Consulta el catálogo de la exposición en PDF.

Transcripción

Consulta el catálogo de la exposición en PDF.
LO QUE SOMOS
VAD VI ÄR
ARTE SUECO
DESDE MÉXICO
Cuando llegué a México hace casi cinco años, me platicaron acerca del intercambio cultural
entre Suecia y México y se mencionó el nombre del Museo de la Ciudad de Querétaro en repetidas
ocasiones. Ahora que está llegando el término de mi misión en este país, me atrevo a decir que
este museo es un espacio único para quien quiera conocer la cultura sueca y sus diferentes
expresiones. Me ha tocado inaugurar exposiciones, tanto de artistas suecos con una larga
trayectoria, como de artistas jóvenes; presenciar conciertos; ver teatro para niños y sobre todo
disfrutar del formidable trabajo que se realiza en el Museo de la Ciudad al crear públicos con gran
curiosidad. Me considero una de ellos, ya que durante mis visitas al Museo en esta ciudad que en
sí deja un buen sabor y alberga una enorme variedad cultural, siempre me he quedado con la grata
sorpresa de vivir nuevas experiencias.
Por lo mismo, me siento contenta y orgullosa de presentar, antes de concluir mi misión en México,
“Lo que somos, vad vi är: arte sueco desde México”, una exposición que en capítulos exhibe
trabajo muy reciente en torno a la identidad de Jim Thorell, Elin Elfström, Emma Filipsson, Dan
Fröberg, Anna Bjerger y Jenny Källman. Durante sus estancias en México, se han creado nuevos
vínculos y contactos entre ambos países como resultado deseado y requisito fundamental para el
intercambio cultural. Estoy convencida de que la exploración de las semejanzas de la cultura
mexicana y sueca seguirá, espero que el Museo de la Ciudad siga siendo un lugar natural de
encuentro.
Anna Lindstedt
Embajadora de Suecia en México
El arte ha sido desde siempre el mejor medio de entendimiento entre los pueblos. Son
invaluables sus aportes a favor de la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y en la
generación de procesos educativos integrales. El intercambio artístico y cultural que a lo largo de
casi ocho años han sostenido el estado de Querétaro y la Región de Västra Götaland, Suecia ha
demostrado la vitalidad e importancia que el vínculo del arte puede establecer entre las naciones.
En todo este devenir de diálogo y acercamiento, la Embajada de Suecia en México ha jugado un
papel fundamental. Su generoso apoyo a los proyectos derivados del intercambio y su papel de
interlocutora en todos los procesos que se han generado ha ido mucho más allá de lo que sería
obligado a su investidura. Aprovecho este espacio para manifestar, a nombre de los trabajadores de
la cultura y la comunidad artística de Querétaro nuestra admiración y agradecimiento por la
extraordinaria labor desarrollada por Anna Lindfeldt al frente de la Embajada de Suecia en nuestro
país.
La presente exposición constituye un magnífico ejemplo de esta labor. Gracias al apoyo de la
Embajada los seis artistas suecos que participan pudieron venir a producir su obra y presentarla al
público queretano. Lo que somos / Vad vi är marca un hito en la presencia sueca en nuestro estado
por la naturaleza de la reflexión propuesta por los artistas participantes: el arte como instrumento
de exploración de la identidad. Hago votos porque este diálogo continúe por muchos años y nos
siga permitiendo el reconocimiento de nuestros pueblos en sus particularidades y su humanidad
irreductible.
Laura Gabriela Corvera Galván
Directora del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes
LO QUE SOMOS / VAD VI ÄR
En un inicio, Lo que somos / Vad vi är, fue planeada como parte de los festejos del Bicentenario de
la Independencia y el Centenario de la Revolución de México. La idea era traer de cuatro a seis
artistas suecos que crearan desde nuestro país obra relativa a conceptos universales o comunes
asociados a dichos centenarios; conceptos como estado, nación, historia, cultura, etnia, libertad,
identidad. En contacto con los artistas se decidió que este último era el concepto crucial, y el que
agrupaba intereses comunes en la obra de los seis artistas seleccionados.
Elin Elfström, en sus pequeños retratos pintados al óleo sobre vidrio, de alguna manera devuelve a
la carne la volatilidad de las representaciones mediáticas de las celebridades adolescentes del
pop, creándoles una piel sobre la transparencia del vidrio para hacer menos angustiosa tal vez la
identificación adolescente con los gestos y sentimientos de estas criaturas digitales.
Jim Thorell nos describe con negro humor la distopía ocasionada por el rechazo a la identidad
social por parte de un grupo de personas que se entrega a su naturaleza salvaje hasta encontrar la
muerte. La revelación de verdades portentosas y terribles que sobre sí mismos reflejan sus rostros
y sus cuerpos, pintados con una economía furiosa, transmiten el fulgor del hallazgo, acaso en la
locura, de la identidad última o de su disolución.
