
 Que ocurre?
 Observaciones y juicios. Fundamentos. Razonamiento.
 Emociones
 Columna izquierda
4. Reinterpretar las brechas
 Rearticular y reinterpretar creencias. Responsabilización.
 Indagar en la matriz. Rematrizar.
5. Diseñar acciones efectivas
6. Role playing
7. Reflexiones finales y cierre
21
Perspectiva del cambio-expansión
Orientación Vocacional
“La problemática de encontrar y definir como cada hombre podía llegar a ocupar un
lugar determinado en la trama social, ha sido motivo de desvelos desde la antigüedad hasta
ahora. También que en dicha problemática cada individuo haya decidido por si mismo la
conformación de ese lugar, o sea el nivel de determinación del medio, ha sido tema de distintas
valoraciones de acuerdo a la ideologías imperantes en las distintas culturas.
“Por ejemplo, un antecedente interesante lo constituye Juan Huarte de San Juan, que
en el año 175 dice ‘…que cada cual ejercitase por ley solo aquella arte para la que tuviera talento
natural y dejare las demás…haciéndole estudiar por fuerza la ciencia que le convenía y no
dejarlo a su elección’, lo que revelaba una determinada concepción acerca de que ni el niño ni el
joven eran personas aún, y que el orden social estaría necesariamente preestablecido por obra
de un designio, tal vez divino. Ninguno de nosotros afirmaría hoy, concluyendo el siglo XX, los
postulados que sostienen este discurso. Sin embargo, aunque nuestra lógica actual apela a otras
razones, también es cierto que para determinados niños y jóvenes nacidos en medios
socioeconómicos atravesados por la pobreza, las posibilidades de elección se reducen o quedan
prefijadas por la inaccesibilidad a la educación y a la capacitación laboral”
“La idea de la orientación nace con el siglo XX, ligada a la complejidad consecuente de
la división del trabajo surgida con la Revolución Industrial. La orientación profesional se
institucionaliza entonces como respuesta tanto al desempleo como a la escasez de personal en
distintas actividades, poco después de la ruptura social que significo la Primera Guerra Mundial”
Adriana Gullco
Orientacion Vocacional (Aportes para la formación de orientadores)
Ediciones Novedades Educativas (1ra edición, noviembre de 1998)
A lo largo de este trabajo hemos analizado qué es y qué aporta un coach. Hemos
analizado similitudes y diferencias entre el coaching y el psicoanálisis. Ahora vamos a
referirnos a una disciplina que tiene en sí algunos puntos en común con ambas, la
Orientación Vocacional.
Los profesionales de esta área son, al igual que los coaches, orientadores. Y la
mayoría de ellos son psicólogos o psicopedagogos. Su función es asistir al individuo (en
su jerga, “el orientado”) a encontrar su camino profesional y su lugar en la sociedad a
través de un análisis de su historia, deseos, fantasías, habilidades y posibilidades. Algo
muy semejante al proceso que desarrollé durante la generación de esta tesina. Incluso,
para mi sorpresa, me encontré con que una de las herramientas utilizadas por los
Orientadores se llama ArGeVoc (Árbol Genealógico Vocacional). ArGeVoc es un
modelo en forma de árbol genealógico donde el orientado vuelca datos sobre las
profesiones de sus familiares y de otras personas influyentes en su vida. El objetivo de
22
esta herramienta es agregar el enfoque “mandato familiar” al análisis en cuestión. Esto
no hizo más que confirmar desde la perspectiva científica una sensación o idea
improvisada que siempre tuve sobre la influencia familiar en la elección de la carrera
profesional. Es decir que, por más libres de elección que nos declaremos en nuestro
contexto familiar progresista, siempre estamos influidos. Pero no se trata de seguir
ciegamente ese mandato, sino de “escuchar” qué nos genera y decidir qué hacer con él.
Conversaciones para optar por un futuro
En el contexto de este proceso de búsqueda he mantenido conversaciones con
diferentes interlocutores sobre mi interés por el coaching. Estas conversaciones, con mis
afectos, colegas y coaches me fueron de gran utilidad. No solo para escucharme si no
para observarme a través de los ojos de los otros. Todas confluyen y se resumen en la
entrevista que mantuve con la licenciada Fabiana Calonico, Psicopedagoga y
especialista en Orientación Vocacional.
