IPC_June 2012_Spanish_v7.indd - International Psoriasis Council

Comentarios

Transcripción

IPC_June 2012_Spanish_v7.indd - International Psoriasis Council
J U N I O
D E
2 0 1 2
V O L .
8 ,
N . °
1
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
REVISIÓN SOBRE LA PSORIASIS
CALENDARIO DE EVENTOS
El International Psoriasis Council se
complace en ofrecerle las siguientes
oportunidades educativas para ampliar
sus conocimientos sobre el tratamiento
de pacientes psoriásicos.
27 de junio
Simposios del IPC sobre la psoriasis,
Estocolmo, Suecia, 3.a Conferencia
Mundial sobre la Psoriasis y la Artritis
Psoriásica
24 de agosto
Conozca a los expertos del IPC,
Huntington Beach, California, 64.a
Reunión Anual de la Pacific Dermatologic
Association
19 de septiembre
Taller del IPC sobre psoriasis e
inmunología, Venecia, Italia, 42.a Reunión
Anual de la ESDR
Septiembre
Conozca a los expertos del IPC, Praga,
República Checa, 21.o Congreso de la
European Academy of Dermatology and
Venereology
24 de octubre
Conozca a los expertos del IPC, Durban,
Sudáfrica, 65.º Congreso Nacional de la
Dermatology Society of South Africa y
3.er Congreso Mundial de la International
Dermatology Society
29 de noviembre
Conozca a los expertos del IPC, Buenos
Aires, Argentina, Primer Congreso
Latinoamericano de Psoriasis
Para obtener más información,
visite nuestro sitio web:
psoriasiscouncil.org
P1
P2
P8
P20
Revisión de los cinco artículos clínicos más destacados
Carta del presidente
El informe Firas:
Adelantos científicos extraídos de la 70.a reunión anual de la American
Academy of Dermatology, San Diego, California
Noticias del IPC
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO
ARTÍCULOS MÁS DESTACADOS
JULIO- DICIEMBRE DE 2011
1. Antagonismo mutuo de linfocitos T como causante
de la psoriasis y el eczema atópico
N Engl J Med. 2011;365:231-8. Mutual Antagonism of T Cells Causing Psoriasis And
Atopic Eczema. Eyerich S, Onken AT, Weidinger S, Franke A, Nasorri F, Pennino
D, Grosber M, Pfab F, Schmidt-Weber CB, Mempel M, Hein R, Ring J, Cavani A,
Eyerich K.
Resumen
La aparición simultánea de la psoriasis inducida por los linfocitos T
colaboradores tipo 1 (Th1) y tipo 17 (Th17) y el eczema atópico dominado por los
linfocitos T colaboradores tipo 2 (Th2) es tanto infrecuente como teóricamente
desconcertante. Así surge el interrogante de si estas afecciones son de origen
epitelial o inmunitario, ya que en ambas intervienen interacciones complejas
de factores hereditarios e influencias ambientales. En este artículo, Eyerich
y cols. describen a tres pacientes afectados simultáneamente por psoriasis y
eczema atópico con una evolución antagonista, cuyas lesiones de psoriasis
y eczema atópico presentaban infiltrados característicos de leucocitos T. Se
obtuvieron simultáneamente biopsias en sacabocados de lesiones psoriásicas y
de eczema atópico del mismo paciente que presentaba ambas enfermedades.
Se establecieron líneas celulares de linfocitos T de cada lesión in vitro que
luego fueron activadas con PMA e ionomicina. Los linfocitos T procedentes de
Continúa en la pág. 3
1
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
Carta del presidente
Estimados colegas:
fármacos coadministrados.
En nombre del International Psoriasis
Council (IPC) y los coeditores de este
ejemplar, Profesores Arnon D. Cohen de
Clalit Health Services (Tel Aviv, Israel)
y Charles Lynde de la Universidad de
Toronto (Ontario, Canadá), tengo el honor
de presentar la edición de junio de 2012 de
la Revisión del IPC sobre la psoriasis.
En 2012, IPC mantiene una dinámica agenda diseñada para influir
profundamente en el cuidado de la psoriasis. Hemos transformado
los conocimientos que adquirimos en un reciente taller celebrado
en asociación con el 12.º Congreso Internacional de Genética
Humana (Montreal, Canadá) en una propuesta de investigación
formal diseñada para secuenciar el exoma del genoma humano
de los pacientes psoriásicos, a fin de identificar novedosos locus
subyacentes a la enfermedad. Varios genetistas renombrados han
aceptado participar en el estudio una vez que se garanticen las
fuentes de financiamiento apropiadas.
El IPC presenta los cinco artículos clínicos y de investigación más
destacados de la segunda mitad de 2011. Para concursar, los
manuscritos tenían que haberse publicado ya sea en papel o en un
medio electrónico (epub) en el período entre el 1.º de julio y el 31 de
diciembre de 2011. Los consejeros del IPC seleccionaron los artículos
finalistas y posteriormente votaron por los que consideraron más
influyentes para la literatura. El grupo de artículos de este ejemplar
hace énfasis en la psoriasis pustulosa generalizada, que es una
variante infrecuente pero potencialmente mortal de la enfermedad.
En dos artículos se elaboraron mapas de los locus genéticos del gen
IL-36RN en portadores del rasgo recesivo de la psoriasis pustulosa
generalizada; los artículos proponen mecanismos para la patogenia
de la enfermedad, los cuales podrían originar nuevas modalidades
de tratamiento. En otro artículo se investiga la coexistencia de
dos afecciones diametralmente opuestas: la psoriasis en placas
crónica y la dermatitis atópica, ¡en los mismos pacientes y al mismo
tiempo! Los datos generados respaldan la idea de que las dos
afecciones están reguladas independientemente y tienen fenotipos
inmunitarios distintos (tipo 1 frente a tipo 2). Los otros dos artículos
se concentran en tratamientos distintos: ésteres del ácido fumárico
y briakinumab, un anticuerpo monoclonal en desarrollo dirigido a la
IL-12p40. De hecho, se dilucidó que los fumaratos ejercen su acción
a nivel de la transcripción de la IL-23p19 y la IL-12p35. El artículo
sobre briakinumab presenta los resultados de un estudio clínico
singular comparativo en el que se administró también metotrexato,
lo que aportó conocimientos sobre la seguridad y eficacia de ambos
Junta Directiva del IPC
Profesor Peter van de
Kerkhof, presidente, Países
Bajos
Dr. Alan Menter,
ex-presidente inmediato,
Estados Unidos
Dra. Alexa B. Kimball,
vicepresidenta, Estados
Unidos
Profesor Christopher
E.M. Griffiths, secretario
y presidente electo, Reino
Unido
Dr. Craig L. Leonardi,
tesorero, Estados Unidos
Profesor Hervé Bachelez,
Francia
Profesor Jonathan Barker,
Reino Unido
Robert Holland III, Estados
Unidos
Karen Baxter Rodman,
Estados Unidos, CEO y
directora ejecutiva
2
Profesor Wolfram Sterry,
Alemania
Consejeros del IPC
Profesor Matthias Augustin,
Alemania
Dr. Andrew Blauvelt,
Estados Unidos
Dr. Wolf-Henning Boehncke,
Alemania
Dr. Marc Bourcier, Canadá
Dr. Ian Bruce, Reino Unido
Dr. Arthur David Burden,
Reino Unido
Dr. Robert Chalmers, Reino
Unido
Dr. Wai-Kwong Cheong,
Singapur
Dr. Sergio Chimenti, Italia
Profesor Edgardo Chouela,
Argentina
Profesor Arnon D. Cohen,
Israel
Dr. Kevin Cooper, Estados
Unidos
Dr. Esteban Dauden, España
Dr. Charles Ellis, Estados
Unidos
Dr. Carlos Ferrandiz, España
Dr. Andrew Finlay, Reino
Unido
Dr. Joel Gelfand, Estados
Unidos
Dr. Alberto Giannetti, Italia
Profesor Giampiero
Girolomoni, Italia
Dr. Kenneth Gordon,
Estados Unidos
Dra. Alice Gottlieb, Estados
Unidos
Dr. Wayne Gulliver, Canadá
Profesor Lars Iversen,
Dinamarca
Dr. Elke MGJ de Jong, Países
Bajos
Dr. Brian Kirby, Irlanda
Profesor Charles W. Lynde,
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
Nos complace seguir ofreciendo programas educativos para los
médicos en todas partes del mundo. Este año, los programas
Conozca a los expertos del IPC se celebrarán en Huntington Beach,
California; Praga, República Checa; Durban, Sudáfrica y Buenos
Aires, Argentina. Además, presentaremos un simposio del 3.er
Congreso Mundial sobre la Psoriasis y la Artritis Psoriásica en
Estocolmo, Suecia.
Por último, la comunidad del IPC tiene el inmenso placer de darles
la bienvenida a 17 nuevos consejeros procedentes de 10 países. La
lista completa aparece en la sección Noticias del IPC al final de la
publicación. El IPC se complace en seguir ampliando su comunidad
con la participación de importantes líderes de opinión alrededor del
mundo.
Esperamos que este boletín le resulte informativo y que los
conocimientos, la experiencia y las ideas de nuestro personal
docente le sirvan para tratar a sus propios pacientes psoriásicos.
Para obtener copias adicionales del boletín Revisión del IPC sobre la
psoriasis o saber más acerca de nuestra organización, visite www.
psoriasiscouncil.org
Atentamente,
Profesor Peter van de Kerkhof, M.D.
