Los Hijos con Algún Impedimento Son un Privilegio

Comentarios

Transcripción

Los Hijos con Algún Impedimento Son un Privilegio
Los Hijos con Algún Impedimento Son un
Privilegio
¿Alguna vez tú te has puesto a pensar como
son escogidas las madres de los niños con algún
impedimento físico o mental?
Yo visualizo a Dios recorriendo el mundo,
seleccionando instrumentos para la propagación
de la raza humana con mucho cuidado y
deliberación.
Mientras Él observa, da instrucciones a sus
ángeles para que hagan anotaciones en una
inmensa libreta:
Berta López va a tener un hijo, su santo
patrón será San Mateo.
Olga Pérez va a tener una hija, su santo
patrón será Santa Teresa.
Carmen Macías va a tener cuates, su santo
patrón será San Pascual.
Finalmente le dice otro nombre a un ángel y
sonriendo dulcemente le dice “Dale un hijo
impedido”
El ángel lleno de curiosidad le dice “¿Por
qué Señor, si ella es tan feliz?”
“Exactamente” sonríe Dios, “¿Podría Yo
darle un hijo impedido a una madre que no
conoce la risa? Eso sería demasiado cruel para
ese niño”.
“Pero Señor, ¿Tiene ella mucha paciencia?”
Pregunta el ángel.
“Yo no quiero que sea demasiado pasiva
porque puede hundirse en un mar de
autocompasión y desesperanza. Una vez que
pase el primer impacto y se recupere, ella
sabrá manejar la situación”.
“Yo la estuve observando hoy” dijo Dios,
“tiene seguridad en sí misma y personalidad
independiente que es tan raro y necesario en
una madre. Como verás el niño que le voy a dar
vive en su propio mundo y ella tiene que lograr
hacerlo vivir en el mundo real y eso no va a ser
fácil”
“Pero Señor, pienso que ella ni siquiera cree
en Ti”
“No importa, eso lo puedo arreglar. Esta
Madre está perfecta, es apenas un poquillo
egoísta”.
El ángel traga gordo “¿egoísmo? ¿Es eso
una virtud?”
Dios afirma “Si ella no se puede separar
ocasionalmente del niño, no podrá sobrevivir.
Sí, aquí está una mujer a quien bendeciré con
un hijo menos que perfecto. Ella aún no se da
cuenta, pero va a ser envidiada porque nunca
una nueva palabra dicha le pasará inadvertida.
Nunca un ‘pasito’ le parecerá común y
corriente. Cuando su hijo diga Mamá por
primera vez, estará presenciando un verdadero
milagro que no a cualquiera le toca presenciar”.
“Le permitiré que vea claramente las cosas
que Yo veo, ignorancia, crueldad, prejuicios y le
ayudaré a elevarse por sobre todo eso. Nunca
estará sola, Yo estaré a su lado cada minuto de
cada día de su vida para que haga el trabajo
que le estoy dando con la seguridad de que
estoy con ella”.
“¿Y su santo patrón? Pregunta el ángel.
Dios sonríe. “Su niño lo será”.

Documentos relacionados