DÍA DEL ENFERMO 2001

Transcripción

DÍA DEL ENFERMO 2001
1
DÍA DEL ENFERMO 2001: [email protected] NIÑ@S [email protected]
“Porque de ellos es el Reino...”
Temas de formación. Introducción
En las Jornadas de Delegados Nacionales de Pastoral de la Salud se
han estudiado los temas siguientes: “Mapa de enfermedades en el niño” “El
niño en el mundo” “Maltrato infantil” “Terminalidad y muerte en el niño”
Psicología del niño enfermo” “La familia y la sociedad ante el niño enfermo”
“Aspectos éticos de la atención al niño enfermo” “Necesidades espirituales del
niño enfermo” “la muerte en el niño: acompañamiento pastoral”
Como complemento de estos temas proponemos una serie de
reflexiones sobre lo que consideramos Iconos del
mundo, es decir,
realidades en las que Dios se hace presente, realidades que evocan y remiten,
más allá de sí mismas, a la presencia sacramental de Dios. Estos iconos son
verdaderos “teóforos”, es decir, portadores, reveladores de Dios; y, a veces
hasta son denuncia y despiertan serios interrogantes.
Si, ya de por sí, el mundo de la infancia nos resulta “misterioso” a los
adultos, más misterioso todavía nos resulta si los niños y niñas están
marcados por cualquiera de las innumerables enfermedades que limitan su
vida y les impiden desarrollar sus capacidades como los demás.
Los Niños Enfermos son punto de encuentro para: la ciencia (con sus
notables avances), para la sociedad (con su intento de mejorar la calidad de
vida de estos niños), las familias (que enferman con sus seres queridos
enfermos), la Iglesia, las comunidades cristianas, el voluntariado, etc. Ellos son
“otros” rostros de Dios, amigos predilectos y nunca olvidados.
Queremos abordar esta realidad del sufrimiento de los niños como un
grito de curación y una llamada a implicarnos en acompañar sus sentimientos
con una enorme dosis de esperanza. Y acompañar sus sentimientos supone
también luchar por la justicia y la solidaridad, tener piedad y caridad, y tener la
capacidad de acompañar su sufrimiento empáticamente. Siempre hay alguna
esperanza en el individuo, aunque no crea; cuando yo tengo esperanza, mi
propia esperanza despierta la del otro.
Todos nos hacemos una serie interminable de preguntas: ¿por qué esta
enfermedad o esta desgracia? ¿cómo incide, se vivencia y expresa? ¿cómo
ayudar a integrarla? ¿cómo anunciar el Evangelio en esta situación? ¿qué
papel tiene la comunidad cristiana para ayudar al niño y a la familia? ¿cómo
acompañarles?, etc.
La enfermedad, la explotación, las pobrezas inhumanas que sufren los
niños, se convierten en un clamor pidiendo justicia y solidaridad. Muchas veces
son la excusa para lanzar invectivas contra el mismo Dios, su poder y su
bondad. Muchas personas han justificado su ateísmo precisamente por el
sufrimiento de los inocentes.
Creemos que Dios no está ausente de ninguna realidad de sufrimiento y
menos si afecta a los niños, con los que “Dios ha jugado”, a los que ha
bendecido y a los que ha puesto como prototipo de la aceptación del mensaje
evangélico: “si no os hacéis como niños...” (Mt 18,3)
A través de los iconos de sufrimiento que aquí proponemos queremos
ayudaros a quienes trabajáis con niños y adolescentes: padres, catequistas,
2
profesores, voluntarios, educadores, etc. Y ayudaros a bucear el sentido que
se oculta detrás de cada situación, a través de una actitud dialogal, de acogida,
de vaciamiento propio e inmersión en el otro, que le posibilite su verdadera
existencia.
Al comprometernos con esta realidad podemos convertirnos en el rostro
paterno-materno de Dios y en esos pequeños samaritanos despertadores de
vida.
TEMAS A DESARROLLAR
1. NIÑOS EXPLOTADOS : pequeños trabajadores
2. ENFERMOS CRÓNICOS: diabetes, asma, sida, etc.
3. ENFERMOS TERMINALES: paliativos, cáncer, sida, etc.
4. NIÑOS MALTRATADOS
5. NIÑOS Y ADOLESCENTES ADICTOS
6. SUFRIR ANTES DE NACER: aborto
7. NIÑOS CON TRASTORNOS : psíquicos y mentales
8. NIÑOS DISCAPACITADOS: físicos y sensoriales
9. LA COMIDA FUENTE DE SUFRIMIENTOS: anorexia, bulimia…
10. NIÑOS “PEQUEÑOS SAMARITANOS”
CONTENIDOS DE LAS CATEQUESIS:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
g)
h)
i)
j)
Dibujo alusivo sobre el contenido de cada uno de los temas
Introducción
Breve análisis de la realidad: datos, cifras, etc.
¿Cómo nos interpela esta realidad?
Iluminación desde la Palabra de Dios
Carta de Dios o de algún “personaje”, para ayudarnos a reflexionar
Canción
Sugerencias para trabajar el tema
Oración
Compromiso
3
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.
 NIÑ@S EXPLOTADOS: “PEQUEÑ@S TRABAJADORES”
INTRODUCCIÓN
Al hablar hoy de los niños explotados, nos vamos a referir a todo ese
colectivo de menores que, en todo el mundo, viven esta situación de
marginación y sufren las consecuencias de un mundo injusto, en el que deben
trabajar y en el que son explotados como mano de obra barata, fácil de
dominar y engañar, que no conoce o no es capaz de reivindicar sus derechos.
Nos estamos refiriendo
 a los niños/as explotados en el trabajo,
 a los niños/as de la guerra,
 a los niños/as que piden limosna por la calle,
 a los niños/as limpia-coches,
 a los niños/as prostituidos,
 a los niños/as sin escuela…
SITUACIÓN: ANÁLISIS DE LA REALIDAD
Los niños trabajan en casa para permitir que sus padres
puedan trabajar fuera: en muchos casos, especialmente las niñas, están
encargadas de las tareas domésticas o del cuidado de los hermanos pequeños,
mientras los padres permanecen fuera del hogar.
 Los insuficientes ingresos familiares: los bajos sueldos provocan
que varias personas dentro de una misma familia deban trabajar para
poder mantener un mínimo de ingresos.
 Las deudas paternas que les convierten en esclavos: los padres
entregan a sus hijos a usureros, como pago de sus deudas y éstos les
explotan, por ejemplo, en los telares de alfombras. En otras ocasiones,
los contratos de los padres, por trabajo a destajo, hacen que los hijos
deban unirse a trabajar con ellos.
 La reducción de los presupuestos estatales para servicios
sociales y educación: A consecuencia de los Programas de Ajuste
Estructural impuestos por las instituciones internacionales para pagar
los créditos de la deuda externa, cada vez, un mayor porcentaje de la
población tiene menor acceso a ayudas estatales.
Algunos tipos de trabajo en condiciones de explotación especialmente
peligrosos para los niños son:
4
1. TRABAJO EN LA CALLE
Algunos de los trabajos realizados por niños en la calle son: venta ambulante,
limpieza de calzado, espectáculos callejeros, guías turísticos ocasionales,
recogida de basura, repartidores de mercancías, mendicidad, etc.
Son muchos los niños que se ven obligados a esta forma de trabajo para
aportar ingresos a sus familias, pero éstas son también formas típicas de
supervivencia de los niños de la calle.
Supone para los niños la exposición al medio urbano, lleno de peligros (como
las mafias locales, a las cuales deben pagar un porcentaje de sus
ganancias), robos y agresiones de todo tipo. Pero el principal peligro para
ellos son los grupos armados, pagados a menudo por los gobiernos o
comerciantes locales, que pretenden eliminar a muchos de estos niños de la
calle.
2. TRABAJO EN CONDICIONES DE ESPECIAL PELIGROSIDAD FÍSICA
Dentro de este grupo entrarían:
 Trabajo industrial: en hornos para vidrio, cerámica, fosforeras,
pirotécnicas.
 Minería: jornadas agotadoras llevando grandes pesos sin ningún tipo
de seguridad.
 Trabajo agrícola: expuestos a insecticidas y fertilizantes tóxicos.
 Pesca submarina: se sumergen a grandes profundidades durante
muchas horas al día, sin protección o equipos especiales.
Cada año mueren de accidente laboral miles de niños y jóvenes y otros
muchos quedan incapacitados para el resto de su vida.
3. TRABAJO FORZOSO Y SERVIL
Es una de las esclavitudes del siglo XX. Se engloban, dentro de este grupo,
aquellos niños que son separados de sus familias por engaño o a la fuerza,
para saldar el pago de una deuda contraída por sus padres a un usurero o
vendidos por la propia familia, para realizar trabajos como mano de obra
esclava en todo tipo de labores agrícolas, industriales o domésticas.
Este tipo de explotación infantil es común en la fabricación de cigarrillos,
alfombras, cerillas, pizarras, ladrillos y seda.
Debido a que el patrono les da “comida y alojamiento”, la devolución del dinero
que se pagó por ellos o la deuda de los padres nunca llega a ser saldada y
permanecen en esta situación de servidumbre el resto de su vida..
4. EXPLOTACIÓN SEXUAL
Los niños son especialmente vulnerables a los abusos sexuales en el ámbito
doméstico y laboral. A esto se unen toda una serie de redes internacionales
5
que se dedican a la pornografía y la prostitución infantil, negocios que
afectan a miles y miles de niños y niñas en muchos países.
Esta explotación de la infancia deja secuelas psicológicas especialmente
profundas, cuando no enfermedades venéreas o el propio SIDA.
Es un fenómeno favorecido en los últimos años por el cada vez más frecuente
turismo sexual.
5. TRABAJO DOMÉSTICO
Muchas familias, generalmente en el ámbito rural, envían a sus hijos a hogares
en la ciudad, ante la imposibilidad de mantenerlos, para que allí se ganen la
vida realizando todo tipo de trabajos en el hogar de sus patronos.
Muchas de las familias a las que van tienen también poco ingresos, por lo que
estos niños están trabajando, la mayoría de las veces, sólo a cambio de la
manutención y el alojamiento.
Al ocurrir en el ámbito privado, es la explotación más difícil de detectar y son
niños muy vulnerables a diversos tipos de abusos, por encontrarse
desarraigados de su entorno familiar.
6. NIÑOS SOLDADOS
La guerra es algo cotidiano para muchos niños del mundo. No es infrecuente
que terminen formando parte de alguno de los bandos combatientes.
El reclutamiento puede ser forzoso (en Somalia se permite el ingreso a filas de
niños desde los 16 años) pero, por diversas causas, también pueden
enrolarse voluntariamente:
 la necesidad de comida y techo que las fuerzas combatientes
garantizan,
 la necesidad de un grupo que les acoja, ante la inseguridad provocada
por la guerra, a la que se une la orfandad de muchos de estos niños,
 la manipulación de creencias e ideologías.
La pertenencia a ejércitos o grupos armados provoca en los niños terribles
secuelas de violencia que hacen muy difícil su reinserción a la vida normal.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
Estos son algunos casos concretos narrados por los propios niños...
 “Me llamo Savita y nací en un pueblo de la India, en el campo. Un día
llegaron al pueblo unos señores que decían ser representantes de una
importante fábrica y buscaban niños y niñas para trabajar en la industria
textil... ¡Todo parecía tan increíble! Por fin podría salir del pueblo, viajar a la
ciudad.
Aquellos señores dieron a mi padre un anticipo sobre lo que ganaría y, junto
a otras niñas y niños, salí del pueblo. Después de un largo viaje, llegamos a
6
una casa en el campo donde, desde entonces, permanecimos encerrados en
una oscura habitación en la que trabajábamos, comíamos y dormíamos.
Nunca me pagaron. El patrón decía que todavía debía lo que entregó en
cuenta a mi padre, más el “alojamiento”, la comida y un tanto a cambio del
tiempo que había estado, según él, “aprendiendo a anudar” en el telar.
Cuando llegué, quise irme, pero la puerta estaba cerrada y, si intentabas
irte, te ataban al banco”
.
 “Mi amigo Marcelo trabajaba en un barco en el que se juntaban hasta 300
niños. Llegaba a sumergirse hasta 12 horas al día para asustar a los peces y
llevarlos hasta las redes. Era un trabajo peligroso, expuestos a ahogarse, al
ataque de peces de presa, y otros muchos accidentes.
Marcelo lo dejó hace unos meses al morir un amigo suyo, pero no oye bien,
pues un día se sumergió a mucha profundidad y se rompió un tímpano”
.
 “Mi trabajo es duro porque tengo que cargar en el triciclo grandes pesos.
Normalmente trabajo en el propio barrio pero, a veces, tengo que
desplazarme a otras partes de la ciudad y, con la circulación que hay en
Manila, lo paso fatal, expuesto todo el día a los humos y a que se me lleve
por delante un coche. Pero mucho peor es el trabajo en el basurero, donde
todavía están mi madre y mis hermanos pequeños.
Mi madre y mis hermanos van todas las mañanas muy pronto a esperar la
descarga de los camiones de basura, que llegan continuamente llenos de
desechos. Cuando están descargando sus remolques, tienes que ir detrás
revolviendo la basura con un gancho y cogiendo todo lo que pueda
utilizarse.
El olor es muy desagradable, hay muchas ratas e insectos, pero lo peor es
que te cortas con cristales o hierros y te haces heridas que duran mucho”
.
 “En el telar había niños de todas las edades, los más pequeños tenían 6
años. Todos estábamos durante 12 ó 15 horas al día sentados en bancos
frente a los telares, de los que penden hilos muy tensados, sobre los que
íbamos haciendo multitud de pequeños nudos. Si el telar era grande,
llegábamos a trabajar en el mismo hasta 10 niños a la vez. Debíamos
trabajar deprisa y si equivocarnos, ya que si lo hacíamos mal nos pegaban y
castigaban. Sólo parábamos dos o tres veces al día y ni siquiera nos
podíamos levantar. Cuando terminábamos la jornada, comíamos un caldo de
lentejas y arroz y nos echábamos a dormir en el suelo”.
 “Dori está en un centro de ayuda a niñas prostituidas. Ella dejó su casa a los
13 años porque alguien le prometió un buen trabajo como camarera. Al igual
que otras, cayó en una de las redes que obliga a las chicas a prostituirse
para los turistas.
Tuvo suerte y pudo salir de todo aquello y ahora se dedica a ayudar a chicas
que se encuentran en su misma situación”.
7
(Textos sacados del material de Manos Unidad “Educar en Valores”).