Presidente del International Psoriasis Council
Canadá
Dr. Francisco “Pancho”
Kerdel, Estados Unidos
Profesor Knud Kragballe,
Dinamarca
Dr. Gerald Krueger, Estados
Unidos
Dr. James Krueger, Estados
Unidos
Dr. Richard Langley, Canadá
Dr. Mark Lebwohl, Estados
Unidos
Dra. Gladys Aires Martins,
Brasil
Dr. Ulrich Mrowietz,
Alemania
Dra. Ruth Murphy, Reino
Unido
Dr. Hidemi Nakagawa, Japón
Dr. Luigi Naldi, Italia
Dr. Alexander Nast,
Alemania
Profesor Frank O. Nestle,
Reino Unido
Dr. Tony Ormerod, Reino
Unido
Dr. J. P. Ortonne, Francia
Dra. Amy S. Paller, Estados
Unidos
Dr. Kim Papp, Canadá
Dr. David Pariser, Estados
Unidos
Dr. Carle Paul, Francia
Dr. Carlo Pincelli, Italia
Dr. Mark Pittelkow, Estados
Unidos
Dr. Yves Poulin, Canadá
Profesor Errol Prens, Países
Bajos
Dr. Jorge Prinz, Alemania
Dr. Murlidhar Rajagopalan,
India
Profesor Kristian Reich,
Alemania
Profesor Nick Reynolds,
Reino Unido
Profesor Ricardo Romiti,
Brasil
Dr. Robert Sabat, Alemania
Dr. Luis Puig Sanz, España
Dr. Jean-H. Saurat, Suiza
Dra. Marieke B. Seyger,
Países Bajos
Dra. Catherine Smith, Reino
Unido
Dra. Mona Ståhle, Suecia
Dr. Fernando M. Stengel,
Argentina
Profesor Georg Stingl,
Austria
Dr. Bruce Strober, Estados
Unidos
Dr. Colin Theng, Singapur
Dra. Gail Todd, Sudáfrica
Dr. Ronald Vender, Canadá
Dr. Richard Warren, Reino
Unido
Profesor Claus Zachariae,
Dinamarca
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO ARTÍCULOS
MÁS DESTACADOS, JULIO - DICIEMBRE DE 2011
Continúa de la portada
las lesiones psoriásicas secretaron primordialmente las
citocinas Th1 y Th17 (interferón-γ e IL-17), mientras que
los linfocitos T procedentes de las lesiones del eczema
atópico secretaron mayores cantidades de interleucina
(IL)-4. Ambos tipos de linfocitos T secretaron IL-22
comparablemente. Una prueba epicutánea de provocación
del paciente con un importante alergeno de ácaros del
polvo casero produjo signos clínicos e histológicos de
eczema inducido por linfocitos T Th2 específicos para
antígeno que secretaron IL-4. Además de presentar
diferencias en los infiltrados celulares, las lesiones del
eczema atópico y de la psoriasis también se diferenciaron
según la colonización de la piel con microorganismos y
la expresión de filagrina. Los resultados de los exámenes
con microscopio óptico de muestras representativas de
infiltrados de lesiones teñidas con hematoxilina y eosina
revelan que, a diferencia de las lesiones psoriásicas, todas
las lesiones del eczema atópico fueron colonizadas por
Staphylococcus aureus determinado por exámenes de
extendido y cultivo. Además, la expresión de filagrina
determinada por inmunohistoquímica fue más elevada
en las lesiones psoriásicas que en las de eczema atópico,
lo que refleja la inhibición conocida de la expresión de
filagrina por citocinas Th2. Estos hallazgos respaldan el
papel causal de los linfocitos T activados por antígenos
independientes pero específicos en la patogenia de la
psoriasis y el eczema atópico.
COMENTARIO En vista de su fenotipo clínico, se
esperaría que estas afecciones diametralmente
opuestas se excluyeran mutuamente. Sin embargo,
este estudio efectivamente logró identificar a 3
pacientes que sufrieron períodos de lesiones activas
de ambas enfermedades simultáneamente, aunque
se observó que las evoluciones clínicas de la psoriasis
y el eczema atópico rara vez se superponen. Los
datos generados respaldan la idea de que las dos
afecciones están reguladas independientemente
y tienen fenotipos inmunitarios distintos. Por
tanto, la aparición paralela de reacciones cutáneas
inflamatorias antagonistas podría requerir desencadeAvances en el conocimiento | Mejora en la atención
nantes antigénicos diferentes inducidos por distintos
subgrupos de linfocitos T específicos para antígeno.
En el caso del eczema atópico, esta especificidad
parece guardar relación con el Staphylococcus
aureus; en contraste, aún no se ha encontrado ningún
antígeno que se correlacione con la psoriasis.
2. Los fumaratos mejoran la psoriasis
y la esclerosis múltiple induciendo la
formación de células dendríticas tipo II
J Exp Med. 2011 Oct 24;208(11):2291-303. Fumarates Improve
Psoriasis and Multiple Sclerosis by Inducing Type II Dendritic
Cells. Ghoreschi K, Brück J, Kellerer C, Deng C, Peng H,
Rothfuss O, Hussain RZ, Gocke AR, Respa A, Glocova I,
Valtcheva N, Alexander E, Feil S, Feil R, Schulze-Osthoff
K, Rupec RA, Lovett-Racke AE, Dringen R, Racke MK,
Röcken M.
Resumen
En este artículo, Ghoreschi y cols. han dilucidado el
mecanismo de acción de los ésteres de moléculas pequeñas
del ácido fumárico. Los resultados demuestran que los
fumaratos actúan reprimiendo la expresión de IL-12 e
IL-23, dos citocinas que han demostrado intervenir en
la patogenia de enfermedades inflamatorias como la
psoriasis y la esclerosis múltiple (EM). Se analizaron las
citocinas intracelulares de linfocitos T CD4 estimulados
obtenidos de pacientes psoriásicos y tratados con
fumaratos o placebo. Los resultados demuestran que una
alta proporción de linfocitos CD4 T y células dendríticas
(CD) de los pacientes tratados con fumaratos presentaron
un fenotipo tipo 2, tal como lo indicó la presencia de IL-4
o IL-10, respectivamente. En ratones, análogamente, los
fumaratos también generaron CD tipo II inductoras de
linfocitos Th2 que producen IL-4 y confieren protección
contra la encefalomielitis autoinmunitaria experimental
(EAE), un modelo animal para la EM. Mediante un ensayo
colorimétrico para determinar la presencia de glutatión
(GSH), que es el barredor de especies reactivas de
3
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO ARTÍCULOS
MÁS DESTACADOS, JULIO- DICIEMBRE DE 2011
oxígeno más importante de la célula, se observó que las
concentraciones terapéuticas de fumarato disminuyeron
la concentración de GSH intracelular en un 50% en las CD
tanto en ratones como en humanos. Las consecuencias
moleculares de la depleción de GSH inducida por fumarato
se evaluaron por PCR cuantitativa en tiempo real (RT-PCR)
de las CD activadas por lipopolisacáridos (LPS); esto
reveló un aumento de la expresión de la proteína de
choque térmico HO-1, que suprimió la IL-23p19 sin afectar
la IL-12p35. Los autores proponen que el fragmento
N-terminal de HO-1 sufre una traslocación al núcleo e
interactúa con los sitios AP-1 y NF-κB en el promotor
de IL-23p19. Para respaldar esta hipótesis, los autores
determinaron que los macrófagos transfectados con un
plásmido portando el gen de la luciferasa y el promotor
de IL-23p19 redujo la expresión de luciferasa en respuesta
al tratamiento con fumaratos. Asimismo, se observó que
los fumaratos reducen la expresión de IL-12p70 mediante
un mecanismo diferente caracterizado por la inhibición
de la fosforilación y desactivación de STAT1. El hecho de
que los fumaratos pueden proteger contra la enfermedad
autoinmunitaria se puso a prueba en el modelo de EAE.
Después de la estimulación, el fenotipo resultante de los
linfocitos T CD4+ presentó dominancia de Th1 y Th17, lo
que provocó una EAE grave cuando los linfocitos T fueron
transferidos adoptivamente a ratones genéticamente
intactos (normales). Cuando se efectuó el cebado
con fumaratos antes de la estimulación, se observó la
expansión de CD tipo II que condujeron a un fenotipo tipo
Th2 incapaz de provocar la EAE.
COMENTARIO La posibilidad de entender los
mecanismos de los tratamientos conducirá
lógicamente a una mayor capacidad para
individualizar las opciones terapéuticas de los
pacientes. La dilucidación del modo de acción de los
fumaratos en los genes IL-23p19 e IL-12p35 proporciona
también conocimientos potencialmente importantes
que podrían mejorar el diseño de los tratamientos de
determinadas enfermedades inflamatorias y autoinmunitarias. Por ejemplo, ensayos clínicos previos de
un anticuerpo monoclonal anti-IL-12p40 mejoraron el
4
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
tratamiento de la psoriasis pero no tuvieron ningún
efecto en la EM, lo que sugiere que la inhibición de
IL-12p40 no es lo suficientemente terapéutica en
comparación con los fumaratos, cuya acción doble
afecta la transcripción de IL-23p19 y IL-12p35. Como
alternativa, los resultados podrían indicar que ciertos
tratamientos macromoleculares como anticuerpos
monoclonales quizás no sean herramientas útiles para
todos los órganos del cuerpo, especialmente los de
acceso restringido como el cerebro. Los resultados
presentados destacan el importante papel de la GSH
(y otros barredores de especies reactivas de oxígeno)
en la regulación del fenotipo inmunitario, es decir,
la inhibición de la polarización inmunitaria de Th1/
Th17 hacia un fenotipo Th2 a nivel de las CD, en la que
intervienen dos mecanismos diferentes mediados por
HO-1 y STAT-1.
3. Deficiencia del antagonista del receptor
de la interleucina-36 (IL-36Ra) y la psoriasis
pustulosa generalizada
N Engl J Med 2011;365:620-8. Interleukin-36-Receptor
Antagonist Deficiency and Generalized Pustular Psoriasis.
Marrakchi S, Guigue P, Renshaw BR, Puel A, Pei XY,
Fraitag S, Zribi J, Bal E, Cluzeau C, Chrabieh M, Towne
JE, Douangpanya J, Pons C, Mansour S, Serre V, Makni
H, Mahfoudh N, Fakhfakh F, Bodemer C, Feingold J,
Hadj-Rabia S, Favre M, Genin E, Sahbatou M, Munnich A,
Casanova JL, Sims JE, Turki H, Bachelez H, Smahi A.
Resumen
En este estudio, Marrakchi y sus colegas elaboraron mapas
genéticos de 9 familias que han demostrado contener
la psoriasis pustulosa generalizada autosómica recesiva.
Sus hallazgos atribuyen la secreción desregulada de
citocinas inflamatorias, que dan lugar a la enfermedad,
a una estructura y función aberrantes de IL-36Ra. En
la metodología se realizaron estudios de barrido de
genoma completo usando el Affymetrix GeneChip para
analizar ADN extraído de los leucocitos sanguíneos de los
pacientes. Se utilizaron ensayos de reacción en cadena
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO ARTÍCULOS
MÁS DESTACADOS, JULIO- DICIEMBRE DE 2011
de la polimerasa con cebadores fluorescentes para
amplificar marcadores microsatélites de ADN procedentes
de la región cromosómica de interés, 2q12-q13, a fin
de hacer determinaciones detalladas a nivel de gen.