Emma Filipsson aborda la banalización de la identidad cultural a través de la estandarización en la
producción y proliferación de objetos y significados de la sociedad consumista. Al contrario del
arte pop, que propone diversas mercancías como únicos modelos posibles de belleza en nuestra
cultura, Filipsson propone objetos de gran densidad histórica e identitaria de las naciones como
objetos vulgares de consumo de un champú.
Dan Fröberg le apuesta a la modificación de un entorno a través de la intervención sonora para que
se revele, y a la potencia de las lenguas para crear barreras y puentes entre distintas identidades.
Sus piezas evidencian la posibilidad de la transformación, la posibilidad de la aparición de lo
nuevo a partir de los fragmentos de nuestra realidad disgregada y multiplicada hasta el delirio en la
atmósfera mediática actual.
Anna Bjerger rescata para el misterio las identidades perdidas de fotos e imágenes desechadas por
nuestro voraz consumo de imágenes para ofrecernos retratos que apelan a nuestra memoria común,
a nuestra obsesión por materializar momentos que podrían definirnos a través de la imagen. Sean
sus motivos objetos, escenas, paisajes o personas, lo que captan las pinturas de Bjerger es
siempre la mirada que a través del lente los sustrajo para explicarse a sí misma por medio de ese
instante particular.
Jenny Källman nos lleva a un mundo que en su sencillez aparente muestra la complejidad de la
confrontación del individuo con el grupo social y el entorno. El subtexto de sus imágenes alude a
motivos que se nos escapan, a historias que ignoramos pero que vemos retratadas en el momento
de la vacilación de sus personajes, momentos que los revelan de mejor manera que la acción que
ha sucedido o está a punto de suceder.
El propósito inicial de la exposición se cumplió, acaso, en la deconstrucción que los artistas
realizaron de la idea de identidad en su terreno más personal y en velada negación a la
construcción/falsificación de las identidades nacionales. Quizás se trate del mejor homenaje que
pueda hacerse a la Historia, contribuyendo a lo que quería Mauricio Tenorio: “pasar de la historia
como el lenguaje material de las identidades nacionales o de otro tipo, a la historia como el
lenguaje para leer, entender, montar y desmontar dónde estamos y dónde queremos estar en el
futuro”.
CHICAS LOCAS <3
de Elin Elfström
3.12.10-16.1.11
No suelo leer nunca revistas de chismes. De verdad. Cuando quiero ver algo miserable
simplemente me miro en el espejo. Para comprobar doblemente que realmente existo, me tomo
malas fotos con mi cámara digital. Y si esto no fuera suficiente o si no encontrara lo que estoy
buscando, pinto la foto.
Pintar crea otra parte física tuya, fuera del cuerpo. Algo que no puedes ver en el espejo o en fotos.
Es la imagen misma la que quiere salir, porque desesperadamente y sin saberlo lo necesitas.
Un día vi a Britney Spears llorando en Mc Donalds. Comencé a comprar cada número de la revista
con las más íntimas y arriesgadas fotos de paparazzi. Recorté las mejores y las guardé. Las
organicé en bolsas de plástico y álbumes de fotos. Me senté a mirarlas fijamente y, finalmente, a
pintarlas.
Vi una frágil y familiar ilusión de grandeza con las estrellas de mi propia generación surgida en los
80s. Como Kurt Cobain y Van Gogh, ellas son incapaces de manejar su talento, su profundidad, su
creatividad. Su locura. La brillantez conduce a comportamientos extremos.
Si Britney se siente tan mal, debe ser un genio, y si yo me siento tan mal como ella también debo
ser uno. Ahí yace la fascinación por los derrumbes mentales de las estrellas. Ahora sólo veo
imágenes que contienen cierta percepción retrospectiva. Cualquier crisis sobrevivida debe
conducir a la reflexión. Una Jessica Simpson introvertida, Lindsay Lohan con los ojos perdidos en
el espacio, una Jessica Alba esperando por un mensaje de texto. Y las fotos que las estrellas se
toman a ellas mismas hacen un círculo completo. Ellas miran atentamente, se aseguran de que
existen y después lo suben a su twitter sólo para estar seguras. Una forma de tener control de y
entender su ser, como han sido los autorretratos por siempre.
Elin Elfström
EXPULSIÓN: EL CAMINO DEL INFIERNO ESTÁ EMPEDRADO
DE BUENAS INTENCIONES
de Jim Thorell
3.12.10-16.1.11
La experiencia personal de lo correcto y lo equivocado se tiene que someter a los
estándares morales de la sociedad. Fuera de ellos somos renegados.
