Ver - IES Sangonera la Verde

Comentarios

Transcripción

Ver - IES Sangonera la Verde
NOCIONES DE TOMÁS DE AQUINO
a) Movimiento y primer motor.
El movimiento es el cambio en las cosas que se percibe por medio de los sentidos.
Es evidente que todo lo que es movido es por causa de otro que lo mueve. El que
mueve debe de tener en acto, o sea, en el momento la característica o perfección que
el movido va a tener en el futuro, o sea, en potencia. Por lo tanto, el movimiento
consiste en el paso de una característica o perfección de una cosa que la tiene a otra
que no la tiene pero que la va a tener. Así el fuego, que es caliente, calienta a la
madera si se le acerca.
El primer motor inmóvil es un principio necesario en la relación de causalidad de
los seres que se mueven. Es evidente que es imposible que algo mueva y sea
movido al mismo tiempo o que se mueva a sí mismo. Pues todo lo que se mueve
necesita ser movido por otro. Y así sucesivamente. Pero esta cadena causal no puede
alargarse indefinidamente. Ya que nunca llegaríamos al fin. Por lo tanto, debe de
existir un primer motor que mueva y al que nadie mueva. A ese primer motor todos le
llaman Dios.
b) Causa eficiente primera y ser necesario.
La Causa eficiente primera es un principio necesario dentro de la serie de causas
eficientes. Es evidente que es imposible que algo sea causa eficiente de sí mismo.
Pues sería anterior a sí mismo, cosa imposible. Por ejemplo, si yo fuese causa de mi
ser, entonces tendría que existir antes de mi creación; lo cual es ilógico, luego la causa
de mi creación debe ser algo anterior a mi, que es mi padre. Pero mi padre, al mismo
tiempo, debe de tener una causa, y así sucesivamente. Por lo tanto, debe de existir
una causa eficiente primera que todos identifican con Dios.
El ser necesario es el que no necesita de otro para existir. Es evidente que hay
cosas que pueden existir o no. Estas cosas existen pero hubo un tiempo en que no
existieron y no había nada. Lo que puede no existir sólo empieza a existir por algo que
ya existe. Por lo tanto, tiene que existir algo que sea necesario sin que él dependa de
nada para existir. A ese ser necesario todos lo llaman Dios.
c) Ser perfectísimo e inteligencia ordenadora.
El Ser perfectísimo es el que es causa de la existencia y de las características
positivas de todos los seres. Es evidente que hay seres que tienen en mayor o menor
grado una característica, como por ejemplo, la bondad. Este más o menos es en
cuanto se acerca o se alejan a lo máximo. Como en cualquier característica, lo
máximo es causa de todo lo bueno. Así la bondad es la causa de todo lo bueno. Por lo
tanto, el ser que es causa de todos los demás y de sus perfecciones o características
es Dios.
La inteligencia ordenadora es la que guía la actividad de todos los seres, incluso
de aquellos que no tienen conocimiento. Es evidente que hay cosas naturales que
obran como guiadas a un fin provechoso para ellas. Por lo que no obran de modo
azaroso sino de modo intencionado. Por lo tanto, si actúan dirigidas a un fin y no
tienen conocimiento, entonces debe de existir alguien inteligente que los guíe al que le
llamamos Dios.
d) Existencia de Dios y existencia del mal.
La Existencia de Dios es necesaria por cuanto los seres que son producto de la
naturaleza obran según un fin como si estuviesen dirigidos por alguien superior. Que
debe ser Dios. Y, por otro lado, los seres que son producto de la razón y de la voluntad
humana, al ser mudable y cambiante, deben ser producto de alguien que sea
inmutable y absolutamente necesario y perfecto. Que debe ser Dios.
La existencia del mal es puesta por Dios con la finalidad de sacar un bien superior.
La existencia del mal no sirve para negar la existencia de Dios, porque la existencia de
Dios no implica la negación de la existencia del mal. Que Dios sea la bondad absoluta
no implica la negación de la existencia del mal. El mal sirve como prueba para obtener
un bien superior. El mal en sí no es creado por Dios, sino que el mal en sí sólo es
ausencia del Bien.

Documentos relacionados