Referencias - Escuela Militar de Cadetes

Transcripción

Referencias - Escuela Militar de Cadetes
REVISTA
CIENTÍFICA
“GENERAL JOSÉ MARÍA CÓRDOVA”
ISSN 1900-6586, Rev. Cient. Gen. José María Córdova
Volumen 13, Número 15, Año 2015
Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
Colombian Journal for Military Studies
Revue colombienne de recherche dans le domaine militaire
Revista colombiana pela pesquisa no campo militar
Revista indexada en:
Publindex, categoría B
EBSCO, México
SciELO Colombia- Thompson Reuters
Rev. Cient. Gen. José
María Córdova
Bogotá
Colombia
enero-junio
2015
Vol. 13
No. 15
pp. 19-307
ISSN
1900-6586
DIRECTIVOS
DIRECTOR-RECTOR
Brigadier General Jorge Arturo Salgado Restrepo
SUBDIRECTOR
Coronel Miguel Eduardo David Bastidas
VICERRECTOR ACADÉMICO
Coronel Marino Valencia Rico
JEFE DE PLANEACIÓN ACADÉMICA
Coronel Edison Montenegro Ariza
DIRECCIÓN DE INVESTIGACIONES
Elba María Bermúdez Quintana, PhD
CONSEJO EDITORIAL
EDITOR
Jesús Alberto Suárez Pineda, PhD (c)
COMITÉ EDITORIAL
COMITÉ CIENTÍFICO
William Fernando Martínez Luna, PhD
Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano
Bogotá, Colombia
Vicente Torrijos Rivera, PhD
Universidad del Rosario
Bogotá, Colombia
Roberto Antonio Ríos León, Ph.D.
Corporación Universitaria Minuto de Dios
Bogotá, Colombia
Luis Eduardo Sandoval Garrido, PhD
Universidad Militar Nueva Granada
Bogotá, DC, Colombia
Isidro Sepúlveda, Ph.D.
National Defense University
Washingtong, DC, USA
Javier Torres Velasco, PhD
Universidad Externado de Colombia
Bogotá, DC., Colombia
Ascensión Sierra Soriano, PhD
Universidad de Alicante
San Vicente del Raspeig, Español
Alessandra Ciurlo, Ph. D.
Pontificia Università Gregoriana
Roma, Italia
Eduardo Mora Bejarano, PhD
Fundación Universitaria del Área Andina
Bogotá, DC, Colombia
Gina Benavides Llerena, Ph.D.
Pontificia Universidad Católica del Ecuador,
Quito, Ecuador
Luis Alfonso Ramírez Peña, PhD
Universidad Pedagógica
Bogotá, Colombia
Directora Sello Editorial:
Enit Godoy Estrella
Diseño y Diagramación:
Rubén Alberto Urriago Gutiérrez
Corrección de Estilo:
Jenny Alexandra Jiménez Medina
Artista Invitado
Rafael López Angarita
Asistente Editorial
Angélica María Hernández Rodríguez
Dimitri Endrizzi, PhD
Universidad Externado de Colombia
Bogotá, Colombia
Oscar Javier Reyes Ortiz, PhD
Universidad Militar Nueva Granada
Bogotá, Colombia
Tiraje de 500 ejemplares
Impreso en Colombia
Printed in Colombia
© 2015, Escuela Militar de Cadetes “General José María Córdova”
Derechos exclusivos de publicación y distribución de la obra
Dirección de Investigaciones: Calle 80 Nº 38-00. Bogotá, DC, Colombia
Teléfono: 3770850 Ext. 1115
Licencia Creative Commons: Atribución – No comercial – Sin Derivar
Correo electrónico: [email protected]
Dirección electrónica:
http://www.sci.unal.edu.co/scielo.php?script=sci_serial&pid=1900-6586&lng=es&nrm=iso
Página web: http://www.esmic.edu.co/esmic/index.php/bienestar/publicaciones.html
Los contenidos son responsabilidad exclusiva de los autores; no representan la posición oficial de la Escuela Militar de Cadetes
“General José María Córdova”. Cualquier observación o cuestionamiento puede ser notificada tanto al correo electrónico
de la Revista como al de los autores, el cual aparece al final del pie de página de cada autor.
Índice / Index / Index / Índice
Carta del Director . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
ESTUDIOS MILITARES / MILITARY STUDIES / ÉTUDES MILITAIRES / ESTUDOS MILITARES
1 Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia
Colombia antes del Plan Colombia 1998
• The Historic Events of US Foreign Policy towards Colombia, Prior to 1998 Plan
Colombia’s Enacment
• Des événements historiques dans la politique étrangère vers la Colombie avant le
Plan Colombie 1998
• Acontecimentos históricos da política externa dos Estados Unidos para a Colômbia
antes do Plano Colômbia 1998
María Catalina Monroy. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
2 Full Spectrum Operations: the Rationale Behind the 2008 Russian Military
Reform?
• Operaciones militares de amplio espectro: ¿fundamento de la Reforma de las Fuerzas
Armadas de Rusia de 2008?
• Des opérations militaires à spectre complet: le raisonnement caché derrière la réforme militaire russe de 2008?
• Operações de pleno espectro: a lógica subjacente da Reforma das Forças Armadas da
Rússia de 2008?
Andrés Eduardo Fernández Osorio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
DERECHOS HUMANOS Y DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO
HUMAN RIGHTS AND INTERNATIONAL HUMANITARIAN LAW
DROITS DE L’HOMME ET DROIT INTERNATIONAL HUMANITAIRE
DIREITOS HUMANOS E DIREITO INTERNACIONAL HUMANITÁRIO
3 Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: miradas
relativas a su bienestar
• Particular Experiences of Women in Processes of Human Mobility: Some Views
on Their Welfare
• Expériences particulières des femmes dans des processus de mobilité humaine: regards sur leur bien-être
• Experiências particulares das mulheres nos processos de mobilidade humana: um
olhar sobre seu bem-estar
Elba María Bermúdez Quintana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia
Radilla Pacheco vs México y el caso de la masacre de Santo Domingo vs Colombia
89
6
Índice / Index / Index / Índice
• Implications of Control Conventionality: Judgment Radilla Pacheco vs Mexico
Verdict and the Case of the Slaughter of Santo Domingo vs Colombia
• Implications de contrôle conventionnalité: Jugement Radilla Pacheco vs Mexique
et le cas du massacre de Santo Domingo vs Colombie
• Implicações do controle de convencionalidade: cumprimento da sentença Radilla
Pacheco vs México e o caso do massacre de Santo Domingo vs Colombia
Alfonso Jaime Martínez Lazcano / Eduardo Santiago Pérez /
Jaime Alfonso Cubides Cárdenas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115
EDUCACIÓN / EDUCATION / ÉDUCATION / EDUCAÇÃO
5 La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la
Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial: los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
• The Colombian Dual Apprenticeship System: the Case of the Business University
Foundation of the Chamber of Commerce of Bogotá Uniempresarial. The Present
Challenges in the Perception of Graduades and Businessmen
• La formation professionnelle duale en Colombie. Le cas de l’Université de la
Chambre de Commerce de Bogota Uniempresarial. Les défis actuels dans la perception de diplômés et entrepreneurs
• A formação dual na Colômbia. O caso da Fundação Universitária da Câmara de
Comércio de Bogotá Uniempresarial: os desafios atuais na percepção de graduados e empresários
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145
6 Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual
• The Pedagogical Models from a Psychological and Spiritual Dimension
• Les modèles pédagogiques dans ses dimensions psychologique et spirituelle
• Os modelos pedagógicos por meio de uma dimensão psicológica e espiritual?
Alexander Ortiz Ocaña / Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago /
Iván Manuel Sánchez Fontalvo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 183
7 Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia.
Un estudio de caso
• Building Communal Tissue from the Perspective of New School in Colombia.
A Case Study
• Renforcer le tissu social du point de vue de l’École nouvelle en Colombie.
Une étude de cas
• Construindo tecido social por meio da Escola Nova na Colômbia.
Um estudo de caso
Diana Carolina Suárez Díaz / Andrea del Pilar Liz / Carlos Fernando Parra Moreno . . . 195
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Índice / Index / Index / Índice
7
CIENCIA Y TECNOLOGÍA / SCIENCE AND TECHNOLOGY / SCIENCE ET TECHNOLOGIE / CIÊNCIA E TECNOLOGIA
8 La ciencia no puede determinar valores humanos
• Science cannot Determine Human Values
• La science ne peut pas déterminer des valeurs humaines
• A ciência não pode determinar valores humanos
Brian D. Earp . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 233
9 Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário
• Rastreo de facciones como herramienta interactiva y detección del estado de ánimo
del usuario
• System to Track Factions as an Interactive and Monitoring Tool for the User’s
Particular Style
• Système de suivi des factions comme un outil interactif en ligne et de surveillance
de l’état d’esprit de l’opérateur
Alvaro Uribe- Quevedo / Silas Alves dos Reis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245
10 Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela
Militar de Cadetes General José María Córdova
• Relationship between Body Composition and Physical Performance of the
Colombian Military Academy
• Relation entre la composition corporelle et la performance physique à l’École militaire des cadets «Général José María Córdova»
• Relação entre composição corporal e desempenho físico na Escola Militar de
Cadetes General José María Córdova
Sergio Mauricio Castañeda Tovar / Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdezz. . . . . . . . . . . . . . . 257
11 Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando
heteroglosias de poder
• Accounting Representation Crisis in Oil Industry: Assembling Heteroglossias
of Power Towards the Ethical Act
• Crise de la représentation comptable dans l’industrie pétrolière. L’assemblage
des hétéroglossies du pouvoir
• Crise da representação contábil na indústria petrolífera: juntando heteroglossias
de poder
José Manuel Mora Álvarez / Olga Lucía Martínez Paredes / Martha Verónica Pardo Soto /
Jeison Cantillo Flórez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 271
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
8
Índice / Index / Index / Índice
HISTORIA / HISTORY / HISTOIRE / HISTÓRIA
12 Modernidad hispana en las ciencias militares en Colombia
• Hispanic Heritage Modernity in the Military Sciences in Colombia
• Héritage de la modernité hispanique dans les sciences militaires en Colombie
• Modernidade hispânica nas ciências militares na Colômbia
Ricardo Esquivel Triana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 291
ARTISTIC EXPRESSION / EXPRESSION ARTISTIQUE / EXPRESSAO ARTÍSTICA
Encuentro con el arte y el artista Rafael López Angarita
Jesús Alberto Suárez Pineda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 312
RESEÑAS / REVIEWS / RECENSIONS / ESENHAS
Ortiz Riaga, María Carolina, coord. (2014). Historias de empresarias innovadoras en
Colombia. Por Enit Godoy Estrella, Escuela Militar de Cadetes. . . . . . . . . . . . . . . . . 318
Crettiez, Xavier (2009). Las formas de la violencia. Por Julián Pérez Ortiz, Instituto
Caro y Cuervo (ICC) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
Vida y obra. Um elo perfeito: Maria Laura Mouzinho Leite Lopes e a educação
matemática. Por Pedro Carlos Pereira, Universidade Federal rural do Rio de Janeiro,
Rio de Janeiro, Brasil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 326
Vida y obra. Mónica Fuquen, perfil de un alma que se expresa a través del sonido.
Por Luis Eduardo Mateus, Periodista, Bogotá, Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 335
Hofmannsthal, Hugo von (1921). Der Ersatz für die Träume / El reemplazo de los
sueños. Traducción del alemán por Diego Andrés Valderrama Orejarena, Universidad
Industrial de Santander (UIS), Santander, Colombia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 338
PAUTAS DE PUBLICACIÓN / STYLE REQUIREMENTS / CONDITIONS DE PUBLICATION /NORMAS DE PUBLICAÇÃO
Pautas de publicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 349
ÍNDICE DE AUTORES / INDEX OF AUTHORS / INDEX DES AUTEURS / ÍNDICE DE AUTORES
Índice de autores N° 1 a 15 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
9
Carta del Director de la Escuela Militar de Cadetes
Jorge Arturo Salgado Restrepo1
Ya está aquí la edición enero-junio 2015 de la Revista Científica General José María Córdova (Rev.
Cient. Gen. José María Córdova) en un tiempo récord, con una gratificante novedad: nuestra revista ha sido aceptada a hacer parte de los índices internacionales SciELO Colombia-Universidad
Nacional de Colombia-Thompson Reuters, luego de tener un concepto favorable en los procesos
de evaluación de revistas postulantes. Cada uno de nuestras ediciones muestra el compromiso
institucional que ha liderado la Escuela Militar de Cadetes para promover la cultura científica
mediante la publicación y la difusión de estudios en ciencias militares y otras áreas afines.
A continuación, se presenta un resumen de su contenido.
La sección Estudios Militares tiene los siguientes dos artículos: “Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998”,
escrito por María Catalina Monroy-Hernández, PhD, basado en su disertación doctoral defendida en la Universidad Externado de Colombia; y el artículo en inglés “Full Spectrum Operations:
the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?” (Operaciones militares de espectro total: ¿fundamento de la reforma militar rusa de 2008?), escrito por Andrés Eduardo Fernández
Osorio, mayor en actividad del Ejército Nacional de Colombia, y candidato a PhD, quien presenta un artículo basado en su tesis de maestría defendida de manera conjunta en dos universidades:
University College London, en Londres, Inglaterra, y National Research University - Higher
School of Economics, en Mosú, Federación de Rusia.
La sección Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario contiene los
artículos “Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: miradas relativas
a su bienestar”, por la profesora Elba María Bermúdez Quintana, PhD, quien basa su artículo
en su tesis doctoral defendida en la Universidad Politécnica de Valencia, Valencia, España, enriqueciéndolo con nuevos aportes, especialmente en lo que respecta al desafío de garantizar la
igualdad de derechos y el respeto de la dignidad humana de la mujer; y el artículo “Implicaciones
del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco vs México y el
caso de la masacre de Santo Domingo vs Colombia”, de los profesores Alfonso Jaime Martínez
Lazcano de la Universidad Autónoma de Chiapas, en México, Eduardo Santiago Pérez de la
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en México, y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas de
la Universidad Católica de Colombia, en Bogotá.
La sección Educación consta de tres artículos: “La formación dual en Colombia. El caso de
la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial: los desafíos
actuales en la percepción de egresados y empresarios” por Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández,
PhD, artículo derivado de su tesis doctoral, defendida en la Universidad Popular Autónoma del
Estado de Puebla, en México; “Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual”, por Alexander Ortiz Ocaña, PhD, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago, PhD, y Iván Manuel
1 Brigadier General del Ejército Nancional de Colombia; Profesional en Ciencias Militares, Escuela Militar de Cadetes “General
José María Córdova”; Magíster en Administración Financiera, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D. F., México;
Magister en Seguridad y Defensa Nacionales, Escuela Superior de Guerra, Bogotá, Colombia. Contacto: [email protected]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
10
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
Sánchez Fontalvo, PhD, docentes de la Universidad del Magdalena, Santa Marta, Colombia;
“Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso”, un artículo basado en una tesis de maestría sustentada en la Universidad de La Salle, por los profesores
Diana Carolina Suárez Díaz, de la Universidad de San Buenaventura, Andrea del Pilar Liz y
Carlos Fernando Parra Moreno, de la Universidad del Tolima.
La sección Ciencia y tecnología tiene tres artículos: “La ciencia no puede determinar valores humanos”, versión española del original en inglés “Science cannot determine human values”
por el profesor Brian D. Earp, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, investigador asociado
en Oxford Uehiro Centre for Practical Ethics (Centro Uehiro para la Ética práctica de Oxford); el
artículo en portugués “Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento
do estado emocional do usuário” (Rastreo de facciones como herramienta interactiva y detección
del estado de ánimo del usuario), por los profesores Alvaro Uribe Quevedo, PhD, Universidad
Militar Nueva Granada, Bogotá, Colombia, y Silas Alves dos Reis de la Universidade de São
Paulo, São Carlos, Brasil; “Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la
Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova”, por el licenciado en Educación Física
Sergio Mauricio Castañeda, MsC, y la nutricionista y dietista del deporte Ninosca Sofía Caiaffa
Bermúdez, MsC, investigadores del Centro de Investigación de La Cultura Física cicfi de la
Escuela Militar de Cadetes, Bogotá, Colombia; “Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder”, por los contadores públicos José Manuel
Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez,
quienes presentan un artículo derivado de dos tesis de maestría en contabilidad de la Universidad
Libre, Bogotá, Colombia.
Por último, la sección Historia contiene el artículo “Modernidad hispana en las ciencias
militares en Colombia”, por Ricardo Esquivel Triana, PhD, profesor de la Escuela Superior de
Guerra, Bogotá, Colombia.
La sección Exempla artium (Expresión artística), contiene una muestra de pinturas de
Rafael López Angarita, sargento del Ejército Nacional, psicólogo de la Universidad Católica y
Especialista en Psicología Jurídica de la misma universidad.
Invitamos a todos los miembros de la comunidad académica a publicar sus artículos científicos sobre estudios militares y otras áreas afines, en español, inglés, francés o portugués, para
las siguientes ediciones de la Revista Científica “General José María Córdova” (Rev. Cient. Gen. José
María Córdova).
Información adicional acerca de la Rev. Cient. Gen. José María Córdova se encuentra disponible aquí:
Correo electrónico: [email protected]
Página web: http://www.esmic.edu.co, http://www.scielo.org.co/
Editor: Jesús Alberto Suárez Pineda, [email protected]
Escuela Militar de Cadetes “General José María Córdova”
Dirección de Investigaciones
Calle 80 No. 38-00, Bogotá, D.C., Colombia
Teléfono: (+57) 3770850 ext. 1115
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
11
Letter from the Director of the Colombian Military Academy
Jorge Arturo Salgado Restrepo 1
The January-June 2015 edition of the Colombian Journal for Military Studies —‘Revista Científica
General José María Córdova’ is finally ready! Besides, there is a rewarding novelty: the journal
has been selected for inclusion into the SciELO Colombia-Universidad Nacional de ColombiaThompson Reuters international indexes. These organizations made a favorable decision based on
the successful evaluation processes of the applicant journals. Each editon of the Journal shows the
commitment of the Colombian Military Academy (ESMIC) with the promotion of scientific culture through the publication and distribution of studies on the military sciences and related fields.
A summary of the content of this issue is featured below.
The Military Studies section has the following two articles: “The Historic Events of
US Foreign Policy Towards Colombia, Prior to 1998 Plan Colombia’s Enactment”, written by
María Catalina Monroy-Hernández, PhD, based on her doctoral thesis defended at Universidad
Externado de Colombia; and the article in English “Full Spectrum Operations: the Rationale
Behind the 2008 Russian Military Reform?”, by Andrés Eduardo Fernández-Osorio, Major in
the National Army of Colombia and PhD candidate, based on his master’s dissertation completed at University College London, United Kingdom and at National Research University-Higher
School of Economics, in Moscow, Russian Federation.
The Human Rights and International Humanitarian Law section contains the articles “Particular Experiences of Women in Processes of Human Mobility: Some Views on Their
Welfare” by Professor Elba María Bermúdez Quintana, PhD, who bases her paper in her doctoral
thesis defended at Universidad Politécnica de Valencia, Spain, enriching it with new contributions, particularly regarding the challenges in ensuring the equality of rights and respect for the
human dignity of women; and the article “Implications of Control Conventionality: Radilla
Pacheco vs Mexico verdict and the Case of the Slaughter of Santo Domingo vs Colombia”, by
Professors Alfonso Jaime Martínez-Lazcano from Universidad Autónoma de Chiapas, México,
Eduardo Santiago-Pérez from Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México, and Jaime
Alfonso Cubides-Cárdenas from Universidad Católica de Colombia, in Bogotá.
The Education section consists of three articles: “The Colombian Dual Apprenticeship
System: the Case of the Business University Foundation of the Chamber of Commerce of Bogotá
Uniempresarial. The Present Challenges in the Perception of Graduades and Businessmen” by
Leonor Yaneth Goe Rojas-Hernández, PhD, a paper derived from her doctoral thesis completed at Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, México; “The Pedagogical Models
from a Psychological and Spiritual Dimension” by Alexander Ortiz-Ocaña, PhD, Jorge Oswaldo
Sánchez-Buitrago, PhD, and Iván Manuel Sánchez-Fontalvo, PhD, Professors at Universidad
del Magdalena, in Santa Marta, Colombia; “Building Communal Tissue from the Perspective of
New School in Colombia. A Case Study” —an article based on a master’s dissertation defended
1 Brigadier General in the National Army of Colombia; Master in Financial Management, Autonomous University of
Mexico; Master in National Security and Defense, Escuela Superior de Guerra. Email: [email protected]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
12
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
at Universidad de La Salle, by Professors Diana Carolina Suárez-Díaz, from Universidad de San
Buenaventura, Colombia, and Andrea del Pilar Liz and Carlos Fernando Parra-Moreno, from
Universidad del Tolima, Colombia.
The Science and Technology section contains four articles: “Science cannot determine
human values” —an Spanish translation of the original version in English, by Professor Brian D.
Earp, from Oxford University, United Kingdom, a research associate at Oxford Uehiro Centre
for Practical Ethics; the article in Portuguese “Rastreamento de rosto como ferramenta interativa
e de monitoramento do estado emocional do usuário” (System to Track Factions as an Interactive
and Monitoring Tool for the User’s Particular Style), by Professors Alvaro Uribe-Quevedo, PhD,
from Universidad Militar Nueva Granada, Bogotá, Colombia, and Silas Alves dos Reis, from
Universidade de São Paulo, Brazil; “Relationship between Body Composition and Physical
Performance of the ‘General Jose Maria Cordova’ Military Academy”, by MsC Sergio Mauricio
Castañeda-Tovar, a graduate with a degree in Physical Education, and by MsC Ninosca Sofía
Caiaffa-Bermúdez, a nutricionist and sports dietitian, both of them researchers at the Center for
Research on Physical Culture cicfi — by its Spanish acronym, from the Colombian Military
Academy in Bogotá, Colombia; “Accounting Representation Crisis in Oil Industry: Assembling
Heteroglossias of Power”, by public accountants José Manuel Mora-Álvarez, Olga Lucía MartínezParedes, Martha Verónica Pardo-Soto and Jeison Cantillo-Flórez, who submitted an article based
on their master’s dissertations in accounting at Universidad Libre, Bogotá, Colombia.
Lastly, the History section has the article “Hispanic Heritage Modernity in the Military
Sciences in Colombia” by Ricardo Esquivel-Triana, PhD and professor at Escuela Superior de
Guerra, Bogotá, Colombia.
The Exempla artium (artistic expression) section offers a selection of paintings by Rafael
Lopez Angarita, Sergeant in the National Army of Colombia, psichologist and specialist in law
psychology from Universidad Catolica, Colombia.
We kindly encourage all members of the academic community to publish their scientific
articles on military studies and related fields, in Spanish, English, French or Portuguese, for
the next issues of the General José María Córdova Military Journal (Rev. Cient. Gen. José María
Córdova, issn 1900-6586). Additional information about Rev. Cient. Gen. Jose Maria Cordova
is available here:
Email: [email protected]
Website: http://www.esmic.edu.co, http://www.scielo.org.co/
Editor-in-Chief: Jesús Alberto Suárez Pineda, [email protected]
Escuela Militar de Cadetes “General José María Córdova”
Research Directorate
Calle 80 No. 38-00, Bogotá, D.C., Colombia
Teléfono: (+57) 3770850 ext. 1115
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
13
Lettre du Directeur de l’École militaire des cadets
Jorge Arturo Salgado Restrepo 1
Il est déjà ici l’édition de janvier à juin 2015 de la revue colombienne de recherche dans le domaine militaire —« Revista Científica General José María Córdova », en un temps record, avec
une gratificante nouveauté: notre journal a été accepté dans les index internationaux SciELO
Colombie-Universidad Nacional de Colombia-Thompson Reuters, après avoir obtenu le concept favorable dans le processus d’évaluation des journaux candidats. Chacune de nos éditions
témoigne de l’engagement institutionnel que l’École militaire ne cesse de mener pour encourager
la culture scientifique à travers la diffusion et la publication des études en sciences militaires et
domaines connexes.
On trouvera ci-dessous le résumé de la publication.
La section Études militaires comprend les trois articles suivants: « Des événements historiques dans la politique étrangère vers la Colombie avant le Plan Colombie 1998 », écrit par
Madame le docteur María Catalina Monroy-Hernández, et basé sur sa dissertation doctorale,
soutenue à l’Université Externado de Colombie; et l’article en anglais « Full Spectrum Operations:
the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform? » (Des événements historiques dans la politique étrangère vers la Colombie avant le Plan Colombie 1998), par Monsieur Andrés Eduardo
Fernández-Osorio, major de l’armée nationale colombienne, et doctorant assistant, qui publie
un article basé sur son mémoire de maîtrise soutenu de manière conjointe dans deux universités:
University College London, à Londres, au Royaume-Uni, et Higher School of Economics, à
Mosou, Fédération de Russie.
La section Droits de l’Homme et droit humanitaire comprend les articles « Expériences
particulières des femmes dans des processus de mobilité humaine: regards sur leur bien-être »,
par Madame le docteur Elba María Bermúdez-Quintana, qui fonde son article dans sa thèse de
doctorat soutenue à l’Université Polytechnique de Valence, en Espagne, en l’enrichissant de nouveaux apports, notamment pour ce qui concerne le défi qui consiste à garantir l’égalité des droits
et le respect de la dignité humaine de la femme; et l’article « Implications de contrôle de conventionnalité: Jugement Radilla Pacheco vs Mexique et le cas du massacre de Santo Domingo vs
Colombie », par les enseignants Alfonso Jaime Martínez-Lazcano de l’Universidad Autónoma de
Chiapas au Mexique, Eduardo Santiago-Pérez l’Université autonome émérite de Puebla Puebla au
Mexique, et Jaime Alfonso Cubides-Cárdenas de l’Université Catholique de Colombie, à Bogotá.
La section Éducation est composée de trois articles: « La formation professionnelle duale
en Colombie. Le cas de l’Université de la Chambre de Commerce de Bogota Uniempresarial.
Les défis actuels dans la perception de diplômés et entrepreneurs » par Madame le docteur
Leonor Yaneth Goe Rojas-Hernández, un article basé sur sa thèse doctorale, soutenue à l’Université populaire autonome de l’Etat de Puebla au Mexique; « Les modèles pédagogiques dans
ses dimensions psychologique et spirituelle » par messieurs les docteurs Alexander Ortiz-Ocaña,
1 Général de brigade de l’armée colombienne. Maîtrise en gestion financière, Université autonome du Mexique, Maîtrise en
sécurité nationale et de la défense, École supérieure de guerre en Colombie. Email: [email protected]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
14
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
Jorge Oswaldo Sánchez-Buitrago et Iván Manuel Sánchez-Fontalvo, Professeur de l’Université
del Magdalena, à Santa Marta, Colombie; « Renforcer le tissu social du point de vue de l’École
nouvelle en Colombie. Une étude de cas », un article basé sur un mémoire de maîtrise soutenu à
l’Universidad de La Salle à Bogotá, par messieurs les professeurs Diana Carolina Suárez-Díaz, de
l’Université saint-Bonaventure à Bogotá, Andrea del Pilar Liz et Carlos Fernando Parra-Moreno,
de l’Universidad del Tolima, à Ibagué, Colombie.
La section Science et Technologie présente deux articles: « La science ne peut pas déterminer des valeurs humaines », écrit par Monsieur le Professeur Brian D. Earp, de l’Université d’Oxford au Royaume-Uni, chercheur associé au Centre Uehiro d’Étude d’Étique Practique
d’Oxford (Oxford Uehiro Centre for Practical Ethics); l’article publié en portugais “Rastreamento
de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário”
(Système de suivi des factions comme un outil interactif en ligne et de surveillance de l’état
d’esprit de l’opérateur), par Monsieur le docteur Alvaro Uribe-Quevedo, Professeur à l’Universidad Militar Nueva Granada à Bogotá, et Monsieur Silas Alves dos Reis, maîtrise en science et
Professeur à l’Université de São Paulo, à São Carlos, au Brésil; l’article « Relation entre la composition corporelle et la performance physique à l’École militaire des cadets Général José María
Córdova », par Monsieur Sergio Mauricio Castañeda-Tovar, maîtrise en sciences et licencié en
Education Physique et Madame Ninosca Sofía Caiaffa-Bermúdez, maîtrise en sciences et nutritionniste et diététicienne du sport, les deux ensemble sont des chercheurs au Centre de Recherche
de la Culture Physique cicfi (selon le sigle en spagnol) de l’École militaire des cadets, à Bogotá;
et l’article « Crise de la représentation comptable dans l’industrie pétrolière. L’assemblage des
hétéroglossies du pouvoir », par les comptables agréés José Manuel Mora-Álvarez, Olga Lucía
Martínez-Paredes, Martha Verónica Pardo-Soto et Jeison Cantillo-Flórez, qui ont proposé un
article basé sur deux mémoires de maîtrise en comptabilité de l’Université libre à Bogotá.
Enfin, la section Histoire contient l’article « Héritage de la modernité hispanique dans les
sciences militaires en Colombie », par Monsieur le Docteur Ricardo Esquivel-Triana, Professeur
de l’École Supérieure de Guerre, à Bogotá.
Nous invitons tous le membres de la communauté académique à nous présenter des articles
de recherche dans le domaine militaire et domaines connexes, en espagnol, anglais, français ou
portugais, pour les prochaines éditions de la Revue scientifique Général José María Córdova (Rev.
Cient. Gen. José María Córdova, issn 1900-6586). Les articles sélectionnés dans d’autres langues
seront traduits en espagnol.
Pour toute information supplémentaire sur la Rev. Cient. Gen. José María Córdova, rendez-vous aux adresses ci-dessus:
Courrier électronique: [email protected]
Page Web: http://www.esmic.edu.co, http://www.scielo.org.co/
Escuela Militar de Cadetes “General José María Córdova”
Éditeur en chef: Jesús Alberto Suárez Pineda, [email protected]
Direction des Recherches
Calle 80 No. 38-00, Bogotá, D.C., Colombie
Téléphone: (+57) 3770850 ext. 1115
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
15
Carta do Diretor da Escola Militar de Cadetes da Colômbia
Jorge Arturo Salgado Restrepo 1
Eis aqui a edição janeiro-junho de 2015 da Revista Científica General José María Córdova (Rev.
Cient. Gen. José María Córdova) em tempo recorde, com uma gratificante novidade: nossa revista
foi aceita para fazer parte dos índices internacionais SciELO Colômbia-Universidade Nacional
da Colômbia-Thompson Reuters, depois de ter um conceito favorável nos processos de avaliação
de revistas postulantes. Cada uma de nossas edições mostra o compromisso institucional que a
Escola Militar de Cadetes tem dedicado para promover a cultura científica mediante a publicação
e a divulgação de estudos em ciências militares e outras áreas afins.
A seguir, apresenta-se um resumo do seu conteúdo.
A seção Estudos Militares é composta pelos seguintes artigos: “Acontecimentos históricos
da política externa dos Estados Unidos para a Colômbia antes do Plano Colômbia 1998”, foi
escrito pela doutora María Catalina Monroy Hernández, baseado em sua tese de doutorado defendida na Universidade Externado da Colômbia; e o artigo em inglês “Full Spectrum Operations:
the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?” (Operações de pleno espectro: a lógica
subjacente da Reforma das Forças Armadas da Rússia de 2008?), escrito por Andrés Eduardo
Fernández Osorio, Major em atividade do Exército Nacional da Colômbia e doutorando, que
apresenta um artigo baseado em sua dissertação de mestrado defendida de forma conjunta em
duas universidades: University College London, em Londres, Inglaterra, e National Research
University - Higher School of Economics, em Moscou, Federação da Rússia.
A seção Direitos Humanos e Direito International Humanitário contém os artigos
“Experiências particulares das mulheres nos processos de mobilidade humana: um olhar sobre
seu bem-estar”, da Professora Doutora Elba María Bermúdez Quintana, que baseia o seu artigo
em sua tese de doutorado defendida na Universidade Politécnica de Valencia, Espanha, enriquecendo-o com novos aportes, em especial no que diz respeito ao desafio de garantir a igualdade
de direitos e o respeito da dignidade humana da mulher; e o artigo “Implicações do controle de
convencionalidade: cumprimento da sentença Radilla Pacheco vs México e o caso do massacre de
Santo Domingo vs Colombia”, dos professores Alfonso Jaime Martínez Lazcano da Universidade
Autônoma de Chiapas, no México, Eduardo Santiago Pérez da Benemérita Universidade
Autônoma de Puebla, no México, e Jaime Alfonso Cubides Cárdenas da Universidade Católica
da Colômbia, situada em Bogotá.
A seção Educação é composta por três artigos: “A formação dual na Colômbia. O caso da
Fundação Universitária da Câmara de Comércio de Bogotá Uniempresarial: os desafios atuais na
percepção de graduados e empresários” pela doutora Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández, artigo
derivado de sua tese de doutorado, defendida na Universidade Popular Autônoma do Estado de
Puebla, no México; “Os modelos pedagógicos por meio de uma dimensão psicológica e espiritual” pelos doutores Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago e Iván Manuel
1 General de Brigada do Exército Nacional da Colômbia. Profissional em Ciências Militares, Diretor da Escola Militar de
Cadetes “General José María Córdova”; Mestre em Gestão Financeira, Universidade Autônoma do México; Mestre em Segurança e
Defesa Nacional, Escola Superior de Guerra, Bogotá, Colômbia. Email: [email protected]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
16
Carta del Director / Letter from the Director / Lettre du Directeur / Carta do Diretor
Sánchez Fontalvo, professores da Universidad del Magdalena, Santa Marta, Colômbia; e o artigo
“Construindo tecido social por meio da Escola Nova na Colombia. Um estudo de caso”, baseado em uma dissertação de mestrado defendida na Universidad de La Salle, pelos professores
Diana Carolina Suárez Díaz, da Universidade de San Buenaventura, Andrea del Pilar Liz e Carlos
Fernando Parra Moreno, da Universidade del Tolima, em Ibagué, Colômbia.
A seção Ciência e Tecnologia tem três artigos: “A ciência não pode determinar valores
humanos”, versão espanhola do texto original em inglês “Science Cannot Determine Human
Values” do professor Brian D. Earp, da Universidade de Oxford, Reino Unido, pesquisador associado do Oxford Uehiro Centre for Practical Ethics (Centro Uehiro para Ética Prática de Oxford);
o artigo em português “Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento
do estado emocional do usuário”, dos doutores Alvaro Uribe Quevedo, da Universidade Militar
Nueva Granada, em Bogotá, Colômbia, e Silas Alves dos Reis, da Universidade de São Paulo,
São Carlos, Brasil; “Relação entre composição corporal e desempenho físico na Escola Militar de
Cadetes General José María Córdova”, do professor Sergio Mauricio Castañeda, MsC, que possui licenciatura em Educação Física, e da nutricionista e dietista esportiva Ninosca Sofía Caiaffa
Bermúdez, MsC, pesquisadores do Centro de Pesquisa da Cultura Física (CICFI) da Escuela
Militar de Cadetes, em Bogotá, Colômbia; e o artigo “Crise da representação contábil na indústria petrolífera: juntando heteroglossias de poder”, dos contadores públicos José Manuel Mora
Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto e Jeison Cantillo Flórez,
que apresentam um artigo derivado de duas dissertações de mestrado em contabilidade da
Universidade Libre, em Bogotá, Colômbia.
Finalmente, a seção História contém o artigo “Modernidade hispânica nas ciências militares na Colômbia”, do doutor Ricardo Esquivel Triana, professor da Escola Superior de Guerra,
em Bogotá, Colômbia.
A seção Exempla artium (expressão artística) contém uma mostra de pinturas de Rafael
Lopez Angarita, sargento do Exército Nacional, psicólogo da Universidade Católica e Especialista
em Psicologia Jurídica da mesma universidade.
Convidamos a todos os membros da comunidade acadêmica a publicar seus artigos científicos sobre estudos militares e outras áreas afins, em espanhol, inglês, francês ou português, para
as próximas edições da Revista Científica General José María Córdova (Rev. Cient. Gen. José María
Córdova, issn 1900-6586).
Informações suplementares sobre a Rev. Cient. Gen. José María Córdova encontram-se disponíveis em:
Correio eletrônico: [email protected]
Página Web: http://www.esmic.edu.co, http://www.scielo.org.co/
Editor-Chefe: Jesús Alberto Suárez Pineda, [email protected]
Escuela Militar de Cadetes “General José María Córdova”
Direcção de pesquisa científica
Calle 80 No. 38-00, Bogotá, D.C., Colômbia
Telefone: (+57) 3770850 ext. 1115
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
MILITARY STUDIES / ÉTUDES MILITAIRES / ESTUDOS MILITARES
ESTUDIOS MILITARES
Corcel agitado
Rafael López Angarita, 2008
Técnica: óleo sobre lienzo
Tamaño: 90 x 110 cm
Taller del artista, Bogotá, Colombia
Caballo australiano
Rafael López Angarita, 2003
Técnica: óleo sobre lienzo
Tamaño: 145 x 98 cm
Taller del artista, Bogotá, Colombia
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Estudios militares - Vol. 13, Núm. 15, pp. 19-61
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Monroy Hernández, M. C. (2014, enero-junio). Acontecimientos históricos de la política exterior de
Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 19-61
1
Acontecimientos históricos de la política
exterior de Estados Unidos hacia Colombia
antes del Plan Colombia 1998*
Recibido: 5 de julio de 2014 • Aceptado: 14 de septiembre de 2014
Historical Events of US Foreign Policy Towards Colombia, Prior to
1998 Plan Colombia’s Enactment
Des événements historiques dans la politique étrangère vers la Colombie
avant le Plan Colombie 1998
Acontecimentos históricos da política externa dos Estados Unidos para
a Colômbia antes do Plano Colômbia 1998
María Catalina Monroy Hernándeza
* Artículo de investigación, derivado de la tesis doctoral “Análisis de la política exterior de Estados
Unidos hacia Colombia (1998-2002). Formulación y negociación del Plan Colombia, Doctorado en
Estudios Políticos, Facultad de Finanzas y Relaciones Internacionales, Universidad Externado de Colombia,
Bogotá, Colombia, mayo de 2013, tesis meritoria. Director de tesis: Dr. Stephen Launay. Docteur en
Science politique. Habilitation à Diriger des Recherches (EHESS). Professeur à l’Université de Paris Est /
Marne-la-Vallée. Directeur de recherche au CREDA/IHEAL (Institut des hautes études d’Amérique latine.
Paris 3).
a Universidad Externado de Colombia, Bogotá, Colombia. PhD en Estudios Políticos, Universidad
Externado de Colombia, Coordinadora Área de Relaciones Internacionales, Escuela de Política y Relaciones
Internacionales, Universidad Sergio Arboleda.
20
María Catalina Monroy Hernández
Resumen. Se expone una detallada interpretación de los acontecimientos históricos que precedieron la
formulación del Plan Colombia desde una perspectiva del método histórico para el análisis de una política
exterior. La temática no tendría relevancia sin las siguientes dos consideraciones: primero, la indagación
histórica es el paso inicial, pues posibilita la comprensión de los hechos que acontecieron al proceso de
toma de decisiones, pieza fundamental del análisis; segundo, más allá de una descripción histórica, el
objetivo consiste en consolidar una línea de tiempo que permita comprender ¿qué motivó la acción exterior de Estados Unidos? Lo anterior se da gracias a la revisión de fuentes primarias, secundarias, archivos
históricos, entrevistas, discursos y prensa, a partir del método cualitativo en Relaciones Internacionales,
empleando el rastreo a nivel micro-histórico encaminado a comprender un proceso de toma de decisión,
previa definición de un estudio de caso. Los hallazgos de la investigación suscitan dos conclusiones principales: primero, la existencia de una estrategia de nación “fuerte” versus nación “débil” en procesos de
negociación y concertación de políticas exteriores. Segundo, el Plan Colombia no se originó en Colombia
y tampoco fue iniciativa del Presidente Andrés Pastrana como respuesta a la “guerra contra las drogas”. El
Plan Colombia fue una estratégica política exterior de Estados Unidos en su esfuerzo por evitar el colapso
de la democracia colombiana, mediante la cual se puso a prueba la estrategia de state-building reconocida
hoy como un exitoso modelo a nivel internacional.
Palabras clave: análisis de política exterior, historia, Plan Colombia, política exterior de Estados Unidos.
Abstract. This paper aims to present a detailed interpretation of the historical events that preceded Plan
Colombia’s formulation from a historical foreign policy analysis method perspective. Even if presenting a
piece of work on Plan Colombia may seem reiterative, this article follows two alternative considerations
towards explaining the history of this U.S. foreign policy towards Colombia: first, from a foreign policy
analysis (FPA) starting point, one must first consider historical inquiry as a method for analysis. This enables the understanding of the events that occurred in the decision making process, critical piece of analysis.
Second, beyond a historical description, the objective is to present a timeline that will allow the understanding of the following question when analyzing foreign policy: What issues drives the United States foreign policy actions? The latter was achieved throughout primary and secondary literature review, archives,
interviews, speech analysis and press derived from the qualitative method in International Relations. A
historical process-tracing method was considered to understand the process of decision-making level after
a study-case definition. This article concludes first, the existence of a “strong” versus “weak” nation strategy and second, that Plan Colombia did not originate in Colombia. Neither did it respond to President
Pastrana´s initiative in response to the “war on drugs”. Plan Colombia was a strategic U.S. foreign policy
designed to prevent the collapse of Colombian democracy. Also, it was an initial phase of a state-building
strategy recognized as a successful model replicated abroad.
Key words: foreign policy analysis, history, Plan Colombia, US foreign policy.
Résumé. Cet article vise à présenter une interprétation détaillée des événements historiques qui ont précédé l’élaboration du Plan Colombie du point de vue de la méthode historique pour l’analyse de la politique
étrangère. Reprendre un sujet tellement travaillé par le milieu universitaire colombien n’aurait aucune pertinence sans les considérations suivantes : d’abord, que la première méthode pour l’analyse de la politique
étrangère est l’enquête historique. Cela permet à la compréhension des événements qui se sont produits
dans le processus de prise de décision, élément essentiel de l’analyse. Deuxièmement, au-delà d’une description historique, l’objectif est de construire un calendrier que permet comprendre: ¿Qu’est-ce que a
motivé l’action extérieure des États-Unis? Cela, en examinant des sources primaires, secondaires, archives,
interviews, discours et articles de presse de la méthode qualitative dans les Relations Internationales, pour
tracer des évidences micro - historiques visant à comprendre le processus de niveau de décision. Les résultats de la recherche soulèvent deux conclusions principales. Tout d’abord, l’existence d’une stratégie
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
21
de nation «forte» contre nation «faible» dans la négotiation et la concertation des politiques extérieures.
Deuxièmement, il est confirmé que le Plan Colombie n’a pas été creé en Colombie. Il ne fut pas non plus
un initiative du président Andrés Pastrana en réponse à la «guerre contre les drogues». Le Plan Colombie
était une politique étrangère stratégique des Etats-Unis sur ses efforts visant à prévenir l’effondrement de la
démocratie colombienne. Le Plan Colombie a permis tester la stratégie de renforcement de l’État du «state
building», reconnue aujourd’hui comme un modèle de réussite reproduit dans d’autres pays .
Mots-clés: analyse de politique extérieure, histoire, Plan Colombie, politique extérieure des Étas-Unis.
Resumo. Se expõe uma interpretação detalhada dos acontecimentos históricos que antecederam a formulação do “Plano Colômbia” desde uma perspectiva do método histórico para levar a efeito a análise de uma
política externa. A temática não teria relevância sem as seguintes duas considerações: primiero, a indagação
histórica é o passo inicial, pois possibilita a compreensão dos fatos que aconteceram no processo de tomada
de decisão, alicerce fundamental da análise; segundo, mais além de uma descrição histórica, el objectivo
consiste em consolidar uma linha do tempo que permita compreender as motivações da acção externa da
UE. Essa situação resulta da revisão de fontes primárias e secundárias de informação, arquivos históricos,
entrevistas, discursos e imprensa. A verificação é feita por o método qualitativo em relações internacionais,
utilizando o rastreamento de dados a nível micro-histórico, com vista à plena compreensão de um processo
de tomada de decisão , mediante identificação prévia de um estudo de caso. Os achados da pesquisa suscitam duas principais conclusões: primeira, a existência duma estratégia de uma nação mais “forte” versus
uma nação mais “fraca” em processos de de negociação e de concertação de políticas externas. Segunda,
o Plano Colômbia não se originou na Colômbia e tampoco foi iniciativa do Presidente Andrés Pastrana,
em resposta à “guerra contra as drogas”. O Plano Colômbia foi una uma estratégia de política externa dos
Estados Unidos nos seus esforços para evitar o colapso da democracia colombiana, por meio da qual foi
posta à prova a estratégia de State-building, reconhecida hoje como um exitoso modelo verificado a nível
internacional.
Palabras-chave: análises de política externa, história, “Plano Colômbia”, política externa dos Estados
Unidos.
Introducción
Tratándose del análisis de una política exterior, lo primero que debe considerar el lector son los
acontecimientos históricos que antecedieron a la formulación de la política objeto de estudio; el
analista de la política exterior, una vez definido el estudio de caso, metodológicamente identificará y relacionará aquellos aspectos históricos que antecedieron su objeto de análisis. A esto se
suma que la política exterior pertenece al universo de las Relaciones Internacionales,1 por consiguiente la metodología será aquella que se deriva de dicho enfoque disciplinar: “en Relaciones
Internacionales, el método cualitativo típicamente significa el estudio de una o algunas pocas
políticas exteriores con un proceso de toma de decisiones a ser rastreado a nivel micro-histórico”
(George and Bennet, 2005; en Klotz & Prakash, 2008, p.43). Así, el rastreo histórico será considerado en este estudio como el primer método para el análisis de una política exterior; por tanto,
el objetivo del presente artículo es exponer los principales hallazgos del método histórico, que en
1 La anterior afirmación se deriva del debate “El universo de la política exterior”. En este se discute por qué sí y por qué no, la
política exterior pertenece al enfoque disciplinar de las Relaciones Internacionales y no de la política pública (Monroy, 2014).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
22
María Catalina Monroy Hernández
este caso articula los aspectos históricos más relevantes que motivaron la formulación de la política exterior estadounidense conocida como Plan Colombia.
El análisis de una política exterior requiere de una perspectiva estructural o sistémica y de un
enfoque de factor humano o de agencia. Lo anterior responde a la orientación del “juego de doble
nivel” de Robert Putnam (1998). El eje central del análisis es el proceso de toma de decisiones,
por ello la relevancia que se le otorga al estudio de las percepciones, cálculos y valoraciones de los
tomadores de decisión. Ellos toman decisiones teniendo presente, particularmente en la presente
investigación, las amenazas y oportunidades presentes para el Estado en el sistema internacional.
A fin de consolidar dicha propuesta, se requirió de dos enfoques de análisis de las Relaciones
Internacionales: el enfoque estructural, guiado principalmente por el realismo neoclásico y el enfoque de agencia, mediante la aplicación del FPA (Foreign Policy Analysis, por sus siglas en inglés).
El realismo neoclásico, considerado como un acercamiento a la constitución de una teoría
de política exterior “explora los procesos internos mediante los cuales los estados alcanzan políticas y deciden sobre acciones en respuesta a presiones y oportunidades en su ambiente externo”
(Schweller, p. 320). Este enfoque no solo explora los resultados del comportamiento de los estados a nivel estructural, en el sistema internacional, sino que además profundiza en el estudio del
comportamiento del Estado individual y a nivel interno (Innenpolitik). Gideon Rose subraya que
el realismo neoclásico “articula variables tanto independientes, específicas como intervinientes
bajo una sola cadena causal” (Schweller, p.167).
En el análisis de los procesos de toma de decisión el realismo neoclásico da importancia a la
existencia de la influencia del comportamiento humano. Dicho enfoque articula la existencia de
un traslado de capacidades (de poder) al comportamiento nacional del Estado. Así, se conciben
percepciones reales y erradas de los oficiales que calculan y miden las capacidades del estado, de
las cuales, en consecuencia, se desprenderá una acción exterior. Rose cita a Robert Jervis (1998),
autor de Perception and Misperception in International Politics, quien sostiene que
La distribución internacional de poder puede conducir el comportamiento de un Estado solo mediante la influencia en las decisiones de oficiales de carne y hueso, a lo que apuntan ellos; y los que serían
analistas de política exterior entonces no tendrían otra alternativa que explorar en detalle cómo cada
tomador de decisión de cada Estado podría en realidad comprender esta situación. (p.158)
El realismo neoclásico permite avanzar del análisis sistémico en Relaciones Internacionales a un
enfoque que se centre más en la relevancia de los tomadores humanos de decisión, objetivo principal del FPA.
El FPA da la posibilidad de considerar que un objetivo relevante es el análisis del comportamiento del tomador humano de decisiones. El análisis del proceso de toma de decisiones o
FPDM (Foreign Policy Decision Making, por sus siglas en inglés) es entonces, la puesta en marcha
del FPA.
El FPDM hace referencia a las escogencias que los individuos, grupos y coaliciones toman y que
afectan las acciones de una nación en el escenario internacional. Las decisiones en política exterior
están típicamente caracterizadas por ser de altas apuestas, poseer gran incertidumbre y riesgo sustancial. (Mintz & Jr, 2010, p. 3)
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
23
Por tanto, el objetivo del FPDM consiste en comprender cómo se toman las decisiones, pues de
esta forma será posible realizar predicciones del comportamiento de los estados en el escenario
internacional. Dicha predicción se origina de la experiencia que se ha ido consolidando históricamente sobre la base de previos comportamientos de los estados, es decir, en las decisiones de los
líderes. Como señala Hudson (2007)
Solo los seres humanos poseen ideas. Solo los seres humanos pueden crear identidades, solo los
seres humanos pueden cambiar identidades, solo los seres humanos pueden actuar con base en las
identidades, solo los seres humanos pueden socializar y socializar a otros, solo los seres humanos son
agentes en relaciones internacionales. (p.11)
Por ende, solo a través del análisis de las percepciones, motivaciones y análisis de los intereses de
los tomadores de decisión, será posible comprender cómo un Estado formula su política exterior.
A partir de ambos enfoques, el presente análisis histórico considera viable responder el interrogante principal: ¿Qué experiencias históricas motivaron la acción exterior de Estados Unidos
hacia Colombia a través de la cual se formuló el Plan Colombia? ¿Qué amenazas y oportunidades
percibieron los tomadores de decisión en Estados Unidos?
Al respecto, Andrew Bacevich (2002) sostiene que “las políticas estadounidenses responden
a factores externos. Estados Unidos no actúa en concordancia con alguna lógica predeterminada;
reacciona a circunstancias” (Bacevich, 2007, p.12). Así, el análisis apunta a explorar cómo las
políticas de este país han respondido a factores externos, es decir, a amenazas provenientes del
exterior, lo que ha provocado reacciones y concertación de estrategias con especial énfasis en la
acción militar para contrarrestar dichas amenazas, construidas a través del tiempo. Con base en tal
afirmación, el presente artículo pretende también dilucidar aquellas circunstancias externas que
suscitaron la formulación del Plan Colombia con el paso de los años.
De otro lado, Estados Unidos ha puntualizado con frecuencia sus amenazas como aquellas que provienen del exterior, tal es el caso del consumo de drogas, que a pesar de constituirse
como una problemática interna, se le ha catalogado de externa: “el hábito a la droga se percibía
por sí solo como extranjero, esto es, no americano” (Matthiesen, 2000, p. 50). Darin Van Tassell
sostiene que se trata de un sentimiento de superioridad por parte de Estados Unidos producto
del “excepcionalismo” que influye a los policy makers, quienes toman las decisiones en política
exterior. “Este sentido de superioridad ha creado una paradoja, otro complejo cultural […] esta
paradoja ayuda a reafirmar la creencia histórica acerca de que las amenazas a Estados Unidos son
externas, no internas” (Van Tassell, 1995, p. 237). Tal percepción justificó a lo largo de la historia el excesivo intervencionismo en los asuntos internos de diferentes países, lo cual, además, ha
definido su política exterior.
Así, partiendo de la premisa de que Estados Unidos reacciona ante factores o amenazas
externas surge la pregunta ¿qué amenazas le representó Colombia en el periodo 1998 y que dio
origen al Plan Colombia?
Primero, se analizarán dos aspectos relevantes: el Estado entendido como un actor social.
“La acción del Estado es la acción emprendida por aquellos que actúan en nombre del Estado”
(Snyder, Bruck y Sapin, 2002, p. 59), con la intención de tener en cuenta como variable de estudio las escogencias humanas o factor agencial para el examen de una política exterior, como
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
24
María Catalina Monroy Hernández
sugiere el Foreign Policy Analysis. Este enfoque de característica multinivel resalta —en cuanto al
enfoque de actor específico—, la importancia del nivel de análisis individual o agencial para la
comprensión de la formulación de una política exterior.
Segundo, se intentará dar respuesta a las preguntas ¿qué factores explican la histórica alianza
entre Colombia y Estados Unidos? y ¿por qué Colombia ha tendido a “mirar al norte”? Para llegar
a comprender cómo y porqué se formuló el Plan Colombia, resulta necesario analizar desde cuándo se iniciaron las relaciones entre Colombia y Estados Unidos, además de los acontecimientos
que han moldeado la relación desde su inicio; se hace énfasis en los asuntos que se asocian con la
seguridad y el componente militar para concretar el análisis.
La descripción abordará el periodo de la crisis bilateral por Panamá (1903), que terminó finalmente en el ejercicio de la acción unilateral de Estados Unidos negando posibilidad de
consenso y negociación con Colombia y demostrando así que, de acuerdo con los preceptos del
realismo, quien posee poder es quien gobierna, sobretodo en un sistema internacional donde no
existe otra jerarquía que aquella regida por la ley del más fuerte.
Tercero, para la comprensión de los acontecimientos que antecedieron el Plan Colombia,
se analizará la ruptura entre ambos países durante la finalización del Gobierno del presidente
Gaviria, la cual se prolongó durante todo el mandato del presidente Samper y en la que se fortalecieron las creencias y actitudes de índole militar de Estados Unidos hacia Colombia.
Cuarto ¿qué significa y qué implicaciones tuvo el concepto de “guerra contra las drogas” en
la formulación del Plan Colombia? El llamado “fenómeno de las drogas” fue catalogado como
amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos desde los años setenta. A través del estudio
que realizó Tatiana Matthiesen en el 2000, es posible conocer los elementos que ratificaron el
problema de las drogas como una amenaza, sobre todo si se tiene en cuenta la problemática del
aumento del consumo de cocaína entre los adolescentes blancos de clase media (Matthiesen,
2000, p. 98), lo que estaba “destruyendo a la sociedad americana”.
Según la analista, la preocupación surgió a raíz de las reveladoras encuestas que comprobaban que el consumo de cocaína de los jóvenes blancos afectaba directamente la ideología moral de
la clase más conservadora, discriminando así a “otros grupos” o “[…] minoría que era percibida
como una amenaza —inmigrantes de la clase trabajadora, minorías raciales o étnicas, jóvenes
revoltosos […] africano-americanos y latinos en los centros urbanos—” (p. 98), quienes tradicionalmente eran vinculados con el consumo de narcóticos. Esto permite considerar, en primer
lugar, que la identificación de la amenaza de las drogas nació solo hasta que impactó directamente
en el corazón de la clase media conservadora de Estados Unidos. Sus principios y moral habían
sido amenazados.
Por último, cabe indagar ¿estaba Colombia en 1998 en peligro de convertirse en un Estado
fallido?2
La discusión frente a si Colombia para el periodo que antecedió la formulación del Plan
Colombia, era o no, un Estado fallido, tradicionalmente ha suscitado molestias sobre todo por
parte del Gobierno colombiano. En 2005 la revista Foreign Policy y The Fund for Peace presentan
2 En Colombia nunca se profundizó este concepto. No obstante, a través de entrevistas, descubrí por medio de un actor
fundamental en la formulación del Plan Colombia, general McCaffrey, que la motivación de la asistencia a Colombia seguía la idea
de la preocupación de que fuera posible que Colombia se volviera un Estado fallido (o peor, colapsara).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
25
el reputado “Failed State Index” que constata la percepción de Colombia como Estado fallido por
parte de los tomadores de decisión en Estados Unidos.
Este artículo afirma que el Plan Colombia se originó de la percepción de Estado fallido en
la región e hizo énfasis en que la ayuda inicial, un 80%, estuviera direccionado al fortalecimiento
del componente militar.
[…] comprender exactamente por qué estados débiles se deslizan hacia el fracaso ayudará a los policy makers [elaboradores de políticas] a diseñar métodos para prevenir el fracaso y, para el caso de
los estados que sin embargo fallan (o colapsan), revivirlos y asistir en el proceso de reconstrucción.
(Rotberg, 2004, p. 5)
Lo anterior con el objetivo de evidenciar que la formulación del Plan Colombia es el resultado
de la iniciativa del Gobierno del Presidente Clinton, específicamente liderado por el General(r)
Barry McCaffrey “zar antidroga”, con el propósito de prevenir que el régimen democrático en
Colombia fallara y, al mismo tiempo, implementar la esencia democrática y globalizadora de la
política exterior del Gobierno Clinton. Fue entonces una estrategia de state-building o reconstrucción estatal.
Como justificación del componente militar, se encontró que el Plan Colombia, catalogado
como una política exterior de Estados Unidos, se formuló como una estrategia de lucha contranarcóticos cuyo eje de acción de fundamentó, en sus inicios, en el fortalecimiento del brazo
armado de la Policía Nacional. No obstante la asistencia militar se enfocó en el fortalecimiento de
las fuerzas militares de Colombia, debido a los altos niveles de violencia, a la percepción de amenaza frente a la consideración de Colombia como un Estado fallido en la región y al indiscutible
fortalecimiento de los grupos armados insurgentes.
A continuación se describen los acontecimientos más relevantes que dieron lugar a las anteriores afirmaciones.
Evolución de la política exterior de seguridad de Estados Unidos
hacia Colombia3
No se podría dudar de que los americanos del norte están llamados a proveer
un día a las necesidades de los americanos del sur
Tocqueville (1957, p. 376).
La historia de la relación entre ambos países, en el ámbito de seguridad,4 se inició a partir de la
identificación de amenazas tanto a la seguridad nacional estadounidense como a la seguridad regional, lo que condujo a la asistencia en materia de seguridad de Estados Unidos hacia Colombia;
que ha intentado mantener cierta independencia de la política exterior de Estados Unidos pero se
ha visto en la necesidad de alinearse siguiendo un respice polum, sobre todo a partir de la década
de los ochenta por el fortalecimiento de la asistencia antinarcóticos. En consecuencia, como se ha
3 Tomado
4 Según
de “Tomadores humanos de decisión” (Monroy, 2014).
el realismo neoclásico las políticas exteriores son políticas de seguridad.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
26
María Catalina Monroy Hernández
demostrado a lo largo de los años, la política exterior de Colombia depende de Estados Unidos,
en tanto se incrementa la cooperación y asistencia hacia el Estado suramericano.
¿Qué se entiende por política de seguridad? Según la revista American Diplomacy en 2004:
La política de seguridad nacional de un país está determinada por diversos factores, incluyendo amenazas externas, geografía, cultura política, capacidades militares, necesidades económicas, opinión de élites, opinión popular (en el caso de las democracias) y la percepción de los
líderes acerca de los intereses del país. (Sempa, 2004, párr. 1)
A partir de esta concepción de intereses, necesidades, capacidades, opiniones y sobre todo
amenazas externas, inició la identificación de los principales acontecimientos históricos entre
ambos países.
Periodo colonial y pérdida de Panamá
El historiador Edward Renehan en The Monroe Doctrine: the cornerstone of American foreign policy, con el objetivo de analizar la fuerza e influencia de los primeros mensajes presidenciales al
Congreso, dentro del estudio de la relación presidente-Congreso en la elaboración de la política
exterior, retoma el artículo II (rama ejecutiva), sección 3 (State of the Union, convening Congress)
de la Constitución Política de Estados Unidos, el cual expresa : “El presidente informará periódicamente al Congreso sobre el estado de la Unión y le recomendará aquellas medidas que él estime
necesarias y convenientes […]”
El presidente permanece como el elaborador más importante de la política exterior. Solo él es responsable por, y habla en nombre de todos los americanos, y solo él puede comprometer apoyo
público o internacional a una causa en política exterior. (Hamilton, 2002, p. 41)
Esto permite comprender por qué el poder del discurso presidencial en Estados Unidos ha sido
clave no solo para comprender la fortaleza del Ejecutivo en el proceso de creación de políticas,
sino para reconocer cómo históricamente a través de un solo discurso se han delineado acciones
exteriores de gran magnitud e impacto. “Los presidentes siempre han utilizado el mensaje para
presentar sus metas particulares y agendas y para conseguir apoyo para sí mismos” (Renehan,
2007, p. 2). Este es el caso de la Doctrina Monroe y el Corolario Roosevelt, pronunciamientos
que marcaron las pautas y lineamientos de la política exterior de Estados Unidos. Como resultado, al consolidarse la inferencia de Estados Unidos en los asuntos internos de las naciones latinoamericanas, hubo desconfianza en algunas y sometimiento en otras.
Colombia y Estados Unidos: historia de una alianza
Colombia en su formación inicial, descrita por Juan Gabriel Tokatlian, ejerció durante la primera
parte del siglo XX una “política exterior de bajo perfil y pro estadounidense”, de “introversión”
(Tokatlian, 2000b, p. 36).
La independencia de Estados Unidos dio origen a su reconocimiento como la nación más
poderosa del continente americano: organización política; sólido componente geográfico, territorial y demográfico; sistema democrático ejemplar; y próspera economía y respetuosa de las demás
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
27
naciones (reconocimiento y no intervención). Estados Unidos fue aparentemente aislacionista,
inspirado por la iniciativa de George Washington de mantener neutralidad con los ingleses y
franceses para así legitimar su independencia. Como declaró Tocqueville (1957) luego del viaje
que realizó a ese país: “La política exterior de los Estados Unidos es eminentemente expectante;
consiste mucho más en abstenerse que en hacer” (p. 239). Por lo menos así se dio en un comienzo, principalmente frente a los europeos.
Mediante el aislacionismo, Estados Unidos construyó y consolidó su proyecto a futuro:
convertirse en potencia mundial. En palabras de Washington sobre la política exterior de Estados
Unidos hacia las otras potencias existentes:
Nuestro aislamiento y nuestro alejamiento de Europa nos invitan a adoptar dirección contraria y nos
permiten seguirla. Si continuamos formando una sola nación, regida por un gobierno fuerte, no está
lejos el tiempo en que nada tendremos que temer de nadie. (Aron, 1973, p. 23)
Este fue un llamado5 a la libertad, a la democracia, al esfuerzo por construir país. Washington proclamó además la importancia de perseguir los intereses nacionales, en lugar de generar disputas o
simpatías con las potencias europeas; de igual forma, mantenerse alejado de crear alianzas, salvo
en algunas circunstancias si el propósito era proteger los intereses nacionales.
Así, Estados Unidos logró permanecer aislado políticamente (pues Washington sí pregonó
el menester de extender relaciones comerciales). De tal suerte que el aislacionismo: “[…] fue la
primera declaración, comprensiva y autoritaria al mismo tiempo, de los principios de la política
exterior de Estados Unidos” (Sempa, 2004, p. 3), que además sirvió de guía para el diseño de la
política exterior por más de 100 años. Sin embargo, es importante anotar que este aislacionismo o
neutralidad como se le conoció, tuvo un elemento especial: la inevitable existencia del componente militar, es decir, Estados Unidos se mantuvo aislado pero, previendo o previniendo amenazas,
por ello desarrolló y conservó capacidad en cuanto a fuerzas armadas por la amenaza proveniente
de los países europeos.
Por otro lado, tras el nacimiento de naciones soberanas e independientes en América, Estados
Unidos se convirtió en el país modelo, gracias a su asombroso éxito sobre todo después de la guerra con México (1846-1848), cuando demostró superioridad confirmando que era una nación
fuerte y no precisamente por el despliegue del poder militar (México tenía una capacidad militar
similar a la de Estados Unidos), sino por fortalezas internas como nación, tal y como Washington
había profesado. Posterior a esto, no es erróneo validar las palabras de Tocqueville (1957): “los
americanos del norte están llamados a proveer un día a las necesidades de los americanos del sur”
(p. 250). Desde este periodo se perpetuó la percepción de la notable asimetría de poderes entre
Estados Unidos y el resto del continente americano, factor que influyó desde el inicio en los
procesos de negociación e implementación de políticas al tratarse de la nación “fuerte”: Estados
Unidos versus las naciones “débiles”, es decir, Latinoamérica vista a través de una óptica realista.
No obstante, los países percibidos como “débiles” participaron de forma activa al menos
al comienzo y antes de la proclamación de la Doctrina Monroe. Es el caso de Manuel Torres,
5
Mensaje de despedida de George Washington Farewell address. Estados Unidos. 1776.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
28
María Catalina Monroy Hernández
nacido en España y vinculado al reino de la Nueva Granada, quien fue Encargado de Negocios
de Colombia en Washington. Se acudió a él para desempeñar representación diplomática ante
Estados Unidos y tuvo como principal instrucción: “[…] iniciar relaciones políticas y comerciales
con Estados Unidos” (Vázquez, 1996, p. 63). Torres, admirado por la prosperidad de Estados
Unidos “ejerció fuerte presión en busca de reconocimiento” (Randall, 1992, p. 31). Además, fue
el primer actor en declarar públicamente la importancia de estar alineados con Estados Unidos,
considerando principalmente la capacidad militar del país del norte. Así profesó en 1820:
Parece, pues, natural que nuestra política debe ser procurar por todos los medios la amistad y la
alianza de Estados Unidos, que serán siempre nuestros amigos y aliados naturales […] ellos pueden
fabricar fusiles sin número de la mejor calidad, pólvora, balas y demás elementos de guerra (Torres,
1820, en Vázquez, 1996, p. 68)
En carta dirigida al secretario de Estado John Quincy Adams, en búsqueda de reconocimiento a
las nacientes Repúblicas de América, Torres expresó:
Como yo tuve el honor en dirigirle a usted mi nota oficial del pasado 20 de febrero, solicitando al
presidente de los Estados Unidos el reconocimiento formal de la independencia de la República de
Colombia como un Estado libre, soberano e independiente […] La gloria y satisfacción de ser el primero en reconocer la independencia de una nueva República en el sur de este continente pertenece,
en todo respecto y consideraciones, al Gobierno de los Estados Unidos, y este reconocimiento sería,
después de todo, tan solo una medida que la humanidad, la justicia y la conveniencia e interés de
esta nación demanda. Reducida como España resulta en una absoluta inhabilidad para continuar la
guerra, su orgullo anhela una apertura, quizá, para encontrar un pretexto para hacer la paz con los
norteamericanos, y nada mejor respondería a su propósito que el reconocimiento de la independencia de Colombia por parte del Gobierno Federal […].
[…] Por último, entre los Estados Unidos y Colombia no puede existir jamás competencia o rivalidad en agricultura, comercio y navegación pues Colombia no posee una naval mercantil, así como
tampoco podrá formar una por muchos años, y los productos de exportación de su agricultura son
completamente diferentes de aquellos que son cultivados en los Estados Unidos […].
[…] Todos los suramericanos están formalmente emancipados de España, es decir, más de 11 millones de almas; esto ha proveído una nueva importancia al nuevo mundo, y ahora ellos ya no temen
de las maquinaciones de la Santa Alianza en mantener América dependiente de Europa, y prevenir el
establecimiento de gobiernos libres. El presente estado político de la Nueva España requiere la más
seria atención del Gobierno de los Estados Unidos […]. (Torres, Filadelfia, noviembre 30 de 1821)
Los objetivos diplomáticos de Torres se encaminaron a obtener reconocimiento y así formalizar
una nueva alianza en contraposición con la presión europea. Después de todo, como manifestó
Raymond Aron (1958) “[…] los enemigos de nuestros enemigos son nuestros amigos” (p. 48).
Precisamente el presidente Monroe, a raíz de la “invitación” formal de los colombianos, optó
como principal estrategia hacer posible una “América para los americanos”.
Como resultado, Torres cumplió su objetivo pues en 1822 Washington reconoció la independencia de la Gran Colombia luego de, como afirmó Russell Crandall, el rotundo triunfo del
libertador Simón Bolívar ante las tropas españolas en la batalla de Carabobo que “convenció al
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
29
presidente James Monroe que era hora de reconocer a las nuevas Repúblicas independientes”
(Crandall, 2008, p. 14).
Se establecieron por primera vez las relaciones entre ambas naciones y a su vez, las marcadas
diferencias entre las mismas, pues ya se había iniciado un intento de distanciamiento con Estados
Unidos liderado por Bolívar, quien se opuso a invitar a Estados Unidos al Congreso de Panamá
de 1826. “Bolívar no estaba a favor de invitar a los Estados Unidos, quienes fueron invitados en
última instancia por el vicepresidente de Colombia, Francisco Santander, mientras Bolívar estaba
ausente” (Crandall, 2008, p. 15).
Expansionismo
En carta dirigida a Thomas Jefferson el 17 de octubre de 1823 (American Memory, s. f.) el presidente Monroe le solicitó a este consejos sobre cómo debería conducirse con respecto a Europa. En
la Doctrina Monroe proclamada el 2 de diciembre de ese mismo año había definido los objetivos
de Estados Unidos en Latinoamérica, lo que provocó la oposición de Bolívar, quien reclamaba
por el contrario, unas naciones latinoamericanas unidas en contra de Santander, quien apoyaba
los esfuerzos de Estados Unidos para alejar a España de la región.
Monroe afirma que ‘los derechos e intereses americanos son implicados’ en la defensa del principio
según el cual el continente americano, a partir de la condición de independencia y de libertad que
ha conquistado, no puede consecuentemente ser súbdito a una futura colonización de parte de las
potencias europeas. (Launay, 2007, p. 5)
Esta doctrina se vio como una nueva etapa en la política exterior estadounidense en su objetivo
de detener la expansión de Europa hacia la nueva América independiente.
Con las actuales colonias o dependencias de cualquier potencia europea no hemos interferido y
tampoco habrá lugar a interferir. Pero con los gobiernos que han declarado su independencia y la
mantienen, y cuya independencia hemos, mediante gran consideración y principios justos, reconocido, no podríamos ver cualquier interposición con el propósito de oprimirlos o de controlar de
cualquier otra manera su destino, por cualquier potencia europea en ningún otro espectro como una
manifestación de una disposición hostil hacia los Estados Unidos. En la guerra entre los nuevos gobiernos y España declaramos nuestra neutralidad en el momento de su reconocimiento, y para ello
nos hemos adherido, y se continuará aplicando, siempre que no se produzcan cambios que, a juicio
de las autoridades competentes de este Gobierno, se realice un cambio correspondiente de parte de
los Estados Unidos que resulte indispensable para su seguridad. (James Monroe, comunicación al
Congreso, 2 diciembre de 1823)
En palabras del pensador francés Raymond Aron (1973), “[la Doctrina Monroe] testimonia a la
vez el antiimperialismo, tal como lo entienden los propios estadounidenses, y una vocación imperial […]” (p. 23). Pese a la evidente contradicción, esta “vocación imperial” nació del sentimiento
antiimperialista y democrático, teniendo como soporte su incomparable ventaja y superioridad
(económica y militar) con respecto al resto del continente y además, una ventaja cultural, teniendo en cuenta la existencia de la constitución de unidades políticas más vastas, el engrandecimien-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
30
María Catalina Monroy Hernández
to de las zonas pacificadas y la expansión de ciertas formas de cultura, llamadas superiores (Aron,
1958, p. 77).
Dicha vocación imperial respondió a balancearse en contra del entonces hegemónico poder
europeo, cuyo declive empezó luego del surgimiento de las nuevas Repúblicas independientes.
El profesor Stephen Launay (2007), en referencia a la historia de Estados Unidos como potencia
describe:
La nueva democracia fue edificada sobre el rechazo de la política europea, política de guerras permanentes, de conflictos jamás resueltos. Una nueva historia debía desarrollarse, sin que la fibra realista
no haya sido presente por eso en los fundadores de la República americana. Tenían que ponerse a
salvo de las incursiones europeas y así asegurar los fundamentos de su supervivencia y de su prosperidad. (p. 4)
De esta forma, Estados Unidos entendió que su papel en el hemisferio era el de ser nación
protectora de los demás Estados americanos, llamada a proveer las necesidades de los Estados
del sur, en esta sentencia: América, para los americanos. “Los Estados Unidos insistieron en
que Latinoamérica estaba dentro de su zona de influencia. La Doctrina Monroe ordenó a los
europeos abstenerse de adquirir nuevas colonias o de extender su sistema político al hemisferio
occidental” (Bagby, 1999, p. 13). La Doctrina Monroe hizo posible el afianzamiento de Estados
Unidos en la región, aunque para esta época carecía de un ejército permanente, por esto no se
puede afirmar que mediante la Doctrina Monroe se evidenció una acción imperialista estadounidense. Lo que se dio fue un expansionismo ideológico, “una profesión de fe anticolonialista”
(Launay, 2007, p. 5).
Mientras, en la Gran Colombia, el ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Gual, celebró
la declaración de Monroe en la medida que “suministraba la base para la configuración de una
alianza mucho más estrecha entre Estados Unidos, Colombia y sus aliados latinoamericanos”
(Randall, 1992, p. 35). Sin embargo, lo que Gual no anticipó fue el factor que motivó y condujo
las posteriores acciones políticas, económicas, sociales y culturales de los Estados Unidos, principalmente a través del Gobierno de Theodore Roosevelt: “[…] bajo Theodore Roosevelt (con su
famoso ‘Corolario’ de 1904 al discurso de Monroe), de edificar una marina de guerra a la altura
de las nuevas exigencias” (Launay, 2007, p. 6).
Asimismo, mediante el Corolario de Roosevelt se
[…] insistió en que los Estados Unidos intervendrán cuando quiera que fuese necesario para garantizar que las otras naciones en el hemisferio occidental cumplirían sus obligaciones a acreedores internacionales. De esta forma, los Estados Unidos podrían asegurarse garantizar su esfera de influencia y
desviar la posibilidad de invasiones por parte de intrusos extranjeros. (Renehan, 2007, 102)
Como Roosevelt había reiterado, el Gobierno colombiano debía ceder a las condiciones impuestas o por el contrario, medidas unilaterales y extremas serían convocadas. Infortunadamente,
este fue el desenlace final: Colombia se vio obligada a transigir ante las imposiciones estadounidenses.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
31
I took Panama
Por medio del Corolario Roosevelt, legado de la Doctrina Monroe, se aumentó la motivación de
Estados Unidos por apoderarse del istmo de Panamá para la construcción del canal interoceánico.
Dicho acontecimiento le permitió fortalecer el tráfico y comunicación en América, representando
ganancias económicas considerables, así como control de la geopolítica hemisférica; se dio un
giro hacia la tradición hamiltoniana de intereses económicos y jeffersoniana, con el objetivo de
expandirse y maximizar la seguridad nacional de Estados Unidos.
La toma de Panamá fue un asunto de geoestrategia con miras a dominar el hemisferio y
contrabalancear los intereses de las potencias navales de la época. La principal inspiración provino
del historiador naval Alfred Thayer Mahan (Sempa, 2004, p. 5), quien abogó por la formación
del “Imperio Americano” para promover su expansión y admirado por el presidente Theodore
Roosevelt, concretó a su favor la negociación del canal en aras de justificar la intervención de los
Estados Unidos en distintos países del hemisferio.
En 1907, en dramático gesto del poder global de los Estados Unidos, Roosevelt envió a la flotilla
americana ¡alrededor del mundo! Aseguró también para los Estados Unidos el control del istmo
centroamericano y dio inicio a la construcción del Canal de Panamá que, una vez completado,
consolidó el rol dominante de los Estados Unidos en la región del mar Caribe y facilitó la transferencia del poder naval de los Estados Unidos del Atlántico al Pacífico y viceversa. (Thayer Mahan
en Sempa, 2004, p. 6)
En lo que respecta a la pérdida de Panamá por parte de Colombia, así como la posterior construcción del canal, cabe resaltar el comportamiento de los negociadores estadounidenses y colombianos. “Para los norteamericanos fue fácil estrechar vínculos con Colombia y expandir su
capital” (Ardila, 1991, p. 56). Al parecer, Estados Unidos no encontró dificultad al negociar con
Colombia. Percibió un socio en la región gracias al entendimiento y facilidad de persuadir a los
gobernantes colombianos.
En este contexto, el primer contacto en asuntos de seguridad y defensa entre Estados Unidos
y Colombia se generó por los intereses económicos de la nación norteamericana y se evidenció en
1846 por medio del Tratado Mallarino-Bidlack que “[…] comprometió a Estados Unidos a garantizar la soberanía de Colombia sobre el istmo en la provincia de Panamá a cambio del permiso
para construir una carretera que atravesara el istmo de costa a costa” (Crandall, 2008, p. 16). Por
primera vez Colombia autorizó presencia militar estadounidense en su territorio nacional.
Fue así como debido a las disputas bipartidistas en Colombia, la dificultad de coordinar
propuestas coherentes y el fallido intento de “orgullo” y proclamación de soberanía e independencia, se terminó por ocasionar la separación de la provincia de Panamá y la pérdida del canal.
De haber aceptado Colombia el Tratado Herrán-Hay de 1903, hubiera recibido regalías (millones
de dólares) por la concesión del canal. Crandall (2008) describió cómo después de la aprobación
del tratado por parte del Congreso estadounidense el 17 de marzo de 1903, el Congreso colombiano lo rechazó de forma unánime (p. 17). El resultado: la acción unilateral de Estados Unidos.
Colombia no anticipó las posibles consecuencias y retaliaciones del Gobierno expansionista de
Roosevelt, el cual ejercía un incomparable poder militar reafirmando así la asimétrica comparación con los demás estados latinoamericanos.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
32
María Catalina Monroy Hernández
Estados Unidos alimentó el gobierno secesionista de Panamá, provocó su separación y reconoció su independencia: ahora era más fácil negociar, y finalmente obtuvo lo que quería: control
del canal, que representó millones para su economía. La nación estadounidense demostró que la
fuerza militar, además de la económica, era la forma visible de desplegar influencia, intimidar y
generar respeto hacia ella, y por su parte Colombia aceptó la condición de asimetría en cuanto a
sus capacidades militares para garantizar el orden en el istmo de Panamá, pues escasamente podía
contener el conflicto bipartidista interno y la situación era crítica.