El anarquismo se pronuncia por la liberación de la mente humana del dominio de la
religión y la liberación del cuerpo de la coerción de la propiedad; liberación de los
grilletes y restricciones del gobierno. Se pronuncia por un orden social basado en la
libre agrupación de individuos…
Emma Goldman
En este sentido o nos salimos voluntariamente o somos expulsados de la sociedad. Para
convertirnos en cualesquiera que sea la ilusión que tengamos de lo correcto y lo equivocado.
Tengo una visión de gente fracasando en sobrevivir la realidad de la expulsión, una visión
humorística de gente internándose en la naturaleza salvaje y siendo absorbida por los vastos
dominios que residen fuera de lo que la sociedad controla. La libertad es algo mucho más difícil de
alcanzar si tu verdadero esfuerzo es para estar cómodo. Cosa que la mayoría de nosotros desea.
Ser alimentados y abrigados.
Baso mis imágenes en las consecuencias de gente cómoda buscando la libertad y encontrando la
muerte directa. No el horror, sólo la muerte. Por el consentimiento a sus acciones.
En una jerarquía académica la posición de las ideas y la medición del intelecto son tan vívidos y
vulgares que no soporto vivir en la tradición.
Crear sistemas más amplios y más complejos es algo por lo que la sociedad se ha esforzado
desde el amanecer de la industrialización, ir en la dirección opuesta parece casi imposible pero
necesario.
Crear en lugar de consumir, hacerse redundante. Señalar la ausencia de propósito y confiar en que
hay cualidades universales en la práctica de reproducir arte.
Si creemos en el fin del arte, sólo voy a través de los movimientos de la creación, una acción cursi.
Pero creo que distanciarte de tu práctica al aceptar cualquier jerarquía de ideas es el fin de la vida.
O adaptarte a una visión naif que te proteja es una acción igual de horrible.
Creo que todas las imágenes han sido igualadas, mi mayor experiencia de las imágenes es, con la
misma frecuencia digital que real. Y por real no entiendo la materialidad de la imagen sino la
misma subjetividad de la visión personal. Trabajo con imaginería subjetiva, no del natural ni como
modelos fotográficos sino usando proyecciones personales.
Me gusta mantener las imágenes simples y accesibles, como las imágenes comerciales que
consumo. Me gusta que el material, los colores y las pinceladas sean prácticos. Simplistas.
Uso la necesidad como regla, los materiales tienen que estar a la mano, a menudo encontrados.
Los colores crean deberes, si tengo una lata de spray púrpura uso púrpura. Siempre hay un uso
para cualquier color. No tengo una clara preferencia, pero me gustan los colores brillantes con
muchos rojos. La digitalización en la fotografía hizo accesible el detalle y la responsabilidad en una
forma con la que no quiero competir. Confío mucho más en mi propia irresponsabilidad. Mis fallas,
mis defectos y mi subjetividad.
No quiero que la expresión sea muy articulada, me divierten las cualidades azarosas en el sabotaje
de una línea recta o un mensaje verbal.
Prefiero materiales difíciles de documentar por alguna razón. Imágenes que son difíciles de traducir
en un lenguaje digital.
Papel que se ondula, lienzos que se desgarran, madera que truena.
Quiero que la pintura esté o bien húmeda y fuera de control o bien seca con mucha fricción, Confío
en la elegancia accidental. Escojo los formatos grandes porque ellos desarman mi zona de confort.
Jim Thorell
EX UNO, PLURES
de Emma Filipsson
28.1.11-13.3.11
Cuando trabajaba en Rusia durante 2008-9, Filipsson se hizo consciente de cómo la dependencia
de la humanidad de los subproductos del petróleo transforma y condiciona nuestro entorno natural
y social. En este periodo Filipsson realizó un estudio en acuarela mostrando evidencias de la
contaminación vertida en el río Yauza de Moscú por una congestionada autopista que pasa por el
centro de la ciudad. Está contaminación, como toda contaminación, se debe a nuestras propias
acciones, repetidas y acumuladas. Esto inspiró una serie de pinturas abstractas titulada: Lo que la
nieve oculta el deshielo revela. Estos detalles aparentemente íntimos contradicen la ubicuidad y
escala del tema de la contaminación que la artista quería señalar e investigar. Como una
continuación y variación de esta idea, Ex Uno, Plures, señala la dependencia directa del plástico de
la humanidad.
