Ver extracto

Transcripción

Ver extracto
1
INTRODUCCIÓN
1.1 Razón de ser de las guías de calidad
Las guías de calidad son instrumentos de apoyo a la edificación basados en el conocimiento y la
experiencia, que contribuyen a mejorar el proceso edificatorio. Estas guías facilitan el diseño, la
selección de productos, la toma de decisiones para la redacción del proyecto y para la ejecución
de obra, así como el uso y el mantenimiento durante su periodo de vida útil.
Diferentes son las causas por las que un producto tan tradicional y conocido como la baldosa de
terrazo, necesita de una guía para su uso. Así entre estas causas pueden apuntarse:
• La publicación de las normas armonizadas de producto, UNE-EN 13748-1 “Baldosas de terrazo
para uso interior” y UNE-EN 13748-2 “Baldosas de terrazo para uso exterior”, y la publicación
de los complementos nacionales a dichas normas: UNE 127748-1 y UNE 127748-2
respectivamente que establecen los requisitos del producto según los usos previstos (normal,
intensivo o industrial).
• La publicación del Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo de 2006, del Código Técnico de
la Edificación por el que se establecen las exigencias básicas que deben cumplir los edificios,
entre ellas las relacionadas con la seguridad frente al riesgo de caídas (Exigencia básica SU 1
de resbaladicidad de los suelos), y las de protección frente al ruido.
• La necesidad de disponer de un documento técnico de referencia para facilitar la toma de
decisiones y evitar errores por omisión o por una inadecuada selección, de forma que pueda
contrastarse la experiencia de los profesionales con documentos o sistemas que les guíen y
orienten objetivamente.
1.2 Objetivos de la Guía de la baldosa de terrazo
La Guía de la baldosa de terrazo, Documento Reconocido para la Calidad en la Edificación por la
Generalitat Valenciana con el código DRB 07/09, se propone como objetivos:
• Facilitar la información y actualización de conocimientos, tanto de los nuevos productos y sus
prestaciones en el campo de fabricación de baldosas de terrazo, como en el de materiales de
agarre y de sistemas de colocación.
• Facilitar la selección de productos en función del uso o aplicación de destino mediante una
evaluación de la adecuación al uso. En cada una de las fases del proceso la Guía proporciona
información y un sistema de selección para que las decisiones sean adecuadas.
• Proponer una serie se recomendaciones para la puesta en obra de este material, advirtiendo
de aquellas actuaciones que se consideran claves para evitar errores sistemáticos.
• Facilitar la comunicación entre los diferentes agentes estableciendo un sistema de designación
del producto para la información y especificación en proyecto.
• Proponer una sistemática para el control de los procesos o actividades de la ejecución de la
unidad de obra, incluyendo el control de recepción en obra de los productos, el control de
ejecución de la unidad de obra y el control del pavimento terminado.
• Proponer unas recomendaciones de uso y mantenimiento durante el periodo de vida útil del
pavimento.
El objetivo final de la Guía es constituirse en una potente herramienta para fomentar la calidad
en la edificación, dirigida a los diversos agentes del proceso edificatorio y enfocada a los casos
más comunes de utilización de baldosa de terrazo. La Guía no pretende sustituir el criterio de los
especialistas por lo que es aconsejable que en caso de dudas o de aspectos no contenidos en ella,
consulte con expertos.
11
2
U T I L I Z A C I Ó N D E E S TA G U Í A
En primer lugar es aconsejable que lea usted este apartado. Puede ahorrarle algún tiempo y aclararle
ideas sobre la utilidad de la Guía, lo que será beneficioso para su uso posterior. Busque a continuación
qué definición se ajusta mejor a su actividad entre las de proyectista, fabricante, distribuidor de
baldosas, Dirección Facultativa de la obra o contratista, al trabajo profesional que usted desarrolla.
2.1 Si es usted el proyectista
Si es usted proyectista estará interesado en utilizar los apartados orientados a la fase de proyecto,
como la selección de baldosas, técnica de colocación y especificación de proyecto.