Se encontró que en este locus cromosómico residen 9
genes que codifican miembros de la familia de la IL-1, y se
secuenciaron sus exones y los límites exón-intrón. Esto
permitió identificar una variante homocigótica en IL36RN
que según las predicciones ocasionaría la sustitución
de leucina por una prolina en la posición de aminoácido
27 (L27P) de la proteína IL-36Ra. Se encontró que esta
mutación fue frecuente en todas las personas afectadas en
la población estudiada. No se observó ninguna mutación
en los otros 8 genes dentro de esta región. En la respuesta
inflamatoria también participaron genes codificadores de
proteínas. La mutación de aminoácido en IL36RN codifica
un antagonista del receptor de la interleucina-36 (IL-36Ra)
que presenta actividad de citocina antiinflamatoria. Se
postuló que la sustitución por prolina (un aminoácido
que ha demostrado alterar la estructura α-helicoidal de
las proteínas) afecta tanto la estabilidad de IL-36Ra como
su interacción con su receptor, denominado “receptor
2 similar al receptor de la IL-1” (proteína 2 relacionada
con el receptor de la IL-1). Los análisis bioquímicos (por
Western blot) de estirpes celulares humanas transfectadas
demostraron que la variante L27P se expresa de forma
deficiente en comparación con el gen natural. Asimismo, la
proteína mutada que se expresó fue menos potente que
el IL-36Ra intacto para inhibir una respuesta inducida por
citocinas en un ensayo de producción de luciferasa de la
IL-8, lo que condujo a una mayor producción de citocinas
inflamatorias (especialmente la IL-8) por los queratinocitos
de los pacientes. En observaciones confirmatorias, los
resultados de las determinaciones de citocinas plasmáticas
mediante un ELISA multiplex en seis de las personas
afectadas en el momento de un brote agudo revelaron
niveles considerablemente más elevados de IL-8 que en las
personas no afectadas.
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
COMENTARIO La psoriasis pustulosa generalizada
es una enfermedad inflamatoria multisistémica
potencialmente mortal caracterizada por brotes
periódicos de inicio repentino que cursan con una
erupción difusa, eritematosa y pustulosa junto
con fiebre alta, malestar general y el compromiso
de órganos extracutáneos. Como testimonio de
la letalidad de esta enfermedad, se notificaron 5
muertes posteriores a septicemia entre las 9 familias.
La psoriasis pustulosa generalizada se incluye
dentro del espectro de la psoriasis porque tiende a
observarse al mismo tiempo que la psoriasis vulgar
y porque implica el reclutamiento de linfocitos T y
neutrófilos. La mutación homocigótica en IL36RN,
que es el gen que codifica el IL-36Ra (llamado también
IL-1F5), es un antagonista de las tres citocinas
pertenecientes a la familia de la IL-1: IL-36α, IL-36β e
IL-36γ (llamadas también IL-1F6, IL-1F8 e IL-1F9, respectivamente). Estas citocinas activan varias vías de
señalización proinflamatoria, como la vía del factor
nuclear κB y la de la proteincinasa activada por
mitógenos. El papel crítico de las vías inmunitarias
innatas en la inflamación de tejidos y la inmunidad
protectora se evidencia en el estudio descrito aquí,
así como en otros defectos genéticos heredados
atribuibles a la IL-1 y comunicados previamente en
la literatura. El hecho de que la psoriasis pustulosa
generalizada tenga mecanismos patofisiológicos
comunes a los de otros tipos de psoriasis se evidencia
por la observación de que los pacientes presentan
inicialmente diversos subtipos de psoriasis, y que
cerca del 30% de los que sufren psoriasis pustulosa
generalizada también presentan las lesiones de la
psoriasis vulgar. Por tanto, la desregulación de la
vía de señalización IL-36–IL-36Ra podría conferir una
predisposición a todas las formas comunes de la
psoriasis.
5
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO ARTÍCULOS
MÁS DESTACADOS, JULIO- DICIEMBRE DE 2011
4. Las mutaciones en IL-36RN/IL-1f5
están asociadas a la enfermedad
cutánea inflamatoria episódica
grave llamada “psoriasis pustulosa
generalizada”
Am J Hum Genet 2011;89(3):432-7. Mutations in IL-36RN/
IL-1f5 Are Associated With the Severe Episodic Inflammatory
Skin Disease Known as Generalized Pustular Psoriasis.
Onoufriadis A, Simpson, M, Pink, A, Di Meglio, P, Smith, C,
Pullabhatla, V, Knight, J, Spain, S, Nestle, Frank, Burden,
AD, Capon, F, Trembath, RC, Barker, J.
Resumen
En este estudio, que al igual que el artículo anterior
se centra en la patogenia de la psoriasis pustulosa
generalizada (PPG), Onoufriadis y cols. presentan
pruebas de que la PPG tiene un origen muy diferente
al de la psoriasis vulgaris. En consecuencia, los autores
destacan estrategias novedosas de tratamiento dirigidas
selectivamente a la vía de señalización de la IL-1. El análisis
se realizó con 5 personas no emparentadas quienes
cumplieron los siguientes criterios: (1) PPG recurrente
y grave que requirió hospitalización; (2) ausencia de PV
asociada, y (3) ausencia del alelo HLA-Cw*0602, que es
el determinante genético principal de la PV, en el locus
HLA-C. Se extrajo ADN de la sangre y se realizó la captación
del exoma completo por hibridación en solución seguida
de secuenciación masiva en paralelo. Este proceso implica
la separación de las regiones codificadoras de ADN de
las no codificadoras en el genoma, utilizando sondas de
ARN para unir las secuencias análogas en el genoma. Las
regiones codificadoras resultantes (exones) se amplifican
mediante PCR antes de su secuenciación y análisis
comparativo con el genoma humano de referencia para
definir las mutaciones. Las mutaciones que aparecen
con mayor frecuencia que las de la población general se
identificaron como mutaciones patogénicas candidatas.
El único gen que albergó variantes de baja frecuencia
compatibles con la herencia recesiva prevista presentó
ligamiento al gen IL36RN (IL1F5). Además, esta mutación
6
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
apareció en tres de los cinco pacientes. En dos de estas
personas, la mutación fue una sustitución de una leucina
por el aminoácido serina en la posición 113 de la proteína
IL36RN. Una segunda mutación ocurrió en la posición
48, consistente en el cambio de arginina a triptófano.
Se evaluó el efecto funcional de la mutación Ser113Leu
en un ensayo de liberación de citocina con células
mononucleares de sangre periférica. Los resultados
demostraron un aumento relativo de las citocinas
proinflamatorias (IL-1a, IL-6, IL-8 y TNF); esto revela
una menor capacidad del IL-36RN para antagonizar la
señalización de NF-kB inducida por IL36A, lo que da lugar a
la PPG.
COMENTARIO Colectivamente, los dos artículos
(Onoufriadis y cols. y Marrakchi y cols.) implican al
IL36RN como componente clave en la patogenia de
la PPG. Además de validarse mutuamente a este
respecto, los estudios presentan observaciones
novedosas. El componente hereditario en el estudio
de Marrakchi revela posibles factores epigenéticos
(entre otros, influencias del medio ambiente) como
lo define la variación interfamiliar de la edad al inicio
de la enfermedad. En el estudio de Onoufriadis, los
datos indican que las mutaciones en IL36RN son la base
de una forma de enfermedad pustulosa diferenciada
de otros tipos de psoriasis. Los defectos genéticos
identificados en cada estudio ocasionaron mutaciones
de aminoácido en el gen IL36RN, que es un componente
clave del sistema inmunitario innato. No todas las
mutaciones de aminoácido ocasionan cambios
marcados en la proteína. Sin embargo, se observó que
estos cambios recesivos homocigóticos potencian los
patrones de citocinas proinflamatorias coherentes
con la patología de la enfermedad. Esto sugiere que
las mutaciones se producen en regiones de la proteína
IL36RN que son importantes desde el punto de vista
estructural y funcional, lo que impide o modula su
función. IL36RN pertenece a la familia de citocinas IL-1,
que abarca a un grupo de citocinas que forman parte
de una estrategia evolutiva antigua y desempeñan
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO ARTÍCULOS
MÁS DESTACADOS, JULIO- DICIEMBRE DE 2011
funciones potentes y críticas en la inmunidad innata;
un sistema de células, receptores y mediadores que
proporciona una respuesta rápida y no específica
a los patógenos. Los resultados destacan también
la señalización de IL-1 como posible blanco para la
intervención terapéutica. En esta nota se comunicó
que el anakinra, un antagonista recombinante del
receptor de la IL-1 (IL-1RA), fue eficaz en dos pacientes
con PPG, lo que demuestra el beneficio clínico de los
tratamientos dirigidos selectivamente a la vía de la IL-1.
5. Ensayo de 52 semanas para
comparar briakinumab con metotrexato
en pacientes psoriásicos
N Engl J Med. 2011 Oct 27;365(17):1586-96. A 52-Week Trial
Comparing Briakinumab with Methotrexate in Patients
with Psoriasis. Reich K, Langley RG, Papp KA, Ortonne JP,
Unnebrink K, Kaul M, Valdes JM.
todas las comparaciones). En la semana 24, el 81,8% de los
pacientes tratados con briakinumab habían logrado una
puntuación PASI de 75, en contraste con el 39,9% de los
tratados con metotrexato. En la semana 52, el 66,2% de los
pacientes tratados con briakinumab alcanzaron una PASI
de 75, en contraste con solo el 23,9% de los tratados con
metotrexato. Se observaron acontecimientos adversos
graves en el 9,1% de los pacientes expuestos a briakinumab
(12,9 acontecimientos por 100 pacientes-año) y el 6,1%
de los tratados con metotrexato (10,6 acontecimientos
por 100 pacientes-año). Presentaron infecciones graves
el 2,6% de los pacientes expuestos a briakinumab (4,1
acontecimientos por 100 pacientes-año) y el 1,8% de los
tratados con metotrexato (2,7 acontecimientos por 100
pacientes-año). Por lo tanto, el briakinumab fue más
eficaz que el metotrexato en los pacientes con psoriasis
de moderada a grave. Aunque las infecciones graves y los
tumores malignos se produjeron con más frecuencia en el
grupo tratado con briakinumab, las diferencias no fueron
significativas.