Al llegar a la entrevista le explique a Fabiana el objetivo de mi visita. Le conté
quien soy, que hago, de donde vengo, porque me interesa el coaching y en qué consiste
esta tesina. Le dije que mi reunión con ella tenía para mí un doble objetivo. Por un lado
continuar evaluando mis posibilidades de expansión profesional. Por otro lado
completar mi tesina con la sección de orientación vocacional. Sin embargo, continué,
“completar mi tesina no es tan importante como terminar de comprender lo que quiero
hacer con mi carrera.”
Fabiana me comento que había comprendido perfectamente. Me contó también que
existen dos formas de hacer Orientación Vocacional: la clínica y la actuarial. La
actuarial consiste en una serie de talleres donde uno completa un conjunto de
formularios y realiza ejercicios, dando como resultado una grilla de orientación. La
clínica (a la cual ella se dedica) se
basa en la conversación como método para
investigar y orientar.
23
A esa altura de la entrevista tuvimos el siguiente dialogo:
AK: “-Bárbaro! Es exacto lo que necesito! Comencemos! Cuanto tiempo dura y cuanto
cuesta?”
Fabiana:”-Momento. Yo todavía tengo una duda”
AK: “-Contame”
Fabiana: “-Para que querés hacer el proceso, si no lo necesitas?”
AK: “-Me temía que me preguntarías esto! Y como te diste cuenta de que no lo
necesito?”
Fabiana: “-Tenés totalmente claro lo que querés hacer. Eso se ve en tu discurso. En tu
forma de encarar el tema. No mostras dudas, ni incoherencias. Solo encontré una
incoherencia”
AK: “-Cual?”
Fabiana: “-Vos dijiste que era más importante tu proceso de orientación que completar
tu tesina. Y parece ser justamente al revés, dado que vos ya estas orientado!”
24
Conclusiones
“Arenga.- Discurso pronunciado para enardecer los ánimos”
“Enardecer.- Excitar o avivar una pasión del ánimo”
Real Academia Española
Festejo esta “llegada a un lugar deseado”. No por lo que termina sino por lo que
comienza. Porque la tesina no muere sino todo lo contrario, cobra vida.
Este ha sido un ejercicio, un gimnasia para mis pensamientos, un
fortalecimiento, un agacharse y levantarse mil veces para ganar altura en el próximo
salto.
Lo segundo es que, como conclusión de este trabajo podríamos realizar una serie
de deducciones y asociaciones lógicas, principalmente tomando mis declaraciones de
visión y misión y combinarlas con la descripción de las disciplinas de coaching, para
arribar a una “decisión inapelable”.
Sin embargo no ha sido esta la línea de pensamiento de esta tesina y tampoco lo
será la conclusión. Simplemente me remito a una de las conversaciones de coaching en
la que Alberto Salazar me dijo: “Vos ya sos coach, antes de empezar. El coach primero
hace una declaración y luego diseña el camino a recorrer”.
En definitiva, hoy soy coach y actúo como tal. Y cada día que me levanto lo
sostengo y doy un paso más en ese sentido. Y seguiré pensando lo mismo hasta que un
día, quizá, me levante pensando distinto.
Lo último, es una arenga. Quiero arengarte a vos, lector, a que siempre escuches
a tu corazón y sigas tus anhelos. A que incorpores a tu vida el amor en todo lo que
haces, a que recuerdes que “serás lo que quieras ser o no serás nada”, a que busques una
razón por la cual morir y la enarboles como tu razón para vivir.
25
Bibliografía
 “Coaching, el arte de soplar brasas”. Leonardo Wolk, Gran Aldea Editores,
2003.
 “Orientación Vocacional, aportes para la formacion de orientadores”.
Compilación de Sergio Rascovan, Ediciones Novedades Educativas, 1998.
 “La Quinta Disciplina”. Peter Senge, Editorial Granica, 1990.
 Diccionario de la Real Academia Española (www.rae.es)
 Sitio Web de la Universidad Americana de Acapulco (www.uaa.edu.mx)
 Sitio Web Venezuela Analítica (www.analitica.com)
Agradecimientos
A los coaches Ignacio Bossi, Tomás Ramirez y Alberto Salazar por permitirme
hacer este ejercicio tan particular.
26

Documentos relacionados