Santiago, veintitrés de noviembre de dos mil dieciséis. Al escrito

Comentarios

Transcripción

Santiago, veintitrés de noviembre de dos mil dieciséis. Al escrito
Santiago, veintitrés de noviembre de dos mil dieciséis.
Al escrito folio N° 94.240-2016: estése al estado de la
causa.
Vistos:
Se reproduce la sentencia en alzada previa eliminación
de sus fundamentos cuarto a séptimo.
Y teniendo en su lugar y, además, presente:
Primero: Que, para analizar el asunto planteado por la
presente vía, resulta conveniente consignar que el recurso
de protección de garantías constitucionales establecido en
el artículo 20 de la Constitución Política de la República,
constituye jurídicamente una acción de naturaleza cautelar,
destinada a amparar el legítimo ejercicio de las garantías
y
derechos
que
en
esa
misma
disposición
se
enumeran,
mediante la adopción de medidas de resguardo que se deben
tomar
ante
un
acto
u
omisión
arbitrario
o
ilegal
que
impida, amague o perturbe ese ejercicio.
Segundo:
requisito
Que,
como
indispensable
se
desprende
de
la
de
lo
acción
anotado,
cautelar
es
de
protección, la existencia de un acto u omisión ilegal -esto
es, contrario a la ley, según el concepto contenido en el
artículo 1º del Código Civil- o arbitrario -producto del
mero
capricho
de
quien
incurre
en
él-
y
que
provoque
algunas de las situaciones o efectos que se han indicado,
afectando
a
una
o
más
de
las
garantías
protegidas;
consideración
que
decisión
cualquier
de
resulta
básica
para
recurso
como
el
análisis
el
que
y
se
la
ha
interpuesto.
Tercero: Que en estos autos se ha deducido la acción
de protección señalando el recurrente que el día 19 de
noviembre de 2015, producto de una inspección efectuada por
personal
de
Gendarmería
se
le
incautó
un
celular,
a
continuación se realizó un Consejo Técnico Extraordinario
para sancionarlo por la referida falta y se decidió como
sanción trasladarlo al día siguiente a la Cárcel de Alta
Seguridad por un plazo de 60 días en observación, según lo
prescrito
en
el
artículo
28
del
Reglamento
de
Establecimientos Penitenciarios, precisando que durante el
período
referido
mantuvo
una
excelente
conducta
cumplido
dicho
y
no
cometió falta alguna.
Argumenta
que
una
vez
castigo,
correspondía su retorno al centro penitenciario de origen,
en este caso Punta Peuco, sin embargo, de manera arbitraria
e ilegal la autoridad administrativa decidió mantener su
estadía en la Cárcel de Alta Seguridad sin motivo alguno y
atentando
gravemente
contra
los
derechos
de
integridad
física y psíquica provocando un grave daño a su estado de
salud e infringiendo el derecho de igualdad ante la ley que
debe
primar
en un
estado
de
derecho,
independiente
sujeto al cual se le está reconociendo dicho derecho.
del
Cuarto:
Que
la
recurrida
al
informar
expresa,
que
mediante Resolución Exenta N° 4349 de 20 de noviembre de
2015, del Director Regional Metropolitano de Gendarmería de
Chile,
se
dispuso
el
traslado
del
recurrente
desde
el
Centro de Cumplimiento Penitenciario de Punta Peuco hacia
la Unidad Especial de Alta Seguridad UEAS, bajo el régimen
establecido
en
el
Establecimientos
artículo
28
Penitenciarios,
del
medida
Reglamento
motivada
por
de
la
reiteración de faltas graves al régimen disciplinario que
rige al interior de una Unidad Penal.
Agrega que el día 20 de enero de 2016, conforme ordena
el
inciso
cuarto
del
artículo
28
del
Reglamento
antes
citado, se realizó la primera revisión de permanencia del
protegido
en
la
UEAS,
esto
es,
a
61
días
desde
la
internación del condenado en dicha Unidad Penal. Señala que
dicha revisión se realizó en sesión del Consejo Técnico del
establecimiento penitenciario, de la cual se levantó el
Acta N°3, de la misma fecha, en la cual en su acápite
“Acuerdo” se indica que el Consejo Técnico determinó por
unanimidad que el proceso de observación del interno ha
sido satisfactorio, reuniendo aquel las condiciones para
ser
trasladado
de
la
Unidad
Penal,
señalando
que
el
protegido puede ser derivado a la Sección de Alta Seguridad
del penal. Sin embargo, en cuanto al traslado del interno
desde la Sección de Máxima Seguridad hacia la Sección de
Alta Seguridad del establecimiento, se señala que no es
posible
derivarlo
a
dichas
dependencias,
atendido
que
aquellas albergan internos que cumplen condenas por delitos
comunes de alta connotación, así como también internos ex
subversivos,
los
que
pondrían
en
riesgo
la
integridad
física del protegido, atendido los delitos y las penas por
las que cumple actualmente condena. Precisa, conforme lo
indicado en el Acta N°03, que se solicitaría anuencia a la
autoridad
otra
penitenciaria
Unidad
Penal,
para
un
solicitud
eventual
que
se
traslado
realizó
hacia
mediante
reservado N° 80, de fecha 25 de enero de 2016.
