El mejor regalo

Comentarios

Transcripción

El mejor regalo
EL MEJOR REGALO
Entran las dos payasas contando chistes. (Cuentan dos chistes cortos delante del público)
Se colocan cerca de un árbol de navidad que tiene 3 cajas de regalo. En todas hay un cartel
que pone el nombre de “Chuli”, pero no se ve.
CHISPITA:
Mira Chuli, regalos! (Sorprendida)
CHULI:
¡Qué guay! ¡cómo me gustan los regalos!
CHISPITA: (Se acerca emocionada dispuesta a abrirlos, pero cuando coge la caja más
pequeña se da cuenta de que hay un nombre escrito. Tímidamente se dirige a Chuli)
Mira Chuli, pone tu nombre. ¡Es para ti!
CHULI:
¡Gracias Chispita! (Comienza a abrir el paquete) ¿Qué será , qué será ...?
(Abre y saca un peine gigante) ¡Uy, un peine, qué bonito! Me servirá para quitarme
los nudos del pelo por las mañanas. Tendré que cambiar los cajones de casa para que
me entre el peine...
CHISPITA: (Mira lo que hace Chuli. Está emocionada porque los regalos que quedan son
más grandes y cree que serán para ella)
Bueno Chuli, voy a ver si abro el mío. (Cuando coge otra caja se da cuenta de que
también está escrito el nombre de Chuli. Se enfada.)
¡Toma Chuli, es tuyo! (el tono es más fuerte)
CHULI:
¡Uy, qué bueno, dos regalos! (Abre el segundo paquete) ¿Qué será, qué será
...? Un gorro con trenzas ... por si me quedo calva con el peine ... (Se lo prueba)
¡Cómo me gusta! Así parezco a Pipi Calzaslargas, mi heroína. (Se pone las trenzas
tiesas y da vueltas para que se le muevan las trenzas)
CHISPITA: ¡Qué bonitas, Chuli! (Mira con cierta envidia. Pero luego mira al último
paquete con esperanza. Se acerca a él con seguridad.) Bueno Chuli, será mejor que
coja el mío ... (Cuando le da la vuelta ve el nombre de Chuli otra vez. Se entristece
mucho Con voz muy baja dice ...) ¡Toma Chuli, también es tuyo!
CHULI:
(Al cogerlo dice...) ¡Cuantos regalos! Voy a venir muchas veces a este lugar.
¡Cómo me gusta! (Saca la flor y se la coloca en la solapa) ¡Me la pondré con mi traje
nuevo! ¿No es bonita, Chispita?
CHISPITA:
(Con un tono triste) Si, Chuli. Es muy bonita.
CHULI:
Y, ¿te has fijado cómo huele? (Se levanta la solapa)
CHISPITA:
(Con curiosidad se acerca a olerla) ¡No!
CHULI:
(Le echa un chorro de agua) ¡Mira, perfume! (Se ríe de Chispita.)
CHISPITA:
(Comienza a llorar desconsolada) ¡Uaaaa! ¡Uaaaa!
CHULI:
Calla Chispita que si no me van a castigar y me van a quitar los regalos.
(Chispita sigue llorando fuerte) Mejor cojo las cosas y me voy por si las moscas. (Se
dirige a Chispita) Pero, cállate ya Chispita que no ha sido para tanto...
CHISPITA: (Se queda llorando sola) ¡Esto es terrible! Ni un solo regalo... Me siento sola
... Nadie me quiere ...
MAITE:
(Entra en escena) Hola Chispita, ¿qué te pasa?
CHISPITA:
(Llora fuerte) Terrible, Maite; esto es terrible...
MAITE:
Pero, ¿qué es lo terrible Chispita?
CHISPITA:
La soledad que siento ... Había 3 regalos y ninguno para mi ... uaaaa uaaaa
MAITE:
Cálmate un poco porque no entiendo bien las cosas. Quizás si me lo explicas
mejor ...
CHISPITA: Pues he venido con Chuli aquí y había regalos en ese árbol ... Con lo que me
gustan los regalos... uaaaa uaaaa
MAITE:
Y si te gustan los regalos ¿por qué lloras?
CHISPITA: Porque no había ninguno para mi. Todos eran para Chuli: Un peine, un gorro
por si se queda calva y una flor que cuando te acercas ... (hace una mueca de asco) se
mea, uaaaa uaaaa
MAITE:
Pero qué cosas más raras dices Chispita... La cuestión es que no tienes ningún
regalo ¿no?
CHISPITA: ¡Claro! Nadie se ha acordado de mí y pasar las navidades sin ningún regalo ...
(El tono de voz es de queja mimosa)
MAITE:
Tranquila Chispita que hay alguien que siempre se acuerda de ti.
CHISPITA:
¿Seguro? Y quién es? Querrá hacerme algún regalo?
MAITE:
¡Claro que sí! (Coge la caja y se la da a Chispita) Mira, este es el regalo de
Dios para ti.
CHISPITA: (La abre entusiasmada) ¡Es de oro, Maite! Qué bonita caja....(saca el corazón)
Es el corazón de Dios...
MAITE:
Es que Dios te está ofreciendo su amistad. El te ama de una forma muy
especial, al igual que a cada uno de ellos... (se dirige al público)
CHISPITA: (Chispita se da cuenta de que la caja se deshace) Mira Maite, si se abre! Qué
caja tan rara... (la abre en forma de cruz) ¡Pero si es una cruz!
MAITE:
Ese es el mejor regalo que nadie nos podría haber hecho: Dios nos dio a su
único Hijo para que muriese en una cruz y de esa forma pudiéramos lavar nuestros
pecados confiando en El.
CHISPITA: Así que si le pido perdón a Dios por mis pecados y confío en que Jesús murió
en la cruz por mi podré ser amiga de Dios?
MAITE:
Exactamente, la Biblia dice que Dios regala la vida eterna a aquellos que creen
en Jesucristo. En nadie más, sólo en Jesucristo.
CHISPITA. Poder ser amiga de Dios es el mejor regalo que jamás me han hecho. Yo se que
El nunca me dejará sola. No tengo ninguna razón para estar triste. Al revés, estoy muy
agradecida a Dios por Su regalo. Creo que tengo que hablar con El un poco y pedirle
perdón por haber tenido envidia de Chuli y otras muchas cosas que he hecho y que no
le gustan. (Se dirige a los mayores) Bueno, me voy. Me gustaría muchos que vosotros
también aceptaseis este regalo que Dios nos hizo y poder vernos en el cielo.
11 de diciembre de 2006
Maite Larrañaga

Documentos relacionados