Después de haber leído los testimonios que aportamos, haz un análisis de
cada uno de ellos.
 ¿Qué tipo de explotación presenta?
 ¿Qué derechos están ahí siendo alienados?
 ¿Se da alguna situación parecida cerca de donde tú vives?
 ¿Qué soluciones ves a estos problemas?
 ¿Qué puedes hacer tú?
PALABRA DE DIOS
Dios no es un ser lejano, ausente y desentendido del mundo y de la suerte de
los hombres.
Desde siempre, el Dios de la Biblia es un Dios creador del hombre, amigo de
los hombres, que los visita y los sostiene en la esperanza de una plenitud
(salvación).
Nos fijamos solamente dos textos: uno del Antiguo Testamento y otro del
Nuevo. En ellos descubrimos el interés de Dios por las situaciones humanas.
Ex 3, 7-10:
Moisés se cubrió la cara, pues tuvo miedo de mirar a Dios, pero el Señor siguió
diciendo:
Claramente he visto cómo sufre mi pueblo que está en Egipto.
Les he oído quejarse por culpa de sus capataces, y sé muy bien lo que sufren.
Por eso he bajado, para salvarlos del poder de los egipcios; voy a sacarlos de
ese país y voy a llevarlos a una tierra grande y buena, donde la leche y la miel
corren como agua. Es el país donde viven los cananeos, los hititas, los
amorreos, los ferozeos, los heveos y los jebuseos. Mira, he escuchado las
quejas de los israelítas, y he visto también que los egipcios los maltratan
mucho. Por lo tanto, ponte en camino, pues te voy a enviar al faraón para que
saques de Egipto a mi pueblo, a los israelítas.
Ver: Mt 11, 28-30
CARTA A DIOS DE UN NIÑO KOSOVAR
Querido Dios:
Creo que lo que necesitamos no es nada fácil, aunque tampoco es tan
difícil...
Digamos que es difícil. Pues solos no podemos conseguirlo, pero con tu
ayuda tal vez sí.
8
Te pediré de todo lo bueno un poco... ¡Que no es poco! Y por si acaso, te
mando la lista de lo más urgente:
 Cientos de gafas para racistas (de todas las graduaciones).
 Miles de lágrimas de arrepentimiento.
 Nocturnos ataques de risa.
 Bellas sirenas que susurren nanas.
 Puentes entre hermanos.
 Médicos que operen el rencor.
 Campamentos de cariño para heridos.
 Todo tipo de verduras y ternuras
 Miras telescópicas para ver a los cansados.
 Radares que detecten el llanto de los niños que pasan hambre y frío.
 Legiones de poetas que enseñen en los cuarteles alguna palabra más
que “pim-pam-pum”.
También te pido
 Varias cajas de carcajadas para troncharse en las trincheras.
 Un camino para ir a la paz, sin peajes, ni fronteras... ¡Ah! Y que sea
ancho para que quepan todos.
 Bueno, ya que se agotó el combustible y los coches no corren,
queremos llenar los depósitos de golosinas, para los motores de
ilusión. Todo esto lo necesitamos ¡ya!...
Si no es mucha molestia, ya sabes que nos haría mucha ilusión, y también nos
hará falta:
 Luna llena para que no se nos apague la fiesta en toda la noche.
 La intervención aérea de un amanecer precioso.
 Y miles de rosas rojas para regalarse entre vecinos todo el día.
Aquí en la guerra, a veces sólo veo nubes y me siento como una monda de
naranja. De todas formas, sacaré lo mejor de mi vida, como Tú siempre haces,
y ofreceré sorbos de vitamina C de Cariño para los acatarrados de
desesperanza.
No sé qué más...
De todo corazón y de antemano: ¡Gracias! Espero verte pronto y de
sorpresa por la calle como siempre. Con confianza, tu hijo:
Franzisko (Misión Joven 1999).
ORACIÓN
Señor, Señor:
¡Cuántos niños inocentes explotados!
¡Qué oscuro su presente y su futuro!
¡Cuánto sufrimiento!
Señor, Señor,
ya sé que no basta decirte “Señor, Señor”,
9
sino hacer todo lo posible
para liberar de la explotación a los niños,
a tus pequeños, hijos tuyos,
tan parecidos a ti,
tu vivo retrato,
iconos tuyos.
Señor, Señor,
yo sólo no sé qué puedo hacer,
dímelo Tú de alguna manera;
buscaré compañeros
que quieran escuchar el lamento de tantos niños,
que quieran escucharte a ti,
que quieran trabajar juntos,
como podamos,
para ofrecer un futuro distinto
a tus niños explotados.
Amén.
COMPROMISO
 Buscar gente y crear un grupo de concienciación y de trabajo sobre
estos temas.
 Ponernos en conexión con MANOS UNIDAS, INTERMÓN u otros
organismos similares.
 Divulgar el texto: CARTA A DIOS DE UN NIÑO KOSOVAR.
10
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.
 NIÑ@S [email protected] CRÓNICOS
INTRODUCCIÓN
Las enfermedades crónicas afectan al 10-20% de la población infantil, y
aumenta la prevalencia con la edad; un aumento lento y progresivo de año en
año. Constituyen un gran número de niños que de repente ve afectada no sólo
su vida diaria, sino la de su familia.
Entre estas enfermedades, así llamadas crónicas, incluimos: asma, cardiopatía
congénita, trastorno convulsivo, artritis, diabetes mellitus, espina bífida, anemia
falciforme, fibrosis quística, hemofilia, insuficiencia renal crónica, distrofia
muscular...
PARTIMOS DE LA REALIDAD
Algunos aspectos a tener en cuenta ante esta realidad que nos puede pasar
desapercibida son los problemas más comunes de los niños con enfermedades
crónicas y sus familias, así por ejemplo:
 El peso de los cuidados, que recae sobre la familia.
 Son niños que están atendidos por muchas personas y reciben
múltiples tratamientos.
 Toda la familia sufre el estrés y el impacto psicológico.
 La situación afecta a la vida diaria del niño.
 Puede tener dolores.
 La evolución puede ser imprevisible.
 El coste elevado de los tratamientos.
 Problemas derivados al ausentismo escolar.
 Las alteraciones de la situación familiar o conflictos como factor
desencadenante y / o agravante de enfermedades como el asma o la
diabetes.
Es preciso caer en la cuenta que, debido a los avances médicos de los últimos
años la incidencia de niños con enfermedades graves y prolongadas, se ha
multiplicado en los últimos decenios.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
Seguro que en el transcurso de la vida, todos nos hemos encontrado con
alguna familia que tiene un hijo afectado de una enfermedad crónica, y puede
que no nos resulte difícil detectar e intuir la complejidad del tema. ¿De qué
forma nos hemos acercado a ellos? ¿Los hemos sentido unos “pesados”, o por
el contrario hemos entendido su dolor, la carga elevada de sufrimiento que
conllevan estos casos? ¿Somos capaces de “ponernos en su lugar”?.
11
El caso que presentamos a continuación, nos lo narra el propio enfermo (“El
milagro de poder andar”, Fundación Juan Ciudad O.N.G.D., Nº12, Marzo 1999,
p.15).
“Soy Nchafack Xavier, tengo 14 años, vivo en Funjumetok Fonten División, en
el sureste de Camerún y quiero contarles un poquito cómo ha cambiado mi
vida... Lo haré principalmente por “imágenes“, que se comprende mejor que
con muchas “palabras” ...
Yo como otros muchos niños de mi país, nací con una enfermedad llamada
osteocenesis imperfecta, que hizo que mis huesos cada día se me fueran
deformando más y más, hasta llegar a un lamentable estado.(Foto 1 )
A primeros del 1997 mi padre, ya bastante mayor, me llevó a St. John of God
Hospital, para que e doctor me operara y pusiese los huesos de mis piernas,
débiles y torcidos, un poco más derechos...
Mi estancia en el Hospital ha durado aproximadamente un año. La presencia
de mi padre y la compañía de otros niños, que sufrían dolencias y dificultades
similares, hicieron mucho más llevadero los dolorosos momentos de mis cuatro
enfermedades.
También me ayudó mucho la atención de los otros doctores, hermanos y
hermanas del hospital, que han hecho posible que mis piernas estén tan bien
ahora... (Foto 2)
Ahora ya puedo caminar bastante bien, mi gran ilusión para el próximo año, es
comenzar a ir a la escuela por primera vez...
Por mi parte y la de mis muchos compañeros y compañeras, solo me resta
manifestar mi gran gratitud a todos los que de alguna forma han hecho esto
posible...
¡Gracias por vuestra solidaridad!
También recuerdo el caso que yo misma presencié. Un niño de unos seis años
de repente salió corriendo de la consulta de endocrino, se fue a la sala de
espera y se puso a mirar al suelo y a sollozar. Yo me acerqué a él, y con
bastante dificultad pude sacarle el nombre y la edad. Estaba muy enfadado. Me
senté junto a él, tratando de “hacerme su amiga”. “Todo empezó aquel maldito
día que me pincharon y se me puso mala la sangre... y después le siguieron un
montón de pinchazos y ¡la diabetes esa!. ¡Todo por culpa de aquel pinchazo!
_decía entre sollozos. Empezamos un pequeño diálogo, traté de explicarle lo
de “la diabetes esa” y que la enfermedad no se la habían metido en la sangre;
pues echaba la culpa a los médicos de urgencias. Le ayudé a caer en la cuenta
que ya vino malito, pues se mareó en el cole, como él mismo me iba diciendo.
En aquel momento, el pequeño se sentía como condenado a tener que
pincharse toda la vida, y él “no era tan malo”... Vivía la enfermedad como un
“castigo por algo que todavía no sabía”.
* Poner en común algunos casos que conozcamos.
12
PALABRA DE DIOS
Curación del ciego de Jericó: Mt 20,29-34
Curación de un ciego de nacimiento: Jn. 9,1-41
Curación de una mujer que llevaba 18 años enferma: Lc13,10-13
- “Un día de reposo se puso Jesús a enseñar en la sinagoga. Había allí una
mujer que estaba enferma desde hacía 18 años. Un espíritu maligno la había
dejado encorvada, y no podía enderezarse para nada. Cuando Jesús la vio, la
llamó y le dijo:
- Mujer, ya estás libre de tu enfermedad.
Puso las manos sobre ella, y al momento la mujer se enderezó y comenzó a
alabar a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, enojado porque Jesús la había
sanado el día de reposo, dijo a la gente:
- Hay seis días para trabajar: venid cualquiera de ellos para ser sanados, y
no en el día de reposo.
- - El Señor le contestó: Hipócritas, ¿no desata cualquiera de vosotros su
buey o su asno el día de reposo, para llevarlo a beber? Pues a esta mujer,
que es descendiente de Abrahán, y que Satanás tenía atada con esa
enfermedad desde hace dieciocho años, ¿acaso no se la debía desatar en
día de reposo?
- Cuando Jesús dijo esto, sus enemigos quedaron avergonzados; pero toda
la gente se alegraba viendo las grandes cosas que él hacía”.
CARTA DE UN NIÑO A DIOS
“No puedo rezar, Señor. Estoy cansado de esta enfermedad que no acaba
nunca. Creo que ya nunca me voy a poner bueno, ni volveré a ser un niño
como los demás. Ya sé que Tú sufriste más que yo, pero esto no me ayuda,
aunque mamá me dice, que Tú y otros niños también sufren como yo. Pero yo,
Señor, ya no puedo más. Ni siquiera tengo ganas de rezarte. Dame fuerzas y
ayúdame a llevar mi dolor. Aunque se hayan desvanecido todos mis planes de
futuro, no me dejes sólo, quédate cerca. Enséñame tus caminos. Soy débil.
Dame la fuerza que necesito para convencerme de que con tu ayuda, todo será
mejor. Las enfermedades largas siempre me han dado miedo, y me lo siguen
dando... Ayúdame, en estos días largos y fatigosos. Sé que mis amigos se
preocupan de mí y rezan para que me cure pronto. Dame la mano Señor, no
me dejes solo”.
Y Dios, que escucha a todos los hombres que le gritan en el dolor, que
desahogan su corazón ante Él... pero especialmente los niños, pues son sus
preferidos, le diría algo parecido a la letra de esta canción:
NADIE TE AMA COMO YO
Cuánto he esperado este momento
Cuánto he esperado que estuvieras así
Cuánto he esperado que me hablaras
Cuánto he esperado que vinieras a Mí
13
Yo sé bien lo que has vivido
Yo sé bien porqué has llorado
Yo sé bien lo que has sufrido
pues de tu lado no me he ido
PUES NADIE TE AMA COMO YO
PUES NADIE TE AMA COMO YO
MIRA LA CRUZ, ESA ES MI MÁS GRANDE PRUEBA
NADIE TE AMA COMO YO
PUES NADIE TE AMA COMO YO
PUES NADIE TE AMA COMO YO
MIRA LA CRUZ, FUE POR TÍ, FUE PORQUE TE AMO
NADIE TE AMA COMO YO
Yo sé bien lo que me dices,
aunque a veces no me hablas
Yo sé bien lo que en ti sientes
aunque nunca lo compartas
Yo a tu lado he caminado,
junto a ti yo siempre he ido
aún a veces, te he cargado,
Yo he sido tu mejor Amigo
PUES NADIE TE AMA COMO YO...
(Martín Valverde)
CANCIÓN
HEME AQUÍ SEÑOR
Heme aquí Señor
Como un niño, heme aquí (Bis)
Como pequeño que va de la mano
y aunque no sabe hacia dónde va
canta en la noche lo mejor que sabe
porque sólo nunca está.
SUGERENCIAS PARA TRABAJAR EL TEMA
 A la luz de estos textos, podríais individuar algunos gestos, criterios y
actitudes de Jesús frente a los enfermos.
 Cuáles de ellos se pueden seguir considerando actuales, y cuáles están a
vuestro alcance el realizar y vivir.
 ¿Cómo llevarlos a cabo?
14
 Bajo una perspectiva evangélica, la enfermedad y el sufrimiento no son un
don ni una gracia; son experiencias que vividas positivamente, como
integrantes de la realidad humana pueden despertar valores positivos,
según los casos que has leído u otros que conozcas, ¿qué pueden aportar
de positivo al hombre estas experiencias?
ORACIÓN
“A imitación del salmista, que grita a Dios su sufrimiento y espera de él una
respuesta de consuelo y de esperanza, los enfermos pueden aprender a
dirigirse a Dios,, cada vez más, con el lenguaje del corazón”. He aquí, a
continuación el desahogo de una madre transformado en oración:
Señor,
me siento deprimida...
y hasta enfadada contigo.
Tú nos dijiste: “pedid y recibiréis”
Y yo he rezado tanto...
No hemos hecho más que rezar...
¿y qué hemos recibido?
Siento que me has abandonado,
que te has olvidado de mi familia,
que todo va de mal en peor...
¡Hasta estoy perdiendo la fe, Señor!
Sí, lo reconozco:
tal vez pretendo que tu resuelvas
mis dificultades con un milagro.
Pero Tú sabes cuánto he trabajado,
sufrido y rezado por mi familia.
No me abandones ahora que tanto te necesito...
Ayúdame, Señor, a conservar la fe y a recuperar la
confianza y el valor.
(Tomado de A. Pangrazzi, ¡A Ti grito, Señor!. Oraciones desde el sufrimiento, Ed. Sal Terrae
Breve 22, Santander 1988)
COMPROMISO