El título Ex Uno, Plures se traduce como De uno, muchos. Este lema se deriva del del escudo de
los Estados Unidos de América. En él, un águila calva sostiene en su pico un banderín en donde
está escrito el texto: E Pluribus Unum, que significa De muchos, uno. Este texto y la imaginería que
lo acompaña simbolizan la solidaridad de los primeros 13 estados que formaron una nación a
finales del siglo XVIII. Ex Uno, Plures (De uno, muchos) es un juego con el lema de este escudo,
ahora un símbolo de la dominación norteamericana del mundo y la resultante globalización y su
multiplicidad de connotaciones en la primera parte del siglo XXI. Esta figura simbólica de los 13
estados ha sido adoptada por Filipsson en este proyecto y ahora representa 13 naciones del mundo
inadvertidamente unidas por el lenguaje universal de las marcas comerciales de consumo diario,
derivado de la progresión continua y el efecto homogeneizante de los modelos de economía de
mercado en todo el mundo.
Inicialmente, Filipsson recolectó botellas de champú L'Oreal de diferentes países. Esto se logró
durante sus propios viajes internacionales, de algunos amigos repartidos por el mundo que
accedieron a cooperar enviando botellas de sus países de origen. La practicidad de este proceso
fue posible gracias a la rápida y eficiente tecnología de la comunicación entre la gente y los
eficientes y costeables sistemas de correo y mensajería. Este solo hecho demuestra cuán
acostumbrados estamos a estas facilidades. Como manera de articular este tema, Filipsson ha
elegido pintar representaciones visuales híbridas con vasijas y artefactos históricos ya construidos
de cada nación particular. Aludiendo a la diversa, profunda y compleja naturaleza del legado
cultural de cada nación, Ex uno, Plures apunta hacia la pérdida potencial de idiosincrasias
culturales delicadamente equilibradas a través de la continua usurpación, atractivo y conveniencia
de la cultura consumista.
¡La existencia de Do-Si-La-Sol-Fa-Mi-Re-Do es todo!
Leyendo tres historias y algunas palabras mientras
se escuchan 933 discos clásicos tocados al mismo tiempo
de Dan Fröberg
18.3.11-1.5.11
Un viaje en melodías fantásticas
Dan Fröberg, artista y compositor sueco, expuso en la colectiva en capítulos de arte sueco dos
piezas de arte sonoro. En la primera, intitulada ¡La existencia de de Si-La-Sol-Fa-Mi-Re-Do es
todo!, el artista colocó bocinas en lo alto de la torre que se localiza a la entrada del museo, y desde
ella podíamos escuchar la pieza sonora, la cual logra tener dimensiones de gran escala ya que
empezaba a ser oída desde aproximadamente 40 metros antes de llegar a la torre.
Esencialmente es una composición elaborada con el sonido que se produce al tocar con los dedos
la boca de una copa en forma circular. Así, la pieza llega a nosotros en oleajes, en diferentes
niveles acústicos de vibración y textura. En un inicio nos transporta a un lugar indudablemente
etéreo y místico.
La pieza es en sí un paseo cíclico, elaborado a través de capas transparentes. Las imágenes,
entonces, son inevitables: aparecen paisajes del amanecer o de un nocturno helado, delirantes
grillos, vientos que hablan desde lo profundo de la montaña, ecos, la aurora boreal. La pieza es
vívida y brillante, es una o varias voces que gritan desde el interior del museo ubicado en el
exconvento de Capuchinas.
La pieza, incluso, puede ser escuchada por pedacitos cada vez que pasábamos por el lugar. El
sonido, al proyectarse al exterior se transforma en todo momento, ya que se mezcla con el barullo
propio del exterior: las conversaciones, los ladridos de los perros, la música que proviene de una
plaza cercana. Al pasar por el lugar en una caminata cotidiana, algunas personas volteaban
entusiasmadas, tratando de encontrar la fuente de este sonido y algunas otras se extrañaban y
respondían intolerantes al escuchar esto “nuevo”, deseando sólo sus ambientes ordinarios, aunque
esto signifique estruendosos autobuses productores de ruido puro del que nunca se quejan. Lo
cierto es que la pieza no pasaba inadvertida. Nos sacaba de nuestro contexto provocando la
reflexión.
La segunda pieza, intitulada Leyendo tres historias y algunas palabras mientras se escuchan 933
discos clásicos tocados al mismo tiempo se presentó en una sala del museo. En el espacio
imbuido por la pieza sonora había una silla y una mesa cubiertas con palabras recortadas en sueco
y en español, discos de acetato dispuestos sobre el piso en una de las esquinas de la sala y textos
pegados a la pared, escritos por la mano del propio artista.
Lo que encontramos en la sala es un conjunto de composiciones que conforman una instalación. El
ambiente tiene un sentido más íntimo. El recorrido se torna en un juego poético en el que podemos
encontrar múltiples lecturas.
Al leer una silla o una mesa encontramos palabras como jattelik, zanahoria, balar, solución,
etcétera; palabras o sonidos con los que conformamos aleatoriamente una historia. Y en los textos
pegados a la pared encontramos un juego entre lo visual y lo literario; las palabras y tachaduras
hechas en diferentes tamaños, tintas y colores son, por un lado, caprichosos dibujos y, por otro, un
poema de amor.