Como puede observar en el índice, antes de la primera fase del proyecto se han ubicado dos
apartados, el 3, de tipos de baldosas de terrazo que trata esta Guía y el 5, de codificación de
baldosas según su uso. Naturalmente esta situación es intencionada y le invita a que lea los
apartados la primera vez que vaya a utilizar la Guía para hacerse una idea del idioma que maneja
que, por otra parte, es sencillo.
• En el apartado 5, la codificación de baldosas es una aportación original de esta Guía y en la
medida que sea utilizada y respetada por los fabricantes, proyectistas y dirección de obra
supondrá un avance importante para el buen uso de las baldosas. Posiblemente en sucesivas
ocasiones ya no necesite pasar por estos apartados y vaya directamente al apartado de proyecto,
utilizando los apartados 3, “tipos” y 5, “codificación” para consulta en cualquier momento.
• En el apartado 6 se propone un proceso para la selección de baldosas de terrazo, que a juicio
de los autores, debe resolver la mayoría de las situaciones. El proceso tiene su propia coherencia
interna por lo que no se recomienda que prescinda de alguno de los aspectos considerados,
todos ellos incluidos por ser relevantes. Si usted tiene hipótesis no contempladas en esta Guía
o duda de haber interpretado bien los apartados, considere consultar a un especialista, al cual
esta Guía nunca podrá sustituir.
• En el apartado 7 se obtiene el sistema de colocación, teniendo en cuenta las circunstancias
del soporte que usted ha proyectado o, en obras de rehabilitación, el soporte preexistente. En
este último caso ha de ser especialmente cuidadoso con las indicaciones de la Guía. Recuerde
que los tratamientos finales de pulido y abrillantado en obra del pavimento modifican la
resistencia al deslizamiento de las baldosas, con el efecto de un descenso de la resistencia al
deslizamiento que puede llegar incluso a producir un cambio de la clase resistente.
• En el apartado 8 se indica el procedimiento de designación del producto, de la técnica de
colocación y la especificación de la unidad de obra utilizando los datos obtenidos en los
apartados anteriores. Es importante respetar la designación del producto para que sea utilizado
como lenguaje común en el sector. En este apartado se incluyen otras circunstancias o
condiciones que pueden reseñarse en el proyecto.
Si se siguen las pautas de la Guía, se puede considerar que no se cometerán errores relevantes
en la especificación de los pavimentos de terrazo y que la calidad de este aspecto del proyecto
será adecuada.
2.2 Si es usted fabricante de baldosas
Si usted es fabricante de baldosas y por tanto conocedor de excepción de este material podrá estar
interesado en utilizarla como instrumento de referencia compartido por el sector.
• En los apartados 3 y 4 encontrará usted las nuevas designaciones normalizadas de la baldosa que
se han adoptado en esta Guía de acuerdo con la normativa actualizada, así como las características
técnicas y requisitos que deben satisfacer las baldosas de terrazo de acuerdo con dicha normativa.
13
5
CODIFICACIÓN DE LAS BALDOSAS DE TERRAZO
Para facilitar la selección según aplicación de las baldosas de terrazo, se establecen unos códigos
que definen el material atendiendo a sus características seleccionables.
5.1 Codificación de baldosas de terrazo de uso interior
El diagrama de obtención del código de las baldosas de terrazo para interior es el siguiente:
DIAGRAMA DE OBTENCIÓN DEL CÓDIGO DE
BALDOSAS DE TERRAZO PARA USO INTERIOR
Clasificación
Uso
Resistencia al
deslizamiento / resbalamiento
1er Identificador
2º Identificador
Código de la baldosa
5.1-1 Características técnicas comunes a todos los usos
Existen una serie de características técnicas que deben cumplir, de forma ineludible las baldosas
de terrazo de interior, independientemente del uso al que vayan a estar destinadas:
CARACTERÍSTICAS
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS COMUNES A TODOS LOS USOS
APARTADO DE LA NORMA
ESPECIFICACIÓN
Dimensionales
5.2, 5.3 y 5.4 de UNE-EN 13748-1
Apartado 4.1 de la Guía
Absorción de agua
5.8 de UNE-EN 13748-1
Máximo 8 % y 0,4 g/cm2
Tabla 5.1-1
5.1-2 Características físicas y mecánicas asociadas al uso previsto (1er identificador)
Mediante el primer identificador se designa el uso previsto de las baldosas de terrazo para interior.
