Revista Vol3 No1 - Universidad de Occidente

Transcripción

Revista Vol3 No1 - Universidad de Occidente
CIENCIA
REVISTA ARBITRADA SEMESTRAL DE LA UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE. LOS MOCHIS, SINALOA, MÉXICO.
ISR
$
H2O
R
LI
B
D
PO
TURA A LA
TA
Vol. 3 | Núm. 1 | 16 de Septiembre 2015 - 15 de Marzo 2016 | ISSN: 2007-9575
UL
ER
LA
C
UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE
LA GRAN UNIVERSIDAD
R
TURA A LA
LI
B
TA
D
PO
UL
ER
LA
C
UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE
LA GRAN UNIVERSIDAD
Universidad de Occidente
Por la Cultura a la Libertad
Ciencia desde el Occidente es una revista arbitrada
y multidisciplinaria, cuyo objetivo primordial es
difundir los resultados de investigación científica
de probada calidad, en el ámbito de distintos
campos del conocimiento, a saber: ciencias biológicas y agropecuarias, ingeniería y tecnologías,
ciencias de la salud, ciencias económicas y administrativas y ciencias sociales y humanidades.
CIENCIA DESDE EL OCCIDENTE, Vol. 3, No. 1, septiembre 16 - marzo 15 de 2016, es una publicación semestral editada por la Universidad de
Occidente, a través de la Dirección de Extensión y
Vinculación, con dirección en Calle G. Leyva No.
169, Col. Centro, Los Mochis, Sinaloa, México. C.P.
81200, Tel. (668) 8161050,
www.udo.mx,
[email protected], Editor responsable: Daniel
García Urquídez. Reservas de Derechos al Uso
Exclusivo 04-2014-060611554400-102,
ISSN: 2007-9575, ambos otorgados por el
Instituto Nacional del Derecho de Autor. Licitud
de Título y contenido No. 1234, otorgado por la
Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas
Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Impresa por Manjarrez Impresores S.A. de C.V., Dirección Calle Aguilar Barraza No. 140 Pte., Col. Jorge
Almada, Culiacán, Sinaloa, CP 80200, este número
se terminó de imprimir el 15 de marzo de 2016
con un tiraje de 1,000 ejemplares. Las opiniones
expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación o de
la Universidad de Occidente. Toda la publicación
firmada es responsabilidad del autor. Se permite
la reproducción total y/o parcial de los artículos
citando a su autor y fuente.
Rector
M. en C. Guillermo Aarón Sánchez
Vicerrector Académico
Dr. Rubén Félix Gastélum
Vicerrector de Administración y Finanzas
Lic. Mario Ramón Ahumada Astorga
Directora de Extensión y Vinculación
M. en C. Magda Karina Rivera Mendiola
Editor responsable
Dr. Daniel García Urquídez
Editor adjunto
M. en C. Carlos de Jesús Gastélum Melesio
Consejo editorial
Dr. Santos López Leyva
Universidad Autónoma de Baja California, México
Dra. Elizabeth Olmos Martínez
Universidad Autónoma de Baja California Sur, México
Dra. Graciela Lara Gómez
Universidad Autónoma de Querétaro, México.
Dr. Łukasz Sułkowski
Faculty of Public Management of the Jagiellonian University,
Polonia
Dr. Abraham Nosnik Ostrowiak
Universidad Anáhuac, México, D.F.
Dra. Bogumila Lisocka-Jaegermann
Universidad de Varsovia, Polonia
Dra. Antonia Elisabeti Godoy
Facultad de Ciencias Económicas de la UNaM, Argentina
Dra. Urzula Zulawska
Warsaw University, Polonia.
Dra. Sonia Comboni Salinas
Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco,
México
Comité técnico editorial
Profesores de la Universidad de Occidente
Dra. María Aracely Mendívil Portillo
Dra. Anajilda Mondaca Cota
Dra. Lydia María López Barraza
Dra. María del Carmen Martínez Valenzuela
Dr. José Ángel Trigueros Salmerón
Dra. Fridzia Izaguirre Díaz de León
Dra. María Guadalupe Vélez Vázquez
Dra. María de Jesús Obeso
Dr. Luis Carlos González Márquez
Dr. Hugo Rodríguez Gallegos
Dra. Mónica Velarde Valdez
Dr. José Jaime Zepeda Rodríguez
Diseño editorial y portada
M. en C. Mariela López Aguilar
Corrección de estilo
M. en C. Carlos de Jesús Gastélum Melesio
Traductor y corrector de estilo en inglés
M. en C. Manuel Tomás Demirdjián Perchemlián
Ciencia desde el Occidente está indizada en:
SUMARIO
Notas del Editor
Daniel García Urquídez
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales
Anna M. Fernández, Rafael Flores, Allan Garfias, Francisco Vázquez, Pedro Canales,
Diversificación de la producción agropecuaria del Noreste de
Misiones Argentina
5-7
8 - 24
25 - 34
Antonia Elisabeti Godoy
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México
35 - 47
Hugo B. Rodríguez Gallegos, Luis C. González Márquez, José Á. Trigueros Salmerón,
Jeovan A. Ávila Díaz, Marco A. Arciniega Galaviz
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador:
análisis de caso provincia de Zamora Chinchipe
48 - 55
Aurora Fernanda Samaniego Namicela, Viviana Espinoza Loaiza, Reinaldo Armas Herrera
La imagen de la pequeña empresa en Polonia
Anna Bąkiewicz, Marcela Rebeca Contreras Loera
La compulsión intercultural
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Las redes sociales y el desarrollo de la MiPyMES
Cecilia García Muñoz Aparicio, Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete Torres
Impacto de la deducciones personales del ISR de las personas físicas en la
aptitud contributiva
56 - 64
65 - 74
75 - 84
85 - 92
Luis Fernando Ramírez Almaral
Reseña: Estado de guerra. De la guerra sucia a la narco guerra
Jorge Velázquez Delgado
Guía de estilo para autores
93 - 96
97 - 100
SUMMARY
5-7
8 - 24
25 - 34
Editor notes
Daniel García Urquídez
Research: student movement and social emotions
Anna M. Fernández, Rafael Flores, Allan Garfias, Francisco Vázquez, Pedro Canales,
Diversification of agricultural production in the Northeast of
Misiones Argentina
Antonia Elisabeti Godoy
35 - 47
Water quality: spatial characterization during drought in the Rio Fuerte,
Sinaloa, Mexico
Hugo B. Rodríguez Gallegos, Luis C. González Márquez, José Á. Trigueros Salmerón,
Jeovan A. Ávila Díaz, Marco A. Arciniega Galaviz
48 - 55
Development of local capacities through microcredit in Ecuador: case
study province of Zamora Chinchipe
Aurora Fernanda Samaniego Namicela, Viviana Espinoza Loaiza, Reinaldo Armas Herrera
56 - 64
The image of small business in Poland
65 - 74
Intercultural compulsion
75 - 84
Social networks and the development of MSMEs
85 - 92
Impact of personal income tax deductions for individuals
contributory fitness
Anna Bąkiewicz, Marcela Rebeca Contreras Loera
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Cecilia García Muñoz Aparicio, Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete Torres
Luis Fernando Ramírez Almaral
93 - 96
101-103
Review: State of War. From dirty war to narco war
Jorge Velázquez Delgado
Guidelines for authors
NOTAS DEL EDITOR
Iniciamos el tercer año de Ciencia desde el Occidente con una entrega que contempla nueve manuscritos.
Como un aspecto destacable en esta edición se contemplan tres trabajos producto de sendas investigaciones
realizadas en Argentina, Polonia y en el Ecuador, lo cual es alentador en el sentido de que esto representa un
avance significativo en la internacionalización de la revista. En este mismo contexto, puede destacarse que
desde el nacimiento de la revista se ha contado con el apoyo de investigadores extranjeros en la evaluación
y dictamen de los artículos; así, hasta hoy, poco más del 20 % de los árbitros que colaboran con la revista, son
provenientes de países como España, EE UU, Venezuela, Chile, Argentina y Colombia.
Con respecto de esta entrega, en primer término aparece el artículo de investigación La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales, desarrollada en el Distrito Federal, ahora oficialmente Ciudad de México, interesante trabajo que rememora las esperanzas y las desilusiones que causó el famoso movimiento
estudiantil #YoSoy132, interesante también por el enfoque metodológico instrumentado. Al respecto, la autora
principal, Dra. Anna María Fernández Poncela (SNI 1), expresa, apoyándose en Morin (1999), que “Hoy estamos
en un momento en donde se está cuestionando la tradicional forma de investigar entre algunos sectores, de hecho
se considera que la ciencia ha de comprender además de explicar”. En la investigación no solo se querían dilucidar
las emociones y las miradas de los sujetos de estudio, sino además expresar las propias emociones y las lecturas
que los investigadores desplegaban en el trabajo de campo. El estudio se realizó con el apoyo de alumnos de la
carrera (actualmente egresados) en Política y Gestión Social de la División de Ciencias Sociales y Humanidades
de la UAM Xochimilco. Al ahondar en las percepciones y emociones de los sujetos de estudio sobre el movimiento estudiantil #YoSoy132 se percibe “…una ciudadanía confundida, desanimada e indiferente, algunos
mostraban alegría y esperanza, otros enojo y decepción, y a otros más pareciera que todo les daba igual”.
Los investigadores de la Universidad de Occidente, Dr. Hugo B. Rodríguez Gallegos y Dr. Luis C. González
Márquez, presentan el manuscrito intitulado Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el
Río Fuerte, Sinaloa, México. En su investigación los doctores Rodríguez y Márquez identifican múltiples fuentes
de contaminación en el Río Fuerte, ubicado al norte de Sinaloa, México; situación que adquiere tonos críticos
en épocas de sequía dado que por los menores caudales de agua que arrastra el río se da una mayor concentración de agentes biológicos y químicos que ponen en riesgo tanto la salud humana como la de diferentes
especies animales.
De acuerdo con los resultados de la investigación, los autores precisan que el manejo de las condiciones del
agua a lo largo del Río Fuerte, debe de ser reconsiderado en temporadas de sequía. Conforme al análisis del
Índice de Calidad Agua (ICA), concluyen que en las áreas muestradas se identificaron seis puntos de riesgo en la
calidad de agua de uso público y once puntos que implican riesgo para especies animales del hábitat regional.
Adicionalmente, si bien los resultados arrojan que la calidad de agua es aceptable para uso industrial o agrícola,
en ninguno de los puntos estudiados es recomendable la práctica de actividades recreativas.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Una buena noticia para los autores, evaluadores y para quienes hacemos esta publicación es la aprobación
oficial de Clase, Biblat y Scielo para que Ciencia desde el Occidente forme parte de sus índices, lo que aumentará
significativamente la visibilidad de la revista y, por consecuencia, las posibilidades de que su contenido sea
consultado y citado en mucho mayor medida tanto en el contexto nacional como en el internacional.
5
Participa como autora invitada en esta edición la Dra. Antonia Elisabeti Godoy consejera de esta revista y
profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Misiones Argentina (UNaM). El texto presentado por la Dra. Godoy surge de una serie de proyectos de investigación y extensión desarrollados en la UNaM, cuyo objetivo es examinar y discutir las posibilidades que tienen los pequeños
productores del Noreste de Misiones1, para diversificar la producción y planificar su rentabilidad económica
con el propósito de identificar los factores determinantes que inciden en la rentabilidad de la producción y
el desarrollo del sector agropecuario del área de estudio. Ello con la finalidad de llamar la atención de las
autoridades de gobierno para la definición de políticas y acciones que den impulso al desarrollo económico
de esa región.
Como parte de las conclusiones en el estudio se revelan las contradicciones en las políticas estatales, que
por un lado apoyan e incentivan la siembra de ciertos productos agrícolas, como el tabaco y la mandioca;
pero, al mismo tiempo, alientan la apertura comercial de estos mismos productos lo que desemboca en serios
daños a la economía del sector. La errática política de gobierno y las condiciones que imperan en el mercado,
sostiene la autora, dan poco margen a “…los productores para diversificar la producción, planificar su rentabilidad económica y lograr la sostenibilidad”. Esta situación deriva en la necesidad de aumentar los programas
de apoyo social para coadyuvar a la subsistencia de la actividad agropecuaria en la región.
Los docentes investigadores de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) de Ecuador, Aurora Fernanda Samaniego Namicela, Viviana Espinoza Loaiza Eulalia y Reinaldo Armas Herrera , participan en ese número con el artículo de investigación intitulado Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito
en El Ecuador: análisis de caso provincia de Zamora Chinchipe. En la indagación las autoras examinan la contribución del microcrédito al desarrollo de las capacidades de gestión de los microempresarios favorecidos con
esta clase de préstamos con la finalidad de observar la sostenibilidad en el tiempo de estos emprendimientos.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Conforme los resultados, las investigadoras ecuatorianas concluyen que los microcréditos, al no estar
acompañados de un programa de formación y entrenamiento para la gestión de las empresas, poseen muy
poca influencia en el desarrollo de “habilidades, destrezas y competencias” empresariales que les permitan
operar adecuadamente el negocio. Para las autoras “…el microcrédito se muestra como esencial para el desarrollo, si bien ello podrá lograrse siempre que los programas de financiamiento se enfoquen en la generación
de empresas y se acompañen de metodologías, procesos, políticas y regulaciones apropiadas a fin de constituirse en motores de desarrollo sostenible en los territorios”. Al mismo tiempo ensayan una crítica al hecho de
que los negocios apoyados se caracterizan por un muy bajo nivel de innovación y diferenciación, lo que deriva en un alto nivel de competencia que eleva la vulnerabilidad y mortalidad de las microempresas. Incluso,
señalan que a pesar del potencial turístico de la Provincia Zamora Chinchipe, apenas el 11% de las empresas
beneficiadas pertenecen a este sector.
La Dra. Anna Bąkiewicz de la Academy of Social Sciences – Polonia y la Dra. Marcela Rebeca Contreras
Loera de la Universidad de Occidente, unieron esfuerzos para presentar el artículo La imagen de la pequeña
empresa en Polonia, surgido de un estudio de corte exploratorio realizado entre usuarios de internet y estudiantes de la Universidad de Varsovia, cuyo objetivo fue delimitar los factores que influyen en la percepción de
la imagen de la pequeña empresa, atributo de gran influencia en la decisión de compra de los consumidores.
En la indagación, las autoras encuentran que “…el cliente polaco muestra un interés parcial por la empresa
pequeña cuando se trata de comprar los productos o servicios que requiere y reconoce que el tamaño y la
imagen de la empresa influye en sus decisiones de compra, por otro lado, para el consumidor polaco es más
importante comprar productos tomando en cuenta principalmente el país de origen y en segundo término
valora si la empresa es local, nacional o global”.
El consumidor polaco, conforme los resultados del estudio, concede a las pequeñas empresas más asociaciones positivas, por encima de las empresas micro, medianas y grandes. Desde su óptica las corporaciones
internacionales se ven como entidades que se enfocan en la maximación del beneficio económico, mientras
que visualizan a las pequeñas empresas como entes cuya principal preocupación es la supervivencia en el
1
6
Misiones es una de las 23 provincias que conforman la República Argentina.
mercado. Las autoras agregan que la variable de compra más importante para los consumidores polacos la
representa el país de origen de los productos y, en segundo término, la valoración acerca del impacto local,
nacional o global de la empresa.
De la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), las investigadoras Dra. Cecilia García Muñoz Aparicio, Dra. Beatriz Pérez Sánchez y Dra. María del Carmen Navarrete Torres, participan en esta entrega con el
artículo de revisión intitulado Las redes sociales y el desarrollo de la MiPyMES. En el texto se dimensionan las
áreas de oportunidad que se abren a esta clase de empresas en el marco del crecimiento exponencial de las
redes sociales, que, sin embargo, no se han sabido aprovechar plenamente por la enorme brecha digital que
existe entre las micro y pequeñas empresas con respecto a las de mayor volumen y capacidad tecnológica.
Las autoras concluyen que para capitalizar las posibilidades que se abren con la irrupción de las redes sociales
es indispensable modificar los estilos gerenciales, utilizar herramientas como blogs, sitios web y redes sociales, responder con rapidez a las preguntas e inquietudes de los usuarios y aprovechar estas plataformas para
informar, compartir y difundir información con públicos y grupos específicos.
El MC Luis Fernando Ramírez Almaral, doctorante en estudios fiscales por la Universidad Autónoma de
Sinaloa (UAS), participa con el artículo Impacto de la deducciones personales del ISR de las personas fisicas en la
aptitud contributiva. El tema central tiene que ver, expresa el autor, con el estudio de la “injusticia en la aptitud
contributiva” de las personas físicas a través del examen de las deducciones personales, que en su análisis
son abiertamente restrictivas y desapegadas a los principios tributarios de equidad y proporcionalidad consagrados en la Constitución Política Mexicana. Las reflexiones y conclusiones se hacen a partir de un estudio
comparativo de los sistemas tributarios de México y Estados Unidos. El autor concluye, a partir del análisis
comparado, que la estructura del sistema fiscal mexicano es compleja y onerosa, lo cual exige una reforma al
impuesto sobre la renta de las personas físicas.
Por último, el Dr. Jorge Velázquez Delgado, SNI 1, investigador de la División de Ciencias sociales y Humanidades de la UAM Iztapalapa, hace una reseña del libro Estado de guerra. De la guerra sucia a la narco guerra,
de la autoría de Teresa Santiago y Carlos Illades, profesores e investigadores del Departamento de Filosofía de
la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, y cuya obra, fechada en 2015, fue editada por Era. En su
disertación, el Dr. Velázquez afirma que los autores “…tratan de penetrar en las entrañas profundas de lo que
sin duda es una inaceptable variante de la violencia desatada en México a fines del siglo XX y en todo lo que va
del presente siglo. Violencia que alcanza hasta hoy su mayor grado de deshumanización a través de la guerra
contra el narcotráfico emprendida por el gobierno mexicano hace ya algunos años”. Una guerra “indescifrable
e inclasificable” dado que es “… una modalidad de la violencia que no encuentra parangón alguno en la historia”. Lo más preocupante de esta angustiante realidad que cimbra a la nación mexicana, es, desde la óptica
de los autores, la la fuerte criminalización de la vida social en la cual el ciudadano común y corriente es reo del
crimen organizado así como de los aparatos represivos del Estado.
Dr. Daniel García Urquídez
Editor
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
El artículo La compulsión intercultural, con el que participa José Luis Eduardo Uribe Sánchez, alumno del
Doctorado en Humanidades del Instituto de Estudios sobre la Universidad de la Universidad Autónoma del
Estado de México (UAEM), aborda el tema del conflicto en la sociedad y el ámbito íntimo de las personas. Se
asiste a una época marcada por despotismos, intolerancia, discriminación, expresiones del conflicto intercultural. Para avanzar a estadios de mayor entendimiento, el autor propone “…la urgencia ética de optar por un
genuino diálogo intercultural”. Optar por esta ruta ayudaría a transitar a sociedades más libres e incluyentes,
cimentadas en la identidad, la tolerancia, la solidaridad, la democracia y el consenso, que tienen como condiciones indispensables, expresa el autor, la participación plena, la comprensión mutua, las soluciones inclusivas y la responsabilidad compartida.
7
LA INVESTIGACIÓN: MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y
EMOCIONES SOCIALES
Research: student movement and social emotions.
Dra. Anna María Fernández Poncela
Profesora Investigadora SNI 2
División de Ciencias Sociales y Humanidades
Universidad Autónoma Metropolitana
Unidad Xochimilco
Contacto: [email protected]
Lic. Rafael Flores Sánchez11
Lic. Allan Garfias Galindo
Lic. Francisco Vázquez Guillén11
Lic. Pedro Canales Hernández
Licenciados en
Política y Gestión Social
División de Ciencias Sociales y Humanidades
Universidad Autónoma Metropolitana
Unidad Xochimilco
1
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
8
Recibido: 03/10/2015
Aceptado: 05/11/2015
RESUMEN
ABSTRACT
Este trabajo gira en torno a las emociones, los movimientos sociales, la ciudadanía y la investigación social.
Una reflexión sobre la emoción en el objeto y sujeto de estudio de la investigación y del sujeto investigador durante
la investigación. Nos explicamos: en un primer momento
revisamos las emociones alrededor del movimiento estudiantil #YoSoy132, las emociones de sus protagonistas y
participantes, las emociones hacia ellos o sobre ellos desde la ciudadanía; para proseguir con las emociones de la
ciudadanía al expresar su opinión sobre el movimiento en
el momento mismo de estar realizándose una encuesta
sobre el tema, y las emociones de quienes recogíamos la
opinión de ésta, esto es, las y los investigadores que fuimos quienes aplicamos el ejercicio a la población defeña.
Palabras clave: emociones sociales, ciudadanía, movimientos sociales, investigación social, nuevas metodologías.
This work is about emotions, social movements, citizenship and social research. Here we focus on a reflection
on emotion in the object and subject of study of the research and the research subject during the investigation.
We explain: at first we review the emotions around the
student movement #YoSoy132, the emotions of its protagonists and participants, emotions toward them or over
them from citizenship.
To continue with the emotions of citizens to express
their opinion about the movement at the moment of to be
conducting a survey on the subject, and the emotions of
those who we'd pick up the opinion of this, this is, the researchers that we were who we apply exercise in the street
population Mexico.
Keywords: social emotions, citizenship, social movements, social research, new methodologies.
Nuestro agradecimiento a Maribel Martínez y Okany Castillo por su colaboración destacada e invaluable en la investigación y
redacción de este artículo.
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Acudimos a un momento en donde se cuestiona la
tradicional forma de investigar entre algunos sectores,
de hecho se considera que la ciencia ha de comprender
además de explicar (Morin, 1999), la neutralidad no existe (Feyerabend, 1987) y que la racionalidad se convierte
a veces en pura argumentación o racionalización (Morin,
2007). En la actualidad se está frente a un cambio de paradigma (Kunh, 1986), se afirma por ejemplo que la objetividad aparente del pensamiento científico orilla a hacer
encajar la “realidad” en palabras y categorías, violentando
a quien se investiga, en una suerte de violencia que se ha
denominado epistémica y colonial (Sousa Santos, 2009).
No vamos a ahondar sobre el tema de las nuevas metodologías y epistemologías y paradigmas emergentes. Lo
que sí vamos a hacer es posicionarnos, intentar “situarnos”
(Harding, 1998), en lo que se ha llamado “racionalidad
posicionada” (Haraway, 1995). Esto es, no sólo confesar
que al “dar la voz a los otros” o “presentar sus miradas”, los
estamos “representando” y de algún modo y en alguna
medida que los “forzamos a que se representen” (Fernández Poncela, 2015), sino que también vamos a “aparecer”
y “representarnos” a la hora de la investigación. Las y los
investigadores partícipes de este trabajo vamos a entretejer en estas páginas las emociones de nuestros sujetos
de estudio con nuestras propias emociones, nombrarlas y
presentarlas. Somos conscientes que ello no es bien visto desde una posición metodológica objetiva y científica
tradicional, como también sabemos que no estamos todavía ubicados en los nuevos paradigmas de investigación
social, sin embargo creemos que estamos dando algunos
pasos y avanzando.
Según Figari (2012) el deseo, la afectividad, metáforas e imaginación crearán una investigación
estética, esto es, crear mundos-otros, versiones; o la
investigación militante, vivir y trabajar con los otros,
para modificar situaciones. Este mismo autor señala
la conveniencia de estar abiertos a la afectividad, estar con el otro, y revisar qué hacer con el cúmulo de
impresiones, negociaciones, idas y vueltas. En especial pone énfasis en algo que no todo mundo parece
tener claro y que ya apuntamos con anterioridad:
nuestras intervenciones aunque sean sólo interpretaciones ya son acciones políticas con efectos, queridos
o no. No podemos hablar desde otro lugar que no sea
el cuerpo y todo pronunciamiento es político, como
las feministas apuntaron hace tiempo. Por lo que no
queda de otra que asumir la responsabilidad como
investigadores e investigadoras de nuestros actos,
de nuestras limitaciones, de nuestras emociones, de
nuestro contexto espacio-temporal y socio-cultural,
de todo (Fernández Poncela, 2015:18-9).
Reflexión en torno a la acción racional y las
emociones
Para empezar exponemos la perspectiva racional del
análisis social. Se trata de una mirada que está muy extendida en la investigación en la sociología y la ciencia política en nuestros días y en general.
La teoría de la elección racional ha influido ampliamente en la manera en que se intenta comprender y explicar
el actuar de los individuos y de los grupos sociales. Proveniente de la economía, tiene algunas raíces en la filosofía utilitarista, desarrollada por pensadores como Jeremy
Bentham y John Stuart Mill. Esta teoría puede sintetizarse
en la siguiente premisa: los individuos tienen a maximizar
sus beneficios y satisfacción, a la vez que tienden a minimizar los costos y los riesgos, por lo cual se puede decir
que el actuar del individuo contiene un “interés egoísta”.
Esta teoría ha incidido en el pensamiento político, de esta
influencia nace la teoría de la elección pública.
La teoría de la elección pública (o la economía política
contemporánea como Vincent Ostrom la llama) parte del
individualismo metodológico, el cual sostiene que “toda
metodología que trate de explicar y predecir la acción
política deberá tener como premisa la suposición de que
individuos racionales intentan favorecer sus propios intereses” (Harmon y Mayer, 1999:290). Desde este enfoque el
individualismo no sólo es una cuestión metodológica, sino
también es la base de la orientación filosófica de la teoría
de la elección pública, donde están incluidos los valores
del utilitarismo y el liberalismo. Pareciera que la racionalidad es exclusivamente aplicable a cuestiones de toma de
decisiones individual, sin embargo, la teoría de mercado
de las organizaciones nos muestra cómo funciona la racionalidad en un grupo de individuos. A continuación se
presentan cinco nociones que nos ayudan a entender la
esencia de la teoría de mercado:
1) la elección individual es en el fondo la base de la acción organizacional;
2) las elecciones individuales son expresiones de las
preferencias, las cuales difieren y entran en conflicto;
3) las reglas son necesarias para fallar entre los conflictos de preferencias, y son estas reglas las que sirven para
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
INTRODUCCIÓN
9
poner en orden aquellas situaciones donde se requiere
una decisión colectiva;
4) las diferencias entre preferencias individuales y de
grupo, así como las limitaciones de tiempo, información
y recursos, hacen que quienes toman las decisiones planteen estrategias satisfactorias, pero no maximizadoras;
5) en el aspecto organizacional, las estrategias satisfactorias resultan en decisiones que sólo difieren en grado
más no en lo fundamental de las decisiones (Harmon y
Mayer, 1999: 288-289).
Otro punto importante a mencionar sobre la racionalidad en la teoría de mercado de las organizaciones es el de
la unanimidad. El cual nos refiere a que:
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
10
[…] al organizarse para la acción colectiva, el objetivo es fundar sistemas de toma de decisiones que
causen la menor intrusión en la libertad individual
y mantengan al mínimo los costos de organizarse,
y que al mismo tiempo produzcan resultados tolerables para todos los participantes. Lo ideal y la mejor
regla para la toma de decisiones colectiva es la unanimidad (Harmon y Mayer, 1999:294).
Adentrándonos en nuestro sujeto de estudio, si pensamos en el movimiento #Yosoy132 y sus participantes como
una organización, tal vez nos queden algunos vacíos al
analizar su comportamiento por la vía de la elección racional en la organización. Probablemente sí existieron momentos en donde el interés individual funcionaba como el
motor de la acción organizacional del movimiento, al punto de encontrar simpatizantes que concordaban con sus
propuestas, pues en sí éstas satisfacían su propio interés
sobre lo que debía hacerse respecto al proceso electoral.
Sin embargo, cuando los intereses individuales (preferencias) entraban en conflicto, pocas fueron las reglas establecidas para imponer orden y así llegar a la unanimidad;
lo que término en una fragmentación del movimiento y
de sus simpatizantes, que a su vez probablemente generó una opinión dividida sobre el movimiento. ¿Por qué la
racionalidad no pudo mantenerse en las acciones del movimiento #Yosoy132? Una de las propuestas que se plantean en este texto son las acciones y percepciones que se
desencadenan por las emociones y sentimientos de los
individuos.
Recordando a Max Weber (1987), uno de los autores
que también ha influido en el pensamiento racional, podemos encontrar la división que él hacia sobre las accio-
nes, presentando cuatro tipos de ellas: las tradicionales,
que se refieren a las que ya se han aprendido de la sociedad; las afectivas que son impulsadas por las emociones;
las valorativas racionales en donde se detectan los valores
que impulsan la acción, pero al igual que las afectivas no
hay contemplaciones de las consecuencias; y las acciones
instrumentalmente racionales, en las cuales se toma en
cuenta tanto medios como fines. Como podemos observar, Weber identifica a los dos tipos de actuar que aquí
se exponen, el racional y el emocional. Esto nos permite
observar que el actuar de los individuos y grupos no únicamente es el resultado de un sólo factor, y que a veces es
necesario voltear y encontrar las relaciones que podrían
tener los distintos factores que interactúan, en este caso
la racionalidad y la emoción del individuo y… ¿por qué no
incluir otros factores también?, pues así podremos encontrar cómo se complementan o como se impulsan el uno al
otro, si uno es más importante o no, en todo caso valorar y
reflexionar sobre el asunto.
Las personas interpretan sus necesidades en el seno de
su cultura, tienen además capacidad de reflexión y crítica,
la llamada razón instrumental y estrategia en contextos de
acción y con relación al saber empírico, según Marx (Habermas, 1987). La conducta intencional es la aplicación del
conocimiento con objeto de buscar y asegurar determinados resultados (Guiddens, 1993). También se consideran
unos mínimos para la definición, esto es, cierta coherencia
en las acciones individuales, lo que significa elegir en cada
situación la mejor alternativa posible (Zintl, 1995).
En fin y de forma clara y directa se habla del comportamiento político en función de la escala costo-beneficio,
con lo que la elección de una opción optimiza en principio
los beneficios de un grupo o individuo. En resumen, el paradigma de la acción racional responde a la relación entre
individuos y un conjunto de objetivos, su racionalidad significa que la acción llevada a cabo es la mejor para satisfacer los objetivos. La acción racional, instrumental o estratégica, relaciona medios y fines, tiene lugar con respecto a
objetivos, deseos, fines o utilidades (Álvarez, 1995).
Por lo que es posible afirmar que en el actuar del movimiento #YoSoy132 también tuvo lugar cierta acción racional en el sentido de reflexión, crítica y autocrítica, elección
y decisión, en cada momento y lugar buscar, encontrar y
seleccionar la mejor opción, la alternativa más benéfica,
con objeto de optimizar los resultados, resultados conscientemente buscados.
Para finalizar este apartado, recordar que aquí no vamos a trabajar con este enfoque, pero sí nos interesaba
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Las emociones de un movimiento y la recepción ciudadana emocional hacia el mismo
En una investigación sobre las emociones del movimiento #YoSoy132 en concreto en sus participantes y durante su proceso, se llegó a la conclusión de que: “hubo
enojo-indignación-apoyo-solidaridad, surgió esperanza y
alegría, apareció también miedo y tristeza, para finalmente devenir espera” (Fernández Poncela, 2013:13).
Dicha investigación añade:
La emoción de enojo de una parte de la comunidad universitaria antes, durante y tras el acto del
candidato presidencial Enrique Peña Nieto, se encauzó en un sentimiento de indignación (Moore, 1985;
Hessel, 2011) que un grupo expresó en una acción colectiva de un video que publicó en las redes (Youtube,
2012) que se conecta con un amplio sector de jóvenes
universitarios y otros sectores sociales, portadores de
viejas molestias y añejos hartazgos. Así nace sorpresivamente un movimiento en las redes y en las calles
que encauza propositivamente apoyos y solidaridades, el descontento social, miedos y tristezas, temores
culturales, frustraciones y alegrías, y todo con mucho
entusiasmo y energía. Lo cual fue posible por supuesto a la conjunción de varios factores además del
emocional, el contexto político, económico y social, el
marco preelectoral, el elevado grado educativo de los
universitarios, su capacidad de análisis y desarrollo
de creatividad tecnológica y política, con reflexión y
con intuición, con intención democrática y con visión
de conciencia social –democracia en los medios, voto
informado, mejoramiento de la educación, resistencia a las políticas neoliberales, por citar la principales
causas que encabeza-. Una experiencia que más que
en la historia quedará en la memoria de quienes lo
vivimos y será fuente inspiradora de imaginarios futuros (Fernández Poncela, 2013: 13-14).
Por otra parte, en una encuesta a la ciudadanía del DF
en 2013 sobre el mismo movimiento se interrogaba: “¿Qué
sentimiento le provocó el movimiento #YoSoy132?”
La respuesta fue más que interesante, en dicho estudio
se puede leer:
En general los sentimientos fueron de carácter positivo 48%, si bien también hubo negativos 12%, y un
grupo que no es fácil darle tendencia por lo cual reagrupamos como neutros 40%, en el sentido de nada
o no sé, así como aquellos que se combinan o que
no se conoce la valoración…Según la información
recabada, 22.7% apunta hacia el campo semántico
de la “alegría, emoción y felicidad”, el más numeroso,
en segundo lugar 9.7% “simpatía, empatía y aceptación”, estos entre los positivos. Para los de carácter negativo “enojo, coraje, desprecio, furia” fue la tendencia emocional más reiterada 9.5%, destacar como
16.3% dijeron no sentir ningún sentimiento –valga
la redundancia- (Fernández Poncela y Vázquez, et al.
2014: 95).
Por motivos de espacio no nos podemos detener en
estos ejercicios1, ya que el objetivo de este texto pretende trabajar las emociones pero más allá de los resultados
de un ejercicio concreto, sobre el sujeto de estudio que
se aplica una encuesta y en torno a quienes la aplican, un
enfoque diferente al habitual, como ya se dijo.
Para su contenido nos remitimos a las obras citadas que están en la bibliografía.
1
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
mencionarlo y exponerlo, pues lo tenemos presente, no lo
olvidamos, si bien no lo analizamos ni nos basamos en él.
Y es que todas las teorías son, como sabemos, exposiciones y explicaciones, que buscan dar respuesta a inquietudes, hechos o problemas sociales de la realidad, son al fin
y al cabo supuestos metodológicos (Elster, 1985; Tsebalis,
1990).
Llegados a este punto debe señalarse que varios autores han, por lo menos, mencionado, la parte emocional
en las relaciones sociales y su estudio –ya vimos a Weber
con anterioridad y podríamos mencionar a Simmel como
otro de sus exponentes-. Sin negar lo racional, en estas
páginas nos centraremos, como ya se dijo, en la importancia de los sentimientos pero no tanto como parte de
los movimientos sociales y la acción colectiva que lo son,
sino desde la percepción ciudadana y del sujeto investigador social. También mencionar que no se presentarán
las teorías en torno a los movimientos sociales por cuestiones de extensión y porque no es el objetivo del trabajo
basarse en un enfoque determinado sino en la interacción
emocional entre movimientos, ciudadanía e investigación
social, especialmente esto último. Por los mismos motivos
no es posible exponer la historia del movimiento para lo
cual nos remitimos a los numerosos trabajos que existen
al respecto.
11
Las emociones de la ciudadanía durante la
aplicación de una encuesta
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
12
Ahora presentamos las emociones de la ciudadanía en
el momento de ser encuestada. Se trata, que duda cabe,
en un paso más en la investigación social, en los reconocimientos de la intervención durante la misma, y por supuesto del papel emocional que tiene lugar en toda acción social y en toda la vida. Es parte de lo mencionado
con anterioridad en torno a las nuevas metodologías y los
paradigmas emergentes. Una incursión original, cuando
menos novedosa, que desnuda la intersubjetividad metodológica y reconoce la responsabilidad de quien investiga. También vamos a emplear entretejido a esto, algunos
datos cuantitativos de la encuesta, así mismo contamos
con preguntas abiertas que nos dan pie a veces al sentido
emocional de las cifras desde las respuestas2. Eso sí, recalcar que nos centramos en las observaciones, percepciones
y sensaciones de lo que sentía la gente en el momento de
la aplicación. Los porcentajes y los testimonios tienen únicamente la función de acompañar al texto e ilustrar con
números y palabras algunos puntos.
Una de las principales características que se percibió
entre las personas a quienes se aplicó la encuesta, en el
momento de tal ejercicio, fue la indiferencia, la cual se
puede ubicar en un punto intermedio entre el aprecio y el
desprecio; donde si alguien siente aprecio, ese sentimiento resultará agradable, de lo contrario será rechazado. Es la
no preferencia hacia ninguna o cualquier opción o posibilidad de elección. Varias definiciones existen, mismas que
entretejemos en este aparado a nuestras percepciones y
también definimos según algunos diccionarios consultados.
Indiferencia puede ser entendida como “Falta de interés, atracción o repulsión hacia una persona o cosa: le miró
con indiferencia”, “Estado del ánimo en que no se siente
inclinación ni repugnancia a un objeto o negocio determinado”, “Cualidad o actitud de las personas que no demuestran interés por algo: manifestar indiferencia por los
males ajenos” (Diccionario Manual de la Lengua Española
Vox, 2007; Diccionario Enciclopédico Vox, 2009; Dictionaries,
2013).
Algunos comentarios más allá de la encuesta apuntaron hacia la corrupción en la política o a que “todos los políticos son iguales”, en general parecen ser individuos que
no están interesados en informarse en los medios sobre
política, y mucho menos hacer que los políticos cumplan o
rindan cuentas, al menos es ésa una posible interpretación
de dicha actitud. No ahondaremos en las causas, la pretensión es únicamente mostrar y describir.
Aclarar que la indiferencia no es en sí una emoción,
pero sí está en el campo semántico de los afectos, como
estado de ánimo más bien. Es eso sí una postura, hacia
algo o alguien, incluso ante la vida, una postura reiteramos, entre lo agradable y lo desagradable, lo positivo o
negativo, si lo queremos nombrar en esos términos. Hay
quien lo relaciona con la apatía y la falta de interés o incluso la frialdad. En todo caso se trata de un posicionamiento
habitual en nuestra sociedad, como diversos estudios sociales, en particular encuestas de participación y cultura
política en México han detectado.
“No tomé gran importancia, me daba igual porque tengo otras cosas más importantes de qué preocuparme” (hombre, 42 años)
“Me daba igual pero hacía mucho relajo” (mujer,
56 años).
Al respecto de la indiferencia, la podríamos seguir reflexionando como parte de la cultura actual global, por lo
menos en ciertos grupos y sectores sociales, enmarcada
en lo efímero y superficial, el consumismo y la hiperrealidad, la corrosión del carácter y la liquidez de la vida como
varios autores contemporáneos afirman (Sennet, 1995;
Baumann, 2006, 2007; Lipovetsky, 1990; Braudillard, 1995).
Sin embargo, sería realmente especular sobre ello, por lo
que decidimos quedarnos con algunas frases que nos invitan a pensar y darnos cuenta de qué es y qué significa la
indiferencia.
“El peor pecado hacia nuestros semejantes no
es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia, esto es la
esencia de la humanidad” (William Shakespeare)
“Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo
peor: que no hablen” (Oscar Wilde)
“Los hechos no dejan de existir aunque se los ignore” (Aldous Huxley)
“No me duelen los actos de la gente mala, me duele la indiferencia de la gente buena” (Martin Luther
King).
La metodología y datos de la encuesta se encuentran en la nota final. Las gráficas fueron realizadas por Gustavo Vázquez quien colaboró en
2
la elaboración de la encuesta.
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Una sociedad indiferente es la que ignora y/o excluye
a algunos de sus miembros -como a los integrantes del
#YoSoy132-. Una sociedad indiferente es la que no siente
la desgracia de gran parte de la población que la compone. Viven su realidad quizás por inercia como lo muestra
la encuesta, ya que, a pesar que la mayoría considera que
fue un movimiento honesto, espontáneo y que de volver
a surgir lo apoyaría, en su momento no simpatizó con él.
(Tabla 1, 2, 3).
La desafección política que se vivía hasta el momento del surgimiento del movimiento en la población joven
se vio desplazada por consecuencia de sentimientos de
alegría, emoción, felicidad, simpatía y aceptación hacia el
movimiento #YoSoy132, tal como se aprecia en los datos
de nuestra encuesta y que se percibían al momento del
acercamiento con algunos encuestados y encuestadas.
Mismos que añadían sus comentarios, expresaban senti-
res de apoyo, argumentaban su posicionamiento ante el
movimiento. (Tabla 4).
Lo anterior de acuerdo a Damasio (2006), se explica
debido a que las emociones y los sentimientos no son
unos intrusos en el bastión de la razón: pueden hallarse
inmersos en sus redes para lo mejor y también para lo
peor, es decir, que determinados aspectos del proceso de
la emoción y del sentimiento son indispensables para la
racionalidad. En el mejor de los casos los sentimientos nos
encaminan en la dirección adecuada, nos llevan al lugar
apropiado en un espacio de toma de decisiones. Todo
esto significa que la racionalidad pura no existe, como sí
a veces parece existir la emoción pura, pero en todo caso
ambas cuestiones como decimos se entrelazan y complementan. Señala Camps al respecto: “lo que hay que evitar
son los antagonismos, no apostar por las emociones sin
más ni por la racionalidad pura, pues ni los sentimientos
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
16.7%
16.3%
15.1%
48.1%
No
13.3%
14.5%
10.1%
37.9%
No sé
5.0%
3.0%
6.0%
14.0%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.0%
0.0%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 2. ¿Simpatizó o no con él?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
16.1%
14.1%
14.5%
44.7%
No
16.9%
18.5%
15.3%
50.7%
No sé
2.0%
1.2%
1.2%
4.4%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.2%
0.2%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 3. ¿Usted participaría o simpatizaría con él si volviera a surgir o no?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
20.3%
14.5%
13.7%
48.5%
No
12.3%
15.7%
14.1%
42.1%
No sé
2.4%
3.6%
2.8%
8.8%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.6%
0.6%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Tabla 1. A un año de distancia ¿le parece o no un movimiento honesto?.
13
Tabla 4. ¿Cuál fue en su momento su emoción o sentimiento hacia el movimiento?.
Positivos
Neutros
Negativos
Alegría, emoción, felicidad
22.7%
Ningún sentimiento
16.3%
Enojo, coraje, desprecio, furia
9.5%
Simpatía, empatía, aceptación
9.7%
No contestaron
9.1%
Preocupación, incertidumbre
1.8%
Ilusión, esperanza
4.0%
Sorpresa, asombro,
novedad
4.4%
Manipulación, vendido,
persuasión
1.2%
Apoyo
3.8%
Indiferencia, distancia
4.0%
Respeto, admiración
1.6%
No sé
3.0%
Esfuerzo, lucha, lealtad,
tenacidad
1.6%
Curiosidad, inquietud
1.8%
Adrenalina, orgullo
1.2%
Cambio
1.2%
Concientización
1.2%
Libertad
0.6%
Transparencia, honestidad
0.6%
Interés por el pueblo,
consideración
0.6%
Total
48%
40%
12%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
14
son irracionales ni la racionalidad se consolida sin apoyo
de los sentimientos” (2011:21).
Varias fueron las emociones que observamos de las
personas que encuestamos. Vamos a nombrarlas y contextualizarlas de la mejor manera posible. Todo y por supuesto, parte de nuestra percepción.
-El desánimo fue una emoción presente durante la
aplicación de la encuesta, sobre todo en personas de edad
media.
“Eran jóvenes que fácilmente podían ser manipulados” (hombre, 31 años)
“Tenían buenas ideas pero se perdieron” (hombre, 34 años)
“Algo que estorbó porque no iban a ningún lado”
(hombre, 35 años)
“Más de los mismo” (mujer, 32 años)
“Creo que tuvo muchos puntos asertivos y que
concientizó a muchas personas, pero su objetivo no
fue claro, y sus perspectivas se modificaron, y creo
que al final se vendieron y se callaron” (hombre, 38
años)
“Un movimiento positivo, un movimiento negativo, da igual al gobierno” (mujer, 42 años)
“Manipulados por el PRI” (mujer, 48 años).
-La confusión entre individuos de edad adulta sobre
el origen, alcance y futuro del movimiento resultó ser una
emoción consistente en dicho grupo.
“Se me hace algo negativo, son pagados por partidos, o por el mismo gobierno, para olvidarnos de la
problemática del país” (hombre, 59 años)
“Me gustó que los jóvenes lucharan por el país”
(mujer, 45 años)
“Un relajo, un desastre, pérdida de tiempo, ni
ellos sabían lo que querían” (mujer, 55 años).
-Entre el grupo de edad más joven, las emociones que
estaban presentes al contestar nuestra encuesta parecen
un tanto contradictorias: esperanza, decepción, orgullo y
resignación.
“Tenía buenas ideas pero después se apagó”
(hombre, 19 años)
“Quiero que resurja de nuevo” (hombre, 19 años)
“Buscó una mejor democracia” (hombre, 19 años)
“México necesitaba algo así” (hombre, 23 años)
“Un grupo que supo reclamar, fueron honestos y
decididos” (hombre, 26 años)
“Despertó la conciencia de los jóvenes” (hombre,
31 años)
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Para tener en claro a que se refieren cada una de ellas,
elegimos una fuente entre muchas posibles a consultar
sobre el tema.
-Desánimo: Una causa psíquica o física, conocida o
desconocida. Provoca un sentimiento negativo de falta de
energía, interés o vitalidad, acompañado de pasividad y
de incapacidad para el esfuerzo.
-Confusión: La falta de claridad, de precisión en las
ideas o en las normas, o a la excesiva rapidez en los cambios provoca un sentimiento negativo de falta de seguridad.
-Esperanza: Sentimiento agradable provocado por
la anticipación de algo que deseamos y que se presenta
como posible.