Para Dan Fröberg la experiencia de hacer arte es la vida misma. Abierto a las posibilidades del todo
en este mundo y a la fantasía del más allá, extrae el significado de los sonidos, los objetos y las
palabras y les otorga el nuevo significante, las reglas se restablecen; lo que alguna vez fue un
pancake ahora es un objeto musical tocado por hadas. Elaborar una pieza, sea acústica o sea visual
se torna un juego en el que el espectador, al aportar su imaginario, la enriquece. La obra de Dan
Fröberg posee un alma profunda y espontánea.
Azucena Germán
El lugar desde donde surgen las reglas que determinan la forma, está ligado a la acción vital de la
expresión humana, que ve de sí algo en la materia. Es en el consciente despliegue del espíritu, el
vínculo, la confrontación, el juego y el desencanto, donde se encuentran también las condiciones
que permiten el rompimiento de las leyes así creadas, como algo que rige a la propia ley. Es lo
imprevisto el momento soberano de lo absoluto. Sin que esto reste nada a lo desconocido.
Esta extensión va más allá del borde que nos delimita en nuestra experiencia, cuando se da en el
salto de una lengua a otra, o un tipo de lenguaje como la música trastocada por la tecnología, por
la inquietud de otro, o por la presencia de objetos diversos que conviven en un mismo espacio.
¿Qué será aquello que termine por unir este conjunto? Lugar de confluencia de vertientes, en la
vida común que las ideas llevan a la deriva; el desconcierto que invade, que subvierte la relación
lógica que acostumbramos en el estrecho margen en el que se acostumbra dejar que nuestra
propia vida sea vivida por las convenciones y determinaciones que la rigen.
¿Qué hacer en un mundo en el que todos los signos han sido trastocados por su propio
movimiento? ¿Cómo vamos a hacer para orientarnos?
La apariencia intencional de confusión propuesta por Dan Fröberg, me parece restauradora.
Propone lucidez ante la falta de verdad aparente de los signos que lo rigen. Un punto a partir del
cual hay que reorganizar nuestra experiencia, en la inmediatez, del aquí y el ahora, que nos
descubre ante nosotros mismos, contraponiéndose a la abusiva confusión con la que los poderes
de mundo intentan aplastar el germen trasgresor y libertario de lo absoluto.”
Pedro Moreno (Serrot)
HUMO Y ESPEJOS
de Anna Bjerger
28.5.11-10.7.11
La no-gente en una fiesta
Sus ojos grises, esforzados por el sol, me miraron de regreso con recíproca y
cortés curiosidad, desde su pálida, encantadora y descontenta cara. Se me ocurre
ahora que ya la había visto, o una imagen de ella, en algún lugar antes.
F. Scott Fitzgerald. El Gran Gatsby, 1925
El punto de partida de las pinturas de Anna Bjerger es encontrar fotografías anónimas. Las personas
que pueblan sus imágenes comparten algo indefinible. Quizás el hecho de que alguna vez fueron
representadas por una cámara, que su solo propósito es llenar un espacio pictórico, encajar en un
entorno. Quizá porque no son nada por sí mismas, pero siempre parecen estar conscientes de la
cámara.
Una medida de expectación es notable, y no sólo en las poses de las figuras o sus expresiones
faciales. Aparece también en la manera en que son pintadas: en la pincelada precipitada, en la
técnica de boceto. Como si ellas, hasta cierto punto, tarde o temprano, fueran a ser invitadas a una
fiesta de jardín en un libro de la Era del Jazz, por ejemplo.
Ellas tienen que ser extrañas. Posiblemente turistas. Si no aparecen en magníficos escenarios
naturales que quitan el aliento, están en un cuarto, cerca de un objeto. O algo similar. Ellas fuman.
Caminan. Son capturadas en una luz ventajosa, sonríen y ríen y descansan y esperan. En las
pinturas hay una relación íntima entre el contenido y la superficie. Entre pestañas muy maquilladas
y óleo negro cuervo, entre chorritos de aguarrás y lágrimas de desesperación.
Alguien ha elegido una inesperada, fotogénica sombra de lápiz de labios. Y un ostentoso color de
vestido se vuelve la revelación de algo.