Expresa a continuación que mediante Oficio Reservado
N°
113,
de
26
de
enero
de
2016,
el
Director
Regional
Metropolitano de Gendarmería de Chile informó al Alcaide de
esta Unidad Penal que, aun cuando el interno no incurrió en
hechos
constitutivos
U.E.A.S.
lo
cierto
de
falta
es
que
durante
no
su
existe
estadía
en
la
establecimiento
penitenciario dependiente de dicha Dirección Regional que
reúna las condiciones de seguridad necesarias para mantener
al
protegido,
en
atención
a
su
calidad,
lo
que
hace
necesario que se mantenga en la UEAS, y dado que además no
existen otras dependencias del mismo penal que tengan las
condiciones para albergar al protegido, debido al tipo de
reclusos que allí habitan, lo que pondría en riesgo la
integridad física del condenado Corbalán Castilla, es que
se
determina
en definitiva
mantenerlo
en
la
Sección
de
Máxima Seguridad de la UEAS, pero con régimen diferenciado,
distinto al establecido en el artículo 28 del Reglamento de
Establecimientos Penitenciarios.
Indica
que
con
fecha
05
de
febrero
de
2016,
el
Director Regional Metropolitano informó al Alcaide de su
unidad penal, mediante Ordinario N°772 que, en respuesta a
la
solicitud
de
reconsideración
a
la
decisión
de
permanencia en la UEAS. efectuada por el condenado Corbalán
Castilla, se informa que conforme lo indicado en Oficio
Reservado N°113, se reitera que no es posible su reingreso
al C.C.P. Punta Peuco, por haber cometido faltas reiteradas
al régimen interno.
Señala
Director
Operativo
que
con
Regional
del
fecha
09
de
Metropolitano
servicio,
mediante
febrero
informó
al
Ordinario
de
2016,
el
Subdirector
N°865,
y
en
respuesta a solicitud de pronunciamiento respecto de un
eventual
egreso
del
protegido desde
la
U.E.A.S.
que
se
resuelve que se mantenga cumpliendo su condena en la UEAS,
específicamente en la sección de Máxima Seguridad pero con
un régimen diferente, es decir, no conforme al artículo 28
del Reglamento de Establecimientos Penitenciarios, debido a
que
no
existe
otro
establecimiento
que
reúna
las
condiciones de seguridad necesarias, y con respecto a su
reingreso al C.C.P. de Punta Peuco, no es posible por haber
cometido faltas reiteradas al régimen interno.
Quinto:
Que
requerido
informe
al
Director
Regional
Metropolitano (S) de Gendarmería de Chile, éste señala que
el traslado del recurrente bajo el régimen del artículo 28
del
Decreto
Supremo
Establecimientos
reiteración
de
N°518
del
Penitenciarios
faltas
graves
fue
al
Reglamento
motivado
régimen
por
de
la
penitenciario,
precisa que aun así el traslado de una unidad penal a otra,
como
en
la
especie,
no
debe
ser
interpretado
como
una
sanción sino que en este caso fue una sanción primariamente
y luego se mantuvo como una medida de control sobre el
comportamiento refractario del interno Corbalán Castilla,
agregando
que
no
han
sido
vulnerados
sus
derechos
fundamentales puesto que se le ha otorgado beneficio de
venusterio, mantiene visitas periódicas de sus familiares y
amistades, con libertad de desplazamiento dentro de los
márgenes que permite la UEAS.
Sexto: Que según informa la recurrida, el artículo 6
N°10
del
D.L.
N°2.859
del
Ministerio
de
Justicia
que
contiene la Ley Orgánica Institucional, faculta al Director
Nacional para "determinar los establecimientos en que los
reos
rematados
traslado
vigente".
de
cumplirán
ellos
de
sus
acuerdo
condenas
con
la
y
disponer
el
reglamentación
Séptimo:
Que
el
Reglamento
de
Establecimientos
Penitenciarios previsto en el Decreto Supremo N°518 de l998
del Ministerio de Justicia, en su artículo 28 señala que:
“El
Director
Nacional
departamentos,
puede
módulos,
disponer
pabellones
el
o
traslado
a
establecimientos
especiales a los internos cuya situación haga necesaria la
adopción
de
medidas
dirigidas
a
garantizar
la
vida
e
integridad física o psíquica de las personas y el orden y
seguridad del recinto”.