-Decepción: La percepción de un suceso que contraría
las expectativas, justificadas o no justificadas, provoca un
sentimiento negativo, al constatar que los deseos y proyectos no van a cumplirse.
-Orgullo: La conciencia de la propia dignidad provoca
un sentimiento positivo de satisfacción y respeto hacia
uno mismo.
-Resignación: La pérdida del objeto de nuestros deseos
o proyectos, o cualquier experiencia dolorosa que aceptamos negándonos a luchar para evitarla, provoca un sentimiento negativo, frecuentemente acompañado de calma
y desesperanza (Diccionario de emociones, 2014).
A pesar de que el enojo obtuvo un bajo porcentaje en
las respuestas obtenidas a las interrogantes de la encuesta, es necesario decir que estaba presente al momento en
que respondían ciertas preguntas o realizaban comentarios al margen de la pregunta. Este enojo y molestia en
muchos casos son el motor para apoyar o simpatizar con
el movimiento. Personas adultas y jóvenes que sólo por
ver que se menospreciaba la voz de la juventud respaldaba este tipo de movimiento, parece que en eso estaban de
acuerdo, “queremos ser escuchados”, “estamos hartos de
medios de comunicación parciales”, “lo que necesitamos
es una verdadera representación”. Estas expresiones y actitud es la que se percibía al momento de encuestar. Como
en los datos del ejercicio estadístico se mostró referente a
las demandas del movimiento, la mayoría de las personas
estuvo a favor. Fueron éstas las únicas respuestas que obtuvieron un posicionamiento mayoritario. Como que no
convenció del todo el movimiento en su momento, pero
se estuvo siempre de acuerdo con sus reivindicaciones.
Otra curiosidad para reflexionar. (Tablas 5, 6, 7).
Quizás la frustración fue el factor de declive del movimiento, dado que al ser un movimiento de jóvenes en su
mayoría, la sed de resultados prontos y visibles terminó
por acabar con el mismo. Cuestión inherente actualmente
a la juventud, la búsqueda de resultados prontos y sesgados. En nuestros días la juventud se centra en el disfrute de
la vida, y las consignas políticas de antaño no están entre
sus prioridades existenciales (Navarro, 1995; Beck y BeckGernsheim, 2003).
Faltó paciencia y orden para consolidar el movimiento
comentan varias personas adultas al responder nuestra
encuesta. Eso sí, más de la mitad de los individuos de la
Tabla 5. ¿Estuvo de acuerdo o no con sus propuestas de medios de comunicación más democráticos?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
23.9%
21.9%
20.7%
66.5%
No
7.2%
8.9%
6.2%
22.3%
No sé
3.8%
3.0%
3.8%
10.6%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.4%
0.4%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
“Está bien, a ver si algún día les hacen caso” (mujer, 36 años)
“Me pareció positivo, honesto y me motivó” (mujer, 39 años)
“Lamento que haya desaparecido” (mujer, 44
años)
“Es un indicador de que los cambios siempre son
posibles” (mujer, 61 años)
“Fue un movimiento apartidista que surgió de la
conciencia social de los alumnos, no fue fabricado,
fue sincero. Lo digo porque yo participé en él” (hombre, 24 años).
15
Tabla 6. ¿Estuvo o no de acuerdo con sus demandas de un voto consciente e informado?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
28.0%
25.8%
23.1%
76.9%
No
4.4%
6.0%
5.6%
16.0%
No sé
2.6%
2.0%
2.2%
6.8%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.2%
0.2%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 7. ¿Estuvo o no de acuerdo con su reclamo de “No a la imposición”?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
26.8%
24.9%
23.3%
75%
No
5.0%
6.8%
5.6%
17.4%
No sé
3.2%
2.0%
2.0%
7.2%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.2%
0.2%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
muestra consultada respondieron que el movimiento no
tuvo logros. (Tabla 8).
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
16
“Un grupo que logró hacer conciencia aunque no
se les hiciera caso al final” (hombre, 26 años)
“Pérdida de tiempo para todos” (hombre, 42
años)
“A pesar que no tuvo tanto logros formó conciencia social” (mujer, 48 años).
Quienes apuntaron algún logro se enfocaron en la posibilidad de “expresarse” y de “ser escuchados”. El hecho
de difundir sus ideas, informar y comunicar; y el hecho
también de llegar a otras personas, ser escuchados y tomados en cuenta fue un sentimiento importante. Otro logro, el más numerosamente citado, fue el de las diferentes
palabras y frases que confluían en la “concientización”, la
conciencia social, de jóvenes y de toda la población en ge-
neral. Expresiones éstas acompañadas o teñidas de cierta
alegría y orgullo.
La mayoría de los individuos encuestados dijeron conocer el movimiento #YoSoy132, toda vez que mostraban
una pluralidad de ideas y ciertas contradicciones sobre la
percepción del mismo y en torno a los recuerdos que les
hizo revivir las preguntas de la encuesta en los momentos
de su aplicación. Sí se podía percibir la emoción de sus recuerdos, en sus gestos y miradas, movimiento de labios y
rostro, las manos y el cuerpo, el énfasis en sus palabras y el
mismo tono de voz. (Figura 1).
Las personas calificaron al movimiento de forma más o
menos positiva, pero también se mostraron en ocasiones
cabizbajas. Rememorar el movimiento les hizo sentir tal
vez que pudieron cambiar las cosas en nuestro país, por
ello se veían a veces preocupadas y enojadas por la incapacidad de nuestros representantes políticos, por no responder a las demandas de la ciudanía del Distrito Federal.
Tabla 8. ¿Cree que tuvo o no tuvo logros?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
14.9%
14.1%
10.3%
39.3%
No
18.3%
19.1%
18.7%
56.1%
No sé
1.6%
0.6%
2.0%
4.2%
No Contestó
0.2%
0.0%
0.2%
0.4%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Figura 1. ¿Conoció o ha oído hablar del Movimiento Estudiantil #YoSoy132 que el año pasado surgió en México en
plena campaña electoral?
Otra parte de los encuestados, mostró rechazo hacia el
movimiento, porque no le veían futuro desde sus comienzos, ya que decían que el movimiento era parte de estrategias de partidos políticos para ganar votos, y terminada
la elección desapareció. Otros rechazaban el movimiento
porque no veían con buenos ojos como se movilizó o llevó cabo sus acciones. Otros más criticaban el actuar de los
jóvenes, mencionando que el cambio está en las aulas, en
la forma de concientizar a los demás con base en la educación, y no en las calles con pancartas, groserías y actos
vandálicos.
17%
83%
-Rechazo: Negar alguien cosas como acusaciones o imputaciones que se le dirigen. No aceptar alguien una cosa.
Desaprobar (Enciclopedia Universal, 2014). (Tabla 9).
No
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
“Me gusta mucho, hasta que alguien levanta la
voz” (hombre, 38 años)
“Despierta conciencia y es de gente valerosa”
(hombre, 39 años)
“Buen plan, faltó estructura” (hombre, 40 años)
“Requiere más organización y lucha” (hombre,
40 años)
“Movimiento que representa la voz de todos
aquellos quienes creemos que las cosas no deben
seguir así” (hombre, 49 años)
“Piensan bien pero el gobierno no hace caso”
(mujer, 18 años)
“Quiere lo mejor para el país” (mujer, 20 años).
“Me pareció buena propuesta pero apegado a un
partido” (hombre, 19 años)
“Bueno al inicio pero después se dejó manipular
por el Peje” (hombre, 21 años)
“Oportunistas” (hombre, 21 años)
“Movimiento manipulado por AMLO” (hombre,
48 años)
“Que se pongan a estudiar” (hombre, 55 años)
“Un truco para estudiantes” (mujer, 19 años)
“Movimiento para echar relajo” (mujer, 19 años)
“Distracción política” (mujer, 29 años)
“Gente sin oportunidades que quieren todo fácil”
(mujer, 32 años)
“Argüenderos” (mujer, 39 años)
“Que mejor se pongan a estudiar eso haría mejor
al país” (mujer, 60 años).
Tabla 9. ¿Considera que el movimiento surge de manera espontánea o fue manipulado por algún partido?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Surgió de manera espontánea
20.3%
19.3%
15.3%
54.9%
Fue manipulado por algún
partido
12.5%
13.3%
13.9%
39.7%
No sé
2.2%
1.2%
1.8%
5.2%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.2%
0.2%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Sí
-Enojo: Alteración producida en el ánimo de una persona por una cosa que le perjudica o que es como ella desearía que no fuese, o por alguna cosa mal hecha, aunque no
le afecte. Enfado. (Cudín Santos, 2000).
17
Desde el punto de vista de quienes participamos al
aplicar la encuesta, te hace ver cómo la gente se queda
pensando: los gestos que hacen, también como dudan
sobre lo que piensan y dicen. “Recuerdo que una persona
que me tocó encuestar decía que el movimiento lo ilusionó, pero que para la próxima debería tener mejor organización, ya que se perdieron los objetivos” (investigador).
Esto me lo decía de una forma muy enérgica, lo que nos
hace pensar que fue fiel seguidor del movimiento #YoSoy132 en sus inicios, ya que no en el momento de aplicar
la encuesta.
“Un movimiento con algo de razón pero se debió
haber organizado más” (hombre, 20 años)
“Se debieron organizar más y ser más claros”
(hombre, 24 años)
“Fue bueno pero no estaban organizados y por
eso no se lograron sus objetivos” (hombre, 38 años)
“No aportó soluciones de fondo a los problemas
que denunció” (hombre, 66 años)
“Requiere más organización y lucha” (mujer, 20
años).
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
18
Muchos de los jóvenes que encuestamos estaban de
acuerdo con el movimiento, con sus objetivos, pero no
con los líderes con los que se contaba en cada una de las
universidades participantes. Al ser un movimiento tan
grande, diversas ideas fueron llevadas como lema del movimiento #YoSoy132, por lo que muchos dejaron de participar, pues sentían que el movimiento se había vendido, o
perdido la ruta trazada por los estudiantes de la Ibero. Esa
expresión y sentimiento se observó en varias ocasiones.
“Era una respuesta positiva a la imposición, pero
su líder manipuló al movimiento y se vendió” (hombre, 23 años)
“Que ya se tergiversó, a los líderes les llegaron
al precio, y por eso no fue un movimiento honesto”
(mujer, 20 años)
“Inició bien con buenas ideas, pero después se
vendieron, por ejemplo su líder a Televisa” (mujer,
44 años).
Respecto a los sentimientos negativos nos tocó gente
de edad mayor que expresaba su enojo y furia contra el
movimiento, y esto se debe seguramente a que la mayoría
creció en el régimen priista.
Estas personas ven el cambio como algo negativo, por
la incertidumbre que se genera, por la idea de que “los vie-
jos tiempos eran mejores”. Y sí se las veía y percibía enojadas.
“Deberían no hacer tráfico cuando marchan”
(hombre, 40 años)
“Hizo que los chavos dejaran sus estudios para
andar de revoltosos” (mujer, 27 años)
“Sus marchas afectaron a los comerciantes” (mujer, 35 años)
“Alboroto de jóvenes” (mujer, 40 años)
“Es vandalismo manipulado que nunca van a lograr nada” (mujer, 60 años)
También en el transcurso de la aplicación de la encuesta, se observó que algunas personas como que no decían
realmente lo que sentían, tal vez por miedo, esto debido
quizás a la represión que se dio en su momento, o quizás
por desconfianza hacia quién estaba detrás de la encuesta
y lo que pretendía.
Para finalizar este punto donde exponemos nuestra
percepciones sobre las emociones de los encuestados en
el momento de aplicar la encuesta, y que además, aderezamos con datos duros de la misma y transcripciones
cualitativas de relatos, concluir con Morin (2007) sobre la
complejidad del pensamiento y según Maffesoli (1997) la
importancia de la razón sensible. Razones y emociones
entretejidas, contradicciones y confusiones varias expresadas y representadas. Como reflejo de una sociedad y
ciudadanía que parece aturdida, no en sentido peyorativo, más bien en el sentido de opiniones y emociones sociales disímiles y divididas. Eso sí y sorpresivamente tras
las preguntas y respuestas de la encuesta, anteriormente
presentadas, al final afirmaron que el movimiento era positivo para el país y que México necesita un movimiento
así. (Tablas 10, 11).
“Lo que me gustó de la encuesta que aplicamos es que
podemos rescatar los sentimientos de las personas, estos
mensajes muy pocas veces mencionados por las grandes
encuestadoras” (investigador).
Las emociones de quien investiga al aplicar
una encuesta y en el proceso de la investigación
Tras presentar las emociones de la ciudadanía consultada sobre el movimiento y expresadas y percibidas en ese
momento de la consulta, ahora recorremos el camino inverso, introspectivo afectivo propio. ¿Cuáles eran nuestras
emociones en el momento que estábamos realizando el
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Tabla 10. A un año de distancia ¿cómo lo valora hoy?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Positivo para el mejoramiento
del país
19.1%
15.9%
13.7%
48.7%
Negativo para el mejoramiento
del país
6.8%
9.1%
7.0%
22.9%
Ni positivo ni negativo
7.8%
7.4%
7.6%
22.8%
No sabe
1.2%
1.4%
2.2%
4.8%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.6%
0.6%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 11. ¿Cree que México necesita un movimiento así o no?.
19 a 29 años
30 a 44 años
45 años o más
Total
Sí
25.2%
20.9%
18.7%
64.8%
No
8.5%
9.7%
9.9%
28.1%
No sé
1.4%
3.2%
2.4%
7.0%
No Contestó
0.0%
0.0%
0.2%
0.2%
Total
35.0%
33.8%
31.2%
100%
ejercicio de aplicación y sobre la investigación en general?
Lo que anteriormente señalamos en la introducción como
una investigación situada y encarnada (Harding, 1998; Haraway, 1995), o por lo menos una aproximación a la misma.
En este punto del redactado de este texto vamos a
cambiar el estilo, para que el lenguaje sea en concordancia con el contenido presentado, narraciones en primera
persona de quienes aplicamos la encuesta, confesando
desde inquietudes y miedos por el mismo ejercicio de
aplicación, hasta el compartir pensamientos y sentimientos con nuestro sujeto de estudio mientras escuchábamos
y anotábamos sus respuestas a nuestras preguntas. Así
pasamos del plural mayestático anterior y del compartir
nuestras percepciones observadas en la ciudadanía mientras la interrogábamos, a un yo personal y que da voz a
lo que sentimos cada uno de nosotros/as en ese mismo
momento. Se trata de verter emociones toda vez que valoraciones o posibles juicios. Más o menos reflexionados o
argumentados a veces, siempre desde la personal opinión
y percepción, eso sí una percepción bañada por cierto grado de conocimiento teórico y de sensibilidad social.
Se pueden observar distintas emociones que pasaron
las personas en el momento de encuestar y durante el proceso de investigación.
Hay quien partió de su gusto por hacer encuestas, aunque añadió: “hay gente muy buena onda y gente de muy
mal genio, pero así es esto”. Hubo quien mostró su deseo
de conocer la opinión de la gente de verdad, no la de los
medios, “platicar, escuchar, darme cuenta de la realidad”.
Y con relación a sus emociones: “Las emociones que
viví en mayor medida al aplicar la encuesta fue la de expectación y satisfacción3 dado que me resultaba de gran
interés el conocer lo que cada uno de los encuestados
tendría que decir. Algo con lo que me quedo, grabado de
la experiencia de haber encuestado, es el hecho de ver a
la sociedad distante entre sí, por una parte existen manifestaciones de simpatía pero no de apoyo así como de
menosprecio hacia los movimientos sociales, no sólo en lo
referente al #YoSoy132”.
Expectación: Sentimiento de espera intensa, acompañada de interés, curiosidad, deseo o ilusión.
3
Satisfacción: El cumplimiento de un deseo provoca un sentimiento positivo, acompañado de sosiego.
(Diccionario de emociones, 2014).
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
© Fernández, A., Flores, R., Garfias, A., Vázquez, F., Canales, P., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
19
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
20
“Mis emociones a la hora de aplicar la encuesta son
diversas. Al comenzar a aplicar la encuesta me sentí nervioso4 por no saber cómo abordar a las personas, esto debido a mi inexperiencia como encuestador. Ya a la hora de
aplicar la encuesta pasé por diversos sentimientos, debido
al ánimo de las personas encuestadas. Hay quienes contestan de forma amable la encuesta, lo que hace que sea
rápida la aplicación de la misma, pero también quien contesta no de forma clara, o no dando seguimiento a lo que
previamente respondía, lo que me hacía sentir distante5
de la opinión, pero yo sólo seguía en mi línea de encuestador para intentar no influir en la encuesta y respuestas
de las personas”.
“También hubo momentos en los que me sentí un poco
con miedo6 por las reacciones de las personas al enterarse
del tema de la encuesta, esto debido a que pensaban que
ésta tenía tintes políticos, que estaba diseñada por un partido político (PRI o PRD), aunque realmente fueron pocas
personas las que reaccionaron de esta forma. El miedo fue
por pensar que estos individuos me podían golpear, pero
no pasó de regaños ni hubo insultos”.
“Realmente en la aplicación siempre conserve el ánimo7 de seguir con la práctica de la encuesta, y también
con el deseo de encontrar diversos tipos de opiniones
para enriquecer las respuestas de nuestra encuesta. Después de aplicar la encuesta me sentí alegre8, pues fue una
buena práctica, y por ver el buen resultado que se tuvo en
el trabajo en equipo”.
También podemos ver cómo funcionó la aplicación durante el proceso de la misma, esto es: inicio, desarrollo y
final del mismo cuestionario; por supuesto desde la lente
de quien aplica.
“En mi experiencia en la aplicación de la encuesta, la
sociedad del D. F. se comportó de manera inconsistente.
En primera instancia, al momento de acercarnos a quienes
calificaban para ser encuestados, mostraron alegría acerca
del tema #YoSoy132; sin embargo al iniciar las primeras
preguntas, bajo mi percepción, comenzaron a desbordar
una suerte de resentimientos, que parecían haber alber-
gado en distintas oportunidades durante el desarrollo del
movimiento. Externaron la rabia acumulada sin reparar en
que ésta era sólo una encuesta y por lo tanto no tenía parámetros para captar esa información. Esta primera parte
fungió de válvula de escape, pues permitía que al menos
en parte se liberaran de “males acopiados”.
“Al iniciar me sentí animada porque quería conocer lo
que piensa la gente…Al final me sentía aliviada porque estaba a punto de concluir. Pero ya al final y cuando me puse
a pensar en las respuestas que me había dado la gente, la
verdad me sentí confundida por oír tantas contradicciones
con respecto a lo favorable y desfavorable que había sido
el movimiento”.
Ya hacia el final de la aplicación ésta resultó en algunos casos de una manera distinta. Dentro de las preguntas sobre los principales ejes del movimiento, su reacción
fue mucho más optimista. En este punto no creemos que
sólo tuviera que ver el sentido común -pues las demandas parecen del agrado de la sociedad-, suponemos que
respondieron con relación a lo que debe estar bien o no,
“dicho proceso sólo se pudo lograr por haber expulsado
sus rencores previamente”.
Hay eso sí análisis e interpretaciones que resumen
teoría y empirismo, esto es, se aplican conceptos sobre
emociones a lo observado durante la práctica o trabajo de
campo.
“Rescatando algunas definiciones teóricas, una parte
de ellas, creo se adecua a mi experiencia aplicando la encuesta. La primera reacción de los encuestados, que fue
positiva, encaja con el término de “emociones reflejas” de
Jasper pues son una respuesta a un medio físico y social
inmediato. Con la segunda etapa recurro al término de
sentimientos pues los rencores que expresaron parecían
cumplir con las características: duran en el tiempo y son
secuelas profundas de dolor. Por último, la parte siguiente
se explica con otro concepto de Jasper, el de las “emociones morales”, pues al cuestionarles sobre las demandas del
movimiento, las pusieron en juicio sobre lo que creen es
incorrecto o correcto hacer. De ahí que parezca una inconsistencia el hecho de responder la encuesta en parte de
Estado de inquietud, excitación, azoramiento o falta de tranquilidad y aplomo (Enciclopedia Universal, 2014).
4
Situado lejos del que habla o del sitio de que se trata. Se aplica a la persona que no se presta a un trato íntimo con otras personas (Enciclo-
5
pedia Universal, 2014).
Creencia de que ocurrirá o puede ocurrir algo contrario a lo que se desea (Enciclopedia Universal, 2014).
6
Facultad de recibir impresiones, alegres o tristes, estimulantes o deprimentes, etc., o como asiento de las actitudes correspondientes. Inter-
7
jección con que se incita a emprender, hacer o proseguir algo (Enciclopedia Universal, 2014).
Contento, satisfecho (Enciclopedia Universal, 2014).
8
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
racterística percibida y esbozada en el apartado anterior
sobre la emociones de la ciudadanía al momento de ser
encuestada: la indiferencia.
Reiteramos que no es una emoción propiamente dicha, es un vocablo sustantivo femenino que deviene en
adjetivo calificativo, y que suele ser respuesta en ocasiones cuando se pregunta a alguien qué siente y responde
que “nada” o “ningún sentimiento”. En general se considera
que significa que algo no importa, no importa lo que sea
o cómo se haga algo, no hay preferencias, no hay ni interés, ni afecto, prácticamente podríamos decir que aparentemente todo da igual. Al respecto añadimos un chiste y
una reflexión estoica.
“¡Eh, hombre aburrido! –gritó la esposa de Indolencio–.
Te has vuelto indiferente a cuanto en la vida hay.
¿Indiferente? –farfulló él con una lenta sonrisa–.
Lo sería, querida, pero el esfuerzo no merece la
pena” (Diccionario del Diablo, voz 'Indiferente' cit.
Fernández Tresguerres, 2008:3).
En un primer sentido, es «aquello hacia lo que
no hay inclinación ni aversión», como lo es lo de que
las estrellas o los pelos de la cabeza sean en número
par. En otro sentido, es «aquello hacia lo cual surge
inclinación o aversión, pero sin preferencia por una u
otra cosa», por ejemplo, cuando entre dos monedas
idénticas de cuatro dracmas debe elegirse una de
ellas; pues se produce una inclinación a elegir una de
ellas, pero sin preferencia por una u otra. Y en un tercer sentido, dicen que lo indiferente es «aquello que
no conduce ni a la felicidad ni a la desdicha», como
la salud o la riqueza; pues dicen que es indiferente
aquello de lo que es posible servirse unas veces bien
y otras mal (Hipotiposis Pirrónicas, III: 177 cit Fernández Tresguerres, 2008:3).
Finalmente, fue interesante la introspección realizada
en ocasiones, “no concordaba con sus opiniones, pero
entendía el lugar donde se encontraban”, con relación al
papel que jugamos como investigadores y el respeto y
comprensión que hay que aportar. Otra muestra de ello:
“intenté que los juicios o críticas a las personas no interfirieran al momento de encuestar, y cuando me respondían
de manera grosera, no los juzgaba”. Y otra más: “siempre
trato de ser auténtico, de ser honesto y de ser congruente”.
Una joven encuestadora expresó: “a mí me gustó porque
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
manera negativa y a la postre generar un juicio optimista”.
Tienen lugar simpatías manifiestas, como y también
reflexiones existenciales más profundas.
“En lo personal, creo que fue un movimiento que pudo
haber tenido logros importantes, muy pocas veces he visto a estudiantes de escuelas privadas importantes unidos
con escuelas públicas de igual importancia, ya que en el
sector educativo se hacen distinciones entre este tipo de
escuelas, lo que genera una separación en la unidad estudiantil”.
“Actualmente encuentro a la sociedad desinteresada
por los problemas que suceden a su alrededor, llámese
de terceros o de su propia competencia. Evidentemente
hay una gran pluralidad de ideas que giran en torno a los
ciudadanos, en cuanto a lo social, a su vida y su bienestar,
no obstante ése es el gran problema, que a pesar de haber
una diversificación de ideas, las personas no sean capaces
de expresarlas, de hacerlas saber y lo más importante de
hacerlas valer. Mi experiencia en la encuesta sobre el movimiento, a un año de distancia, me permite corroborar mi
idea anterior. En las encuestas en las que participé casi un
tercio de las personas abordadas no me concedieron la entrevista, considero que por falta de interés, porque a pesar
de conocer el movimiento no tenían el mínimo interés en
responder a mis preguntas. Según el Diccionario de la Real
Academia de la Lengua Española (2010), la palabra interés
en una de sus distintas acepciones significa la inclinación
del ánimo hacia algo. En el caso de las encuestas un número significativo de personas no accedieron precisamente porque el movimiento no les generó interés alguno. El
resto de mi total de encuestas realizadas, se mostró un
tanto contradictorio al realizar aseveraciones al principio
y antítesis al final de la encuesta, o viceversa. Ejemplos los
tuve en varias encuestas en donde para algunos simpatizar con el movimiento no era lo mismo que apoyarlos,
o en donde decir que fue un movimiento de lucha social
impulsado por jóvenes, y como algo negativo para el país.
Ideas que considero personalmente contradictorias. Creo
que el problema más grande que tenemos como sociedad
es que no sabemos lo que realmente queremos, que no
podemos tener una opinión acerca de algo porque no
estamos lo suficientemente informados, que no hacemos
los problemas de alguien más como nuestros. Carecer de
empatía por las problemáticas que quizás no nos competen es un problema de indiferencia en nuestra realidad, es
una cuestión de conformismo, de no aspirar a ser mejores
ciudadanos/as y de llevar una mejor calidad de vida para
el común de la sociedad”.
Estas aseveraciones enlazan directamente con una ca-
21
pude, más que encuestar, platicar con gente que se desahogaba y decía todo, se me hacía interesante porque te
das cuenta que hay mucha variedad en las opiniones de la
gente, me gustaba mucho escuchar a la gente”. Un chico
añadió: “me tocó un caso donde me platicó una situación
difícil inclusive noté a la persona deprimida, también te
llevas un poco de eso…Yo espero que por lo menos esté
un poco más desahogado; pero sí se siente la presión y
cómo el estómago se apachurra”. Ser con el otro que defiende Haber (2011).
Pensamiento y emoción final
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
22
Hasta aquí una muestra de la investigación que pone
en primer plano las percepciones, pensamientos, y de manera especial emociones, pero no del sujeto de estudio
objeto de la investigación. Se trata de quebrar espacios
y tiempos, de subrayar la complejidad social, de remarcar
la presencia e intervención de quien investiga (Maffesoli,
1997; Morin, 2007; Fernández Poncela, 2015).
En definitiva, un acercamiento a los protagonistas de
un movimiento social; a la mirada de la ciudadanía sobre
el mismo; los sentimientos de ésta en su momento y en la
actualidad, así como en el justo momento de responder a
una encuesta; y las emociones de quien interroga e investiga al aplicar su técnica de investigación social y a lo largo
del proceso.
Varias son las emociones que se despliegan y han desfilado en estas páginas, diferentes las opiniones, diversas
las narrativas que ilustran unas y otras. Esto es, una clara
muestra del objetivo que se persiguió con este estudio
plasmado ya en texto.
En concreto recordar algunas cosas puntuales sobre
la población sujeto de estudio de la encuesta: una ciudadanía confundida, desanimada e indiferente en algunos
casos, varios mostraban alegría y esperanza, otros enojo
y decepción, y otros más pareciera que todo daba igual.
Cierta percepción de indiferencia fue numéricamente importante.
En particular reiterar diversos aspectos específicos en
torno a los y las investigadoras que realizaron la encuesta:
desde la satisfacción de la escucha, hasta el nerviosismo
del trabajo, pasando por la percepción de emociones del
otro/a. Diversidad de estados de ánimo personales entretejidos en el yo-tu del cara a cara, reflexiones y simpatías
que afloraron.
Cerramos este artículo con el deseo que el presente
ejercicio nos sirva, como investigadoras/es y personas, y
que a la vez sirva de ejemplo ilustrativo para internarse y
caminar hacia las nuevas aproximaciones metodológicas
en investigación, y una mayor comprensión y entendimiento de la humanidad.
Riftin en su libro sobre la empatía afirma que socialmente tiene lugar una evolución de la misma y que como
civilización caminamos hacia una sociedad más empática,
lo que él denomina “evolución de la empatía de la humanidad” (2010:13). Sin embargo, tras la reflexión emocional
que realizamos en este trabajo tal vez quedan dudas, no
obstante dice el refrán que la esperanza es lo último que
se pierde. Y respecto a la esperanza Fromm (1984) en su
obra sobre la revolución de la esperanza señala que estamos en “una encrucijada”, él se refiere a la sociedad mecanizada y con peligros nucleares por una parte, y de otra
un renacimiento de la esperanza y el humanismo donde la
técnica esté al servicio del ser humano.
En todo caso, ambos autores, que subrayan las emociones de empatía y esperanza, abogan por convivir con
la naturaleza, no dominarla, y por poner al servicio de la
humanidad el conocimiento, la ciencia y los avances tecnológicos, no usarlos tampoco para dominarla, en este
caso a la población además de al planeta tierra. Ambas
cuestiones tan vigentes e importantes en nuestros días
para la sobrevivencia, la justicia, la calidad de vida, para
la convivencia, la libertad y la equidad, entre otros ideales
que el movimiento que sirvió de marco de fondo de este
estudio, enarbolaba.
Nota final sobre los datos de la encuesta
La población de este estudio contempla a las y los
mexicanos que viven en la Ciudad de México mayores de
18 años y que según el IFE es de 7,720.617 millones. Sobre el tamaño de la muestra fue de 600 casos de personas
que residían durante en el momento del levantamiento y
al menos mínimo un año antes. Se diseñó una muestra no
probabilística por cuotas, con una confiabilidad de 95% y
un margen de error de + - 4. Las cuotas definidas fue el
sexo y la edad, tres grupos etarios que conglomeraban
en partes iguales a personas de entre 19 y 29 años para
el primero, 30 y 44 años otro, y mayores de 45 años para
el tercero, por lo que resultaron 200 individuos por grupo
de edad. Respecto al género, la muestra estuvo integrada
por 288 hombres y 312 mujeres, es decir un 48% de sujetos del sexo masculino y un 52% del sexo femenino. Los
resultados obtenidos son representativos de la población
encuestada, por lo que las inferencias se realizaron sobre
la muestra, no obstante alumbran tendencias más allá de
la misma, y ofrecen una mirada general sobre un tema.
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Álvarez, Francisco (1995). Individuos, información y racionalidad imperfecta. Sociológica, no 28, México.
Bauman, Zygmunt (2006). Vida líquida. Barcelona: Paidós.
Bauman, Zygmunt (2007). Vida de consumo. México: FCE.
Baudrillard, Jean (2005). Cultura y simulacro. Barcelona:
Kairós.
Beck, Ulrich y Elizabeth Beck-Gernsheim (2003) La individualización. El individualismo institucionalizado y sus
consecuencias sociales y políticas. Barcelona: Paidós.
Camps, Victoria (2011). El gobierno de las emociones. Barcelona: Herder.
Cudín Santos, Margarita (2000). Aproximación al diccionario de la negación. Universidad del País Vasco.
Damasio, Antonio (2006) El error de Descartes. Barcelona:
Crítica.
Diccionario Enciclopédico Vox (2009) Larousse Editorial, S.L.
Diccionario de emociones. Disponible en
http://blog.ahumadaandpartners.com/glosario-empresarial/silvia-ahumada-diccionario-de-emociones/
(12/06/2014)
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox (2007) Larousse Editorial, S.L.
Dictionaries (2013) Dictionaries Ltd
Doron , Roland y Francoise Parot (2008) Diccionario Akal de
psicología. Madrid: Akal.
Elster, John (1985). Making Sense of Marx. Cambridge University Press.
Enciclopedia Universal (2014). Disponible en: http://enciclopedia_universal.esacademic.com/136216/rechazar
(11/06/2014)
Fernández Tresguerres, Alfonso (2008). “Sobre la indiferencia” en El Catoblepas Revista Crítica del Presente, n°81, en
http://nodulo.org/ec/2008/n081p03.htm (25/06/2014).
Fernández Poncela, Anna María (2011) “Antropología de
las emociones y teoría de los sentimientos” en Versión
media, n°1, en http://version.xoc.uam.mx (02/08/2011).
-2013 “Movimientos y sentimientos”, en RELACES, n°13,
diciembre 2013-marzo 2014, Universidad de Buenos Aires.
-2015 “Nuevas perspectivas en la investigación social
hoy: anhelos, dificultades y posibilidades” en Culturas
Contemporáneas (en prensa).
Fernández Poncela, A.M.; G. Vázquez; P. Canales; O. Castillo;
R. Flores; A. Garfias; M. Martínez; C. Mirafuentes; M. Soria; y F. Vázquez (2014) “Encuesta sobre el movimiento
estudiantil #YoSoy132 a un año de distancia”, en El Cotidiano, n°183, UAM/A, México.
Feyerabend, Paul K. (1987) Contra el método. Barcelona:
Ariel.
Figari, Carlos (2012) “Conocimiento situado y técnicas
amorosas de la ciencia. Tópicos de epistemología crítica” en Cinta de Moebio Revista de Epistemología de Ciencias Sociales, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad
de Chile.
Fromm, Erich (1984). La revolución de la esperanza. Madrid:
FCE.
Giddens, Anthony (1993) Las nuevas reglas del método sociológico. Buenos Aires: Amorrortu.
Haber, Alejandro (2011) Nometodología payanesa en Revista Chilena de Antropología, nº 23, 1er. semestre,
Santiago de Chile.
Habermas, Jürgen (1987) Teoría de la acción comunicativa.
Racionalidad de la acción y nacionalización social. Taurus: Madrid.
Haraway, Donna (1995) Ciencia, cyborgs y mujeres. Valencia: Cátedra.
Harding, Sandra (1998) Is science multicultural? Postcolonialisms, feminisms and epistemologies. Indiana University Press: Bloomington and Indianapolis.
Harmon, Michael y Richard Mayer (1999). Teoría de la organización para la administración pública. México: FCE.
Hobsbawm, Eric (1996) Historia del siglo XX. Barcelona: Crítica.
Jasper, James M. (2013) “Las emociones y los movimientos
sociales: veinte años de teoría e investigación” en RELACES, n°10, diciembre 2012-marzo 2013, Buenos Aires.
Kuhn, T.S. (1986) La estructura de las revoluciones científicas.
México: FCE.
Lipovetsky, Gilles (1990). El imperio de lo efímero. Barcelona: Anagrama.
Maffesoli, Michel (1997). Elogio de la razón sensible. Una
visión intuitiva del mundo contemporáneo. Barcelona:
Paidós.
Morin, Edgard (1999) El método. El conocimiento del conocimiento. Madrid: Cátedra.
Morin, Edgard (1999). Los siete saberes necesarios para la
educación del futuro. París: UNESCO.
Morin, Edgard (2007). Introducción al pensamiento complejo. Barcelona: Gedisa.
Navarro Briones, Javier (2005). “Las encuestas de jóvenes
en Iberoamérica. Un recuento de experiencias recientes” en Jóvenes. Revista de estudios de la juventud, nº23,
julio-diciembre, IMJ, México.
Rifkin, Jeremy (2010). La civilización empática. Barcelona:
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
REFERENCIAS
23
Paidós.
Sennet, Richard (2006). La corrosión del carácter. Barcelona:
Anagrama.
Santos, Boaventura de Sousa (2009) Una epistemología del
sur: la reinvención del conocimiento y la emancipación.
Siglo XXI-CLACSO, México.
Tsebelis, George (1990) Nested Games. Rational Choise in
Compartive Politics. California University Press.
Weber, Max (1987). Economía y sociedad. México: FCE.
Zintl, Reinhard (1995) Comportamiento político y elección
racional. Barcelona: Gedisa.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
24
La investigación: movimiento estudiantil y emociones sociales pp. 8-24 ISSN: 2007-9575
Anna M. Fernández P., Rafael Flores S., Allan Garfias G., Francisco Vázquez G., Pedro Canales H.
DIVERSIFICACIÓN DE LA PRODUCCIÓN
AGROPECUARIA DEL NORESTE DE
MISIONES ARGENTINA
Diversification of agricultural production in the Northeast of
Misiones Argentina
Dra. Antonia Elisabeti Godoy
Recibido: 07/09/2015
Autora Invitada
Aceptado: 07/09/2015
RESUMEN
ABSTRACT
Este trabajo se basó en los resultados de proyectos de
investigación y extensión desarrollados en la UNaM, asimismo en las tesis de doctorado y la participación en congresos donde la población objetivo son los productores
del Noreste de Misiones. El objetivo es iniciar un análisis
y discusión sobre las posibilidades que tienen los pequeños productores del Noreste de Misiones para diversificar
la producción y planificar su rentabilidad económica. Se
logró identificar los factores claves que inciden en la rentabilidad de la producción y el desarrollo del sector agropecuario de la zona bajo estudio. Se espera que a partir de las
reflexiones y discusiones del tema, este pueda entrar en la
agenda pública a fin de generar acciones que tiendan a
revertir la situación actual de los pequeños productores y
contribuyan al desarrollo económico local.
Palabras clave: Impuesto sobre la Renta, recaudación
tributaria, política fiscal, PIB, SRI.
This work is based on the result of research and extension projects developed at the UNaM; among producers
of the North East of Misiones. The aim of this work is to
start a discussion and analysis of the possibilities for small
farmers in the area to diversify production and plan their
profitability. Thesis and the production resulting from congresses and debates served as input. These have allowed
the identification of the key factors affecting the profitability of the production and agricultural development
of the area under study. It is expected that reflection and
discussion on the topic may contribute in losing its invisibility and enter the public agenda. This will help generate actions to reverse the situation and contribute to local
development.
Keywords: Diversification, Economic Profitability,
Planning, Sustainable Production
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Profesora Investigadora
Facultad de Ciencias Económicas
Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales
Universidad Nacional de Misiones Argentina
Contacto: [email protected]
25
INTRODUCCIÓN
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
26
La economía de Misiones se sustenta en la producción
agropecuaria, es una provincia que está alejada del boom
de los commodities que impulsaron el crecimiento de
la Argentina en los últimos años. Esta exclusión se debe
a que no cuenta con las escalas mínimas que hagan viable determinadas explotaciones como la soja y el trigo,
privativas para la región. Se ubica entre las provincias con
el mayor número de explotaciones agropecuarias productivas (EAPs), con 27.072 que representan casi el 10%
del total de la Argentina, pero con menor superficie por
productor (Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación
–minagri, 2014).
El Noreste de Misiones cuenta con clima y suelos aptos para desarrollar distintas actividades agropecuarias,
infraestructura para almacenamiento de granos y capacidad productiva para abastecer con productos propios a
toda la región. Sin embargo el 80% de los productos que
se consumen en la región señalada, provienen de otras
provincias y/o países (Godoy y Otros, 2010).
Los minifundistas (pequeños productores agropecuarios), no logran comercializar su producción en forma individual por estar ubicados en la zona rural y carecer de
medios para trasladarlos. Las cooperativas tuvieron un
auge en su creación a partir del año 1983, con importante
apoyo del Estado a través de diversos programas. Tienen a
disposición ofertas de capacitación por parte de diversas
instituciones como el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), el municipio, la Universidad Nacional
de Misiones, entre otros. Pero pese a las ventajas antes
mencionadas, el 90 % de las cooperativas agropecuarias
de la zona, están sin o con escasa actividad económica
(Godoy y Otros, 2013)
Dadas las características de distribución de la tierra y
las políticas agropecuarias, más del 90 % de los productores (6.586) con menos de 25 hectáreas de superficie
de tierra de esta región, son o fueron tabacaleros (Censo tabacalero 2013). La producción del tabaco Burley, es
un modelo con mano de obra intensiva familiar, que incorpora a niños de apenas 5 años de edad a las jornadas
laborales, y que es de escasa contratación extrapredial.
Como requiere de aplicación de agroquímicos, se realizan
campañas en donde los organismos públicos y privados
del sector, recomiendan extremar los cuidados en el uso
de los elementos de protección y seguridad. Sin embargo,
los productores a pesar de conocerlos, no crean conciencia sobre el riesgo al que exponen su salud y no toman los
recaudos necesarios(Godoy y Otros, 2013)
El objetivo de este trabajo es iniciar un análisis y discu-
sión sobre las posibilidades que tienen los pequeños productores del Noreste de Misiones para diversificar la producción y planificar su rentabilidad económica, ello con el
fin de generar acciones específicas que tiendan a revertir
la situación actual de la población objetivo y contribuyan
al desarrollo económico local.
MATERIALES Y MÉTODOS
Se aplicó una investigación de nivel descriptivo, con un
enfoque cuali-cuantitativo, porque utilizados en conjunto
enriquecieron la investigación. El enfoque cuantitativo
utilizado en la recolección y el análisis de datos, permitió
establecer con exactitud patrones de comportamiento en
la población en estudio; mientras que el enfoque cualitativo, permitió reconstruir la realidad que se visualizaba en
la misma.
La Unidad de Observación fue la rentabilidad de la producción del productor tabacalero en su contexto familiar y
su unidad productiva.
La población objetivo son los 6.586 tabacaleros, la totalidad de los productores de la zona Agroeconómica Nº 3
de la Provincia de Misiones, que figuran en el censo tabacalero del año 2013.
Se trabajó con los datos de Proyectos de Investigación/
Extensión de la Universidad Nacional de Misiones, además
de tesis desarrolladas, como también de la participación
en congresos, charlas y debates. La información primaria
se logró con encuestas a alumnos provenientes de la zona
bajo estudio que figuran en el padrón de la Facultad de
Humanidades y Ciencias Sociales, Facultad de Ciencias
Exactas Químicas y Naturales y la Facultad de Ciencias Económicas de la UNaM, constituyendo una muestra de 180
alumnos de los diez últimos años que fue determinada
por muestreo aleatorio simple. Se agregaron entrevistas
en profundidad para sumar información y para recoger las
opiniones o juicios del grupo seleccionado. Se analizaron
variables sobre el seguimiento de los 474 alumnos egresados en los diez últimos años de las Escuelas de Familias
Agrícolas (EFAS) del Comandante Andresito y Bernardo
de Irigoyen. Se aplicaron entrevistas en profundidad a informantes clave, a productores de la zona, a los alumnos,
docentes y directivos de las EFAS. Las entrevistas permitieron testimonios de vida de los jóvenes rurales y el punto
de vista de los docentes que trabajan con ellos. Las variables para el análisis de la rentabilidad, fueron: los costos
directos e indirectos, los ingresos, la unidad de medida
de la superficie de producción (una hectárea) y la duración del proceso productivo (se toma un año como ciclo
para la plantación y cosecha, porque es el ciclo del tabaco,
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
RESULTADOS 1. Los cultivos anuales de Misiones y las
Políticas Agropecuarias:
El Estado tiene un alto gasto destinado a políticas del
área social y agropecuaria para la zona bajo estudio: el
INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) provee conocimientos sobre mayor productividad, mejora de
la genética y de la tecnología a aplicar en la producción;
también brindan asesoramiento técnico, con extensionistas que realizan trabajo de campo en las distintas unidades productivas. En sus estatutos, las Universidades Nacionales contemplan proyectos y programas destinados
a dar respuestas a la demanda socio-productiva. Además,
desde el Estado se ofrece una sucesión de programas que
en el corto plazo se reemplazan por otros, todos diseñados y ejecutados para atender a la población bajo estudio.
(Tabla 1).
Los programas de la Tabla Nº 1 tienen por objetivo apoyar la reconversión productiva. El ProAlimentos es uno de
los programas que se sostuvo en el tiempo, al que según
datos del Ministerio de Agricultura, se destinaron 125 millones de pesos en Misiones desde el 2008, y el que en su
nueva etapa, no sólo realizará una ayuda financiera de 60
millones de pesos a la provincia, sino también brindará
apoyo técnico a los agricultores y sus familiares. Pretende
que la provincia produzca lo que se consume en ella y que
esto genere trabajo e ingresos para garantizar la movilidad social ascendente de las familias (Ministerio de Agricultura y Pesca, 2014).
Con relación al tabaco en Misiones, es una fuente de
recursos fiscales para el Gobierno Nacional y Provincial. El
instrumento central de la política pública para este sector
es la Ley Nacional del Tabaco Nº 19.800/72. Con las modificaciones introducidas por las leyes 20.132, 20.678, 21.140,
22.517, 22.867, 23.074 y 23.684, el sistema creado con
esta norma establece en la órbita del actual Ministerio de
Agricultura, Ganadería y Pesca-Ministerio 2005/6 (Poder
Ejecutivo Nacional), un mecanismo por medio del cual los
productores tabacaleros reciben una parte del precio de
venta al momento de la entrega del producto en el acopio, y la otra parte –diferida en el tiempo- en concepto de
precio y en distintos programas dirigidos al desarrollo de
la actividad, financiados y ejecutados en la medida que se
comercialicen los cigarrillos.
Tabla 1. Repertorio de Programas y Proyectos de Instituciones Estatales.
Programa e Institución
Fondo especial del tabaco (FET)
Año
1972-2015
Planes y Proy. Invest./Extensión Prod. Minifundistas del INTA
1987
PROHUERTA
1990
Promoción de Plantaciones Forestales (SAGPyA) Ley 25080
1991
Pequeños Prod. Agrop. del Noreste Argentino (PPNEA)
1992
Cambio Rural (INTA)
1993
Programa Social Agropecuario (PSA)
1993
Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP)
1996
Apoyo a Peq. Prod. a la Conservación Ambiental (CAPPCA)
1997
Prog. de Desarrollo de Peq. Productores Agrop. (PROINDER)
1998
Proyecto de Reordenamiento de Áreas Tabacaleras (PRAT)
2002
PRODERNEA (PRODERNOA) Reemplaza al PPNEA
2002
Prog. Fed. de Apoyo al Desarrollo Rural (PROFEDER), INTA
2003
Plan Provicial de Producción de alimentos (ProAlimentos)
2008-2015
Programa Sustentabilidad y competitividad Forestal (Nacional)
2014-2018
Fuente: Recopilación registro de información INTA.