Si soy o tengo cercano algún caso de enfermo crónico tratar de acercarme
a él aceptando la debilidad de la vida humana.
Evitar, en relación a estos casos, todo tipo de marginación.
Otros.
15
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.
 NIÑ@S [email protected] [email protected]/TERMINALES
INTRODUCCIÓN
No es frecuente oír hablar de la muerte de un niño, quizá porque si el tema ya
en sí se ha convertido en tabú para nuestra sociedad, resulta más extraño aún
reflexionar o hablar sobre la muerte o la enfermedad terminal de un niño. Pero
lo que sí es cierto, es que de vez en cuando, todo médico se enfrenta al
penoso deber de atender a un niño con una enfermedad crónica terminal, y
quizá también algunos de nosotros nos hayamos encontrado acompañando a
un niño cuyo final se encontraba próximo.
En este servicio pastoral, no debemos descuidar tampoco a la familia, que se
encuentran ante momentos muy duros e inesperados de su existencia. Pues
sicológicamente todos estamos más o menos preparados para ver morir a
nuestros padres, pero no tanto a un hijo, cuyos proyectos, sueños y
esperanzas estaban aún sin estrenar.
PARTIMOS DE LA REALIDAD
Pero, ¿qué entendemos por enfermedad terminal? El concepto es el mismo
que se aplica para el adulto: “Entendemos por enfermedad terminal a aquella
situación patológica que lleva a pensar en una expectativa de muerte (en corto
plazo) como directamente consecuente a la enfermedad; en esta situación
terminal, se dan tres elementos importantes: la incurabilidad de la enfermedad,
la gravedad y la perspectiva de muerte más o menos inminente” ( Di Mola)
La realidad es dura de afrontar, pero no por ello, hemos de darle la espalda. Lo
que resulta dificultoso, incluso para la reflexión, no desaparece por el hecho de
no nombrarlo. Es una realidad que sigue estando ahí.
Y hoy día, nos podemos encontrar algún amigo con un hijo en casa que sabe
que va a morir o niños con enfermedades crónicas terminales en la unidad de
oncología.
Ellos, aunque pequeños, intuyen igual que el adulto, cuando la muerte se
aproxima. A cada edad, el niño tiene ya una comprensión del concepto o
experiencia de la muerte:
16
Menos de 5 años:Algo reversible,
Progresiva
Temporal
Dolor semejante a la
separación.
Mayor de 9 años:Proceso endógeno
Totalmente irreversible
Apresa desde dentro
Frustración
Cese de la actividad física
De 5 a 9 años: Personifica
Confunde muerto y muerte
Irreversible
Rapto sin retorno
Vive en otra parte
Adolescentes: Inevitable pero lejana
No les atañe.
(Tomado de Celia Bordín, Bioética. La muerte y el morir en pediatría. Lumen, Argentina 1997)
El niño con una enfermedad terminal, intuye el momento de proximidad de la
muerte, dependiendo de su edad, claro. A veces, no lo dirán con palabras, ellos
se expresan mejor con dibujos o poemas. Otras veces, se da lo que en el argot
sanitario se llama conspiración de silencio: “todos callan”.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
Se han publicado numerosas experiencias de niños con enfermedades
terminales, que sabían que su final estaba próximo; baste recordar toda la
bibliografía de E. Kübler Ross, y la obra citada de Celia Bordín. Pero en este
caso, narramos aquí el caso de CELIA, de 8 años, quizás por lo cercano que a
nosotros, nos ha tocado vivirlo. Agradecemos a sus padres el enorme esfuerzo
que han hecho al escribirnos su experiencia, pocos meses después del
fallecimiento de su hija.
“Esta es la historia de los últimos ocho meses de vida de nuestra hija CELIA.
Se la dedicamos a todos los padres de niños enfermos y a todos los que les
acompañan en esa dura prueba, con intención de alentarles, animándoles a no
desesperar nunca y a confiar en que siempre, siempre, ellos estarán presentes.
EL VUELCO: El doce de febrero de 1999 acudimos al pediatra con CELIA por
encontrarse destemplada y con un fuerte dolor de cabeza, el diagnóstico fue
gripe.. A las pocas horas se produce un gran empeoramiento y nos
trasladamos al Hospital donde sufre una parada cardiorespiratoria, seguida de
la terrible noticia que nuestra hija tiene un tumor cerebral. A partir de ese
momento, CELIA está en la UCI, pendiendo su vida de un hilo, mientras
nosotros nos preguntamos ¿cómo es posible?
A CELIA le operaron esa misma noche para aliviar su presión intracraneal;
después de esa operación vinieron otras....
CELIA estuvo dos meses en la UCI y nunca despertó tras la primera operación;
estuvo ayudada por un respirador, hasta que consiguió respirar sola a través de
una traqueotomía.
A grandes rasgos, la situación médica de nuestra hija tras dos meses era: un
tumor maligno que no pudo extirparse entero, estado de coma profundo,
alimentación por sonda directamente al estómago, una escara en la parte
17
posterior de la cabeza y del coxis, y un esperar el final que podía ser inmediato
o alargarse durante un tiempo. Pero ¡estaba viva! Y, mientras hay vida, siempre
hay esperanza... SIEMPRE
EL AMOR: Ahora os vamos a contar lo que nosotros, como padres, sentimos.
Una vez pasado el pánico inicial, los dos pensamos que la situación que nos
tocaba vivir era parecida a un naufragio donde CELIA se hundía, y éramos
nosotros los que debíamos sacarla a flote.
Pensamos que, aunque todos los pronósticos eran desfavorables, había una
fuerza enorme que debía poder con todo, y esa fuerza era el amor. Desde el
primer día en que CELIA pasó en la UCI, nos tuvo a su lado intentando darle lo
que ella siempre nos regaló a manos llenas: incondicionalidad.
Esto parece obvio tratándose de unos padres y su hija pero, cuando se vive
una situación de mucho dolor, es fácil caer en la desesperación perdiendo un
tiempo precioso buscando culpables de la tragedia.
Nuestros días en la UCI fueron muy intensos; en el corto tiempo de la visita,
intentamos que CELIA escuchara sus cuentos favoritos, le hablamos de lo que
ocurría, tranquilizándola; le dijimos que no tuviera miedo, porque papá y mamá
estaban con ella, le hablamos de su hermano, que le mandaba besos aunque
no pudiera entrar a verla y, sobre todo, la besamos y mimamos con toda
nuestra fuerza.
A los dos meses, CELIA salió de la UCI para pasar a una habitación de planta
donde, ¡por fin!, estábamos juntos.
LA AYUDA: Cuando nos instalamos en la habitación con nuestra hija,
teníamos una mezcla de sentimientos: por un lado euforia, porque podríamos
pasar todo el tiempo con ella y, por otro, éramos conscientes de la enorme
fragilidad de la niña. Tuvimos que aprender a cuidarla como si fuera un bebé,
pero un bebé de 1.45 cm y 30 kg. de peso. El personal del Hospital nos animó
y ayudó a perder miedo a todo lo que rodeaba a la niña, y participar al máximo
en su atención diaria.
Para que no se formaran escaras CELIA debía cambiar de postura cada tres
horas, para lo cual se necesitaban dos personas que la colocaran; este cuidado
debía ser igual de día que de noche.
Su alimentación debía administrarse mediante grandes jeringas, que se
conectaban a su gastro, y que había que pasar manualmente con suavidad
para que no se formaran burbujas.
Además del baño diario, todas las mañanas había que curar las escaras, y
proteger las zonas más sobresalientes para que no se rozaran, lavar los ojos,
la boca, la traqueo... rehabilitación, para mantener en el mejor estado posible
sus músculos y articulaciones.
Y quizás lo más impresionante al principio, para nosotros, aspirar con sondas la
traquea para evitar que se ahogara o, simplemente facilitar su respiración.
Todos estos cuidados que CELIA necesitaba, hubieran sido materialmente
imposible mantenerlos sin la ayuda fundamental de mi familia, a la cabeza de la
cual estuvieron los abuelos dando un apoyo prácticamente sin descanso... y
nuestros amigos. Quisiéramos resaltar que, cuando hablamos de amigos,
incluimos entre ellos a todos los médicos, enfermeras, auxiliares y demás
personal del Hospital. Pero lo que más valoramos de todos ellos no son las
noches acompañándonos, el coraje con que aprendieron cómo mover la niña,
18
cómo alimentarla, los turnos para que pudiéramos descansar o pasar ratos con
nuestro hijo Gonzalo. Lo que más agradecemos es el enorme amor con que
todos la rodearon, la ternura con que la trataron y el aliento que recibimos en
todo momento intentando, que todo lo que rodeaba a CELIA fuera lo más
alegre posible.
La habitación de CELIA era nuestra casa y en ella había muchas cosas que a
ella le gustaban, desde animales de peluche, posters, cartas de sus primos y
amigos, dibujos y un cassette para oír música. También teníamos nuestra
capillita particular, con todas las estampas que mucha gente nos regaló,
muchas de ellas con un gran valor sentimental para quien nos las daba, gente
que apenas conocíamos pero que nos prestaba su apoyo espiritual.
Aunque en los ocho meses que duró su enfermedad CELIA no pudo articular ni
una sola palabra, tuvimos el total convencimiento de que entre nosotros había
una comunicación tan fuerte, que iba más allá de lo que cualquier informe
sobre su actividad cerebral se empeñara en negarnos. Por eso, durante todo
ese tiempo, siguieron los cuentos, los mimos, las visitas de su hermano, que
nos dio una lección de valor viendo a CELIA con el corazón, sin dejar que su
inmovilidad, su cabeza rapada, su traqueo, su gastro..., en definitiva, su
aspecto muy diferente al de la niña vital de tan solo dos meses atrás, le
impidiera en absoluto acercarse a ella con naturalidad y consolarla con una
gran ternura.
A nuestro hijo procuramos hacerle partícipe al máximo de la atención a CELIA.
Le explicamos que su hermana estaba gravemente enferma, que nos
necesitaba más que nunca y, sobre todo, intentamos seguir siendo una familia
unida, donde todos nos sintiéramos apoyados.
Él, al igual que nosotros, mantuvo en todo momento la esperanza de que
CELIA podría un día despertar; sin embargo no había engaños, el día que
preguntó si su hermana podía morir, la respuesta fue SÏ.
Para alguien que vea las cosas desde fuera puede parecer un contrasentido
informarse de la situación médica, intentar conocer las estadísticas sobre casos
de supervivencia en casos similares y tener, en definitiva, un montón de datos
que dicen “no hay nada que hacer”, siendo el más importante el diagnóstico de
nuestros médicos y, sin embargo seguir teniendo la esperanza. ¿Es posible
pensar con la cabeza y actuar con el corazón? Creemos que sí.
PALABRA DE DIOS
Resurrección de la hija de Jairo: Mt 9,18-19; 23-26; Resurrección de Lázaro: Jn
11,1-44
Jesús conoce la angustia del sufrimiento: Mt 26, 37-39
Luego fue Jesús con sus discípulos a un lugar llamado Getsemaní, y les dijo:
- Sentaos aquí mientras yo voy más allá a orar. Se llevó a Pedro y a los dos
hijos de Zebedeo, y comenzó a sentirse muy triste y angustiado. Les dijo:
- Siento en mi alma una tristeza de muerte. Quedaos aquí y permaneced
despiertos conmigo.
- Y adelantándose unos pasos se inclinó hasta el suelo, y oró diciendo: Padre
mío, si es posible líbrame de esta copa de amargura: pero no se haga lo
19
-
que yo quiero, sino lo que quieres tú. Luego volvió adonde estaban los
discípulos, y los encontró dormidos. Dijo a Pedro:
¿Ni siquiera una hora habéis podido permanecer despiertos conmigo?
Permaneced despiertos, y orad para no caer en la tentación. Tenéis buena
voluntad, pero vuestro cuerpo es débil.
CARTA DE LOS PADRES DE CELIA
(En el resto de catequesis, hemos presentado en esta sección una carta de
Dios, a Dios o de un ángel. Al tratar el tema de los niños enfermos terminales
exponemos la experiencia de los padres de Celia, pues también Dios nos habla
a través de la experiencia de ellos)
“Queridos padres que tenéis un hijo enfermo, no dejéis que el miedo o la
desesperación os separen de vuestro hijo, llorar vuestra pena en los momentos
que podáis y sacar vuestra fuerza para con ella envolver a vuestro hijo,
manteniendo siempre la esperanza de seguir caminando juntos. Estamos
seguros de que notaréis una fuerza especial: la que todos los que, sin
conoceros, pediremos a DIOS que os dé.
Antes de que CELIA se pusiera enferma éramos una familia como muchas
otras, con unas creencias religiosas de base, pero poco practicantes. Con
motivo de la próxima comunión de nuestra hija en el mes de Mayo, decidimos
acercarnos más a la Iglesia para vivir ese momento de una manera más plena.
CELIA empezó su catequesis en el mes de Octubre, sólo tres meses, pero dejó
escrito en su cuaderno algo que ha sido nuestro motor en el tiempo de su
enfermedad y seguirá siéndolo el resto de nuestras vidas:
“Dios te pedimos que nos ayudes a seguir
adelante. Te damos gracias por ser nuestro
Padre, por darnos a tu Hijo. Te pedimos ayuda
para que todos seamos iguales”
Esta oración la encontramos cuando volvimos a casa, después de pasar los
primeros días tras la puerta de la UCI, sin poder separarnos de ella, e
intentando arañar todas las visitas posibles, que eran más de las establecidas
en el horario, pero que sabían a muy poco. Es muy duro pensar que tu hija va a
morir y que tú no puedes estar a su lado. Durante el día, la razón se impuso,
intentando en todo momento no estorbar los cuidados de CELIA, y entender los
procedimientos que se utilizan para sacar adelante a una persona en estado
crítico; y por la noche, rezar, rezar con una fe que nunca antes se ha tenido
rogando un milagro, pidiendo un día más, suplicando volver a estar juntos con
fuerza para que, sea como sea el estado en que CELIA sobreviviera,
pudiésemos cuidarla y hacerla feliz.
Un día alguien nos dijo que la CELIA de antes nunca volvería. Tenía razón, la
niña sana, alegre, con una vitalidad contagiosa, no volvió. En su lugar estaba
una CELIA vulnerable, frágil, dormida, pero transmitiendo una fuerza especial
que nos hacía quererla todavía más.
20
Sin duda, ese fue el milagro. No pudo ser el de su curación, pero sí se produjo
el milagro de sacar lo mejor del interior de todos aquellos que la queremos, y
hacer realidad algo que leímos en una oración dedicada a la familia del
enfermo:
“Señor, haz que el amor sea mas fuerte que el dolor”.
CELIA murió con nueve años, el doce de Octubre, y en el momento de su
muerte estábamos junto a ella; murió dulcemente y, a pesar del enorme
desgarro que produce la separación, tenemos la certeza de que sigue con
nosotros, aunque de otra manera. Y cuando llegue el momento de partir, lo
haremos sin miedo, porque habrá un ángel de melena rubia, alto, desgarbado,
despistado y con una enorme sonrisa que estará esperándonos: nuestra
queridísima CELIA.
Ánimo. Un abrazo.
Gonzalo y Pui.
CANCIÓN
TOMADO DE LA MANO.
Tomado de la mano con Jesús yo voy,
le sigo como oveja que encontró al pastor.
Tomado de la mano, con Jesús yo voy, dónde Él va. (Bis)