Como resultado, Colombia no contó ni con la fuerza ni con los medios para negociar en
igualdad de condiciones. Los colombianos fueron considerados junto con los demás latinoamericanos “indisciplinados, contrarios a los intereses extranjeros e inclinados a la violencia […]
imagen de incompetencia y falta de credibilidad” (Randall, 1992, p. 50). Asimismo, los estadounidenses concebían la percepción de Colombia como una nación débil e incapaz de administrar el
canal (Coleman, 2008, p. 4). La existente brecha cultural entre Estados Unidos y Latinoamérica
originó la discriminatoria diferenciación entre los considerados del “norte” y los del “sur”.
Acerca de la debilidad de Colombia Randall (1992) expresó:
[…] parecía un golpe particularmente cruel propinado al orgullo nacional, así como una triste
reflexión sobre la impotencia del poderío colombiano en las relaciones internacionales a comienzos
del siglo XX […]. Colombia había alcanzado el punto más bajo de su capacidad para influir sobre el
curso de sus propios asuntos internacionales. (p. 99)
Colombia incluso recurrió a Estados Unidos antes de la pérdida final de Panamá, durante los
levantamientos armados y crisis (especialmente luego de la Constitución de 1886 que limitó
la autonomía panameña). El Gobierno colombiano, en cabeza del presidente Rafael Núñez, se
vio obligado a recurrir a la intervención de Estados Unidos para lograr controlar los hechos que
ocasionaban inestabilidad al Gobierno colombiano. Este factor ratificó el poder único de Estados
Unidos ante Colombia y la relación de dependencia.
El suceso del Canal de Panamá, infortunado para Colombia pero afortunado para Estados
Unidos, produjo distanciamiento y desconfianza entre ambos países. Colombia, en su intento
por negociar con los europeos para la construcción del canal y a su vez su reticencia en aceptar las
condiciones de Estados Unidos, motivó la previsible acción unilateral del Gobierno Roosevelt,
causando endurecimiento en sus medidas para lograr cumplir sus metas en satisfacción de su
interés nacional. El cual, para este caso, tuvo como objetivo liquidar definitivamente los intereses
europeos en América, afianzarse como el único poder regional y administrar el tráfico a través
del istmo de Panamá, representándole importantes ganancias económicas, políticas y sobre todo,
reputación en el hemisferio.
¿Qué aprendió Colombia? Colombia perdió el istmo de Panamá y sus beneficios económicos.
Estados Unidos criticó la cultura e idiosincrasia latinoamericana, por lo tanto el lobby colombiano
fue inútil. Colombia amenazó a Estados Unidos mediante alianzas con Francia y Gran Bretaña,
obligando a que Estados Unidos recurriera a su propia estrategia unilateral, sin estimar los intereses de Colombia y el factor más lamentable: la violencia bipartidista se profundizó con la Guerra
de los Mil Días, hecho que ocasionó atraso y debilidad institucional que además no fue bien vista
por los estadounidenses.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
33
La pérdida de Panamá, considerada como el momento más crítico de la historia de la relación
entre ambas naciones y ejemplo de derrota en cuanto a territorio, dignidad y soberanía colombiana, es punto de referencia para comprender la evolución de la relación entre Estados Unidos y
Colombia, que se interpreta a partir de la aproximación realista cuyo enfoque en los estamentos
militares tenía prelación en asuntos de seguridad. Como ejemplo, el Comando Sur de Estados
Unidos “[…] responsable de proveer planeación de contingencia, operaciones y cooperación para
la seguridad de Centroamérica, Suramérica y el Caribe” (United States Southern Command, s. f.
b., About Us, párr. 1) se originó en 1903 cuando se establecieron los primeros U. S. Marines en
Panamá. El Comando Sur tuvo su auge durante la Segunda Guerra Mundial cuando se instauró
el Comando de Defensa del Caribe (Caribbean Defense Command), cuyo objetivo principal
era defender el Canal de Panamá y sus alrededores (United States Southern Command, s. f. a.).
Luego, en 1963, se cambió el nombre a Comando Sur cuando se tomó la decisión de ampliar el
espectro de operaciones del Caribe a Centro y Suramérica.
Periodo de guerras: 1917-1945
El norte de nuestra política exterior debe estar allá, en esa poderosa nación, que
más que ninguna otra ejerce atracción respecto de los pueblos de América
Suárez (1914, en Tokatlian, 2000b, p. 36)
Después del periodo de la Gran Depresión de 1929, Estados Unidos se vio en la necesidad de
ejercer una política exterior más “amigable” con los latinoamericanos, en su afán por recuperarse
económicamente y a su vez balancearse (construir alianzas) para hacer contrapeso a las amenazas
provenientes de Europa (Primera y Segunda Guerra Mundial).
Lo anterior se reflejó en el discurso del “buen vecino”, proclamado el día de la toma de
posesión del presidente Franklin Delano Roosevelt, el 3 de enero de 1933 en el cual “ […] prometió dedicar esta nación a la política del buen vecino” (Bagby, 1999, p. 75), demostrando una
vez más cómo los intereses de Estados Unidos en Latinoamérica hicieron posible otro giro de la
“balsa”, empujada por una estrategia wilsoniana de valores democráticos y unión entre naciones
para contrarrestar las crecientes inconformidades de los países latinoamericanos hacia el intervencionismo estadounidense. Estados Unidos debía consolidar alianzas. Como afirmó Bushnell, en
1930 se originaron en Colombia corrientes de extrema derecha, no tolerantes con los principios
democráticos que tanto liberales como conservadores habían mantenido.
Sin duda había una influencia foránea […] algunos conservadores colombianos, al igual que los
miembros de la derecha de otros países de América Latina, mostraban tolerancia hacia Hitler y
Mussolini, y todos eran fanáticos seguidores de Franco y sus nacionalistas de la guerra civil española
de 1936-1939. (Bushnell, 2011, p. 274)
Así como los gobiernos de Estados Unidos percibieron problemas en su interior, de la misma
forma lo notaron los gobiernos colombianos. Fue el caso del presidente Alfonso López Pumarejo
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
34
María Catalina Monroy Hernández
quien, también impulsado por la crítica situación interna, caracterizada por la violencia bipartidista (que se acentuó después de la “masacre de las bananeras” en 1928) y la crisis económica,
se vio en la necesidad de direccionar una política exterior dependiente en muchos aspectos de
Estados Unidos, de respice polum, considerada como una estrategia de emulación o imitación en
referencia a Estados Unidos.
Como presidente, entonces, López Pumarejo fue testigo del comienzo de problemas sociales potencialmente graves […] Solamente quería ayudar a los colombianos más pobres para que alcanzaran una mayor participación en los beneficios del sistema, tal como Roosevelt lo estaba haciendo
en Estados Unidos y Lázaro Cárdenas en México, clara demostración del ejercicio de emulación.
(Bushnell, 2011, p. 269)
Estados Unidos estrechó alianzas militares en Latinoamérica para mejorar principalmente su capacidad de defensa hemisférica y así contener “posibles ataques menores de ultramar” (Coleman,
2008, p. 16). La diplomacia de Estados Unidos hacia Latinoamérica se implementó mediante
acuerdos bilaterales.
Los acontecimientos de las dos guerras mundiales dieron lugar al acercamiento de Estados
Unidos con Europa, lo que además consolidó su poder a nivel mundial alejando definitivamente
la influencia europea sobre el continente americano. Como señaló Robert Kagan (2004) en su
estudio acerca de la relación entre Estados Unidos y Europa: “Si la Primera Guerra Mundial debilitó severamente a Europa, la Segunda Guerra Mundial que resultó del fracaso de la estrategia
y diplomacia europea, destruyó a las naciones europeas como poderes globales” (p. 16). Estados
Unidos se convirtió en nación protectora de los debilitados países europeos y, como consecuencia,
se revalidó la Doctrina Monroe en el hemisferio americano.
Dado lo anterior, en este contexto de guerra, en pleno auge militar de Estados Unidos, la
política exterior de Colombia estuvo direccionada por la denominada Doctrina Suárez de respice
polum: “[…] según esta, los vínculos con Estados Unidos eran inevitables y las relaciones debían
manejarse de manera constructiva” (Randall, 1992, p. 138). De esta manera se inició una nueva etapa entre ambas naciones en materia de seguridad y defensa. El poder militar de Estados
Unidos, incomparable desde distintos puntos de vista, no conocía límites.
Los primeros contactos militares fueron importantes, pues robustecieron estrecha comunicación y coordinación en el ámbito militar:
Por primera vez, oficiales del ejército colombiano asistieron a Escuelas del Ejército de Estados
Unidos; los primeros seis oficiales que viajaron a Estados Unidos en 1921 se especializaron en una
amplia gama de áreas, incluyendo artillería, ingeniería, transporte, comunicaciones aéreas y fotografía aérea. (Randall, 1992, p. 143)
Colombia buscaba modernizar su capacidad militar mientras que Estados Unidos procuraba
cooptar leales aliados.
El actor que mayor influencia tuvo en la creación de la relación en temas de seguridad entre
Colombia y Estados Unidos fue el presidente Eduardo Santos, quien el 7 de agosto de 1938 —
día de su posesión y luego de la visita de militares estadounidenses que llevaron el mensaje del
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
35
presidente Roosevelt de “solidaridad y comunidad de intereses entre ambas Repúblicas”— quedó
“impresionado por los pilotos” (Coleman, 2008, p. 1) y solicitó al enviado especial del Gobierno
de Estados Unidos, Jefferson Caffery
[…] si los Estados Unidos podrían enviar asesores militares a Colombia. Misiones de entrenamiento estadounidense, razonó Santos, mejorarían las capacidades militares de Colombia y promoverían cooperación bilateral en un periodo de inseguridad internacional […] los primeros asesores de
Estados Unidos llegaron a Colombia tan solo cinco meses después. (Coleman, 2008, p. 1)
Además, frente a la necesidad del Gobierno colombiano de modernizar sus fuerzas militares,
Coleman (2008) aseguró que la iniciativa nació del incidente del desfile militar del 20 de julio de
1938 en el cual un avión se estrelló contra unos espectadores (p. 19) dejando un saldo de muerte
y sobre todo vergüenza. A partir de este periodo surgió una alianza en temas de seguridad entre
ambos Estados. Coleman consideró al presidente Santos como “el arquitecto de la cooperación
colombiano-americana” (p. 7).
Así, Estados Unidos tuvo vía libre para imponer y exigir medidas por parte de Colombia para
justificar la naciente alianza. Como ejemplo de lo anterior, y considerando que en Latinoamérica
se había desarrollado avances en aviación gracias a los alemanes, Estados Unidos presionó para
que fueran las aerolíneas estadounidenses las que primaran en el hemisferio, además de otras empresas europeas con presencia en el país. Es más, Estados Unidos calificó de “amenaza terminante
contra los intereses de Estados Unidos” (Randall, 1992, p. 154) que se le diera asistencia a compañías extranjeras de aviación. De nuevo, se demuestra cómo actúa Estados Unidos en el mundo
con la única motivación de satisfacer sus intereses; su seguridad nacional definida mediante políticas de seguridad y estrategias encaminadas a contrarrestar las amenazas provenientes del exterior.
Por otro lado, en la Octava Conferencia de Estados Americanos (Lima, 1938), Roosevelt
“propuso a los Estados americanos la creación de una alianza defensiva contra las amenazas venidas del exterior” (Lucena, 2008, p. 444), propuesta acogida por el gobierno de López Pumarejo,
el cual, siguiendo los lineamientos de Washington, estuvo preparado para defender los intereses
de Estados Unidos en el continente americano ante el posible ataque de la Alemania nazi y sus
aliados. Esta alianza defensiva tuvo como principal eje asistir militarmente a los países colaboradores así como permitir el uso de bases militares en favor de Estados Unidos.
En cuanto a la asistencia militar de Estados Unidos, el 11 de marzo de 1941 se creó la ley de
préstamo y arriendo (Lend-Lease), promulgada con el objetivo de preservar la seguridad nacional e
intereses de Estados Unidos; de este modo el presidente tuvo la facultad de autorizar al secretario
de guerra, secretario naval (o cualquier otro jefe de departamentos o agencias), a manufacturar
arsenales, fábricas, barcos, entre otros y a comprar u otorgar los anteriores en países cuya defensa
estaba considerada por el presidente de Estados Unidos vital para la propia defensa de su país
(National Center for Public Policy Research, s. f., Lend-Lease). Por lo tanto, el ejército colombiano se benefició mediante la adquisición de armamento por parte de Estados Unidos, institución
que consideraba:
La Segunda Guerra Mundial estalla en septiembre de 1939. El país acorde con su política internacional, se declara beligerante y para cumplir compromisos como casi todos los países latinoameri-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
36
María Catalina Monroy Hernández
canos, recibe armamento y equipo de acuerdo con la ley de préstamos y arriendos. Llegan al país
las primeras misiones americanas; los oficiales colombianos salen a los Estados Unidos a perfeccionar sus conocimientos y una nueva doctrina va adaptándose con las Fuerzas Militares (Centro de
Estudios Históricos del Ejército Nacional, s. f., Inicios del siglo XX-Escuela Militar, conflictos y
guerras mundiales, párr. 9)
En palabras del mandatario Franklin Delano Roosevelt, “ayudar a apagar el fuego en la casa
de tu vecino antes de que tu propia casa se queme y caiga” (diciembre 17 de 1940).6 Más que
para defender a Estados Unidos, la asistencia prestada a Colombia garantizó la lealtad de los
gobernantes nacionales con el país estadounidense y como resultado fueron acogidos por el
Gobierno de Colombia los ideales, causas y principios de Estados Unidos.
Así, Colombia declaró la guerra contra la Alemania nazi, Japón e Italia (el Eje) durante la
segunda presidencia de López Pumarejo “como retaliación por ataques alemanes a barcos colombianos en el Caribe” (Bushnell, 2011, p. 280), pese a colaboraciones previas durante el Gobierno
del presidente Santos.
Los presidentes Alfonso López Pumarejo y Eduardo Santos, principalmente, lograron estrechar las relaciones con Estados Unidos. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial “la
Casa Blanca halló en Colombia uno de sus más firmes aliados en el hemisferio […] el gobierno
colombiano fue el primero en Suramérica en romper relaciones diplomáticas con las potencias
del Eje” (Palacios, 2003, p. 165). Estados Unidos estimó que el gobierno de Santos significaba un
“periodo de cooperación proamericana” (Randall, 1992, p. 200) por ende, se dio un crecimiento
de los vínculos militares con Estados Unidos. Por otro lado, la afirmación de Marco Palacios
acerca de la calificación de la posición de Santos como “antimilitarista” es contradictoria, pues la
realidad fue otra, debido a que la relación con Estados Unidos, en cuanto a asuntos de seguridad
y defensa, tuvo su origen durante el gobierno de Eduardo Santos. Como evidencia, al presidente
Santos se le criticó por ejercer acciones secretas en favor de los militares estadounidenses en territorio colombiano, acciones que Ardila calificó de “pactos secretos” entre los mandatarios Santos
y Roosevelt, los cuales “[…] iban desde una red de espionaje hasta la cooperación militar, la utilización de bases aéreas y navales en Barranquilla y Cartagena para uso norteamericano, así como
la presencia de observadores militares” (Ardila, 1991, p. 108). En contraposición de las opiniones
de Palacios, distintos líderes colombianos entre los más destacados Eduardo Santos, ejercieron
un alineamiento con los Estados Unidos y los militares en forma privada teniendo en cuenta la
oposición (de movimientos sociales de izquierda) que siempre existió.
Como efecto de la Segunda Guerra Mundial se dio origen a la presencia y uso militar de
territorio colombiano. Asimismo, se afianzó la dependencia de Colombia ante Estados Unidos en
el campo militar, económico y político. Colombia se convirtió en aliado incondicional de Estados
Unidos y, a causa de esta mayor integración y cooperación, este factor de alianza se fortaleció aún
más tras la percepción de nuevas y más peligrosas amenazas para la seguridad nacional de Estados
Unidos, como representó el comunismo para el siguiente periodo.
6 “Suppose my neighbor’s home catches fire, and I have a length of garden hose four or five hundred feet away. If he can take
my garden hose and connect it up with his hydrant, I may help him to put out his fire...I don’t say to him before that operation,
‘Neighbor, my garden hose cost me $15; you have to pay me $15 for it.’... I don’t want $15--I want my garden hose back after the
fire is over.” (Our documents, s.f.)
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
37
De la misma forma, dentro del desarrollo histórico de los estamentos burocráticos del
Gobierno de Estados Unidos, Rosati resaltó como consecuencia de las dos guerras de la primera
mitad del siglo XIX que: “La ley clave que sirvió como fundamento para la permanente expansión
de la burocracia de política exterior fue el Acta de Seguridad Nacional de 1947 [National Security
Act of 1947]” (Rosati, octubre, 2011, p. 98). Rosati describió la forma como el acta de 1947
reestructuró el proceso de seguridad nacional en tres áreas importantes inspirado por el objetivo
de producir un
[…] proceso más eficiente de seguridad nacional que sería más valioso para el presidente en su conducción de la política exterior:
1. Creación del Establecimiento Militar Nacional consistente en un secretario de Defensa, los jefes
de gabinete y los departamentos de Ejército, Armada y Fuerza Aérea. El Establecimiento Militar
Nacional fue precursor del Departamento de Defensa.
2. Inteligencia mediante la creación de la Central Intelligence Agency (CIA) y director central de
inteligencia.
3. Asesoría sobre seguridad nacional al presidente mediante la creación del Consejo de Seguridad
Nacional. (Rosati, octubre, 2011, p. 99)
Guerra Fría y amenaza comunista
Colombia rompió relaciones diplomáticas con la URSS a fines de la década de los
años cuarenta, fue la única nación latinoamericana que contribuyó militarmente con la fuerza de las Naciones Unidas en la Guerra de Corea, dejó de admirar
a Fidel Castro incluso antes que los norteamericanos y se identificó plenamente
con Estados Unidos durante la crisis de los misiles cubanos
Randall (1992, p. 21)
Estados Unidos había reconocido un enemigo político, sin olvidar que la Guerra Fría fue en sí
producto de una confrontación política que desencadenó una amenaza directa de tipo militar
debido al fortalecimiento del componente militar soviético, principalmente por el arsenal nuclear
que en su posesión implicaba una amenaza a la seguridad internacional.
Desde la Segunda Guerra Mundial el presidente Roosevelt en su discurso de 1933 hizo referencia a la “política de buena vecindad” con las naciones latinoamericanas, igualmente, utilizó el
concepto de “sistema de seguridad interamericano” ante la amenaza representada por la Alemania
nazi y sus aliados. En este sentido, los anteriores conceptos cobraron vigencia durante el periodo
de Guerra Fría. En un posterior discurso (1936), Roosevelt:
[…] habló de la necesidad de defender la democracia representativa, expresando su creencia de que
esta forma de gobierno era el mejor instrumento para asegurar el desarrollo social, económico y
cultural de los pueblos en el seno de un mundo justo y en paz. (Lucena, 2008, p. 444)
Esta alocución cobró vigencia en la Guerra Fría cuando se originó la nueva amenaza militar-nuclear, que para ser contrarrestada, Estados Unidos adoptó la iniciativa de emprender estrategias de
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
38
María Catalina Monroy Hernández
persuasión a fin de convencer al mundo de que los ideales liberales de economía de libre mercado
y promoción democrática eran las opciones que más beneficiaban a los estados en contraposición
con el comunismo. Por esto, el gobierno estadounidense estableció una estrategia de contención
del comunismo como principal política de seguridad nacional hasta los años ochenta (Sempa,
2004, p. 8). La Guerra Fría fue un claro ejemplo de intereses eminentemente económicos, capitalismo frente al comunismo, que se acompañaron de vertientes militares.
Para el caso de Latinoamérica, se destacaron elementos clave durante este periodo de intervención estadounidense como la Conferencia de Río de Janeiro en 1947, en donde se firmó el
tratado de asistencia recíproca. Artículo 3:
Se afirmaba que el ataque contra un Estado americano sería considerado un ataque contra todos los
demás, postulándose, en ese caso, la necesidad de prestarle ayuda [...] artículo 6: dejaba la puerta
abierta para una posible intervención militar realizada desde el interior del continente. (Lucena,
2008, p. 454)
Este supuesto legitimó la campaña anticomunista de Estados Unidos y se convirtió en estrategia
de “buenos vecinos” el hecho de igualar la consideración de un factor como amenaza de un país
a otro.
La intervención de Estados Unidos se reflejó en la contención y ataque a movimientos de
izquierda, promoviendo los valores e ideales democráticos y demostrando a su vez un direccionamiento wilsoniano en su política exterior hacia Latinoamérica, particularmente hacia Colombia,
en donde encontró durante esta etapa, en especial en los gobiernos de Alberto Lleras Camargo y
Carlos Lleras Restrepo, firmes aliados. Se genera así en palabras de Crandall (2008), una “relación
bilateral calurosa” (p. 21), en sentido de acogedora (warm bilateral relationship). Es importante
anotar que la asistencia de Estados Unidos se afianzó como consecuencia de la aparición de las
guerrillas en Colombia.
De acuerdo con lo anterior, en Colombia nunca hubo un dictador impuesto por el gobierno
de Estados Unidos, tampoco movimiento comunista que hubiese alcanzado a penetrar la política
colombiana de manera relevante como había sucedido en otros países del hemisferio. Lo que sí
se evidenció fue una clara lealtad y sentido de pertenencia por parte de los gobernantes colombianos hacia Estados Unidos, de tal magnitud que “Colombia era señalada como ‘modelo’ de los
programas de ayuda norteamericanos. Así nuestro país permaneció fiel durante la Guerra Fría
[…]” (Randall, 1992, p. 228); y como evidencia , rompió relaciones diplomáticas con la Unión
Soviética (gobierno de Alfonso López Pumarejo), aceptó asistencia militar de Estados Unidos y,
en contraprestación, apoyó las fuerzas militares de este país enviando tropas a la Guerra de Corea
en 1950, en la que participó el Batallón Colombia.
Como premio a la lealtad con el gobierno y las causas de Estados Unidos, Colombia se convirtió en receptor de asistencia militar, encaminada especialmente a combatir los movimientos de
izquierda encarnados en guerrillas, que surgieron a raíz del brote de violencia bipartidista (la que
nunca cesó desde el origen de Colombia como República) y a frenar el comunismo, esto, dentro
de las estrategias y directrices ideológicas promovidas por Estados Unidos durante la Guerra Fría.
Como expuso Crandall, en el Gobierno del presidente Eisenhower Estados Unidos tomó la
decisión de fortalecer su involucramiento mediante asistencia militar a Colombia para colaborar
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
39
en los “problemas internos de seguridad […]. En 1961 Estados Unidos envió su primer equipo
de entrenamiento militar (military training team, MTT) a Colombia para ayudar a entrenar a los
militares del país en áreas relacionadas con capacidades de inteligencia” (Crandall, 2008, p. 21).
A su vez, la asistencia militar se consolidó desde la creencia del Gobierno de John F. Kennedy de
que Colombia era un seguro aliado anticomunista, a lo que se sumó la “Alianza para el Progreso”,
que inició ese mismo año.
En cuanto a la asistencia y cooperación militar, cabe destacar los siguientes acuerdos: Acuerdo
de Asistencia Militar entre la República de Colombia y los Estados Unidos de América, de 17 de
abril de 1952: “En 1952 Estados Unidos firmó el ‘Acuerdo de Asistencia Militar’ con Colombia,
comprometiéndose a ayudar a las fuerzas militares de Colombia en sus esfuerzos por promover
la seguridad hemisférica” (Crandall, 2008, p. 21) y Acuerdo entre el Gobierno de Colombia y el
Gobierno de los Estados Unidos de América relativo a una Misión del Ejército, una Misión Naval
y una Misión Aérea de las Fuerzas Militares de los Estados Unidos de América en la República de
Colombia, de 7 de octubre de 1974. El primer acuerdo tuvo como objetivo dos ejes fundamentales: “Asistir en misiones de defensa colectiva en el hemisferio y preservar la seguridad interna de
Colombia, en caso que se requiriera” (Wolf, 1995). Colombia tuvo la responsabilidad de cumplir
misiones siempre y cuando le fueran asignadas por Estados Unidos para mantener la seguridad
hemisférica, dentro de los intereses de Estados Unidos.
En el aparte transcrito a continuación se observa la autonomía y jerarquía de la cual disponía
Estados Unidos frente a Colombia en cuanto a los compromisos acordados. Como ejemplo, el
artículo 1 del texto definitivo del acuerdo de 1952 —enmendado por el Gobierno de Estados
Unidos— menciona, en una primera versión, que no se podría comprometer la asistencia recibida
por Colombia sin la anuencia previa del Gobierno de Estados Unidos. En un comienzo alude al
consentimiento “de ambos gobiernos”.
El gobierno de la República de Colombia emprendió para hacer efectivo el uso de la asistencia recibida por el Gobierno de los Estados Unidos de América según lo acordado en este acuerdo para el
propósito de implementar planes de defensa, aceptados por los dos gobiernos, bajo el cual ambos
participarán en importantes misiones para la defensa y preservación de la paz en el hemisferio occidental, y no podrá, sin el consentimiento previo de ambos gobiernos del gobierno de los Estados
Unidos de América, comprometer dicha asistencia a propósitos adicionales con los ya dispuestos
desde su creación. (Acuerdo de Asistencia Militar de 1952, documento secreto, marzo 6 de 1956)7
Lo anterior comprueba la existencia de la estrategia del “fuerte” ante el “débil” al eliminar la
oportunidad de participación o formulación de dictamen frente a una política de ambos lados
que comprometía los intereses de dos naciones. El camino para Estados Unidos fue más fácil,
pues optó por la acción unilateral y así evitó contradicciones. Retomando la definición de Randall
frente al acuerdo de asistencia militar de 1952:
7 Borrador de enmienda del artículo 1, párrafo 2 del Acuerdo de Asistencia Militar de 1952, dirigida a la Oficina de Asuntos
Exteriores de Colombia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
40
María Catalina Monroy Hernández
La misión principal de Colombia consistía en defender el acceso a sus costas, debido a la proximidad
del Canal de Panamá, y para ello recibió un apoyo considerable durante la década […] a finales del
año fiscal de 1958, Colombia había recibido cerca de 16 millones de dólares en apoyo militar […].
(Randall, 1992, p. 240).
También se asignaron recursos para combatir las guerrillas en el país, influenciadas evidentemente por la revolución comunista. Como ejemplo, el presidente Alberto Lleras Camargo solicitó
asistencia a Estados Unidos en 1959 para contrarrestar el ascenso del movimiento guerrillero en
Colombia.
Lleras Camargo fue el primer presidente del periodo conocido como Frente Nacional.
Como presidente, Lleras reconoció la crítica situación de seguridad a causa de los grupos guerrilleros y por esta razón solicitó asistencia al entonces presidente estadounidense Eisenhower
(1953-1961), quien organizó un grupo especial “Special Survey Team”, el cual, con la dirección
del Departamento de Estado y supervisión del Departamento de Defensa, convocó un equipo
especializado en guerras irregulares de la CIA (Rempe, 2002). El balance para 1960 fue:
El 27 de enero de 1960, el equipo especializado redactó un reporte preliminar que resumía los
hallazgos de la situación de seguridad en Colombia. El reporte resaltó los críticos problemas de la
actual, [guerra] activa (principalmente de carácter bandido) y violencia potencial (principalmente
proveniente de la guerrilla comunista). (Rempe, 2002, p. 5)
Dada la gravedad de la amenaza identificada, Estados Unidos apoyó a Colombia durante la etapa
de contención, brindando ayuda militar antiguerrilla, la cual incluyó equipos y capacitación a
militares colombianos para el enfrentamiento de guerrillas. Para este entonces, el fortalecimiento
del componente militar estadounidense estaba en su auge, especialmente luego de la “Doctrina
Eisenhower” o “retaliación masiva” que confirmó vocación a hacer uso efectivo del poder militar de
Estados Unidos en caso de amenaza nuclear. Así, en 1961 se firmó un nuevo acuerdo bilateral en
materia militar entre Estados Unidos y Colombia para combatir la amenaza comunista en el país.
Por otro lado, durante el Gobierno de John F. Kennedy se incrementó el presupuesto
militar de 43 billones de dólares a 56 en tan solo tres años, con el objetivo de “desarrollar fuerzas especiales para combatir ‘guerras de liberación nacional’ sustentadas en el comunismo en
los campos o junglas en naciones en desarrollo […] combatir guerrillas en su propio terreno”
(Bagby, 1999, p. 222).
En resumen, Estados Unidos, potencia mundial, enfocó su política exterior a expandir su
influencia, principios, creencias, valores, régimen político y económico alrededor del continente
americano, lo que Joseph Nye (2002) denominó poder militar, poder económico y poder blando
o soft power en su zona de influencia occidental (p. 4). El Gobierno de Estados Unidos consideró
que la asistencia que prestaba estaba justificada y legitimada en favor de la paz y seguridad mundial, teniendo en cuenta que reacciona a la ocurrencia de amenazas potenciales en la región.
De otro lado, a continuación se realizará un análisis del problema que caracterizó las relaciones entre Estados Unidos y Colombia desde los años setenta hasta hoy en día: el narcotráfico,
cuya raíz reside en que al tiempo que nacía esta nueva amenaza se fortificaban las ya existentes
fuerzas de extrema izquierda y derecha.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
41
El problema de las drogas como amenaza a la seguridad nacional
de Estados Unidos
La sumatoria de la mala “imagen” del país y de sus autoridades, de las críticas
y presiones oficiales norteamericanas y de los roces diplomáticos a nivel gubernamental
entre Colombia y Estados Unidos, se combinó con factores de índole interna que condujeron a la escogencia de la opción militar para combatir el narcotráfico
Tokatlian (1995, p. 295)
“Guerra contra las drogas” y la consecuente militarización de la misma
Marzo 24 de 1968: el presidente Nixon acuñó la frase “guerra contra las drogas” que pasó de ser
una frase de uso doméstico, al más amplio concepto de “guerra” internacional contra las drogas
(Crandall, 2008, p. 22, ). No obstante, fue en las administraciones de Ronald Reagan y George
Bush a finales de los ochenta y comienzos de los noventa cuando se implementó la “guerra contra
las drogas” en Colombia. ¿Qué implicaciones tuvo esta connotación?
Desde el análisis de la política exterior, para comprender el concepto, Keith Shimko en
Foreign policy metaphors: falling “dominoes” and drug “wars” (1995), realizó un estudio acerca de
los efectos de las percepciones de los actores que toman decisiones en política exterior, específicamente examinó el impacto de las metáforas en el estudio del FPA o análisis de política exterior.
Su investigación constituye un aporte a la literatura de psicología política y procesos cognitivos
en política exterior (Neack, Hey y Haney, 1995).
Shimko afirmó que en el proceso de toma de decisiones las políticas son implementadas en
un mundo “objetivo” y son formuladas y construidas en un mundo “subjetivo”, es decir, “[…]
el mundo como existe en la mente de los tomadores de decisión, la situación que ellos creen que
confrontan” (Shimko, 1995, p. 71). De la misma forma: “[…] comprender cómo piensan los
tomadores de decisión, qué piensan y por qué piensan lo que piensan” (p. 72), como parte de la
aproximación constructivista al estudio de la política exterior.
Es así como los tomadores de decisión idealizan y construyen las amenazas, que para este
caso han sido definidas como una metáfora al referirse a la “guerra contra las drogas”, en particular por las implicaciones que conlleva la referencia de guerra. En este caso, se trata de un “pensamiento metafórico” como:
[…] otro proceso cognitivo basado en comparaciones que involucran percibir un fenómeno como si
fuera otro […] de acuerdo con Susan Sontag, quien toma la definición de Aristóteles, una metáfora
en cuanto a ‘decir una cosa es o parece ser algo que no lo es’. (Shimko, 1995, p. 73)
¿Por qué el presidente Nixon denominó la problemática de las drogas como guerra? Esta noción
de “guerra contra las drogas” además cobró popularidad entre los mandatarios estadounidenses,
especialmente para el presidente Reagan, quien dirigió la “guerra” hacia Colombia.
Según lo anterior, es posible comprender la metáfora de “guerra contra las drogas” mediante
la siguiente percepción: “Las personas con frecuencia tratan de enmarcar un problema como
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
42
María Catalina Monroy Hernández
guerra cuando quieren eliminar o terminar algo que ven como indeseable, dañino o amenazante”
(Shimko, 1995, p. 79, ). De igual forma, “en guerra, los problemas son usualmente percibidos
como poseedores de dimensiones militares y soluciones militares” (p. 79); pero no necesariamente implica la militarización de las acciones para solucionar la problemática, pese a la percepción
del concepto de guerra, acompañado de un lenguaje coherente con la denominación que para
este caso Shimko ha definido como “enemigo”, “ofensiva”, “guerra”, “movilización”, “frentes”,
“estrategia”, “ataques”, “lucha”, “derrota”, entre otros. Como manifestó Tokatlian (1998): “[…]
el concepto de guerra demanda que los instrumentos predominantes deben ser de naturaleza
coercitiva y represiva” (p. 134).
De igual manera, Shimko afirmó que la “guerra contra las drogas” no es una guerra real, pese
a sus implicaciones, sino que se trata de una guerra metafórica que como consecuencia, impacta
no solo al ámbito doméstico o interno sino que posee repercusiones internacionales (Tokatlian,
1998, p. 80). Lo que justifica considerar que los mismos elementos militares aplicados en lo interno sean susceptibles de serlo en lo externo. Evidentemente esto sucedió para el caso colombiano a
través de leyes, interdicción, asistencia y cooperación militar, obligación, prohibición, entre otros
factores.
Por otro lado, el principal objetivo de la “guerra contra las drogas” es eliminar la oferta y
demanda de narcóticos combatiendo a quienes poseen el negocio de producirlos y exportarlos a
Estados Unidos, a diferencia de reducir el número de adictos como se ha propuesto por distintos
críticos del poder militar excesivo de Estados Unidos.
Y ¿por qué excesivo? Adam Isacson (2001) en su artículo “Militarizing latin american policy” apuntó que dicha militarización, al inicio de los años noventa, fue producto de la iniciativa del
Pentágono al considerar algunos problemas en Latinoamérica como “operaciones especiales”, entre la más destacada, la “guerra contra las drogas”, llevada a cabo por el Comando Sur (Southern
Command) responsable, principalmente, de liderar las actividades militares en América Latina
y el Caribe. No obstante, hay que recordar que Isacson (Washington Office on Latin America,
Wola) se dedica sobre todo a criticar la asistencia militar de Estados Unidos en la región, en particular en Colombia, desconociendo las virtudes y justificaciones de la necesidad de reacción por
parte de Estados Unidos en los casos de mayor gravedad de la seguridad en Colombia, que por lo
general tiene como protagonista a las guerrillas.
Para Isacson, el mayor interés de quienes diseñan las operaciones militares de Estados Unidos
en la región tiene que ver con el objetivo de mantener contactos frecuentes con las contrapartes
militares del hemisferio, esta acción se conoce como engagement o interacción. Posterior a haber
establecido los contactos, el objetivo se traduce en: “promover la democracia y el respeto a los derechos humanos, modernizar y profesionalizar las fuerzas de seguridad y fortalecer la cooperación
en seguridad regional, muchas veces mediante el desarrollo de relaciones claves con oficiales extranjeros” (Isacson, 2001, p. 4). Así, Isacson critica las acciones militares de Estados Unidos, pues
acusa que no se trata de alguna estrategia escondida (como puede parecer), sino que se trata de un
interés de Washington hacia el Pentágono “porque el dinero está ahí” (p. 4). Isacson olvida que el
presupuesto de la iniciativa para el combate de las drogas, contra narcóticos, es aprobado por el
Congreso, no por el Pentágono. Es más, tanto el Departamento de Estado como el Departamento
de Defensa manejan un presupuesto para la lucha contra las drogas pero no necesariamente por-
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
43
que se pretenda militarizar el asunto, sino principalmente para temas relacionados con promoción de justicia en primera instancia.
Al comienzo, la amenaza del uso de las drogas como problema de seguridad nacional se
percibió en Estados Unidos desde 1909 mediante la ley de exclusión del opio y 1914 a través de
la promulgación de la ley de Harrison,
La primera ley federal en contra de la droga, que convertía en un delito el uso del opio y la cocaína
que no fuera con fines medicinales, lo cual marcó oficialmente la entrada del gobierno al área del
control interno de los narcóticos y como objetivo principal ir en contra de la compra del opio y
cocaína para la recreación. (Mathiesen, 2000, p. 53)
Según lo anterior, si desde comienzos del siglo XX se consideraron las drogas como el opio, la
cocaína y principalmente la heroína como amenaza para la seguridad, la salud y la moral estadounidense, ¿por qué hasta los años setenta se convirtió el problema del uso y tráfico de las drogas
en asunto de seguridad nacional de primera agenda? La respuesta la aportó el profesor Roberto
Russell (2003): “Los intereses de Estados Unidos en Latinoamérica se han concentrado históricamente en los temas que, acorde con la era, se conciben como amenazas a la seguridad nacional de
Estados Unidos […]” (p. 62). Sin importar el momento histórico, la definición de amenazas se
ha convertido en el “motor” de la acción exterior estadounidense, traducida en reacciones dependiendo de las circunstancias y factores externos, como se señala desde el comienzo.
Fue en 1971 cuando el presidente Richard Nixon proclamó que el problema de las drogas
constituía amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos. El inconveniente de la droga,
como sugirió Shimko, pese a ser socialmente construido y “metaforizado”, “se volvió una prioridad y tuvo la visibilidad que no había tenido en ninguna otra administración dentro de la historia
estadounidense” (Matthiesen, 2000, p. 77). No obstante, la interpretación de Shimko no es más
que una explicación de la teoría constructivista aplicada a casos reales como las metáforas, sin
poseer verdaderas evidencias de si catalogar algo como “guerra” implica necesariamente la militarización de las acciones.
Esta problemática percibida como amenaza, alertó al Gobierno de Estados Unidos en su
lucha por preservar la seguridad nacional: “Washington ha definido el fenómeno como un problema de seguridad nacional para los Estados Unidos y ha evolucionado, en su práctica, en una
amenaza tanto para la seguridad regional como nacional de Colombia” (Tokatlian, 1998, p. 133).
La relación entre Estados Unidos y Colombia inició una nueva etapa cuya atención se centró en el
narcotráfico, la guerrilla y la combinación de ambos. La solución fue la militarización de las acciones estadounidenses para combatirlos, pues se deriva del concepto de “guerra contra las drogas”.
“Guerra contra las drogas” en Colombia y la cooperación con Estados Unidos.
Inicio: periodo 1970-1994
El problema del uso y tráfico de drogas desde su origen se asoció, según el estudio de Tatiana
Matthiesen, con el factor “extranjero”, es decir, no americano, “[…] una de las principales premisas de la política estadounidense contra la droga ha consistido en la creencia de que la amenaza
de la droga debe ser combatida afuera de sus fronteras” (Matthiesen, 2000, p. 96). Este elemento
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
44
María Catalina Monroy Hernández
resultó de gran importancia para comprender por qué el Gobierno de Estados Unidos ha intervenido unilateralmente y muchas veces de forma autoritaria en países productores o traficantes
de drogas ilícitas. Esta problemática ha servido como excusa para diseñar políticas y planes de
cooperación y asistencia militar en naciones que conviven con ella y que, por pertenecer al espectro definido como “no americano” o extranjero, afecta de modo grave la seguridad nacional de
Estados Unidos.
Infortunadamente para la historia de Colombia, a mediados de la década de los setenta a la
vez que se afianzaba la alianza con Estados Unidos en materia de contención, al mismo tiempo se
convertía en la amenaza más peligrosa en cuanto a tráfico de drogas ilícitas. “Las agresivas campañas de erradicación de la marihuana en México desde los años setenta abrieron las puertas para
que Colombia ascendiera a las grandes ligas del tráfico de drogas” (Stares, en Matthiesen, 2000,
p. 93). Pese a que otros países precedieron a Colombia en esta problemática, fue aquí donde se
otorgó la primera categoría en economía ilegal, acompañada de alta criminalidad y corrupción
del Estado. Estados Unidos entonces se vio forzado a intervenir, sin embargo, de forma persuasiva
y en alianza con los distintos gobiernos. Había que combatir esa amenaza externa. Así, en lo que
concierne a la fuente del narcotráfico en el país:
[…] Colombia ha mantenido una posición dominante en esta actividad. A mediados de los setenta
fue el primer productor mundial de marihuana, en los ochenta y comienzos de los noventa fue el
principal exportador de cocaína, y recientemente ha llegado a ser un productor importante de hoja
de coca y amapola. (Tokatlian, 1998, p. 12)
Como ejemplo, durante el Gobierno de Alfonso López Michelsen, “[…] Estados Unidos suministró jeeps, motocicletas, radios, equipo de laboratorio y capacitación especial para la policía
judicial, la Policía Nacional y los funcionarios de aduana de Colombia” (Randall, 1992, p. 286).
Como se demuestra, la asistencia de Estados Unidos para ese entonces se enfocaba en reformar el
sistema judicial como principal estrategia para la lucha contra el narcotráfico.
En este sentido, durante el gobierno del presidente Julio Cesar Turbay Ayala, se solicitó un
incremento del presupuesto destinado a asistir militarmente a Colombia en campañas de interdicción. Bruce Bagley (1988b) afirmó que se triplicó dicha asistencia entre 1970 y 1977 (p. 79).
Fue en esta presidencia que el Gobierno colombiano tomó conciencia de la gravedad del problema y corroboró el esfuerzo en declarar la guerra a los narcotraficantes (Crandall, 2008, p. 23).
Así, la guerra había sido declarada por primera vez y Turbay convocó a los militares a ser parte
activa en el esfuerzo.
En 1978 el Gobierno expidió el decreto 2144 que posibilitó a 10 000 soldados de la Segunda
Brigada emprender un operativo que se orientaba a la batalla contra la marihuana mediante la
llamada “Operación Fulminante” (1978-1980) (Tokatlian, 1995, p. 297). Cabe destacar que
luego de dicha operación, el presidente Turbay realizó un llamado a la Policía Nacional (fuerza
especializada civil) para tomar control sobre la “guerra contra las drogas”, con el propósito de
restarle protagonismo a las Fuerzas Militares en este campo; pero estas regresaron fortalecidas por
el decreto 1402 de 1984, “por el cual la justicia penal militar pasa a conocer delitos relacionados
con el negocio de las drogas; es decir, se amplía la cobertura de la justicia castrense —vía consejos
verbales de guerra— sobre el dominio civil” (Tokatlian, 1995, p. 321).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
45
Aun con el llamado de cooperación mutua, la acción unilateral estadounidense fue permanente y decisiva, incluso por medio de acciones secretas como las que se denunciaron años atrás
en el Gobierno de Eduardo Santos. Otro episodio similar fue el de la “Operación Stopgap”, a
través de la cual los militares estadounidenses diseñaron un plan de aviación espía para decomisar cargamentos de marihuana. Lo anterior demostró desconfianza por parte de Estados Unidos
hacia la capacidad y efectividad de las Fuerzas Armadas de Colombia, en este caso, de la Armada
Nacional. Esta inefectividad en cierta forma avaló las acciones secretas o unilaterales de Estados
Unidos en Colombia.
Como consecuencia se generó un escenario de oposición y disgusto entre algunos funcionarios colombianos y la población civil que alimentó la protesta de los grupos guerrilleros en
contra de una evidente intervención o intromisión de Estados Unidos en el país. Se presionó a los
políticos, al sistema de justicia y sobre todo a las Fuerzas Armadas para que adoptaran estrategias
diseñadas por el gobierno estadounidense, con el fin de combatir el narcotráfico que perjudicaba
ya no solo la seguridad nacional de Estados Unidos sino la de Colombia. Así nuestro país acogió
el concepto de “guerra contra las drogas” y como toda guerra, implicó el ejercicio de la Fuerza
Militar; empero, como la capacidad militar colombiana era débil, requería de capacitación y
asistencia de Estados Unidos, pues era una necesidad. Por ello, las Fuerzas Militares de Colombia
se ganaron el respaldo de los militares estadounidenses, logrando así fortalecimiento y modernización, imposible sin su ayuda.
De acuerdo con esto, a inicios de la década de los ochenta se dio comienzo a una segunda
etapa de la “guerra contra las drogas”, esta vez liderada por el presidente Ronald Reagan, especialmente a raíz de la directiva de seguridad nacional 221 (national security directive) “[…] la cual
determinó que la producción y tráfico de drogas amenaza la seguridad de Estados Unidos y por
esto debía establecer mayor énfasis en el control de la fuente” (Crandall, 2008, p. 27). Como efecto, se autorizó la involucración de la CIA en los esfuerzos de interdicción (Crandall, 2008, p. 27).
En 1986 con el “Anti-Drug Abuse Act”, se ejerció por primera vez el proceso anual de “certificación”,8 que medía, evaluaba y brindaba concepto de aceptación o rechazo a los esfuerzos que
debían emprender los Estados en la lucha contra las drogas. Además de la certificación, el “AntiDrug Abuse Act” representó un esfuerzo por consolidar la cooperación entre Estados Unidos y
otros Estados en el combate contra el uso y tráfico de narcóticos; promover leyes federales para
prevenir y castigar el uso de narcóticos; fomentar la educación y programas de asistencia; e impulsar programas de interdicción (Anti-Drug Abuse Act, octubre 27 de 1986). En Colombia se
iniciaron actividades de erradicación aérea, entre otras labores.
El mismo año, Estados Unidos emprendió la operación militar de combate contra las drogas: “Operation Blast Furnace”, cuyo enfoque tuvo lugar en Bolivia. “Entre otras acciones, esta
iniciativa envió seis helicópteros Black Hawk y 160 tropas estadounidenses para ayudar a la policía boliviana antinarcóticos a destruir laboratorios de cocaína” (Crandall, 2008, p. 27). Esta
8 “Se trata de una decisión unilateral de los Estados Unidos, y más concretamente del Ejecutivo. Por razones de política
interna el país tiene establecidos mecanismos legales, por medio de los cuales algunas instancias del Gobierno y del Congreso desean
conocer la opinión que el presidente y su equipo tienen cada año sobre los esfuerzos que un número determinado de países están
efectuando en diversas materias. Existen procedimientos en varios temas, siendo los más importantes los de terrorismo, seguridad
nuclear y narcotráfico” (Cardona & Pardo, 1995).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
46
María Catalina Monroy Hernández
operación se considera como una acción que antecedió la formulación e implementación del Plan
Colombia.
Para el caso colombiano, “a partir de 1988 se produce una narcotización de la política exterior colombiana” (Ardila, 1991, p. 42). Ardila, utilizando el mismo concepto, argumentó que se
produjo igualmente la “narcotización” de las relaciones internacionales colombianas al punto que,
como mencionó Bruce Bagley (1988b): “Colombia es ahora esencialmente sinónimo de tráfico
de drogas” (p. 70, ); por ende, Bagley (1988b) justificó la acción militar de Estados Unidos, considerando que el problema no podía solucionarse con medidas “blandas”. “Los Estados Unidos
podrían proveer a los países con los billones requeridos anualmente para establecer un control
efectivo sobre las áreas donde se producen las drogas, muchas de las cuales están ‘ocupadas’ por
las fuerzas guerrilleras […]” (Bagley, 1988b, p. 174). El autor reconoció el problema de las drogas
como un problema “criminal”, aplicado al caso colombiano de drogas y crimen en la interrelación
narcotráfico–guerrillas al inicio, sumando luego a los grupos paramilitares.
Con respecto al nexo entre guerrilla y narcotráfico, es indispensable comprender que no se
trata de un concepto nuevo, pues la noción de “narcoguerrilla” fue acuñada por primera vez por
el embajador de Estados Unidos en Colombia durante el periodo 1983 1985 Lewis Tambs:
Tambs, un anticomunista de línea dura que formuló el Reporte de Santa Fe, un plan para contener
el comunismo en Latinoamérica […] a Tambs se le reconoce por ser quien acuñó el término narcoterrorismo y teniendo en cuenta su disposición anticomunista, realizó el esfuerzo por vincular el
problema de las drogas con el movimiento guerrillero colombiano. (Chepesiuk, 1999, p. 225)
En este tiempo se estableció relación entre Cuba, los carteles de la droga colombianos, las guerrillas de izquierda de este mismo país y los sandinistas en Nicaragua (Amantangelo, 2001).
Irónicamente esta teoría fue calificada de falacia en 1980, hasta hoy en día, que se comprueba la existente interrelación entre los grupos insurgentes y el negocio de los carteles de la droga.
Lo anterior, justificó aún más la adopción de medidas no blandas como la militarización de la
“guerra contra las drogas”, pues no solo era cuestión del cultivo de drogas ilícitas, sino del evidente vínculo de grupos insurgentes con el narcotráfico y por tanto, las consecuencias derivadas de
dicha relación: actos criminales tales como el secuestro extorsivo y el aumento de la violencia en el
país, además del deterioro de la economía y calidad de vida de los colombianos, probados a través
de una incontrolable violencia que fomentaban los carteles frente a una débil justicia colombiana
que no podía frenar los alcances de estos grupos.
Debido a esto y retomando el estudio que elaboró el profesor Isacson acerca de la prioridad asumida por el Pentágono frente a la lucha contra las drogas, el Acta de Autorización de
Defensa Nacional (National Defense Authorization Act) de 1989 “designó al Pentágono como
‘agencia única’ para la detección y monitoreo de tráfico de drogas ilícitas a los Estados Unidos”
(Amantangelo, 2001, párr. 2) y demostró la importancia del componente militar en la “guerra
contra las drogas”, aún más si los grupos insurgentes estaban implicados.
Después, en 1989, durante el Gobierno de George Bush, se creó una nueva estrategia contra
las drogas: la Iniciativa Regional Andina que “priorizó el arsenal militar y entrenamiento para las
operaciones antinarcóticos” (Amantangelo, 2011). Se dispuso de 2,2 billones de dólares para un
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
47
periodo de cinco años, a fin de combatir la producción de cocaína. Además, esta iniciativa profundizó el componente militar para combatir la producción y tráfico ilícito de drogas.
Pese a que personal militar de Estados Unidos había estado involucrado en entrenamiento, equipamiento y transporte de personal antinarcóticos desde comienzos de 1980, la estrategia andina abrió
la puerta a la dramática expansión de este rol y a una profusión de asistencia estadounidense a la
Policía y Fuerzas Militares en la región. (Amantangelo, 2001, párr. 2)
No obstante, para 1992 se corrió el rumor de que la Iniciativa Regional Andina había sido un
fracaso (Crandall, 2008, p. 31), pues no se cumplieron las metas de reducir la cantidad de cocaína
y heroína traficadas a Estados Unidos.
Por otro lado, el presidente Virgilio Barco, leal aliado de Estados Unidos, luego del asesinato
del dirigente del Nuevo Liberalismo Luis Carlos Galán, declaró públicamente la guerra contra los
narcotraficantes, profundizando así el componente militar de la “guerra contra las drogas”, dada
la ineficacia e incapacidad de medidas de refuerzo y aplicación de ley para detener la violencia
perpetuada por los carteles del narcotráfico, cuyas acciones criminales se expandían rápidamente
por todo el territorio colombiano.
De esta forma y como resultado, en los años noventa se consolidó la militarización del
problema como respuesta a la amenaza que el narcotráfico representó a la seguridad nacional de
Estados Unidos. Los distintos gobiernos colombianos fueron receptivos a la ayuda militar, teniendo en cuenta la incapacidad de las Fuerzas Militares y de Policía y la magnitud del problema del
narcotráfico. A partir de la fecha, la asistencia militar se afianzó de modo profundo mediante la
lógica de acción jacksoniana que promulgó Walter Mead (2002) como única estrategia en cumplimiento de la “guerra contra las drogas”; es decir, con la promoción del sentimiento belicista
y ejecutor de poder que caracteriza desde siempre la política exterior de Estados Unidos. Ahora,
su “guerra contra las drogas” tenía un nuevo combatiente, Colombia, que se había “enlistado” en
esta causa ante todo bélica.
Período 1994-1998. Colombia ¿Estado fallido?
Estados Unidos se percató de que Colombia se estaba “deslizando hacia el fracaso” por dos factores principales: primero, pese a las políticas y acciones que se emprendieron para combatir el
narcotráfico (desde la proclamación de la “guerra contra las drogas”), seguía siendo considerada
como el principal productor de cocaína en el mundo, la situación era crítica, pues el narcotráfico
no es un problema en singular sino que abarca múltiples efectos como aumento de la violencia,
criminalidad, delincuencia y otros delitos relacionados con la insurgencia, como el secuestro
extorsivo. Para entender cuándo un Estado falla, sostiene Rotberg: “Los Estados-nación fallan
cuando son consumidos por la violencia interna dejando de proveer bienes políticos positivos a
sus habitantes […]” (Rotberg, 2004, p. 1).
Segundo, Colombia se había convertido en un “narcoestado” en el momento en que se contrajo y reveló de forma pública la unión entre narcotraficantes y la clase política. ¿Cómo podía
Estados Unidos financiar y asistir a este país en la lucha contra el narcotráfico si se encontraba
representado por un Gobierno financiado por el enemigo? ¿Cómo consolidar esa responsabilidad
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
48
María Catalina Monroy Hernández
compartida? “[…] los gobiernos pierden credibilidad, y la continua naturaleza del Estado-nación
en particular se convierte en cuestionable e ilegítimo en los corazones y mentes de sus ciudadanos” (Rotberg, 2004, p. 1).
No obstante, la “guerra contra las drogas” liderada por Estados Unidos prosiguió. El
Gobierno del presidente Clinton actuó por medio de estrategias alternas para evitar de la mejor
manera un diálogo directo con el Gobierno del Presidente Samper, pero, a pesar de esta situación,
sostuvo un diálogo con la Policía Nacional de Colombia y mantuvo estos esfuerzos aun con la
presión ejercida por los republicanos en el Congreso.
Para corroborar las hipótesis que circularon alrededor de la idea de Colombia como Estado
fallido, en 20059 la revista estadounidense especializada en asuntos de política exterior Foreign
Policy publicó, en alianza con The Fund for Peace y el Carnegie Endowment for International
Peace, el índice de Estados fallidos (a partir de la fecha, publicado cada año) en el cual, como ya
se mencionó, se partió de la premisa de que a Estados Unidos le representa mayor amenaza los
Estados fallidos que los Estados “conquistadores”, esto quiere decir, con intereses expansionistas
(Amburn, 2005, p. 56), como sería el caso de la inherencia de potencias externas en la región,
como por ejemplo, China o Rusia. (Tabla 1).
Tabla 1. Índice de Estados fallidos, 2005-2006
Ranking
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
País
Costa de Marfil
Congo (D.R)
Sudán
Irak
Somalia
Sierra Leona
Chad
Yemen
Liberia
Haití
Afghanistán
Rwanda
Corea del Norte
Colombia
9 Para 2005, el índice reflejaba la crítica situación de Colombia antes de la implementación del Plan Colombia. Los alcances
de la política de seguridad democrática permitieron que Colombia fuera mejorando su condición de Estado Fallido según este ranking. Para la elaboración del índice, se tomaron cifras de indicadores sociales, económicos, políticos y militares y se organizaron los
Estados según su vulnerabilidad a un conflicto violento interno, denominados “indicadores de inestabilidad”: presiones demográficas, población refugiada o desplazada, inconformidades de la población, exilio humano, desarrollo desigual, declive económico,
deslegitimación del Estado, servicios públicos, derechos humanos, aparato de seguridad, élites divididas e intervención extranjera.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
Ranking
15
16
17
18
19
20
49
País
Zimbabwe
Guinea
Bangladesh
Burundi
República Dominicana
República Central Africana
Fuente: The Fund for Peace (2005).
Inicios del Gobierno Clinton y su relación con el Gobierno Samper
Colombia ofrecía para Estados Unidos una experiencia de la que los otros podrán aprender: el
enemigo interno eran las drogas ilícitas, que combinadas con terroristas y funcionarios corruptos,
podrían considerarse tan peligrosas como en su momento lo fueron el comunismo o el fascismo
(Tokatlian, 1998, p. 27).
Al llegar a la presidencia Bill Clinton realizó un diagnóstico de los esfuerzos emprendidos en
materia antidroga y concluyó que a esa fecha estos habían sido poco efectivos (Crandall, 2008,
p. 31). Al presidente Clinton le correspondió gobernar con los republicanos, pues en 1994 estos
ganaron las elecciones y “se tomaron el Congreso” y con ello la iniciativa de “guerra contra las
drogas”, por supuesto enfatizando en el componente militar, típica escogencia de los “halcones”10,
aquellos que Crandall (2008) denominó drug hawks (p. 32) o “halcones de la droga”, quienes
percibieron que las políticas antidrogas del presidente Clinton eran demasiado “blandas”. Así, la
“guerra contra las drogas” debía proseguir su curso con un componente militar como ya se había
demostrado años atrás.
Lo interesante de este periodo es comprender la percepción de los republicanos sobre la
necesidad de apoyar con firmeza a la policía colombiana para enfrentar el narcotráfico, que para
entonces era una problemática de índole policial y no militar, pues el objetivo inicial no era asistir
a Colombia en una lucha contrainsurgente. El propósito inicial se dirigió a fortalecer los instrumentos de acción de la policía para combatir esta creciente amenaza.
Por otro lado ¿qué acciones podían emprender los estadounidenses interesados en “desnarcotizar” Colombia? Entiéndase por “desnarcotizar” la acción de combatir el narcotráfico en dos
dimensiones: producción y tráfico, e injerencia en la política nacional del país, comenzando por
su presidente. Asimismo, ¿cómo explicar que efectivamente, entre 1995 y 1996 “el Gobierno de
Ernesto Samper Pizano persiguió y de hecho desmanteló el cartel de Cali?” (Bagley, 2000, p. 11).
Por otra parte, se produjo una cadena de factores secuenciales que profundizó la problemática: los cultivos de coca conducen al narcotráfico; el narcotráfico lleva a la criminalidad (secuestro,
extorsión y aumento de la violencia); el narcotráfico también acarrea corrupción, lo que provoca
10 Término que se emplea para referirse a quienes abogan por la guerra. El Partido Republicano ha sido merecedor de este
calificativo si se analiza que han sido los gobiernos republicanos los que han liderado la noción de intervención militar, expansión y
agresión. Los republicanos también se consideran conservadores y tienen como fundamento la idea “republicana”, por primera vez
expuesta por Thomas Jefferson.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
50
María Catalina Monroy Hernández
pobreza y desigualdad. Se requería entonces de una estrategia que solucionara tales hechos y ayudara a saber cómo negociar con un “narcoestado”.
Backchannel o “enchufe no formal” o “vínculo no formal” es donde se facilita pasar información, que no atraviesa canales diplomáticos formales (Feeley, comunicación personal, 27 de
septiembre de 2010). Así lo describió el ministro de Asuntos Políticos de la Embajada de Estados
Unidos en México, John Feeley, quien para el periodo de la formulación del Plan Colombia se
desempeñó como el coordinador de asesores del entonces subsecretario adjunto Peter Romero.
Esta fue la estrategia que se empleó en el gobierno de Samper y en el de Clinton. Es más, la relación bilateral de ambos países fue direccionada por esta estrategia de “negociar por debajo de la
mesa”, por “canales externos a los establecidos”, debido a que se llevó a cabo una no convencional
relación entre los republicanos y la Policía Nacional de Colombia y en nombre propio, mediante
el general Rosso José Serrano.
Al respecto, el periodista Sergio Gómez, corresponsal de El Tiempo en Washington desde
1998 y quien tuvo oportunidad de conocer el proceso de formulación, negociación e implementación del Plan Colombia, declaró: “los intereses de Serrano eran conseguir fondos para la Policía.
Luego que inició el Plan Colombia, se le tuvo que hacer entender que los recursos no eran solo
para este fin” (Gómez, comunicación personal, 14 de septiembre de 2011).
Confirmando la relación entre los republicanos y la Policía Nacional, John Mackey (asesor
de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos
durante el periodo de formulación del Plan Colombia, de la oficina de investigación del Comité
de Programa de Asistencia Extranjera y además republicano) ratificó que el general Serrano era
considerado como el “más fiel aliado de Estados Unidos, merecedor de toda confianza” (comunicación personal, 26 de julio de 2011), recordado incluso como el “mejor embajador que ha
tenido Colombia en Estados Unidos, fiel comunicador de los asuntos internos de Colombia en
Estados Unidos” (comunicación personal, 26 de julio de 2011), pues Mackey indicó que el general compartía todo tipo de información con los republicanos y además, “él sabía qué se necesitaba
para ganar”. “Fue el general quien solicitó en primera instancia los helicópteros Black Hawks para
la lucha antinarcóticos. Asimismo, se inició el programa de capacitación y entrenamiento a la
Policía Antinarcóticos” (comunicación personal, 26 de julio de 2011).
Para este periodo, la principal amenaza que se percibía era el aumento en Estados Unidos
del uso de drogas ilícitas como cocaína y heroína provenientes de Colombia, constituyendo un
grave peligro para la seguridad nacional en este país. “Más vidas americanas se estaban perdiendo
anualmente debido a los narcóticos colombianos que las vidas que perdimos el 11 de septiembre
de 2001” (Mackey, comunicación personal, 26 julio de 2011). Por esta razón, según Mackey, era
preciso “gastar lo necesario para ganar”, lo que justificó desde la óptica republicana la asistencia
dirigida a la policía colombiana. La estrategia de los republicanos se inclinó por fomentar la relación con la Policía Nacional, considerada como aliada de confianza (Crandall, 2008, p. 32), para
no lidiar directamente con el “narcoestado”.
Un factor adicional que empeoró la relación entre Colombia y Estados Unidos tuvo lugar
con la propuesta del presidente Samper de legalizar las drogas. Crandall (2008) sostuvo que
a Samper lo llamaban “Mr. Legalization” (p. 84) al interior del Gobierno de Estados Unidos,
además de ser señalado de tener nexos con los líderes del cartel de Cali mucho antes de asumir
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
51
la presidencia. Con esta propuesta Samper fue considerado como persona débil en el tema de la
lucha contra las drogas.
Durante mi gobierno la política contra los narcóticos fue dura, obviamente ellos satanizaron todo
con el tema de la financiación de la campaña, pues yo venía de una posición débil frente a ellos porque había propuesto la legalización de la marihuana, estaba señalado como ser una persona débil en
la lucha. El proyecto de mi gobierno fue más de carácter social, de izquierda, lo que suscitó mucha
desconfianza. (Samper, comunicación personal, 11 de junio de 2011)
Al inicio del gobierno Samper se mantuvieron vínculos cordiales con Estados Unidos, pese a la
desconfianza manifiesta y a que estuvieron condicionados a que demostrara firmeza en la lucha
contra las drogas, pues era el objetivo número uno de la administración Clinton (Crandall,
2008, p. 87).
Debido a los fuertes nexos entre el Gobierno de Estados Unidos, específicamente los republicanos, y la Policía Nacional de Colombia a cargo del general Serrano, el país del norte contaba
con los “chicos buenos” (good guys), frente a los “chicos malos” (bad guys) en la lucha contra el
narcotráfico (Crandall, 2008). De acuerdo con el lenguaje militar definido por Shimko (1995),
se presenta la necesidad de contar con amigos, pero también con enemigos; no obstante, no es
posible generalizar esta conceptualización que elaboró Shimko (1995), puesto que los Estados no
categorizan a los demás Estados a través de sus políticas exteriores de “amigos” o “enemigos”, lo
que en la práctica conllevaría a tomar medidas coercitivas en las políticas exteriores de los Estados
y no siempre sucede de esta manera. En opinión del expresidente Samper:
Estados Unidos siempre ha necesitado tener un enemigo externo para justificar su política exterior,
su gasto militar […] Ellos más que presión ejercieron fue un factor de desestabilización, pero nosotros desarrollamos una política integral que se centró en la sustitución social de cultivos, interdicción
aérea, marítima, destrucción de cultivos, persecución de precursores químicos, lavado de activos,
extinción de dominio, restablecimos la extradición […] Al final, los Estados Unidos lo que tienen
son amigos o enemigos así que si uno no aparece como amigo de ellos, así haga lo que haga, no lo
reconocen [los esfuerzos emprendidos]. (Comunicación personal, 11 de junio de 2011)
Así, la nueva “amistad” entre el Gobierno Clinton —en cabeza de los “halcones”— y la Policía
Nacional de Colombia, estaba dando resultados pues, pese a la tormenta política en Colombia
producto del escándalo de corrupción, la lucha contra las drogas sí se “endureció” durante el
gobierno Samper, mejorando las acciones de su antecesor, el presidente César Gaviria. Así que
irónicamente Samper fue un mandatario menos tolerante con el narcotráfico, pero a su vez, se vio
involucrado en el mismo.
En diciembre de 1994, el presidente Samper desplegó la Operación Esplendor, la cual consistió en
fumigar cultivos ilícitos en los departamentos del sur Guaviare y Putumayo […] desplegó 6000
activos de la Tropa Élite a Cali para buscar a los líderes de los carteles. También prometió penalizar
como crimen el lavado de activos. (Crandall, 2008, p. 89)
Aun con los resultados obtenidos, como afirmó el ex Presidente Samper, él no fue considerado
“amigo” de Estados Unidos, así que fue la Policía Nacional quien condujo la diplomacia en el país,
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
52
María Catalina Monroy Hernández
por lo menos hacia Estados Unidos. El desenlace final había sido: “La guerra contra las drogas de
Estados Unidos se fue convirtiendo en la guerra contra Ernesto Samper” (Crandall, 2008, p. 89)
cobrando una nueva dimensión luego de las confesiones del extesorero de la campaña, Santiago
Medina y el exministro de Defensa, Fernando Botero, quienes lo implicaron directamente. Como
efecto, la principal arma que utilizó Estados Unidos en esta “guerra” fue la descertificación.
Las decisiones de descertificación estaban casi siempre reservadas para “Estados fallidos” como
Afganistán y Nigeria y no para países “rectos” como México o Colombia […] (debido a las presiones del Departamento de Estado), con Samper en el Gobierno, la decisión fácil era Colombia.
(Crandall, 2008, p. 99)
Las principales consecuencias del proceso descertificador fueron dos: primera, una reducción de la
asistencia económica al país “[…] estas reducciones contribuyeron al deterioro de la capacidad del
ejército colombiano de combatir a las FARC de manera efectiva” (Bagley, 2000, p. 14); y segunda,
se debilitó la imagen de Colombia debido a la reputación que tuvo el país a causa del gobierno
corrupto liderado por Samper, catalogado como un “narcoestado” y de ser el primer productor de
drogas ilícitas en el mundo, imagen que persiste hoy en día.
La debilidad del Estado corrupto en cabeza de Samper (excepto la Policía Nacional de
Colombia, según percepción de Estados Unidos) y la constante presión de los republicanos en
el Congreso por profundizar la militarización del problema (sumada a los esfuerzos de Clinton
por demostrar resultados de la lucha contra el narcotráfico en rescate de su seguridad nacional),
sirvieron como abrebocas para aprovechar al máximo la salida del Presidente Samper, quien mantuvo una “tortuosa relación con Estados Unidos” (Samper, comunicación personal, 11 de junio
de 2011).
Controvertido y odiado, fue remplazado por un verdadero “amigo” de Estados Unidos: el
presidente Andrés Pastrana, quien —como afirmó Samper retomando una conversación entre él
y Arlene Tickner acerca del concepto de “intervencionismo por invitación”— era visto como “el
niño bueno”, quien invitó al “intervencionismo”.
Fue entonces durante el Gobierno de Clinton que se formuló el Plan Colombia en contexto
de una nueva relación, un Gobierno “aliado” que, se pensaba, iba a facilitar la continuación y
profundización de la “guerra contra las drogas” impulsada desde 1980 en Colombia pero que
no había tenido suficientes resultados. Una nueva estrategia debía implementarse, la cual tendría
que satisfacer uno de dos factores esenciales: o debía ponerse en marcha un cambio en la táctica
contra las drogas en Colombia, o por el contrario, una continuidad con enfoque en la innovación
de estrategias para llevar a cabo los objetivos trazados por la administración Clinton, traducidos
en su política exterior.
Ahora bien, desde una perspectiva diferente a la colombiana y estadounidense del Plan
Colombia, el profesor argentino Norberto Emmerich (2002) dijo, en estudio acerca del Plan
Colombia realizado en 2002, que Colombia se presenta como una “llave para la penetración norteamericana en el subcontinente”(p. 7), opinión que reafirma la importancia de Colombia para
Estados Unidos desde los aspectos geoestratégicos y de seguridad; de acuerdo con las anteriores
declaraciones de la amenaza por la existencia de un Estado fallido en la región:
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
53
El Plan Colombia tiene entonces un marcado acento continental. No es solo un intento de reconversión del modelo de acumulación colombiano. Es un intento por recomponer el liderazgo norteamericano en Sudamérica, resquebrajado por la demora (o fracaso) del proyecto del Alca y en general
por la miope visión política de la pasada administración Clinton sobre la política latinoamericana,
un déficit al que se suman las constantes críticas que su sucesor recibe sobre el conjunto de la política
exterior norteamericana […] Por eso el Plan Colombia en la versión de la administración Bush es
un subproducto de la presión por un rápido pronunciamiento del Congreso norteamericano sobre
el Alca. Colombia es la llave para la penetración norteamericana en todo el subcontinente y Brasil es
el principal negociador sentado enfrente, siempre difícil. (Emmerich, 2002, pp. 2-6)
En consonancia con la hipótesis de la existencia de un Estado fallido en la región, para el Profesor
Emmerich el narcotráfico proveniente de Colombia podría provocar un “narcoestado” en la región, para el presente estudio considerado un Estado fallido:
En septiembre de 1999 la administración Clinton y el presidente colombiano Andrés Pastrana acordaron ejecutar conjuntamente un ‘Plan para la paz, la prosperidad y el reforzamiento del Estado’,
conocido como Plan Colombia. Este plan fue resultado de la enorme frustración de parte de la
administración Clinton frente a su permanente incapacidad para frenar el gigantesco flujo de cocaína y heroína proveniente de Colombia. Pero también pareció responder a otros objetivos […] La
principal amenaza, para el Pentágono, es la posibilidad que surgiese un ‘narco-Estado colombiano’.
(Emmerich, 2002, p. 31)
La mayoría de estudios acerca del Plan Colombia refleja una misma preocupación que se asocia
con los objetivos de Estados Unidos en Colombia y en la región, ratificando siempre que la política exterior de Estados Unidos está guiada por unos intereses. No obstante, en algunos estudios
se omite que el cumplimiento de los intereses de Estados Unidos implica en sí, estrategias para
el mejoramiento de la seguridad a nivel regional. Se temía que el Estado colombiano en 1998
estimulara una desestabilización regional.
“Señor Presidente, la democracia está en peligro y nuestras Fuerzas Armadas en
cuidados intensivos” (General Tapias)
De narcoestado a Estado fallido. Este fue el escenario que enfrentaron los tomadores de decisión
de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia. Ahora bien ¿en qué se ve amenazado
Estados Unidos a causa de un Estado fallido? A Estados Unidos lo amenaza un estado en vías de
ser fallido o fallido, especialmente si se trata de un estado geográficamente próximo a su nación,
lo que podría provocar una inmigración masiva y además, impactos económicos, como aseguró
Phillip McLean (comunicación personal, 10 de noviembre de 2011). Para Van Tassell (1995):
Las acciones y afirmaciones de los policy makers estadounidenses dejan en claro que las consideraciones geográficas continúan manteniendo una enorme influencia en las percepciones e imágenes que
afectan el proceso de elaboración de las políticas. (p. 232)
De esta forma, se constata que la preocupaciónn de los policy makers estadounidenses frente a la
posibilidad de catalogar al Estado colombiano como uno fallido, sí influyó en la formulación del
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
54
María Catalina Monroy Hernández
Plan Colombia. Es más, lo anterior se vio reflejado en el elevado componente militar del mismo.
De la misma forma argumentó John Mackey11 en entrevista la preocupación de Estados Unidos
de permitir que un gran aliado como Colombia, “a tan solo tres horas de Miami”, se convirtiera
en un Estado fallido: We could not stand a failed state three hours away from Miami (Mackey, comunicación personal, 26 de julio 26 2011).
A través del análisis de actor específico el cual se enfoca en el análisis de los tomadores humanos de decisión, cabe recordar la famosa frase del General Tapias cuando en 1998 señaló: “señor
Presidente, la democracia está en peligro, y nuestras fuerzas armadas en cuidados intensivos”
(citado en Pastrana, 2005, p.92). El fortalecimiento de los grupos armados en el país era evidente
y las fuerzas militares no estaban preparadas para contrarrestar esta amenaza. En palabras del
Presidente Pastrana, “No eran infundados los temores del general Tapias ni de todos aquellos que
ya presagiaban el inminente salto de la guerrilla de una guerra de movimientos a una guerra de
posiciones o dominio territorial” (Pastrana, 2005, p.93). Y, para comprender qué motiva la acción
exterior de Estados Unidos, “en el contexto multipolar, el defecto de un Estado cualquiera pone
en juego la seguridad del resto” (Linklater, 1995, p. 246).
Como era de esperarse, la reacción del gobierno fue inmediata. Thomas Pickering,
Subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento de Estado de Estados Unidos durante la
formulación del Plan Colombia, testificó:
A finales del verano de 1999 recibí una sorpresiva llamada de Sandy Berger. Yo era subsecretario de
Estado para ese entonces; él era el asesor de Seguridad Nacional del presidente Clinton. Él dijo, en
efecto: las cosas están empeorando en Colombia. ¿Aceptaría yo encabezar un Comité Ejecutivo del
Consejo de Seguridad Nacional para coordinar al Gobierno estadounidense y ver qué podríamos
hacer al respecto? Ese fue el comienzo de una acción de política de Estados Unidos, considerada
ampliamente un éxito por la mayoría, que continúa hoy: Plan Colombia. (Pickering, noviembre,
2009, párr. 1)
Quizás el actor más relevante12en la formulación del Plan Colombia —además principal protagonista del lobby en favor del mismo— fue el General (r) Barry McCaffrey quien, al preguntarle
el porqué de la formulación del Plan Colombia y su énfasis en el componente militar respondió:
Yo vi que la situación en Colombia estaba empeorando y fui a donde el presidente Clinton (1999)
y le dije: en cinco años, Colombia será un Estado fallido con una insurgencia socialista en el poder
y esto sucederá durante la próxima presidencia y lo van a culpar, y usted merecerá ser culpable. Ahí
mismo me dio su apoyo [entonces nació el Plan Colombia]. (McCaffrey, Comunicación personal,
29 de marzo de 2011)
11 Republicano. Durante la formulación del Plan Colombia (1999) trabajó en la Oficina de Investigación del Comité de
Programa de Asistencia Extranjera de la Cámara de Representantes. Ex staffer o asesor en el Congreso.
12 Para
un análisis detallado de la percepción de los actores, ver “Tomadores Humanos de decisión” (Monroy, 2014).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
55
Conclusión
El Plan Colombia provino de la percepción de la élite de política exterior estadounidense enfrentada a la amenaza de Colombia como un posible Estado fallido y como tal, un fortalecimiento
del narcotráfico que amenaza la seguridad nacional de su país. Al mismo tiempo, el presidente
Pastrana buscaba negociar un proceso de paz en el cual nunca hubo cese al fuego sino por el
contrario, los golpes de las FARC a las fuerzas militares eran cada vez más contundentes y la
capacidad militar de las fuerzas militares en Colombia cada vez más débiles. A su vez, la Policía
Nacional no podía controlar la problemática, a pesar de que los esfuerzos del general Serrano estuvieran encaminados en esta vía. Como afirmó Cynthia Arnson, experta en estudios de procesos
de paz, el proceso adelantado por Pastrana empezó de manera incorrecta, pues una de sus partes,
las guerrillas, no se comprometieron a un cese al fuego, confirmando así la versión del fortalecimiento inminente de las FARC al interior de la zona de distensión: “No se puede negociar un
acuerdo de paz cuando una fuerza (FARC) que llega piensa que tiene posibilidades de triunfar
pues está avanzando” (Arnson, comunicación personal, 5 de julio de 2011). Pero, ¿cómo se llegó
a esta conclusión?
Las palabras que mejor explican los acontecimientos históricos aquí descritos fueron acuñadas por Martha Ardila (1991), experta en política exterior colombiana: “[…] un Estado puede
tener una política exterior activa y al mismo tiempo ser dependiente y aliado de una potencia” (p.
25). La política exterior colombiana se ha diseñado en seguimiento de las directrices estadounidenses confirmando la validez del respice polum. De igual modo, sin importar qué tan lejanas sean
las percepciones de la élite colombiana hacia Estados Unidos como sucedió durante el Gobierno
Samper, la poderosa política estadounidense tenderá a influir las políticas nacionales (overlay) con
ayuda de otros funcionarios del Gobierno. Esto, enmarcado en aquel proceso de securitización
que permite considerar una política exterior, una política de seguridad.
De lo presentado en este artículo, se concluye en respuesta a los interrogantes planteados al
inicio: ¿Qué factores antecedieron la formulación del Plan Colombia?
Tomando como referente que el Estado se define como un actor social, la explicación de
comportamiento exterior de Estados Unidos se observa a través de las escuelas de pensamiento
tradicionales, que puntualizan su acción exterior en cuatro conductas características: expansión
y seguridad, intervención militar, intereses económicos y promoción de la democracia. Así, en
la formulación de políticas de seguridad como el Plan Colombia, se demuestra cómo es posible
anticipar el comportamiento de la política exterior de Estados Unidos, explicado mediante su
cultura, creencias e ideologías y motivado por su interés nacional.
Tradicionalmente, Colombia ha emulado a Estados Unidos; razón por la cual no es posible
entender la formulación del Plan Colombia sin considerar dos factores fundamentales: primero,
para comprender decisiones de la política exterior de Colombia, es necesario explicar que históricamente Colombia ha seguido la doctrina de respice polum y que sin duda, la política exterior de
Estados Unidos ha impactado e influenciado las decisiones en el país. Segundo, consciente de la
existente asimetría en capacidad militar y la incapacidad para enfrentar amenazas a su seguridad
nacional, Colombia es un país dependiente de la ayuda de Estados Unidos.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
56
María Catalina Monroy Hernández
Colombia tradicionalmente ha sido leal y decidido aliado, receptor de ayuda militar y económica, además se sujeta a Estados Unidos en la formulación de su política exterior, pues históricamente no ha sido posible concebir una política exterior colombiana desligada de la influencia
estadounidense, lo que tampoco implica que Colombia no haya ejercido una política exterior
activa y autónoma como sugirió Ardila (1991).
Retomando la premisa de Bacevich (2002) acerca de la actuación estadounidense en defensa
propia, la intervención en Colombia se justificó por el surgimiento de amenazas en el país pero
con un efecto directo sobre la seguridad nacional e intereses de Estados Unidos, como ocurrió con
la amenaza europea a comienzos del siglo XX, la fascista a mediados del mismo, la amenaza comunista, la del narcotráfico y narcoterrorismo, todas las anteriores enmarcadas bajo la percepción
de Estado fallido cuya connotación a asuntos de seguridad resulta apreciable.