Resumen
Este artículo por Reich y cols. describe un estudio de
comparación entre briakinumab y metotrexato en
pacientes psoriásicos. El briakinumab es un anticuerpo
monoclonal contra la molécula p40, común a la
interleucina-12 (IL-12) y la IL-23 la cual es sobreexpresada
en las lesiones de piel psoriásica. El ensayo se realizó
con 317 pacientes y duró 52 semanas. Se administró
briakinumab por vía subcutánea a una dosis inicial de 200
mg/paciente durante las semanas 0 y 4, luego 100 mg/
dosis cada 4 semanas de allí en adelante. Se administró
metotrexato por vía oral, con folato, en un esquema
de dosis crecientes de 5 a 25 mg (5 mg inicialmente; 10
mg en la semana 1; 15 mg/semana desde la semana 2
hasta la 9; 20 mg en la semana 10 y 25 mg/semana en
la semana 16 a aquellos pacientes que no cumplieron
con el criterio de mejoría mínima del 75% en la escala
PASI o una escala de 0 ó 1 en la evaluación global del
médico). Las respuestas se evaluaron en las semanas 24
y 52; briakinumab mostró diferencias estadísticamente
significativas en cada momento de evaluación (p < 0,001 en
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
COMENTARIO La práctica de estudios comparativos
frente al tratamiento estándar aceptado sigue siendo
poco común, a pesar de la orientación proporcionada
por los organismos normativos y sanitarios alrededor
del mundo. Esto es especialmente cierto en el caso
de tratamientos novedosos en desarrollo que aún
no han obtenido la autorización para la comercialización. Por tanto, debe preconizarse la estrategia
con briakinumab. Los resultados de este estudio
ciertamente aportan conocimientos tanto del
briakinumab como el metotrexato, el cual tampoco
ha sido estudiado exhaustivamente en ensayos
clínicos bien controlados. El briakinumab actúa
selectivamente en la subunidad p40 común a las
citocinas IL-12 e IL-23. La IL-12 está asociada al fenotipo
de linfocitos T colaboradores tipo 1 (Th1), que produce
interferón-γ; IL-23 estimula la actividad de los linfocitos
T colaboradores tipo 17 (Th17) así como la secreción
de IL-17 e IL-22. La IL-23 y la IL-17 han sido asociadas a la
psoriasis en varios estudios genéticos, tal como ha sido
revisado en las entregas previas de la Revisión sobre la
7
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
REVISIÓN SEMIANUAL DEL IPC DE LOS CINCO ARTÍCULOS
MÁS DESTACADOS, JULIO- DICIEMBRE DE 2011
Psoriasis. El metotrexato sigue siendo el tratamiento
sistémico administrado más frecuentemente en la
psoriasis en todo el mundo y, como tal, es el principal
candidato para actuar de referencia adecuada
para cualquier tratamiento nuevo. Estos estudios
deben centrarse en la eficacia y la seguridad de los
tratamientos. En el caso de briakinumab, los resultados
de eficacia en las semanas 24 y 52 son significativos. El
hecho de que la eficacia no se mantiene por completo
con ninguno de los tratamientos entre la semana
24 y la 52 implica una tolerancia temporal que, en el
caso del briakinumab, puede atribuirse a una mayor
respuesta inmunogénica, aunque en el artículo no
se presenta ningún dato analítico de anticuerpos.
Las diferencias más notables en el perfil de acontecimientos adversos observadas en el estudio fueron
las tasas de cáncer, que afectaron al 1,9% (2,0 acontecimientos por 100 pacientes-año) de los pacientes que
recibieron briakinumab frente a 0% de los tratados
con metotrexato. Los tumores fueron: cáncer de
mama en una paciente; neoplasia mamaria (carcinoma
intraductal) en una paciente y cáncer de próstata en
un paciente a los 276, 184 y 205 días, respectivamente,
de la instauración del tratamiento. En contraste con
los informes anteriores sobre fármacos dirigidos
hacia IL-12p40, no se observó ningún acontecimiento
8
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
cardiovascular importante, como infarto de miocardio,
ACV o muerte por causas cardiovasculares. Aunque
la diferencia en los tumores no fue estadística,
ciertamente estaría justificado hacer estudios de
seguimiento a largo plazo de fármacos anti-p40. IL-12
ha demostrado estimular la actividad antitumoral in
vitro de linfocitos extraídos de pacientes con cáncer,
así como la actividad antitumoral in vivo en muchos
modelos de tumor murino. Sin embargo, se requieren
más investigaciones para dilucidar los mecanismos
precisos que intervienen en la actividad antitumoral
de la IL-12. Debe recalcarse que, aunque el estudio
presentó pruebas convincentes sobre la eficacia de
briakinumab, no proporciona datos sobre la seguridad
a largo plazo del fármaco en poblaciones grandes. Los
dermatólogos deben ser conscientes de que los nuevos
fármacos para el tratamiento de la psoriasis, como el
briakinumab, deben estudiarse exhaustivamente en
los ensayos clínicos y ser escrutados posteriormente.
Ese es el único modo en que podremos concluir que
briakinumab y otros nuevos fármacos son seguros para
los pacientes psoriásicos. En el caso de briakinumab, el
patrocinador ha suspendido el desarrollo de ensayos
clínicos ulteriores a causa de acontecimientos cardíacos
graves.
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
El informe Firas:
Novedades científicas destacadas extraídas de la 70.a reunión anual de la American
Academy of Dermatology, San Diego, California
El autor:
Firas Al-Niaimi se graduó en la
Universidad de Ámsterdam e hizo
su residencia en dermatología en
Manchester, Reino Unido. Hasta
la fecha ha publicado más de 50
artículos y trabajado en el centro
de psoriasis renombrado a escala
internacional bajo la supervisión del profesor Christopher
Griffiths. Actualmente es becario en el Instituto de
Dermatología St. John’s, Londres.
La 70.a reunión anual de la American Academy of
Dermatology fue un importante evento internacional
exitoso que atrajo a miles de dermatólogos procedentes
de muchos países del mundo. De nuevo, la psoriasis
desempeñó un papel protagónico y fue el tema de
muchas charlas de conferencistas internacionales
eminentes, quienes presentaron sus experiencias en el
campo de la psoriasis junto con los datos publicados más
recientemente sobre todos los aspectos de la enfermedad.
En el informe Firas se destacan estos asuntos de forma
concisa; cada tema abarca varias secciones.
Comorbilidades:
La relación entre la psoriasis y la obesidad es bien conocida.
Se presentaron nuevas observaciones y datos sobre la
mejora de la psoriasis tras una derivación gástrica (Hossler
y cols. J Am Acad Dermatol. 2011). Si bien la observación
incluyó a un número muy pequeño de pacientes, la
pérdida de peso podría considerarse como un tratamiento
complementario para los pacientes obesos psoriásicos.
Recientemente, el Dr. L. Puig de España realizó y publicó
una revisión de la literatura acerca de la relación entre la
obesidad y la psoriasis y el efecto de la pérdida de peso
en la enfermedad (J Eur Acad Dermatol Venereol. 2011). El
estudio mostró una mayor asociación entre la psoriasis y
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
la obesidad, que contribuye considerablemente al mayor
riesgo cardiovascular de estos pacientes. Además, el estudio
mostró que las respuestas óptimas con fármacos biológicos
en dosis fijas son menos frecuentes cuanto mayor es el peso
corporal, especialmente por encima de los 100 kg.
El riesgo de enfermedades cardiovasculares en pacientes
con psoriasis de moderada a grave está bien establecido y
sigue siendo objeto de observación continua. Un estudio
de cohortes en la General Practice Research Database
de los Estados Unidos mostró que la psoriasis grave es
un factor de riesgo de complicaciones cardiovasculares
graves (cociente de riesgos: 1,53) después del ajuste con
otras variables (Mehta y cols. Am J Med. 2011). Después
del análisis completamente ajustado, el estudio reveló que
la psoriasis grave confiere un riesgo absoluto adicional
del 6,2% de sufrir complicaciones cardiovasculares graves
en los siguientes 10 años. Los efectos del tratamiento
anti-TNF en el riesgo cardiovascular es un tema importante.
Un estudio reciente del registro de artritis reumatoide
del Consortium of Rheumatology Researchers of North
America en el que participaron 10156 pacientes mostró que
el uso de un tratamiento anti-TNF estuvo asociado a una
reducción general de acontecimientos cardiovasculares
en pacientes con artritis reumatoide (Greenberg y cols.
Ann Rheum Dis. 2011). Este y otros estudios publicados
constituyen una prueba creciente del papel protector que
estos fármacos desempeñan en el sistema cardiovascular.
Es posible que esto se deba a una reducción general de
los niveles de marcadores inflamatorios causantes de
ateroesclerosis.
Un interesante estudio entre 206 pacientes psoriásicos
sometidos a cateterismo cardíaco mostró que los que
tenían psoriasis de moderada a grave tienen un riesgo
independiente de infarto de miocardio mayor que el de los
pacientes con psoriasis leve (P4984).
9
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
En un metaanálisis realizado recientemente con todos los
ensayos aleatorizados y controlados de los tratamientos
anti-IL-12/23 y anti-TNF se evaluó la asociación entre
las terapias biológicas y el riesgo de acontecimientos
cardiovasculares (Ryan y cols. JAMA 2011). El análisis
incluyó un total de 22 ensayos clínicos aleatorizados en
los que participaron 10183 pacientes. Diez de los 3179
pacientes que recibían tratamientos anti-IL-12/23 sufrieron
complicaciones cardiovasculares graves (incluidos los
pacientes del ensayo de briakinumab), en contraste con
solo uno de los 3858 pacientes que recibían tratamientos
anti-TNF. En general, los autores concluyeron que, en
comparación con el placebo, no se observó ninguna
diferencia significativa en la tasa de complicaciones
cardiovasculares graves observadas en pacientes que
recibieron bloqueadores anti-IL-12/23 o tratamientos
anti-TNF. No obstante, se requerirían otros estudios a largo
plazo para definir una asociación.