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
aunque la mandioca puede esperar hasta dos años para
ser cosechada con mejor rentabilidad en la producción).
También las políticas para la lograr la diversificación y la
sostenibilidad de la producción agropecuaria.
Observaciones: no se considera la amortización de los
bienes, debido a que en ambos procesos el trabajo es más
bien manual y no industrial; ni el costo del flete, porque se
evaluó el precio del producto en la unidad productiva. Se
desestima el valor de los impuestos, porque es mínimo.
27
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
28
El objetivo explícito de la ley 19.800/72, ley Nacional
del Tabaco, es mejorar las condiciones para el desenvolvimiento de la actividad tabacalera a partir de reconocer
la precaria situación social en la que se reproduce la pequeña producción. Para ello, reguló integralmente al sector primario, secundario y terciario del tabaco; además de
formalizar la actividad económica del circuito mediante el
registro de agricultores, acopiadores, industriales y exportadores.
Con la suscripción de argentina en 1994 al Acuerdo Agrícola con la Organización Mundial del Comercio
(OMC), se fijó un tope al financiamiento líquido y directo
al productor. La contraparte de esta limitación fue que dicho acuerdo permitió destinar una porción de los recursos
del FET a planes de diversificación que pusieron en escena
al Programa de Reconversión de Áreas Tabacaleras (PRAT),
cuyo objetivo explícito es orientar, coordinar y supervisar las acciones tendientes a alcanzar la modernización,
reconversión, complementación y diversificación de las
áreas tabacaleras, tanto en la producción primaria como
en la cadena agroindustrial asociada, cuidando el medio
ambiente y el bienestar del productor y consumidor.
En cuanto a la producción de mandioca, en el año 2013
se crea el Cluster de la Mandioca Misionera con el objeto
de desarrollar la producción de la materia prima mediante
asesoramiento técnico, implementación de tecnología en
campo, análisis en laboratorio de las mejoras genéticas,
acercamiento del productor a las cooperativas e industrias
para que exista el feedback comercial necesario en toda
producción, así como también con la apertura de nuevos
mercados para los industriales y cooperativas. Éste fue impulsado por actores claves que incluyen a las instituciones
públicas (Estado Nacional, Provincial y Municipal), de ciencia y técnica (INTA, INTI, Universidades, PROSAP), al sector
privado, la agroindustria y, principalmente, al pequeño
productor -artífice de esta cadena de producción. Los técnicos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de
Buenos Aires, sostienen que esta es una oportunidad para
tecnificar la producción y crear centros e institutos de investigación en este sentido.
Cooperativas y productores coinciden en el excelente momento histórico que vive el sector productivo de la
mandioca, con la posibilidad de estar reunidos todos los
actores con proyectos para que entre todos, posicionen a
la mandioca como uno de los productos más significativos
de la economía de Misiones.
Las cooperativas observan la sobre y sub producción y
la fluctuación de los precios como debilidades; en cambio,
para los productores de mandioca fresca, esta debilidad es
la falta de mano de obra.
Fernando Witzke (2013), en representación del sector,
manifestó la preocupación por las políticas nacionales del
año 2014 que cambiaron el escenario de esta producción
al abrir la importación de fécula de mandioca. El 64 por
ciento del producto en góndola era de Paraguay, mientras
que otro 5 por ciento, de Brasil. Agregó que los asiáticos
colocan aquí su fécula a 0,60 dólares ($ 10 por dólar del
momento) por kilo, y la fécula local se ofrece a 11 pesos.
De la mandioca dependen unos 1.600 trabajadores, la mayoría de ellos son peones rurales que dependen de unos
2.000 productores que siembran unas 5.000 hectáreas con
el cultivo.
2. El Tabaco Burley en la Provincia de Misiones
La provincia de Misiones posee la mayor producción
del tabaco tipo Burley, el 99% del Noreste argentino, lo
que representa el 80% de la producción nacional. En promedio cultivan 2 hectáreas por productor, (Censo tabacalero, 2013). Según Godoy y otros (2012-2015), más del
80% de estos productores son minifundistas, y para ellos
la organización de cualquier sistema de producción, se
sustenta en la fuerza de trabajo y la tierra, que es un factor fijo. Indica Godoy y otros (2010-2012), que la fuerza
laboral depende de la composición familiar y no puede
aumentarse o disminuirse a voluntad, los demás medios
productivos se ordenaran a su alrededor.
3. El proceso productivo del tabaco.
Según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca
de la Nación (2010), incluye la producción de la materia
prima, acopio, primera industrialización y elaboración de
productos finales. El productor tabacalero realiza la primera etapa, que comprende desde la preparación del suelo
hasta la cosecha, con el seguimiento de las empresas acopiadoras.
Preparación del suelo y siembra: se realiza en
almácigos y luego de tres meses, los plantines son replantados en el mes de agosto. En el periodo entre la siembra y
la cosecha se realizan técnicas de fertilización, riego, aporque y desflore.
Cosecha: se extiende desde fines de octubre hasta
aproximadamente el mes de diciembre, se realiza en forma manual, planta por planta.
Finalizada la cosecha se procede al primer curado realizado por el productor, este proceso tiene por objetivo preservar las hojas de tabaco al generar, vía calor, condiciones
adecuadas para conservar la calidad potencial de las ho-
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
4. La mandioca
La mandioca (también denominada yuca, tapioca, casava) es una planta que se desarrolla en Misiones, en suelos pobres y ácidos, que es tolerante a la sequía y prospera
en climas con una temperatura media anual de 20 a 27ºC.
Se la cultiva sobre todo por sus raíces ricas en hidratos
de carbono, aunque en algunas partes del mundo, como
África y Brasil, también las hojas son utilizadas para la alimentación humana, además de ser un recurso importante
en la alimentación del ganado doméstico.
En Misiones, la mandioca constituye un cultivo de
gran valor comercial, por su consumo como uno de los
productos típicos de la zona para acompañar al asado,
además de otras aplicaciones culinarias. Por ser una de las
principales fuentes de hidratos de carbono, sus raíces son
ricas en almidón, aportan un importante y muy apreciado
complemento de la mesa familiar de la población rural y
de buena parte de la población urbana. Además, es utilizada como materia prima de la industria para la extracción
del “almidón” y sus derivados, por lo que representa una
regular fuente de ingresos en la explotación agraria. Sus
hojas y ramas se constituyen en un forraje de bajo costo,
pero muy valioso para el ganado.
5. El proceso productivo de la mandioca
El proceso productivo de la mandioca es el siguiente:
preparación del suelo, material de propagación, plantación, cuidado y finalmente, cosecha (Producción de Mandioca y sus Usos, 2009).
Preparación del suelo y siembra: se recomiendan los suelos medianamente fértiles, de tipo rojos profundos. La época de preparación del terreno es de junio
a agosto y la producción de primicias entre abril y mayo;
aunque en realidad depende del destino que se le dará a
la producción, si son para la industria o consumo fresco, en
épocas normales o producción de primicias.
principal es realizar el surcado del lote para facilitar la
plantación posterior.
Material de propagación: la mandioca es un cultivo que se propaga vegetativamente por medio de estacas/semillas provenientes de los tallos. La calidad de las
mismas es de importancia fundamental y tiene una relación directa con el brote, el vigor de la futura planta y la
producción de raíces.
La conservación de las ramas se logra mediante su almacenamiento en un lugar alto y seco, pudiendo realizarse esta tarea en la orilla de algún monte o bajo un árbol.
Éstas pueden ser guardadas cubiertas con material vegetal seco: paja, restos de cosecha de maíz, pasto elefante,
acículas de pino, chirca u otros para protegerlas de las
heladas y evitar la pérdida excesiva de humedad. Al momento de la plantación, se abren las “pilas” y se preparan
las estacas-semillas.
Plantación: en Misiones, la producción destinada
a la industria y al consumo fresco son realizadas entre la
segunda quincena de agosto y hasta fines de octubre.
Cuando la mandioca tiene como destino la industria, la
plantación se realiza en septiembre, época en la cual se
obtiene un mayor rendimiento de almidón.
Manejo del cultivo: la mandioca es considerada
un cultivo rústico, que crece relativamente bien en suelos
pobres; sin embargo, agota el suelo rápidamente y absorbe del mismo más nutrientes que la mayoría de los cultivos
tropicales. Para mantener niveles mínimos de fertilidad en
el suelo, se debe realizar anualmente una devolución de
los nutrientes extraídos por las raíces cosechadas.
Se ha demostrado que entre15 y 30 días después de la
plantación, es necesario, controlar las malezas, y hacerlo
hasta que el cultivo haya cerrado, porque compiten por
el agua, los nutrientes y la luz, lo que se traduce en bajos
rendimientos de mandioca.
La disminución en los rendimientos de los suelos, perjudica la calidad de las raíces, dificulta la cosecha, por lo
que debe protegerse a la planta de las plagas y enfermedades. También es fundamental la nutrición mineral y la
fertilización de la plantación.
Cosecha: la cosecha tradicional se realiza, en forma
manual, a partir del mes de marzo, tanto para mercado
fresco como para la industria. Es común esperar dos años
para realizar la cosecha que lleva como objetivo la industrialización de la mandioca, con rendimientos superiores.
Las principales actividades en la prepara- 6. Rentabilidad
ción del suelo, son: una rastreada como labor priPara este análisis se tendrán en cuenta valores del año
maria, y una posterior arada con arado tatú, cuya función
2013 y el esquema:
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
jas, y consiste en secar las hojas naturalmente (expuestas
al sol o suspendidas en lugares aireados o tendaleros) o de
manera artificial, en estufas con humedad y temperatura
controlada. Se “cura” en un ambiente con un mínimo control artificial de la humedad. Posteriormente el productor
realiza la preclasificación de las hojas y las dispone en fardos de 45/50 kg. según calidad y posición foliar. El tabaco
que sale de la unidad productiva después de realizado el
proceso de secado se denomina “Tabaco Verde”.
29
Tabaco
Costos directos: se pueden clasificar en insumos y
mano de obra. Los insumos los provee el mismo acopiador
que será quien luego comprará el tabaco. La modalidad de
producción que es “por contrato”, en la cual los productores reciben los insumos para luego vender la producción a
los mismos que les proveen de la materia prima.
Los insumos que recibe el productor tabacalero son
las semillas, los agroquímicos y los productos para evitar
el crecimiento de las malezas y las enfermedades de la
planta. Según el Ministerio del Agro y la Producción de la
Provincia, estos costos ascienden a $7.250, que serán descontados del valor que perciban por la cosecha.
Entre las etapas que van desde la plantación en almácigos, la colocación de agroquímicos, la cosecha y la clasificación, el productor tabacalero necesita de 100 jornales, a
valor $157,53 (Ministerio de Agricultura y Pesca, 2013). La
mano de obra es de toda la familia, incluso de los niños de
5 años de edad.
Comercialización
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
30
La producción tabacalera y la agroindustria se relacionan mediante contratos y/o subastas. El agricultor se
compromete a vender su cosecha exclusivamente a una
empresa, que asume la obligación de compra, para lo cual
delega en ésta diversas decisiones técnico-productivas
del desarrollo del cultivo.
Al inicio de la campaña, el agricultor suscribe un contrato de producción con una empresa acopiadora en el
que se compromete a cumplir con determinada cantidad
y calidad de tabaco. Como contrapartida, la empresa provee los insumos necesarios para el inicio del ciclo -agroquímicos, semillas y el asesoramiento técnico- que son
descontados al momento del acopio. El productor recibe
los citados bienes y servicios en función del cupo que le
entrega el acopiador, estimado en un determinado número de plantas. El incumplimiento del contrato por motivos
extra agrícolas puede deberse a una situación extraordinaria, por ejemplo, un siniestro en la plantación.
Las negociaciones de los precios se realizan entre los
meses de enero y febrero, y participan las Asociaciones por
parte de los productores, la Cámara del tabaco por parte
de las empresas, cooperativas y particulares. El precio es
de subasta, homologado por autoridades de la subsecretaria del tabaco del Ministerio del Agro y la Producción.
La ley Nº 19800/72 establece que los acopiadores deben estar registrados en la actividad para poder operar y
retiran los fardos, los que son armados en la chacra con
una prensa y una caja que sirve de molde, una vez que el
tabaco se encuentra seco.
Ingresos del productor de tabaco
Por hectárea obtiene aproximadamente 18.500 plantas de 0,082 kg. cada una, lo que da como resultado1.517
kg. de tabaco.
El productor tabacalero recibe dos ingresos por la cosecha y entrega del tabaco. Uno es el precio pagado por
el comprador (acopiador, dealer, cooperativa o Industria),
que dependerá de la cantidad de kilos de tabaco obtenido
en la cosecha y de la calidad del mismo. El segundo es por
parte del Fondo Especial del Tabaco (FET), reglamentado
por la ley Nº 19800/72.
El FET es el eje de la política tabacalera, y para la determinación del ingreso del productor se considera:
- Un sobreprecio (aporte variable en función de los tipos de tabacos), el cual no puede superar el 40% del precio total percibido por el productor.
- Un adicional de emergencia (que no puede ser mayor
al 50% del sobreprecio y que se destina a paliar los problemas económicos y sociales que provoca el régimen de
tenencia de la tierra) en algunas regiones productoras.
El artículo 23 de la ley 19800/72 establece que el FET
se integrará con el 7% del precio total de la venta al público de cada paquete de cigarrillos, del remanente de la
Cuenta Especial Nº 887 del Fondo Especial del Tabaco, de
los intereses, multas y otros ingresos que resultaren de
la administración del Fondo y las donaciones, legados y
contribuciones que se le hicieren. Además se establece un
adicional del 1% del precio de venta al público de los cigarrillos, que los industriales fabricantes de cigarrillos utilizarán para el pago del porcentaje habitual de la comercialización en todo el país (mayoristas y minoristas).
En la práctica, del 7% que se recauda con el impuesto: el 80% se entrega como retorno a los productores y el
20% se destina a planes de diversificación y mejora de la
producción. Estos retornos se pagan a medida que se va
recaudando el dinero del impuesto. Además si el 80% supera los setenta millones de dólares se paga la caja verde,
que es un porcentaje adicional. (Tabla 2).
7. Ingresos del productor de mandioca
A diferencia del tabaco con una producción regida por
la modalidad contrato, precios regulados y reglas fijas, la
mandioca es un producto que por su reciente eclosión
como actividad económica, sin un mercado desarrollado.
Solo se trabaja en el marco del “Plan Estratégico de la Mandioca Misionera”.
El precio de la mandioca en la chacra era de $1 por
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
Tabla 2. Ingresos y costos de producción del tabaco (1 ha).
Concepto
I- Precio por kg. que paga la acopiadora
Cálculo
Total ($)
$12,78 *1517 kg.
$19.387,26
II- Costo de Insumos
$7,250
$7.250,00
III- Ingreso sin costo de mano de obra
(I) - (II)
$12.137,26
IV- Costo mano de obra del peón rural
100 jornales * $157,53
$15.753,00
(III) - (IV)
($3.615,74)
66.90% del Ingreso (I)
$12.970,08
(VI) - (V)
$9.354,34
Cálculo
Total
10.000*4*$1 por kg
$40.000,00
31 jornales diarios $ 157,53
$ 4.883,43
(I) – (II) – (III)
$34.816,57
V- Resultado con costo de mano de obra
VI- Ingreso directo FET
Rentabilidad por hectárea de tabaco
© Godoy, A., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 3. Ingresos y costos de producción de la mandioca (1 ha).
Concepto
I- Ingreso del productor
II- Costo de mano de obra
III- Costo de insumos
Rentabilidad
$300,00
kilogramo, en el año 2013. Los niveles de almidón y rendimiento para el primer año fueron de 40.000 kilos de
mandioca por hectárea, con un porcentaje de almidón del
20%, mientras que para el segundo año prácticamente
se duplicaron los kilos de mandioca y se obtuvo un 30 %
más de contenido de almidón (entrevistas realizadas a los
productores del Departamento General Manuel Belgrano,
2013).
Costos
De los costos de producción el más representativo es el
de la mano de obra, este costo variará si se espera un año
o dos para la producción. Como el objetivo del presente
informe es comparar la rentabilidad de dos productos,
para igualar el periodo de análisis se contemplará para los
costos e ingresos, el lapso de un año entre la plantación y
la cosecha.
De acuerdo a la información recabada en la zona bajo
estudio, se pueden plantar 10.000 plantas por hectárea,
con un rendimiento de 4 kg. por planta, por lo que se obtiene aproximadamente 40.000 kg. por hectárea. El INTA
indica que es importante destacar que el rendimiento variará de acuerdo a la zona y la tierra.
Los insumos para el control de malezas y hormigas
que atacan a las plantaciones, también se modificarán
de acuerdo a la zona, entre los recomendados están los
que se utilizan para combatir a las hormigas cortadoras,
las orugas, los marandová, los trips, los barrenadores y las
moscas. Los costos ascienden a $300 por hectárea de los
productos aplicados con esa finalidad (Ministerio del Agro
de la Producción de la provincia de Misiones, 2013). (Tabla
3).
Señala Godoy y otros (2014), que en el año 2013, producir y vender tabaco, arrojaba un beneficio de $9.354,34
por hectárea, mientras que la producción y venta de la
mandioca, para igual superficie generaba un beneficio de
$34.816,57.
La creciente demanda de mandioca que ocurrió en
el año 2013, promovió su cultivo a través del “Cluster de
la Mandioca Misionera”. Los referentes de la producción
realizaron una puesta en común del análisis de fortalezas,
oportunidades, debilidades y amenazas de su cadena productiva con interesante información para el sector.
El responsable de la Unidad de Competitividad de la
UCAR-PROSAP, remarcó el buen camino del clúster y las
posibilidades de financiamiento por parte de ese organismo a los proyectos que surjan para el beneficio de este
grupo.
El INTI brindó información técnica sobre la conservación de la mandioca parafinada y encerada, y la FAUBA
mostró resultados de una encuesta realizada en Buenos
Aires sobre el consumo de mandioca fresca y el alto grado
de conocimiento por parte de la población, pero a su vez
indicó que existe un nivel de consumo medio a bajo del
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
© Godoy, A., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
31
producto (Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación,
2013).
DISCUSIÓN
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
32
La generosidad de la naturaleza del Noreste Misionero,
en cuanto a las ventajas comparativas para la producción:
tierra fértil y un clima apto para explotación agropecuaria,
no es aprovechada por los productores porque la decisión
de las actividades en sus unidades productivas no responden a un plan estratégico. En consecuencia, poseen escasas posibilidades de competir en el mercado.
El conjunto de actividades y de programas dependientes de diversas instituciones de distintos niveles de
Gobierno y Ministerio, con escasas interdependencias
mutuas para la orientación de las políticas del desarrollo
económico sostenido, no favorece la optimización en el
uso de los recursos del Estado e incide en la eficacia de
las mismas. Esto puede explicarse en dos hechos que se
consideran fundamentales desde la perspectiva de desarrollo económico local: por un lado, canales de comunicación inapropiados y falta de espacios de articulación
entre los Programas Estatales entre sí, y entre estos y los
productores; y por otro, la ausencia de tramas de valor en
el territorio.
Es necesaria la construcción de la trama de valor en los
territorios porque es la que da el sostén a los pequeños
productores que tienen objetivos similares. Esta construcción requiere la utilización de diferentes herramientas que
van más allá de los productores o de un grupo de ellos y
que se refiere a políticas públicas: crédito, asistencia técnica, investigación, promoción de organizaciones e instituciones y acuerdos institucionales de gestión asociada.
También demanda la creación en el territorio de condiciones sistémicas para la producción y la comercialización,
como son las estructuras viales y los servicios básicos: salud, educación, energía, agua y tierra. Todos ellos elementos base de la trama.
Por otra parte, el importante desembolso que invirtió
el Estado en el programa ProAlimentos, dirigido a mejorar
la producción y enfrentar la pobreza de estos pequeños
productores para disminuir las desigualdades, no sólo se
justifica por razones sociales, sino por razones de estricta eficiencia económica y de administración; podría ser la
forma más eficiente de invertir en el futuro, fundamentalmente en la calidad de vida del hombre, como de su capacidad de gestión y producción, pero no sirve si desde la
misma perspectiva de los productores se reconoce la falta
de seguimiento y control de los programas.
La producción del tabaco Burley, es desarrollada con
mano de obra familiar intensiva e incluye a los niños desde
los 5 años de edad, insume casi la totalidad de la fuerza laboral disponible. La temprana incorporación de los niños
al trabajo rural los limita en el acceso a la educación y a
vivir una infancia adecuada. Esto explica la existencia de
un alto porcentaje de hogares pobres con hijos menores
de dieciocho años, sin la capacitación para el uso de las
buenas prácticas agrícolas o para insertarse laboralmente,
además de las escasas posibilidades de acceso a un mejor
nivel de vida.
La actividad tabacalera y la vida cotidiana se convierten en una forma de vida, donde el tabaco les deja un
margen económico apenas suficiente para subsistir, o, en
algunos casos, para cubrir sus necesidades básicas. De la
observación realizada, surge que el productor para el análisis de su rentabilidad económica, solo considera los factores de costos e ingresos monetarios, pero excluye otros
de índole socioeconómica.
Si se compara la producción del tabaco con la de la
mandioca, se constata para el primero, un requerimiento
del triple de jornales de trabajo y que genera sólo una tercera parte en la rentabilidad económica, a lo que se suman
los graves problemas en la salud humana derivados por el
mal manejo de los agroquímicos.
Todas las ventajas observadas al producir mandioca
con relación al tabaco, fueron derribadas por la debilidad
de las tramas de valor y la falta de protección de las economías regionales. La importación de las féculas a mitad del
valor nacional, originó un grave perjuicio a productores e
industriales misioneros.
Los grandes intereses explican la incorporación de
más de 1.000 productores tabacaleros y un aumento de
10.000.000 de kg. en la producción de tabaco en el año
2014, respecto del año anterior. Llama la atención, como
este producto sigue desplazando a la producción tanto de
la mandioca, como de otros productos característicos de
la zona. Quizás caben las preguntas: ¿La responsabilidad
es totalmente de los productores que no hacen las evaluaciones adecuadas a la hora de decidir qué producir?,
¿Las políticas nacionales no favorecen a las economías regionales?
Existe una contradicción cuando, por un lado, las instituciones estatales apoyan a los proyectos productivos con
capacitación y recursos económicos, y por otro, no toman
los recaudos necesarios para la sostenibilidad del sector.
Esta situación deja expuesta la falta de coordinación de las
políticas nacionales. Lleva a pensar que los pequeños productores no pueden planificar su producción si el Estado
no los respalda por medio de políticas adecuadas, que se
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
CONCLUSIÓN
La mirada crítica efectuada sobre los productores minifundistas, por su falta de planificación para producir y obtener rentabilidad, tuvo un giro de 180° porque durante el
desarrollo del presente trabajo, se logró comprender por
qué el productor opta por el tabaco. La vida del productor
tabacalero se resume en una paradoja, eligen una actividad para poder cubrirse del riesgo al que se exponen al
elegirla.
En el año 2013, la mandioca fue la gran protagonista,
con la promoción y el apoyo de distintas instituciones públicas (Estado Nacional, Provincial y Municipal), de ciencia y técnica (INTA, INTI, Universidades, UCAR y PROSAP)
conjuntamente con el sector privado. Luego, el excelente
momento histórico que vivía el sector ante las expectativas planteadas, con productores que se volcaron a esa
producción, no fue sostenido en el tiempo.
La contradicción en las Políticas Estatales, que por
un lado invierten en planes de apoyo para el desarrollo
productivo y por otro no protegen la economía regional
al abrirla importación de fécula de mandioca, justifica la
imposibilidad de competir en el mercado. La producción
de mandioca pasa de ser rentable, de ser “un producto
estrella”, a ocupar el último lugar por la falta de mercados
debido a un conflicto que afecta a todos los eslabones de
la cadena de productiva. Pone a los productores que conforman el clúster en situación de vulnerabilidad.
Se puede afirmar que son escasas las posibilidades que
tienen los productores para diversificar la producción, planificar su rentabilidad económica y lograr la sostenibilidad.
La producción del tabaco continúa en expansión a pesar
de los problemas a que exponen su salud y de la baja rentabilidad. Es el producto elegido por ser el único que está
regulado y que tiene asegurada su comercialización.
La situación planteada tiene un alto costo para Estado,
que debe aumentar los planes sociales a los productores.
Se espera que este tema invisibilizado por el Gobierno Nacional, pueda entrar en la agenda pública para generar acciones específicas que tiendan a una solución efectiva, en
pos de apoyar el desarrollo económico local y sobre todo
a la economía agraria de Misiones.
AGRADECIMIENTOS: a la CP. Carolina Zubrzycki,
la CP. Gladys Pietruczuk y a la Lic. Ariana Burna, por haber
revisado el manuscrito del artículo. A la Asociación de Productores de San Antonio, las EFAs, el INTA y la UNaM, por
el apoyo brindado.
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
sostengan en el tiempo y las direccione al fortalecimiento
de las economías regionales.
33
REFERENCIAS
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
34
Actores que intervienen en la cadena de valor del tabaco
(2010). Informe del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Argentina.
Actores que intervienen en la cadena de valor del tabaco
(2013). Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de
la Nación. Argentina- MECON.
Comisión Nacional Asesora Permanente del Tabaco (1972).
Ley Nacional del Tabaco- 19800. Buenos Aires, Argentina: MECON.
Godoy, A. E., Martínez M. C., Carvallo A. & Franco M. J.,
(2010). Propuesta de organización y gestión para el desarrollo de los productores de San Antonio Misiones.
Argentina: Editorial Universitaria, UNaM.
Godoy A. E., Martínez, M. C, Dip, J., Pokolenko A. & Tarnoski, S. (2010-2012). La Incidencia de los Modelos de Gestión en el Desarrollo de las Cooperativas Agropecuarias
del Noreste de Misiones. UNaM- Argentina.
Godoy, A. E., Martínez, M. C., Carvallo, A., Pokolenko, A.,
Tarnoski, S. O. & Dip, J. (2013). Desarrollo de las cooperativas agropecuarias del noreste de Misiones Argentina. Vol. 20 Nº 103. Revista Cooperativismo y Desarrollo
de Bogotá Colombia, ISSN 0120-7180.
Godoy Antonia E., Knass, G., Tessari, N., & Narváez, V. (2014).
Ponencia en las XXXV Jornadas Nacionales de Matemática Financiera. UNaM- Argentina.
Godoy, A. E., Laverán, M., Martínez, M. C., Knass, G. & Zubrzycki, C. (2012-2015) “Indicadores de Sustentabilidad
para la Producción Agropecuaria del Noreste de Misiones” UNaM- Argentina.
INTA, (2009). Producción de Mandioca y sus usos. Argen-
tina: INTA-Secretaría de Desarrollo Económico, Municipalidad de Montecarlo, Misiones.
Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación
(2005-2006). Instrumento central de la política pública
para sector tabacalero- Argentina-. Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Recuperado de
www.minagri.gob.ar – el 20-10-2014.
Ministerio de Agricultura y Pesca (2013). Competitividad
de la mandioca. Argentina – PROSAP-. Recuperado
de http://competitividadprosap.net/competitividad/
mandioca/crisis/ 03-12-14.
Ministerio de Agricultura y Pesca (2013). Precio del tabacoArgentina-. Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación. Recuperado de http://www.agro.misiones.gov.
ar/index.php/mercado-precios el 03-12-14.
Ministerio de Agricultura y Pesca (2014). Seguridad alimentaria, Argentina. Ministerio de Agricultura y Pesca
de la Nación. Recuperado de www.minagri.gob.ar – el
27-11-2014.
Ministerio del Agro y la Producción de la provincia de Misiones (2013). El Cluster de la Mandioca- Argentina-.
Recuperado de http://www.ucar.minagri.gob.ar el 2712-13.
Subsecretaría de Tabaco del Ministerio del Agro y la Producción, (2013). Censo tabacalero, del Ministerio del
Agro y la Producción de Misiones Argentina.
Witzke, F. (2013) Gerente de la Cooperativa Agrícola e Industrial San Alberto, de Puerto Rico Misiones Argentina. (Entrevistado por Guillermo Reyna Alan).
:
Diversificación de la producción agropecuaria del noreste de Misiones Argentina pp. 25-34 ISSN: 2007-9575
Antonia Elisabeti Godoy
CALIDAD DEL AGUA: CARACTERIZACIÓN ESPACIAL
EN ÉPOCAS DE SEQUÍA EN EL RÍO FUERTE,
SINALOA, MÉXICO
Water quality: spatial characterization during drought in the
Rio Fuerte, Sinaloa, Mexico
Dr. Hugo B. Rodríguez Gallegos
Profesor Investigador candidato al SNI
Depto. de Ciencias biológicas
Universidad de Occidente. Unidad Guasave
Dr. José Á. Trigueros Salmerón
Profesor Investigador
Depto. de Ciencias biológicas
Universidad de Occidente. Unidad Los Mochis
Recibido: 31/07/2015 Aceptado: 29/02/2016
Profesor Investigador
Depto. de Ingeniería y Tecnología
Universidad de Occidente. Unidad Los Mochis
Contacto: [email protected]
M. C. Jeovan A. Ávila Díaz11
M.C. Marco A. Arciniega Galaviz
Profesor
Depto. de Ingeniería y Tecnología
Universidad de Occidente. Unidad Los Mochis
1
RESUMEN
ABSTRACT
Las graves condiciones de calidad del agua se ven más
afectadas cuando la cantidad del agua escasea debido a
las condiciones climáticas. En la cuenca media del río Fuerte (RF) son muchas las fuentes de contaminación, las cuales se vuelven críticas en periodo de sequía al disminuir el
caudal promedio en el cauce, concentrando agentes químicos y biológicos. Para evaluar las condiciones del agua
superficial se muestrearon 22 puntos y se calculó el Índice
de Calidad del Agua (ICA) durante el verano de 2012. Se
evaluaron los valores del ICA junto con el caudal. Los datos
se integraron en un Sistema de Información Geográfico
(SIG) para determinar la distribución espacial de la calidad
del agua. Se identificaron seis puntos de riesgo en la calidad del agua para uso público. Once puntos representan
un riesgo para especies sensibles. Ninguna área muestreada es recomendable para uso recreativo. La calidad del
agua a lo largo del RF presenta condiciones óptimas para
uso agrícola e industrial. En época de sequía, la descarga
de aguas del RF y drenes, previas a su desembocadura en
aguas continentales, representan un riesgo para la salud.
El manejo de las condiciones del agua a lo largo del RF,
deben de ser reconsiderados en temporadas de sequía.
Palabras clave: Índice de Calidad del Agua, Agua Residual, Manejo, Contaminación, SIG.
The severe conditions of water quality are most affected when the amount of water is in short supply due to
weather conditions. In the middle basin of the Río Fuerte
(RF) there are many sources of pollution, which become
critical in dry season when the average flow on the runway
drops, concentrating chemical and biological compounds.
To assess the conditions of surface water, 22 sites were
sampled to determine Water Quality Index (ICA) during
the summer of 2012. The ICA and flow rate were evaluated
together. The data were integrated into a Geographical Information System (SIG) to determine the spatial distribution of the pollution. Six sites were identified as in risk for
public use. Eleven sites represent a risk for sensitive species. None of the sampled areas are recommended for recreational use. The water quality along the RF presents optimal conditions for agriculture and industrial use. During
drought season, the water discharge in the RF and drains
presents a health risk. The water use management along
the RF should be reconsidered during the drought season.
Keywords: Water Quality Index, Wastewater, Management, Contamination, GIS.
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Dr. Luis Carlos González Márquez
35
INTRODUCCIÓN
Los ríos son pieza importante para el desarrollo de una
región. En México aportan 78 % del agua que se utiliza en
la agricultura, la cual, genera la mayor cantidad de contaminación difusa, presentando un riesgo muy alto debido a la utilización de agroquímicos (Aguilar, 2008). En el
norte de Sinaloa parte de su infraestructura principal lo
comprenden las presas Huites, PH (Luis Donaldo Colosio), Miguel Hidalgo (MH) y Josefa Ortiz de Domínguez
(JO). La cuenca alcanza los límites del estado de Sinaloa,
Chihuahua y Sonora, y una pequeña parte del estado de
Durango (CONAGUA, 2001). La región lagunar se encuentra poblada de estanques acuícolas donde el agua también muestra variaciones estacionales, principalmente de
compuestos nitrogenados (Escobedo, 2010). La carga de
compuestos químicos en los cuerpos de agua originada
por la actividad (Páez et al., 2007) depende de la cantidad
de animales presentes en la región. En el año 2006, para el
RF SAGARPA reportó un total de 147,659 bovinos; 28,009
porcinos; 32,031 ovicaprinos; 26,843 equinos y 654,626
aves. El agua capturada en la cuenca y todos los agentes
que contiene y transporta a lo largo de la zona ganadera,
agrícola y minera, la cual se ubica en la parte alta de cuenca. Estos flujos utilizados y descargados en la zona costera
del norte de Sinaloa y sur de Sonora. Este mismo escurrimiento incluye aguas residuales, principalmente urbanas,
las cuales se mezclan en ocasiones con aguas residuales
de origen industrial y agrícola en la región llamada Bahía
Lechuguilla-Ohuira-Navachiste y Estero de Bacorehuis,
ambas de 4,620 y 1,069 km2, respectivamente (Figura 1).
El uso de agroquímicos en la región ya se ha mostrado
como un factor que afecta la salud de jornaleros que han
estado en contacto con estas sustancias (Martínez-Valenzuela, et al. 2009), mientras que la distribución y concentración de pesticidas en el agua superficial o subterránea
no han sido claramente determinadas. Las disminuciones
de agua en el RF se dan principalmente por extracciones
directas al cauce natural a través de canales de riego y/o
Figura 1. Localización de las cuencas asociadas al área de estudio y zona de muestreo, comprende la parte media y baja
de la cuenca del RF y regiones de influencia: Estero de Bacochibampo y Bahía Lechuguilla.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
36
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
por bombeo directo, y contrastan con la existencia de
descargas directas de aguas residuales, las cuales reflejan
las principales descargas que aportan agentes químicos y
biológicos críticos en periodo de sequía. La densidad de
drenes en el área es importante y se pueden presentar
como la condicionante de la calidad del agua en la región
debido a su extensión agrícola de más de 228,000 hectáreas (Ha) bajo riego, y a la consecuente utilización de
agentes agroquímicos (Figura 2).
Indicadores de calidad de agua. Discusión
en base al origen (antropogénico vs. natural)
Estudios realizados en humedales costeros y zonas
ribereñas con propiedades salinas, sugieren variaciones
temporales de algunos compuestos químicos (Walter y
Brown, 2008); esto presupone cambios dinámicos de la
calidad del agua de la parte baja de la cuenca. Algunos
de los parámetros utilizados para caracterizar la calidad
del agua en regiones costeras y ribereñas son el nitróge-
no inorgánico disuelto, fósforo y clorofila a (Chl-a) (Walter y Brown, 2008). El fósforo y el nitrógeno se emplean
en agricultura y se pueden usar para evaluar efluentes
de acuacultura, suelos, industria, aguas municipales, ganadería y atmósfera (Páez et al., 2007). Otros indicadores
de contaminación del agua se relacionan con la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO) y el Oxígeno Disuelto
(OD), los cuales son importantes cuando se caracterizan
aguas residuales (Rai et al., 2010). Los cambios en el clima,
al disminuir los aportes de escurrimiento, agravan la degradación ambiental de los ecosistemas acuáticos y bosques de galería a lo largo del RF. Al mismo tiempo, hace
que las personas que dependen directamente de los recursos naturales, como el agua, tengan que adaptarse a
las nuevas condiciones que se les presentan (Cruz, 2001).
Los eventos climáticos extremos que se han presentado
en la región del RF, como ciclones y huracanes entre julio
y octubre en distintos años, también afectan el desarrollo
regional (CONAGUA, 2001). En febrero del año 2011, un
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Figura 2. Lugares y volumen de descarga de agua residual, dentro del área comprendida para este estudio (CONAGUASEMARNAT, 2001).
37
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
38
frente frío proveniente del norte ocasionó bajas históricas
en la temperatura, provocando que el 90 % de la producción de 715 mil hectáreas se perdieran (Cabrera, 2011) y
como consecuencia, algunas de las reservas de agua en la
zona tuvieran que ser utilizadas para responder a un nuevo ciclo agrícola. Este manejo se realizó en un área que se
mantuvo desde el 2010 bajo condiciones de sequía moderada a anormalmente seca (CONAGUA, 2010). En el 2010,
después del periodo de lluvia, la región baja de la cuenca
se mantuvo como anormalmente seca (CONAGUA, 2010).
Estas tendencias continuaron en el año 2012, por lo que,
se tendrán que evaluar los cambios en las condiciones debidos al clima, demanda y calidad del agua. Estudios locales realizados hace ya más de 26 años, reportaban que
las condiciones de agua en las presas eran adecuadas y
con volúmenes suficientes para llevar a cabo los cultivos
agrícolas de manera normal. Asimismo, aseguraban que
la degradación de la calidad del agua comenzaba inmediatamente después de los primeros asentamientos y después se acentuaba a partir de poblados como El Fuerte,
Sinaloa (CONAGUA, 2001). Este trabajo pretende describir
las condiciones del agua superficial, en la cuenca media y
baja del RF. Su objetivo es integrar holísticamente los sistemas antropogénicos junto con los naturales, permitiendo
una mejor comprensión actual y futura de las condiciones
del agua en la región.
JUSTIFICACIÓN
Mediante el uso del ICA, se busca evaluar y describir
las condiciones del agua del RF bajo la influencia de un
periodo de sequía. Para analizar la calidad del agua se
han utilizado en numerosas ocasiones los SIG (Ojeda et
al., 2007), que permiten asociar resultados con base en su
proximidad y entender mejor las posibles correlaciones
entre áreas muestreadas. Usando estas herramientas, se
propone evaluar dónde hay efectos por baja calidad del
agua, en qué magnitud, quiénes son afectados y cuáles
pueden ser los mecanismos dinámicos, de acuerdo a las
interconexiones dinámicas del agua.
MATERIALES Y MÉTODOS
El área de estudio presenta una temperatura media
anual entre 16 y 26 °C y una precipitación anual entre 500
y 1000 mm. El Río Fuerte (RF), asentado en una región con
alta vocación agrícola, está incluido dentro de la Región
Hidrológica III (RHA III) y aporta el 3.1 % del Producto Interno Bruto.
Presenta un escurrimiento superficial natural medio de
5,176 millones de m3/año, en un área de 33,590 km2 y una
longitud de 540 km (CONAGUA, 2010) (Figura 1). En esta
región, se muestrearon cinco drenes agrícolas, 14 afluentes y tres presas (Tabla 2) . Estos cauces corren a lo largo
de tierras arables, agostaderos, vegetación semidesértica
y asentamientos humanos que van desde la presa Huites
hasta la desembocadura del río en el Golfo de California.
Durante el verano de 2012, el cauce del RF se encontró en
uno de sus niveles más bajos (~0.15 m3/s) en temporada
de sequía, registrado cerca del poblado de Ahome, Sin.,
previo a las primeras lluvias en la parte alta de la cuenca,
las cuales iniciaron a finales de julio y continuaron durante
agosto y septiembre.
Protocolo de muestreo y análisis. Se seleccionaron
22 sitios, cinco drenes, catorce canales y tres presas; los
cuales se visitaron de dos a tres ocasiones durante el verano de 2012. Se considera que el agua es distribuida más
allá de la cuenca del RF a través de canales de riego para
ser utilizada en cultivos agrícolas (Figura 3). Se utilizaron
18 parámetros para estimar el ICA. Se colectaron muestras
por triplicado para nueve de ellos (fósforo soluble, alcalinidad, turbidez, detergente aniónico, color, cloro total y
dureza total); se tomaron muestras individuales para grasas y aceites, y coliformes fecales y totales y, usando dos
multiparamétricos, se tomaron lecturas de temperatura,
salinidad, conductividad eléctrica (CE), pH y amoniaco
(Tabla 1). Cada sitio se valoró seleccionando aquellos de
fácil acceso. En cada uno se estableció un transecto usando dos estacas metálicas y una cuerda previamente medida. Se determinó el flujo del río seccionando en partes
iguales el ancho del cauce y midiendo la velocidad, con un
medidor de flujo marca Hach FH 950. Se utilizó un Kayak
cuando las dimensiones del cauce lo requerían. Las muestras de agua se tomaron al centro de los cauces, a una profundidad de 10 a 20 cm de la superficie. En el caso de las
presas, se navegó más de 200 m de la orilla para tomar
muestras representativas y medir con el multiparamétrico
a una profundidad de 50 cm, tomando la lectura después
de cinco minutos de que se estabilizaran los sensores. Las
muestras tomadas se llevaron para su análisis al laboratorio, indicando las coordenadas geográficas y el valor de
cada parámetro. Posteriormente, se determinó el ICA, utilizando la siguiente ecuación (Jáuregui et al., 2007):
n
∑ =1 I W
ICA = in i i
∑i=1 Wi
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Donde, Ii = simboliza el valor obtenido para cada parámetro representado en un subíndice i; Wi = Ponderación
asignada dependiendo de la importancia que representa
el valor de cada parámetro representado en un subíndice i. La sumatoria de cada multiplicación obtenida entre
su valor multiplicada por su ponderación, nos refleja el
numerador de la ecuación; el cual, al dividirse por la sumatoria de las ponderaciones totales nos arroja un valor
numérico adimensional que refleja las condiciones de Calidad del Agua o ICA. Este índice es comúnmente usado
por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en lugares
limitados. Los resultados obtenidos se integraron dentro
de un SIG para determinar su relación espacial y analizar
el impacto que cada valor presentaba, en base al uso potencial del agua.
A cada sitio muestreado se le tomaron lecturas de CE,
Temperatura, OD, salinidad y pH, usando un multiparamétrico, previamente calibrado, marca Hanna HI 9828.
El amoniaco se determinó con un multiparamétrico YSI
PRO plus. Los análisis microbiológicos se realizaron en las
instalaciones de la Universidad de Occidente, Unidad Los
Mochis, Sinaloa. Se utilizaron bolsas bacteriológicas, previamente etiquetadas y puestas a temperatura de entre
3 y 4 °C. Estas muestras fueron inoculadas dentro de las
cuatro primeras horas después de haber sido tomada la
muestra. Las muestras de agua tomadas para determinar
grasas y aceites se acidificaron a un pH < 2, con H2SO4, se
conservaron a 4°C y se analizaron en los primeros 14 días
después del muestreo. En campo se midió alcalinidad y
dureza total; la turbidez se determinó dentro de las primeras 24 horas de haber tomado la muestra.
Las muestras para analizar amoníaco, se acidificaron
con H2SO4, a pH < 2; y para fosfatos, las muestras de agua
se filtraron con papel filtro, refrigeraron y se analizaron antes de 24 horas.
Integración de la información espacial y no espacial. La integración de atributos espaciales y no espaciales
se realizó reuniendo datos ya generados en diferentes sitios. La integración de los tipos de datos, fuentes y formatos, se llevó a cabo con ayuda de un GPS marca Garmin
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Figura 3. Puntos de muestreo evaluados (21) a lo largo de la red de distribución de agua capturada dentro de la cuenca
del RF.
39
Tabla 1. Parámetros físico-químicos evaluados (equipo y método usado), en la cuenca media y baja del RF.
Parámetro
Método
Material/Equipo
Fósforo Total
mg/l
Fotómetro/Hanna HI 83099
Método AminoÁcido
Fosfatos
mg/l
Fotómetro/Hanna HI 83099
Método AminoÁcido
Sólidos Suspendidos
mg/l
Cono de sedimentación
Método Gravimétrico
Alcalinidad
mg/l
Kit de análisis químico Hanna para alcalinidad
Titulación
Turbidez
NTU
Turbidímetro/Hanna LP 2000
LED Infrarojo 890 nm.
Grasas y Aceites
mg/l
Extracción de Soxhlet
SM 5-52
DBO5
mg/l
Botellas Winkler, Multiparamétrico/Hanna HI 9828
Método electroquímico
Coliformes Fecales
NMP/100 ml
Laboratorio
Número más probable
Coliformes Totales
NMP/100 ml
Laboratorio
Número más probable
Detergentes Aniónicos
mg/l
Kit de análisis químico Hanna para detergentes
Azul de metileno
Amoniaco
mg/l
Fotómetro/Hanna HI 83099
Método Nessler
Nitrógeno Amoniacal
mg/l
YSI PRO Plus
D1426-92.*
UPtCo
Fotómetro/Hanna HI 83099
SM, Colorimétrico Platino Cobalto
Cloro Total
mg/l
Fotómetro/Hanna HI 83099
Método 330.5. •
Dureza Total
mg/l
Kit de análisis químico Hanna para dureza total
Titulación
Color
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
40
Unidad
Adaptación, ASTM Manual del tecnología del agua y ambiente, SM= Standard Methods
•Adaptación del Método EPA DPD
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
eTrex H. Se generaron bases de datos relacionadas (BDR),
dentro de las cuales se categoriza y relaciona la información de los parámetros junto con las entidades geográficas correspondientes. Los datos fueron integrados en un
SIG para facilitar el análisis y la organización de la información espacial (Assaf y Saadeh, 2008). Parte de la información espacial relacionada con los límites de cuenca,
cauces y sus atributos geográficos se descargaron digitalmente utilizando la aplicación Simulador de Flujo de Agua
de Cuencas Hidrológicas, SIATL (INEGI, 2012). Los modelos
digitales de terrenos se obtuvieron mediante la aplicación
disponible a través de la página web del INEGI (2011).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Las características de las represas afectan la calidad del
agua dependiendo de sus variaciones temporales relacionadas con la profundidad, descarga, régimen lótico, y las
características de usos de suelo a sus alrededores, entre
otros. En periodo de sequía, cuando baja el caudal y disminuye la profundidad en represas y cauces, se espera
una mayor concentración de contaminantes debido a la
evaporación y falta de lluvias. La mayoría de las descargas
ajenas al sistema, en este periodo, son principalmente de
origen antropogénico. Pasando los embalses principales
de la cuenca, existe una carga adicional que influyen en la
calidad del agua del RF aguas abajo, debido a las descargas de aguas residuales, disminuyendo aún más la calidad
del agua. Esto se refleja en la disminución del valor del ICA
a medida que se avanza hacia la costa. En algunos casos, el
agua utilizada es nuevamente liberada en drenes, o en su
defecto, regresada al cauce natural del RF con una carga
de contaminantes de origen industrial.