De igual forma la intervención de Estados Unidos en Colombia se justificó con la Doctrina
Monroe de “América para los americanos” y con la afirmación de Roosevelt sobre la importancia
de “ayudar a apagar el fuego en la casa del vecino para evitar que la suya propia se queme y caiga”
(diciembre 17 de 1940), raciocinio que produjo la militarización de Latinoamérica y en mayor
medida, de Colombia, que para el análisis de la formulación del Plan Colombia se percibía como
amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, de la región y a la suya propia en un territorio
con superficie aproximada de 1 400 000 kilómetros cuadrados.
El concepto de “guerra contra las drogas” se entiende a través de la definición de Shimko,
quien defendió, desde una óptica constructivista, el modo como se metaforizan conceptos y
las consecuencias que el uso de este lenguaje produce en el ejercicio de acciones nacionales.
Necesariamente, la profundización de la “guerra contra las drogas” supuso la continuidad en el
uso de la metáfora “guerra contra las drogas” y de manera obligatoria, proseguir con el componente militar, que es la razón de ser de la estrategia.
Frente a la amenaza del narcotráfico y terrorismo, la forma en que se han emprendido esfuerzos para erradicar estas amenazas ha sido mediante el uso de la fuerza. Esta opción militar
para combatir el narcotráfico, la “guerra contra las drogas”, se dio por medio de la militarización
de la problemática, siguiendo así la lógica de la naturaleza de la guerra y las implicaciones que se
derivan.
Acerca del poder militar, Estados Unidos lo ejerce de manera unilateral en un mundo donde
se le permite y donde posee la capacidad para hacerlo debido a la naturaleza difusa de sus fuerzas de policía, lo que ha posibilitado que las fuerzas militares desempeñen un papel importante
en cuanto a la capacitación de fuerzas de policía en otros países.13 Como resultado, Colombia
ha consentido esta política de “garrote” aceptando a su vez la existencia de esta jerarquía en la
relación bilateral. Así, ha asumido su rol de nación “débil” frente a la nación “fuerte”, Estados
Unidos.
Históricamente Colombia ha demostrado facilidad para legitimar y acoger las políticas
y acciones de Estados Unidos, convirtiéndose en el principal receptor de asistencia militar en
Latinoamérica. Por lo tanto, en este capítulo se demostró la evolución del vínculo en materia de
13 Las fuerzas militares estadounidenses capacitaron a comienzos del Plan Colombia a la Policía Nacional de Colombia.
Gracias a esta labor, las fuerzas militares y la policía colombiana facultan y asisten a fuerzas de policía en diferentes países de
Centroamérica y México.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
57
seguridad entre ambas naciones, evidenciando cómo surgió la estrecha alianza militar y de policía vigente hoy en día entre los dos países. La gran mayoría de acciones heroicas de las fuerzas
militares y de policía de Colombia, se debe a la asistencia estadounidense, así no se reconozca del
todo este hecho.
Colombia, ¿Estado fallido? El Gobierno del presidente Samper había dejado un desolador
escenario en el país. Aún peor, los dos primeros años de la administración Pastrana fueron todavía
más nocivos por su fallido intento de negociación con las guerrillas de las FARC. El resultado:
Colombia era un Estado débil, al borde de ser considerado un Estado fallido (Figura 1).
Figura 1. Resumen de los acontecimientos históricos que antecedieron la formulación del Plan Colombia.
¿Cómo evolucionó la relación
Estados Unidos - Colombia
en materia de seguridad y
defensa?
1846-1848: Se confirma
la superioridad militar
estadounidense después de la
guerra con Mexico.
1918: Fin del aislacionismo
estadounidense.
1940-1970: Emulación e
innovación de la política exterior
colombiana hacia Estados Unidos.
Periodos Eduardo Santos, guerra
de Corea, Nixon y la “guerra
contra las drogas”.
1984: Surgimiento del concepto
de “narcoterrorismo”. El primero
en pronunciarlo fue el Embajador
estadounidense Lew Tambs.
1986: Operación Blast Furnace
en Bolivia. (estrategia antidrogas
de Estados Unidos). Lecciones
aprendidas de la presencia militar
en territorio boliviano.
1980-1990. Profunidización
“guerra contra las drogas”.
Estrategia de “Law enforcement”.
1996 - 1998: Estados Unidos
percibe a Colombia como
un “Estado fallido” en la
región. Visitas de funcionarios
estadounidenses a Colombia.
Formulación del Plan
Colombia: una política exterior
estadounidense de seguridad. Una
estrategia de state-building.
Fuente: elaboración propia con base en los resultados de su investigación.
En los Estados fallidos las poblaciones se ven desamparadas, sin hogar, “forzadas a desplazarse”. Así, el Estado fallido no posee la capacidad de proveer redes de seguridad ni garantizar
la supervivencia de estas personas. A su vez, estos estados son “peligrosos”, en ellos “florece la
corrupción”, “las tropas del Gobierno libran revueltas armadas dirigidas por uno o más rivales”
(Rotberg, 2004, pp. 5-9).
Después de todo, el “Plan Colombia […] ha sido el ejercicio más exitoso de construcción
de nación (nation-building) al que se ha asociado los Estados Unidos quizá, durante los últimos
25-30 años”. (William Brownsfield citado en Arnson & Tickner, 2010, p. 186).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
58
María Catalina Monroy Hernández
Agradecimientos
Resumen entrevistas actores estadounidenses
Actores estadounidenses
Adam Isacson
Cynthia Arnson
General (r) Barry McCaffrey
Paul Mahlstedt
John Feeley
Diplomático estadounidense
en Colombia
John Mackey
David Spencer
David Barton
Valerie Hudson
Phillip McLean
Arlene Tickner
Descripción
Actual director de la Oficina de Políticas Regionales y de Seguridad del
Wola; académico
Directora del programa en Latinoamérica del Woodrow Wilson
International Center for Scholars. Trabaja temas relacionados con el conflicto armado y procesos de paz en Colombia
Drug Czar 1996-2001. ONDCP, military
Comando Sur. Trabajó en la Embajada de Estados Unidos en Colombia
de 1998 a 2008 en la planeación e implementación del Plan Colombia.
Fue coordinador de Iniciativa Mérida (México) hasta 2009. International
Narcotics and Law Enforcement Affairs (INL)
Diplomático. Ministro (asuntos políticos) de la Embajada de Estados
Unidos en México. Durante la formulación del Plan Colombia laboró
como coordinador de asesores del entonces subsecretario Peter Romero.
Fue diplomático en Colombia de 1993 a 1996
Solicitó mantener su identidad en reserva
Staffer republicano. Durante la formulación del Plan Colombia (1999)
trabajó en la Oficina de Investigación del Comité del Programa de
Asistencia Extranjera de la Cámara de Representantes
Ph.D. Profesor del Center for Hemispheric Defense Studies (CHDS).
Asesor del Comando Sur. Trabajó en la edición de la investigación sobre
el Plan Colombia que publicará el CHDS.
Profesor del George Washington University. Treinta años de experiencia profesional en elaboración de políticas de seguridad nacional, inteligencia y política exterior dentro de la Cámara de Representantes y el
Departamento de Estado
Experta en FPA. Ph.D. Académica en Universidad Brigham Young,
Provo. Utah
Asociado senior (senior associate) del Center for Strategic and International
Studies (CSIS). Washington. Profesor adjunto del Elliott School of
International Affairs del George Washington University. Laboró en la
Embajada de Estados Unidos en Bogotá en los años ochenta. Después de
retirarse del Gobierno en 1994, trabajó como secretario adjunto (assistant
secretary) para la administración en la OEA, donde se desempeñó también
como asesor del secretario de la OEA, César Gaviria, hasta 1997
Profesora de la Facultad de Ciencia Política, Universidad de los Andes,
Bogotá.
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
59
Resumen entrevistas actores colombianos
Actores colombianos
Descripción
General (r) Jorge Enrique Mora
Excomandante del Ejército durante la primera fase del Plan Colombia.
Excomandante de las Fuerzas Militares
General (r) Carlos Ospina
Excomandante de las Fuerzas Militares (2003). Autor colaborador en
Colombia: camino a la recuperación: seguridad y gobernabilidad 19822010 de Spencer, David. CHDS. Universidad de Defensa. 2011
Almirante (r) David R. Moreno
Ph.D. En 1999 fue director de la Escuela Naval de Cadetes. En 2000
jefe de Estado Mayor Naval y en 2001 jefe de Operaciones de la Marina.
Autor colaborador en Colombia: camino a la recuperación: seguridad y
gobernabilidad 1982-2010 de Spencer, David. CHDS. Universidad de
Defensa. 2011
General (r) Jorge Ballesteros
Alejandro Arbeláez
Expresidente Ernesto Samper
Pizano
Luis Camilo Osorio Isaza
Excomandante de la Fuerza Aérea
Exviceministro de Defensa (2009-2010). Manejo de los recursos del
Plan Colombia. Autor colaborador en Colombia: Camino a la recuperación: seguridad y gobernabilidad 1982-2010 de Spencer, David. CHDS.
Universidad de Defensa. 2011
Presidente de Colombia período 1994-1998
Exfiscal general de la nación (2001-2005)
Referencias
1.
2.
3.
4.
Amburn, B. (2005). The Failed States Index ranking 2005.
Foreign Policy, 149.Recuperado de https://www.google.com.
co/search?biw=1517&bih=741&noj=1&site=webhp&source=hp&q=The+Failed+States+Index+ranking+2005&oq=The+Failed+States+Index+ranking+2005&gs_l=hp.
3..0i22i30.4829.4829.0.6070.2.2.0.0.0.0.341.490.0j1j0j1.2.0.msedr...0...1c.1.64.hp..1.1.148.0.MmxShSakm1M
Amantangelo, G. (2001). Militarization of the U. S. drug
control program. Foreign Policy in Focus, 6(17). Recuperado
de http://fpif.org/militarization_of_the_us_drug_control_
program/
Amantangelo, G. (2011). Andean regional initiative: a policy fated to fail. Foreign Policy in Focus, 6(29). Recuperado
de http://fpif.org/andean_regional_initiative_a_policy_fated_to_fail/
American Memory. (s. f.). Words and deeds in american
History. Letter, James Monroe to Thomas Jefferson seeking foreign policy advice, 17 October 1823. Recuperado de http://
5.
6.
7.
8.
9.
lcweb2.loc.gov/cgi-bin/query/r?ammem/mcc:@field%[email protected]%28mcc/082%29%29
Ardila, M. (1991). ¿Cambio de norte? Momentos críticos
de la política exterior colombiana. Bogotá: Tercer Mundo
Editores, IEPRI.
Arnson, C. J. & Tickner, A. B. (2010). Colombia and the
United States. Strategic partners or uncertain allies? En J.
Domínguez & R. Fernández (Eds.). Contemporary U. S. –
Latin American relations. Cooperation or conflict in the 21st
century? (pp. 164-196) (Traducción propia). Nueva York:
Routledge.
Aron, R. (1958). Un siglo de guerra total. Barcelona, España:
Editorial Hispano Europea.
Aron, R. (1973). Serie: El libro de Bolsillo. La República imperial: Estados Unidos en el mundo (1945-1972). Madrid:
Alianza Editorial.
Bacevich, A. (2002). American empire. The realities and
consequences of U. S. Diplomacy. Cambridge: Harvard
University Press.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
60
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
María Catalina Monroy Hernández
Bagby, W. M. (1999). America´s international relations since
World War I. Nueva York: Oxford University Press.
Bagley, B. M. (1988b). Colombia and the war on drugs.
Foreign Affairs, 67(1), 70-92.
Bagley, B. M. (2000). Narcotráfico, violencia política y
política exterior de Estados Unidos hacia Colombia en los
noventa. Colombia Internacional, 49-50, 5-38.
Bushnell, D. (2011). Colombia. Una nación a pesar de sí
misma. Nuestra historia desde los tiempos precolombinos hasta
hoy (13ª ed.). Bogotá: Planeta.
Centro de Estudios Históricos del Ejército Nacional. (S.
f.). Inicios del siglo XX-Escuela Militar, conflictos y guerras
mundiales. Recuperado de http://www.centrohistoricoejc.
mil.co/?idcategoria=211430
Chepesiuk, R. (1999). The war on drugs, an international
encyclopedia. California: ABC-Clio.
Coleman, B. L. (2008). Colombia and the United States.
The making of an inter-american alliance 1939-1960.
Washington D. C.: The Kent State University Press.
Crandall, R. (2008). Driven by drugs. U. S. policy towards
Colombia (2a ed.) (Traducción propia). Boulder: Lynne
Rienner Publishers.
Emmerich, N. (2002). El Plan Colombia (Documentos de
Trabajo, 87). Buenos Aires: Universidad de Belgrano.
Estados Unidos. Constitución de los Estados Unidos de
América de 1787. Recuperado de http://www.archives.
gov/espanol/constitucion.html
Hamilton, L. H. (2002). A creative tension. The foreign policy roles of the president and Congress (Traducción propia).
Washington D. C.: Woodrow Wilson International Center
for Scholars.
Hudson, V. (2007). Foreign policy analysis. Classic and
contemporary theory. Nueva York: Rowman & Littlefield
Publishers.
Isacson, A. (2001). Militarizing latin american policy.
Foreign Policy in Focus, 6(21). Recuperado de http://fpif.
org/militarizing_latin_america_policy/
Kagan, R. (2004). Of Paradise and power, America and
Europe in the new world order (Traducción propia) Nueva
York: Vintage Books.
Klotz, A., & Prakash, D. (2008). Qualitative methods in
International Relations. New York: Palgrave macmillan.
Launay, S. (2007). Guerra y política mundial. Dimensiones
de la hegemonía de los Estados Unidos. Análisis Político,
26(61), 86-100.
Linklater, A. (1995). Neo-realism in theory and practice. En
K. Booth & S. Smith (Eds.). International relations theory
today (pp. 241-262) (Traducción propia). Pensilvania: The
Penn State University Press.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
Lucena, M. (Ed.). (2008). El intervencionismo norteamericano en Iberoamérica. En Historia de Iberoamérica III:
historia contemporánea. Madrid: Cátedra.
Matthiesen, T. (2000). El arte político de conciliar. El
tema de las drogas en las relaciones entre Colombia y Estados
Unidos, 1896-1994. Bogotá: Fescol; Cerec; Fedesarrollo.
Mead, W. R. (2002). Special providence: american foreign
policy and how it changed the world. Nueva York: Routledge.
Mintz, A. & DeRouen Jr., K. (2010). Understanding foreign
policy decision making. Cambridge: Cambridge University
Press.
Monroy, M. (2014). Tomadores Humanos de Decisión.
Plan Colombia: estratégica política exterior de Estados
Unidos. Bogotá: Universidad Sergio Arboleda.
National Center for Public Policy Research. (s. f.). LendLease Act. Recuperado de http://www.nationalcenter.org/
Lend-Lease.html
Nye, J. S. (2002). The paradox of American power. Why
the world´s only superpower can´t go it alone. Nueva York:
Oxford University Press.
Our documents: Lend Lease. (s.f.). Franklin Roosevelt’s
Press Conference. Recuperado de http://docs.fdrlibrary.
marist.edu/odllpc2.html
Palacios, M. (2003). Entre la legitimidad y la violencia.
Colombia 1875-1994. Bogotá: Norma.
Pastrana, A. (2005). La palabra bajo fuego (2da ed.). Bogotá:
Planeta.
Pickering, T. R. (2009, noviembre). Anatomy of Plan
Colombia. The American Interest. (Traducción propia)
Recuperado de http://www.the-american-interest.com/articles/2009/11/01/anatomy-of-plan-colombia/
Putnam, R. (1988). Diplomacy and domestic policy: the
logic of two-level games. International Organizations,
42(3), 427-460.
Randall, S. J. (1992). Aliados y distantes, historia de las relaciones entre Colombia y EE. UU. desde la independencia hasta la guerra contra las drogas (Traducción propia). Bogotá:
Tercer Mundo Editores.
Rempe, D. (2002). The past as prologue? A history of U. S.
counterinsurgency policy in Colombia, 1958-66. Strategic
Studies Institute. Recuperado de http://www.strategicstudiesinstitute.army.mil/pdffiles/pub17.pdf
Renehan, E. J. (2007). The Monroe Doctrine: the cornerstone
of american foreign policy (Traducción propia). Nueva York:
Chelsea House Infobase Publishing.
Rosati, J. & Scott, J. (2011). The politics of United States foreign policy (5a ed.). Boston: Wadsworth Cengage Learning.
Rose, G. (1998). Neoclassical realism and theories of foreign policy. World Politics, 51(1), 144-172.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Acontecimientos históricos de la política exterior de Estados Unidos hacia Colombia antes del Plan Colombia 1998
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
51.
Rotberg, R. I. (Ed.). (2004). The failure and collapse of
Nation-States. Breakdown, prevention and repair. En When
States Fail. Causes and consequences (pp. 1-50) (Traducción
propia). Princeton: Princeton University Press.
Russell, R. (2003). U. S. policy toward Latin America: a
view from the south. En R. Roett & G. Paz (Eds.). Latin
America in a changing global environment (Traducción propia). Londres: Lynne Rienner Publishers.
Schweller, R. (2003). The progressiveness of neoclassical
realism. En C. Elman & E. Fendius (Eds.). Progress in international relations theory: appraising the field (pp. 311-347)
(Traducción propia). Cambridge, MA: MIT Press.
Sempa, F. P. (2004). U. S. national security doctrines historically viewed: a commentary. American Diplomacy, 9(2).
(Traducción propia) Recuperado de http://www.unc.edu/
depts/diplomat/archives_roll/2004_04-06/sempa_nsd/
sempa_nsd.html
Shimko, K. L. (1995). Foreign policy metaphors: falling
“dominoes” and drug “wars”. En L. Neack, J. A. K. Hey
& P. J. Haney (Eds.). Foreign policy analysis. Continuity and
change in its second generation (pp. 71-84) (Traducción propia). Miami: Prentice Hall.
Snyder, R. C., Bruck, H., & Sapin, B. (2002). Foreign
Policy Decision Making. New York: Palgrave.
The Avalon Project. Documents in law, history and diplomacy. (s. f.). Monroe Doctrine; december 2 1823. Recuperado
de http://avalon.law.yale.edu/19th_century/monroe.asp
The Fund For Peace (2005). Fragile States Index. Recuperado
de http://ffp.statesindex.org/rankings-2005-sortable
52.
53.
54.
55.
56.
57.
58.
59.
61
Tocqueville, A. (1957). La democracia en América (2a ed.).
México D. F.: Fondo de Cultura Económica.
Tokatlian, J. G. (1995). Narcotráfico en Colombia.
Dimensiones políticas, económicas, jurídicas e internacionales.
Bogotá: Tercer Mundo Editores.
Tokatlian, J. G. (1998). National security and drugs:
their impact on Colombian-US relations. Journal of
Interamerican Studies and World Affairs, 30(1), 133-160.
Tokatlian, J. G. (2000b). La mirada de la política exterior
de Colombia ante un nuevo milenio: ¿ceguera, miopía o
estrabismo? Colombia Internacional, 48, 35-43.
United States Southern Command. (s.f.a.). A pictorial history. Recuperado de http://www.southcom.mil/FC80D4EFEC43-4E53-893B-40D1BD63F8C5/FinalDownload/
DownloadId-C16A9E2854E55641508C1C2DAB4E62D7/
FC80D4EF-EC43-4E53-893B-40D1BD63F8C5/aboutus/
Documents/southcom%20pictorial%20history.pdf
United States Southern Command. (s.f.b.). About Us.
Recuperado de http://www.southcom.mil/aboutus/Pages/
About-Us.aspx
Van Tassell, D. (1995). Operational code evolution: how
Central America came to be “our backyard” in U. S. culture. En L. Neack, J. Hey & P. Haney (Eds.). Foreign policy
nalysis. Continuity and change in its second generation (pp.
231-261). Miami: Miami University; Prentice Hall.
Vázquez, A. (1996). Relatos de historia diplomática de
Colombia. Tomo I. Bogotá: Centro Editorial Javeriano.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Estudios militares - Vol. 13, Núm. 15, pp. 63-86
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Fernandez-Osorio, A. E. (2015, enero-julio). Full Spectrum Operations: the rationale behind the 2008
Russian Military Reform?. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 63-86
2
Full Spectrum Operations: the Rationale
Behind the 2008 Russian Military Reform?*
Recibido: 05 de enero de 2015 l Aceptado: 20 de febrero de 2015.
Operaciones militares de espectro total: ¿fundamento de la Reforma
Militar Rusa de 2008?
Des opérations militaires à spectre complet: le raisonnement caché
derrière la réforme militaire russe de 2008?
Operações de pleno espectro: a lógica subjacente da Reforma das Forças
Armadas da Rússia de 2008?
Andrés Eduardo Fernández-Osorioa
* Research paper based on the first and second chapter of the author’s master dissertation, completed
at University College London, United Kingdom and National Research University - Higher School of
Economics, Russian Federation.
a University College London, London, United Kingdom & National Research University —Higher
School of Economics, Moscow, Russian Federation. Major in the National Army of Colombia. MA in
Economy, State and Society: Politics and Security, University College London, United Kingdom; MA in
International Relations in Eurasia, National Research University —Higher School of Economics, Russian
Federation; BA in International Relations and Political Studies, Nueva Granada Military University,
Colombia; BSc in Military Sciences, Military Academy General Jose Maria Cordova, Colombia. Contact:
[email protected]
64
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Abstract. This paper examines contemporary Russian military thinking in relation with the concept of
modern warfare and its adequateness to manage future threats and challenges. After providing an analysis
on Russia’s defence and security policies and the historical transformation of its military, this paper argues
that the concept of full spectrum operations has been key factor to plan and develop the 2008 Russian
Military Reform. In addition, it provides a framework to both analyse Russia’s international policy and its
influence on the international system, and endorses this reform as a remarkable case study for the discipline of military sciences.
Keywords: full spectrum operations, military doctrine, modernisation, Russian military reform.
Resumen. Este artículo analiza el pensamiento militar ruso contemporáneo con relación al concepto
de guerra moderna y su capacidad para el manejo de amenazas y desafíos futuros. Luego de presentar
un análisis de las políticas de seguridad y defensa de Rusia y de la transformación histórica de sus
Fuerzas Armadas, se argumenta que el concepto de operaciones militares de espectro total fue crucial
en la planeación y ejecución de la Reforma Militar Rusa de 2008. Asimismo, ofrece un marco de referencia para el análisis tanto de la política internacional de Rusia como de su impacto en el sistema
internacional, y propone esta reforma como un estudio de caso de gran importancia en el contexto de
las ciencias militares.
Palabras clave: doctrina militar, modernización, operaciones militares de espectro completo, reforma
miliar rusa.
Résumé. Cet article examine la pensée militaire russe contemporaine en relation avec les concepts
modernes de bien-être et son adéquation pour faire face aux menaces et les défis futurs. Après avoir
analysé les politiques de sécurité et de défense de la Russie et de la transformation historique de son
armée, il est soutenu que le concept des opérations du spectre complet a été crucial dans la planification et la mise en œuvre de la réforme militaire russe de 2008. En outre, le travail établit un cadre
pour l’analyse de la politique internationale de la Russie et son influence sur le système international,
considérant cette réforme comme une étude de cas intéressante, en particulier dans le contexte des
sciences militaires.
Mots-clés : doctrine militaire, modernisation, opérations militaires à spectre complet, réforme miliaire russe.
Resumo. Este artigo examina o pensamento militar russo contemporâneo em relação aos modernos
conceitos de bem-estar e sua adequação para lidar com ameaças e desafios futuros. Depois de fazer a
análise de políticas de segurança e defesa da Rússia e da transformação histórica de suas forças armadas, argumenta-se que o conceito de operações militares no amplo espectro foi crucial no planejamento
e implementação da Reforma das Forças Armadas da Rússia de 2008. O artigo também apresenta
um quadro para a análise da política externa da Rússia e do seu impacto no sistema internacional,
e propõe-se que esta reforma é um estudo de caso de grande importância no contexto das ciências
militares.
Palavras-chave: doutrina militar, modernização, operaciones militares de amplio espectro, Reforma
de las Fuerzas Armadas de Rusia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
65
I remember the conversation with the then chief of the General Staff very well...in order
to give an effective answer to the terrorists we needed to gather a force numbering at
least 65,000 men, but in all of the Ground Forces, there were 55,000 in battle-ready
units, and these were scattered all over the country. An Army of 1 million 400 thousand
men, but there was no one who could go to war.
Vladimir Putin, President of the Russian Federation
(2006 as cited in Vendil Pallin, 2012, p.15)
Introduction
Since early in its life, the latest Russian military reform, introduced in 2008, has been criticised
by scholars, experts, and military officers, due to a number of factors including budget limitations, systemic corruption, internal opposition, technological lag, and demographic constraints.
Nevertheless, one of the most common questions has been on the adequateness and viability of the
reform, and the military concept used for the reform in respect of Russia’s contemporary scenario.
Since its two authors, Minister Anatoly E. Serdyukov and General Nikolay Y. Makarov1 are
no longer in office, the reform has been profoundly scrutinised by their successors – Army General
Sergei K. Shoigu and Army General Valery V. Gerasimov – whose decisions have called into question some of the strategies adopted by the past administration. This situation has increased the
debate on the feasibility of the goals and strategies of the reform, bringing back the perspective of
uncompleted plans and contradictory resolutions suffered in the recent past by the Russian military.
This paper seeks to identify the rationale behind Russian military thinking, analysing the
extent to which the concept of Full Spectrum Operations will prepare Russia to face contemporary and future threats and challenges. Besides, it discusses the theoretical framework on modern
warfare, providing a historical background on reforms to the Russian military. In addition, it
discusses Russia’s national security and defence policy, and its relationship with contemporary
military doctrine.
Generalities on the 2008 Russian military reform
In recent years, it has become increasingly difficult to ignore the importance of the latest Russian
Military Reform (hereafter rmr) since its results will most probably affect the balance of power
in the international arena and influence the foreign policy of its key actors. Moscow will most
likely both reinforce its strategic vision and enhance its power-projection possibilities into the
post-Soviet space, leading the international community to rethink its approaches to deal with
Russia’s new capabilities.
1 Although dismissed from his post as Chief of the General Staff of the Armed Forces of Russia and First Deputy Minister
of Defence in 2012, after Minister Serdyukov’s ousting, General Makarov was appointed, in March 2013, as an advisor to the new
Defence Minister Shoigu (Rosenberg, 2012; Ria Novosti, 2013). This was interpreted as an intention of continuing with the 2008
rmr as planned, making necessary adjustments, rather than radical changes. However, recent major decisions in organisation, personnel, materiel, and training suggest a different perspective.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
66
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
This reform, announced in September 2008 by the then Russian President, Dmitry
Medvedev, and intended to run beyond 2020, aims to transform the Russian military into a
modern, fully capable and movable force to answer global threats and challenges of the twenty-first century. Given the importance of this task and the lack of effective results in past reforms, Moscow decided to take a rather different approach, which included the usage of Western
military strategies and the appointment of a civilian –Anatoly E. Serdyukov, head of the Federal
Tax Service as Minister of Defence, and a modernisation-supporter, Army General Nikolay Y.
Makarov, as Chief of General Staff of the Armed Forces (Finn, 2007; Saradzhyan, 2008; Ria
Novosti, 2012; Isachenkov, 2012).
The goals of the reform were reasonable: to counteract problematic issues such as corruption, lack of readiness and inoperability, and ageing armaments, while bringing the Russian military closer to western standards through transforming five main areas (Figure 1). This included:
a major force downsizing as well as bringing all the remaining units to permanent combat readiness; a modification of forces’ command and control structure; an enhancement of the military
educational system; an improvement of weaponry and technology; and solving problems with
salaries and military well-being (Medvedev, 2008; Renz, 2010, pp. 58-59; Bartles, 2011, p. 6;
Nichol, 2011, p. 6; Barabanov, Makienko & Pukhov, 2012, p. 16).
The 2008 RMR based its goals upon several factors such as the bad shape of the armed forces
and its lack of readiness, professionalisation, and modern equipment; the limited results of the
conflict in Chechnya and the war against Georgia; and the outcome of failed reform attempts since the breakdown of the Soviet Union. In addition, it took into account: the optimistic forecast
of the Russian economy for the following years; the adjustment of Moscow’s threat awareness,
including leaving behind global ambitions of the Soviet era; and a strong political support from
the Kremlin due to public scepticism (Table 1) on the improvement of sensitive areas (Lannon,
2011, pp. 26-28; McDermott, 2011b, pp. 3-6; Barabanov, Makienko & Pukhov, 2012, pp. 5-8;
Hedenskog & Vendil Pallin, 2013, pp. 23-25; Makarychev & Sergunin, 2013, pp. 356-357).
Table 1. Russian public perception towards sensitive areas (2004-2008)a.
2004
2005
2006
2007
2008
Increasing combat efficiency
and reforming the military
11%
13%
9%
14%
14%
Eliminating the danger
of terrorism in the country
3%
6%
6%
10%
10%
Solving the Chechen
Problem
10%
10%
10%
21%
20%
Fighting Crime
8%
10%
7%
9%
8%
Trend
a Research
Question: In which areas has Vladimir Putin had success during his years in power?
Source: Prepared by the author on the basis of data in Russian Analytical Digest (2012, p. 8).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
67
Figure 1. 2008 Russian Military Reform as planned by the Russian Ministry of Defence.
Source: Ria Novosti (2009), on the basis of data in Rossiiskaya Gazeta (2008).
Nonetheless, despite some advances on the ambitious goals of the 2008 RMR, the dismissal,
in November 2012, of Minister Serdyukov, officially based on negligence,2 and the detailed
revision of the whole reform undertaken by the new Minister of Defence Army General Sergei
2 Former defence minister Serdyukov was accused of using 56 million roubles from government funds to construct a road to
a private cottage —owned by his brother-in-law, Valery Puzikov in the Astrakhan region (Krainova and Oliphant, 2012; Sukhov,
2013). As of 6 April 2014, Russia has granted amnesty to former defence minister Anatoly Serdyukov, applying a law recently
passed to celebrate the twentieth anniversary of Russia’s constitution, and closing the case against him on grounds of negligence and
corruption (Reuters, 2014; RT, 2014).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
68
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
K. Shoigu, who has halted or reversed several of Serdyukov’s measures, have brought serious
doubts on the whole reform and its results (Rosenberg, 2012; Kramer, 2012; Krainova &
Oliphant, 2012; Andreyeva, 2012; Isachenkov, 2012; Kramer, 2013; McDermott, 2013; Ria
Novosti, 2013; Weir, 2013; Rusmilitary, 2013; Felgenhauer, 2013; Gorenburg, 2013; Golts,
2013; Smirnov, 2013).3
Central to the entire discussion on the 2008 rmr is the achievement of real modernisation
in the Russian armed forces and, by extension, in the Russian Military-Industrial Complex (mic),4 with the strategy and methods given by the reform; and whether or not it will be an adequate
response to contemporary global threats and challenges.
Historical framework
For the USSR, its military capabilities not only served to fulfil its strategic, operational, and
tactical defence schemes but also strengthened its political position, foreign policy and defence/security doctrine in different regions of the world, through Military-Technical Cooperation
(mtc) agreements (Fomin, 2013, p. 12). Nonetheless, with the disintegration of the Soviet
Union and the rise of the Russian Federation, the old Soviet military strategies had to be redesigned to prepare Russia for new defence/security scenarios: a military reform was urgently
needed.
Since the breakdown of the Soviet Union, Russian armed forces have undergone several
attempts at modernisation, looking forward to improve an inherited Soviet-dated organisation. Moscow new understands of global threats and challenges of the twenty-first century
such as terrorism, drug trafficking and weapons of mass destruction; and the reduction of
Soviet-era global ambitions, also urged an update of the national security and military doctrine
(Makarychev & Sergunin, 2013, p. 356). Nonetheless, renovating a huge force —estimated,
by 1986, at about 4.9 million active servicemen and women (Nichol, 2011, p. 1), operating
one of the most extensive war inventories in the world and with profound Soviet traditions,
proved to be a difficult task.
The last Soviet leader, Mikhail S. Gorbachev, established the first transformation plans for
the Soviet military, which were inherited by the Russian Federation. Along with his policies
of perestroika (restructuring) and glasnost (openness), Gorbachev understood the inadequateness of the Soviet military towards the post-cold-war scenario; hence, important funds for the
3 Former Minister Serdyukov has been involved in irregularities committed by Oboronservis – a military contractor created under his direction, as an answer to the corruption in the Ministry of Defence (MoD), and responsible for servicing military
equipment, constructing military facilities and providing logistic services to the military. Reports to date suggest Oboronservis
malpractices on auctions of Ministry of Defence properties at prices below market value to private companies, leading to a loss of
nearly 3 billion roubles (Rosenberg, 2012; Isachenkov, 2012; Cohen, 2012).
4 Military Industrial-Complex refers to the formal or informal “alliance of the military and related government departments
with defence industries that is held to influence government policy” (Merriam-Webster Dictionary, 2014b). It also refers to a “network of individuals and institutions involved in the production of weapons and military technologies…that in a country typically
attempts to marshal political support for continued or increased military spending by the national government” (Encyclopedia
Britannica, 2014). In Russia, since 2007 the mic is led by the state corporation, Rostec, established to assure “the furtherance of
state policy for industrial development and modernization” for civil and defence sectors (Rostec, 2012). Further information is
available at: http://rostec.ru/en/
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
69
military were shifted to development and social welfare programmes, depriving the military
of its historical precedence in this matter (Herspring, 2008a). In addition, mutual blame between Gorbachev and the military for the deployment and disproportionate use of the force
in Tbilisi, Baku, and Vilnius in 1989-1991 undermined both public opinion and common
trust on each side (Brown, 1996, p. 264; Barylski, 1998, p. 61; Karavayev, 2012) and highlighted the need for a restructuring. Nevertheless, despite all Gorbachev’s intentions, the only
change achieved was a reduction in armed forces personnel, from five million to four million
(Thornton, 2011, p. 3).
The first president of the Russian Federation, Boris N. Yeltsin, agreed in general with the
necessity for a military reform, as suggested by Gorbachev, however, he focused its goals on measures that would increase its efficiency by reducing costs, pleasing the electoral population and
“ensuring that the military did not act against him” (Herspring, 2006, p. 515). Consequently,
Yeltsin’s main efforts were limited to downsizing the huge military force created during the USSR
period; this included ending the conscription system, and thus the mobilisation system, by fostering professional soldiers (kontraktniky); however, no attention was drawn to weaponry modernisation or to Command, Control and Communications5 (C3) system improvement.
Since the Soviet era, conscription and the mobilisation system have required a permanent
and huge expenditure of resources, which situation has been heavily criticised by the population
(Figure 2), especially due to the harassment existent in the barracks as well as the hard conditions of life and dangers to health (Russian Analytical Digest, 2012, p. 12). On the one hand,
conscription provided the military with an inexpensive and continuous flow of personnel, but
it deprived the economy of a young labour force and smart minds, especially needed during the
first stages of the Russian Federation. On the other hand, the mobilisation system for the reserves, whose number was calculated at up to twenty million, was a complex structure of skeleton
units, manned only by Officers and Warrant Officers (wo),6 responsible for keeping facilities
and stockpiled weaponry operational and for organising and equipping the reserves, drained
important funds on a permanent basis (Thornton, 2011, p. 4) yet contributed little to the defence/security of Russia. Hence, the justification of Yeltsin’s policy was simple: the elimination
of recruitment would eliminate the need for a mobilisation system, liberate funds and foster
a smaller and more effective military force, using professional soldiers – all popular measures,
promoting political stability.
5 Defined as “the facilities, equipment, communications, procedures, and personnel essential to a commander for planning, directing, and controlling operations of assigned and attached forces pursuant to the missions assigned” (US Department of
Defense, 2010, p. 45) or as “an assembly of equipment, methods and procedures and, if necessary, personnel, that enables commanders and their staffs to exercise command and control (nato, 2008, pp. 2c 9).
6 Warrant Officers (WO) are military personnel trained for specialist and technical tasks. wo corps is usually a rank cadre
between Officers and Non-Commissioned Officers (NCO). Generally, Officers are designated by a commission and are in charge
of leading troops; WOs are designated by a warrant and serve as technical advisors/operators, and NCOs are designated according
to their training/seniority. In Russia, Army WOs (Praporshchik) and Navy WOs (Michman) were disbanded in 2009 as part of the
2008 RMR in favour of creating an nco corps to deal with discipline and tactical leadership of troops (Hedenskog & Vendil Pallin,
2013, p. 39). In February 2013, Defence Minister Shoigu announced a “plan to re-establish the institution of Warrant Officers”
(Kommersant, 2013).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
70
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Figure 2. Russian public perception towards conscription (1998 – 2012)a.
Source: Prepared by the author on the basis of data in Russian Analytical Digest (2012, p. 11).
a
Research Question: Would you want your son, brother, or other close male relative to serve in the Armed
Forces?
Opposition from the military to these initiatives was expected as the abolition of conscription
and mobilisation in favour of a force of professional soldiers would bring about the elimination of
thousands of posts for Officers, including those for Generals who “constituted one of the principal siloviki (power) structures in Russia” (Thornton, 2011, p. 5). However, this blocking capacity
overwhelmed Yeltsin’s discourse as it initiated arguments, shared by some sectors of Russian society and top leaders, which still exist even to this day. These concerns included: firstly, the natural
duty of each citizen to defend the motherland against its aggressors and thus, the necessity of being prepared to do it appropriately; secondly, the idea of the military as a social service that allows
citizens to demonstrate their gratitude and loyalty to the homeland, in return for the recompense
given; thirdly, the importance of the social task of the military in constructing a common national sense of respect and pride for Russia, despite the ethnic, religious, or social roots of the recruit;
and fourthly, the illogicality of allocating funds to professionalise soldiers given that these funds
were urgently required in other more important projects for Russia’s development (Weitz, 2010,
pp. 14-16; Thornton, 2011, pp. 6-8).
Yeltsin’s reform began in 1992, aiming to simplify the Soviet-era organisation of the Forces
of Army-Division-Regiment into a more flexible Corps-Brigade structure and to assure combat
readiness in the troops. In addition, both the draft of the military doctrine, published in May
1992, and the Russian Federation military doctrine, ratified in November 1993, backed modernisation plans as they “seemed to be the start of a movement towards a more assertive confrontational Russian security policy, different from the defensive and peaceful tone of the last Soviet
doctrine” (Blank, 2011a, p. 4). The objective was to allow a better chain of command among the
units, reducing the response time to orders, and to eliminate one ranking echelon, signifying bu-
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
71
dgeting savings required to renovate and maintain the weapons inventory. Nevertheless, despite
the official implementation of the reform, diverse and even contradictory results were obtained;
many new brigades maintained the status of divisions and several units from disbanded divisions
were gathered under new units, which, ultimately, were converted into divisions. In addition,
the lack of political guidance and proper civil-military relations deprived the military of a comprehensive idea of what type of reforms should be implemented to fulfil its role within the state
(Herspring, 2008a).
The First Chechen War, from 1994 to 1996, demonstrated how, despite the publicised
achievement of the reform to the military, the disarray of decision-making had lessened the combat readiness, esprit de corps, and operational art of the Russian troops. The appalling results of the
war, including the strikes inflicted on the Russian troops by Chechen separatists, showed the real
status of the military. Hence, in 1997, a new plan was designed to resolve past errors, providing
a framework for innovation.
The person responsible for this new attempt was Marshal Igor D. Sergeyev, Minister of
Defence, appointed by President Yeltsin in May 1997. As argued by Parchomenko (1999, p.
99), Marshal Sergeyev undertook the actions required to make the military reform a reality and
hence, accomplished key structural modifications in two years. First, there was a downsizing of
MoD forces from almost 1.8 million in 1997 to about 1.2 million in 1999. Second, there was
a reduction, from eight to six, of the Soviet-era military districts, granting territorial command
and control of the troops and assets existent in the jurisdiction. Third, was the creation of a new
branch of service, the Strategic Missile Troops, formed from the former Military Space Forces, the
Strategic Rocket Forces and the Missile and Space Defence Forces.
Marshal Sergeyev focused the goals of the 1997 reform on favouring the Strategic Rocket
Forces arm in which he served during his career. Hence, the theory of “optimisation under a nuclear shield” (Parchomenko, 1999, p. 100) was used, meaning that reliance was placed on nuclear
deterrence instead of true combat readiness of the troops and units. As argued by Orr (2003, p.
6) “Sergeyev convinced Yeltsin that military reform could be achieved by relying on nuclear weapons to deter not only a world war but a range of lesser threats. Ground forces [Army7] would
be required for peacekeeping operations and minor conflicts but otherwise significant economies
could be made”.
Consequently, a major part of the budget was assigned for land-based Intercontinental Ballistic
Missiles (icbm) SS-27 Topol-M to reinforce Russia’s nuclear shield and to maintain nuclear inventories while training, materiel, personnel and facilities for other services (Army, Navy, and Air Force)
received minimum funding (Orr, 1998, pp. 2-4). In addition, controversial decisions were made to
lessen the powers of other services, in particular, those of the Army – the largest and perhaps most
influential service – which suffered the disbandment of its headquarters, in 1997.
7 Despite the existence of the Navy and the Air Force, historically, the most important and largest of the armed services, both
in the Soviet Union and in Russia, has been the ground forces that are comparable to the Army in Western militaries. As explained
by Orr (2003, p. 1) “the Russian word armiya can equally well translate the English words army and armed services” and “it is only
comparatively recently that Russians have begun to use the terms vooruzhenyye sily (armed forces) and sukhoputnyye voysk (ground
forces) to distinguish the two concepts”. The duality of this concept is the origin of confusion in debates on the topic as it affects
the correct assessment of force strength and it organisation.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
72
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
In 1999, the outbreak of the Second Chechen War proved Moscow’s strategies for military
modernisation to be wrong. The use of nuclear weapons was not possible and the Army lacked
adequate organisation, training, materiel, personnel, and leadership to handle the situation properly. The military had low combat readiness and poor joint-operations capabilities and experience; consequently, the lack of an efficient C3 and the absence of technological reconnaissance and
intelligence triggered bombing campaigns and ground strikes that affected its own troops and the
civilian population, violated human rights, and contributed to a worsening of the image of the
military (Pain, 2000; Orr, 2000; bbc, 2006).
The action of the Chechen separatist movement, classified by Moscow as simple terrorists
and fundamentalists (Russell, 2005), but capable of shooting down a significant number of aircraft and inflicting several deadly strikes on Russian troops refocused the discussion on the preparedness of the military to defend the motherland from domestic and external aggressions (Orr,
2003, p. 7). A new strategy was required to renovate the military and to stop the death toll of up
to 160,000 combatants and civilians killed in both Chechen wars (The New York Times, 2005).
As Vladimir V. Putin became president of the Russian Federation in May 2000, a new hope
for the military appeared; Putin’s background as a Lieutenant Colonel in the KGB (replaced now
by the fsb) and strong nationalist agenda provided a sense of security and companionship within
the high-ranking officers and troops. Putin understood that the mobilisation concept, inherited
as a continuous preparation for a large conventional war, was siphoning valuable assets, whereas
new threats and challenges such as terrorism and the proliferation of weapons of mass destruction were not being answered. None of these “would involve a prior build up of tension that
would allow time for mobilisation of reservists” (Thornton, 2011, p. 11). In addition, the lack
of rapid-deployment capabilities and combat readiness of the mobilisation system did not provide Russia with power-projection possibilities into a region with geopolitical interest for Russia,
and especially into the post-Soviet space. For instance, the USSR showed neither the capability
to perform the type of successful operations such as the British in the Falklands Islands or the
United States in Panama or Grenada (Thornton, 2011, p. 11), nor did the Russian Federation
have adequate technical capabilities to deal with the sinking of the submarine Kursk, in 2000,
during a major naval exercise in the Barents Sea.
President Putin knew that regardless of the augmentation of funds for the military, there was
still the possibility of opposition to a new military reform, as Thornton suggests “Putin’s power
base lay with the domestic security service (the FSB) and not with FSB’s rival for institutional
power, the military” (2011, p. 12); hence, he decided to appoint a former Colonel General from
the FSB —Sergei B. Ivanov— as Minister of Defence. The appointment of Ivanov as Minister
of Defence in March 2001 was seen as a political decision signifying a consolidation of Putin’s
power over the military as it set in motion a reform process to make the Russian MoD more like
its Western counterparts, where Defence Ministers are civilians (Vendil Pallin, 2008, p. 140;
Galeotti, 2013, p. 45). Ivanov was neither a civilian nor technically speaking a military man; he
was a figure with a blended background, experienced enough to carry out military reform.
In October 2003, with the release of a policy document, Urgent Tasks for the Development of
the Armed Forces of the Russian Federation, President Putin and Defence Minister Ivanov launched
a new military reform. This document echoed the long-term reform plan, drawn up in April
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
73
2003, aimed at creating a “fundamentally new image of the Armed Forces” (Russian Federation
Ministry of Defence, 2003, p. 1) by turning the Russian military into a competent force, able
to handle a wide variety of missions, including defence/security challenges, counter-terrorism,
peacekeeping operations and crisis management.
This reform had similarities to others in the past in regard to some of its objectives, e.g.
downsizing of units, the improvement of combat readiness, and a reduction in conscription, in
favour of professional soldiers (Liaropoulos, 2008, p. 43). However, it also incorporated new
ideas such as the improvement of budget management, political supervision of the spending, the
creation of a Non Commissioned Officer corps, changes to the military educational system, and
the possibility for women to serve in combat roles within the military. In addition to this, the
Chief of the General Staff was positioned under the Minister of Defence, operational issues were
moved to become the responsibility of the MoD and not of the General Staff, and an opportunity
was granted to citizens of the Community of Independent States (CIS) to serve in the military, in
exchange for being awarded Russian citizenship (Herspring, 2005, p. 147).
Perhaps one of the most important components of this reform is the appearance of the
so-called Ivanov doctrine that redefined the threat posed by NATO, pointing out new threats
and challenges such as terrorism and smaller-scale conflicts (Bouldin, 2004, p. 619; Liaropoulos,
2008, p. 44). A modern military was required to handle these new threats to Russia, however, the
fear of losing predominance in the international arena returned to the high-ranking officers of the
military and a campaign of opposition and procrastination was unleashed.
As described by Herspring (2005, pp. 151-152) and Thornton (2011, pp. 13-14), the opposition to the reform began to increase from its early beginnings. For instance, the cost presented to
the government by the General Staff for the professional soldiers’ programme began to increase disproportionately. The cost of the professionalisation of each Army Division in December 2001 was
500 million roubles, yet in March 2002, it was 1 billion roubles, and in May 2002, it was 2.5 billion
roubles. Similarly, the professional soldiers’ corps was planned to increase from 22,000 in 2003 to
148,000 in 2008, however, the General Staff decreased this number to 125,000 in 2004 and later,
in January 2008, announced that the plan was successfully completed with just 100,000 soldiers.
Minister Ivanov’s tenure lasted for almost seven years and finished in 2007, when he was
appointed First Deputy Prime Minister of the Russian Federation. For some analysts (Sololev &
Khodarenok, as cited in Vendil Pallin, 2008; The Moscow Times, 2011; Jensen, 2011), Ivanov
was ousted due to the lack of progress on the reform, the continuing corruption, the increase of
harassment in the barracks (Mereu, 2006) and the failure of the professional soldiers’ programme.
However, for some others (Herspring, 2008b; Vendil Pallin, 2008; Galeotti, 2013), Ivanov was
promoted because he had completed the task he had been appointed to deliver. Ivanov increased
the defence budget, raised salaries, decreased conscription from 24 months to 18 months in
2006, and then to 12 months in 2008 (Kamenev, 2009), and prepared the military for the shift
to a civilian defence minister, with no ties to the armed forces. Anatoly E. Serdyukov, head of the
Federal Tax Service of Russia, was appointed; a civilian without major political aspirations but
with “experience of dealing with bureaucracies and nose for the corrupt practices in which many
senior Officers were engaging” (Thornton, 2011, p. 14) and capable of defending the reform
from opposition as well as taking the required measures.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
74
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Looking for a new image for the Russian military
The attempts at reforming the Russian military in 1992, 1997 and 2003 shared common goals
of improving its effectiveness and combat readiness but failed to design an adequate scheme for
modernisation, leading to erratic decisions and unfinished plans. As argued by Pallin (2008, p.
6) “Russia’s military reform record has been dismal and the future seems to hold few promises of
radical improvement”. Nevertheless, with the appointment of Anatoly E. Serdyukov as Minister of
Defence in February 2007, the Kremlin expected to correct the errors of the past and achieve a new
image for the Russian military. Minister Serdyukov’s background, without links to the military, and
his advisory staff, brought from the Federal Tax Service, were considered the ideal combination to
combat corruption, put the finances on a firm footing, and continue Ivanov’s reform towards 2020.
The 2008 RMR was announced in October of that year, seeking to modernise the Russian
military and to provide Russia with an armed apparatus capable of supporting its political and
strategic ambitions. This new reform surprised the military and some spheres of Russian society,
not only because of the drastic concept of change planned (Figure 3) but for the fast pace set for
its implementation (Yegorov, 2008; Barabanov, Makienko & Pukhov, 2012, p. 3). Moreover, the
top leaders considered that Russia’s military was prepared to handle any defence/security challenge, the most recent proof of which was the victory over Georgia.
Purpose
Create mobile and well-trained armed forces equipped with
modern equipment and weapons
Priorities
1. Redeployment of all formations and units for permanent
combat readiness, 100% staffing for a state of war.
2. Re-equipment of the Armed Forces with modern armaments, military and special equipment to meet modern requirements.
3. Revision of programme statutory documents for instruction, training and conduct of military operations of the
Armed Forces, as well as planning and guidance documents
to ensure the vital functions of troops and forces.
4. Training of new officers and non-commisioned officers,
compiling of new training programmes, and the creation of
a modern network of military schools.
5. Ensuring decent military pay, fullfilment of permanent
and service housing requirements and the resolution of
complex social security problems.
Figure 3. 2008 Russian Military Reform —Purpose and Priorities.
Source: Prepared by the author on the basis of data in Barabanov, Makienko & Pukhov (2012, p. 16).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
75
Despite the victory of Russia in the war against Georgia, in August 2008, there is a consensus
among scholars and experts on the poor performance of the military and its lack of preparedness
for this war (Bartles, 2011; Lannon, 2011; Nichol, 2011; Thornton, 2011; de Haas in Russian
Analytical Digest, 2012; Vendil Pallin, 2012; Hedenskog & Vendil Pallin, 2013; Kumar, 2013).
For instance, the lack of an efficient C3 structure prevented operational details from reaching
the Minister of Defence for ten hours before further decisions could be made; similarly, the head
of the Main Operations Directorate (responsible for battle operations) had been dismissed one
month earlier and his replacement had not yet been appointed (Thornton, 2011, pp. 18-19).
Moreover, the non-existence of a C4ISR8 network and the failure of the Russian Navigational
System (glonass), prevented adequate Identification of Friend or Foe (iff ) capability, proper
target designation and disabling of Georgian air defence capabilities, provoking both the shooting down of several Russian aircraft and the ambush of Russian tanks, with outdated protection
systems, against Georgian anti-tank warheads (Herspring & McDermott, 2010, pp. 296-297).
In addition, the incomprehensible decision, in 2003, of subordinating Army Aviation to the Air
Force, thereby preventing adequate tactical air support for ground troops and medical evacuations (Ria Novosti, 2010).
Given the above points, the 2008 RMR was expected to use innovative approaches to radically transform the military, however, surprisingly, it was planned using the same script as that
of its predecessors: implying a modernisation of weaponry, reductions in force size, the end of
conscription in favour of professional soldiers and an increase in the salaries of service members
(Bartles, 2011, p. 55). The outcome of past reforms or their limitations, in terms of scope and
methods, was not taken into account and neither procedures for proper defence/security decision-making nor detailed responsibilities were defined. Hence, a lack of adequate leadership and
an absence of proper judgment and planning for the needs of the Russian military returned it to
the foundations of the reform, affecting its design and methods.
For instance, main projects that affected combat readiness, esprit de corps and operational matters were made without adequate analysis of lessons learnt or assistance or advice from the military.
This included, to name a few, the disbandment of the WO corps without having an NCO corps; the
reassignment of 5,000 Officers (lieutenants), who had graduated during 2009 and 2010, to serve
as NCOs; and the increasing demand for professional soldiers without improving their conditions
and recruitment issues or having the necessary funds (Nichol, 2011, p. 17). In addition, the absence
of an up-to-date military doctrine, in concordance with the purpose and priorities of the reform,
suggested a possible disconnection between the Kremlin and MoD policies.
A great deal of opposition against the reform began to grow, especially within the military who thought that “the plans implemented by Serdyukov do not solve the problem of
[Russia’s] military” (Yegorov, 2008) and were “destroying Russia’s military capability” (Eckel,
2008). Nevertheless, the political support given to the reform, the autocratic leadership style of
Serdyukov, the undeniable necessity of the reform and the results of the technical assessments, including the results of the war against Georgia, weakened the arguments made by the opponents.
8 C4ISR refers to a C3 system that encompasses communication technology and electronic warfare to designate military
targets using intelligence, surveillance, and reconnaissance, while denying information to the enemy.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
76
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
One of the fundamentals to consider when analysing the 2008 RMR is to determine Russia’s
intentions of the transformation. This means establishing if the reform is planned to remodel
the Russian strategic view, and security/defence decision-making and military thinking to meet
contemporary threats and challenges, or if it is designed just to recreate a Soviet-era scheme, in
search of global warfare capabilities. Hence, the derived question may be to ascertain if the reform
aims to transform the armed forces effectively into a compact and professional modern force to
fight terrorism and protect the homeland, or if it will be a set of superficial amendments that will
make cosmetic adjustments to its actual conditions.
The literature to date suggests that there is not an accord on the topic among researchers and
experts. On the one hand, some scholars (Renz, 2010; Dimitrakopoulou & Liaropoulos, 2010;
Lannon, 2011; Bartles, 2011; Bryce-Rogers, 2013; Gorenburg, 2013; Klein & Pester, 2014) argue that Russia, although with some minor errors, has already shifted to a contemporary vision,
seeking to respond to local and domestic challenges and therefore, the reforms applied have drastically improved the potential of the Russian military. On the other hand, some others (Herspring
& McDermott, 2010; Nichol, 2011; Barabanov, Makienko & Pukhov, 2012; Russian Analytical
Digest, 2012; Makarychev & Sergunin, 2013; Oxenstierna & Westerlund, 2013) maintain that
Russia is still struggling with the scope of the reforms and consequently, several reforms to date
have not improved the capabilities of the armed forces.
Based on recent first-hand facts such as the new look of Russian troops, in terms of advanced digital camouflage uniforms and new weaponry, and its rapid-deployment capabilities,
demonstrated during recent military exercises such as Cobalt and Zapad, and the Crimea crisis in
February–April 2014 (Taylor, 2014; Loiko, 2014; Golts, 2014), it may be worth acknowledging
the new capabilities of the military. However, several other factors such as the reversing of several
of Serdyukov reforms by the new Defence Minister Shoigu, the low technology of the MIC and
the continued high level of corruption (Sergunin, 2012; Gorenburg, 2013; Makarychev and
Sergunin, 2013), may provide a different perspective.
Nonetheless, and as suggested by Nichol (2011, p.2) (2011, p.2), despite the real intentions of Russia, for both approaches exist “major economic, technological, demographical and
other impediments” that undermine “Russia’s ability to recreate superpower armed forces ready to
carry out strategic land, sea and air battle in the East and West and to its efforts to create modern
armed forces”.
Russia’s Security and Defence Policy and its perceptions of threats and dangers are of paramount importance as they undoubtedly shape foreign and domestic policy and the military
approach to be used to reach state goals.
Russia’s National Security and Defence Policy
Russia’s fundamental views on security/defence policy and military doctrine and thinking can be
principally found in the National Security Strategy of Russia until the year 2020 (released in May
2009), and both in the 2010 and 2014 military doctrine. The latter may have a more comprehensive vision as it takes into account the Concept for the Long-Term Socioeconomic Development
of the Russian Federation for the Period up to 2020, the National Security Strategy of Russia until
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
77
the year 2020, the 2008 Russian Federation Foreign Policy Concept and the Russian Federation
Maritime Doctrine for the period up to 2020 (Bender, 2015; Adamowski, 2015).
These documents include descriptions of what Russia considers as a military threat and a
military danger, and hence, how to react to each one. Both military threats and dangers refer to
“a state of interstate or intrastate relations” (Russian Federation Ministry of Defence, 2010, p.
2), however, the difference between the former and the latter is the probability of the eruption
of a military conflict. A military threat is characterised “by the real possibility of the outbreak
of a military conflict between opposing sides and by a high degree of readiness on the part of a
given state (group of states) or separatist (terrorist) organizations to utilize military force (armed
violence)”. Similarly, a military danger is characterised “by an aggregation of factors capable in
certain conditions of leading to the emergence of a military threat” (Russian Federation Ministry
of Defence, 2010, p. 2).
A closer reading of those policy pieces reveals a mixture of both conservatism and progressive views on Russia’s security/defence approaches, which, to some extent, may be contradictory. On the one hand, the National Security Strategy of Russia criticises the role of NATO as
an outdated local security apparatus but emphasises the importance of the Collective Security
Treaty Organisation (csto) as the “main interstate instrument for responding to regional threats
and challenges of a military-political or military-strategic nature” (Russian Federation Security
Council, 2009, p. 3). In the same way, the 2014 military doctrine emphasises Russia’s interest
on expanding its influence beyond its borders, and specifically its presence in the Artic, and the
importance of enhanced relations with emerging countries like India, Brazil and China
On the other hand, the 2014 Military Doctrine states the adherence of the Russian
Federation to the norms and principles of international law yet it considers it legitimate to utilise
its armed forces to ensure the protection of its citizens, located beyond the borders of the Russian
Federation; and specifically defines NATO’s expansion in the region as Russia´s main peripheral
threat. This document defends the legitimacy of building joint missile defence systems by Russia
and allied nations in order to defend its interests.
The 2010 Military Doctrine accepts the “decline of the likelihood of a large-scale war involving the use of conventional means of attack and nuclear weapons being unleashed against the
Russian Federation”, it still considers as a military danger “territorial claims against the Russian
Federation and its allies and interference in their international affairs” (2010, p. 4). However,
even though it urges the modernisation of the armed forces and emphasises the features of contemporary warfare, it still orders the enhancement of mobilisation capabilities and instructs the
acquisition of up-to-date conventional armaments but at the same time highlights the necessity
of a restructured nuclear force (2010, p. 19).
A major ambiguity in the 2010 and 2014 Military Doctrine is the absence of major
explanations on the desired organisation of the troops. Whereas a military doctrine is generally a clear statement of the shape that armed forces will have, including their structure and
equipment, both the 2010 and 2014 Military Doctrine lack any account of the new structure
and C3 planned for times of war and those of peace; for instance, there is no description of
the structures that will be at the forefront of the Russian military: the Unified (Joint) Strategic
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
78
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Command (USC)9, the Army Brigades (AB), and the Air Force and Air Defence Commands
(AFADC) and Air Bases.
Nevertheless, the Strategic Missile Forces and the Aerospace Defence Forces will continue
to be commanded centrally from Moscow (Thornton, 2011, p. 26); the Ministry of Interior
Affairs has announced that its forces will remain under its sole command; and there have been
few developments on a common inter-service doctrine and C3 (Hedenskog and Vendil Pallin,
2013, p. 24). Consequently, AB responsible for the ground manoeuvres of the USCs, have no
defined channel of communication and coordination with organisations that should support
its operations such as the AFADC, which control Army Aviation. In sum, there is no joint
operations capability.
Contemporary Military Thinking
Armed forces do not exist in a vacuum. As natural law-formed organisations, they respond to
state goals and the needs of national security strategy and defence/military doctrine. In the present world, armed forces and the raw product of their main operations – war – cannot be solely
attached to the traditional concept of an “act of force to compel our opponent to fulfil our will”
(Clausewitz, 2008, p. 75). Instead, the military should be understood as a participatory element
of contemporary societies, intended to protect and maintain peace rather than to provoke or
prolong war.
As a result of the global processes of democratisation, modern armed forces are now striving
to be seen as a structure for progress, capable of dealing with global threats and challenges of the
current world in multiple scenarios, rather than as a simple repressive tool of governments. This
implies that they should now be permanent and fundamental actors in peacekeeping and crisis
management operations so that “citizens can live in peace and the government’s programs can
achieve their desired goals” (Rolon and Fernandez, 2013, p. 40) while maintaining the capacity
of using measured force to uphold domestic and international law.
Improving the capabilities of the military has been a priority of contemporary governments,
as professional and highly capable forces favour a rational and measured use of force, back the
authority and legitimacy of a state, and create an atmosphere of democratic openness so that they
could be more accountable to society. Additionally, this would drastically reduce spending on
military assets and rationalise the military policy of states.
In the same way, the defence/military doctrine has also been transformed accordingly to
provide adequate support to the military operations. Military doctrine is the result of combining
history and theoretical work with the practical results in the field and learning its lessons; all seen
under the legal order of the State. As it describes how armed forces will contribute to achieve State
goals through the most adequate usage of its capabilities, including the use of legitimate force,
military doctrine is usually considered to be a crucial part of any military reform.
9 The usc —which are termed Military Districts (md) in peacetime – are responsible for commanding joint inter-service operations with all forces from the MoD and from other ministries such as the Ministry of Interior Affairs, the Ministry of Emergency
Situations and the Border Guards (Nichol, 2011, p. 14).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
79
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
In modern military doctrine, the concept of large mass mobilisation forces, with outsized
stockpiles of weapons, supported mainly by conscription and prepared for a large-scale conventional war, has been replaced. The emergence of new global threats and challenges such as the
proliferation of weapons of mass destruction, international terrorism, transnational organised
crime and the enhancement of interethnic and interfaith tensions, along with the decline of the
probability of large-scale conventional wars, has forced states to adjust their armed forces and
their doctrine to answer those new challenges.
Contemporary military thinking has shifted to a more effective conception of smaller forces,
equipped and trained to high standards, under a fully professional scheme and prepared to develop various military lethal and non-lethal actions and to provide essential governmental services,
emergency infrastructure reconstruction, and humanitarian relief.
Consequently, the motivation of reforms to the military has been to innovate, reorganise,
and prioritise their assets, converting them into professional and rapidly deployable organisations, fully capable of supporting states’ defence and security policies while aligning their military
doctrines into what have been called Full Spectrum Operations (FSO).
FSO is a military concept developed mainly by the US Army during the past decade as a
holistic response to the adequate employment of the force in relation to the security challenges
posed in the twenty-first century (US Army, 2008, pp.49–71; NATO, 2003, pp. 14-24). The
FSO concept is widely used by contemporary armed forces such as the North Atlantic Treaty
Organization (NATO) and the Organization for Security and Co-operation in Europe (OSCE),
as it signifies a “balanced usage of combat power through simultaneous and continuous combinations of four elements: Offense, Defence, Stability, and Civil Support. The Army must defeat
enemies and simultaneously shape the civil situation through stability or civil support operations”
(US Army, 2009, p.1).
Through offensive and defensive operations, armed forces engage and defeat their adversaries,
and through stability and civil support operations, armed forces act together with civil authorities
and the population to sustain peaceful environments (Figures 4 and 5). The use of the FSO concept permits a wiser deployment of existing assets and force capabilities to obtain the desired effects
on the security and stability of a region, and to support domestic and foreign policy.
Offensive
Offensive
Offensive
Defensive
Stability
Defensive
Defensive
Stability
Stability
Figure 4. Full Spectrum Operations (FSO) conducted by a State outside its own territory.
Note: The mission determines the relative weight of effort among the elements.
Source: Prepared by the author on the basis of data in US Army (2008, p. 49); nato (2003, pp. 35-40).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
80
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Offensive
Defensive
Offensive
Defensive
Civil
Support
Civil
Support
Figure 5. Full Spectrum Operations (FSO) conducted by a State within its own territory.
Note: The mission determines the relative weight of effort among the elements.
Source: Prepared by the author on the basis of data in US Army (2008, p. 49); nato (2003, pp. 35-40).
The Russian military has not been excluded from using an fso concept in its search for better-organised and more capable armed forces. Although the Russian military does not use the term
fso, there is evidence that leads to the conclusion that it uses the same theoretical concept. For
instance, in the early 1990s, former Defence Minister, Pavel S. Grachev, acknowledged the end
of the main threats of the cold war and summarised the new essence of the political aspect of the
Russian military doctrine as two interrelated tasks – “to prevent war and to repulse the aggressor”
(1992, p. 6).
General Grachev suggested that a large-scale conventional war was unfeasible due to the presence of strategic nuclear arms and identified local wars and military conflicts as a more probable
threat (1992, p. 6). Nevertheless, and most importantly, he described the future of the Russian
military in terms of “small strength action readiness forces... deployed to oppose effectively any
external threat and to be able to repulse any local aggression. The mobile forces will be rapidly
transferable, to carry out missions to support action readiness forces at the shortest time possible
in any region of the country” (1992, pp. 6-7).
Besides, in 1996, the former President, Boris Yeltsin, issued an edict ordering the shift to
fully volunteer forces by 2000 and the reduction and reorganisation of the units, aiming to give
the military a fresh impetus toward the new millennium (Thornton, 2011, p. 7). In addition, the
policy document Urgent Tasks for the Development of the Armed Forces of the Russian Federation,
released in 2003, established the goals of the Russian military for the twenty-first century.
Similarly, President Medvedev’s opening address in 2008 at a meeting with Commanders of
Military Districts pointed out that “[By 2020] we must have also achieved superiority in the air, in
conducting high-precision strikes on land and sea targets, as well as the rapid transfer of troops”.
Moreover, former Defence Minister Serdyukov’s statements on the 2008 RMR emphasised
that “the reforms were intended to switch from a mass mobilization army for vast land, sea, and
air wars” to “a performance-capable, mobile, and maximally armed army and navy ready to participate in three regional and local conflicts, at a minimum” (Nichol, 2011, p. 5).
Finally, the 2010 Russian military doctrine emphasises the main tasks of the military, including: “to participate in international peacekeeping activity, including under the auspices of
the United Nations and within the framework of interaction with international (regional) or-
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
81
ganizations”; and “to participate in the struggle against international terrorism” (2010, p. 9). In
addition, it calls on the military “to participate in operations in the maintenance (restoration)
of international peace and security”; “to combat piracy and ensure the safety of shipping”; and
“to participate in the elimination of emergencies and the restoration of special-purpose facilities”
(2010, p. 12).
In light of the above, it is feasible to conclude that Russia employs the concept of FSO, as it
aims to have a modern military, highly capable of handling both internal and external threats and
dangers in the form of regional domestic, regional or major-scale conventional wars, in addition
to the cooperation with the international community on the international agenda, including
the war against terrorism, the control of weapons of mass destruction (WMD), and performing
peacekeeping operations.
Russia’s threat assessment requires the capacity to deal both with local and regional conflicts on Russia’s boundaries and in the post-Soviet space, in addition to domestic menaces of
terrorism and civil conflict. The employment of the fso concept has signified a modernisation
of Russia’s warfare concept providing an adequate framework to cope with potential conflicts in
the Caucasus or a war with China or NATO, without the use of nuclear weapons. In addition,
the fso has provided Russia with the foundations to modernise the MIC and counterbalance the
technology of its possible adversaries.
Conclusion
This paper has provided an analysis on the modernisation process of the Russian military and its
usage of the FSO concept; however, it did not aspire to cover in detail every aspect of the 2008
RMR because of its vastness and complexity. Due to the relevance of the topic and the constant
changes in the reform, the findings of this paper can and need to be taken further envisioning at
least four reasons to undertake an extra study on the 2008 RMR.
Firstly, the 2008 RMR will have contentious implications for the foreign policy of the Russian
Federation and thus, for the strategies of the international community to cope with Russia’s enhanced potential. On the one hand, the dismantling of the Soviet-era military and its mobilisation
policy will decrease Russia’s capacity for large-scale conventional conflicts with the West (Suslov,
2014). In such a scenario, Russia will, most likely, rely on the deterrent power of its large nuclear
weapons’ inventory and its permanent member’s chair on the United Nations’ Security Council.
On the other hand, Russia’s new military capabilities will improve its capacity to protect its national interests and security environment within the post-Soviet space (Capezza, 2009, p. 3); consequently, Moscow may pursue a stronger policy in the Community of Independent States (CIS) to
“reinforce Putin’s efforts to tie that region more closely to Russia” (Klein and Pester, 2014, p. 1).
Secondly, the results of this new RMR will not only influence the interests and goals of the
Russian Federation but also the status and situation of the Russian military within the state and
society. Armed forces are a fundamental part of the policymaking process of every state, as they
support foreign and domestic strategies and defend the nation from external and internal threats;
and in the case of Russia, they are rooted to almost all sectors: government, society, history,
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
82
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
economy, science, and technology. The 2008 RMR results will affect Russia’s risk assessment,
situation awareness, and policymaking process which, if successful, may lead to democratisation
processes in Russia. This idea is shared by Nichol (2011, p. i) when stating that the success of the
2008 rmr may modify Russia’s vulnerability perception and thus “it may participate more in international peacekeeping operations”, encouraging democratisation, a stronger policy on human
rights and a more active participation in global policies.
Thirdly, the 2008 RMR and its results will have security and institutional influences on
the major parts of the international system, as Russia’s challenges are shared by several states
worldwide. The existence of a globally complex interdependence among states and the increase of
government groups and multilateral international institutions indicate a common understanding
of the positive and negative effects of globalisation and the vulnerability of states by transnational
threats that can no longer be confronted individually. In today’s world, it is difficult for sovereign
states to protect their interests without cooperation with other states; hence, what affects one state
and the measures taken have collateral effects on others and vice versa.
Fourthly, Russia’s successes and failures in this field will probably be used as a reference point
for other military reforms and will undoubtedly become a case study in the discipline of military
sciences. Several academics (Bartles, 2011; Lannon, 2011; Barabanov, Makienko and Pukhov,
2012; Bryce-Rogers, 2013; Felgenhauer, 2013b; Makarychev & Sergunin, 2013) concur with the
opinion that the 2008 RMR is one of the most important reforms to the Russian military since
the Second World War. Besides, it is also believed it may be one of the most radical transformations to a military force since the end of the cold war. Hence, there are many expectations for its
outcomes for both Russia and worldwide observers.
References
1.
2.
3.
4.
5.
Adamowski, J. (2015). Russia Overhauls Military
Doctrine. [online] Defense News. Available at: <http://
www.defensenews.com/story/defense/policy-budget/
policy/2015/01/10/russia-military-doctrine-ukraine-putin/21441759/>.
Andreyeva, S. (2012). What is behind the dismissal of
Russian Defense Minister? [online] Available at: <http://voiceofrussia.com/2012_11_06/What-is-behind-the-dismissalof-Russian-Defense-Minister/> [Accessed 8 Apr. 2014].
Barabanov, M., Makienko, M. and Pukhov, R. (2012).
Military Reform: Toward the New Look of the Russian
Army. [online] Moscow: Valdai Discussion Club. Available
at: <http://valdaiclub.com/publication/46540.html>
[Accessed 30 Nov. 2013].
Bartles, C. (2011). Defense Reforms of Russian Defense
Minister Anatolii Serdyukov. The Journal of Slavic Military
Studies 24(1), pp. 55–80.
Barylski, R. (1998). The Soldier in Russian Politics 19881996. Piscataway, New Jersey: Transaction Publishers.
6.
7.
8.
9.
10.
BBC (2006). Russia censured over Chechen man. BBC.
[online] 27 Jul. Available at: <http://news.bbc.co.uk/2/hi/
europe/5219254.stm> [Accessed 29 Apr. 2014].
Bender, J. (2015). Russia’s New Military Doctrine Shows
Putin’s Geopolitical Ambitions. [online] Business Insider.
Available at: <http://www.businessinsider.com/russia-has-anew-military-doctrine-2015-1>.
Blank, S. ed. (2011a). Russian Military Politics and
Russia’s 2010 Defense Doctrine. Available at: <http://www.
strategicstudiesinstitute.army.mil/pubs/display.cfm?pubID=1050> [Accessed 23 Mar. 2014].
Blank, S. (2011b). Russia’s Geo-economic Future; The
Security Implications of Russia’s Political and Economic
Structure. The Journal of Slavic Military Studies 24(3),
pp.351-395.
Blank, S. (2012). Can Russia Reform? Economic, Political,
and Military Perspectives. Available at: <http://www.
strategicstudiesinstitute.army.mil/pubs/display.cfm?pubID=1111> [Accessed 1 Sep. 2013].
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
Bouldin, M. (2004). The Ivanov Doctrine and Military
Reform: Reasserting Stability in Russia. The Journal of
Slavic Military Studies 17(4), pp.619–641.
Brown, A. (1996). The Gorbachev Factor. Oxford: Oxford
University Press.
Bryce-Rogers, A. (2013). Russian Military Reform
in the Aftermath of the 2008 Russia-Georgia War.
Demokratizatsiya: The Journal of Post-Soviet Democratization
21(3), pp.339–368.
Capezza, D. (2009). Translating Russia’s Military Reform.
Small Wars Journal [online] (4). Available at: <http://smallwarsjournal.com/jrnl/art/translating-russias-military-reform> [Accessed 25 Apr. 2014].
Cheloukhine, S. and Haberfeld, M. (2011). Russian
Organized Corruption Networks and their International
Trajectories. New York: Springer.
Cimbala, S. (2013). The Russian Military Into the 21st
Century. New York, NY: Routledge.
Clausewitz, C. von (2008). On war. Radford, VA: Wilder
Publications.
Cohen, A. (2012). The Downfall of Russia’s Defense
Minister. The Foundry: Conservative Policy News from
The Heritage Foundation. Available at: <http://blog.heritage.org/2012/11/06/the-downfall-of-russias-defense-minister/> [Accessed 7 Apr. 2014].
Cooper, J. (2012). Can Russia afford to modernize its military?[online] Available at: <http://www.sipri.org/research/
armaments/milex/publications/unpubl_milex/Cooper%20
Presentation%20SIPRI%202012.pdf> [Accessed 20 Dec.
2013].
Dimitrakopoulou, S. and Liaropoulos, A. (2010). Russia’s
National Security Strategy to 2020: A Great Power in the
Making? Caucasian Review of International Affairs 4(1),
pp.35-42.
Eckel, M. (2008). Opposition to Russian military reforms grows. [online] USA Today. Available at: <http://
usatoday30.usatoday.com/news/world/2008-11-181994976891_x.htm> [Accessed 30 Jun. 2013].
Encyclopedia Britannica (2014). Military-industrial
complex. [online] Encyclopedia Britannica. Available at:
<http://global.britannica.com/EBchecked/topic/382349/
military-industrial-complex> [Accessed 28 Mar. 2014].
Fater, Y. (2010). Israel signs $400 million deal to sell spy
drones to Russia. [online] Haaretz.com. Available at: <http://
www.haaretz.com/print-edition/business/israel
-signs400-million-deal-to-sell-spy-drones-to-russia-1.318972>
[Accessed 19 Apr. 2014].
Felgenhauer, P. (2013). Is Shoigu reversing Serdyukov’s
military reform? Russian Military Reform. Available at:
<http://russiamil.wordpress.com/2013/02/11/is-shoi-
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
83
gu-reversing-serdyukovs-military-reform/> [Accessed 29
Mar. 2014].
Finn, P. (2007). Russian Leader Expands Powers of a
Possible Successor. The Washington Post. [online] 16 Feb.
Available at: <http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/
content/article/2007/02/15/AR2007021501526_pf.html>
[Accessed 30 Jun. 2013].
Fomin, A. (2013). History of Russia’s MTC system.
Military Parade 2, pp.10–12.
Galeotti, M. (2013). The Politics of Security in Modern
Russia. Farnham; Burlington, VT: Ashgate Publishing, Ltd.
Golts, A. (2013). Difficult future conditions. Ogonek 1, 14
Jan., p.18.
Golts, A. (2014). Putin’s Way of Reforming the Army.
[online] The Moscow Times. Available at: <http://www.
themoscowtimes.com/opinion/article/putins-way-of-reforming-the-army/497256.html> [Accessed 3 Apr. 2014].
Gorenburg, D. (2013). The Russian Military under Sergei
Shoigu Will the Reform Continue?. Available at: <http://
www.ponarseurasia.org/sites/default/files/policy-memos-pdf/Pepm_253_Gorenburg_June%202013_0.pdf>
[Accessed 1 Sep. 2013].
Grachev, P. (1992). The defence policy of the Russian federation. The Rusi Journal 137(5), pp.5–7.
Gresh, J. (2011). The Realities of Russian Military
Conscription. The Journal of Slavic Military Studies 24(2),
pp.185-216.
De Hass, M. (2011). Russia’s Military Reforms. Victory
after Twenty Years of Failure? Clingendael Papers. [online] Netherlands Institute of International Relations.
Available at: <http://www.clingendael.nl/sites/default/files/20111129_clingendaelpaper_mdehaas.pdf> [Accessed
24 Jun. 2013].
Hedenskog, J. and Vendil Pallin, C. eds. (2013). Russian
Military Capability in a Ten-Year Perspective-2013.
Available at: <https://www.academia.edu/5407818/2013_
Russian_Militar y_Capability_in_A_Ten-Year_
Perspective> [Accessed 13 Dec. 2013].
Herspring, D. (2005). Vladimir Putin and Military Reform
in Russia. European Security 14(1), pp.137–155.
Herspring, D. (2006). Undermining Combat Readiness in
the Russian Military, 1992-2005. Armed Forces & Society
32(4), pp.513–531.
Herspring, D. (2008a). Russian Military Reform and
Anatoly Serdyukov. [online] Available at: <http://web.
mit.edu/ssp/seminars/wed_archives08fall/herspring.html>
[Accessed 16 Nov. 2013].
Herspring, D. (2008b). Russian Military Reform and
Anatoly Serdyukov. Problems of Post-Communism 55(6),
pp.20-32.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
84
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Herspring, D. and McDermott, R. (2010). Serdyukov
Promotes Systemic Russian Military Reform. Orbis 54(2),
pp.284–301.
Isachenkov, V. (2012). Anatoly Serdyukov, Russia Defense
Minister, Dismissed. [online] Huffington Post. Available at:
<http://www.huffingtonpost.com/2012/11/06/anatoly -serdyukov-dismissed_n_2080992.html> [Accessed 8 Apr. 2014].
Jensen, D. (2011). Sergei Ivanov Returns to Center Stage.
[online] Institute of Modern Russia. Available at: <http://
imrussia.org/politics/427-sergei-ivanov-returns-to-center-stage> [Accessed 30 Apr. 2014].