Además de la multitud de comorbilidades que afectan a
los pacientes psoriásicos, hay una nueva asociación con
la apnea del sueño obstructiva. Los datos procedentes de
un pequeño estudio indican que los pacientes psoriásicos
presentan una incidencia de apnea del sueño obstructiva
del 54% (Karaca y cols. Sleep Breath. 2012). Otro estudio
realizado en Taiwán examinó el riesgo de desarrollar
psoriasis en pacientes que sufren de apnea obstructiva del
sueño. Se encontró que, después de ajustar por todas las
variables, el cociente de riesgos de psoriasis en los 3 años
de seguimiento fue de 2,3, lo que sugiere que la apnea
del sueño obstructiva está asociada a un mayor riesgo de
psoriasis ulterior (Yang y cols. Sleep Med 2012).
Fototerapia:
Se destacó un interesante hallazgo respecto al papel de la
fototerapia UVB en la supresión de las vías del interferón
y los Th17. En un reciente estudio, se observó inhibición de
la vía de señalización de Th17 durante la fototerapia UVB
en la epidermis psoriásica (Racz y cols. J Invest Dermatol.
2011). Se confirmó la fuerte inhibición de la vía Th17 por
UVB en un sistema de cultivos de órganos ex vivo en el que
se demostró la disminución de la fosforilación de STAT3
10 Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
(transductor de señal y activador de la transcripción 3)
y de la producción de β-defensina-2. Estos resultados se
corroboraron demostrando que la UVB de banda estrecha
inhibe la dermatitis psoriasiforme dependiente de Th17
en ratones. En otro estudio realizado con un pequeño
número de pacientes se demostró que el tratamiento
concomitante de UVB de banda estrecha y ustekinumab
aceleró la desaparición de las lesiones psoriásicas (Wolf y
cols. Br J Dermatol. 2012).
Terapias biológicas:
Se presentó una breve sinopsis de las pautas canadienses
recién diseñadas y publicadas sobre el tratamiento de la
psoriasis en placa (Papp y cols. J Cutan Med Surg. 2011).
Se publicó recientemente una versión actualizada de las
pautas después de una revisión por el National Psoriasis
Foundation Medical Board, con secciones sobre niños,
pacientes embarazadas y lactantes, ancianos, pacientes
infectados por el virus de la hepatitis B o C, pacientes
infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana
y pacientes con neoplasias malignas. También contiene
secciones sobre cirugía electiva y vacunaciones antes
y durante el tratamiento anti-TNF (Hsu y cols., Arch
Dermatol. 2012).
El Dr. Alan Menter de Dallas dio una excelente
presentación sobre la psoriasis y su tratamiento, que
incluyó una sección sobre terapias biológicas. Se compartió
una amplia experiencia personal en el tratamiento de
casos difíciles, respaldada con tendencias actuales y
experiencias de diversos centros internacionales. Se
debatió el asunto de la eficacia de las terapias biológicas
en pacientes obesos y el Dr. Menter expuso sus
experiencias respecto a la necesidad de aumentar las dosis
—y, en algunos casos, la frecuencia— en el tratamiento de
pacientes psoriásicos obesos. Por ejemplo, infliximab se
ha estado administrando a una dosis de 8 mg/kg durante 6
semanas en un grupo selecto de pacientes. Análogamente,
adalimumab se administró a una dosis de 40 mg/semana
como mantenimiento en algunos pacientes, y etanercept
dos veces por semana en lugar de una dosis semanal.
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
El asunto de las infecciones y vacunaciones con las terapias biológicas atrajo atención considerable. Infliximab
puede atravesar la placenta, por lo que debe actuarse con
precaución al administrar vacunas de virus vivos atenuados
en bebés nacidos de pacientes que recibieron tratamiento
con infliximab durante el embarazo. Una reciente comunicación de la FDA sobre seguridad de fármacos menciona
tanto a la Listeria como a la Legionella como posibles infecciones que hay que vigilar durante el tratamiento anti-TNF.
asignados aleatoriamente a adalimumab y placebo,
respectivamente, habían logrado una puntuación hfPGA de
desaparición completa o casi completa de las lesiones. El
80% de los que habían logrado una desaparición completa
o casi completa en la semana 16 la había mantenido para
la semana 28. Los acontecimientos adversos fueron
generalmente entre leves y moderados en ambos grupos.
Etanercept:
Se presentaron datos sobre la eficacia y seguridad de
infliximab en comparación con etanercept (Gottlieb y cols.
J Am Acad Dermatol. 2011). Una proporción considerable
de los pacientes (61,3%) que tuvieron una respuesta
insuficiente a etanercept y que cambiaron a infliximab
(n=215) lograron una puntuación PGA de desaparición total
de lesiones (0) o lesiones mínimas (1). El estudio no reveló
ningún efecto secundario inesperado ni problemas de
seguridad relacionados con el uso de infliximab. También
se presentaron datos sobre el fenómeno de reacciones
graves a la infusión con infliximab (Steenholdt y cols.
Aliment Pharmacol Ther. 2011). Entre los 315 pacientes
tratados con infliximab en un hospital universitario de
Dinamarca, el 8% sufrió reacciones graves agudas a la
infusión que guardaron una fuerte asociación con el
desarrollo de anticuerpos IgG anti-infliximab pero no
con anticuerpos IgE. A pesar de esto, la ausencia de
anticuerpos IgG anti-infliximab en pacientes que habían
sido tratados previamente con infliximab no descartó la
posibilidad de que aparecieran reacciones a la infusión.
El riesgo fue especialmente elevado durante la segunda
infusión. Un estudio prospectivo de cohortes en el que
participaron 415 pacientes que recibieron un total de 2165
infusiones de infliximab mostró que el uso concurrente
de inmunosupresores se asoció a una tasa más baja de
reacciones a la infusión, mientras que la premedicación
con corticosteroides no tuvo ningún efecto en las mismas
(Lee y cols. Aliment Pharmacol Ther. 2011). Además, el
estudio reveló que, en pacientes sin antecedentes de
reacciones considerables a las infusiones con infliximab,
la infusión durante 1 hora es segura y no está asociada a
ningún aumento en el riesgo de reacciones respecto a una
infusión de 2 horas.
El Dr. Gottlieb presentó datos sobre la eficacia de adicionar
metotrexato al etanercept en comparación con etanercept
en monoterapia (P5381). Los resultados de los ensayos
controlados aleatorizados mostraron que, en la semana
24, el 77,3% de los pacientes que recibieron la politerapia
alcanzaron una PASI de 75, en contraste con el 60,3% del
grupo que recibió etanercept solo. Los pacientes inscritos
en el ensayo recibieron etanercept en una dosis de 50 mg
una vez por semana durante 12 semanas, luego la misma
dosis por 12 semanas más.
Adalimumab:
Se presentaron datos sobre la eficacia y seguridad
del retratamiento con adalimumab y la recidiva de la
enfermedad posterior a la suspensión del tratamiento
(Papp y cols. Br J Dermatol. 2011 y P4792). Los datos
indicaron que los pacientes tratados con adalimumab que
suspendieron su tratamiento y posteriormente recidivaron
tenían buenas probabilidades de recuperar la eficacia clínica
tras la reinstauración de adalimumab. Se presentaron
datos sobre el uso de adalimumab para el tratamiento de
psoriasis en placa de moderada a grave con afectación de
las manos y los pies (Leonardi y cols. Arch Dermatol. 2011 y
P4790/P5061). En un estudio multicéntrico llevado a cabo
en Estados Unidos y Canadá, se asignó aleatoriamente a 72
pacientes para recibir placebo o adalimumab en una dosis
inicial de 80 mg, seguida de una dosis de 40 mg cada dos
semanas a partir de la semana 1. Se empleó la puntuación
de la evaluación global del médico para las manos y/o los
pies (Physician’s Global Assessment of hands and /or feet,
o hfPGA). En la semana 16, el 31 y el 4% de los pacientes
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
Infliximab:
11
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
Ustekinumab:
Los resultados de un estudio de cohortes retrospectivo,
multicéntrico y de gran escala en el Reino Unido e
Irlanda, en el que participaron 129 pacientes tratados
con ustekinumab, mostraron que el tratamiento fue
bien tolerado y eficaz y que solo produjo unos pocos
acontecimientos adversos (Laws y cols. Br J Dermatol.
2012). Se observó una respuesta PASI de 75 en el 29,4%
(n=5/17) de los pacientes que pesaban de 90 a 100 kg
tratados con la dosis estándar de 45 mg de ustekinumab;
en contraste, la PASI de 75 se observó en 70,3, 71,4, 75,0
y 55,6% para los grupos de pacientes que pesaban <80,
80-90, 100-110 y >110 kg, respectivamente. Los datos de
seguridad con seguimiento de hasta 4 años indicaron
que las tasas de cáncer de piel distinto de melanoma y de
infección se mantuvieron estables, y que el riesgo no parece
ser acumulativo (P4777 y P4931). Una actualización sobre
la seguridad cardiovascular de ustekinumab realizada con
datos combinados de ensayos en fase II/III con seguimiento
de hasta 4 años indicó que las tasas de complicaciones
cardiovasculares graves se mantienen bajas y son iguales
o inferiores a las esperadas en otras poblaciones (P4932).
Los análisis de 5 años de datos de seguridad se presentarán
próximamente en la reunión de la European Academy of
Dermatology and Venereology de este año.
Seguridad:
Se presentaron datos sobre el riesgo de hospitalización
por infección en pacientes afectados por enfermedades
autoinmunitarias que reciben tratamientos anti-TNF
(Grijalva y cols. JAMA 2011). En una cohorte grande
que incluyó a 10 484 pacientes con artritis reumatoide,
2323 pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria
y 3215 pacientes psoriásicos, los datos revelaron que la
instauración del tratamiento anti-TNF no estuvo asociada
a un aumento en el riesgo de hospitalizaciones por
infección, en comparación con el tratamiento con terapias
no biológicas. Se presentó una revisión sistemática y
metaanálisis de los registros de estudios observacionales
que examinan el riesgo de neoplasias malignas con
tratamientos anti-TNF (Mariette y cols. Ann Rheum Dis
2011). Los resultados de esta revisión mostraron que
12 Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
el tratamiento anti-TNF está asociado a un aumento
general del riesgo de neoplasias malignas cutáneas,
incluido el melanoma. El mayor riesgo de cáncer de piel
distinto de melanoma fue 1,45 (IC del 95%: 1,15 a 1,76).