Las designaciones son:
• NORMAL
• INTENSIVO
• INDUSTRIAL
Las características físicas y mecánicas asociadas a cada uno de los usos previstos con sus valores
límite se definen en el apartado 4.2, 4.3 y 4.5.
31
6
SELECCIÓN DE BALDOSAS DE TERRAZO
La Guía propone un procedimiento para elegir o seleccionar los tipos de baldosas adecuados a los
tipos de edificios y usos de los locales en que vayan a emplearse las baldosas.
6.1 Selección de baldosas de terrazo para uso interior
Para la selección de las baldosas de terrazo de uso interior, en primer lugar hay que identificar el
edificio y local a pavimentar, a continuación, mediante la consulta a las Tablas A se obtiene el
código de local.
Una vez obtenido el código del local con la especificación de las características técnicas mínimas
mas importantes relacionadas con ese uso, se asignará el coincidente código de baldosa que
contendrá la información del uso y la clase de resistencia al deslizamiento / resbalamiento
requeridos para ese recinto o local.
Cuando se obtengan varios códigos de baldosas distintos asignados a diferentes locales y se
pretenda homogeneizar a un único tipo de baldosa, se elegirá el tipo de baldosa con código
de mayores prestaciones, es decir aquel que supere las características de los demás códigos
de baldosa.
6.2 Selección de baldosas de terrazo para uso exterior
El mismo procedimiento se seguirá para la selección de las baldosas de uso exterior, la consulta
a las Tablas A en la columna de exterior proporciona el código de local o zona.
Una vez obtenido el código del local con la especificación de las características técnicas mínimas
más importantes relacionadas con ese uso, se asignará el coincidente código de baldosa que
contendrá la información de la clase de carga de rotura y clase de resistencia al desgaste por
abrasión requeridas para esa zona.
TABLAS A. EDIFICIOS Y LOCALES
Tabla A.1-1 Vivienda unifamiliar, entendiendo por ella a las aisladas, pareadas, en línea, etc., que
están en contacto directo con el terreno o bien con acceso directo al exterior.
CÓDIGO DE LOCAL
INTERIOR
EXTERIOR
1.1-1.1
Porches, galería, terraza , zona de acceso o circulación al aire
libre
4T-H
1.1-1.2
Escaleras exteriores
3T-H
1.1-2.1
Recintos secos
1.1-2.1-1
Entrada, y otros recintos con apertura directa al exterior
(jardín, terraza, trastero)
INTENSIVO-1
1.1-2.1-2
Habitación, estancia, dormitorio u otro recinto sin acceso
directo al exterior
NORMAL-0
1.1-2.1-3
Escalera individual, pasillos y áreas de circulación
NORMAL-1
1.1-2.1-4
Garaje, zona de aparcamiento cubierto
INDUSTRIAL-1
35
7
OBTENCIÓN DEL SISTEMA DE COLOCACIÓN
7.1 Introducción
El oficio de solador o “pisero” cuenta con buenos profesionales con una larga experiencia en
colocación de pavimentos de terrazo tanto en interiores como en exteriores. Sin embargo, en
la actualidad se están dando casos de intrusismo de mano de obra no cualificada o sin
experiencia. Esta consideración conduce a que ha de prestarse un especial cuidado y control
en la fase de colocación.
La calidad final y durabilidad de un pavimento está íntimamente relacionada con la correcta
colocación de las baldosas, no puede confiarse exclusivamente al buen hacer de los colocadores
la responsabilidad de la ejecución, es necesario tomar en consideración:
• El soporte y sus características.