Esta evaluación exploratoria de las condiciones de la
calidad del agua de la parte media y baja del RF en época
de sequía, se resume en las Tablas 2, 3, y 4. Durante este
periodo la corriente Mochicahui (10), condujo más de
40,000 m3 de aguas que se vertieron a la red de canales
del RF, las cuales, en partes del cauce del RF, se mezclan en
proporciones menores de regreso con caudales de menos
de 0.2 m3/s de agua pluvial. La presencia de niveles bajos de DBO5 con alto grado de coliformes totales y fecales
2400 NMP/100 ml, nos hacen pensar que existe contaminación directa de coliformes fecales debido a la presencia
de ganado en la orillas del río; siendo de los más altos Mo-
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Tabla 2. Parámetros fisicoquímicos obtenidos en los 22 sitios visitados en la parte media de la cuenca del RF*
Nombre
SDT
ppm
SST
ml
CE
µS•cm-1
pH
Temp
°C
Δ
Temp
°C
Turbidez
NTU
a
c
+/-
+/-
UC
0
Dren Bachoco
17.86
<0.1
3500
7.87
36.4
0.4
21.75
2.44
93
56
1
Estero JJR
5507
<0.1
11.03
8.08
32
4
34.6
3.57
126
56
2
Dren Paredones
1064
<0.1
2155
8.37
32.1
3.9
10.99
0.57
188
8
5
Desemboque RF Norte
-Canal-
403
<0.1
623
8.68
35.5
0.5
24.68
4.02
129
25
6
Campo Mendoza
400
<0.1
306
8.4
29.1
6.9
7.72
2.14
71
19
3
Desemboque RF Sur
4880
<0.1
9700
8.3
30
6
1.98
0.38
29
13
4
Desemboque RF Norte
15
<0.1
30
8.1
31.1
4.9
16.23
1.06
41
7
7
Bacorehuis
5708
1
11
7.6
27.8
8.2
39.44
3.38
74
36
8
Rancho Nuevo
101
<0.1
201
7.89
27.5
8.5
16.48
0.45
24
4
9
Km. 19, Canalón
189
<0.1
377
8.1
27.6
8.4
8.09
1.84
15
15
1006
<0.1
2016
7.56
30.7
5.3
9.47
2.26
20
4
11 San José de Cahuinahua
135
<0.1
271
7.41
28.2
7.8
1.87
0.78
20
12
12 El Sufragio
156
<0.1
306
8.4
29.5
6.5
14.6
3.68
34
32
13 San Miguel Zapotitlán
400
<0.1
800
7.91
29.1
6.9
0.64
0.33
7
2
14 Ejido Cohuibampo
258
<0.1
514
8.8
32.3
3.7
0.8
0.27
11
3
15 San José
14
<0.1
28
7.4
29.2
6.8
0.99
0.4
15
3
18 Salida PH
124
<0.1
62
8.5
26.7
9.3
15.78
3.62
147
11
19 Manantial PH
458
<0.1
918
6.98
50.3
14.3
1.93
0.28
23
5
21 Salida PMH
139
<0.1
279
7.94
31.9
4.1
6.17
0.57
51
13
16 Presa JO
137
<0.1
274
8.62
29
7
6.18
0.68
56
6
17 Presa MH
132
<0.1
110
9.28
29.5
6.5
9.14
1.67
51
13
20 Presa Huites
169
<0.1
338
9.28
30.4
5.6
9.61
0.42
61
12
10 Mochicahui
b
Color
Grupos: a, b, y c; PH = Presa Huites, JO = José Ortiz, MH = Miguel Hidalgo, PMH = Presa Miguel Hidalgo, JJR = Juan José Ríos; SDT=
sólidos disueltos totales; SST= Sólidos suspendidos totales; Δ Temp=Diferencia en temperatura sobre el promedio diario. * La diferencia en temperatura se obtuvo en base a una temperatura media de 36°C. Turbidez y color se analizaron en base a un intervalo
de confianza del 95% y con un error de α = 0.05.
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
chicahui (10), junto con dos de drenes muestreados: Estero JJR (1) y Dren Paredones (2). Los puntos El Sufragio (12)
y Presa JO (16) tuvieron mínima presencia de coliformes
totales y fecales, seguro por la poca o nula presencia de
descargas de aguas residuales reportadas en estos puntos
(ver Figura 2). Sin embargo, no se encontraron valores de
menos de 15 NMP/100 ml en lugares río arriba, más que
en el Sufragio (12), Presa Huites (20) y la Presa JO (16); sitios como Salida PMH (21), Presa MH (17), Salida PH (18),
se reportaron con valores por arriba de 150 NMP/100 ml,
aun no teniendo descargas registradas de acuerdo a la
CONAGUA-SEMARNAT (2001), (Figura 2).
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
ID
41
Tabla 3. Parámetros bacteriológicos obtenidos en los 22 sitios visitados en la parte media de la cuenca del RF.
ID
a
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
42
b
c
DBO5
Mg•l-1
Nombre
Col. Fecales
NMP/100 ml
Col. Totales
NMP/100 ml
ICA
0
Dren Bachoco
6.86
150
1100
47
1
Estero JJR
3.39
>2400
>2400
47
2
Dren Paredones
4.25
>2400
>2400
44
5
Desemboque RF Norte -Canal-
2.56
80
210
50
6
Campo Mendoza
4.31
150
2400
64
3
Desemboque RF Sur
2.95
23
460
47
4
Desemboque RF Norte
3.28
93
240
51
7
Bacorehuis
5.83
93
1100
66
8
Rancho Nuevo
3.8
1100
2400
56
9
Km. 19, Canalón
2.45
43
210
59
10
Mochicahui
0.65
>2400
>2400
65
11
San José de Cahuinahua
1.15
75
150
63
12
El Sufragio
4.31
9
150
69
13
San Miguel Zapotitlán
2.24
93
210
63
14
Ejido Cohuibampo
2.53
93
210
66
15
San José
3.59
75
150
67
18
Salida PH
3.5
210
210
65
19
Manantial PH
0.91
1
1
69
21
Salida PMH
2.17
150
460
54
16
Presa JO
2.2
9
43
57
17
Presa MH
6.14
1100
1100
53
20
Presa Huites
4.27
15
240
66
Grupos: a, b, y c; PH = Presa Huites, JO = José Ortiz, MH = Miguel Hidalgo, PMH = Presa Miguel Hidalgo, JJR = Juan José Ríos
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
El Manantial PH (19) fue muestreado debido a las altas
temperaturas (> 50 °C) que presentaba, y mostró bajos niveles de coliformes fecales, las cuales son esperadas (Gómez-Marín et al., 2007). En sitios como Dren Bachoco (0)
y Desemboque RF Norte (4), aun no teniendo descargas
registradas dentro de un radio de 5 km de aguas residuales, el contenido de sales San José (15) y Desemboque RF
Norte puede ser debido a su cercanía con el océano y la
presencia de granjas acuícolas en la zona; esto puede explicar la baja concentración de coliformes fecales, debido
a la posible fuerte presión osmótica que se ejercen sobre
los microrganismos (Gómez-Marín et al., 2007).
Las diferencias en la temperatura se deben a las variaciones en la hora en la cual se tomó la muestra en cada
sitio. Solamente en Manantial PH (19) a la salida de la PH se
tiene un efluente de temperatura muy elevada (50 °C) con
posible presencia de actividad geotérmica. Este sitio presenta calidad de agua que podría indicar descarga directa
de origen geotérmico en el cauce del RF, las cuales tienen
la posibilidades de diluir la presencia de agentes de tipo
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
ID
Nombre
2
Dren Paredones
0
Dren Bachoco
1
Estero JJR
3
Desemboque RF Sur
5
Desemboque RF Norte
-Canal-
4
Desemboque RF Norte
17
Presa MH
21
Salida PMH
8
Rancho Nuevo
16
Presa JO
9
Km. 19, Canalón
11
San José de Cahuinahua
13
San Miguel Zapotitlán
6
Campo Mendoza
10
Mochicahui
18
Salida PH
7
Bacorehuis
14
Ejido Cohuibampo
20
Presa Huites
15
San José
12
El Sufragio
19
Manantial PH
Criterio
General
Público
Recreación
Pesca y Vida
Acuática
Industria
Agricultura
CO
D
D
SOR
RT
RT
DES
No
requiere
tratamiento
para uso
en la
industria
PCO
MNT
ACNR
A
AESS
CO= Contaminado; PCO=Poco Contaminado; MNT=Mayor necesidad de tratamiento; ACNR=Aceptable No Recomendable; D=Dudoso; MNT=Mayor Necesidad de Tratamiento; SOR=Solo Organismos muy Resistentes; RT=Requiere Tratamiento; DES=Dudosos para Especie Sensibles; AESS= Aceptable excepto para especies muy sensibles; A=Aceptable.
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
antropogénico en el cauce normal del RF, justo a la salida
de la Presa Huites, Salida PH (18).
En relación al pH se tiene que, en las presas, los valores
registrados están por arriba del intervalo presente en los
cuerpos de agua (6.5 a 8.2) en condiciones naturales (Posada, 2000). Sin embargo, se comporta dentro de los encontrados para cuerpos de agua lacustres (Posada, 2000).
En el caso de San José de Cahuinahua (11) y San José (15),
a excepción de Manantial PH (19), se nota una tendencia a
la alcalinidad, lo cual podría explicarse en base a factores
internos: capacidad de amortiguamiento, mezcla y evaporación. Esta sección presenta una gran cantidad de rocas
calcoalcalinas de composición granítica (Servicio Geológico Mexicano, 2009), su presencia puede explicar las pro-
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Tabla 4. Criterios comparativos de uso, en base al ICA, aplicados a todos los sitios muestreados.
43
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
44
piedades alcalinas del agua.
La baja turbidez a lo largo del río está asociada a la presencia de sólidos suspendidos y disueltos, demostrando
las propiedades que se han visto en la parte media de la
cuenca, en donde la carga de materia se considera en equilibrio, en comparación con la parte baja (acumulación) y
alta de la cuenca (erosión). Esto posiblemente se deba a
que la erosión y deposición no difieren mucho entre sí en
temporada de sequía cuando el arrastre de sedimentos es
menor. En caso contrario, se esperaría que en las partes
altas de la cuenca, donde tienen lugar tanto deforestación
como erosión superficial, se incrementen esos valores.
Esta misma propiedad se puede encontrar asociada con
los valores fluctuantes de CE, la cual en sistemas naturales
varía dependiendo de la posible carga de sales: se observa
que en el sitio 19 (manantial PH) se reporta mayor CE muy
probablemente debido a la actividad geotérmica. Tomando la CE de referencia en las presas dentro de la cuenca del RF: Huites con 338 µS•cm-1, Josefa Ortiz µS•cm-1, y
Miguel Hidalgo 110 µS•cm-1, nos indica que río abajo, un
aumento del CE a lo largo de los sitios muestreados, con
valores por arriba de los presentados explicaría la presencia de diferentes contaminantes con carga alta de sales
minerales disueltas, que puedan estar siendo vertidas al
RF. Algunas descargas se presentan a lo largo de áreas con
actividad industrial y agrícola, lo cual puede representar
un riego para la salud y para la condición de los suelos, si
llegaran a utilizarse para riego.
Las condiciones de calidad del agua se hacen evidentes al comparar los tres grupos a, b y c que se muestran
en la Figura 5. En los drenes con un valor del ICA de 50.4
(+/- 9.8), las condiciones del agua representadas se aproximan en ocasiones a las encontradas a lo largo del cauce
del RF 61.43 (+/- 4.00) y raramente a las condiciones de
ICA en las presas 58.65 (+/- 12.23). Sin embargo, con base a
los valores estimados para el ICA, se deben tomar algunas
consideraciones importantes, de acuerdo a los principales
usos del agua (SEMARNAT, 2002). Empleando el ICA para
evaluar la calidad del agua para uso público, encontramos
valores de 40-50 %, lo que implica que las aguas son de
uso riesgoso. En esta categoría se encontraban casi todos
los puntos analizados, previos a su liberación a cuerpos
receptores, excepto Campo Mendoza (6). El agua de los
sitios muestreados con ICA entre 50-80 %, necesita de un
tratamiento previo, si va a utilizarse para consumo humano. Casi todos los puntos muestreados a lo largo del RF,
incluyendo las presas, caen dentro de esta categoría (Figura 4). Ninguno de los sitios muestreados presentó valores
recomendables para uso recreativo (todos están por deba-
jo del 70 %). Aunque los drenes no sean áreas consideradas recreativas, es importante notar que de acuerdo a los
valores obtenidos, el riesgo por salinización está presente
debido a sales minerales que podrían producir la perdida
de suelo agrícolas si el agua no es manejada correctamente. El agua del RF no presenta condiciones idóneas para
ser usada con ese fin en época de sequía. Para la pesca y
la vida silvestre en general, esta agua puede ser de riesgo
para especies nativas por presentar un valor del ICA por
debajo de 50, principalmente por alta concentración de
sales minerales y presencia de alto contenido de solidos
totales disueltos (SDT); las especies nativas son las que
normalmente presentan mayor dependencia a la especificidad de las condiciones del ambiente local. La Figura 4
–Vida Silvestre- muestra condiciones delicadas para especies sensibles o nativas en siete lugares muestreados: Desemboque RF Norte (4), Desemboque RF Norte–Canal- (5),
Rancho Nuevo (8), Km. 19, Canalón (9), Presa JO (16), Presa
MH (17), y Salida PMH (21). Por otro lado, las condiciones
en la calidad del agua en el resto de los sitios muestreados,
a excepción de los drenes, son menos severas. Los sitios
con valores mayores a 50 % no presentan riesgo cuando
el agua es usada con fines industriales o agrícolas. En esta
categoría, a excepción de los drenes, se sitúan todos los
puntos a lo largo del RF, incluyendo las presas.
Para hacer una comparación individual se utilizaron
varios criterios de uso del agua en base al ICA (SEMARNAT,
2002), se aplicaron a cada sitio con base al uso potencial
que el agua pudiera tener en la región, utilizando un SIG,
ver Tabla 4. Los resultados se muestran en la Figura 4. Los
tres grupos seleccionados, a, b y c; se analizaron determinando el intervalo de confianza a 90 % y un error del 5 %
(α/2). El grupo a presenta un rango de 50.40 +/- 9.80, el b
de 61.43 +/- 4.00 y el c, de 58.67+/- 12.23. Para comparar
cada grupo y sitio se graficaron los resultados del ICA a lo
largo de los muestreados en la cuenca del RF. (Figura 5).
CONCLUSIONES
De acuerdo a la CONAGUA en los años 2011 y 2012 se
registró una precipitación nacional acumulada por debajo
de la normal <600 mm para el 2011 y 670.8 mm para el
2012 siendo que el promedio anual registrado desde 1951
hasta 2011 es de 708.6 mm, esto los hace años registrados
con periodo de sequía. En el RF hay variabilidad de la calidad del agua dentro de su cauce, el cual presenta una serie
de condiciones que varían drásticamente en el ecosistema
acuático. En periodos de sequía el riesgo está latente para
especies sensibles en: Dren Paredones (2), Dren Bachoco
(0), Estero JJR (1), Desemboque RF Sur (3), Desemboque
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Figura 4. Distribución de puntos muestreados y condiciones de utilización aplicados por tipo de uso potencial que se le
puede dar al agua en el área de estudio.
45
Figura 5. Valor del ICA por grupo muestreado: a) cinco drenes agrícolas, b) catorce afluentes y, c) tres presas, donde se
muestran los valores encontrados para el intervalo de confianza al 90% de confiabilidad y 5% de error (α/2). Las zonas
sombreadas muestran el rango que corresponde a cada grupo analizado.
20) Presa Huites
17) Presa MH
16) Presa JO
c
Área de trazado
Intervalo de
Confianza
58.65 +/- 12.23
21) Salida PMH
19) Manantial PH
18) Salida PH
15) San José
14) Ejido Cohuibampo
13) San Miguel Zapotitlán
12) El Sufragio
b Intervalo de
Confianza
61.43 +/- 4.00
11) San José del Cahuinahua
10) Mochicahui
9) Km. 19, Canalón
8) Rancho Nuevo
7) Bacorehuis
4) Desemboque RF Norte
3) Desemboque RF Sur
6) Campo Mendoza
5) Desemboque RF Norte -Canal-
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
46
2) Dren Paredones
a Intervalo de
Confianza
50.40 +/- 9.80
1) Estero JJR
0) Dren Bachoco
0.00
10.00
20.00
30.00
40.00
50.00
60.00
70.00
80.00
90.00
100.00
ICA
© Rodríguez, H., González, L., Trigueros, J., Ávila, J., Arciniega, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
RF Norte-Canal- (5), Desemboque RF Norte (4), Presa MH
(17), Salida PMH (21), Rancho Nuevo (8), Presa JO (16), Km.
19, Canalón (9). Las actividades públicas recreativas en el
RF son un riesgo en Dren Bachoco (0), Estero JJR (1), Dren
Paredones (2) y Desemboque RF Norte (3), el resto son
aceptables más no recomendables. El grupo b y a presenta valores en el ICA por debajo de 60, con características similares a las de un dren del grupo a. En sequía, el cauce del
RF presenta condiciones de calidad poco aceptables, a un
nivel en el cual se pone en riesgo la salud de la población,
al exponerla a concentraciones de químicos relativamente pequeñas pero que podrían causar intoxicación crónica. En cinco canales del grupo b: Salida PMH (21), Rancho
Nuevo (8), Desemboque RF Norte y Sur presentaron los
valores del ICA similares a los del grupo a (Drenes) jus-
to antes de su liberación en cuerpos de agua receptores:
Dren Bachoco (0), Estero JJR (1), Dren Paredones (2), Desemboque RF Sur (3). El grupo b, presentó restricciones en
algunos puntos para uso público. En general, no se encontró ningún sitio con calidad de agua aceptable más que
para uso agrícola.
AGRADECIMIENTOS
Al Programa de Mejoramiento del Profesorado (PROMEP) por permitir el impulso de este tipo de trabajos de
investigación y alentar el desarrollo Docente y Académico de nuestros Profesores. Asimismo, a los alumnos Karla
Liliana Osornio Armenta, David Martínez y Asbel Itahi de
la Cruz, por el valioso tiempo y trabajo invertido en este
proyecto.
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Aguilar, A. & R. Pérez (2008). La Contaminación del agua
agrícola en México: retos y perspectivas. Problemas
del Desarrollo. Revista Latinoamericana de Economía,
39(153), 10
Assaf, H. & M. Saadeh (2008). Assessing water quality management options in the Upper Litani Basin, Lebanon,
using an integrated GIS-based decision support system. Environmental Modelling & Software, 23(10/11),
1327-1337
Cabrera, J. (2011). Heladas afectan cultivos en Sinaloa. Disponible en línea en: http://www.eluniversal.com.mx/
notas/742933.html (consultado el 06 de febrero, 2011)
CONAGUA (2001). Perspectivas de Aprovechamiento de
las Aguas Residuales en la Agricultura. SEMARNATIMTA, Jiutepec, Mor.
CONAGUA (2010). Estadísticas del Agua en México, edición 2010. Secretaría del Medio Ambiente y Recursos
Naturales, México, D.F.
Cruz, M. (2001). Local-level responses to environmental degradation in Northwestern Mexico. Journal of
Anthropological Research, 57(2), 26
Escobedo, D. (2010). Diagnóstico y descripción del proceso de eutrofización en lagunas costeras del norte de
Sinaloa. Maestría en Manejo de Recursos Marinos, Instituto Politécnico Nacional, Centro Interdisciplinario de
Ciencias Marinas. La Paz, B.C.S., México, 273 p.
Gómez-Marín, A., D. Naranjo, A. Martínez y D. Gallego
(2007). Calidad del agua en la parte alta de las Cuencas
Juan Cojo y El Salado (Girardota-Antioquia, Colombia).
Rev.Fac.Nal.Agr.Medellín, 60(1), 3735-3749
INEGI (2011). Datos de Relieve, Continental. Disponible en
línea en: http://www.inegi.org.mx/geo/contenidos/
datosrelieve/continental/Descarga.aspx (consultado el
16 de noviembre, 2011)
INEGI (2012). Simulador de Flujo de Agua de Cuencas Hidrológicas. Disponible en línea en: http://www.inegi.
org.mx/red_hidro/SIATL/ (consultado el 12 de agosto,
2012)
Jáuregui, C., S. Ramírez, M. Espinosa, R. Tovar, B. Quintero
e I. Rodríguez (2007). Impacto de la descarga de aguas
residuales en la calidad del río Mololoa (Nayarit, México) y propuestas de solución. Revista Latinoamericana
de Recursos Naturales, 3(1), 65-73
Martínez Valenzuela, Carmen; S. Gómez Arroyo; R. Villalobos Pietrini; S. Waliszewski; M. E. Calderón Segura; R.
Félix Gastélum; y A. Álvarez Torrez. (2009). Genotoxic
biomonitoring of agricultural workers exposed to pesticides in the north of Sinaloa State, México. Environment International. (35): 1155-1159.
Ojeda, W., J. González, E. Sifuentes, E. Isidro y L. Rendón
(2007). Using spatial information systems to improve
water management in Mexico. Agricultural Water Management, 89(1-2), 81-88
Páez, F., G. Ramírez, A. Ruiz y M. Soto (2007). La contaminación por nitrógeno y fósforo en Sinaloa: flujos, fuentes, efectos y opciones de manejo. F. Páez Osuna Ed.,
UNAM, El Colegio de Sinaloa, SEMARNAT, CONACYT,
México, D. F. 304 p.
Posada J., G. Roldán y J. Ramírez (2000). Caracterización
fisicoquímica y biológica de la calidad de aguas de la
cuenca de la quebrada Piedras Blancas, Antioquia, Colombia. Revista de Biología Tropical, 48(1), 59-70
Rai, P., A. Mishra and B. Tripathi (2010). Heavy metal and
microbial pollution of the River Ganga: A case study of
water quality at Varanasi. Aquatic Ecosystem Health &
Management, 13(4), 352-361
SAGARPA (2006). Sinaloa, existencias ganaderas por especie
según municipio. Delegación SAGARPA Sinaloa, Culiacán, Sin., México. Tabla de datos
SEMARNAT (2002). Informe de la Situación del Medio Ambiente en México. Disponible en línea en: http://app1.
semarnat.gob.mx/dgeia/estadisticas_2000/index.html
(consultado en diciembre 2002-agosto 2003)
Servicio Geológico Mexicano (2009). Carta Geológica Minera. Baca G12-B58. Pachuca, Hidalgo, México: INEGI.
Walter, N. & C. Brown (2008). Use of probability-based sampling of water-quality indicators in supporting development of quality criteria. ICES Journal of Marine Science,
65(8), 1421-142
Calidad del agua: caracterización espacial en época de sequía en el Río Fuerte,
Sinaloa, México pp. 35-47 ISSN: 2007-9575
Hugo B. Rodríguez G., Luis C. González M., José A. Ávila D., Marco A. Arciniega G.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
REFERENCIAS
47
DESARROLLO DE LAS CAPACIDADES LOCALES A TRAVÉS
DEL MICROCRÉDITO EN EL ECUADOR: ANÁLISIS DE CASO
PROVINCIA DE ZAMORA CHINCHIPE
Development of local capacities through microcredit in Ecuador: case study
province of Zamora Chinchipe
M.C. Aurora Fernanda Samaniego Namicela
Profesora Investigadora
Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador
Contacto: [email protected]
M.C. Viviana Espinoza-Loaiza
Profesora Investigadora
Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
48
Dr. Reinaldo Armas Herrera
Profesor Investigador
Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador
Recibido: 23/11/2015
Aceptado: 28/01/2016
RESUMEN
ABSTRACT
El presente artículo consiste en analizar la contribución
del microcrédito en la generación de capacidades locales
en los microempresarios en la provincia ecuatoriana de
Zamora Chinchipe; para tal finalidad, una vez efectuada la
pertinente revisión de la literatura, se optó por un tipo de
estudio exploratorio descriptivo, se aplicó una encuesta
estructurada “face to face”, a una muestra representativa
compuestas por 306 microempresarias/os y conformada
de acuerdo a las diferentes actividades económicas de la
zona. Conforme a los resultados obtenidos, se observa
que existe un mayor número de mujeres insertadas laboralmente a través de microempresas; el microcrédito no
fue un factor detonante en la generación de capacidades
adicionales al conocimiento del negocio, en cuanto a convertirse en la base para la sostenibilidad de sus negocios,
al tiempo de considerar que la microempresa constituye
su principal ingreso y sustento de vida.
Palabras Clave: Microempresa, microcrédito, desarrollo de capacidades.
The objective of this article is to analyze the contribution of microcredit in the generation of local capacities in
the entrepreneur in the Ecuadorian province of Zamora
Chinchipe; for this purpose, after the review of the relevant literature related with this topic, we opted for a exploratory and descriptive study, we applied a structured
survey "face to face", to a representative sample consisting
of 306 microentrepreneurs and clasified according to the
economic activities in the area. According to the results
obtained, it is seen that there is a greater number of women occupationally inserted in microenterprises; the microcredit was not a factor detonating in the generation of additional capabilities to the knowledge of the business, in
regard to become the basis for the sustainability of their
business, the time to consider that microenterprise constitutes the main source of income and sustenance of life.
Keywords: Microbusiness, microcredit, capacities development.
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
El microcrédito se inició en el sector informal de la población, donde las personas no cuentan con instrucción
formal y tienen limitado acceso al mercado laboral, por lo
que deben insertarse a economías informales con la creación de microempresas.
Es por ello que el principal objetivo del microcrédito
es atender a las personas de escasos recursos económicos para apoyarles en la generación y fortalecimiento de
sus microempresas, y de esta manera obtengan ingresos
necesarios que les permitan mejorar sus condiciones de
vida y las de sus familias, a más de desarrollar y fortalecer
ciertas aptitudes y actitudes para la administración del negocio.
De acuerdo a autores como González et al., citado en
Jácome & Cordovéz, (2003), el microcrédito promueve el
desarrollo de las microempresas, generando mayores ingresos, mayores fuentes de empleo y dinamizando el sector informal, siendo uno de los factores importantes en el
desarrollo económico de los países (Jácome & Cordovéz,
2003, p. 11).
Para Muhammad Yunus (citado en Lacalle, 2008), “la situación de pobreza en la que se encuentran atrapados los
más desfavorecidos, les hace parecer inútiles y sin ninguna iniciativa, pero esto en realidad no es cierto. Si a estos
“incapacitados” se les proporciona crédito, utilizarán sus
habilidades innatas para poner en marcha algún pequeño negocio con el que puedan incrementar su nivel de
ingresos. Son verdaderos artistas en la tarea de sobrevivir”.
(Lacalle, 2008, p 53).
El objetivo de esta investigación consiste en evaluar
la contribución del microcrédito en la generación de capacidades locales de los microempresarios/as de Zamora
Chinchipe, concebido como una herramienta que permite la generación de emprendimientos sostenibles. Para
lo cual se realizó un estudio exploratorio descriptivo, se
aplicó una encuesta estructurada a una muestra representativa compuestas por 306 microempresarias/os y conformada de acuerdo a las diferentes actividades económicas
de la zona.
FUNDAMENTO TEÓRICO
Microempresa y Microcrédito
Las microempresas son dinamizadoras de la economía
de los países. Es así que en América Latina y el Caribe a
septiembre de 2015, existen once millones de negocios
que tienen un trabajador, de estas, diez millones son micro
y pequeñas empresas, mismas que generan 47% del em-
pleo (Organización Internacional del Trabajo OIT, 2015).
De acuerdo a la OIT (2015), las empresas se clasifican
en unipersonales, microempresas que cuentan con número de empleados de 2 a 10; pequeñas empresas, con
empleados que oscilan de 11 a 50; medianas, con 51 a 100
empleados; y grandes empresas, con más de 100 empleados.
Las empresas unipersonales generan 28% del empleo
de América Latina y el Caribe, seguido de la micro y pequeña empresa con el 27,8% y 18,8% respectivamente, las
medianas empresas aportan el 2,7% del empleo de la región y las grandes empresas el 18,2 (OIT, 2015).
En el Ecuador existen 810.272 empresas; de estas, el
90,4% son microempresas, el 7,6% son pequeñas empresas, el 1.5% son medianas empresas y únicamente el 0,5%
son grandes.
Con respecto al microcrédito para microempresas, en
los años 70´s, el profesor Yunus Mahammad, descubrió
a través de una de sus investigaciones que otorgar préstamos de pequeñas cantidades de dinero a personas de
escasos recursos económicos les produce un cambio sustancial.
De allí que en la cumbre de microcrédito se defina al
microcrédito como:
“Programas de concesión de pequeños créditos
a los más necesitados de entre los pobres para que
estos puedan poner en marcha pequeños negocios
que generen ingresos con los que puedan mejorar su
nivel de vida y el de sus familias” (Marbán, 2006, p.
110).
Los beneficios que el microcrédito otorga se orientan
tanto a nivel de la microempresa como el familiar, y se
constituye en la principal contribución a la generación de
activos del hogar, alimentación, mejor acceso a la educación de sus hijos, entre otros (Bekele, Bock, y Folme, 2015;
Cotler, Rodríguez-Oreggia 2008; Kabeer, 2001).
En cuanto a las distorsiones que el microcrédito puede
generar, es preciso señalar la existencia de efectos negativos, entre los cuales se sitúan con mayor relevancia el
sobreendeudamiento y la división de trabajo por género
(González, 2008; Bekele, Bock , y Folme, 2015).
En América Latina y el Caribe, el impulso al microcrédito se da en los años 80´s con la aparición de instituciones
de apoyo a las mipymes y ONG´s, como FUNDASOL en
Uruguay, MIBANCO en Perú, BANCOSOL en Bolivia, entre
otras organizaciones de microfinanzas (CEPAL, 2002).
De acuerdo a Trujillo (2013), el número de instituciones microfinancieras en América Latina y el Caribe es de
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
INTRODUCCIÓN
49
1094, siendo Perú el país con mayor número de instituciones (145), seguido de Ecuador con 132 y Colombia con 129
instituciones de microfinanzas. La cartera de microcrédito
en América Latina y el Caribe asciende a 37 mil millones
de dólares. Brasil lideró el ranking con una cartera de USD
$ 8,9 mil millones, lo que representa 23,91% del total de la
cartera de la región, seguido por Perú con 8,2 mil millones
(22.14%), Colombia con 5,1 mil millones de dólares, Ecuador se encuentra en el sexto lugar con 2,7 mil millones de
dólares, con el 7,34% del total de la cartera. El número de
clientes asciende a más de 18 millones, siendo México el
país con mayor número de clientes (5 millones), seguido
de Colombia (3 millones), Perú (2,8 millones), Brasil (2,6
millones) y Ecuador (1,2 millones); y el monto de crédito
promedio es de 634 dólares.
Desde sus inicios las microfinanzas, surgieron como
instrumento que permite mitigar la pobreza, puesto que
se enfoca en apoyar a personas de los sectores más desatendidos de la población. En este sentido, la generación
de capacidades locales se muestra como factor de gran
importancia al constituir el elemento fundamental para
logar el óptimo desarrollo local.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
50
Desarrollo de Capacidades
Respecto a la conceptualización de desarrollo local,
es conveniente traer a colación a quien está considerado
como uno de los más reconocidos especialistas sobre el
tema, como es el caso de Vázquez Barquero, citado en Bossier (2001), quién establece la siguiente definición:
“Un proceso de crecimiento económico y de
cambio estructural que conduce a una mejora en el
nivel de vida de la población local, en el que se pueden identificar tres dimensiones: una económica, en
la que los empresarios locales usan su capacidades
para organizar los factores productivos locales con
niveles de productividad suficientes para ser competitivos en los mercados; otra, sociocultural, en
que los valores y las instituciones sirven de base al
proceso de desarrollo; y , finalmente una dimensión
político-administrativa en que las políticas territoriales permiten crear un entorno económico local
favorable, protegerlo de interferencias externas e
impulsar el desarrollo local.”
Por su parte Cuervo (1995) lo considera de este modo:
“El enfoque local del desarrollo es una respuesta a los problemas de desempleo y desorganización
causados por la decadencia industrial y las deslocalizaciones. Después del fracaso relativo de los proyectos organizados y aplicados por organismos públicos nacionales, la idea de utilizar procedimientos
locales ha ido ganando vigencia”.
Vázquez Barquero (1999), señala que las teorías de desarrollo local defienden la superioridad estratégica de las
pequeñas empresas en los proceso de desarrollo; donde
el capital humano destaca como actor clave dentro de
los territorios, sobre lo cual Boutros-Gali, citado en Bossier (1999) matizaba que el desarrollo toma lugar en un
contexto social específico y en respuesta a condiciones
sociales específicas, donde las personas se constituyen en
el activo principal y por tanto su bienestar es lo que define
el desarrollo.
Las capacidades locales están relacionadas con la construcción de territorios participativos; estos se han dado a
través de programas y proyectos de corto plazo, impulsados desde el Estado u organismos de cooperación internacional. Sin embargo, no son la solución de los problemas
estructurales de la población. Lo que se trata es de dotar
a la población de capacidades sistémicas (poder local)
orientadas a garantizar la competitividad y sostenibilidad
de sus negocios, contar con una seguridad alimentaria y
laboral y construir ciudadanía y democracia con alternativas claras y viables (Orellana, 2009).
De ahí que se deba repensar el concepto de las finanzas populares y solidarias, desde una perspectiva integradora, comunitaria, donde se privilegie al ser humano, que
constituyan un nuevo enfoque financiero sustentado en
las economías solidarias, con actividades desarrolladas
desde lo local y en donde las ideas individuales converjan
en un solo objetivo común: la lucha contra la exclusión a
través de generar rentabilidad social, fortalecer las estructuras sociales y desarrollar capacidades locales.
Las finanzas populares y solidarias son un elemento
fundamental para combatir la pobreza, pues da lugar a
crear oportunidades y fortalecer las libertades personales
(Plata, 1999) que, a su vez, se trasladan en el proceso de
toma de decisiones, entendido éste como un indicador
de autonomía (Nussbaum, 2000), de capacidad de decidir
qué situación es mejor para la persona o comunidad; en
segundo nivel está la libertad como principal instrumento
y objetivo del progreso, toda vez que las libertades se desarrollan mutuamente y tienen efecto sinérgico sobre las
oportunidades.
Para abordar el término capacidad, Crocker (1995) se
refiere a las oportunidades y decisiones con importancia
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
METODOLOGÍA
Se realizó un estudio exploratorio descriptivo, el cual
permitió diagnosticar la situación actual de los microempresarios de la zona seleccionada para estudio. Para efectuar el diagnóstico de capacidades, se procedió a elaborar
una encuesta cuyo cuestionario estructurado consta de
preguntas de tipo dicotómicas, de selección y abiertas;
divididas en cinco secciones, las cuales recogen información a nivel de gestión, capacitación, ingresos, financiamiento y beneficio social.
El universo lo constituyó el total de 1491 establecimientos que operan en la zona objeto de estudio, base de
datos que fue proporcionada por el Gobierno Autónomo
Descentralizado Municipal de Zamora Chinchipe. A partir
de este universo se procedió a determinar la muestra correspondiente, para ello se consideró un error del 5% con
nivel de confianza del 1,96. Aplicada la fórmula estadística
correspondiente, se obtuvo un total de 306 establecimientos a encuestar, mismas que fueron levantadas a través un
muestreo de tipo aleatorio simple.
Estas microempresas fueron seleccionadas, clasificadas y caracterizadas de acuerdo a la Clasificación Industrial Internacional de Actividades Económicas (CIIU), esto
con el fin de disponer de datos de los diferentes sectores
económicos que existen en la zona objeto de estudio.
Una vez clasificadas se determinó que el 51% de los
establecimientos se dedican a actividades de comercio al
por mayor y menor, siendo así el más representativo en la
muestra seleccionada. El resto se distribuye en actividades
de sectores como: servicios de alojamiento y restaurantes,
industrias manufactureras, especialmente las actividades
de elaboración de bebidas alcohólicas y no alcohólicas,
la elaboración de productos de panadería, así como otras
actividades de servicios que en su totalidad constituyen
el 31% de los establecimientos; y en menor proporción se
ubican actividades como la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, explotación de minas y canteras, servicios
profesionales, comunicaciones e informática y otras de
servicios administrativos de apoyo.
La obtención de la información primaria se realizó en
los meses de julio y agosto de 2015, obteniendo el total
de observaciones previstas. Los datos logrados en el trabajo de campo se ingresaron al programa estadístico SPSS
versión 21 y una vez tabulados se generaron los resultados
que se muestran en el siguiente apartado.
RESULTADOS
En este apartado se presenta el análisis de los resultados obtenidos de las encuestas aplicadas a los microempresarios/as del cantón de Zamora.
De la muestra del total de los microempresarios/as encuestados, el 43% son hombres y el 56% son mujeres, lo
que evidencia la participación de la mujer en actividades
Figura 1. Género.
56%
43%
Masculino
Femenino
© Samaniego, A., Espinoza, V., Armas, R., Revista Ciencia
desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
personal o colectiva, la importancia radica en que son
elecciones tomadas libremente y no por necesidades imperantes en determinados momentos.
Autores como Cejudo (2006); Gough (2007), de acuerdo con Sen, describen a las capacidades desde un nivel
básico de vida y salud, luego integridad física, sentido de
la propia dignidad, pasando por la interacción personal,
libertades políticas (Nussbaum, 2000), control del medio
y finalmente tener una vida rica. Desde estas capacidades, Rué (2003) evalúa programas de finanzas populares
y solidarias, específicamente microcrédito, en tres factores: primero, el bienestar de las personas, autonomía para
decidir; segundo, entender que existen colectivos heterogéneos, en cuanto a sus objetivos, necesidades de financiamiento y la habilidad que tienen en convertir recursos
en capacidades para poder vivir dignamente; tercero, se
evalúa a las instituciones de finanzas populares y solidarias en relación a las oportunidades por ellos generadas
hacia los colectivos que han sido rezagados del sistema
bancario tradicional.
51
Figura 2. Nivel de Educación.
Femenino
Masculino
1.56%
Otra
Ninguna
0.78%
0.33%
30.47%
Superior completa
Superior incompleta
15.63%
7.95%
28.91%
Secundaria completa
15.23%
17.88%
Secundaria incompleta 7.03%7.28%
Primaria completa
14.84%
7.28%
Primaria incompleta
1.66%
0.78%
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
52
© Samaniego, A., Espinoza, V., Armas, R., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
económicas en la zona, convirtiéndose en agente activo
de la economía, generando no solo beneficios económicos para su familia, sino también beneficios de tipo emocionales, que al constituirse como actores activos del desarrollo económico de su localidad, mejoran sus niveles
de autoestima y confianza. (Figura 1).
En la Figura 2, se presenta el nivel de educación en
donde, el 30,47% de los hombres tienen educación universitaria completa, seguido del 28,91% con educación
secundaria completa y primaria con el 14,84%. El nivel cultural para las mujeres es principalmente secundaria completa con el 17,88%, seguido de superior completa con el
15,23%. Estos datos evidencian que aún existen limitaciones en cuanto al acceso de la mujer a la educación formal,
principalmente la universitaria.
Uno de los sectores que predomina en el cantón Zamora lo constituye el comercio al por mayor y menor, actividad que incluye entre otras: venta de bienes de primera
necesidad, ropa, calzado, librerías entre otros. La mujer
destaca en este sector con un 30% de representatividad,
así como en las actividades de servicios de alojamiento y
restaurante, con un 7,14%, lo mismo ocurre con las actividades de manufactura, donde se destaca la participación
de mujeres como proveedoras de productos de panadería
y en la elaboración de bebidas no alcohólicas.
Por su parte el sexo masculino predomina como proveedor de mano de obra en actividades de servicios, especialmente los relacionados con cyber cafés y servicios de
transporte, con un 13% aproximadamente.
Las actividades agrícolas, así como las relacionadas
con la explotación de minas y canteras son propias del
sexo masculino, existe muy baja participación de la mujer
en estos sectores. (Figura 3).
Las Figuras 4 y 5, muestran que el 57% de los microempresarios financian sus actividades microempresariales a
través de crédito. El 55% ha pedido de 1 a 3 créditos, y el
4% ha pedido de 4 a 6 créditos en los últimos cinco años,
para financiar sus actividades empresariales.
Dentro de las principales capacidades que se generaron con el apoyo del microcrédito, se observa que las mujeres presentan un mayor desarrollo de capacidades en lo
que tiene que ver al mejor conocimiento del mercado con
un 43% de las microempresarias; por otro lado, lo relacionado con liderazgo, empoderamiento, manejo financiero
y acceso a mejores fuentes de financiación son capacidades que las microempresarias no han desarrollado. Situación que pone en la mesa de discusión la verdadera eficacia de los programas de financiamiento que se ofertan en
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
Figura 3. Actividad Económica por Género.
30.00%
21.43%
1.43%
0.71%
0.71%
0%
3.57%
9.29%
3.57%
7.14%
12.86%
Agricultura, Explotación de
Industrias
Comercio al por Actividades de
ganadería, minas y canteras manufactureras mayor y al por alojamiento y de
silvicultura y
menor
servicio de
pesca
comidas
9.29%
Otras
actividades
de servicios
Actividad económica
Masculino
Femenino
© Samaniego, A., Espinoza, V., Armas, R., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Figura 4. ¿Ha pedido créditos en los últimos 5 años?.
19%
33%
23%
38%
1%
4%
1%
0%
Sí
No
Masculino
55%
Femenino
1 a 3 créditos
4 a 6 créditos
Masculino
7 a 9 créditos
Femenino
© Samaniego, A., Espinoza, V., Armas, R., Revista Ciencia
desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
© Samaniego, A., Espinoza, V., Armas, R., Revista Ciencia
desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
la zona, así como el proceso de concesión, seguimiento y
valoración de los mismos.
Si observamos el comportamiento masculino, los
hombres han generado mejores capacidades de liderazgo
y empoderamiento, esto obedece inclusive a la actividad
económica en la que se desempeñan; como se lo indicó
anteriormente, estos laboran en áreas de minería, agricultura y servicios de transporte; actividades que por su
naturaleza permiten desarrollar las capacidades antes señaladas. (Figura 6).
los beneficiarios. Las mujeres carecen de capacidad de liderazgo y empoderamiento a diferencia del sexo masculino. A pesar de que manifiestan adquirir mayor experiencia
en el negocio, esto no obedece directamente al financiamiento obtenido sino a otras variables de tipo endógeno y exógeno que permiten la continuidad del emprendimiento. Es por ello que los programas de microcrédito
deben ir acompañados de capacitación y asistencia técnica para los beneficiarios, a fin de que puedan desarrollar
habilidades, destrezas y competencias para poder operar
adecuadamente su negocio.
Los emprendimientos generados por las mujeres de
Zamora, están principalmente en el sector del comercio al
por mayor y menor destacándose las actividades de venta
de ropa, zapatos y negocios de venta de abarrotes al por
menor (tiendas de barrio). Estos resultados indican que no
existe generación de emprendimientos sostenibles, puesto que este tipo de negocio se caracteriza por su bajo nivel de innovación y diferenciación, lo que genera un alto
nivel de competencia y con ello la disolución del emprendimiento en el corto plazo.
CONCLUSIONES Y DISCUSIÓN
El microcrédito se muestra como factor esencial para el
desarrollo, si bien ello podrá lograrse siempre que los programas de financiamiento se enfoquen en la generación
de empresas y se acompañen de metodologías, procesos,
políticas y regulaciones apropiadas a fin de constituirse
en motores de desarrollo sostenible en los territorios donde se apliquen.
De las observaciones realizadas, se aprecia que no
existe una generación de capacidades empresariales en
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
24%
Figura 5. ¿Cuántos créditos ha pedido?.
53
Figura 6. Capacidades Generadas.
Masculino
43%
33%
Sí
14%
11%
14%
No
Sí
50%
43%
40%
16%
Femenino
45%
34%
23%
29%
No
Conocimiento del Acceso a mejores
fuentes de
mercado donde
opera su negocio financiamiento
18%
Sí
26%
No
Mejor relación
proveedores
13%
13%
Sí
30%
6%
11%
33%
No
Sí
No
12%
13%
Adecuado manejo Empoderamiento
financiero
del negocio
Sí
30%
No
Liderazgo
© Samaniego, A., Espinoza, V., Armas, R., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
54
Resulta fundamental destacar que, a pesar de que el
nivel de educación en la población estudiada se sitúa en
una formación a nivel superior, no se aprecia una transferencia del conocimiento adquirido en la generación de
negocios diferenciadores. Sumado a ello que la provincia
de Zamora Chinchipe cuenta con un alto potencial turístico, y sin embargo solo el 11% son emprendimientos relacionados con este sector.
