flores de invierno

Transcripción

flores de invierno
verdeesvida
L a
r e v i s t a
d e
l a
A s o c i a c i ó n
E s p a ñ o l a
d e
C e n t r o s
d e
J a r d i n e r í a
/
O t o ñ o
2 0 0 6
/
N ú m e r o
> FLORES DE INVIERNO
Las especies que desafían el frío
ARCES JAPONESES
Cada estación, un color
PLANTAS TAPIZANTES
Una alternativa al césped
JARDINES VERTICALES
Muros llenos de naturaleza
¡Cumplimos
50
números
de contenidos
sobre jardinería!
w w w. a s o c i a c i o n g a r d e n s . c o m
5 0
»»»
sumario
10 IDEAS FRESCAS
Novedades para el cuidado
del jardín y las mascotas.
22 LABORES DE TEMPORADA
Agenda de otoño e invierno
en jardines y terrazas.
26
32
PLANTAS TAPIZANTES
Una alternativa al césped
en espacios umbríos, bajo
los árboles, y en taludes.
FICHAS
Olivo, bambú, flor de
Pascua, zamioculca.
42 PROTEGER LAS PLANTAS
Distintas técnicas para
defenderlas del frío.
staff
44
2
DIVIDIR MATAS Y RIZOMAS
Una forma sencilla de
multiplicar las especies.
46 UNA IGUANA EN CASA
Este pequeño reptil verde
es más fácil de criar como
mascota de lo que se cree.
48 PODA DE ÁRBOLES
El invierno es la mejor
época para podar los
frutales. Paso a paso.
55 CONSULTORIO
Cómo podar una glicinia,
de qué forma ahuyentar
a los gatos del jardín,
etc. Respuestas a las
preguntas de los lectores.
58 CON FIRMA
El escritor y crítico literario
Miguel García-Posada
escribe sobre los jardines
de los tiempos de Galdós.
Verde es Vida es una publicación de la Asociación Española de Centros
de Jardinería. Londres, 96. Principal 2ª, Barcelona 08036.
Tel: 93 240 50 72. Fax: 93 202 07 40. Web: www.asociaciongardens.com
E-mail: [email protected]
• Director: Santiago González Soriano • Consejo editorial: Rafael Salmerón,
Juan Antonio Casla y Vicky Úbeda • Realización: Reporter, división de
MRM Worldwide Spain. Paseo de Recoletos, 16, 7ª planta, Madrid 28001.
Tel: 91 436 01 38. Fax: 91 431 42 15. E-mail: [email protected]
• Directora editorial: Elita Acosta • Coordinadora: Elena Martín • Dirección
de arte: Isabel Ortega y Silvina Prigione • Maquetación: Álvaro Sanmartí
• Redacción: Belén Campos, Lula Gómez, Elena Martín, Tina Losseau,
Juan Pablo Zurdo, Francis Pachá • Fotografía: Cover/Nicolas Borel, Juan
Lafita, Pere Peris, Aguirre Newman, Tina Losseau, Efe, Getty, Stock Photos
y archivo Reporter • Ilustraciones: Rodrigo Fernández, Eugenia Mas y
Cristian Werb • Documentación: Nieves Esteban y Antonio Roldán
• Producción: Ángel Garcés y Rosa Blázquez • Fotomecánica: Rastercolor
• Impresión: Rotedic © Prohibida la reproducción total o parcial de textos,
dibujos, gráficos y fotografías de esta publicación, cualquiera que sea el
medio de reproducción a utilizar, sin la autorización previa y expresa
de la Asociación Española de Centros de Jardinería y MRM Worldwide
Spain. Depósito legal: T 405 / 96. Tirada: 145.000 ejemplares.
verdeesvida
6
¡BIENVENIDA NAVIDAD!
Sólo hay que saber elegir y
combinar entre los numerosos
estilos de adornos navideños
que encontrarás en tu centro de
jardinería, para darle a tu casa
un aire personal en las Fiestas.
18
LAS FLORES DEL FRÍO
El heléboro (foto), o rosa de
Navidad, es una de las flores
que asoman cuando el jardín
está en reposo. No es la única:
prímulas, ciclámenes, crocus,
aromos, entre muchas otras,
se atreven con el invierno.
14
ENTREVISTA CON
JUDIT MASCÓ
La modelo disfruta de la naturaleza en su
propia casa, con su jardín y su huerto.
30
EL ARCE JAPONÉS
De hojas palmeadas o en
filigranas que semejan
encaje, estos árboles y
arbustos llenan de color el
otoño con una explosión
de rojos y anaranjados.
38
FACHADAS AJARDINADAS
La flamante apertura del
Museo del Quai Branly, en
París, pone en primer plano
los jardines verticales (foto):
auténticos muros vegetales.
50
JARDINES DE INTERIOR
La revolución verde llega
al interiorismo de casas,
oficinas, restaurantes y
hoteles, en forma de espacios
ajardinados. Aportan valor
estético y un aire saludable.
3
TUS PLANTAS TE LO AGRADECERÁN.
»»»
SERVICIOS CON VALOR AÑADIDO
EN LOS CENTROS DE JARDINERÍA
la mayor gama de plantas
Una extensa variedad de plantas de
flor, de temporada, vivaces, aromáticas, arbustos, árboles, trepadoras...
SANTIAGO GONZÁLEZ SORIANO
Director de Verde es Vida
complementos para el jardín
Amplio surtido de macetas, tierras y
abonos, fitosanitarios, semillas, herramientas, cercados, riego...
todo para decorar el hogar
Muebles de todos los materiales para
jardines, terrazas e interior, casetas,
iluminación, estanques y fuentes...
asesoramiento integral
Los mejores expertos para atender
consultas técnicas sobre las enfermedades, el abonado, los cuidados...
información para el consumidor
La Asociación edita la revista Verde
es Vida y cuenta con una página web:
www.asociaciongardens.com.
aparcamiento gratuito
Para la comodidad de los usuarios,
existen plazas de aparcamiento y se
presta ayuda para cargar la compra.
servicios adicionales
Además, se ofrecen servicios de
jardinería, floristería, alquiler de plantas, venta de animales, etcétera.
Miembro de
Los miembros de la Asociación Española de Centros de
Jardinería son establecimientos que dan el mejor servicio y calidad, con el trato más excelente a sus clientes.
¡SON YA 50 NÚMEROS!
v
erde es Vida cumple 50 números!
50 números de color y fragancias. De
cultura verde. Esta revista, de la que
hoy se imprimen al año medio millón
de ejemplares, fue concebida para informar y
formar sobre el mundo apasionante de las plantas y los jardines, un universo que se asocia
cada día más con la calidad de vida. Cultura
verde que enlaza a los amantes de las flores, de
la decoración, de los animales domésticos, con
los Centros de Jardinería más prestigiosos de
España, los miembros de nuestra Asociación.
Ellos son los mayores expertos: en sus establecimientos no sólo se pueden adquirir con total
garantía plantas, complementos para el jardín,
elementos de decoración para el hogar, incluso
mascotas, sino también encontrar asesoramiento experto y consejos para resolver todas
las dudas sobre el mundo verde. Los equipos
humanos que encontráis en vuestro garden son
vuestros mejores aliados: sin ellos no hubiese
sido posible cumplir hoy 50 números.
Muchas gracias por vuestra fidelidad. Es lo
que nos impulsa a seguir adelante con la labor
de contribuir a amar la Naturaleza. Escribidnos
([email protected]), hacednos
sugerencias, preguntadnos dudas. Queremos
que la revista os siga resultando útil.
¡Feliz fin de temporada, nos vemos muy pronto con un nuevo número de Verde es Vida en
vuestro Centro de Jardinería favorito!
●
xxxxxxxxxx
Deja que el encanto de la Navidad conquiste
tu hogar de la mano de tu imaginación. Elige
un estilo y ponte manos a la obra para que tu
casa rebose espíritu festivo. En los centros
de jardinería encontrarás todo lo necesario.
una Navidad
con tu magia
v
elas, figuras, luces, guirnaldas, coronas, estrellas...
pero, sobre todo, ¡imaginación! El secreto para vestir la
casa de Navidad es dar rienda suelta a la creatividad.
Lo principal es elegir una línea maestra, dentro de las
numerosas propuestas que encontrarás en los centros de jardinería, que defina el estilo de toda la decoración. Rojo y negro con un
toque plateado, en lujoso contrapunto con el cristal; dorado mate
y brillante en buena armonía; el juego multicolor de las cuentas de
cristal; el atrevido fucsia, combinado con blanco y rosa; la calidez
de los tonos madera, o los adornos clásicos de toda la vida. Este
año la variedad es grande. Sólo tienes que escoger y combinar.
El rojo, el verde y el blanco son los colores que tradicionalmente
se asocian a la Navidad. En ambientes clásicos y sobrios, lo ideal
es apostar por estos colores y combinarlos con elementos dorados o plateados. Un espacio más moderno permite dar entrada a
tonos más vistosos. Si prefieres un aire romántico, nada como las
diferentes gamas pastel con detalles dorados. Coronas y guirnaldas en puertas y ventanas; bolas, estrellas, figurillas y cintas en el
árbol de Navidad; velas en estantes y mesas auxiliares; centros
de mesa para todos los gustos... Y no olvides la naturaleza
viva en forma de las plantas típicas de Navidad: la roja flor de
Pascua (ver ficha en la página 35), los delicados ciclámenes
magentas, rosados y blancos, el sutil brezo, unas hojitas de
acebo, ramas de abeto... Las posibilidades son infinitas.
Aroma de velas, perfumes evocadores
La Navidad se ve, huele y sabe. Los elementos naturales, como
las flores secas, ramas de coníferas, piñas, castañas, nueces...
son ideales cuando la intención es transmitir sensaciones sugerentes. Puedes recogerlos en tu jardín, en el campo, o adquirirlos
en tu centro de jardinería. Colocados en bandejas o jarrones de
cristal dan mucho juego. Las cestas de mimbre y los cuencos de
madera son una opción especialmente de moda este año.
Y no pueden faltar las velas aromáticas, cada vez de formas,
estilos decorativos y tamaños más variados. Elige un aroma estimulante para crear composiciones armoniosas. Y para despertar
el gusto, nada como salpicar las mesas con bandejas repletas de
higos, dátiles, ciruelas, frutos secos... La Navidad se acerca: es
momento de empezar a imaginar cómo le darás la bienvenida. ●
TRADICIÓN ILUMINADA
No pueden faltar las botas repletas
de regalos o los muñecos de nieve.
En este caso, tienen forma de vela.
PAPÁ NOEL POSMODERNO
El personaje de siempre, pero con
piernas y brazos de alambre. Un
original adorno para colgar del árbol.
●
navidad
BOLAS MULTICOLORES
La creatividad en la decoración de las
bolas de Navidad no conoce fronteras:
todos los colores valen si son alegres.
COLGANTES Y ESTRELLAS
Un original colgante de cuentas para
el árbol de Navidad. Las guirnaldas
de estrellas ya no son sólo blancas.
MADERA Y FRAGANCIAS
Los elementos naturales despiertan los
sentidos. Como este centro de mesa de
madera que se llena de flores secas.
CÁLIDA LUZ DE VELAS
Las velas son indispensables en cualquier estilo. Aquí, de color teja, sobre
sencillos candelabros de madera.
UN TOQUE SOFISTICADO
Bolas forradas con tela y rematadas
con borlas: una propuesta en rojo y
negro para huir de lo habitual.
MARIPOSAS DE NAVIDAD
En estas Fiestas, los adornos en forma
de mariposa harán furor con sus ricas
alas de tela en todos los colores.
verdeesvida
7
●
navidad
BOLAS DE MUCHOS ESTILOS
Se acabó rescatar de una caja las
bolas monocromas de siempre.
Esta Navidad, los colores y la
decoración son libres: en tonos
plateados, multicolores, con
lunares, estampadas o a modo
de collage... Todo vale para llenar
el árbol de alegría. Se pueden
colgar sólo bolas, o combinarlas
con estrellas o distintas figuritas.
LAS FIGURAS NAVIDEÑAS
La Virgen María, San José y el
Niño Jesús, junto a los Reyes
Magos de Oriente; un osito blanco de peluche, y un tradicional
Papá Noel cargado de regalos.
Son figuras imprescindibles
en las Fiestas. Hay multitud
de diseños y tamaños, que se
adaptan a cualquier tipo de
decoración. Desde lo más
sencillo a lo más sofisticado.
VELAS DE MIL FORMAS
Las velas dan un toque especial
a la decoración navideña. De distintos colores, de estilo campestre o sofisticado, con fragancia
o en forma de figuras divertidas
para deleite de los más pequeños, puedes crear una bonita
composición a base de velas del
mismo color y diferentes tamaños, o colocarlas en solitario.
8
verdeesvida
CORONAS DE BIENVENIDA
Desde la más tradicional, de
hojas verdes, piñas y frutos
rojos, a composiciones cargadas de bayas, escarchadas,
salvajes o refinadas, como ésta
compuesta de piñas y rematada
con rosas rojas. Desde la puerta
principal, las coronas dan la
bienvenida a quienes llegan a
casa por Navidad. Además, se
dice que traen buena suerte.
Las hay para todos los gustos.
●
novedades
PARA NUTRIR LAS PLANTAS
CON LA MÁXIMA COMODIDAD
BULBOS, BAJO TIERRA
La nueva gama de accesorios para
el jardín, de Cutman, está fabricada
en acero inoxidable con mangos
ergonómicos de material absorbente.
El plantador de bulbos (foto) está
dotado de un mecanismo de apertura para facilitar la extracción de la
tierra. El catálogo ofrece también un
escarificador, una hazuela, una pala
trasplantadora y un recogedor.
El abono universal de calidad superior Premium, de
Compo, está especialmente
estudiado para nutrir todas
las plantas del jardín. Se presenta en un práctico cubo y
está disponible en dos formatos: de 2,5 y 7,5 kilogramos.
IDEAS FRESCAS
DISEÑO Y DURABILIDAD
Resistentes en interiores
y exteriores por su dureza y
propiedades antioxidantes,
las macetas de acero inoxidable de Megaceramics
están disponibles en una
amplia variedad de formas y tamaños. Un diseño
moderno y luminoso para
todo tipo de ambientes.
CORTAR POR LO SANO
Gardena presenta sus nuevos modelos de recortasetos: los tradicionales Classic, con mango de madera y cortarramas integrado; los ergonómicos y ultraligeros Comfort, que incrementan la potencia de corte, y
los robustos y potentes Premium (foto), para los más exigentes.
LUZ PARA EL JARDÍN
FUNDAS PARA LOS MUEBLES DE EXTERIOR
Para que la acción del sol y la lluvia no estropee el mobiliario del
jardín, Digebis ha diseñado las fundas Bormere. Fabricadas en polietileno de alta calidad, son transpirables y resistentes a la humedad.
10
verdeesvida
La nueva gama de lámparas de
exterior de Myc 5 se caracteriza
por sus atractivos diseños y la
variedad de modelos y colores.
Como novedad, ha lanzado un
Led que funciona con energía
solar. Su montaje es muy sencillo, no necesita enchufe y su
batería doble se recarga automáticamente con la luz del sol.
NATURAL Y ECOLÓGICO
El humus de lombriz Flower es
una enmienda orgánica sólida
que resulta de la transformación de estiércoles naturales
por parte de la lombriz roja
californiana. Por su alto contenido en nutrientes y materia
orgánica, se puede utilizar
para mejorar suelos y sustratos, y como fertilizante.
PARA NO MOJARSE
Fabricadas en neopreno de
la máxima calidad y acabadas
a mano, las botas de agua
‘Town & Country’, de Nadú,
son totalmente impermeables.
Las de niño (tallas 31 a la 36)
están disponibles en rosa, rojo,
marino y verde; las de adulto
(36 a 46), en verde y marino,
y las 36 a 42, en rojo.