Si Jesús me dice amigo,
deja todo y ven conmigo,
dónde todo es más hermoso y más feliz.

Si Jesús me dice amigo,
deja todo y ven conmigo,
yo mi mano pondré en la suya e iré con Él.
SUGERENCIAS PARA TRABAJAR EL TEMA
 ¿Qué preguntas e inquietudes se han suscitado al escuchar el caso de
CELIA?
 ¿He vivido alguna experiencia similar, en una persona lejana o cercana?
 ¿Qué sentimientos he experimentado?
 ¿De qué forma crees que en situaciones como esta se puede acompañar,
manteniendo siempre una puerta abierta a la esperanza?
 En los primeros momentos de un diagnóstico nefasto, la familia toca fondo,
y se hace unas preguntas que tocan la esencia de la vida “¿Cómo es
posible?, ¿por qué a nosotros?” y otras tantas similares. ¿De qué modo
crees que es más humano y evangélico acompañar estos momentos tan
difíciles?
 Muchas veces le pedimos a Dios que haga milagros, que cure un cáncer
incurable, ¿Suponen en quiénes rezan un compromiso?, ¿os parece que
estas peticiones son correctas? ¿Cómo pediríais a Dios un favor que sólo
se puede conseguir con un milagro? Poned ejemplos de oraciones.(Esta
pregunta está tomada del Cap. 4: “Los milagros de Jesús”, en F. Martín
21
Rodríguez, Jesús, relato histórico de Dios. Cristología para vivir y rezar,
San Pablo, Col. Nuevos Fermentos 22, Madrid 1995. Para profundizar sobre
el tema, ver o.c.)
ORACIÓN
Señor,
tenemos lágrimas en los ojos
y angustia en el corazón,
porque la promesa de un nacimiento
se torna en historia de un final.
Hemos soñado y esperado en vano,
y ahora estamos tristes y vacíos.
A veces, sin que sea culpa de nadie,
la vida resulta demasiado frágil.
Ayúdanos, Señor,
a aceptar las limitaciones humanas.
Ayúdanos a creer
que nuestro [email protected] va a seguir
formando parte de nuestra vida,
del mismo modo que ha sido
una realidad de nuestros sueños.
Haz que caigamos en la cuenta de que su vida,
fruto de tu amor y del nuestro,
va a proseguir junto a ti.
Cuida, Señor, de [email protected] [email protected]:
te lo confiamos a ti,
Dios de la vida.
(A. Pangrazzi, ¡A Ti grito, Señor!. Oraciones desde el sufrimiento, Ed. Sal Terrae Breve 22,
Santander 1988)
COMPROMISO


Escribir una carta a una familia conocida con un niño enfermo terminal.
Hablar a Dios o a la Virgen del [email protected] que sufre una enfermedad terminal.
22
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.

NIÑ@S [email protected]
INTRODUCCIÓN
Aunque la situación de los niños y niñas maltratados pueda parecernos
lejana, porque a nuestro alrededor sean felices y se sienten queridos, no
podemos taparnos los ojos ni los oídos ante estos pequeños que enferman,
sufren y mueren a causa de los malos tratos que reciben. No podemos
quedarnos indiferentes ni pasar día tras día las páginas del periódico tras leer
noticias escalofriantes. Ojalá este año, a través de las catequesis, conozcamos
mejor la situación de los niños maltratados y descubramos en ellos esos iconos
de Dios que piden de nosotros un corazón samaritano y un compromiso mayor
del que tenemos.
PARTIMOS DE LA REALIDAD
Desgraciadamente los medios de comunicación nos dan a diario estas noticias:
 “Un bebé de cinco meses muere por los malos tratos de su padres; ingresó
en coma en el Hospital, con lesiones en el cráneo, tronco y cara”
 “Durante el año 1999, en España, más de 4.000 niños y niñas tuvieron que
ser llevados a casas de refugio, con sus madres, para huir de los malos
tratos”
 “Manuel, portero de una finca de Madrid, ha encontrado de madrugada a
una niña recién nacida, abandonada sobre una carretilla de una obra. La
pequeña estaba envuelta en un trapo de cocina, y protegida por unos
plásticos del frío intenso que hacía esta mañana. Gemía de tal modo que
Manuel creyó que se trataba de una gata que había tenido crías. Al ver a la
niña dio un pequeño grito y retrocedió de la impresión. Ahora la recién
nacida se recupera en la UCI del Hospital del Niño Jesús.
Es el segundo bebé que aparece abandonado en este frío mes de
diciembre, y se cree que pueden aparecer más, ya que ahora es obligatorio
incluir los datos de la madre al inscribir a los recién nacidos”
A nuestro lado, mucho más cerca de lo que podemos imaginarnos, el
cuerpo frágil de los más pequeños es maltratado. La mayor parte de estos
niños y niñas ni siquiera se atreverán a denunciarlo, pero le quedarán las
secuelas físicas y síquicas.
Y si miramos más allá, a los países lejanos, encontramos una realidad igual
de dolorosa:
 Cerca de 200 niños y niñas, con uno, o los dos brazos amputados,
sobreviven en Sierra Leona en un guetto de chabolas hechas con plásticos.
La sociedad les rechaza, porque son el símbolo del horror y la violencia que
quieren olvidar; por eso no hay ningún plan para reintegrarlos en la
sociedad. La prótesis con pinza metálica, que tienen la mayoría de estos
niños, hace que las propias familias los rechacen, porque los ven como
cangrejos. Muchos de estos pequeños sueñan con llegar a tener una
23


prótesis con cinco dedos, pero aquí los dólares que llegan se transforman
en fusiles.
Actualmente unos 300.000 niños están combatiendo en 30 guerras. En este
último decenio han muerto unos dos millones de pequeños combatientes.
Noventa millones de niños y niñas viven en la calle en los países más
pobres de la tierra.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
Como personas creyentes nos interpela todo sufrimiento humano, pero
más todavía si se trata de criaturas indefensas, de víctimas inocentes que, a
menudo, reciben esos malos tratos de las personas que deberían quererlos y
protegerlos. Por eso no podemos pasar de largo ante esta realidad.
Invitamos a poner en común casos conocidos de malos tratos en el hogar, la
escuela, la calle, etc.
PALABRA DE DIOS
1.- En la sociedad judía, en la época en la que vivió Jesús, abrazar
públicamente a un niño, y ponerlo como ejemplo o referencia de algo era un
signo escandaloso. Los niños no eran “los reyes de la casa”, como lo son
ahora, por eso el mensaje de Jesús respecto a los niños nos invita a
convertirnos y verlos con el cariño y la ternura con las que Jesús los veía.
“Jesús tomó a un niño, lo puso en medio de ellos, y abrazándolo les dijo:
“el que recibe a uno de estos pequeñuelos en mi nombre, a mí me recibe; y el
que me recibe a mí, no es a mí a quien recibe, sino al que me envió” (Mc 9, 3637)
2.- Jesús ha sufrido en su carne los malos tratos y ha experimentado,
hasta la muerte, las vejaciones, el dolor, las burlas, el ensañamiento y la
violencia ejercida contra un inocente. Jesús presenta al Padre el sufrimiento de
los niños y niñas maltratados, porque se ha encarnado en su dolor:
“Entonces Pilato puso en libertad a Barrabás y les entregó a Jesús,
después de azotarlo para que fuera crucificado.
Luego los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio y
reunieron en torno a él a toda la tropa. Lo desnudaron, le echaron por encima
una túnica color púrpura, trenzaron una corona de espinas y se la pusieron en
la cabeza, y pusieron también una caña en su mano derecha; luego se
arrodillaban delante de Jesús y se burlaban diciendo:
- ¡Viva el Rey de los judíos!
Le escupían, le quitaban la caña y con ella le pegaban en la cabeza.
Después de burlarse de él le quitaron la túnica, le vistieron sus ropas y le
llevaron a crucificar”
(Mt. 27, 26-31)
24
CARTA DE JOSE, HIJO DE JACOB
¡Hola!
Soy José, el hijo más pequeño del patriarca Jacob. Hace unos 3.700 años yo
también fui un niño maltratado. ¿Sabéis por qué? Por la envidia que me tenían
mis propios hermanos. Decidieron matarme, pero gracias a Dios no lo hicieron,
sino que me metieron en un pozo del desierto y poco después me vendieron
por unas monedas. A mis padres les llevaron mis ropas manchadas de sangre
y les hicieron creer que una fiera me había matado. Sufrieron mucho.
Los que me compraron me llevaron a Egipto y allí fui vendido de nuevo
como esclavo. Trabajé mucho, sufrí, e incluso me metieron en la cárcel por un
delito que no había cometido.
Pasaban los años, y yo no podía olvidar a mi familia, a pesar del daño
que me habían hecho mis hermanos. Un día los reconocí cuando vinieron a
comprar trigo a la ciudad donde yo vivía, porque en sus tierras había sequía y
pobreza. Al verlos se me hizo un nudo en la garganta. Podía haberme vengado
por los malos tratos que había recibido de ellos, incluso podía haber ordenado
que los mataran, como ellos quisieron matarme a mí... Pero ¿qué hubiera
ganado con eso? ¡más dolor para mis padres, y yo me hubiera quedado de
nuevo sin familia!
Escogí otro camino, el camino de la vida y del perdón: me presenté
como su hermano, los abracé y los perdoné. Todos los hermanos nos
fundimos en un gran abrazo y las lágrimas borraron muchos errores.
Sé que entre vosotros, hombres y mujeres del 2001, también hay
muchos niños y niñas que sufren malos tratos, como los sufrí yo. Sé que a
veces llegan a matar a criaturas que apenas habían comenzado a vivir, y otras
veces los malos tratos duran años y años, hasta dejar herido el corazón y el
cuerpo de esas criaturas.
Os animo a que trabajéis con todas vuestras fuerzas y vuestro cariño a
favor de estos pequeños maltratados. Prestad atención a las noticias;
denunciad las situaciones de riesgo, antes de que ocurran las desgracias;
colaborad con los centros de acogida; orad por esos niños y niñas
maltratados... Y si tenéis el corazón grande y valiente compartid con estos
niños unas horas, o hacedles un hueco en vuestra casa y en vuestro corazón.
Dadles el amor que no han tenido, no olvidéis que “si hacéis niños felices
haréis hombres buenos”. Y, si es posible, ayudadles, cuando sean un poco
más mayores, a que el perdón sane también sus heridas más profundas.
Vuestro amigo José
(Se puede leer el encuentro de José con su hermano Benjamín: Génesis 43,
24-34, o el encuentro de José con sus hermanos: 45. 1-14 para comprender
mejor la grandeza de este creyente bíblico que muestra la capacidad de
perdonar a quienes habían destrozado su infancia)
CANCIÓN
Sin ningún lugar donde caeros muertos, ni un mísero mendrugo para sobrevivir.
Una úlcera abierta en un costado, y llagas en los, pies y en las manos.
PRINGAOS DE LA PLAZA REAL, LA VIDA OS TRATA MAL. (Bis)
25
Yo no sé si iréis al cielo cuando os muráis aquí, pero lo que sé es que aquí os
ha tocado el infierno. La vida es un trago amargo, que se tiene que probar:
vinagre y hiel en los labios, que es difícil de tragar (Bis)
PRINGAOS…
Recitado: Yo no sé si me creeréis si os digo que me duele veros clavados en la
cruz, en medio de la Plaza…
Pero si os sirve de algo, sabed, que también clavaron a Jesús de Nazaret,
como al Rey de los pringados (Bis)
Gritando: Eloí, Eloí, ¡lemá sabaktani! (Bis)
SUGERENCIAS PARA TRABAJAR EL TEMA



¿Qué noticias recientes recuerdas sobre los malos tratos a la infancia?
¿Qué sentimiento te producen estas noticias?
¿Me preocupan las causas que subyacen en muchos casos: incultura,
pobreza, alcoholismo, etc.?
Si no puedo hacer otra cosa (por la edad, enfermedades, etc.), al menos
tengo presentes a estos niños y niñas en la oración, así como a las
personas que consciente o inconscientemente son culpables de estas
situaciones.
ORACIÓN
Jesús, tú te has encarnado en el dolor de estos pequeños que sufren
y sufres por ellos, con ellos y en ellos,
por eso te pedimos que los bendigas
como bendecías y abrazabas a los niños que te rodeaban.
Despierta en los jóvenes un corazón generoso
para ayudar a estos pequeños y darles el cariño que no han recibido,
y aviva en las comunidades cristianas
valentía y compromiso para luchar contra las causas que provocan estas
situaciones.
María, tú que sabes lo que es tener en tus brazos el cuerpo destrozado de un
hijo
ayuda a las víctimas de los malos tratos y de la violencia en todas sus formas,
y que te descubran como madre
los pequeños que no tienen la suerte de haber conocido la suya.
Ayúdanos a valorar y dar gracias
por nuestra familia, por el amor y el bienestar que recibimos de ella
y ayúdanos a descubrir que formamos parte de la gran familia universal
26
COMPROMISO
1.- José, en su carta, nos sugiere algunas acciones para poder ayudar a los
niños y niñas maltratados: ¿Qué compromiso me pide Dios para responder al
sufrimiento de estos pequeños? ¿Qué puedo hacer por ellos, oen qué puedo
mejorar lo que ya estoy haciendo?
2.- ¿Qué me enseña la actitud de Jesús respecto a los niños y niñas de su
época?
27
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.