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
Bekele, H., Bock , B., & Folme, H. (2015). Microfinance and
female empowerment: Do institutions matter? Elsevier,
10.
Bossier, S. (2001). Desarrollo (local): ¿De qué estamos hablando? Transformaciones globales, instituciones y politicas de desarrollo local. Rosario: Homo Sapiens.
Cejudo, R. (2006). Desarrollo humano y capacidades. Aplicaciones de la teoría de las capacidades de Amartya
Sen a la educación. Revista Española de Pedagogía, 16.
CEPAL. (2002). Microfinanzas en países pequeños de América Latina: Bolivia, Ecuador y El Salvador. Santiago de
Chile: CEPAL.
Cotler, P., & Rodríguez-Oreggia, E. (2008). Rentabilidad y
tamaño de préstamo de las microfinanzas en México.
Un estudio de caso. Económia Mexicana, 21.
Crocker, D. (1995). Functioning and Capability: the foundations of Sen´s and Nussbaum´s
Development Ethic, Part 2. En Women, Culture and Development. A Study of Human Capabilities. New York.
Cuervo L. (1995): Planteamientos y teorías dominantes sobre crecimiento regional en Europa en las cuatro últimas décadas. Revista EURE # 63 PUC/IEU. Santiago de
Chile.
González, A. 2008. Microfinance, Incentives to Repay, and
Overindebtedness: Evidence from a Household Survey
in Bolivia. Degree Doctor of Philosophy in the Graduate School of the Ohio State University.
Gough, I. (2007). El enfoque de las capacidades de M.
Nussbaum: un análisis comparado con nuestra teoría
de las necesidades humanas. Madrid: Papeles de relaciones ecosociales y cambio global. Pp. 100, 177-202.
Jácome, H., Cordovéz, J. (2003). Micro-finanzas en la economía ecuatoriana: Una
alternativa para el desarrollo. Quito: Microfinanzas en la
Economía Ecuatoriana, 11.
Kabeer, N. (2001). Conflicts Over Credit: Re-Evaluating the
Empowerment Potential of Loans to Women in Rural
Bangladesh. Elsevier Science, 22
Lacalle, M. (2008). Microcréditos y pobreza. Recuperado
el 12 de agosto de 2014 de http://www.redalyc.org/
pdf/866/86601911.pdf
Marbán, R. (2006). Origen, caracterización y evolución del
sistema de micro-créditos desarrollado por el Grameen
en Bangladesh. Revista de Economía Mundial, No. 16.
pp 107-126.
Nussbaum, M. (2000). Women and Human Development
the Capabilities Approach.
New York: Cambridge University Press.
Organización Internacional del Trabajo. (2015). Panorama
temático laboral pequeñas empresas, grandes brechas. Empleo y condiciones de trabajo en las MYPE de
América Latina y el Caribe. Lima.
Orellana, E. (2009). Las Finanzas Sociales y Solidarias en el
Ecuador: verdades y desafíos. Universidad Politécnica
Salesiana de Ecuador. Quito.
Plata, L. (1999). Amartya Sen y la economía del bienestar.
Colegio de México: Revista Estudios Económicos, Vol.
14, No. 1. pp 3-32.
Rué, E. (2003). Desarrollo y capacidades: aplicación al microcrédito desde una perspectiva
de género. CIDOB d´Afers Internacionals, 161-184.
Trujillo, V. (2013). Microfinanzas en América Latina y el Caribe: El Sector en Cifras. Fondo multilateral de inversiones miembro del grupo BID.
Vázquez Barquero, A. (1999): Desarrollo, redes e innovación. Lecciones aprendidas sobre desarrollo endógeno. Pirámide, Madrid.
Desarrollo de las capacidades locales a través del microcrédito en el Ecuador: análisis de
caso provincia de Zamora Chinchipe pp. 48-55 ISSN: 2007-9575
Aurora F. Samaniego N., Viviana Espinoza L., Reinaldo Armas H.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
REFERENCIAS
55
LA IMAGEN DE LA PEQUEÑA EMPRESA
EN POLONIA
The image of small business in Poland
Dra. Anna Bąkiewicz
Profesora Investigadora
Academy of Social Sciences, Polonia
Contacto: [email protected]
Dra. Marcela Rebeca Contreras Loera
Profesora Investigadora SNI 1
Universidad de Occidente - Unidad Culiacán
Contacto: [email protected]
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
56
Recibido: 10/08/2015
Aceptado: 08/02/2016
RESUMEN
ABSTRACT
La imagen de una empresa (pequeña, mediana o
grande) es un atributo clave y la comercialización de sus
productos requiere de estrategias idóneas, ya que la percepción del consumidor define la decisión de compra. El
estudio fue de corte exploratorio con el objetivo de analizar factores que influyen en la percepción de la imagen de
la pequeña empresa. Los datos se recolectaron a partir de
la aplicación de un cuestionario al azar, a dos tipos de grupos: usuarios de internet y a estudiantes universitarios. Los
resultados indican que el tamaño de la empresa es importante para los consumidores ya que influye en la percepción de la imagen que se tiene de ellas y esa importancia
varía en función de la especificidad del producto ofrecido;
con lo que se puede concluir que para la construcción de
imagen de la pequeña empresa se debe tener en cuenta
los diferentes grupos interesados considerando las necesidades del consumidor.
Palabras Clave: Pequeña empresa, percepción de
imagen, consumidor.
The image of a (small, medium or large) company is
a key attribute for the merchandising of their products,
requires appropriate strategies as consumer perception
defines the purchasing decision. The study was exploratory scope with the aim of analyzing factors that influence the perception of the image of small business. Data
were collected using surveys, at random, directed to two
group types: internet users and college students. The results indicate that the size of the company is important for
consumers and influencing the perception of the image
we have of them and the importance varies depending on
the specificity of the product offered; thus it can be concluded that the construction of the image of small business should consider the different stakeholders considering consumer needs.
Keywords: Small business, image perception, consumer.
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
Es bien sabido que la imagen de una empresa es uno
de sus atributos clave. Ries y Trout (1997) señalan que el
marketing no es una batalla de productos, sino una batalla
de percepciones. Por otro lado, Duhigg (2013) plantea que
los clientes suelen comprar sin saberlo, considerando de
manera sugerente la imagen de la empresa; esto es porque el cerebro humano realiza miles de decisiones en un
día, tratando de minimizar esfuerzos, manteniendo energía para opciones inevitables y tratando de usar atajos
que minimicen costos en las decisiones, es por ello que se
considera que la imagen de una empresa podría ser una
herramienta útil para facilitar las decisiones del cliente.
Para el empresario de Polonia, la imagen de la empresa
tendría que ser relevante sin embargo, sólo el 7% reconoce
su importancia, la confianza y credibilidad que ésta ofrece
(PARP, 2012). Por otro lado, el aumento de la competencia
obliga al empresario a cuidar la imagen de su negocio, incluyendo las empresas pequeñas y medianas.
La literatura sobre pequeñas y medianas empresas
(PYME) señala que ésta es vista como el núcleo de cualquier sistema de mercado (Gibb, 2000). Por otro lado, el
conocimiento de la práctica de negocio es una fuente de
conocimiento rica en el uso de la mezcla de marketing de
las empresas comerciales.
En Polonia es escasa la investigación que aborda el estudio de la percepción de la imagen de las empresas de
todos los tamaños o por grupos específicos (Bakiewickz,
2012, Wiecek-Janka, 2006). Lo anterior llevó a plantear
como objetivo de investigación: Identificar la percepción
de la imagen de la pequeña empresa en Polonia. La hipótesis de estudio supone que el tamaño de la empresa es
importante para el cliente ya que influye en la percepción
que éste tiene en sus decisiones como consumidor.
La estructura de este artículo incluye en la primera
parte elementos contextuales del fenómeno así como el
objetivo y la hipótesis del estudio, posteriormente expone
referentes metodológicos y teóricos de la investigación; el
siguiente apartado incluye los resultados del trabajo de
campo y finalmente las conclusiones del estudio.
MATERIALES Y METODOS
Este artículo presenta resultados de la primera fase de
una investigación en proceso. El estudio se realizó con un
alcance exploratorio, considerando que éstos se caracterizan por ser investigaciones que intentan proporcionar
una perspectiva general respecto a determinada realidad;
así mismo permiten identificar conceptos o variables dominantes y determinar prioridades para investigaciones
posteriores; por otro lado son flexibles en su metodología
y buscan establecer elementos del fenómeno estudiado.
La investigación fue de corte exploratoria ya que se
pretende llevar a cabo una investigación más amplia considerando aspectos contextuales particulares, así como
establecer el enfoque de la investigación en sus siguientes
fases (Hernández, Fernández y Baptista, 2010; Mercado,
2007). En las investigaciones exploratorias “…el conocimiento adquirido por otros autores y las fuentes de información existentes sobre el problema de investigación ayudan a definir el nivel en el que ha de catalogarse el estudio
que se propone” (Méndez, 2011, 229). Por su lado, Van Teijlingen y Hundley plantean que un estudio exploratorio es
una pequeña versión de una investigación mayor; es decir,
representa un estudio de menor escala que permite poner
en evidencia algunas cuestiones metodológicas y revelar
posibles problemas técnicos, éticos o logísticos.
Para la recolección de datos se aplicó un cuestionario
a una población de informantes homogénea, de manera
colectiva, cuantificando grupalmente los datos (Méndez,
2011; Mercado, 2007; Hernández, et al, 2010). El cuestionario se construyó con diez preguntas y se aplicó al azar
a dos tipos de grupos: usuarios de internet y a estudiantes
de la Universidad de Varsovia, considerando que la población de informantes se incluyera con la misma posibilidad
de ser seleccionado (Tamayo, 2009; Mercado, 2007; Hernández et al., 2010; Méndez, 2011). En total se obtuvieron
320 de 400 cuestionarios distribuidos vía electrónica o
personalmente.
LA IMAGEN DE LA EMPRESA - REVISIÓN DE
LA LITERATURA
Según el diccionario de la lengua polaca (PWN 2013)1,
la imagen es la forma en que se percibe a una persona o
cosa. La imagen, por lo general, se refiere a una empresa,
producto y/o marca en la imaginación y en la mente de los
grupos de interés, es decir, nos referimos principalmente a
clientes, empleados, comunidades y autoridades locales.
El tema de la imagen corporativa ha sido analizado por
investigadores en el campo de los negocios (Barich, Kotler, 1991; Balmer, Greyser, 2003; Dowling, 2000; Van Riel,
2001; Balmer, 2003). Algunos de ellos hacen hincapié en el
carácter multifacético de una imagen que se basa en fac-
La versión del diccionario es en línea: http://sjp.pwn.pl/wizerunek, (03.05.13).
1
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
INTRODUCCIÓN
57
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
58
tores históricos, culturales así como la reputación, los métodos de gestión y muchos otros elementos (Penc 1998,
Altkorn 2004). También hay elementos de suplantación, ya
que cada empresa puede ser vista como una persona que
tiene sus características específicas y sus formas de comportamiento.
El nivel más alto de comprensión de la imagen corporativa fue presentado por Olins (1995) ya que aborda el total
de componentes de la imagen en una organización, esto
incluye la complejidad de la mezcla de marketing como
una herramienta que se utiliza por una empresa para comunicarse tanto con el mundo exterior como dentro de
la organización. También es ampliamente conocido que la
imagen es dinámica y depende de factores que podrían
ser objetivos o subjetivos conforme su naturaleza; factores como el alcance de la información, la configuración, la
condición del observador, su humor, entre otros. Por otro
lado, Nguyen y LeBlanc (1998) plantean que la imagen ha
sido descrita como un conocimiento subjetivo, como una
actitud y como una combinación de características del
producto que son diferentes del producto como tal, pero
están identificadas con el producto.
Considerando lo anterior, es posible señalar que la
imagen empresarial se relaciona directamente con el
producto, con las características que giran en torno a él y
hacen que las personas construyan una idea del producto
tomando en cuenta algunas particularidades que contribuyen en su identificación. Entonces son los clientes quienes definen la imagen, ya que se reconoce que ellos son
quienes adquieren los productos de la marca, incluyendo
en sus decisiones las cualidades inherentes y su predisposición por el fabricante, demostrando preferencia por una
empresa de la que se tuvo una experiencia positiva o a través de buenas referencias de otra persona que contribuye
en la construcción de determinada imagen.
La sensibilidad al cambio y el grado de diferenciación
de la percepción de la imagen por diferentes observadores
se caracteriza por una gran diversidad de componentes; se
trata de productos con una reputación establecida o con
una imagen inestable. Desde el punto de vista comercial,
es importante que la construcción de la imagen se pueda
dar intencionalmente por la empresa. En tal caso, la imagen sería un conjunto de contenidos y formas de acción
que la organización quiere transmitir y consolidar en su
entorno y utilizarlos para alcanzar sus objetivos de negocio. Ambos elementos visuales y abstractos pueden tener
un significado diferente y variable para la imagen de una
empresa. Lo que es importante desde nuestro punto de
vista es que como dice Kolasińska -Moravia (2011), una
característica que pertenece a un grupo específico tiene
su importancia para la imagen de todo el grupo. Tomando
en cuenta lo anterior, podemos decir que la gestión de la
imagen de una organización es de importancia estratégica y requiere un enfoque multidisciplinario.
La imagen de la empresa es uno de los recursos intangibles clave de la empresa, junto con factores tan importantes como la marca, la tecnología y el conocimiento (Janczewska 2011; Waszkiewicz 2013). Tkaczyk y Rachwalska
(1997) consideran la imagen como un aspecto más importante que las características intrínsecas del producto en sí.
Otro término que sobresale vinculado al tema de la
imagen de la organización es la identidad, ya que son
términos que se relacionan de manera estrecha pero al
mismo tiempo se diferencian. Estos términos han sido discutidos en la literatura, reconociéndolos como elementos
que favorecen el crecimiento y desarrollo de las organizaciones si se utilizan adecuadamente ya que de otra manera pueden destruir la empresa si no se lleva a cabo una
gestión en términos sólidos. Para algunos autores, éstos
son términos inseparables que se requieren para el funcionamiento de la empresa, mientras que para otros no se
considera necesario que se lleven a cabo en forma paralela. Vercic y Vercic (2007) señalan que desde un enfoque
teórico es importante reconocer que la identidad y la imagen de una organización pueden estar sincronizadas, pero
no necesariamente tienen que estarlo.
Por otro lado, Bick, Jacobson y Abratt (2003) señalan
que estos términos aunque surgieron en los años cincuenta, han recibido diferentes grados de atención de diversas
disciplinas en la esfera de la administración y al mismo
tiempo reconoce que tal vez nunca será suficiente debido
a la gran cantidad de empresas que surgen cada día y cuyas imagen e identidad son totalmente diferentes y cambiantes. Schmitt, Simonson y Marcus (1995) afirman que
la identidad se refiere al grado en el cual la empresa ha logrado una imagen distintiva y coherente en su producción
estética. De este modo, se convierte prácticamente en un
instrumento encargado de generar la imagen que se está
buscando desde la organización misma.
Considerando lo anterior, la literatura señala que para
la creación de la identidad existen métodos que se pueden utilizar para reducir la brecha entre las percepciones
reales y deseadas de la empresa. La discusión del tema
considera tanto la importancia de la percepción de una
empresa para el logro de los objetivos de negocios como
la soberanía de las empresas en el área de formación de la
imagen.
Para este estudio es necesario tener presente que la
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
RESULTADOS
En este apartado se presentan los resultados obtenidos con la aplicación de 320 cuestionarios a consumidores
polacos, para conocer en qué medida influye el tamaño de
la empresa productora cuando toman decisiones de compra de sus productos o servicios.
Los hallazgos señalan que al 62% de los encuestados
les preocupa, de manera moderada, el tamaño de una empresa al comprar sus productos, mientras que el 97% opina que el tamaño de la empresa puede afectar significativamente su imagen; lo anterior denota que el consumidor
polaco decide realizar sus compras considerando, en cierta medida, el tamaño e imagen de una empresa. (Tabla 1).
Por otro lado, cuando se les preguntó sobre las características más importantes que toman en cuenta al reali-
zar sus compras, los encuestados consideran que es más
significativo el rango de la actividad (73%), la posición
en un mercado (63%) y el país de origen (86%), mientras
que el tamaño de una empresa es la característica menos
importante (43%); lo que nos indica que para los polacos
aunque el tamaño de una empresa puede ser un referente
para decidir sus compras, ésta no es la característica sobresaliente, pero sí lo es el país de origen de la empresa
(polaco/extranjero) así como el rango de actividad que
puede ser local, nacional o global, así como la posición en
el mercado, pudiendo ser monopolio o pequeño proveedor. (Tabla 2).
También se les preguntó dónde les gustaría trabajar en
el corto plazo y en el futuro cercano y los resultados muestran que el consumidor polaco manifiesta escaso interés
en trabajar en una pequeña empresa (tanto en el presente
como en el futuro); mientras que en el corto plazo al 34% le
gustaría trabajar para una empresa polaca grande, el 28%
en alguna empresa mediana y el 22% en una pequeña empresa, solo el 16% de los encuestados están interesados
en trabajar en empresas transnacionales. Eventualmente
(en cinco años), los encuestados (44%) están interesados
Tabla 1. La importancia del tamaño de una compañía.
Tamaño y compra
Tamaño e imagen de la empresa
Números
Porcentaje
Números
Porcentajes
Mucho
71
22.2
211
65.9
Moderado
129
40.3
101
31.6
Poco
98
30.6
8
2.5
No
22
6.9
0
0
Total
320
100
320
100
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 2. La importancia de las características de una compañía para sus clientes.
Respuesta
Muy
importante
Importante
Poco
importante
No
importa
Muy
importante
Números
Importante
Poco
importante
No
importa
Porcentaje
Tamaño
20
121
140
39
6.3
37.8
43.7
12.2
Rango de
actividad: local/nacional/global
61
173
86
0
19.0
54.1
26.9
0
Posición/ mercado:
monopolio/pequeño
proveedor
68
135
87
30
21.2
42.2
27.2
9.4
Capital: Polaco/Extranjero
60
218
42
0
18.7
68.2
13.1
0
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
pequeña y mediana empresa polaca inicia su desarrollo
a partir de 1989, cuando se llevó a cabo el cambio en el
sistema económico del país, abandonando el modelo socialista; Polonia se reinventa prácticamente de cero, generando un marco legal para crear y desarrollar pequeñas y
medianas empresas capaces de competir en el mercado.
59
en un puesto de trabajo en la empresa transnacional. De
lo anterior, se identifica que para el polaco el empleo en
la empresa pequeña se considera una oportunidad para
obtener experiencia y que puede ser atractiva esta opción
laboral mientras se consigue trabajar para una empresa de
mayor tamaño o en una corporación. (Tabla 3).
En relación a la importancia del tamaño de la empresa
frente a la actividad que desarrolla, por un lado es posible
señalar que el tamaño de una empresa es importante para
sus clientes pero, por otro lado los consumidores muestran un comportamiento vinculado a las características
del producto ya que los clientes son más conscientes del
tamaño de una compañía al momento de elegir los bienes
duraderos (90% de los encuestados dice que el tamaño
del productor de un bien duradero es importante para
ellos, en particular en el caso de automóviles, aparatos
electrónicos y aparatos de uso doméstico); esto es comprensible, puesto que la compra de un producto de este
tipo es por lo general parte de un largo proceso de toma
de decisiones en el que las características de un vendedor
es un factor importante para la selección. (Tabla 4).
Respecto a productos que compra con mayor frecuenCiencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
60
cia en empresas pequeñas, los hallazgos indican que las
pequeñas empresas son por lo general los proveedores
de uno de los tres tipos de productos (en función de la
durabilidad y la frecuencia de uso) de uso diario (alimentos y bebidas), para el mediano plazo (ropa y zapatos) y
largo plazo (única, especialista, productos de nicho). Entre
los productos comúnmente comprados a pequeñas empresas no hay ningún bien duradero popular en absoluto.
(Tabla 5).
Sobre el perfil del consumidor de la pequeña empresa,
la mayoría de los encuestados los describe como personas sensibles (43%) y quisquillosas (20%) que buscan productos que satisfagan sus necesidades especiales, con un
grado de provincianismo (30%). Lo anterior sugiere que
las pequeñas empresas también pueden ser vistas como
típicas de los pequeños mercados locales en las que se
identifican dos grupos de compradores: los que buscan
una oferta única y los que están obligados a utilizar los
productos ofrecidos por los proveedores locales. De lo
anterior, se puede reflejar la dualidad de la población de
la pequeña empresa, que consiste en dos grupos de productores: los que operan en el pequeño mercado local (la
Tabla 3. La preferencia de una compañía como una empleadora dependiendo del tamaño.
Ahora
En 5 años
Micro
Pequeña
Mediana
Compañía
Polaca grande
Números
1
71
89
109
50
Porcentaje
0.3%
22.2%
27.8%
34.1%
15.6%
Números
0
22
71
87
140
Porcentaje
0%
6.9%
22.2%
27.2%
43.7%
Corporación
transnacional
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 4. La importancia del tamaño de una compañía como proveedor dependiente de la marca.
Muy
importante
Algo
importante
Poco
importante
No importa
Comida
81
110
99
30
Bebidas
70
119
123
8
Ropa y Calzado
36
151
112
21
Automóviles
201
87
32
0
Electrodomésticos
150
111
59
0
Electrónicos
163
143
14
0
Transporte
78
120
101
21
Servicios turísticos
163
101
56
0
Bienes durables
231
57
22
10
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
Tabla 5. Los productos que comúnmente son adquiridos en pequeñas empresas.
Algunas veces a la
semana
Diario
Comestibles
(Sobre todo
Pan)
117
Una vez por mes
Algunas veces al año
Muy rara vez
Comestibles
298
Ropa
134
Ropa
145
Automóvil
(Servicio)
17
Restaurantes
11
Cosméticos,
Hierbas
56
Servicios
(Sastre,
Zapatero)
34
CollecTabla
37
Libros
47
Jardinería
15
Equipo ecuestre
2
Productos para
mascotas
11
Transporte
12
Souvenirs
2
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Tabla 6. Las características de las empresas dependiendo del tamaño.
Pequeña
Mediana
Grande
Polaca
Corporación
transnacional
Positiva Negativa
Ambiciosa
55
120
24
56
65
X
Atractiva
31
39
38
61
151
X
Competente
32
45
45
86
112
X
Creativa
77
109
22
81
31
X
Poco confiable
99
31
45
15
130
X
Incompetente
156
16
56
11
81
X
22
4
15
78
201
X
Actualizada
Confiable
Dinámica
X
X
X
X
9
78
54
45
134
X
115
80
16
54
55
X
Sólida
23
49
72
104
72
X
Progresiva
32
56
22
61
149
X
X
Agresiva
48
56
24
25
167
X
X
Honesta
44
138
14
63
61
X
Vulgar
148
7
35
31
99
X
Retrasada
145
17
65
66
27
X
Inteligente
Confiable
X
X
X
X
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
pequeña demanda limita la escala de su funcionamiento)
y los que operan en un mercado muy competitivo en el
que la ventaja comparativa se basa en la singularidad de
una oferta. También se encontró que la característica más
importante de un pequeño negocio de productos es la
singularidad, el ajuste a las necesidades individuales y la
calidad (más del 96%). (Tabla 6).
En la última parte de la encuesta se preguntó: ¿Con qué
asocias a los clientes de las empresas de diferente tamaño?, para ello se consideraron cuatro clases: sólidos, dinámicos, positivos y negativos. Los encuestados consideran
que las pequeñas empresas se configuran en asociaciones
positivas en mayor medida, mientras que las grandes empresas polacas son menos vistas como positivas y por otro
lado, la corporación internacional en este aspecto es la
tercera en la fila.
Las microempresas son vistas (tres cuartos de las respuestas) como negativas. Puede ser sorprendente, ya que
las empresas más pequeñas suelen ser vistas como dinámicas pero, por el contrario, la importancia de la fiabilidad
de un proveedor puede desempeñar un papel importante
aquí. Las empresas de tamaño medio reciben el peor re-
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Micro
61
gistro y puede ser, es necesario reconocerlo, resultado tanto de la desafortunada construcción de la pregunta y/o la
clasificación de las características y la mala percepción de
este tamaño de empresas en Polonia.
Las respuestas a la pregunta sobre la tarea elegida por
las empresas de diferente tamaño son especialmente interesantes. La mayoría de los encuestados (84%) dice que
la corporación internacional está totalmente concentrada
en la maximización del beneficio. Según los encuestados,
la pequeña empresa está, en su mayoría, concentrada en
la supervivencia, en mantenerse en el mercado (53%). Para
las pequeñas empresas son de igual importancia tanto las
tareas sociales como las ganancias. (Tabla 7).
DISCUSIÓN
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
62
Como resultado de la encuesta se identificó una serie
de componentes destacables de la imagen de la PYME
en Polonia. Los hallazgos plantean que el tamaño de una
empresa es de importancia moderada para el consumidor
polaco, cuando se trata de tomar decisiones de compra
de productos o servicios. Existen otros factores de mayor
relevancia para el cliente como la nacionalidad de la empresa productora; además, el significado varía en función
de la especificidad tanto del mercado como del producto.
Los consumidores prestan más atención al tamaño de una
empresa proveedora de productos duraderos que en el
caso de los de corta duración.
Por otra parte, se identificaron elementos de estudio
en tres tipos de productos ofrecidos por la PYME, en función de la persistencia y la frecuencia de uso: productos
de uso cotidiano (la comida), los de mediano plazo (ropa
y calzado) y bienes duraderos (por pasatiempos). Se identificó a los clientes de la PYME polaca como compradores
sensibles, exigentes o provinciales, así mismo a dos gru-
pos distintos de clientes: (1) los que eligen cuidadosamente de una oferta variada y en busca de productos únicos y
(2) los de los mercados locales, que tienen que utilizar el
stock disponible.
El estudio también mostró que la PYME evoca fuertes
connotaciones positivas, se ve moderna, dinámica y honesta; sólo las empresas micro son vistas como atrasadas
e incompetentes, centradas en la supervivencia mientras
que las empresas multinacionales buscan maximizar los
beneficios. Para las pequeñas empresas, los objetivos sociales son tan importantes como los financieros. Los resultados reflejan que los encuestados tienen interés limitado
en trabajar para las empresas pequeñas, sin embargo están dispuestos a aceptar un empleo temporal en la PYME
a fin de adquirir experiencia y busca ser contratados por
empresas grandes.
En cuanto a la explicación de los resultados de la encuesta, en esta etapa de la investigación, es posible señalar que la imagen de la PYME en Polonia puede reflejar la
diversidad de las empresas ya que algunas operan y controlan los mercados locales y otras son empresas que operan en ambientes altamente competitivos.
Parece ser que al menos en algunos mercados, el tamaño de una empresa productora/proveedora puede ser
utilizado como un elemento de la estrategia de promoción. Las preferencias de un objetivo podrían justificar un
enfoque de este tipo, si la singularidad es percibida por
los clientes como un atributo importante de un producto.
CONCLUSIONES
Como se indicó al inicio, la investigación es de corte
exploratoria con resultados preliminares y sus hallazgos
deben ser tomados con cautela. Sin embargo, se logró
identificar componentes que proyectan la imagen de la
Tabla 7. La percepción de la motivación de las empresas de diferentes tamaños.
Micro
Pequeña
Mediana
Grande
Polaca
Corporación
transnacional
11
0
8
32
269
Ganancias obtenidas de acuerdo a las
reglas
55
54
87
82
42
Ganancias y tareas sociales son igual de
importantes
44
94
67
60
55
Supervivencia / Mantenerse en el
mercado
170
82
28
32
8
Complicado de definirla
89
62
138
31
0
Ganancias sobre todo y sin importar
los medios
© Bąkiewicz, A., Contreras, M., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
consumidor polaco muestra preferencias de compra en
empresas pequeñas cuando se trata de productos de uso
cotidiano, lo que nos indica que este tipo de empresas representa un referente para el consumidor cuando ofrece
productos con características que satisfacen una necesidad inmediata.
El consumidor polaco que tiene preferencias por comprar en la pequeña empresa manifiesta un perfil con sensibilidad hacia los productos que esta ofrece, considerando
que este tipo de empresa es capaz de ofrecerle productos
locales con características específicas y ajustándose a las
necesidades individuales.
En Polonia el consumidor encuentra a las pequeñas
empresas como entidades dinámicas y con mayores asociaciones positivas, incluso, más que las empresas grandes; por otro lado, las empresas micro y medianas son
vistas como negativas. La corporación internacional es
percibida como una empresa que se enfoca en la maximización del beneficio, mientras que en la pequeña empresa la principal preocupación es la supervivencia en el
mercado.
El estudio expone otros aspectos relacionados con las
tareas de negocio y la atractividad como lugar de trabajo
en empresas de diferentes tamaños. En particular, la relación de la preferencia por puestos de trabajo en empresas
grandes e internacionales y por otro lado, la percepción
que se tiene en relación al enfoque en el beneficio puede sorprender. Desde el punto de vista de la empresa, los
hallazgos plantean que las motivaciones del consumidor
polaco deben ser estudiadas con mayor profundidad y genera referentes útiles para futuras investigaciones en las
que sea posible realizar un estudio comparado.
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
pequeña empresa en Polonia, reconociendo que la imagen es clara, aunque heterogénea. En ese sentido, es posible señalar que el cliente polaco muestra un interés parcial
por la empresa pequeña cuando se trata de comprar los
productos o servicios que requiere y reconoce que el tamaño y la imagen de la empresa influye en sus decisiones
de compra, por otro lado, para el consumidor polaco es
más importante comprar productos tomando en cuenta
principalmente el país de origen y en segundo término
valora si la empresa es local, nacional o global; para este
consumidor, el tamaño de una empresa es la característica
que menos interesa en el momento de compra.
Considerando que el consumidor manifiesta a través
de diversos comportamientos, sus preferencias y los factores que influyen en la decisión de su compra, en el caso
del interés por integrarse a la planta laboral de una empresa, en el cliente polaco predomina el interés (en el corto
plazo) por alternativas de trabajo en empresas grandes o
medianas del país, principalmente, mientras que en el largo plazo muestra interés por la empresa trasnacional. En el
caso de la pequeña empresa, el consumidor la considera
como una opción que le representa un medio para obtener experiencia mientras logra integrarse a la empresa
mediana o grande, ya sea local o internacional.
En relación al tamaño de la empresa frente a la actividad que desarrolla, es posible concluir que el consumidor
muestra un comportamiento vinculado a las características del producto es decir, el consumidor polaco toma
decisiones de compra, considerando el tamaño y la actividad de la empresa, principalmente cuando se trata de
bienes duraderos, lo que nos indica que existe un proceso
en el que se analiza mayor información. Por otro lado, el
63
REFERENCIAS
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
64
Altkorn, J. (2004), Wizerunek firmy, WSB, Dąbrowa Górnicza, ss. 13-14.
Bąkiewicz, A. (2012), Transformation of economic system
in Poland. The SMEs and UE integration, Revista Universitaria Ruta, 13, ss. 71-86.
Balmer John, Greyser, Stephen (Editors), 2003, Revealing
the Corporation: Perspectives on Identity, Image, Reputation, Corporate Branding and Corporate Level
Marketing, Routledge
Barich H, Kotler P.(1991), A framework for marketing image management, Sloan Manage Rev., Winter;32(2), pp.
94-104.
Bick, G., Jacobson, M.C., Abratt, R. (2003). The corporate identity management process revisited. Journal of
Marketing Management 19,835-855.
Dowling Grahame, (2000), Creating Corporate Reputations: Identity, Image and Performance: Identity, Image
and Performance Oxford.
Duhigg Ch., (2013), The Power of Habit. Random House.
Gibb, A.A. (2000) ‘SME Policy, Academic Research and the
Growth of Ignorance, Mythical Concepts, Myths, Assumptions, Rituals and Confusions’, International Small
Business Journal, Vol. 18, No. 3, pp. 13-35.
Hernández Sampieri, Roberto; Carlos Fernández Collado y
Pilar Baptista Lucio, (2010). Metodología de la investigación. Editorial McGraw Hill, pp. 79, 229, 177.
Janczewska D., (2011), Rola zobowiązań kierowniczych
w zarządzaniu marketingowo-logistycznym w MŚP,
"Przedsiębiorczość i Zarządzanie”, t. XII, z. 5, ss.33-52.
Kolasińska‐Morawska K., (2011), Merchandising z kreacją
atmosfery jako forma komunikacji z klientem w miejscu sprzedaży, "Przedsiębiorczość i Zarządzanie”, t. XII,
z. 5, ss. 53-66.
Méndez Álvarez, Carlos Eduardo (2011). Metodología.
Diseño y desarrollo de proceso de investigación con
énfasis en ciencias empresariales. Editorial Limusa, pp.
229, 299, 287.
Mercado H., Salvador (2007). Investigación. Metodología
de la investigación. Editorial Publicaciones Administrativas, Contables, Jurídicas, S.A. de C.V., pp. 140, 238, 223
Nguyen, N., LeBlanc, G. (1998). The mediating role of cor-
porate image on customers’ retention decisions: an investigation in financial services. International Journal
of Bank Marketing 16, 52-65.
Olins, W. (1995), The new guide to identity. How to create
and sustain change through managing identity. Aldershot, Gower.
PARP (2012), Raport o stanie sektora małych i średnich
przedsiębiorstw w Polsce w latach 2010–2011, Warszawa
Penc J., (1998), Rynkowy wizerunek firmy, „Marketing
Serwis”, nr 4,
PWN, (2013), Słownik języka polskiego online, http://sjp.
pwn.pl/wizerunek, (03.05.13)
Ries Al, Trout Jack, (1997), Marketing Warfare, Chiruta
Alexandru. Van Riel, Cees B.M., Balmer J.M.T., (1997),
Corporate identity: the concept, its measurement and
management, “European Journal of Marketing ”, vol.
31, no. 5/6, ss. 340-355.
Schmitt, B.H., Simonson, A., & Marcus, J. (1995). Managing corporate image and identity. Long Range
Planning, 28, 82-92. Recuperado de http://dx.doi.
org/10.1016/00246301(95)00040P.
Tamayo y Tamayo, Mario (2009). El proceso de la investigación científica. Editorial Limusa, pp. 190.
Tkaczyk J., Rachwalska J., (1997), Wszystko jest obrazem...
Kształtowanie wizerunku przedsiębiorstwa, „Marketing
i rynek”, nr 5, ss.5-10.
Van Teijlingen Edwing R., Hundley, Vanora (2001). The
importance of pilot studies. Soc Res Update. pp.1. Recuperado de http://sru.soc.surrey.ac.uk/SRU35.pdf.
(27.01.16).
Vercic, A.T., Vercic, D. (2007). Reputation as matching identities and images: extending Davies and Chun's (2002)
research on gaps between the internal and external
perceptions of the corporate brand. Journal of Marketing Communications 13,277-290.
Waszkiewicz A. (red.), 2013, Obszary badań wizerunku,
ASPRA-JR.
Więcek-Janka E. (2006), Zmiany i konflikty w organizacji,
Wydawnictwo Politechniki Poznańskiej, Poznań.
La imagen de la pequeña empresa en Polonia pp. 56-64 ISSN: 2007-9575
Anna Bąkiewicz, Marcela R. Contreras L.
LA COMPULSIÓN INTERCULTURAL
Intercultural compulsion
M. en C. José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Maestro en Humanidades: Ética
Instituto de Estudios sobre la Universidad
Universidad Autónoma del Estado de México
Contacto: [email protected]
Aceptado: 28/09/2015
RESUMEN
ABSTRACT
El presente artículo yace como una reflexión filosófica
sobre nuestra actual circunstancia de desarreglo intercultural: despotismos, intolerancias, discriminaciones, etc.
Específicamente, se considera al conflicto intercultural
como la resultante de una falta de apertura relacional en
el ámbito cultural identitario. Desde el ámbito personal,
individual, el más íntimo, vivimos anudados a la disconformidad y la inconformidad: al conflicto, parte original
de nuestra circunstancia humana. Algo inevitable. También en el ámbito social de nuestra singularidad ocurre
lo propio. Cualquier agrupación humana, homogénea o
múltiple, extensa o reducida, intima ineludibles conflictos dentro de sí o con otras sociedades. La colisión socioantagónica, entonces, es una constante de nuestro género, nuestra circunstancia antropológica. Un hecho que
requiere de un planteamiento ético de diálogo verídico.
Desde esta orientación la temática sugiere adentrarnos en
la observación retrospectiva de la propuesta panikkariana,
en su ontología filosófica, donde, bajo un sentido complejo de las culturas, y de sus afiliados, dilucida la urgencia
ética de optar por un genuino diálogo intercultural.
Así, el camino para la transformación del conflicto está
unido a una transformación social organizada. Pero, para
que exista una transformación social en tales términos
son requisitos importantes: la participación plena, la comprensión mutua, las soluciones inclusivas y la responsabilidad compartida.
Palabras clave: Pluralidad cultural, conflictos, transformación, diálogo intercultural.
This article lies as a philosophical reflection on our
current circumstances intercultural derangement: despotisms, intolerance, discrimination, etc. Specifically, it is
considered to the cross-cultural conflict as the result of a
lack of relational opening in the cultural identity field.
From the field staff, individual, the most intimate, live
knotted to the dissatisfaction and discontent: the conflict,
original part of our human circumstance. Something inevitable. Also in the social sphere of our uniqueness, it happens the same. Any human, homogeneous or multiple, extensive, or reduced, intimate unavoidable conflicts within
itself or with other societies.
Partner-antagonistic collision, then, is a constant of our
gender, our anthropological circumstance. An event that
requires an ethical approach of true dialogue.
From this orientation the theme suggests delving into
observation retrospective of the proposed panikkarian, in
its philosophical ontology, where, under a complex sense
of cultures, and its affiliates, elucidate the urgency of ethics of opting for a genuine intercultural dialogue.
Thus, the way for the transformation of the conflict is
joined to organized social transformation. But, in order to
have a social transformation, in such terms, are important
requirements: full participation, mutual understanding,
inclusive solutions and shared responsibility.
Keywords: Cultural diversity, conflict, transformation,
intercultural dialogue.
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Recibido: 21/05/2015
65
INTRODUCCIÓN
Cultura en plural
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
66
Cuando se habla de cultura, de la cultura, en el ámbito de las ciencias sociales, comúnmente se habla de ella
como una más de las dimensiones de nuestra entidad
humana: ciencia, educación, religión, política, economía,
leyes, etc. y, desde luego, cultura. Sin un conocimiento verdadero sobre lo que ésta incorpora se hace referencia a
creencias, arte, valores, tradiciones, ritos, etc. a través de
una ponderación de sí mismos y no en concordancia directa con otros ámbitos de nuestra realidad.
Hoy, existen numerosas representaciones de lo que la
ciencia contemporánea designa como cultura, especialmente en occidente1. Sin una pretensión indagatoria de
las numerosas significaciones y asignaciones del vocablo,
que no es el tema que nos ocupa, en el más aceptable de
los casos, la cultura es un conjunto de dispositivos, materiales e inmateriales, que en su conjunto establecen la forma de vida de una comunidad. Incluye lenguaje, técnicas,
pautas y sistemas sociales, económicos, políticos y religiosos, y más específicamente, a las costumbres, las creencias, la moral, y demás hábitos que el hombre adquiere
en tanto miembro de una sociedad. Todos constitutivos
esenciales de nuestra circunstancia humana que son proyectados hacia la propia comunidad2.
En este sentido, para Morin (2001), desde su pensamiento complejo, no es posible sostener un solo evento
o acto: educativo, artístico, científico, político, tecnológico, económico, legal, etc. que no sea cultural3. De suyo,
la cultura se forma sólo por el agregado de instituciones,
creencias o prácticas concretas interactivamente conexas;
a través de las cuales una colectividad afirma su presencia
en tiempo y espacio precisos y concisos ante los demás:
otros individuos, comunidades, el mundo mismo.
Ello queda corroborado por Castells (2003), cuando
afirma que la cultura está orientada y mantenida socialmente, que se hereda mediante un sistema de transmisión
con formas simbólicas y que forma parte del patrimonio
de los grupos humanos proporcionando el entorno donde
las personas nos desarrollamos bajo su influencia, somos
seres libres y contribuimos a su evolución.
Así, frente al imperialismo cultural y a los universalismos etnocéntricos que buscan imponer un discurso civilizatorio unicultural, impositivo, sobre el pluralismo cultural
propio de la especie humana, hay quienes se postulan por
la posibilidad de construir una pluralidad crítica y co-participativa de ciertos principios y mecanismos dignificantes
de la diversidad cultural. Una suma emancipadora, abierta
y plural, que sea capaz de reconocer y recuperar la presencia y los derechos de aquellas culturas que han sido
despojadas o excluidas de toda forma de participación en
un mundo cada día más globalizado; asimismo, capaz de
identificar y romper el mutismo de aquellos grupos que
han sido subordinados a lo largo de la historia para, hoy,
hacerlos participes de un diálogo intercultural verdadero
y en igualdad de condiciones.
Monoculturalismos que detonan conflicto social, donde, la exclusión de grupos raciales alineados como minorías y las oposiciones sociales que la situación representa,
obligan a repasar las aportaciones antropológicas respectivas.
Aquí, es evidente que un arcaico relativismo cultural
es sólo sectarismo insuficiente. Un relativismo abúlico
que plantea sólo la tolerancia entre culturas distanciadas
e independientes es equivocado; al no tener en cuenta
una dinámica de cambios internos propone defender la
especificidad mediante la reclusión, teme que si interactúan entre ellas, el resultado sea el empobrecimiento de
cada una o su desintegración. Por tanto, partir de una idea
esencialista de la cultura es inadecuado. El solo respeto de
la diversidad cultural como concreciones de un orden estable es parcial, ya que se pueden fundar sólo tolerancias
y propuestas fragmentarias.
Por su desacuerdo con un monoculturalismo mutilador, el pensamiento de Panikkar es preciado como el más
sugerente para articular una de las pretensiones más importantes de la era actual: un pluralismo cultural con su
reconocimiento, bases y alcances, como nuevo paradigma
cognoscente. Una forma de ver y ser determinada por una
actitud y concesión de apertura a la otredad en la consideración de la interacción grupal; de apertura a las más
heterogéneas formas culturales existentes, en abandono
a las ambiciones de absolutividad características en este
La noción misma de cultura es esencialmente occidental y, a pesar de su muy empeñada y todavía necesaria solicitación universal y univer-
1
salizante, no deja de pertenecer a un lenguaje específico entre muchos otros.
El concepto de cultura es clave para entender porqué si todos los seres humanos pertenecemos a una misma especie nos diferenciamos
2
tanto en cuanto a modos de vida. Porqué si tenemos biológica y psicológicamente el mismo patrón existen tantas formas y modos de vida.
Restrictivo a un contexto globalizante al interior de una civilización particular, concreta.
3
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
a partir de diálogos, entre movimientos sociales y culturas,
afrontados en suelos de encuentro intercultural que habrá
que empezar a sondear.
Para él, es sólo a través de una hermenéutica diatópica
y un diálogo intercultural que podremos sentar las bases
teórico-metodológicas necesarias para el acrecentamiento de la democracia participativa y el restablecimiento de
los vínculos mundiales descolonizantes, esto, a muy inconmensurables niveles de gestión.
Cabe subrayar que la apuesta por el reconocimiento
y respeto de un pluralismo cultural, así como del diálogo
intercultural que le es oportuno, no compone sólo una
pretensión ética para la coexistencia propicia, sino también, y más que nada, compone una disposición de responsabilidad política; de apertura a la pluralidad social,
epistémica, religiosa, cultural, esto, para lograr alcanzar un
diálogo explícito, solidario, en igualdad de oportunidades
que mucho aporte a la transparencia para entretejer redes
de comprensión, reconocimiento, benevolencia, tolerancia, respeto mutuo, aquello de lo que más carecemos hoy
en día (Boaventura de Souza, 2006).
Pero no se trata sólo de un problema de voluntad sino
también de poder de curso y recurso político, donde la
dimensión sociológica de reconocimiento y respeto a un
pluralismo cultural sea efectivamente aplicada. Aquí, a
diferencia de la tentativa liberal, donde la organización
del pluralismo y el diálogo intercultural se ubican a nivel
individual, en toda sociedad que reconozca la proporción
multicultural se tiene que plantear la regulación colectiva
Durante mucho tiempo se ha equiparado el término multiculturalidad, indistintamente, a los términos pluralismo étnico o polietnicidad y
4
multinacionalismo, mutándolo en ambiguo, impreciso, además de trunco. Ambiguo porque al referirnos de manera indiferente a pluralismo
étnico o a multinacionalismo, confundimos dos realidades en nada equiparables, y trunco, porque hay lugares del mundo que no pueden
ser calificados de multiculturales; el caso de Islandia, que cuenta con una población étnicamente homogénea y una única realidad nacional
demuestra esta circunstancia.
Pensar que una cultura es superior a las demás y que éstas deben adaptarse o asimilarse a ella es algo que ha dejado de ser políticamente
5
aceptado. A partir de la década de los 70s, el valor de la multiculturalidad es defendido a nivel institucional frente al asimilacionismo. Se
insiste en el carácter altamente positivo de la presencia multitudinaria de culturas que coexisten en nuestras sociedades. Sin embargo, esta
corriente, denominada multiculturalismo y cuya aplicación a nivel educativo se denominó educación multicultural o educación antirracista,
no lucha por la interacción real y efectiva entre culturas, simplemente señala el hecho de la diversidad y el derecho a la libre expresión de las
pertenencias de cada uno, pero en el progreso estándar del tejido social aún impera el planteamiento asimilacionista; moldear al otro de tal
forma que no enturbie la armonía del status quo.