CONTRA LA MOSCA BLANCA
¿Quién no ha encontrado alguna vez una de
sus plantas cubierta de unos bichitos blancos
voladores? La mosca blanca es un auténtico
problema para todo tipo de plantas, muy difícil
de eliminar. Asocoa lanza un nuevo insecticida específico para acabar con esta plaga. Se
presenta en un envase de 600 cc, listo para
usar, autorizado para uso doméstico.
TARIMA DE IPÉ PARA EXTERIOR
La Loseta Ipé, de Intermas, es una
tarima de madera procedente de
Brasil ideal para lograr acabados
de primera calidad en exteriores.
No requiere ningún tratamiento
y es muy fácil de ensamblar.
Incorpora un sistema de drenaje.
●
novedades
ABONOS PARA ORQUÍDEAS
Y PLANTAS AROMÁTICAS
Estos abonos de Massó
cubren las necesidades específicas de estas plantas. El de
orquídeas contiene antical
para mejorar el agua de riego
y ‘welgro fosfito’, que previene y cura enfermedades. El
de aromáticas, también con
antical, es especial para estas
hierbas de uso culinario.
VERSÁTIL MESITA
La mesa auxiliar Columnata, de
Lasentiu, es una pieza multifuncional
dotada de prácticas ruedas: puede
utilizarse como carrito portabebidas,
revistero... Se fabrica en syntrewood,
un material reciclado que se obtiene
a partir del tratamiento de los residuos de la recogida urbana selectiva.
Es hidrófugo, no tóxico, se fabrica sin
colas ni adhesivos, y es inalterable a
los agentes atmosféricos.
IDEAS FRESCAS
MACETEROS EN ‘KIT’
CUBOS DECORATIVOS
Las jardineras Luxe, de
Plastiken, están fabricadas
en acabado madera (foto),
junco, galvanizado o rústico. Se suministran en un kit
que incluye una jardinera de
plástico y un soporte metálico (foto), y están disponibles en dos tamaños: de 55
y 65 centímetros.
Sus líneas rectas hacen del nuevo
surtido de macetas decorativas de
Maceflor un complemento ideal
para la decoración del hogar. Las
hay de varias formas y tamaños y
en colores burdeos, gris y blanco.
Fabricadas en resina rotacional,
también se pueden usar en el exterior. Están disponibles con reserva
de agua e incluso con luz interior.
FRESCAS PARA TODA LA VIDA
Parecen recién cortadas pero es simple apariencia. La nueva
colección de flores artificiales de Idealflor ofrece una amplia
variedad de propuestas para llenar la casa de color. Desde
sencillos tallos coronados de rosas (foto), hasta elegantes
centros de mesa de evocación romántica. Son de gran calidad
y brindan una amplia variedad de gamas cromáticas.
JARDINERAS SOBRIAS Y LIGERAS
La gama ‘Alpha’, de Mago Garden, incorpora esta temporada tres
nuevos modelos de jardineras. Todas las macetas de la colección
se caracterizan por una disminución importante de su peso y el
aumento de su capacidad para contener tierra. La sobriedad de
su diseño las convierte en una buena alternativa para cualquier
tipo de decoración, tanto en el interior como en el exterior.
12
verdeesvida
UNA NUTRICIÓN PARA CADA RAZA
Royal Canin lanza un nuevo producto
para perros de raza. Diseñado para los
Schnauzer miniatura, animales propensos
a sufrir cálculos renales, este alimento
estimula la ingesta de agua y, por lo
tanto, incita al perro a orinar, y favorece
un pH ácido, que fomenta un medio desfavorable para los cálculos de estruvita.
Además, es bajo en grasas y procura una
mayor salud de la piel y brillo del pelaje,
así como la reducción del sarro.
CAÑAS QUE DIFUNDEN AROMA
Originales y con estilo, los difusores de Colony son ideales
para perfumar cualquier estancia. La tentadora mezcla de fresa
y ruibarbo, los frescos aromas
florales de la margarita o el jazmín... todas las esencias proporcionan un aroma impactante de
larga duración. Basta con voltear
las cañas de vez en cuando.
VISTOSO BREZO PARA TODO EL AÑO
Ideal para dar un toque de color en cualquier rincón, el brezo es
un arbusto de hoja perenne que no requiere muchos cuidados. De
la mejor selección de ejemplares nace la colección Calluna beauty
ladies, que comercializa Floreac en seis colores.
●
entrevista
JUDIT MASCÓ
“Siempre he tenido flores y
plantas, me gusta la naturaleza”
14
verdeesvida
Tiene cuatro niñas, la última de ellas nacida en abril, una
casa con un jardín donde cultiva sus propias flores y
verduras junto con su marido, practica tai chi y es miembro
del consejo asesor de Intermón Oxfam. En estos meses
presenta un ‘reality show’ en televisión. Judit Mascó, más
que una supermodelo, es, sobre todo, una supermujer.
s
i nos atenemos al diccionario,
Judit Mascó (Barcelona, 1969) no
es sólo una belleza, “una mujer
muy bella”. Es bella. Y esto, según
el María Moliner, se refiere “a las cosas que,
percibidas por la vista o el oído, producen
deleite espiritual; y por extensión, a cosas
que afectan a la inteligencia o a la sensibilidad moral con un deleite semejante; como
la cara de una persona, un paisaje, una obra
musical, una poesía o un rasgo generoso”.
La modelo catalana, sin duda guapa, es también madre o supermadre (tiene cuatro niñas,
una de ellas adoptada y otra de pocos meses)
y concilia su vida profesional con la personal,
la más importante para ella, con cabeza,
equilibrio personal y serenidad: mucha belleza, según el diccionario. Ahora Judit Mascó
ha vuelto a ser noticia por conducir un reality
show en Cuatro, donde enseña a 13 niñas a
ser modelos, “con todas las contradicciones
que tiene la profesión”, explica.
¿Qué es para ti la belleza?
Independientemente de que yo sea modelo,
de lo amplio del término belleza, y aparte del
sentido más obvio, el que se refiere a unas
condiciones físicas, la belleza es todo aquello
que es bello. Para mí, por ejemplo, la belleza en su plenitud es la carita de mi hija de
meses cuando se despierta por la noche, me
pide el biberón y sonríe cuando aparezco.
Para mí es bello todo aquello que está vivo
y te provoca un sentimiento. La belleza también la encuentro en la naturaleza: en el mar,
en las aguas cristalinas, en la montaña, en
los árboles, en las plantas...
“Para mí es bello todo lo
que está vivo y te provoca
un sentimiento: la carita de
mi hija de seis meses, pero
también la naturaleza”.
En los seres humanos hay que tener claro
que es algo muy efímero y pasajero y que a
lo largo de la Historia ha cambiado el concepto. Lo que antes era válido ahora ya no
funciona. Grandes mujeres, símbolos de la
belleza como Sofía Loren o Marilyn Monroe,
tenían otras medidas, unas tallas que ahora
no se consideran modélicas. Y por supuesto
que es bonito observar a una persona bella,
pero hay que ser muy conscientes de lo poco
que dura y de que lo que en unos lugares del
planeta es bello en otro sitio no. Recuerdo
que en un viaje a la India me encontré en una
aldea perdida a un cooperante español que,
muy emocionado por verme allí, quiso explicar quién era yo: modelo, famosa, portada de
revistas... Y fue divertido porque no entendían
nada, no comprendían ni siquiera la palabra
modelo. El chico acabó diciéndoles que era
algo parecido a una actriz. Pero así y todo,
aquellos campesinos no podían creer que yo
fuera guapa: “¿Tan blanca, tan delgada?”, se
decían. Para ellos yo no era bella porque no
tenía un cuerpo para procrear. Me parece una
anécdota bonita para quitarle importancia a
eso de ser guapo. Además la belleza no es
mérito propio: yo heredé de mis padres unos
genes por los que no hice ningún mérito.
Todo eso suena bastante contradictorio
con estar dando clases a niñas, algunas menores de edad, que quieren ser
modelos y triunfar.
>
Judit ante las cámaras
Siempre será la primera top model española, y aunque, con 37 años, lleve ya
tiempo retirada de las pasarelas sigue
siendo un referente inteligente en el mundo de la moda y también en la televisión.
En Supermodelo 2006, el reality show de
Cuatro, aúna su condición de modelo a
la de presentadora, algo que antes había
desempeñado en numerosas galas. Esta
vez se trata de intentar convertir a trece niñas guapas en modelos profesionales para
entrar en una de las agencias internacionales más importantes. La vía: el esfuerzo.
¿Y si hablamos de personas, cómo se
aplicaría ese concepto?
15
●
entrevista
> Sí. Siempre he vivido con esa contradicción. Esta profesión es muy frívola, pero es
mi trabajo y de esto vivo. Hoy la sociedad
valora mucho la belleza exterior, el dinero
y subir rápido, pero en el mundo laboral, y
quizás como modelo más, está demostrado
que si no llevas tu carrera de una forma
inteligente, no continúas. Por eso quedan
tan pocas que de verdad puedan trabajar
de modelo a lo largo de los años. Guapas
hay muchas, ¡mira por la calle!, pero muy
pocas triunfan aquí, y todavía menos modelos consiguen proyectarse fuera; y si además buscas las que hayan podido mantener
su trayectoria durante años... pues podemos contarlas con los dedos de las manos.
Por eso es necesario formarse.
“En mi nueva casa tenemos una
cocina con una gran cristalera
que da al exterior, al espacio
verde, y es una delicia porque
desde dentro vemos el jardín.
También lo disfrutamos así”.
¿Eso es lo que se quiere enseñar en
vuestro programa?
Sí. En una sociedad en la que se cree que
todo se puede conseguir sin esfuerzo,
queremos explicar que hace falta trabajar
mucho. Aunque no se puede olvidar que es
un reality show y que queremos entretener
y tener audiencia... La idea es contar que
sí, que claro que se necesitan unas cualidades físicas imprescindibles, pero que si
solamente se tienen esas, sólo serán guapas y no profesionales.
¿Qué cualidades debe tener entonces
una modelo profesional?
La de modelo es una carrera muy estratégica: hay que procurar que cada trabajo sirva
para avanzar y subir un escalón. Siempre he
dicho que a mí nunca me hizo falta ir a cenas
o fiestas. Tenía claro que, si tenía un casting
al día siguiente, debía dormir bien y tener
la cabeza bien fría para hacerlo lo mejor
posible. Pero claro, eso es muy difícil a los
15, 16 ó 17 años, que es cuando las chicas
empiezan en esto; se comienza antes que en
ninguna otra profesión. Lo más importante
es tener un buen agente, un buen booker.
Ellos sabrán qué pasos hay que dar.
16
verdeesvida
¿Qué papel juega la familia?
Por supuesto que resulta vital contar con
una familia que te respalde y te proporcione
estabilidad emocional. Ojalá que las aliente a no dejar los estudios, porque es fácil
empezar como modelo y no llegar a ser
profesional y no poder vivir de ello. Y como
en cualquier trabajo hace falta mucha ilusión,
ser muy seria, tener una paciencia infinita y
entender que esto no es una diversión.
¿Una mujer guapa tiene que demostrar
su inteligencia?
No necesariamente. Yo soy como soy. Y
me expreso cuando me dan la oportunidad.
Entonces hablas y dicen: “Ah, no es tonta”.
En esta profesión, como en otras, hay de
todo. Hay guapas tontas y guapas listas...
Esa imagen nuestra tiene mucho que ver
con lo que decía antes: empezamos muy
jóvenes y sin preparación. La realidad te
dice que te encuentras con unas chicas
preciosas, muy jovencitas, halagadas por
todo el mundo y ganando mucho dinero. Mi
padre es profesor y siempre hablábamos de
cómo en ciertas sesiones, ya desde el principio de mi carrera, yo ganaba tanto como
él en todo un mes. Por eso los padres son
importantes, porque ayudan a quitarte el
pavo que hay alrededor de la profesión.
Hablábamos al principio de la belleza
que encuentras en la naturaleza. ¿Tienes
plantas en casa, un jardín tal vez?
UN ESPACIO PARA LAS AROMÁTICAS
¿QUE CARACTERIZA
A UNA BARBACOA WEBER
DE CARBÓN?
En el jardín de su casa, Judit Mascó tiene un rincón
especial dedicado a las plantas aromáticas. “Además
de flores tengo también lavanda, romero, albahaca,
perejil... Y de eso, que empezamos despacito, poco a
poco, y como prueba para condimentar y utilizarlas en
la cocina, acabamos haciendo un huerto, donde cultivamos también verduras”. En la foto, un cesto con
perifollo y romero, entre otras finas hierbas.
Me encantan y siempre he tenido flores y
plantas: me gusta mucho la naturaleza, me
hace sentir bien. Y ahora, desde hace muy
poco —nos acabamos de mudar— tengo
un jardín y lo estamos disfrutando muchísimo. Tengo una cocina con una gran cristalera que da al exterior, al espacio verde, y
es una delicia porque desde dentro vemos
el jardín y el verde. Siempre me hizo ilusión
poder disfrutarlo también desde la casa,
porque al final en la cocina, que es un
estar, pasamos muchas horas. ¿Ves? El
verde es bello y yo lo veo siempre. Es vida.
Al principio, la idea era que las niñas disfrutasen de él, pero hoy somos mi marido y yo
los que nos volvemos locos con las verduras, con que crezcan, con el riego.
¿De modo que tenéis un huerto donde
cultiváis también vuestras verduras?
Sí, lechugas, tomates, cebolla, calabacines...
Es tan bonito ver todo el proceso. Primero
sale la flor, luego la verdura correspondiente,
luego la ves crecer y día a día va tomando
forma, cambiando de color... Y por último, el
momento de recogerlas... Lo disfrutas muchísimo: cada pieza es un logro. ¡Aprendes
tanto! ¡No sabes qué delicia los fresones! ●
1
2
3
4
1. Tapa y recipiente de acero de alta calidad y con revestimiento
de porcelana que proporciona una protección contra la oxidación
y años de un funcionamiento.
2. Asas de nylon reforzadas que no requieren mantenimiento
y resisten a la intemperie.
3. Sistema de limpieza exclusivo One-Touch™. Mueva simplemente
una palanca para abrir y cerrar las tres rejillas de ventilación inferiores
y almacenar las cenizas en la bandeja recogedora extraíble.
4. La soldadura garantiza un producto más duradero porque no hay
tornillos ni tuercas que se pierdan u oxiden.
SIN WEBER
CON WEBER
●
el jardín en invierno
1
las flores
del frío
Hay plantas dispuestas a florecer cuando
toda la naturaleza parece estar sumida
en un reparador letargo. Pensamientos,
heléboros, crocus, violetas, mimosas...
la belleza es capaz de desafiar al invierno.
3
18
verdeesvida
2
4
e
n invierno, cuando la naturaleza
parece que duerme y descansa,
también se puede disfrutar de
flores en el jardín. Las plantas de
floración invernal más conocidas son las denominadas acidófilas: camelias y brezos, que
requieren un ambiente húmedo y un terreno
ácido, fértil y bien drenado; un sustrato rico en
turba y humus es lo ideal. La Camelia sasanqua florece desde finales de otoño a principios
de invierno, y la Camelia japonica, de febrero a
marzo. Del follaje verde brillante de las camelias
sobresalen flores en roseta blancas, rosas o
rojas. Orientadas al este o al norte, protegidas
del sol del mediodía o de la tarde, crean entradas especiales por su elegancia y belleza. Los
brezos son arbustitos perennes que no sobrepasan los 25 centímetros de altura. Resultan
excelentes para cubrir taludes de exposición
soleada en zonas húmedas, con los mismos
requisitos de las camelias. En lugares secos
es preferible situarlos en un talud orientado al
este, y regarlos de modo que se les procure
un ambiente húmedo sin encharcar el suelo.