Kamenev, M. (2009). How to Dodge the Draft in Russia.
Time. [online] 30 Mar. Available at: <http://content.
time.com/time/world/article/0,8599,1888238,00.html>
[Accessed 21 Apr. 2014].
Karavayev, A. (2012). Baku, Vilnius, Tbilisi. [online]
Vestink Kavkaza. Available at: <http://vestnikkavkaza.net/
analysis/politics/22339.html> [Accessed 10 Jan. 2014].
Klein, M. and Pester, K. (2014). Russia’s Armed Forces on
Modernisation Course Progress and Perspectives of Military
Reform. SWP Comments. [online] Berlin: German
Institute for International and Security Affairs. Available at:
<http://www.swp-berlin.org/fileadmin/contents/products/
comments/2014C09_kle_pst.pdf> [Accessed 9 Apr. 2014].
Kommersant (2013). New Annals of Military
Organizational Development. Kommersant. [online] 9 Feb.
Available at: <http://www.kommersant.ru/doc/2269069>
[Accessed 27 Apr. 2014].
Kosals, L. and Izyumov, A. (2011). The Russian Defence
Industry Confronts the Market: Findings of a Longitudinal
Study. Europe-Asia Studies 63(5), pp.733-756.
Krainova, N. and Oliphant, R. (2012). Putin Fires Defense
Minister Amid Scandal. [online] The Moscow Times.
Available at: <http://www.themoscowtimes.com/news/
article/putin-fires-defense-minister-amid-scandal/471013.
html> [Accessed 8 Apr. 2014].
Kramer, A. (2012). Putin Fires Defense Minister Linked to
Real Estate Investigation. The New York Times. [online] 6
Nov. Available at: <http://www.nytimes.com/2012/11/07/
world/europe/putin-dismisses-russian-defense-minister.
html> [Accessed 8 Apr. 2014].
Kramer, A. (2013). Russia Charges Ex-Defense Minister
Over a Road Project. The New York Times. [online] 28
Nov. Available at: <http://www.nytimes.com/2013/11/29/
world/europe/russian-investigators-charge-former-putin-ally.html> [Accessed 7 Apr. 2014].
Kumar, A. (2013). Russian Military Reforms: An
Evaluation. IDSA Issue Brief. [online] Available at: <http://
www.idsa.in/system/files/IB_RussianMilitaryReformsAmitK.pdf> [Accessed 10 Dec. 2013].
51.
52.
53.
54.
55.
56.
57.
58.
59.
60.
61.
62.
Lannon, G. (2011). Russia’s New Look Army Reforms
and Russian Foreign Policy. The Journal of Slavic Military
Studies 24(1), pp.26-54.
Liaropoulos, A. (2008). The Russian Defense reform and
its limitations. Caucasian Review of International Affairs
2(1), pp.42-49.
Loiko, S. (2014). Some ‘local’ forces in Crimea look a
lot like Russian military. Los Angeles Times. [online]
4 Mar. Available at: <http://articles.latimes.com/2014/
mar/04/world/la-fg-wn-local-forces-crimea-russian-military-20140304> [Accessed 6 Apr. 2014].
Makarychev, A. and Sergunin, A. (2013). Russian military
reform: institutional, political and security implications.
Defense & Security Analysis 29(4), pp.356-364.
McDermott, R. (2011a). The Bear, the Abacus and
Impossible Defense Computations. Eurasia Daily Monitor
8(56). Available at: <http://www.jamestown.org/programs/
edm/single/?tx_ttnews%5Btt_news%5D=37679&tx_ttnews%5BbackPid%5D=512&no_cache=1> [Accessed 16
Mar. 2014].
McDermott, R. (2011b). The Brain of the Russian Army:
Futuristic Visions Tethered by the Past. [online] Fort
Leavenworth, Kansas: The Foreign Military Studies Office.
Available at: <http://fmso.leavenworth.army.mil/documents/futuristic-visions.pdf> [Accessed 1 Dec. 2013].
McDermott, R. (2013). Shoigu Kicks Serdyukov Reform
into Long Grass. [online] Refworld. Available at: <http://
www.refworld.org/docid/519c7bc04.html> [Accessed 17
Mar. 2014].
Medvedev, D. (2008). Opening Address at a Meeting with
Commanders of Military Districts. [online] President of
Russia. Available at: <http://archive.kremlin.ru/eng/speeches/2008/09/26/2019_type82912type84779_206970.
shtml> [Accessed 12 Dec. 2013].
Mereu, F. (2006). Commanders Urged to Report Incidents.
[online] The Moscow Times. Available at: <http://www.
themoscowtimes.com/news/article/commanders-urged-to-report-incidents/206653.html> [Accessed 30 Apr.
2014].
Merriam-Webster Dictionary (2014a). esprit de corps. [online] Merriam-Webster Dictionary. Available at: <http://
www.merriam-webster.com/dictionary/esprit%20de%20
corps> [Accessed 10 Jan. 2014].
Merriam-Webster Dictionary (2014b). military-industrial
complex. [online] Merriam-Webster Dictionary. Available
at: <http://www.merriam-webster.com/dictionary/military-industrial%20complex> [Accessed 10 Jan. 2014].
NATO (2003). Urban Operations in the Year 2020.
Available at: <https://www.cso.nato.int/pubs/rdp.asp?RDP=RTO-TR-071> [Accessed 16 Nov. 2013].
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Full Spectrum Operations: the Rationale behind the 2008 Russian Military Reform?
63.
64.
65.
66.
67.
68.
69.
70.
71.
72.
NATO (2008). AAP-6 Glossary of Terms and Definitions.
[online] Brussels: North Atlantic Treaty Organization
Standardization Agency. Available at: <http://www.fas.org/
irp/doddir/other/nato2008.pdf> [Accessed 16 Nov. 2013].
Nichol, J. (2011). Russian Military Reform and Defense
Policy. CRS Report for Congress. [online] Congressional
Research Service. Available at: <http://www.fas.org/sgp/
crs/row/R42006.pdf> [Accessed 16 Nov. 2013].
Norton-Taylor, R. (2014). Russia spends more of its wealth
on arms than US in 2013. The Guardian. [online] 14 Apr.
Available at: <http://www.theguardian.com/world/2014/
apr/14/russia-spends-more-wealth-arms-us-2013>
[Accessed 14 Apr. 2014].
Orr, M. (1998). The Russian Armed Forces as a factor in
Regional Stability. Available at: <https://www.google.ru/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CCwQFjAB&url=http%3A%2F%2Fda.mod.
uk%2FCSRC%2Fdocuments%2FRussian%2FD67&ei=3_
k6U6uMJvHV4QS1lYDYAw&usg=AFQjCNE3JAwAte0_
6fFrJoiDoRp8l83xoA> [Accessed 16 Nov. 2013].
Orr, M. (2000). Better or Just not so Bad? An Evaluation
of Russian Combat Effectiveness in the Second Chechen
War. Available at: <https://www.google.ru/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CCwQFjAB&url=http%3A%2F%2Fda.mod.
uk%2FCSRC%2Fdocuments%2FRussian%2FD67&ei=3_
k6U6uMJvHV4QS1lYDYAw&usg=AFQjCNE3JAwAte0_6fFrJoiDoRp8l83xoA> [Accessed 16 Nov. 2013].
Orr, M. (2003). The Russian Ground Forces & Reform
1992-2002. Available at: <https://www.google.ru/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CCwQFjAB&url=http%3A%2F%2Fda.
mod.uk%2FCSRC%2Fdocuments%2FRussian%2FD67&ei=3_k6U6uMJvHV4QS1lYDYAw&usg=AFQjCNE3JAwAte0_6fFrJoiDoRp8l83xoA> [Accessed 16 Nov.
2013].
Orttung, R. & Latta, A. (2013). Russia’s Battle with Crime,
Corruption and Terrorism. New York, NY: Routledge.
Oxenstierna, S. and Westerlund, F. (2013). Arms
Procurement and the Russian Defense Industry: Challenges
Up to 2020. The Journal of Slavic Military Studies 26(1),
pp.1-24.
Pain, E. (2000). The Second Chechen War: The Information
Component. Military Review [online] (July-August).
Available at: <http://fmso.leavenworth.army.mil/documents/secchech/secchech.htm> [Accessed 9 May 2013].
Parchomenko, W. (1999). The State of Russia’s Armed
Forces and Military Reform. Parameters (Winter 19992000), pp.98–110.
73.
74.
75.
76.
77.
78.
79.
80.
81.
82.
83.
84.
85.
85
Renz, B. (2010). Russian Military Reform. The Rusi Journal
155(1), pp.58-62.
Reuters (2014). Russia grants amnesty to former defence
minister Anatoly Serdyukov. [online] Reuters. Available at:
<http://uk.reuters.com/article/2014/03/06/uk-russia-amnesty-serdyukov-idUKBREA250GY20140306> [Accessed
10 Apr. 2014].
RIA Novosti (2009). Reform of the Russian Armed Forces.
[online] RIA Novosti. Available at: <http://en.ria.ru/infographics/20091204/157098191.html> [Accessed 15 Apr.
2014].
RIA Novosti (2010). Army aviation to remain part of
Russian Air Force. [online] RIA Novosti. Available at:
<http://en.ria.ru/military_news/20101201/161580517.
html> [Accessed 1 May 2014].
RIA Novosti (2012). Russian Military Faces Major
Reshuffle. [online] RIA Novosti. Available at: <http://
en.ria.ru/military_news/20121109/177337098.html>
[Accessed 25 Apr. 2014].
RIA Novosti (2013). Russian Ex Chief of Staff Gets Defense
Minister Aide Job. [online] RIA Novosti. Available at:
<http://en.ria.ru/military_news/20130304/179804307/
Russian-Ex-Chief-of-Staff-Gets-Defense-Minister-AideJob.html> [Accessed 9 Apr. 2014].
Roffey, R. (2013). Russian Science and Technology is Still
Having Problems—Implications for Defense Research. The
Journal of Slavic Military Studies 26(2), pp.162–188.
Rolon, C. and Fernandez, A. (2013). The Challenge of
Combat Search and Rescue for Colombian National Army
Aviation. Combating Terrorism Exchange (CTX) 3(4),
pp.40–49.
Rosenberg, S. (2012). Putin dismisses defence minister.
[online] BBC News. Available at: <http://www.bbc.co.uk/
news/world-europe-20218216> [Accessed 8 Apr. 2014].
Rostec (2012). Company History. [online] Rostec.
Available at: <http://rostec.ru/en/about/article/626>
[Accessed 10 Jan. 2013].
Rotberg, R. (2009). Corruption, Global Security, and
World Order. Cambridge, Mass.: Brookings Institution
Press.
RT (2014). Former Defense Minister Serdyukov given
amnesty in power abuse case. [online] RT. Available at:
<http://rt.com/politics/minister-defense-russia-amnesty-142/> [Accessed 10 Apr. 2014].
Rusmilitary (2013). Russian Military Higher Educational
Institutions – Reverse Reform. rusmilitary. Available at:
<http://rusmilitary.wordpress.com/2013/10/17/russianmilitary-higher-educational-institutions-reverse-reform/>
[Accessed 9 Apr. 2014].
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
86
86.
87.
88.
89.
90.
91.
92.
93.
94.
95.
96.
97.
Andrés Eduardo Fernández-Osorio
Russell, J. (2005). Terrorists, Bandits, Spooks and Thieves:
Russian Demonisation of the Chechens before and since
9/11. Third World Quarterly 26(1), pp.101-116.
Russian Analytical Digest (2012). Military Reform in
Russia. [online] Bremen: The Russian Analytical Digest.
Available at: <http://www.isn.ethz.ch/Digital-Library/
Publications/Detail/?ots591=0c54e3b3-1e9c-be1e-2c24a6a8c7060233&lng=en&id=146477> [Accessed 10 Nov.
2013].
Russian Federation Ministry of Defence (2003). Urgent
Tasks for the Development of the Armed Forces of the
Russian Federation. Available at: <http://red-stars.org/doctrine.pdf> [Accessed 20 Jan. 2014].
Russian Federation Ministry of Defence (2010). The
Military Doctrine of the Russian Federation. Available
at: <http://carnegieendowment.org/files/2010russia_military_doctrine.pdf> [Accessed 14 Mar. 2013].
Russian Federation Security Council (2009). Russian
Federation National Security Strategy through 2020.
Available at: <http://www.isn.ethz.ch/Digital-Library/
Publications/Detail/?id=154915> [Accessed 16 Nov. 2013].
Saradzhyan, S. (2008). Armed Forces Chief Shown the
Door. [online] The Moscow Times. Available at: <http://
www.themoscowtimes.com/news/article/armed-forceschief-shown-the-door/367984.html> [Accessed 25 Apr.
2014].
Sergunin, A. (2012). On the Russian Military Reform:
A Rejoinder. The Journal of Slavic Military Studies 25(2),
pp.251–256.
Smirnov, S. (2013). Shoigu will have to ‘fight’ on two
fronts. [online] Gazeta. Available at: <http://www.gazeta.
ru/politics/2012/12/29_a_4911809.shtml> [Accessed 20
Nov. 2013].
Sukhov, O. (2013). Investigators Open Negligence Case
Against Serdyukov | News. [online] The Moscow Times.
Available at: <http://www.themoscowtimes.com/news/
article/investigators-open-negligence-case-against-serdyukov/490502.html> [Accessed 7 Apr. 2014].
Suslov, D. (2014). 2008 Russian Military Reform. Available
at: <https://pod51036.outlook.com/owa/> [Accessed 26
Apr. 2014].
Taylor, A. (2014). Putin says Crimea showcased ‘new capabilities’ of Russian military. Washington Post. Available
at: <http://www.washingtonpost.com/blogs/worldviews/
wp/2014/03/28/putin-says-crimea-showcased-new-capabilities-of-russian-military/> [Accessed 6 Apr. 2014].
The Moscow Times (2011). Sergei Ivanov. [online] The
Moscow Times. Available at: <http://www.themoscowtimes.com/people/article/sergei-ivanov/433915.html>
[Accessed 30 Apr. 2014].
98.
99.
100.
101.
102.
103.
104.
105.
106.
107.
108.
109.
110.
The New York Times (2005). Chechen official puts
death toll for 2 wars at up to 160,000. [online] The
New York Times. Available at: <http://www.nytimes.
com/2005/08/15/world/europe/15iht-chech.html?_r=0>
[Accessed 29 Apr. 2014].
Thornton, R. (2011). Military modernization and the
Russian ground forces. [online] Carlisle, PA: Strategic
Studies Institute, U.S. Army War College. Available at:
<http://www.strategicstudiesinstitute.army.mil/pubs/display.cfm?pubID=1071> [Accessed 30 Dec. 2012].
Titoff, D. (2011). The New Russian Army, by Mikhail
Barabanov (ed.). The Journal of Slavic Military Studies
24(3), pp.558–562.
U.S. Army (2008). FM 3-0 Operations. [online]
Washington, DC: Headquarters Department of the Army.
Available at: <http://www.us.army.mil> [Accessed 16 Nov.
2013].
U.S. Army (2009). Full Spectrum Operations in Army
Capstone Doctrine (FM 3-0). Available at: <http://www.
army.mil/aps/09/information_papers/full_spectrum_operations.html> [Accessed 16 Nov. 2014].
U.S. Department of Defense (2010). JP 1-02 Department
of Defense Dictionary of Military and Associated Terms.
[online] Washington, D.C.: U.S. Department of Defense.
Available at: <http://www.dtic.mil/doctrine/dod_dictionary/> [Accessed 30 May 2013].
Vendil Pallin, C. (2008). Russian Military Reform: A Failed
Exercise in Defence Decision Making. New York, NY: Taylor
& Francis US.
Vendil Pallin, C. ed. (2012). Russian Military Capability in
a Ten-Year Perspective- 2011. FOI-R. Stockholm: Swedish
Defence Research Agency.
Wegren, S. and Herspring, D. eds. (2009). After Putin’s
Russia: Past Imperfect, Future Uncertain (4th ed.) Plymouth:
Rowman & Littlefield Publishers.
Weir, F. (2013). Circling the wagons? Putin urges ‘drastic
upgrade’ to Russia’s military. Christian Science Monitor.
[online] 28 Feb. Available at: <http://www.csmonitor.com/
World/Europe/2013/0228/Circling-the-wagons-Putinurges-drastic-upgrade-to-Russia-s-military> [Accessed 9
Apr. 2014].
Weitz, R. (2010). Global Security Watch Russia: A Reference
Handbook. Santa Barbara, Calif.: ABC-CLIO.
Wengle, S. (2012). Engineers versus managers: experts,
market-making and state-building in Putin’s Russia.
Economy and Society 41(3), pp.435-467.
Yegorov, I. (2008). Serdyukov’s radical reform. [online]
Russia Beyond The Headlines. Available at: <http://rbth.
ru/articles/2008/12/18/181208_reform.html> [Accessed 1
May 2014].
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
HUMAN RIGHTS AND INTERNATIONAL HUMANITARIAN LAW
DROITS DE L’HOMME ET DROIT INTERNATIONAL HUMANITAIRE
DIREITOS HUMANOS E DIREITO INTERNACIONAL HUMANITÁRIO
DERECHOS HUMANOS Y DERECHO
INTERNACIONAL HUMANITARIO
Mujer sin consuelo
Rafael López Angarita, 1998
Técnica: lápiz sobre pastel
Tamaño: 65 x 50 cm
Taller del artista, Bogotá, Colombia
Bebé
Rafael López Angarita, 2003
Técnica: lápiz sobre papel
Tamaño: 65 x 50 cm
Taller del artista, Bogotá, Colombia
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Derechos humanos y derecho internacional humanitario
Vol. 13, Núm. 15, pp. 89-113 - issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Bermúdez Quintana, E. M. (2015, enero-julio). Vivencias particulares de mujeres en procesos de
movilidad humana. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 89-113
3
Vivencias particulares de mujeres
en procesos de movilidad humana:
dos miradas relativas a su bienestar*
Recibido: 15 de enero de 2014 • Aceptado: 2 de febrero de 2015
Particular Experiences of Women in Processes of Human Mobility:
some Views on Their Wellbeing
Expériences particulières des femmes dans des processus de mobilité
humaine: regards sur leur bien-être
Experiências particulares das mulheres nos processos de mobilidade
humana: um olhar sobre seu bem-estar
Elba María Bermúdez Quintana a
* Artículo investigación derivado de una adaptación y actualización de los resultados investigativos
de la tesis doctoral de la autora, titulada: “La salud de las mujeres inmigrantes: una mirada desde la sociología”, junto a las varias y propias reflexiones de la autora obtenidas desde un transcurrir de tiempo, en los
temas de género, salud y migración.
a Universidad Politécnica de Valencia, Valencia, España. Odontóloga del Colegio Odontológico
Colombiano, Magíster en Administración de Salud de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y PhD
en Economía y Gestión de la Salud de la Universidad Politécnica de Valencia. Actualmente es profesora de
la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá-Facultad de Odontología y coordina el área de investigaciones de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova. Contacto: [email protected]
90
Elba María Bermúdez Quintana
Resumen. El propósito de este artículo es analizar las emociones y experiencias que viven las mujeres
migrantes colombianas en España, que se empeñan en llevar a cuestas grandes compromisos y responsabilidades para dar un futuro mejor, no solo a sus hijos e hijas, sino a su núcleo familiar, afectando su propio
bienestar. Como parte del diseño metodológico se hicieron entrevistas semi-estructuradas tanto a mujeres
como a profesionales de la salud y de servicios sanitarios, en la ciudad de Valencia, España. También se incluyen reflexiones de la propia autora, luego de haber regresado a su país de origen. Las mujeres migrantes
son protagonistas de gran parte de la movilidad humana, como grandes remesadoras que envían a sus familias para brindarles un mejor sustento económico para que redunde en bienestar, muy a costa de su salud
física, emocional, psicológica y económica. Sacrificio y la resiliencia se ven presentes en cada momento de
su vida migrante.
Palabras clave: bienestar, feminización, género, migraciones, movilidad humana y salud.
Abstract. The purpose of this article is to analyze the emotions and experiences that live Colombian
women migrants in Spain who are determined to fulfill great commitments and responsibilities to a better future for their own sons and daughters, as well as for their core family support, affecting their own
wellbeing. As part of methodological design, semi-structured interviews were conducted with women and
health professionals and healthcare workers, in the city of Valencia, Spain. Reflections of the author herself
are also included, after returning to her country of origin. Women migrants are the protagonists of much
of human mobility, as “remittance providers” in order for their families to ensure an economic wellbeing,
even at the expense of their physical, emotional, psychological and economic wellbeing. Sacrifice and resilience are present in every moment of his migrant life.
Keywords: feminization, gender, migration, health, human mobility and welfare
Résumé. Le but de cet article est d’analyser les émotions et les expériences que vivent les femmes colombiennes migrantes en Espagne, qui sont déterminés à remplir de grands obligations et responsabilités pour
assurer un meilleur avenir de leurs filles et de leurs fils, et aussi de leur noyau familial, affectant leur propre
bien-être. Dans le cadre du design méthodologique, des entrevues semi-structurées ont été menées avec
des femmes et des professionnels de la santé et des services sanitaires, dans la ville de Valence, en Espagne.
Les réflexions de l’auteur elle-même sont également incluses après le retour dans son pays d’origine. Les
femmes migrantes sont les protagonistes de la majeure partie de la mobilité humaine, comme des « fournisseuses d’envoi » afin de procurer une aide financière d’urgence à leurs familles, même au détriment de
leur propre bien-être physique, émotionnel, psychologique et économique. Le sacrifice et la résilience sont
présents à chaque instant de leur vie migrante.
Mots-clés : bien-être, féminisation, genre, migration, mobilité humaine et santé.
Resumo. O objetivo deste artigo é analisar as emoções e experiências que vivem as mulheres colombianas
imigrantes em Espanha, que estão determinadas a cumprir grandes compromissos e responsabilidades para
dar um futuro melhor aos seus filhos e filhas, e apoio à saúde da família, afetando o seu próprio bem-estar.
Como parte do desenho metodológico, entrevistas semi-estruturadas foram realizadas com mulheres e
profissionais de saúde e do serviço de saúde, na cidade de Valência, na Espanha. Reflexões da própria autora
também estão incluídas, após o retorno ao seu país de origem. As mulheres migrantes são protagonistas de
grande parte da mobilidade humana, como as principais provedoras de suas famílias para brindar-lhes um
melhor bem-estar economico, mesmo à custa da sua própia saúde emocional, física, psicológica e econômica. O sacrifício e a resiliência estão presentes em todos os momentos da sua vida migrante.
Palavras-chave: bem-estar, feminização, gênero, migração, mobilidade humana e saúde.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
91
Afirmar la propia identidad es, para todos y cada uno, legítimo. No
debemos ruborizarnos si preferimos los nuestros a los desconocidos. Si vuestra madre o vuestro hijo fueron víctimas de la violencia, esos recuerdos os
harán sufrir más que la muerte de gente desconocida, y procuraréis con más
ahínco mantener viva su memoria.
Todorov, 2002, p. 2009.
Introducción
En el artículo se estudian las vivencias particulares de mujeres colombianas en procesos de movilidad humana, respecto a su bienestar, incluyéndome yo misma como sujeto de análisis, a propósito de las experiencias propias de la autora, durante sus años de residencia en España. En este
sentido, la investigación hace acopio en gran medida de métodos cualitativos, en la modalidad de
investigación-acción participativa, integrando dos miradas de mi experiencia migratoria, una académica y otra laboral, matizada por enfoques psicológicos y sociológicos. Sin embargo, el empleo
de métodos cuantitativos fue de gran utilidad en estudios poblacionales de mujeres migrantes.
Así pues, la integración de métodos cualitativos y cuantitativos fue fundamental en el desarrollo
de la investigación, hasta el punto que consideramos que el deslinde de estos dos métodos es casi
imposible en este tipo de investigación social.
Pero la investigación también se beneficia del concepto de memoria como género literario,
aplicable a la historia y a la ciencia, en el sentido que le dio al término el teórico del lenguaje Tzvetan Todorov —citado en el epígrafe— en su libro Memoria del mal, tentación del bien
(Todorov 2009), y que para nuestro caso particular se traduce en una memoria —personal y
académica— del proceso migratorio, que ha sido decantada varios años después, una vez de regreso y radicada en Colombia, e incluso enriquecida por nuevas reflexiones académicas sobre
mi experiencia migratoria vivida in situ. Ello justifica el estilo en primera persona para estudiar
el fenómeno de movilidad humana. Así las cosas, la objetividad académica y la subjetividad de
vivencias personales confluyen aquí como objeto de investigación. Los relatos de mujeres como
protagonistas de migración provienen de mi disertación doctoral defendida en la Universidad
Politécnica de Valencia.
El trabajo consta de ocho partes. En “Descubrir el proceso migratorio” —que abre la discusión— se hace un análisis de la situación a propósito del “síndrome del inmigrante” y de la
“discriminación laboral de las mujeres inmigrantes”, esto es, desde un punto de vista psicológico
y sociológico, pero también personal, desde la perspectiva de la investigación-acción participativa
mencionada. La segunda parte, “La movilidad humana vista bajo una perspectiva del bienestar
social” aborda diversos aspectos de la cuestión del bienestar social de la persona migrante: seguridad social, el caso de inmigrantes mujeres que se desempeñan en España como trabajadoras
domésticas o cuidadoras las personas de tercera y cuarta edad, en el contexto de lo que en Italia se
denomina la “revolución oculta” (rivoluzione occulta), del proceso migratorio.
En “La feminización de las migraciones”, la tercera parte del artículo, se evidencia el fenómeno de la feminización de las migraciones. La incorporación de la teoría de género en las
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
92
Elba María Bermúdez Quintana
movilidades humanas cobra fuerza con las primeras aproximaciones que hicieron expertos de la
División de Poblaciones Unidas en 1998, con el fin de investigar sobre la dimensión social de este
fenómeno durante el periodo comprendido entre 1965 y 1990. Los resultados de la investigación
se apoyaron en los datos estadísticos obtenidos de los censos de población a partir del número de
personas nacidas fuera del país, junto con información relativa al número de refugiados. Gracias
a las estimaciones realizadas, hoy se sabe que hacia 1960 las mujeres representaban casi el 47%
de los migrantes. Desde entonces esa proporción ha ido en incremento, hasta llegar a un 48% en
1990 y un 49% en el año 2000 (Zlotnik, 2003, apud Tapia 2011, pp.115-147). Así mismo, los
expertos también aducen que más del 13% de la población migrante del mundo es oriunda de
Latinoamérica y el Caribe, es decir, unos 25 millones de personas, de las cuales un 50% son mujeres (Rico, 2006). Esto nos permite corroborar que una muestra representativa de las emigraciones
latinoamericanas se caracteriza por un incuestionable fenómeno de feminización de la movilidad
humana internacional (Martínez, 2003). El motivo principal por el cual las mujeres latinoamericanas deciden emprender un proceso inmigratorio, es sin lugar a dudas, para dar bienestar a sus
hijos, hijas y familias, gracias a las remesas obtenidas por el trabajo que obtengan en los países de
destino (ONU, 2006a).
En “Las condiciones de los procesos migratorios afectan más a las mujeres que a los varones”,
la cuarta parte del artículo, se estudian las condiciones de los procesos migratorios de aquellas
mujeres que decidieron emprender un proceso migratorio. La quinta parte, “La mujer inmigrante
colombiana es la responsable del bienestar de su núcleo familiar”, describe el rol de la mujer migrante para lograr el bienestar de su familia, así sea desde la distancia; situación que trae consigo
grandes tensiones en sus emociones y estados emocionales y psicológicos. La sexta parte, “El
derecho a la salud es fundamental para el bienestar de la mujer migrante colombiana”, consta del
derecho a la salud, por parte de las mujeres y las repercusiones que se pueden evidenciar al respeto. La séptima parte, “Las opiniones de los trabajadores sanitarios”, contiene las reflexiones que
se tienen de las mujeres migrantes, los trabajadores de la salud del sistema sanitario de la ciudad
de Valencia-España, ciudad en dónde fueron realizadas estas entrevistas. Desde esta postura, se
pueden leer los imaginarios que se tienen sobre la población migrante. Para finalizar, la octava y
última parte, “Los relatos de las mujeres colombianas inmigrantes”, ofrece los relatos de las mujeres colombianas inmigrantes, desde un reconocimiento de su corporalidad y de su ser social; las
condiciones de su propio cuidado y la relación del trabajo con respecto a la salud de ellas mismas.
El problema de investigación se centra en describir y evidenciar las emociones y experiencias
que viven las mujeres migrantes colombianas en España, como seres que se empeñan en llevar
tras sus espaldas grandes compromisos para dar un futuro mejor, no solo a sus hijos e hijas, sino
a su núcleo familiar. Estas cargas emotivas, afectan sin lugar a dudas su propio bienestar y su
condición psicológica, mermando su resistencia y su integralidad. Con casi todo en contra, se
encuentran verdaderos ejemplos de tenacidad y resiliencia.
Este documento es un aporte de elementos, evidencias y visibilización de aquellas mujeres
que desde la “otra orilla”, contribuyen al bienestar de sus familias, pero que desafortunadamente
no son retribuidas ni reconocidas de manera suficiente en los principios de estados de bienestar,
protección social, derecho a la salud y reconocimiento social, no solo en los países de origen, sino
en los de destino.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
93
Descubrir el proceso migratorio
Cuando tomé la decisión de ir a realizar mi Doctorado en Economía y Salud en la Universidad
Politécnica de Valencia en España, uno de los grandes temores que me asaltaban era abandonar
una estabilidad emocional y laboral para someterme a un desarraigo familiar, económico, social
y afectivo. A pesar de mis miedos, la emoción de experimentar y adentrarme en esa “otra orilla”
—allende el Atlántico desde Colombia, y más acá de las Columnas de Hércules1 desde Europa—,
perteneciente a una España pletórica de historias fascinantes, con espacios encantadores, mezclados por culturas moriscas e hispánicas, vividas en el regio palacio de La Alhambra (Fernández,
1941)2. Todo esto fue algo subyugador y se constituyó en un aliciente para asumir con entereza
un proceso migratorio, personal y académico.
Pero mis temores no solo se hicieron realidad, sino que se convirtieron en sentimientos y
realidades más intensas y profundas que mis propias sospechas. Migrar, en efecto, arrastra consigo un desarraigo físico, emocional y psicológico. Este conjunto de síntomas fue caracterizado
por el psiquiatra catalán Joseba Atxotegui como síndrome de Ulises, o síndrome del inmigrante
(cf. Atxotegui, 2000, pp. 88-100), y se identifica por siete duelos: 1) duelo por la familia y los
amigos; 2) duelo por la pérdida del grupo étnico; 3) duelo por la pérdida de la lengua; 4) duelo
por la separación de la cultura; 5) la pérdida del paisaje; 6) duelo por la pérdida del estatus
social, y 7) duelo por los riesgos físicos. Este fenómeno psicológico y emocional ocurre, sobre
todo, cuando se inmigra a una sociedad de mayor desarrollo económico. Llegar a un país más
avanzado para establecerse en él implica en ciertos aspectos ser un extraño en una sociedad dominante. En su desasosiego el inmigrante se siente, en ciertos espacios, deprimido y sin control
de su propia vida.
Dos miradas del proceso migratorio
El estudio del proceso migratorio se está convirtiendo hoy en día en uno de los temas prioritarios de investigaciones sobre movilidades humanas que abordan problemáticas particulares del
fenómeno inmigratorio, y que desafortunadamente, para la mayoría de las personas que padecen
el síndrome de Ulises, viven situaciones agobiantes provocadas por niveles de estrés tan intensos
que originan trastornos psicológicos a veces graves. El conjunto de síntomas que conforman este
síndrome constituye hoy en día un problema emergente de salud pública en los países de acogida
de las personas migrantes.
Una vez radicada en España, viví durante once años todas las bondades y oportunidades que
ofrece un país a un inmigrante, junto con momentos dolorosos. Dentro de ese contexto, dos hitos
marcaron sendas miradas de mi experiencia migratoria, una académica y otra laboral.
1
Hoy Estrecho de Gibraltar. (N. del E.)
2
La autora se refiere al castillo de La Alhambra, símbolo de la España musulmana, arruinado después de la conquista de
Granada, reconstruido por Carlos V, que encargó de su reconstrucción al célebre arquitecto Pedro de Machuca. (N. del E.)
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
94
Elba María Bermúdez Quintana
La mirada académica del proceso migratorio de mujeres
El primer hito, una mirada académica del proceso migratorio, fue la universidad donde hacía mis
estudios de doctorado. El ambiente académico le dio sentido y valor a la construcción del marco
teórico relativo al bienestar del inmigrante, para comprender el dolor emocional de verme ausente
de la familia y amigos, de sentirme extranjera, a pesar de estar rodeada por gente que me arropaba3
de mis nostalgias. Cuando inicié el trabajo de campo, me acerqué a cada una de las mujeres que
entrevisté, empecé a sentirme identificada con lo que se siente estar lejos del país y de los suyos, de
la tierra, del entorno y de toda la red social que lo sustenta. Sin embargo, yo estaba en cierta forma
protegida, por encontrarme inmersa en el ámbito académico, rodeada de un grupo profesoral y
de compañeros y compañeras que vivían una atmósfera similar, como estudiantes de tercer ciclo.
Todo ello me daba cierta seguridad y confianza, ya que me acomodaba a las circunstancias como
si estuviese en Colombia, antes de inmigrar. En ese contexto, todo era cuestión de reconocer en
aquellas personas los mismos códigos de convivencia y de gustos para que empezáramos a tejer
acercamientos de amistad.
Con todo, muchas de estas mujeres no tuvieron la misma fortuna; se dedicaban a trabajos
que no tenían nada que ver con su formación y experiencia laboral. Esta es la llamada “discriminación laboral de las mujeres inmigrantes”, concepto que ha sido acuñado por Sonia Parella Rubio
(2003), para referirse a la condición de mujeres inmigrantes que son “reclutadas en aquellos puestos de trabajo que no interesan a las mujeres autóctonas”.
En la universidad, como estudiante, empecé a construir sentimientos de adaptación y de resignación, por el hecho de haber dejado a mi hijo al cuidado de mis padres, con diligente esmero
por parte de mi madre y la satisfacción de mi padre de acogerlo en su hogar. En el día a día, mi
hijo estuvo a cargo de mi madre, quien asumió con todo el amor y la rigurosidad, la crianza de su
nieto, mientras yo me encontraba en el exterior, realizando estudios de doctorado. Esta situación
confirmó, una vez más, que quienes asumen el rol de cuidadoras en Colombia son las mujeres.
Por ello podemos hablar, en cierto sentido, de una feminización del cuidado (Vaquiro Rodríguez,
Sandra, & Stiepovich Bertoni, Jasna, 2010).
Salvo este gran dolor —que nunca me abandonó en mi condición de inmigrante—trabajar
en la universidad como becaria y ocupar mi tempo en actividades de estudio y de investigación,
más que apabullarme, me hacían crecer como profesional, además de sentirme identificada con el
entorno universitario. Pero no solo estudié, sino que además viajé y conocí lugares emblemáticos
y me perdí en pueblecitos de la España profunda, gracias al dinero que gané como becaria, persiguiendo costumbres, paisajes y buena cocina tradicional española. Puedo decir que conocí a fondo ese bello país, así que realicé sueños que todo estudiante colombiano quiere cumplir cuando
estudia fuera de su país: conocer otras culturas, adentrarse en la sociedad de acogida y aprovechar
cada nuevo conocimiento.
3 Arropar es una expresión castiza de España que significa ‘respaldar’, ‘proteger’, ‘acompañar’. La locución “estar arropado”
vale por ‘estar respaldado o acompañado’. (N. del E.)
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
95
La mirada laboral del proceso migratorio de mujeres
Sin embargo, no todas mis experiencias fueron positivas. Fue entonces cuando experimenté el segundo hito que marcó mi experiencia migratoria; lo identifiqué cuando tuve que salir del mundo
académico, al mundo laboral. Ese es un espacio en donde los migrantes luchábamos por un puesto de trabajo, demostrando más de lo que éramos, traduciendo modismos, callando asimetrías y
discriminaciones, para que finalmente nos identificaran como “los de allá”, “tan distintos y tan
extraños” a “nosotros”, los “de aquí”.
El hecho de no saber manejar todos los códigos restringidos y elaborados de la comunicación (Bernstein, 1993, pp. 88-118), el acento tan particularmente marcado como lo es el
español hablado en España, los temores constantes de enfermar y el no poder trabajar para lo
cual estaba formada y preparada, además de no estar arropada, en otras palabras, respaldada y
acompañada, bajo la protección de esa red social —los amigos y la familia— que tanta influencia tiene en la configuración de nuestra personalidad —y en ese ser social muy particular que
llevamos dentro—, no solo en los sencillos momentos de la vida cotidiana, sino en aquellos que
son cruciales e impactantes, pero que muchas veces se traducen en procesos de vacío —entre
la soledad y el coraje— de no podernos relacionar (Solé, 2004). Todo ello genera una constante
sensación de nostalgia y, en más de una ocasión, no solo resta energía para el diario vivir, sino
que se padece un gran cansancio energético y emotivo. Pareciera que nuestra mente hiciera un
esfuerzo extra por sostenernos en entornos extraños. La falta de red social es quizás uno de los
grandes duelos que se puede sentir cuando se extranjera. El vacío social, genera un gran vacío
y por supuesto, un gran temor.
Aunque la inclusión del derecho a la emigración dentro del abanico de los derechos humanos es un hecho loable, lo cierto es que tal inclusión ha quedado vacía, ya que, casualmente, no se
ha estipulado en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de 1948 la cara opuesta,
esto es, la obligación de soportar la emigración o el deber correlativo de permitir la emigración. Es
decir, se tiene el derecho reconocido universalmente de salir de un país, pero no se reconoce el derecho a llegar a ningún sitio (Soriano, 2001). Los países no desarrollan estrategias para construir
sociedades de acogida y muy al contrario, pareciera que se desencadenaran una serie de acciones
inhóspitas e incómodas, que afectan a unos y unas, más que a otros y a otras.
La movilidad humana vista bajo una perspectiva del bienestar social
Una vez que la persona migrante se ha incorporado al mercado de trabajo del país de acogida se
plantea la cuestión de su protección por la seguridad social. A causa de la diferente concepción de
los sistemas de seguridad social, de conformidad con las legislaciones de los diferentes países, los
migrantes pueden ver que, si no se adoptan las disposiciones oportunas, por lo común pierden
sus derechos de seguridad social, quedando el trabajador y su familia en situación de necesidad.
Una nueva especialidad laboral se está convirtiendo en el dominio privilegiado de las movilidades humanas. Las trabajadoras domésticas inmigrantes, tales como cuidadoras, damas de
compañía o internas en los hogares de España y de Europa, proceden de países de Latinoamérica
o del continente africano, donde las condiciones económicas y de seguridad las convierte en
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
96
Elba María Bermúdez Quintana
inmigrantes económicas. En este sentido, existe una complicidad indirecta y oculta entre los empleadores de servicio doméstico y la salud pública.
En el caso de España es mucho más barato permitir que las personas de tercera y cuarta edad
y las familias, busquen mujeres migrantes que atiendan y cuiden a los mayores e incapacitados
en sus domicilios, a través de mano de obra barata con necesidad de empleo proveniente de
Latinoamérica o de Europa del Este, que promulgar leyes de protección social que den bienestar a
estos colectivos con grandes necesidades y que son responsabilidad del Estado. Las administraciones responsables de la tercera y cuarta edad se ahorran la construcción y adecuación de Centros
de Bienestar para Mayores, en donde no solo se les debe ayudar a solucionar los problemas de
salud, sino que deben resolver sus problemas de afecto y de compañía. En Italia se le denomina
a esta afluencia de ayuda doméstica como la “revolución oculta” (rivoluzione occulta). Se trata de
“todo un cambio que tiene su origen en la apertura a escala internacional del mercado de trabajo
asistencial. La demanda y la oferta asistencial han sabido ayudarse mutuamente, siguiendo vías
desconocidas e imprevistas” (Meletti, 2004, p. 8).
Como ya se mencionó, son varias las situaciones en las que la trabajadora o el trabajador
migrante puede quedar desprotegido, ya que son muchas las prestaciones que en los diferentes
sistemas de protección se califican de “inexportables” desde el país de empleo, por ejemplo, la
asistencia sanitaria, el seguro por desempleo y las asignaciones familiares; y por otro lado, la salida
del país de origen puede suponer, muy seguramente, la pérdida de los derechos acumulados a una
pensión en el mismo, teniendo que esperar en el país de destino el que se cumplan los requisitos
para adquirirla. De todas estas diversas situaciones se puede derivar una denegación de justicia
social y una discriminación injustificada entre nacionales y extranjeros (OIT, 1984).
El derecho a la salud adquirido por todo ser humano, a través del Derecho Coordinador de
Seguridad Social, tiene como propósito orientar situaciones a quienes deciden salir de sus países
de origen, en el sentido de que sean protegidos, al menos, del mismo modo que los nacionales; de
tal suerte que el proyecto migratorio no les produzca una disminución o pérdida de sus derechos
ya adquiridos o por aquellos que están por adquirir.
Varias de las investigaciones españolas que afrontan el tema sobre inmigración y salud, quedan en el plano de la mera descripción del fenómeno. Efectivamente, estos trabajos demuestran
el hecho de saber quiénes son, cuántos son, dónde están, el tipo de servicios de salud que demandan, la descripción de los servicios demandados y los obstáculos encontrados durante la demanda
y el acceso. Sin embargo, no van más allá de la aplicación de encuestas y queda vacía la problemática social (Asamblea Parlamentaria; Vásquez, 2002, pp. 505-508; López, 2002, pp. 492-497;
Romani, 2002, pp. 498-504; PWC, 1999; Santamaría et al., 2002; Cots et al., 2002).
Cabe destacar el estudio realizado por Ramos et al. (2001), en donde a través de un estudio
descriptivo y mediante la metodología cualitativa, analizan los problemas existentes en la atención
sanitaria a los inmigrantes económicos, según la opinión de los profesionales socio-sanitarios, de
la administración sanitaria y de los inmigrantes. Este es uno de los ejemplos en donde se avanza
más allá, incluyendo a los actores sociales del problema.
Atxotegui también ha colaborado en investigaciones sobre duelo migratorio, desde la perspectiva psico-afectiva y sus consecuencias de ajuste y de acoplamiento social, cultural y moral,
en la sociedad española (Tizón et al., 1986; Atxotegui, 2002). Desde el plano de la psiquiatría
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
97
transcultural, se convierten en objeto de estudio las relaciones que se establecen entre los procesos
migratorios, el estrés social y la salud mental.
Uno de los planteamientos más interesantes, de parte de Adriana María Gomes e Sousa, gran
psicóloga feminista, refiere que el “Síndrome de Ulises” fue propuesto una vez revisadas y estudiadas las historias de vida de varones subsaharianos; por ello, ella propone el término de “Sindrome
de Penélope” para asignarlo a mujeres que sufren signos y síntomas emocionales diferenciales,
causados por sus procesos migratorios. Como bien dice la autora de esta propuesta
Las mujeres inmigrantes son las Penélopes del siglo XXI que empiezan a tejer su propio destino, son
ellas mismas, en número cada vez más amplio, las que proponen y dirigen su vida, son ellas las que
buscan el arco y se lanzan, se proyectan más allá de lo doméstico, al encuentro de un destino con
mejores posibilidades. Aquí ellas son las protagonistas de su relato. El tapiz tejido por ellas crea redes
que abren caminos para que otras mujeres, e inclusos varones, puedan beneficiarse de la migración,
a pesar de los costes que ésta pueda conllevar en el decurso del proceso migratorio: el estrés y los
malestares psicológicos. (Gomes, S.f.)
La feminización de las migraciones
Históricamente los movimientos migratorios han incluido a la mujer, pero ella ha sido subestimada como objeto de estudio, en aras de convertir en protagonista al varón. Michelle Perrot, autora
del libro Mi historia de las mujeres, afirma que “Las mujeres han migrado en todas las épocas y
por toda clase de motivos de manera más onerosa, menos aventurera que los hombres, porque
necesitan justificación, contención, incluso apoyo” (S. p.).
Por su parte, la antropóloga Dolores Juliano plantea que
La idea de la inmigración femenina como dependiente de la masculina se apoya en un estereotipo
muy consolidado, según el cual el hombre es más móvil geográficamente. La mujer se caracterizaría
por permanecer, mientras que el hombre tendría unos itinerarios autónomos más amplios. Sin embargo, esto es falso en su conceptualización misma, dado que la inmensa mayoría de nuestras sociedades fueron patrilocales, lo que significa que el modelo tradicional de mujer es el de la mujer que
abandona su hogar de origen para ir a vivir al lugar de su marido. Así podemos hablar de mujeres
‘estructuralmente viajeras’ en contraposición a la imagen estereotipada de mujeres ‘accidentalmente
viajeras’. Sin embargo, esta movilidad espacial resulta absolutamente invisible. (1994, pp. 23-32)
A pesar de haber sido invisiblizada de los procesos migratorios, la mujer ha cobrado un protagonismo reconocido, y en los últimos tiempos han ido adquiriendo mayor presencia en las
investigaciones y estudios sobre migraciones. Uno de los trabajos pioneros ha sido el del profesor
Mirjana Morokvásic. Allí, el autor introduce la perspectiva de género al considerar a las mujeres
en los flujos migratorios, no solo como acompañantes sino también como autónomas.
La “feminización de las migraciones” ha dado lugar a una creciente producción académica,
dando cuenta no solo de un gran aumento cuantitativo sino de los aspectos cualitativos. Tal es el
caso de la transformación del modelo tradicional de mujer acompañante del varón, a un nuevo
modelo que se evidencia notablemente en las migraciones de origen musulmán, al modelo de la
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
98
Elba María Bermúdez Quintana
migrante autónoma, como la situación de las migraciones realizadas por mujeres latinoamericanas. La inclusión de las mujeres y de la categoría género en los estudios sobre migraciones se
vincula a la necesidad de explicar el aumento de la participación femenina en la migración internacional, además de analizar las particularidades de esta participación, el impacto en las áreas de
origen y destino y las transformaciones que se producen.
La participación de las mujeres en los procesos migratorios tiene fuertes particularidades
y explicaciones profundas relacionadas a dos fenómenos: por una parte, a las transformaciones
económicas mundiales y a la reestructuración de los mercados laborales; y por otra, a la consolidación de redes sociales y familiares. Desde la perspectiva de la feminización, la “migrante ideal”
es la mujer trabajadora que migra, sin pareja, motivada por cuestiones estrictamente laborales o
económicas. Desde otro punto de vista, la movilidad de las mujeres hacia los países desarrollados
está asociada al crecimiento de una “cadena mundial de cuidados”, basada en la transferencia
transnacional del trabajo reproductivo como respuesta a una crisis de los cuidados, que afecta a
los países del norte y que produce una demanda de mano de obra femenina que ha acelerado los
movimientos.
Las condiciones de los procesos migratorios afectan más
a las mujeres que a los varones
La situación de la mujer migrante, en conjunto, es todavía más precaria que la de los hombres.
Ciertamente, eso ocurre también en el colectivo español, no obstante no puede olvidarse que,
en situaciones de marginación y pérdida de derechos, son las personas migrantes quienes más
lo resienten. No reconocer esto, incluso entre quienes se esfuerzan por una sociedad más justa,
dificultará hoy y mañana cualquier política de migración (Ródenas, 2001).
Por otra parte, Mary García Castro (1985), en su Trabajo versus vida: las inmigrantes colombianas en Nueva York, expone cómo un buen número de las colombianas inmigrantes, obligadas
por una proletarización cada vez mayor, y en consecuencia golpeadas fuertemente por el desempleo, emigran a los Estados Unidos sin que logren escapar allí a la lógica de una sociedad que
valora el trabajo en relación con el sexo e impone a la mujer oficios en los cuales la marginación
resulta aún peor que en su propio país.
Quizás se pueda concluir que esas migrantes viven las mismas condiciones de desigualdad
que en Colombia, con la gran diferencia de que su categoría de indocumentadas, de extranjeras,
de separadas de la familia y de aisladas lingüísticamente, las convierte más fácilmente en víctimas
de la opresión.
Las mujeres que migran hacia España viven paralelamente la misma situación, ya que muchas de ellas abandonan sus países con el peso de resolver todos los problemas económicos de sus
familias. Este proyecto de vida tiene un gran precio y es el de asumir la gran presión psicológica
que supone tener que dejar a sus hijos, hijas y sus familia, tener que trabajar en “cualquier cosa” y
“bajo cualquier condición”, persiguiendo la meta de obtener los ingresos económicos suficientes
para enviar a los países de origen.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
99
Aunque en España las investigaciones sobre las inmigraciones contemporáneas son recientes,
se han caracterizado generalmente por ser descriptivas del fenómeno, centrándose en colectivos
socialmente aislados, observados como “distintos” y hasta “contrarios”, unas veces catalogados
como “peligrosos”, irregulares y con problemas de adaptación dentro de la sociedad española. En
los últimos años, autores como Solé (2004); Criado (2001); Izquierdo (2003) y Ramírez (1996),
se encuentran profundizando en los análisis cualitativos de su integración social y cultural, así
como de su participación y aportación al desarrollo y avance de la economía y de la sociedad.
Sin embargo, existe un vacío en la percepción e investigación de un colectivo particular, para este
caso el de la mujer inmigrante latinoamericana, y en especial la colombiana en su relación con el
Estado del Bienestar, en ejercicio pleno de su integración social, cultural y económica.
A pesar de su importancia numérica, las mujeres colombianas migrantes representan un conjunto poco visible y muchas veces, en situación de irregularidad, están dedicadas a trabajos o tareas
de fácil ocultación y de máxima reserva, casi siempre con sujeción a funciones domésticas, o al
cuidado de menores o personas ancianas. Se encuentran confinadas a trabajos donde no llegan
medidas algunas de regulación, con horarios exhaustivos y hasta nocturnos, que dan buena cuenta
de la magnitud del problema. La situación de estas mujeres inmigrantes se relaciona con aspectos
sociales, asistenciales, económicos, laborales y legales, de suma precariedad e inferioridad social.
La mujer inmigrante colombiana es la responsable del bienestar
de su núcleo familiar
La situación de la mujer migrante, en conjunto, es todavía más precaria que la de los hombres.
Ciertamente, eso ocurre también en el colectivo español, no obstante no puede olvidarse que,
en situaciones de marginación y pérdida de derechos, son las personas migrantes quienes más
lo resienten. No reconocer esto, incluso entre quienes se esfuerzan por una sociedad más justa,
dificultará hoy y mañana cualquier política de migración (Ródenas, 2001).
Por otra parte, Mary García Castro (1985), en su trabajo Trabajo versus vida: las inmigrantes
colombianas en Nueva York, expone cómo un buen número de las colombianas inmigrantes, obligadas por una proletarización cada vez mayor, y en consecuencia golpeadas fuertemente por el
desempleo, emigran a los Estados Unidos sin que logren escapar allí a la lógica de una sociedad
que valora el trabajo en relación con el sexo e impone a la mujer oficios en los cuales la marginación resulta aún peor que en su propio país.
Quizás se pueda concluir que esas migrantes viven las mismas condiciones de desigualdad
que en Colombia, con la gran diferencia de que su categoría de indocumentadas, de extranjeras,
de separadas de la familia y de aisladas lingüísticamente, las convierte más fácilmente en víctimas
de la opresión.
Las mujeres que migran hacia España viven paralelamente la misma situación, ya que muchas de ellas abandonan sus países con el peso de resolver todos los problemas económicos de sus
familias. Este proyecto de vida tiene un gran precio y es el de asumir la gran presión psicológica
que supone tener que dejar a sus hijos, hijas y sus familia, tener que trabajar en “cualquier cosa” y
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
100
Elba María Bermúdez Quintana
“bajo cualquier condición”, persiguiendo la meta de obtener los ingresos económicos suficientes
para enviar a los países de origen.
Aunque en España las investigaciones sobre las inmigraciones contemporáneas son recientes,
se han caracterizado generalmente por ser descriptivas del fenómeno, centrándose en colectivos
socialmente aislados, observados como “distintos” y hasta “contrarios”, unas veces catalogados
como “peligrosos”, irregulares y con problemas de adaptación dentro de la sociedad española. En
los últimos años, autores como Solé (2004); Criado (2001); Izquierdo (2003) y Ramírez (1996),
se encuentran profundizando en los análisis cualitativos de su integración social y cultural, así
como de su participación y aportación al desarrollo y avance de la economía y de la sociedad.
Sin embargo, existe un vacío en la percepción e investigación de un colectivo particular, para este
caso el de la mujer inmigrante latinoamericana, y en especial la colombiana en su relación con el
Estado del Bienestar, en ejercicio pleno de su integración social, cultural y económica.
A pesar de su importancia numérica, las mujeres colombianas migrantes representan un conjunto poco visible y muchas veces, en situación de irregularidad, están dedicadas a trabajos o tareas
de fácil ocultación y de máxima reserva, casi siempre con sujeción a funciones domésticas, o al
cuidado de menores o personas ancianas. Se encuentran confinadas a trabajos donde no llegan
medidas algunas de regulación, con horarios exhaustivos y hasta nocturnos, que dan buena cuenta
de la magnitud del problema. La situación de estas mujeres inmigrantes se relaciona con aspectos
sociales, asistenciales, económicos, laborales y legales, de suma precariedad e inferioridad social.
El derecho a la salud es fundamental para el bienestar
de la mujer migrante colombiana
El ejercicio pleno del derecho a la salud presupone que deben eliminarse las barreras que impiden
el ejercicio, en condiciones dignas. Esto implica suprimir todo tipo de obstáculos sociales, económicos, culturales y de otra índole. De esta forma se puede afirmar que no se puede satisfacer
el derecho a la salud si el individuo es privado del disfrute de otros derechos para lograrlo. Esos
derechos son el derecho al trabajo, a la alimentación, a la vivienda, a la educación, al ambiente
sano y a la participación activa de proyectos en salud, entre otros. En ese sentido, la satisfacción
del derecho a la salud solo es posible en la medida en que se establezcan medidas legislativas y
políticas integrales que aseguren el disfrute de los derechos humanos ya mencionados.
Es bien sabido por todos que el ejercicio pleno del derecho a la salud constituye un eje de
bienestar y de desarrollo. Ningún cambio en el esquema de servicios de salud puede significar
retrocesos en los niveles actuales del disfrute de este derecho. En otras palabras, la persona bajo
cualquier condición, ya sea hombre o mujer, ciudadano, extranjero, regular o no, no puede renunciar a sus derechos humanos, ni el Estado a arrebatárselos. Esto implica que los derechos no
pueden estar sujetos a negociaciones que menoscaben su vigencia. Así, los elementos esenciales
del derecho a la salud son: la no-discriminación por ninguna índole o razón y la accesibilidad
plena y total a los servicios sanitarios, para que este conjunto de factores constituya la base de un
bienestar (Organización Panamericana de la Salud, 1991, p.23).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
101
El sistema sanitario español y según normativa en el año 2004, ofrecía los siguientes servicios
sanitarios a los inmigrantes:
• Asistencia sanitaria a los extranjeros que se encuentren empadronados en España de
forma habitual.
• Asistencia sanitaria de urgencia hasta la situación de alta médica.
• Asistencia sanitaria a los extranjeros menores de dieciocho años que se encuentren en
España.
• Asistencia sanitaria durante el embarazo, parto y postparto.
La normatividad no define la situación especial de los extranjeros en situación irregular o de
ilegalidad. Se permite al colectivo de inmigrantes el acceso a la asistencia sanitaria en las mismas
condiciones que los españoles bajo el requisito del empadronamiento. Sin embargo, a escala estatal no existe una política sanitaria definida y clara en lo referente a la atención de manera integral,
continua y con beneficios de promoción de la salud y de prevención de la enfermedad, limitándose, en algunos casos, a la atención de urgencias, generando una franca exclusión e inequidad
(Vázquez, 2002).
No se contempla la necesidad de establecer una atención equitativa de acuerdo a sus necesidades, dicho de otra manera, un seguimiento particular a los tratamientos que venían siguiendo
desde sus países de origen, interrumpiendo procesos de seguimiento y control.
Desafortunadamente, en la actualidad el horizonte ha empeorado de manera acelerada; dada
la crisis que vive España y en el gobierno actual, se ha ofrecido un dinero a cambio de abandonar
el país y regresar a los países de origen. Bajo el lema “para una reintegración positiva en el país de
origen”, España quiere deshacerse de todos los inmigrantes indocumentados, incluidos los solicitantes de asilo que todavía no hayan recibido una respuesta, los menores no acompañados y las
personas que no gocen de protección internacional.
El tema de los derechos sociales y sanitarios de los inmigrantes marca, sin lugar a dudas,
una de las principales bases de bienestar y estabilidad de la población inmigrante. La salud como
derecho se definió a lo largo del trabajo doctoral en un sentido amplio en el que se incorporan
el medio físico y social, haciendo énfasis también en el impacto de las condiciones políticas,
sociales y ambientales que influyen en ella. De esta forma se relacionó la salud de las mujeres
migrantes colombianas con las condiciones de salida del país, las características de llegada, redes
familiar y social, acceso a los servicios de salud, condiciones de trabajo, vivienda, y por lo tanto,
con pobreza, distribución de ingresos y, en general, con condiciones de vida asociadas a la idea
de justicia social.
A todo lo anterior alude la expresión de “bienestar”, que apunta a la dimensión individual
y social de este derecho, lo que implicó que la salud se considerara como parámetro de medición
del desarrollo. En ese sentido, la salud constituye la base primordial para el fortalecimiento del
capital humano, ya que la consecución del bienestar pleno de las personas es una condición indispensable para que estas puedan expresar sus potencialidades creativas y productivas. Desde esa
perspectiva, el logro de los objetivos de salud implica trabajar en función del progreso social y no
del mero avance económico (Roener, 1989).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
102
Elba María Bermúdez Quintana
Los relatos de las mujeres colombianas y su trama personal en torno a la salud se evidenciaron durante las entrevistas en profundidad. Aquellas mujeres que no tenían su situación administrativa en regla, se acercaron con más confianza por mi condición de ser colombiana, hablar el
mismo lenguaje y comulgar con los mismos códigos de comunicación regionales.
Tanto las entrevistas a los profesionales como a las mujeres inmigrantes constituyeron dos aspectos básicos y complementarios, que centran la experiencia de la mujer colombiana inmigrante
en el ámbito de la salud. Los dos grupos interactúan en el horizonte de los acontecimientos, confluyendo bajo el mismo fenómeno. El juego que establece el profesional sanitario es desde una
postura de solidaridad, de protección y de defensa de los derechos de las mujeres inmigrantes; en
esa medida, la postura de las mujeres entrevistadas se dio desde la construcción y lucha de un nuevo bienestar. El lenguaje que se plasmó en el trabajo doctoral fue enriquecido desde la perspectiva
personal y la experiencia propia de cada mujer entrevistada.
Las propuestas finales de este trabajo doctoral pretenden evidenciar la situación de la mujer inmigrante colombiana desde la consecución y construcción de un derecho fundamental: el
derecho a su propia salud; siendo este el pilar de bienestar para el desarrollo de una vida laboral
estable, de sustento y de proyección futura para ella y sus familias, fuera de los linderos nacionales.
Es importante dejar claro que en un mundo globalizado se hace pertinente reflexionar y plantear investigaciones que contemplen más allá de lo local, que la movilidad humana, sea cual fuere
la razón, exige de los expertos y expertas, propuestas de un derecho a la salud y el bienestar que
pertenezca al Derecho internacional, sin trabas, sin exclusiones y con múltiples diferenciales. Los
proyectos migratorios son innumerables, lo que requiere de esfuerzos transdisciplinarios, transinstitucionales y transnacionales. La localidad es cada vez más remota, los linderos son cada vez más
interrumpidos, la homogeneidad se debe centrar solo al acceso a los derechos y la construcción de
políticas de salud debe apuntar cada vez más a situaciones diversas, amplias y complejas.
Los relatos de las mujeres colombianas inmigrantes
En este apartado incluiremos los relatos de mujeres provenientes de mi disertación doctoral, en
que se recogen sus opiniones en contextos de migración. Según Serra Yoldi (2001), solo hasta la
década de los noventa, aparece la migración de mujeres solas, algunas de ellas embarazadas, solteras, separadas con cargas familiares en el país de origen y que se desplazan en busca de trabajo.
Las mujeres se han convertido en protagonistas de la migración, en actoras económicas, sociales
y de desarrollo. En la actualidad, el 47% de los inmigrantes regulares que viven en España son
mujeres. El 70% son solteras, viudas o divorciadas. El otro tanto de mujeres está casado o tienen
hogares ya conformados.
Todos los datos censales indican la incorporación paulatina de la mujer al movimiento migratorio para hacerse cargo de los denominados “empleos de proximidad” y de otros trabajos del
sector servicios, principalmente, de los servicios domésticos en el Régimen Especial de Empleadas
de Hogar.
La inmigración de empleadas de hogar, como es bien conocido, no está exenta de la acción
de individuos que con fines lucrativos, y de una manera más o menos indirecta, se benefician del
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
103
éxodo y explotación de seres humanos. Muchas mujeres inmigrantes forman parte de una inmigración irregular de “servidoras”, pertenecientes a un nuevo proletariado de servicios (domésticos
y sexuales). En este fenómeno participan múltiples actores sociales que contribuyen a reproducir
el círculo de la irregularidad, determinando, gracias a una serie de estrategias (deuda, controles
fronterizos, devoluciones, expulsiones, inserción laboral y social) la consolidación de una clase de
trabajadoras precarias (Casas, 2003).
Ellas requieren trabajar y desarrollar su cotidianidad. Trabajan con tesón y constancia.
Demuestran energía y vitalidad, pero la salud se resiente y necesitan cuidados a sus quebrantos de
salud. Por lo tanto, el motivo de consulta que lleva a las mujeres al Servicio Público de Salud, hace
referencia a problemas médicos, relacionados generalmente con el estrés y con la ansiedad. Como
lo comentan varios autores, Vásquez (2002); Berra y Serra (2003), el estado de salud de los inmigrantes no supone una amenaza por la posible introducción de enfermedades importadas. Como
patologías reemergentes no existe ninguna enfermedad asociada a la inmigración. Normalmente,
cuando se emplea ese término es para referirse a tuberculosis, sífilis y patologías similares, enfermedades que en España no han desaparecido nunca.
Ratifican estos estudios autores como Santamaría et al.(2002) al relacionar estos principales
motivos de consulta: patología del aparato locomotor, relacionada con su trabajo y por accidentes laborales; patología del aparato respiratorio, como tuberculosis e Infección Respiratoria
Aguda (IRA); patología gineco-obstétrica, como embarazos (deseados y no deseados), abortos
provocados y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) muy en relación con la prostitución;
patología psiquiátrica y psicosomática, siendo estas la depresión, consumo de drogas y alcohol y
esquizofrenia. De este último grupo de patologías podemos confirmar que los principales factores
de riesgo son, sin lugar a dudas las condiciones de vida, la añoranza, la discriminación, el riesgo
de expulsión y los problemas de inestabilidad laboral.
En general como pasa con todos los inmigrantes parece que cuando recién llegados al país de acogida, deberían presentar enfermedades propias de esos países, pero ocurre muy raramente. La mayoría
de las veces, o bien presentan enfermedades que son universales y sobre todo cuando llevan tres o
cuatro meses en el país, o presentan los mismos problemas que pueda tener cualquier nacional. En
cuanto a los inmigrantes y en cuanto a las mujeres, sí que es verdad que muchas veces, yo les he
detectado problemas debidos al desarraigo temporal: abandonar su país y no ser acogidos todavía
por uno nuevo. Las mujeres traen consigo muchos problemas que se podían llamar somatizaciones,
dolores articulares, vienen con muchas temas que no son específicos, que son muy ambiguos y que
no se pueden calibrar. Y detrás de eso, siempre hay un problema: que no se han acoplado, que sus
familiares están allá […] muchos problemas. [E-VS]
Autores como Río Benito (2003) afirman que el grupo heterogéneo de inmigrantes no debe ser
considerado como un grupo de riesgo. Plantean el principio el “efecto emigrante sano”, considerando que la mayoría de los inmigrantes económicos tienen una salud normal que se ve afectada
por factores derivados de su nueva condición.
Los pocos latinoamericanos que atiendo en mi consulta especializada han venido por problemas de
colon irritable, o trastornos funcionales digestivos […] Se asocia mucho a cambios de dieta, situaciones de estrés, inseguridad e incertidumbres […] [E-RG]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
104
Elba María Bermúdez Quintana
Esto (la migración) tiene un precio, un precio sobre la tristeza, yo pienso que suelen ser alegres en su
país, el clima, la alimentación […] además son personas muy jóvenes, máximo lo que he visto aquí
son 45 años. [E-MAB]
La solución no es dar un medicamento, pues tienen a veces dolor de estómago […] es porque están
nerviosas, tensas por que trabajan en malas condiciones, mal pagadas, entonces tienen muchos problemas que son somatizaciones […] [E-VS]
Aseguran que las inmigrantes son un colectivo, por lo general, muy sano, económicamente activas y en edades que no requieren mayor atención sanitaria.
Vienen los más sanos. Son fuertes y aguantan mucho. Son jóvenes y fuertes. Emigran los más fuertes. Es la ley de selección natural. [E-RG]
En general, suelen estar bastantes sanos, un porcentaje del 15% tiene enfermedades parasitarias banales, es decir, que en su país no tienen ninguna importancia pero que en España a los españoles, no
extranjeros, les puede ocasionar diarreas, etc., entonces es una patología orgánica, la más frecuente.
Y después está la patología psicológica, es el Síndrome del Inmigrante. [E-AQ]
Consultan por temas de planificación familiar, dependiendo de la edad a lo mejor tienen alguna
enfermedad crónica que necesita ser revisada y controlada y en algunos casos también hemos tenido
interrupciones voluntarias de embarazo […] El motivo es igual que el de las españolas, la situación
económica, la situación familiar, el no tener una pareja estable. [E-AC]
Yo fui alguien. Ahora no soy nadie
Cuando ellas recordaron quienes eran y a qué se dedicaban en Colombia antes de emigrar, reconocieron que se desprendieron de una estabilidad social y, en cierto grado, económica, viendo uno
de los precios que hay que pagar cuando se sale del país. Han renunciado a un pasado, quizás más
prestigioso, que el presente actual, para venir a asumir situaciones y labores que no corresponden
con su capacidad intelectual. En general, la sociedad española ubica en un mismo conjunto a
todos los inmigrantes. Los rotulan bajo un mismo denominador, como personas con escasos
conocimientos, sin estudios superiores o sin respaldo económico. Hasta ahora, las investigaciones empiezan a identificar en ellos agregados académicos e intelectuales que perfilan individuos
mejor cualificados. Si bien es cierto que, en un primer momento, emigran aquellos que tienen
dificultades de orden económico, estas afectan, inicialmente, a los sectores menos favorecidos de
la economía. A medida que avanza la crisis económica en los países subdesarrollados, se van viendo afectadas personas licenciadas y con puestos mejor posicionados dentro de la escala laboral. Es
por esta razón en la que, cada vez, emigran personas con un nivel educativo superior. Uno de los
principales obstáculos con los que se estrellan las mujeres inmigrantes latinoamericanas, es que
por lo general se las sitúa como personas que solo son capaces de desarrollar actividades que no
exigen mayor preparación.
En todo caso me dedicaba a hacer cursos de capacitación de corta duración en varias áreas y trataba
de estar distraída y siempre con miras a mejorar mi formación. Me puse a investigar cuales eran las
oportunidades de formación que le ofrecían a la mujer inmigrante latinoamericana y verdaderamente no son muchas. Las opciones se reducían a aprender a atender a personas mayores o a discapacitados, recoger fruta, o ser camarera […] Por mi formación ninguna de estas áreas me llamaba
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
105
la atención. Sin embargo me sentía más orientada hacia el cuidado de personas mayores por mi
formación en Salud.[R4]
Es necesario dejar claro que todas las actividades de la economía son necesarias para el funcionamiento de la sociedad. No se deben clasificar actividades de “primera clase” o “de segunda
clase”. El error es orientar un recurso humano, en este caso inmigrante, en actividades de baja
preparación y en las cuales no es valorada su capacidad intelectual. Las primeras consecuencias
son sentimientos de frustración y de baja auto-estima.
Actualmente hago limpiezas. Soy empleada de hogar. Trabajo por horas básicamente. No me gusta
cuidar niños. Prefiero hacer limpiezas. Nunca me ha faltado trabajo. A los ocho días de estar acá,
ya tenía trabajo. Siempre he estado activa. Económicamente no estoy mal. Lo que pasa es que no
es a lo que uno estaba acostumbrado. Yo en Colombia me relacionaba con gente académica, con
estudiantes con profesionales. Ahora me relaciono con personas que trabajan en limpiezas y eso hay
veces hace que me sienta sola y no me relacione con facilidad. [R3]
Es importante recalcar que todas las mujeres entrevistadas tienen estudios superiores, excepto dos
que poseen estudios básicos. En Colombia, y sobre todo en el espacio de las grandes ciudades, es
un prestigio y un valor tener formación académica. Parte de la forma en que se reconocen y se
identifican a las personas, sobre todo a quienes viven en las grandes urbes, no es por los oficios que
desarrollan, sino por los estudios que poseen. Esto es debido, en parte, a la inevitable “urbanización” de la cultura. Se dejó de lado a las personas que ejercen un oficio. La mano de obra, siempre
mal remunerada, se desvalorizó aún más y no se le reconoció, ni se le reconoce aún, su verdadero
valor. De esta forma, los cargos de mejor remuneración son aquellos donde se “profesionalizaron”
las actividades. La educación ha sido y sigue siendo un privilegio. El desarrollo de la cultura urbana compite con la cultura que está más allá de las ciudades. Este fenómeno produjo el inevitable
abandono de los campos y de los oficios del sector primario de la economía.
Paralelamente, en España los puestos de trabajo que generalmente no ocupan los nacionales
son aquellos oficios que son mal remunerados en Colombia. Esta situación atrajo, en los inicios
de la inmigración, a muchos trabajadores, como ayudantes de la construcción, carpinteros, conductores, y empleados de los servicios de proximidad que no poseían estudios superiores. Durante
las dos últimas regularizaciones, dichas personas lograron legalizar su situación administrativa y
pudieron trabajar y enviar importantes cantidades de dinero correspondiente a las remesas. Sin
embargo, en Colombia la crisis económica aumentó de manera drástica y se produjo un verdadero éxodo de colombianos calificados, en busca de un mejor porvenir.
De esta forma, el conocimiento que en España se tiene sobre la población inmigrante colombiana, no corresponde muchas veces con la realidad. En España, las investigaciones que abordan
el tema de la inmigración, han superado en términos generales la situación de orden demográfico:
de dónde vienen, cuántos son, dónde residen y a qué se dedican. En este momento, lo importante
es conocer a fondo quiénes son, cuáles son sus necesidades, tanto físicas como sociales, y en qué
estado va su proceso de integración social.
Mucha gente se asombra cuando me preguntan a que me dedico: Les cuesta trabajo creer que estoy
haciendo un Máster. Sobre todo si saben que soy colombiana. [R7]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
106
Elba María Bermúdez Quintana
Cuando la señora a quien le hice la limpieza de su piso supo que yo era estudiante de doctorado, no
lo podía creer. Eso fue hace más de dos años. Ya en este momento están cada vez más acostumbrados. Piensan que uno, porque viene de un país subdesarrollado, no sabe leer ni escribir. [R1]
El reconocimiento de un cuerpo distinto: un cuerpo solo y dolorido
Cuando el cuerpo tiene que adaptarse a nuevas condiciones, hace que las mujeres se fijen en detalles que antes eran considerados como superficiales o casi inadvertidos.
Los comentarios, con respecto a las estaciones climáticas, hacen prever que son sentidas y
apreciadas, muchas veces, como factores de riesgo y no como eventos de la naturaleza. Provienen
de un país donde las estaciones no existen y, por lo tanto, no tienen en mente el cambio atmosférico. El adaptarse a la nueva gastronomía y sentir un clima diferente, que muchas veces son nuevas para el cuerpo, se convierte, en un principio, en dificultades para desarrollar una estabilidad
fisiológica. El cuerpo es distinto en España Refieren
El cuerpo ha cambiado desde su llegada y se manifiesta, por lo general, con un aumento o
pérdida de peso; dolores y cansancio en las piernas y los pies. La piel cobra otro aspecto y lo refieren
como a un resecamiento, manchas o procesos de acné. El pelo se torna distinto, quizás, reseco, porque el
agua es muy pesada. También relatan la mayoría, que el pelo se les cae, y les cambia la textura.
Lo primero fue que bajé muchísimo de peso, sin querer, sin hacer dieta, la verdad es que vivimos
un ambiente muy duro, yo lloraba […] veinticuatro horas que tiene el día, lloraba cuarenta y ocho.
Ha sido muy duro, para que te voy a contar[…] Se envejece mucho más rápido, el deterioro es más
rápido. También me di cuenta que no solo la parte emocional que se vive y el cambio que tú tienes
que hacer de trabajo y normalmente, no estás trabajando en lo que tú sabes hacer y lo que has hecho
siempre y tienes que apechugar con eso, sino las diferentes estaciones que nuestro cuerpo no está
acostumbrado, tiene mucho que ver, afectan demasiado. [R10]
Si. Me adelgacé por la tristeza y el dolor. Perdí casi 10 kilos. Me dolían mucho los huesos. La piel se
me resecó mucho, se me manchó la piel. Me sentía muy deprimida. La regla no me venía y como
aquí, cuando uno llega, se le atrasa o se le adelanta la regla, pues yo que me iba a imaginar que estaba
embarazada. [R9]
Las estaciones son lo que más lo afectan a uno. El invierno a mí me pone fatal. Tiendo más a la
tristeza y a la nostalgia. Aunque soy una persona muy alegre, ese periodo me afecta mucho. Prefiero
la primavera y el verano. Mi cuerpo no está acostumbrado a las estaciones. [R5]
El invierno me deprime. Me dan ganas de quedarme en la casa todo el día. Prefiero el sol porque me
recuerda el sol de mi ciudad. [R1]
Por lo general relatan un gran cansancio y una fuerte falta de energía.
[…] en Colombia yo madrugaba con una gran facilidad. Ya estaba lista a las 6 y 30 de la madrugada
[…] Acá, me cuesta mucho levantarme. Me siento como si tuviera un ladrillo sobre los ojos. [R7]
Es cierto que en los primeros meses el metabolismo se altera. En efecto, cuando llegan, el cuerpo
requiere de un tiempo para adaptarse. Cuando la persona lleva más de un año, su organismo se
ha acostumbrado, poco a poco.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
107
[…] al principio me resfriaba mucho, y no sabía qué cosas comer. Todo me sabía raro….Ahora
conozco más las costumbres. Al principio todo es más duro porque uno no sabe nada. Todo cuesta
trabajo. [R3]
Las alteraciones de orden hormonal son debidas, generalmente, a situaciones de estrés. El cuerpo
puede aumentar o disminuir de peso, así como presentarse ciclos de amenorreas o dismenorreas
que alertan a las mujeres. Los ciclos menstruales se alargan o se acortan, o sencillamente desaparece la función fisiológica.
[…] una de las cosas que me acuerdo es que la regla no me llegaba, sin ninguna explicación. [R1]
Las disfunciones de orden dermatológico, son catalogadas como situaciones de orden psicosomáticas y representan evidencias de estrés.
Mi piel se manchó y se me resecó […] y otro de las cosas que me pasó, es que la cara se me llenó de
granitos que antes yo no tenía. [R3]
Sí, el agua me ha parecido fatal, el pelo no es lo mismo, la piel, los dientes de hecho tampoco, a mí
me preocupa mucho. El agua es pésima. Sí […] Sí, y son cambios muy notables. Lo sentía, lo sigo
notando.[R10]
El peso de trabajos extenuantes, el estrés al que se enfrentan y las condiciones injustas bajo las
cuales tienen que realizar los trabajos, produce dolores en diferentes partes del cuerpo. Muchos
de esos cuerpos no estaban acostumbrados a soportar trabajos físicos y ahora son “exigidos” ante
duras jornadas. Los dolores son diarios. No son esporádicos. El dolor sorprende al principio, en la
llegada, pero acompaña al cuerpo por donde vaya. Solo en las noches se descansa. Son manifiestos
los dolores de espalda y sobre todo de piernas.
Siento mucho dolor en las piernas. Me duelen los huesos y creo que es por la humedad. Como no
estoy acostumbrada a las estaciones ni a la humedad, pues creo que más me afecta. Tenemos un
clima tropical, constante y sin estaciones que no afecta tanto la salud. [R3]
El hecho de que muchas de ellas se dedicaban en Colombia a trabajos intelectuales más que físicos, hace que sus cuerpos reaccionen y se rebelen ante su nueva condición.
En Colombia mi trabajo era esencialmente académico y profesional y no físico como ahora. Entonces
yo creo que mi cuerpo lo resiente y por eso lo siento distinto. [R6]
Las manifestaciones de dolor van desde reconocer que no pueden hacer nada para evitar esas complicaciones, hasta darse de baja y literalmente “rendirse” por la incapacidad de seguir trabajando.
Este trabajo no genera salud. Pero tampoco me enfermo porque soy muy fuerte. Alguna vez amanecí
con los pies inflamados y con las manos inflamadas y con sangre de tanto trabajar y simplemente
me tomé dos o tres pastillas para el dolor y así solucioné el problema […] Trabajaba dieciséis horas
al día. Me sentía al otro día agotada. [R6]
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
108
Elba María Bermúdez Quintana
Ante palabras significativas, como “hijos” o “familia” se generaron momentos de una gran
intensidad emocional. En diversas ocasiones tuve que interrumpir las grabaciones ante los profundos recuerdos hacia los hijos distantes y las familias dejadas en la lejanía. Las voces se quebrantaron más de una vez, y he de confesar que me identifiqué con ellas y compartimos juntas el dolor
de dejar los seres queridos.
Estas situaciones de duelo dotan de una gran fragilidad a las personas y se convierten en la
etiología de diversas enfermedades. Las mujeres reconocen que la nostalgia las acompaña.