• El sistema de colocación y el material de agarre.
• La junta de colocación y el material de rejuntado.
• El tratamiento de acabado en obra.
7.2 El soporte y sus características
El soporte es el elemento a ser revestido con baldosas de terrazo. El soporte puede ser simple o
puede estar compuesto de varias capas de materiales para cumplir requisitos especiales
(aislamiento térmico, acústico, impermeabilización, etc.), o para mejorar la colocación de las
baldosas (nivelación, adherencia, etc.). En estos casos se considera la influencia de estas capas
en la colocación de baldosas en el apartado 7.2-2.
Los soportes habituales para colocación de baldosas de terrazo son:
En interiores
• Soporte simple: forjado o solera de hormigón.
• Soporte compuesto: base de nivelación sobre forjado o solera, con o sin capa de aislamiento;
mortero o pasta autonivelante sobre forjado o solera, con o sin capa de aislamiento.
En exteriores
• Soporte simple: forjado o solera de hormigón.
• Soporte compuesto: base de nivelación sobre forjado o solera; base de hormigón HM-20 sobre
suelo natural compactado, previa retirada de la tierra vegetal.
Antes de decidir el tipo de procedimiento de colocación es necesario tener en cuenta, las
características intrínsecas del soporte, el encuentro con otros elementos de la obra, y las juntas
propias del soporte. Concluida esta etapa, pase a la de selección del sistema de colocación y
material de agarre.
7.2-1 Características del soporte
Las características más importantes del soporte a efectos de la colocación de baldosas de terrazo son:
• Estabilidad dimensional: aptitud para mantener a lo largo del tiempo las dimensiones constantes
o con variaciones dentro de límites razonables. Las variaciones debidas a los cambios de
temperatura y humedad son generalmente reversibles. La retracción debida al fraguado de
soportes realizados con hormigón es irreversible, para evitar sus efectos, debe esperarse en torno
a 2-3 meses desde su ejecución hasta la colocación de las baldosas.
• Flexibilidad: aptitud de los soportes, especialmente de los suelos, para deformarse bajo cargas.
Por ejemplo, en la ejecución de solados de terrazos sobre estructuras de hormigón o metálicas
41
7-OBTENCIÓN DEL SISTEMA DE COLOCACIÓN
Tabla B1. Selección sistema de colocación y material de agarre. Pavimentos interiores
SOPORTE
USO
Normal
Solera o forjado
de hormigón
(F1)
Intensivo
Industrial
TAMAÑO
BALDOSA
SISTEMA DE COLOCACIÓN
MATERIAL
DE AGARRE
NOTA
≤ 40 x 40 cm
Individual
M-7.5
2
Lecho de mortero
M-5+c
1y2
> 40 x 40 cm
Individual
M-7.5
2
≤ 40 x 40 cm
Individual
M-10
2
Lecho de mortero
M-5+c
1y2
> 40 x 40 cm
Individual
M-10
2
Individual
M-10
2
Individual
M-7.5
3
Lecho de mortero
M-5+c
1y3
*
3
M-10
3
C1
3
Individual
M-10
3
Lecho de mortero
M-5+c
1y3
C1
3
M-10
3
C1
3
M-10
3
C1
3
M-15
3
C2
3
≤ 40 x 40 cm
> 40 x 40 cm
≤ 40 x 40 cm
Normal
Capa fina con adhesivo
Individual
> 40 x 40 cm
Capa fina con adhesivo
Base de nivelación
sobre solera
o forjado,
con o sin capa
de aislamiento
(F2)
≤ 40 x 40 cm
Intensivo
Capa fina con adhesivo
Individual
> 40 x 40 cm
Capa fina con adhesivo
≤ 40 x 40 cm
Individual
Capa fina con adhesivo
Industrial
Individual
> 40 x 40 cm
Capa fina con adhesivo
F1: Embaldosado directo sobre solera o forjado de hormigón.