La estimación combinada para el melanoma en los dos
estudios fue 1,79 (IC del 95%: 0,92 a 2,67). Otro estudio
que examinó la incidencia y factores de riesgo de cáncer
de piel distinto de melanoma en una cohorte nacional
de veteranos con artritis reumatoide mostró que los
pacientes en tratamiento anti-TNF podrían presentar un
mayor riesgo de desarrollar ese tipo de cáncer que los que
reciben antirreumáticos modificadores de la enfermedad
(Amari y cols. Rheumatology [Oxford] 2011). Los autores
recomiendan realizar pruebas sistemáticas para detectar
lesiones displásicas y cancerosas en pacientes que reciben
tratamiento anti-TNF.
En datos actualizados recientemente del British Society
for Rheumatology Biologics Register sobre un total de
11 798 pacientes con artritis reumatoide tratados con
anti-TNF, en comparación con 3598 pacientes tratados
con antirreumáticos modificadores de la enfermedad
no biológicos, se reveló un riesgo más elevado, aunque
bajo, de infecciones graves en el grupo tratado con
anti-TNF, especialmente durante los primeros 6 meses
de tratamiento (Galloway y cols. Rheumatology (Oxford)
2011). El cociente de riesgos ajustado de infecciones
graves en la cohorte que recibió anti-TNF fue 1,2 (IC del
95%: 1,1 a 1,5). Es interesante notar que el riesgo no fue
significativamente muy diferente entre las tres terapias
biológicas anti-TNF (adalimumab, etanercept e infliximab).
Los resultados de un registro francés nacional prospectivo
de 3 años (RATIO), que describe el espectro de infecciones
oportunistas distintas de la tuberculosis en pacientes que
recibieron tratamiento anti-TNF, mostraron que el riesgo
es más elevado con el uso de tratamiento monoclonal
anti-TNF que con la terapia con receptor del TNF soluble
(Salmon-Ceron y cols. Ann Rheum Dis. 2011). Es importante
observar que la administración concomitante de dosis
mayores de 10 mg/día de esteroides sistémicos tuvo una
relación independiente con infecciones oportunistas.
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
El tema de la cirugía electiva durante el tratamiento
anti-TNF, que a menudo ha atraído mucha atención, fue
un punto de discusión en la academia. Se presentaron
datos recientes de un centro italiano en el que participaron
114 pacientes que recibían tratamiento anti-TNF por
enfermedad intestinal inflamatoria y que se sometieron
a cirugía abdominal (Rizzo y cols., Int J Colorectal Dis.
2011). El estudio mostró que la tasa global de infección
postoperatoria fue 15% y considerablemente más elevada
en pacientes que reciben concomitantemente altas dosis
de corticosteroides sistémicos (50 frente a 11%). No se
observaron aumentos en las tasas de complicaciones
postoperatorias. En la actualidad, las pruebas sugieren
que el uso concomitante del tratamiento anti-TNF y los
corticosteroides sistémicos está asociado a una mayor
tasa de infecciones en general y, por consiguiente, ha de
vigilarse estrechamente a estos pacientes.
Se presentaron datos sobre el desenlace de 130 embarazos
durante tratamientos anti-TNF, recopilados del British
Society of Rheumatology Biologics Register (Verstappen
y cols. Ann Rheum Dis. 2011). Se comunicaron 88 nacidos
vivos de un total de 130 embarazos en pacientes que
recibieron tratamiento anti-TNF antes o durante la
gestación. La tasa de aborto espontáneo fue máxima
entre pacientes que estaban expuestas al anti-TNF
en el momento de la concepción (con metotrexato/
leflunomida al 33% y sin metotrexato/leflunomida al 24%).
En contraste, la tasa de aborto espontáneo de las mujeres
con exposición previa a los tratamientos anti-TNF fue 17%,
en comparación con 10% en el grupo control. Se realizaron
10 abortos. Aunque otros datos recientes mostraron
un perfil general favorable para la administración de
tratamientos anti-TNF durante el embarazo, no pueden
sacarse conclusiones firmes sobre la seguridad de estos
fármacos en mujeres gestantes. La recomendación y el
consenso generales es que deben evitarse estos fármacos
en el momento de la concepción.
Genética:
El Dr. W. Liao explicó con elocuencia el vínculo entre la
genética y la psoriasis. Asimismo se explicó el concepto
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
de la psoriasis como una enfermedad compleja con
interacción entre los genes y el medio ambiente en las
personas predispuestas. Ya se sabía de la existencia del
vínculo con la genética, dado el mayor riesgo individual de
sufrir psoriasis en los hijos de padres con la enfermedad.
Hasta la fecha se han vinculado a la psoriasis más de 20
genes de susceptibilidad a través de estudios tradicionales
de análisis de ligamiento, estudios de asociación y el
uso más reciente de estudios de asociación del genoma
completo. Se destacó la importancia de las variantes del
número de copias en la patogenia de la psoriasis a través
de mutaciones génicas inherentes al funcionamiento de
la barrera epidérmica (LCE y β-defensina). Se sabe que el
grupo actual de genes responsables de la psoriasis afecta
vías específicas asociadas a inflamación, angiogénesis
y diferenciación epidérmica como las vías del NFĸB e
IL-23. En estudios muy recientes se ha encontrado un
nuevo gen —CARD14— implicado en la patogenia de la
psoriasis (Jordan y cols. Am J Hum Genet. 2012). Se cree
que este gen corresponde al locus PSORS2 previamente
identificado.
Se presentaron novedosos hallazgos que vinculan a la
psoriasis pustulosa generalizada con la deficiencia del
antagonista del receptor de la IL-36. La secuenciación
directa y el mapeo de homocigotos en 9 familias tunecinas
multiplex con psoriasis pustulosa generalizada recesiva
autosómica mostraron una mutación homocigota de
cambio de aminoácido en IL-36RN, codificando un
antagonista del receptor de IL-36 que actúa como citocina
antiinflamatoria (Marrakchi y cols. N Engl J Med 2011).
Otro estudio identificó una mutación similar en pacientes
con psoriasis pustulosa generalizada y postuló que la
pérdida de funcionalidad del IL-36RN actúa como la
base genética de la enfermedad y destaca el potencial
de la señalización de IL-1 como posible blanco de la
intervención terapéutica (Onoufriadis A y cols. Am J Hum
Genet. 2011). El Dr. Liao concluyó diciendo que la medicina
personalizada, un concepto presentado también por
el Dr. A. Menter, dictaminará el rumbo de los futuros
tratamientos en la psoriasis así como en la medicina en
general. Los marcadores farmacogenómicos individuales
13
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
del metabolismo de fármacos podrían revolucionar el
tratamiento de los pacientes psoriásicos.
Tratamientos sistémicos:
Metotrexato: Se presentaron datos sobre la eficacia
del metotrexato en comparación con infliximab en los
pacientes con psoriasis en placa de moderada a grave. Los
resultados provinieron de un ensayo abierto, aleatorizado
activamente controlado (RESTORE1) en el que se
comparó la eficacia y seguridad de infliximab con las del
metotrexato (Barker y cols. Br J Dermatol. 2011). Se asignó
aleatoriamente a pacientes que nunca habían recibido
metotrexato (n = 868) en una proporción 3:1 para recibir
infliximab en una dosis de 5 mg/kg en las semanas 0, 2, 6,
14 y 22 o metotrexato en una dosis de 15 mg/semana con
un aumento de dosis a 20 mg en la semana 6 si la respuesta
PASI era menor del 25%. Una proporción significativamente
mayor de pacientes tratados con infliximab (508/653,
78% que de los tratados con metotrexato (90/215, 42%)
alcanzó una PASI de 75. En general, los dos grupos
sufrieron acontecimientos adversos similares; sin
embargo, la incidencia de acontecimientos adversos
graves e intensos fue ligeramente mayor en los del grupo
tratado con infliximab. Además, infliximab fue eficaz en
pacientes resistentes al metotrexato que cambiaron a
infliximab durante el estudio. El metotrexato se administra
comúnmente en el tratamiento de la psoriasis crónica en
placa y aún se considera el tratamiento sistémico estándar
de primera línea para la enfermedad. Un reciente análisis
farmacoeconómico de tratamientos para la psoriasis grave
indicó que el metotrexato era el más económico para
pacientes que lograron una PASI de 75, lo que lo hace muy
rentable para esta enfermedad (Staidle y cols. Expert Opin
Pharmacother. 2011).
Acitretina:
Se presentaron datos sobre el riesgo de fracturas con
análogos de la vitamina A (Vestergaard y cols. Arch
Dermatol. 2010). Los resultados de un estudio de casos y
controles de un registro nacional que incluyó a un total
de 124 655 pacientes con fracturas y 373 962 emparejados
14 Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
por edad y sexo no mostraron ninguna tendencia en los
riesgos de fracturas durante el tratamiento con análogos
de la vitamina A. Los resultados no cambiaron cuando
se analizaron en función de los pacientes que usaban
acitretina; por lo tanto, los autores concluyeron que el
uso de acitretina no está asociado a un mayor riesgo de
fracturas.
Tratamientos futuros:
Un novedoso anticuerpo monoclonal anti-IL-17
(ixekizumab) se sometió recientemente a ensayo clínico.
En un ensayo fase II, doble ciego y controlado con placebo,
se asignó aleatoriamente a un total de 142 pacientes
con psoriasis en placa de moderada a grave a recibir
inyecciones subcutáneas de ixekizumab en dosis de 10, 25,
75 ó 150 mg o placebo (Leonardi y cols. N Engl J Med 2012).
Al cabo de 12 semanas, el porcentaje de pacientes cuya
puntuación PASI había bajado en un 75% como mínimo fue
significativamente mayor en los que recibieron ixekizumab
(salvo la dosis mínima, 10 mg) —150 mg (82,1%), 75 mg
(82,8%) y 25 mg (76,7%)— que en los tratados con placebo
(7,7%). Análogamente, se logró una reducción del 100% en
la puntuación PASI en un número significativamente mayor
de los pacientes que recibieron 150 mg (39,3%) y 75 mg
(37,9%) que en los tratados con placebo (0%). En apenas 1
semana se notaron diferencias significativas, que pudieron
mantenerse hasta las 20 semanas.
Se presentaron los resultados de un ensayo fase II
aleatorizado y controlado con placebo de certolizumab
PEGilado (Reich y cols. Br J Dermatol. 2012). El
certolizumab pegol es un fármaco anti-TNF PEGilado. En
el estudio, 176 pacientes con psoriasis entre moderada
y grave recibieron placebo o certolizumab 400 mg en la
semana 0 y luego placebo o certolizumab (200 ó 400 mg)
cada dos semanas hasta la semana 10. Se logró una PASI
de 75 en 44/59 (74,6%), 48/58 (82,8%) y 4/59 (6,8%) de los
pacientes en los grupos tratados con certolizumab 200,
certolizumab 400 mg y placebo, respectivamente. Se
alcanzó una puntuación PGA de desaparición total o casi
total de lesiones en el 52,5, 72,4 y 1,7%, respectivamente.
