chámpete, chámpata - Seminario Intercentros del Plan de Lectura

Comentarios

Transcripción

chámpete, chámpata - Seminario Intercentros del Plan de Lectura
CHÍMPETE, CHÁMPATA
(Adaptación del cuento popular argentino
para 8 actores y alguno más,
de Juan Carlos Torrecilla, 2006)
1
“Chímpete, Chámpata”
Escena 1ª “El mercado”
(En escena aparece a un lado la frutera Lorenza y su puesto de
venta callejera en el que se ven cajas de frutas y una balanza; al
otro lado la florista Belvis con otro puesto semejante. Por el
escenario pasean, en su trajín de día de mercado, las personas
que van haciendo la compra y parándose a hablar; tres policías,
uno de ellos es el Sargento Bizcocho, los otros dos son el agente
Simeón y el agente Tolomeo, van haciendo su vigilancia del
mercado de un lado para otro, hablando entre ellos y con los
compradores; una señorona vestida con capa larga Doña
Matahary que pasea tomando alguna fruta del puesto, una flor
para adornarse y observando el pasar de las gentes.
Sigilosamente, entre todos ellos, se mueve Chule el Caco
buscando algo que, al descuido, se pueda robar.
Suena la melodía de “la Pantera Rosa” y los pregones de
las vendedoras. La escena es como una coreografía donde se
muestra a Chule el Caco escabulléndose entre la gente, siempre
sorprendido en el momento del robo, vigilado por los guardias y
reprendido por las vendedoras).
FRUTERA LORENZA.- ¡Fruta fresca!
¡La naranja wasintona!
¡Peras, melocotones,
pepinos y melones!
¡Ciruelas y aguacates,
lechugas y tomates!
FLORES BELVIS.- ¡María, ¿qué flores quieres?
Margaritas, rosas, lilas,
campanillas o claveles.
Tengo flores para ti,
¡capullito de alhelí!
(Aburrido Chule el Caco se retira a un lado esperando otra
ocasión. Termina la música de “La Pantera Rosa” )
2
Escena 2ª “Cómplices ”
(Se acerca Doña Matahary a Chule el Caco. Hablan como
mafiosos. Mientras los demás siguen con su trajín en el
escenario, moviéndose minimamente en silencio.)
DOÑA MATAHARY.- ¿Qué pasa muchacho?
CHULE EL CACO.- ¿Es a mí?
DOÑA.- ¿Te gustan las naranjas?
CHULE.- Pues sí.
DOÑA.- ¿No estarás pensando en robarlas?
CHULE.- ¿Yo? ¡Qué va!
DOÑA.- Te conozco ladronzuelo.
CHULE.- Yo no he sido.
DOÑA.- Aquí no roba nadie…
CHULE.- Claro que no.
DOÑA.- Sin mi permiso.
CHULE.- Me lo creo.
DOÑA.- ¿No te has enterado de quién manda en el barrio Oeste
de la ciudad?
CHULE.- Yo no.
DOÑA.- Yo sí.
CHULE.- ¿Quién manda?
DOÑA.- ¡Yo!
CHULE.- ¿Yo?
DOÑA.- No, torpe, yo.
CHULE.- Si tú eres tú, y yo soy yo, ¿quién manda más de los
dos?
DOÑA.- Pues claro, yo.
CHULE.- Venga, vale yo mando.
DOÑA.- Cállate, no me hagas líos. ¡O te fuchimino!
CHULE.- Era una broma.
DOÑA.- A la Doña, pocas bromas.
CHULE.- ¿Y quién es la Doña?
DOÑA. Yo soy la Doña, Doña Matahary. ¿Te enteras?
CHULE.- Yo soy Chule el Caco, mucho gusto.
DOÑA.- Bueno déjate de cursilerías, lo nuestro es ¡la
delincuencia! ¡El robo! ¡el mal! ¡Ja, ja, ja!
3
CHULE.- ¡Ja, ja, ja!
DOÑA.- Y ahora somos socios.
CHULE.- ¿Sucios?
DOÑA.- No, idiota, socios, colegas, cómplices. ¿De acuerdo?
CHULE.- No sé.
DOÑA.- ¿De acuerdo? (Amenazándole).
CHULE.- Vale, vale, pero no se enoje, Doña Matahary. Seremos
socios.