NIÑ@S Y ADOLESCENTES [email protected]
INTRODUCCIÓN
La adicción es básicamente una experiencia de falta de libertad, no de
falta de voluntad, como tantas veces se afirma. Se es adicto en la medida en
que nos enganchamos a algo que nos falta a algo que nos ayude a superar
situaciones de ansiedad, angustia, soledad, aburrimiento... o simplemente a
algo que, de forma mágica y externa, nos de placer.
PARTIMOS DE LA REALIDAD
Las adicciones habituales de los niños son:
1.-La adicción a la televisión
¿Qué le ofrece al niño la televisión?. Diversión, distracción,
entretenimiento, huida de la soledad, etc. Es un entretenimiento pasivo, donde
el niño sólo se limita a recibir un cúmulo de mensajes que no esperan
respuesta, y que en muchos casos no tienen un principio ni un final.
2.-La adicción a los video-juegos
El video-juego es algo más activo que el mirar la televisión, pero no deja
de ser una actividad en solitario que aunque a veces camuflada de
contenidos supuestamente formativos, sólo desarrollan una mínima parte de
las habilidades de los niños.
3.-La adicción a las golosinas
La cantidad de golosinas, o “chuches” como ellos las llaman es llamativa
en nuestros niños. Muchos las consumen a diario y es curioso observar sus
formas y la presentación de las mismas. Esto enlaza con problemas
relacionados con el excesivo consumo de azúcar: caries, alteraciones en el
apetito o incluso aparición de otras enfermedades más serias.
4.-La adicción a la bebida
El consumo de un determinado refresco estimulante
considerarse como adicción en muchos casos.
puede
Podemos hablar también de la adicción al café, tan propia de nuestros
estudiantes, sobretodo en época de exámenes. Pero el alcohol es el problema
social de máxima relevancia. Se ha rebajado mucho la edad de comienzo en
que los niños se familiarizan con el alcohol. La pregunta, que surge es: ¿Por
qué beben de esa manera tan atroz?.
28
5.-La adicción a las drogas.
Sería más correcto hablar de sustancias que modifican el
comportamiento de la persona. Podríamos distinguir dos grupos de adictos: los
más favorecidos económica y socialmente, cuya adicción no genera tanta
problemática social por no estar relacionada con la delincuencia que conlleva la
adquisición de la droga. El joven de este grupo se acerca al consumo de
pastillas estimulantes, que fácilmente se pueden conseguir en los ambientes
que frecuenta, como puede ser el éxtasis o la cocaína. Son drogas limpias, que
se consumen con facilidad.
El joven marginal se acerca más a la heroína, con todos los
inconvenientes de su aplicación y consecución
6.-La adicción al sexo
La relación sexual deja de ser una vía de comunicación y de
compromiso responsable entre personas que mantienen una relación afectiva,
para ser un objeto más de consumo y de diversión. A esto se suma el gusto por
el riesgo de muchos de estos adolescentes y jóvenes que exponen así su
salud y su integridad personal.
7.-La adicción a la violencia
Es preocupante observar la escalada de violencia que se está
produciendo en la escuela, en las grandes concentraciones de jóvenes o en
los lugares de ocio. El fenómeno de las bandas urbanas como los skins head o
los punkies conllevan en su esencia la justificación de la agresión hacia grupos
rivales .Asistimos a salvajes agresiones, que en muchos casos llevan a la
muerte.
8.-La adicción a Internet
Se va haciendo presente en nuestros niños y jóvenes, que se ven
estimulados por el avance de las nuevas tecnologías. Es curioso comprobar
la paradoja de que en la medida que vamos estando más aislados, vamos
cubriendo nuestras necesidades de comunicación a través de estos medios,
por ejemplo, comunicándonos en grupo, con personas desconocidas a
través del chat.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
Los adultos somos modelos para los niños y jóvenes también en las
adicciones: el consumo excesivo del alcohol, el drama de la ludopatía, el
29
tabaco, la adicción a comprar…y así podríamos citar múltiples mensajes que,
de forma encubierta e incluso inconsciente, solemos dar.
A través de su educación, el niño va respondiendo a los modelos y
mensajes que les damos los adultos: ese “no pegues pero defiéndete”, “deja
tus juguetes pero que no abusen de ti”, “deja tus apuntes pero que no te tomen
por tonto”.
Nuestros mensajes y nuestro comportamiento pueden despertar y
fomentar las adicciones o pueden ayudar a superar la soledad, la angustia y el
aburrimiento que les llevaría a ser adictos.
1. Drogadicto
“Sé que por mucho que te grite no me vas a escuchar. Sé que aunque me
escuches, no podrás entenderme. No merezco la pena. He hecho de mi
vida un montón de escombros y basura que nadie quiere mirar.
Cómo tú, tuve un cuerpo vigoroso, lleno de energía, muchas ganas de vivir,
amigos y familia muy buena, ilusiones, sueños…ni mi cuerpo ni mi yo
somos lo que éramos.
Soy incapaz de pensar si no es en mi desgracia. No tengo amigos, poco a
poco los fui perdiendo. Mis males no tienen cura y acepto que me los
merezco.
Todo empezó sin sentirlo ni quererlo, por curiosidad probé un por. Cuando
ya era costumbre, seguí con la coca…, con la heroína. Todo me parecía
genial. Una y otra vez me engañé pensando: “cuando me dé la gana lo
dejo”. Y después quise dejarlo…y me resultó imposible, pues estaba
atrapado.
Me fui de casa, asalté a la gente inocente, me obligué a ser ladrón. También
pasé por la cárcel, hospitales, médicos,, que me advirtieron y me dijeron, pero,
¿por qué hacerles caso? De mi vida respondo yo, soy el único dueño. Yo era el
listo, ellos los tontos. Pero…ahora lo entiendo. Para qué contarte más, sin vivir
lo que estoy viviendo es imposible entenderlo. A nadie mi suplico quisiera ver
padeciendo. Poco a poco se empieza y lentamente…lentamente te vas
muriendo.”
(CONFER, PJV)
2. Niño televisión
Érase una vez un niño al que le gustaba mucho ver la televisión. Tanto le
gustaba que en vez de cabeza tenía una pantalla. A su padre se le ponían los
pelos verdes de ver a su hijo todo el día sentado delante de la caja tonta. Con
tanto ver la tele y tan poco estudiar, en el Colegio solo le daban calabazas. Su
madre le decía: si no estudias, cuando seas mayor no podrás trabajar y tendrás
que comer la televisión. Aquel niño comprendió que lo que le pedían sus
padres era lo mejor para él. Escuchó sus consejos, y cambió de forma de
actuar.
(Rev. Misión Joven)
30
PALABRA DE DIOS: Gal. 5,13-18
La Palabra de Dios nos sitúa frente a la verdadera libertad. Hay dos
modos de proceder: la guía de los instintos y la guía del Espíritu.
Por lo tanto, digo: Vivid según el Espíritu, y no busquéis satisfacer vuestros
malos deseos. El uno está en contra de los otros, y por eso no podéis hacer lo
que quisierais. Pero si os guía el Espíritu, entonces ya no estaréis sometidos a
la ley.
Es fácil descubrir cómo se portan quienes siguen los malos deseos: cometen
inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, adoran ídolos y
practican la brujería. Mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente,
provocan rivalidades, divisiones y partidismos. Son envidiosos, borrachos,
glotones y otras cosas…
CARTA DE DIOS
Mis pequeños amigos los adictos:
Siento mucho vuestra situación. A medida que el mundo es más rico,
tiene más esclavitudes.
Yo, en mi plan, os soñé libres, pero os empeñáis en esclavizaros y
hacer vuestros caprichos.
Mi siervo Pablo, después de su adicción a la violencia persiguiendo a los
cristianos, al caer de su caballo, se dio cuenta de quién era la libertad y
escribió: Nada ni nadie me separará de Cristo.
Otro hombre llamado Agustín, de joven, era un auténtico adicto, todo le
parecía poco para ser gozado al momento, pero nada le llenaba, buscaba fuera
lo que tenía en plenitud en lo profundo de su ser. Por eso escribió: Nos hiciste,
Señor para ti y nuestro corazón está inquieto hasta descansar en ti.
Mi idea es que el hombre viva a tope, que no me vea como competidor,
sino como posibilitador. La historia del mundo es una historia de amor. Yo soy,
por encima de todos los títulos que me habéis dado, Dios-Amor. Sólo el amor
hace libres.
Este es mi proyecto para cada uno de vosotros. Os hice originales y no
fotocopias. Seguiré a vuestro lado, llamando a vuestra puerta, brindando ríos
de agua viva.
¡Cuánto gozo cuando vivís vuestra libertad como expresión de amor y
solidaridad, cuando dais la vida por los demás gratuitamente!. Eso espero de
todos vosotros, aunque estéis enganchados a “algo”.
Vuestro Padre, Dios que os quiere.
31
CANCIÓN
DIGO SÍ, DIGO NO
(Luis Alfredo, “Solidaridad”)
Digo sí y sí (tres veces) Digo sí
Digo sí a la vida
Y sí, a la luz
Digo sí a los pobres
Y sí, al amor
Digo sí a la justicia
Y sí, a la libertad
Digo sí a la esperanza
Y sí, a la verdad
Digo no y no (tres veces) Digo no
Digo no al egoísmo
Y no, a la explotación
Digo no a la injusticia
Y no, a la humillación
Digo no a la violencia
Y no, a la corrupción
Digo no a la muerte
No al dolor
Digo sí y sí (tres veces) Digo no
Digo sí a la vida, sí a la luz, sí a los pobres, sí al amor, sí a la justicia y a la libertad, sí a la
esperanza y a la verdad. No al egoísmo, a la explotación, no a la injusticia, a la humillación, no
a la violencia, a la corrupción, no a la muerte, no al dolor. (Bis)
SUGERENCIAS PARA TRABAJAR EL TEMA



Continúa la canción enumerando a las cosas que dices sí o no.
¿Qué adicciones son las más frecuentes en tu entorno?
¿Cuáles crees son las principales causas de las adicciones señaladas?
ORACION
Como niños andamos, Padre, buscándote por todos los rincones.
Todos corremos tras algo que nos haga sentirnos mejor.
Nada nos termina de llenar del todo, de dejar bien.
Siempre estamos incompletos, insatisfechos, inseguros,
buscando experiencias nuevas, fuertes, especiales,
que nos saquen de la rutina, que nos den color a la vida gris.
Pocas cosas nos llenan. Andamos distraídos.
Como niños andamos, Padre, buscándote por todos los rincones.
Todos corremos, vamos y venimos, no tenemos tiempo, algo nos espera.
Entretenidos en la televisión, llenamos de otras vidas nuestra soledad,
huyendo de nosotros, para que nos traslade a otra realidad,
nos distraiga, nos entretenga, nos divierta sin esfuerzo.
Como niños andamos, Padre, buscándote por todos los rincones.
Para no tener que comunicarnos, jugamos con las máquinas,
32
desafiamos al destino, buscando emoción, riesgo y compañía.
Buscamos más placeres, todo lo celebramos comiendo,
Mesas excesivas para los adultos, golosinas mil para los niños:
chucherías o comilonas, bebidas o refrescos…y todo en demasía.
Nuestro corazón se anestesia, se entretiene y olvida a los hermanos que no
tienen.
Como niños andamos, Padre, buscándote por todos los rincones.
Insatisfechos recurrimos a las drogas
que nos rompen la rutina y nos hacen disfrutar
sin darnos cuenta de la gran ansiedad que nos hace a todos buscar y buscar
Como niños andamos, Padre, buscándote por todos los rincones.
Tú nos conoces bien, reconduce nuestras vidas,
y ayúdanos a no buscarte en sucedáneos ni diosecillos.
Apártanos de todo deseo de poder, de prestigio y de dinero, porque tú
sabes bien que…
Como niños andamos, Padre, buscándote por todos los rincones.
COMPROMISO
Los demás y nosotros a veces, nos dejamos llevar por la vida, la rutina,
“lo que hacen otros”, “el probarlo todo”, etc. y poco a poco nos vemos envueltos
en la nebulosa de cualquier adicción. ¿Qué podemos hacer?

Saber decir no a lo que no nos hace bien (amigos, cosas, diversiones,
drogas…) y procurar “ una mente sana en un cuerpo sano”, por el deporte,
el contacto con la naturaleza, el uso de la creatividad frente al pasotismo.

Conocer y ponerse en contacto para colaborar con grupos que trabajan con
personas que tienen algún tipo de adicción.
33
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.
SUFRIR ANTES DE NACER: ABORTO
INTRODUCCIÓN
Quizás alguien se pregunte, ¿por qué este colectivo al tratar de los
Niños Enfermos? Sin duda, porque hay mucho sufrimiento alrededor de este
mundo tan oscuro, del que solo Dios conoce el número de abortos y los
sufrimientos que conlleva: el sufrimiento del propio bebé, la familia, la
sociedad y la Iglesia. Nuestro Dios acoge lo que a los humanos nos estorba
por diferentes motivos y nos invita a aliviar y compartir este sufrimiento.
PARTIMOS DE LA REALIDAD
He aquí algunos datos que muestran la importancia del problema, aunque
los datos verdaderos se ignoran o se pasan por alto:
 El aborto, es la primera causa de muertes, el algunos países es lo
que más personas mata.
 De los 1.600.000 abortos quirúrgicos practicados al año en EE.UU.,
solo 1% se llevan a cabo por violación o incesto y solo un 7% se
atribuye a peligro para la salud de la madre. El 92% restante se
practica por razones sociales, económicas y personales.
 Cerca de la cuarta parte de todos los embarazos termina terminan en
abortos inducidos.
 En España, año 1998, la interrupción voluntaria del embarazo ofrece
estos datos: número total: 53.847; en adolescentes: 7.657, 14,22%
Testimonios:
A) ¿Y si yo hubiera matado a mi hijo?
“Me llamo Laura, y me gustaría agradeceros todo lo que hacéis. Hace
tres años, me quedé embarazada, y lo pasé muy mal, porque quería abortar.
Me daba una vergüenza horrorosa, pues era la primera de mi familia a la que le
pasaba esto. Solo de pensar lo que iban a decir de mí…Además, se unía que
todo el mundo quería que yo abortara, y de las pocas personas que lo sabían,
ninguna me dijo que siguiera adelante, sino que abortara. Fui a la clínica El Sur
para informarme, y me encontré con unos jóvenes rezando, y yo los vi. Eso es
lo que me hizo no entrar, porque sabía que, si entraba, me iban a convencer,
porque son muy listos. Se me cayó la cara de vergüenza, me di la vuelta
mirando para otro lado, para que no me reconociesen. Me fui a comer una
tostada, porque desde que me di cuenta que estaba embarazada no comía, me
iba de copas, fumaba. A partir de ahí, empecé a querer a mi hijo.¡ Cuando todo
el mundo quería que matase a mi hijo, más lo quería yo…!
Todo esto lo cuento porque vi el programa de Crónicas Marcianas y me
quedé tan alucinada…¡Me dolió tanto! Me puse a pensar en la posibilidad de
que yo hubiese matado a mi hijo…¡Con lo que lo quiero hoy! Tiene dos años y
34
tres meses. Es lo mejor que me ha pasado en la vida, y lo quiero con locura.
(Alfa y Omega, 27/04/2000)
B) Sara: superviviente de un aborto que mató a su hermano gemelo
“A veces la gente me pregunta si odio a mi madre o si estoy molesta con
ella porque me arrebató a mi hermano. Y yo les digo que he visto el dolor por el
que ella ha pasado; me ha dicho tantas veces: “Perdón Sara, perdón, Dios
quería que tuvieses a tu hermano gemelo y yo lo impedí, y traté de quitarte a ti
también del medio”. Yo no tengo derecho a cargarle más sentimiento de
culpabilidad sobre sus espaldas”.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
¿Conoces algunos casos cercanos? ¿Cómo te interpelan y cómo te sitúas
ante el tema del aborto?