Se ha dicho que los nuestros son tiempos de modernidad líquida. La vida es fragmentada y no
descrita. La superficie dicta el orden. Miramos representaciones de gente y queremos poseer y ser
esas imágenes. Las imágenes, autosuficientes y devotas de la historia, crecen y emergen. A veces
parece como si nuestras memorias y sueños acerca de la vida les siguieran la corriente, dando a la
realidad de las imágenes otro giro, cogiéndolas, editándolas, sumando o sustrayendo. Una y otra
vez
Quizás es acerca de esto que las pinturas de Anna Bjerger hablan: de que tenemos que ser visibles
y de que esto sólo es posible, determinado por la cámara. La gente que puebla sus imágenes
existe porque alguna vez fue fotografiada. La presencia de la cámara es cuidadosamente ocultada
por el claroscuro, las pinceladas y la materia pictórica. Pero revela algo: una expresión, una pose,
una mirada.
La luz del sol como oro blanco en el aire de una habitación. Escenarios naturales a la manera de un
folleto de turista temprano. La luz de la luna en el follaje que, como resultado de su intenso verde,
se convierte en el punto más alto de la tarde y de la fiesta. Movimiento. Amor. ¿Cuáles imágenes
no son afectadas por la fotografía? No existen tales imágenes.
Karin Faxén
Un tiro perfecto
El acto de representación, creación y descripción de un vacío ha sido central en el desarrollo de
estas obras. La ausencia de contenido que este vacío sugiere remueve la necesidad de una
narrativa convencional y el vacío deviene el tema en si. La materialidad de la pintura, la
impredictibilidad de la superficie y el centrarse en la dimensión sirve para intensificar la
experiencia de mirar.
Estas pinturas se unen a través de su arbitrariedad, dejando al espectador la búsqueda de algún
tipo de razón y significado en las obras, encontrando que es en el acto de ver en el que reside el
sentido.
A lo largo del proceso de pasar por cientos de imágenes y hacer una selección, he estado tratando
de evitar caer en la trampa de hacer elecciones obvias y ceñirme a mi instinto visceral de qué
imágenes seleccionar.
En el proceso de pintar una fotografía hay un punto donde el lenguaje de la pintura choca, rompe el
orden de la imagen y la desecha.
Anna Bjerger
HUMO Y ESPEJOS
de Jenny Källman
28.5.11-10.7.11
Eventos imaginados, ritos y realismo mágico: La ficción documental de
Jenny Källman
No importa si miramos pintura, fotografía o imágenes en movimiento, las imágenes requieren del
tiempo de nuestra percepción. Aparte de esta dimensión ocular y sensorial de la imagen y el
movimiento, el movimiento representado no está restringido a la imagen móvil, también las
imágenes pintadas o la fotos fijas pueden producir una sensación de paso del tiempo. La
temporalidad puede ser impuesta por el formato compartido de la imagen, que puede ser
simplemente muy amplia para ser mirada de un solo vistazo. De manera similar, una serie de
imágenes apela a nuestra imaginación narrativa. Como en un film, se desarrolla, aunque no
necesariamente como una historia coherente; más en el sentido de un todo rítmico donde un gesto
puede reaparecer en variaciones.
La obra de Jenny Källman ejemplifica la fotografía más allá del realismo implícito y la irrevocable
conjugación en pasado de la imagen impresa. El elemento de oportunidad y el reclamo de verdad,
que con frecuencia se adscriben a la inscripción fotográfica, son cancelados en estas imágenes,
cuya puesta en escena y eventos sugeridos invocan la pictorialidad de la abstracción fotográfica y
el despliegue del espacio-tiempo de la narrativa fílmica. Muchachas jóvenes son retratadas solas o
en pequeños grupos. Tienden a mirar hacia algo más allá del marco de la imagen, y parecen ser
capturadas en un momento donde algo está a punto de pasar. El momento sugerido de “aún no” se
agrega al encuadre dramático de las muchachas, quienes a menudo parecen mezclarse con el
ambiente circundante o fundirse con dramáticas sombras. Estas imágenes pudieran ser escenas
vueltas a representar de un film, o recolecciones de diferentes películas. Una historia está
implicada y también lo está el tiempo narrativo, aunque el orden de los eventos y su significado
tienen que ser imaginados por el espectador.
A pesar de la ausencia de acción y el motivo evasivo, la serie de imágenes se lee también como
una foto-novela referida a un particular grupo de temas. “Ficción documental” sería también una
etiqueta que convendría al trabajo de Källman: Juegos secretos, lugares escondidos y gestos
auténticos. Las imágenes atraen la atención hacia la vida cotidiana de jóvenes adolescentes y la
complejidad de la vida social. En estas imágenes la alegría de la amistad y las experiencias
compartidas, más allá del reino del control paterno, se encuentran con el dolor y el sentido más
profundo de la soledad. Consideradas separadamente como variaciones de un tema, o como
imágenes fijas de un film imaginario, el drama presentado en estas imágenes toca fuertes
sentimientos de unión y aislamiento; sentimientos que se vuelven tan tangibles en la vuelta a
representar de Källman de la vida social y sus juegos secretos.
