Descargar

Comentarios

Transcripción

Descargar
Nota nº 1: Duración de la autorización
La regulación sobre este aspecto contenida por un lado en la legislación
patrimonial y por otro en la legislación del comercio minorista, es divergente.
 Legislación Patrimonial:
- El artículo 92.3 de la LPAP 33/2003 que establece un plazo máximo de
duración de las autorizaciones de 4 años no tiene carácter básico.
- El Texto Refundido de la Ley de Patrimonio de Euskadi establece un periodo
máximo de vigencia de las autorizaciones de 5 años (8 incluidas las prórrogas),
pero dicho TR no se aplica a la Administración Local vasca, puesto que son los
Territorios Históricos los que tienen competencia exclusiva en materia
patrimonial.
- Por tanto, y a falta de regulación por parte de los Territorios Históricos, se
aplicaría supletoriamente la LPAP 33/2003, que establece un plazo máximo de
4 años para las autorizaciones.
 Legislación del comercio minorista:
- La Ley 1/2010 que adapta la Ley 7/1996, de ordenación del comercio
minorista a la Directiva 2006/123/CE de servicios en el mercado interior, da una
nueva redacción al artículo 54 referido a la venta ambulante, recogiendo que la
duración de las autorizaciones “no podrá ser por tiempo indefinido, debiendo
permitir, en todo caso, la amortización de las inversiones y una remuneración
equitativa de los capitales invertidos”.
La Disposición Final Única de la citada Ley establece que el artículo 54 se dicta
al amparo de las reglas 13ª y 18ª del 149.1 de la constitución que establece la
competencia exclusiva del Estado sobre bases y coordinación de la
planificación general de la actividad económica y las bases del régimen jurídico
de las AAPP y del procedimiento administrativo común.
De acuerdo con todo ello, el Ayuntamiento deberá realizar un estudio para
establecer (en el artículo 12.1 de la ordenanza) el periodo que estima suficiente
para la amortización de las inversiones (furgoneta, instalaciones
desmontables...) y remuneración equitativa de los capitales invertidos.
Nota nº 2: Transmisibilidad de la autorización
En este caso, la regulación existente también es divergente.
 Legislación Patrimonial:
- El artículo 92.2 de la LPAP, de carácter básico, dispone que no son
transmisibles las autorizaciones para cuyo otorgamiento deban tenerse en
cuenta circunstancias personales del autorizado o cuyo número se encuentre
limitado.
- Por su parte, el Texto Refundido de la Ley de Patrimonio de Euskadi (aunque
no se aplica a la Administración Local vasca) también recoge la no
transmisibilidad de las autorizaciones cuyo número sea limitado o en las que se
tengan en cuenta circunstancias personales del autorizado,
En este caso, el número de autorizaciones para el ejercicio de la venta
ambulante es limitado, debido a la escasez de suelo público. Además, para el
otorgamiento de las autorizaciones se tienen en cuenta circunstancias
personales del autorizado.
 Legislación del comercio minorista:
- La Ley 7/1996 de ordenación del comercio minorista, modificada por
1/2010, omite toda referencia a la transmisibilidad o intransmisibilidad
autorizaciones para el ejercicio de la venta ambulante.
- El Real Decreto 199/2010 que desarrolla la Ley 7/1996 establece
artículo 3.2 que “la autorización de venta ambulante será transmisible
comunicación a la administración competente.”
la Ley
de las
en su
previa
Llama la atención que este aspecto se recoja en la norma reglamentaria, en
lugar de en la propia Ley.
Además, la transmisibilidad de las autorizaciones de venta ambulante recogida
en el RD no parece adecuarse a la Directiva de Servicios ni a la propia Ley
7/1996, que establecen que las autorizaciones se obtendrán por medio de
procedimientos de selección que garanticen los principios de transparencia,
imparcialidad, objetividad...
Además, el citado Real Decreto ha sido ampliamente contestado y ya ha sido
impugnado por varias Comunidades Autónomas dado que el alto grado de
detalle contenido en el mismo parece incompatible con su carácter básico.
Por todo ello, identificamos tres posibles vías a tomar por el Ayuntamiento a la
hora de redactar este artículo de la ordenanza de venta ambulante:
Opción A: Adoptar la redacción contenida en el RD 199/2010 de manera que el
artículo 12.3 de la ordenanza quede redactado como sigue:
“12. 3. La autorización que se conceda es transmisible, sin que esta
circunstancia afecte al periodo de vigencia de la misma, previa comunicación al
Ayuntamiento. “
Opción B: Entender que el Artículo 3.2 del RD 199/2010 está viciado de nulidad
puesto que no es acorde con la Directiva de Servicios ni con la Ley 7/1996, de
manera que el artículo 12.3 de la ordenanza quede redactado como sigue:
“12.3 La autorización que se conceda será intransferible.”
Opción C: Disponer la creación de una “lista o bolsa de espera” con los
candidatos que, habiéndose presentado al proceso de selección, no hayan
obtenido autorización y recoger la posibilidad de transmitir la autorización al
candidato siguiente de dicha bolsa. Esta fórmula, más innovadora quizás,
permitiría mantener la transmisibilidad recogida por el RD adaptándola a la
redacción de la Directiva y de la propia Ley 7/96, que hacen hincapié en
procedimientos transparentes, imparciales, objetivos...
Consistiría en introducir los siguientes apartados a los artículos 8 y 12 de la
ordenanza:
Artículo 8.4 “Finalizado el procedimiento de selección, el Ayuntamiento
publicará una lista o bolsa de orden decreciente con los candidatos que,
habiéndose presentado al procedimiento, no hubieran obtenido autorización a
efectos de lo recogido en el artículo 12.3 de la presente ordenanza.”
Artículo 12.3 “La autorización que se conceda será transmisible al candidato
siguiente, por el orden en que haya quedado configurada la lista o bolsa
recogida en el artículo 8.4 de la presente ordenanza.”
Nota nº 3: Sanciones

La LBRL Establece los siguientes límites para las sanciones por
infracción de ordenanzas locales:
Infracciones muy graves: hasta 3.000 euros
Infracciones graves: hasta 1.500 euros
Infracciones leves: hasta 750 euros

La Ley 7/1994 reguladora de la actividad comercial en Euskadi establece
los siguientes límites para las sanciones en este ámbito:
Infracciones muy graves: hasta 900.000 euros
Infracciones graves: hasta 150.000 euros
Infracciones leves: hasta 25.000 euros
Las sanciones recogidas en el modelo de ordenanza de venta ambulante están
dentro de los límites establecidos por la LBRL.
En teoría, cabría mantener los límites establecidos en la Ley 7/1994 pero, en
ese caso, las sanciones tendrían que encajar en los tipos de infracciones
recogidos en la propia Ley.
Por tanto, para evitar problemas, parece más adecuado que las cuantías de las
sanciones por infracción de la ordenanza de venta ambulante sean acordes
con los límites de la LBRL.

Documentos relacionados