Flores para zonas sombreadas
Las zonas sombreadas se pueden cubrir con
plantas bajas como las floríferas violetas (Viola
odorata) o las expansivas vincas (Vinca minor),
que tapizan suelos frescos, fértiles y bien drenados; se expanden emitiendo estolones de
1. PENSAMIENTO
Desde el invierno hasta
la primavera, estas flores
bitonos iluminan los parterres.
2. HELÉBORO
La llamada rosa de Navidad
da flores púrpuras, blancas,
rosadas, incluso casi negras.
los que van emergiendo hojas de un brillante
verde oscuro sobre las que aparecen pequeñas flores azules, muy perfumadas en el caso
de las violetas (más información en página 26).
Si se quiere más colorido se puede plantar el heléboro (Heleborus niger) o rosa de
Navidad, planta perenne espectacular por sus
hermosas flores de colores diversos: blanco,
azul, púrpura... Hallarás una gran diversidad
de colores y tamaños en los centros de jardinería especializados. Es bastante delicada:
En parterres, arbustos y
algunos árboles, las flores de
varias especies irrumpen con
su nota de brillante color en
los meses más fríos del año.
5
no soporta los suelos pesados, el sol del
mediodía o de la tarde, el exceso de agua y el
ataque de la araña roja.
Los pensamientos (Viola tricolor) y violas
(Viola cornuta) dan mucho color durante todo
el invierno y la primavera, así como numerosas especies de prímulas (Primula spp.), que
comienzan a florecer en diciembre con una
inmensa variedad de colores. Son consideradas plantas de temporada, aunque es frecuente que algunas duren más de una estación.
Bulbos como los galantus (Galanthus nivalis), algunos crocus (Crocus sp.), los erantis
(Eranthis hyemalis) o los ciclámenes (Cyclamen sp.) asoman sus flores sobre camas de
gravilla, césped o tapizantes bajas.
Todas las especies mencionadas se cultivan
bien en maceta, siempre que el sustrato que
se incorpore sea permeable y rico en humus.
5. MIMOSA
Este árbol brinda copiosas
y fragantes florecillas de
un intenso color amarillo.
6. CICLAMEN
La violeta de los Alpes puede
plantarse en exteriores.
Arbustos que florecen en pleno invierno
3. CROCUS
Es un bulbo que se atreve a
dar flores incluso en medio
de la nieve, en parterres.
4. NOGAL DE LAS BRUJAS
Las ramas desnudas del
Hamamelis mollis se llenan
de flores amarillas.
Cuando más frío hace, florecen bastantes
arbustos, aromatizando incluso el ambiente.
El nogal de las bujas (Hamamelis mollis) o
el chimonantus (Chimonanthus praecox)
producen pequeñas flores amarillas sobre
los tallos que no han emitido todavía hojas.
Muchos viburnos, como el Viburnum fragans, florecen desde finales del otoño hasta
comienzos de la primavera si los inviernos
>
6
19
●
el jardín en invierno
>
La mimosa y los árboles de flor invernal
son benignos; sus fragantes flores son blancas o rosa pálido y aparecen en los brotes
terminales de los tallos formando ramilletes.
También florecen en esta época el durillo
(Viburnum tinus), con sus ramilletes blancos;
el Viburnum bodnantense, caducifolio, con
sus ramilletes de fragantes flores rosa pálido,
y el Viburnum foetens, con sus densos racimos de yemas rosadas que al abrirse dan
paso a florecillas blancas muy olorosas.
En superficies grandes se pueden plantar
masas de mahonias (Mahonia sp.), especie
perenne que también tiene una floración
amarilla y es muy aromática. Exige una exposición al sol pues es muy propensa al oídio.
Las pieris (Pieris japonica) y las skimias
(Skimmia japonica) son arbustos pequeños
que requieren muchos cuidados: suelos ácidos, permeables y ricos, ambiente húmedo,
exposición al este y sin heladas continuadas.
Son perennifolios que se cultivan por su floración, su decorativo follaje y sus frutos.
El membrillero de flor (Chaenomeles
speciosa) es otro arbusto que florece en
pleno invierno sobre los tallos desnudos, en
su caso espinosos. Como buena rosácea
necesita sol, suelos bien drenados y una adecuada poda de formación. El color de las flores va del blanco al rosa y a un espectacular
rojo escarlata o carmesí, según el cultivar.
Entre los pocos árboles que florecen en invierno, la mimosa (Acacia dealbata) no tiene igual.
Es perenne, de crecimiento rápido y mediano
desarrollo (de 8 a 10 metros de altura). La copa
se cubre de fragantes pomponcillos de color
amarillo vivo en invierno. Es muy apreciada por
su precocidad, hermosura y aroma. Es bastante rústica, aunque le cuesta cicatrizar las heridas, no le gustan los suelos calcáreos y requiere riegos profundos y regulares durante el estío.
Diferentes especies de
viburnos no sólo se llenan
de ramilletes de florecillas
blancas o rosadas, sino que
además perfuman el ambiente.
Si durante el invierno hay heladas negras (más
de 10 días de hielo) sufren bastante. Si se las
riega al mediodía para evitar la congelación del
agua, se puede mitigar el estrés por frío.
Algunos cítricos y prunos, según el clima
de la zona, también florecen en invierno. Es
el caso del calamondín o Citrus mitis, que
soporta bien los climas fríos. Los prunos que
florecen a finales del invierno, suelen hacerlo
esplendorosamente, aunque durante menos
de un mes: es el caso de los almendros
(Prunus dulcis o P. amigdalis) o algunos
cerezos de flor (Prunus incisa, P. subhirtella
‘Stellata’, P. x yedoensis o P. ‘Pandora’).
Setos y trepadoras floridos
También hay setos y plantas trepadoras que
sirven para crear cerramientos en el jardín y
que alegran la vista en invierno. Con ejemplares del antes mencionado durillo, arbusto de
hojas perennes verde oscuro, plantados a una
distancia de 80 centímetros unos de otros, se
puede conseguir en un tiempo prudencial una
densa pared verde que durante el invierno se
torna blanca por su prolongada y abundante
floración. Su nombre vulgar indica sus escasas necesidades: hay que evitar los encharcamientos, no le gusta vivir en suelos mal
drenados o que lo rieguen en exceso.
Entre las trepadoras de floración invernal
que se pueden utilizar para cerramientos, la
más indicada es el jazmín amarillo (Jasminum nudiflorum), que en ocasiones se considera un arbusto. Es caducifolio, de hojas
verde oscuro brillante. Las flores, que aparecen a mediados de diciembre, son de color
amarillo intenso y brotan sobre los tallos,
que en esa época están desnudos. Es una
trepadora muy llamativa por su prolongada y
7. PRÍMULAS
En diciembre empieza el
espectáculo multicolor de
las prímulas en los parterres.
8. GALANTUS
Estos bulbos de flores
blancas son ideales para
maceteros y sotobosque.
7
20
verdeesvida
8
9
9. CACTUS DE NAVIDAD
Estas plantas crasas dan
preciosas flores de color
cereza. No soportan el frío.
luminosa floración. Necesita una exposición
soleada y suelo arenoso y húmico; la eliminación de los tallos erráticos o el perfilado se
llevan a cabo después de la floración.
Flores de Navidad de climas cálidos
Los climas cálidos favorecen la floración en
jardines de especies que en Europa habitualmente se cultivan en interiores. Es el caso de
la flor de Pascua o poinsettia (Euphorbia pulcherrima), que en el suelo puede alcanzar los
4 metros de altura (ver ficha en la página 35).
Los llamados cactus de Navidad (Zygocactus
truncatus, Sclumbergera bridgesii) y estrella
de Navidad (Rhipsalidopsis gaertneri) son
plantas crasas que no soportan temperaturas
inferiores a los 10º; las flores son de color rojo
cereza o fucsia, aunque las hay de otras tonalidades, e incluso variegadas. Necesitan mucha
luz, pero no sol directo, y mucha humedad.
El invierno también es tiempo de flores: se
trata, pues, de planificar el jardín para tener
ejemplares que florezcan sucesivamente en
las distintas estaciones del año. ●
●
agenda vegetal
trabajos de otoño
El frío está a punto de llegar al jardín y hay que tomar medidas. Pero no todo serán tareas:
Más luz para tus plantas de interior. Para compensar los días más
cortos y la menor fuerza del sol, es necesario acercar las plantas de interior
a las ventanas (¡cuidado con el frío!) o brindarles iluminación suplementaria.
octubre
¿Quieres flores en invierno? Es hora de plantar
o trasplantar los arbustos de floración invernal, como
el Hamamelis mollis, o avellano mágico (ver página 18).
Es tiempo también de plantar rosales y coníferas.
El mes de las hojas rojas y doradas
está aquí, y con él la belleza de las
copas de algunos árboles y arbustos, el colorido de las bayas, las
flores tardías y las típicas del otoño. Las tareas en jardines y terraz
son especialmente preventivas
cara al mal tiempo que se avecina
y la aparición de plagas como el
oídio. Es también el mes adecuado
p
podar, plant
matas, plantar o trasplantar rosales y coníferas, y airear el césped.
noviembre
Antes de que lleguen los fríos más
intensos es necesario tomar medidas para proteger las especies
más delicadas y el sistema de riego
automático: la arpillera y la paja serán lo más adecuado. Es también
el mes de la prepoda de los rosales (siempre en ángulo, por encima
de la yema); de retirar de la tierra
y guardar tubérculos y rizomas, y
cortar la parte aérea de las vivaces,
que van a entrar en reposo. También es buen momento para preparar semilleros de especies que
florecerán a finales del invierno.
22
verdeesvida
Entutorar los tallos
con espalderas o bridas
(derecha), y reforzar
las sujeciones de las
trepadoras para que no
las tire el viento o la fuerza
de la lluvia y la nieve
(ver página 42).
De la poda,
esquejes. Puedes
multiplicar tus plantas
gracias a los esquejes
que obtendrás de la
poda de especies
como el acebo, rosal
de Banks, rosa de
Siria, pitosporo, hebe,
camelia, picea del
Colorado...
Plantar los bulbos de crocus (foto), galantos, campanillas
de primavera, que florecerán en febrero. Y el heléboro,
que empieza a dar flores en diciembre (ver página 18).
Mantillo para los
rosales. Justo después
El riego de las plantas de interior
de la prepoda, cuando
empiezan a caerse
las hojas, conviene
aplicarles un mantillo.
debe espaciarse. Lo mejor es hacerlo
durante las horas más cálidas del día,
y utilizar agua no muy fría.
Vacía las tuberías del riego
por goteo. Envuelve el grifo,
la toma de agua y los aspersores
con arpillera para que no sufran
el frío. Desmonta el programador.
Si sabes que va a helar, protege
la base de los rosales con paja y
cortezas. Utiliza arpillera o paja
para cubrir las plantas con flor,
las especies más delicadas y los
brotes jóvenes. Ata esteras o
arpillera en torno a las palmeras
jóvenes y arbustos (ver página 42).
Recolección. Es tiempo
de cosechar endivias y
coles de Bruselas (foto).
Si tienes un olivo y quieres cosechar aceitunas, el
momento es a finales del otoño y comienzos del invierno. Coloca
una lona o red sobre el suelo, y varea las ramas llenas de frutos.
hojas y flores ofrecen su singular belleza.
Cosechar los kiwis.
Comienza la cosecha
de kiwis (izquierda),
que dura hasta enero.
Conviene recogerlos
antes que maduren
del todo. Empieza la
siembra directa de
habas y guisantes.
Guardar el kumquat. Si tienes
tu árbol de kumquat en la terraza,
es el momento de ponerlo a
resguardo en el interior, al igual
que otros cítricos.
División de mata. Consigue más
ejemplares de acantos, arabis,
coreopsis (foto) y prímulas dividiendo las matas (ver página 44).
Recortar los setos. Al llegar el frío conviene recortar
los setos cuanto antes para encauzar bien el perfilado de
las formas. La operación se repetirá en abril o mayo.
●
agenda vegetal
durante el largo invierno
La mayoría de las plantas están en reposo; sin embargo hay que estar pendiente de algunos
¿Quieres flores? Planta prímulas (de una
diciembre
El invierno empieza y la naturaleza
gran variedad de colores), pensamientos,
violas, que durarán hasta la primavera,
y violetas (foto), que alcanzan su máxima
belleza en febrero (ver página 18).
reposa; no obstante, hay ocasión
para la belleza en forma de bayas,
frutos, cortezas coloridas y flores de
i
d
Planta bulbos de primavera
en suelo bien drenado y rico:
Narcisos, tulipanes, crocus,
jacintos, escillas...
brá que procurarles protección ante
Tiempo de recolección de
los rigores típicos de la época si se
coliflores, alcachofas y repollos.
Vigila el efecto de la
calefacción sobre las plantas
quiere disfrutar de ellas en primavera. Dentro de casa, la sequedad
ambiental que genera la calefacción
deberá ser compensada para que
no sufran las plantas de interior.
enero
Cuidado con las heladas tardías:
no hay que bajar la guardia aún.
Estos son los meses ideales para
el cuidado de los árboles frutales:
la poda y los tratamientos preventivos de plagas, que atajarán a
tiempo el daño que producen ciertos insectos y hongos. Si tienes
huerto, ya puedes sembrar en semillero varias especies. En febrero
Si cultivas brezo puedes aprovechar sus flores secas
para crear centros de mesa navideños, combinados con
velas y adornos. Corta las ramas más largas un día de sol
sin humedad, y cuélgalas por los tallos hasta que se sequen,
o mételas en un recipiente cubiertas con gel de sílice.
de interior. Para combatir la
sequedad, pulveriza varias veces
al día el follaje, coloca platos
con agua sobre los radiadores.
Dispón los ejemplares que exijan
más humedad sobre un platito
de agua con guijarros.
Proteger arbustos y arriates
de vivaces contra las heladas tardías
(ver página 42).
Plantar bulbosas de
primavera, como anémonas
Es tiempo de siembra
directa de las primeras flores
o ranúnculos, también llamados
francesillas (foto). Espera
que se acerque febrero.
del verano en las zonas más
cálidas de España. Por ejemplo,
boca de dragón (foto).
Poda los árboles frutales, trepadoras, rosales
y arbustos ornamentales en general que florecen en verano.
Vigila que las herramientas estén bien limpias y unta con pasta
cicatrizante las heridas que producen los cortes (ver página 48).
ya comienzan a asomar las flores
de los bulbos más tempranos. Y es
tiempo de aportar abono orgánico
al terreno del jardín para prepararlo para la siembra de primavera.
Abonar las azaleas, rododendros
y lilos para que florezcan
abundantemente en primavera.
24
verdeesvida
cuidados, e iniciar tareas cara a la primavera.
Multiplica tus plantas. Mediante esquejes leñosos,
en el caso de buganvillas y celindas; por división de raíces
tuberosas, si se trata de peonías; por división de mata,
las vincas y verbenas, y por división de rizoma,
las begonias rex (ver página 44).
Es buen momento
para trasplantar el gingko (foto) con cepellón,
la catalpa a raíz desnuda,
y el liquidámbar.
Acolchar algunas
especies de exterior,
como los acebos y
las buganvillas, con
una capa de turba,
cortezas vegetales,
paja e incluso serrín
(ver página 42).
Huerto: siembra en semilleros
ajos y cebollas, berenjena, pimiento,
puerros, lechuga, nabos.
El calabacín se siembra a partir
de febrero directamente en la tierra.
Aportar abono
orgánico (estiércol,
compost, mantillo...)
en la tierra del jardín
y los grandes tiestos
de la terraza. ¡Cuidado
con dañar las raíces
de las plantas!
Iniciar los semilleros de plantas de flor.
A mediados del invierno ya se puede empezar a
sembrar, pero a cubierto, por ejemplo, en casa junto
a una ventana, en un invernadero, etcétera.