F2: Embaldosado sobre capa de nivelación (por ejemplo, pasta autonivelante, base de mortero de cemento M-5 para tránsito peatonal, M-7.5
para solados con tránsito de vehículos ligeros y M-10 para solados con tránsito de vehículos pesados).
* Adhesivo cementoso de uso exclusivo para interiores.
Observación: El mortero o adhesivo recomendado puede sustituirse por uno de mayores prestaciones.
Notas:
(1) Sobre el mortero fresco espolvorear cemento en polvo y humedecer (o aplicar una lechada de
cemento).
(2) Si el soporte es un forjado puede ser necesaria una capa de desolidarización, por ejemplo
capa de gravilla de 2 cm de espesor máximo.
(3) Si el soporte es un forjado puede ser necesaria una capa de desolidarización salvo que esa
función la realice la propia capa de aislamiento.
53
8
LA ESPECIFICACIÓN EN PROYECTO
En este apartado se trata la incorporación a los documentos del proyecto de edificación de los
datos obtenidos en los capítulos anteriores de esta Guía, referidos a selección de la baldosa y del
sistema de colocación. Esta información se comunica mediante:
• Texto: se recomienda que la designación de un mismo material se reproduzca de manera
idéntica y completa o, en su caso con una única referencia en todos los documentos del
proyecto, ya sea Memoria de calidades o de Control de calidad, Pliego de Condiciones, Estado
de Mediciones y Presupuesto. En este último deben incluirse, a la hora de calcular el precio,
las operaciones complementarias, en caso de estar previstas, como el pulido y abrillantado, y
las operaciones auxiliares necesarias para la entrega al usuario como la limpieza final, etc.
• Gráfico: en la representación gráfica, mediante planos, si el texto completo es excesivo, se
recomienda indicar la referencia de la medición y las primeras palabras de la designación. Es
importante que además de la designación de la baldosa se indique en planos la situación de
los distintos tipos de juntas que no quedan referenciadas en la designación de las baldosas.
Estas juntas son las estructurales, juntas perimetrales y juntas de partición, que sólo pueden
ser referenciadas adecuadamente por procedimientos gráficos.
8.1 Designación del producto
La designación de las baldosas de terrazo en los documentos de proyecto y en especial en el
Pliego de Condiciones Técnicas Particulares no debe circunscribirse exclusivamente a la
designación según el apartado 5 de la Guía, es necesario ampliar la información. Al efecto, se
propone un sistema de designación compuesto de campos de información con el orden y contenido
que a continuación se expresa:
8.1-1 Designación de las baldosas de terrazo para interior
• Producto: Baldosas de terrazo para uso interior.
• Normas de producto: UNE-EN 13748-1 y UNE 127748-1.
• Código: indicar el código de baldosa obtenido según el apartado 5.1 de esta Guía.
• Dimensiones: indicar medidas en cm de los lados de la baldosa.
• Color: indicar el color de las baldosas.
• Tamaño de grano: indicar el tamaño de grano (véase el apartado 3.1-3 de esta Guía).
• Acabado superficial: indicar si las baldosas requieren o no pulido y abrillantado final en obra.
8.1-2 Designación de las baldosas de terrazo para exterior
• Producto: Baldosas de terrazo para uso exterior.
• Normas de producto: UNE-EN 13748-2 y UNE 127748-2.
• Código: indicar el código de baldosa obtenido según el apartado 5.2 de esta Guía.
• Dimensiones: indicar medidas en cm de los lados de la baldosa.
• Color: indicar el color de las baldosas.
• Acabado superficial: indicar el acabado superficial (véase el apartado 3.2-2 de esta Guía).
Ejemplos de designación de baldosas
• Baldosa de terrazo para uso interior según UNE-EN-13748-1 y UNE 127748-1 con código de
la baldosa NORMAL-1 según la Guía de la baldosa de terrazo, Documento Reconocido por la
Generalitat Valenciana DRB 07/09, de 40 x 40 cm, color arabescato, grano medio para
terminación de pulido y abrillantado final en obra.
59

Documentos relacionados