Nadie sabe el dolor que representa dejar a un hijo […] Yo lloro en las noches […] En silencio,
cuando nadie me oye […] claro que uno siente nostalgia […] y quien no, […] Uno es humano […]
Eso ya hace parte de mí. Hay momentos que me matan […] Cuando más extraño a mi familia es
cuando tengo que tomar una decisión y no los tengo junto a mí […] La sensación de fragilidad y de
“pequeñez”, se convierten en dos enemigos con los cuales hay que combatir día a día. [R1]
La falta que me hacen mis padres no te lo puedes imaginar […] Hay veces que me provoca salir
corriendo de aquí. [R7]
Quizás uno de los aspectos más delicados es cuando relatan los momentos de soledad. El ser humano, como ser social, necesita de un entorno rodeado de afecto y de respaldo. Esos entornos no
están conformados tan solo por la familia, sino por el círculo de amigos y por los compañeros de
trabajo. Los aislamientos son consecuencia de no conocer la ciudad, los códigos de comunicación,
los lugares de referencia y los lenguajes de socialización. Las relaciones y el entramado social son
frágiles y los momentos y aspectos de la vida cotidiana se tornan difíciles y complicados. Esta
sensación de soledad, convierte al inmigrante en presa de una gran vulnerabilidad física y mental.
Quien cuida a la cuidadora: la soledad en la enfermedad
¿Quién te cuida en España? Esta fue sin duda una de las preguntas que se comportó como un
detonante. Reveló la fragilidad de la soledad. Aunque la respuesta estaba impregnada de una gran
fuerza y de una singular valentía, descubrió, a más de una, un ser frágil y hasta atemorizado.
En todo caso, es de las cosas que me dan miedo: enfermarme en España y no tener a algún miembro
de mi familia para confiar y apoyarme […] En todo caso me cuido sola y trato de no molestar a
nadie. [R1]
[…] Es triste al fin y al cabo, porque yo estaba acostumbrada a que mi familia me cuidaba. La soledad en la enfermedad es muy dura No hay cosa más horrible que nadie le pase a uno un vaso de
agua. En esos días que estuve enferma, mis dos amigas no pudieron ayudarme: la una estaba de viaje
y la otra estaba también enferma. [R7]
Yo misma. Me considero una mujer muy sana y muy fuerte. No quiero volverme dependiente de
nadie. [R6]
Si ellas vienen con la familia algún miembro acude en su ayuda, pero de lo contrario, si la enfermedad lo exige: llamo a mis amigos. [R4]
Como bien lo comentan Durán et al. (1987), un tipo distinto de auto cuidado es el que
podría llamarse “forzoso”, derivado de la carencia de apoyos familiares o de otro tipo. Es una
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
109
situación relativamente frecuente en los enfermos que viven solos y, especialmente, entre los
inmigrantes. Ya cuando han tenido que atravesar la experiencia de la pérdida de la salud, la valoración de la ayuda de otras personas y la necesidad de estar acompañadas resulta absolutamente
necesaria.
Las redes sociales juegan un papel decisivo en la salud de las personas y sobre todo de los
inmigrantes. La habilidad para pertenecer a círculos ya formados, de hacerse integrar dentro de
los suyos y de jugar los respectivos roles, conforman uno de los primeros pasos dentro de la estabilización emotiva y social. De la forma en cómo se desarrolle este tejido social, de la misma forma
se está asegurando su supervivencia.
Yo solo tengo amigos españoles. Colombianos, me sobran en los dedos de las manos. Si mi hija no
está conmigo, sé que alguno de mis amigos me ayudaría. [R2]
[…] Al principio nadie nos ayudaba. Aunque éramos varios en el piso, esos primeros días eran horribles. Yo me sentía más sola que nunca. Mi esposo tuvo que dejar de trabajar para ayudarme. Yo
estaba muy enferma […] Yo tuve a mi hija sola, porque mi esposo tenía miedo de perder el empleo.
Yo estaba completamente sola. [R9]
El trabajo de las mujeres inmigrantes y su relación con la salud
La inmigración económica genera esta situación de entrega casi “incondicional” por el trabajo, hace que ellas dejen de lado otros valores, como el de la salud. Como comentan Castillo y
Mazarrasa (2001), el valor de los trabajadores inmigrantes es medido en función de su producción. Los momentos de enfermedad debilitan y hasta rompen la relación laboral. Aunque la salud
no es apreciada, la enfermedad supone dejar de producir. Esta situación las obliga a experimentar
situaciones extremas. En estas relaciones, las mujeres se guardan mucho de no dejar en entredicho
su capacidad de trabajo y el buen desempeño de sus tareas. El temor a perder el trabajo es constantemente repetido bajo términos de responsabilidad y disciplina.
En todo caso uno llega a España no para hacer uso de los servicios de salud sino para arreglar los
papeles, para buscar trabajo y para poder ahorrar. La salud está en un segundo plano, totalmente
olvidada […] Me dedico a trabajar y se me olvida la tristeza porque mantengo mi mente distraída.
Estoy acostumbrada a sentirme sola […] Vine a trabajar y crearme un espacio para buscar papeles
[…] En estos momentos mi cuerpo es una herramienta de trabajo. Espero que sea por un tiempo
pasajero. Espero que no sea para toda la vida. Espero que con el trabajo pueda superarme. Cuidar
mi salud no es importante para mí. [R6]
[…] Pero mi trabajo al final me distrae. Yo soy una mujer fuerte […] Vine a estudiar y a trabajar y
eso hago. Yo hago jornadas de casi trece horas diarias, y no me quejo, estoy acostumbrada a trabajar
[…] Yo tengo derecho a ir al médico, pero no puedo enfermarme. Estos tres días que he estado de
baja, mis jefes me llaman diciéndome que no me puedo enfermar y que me necesitan. Han llegado
al extremo de hacerme ir, estando enferma para que yo ayude en algo. Eso sucedió por dos días. [R7]
Exigen y someten sus cuerpos a situaciones extremas y se convierten en “máquinas de trabajo”,
condicionadas casi siempre por la figura de sentirse “extranjeras inmigrantes que las coloca en
franca desventaja.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
110
Elba María Bermúdez Quintana
Conclusiones
A través de este rastreo pretendo dejar sobre la mesa la importancia de reafirmar que la movilidad
humana, dentro de ella las migraciones, son parte de la condición humana. La historia de la humanidad ha sido la historia de grandes migraciones, por las cuales el ser humano se fue desplazando desde sus lugares de origen en África, hasta poblar prácticamente todo el planeta. Este proceso
de migración constante ha sido la condición natural de vida de las sociedades primitivas. El ser
humano ha migrado por diversas causas, desde la meramente ecológica, por razones bélicas, culturales, económicas, políticas, familiares o sociales, hasta motivos de grandes catástrofes naturales.
La movilidad humana debe ser tenida en cuenta en todos los aspectos del bienestar del individuo y de las colectividades y, por ende, a la hora de plantear políticas y normativas que solo
contemplen sociedades estáticas e inamovibles, va en contravía de una realidad que es cada vez
más globalizada y que traspasa fronteras.
La mujer siempre ha migrado junto al hombre, a pesar de no haber sido reconocida. Su gran
rol era, y sigue siendo muchas veces, ser la responsable del bienestar y cuidado del varón y de la
familia. En las últimas décadas ella es quien protagoniza los proyectos migratorios, para convertirse en el eje de las remesas que van a los países de destino y esto la convierte en la proveedora
económica, no solo de sus hijos e hijas, sino de sus padres, familiares cercanos y hasta de sus maridos. Esta es la llamada “feminización de las migraciones”.
Cuando la mujer inmigrante se inserta en el ámbito laboral, esta circunstancia se refleja en
el deterioro de su cuerpo, de la psiquis y de su salud emocional. Está sujeta a una triple discriminación, como bien lo dice Carlota Solé en sus múltiples investigaciones: por ser mujer sujeta a
discriminaciones sociales y culturales en los países de origen y de destino, por el tipo de labor que
desarrolla en los servicios de proximidad no reconocidos ni valorados en la sociedad de destino y
por su origen étnico, generalmente estigmatizados.
Fisiológicamente el cuerpo de las mujeres inmigrantes requiere adaptarse a las nuevas condiciones de vida en España. Se genera regularmente un periodo de inestabilidad emocional, psicológico, social y laboral, donde se presentan signos y síntomas propios del desarraigo: todos estos
síntomas y signos ya han sido reconocidos desde la psiquiatría transcultural y no pocos expertos
ya trabajan en este espacio investigando, conociendo, explicando y conceptualizando sobre los
diferenciales que aquejan a los colectivos que migran.
De acuerdo a la publicación de Pérez Sales (S.f.), las disciplinas que conceptúan sobre la
realidad transcultural tienen un desarrollo importante, pero escaso. A pesar de que existe un conjunto para nada despreciable de publicaciones a lo largo de los últimos años, se puede decir que
existen solo algunas líneas de investigación pioneras, pero que desafortunadamente llegan a repetirse. En resumidas cuentas, una aproximación de esta literatura refleja las siguientes tendencias:
• Son estudios en los que la unidad de análisis son los mismos países. Hay, por tanto,
una ausencia de gran trascendencia. Por ejemplo, se consideran estudios transculturales
los que comparan valores entre países, sin tener en cuenta que en el mismo país existe
más de una cultura. Este tipo de estudios, dudosamente se pueden catalogar como
transculturales.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
111
• Otro conjunto de estudios de psicología social transcultural corresponden en realidad a
estudios de diferencias respecto a determinada variable entre diferentes grupos étnicos
entre dos países y desde ese punto, es muy difícil separar los efectos generacionales de
los efectos culturales comunes.
• Los estudios auténticamente transculturales en el sentido estricto de la palabra realizan
comparaciones entre sociedades colectivistas e individualistas. Se requeriría de estudios
que combinaran variables individuales y sociales para poder analizar la interacción entre
ellas, asumiendo que en cada cultura existen mayor o menor frecuencia de determinadas actitudes o formas de respuesta, pero que no hay una relación de correspondencia
(Smith P.B. & Harris Bond, M. (1998); Markus H & Kitayama S. (1991).
De acuerdo con la publicación de Castillo, Victoria, et al. (2006), las mujeres que fueron entrevistadas para esta investigación relataron de manera nostálgica dejar a sus familias en la distancia y el
tener que soportar trabajos a los cuales no estaban acostumbradas. Esta es la llamada “movilidad
laboral descendente.” Para explicar mejor este término, la literatura estudia diferentes aspectos de
la movilidad laboral. Esta puede ser “inclusiva” o de “exclusión” del mercado de trabajo y se refiere
cuando el trabajador transita hacia el desempleo, la inactividad o el empleo precario. También la
movilidad laboral puede ser “interna” o “externa”, y esta se refiere cuando el trabajador consigue
una nueva posición en la misma empresa o cambia de empleador (Diprete, 1993). La movilidad
puede ser también “voluntaria” o “involuntaria”, si se trata de despidos o de renuncias (Hachen,
1988); y por último, la movilidad puede ser “ascendente”, “descendente” o “lateral”, en los casos
en los que se evidencian diferencias entre el salario, cargo y prestigio del empleo anterior y el del
nuevo empleo (Shin, 2004).
Para construir espacios sociales democráticos, tanto en los países de origen como en los de
destino, se requiere una visión en donde no se admitan segregaciones, discriminaciones, negaciones de oportunidad, prejuzgamientos y estigmatizaciones que solo conllevan dolor y frustraciones. La democracia no se debe construir solo desde una visión local, en un mundo global, sino
que este constructo políticos, administrativo y social, debe trascender naciones y fronteras. La
categoría analítica del transnacionalismo resulta particularmente beneficiosa para ir más allá de la
mera dicotomía “global-local” y “origen-destino”, además de tener la capacidad de ser inclusiva,
integradora y articuladora en los espacios micro, meso y macroestructurales que intervienen en
las migraciones (Ciurlo, A., 2014).
Como persona migrante que fui y que sigo siendo por propio derecho, está en nuestras
manos abrir espacios académicos transversales, holísticos, integrales y complejos que den cuenta
de la realidad que nos rodea. Y sobre todo, evidenciar que la discriminación no solo está en la
otra orilla, está en la nuestra, casi de manera estructural, lo que demanda una revisión intrínseca
de nuestros modelos sociales, culturales y económicos. Finalmente, quiénes más que nosotras y
nosotros mismos estamos demandados a la construcción de una nueva sociedad.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
112
Elba María Bermúdez Quintana
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
Asamblea Parlamentaria, Consejo de Europa (2000).
Condiciones sanitarias de los inmigrantes y refugiados
en Europa (Comisión de migraciones, refugiados y demografía. Ponente: Lord Ponsoby). Reino Unido: Grupo
Socialista.
Atxotegui, J. (2000). Los duelos de la migración: una perspectiva psicopatológica y psicosocial. En E. Perdiguero y
J.M. Comelles (comp.), Medicina y cultura (pp. 88-100).
Barcelona: Editorial Bellaterra.
Atxotegui, J. (2002, marzo 21). El diàleg entre les cultures
(ponencia en la Facultat de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport). Catalunya: Universitat de Blanquerna.
Bernstein, B. (1993). La construcción social del discurso pedagógico. Textos seleccionados (Mario Días, editor y traductor; revisión de Ceneyra Chávez). Bogotá: Producciones y
Divulgaciones Culturales y Científicas “El Griot”.
Casas O. L. (2003). Estrategias migratorias de las mujeres
ecuatorianas y colombianas en situación irregular: servicio
doméstico y prostitución en Galicia, Madrid y Pamplona.
Coruña: Universidade da Coruña, Facultade de Socioloxia.
Castillo, S. & Mazarrasa, L. (2001, junio). Salud y trabajo:
una relación problemática en los discursos de las mujeres
inmigrantes. Madrid: Ministerio de Cultura, Instituto de la
Mujer, Ofrim/Suplementos.
Castillo, V.; Novick, M.; Rojo, S. & Yoguel, G. (2006,
agosto). La movilidad laboral en Argentina desde mediados
del decenio de 1990: el difícil camino de regreso al empleo
formal. Revista de la CEPAL 89.
Ciurlo, A. (2014, enero-junio). Género y familia transnacional. Un enfoque teórico para aproximarse a los estudios
migratorios. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 12(13),
pp. 127-161.
Cots, F., ed. (2002): Perfil de la casuística hospitalaria de la
población inmigrante en Barcelona. En F. Cots, X. Castells,
C. Ollé, R. Manzanera, J. Varela y O. Vall, Gaceta Sanitaria
16(5), pp. 376-84.
Criado, M. J. (2001, octubre). La línea quebrada. Historias
de vida de migrantes (tesis doctoral laureada). Madrid:
Consejo Económico y Social CES, Departamento de
Publicaciones NICES, Colección de Estudios 113.
Diprete, T. (1993): Industrial Restructuring and the
Mobility Response of American workers in the 1980s.
American Sociological Review 58(1), pp. 74-96.
Durán, M. A.; Heras, D.; García, C.; Caillavet, F. &
Moyer, M. (1987). De puertas adentro. Madrid: Ministerio
de Cultura, Instituto de la Mujer, Serie de estudios 12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
Fernández, F. (1941). La Alhambra (fotografías de Diego
Guevara de Pozo; dibujos a pluma de A. Garrido del
Castillo, 3ª ed.). Barcelona: Editorial Juventud.
Gomes e Souza, A. M. (s. f) La odisea de Penélope: proceso migratorio y malestares psicológicos (ponencia).
Universitat de Valencia. Institut Universitari d´Estudis de
la Dona. Recuperado de http://www.uv.es/iued/actividades/articulos/odisea.htm
Hachen, D. (1988). Industrial Labor Markets and Job
Mobility Rates. Research in Social Stratification and Mobility
7, pp. 35-68.
Izquierdo Escribano, A. (2003, junio). Inmigración: mercado de trabajo y protección social en España. Madrid:
Consejo Económico y Social, Departamento de publicaciones. Colección de estudios 141.
Juliano, M. D. (1994). La construcción de la diferencia: los
latinoamericanos. Papers 43, pp. 23-32.
López Abuin, J. M. (2002). El médico de familia ante el
abordaje socio-sanitario del inmigrante. Actualización en
inmigración. Revista FMC 9(7), pp. 492-7.
Markus, H. & Kitayama, S. (1998). Culture and the
Self: implications for cognition, emotion and motivation.
Psychological Review 98, pp. 224-253.
Martínez Pizarro, J. (2003). El mapa migratorio de América
Latina y el Caribe, las mujeres y el género. Santiago,
Chile: CEPAL, Naciones Unidad, Serie 44 de Población
y Desarrollo.
Meletti, J. (2004, abril 24). Licenciadas que limpian mocos. En Un proyecto europeo, Diario El País, sección internacional “Le Monde, La Repubblica, El País”, sábado 24
de abril, pp. 8.
Morokvásic, M. (1996, février). Migrations au féminin en
Europe. Passages.
OIT [Organización Internacional del Trabajo] (2001).
La seguridad social en la perspectiva del año 2000.
Ginebra: OIT.
ONU (2006). Estado de la población mundial 2006. Hacia
la esperanza: las mujeres y la migración internacional.
Nueva York: ONU/UNFA.
Parella Rubio, S. (2003). Mujer, inmigrante, trabajadora: la
triple discriminación. Barcelona: Anthropos.
Pérez Sales, P. (s/f). Antropología psiquiátrica y psiquiatría
transcultural. Recuperado de http://www.pauperez.cat/
index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=7&Itemid=9.
Perrot, Michelle (2009). Mi historia de las mujeres. Buenos
Aires: Fondo de Cultura Económica.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Vivencias particulares de mujeres en procesos de movilidad humana: dos miradas relativas a su bienestar
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
PWH [Price Waterhouse Coopers] (1999). Cuantificación
de los gastos e ingresos que genera la presencia de inmigrantes en España. Madrid: Instituto de Mayores y Servicios
Sociales Estudio (Imserso).
Ramírez Goicoechea, E. (1996). Inmigración en España:
vidas y experiencias. Madrid: Centro de Investigaciones
Sociológicas.
Ramos, M.; García, R.; Prieto, M. A. & March, J. C.
(2001). Problemas y Propuestas de mejora en la atención
sanitaria a los inmigrantes económicos. En M. Ramos, R.
García, M. A. Prieto, J. C. March, Gaceta Sanitaria 15(4),
pp. 320-326.
Rico, N. (2006). Las mujeres latinoamericanas en la migración internacional. Ponencia en seminario: Las mujeres trabajadoras inmigrantes y sus aportes al desarrollo del país de
acogida y de origen, Madrid, Junio 22-24. En: http://www.
cepal.org/mujer/noticias/noticias/2/25802/NievesRico.pdf
Río Benito, M. J.; Álvarez Girón M.; García Gil, C. &
Solano Parés A. (2003). Las mujeres inmigrantes en Sevilla:
salud y condiciones de trabajo. Una revisión desde la medicina social. Revista Española de Investigaciones Sociológicas
REIS, pp. 123-143. Sevilla: Universidad de Sevilla, Centro
de Investigaciones Sociológicas CIS.
Ródenas, S., Bernardo (2001, junio). Mujer e Inmigración.
Revista AequAlitas 6. Zaragoza: Instituto Aragonés de
la Mujer y la Facultad de Derecho de la Universidad de
Zaragoza.
Roener, R. (1989). El derecho a la atención de la salud.
En OPS, El derecho a la salud en las Américas (publicación Científica n.° 509). Washington: Organización
Panamericana de la Salud.
Romani, O. (2002). Actualización en inmigración: la salud
de los inmigrantes y la de la sociedad. Una visión desde la
antropología. Revista FMC 9(7), pp. 498-504.
Santamaría, F.; Ganoso Martín, S.; Guerra Bobo, A.; Martín
Vivas, C.; Ruiz-Escribano Taravilla, E. & Zúñiga Guerrero,
A. (Sin Fecha). Inmigrantes y atención sanitaria en España
(en línea). Recuperado de http://uam.es/departamentos/
medicina/preventiva/especifica/congresoXV-18.html.
Serra Yoldi, I. (2001). Inmigración femenina, diversidad
cultural y trabajo. En: M.A. Durán; I. Serra Yoldi & R.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
113
Torada (2001). Mujer y trabajo. Problemática actual.
Valencia: Germania Serveis Gráfics, s.l. Alzira.
Shin, T. J. (2004). Structural Changes and Job Mobility Rates
in the United States: Labor Market Turbulence and Growing
Inequality. Berkeley: Institute of Labor and Employment.
Smith, P.B. & Harris Bond, M. (1998). Social Psychology
across cultures (2nd ed.). London: Prentice Hall Europe.
Solé, C. (2004, marzo 24-25). La mujer inmigrante: una
triple discriminación. En: Entre la soledad y el coraje: Las
mujeres que emigran solas (Jornada del Institut Universitari
D´Estudis de la Dona. Coordinadora Inmaculada Serra
Yoldi). Valencia: Universidad de Valencia.
Standing, H. (1998). Reflections on Gender and Health
Reforms in the Context of Severe Health Inequalities
(ponencia en la Organización Panamericana de la Salud,
Grupo consultivo sobre Equidad de Género y Reforma).
Washington, DC: Organización Panamericana de la Salud.
Tapia Ladino, M. (2011). Género y migración: trayectorias investigativas. Revista Encrucijada Americana 4(2),
pp.115-147.
Tizón, J., ed. (1986). La migración como factor de riesgo
para la salud. En J. L. Tizón, J. Atxotegui, J. San José, F.
Sainz, N. Pellejero, M. Salamero, Gaceta Sanitaria 5(28),
pp. 149-155.
Todorov, T. (2002). Memoria del mal, tentación del bien.
Indagación sobre el siglo XX (trad. de Manuel Serrat Crespo).
Barcelona: Ediciones Península.
Vaquiro Rodríguez, S. & Stiepovich Bertoni, J. (2010).
Cuidado informal, un reto asumido por la mujer. Ciencia y
enfermería 16(2), pp. 17-24.
Vázquez Villegas, J. (2002). Inmigración y salud: legislación. Actualización en inmigración. Revista FMC 9(7), pp.
505-8.
Vélez M. C. (1986). La mujer colombiana como objeto
(de estudio). Comentarios sobre el libro: Mujer y familia
en Colombia de Elsy Bonilla C. (Comp.). Bogotá: Plaza y
Janés Editores. Boletín Cultural y Bibliográfico 7(32).
Zlotnik, H. (2003). The global dimensions of female migration. Migration Information Source. Migration Policy
Institute. Recuperado de http://www.migrationinformation.org/Feature/print.cfm?ID=109.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario
Vol. 13, Núm. 15, pp. 115-141 - issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Martínez-Lazcano, A., Pérez, E., & Cubides, J. (2015, enero-junio). Implicaciones del Control de
Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México y el caso de la masacre de Santo Domingo versus
Colombia. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 115-141
4
Implicaciones del Control de Convencionalidad:
cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco
versus México y el caso de la masacre de Santo
Domingo versus Colombia*
Recibido: 2 de septiembre de 2014 • Aceptado: 10 de enero de 2015
Implications of Control Conventionality: Radilla Pacheco vs Mexico Verdict and the
Case of the Slaughter of Santo Domingo vs Colombia
Implications de Contrôle Conventionnalité: Jugement Radilla Pacheco vs Mexique et
le cas du massacre de Santo Domingo vs Colombie
Implicações do Controle de Convencionalidade: cumprimento da sentença Radilla
Pacheco vs México e o caso do massacre de Santo Domingo vs Colombia
Alfonso Jaime Martínez Lazcano a
Eduardo Santiago Pérez b
Jaime Alfonso Cubides Cárdenas c
* Este artículo contiene resultados del proyecto de investigación: “Recepción de estándares internacionales de protección,
aplicables a un proceso penal que investigue la comisión de graves crímenes internacionales, por parte del ordenamiento jurídico
colombiano” que hace parte de la línea de investigación: “Fundamentos e implementación de los Derechos Humanos” del Grupo
de Investigación: “Persona, Instituciones y Exigencias de Justicia”, registrado con el código COL0120899 en Colciencias vinculado al Centro de Investigaciones Socio jurídicas (CISJUC), adscrito y financiado por la Facultad de Derecho de la Universidad
Católica de Colombia. Investigación con participación de la Universidad Autónoma de Chiapas.
a Universidad Autónoma de Chiapas, Chiapas, México. Doctor en Derecho Público; abogado; profesor de la
Universidad Autónoma de Chiapas, Universidad del Sur; profesor honorario de la Facultad de Derecho de la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM); director de la Revista Jurídica Primera Instancia; presidente del Colegio de Abogados
Procesalistas Latinoamericanos; miembro del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal; de la Asociación Mundial de Justicia
Constitucional; de la Asociación Panameña de Derecho Procesal Constitucional; de la Asociación Colombiana de Derecho
Procesal Constitucional y de la Asociación Paraguaya de Derecho Procesal Constitucional. Contacto: [email protected]
b Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Puebla, México. Estudiante de Relaciones Internacionales de la
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; becario como estudiante de intercambio en Colombia; candidato a la titulación
por distinción académica cum-laude de su tesis de grado en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla- México (BUAP).
Contacto: [email protected]
c Universidad Católica de Colombia, Bogotá, Colombia. Abogado de la Universidad Autónoma de Colombia; especialista en Derecho Público de la misma casa de estudios; especialista y magíster en Docencia e Investigación con énfasis en las ciencias
jurídicas de la Universidad Sergio Arboleda y maestrante en Derecho Administrativo de la misma Universidad; estudiante de
Doctorado en Derecho en la línea de investigación de Derecho Constitucional de la Universidad de Buenos Aires; docente investigador y líder del grupo de investigación Persona, Instituciones y Exigencias de Justicia, de la Universidad Católica de Colombia.
Correo electrónico: [email protected]
116
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
El derecho no es un ente, es una creación
cuya pretensión es humanizar al hombre
Resumen. El objetivo esencial es el análisis y la demostración de la influencia que ha tenido la Corte
Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en los sistemas jurídicos de protección de derechos
humanos de México y Colombia. Asimismo analiza el grado de cumplimiento de la Sentencia Radilla
Pacheco y la masacre de Santo Domingo. El trabajo se ha dividido en cuatro ejes temáticos: el primero se
enfoca en la evolución del concepto de Control de Convencionalidad (CCV); el segundo revisa la forma
en la que la Corte IDH interpreta la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH); el tercero
analiza el grado de cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México dictada el 30 de noviembre
de 2009 y su influencia en el sistema jurídico mexicano; y el cuarto eje expone la Sentencia de la masacre
de Santo Domingo versus Colombia dictada en noviembre de 2012; además se constata la efectividad de la
propia Corte IDH ante este controvertido caso. La conclusión muestra que el CCV ha ido evolucionando
en los últimos años a fin de superar los obstáculos que ha encontrado dentro de algunos sistemas jurídicos
estatales de protección de derechos humanos. Por tal motivo, se concluye afirmando que la Corte IDH sí
ha sido efectiva para la resolución de casos controversiales y ha coadyuvado al cumplimiento de la protección de los derechos humanos.
Palabras claves: Control de Convencionalidad, Convención Americana de Derechos Humanos, Corte
Interamericana de Derechos Humanos, Derechos Humanos
Abstract. The main objective is to analyze and show the influence of the Interamerican Court of Human
Rights in the legal systems that protect the human Rights in Mexico and Colombia. Also, analyzes the
fulfillment of the judgment of case Radilla Pacheco y La masacre de Santo Domingo. This work paper is
divided in four topics: the first one is about the evolution of Conventionality Control (CCV), the second
one checks the Court interpretation of American Convention on Human Rights (ACHR); the third one,
analyzes the fulfillment of Radilla Pacheco V Mexico’s judgement dictated on November 30-2009 and
its influence in Mexican Legal system; the fourth one exposes the case of Masacre de Santo Domingo
V Colombia, dictated on november-2012; moreover, it finds the effectiveness of the Court in the case.
Finally, the conclusion shows the evolution of CCV, to overcome the obstacles of legal systems that protects human rights. For that reason, it concludes that the Interamerican Court of Human Rights is effective solving complex cases and helps the protection of Human Rights.
Keywords: Conventionality Control, American Convention on Human Rights, Interametican Court of
Human Rights, Human Rights.
Résumé. L’objectif essentiel est l’analyse et la démonstration de l’influence que la Cour Interaméricaine
des droits de l’homme (Corte IDH) a eue sur les systèmes juridiques de protection des droits de l’homme
du Mexique et de la Colombie. Egalement, il est important d’analyser le dégrée d’exécution de l’arrêt
Radilla Pacheco y la massacre de Santo Domingo. Le travail s’est divisé en quatre parties thématiques, la
première vise l’évolution du concept de contrôle de conventionalité, la deuxième analyse la façon comme
la Corte IDH interprète la Convention Américaine des Droits de L’homme (CADH); la troisième analyse
le dégrée d’exécution de l’arrêt Radilla Pacheco contre le Mexique du 30 novembre 2012 et son influence
à l’intérieur du système juridique mexicaine; et la quatrième thématique expose l’arrêt de la massacre de
Santo Domingo contre la Colombie de novembre 2012; en plus, l’effectivité du mandat de la Corte IDH
à propos de ce cas est également analysée. La conclusion démontre que le CCV a évoluée dans les dernières années afin de surmonter les obstacles qu’elle a trouvé à l’intérieur des quelques systèmes juridiques
étatiques de protection des droits de l’homme. Pour cette raison, on peut affirmer que la Corte IDH a été
efficace pour trouver une solution aux controverses internationales et elle a servi a l’exécution de normes
de protection des droits de l’homme.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
117
Mots clés. Controle de convencionalité, Convention Americaine des Droits de l´homme, Court Interamericaine des Droits de l’homme.
Resumo. O objetivo essencial é a análise e a demonstração da influência que a Corte Interamericana de
direitos humanos (CIDH) tem tido nos sistemas jurídicos de proteção dos direitos humanos do México
e Colômbia. Também analisa o grau de cumprimento da sentença Radilla Pacheco e o massacre de Santo
Domingo. O trabalho foi dividido em quatro temas: o primeiro concentra-se sobre a evolução do conceito de controle de convencionalidade (CCV); o segundo faz uma releitura da maneira em que a Corte
Interamericana interpreta a Convenção Americana de direitos humanos (CADH); a terceira examina o
grau de cumprimento da sentença Radilla Pacheco versus México emitida em 30 de novembro de 2009
e sua influência no sistema jurídico mexicano; e o quarto eixo expõe o julgamento do massacre em Santo
Domingo contra a Colômbia, emitida em novembro de 2012; também observa que a eficácia da própria
Corte IDH para este caso controverso. A conclusão mostra que o CCV tem evoluído nos últimos anos,
a fim de superar os obstáculos encontrados dentro de alguns sistemas jurídicos do estado de proteção dos
direitos humanos. Por esta razão, conclui afirmando que a Corte IDH tem sido eficaz para a resolução de
casos controversos e contribuiu para a implementação da proteção dos direitos humanos.
Palavras-chave. controle de convencionalidade, Convenção Americana de direitos humanos, Corte
Interamericana de direitos humanos, dos direitos humanos
Introducción
A nivel internacional cada Estado americano cuenta con la posibilidad de integrarse como parte
del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (en adelante SIDH), sin embargo, los sistemas
jurídicos internos son tan diferentes que en algunos no se logra garantizar la adecuada protección
de los derechos humanos (DD. HH.). Por ejemplo, existen normas que van en contra de otras
de mayor jerarquía, o peor aún, hay ausencia de procesos internos eficaces de protección a las
víctimas ante violaciones de derechos humanos. Con todas estas irregularidades de cada sistema
jurídico estatal se ha buscado crear una institución de carácter internacional que ayude a proteger
los DD. HH., o en caso de ser violados, coadyuve a la reparación de dicha violación no dejando
impune el acto cometido. No obstante, la solución creada dentro del SIDH no ha sido sencilla y
ha conllevado varias décadas de formación y consolidación; incluso sigue evolucionando.
Las raíces del SIDH se pueden localizar en 1948 cuando se llevó a cabo la IX Conferencia
Americana en Bogotá, Colombia, donde se aprobó la Declaración Americana de los Derechos y
Deberes del Hombre,1 la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la resolución XXXI.2 Sin embargo, es hasta 1959 en la quinta reunión de consulta en Santiago de Chile
que se crea la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante CIDH), encargada
de promover el respeto de esos derechos. Desde 1965 la CIDH fue autorizada expresamente a
recibir y procesar denuncias o peticiones sobre casos individuales en los cuales personas físicas
1 Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre es un pequeño documento conformado por un preámbulo,
dos capítulos y 38 artículos donde se señalan los derechos y deberes del Hombre.
2 La resolución XXXI fue propuesta por Brasil y planteaba la necesidad de establecer una institución que salvaguardara los
Derechos de los Hombres recién aprobados.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
118
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
alegaban violaciones a los DD. HH, trasformando con el ello al ser humano americano de un
sujeto de derechos nacionales a uno internacional. Para 1969 se aprobó la CADH,3 que entró en
vigor en 1978, la cual ha sido ratificada, a enero de 2012 por 24 países.4 Cabe destacar que desde
1968 se instituyó dentro de la propia CADH la Corte IDH fungiendo hoy en día como órgano
autónomo jurisdiccional y convencional garante de protección de los DD. HH.
El surgimiento de dos instituciones de carácter internacional ha facilitado la protección de
los DD. HH., y a pesar de que el artículo 335 de la CADH atribuye finalidades comunes a la
Corte IDH y a la CIDH, tienen atribuciones diferentes. Para el caso de la CIDH, tiene funciones
más amplias en comparación con la Corte IDH, como se puede notar en el artículo 41 para el
caso del primero y el artículo 64.1 para el segundo caso.
La segunda mitad del siglo XX significó un avance para la defensa de los DD. HH. con la
creación de dos órganos (la CIDH y la Corte IDH) y consagrados en la CADH; sin embargo,
todo este sistema de protección es más complejo de lo que se piensa ya que también ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Es un sistema complejo (Nash, 2009, p. 38) y completo de
protección de DD. HH. que trabaja de manera coordinada con los Estados partes y con las víctimas en caso de que exista una violación de DH. La idea principal es lograr una armonización de
protección de los DD. HH. de todos los Estados parte teniendo como núcleo la CADH.
Resultados de la Investigación
El Control de Convencionalidad (CCV)
Los órganos judiciales de cada país firmante de la CADH hoy tienen una doble tarea que realizar.
Por un lado, ejercer el llamado Control de Constitucionalidad y por el otro un CCV. El primero
consiste en realizar una comparación entre su Constitución y las normas que por su rango están
por debajo de ella, debiendo darle prioridad a la primera (Hitters, 2009, p. 110). Mientras que
el segundo, de acuerdo con Bazán (2011), consiste en juzgar en casos concretos si un acto o una
normativa de derecho interno resultan incompatibles con la CADH, disponiendo en consecuencia la reforma o la abrogación de dichas prácticas o normas, según corresponda, en orden a la
protección de los DD. HH. y la preservación de la vigencia suprema de tal convención y de otros
instrumentos internacionales fundamentales en este campo (Bazán, 2011, p. 68).
El CCV es más complejo de lo que se piensa. Además de hacer una comparación de normas
internas respecto a la CADH, el juez local debe tener conocimientos sobre la jurisprudencia de la
3
La Convención Americana se encuentra formada por 11 capítulos y 83 artículos.
4
Los países que han ratificado la Convención Americana son: Argentina, Barbados, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia,
Costa Rica, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México,
Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela.
5 El artículo señala expresamente “son competentes para conocer de los asuntos relacionados con el cumplimiento de los
compromisos contraídos por los Estados Parte en esta Convención: a) la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; b) la
Corte Interamericana de Derechos Humanos”.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
119
Corte IDH, así como conocer el juris corpus del SIDH. La información actualizada de lo que acontece dentro del SIDH es requisito indispensable de cada juez local si se quiere hacer valer los DH.
El ejercer el CCV implica no sólo dejar de aplicar la regla o principio inconvencional, sino
además hacer una interpretación conforme, es decir, armonizar el derecho interno a los parámetros del SIDH, lo que implica una labor de construcción de los operadores jurídicos del derecho
interno, más que limitarse a la aplicación basada en la lógica formal.
Una de las fórmulas constitucionales más efectivas para lograr la armonización entre el derecho nacional y el derecho internacional es a través de la llamada cláusula de interpretación conforme. En términos generales, podríamos sintetizarla como la técnica hermenéutica por medio de la
cual los derechos y libertades constitucionales son armonizados con los valores, principios y normas contenidos en los tratados internacionales sobre derechos humanos signados por los estados,
así como por la jurisprudencia de los tribunales internacionales (y en ocasiones otras resoluciones
y fuentes internacionales), para lograr su mayor eficacia y protección (Ferrer, 2011, p. 612).
Esta doctrina tiene sus orígenes en la escena interamericana a partir del 25 de noviembre de
2003, cuando el hoy ex presidente de la Corte IDH, Sergio Ramírez, quien en el seno de la Corte
IDH, en su voto concurrente razonado emitido en el caso Myrna Mack Chang versus Guatemala,6
utilizó por primera vez la expresión “control de convencionalidad” que trae consigo la jurisdicción de la Corte (Bazán, 2011, p.69).
Sin embargo, el concepto es mencionado plenamente por la Corte IDH hasta 2006 en el
caso Almonacid Arellano y otros versus Chile.7 El caso de Chile en 2006 marca el punto de evolución del concepto de CCV. En el párr. 124 la Corte IDH sostuvo que: “[...] el Poder Judicial
debe ejercer una especie de “CCV” entre las normas jurídicas internas que aplican en los casos
concretos y la CADH”. Para el caso de Trabajadores Cesados del Congreso versus Perú,8 en 2006
expresó, en el párrafo 128, que
[...] los órganos del Poder Judicial deben ejercer no solo un control de constitucionalidad, sino también de “convencionalidad” ex officio entre las normas internas y la CADH. En este segundo caso,
6 Ejecución extrajudicial de Myrna Mack Chang el 11 de septiembre de 1990, en la ciudad de Guatemala, la cual fue consecuencia de una operación de inteligencia militar, que obedeció a un plan previo y cuidadosamente elaborado por el alto mando del Estado
Mayor Presidencial. El Estado no ha utilizado todos los medios a su disposición para realizar una investigación seria y efectiva que
sirva de base para el esclarecimiento completo de los hechos, el procesamiento, juzgamiento y sanción de todos los responsables, tanto
autores materiales como intelectuales, dentro de un plazo razonable. Esta situación se ha visto agravada por la existencia y tolerancia
por parte del Estado guatemalteco de mecanismos de hecho y de derecho que obstaculizan una adecuada administración de justicia. El
caso fue presentado ante la CIDH e 12 de septiembre de 1990 y ante la Corte IDH el 19 de junio de 2001.
7 Supuesta violación de los derechos consagrados en los artículos 8o. (Garantías judiciales) y 25 (Protección judicial) de la
Convención Americana, en relación con la obligación establecida en el artículo 1.1. (Obligación de respetar los derechos) de la
misma, así como la supuesta violación del artículo 2o. (Deber de adoptar disposiciones de derecho interno) de la Convención en
perjuicio de los familiares del señor Luís Alfredo Almonacid Arellano […].
Los hechos expuestos por la Comisión en la demanda se refieren a la presunta falta de investigación y sanción de los responsables de la ejecución extrajudicial del señor Almonacid Arellano, a partir de la aplicación del Decreto Ley No. 2.191, ley de amnistía,
adoptada en 1978 en Chile, así como a la supuesta falta de reparación adecuada a favor de sus familiares. La denuncia fue presentada
ante la CIDH el 15 de septiembre de 1998 y la demanda ante la Corte IDH el 11 de julio de 2005.
8 Los hechos en la demanda se refieren al “despido de un grupo de 257 trabajadores cesados del Congreso Nacional de la
República del Perú […] quienes forman parte de un grupo de 1117 trabajadores que fueron despedidos [de dicha institución] a
través de Resoluciones del Congreso de 31 de diciembre de 1992.”
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
120
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
se remarcó la obligación que tienen los órganos del Poder Judicial y ya no como en el caso de Chile
donde se señaló que el Poder Judicial debía hacer una “especie” de CCV.
El control de convencionalidad en sede interna se actualiza cuando el juez interno tiene competencia para no aplicar el derecho interno y aplicar la Convención u otro tratado mediante el examen de confrontación normativo (derecho interno con el tratado) en un caso concreto y adoptar
una decisión judicial que proteja los derechos de la persona (Pérez Lozano, 2011, p.224).
En 2010 la Corte IDH en el caso Cabrera García y Montiel Flores versus México9 señaló
en su párr. 225, que los jueces y órganos vinculados a la administración de Justicia en todos los
niveles están en la obligación de ejercer ex officio un “CCV”. Ya para 2011, una vez más la Corte
IDH, en el caso Gelman versus Uruguay10 señaló en su párr. 239, que (el control de convencionalidad) “es función y tarea de cualquier autoridad pública y no solo del Poder Judicial”. Para este
entonces, el concepto se había desarrollado a tal grado que cualquier autoridad de los Estados
parte podía ejercer el llamado CCV.
Las críticas hacia la doctrina del CCV no se hicieron esperar. Sobre todo cuando la Corte
IDH señaló en 2006, en el ya mencionado caso de Chile, que se debe ejercer una “especie” de
control de convencionalidad por parte del poder judicial haciendo alusión a que se debía ejercer
un control difuso de convencionalidad dentro de cada Estado firmante de la CADH.
García Ramírez (2011), ex juez de la Corte IDH, señala que existen dos posibilidades para el
ejercicio del control jurisdiccional de constitucionalidad de leyes: concentrado, que deposita ese
control en un órgano jurisdiccional supremo, y difuso, que asigna el control a un amplio número
de juzgadores, acaso a todos los titulares de la función jurisdiccional llamados a pronunciarse sobre la constitucionalidad de las normas internas que, en principio deben aplicar y se encuentran
autorizadas para “desaplicar” o invalidar, eventualmente, esas disposiciones cuando las consideran
incompatibles con la ley fundamental a la que debieran ajustarse (García Ramírez, 2011, p. 150).
Al no tomar la Corte IDH en cuenta que cada Estado es un sistema constitucional diferente,
las críticas hacia esta institución se presentaron. Por ejemplo, Contesse (2013) señala que
9 La demanda se relaciona con la alegada responsabilidad del Estado por el sometimiento de los señores Teodoro Cabrera
García y Rodolfo Montiel Flores (en adelante, los señores “Cabrera García” y “Montiel Flores” o “los señores Cabrera y Montiel”)
“a tratos crueles, inhumanos y degradantes, mientras se encontraban detenidos y bajo custodia de miembros del Ejército mexicano,
por su falta de presentación sin demora ante un juez u otro funcionario autorizado para ejercer funciones judiciales que controlara la
legalidad de la detención y por las irregularidades acaecidas en el proceso penal que se adelantó en su contra”. Además, la demanda
se refiere a la supuesta falta de debida diligencia en la investigación y sanción de los responsables de los hechos, la falta de investigación adecuada de las alegaciones de tortura y la utilización del fuero militar para la investigación y juzgamiento de violaciones a
los derechos humanos. La detención de los señores Cabrera y Montiel tuvo lugar el 2 de mayo de 1999.
10 Los hechos se refieren a que María Claudia García Iruretagoyena Casinelli, de nacionalidad argentina y su esposo Marcelo
Ariel Gelman Schubaroff, fueron detenidos junto con otros familiares y amigos el 24 de agosto de 1976 en Buenos Aires, Argentina,
por militares uruguayos y argentinos. Al momento de su privación de libertad, María Claudia tenía 19 años de edad y se encontraba
en avanzado estado de embarazo (alrededor de 7 meses). Fueron llevados al centro de detención y tortura clandestino conocido
como “Automotores Orletti”, en Buenos Aires, donde permanecieron juntos algunos días y posteriormente fueron separados. En
octubre de 1976 María Claudia García fue trasladada de forma clandestina a Montevideo en Uruguay, por autoridades uruguayas
en el denominado “segundo vuelo” y alojada en la sede del Servicio de Información de Defensa del Uruguay. En lo sucesivo, habría
sido trasladada al Hospital Militar, donde dio a luz a una niña. Su hija recién nacida fue sustraída y entregada ilícitamente a un
policía uruguayo y su esposa, quienes la registraron como hija propia y le dieron el nombre de María Macarena Tauriño Vivian.
Desde entonces María Claudia García Iruretagoyena se encuentra desaparecida.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
121
Mientras en Argentina, el control de constitucionalidad es difuso, vale decir, recae como potestad
constitucional sobre todos los Jueces, Chile y Colombia tienen modelos concentrados de control
constitucional, donde solo alguna corte especializada tiene la potestad para inaplicar leyes por contravenir la Constitución. (Contesse, 2013, p. 6)
Para el caso colombiano, existe la posibilidad de aplicar la excepción de inconstitucionalidad, que
sería una modalidad difusa del control de constitucionalidad.
Bajo estos criterios, en Argentina no habría problemas si se aplica el CCV desde cualquier
órgano del poder judicial. Sin embargo, el problema recae, por ejemplo, en Colombia, donde se
maneja el control concentrado; entonces, ¿qué pasaría si un juez colombiano invalida una ley para
aplicar el control de convencionalidad? ¿Se estaría violando la constitución colombiana a causa
del cumplimiento de la Convención Americana? Para dar respuesta a estas interrogantes, la Corte
IDH, en 2006, citó en el caso de Chile los artículos 2611 y 2712 de la Convención de Viena con lo
que se aseguraba que de alguna u otra manera se debía cumplir con las disposiciones de la CADH.
Ahora bien, al acontecer un caso, los jueces locales hacen una relación vertical normativa
para hacer valer los DD. HH. Si la instancia local no logra resolver el caso, este pasa al nivel
órgano supremo para resolver la controversia, y en caso de no responder a los DD. HH.de los
afectados, el caso es llevado a la Corte IDH. Existe todo un proceso para hacer llegar un caso ante
esta institución, sin embargo, este se describirá con más detalle en el apartado posterior.
La interacción entre la Corte IDH y los órganos judiciales de los Estados es de carácter bidimensional, aunque prevalezca el carácter unidimensional. La mayoría de veces, son los Estados
quienes se encargan de tomar la jurisprudencia de la CADH y de los tratados que le permiten
jurisdicción a la Corte IDH. Sin embargo, en otras ocasiones, la Corte IDH toma conceptos o
jurisprudencia de los Estados parte para la resolución de un caso. Aguilar (2011) sostiene que la
interacción es mutua, de modo que podemos encontrar casos en que la CIDH cita y se apoya en
decisiones adoptadas por los tribunales constitucionales (Aguilar, 2011, p. 77).
Lo que se busca es salvaguardar los DD. HH. de los habitantes insertos dentro de cada
Estado latinoamericano. De esta forma, la Corte IDH no se impone sobre los Estados y mucho
menos viola su soberanía, sino más bien, coadyuva al cumplimiento de los DD. HH.
La densidad del control judicial administrativo protege la supremacía del derecho internacional de los derechos humanos, ya que se convierten en verdaderos jueces de convencionalidad
(García Morelos, 2010, p. 22).El control difuso de convencionalidad es la pieza más importante
del SIDH porque transforma a los jueces nacionales en jueces internacionales y permite ampliar
la cobertura de protección a todos los rincones de los países que integran el SIDH (Martínez
Lazcano, 2014, p. 20).
11 Todo
tratado en vigor obliga a las partes buena fe a cumplir con sus disposiciones.
12
Un Estado parte en un tratado no podrá invocar las disposiciones de su derecho interno como justificación de incumplimiento.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
122
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
La Convención Americana de Derechos Humanos (CADH) y la Corte
Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).
La CADH es un instrumento de carácter internacional firmado por países latinoamericanos con
el fin de proteger los DD. HH. de los habitantes de cada Estado. Fue adoptada en San José de
Costa Rica, el 22 de noviembre de 1969, en la Conferencia Especializada Interamericana sobre
Derechos Humanos.
Dentro de la CADH tienen relevancia para este estudio los artículos 1.1 y 2 debido a que
contienen las obligaciones de respeto, garantía y adecuación en el SIDH. Citando expresamente
el artículo 1.1:
Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción,
sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o
de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra
condición social.
El reconocimiento y exaltación de los derechos humanos como factores supremos hace que se
consolide un nuevo orden extraterritorial, en el que los tratados, convenciones y pactos forman
un cuerpo normativo universal, que no limita a una jurisdicción o competencia determinada,
sino que opera en el marco de una competencia y jurisidicción unica, universal y trasnacional
(Pérez Salazar y Pozas Márquez, 2014, p.98).
Al respecto, García (2011), citando la resolución del caso del Señor Velázquez Rodríguez
versus Honduras, del 29 de julio de 1988, señala que es deber de los Estados parte organizar todo
el aparato gubernamental y, en general, todas las estructuras a través de las cuales se manifiesta el
ejercicio del poder público, de manera que sean capaces de asegurar jurídicamente el libre y pleno
ejercicio de los DD. HH. (García, 2011, p. 146).
En cambio, el artículo 2 menciona que si el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en el artículo 1 no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter,
los Estados Partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales
y a las disposiciones de esta Convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren
necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades.
En este caso, los Estados se comprometieron a hacer las respectivas modificaciones dentro
de sus ordenamientos jurídicos, ya sea que los Estados tengan que suprimir o reformar ciertas
normas con el fin de armonizar su sistema jurídico con la CADH. Incluso algunos autores, como
Aguilar (2011), han llegado a hablar del surgimiento de un derecho constitucional común en
América Latina. La idea es armonizar las normas que se encargan de proteger los DD. HH. de
los Estados latinoamericanos, así como hacer efectivos los mecanismos para el cumplimiento de
dichos derechos.
Uno de los impactos de los régimenes internos del SIDH es que provoca la reorganización
de las competencias de las autoridades para que en todos los niveles de gobierno existan medidas
de prevención de derecho, así como capacidad de investigación, sanción y reparación de tales
violaciones cuando se hayan prodicido (Carbonell Sánchez, 2013, p. 139).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
123
Por otro lado, la Corte IDH surge como la institución que hace valer la CADH. Es una
pieza fundamental de todo el SIDH. Es la intérprete última de la Convención. De hecho, la
Corte tiene una doble función, la primera es de carácter consultiva mientras que la segunda es
de carácter jurisdiccional. Dentro de la primera, los estados miembros de la OEA y sus órganos
principales y la Comisión pueden consultar (la) acerca de la interpretación de esta Convención o
de otros tratados concernientes a la protección de los DD. HH. en los Estados americanos (Pia,
2007, p. 218).
En cuanto al carácter jurisdiccional, la Corte IDH se encarga de interpretar la Convención
ADH y cuando lo hace, lo hace para todos los Estados miembros y para todas las personas que
pertenecen a la jurisdicción de aquéllos: y no solamente para el Estado demandado.
El papel de la Corte IDH va más allá de simplemente interpretar la Convención ADH, también puede interpretar otros tratados o convenios que han sido motivo de integración al corpus juris (Ferrer, 2011, p. 584). Entre estos se encuentran el Protocolo de San Salvador, la Convención
para Prevenir y Sancionar la Tortura, la Convención contra la desaparición forzada de Personas
y la Convención para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, útiles para
apoyarse en resoluciones sobre casos paradigmáticos o incluso puede tomar algunos conceptos de
otros tratados con el fin de resolver los casos.
No debe pensarse que la Corte IDH es la instancia que sustituirá a los órganos locales encargados de defender los DD. HH. de sus habitantes. La Corte IDH nunca ha pretendido despojar a
los órganos internos de dichas atribuciones. Su función se dirige, más bien, a concretar un estándar mínimo para la interpretación de los derechos fundamentales en el ámbito latinoamericano
(Mijangos, 2011, p. 14).
Asimismo, el papel de la Corte IDH se ha incrementado en los últimos años, debido a que
se ha pronunciado sobre temas vinculados con la democracia, la independencia del poder judicial
y la separación de poderes; la independencia y la democracia de los partidos políticos y su rol en
un Estado de Derecho; el concepto de ley, la función legislativa y el control de órgano legislador;
la libertad de expresión y el escrutinio de las autoridades públicas; la transparencia, el acceso a la
información pública, y la responsabilidad del Estado; la participación y el control ciudadano; y,
muy importante, la regulación, limitación y el control del ejercicio del poder estatal por cualquiera de sus órganos en una sociedad democrática (Aguilar, 2011, p. 54).
Toda esta extensión de los temas a los que se ha involucrado la Corte IDH sigue una lógica dentro de la esfera latinoamericana. De hecho el mismo CCV se inscribe en un sistema
(jurídico-político) construido a partir de voluntades soberanas, con sustento en valores y principios compartidos que consta, explícita o implícitamente, en los documentos fundacionales del
sistema, como son la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre y la CADH;
además, otros instrumentos con semejante contenido; normas comunes (el corpus juris americano
de los derechos humanos) y una instancia supranacional, con poder de interpretación vinculante
(García, 2011, p. 127).
Estos valores y principios compartidos facilitan la tarea de la Corte IDH, debido a que los
Estados buscan garantizar los DD. HH. de sus habitantes. Además se comparte un mismo sistema político democrático, basado en los mismos ideales.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
124
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
La jurisprudencia resultante del trabajo de la Corte IDH debe ser tomada en cuenta por
todos y cada uno de los Estados que forman parte del SIDH. En este sentido, la jurisprudencia
debe entenderse como la interpretación que realiza la Corte IDH respecto de la CADH, así como
de sus protocolos adicionales y de todos aquellos instrumentos de carácter internacional relacionados con los DD. HH. que formen parte del corpus juris.
Respecto a las sentencias, solo se vincula al Estado parte en el proceso para que lleve a cabo
su cumplimiento. Sin embargo, dicha sentencia debe ser tomada en cuenta por todos los Estados
firmantes de la CADH. No obstante, la sentencia desprende responsabilidad por parte del Estado
siendo esta de carácter unitario. Es decir, es el Estado como un solo ente el responsable de la violación de DD. HH. dentro de su territorio. Si bien es cierto que existe una división de poderes
dentro de cada Estado, esta no aplica para las sentencias de la Corte IDH.
La responsabilidad es global, atañe al Estado en su conjunto y no puede quedar sujeta a la
división de atribuciones que señale el derecho interno. No es posible sancionar internacionalmente al Estado, obligar ante la Corte IDH solo a uno o algunos de sus órganos, entregar a estos la
representación del Estado —sin que esa representación repercuta sobre el Estado en su conjunto— y sustraer a otros de este régimen convencional de responsabilidad, dejando sus actuaciones
fuera del “control de convencionalidad” que trae consigo la jurisdicción de la Corte IDH (García,
2011, p.140).
Entonces quien cumple con la sentencia es el Estado mismo como un ente y no la parte
específica que violó los DD. HH. Dentro de las sentencias, se señalan las medidas reparatorias
como un mecanismo de compensación ante la violación de DD. HH. Independientemente de si
las medidas reparatorias son pecuniarias o no, se ha encontrado que a través de este mecanismo,
la Corte IDH ha salvaguardo derechos económicos, sociales y culturales de manera indirecta.
Algunas medidas reparatorias exigen al Estado que adecúen o modifiquen cierta normatividad que es contraria a la CADH. De cierta forma, esto no es ajeno para las sociedades latinoamericanas, ya que, como se ha señalado anteriormente, la mayoría de los Estados latinoamericanos
compartimos ciertos valores y principios y uno de ellos es la Sociedad Democrática (Barbosa,
2011, p.120), en la cual se exige que haya cambios que estén de acuerdo con la misma naturaleza
de la sociedad, es decir, esta va cambiando conforme pasa el tiempo.
La Constitución de un Estado latinoamericano puede ser modificada por una sentencia
dada por la Corte IDH. Esto responde a que se regularán jurídicamente nuevas situaciones para
proteger con la mayor eficacia posible los DD. HH. y para continuar el siempre inacabado proceso de perfeccionar el sistema democrático dentro del país, sin descuidar las peculiaridades de su
evolución política (Carpizo, 2011, en Arzate y Correa, 2012, p. 203).
Cabe remarcar que la Corte IDH no se ocupa de modificar en forma directa el derecho interno, ya que su misión consiste en “controlar” si las normas locales acatan, o no, las convenciones
internacionales; y por ende, esta no se convierte en una “cuarta” instancia que deja sin efecto las
leyes de los países (Hitters, 2009, p. 112).
Es decir, los países tienen la última palabra para decidir si cumplir o no con la sentencia; de
hecho esto ha sido también tema de debate, respecto al grado de coercibilidad que la Corte IDH
puede ejercer sobre un Estado parte. Klot (2006), señala que la efectividad de los fallos de la Corte
se ve menoscabada porque, en definitiva, es sobre los Estados que recae la etapa de ejecución,
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
125
dejando enteramente en sus manos la decisión de aplicar los dictámenes de la corte o no (Klot,
2006, p. 200).
Desafortunadamente, el sistema internacional es de carácter anárquico, es decir, no tenemos un gobierno mundial que pueda ejercer coercibilidad sobre los Estados. Sin embargo, las
instituciones internacionales surgen como un mecanismo de control para hacer cumplir ciertas
pautas normativas, aunque en algunas ocasiones estas recomendaciones se queden como meros
discursos.
El impacto de la sentencia Rosendo Radilla Pacheco en México: de un control
concentrado a uno difuso de convencionalidad y su grado de cumplimiento
La sentencia dictada el 23 de noviembre de 2009 por parte de la Corte IDH en contra de México
tuvo un impacto de gran envergadura, lo cual condujo a este Estado de un modelo de control concentrado a uno difuso de convencionalidad. No obstante, el debate que se suscitó en la
Suprema Corte de Justicia de la Nación (en adelante SCJN)13 no fue fácil debido a que surgió
una gran cantidad de preguntas sobre el nuevo papel que el Poder Judicial de la Federación (en
adelante PJF) debía jugar.
Ahora bien, antes de continuar con el análisis de la transición del modelo de CCV de
México, es necesario hacer un breve resumen sobre los hechos ocurridos en el caso Rosendo
Radilla Pacheco, ya que la sentencia de 2009 en contra de México contiene una serie de reparaciones encaminadas al PJF y a ciertas reformas en el Código de Justicia Militar y el Código Penal
Militar, esto en razón al cumplimiento del artículo 2 de la CADH.
El 25 de agosto de1974 el señor Rosendo Radilla Pacheco fue víctima de desaparición forzada por miembros del Ejército Mexicano en el municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero. Después
de varias denuncias hechas por los familiares del señor Radilla Pacheco en instancias estatales
y federales, presentaron el caso, junto con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de
los Derechos Humanos14 y la Asociación de Familiares Detenidos-Desaparecidos y Víctimas de
Violaciones a los Derechos Humanos15 en México, a la CIDH.
La desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco se dio en el contexto del despliegue
de una campaña militar inconstitucional, que trajo como resultado —entre otros abusos que
permanecen en la impunidad absoluta— la desaparición de otras centenas de personas en el país,
13 La Suprema Corte de Justicia de la Nación es el Máximo Tribunal Constitucional del país y cabeza del Poder Judicial de
la Federación. Tiene entre sus responsabilidades defender el orden establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos; mantener el equilibrio entre los distintos Poderes y ámbitos de gobierno, a través de las resoluciones judiciales que
emite; además de solucionar, de manera definitiva, asuntos que son de gran importancia para la sociedad. En esa virtud, y toda vez
que imparte justicia en el más alto nivel, es decir, el constitucional, no existe en nuestro país autoridad que se encuentre por encima
de ella o recurso legal que pueda ejercerse en contra de sus resoluciones.
14 Organización civil con reconocimiento nacional e internacional, innovadora y con amplia experiencia en la promoción y
la defensa efectiva de los derechos humanos a través de la difusión y defensa integral de los derechos humanos en México, para lo
cual cuenta con las siguientes áreas estratégicas: incidencia, promoción, investigación y defensa integral.
15 Asociación de Familiares Detenidos-Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos es una organización no gubernamental integrada por las Asociaciones de Familiares de países de América Latina y el Caribe en los que se practicó
o practica la desaparición forzada de personas. Fedefam es una organización humanitaria, independiente de toda doctrina o institución política o religiosa.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
126
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
muchas de ellas en el estado de Guerrero. Para entender dicho contexto, así como la violencia que
se vivía en dicho estado en esa época (Guevara Bermúdez, 2012, p. 124).
De esta forma la CIDH analizó el caso e hizo ciertas recomendaciones al Estado mexicano,
sin embargo, este último hizo caso omiso. Ante esto, el 15 de marzo de 2008 la CIDH decidió
pasar el caso a la Corte IDH para que lo revisara y diera solución. Así el 23 de noviembre de 2009
la Corte IDH dictó sentencia condenatoria con reparaciones encaminadas al PJF.
Posteriormente, el 9 de febrero de 2010 se notificó al gobierno mexicano la sentencia condenatoria para hacerla pública ese mismo día en el Diario Oficial de la Federación.16
Dentro de las medidas de reparación se exigía a México:
1. Obligación de conducir eficazmente, con la debida diligencia y dentro de un plazo razonable
la investigación y, en su caso, los procesos penales que tramiten en relación con la detención y
posterior desaparición forzada del señor Rosendo Radilla Pacheco, para determinar las correspondientes responsabilidades penales y aplicar efectivamente las sanciones y consecuencias que
la ley prevea (Sentencia Padilla Pacheco, párr. 331).
2. Obligación de continuar con la búsqueda efectiva y la localización inmediata del señor Radilla
Pacheco o, en su caso, de sus restos mortales (Sentencia Padilla Pacheco, párr. 336).
3. El PJF debe ejercer un “control de convencionalidad” ex officio entre las normas internas y la
CADH, evidentemente en el marco de sus respectivas competencias y de las regulaciones procesales correspondientes. En esta tarea, el PJF debe tener en cuenta no solamente el tratado, sino
también la interpretación que del mismo ha hecho la Corte IDH, intérprete última de la CADH
(Sentencia Padilla Pacheco, párr. 339).
4. Obligación de adoptar en un plazo razonable, las reformas legislativas pertinentes para compatibilizar el artículo 57 del Código de Justicia Militar con la CADH, el artículo 215A del Código
Penal Federal con la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, y ambos
artículos con los estándares internacionales en la materia (Sentencia Padilla Pacheco, párr. 342)
5. Obligación de implementar, en un plazo razonable y con la respectiva disposición presupuestaria, programas o cursos permanentes relativos al análisis de la jurisprudencia del SIDH en relación con los límites de la jurisdicción penal militar, así como un programa de formación sobre la
debida investigación y juzgamiento de hechos constitutivos de desaparición forzada de personas
(Sentencia Padilla Pacheco, párrs. 342 y 343).
6. Obligación de realizar una semblanza de la vida del señor Rosendo Radilla Pacheco.
7. Obligación de pagar las cantidades fijadas en la sentencia por concepto de indemnización por
daño material e inmaterial, y el reintegro de costas, según corresponda, dentro del plazo de un
año, contando a partir de la notificación del fallo.
A pesar de la notificación oficial por parte de la Corte IDH el 15 de diciembre de 2009 (Guevara
Bermúdez, 2012, p. 123) no fue tomada en cuenta por parte de la SCJN sino hasta el 26 de mayo
cuando el entonces presidente de la misma formuló una consulta trámite al Tribunal Pleno de la
SCJN, que finalmente terminaría como el expediente varios 489/2010. El debate que se llevó a
cabo dentro de la SCJN es interesante debido a que se tocaron puntos sobre el nuevo papel del
16 El párrafo 350 expresa que el Estado deberá publicar en el Diario Oficial de la Federación y en otro diario de amplia
circulación nacional, por una sola vez, los párrafos 1 a 7, 52 a 66, 114 a 358 de la presente Sentencia, sin las notas al pie de página
y la parte resolutiva de la misma. Adicionalmente, como ha sido ordenado por el Tribunal en ocasiones anteriores 324, el presente
Fallo deberá publicarse íntegramente en el sitio web oficial de la Procuraduría General de la República y estar disponible durante
un período de un año.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
127
PJF; asimismo, hubo ministros que estuvieron en contra de la sentencia17 en un principio, así
como aquellos que siempre la apoyaron.
Dentro del proyecto presentado se contemplaba si México debía cumplir con todas y cada
una de las obligaciones que adquirió al adherirse a la CADH y a las sentencias de la Corte IDH
al haber reconocido su competencia contenciosa. En este punto es necesario destacar que México
firmó y ratificó la CADH el 2 de marzo de 1981 y realizó el depósito el 24 de marzo de 1981 por
el cual contaba con la adhesión y reconoció la competencia de la Corte IDH el 16 de diciembre
de 1998. Por lo que el punto debatible era sobre cuestión de fechas. Es decir, el caso Rosendo
Radilla Pacheco había ocurrido en 1974, lo que significaba anterioridad al reconocimiento por
parte de México a la CADH y a la competencia de la Corte IDH, por tanto era cuestionable el
hecho de cumplir con la sentencia dictada en 2009, además de que México había hecho ciertas
reservas, tanto a la CADH como al Protocolo de Personas Desaparecidas.18
El siguiente punto debatible era sobre la jurisprudencia de la Corte IDH, derivada de los casos en los que México es parte y de los casos en los que no es parte. En este sentido, se preguntaba
si ambas jurisprudencias eran obligatorias.
Finalmente, el proyecto señalaba que la Corte IDH imponía obligaciones directas al PJF.
De aquí se desprendía si esta esfera de poder podía cumplir con la sentencia dictada en contra de
México. Además el párrafo 33919 señalaba que México debía implementar un CCV ex officio por
todos los jueces. El problema radicaba en que México contaba con un modelo de CCV concentrado, es decir solo el PJF tenía las facultades para inaplicar y señalar si alguna ley era contraria a
la Constitución Política y por tanto realizar el CCV ex officio.
Después de un debate intenso se llegó a la conclusión de que la SCJN podía cumplir con
la sentencia sin necesidad de coordinarse con las otras dos esferas del país. Esto es así porque en
México también existe la figura de la vinculatoriedad de la jurisprudencia, donde después de cinco casos relacionados al tema es aplicable para todos los jueces del Estado mexicano. Sin embargo,
aun así, surgió una gran cantidad de dudas al respecto por parte de los magistrados:
17 El Ministro Salvador Aguirre Anguiano quien preguntó cómo había llegado el asunto a ese Alto Tribunal, dijo que la
SCJN no había sido notificada por la Secretaria de Relaciones Exteriores o por la Secretaría de Gobernación y dijo que esa sentencia
no tenía nada que ver con la SCJN. Asimismo el Ministro Luis María Aguilar Morales estuvo de acuerdo con lo expuesto por el
Ministro Aguirre Anguiano.
18 Las reservas y declaraciones interpretativas que hizo nuestro país fueron las siguientes:
1. Reconocer el derecho de voto activo a los ministros de culto religioso (Reserva a la CADH);
2. Reconocer el derecho de asociación con fines políticos a los ministros de culto religioso (Reserva a la CADH); 3. Presentarse
a un procedimiento ante la Corte Interamericana y, en su caso, cumplir con la sentencia que esta emita si el asunto tiene que ver con
la aplicación del artículo 33 constitucional (Reserva a la CADH); 4. Cumplir con una sentencia de la Corte IDH que determine violaciones a la CADH y a la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, por hechos y actos previos al reconocimiento de su competencia, salvo los casos de violaciones continuas o permanentes tales como desaparición forzada de persona.
19 El párrafo 339 expresamente señala que En relación con las prácticas judiciales, este Tribunal ha establecido en su jurisprudencia que es consciente de que los jueces y tribunales internos están sujetos al imperio de la ley y, por ello, están obligados a aplicar
las disposiciones vigentes en el ordenamiento jurídico 320. Pero cuando un Estado ha ratificado un tratado internacional como
la Convención Americana, sus jueces, como parte del aparato del Estado, también están sometidos a ella, lo que les obliga a velar
porque los efectos de las disposiciones de la Convención no se vean mermados por la aplicación de leyes contrarias a su objeto y fin,
que desde un inicio carecen de efectos jurídicos. En otras palabras, el Poder Judicial debe ejercer un “control de convencionalidad”
ex officio entre las normas internas y la Convención Americana, evidentemente en el marco de sus respectivas competencias y de las
regulaciones procesales correspondientes. En esta tarea, el Poder Judicial debe tener en cuenta no solamente el tratado, sino también
la interpretación que del mismo ha hecho la Corte Interamericana, intérprete última de la Convención Americana.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
128
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
1. La existencia o no de obligaciones concretas al Poder Judicial de la Federación.
2. ¿Se debe cumplir con una sentencia de la Corte IDH en las que haya resuelto excediéndose de sus competencias?
3. Si la SCJN es la máxima autoridad jurisdiccional del país, ¿debe reformarse la
Constitución para que puedan cumplirse las sentencias de la Corte IDH?
4. A la SCJN le corresponde, en primer lugar, ¿hacer control de constitucionalidad, o en
primer lugar, de convencionalidad?
Sin embargo, esta consulta trámite presentada por el Ministro Cossío Díaz se había excedido según lo señaló la Ministra Luna Ramos, por lo que debía retornarse a otro Ministro para su estudio
a Fondo. De esta forma, se sometió a votación y se desechó el proyecto inicial quedando como el
expediente 489/2010.
Un año después se llevaría a cabo otro debate en las fechas 4, 5, 7, 11 y 14 de julio respecto de
la sentencia. En este nuevo debate se señaló que si bien es cierto que el Estado mexicano había hecho
reservas al adherirse a la CADH y a la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de
Personas, estas no impedían que México cumpliera con sus obligaciones. Así, por una mayoría de 8
votos, se determinó que frente a las sentencias condenatorias no es posible revisar las excepciones y
salvedades o interpretaciones realizadas por el Estado Mexicano (Musalem, 2011, p. 3).
El 14 de julio en el Diario Oficial de la Federación se publicó la resolución dictada por el
Tribunal Pleno de la SCJN en el expediente varios 912/2010, en relación al 489/2010 y Votos
Particulares formulados por los ministros Margarita Beatriz Luna Ramos, Sergio Salvador Aguirre
Anguiano y Luis María Aguilar Morales; así como Votos Particulares y Concurrentes de los
Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea y Jorge Mario Pardo Rebolledo que entre otros puntos: determinó el criterio obligatorio para todos los jueces del país de aplicar en sus sentencias el
control difuso de convencionalidad y dejó sin efecto las jurisprudencias que prohibían el llamado
control difuso de constitucionalidad, para disponer que los tribunales y juzgados ordinarios deben realizarlo, así como el de convencionalidad de leyes y normas secundarias (Martínez Lazcano,
2013, p.759).
Asimismo, se estableció que las sentencias condenatorias de la Corte IDH sí son obligatorias
para el PJF, y por unanimidad se plasmó que los criterios interpretativos contenidos en la jurisprudencia de la Corte IDH son solo orientadores para esta esfera de poder.
Pasando al párrafo 339 de la sentencia dictada en contra de México donde se señalaba que el
PJF debía ejercer un CCV ex officio, la SCJN señaló al respecto que dicho control debe realizarse
por todos los jueces del Estado Mexicano de acuerdo a la propia Constitución, no declarando
de manera general la inconstitucionalidad de leyes, sino desaplicando al caso concreto aquella
norma que es contraria a la Constitución Mexicana o a los tratados internacionales de derechos
humanos.
Este punto es clave porque por primera vez se le da la oportunidad a cualquier juez del
Estado mexicano de desaplicar una ley que considere que vulnera los DD. HH. de cualquier
ciudadano mexicano. Si bien es cierto que los jueces locales no pueden declararlo como inconstitucional, como si lo pueden hacer los jueces federales de la SCJN, se permite ejercer el CCV
ex officio al aplicar el principio pro homine. Esta decisión que tomó la SCJN, también sigue una
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
129
lógica con la reciente reforma constitucional al artículo 1°20 y en conformidad con el artículo 133°
de la misma Carta Política. En otras palabras, se puede decir que se había pasado de un control
concentrado de convencionalidad a uno difuso.
Si se analiza a fondo los artículos 1° y 133° Constitucional se detecta que para resolver un
caso sobre violación de DD. HH. es fundamental interpretar el artículo 1° donde los tratados
internacionales cobran una relevancia en conjunción con el principio pro homine y el artículo
133° que dispone en su última parte que los jueces de cada Estado se arreglarán a la Constitución
General de la República, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las Constituciones o leyes de los Estados.21
La conjunción de los artículos 1° y 133° es fundamental porque se reconoce que cualquier
juez debe interpretar las normas de acuerdo con la Constitución Mexicana y los tratados internacionales e invocar el principio pro homine. En palabras de Angulo (2013), de esta forma,
los jueces, federales y locales, están obligados a preferir los derechos humanos contenidos en la
Constitución y en los Tratados Internacionales, aún a pesar de las disposiciones en contrario establecidas en cualquier norma inferior.
Según la resolución de la Corte IDH del 14 de mayo de 2013 respecto a la supervisión de
cumplimiento de la sentencia, el gobierno mexicano no ha cumplido con la totalidad de las medidas de reparación encaminadas a las víctimas de la desaparición de Rosendo Radilla Pacheco.
En dicho artículo se muestran los argumentos tanto del gobierno mexicano, como de los representantes de las víctimas, de la CIDH y de la Corte IDH.
Respecto a la obligación de llevar a cabo la correspondiente investigación sobre la desaparición del señor Rosendo Radilla Pacheco, el gobierno mexicano señala que se han hecho y que
se continuará con las respectivas investigaciones con el fin de acreditar la responsabilidad de los
militares inculpados. No obstante, se señala que los representantes de las víctimas también han
coadyuvado a la investigación. Sin embargo, estos mismos se quejan de que las autoridades se hayan tomado tanto tiempo para impulsar las investigaciones debido a que muchas líneas de investigación se desvanecen con el tiempo. De esta forma, la Corte IDH resalta que han transcurrido
aproximadamente 39 años desde que el señor Radilla Pacheco desapareció a manos de agentes
20 Esta reforma se llevó a cabo el 10 de junio de 2011 quedando de la siguiente forma: en los Estados Unidos Mexicanos
todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el
Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo
en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.
Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.
Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar
los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En
consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que
establezca la ley […].
Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente
contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.
21 El artículo 133 constitucional señala que: esta constitución, las leyes del congreso de la unión que emanen de ella y todos
los tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el presidente de la República, con aprobación del
senado, serán la ley suprema de toda la unión. Los jueces de cada estado se arreglarán a dicha constitución, leyes y tratados, a pesar
de las disposiciones en contrario que pueda haber en las constituciones o leyes de los Estados.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
130
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
estatales, por lo que insta al Estado a que realice dentro de un plazo razonable las diligencias pendientes dentro de la investigación.
En cuanto a la obligación de continuar con la búsqueda del señor Radilla Pacheco o, en su
caso, de sus restos mortales, el gobierno mexicano señala que se ha realizado una serie de búsquedas en diferentes puntos del Estado de Guerrero, sin embargo, estas no han sido exitosas. En
este punto, los representantes de las víctimas volvieron a condenar al Estado mexicano debido al
tiempo que tomó para iniciar dicha búsqueda, ya que esto reduce las posibilidades de tener éxito.
En este punto, la Corte IDH, recuerda que la búsqueda efectiva de los restos mortales del señor
Radilla Pacheco forma parte del derecho de los familiares a conocer la verdad y permitirá aliviar
la angustia y sufrimiento causados a su familia.
Respecto a la obligación de adoptar las reformas legislativas pertinentes para compatibilizar el artículo 57 del Código Justicia Militar con la CADH, el artículo 215A del Código Penal
Federal con la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas y ambos
artículos con los estándares internacionales en la materia, el gobierno mexicano señaló que el 19
de octubre de 2010 el Ejecutivo Federal presentó ante el Congreso de la Unión la iniciativa de
modificar varios artículos del Código Justicia Militar y del Código Penal Federal; a pesar de ello,
estas no fueron discutidas en la cámara de senadores. Por tanto, el Estado mexicano sigue trabajando en esta materia.
Sin embargo, el gobierno mexicano también usó el argumento, respecto a la modificación
del Código de Justicia Militar, de que el 14 de julio de 2011 la SCJN determinó que cualquier
juez está obligado a ejercer ex officio el CCV en los términos establecidos por la Corte IDH. De
esta forma los jueces del fuero común deberán conocer todos los casos de violaciones de DD.
HH. presuntamente realizadas por miembros de las fuerzas armadas hacia civiles.22 En este sentido, se estaría cumpliendo con esta medida reparatoria.
Ante dicha situación, los argumentos principales de los representantes de las víctimas fueron, que la iniciativa que se había presentado por parte del ejecutivo no era compatible con lo
señalado en la sentencia, pues a través de esta iniciativa solamente se propone excluir de la jurisdicción penal militar los delitos de desaparición forzada de personas, tortura y violación, a fin de
que sean competencia de los tribunales del fuero común, reservándose la facultad de investigación
y de análisis de la adecuación de los hechos a la hipótesis normativa de la Procuraduría General
de Justicia Militar.
Lo que se pretendía era que los casos de violación de DD. HH., por parte de fuerzas armadas
hacia civiles, fuera llevada a cabo por jueces de fuero común, así como las respectivas investigaciones. Sin embargo, en la iniciativa se dejaba la facultad a los tribunales militares de llevar a cabo
las respectivas investigaciones.
Asimismo, se señaló que la SCJN dejó de lado un pequeño detalle acerca de lo señalado el
14 de julio de 2011 en cuanto a ejercer ex officio el CCV y respecto al Código de Justicia Militar
de que todos los jueces del fuero común deben conocer los casos donde se involucren a fuerzas armadas y civiles. Este detalle significa, según los representantes de las víctimas, que para que dicho
22 Cabe destacar que lo ordena la sentencia condenatoria es que sean los jueces del fuero común los que conozcan de los
hechos en donde estén involucrados fuerzas armadas con civiles, ya que anteriormente eran los tribunales militares quienes se encargaban de juzgar estos casos.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
131
criterio sea obligatorio para las autoridades, se debería formar jurisprudencia según lo establecido
en la legislación mexicana, lo cual no acontece sino hasta que la SCJN decida cinco casos en el
sentido señalado, esto es, prohibiendo que la jurisdicción militar conozca casos de violaciones a
los derechos humanos.
Ahora bien, desde el punto de vista de la Corte IDH, la iniciativa presentada el 19 de octubre de 2012 es insuficiente, pues no cumple plenamente con los estándares indicados en la
Sentencia. En cuanto al artículo 215A del Código Penal Federal, el Estado no debe limitarse a
impulsar el proyecto de ley correspondiente, sino a asegurar su pronta sanción y entrada en vigor,
de acuerdo con los procedimientos establecidos en el ordenamiento jurídico interno para ello.
En lo que se refiere a la obligación de implementar programas o cursos permanentes relativos al análisis de la jurisprudencia del SIDH en relación con los límites de la jurisdicción penal
militar, así como un programa de formación sobre la debida investigación y juzgamiento de
hechos constitutivos de desaparición forzada, el Estado informó que impartió capacitaciones,
cursos, seminarios y conferencias a los jueces del PJF, a los agentes del Ministerio Público de
la Procuraduría General de la República y a jueces y miembros de la Secretaría de la Defensa
Nacional y la Secretaría de la Marina.