●
plantas
1
plantas tapizantes,
una alternativa al césped
Son capaces de cubrir el
suelo formando un tapiz
verde permanente o, al
menos, durante gran parte
del año. Son menos sedientas
que el césped y requieren
menos mantenimiento.
26
verdeesvida
h
ay una enorme variedad de
especies de plantas tapizantes o
de cobertera, es decir, capaces
de colonizar un suelo gracias a
su crecimiento vigoroso. Tienen muy diferentes características y necesidades, pero todas
son capaces de tapizar el terrreno. Sus ventajas frente al césped son muchas:
• Sus necesidades de agua son muchísimo menores, sobre todo una vez que están
bien arraigadas. Además, pueden ser regadas por un sistema de microdifusión, insta-
lado sobre tubería de goteo, que además de
ahorrar agua requiere una instalación mucho
más sencilla. El césped, en cambio, se debe
regar por sistemas de aspersión, o mucho
más complicados y costosos.
• No hay que segarlas, con lo que el trabajo
en el jardín se reduce considerablemente.
• Ofrecen una variedad de texturas y colores que el césped no proporciona; muchas
de ellas tienen flores y algunas incluso son
fragantes. Sus posibilidades estéticas son
mucho mayores, por lo que resultan una
Las tapizantes se pueden
plantar bajo los árboles, en
suelos irregulares, y son
ideales para colonizar taludes.
más importante es que no se pueden pisar
como el césped; algunas de ellas soportan
cierto grado de pisoteo pero la mayoría no lo
admite. Las más resistentes en este aspecto
son la oreja de ratón o Dichondra repens y
los tréboles (Trifolium dubium y T. repens),
pero exigen un riego muy similar al del césped y a lo mejor un par de siegas al año.
Las tapizantes necesitan un mínimo de
tiempo para empezar a extenderse y cubrir
un suelo, mientras que el césped en planchas
queda instalado y con aspecto de estar perfectamente consolidado en el momento.
Lo aconsejable es limitar el césped a las
zonas en que el pisoteo es inevitable, como
por ejemplo alrededor de las piscinas, o en
zonas de juegos de niños; en el resto del
jardín se puede abusar sin temor de las especies tapizantes. Para obtener buenos resulta-
importante herramienta a la hora de crear
jardines interesantes.
• Para instalar un césped hace falta que el
suelo esté perfectamente perfilado y nivelado, con pendientes suaves y uniformes. Las
tapizantes se pueden plantar en suelos irregulares: gracias a su vigoroso crecimiento en
poco tiempo ocultarán la superficie e incluso
pequeños objetos cuya vista nos desagrade.
• La mayoría de estas plantas son perfectas
para colonizar taludes: sujetan el suelo y
detienen la erosión, a la vez que adornan.
2
1. HIEDRA
Hedera helix. Rústica y resistente a la
contaminación, es una tapizante poco
exigente. Para zonas de sol y de sombra.
2. APTENIA
Aptenia cordifolia. Esta rastrera suculenta
crece rápidamente. Cuanto más sol recibe, más abundante es su floración.
3. VINCA
Vinca minor. No sólo es capaz de tapizar
con su bello follaje verde oscuro brillante,
también brinda flores azuladas o blancas.
4. LIPIA
Lippia repens o L. nodiflora. De la familia
de las verbenáceas, se llena de flores
rosadas en verano. Exige sol y poca agua.
3
• Las hojas que mudan quedan tapadas
por las nuevas, de modo que se crea una
pequeña capa de restos orgánicos que
enriquece considerablemente el suelo, además de mejorar su estructura física y ayudar
a mantener el grado ideal de humedad.
• Sus necesidades de abono son mucho
menores que las del césped. Lo ideal para
las tapizantes es incorporarles humus de
lombriz una o dos veces al año.
• Son una base excelente para zonas de
arbustos y/o árboles, y zonas sombreadas.
• Una vez que están arraigadas y colonizan
un terreno, reducen la proliferación de
malas hierbas de forma considerable.
En resumen, son tan eficaces como el
césped a la hora de crear un ambiente limpio, fresco y húmedo en el jardín, pero con
muchas otras ventajas a su favor. Evidentemente también tienen alguna desventaja: la
4
dos es importante conocer las plantas, lo que
pueden ofrecer y sus exigencias.
Tapizantes de hoja perenne
En general, casi todas las tapizantes son vivaces, es decir no mueren en invierno, pero de
algunas sí desaparece la parte aérea, y aunque en la primavera siguiente vuelve a brotar,
su aspecto durante en invierno no las hace
aconsejables para grandes zonas. He aquí las
que mantienen la hoja durante todo el año:
• Vincas: Las hojas de la Vinca minor son
ovaladas y de un verde oscuro y brillante. No
supera los 10 centímetros de altura y produce abundantes flores de color violeta o blanco en primavera. Existen cultivares de hoja
variegada. La Vinca difformis es prácticamente igual a la anterior, pero su floración, de un
azul más claro, se produce en otoño. Las dos
prefieren exposiciones a semisombra, pero >
27
> también soportan por igual el sol o la sombra;
5
5. DÓNDE USAR LAS TAPIZANTES
Las plantas rastreras son ideales
para cubrir espacios pequeños, poco
accesibles y sombreados del jardín.
6. SEDUM
Sedum x rubrotinctum. De origen
mexicano, se adapta perfectamente
al clima mediterráneo. Bajo el sol del
verano sus hojas crasas viran al rojo.
7 Y 8. DROSANTEMO
Drosanthemun floribunda. No sólo
cubre el suelo, sino que también
es capaz de colgar varios metros.
Ofrece una bella floración en verano.
gustan de suelos ricos, sueltos y bien drenados, y su crecimiento es muy rápido. No hay
que confundirlas con la Vinca major, mucho
más alta, de hoja más grande y con tendencia a trepar más que a cubrir el suelo.
• Potentilla. Este género, que produce
muchísimos arbustos de todos los tamaños,
también ofrece una pequeña tapizante, la
Potentilla reptans o cincoenrama, que crece
rápidamente muy pegada al suelo. Sus hojas
son de un verde brillante, pentalobuladas y
con el borde aserrado; a pesar de su aspecto
de hojas tiernas son muy resistentes al frío.
Produce pequeñas flores amarillas en verano.
Se da mejor al sol y sobre un buen suelo.
• Lipia. De la familia de las verbenáceas, al
igual que casi todos sus parientes la Lippia
repens o L. nodiflora necesita poca agua y
mucho sol. De unos 10 centímetros de altura,
presenta pequeñas flores blancas o rosadas
en verano. Soporta cierto grado de pisoteo y
no pierde la hoja hasta llegar a los -5 grados.
No vive bien por debajo de esta temperatura.
• ‘Pachysandra terminalis’. Aunque produce pequeñas flores blancas, se cultiva por su
hermoso follaje de un intenso verde oscuro,
con hojas lustrosas dispuestas en forma de
roseta. Alcanza los 20 centímetros de altura.
Necesita un suelo rico y permeable y cierto
grado de humedad. Le gustan las exposiciones sombreadas o semisombreadas. Existe
también una variedad con las hojas jaspeadas en color crema. No soporta el pisoteo.
• Hiedra. La popular hiedra (Hedera helix) se
da muy bien en exposiciones umbrías o semi-
6
28
verdeesvida
soleadas. Sirve para cubrir vallas o muros y
para tapizar todo tipo de suelos. Si se trata
de una gran extensión o de un talud importante, se recomienda escoger una variedad
de hoja grande, mientras que las variedades
de hoja pequeña, mucho más decorativas
pero de crecimiento más limitado, se reservarán para espacios menores; estas variedades
toleran bastante bien el pisoteo. Hay variedades variegadas, con distintos dibujos y
colores en sus hojas. Las hiedras en general
son muy propensas a los ataques de pulgón
Con flores y un bello follaje,
crasas, de hojas filiformes o
redondeadas, las tapizantes
dan mucho juego estético.
y, más raramente, de la araña roja. Tardan
al menos un año en empezar a crecer y si
encuentran en su camino un obstáculo vertical tenderán a trepar. Las variedades más
grandes pueden exigir cierto grado de mantenimiento debido a su desmedido vigor.
• Convalaria. Llamada Ophiopogon japonicus, forma matitas de unos 30 centímetros
de altura, de aspecto herbáceo, con hojas
lisas y finas verde oscuro, perennes. Es
bastante resistente y prefiere la semisombra.
Florece en espigas azules en verano. Las
hojas acintadas del Ophiopogon planiscapus
‘Nigrescens’ son de un peculiar color negro.
• ‘Lysimachia nummularia’. Es una rastrera
77
●
xxxxxxxxx
que no levanta de los 5 centímetros. Sus
hojas redodeadas son de color verde amarillento y presenta flores amarilas brillantes.
Prefiere exposiciones soleadas y suelos
húmedos, pero bien drenados.
• Fresas silvestres. La Fragaria vesca es una
tapizante muy agradecida: le gusta el sol y los
suelos ricos y bien drenados. Si hace mucho
frío puede perder cierta cantidad de hojas,
pero el color que toma en otoño compensa
la pérdida. Sus pequeñas flores blancas aparecen en primavera y sus deliciosos frutos se
pueden recoger desde principios del verano.
• Gayuba. Entre las opciones más ecológicas
destaca la Arctostaphylos uva-ursi. Esta rastrera de poca altura crea auténticos tapices
verdes durante todo el año, con flores blancas
en primavera-verano y drupas rojas en veranootoño. Prefiere los suelos ácidos, y al principio
precisa algo de riego pero llega a naturalizarse,
con lo que sus cuidados se reducen al mínimo. Soporta bastante bien el pisoteo. ●
TAPIZANTES CRASAS: SÓLO PARA CLIMAS CÁLIDOS
Existe un gran grupo de tapizantes crasas, que no necesitan
apenas agua y se conforman con suelos muy pobres. Pertenecen
a la familia de las azioáceas y son excelentes para cubrir taludes
y grandes extensiones, pero siempre en clima cálido, ya que no
suelen vivir por debajo de los 5 grados; tampoco soportan el
pisoteo. Presentan hojas carnosas y flores en forma de margarita
de diversos colores, como la Dorotheanthus bellidiformis, Carpobrotus acinaciformis, Aptenia cordifolia, Delosperma cooperi,
Disphyma crassifolium y Drosanthemum floribundum. Entre las
crasuláceas destacan diversas Sedum, de hojas muy decorativas.
Resultan ideales para las regiones de clima mediterráneo.
8
verdeesvida
29
●
plantas
>
1
arce japonés: otoño escarlata
Han llegado de Asia para quedarse. Con su estampa ‘zen’ y el cromatismo de su follaje —del
verde tierno o el burdeos de la primavera al amarillo y el rojo de fuego del otoño— se han
convertido en apreciadísimos ejemplares en jardines y terrazas. Sus variedades son numerosas.
s
uelen dar unas florecillas purpúreas en primavera y comienzos
del verano, pero es el follaje lo que
ha hecho de los arces japoneses,
o Acer palmatum, una joya de la Naturaleza. Las hojas de estos árboles y arbustos
suelen alcanzar su máximo grado de belleza
en otoño, cuando se encienden de amarillo,
dorado y rojo vivo antes de caer.
Como ejemplares solitarios o en pequeños
grupos (en espacios generosos) resultan
sumamente decorativos, y en compañía de5
30
verdeesvida
azaleas, rododendros y helechos, con los que
comparten el gusto por los suelos ácidos,
componen conjuntos de clara vocación japonesa. Los creadores de jardines minimalistas
sienten predilección por el arce japonés. Amén
del crecimiento lento o moderado que los
caracteriza, sus numerosísimos cultivares (en
www.mountainmaples.com figuran más de
150) ofrecen follajes muy variados en colorido
y en la forma de la copa y de la propia hoja.
La palabra palmatum que bautiza a la especie
alude a la forma palmeada de las hojas de 6
muchos ejemplares, como el ‘Shin desojo’
(arriba), el ‘Sango kaku’ (página derecha,
abajo), el ‘Seigen’ (página derecha, arriba);
el ‘Shaina’, de hojas palmeadas rojo claro en
verano que viran hacia un encendido escarlata
en otoño, o el rarísimo ‘Aka shigitatsu sawa’,
cuyas hojas verde pálido presentan nervaduras
y una retícula verde oscura, y matices rosados.
Pero también existen los llamados dissectum, de hojas de lóbulos muy finos, filiformes,
que semejan encaje. En el caso del cultivar
‘Ornatum’ son de una llamativa combinación
Numerosos arces tienen hojas
palmeadas, pero otros muchos
exhiben un follaje plumoso,
filiforme. La forma de la copa
también es muy variada.
de colores: de un rojo profundo, con pecíolos y
ramas doradas. Otros dissectum son el célebre
‘Red dragon’, bajito (no más de 1,5 metros) y
de copa llorona, que mantiene un rojo brillante
todo el año, y es más resistente que otros a la
fuerza del sol, y el ‘Red filigree lace’, el de hojas
más finas y crecimiento más lento de todos los
de este grupo, de un tono burdeos todo el año
y un vibrante carmesí en otoño.
Existe otro grupo muy interesante entre los
arces japoneses: los linearilobum, de hojas
con lóbulos en forma de tiras estrechas,
separados hasta la base. Es el caso del ‘Red
pygmy’, un arbusto de follaje rojo profundo,
que de repente en otoño gana unos tonos
amarillos dorados con toques carmesí; o el
peculiar ‘Beni otaque’, que significa bambú
rojo por su parecido a un esbelto bambú.
En cuanto a la forma de la copa, los hay
erguidos, llorones, achaparrados, redondeados, en cascada, ovoidales, desparramados...
Las condiciones de cultivo
Plantados en un jardín, los arces japoneses
pueden alcanzar de dos a tres metros de altura, excepto algunas variedades enanas que
no suelen superar el metro y medio. Preferirán
un rincón en semisombra, incluso umbrío, y
húmedo; no llevan bien el pleno sol ni el frío
intenso. El terreno deberá ser fresco, profundo
y no calcáreo. Sólo hay que podar los ejemplares jóvenes para darles forma. Muchos cultivares viven bien en maceta, y como bonsáis.
En general, sus enemigos son las cochinillas, las quemaduras que les provoca el sol
fuerte (¡cuidado con la orientación oeste!), el
exceso de viento y la falta de hierro.
Los arces ideales para un patio o terraza
Numerosos arces japoneses viven bien en
grandes macetas en un patio o una terraza (ver
recuadro). Lo ideal es darles un sustrato compuesto por cinco partes de corteza de abeto y
una parte generosa de perlita, a lo que habrá
que añadir los nutrientes necesarios (en tu centro de jardinería te asesorarán convenientemente). Durante el verano el riego deberá ser intenso, procurando que el sustrato no se seque.
Entre los cultivares de copa llorona y follaje
plumoso que alcanzan en maceta 1,5 metros,
está el ‘Inabu shidare’, de hojas color burdeos;
el ‘Brocade’, de hojas que cambian del verde
al anaranjado, con nervaduras y pecíolos dorados, y el ‘Filigree’, de hojas verdes en filigrana,
como revela su nombre. También resultan
espectaculares en maceta el ‘Red dragon’, el
‘Red filigree lace’ y el ‘Red pygmy’. Entre los
arces enanos (1,5 metros) de hojas palmeadas son especialmente bellos el ‘Kamagata’,
por el color escarlata y dorado de su copa en
otoño; el ‘Kashima’, cuyas hojas cambian del
verde al amarillo entre el verano y el otoño, y el
‘Wilsons pink dwarf’, en cuyo precioso follaje
rosado de primavera surgen tonos verdes en
la zona de las nervaduras durante el verano. ●
UN ARCE JAPONÉS EN LA MACETA
El arce japonés está dotado de un sistema radicular fibroso que lo convierte
en una buena elección para plantar
en grandes macetas en un patio o una
terraza. Prestar atención de forma
regular al riego y los nutrientes, y
recortar las raíces cada pocos años
es básicamente todo lo que necesita
para permanecer saludable y bello. El
reto es elegir el arce adecuado para el
emplazamiento disponible. Por suerte
hay cientos de Acer palmatum (el de la
foto es un ‘Seigen’). Habrá que tener
en cuenta sus cambios estacionales
de color, el tamaño que es capaz de
alcanzar en maceta, y la forma de la
copa. Pero también su adaptabilidad
al clima de la zona y a la orientación:
necesitan estar protegidos del fuerte
sol de la tarde y de las temperaturas
prolongadas de más de 15 grados.