Malin Wahlberg (Investigador y maestro del Departamento de Estudios Cinematográficos de la
Universidad de Estocolmo).
Elin Elfström
Nació en 1981
Vive y trabaja en Estocolmo, Suecia.
Educación
Maestría en Bellas Artes, Academia de Bellas Artes de Umeå Suecia 2005 (2011)
Academia de Bellas Artes, Viena 2009
Academia de Bellas Artes, Hanoi 2007
Teoría del Arte Universidad de Estocolmo, 2005
Escritura creativa, Mittuniversitetet 2004
Escuela de Moda y Diseño, Sandviken 2002 - 2003
Escuela Preparatoria de Arte, Gävle 2000 - 2002
Exposiciones
Bildmuseet Umeå, MA individual 20 27 March 2011
Bildmuseet Umeå, MA colectiva 7 22 May 2011
Galleri Andersson-Sandström, Stockholm, MA groupshow 11 22 May 2011
Individuales
Gallery Lundhåstrand, Stockholm. 2008
Gallery K, Gävle 2006
Gallery K, Gävle 2002
Colectivas
Hey, Its Enrico Palazzo! Göteborg 2010
Wip:Konsthall, Stockholm 2010
Academy of Fine Arts, Vienna 2010
Academy of Fine Arts, Hanoi 2009
Bildmuséet Umeå. BA-show 2008
Jim Thorell
Nació en Estocolmo en 1981
Educación
Valand Academia de Bellas Artes 2010
Göteborgskonstskola 2003-2004
Wiks folkhögskola 2002-2003
Estudios individuales e intercambios internacionales:
Academia de arte Bildene, Viena 2009
Universidad de Hanoi, Vietnam 2007
Universidad de Kanazawa, Japón 2007
Kuvataide akademia, Helsingfors 2004
Estudios con el prof. Daniel Richter 2009
Asistencia artistic con Ulf Rollof 2007- 2008
Exposiciones
Bienal de Viena 2010, Viena, Austria
Svart Galla, Kruthuset Estocolmo, Suecia
Senoren. Galleri Box, Gotemburgo, Suecia
”Comienza con una melodía, luego vienen las cucarachas”. h.i.e.l.p./skuppalet Gotemburgo, Suecia
Valands avgångsutställning 2010!!! Gotemburgo konsthall, Suecia
Daniel Richter Klasse Status Quo. Kunstraum am schauplatz, Viena, Austria
“El modelo sueco”, curada por Jacob Krajcik and Peter Bergman. Tjorg Douglas Bar, Berlin, Germany
Detroit at B-galleria, Turkku, Finlandia
“Mother Earth Motherfucker”, Galleri Rotor, Valand, Gotemburgo, Suecia
2009
“Blanco es ciencia, negro es magia”. Detroit Estocolmo, Suecia
PERMANENS II. Akademiska hus Linköping, Suecia
“Diálogo”. Museo de la Ciudad de Gotemburgo, Suecia
2008
“La oscuridad desciende desde arriba, la luz asciende desde abajo”, Museo de la Ciudad de Querétaro, México
“Lugares desconocidos”, Museo de la Ciudad de Gotemburgo
Emma Filipsson es una artista visual sueca que trabaja en Gotemburgo, Suecia y Londres, Inglaterra. Su
práctica concierne predominantemente a los paisajes sociales y urbanos, a menudo relativos a la poesía y la
literatura, así como a historias emanadas de sus encuentros personales con la gente, los objetos y la arquitectura.
Los temas que ella elige son la globalización, los viajes y la inmigración. A menudo en paralelo con sus
experiencias personales, identifica patrones de actividad humana, los sujetos de su trabajo. transformándolos en
ejemplos aislados de estas formaciones sociológicas. Filipsson ha recibido premios y becas de Frölunda
Kulturhus, Wilhelm och Martina Lundgrens Stiftelse, Willinska Stiftelsen, Fredrika-Bremer-Förbundets Stiftelse y
Fabrikör J.L. Eklunds Stiftelse. Ha exhibido su obra en varios países. Su exposición más reciente se presentó en
Londres.
Dan Fröberg es un hombre libre, viviendo una vida de arte libre y me refiero a LIBRE. Sus obras sonoras, hasta
la fecha, son imposibles de categorizar o etiquetar: excesivamente variadas y desenfrenadas; ejemplos ejemplares
para creadores libres de expresiones artísticas viables ¡y me refiero a un ejemplo espiritual!- No estoy buscando
un seguimiento artístico; todos deben de ser lo que son hasta su máximo; este es nuestra tarea en la vida, como yo
lo veo pero el ejemplo espiritual de Fröberg, su actitud de implacable libertad, creatividad, ingenuidad y
¡HUMOR!- son cualidades aplicables en todos los caminos de la vida de todos.
