María dijo: No tienen vino

Comentarios

Transcripción

María dijo: No tienen vino
“María dijo: No tienen vino”
(De las Bodas de Caná)
María es la madre de todos… atenta a las
necesidades de todos, En su corazón cabemos todos.
Una madre siempre está atenta a lo que necesitan los
demás. Es la última en servirse, la última en sentarse… no
diferencia entre unos y otros.
A veces, en nuestra vida no es así. Pensamos primero
en nosotros, elegimos a unos y dejamos de otros.
¿Qué puedes hacer para que tu vida se parezca a la
de María?
TODOS JUNTOS
María, Virgen Milagrosa
de las manos y el corazón abiertos,
que aprendamos de tu vida
a tener nuestro corazón abierto
a los demás.
María, Madre, enséñanos
a pensar en los demás
a querer a los demás,
a ser amigos de todos,
compañeros de todos
“Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, la
hermana de su madre, María la de Cleofás y María
Magdalena”.
Todos tenemos dificultades, a veces grandes y lo
pasamos mal.
Con frecuencia no afrontamos las dificultades, somos
“blandos” y nos quejamos por todo y de todos.
María nos enseña a estar ahí, a saber vivir con coraje las
dificultades que tiene la vida, a ser valientes y luchadores.
Piensa en tu vida… ¿Te esfuerzas en las dificultades de
cada día o te dejas vencer por ellas?
TODOS JUNTOS.
María, amiga y compañera de camino.
Queremos aprender de ti
para ser siempre
personas luchadoras y valientes.
Que pese a las dificultades
sepamos estar junto a quien nos necesita.
María, Nuestra Señora
de la Medalla Milagrosa,
gracias, una vez más
por tu lección de vida.
“Acudió presurosa a casa de su prima Isabel”
(De relato de la Visitación)
María acudió presurosa a cuidar de su prima Isabel. No
pensó en lo que ella quería o necesitaba, no pensó en las
consecuencias… simplemente acudió a cuidar a quien lo
necesitaba.
Cada uno de nosotros tenemos muchas cualidades,
muchas cosas...¿Qué puedo yo poner al servicio de los demás?
TODOS JUNTOS
María, eres feliz porque has creído.
Tu fe abre tu vida
-como una fiestaa Dios y a los hermanos.
Danos el gozo de ser corazón abierto
y ojos que miran con paz.
Eres Buena Noticia
que alegra la vida del hombre.
María, Señora de la acogida,
Madre siempre servicial,
disponible y generosa
que un día quisiste visitarnos
y regalarnos tu medalla Milagrosa.

Documentos relacionados