1. A. P. ‘SHIN DESOJO’
De hojas palmeadas que
pasan del rojo en primavera
al verde en verano, y nuevamente al rojo en otoño.
2. A.P. ‘BURGUNDY LACE’
Este arbolito más ancho que
alto no es un dissectum,
pero sus hojas muy divididas
también parecen de encaje.
3. A.P. ‘SANGO KAKU’
De hojas palmeadas verde
limón en primavera, y anaranjadas y doradas en otoño.
La corteza gana un vivo tono
coral en invierno.
2
3
verdeesvida
31
Olivo
Olea europaea
temperat. media alta
Descripción
pleno sol
suelo pobre y suelto
Es, con la vid, uno de los símbolos del paisaje
y la cultura mediterráneos. Este árbol de hojas
perennes, tronco tortuoso y copa redondeada,
es uno de los más típicos del campo español,
aunque su carácter ornamental y su significación
le han procurado desde siempre un sitio en
los jardines. Se puede cultivar como ejemplar
aislado, y en pequeños grupos o en procesión,
si el espacio es grande. También se da bien en
una terraza, si se planta en un gran macetero.
Hojas
riego escaso
Las hojas del olivo son perennes, lanceoladas
y coriáceas. La cara superior es verde oscura,
y el envés, de un característico gris plateado.
Flores y frutos
Las flores no son nada llamativas y su polen
resulta alergénico. Su fruto, la energética oliva o
aceituna, es más redondeada u ovalada según la
variedad; al madurar gana un atractivo color vino.
Olivo
Olea europaea
Cultivo
Es una especie muy rústica, de fácil cultivo.
Prefiere los suelos arcillosos, aunque es capaz
de adaptarse a cualquier terreno. Exige pleno
sol para dar muchos frutos, y escaso o nulo
riego (excepto cuando es muy joven); soporta
largos períodos de sequía, y no admite el exceso
de humedad. Resiste los fríos intensos. Puede
llegar a alcanzar los cinco metros de altura.
Cuidados
Se suelen podar los ejemplares de jardín para
redondear la copa, pero es mejor dejarlos crecer
libremente. En los olivos jóvenes se debe dejar
un solo tronco principal y eliminar los retoños; en
los adultos conviene quitar las ramas secas y, a
lo sumo, despejar levemente las ramas interiores.
Se debe prevenir la plaga de la mosca del olivo,
que ataca al fruto. La caparreta negra, que le
causa al árbol pérdida de vitalidad, se trata con
insecticida desde comienzos de la primavera.
PAZ, ALIMENTO, LUZ, MEDICINA
Se cree que el cultivo del olivo se inició en
Medio Oriente unos 6.000 años antes de
Cristo. No es casual, pues, que aparezca
en el relato bíblico una ramita en el pico
de la paloma al final del Diluvio, en prenda
de paz. O su presencia en la mitología
griega como árbol consagrado a los
dioses, o a modo de premio en las gestas
deportivas. El aceite servía, además, de
alimento, combustible de lámparas y
hasta ungüento medicinal. A España, hoy
primer productor mundial de aceite de
oliva, llegó con la dominación romana.
¿Tienen las plantas efectos relajantes?
Todas las preguntas tienen su respuesta
en la guía de jardinería online de COMPO.
Por fin podrás saber todo lo que necesitas sobre jardinería gracias a www.compo.es, la guía de
jardinería más completa de Internet. La herramienta de consulta con las mejores soluciones para
aprender a cuidar tus plantas y tu jardín.
www.compo.es
Buscar
Bambú
Numerosas especies
temperat. media alta
Descripción
sol o semisombra
suelo rico
El bambú es una gramínea originaria de
China y Japón. Los géneros más comunes
son Phyllostachys (muy pródigo en especies,
entre ellas la de la foto, P. viridis), Bambusa,
Pleioblastus y Fargesia. Crece muy rápidamente
y alcanza varios metros de altura. Ofrece diversos
usos decorativos en exteriores e interiores (ver
páginas 50 a 53). Es muy resistente al frío.
Hojas y tallos
riego medio
Sus hojas son de color verde claro, perennes,
alargadas y acabadas en punta. Sus esbeltos
tallos, o cañas, que pueden ser verdes, dorados,
azulados con visos blanquecinos, incluso rojizos,
según la especie, son muy fibrosos y presentan
nudos de los que brotan ramas muy finas.
Flores
Bambú
Numerosas especies
La floración del bambú es bastante misteriosa:
no se puede prever, y además la planta muere.
Cultivo
Exige un sustrato ligero, fresco y permeable;
no soporta el encharcamiento. Prefiere un suelo
ácido o neutro, pero se adapta a cualquiera.
Antes de plantarlo, cavar un agujero profundo e
incorporar materia orgánica en descomposición.
Precisa una exposición al sol o en semisombra.
Es una planta invasora; en los jardines se debe
acotar su expansión con láminas gruesas
de PVC o metal enterradas en el suelo. Se
reproduce por disivión del rizoma a finales del
invierno o en primavera (ver página 45).
UNA MADERA DE LO MÁS VERSÁTIL
La madera del bambú ofrece una
amplia gama de usos, de la que han
sacado partido desde hace milenios
en China y Japón: en la construcción
—la resistencia de sus cañas se parece a la del acero— y la decoración;
Cuidados
como conductos de agua, tal como se
Cuando está recién plantado, y durante los
meses de mayor crecimiento —de mayo a
julio—, precisa riego abundante y abono.
puede ver en muchos jardines japoneses, y en instrumentos musicales.
De interés
los brotes tiernos del bambú gigante, o
En jardines, el bambú se planta, según la
especie, como ejemplar aislado, en macizos,
o incluso formando pantallas cortavientos.
Incluso interviene en la alimentación:
Phyllostachys bambusoides, son muy
apreciados en la cocina oriental.
Flor de Pascua
Euphorbia pulcherrima
temperatura alta
Descripción
Las aterciopeladas brácteas de la flor de Pascua
son rojas, rosadas, incluso blancas, amarillas y
variegadas. Contrastan con el verde intenso de
las hojas, que suelen tener pecíolos rojizos; el
látex que liberan al cortarlas puede irritar la piel.
Cultivo
Habitualmente se utiliza como planta de interior,
pero en las zonas cálidas de España se puede
plantar en exteriores. Necesita un suelo fértil,
suelto y poroso; precisa humedad constante,
pero no soporta el encharcamiento. La luz natural
le es imprescindible para mantener el color, pero
el sol directo podría quemarla. Es importante que
no reciba luz por la noche, ya que las brácteas
de las flores nuevas no se colorearán.
OTRO REGALO DE AMÉRICA
La flor de Pascua es oriunda de México y
Centroamérica, donde crece en terrenos
porosos y húmedos de barrancos y
laderas rocosas; en su hábitat de origen
es capaz de alcanzar los tres metros de
altura y adquirir la forma de un pequeño
árbol. En México la llaman pascuero y
en Argentina, estrella federal. Otro de
sus nombres es poinsettia, en homenaje
al botánico y diplomático Joel Robert
Poinsett, que la conoció cuando era
embajador de Estados Unidos en México,
y la introdujo en su país en 1825.
Cuidados
La humedad y el riego son los aspectos más
críticos del cuidado de esta especie. Conviene
regarla dos veces por semana, sumergiendo la
maceta de 10 a 15 minutos en un recipiente con
agua. Como buena planta tropical, el exceso de
sequedad ambiental la perjudica hasta provocar
la caída de las hojas; hay que colocarla en un
lugar alejado de los radiadores y chimeneas.
La temperatura no debe exceder los 23 grados
durante el día ni bajar de 16 grados por la noche.
De interés
Para que vuelva a colorear sus brácteas el año
próximo se debe mantener en total oscuridad de
septiembre a noviembre, es decir, los tres meses
previos a la floración, pero no es fácil tener éxito.
suelo rico, suelto
riego medio
Euphorbia pulcherrima
Hojas y flores
semisombra
Flor de Pascua
Esta atractiva planta tropical cuyos colores rojo
y verde se asocian a la Navidad en el Hemisferio
Norte, es en origen un arbusto de la familia de
las euforbiáceas, es decir, pariente del ricino y
el árbol del caucho. Destaca por el tamaño y el
colorido de sus brácteas, hojas modificadas que
rodean a las verdaderas flores, muy diminutas.
Zamioculca
Zamioculcas zamiifolia
temperatura alta
Descripción
sombra
Esta planta suculenta siempreverde es
originaria de Tanzania y Zanzíbar, exige
pocos cuidados, es muy resistente y crece
lentamente. Pertenece a la familia de las
aráceas, como los anturios y espatifilos.
Hojas y tallos
suelo rico, suelto
riego escaso
La belleza de la zamioculca radica en su follaje
perenne, de hojas muy decorativas, brillantes y
gruesas. Se alinean simétricamente a lo largo de
tallos largos y carnosos, que retoñan desde la
base y pueden alcanzar el metro de altura.
Flores
A lo largo de todo el año produce unas
inflorescencias parecidas a las espatas de los
anturios, de un color amarillo parduzco.
Zamioculca
Zamioculcas zamiifolia
Cultivo
Debe situarse en un lugar muy luminoso, pero
fuera del alcance de los rayos directos del sol,
aunque es capaz de adaptarse a todas las
condiciones de luz. No soporta las temperaturas
bajas. Para crecer saludable necesita un
sustrato rico, pero bien drenado, compuesto de
humus, tierra de jardín y arena a partes iguales.
Cuidados
La zamioculca no precisa grandes cuidados,
pero agradece la humedad ambiente y
las pulverizaciones frecuentes con agua,
especialmente en ambientes calefaccionados o
secos. Debe regarse con tino: sólo cuando se
advierte que la superficie del sustrato está seca,
y mejor si es con agua no calcárea. En invierno
bastará con pulverizarla. Resiste bien las plagas.
De interés
En otoño, la zamioculca se puede reproducir
a partir de hojas enterradas en un sustrato de
arena y humus al 50%. La parte aérea se seca,
pero en la tierra surge muy lentamente una raíz
de la que brotará un tallo la siguiente primavera.
UNA ESTRELLA EN ASCENSO
La zamioculca es uno de los últimos
descubrimientos entre las plantas
de interior. Resulta una especie
muy agradecida por su facilidad de
mantenimiento y, al mismo tiempo,
sumamente ornamental. En las nuevas
propuestas de decoración de interiores
(ver página 53) comienza a compartir
protagonismo con kentias y otras especies
más delicadas. En maceteros dispuestos
en filas, o como planta solitaria en un
rincón, resulta muy atractiva y elegante
por su porte arborescente.
PLASTIKEN OK
29/9/06
09:34
Página 1
●
paisajismo
jardines
verticales
38
No se trata de enredar una trepadora, el paisajista francés
Patrick Blanc ha inventado los jardines murales. Subido
al ‘techo’ de la selva tropical aprendió a ajardinar fachadas
en la ‘selva’ urbana. La fórmula: plantas epífitas, sustrato
de fieltro, estructuras metálicas y riego por circuito cerrado.
El muro vegetal de la fachada del
edificio administrativo del flamante Museo del Quai Branly, en París:
la vida natural convive con la
frialdad del cristal en un paisaje
netamente urbano. Fue proyectado
y realizado por Patrick Blanc (a la
derecha), que utilizó 15.000 ejemplares de 170 especies distintas.
El paisajista inventó los jardines
verticales a partir de sus grandes
conocimientos botánicos de las
especies tropicales.
Las paredes ajardinadas
han surgido de la voluntad
de integrar la naturaleza sin
recortar el espacio humano.
mont-sur-Loire, le encargó para la edición de
1994 una instalación que dinamitó esquemas
y batió récords de asistencia durante cinco
años. Voilà! Después ha creado otras muchas
obras —todas muy diferentes en composición
y combinación de cientos de especies— en
Francia, Tailandia, Italia, India, Corea, Nueva
York, Japón, São Paulo... Acaba de recibir el
título de Caballero de las Artes y las Letras de
su país por su obra en el recién inaugurado
museo parisino del Quai Branly, del arquitecto
Jean Nouvel. Su muro vegetal, de 800 metros
cuadrados, incluye 15.000 ejemplares de 170
especies procedentes de América del Norte,
Europa, el Himalaya, China y Japón.
‘Pulmones’ urbanos que ofrecen frescor
Las paredes vegetales de Blanc son verdaderos jardines: tupidos mantos de plantas individuales adosados a las paredes de los edificios, casi sin límite de altura. Su capacidad >
jardines sobre muros
n
o tenía aún 20 años cuando
Patrick Blanc viajaba de selva
en selva y empezaba a formarse como botánico experto en
especies tropicales, en particular de las que
medran sobre los árboles en los estratos
medios, sin suelo ni apenas sol directo. Allí
cuestionó la teoría darwinista de que los más
fuertes tienen siempre más posibilidades de
supervivencia. Dice Blanc que esas plantas
exóticas conviven en un pacto de no agresión
—Evitarse, adaptarse, imitarse y respetarse es
uno de sus estudios más célebres—. Desarrollan estrategias asombrosas, como reproducirse a partir del esqueje de una sola hoja o
alimentarse del mínimo material orgánico acumulado en pliegues de troncos o resquicios
de rocas. El salto de este conocimiento científico a los muros urbanos también se explica
por la personalidad de este experto: “Adoro la
ciudad. Quiero que sus habitantes encuentren
el mundo vegetal a la salida del metro, integrar
la naturaleza sin recortar el espacio humano”.
Ningún visionario lo ha tenido nunca fácil.
Transcurrieron dos décadas sin que Blanc
pudiera aplicar sus métodos más allá de su
casa. Pero un alma gemela, Jean-Paul Pigeat,
el creador del Festival de Jardines de Chau-
Entre las obras más destacadas de
Patrick Blanc, se cuentan:
> Museo del Quai Branly, París.
Fachada vegetal de 800 metros
cuadrados. Quai Branly, 55.
> Hotel Pershing Hall, París. Muro
vegetal del patio principal del hotel,
conformado por 250 especies de
plantas. Rue Pierre Charron, 49.
> Nueva sede del Ministerio de Cultura francés, París. En 170 metros
cuadrados ha recreado un ecosistema de un bosque con 100 especies de Nueva Zelanda y Tasmania.
Rue des Bons Enfants, 2.
> Boutiques Marithé & François Girbaud. Jardines verticales suspendidos de 4 x 5 metros en las tiendas
de la marca francesa en París (Rue
du Cherche-Midi, 7), Nueva York
(Wooster Street, 47, SoHo) y Osaka
(Bakuro, 4-2-15, Chuo).
verdeesvida
39
●
paisajismo
> de transformación estética y la versatilidad de
su instalación hace soñar con ciudades más
sanas, hermosas y naturales. Son capaces
de recuperar para los ciudadanos espacios
hostiles: parkings, estructuras viales, muros
ciegos, áreas inhumanamente densas, sin
necesidad de crear zonas verdes, simplemente aprovechando una pared que ya exista.