Continúa dicho precepto disponiendo que: “Este régimen
de
extrema
preservación
seguridad
de
la
no
tendrá
seguridad
otro
de
objetivo
los
que
la
internos,
sus
compañeros de internación, del régimen del establecimiento,
de
los
funcionarios,
y
de
las
tareas
impuestas
a
la
administración y en su cumplimiento se observarán todas las
normas del trato humanitario.
La resolución será revisada en una primera ocasión a
lo menos en los
produjo
el
60 días siguientes a aquél en
ingreso
o
traslado.
Si
es
que se
confirmada,
será
revisada nuevamente a los 90 días de la primera revisión y
posteriormente a los 120 días de la última”.
Octavo:
considerando
recurrente,
Que
en
relación
a
cabe
tener
precedente
tras
60
días
lo
en
de producido
señalado
en
el
cuenta
que
el
traslado,
fue
su
evaluado satisfactoriamente por el Consejo Técnico, cuyos
integrantes adoptaron la decisión de forma unánime, razón
por la cual no resultaba necesario mantener la medida.
Sin embargo, el Director Regional Metropolitano (S) de
Gendarmería de Chile, pese a que el período de observación
fue superado satisfactoriamente por el actor dispuso que
éste
se
mantuviera
sección,
sin
permitiera
cumpliendo
contar
decidir
con
en
un
dicho
su
condena
fundamento
sentido,
en
la
legal
por
lo
misma
que
le
tanto
su
decisión resulta ilegal al carecer de sustento normativo y
arbitraria toda vez que se contradice con lo señalado por
el
Consejo
Técnico
que
en
forma
unánime
acordó
que
el
periodo de observación ha sido satisfactorio y que reúne
las condiciones para ser trasladado de la Unidad Penal, lo
que
entonces
hace
improcedente
mantener
la
medida
respectiva de traslado, razón por la cual el recurso de
protección
debe
ser
acogido
en
los
términos
que
se
disponen
el
expresarán en lo resolutivo del fallo.
En
conformidad,
asimismo,
con
lo
que
artículo 20 de la Constitución Política de la República y
el Auto Acordado de este Tribunal sobre la materia, se
revoca la sentencia apelada de trece de mayo último y en su
lugar se declara que se acoge el recurso de protección
debiendo el Director Regional Metropolitano de Gendarmería
de
Chile
artículo
continuar
28
del
con
la
Decreto
sustanciación
N°
518
del
prevista
en
Reglamento
el
de
Establecimientos
Penitenciarios
respecto
del
recurrente
Álvaro Corbalán Castilla.
Se previene que el Ministro Señor Muñoz concurre a la
decisión
revocatoria
y
está
por
acoger
el
recurso
de
protección disponiendo el reingreso de Corbalán Castilla al
Centro
de
teniendo
Cumplimiento
para
ello,
Penitenciario
además
de
presente,
Punta
que
la
Peuco,
conducta
reprochada al actor fue objeto de una sanción, en cuyo
cumplimiento
fue
sometido
a
un
período
de
observación
superado satisfactoriamente por éste, no existiendo otros
antecedentes que reevaluar en relación a la conducta del
actor en el contexto de la sanción aplicada, por lo tanto
la
autoridad
recurrida
no
tiene
fundamento
alguno
para
extender la permanencia del recurrente en la cárcel de Alta
de Seguridad, más allá de la revisión del cumplimiento de
la sanción aplicada, puesto que fue ésta y no otra la
circunstancia
tenida
en
consideración
para
fundar
el
traslado del condenado.
Regístrese y devuélvase con su agregado.
Redacción a cargo de la Ministra Sra. Sandoval y la
prevención de su autor.
Rol Nº 33.277-2016.
Pronunciado
por
la
Tercera
Sala
de
esta
Corte
Suprema
integrada por los Ministros Sr. Sergio Muñoz G., Sra. Rosa
Egnem
S.,
Sra.
María
Eugenia
Sandoval
G.,
Sr.
Manuel
Valderrama R., y el Abogado Integrante Sr. Arturo Prado P.
No firma, no obstante haber concurrido al acuerdo de la
causa, el Abogado Integrante señor Prado por estar ausente.
Santiago, 23 de noviembre de 2016.

Documentos relacionados