Tradicionalmente se ha defendido que la vida humana comienza
desde el momento de la concepción.
El juramento Hipocrático ha sido durante muchos años la norma de
la ética médica en Occidente y lo juraban los médicos al graduarse:
No daré a nadie una droga nociva si me la pide, ni daré sugerencia
alguna sobre esto. De igual manera no daré a ninguna mujer un
remedio abortivo”.
Las Naciones Unidas, establecen, “que un niño necesita protección y
cuidados especiales, incluyendo protección legal apropiada antes y
después de nacer”.(1959 y 1990 Derechos del Niño)
¿Se puede justificar el aborto como que el nuevo ser tiene “poca
calidad de vida”, no es “significativo” y “pleno”, como han hecho
determinados jueces para legalizar el aborto?
Al parecer, el aborto ha propiciado más infanticidios, predispone a
los malos tratos, a la prostitución y a la eutanasia. ¿Qué
consecuencias de índole psíquico y moral produce el aborto?
Repercusiones psicológicas. Son parecidas a la experiencia de
pérdida, duelo: culpa, desvalorización, inadaptación, dificultad de
relaciones…
PALABRA DE DIOS:
La preocupación del cristiano en el asunto del aborto es triple: por el bebé,
por la madre y por la sociedad. A través de algunos textos podemos ver
cómo Dios ha hablado en la historia.
Jr. 1, 4-5: Vino pues, la palabra del Señor a mí, diciendo: antes que te
formase en el vientre materno te conocí, y antes que nacieses te santifiqué”.
Luc. 1,41-44 En el pasaje de la Visitación, tanto Juan como Jesús se
alegran en el vientre de sus madres. “Quién soy yo para que venga a visitarme
la madre de mi Señor?”
35
Sal. 139, 7. 13-15.19
“¿A dónde podré ir lejos de tu espíritu, a dónde escaparé de tu
presencia?” (v.7)
“Tú formaste mis entrañas, me tejiste en el vientre de mi madre…Tú
conoces lo profundo de mi ser…Nada mío te era desconocido cuando me iba
formando en lo oculto y tejiendo en las honduras de la tierra” (v.13-15)
“¡Ojalá, Dios mío, hicieras morir a los malvados, y se apartaran de mí los
sanguinarios! (v.19)
Es un canto a la sabiduría insondable de Dios, a su omnipresencia y
omnisciencia. Revela la intimidad y la cercanía de Dios que nos ha ido tejiendo
en el vientre materno desde el primer momento de la concepción.
Otros: Ez. 16,1-14 ; Prov 6, .16-17 ; Rom. 9, 20 ; Gal 1,15; . 6, 1 ; I Jn. 1,9
¿Qué me dicen los textos y qué se me ilumina? Darse un tiempo de silenciooración para captar, gozar, agradecer el don de nuestra propia vida. ¿Qué
hubiera sido de nosotros si alguien la hubiera interferido?
CARTA DE UN ÁNGEL
A los hombres y mujeres de buena voluntad
Todos los lugares de la tierra
Queridos amigos:
Soy el ángel-vida, el emisario de Dios cada vez que los hombres quieren
parecerse a Dios y quieren ser co-creadores regalando al mundo el don de
la vida humana.
Por ser la Vida tan sagrada, tan de Dios, autor de la misma, muchas
veces desbordo de alegría, como cuando María aceptó el mensaje de
Gabriel y con su sí, brindó al mundo el fruto de su vientre, Jesús. No solo
ella, tantas mamás y papás han dicho sí, que eso me hace muy feliz y
hasta sentir cierta envidia de mis compañeros. Cada vida es una posibilidad
de Dios, es lo más parecido al amor, a la luz, al bien, la verdad…y ¡qué
suerte la de los humanos!, el milagro de ser hijos de Dios y no solo
criaturas. Felicito a tantos matrimonios que han deseado, han esperado y
han acogido la vida en sus familias.
Me duele mucho cuando hay matrimonios que desean ser fecundos y no
pueden; unos esperan y la naturaleza interfiere y no llega el fruto malogrado
en abortos no queridos. Hay familias que esperan ese hijo y no llega, lo
quieren adoptar para ejercer su paternidad-maternidad y no encuentran.
Sin embargo, ¡esto si que me duele y mucho más a Dios!, tantos bebés
que son engendrados y por tantas razones, que no dejan de ser excusas,
los llamados abortos terapeutico, eugenésico, social, psicológico, ético…Si
supierais el número (muchos millones), y el atentado tan grande contra
esas criaturas y contra Dios, seguro que nadie lo haría… La ignorancia, la
comodidad, el pasar de los derechos del inocente, hacen que se cometan.
¡Cómo gritan las conciencias llamando a dejar vivir!, pero... se les cierra la
puerta.
36
¿Os revelo un secreto?
Sencillamente el que el mismo Dios os ha revelado, “aunque tu madre te
abandone, yo no te abandonaré”. Ellos viven, pero a pesar de tanto
sufrimiento de ellos y de los papás. ¡Qué duda cabe que pasan un mal
trago!
Los no nacidos no son seres anónimos, tienen nombre, son únicos,
irrepetibles, profundamente amados de Dios. Me gustaría que los pongáis
un nombre, el que hubierais puesto en condiciones normales.
Como hice con María, os dejo porque estáis dispuestos a recibir la vida
que Dios brinda al mundo en cada ser humano por insignificante que sea.
Vuestro amigo, el Angel de la Vida.
CANCIÓN: Gracias a la vida
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dio dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro y lo blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado,
y en las multitudes al hombre que yo amo.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido, y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano, y luz alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído y en todo su ancho
braman noche y día ríos y canarios,
martillos, turbinas, ladrillos, chubascos,
y la voz tan tierna de mi bien amado.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados,
con ellos anduve senderos y charcos,
playas y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle, tu patio.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la dicha, me ha dado el llanto,
así yo distingo dicha de quebranto.
Los dos materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes, que es mi propio canto.
Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Violeta Parra
37
SUGERENCIAS PARA TRABAJAR EL TEMA
-
¿Qué te sugiere lo leído y compartido? ¿Cómo te interpela? ¿Cuáles
son las razones que se ponen para abortar?
Escribe una carta a una mujer que quiere abortar
Trabajar con barro el niño soñado por Dios
ORACIONES
Oración por la vida de S.S. Juan Pablo II
Oh, María, aurora del mundo nuevo. Madre de los vivientes a Ti confiamos
la causa de la vida: mira, Madre el número inmenso de niños a quienes se
les impide nacer, de pobres a quienes se les hace difícil vivir, de hombres y
mujeres víctimas de violencia inhumana, de ancianos y enfermos muertos a
causa de la indiferencia o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu Hijo sepan anunciar con firmeza y amor a los
hombres de nuestro tiempo, el Evangelio de la vida. Alcánzales la gracia
de acogerlo como don siempre nuevo, la alegría de celebrarlo con
gratitud durante toda su existencia y la valentía de testimoniarlo con
solícita constancia, para construir, junto a todos los hombres de buena
voluntad, la civilización de la verdad y del amor, para alabanza y gloria de
Dios Creador y amante de la vida. ( Del Evangelio de la Vida)
Oración de los no nacidos
¡Dios mío, qué grande eres!
Señor, ¡ qué pena privar de la vida!, ¡qué terrible es la muerte!
Algunos se creían que con expulsar,
a un ser diminuto,
insignificante, del templo de la mamá y echarnos
al cubo de la
basura o al vertedero, todo se acababa.
¡Milagro de la vida! Tú que engendras a cada ser humano, marcas a
cada ser con el sello de tu imagen y semejanza, con el don de la
filiación, con la semilla de eternidad, eres un Dios de vivos, no cabe
la muerte en tus obras. Los millones de niños abortados, como
ángeles puros, ágiles y juguetones rodeamos a Dios y le hacemos
fiesta. Somos pequeños, pero llenos de vida eterna y maduros en
Ti, Dios mío. No hemos sido capaces de defender nuestros
derechos, ni hemos puesto resistencia a tu plan, Señor, eres todo
en nosotros, desde el primer momento de nuestra concepción
hemos permanecido en tu amor, como la vid y los sarmientos.
¡Milagro del amor!, no guardamos rencor a nuestros progenitores
y a quienes justificaron las leyes para quitarnos de en medio, al
contrario, rezamos por ellos y somos sus ángeles intercesores
capaces de disculpar la ignorancia y la osadía que truncó nuestra
vida en el primer estadio de su evolución.
Hemos pasado del seno de la madre al seno de Dios, un seno tan
impresionante que es hogar, casa, útero, en el que todos caben.
38
¡Cómo suspiramos por encontrarnos con quienes nos dieron la
posibilidad de ser y ahora, de gozar junto a Dios.
Nos sentimos felices en la amistad con Dios Padre, Hijo, Espíritu,
en la de María que sí dio a luz el fruto de su vientre y reconoce a
cada una de nuestras mamás e intercede por ellas, quiere ser
madre de nuestras madres.
El cielo es una gran fiesta y en él se están desarrollando todas
nuestras capacidades de ser hijos en el Hijo.
Continuamente pedimos para que todos desarrolléis vuestras
capacidades y tengáis un sitio a nuestro lado parar cantar a la vida,
don más precioso del que Dios nos hace partícipes.
COMPROMISO
Ante el terrible problema del aborto, ¿qué podemos hacer?
Cada cual debe influir en su ámbito de acción: políticos, periodistas,
educador, personas de la calle.








Apreciar la vida luchando y defendiendo una cultura de vida en todas
sus formas, desde el inicio hasta el final
Apoyar a las madres en cualquier tipo de dificultades promoviendo
la adopción de hijos.
Apoyar una jornada por la vida para dar gracias por toda vida,
recibiendo la venida del hijo como una bendición de Dios.
Profundizando en la doctrina sobre el aborto y las razones contrarias
con una actitud comprensiva y misericordiosa.
Fomentar una correcta educación sexual, la paternidad responsable,
la formación de catequistas, grupos prematrimoniales, etc.
Evitar posturas viscerales en pro o en contra de la vida.. Y teniendo
en cuenta que el aborto es traumático, ayudar a la madre a elaborar
su dolor a través de centros e instituciones apropiados.
Obligar al Estado a la correcta educación y que nadie haga el aborto
por causas evitables. Rebelarse contra la tortura, guerra, hambre,
atentados.
Orientar a cualquier persona que necesite información sobre el
aborto, ¿Vicaría, parroquia, movimientos pro-vida, etc.?
39
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.

NIÑ@S CON TRASTORNOS : PSÍQUICOS Y
MENTALES
INTRODUCCIÓN
Con este título abarcamos a todos los niños, personas con deficiencias
mentales y enfermedades de la mente. No son lo mismo, pero a ambos tipos
de persona marcadas por el sufrimiento queremos englobar aquí para que los
“sanos” y “útiles”, nos introduzcamos en este mundo tan delicado y de tanto
sufrimiento, bien sea para los afectados, como para sus familias y cuantos los
rodean.
PARTIMOS DE LA REALIDAD
Ha existido una verdadera leyenda negra sobre este tipo de afecciones.
Aún en muchos lugares son “enfermedades de los dioses”, contra las que poco
o nada se puede hacer.
La historia de la deficiencia mental es la historia de la marginación y
discriminación de unos seres humanos por el conjunto de la sociedad. Las
familias las han ocultado y han vivido su existencia como una terrible desgracia
o como un castigo. A veces hasta la propia Iglesia no ha sabido qué y cómo
hacer antes estas personas, “a esto no lo bautizo yo”. Han sido desconocidos y
temidos. Personas aisladas, carismas especializados como el de San Juan de
Dios y otros, han acogido a estas personas y se han puesto de su lado
valorando sus vidas como dignas de servidas.
Afortunadamente algo está cambiando y en lugar de insultarles con
nombres tan horrendos como: cretino, oligo, deficiente, retrasado, idiota,
subnormal…se les considera personas, sujetos de derechos, Se ha pasado del
paternalismo con ellos al respeto de la dignidad humana y a la justicia y
solidaridad. No obstante, precisan defensa para evitar atropellos como:
 Por los años 1920, en tiempo de la República Weimar en Alemania,
dos eminentes profesionales escribieron un libro: “La Vida digna de la
Vida”, que proponía como “tratamiento curativo”, prescindir de la vida
de los débiles mentales, niños enfermos mentales, retrasados y
deformes…Las vidas de estas personas era indigna de la vida. Un
pseudo humanismo situaba a estas personas en el exterior de la raza
humana.
 Todavía hoy, en nuestro país y en tantos otros, un supuesto del
aborto va a eliminar a quienes tienen taras psíquicas en las 22
primeras semanas.
¿Quiénes son los niños deficientes mentales? Individuos con una
capacidad intelectual inferior a la media, asociada a la dificultad de adaptación
al medio y a veces con manifestaciónes somáticas.
40
Teniendo en cuenta el llamado coeficiente mental, que no es lo único, se
han considerado varias clases: Profundos (1-2% con CI de 0-20); Severosgraves (3-4% con CI 20/25 y 35/40), Moderados ( 10% con CI 35/40 y 50/55),
Leve-moderados (85% con CI 50/55 y 65/70), Limite. Según la OMS, 1,5% de
la población mundial son deficientes; de ellos 75% ligeros y el resto
moderados, severos y profundos. En España, según INSERSO hay una
población con menos de 65 años de 160.000.
Los niños con enfermedades mentales, cada día en aumento en edades más
tempranas responden a un variado diagnóstico que marca las vidas de muchos
niños. Todos conocemos de personalidad, hiperactividad, trastornos disocial
(agresión, robo, violencia, violación de normas), psicosis, depresiones,
esquizofrenias, trastornos de ansiedad, depresión, intentos de suicidio, etc.
Dado el ambiente tan excitante y los medios de comunicación, la
competitividad, la falta de contactos familiares…hace que sea más difícil de
controlar. Lo que es cierto es que estos niños y adolescentes presentan una
fuente llena de sufrimiento.
Afortunadamente, la sociedad, la Iglesia, los movimientos familiares y
simpatizantes, están logrando que se respete a estas personas y se las
considere en todos sus derechos y se conviertan en el termómetro de una
sociedad digna. Cuanto más atención se brinda a los deficientes y mentales,
más alta es la categoría de esa sociedad. “Aquí no sobra nadie”, en sentido
cristiano, son los miembros más débiles y por tanto, que precisan más
cuidados, del cuerpo de Cristo.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
1. Aquellas estudiantes de psicología
Tres estudiantes de psicología de una Universidad española hacían de
monitoras de un grupo de fin de semana. La estancia era en un Centro de
adolescentes y jóvenes disminuidos de los Hermanos de San Juan de Dios.
Después de la cena surgió una animada conversación conmigo y el
profesor de religión del Instituto, que acompañaba a los chavales del
Instituto. El tema era el aborto, el tercer supuesto de la ley española que
permite en las 22 semanas primeras la eliminación del feto si se ve que
viene con taras psíquicas. Todos los argumentos a favor y en contra de la
vida estaban presentes, pero al final parecía un diálogo de sordos. La
influencia de “mi catedrático dice…el feto no es persona…etc”. Por más que
los teólogos tratábamos de convencer a estas estudiantes no llegábamos.
A la mañana siguiente, tuvieron la oportunidad de asistir a la celebración de
la Misa del Centro de Educación Especial. Era tal la viveza, espontaneidad,
colorido, respuestas originales en la homilía…que sin querer entrabas en un
mundo insospechado de los chavales disminuidos.
Al acabar la celebración, se acercaron las estudiantes de 3º de psicología y
dijeron: “Gracias, ya no necesitamos más argumentos, estos chavales nos
41
han convencido, su vida merece la pena ser vivida y que haya gente que
apueste por ellos”.
2. Testimonio en nuestra casa
Voy a contaros "algo" que personalmente he presenciado; me ha calado hondo
y me ha hecho pensar mucho.
Estábamos mi hermana y yo, con nuestros hijos pequeños en un hotel
español; de esos lujosos, enmoquetados y llenos de silencio. Hacíamos tiempo
para ir a acostarnos; a los niños les habíamos leído la cartilla: nada de gritos,
nada de saltos y carreras y muchísima educación. En el mismo salón
estabamos nosotros y un grupo de alemanes ya mayores; descansando
silenciosos y respirando frialdad por todos los costados y miraban a los niños
pensando que les íbamos a dar la tarde. Un verdadero río de hielo entre los
dos "bandos".
Cuando llego su hora, mi hermana dijo a su hijo Bernardo (que es
mongólico) da un beso y a la cama.
Y cual sería nuestro asombro cuando vimos que acercándose a ese
grupo de extranjeros y uno a uno, les fue besando en las mejillas y dando las
buenas noches…
Hubo un instante sin saber reaccionar, pero este es el milagro: de
repente vibraron todas esas fibras que absolutamente tenemos todos los
humanos… y ese frío se derritió y nos hicimos grandes amigos, el resto de los
niños volvió a ser niños y nos mezclamos con ellos y empezaron a recortar
hojas de las revistas y hacer pajaritas y aeroplanos y todos volvimos a ser
hombres vivos.
Y yo me pregunto: que pasaría si a Bernardo le llevasen a la ONU, o la
NTA, o lo que sea y uno a uno les fuera besando en las mejillas y les dijese
BUENAS NOCHES… ¿No habría descubierto la fórmula de la PAZ?
Nuevo Pentecostés, mayo-junio 2000 Nº 68
3. Los Santos inocentes de siempre
Sobre un estercolero, junto a su madre loca, una niña preciosa de poco más de
un año, tiende la mano a los transeúntes… Es Marietu, hija de Sali, una mujer
disminuida mental desde su nacimiento… Sali vivía junto a su madre en
Sakaby, un barrio de la periferia de Bobo-Dioulasso. Su padre, Adama, como
tantos otros padres de familia, emigró a Costa de Marfil en busca de trabajo.
Cuando pocos años después volvió a la familia, su mujer había muerto y Sali
deambulaba por las calles buscando comida. Los locos pacíficos abundan por
la ciudad. Cuando llueve, disfrutan de ducha gratuita y pueden beber el agua
roja de los charcos sin que nadie se lo impida. Cargados de cuerdas, trapos de
colores y mil amuletos creados por ellos mismos… escogen los lugares más
deprimentes para acampar con sus bártulos, tomas posesión de los basureros
y normalmente se les encuentra siempre en el mismo rincón, como si por
instinto, se identificasen con los deshechos humanos…
Entre los aparentemente cuerdos, hay seres más inconscientes que Sali que
utilizan la demencia de los frágiles para satisfacer sus instintos…
42
Ahí está Marietu, como los champiñones tiernos y frescos nacidos de los
muladares, cantando victoria a la vida, con su inocente sonrisa…
Había que reaccionar rápido. Más de un año junto a su madre soportando el sol
ardiente, las lluvias torrenciales, la suciedad del contorno, respirando polución
por todos los costados.
Nos dirigimos a la Acción Social de Bobo-Dioulasso para señalar el hecho.
"Hermanas, nos dicen, hay tantos casos similares de niños en circunstancias
extremas… Tienen todo nuestro apoyo para coger a la niña y confiársela
libremente a quien pueda ocuparse de ella".
El día que nos firmaban los papeles autorizando el viaje a Marietu al Mali para
desde allí formalizar una adopción con todas las garantías, nos ofrecían otro
caso aún más grave; un niño encefalopático, de dos años, con 6 kg. de pero,
abandonado bajo un árbol… ¿Quién querrá adoptarlo? No habla, no ve, no se
mantiene sentado… La mujer que lo ha cogido como su propio hijo, es una
viuda con seis hijos; viven en la más absoluta pobreza… Allí encontró cabida
David, porque sumar a la indigencia otra miseria más, no le hacer perder su
equilibrio.
Al niño lo llaman David, es el tercer nombre que le imponen en un año. Las
personas que se fueron haciendo cargo de él, le apropiaban el nombre que se
les antojaba: Diedoné, Oliver, David… nos falta conocer el nombre que su
madre le dio al nacer.
¡Pobre David! Sin un "cotolengo" que le acoja, le alimente y le proporcione.
(San Juan de Dios y sus Misiones. NOTICIAS)
PALABRA DE DIOS
Mc. 10,13-16: Dejad que los niños se acerquen a Mí.
Jesús da la cara por los niños que en Israel no eran sujetos de derechos
hasta los 12 años. Los discípulos los espantan porque no son “nada”, es una
pérdida de tiempo.
La Iglesia toma este pasaje en su significado: para entrar en el Reino es
condición hacerse niños; son sacramento de Dios; gozan de la dignidad de
hijos de Dios; son capaces de Dios, incluso del niño deficiente. Son capaces de
santidad.
Mat. 18,5: “Si no os hacéis como niños…”; Mt. 18, 10: “¡Ay de los que
escandalizan a un niño…!”; Gal. 3, 28; I Cor 6,15-19: “Sois cuerpo de Cristo y
templos del Espíritu”.
Mc. 9,14-29: Niño epiléptico.
No podía faltar la cercanía de Jesús a un niño que se creía poseído por
el mal espíritu, un niño, hasta hace poco considerado enfermo mental. En la
acción de Jesús de cercanía, de interés por el fracaso de los discípulos, entra
en diálogo con el padre y se deja impresionar…luego, actúa, invita a despertar
la fe.
43
CARTA DE UN PADRE A “SU NIÑA ESPECIAL”
Hija mía, sé que nunca podrás leer esta carta que te escribo, que
aunque te la lean no la entenderás, pero mientras escuchas sonreirás con el
corazón lleno de felicidad y de amor, lleno de Dios.
Hace un año tu madre y yo hicimos una revisión de nuestra vida y nos
dimos cuenta e que estábamos continuamente bendecidos por Dios; teníamos
salud, trabajo, alegría y fe y cuatro maravillosos hijos ¡qué más podíamos pedir!
Sin embargo nos dábamos cuenta que recibíamos demasiado y
sentimos la necesidad de que algo más podríamos hacer estando el mundo
como está, era una injusticia que tuviéramos tanto bueno mientras otros
pasaban hambre, frío y guerras. Dios te puso en nuestro camino mientras
aguardabas en soledad la llegada de unos padres.
Tuvimos mucha ilusión y ansia de quererte, sabíamos que tu severo
retraso psicomotor, sabíamos que eras deficiente y quisimos adoptarte así,
para hacerte un bien, para darte mucho amor. Ahora, aunque tú sabes que la
adaptación fue un poco dura, hemos descubierto que has sido tú la que nos
has hecho el bien a nosotros.
Almudena, te queremos, mucho, muchísimo, nos has unido más y
nuestra fe se ha hecho más fuerte y más profunda; nos has aumentado la
paciencia, la generosidad, la comprensión y el amor por todas las personas que
tienen deficiencias y que como tú sois especiales, maravillosos, incapaces de
hacer daño y portadores de alegría.
Por todo ello ¡gracias hija mía!
Has cambiado nuestra forma de ver la vida, lo que para los demás son
problemas angustiosos (no les funciona el coche, no les come el hijo, la
peluquería les ha hecho un mal corte…) para nosotros son intranscendentes,
nos ha dado mayor visión sobrenatural de la vida, del mundo de Dios.
En definitiva nos hemos enriquecido como personas y somos más
felices. Has unido a tus hermanos a tu alrededor; por cierto… acaba de nacer
el pequeño ¡ya sois seis!
Al principio creíamos que eras distinta de lo normal, ¡qué confundidos
estábamos!
Sólo eres retrasada en el cascarón, en el exterior, en todo aquello que
desaparece cuando se acaba la vida: que no corres igual que los demás ¿y
qué? te mueves lo suficiente y si no te llevaremos nosotros; que no hablas y no
sabemos si lo harás ¿y qué? con tu mirada y gestos te entendemos muy bien;
que no sabrás ni leer ni escribir ¿y qué? ¿lo necesitarás a caso en el cielo? Tus
gestos son extraños, mejor así nos recuerdas continuamente el amor de Dios.
Eres especial porque Dios te quiere más, eres su ojico derecho y ya tienes sitio
en el cielo; eres un ángel que Dio envía porque Él necesita de niños que
secillamente amen. Tú ya tienes el cielo asegurado y en puesto de honor,
porque eres inocente.
¿Sabes? Cuando dijimos a nuestros amigos que venías a la familia,
algunos no entendían que ibas a estar con nosotros siempre, y decían, "es para
toda la vida, no podréis disfrutar de mayores", pero ¿acaso unos padres no
disfrutan con sus hijos?, ¿acaso unos padres no querrían tener a sus hijos con
ellos toda la vida?
Tu madre y yo nos hemos preguntado muchas veces cuál es el plan que
Dios tiene para ti, no lo sabremos hasta el final de la vida, pero sí sabemos que
44
el amor ha entrado a raudales en esta casa y que podremos compartir la
eternidad.
Gracias Almudena, gracias Dios.
Tu madre, tus hermanos y yo te queremos muchísimo.
Un beso muy fuerte.
Papá
CANCIÓN
SUGERENCIAS PARA TRABAJAR EL TEMA