Además, los edificios cubiertos con selvas
verticales regulan mejor su temperatura. En
verano reducen el calor, la maraña de hojas
facilita la circulación del aire y la evaporación lo
refresca. La pared vegetal sirve de aislante en
invierno. También protegen los muros de la lluvia y la contaminación corrosiva, son una fuente
de oxígeno y, aparte de su bello impacto estético, absorben un porcentaje del ruido del tráfico.
Cómo se constrye un jardín vertical
El sistema es relativamente sencillo. El jardín
se sustenta en una estructura tubular de acero
galvanizado, que se remacha o atornilla al
muro, y se cubre con planchas de plexiglás
con aproximadamente 10 milímetros de grosor.
Sobre esta superficie se aplica una manta de
fieltro hortícola, de 3 a 8 milímetros, formada
40
verdeesvida
El jardín vertical se sustenta en
una armazón tubular cubierta de
plexiglás y una manta de fieltro
a la que se sujetan las plantas.
por varias capas de tejido sintético y plástico
perforado para que fluya el agua. Existen fieltros de fibras orgánicas como la lana o el algodón que retienen mejor la humedad, pero no
interesan porque se deterioran al cabo de dos
años, hay que retirarlos y con ellos el jardín.
Las semillas o los pequeños ejemplares de
plantas se fijan con un velcro especial directamente en huecos del fieltro sin necesidad de
tierra que los sustente, lo que permite aligerar
considerablemente el conjunto. La estructura
metálica también sirve de soporte para la red de
tubos y válvulas que forman el sistema de riego.
El agua se enriquece con los nutrientes que precisan las plantas y se escancia desde lo alto de
la estructura mediante un mecanismo de gota
a gota regulable según el clima. La gravedad y
la capacidad de absorción del fieltro hacen el
resto. El depósito situado en la base recoge el
líquido sobrante, se filtra y una bomba eléctrica
vuelve a alimentar con él la canalización.
El sistema es muy eficaz: el agua no se
estanca y permite la supervivencia de plantas
propias de climas secos y de aquéllas que
necesitan humedad permanente. Cada cual
absorbe la cantidad que necesita. La densidad
de la plantación es relativa al crecimiento y frondosidad de las especies, pero la media puede
rondar los 20 ejemplares por metro cuadrado.
Las dificultades técnicas no son excesivas,
sobre todo en instalaciones medianas, y la
verdadera clave del éxito es la elección y combinación de las plantas. Ahí reside la maestría
de Blanc. Un apunte al respecto: sus diseños
suelen recrear los ecosistemas selváticos y
dosifican mucho la presencia de las flores,
aunque no siempre. Las composiciones crean
dibujos y manchas mediante la combinación
de múltiples tonos de verde, de las formas y
estructuras de las hojas y de las densidades
vegetales. Ahora considera un proyecto de
empaque: ajardinar la fachada de un edificio
en Japón con 70 plantas (de altura). ●
Más información: www.orchidee.cjb.net/materiel/Construction_mur_epiphytes_1.htm
El espectacular patio central
del Hotel Pershing Hall, en París
(en la otra página). La vieja
pared de hormigón, que se eleva
hasta una altura de seis pisos,
está cubierta con 250 especies
de plantas. Por la noche, el jardín
se ilumina desde abajo. Fuente
japonesa y muro vegetal del
escaparate de la tienda Espace
Weleda, en París (izquierda).
Jardín vertical en la boutique de
Marithé & François Girbaud
de la capital francesa (abajo).
Qué plantas se utilizan
en los jardines verticales
El paisajista vertical emplea
preferentemente arbustos
y plantas epífitas siempre
verdes, que en origen viven
encaramadas a los árboles
y pueden constituir hasta la
mitad de la flora en los bosques húmedos. Sus raíces
están diseñadas más para
agarrarse a las superficies
que para penetrar en ellas.
Son en general plantas que
no necesitan tierra para
vivir, les basta el agua y el
aporte de abono líquido
para desarrollarse.
Lo más habitual es escoger
diferentes tipos de musgos y helechos, bromelias,
orquidáceas, ficus pumila,
pero también especies más
mediterráneas como tomillo,
romero, orégano, salvia y
espliego, que además aportan aroma. Hebes, hostas,
berberis, mentas, sedums,
citisos o retamones, algunas
gramíneas como el miscanthus, las festucas o los cárex
también ornamentan sus
trabajos. A las que pueden
sumarse loniceras, campanillas chinas, kerrias, artemisas, lavandas, buddleias,
deutzias, euphorbias, cotoneásters, vincas, ceanotos
y un centenario etcétera. En
buena lógica, conviene tener
en cuenta qué especies son
las más adecuadas al clima
de la zona donde se va a
realizar la instalación.
●
técnicas
proteger las
plantas del frío
Llega el invierno y con él las temibles heladas, los vientos fuertes,
la nieve y la escarcha. Muchas plantas necesitarán que tomes
precauciones, si quieres que salgan bien libradas de los efectos
negativos de la estación. Existen una serie de técnicas que te
permitirán darle a cada cual el tipo de protección que necesita.
2
1
4
1. asegurar la sujeción
2. entutorar
3 y 4. abrigar
de las trepadoras
los arbustos
con paja
para este cometido. Lo ideal es
● Si
● Los
asegurar las sujeciones cuando
preciso entutorar los arbustos
árboles muy jóvenes deben ser
especialmente vulnerables a
han caído las hojas.
para que el viento no los tumbe.
protegidos de las heladas espe-
los efectos de los vientos fuer-
● En
Si fuera necesario, se podría colo-
cialmente en los primeros años.
tes. Esto se debe a la forma de
can nevadas frecuentes convie-
car un parapeto permeable en
La paja y la arpillera, así como las
crecimiento que las caracteriza:
ne recortar las ramas colgantes
zonas muy expuestas del jardín.
ramas de cupresáceas (pino, ari-
emiten ramas que se pueden
para que no se partan con el peso
● Los arbustos recién plantados
zónica), son muy útiles para ello.
romper con facilidad. Para evi-
de la nieve acumulada.
que son susceptibles a las hela-
Una técnica consiste en mullir
tarlo deben sujetarse bien a los
● En
das o que pueden troncharse por
con paquetes de paja o ramas
soportes de pérgolas, cenadores,
hay que tomar precauciones
el peso de las nevadas, se tendrán
de pino el ramaje y envolver todo
arcos y muros, con cuidado de
especiales: son trepadoras cuyo
que atar con una cuerda enrollada
el arbusto con ramas atadas (3).
que las ataduras no estrangulen
pie es muy sensible al frío, de
alrededor, en forma de espiral,
● Otra
ni hieran los tallos. En los centros
modo que requieren una protec-
hasta su ápice, para que pasen
atar todas las ramas hacia arriba
de jardinería encontrarás bridas y
ción en la base, que se puede
el primer invierno protegidos y se
y envolverlas con una esterilla
alambre de jardinero especiales
conseguir con corteza de pino.
vayan aclimatando.
de paja o una arpillera (4).
● Las
enredaderas y trepadoras
constituyen un tipo de plantas
42
3
verdeesvida
las zonas donde se produz-
el caso de las clemátides
son de porte erguido, será
arbustos delicados y los
forma de protección es
6. si se hiela
7. trasladar
8. conservar
el estanque...
los maceteros
los setos
proteger los
árboles jóvenes
● Si
● Las
● Los
● Los
el estanque es pequeño y
plantas en tiestos se pue-
setos funcionan en general
árboles recién plantados
de poca profundidad, las plantas
den resguardar en zonas protegi-
como auténticas barreras de pro-
deben entutorarse para que el
acuáticas emergentes deben
das, como pérgolas o porches. Por
tección para otras plantas, pero
viento no los mueva y las raíces
extraerse, ya que el hielo podría
la noche, lo mejor es cubrirlas con
la acumulación de nieve y agua
arraiguen. Cuidado con las ata-
estrangular los tallos. Las sumer-
arpillera, papel o plástico.
en la superficie puede dañarlos.
duras de los tutores: para que no
gidas resisten más.
● Los
Para protegerlos conviene podar-
dañen el tronco es conveniente
● Las plantas flotantes se pue-
forma más segura de protección.
los con una ligera pendiente en
recubrirlo con arpillera de yute;
den trasladar a un recipiente con
Los hay de todos los tamaños; de
la zona superior, así la nieve y
las bridas pueden ser de goma,
agua y llevarlas a un lugar protegi-
cristal, pero también de pequeños
el agua no se depositarán sobre
con presilla corrediza, o bien
do hasta que pasen las heladas.
módulos de plástico desmontables.
ellos ejerciendo un sobrepeso.
cuerdas de yute entrelazadas.
invernaderos ofrecen la
.
5
6
7
5. cubrir las plantas
Si va a helar, no abonar ni regar
de pequeño porte
● En general, si se preven heladas, no es conveniente abonar
● Las plantas de porte bajo
más delicadas. Si las plantas
o muy jóvenes necesitan ser
están distribuidas en filas o
resguardadas de las heladas.
hileras, se las puede proteger
Para ello se pueden tapar con
con túneles de plástico ondula-
una o dos capas de papel de
do, que no necesitan soporte.
periódico, que se colocan sobre
● Si la helada es accidental
un tutor que soporta el papel y
y las plantas a proteger son
evita que se aplaste la planta.
pocas, se pueden tapar por la
● En
noche con tiestos invertidos,
con fertilizantes ricos en nitrógeno, ya que al activar el crecimiento de la planta favorecen el desarrollo de brotes tiernos,
que son más sensibles al efecto del frío nocturno.
● Tampoco se debe regar antes de una helada: el agua
que se introduce en la tierra se congela y rompe el sistema
radicular de las plantas.
Proteger las raíces
● Para evitar que las raíces se hielen, conviene cubrir el suelo
encontrarás túneles de plásti-
a modo de campana. Esta pro-
co, campanas transparentes,
tección debe ser momentánea,
con una capa de corteza de pino, hojas en descomposición,
mulching, paja, o incluso acículas de coníferas. De esa manera,
se aisla la base de la planta de la helada y la descomposición
incrementa la temperatura, minimizando el efecto del frío.
mallas de protección contra
pues al no dejar pasar la luz, la
● Durante el invierno es necesario proteger el pie de los rosa-
el frío y el viento, y una serie de
planta sufriría si se mantu-
les amontonando tierra alrededor de la base.
artilugios de diferentes tama-
viera muchos días.
los centros de jardinería
8
ños para proteger las especies
43
●
técnicas
dividir
matas y
rizomas
Vivaces, arbustos, especies
de interior... ¡puedes multiplicarlos!
Basta con seguir unos sencillos
pasos para dividir matas y rizomas.
Las épocas del año más adecuadas
suelen ser el otoño y la primavera.
Así, obtener más ejemplares de tus
plantas te resultará muy sencillo.
Una mata, muchas plantas
La división de mata permite obtener nuevas plantas a partir de
otras ya existentes. Una de sus principales ventajas es que los
nuevos ejemplares se trasplantan ya crecidos y con algo de
raíz, lo que garantiza un buen arraigo. Además, esta forma de
multiplicación facilita el mantenimiento de las características
de la planta madre. Se utiliza particularmente en especies
Herramientas necesarias
vivaces, arbustos y plantas de interior.
● Azada.
vivaces —como el crisantemo, el agapanto, el acanto, las
● Pala.
Muy útil para desarraigar la planta.
Para dividir las raíces de las grandes en porciones.
● Tridente.
●
Gracias a este método, las plantas de flor, sobre todo las
matas grandes de aquileña, las margaritas, el arabis, el canasti-
Muy eficaz para abrir y dividir la mata.
llo de oro, las primaveras— se regeneran y dan floraciones más
● Horquilla
de mano. Ayuda a desenterrar el rizoma.
abundantes. La mejor época para dividirlas es en primavera
● Cuchillo.
Fundamental para cortar el rizoma en segmentos.
o a principios de otoño, según la especie, siempre que lleven
● Tijeras.
Para recortar las ramas de los nuevos ejemplares.
unos tres o cuatro años plantadas. En primer lugar, hay que
Para evitar el riesgo de transmisión de enfermedades a los nue-
dasarraigar la planta con la tierra húmeda. Una pala de jardi-
vos ejemplares, es muy importante desinfectar las herramientas
nero o una azada facilitará la tarea. Tras sacudir el cepellón
antes de proceder a la división.
se separa la planta en varias partes con la mano, y se plantan
y riegan abundantemente cada una de ellas.
● Los arbustos de hoja caduca con numerosos tallos en su base
—como las kerrias, avellanos, espireas— también admiten esta
técnica. La época más adecuada es cuando han perdido sus hojas,
en días que no hiele y con la tierra húmeda. Con ayuda de una
azada se descubre la tierra en torno a las raíces y con el filo de
una pala se separa una parte de la cepa con sus correspondientes
tallos, y se planta por separado. Conviene recortar las ramas del
nuevo ejemplar para favorecer su arraigo. Lo mismo sucede con
aromáticas como la hierbabuena, el orégano o el tomillo.
●
Durante la primavera es el momento de dividir la mata de
algunas especies de interior, como las cintas, marantas,
aglaonemas, calateas, espatifilos, y palmeras como la chamaedorea. Se procede igual que con las plantas de flor.
44
verdeesvida
Segmentar los rizomas
Algunas especies pueden multiplicarse por división de sus tallos
subterráneos o rizomas, que suelen presentar varias yemas. El
procedimiento es similar al de la división de mata, pero conviene
realizarlo a mediados del verano. En primer lugar hay que desenterrar los rizomas con la ayuda de una azada o una horquilla
de mano. A continuación se cortan varios trozos con una navaja
o un cuchillo afilados (y desinfectados), de manera que cada uno
de ellos lleve un brote con hojas. Por último, se entierra cada
porción separadamente. El rizoma debe quedar poco hundido
y con la tierra de alrededor bien compactada. Tras recortar las
hojas —si fuera necesario— con unas tijeras, se riega.
● Especies de interior como las sansevieras, orquídeas como la
Cymbidium, algunos helechos, y la aspidistra, se pueden dividir con
esta técnica en primavera; y la Begonia rex durante el invierno.
●
Al final del verano les toca el turno a las plantas del jardín:
el bambú, el lirio, la caña de Indias y la espectacular strelitzia,
acuáticas como el nenúfar, y aromáticas rizomatosas como la
menta. En el caso de la hortensia de invierno (Bergenia crassifolia),
después de la floración, en primavera.
●
mascotas
una iguana en casa
La iguana, con su
aspecto exótico de
animal prehistórico,
puede llegar a ser, con
paciencia, una mascota
‘sociable’. Eso sí, hay
que cuidarla con esmero
y proporcionarle un
hábitat a su medida.
a
l igual que sus antepasados los dinosaurios, la iguana es
un animal de sangre
fría que cuenta con un sistema
poiquilotermo de regulación de
temperatura: es decir, necesita
recibir calor externo. Procede de
las selvas tropicales que se extienden desde el sur de México hasta
Brasil, que se caracterizan por la
elevada temperatura y humedad
ambiental. Así pues, su entorno
deberá ser lo más parecido posible a su hábitat original. Mantenerla exige responsabilidad, ya que
requiere más tiempo y dinero que
otras mascotas más comunes.
Además, se trata de un animal
protegido por los convenios internacionales CITES como especie
que, aunque no está en peligro
inmediato de extinción, puede
llegar a estarlo por culpa del tráfico
ilegal. Por eso, conviene adquirirla
en un centro de confianza, donde
deberán extender la correspondiente factura de acuerdo con la
legislación vigente.
La iguana verde, de nombre
científico Iguana iguana, puede
llegar a alcanzar los 15 kilos de
peso, y hasta dos metros de
largo, de los cuales 1,30 corresponden a la cola. Es muy ágil y
46
verdeesvida
pasa la mayor parte del tiempo
desplazándose entre las ramas
de los árboles. Por eso sus patas
son fuertes y terminan en dedos
finos y largos, provistos de uñas.