Sin embargo, los representantes de las víctimas señalaron que el Estado no remitió información concerniente a la implementación de otros cursos de formación en técnicas de investigación
científica y especializada para casos de desaparición forzada ni información que demostrara la
voluntad del Estado para implementar capacitaciones de manera permanente. No obstante, la
Corte IDH valora las numerosas actividades emprendidas por el Estado mexicano encaminadas a
implementar los programas o cursos permanentes de capacitación ordenados en la sentencia. Por
tanto, la Corte IDH considera que México ha cumplido con esta medida de reparación.
Respecto a la obligación de realizar una semblanza de la vida del señor Rosendo Radilla
Pacheco, el Estado señaló que el 1 de marzo de 2013 altas autoridades del Gobierno Federal y la
señora Ana María Radilla Martínez y el señor Rosendo Radilla Pacheco, presentaron públicamente el libro: Señores, soy campesino. Semblanza de Rosendo Radilla Pacheco, desaparecido. En este sentido, la Corte considera que el Estado ha dado cumplimiento total a esta medida de reparación.
Para la obligación de brindar atención psicológica o psiquiátrica gratuita y de forma inmediata a las víctimas, el gobierno mexicano declaró que desde el mes de junio de 2012, Províctima23
brinda mensualmente la atención psicológica requerida. Asimismo, el gobierno ofreció atención
médica integral a todos los familiares del señor Rosendo Radilla Pacheco. Sin embargo, los representantes de las víctimas argumentaron que la atención psicológica fue ofrecida sin ningún tipo
de planificación ni consenso con las víctimas acerca del perfil del profesional que estaría a cargo
de brindar la atención psicológica. En este sentido, solicitaron a la Corte IDH requerir al Estado
que presente el plan de trabajo que seguirá en dicha atención. Por su parte la Corte IDH dispone
que el Estado deberá remitir al Tribunal, junto con su próximo informe sobre el cumplimiento de
la sentencia, la documentación necesaria para acreditar la capacidad de dichos profesionales para
la atención a este tipo de víctima.
23 Províctima significa Procuraduría Social de Atención a las Víctimas del Delito, sin embargo en 2014 se transformó en la
Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas a través de un decreto publicado el 8 de enero del mismo año en el Diario Oficial de la
Federación, al respecto ver: (Muñoz, 9 de enero de 2014).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
132
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
El pagos de cantidades fijadas en la Sentencia por concepto de indemnización por daño
material e inmaterial y reintegro de costas y gastos, el Estado mexicano señaló que depositó las
cantidades ordenadas en la Sentencia en el Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros,
S.N.C. (BANSEFI) y consignó el pago ante el Décimo Juzgado de Distrito en materia Civil en el
Distrito Federal. Por su parte, las víctimas y sus representantes manifestaron su satisfacción por el
cumplimiento del pago de las indemnizaciones ordenadas por la Corte IDH y esta última señaló
que el Estado mexicano ha dado cumplimento total a esta medida de reparación.
A principios de 2015, el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos
(IFAI) revocó la negativa de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) de dar a conocer el estado
que guarda el cumplimiento de la sentencia Radilla Pacheco que emitió la Corte Corte IDH en
contra de México y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para que proporcionara información a los familiares de los desaparecidos.
De manera paradójica, el Estado reitera la esencia del caso Radilla Pacheco, la falta de información sobre el paradero de las personas detenidas y desaparecidas, la negativa de participar
plenamente en la investigación y de la expedición de copias de la indagatoria.
Es práctica común mexicana negar a la víctima cualquier pesquisa seria sobre las supuestas
investigaciones realizadas por el Ministerio Público por tener el carácter de confidencialidad, menos que se expidan copias de expedientes o de averiguaciones previas.
También la Procuraduría General de la República (PGR) negó información a la comisión
especial legislativa que investiga los hechos ocurridos del pasado 30 de junio, en Tlatlaya, Estado
de México, justificando que las investigaciones “son de carácter no sólo confidencial, sino reservado” de la ejecución de 22 víctimas.
¿Es un derecho de la víctima o víctimas el estar informados de los avances de las indagatorias? Este punto fue analizado en la sentencia Radilla Pacheco, la cual es obligatoria para todas las
autoridades dentro de su competencia, como lo exige el actual artículo 1o. constitucional y que
muchas lecciones aporta.
La Corte [IDH] considera que: “…la negativa de expedir copias del expediente de la
investigación a las víctimas constituye una carga desproporcionada en su perjuicio, incompatible con el derecho a su participación en la averiguación previa. En el caso paradigmático de
grandes lecciones, se dijo que se tradujo en una violación del derecho de la señora Tita Radilla
Martínez (familiar de Radilla Pacheco) a participar plenamente en la investigación. Al respecto, los Estados deben contar con mecanismos menos lesivos al derecho de acceso a la justicia
para proteger la difusión del contenido de las investigaciones en curso y la integridad de los
expedientes (párrafo 256).
En todo caso, el Tribunal [Corte IDH] destaca que la Ley Federal de Transparencia y Acceso
a la Información Pública Gubernamental vigente en México, efectivamente, en el artículo 14,
fracción III, dispone que se considerara como información reservada “las averiguaciones previas”.
Sin embargo, en esa misma disposición, dicha Ley también establece que “[n]o podrá invocarse
el carácter de reservado cuando se trate de la investigación de violaciones graves de derechos fundamentales o delitos de lesa humanidad” (párrafo 257).
Tomando en cuenta lo anterior, y en aplicación del artículo 29 b) de la Convención
Americana, la Corte [IDH] considera que debe entenderse que el derecho de las víctimas en
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
133
este caso a obtener copias de la averiguación previa conducida por la Procuraduría General de
la República no está sujeto a reservas de confidencialidad, en tanto que la misma se refiere a la
investigación de delitos constitutivos de graves violaciones a los derechos humanos, como lo es la
desaparición forzada del señor Rosendo Radilla Pacheco. De esta manera, las víctimas en el presente caso deben tener derecho al acceso al expediente y a solicitar y obtener copias del mismo, ya
que la información contenida en aquél no está sujeta a reserva (párrafo 258).
En consecuencia, el Tribunal [Corte IDH] considera que el Estado violó el derecho de la
señora Tita Radilla Martínez de participar en la investigación y en el proceso penal relativo a los
hechos del presente caso y, por tanto, el artículo 8.1 de la Convención Americana (párrafo 259).
En resumen: la falta de información es contraria a los derechos humanos, más aún cuando
se trata de violaciones graves por ser casos de interés público.
Sigue existiendo incumpliendo en lo previsto en la sentencia Radilla Pacheco, porque ésta
tiene efectos generales bajo el principio de la garantía de no repetición.
En este fallo, siguiendo el sistema europeo de protección de derechos humanos, se indica:
“90. En el mismo sentido, la Corte Europea de Derechos Humanos rechazó argumentos presentados por un Estado con el objeto de no enviar información de un expediente penal que se encontraba abierto y que había sido solicitado por aquella. En efecto, el Tribunal Europeo consideró
insuficiente alegar, inter alias, que la investigación criminal estaba pendiente y que el expediente
contenía documentos clasificados como secretos”.
Igualmente el IFAI precisó que la SEDENA debe entregar toda documentación de la actividad realizada del 25 al 30 de septiembre de 2014, por el 27 batallón de infantería destacado en
Iguala, periodo en el que desaparecieron los 43 normalistas.
Ahora que las reformas en materia de transparencia se encuentran en el procedimiento legislativo, no parece ser el obstáculo más fuerte la creación o modificación de leyes, máxime con la
exigencia jurídica de los parámetros internacionales, que son un dique ante cualquier retroceso,
sino el cumplimiento y eficacia por parte de las autoridades.
La decisión de la Corte IDH respecto a la sentencia del caso Radilla Pacheco en contra de
México fue que el gobierno no ha dado cumplimiento total al fallo por lo que debe buscar mecanismos que le permitan agilizar la observancia en razón de su responsabilidad. Asimismo señaló
que de las ocho obligaciones dictadas solo ha dado cumplimiento a tres de ellas, a saber: cursos
o programas de análisis sobre la jurisprudencia de la Corte IDH, la semblanza del señor Radilla
Pacheco y los pagos fijados en la sentencia. Faltan los puntos que señalan la investigación de los
responsables de la desaparición del señor Radilla Pacheco, la búsqueda de sus restos mortales,
la modificación del Código de Justicia Militar en su artículo 57 del Código Penal Federal en su
artículo 215A y la atención psicológica gratuita y efectiva.
Dentro de la supervisión de cumplimiento de la sentencia se muestran los argumentos usados por parte del gobierno mexicano y los argumentos de los representantes de las víctimas ante
la Corte IDH. Sin embargo, es esta instancia quien tiene la responsabilidad de decidir si se ha
llevado a cabo el cumplimiento total o solo parcial de la sentencia.
La sentencia dictada en el caso Rosendo Radilla Pacheco en contra de México por parte de
la Corte IDH fue en 2009, por lo que es sorprendente que a más de cinco años se siga llevando
un cumplimiento parcial de dicha sentencia, en parte, debido al tiempo que se ha dejado pasar
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
134
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
desde la desaparición de la víctima y en parte a las barreras normativas dentro del propio sistema
mexicano, como en el caso de no modificar los respectivos códigos que se han mencionado. Pero
al mismo tiempo ha habido ciertos avances y logros dentro del sistema jurídico gracias a la SCJN
que ha dictado que se debe ejercer un CCV ex officio. Si bien es cierto que dicho control tiene
límites como el de no poder declarar inconstitucional una ley inferior a la Constitución (pero si
desaplicar dicha ley), se ha avanzado y se ha dado cumplimiento en parte a la sentencia de 2009
en contra de México.
Además, si se quieren modificar los Códigos Penales a través de la SCJN, que representa la
esfera del Poder Judicial en un sistema de pesos y contrapesos, se necesita hacer jurisprudencia de
cinco casos contenciosos respecto al mismo tema; en este sentido, este sería otro límite que habría
que superar. No obstante, existen otras dos esferas de poder que podrían coadyuvar al cumplimiento de la Sentencia, pero que hasta el momento no se han coordinado para aprobar dichas
modificaciones normativas.
El 15 de diciembre de 2009 la Corte IDH notificó la sentencia. Ese mismo día la Secretaría
de Gobernación (SEGOB) reconoció la obligatoriedad de la sentencia por ser definitiva e inapelable en los términos del artículo 67 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos
(Convención ADH) mediante un comunicado de prensa.
Así, desde el 24 de marzo de 1981, México es Estado parte de la Convención ADH; el 16
de diciembre de 1998 también reconoció la competencia contenciosa de la Corte IDH, y el 9 de
abril de 2002 ratificó la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada (CIDFP).
La Corte IDH consideró en la misma sentencia que el Estado mexicano no ha cumplido plenamente las obligaciones que le impone el artículo 2o. de la Convención ADH, en relación con
los artículos I y III de la CIDFP, para garantizar debidamente la investigación y eventual sanción
de los hechos constitutivos de desaparición forzada.
Entre los diversos deberes que condenó la Corte IDH, el Estado deberá adoptar, en un plazo
razonable, las reformas legislativas pertinentes para compatibilizar el artículo 215 A del Código
Penal Federal con los estándares internacionales en la materia y de la CIDFP.
Esta obligación vincula a todos los poderes y órganos estatales en su conjunto. En tal sentido, el Estado no debe limitarse a “impulsar” el proyecto de ley correspondiente, sino asegurar su
pronta sanción y entrada en vigor, de acuerdo con los procedimientos establecidos en el ordenamiento jurídico interno para ello.
Ayotzinapa y el grave contexto. A pesar de que han trascurrido más de cinco años de la
aceptación de la obligatoriedad de la sentencia del caso Rosendo Radilla Pacheco, más de doce años
de haber ratificado la CIDFP, de más de veintidós mil personas desaparecidas de acuerdo con
cifras oficiales de la SEGOB y la Procuraduría General de la República y de sólo seis sentencias
condenatorias de 291 averiguaciones previas, el delito de desaparición de personas no ha sido
incorporado al Código Penal Federal de acuerdo con los compromisos jurídicos internacionales.
La crítica desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ha provocado fuerte y permanente reacción social nacional y global, en contrapartida con la precaria respuesta que evidencia
la credibilidad y eficiencia de las instituciones de procuración de justicia.
Supervisión de cumplimiento. La Corte IDH ha emitido tres sentencias sobre la supervisión de cumplimiento del caso Radilla Pacheco, la última el 14 de mayo de 2013, en la cual decretó
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
135
que mantendrá abierto el procedimiento relativo a las obligaciones del Estado, entre otros puntos:
adoptar en un plazo razonable las reformas legislativas pertinentes para compatibilizar el artículo
215 A del Código Penal Federal con los estándares internacionales en la materia y con la CIDFP.
Los artículos I y III de la CIDFP respectivamente disponen que los Estados partes de la
CIDFP se comprometen, entre otras obligaciones, a:
a) No practicar, no permitir, ni tolerar la desaparición forzada de personas, ni aun en estado de emergencia, excepción o suspensión de garantías individuales; b) Sancionar en el ámbito
de su jurisdicción a los autores, cómplices y encubridores del delito de desaparición forzada de
personas, así como la tentativa de comisión del mismo; c) Cooperar entre sí para contribuir a
prevenir, sancionar y erradicar la desaparición forzada de personas; y d) Tomar las medidas de
carácter legislativo, administrativo, judicial o de cualquier otra índole necesarias para cumplir con
los compromisos asumidos en la CIDFP.
Los Estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales, las medidas legislativas que fueran necesarias para tipificar como delito la desaparición
forzada de personas, y a imponerle una pena apropiada que tenga en cuenta su extrema gravedad.
Dicho delito será considerado como continuado o permanente mientras no se establezca el destino o paradero de la víctima.
Los Estados partes podrán establecer circunstancias atenuantes para los que hubieran participado en actos que constituyan una desaparición forzada cuando contribuyan a la aparición con
vida de la víctima o suministren informaciones que permitan esclarecer la desaparición forzada
de una persona.
Evolución institucional. La reforma por sí misma, como cualquier otra, no cambia la realidad de los fenómenos de barbarie que se han cometido, sin embargo, representa un compromiso
y oportunidad para homologar la lucha contra el grave delito de desaparición forzada, aunado
de una urgente reestructuración institucional que tenga como fin real proteger eficazmente a la
sociedad del crimen organizado y no re-victimizar a las víctimas.
El Caso de La Masacre de Santo Domingo versus Colombia
La Sentencia de la Masacre de Santo Domingo versus Colombia es un caso contencioso que puso
a prueba y de cierta forma “retó” a la Corte IDH en cuanto a sus atribuciones. No obstante, la
Corte IDH siempre justificó sus acciones a través de la CADH y de sus antecedentes jurisprudenciales de otros casos, de tal manera que el Estado colombiano termina aceptando su jurisdicción.
Sin embargo, antes de hacer el análisis correspondiente, es necesario conocer los hechos ocurridos
en 1998.
En 1998 en el departamento de Arauca, en el municipio de Fortú, en la vereda de Santo
Domingo se llevó a cabo una masacre que dejó a 17 personas muertas y 27 heridas. Según los
hechos, el 12 de diciembre las Fuerzas Armadas de Colombia y la guerrilla protagonizaron enfrentamientos luego de que una avioneta Cessna aterrizara con dinero o armas para actividades
de narcotráfico. De esta forma, las Fuerzas Armadas planearon una operación militar aerotransportada que se prolongó por varios días, en los cuales participó la XVIII Brigada Nacional y el
Batallón Contraguerrilla No. 36.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
136
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
El 13 de diciembre a las 10:02 a.m. un helicóptero UH1H 4407 de la Fuerza Aérea
Colombiana lanzó un dispositivo cluster de tipo AN-M1AA2, compuesto por seis granadas o
bombas de fragmentación AN-M41A sobre la calle principal de Santo Domingo matando a
17 personas e hiriendo a 27, entre niños y mujeres. De igual manera, la población de Santo
Domingo tuvo que abandonar su lugar de origen con el fin de refugiarse. No obstante, después
del lanzamiento del cluster, las aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana iniciaron ametrallamientos en contra de las personas que huían del enfrentamiento.
El caso se presentó ante la CIDH el 18 de abril de 2002 y hasta el 24 de marzo de 2011
esta institución aprobó en los términos del artículo 50 de la Convención el informe de Fondo
No. 61/11 en el cual concluyó que el Estado es responsable de varias violaciones a la CADH y le
hizo determinadas recomendaciones.24 Sin embargo, ante la falta de cumplimiento por parte del
Estado, la CIDH decidió someter el caso ante la Corte IDH dando Sentencia definitiva el 30 de
noviembre de 2012 (Corte IDH).
Una de las principales razones que el Estado colombiano alegaba en contra de la Corte IDH
es que existía una falta de competencia ratione materiae (Sentencia Masacre de Santo Domingo,
párrs. 16, 17 y 18) y se encontraba falta de agotamiento de los recursos internos (Sentencia
Masacre de Santo Domingo, párrs. 27, 28 y 29). En el primer aspecto, el Estado señaló que los
hechos son objeto de un conflicto armado, por ende las eventuales infracciones y responsabilidades que se le pudiesen derivar, no pueden ser determinados por la Corte IDH, por cuanto no
tiene competencia para realizar este tipo de declaraciones que están relacionadas con la aplicación
del Derecho Humanitario, dado que el derecho de guerra no está dentro de sus competencias. La
respuesta por parte de la Corte IDH fue que si bien la CADH solo le ha atribuido competencia
para determinar la compatibilidad de las acciones y omisiones o de las normas de los estados con
la propia CADH y no con las disposiciones de otros tratados o normas consuetudinarias, en el
ejercicio de dicho examen, puede, como lo ha hecho en otros casos, interpretar a la luz de otros
tratados los derechos contenidos en la misma CADH, en particular el Derecho Humanitario
(Corte IDH, Caso Masacre de Santo Domingo, 2012).
24 En el Informe de Fondo la Comisión hizo las siguientes recomendaciones al Estado: 1) Llevar adelante una investigación
imparcial, exhaustiva y dentro de un plazo razonable con el fin de juzgar y sancionar a todos los responsables materiales e intelectuales de las violaciones de derechos humanos declaradas en el presente informe; 2) Investigar los vinculas entre agentes del Estado
y la empresa extractiva que desarrolla actividades en la zona donde ocurrieron los hechos y tomar las medidas adecuadas para evitar
que hechos coma los descritos en el presente informe vuelvan a ocurrir; 3) Establecer, con la participación de la comunidad en
su diseño e implementación, una medida de reparación comunitaria que reconozca el impacto que tuvo el bombardeo sobre la
población civil de la vereda de Santo Domingo para remediar las graves y duraderas consecuencias para la comunidad como tal y
que tome en cuenta iniciativas de desarrollo en temas como salud, vivienda y educación; 4) Adoptar las medidas necesarias para
evitar que se repitan patrones de violencia contra la población civil, de conformidad con el deber de protección y garantía de los
derechos fundamentales reconocidos en la Convención Americana. En particular, implementar programas permanentes de derechos
humanos y derecho internacional humanitario en las escuelas de formación de las Fuerzas Armadas; 5) Reparar adecuadamente las
violaciones de derechos humanos declaradas en el informe tanto en el aspecto material como moral incluyendo el establecimiento
y difusión de la verdad de los hechos, la recuperación de la memoria de las víctimas fallecidas y la implementación de un programa
adecuado de atención psicosocial a los familiares sobrevivientes, y 6) Reparar a los niños y las niñas afectados por el bombardeo
sobre la vereda de Santo Domingo a través de medidas en las que prevalezca el interés superior del niño, el respeto de su dignidad,
el derecho de participación de los niños y niñas, así como el respeto de sus opiniones en el proceso de diseño e implementación de
las medidas de reparación. Cfr. Informe de Fondo No. 61/11, Fondo, Tomo I, folio 44.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
137
En este sentido, recordemos que la Corte IDH también puede interpretar otros tratados o
convenios que han sido motivo de integración al corpus juris a razón de favorecer los DD. HH.
de las personas.
Respecto al segundo punto de agotamiento de los recursos internos, la Corte IDH recordó
que si bien el proceso contencioso administrativo puede ser relevante en la calificación y definición de determinados aspectos o alcances de la responsabilidad estatal, así como en la satisfacción
de ciertas pretensiones en el marco de una reparación integral en un proceso ante el Sistema
Interamericano, en casos como el presente no es un recurso que necesariamente deba ser siempre
agotado, por lo que no inhibía la competencia de la Corte IDH para conocer del presente caso
(CIDH, Caso Masacre de Santo Domingo, 2012).
El Estado colombiano no buscaba a través de sus argumentos evadir su responsabilidad
internacional ante la Corte IDH. No obstante, se recordó que la Corte IDH va más allá de solo
interpretar la CADH para resolver casos contenciones, de hecho, esta institución cada vez más
tiene un entramado de jurisprudencia que se va haciendo más complejo y completo y del cual
dispone en todo momento. En este sentido, la Corte IDH basa sus argumentos en hechos y
ejemplos de casos anteriores que ya han sido consolidados pero que siguen vigentes en cuanto a
su jurisprudencia.
Asimismo, dentro de la Sentencia el Estado colombiano alegaba reconocimiento de responsabilidad, sin embargo, no le fue concebida. El mismo Estado argumentó sus razones de reconocimiento de responsabilidad en cuanto a falencias encontradas durante los procesos penales
internos (Sentencia Masacre de Santo Domingo, párr. 128). Sin embargo, tanto la CIDH como
los representantes de las víctimas alegaron que se violaba el principio de stoppel. La CIDH además
señala que el Estado indicó que sus procesos internos constituyeron una clara y profunda investigación de los hechos y que ese proceso penal se adelantó de acuerdo con los estándares nacionales
e internacionales, cumpliendo con sus obligaciones en materia de investigación y determinación
de los responsables (Sentencia Masacre de Santo Domingo, párr. 131).
Sobre la base de lo anterior, la Corte IDH señala que uno de esos dos procesos penales, que
el Estado refiere como contradictorio con el otro, no conforma el objeto del presente caso, por
lo cual el planteamiento del Estado queda insubsistente y no será considerado como un reconocimiento de responsabilidad, ni tiene efectos jurídicos (Sentencia Masacre de Santo Domingo,
párr. 152). En este punto, el principio de stoppel prevaleció debido a que el Estado en un inicio
y por mucho tiempo argumentó que se estaban llevando a cabo las respectivas investigaciones
y después basado en una sentencia de enero de 2011 donde se condena a un guerrillero de las
FARC contradice sus argumentos, de ahí que la Corte IDH condene al Estado responsable por
los acontecimientos de Santo Domingo.
Finalmente, con base en los hechos y las investigaciones realizadas, la Corte IDH condena al Estado Colombiano por la violación del derecho de la vida, reconocido en el artículo 4.1
de la CADH, en relación con el artículo 1.1 y 19 respecto de las víctimas de los niños y niñas.
Asimismo es responsable por la violación de la integridad personal, reconocido en el artículo 5.1.
Por la violación al derecho de la propiedad privada señalado en el artículo 21 y por violación de
derecho de circulación y residencia, reconocido en el artículo 22 en relación con los artículos 5.1
y 1.1 de la misma CADH.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
138
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
Como se había señalado anteriormente, la Corte IDH a través de sus sentencias dicta medidas reparatorias a favor de las víctimas con el fin de no repetir los acontecimientos. Dentro de
estas medidas de reparación, en la Sentencia contra Colombia, encontramos que el Estado debe
realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional, realizar publicaciones dispuestas de conformidad con el párrafo 303 de la Sentencia. De igual manera el Estado debe
brindar un tratamiento integral en salud a las víctimas a través de sus instituciones especializadas
y otorgar y ejecutar indemnizaciones a las víctimas que no fueron reparadas en la jurisdicción
interna. Finalmente se establece que la Corte IDH supervisará el cumplimiento íntegro de este
fallo y se dará total cumplimiento una vez que se haya dado cabal cumplimiento a la Sentencia.
La Sentencia de la masacre de Santo Domingo puso a prueba a la Corte IDH en cuanto a sus
atribuciones conferidas. A pesar de la insistencia del gobierno colombiano en cuanto a que la Corte
IDH estaba yendo más allá de sus facultades y que las víctimas no agotaron recursos internos, fue
condenado desechando sus argumentos que iban en contradicción con lo señalado en la CADH.
Como se ha señalado anteriormente, la Corte IDH ha demostrado ser, a través de la CADH,
complemento del sistema de protección de Derechos Humanos. No pretende sustituir a los sistemas jurídicos estatales, sino más bien complementarlos con su jurisprudencia y coadyuvar al
cumplimiento de las garantías de los DD. HH. Bajo esas premisas, en el caso de la Masacre de
Santo Domingo la Corte IDH complementó, sobre la base de la CADH, la jurisprudencia de
Colombia para así resolver el caso. Por tanto, el SIDH funciona correctamente ayudando a los
Estados parte en cumplimiento de sus responsabilidades.
A manera de Conclusión
La evolución del SIDH ha ido progresando en las últimas décadas y principalmente en los últimos años con la introducción del concepto de CCV. A partir del año 2006 los Estados deben
ejercer un CCV difuso y ex officio a fin de garantizar la protección de los DD. HH.
Si bien es cierto que algunos estados aún no cuentan con un sistema difuso que permita
a todos los jueces del fuero común inaplicar normas de cualquier jerarquía, deberían iniciar la
búsqueda de mecanismos que les permita cumplir dicho CCV, esto en razón a los artículos 26 y
27 de la Convención de Viena.
México ha dado un gran paso en este sentido a partir de la Sentencia de Radilla Pacheco
dictada el 30 de noviembre de 2009. Se ha pasado de un sistema de CCV concentrado, a uno
parcialmente difuso que al menos permite a todos los jueces del fuero común inaplicar normas
que van en contra de la Constitución y de la CADH, aunque no puedan señalarlas como inconstitucionales, como si puede la SCJN.
En cuanto al papel de la Corte IDH se ha vuelto cada más complejo y completo al ser el intérprete final de la CADH. Asimismo, tiene las facultades de apoyarse en el corpus juris y de otros
tratados internacionales que contengan DD. HH. Lo anterior sigue una lógica y no va en contradicción con el propio sistema debido a que los estados latinoamericanos tienen valores y principios
compartidos, son sociedades democráticas cuyo fin es la protección y garantía de los DD. HH. Por
tanto, la Corte IDH busca poder armonizar los sistemas jurídicos de los Estados parte.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
139
Las medidas reparatorias son un mecanismo que la Corte IDH dicta en las sentencias y que
algunas veces provoca la modificación de ciertas normas del sistema jurídico estatal con el objetivo de no repetir un acontecimiento o de proteger y de garantizar otros derechos que no estaban
siendo protegidos, es decir, es una vía indirecta de protección de DD. HH. y la materialización
concreta del CCV.
En ocasiones se ha puesto en duda la competencia de la Corte IDH como en el caso de la
masacre de Santo Domingo donde el Estado colombiano quería evadir de cierta forma su responsabilidad internacional. Sin embargo, la experiencia de la Corte IDH demostró que su trabajo no
es solo interpretar la CADH sino también la de otros tratados que forman parte del corpus juris.
El SIDH se ha vuelto complejo con el fin último de asegurar que los Estados puedan ajustar
o armonizar sus normas con la jurisprudencia de la Corte IDH que está basada principalmente
en la CADH. Aunque no se descarta que también existe jurisprudencia de la Corte IDH basada
en jurisprudencia de otros Estados, es decir, la idea del doble diálogo entre la Corte IDH y los
Estados es válida porque como se ha señalado anteriormente, al realizar el CCV se debe aplicar
el principio pro hommine, por lo que no se descarta la posibilidad de que incluso un Estado parte
tenga mayor protección sobre algún DD. HH. que la que ofrece la Corte IDH.
El SIDH lo conforman la CIDH, la Corte IDH, la CADH, todo el corpus juris y los Estados
parte. Todos estos actores trabajan en conjunto con un objetivo común, la protección de DH,
por tanto si se quiere lograr una armonización de las normas de protección de los DD. HH. se
debe seguir trabajando en coordinación y, sobre todo, los estados parte deben estar en la mejor
disposición de cumplir con las sentencias dictadas, ya que no existe un gobierno mundial que
pueda obligarlos a seguir las pautas de la Corte IDH pero si existe la voluntad de los estados de
querer mejorar el SIDH.
La ampliación del catálogo de derechos humanos nacionales no se limita al texto constitucional, transformado el sistema de protección de cerrados y estáticos en abiertos y dinámicos al
nutrirse constantemente con los criterios que emite la Corte IDH.
La ampliación del catálogo de derechos humanos no merma para nada la soberanía, sino
por el contrario, los derechos subjetivos que nacen de los tratados internacionales son para todas
las personas.
Hay una pugna entre el viejo y nuevo modelo de protección de derechos humanos, que se
evidencia en la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación Mexicana en la que existen posiciones encontradas y extremas25 entre los ministros que la integran, mientras uno de los once declara
“metafóricamente” que es “una traición a la patria el hecho de que se interprete que los tratados
internacionales que suscribe México están a la par o son superiores a la Constitución” (Corcuera,
Santiago (2013), otro publica que
[…] la reforma de junio de 2011 implicó que deben hacerse operaciones normativas a partir del
principio pro persona tanto con los derechos humanos contenidos en los tratados internacionales de
los que México es parte como con aquellos reconocidos en la Constitución, sin establecer ninguna
jerarquía entre ellos. (Cossío Díaz, J., 2013)
25 Si bien es cierto es necesario el debate, porque como dice el Dr. Salvador Cárdenas Gutiérrez “la unanimidad es sospechosa”, en algunos casos también las objeciones no están exentas de dudas.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
140
Alfonso Jaime Martínez Lazcano, Eduardo Santiago Pérez y Jaime Alfonso Cubides Cárdenas
Los sistemas de protección regionales de derechos humanos en general funcionan como examinadores de los actos u omisiones, incluyendo las normas constitucionales de los Estados parte que
vulneren los derechos humanos convencionales a través de sus instituciones autónomas.
El derecho procesal convencional de los derechos humanos es un instrumento de regularidad que impacta en todo norma sin importar la jerarquía interna de ésta, funcionando más que
completaría invasiva y profiláctica.
El control difuso de convencionalidad no sólo implica dejar de aplicar las normas de derecho nacional, sino lo más importante armonizar las actuaciones jurisdiccionales mediante la
interpretación conforme, que implica actuar, metafóricamente hablando más que como un “legislador negativo” como un “legislador constructor” al emitir normas individualizadas a los casos
concretos.
Ejercer el control difuso de convencional implica en sí mismo ejercer el control difuso de
constitucionalidad, ya que independientemente de la fuente internacional que marca la exigencia,
las propias constituciones así lo reconocen, sin dejar de reconocer que se trata de dos jurisdicciones diferentes: la nacional y la universal o regional.
La Corte IDH no ejerce un control concentrado de convencionalidad, porque este sistema
excluye al difuso, en Latino América el modelo es el control difuso de convencional de derechos
humanos y la Corte IDH es la instancia superior de interpretación del Corpus Iuris latinoamericano.
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
Aguilar, G. (2011) ¿Surgimiento de un derecho Constitucional común en América? (Parte II). Derecho del Estado,
26, pp.51-83.
Angulo J (2013). El control difuso de convencionalidad
en México. Recuperado de http://www.ijf.cjf.gob.mx/
publicaciones/revista/35/05%20Luis%20Fernando%20
Angulo%20Jacobo.pd
Arzate, E. U., & Correa, G. A. (2012). Mutaciones constitucionales y la problemática de su control en el Estado
constitucional. Revista de Derecho, 38, 196-224.
Barbosa F. (2011). Los límites a la doctrina del margen nacional de apreciación en el Tribunal Europeo y la Corte
Interamericana de Derechos Humanos: intervención judicial en torno a ciertos derechos de las minorías étnicas y
culturales. Derecho del Estado, 26, 107-135.
Bazán, V. (2011). Control de convencionalidad, aperturas
dialógicas e influencias jurisdiccionales recíprocas. Derechos
Fundamentales, 18, 63-104. Recuperado de http://www.ijf.
cjf.gob.mx/cursosesp/2012/derhumancontrolconvencionalidad/V%C3%ADctor%20Bazan.pdf
Carbonell, M. (2013). Teoría de los derechos humanos
y del control de convencionalidad. México: Instituto de
Investigaciones Jurídicas-UNAM.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
Corcuera, S. (2013. 24 de agosto). Constitución ampliada
o traición a la patria. El Universal. Recuperado de http://m.
eluniversal.com.mx/notas/articulistas/2013/08/66155.html
Caso Radilla Pacheco versus Estados Unidos Mexicanos.
Sentencia de 23 de noviembre de 2009, Serie C No. 209.
Recuperado de http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_209_esp.pdf
Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los
Derechos Humanos. (2014) ¿Quiénes somos? Recuperado
de http://cmdpdh.org/quienes-somos/
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
(s.f.). Recuperado de http://info4.juridicas.unam.mx/juslab/leylab/250/134.htm
Contesse, J. (2013). ¿La última palabra? Control de convencionalidad y posibilidades de diálogo con la Corte
Interamericana de Derechos Humanos. Recuperado de
http://www.law.yale.edu/documents/pdf/sela/SELA13_
Contesse_CV_Sp_20130401.pdf
Corte IDH. Caso Almonacid Arellano y otros versus Chile.
Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas.
Sentencia de 26 de septiembre de 2006. Serie C No. 154.
Recuperado de http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_154_esp.pdf
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Implicaciones del Control de Convencionalidad: cumplimiento de la Sentencia Radilla Pacheco versus México
y el caso de la masacre de Santo Domingo versus Colombia
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
Corte IDH. Caso Cabrera García y Montiel Flores versus México. Excepción Preliminar, Fondo, Reparaciones y
Costas. Sentencia de 26 de noviembre de 2010 Serie C No.
220. Recuperado de http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/
articulos/seriec_220_esp.pdf
Corte IDH. Caso Masacre de Santo Domingo versus Colombia. Resumen oficial emitido por la Corte
Interamericana. Sentencia de 30 de noviembre de 2012.
Recuperado de http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/resumen_259_esp.pdf
Corte IDH. Caso Trabajadores Cesados del Congreso
(Aguado Alfaro y otros) versus Perú. Excepciones
Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de
24 de noviembre de 2006. Serie C No. 158. Recuperado de
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_158_
esp.pdf
Cossío, J (2013). Las trampas del Consenso, Nexos.
Recuperado de http://www.nexos.com.mx/?p=15502
Diario Oficial (2011, 10 de junio). Decreto por el que se
modifica la denominación del Capítulo I del Título Primero
y reforma diversos artículos de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos. Recuperado de http://www.
diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/dof/CPEUM_ref_194_
10jun11.pdf
Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares
de Detenidos-Desaparecidos. (2014). Una herramienta en la
lucha contra la desaparición forzada. Recuperado de http://
www.desaparecidos.org/fedefam/
Ferrer, E. (2011). Interpretación conforme y control difuso
de convencionalidad: El nuevo paradigma para el juez mexicano. Estudios Constitucionales, 9(2), 531-622. Recuperado
de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=82022776013
García, G. (2010). El control judicial difuso de convencionalidad de los derechos humanos por los tribunales ordinarios en
México. México: Ubijus.
García, S. (2011). El Control judicial interno de convencionalidad. Instituto de ciencias jurídicas de Puebla, 5(28),
123-159. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.
php?pid=S1870-21472011000200007&script=sci_arttext
Guevara, J. A. (2012). La Corte Interamericana de Derechos
Humanos y la justicia de transición: el limitado fallo
Rosendo Radilla Pacheco versus Estados Unidos Mexicanos.
En L. González y J. Morales (Coord.). Derechos humanos
actualidad y desafíos II. 123-151. México: Fontanara.
Hitters, J. C. (2009). Control de Constitucionalidad y
Control de Convencionalidad. Comparación (Criterios fijados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos).
Estudios Constitucionales, 7(2), 109-128. Recuperado de
http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=82011841005
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
141
Klot, S. (2006). El constitucionalismo latinoamericano y
la protección de los derechos indígenas. Revista de Derecho,
5(10), 203-221. Recuperado de http://dialnet.unirioja.es/
servlet/articulo?codigo=2967966
La Reforma al artículo 1° de la Constitución: Apuntes para
la aplicación práctica en el Poder Judicial Mexicano. (S.f).
Recuperado de http://www.miguelcarbonell.com/artman/
uploads/1/la_reforma_al_articulo_1.pdf
Martínez Lazcano, A. J. (2013). El Control difuso de convencionalidad en las sentencias de México, en Velandia Canosa, E.,
Derecho Procesal Constitucional, Tomo IV. Bogotá. Editores
Ltda.
Martínez Lazcano, A. J. (2014). Sistemas Regionales de
Protección de Derechos Humanos. Tuxtla Gutiérrez. Primera
Instancia.
Mijangos y González, J. (S.f.) Breves notas sobre la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y su
recepción por los Tribunales Federales mexicanos. Recuperado
de http://www.corteidh.or.cr/tablas/r24496.pdf
Muñoz, A. M. (9 de enero de 2014). Províctima cambia de
nombre. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.
unam.mx/2014/01/09/politica/016n3pol
Musalem, H. (2011). Crónicas del Pleno y de las Salas.
Recuperado de https://www.scjn.gob.mx/Cronicas/Sinopsis%20Pleno/TP-140711-MBLR-912.pdf
Organización de Estados Americanos. (S.f.). Departamento
de Asesoría Legal. Recuperado de http://www.oas.org/legal/
spanish/documentos/convencionviena.htm
Pérez, A. (2011). El control de convencionalidad en el sistema
jurídico mexicano. México: Novum.
Pérez, E., y Pozas, G. A. (2014) ¿México y el bloque de constitucionalidad? En H. González (Coord.). Derechos humanos,
reforma constitucional y globalización, México: Fontanara.
Pia L, M. (2007). El sistema interamericano de tutela de los
derechos humanos: una comparación con el sistema europeo
bajo la perspectiva del acceso y de la efectividad. Meritum, 2,
211-263. Recuperado de http://dialnet.unirioja.es/servlet/
articulo;jsessionid=36409F786E0090F83622ECC240BBB6A4.dialnet02?codigo=4047542
Procuraduría Social de Atención a las Víctimas de Delitos.
(S.f) ¿Qué es? Recuperado de http://www.provictima.gob.
mx/memorial/index.php?p=quees
Suprema Corte de Justicia de la Nación. (2010).
Seguimiento de Asuntos Resueltos por el Pleno de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación. Recuperado de
http://www2.scjn.gob.mx/AsuntosRelevantes/pagina/
SeguimientoAsuntosRelevantesPub.aspx?ID=121589&SeguimientoID=225
Suprema Corte de Justicia de la Nación. (2014). Conoce la
Corte. Recuperado de https://www.scjn.gob.mx/conocelacorte/Paginas/Que_es_la_SCJN.asp
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
EDUCATION / ÉDUCATION / EDUCAÇÃO
EDUCACIÓN
Lo femenino
Rafael López Angarita, 2003
Técnica: lápiz sobre papel
Tamaño: 65 x 50 cm
Taller del artista, Bogotá, Colombia
Infancia
Rafael López Angarita, 1986
Técnica: acuarela sobre papel
Tamaño: 65 x 50 cm
Taller del artista, Bogotá, Colombia
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Educación - Vol. 13, Núm. 15, pp. 145-181
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Rojas, L. (2015, enero-junio). La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria
de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial: los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios. Rev.
Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 145-181
5
La formación dual en Colombia. El caso de la
Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio
de Bogotá Uniempresarial: los desafíos actuales
en la percepción de egresados y empresarios*
Recibido: 11 de noviembre de 2014 • Aceptado: 10 de abril de 2015
The Colombian Dual Apprenticeship System: the Case of the Business
University Foundation of the Chamber of Commerce of Bogotá
Uniempresarial: The Present Chal l enges in t he Percept ion of Graduat
es and Businessmen
La formation professionnelle duale en Colombie. Le cas de l’Université
de la Chambre de Commerce de Bogota Uniempresarial: Les défis
actuels dans la perception de diplômés et entrepreneurs
A formação dual na Colômbia. O caso da Fundação Universitária da
Câmara de Comércio de Bogotá Uniempresarial: os desafios at uais na
percepção de graduados e empresários
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández a
* Artículo de investigación con fundamento en una tesis doctoral en pedagogía defendida en la
Universidad Popular del Estado de Puebla, México, agosto de 2014. Director de tesis: Dr. Salvador Ceja
Oseguera.
a Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla –Upaep–, Puebla, México. PhD en Pedagogía,
Upaep; Magíster en Educación y Especialista en Gerencia Estratégica de Mercadeo y Comunicadora Social,
Pontificia Universidad Javeriana. Es actualmente Vicerrectora de Uniempresarial. Contacto: [email protected]
146
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Resumen. Se describe la percepción acerca de la formación dual de egresados de la Fundación Universitaria
Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial y de empresarios, con fundamento en
el sistema dual de aprendizaje alemán, un modelo pedagógico que busca cerrar la brecha entre universidad
y empresa. Esto permitirá no solo una reserva de talento para ocupar las futuras posiciones de liderazgo
que la empresa requiere sino también acelerar el desempeño organizativo. Después de revisar el estado
del arte de este tipo de investigaciones, se estructuró un marco teórico adecuado que pudiera integrar los
aportes que se han realizado desde diversas experiencias educativas. Se realizó una encuesta cuantitativa y
cualitativa a egresados y a empresarios que han tenido practicantes en sus organizaciones. Los resultados
muestran que tanto egresados como empresarios tienen una percepción positiva del modelo pedagógico
de Uniempresarial con fundamento en el sistema dual de aprendizaje. De igual manera se evidenció la
importancia del aprendizaje significativo que ha propiciado el modelo. Se concluyó que este tipo de formación es pertinente y asegura la calidad de la educación de los estudiantes, pues abre el camino para su futura
vinculación laboral, lo que más adelante podría ser objeto de estudio para ser llevado a otros contextos.
Palabras claves: egresados, empresarios, formación dual en Colombia, Fundación Universitaria Empresarial
de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial, percepciones.
Abstract. The perceptions of both the Business University Foundation of the Chamber of Commerce
of Bogotá Uniempresarial graduates and the businessmen on dual training are described, based on
Germany’s dual training system —a pedagogical model that seeks to bridge the gap between university
and business, in order to ensure the recent graduates of the University as regards their links with the world
of work and business, as well as for the businessmen to become integrated with the best working talent
according to their company needs, strengthening organizational performance. The state-of-the-art of this
type of research is reviewed; an adequate theoretical framework that could integrate the contributions
made by diverse education experiences was structured. A quantitative and qualitative survey took place
in alumni and businessmen who have had practitioners in their organizations. The results show that both
graduates and businessmen have a positive perception of Uniempresarial pedagogical model based on
dual training system, and the importance of meaningful learning was brought out in the model. It was
concluded that this type of training is appropriate and ensures the quality of education of students, opening the way for future working relationship, which may later be the subject of study to be carried in other
contexts.
Keywords: business University Foundation of the Chamber of Commerce of Bogotá Uniempresarial,
Colombian Dual Apprenticeship System, Entrepreneurs, graduates, perceptions.
Résumé. Par rapport à la formation duale, on décrit les perceptions des entrepreneurs diplômés de l’Université de la Chambre de Commerce de Bogotá Uniempresarial, sur la base du système d’apprentissage
dual allemand, un modèle pédagogique qui vise à réduire l’écart entre l’université et l’entreprise, afin de
garantir l’assurance d’un vivier de talents qui permettra de pourvoir aux postes de dirigeants à venir et d’accélérer la performance organisationnelle. Après analyser l’état actuel de ce type de recherche, un cadre théorique adéquat qui puisse intégrer les apports à travers la réalisation de différentes expériences éducatives a
été structuré. Une enquête quantitative et qualitative a été menée dans les diplômés et les entrepreneurs
qui ont eu des praticiens dans leurs organisations a été effectuée. Les résultats montrent que les diplômés
et les entrepreneurs ont une perception positive du modèle pédagogique d’Uniempresarial, sur la base
du système d’apprentissage dual, et on a souligné l’importance de l’apprentissage significatif qui a conduit
le modèle. Il a été conclu que ce type de formation est approprié et assure la qualité de l’éducation des
élèves, ouvrant la voie à de futures relations de travail, qui pourrait ultérieurement faire l’objet d’étude pour
être amené à d’autres contextes.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
147
Mots clés : diplômés, entrepreneurs, formation duale en Colombie, perceptions, Université de la Chambre
de Commerce de Bogotá Uniempresarial.
Resumo. A percepção dos empresários graduados da Fundação Universidade de Negócios da Câmara de
Comércio de Bogotá Uniempresarial foi descrita em relação a formação dual, com base no sistema dual
de aprendizagem alemão, um modelo educacional que visa preencher a lacuna entre a universidade e a
empresa, a fim de assegurar uma melhor articulação entre recémegresso do ensino superior que é preparado de forma consistente para assumir futuras posições na empresa, e o empresário que planeja atrair os
profissionais e estudantes mais talentosos que a sua empresa requeira para acelerar o desempenho organizacional. Depois de analisar o estado da arte deste tipo de pesquisa, foi estruturado num quadro teórico adequado que pudesse integrar as contribuições efectuadas de diversas experiências educativas. Foi realizada
aos diplomados e empresários que tiveram praticantes nas suas organizações uma sondagem quantitativa
e qualitativa. Os resultados mostram que ambos os graduados e empresários têm uma percepção positiva
do modelo pedagógico de Uniempresarial com base no sistema dual de aprendizagem, e evidenciou-se
a importância da aprendizagem significativa que tem propiciado o modelo. Concluiu-se que este tipo de
formação é apropriado e garante a qualidade da educação dos alunos, abrindo o caminho para procurarem
uma maior ligação ao mundo do trabalho, o que poderia mais tarde ser objecto de estudo que possam ser
explorados noutros contextos.
Palavras-chave: formação dual na Colômbia, Fundação Universidade de Negócios da Câmara de Comércio
de Bogotá Uniempresarial, graduados, percepções.
Introducción
La brecha existente entre universidad y empresa ha sido objeto de estudios comparados sobre desempeño organizacional, educación y pobreza a escala mundial. Es así como surge el interés de algunos investigadores que proponen modelos científicos en el contexto de la realidad latinoamericana.
En términos generales, un modelo es un conjunto de objetos mentales que representan una realidad específica de manera organizada y coherente y que, en cierta medida, pueden concebirse como
una “propuesta” o un conjunto articulado de propuestas que tiene por objeto resolver una problemática aplicable a diversos contextos en un campo abierto de teorías.
Uno de los modelos que se han identificado como posible alternativa para disminuir la brecha que nos ocupa entre educación y universidad ha sido el modelo dual que surge en Alemania y
que constituye la unidad de análisis de la presente investigación, tomando como estudio de caso
la Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá (Uniempresarial),
filial de la Cámara de Comercio de Bogotá, la cual agrupa a los empresarios por medio de la formalización del registro público y vela por su crecimiento y desarrollo.
¿De qué manera es percibido el modelo pedagógico de Uniempresarial por los egresados
y los empresarios involucrados? ¿Cuáles son los elementos del modelo dual que más impactan en
la formación de los estudiantes? ¿Qué relación hay entre formación académica de los egresados
de Uniempresarial y el mejoramiento de la calidad de sus oportunidades laborales? ¿Cuáles son
los elementos del modelo dual más valorados por los empresarios? ¿Cuáles son los pros y los contras, de acuerdo a la percepción de egresados y empresarios, del modelo dual? ¿Qué elementos de
Uniempresarial favorecen el ingreso de los estudiantes al mundo laboral? Estos son algunos de
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
148
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
los interrogantes que el artículo pretende abordar, y tal el límite del modelo educativo de nuestra
unidad de análisis, en concordancia con la experimentación realizada, cuyos resultados aquí se
analizan en el marco de la interdependencia entre el modelo dual, el aprendizaje significativo y la
percepción sobre el modelo de egresados de Uniempresarial y empresarios.
Al realizar el estado del arte se detectó la pobreza que existe en cuanto al análisis del modelo
dual en Colombia, siendo la experiencia de Uniempresarial pionera también en el continente, lo
que la ha llevado a ser modelo a seguir por otros países y ciudades.
La brecha entre universidad y empresa siempre ha sido una preocupación latente en los contextos latinoamericanos, situación que no es ajena a Colombia. La formación dual puede ser una
solución para minimizar dicha brecha para la región. La Cámara de Comercio de Bogotá creó su
propia Institución con programas basados en el modelo dual Alemán y lo adaptó a su contexto,
con el fin de resolver dicho problema.
En este contexto, surgió la necesidad de detectar en primera medida si existe o no una percepción favorable del modelo de Uniempresarial, tanto en el sector empresarial, como en los egresados que se están formando bajo este modelo. También interesa conocer los grandes líneamientos
de la Institución que pueden afectar de manera positiva o negativa los resultados, y que en gran
parte se plasman en los lineamientos de su modelo pedagógico.
La necesidad de modelos sobre formación dual para salvar la brecha entre universidad y empresa plantea diversos problemas, entre las cuales se destacan las siguientes: la correcta o incorrecta
adaptación de los estudiantes que ingresan a este tipo de metodología, de acuerdo a su perfil, para
poder tener resultados exitosos al llegar a sus prácticas empresariales; verificar si el seguimiento de
un modelo psicopedagógico es eficiente para la adaptación de los mismos a la vida universitaria,
con el fin de incrementar la permanencia de los mismos; observar si las herramientas son adecuadas para el acompañamiento de los docentes, tanto en el aula como en la empresa, para asegurar los
resultados esperados; y evidenciar si existe un modelo financiero adecuado, un plan de inversión
que asegure medios que favorezcan el aprendizaje con una sostenibilidad en todos los aspectos
para la viabilidad de la Institución y una estrategia para la innovación, entre otros. Este análisis se
centra, esencialmente, en los preceptos sobre los cuales se desarrolla el trabajo de Uniempresarial;
esto es: su modelo pedagógico y los elementos básicos que le contribuyen.
Los aspectos más relevantes son la base o lineamientos de la formación dual, su modelo pedagógico, su metodología de enseñanza y la percepción que graduados y empresarios tienen de dicho
modelo, el cual pretende cerrar la brecha entre universidad y empresa. Esto no quiere decir que
más factores pierdan protagonismo con el propósito de que se den los resultados esperados en la
formación de jóvenes, a fin de que se puedan incorporar con éxito al mundo empresarial.
En este orden de ideas, afirma Moreno (2012), Coordinador de Investigación y Director
Adjunto de la sede subregional de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en México:
“América Latina tiene un capital humano que debe aprovechar, sobre todo en los jóvenes, porque
si no después tendremos problemas y ese sector de la población está condenado a no insertarse
en el mercado laboral”. Esto lleva a reflexionar sobre los esfuerzos para que esa profecía no se haga
realidad.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
149
Análisis de los resultados
El análisis de los resultados obtenidos se presenta en tres fases: análisis de estadística descriptiva, análisis univariado por medio de tablas de contingencia y análisis multivariado a través de un análisis
factorial exploratorio.
Análisis de estadística descriptiva
Las encuestas de empresarios y egresados tuvieron en cuenta criterios de inclusión, exclusión y la confiabilidad del instrumento.
Resultados de encuestas de empresarios
Los resultados, fruto de las encuestas aplicadas a una muestra total de 120 empresarios se presen tan
a continuación, teniendo en cuenta el perfil de las empresas encuestadas, el modelo pedagógico, las
aplicaciones en el ámbito laboral, la ventaja competitiva y la percepción de la educación como un
tema de responsabilidad social.
En cuanto al perfil de las empresas encuestadas
Las empresas encuestadas, de manera aleatoria, corresponden en su gran mayoría a empresas de servicio (67%), constituyéndose en el sector económico más importante al que pertenece la empresa, con
relación a la base total (120) de la red de empresas de Uniempresarial guardan una similitud en
cuanto al porcentaje (comercio: 18%; industria: 15%).
Por lo que respecta al número de empleados, los resultados fueron: 22% más de 100 emplea- dos;
8% entre 61 y 100; 17% entre 31 y 60; 29% entre 11 y 30; y, el porcentaje restante (24%) tiene un
número inferior a los 10 empleados, sin que esto quiera decir que sea directamente proporcional
al tamaño de la empresa; que en Colombia se encuentran clasificadas por sus activos entre micros,
pequeñas, medianas y grandes, pero cada una de estas puede tener un número grande o muy pequeño de empleados de acuerdo con la naturaleza de su negocio.
La mayoría de las empresas encuestadas, el 70%, llevan más de un año apoyando las prácticas de los
estudiantes (39% entre uno y tres años; 23% entre cuatro y seis años; 8% más de seis años). Asimismo
el 94% aseguró tener en la actualidad pasantes en formación de Uniempresarial (57% un
estudiante; 24% dos estudiantes; 12% tres estudiantes; 3% cuatro estudiantes; 4% más de cinco
estudiantes).
El 27% ha tenido o tiene estudiantes en práctica de Administración de Empresas, el 20% del
programa de Finanzas, el 18% de ambos programas y el 35% estudiantes de otros programas de la
Institución.
En cuanto al modelo pedagógico
El 98% de los encuestados afirmó que recomendaría a otro empresario trabajar con estudiantes de
Uniempresarial, lo que indica una gran satisfacción y confianza con los resultados de los estudiantes en práctica de Uniempresarial.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
150
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Asimismo, el 97% de los encuestados percibe como una ventaja la formación teórico-práctica
de los estudiantes, de igual forma la calificaron entre totalmente de acuerdo y de acuerdo. El 78%
considera que el conocimiento de los estudiantes ha servido para resolver problemas reales y el 93%
afirma que la formación de los estudiantes es integral. De otra parte, el 90% está de acuerdo con la
intensidad del programa. En cuanto a la satisfacción con los estudiantes en práctica, el 89% se encuentra satisfecho.
Al preguntarle a los empresarios si han tenido beneficios al tener estudiantes de Uniempresarial
en la fase de práctica, el 92% afirma que sí y el 44% de ellos ve como beneficio principal el acompañamiento a tareas y diferentes proyectos de la Institución; seguido en un 19% por el beneficio que
trae conocimiento nuevo a la Institución, que es un buen resultado para Uniempresarial y una
garantía para que otras empresas valoren el tener estudiantes en práctica.
Al solicitar a las empresas que califiquen los beneficios recibidos al tener estudiantes en práctica
de Uniempresarial el 95,5% da una calificación positiva a este tema, así: 36% muy alto; 59.5%
alto; 4.5% ni muy bajo ni muy alto, con una base de 111 encuestados.
La anterior afirmación se afianza cuando el 87% de los encuestados afirma que estaría dispuesto
a tener de uno a dos estudiantes de Uniempresarial en fase de práctica (41% un estu- diante; 36%
dos estudiantes), de igual forma el 23% asegura que tendría tres o más estudiantes (11% tres estudiantes; 3% cuatro estudiantes; 9% más de cinco estudiantes).
Entre los motivos por los cuales los encuestados (16 empresarios) reconocen que no estarían
dispuestos a tener más practicantes, el 56% afirma que no lo harán porque la empresa es pequeña y
no requiere tanto personal; el 31% porque dichos espacios se encuentran destinados a las cuotas de
aprendices del SENA, cuota obligatoria de aprendices de acuerdo al número de empleados que se
tiene. El 19% restante de los empresarios dice que no tendría practicantes (13% porque se ha tenido
muy mala experiencia con los que ha tenido puesto que vienen con muy pocas bases laborales; 6%
porque no sabe si los practicantes de Uniempresarial deben tener los parafiscales de ley).
En cuanto a las aplicaciones en el ámbito laboral
Uniempresarial maneja diferentes opciones de grado que el estudiante puede escoger según su
interés. Entre estas opciones se encuentra la de proyecto de grado en la empresa co-formadora o empresa en donde se realiza la práctica empresarial. Dentro de los encuestados el 32%, afirman que el
estudiante realizó un proyecto para la empresa. Al preguntarle a esas empresas sobre los beneficios del
mismo, el 73% lo califica como positivo (26% muy alto; 47% alto; 18% neutrales) y 8% tiene una
imagen negativa del modelo (5% bajo; 3% muy bajo). El 82% lo han implementado.
En lo atinente al aporte realizado por parte de los estudiantes en práctica a la empresa, los empresarios lo perciben de manera positiva, 78.3%, resultado que favorece el modelo de Uniempresarial
y da fe del aprendizaje de los estudiantes que han podido aportar a las empresas. Los resultados fueron: 17.5% totalmente de acuerdo; 60.8% de acuerdo; 15% neutrales; 4.2% en desacuerdo; 2.5%
totalmente en desacuerdo.
Pero si bien existen algunas dudas en pocos empresarios sobre el aporte de los estudiantes en
práctica y para la mayoría es un resultado positivo, dicha percepción satisfactoria se confirma con la
disposición que tiene el empresario para contratar a los estudiantes, una vez finalice su programa de
formación; de hecho algunos empresarios afirmaron ya tenerlos contratados. Los resultados de vinculaBogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
151
ción del estudiante al finalizar el programa de formación: 35.8% totalmente de acuerdo; 41.7% de
acuerdo; 13.3% neutrales; 1.7% en desacuerdo; 7.5% totalmente en desacuerdo.
En cuanto a la ventaja competitiva
Los empresarios que han tenido estudiantes de otras Instituciones educativas perciben en la mayoría de los casos ventajas de los estudiantes de Uniempresarial sobre los demás estudiantes. De
los 120 empresarios encuestados, el 53% pudo realizar esta comparación y se hizo un análisis en
general comparado con otros practicantes, sin tener en cuenta en una primera instancia el nivel
académico, arrojando los siguientes datos por cada una de las variables consultadas.
En general en lo que percibe mejor a los estudiantes de Uniempresarial, teniendo en cuenta las calificaciones de mucho mejor y mejor y los porcentajes de los empresarios que evaluaron
entre estos dos rangos son:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Capacidad para relacionarse, el 77%
Capacidad para poner en práctica lo aprendido 77%
Compromiso con la empresa el 75%
En desempeño general el 73%
Logro de objetivos el 73%
Capacidad para asimilar nuevos conocimientos 73%
Trabajo en equipo 71%
Flexibilidad ante el cambio 70%
Capacidad de análisis 70%
Asimilar roles en nuevas áreas 69%
Manejo de informática el 69%
Autonomía 62%
Emitir crítica constructiva 59%
Capacidad de innovar en los procesos 58%
Los temas en donde la mayoría no los perciben como mejores en general, comparado con otras instituciones de educación superior sin importar el nivel educativo con el que se compare, son:
•
•
•
Manejo de inglés 52%
Detectar nuevas oportunidades de negocio para la empresa 52%
Actitud para ocupar cargos gerenciales 47%
Algunos empresarios durante las entrevistas expresaron que el modelo como tal es interesante para
el desarrollo de competencias, dicho modelo hacía que en determinado momento el estudiante
no tuviera continuidad en los proyectos, lo que no permitía en algunos detectar las oportunidades
de negocios para la empresa y no lograran visualizarse en temas gerenciales.
Al hacer el análisis de comparación con técnicos y tecnólogos es claro que en todos los
casos los perciben como mejores y al hacer el análisis con universidades tradicionales, aunque
la diferencia es percibida de manera más cercana a que son iguales, se ve en la mayoría de variaRevista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
152
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
bles una pequeña diferencia orientada a una percepción de que son mejores los estudiantes de
Uniempresarial.
Cabe anotar que en ninguna variable se percibe una tendencia negativa de la percepción de
los estudiantes comparado con los diferentes niveles de educación, lo que ayuda a determinar que
la formación impartida por Uniempresarial es percibida por lo empresarios de manera positiva,
lo que hace que se vea un valor diferencial en casi todas las variables a favor de los estudiantes de
Uniempresarial.
Las variables más significativas en que los estudiantes de Uniempresarial se perciben mejores que los estudiantes de universidades tradicionales son: capacidad para relacionarse, en compromiso con la empresa y en el logro de objetivos.
Comparando los estudiantes de Uniempresarial versus técnicos y tecnólogos, podríamos
decir que las variables que son mejores evaluadas en los estudiantes de Uniempresarial son:
capacidad para relacionarse, compromiso con la empresa y capacidad para asimilar nuevo conocimiento.
Al preguntarle a los empresarios sobre los impactos positivos al interior de la empresa por
tener estudiantes de Uniempresarial, un porcentaje alto señaló el tiempo y la responsabilidad
para ejecutar las tareas asignadas y otros, en un menor porcentaje, nombraron las mejoras permanentes propuestas por los estudiantes y el ejemplo que eran para los empleados.
Asimismo, se hizo una indagación sobre la forma como los empresarios perciben a
Uniempresarial, teniendo presente sus fundamentos, lo cual puede ser considerado un tema de
responsabilidad social en la que se ha comprometido el empresario desde su creación. La percepción fue muy positiva, pues se encuentran de acuerdo en que la Cámara de Comercio de Bogotá,
filial y creadora de Uniempresarial, tenga estas iniciativas como tema de responsabilidad social.
No se percibe en ningún caso aspectos negativos al respecto.
Basados en esta pregunta el análisis realizado es que los empresarios perciben la educación
como un tema esencial de responsabilidad social para mejorar la calidad de vida de la región, y
que además está satisfechos con que la Cámara de Comercio lidere este tipo de iniciativas con un
modelo pedagógico como el que sigue Uniempresarial.
Resultados: 69.2% totalmente de acuerdo; 26.7% de acuerdo; 2.5% neutrales; 1.7% en
desacuerdo.
Con el ánimo de indagar las razones más relevantes para que los empresarios tuvieran estudiantes en práctica de Uniempresarial y así priorizar si es el tipo de formación, que apoyen a
Uniempresarial, se solicitó escoger los dos más relevantes. Con base en lo anterior la mayoría
de ellos escogió el modelo pedagógico, tema principal de esta investigación; así como el apoyo al
proyecto de responsabilidad social de la Cámara de Comercio de Bogotá, que implica su aceptación de proyectos de educación como un tema que requiere del compromiso de los empresarios.
Esto significa la aceptación del modelo dual (aula–empresa) en pro de la búsqueda del talento para la empresa, ya sea por ser un tema de costos o por el relevo generacional que se necesita,
que es la razón por la cual se creó la Institución. Uniempresarial busca apoyar a las empresas
para que tengan el talento que necesitan de acuerdo a su realidad, a fin de mejorar su productividad y hacer más competitiva la región.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
153
Resultados de la percepción de los empresarios sobre la promoción que se debe hacer del
modelo dual de Uniempresarial en Bogotá y la región: 64.2% totalmente de acuerdo; 29.2% de
acuerdo; 5% neutrales; 0.8% en desacuerdo; 0.8% totalmente en desacuerdo.
Esto demuestra un alto compromiso del sector empresarial y un querer apoyar el modelo
por el convencimiento de su calidad y aporte a su productividad. El 93,4% tiene una percepción
positiva en cuanto al apoyo del sector empresarial y la importancia de la promoción de este tipo
de modelo pedagógico. Asimismo, el impacto del modelo dual de Uniempresarial en lo social
se pone de manifiesto en la percepción de los empresarios, principalmente en el mejoramiento en
el que este contribuye para mejorar la calidad de vida de los egresados y en el cierre de la brecha
entre la universidad y la empresa representada en la articulación del sector educativo y el sector
privado. A continuación se presenta una discriminación del aporte social de Uniempresarial con
una base de 120 empresarios entrevistados; 15% creación de empresas; 19% apoyo a proyectos
productivos de la comunidad; 32% mejoramiento de la calidad de vida de los egresados; 34%
articulación del sector educativo y sector productivo.
Resultados de encuestas de egresados
Los criterios de inclusión, exclusión y confiabilidad del instrumento de las encuestas de egresados se hicieron teniendo en cuenta el perfil de los egresados encuestados, el modelo pedagógico,
la relación mercado laboral-modelo dual, aspectos de mejora para aquellos que se encuentran
desempleados, las aplicaciones en el ámbito laboral en donde se identifica si existe aprendizaje
significativo y el emprendimiento de egresados.
El muestreo tuvo un total de 63 egresados del Programa de Administración de Empresas y
24 del Programa de Finanzas, reflejando la proporcionalidad en la población total de egresados graduados (Tabla 1).
Tabla 1. Tipo de programa de encuestados
Programa encuestados
Válidos
Frecuencia
Porcentaje
Porcentaje
válido
Porcentaje
acumulado
Administración
63
72,4
72,4
72,4
Finanzas
24
27,6
27,6
100,0
Total
87
100,0
100,0
Fuente: elaboración propia.
Como criterios de inclusión se tuvieron en cuenta la edad de los participantes, exalumnos y un
programa académico. La edad de los participantes osciló entre 25 y 65 años, un rango extenso; los participantes debían ser exalumnos de Uniempresarial, ya que se buscó una población económicamente activa y específica; no se consideraron egresados de programas diferentes a
Administración de Empresas y Finanzas.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
154
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Como criterios de exclusión se utilizaron: no ser ex alumnos egresado graduado de
Uniempresarial en los programas de Administración de Empresas y de Finanzas.
Confiabilidad del instrumento: evaluados con 8, 11, 3, 15 y 10 ítems respectivamente. El
instrumento de recolección de datos es confiable porque el Alfa de Cronbach total para los elementos es mayor a 0.8 (Tabla 2).
Tabla 2. Estadístico de fiabilidad
Estadísticos de fiabilidad del instrumento-Elementos
Alfa de Cronbach
,881
Alfa de Cronbach basada en los elementos tipificados
,883
Fuente: elaboración propia.
N de elementos
5
Donde los elementos considerados, son los que en el cuestionario se presentaron como determinantes y representativos del modelo pedagógico institucional (Tabla 3):
Tabla 3. Estadísticos de los elementos
Estadísticos de los elementos
Media
Desviación típica
N
La formación teoría–práctica ha sido una ventaja competitiva en
tu formación.
4,28
1,019
87
El conocimiento adquirido te ha ayudado a resolver problemas
en situaciones reales.
4,32
,883
87
Está de acuerdo con la intensidad del programa.
4,37
1,013
87
La formación recibida fue integral.
4,15
,947
87
Está satisfecho con el nivel de Uniempresarial
4,05
1,120
87
Fuente: elaboración propia.
En cuanto al perfil de los egresados encuestados
La mayoría de los egresados que contestaron la encuesta son mujeres en un 51%. En cuanto al
estado civil, el 80% del total de los egresados son solteros. De otro lado es posible que la edad
sea uno de los factores que más pesan en esta respuesta porque estudiantes que ingresan están
en una edad promedio que oscila entre diecisiete y veintidós años, y al comparar los años de
creada Uniempresarial (trece años) y según registros, su primera promoción se graduó en el
2005; si esta información se revisa con la muestra que respondió la encuesta, la mayoría de los
estudiantes que contestaron son de las promociones más recientes (de los últimos dos años), se
puede definir que los egresados que contestaron las encuestas pueden estar en promedio entre
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
155
veintitrés y veintiocho años, por lo tanto es coherente que la mayoría de ellos sean solteros, según los resultados obtenidos de perfil, a saber: género de encuestados egresados (49% hombres;
51% mujeres) y estado civil de los egresados (80% solteros; 16% casados; 2% divorciado; 1%
unión libre).
Asimismo, al comparar el estrato en el que se encuentran los estudiantes que ingresaron en el
2004, el 80% corresponden a los estratos socioeconómicos más bajos (1, 2 y 3) y al comparar con
los egresados de la muestra vemos una mejora importante en el estrato, reduciéndose a los estratos
2 y 3 (no se presenta ningún egresado del estrato 1) al 65%. Existe un crecimiento importante
en el estrato 4 y 5, que sin poderlo asegurar, ya que no se tienen comparativos del estrato con
que ingresó la persona y el estrato que actualmente tiene, puede obedecer de alguna manera a la
mejora en sus ingresos: 10% estrato 2; 55% estrato 3; 23% estrato 4; 10% estrato 5; 1% estrato 6.
El 72% de los egresados que contestaron la encuesta fueron del programa de Administración
de Empresas y los demás del programa de Finanzas y Comercio Exterior.
En cuanto al modelo pedagógico
En la encuesta al preguntar a los egresados si recomendaría a otra persona estudiar en
Uniempresarial se puede apreciar que la percepción del modelo pedagógico es muy positiva, al
afirmar cerca del 88% que sí lo haría.
De igual forma, se puede afirmar que tiene una percepción positiva el 85%, en cuanto al tipo
de formación teórica–práctica (54% totalmente de acuerdo y 31% de acuerdo), neutra en un 7%
y solo el 8% tienen una percepción negativa (5% en desacuerdo y 3% totalmente en desacuerdo).
Al 89% le ha servido esta metodología para poder resolver problemas en situaciones reales (51%
totalmente de acuerdo y 38% de acuerdo), neutra en un 7% y solo el 4% tienen una percepción
negativa (2% en desacuerdo y 2% totalmente en desacuerdo), lo que lleva a que el aprendizaje
fue significativo para ellos.
Igualmente están de acuerdo con la intensidad del programa, en donde la cantidad de horas
son mayores por semestre que en la universidad tradicional y terminan su programa profesional
en tres años y medio por la intensidad horaria, tanto en las fase teórica como en la práctica, contando tan solo con 15 días de vacaciones en el año, lo que permite que un semestre académico
tenga un total de 26 semanas y no de 16 semanas, como en la mayoría de las universidades tradicionales en Colombia. Así, el 86%, responden de manera positiva a la intensidad del programa
(62% totalmente de acuerdo; 24% de acuerdo; neutra en un 5%; 9% tienen una percepción
negativa: 7% en desacuerdo y 2% totalmente en desacuerdo).
Los egresados perciben que la formación sí ha sido integral en un 82% (41% totalmente de
acuerdo; 41% de acuerdo; neutra en un 10%; 7% tienen una percepción negativa: 5% en desacuerdo y 2% totalmente en desacuerdo) y están satisfechos con el tipo de formación un 77%
(44% totalmente de acuerdo; 33% de acuerdo; neutra en un 11%; 12% tienen una percepción
negativa: 7% en desacuerdo y 5% totalmente en desacuerdo).
Un 33% de los egresados encuestados están realizando o han realizado otros programas de
formación en Uniempresarial.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
156
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
En cuanto al mercado laboral-modelo dual
Para conocer cómo ha sido el ingreso al mercado laboral de los egresados formados bajo el modelo dual, se hicieron diferentes preguntas que llevan a un resultado positivo de la aceptación del
mercado laboral de estos egresados en porcentajes altos.
El 94% de los egresados están empleados (55% solo empleado; 16% en temas de emprendimiento; 23% combinan el hecho de estudiar y el trabajar. Solamente el 6% está actualmente
desempleado.
A los que están empleados se les preguntó si lo estaban en la empresa co-formadora. Solo el
11% manifestó estarlo y una de las razones para no estar en la empresa co-formadora vinculado
laboralmente, para la mitad de los egresados, fue el tener mejores oportunidades. Al observar otras
razones o salario, se puede pensar que a la mayoría de ellos la variable mejores oportunidades es
la más relevante, lo cual se expresa de diferentes maneras. A los que no siguieron con la empresa
co-formadora se les preguntó la razón y los resultados de la encuesta.
En este sentido se definió que era importante para conocer el ámbito laboral de los egresados
y la pertinencia en la formación y la satisfacción del mismo, preguntar sobre el tipo de contrato;
así se detectó que el 96% de los que se encuentra trabajando lo hacen con algún tipo de contrato
laboral, lo que quiere decir que están en la formalidad laboral, siendo el peso mayor con contratos laborales a término indefinido en un 65% y a término fijo el 18%, lo que afirma que tienen
seguridad social y prestaciones legales como mínimo para su bienestar.
El 61% de los egresados se demoraron menos de dos meses en conseguir empleo, que si se
compara con los datos del observatorio laboral del país, más actualizado, tiene una ventaja con
res- pecto a tan solo el 15% del total de los egresados del país de las diferentes universidades que
se ha demorado tres meses en conseguir trabajo y el resto supera este tiempo. Si a esto se le añade
que un 26% se demora entre tres y seis meses, el 4% entre 7 y 12 meses, y el 8% más de un año en
conseguirlo, se tiene una muy buena tendencia en Uniempresarial, comparado con el entorno.
La mayoría de los egresados se encuentran en entidades privadas laborando (72%) y un porcentaje mínimo en empresas del Estado (4%); el 66% ha sido promovido dentro de su empresa actual.
En cuanto al rango salarial en el que se encuentran los egresados de Uniempresarial, el
85% tiene salarios superiores a los tres salarios mínimos (40% entre 3 y 4 smlv; 21% entre 5 y 6
smlv; 24% más de 7 smlv). El 15% restante entre 1 y 2 smlv. El 53% considera que sus ingresos
corresponden a la calidad de su formación (21% totalmente de acuerdo; 32% de acuerdo; neutrales 22%) y 26% no están conformes (16% en desacuerdo; 10% totalmente en desacuerdo). La
mayoría además ocupa cargos de nivel profesional acorde a su nivel de formación (8% asistente;
24% analista; 31% jefe/coordinador de área; 12% director; 15% gerente; 9% otro).
El 79% está vinculado en empresas grandes (56%) y medianas (23%) y el 20% está vinculado a empresas pequeñas (15) y microempresas (5%). La mayoría (75%) está satisfecho con su
actual trabajo (40% de acuerdo; 35 totalmente de acuerdo; 17% neutrales), solo un 8% no lo
está (7% en desacuerdo; 1% totalmente en desacuerdo), cifras que concuerdan con el análisis de
la satisfacción o insatisfacción del salario actual.
En cuanto a los aspectos de mejora, para aquellos que se encuentra desempleados
Son muy pocos los desempleados (20%), y en la variable otros no especifican el motivo por el
cual están desempleados (60%). En el observatorio laboral del 2013 a nivel nacional, el 20% de
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
157
los egresados de las diferentes universidades y programas profesionales, dijeron que les faltaba
experiencia, siendo esta una dificultad para el ingreso al mercado laboral; que comparado con
Uniempresarial es un motivo que ayuda a la empleabilidad y confirma que el modelo teórico
práctico es una ventaja en cuanto a la experiencia que se adquiere, de acuerdo a la percepción de
empresarios y egresados.
A los estudiantes que no se encontraban empleados se les preguntó por la cantidad de tiempo que llevaban buscando empleo; en promedio dijeron que más de 6 meses (14% menos de dos
meses; 14% entre 3 y 6 meses; 14% entre 7 y 12 meses; 57% más de un año).
En cuanto a la forma en que buscan empleo en su totalidad se refieren a servicios externos
al de Uniempresarial, que ha implementado como intermediación laboral para sus egresados,
tema que tendrá que revisar Uniempresarial para poder generar impacto (78% Internet: empleo.com; 11% empresas especializadas en intermediación laboral; 11% otros).
En cuanto a las aplicaciones en el ámbito laboral en donde se identifica si existe
aprendizaje significativo
Se pidió a los egresados contar si se habían desempeñado en temas académicos: el 36% manifestó
que sí, ocupando los cargos de docentes el 32% y de investigador el 26%. El 42% dijo que ocupaba otros cargos. Estos resultados son importantes para Uniempresarial pues evidencian que
el aprendizaje fue significativo, es a partir de la visualización de la manera como la persona puede
apoyar la formación de otros y trasmitir su conocimiento, con el propósito de que otros puedan
transformarlo y apropiarlo de acuerdo a su experiencia previa.
De igual forma, como se explicó en los resultados de las encuestas aplicadas a empresarios, el
52% optó por la alternativa opción de grado aplicando su proyecto de investigación a una necesidad real de la empresa, el 46% de dichos proyectos fueron implementados en la empresa (18%
de acuerdo; 28% totalmente de acuerdo; 19% neutrales).
El 58% afirma que su implementación se encuentra por encima del 40% (25% entre el
40% y el 70%; 33% entre el 70% y el 100%) y el 42% restante dijo que la implementación se
encuentra por debajo del 40% (entre el 5% y el 40%).
El 100% de los encuestados afirma que su trabajo se relaciona con lo que estudió y el 92%
de los encuestados lo señala en porcentaje bastante satisfactorio (67% entre 70% y 100%; 25%
entre 40% y 70%; 8% entre 5% y 40%); esto es: la relación de lo que estudiaron con su trabajo
actual. En comparación con las estadísticas que se manejan en América Latina (en donde un porcentaje alto de personas se ocupa en trabajos diferentes a lo que estudiaron), es un indicador de
impacto positivo en los egresados de Uniempresarial.
Según la percepción de los egresados encuestados, de manera positiva ven que la formación
que recibió en Uniempresarial le ha permitido en su trabajo:
•
•
•
•
•
•
Planificar y usar el tiempo de manera efectiva a un 78%
Utilizar herramientas informáticas especializadas a un 64%
Trabajar en equipo para alcanzar metas comunes a un 88%
Trabajar de manera independiente sin supervisión permanente a un 84%
Aplicar valores y ética profesional en el desempeño laboral a un 94%
Adaptarse a los cambios (trabajar en contextos nuevos y diversos) a un 88%
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
158
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
•
•
•
•
Trabajar bajo presión a un 80%
Adecuado relacionamiento a un 84%
Innovación en el trabajo e ideas emprendedoras a un 73%
Manejo de inglés en temas laborales a un 36%
Lo anterior nos indica que todos los temas evaluados tienen una percepción positiva: 78% manejo
del tiempo (31% totalmente de acuerdo, 47% de acuerdo, 16% neutrales, 5% en desacuerdo, 1%
totalmente en desacuerdo); 64% manejo de herramientas informáticas (27% totalmente de acuerdo, 37% de acuerdo, 21% neutrales, 10% en desacuerdo, 5% totalmente en desacuerdo); 88%
trabajo en equipo (40% totalmente de acuerdo, 48% de acuerdo, 8% neutrales, 3% en desacuerdo, 1% totalmente en desacuerdo); 84% trabajo autónomo (48% totalmente de acuerdo, 36% de
acuerdo, 10% neutrales, 2% en desacuerdo, 3% totalmente en desacuerdo); 81% competencia en
ética profesional (42% totalmente de acuerdo, 39% de acuerdo, 3% neutrales, 1% en desacuerdo, 1% totalmente en desacuerdo); 88% competencia adaptación al cambio (50% totalmente de
acuerdo, 38% de acuerdo, 9% neutrales, 1% en desacuerdo, 1% totalmente en desacuerdo); 84%
competencia de relacionamiento (44% totalmente de acuerdo, 40% de acuerdo, 10% neutrales,
2% en desacuerdo, 3% totalmente en desacuerdo); 80% competencia trabajo bajo presión (37%
totalmente de acuerdo, 43% de acuerdo, 15% neutrales, 1% en desacuerdo, 3% totalmente en
desacuerdo); 71% competencia de innovación y emprendimiento (34% totalmente de acuerdo,
37% de acuerdo, 22% neutrales, 2% en desacuerdo, 5% totalmente en desacuerdo). Excepto el
tema de la formación en inglés: 36% competencia en segunda lengua-inglés (19% totalmente de
acuerdo, 17% de acuerdo, 29% neutrales, 19% en desacuerdo, 16% totalmente en desacuerdo),
que es una de las asignaturas pre–requisito para todos los programas, que no afecta el promedio
académico y que el egresado percibe de manera negativa en un 35%.