Ante las experiencias propuestas y los textos de la Palabra de Dios, ¿qué
se ha despertado en ti?
Escribir una carta pidiendo perdón a todos los niños deficientes o enermos
mentales que he podido ofender.
ORACIÓN
Hacer del texto que sigue una verdadera oración, en el clima en que Jesús en
el Monte proclamó sus Bienaventuranzas.
Bienaventuranzas del retrasado mental

Bienaventurados los que comprenden mi extraño paso al caminar y mis
pasos torpes.

Bienaventurados los que saben que mis oídos tienen que esforzarse para
comprender lo que oyen.

Bienaventurados los que comprenden que aunque mis ojos brillan, mi
mente es lenta.

Bienaventurados los que miran y no ven la comida que dejo caer fuera del
plato.

Bienaventurados los que con una sonrisa en los labios me estimulan a tratar
una vez más.

Bienaventurados los que nunca me recuerdan que hice hoy la misma
pregunta.

Bienaventurados los que comprenden que me es difícil convertir en
palabras mis pensamientos.

Bienaventurados los que me escuchan, pues yo también tengo algo que
decir.
45

Bienaventurados los que saben lo que siente mi corazón aunque no pueda
expresarlo.

Bienaventurados los que me respetan y me aman como soy, tan sólo como
soy; y no como ellos quisieran que yo fuese.

Bienaventurados los que me ayudan en mi peregrinar hacia la Casa del
Padre Celestial.

Bienaventurados los que creen en mi, porque todo lo que hacen por mí,
Dios lo recibe.
COMPROMISO






Proclamar y defender los derechos de las personas con problemas
mentales: respeto a su vida, educación adecuada, trabajo, sexualidad
y calidad de vida, etc., aplicando los principios de normalización e
integración.
Apostar para que “no se queden los últimos”, participando en
asociaciones en su favor, en Voluntariados.
Hacer un esfuerzo de comprensión de su “lenguaje”, la tolerancia, la
acogida, el respeto, aprecio, aceptación…
Apoyar las relaciones dialogantes entre sociedad- escuela – familia –
instituciones.
Superar posturas de compasión y paternalismo, estando cercanos a
las familias.
Defender como creyentes la verdad cristiana sobre la vida humana:
toda vida es deseada por Dios; somos creados a su imagen; ante
Dios todos somos iguales; la preferencia de Dios es para los más
pequeños y los que más sufren; solamente Dios es el autor de la
vida.
46
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.

NIÑ@S [email protected] FÍSICOS Y SENSORIALES
INTRODUCCIÓN
No vamos a hacer aquí un análisis exhaustivo del tema, en plan científico o estadístico.
No es ésta nuestra finalidad y ya existen organismos muy cualificados que se encargan de
esto. Aquí vamos a hacer un recorrido humano y vivencial que nos pueda ayudar a acercarnos
al tema y a comprenderlo y vivirlo mejor, nosotros, los que vivimos esta situación de
discapacidad y todos los que viven con nosotros el día a día.
SITUACIÓN: ANÁLISIS DE LA REALIDAD
¿Qué es una discapacidad? Por discapacidad se entiende la dificultad o imposibilidad
para realizar la función natural de un sentido (vista, oído, tacto...) o un movimiento. Es la
ausencia o limitación de un canal importante a través del cual la persona percibe y experimenta
lo que existe a su alrededor.
El discapacitado es una persona normal con limitaciones, Éstas, a veces, son tan
importantes que pueden influir en el desarrollo y comportamiento de una manera decisiva.
El ser humano, desde niño, está llamado a gozar y vivir en plenitud con todos sus
sentidos. La privación, la limitación, impone una atención especial, una ayuda, un trato correcto
e individualizado, teniendo en cuenta que cada discapacidad afecta a la interacción social,
emocional o física del entorno.
El niño discapacitado es, ante todo, un niño o niña cuyo principal problema, cuando se
siente distinto, es saberse querido así y apoyado. Lo necesita para ser como los demás porque
él se siente como los demás, su vivencia espontánea es esa y, a veces, se encuentra con
dificultades y barreras, no sólo físicas sino, sobre todo, humanas y psicológicas que necesita
superar.
En el mundo escolar se está avanzando mucho, los sistemas de comunicación, la
tecnología, los avances científicos y médicos están incidiendo muy positivamente en este
campo. Las respuestas educativas están promoviendo sobre todo la calidad de vida y el
bienestar físico, psíquico y social.
No debemos olvidar que un niño es un ser especialmente sensible y que, en situación de
discapacidad, esta sensibilidad suele acentuarse todavía más.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
Todos hemos conocido o conocemos alguna persona discapacitada: es conocido
nuestro, vecino, compañero de colegio, hija de unos amigos... ¿Qué vemos en él o en ella
cuando le miramos? ¿Cómo nos metemos en su realidad? El temor, la huida, la compasión, el
rechazo, la simpatía... son distintas posturas ante el mundo de los discapacitados. El caso real
que escribimos a continuación nos puede clarificar mucho...
“Fui una niña con una “disminución física” seria, hace ya unos cuantos
años. Hoy soy una adulta que lleva una vida normal; soy maestra-logopeda
de un colegio de primaria; utilizo aparatos ortopédicos y bastones para
poder caminar.
Mi poliomielitis me marcó profundamente en mi infancia. Voy a intentar
explicaros cómo me sentí, qué necesité de los demás... Mi experiencia es
mía, claro, cada persona vive la suya, pero también es cierto que la he
47
contrastado con un buen número de personas que han pasado por
situaciones de limitación y lo que han sentido y necesitado es bien parecido.
Lo que más me resalta es que no sufrí tanto por la limitación en sí, sino por
cómo me sentí mirada y tratada por los demás, por tener la disminución. Es
decir, aunque me hubiese gustado poder correr, saltar... como los demás,
esto no me suponía un gran problema, lo peor era el sentir que las personas
sólo veían, de mí, mi cuerpo limitado, como si yo sólo fuese eso, hasta tal
punto que me hicieron verme a mí misma así: limitada por fuera y vacía por
dentro. No entendía nada. ¿Cómo no podían darse cuenta de que yo era
una niña completa, digna, valiosa, con ilusiones y proyectos, con
sentimientos y capacidades como el resto de los niños, con unas ganas
tremendas de vivir, de ser feliz? ¿Por qué se empeñaban en hacerme
diferente, si lo único que me pasaba es que mis piernas no tenían fuerza?
¿Por qué me miraban con tristeza, pena, compasión, superioridad, dolor?
Por qué me sobreprotegían, no dejándome hacer lo que podía? ¿Por qué
no tenían fe en mí? No es que sólo tuviesen desconfianza en mis piernas,
sentía que la desconfianza la tenían, por extensión, a todo mi ser. Al final
resultó que ya no podía sentirme digna de ser amada.
Ante una limitación, sea motórica, sensorial o psíquica, sólo hay un hecho
real: la persona no camina, no oye, no ve, tiene menos inteligencia... ¡y
vale! Un hecho real que, por otra parte, no hay que ocultar, ni disfrazar, ni
soslayar; está la limitación real... ¿y qué? No por eso la persona es menos,
ni sólo es la limitación. La persona es mucho más.
La verdadera integración no es esconder, ni negar... es ser capaz de ver y
apreciar la dignidad de las personas aunque tengan un problema.
¿Qué necesita un niño disminuido? No difiere de lo que necesita cualquier
otro niño, por cierto.
Necesita sobre todo que le miren bien, con una mirada de gusto por él,
nacida de las entrañas; que le quieran tal y como es y que se lo recuerden a
menudo. También que le ayuden a verbalizar lo que le duele, le acojan y le
digan que están muy contentos de que exista tal y como es. En los momentos
de frustración, dolor... necesita personas seguras, pacientes y amorosas que
apuesten por él y le ayuden a hacerse una autoimagen real y positiva. Dejarle
hacer lo que pueda, ayudarle a que sea lo más autónomo posible, dejarle
ejercer la libertad... Tratarle como a cualquier otro niño, no condenarle a llevar
una etiqueta de “distinto”.
Y me sigo preguntando, ¿qué me pasa cuando no soy capaz de ver la
dignidad y el valor de todas las personas?
 ¿Es que tengo una escala de valores donde lo primero y único es la
inteligencia, el cuerpo...?
 ¿es que proyecto mis propios miedos a la enfermedad y no soporto
verla en otros?
 ¿Es que no me creo que Dios ha creado con igual amor y valor a todas
las personas?
 ¿Necesito, acaso, sentirme superior a los demás? ¿Por qué?
 Igual es que no puedo quererme, acogerme con mis limitaciones
propias (aunque sean pequeñitas).
48
Yo ahora trabajo con niños que, a veces, tienen limitaciones serias. He
trabajado mucho mi propia historia, ayudada por personas competentes,
que me han sabido mirar bien y, desde esa reconstrucción de mi propia
dignidad, yo misma he conseguido mirar bien, celebrar cada minuto de la
existencia de mis alumnos, verles con todo en profundidad, ver sus
problemas de autismo, sordera... como algo que tienen, pero que no lo es
todo en su persona”.(C.P. Teruel)
PALABRA DE DIOS:
.
Todos somos, en cierta medida, discapacitados. Hay muchos tipos de
cegueras, sorderas y parálisis. Lo físico se ve, se nota mucho, pero no es lo
peor. Hay inteligencias psicologías muy mermadas... Por eso esta Palabra que
vamos a escuchar nos afecta a todos, tan sordos a veces, tan ciegos, tan
paralíticos.
Mt 27, 31: Jesús sana a dos ciegos.
Mt 12, 9-14: El hombre de la mano tullida
Mc 7, 31-37: Jesús sana a un sordo tartamudo
Jesús, volviendo a salir de la región de Tiro, pasó por Sidón y loe pueblos de la
región de la decápolis. Allí le llevaron uno que era sordo y tartamudo, y le
pidieron que pusiera su mano sobre él. Jesús se lo llevó a un lado, parte de la
gente, le metió los dedos en los oídos y con saliva tocó la lengua. Luego,
mirando al cielo, suspiró y dijo al hombre:
- Effetá (es decir, ábrete)
- Al momento se abrieron los oídos del sordo, su lengua quedó libre de
trabas y hablaba correctamente. Jesús les mandó que no lo dijeran a
nadie; pero cuanto más se lo mandaba, tanto más lo contaban ellos.
Llenos de asombro decían:
- Todo lo hace bien. ¡Hasta hace oir a los sordos y hablar a los mudos!
CARTA DE DIOS
Querida hija: ¡cuánto te quiero! Cuando te elegí, te elegí por amor. No me
elegiste tú a mí: he sido yo quien te ha elegido a ti, y para siempre. Soy feliz de
que vivas.
Me gustas mucho, tanto que a veces me sorprendo cuando las personas
te miran mal porque tienes un cromosoma de más y te cuesta aprender a leer.
Entonces me doy cuenta de que sufres con esa mirada y yo sufro contigo. Me
duele hasta las entrañas que no les gustes.
Sufro también cuando dicen que he sido yo quien ha colocado ese
cromosoma en ti, para probarte, castigarte y enaltecerte y que seas mi
49
preferida... ¡que error! No se dan cuenta de que todo proviene de un mundo de
hombres limitados, donde existen los accidentes...
Yo no soy responsable de vuestros males, soy yo el primero que sufre por
ellos.
Lo que importa es que os quiero tanto que no puedo detenerme, ni perder
el tiempo, en comprobar si sois “perfectos” al estilo de los hombres. Vuestra
belleza me ciega, ¡sois tanto para mí! Amo cada partícula de vuestro ser, cada
cabello de vuestra cabeza...
Sabes que siempre estoy contigo, que te sostengo y te celebro, que soy el
que madruga más que tú, todas las mañanas, para acogerte cuando
despiertas.
Sólo te pido que sigas haciendo realidad en tu vida todo lo que eres en mi
pensamiento.
Un abrazo entrañable.
CANCIÓN: Sólo pienso en ti (Víctor Manuel)
Ella fue a nacer en una fría sala de hospital
cuando vio la luz su frente se quedó como cristal,
porque entre los dedos a su padre
como un pez se le escurrió...
...Hace un mes cumplió los veintiséis...
sólo pienso en ti
juntos de la mano se les ve por el jardín,
no puede haber nadie en este mundo tan feliz,
sólo pienso en ti.
Él nació de pie, le fueron a parir entre algodones,
su padre pensó que aquello era un castigo del Señor,
le buscó un lugar para olvidarlo
y siendo niño le internó.
... Pronto cumplirá los treinta y tres
sólo pienso en ti.
Esta canción convendría, después de haberla escuchado, comentarla y
plantear un debate. El tema podría girar en torno a la capacidad del encuentro
relación, afinidad, amor... entre personas discapacitadas.
Se podría enlazar con las ideas que se desprenden de la carta de Dios: el
amor de Dios a todos, su bondad, su solidaridad con los que sufren, su rechazo
de todo.
50
ORACIÓN
Dios vivo y verdadero,
Dios de la vida:
Vivir me produce una enorme gratitud,
un gran asombro.
Vivir es un regalo y un milagro cotidiano.
Dios vivo, Tú eres la vida,
la fuente de mi vida:
Bendito seas.
Tu miras, desde tu morada a cada persona humana
y te estremeces ante la belleza de su alma
y de su destino.
Tú que cuentas hasta los cabellos de mi cabeza
no te fijas en mis límites
ni en mis errores
ni en mi pecado.
Tú no te fijas en el vigor físico
sino en el vigor del corazón
que te busca, te espera, te ama.
Dios vivo y verdadero
contigo me encuentro bien,
Tú me das siempre paz,
como no la da el mundo.
Tú eres nuestra paz.
Amén.
COMPROMISO
 Acercarse a este mundo de la discapacidad para conocerlo de cerca.
 Crear lazos de amistad con algún/a discapacitado/a
 Potenciar todas las iniciativas solidarias que se conozcan:
- Creando asociaciones
- Cumpliendo y haciendo cumplir las leyes de los minusválidos.
- Fomentando todo tipo de voluntariados (en el año internacional del
voluntario).
51
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.
 LA COMIDA, FUENTE DE SUFRIMIENTO
INTRODUCCIÓN
Unos quieren comer y no pueden, son los pobres. Otros pueden comer
y no quieren, son los que tienen de todo y no están satisfechos con nada.
Diariamente mueren por causa del hambre 40.000 niños en el mundo.
“Un plato de comida es un tesoro para los 30.000 niños que lo reciben como
ración diaria”. (Carta del Obispo de Malanje, Angola)
En los países ricos la comida es un serio problema para muchos de
nuestros niños y jóvenes, la mesa ha dejado de ser momento de encuentro de
la familia. El trabajo condiciona los horarios y los modos de comida, se recurre
a la comida rápida, la comida basura, al capricho, etc. y esto está creando una
nueva cultura del comer.
Nos vamos a fijar en tres trastornos del comportamiento alimentario: La
anorexia, la bulimia y la obesidad.
PARTIMOS DE LA REALIDAD
La anorexia
La incidencia de esta enfermedad adquiere las proporciones de
verdadera epidemia. La alarma social es enorme y a través de los medios de
comunicación se informa de manera alarmante y dramática sobre la cantidad
de personas afectadas. Las cifras son variables, se habla que el 10 % de los
adolescentes pueden llegar a tener algún problema relacionada con la
alimentación. Las edades de inicio se amplían por arriba y por debajo de la
adolescencia. Niñas y niños de entre 7 y 10 años están siendo tratados en los
hospitales.
La anorexia es el rechazo de la enferma/o a mantener un peso normal y
restringen la toma de alimento hasta pérdidas que comprometen seriamente su
vida..
La anoréxica es fundamentalmente una persona insatisfecha.
Insatisfecha con su cuerpo al que traslada toda la angustia e insatisfecha con
su vida en general. Su autoestima suele ser bajísima y la presencia de
problemática familiar y afectiva es importante dan asco ellas mismas y su
cuerpo es la pantalla de ese asco. De ahí los múltiples intentos de suicidio,
algunos de ellos consumados que llevan a cabo.
Los niños crecen en familias donde “ se está a régimen”, donde la madre
o el padre llevan años intentando perder peso, donde la báscula ocupa un lugar
destacado. Así aprenden que adelgazar es poco menos que una tarea cultural.
Las tiendas de moda hacen tallas cada vez más pequeñas y la chica que no
cabe en ellas, sale a la calle decidida a no comer. Es curioso observar como el
mundo de la moda se moviliza para defenderse de las críticas que sobre él
recaen y hay alguna modelo que confiesa haber padecido anorexia y aconseja
a las jóvenes que no caigan ahí.
52
No obstante, y siendo todo esto cierto, las causas van más allá de las
modas y de los desfiles. Toda la angustia de nuestra época se ha depositado
en el cuerpo perfecto, las chicas/os responden así a la inseguridad, la
ansiedad y la frustración, como en otras épocas de la historia respondieron de
otra manera.
La bulimia
El término bulimia, vienen del griego y significa “hambre de buey”.
Comer mucho, como un buey, pero estar obsesionadas con adelgazar.
Los síntomas de la bulimia nerviosa son:
-Preocupación continuada por la comida con deseos irresistibles de
comer, de tal modo que termina por sucumbir a ellos, presentándose episodios
de ingesta voraz, durante los cuales consume grandes cantidades de comida
en muy poco espacio de tiempo. En términos más coloquiales hablamos de
“atracones”.
-Contrarresta el aumento de peso mediante uno o más de los siguientes
métodos: vómitos autoinducidos, abuso de laxantes, periodo de ayuno,
consumo de fármacos como supresores del apetito o diuréticos.
-La psicopatología consiste en un miedo terrible a engordar, y se fijan un
peso muy por debajo del suyo anterior y del que sería el sano.
La obesidad
Ya pasó a la historia la imagen del “gordito” feliz, pacífico, amante de la
buena mesa. Ahora los obesos son considerados como enfermos, como
personas que no cumplen los cánones estéticos y están casi llamados al
rechazo social. Son ese grupo de personas que no encuentra ropa para
vestirse, que llama la atención en las reuniones y de los que se sospecha "que
no se saben controlar o que no tiene fuerza de voluntad”.
España nunca ha sido un país de “grandes obesos”, ahora empieza a
serlo como muestra de un trastorno más del comportamiento alimentario. Se
habla de adicción a los hidratos de carbono, de sobreingesta compulsiva y se
trata como una enfermedad de fuerte riesgo físico y psicológico.
Consolar las penas con comida es algo clásico y antiguo. El chico que
se atiborra de tarta de chocolate porque no tienen amigos, la niña que se
aburre y va y viene a la cocina, el estudiante nervioso que no para de comer
mientras estudia: ”Me ayuda el ir a la biblioteca porque allí no hay nevera”.
La ingesta inadecuadda es una forma más de autoagresión, lo mismo
en personas que les sobra peso que aquellas q1ue incumplen los consejos
sanitarios para mejorar una enfermedad.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
¿Cómo te sitúas de cara a estas realidades? Si conoces casos similares,
¿qué es lo que pasa? ¿Cómo es el sufrimiento y la impotencia de los
familiares y amigos?
He aquí un caso real:
53
Mi historia de caídas y resurrecciones:
“Soy anoréxica. Mi enfermedad comenzó a la edad de 14 años (hoy
tengo 30). No podría decir cuál fue la raíz del problema, solo sé que en plena
crisis de adolescencia empecé a preocuparme obsesivamente por mi
apariencia física, cuando nunca antes me había preocupado, es más, yo era
una chica fuerte y sana, deportista y sin complejo alguno. Quise perder unos
kilos, pero lo hice sin ningún tipo de control, de tal forma que se me fue de las
manos y, en el momento que hubo un apreciable bajada de peso, me afectó a
la cabeza, de manera que siempre me veía gorda, cayendo en un círculo
vicioso imparable.
Así llevo 16 años, en ellos he tenido etapas mejores y peores, caigo y
me vuelvo a levantar, por lo que mi vida se ha convertido en un peregrinar por
hospitales y por un número incalculable de tratamientos, que me han salvado la
vida, pero, ¿qué vida?, una vida egoísta y vacía y, sobre todo, sin amor, ni
hacía mí mismo ni hacia los demás. Gracias a Dios, Él me resucita y levanta,
pone en mi camino médicos para mi cuerpo y familiares, amigos e incluso
gente inesperada que me quiere ayudar y que curan mi alma y mi ánimo, hoy
sigo luchando y sin perder la esperanza.
¿Cómo me afecta? En todo, esta enfermedad prácticamente anula mi
vida, ha llegado a convertirse en mi forma de vida, esto es muy triste y quiero
cambiarlo.
¿Qué me está ayudando? Fundamentalmente la fe y el amor. El que
recibo de otras personas y el que yo misma puedo dar a los demás. Estos son
los dos pilares que mantienen mi esperanza y mi espíritu de lucha. Como
creyente, sé que nunca estoy sola, que Jesús siempre está conmigo; Él es el
amigo incondicional que nunca falla y por esto siento dentro de mí una gran
fuerza interior y ganas de vivir. Sé que en mi vida Dios tiene algo bueno para
mí”. (Ana Belén, Madrid)
PALABRA DE DIOS
Mt. 11,28-30: “venid a mí los que estáis cansados y agobiados…”
Sal. 145, 14-15: “Yahvé sostiene a todos los que caen y levanta a todos los
oprimidos. Los ojos de todos esperan en ti, y tú les das la comida a su tiempo”.
Tim. 1,7: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de
amor y de dominio propio”
Jn. 6, 35: “ Yo soy el pan de vida, el que viene a Mí, nunca tendrá
hambre…”
CARTA DE UN ANGEL
Mis queridas hijas las anoréxicas:
Os hablo en femenino porque sois más, aunque desgraciadamente los
chicos van entrando en la misma red. Estoy seguro que habéis visto muchas
54
veces escenas de ángeles rellenitos, llenos de vida y de alegría entorno a Dios,
a María o de cualquier persona feliz…¿Os dais cuenta cómo contrasta con
vuestra cara chupada, triste, alargada y a veces cadavérica? Sois fruto de la
moda del momento que algunos las prefieren flacas, la moda os esclaviza y,
con ella estáis destruyendo esa obra preciosa que es vuestro cuerpo, el que os
identifica, en el que Dios se siente a gusto cuando está a la medida que Él lo
hizo.
Comprendo que habéis caído en un abismo del que os cuesta
levantaros: la depresión, la desvalorización, la desconfianza, la envidia, la
mentira, etc. os van limitando hasta ir perdiendo amistades y desesperando a
los que os rodean. Oigo decir algunas veces: “es como si el ángel malo me
empujara y no puedo evitar el vómito, el atracón, etc.”. Vuestro cuerpo, su
imagen, se ha convertido en una obsesión que lo hace el centro del mundo.
Tanto miraros hace que no veáis a los que os rodean y os dicen que no puede
ser, que el atributo belleza es parte del ser humano y la estáis pisoteando.
¡Qué bonito es un cuerpo sano en todas sus dimensiones! El vuestro está
enfermo casi en todas ellas. Os habéis hecho dependientes de hospitales y
profesionales que nada pueden sin que vuestra voluntad se determine a hacer
algo definitivo.
¿Qué hacer para vivir, para salir del abismo? Dios os ha soñado felices,
vuestra vida necesita desarrollar los talentos, el mundo espera vuestra
aportación original que nadie más puede dar por vosotras. Espero el día en que
os convenzáis que el ángel bueno, entre los que me encuentro, puede más que
el malo. Habéis nacido para la felicidad, no para la tristeza; para la solidaridad,
no para el egoísmo; para construir una familia y un mundo mejor y no para
destruirlos. Vamos, levantaos, salid del ensimismamiento, estáis hechas para
volar.
Un cariñoso abrazo de tu angel.
CANCIÓN: Maquillaje
No me mires, no me mires,
no me, no me, no me mires,
No me mires, no me mires, déjalo ya,
que hoy no me he puesto el maquillaje
y mi aspecto externo es demasiado vulgar
para que te pueda gustar,
no me mires, no me mires, no me, no me, no me mires
no me mires, no me mires, déjalo ya,
que hoy no me he peinado a la moda
y tengo una imagen demasiado normal
para que te pueda gustar.
Sombra aquí, sombra allá.
Maquíllate, maquíllate, un espejo de cristal
y mírate y mírate, sombra aquí, sombra allá,
maquíllate, maquíllate, un espejo de cristal,
y mírate y mírate, mírate y mírate, mírate y mírate
no me mires no me mires
déjalo ya, no he dormido nada esta noche
55
y tengo una cara que no puedes mirar
porque te vas a horrorizar
mira ahora, mira ahora,
mira mira mira ahora
mira ahora puedes mirar
que ya me he puesto el maquillaje
y si ves mi imagen te vas a alucinar
y me vas a querer besar
sombra aquí, sombra allá, maquíllate, maquíllate
un espejo de cristal y mírate y mírate.
 Después de escuchar esta canción, entresacar los valores y contravalores
que en ella aparecen, y de qué modo éstos influyen en el estilo de vida de
las personas anoréxicas.
 A continuación se puede hacer un paralelo a modo de lluvia de ideas, entre
el mensaje de la canción; y la famosa frase del Principito: “Lo esencial es
invisible a los ojos”
ORACIÓN
Señor, desde el sufrimiento de la enfermedad,
Desde el agotamiento de tanto luchar,
Te pido fuerza para no abandonar
Y así poder llegar a ser testimonio
De tu amor y paz.
Concédeme serenidad y dame vida
Para que también yo
Pueda transmitirla a los demás.
(Oración desde la anorexia)
Danos hoy nuestro pan de cada día
Sigue dándonos el pan, buen Padre Dios,
aunque nosotros no sepamos utilizarlo bien.
Tú, que conoces nuestra hasta el fondo nuestra fragilidad,
Sabes por qué hasta del comer hacemos problema.
Tú sabes del comer, del no comer, del tirar la comida...
y también de los hermanos que mueren de hambre,
sin conseguir llevarse un solo alimento a la boca.
Comedores compulsivos, desnutridos excesivos...
todos somos hermanos doloridos.
Envuélvenos en tu amor de Padre, ese que tranquiliza el alma,
que le ayuda a uno a conocerse y a aceptarse,
a no buscar una perfección enfermiza
y a autocuidarse con mimo, como obra tuya que somos.
Tú que nos envuelves por delante y por detrás,
56
que tienes cada uno de nuestros cabellos contados
ayúdanos a engrasar nuestra maquinaria en tu amor,
a reciclar nuestros pensamientos con los tuyos,
para que vayamos por la vida queriéndonos para querer,
cuidándonos para cuidar, y viviendo felices,
como tú nos has soñado a cada uno de nosotros. Amén.
COMPROMISO