Su verde piel —que le permite
pasar desapercibida en su hábitat natural— está cubierta de
pequeñas escamas, y una cresta
recorre su dorso desde la cabeza
hasta la cola. Bajo la mandíbula
inferior presenta un gran repliegue
a modo de papada. Cuando son
pequeñas es difícil definir su sexo,
pero una vez que alcanzan la
Las iguanas se pueden
‘domesticar’ a base
de caricias y mucha
paciencia: se puede
tardar más de un año.
madurez sexual —a los 16 meses
de edad, aproximadamente— se
distinguen perfectamente: los
machos son más largos, tienen la
mandíbula más ancha y la cresta
dorsal más desarrollada. Estos
reptiles difícilmente se reproducen
en cautividad y se consideran
adultos a los 18 meses, cuando
han alcanzado al menos los 21
centímetros de longitud.
Un reptil ‘sociable’. Las iguanas
jóvenes son solitarias y muy huidizas e incluso pegan coletazos
y muerden, pero con paciencia
se las puede acostumbrar a la
presencia humana. Para domesticarla hay que sacarla del terrario
y sujetarla, con la mano cerrada,
al tiempo que se le acaricia todo
el cuerpo con suavidad. Al rato,
cuando cierre los ojos, se puede
abrir la mano y seguir acariciándola. Otra opción es colocarla en
una jaula cerca de uno para que
se acostumbre a la presencia
humana. Hay que repetir estos
ejercicios durante no más de una
hora, por lo menos dos o tres
veces por semana, hasta que
sea capaz de permanecer a unos
metros, sin estar atada, bajo una
lámpara que le dé calor. En un
año y medio, la mascota se acostumbrará a la mano del hombre.
Aunque conviene sacarlas de
vez en cuando, las iguanas pasan
la mayor parte del tiempo en el
terrario. La amplitud, buena ventilación y facilidad de limpieza son
claves. Para una iguana pequeña
es suficiente con 70 centímetros
de alto por 70 centímetros de
largo, y unos 30 centímetros de
fondo, pero cuando crezca habrá
que adquirir uno mayor. El sustrato, que se debe cambiar o lavar
al menos una vez por semana,
puede ser de varios tipos: arena,
gravilla de peceras, papel de
periódico, cortezas comerciales...
Lo importante es que sea fácil de
limpiar, inocuo, inodoro y absorbente. A las iguanas les encanta
escalar, por lo que se deben colocar en el interior ramas gruesas
bien sujetas. También hay que
prever un lugar para que pueda
esconderse, como piedras o una
corteza de árbol, que se ubicarán
»»»
Dieta vegetariana
A pesar de su feroz apariencia, la iguana es
un animal fundamentalmente herbívoro. Su
alimentación debe ser rica y variada, e incluir
No le prive de un
sabor superior
Royal Canin ¡ahora
seis veces
más
sabroso!
todo tipo de frutas y verduras: hojas de lechuga
o escarola, calabacín, manzanas, tomates...
Una buena opción es darle también trocitos
de alfalfa deshidratada, que se pueden humedecer en zumo de uva o una bebida isotónica.
Toda la comida debe estar molida o picada en
pequeños pedazos que la iguana sea capaz de
tragar, y servírsela en un recipiente plano para
que pueda poner las patas sobre su alimento
mientras come. Es importante retirar los restos
de comida y lavar el plato a diario, para evitar la
aparición de hongos. Lo mismo sucede con el
recipiente que contenga el agua de beber. Por
último, es importante darle un suplemento vitamínico especial para reptiles y calcio, una o dos
veces por semana. Se suele vender en forma de
píldoras, que se espolvorean sobre la comida.
en la zona fría. Un pequeño hibisco le servirá para trepar, además
de ser uno de sus manjares preferidos. La temperatura del terrario
debe oscilar entre los 25 y los 35
grados durante el día y bajar a 20
grados por la noche. Para ello hay
que colocar una fuente de calor,
que normalmente da también
luz, dotada de un termostato. Es
importante protegerla con una
rejilla para que el animal no se
queme, ya que se acercará todo
lo que pueda a ella. Para que la
iguana pueda regular su temperatura corporal, hay que acondicionar también una zona más
fresca. Un recipiente con agua
dará humedad al ambiente y le
servirá de bañera. También necesita recibir rayos UVA para fijar el
calcio, así que hay que facilitarle la
recepción de luz solar una media
hora al día, y colocar en el terrario
un tubo fluorescente especial. Por
la noche, debe contar con unas
ocho o diez horas de oscuridad. ●
Atención al cliente 900 50 46 73
www.royalcanin.es
●
paso a paso
La mejor época para podar
los árboles es el invierno, cuando
están en reposo. Es fundamental
efectuar los cortes en el lugar
más adecuado y que sean lo más
limpios posibles. Los desgarros
y el uso de herramientas sucias
dificultan la cicatrización y pueden
dar origen a enfermedades.
la poda
de árboles
Elegir el tipo de poda adecuado
e
Para garantizar que los árboles crezcan sanos
y fuertes, conviene podarlos. El invierno es
la época. Es una operación sencilla, pero es
necesario saber dónde y cómo cortar.
liminar selectivamente
algunas ramas del árbol
permite orientar su crecimiento y darle mayor
vigor a la estructura. La poda
sirve también para evitar ramajes
demasiados densos, que impiden
que la luz llegue uniformemente a
todas las partes provocando un
desarrollo desigual del ejemplar.
Además, contribuye a estimular la
floración y la fructificación.
Hay varias técnicas para llevar a
cabo la poda, en función de la
edad del ejemplar y del efecto
que se quiera conseguir.
• La poda de formación se
efectúa durante los primeros
años posteriores a la plantación.
El objetivo es orientar el crecimiento del árbol para obtener
una estructura de ramas fuertes y
bien distribuidas, y situar la copa
a cierta altura del suelo. También
sirve para crear un determinado
contorno, por ejemplo en espaldera. Este tipo de poda está
especialmente indicado para los
árboles frutales, ya que favorece
el aumento de la producción y
facilita la recolección.
• Una vez que el árbol está bien
formado, será suficiente con
realizar una poda de mantenimiento, que consiste en eliminar
elementos indeseables como
CORTAR UNA RAMA GRUESA, PASO A PASO
Antes de efectuar los
cortes, es preciso elegir
las herramientas más
adecuadas según el grosor, la altura y la fuerza
de las ramas. Además,
hay que asegurarse de
que los utensilios no
estén sucios ni oxidados,
para evitar la transmisión
de enfermedades.
48
verdeesvida
PASO 1: DESDE ABAJO
PASO 2: POR ARRIBA
PASO 3: CORTE FINAL
Para cortar una rama gruesa,
A continuación, serrar por encima
Una vez eliminado el grueso
serrar la rama de abajo a arriba
de la rama, colocando la herra-
de la rama, se debe dar el
hasta la mitad, a unos 20 centí-
mienta entre 1 y 2 centímetros
corte decisivo lo más cerca
metros de distancia del tronco.
hacia afuera, hasta que se quiebre.
posible del tronco.
ramas secas o con riesgo de
rotura, tocones, chupones... o
simplemente aclarar la copa de
un ramaje excesivo y darle forma.
• A veces hay que recurrir a
podas drásticas para devolverle
a un árbol su vigor. Esta técnica,
conocida como desmochado,
consiste en efectuar cortes severos a uno o dos centímetros del
tallo principal. Se suele emplear
también para controlar el crecimiento de árboles en espacios
reducidos. Pero antes de acometer esta poda excepcional, hay
que saber qué especies la toleran
bien y cicatrizan con rapidez.
Cómo se poda
El corte se debe efectuar en la
base de la rama pero siempre por
encima del cuello, es decir, unos
centímetros sobre la unión con
otra rama. Además, las yemas
tienen que quedar a una distancia
de, al menos, cinco milímetros del
corte. La incisión deberá ser en
diagonal cuando existen yemas
alternas a lo largo de la rama, y
recta, cuando las yemas crecen
a la misma altura del tallo.
¿Qué herramientas?
• Las tijeras de mano o podaderas, más manejables que los
El corte debe efectuarse
en la base de la rama,
siempre por encima
del cuello, y a cinco
milímetros de la yema.
serruchos, están indicadas para
las ramas más pequeñas. Constan de una hoja cortante en forma
curva y otra que sirve de apoyo.
Las tijeras de una sola mano se
emplean para podar ramas de
unos 20 milímetros de diámetro. Las tijeras de dos manos se
emplean para cortar tallos de 30
milímetros en adelante.
• Las sierras o serruchos de
poda son necesarias para podar
ramas gruesas. Las hay de
muchas clases en función de
su tamaño, el tipo de dientes, el
espesor del cuerpo (rígido o flexible) y la forma de la hoja (curva,
recta o plegable). Eso sí, es fundamental que los dientes estén
perfectamente afilados.
• Los cuchillos o navajas de
jardinero se utilizan para rematar determinados cortes de
ramas gruesas, que no quedan
limpios con otras herramientas.
Su hoja curva y afilada favorece
un corte limpio y preciso. ●
PASO 4: ALISAR
PASO 5: SELLAR
Con un cuchillo de jardinero bien
Aunque las heridas suelen sanar
afilado, alisar el corte quitando
de forma natural, es bueno usar
las astillas y las zonas abultadas.
productos selladores o cicatri-
Así la superficie quedará limpia.
zantes para evitar infecciones.
●
decoración
jardines de interior
Los jardines llaman a las puertas de los espacios cerrados e introducen nuevos conceptos
estéticos en casas, oficinas y lugares de ocio. Una vuelta de tuerca más en la ‘revolución verde’.
50
verdeesvida
FOTOGRAFÍA: PERE PERIS ARQUITECTURA: JORDI ROMEU PAISAJISMO: MAGDA SUNYER ESTILISMO: SUSANA OCAÑA
n
o es ninguna novedad, especialmente en aquellas zonas con
clima benigno, el que existan
jardines interiores en las casas.
Sólo hay que pensar en las de Andalucía o
Levante: grandes viviendas de una o dos
plantas con una zona al aire libre que, en
forma de patio, terraza o respiradero, se
adornan con exuberantes plantas, gigantescas macetas y parterres repartidos por las
esquinas. Sin embargo, las últimas décadas
han traído una nueva utilización de la vegetación en las casas, que se ha extendido a
otros espacios como oficinas, restaurantes
u hoteles. Con ello, se ha sacado partido en
interiores de dos grandes cualidades de las
plantas, acorde a los tiempos en que vivimos:
sus beneficios para la salud y, sobre todo,
una importante y cada vez más valorada función estética y decorativa.
“El paisajista, que antes desarrollaba proyectos para el exterior, ahora interviene como
especialista en ordenación de espacios con
elementos vegetales”, afirma el arquitecto
Juan Antonio Casla. Una tendencia que en
España va ganando terreno auspiciada,
primero, por la extensión del diseño a prácticamente todos los órdenes; segundo, por la
influencia de mercados de plantas de interior
muy desarrollados, como los de Holanda y
Bélgica; y, tercero, por la llegada de nuevas
especies hasta ahora no tenidas en cuenta,
que abren nuevas y sorprendentes posibilidades de decoración y de complementariedad con la concepción de estructuras y
espacios. Un ejemplo es el bambú: “Es una
hierba muy larga y estrecha, y de un crecimiento muy rápido, ya que en pocos días
muchos ejemplares llegan a su tamaño definitivo de 10 ó 15 metros”, explica la paisajista Beth Figueras. “El hecho de que sea tan
columnar lo hace funcionar en los interiores
porque sirve para construir pantallas visuales
que evitan que se vea, por ejempo, el fondo”.
Ella misma ha desarrollado este concepto
en las paredes del Moo, el espectacular restaurante del Hotel Omm, de Barcelona (ver
recuadro en la página 53). También son de
bambú los biombos que articulan el espacio-
Una pantalla de bambú rodea este
salón en la planta baja de un edificio de
Barcelona, en un armónico diálogo estético
con la madera de arce que predomina
en el interiorismo. La presencia vegetal
contribuye a atenuar el aspecto cavernoso
que caracteriza a los bajos.
so lobby central de la sede de la inmobiliaria
Aguirre Newman, en Madrid. Bajo una gran
claraboya de cristal, que cubre el patio de la
antigua fábrica de tabacos rehabilitada por el
arquitecto Gabriel Allende Gil de Biedma, se
trazaron parterres discontinuos, entre fuentes
de agua, en un entorno donde predomina el
ladrillo rojo, la madera y el hierro.
Jardines personalizados
La utilización de los jardines como valor
estético ha permitido, incluso, que cambien
su habitual estatismo por una metamorfosis
continuada, especialmente dentro de las
casas, pues normalmente el espacio que
ocupan y el tipo de vegetación pueden venir
marcados por las necesidades de los que
habitan o conviven en el lugar en distintos
momentos. “Lo que determina un jardín es,
por un lado, el lugar donde se ubica: orientación, topografía, relación con el exterior...
eso es algo que no cambia nunca. Pero sí lo
hace el uso que se le dé al espacio, el otro
En el interior de casas, hoteles,
oficinas y restaurantes, los
jardines aportan valor estético
y decorativo, pero también
beneficios para la salud.
gran condicionante”, explica Figueras. “Hay
espacios que son muy privados y otros,
como una oficina o un hotel, que son semi
públicos; son visitados por muchas personas que seguramente tendrán un contacto
con el exterior mucho más ocasional, lo que
puede llegar a influir en aspectos como el
tipo de pavimento utilizado, el mobiliario,
incluso los elementos constructivos”.
Dentro del interiorismo de oficinas, Casla
señala una tendencia que busca asimilar la
estética de la vegetación a la del mobiliario:
“Se tiende a no tener gran variedad de plantas, sino a utilizar pocos elementos que se
repitan para dar continuidad a los ambientes, al igual que se hace con los paneles de
distribución, por ejemplo, que todos tienen
un mismo estilo”. Aparte del efecto estético,
los jardines en oficinas aportan tranquilidad
a los trabajadores y colaboran en mejorar el
ambiente: “Está demostrado que atenúan
la radiación de los ordenadores, el estrés,
la fatiga ocular... algo que no consigue ni el
>
mejor sistema de aire acondicionado”.
51
●
decoración
para un buen crecimiento y mantenimiento de
las plantas, sino para la percepción del espacio
y la propia vegetación. “Es clave”, subraya
Figueras, “tanto que, en países nórdicos con
poco sol, se han empezado a probar técnicas
para aumentar la sensación de luz mediante
espejos y elementos reflectantes que ayuden a
propagarla incluso en espacios exteriores. Las
técnicas actuales lo permiten, ya sólo depende
de cómo aprendamos a utilizarlas”.
Además de luz, las plantas necesitan agua
y humedad. Así pues, el riego, la humidifica-
Desde el punto de vista
técnico, un jardín interior
precisa luz, riego automático
localizado o por goteo, y un
desagüe para el agua sobrante.
> Conjunción de elementos
Plantas en grandes maceteros y enredaderas que ocultan el techo (foto grande):
en este espacio acristalado que semeja un
invernadero, el jardín exterior parece entrar
en la vivienda. En el luminoso patio central de la sede de la inmobiliaria Aguirre
Newman (arriba), en una antigua fábrica
de tabacos, en Madrid, el bambú aporta
su toque verde, a la vez que estructura el
espacio por su disposición en líneas rectas
discontinuas, entre fuentes de agua.
52
verdeesvida
5
Los jardines interiores se caracterizarán por ser
un elemento de decoración siempre que se
consiga una armonía con los demás aspectos
del espacio: muebles, objetos y plantas deben
funcionar en conjunto. Naturalmente, los materiales que acompañan al jardín (solado, revestimiento, etcétera) deben ser los adecuados.
“Lo más importante es que esos materiales
envejezcan dignamente”, señala Beth Figueras.