Anna Bjerger
Nació en 1973 en Skallsjö, Suecia.
Vive y trabaja en Småland, Suecia.
Educación
1999-2001
MA Painting, Royal College of Art, London, UK
1994-1997
BA Fine Art, Central St Martins School of Art and Design, London, UK
Exposiciones individuales
2010
Paradise Row, Londres, Reino Unido
Extra–os talentos, ALP/Peter Bergman, Estocolmo, Suecia
2009
Invisibles, Gabriel Rolt Gallery, Amstedam, Holanda
2008
El rastro de los caracoles, David Risley Gallery, Londres, Reino Unido
Todo, ALP / Peter Bergman, Estocolmo, Suecia
2007
Retrato de un hombre, Bucket Rider Gallery, Chicago, EUA
2004
Lo inexplicado, MW projects, Londres, Reino Unido
Ángeles en tu cerveza, Pumphouse Gallery, Londres/ Oriel Mwldan, Cardigan,
Gales, Reino Unido
2003
Ángeles en tu cerveza, Chapter Gallery, Cardiff, Gales (cat.)
2002
Pinturas blancas, MW projects, Londres, Reino Unido
1998
Asociación de Artistas de Lituania, Vilnius, Lituania
Exposiciones colectivas
2009
A la vuelta de la esquina, Fullersta Gård, curador Magnus Karlsson, Suecia
Jenny Källman & Anna Bjerger, David Risley Gallery, Copenhague, Dinamarca
Mujeres a mirar. La figura refigurada, Christies King St. Londres, Reino Unido
Instantáneas, SI/ Centre Culturel Suédois, París, Francia
En los pinos, David Risley Gallery, Copenhague, Dinamarca
2008
Academia: Quién eres?, La Chapelle des Beaux Arts, París, Francia
2007
2006
2005
2004
2003
Una rebanada de pan Hudson Franklin, Nueva York, EUA
Pinturas de sala, Bucket Rider Gallery, Chicago, EUA
Trans Europe, Fondazione Mudima, Berlin & Milán, Alemania e Italia
Cuarto de enfrente/Cuarto de matar, David Risley Gallery, Londres, Reino Unido
Exposición colectiva inaugural, Bucket Rider Gallery, Chicago, EUA
Pinturas tuyas, ALP / Peter Bergman, Estocolmo, Suecia
Gotas de ácido y dulces de azúcar, Transition Gallery, Londres, Reino Unido
Veinticuatro por treinta, Keith Talent Gallery, Londres, Reino Unido
Pinturas selectas, MW projects, Londres, Reino Unido
La colección Rocca Pistola, The New Inn Yard, Londres, Reino Unido
Dibujar para estar vivo, Hales Gallery, Londres, Reino Unido
Jenny Källman
Nació en 1973
Vive y trabaja en Estocolmo, Suecia
Educación
1998-2002
Konstfack, Estocolmo
1994-1997
Fotohögskolan, Gotemburgo
Exposiciones individuales
2011
Caps Light, Crystal Contemporary Art, Estocolmo
2010
Borlänge Konsthall, Borlänge
2009
David Risley Gallery, Copenhague, Dinamarca
Instantanés, Institut Suédois, París, Francia
2008
In My Tree, Crystal Palace, Estocolmo
2006
Four Seasons, (Xposeptember) Hotell Diplomat, Estocolmo
White Tiger, AK28, Estocolmo
2005
Galleri 54, Gotemburgo2002
Galleri Konstfack, Estocolmo
2001
Galleri Format, Malmö
Exposiciones colectivas
2010
Das Swedische Model, Galerie Im Regierungsviertel, Berlin
Svensk Fotografi på 00-talet, Falekenbergs Museum, Falkenberg
Market, Stockholm
Art Los Angeles Contemporary, Los Angeles
Art Rotterdam, Rotterdam
2009
Zoo Art Enterprises, Londres
Art Copenhagen, Copenhage
2008
War Within, Reinier van Ewijk Projects , Amsterdam
I´d Never Willing Do Tou Harm, Peter Hay Halpert Fine Art, Nueva York
2007
Top Of The World, Crystal Palace, Estocolmo
Universe Will Be Very Sunny Tomorrow, Roger Björkholmen, Estocolmo
2006
Pictures Of You, ALP/Peter Bergman, Estocolmo
Spiralhuset, Tensta Konsthall, Estocolmo
Este programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y sus recursos provienen de los ingresos que aportan todos los contribuyentes. Está prohibido el uso de este programa con fines
políticos, electorales, de lucro y otros distintos a los establecidos. Quien haga uso indebido de los recursos de este programa deberá ser denunciado y sancionado de acuerdo con la ley aplicable, y ante la autoridad competente.

Documentos relacionados