La etimología del término hermenéutica remite al griego hermeneia, que significa interpretación.
6
Diatópico: que atraviesa los topoi para alcanzar el mito del cual éstos son expresión. Tópoi: lugares, en griego. Tópos koinós, el lugar común,
7
tecnicismo elaborado por Aristóteles para sentar que los lugares comunes son premisas de gran alcance, ampliamente difundidas e infundadas, sobre las que se asienta la argumentación de una determinada cultura. Indiscutibles, pues se consideran verdades evidentes; cada idea
es común y pública.
Otra más de las derivaciones de la globalización hegemónica neoliberal.
8
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
tipo de intentos uniculturales.4
En sí, es la visión de lo múltiple en el autor una oportunidad para alcanzar una disposición épica dispuesta a
deponer las armas de un individualismo mal situado. Una
renuncia al mito de la superioridad cultural para poder
dialogar, no tanto con alguien como con nosotros mismos, pero sobre todo, para revisar nuestras propias elucubraciones sobre la opresión de los demás, de sus comunidades, para sustituirlas por un molde de participación
cultural más plural.5
El desafío consiste en ver la diferencia cultural, no
como un obstáculo a salvar sino como un enriquecimiento a lograr. Los estudios modernos están acordes en subrayar que lo específico de occidente y lo que ha permitido su
vitalidad teórica y creatividad ha sido el hecho de hallarse
en contacto con resto del orbe. La diversidad de los contactos culturales es la que le ha permitido desarrollar sus
potencialidades.
En aproximación a Panikkar, el jurisconsulto portugués
Boaventura de Sousa (1998), defiende también la idea según la cual es necesaria la confección de una nueva hermenéutica6, en este caso, diatópica7, cuando se trata de
establecer criterios relativos al pluralismo cultural que nos
acaece; una tendencia multicultural progresista a manera
de cerco teórico y actitudinal que consienta la irrupción de
conexiones interculturales e interpersonales más equitativas y fraternas que aquellas producidas por el absolutismo8 cultural. Un cerco alternativo de relaciones que obligue a hacer frente a las similitudes y diferencias culturales
67
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
68
y, por ende, política del pluralismo.
Pese a tal reafirmación de un pluralismo, no debe quedar en la sola actitud de tolerancia a la diversidad cultural.
Hay que progresar en el proyecto de dispositivos sociales
de diálogo para el acercamiento de individuos de culturas diferentes y la resolución de sus conflictos, esto, bajo
auténticos principios de respeto a la autono-mía grupal
e individual de cada sociedad, y, desde luego, al discernimiento democrático que les corresponde.
Aquí, es indudable que el ámbito favorecido del diálogo intercultural ha de ser el de fortalecer la experiencia
de la relación. En la relación interpersonal los individuos
se hacen, se autoafirman, se construyen como personas.
Para el compromiso del diálogo intercultural, por tanto, la
relación respetuosa cobra una especial relevancia ya que
sin ella es moralmente imposible, observar, calcular, prescribir, o intervenir en otros ámbitos culturales. La relación
respetuosa elabora un transcurso, establece un recurso,
advierte, defiende, es soporte emocional; con ella se reflexionan los compromisos éticos, con ella se trabaja interdisciplinarmente.
Así, promover la relación de respeto, intrínseca y extrínseca, a toda persona, constituye el fundamento último de
todo intento de diálogo intercultural. Agencia individual y
social en el ámbito de las inteligencias: racional y emocional, para inscribirse en el mundo privativo de la cultura a la
que se quiere hermanar y acompañar; para activar en ella
no sólo la solución a sus problemas y necesidades físicas,
sino para entender y respetar el mundo de sus significados, de sus recursos, de sus habilidades y valores para permitirse trabajar hacia sí misma y ser la mayor protagonista
de su propio proceso evolutivo.
De esta manera, la dignidad-respeto resulta ser la base
sobre la que debe sustentarse toda acción que pretenda
ver en el otro, en el forastero, a un semejante para acompañarle a ser él mismo, para contribuir con su personalidad y su particularidad en la construcción de un mundo
más pacífico, más imparcial, más moral. Si humanizar se
beneficia con lo más genuino del hombre, con la dignificación de ser humano, es preciso encontrar formas de relación con las que se pueda concretar tal humanización
desde los planos y las instituciones que los regulan.
De ahí que toda pretensión de diálogo intercultural
esté comprometida a devenir de una sólida formación
ética. De ahí, también, el llamado a la concertación entre
civilizaciones; a su interés por reafirmar la dignidad esencial de las personas y sus culturas desde lo ético, esto,
como condición imprescindible para la relación pacífica
y el establecimiento de un mundo más justo, solidario y
libre. Cuyo objetivo radica en resignificar la viabilidad ética dentro de un paradigma intercultural de alcances planetarios, que establezca y restablezca algunos principios
fundacionales sobre valores de: respeto, justicia, libertad,
tolerancia, consenso-disenso, para reconocer y garantizar
la dignidad esencial de todo ser humano, cualquiera que
sea su credo, ideología, economía o cultura que practique
o a la que pertenezca.
La diversidad somos todos
Por lo que hace a la diversidad cultural, la normativa
occidental señalada por White Paper (2008) dice: diversidad somos todos. Pero, ¿por qué resulta entonces que los
diversos son los otros? Para la UNESCO (2005): “[…] la diversidad cultural se refiere a la multiplicidad de formas en
que se expresan las culturas de los grupos y sociedades.
Cuando dichas formas de expresión se transmiten dentro
y entre los grupos y sociedades, calificamos a esa sociedad
de multicultural”.
Es el pluralismo radical sobre la diversidad cultural uno
de los principales asientos del pensamiento panikkariano, mucho más radical que el perspectivismo leibniziano,
para el que sí existen numerosas perspectivas, efectivas,
de una neta y única realidad.9 Rotundo y contrapuesto,
Panikkar (1975), defiende que sí hay mundos diferentes y
no sólo perspectivas: “[…] las culturas no es que sean diversas, es que son inconmensurables. Cada cultura es un
mundo, cada cultura es un universo y no sólo una forma
de ver y vivir la realidad, es otra realidad”. Las culturas no
son especies de ningún género, son ilimitadas, y clasificarlas representa un grave tropiezo intercultural. Las culturas
no interpretan de modo diferente el mundo porque no
hay cosa tal como el mundo, no hay nada tal como la realidad; cada cultura constituye su propio mundo y su propia
realidad (Panikkar, 2002).
En este sentido, pondera Panikkar, la realidad es no
transparente, es no unificable, no hay una perspectiva única y superior desde la cual podamos erigirnos jueces supremos de la realidad, de cuál realidad; mucho menos que
las diferentes perspectivas se dejen reducir a una realidad
concluyente de la cual serían meros reflejos. Aquí, apunta,
Un perspectivismo que, al parecernos natural, evidencia sólo la presencia de un criptokantianismo. Categorías más o menos kantianas con
9
las que nos acercamos al noumenon. Aunque no hay noumenon; la realidad aparece sólo en apariencia.
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
ma diferente. Por consiguiente, muestra que la actividad
humana individual debe observarse en su contexto, en
términos de su propia cultura. Esta proposición es un método de observación de los sistemas culturales que debe
utilizarse sin ninguna consideración previa, sin ningún parámetro cultural, en este caso occidental. Por tanto, debe
llevarse a cabo sin privilegiar ciertos valores o puntos de
vista ajenos al cuerpo social de que se trate, sólo a partir
de sus propias características, sus propios sistemas de valores y su propia integridad cultural.
Desde Morin y lo complejo, el pluralismo es algo catártico que nos hace percibir la vaguedad y medianía del
ser humano. Algo que nos percata de la mutua inconmensurabilidad en las construcciones intelectuales de
la Humanidad. El pluralismo implica la no aceptación, la
no armonía, entre visiones12 disparejas; el pluralismo es
encontrar un ámbito de solución, más que de tolerancia,
entre visiones irreductibles y prácticas incompatibles de
cada realidad cultural. Ese es el desafío histórico que exige
asentir, recíprocamente, la posibilidad de lograr un acuerdo entre visiones desiguales, aún entre las más radicalmente opuestas.
Pero si el dilema es cómo hacer para armonizarlas, en
Morin parece estar la respuesta: a través de un pensar
complejo, dialógico, esto es, construir el acuerdo en atención a la diferencia, a la deficiencia, a la incompatibilidad
bilateral, esto, de sí, es lo correctamente aceptable; lo éticamente conexo a nuestra circunstancia humana en nuestras relaciones sociales (Kosko, 1995).
Se trata entonces de avistar a la diversidad cultural
como máxima y no como simple medida descriptiva de
las insuficiencias de unos cuantos, o de unos muchos. Es
la atención a lo diverso una necesidad que incluye a todas las etapas formativas del individuo y a todos por igual
(Skliar, 2003).13 La idea es primar un discurso intercultural
explícito, entendiendo por interculturalidad una verdadera y efectiva interacción entre culturas que nos haga
Un yoismo creciente y dirigente a manera de certeza, de estabilidad y verdad, contra unos otros minoritarios, pensados inferiores; des-
10
penseros de duda, inestabilidad y falsedad. Minorías juzgadas contaminantes de lo que debe ser, y que, por salvaguardia, hay que someter,
drenar, reeducar, por lo pronto, resistir.
11
Es la historia de nuestro origen la que evidencia nuestra autoafirmación en detrimento del otro. Reacción ingénita, destemplanza innata
que nos hace descalificar y definir al otro como irracional, violento, escéptico. Propensión homogeneizante de lo propio en contra de aquello
que provoca aprensión, desconfianza.
12
En Panikkar, la inconmensurabilidad de visiones concluyentes de la realidad corrobora también un revelamiento de la naturaleza: la reali-
dad misma es pluralista al no ser una entidad objectificable. Es por ello que nosotros también somos parte de ella; no sólo como espectadores
de lo real, sino como co-actores, co-autores. Esta es precisamente la base que atestigua la unidad de nuestra dignidad humana.
13
El correspondiente educativo a esta propensión está en la educación compensatoria.
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
el multiculturalismo exhibe todavía un síndrome imperialista consistente en creer que existe una supracultura; una
cultura superior a todas las demás, capaz de ofrecerles
aceptación pasiva y obediente.10
Inútilmente, con este tipo de credulidades, inscribe
Lina Wilbert (1976), es difícil alcanzar un discernimiento
enérgico y legítimo sobre las culturas desiguales, todo lo
contrario, con ello sólo se provoca una trivialización folklórica de las mismas, y donde la interacción cultural se ve
relacionada con el ocio, cuando ella debería ser el superlativo del gran negocio para todos; un beneficio de acogida
para la humanidad en su totalidad.11
Pero el pluralismo radical panikkariano denota algo
más que la sola tipificación de la pluralidad; algo más que
un interés irresoluto, pues hay una multiplicidad de culturas con pretensiones en continuo incompatibles entre
sí. El pluralismo del que él nos habla acepta los aspectos
comunes de las culturas sin ignorar sus aspectos irreconciliables. Aunque no es la tolerancia de una diversidad de
sistemas bajo un resguardo más amplio; él no considera la
Unidad como ideal necesario, y tampoco cree en el talante
escatológico de que al final Todos seremos un indiviso. Su
aspiración no es consolidar diversas perspectivas en una
síntesis o sistema pluralista, ello sería una contradicción a
los usos que nos propone (Panikkar, 2002).
Es ahí donde él insiste en distinguir entre el pluralismo
radical y un relativismo cultural, en este caso, apático, indiferente, que, al no poder hallar formularios absolutos a los
que asirse, cae en un descuido de capacidad crítica. Tal relativismo es muy distinto a lo que él denomina relatividad
realista: el primero es una actitud dogmática que emerge
como reacción a otro dogmatismo monolítico. El segundo
es el reconocimiento de que nada es absoluto en nuestro mundo; que todo depende de la relación intrínseca y
constitutiva del contexto (Panikkar, 2002).
Para Franz Boas (en Barret-Ducrocq, 2002), el relativismo cultural asume que cada cultura se expresa de for-
69
conocernos y reconocernos a través de este conocimiento previo basado en el respeto. El otro no es un elemento
contaminador sino enriquecedor que, sin duda, hay que
fomentar desde todos los ámbitos sociales en atención a
la diversidad. Diversidad que tome en cuenta todas y cada
una de las pertenencias culturales presentes.
Así entonces, hoy podemos hablar de una diversidad
cultural derivada de la afluencia de identidades desiguales; en cada nación, en cada etnia, en cada individuo, todo
a la vez, siempre jerarquizables en obediencia a factores:
familiares, sociales, históricos, etc. Jerarquización que,
desde luego, muta con el tiempo y las circunstancias, de
tal forma que la cultura de cada uno, su identidad y los
diversos grupos que se forman en torno a ella, queda
siempre en manos de la alteración, de la alternación, de
la metamorfosis.
Transformación y reencuentro intercultural
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
70
La colisión socio-antagónica es una constante de nuestro género, es nuestra circunstancia antropológica, inmanente y presente en todos nuestros ámbitos: familia, cónyuge, descendencia, organizaciones sociales y políticas,
grupos religiosos, étnicos, nacionales o transnacionales,
etc. Para Tashi (2010): “El antagonismo crece en todas partes donde se manifiesta la vida. En la lucha eterna entre el
alma individual y el alma social […]”.
El conflicto nos define y se define.14 Muchas son las
enunciaciones que desde el ámbito social podemos encontrar sobre el término, empero, para efectos de la explicación que se pretende habremos de asentir la que nos
ofrece Robbins (1994): “[…] el conflicto es un proceso que
se inicia cuando una parte percibe que otra la ha afectado
de manera negativa o que está a punto de afectar de manera negativa alguno de sus intereses”.15
El conflicto, entonces, representa la incompatibilidad,
real o percibida, de expectativas, valores, procesos y resultados entre dos o más individuos, en este caso, provenientes de culturas diferentes, en relación a contenidos o
cuestiones propias o bilaterales. Así que, la consideración
negativa del otro se da siempre en cualquier grupo social,
donde la oposición social es una característica propia e inevitable para el mismo.
Divergencias enunciadas, dice Remo (2005), las más
de las veces, a través de estilos culturalmente diferentes
para manejar la discrepancia y la disputa.16 Altercados que
usualmente principian con un incidente de confusión o
desconcierto en la intercomunicación, y que rápidamente provocan la interpretación errónea y la apertura de un
sumario de suspicacia recíproca que engendra confrontación interpersonal y/o grupal.
Contiendas que, las más de las veces, solucionamos, al
menos, de dos maneras: violenta y drásticamente o pacífica y amigablemente. Formas extrañas para subsanar el
forcejeo, desde las más arcaicas hasta las más procesadas.
Extremos entre los que, desde luego, se disponen formas
intermedias.17
El conflicto intercultural se produce, básicamente,
cuando existen prejuicios e intereses encontrados; cuando el valor o valía de un alguien es negado por un otro proveniente de una cultura diferente; cuando no se le permite
tener inclusión genuina en la crónica personal. Al liquidar
los valores de los demás, ajenos a la propia cultura, el con-
Según el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española la palabra conflicto procede etimológicamente de la voz latina conflictus
14
que significa lo más recio de un combate. Punto en que aparece incierto el resultado de una pelea. Antagonismo, pugna, oposición, combate.
Angustia de ánimo, apuro, situación desgraciada y de difícil salida (RAE, 1984).
15
Todo conflicto implica necesariamente a dos o más individuos, o grupos que interactúan, que tienen una relación de doble sentido. Toda
relación entre dos personas, entre una persona y un grupo o entre grupos, implica necesariamente un proceso de comunicación, que puede
ser verbal, escrito o corporal. En este proceso interactivo es donde se produce el conflicto. Para que se produzca un conflicto las partes deben
percibirlo; sentir que sus intereses están siendo afectados o que existe el peligro de que sean afectados. Esto involucra posiciones antagónicas y oposición de intereses.
Todo proceso de socialización cultural es influenciado por nuestros supuestos básicos, necesidades vitales, y expectativas personales. Vi-
16
vimos una doble dimensión: individualidad/colectividad dentro de un continuo de diferencias que debe ser usado como arranque para
entender tanto las divergencias básicas como las similitudes.
Desde el interior de nuestra ideología occidental, confundidos por la polarización de las evidencias culturales y sociales, lascivamente
17
establecemos dos visiones adversas de la cultura, en las que, si en una de ellas se pondera el conflicto subyacente a cada uno de todos esos
fenómenos polarizados, la otra enfatiza la necesidad de encontrar vías de comunicación; vías de mediación que trasciendan a la resolución
disyuntiva de las oposiciones entre culturas. Esto, desde luego, provoca en definitiva la colisión de dos enfoques culturales antagónicos: uno
marcado por el conflicto, el otro por la necesidad de diálogo.
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
lo que Panikkar (1993), propone como gestión de diálogo.
Dicho así: el auténtico diálogo, la condición necesaria para
la paz mundial, sólo llegará a existir exteriormente si además es interior. Lo cual presupone una revolución espiritual que nos concierne a todos: la de la apertura radical a
la escucha del otro, en la búsqueda común de una verdad
que nadie posee de antemano.
En este sentido, sobre la comunicación intercultural,
Apel (1991), señala que cuando busquemos argumentaciones tenemos siempre que, como finalidad del discurso,
desarrollar la capacidad de consensuar todas las decisiones derivadas del acto comunicativo. De lo anterior se deduce que el principio fundamental de la ética discursiva
es que un criterio sólo puede aspirar a tener pleno valor
cuando todas las personas a las que produce afectación
consiguen ponerse de acuerdo sobre su aplicación, esto,
en cuanto copartícipes de un discurso práctico en que dicho criterio se ha de legitimar.
Así que, el diálogo es un requerimiento fundamental a
manera de instrumento operativo para asimilar, o al menos comprender, las ubicaciones y el juicio de los demás;
sus enfoques e intereses, pero también un mecanismo
para explicar, en un esfuerzo conjunto, los métodos, las
técnicas, las herramientas conceptuales que faciliten o
permitan la construcción de un nuevo espacio intelectual
y de una plataforma mental y vivencial compartida. Un
símil arquetípico que soporte la estructura de un metalenguaje con el que pueden expresarse las voces de todos los involucrados. Dialogar es aperturar, comprender,
escuchar, empeñarse en la transformación constante de
la realidad, es el contenido de la existencia humana que
favorece las relaciones humanas. Siguiendo a Saramago
(2003): “El diálogo es el encuentro amoroso de los hombres que, mediatizados por el mundo, lo pronuncian, esto
es, lo transforman y, transformándolo, lo humanizan, para
la humanización de todos”.
Desde esta perspectiva, bien apunta Konrad Adenauer
La lectura de las diferentes visiones de la realidad que tiene cada uno de los actores involucrados depende de variadas situaciones, conoci-
18
mientos y hechos, tales como el lugar que cada uno se asigna dentro de la organización en que actúa, las pautas y estilo de vida que tienen,
la cultura, religión, vínculos idiomáticos, moral, raza, sentimientos.
Primer Premio en la III Jornada de Mediación: La cultura y el arte de mediar. Buenos Aires, 2009.
19
Desde esta visión la creatividad y la invención, aunque consideradas una forma de desviación al orden preestablecido, sugieren pensar que
20
el uso del desorden es siempre importante. No es un asunto de embrollo menor pensar en soluciones creativas, distintas de las soluciones
paradigmáticas propuestas por la historia, la cultura, las creencias, etc. Quienes atraviesan por un conflicto pueden crear y recrear soluciones
impensadas si apelan a su propia inventiva.
Cultura, en este caso, se define como un sistema de conocimiento, significados, y acciones simbólicas que es compartido por la mayoría de
21
los miembros de la sociedad.
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
flicto emerge.18 Pero, cita Morin: “¿Cuál es el gran peligro
que nos acecha hoy desde estos ámbitos? Es el fragmento,
el fragmento nacionalista, que quiere considerarse como
la única verdad y totalidad; es el encierro cultural, nacional
y religioso que relega la solidaridad con los vecinos y, de
forma más amplia con las demás sociedades humanas…”
.19 Cuando esto ocurre, las partes se salvaguardan a posiciones que no variarán por el solo hecho de explorar los intereses que sostienen sus posiciones, es decir, dependerá
del valor o significación que cada uno dé al tema de que se
trate, el grado o intensidad de interés, urgencia, oportunidades o compromiso, lo que podrá mensurar el grado de
conflictividad.
Es por ello que abordar un conflicto intercultural no
sólo depende del trabajo que se pueda realizar sobre las
diferencias, en forma ordenada, sino también del desorden
que toleran las sociedades humanas, y que sobreentiende
la presencia, en algún momento, de un mínimo de libertad.20 El desorden es necesario, es estar juntos los diversos,
sobrevivir juntos, aprender juntos a ser comunidad. Oportuno es el respeto hacia las culturas, hacia al recreo de los
contenidos, propios y extraños.
El conflicto intercultural, entonces, no está en los hechos, sino en la historia que cada quien produce, y de
cómo cada uno de los querellantes percibe al conflicto.
Un espacio complejo, relacional, donde cada historia está
en interdependencia de la otra; una trama entrelazada
de percepciones que apenas concordarán en un mínimo
residual, ya que cada una de las partes en pugna posee
desiguales intereses y objetivos. De ahí que para bien
interpretar las equivalencias y disimilitudes en las intercomunicaciones culturales, es necesario tener un marco
referencial de pretensión y sustentación dialogal. Una
perspectiva de la variabilidad cultural21 que revele cómo
ellas se modifican a lo largo de un continuo de transiciones e inconstancias esenciales.
Explicación que sólo lograremos obtener a través de
71
cuando dice:
Para Leonardo Boff:
[…] debemos trabajar por el fin del nacionalismo.
[…] como resultado del desastre que las dos guerras
mundiales trajeron a Alemania, la gran mayoría de
nuestro pueblo se ha dado cuenta consciente o intuitivamente que las naciones no pueden continuar
viviendo según sus propios deseos e inclinaciones,
sino que deben aunar sus intereses con los de los
otros pueblos de la tierra. Ya no hay ningún problema importante que sea exclusivamente alemán o
incluso exclusivamente europeo. Debemos aprender
a pensar y a actuar en un marco más amplio. La expresión Todos somos hermanos no es una frase vacía y no debemos permitir nunca que llegue a serlo.
No debemos pensar en ciertos países como lejanos
y, por consecuencia, carentes de interés para nosotros. Cualquier país nos concierne porque la paz es
indivisible, y solamente cuando todos los países, en
sus decisiones y actos, tengan en cuenta el estado del
mundo en su conjunto, conseguiremos que llegue la
paz (Adenauer citado por Smith, 1995).
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
72
Educar para una cultura de Paz, según Delors (1999),
significa educar para la crítica y la responsabilidad, para
la comprensión y el manejo positivo de los conflictos, así
como potenciar los valores del diálogo y el intercambio y
revalorizar la práctica del cuidado y de la ternura, todo ello
como una educación pro social que ayude a superar las
dinámicas destructivas y a enfrentarse a las injusticias […].
De esta manera, el camino para la transformación del
conflicto se ve religado a la transformación social. Pero
para que exista una verdadera transformación social son
requisitos importantes: la participación plena, la comprensión mutua, las soluciones inclusivas y la responsabilidad compartida. La participación plena ocurre cuando
las personas adoptan conductas abiertas de participación,
entiéndase como tal a la actividad que desarrollan a partir
de su propia naturaleza humana, con posibilidades increíbles de diversidad individual, cultural, de lengua, etc.
Es por ello que a la paz debemos consolidarle en y
desde el interior de cada persona, de cada ser humano, de
cada cultura y en el seno de su propia comunidad. Lederach (1998), apunta: “[…] la paz no se ve solamente como
una fase en el tiempo o una condición; es un proceso social
dinámico y como tal requiere un proceso de construcción,
que conlleva materiales, inversión, diseño, coordinación
en el trabajo, colocación de materiales y acabado, además
de un mantenimiento continuo”.
La cultura de la paz comienza cuando se cultiva la
memoria y el ejemplo de figuras que representan el
cuidado y la vivencia de la dimensión de la generosidad que nos habita, como Gandhi, Helder, Luther
King y otros. Importa que hagamos las revoluciones moleculares comenzando por nosotros mismos.
Cada uno establece como proyecto personal y colectivo la paz como método y como meta, paz que resulta de los valores de la cooperación, del cuidado, de
la compasión y de la amorosidad, vividos cotidianamente (Boff y Boff, 1986).
La comprensión mutua a través del diálogo da a los individuos una comprensión que no podrían obtener por sí
solos. Se desarrolla así un significado común que ayuda
a las personas, las vuelve más sensibles y aprenden a observar sus propios pensamientos. Las soluciones inclusivas
radican en observar el pensamiento en actividad cuando
un conflicto asoma en el diálogo, se entiende que existe
una tensión que nace literalmente de nuestro pensamiento, y así percibimos que es éste el que está en conflicto, no
las personas. Allí aparecen las soluciones inclusivas, cuando adoptamos una postura más creativa, un tono más positivo y constructivo.
Lo que implica una responsabilidad compartida, plena participación, comprensión mutua, y búsqueda de soluciones inclusivas, aquello que forja un estado social de
confianza, una relación respetuosa, un compromiso con
la verdad de esa realidad construida entre todos que nos
mueve a responsabilizarnos mutuamente (Silva, 1975).
CONCLUSIONES
El enfoque moral de las personas frente al fenómeno
de la diversidad social y cultural es por mucho complejo,
paradójico y discordante. Esto explica el hecho de que al
defender, o no, la diversidad cultural, se encubra una ética social y política de cuya habilidad aplicativa dependa
la posibilidad de orientar una actitud cívica desde una
perspectiva inclusiva de calidad y equidad; de convivencia
democrática; de respuesta multitudinaria a la diversidad
cultural; de potenciar la participación en los procesos de
comunicación de toda la sociedad; de potenciar el diálogo
de unos grupos con otros; de instituir un planteamiento
global de valores, estrategias y objetivos de respeto, para
acercar a las culturas minoritarias a las prácticas de inclusión; de desarrollo de modelos organizativos, metodológi-
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
to, respeto e intercambio constructivo, dentro de las más
diversas expresiones y manifestaciones culturales que podamos encontrar. Lo que promueve sociedades más libres
e incluyentes, cimentadas en la identidad, la tolerancia, la
solidaridad, la democracia y el consenso. Pero el diálogo
intercultural ha de requerir del fortalecimiento de la autonomía de sus participantes mediante el impulso de sus
capacidades y proyectos sin perjuicio de su identidad personal o colectiva. De manera tal, que desde la praxis sea
posible construir las bases para la conexión de sistemas
de justicia intercultural más viables para cualesquier agrupación cultural, y, desde luego, para cada persona en su
individualidad.
Así, lo intercultural sienta un interés, una empatía, una
petición por comprender la libertad de sus participantes.
Un reconocimiento de las disociaciones de pensamientos:
no hay pensamientos únicos, ni universales. Una afirmación de las especificidades culturales: vivir lo extranjero,
en correlación a un nosotros, y progresar mutuamente en
la experiencia de las interacciones culturales. Un compromiso por reforzar lo que aproxima la comunicación y no lo
que la depone.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
cos y didácticos que favorezcan la inclusión de las minorías
étnicas y culturales; de generar espacios de colaboración
y coordinación para la atención de las minorías étnicas
y culturales; de difundir una educación intercultural de
carácter inclusivo. Todos, modos de autoconocimiento y
clarificación de valores. Estrategias para el desarrollo del
juicio moral para el desarrollo de la capacidad de toma de
perspectiva social y empatía. Estrategias para la comprensión crítica de la realidad del diálogo y la comunicación
sociales.
Es por ello que a diferencia de la práctica social opresiva que supone la existencia de metaculturas o culturas
superiores que se piensan con la aptitud o capacidad para
acoger condescendientemente a otras culturas y que, en
última instancia, propugnan por un relativismo radical entre valores y sistemas culturales, a diferencia de todo ello,
en la relación intercultural no debe haber absorción de una
cultura por otra, pero tampoco autonomía o inconexión,
lo que debe haber es correlación entre ellas. Correlación
sustentada en el diálogo, método de la interculturalidad.
El diálogo es mecanismo que fomenta el acercamiento
a la justicia de la colectividad humana; a su reconocimien-
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
73
REFERENCIAS
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
74
Barret Ducrocq, F., (2002). La Intolerancia: Fórum Internacional sobre la intolerancia, UNESCO. Barcelona: Graníca S.A., p.120.
Boaventura de Sousa, S. (1998). La globalización del derecho. Los nuevos caminos de la regulación y la emancipación. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia,
Instituto Latinoamericano de Servicios Legales Alternativos, pp.61-73.
Boaventura de Souza, S. (2006). Conocer desde el sur: para
una cultura política emancipatoria: Lima, programa de
estudios sobre Democracia y Transformación Global,
Universidad Nacional Mayor de San Marcos. pp.119129.
Boff, L. & Boff, C. (1986). Cómo hacer teología de la liberación. Barcelona: Anthropos, p. 49.
Castells, M. (2003). Un paso más hacia la Inclusión Social.
Madrid: Ed. Plataforma de ONGs de Acción Social. pp.
66-71
Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española T. I,
(1984). Vigésima edición.
Delors, J. (2005). La educación encierra un tesoro. Madrid:
Santillana, UNESCO. pp. 76-92.
Remo, F. E. (2006). Teoría de conflictos. Buenos Aires: Gedisa. pp. 62-67.
Kosko, B. (1995). Pensamiento borroso. Barcelona: Crítica.
pp. 177-178.
Lederach, J. (1998). Construyendo la paz. Reconciliación
sostenible en sociedades divididas. Bilbao: Bakeaz Gernika Gogoratuz. p.138.
Morin, E. (2001). EL Método V, La humanidad de la humanidad. Madrid: Cátedra. pp. 69, 183-189.
Appel, K. O. (1991). Teoría de la verdad y ética del discurso.
Barcelona: Paidós. p. 147.
Panikkar, R. (1975). Invisible Harmony. Oxford: Minneapolis. pp. 97-98.
Panikkar, R. (1993). Paz y Desarme Cultural. Bilbao: Sal Terrae. pp. 108-117.
Panikkar, R. (2002). La interpelación intercultural, El discurso intercultural: Prolegómenos a una filosofía intercultural. Madrid: Biblioteca Nueva. pp. 131-141.
Stephen, P. R. (2006). Comportamiento Organizacional,
Conceptos, Controversias y Aplicaciones. Madrid: Prentice Hall. pp. 461.
Saramago, J. (2003). Ensayo sobre la ceguera. Madrid: Alfaguara. pp.66-67.
Smith, A. (1995). Nations and Nationalism in a Global Culture. Cambridge: Polity Press. Malden, MA. pp.141-152.
Silva, L. (1975). La plusvalía ideológica. Caracas: Ediciones
de la Biblioteca UCV. 2da. Edición. pp. 113-117.
Skliar, C. (2003). Acerca de la espacialidad del otro y de la
mismidad, ¿Y si el otro no estuviera allí?” Notas para
una pedagogía, improbable, de la diferencia. Buenoas
Aires: Miño y Dávila. p. 206.
UNESCO, (20/10/2005). Convención sobre la protección y
promoción de la Diversidad de las Expresiones culturales. París. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/
images/0014/001429/142919s.pdf.
Yoritomo, T. (2010). Las doce enseñanzas. Madrid: Librería
Argentina. pp. 76-77.
Wilbert, L. (1976,). El opio del conocimiento. Barcelona: Kamos. pp. 58-61.
White Paper (2008). Sobre el Diálogo Intercultural. COE.
Int/Dialogue. Estrasburgo. Pp.16-19.
La compulsión intercultural pp. 65-74 ISSN: 2007-9575
José Luis Eduardo Uribe Sánchez
LAS REDES SOCIALES Y EL DESARROLLO DE
LAS MIPYMES
Social networks and the development of MSMEs
Dra. Cecilia García Muñoz Aparicio
Profesora Investigadora
Universidad Juárez Autónoma de Tabasco
Contacto: [email protected]
Dra. Beatriz Pérez Sánchez
Profesora Investigadora
Universidad Juárez Autónoma de Tabasco
Dra. María del Carmen Navarrete Torres
Recibido: 08/07/2015
Aceptado: 11/01/2016
RESUMEN
ABSTRACT
Este trabajo muestra el impacto positivo de las redes
sociales de la web 2.0, como factor de crecimiento de las
MiPyMEs y debido a su cantidad de usuarios, las convierte
en una herramienta de mejora. Se hizo una investigación
documental con un enfoque cualitativo utilizando fuentes
secundarias para exponer la naturaleza del fenómeno, en
este caso las redes sociales, cuyo objetivo fue investigar y
resaltar su efecto en el desarrollo de una empresa, analizando los aspectos que las rodean y la forma en que influyen en el progreso del mismo. Como conclusión, las redes
sociales son un medio de comunicación directa en la oferta de bienes y servicios a los consumidores, y mediante su
uso es posible mejorar la imagen y ser un mecanismo de
crecimiento y expansión de las MiPyMEs.
Palabras clave: redes sociales, MiPyMES, web 2.0.y negocios.
This paper shows the positive impact of social networks web 2.0, for growth of MSMEs and because of its
number of users, becomes a tool for improvement.Documentary research was used a qualitative approach using
secondary sources to expose the nature of the phenomenon, in this case social networks, whose objective was to
investigate and high light its effect on the development
of a business, analyzing the issues surrounding them and
how they influence its progress. In conclusion, social networks are a means of direct communication in offering
goods and services to consumers, and through its use can
improve the image and be a mechanism for growth and
expansion of MSMEs.
Keywords: social networking, MSMEs, web 2.0, and
businesses.
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Profesora Investigadora
Universidad Juárez Autónoma de Tabasco
75
INTRODUCCIÓN
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
76
La brecha digital se considera uno de los primeros conceptos con que se inicia la reflexión alrededor del tema del
impacto social de las tecnologías de información y comunicación (TIC´s). Y es así como desde entonces se percibe
que este tipo de tecnologías van a producir diferencias en
las oportunidades de desarrollo de las poblaciones y que
establecerán una distancia entre las que tienen y las que
no tienen acceso a las mismas (Tello, 2007).
México y otros países, de acuerdo con Tello (2007), presentan brechas digitales debido a que muchas veces se
tienen problemas de acceso a las TIC´s en el interior del
país en donde se observa una desigualdad en el desarrollo
de la sociedad. Así mismo, las diferencias en la adopción
de la tecnología entre los sectores económicos también
son significativas. Este autor afirma que las brechas digitales se deben a diferencias culturales, de edad e ingresos,
entre otros.
Cabrera (2004) afirma que el internet es una de las TIC´s
más importante ya que es una plataforma tecnológica
para intercambiar información basada en una tecnoestructura cultural comunicativa, que permite la resignificación de experiencias, del conocimiento y de las prácticas
en donde interactúan las personas.
Las TIC´s han tenido un fuerte impacto en el desarrollo económico y social de todos los países y, desde luego,
México no está fuera de esta realidad y muchos menos las
micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMES), en las
cuales han impactado de forma positiva: las redes sociales,
comercio electrónico, teléfonos inteligentes, tabletas electrónicas, entre otros.
La utilización de la web 2.0 ofrece una serie de ventajas, tales como: el acceso e intercambio de información
entre diversos usuarios conectados a la red; la promoción
de la empresa y sus productos; mayor contacto con los
clientes: ofreciendo la posibilidad de que las organizaciones publiciten sus productos, promuevan sus ventajas y se
comuniquen con sus clientes localizados en diversas partes del mundo, a un costo mucho más bajo que si ocurriera en la forma tradicional y mucho más rápido, además de
que permite la integración con proveedores (Leal, 2007).
Existen otras alternativas de comunicación y de divulgación de la información en el mundo de los negocios,
entre ellos el comercio electrónico, el cual abarca todo
tipo de transacciones de negocios ejecutadas por medios
electrónicos entre compañías y consumidores, compañías
y sector público, y consumidores y sector público (Stair y
Reynolds, 2000: 22).
Las redes sociales son lugares y zonas en Internet, don-
de las personas publican, comparten y difunden todo tipo
de información, personal y profesional, con terceras personas, conocidos y desconocidos (Celaya, 2008).
Constituyen también un espacio creado virtualmente
para facilitar la interacción entre personas. Este tipo de
interacción está marcado por algunos aspectos particulares como el anonimato total o parcial, en caso de que el
usuario lo desee, la facilidad de contacto sincrónico anacrónico, así como la seguridad e inseguridad que dan las
relaciones que se originan por esta vía (Hütt, 2012).
Esta investigación se organiza como sigue. En la sección de introducción se presentan el marco teórico de las
redes sociales. En el apartado de Metodología se incluye
el objetivo de análisis, los materiales y métodos utilizados
en el análisis de datos. En la sección de resultados se emplean tablas y su explicación resumida, al final se presentan las conclusiones.
MATERIALES Y MÉTODOS
El objetivo de este artículo es investigar y resaltar el
impacto positivo de las redes sociales en el avance de un
negocio. El estudio se basa en una investigación documental con fuentes secundarias, con un enfoque cualitativo para exponer la naturaleza del fenómeno, realizando
un análisis contextual de las redes sociales, identificando
factores importantes en el desarrollo de las MiPyMES. Para
llevar a cabo el objetivo, al utilizar el análisis documental,
es un método de investigación apropiado, ya que según
Peña y Pirela (2007) este se fortalece en la actualidad como
una técnica de investigación, debido a la gran cantidad
de información que se maneja sobre un mismo tema; un
diseño con enfoque cualitativo con fuentes secundarias,
analizando los aspectos que rodean a las redes sociales
con la finalidad de ver el impacto en el desarrollo de los
negocios como factor decisivo, en el éxito o el fracaso de
la empresa.
La definición del término ha sido presentada por diversos expertos en el tema, en donde se observa que los
aspectos de identificación, extracción y representación de
la información, toman una dimensión de forma o de contenido, de donde se derivan las concepciones: de análisis
documental de forma y análisis documental de contenido;
la primera ligada al proceso de descripción bibliográfica
con la finalidad de crear registros y, la segunda, dirigida
hacia los procesos de análisis y descripción de los aspectos
intrínsecos del documento, ligados a su contenido temático, razón por la cual también se denomina tratamiento
temático de la información (Guimarães, Moraes y Guarido,
2007).
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
1. Redes Sociales
Las redes sociales constituyen relaciones interpersonales que son parte de la esencia natural del hombre, y sin
lugar a dudas esta dinámica es trasladada a las organizaciones. Desde luego, la forma en que estas interactúan, al
igual que en el caso de los seres humanos, puede darse
en una dinámica natural y espontánea, o bien dentro de
un esquema direccionado y estratégico (Hütt, 2012); los
medios de propagación involucran tanto los medios tradicionales como los espacios virtuales, dentro de los cuales
se destacan las redes sociales y los diversos mecanismos
de comunicación con grupos de personas con el apoyo de
la tecnología ya sea a través de los smartphones, ipads, tablets, o algún tipo de dispositivo móvil.
Hütt (2012) destaca que las relaciones sociales son parte esencial del ser humano, por lo que la comunicación
entre éste y su medio ambiente es esencial. Por ello para
algunas personas es importante pertenecer a círculos sociales, los cuales se han visto sustancialmente enriquecidos por los medios o espacios virtuales. Los espacios de
chat, grupos o círculos de acción, implican un apasionamiento para muchos, constituyendo oportunidades para
interactuar de una forma muy segura, dinámica y efectiva,
compartiendo e intercambiando experiencias, informaciones, o bien, simplemente utilizando estas vías como
formas de expresión como pueden ser los blogs, wikis, etc.
Las empresas, y desde luego las personas, han tenido
que establecer pautas y lineamientos propios para interactuar en el ámbito virtual. Es importante recalcar que
hay que saber qué tipo de imágenes o información se
comparte, el público al que está dirigido; si es con un fin
lucrativo, tienen que estar abiertas a todo tipo de persona,
siempre y cuando considere la seguridad de la empresa y
establecer cuáles van a ser las políticas de respuesta y el
tratamiento de la información.
Muchas organizaciones, al darse cuenta del potencial que tienen los nuevos canales de comunicación tales
como las redes sociales, han incursionado como sujetos
capaces de comunicarse con sus diferentes públicos utilizando todos y cada uno de los recursos tecnológicos con
que cuentan. Las redes sociales se han convertido en un
nuevo y atractivo canal de comunicación para que cualquier organización pueda mostrar masivamente sus ideas,
y conocer a sus públicos de una manera menos formal,
como es el caso de la MiPyMES, las cuales, en su mayoría,
mantienen estructuras informales (Pérez, 2012).
La web 2.0 se ha constituido un tema muy discutido,
por ejemplo el estudio de las entradas relativas a dicho
concepto en la Wikipedia realizado por Gorgeon y Burton
(citados por Ruiz, y Luna, 2014) desde la primera entrada
en marzo de 2005 hasta febrero de 2008. Este fenómeno,
así como la mayoría de los que se han producido y se están produciendo en Internet, no debe ser ajeno a las empresas ya que la web 2.0 se caracteriza por la capacidad
y habilidad de las personas para colaborar e intercambiar
información en línea, lo cual representa un gran cambio
en la forma en que los individuos se comunican y colaboran con otros como lo reportan Ruiz, y Luna (2014), ofreciendo oportunidades reales en tiempo y forma de colaboración y comunicación y este tipo de colaboración está
ayudando a las empresas a crear un entorno que potencia
más la colaboración de tipo económico, político y social.
La Red 2.0 es una parte de la Internet que se creó de
manera interactiva por una gran cantidad de gente, incluyendo Wikipedia, Facebook, Twitter, etc. En pocos años, ha
demostrado grandes niveles de innovación, acumulación
de conocimientos, colaboración e inteligencia colectiva.
Existen organizaciones precursoras que han adoptado las
herramientas y filosofías de la Red 2.0 para crear lo que
se podría llamar “Empresa 2.0”, lo cual no resulta natural
o fácil a todas las empresas. Este tipo de empresas tienen
más usos que la socialización ya que permiten mejorar la
forma en que se comunica una empresa tanto de manera
interna como externa, y que definen como la utilización
de plataformas de software social emergentes dentro
de las empresas, o entre empresas, sus socios y clientes;
la web 2.0 es diferente de las herramientas tradicionales
debido a su adaptabilidad al entorno empresarial y a su
rápida respuesta a las necesidades de cambios de
las organizaciones (McAfee, 2006 citado por Ruiz, y Luna,
2014), además debido a la gran participación activa de los
usuarios, la web 2.0 posee un potencial inherente para la
resolución de problemas comunes y para el surgimiento
de la creatividad compartida.
La empresa 2.0, según Ruiz, y Luna (2014) supone la
composición necesaria de las tecnologías web 2.0 en sus
procesos de negocio, intranet y extranet, entendiendo el
desarrollo de nuevos canales de comunicación bidireccionales a través de las herramientas 2.0, entre los diferentes
departamentos e individuos que conforman la organización como entre la empresa y sus diferentes agentes: empleados, accionistas, socios, clientes, proveedores y otros.
Las redes sociales no constituyen una moda pasajera,
ya que llegaron para quedarse y eso es de conocimiento
de todas las compañías. Su efecto se observa en muchas
áreas de negocio y en caso de ignorar su importancia trae-
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
RESULTADOS
77
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
78
rá como consecuencia una desventaja. La manera en que
los anunciantes se presentan a sus públicos ha cambiado,
un cliente afectado por un mal servicio comunicará su
queja en tiempo real a cientos o miles de personas dado
que es un diálogo abierto y democrático entre proveedores y clientes que nunca se había experimentado antes, y
más importante aún, de una manera transparente. Existen
tres reglas básicas a seguir para toda la empresa o institución que decida emprender la aventura de subirse a una
red social: la primera es visualizar las acciones de la competencia; segunda, conocer al segmento y a su público
objetivo y tercera, contar con una buena oferta mercadológica, es decir, tener productos y servicios actualizados,
ofertas y promociones reales e instantáneas para no perder actualidad (Mares, 2015).
Todos los sectores van a migrar a las redes sociales de
manera gradual, aunque no necesariamente se valdrán de
las ofertas comerciales y publicitarias para alcanzar visibilidad. De acuerdo con cálculos de Google, actualmente, por
cada 10 mil usuarios, sólo 4 de ellos dan click en los anuncios. Sin embargo, según comScore, 1 de cada 4 anuncios
gráficos que se miran en la red han sido visualizados en
Facebook. Esta red social se acerca a los mil millones de
usuarios registrados (600 millones de ellos son visitantes
frecuentes). En este sentido las empresas apuestan a estos nuevos prosumers, pues son ellos quienes eligen lo
que quieren ver y comprar. Por su parte, Twitter, con 175
millones de usuarios registrados (100 millones activos),
es utilizada mayoritariamente por el denominado círculo
rojo, destinado a formar y crear una tendencia de opinión
(Mares, 2015). Una de las ventajas más grandes de las redes sociales es el bajo costo que representa para todos los
públicos por el uso de sus plataformas. La verdadera inversión radica en el equipo de profesionales que se contratan
para dar respuesta inmediata a los prosumers y nuevos
usuarios o para iniciar una campaña (a favor o en contra)
con un ejército de twitteros y managers de perfiles de Facebook. Por ejemplo, existen dependencias estatales que se
encargan de darle visibilidad a sus “anuncios mediáticos” a
través de agencias de Social Media.
2. México y las redes sociales
Uno de los problemas generalizados entre las micro,
pequeñas y medianas empresas es su poca capacidad para
ofrecer productos o servicios diferenciados e innovadores,
lo cual es resultado del mínimo grado de complejidad tecnológica que poseen, además de su falta de conocimiento especializado, dificultad para acceder a la tecnología,
insumos, mercados, información, créditos financieros y la
adquisición de servicios externos, también se puede ver la
falta de vinculación con las instituciones de educación, lo
que puede ser considerado como un factor limitante para
el aprendizaje y la falta de estrategias de la innovación tecnológica para la creación de sus capacidades tecnológicas
(Mendoza, y Valenzuela, 2014).
