Rodeo del Medio, Mendoza

Comentarios

Transcripción

Rodeo del Medio, Mendoza
Carta del Padre Inspector 2/2008
Turín – Valdocco, 24 de Febrero de 2008
¡CONTINÚA TU MISIÓN DE MADRE Y AUXILIADORA!
Queridos hermanos:
1. Desde la Basílica de María Auxiliadora en Valdocco
Les escribo esta carta desde la Basílica María Auxiliadora. He querido elegir
este día y este lugar para encontrarme con cada uno de ustedes. En la
peregrinación con los capitulares hemos tenido aquí tiempos de encuentro,
reflexión, celebración y silencio. La Basílica resplandece después de los
trabajos realizados y es un signo de lo que quisiéramos que acontezca en
nuestros corazones y en nuestras comunidades.
Esta carta no pretende adelantar reflexiones sobre el tema del Capítulo
General que estamos comenzando a celebrar. Ya llegará el tiempo para eso.
Por ahora es una comunicación espiritual y fraterna.
Delante del cuadro de María Auxiliadora he recordado detenidamente la fe, la
confianza y la magnanimidad de nuestros mayores. Amenazados por el
cansancio y el desaliento, necesitamos hacer memoria para renovar la
esperanza. La historia de este lugar nos conecta a los orígenes de la vocación
salesiana. No hace falta volver a narrar esos hechos que todos guardamos en
el corazón. Esta Basílica fue creciendo junto con la fe de Don Bosco y de su
primera comunidad de muchachos-salesianos y con la generosidad del pueblo
sencillo. Se fue levantando como signo de la Gracia del Señor y del trabajo
fecundo de nuestro Padre. La Basílica es el signo de la madurez de la vocación
de Don Bosco y coincide con la expansión misionera y la consolidación de la
Congregación. En este ambiente pienso que la llamada de Dios no es a la
“restauración” sino a una fidelidad renovada, luminosa y gozosa, a nuestra
vocación.
Hoy, delante de la urna de Don Bosco he recordado a cada comunidad y a
cada hermano por su nombre. Pensando en todos, he vuelto a poner nuestra
vida, el trabajo pastoral de nuestras Comunidades, y a nuestros queridos
niños y jóvenes en manos de María. Mirando el futuro, con sus temores y
esperanzas, he pedido a María que continúe entre nosotros su misión de
Madre. Que en estos tiempos difíciles nos guíe y sostenga como a Don Bosco
en los inicios y en el crecimiento de la Congregación.
2. La memoria: fuente de esperanza
Esta tarde volví a leer la narración de Don Bosco: "Reuní a los jóvenes junto a
mí y me puse a gritar: coraje, hijos míos, tendremos un Oratorio más estable
que en el pasado. Tendremos Iglesia, aulas para la escuela, patio para la
recreación. ¡EI domingo, el domingo iremos al Oratorio que está allá en la
casa Pinardi”1 Como expresaba el texto del CG24, haciendo memoria de la
1
Bosco, G. “Memorias del Oratorio”. Pág. 139.
1
intervención de María y de los sueños y el trabajo de Don Bosco nos miramos
a nosotros mismos, nuestra vida y nuestra fidelidad a la vocación salesiana…
"Memoria:
-Para celebrar las maravillas del Señor
-para conservarlas, como María, en la mente y en el corazón;
-para volver a pronunciar el "da mihi animas" en los caminos del tiempo;
-para compartir con los laicos el corazón oratoriano;
-para irradiar el carisma más allá de las fronteras;
-para sostener la esperanza de los jóvenes, en todas partes;
-para retomar a Valdocco y desde allí volver a caminar...”2
3. La misión de María
En esta historia María es:
 Inspiradora y guía3: la que estuvo en los orígenes y que acompaña nuestro
camino con amor materno.
 Inmaculada y Auxiliadora4: la que nos ayuda a ser totalmente del Señor y
nos anima a respirar por la salvación de los jóvenes; Aquella que nos
ayuda a amar como amaba Don Bosco5.
 Madre y Maestra6: la que nos educa para estar disponibles a la misión en
cada tiempo de la vida.
Por eso entendemos que la presencia de María en nuestras Casas y nuestro
amor filial y fuerte7 hacia Ella es condición indispensable para renovar la
vida consagrada de cada hermano y volver a la frescura de los
orígenes en nuestra misión8.
Hermanos: ¡hagamos visible, con gestos concretos, nuestra actitud de recibir
de nuevo en casa a nuestra Madre!9.
4. Dos manifestaciones de nuestro amor filial
Por eso, desde la Basílica de María Auxiliadora en Turín, quiero convocar a
todos los hermanos de la Inspectoría a realizar dos gestos que expresen
concretamente nuestro amor a María.
a) Un signo de los salesianos consagrados: abandono filial a María.
Convoco a todos los hermanos, el sábado 16 de Agosto de 2008, para realizar
juntos un acto de abandono filial a María, como comunidad inspectorial. Será
el encuentro de todos los Salesianos de Don Bosco junto a la Madre.
Celebraremos también así la Fiesta Inspectorial de 2008.
Los objetivos de este gesto de piedad mariana serán:
CG 24, 105.
C 8,20.
4
C 84, 92.
5
C 84
6
C 98.
7
C 92.
8
Cf. ACG 289 (1978) Viganó, E. “María renueva la Familia Salesiana”
9
Cf Jn 19,27
2
3
2