En cuanto a emprendimiento de egresados
Los egresados que dijeron que su ocupación estaba relacionada con el tema de emprendimiento,
el 71% afirmó que la empresa era propia, el 71% aseguró que llevaba más de un año de constituida, dato que es relevante cuando la mayoría de las empresas en Bogotá mueren en el primer año
de creada; gran parte se encuentra en el sector comercio o en el de servicio. El 73% tiene cinco o
menos empleados. Las empresas creadas pertenecen en su mayoría a los sectores industrial (36%)
y comercial (36%) y servicios (21%).
Asimismo, el 100% de los egresados afirma no haber recibido apoyo por parte de
Uniempresarial en la creación de su empresa; sin embargo el 85% afirma que la formación que
recibió en la Institución le sirvió para la creación de su empresa o al fortalecimiento de la misma
si ya se encontraba creada. El 69% afirmó que existen en su familia más emprendedora y el 81%
que existen más profesionales a parte de él, en donde el mayor porcentaje son hermanos.
Análisis univariado por medio de tablas de contingencia
El análisis de tablas de contingencia resulta indicado cuando se dispone de variables nominales o
cualitativas, en donde se supone que una de ellas depende de la otra (variable independiente y/o
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
159
explicativa). El interés de las tablas de contingencia reside en resumir la información contenida
en tablas midiendo la asociación entre las dos variables que forman la tabla, nunca la relación
entre las categorías de las variables. Cuando se obtiene el grado de asociación entre las dos variables solamente falta valorar si esta es estadísticamente significativa, o si la asociación o relación
es atribuida a un error muestral. La Prueba de Chi-cuadrada de Pearson se aplica para contrastar
la Hipótesis Nula; Ho= las variables X y Y son independientes. Si el valor de la Chi-cuadrada es
menor o igual a 0.05 se rechaza la hipótesis de independencia.
Análisis de resultados con respecto a egresados
La primera tabla de contingencia, Tabla 4, se hizo entre el género de los participantes con el
grado de satisfacción en su formación profesional en Uniempresarial, que les permita considerar si recomiendan la institución a otras personas para que realicen sus estudios profesionales
en la misma institución. Los resultados indican que cerca de un 90% en efecto recomendaría
Uniempresarial a otros.
Tabla 4. Satisfacción en su formación profesional en Uniempresarial
(Tabla de contingencia)
¿Recomendarías a Uniempresarial?
¿Recomendarías a
Uniempresarial?
Mujer
Género
Hombre
Total
Total
Sí
No
Recuento.
38
6
44
% dentro de género.
86,4%
13,6%
100,0%
% dentro de ¿recomendarías a
Uniempresarial?
48,7%
66,7%
50,6%
Recuento.
40
3
43
% dentro de género.
93,0%
7,0%
100,0%
% dentro de ¿recomendarías a
Uniempresarial?
51,3%
33,3%
49,4%
Recuento.
78
9
87
% dentro de género.
89,7%
10,3%
100,0%
% dentro de
¿Recomendarías a
Uniempresarial?
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
160
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
En lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.935, mayor a 0.05 por lo tanto, se acepta que sí hay
relación entre las variables género y el grado de satisfacción en su formación profesional.
Tabla 5. Chi-Square Tests
Valor
Gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
.133a
2
.935
Razón de verisimilitudes
.134
2
.935
N°. de casos válidos
87
a. 2 casillas (33.3%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es .99.
Fuente: elaboración propia.
La segunda tabulación cruzada analiza el género con la variable de si estudia o trabaja (Tabla 6).
Se puede identificar que el 48.3% de las mujeres encuestadas sí trabaja, mientras que el 51.7%
no. En el caso de los hombres el 51.7% está trabajando y el 43.3 % no. En general dos terceras
partes de la población encuestada se encuentra ocupada (Tabla 5).
Tabla 6. Estudio/trabajo (Tabla de contingencia)
Contingencia Género * ¿estudias o trabajas?
¿Estudias o trabajas?
Mujer
Género
Hombre
Total
Total
Sí
No
Recuento.
14
30
44
% dentro de género.
31,8%
68,2%
100,0%
% dentro de ¿estudias o trabajas?
48,3%
51,7%
50,6%
Recuento.
15
28
43
% dentro de género.
34,9%
65,1%
100,0%
% dentro de ¿estudias o trabajas?
51,7%
48,3%
49,4%
Recuento.
29
58
87
% dentro de género
33,3%
66,7%
100,0%
% dentro de ¿estudias o trabajas?
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
161
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.776 mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables género y si estudia o trabaja (Tabla 7).
Tabla 7. Chi-Square Tests
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
.574a
3
.776
Razón de verosimilitudes
.577
3
.879
Asociación lineal por lineal
.137
1
.711
N°. de casos válidos
87
a. 2 casillas (25.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 2.47.
La tercera tabla de contingencia, Tabla 8, analiza el género con su ocupación actual. En el caso de
las mujeres el 54.6% está empleada, el 25% trabaja y estudia, el 6. 8% está desempleada y el 13.6
% tiene un proyecto emprendedor. En el caso de los hombres el 55.8 % está empleado, el 20.9%
trabaja y estudia, el 4.7 % está desempleado y el 18.6 % es emprendedor (Tabla 8).
Tabla 8. Ocupación (Tabla de contingencia)
Contingencia género * ¿Cuál es su ocupación actual?
¿Cuál es su ocupación actual?
Mujer
Género
Hombre
Total
Empleado
Em. Est
Desempleado
Emprendimiento
Total
Recuento.
24
11
3
6
44
% dentro de género.
54,5%
25,0%
6,8%
13,6%
100,0%
% dentro de ¿cuál es
su ocupación actual?
50,0%
55,0%
60,0%
42,9%
50,6%
Recuento.
24
9
2
8
43
% dentro de género.
55,8%
20,9%
4,7%
18,6%
100,0%
% dentro de ¿cuál es
su ocupación actual?
50,0%
45,0%
40,0%
57,1%
49,4%
Recuento.
48
20
5
14
87
% dentro de Género
55,2%
23,0%
5,7%
16,1%
100,0%
% dentro de ¿cuál es
su ocupación actual?
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
162
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.879, mayor a 0.05, por lo tanto se rechaza que sí hay
relación entre las variables género y ocupación (Tabla 9).
Tabla 9. Chi-Square Tests
Valor
Gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
.674a
3
.879
Razón de verisimilitudes
.677
3
.879
Asociación lineal por lineal
.137
1
.711
N de casos válidos
87
a. 2 casillas (25.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 2.47.
Fuente: elaboración propia.
En la tabla de contingencia, Tabla 10, se analiza el género con el tipo de organización en la que
laboran, en el caso de las mujeres el 5.6% trabaja en empresas públicas, el 66.7% en empresas privadas, el 8.3 % en empresas mixtas, el 2.8% en ONG y el 16.7 % en empresas multinacionales.
En el caso de los hombres el 2.6% trabaja en empresas públicas, el 76.9% en empresas privadas,
el 10.3 % en ONG y el 10.3% en multinacionales (Tabla 10).
Tabla 10. Tipo organización (Tabla de contingencia)
Tipo de Organización
Recuento.
Admon
Programa
Finanzas
% dentro de
programa.
% dentro de
tipo de orga
nización.
Recuento.
% dentro de
programa.
% dentro de
tipo de orga
nización.
Recuento
Total
% dentro de
programa
% dentro de
tipo de organización
Ns/Nr
Pública
Privada
ONG Fund
Multinacional
Total
9
1
39
5
9
63
14,3%
1,6%
61,9%
7,9%
14,3%
100,0%
75,0%
33,3%
72,2%
62,5%
90,0%
72,4%
3
2
15
3
1
24
12,5%
8,3%
62,5%
12,5%
4,2%
100,0%
25,0%
66,7%
27,8%
37,5%
10,0%
27,6%
12
3
54
8
10
87
13,8%
3,4%
62,1%
9,2%
11,5%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
163
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.193, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables género y el tipo de organización actual (Tabla 11).
Tabla 11. Chi-Square Tests
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
6.090a
4
.193
Razón de verosimilitudes
7.377
4
.117
Asociación lineal por lineal
.135
1
.713
N°. de casos válidos
75
a. 7 casillas (70.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 1.44.
Fuente: elaboración propia.
En la tabla de contingencia, Tabla 11, se analiza el género y el rango salarial. Se puede observar que
el 19.4% de las mujeres recibe entre uno y dos salarios mínimos, el 50% recibe entre tres y cuatro
salarios mínimos y el 22.2% entre cinco y seis salarios mínimos, y por último el 8.3% recibe más de
siete salarios mínimos. En el caso de los hombres, el 10.3% recibe entre uno y dos salarios mínimos;
el 30.8% entre tres y cuatro salarios mínimos, el 20.5% entre cinco y seis salarios mínimos, el 38.5%
más de siete salarios mínimos (Tabla 12). Puede afirmarse que cerca del 60% de los encuestados
ganan menos de cuatro salarios mínimos y un 39% tiene un rango salarial que supera este nivel.
Tabla 12. Nivel salarial (Tabla de contingencia)
Nivel salarial
Mujer
Género
Hombre
Total
Ns/Nr
1y2
SMLV
3y4
SMLV
5y6
SMLV
> de 7
SMLV
Total
Recuento.
8
7
18
8
3
44
% dentro de
género.
18,2%
15,9%
40,9%
18,2%
6,8%
100,0%
% dentro de
nivel salarial.
66,7%
63,6%
60,0%
50,0%
16,7%
50,6%
Recuento.
4
4
12
8
15
43
% dentro de
género.
9,3%
9,3%
27,9%
18,6%
34,9%
100,0%
% dentro de
nivel salarial.
33,3%
36,4%
40,0%
50,0%
83,3%
49,4%
Recuento.
12
11
30
16
18
87
% dentro de
género
13,8%
12,6%
34,5%
18,4%
20,7%
100,0%
% dentro de
nivel salarial
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
164
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.019, menor a 0.05, por lo tanto se rechaza que
sí hay relación entre las variables género y el nivel salarial (Tabla 13).
Tabla 13. Chi-Square Tests
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
9.914a
3
.019
Razón de verosimilitudes
10.650
3
.014
Asociación lineal por lineal
8.299
1
.004
N°. de casos válidos
75
a. 0 casillas (0.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 5.28.
Fuente: elaboración propia.
La tabla de contingencia, Tabla 14, se da entre género y tipo de contrato. Se puede observar que
más de la mitad de los encuestados cuentan con un contrato a término indefinido (55.2%), mientras que un 22,4% lo tienen por labor, servicios o a término fijo (Tabla 14). Se observa que más
hombres tienen contratos a término indefinido; sin embargo en las demás modalidades es muy
parecido el comportamiento tanto de hombre como de mujeres (Tabla 14).
Tabla 14. Tipo contrato (Tabla de contingencia)
Tipo Contrato
Mujer
Género
Hombre
Total
Total
Ns/Nr
Indefinido
Fijo
Obra o
Labor
Servicios
Ninguno
Recuento
8
20
8
2
4
2
44
% dentro de
género
18,2%
45,5%
18,2%
4,5%
9,1%
4,5%
100,0%
% dentro de
tipo contrato
61,5%
41,7%
61,5%
50,0%
66,7%
66,7%
50,6%
Recuento.
5
28
5
2
2
1
43
% dentro de
género
11,6%
65,1%
11,6%
4,7%
4,7%
2,3%
100,0%
% dentro de
tipo contrato
38,5%
58,3%
38,5%
50,0%
33,3%
33,3%
49,4%
Recuento
13
48
13
4
6
3
87
% dentro de
género
14,9%
55,2%
14,9%
4,6%
6,9%
3,4%
100,0%
% dentro de
tipo contrato
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
165
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.562, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables entre género y tipo de contrato (Tabla 15).
Tabla 15. Chi-Square
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
2.974a
4
.562
Razón de verosimilitudes
3.003
4
.557
Asociación lineal por lineal
2.129
1
.145
N°. de casos válidos
74
Fuente: elaboración propia.
La tabla de contingencia, Tabla 16, analiza el género con el cargo que desempeñan. En el caso del tipo
de cargo que los egresados de los programas de Administración y Finanzas de Uniempresarial desempeñan, puede afirmarse que un 6,9% está en el rango de asistente, mientras que se totaliza un 47,1%
en los rangos de analista, jefe o coordinador. De manera semejante los cargo de director o gerente se
observa a un total del 22.9%. Se puede afirmar que en términos generales los hombres están ocupando
cargos más altos que las mujeres en cuanto a la denominación en la que se encuentran (Tabla 16).
Tabla 16. Cargo desempeñado (Tabla de contingencia)
Cargo Desempeñado
Mujer
Género
Hombre
Total
Total
Ns/Nr
Asistente
Analista
Jefe/
Coord
Director
Gerente
Otro
Recuento.
8
4
13
11
4
1
3
44
% dentro de
género.
18,2%
9,1%
29,5%
25,0%
9,1%
2,3%
6,8%
100,0%
% dentro de
cargo desempeñado.
61,5%
66,7%
72,2%
47,8%
44,4%
9,1%
42,9%
50,6%
Recuento.
5
2
5
12
5
10
4
43
% dentro de
género.
11,6%
4,7%
11,6%
27,9%
11,6%
23,3%
9,3%
100,0%
% dentro de
cargo desempeñado.
38,5%
33,3%
27,8%
52,2%
55,6%
90,9%
57,1%
49,4%
Recuento.
13
6
18
23
9
11
7
87
% dentro de
género
14,9%
6,9
20,7%
26,4%
10,3%
12,6%
8,0%
100,0%
% dentro de
cargo desempeñado
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
166
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.037, menor a 0.05, por lo tanto se rechaza que sí hay
relación entre las variables género y cargo que desempeña (Tabla 17).
Tabla 17. Chi-Square
Valor
Gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
11.838a
5
.037
Razón de verosimilitudes
13.154
5
.022
Asociación lineal por lineal
7.274
1
.007
N°. de casos válidos
74
a. 6 casillas (50.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 2.92.
Fuente: elaboración propia.
La tabla de contingencia, Tabla 18, se da entre género y el tamaño de la empresa. En el caso del
tamaño de las empresas en donde se ocupan los egresados de Uniempresarial, el 47.1% de los
mismos lo hace en empresas grandes, un 19,5% lo hace en empresas de tamaño mediano y el 17%
de los egresados se ocupa en empresas consideradas micro o pequeñas. Vale la pena resaltar que
con en este caso las mujeres son quienes más se ocupan en empresas de gran tamaño, mientras
que el total de los hombres se concentra en empresas medianas (Tabla 18).
Tabla 18. Tamaño de empresa (Tabla de contingencia)
Tamaño de la empresa
Mujer
Género
Hombre
Total
Total
Ns/Nr
Grande
Mediana
Pequeña
Micro
Recuento.
9
23
5
6
1
44
% dentro de
género.
20,5%
52,3%
11,4%
13,6%
2,3%
100,0%
% dentro de
tamaño de la
empresa.
64,3%
56,1%
29,4%
54,5%
25,0%
50,6%
Recuento.
5
18
12
5
3
43
% dentro de
género.
11,6%
41,9%
27,9%
11,6%
7,0%
100,0%
% dentro de
tamaño de la
empresa.
35,7%
43,9%
70,6%
45,5%
75,0%
49,4%
Recuento.
14
41
17
11
4
87
% dentro de
género
16,1%
47,1%
19,5%
12,6%
4,6%
100,0%
% dentro de
tamaño de la
empresa
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
167
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.215, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables género y tamaño de la empresa (Tabla 19).
Tabla 19. Chi-Square
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
4.467a
3
.215
Razón de verisimilitudes
4.595
3
.204
Asociación lineal por lineal
1.276
1
.259
N°. de casos válidos
73
a. 2 casillas (25.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 1.92.
Fuente: elaboración propia.
La tabla de contingencia, Tabla 20, se da entre el programa y la recomendación de Uniempresarial.
A partir de análisis por el programa del cual se es egresado, se tiene en primera instancia que
la proporción de egresados de la Facultad de Administración de Empresas que recomendaría a
Uniempresarial es del 76.9%, mientras que los egresados de Finanzas solo lo haría en un 23,1%.
Evidenciando una gran diferencia en la percepción de los egresados de ambos programas (Tabla 20).
Tabla 20. ¿Recomendaría a Uniempresarial? (Tabla de contingencia)
¿Recomendarías a
Uniempresarial?
Admon
Programa
Finanzas
Total
Total
Sí
No
Recuento.
60
3
63
% dentro de programa
95,2%
4,8%
100,0%
% dentro de ¿recomendarías a
Uniempresarial?
76,9%
33,3%
72,4%
Recuento.
18
6
24
% dentro de programa
75,0%
25,0%
100,0%
% dentro de ¿recomendarías a
Uniempresarial?
23,1%
66,7%
27,6%
Recuento.
78
9
87
% dentro de programa
89,7%
10,3%
100,0%
% dentro de ¿recomendarías a
Uniempresarial?
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
168
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.204, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables entre programa y recomendación de Uniempresarial (Tabla 21).
Tabla 21. Chi-Square
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
5.937a
4
.204
Razón de verosimilitudes
6.004
4
.199
N°. de casos válidos
87
a. 6 casillas (66.7%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es .02.
Fuente: elaboración propia.
La siguiente tabla de contingencia, Tabla 22, se da entre el programa de estudio y su ocupación
actual. Al analizar el tipo de ocupación actual por programa, se observa que mientras que los administradores de empresas están empleados en un 50.8%, los profesionales en finanzas lo están en
un 66,7%. De manera análoga, mientras que los administradores de empresas son emprendedores
en un 17,5%, en el caso del otro programa esta proporción llega a un 12.5% (Tabla 22).
Tabla 22. ¿Cuál es su ocupación actual? (Tabla de contingencia)
¿Cuál es su ocupación actual?
Admon
Programa
Finanzas
Total
Empleado
Em - Est
Desempleado
Emprendimiento
Total
Recuento.
32
16
4
11
63
% dentro de
programa.
50,8%
25,4%
6,3%
17,5%
100,0%
% dentro de ¿cuál
es su ocupación
actual?
66,7%
80,0%
80,0%
78,6%
72,4%
Recuento.
16
4
1
3
24
% dentro de programa.
66,7%
16,7%
4,2%
12,5%
100,0%
% dentro de ¿cuál
es su ocupación
actual?
33,3%
20,0%
20,0%
21,4%
27,6%
Recuento.
48
20
5
14
87
% dentro de
programa
55,2%
23,0%
5,7
16,1%
100,0%
% dentro de ¿cuál
es su ocupación
actual?
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
169
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.547 mayor a 0.05 por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables entre programa y ocupación actual (Tabla 23).
Tabla 23. Chi-Square
Valor
Gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
4.979a
6
.547
Razón de verosimilitudes
4.602
6
.596
Asociación lineal por lineal
.772
1
.380
N°. de casos válidos
87
a. 7 casillas (58.3%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es .06.
Fuente: elaboración propia.
La siguiente tabla de contingencia, Tabla 24, se da entre el programa y el nivel salarial. Los egresados de administración perciben en su mayoría ingresos superiores a tres SMLV, mientras que los
egresados en finanzas cuentan con un promedio ligeramente más bajo, concentrado particularmente en el rango de uno a cuatro SMLV. Por su parte, mientras que la mayoría de los administradores se concentran en cargos analista, jefe o coordinador (54% en total), los profesionales en
finanzas tienen una mayor proporción en cargos en el nivel de asistentes (Tabla 24).
Tabla 24. Nivel salarial (Tabla de contingencia)
Nivel Salarial
Admon
Programa
Finanzas
Total
Ns/Nr
1y2
SMLV
3y4
SMLV
5y6
SMLV
Más de 7
SMLV
Total
Recuento
9
6
19
13
16
63
% dentro de
programa
14,3%
9,5%
30,2%
20,6%
25,4%
100,0%
% dentro de nivel
salarial
75,0%
54,5%
63,3%
81,3%
88,9%
72,4%
Recuento
3
5
11
3
2
24
% dentro de
programa
12,5%
20,8%
45,8%
12,5%
8,3%
100,0%
% dentro de nivel
salarial
25,0%
45,5%
36,7%
18,8%
11,1%
27,6%
Recuento.
12
11
30
16
18
87
% dentro de
programa
13,8%
El caso
de12,6%
34,5%
18,4%
20,7%
100,0%
% dentro de nivel
salarial
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
170
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.186, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables entre programa y nivel salarial (Tabla 25).
Tabla 25. Chi-Square
Valor
gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
8.786a
6
.186
Razón de verisimilitudes
8.833
6
.183
Asociación lineal por lineal
2.326
1
.127
N°. de casos válidos
75
a. 6 casillas (50.0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es .15.
Fuente: elaboración propia.
La siguiente tabla de contingencia, (Tabla 26), se da entre el programa y el cargo que desempeña.
Se puede observar que los egresados de administración tienen un porcentaje mayor de cargos de
jefes o coordinadores, mientras que los financieros laboran más en áreas de analista (Tabla 26).
Tabla 26. Cargo desempeñado (Tabla de contingencia)
Cargo Desempeñado
Ns/Nr Asistente Analista
Admon
Programa
Finanzas
Total
Jefe/
Coord
Director Gerente
Otro
Total
Recuento.
10
3
13
18
7
10
2
63
% dentro de
programa
15,9%
4,8%
20,6%
28,6%
11,1%
15,9%
3,2%
100,0%
% dentro de cargo
76,9%
desempeñado
50,0%
72,2%
78,3%
77,8%
90,9%
28,6%
72,4%
Recuento.
3
3
5
5
2
1
5
24
% dentro de
programa
12,5%
12,5%
20,8%
20,8%
8,3%
4,2%
20,8%
100,0%
% dentro de cargo
23,1%
desempeñado
50,0%
27,8%
21,7%
22,2%
9,1%
71,4%
27,6%
Recuento
13
6
18
23
9
11
7
87
% dentro de
programa
14,9%
6,9
20,7%
26,4%
10,3%
12,6%
8,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
% dentro de cargo
100,0%
desempeñado
Fuente: elaboración propia.
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.106, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables entre programa y cargo que desempeña (Tabla 27).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
171
Tabla 27. Chi-Square
Valor
Gl
Sig. Asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
15.792a
10
.106
Razón de verosimilitudes
13.415
10
.201
.719
1
.396
Asociación lineal por lineal
N°. de casos válidos
74
a. 12 casillas (66.7%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es .08.
Fuente: elaboración propia.
La siguiente tabla de contingencia, Tabla 28, se da entre el programa y el tamaño de la empresa.
Los profesionales egresados de ambos programas se concentran en empresas grandes o medianas,
mientras que el 62.1% de los administradores de empresas está en empresas medianas o grandes,
esta proporción para los profesionales en finanzas totaliza un 79,2% (Tabla 28).
Tabla 28. Tamaño de la empresa (Tabla de contingencia)
Tamaño de la Empresa
Ns/Nr
Admon
Programa
Finanzas
Total
Grande Mediana
Pequeña
Micro
Total
Recuento.
11
31
8
9
4
63
% dentro de
programa
17,5%
49,2%
12,7%
14,3%
6,3%
100,0%
% dentro de
tamaño de la
empresa
78,6%
75,6%
47,1%
81,8%
100,0%
72,4%
Recuento
3
10
9
2
0
24
% dentro de
programa
12,5%
41,7%
37,5%
8,3%
0,0%
100,0%
% dentro de
tamaño de la
empresa
21,4%
24,4%
52,9%
18,2%
0,0%
27,6%
Recuento
14
41
17
11
4
87
% dentro de
programa
16,1%
47,1%
19,5%
12,6%
4,6%
100,0%
% dentro de
tamaño de la
empresa
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
100,0%
Fuente: elaboración propia.
Por lo que respecta a la X2 su valor fue de 0.227, mayor a 0.05, por lo tanto no se rechaza que sí
hay relación entre las variables entre programa y tamaño de la empresa (Tabla 29).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
172
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Tabla 29. Chi-Square
Valor
Gl
Sig. asintótica
(bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson
8.161a
6
.227
Razón de verosimilitudes
9.162
6
.165
Asociación lineal por lineal
.622
1
.430
N°. de casos válidos
73
a. 8 casillas (66.7%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es .05.
Fuente: elaboración propia.
Análisis multivariado a través de un Análisis Factorial Exploratorio
Se utilizó la técnica de interdependencia conocida como análisis factorial exploratorio,1 entendida
esta como una manera de reducir los datos en la búsqueda de simplificar un análisis multivariado en el registro de grupos homogéneos. Para el análisis se utilizaron los pasos propuestos por
Malhotra (1999), que consisten en: formulación del problema de análisis, determinación del
número de factores, rotación de factores, interpretación, calificación y elección de variables sustitutas. Mediante el análisis factorial se analiza la varianza común a todas las variables.
Definición del problema a analizar
Esta técnica permitió determinar los factores de mayor impacto, es decir, cuáles son las dimensiones que perciben los exalumnos de Uniempresarial que los han impactado en su formación
profesional. Estos factores los ha reunido el instrumento de levantamiento de información en los
apartados que lo conforman, en lo particular en lo referente a los elementos identificativos del
modelo pedagógico institucional y en segunda instancia a las aplicaciones específicas de las competencias recibidas en el ámbito académico al plano laboral.
Determinación del número de factores
Se utilizó el método de componentes principales, en el cual se tomó la varianza total de los datos.
De acuerdo con el análisis de la varianza (Tabla 30), encontramos que cuatro factores explican el
65.10% de esta, por lo tanto, se concluye que cuatro factores dan cuenta de las percepciones de
los exalumnos respectos al modelo pedagógico de Uniempresarial.
El componente 1 es el que mayor contribución da al modelo, ya que explica el 21.04 % de la
varianza total; el componente 2, es el siguiente en explicar las percepciones de los exalumnos con
1 Análisis Factorial es un nombre general que se da a una tipología de métodos estadísticos en el contexto de lo multivariado, que tiene como propósito básico identificar la estructura subyacente en un conjunto de datos. Permite analizar la estructura
de las interrelaciones existentes en un número amplio de variables, sin que sea necesario distinguir entre variables dependientes e
independientes. A partir de los datos disponibles, esta metodología calcula un conjunto de “dimensiones latentes”, denominadas
“factores”, que buscan explicar dichas interrelaciones. En resumen, esta es una técnica de reducción de datos en la que, si se cumplen
sus hipótesis, la información contenida en la matriz de datos puede expresarse en un número menor de dimensiones representadas
por dichos factores (Pérez, 2001).”
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
173
un 20.11 % de la varianza total; el componente 3 explica el 13.12 % de la varianza, y por último,
el componente 4 con un 10.82 % de la varianza total.
No se considera pertinente incluir los componentes del 5 en adelante, dado que cada uno
de ellos empieza a aportar una proporción menor del 5% a la explicación de la varianza de los
datos, lo cual no se considera un aporte marginal significativo, dado que con solo los primeros 4
componentes se logra explicar prácticamente 2/3 de la misma.
Lo anterior implica que en definitiva los siguientes pasos del proceso de análisis factorial se
realizarán tomando en consideración los 4 factores que por el análisis de componentes principales
han sido definidos.
Tabla 30. Explicación de la Varianza con el Método de Componentes Principales
Componente
Autovalores iniciales
Sumas de las saturaciones al
cuadrado de la extracción
Suma de las saturaciones al
cuadrado de la rotación
Total
% de la
varianza
% acumulado
Total
% de la
varianza
% acumulado
Total
% de la
varianza
% acumulado
7,277
40,427
40,427
7,277
40,427
40,427
3,787
21,040
21,040
2
1,813
10,072
50,499
1,813
3
1,433
7,961
58,460
1,433
4
1,196
6,644
65,104
1,196
5
,996
5,533
70,637
6
,903
5,018
75,655
7
,756
4,201
79,856
8
,664
3,690
83,546
9
,569
3,161
86,707
10
,549
3,051
89,757
11
,453
2,519
92,276
12
,333
1,849
94,125
13
,305
1,696
95,821
14
,219
1,218
97,039
15
,201
1,114
98,154
16
,145
,804
98,958
17
,100
,556
99,514
18
,087
,486
100,000
Método de extracción: Análisis de Componentes principales.
10,072
7,961
6,644
50,499
58,460
65,104
3,620
2,363
1,949
20,110
13,126
10,828
41,150
54,276
65,104
1
Fuente: elaboración propia.
De manera complementaria, en concordancia con la medida de Kaiser-Meyer-Olkin (KMO),
puede decirse que el modelo factorial utilizado es apropiado (Tabla 31), ya que el índice KMO es
de 0.768 (0.768 > =.50), indicando que se trata de un buen modelo factorial, ya que las variables
no se correlacionan y un factor no se encuentra incluido en otro.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
174
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Tabla 31. KMO y prueba de Bartletta
Medida de adecuación muestral de Kaiser-Meyer-Olkin.
Prueba de esfericidad de
Bartlett.
,768
Chi-cuadrado aproximado
646,108
gl
153
Sig.
,000
Fuente: elaboración propia
De otra parte, se puede observar en la Tabla 32, que de acuerdo con el nivel de significancia del
estimador chi cuadrado obtenido, los resultados son confiables a un nivel superior al 99%, dado
que este nivel es prácticamente de 0, con 153 grados de libertad.
Rotación de factores
Se utilizó el método de rotación ortogonal varimax y los resultados corroboran cuatro factores
(Tabla 32) constituidos de la siguiente manera: factor 1, conformado por las variables 29, 31, 32,
33, 34 y 36. El factor 2, lo conforman las variables 2, 3, 4, 5 y 6; el factor 3 se encuentra formado
por la 30, 37 y 38, y; por último, el factor 4 lo conforman las variables 17, 20 y 26.
Tabla 32. Matriz de componentes rotadosa
Componente
1
MP2
MP3
MP4
MP5
MP6
ML17
ML 20
AL26
AL29
AP30
AL31
AL32
AL33
AL34
AL35
AL36
AP37
AP38
2
3
4
,224
,792
,127
,050
,211
,866
,066
,102
,281
,723
,032
,208
,326
,522
,453
,086
,295
,724
,391
,047
,096
-,022
,100
,811
,276
,069
,031
,733
-,143
,367
,081
,634
,641
,270
,148
,299
,032
,231
,744
,168
,561
,442
,191
,115
,825
,142
,183
-,003
,715
,286
,182
,160
,847
,217
,141
,091
,346
,383
,382
-,188
,551
,354
,365
-,284
,468
,198
,683
,048
,188
-,017
,722
,061
Método de extracción: Análisis de componentes principales.
Método de rotación: Normalización Varimax con Kaiser.
La rotación ha congido en 6 iteraciones.
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
175
El proceso de rotación–normalización permite confirmar los 4 factores previamente identificados
y proceder a establecer la conformación ordenada de los mismos para realizar su análisis, así como
a la contrastación definida en el problema de estudio original.
Interpretación de los resultados-Análisis de Factores
El factor 1 se encuentra conformado por las variables relacionadas con la formación académica,
destacando los siguientes aspectos: en primer lugar, consideran que la universidad les ha permitido planificar y utilizar el tiempo de manera efectiva, han aprendido a trabajar en equipo, pueden
trabajar de manera independiente y aplican valores y ética profesional en sus lugares de trabajo; a
este factor se le llamó percepción de la formación.
El factor 2 está integrado variables de la dimensión 2 que tienen que ver con el modelo pedagógico utilizado por la universidad; dentro de estas variables se encuentran elementos como que
los conocimientos adquiridos les han ayudado a resolver problemas reales; están de acuerdo con
la intensidad del programa y que este sea más corto que el de la universidad tradicional, además,
les gustó la forma en que se han integrado valores, conocimientos y el desarrollo personal y por
último están satisfechos con lo aprendido en esta universidad, a este factor se le llamó Modelo
Pedagógico (Tabla 33).
Tabla 33. Composición por Factores
ÌTEM
Factor 1
Percepción
Formación
Factor 2
Modelo
Pedagógico
Factor 3
Aplicación
Práctica
Factor 4
Ámbito
Laboral
Planeación del tiempo.
,641
,270
,148
,299
Trabajo en equipo.
,561
,442
,191
,115
Trabajo sin supervision.
,825
,142
,183
-,003
Ética professional.
,715
,286
,182
,160
Adaptación.
,847
,217
,141
,091
Relacionamiento.
,551
,354
,365
-,284
Formación Teórico–Práctica.
,224
,792
,127
,050
Conocimiento de problemas reales.
,211
,866
,066
,102
Intensidad del programa.
,281
,723
,032
,208
Formación integral .
,326
,522
,453
,086
Nivel del programa.
,295
,724
,391
,047
Herramientas informáticas.
,032
,231
,744
,168
Innovación y emprendimiento
,468
,198
,683
,048
Manejo de ingles.
,188
-,017
,722
,061
Ingresos adecuados.
,096
-,022
,100
,811
Satisfacción en el trabajo.
,276
,069
,031
,733
-,143
,367
,081
,634
Implementación proyecto grado
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
176
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
El factor 3 está compuesto por las variables que tienen que ver con la forma en que se llevan a
cabo las estrategias de aprendizaje como: la herramienta de informática se usa comúnmente; se le
da importancia al idioma inglés y se utilizan la innovación en la forma de entregar los trabajos,
a este factor se le denominó Aplicación Práctica. Por último el factor 4 está compuesto por las
variables como la satisfacción personal, el ingreso que se percibe, y si los proyectos que se realizan
en la el área laboral de los exalumnos tienen que ver con el proyecto final del exalumno, a este
factor se la llamará Ámbito Laboral (Tabla 33).
Sobre el modelo pedagógico que contempla el modelo dual y el aprendizaje
significativo
De otra parte la indagación sobre el modelo pedagógico de Uniempresarial arroja los siguientes
resultados:
• Basado en el constructivismo colectivo, con una formación teórico-práctica la cual permite que el estudiante obtenga los conceptos teóricos (el qué) y los práctica en un escenario real que le permite adquirir competencias laborales (el cómo), a la vez que puede
preguntarse por impacto en la sociedad, y su responsabilidad social (para qué).
• Desde el diseño de los currículos que son construidos en conjunto con el sector empresarial para procurar su pertinencia, con pares colaborativos para asegurar su idoneidad
académica y la constante medición y evaluación de sus procesos y del aprendizaje del
estudiante, se evidencia la preocupación de la Institución por la calidad.
• Fernández (2012), lleva a tener en cuenta dentro de este estudio de interés, que otro
elemento importante para el éxito de este tipo de metodología dual, como es el caso con
un modelo pedagógico no tradicional, es la formación de los profesores, la cual no puede
ser ajena a lo empresarial, porque no tiene sentido enseñar algo que no ha sido probado
y vivido en la práctica y que no se puede tener un punto de referencia de acuerdo a esa
realidad para poder enseñar sobre lo que enfrentarán luego los estudiantes en el mundo empresarial. Importante dimensionar que forma no solo es el docente, sino que en
este caso es el estudio el que hace de veces de instructor en la empresa y que debe tener
unas herramientas claves para la co-formación del estudiante. Uniempresarial dando
respuesta a este tema, ha implemento el FDI (seminario formador de instructores) y el
FDD (seminarios de formador de Docentes) para dicho fin, lo que le “permite hacer
un giro en cómo se entiende la enseñanza y el quehacer del profesor dentro del aula”
(Fernández 2012 - p108) y fuera de esta en escenarios de práctica.
Para entender el modelo de Uniempresarial es importante entender el modelo del constructivismo pedagógico, por ello debemos partir del concepto filosófico que afirma que el conocimiento
humano no lo recibe el ser en forma pasiva sino que el receptor actúa vivamente en hacer propio
de tal formación para lo cual utiliza, entre otras facultades mentales la de la atención, para que
luego tal aprendizaje en función vivencial se adopte a su comportamiento mediante función
adaptativa (Flórez, 1994).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
177
Enseña Flórez (1994) cuatro características esenciales de la acción constructiva, puntos relevantes para entender el modelo pedagógico de Uniempresarial.:
• Se apoya en la estructura conceptual de cada alumno, parte de las ideas y preconceptos que el alumno trae sobre el tema de la clase. 2. Prevé el cambio conceptual que se
espera de la construcción activa del nuevo concepto y su repercusión en la estructura
mental. 3. Confronta las ideas y preconceptos afines al tema de enseñanza, con el nuevo
concepto científico que se enseña. 4. Aplica el nuevo concepto a situaciones concretas
(y lo relaciona con otros conceptos de la estructura cognitiva) con el fin de ampliar su
transferencia. (p.238)
La situación que viven los países actuales desarrollados han empezado a marcar la posibilidad de
contemplar otros países a los que se les han dado el nombre de emergentes, y que tienen unas
economías más estables; sin embargo se empieza a vislumbrar la brecha por la formación de su
talento humano, porque en un principio estaban compitiendo estos países por mano de obra más
económica, pero se sabe, por la historia vivida, que siempre habrá alguien dispuesto a hacerlo más
barato y el resultado por lo general es la disminución de la calidad, Colombia es ejemplo de este
tema. Por tal motivo en la actualidad la apuesta, de estos países, debe estar centrada en la calidad
y los valores agregados que se generen para poder cerrar una brecha importante que los aleja de
otros países en condiciones similares que están alcanzando altos índices de competitividad.
En este tema está involucrado, por supuesto, el hecho de que las empresas genere mayor valor agregado, al mejor precio sin que sacrifiquen calidad a fin de asegurar la fidelidad del cliente o
comprador del producto o servicio, que es lo que se puede denominar productividad. No obstante sabemos que esto es imposible sin tener el talento adecuado, por lo tanto esta es la variable que
pesará y dominará la guerra por los mercados de aquellos países que se ven como alternativa para
inversión de las grandes empresas y la subsistencia de las creadas como pymes en el mismo país,
reto adicional para las Instituciones de Educación Superior, en cuanto a la pertinencia del talento
formado para que se mejore la productividad de las empresas y por lo tanto la competitividad de
la región, prioridad para Uniempresarial desde su creación.
Conclusión
La formación dual es pertinente en el aseguramiento de la calidad de la educación superior,
pues abre pues abre nuevas posibilidades en la relación universidad-empresa, pues potencia la
vinculación laboral de los estudiantes. La unidad de análisis estudiada puede extrapolarse a otros
contextos similares de educación superior.
A continuación se sintetizan los presupuestos, posibilidades y desafíos de la educación dual,
con base en la discusión de los resultados obtenidos en el estudio de caso que fue objeto de la
investigación expuesta en el presente artículo.
Se debe conocer muy bien la situación del estudiante, su evaluación previa para poder dar
los conceptos para que el aprendizaje sea significativo, pero en las prácticas empresariales es im-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
178
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
portante conocer también el contexto de la empresa, y el acompañamiento por parte del docente
en esta primeras experiencias de contacto con su empresa, es clave ya que no se debe olvidar como
lo recuerda Uniempresarial en sus diferentes textos, que esta fase de prácticas hace parte de la
formación de los estudiantes
Si no se enfrentan estos esfuerzos, se está llamado al fracaso inevitable y el docente,
Institución, empresa y estudiante deben trabajar mancomunadamente para obtener los resultados esperados. “La metodología —Aprender haciendo— aplicado a un curso de investigación de
Mercados logra obtener resultados de aprendizaje a largo plazo que ayuden al profesional titulado
a obtener un mejor desempeño en el contexto laboral” (Fernández 2012, p. 108). Dicha investigación como lo afirma Fernández (2012) en su artículo, “Es una investigación que invita a cuestionarse sobre el formato de educación tradicional e inspira la realización de nuevas propuestas de
desarrollo pedagógico, con un rol a largo plazo sobre como perpetuar el conocimiento desde la
experiencia de los alumnos” (p. 108) que es posible sea la misma intención de Uniempresarial,
basada en el modelo dual.
La democratización de la educación lleva a una sociedad con mejor calidad de vida, tema al
que Uniempresarial le ha apostado al aceptar a todo tipo de estudiantes sin importar su clase
socioeconómica, pero sin la participación de los diferentes actores esto no sería posible; se ha
unido la universidad y el sector empresarial en un fin común, en un propósito superior y es el
de mejorar la competitividad de la región y contribuir al proyecto de vida de varios jóvenes para
asegurar un mejor futuro. Este tipo de iniciativas llevan a buscar la democracia de la educación,
tendencias que surgieron en Estados Unidos y Europa ente la década de los 60 y los 70 y que
llevan a la modernización de la educación donde la familia, los estudiantes, los docentes se unen
para resol necesidades reales (Milito y Groves, 2013), a las que apuntan también las empresas y
la universidad como es el caso revisado de Uniempresarial, sin ánimo de lucro de naturaleza
privada, quien se crea para dar respuesta a las necesidades de la región y propender por la competitividad de la misma.
Es importante tener en cuenta que las instituciones de educación superior, buscan de manera permanente afinar instrumentos como mecanismo para ajustar la formación dada a sus
estudiantes, entre estos instrumentos se encuentran las encuestas, aptos para estar al tanto sobre
la percepción del egresado, su situación laboral ( Giraldo, Jaramillo, Ortiz y Javier, 2006). Por lo
tanto el instrumento (encuestas) que utilizó esta investigación para conocer la percepción de los
grupos de interés definidos (egresados y empresarios), fue adecuado.
La percepción de los egresados y de los empresarios, puede estar influida por muchas variable, como posicionamiento de la Institución, relaciones de estudiantes- profesores (Sánchez,
Iniesta, Cera y Schlesinger, 2011) y los instrumentos utilizados ayudaron a buscar el foco de la
investigación para no abarcar un fin número de temas que no nos hubiera llevado a poder profundizar sobre el tema de interés, sabiendo que otras variables pueden ser muy útiles como tema
de nuevas investigaciones que profundicen sobre otros elemento que impactan el modelo de
Uniempresarial.
Las conclusiones de los resultados y el análisis sobre los elementos del modelo, ayudaron
a comprobar las preguntas planteadas y muy seguramente a futuro, generar nuevas líneas de
investigación por el impacto que puede llegar a tener este tipo de formación en las personas y
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
179
que se hace necesario evaluar otros factores que han podido llevar a los resultados exitosos de la
Institución y a la percepción positiva de los empresarios y de los egresados sobre el modelo de
formación dual.
Por otra parte, bajo la mirada conceptual, se reflexionó si se estaba ante una brecha superable
en donde las metas que los académicos ya estudiados han reseñado como asideros irremplazables
para lograr la calificación en el mundo globalizado del modelo educativo, con visión y misión
de un ponderado real y continuo que soporte una cosa de índole académico para dispensar adecuadamente el espacio de enseñanza para niveles de educación superior y la conclusión es que
Uniempresarial lo está logrando al superar la brecha entre universidad y empresa, como una
alternativa de solución a una problemática social compleja en los países latinoamericanos.
De allí la importancia de caracterizar la Institución para reforzar o mejorar de acuerdo a los
resultados que, si bien son bastante positivos en cuanto a la percepción de los empresarios y de
los egresados, aún hay brechas por superar para el mejoramiento continuo en el aprendizaje de
los estudiantes, sabiendo que el modelo pedagógico tiene una percepción adecuada y que este
puede ser uno de los caminos para superar las dificultades, que lleva a la importancia de tomar
esta investigación como base para poder llevar el modelo a otros contextos que viven situaciones
similares a la de Colombia.
Sin embargo, valga entonces destacar el reto que se ha trazado Uniempresarial de aportar
a un país que mira de frente el siglo XXI. La Institución está dispuesta a superar cualquier desafío
o brecha que se presente por la falta de percepción positiva en el sector empresarial y en sus egresados en algunas de las diferentes variables cuestionadas, lo que hace fructífera esta investigación
y la metodología utilizada para los hallazgos resultantes.
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
Abreu, J. (2012). Constructos, variables, dimensiones, indicadores y congruencia. Daena, International Journal of
Good Conscience, 7(3), 123-130.
Anderson, R. y Faust, G. (1991). Psicología educativa.
México: Trillas.
Arceo, F., Rojas, G. y González, E. (2002). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo: una interpretación
constructivista. México: McGraw-Hill.
Arué, R. (2010). Trabajo, estudiantes y graduados universitarios. Una relación temprana y conflictiva. Colombia:
Facultad de Filosofía y Letras (UNT).
Bartolini, A. (2004). Relaciones entre formación e inserción laboral de los psicopedagogos en entre ríos. Una
aproximación evaluativa. Ciencia, Docencia y Tecnología,
15(029), 65.
Bassi, M., Busso, M., Urzúa, S. y Vargas, J. (2012).
Desconectados, habilidades, educación y empleo en
América Latina. Banco Interamericano de Desarrollo-BIDEducación.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
Caballero, A., Hernández, C. y Lorduy, M. (2011). La
responsabilidad del estudiante en un modelo pedagógico
constructivista en programas de ciencias de la salud. Salud
Uninorte, 27(1). Recuperado de http://search.proquest.
com/docview/1436230204?accountid=45375
Caban, J. (2012). Cooperación universidad-empresa: prácticas
emergentes entre las instituciones Universitarias y las empresas
en Puerto Rico. Recuperado de http://search.proquest.com/
docview/1020132325?accountid=45375
Colombia: Balance 2013 y perspectivas 2014. (2014).
Asociación Nacional de Empresarios de Colombia– ANDI.
Dankhe, G. (1986). Investigación y comunicación. México:
McGraw Hill.
De Almeida, M. y Peres, A. (2012). Conhecimentos, habilidades e atitudes sobre a gestão dos formados de enfermagem de uma unisidade pública brasileira. Investigación y
Educación en Enfermería, 30(1), 66.
De Zubiría, J. (1997). Tratado de pedagogía conceptual.
Los modelos pedagógicos. Bogotá D.C.: Fundación Alberto
Merani para el Desarrollo de la Inteligencia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
180
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
Leonor Yaneth Goe Rojas Hernández
Dias, M. y Kurcgant, P. (2008). Avaliação da formação de
enfermeiros segundo a percepção de egressos. Acta Paulista
de Enfermagem, 21(4), 556.
Fernández, C. (2012). Desarrollo de un proyecto educativo
innovador a través de la metodología aprender haciendo:
aplicación a un curso de Investigación de mercados. Revista
Civilizar de empresas y economía, 5, 98-109.
Flórez, R. (1994). Hacia una pedagogía del conocimiento.
Colombia: McGraw- Hill Interamericana, S.A.
Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de
Comercio de Bogotá, Uniempresarial. (2008). Proyecto
Educativo Institucional. Bogotá, D.C.
Fundación Universitaria Empresarial de la Cámara de
Comercio de Bogotá, Uniempresarial. (2011). Informe de
autoevaluación con fines de acreditación ACBSP. Bogotá D.C.
Gallo, G. (2001). Posicionamiento: el caso latinoamericano.
Mac Graw Hill Interamericana, S.A., Bogotá.
García, J. (2013). Sistemas Educativos de Hoy (Quinta edición). España: Ediciones Académicas.
Giraldo, A., Jaramillo, A. y Ortiz, J. (2006). Estudios sobre egresados. La experiencia de la Universidad EAFIT.
Revista Universidad Eafit, 42(141), 111.
Giselle, H. y Castillo, C. (2010). El modelo de la triple
hélice como un medio para la vinculación entre la universidad y empresa. Revista nacional de administración de la
Escuela de Ciencias de la Administración, Universidad Estatal
a Distancia, 1(1), 85-94.
Guimart, M. (2005). Diseño de contenidos atendiendo a
la universidad formativa. La relación universidad-empresa.
Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento, 2(2).
Hernández, R., Fernández, C. y Baptista, P. (1991),
Metodología de la investigación. México: McGraw-Hill
Interamericana.
Jóvenes colombianos fallan buscando soluciones a problemas cotidianos. (2014). El ltiempo.com (Vida de hoy)
(2014). Recuperado de http://www.eltiempo.com/vida-dehoy/educacion.
Joyce, B., Weil, M. y Calhoun, E. (2002). Modelos de enseñanza. Madrid: Editorial Gedisa, S.A.
La economía colombiana creció 4,3% en el 2013. (2014,
17 de abril). Portafolio.
La educación superior en Colombia. Evaluaciones de políticas Nacionales de Educación. (2012). OCDE, Banco de
Desarrollo.
Lázaro, L. y Martínez, M. (1999). Educación, empleo
y formación profesional en la Unión Europea. Valencia:
Universitat de Valéncia. Departamento de Educación
Comparada e Historia de la Educación.
Lombana, J., Cabeza, L., Castrillón, J. y Zapata, Á. (2013).
Formación en competencias gerenciales. Una mirada desde
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
40.
41.
42.
43.
44.
los fundamentos filosóficos de la administración. Estudios
Gerenciales Science Direct. López-Jurado, M. y Kim, S. (2013). El aprendizaje moral
y la vida buena. Revista Española de pedagogía-REP, 255,
327-341.
Machado, R. y de Macedo, J. (2013). Qualidade do ensino
superior em administração: Avaliação dos egressos de uma
unisidade pública na região do PR. Source of the Document
Espacios, 34(3).
Martínez, H. y De Zubiría, M. (2007). Aprendizaje significativo: la psicología educativa aplicada en el salón de clases. Enfoques Pedagógicos y didácticas Contemporáneas.
Bogotá, D.C.: Fundación Internacional de Pedagogía
Conceptual Alberto Merani.
Maubant, P. (2009). La alternancia en formación, otra mirada para cuestionar los sentidos del análisis de las prácticas
de enseñanza. Pensamiento Educativo, 44-45, 119-137.
Milito, C. y Groves, T. (2013). ¿Modernización o democratización? La construcción de un nuevo sistema educativo
entre el tardofranquismo y la democracia. Bordón, sociedad
española de pedagogía, 65(4), 135.
Millán, J., Rioseco, M., Peredo, H. y Fernández, M.
(2002). Hacia un modelo para evaluar la formación técnica
de nivel superior. Estudios pedagógicos, 28.
Ministerio de Educación Nacional (2013). Perfil académico
y condiciones de empleabilidad: (2010-2012). Graduados de
educación superior (2001–2012) y certificados de educación
para el trabajo y el desarrollo humano. Observatorio laboral
para la educación. Recuperado de www.graduadoscolombia.edu.co/html/1732/articles195072
Ministerio de Hacienda (2014). Cómo va la Economía.
Recuperado de www.minhacienda.gov.co
Moncada, J. (2011). Modelo educativo basado en competencias. México: Trillas.
Monereo, C. y Sole, I. (2001). El asesoramiento psicopedagógico: una perspectiva profesional y constructivista. Psicología y
educación. España: Alianza Editorial.
Myro, R. (2011). Crisis económica y modelo productivo.
Información Comercial Española, ICE: Revista de economía, Issue, 863. 79-96.
Nicastro, S. y Anddreosi, M. (2003). Asesoramiento pedagógico en acción. La novela del Asesor. Argentina: Editorial
Paidós.
Nuñez, J. y Ortiz, M. (2010). APA diccionarios conciso de
psicología. México: Editorial el Manual Moderno.
Ontoria A., Gómez, J. y De Luque, A. (2004). Aprender
con mapas mentales-Una estrategia para pensar y estudiar.
Madrid: Narcea S.A. de Ediciones.
Organización de Naciones Unidas (1999). Pacto
Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La formación dual en Colombia. El caso de la Fundación Universitaria de la Cámara de Comercio de Bogotá Uniempresarial:
los desafíos actuales en la percepción de egresados y empresarios
45.
46.
47.
48.
49.
50.
51.
52.
53.
54.
55.
56.
57.
El derecho a la educación, art. 13. Observación No 13. San
Salvador.
Periáñez, I., Luengo, M., Jesús; P., De la Peña, J. y Gómez, P.
(2011). Ekonomiaz: Revista vasca de economía, 76, 364-330.
Pozo, J. (2006). Teorías cognitivas del aprendizaje (Novena
edición.). Madrid: Morata S.L.
Quesada, R. (1994). Técnicas de estudio para el aprendizaje.
México: Limusa S.A.
Real Universidad Española. (2001). Diccionario de la lengua española. (DRAE). Edición 22. España: Espasa Calpe.
Ries, A. y Trout, J. (2002). Posicionamiento: El concepto que
ha revolucionado la comunicación publicitaria y la mercadotecnia. México: McGraw Hill.
Rojas G., Martínez, L., Torres, E., Rubiano, D. y López
C. (2012). Autoevaluación 2012. Fundación Universitaria
Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá.
Uniempresarial.
Rojas, J. (2014). La pobreza multidimensional se supera ampliando capacidad de compra de bienes y mayores servicios. Un
balance social. Recuperado de http://www.eltiempo.com/
colombia/bogota/
Salinas, L. (2000). Investigación Cualitativa. Bogotá D.C.:
Pontificia Universidad Javeriana.
Sánchez, A. (2004). Un modelo para blended-learning aplicado a la formación en el trabajo. Compartimos prácticas
¿compartimos saberes? Revista Iberoamericana de Educación
a distancia, 7(1), 113-132.
Sánchez, R., Iniesta, M., Cera, A. y Schlesinger, M. (2011).
Modelo integrado de antecedentes y consecuencias del
valor percibido por el egresado. Revista Venezolana de
Gerencia, 16(56), 519.
Segrera, F. (2010). Educación superior internacional comparada: escenarios, temas y problemas. Bogotá: Universidad
Externando de Colombia.
Serna, H. (1999). Servicio al cliente. Métodos de auditoría y
medición. Bogotá D.C.: 3R Editores.
Stanton, W., Etzel, M. y Walker, B. (2007). Fundamentos de
Marketing. México: Mc Graw Hill Interamericana.
58.
59.
60.
61.
62.
63.
64.
65.
66.
67.
68.
69.
181
Tholen, G. (2014). Licenciado empleabilidad y el contexto
educativo: una comparación entre la Gran Bretaña y los
Países Bajos. British Educational Research Journal, 40, 1-17.
Trout, J. (2001). Diferenciarse o morir. Cómo sobrevivir en
un entorno competitivo de alto riesgo. Madrid: McGraw Hill.
Tünnerman, B. (2009). Los modelos educativos y académicos.
Colección Breviarios de la Rectoría. México: Unisidad Juárez.
Tünnermann, C. (1986). Los modelos educativos y académicos. Recuperado de http://www.una.ed.ni/~sriagra/
MODELOSEDUCATIVOS.doc
Uniempresarial (2014). Informe de autoevaluación con fines de renovación del programan de administración la acreditación de empresas. Bogotá D.C.: Uniempresarial.
Useche, A. y Sánchez, E. (2010). Valoración de impacto de
la metodología de Formación teórica. Práctica del Programa
de Administración de Empresas de la Fundación Universitaria
Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá. Bogotá
D.C.: Uniempresarial.
Uwe, L. y Ute, L. (1997). El sistema dual de formación
profesional en Alemania: Funcionamiento y situación actual. Interuniv, 30, 51-68.
Van Der Burgt, J., Li, J., Wilbertz, C. y Pilz, M.
(2014). Source of the DocumentZeitschrift fur.
Erziehungswissenschaft, 17(1), 135-158.
Vargas, H. (2007). Del proyecto educativo al modelo pedagógico. Odiseo, revista electrónica de pedagogía, 4 (8).
Veugelers, W. (2011). Teoría y práctica de la educación en
la ciudadanía. Política, ciencia y educación en los países bajos. Revista de Educación (EXTRA), 209-224.
Viollaz, M. (2014). Transición de la escuela al trabajo.
Tres décadas de evidencia para América Latina. Revista
CEPAL, 112.
Walden, G., y Troltsch, K. (2011). Document Apprenticeship training in Germany. Still a future-oriented model for recruiting skilled workers? Source of the
Document Journal of Vocational Education and Training
63 (3), 305-322.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Educación - Vol. 13, Núm. 15, pp. 183-194
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Ortiz, A., Sánchez, J. y Sánchez, I. (2015, enero-julio). Los modelos pedagógicos desde una dimensión
psicológica-espiritual. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 183-194
6
Los modelos pedagógicos desde una
dimensión psicológica-espiritual*
Recibido: 11 de noviembre de 2014 • Aceptado: 10 de enero de 2015
The Pedagogical Models from a Psychological and Spiritual Dimension
Les modèles pédagogiques dans ses dimensions psychologique et spirituelle
Os modelos pedagógicos por meio de uma dimensão psicológica e espiritual
Alexander Ortiz Ocaña a
Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago b
Iván Manuel Sánchez Fontalvo c
* Artículo de investigación asociado al proyecto MODEPED: identificación, caracterización y elaboración del modelo pedagógico de las instituciones públicas del Caribe colombiano, financiado por la
Universidad del Magdalena.
a Universidad del Magdalena, Santa Marta, Colombia. Doctor en Ciencias Pedagógicas, Universidad
Pedagógica de Holguín, Cuba; Doctor Honoris Causa en Iberoamérica, Consejo Iberoamericano en
Honor a la Calidad Educativa (CIHCE), Lima, Perú; Magíster en Gestión Educativa en Iberoamérica,
CIHCE, Lima, Perú; Magíster en Pedagogía Profesional, Universidad Pedagógica y Tecnológica de la
Habana; Contador Público; Licenciado en Educación. Recibió el premio a la excelencia educativa 2007
y 2008 otorgado por el CIHCE con sede en Lima, Perú. Mejor pedagogo novel de Cuba en el año 2002.
Ha realizado asesorías pedagógicas, talleres y conferencias en Cuba, México, Brasil, Ecuador, Venezuela y
Panamá, así como en múltiples instituciones educativas y universidades de Colombia. Docente de planta
de tiempo completo de la Universidad del Magdalena, Santa Marta, Colombia. Investigador del Doctorado
en Ciencias de la Educación de Rude Colombia. Coordinador del grupo de investigación GIDECOM:
Desarrollo y evaluación de competencias. Contacto: [email protected]
b Universidad del Magdalena, Santa Marta, Colombia. Docente de planta de la Universidad del
Magdalena —Cade: Rude Colombia—. Doctor en Educación (Universidad de Salamanca, España);
Magíster en Desarrollo Educativo y Social (Universidad Pedagógica Nacional, Centro Internacional de
Educación y Desarrollo Humano CINDE); Licenciado en Educación con especialidad en Administración
Educativa, Universidad Católica de Manizales. Miembro de los grupos de investigación CEMPLU
(Calidad educativa en un mundo plural) y GRACE (Grupo de Análisis de la Cultura Escolar). Contacto:
[email protected]
c Universidad del Magdalena, Santa Marta, Colombia. Docente de planta tiempo completo de la
Universidad del Magdalena, adscrito a la Facultad de Ciencias de la Educación; Doctor en Calidad
184
Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago y Iván Manuel Sánchez Fontalvo
Resumen. Se analizan los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica, haciendo una breve
descripción del modelo pedagógico conductista (Skinner), el modelo pedagógico constructivista (Piaget) y
la teoría socio-histórico-cultural (Vygotsky) como modelo pedagógico. Sin embargo, existen diversas propuestas pedagógicas holísticas y ecológicas derivadas de nuevas epistemologías. En este sentido concluimos
que desde el modelo bio-pedagógico Maturana propone una biología del amor como sustento ontológico y
epistemológico de la Pedagogía del Amor, que brinda otras opciones holísticas, sistémicas y configuracionales de comprender el aprendizaje humano, muy diferentes a las concepciones conductista, constructivista
e histórico cultural.
Palabras clave: aprendizaje humano, biología del amor, conductismo, constructivismo, modelo pedagógico, pedagogía del amor, teoría histórico-cultural, teorías del aprendizaje.
Abstract. In this article the pedagogical models analyzed from a psychological dimension, making a brief
description of the pedagogical model behavior (Skinner), the constructivist teaching model (Piaget) and
historical-sociocultural (Vygotsky) theory as a pedagogical model. However, there are several proposed
teaching holistic and ecological derived from new epistemologies. In this sense we conclude that from the
model bio-pedagogical Maturana proposed a biology of love as ontological and epistemological basis of the
pedagogy of love, which provides holistic alternatives, systemic and configurational understand learning
human, very different from the behaviorist, constructivist and historical conceptions cultural.
Key words: behaviorism, biology of love, constructivism, cultural theory, human learning, pedagogical
model, the pedagogy of love, theories of learning.
Résumé. Modèles pédagogiques sont analysées à partir d’une dimension psychologique, avec une brève
description du modèle pédagogique comportementale (Skinner), le modèle constructiviste pédagogique
(Piaget) et la théorie socio-historico-culturelle (Vygotski) comme un modèle d’enseignement. Cependant,
il ya plusieurs propositions holistiques et écologiques de l’éducation nouvelle épistémologie. En ce sens,
nous concluons que le modèle bio-pédagogique Maturana propose une biologie de l’amour comme fondement ontologique et épistémologique de la pédagogie de l’amour, qui donne d’autres options holistiques,
systémiques et configurationnels de comprendre l’apprentissage humain, des concepts très différents de
comportement, culture constructiviste et historique.
Mots clés. apprentissage humain, biologie de l’amour, behaviorisme, constructivisme, modèle pédagogique, pédagogie de l’amour, théorie historico-culturelle, théories de l’apprentissage.
Resumo. Modelos pedagógicos são analisados a partir de uma dimensão psicológica, com uma breve
descrição do modelo pedagógico comportamental (Skinner), o modelo construtivista pedagógica (Piaget)
e da teoria sócio-histórico-cultural (Vygotsky) como um modelo de ensino. No entanto, existem várias
propostas de educação holística e ecológicas de nova epistemologia. Nesse sentido, concluímos que a partir
do modelo bio-pedagógica Maturana propõe uma biologia do amor como base ontológica e epistemológica da Pedagogia do Amor, que dá outras opções holísticas, sistêmicas e configuracionais para entender a
aprendizagem humana, conceitos muito diferentes de comportamento, cultura construtivista e histórico.
Palavras-chave. aprendizagem humana, biologia amor, o behaviorismo, construtivismo, modelo pedagógico, pedagogia do amor, a teoria histórico-cultural, as teorias da aprendizagem.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual
185
Introducción
Todo proceso educativo tiene un método, una guía o un eje, que encamine y contribuya al desarrollo más adecuado del ejercicio de formar. A esto le llamamos modelo pedagógico.
Cada teoría ha privilegiado en ello algún o algunos de los aspectos; aun así subyace a
todas ellas una postura como individuo y como ser social y cultural. A partir de esta
concepción del ser humano se elaboran las teorías pedagógicas. En este sentido toda
teoría pedagógica es una teoría política. (De Zubiría, 2007, p. 39).
Precisamente, la pedagogía es una ciencia cuyas fronteras muestran su dinámica entre la sociedad
y el pensamiento humano. Un modelo pedagógico es un plan teórico y práctico de estrategias
autónomo que poseen el docente y las instituciones educativas para desarrollar el proceso de formación de sus estudiantes.
El modelo pedagógico se caracteriza por la articulación de nociones como: currículo, pedagogía, didáctica, formación, educación, enseñanza, aprendizaje y evaluación; pero además
contribuye a la configuración de procesos como la práctica y la teoría. Para la configuración e
identificación de un modelo pedagógico es importante, según Coll (1991), responder cinco preguntas esenciales: ¿para qué enseñar?, ¿qué enseñar?, ¿cómo enseñar?, ¿cuándo enseñar?, y ¿qué,
cómo y cuándo evaluar?
La primera pregunta se refiere a las intencionalidades, a los propósitos que se pretenden,
todos estos encaminados en un sentido a través de la formulación de objetivos y ligados a los
contenidos que responden a la segunda pregunta. Los contenidos son las temáticas comprendidas
en el currículo, su secuencia y el orden cronológico de los temas, es decir, en qué jerarquía se
organizan estos contenidos. En la tercera pregunta es evidente la importancia de una metodología de enseñanza con la utilización de estrategias pedagógicas y didácticas determinadas para el
tratamiento de las temáticas contempladas en la primera pregunta. La cuarta pregunta tiene que
ver con la relación de los protagonistas del contexto educativo (maestro, estudiante y saber) y sus
funciones correspondientes, con el fin de relacionarse con la cuarta pregunta. Por último ¿qué,
cómo y cuándo evaluar?, es la finalización de un proceso que permite la retroalimentación y el
cumplimiento de los propósitos y objetivos plasmados en la primera pregunta (para qué enseñar).
El modelo pedagógico conductista
Skinner asegura que la limitación de los conductistas anteriores a él consistió en considerar solo el
antes del comportamiento, para tratar de construir una psicología basada en el estímulo-respuesta, siendo necesario, según él, tener presente lo que ocurre después, lo que cambia la probabilidad
de que lo ocurrido vuelva a repetirse, para poder hacer una adecuada explicación del comportamiento y de la influencia que tiene el ambiente en él.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
186
Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago y Iván Manuel Sánchez Fontalvo
Sobre esto, Luzoro1 le pregunta a Maturana: ¿de qué manera es coincidente o contradictorio
con su punto de vista este análisis funcional que hace Skinner de la relación entre comportamiento y ambiente?
Lo que dice Skinner en términos de lo que ocurre en las interacciones de los organismos, ya
sea entre ellos o con el medio, ocurre. No cabe ninguna duda que si uno considera, como él dice,
las consecuencias de la conducta en el análisis del curso histórico de estas en un ser humano, uno
descubre el fenómeno del refuerzo. Lo prueban claramente sus procedimientos experimentales.
Maturana (2003) con eso no tiene ninguna contradicción. “Nunca tiene uno problemas con la
praxis. Los problemas surgen con las explicaciones de la praxis, pues es allí donde surgen proposiciones diferentes” (p. 205). De esta manera, Maturana no tiene discrepancia con lo que Skinner
revela en su trabajo experimental. Su divergencia con Skinner comienza en el intento explicativo.
Concuerda con Skinner cuando él dice, por ejemplo, que no son válidas las explicaciones que
usan nociones como mente, intención o deseo, pero no concuerda con él cuando se queda con la
praxis solamente. El problema con las explicaciones en términos mentales no se encuentra en que
uno no pueda encontrar coherencias operacionales de valor predictivo con ellas, sino en que no
son adecuadas para la generación de los fenómenos conductuales cuando uno reconoce que los
organismos son sistemas determinados por sus configuraciones.
De hecho solo es posible explicar lo que pasa con el cambio conductual en la historia de un organismo, cuando se pone atención a su dinámica estructural, ya que es la deriva estructural del organismo
en sus interacciones con el medio lo que hace posible la participación de las consecuencias del comportamiento en el curso del comportamiento. (Maturana, 2003, p. 206)
Luzoro precisa que Skinner define estímulo como cambio en el ambiente que altera la probabilidad del comportamiento y le pregunta a Maturana ¿cuál es la diferencia entre el estímulo así
concebido y la noción de perturbación?
La diferencia no es poca si se concibe el estímulo como un suceso ambiental que yo observo
y describo haciendo referencia a las consecuencias que tiene en la conducta del organismo en términos probabilísticos. “Lo que un observador describe como circunstancia ambiental al describir
el estímulo no es necesariamente lo que el organismo encuentra en su interacción” (Maturana,
2003, p. 206).
Maturana (2003) llama perturbación a lo que de hecho el organismo encuentra en la interacción y que el observador no ve a menos que use al organismo como indicador de ella. En otras
palabras, estímulo es lo que el observador ve incidir sobre el organismo, y perturbación es lo que
el organismo admite como encuentro que gatilla en él una transformación configuracional en
la que se conserva su adaptación y organización. Skinner no hace ni puede hacer esta distinción
porque ella solo surge de considerar al organismo como un sistema determinado por sus configuraciones, y él no hace eso. Sin embargo, la distinción entre estímulo y perturbación es irrelevante
si uno tiene en cuenta el determinismo configuracional del organismo al explicar la conducta.
Como Skinner no lo hace, él puede decir, sin contradecirse, que cualquier circunstancia del
1 Este diálogo fue realizado en Santiago, en enero de 1987 y fue publicado inicialmente en la Revista Chilena de Psicología,
9(1), 1987, 77-86 y luego en el libro Desde la Biología a la Psicología, 2003, 195-216..
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual
187
ambiente puede participar en el curso de las interacciones de un organismo y transformarse en
estímulo. Esto, porque de hecho “lo que ocurre en la praxis del condicionamiento operante es
que el estímulo adquiere una connotación de perturbación al quedar definido en el encuentro
operacional del organismo con el medio que le da validez” (Maturana, 2003, p.206).
En estas circunstancias, siguiendo a Maturana (2003), lo que ocurre en el encuentro organismo-medio no es probabilístico, sino determinista en el ámbito del determinismo configuracional
de la interacción. Para Skinner, que no tiene en cuenta la configuración estructural del organismo
y solo mira al cambio conductual en el intento de predecir su curso, la situación es probabilística
como reflexión en cuanto a la ignorancia que se tiene de ella como sistema determinado por sus
configuraciones. De este modo, la descripción del condicionamiento operante como una situación que altera la probabilidad de la repetición de una conducta solo refleja la limitación predictiva del observador, y no la naturaleza del fenómeno que es determinista.
Maturana ha afirmado que a él le gusta la obra de Skinner. Le gusta porque lo encuentra
serio en su no dejarse atrapar por intentos explicativos que no hacen referencia a los mecanismos
generativos de los fenómenos que a él le interesan. El que en este proceso Skinner se quede con
la praxis que él domina, a Maturana le parece que se debe a que Skinner está interesado en la
manipulación de la conducta más que en la explicación. Es por esto que Maturana ve a Skinner
más como a un tecnólogo que como un científico, en su intención.
Skinner sigue fielmente la tradición de la civilización occidental que dice: conocer es controlar, y que la manera de saber lo que es algo realmente está en que pueda controlarse o reproducir experimentalmente, dice Luzoro. Pero según Maturana hay una diferencia entre explicar y
controlar.
Skinner piensa eso en la tradición que ve a la investigación científica como asociada al control y la predicción de los fenómenos en el mundo; y Maturana (2003) ve la explicación científica
no asociada a la predicción o el control, sino asociada, en general, a la explicación como reformulación del fenómeno a explicar y, en particular, a la “proposición de un mecanismo que genere
el fenómeno a explicar en el contexto de la satisfacción de ciertas condiciones que constituyen el
criterio de aceptación de las explicaciones científicas” (p.207).
La noción de manipulación, o sea, de control, no forma parte de la explicación científica
ni del hacer ciencia, sino del hacer tecnología. Tecnología y ciencia requieren de emociones distintas: pasión explicativa en el hacer ciencia, y pasión productiva o pasión de control en el hacer
tecnología.
En nuestra cultura la pasión productiva o controladora es central en muchas dimensiones de la vida cotidiana individual o comunitaria. De esta manera, los seres humanos occidentales estamos inmersos en las manipulaciones productivas de todo tipo, físicas, culturales, etc.
Pertenecemos a una cultura básicamente tecnológica. Maturana (2003) comprende a Skinner
en su preocupación manipulativa aunque no la comparte, y le gusta la seriedad con la cual él
funciona evitando la confusión de dominios y el quedarse atrapado en proposiciones explicativas
que apuntan fuera del ámbito científico, como por ejemplo “cuando se usan nociones de procesos
mentales para explicar la conducta” (Maturana, 2003, p. 207).
Skinner, sin embargo, continúa Maturana (2003), no ofrece una explicación científica de
la conducta. Él desarrolla tecnologías manipulativas de la conducta, pero no la explica científica-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
188
Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago y Iván Manuel Sánchez Fontalvo
mente, porque no propone mecanismos generativos; y no lo puede hacer, porque no considera a
los organismos como sistemas determinados por sus configuraciones. Sabe que lo son, pero no lo
tiene en cuenta. Entonces, “se queda en el juego de la manipulación del determinismo estructural
de los organismos a través de las perturbaciones ambientales, aunque no las vea como tales sino
como estímulos” (p. 208).
Skinner explica las concatenaciones históricas de las conductas pero no explica científicamente el fenómeno del comportamiento en el ámbito del comportamiento. Cuando Skinner
propone que el lenguaje surge en las concatenaciones de contingencias de refuerzo está a un paso
de decir que el lenguaje se configura en las coordinaciones conductuales consensuales, pero no lo
dice, y en este sentido no explica el fenómeno del comportamiento.
El libro de Skinner dedicado al lenguaje lo llama Verbal Behaviour, porque propone explicar
el lenguaje en términos de contingencia de refuerzo. Él, de hecho, lo desea en ese ámbito al decir
que es en las contingencias de refuerzo de las interacciones de las personas donde surge lo que
pasa con el fenómeno del lenguaje. Con esto, lo que dice del lenguaje es cómo se daría su fluir en
la convivencia como fenómeno de coordinaciones conductuales, pero no dice que el lenguaje es
un dominio fenoménico configurado en la recursión de las coordinaciones conductuales consensuales, y al no hacerlo, no tiene en cuenta la dinámica que genera ese fenómeno, pero sí analiza la
dinámica en la cual ese fenómeno se manipula.
Skinner dice que el lenguaje básicamente es una forma de comportamiento, que lo distintivo es que las consecuencias que tiene ese comportamiento están mediatizadas por el escuchante.
De esta manera, Luzoro no ve que haya una diferencia entre esa concepción y la concepción del
lenguaje entendido como la recursión de coordinaciones conductuales consensuales, esbozada
por Humberto Maturana.
Por supuesto, no hay una diferencia en el sentido que Maturana también dice que el lenguaje es una forma de comportamiento que involucra tanto al que habla como al que escucha. Lo que
pasa es que Maturana dice qué tipo particular de forma de comportamiento es el lenguaje y cómo
se genera y, por lo tanto, qué consecuencias tiene ese modo de generación, como por ejemplo, la
generación del metadominio y el surgimiento del objeto.
De hecho hay todo un conjunto de otras cosas que Skinner no toca, y, en criterio de
Maturana (2003), no toca porque no analiza el lenguaje como un fenómeno que genera un
espacio particular conductual, sino que analiza simplemente una manipulación de la conducta
cuando destacar que es un comportamiento. Él está preguntándose ¿cómo es que las personas
dicen las cosas que dicen y en las circunstancias que dicen esas cosas? Él piensa en términos de
contingencia de refuerzo, y no ve lo propio del lenguaje como un modo particular de conducirse
en las contingencias de refuerzo.
Como el lenguaje pertenece al ámbito de las coordinaciones conductuales, pertenece al ámbito de la coderiva, y, las contingencias de refuerzo en las convivencias son circunstancias de coderiva. El resultado es que Skinner apunta a la coderiva, pero como no atiende al mecanismo de la
coderiva de sistemas determinados por sus configuraciones, no ve lo que pasa en el lenguaje como
una coderiva en la recursión de las coordinaciones conductuales, y se queda en las contingencias
de refuerzos (Maturana, 2003).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual
189
Para Skinner lo central viene a ser el refuerzo en función de lo que le pasa al organismo, y no
lo que pasa entre los organismos en las concatenaciones de refuerzos.
El modelo pedagógico constructivista
El paradigma constructivista comienza a gestarse en la década de los años veinte en el siglo XX
en los trabajos del eminente psicólogo y epistemólogo suizo Jean Piaget, quien casi no necesita
presentación.
Piaget nace en Suiza en 1896, se formó inicialmente como biólogo y desde muy pequeño
mostró intereses científicos muy marcados. A modo de ejemplo se puede mencionar que a los
once años publica su primer artículo científico.
Piaget constituye un antecedente muy significativo en la historia de la educación con respecto a una biología del conocimiento. La obra de Piaget es conocida y estudiada por muchos
psicólogos y educadores. Dos de sus concepciones fundamentales son la de asimilación y la de
acomodación.
Dentro de la pregunta general por el conocimiento, Piaget (1976) se detiene frente a las diferencias que se observan en los niños en cuanto al desempeño cognitivo: su trabajo junto a Simon
le había mostrado claramente que hay problemas que los niños son incapaces de resolver en ciertas etapas de su desarrollo, aun cuando se le instruya explícitamente para hacerlo. Este resultado
es interpretado por Piaget como una prueba fehaciente de que la resolución de los problemas
depende del desarrollo de ciertas estructuras cognitivas. Además, la epistemología propuesta y
desarrollada por Piaget sustenta que las estructuras de la cognición humana se desarrollan a partir
de una génesis de alguna estructura anterior: por medio de procesos de transformación constructivas, las estructuras más simples van siendo incorporadas en otras de orden superior. “Es en este
sentido que esta epistemología es llamada genética, no en el sentido de la disciplina biológica que
estudia a los genes, como algunas veces se confunde” (Rosas y Sebastián, 2010, p.12).
En este punto tal vez sea conveniente hacer una breve síntesis de las etapas del desarrollo
planteadas por Piaget (1976):
1. Etapa sensorio motriz (cero a dos años), cuyo máximo logro es la adquisición de la función
simbólica o capacidad de representar el mundo externo por medio de símbolos.
2. Etapa pre operacional (dos a siete años), cuyo máximo logro es la preparación, a partir del
ejercicio activo del uso de símbolos, para la adquisición de las “operaciones mentales”, las que
son descritas por Piaget como estructuras cognitivas que le permiten al individuo operar en el
ambiente de manera lógica y reversible.
3. Etapa de las operaciones concretas (siete a doce años), caracterizada por el ejercicio de la lógica
en la acción del individuo con los objetos de su entorno.
4. Etapa de las operaciones formales (a partir de los doce años), caracterizada por la posibilidad
del individuo de operar en el ambiente de manera hipotético-deductiva, aun en ausencia de
experimentación práctica. (Rosas y Sebastián, 2010, p. 27)
Por ser esta la faceta de la obra del autor más conocida (si no la única, en muchos casos), hemos
preferido dejarla para el final y solo como ilustrativa del problema de los contenidos de la cogniRevista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
190
Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago y Iván Manuel Sánchez Fontalvo
ción. Es importante notar en la descripción que hace Piaget sobre los estadios del desarrollo infantil, que las estructuras cognitivas tienden a diferenciarse máximamente en las distintas edades
marcadas por las etapas. Los principios de organización y adaptación, sin embargo, son los que
le dan identidad al desarrollo, a pesar de las transformaciones cualitativas de las estructuras a las
diferentes edades.
Ángel Pérez Gómez le pregunta a Maturana si está de acuerdo con el planteamiento que
hacía Piaget, de que los instintos son adaptaciones cognitivas hereditarias.
Con esta expresión en términos generales, sí, dice Maturana. No estoy de acuerdo con la
visión histórica que eso implica […] pero es cierto, el instinto..., es eso pero, el instinto es una
cosa un poco distinta, en el sentido de que es una conducta que surge separada de la historia particular del organismo que la exhibe, y entonces puede surgir adecuada a la circunstancia que está
o, inadecuada a la circunstancia que está, porque surge con independencia de la historia particular..., ahora, “normalmente uno se mueve no, en cualquier parte, uno se mueve en un espacio con
ciertas características en las cuales, claro, esos instintos son efectivos, no son conductas adecuadas”
(Maturana, 2003, p.136).