“Hay algunos que lo hacen demasiado deprisa,
como la madera; puede con ello tener un cierto efecto en el diseño, pero yo prefiero otros
como la piedra, ya sea en forma de losas o de
grava, o en diferentes formatos. También la
cerámica va muy bien”. Para Casla es fundamental que macetas y plantas “sean acordes
con los muebles y el atrezzo decorativo —gravilla, piedras decorativas— que, colocados
debidamente, no deben crear zonas sobrecargadas. De lo que se trata en definitiva es
que la casa o la oficina tengan una proyección
representativa del exterior en el interior”.
Un elemento esencial a la hora de plantear
un jardín interior es la luz, que sirve no sólo
ción y el aislamiento son aspectos técnicos
fundamentales a la hora de plantear un jardín
interior. Prever un desagüe y la habilitación
de una zona de agua para un sistema de
riego adecuado, que la evacue correctamente y no genere humedades en el interior,
resulta imprescindible. Hoy, en los jardines
interiores se utiliza especialmente el sistema
de riego automático localizado o por goteo,
que actualmente ha alcanzado un grado muy
importante de desarrollo, para poder controlar
la dosis de agua que necesita cada planta.
Un trabajo interdisciplinar
Este nuevo uso de las plantas va ganando
terreno lentamente en las propuestas de interiorismo y arquitectura. Para evitar decisiones
erróneas es fundamental la colaboración entre
arquitecto, decorador y paisajista: “El paisajista reinterpreta la idea del arquitecto”, señala
Beth Figueras. Para ella, lo importante es que
los profesionales que no sepan de plantas
“pregunten y se asesoren”. La paisajista
busca la colaboración interdisciplinar porque,
además, le gustan los nuevos retos. Precisamente, sus próximos proyectos representan
claros ejemplos de nuevos planteamientos en
lo que a utilización de vegetación en espacios
interiores se refiere. Hoy, su estudio participa
en un concurso de paisajismo en lugares tan
poco comunes como uno de los frentes del
puerto de Hamburgo, o dentro de la plaza del
Mausoleo de Augusto, en Roma.
¿Cuál es el futuro de los jardines interiores en España? “Igual que otros países han
Moo: esculturas y bambú
En ese deseo de Beth Figueras de colaboración interdisciplinar entre distintos profesionales se enmarca el
celebrado restaurante Moo, ubicado en el interior del
Hotel Omm, de Barcelona. En el proyecto participaron
el arquitecto Juli Capella y las interioristas Sandra Tarruella e Isabel López. Al proyecto se unió después el
estudio de paisajismo de Beth Figueras. “Juli Capella
tenía claro que el lucernario o patio inglés por el que
entraba la luz e iluminaba el restaurante tenía que ser
un espacio vegetal. Valoramos después las especies
que podían colocarse allí, y jugamos con una serie de
pantallas reflectantes de acero inoxidable que contribuyeran a captar la luz y atraerla al espacio interior”,
explica. Para el proyecto del Moo se optó por utilizar
la especie más alta de bambú que existe, de 15 metros de altura, el único tipo de vegetación capaz de
salvar la profundidad del patio (de diez metros) sin
morir por la falta de luz. Así, la parte del tallo en el
que crecen sus hojas quedarían a la vista y, por tanto, recibírían los beneficios de la iluminación natural.
“Ante todo, quería dar frescor, profundidad de campo,
alejar el fondo del patio y llenar un poco el vacío del
interior”, subraya la paisajista.
desarrollado sus propias plantas de interior,
España lo hará también”, anticipa la paisajista
catalana. En este contexto, podrían tener
éxito plantas como la beaucarnia, procedente
de América Central, muy atractiva gracias
tanto a su carácter ornamental como a los
sencillos cuidados que requiere (tras la prohibición de su importación directa, hoy se produce con normalidad en España); la decorativa zamioculca (ver ficha en la página 36), de
rápido crecimiento y fácil mantenimiento; la
drácena marginata; la apreciada kentia, una
clásica entre los clásicos, y el bambú. ●
●
xxxxxxxxxx
48
verdeesvida
consultorio
vvida @ asociaciongardens.com
¿Quieres saber qué especies son las más adecuadas para tu jardín o terraza? ¿Tienes preguntas
sobre cómo cuidar una planta? ¿Necesitas el consejo de un especialista? Envíanos tus preguntas
a [email protected] Tendrás la respuesta en el próximo número de Verde es Vida.
proteger
el estanque
en invierno
salvar una
azalea de la
caída de hojas
Este verano construí un
pequeño estanque en el
jardín, ¿hay algún tipo de
cuidado especial que tenga
que practicar en invierno?
Aparte de protegerlo de las
heladas no hay nada específico
que debas hacer en esta época. Para ello se puede echar al
agua un trozo de madera o una
garrafa de plástico que absorba
el aumento de volumen si se
llega a helar, evitando la rotura
del vaso; si está en un sitio muy
visible, se pueden disfrazar estos
elementos un poco rudimentarios para conseguir un resultado
más estético. Una opción divertida es cubrir la superficie del
agua con pelotas de pimpón.
Por cierto, es una buena época
para dividir los nenúfares.
Compré hace poco una azalea preciosa, llena de flores,
pero a los pocos días de
estar en casa se le empezaron a caer las hojas y está
hecha una pena. ¿Puedo
hacer algo para salvarla?
Quítale las flores que le queden
para que no pierda fuerza, poda
las ramas que estén secas y
colócala en un recipiente bastante
más grande que su tiesto, lleno de
agua y piedras, de modo que el
agua, al evaporarse, cree un poco
de humedad pero sin que la base
del tiesto esté en contacto con el
agua. Ponla en un sitio fresco,
una terraza acristalada o una
habitación sin calefacción, protegida de las corrientes de aire,
con mucha luz, pero a resguardo
del sol. Riégala periódicamente y
dale tiempo para que mejore. En
primavera puedes intentar sacarla
al exterior, aunque su ubicación
ideal sería un porche o terraza
orientados al sur o al este.
un sustituto
del musgo
Estamos habituados a utilizar
musgo en los adornos navideños, pero me pregunto si hay
algún sustituto más ecológico. ¿Qué me recomiendan?
Desde luego no se debe arrancar
musgo del campo. En los centros
de jardinería encontrarás musgo
de origen certificado, garantía de
que ha sido obtenido sin dañar el
entorno natural. Sin embargo, tu
propio jardín o terraza te ofrecen
alternativas. Aprovecha los restos
de poda de los setos de arizónica u otras cupresáceas como
base para centros: además de
ser muy decorativas huelen de
maravilla. Las piñas que hallarás
debajo de los cedros, pinos y
abetos constituyen otro adorno
de lo más típico. Las ramas desnudas de los frutales o los sauces, que también se podan en
esta época, sirven para decoraciones un poco más modernas.
Y no te olvides del brezo: debidamente secado dará color a tus
centros navideños. Las espigas
son otro recurso y además las
puedes teñir de colores.
¿CÓMO Y CUÁNDO HAY QUE PODAR UNA GLICINIA?
Tengo una glicinia espectacular en el jardín, pero se está poniendo demasiado grande. Sé que el
invierno, especialmente el mes de febrero, es la época más indicada para podarla. ¿Cómo hay que
hacerlo? ¿Tengo que podarla más adelante también?
Efectivamente, febrero es el mes más adecuado para la llamada poda de floración de la glicinia, sobre todo
si se trata de una zona con heladas. Para saber cómo la tienes que podar, ten en cuenta qué tipo de formaciones se originan en las ramas principales. Hay unos ramos cortos, que se conocen como brindillas coronadas, que llevan en la punta una yema de flor de la que surgirá una inflorescencia; a esos no las tienes
que tocar. Verás también unas ramas largas de varios metros, en las que sólo las yemas de la base darán
flores; es en ellas donde tienes que intervenir. Coge una tijera de podar limpia y corta esas ramas a unos
30 a 40 centímetros de la base. Si podas los brotes secundarios o laterales a dos yemas, perderás algunas
flores, pero las que salgan serán más grandes, bellas y elegantes. Tras la poda verás la glicinia llena de
ramillas cortas. En cuanto a otras podas, en verano deberás hacerlo cada 15 a 20 días para darle forma.
verdeesvida
55
56
ahuyentar
a los gatos
del jardín
pantallas de
plantación
contra el ruido
Estoy desesperado con los
gatos del vecindario. Aparte
de otras molestias, se dedican a escarbar en mi jardín
para tapar sus heces, especialmente en la base de las
plantas que acabo de plantar.
¿Hay algo que pueda hacer
para ahuyentarlos? Un perro
no me parece la solución.
Es muy difícil cerrarle el paso al
jardín a los gatos porque trepan
por cualquier sitio, pero sí puedes
hacer algo para proteger tus plantas nuevas. Ellos suelen elegir los
sitios donde la tierra está removida, por eso van a lo que está
recién plantado, así que si cubres
la base de los nuevos ejemplares
con piedras mientras el terreno
se afianza, evitarás la pérdida de
muchos. Tampoco les gusta la
gravilla o los recubrimientos ásperos, como la piedra volcánica o
las piedrecillas con aristas.
Tenemos un gran problema con
el ruido de una carretera cercana, que hace prácticamente
imposible estar a gusto en el
jardín. ¿Sirven de algo
las pantallas antirruido?
Por supuesto, las pantallas
antirruido mitigan el problema.
Existen empresas que se dedican
a la fabricación y construcción de
pantallas en diversos materiales.
Algunos sistemas modulares de
bloques de hormigón presentan
huecos para poner plantación;
amortiguan bastante el sonido
al ser de un material poroso y
tener muchos recovecos. Pero
además de la barrera artificial
te recomendamos una buena
pantalla de plantación, alta y
perenne como Cupressocyparis
leylandii, que crece muy rápidamente y se puede mantener
como seto; se poda dos veces
al año o se deja crecer libremente si hay bastante espacio. Si
el lugar no es muy grande y no
quieres problemas, los cipreses,
Cupresus sempervirens, hacen
una pantalla realmente bonita.
En cualquier caso deberás apoyar esta pantalla alta con masas
de arbustos más bajos: cuanto
más plantas y más frondoso sea
el follaje menos ruido tendrás
que soportar. Te recomendamos
grandes arbustos perennes de
crecimiento rápido como el laurel
cerezo, o Prunus laurocerasus, y
la Photinia serrulata, que además
dan unas perfumadas florecillas
blancas; el Eleagnus pungens y
el Viburnum lucidum.
verdeesvida
LAS CAMELIAS Y EL SUELO CALCÁREO
Tengo un pequeño jardín en Alcalá de Henares, cerca de
Madrid, donde el suelo es muy calcáreo. Me gustan mucho
las camelias y me han dicho que son totalmente incompatibles con el suelo de mi jardín. ¿Es verdad? ¿Hay algo que
pueda hacer para intentar cultivarlas?
Es verdad, las camelias no sólo son incompatibles con el suelo
sino también con el agua de esa zona. Pero, por supuesto, siempre
se puede hacer algo. Todas las especies de camelia se cultivan
perfectamente en maceta; elige grandes recipientes de barro o
barro esmaltado, mejor que plástico; asegúrales un buen drenaje
y rellénalas con tierra de brezo o castaño, o con un sustrato a base
de turba. Si puedes, guarda agua de lluvia para regarlas o hazlo
con agua mineral; si no, se pueden añadir unas gotitas de vinagre
al agua de riego para que no se alcalinice el sustrato.
ni césped ni
solado, gravilla
Acaban de entregarme mi casa.
El jardín es muy pequeño y no
merece la pena poner césped.
Tampoco quisiera solarlo.
¿Qué otras opciones tengo?
Hay muchísimas opciones entre
el césped y el enlosado. No
renuncies a tener un jardín por
pequeño que sea el espacio que
tienes. Date tiempo para pensar
qué quieres realmente. Mientras
te decides y si lo que te molesta
es la sensación de solar, cubre el
suelo con gravilla de piedra decorativa, que evita el barro, es limpia
y da un aspecto ordenado, y pon
alguna planta que te guste. En tu
centro de jardinería hallarás gran
variedad de colores y texturas.
037Verdeesvida
29/9/06
09:29
Página 1
»»»»»
MIGUEL GARCÍA-POSADA
Gran experto en la obra de Benito Pérez Galdós, el crítico literario y escritor Miguel GarcíaPosada acaba de publicar Guía
del Madrid galdosiano (Biblioteca Madrileña de Bolsillo). ¿En
qué jardines, con qué plantas
y flores, en qué paisajes se recreaban, a finales del siglo XIX
y comienzos del XX, los personajes del escritor canario? La
respuesta, en esta columna.
García-Posada, asesor técnico
de la Consejería de Educación
de la Comunidad de Madrid,
es presidente de la Asociación
de Críticos Literarios desde
1996. Durante muchos años
escribió una columna semanal
sobre poesía en el suplemento
Babelia, de El País. Hoy ejerce
la crítica en el diario Abc.
58
verdeesvida
con
firma
Miguel García-Posada
¿De qué jardines hablaba Galdós?
La literatura realista del siglo XIX atendía, sobre todo, al retrato de la palpitante
realidad social y de los individuos que la componían. Por eso alientan en ella
tantos personajes memorables y, en cambio, el paisaje, no existe de hecho. No
da Galdós una sola pincelada sobre el paisaje castellano, que descubrirá el 98.
Tampoco es fácil encontrar en su obra muchas referencias a plantas y jardines.
Tendremos que esperar al fin de siglo para hallar en la literatura, en paralelo con
la pintura impresionista —así en Proust— plantas y jardines en abundancia.
Y, sin embargo, Madrid, que se europeizó mucho por esta época —en torno a
la Restauración— tenía ya “bonitísimos jardines plantados en las polvorientas
plazuelas de antes” y algunos de sus habitantes sentían la atracción de las
plantas. Así Eloísa Bueno, una de las primas y amantes del narrador de Lo
prohibido, decide reformar el patio de su casa y ponerse a la hora europea.
A tal efecto pensó llenarlo de “plantas soberbias, latanias, rododendros,
azaleas, araucanías, helechos arborescentes...”.
León Roch, científico agnóstico y tolerante (La familia de...), poseía en su
casa palacio, a las afueras de Madrid, un hermoso jardín, donde crecían
un “frondoso arbolado de olmos, acacias, gledichtas, soforas” y “gallardas
sequoias, nísperos del Japón, magnolias, nenúfares, estufas llenas de fucsias
y gomeros, helechos arborescentes, cactus y araucarias”. No faltaban
tampoco “flores y azaleas” junto al enfermizo Luis Gonzaga, el santito cuñado
de León, quien en cierto momento “arrancó dos rosas del rosal más cercano
y las dio a su madre para que las pusiera en su seno”. Aunque su poética
realista no fuera muy jardinera, floral, Galdós era consciente de la cultura y
sensibilidad que aportaban flores y plantas y eso explica la devoción que
sentía por ellas Clara Porreño, exquisita criatura femenina, y la animadversión
de su tutor, el autoritario Elías Orejón (La Fontana de Oro).
No abundan las referencias a jardines y plantas en la novela más reputada de
don Benito, Fortunata y Jacinta; de hecho, las más de las flores que aparecen
en ella están asociadas a la huerta valenciana, que transitan Juanito Santa
Cruz y Jacinta en su viaje de novios, aunque comparecen en unión de otros
frutos agrarios: “flores olorosísimas”, “por todas partes flores”, pero también
“hortalizas”, “arbustos tiernos”, “acacias gigantescas”, “higos chumbos”...
El verano lo habían pasado Santa Cruz y su esposa, aún novia, en el Norte;
aparecen allí de nuestro ámbito “praderas verdes, setos, callejas llenas de
arbustos, helechos y líquenes”.
59 ROCALBA OK
28/9/06
18:24
Página 1
60 BURES OK
28/9/06
18:16
Página 1