La Natividad del Señor

Comentarios

Transcripción

La Natividad del Señor
LA NATIVIDAD DEL SEÑOR
Monición-Pregón de Navidad
Hermanas y hermanos:
Recibimos una buena noticia,
una gran alegría para todo el pueblo;
escuchemos con corazón gozoso.
Habían pasado miles y miles de años
desde que, al principio,
Dios creó el cielo y la tierra
e hizo al ser humano a su imagen
y semejanza;
y miles y miles de años
desde que cesó el diluvio
y el Altísimo hizo resplandecer
el arco iris, signo de alianza y de paz.
En el año 752 de la fundación de Roma;
en el año 42 del imperio de Octavio Augusto,
mientras sobre la tierra reinaba la paz,
en Belén de Judá,
pueblo humilde de Israel,
en un pesebre,
porque no tenían sitio en la posada,
de María Virgen, esposa de José,
de la casa y familia de David,
nació Jesús, Dios eterno,
Hijo del eterno Padre
y hombre verdadero,
llamado Mesías y Cristo,
que es el Salvador
que la humanidad esperaba.
Alegrémonos y hagamos fiesta.
Celebremos la buena noticia,
la mejor noticia de toda la historia.
Nos unimos en el canto.
Canto de entrada
Saludo del presidente
Hoy nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor.
Que su gracia, su amor y su paz, estén con todos vosotros.
Acto penitencial
Con la alegría propia de quienes reconocen a Jesús como su Salvador, acojamos con
alegría la gracia y el perdón que nos trae el Niño Dios.
― Mariagandik jaioa. Tú, que nacido en Belén traes la salvación a todo el mundo. Erruki, Jauna /
Señor, ten piedad.
― Jainkoaren Semea. Tú, que nacido en Belén nos revelas el auténtico rostro de Dios. Kristo, erruki / Cristo, ten piedad.
― Distiratzen dozun Argia. Tú, que nacido en Belén nos llenas del amor de Dios. Erruki, Jauna /
Señor, ten piedad.
Monición al Gloria
Como los ángeles lo hicieron con los pastores, cantemos nosotros ahora al mundo
entero, que Dios nos ha manifestado su gloria al enviarnos a su Hijo amado.
Gloria…
Monición a las lecturas (Misa del día)
En la primera lectura, el profeta Isaías estalla de alegría, anuncia a su pueblo la victoria de Dios.
Nuestro Dios es Rey y su reinado es ternura, consuelo y paz.
Éste es el mensaje que mucho tiempo antes
grita el profeta para su pueblo y para todos
los pueblos.
Hauxe da profeteak, gertaerak baino
mendeak aurrerago, bere herriari eta herri
guztiei
aldarrikatzen
deutsen
mezua
pozgarria.
En la segunda lectura, el autor de la Carta a los Hebreos proclama que el Dios anunciado por los
profetas, esperado desde todos los tiempos, se ha hecho carne en el Hijo, que es “reflejo de su gloria, impronta de su ser”.
Mensaje de vida y esperanza para la humanidad.
Bizitzaz beteriko eta itxaropenezko mezua
gizadiarentzat.
Oración universal
El nacimiento de Jesús que hoy celebramos, muestra que Dios es cercano, un Dios
que ama y salva y que quiere comunicarnos su vida. Así pues, con confianza, le presentamos nuestras necesidades.
1.- Eleizaren alde. Para que la Iglesia universal y quienes la formamos, convirtamos cada día en
una nueva Navidad. Roguemos al Señor / Eskatu deiogun Jaunari.
2.- Munduan zehar sufritzen dagozanen alde. Para que los más pobres, marginados, enfermos,
afectados por la crisis, quienes sienten la soledad o sufren por cualquier causa, también puedan celebrar el misterio de Navidad y experimentar el cariño de Dios, a través de nuestro apoyo solidario. Roguemos al Señor / Eskatu deiogun Jaunari.
3.- Bakearen alde. Para que el Niño que nos ha nacido, “Mensajero de la Paz”, transforme nuestros
corazones y convierta nuestras palabras y gestos en signos de unidad y fraternidad. Roguemos
al Señor / Eskatu deiogun Jaunari.
4.- Gu guztion alde. Para que a quienes nos hemos reunido con gozo a celebrar esta fiesta y a nuestras familias la celebración de la Navidad nos ayude a vivir más unidos y a crecer en valores
humanos y cristianos. Roguemos al Señor / Eskatu deiogun Jaunari.
Padre, escucha nuestra oración que te la presentamos con toda confianza por Jesucristo, tu Hijo, que hoy nace en nuestra humanidad. Él, que vive y reina por los siglos
de los siglos.
Despedida del presidente (después de la bendición)
¡Feliz Navidad! Dios mismo nos ha anunciado la Buena Noticia del nacimiento de su
Hijo, para que no lo dudemos. Acerquémonos a Belén y dejémonos llenar por el
amor infinito y gratuito que Dios nos tiene. Podéis ir en paz.
EGUN HONETARAKO GOGOETEA
Heldu gara: Gabonak dira.
Kristau alkarteak, Jainkoaren Seme maitearen, Jesusen etorrerea ospatzen dau
Gabonetan. Salbamen etorrera hori Erreinuaren historian momentu erabakiorra da;
Jaunaren etorrerearen aurrerapena da.
Kristau sinismenak, Berbea haragitzearen misterioa ospatzen dau. Gabonak, batez be,
errebelazino sakona eta azken bako agerpena dalako, berba sendoa, benetakoa eta
oinarrizkoa da.
Haragi egin dan Berbeari esker ezagutzen dogu benetako Jainkoa: ez da pentsalarien
Jainkoa, eta bai gizakion zorion bat egiten dauana, gure historian oso-osorik sartzen dana,
heriotza bera be norbereganatzen dauana. Gizakiokana hurreratzeko erea, gizaki egitea da.
Jainkoak bere gain hartzen dau, behartsuen, zapalduen eta baztertuen ezina eta
apaltasuna, eta bere benetako aurpegia agertzen deusku; guk imajinatu ezineko aurpegia.
Gizakundearen ostean, Jainkoa Jauna da, baina ez indarrez, apaltasunez baino; ez
indarkeriaz, ahultasunez baino; ezta mehatxuz be, isiltasunez baino.
Gabonak zer diran jakin gura dogu? Belenera geratu gaitezan: horixe da ikasteko era
bakarra. Bildur barik hurreratu: ume bat besterik ez da!

Documentos relacionados