Prescott “A bilingual educational project” Comprensión de lectura

Comentarios

Transcripción

Prescott “A bilingual educational project” Comprensión de lectura
Prescott
“A bilingual educational project”
Comprensión de lectura
Nombre: _________________________ Fecha: _________ 2º “__”
LAS HADAS
Hace muchos años vivía una mujer viuda con dos hijas. La mayor era igual a ella y
tenía el mismo mal carácter. En cambio, la pequeña era una muchacha dulce, guapa y
buena como su padre. Todos la querían mucho, así que su madre la envidiaba y la
obligaba a trabajar con a destajo y a comer en la cocina.
Además, la pequeña debía andar dos kilómetros cada día en busca de agua. Un día,
mientras estaba en la fuente, se le acercó una viejecita que le pidió agua.
-Enseguida se la traigo, señora, no se preocupe- respondió la muchacha.
Limpió el botijo y fue al lugar más lindo de la fuente para conseguir la mejor agua.
Entonces se le acercó a la viejecita y le ayudó a beber.
Cuando ya no quiso más, la viejecita le dijo:
-Eres tan bonita y tan buena que deseo ofrecerte un don.
En realidad la viejecita era una hada que se había disfrazado de campesina pobre
para comprobara hasta donde llegaba la gentileza de la muchacha.
-He aquí el don que te ofrezco- dijo el hada-.Cada vez que pronuncies una palabra, de
tu boca saldrá una flor o una piedra preciosa.
Cuando la chica llegó a casa, su madre estaba muy enfadada y la riñó mucho.
-Perdón, madre-dijo-, ya sé que he tardado mucho en volver.
Y mientras pronunciaba estas palabras, cuatro perlas, cuatro rosas y dos diamante
salieron de su boca.
-¿Qué es todo esto hija mía? ¿Qué ha pasado?-preguntó extrañada la madre.
Era la primera vez que la llamaba hija. La muchacha se lo explicó todo y a medida que
hablaba salían de su boca cientos de flores y piedras preciosas.
-Está claro-reflexionó la madre-.Ahora tendrás que ir tú, mi hijita mayor, a buscar agua.
Solamente debes dar de beber a la viejecita de la fuente y también recibirás este don.
Prescott
“A bilingual educational project”
-¿Yo?- dijo Fanchón, la hija mayor- ¿No creerás que yo voy a ir a la fuente?
-¡Quiero que vayas a la fuente ahora mismo!-gritó su madre.
Y Fanchón fue hacia la fuente maldiciendo y refunfuñando. Cuando estaba llenando el
botijo se le acercó una preciosa dama que le pidió agua para beber (Era la misma
hada de nuevo, pero esta vez se había disfrazado de bella dama.)
-¿Qué te crees, que estoy aquí para servirte agua?- respondió de mal humor.Tómala tu misma si tienes sed.
-No eres muy amable- respondió el hada sin perder la calma-. Pues bien, ya que eres
tan simpática, te concederé un don: Cada vez que digas una palabra, una sola palabra
saldrá de tu boca una serpiente o un sapo.
Cuando su madre la vio llegar, le preguntó:
-¿Qué tal hija mía?
-¡Bien, madre!-respondió la muchacha, mientras escupía una serpiente y un sapo
asqueroso.
¿Qué ha pasado?- gritó asustada la madre-¿Qué te ha pasado? Toda la culpa la tiene
tu hermana pequeña, seguro. ¡Me las pagará!
Y corrió hacia la peque con intención de azotarla. Así que la pobre muchacha huyó y
se refugió en un espeso bosque cercano.
Ese día el hijo del rey había salido a cazar y la encontró escondida en unos matorrales
llorando.
-¿Qué haces aquí, preciosa?- preguntó el príncipe.
-Señor, señor, mi madre me ha echado de casa.
El hijo del rey quedó pasmado cuando vio que de la boca de muchachita salían
piedras preciosas y lindas flores. La chica le contó todo lo sucedido y el príncipe se
enamoró ala instante. Se la llevó al palacio y se casaron. Y su hermana malvada se
volvió más malvada y avariciosa, y su madre la echó de casa. Y anduvo y anduvo y no
encontró a nadie que la quisiera acoger.

Documentos relacionados