Estos datos muestran que el certolizumab mejora
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AVANCES CIENTÍFICOS DE LA AAD: SAN DIEGO 2012
significativamente la psoriasis para la semana 12 del
tratamiento.
Se presentaron datos de eficacia del novedoso tratamiento
con brodalumab (AMG 827) (Papp y cols. Br J Dermatol.
2012 y P5414). Brodalumab es un anticuerpo monoclonal
humanizado que bloquea el IL-17R. El ensayo constó de 198
pacientes que fueron asignados aleatoriamente a recibir
brodalumab (70, 140 ó 210 mg el día 1 y las semanas 1, 2,
4, 6, 8 y 10, o 280 mg mensuales) o placebo. El principal
criterio de evaluación fue el porcentaje de mejora en la
semana 12 respecto a la PASI basal. Los resultados en
la semana 12 mostraron que las medias de las mejoras
porcentuales en la puntuación PASI fueron 45% en
pacientes que recibieron 70 mg de brodalumab; 85,9%
en los que recibieron 140 mg; 86,3% en los que recibieron
210 mg; 76,0% en los que recibieron 280 mg, y 16,0% en
los que recibieron placebo. Se comunicaron dos casos de
neutropenia de grado 3 en el grupo tratado con 210 mg de
brodalumab. Los acontecimientos adversos comunicados
con mayor frecuencia para todos grupos tratados con
brodalumab fueron nasofaringitis (8%), infección de las
vías respiratorias superiores (8%) y eritema en el lugar de la
inyección (6%).
Apremilast, una novedosa molécula pequeña que se
dirige selectivamente a la isoforma 4 de fosfodiesterasas
(PDE4) y así aumenta el AMPc, que modula los mediadores
inflamatorios, ha revelado resultados prometedores en
el tratamiento de la psoriasis ungueal. Los resultados
de un estudio fase IIb en 352 pacientes con psoriasis
ungueal mostraron mejoras en la puntuación NAPSI
en la semana 16 (P5559). Los pacientes que recibieron
la dosis más elevada (50 mg) mostraron una mejor
respuesta. Apremilast ha demostrado ser muy eficaz en
el tratamiento de la psoriasis en placa, y los datos acerca
de su eficacia se han presentado en reuniones anteriores
(Gottlieb y cols. Curr Med Res Opin. 2008).
También atrajeron el interés de muchos en la academia
futuros tratamientos novedosos para la artritis psoriásica.
Se presentaron los datos de un ensayo fase II doble
ciego y controlado con placebo sobre abatacept (Mease
y cols. Arthritis Rheum 2011). El fármaco se administra
actualmente en la artritis reumatoide y juvenil y es un
modulador selectivo de coestimulación de linfocitos T.
Un total de 170 pacientes con artritis psoriásica que en el
pasado habían recibido antirreumáticos modificadores
de la enfermedad, incluso fármacos anti-TNF, fueron
asignados aleatoriamente a recibir placebo o abatacept
en dosis 3 mg/kg, 10 mg/kg o 30/10 mg/kg (dos dosis
iniciales de 30 mg/kg, seguidas de 10 mg/kg) los días 1, 15
y 29, y posteriormente una vez cada 28 días. El criterio
principal de evaluación fue la mejora del 20% (respuesta
ACR20) del American College of Rheumatology para el
día 169. Otros criterios de evaluación importantes fueron
las puntuaciones de erosión articular, osteítis y sinovitis
determinadas por imágenes de resonancia magnética
(RM). Los resultados mostraron que la proporción de
pacientes que alcanzaron una respuesta ACR20 fueron 19,
33, 48 y 42% en los grupos tratados con placebo, abatacept
3 mg/kg, abatacept 10 mg/kg y abatacept 30/10 mg/kg,
respectivamente. En comparación con el placebo, las
mejoras fueron significativamente mayores para los grupos
tratados con abatacept 10 y 30/10 mg/kg, pero no para el
grupo que recibió 3 mg/kg. Los perfiles de seguridad de
los grupos de tratamiento fueron similares. Los resultados
muestran que la dosis empleada actualmente de 10 mg/
kg en la artritis reumatoide podría ser una opción de
tratamiento eficaz en la artritis psoriásica.
Un novedoso tratamiento dirigido selectivamente a
la IL-17A, una citocina que está presente en mayores
concentraciones en los pacientes psoriásicos, está
produciendo resultados prometedores en el tratamiento
de psoriasis en placa de moderada a grave (P5463 y
P5393). Secukinumab es un anticuerpo totalmente
humano neutralizante de la IL-17A que se administra en
inyecciones subcutáneas. Se realizó un estudio fase II
controlado con placebo de 404 pacientes que fueron
asignados aleatoriamente a recibir placebo o secukinumab
en uno de estos tres esquemas: “único” (en la semana
0), “temprano” (en las semanas 1, 2, 4) y “mensual” (en
Continúa en la pág. 18
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
15
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
NOTICIAS DEL IPC
Artículos publicados recientemente
Long-Term Management of Scalp Psoriasis:
Perspectives from the International Psoriasis Council.
(2012)
Knud Kragballe, MD, Alan Menter, MD, PhD, Mark
Lebwohl, MD, Paul W. Tebbey, PhD and Peter C.M. van de
Kerkhof, MD, PhD for the International Psoriasis Council. J.
Dermatological Treatment. Publicado en Internet el 28 de
marzo de 2012.
Resumen:
El cuero cabelludo es una zona bien conocida de
predilección de la psoriasis. Los datos epidemiológicos
sobre las diversas manifestaciones de la psoriasis en el
cuero cabelludo y su manejo terapéutico son escasos.
Entender el curso natural de la psoriasis del cuero
cabelludo es importante para su manejo terapéutico.
En más del 25% de los pacientes, la psoriasis del cuero
cabelludo es la primera señal del estado psoriásico. Sin
embargo, pocos de los tratamientos que se administran
actualmente para la psoriasis del cuero cabelludo han sido
evaluados para determinar su eficacia en el contexto de
estudios clínicos bien diseñados y bien controlados. La
carencia de datos comparativos impide la interpretación
de los resultados a partir de estudios de la psoriasis del
cuero cabelludo. Existe una ausencia de estudios a largo
plazo sobre la eficacia y seguridad de tratamientos del
cuero cabelludo. Asimismo, en general los estudios clínicos
no incluyen el efecto en la calidad de vida o mecanismos
para mejorar el cumplimiento terapéutico, lo cual
obstaculiza el manejo óptimo del paciente a largo plazo. En
consecuencia, este informe evaluará los datos disponibles
y los factores asociados que deben considerarse en
el desarrollo de un paradigma de tratamiento para el
manejo a largo plazo del paciente con psoriasis del cuero
cabelludo.
16 Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
Biopharmaceuticals and Biosimilars in Psoriasis:
What the Dermatologist Needs to Know. (2012)
B.E. Strober, K. Armour, R. Romiti, C. Smith, P.W. Tebbey,
A. Menter and C. Leonardi, en nombre del International
Psoriasis Council. Journal of the American Academy of
Dermatology. 66 (2)317-322.
Resumen:
La irrupción de formas biosimilares de tratamientos
biofarmacéuticos para la psoriasis y otros trastornos
inmunomediados ha despertado un interés considerable.
Aunque los dermatólogos están acostumbrados a recurrir
a una amplia gama de fármacos tópicos genéricos, es
necesario reconocer las diferencias fundamentales
entre el medicamento original (es decir, de marca) y el
genérico o biosimilar para optimizar el tratamiento y
los cuidados del paciente. En esta revisión resumimos
el estado actual de la tecnología en lo referente a la
inminente introducción de los fármacos biosimilares en el
campo de la dermatología. Los biosimilares representan
importantes intervenciones que son menos costosas y,
por ende, ofrecen el potencial de beneficiar a un gran
número de pacientes que actualmente no tienen los
medios para acceder a estos tratamientos. Sin embargo,
el desarrollo de biosimilares no es equivalente al de los
tratamientos genéricos con moléculas pequeñas, a causa
de las diferencias en la estructura molecular y los procesos
de elaboración. Las pautas normativas planificadas y la
ruta para la aprobación quizás no engloben todas estas
diferencias potencialmente importantes, lo cual puede
tener relevancia clínica tanto para el médico como para el
paciente. En consecuencia, hemos identificado una serie
de asuntos importantes que deben tomarse en cuenta
para respaldar el potencial completo de los biosimilares
en el tratamiento de la psoriasis, es decir, el mayor acceso
al tratamiento adecuado para la población psoriásica
alrededor del mundo.
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
NOTICIAS DEL IPC
Nuevos miembros del IPC
La Junta Directiva del IPC tiene el gusto de anunciar el
nombramiento de 17 nuevos consejeros. Estos nuevos
consejeros contribuirán a ampliar la diversidad de
conocimientos que hacen del IPC la principal organización
dedicada a aumentar el conocimiento de la psoriasis y
mejorar el cuidado de los pacientes que la sufren.
Los nuevos consejeros son:
Profesor Matthias Augustin, Alemania
Dr. Marc Bourcier, Canadá
Dr. Elke MGJ de Jong, Países Bajos
Profesor Giampiero Girolomoni, Italia
Dr. Wayne Gulliver, Canadá
Dr. Brian Kirby, Irlanda
Dr. Luigi Naldi, Italia
Dr. Alexander Nast, Alemania
Dr. Tony Ormerod, Reino Unido
Dr. Carle Paul, Francia
Dr. Luis Puig Sanz, España
Profesor Kristian Reich, Alemania
Profesor Nick Reynolds, Reino Unido
Dr. Robert Sabat, Alemania
Dra. Marieke B. Seyger, Países Bajos
Dr. Colin Theng, Singapur
Profesor Claus Zachariae, Dinamarca
El International Psoriasis Council
convoca esfuerzos colaborativos para
completar el mapa genético de la
psoriasis
El IPC convocó un taller en noviembre de 2011 en
Montreal, Canadá para ampliar el entendimiento de la
base genética de la psoriasis. El taller incluyó a grupos
de los laboratorios de investigación genética de los
profesores Goncalo Abecasis (Universidad of Michigan,
EE. UU.); Richard Trembath (King’s College, Londres, RU);
J.T. Elder (Universidad of Michigan, EE. UU.); Andre Reis
(Universidad de Erlangen-Nuremburg, Alemania); Andre
Franke (Universidad Christian-Albrechts, Kiel, Alemania)
y Anne Bowcock (Universidad de Washington, St Louis,
EE. UU.). También asistieron los dermatólogos Herve
Bachelez (Hospital Saint-Louis, París, Francia), Wolfram
Sterry, (Universidad de Charité, Berlín, Alemania); Alexa
Kimball, (Hospital General de Massachusetts, Boston,
EE. UU.) y Craig Leonardi (Universidad de St Louis,
EE. UU.).