¿Cómo relacionarse con algún caso de los expuestos? Escribe una carta a
una persona que sufra alguno de estos trastornos.

¿Crees que el único tratamiento de estos trastornos es de índole
psiquiátrico?

Infórmate sobre las Asociaciones de ayuda a las personas anoréxicas, y
ayúdales para defender sus derechos.
57
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.

NIÑ@S “PEQUEÑ@S [email protected]”
INTRODUCCIÓN
Cuando aquí nos referimos a “pequeños samaritanos”, estamos
englobando a un colectivo, no reconocido, de niños y niñas que viven
ayudando a los demás, de una manera gratuita y silenciosa, la mayor parte de
las veces en el total anonimato, y que alguna vez saltan a la vista porque
aparecen como premiados en algún programa de TV. Son niños y niñas de
comportamientos ejemplares que colorean este mundo sin saberlo porque
hacen su entorno más feliz, ayudando a los demás en cualquier circunstancia,
incluso arriesgando su vida.
SITUACIÓN: ANÁLISIS DE LA REALIDAD
Todos conocemos noticias como éstas: “Un niños salva a sus hermanos
de las llamas al provocarse un incendio en su domicilio”. “Herido grave un
escolar al tratar de proteger a un compañero”. “Tiene que caminar diariamente
varios kilómetros para traer agua a su familia, tiene 10 años y es la mayor de
seis hermanos”. Y algunas nunca se escriben, pero son realidades tan
importantes como visitar diariamente al compañero hospitalizado, llevar la silla
de ruedas del amigo paralítico, prestarse a ayudar en las tarea escolares al que
tiene menos luces, acompañar al deficiente...
Bueno será que dediquemos este tema, como reconocimiento a todos
estos gestos de cercanía y ternura que se realizan cada día en nuestro mundo,
pues son un auténtico testimonio, si se saben mirar con ojos limpios.
¿CÓMO NOS INTERPELA ESTA REALIDAD?
He aquí algunos ejemplos.
“Al finalizar el curso escolar, una maestra de nuestro barrio de
marginados pidió a sus alumnos que dibujaran algo por lo que estaban
agradecidos. Como era de esperar, la mayoría pintó juguetes, pasteles o
regalos. Un niño, Javier, dibujó una mano. Todos sus compañeros y la maestra
querían saber que representaba aquella mano: ¿Será la de Dios?, ¿la de sus
padres?, ¿la de alguien poderoso?... El niño Javier desveló el secreto: “Es la
mano de Roberto. Muchas veces en los recreos la he sentido acariciándome.
Ha sido una forma de comprender que alguien me quería de verdad”.
Esto fue el mejor regalo que recibió aquella maestra al finalizar su trabajo
de curso”. (Inspirado en Misión joven 1999).
58
Carta escrita a un grupo de alumnos de 4º de primaria.
¡Hola amigos!:
¿Cómo estáis? Soy Quique, un chico un poco diferente. ¿Queréis ser mis
amigos? Eso espero y os escribo porque me gustan mucho los campamentos
de verano y me han dicho que allí la gente se lo pasa muy bien. Lo que ocurre
es que mis padres no me dejan ir porque dicen que no me va a gustar. Es que
yo voy en silla de ruedas y a ellos creo que les da miedo que me encuentre
solo y lo pase mal. ¿A que se equivocan? Yo les digo que hay muchos chicos
buenos en el mundo, que me acogerán bien.
Tengo un amigo que se llama Juan. Él me lleva a pasear. Alguna vez
vienen otros chicos que no me tratan como él y me hacen sentir mal. Lloro
porque no quiero ser como soy, quiero que mis piernas e pongan fuertes para
jugar al fútbol. Juan es un chico mayor que yo, tiene 16 años. Juan hace Surf, a
veces me lleva con él y yo lo miro, me fijo sobre todo en sus piernas, ¡cuánto
me gustaría hacerlo como él!...
Ya estamos terminando el curso y pronto llegarán las vacaciones. Me
encantaría ir a vuestro campamento. Si queréis conocer a un chico simpático,
contestad rápido, ya que estoy esperando. Un abrazo. Quique.
5 años después... Carta a Juan
Querido Juan: ¿Cómo estás? Espero que te vaya muy bien ahí, en el
Zaire. Tendrás mucho trabajo con todos esos niños que te necesitan. Te hecho
de menos. Por fin he conseguido localizarte y te escribo esta carta para darte
las gracias. Acabo de cumplir 15 años y me doy verdaderamente cuenta de que
te has portado muy bien conmigo.
Fui a aquel campamento. Cuando aquellos chicos me contestaron me
sentí muy feliz, , ya que me prometían hacerme pasar quince días estupendos.
Y tenían razón. Aquellos días no los olvidaré mientras viva. Conocí a mucha
gente, me llevaron a sitios maravillosos, presencié cosas emocionantes y, al
volver, la cara de felicidad que le vi a mi madre me hizo comprender que hay
muchas cosas en la vida por las que merece la pena luchar y me alegro de
haber seguido adelante.
Desde entonces, todos los años he vuelto a aquel campamento, me llevo
muy bien con los compañeros. Además he conocido a una chica muy guapa y
la he empezado a querer mucho. Confío en ella, es una buena amiga. Quizás
debería decirle lo que siento por ella, a lo mejor me decido algún día. Me siento
muy feliz.
Gracias, Juan,. Tú me ayudaste a dar sentido a mi vida, me animabas
mucho en mis momentos bajos. Tú me hiciste comprender que no hay cosa
mejor en la vida que tener un buen amigo.
59
Espero volver a verte y compartir contigo buenos momentos. Cuídate
mucho. Jamás te olvidaré. Gracias por todo de un chico agradecido. Quique
(Marisa B. 4º ESO. Alcañiz).
A sus 11 y 13 años han sido premiados por la Unesco, gracias a su
inmensa solidaridad, Lucía y Mario: dos niños al servicio de los necesitados.
Ella cuida de su hermano inválido. Él, casi ciego e hijo de invidentes, ayuda a
personas como él. Ambos, todavía en edad de jugar, hacen de su bondad un
ejemplo a imitar. Así publicaba la revista Diez minutos (12-05-2000) estos
casos que copiamos. Todos ellos son niños valientes y generosos. La Unesco
ha elegido a dos mil niños como los más solidarios del mundo. Son los
“Soñadores del Milenio”. De ellos, dieciséis son españoles. Lucía Mora, de
once años, cuida a su hermano inválido y Mario Moreno, un invidente de trece,
constituyen dos de esos ejemplos de madurez temprana.
PALABRA DE DIOS:
Lc 10, 36-37: El buen samaritano.
Mc 2, 1-5: Los amigos llevan al paralítico.
 Tomar nota de los verbos que nombran las acciones diversas
realizadas por el buen samaritano y por los amigos del paralítico.
 Comentar qué nos sugieren cada uno de esos verbos, para traducirlos
hoy y aquí, entre nosotros.
ASÍ ESTÁ ESCRITO:
NO
PERO SEGURO QUE SERÁ ASÍ
El Rey dirá:
- Venid benditos de mi Padre
Y recibid la herencia del Reino,
porque tuve hambre y me disteis de comer
tuve sed y me disteis de beber,
estaba desnudo y me vestisteis,
enfermo y me visitasteis,
en la cárcel y vinisteis a verme
Los hacedores y amantes le dirán
- Señor, ¿cuándo te hicimos todo eso?
El Rey les dirá:
- en verdad os digo que cuanto hicisteis
a uno de esos hermanos míos más pequeños,
a mí me lo hicisteis.
Nos lo dice Mateo (25, 30-41).
hacer,
ESTÁ
ESCRITO
- Venid, pequeños míos,
recibid, ahora sí, todo mi amor.
Porque te sentías extraño, desorientado,
y permitiste que aquella persona te cogiera;
te encontrabas
prisionero de tus propias contradicciones
y aquel otro te ayudó a liberarte;
te sentís solo, tan triste,
y te abandonaste
En aquel que quiso permanecer a tu lado.
Estuviste hambriento de amor,
de comprensión,
y te dejaste alimentar por este otro
Con su calor y amistad.
En verdad te digo que cuanto te dejaste
cuanto te dejaste querer, tú,
tan pequeño y limitado,
por uno de tus hermanos,
a mí mismo me lo has hecho.
Bienaventurado seas por permitir
que otros lo hicieran
pues al hacerlo
es como si me lo hubieran hecho a mí.
Miguel S. Zambrano (“Hogar
20”, Granada)
60
CARTA DE DIOS
Querido hijo:
Muchas veces te he buscado esta última temporada y no me resulta fácil
encontrarte porque siempre estás ocupado. Hoy he decidido escribirte porque
te necesito. Tienes junto a ti a un hijo mío muy querido, tu compañero Carlos,
que necesita de ti. Él me está pidiendo ayuda a mí y yo he pensado que eres tú
el indicado. Carlos no puede andar, seguramente no andará ya nunca más, a
raíz del accidente que tuvo. Esta primera temporada de su regreso a la
escuela, en silla de ruedas, le va a ser especialmente difícil. ¿Por qué no le vas
a ver a su casa y quedáis para ese primer día de clase? Puedes decírselo
también a Marta o a Luis y que te acompañen. Tus pies y tus manos son ahora
el mejor regalo que le puedes hacer. ¿Cuento contigo? ¡Gracias!... Sabía que
ibas a responder que sí.
Te dejo pero me quedo contigo. Besos. Dios.
CANCIÓN
Recitado: Vino a saludarme un chico al terminar un concierto. De verdad, no
me di cuenta de quién era él, hasta que al día siguiente lo encontré en un
hospital ayudando a alguna gente que trabaja con disminuidos.
Su nombre no saldrá mañana en el periódico. Ni a mediodía su rostro en la
televisión. Pero les aseguro que mi amigo es un héroe, de esos que dan su
vida por amor. Tendrá veinte años, poco más o menos y los ojos despiertos
como un volcán, una sonrisa fácil, aunque de hablar reservado y le encanta el
fútbol y salir a bailar.
Y ES QUE ES UN HÉROE, UN HÉROE ANÓNIMO, UN HÉROE, HÉROE. UN
HÉROE ANÓNIMO, ES UN HÉROE.
Tiene toda una sala, solo a su cargo diez u quince críos, yo diría que mil, y a
cada uno de ellos llama por su nombre; y cada uno de ello le responden:
“papá”.
Antonio de quince, le da de comer en la boca, al Rata de once, le está
enseñando a andar, y por la noche, después que los ha acostado a todos,
mientras se fuma un pitillo, escucha Supertramp.
Y el lunes en la facultad, se hablará de mil cosas. Cada uno tendrá una
aventura que contar. Pero mi amigo, que tiene una sonrisa fácil, es más bien
reservado a la hora de hablar.
Y ES QUE ES UN HÉROE…
SUGERENCIAS PARA TRABAJARLO
Después de leer despacio los textos de la Palabra de Dios, el “Así está
escrito...” y la carta de Dios, se trata de descubrir la importancia que tienen en
61
la vida de muchos, en nuestra sociedad, estos acompañantes anónimos.
Descubrir también el valor de ser “samaritano” de otro, insistir en la importancia
de la gratuidad, del darse desinteresadamente.
ORACIÓN:
Señor, hoy me he dado cuenta
de que cuando los demás están tristes
Tú me envías para que les dé alegría.
Cuando mis hermanos tienen problemas,
Tú me has puesto para que les sirva de ayuda.
Cuando quienes me rodean sienten desánimo,
Tú me empujas a infundirles esperanza.
Cuando otros se sienten alejados de ti,
Tú me incitas a que te sientan cercano.
Gracias, Señor, por dejarme ser tus pies,
tus brazos, tu boca y tu corazón. Amén
COMPROMISO
 Descubrir (a través del Ayuntamiento, la Escuela, la Parroquia, otros
grupos...) qué personas hay, en nuestro entorno, necesitadas de ayuda.
 Plantearnos como grupo a quién podemos ayudar.
 Concretar cómo puedo ser yo “buen samaritano”.
62
Día del enfermo, año 2001. Niños y niñas: iconos de Dios.
 ¿ANEXO? (Niñ@s [email protected])
DE TODO LO EXPUESTO PODEMOS CONCLUIR:
 El trabajo infantil es un problema que afecta a muchos millones de niños.
Por regla general, éstos trabajan en condiciones deplorables que
constituyen una verdadera explotación y un obstáculo a su educación, y
perjudican a su salud, su seguridad y su moralidad. El trabajo infantil tiene
un costo elevadísimo, tanto para los propios niños, que alcanzan la edad
adulta disminuidos física, intelectual o psicológicamente, como para la
sociedad, que malogra sus propios recursos humanos.
 La pobreza no puede servir en ningún caso de pretexto para aceptar el
trabajo infantil. Todas las formas de trabajo infantil constituyen una
violación inadmisible de los derechos humanos fundamentales. Si bien
muchos países no tienen la capacidad para hacer desaparecer
rápidamente toda la modalidad, sus formas más intolerables pueden y
tienen que ser eliminadas sin demora, mientras se avanza hacia la
erradicación definitiva de las demás.
 Ninguna organización o institución puede por sí sola resolver el problema
del trabajo infantil. Ello requiere la participación de entidades nacionales e
internacionales, incluidas las Naciones Unidas y sus instituciones
especializadas; los gobiernos nacionales y provinciales; las autoridades
locales y municipales; las organizaciones sindicales; las organizaciones
de empleadores y las ONGs.
 El combate contra el trabajo infantil se debe librar en todos los frentes. La
sensibilización de la opinión pública ha de ser el objetivo primordial, si se
quiere suscitar una presión política que redunde en la movilización de los
poderes públicos. Hay que lograr la promulgación y la aplicación de una
legislación que reprima la explotación de los niños y su empleo en
trabajos peligrosos. Hay que ofrecer, a los niños que trabajan, actividades
de sustitución viables, procurando primeramente velar por su salud y su
bienestar, y ofreciéndoles, en segundo lugar, posibilidades de instrucción
y de actividad remunerada a más largo plazo.
 La política nacional en la materia tiene que orientarse a atacar el
problema, pero también sus causas. En primer lugar, hay que eliminar las
formas más intolerables del trabajo infantil. En segundo lugar, se debe
llevar a cabo un conjunto de acciones para erradicar sus causas
profundas, prestando una especial atención a la promoción de los grupos
más desfavorecidos de la población y a la necesidad de ofrecer a todos
los niños una educación de calidad.
63
ANEXO: LA COMIDA FUENTE DE SUFRIMIENTO
1.-EL QUE QUIERE COMER Y NO PUEDE. LA REALIDAD DE LA
POBREZA.
No son necesarias más cifras, saltan todos los días desde los medios de
comunicación clamando a nuestra conciencia. Son miles, muchos miles de
niños los que mueren por falta de comida, de cuidados sanitarios básicos, de
mínima atención.
Son los rostros de la injusticia que aparecen ante nuestras rebosantes
mesas a la hora de la comida o de la cena, cuando planeamos nuestras
vacaciones o pensamos la ropa que necesitan nuestros hijos para este verano,
cuando hablamos en lo necesario de organizar su ocio, para que no se
aburran, para que aprendan más, para que nos dejen tranquilas a las madres,
que tanto hemos trabajado durante el curso. He aquí la paradoja.
Mecanismos de defensa no nos faltan para no implicarnos en esta
realidad, que si tal o cual ONG no emplea bien los fondos, que si el dinero que
damos no vale para nada, etc. En el mejor de los casos, algo damos de lo
mucho que nos sobra.
Ayer, domingo 28 de mayo, veo en televisión un reportaje de Carmen
Sarmiento sobre la prostitución de niñas en Filipinas.El hambre y la pobreza en
su más cruda realidad y la figura de un misionero irlandés comprometido en su
defensa y rehabilitación,.había conseguido que se hiciera justicia con pedófilos
extranjeros que acudían allí desde el llamado turismo sexual. Me impresionó
tremendamente ver la carita de esas niñas en una sesión de terapia, donde se
las ayudaba a llorar , a exteriorizar todo el sufrimiento que llevaban dentro. En
sus gritos desesperados les preguntaban a sus madres por qué le importaban
tan poco, por qué nadie las quería. Sus madres no son culpables, no tenían
qué darles de comer, muchas huyeron de sus casas para buscarse la vida en la
calle y eso es lo que la calle, la sociedad, les ofreció, esa fue la salida posible.
Otro documento impactante es la carta de Luis Mª Pérez de Onraita,
Obispo de Malanje, Angola. Apareció publicado en ABC el 28 de Octubre de
1999 y lo recoge la hoja “Saliendo al Paso”, que los Servicios de Pastoral y
Compromiso Solidario de la Universidad Pontificia Comillas, saca todos los
meses para hacer una llamada a la reflexión de sus alumnos. Nos habla del
símbolo del plato, que es un tesoro para 30.000 niños que reciben en él una
ración diaria de comida. Importante destacar que cuando empiezan a caer
bombas, las ONGs huyen y sólo se quedan los misioneros. Cita el Obispo la
visita del Director general de la PAM (Programa Alimentario Mundial), al final de
la cúal dijo: ”Nunca he visto tanta miseria, niños hinchados, mujeres que dan de
mamar, pero sus pechos son sólo pellejo...esto es una gran vergüenza, es
necesario denunciar esta tragedia, este drama...”. En el centro de Malanje una
mujer vendía a su hijo , por un Kilo de arroz, diciendo: “o me compráis al niño o
lo tiro al río”. Cuando se les da comida a los niños hay que cuidar que la coman
ellos y no se las quiten sus madres. Concluye el Obispo, que sólo la sensación
64
de que estamos haciendo algo por ellos puede aliviar un poco el corazón de
tanto dolor.
Datos para la sensibilización creo que no faltan, videos espeluznante,
argumentos de misioneros que nos hablan de aquella realidad,etc. La lista
sería interminable y nuestra conciencia se inundaría de datos y de sincera
angustia. Sin embargo la gran pregunta iría encaminada a cómo todo eso que
conocemos a nivel racional y que nos provoca una serie de sentimientos hace
que cambie nuestra conducta, nuestras costumbres y nuestra forma de analizar
la realidad.
Examinemos nuestra vida y tratemos de ver todo esto a la luz de los
acontecimientos diarios, de nuestras luchas y preocupaciones de nuestra
promoción de la justicia en el entorno cercano.
Vivimos en un país que está acogiendo diariamente a cantidad de
emigrantes que buscar satisfacer su hambre, su necesidad de vivir en unas
condiciones de mayor dignidad humana. Por la ventanilla de nuestro coche se
asomen en cada semáforo las caras de estas personas, circulan por nuestras
calles cantidad de mujeres con sus niños en brazos pidiendo dinero, o ropa o
comida o pañales . A lo mejor nos encontramos figurando en la lista de los que
contribuyen con algo de dinero a una ONG y volvemos la cara a los que están
aquí.
Es esperanzador ver la voluntad de tantos de nuestros jóvenes que
durante el verano viajan a países subdesarrollados para prestar su ayuda, pero
a mí me late la preocupación de que esto se convierta en una moda más y en
una experiencia con carácter de aventura. Muchos vuelven quemados, ese
síndrome tan de moda, y no saben como recoger e integrar lo vivido. Aquí creo
que todos tenemos un papel importante de comprensión y de acogida.
Hace poco leía que “quien tiene la comida tiene el poder”. Nosotros
tenemos comida...¿Cómo usamos nuestro poder?.
2.-EL QUE PUEDE COMER Y “NO QUIERE”
2-1.-PROBLEMAS DE ALIMENTACIÓN EN NUESTROS NIÑOS Y
JÓVENES.
La alarma surge desde lo sanitario. Cada vez nos alimentamos peor,
cada vez alimentamos peor a nuestros niños y jóvenes. Hace algunos años se
da el dato del tremendo incremento del colesterol en la población infantil como
consecuencia del alto consumo de grasas animales y bajo en verduras y
proteínas. Enfermedades como la diabetes se dispara por causas similares,
entre otras.
Tendríamos que contemplar los siguientes aspectos de nuestras
costumbres:
65
1.-Nuestra alimentación ha cambiado porque nuestra vida ha
cambiado.
En la mayoría de las familias, fruto de la incorporación de la mujer a la
vida laboral , de la distancia a los Colegios y a los lugares de trabajo,etc; ya no
se come en casa. La cita familiar a la hora de la comida no siempre es posible.
Los niños comen en el Colegio y los padres en sus lugares de trabajo, en el
mejor de los casos, ya que a veces la comida se reduce a ir tomando algo
incluso por la calle. Esto significa perder el control familiar sobre qué y cómo se
come.
En los Colegios, donde la comida no suele ser de mala calidad, se
observa con preocupación como el problema es que los niños no quieren
comer esa comida. No están acostumbrados a múltiples sabores y texturas, en
resumen: no saben comer.
Hemos importado, por desgracia, usos y costumbres nada saludables
como el de la llamada comida basura, con mucha grasa y pocos nutrientes. Se
podría decir que nuestros niños comen “de capricho” aquello que les es más
fácil de masticar y rechazan lo que es nuevo y desconocido.
2.-Los estilos permisivos en educación impiden la correcta
conducta alimentaria.
Es fácil, casi constante, encontrar en cualquier servicio de
asesoramiento psicológico, sobretodo en los escolares, la problemática de la
comida. Es el niño y su madre angustiada “porque no come”. Suelen ser niños
que han podido tener en el primer año algún problema de salud o que
simplemente han llegado a manejar a sus madres desde la angustia por ese
“no comer”.
A partir de ahí se desencadena una lucha para que coma a base de
todo tipo de concesiones en cuanto al tipo de alimentos y al cómo comerlos.
Llega a ser llamativo el despliegue de estrategias, de negociaciones y de
“fiestas” que se organizan para que el niño coma, llegando este a conseguir el
poder máximo de manipulación a través de algo tan básico y elemental como
es el hecho de comer. Muchos llegan a precisar tratamiento psicológico sólo
para deshacer ese entramado de relaciones patológicas que ha establecido
con su familia teniendo como trasfondo el tema de la comida.
He vivido la experiencia de observar cómo un niño de tres años no había
tomado nunca alimentos sólidos y cual fue su respuesta de angustia cuando la
madre le dejó a comer en el Colegio para que allí aprendiera. Es como si las
madres dimitirán de su función, se sintieran indefensas e inseguras para
educar a sus hijos y tuvieran que trasladar esa responsabilidad a las
Instituciones educativas o a los expertos. Escuchamos diariamente. “no sé que
66
hacer con él” ,”no sé si lo estaré haciendo bien”. Creo que esto nos debe hacer
reflexionar.
3.-Los lugares de encuentro de los adolescentes alrededor de la comida
basura.
Los grandes centros comerciales, las grandes superficies pasan a ser el
lugar de encuentro de jóvenes y adultos. La tarea familiar de los fines de
semana consiste para las familias en hacer las compras que durante la semana
no tienen tiempo de hacer.
Los cambios urbanísticos , con la proliferación de urbanizaciones lejos
de la ciudad, concentran a los jóvenes en esos centros comerciales donde
proliferan hamburgueserías, pizzerías, etc. Tomar esa comida es parte de su
diversión y su modo de estar juntos. Tambien determinadas zonas de la ciudad
pasan a ser dominio de los jóvenes desde el viernes pos la tarde hasta la
madrugada del lunes y las viejas tiendas de ultramarinos se convierten en
dispensadoras de alcohol y bocadillos.
2.2.1.1 Síntomas comportamentales de la anorexia nerviosa
1.-Restricción voluntaria de alimentos de levado contenido calórico con
la intención de bajas peso.
2.-Preparación de los alimentos mediante cocción o a la plancha.
3.-Disminución de la ingesta de agua o líquidos.
4.-Conducta alimentaria extraña: come de pie, corta el alimento en
pequeños trozos, lo estruja o lava, despues de comer, con cualquier pretexto,
se pone en movimiento.
5.-Aumento de la actividad física para aumentar el gasto energético. A
veces hace ejercicio de forma compulsiva.
6.-Aumento de las horas de estudio y de actividades supuestamente
útiles.
7.-Disminución de las horas de sueño.
8.-Irritabilidad.
9.-Pesarse compulsivamente.
10.-Uso de laxantes y diuréticos. A veces vómitos autoinducidos.
11.-Aisalmiento social.
67
2-2-1-2.-Síntomas mentales y emocionales de la anorexia nerviosa.
1.-Trastorno severo de la imagen corporal.
2.-Terror a subir de peso.
3.-Negación total o parcial de la enfermedad.
4.-Dificultades de concentración y de aprendizaje.
5.-Desinterés sexual.
6.-Negación de sensaciones de hambre, sed, fatiga o sueño.
7.-Desinterés por actividades lúdicas y recreativas.
8.-Sensación de vacío, inutilidad y alejamiento.
9.-Dificultad de reconocer sus emociones.
10.-Temor a perder el autocontrol.
11.-Sensación de lucha interna entre varios aspectos de su persona.
Sintomatología depresiva y/u obsesiva.
2-2-1-3.-factores de buen y mal pronóstico a largo plazo en la
anorexia nerviosa.
-Buen pronóstico.
-Temprana edad de comienzo.
-Buen ajuste emocional.
-Mejoría de la imagen corporal despues de ganar peso.
-Tipo restrictivo. Dejar de comer sin vomitar.
-Menor inmadurez psicosocial.
-Mayor hiperactividad previa a la enfermedad.
-Mayor capacidad de expresar las emociones.
-Dinámica familiar menos alterada antes y despues de la anorexia.
68
Mal pronóstico
-Diagnóstico tardío.
-Mayor edad de comienzo.
-Mayor distorsión de la imagen corporal.
-Vomitadoras.
-Obesidad previa.
-Deficits neurológicos.
-Disturbios familiares.
-Uso de laxantes y diuréticos.
-Automutilaciones frecuentes.
-Larga duración de la enfermedad.
-Ingresos frecuentes.
-Sexo masuclino.
-Patología psiquiátrica añadida.
Podríamos terminar diciendo que es fundamental generar, sin alarmar,
una conciencia social que ayude a la rápida detección de estos trastornos y
canalice la angustia de tantas familias que no saben donde de acudir. Sería
básico formar a los profesores que están en contacto con las edades de riesgo
y promover la prevención en los Colegios.
2.2.2.2. Los factores de riesgo para padecer bulimia nerviosa so
- Baja autoestima.
- Insatisfacción con su cuerpo.
- Algún trastorno de la personalidad
-Posible historia de depresiones.
-Ha realizado dietas crónicas.
-Historia familiar de desórdenes alimentarios y comunicación
inadecuada.
-Patología de obesidad o abuso de sustancias.
-Preocupación narcisística por su cuerpo. “La anoréxica no quiere tener
cuerpo, la bulímica lo quiere perfecto”.
-Atractivas, refinadas.
69
-Padres acomplejados, muy ocupados y distantes. Madres limitadas en
la expresión de los afectos y muy centradas en los hijos.
El pronóstico de la Bulimia suele peor que el de la Anorexia. Al no llegar
a estar tan extremadamente delgadas, llaman menos la atención. Escuchaba
hace poco a un experto en estos temas, contar anecdótas escalofriantes:
pueden estar guardando vómitos, comida, basura,etc., y seguir manteniendo en
secreto su enfermedad. Pueden llegar a dañarse el dorso de la mano de
meterla en la boca para vomitar, erosionar el esmalte dental por los ácidos del
vómito y que nadie se da cuenta...esa es la pregunta...¿Cómo es posible que
nadie se de cuenta?. Recuerdo el caso de una chica que me decía cómo
llegaba a controlar sus vómitos: “Se que si como cosas blandas estas son
fáciles de vomitar, como bollos, sin embargo si tomo ensalada con mucho
vinagre se que no la vomitaré por lo horroroso del vinagre en mi garganta”.
Las complicaciones físicas son tremendas, pueden dañar su cuerpo para
toda la vida...pero ellas siguen sintiendo...que no pasa nada...que no hay
ningún problema.
Para terminar citaré el caso de una chica que me pidió que sus padres
estuvieran presentes en la entrevista para comunicarles en mi presencia que
era bulímica. La madre ya lo sospechaba, pero nunca olvidaré la cara de
sorpresa, incluso de terror de su padre, que aunque sentía que algo en la vida
de su hija no funcionaba bien, no sospechaba estos extremos y le echaba la
culpa a problemas con el novio. La chica le miraba arañándose la cara y
retorciendo las manos, cosas que conmigo nunca había hecho antes. La
imagen era patética.

Documentos relacionados