DOÑA.- Te demostraré que te interesa. Yo me sé todos los trucos.
Verás que bien nos entendemos… Las naranjas tienen que estar
deliciosas…
CHULE.- ¡Oh, sí, claro, las naranjas! Voy a por ellas.
DOÑA.- ¡Párate, escucha mi plan!
(Doña Matahary le habla al oído, después Chule va a colocarse
al otro lado del escenario)
FRUTERA LORENZA.- ¡Fruta fresca!
¡La naranja wasintona!
¡Peras, melocotones,
pepinos y melones!,
¡Ciruelas y aguacates,
lechugas y tomates!
FLORES BELVIS.- ¡María, ¿qué flores quieres?
Margaritas, rosas, lilas,
campanillas o claveles.
Tengo flores para ti,
¡capullito de alhelí!
(Los personajes del mercado, que habían estado casi quietos y sin
mirar hacia el público ni los ladrones, vuelven a su actividad
paseando entre los puestos del mercado.)
4
Escena 3ª “El robo”
(Doña Matahary, al lado contrario a la frutera, se pone a pedir
socorro con gran alboroto. Reclama su collar y lo lleva puesto.)
DOÑA MATAHARY.- ¡Socorro! ¡Policía! ¡Mi collar!¡Auxilio!
¡Al ladrón! ¡Mi collar! ¡Policía!
SARGENTO BIZCOCHO.- ¿Quién ha sido?
AGENTE SIMEÓN.- Yo no he sido.
AGENTE TOLOMEO.- Yo tampoco.
SARGENTO.- ¡Al ladrón!
SIMEÓN.- ¡Alto a la Policía!
TOLOMEO.- ¡Manos arriba!
DOÑA MATAHARY.- ¡Mi collar! ¡Mi collar de perlas chinas!
SARGENTO.- Plan de control.
SIMEÓN.- ¡A la orden mi sargento!
TOLOMEO.- ¡Atenta la compañía!
(Todos se alborotan, compradores, vendedoras, policías y
ladrones. Van de un lado para otro, enredando sus carreras)
DOÑA MATAHARY:- ¡Policía! ¡Ladrones! ¡Mi collar de perlas
chinas! ¡Auxilio! ¡Socorro!
SARGENTO.- ¡Agente Simeón, Agente Tolomeo!
¡Plan de ataque!
SIMEÓN.- ¡Aquí central!
¡Código ZP11! Cambio.
TOLOMEO.- ¡Todo controlado,
Sargento Bizcocho!
(Mientras todos se hacen un lío, sin darse cuenta de que Doña
Matahary lleva el collar en su cuello, Chule el Caco se acerca al
puesto de la frutera Lorenza y roba el saco; cargado con él se
escabulle entre los asustados compradores y vendedores).
5
DOÑA MATAHARY.- ¡Socorro! ¡Mi collar!
SARGENTO.- Procedamos con orden. ¿Es usted la víctima?
DOÑA MATAHARY.- Sí, general.
SIMEÓN.- ¿Objeto del robo?
DOÑA MATAHARY.- ¡Mi collar! ¡Mi collar de perlas chinas!
TOLOMEO.- Descripción del objeto sustraído.
DOÑA MATAHARY.- Pues mírelo, redondo, precioso, brillante
y elegante. Igualito a éste, como éste, ¿qué digo? Si es éste. ¡Huy
perdón! Si no me lo robaron, ¡qué error…! Ustedes perdonen. No
puedo creerlo, que vergüenza. Perdón, siento haberles molestado.
SARGENTO.- Caso resuelto.
SIMEÓN.- Se levanta el dispositivo de peligro.
TOLOMEO.- Atención central, pasamos a código cero. Cambio.
(Mientras que esto sucedía, Chule el Caco aprovecha el alboroto
para llevarse el saco de naranjas entre las carreras de los
guardias.)
FRUTERA LORENZA.- ¡Que se llevan mis naranjas! ¡Policía!
¡Al ladrón! ¡Socorro! ¡Mis naranjas! ¡Policía!¡Por allí!¡Al ladrón!
SARGENTO BIZCOCHO.- ¿Quién ha sido?
AGENTE SIMEÓN.- Yo no he sido.
AGENTE TOLOMEO.- Yo tampoco.
SARGENTO.- ¡Al ladrón!
SIMEÓN.- ¡Alto a la Policía!