Hacer un acto de fe en la presencia de María como madre de nuestra
vocación10; agradecerle su misión de Madre y Auxiliadora11; confiarnos a
Ella para ser, entre los jóvenes, testigos del amor de Dios12;
Invocar, por su intercesión, la “purificación de la memoria” tantas veces
recordada por el Papa Juan Pablo II13, como pedido de perdón de los
pecados cometidos como inspectoría, y como expresión del deseo de vivir
reconciliados y acrecentar una comunicación de mayor madurez humana
y cristiana;
Rogar, por mediación de María Inmaculada y Auxiliadora, que el Señor
llame a muchos jóvenes para la vida salesiana en la inspectoría;
Poner, en sus manos las decisiones de los capítulos inspectorial y general
y pedirle que aliente nuestro trabajo y nuestra esperanza y fidelidad.
El 16 de Agosto renovaremos juntos nuestra entrega personal y como
comunidad religiosa a María14. Buscaremos el modo de realizar un camino
de preparación. Invito a todos a hacerlo ese día. Lo haremos con la oración
que habitualmente rezamos al concluir la meditación. Este gesto nos hará
mirar un pasado de luces y sombras en el que nos ha sostenido siempre la
fidelidad de Dios y la intercesión de María Auxiliadora. Esta certeza profunda
que queremos renovar nos hará mirar al futuro con esperanza y con alegría.
Un acto de abandono no es un gesto de pietismo. Más bien supone tener una
visión de fe y una convicción clara de nuestro llamado, de nuestra
consagración como religiosos, hermanos, educadores y pastores de los
jóvenes. Ya nuestro Padre Don Bosco invitaba a realizarlo. Basta ver cómo en
la vida de Don Bosco esta entrega filial fue fecunda en su santidad personal,
fuerte y atractiva, y en la multiplicidad de sus iniciativas pastorales a favor de
los jóvenes. No es indiferente que haciendo como una síntesis de su propia
vida diga: "Todo lo ha hecho María". Ojalá que esta entrega nos haga crecer
en la actitud de María: reconocer la obra de Dios en nosotros y estar
disponibles a los planes del Padre.
b) Un signo de la misión salesiana: relanzamiento de ADMA
Les propongo también realizar un segundo signo de amor a María, el regalo
de hacer nacer o renovar los grupos de ADMA en la Inspectoría.
ADMA es el segundo grupo fundado por Don Bosco, después de los salesianos.
Comenzó en el santuario de Valdocco el 18 de Abril de 1869 con la intención
de “promover la veneración del Santísimo Sacramento y la devoción de María
Auxilio de los Cristianos”. Adquirió una dimensión mundial, con tiempos de
crecimiento y difusión, y tiempos de poco reconocimiento y olvido.
En 1988, año centenario de la muerte de Don Bosco, ADMA se renovó llegando
a ser Asociación de María Auxiliadora15 (ADMA) y el 5 de julio de 1989 fue
Cf. C 1.
Cf. C 8.
12
Idem.
13
Cf. Juan Pablo II. Jubileo del 2000. Pássim.
14
De por sí no debería ser un acto con los fieles o con los jóvenes, O podría serlo siempre que no cambie su
sentido primordial, mirando al “ser” de nuestra vida religiosa salesiana.
15
En su nombre oficial se omitió la palabra “devotos”
10
11
3
oficialmente reconocida como grupo de la Familia Salesiana. El CG24 (1996)
decía: “Don Bosco dio vida también a la Asociación de María Auxiliadora
implicándola, con compromisos accesibles a la gente sencilla, en la
espiritualidad y en la misión de la Congregación”. El 7 de octubre de
2003 se concedió la aprobación del Nuevo Reglamento de la Asociación por
parte de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y para las
Sociedades de Vida Apostólica.
ADMA tiene como lugares privilegiados de acción la familia, y el ambiente de
vida y de trabajo. Es una asociación que sintoniza con nuestro pueblo
sencillo y devoto de María y un camino de crecimiento en la fe.
La adhesión personal a la Asociación comporta algunos compromisos,
 vivir y difundir la devoción de María Auxiliadora según el espíritu de Don
Bosco, en particular en la Familia Salesiana;
 renovar, potenciar y vivir las prácticas de piedad popular:
- la conmemoración del 24 de cada mes;
- el rosario;
- la novena en preparación a la fiesta de María Auxiliadora;
- la bendición de María Auxiliadora;
- las peregrinaciones a los santuarios marianos;
- las procesiones;
- la colaboración en la vida parroquial: liturgia, catequesis, visitas a
los ancianos y a los enfermos, servicios diversos en las iglesias…
 imitar a María cultivando en la propia familia un ambiente cristiano de
acogida y solidaridad;
 practicar y sostener, en la Iglesia y en particular en la Familia Salesiana,
las vocaciones laicales, religiosas y ministeriales;
 vivir la espiritualidad de lo cotidiano (la obediencia a la voluntad de Dios)
con actitudes evangélicas.
Durante el mes de Mayo de 2008 podremos dar inicio a esta iniciativa.
Para ello les mandaremos oportunamente el Reglamento de ADMA y algunas
orientaciones y materiales para iniciar bien un grupo local. Esta iniciativa la
animaremos juntos con las Hijas de María Auxiliadora a quienes convocará la
Hermana Inspectora.
Confío que estos dos gestos serán fecundos y nos ayudarán a renovar la vida
personal y nuestra fraternidad y misión.
Termino esta carta en Roma, la tarde del domingo 2 de Marzo. Mañana será la
apertura solemne e iniciaremos los trabajos capitulares. Los invito a seguir
unidos en oración, comunión y comunicación.
Me encomiendo a la oración de ustedes. Los bendigo y saludo con afecto
fraterno.
4

Documentos relacionados