Se espera que la colaboración siente las bases de
innovadoras estrategias terapéuticas y defina la respuesta
terapéutica a los tratamientos en pacientes psoriásicos
específicos, tendiendo un puente entre el genotipo y el
fenotipo de la enfermedad. El profesor Jonathan Barker
del Instituto de Dermatología St. John’s, King’s College,
Londres, RU y miembro de la junta del IPC facilitará la
iniciativa. “Hemos presenciado enormes adelantos en el
entendimiento de la base hereditaria de la psoriasis. Sin
embargo, solo vamos por la mitad en lo que se refiere
a clarificar el efecto genético. Para completar el mapa
genético, necesitamos que los principales grupos de
alrededor del mundo se sumen a la iniciativa”.
Se ha aceptado un manuscrito del taller para su
publicación en el British Journal of Dermatology. Además,
el IPC emprenderá un gran esfuerzo este año con el fin de
recaudar fondos por la cantidad de 1,1 millones de dólares,
destinados a financiar la compra de los chips necesarios
para completar el mapa genético.
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
17
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
NOTICIAS DEL IPC
Programa Conozca a los expertos del
IPC | Hawai
Se lanza el nuevo sitio web del IPC
El IPC celebró su programa de aprendizaje por casos
“Conozca a los expertos” en la 65.a reunión anual de
dermatología clínica que tuvo lugar en Maui, Hawai el 15
de enero de 2012. El profesorado constó de los siguientes
consejeros del IPC: Craig Leonardi, MD, St. Louis; Alice
Gottlieb, MD, PhD, Boston; Mark Lebwohl, MD, Nueva
York; y David Pariser, M.D., Norfolk. El panel presentó
casos difíciles de psoriasis que abarcaron la artritis
psoriásica, el embarazo y pacientes pediátricos. Más de 150
médicos asistieron a este programa interactivo y tuvieron
la oportunidad de hacerle preguntas al panel y analizar
situaciones difíciles que han encarado al tratar a pacientes
psoriásicos.
El IPC ha lanzado su nuevo sitio web para facilitar el acceso
a sus recursos, tales como la biblioteca de imágenes de
psoriasis, difusiones educativas por Internet y la Revisión
del IPC sobre la psoriasis. Además, el nuevo sitio web
permitirá que el IPC promueva mejor a sus consejeros
mediante la adición de nuevas funciones, entre ellas una
lista de las publicaciones más recientes de los consejeros
sobre la psoriasis.
Visite www.psoriasiscouncil.org y cree una cuenta para
tener acceso a herramientas educativas y otros recursos.
Drs. Leonardi, Pariser, Lebwohl y Gottlieb.
Continúa de la pág. 15
las semanas 0, 4, 8). El principal criterio de evaluación fue
una PASI de 75 en la semana 12. Después de las primeras
12 semanas (período de inducción), los pacientes que
lograron una respuesta PASI de 75 fueron asignados
aleatoriamente a uno de dos esquemas de mantenimiento:
el esquema con intervalo de tiempo fijo (n=65 pacientes
recibieron secukinumab 150 mg las semanas 12 y 24) o
el esquema con tratamiento al inicio de la recaída (n=67
pacientes recibieron secukinumab 150 mg en las visitas en
las que se observó el inicio de una recaída). En la semana
18 Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
12, los esquemas de inducción “temprano” y “mensual”
lograron respuestas PASI de 75 estadísticamente más altas
que el placebo (55 y 42% frente a 2%). Las respuestas PASI
de 90 fueron significativamente mayores en los grupos
“temprano” y “mensual” que en el grupo placebo (32 y
17% frente a 2%) en la semana 12. Al cabo de 12 semanas de
tratamiento de mantenimiento, el 71% de los sujetos del
esquema de intervalo fijo mostraban una respuesta PASI
de 75. Los resultados sugieren que secukinumab podría ser
eficaz en el tratamiento de la psoriasis en placa.
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
NOTICIAS DEL IPC
Discusión inaugural de los consejeros
del IPC
En diciembre de 2011, el IPC tuvo el agrado de celebrar
su reunión inaugural para sus consejeros adjunta al “6th
International Congress: Psoriasis, From Gene to Clinic”
en Londres, RU. El foro, que contó con la asistencia de
25 consejeros del IPC, ofreció una oportunidad para
hablar de los últimos adelantos médicos en la psoriasis
así como para definir la estrategia y el enfoque del IPC
para el futuro cercano. Los temas de discusión variaron
desde genética hasta la familia IL-1 de citocinas y el código
ICD11 para la psoriasis. En su discusión de la familia de
IL-1, el profesor Herve Bachelez (Hospital Universitario de
Saint-Louis, París, Francia) describió la identificación de
mutaciones conservadas en el gen IL-36RN (IL-1F5) que
dan lugar a la psoriasis pustulosa generalizada. IL-36RN
codifica un antagonista de la estimulación de IL-36 de
otros mediadores de inflamación como IL-8. Aunque no
se observó ninguna mutación en el gen IL-36RN de la
psoriasis vulgar, el profesor Bachelez indicó que la vía
IL36/IL36R es uno de los circuitos inmunitarios innatos
que contribuye a la cascada inflamatoria causante de la
patogenia. La Dra. Alexa Boer Kimball (Hospital General
de Massachusetts, Boston, EE. UU.) indicó que, en lo
que respecta a la farmacogenómica, nos encontramos
en un momento crucial y posiblemente al borde de
profundos avances en las ciencias médicas. La creciente
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
Profesores Iverson, Bachelez y Prinz.
incorporación de la genómica en los ensayos clínicos
ayudará a predecir los pacientes que responderán a un
tratamiento o que sufrirán efectos adversos. La Dra.
Kimball ilustró una diversidad de estudios de casos
para indicar cómo podrían optimizarse los tratamientos
dirigidos mediante la farmacogenómica. El Dr. Robert
Chalmers (Salford Royal Hospital, Manchester, RU) en
nombre del profesor Michael Weichenthal (UniversitätsHautklinik, Kiel, Alemania) expuso una actualización
del estado de los progresos hacia el desarrollo de la
clasificación ICD11 para la psoriasis. Los consejeros del IPC
habían presentado comentarios sobre una versión anterior
de la clasificación en mayo de 2011. Las áreas de discusión
abarcaron temas como gravedad de la enfermedad,
fenotipo y comorbilidades.
19
R E V I S I Ó N
S O B R E
L A
P S O R I A S I S
J U N I O
V O L .
D E
8 ,
2 0 1 2
N . °
1
AGRADECIMIENTOS Y APOYO FINANCIERO
Avances en el conocimiento | Mejora en la atención
El International Psoriasis Council es una organización mundial sin fines de lucro
dirigida por dermatólogos y dedicada a la innovación en todas las variantes de la
psoriasis a través de la educación, la investigación y el tratamiento.
Nuestra meta es aumentar los conocimientos científicos y ofrecer la mejor atención
a todos los pacientes que sufren psoriasis.
REVISIÓN DEL IPC SOBRE
LA PSORIASIS
AGRADECIMIENTOS
Coeditores
Profesor Arnon D. Cohen, Tel Aviv, Israel
Profesor Charles Lynde, Ontario, Canadá
IPC agradece a los coeditores de este ejemplar, profesor Charles Lynde
de Ontario, Canadá y profesor Arnon Cohen de Tel Aviv, Israel por sus
contribuciones a la edición de junio de 2012 de la Revisión del IPC sobre la
psoriasis.
Redactores
Paul Tebbey, Ph.D., M.B.A.
Firas Al-Niaimi, MSc, MRCP.
DECLARACIONES SOBRE EL PERSONAL DOCENTE
MIEMBROS CORPORATIVOS,
2012
Chairman’s Council
Abbott
Trustee’s Council
Amgen
Celgene Corporation
Eli Lilly and Company
Galderma
Pfizer
President’s Council
Janssen Global Services, LLC
Leo Pharma
Novartis
Sandoz Biopharmaceuticals
Stiefel, a GSK company
Los miembros corporativos aportan
fondos sin restricción para apoyar la
misión general del IPC.
International Psoriasis Council
1034 S. Brentwood Blvd., Suite 600
St. Louis, Missouri EE. UU. 63117
Tel 972.8 61.0503
Fax 214.242.3391
www.psoriasiscouncil.org
El profesor Lynde ha recibido subvenciones y apoyo financiero de Abbott,
Amgen, Janssen, Leo y Celgene. También ha actuado en comités de asesores
para Abbott, Amgen y Janssen, y como asesor/conferenciante para Abbott,
Amgen, Janssen y Leo.
El profesor Cohen ha recibido honorarios de ETWAL, MSD, Lucid y Janssen.
El Dr. Firas Al-Niaimi no ha recibido remuneración como conferenciante o asesor
de ninguna empresa farmacéutica.
APOYO CORPORATIVO
IPC agradece a Abbott Latin America por su generoso apoyo de nuestra
organización y las subvenciones específicas que aportaron para la publicación
del boletín Revisión del IPC sobre la psoriasis en español y portugués. Esta
publicación ha sido desarrollada conforme a la política de planificación de
programas del IPC; nuestros patrocinadores no tienen ningún control sobre el
contenido o los artículos seleccionados para su revisión.

Documentos relacionados

reViSiÓN SObre LA PSOriASiS - International Psoriasis Council

reViSiÓN SObre LA PSOriASiS - International Psoriasis Council Hervé Bachelez, Francia Jonathan Barker, Reino Unido Robert Holland III, Estados Unidos Wolfram Sterry, Alemania Consejeros del IPC África Gail Todd, República Sudafricana

Más detalles