TOLOMEO.- ¡Manos arriba!
FRUTERA LORENZA.- ¡Mis naranjas, mis naranjas wasintonas!
SARGENTO.- Plan de control.
SIMEÓN.- ¡A la orden mi sargento!
TOLOMEO.- ¡Atenta la compañía!
(Todos se alborotan, compradores, vendedoras, policías y
ladrones. Van de un lado para otro, enredando sus carreras)
DOÑA MATAHARY:- ¡Policía! ¡Ladrones! ¡Mis naranjas !
¡Auxilio! ¡Socorro!¡Mis naranjas wasintonas!
SARGENTO.- ¡Agente Simeón, Agente Tolomeo!
¡Plan de ataque!
SIMEÓN.- ¡Aquí central,
¡Código ZP11! Cambio.
TOLOMEO.- ¡Todo controlado,
Sargento Bizcocho!
6
Escena 4ª “La persecución”
(Suena una animada música que permita organizar una buena
coreografía para la persecución. Por ejemplo la sintonía de
“Misión Imposible”. Se organiza una pelea, los tres policías
contra Chule el Caco, puñetazos, tropezones, golpes con el
saco… Doña Matahary permanece junto a la trampilla, si la hay,
comiéndose una naranja tranquilamente. A veces le preguntan
por donde se escapó y ella señala al lado contrario. Al final
Chule el Caco, si hay trampilla desaparece por ella ante la
sorpresa general; si no hay trampilla escapa por un lado. Los
perseguidores se van de escena.)
Escena 5ª “La captura”
(Doña Matahary se queda sola en escena. Si hay trampilla,
vuelve a hacer aparecer a Chule mágicamente, y si no, silba para
llamarlo.)
DOÑA.- Viste, ¡qué fácil!. Con mi ayuda. Yo controlo.
CHULE.- Bueno, no tan fácil.
DOÑA.- Vamos, vamos, la vida es peligrosa. ¿Qué esperabas?
CHULE.- Esos policías están locos.
7
DOÑA.- Bueno, ahora tenemos que repartir el botín. Trae acá las
naranjas, vamos a repartir como buenos compinches.
CHULE.- Aquí están.
DOÑA.- Una para ti, otra para mi. Dos para ti (en total él junta
sólo 2), Dos para mí (en total ella junta 3); tres para ti (él junta
solamente 3), tres para mí (ella junta en total 6)…
CHULE.- Oye, esto no me parece muy justo.
DOÑA.- Chico, chico, ¿Cuándo has oído tú hablar de justicia
entre los ladrones? Este reparto es legal, pura ley, la ley de la
Mafia.
(Doña Matahary hace un gesto amenazante pasando el dedo
gordo por el cuello.)
CHULE.- Como tú digas.
(Doña Matahary ve acercarse con sigilo a los policías y decide
que ya no le interesan las naranjas.)
DOÑA.- Pero… mejor…estoy pensando… que no debería comer
naranjas,… me lo ha prohibido el médico,… engordan mucho,
quédatelas tú,… todas para ti,…ya ves que soy muy generosa…
(Y se va apartando de Chule, dejándole recoger las naranjas,
mientras los policías lo van rodeando sin que tenga ocasión de
escapar.)
SARGENTO.- ¡Queda usted detenido! Se le acusa de hurto con
alevosía y desacato a la autoridad.
TOLOMEO.- Puede guardar silencio. Todo lo que diga podrá ser
tomado en su contra.
SIMEÓN.- Tiene derecho a un juicio justo y podrá ser defendido
por un abogado, si no puede pagárselo el Estado le proporcionará
uno de oficio.
DOÑA MATAHARY.- No será necesario. Yo soy su abogado.
Mi defendido se declara inocente y lo demostraré ante el juez.
No te preocupes, tú solamente tienes que hacer lo que yo te diga,
escúchame bien.
(Le dice algo al oído mientras se va preparando el decorado para
la siguiente escena.)
8
Escena 6ª “El juicio”
(Se van colocando para un juicio presidido por el juez. Doña
Matahary hablándole al oído a Chule el Caco ocupan el lado
derecho con el Agente Simeón escoltando al preso. En el centro el
estrado del juez rodeado del Sargento Bizcocho y la secretaria
del Juzgado. A la izquierda la Frutera Lorenza junto al Agente
Tolomeo.)