En México, de acuerdo con Saldaña (2014), las micro
empresas que tienen hasta 10 empleados y las pequeñas
empresas entre 11 y 50 empleados, representan el 99%
del total de las empresas del país aunque su participación
en la actividad económica es menor, puesto que las microempresas contribuyen al 95% del total de empresas,
generando poco menos del 7% de la producción bruta total (INEGI, 2009), lo cual, en términos económicos quiere
decir que muchas empresas producen poco, pero en términos sociales su aportación a la cohesión social sin duda
es de alta relevancia. De acuerdo al autor las reglas del
juego son: las políticas, estrategias, programas, regulaciones, contratos, acciones y apoyos, así como el contexto
económico, político, social y cultural es muy importante;
mientras que el nivel de educación, infraestructura tecnológica, actitud, iniciativa empresarial, facilidad de acceso
al crédito y capital de riesgo, competencia y relaciones
laborales también son importantes para el ambiente de
innovación que es el tema que ocupa.
En el año 2013, se registraron 51.2 millones de internautas en México, de los cuales 9 de cada 10 accede a alguna red social, lo cual muestra una oportunidad enorme
para que las pymes puedan hacer uso de las redes sociales no solo como un canal de comunicación, sino de interacción con sus clientes actuales y potenciales; de igual
manera en un estudio realizado por la Interactive Advertising Bureau (IAB) en México, la cual es una asociación que
agrupa a las empresas de la publicidad interactiva de los
principales mercados del mundo, muestra que el 53% de
los internautas mexicanos sigue alguna marca en redes
sociales y entre las principales razones destacan: el estar
actualizado de las novedades de la marca, informarse de
promociones especiales o descuentos, ver información relevante (fotos, videos, etc), conocer las opiniones de otros
usuarios y tener un canal para comunicarse con la marca
(Caride, 2015). También Cortés (2015) comenta que nueve
de cada 10 internautas mayores de 15 años utilizan redes
sociales, con un promedio de uso de 6.8 horas al mes por
persona, lo que coloca al país dentro de los primeros lugares en el manejo de social media a nivel mundial, aseguró
Ivan Marchant, líder de Country Manager México de comScore.
Durante el Foro Redes Sociales, organizado por El Eco-
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
bilidad de televisión de paga guarda un comportamiento
y proporción muy cercanos al de las computadoras: para
el periodo de referencia, la proporción pasó del 13 a casi el
37% (INEGI, 2014).
Las redes sociales también se han convertido en un
canal de venta adicional, que ha dado origen a una nueva tendencia de venta llamada social commerce, la cual se
define como la compra-venta de productos y servicios a
través de redes sociales como Facebook; por lo que esto
también puede ayudar a que las MyPyMES expandan sus
canales de venta tradicionales y se inicien en el comercio
electrónico por medio de redes sociales.
El auge de las redes sociales digitales en los últimos
años, como Facebook, Twitter, Google+, YouTube, LinkedIn o
Pinterest, ha transformado la manera en que las personas
participan y se comunican a través de Internet. Las empresas deben estar conscientes de que sus clientes son la parte más importante de las redes sociales, las cuales se han
ido incrementado debido al uso masivo y se han ido utilizado como una herramienta del marketing. Sin embargo,
la importancia estratégica de su uso no se encuentra muy
clara debido a la novedad y la dificultad de monetizar y
Figura 1. Disponibilidad de TIC en los hogares 2001-2013.
Por ciento
100.0
90.0
80.0
70.0
60.0
50.0
40.0
30.0
20.0
10.0
0.0
2001
2002
2004
Computadora
Línea telefónica fija
2005
2006
2007
Conexión a internet
Teléfono celular
2008
2009
2010
Televisión
Radio
2011
2012
Televisión de paga
Fuente: Tomada del Módulo sobre disponibilidad y uso sobre las Tecnologías en la Información en los hogares 2013 INEGI (2014).
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
2013
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
nomista, se reveló que el uso de estas herramientas y de
Internet van en aumento, ya que -de acuerdo con un estudio realizado la firma especialista en marketing digitaldel 2007 al 2011 el uso de Internet a nivel global aumentó
88% y los usuarios interesados en redes sociales, en el mismo periodo, incrementaron 174 %.
En el caso de México se cuenta con la disponibilidad de
TIC´s en los hogares como se muestra en la Figura 1.
Esta figura muestra la rápida asimilación de tecnologías, principalmente la telefonía celular ya que al 2001 la
proporción de hogares era del 16%, con la medición más
reciente al 2013, obtiene casi el 80%. Así, la telefonía móvil
sirve de ejemplo de la manera en que las TIC’s se han masificado y tienen presencia cotidiana; y como respaldo de
esta afirmación se apoya en las cifras sobre suscripciones
contratadas: al primer año de este siglo, ya que había nueve suscripciones a telefonía celular por cada cien habitantes, mientras que al 2012, la proporción ya era de ochenta
y cinco; la revolución digital en cuanto a la computadora
y el Internet, ha multiplicado la proporción de hogares habilitados, ya que para la primera, la proporción se triplica,
y en el caso de Internet se multiplica por cinco. La disponi-
79
Figura 2. Hogares con Internet por Entidad Federativa 2013.
Series 1
DISTRITO...
YUCATÁN
ZACATECAS
TLAXCALA
VERACRUZ
TAMAULIPAS
SONORA
TABASCO
SINALOA
SAN LUIS POTOSÍ
QUINTANA ROO
PUEBLA
QUERÉTARO
OAXACA
NAYARIT
NUEVO LEÓN
MORELOS
MÉXICO
MICHOACÁN
JALISCO
DURANGO
CHIHUAHUA
COLIMA
CHIAPAS
COAHUILA
CAMPECHE
BAJA....
BAJA CALIFORNIA
11,8
HIDALGO
32,1
47
46,8
42,6
36,4
35,9
34,3
34,2
29,3 32,2 31,6
24,9 25,3
26,4
24,7
23,7
22,7
22,4
22,5
19,3
18,2
17,4
15,3
12,6
40,2
34,3
GUERRERO
50,7
46,6
35,8
26,8
GUANAJUATO
60
50
40
30
20
10
0
AGUASCALIENTES
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
80
crecimiento de 2 millones de usuarios desde agosto del
2013, y en relación con los últimos datos revelados por Facebook en enero, y con una penetración de 83% respecto
al universo total de internautas en el país, de acuerdo con
las métricas de World Internet Project México. Adoptar las
tecnologías móviles impulsa el crecimiento de usuarios de
la red social y ha dado como resultado que ocupe la cuarta posición global con mayor usuarios activos mensuales
desde los móviles (Sánchez, 2015).
La Figura 2 muestra que para el año 2013, solamente en seis entidades, Baja California Sur, Distrito Federal,
Baja California, Quintana Roo, Nuevo León y Sonora, al menos un tercio de los hogares contaba con una conexión
a la red mundial de información. Para ese año, son trece
entidades en donde al menos un tercio de los hogares
cuentan con Internet. De hecho, en Baja California Sur y
el Distrito Federal la proporción es de poco más del 50 %
(INEGI, 2014), lo cual se traduce en un mayor consumo en
los hogares, lo que puede modificar el patrón de compras
en las MiPyMES.
La Figura 3 muestra que para a el ejercicio estadístico
del 2013, de la población de seis años y más, el 46.7% se
declaró usuaria de computadora, y la que utiliza Internet
llega al 43.5%; mientras que el celular es de uso para más
de la mitad de los habitantes (INEGI,2014).
Con el nuevo estilo de los medios de contenido creado por los usuarios de las redes, las marcas desempeñan
un papel primordial, ya que muchos consumidores comparten su interés sobre su marca favorita a través de estas
plataformas, comentando sus características, buenas o
medir su impacto en el desempeño del negocio (Saavedra, Rialp, y Llonch, 2013).
Las redes sociales digitales permiten y facilitan la socialización de una comunidad, ayudando a fomentar la
confianza y un sentimiento común entre los miembros;
brindando nuevas formas de proporcionar servicios, de
crear relaciones, compartir información; generar y editar contenidos y participar en movimientos sociales. De
acuerdo a Ryan y Jones (citados por Saavedra, et al. 2013)
a través de la web 2.0., la participación entre los miembros en la comunidad del internet, puede incluir: texto,
audio, imágenes, video o cualquier otro formato de comunicación; la característica significativa de estos medios
sociales es la comunicación continua tanto de manera formal o informal entre sus miembros, la globalización y la
velocidad con la que las relaciones se desarrollan.
Las redes sociales siguen siendo un fenómeno social,
es por ello la importancia de que las micro empresas las
consideren para adquirir un mayor número de clientes,
por ejemplo, en el Facebook, el dueño o uno de los encargados puede estar mostrando fotografías de productos,
artículos, fiestas, y de sus clientes, para que la comunidad
del Facebook, vea y tome nota del negocio, a su vez las
otras redes, en el caso del twitter, se puede estar siguiendo
al negocio o al representante, en el Instagram, la calidad
de las fotografías, en el Google+ se hacen círculos de amistades en los cuales se puede publicitar el negocio.
En México Facebook posee más de 49 millones de
usuarios, considerándose el quinto mercado más importante para la compañía digital. Dicha cifra representa un
© García, C., Pérez, B., Navarrete, M., con base en la Gráfica no. 12 del Módulo sobre disponibilidad y uso sobre las Tecnologías en la Información en
los hogares 2013 del INEGI (2014).
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
Figura 3. Usuarios de las TICs en México año 2013.
Por ciento
62.0
Computadora
Internet
0%
38.0
46.7
53.3
43.5
20%
56.5
40%
60%
Sí usa
80%
100%
No usa
Fuente: Gráfica No. 16 tomada del Módulo sobre disponibilidad y uso sobre las Tecnologías en la Información en los hogares 2013, INEGI (2014).
malas sobre los productos y servicios, lo cual puede causar
impacto positivo o negativo de acuerdo al tipo de comunicación y de esta manera las redes sociales constituyen
un papel clave en el futuro del marketing, anticipándose
al marketing electrónico y al interactivo (Saavedra et al,
2013).
servas y eso puede constituir una barrera para que se puedan desarrollar mejor tanto las micro como las medianas
empresas; es importante recalcar que en los tiempos actuales, negocio que no se encuentra en la red, es negocio
no conocido e incluso en vez de ganar clientela, se pierde,
porque la gran mayoría de personas utiliza las redes sociales y todo lo relacionado en la web 2.0.
3. Barreras en el uso de las redes en las MiPyMes
4. Cibermarketing
Muchas Mipymes están renuentes a la implantación de
las herramientas 2.0, debido al poco conocimiento que los
dueños tienen sobre las oportunidades que se ofrecen en
el entorno global, aunado a la dificultad para identificar
beneficios económicos, necesidad de realizar cambios en
la organización, miedo a perder el control de la comunicación; dudas sobre la seguridad de estas aplicaciones sociales, miedo a la pérdida de la privacidad de la información y
derechos de propiedad intelectual, así como falta de apoyo por parte de la dirección (Ruiz y Luna, 2014).
En este punto se puede observar que muchos empresarios no permiten que los hijos innoven las empresas utilizando las redes sociales, debido a que como ellos no son
personas que utilicen mucho la tecnología, tienen sus re-
El cibermarketing constituye una herramienta poderosa para que las empresas, tanto grandes como Mipymes,
que incursionan en la web posibiliten publicitarse o abrir
canales de comunicación más efectivos con sus clientes, y
que al mismo tiempo las TIC´s sean un habilitador diferenciador de las organizaciones para centralizar su utilización
en las competencias del negocio. Todo lo anterior, junto
con la consideración fundamental de Internet como nuevo canal consolidado de distribución e información sobre
los bienes, permite fortalecer las Mipymes (Méndez, 2013).
De acuerdo con Kotler y Keller (2006), la web 2.0 ofrece
un sinnúmero de oportunidades para el desarrollo de los
negocios, tales como las siguientes estrategias:
1) Las empresas pueden disponer de un canal de in-
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Celular
81
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
82
formación y ventas con mayor alcance geográfico que les
permite dar a conocer sus productos y promocionarlos a
nivel internacional, ya que con una o varias páginas Web,
las empresas dan a conocer sus productos y servicios, su
historia, su filosofía de negocio, sus oportunidades de empleo y todo tipo de información de interés para los visitantes.
2) Se consigue una mayor información sobre mercados,
clientes reales y potenciales, y sobre todo de sus competidores. Asimismo, para la investigación de mercados, pueden organizar sesiones de grupo, distribuir cuestionarios y
recopilar información primaria de muchas otras maneras.
3) Las empresas facilitan y agilizan la comunicación interna entre sus empleados a través de Internet, o bien, las
redes sociales.
4) Comunicación bidireccional con los clientes actuales y potenciales, y la posibilidad de ofrecer los bienes y
servicios.
5) Las compañías pueden enviar anuncios, cupones de
descuento o algún tipo de promoción mensual.
6) Se solicita todo tipo de información a través del sitio
web.
7) Se mejora el proceso de compra, contratación de
personal, entrenamiento y las comunicaciones internas y
externas gracias a Internet.
8) Las empresas pueden lograr importantes ahorros a
través de la comparación del precio de los distintos vendedores y comprando en subastas u ofreciendo sus propias
condiciones al mejor postor.
9) Seleccionar personal a través de Internet.
Méndez (2013), afirma que las MiPyMES pueden vender de manera más eficiente en el momento en que se
lleve a cabo todo lo propuesto anteriormente, ya que conocen las oportunidades y retos que las redes de Internet
generan. Sin embargo, cada empresa, en función de su tamaño y actividad, debe adoptar soluciones diferentes en
este campo.
Algunas MiPyMES en las que se puede observar su crecimiento gracias a las redes sociales son: Empresa Gaudena, establecida en México, su giro es la venta de zapatos,
ropa y accesorios a través de su web, tiene página en Facebook con 181,713 usuarios a quienes les gusta la página; Empresa Feedbox México, dedicada a la consultoría y
servicios empresariales, tiene cuentas en twitter, linkedin,
web y Facebook, esta empresa tiene 379 seguidores debido a su inicio hace poco en las redes; Hospital Médica
Santa María, es una clínica, ubicado en la ciudad de México, tiene cuenta de Facebook con 1232 usuarios; Salón de
fiestas Rehilete, cuyo giro son las fiestas con 2123 usuarios en Facebook; Embelish Villahermosa, dedicada a productos de belleza con 7766 usuarios de Facebook; Sonido
Faraón, dedicada a la organización de eventos musicales
con 4452 usuarios de Facebook; y Mundo Piñata, dedicada a decoraciones y organización de eventos con 1831
usuarios de Facebook.
Las empresas se están dando cuenta que la utilización
de las redes sociales representa una excelente oportunidad, por ejemplo, Facebook dispone de más de 1.5 millones de anunciantes activos en la plataforma mundial, de
los cuales el 62% de sus ingresos se presentan mediante la
aplicación para teléfonos celulares, así mismo ofrece ventajas como su capacidad de crear páginas que contengan
información relacionada con la misma, con el propósito
de tener un acercamiento directo con sus usuario; la capacidad de segmentación con la que cuenta la plataforma
es admirable, se ha utilizado para apoyar a las empresas
en los diversos estudios de mercado que ellos realizan, de
igual forma, la navegación que hacen los usuarios dentro
de la página, aporta información para determinar el contenido demográfico de los mismos y conocer los gustos de
cada uno de los consumidores (Valdés, 2015).
DISCUSIÓN
De acuerdo con Pérez (2012), la utilización de las redes
sociales en MiPyMES permitirá medir el impacto comunicacional a través de diferentes métodos tales como: clicks,
me gusta, etc., además de que dicha utilización puede ser
en mercados tanto locales, como internacionales. Muchas
veces el público objetivo al ver que una publicación tiene
muchos clicks, se convence de que el producto es bueno y
si cuenta con poder adquisitivo, lo adquiere.
La imagen de las empresas podrá crearse o incrementar su impacto en los diferentes públicos a través del uso
adecuado de las redes sociales. Deberá tomarse en cuenta
el tipo de negocio, el producto o el servicio.
Las redes sociales forman parte de la estrategia comunicacional de los planes de mercadotecnia y su selección
también dependerá del presupuesto que se tenga asignado.
El uso inadecuado de las redes sociales contribuirá significativamente a la proyección de una mala imagen y/o
reputación. La creación de una buena imagen y el sostenimiento de la reputación no es obra de un día, lleva tiempo
construirla, sin embargo se puede perder en un día, todo
lo invertido en ella.
Las redes sociales son un gran apoyo para todos aquellos negocios que no pueden invertir grandes presupues-
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
CONCLUSIONES
Se concluye que el impacto positivo de las redes sociales en las MyPIMES se realiza de la siguiente manera:
• Los cambios cada vez más rápidos en el mercado
global, obligan tanto a las pymes como a las Mipymes a
adaptarse a una nueva realidad, lo cual exige modificaciones profundas en sus estilos gerenciales y una clave para
su éxito es su capacidad para competir en un mercado
global y aprovechar al máximo sus ventajas comparativas
y sobre todo, la era de la información.
• Las empresas deben de utilizar herramientas como
los blogs, sitios web, y las redes sociales y todo tipo de herramientas utilizadas por estudiantes y público en general.
En la otra cara de la moneda, hay que hacer mención que
aunque los sitios web se han creado en un 81.9% de las
pymes, estos es debido a que algunas de ellas ya contaban
con sitio web, por lo que no ha sido precisa su creación.
• Para que una empresa cautive a un cliente, es indispensable contestar a sus requerimientos durante las primeras “24” horas, que son “claves” en el negocio, lo cual
van marcando los sitios webs en donde están dados de
alta muchos negocios y es fundamental para captar y
mantener contentos a sus clientes.
• Las redes sociales como herramientas de comunicación dentro de la sociedad, a través de tanto individuos
como empresas, han logrado programar, informar, compartir y difundir información con públicos o grupos específicos.
Es pertinente señalar que una de las limitaciones del
estudio es que sólo se incluye la perspectiva del uso de
las redes sociales, sin embargo para una mejor apreciación
del fenómeno, es fundamental conocer también hacer un
estudio sobre el impacto de las mismas en empresas ya
establecidas.
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
tos en publicidad a través de medios de comunicación
tradicional como son el radio, la televisión o la prensa. Sin
embargo deberá ponerse especial atención en el uso de
los mismos ya que la difusión del contenido de la información no puede ser controlada en su totalidad por el emisor de la misma. Por ejemplo una página en Internet va
más allá de ofrecer solamente una imagen profesional de
una compañía, significa beneficios reales para aumentar la
productividad empresarial.
De acuerdo a la Asociación Mexicana de Intenert
(AMIPCI) (2015), México ya supera el 50% de penetración
en una población mayor o igual a 6 años, en relación al
sexo existe una equidad de género en el uso de la tecnología con un 50% masculino y 50% femenino, con un
promedio de conexión de 6 horas y 11 minutos, teniendo
como lugar de conexión primero el hogar y después el trabajo, aunque las escuelas se encuentran incrementando
los puntos de internet, el acceso a redes sociales ya es la
principal actividad online, aunque en el trabajo se destaca
la recepción y el envío de documentos, así como la búsqueda de información; el tener teléfonos inteligentes es
importante para la mayoría de los usuarios ya que pueden
bajar aplicaciones. Otro dato importante es que en México
9 de cada 10 usuarios acceden a una red, por lo cual estos
datos muestran la necesidad de que las MyPIMES tengan
presencia en las mismas.
83
REFERENCIAS
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
84
Asociación Mexicana de internet (AMIPCI) (2015).11th
Estudio sobre los hábitos de los usuarios de Internet en
México 2015. Recuperado:https://www.amipci.org.mx/
images/Study_of_internet_users_Mexico.pdf
Cabrera, J. (2004). Navigators and castaways in cyberspace: psychosocial experience and cultural practices in
schoolchildren’s appropriation of the Internet. En: m.
bonilla; g. cliché (eds.). Internet and Society in Latin
America and the Caribbean pp. 21-86). [Versión electrónica]. Ontario: Southbound / IDRC Books. Fecha de
consulta: 30/03/07.<http://web.idrc.ca/en/ev-45776201-1-DO_TOP- IC.html>
Caride, I. (2014). Pymes sociales.Blog [7 de julio del 2015]. El
empresario.com. Recuperado: http://elempresario.mx/
emprendedores-sociales/pymes-sociales
Cortés, Y. (2015). Redes sociales acercan más audiencias a
pymes. El Economista. Recuperado: http://eleconomista.com.mx/industrias/2012/02/15/redes-sociales-acercan-mas-audiencias-pymes
. Celaya, J. (2008). La Empresa en la WEB 2.0. Editorial Grupo
Planeta, España
Guimarães, J.A. Ch., Moraes, J.B.E., y Guarido, M.D.M. (2007).
Análisis documental de contenido de textos narrativos:
bases epistemológicas y perspectivas metodológicas.
IBERSID, 93-99.
Hütt, H. (2012). Las redes sociales: una nueva herramienta
de difusión. Reflexiones, 91 (2), pp. 121-128
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) (2009).
Censo Económico. Instituto Nacional de Estadística,
Geografía e Informática. México. Disponible en: http://
www.inegi.org.mx/est/contenidos/espanol/proyectos/censos/ce2009/privado-paraestatal.asp.
Instituto Nacional de Estadística y Geografía [INEGI] (2014).
Estadísticas sobre disponibilidad y uso de tecnologías de
información y comunicación en los hogares 2013. Recuperado: http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/metodologias/MODUTIH/MODUTIH2013/MODUTIH2013.pdf
Leal, M.E. (2007). Tecnología de información e innovación.
Factores clave de la competitividad en las pequeñas y
medianas empresas. Revista de Ciencias Sociales (RCS)
XIII (1) 2007, pp. 84 - 97
Kotler, P. y Keller, K. (2006). Dirección de marketing. México:
Pearson Prentice Hall.
Mares, E. (2015) El impacto de las redes sociales en los negocios. Universo Laboral. Recuperado: http://www.revis-
tauniversolaboral.com/universolaboral2/index.php/
de-interes/emprendedores/item/142-el-impacto-delas-redes-sociales-en-los-negocios
Mcafee, A. (2009). Enterprise 2.0: New Collaborative Tools for
Your Organization's Toughest Challenges. Ed. Harvard
Business School Press
Méndez, M.C. (2013). El cibermarketing como estrategia
para el fortalecimiento de la Mipyme en el municipio
de Sincelejo. Pensamiento & Gestión, 35, pp. 119-151.
Mendoza, J.C. y A. Valenzuela (2014). Aprendizaje, innovación y gestión tecnológica en la pequeña empresa. Un
estudio de las industrias metalmecánica y de tecnologías de información en Sonora. Contaduría y Administración, 59(4).
Peña, T. y Pirela, J. (2007). La complejidad del análisis documental. Información, Cultura y Sociedad, 16, 55-81.
Pérez, M. (2012). Redes sociales, mecanismos generadores
de reputación organizacional para las PyMEs. Universidad & Empresa, 22, pp. 131-149
Ruiz, J. C. y Luna, P. (2014). La Web 2.0 en el entorno empresarial: socializando a las PYMES Pixel-Bit. Revista de
Medios y Educación, 45, pp. 65-77.
Saavedra, F., U.,J. Rialp y J. Llonch (2013). El uso de las redes
sociales digitales como herramienta de marketing en
el desempeño empresarial. Cuadernos de Administración, 26(47), pp. 205-231
Saldaña, A. (2014).Integración regional y sistemas locales
de innovación: desafíos para las MIPYMES. Una perspectiva desde México. Espacio Abierto, 23 (4), pp. 629642
Sánchez, J. (2015). México tiene 49 millones de usuarios de
Facebook. El Economista. Recuperado: http://eleconomista.com.mx/tecnociencia/2014/03/20/mexico-tiene-49-millones-usuarios-facebook
STAIR, Ralph M. y George W. Reynolds (2000), Principios de
sistemas de información: enfoque administrativo. Cengage Learning Editores.
Tello, E. (2007). Las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) y la brecha digital: su impacto en la
sociedad de México. RUSC. Universities and Knowledge
Society Journal, 4 (2), pp. 1-8.
Valdés, A. (2015). Redes Sociales: Impacto En Los Negocios
Por Internet. Recuperado: http://wasanga.com/anavaldes/redes-sociales/ [Blog Ana Valdés, 15 de febrero,
2016].
Las redes sociales y el desarrollo de las MiPyMES pp. 75-84 ISSN: 2007-9575
Cecilia García Muñoz A., Beatriz Pérez Sánchez, María del Carmen Navarrete T.
IMPACTO DE LAS DEDUCCIONES PERSONALES
DEL ISR DE LAS PERSONAS FÍSICAS EN LA
APTITUD CONTRIBUTIVA
Impact of personal income tax deductions for individuals
contributory fitness
M. en C. Luis Fernando Ramírez Almaral
Recibido: 02/07/2015
Aceptado: 22/09/2015
RESUMEN
ABSTRACT
Para hacer más equitativa y proporcional la estructura
impositiva y mejorar la distribución de la carga fiscal, así
como adecuar el marco legal en materia fiscal para que
sirva como palanca de desarrollo, es conveniente simplificar las disposiciones fiscales optimizando el cumplimiento
voluntario de las obligaciones fiscales. Si bien existen diversas vertientes para mejorar el sistema tributario mexicano, el artículo se enfoca al análisis del impacto de las deducciones personales en la aptitud contributiva, mediante
un estudio comparativo teórico con Estados Unidos de
América. Del análisis se desprende la necesidad de una
reforma fiscal al Impuesto sobre la Renta de las Personas
Físicas en México, debido a que la estructura de su sistema fiscal resulta compleja y onerosa en comparación con
otros sistemas tributarios modernos, como es el de Estados Unidos de América.
Palabras clave: Personas físicas, Impuesto Sobre la
Renta, Deducciones Personales, equidad y proporcionalidad.
To make the tax structure more equitable and proportional and improve the distribution of the tax burden, as
well as to adapt the legal framework on fiscal matters so
that it serves as a development lever, it is convenient to
simplify the tax provisions optimizing voluntary compliance with tax obligations. While there are different aspects to improve Mexico's tax system, the article focuses
on analysis of the impact of the personal deductions in
tax capacity, through a theoretical comparative study
with the United States of America. The analysis shows the
need for a tax reform on the income of physical persons
in Mexico, since the structure of its tax system is complex
and costly compared to other modern tax systems, such as
the of United States of America.
Keywords: Individuals, income tax, deductions personal, equity and proportionality.
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Estudiante de Doctorado en Estudios Fiscales
Facultad de Contaduría y Administración
Universidad Autónoma de Sinaloa
Contacto: [email protected]
85
INTRODUCCIÓN
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
86
El impuesto sobre la renta (ISR) es un tema discutido
globalmente, ya que representa un porcentaje considerable de los ingresos fiscales de la mayor parte de los países,
en el caso de México la injusticia tributaria del ISR es muy
evidente, ya que desde diferentes vertientes, se atenta con
la justicia tributaria, ejemplos de ello son la distribución
del ingreso, tasas y tarifas, eliminación, modificación y
creación de impuestos, entre otros. El tema a discutir en
este articulo es más profundo, refiere al estudio de la injusticia en la aptitud contributiva de las personas físicas,
mediante al análisis de las deducciones personales, que
son a todas luces restrictivas, mínimas y atentan con los
principios tributarios constitucionalizados de equidad y
proporcionalidad.
Es de mayor relevancia su estudio, ya que es un tema
discutido globalmente en otros países, con la temática de
tributación familiar, debido a que la discusión no se centra en cómo aplicar las deducciones personales, sino en el
grado de aplicación.
Para lograr los objetivos deseados, se realizó una investigación documental, que consistió primeramente en
estudiar y analizar los fundamentos de los principios tributarios constitucionalizados del Impuesto sobre la Renta; desde los doctrinales principales del impuesto, hasta la
información actualizada en referencia al ISR, con una revisión de los debates que actualmente se están desarrollando en el mundo, y estableciendo las bases necesarias para
identificar un modelo que cumpla con los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad
de las deducciones personales en la aptitud contributiva
de las personas físicas, ya que se tiene los fundamentos tributarios del ISR en relación a las deducciones personales y
de manera global, se cuenta con los elementos necesarios
para estudiar el sistema tributario mexicano y el sistema
tributario de EUA.
Adicionalmente, se hace un estudio comparativo teórico entre México y Estados Unidos de América, en relación a las deducciones personales del ISR de las personas
físicas, partiendo del análisis general teórico del ISR de las
personas físicas y las deducciones personales, en el cual
se describen las principales teorías que la sustentan, analizando la normatividad de la Constitución Política y las leyes fiscales de México y Estados Unidos de América.
Se analiza la problemática de las deducciones personales en México, comparándola con un país que se apega
a los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad, como lo es Estados Unidos de
América. Y así identificar las fallas en el sistema tributario
mexicano, en específico las deducciones personales del
ISR, que atenta con los principios tributarios constitucionalizados.
DESARROLLO
Los principales problemas que afectan a la sociedad
mexicana se desprenden de tres vertientes; creación del
impuesto, recaudación, y distribución del gasto. Al conocer a fondo la situación fiscal de cada uno de ellos, se encuentra que la problemática fiscal en México se desprende
de estos elementos. De los tres, es de mayor importancia
identificar la creación del impuesto, ya que repercute directa o indirectamente en la recaudación y distribución
del gasto.
Al analizar el Sistema Tributario Alemán, García (2006),
puntualiza que las deducciones personales del ISR en esa
nación europea, ocupan un lugar importante que va más
allá de las cifras; también es necesario atender el peso específico que tiene en la conciencia de los ciudadanos, y
por afectar a un mayor número de contribuyentes, esto
también exige mayores garantías de justicia en el reparto
de carga tributaria.
De lo anterior se desprende que las deducciones
personales del ISR es un tema fiscal importante en todo
el planeta, ya que en la mayor parte de los países, el ISR
representa el ingreso principal en impuestos, incluso en
algunos es el principal recurso de los ingresos totales del
gobierno, es por eso que en países de primer mundo como
Alemania, se le está prestando atención especial en toda
la problemática que lo rodea, desde diferentes perspectivas: la creación del impuesto, recaudación, fiscalización,
distribución del gasto público, justicia tributaria, tributación familiar, entre otras.
Al ubicar en tiempo y espacio la problemática en México, el ISR es el principal ingreso del Estado. Representa el
40 % del total de los ingresos propios de la Federación y el
51 % de los ingresos por concepto de impuestos, de acuerdo a la Ley de ingresos de la Federación (LIF, 2016), por eso
la importancia de que la tributación de este impuesto sea
proporcional y equitativa para el contribuyente, como lo
exige la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicana (CPEUM, 2015), en su artículo 31 fracción IV.
Así mismo la Suprema Corte de Justicia de la Nación
ha precisado en la tesis de rubro “proporcionalidad y equidad tributarias establecidas en el artículo 31, fracción IV,
constitucional” que el principio de proporcionalidad radica, medularmente, en que los sujetos pasivos deben contribuir a los gastos públicos en función de su respectiva
capacidad económica, debiendo aportar una parte justa y
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
proporcionalidad, es el de EUA. En relación al ISR de EUA,
Thurston (1998), afirma que el sistema impositivo de la
gran potencia norteamericana es quizás el más desarrollado del mundo, y esto se debe a que sus bases jurídicas se
fundamentan en los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad.
Así mismo, de acuerdo con McCaffery (2012), un país
que se asemeja lo más cercano posible a la fundamentación tributaria de la aptitud contributiva, es Estados Unidos de América (EUA), ya que sus ordenamientos tributarios se establecen en bases firmes de los fundamentos
tributarios de los principios tributarios constitucionalizados: equidad y proporcionalidad aplicados en el ISR de las
personas Físicas.
Además, como lo puntualizan Hoffman y Smith (2014),
el Impuesto sobre la Renta de las personas físicas de EUA,
representa el 44 % del ingreso total del Gobierno, por lo
que consecuentemente, además de ser un sistema tributario apegado a los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad, es eficaz en relación
a la recaudación del ISR de las personas.
Consideraciones Teóricas del Marco Jurídico
Tributario Actual
Para analizar las deducciones personales del ISR y su
impacto, es necesario analizar el marco jurídico actual,
que fundamenta la tributación de México y EUA, por lo
que se estudia la justicia tributaria, los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad
aplicados en las deducciones personales del ISR, y con lo
anterior se identifica la problemática de las deducciones
personales del ISR en México.
Sistema Tributario Mexicano
Normatividad en la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos (CPEUM, 2015).
La Constitución Política es la base de la legislación del
marco jurídico en materia impositiva en México, y ésta regula la forma en que el Estado se procura recursos para
cumplir con los fines que marca la propia constitución.
De acuerdo al artículo 31 fracciones IV de la Constitución
Política de los Estados Unidos mexicanos (CPEUM, 2015), son
obligaciones de los mexicanos:
Contribuir para los gastos públicos, así de la Federación,
como del Distrito Federal o del Estado o Municipio en que se
resida, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes.
Para que la ciudadanía pueda disfrutar de un universo
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
adecuada de sus ingresos, utilidades o rendimientos.
De acuerdo a la conjeturas anteriores, en México las
deducciones del ISR de las Personas Físicas está en polémica desde dos perspectivas; la primera desde el punto
de vista del Gobierno, ya que analizan cada año entre sus
integrantes como van aumentar, reducir, limitar o eliminar
las deducciones personales del ISR de las personas físicas, y qué medidas se aplicarán para lograr sus objetivos;
y la segunda, desde el punto de vista del contribuyente
o ciudadano, que polemiza la justicia tributaria; es decir,
constantemente se cuestiona la manera de tributación del
ISR de las personas físicas, lo que es discutido por todos los
niveles sociales, económicos y profesionales.
En relación a la justicia tributaria, Berliri (1975), relata
que el problema de la distribución justa de la carga tributaria quedó desde tiempos muy remotos en manos de
economistas, y luego, en las de economistas y políticos,
limitando a los juristas a un papel técnico de menos exegetas, cambió de recaudación-beneficio a recaudaciónsacrificio.
De no dar atención a la problemática, los escenarios
futuros no son nada halagadores, por lo que, Einaudi
(1996), señala que indagar el porqué de las instituciones,
políticas, sociales, jurídicas y económicas, máxime agrega,
cuando se tiene consecuencias adversas para los Intereses
de los gobernados, en el caso de las contribuciones de ISR,
su creación exige su justificación. Señala que “los hombres
quieren instintivamente explicarse porqué pagan, y si la
respuesta no surge con claridad, claman por la injusticia”.
Así mismo, Gimeno (1996), centra la discusión en señalar que, el adecuado tratamiento de la unidad familiar en
las deducciones personales del ISR de las personas físicas
es uno de los temas que han generado un amplio volumen de reflexiones doctrinales, pero que a pesar de tal esfuerzo, no ha conseguido alcanzar unas conclusiones con
el calificativo de ortodoxas o mayoritarias. La realidad es
extremadamente compleja y los juicios de valor probablemente inevitables. Lo cual Implica que no tenemos claro
no ya el mecanismo correcto sino, ni siquiera que objetivo
se persigue.
Situando la aptitud contributiva de las personas físicas como la posible alternativa de solución en la problemática, Moreno y Paredes (1990), señalan que uno de los
criterios fundamentales que debe atender todo impuesto
sobre la renta de carácter personal es adecuar la carga tributaria que soportan los contribuyentes a su verdadera
aptitud contributiva.
En base a lo anterior, un modelo que cumple con los
principios tributarios constitucionalizados de equidad y
87
de servicios es necesario contribuir para sustentar los gastos
que generan tales servicios de manera proporcional y equitativa entre todos los habitantes que constituyen el país.
De nuestra ley suprema, emanan los principios de
equidad y proporcionalidad, que deben de ser respetados
para la creación de leyes fiscales, en lo referente a la Ley
del Impuesto sobre la Renta (LISR, 2015), y delimitando
específicamente las deducciones personales de las personas físicas, las cuales se encuentran violentadas, ya que no
cumplen con los principios constitucionales que nos ordena nuestra carta magna.
Normatividad de la Ley de Impuesto sobre la Renta (LISR,
2015).
Haciendo referencia a Hernández (2009), el impuesto
sobre la renta es un tipo de carga fiscal que se aplica a todos los residentes del país y a los extranjeros que tienen
negocios en el país, la LISR nos establece la obligación del
pago del impuesto, englobando a todas las personas que
reciban ingresos, nacionales o extranjeros, aplicando solo
el valor objetivo, sin establecer en ley el valor subjetivo de
la aptitud contributiva.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
88
Normatividad de las Deducciones Personales del ISR.
En la legislación vigente de la (LISR, 2015), establece en el artículo 151 las deducciones personales que las
personas físicas pueden aplicar en su declaración anual,
detallando los requisitos y los conceptos que son aplicables, demostrando a todas luces que las deducciones son
insuficientes para demostrar la capacidad económica del
contribuyente; a la letra el artículo 151 dice:
Artículo 151. Las personas físicas residentes en el país
que obtengan ingresos de los señalados en este Título, para
calcular su impuesto anual, podrán hacer, además de las deducciones autorizadas en cada Capítulo de esta Ley que les
correspondan, las siguientes deducciones personales:
I. Los pagos por honorarios médicos y dentales, así como
los gastos hospitalarios.
II. Los gastos de funerales en la parte en que no excedan
del salario mínimo general del área geográfica del contribuyente elevado al año.
III. Los donativos no onerosos ni remunerativos,
IV. Los intereses reales efectivamente pagados en el ejercicio por créditos hipotecarios destinados a la adquisición de
su casa habitación.
V. Las aportaciones complementarias de retiro, en los términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro.
VI. Las primas por seguros de gastos médicos, complementarios o independientes de los servicios de salud propor-
cionados por instituciones públicas de seguridad social.
VII. Los gastos destinados a la transportación escolar.
VIII. Los pagos efectuados por concepto del impuesto local sobre ingresos por salarios y en general por la prestación
de un servicio personal subordinado.
Además de las deducciones personales establecidas
en el artículo 151 de la LISR, se estableció un DECRETO, publicado en el diario oficial de la federación el 15 de febrero del
2011, por FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente
de los Estados Unidos Mexicanos por el que se otorga un estímulo fiscal a las personas físicas en relación con los pagos
por servicios educativos.
Dicho Decreto establece limitantes de deduccione que
señala la tabla 1.
Tabla 1. Límite de deducción.
Nivel educativo
Límite anual de deducción
Preescolar
14,200
Primaria
12,900
Secundaria
19,900
Profesional Técnico
17,100
Bachillerato o equivalento
24,500
© Ramírez, L., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Como regla limitante general, las deducciones que se
establecen en el artículo 151 de la LISR y del Decreto de
estímulos fiscal para servicios educativos, deben efectuarse de manera personal o en su defecto, para su cónyuge o
para la persona con quien viva en concubinato, así como
para sus ascendientes o descendientes en línea recta.
Y se restringe para aprovechar los beneficios descritos,
que los dependientes señalados, no perciban durante el
año de calendario ingresos en cantidad igual o superior a
la que resulte de calcular, elevado al año, el salario mínimo
general del área geográfica del contribuyente.
Además de obligar a que los pagos se efectúen mediante cheque nominativo del contribuyente, transferencias electrónicas de fondos, desde cuentas abiertas a nombre del contribuyente en instituciones que componen el
sistema financiero y las entidades que para tal efecto autorice el Banco de México o mediante tarjeta de crédito, de
débito, o de servicios.
De manera particular, se establecen algunas restricciones adicionales, como los intereses reales efectivamente
pagados en el ejercicio por créditos hipotecarios destinados a la adquisición de su casa habitación, que se limitan a
750,000 unidades de UDIS.
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
Sistema Tributario de los Estados Unidos de
América
Normatividad de la Constitución Política de los Estados
Unidos de América (CPEUA, 2015).
La ley suprema de Estados Unidos de América, regula
el funcionamiento del país, en su estructura, ordenamiento, y garantías individuales de los ciudadanos.
De acuerdo a McCaffery (2014), EUA se considera un
país que fundamenta su soberanía en su carta magna.
Su estructura se compone de 7 artículos y 27 enmiendas
constitucionales. En lo que respecta a la tributación fiscal,
sus bases jurídicas se establecen en la enmienda 16 de la
Constitución Política de los Estados Unidos de América
(CPEUAM, 2015), que a la letra dice: “El congreso tendrá poder para crear y cobrar impuestos sobre las rentas, de cualquier fuente derivada, sin prorrateo entre los diversos estados
y sin considerar ningún censo o enumeración”.
De lo anterior se considera que las leyes fiscales de EUA,
emanan de su carta magna, y se respeta la jerarquía jurídica –tabla 2- de lo plasmado en la ley suprema, aplicando
el espíritu jurídico de la constitución, al tributar respetando los principios constitucionales, aunque en México, se
mantenga prácticamente la misma estructura y jerarquía,
en ámbitos tributarios no es respetada, ya que la tributación mexicana parte de los intereses administrativos y no
de la constitución.
Tabla 2. Jerarquía jurídica.
1. Constitución Federal
2. Tratados Internacionales
3. Gran Código de Los Estados Unidos
4. Código de Rentas Internas
5. Precedentes Judiciales
6. Regulaciones del Servicio de Impuesto Internos
7. Reglas de Ingreso
© Ramírez, L., Revista Ciencia desde el Occidente, Vol. 3, Núm. 1, 2016
Normatividad del Impuesto sobre la Renta de las Personas
Físicas (US Individual Income Tax).
Como lo señalan Hoffman y Smith (2014), El Impuesto
sobre la renta en EUA, emana del Gran Código de EUA (US
CODE), en el cual se encuentran toda la legislación de EUA,
codificada en 52 títulos y se encuentra regulada por la cámara de diputados o representantes mediante la oficina
del Consejo de Revisión Jurídica de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (the Office of the Law Revision counsel (“OLRC”) of the U.S. House of Representatives).
En el titulo 26 de este código se encuentra la legislación tributaria denominada Código de la Renta Publica
(Internal Revenue Code, 2015). En este título se encuentran todas las leyes fiscales ramificadas en diversos subtítulos. El ISR (Income Tax), se localiza en el subtítulo A, en el
cual se detalla todo lo referente a este impuesto, de manera que la estructura, nos hace diferenciar, en un capitulo, el
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
En relación a los donativos, estos se restringen solo a
las instituciones que el Servicio de Administración Tributaria publicará en el Diario Oficial de la Federación y cuyos
datos dará a conocer en su página electrónica de Internet,
además se limita el monto total de los donativos hasta
por una cantidad que no exceda del 7% de los ingresos
acumulables que sirvan de base para calcular el impuesto
sobre la renta.
Por lo que respecta a las aportaciones complementarias de retiro de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el
Retiro o a las cuentas de planes personales de retiro, así
como las aportaciones voluntarias realizadas a la subcuenta de aportaciones voluntarias, el monto de la deducción
será de hasta el 10% de los ingresos acumulables del contribuyente en el ejercicio, sin que dichas aportaciones excedan del equivalente a cinco salarios mínimos generales
del área geográfica del contribuyente elevados al año, es
decir, en cifras del 2015, el tope seria 122,804.00 pesos,
cantidad que de ninguna manera podría pasar la deducción por este concepto.
A pesar de ser las deducciones personales limitantes,
reducidas y restringidas, a partir del ejercicio 2015, se estableció un tope general a las deducciones personales
que señala que el monto total de las deducciones que
podrán efectuar los contribuyentes, no podrá exceder de
la cantidad que resulte menor entre cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica del
contribuyente, o del 10% del total de los ingresos del contribuyente, incluyendo aquéllos por los que no se pague el
impuesto, es decir cifras del 2015, el tope seria $98,243.00
pesos, cantidad que de ninguna manera podría pasar la
deducción por este concepto.
Las deducciones personales establecidas en el artículo
151 de la LISR, y el Decreto de estímulos fiscal para servicios educativos, son todas las disposiciones que se encuentran en nuestra legislación para medir la capacidad
contributiva o económica del ciudadano, cada una de
ellas cuenta con reglas especiales de aplicación, que violentan la equidad y proporcionalidad del contribuyente, al
ser limitativas, reducidas y restringidas.
89
ISR de las personas físicas y el ISR de las personas morales,
en contraste con la legislación mexicana que los conjunta
en una sola ley.
De esta manera el ISR de las personas físicas se encuentra individualmente, con estructura y elementos particulares, en el cual se detalla la equidad y proporcionalidad de
su tributación, y es donde se genera la importancia de su
legislación fiscal, ya que con el simple escudriño de la ley,
se determina la diferencia -abismal a todas luces- con la
ley mexicana, y principalmente en la tributación personalizada, que toma en cuenta aspectos personalísimos que
se consideran esenciales para determinar la aptitud contributiva, base de los principios tributarios.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
90
Normatividad de las deducciones personales (Deduction,
credit, exemption).
Weltman (2014), afirma que las deducciones personales en EUA tienen una especial importancia en la legislación tributaria, ya que el ISR de las personas físicas tiene
la estructura para que se considere la capacidad económica del contribuyente, debido a que considera la situación
personal del sujeto pasivo, mediante diversas Deducciones, Exenciones, Créditos u otros beneficios que se encuentran detallados en el subcapítulo B, del subtitulo A,
del Título 26 Internal Revenue Code.
Y se considera como un elemento de la deducción,
el estatus personal para aplicar tarifas, ya que se toman
en cuenta elementos que hacen considerar la tributación
personalísima, mismo que se encuentra estructurado en el
subcapítulo A, del subtitulo A, del Título 26 Internal Revenue Code, el estatus personal para aplicar las tarifas.