SECRETARIA MILAGRITOS.- En pie. Se abre la sesión.
Preside el Juicio Su Señoría La Jueza Doña Dolores Fuertes de
Barriga. Silencio en la Sala
que el burro va a hablar.
El primero que hable
burro será.
SARGENTO.- ¡Que os calléis!
TODOS.- ¡Burro!¡Burro!
SECRETARIA.- Señoría, el acusado fue detenido en posesión de
un saco de naranjas…
FRUTERA.- ¡Wasintonas!
TOLOMEO.- Silencio señora.
FRUTERA.- Las naranjas eran mías. Ese me las robó. Que me las
dé.
TOLOMEO.- Que se calle.
JUEZA.- Acérquese el acusado. ¿Por qué robó las naranjas?
CHULE.- Chímpete.
JUEZA.- ¿Cómo? ¿Cómo se llama usted?
CHULE.- Chámpata.
JUEZA.- ¿Qué? ¿Dónde vive?
CHULE.- Chímpete.
JUEZA.- ¿Qué quiere decir Chímpete?
CHULE.- Chámpata.
JUEZA.- ¿Y qué quiere decir Chámpata?
9
CHULE.- Chímpete.
FRUTERA.- Yo quiero mis naranjas.
SARGENTO.- ¡Que se calle señora!
FRUTERA.- Que me de mis naranjas wasintonas.
JUEZA.- ¡Silencio! Como vuelva a hablar la detendré.
FRUTERA.- Ese ladronzuelo me robó las naranjas.
JUEZA.- ¡Ya está bien! Llévense a esa mujer al calabozo.
FRUTERA.- Pero si las naranjas son mías.
JUEZA.- ¡Al calabozo!
FRUTERA.- ¡Las naranjas son mías!
(Tolomeo sujeta a la Frutera Lorenza y se la lleva hacia fuera.)
DOÑA.- Señoría, permítame hablar en nombre del presunto
acusado, soy su abogada. Es un pobre hombre que no puede
explicarse. ¿Verdad, Chule?
CHULE.- Chímpete.
DOÑA.- Su vida es muy triste, tristísima. ¿Verdad, Chule?
CHULE.- Chámpata.
DOÑA.- Sus ocho hermanitos, huérfanos, enfermos de hambre,
de frío, bajo la nieve, durmiendo en el suelo. ¿Verdad, Chule?
CHULE.- Chímpete.
DOÑA.- Chule quiso llevarles en ese saco la felicidad con unas
agridulces naranjas. Quiso cambiar las tristes lágrimas de sus ojos
por brillos alegres de Nochebuena. Señoría, deje entrar en su
corazón el gozo generoso del perdón, el espíritu de la Navidad.
CHULE.- Chámpata.
(Todos están llorando al oír estas palabras.)
JUEZA.- Lo declaro … INOCENTE.
(Todos aplauden la decisión del Juez, se felicitan con abrazos)
SARGENTO.- Llévele esas naranjas a los pobres huerfanitos.
(Se retiran todos menos Doña Matahary y Chule el Caco).
10
Escena 7ª “ Desenlace final”
(Se han quedado en escena Doña Matahary y Chule el Caco.)
DOÑA.- ¿Has visto? ¡Como, yo solo, te he librado de la cárcel!
No contaban con mi ingenio. Tú y yo juntos, socio. Nos vamos a
hacer los dueños del mundo. ¡Cómo lloraban! Se lo han creído
todo. Te fijaste cómo los engañé con los huerfanitos y el viejo
truco del espíritu de la Navidad. ¡Ja, ja, ja! ¡Venga saca las
naranjas!
CHULE.- Chímpete.
DOÑA.- Ya vale. A mí no me vengas con esas que yo soy la que
te ha enseñado el truco. ¡Venga!
CHULE.- Chámpata.
DOÑA.- ¡Que me des las naranjas!
CHULE.- Chímpete.
DOÑA.- Quiero mi parte o me chivo a la Policía.
CHULE.- Chámpata.
DOÑA.- ¡Las naranjas!
CHULE.- Chímpete.
DOÑA.- ¡Tramposo!
CHULE.- Chámpata.
(Se va retirando Chule el Caco y detrás Doña Matahary
discutiendo.
FIN ET VALE.)
11

Documentos relacionados