Esto nos lleva a considerar que los conceptos que se
aplican en la tributación de EUA, son para determinar la
capacidad económica del contribuyente en base a tributación personal; es decir, la deducción personal en México
tiene la misma finalidad pero sus elementos no cumplen
con el propósito de considerar una aptitud contributiva
que fundamente los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad.
De acuerdo a Weltman (2014), las deducciones que
se consideran son personalísimas, ya que se consideran
gastos familiares, médicos, educación, de la casa, ahorro
del retiro, donativos de caridad, el automóvil, inversiones,
viajes, entretenimiento, bienes raíces, prestamos e intereses, seguros, catástrofes, (trabajo y negocios, deducciones
personales independientes de las deducciones generales
por la actividad), entre otras. Cada uno de los conceptos
tiene sus reglas particulares de aplicación, que se fundamentan en la legislación referida. Cabe mencionar que la
legislación tributaria de EUA, considera un concepto de
deducción estándar, que si no consideraste las deduccio-
nes mencionadas, tienes el derecho de optar por estas deducciones que es una cantidad fija de acuerdo al estatus
personal.
Así mismo Weltman (2014), señala que el estatus personal del contribuyente refleja una real capacidad económica, porque al considerar el estatus de casado, soltero,
cabeza de familia, viudo, declaración matrimonial, eso representa una aptitud contributiva real, ya que el estatus
personal refleja el gasto que se aplica, y por consecuencia
la riqueza grabable del ciudadano. Así mismo el concepto
de exenciones por dependiente, muestra la capacidad real
del contribuyente, y se puede englobar en lo que en México llamaríamos deducciones personales.
No cabe duda, que el sistema tributario de EUA, se
asemeja a la justicia tributaria en relación a la aptitud
contributiva, al apegarse las deducciones personales a los
principios tributarios constitucionalizados de equidad y
proporcionalidad.
CONCLUSIONES
Se analizó a profundidad el sistema tributario de México y el sistema tributario de EUA, con base en las deducciones personales del ISR de las personas físicas, para
conocer e identificar los beneficios y problemática que
se incurren en la tributación en relación a los principios
tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad.
Se opta por profundizar en el estudio de las deducciones personales de las personas físicas, de México y Estados
Unidos de América, ya que se considera que las deducciones personales plasmadas en la legislación mexicana
atentan con la aptitud contributiva del sujeto pasivo, y
trasgreden los principios constitucionales plasmados en
la Constitución Política Mexicana (CPEUM, 2015), que en
su artículo 31 fracción IV, establece: Que es obligación de
los mexicanos contribuir a los gastos públicos, así de la Federación, como del Distrito Federal o del Estado y Municipio
en que residan, de la manera proporcional y equitativa que
dispongan las leyes. Al no aplicarse de manera equitativa y proporcional las deducciones personales para que
reflejen la realidad de la aptitud contributiva, ya que no
se considera los elementos esenciales que impactan directamente en la economía personal del contribuyente y
no se consideran los elementos básicos para subsistir, en
la legislación mexicana se le conoce con el concepto de
alimentos, que de acuerdo al ( Código Familiar del Estado de Sinaloa, 2015 ) en su Artículo 206, se define así: los
alimentos comprenden la comida, el vestido, la habitación,
el sano esparcimiento y la asistencia médica y hospitalaria,
en caso de enfermedad; además los gastos necesarios para
la educación del alimentista; y para proporcionarle algún
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
tán interesadas en la correcta aplicación de las leyes, al entender esto, se comprenderá que las deducciones personales son la base de una correcta aplicación de la aptitud
contributiva del sujeto pasivo, es por ello la importancia
de analizar otros sistemas tributarios desarrollados, como
el de Estados Unidos de América, en el cual, se considera la
deducción personal como base esencial de la tributación
de la persona física, ya que toma en cuenta factores que
impactan directamente la capacidad económica personal del contribuyente, que considera estatus personal, los
dependientes de todo tipo, no solo hijos y esposa, gastos
que reflejan la realidad económica mediante deducciones
amplias, entre otros factores que reflejan la realidad económica personal del contribuyente. Por esas razones, se
debe de modificar la legislación mexicana en el sentido
de las deducciones personales de las personas físicas, y si
bien no de manera completa, podrían al menos tomarse
algunos aspectos y considerarlos de manera parcial.
Se podría considerar que la modificación de la legislación en el aspecto de las deducciones personales es muy
difícil que se pueda aplicar, ya que si se reduce la base
impositiva de las personas físicas impactaría de manera
significativa los ingresos considerados por ISR que se encuentran presupuestados en el ejercicio fiscal; sin embargo, considerando que en EUA, de acuerdo a información
de los Ingresos federales en 2015, el Internal Revenue Code
informa que el Impuesto sobre la Renta de las personas
físicas en EUA representa el 44 % del ingreso total del gobierno federal, siendo un país que se apega a los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad en las deducciones personales y en lugar de
perjudicar, beneficia al ser el mayor ingreso del Gobierno.
Así, al haber equidad y proporcionalidad en la aptitud
contributiva del sujeto pasivo, aplicando estos principios
tributarios constitucionalizados, el contribuyente sentiría
que pagaría el impuesto justo, ya que se está considerando su aptitud económica personal, por lo que en lugar de
disminuir los ingresos de las arcas del gobierno por concepto del ISR, aumentarían, ya que generando un clima
de confianza se fortalecería la base de contribuyentes, se
tributaría favorablemente y se pagarían los impuestos.
Por lo que se considera que modificar de una manera
justa las deducciones personales, demostraría que se están cumpliendo con los principios tributarios constitucionalizados, y además no se estaría afectando los ingresos
del gobierno por concepto del ISR, ya que se fortalecería
la base de contribuyentes, y por ende los ingresos del Estado. Existen posibles alternativas de solución para la falta
de aplicación de los principios tributarios constitucionalizados de proporcionalidad y equidad en las deducciones
personales de las personas físicas, y es referente a tributar
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
oficio, arte o profesión honestos y adecuados a sus circunstancias personales. Entre los alimentos se incluirán los gastos
de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro
modo. Por consecuente en México no se está considerando los elementos básicos de subsistencia para identificar
la aptitud contributiva del contribuyente, por lo que se
está violentando las garantías individuales y los principios
tributarios constitucionalizados del contribuyente.
Además, las deducciones personales que se encuentran plasmadas en la LISR son consideradas esporádicas
y situacionales, ya que tienen que caer en el hecho generador de la deducción para aplicarlas, y depende del estatus económico, ya que las deducciones de honorarios
médicos, honorarios dentales, prima de gastos médicos,
aportaciones al ahorro para el retiro, pago de colegiaturas,
transporte escolar, entre otras, son inminentemente dirigidas a personas con estatus económico favorable, y no así
el estatus económico promedio del país, que los servicios
médicos lo aplican en instituciones públicas, no cuentan
con excedente para aplicarlo al ahorro para el retiro, y sus
dependientes desarrollan su educación en instituciones
públicas. Además de que los contribuyentes que tienen la
capacidad económica para aplicar las deducciones, se genera un factor situacional ya que en un ejercicio fiscal, no
necesariamente se van a necesitar gastos médicos, gastos
funerales, o los dependientes no se encuentran en instituciones privadas, entre otros factores, por lo que las deducciones se convierten en situacionales.
Por estos factores se considera que las deducciones
personales no demuestran la situación real del contribuyente, y no reflejan la aptitud contributiva del sujeto pasivo, por lo que se violentan los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad. Así que
las deducciones personales en México se convierten en
limitativas, restringidas, mínimas, y lo principal, inconstitucionales, ya que violentan nuestras garantías individuales.
Otro elemento que no es considerado en México para
determinar la aptitud contributiva, y que es esencial, es el
estatus personal y los dependientes. Estos factores impactan en la capacidad económica del individuo, ya que para
la legislación mexicana están obligado a la misma cantidad de impuesto, considerando una misma base imponible, una persona soltera sin hijos ni dependientes; que una
persona con 10 hijos, casado con dependientes; e incapacitados, hijos estudiando, entre otros factores; que en este
caso hipotético pagarían la misma cantidad de impuestos,
lo que violenta los principios tributarios constitucionalizados de equidad y proporcionalidad, al no considerarse la
aptitud contributiva de acuerdo a los principios tributarios
constitucionalizados.
Considero que todas las personas físicas en México es-
91
de manera parcial o total en base a un análisis económico
político y social, los métodos y procedimientos aplicables
en el sistema tributario de EUA en relación a las deducciones personales, ya que estos cuentan con los fundamentos de los principios tributarios constitucionalizados de
proporcionalidad y equidad.
Después de analizar a fondo la situación actual de
la deducción personal del ISR en México, y encontrar los
diferentes beneficios si se tributara de manera equitativa
y proporcional, enfocada en la justa aptitud contributiva
del sujeto pasivo; he llegado a la conclusión de que de no
hacer modificaciones en la legislación mexicana, aumentará de manera paulatina el descontento de los contribuyentes, ya que es evidente la violación a los principios
constitucionales, atentando con los derechos del sujeto
pasivo, lo que nos llevara a que el contribuyente busque
la manera de evitar total o parcialmente las obligaciones
fiscales, provocando a las autoridades fiscales a que puedan implementar terrorismo fiscal por medio de aumento
de tasas y tarifas, limitación de deducciones, creación de
impuestos, implementación de métodos rígidos de procedimientos administrativos, entre otros; y todo esto con la
finalidad de recaudar lo presupuestado, que resulta necesario para el gasto público. Lo cual, en lugar de disminuir
la problemática, la recrudece, ya que los contribuyentes
cautivos sumarían sus voces de protesta ante la presente
problemática, social, política, educativa y económica del
país.
REFERENCIAS
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
92
Berliri, (1975), la giusta imposta, Milano, Giuffre, ristamapa
inalterata, Italia.
Congreso de la Unión. (2015). Cámara de Diputados del H.
Congreso de la Unión. Recuperado el 1 de noviembre
de 2015, de Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1_29ene16.pdfpdf.
Congreso de la Unión. (2015). Cámara de Diputados del H.
Congreso de la Unión. Recuperado el 1 de noviembre
de 2015, de Ley del Impuesto sobre la Renta:
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/
LISR_181115.pdf.
Congreso de la Unión. (2015). Cámara de Diputados del H.
Congreso de la Unión. Recuperado el 1 de Diciembre
de 2015, de Ley de Ingresos de la Federación:
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/
LIF_2015.pdf.
Congreso Estatal. (2015). H. Congreso del Estado de Sinaloa. Recuperado el 1 de Noviembre del 2015, de Código Familiar del Estado de Sinaloa:
http://www.congresosinaloa.gob.mx/images/congreso/leyes/zip/codigo_familiar_18-may-2015.pdf.
Decreto (2011). publicado en el diario oficial de la federación el 15 de febrero del 2011, por FELIPE DE JESÚS
CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos por el que se otorga un estímulo fiscal
a las personas físicas en relación con los pagos por servicios educativos.
García, Ángeles (2006), Influencia de la Jurisprudencia del
Tribunal Constitucional Alemán en el ISR, Cuaderno Jurídicos, Revista Mensual de Derecho, No. 44, Madrid,
España.
Gimeno, Juan (1996), Rentas Familiares y Equidad, Hacienda Pública Española, No.99/1996, Madrid, España
Einaudi, Luigi (1996), El Impuesto Justo, Instituto de Estudios Fiscales, Madrid
Hernández, Sampieri Roberto, Fernández C. Baptista L. P.
(2004). Metodología de la Investigación. Chile. Ed. Mc
Graw Hill
Hoffman, William, Smith James (2014), Individual Income
Taxes, South Western Federal Taxation, EUA.
Internal Revenue Services (2015), recuperado el 1 de noviembre del 2015, Internal Revenue Code, Title 26
(2015):
https://www.law.cornell.edu/uscode/text/26.
Moreno, Paredes (2000), Los determinantes de la capacidad de pago en el Impuesto sobre la Renta: Un estudio
a través de la legislación comparada en los países de la
Unión Europea, Crónica Tributaria No. 94/2000, Madrid,
España.
MacCaffery, Edward J. (2012), Income Tax Law, Oxford University Press, EUA.
Thurston, Sally (1998), Impuesto sobre la Renta, en los Estados Unidos de América: Poderes y limitaciones Constitucionales, Revista Valenciana de Hacienda Pública, No
6, España.
United States Senate (2015), recuperado 1 de Noviembre del 2015, The United States Constitution.
http://www.senate.gov/civics/constitution_
item/constitution.htm.
Weltman, Barbara (2014), 1001 deductions & tax breaks
2014, J.K Lassers, New Jersey, USA.
Impacto de las deducciones personales del ISR de las personas físicas
en la aptitud contributiva pp. 85-92 ISSN: 2007-9575
Luis Fernando Ramírez Almaral
RESEÑA: ESTADO DE GUERRA. DE LA GUERRA
SUCIA A LA NARCO GUERRA
Review: State of War. From dirty war to narco war
Dr. Jorge Velázquez Delgado
Autores: Dr. Carlos Illades
Dra. Teresa Santiago
Editorial: ERA
México, 2015
Recibido: 09/12/2015
Aceptado: 28/01/2016
Reseña: Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra pp. 93-96 ISSN: 2007-9575
Jorge Velázquez Delgado
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
Profesor Investigador - SNI 2
División de Ciencias sociales y humanidades
Universidad Autónoma Metropolitana - Unidad Iztapalapa
Contacto: [email protected]
93
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
94
A pesar de su incuestionable trayectoria, la idea de
guerra justa continua viajando a través de la historia como
si fuese un extraño al que se recurre frecuentemente para
aclarar los tiempos de tinieblas que invaden a una sociedad que no alcanza a explicarse el porqué de una tribulación indeseable. A través de los siglos, esta idea ha tenido
varias metamorfosis. En tiempos recientes la más notoria
de ellas es la llamada guerra humanitaria. Misma que se
suma y liga a la larga cadena de los demonios familiares
de Occidente. Sin duda alguna lo que existe en todo esto
es, por fuera de las controversias filosóficas desatadas, un
tremendo oxímoron que una vez que nos remitimos a la
historia, se le achaca a San Agustín la paternidad del mismo. Fue la preocupación del famoso obispo de Hipona,
consistente en combatir el mal, lo que lo lleva a establecer
tal idea.
Partiendo de tales referencias, los profesores e investigadores del Departamento de Filosofía de la Universidad
Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, Teresa Santiago y
Carlos Illades, tratan de penetrar en las entrañas profundas de lo que sin duda es una inaceptable variante de la
violencia desatada en México a fines del siglo XX y en todo
lo que va del presente siglo. Violencia que alcanza hasta
hoy su mayor grado de deshumanización a través de la
guerra contra el narcotráfico emprendida por el gobierno
mexicano hace ya algunos años. Una guerra que es imposible comprender dada su dinámica pero sobre todo por la
impresionante estela de violencia colateral que provoca a
su paso. Afectando de manera tal vez irreparable a todo el
tejido social mexicano.
El principal reto que al parecer pretenden abordar los
autores de esta invaluable y valiente investigación, sobre
el que es ya sin duda alguna el más angustiante conflicto
de nuestra actual sociedad, que cuestiona desde su base y
a la vez a toda la legitimidad y legalidad del sistema político mexicano; mismo que por cierto ha venido ocurriendo
desde hace ya algunas décadas, es caracterizar un fenómeno que más que ser supuestamente novedoso, preocupa y angustia de manera profunda a toda la sociedad. Para
tal fin lo que hacen es recurrir a sus propias herramientas
e instrumentos de análisis, es decir, a la historiografía y a
la filosofía política. Interrogando de esta manera una realidad en la cual aparentemente es poco lo que se sabe de
dicho fenómeno. Por ello resulta que la pretensión de caracterizar una situación histórico-social como es la que hemos vivido y padecido a través de estos duros y penosos
años, no es tarea fácil. En particular, dada la resistencia que
muestra el propio fenómeno para su determinación y caracterización. Aunado a ello, tenemos la complejidad que
adquiere una vez que es posible percatarse de la tesitura
que contiene la serie de agentes sociales que participan y
viven del mismo fenómeno. Lo que queda es únicamente el cuadro descriptivo de una condición político social
basada en los datos duros que arroja una realidad de tan
tremendos afectos económicos, políticos, sociales y culturales.
Lo que se detecta es que en el fondo del asunto, todo
no deja de ser el resultado de una suma de factores sustantivos en la evolución y corrupción económica del sistema
capitalista que anuncia a la vez, la crisis de valores éticopolíticos por la cual atraviesa el conjunto de la sociedad
capitalista. Situación que al ser pensada en su dimensión
histórica, se sospecha son los profundos síntomas de una
civilización que no puede ocultar el estado de decadencia
en la que se encuentra y, por lo mismo, que es incapaz de
preservar los viejos fundamentos y pretensiones humanas
que críticamente presumía contener.
Desde este punto de vista, analizar la urgente cuestión
referida a qué tipo de guerra enfrenta hoy la humanidad
una vez que ella se encuentra montada en el tren de la
globalización, lleva a plantear más interrogantes que soluciones. Desde mi particular punto de vista lo que hoy enfrenta la humanidad es la primera guerra de la era global.
En esto radica la complejidad de este fenómeno que en
modo alguno es exclusivo de nuestro país, pues afecta de
un modo u otro y directa o indirectamente a toda la humanidad en su conjunto. La cuestión es que por el momento
nos ha tocado a nosotros asumir y sufrir una indescriptible
e inaceptable violencia en la que el dinero y la droga son
sus principales promotores: una compleja industria que
todo lo corrompe a su paso, generando a su vez, una estela de pautas socio-culturales que sustancialmente modifican los patrones de conducta y la pragmática social de la
que dependía la rutina cotidiana de millones de hombres
y mujeres en este mundo.
Por ello, lo cierto de todo esto es que ante el despliegue de un sistema económico global de las dimensiones
y potencialidades que se reproducen bajo la batuta de la
economía neoliberal, lo sólido no encuentra rutas para su
desvanecimiento, pues el narcotráfico lo que impone es
conducir a la economía más allá de la famosa moral del
viejo comerciante añorado por Adam Smith, o del honesto
y sacrificado político u hombre de inquietud por el bien
común e ideario republicano, como es al que en cierto
momento se refiere Alexis de Tocqueville en sus viajes por
tierra americana. Lo interesante del caso es que aquí no se
cuestionan los medios para alcanzar los fines que en particular tienen que ver con tal sistema de acumulación. Y so-
Reseña: Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra pp. 93-96 ISSN: 2007-9575
Jorge Velázquez Delgado
que detenta. Lo paradójico del caso es que aquí no está en
disputa tal monopolio, pero sí cuotas y espacios de poder.
Por ello si bien se reconoce que debe ser el Estado el que
en primera instancia debe emprender la lucha contra el
crimen organizado, éste, por lo que se sabe y sospecha,
se encuentra tan infectado por el amplio espectro de las
organizaciones criminales que al parecer el único camino
que le quedaba era invocar a simples discursos al orden,
o el despliegue de toda una retórica que tiene aún menor
efecto que los padres nuestros de los familiares de las víctimas. Es esta una acción de gobierno al que no le interesa
establecer condiciones mínimas de seguridad y paz social
que tiendan a la derrota del enemigo. En otras palabras:
es la muestra palpable de lo que es este Estado fallido. Lo
que aquí cabe recordar es que toda guerra justa parte del
reclamo por contar con gobernantes y un gobierno justo.
Siendo el origen espurio de los últimos gobiernos lo que
convierte a esta guerra en lo que es: la fuente de perversión y corrupción de las instituciones y prácticas políticas
del régimen.
Por otro lado, el asunto es que al parecer por ser un
enemigo “difuso” y que se encuentra enquistado en las
principales instancias y niveles del poder público, ha sido
más que imposible identificarlo como simple agente del
mal. A nivel global es importante observar que el narcotráfico no es parte del eje del mal o de la tendencia totalitaria
que lleva en su interior la actual economía global. En tal
sentido y desde mi perspectiva, dicha guerra representa la
fase superior de la guerra sucia. En razón a ser el conjunto de las organizaciones criminales, parte de la violencia
orgánica que requiere el Estado para un efectivo control
social. Su tarea y misión es bastante clara: generar miedo y
terror a todo el conjunto social.
Así, la conclusión a la que llegan los autores de este
interesante trabajo de investigación: Estado de guerra. De
la guerra sucia a la narcoguerra, es que a Felipe Calderón
sólo se le reconocerá y recordará como el presidente de la
violencia de la guerra inútil. Las razones que ofrecen sobre
dicha conclusión parten del hecho de observar que en la
guerra contra las drogas, la demanda se ha incrementado
de manera prácticamente exponencial, hecho que ocurre al parejo del incremento en la venta de armas tanto
por la vía legal como por la del mercado negro. Pero lo
que en particular han observado como algo sumamente
preocupante, es la fuerte criminalización de la vida social
en la cual el simple ciudadano de a pie, es reo del crimen
organizado como de los aparatos represivos del Estado;
policiacos y militares en particular. En tal sentido lo que
consideran es el hecho de que con tal guerra, se sigue una
Reseña: Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra pp. 93-96 ISSN: 2007-9575
Jorge Velázquez Delgado
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
bra decir a que medios nos referimos, pues el narcotráfico
se ha convertido en fuente inagotable de poder y riqueza.
Es a través de este “viaje a las entrañas de ese México
profundo”, del que tanto Teresa Santiago como Carlos Illades nos hablan, que en el fondo no es más que una indescifrable e inclasificable guerra, por ser ésta una modalidad
de la violencia que no encuentra parangón alguno en la
historia. Lo que en ella se encuentran son características
referidas a la “teoría clásica de la guerra” que va de san
Agustín a nuestros días, pasando, evidentemente, por los
grandes filósofos que han abordado tan espinoso asunto
como Nicolás de Cusa, Maquiavelo, Juan Luis Vives, Francisco Vitoria, Erasmo, Clausewitz, etc. Observando que,
como se ha querido dar a entender, esta guerra en contra del narcotráfico, pero en particular esta guerra que ha
sido desatada por Felipe Calderón Hinojosa, a partir de su
condición como presidente ilegitimo por medio del cual
asumió el poder político, rompe todos los paradigmas de
una confrontación humana de tales dimensiones. Porque
en esencia no es ni guerra civil ni guerra entre naciones.
Menos aún es una guerra que responda a las necesidades
extremas de la política. Por ser en todo caso, desde mi particular punto de vista, un referente aleatorio de lo político
en el cual el poder político emprende, como lo demuestran los autores, una simple aventura política sin estrategia ni cálculo político. Y en la que a fin de cuentas todo
parece ser objeto de una lumpenización generalizada que
invade y alcanza a todos los niveles de la estructura social:
tanto en el campo como en la ciudad, en la calle como en
los centros financieros del mundo.
Es este preocupante referente en el que los enormes
costos en vidas y hacienda que se han pagado, al desencadenar un absurdo clima de terror e inseguridad prácticamente en todo el país, nunca podrán ser comparados por
los niveles de éxito obtenido gracias a la corrupción e impunidad que ofrece el sistema político mexicano y su equivalente a nivel global. Lo que queda bastante claro son las
formas de organización y poder que han tenido y tienen
esta, digamos, especie de corporación internacional del
crimen en la que los países "democráticos y liberales", que
son por cierto en donde se localizan los grandes centros
de consumo de la droga que se produce en todo el mundo, obtienen las extraordinarias ganancias en todo lo que
implica este lucrativo negocio. La cruel realidad es que es
a nosotros a quienes hoy corresponde poner los muertos
en el funcionamiento de toda esta maquinaria de muerte.
Lo que a decir de los autores, la coartada o justificación
para la legitimidad de lo que es la guerra justa, parte de la
confusa idea del Estado y del monopolio de la violencia
95
ruta de continuidad histórica, la cual parte de la no menos
violenta guerra sucia que vivió México en los duros años
de las dictaduras sexenales del régimen presidencialista
mexicano. En especial bajo los gobiernos de Gustavo Díaz
Ordaz, Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo. Por
último, Teresa Santiago y Carlos Illades señalan que los
agudos elementos racistas y clasistas existentes en México no son ajenos a dicha guerra ni a tal violencia, por lo
contrario, lo que se quiere establecer como referencia y
sentido común o que es lo mismo, la naturalización de la
violencia en la sociedad mexicana, tiene por agentes efectivos a los sicarios que se piensa proceden en particular de
los sectores marginales y excluidos de la sociedad. Verdad
discutible, si se quiere, pues por su estructura en el crimen
organizado existe una diversificación social extensa que
incluye y llega a los agentes de los grandes centros financieros. Ahora bien, lo que resalta como factor relevante
y significativo, es el papel que juega la lucha popular en
contra del crimen organizado en sus innumerables ramificaciones y diversificación de sus negocios. Razón por la
cual, frente a esta densa noche oscura por la que atraviesa
la sociedad mexicana, hay sólidos visos de optimismo.
Jorge Velázquez Delgado
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
96
Reseña: Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra pp. 93-96 ISSN: 2007-9575
Jorge Velázquez Delgado
GUÍA DE ESTILO PARA AUTORES
Ciencia desde el Occidente es una revista arbitrada, de
carácter científico y multidisciplinaria, con periodicidad
semestral, a cargo de la Dirección de Extensión y Vinculación de la Universidad de Occidente.
Es un espacio para la publicación de artículos científicos inéditos y originales, de investigadores nacionales y
extranjeros adscritos a universidades y centros de investigación de reconocido prestigio, a condición de que tales
artículos no se encuentren simultáneamente postulados
para su inclusión en otras revistas u órganos editoriales.
Su objetivo primordial es promover la difusión de los
resultados de la investigación científica de probada calidad en el ámbito de las distintas disciplinas de la ciencia:
ciencias biológicas y agropecuarias; ciencias de la salud;
ingeniería y tecnologías; y ciencias económicas, sociales y
de humanidades.
La revista está dirigida a la comunidad científica y académica del país y del extranjero, a estudiantes de posgrado y público especializado en las áreas del conocimiento
abordadas al interior de la misma.
Criterios generales para publicar
Los manuscritos se recibirán en el entendido de que
todos los autores están de acuerdo en su publicación y en
ceder los derechos autorales a la revista.
Los artículos serán evaluados, al menos, por dos árbitros anónimos, nacionales o extranjeros, seleccionados
por el Editor, quien después de haber examinado las revisiones y opiniones de los evaluadores, tomará la decisión
final acerca de la publicación de los manuscritos, lo cual
será comunicado al autor.
Cuando el trabajo haya sido aceptado, el manuscrito,
incluyendo los dictámenes de los árbitros, se enviará a los
autores para que realicen las modificaciones recomendadas. Si la versión corregida no fuera devuelta en 30 días
naturales a partir de la notificación del resultado, el trabajo podrá ser excluido de la lista de aceptados para su
publicación.
No existen cargos por derecho de página.
Los artículos propuestos para su publicación deberán
sujetarse a las normas y recomendaciones contempladas
en esta guía. Deberán ser textos de carácter científico, escritos en español, que observen cuidadosamente las reglas gramaticales y ortográficas.
DE LA PRESENTACIÓN
Mínimo de 3000 palabras y un máximo de 6000, incluyendo texto completo y referencias.
En sus secciones (con mayúscula, negrita: resumen,
abstract, introducción, materiales y método, resultados,
discusión, conclusión, resultados y referencias), deberá ser
escrito a:
•Doble espacio,
•Letra arial,
•11 puntos,
•Justificado,
•Sangría a cinco espacios en primera línea,
•Los márgenes del papel serán de 3 cm. (izquierdo y
derecho).
DE LA DISTRIBUCIÓN DEL CONTENIDO
En la hoja inicial
•El título del artículo en mayúscula, negritas, tamaño 12.
•El nombre completo del autor o autores; en caso de coautoría, mencionar en línea aparte cada uno. Deberán ser un
máximo de cinco.
•La institución en la que se desempeñan (soldado a los
autores mediante nota al pie, tamaño 9, tipo arial, y con
interlineado sencillo).
•La dirección electrónica, además de fax, teléfonos y dirección completa del autor al que deba dirigirse el Comité
Técnico Editorial.
En la segunda página
Se iniciará con el título del artículo, que deberá ser
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
CONSIDERACIONES PRINCIPALES
97
claro y reflejar el contenido del trabajo, sin exceder de 15
palabras.
Enseguida se pondrá el resumen del trabajo, en un solo
párrafo, con un máximo de 130 palabras.
Todo manuscrito debe incluir una versión en inglés del
resumen (abstract) y de 4 a 6 palabras clave y sus equivalentes en inglés (key words).
Tercera página y sucesivas
Iniciará con el título del artículo y a partir de ahí empezará el texto que podrá variar en su estructura en función
del área de conocimiento que se aborde y el tipo de artículo del que se trate (de investigación o de revisión):
En artículos de investigación
Con los apartados siguientes:
1. Introducción,
2. Materiales y métodos,
3. Resultados,
4. Discusión,
5. Conclusiones y
6. Bibliografía
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
98
Introducción.
Describe de manera general el contenido del artículo, ponderando los aspectos más sobresalientes de cada apartado, los antecedentes, objetivos, hipótesis y estado actual del problema abordado.
Materiales y métodos. Señala el procedimiento realizado y los instrumentos que se usaron para poner a prueba las hipótesis o supuestos de la investigación.
Resultados.
El texto contendrá información nueva y
concisa, en términos cuantitativos o cualitativos, sobre los
principales resultados de la indagación.
hipótesis, además, delimita probables aplicaciones del
nuevo conocimiento, los aspectos que no fueron debidamente dilucidados y que merecen ser abordados en eventuales investigaciones.
Referencias. Se cuidará que todas las referencias citadas
en el texto aparezcan en esta sección y viceversa. La literatura debe presentarse en orden alfabético y con sangría
francesa, de acuerdo al estilo1 que se cita más adelante:
La notación de las referencias se apegará al estilo APA
(American Psychological Association). Las indicaciones se
pueden localizar en la siguiente dirección: http://www.liu.
edu/cwis/cwp/library/workshop/citapa.htm
Las referencias a otras fuentes de información formarán parte del texto, tal y como se establece en los siguientes ejemplos:
• Referencia al final de la frase: …el establecimiento de
la institucionalidad y la paz social (Cabrero, 1995).
• Referencia en medio de la frase: …competencia y
competitividad (Izaguirre, 2009) son conceptos distintos.
• Referencia en la que se utiliza el nombre del autor
como parte del texto: Bradenburger y Nalebuff (1996) señalan que cualquier empresa en la economía de mercado…
• Referencia de cita textual. Solamente en este caso
debe consignarse el número de página: «… la eficiencia
terminal de una institución de educación superior (IES), es,
sin duda, una dimensión de la calidad digna de tomarse
en cuenta» (Martínez, 2001, p. 26).
Cuando se trate de autores con apellido compuesto debe
utilizarse guion entre ambos apellidos.
En artículos en revisión
y una explicación de la relación entre los resultados y los
conocimientos previos sobre el tema. Lo trascendente es
correlacionar el estudio con otros realizados, para ponderar diferencias, similitudes y las aportaciones a la teoría o
al hecho de estudio.
Texto del artículo tomando en cuenta la siguiente estructura:
1. Introducción al tema (destacando su relevancia),
2. Desarrollo del trabajo con discusión académica,
3. Conclusiones y
4. Referencias
Se deberán seguir también las indicaciones establecidas en las referencias para los artículos de investigación.
Conclusiones. Enuncia los resultados obtenidos y de-
En reseñas de literatura
Discusión. En esta parte se incluirá una interpretación
termina la verificación o refutación de los supuestos o
Consideradas como evaluaciones críticas del material
Para administrar sus fuentes puede apoyarse con la herramienta Referencias/Estilo/Administrar fuentes/Nuevo (referencia). Insertar
cita. Insertar Bibliografía (Referencias). Véase: http://office.microsoft.com/es-es/word-help/apa-mla-chicago-dar-formato-a-bibliografias-automaticamente-HA102435469.aspx
1
DE LOS REGISTROS
Deben escribirse los términos completos la primera
ocasión, con abreviatura entre paréntesis, y en lo sucesivo
usar la abreviatura.
Las expresiones matemáticas deben estar escritas claramente y basarse en el Sistema Internacional de Unidades.
Todos los conceptos y términos científicos y técnicos
deberán escribirse de forma clara y precisa.
Las notas deberán ser al pie de página, no al final del
texto. En las notas al pie de página no se incluirán elementos que pueden incorporarse al texto principal ni tampoco
referencias bibliográficas completas.
Las tablas y figuras se enviarán:
• Por separado,
• Numerados consecutivamente por tipo (Tabla 1, Tabla 2, Tabla 3… /Figura 1, Figura 2, Figura 3…)
• Con título,
• Con fuente de información. Respetar autoría intelectual. Para el caso de elaboración propia, excluir la frase
como tal y señalar copyright2 del autor. Ejemplo: © Juan
Pérez
• Pie de página.
En el cuerpo del artículo se insertarán cuadros de texto
o marcas que indicarán el lugar donde el autor desea que
se ubique cualquiera de los elementos mencionados. El
editor tendrá la opción de elegir algunos de estos elementos para incorporarlos a la portada de la revista, por lo que
se solicita que sean originales para evitar conflictos por
derechos de autor.
Las notas científicas deben incluir:
• Título,
• Nombres de los autores y sus datos, (abstract) y pala-
2
bras clave (key words) en español e inglés.
• No deberán ser mayores de cinco cuartillas.
Los envíos podrán hacerse mediante dos medios:
Por mensajería: Se enviarán al editor Dr. Daniel García
Urquídez, Universidad de Occidente Unidad Guasave, Av.
Universidad, s/n, CP 81048, Guasave, Sinaloa, México.
• Tres ejemplares en papel blanco, tamaño carta, impreso
en una sola cara
• Una copia del artículo en disco compacto.
Por correo electrónico: Dirigido al editor, a la dirección
[email protected]
Se enviará en versión reciente (2007 en adelante) del
procesador de textos Word. Deberá contener en archivos
adjuntos:
• El artículo,
• Las tablas y figuras,
• Resumen curricular del primer autor y
• Datos del autor que deba ser contactado.
REVISIÓN DE LOS ARTÍCULOS
El editor se reserva el derecho de regresar a los autores
los artículos que no se ajusten a los criterios de publicación aquí enunciados.
La revista usa el sistema de revisión por pares académicos con la modalidad de arbitraje doble ciego, en ese
sentido, todos los artículos se someten a arbitraje con la
participación de investigadores expertos en las diferentes disciplinas científicas, preferentemente miembros del
SNI, que colaboran en distintas instituciones de educación superior y centros de investigación. Cada trabajo es
examinado por al menos dos árbitros que pueden ofrecer
cualquiera de los siguientes dictámenes: se aprueba sin
modificaciones, se aprueba a condición de modificaciones menores, se aprueba con modificaciones mayores o
se rechaza. Cuando existe discrepancia en los resultados,
se recurre a un tercer evaluador cuyo dictamen orienta la
decisión final.
El editor se comunicará con el autor de contacto para
darle a conocer los resultados de la evaluación a través
del formato correspondiente. El o los autores tendrán un
plazo no mayor de dos semanas para enviar nuevamente los archivos en formato word, agregando un archivo de
respuesta a las observaciones donde detalla cuidadosamente todas y cada una de las modificaciones realizadas
que contemplen los comentarios de los evaluadores y las
Para indicar que las tablas y figuras están sujetas al derecho de autor.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
que ya ha sido publicado, con los siguientes apartados:
Texto del artículo, tomando en cuenta la siguiente estructura:
a. Definición y aclaración del problema,
b. Síntesis de investigaciones previas con la finalidad
de informar al lector acerca del estado de la investigación
en curso.
c. Relaciones, contradicciones, diferencias e inconsistencias en la literatura; y
d. Sugerencias para resolver el problema.
Se deberán seguir también las indicaciones establecidas
en las referencias para los artículos de investigación.
99
respuestas correspondientes.
El editor se reserva el derecho de enviar a revisión de
forma y estilo los artículos de los autores. La Universidad
conformará un grupo de especialistas en el tema con el fin
de abonar a la claridad y precisión de los materiales que
se publiquen.
Una vez finalizada la etapa de dictamen y corrección
de estilo, el editor informará al autor de contacto la fecha
de publicación de su artículo. En este momento se manda-
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
100
rán a los autores las pruebas de impresión en formato PDF
y dispondrán de dos días para hacer los apuntes y correcciones pertinentes. De no recibirse ninguna anotación en
ese lapso, el artículo se publicará tal y como fue enviado a
los autores.
El contenido y los resultados de los artículos son responsabilidad total del autor o autores y no reflejarán necesariamente el criterio de la Universidad de Occidente.
GUIDELINES FOR AUTHORS
Ciencia desde el Occidente is a refereed journal, of
scientific and multidisciplinary character semestral periodicity, in charge the Office of Extension and Link of the
Universidad de Occidente
It is a space for the publication of scientific articles unpublished and original of national and foreign researchers
from prestiged universities and research centers, provided
that such articles submitted are not presented simultaneously for inclusion in other journals or publishing organs.
Its primary objective is to promote the dissemination
of results of scientific research of proven quality in the
field of various disciplines of science: biological and agricultural sciences; health Sciences; engineering and technology; and economic, social and science humanities.
The magazine is aimed at the scientific and academic
community the country and abroad, to post-graduate
students and specialized in public areas of knowledge addressed within the same.
General criteria for post
Manuscripts are received with the understanding that
authors agree on its publication and assign the copyright
to the journal.
Articles are evaluated by, at least, two referees anonymous, domestic or foreign, selected by the Editor, who after examining reviews and opinions of the evaluators will
make the final decision on the publication of the manuscripts, which will be communicated to the author.
When the work has been accepted, the manuscript, including the opinions of the arbitrators, will be sent back to
the authors to perform the recommended modifications.
If the corrected version is not returned in 30 natural
days from the notification of the result, the work may be
excluded from the list of accepted for publication.
There are no charges right page.
Articles submitted for publication should abide the
rules and recommendations referred in this guide. They
must be scientific texts, writings in English, carefully observing grammar and spelling rules.
PRESENTATION
Minimum of 3000 words and a maximum of 6000, including full text and references.
In its sections (capitalized, bold: abstract, introduction,
materials and methods, results, discussion, conclusion, results and references), must be written in:
• Double space,
• Arial type,
• 11 Points,
• Justified,
• Indent five spaces in first line,
• The paper margins are 3 cm. (Left and right).
DISTRIBUTION OF CONTENT
In the initial sheet
• The title of the article in capital letters, bold, size 12.
• The full name of the author or authors; in case of co-authorship, mentioning each in separate lines. There must be
maximum of five.
• The institution in which they work (welded to authors by
footnote, size 9 Arial type, and single spaced).
• The e-mail address and a fax machine, phone and full address of author who should head the Technical Publishing
Committee.
On the second page
It will begin with the title of the article, which should
be clear and reflect the content of the work, not exceeding
15 words.
Then the abstract of the work will, in one paragraph,
with a maximum of 130 words.
Third successive page
It will start with the article title and from there on the
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
KEY CONSIDERATIONS
101
text will begin which may vary depending on its structure
knowledge of the area to be addressed and the type of
article of which concerned (research or review):
In research articles
With the following sections:
1. Introduction,
2. Materials and methods,
3. Results,
4. Discussion,
5. Conclusions and
6. Bibliography
Introduction. Generally describes the content of
the article by weighting the highlights of each paragraph,
background, objectives, hypothesis and current status of
the problem addressed.
Materials and methods.
Indicates the procedure
performed and the instruments used to test hypotheses
or assumptions of research.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
102
Results. The text contain new information and concise,
in quantitative or qualitative terms, on the main results of
the inquiry.
Discussion. This part will include an interpretation and
an explanation of the relationship between results and the
prior knowledge of the subject. The important thing is correlate the study with others conducted, to ponder differences, similarities and contributions to the theory or the
fact studied.
Conclusions. Sets out the results and determines verifi-
cation or refutation of the assumptions or hypothesis also
defines likely applications of the new knowledge, issues
that were not properly elucidated and deserve to be addressed in any further investigations.
References.
Care should be taken that all cited references in the text appear in this section and vice versa. The
literature It must be presented in alphabetical order and
french indented, according to style cited below:
The notation of references will stick to the APA style
(American Psychological Association). The information is
can be reached at the following address: http: //www.liu.
edu / CWIS / CWP / library / workshop / citapa.htm
References to other sources of information form part of
the text, as set out in the following examples:
• A reference to the end of the sentence: ... the
establishment of institutions and social peace (Cabrero,
1995).
• Reference in mid-sentence: ... competition and
competitiveness (Izaguirre, 2009) are different concepts.
• Reference in which the author's name is
used as part of the text: Bradenburger and Nalebuff
(1996) followed Nalan any company in the market economy ...
• Reference quote. Only in this case must appear
the page number "... terminal efficiency of an institution of
higher education (IES), is, certainly a dimension of quality
worthy of taking note "(Martinez, 2001, p. 26).
In the case of authors with hyphenated name should
script used between the two names.
In review articles
Text of the article taking into account the following structure:
1. Introduction to the subject (emphasizing its relevance)
2. Development of working with academic discussion,
3. Conclusions and
4. References
They should also follow the established indications in
references to research articles.
In literature reviews
Considered as critical evaluations of the published material, with the following sections:
Article text, taking into account the following structure:
a. Definition and clarification of the problem,
b. Synthesis of previous research in order
to inform the reader about the status of research
in progress.
c. Relations, contradictions, differences and inconsistencies in literature; and
d. Suggestions for solving the problem.
They should also follow the established indications in
references to research articles.
REGISTRIES
The complete terms must be written first occasion,
with abbreviation in parentheses, and thereafter using the
abbreviation.
Mathematical expressions should be written clearly
and based on the International Unit System.
All concepts and scientific and technical terms.
Tables and figures will be sent:
• Separately,
• numbered consecutively by type (Table 1, Table
2, Table 3 ... / Figure 1, Figure 2, Figure 3 ...)
• With title
• With source. Respect intellectual authorship.
In the case of own development, exclude the phrase as
such and copyright the author. Example: © John Doe
• Footnote.
In the article body text boxes are inserted or marks indicate where the author wants any of the above items are
located. The editor will have the option of choosing some
of these elements for incorporation into the cover of the
magazine, so It requested that are original to avoid Copyright conflicts.
Scientific notes should include:
• Title,
• Names of the authors and their data (abstract) and
key words.
• They should exceed five pages.
Shipments may be made by two means:
By courier will be sent to the editor, Dr. Daniel Garcia
Urquidez, Universidad de Occidente, Unidad Guasave,
Av.
Universidad, s / n, CP 81048, Guasave, Sinaloa, Mexico.
• Three copies on white paper, letter, printed on one
side
• A copy of the article on compact disc.
Email: Directed to the editor at the address [email protected]
It will be sent in latest version (2007 onwards) of Word
word processor. It must contain files Attachments:
• Article,
• Tables and figures,
• Curricular summary of the first author
• Author information where can be contacted.
REVIEW ARTICLES
The editor reserves the right to return to the articles
to the authors that do not meet publication criteria contained herein.
The magazine uses the system of academic peer review monkeys with double blind mode arbitration, in that
sense, all items are subject to arbitration with the participation of researchers experienced in different
scientific disciplines, preferably members SNI (National
Researchers System), who work in different educational
superior institutions and research centers. Each work is
examined by at least two referees who can offer any of
the following opinions: accepted without modifications,
approving provided minors modifications, was approved
with major modifications or rejected. When there is a discrepancy in the results, it recourse to a third evaluator
whose assessment guides final decision.
The editor will contact the author to contact give the
results of the evaluation through the corresponding format. The author or authors will have within no more than
two weeks to send back files in Word format, adding a file
responding to comments detailing carefully each and every one of the modifications that address the reviewers'
comments and answers.
The editor reserves the right to send Review form and
style articles from the authors. The Universidad will form
a group of specialists in the field in order payable to the
clarity and precision of the materials that are published.
Once the stage of opinion and correction style, the
publisher shall inform the author Contact date Publication
of the article. At this time they will be sent the authors test
print in PDF format and they have two days to make relevant notes and corrections. When no entry is received in
this period, the paper will be published as it was sent to
the authors.
The content and results of the articles are total responsibility of the author or authors and do not necessarily reflect the criterion of the Universidad de Occidente.
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
They should be written clearly and precisely.
The notes should be footnotes, not the end of the text.
In the footnotes of page elements not included that can
be incorporated into the main text nor full bibliographic
references.
103
CIENCIA
Dirección de Extensión y Vinculación
TURA A LA
LI
B
D
P O
R
UL
AE R T
LA
C
REVISTA
UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE
LA GRAN UNIVERSIDAD
ARBITRADA DE LA UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE.
LO S M O C H I S , S I N A LOA , M É X I CO.
Precio del ejemplar:
$50.00 m.n.
Dirección en la que desea recibir la revista
Nombre completo:
Ciencia desde el Occidente | Vol. 3 | Núm. 1 | Septiembre 16 de 2015 - Marzo 15 de 2016
104
Vol. 2 | Núm. 2 | 16 de Marzo 2015 - 15 de Septiembre 2015 | ISSN: 2007-9575
Suscripción Anual
y envío $200.00 m.n.
Calle:
Colonia:
Ciudad:
Teléfono (lada):
Correo electrónico:
Número:
C.P.
Estado:
Nota: La revista es de distribución gratuita. El costo enunciado es solo para recuperar gastos de envío.
R
TURA A LA
LI
B
TA
D
PO
UL
ER
LA
C
UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE
LA GRAN UNIVERSIDAD
Ciencia desde el Occidente está indizada en:

Documentos relacionados