Por otro lado, en el diálogo sostenido entre Jorge Luzoro García y Humberto Maturana sobre psicología, Luzoro le pregunta a Maturana sobre los procesos de asimilación y acomodación
definidos por Piaget.
Maturana ve a Piaget como un gran pensador e investigador en lo psicológico y en lo biológico, que tiene en cuenta, lo que le parece a él, es también su pregunta: ¿en qué consiste el
fenómeno del conocer como fenómeno biológico?
Los biólogos durante mucho tiempo han dejado esta pregunta relegada a un ámbito que no
es el biológico, el ámbito de la filosofía. Piaget no lo hace. Al contrario, él toma en serio el carácter
biológico del fenómeno del conocer; y Maturana (2003) piensa que lo que él hace en ese sentido
es magnífico. Sin embargo, Maturana tiene ciertas discrepancias con Piaget, que surgen de ciertas
diferencias en sus puntos de partida, y que hacen que sus caminos sigan cursos finales algo distintos. Por ejemplo, al usar las expresiones de asimilación y acomodación, Piaget indirectamente está
aceptando la opción de que el organismo capta la realidad externa como parte de su mecanismo
de subsistencia. Y Maturana piensa diferente.
El vivir ocurre como una deriva estructural en la que la conversación de la adaptación o correspondencia con el medio es una condición constituida de la existencia de un organismo, ya que en su
ausencia se desintegra. De modo que el organismo, en su vivir, sigue un curso u otro de transformación estructural, según el camino de conservación de la adaptación que cada instante se le da.
(Maturana, 2003, p. 203)
Entonces, para Maturana (2003) no hay asimilación y no hay una acomodación en los términos que uno corrientemente como observador podría describir cuando piensa: “he ahí un
problema”, “una dificultad” y he aquí que este animalito o este niño, que yo estoy mirando,
está acercándose a su solución en un proceso de transformación que solo puedo entender como
dirigido hacia un estado final. Por esto podré decir cuando llegue él a resolverlo que ha habido
un proceso de acomodación o asimilación a circunstancias ambientales definidas por ese estado
final hacia el cual él se va.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual
191
Maturana (2003) dice que “la aproximación a un estado final que uno observa en el desarrollo de una conducta es una consecuencia histórica de un proceso de deriva, y no una transformación activa” (p. 203). En un sentido estricto, la descripción de lo que ocurre en el cambio
conductual como asimilación y acomodación a una realidad independiente, es literatura y pertenece a los comentarios del observador.
A diferencia de Piaget, Maturana no plantea su explicación del conocer como una interpretación de las muchas posibilidades de ese fenómeno. Su proposición la plantea como la explicación ontológica, es decir, como la presentación de las condiciones constitutivas el fenómeno
biológico que connotamos cuando hablamos de conocer.
Las discusiones siempre se plantean en un sentido y otro según el uso de las palabras. Por eso
Maturana ha especificado lo que dice, caracterizando el fenómeno del conocer con el modo como
reconocemos cotidianamente la presencia del conocimiento. “Conocimiento es lo que un observador le adscribe a otro organismo en un ámbito particular, cuando observa en este una conducta
que él o ella considera efectiva en ese ámbito” (Maturana, 2003, p.204).
Por esto mismo, Maturana considera que su explicación es ontológica, ya que revela las
condiciones constitutivas del fenómeno del conocer al mostrar cómo surge cualquier conducta
efectiva como parte del vivir de un organismo en el dominio en que ella se observa.
En otras palabras, Maturana (2003) dice que en cada caso particular que usamos la palabra
conocimiento, el fenómeno que connotamos con ella es conducta efectiva de un organismo en un
dominio particular de acoplamiento de configuraciones, y que como tal es parte del vivir de aquel
en ese dominio. Lo que Maturana propone, por lo tanto, no es una interpretación, porque no está
dando cuenta del origen de las consecuencias del fenómeno del conocer, sino de las condiciones
que lo constituyen. Es ontología, no hermenéutica.
La teoría socio-histórico-cultural como modelo pedagógico
Vygotsky nació en 1896 en el seno de una familia judía, en Rusia. Tuvo una infancia muy estimulada en lo cultural por sus padres, caracterizada por el aprendizaje desde pequeño de varios
idiomas, la formación básica con un tutor de alto nivel intelectual y la educación formal en un
gymnasium judío. Durante su infancia y adolescencia adquirió en estos contextos su amor por el
teatro, la poesía y la literatura. De hecho los trabajos intelectuales desarrollados durante su adolescencia y juventud estuvieron orientados principalmente hacia la literatura y el lenguaje.
Su formación universitaria se desarrolló en Moscú, en dos universidades de manera simultánea: la de Moscú y la de Shanyavskii. En la primera se graduó en leyes en 1917. En la segunda,
institución no oficial formada por alumnos y profesores que habían sido expulsados de la universidad oficial por el Ministerio de Educación zarista, Vygotsky obtuvo una acabada formación
en filosofía, historia, psicología y literatura, fruto de la presencia de buena parte de los mejores
profesores de Moscú en ese momento, en dicha universidad.
Una vez graduado, vuelve a su ciudad natal para dedicarse a una gran cantidad de tareas de
diverso orden. Hasta su partida a Moscú en 1924, Vygotsky hace clases en varios establecimientos
secundarios, de formación de profesores y de educación de trabajadores; participa de diversos gru-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
192
Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago y Iván Manuel Sánchez Fontalvo
pos de discusión literaria y teatral; publica artículos en revistas y periódicos; lee en profundidad
a filósofos como Spinoza, Hegel y Marx y a psicólogos como Pavlov, Freud y James. Junto a todo
lo anterior redacta en esta época diversos ensayos acerca de estas materias.
En 1924, Vygotsky hizo una brillante presentación en el II Congreso de neuropsicología en
Leningrado, luego es invitado a trabajar al Instituto de Psicología de Moscú. Vygotsky desarrolló
su trabajo en esta ciudad durante la última década de su vida, diez años de una febril actividad
que incluyó fundamentalmente la docencia universitaria, la dirección de numerosos proyectos de
investigación y el trabajo con personas que tenían algún tipo de discapacidad (perceptual, mental
o por problemas de aprendizaje).
El fruto de esta empresa fue la formulación entre 1928 y 1931, en conjunto con A. R. Luria,
de la teoría histórico-cultural, la cual ofrece un marco explicativo unificado para procesos psicológicos elementales y superiores. Vygotsky enfatiza no obstante, que no hay nada “sobrenatural”
en los procesos superiores, ya que en términos genéricos estos están formados por la integración
de dos o más procesos elementales (Rosas y Sebastián, 2010).
Vygotsky (1979) alude a cuatro grandes criterios que permiten diferenciar de modo general
entre procesos psicológicos elementales y superiores (Rosas y Sebastián, 2010):
a) El primero de ellos dice relación con la vía de control de unos y otros. En tanto los procesos
psicológicos elementales son controlados automáticamente por el entorno, los procesos superiores se caracterizan por una autorregulación por parte del individuo, la cual descansa en la
creación y utilización de estímulos artificiales que se transforman en los gatillantes inmediatos
de la conducta.
b) Directamente ligado con lo anterior, se puede afirmar que los procesos psicológicos superiores
tienen un alto nivel de regulación consciente, o por lo menos lo necesitaron en su origen (aun
cuando luego, por vía de la utilización repetida del mecanismo este se haya “automatizado”,
requiriendo posteriormente menor cantidad de recursos conscientes).
c) Un tercer aspecto que caracteriza diferencialmente a los procesos psicológicos superiores es su
naturaleza lo que llevaría a la aparición de los procesos superiores, sino la participación de los
seres humanos en contextos de relaciones sociales directas en pequeños grupos o diadas.
d) En la concepción vigotskiana, “el control voluntario, la realización consciente y la naturaleza
social de los procesos superiores presuponen la existencia de herramientas psicológicas o signos,
que pueden ser utilizados para controlar la actividad propia y de los demás” (Wertsch, 1985, p.
44). La incorporación de estas herramientas psicológicas (de origen social) es lo que se define
como mediación semiótica, proceso que corresponde a la característica principal de funcionamiento intelectual propiamente humano, dentro del enfoque de la psicología socio-histórica de
Vygotsky. (1979, p. 33)
Esta noción de mediación semiótica se asienta en la analogía entre herramienta material y signo,
que Vygotsky (1979) establece y precisa. Vygotsky sigue y amplía el análisis de Marx y Engels
(1973) acerca del rol del trabajo en la organización de la vida social propiamente humana. En dicho análisis se afirma que la aparición de la herramienta material, que permite instaurar la noción
de trabajo (en tanto transformación productiva de la naturaleza), es crucial en la historia de la
conformación de las sociedades humanas. A través de la herramienta el ser humano puede dejar
de depender de la naturaleza, para orientar su acción hacia ella de manera intencional.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Los modelos pedagógicos desde una dimensión psicológica-espiritual
193
Para Vygotsky (1979) existe un periodo inicial en el desarrollo del niño que está fuertemente
marcado por la línea natural. Desde los cero a los dieciocho a veinte meses se puede observar el
desarrollo de una inteligencia práctica, perfectamente análoga a la de los chimpancés, la cual incluye tanto capacidades perceptivas como motrices que le permiten resolver exitosamente tareas
complejas que están dentro de su campo perceptivo y de los límites de su envergadura corporal.
La aparición del lenguaje, sin embargo, implica para Vygotsky (1979; 1981) un cambio
cualitativo en el desarrollo de los procesos psicológicos observados hasta ese momento: con este
se abre la capacidad de un verdadero control del individuo sobre su entorno físico. Así como para
los simios de los experimentos de Köhler (1967; 1972), los cuales enfrentados a una resolución de
tareas prácticas conscientes en alcanzar objetos agradables (normalmente comida) vivencian una
reconfiguración de su representación de la situación al incorporar una herramienta material como
un palo, dentro de su campo visual; la incorporación por parte de los niños en tareas análogas
implica una reconfiguración de la situación total. El lenguaje implica tanto la posibilidad de planeación de la acción, por parte del niño, incorporando así herramientas materiales y psicológicas
que están más allá del campo visual; como el control voluntario de dicha acción; y el control posible de otras personas presentes en la situación a través de la utilización comunicativa del lenguaje.
Conclusiones
Existen dos formas diferentes de orientar un proceso formativo, asociadas a las dos formas de
responder la pregunta por el mundo en que vivimos. Existen dos miradas diferentes de lo que
sucede en la vida cotidiana de nuestros estudiantes, que no podemos soslayar. Como resultado de
la educación en la que están inmersos nuestros estudiantes, existen dos concepciones diferentes
acerca de las transformaciones que se generan en ellos, la mirada racionalista, dogmática, mecanicista, reduccionista o fragmentaria; y la mirara socio-crítica, dialéctica, compleja, holística,
ecológica o configuracional.
En la primera mirada, el profesor cree que existe ante sus ojos un universo franqueable al que
tiene acceso inmediato, y en este sentido actúa como el poseedor de un conocimiento absoluto que
puede ser transmitido de manera directa e inmutable al estudiante. En la otra mirada, el profesor
no se cree un erudito que posee todo el poder cognoscitivo, sino que admite la posibilidad de que
el estudiante configure su propio mundo y su propia realidad a partir de sus configuraciones presentes y actuales, generadas en su biopraxis. En esta forma de enseñar el profesor es un mediador,
un guía que ayuda al estudiante a comprender el mundo que configura en su biopraxis cotidiana.
El primer camino es el de la objetividad sin paréntesis, el segundo camino es el de la objetividad
entre paréntesis. La primera forma de ver la educación es fragmentaria, un pensamiento mecánico
y dogmático, la segunda forma es holística e integradora, un pensamiento configuracional. Por
ejemplo, en el modelo biopedagógico de Maturana (1992; 1994; 1995; 1996; 1999; 2003), el ser
humano está guiado por la conservación vital: principios morales trascendentales (moral natural),
en este sentido se aleja de la propuesta de Piaget de un sujeto guiado por el imperativo categórico:
deducción de principios morales a partir de principios trascendentes, y tampoco coincide con el
ser humano de Vygotsky, guiado por la noción de progreso: principios morales racionales, pero
históricamente situados.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
194
Alexander Ortiz Ocaña, Jorge Oswaldo Sánchez Buitrago y Iván Manuel Sánchez Fontalvo
Para Vygotsky (1979) la finalidad de la educación es la internalización de herramientas semióticas y compartir comunidad de sentido, para Piaget (1976) es el desarrollo del juicio moral
y del pensamiento científico como operaciones formales, y para Maturana (2003) la finalidad de
la educación es brindar amor, es decir, promover la aceptación del otro como legítimo otro en
la convivencia, considerando el amor como la emoción básica que funda lo humano y lo social,
como condición biológica de todos los seres humanos. Es por ello que su modelo es bio-pedagógico, basado en el amor. Maturana (2003) propone una biología del amor como sustento ontológico y epistemológico de la Pedagogía del Amor, que brinda otras opciones holísticas, sistémicas
y configuracionales de comprender el aprendizaje humano, muy diferentes a las concepciones
conductista (Skinner), constructivista (Piaget) e histórico cultural (Vygotsky).
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
Coll, C. (1991). Psicología y currículo. Editorial Paidós.
Madrid. España.
De Zubiría, J. (2007). Los Modelos Pedagógicos: Hacia una
pedagogía dialogante. Bogotá: Editorial Magisterio.
Köhler, W. (1967). Psicología de la configuración.
Introducción a los conceptos fundamentales. Madrid: Morata.
Köhler, W. (1972). Psicología de la forma. Su tarea y sus últimas experiencias. Madrid: Biblioteca Nueva.
Marx, K. y Engels, F. (1973). La ideología alemana.
Barcelona: Progreso.
Maturana, H. y J. Luzoro. (1987). Diálogo con Humberto
Maturana Romesín sobre Psicología. Rev. Chilena de
Psicología. 9(1). 77-86.
Maturana, H. (1992). Emociones y Lenguaje en Educación
y Política. Santiago de Chile: Pedagógicas Chilenas, S.A.
Maturana, H. (1994). Amor y juego. Fundamentos olvidados
del ser humano. Santiago de Chile: Instituto de Psicoterapia.
Maturana, H. (1994). De máquinas y seres vivos. Autopoiesis:
la organización de lo vivo. Santiago de Chile: Editorial
Universitaria.
Maturana, H. (1994). El ojo del observador. Barcelona:
Gedisa.
Maturana, H. (1995). El sentido de lo humano. Santiago de
Chile: Dolmen
Maturana, H. (1996). Biología del emocionar y Alba
Emoting. Santiago de Chile: Dolmen.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
Maturana, H. (1996). Desde la biología a la psicología.
Santiago de Chile: Pedagogía. Ed. Universitaria.
Maturana, H. (1996). La realidad: ¿objetiva o construida? I: Fundamentos biológicos de la realidad. Barcelona:
Anthropos.
Maturana, H. (1996). La realidad: ¿objetiva o construida?
II: Fundamentos biológicos del conocimiento. Barcelona:
Anthropos.
Maturana, H. (1999). Transformación en la convivencia.
Santiago de Chile: Dolmen.
Maturana, H. (2003). Desde la biología a la psicología.
Buenos Aires: Lumen.
Piaget, J. (1976a). Investigaciones sobre la contradicción.
Madrid: Siglo XXI.
Piaget, J. (1976b). Psicología y pedagogía. México: Editorial
Ariel.
Rosas, R. y Sebastián, C. (2010). Piaget, Vygotsky y
Maturana: Constructivismo a tres voces. Buenos Aires: Aique.
Vygotsky, L. (1979). El desarrollo de los procesos psicológicos
superiores. Barcelona: Crítica.
Vygotsky, L.S. (1981). Pensamiento y lenguaje. La Habana:
Editorial Pueblo y Educación.
Wertsch, J. V. (1985). Vygotsky and the Social Formation of
Mind. Cambridge, MA: Harvard University Press.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Educación - Vol. 13, Núm. 15, pp. 195-229
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Suárez Díaz, D. C.; Liz, A.; Parra Moreno, C. F. (2015, enero-junio). Construyendo tejido social desde
la Escuela Nueva en Colombia. El caso Chimbe. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 195-229
7
Construyendo tejido social desde la Escuela
Nueva en Colombia. Un estudio de caso*
Recibido: 5 de julio de 2014 • Aceptado: 20 de enero de 2015
Building Communal Tissue from the Perspective of New School in
Colombia. A Case Study
Renforcer le tissu social du point de vue de l’École nouvelle en
Colombie. Une étude de cas
Construindo tecido social por meio da Escola Nova na Colômbia.
Um estudo de caso
Diana Carolina Suárez Díaz a
Andrea del Pilar Liz b
Carlos Fernando Parra Moreno c
* Artículo de investigación asociado al macroproyecto “Sujetos escolarizados: desafíos para la profesión
docente”, en el marco de la línea de investigación “Problemas, condiciones y contextos actuales que inciden
en el ejercicio de la docencia: malestar docente”, proyecto “Condiciones y Desafíos de la docencia rural, estudio de un caso: Escuela Nueva Institución Educativa Rural Departamental Chimbe, Albán-Cundinamarca,
2012”, Universidad de la Salle, Maestría en Educación.
a Universidad de la Salle, Bogotá, Colombia. Licenciada en Ciencias Naturales y Educación
Ambiental y Magíster en Docencia, Universidad de La Salle; docente de tiempo completo, Facultad de
Ciencias Humanas y Sociales, Universidad de San Buenaventura Bogotá. Contacto: [email protected]
b Universidad de la Salle, Bogotá, Colombia. Administradora de empresas, Universidad del
Tolima; Magíster en Docencia, Universidad de la Salle; Especialista en métodos de análisis demográficos,
Universidad Externado de Colombia; catedrática y asesora del proceso de acreditación de alta calidad del
programa de Administración Financiera, IDEAD, Universidad del Tolima. Contacto: [email protected]
c Universidad de la Salle, Bogotá, Colombia. Economista, Universidad de Ibagué; Magíster en
Administración, Universidad Nacional de Colombia. Docente de tiempo completo, Departamento de
Estudios Interdisciplinares, IDEAD, Universidad del Tolima. Contacto: [email protected]
196
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Resumen. Esta investigación surge del interés de los autores por la educación rural, cuyas problemáticas
principales son la inequidad, la baja cobertura y la baja calidad de la educación, lo que se evidencia en altas
tasas de repitencia y de abandono escolar, extra edad, carencia del servicio educativo, condiciones adversas
como lejanía, pobreza, conflicto armado y anacronismo cultural, que afectan la práctica pedagógica de
los docentes multigrado, propios de este contexto. La metodología empleada es de carácter cualitativo; se
desarrolló desde un enfoque hermenéutico con el método investigación-acción, y se empleó la estrategia
estudio de caso, con técnicas de entrevistas en profundidad, observación no participante, revisión documental, guión, cuadernos de notas, fichas bibliográficas y diario de investigación. La investigación se
sustentó teóricamente en los enfoques de la educación rural, el modelo flexible de aprendizaje de Escuela
Nueva y la práctica pedagógica. Los resultados de la investigación evidencian las realidades y dificultades de
la docencia con cada uno de los cuatro componentes que articulan el modelo de Escuela Nueva: currículo,
capacitación docente, comunidad y gestión educativa. Se concluye que la mayoría de las problemáticas se
asocian a la gestión educativa por parte del gobierno en el ámbito local de la gobernanza.
Plabras claves: componentes de la Escuela Nueva, Escuela Nueva, docencia multigrado, educación rural,
práctica pedagógica.
Abstract. This research arises from the authors’ interest in rural education, whose main problem is inequity, low coverage and quality of education, as evidenced by high repetition rates, school desertion,
extra school age, lack of educational service, adverse conditions such as distance, poverty, armed conflict
and cultural anachronism, that affect teachers’ pedagogical multi-grade practice, concerning this context.
The methodology is qualitative, taking into account the hermeneutic approach and the Action Research
Methodology, making use of the Case Study Method, along with techniques of In-Depth Interviews, NonParticipant Observation, and Document Review, as well as instruments such as scripts, notebooks, bibliography cards, and a research diary. The research is grounded theoretically in Rural Education, New School
and Pedagogical Practice Approaches. The research results give an account of the contexts and difficulties
of education regarding the four constituent components of the New School Model: Curriculum, Teacher
Training, Community, and Educational Managing. It is concluded that most problems are associated to
Educational Managing by Government in a governance context.
Key words: multi-grade teaching, new school components, pedagogical practice, rural education.
Résumé. Cette recherche découle de l’intérêt des auteurs dans l’éducation rurale, dont les principaux problèmes sont: l’inégalité, la faible couverture et la médiocre qualité de l’éducation qui débouchent dans de
taux élevés de doublage et d’abandon, des élèves trop âgés pour leur classe, un manque évident de service
éducatif, des conditions défavorables telles que la distance, la pauvreté, les conflits armés et l’anachronisme
culturel, qui affectent la pratique pédagogique multi-grade des enseignants, concernant ce contexte. La
méthodologie est qualitative, développé à partir d’une approche herméneutique à la méthode de recherche
d’action; la stratégie d’étude de cas a été utilisé, avec des techniques de interviews de profondeur, observation non participante, recherche documentaire, et des script, des cahiers de notes, des fiches bibliographiques et des blogs de recherche. Théoriquement, la recherche est basée sur des approches de l’éducation
rurale, du modèle flexible d’apprentissage de l’école nouvelle et de la pratique pédagogique. Les résultats
de recherche montrent les réalités et les difficultés de l’enseignement dans chacune des quatre composantes
qui articulent le modèle de l’Ecole nouvelle: programme scolaire, formation des enseignants, communauté
et gestion éducative. Il est conclu que la plupart des problèmes sont liés à la gestion éducative du gouvernement dans le cadre du développement local de la gouvernance.
Mots-clés: composants de l’école nouvelle, école nouvelle, éducation rurale, enseignement multigrade,
pratique pédagogique.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
197
Resumo. Esta pesquisa decorre do interesse dos autores em educação rural, cujas principais problemas são
a desigualdade, a baixa cobertura e a baixa qualidade da educação, que resulta em altas taxas de repetência
e de abandono escolar, defasagem de idade, carência de serviço educativo, condições adversas, como o
afastamento, a pobreza, o conflito armado e o anacronismo cultural, que afectam a prática pegagógica dos
docentes multigrado neste contexto. A metodologia é qualitativa, desenvolvido a partir de uma abordagem
hermenêutica para o método de pesquisa-ação; a estratégia de estudo de caso foi utilizada, com as técnicas
de entrevistas de profundidade, observação não participante, revisão de documentos, roteiro, cadernos de
notas, fichas bibliográficas e diários de pesquisa. A pesquisa é baseada teoricamente na educação rural, no
modelo de aprendizagem flexível da escola nova e na prática pedagógica. Os resultados da pesquisa mostram as realidades e dificuldades de ensino em cada um dos quatro componentes que articulam o modelo
da escola nova: currículo, formação de professores, comunidade e gestão educacional. Conclui-se que a
maioria dos problemas estão associados à gestão da educação pelo governo no nível local de governança.
Palabras-chave: componentes da escola nova, educação rural, ensino multigrado, escola nova, prática
pedagógica.
Introducción
Las ruralidades colombianas, contexto en el que se desarrolló esta investigación, han cambiado
significativamente en los últimos 60 años, desde que se inició el éxodo de la población rural hacia
las ciudades entre las décadas de los cincuenta y los setenta, a causa de la violencia generada por la
guerra partidista, la mecanización agrícola, la concentración de tierras, el mayor acceso a servicios
y el fenómeno de la construcción urbana como fuente de trabajo en ciudades.
En la actualidad el proceso migratorio rural-urbano no ha terminado. La población asentada
en territorios rurales debe desplazarse hacia las ciudades por motivos similares, como la pérdida
de rentabilidad y productividad agropecuaria, el desempleo rural, la pobreza, la falta de acceso a
servicios públicos y educación, los cultivos ilícitos y la violencia entre grupos armados, propiciando lo que se conoce hoy como desplazamiento forzoso.
La dinámica poblacional general descrita anteriormente ha ocasionado transformaciones
en la estructura de las poblaciones rurales, en cuanto ha modificado los patrones de movilidad y
ocupación. Por ello se genera a una nueva concepción del desarrollo rural desde la perspectiva de
las nuevas ruralidades aceptadas por la sociedad y la cultura, en un período de reconfiguración.
La educación rural, que no ha sufrido reivindicación alguna, continúa con las mismas problemáticas de calidad y cobertura, dando lugar a la formulación de políticas educativas que permitan superar la inequidad entre el campo y la ciudad. Como resultado de dichas políticas surge
el Proyecto para la Educación Rural (PER), que inició en el año 2000, como una propuesta centrada en aumentar el acceso de la población rural a la educación básica de calidad, avanzar en la
formación para la convivencia y la resolución pacífica de los conflictos y desarrollar la educación
técnica. Finalidades que se cumplen a partir de los siguientes programas: Sistema de Aprendizaje
Tutorial (SAT), Postprimaria, Telesecundaria, Servicio de Educación Rural (SER), Educación
Continuada Cafam y Escuela Nueva.
La investigación se ha centrado en la Escuela Nueva por su trayectoria e importancia. No
es un modelo del todo reciente, su emergencia data de finales del siglo XIX en Europa como una
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
198
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
nueva forma de concebir la educación tras la Revolución Francesa, el darwinismo y los numerosos aportes de reconocidos psicólogos y pedagogos que lo han hecho un modelo pedagógico
autoestructurante. En la actualidad se configura como una propuesta de enseñanza ideal para la
educación formal en contextos rurales y urbanos vulnerables.
Este modelo de enseñanza tiene como pilares los componentes: capacitación docente, currículo, administrativo y comunidad; permite educar niños de entre siete y doce años de edad
en educación básica, con docencia multigrado, aplicando como principios básicos la promoción
flexible, el aprendizaje activo, participativo y colaborativo, respetando los ritmos de aprendizaje y
desarrollo, educando de forma contextualizada y constructivista a partir de la experiencia natural
y la manipulación.
Una vez abordadas las categorías de educación rural, como contexto de la investigación
y Escuela Nueva; acto seguido el objeto de indagación es el docente rural, quien a través de su
práctica docente y pedagógica permite visualizar el ejercicio del modelo Escuela Nueva en nuestro
caso. La práctica docente, inherente a todas las actividades que el maestro realiza cotidianamente
en la escuela con la comunidad educativa, permite apreciar cómo se implementan los componentes comunidad, capacitación docente y administrativo. La práctica pedagógica, por su parte, es
alusiva al arte de enseñar. El maestro como sujeto activo de la educación es considerado transformador social y mediador de la cultura y el aprendizaje, apropia su discurso y el saber pedagógico,
y pone los conocimientos de altos y bajos niveles al alcance del estudiante, como lo propone
Zuluaga (2003), evidenciando así el ejercicio del componente curricular.
Escuela Nueva, Institución Educativa Rural Departamental (IERD)
Chimbe como lugar de la investigación
El caso lo constituyó la Institución Educativa Rural Departamental Chimbe, ubicada en el municipio de Albán, en Cundinamarca, en el año 2012. La institución oficial fue creada en el año
2004 con el propósito de incentivar la posprimaria como proyecto de educación rural; administrativamente se encuentra conformada por nueve escuelas rurales: Chavarro, El Porvenir, Namay
Alto, Namay Bajo, Guayacundo Alto, Guayacundo Bajo, El Entable y El Escobal, que ofrecen
Preescolar y Básica Primaria.
La escuela Chimbe es considerada la sede principal, ofrece educación integrada con dos opciones educativas: educación preescolar y primaria graduada con enseñanza Escuela Nueva (EN);
y básica secundaria y educación media con enseñanza tradicional.
El plantel educativo se encuentra ubicado en el caserío de la vereda Chimbe, a la cual se
debe su nombre. Su acceso es complejo, no existen rutas de transporte de Albán o Facatativá que
garanticen ir a la vereda en cualquier momento, para llegar directamente al caserío es necesario
tomar un bus en el paradero de Facatativá a las 6:30 a.m., 7:30 a.m. o 10:00 a.m., de lo contrario
se debe abordar una ruta que se dirija a Albán y, una vez allí, esperar en la carretera principal un
microbús que se dirija a Namay, facilitando solo la mitad del camino, pues es necesario caminar
por carretera terciaria aproximadamente media hora para llegar al plantel educativo.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
199
De forma similar, rutas que se dirigen a otras veredas permiten alcanzar cercanía, pero fuera del
horario antes mencionado no es posible llegar sin hacer trasbordo o caminar. Al regreso sucede algo
similar: solo a la 1:00 p.m. llega un bus a la vereda Chimbe y ofrece rutas hacia Albán y Facatativá.
Esta situación constituye un desafío diario para que docentes y estudiantes asistan al colegio.
La educación básica es ofrecida por tres docentes multigrado y la educación secundaria cuenta
con un docente por cada asignatura; en total son veinte docentes distribuidos en las nueve escuelas
rurales ubicadas en la zona de incidencia. Esta sede se destaca por el nivel de matrícula; por ejemplo,
en el año 2011 hubo 250 estudiantes matriculados. Sin embargo, esta cifra fluctúa de un año a otro
por la emigración de la población flotante que, al finalizar su trabajo, parte hacia otras zonas en
busca de sustento, propiciando la deserción escolar de los niños que hacen parte de estas familias.
Antecedentes de la Escuela Nueva
La bibliografía revisada sobre los antecedentes de nuestra investigación los hemos clasificado
teniendo en cuenta cinco criterios, según los tipos de resultados de investigación sobre Escuela
Nueva y educación rural: grupos de investigación inscritos en Colciencias, documentos institucionales, tesis de maestría, artículos académicos y libros de investigación.
Investigaciones realizadas por grupos de investigación inscritos en Colciencias
Los antecedentes indican que la Escuela Nueva en Colombia (EN) es un tema sobre el cual se ha
investigado poco (Tabla 1). Se requiere esfuerzo para encontrar investigaciones. Solo el grupo de
investigación Historia de la práctica pedagógica de diferentes universidades del país (de Antioquia,
del Valle, Pedagógica Nacional, Pontificia Universidad Javeriana, Nacional de Colombia) han
abordado esta temática, desde el punto de vista histórico, al describir cómo el modelo de EN fue
asumido en Escuelas Normales en Antioquia en el contexto rural y en el urbano.
La Universidad Pedagógica Nacional ha adelantado trabajos sobre la educación rural desde
grupos de investigación; ha indagado aspectos específicos como las tecnologías utilizadas en las instituciones rurales, estudios de caso sobre historias y estilos de vida y los currículos que las estructuran.
Entre tanto, los grupos de investigación que trabajan el sector rural en la Universidad
Tecnológica y Pedagógica de Colombia han contextualizado de forma general esta temática aportando en los aspectos comunitario, agropecuario y popular: este último ha sido objeto de estudio
del grupo de investigación popular y comunitaria de la universidad del Cauca.
No se encontraron investigaciones sobre educación rural o Escuela Nueva en la Universidad
del Valle, donde solo un grupo de investigación indaga sobre educación popular, sin orientarse
a la ruralidad.
Es diferente el enfoque que le dan Universidades como la de Caldas y la Católica de Oriente;
en la primera, el grupo de investigación SER (Servicio de Educación Rural) asume como horizonte la población joven y adulta dentro de la modalidad de educación media rural.
Adicionalmente, dentro de los grupos de investigación a nivel nacional, la Universidad
Javeriana trabaja el desarrollo rural desde la concepción de nuevas ruralidades, dado que las con-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
200
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
diciones y necesidades de esta población han sido objeto de constantes cambios dentro de su
contexto; varios investigadores han buscado repensar la educación rural; plantean que ésta no se
debe limitar a la formación para el campo; la dimensionan de manera amplia, evidencian una
constante necesidad de información, capacitación etc., de quienes tienen la responsabilidad de
educar y formar a la población rural.
Se evidencia que si bien la educación rural es un tema de interés para varios grupos de
investigación de diferentes universidades del país, solo un grupo se ha centrado en adelantar
investigaciones específicas referidas a la propuesta de Escuela Nueva: esta ha sido abordada desde
una perspectiva histórica; se han dejado de lado otros aspectos como pertinencia, mejoramiento,
condiciones de la docencia, entre otros.
Tabla 1. Proyectos de investigación Colciencias sobre Escuela Nueva y educación rural.
Grupo de investigación – representante
Grupo de investigación –
1. Saberes y prácticas educativas. Universidad
Pedagógica Nacional. (Moreno, 2010).
Uso Pedagógico del Computador en el aula rural: la
Experiencia de la Universidad Pedagógica Nacional
2004 -2007; 2008-2010
2. Prodeluciencias. Universidad Pedagógica
Nacional. (Jessup, 1997).
Evaluación Diagnóstica de la Calidad de Vida de
Familias con Niños en la Escuela Rural Fiscala
Alta; 1991-1997
3. Investigación en educación rural en el valle
de Tenza. Universidad Pedagógica Nacional.
(Castaño, 2007).
Hacia la comprensión de lo rural y de la educación
en el Valle de Tenza, como base para la autorregulación y construcción de currículos para la formación
de maestros; 2005 – 2007
4. Historia de la Práctica Pedagógica en
Colombia. Universidad de Antioquia,
Valle, Universidad Pedagógica Nacional,
Universidad Nacional, Pontificia Universidad
Javeriana. (Echeverri, 2008; 2010).
*La apropiación de la Escuela Nueva: una mirada
a la Escuela Normal de Institutores de Antioquia.;
2007-2010
*Educación Popular, pedagogías Críticas y estudios
culturales en Colombia 1970-2000: confluencias
teóricas y trayectos políticos; 2008
5. Urdimbre cultural. Universidad Pedagógica y
Tecnológica de Colombia. (Estupiñán, 2005).
Colectivos de Educación Popular en Colombia
1972-1996. Prácticas y Representaciones Sociales.
2001-2005
6. Educación, salud y desarrollo rural.
Universidad Pedagógica y Tecnológica de
Colombia. (Triana, 2009).
La educación rural secundaria en Colombia: normalista, agropecuaria y social, 1934-1980; 2009
7. Educación rural. Universidad Pedagógica y
Tecnológica de Colombia. (Triana, s. f.)
Desarrollo comunitario rural, educación rural, pedagogía y sociedad
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
201
Grupo de investigación – representante
Grupo de investigación –
8. Grupo de investigación SER. Manizales:
Universidad de Caldas, Universidad Católica
de Oriente. (León, 2006)
Diseño Participativo de Propuesta de Educación
Media Rural para Personas Jóvenes y Adultas;
2001-2006
9. Evaluar. Universidad Santo Tomás. (Martá,
2009).
La Deserción Escolar en los Municipios del
Departamento de Boyacá; 2009-2009: factores determinantes entre los estudiantes de la educación
básica y media, en municipios del departamento de
Boyacá, comparación zona urbana y rural
10. Institucionalidad y Desarrollo Rural. Pontifica
Universidad Javeriana. (Ortiz, s. f.).
Cooperación y comunidades, metodologías participativas para el desarrollo, nueva institucionalidad, nueva ruralidad y políticas públicas
11. Grupo de Ciencias Sociales y Humanismo.
Universidad Católica de Oriente. (Serna,
2006).
Diseño Participativo de una Propuesta de
Educación Media Rural para Personas Jóvenes y
Adultas; 2001-2006
12. Grupo de Educación Popular y Comunitaria.
Universidad del Cauca. (Euscátegui, 1995).
Sistematización de experiencias significativas en
educación popular de adultos en Colombia. estudio de caso casa de la cultura de Tunia - cauca;
1994 -1995
13. Tull, Grupo de Investigaciones para el
Desarrollo Rural. Universidad del Cauca.
(Londoño, 2005).
14. Grupo de Educación Popular. Universidad del
Valle. Campo, 1996).
Fortalecimiento de una Red De Educación Rural
municipios de Timbo y El Tambo; 2003-2005
Escuela de Formación de Líderes en Villarrica.
Experiencias Significativas en Educación Popular
de Adultos en Villarrica; 1995-1996
Fuente: elaboración propia con base en los resultados de la investigación.
Documentos institucionales
Las visiones de los documentos institucionales (Tabla 2) contrastan con la documentación académica: se aborda la temática de Escuela Nueva en instituciones como Unesco-Unicef (Schiefelbein
1993), el Banco Mundial (Rojas, 1992), la Federación de Cafeteros (McEwan, 1998; Boletín
Corporativo, 2006) y el Ministerio de Educación Nacional (men, 2011), que describen la propuesta, su aplicación y la relación entre Escuela Nueva y aulas multigrado. La Fao (2004) hace
referencia al sistema educativo colombiano, las políticas educativas que inciden en él, el panorama
cuantitativo de la educación rural entre otros temas, con el fin de caracterizar a Colombia en el
programa regional de iniciativa para la educación rural en América Latina (Perfetti, 2004).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
202
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Tabla 2. Documentos institucionales de investigaciones sobre Escuela Nueva y educación rural.
Documentos institucionales
Título
Aportes o temáticas abordadas
1. Unesco-Unicef (Schiefelbein,
1993).
En busca de la escuela del
siglo XXI: ¿puede darnos
la pista la Escuela Nueva
de Colombia?
La calidad es el objetivo prioritario del
desarrollo institucional. Modelo EN,
insumos, teoría educacional, expansión
masiva de este proyecto piloto. Costos
y resultados del modelo, condiciones
para replicar la experiencia, condiciones
y desafíos
2. Federación de Cafeteros.
(McEwan, 1998).
La efectividad del programa Escuela Nueva en
Colombia
Las escuelas multigrado y la escuela
nueva, componentes, efectividad
3. Federación Departamental de
Cafeteros de Caldas (Boletín
Corporativo, 2006)
Caldas: 25 años de metodología EN, un modelo
pedagógico exitoso que
se ha extendido por el
mundo
Descripción de la metodología de aplicación Escuela Nueva en el departamento de Caldas, principios, cobertura,
proyecciones, proyectos con metodología, metas, objetivos.
4. Ministerio de Educación
Nacional, Dirección de poblaciones y proyectos intersectoriales. (MEN, 2011).
Portafolio de modelos
educativos
Razones para realizar la experiencia y
replicar el modelo, descripción, canasta
educativa, aspectos históricos, adaptaciones, recursos de aprendizaje, postprimaria, descripción de cada PER
5. Banco Mundial, División
de Recursos Humanos del
Departamento Técnico para
América Latina y el Caribe.
(Rojas, 1992).
Evaluación del rendimiento del Programa
Colombiano Escuela
Nueva: ¿en el sistema
multigrado la respuesta?
Definición de Escuela Nueva, expansión, evaluación del MEN en 1987, explicación de los logros obtenidos
6. Proyecto Fao-Unesco-Dgcs/
Italia-Cide-Reduc
(Fao-Unesco, 2004); (Perfetti,
2004, pp. 165-216)
Estudios sobre educación
para la población rural en
Colombia
Generalidades de la población
Colombiana, caracterización del sistema educativo, estadísticas de educación,
política educativa
Fuente: elaboración propia con base en los resultados de la investigación.
Tesis de maestría
Las tesis de maestría revisadas sobre Escuela Nueva (Tabla 3) presentan varios enfoques; las que
más aportan a esta investigación son aquellas que exponen las dificultades de la Escuela Nueva,
puesto que visibilizan problemáticas que en la revisión bibliográfica no son consideradas. A continuación referenciamos las dificultades señaladas por los autores de estos trabajos.
Piedrahita & Quiñones (1992) se enfocan en el rol de maestro en la Escuela Nueva en
Zaghun Córdoba, concluyen que es tan sedentario como el docente de la escuela tradicional, se
desliga de su labor con la comunidad, componente fundamental en la EN.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
203
Serrano & Castillo (2007) afirman que a pesar de que cada niño tiene su ritmo de aprendizaje y derecho al libre desarrollo de la personalidad, el modelo tiene problemas de flexibilidad en
el manejo de tiempos de escolarización y crea conflicto con los tiempos de la vida rural. Sustentan
la implementación de otras propuestas como Aceleración del Aprendizaje y del SER; concluyen
que EN no tiene los mismos resultados: en los departamentos de Caldas, Antioquia, Tolima y
Valle han presentado mejores resultados por el apoyo de entidades como la Federación Nacional
de Cafeteros.
Finalmente Olivella (2009) al trabajar con Ecopetrol y la Federación Nacional de Cafeteros
el tema de responsabilidad social empresarial y su articulación con la educación rural Escuela
Nueva, indica que presenta limitaciones en la enseñanza por la deficiente capacitación de maestros
que conlleva al desarrollo heterogéneo de las guías, por las pocas herramientas de trabajo, los bajos
salarios y la expansión del programa en instituciones donde no hay control de la calidad por las
metas cuantitativas.
Tabla 3. Investigaciones sobre Escuela Nueva y educación rural.
Título
1. Lectoescritura y Escuela
Nueva en el ámbito rural:
proceso metodológico en el
grado primero.
2. Las guías didácticas, influencia en el desarrollo de los
procesos de lectoescritura en
la Escuela Nueva.
3. Evaluación y programa de
Escuela Nueva, departamento de Cundinamarca.
Autor
Contenido-aportes
Cabrera
(2008).
Investigación-acción llevada a cabo en el municipio
de Florencia, en una EN: se elaboró una cartilla para
el grado primero contextualizada al entorno sociocultural, como estrategia de fomento de la educación
rural. Se describe el fundamento metodológico con el
cual fue elaborado el texto
Devia (1992).
Análisis de factores que inciden en los procesos de
lectura que se desarrollan en el programa EN: identifica dificultades que obstruyen la lectura y presenta
propuestas a través de las cuales se pueda llegar a
crear guías didácticas que propicien el trabajo de lectura PROGEN, metodología de estudio textual-intertextual
Acosta, Coral
& Legarda
(1987).
El objetivo general es evaluar insumos, funcionamientos, pertinencia, requerimientos, nivel académico,
ubicación y cobertura del programa Escuela Nueva
en el departamento de Cundinamarca. El trabajo es
evaluativo y pretendía analizar la estructura del programa, para establecer con base a los resultados, la
efectividad en la ejecución y mirar las proyecciones
en términos de ofrecer garantías que permitieran al
hombre del campo integrar racionalmente las actividades educativas con el rol que desempeña como ciudadano. La recomendación final consiste en ampliar
el programa, para que más escuelas tradicionales sean
transformadas en Escuela Nueva y así poder aprovechar los recursos existentes
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
204
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Título
4. Escuela Nueva en el departamento de Nariño, análisis de
una experiencia.
5. Escuela Nueva: el Gimnasio
Moderno en la implementación
del movimiento Escuela Nueva en
Colombia y sus aportes a la orientación educativa. Universidad
Externado de Colombia
6. Educación y Neoliberalismo.
El caso de la Educación
Básica Rural en Colombia
(1990-2002).
Autor
Contenido-aportes
Cabrera
& Rivera
(1984).
Se pretende mediante una evaluación ex post contestar
algunas preguntas. ¿Cuál ha sido el alcance y contribución del programa Escuela Nueva al desarrollo educativo
de la escuela primaria en Nariño? ¿La factibilidad de
implementación de en proyecto de esta naturaleza en
términos de costo para el departamento? ¿Cuál ha sido la
cobertura del programa y en qué medida han sido utilizados los materiales?
Objetivo detectar las fallas en los procedimientos y operatividad del programa.
Conclusiones, está cumpliendo
Se han mejorado la infraestructura física de las escuelas.
La vinculación de la comunidad a la escuela tiende a fortalecerse.
Fallas
Dificultad en el desarrollo de las guías
Distribución inequitativa del material educativo.
Arias (s. f.).
Enfoque histórico de la Configuración de la Escuela
Nueva Colombia, desde el Gimnasio Moderno; por
primera vez la educación se dio bajo los preceptos de la
pedagogía activa a través de Agustín Nieto Caballero
Serrano &
Castillo
(2007).
Estudio de caso mediante entrevistas y revisión bibliográfica; toma como antecedente la década de los 80 cuando
el Estado hizo una gran inversión en educación rural, con
la implementación de modelos educativos como: Escuela
Tradicional, Acción Cultural Popular (ACPO), Escuela
Unitaria, Concentración de Desarrollo Rural CDR, Escuela
Nueva, Aceleración del Aprendizaje, Servicio de Educación
Rural (SER) y el Proyecto Educación para el sector Rural
(PER). Concluye que la educación rural hace parte del modelo neoliberal, que la EN no tiene los mismos resultados: en los
departamentos de Caldas, Antioquia, Tolima y Valle ha presentado mejores resultados por el apoyo de entidades como la
Federación Nacional de Cafeteros: su cobertura no tiene precedentes, pues en la escuela tradicional ha persistido la brecha
entre ciudad y campo. Critica que a pesar de que cada niño
tiene su ritmo de aprendizaje y derecho al libre desarrollo de la
personalidad, independientemente de contingencias políticas,
locales o nacionales, tiene problemas de flexibilidad en el manejo
de los tiempos de escolarización y conflicto con los tiempos de
la vida rural. El maestro se convierte en facilitador, supervisor
del proceso de aprendizaje de cada uno de los niños que orienta, los motiva o inquieta hacia el conocimiento, los estudiantes
de la escuela rural son los hijos de los campesinos que laboran
en minifundios para los señores dueños de la tierra que tienen
hijos estudiando en instituciones urbanas.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
Título
7. De la responsabilidad
social empresarial y su
articulación política para
la educación de los niños
del sector rural Fundación
Escuela Nueva Volvamos a
la Gente.
88. ¿Quién soy yo? Aportes
del trabajo social a la
reconstrucción de historias
de vida de los adolescentes vinculados a los
círculos de aprendizaje
Fundación Escuela Nueva,
altos de Cazucá, Soacha Cundinamarca.
9. Elementos para estudio de
factibilidad del diseño del
sistema informático sobre
enseñanza de la “Granja
Integral” con metodología
Escuela Nueva.
205
Autor
Contenido-aportes
Olivella
(2009).
Aborda la Escuela Nueva en Colombia desde el
punto de la vista de la responsabilidad social empresarial: instituciones como ECOPETROL y la
Federación Nacional de Cafeteros buscan promover
la enseñanza preescolar y primaria. La Federación de
Cafeteros ha trabajado mancomunadamente con la
Gobernación de Caldas y el Comité Departamental
para promover la cobertura y calidad de la educación. En la Fundación EN volvamos a la gente en
Caldas hace 25 años. Concluye que la Federación
Nacional de Cafeteros ha trabajado con responsabilidad social, empleando este modelo por su
reconocimiento internacional, por los logros en cobertura y aumento de aprendizaje en el sector rural.
Menciona dificultades que han limitado el desarrollo de la experiencia: deficiente capacitación de
maestros conlleva al desarrollo heterogéneo de las
guías, pocas herramientas de trabajo, bajos salarios,
expansión del programa en instituciones donde no
hay control de la calidad por las metas cuantitativas.
Ecopetrol empezó a trabajar con responsabilidad social en el Putumayo para mitigar la violencia social
contra sus instalaciones y oleoductos que ocasionaban desastres ambientales; creó Escuelas Nuevas –
Activas, pues las inversiones serian menores que los
gastos en arreglos; fomentaría una imagen más amigable: se logró impacto al 2009: hacer posible que
4815 niños del Putumayo asistieran al preescolar y
32682 a la primaria
Cruz,
López,
Sánchez, &
Rodríguez
(2007).
Investigación cualitativa en el barrio el Pino, con
nueve adolescentes que hacen parte de los círculos de aprendizaje de la Fundación Escuela Nueva
Volvamos a la Gente, construyen sus historias de
vida como reconstrucción de procesos sociales, con
una interpretación comprensiva de la vida intencional, subjetiva y sentimentalmente. La EN no es el
tema central de la investigación sino el sitio de estudio de los adolescentes
Investigación con enfoque a las tecnologías de información en la Escuela Nueva.
Reina (s. f.).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
206
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Título
10. Elaboración y validación
de una propuesta para la
escritura basada en la metodología Escuela Nueva,
Universidad Católica de
Manizales, 1995.
11. Rol del maestro y metodología utilizada en las escuelas
de zona rural del municipio
de Sahagun, Córdoba.
Autor
Contenido-aportes
Cortés
(1995).
Trabajo etnográfico con alumnos de 5º grado en la
colonia escolar la ENEA Escuela Nueva de Manizales.
Se elaboró un pre test para determinar el grado en que
estaban los alumnos antes de la propuesta de escritura
y un pos test con el que se confrontaron adelantos, se
analizó la importancia del manejo adecuado de materiales de instrucción para alcanzar el aprendizaje de
manera efectiva y comprensiva
Piedraita &
Quiñones
(1992).
El maestro como agente principal se ha sedentarizado
en un procedimiento rutinario con sentido tradicional, lo que ha permitido a la escuela desligarse en su
propósito de las necesidades, intereses y posibilidades
que demanda la comunidad
Fuente: elaboración propia con base en los resultados de la investigación.
Artículos académicos
Los artículos académicos relacionados en la Tabla 3 se enfocan en describir las características de la
Escuela Nueva: las investigaciones relatan y analizan su expansión, estructura, eficacia, cobertura,
replicabilidad, metodología y principios, entre otros aspectos, sin preciar en los actores sociales
partícipes de esta forma de enseñar. Torres (1996) subraya el poco énfasis que se da a la práctica
pedagógica y cómo esta suele ser abordada tangencialmente en el componente capacitación.
De otra parte, al indagar en artículos internacionales indexados en Latindex sobre lo que se ha
investigado en otros países sobre Educación Rural-Escuela Nueva, se encontraron investigaciones
cualitativas adelantadas hace más de 25 años, desde diferentes metodologías; abordan asuntos de
la educación rural en su contexto, especialmente en escuelas multigrado y unitarias: por ejemplo
el aporte de la familia en los procesos de aprendizaje, la necesidad inminente de participación de
la comunidad en la escuela, la integración de los saberes locales y universales, la pedagogía rural, la
injerencia de las políticas educativas, la didáctica de las disciplinas, las dificultades en la enseñanza
por la cultura y el ambiente; se considera al docente, como fundamental.
Varios trabajos publicados en la Revista Electrónica Educare de la universidad Nacional de
Heredia de Costa Rica, dan cuenta de investigaciones en diferentes países: en Venezuela los temas se enmarcan en la formación docente y los saberes locales (Núñez, 2007); en Argentina se
analiza como estudio de caso las consideraciones de la política de educación rural desde la llegada
de la educación pública en el siglo XIX (Patiño, 2007; Fairstein & Pedernera, 2007) describen
la manera como se emite el saber pedagógico, compuesto por estrategias del docente, algunas
no planeadas, que crean desde su accionar. En Colombia en un estudio de caso se plantea que
factores socioculturales inciden en el aprendizaje y la permanencia en el sistema escolar: los sistemas patriarcales, la mala alimentación, la poca importancia que los padres le dan a que sus hijos
estudien; los vinculan a labores agrícolas desde pequeños, por lo cual la educación debe atravesar
el mundo de la escuela e ingresar al sociocultural de los niños (Rodríguez, 2007).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
207
En el contexto costarricense la temática rural se ha indagado desde la participación de las
comunidades en los espacios para la educación (Torres, 2008), las proyecciones y avances en el
campo de la pedagogía rural, que conceptualizan como la ciencia que estudia los procesos educativos y que da paso a introducir cambios en la escuela, teniendo en cuenta las necesidades y
zonas rurales (Díaz, 2008). Se encontraron propuestas para el fortalecimiento de la cobertura y la
educación en este contexto (Aguilar; 2000). Angulo, Morera & Torres (2010) abordan casos múltiples sobre educación rural y la enseñanza multigrado o unidocente, le dan importancia al juego
como didáctica, incorporación de las labores del campo para fomentar el saber local y las clases
abiertas a la improvisación. Arguedas & Bonilla (2008) exponen la importancia de la participación en el aprendizaje como un proceso que involucra a familia y sociedad. Álvarez, et al. (2009)
analizan variables académicas y personales, necesidades de formación del personal, funcionalidad
del programa MEP, beneficios y limitaciones del trabajo con agrupaciones heterogéneas.
Por último, es importante señalar que la Revista de Currículo y formación del profesorado
de España da cuenta de los procedimientos que el docente utiliza para compensar las carencias
formativas que posee a su llegada a los centros rurales la construcción de su identidad profesional
en base a las condiciones que vive en este tipo de escuelas y la organización de la enseñanza que
lleva a cabo (Bustos; 2007).
Tabla 1.4. Artículos de investigación sobre Escuela Nueva y educación rural.
Revista- Universidad
autor-año
Título del artículo
Aportes o temáticas abordadas
1. Revista Colombiana
de Educación 51,
Universidad Pedagógica
Nacional. (Colbert,
2006).
Mejorar la calidad de la
educación en escuelas de
escasos recursos. El caso
de la Escuela Nueva en
Colombia
Diagnóstico de la educación según UNESCO
en 1999, situación de la educación básica primaria en Colombia en 1975 según DNP, EN en
América Latina, necesidad de implementación
y expansión en Colombia, definición, estrategias, objetivos, participación social, evaluaciones más importantes hechas al programa, como
agente de convivencia pacífica y democracia,
adaptación en el contexto urbano, adaptación
con personas vulnerables e inmigrantes
2. Revista Colombiana
de Educación 32,
Universidad Pedagógica
Nacional (Torres, 1992,
1996).
Alternativas dentro de
la educación formal el
programa Escuela Nueva
en Colombia
Antecedentes de EN en Colombia, componentes, como innovación pedagógica, debilidades, como modelo replicable
En busca de la escuela
del siglo XXI: ¿puede
darnos la pista la escuela
nueva de Colombia?
Escuela Nueva en América Latina, descripción
del modelo, recursos, rol del profesor, estrategias de enseñanza, precursores, orígenes en
escuela multigrado de los años 60, instalación
y expansión del modelo en Colombia, ajustes,
evaluación formativa de la implementación
masiva, condiciones para replicar el modelo
3. Revista Colombiana
de Educación 32,
Universidad Pedagógica
Nacional. (Schiefelbein,
Vera, Vargas & Corco,
1996)
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
208
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Revista- Universidad
autor-año
4. Revista Educación y
Pedagogía 26 (1415), Universidad de
Antioquia. (Villar, 1995).
5. Revista Unipluriversidad
9(2), Universidad de
Antioquia. (Quintero,
Bedoya & Ochoa, 2009)
Título del artículo
El programa de Escuela
Nueva en Colombia
Contextos de actuación
rural en la práctica docente
Aportes o temáticas abordadas
Implementación de la EN en Colombia, fases
y cambio en el significado de los componentes.
Tendencias y enfoques en la educación rural
en jóvenes y adultos - fundamentación teórica
práctica docente
6. Revista Historia de la
educación en Colombia
13(13), Universidad de
Nariño. (Triana, 2010,
pp. 201-230)
Escuela Normal
Rural, Agropecuaria
y de Campesinos en
Colombia
Descripción de la Escuela Normal Rural,
Agropecuaria y de Campesinos en Colombia,
narra sus antecedentes, pertinencia, dificultades, transformaciones y relación con el contexto social y político del país.
7. Revista investigación y desarrollo. 18(2), Universidad
del Atlántico.
(Alarcón, 2010, pp. 296313).
Educar campesinos y
formar ciudadanos en
Colombia durante la
república liberal (19301946)
Educación durante del período de gobierno de
Alfonso López Pumarejo.
8. Revista cuadernos de
desarrollo rural 5(60),
Pontificia Universidad
Javeriana. (Muñoz,
2008).
Las rutas de aprendizaje:
una estrategia novedosa
de desarrollo rural con
identidad territorial. El
caso de Cauca-Nariño
Ruta de aprendizaje como un proceso continuo de capacitación formal que permite identificar experiencias exitosas de desarrollo rural
y local, las personas que participan se convierten en capacitadores
9. Escuela de Comunicación
Social, Universidad del
Valle. (Patiño, 2007).
Apuntes para una historia de la educación
Colombiana
Historia de la educación Colombiana desde la
época de la colonia, en el marco de la revolución francesa, hasta las últimas décadas del
siglo XX.
Fuente: elaboración propia con base en los resultados de la investigación.
Libros de investigación
En antecedentes de libros sobre Escuela Nueva y educación rural, gran parte de la información
se encuentra condensada en publicaciones de la Fundación Escuela Nueva Volvamos a la Gente,
dirigida por Vicky Colbert, en cartillas, en que se detallan las características y aspectos relevantes
que hacen parte del funcionamiento de esta propuesta, como uno de los referentes sobre EN
(Colbert, 2006).
Rodrigo Parra Sandoval es uno de los autores que más ha trabajado la temática de Escuela
Nueva a partir de la compilación de diferentes estudios de caso en diversas instituciones que desarrollan Escuela Nueva; aporta en el marco de la escuela rural-campesina, en diferentes zonas del
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
209
país, como en el eje cafetero; aborda el tema desde una perspectiva histórica iniciada por la colonización antioqueña hasta la modernidad; la EN ha sido promovida a la post primaria; reflexiona
desde otros contextos en donde ha sido replicada como en zonas de desastre y enfatiza en el rol
escolar y social del maestro (Parra, 1987, 1996; Parra, et al., 1996).
Tabla 1.5. Libros de investigación sobre Escuela Nueva y educación rural.
Título
Autor
País-ciudadaño
Aportes-contenido
1. Intencionalidades y currículo:
características
y particularidades del
modelo Escuela Nueva Escuela Activa
Camacho
& Rojas
(2008).
Colombia,
Bogotá, 2008,
primera
edición
Intención formativa del currículo de la EN,
análisis del componente curricular desde la
ley 115 de 1994, PEI en la EN, estrategias
y recursos básicos y de apoyo, características y manejo del aula, gobierno estudiantil
Colombia,
Bogotá, 2008,
primera
edición
Características generales del sistema
Escuela Nueva en Colombia, impacto en el
país, proyección a otros países, fundamentación del modelo EN-EA, orígenes, marco
conceptual vigente, propósitos, competencias e interrelaciones de la Escuela Nueva y
Escuela Activa
Colombia,
1996,
Colombia
Editores
Estudios de caso en diez escuelas rurales, forma de organización, trabajo pedagógico, relación entre maestros y estudiantes, práctica
docente y cultura escolar, interpretación del
material etnográfico de las escuelas para buscar fenómenos centrales que inciden en la calidad de la educación rural que imparte la EN
Colombia
Tercer Mundo
Editores, 1996
Los estudios sobre maestros colombianos no
se han desarrollado en profundidad; falta un
estudio general, amplio y comprensivo para
unir diferentes aspectos que afectan la actividad del docente así como los cambios sociales que induce, y que permita profundizar
temas específicos sin perder la visión global.
Las orientaciones teóricas, los énfasis disciplinarios y las metodologías usadas, son dispersos, en razón de la falta de continuidad de los
estudios. No ha existido un estudio general
que sirva de guía para organizar trabajos subsiguientes con arreglo a sus planteamientos,
ni esfuerzo de priorizar necesidades de investigación con propósitos académicos o de
política educativa; estudios de relieve no han
tenido seguimiento posterior que profundice,
critique o amplíe sus resultados
2. Escuela Nueva: de metodología a modelo pedagógico
3. Escuela Nueva
4. Estudios sociales sobre el
maestro colombiano
Camacho
(2008).
Parra, et al.
(1996)
Parra
(1996)
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
210
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Autor
País-ciudadaño
Aportes-contenido
5. Escuela rural
Parra
(1996)
Colombia,
Tercer
Mundo, 1996
Escuela, marginalidad, contextos sociales en Colombia, educación rural en zona
cafetera colombiana, escuela campesina,
Escuela Nueva, calidad de la educación en
la escuela rural
6. Imaginar, facilitar, transformar una pedagogía
para salón multigrado y
escuela rural
Uttech
(2001)
México,
Paidós, 2001
Teorías filosóficas detrás de la enseñanza
multigrado, la transformación de la teoría
en la práctica educativa, planeación y evaluación
Título
Fuente: elaboración propia con base en los resultados de la investigación.
Análisis de la situación: los cuatro componentes de la Escuela Nueva
El contexto anterior permite la ubicación en el espacio geográfico que hermenéuticamente brinda
la posibilidad de documentar una serie de desarrollos. A continuación se discutirán los cuatro
componentes de la Escuela Nueva, a saber: currículo, capacitación docente y comunidad y gestión educativa.
1. Capacitación docente: capacitar para enseñar
En el contexto colombiano la capacitación docente es considerada una estrategia conjunta de
las políticas de calidad y de cobertura. Esta última debe garantizar el acceso al sistema educativo
con pertinencia, flexibilizando la enseñanza para dar respuesta a las necesidades educativas de los
individuos en distintos contextos. En tal sentido, llevar educación de calidad a contextos difíciles
o zonas rurales solo es posible con docentes que tengan una formación inicial y ofreciéndoles
formación continua, independientemente del modelo pedagógico con el cual trabajen.
En el modelo flexible Escuela Nueva el componente Capacitación Docente teóricamente se
presenta como un espacio para que docentes que enseñan con esta propuesta autoestructurante
aprendan o se actualicen en lo relacionado con el uso de las cartillas o guías autoinstruccionales,
la creación de espacios y rincones de aprendizaje; la implementación de procesos; la comprensión
de aspectos metodológicos; y la utilización de estrategias, técnicas e instrumentos de enseñanza
pertinentes.
A fin de comprender la importancia que tiene la capacitación docente en este estudio, es
pertinente referirnos al perfil de los tres docentes multigrado que enseñan en primaria, considerando su formación inicial, nombramiento y experiencia: la profesora de transición y primero,
quien es licenciada en Educación Escolar y Promoción de la Familia; la profesora de los grados
segundo y tercero, quien es licenciada en Educación Básica Primaria y especialista en Pedagogía
de la Recreación Ecológica y en Multimedia para la Docencia; y el profesor de los grados cuarto
y quinto, quien además es el coordinador de primaria, empezó su vinculación con la docencia
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
211
como normalista superior, continuó sus estudios como licenciado en Educación Básica Primaria
y es especialista en Educación Ambiental del Desarrollo Sostenible.
Los docentes de primaria han complementado su formación profesional realizando las especializaciones descritas anteriormente con sus propios recursos, tratando de adquirir conocimientos que permitan enriquecer su práctica pedagógica contextualizadamente; su intención es seguir
aprendiendo. Por ejemplo, uno de los docentes muestra su interés en profundizar en algunas
disciplinas que le ayuden a adquirir otros conocimientos aplicables en su práctica pedagógica,
afirma:
Estoy pensando en estudiar Ingeniería Agronómica, porque me gusta todo lo del campo, o
Administración Agropecuaria porque se vincula con mi trabajo. (Diario de investigación, p. 19)
En cuanto al nombramiento, dos de los docentes de primaria fueron nombrados por el alcalde del
municipio hace más de dieciocho años. Por el contrario, la profesora de preescolar y primero fue
nombrada hace siete años por concurso en una convocatoria departamental.
Antes de laborar en esta institución, los docentes ya habían trabajado en otras instituciones
educativas, en colegios privados y algunos en escuelas rurales, donde aprendieron a trabajar la
metodología de la escuela unitaria. Estas experiencias les permitieron acoplarse con mayor facilidad al modelo que se aplica en la escuela Chimbe, como ocurrió con la profesora de segundo y
tercero, quien afirmó:
Cuando ingresé como docente a esta institución, tenía nociones de cómo trabajar con el modelo
Escuela Nueva, pues ya había trabajado en el medio rural con la escuela unitaria donde uno maneja
hasta cinco cursos. (Diario de investigación, p. 19)
Por su parte, el profesor de cuarto y quinto comentó su experiencia:
Siempre he trabajado en zonas rurales. En Vergara, donde trabajé catorce años, inicialmente fue
difícil, porque trabajaba en una escuela que quedaba a cuatro horas del municipio a pie. Era una
comunidad pobre; la escuela era en una enramada donde se elaboraba panela y allí prestaban el sitio
para dar las clases de lunes a jueves, hasta que la comunidad gestionó la construcción de la escuela
para primaria. Allí tuve estudiantes entre 18 y 27 años de edad. (Diario de investigación, p. 19)
Algunos docentes que han tenido la oportunidad de trabajar, tanto en el contexto urbano como
en el rural, prefieren trabajar en el campo, pues la docencia trasciende las paredes del aula y es
posible hacer trabajo social. Al respecto, la maestra de segundo y tercero expresó:
Soy docente rural porque esto despierta la vocación de líder, se hace mucho trabajo social; el trabajo
va más allá del aula, es necesario mirar el diario vivir de los alumnos. Por eso trato de caminar y
conocer bien la zona antes de empezar a orientar las clases; de este modo me acerco al estudiante,
comprendo sus dificultades y relaciono la enseñanza con el contexto. (Diario de investigación, p. 15)
En lo que respecta a la capacitación docente, el rector de la institución informó que en el momento en que se fundó esta institución educativa, uno o dos docentes de Albán y municipios aledaños
fueron capacitados para enseñar con el modelo Escuela Nueva, a fin de que instruyeran a otros
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
212
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
docentes en los microcentros, que son los sitios creados para compartir experiencias, problemas,
estrategias y progresos alcanzados con este modelo. En la actualidad, dichos espacios ya no existen
y no hay reglamentación alguna por parte del Ministerio de Educación Nacional (MEN) que
exija o regule su funcionamiento para afianzar esta propuesta de enseñanza.
El Proyecto Educativo Institucional (PEI) contempla que la escuela capacite a los docentes
en el momento de la vinculación dándoles una inducción, en la cual se les informa todo lo concerniente a la institución educativa y el tipo de educación que se debe brindar en este sector y el
horizonte institucional.
Los directivos hacen todo lo posible para que los docentes reciban otras capacitaciones. En la
institución se adelantan jornadas pedagógicas en torno a la enseñanza del modelo Escuela Nueva,
pero muchos de los docentes nuevos presentan resistencia, ya que desean seguir trabajando con
su propia metodología, lo cual entra en contradicción cuando los resultados de la evaluación no
son los esperados.
En este sentido, el rector manifiesta :
El profesor no puede ser completamente tradicional, apoyándose únicamente en el tablero o en su
discurso. Es necesario que promueva en el estudiante la construcción del aprendizaje realizando
actividades que lo involucren y preparando material para sus clases. (Diario de investigación, p. 52)
Los docentes en general consideran que la capacitación que reciben no es suficiente; narran experiencias que dan cuenta de diversas dificultades:
• La primera dificultad que se presenta se relaciona con el adecuado desarrollo del componente de Capacitación Docente, pues el Ministerio de Educación Nacional la ofrece
de forma restringida. Por una parte, de cada institución solo puede asistir un docente;
en este caso, siempre ha asistido el coordinador académico y es él quien debe replicar
lo aprendido a los demás docentes de la institución, generando malestar a los docentes
que no pueden asistir, pues todos quisieran tener esa oportunidad. Adicionalmente,
los docentes consideran que quien asiste a la capacitación replica su percepción de lo
enseñado con una alta carga de subjetividad y en un tiempo muy restringido. No hay
lugar, tiempo, ni recursos apropiados para hacer correctamente la reproducción de las
temáticas tratadas en la capacitación.
Por otro lado, dicha capacitación profundiza en el uso de las Guías de Aprendizaje, el
Gobierno Escolar y otros temas que se tratan superficialmente, quitándole importancia
a la fundamentación del modelo que permite al docente comprender y actuar coherentemente con él y no por imitación sin lógica alguna.
• Una segunda dificultad que se presenta tiene que ver con que durante los últimos cuatro
años se ha cambiado la planta docente dos veces, lo cual hace que se empiece de nuevo
con la capacitación. Podría decirse que los docentes que permanecen en la institución
tienen la vocación y el gusto de trabajar en las zonas rurales, pero no se puede desconocer que muchos de ellos con frecuencia cumplen el tiempo reglamentario de trabajo
allí para luego hacer solicitud de traslado. Esto sucede por diversos factores ligados al
difícil acceso, la falta de recursos, el aislamiento de la familia y las comodidades de la
vida urbana.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
213
Sin embargo, los docentes, conscientes de que desconocen mucho sobre el modelo con el cual
enseñan y de que en otras partes del país la Escuela Nueva ha logrado consolidarse e incluso extenderse a la posprimaria, han buscado capacitación por su cuenta, tratando de saber más de esta
propuesta de enseñanza, visitando escuelas exitosas, como la Escuela Café y asistiendo a pasantías
en Aguadas, Caldas, y en otras zonas del eje cafetero.
Se reconoce el esfuerzo de los directivos de la institución por ofrecer capacitaciones en otras
áreas, a través de distintas entidades. Por ejemplo, con el Programa de Formación Integral y
Convivencia (Profic) se ofreció una capacitación en valores humanos; además con el Sena los
docentes son capacitados en técnicas agropecuarias.
En síntesis, los docentes ven la necesidad de recibir capacitaciones de forma obligatoria, masiva, periódica y con continuidad temática. Es necesario que el Ministerio de Educación Nacional
retroalimente su gestión escuchando a docentes y directivos y considerando las problemáticas
expuestas por ellos; de igual forma, que la entidad fomente el uso de microcentros y se encargue
de asignar personal docente que viva en la zona y que se encuentre en capacidad de enseñar con
modelos flexibles de aprendizaje. De otro lado, es importante que la institución capacite a docentes y alumnos en otras modalidades —por ejemplo, en el uso de la biblioteca— y que facilite los
medios para que los profesores se fundamenten en Escuela Nueva dentro y fuera de la institución,
cuando entidades gubernamentales propicien encuentros de formación.
2. Currículo
Luego de describir las realidades del componente de capacitación docente, pasamos a analizar
el componente curricular, considerando la forma como la Escuela Nueva lo ha adoptado y describiendo cómo esta institución educativa lo implementa, a través de estas cuestiones: ¿dónde
aprenden los niños? y ¿cómo aprenden?
¿Dónde aprenden los niños?
Mucho se ha escrito sobre currículo, pero en esta ocasión nos centramos en el que se relaciona
con la perspectiva de la Escuela Nueva, retomando el innegable aporte que hizo John Dewey al
currículo de la Escuela Nueva de Europa y a la Escuela Progresista en Estados Unidos. En ambas
corrientes dejó claro que el currículo en la escuela no solo se encuentra regido por un cuerpo de
materias; por el contrario, la base del currículo es la experiencia individual y colectiva presente en
la actividad humana. La escuela está relacionada con la vida; escuela y aula se constituyen en el espacio perfecto para que los niños trabajen en proyectos conjuntos y fomenten el autoaprendizaje.
En la educación es posible articular conocimientos con problemas y con temas sociales como una
forma pragmática de enseñar y aprender. El currículo promueve la democracia, el bien común y
la integración social al hacer la escuela inclusiva.
Prosiguiendo con el esquema de nuestra presentación, a continuación se describe la forma
como la Escuela Nueva Chimbe pone en práctica el componente curricular.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
214
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Rincones de trabajo, espacios de aprendizaje y biblioteca
El término rincones de trabajo ha sido acuñado para referirse explícitamente a espacios del salón de clase destinados para que los alumnos, con orientación del docente, trabajen individual
o grupalmente en actividades que les permitan construir conocimiento, potencializar el trabajo
autónomo en distintos ritmos y niveles de aprendizaje, promover la cooperación entre iguales
y desarrollar competencias específicas y transversales en un contexto o situación determinada
(Torres, 2011).
En el salón de transición y primero se aprecian varios rincones de trabajo: el rincón del
cuento, que refuerza el aprendizaje de vocales y consonantes, permite desarrollar competencias interpretativas y la capacidad de escucha; el teatrino, que constituye un rincón de juego simbólico,
propicia que la profesora escenifique actividades cotidianas con títeres y asuma roles, fomentando
aprendizajes no verbales que combinan fantasía con realidad; los dos armarios, que son un rincón
ordenador, donde la profesora almacena material didáctico; y por último, y no menos importante, el rincón de juego, una piscina de pelotas en la que, con autorización de la profesora, los niños
juegan cuando se encuentran cansados y dispersos para liberar tensiones.
El salón es seguro, confortable, decorado infantilmente con figuras hechas por la docente
con sus propios recursos. Es un gran rincón de trabajo que puede adecuarse de varias formas porque los pupitres son individuales y de forma triangular; al juntarlos, los niños trabajan en grupo.
De hecho, un grupo está compuesto por transición y otro por primero, lo cual permite alternar la
enseñanza; mientras se dirige a un grado, el otro se ejercita o realiza actividades plásticas.
Los salones de los grados segundo y tercero, y cuarto y quinto, tienen buena infraestructura,
tablero acrílico y mesas horizontales para seis estudiantes. En ellos se encontraron dos rincones de
trabajo: en uno se ubica el televisor y los computadores, con los cuales los estudiantes desarrollan
habilidades y conocimientos en tecnología de información y comunicación —no obstante, el
aprendizaje se limita por el mal servicio de la red en esta zona rural—; el otro rincón corresponde
al rincón de biblioteca, donde se ubican las cartillas de Escuela Nueva y libros de todas las asignaturas empleados en educación tradicional.
En el salón de clase de los grados cuarto y quinto los rincones de trabajo no se encuentran
bien delimitados, pues las paredes están ocupadas de trabajos de los estudiantes y afiches de la
Escuela Café, haciendo que el recinto se vea pequeño y saturado, y se dificulte diferenciar el área
tanto física como disciplinarmente.
Contrario a los rincones de trabajo, los espacios de aprendizaje se encuentran fuera del salón
de clase y permiten la organización curricular. En esta institución se consideran espacios de este
tipo las canchas de baloncesto y fútbol, el laboratorio que está en proceso de dotación, la sala de
informática y, de forma relevante, los proyectos productivos presentes en toda la institución. Es
necesario insistir en que el colegio es como una finca: por todos lados hay naturaleza.
Con el propósito de implementar los proyectos productivos el MEN, a través de los Proyectos
de Educación Rural (PER), asignó a la institución un capital semilla de tres millones de pesos en
el momento de su fundación. Desde entonces, cada docente adelanta un proyecto productivo con
el curso que tiene a cargo; para ello, docentes y alumnos han sido capacitados con practicantes
del Sena en técnicas de siembra, cultivo y crianza de animales. La intención es que los estudiantes aprendan haciendo y desarrollen competencias laborales que favorezcan a la comunidad. Los
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
215
proyectos no generan rentabilidad alguna, lo que se produce es comercializado en la plaza de mercado por intermedio de la Asociación Campesina Asfalban y, de este modo, retorna la inversión
inicial para comenzar de nuevo los proyectos.
Actualmente se desarrollan los proyectos productivos de cría de pollos, producción de pescado, crianza y producción de conejos, cerdos y patos silvestres, helicultura, granja integral con cultivo de maíz, café y plátano, cultivo de plantas ornamentales y aromáticas, compostaje y Escuela
Café, donde los alumnos se han especializado en la chapola, producción de la planta de café para
ser vendida en bolsas pequeñas a la Federación Nacional de Cafeteros.
La biblioteca Rafael Pombo es un espacio de aprendizaje nuevo. En el transcurso del año
2011 se levantó una construcción de dos pisos, en el segundo nivel se sitúa este equipamiento
colectivo de primaria y media técnica, que se caracteriza por no contar actualmente con bibliotecario, puesto que no se ha nombrado funcionario para este cargo; de igual modo, hay pocos
textos escolares que han sido donados por los mismos docentes y por Bancolombia para que los
estudiantes puedan acceder a ellos y suplir la ausencia temática de las cartillas; la infraestructura
es buena, aunque un poco riesgosa para los estudiantes más pequeños, como los de transición y
primero, a quienes la profesora prefiere no llevar a este recinto.
¿Cómo aprenden los niños?: gobierno escolar, guías de aprendizaje y evaluación
En Chimbe la democracia se pone en manifiesto a través del Gobierno escolar, con la elección
de representantes en cada curso y del personero. Para elegirlo se postulan varios candidatos que
hacen campañas y presentan sus planes de gobierno: las propuestas buscan el bienestar de los
estudiantes; posteriormente se hace la elección, constituyéndose en un proceso de acercamiento
al ejercicio democrático del país. Democracia, responsabilidad y participación son fomentadas
también en el salón de clase al asignar responsabilidades. Al respecto, el profesor de cuarto y
quinto comenta:
Yo siempre he trabajado con los estudiantes delegándoles responsabilidades, como manejar las llaves
del salón, llevar informes, cuidar y administrar los equipos de cómputo. También les asigno roles
como ser interlocutor, bibliotecario, árbitro o representantes de algún comité. (Diario de investigación, p. 20)
Docentes de todas las áreas disciplinares y directivos docentes contribuyen en este proceso democrático, especialmente los del área de Ciencias Sociales. Todos tienen claro que con el Gobierno
escolar se busca el bien común, pues se tratan aspectos académicos, disciplinares, problemas de
la institución o de la comunidad educativa. Así, se comprende la esencia del proceso, su sentido
y, en general, los docentes tienen claro quiénes conforman la comunidad educativa y que órganos componen el Gobierno escolar, de acuerdo con el Proyecto Educativo Institucional, la Ley
General de Educación y el decreto 1860 de 1994, documentos de frecuente uso en sus labores.
Lo anterior da cuenta de lo que los estudiantes aprenden haciendo en la dimensión social a
través del Gobierno escolar.
De otro lado, las guías de aprendizaje contribuyen en la enseñanza, son textos gratuitos,
organizados por áreas de segundo a quinto grado, diseñados para facilitar la docencia multigrado
con Escuela Nueva y el aprendizaje basado en el contexto. Cada unidad posee objetivos pedagóRevista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
216
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
gicos que permiten construir conceptos y relaciones partiendo de saberes o experiencias previas,
y planteando actividades que involucran juegos y a la comunidad.
Al iniciar la investigación se hizo una reunión con los veinte docentes que laboran en todas
las escuelas rurales de Albán. Ahí los maestros afirmaron que
Las guías de aprendizaje se hicieron hace más de veinte años y en la actualidad no facilitan la docencia ni el aprendizaje; por el contrario, describen varias dificultades ligadas al uso de estos recursos.
(Diario de campo, p. 7)
Los docentes de Chimbe han tenido que adecuar las guías de aprendizaje, transcribiéndolas,
citando ejemplos del contexto real e incurriendo en más trabajo y gastos para el colegio. La profesora de segundo y tercero comenta al respecto:
Las guías de aprendizaje las utilizo en tercero porque las de segundo grado están descontextualizadas;
es más trabajo; primero debo enseñarles qué significan esas palabras de otras regiones para poder
desarrollar el tema. (Diario de investigación, p. 31)
Es evidente que los contenidos de las cartillas son desactualizados; los Lineamientos Curriculares
y los Estándares Básicos de Competencias contemplan temas que las cartillas no tienen. En este
sentido, el rector afirma:
Nosotros tenemos que basarnos en los lineamientos del MEN y ajustar anualmente los planes de
estudio; los docentes trabajan con los estándares y competencias básicas tratando de que sean congruentes con los contenidos de Escuela Nueva; por esta razón, se enseña con esta propuesta y con
educación tradicional. (Diario de investigación, p. 53)
Las actividades de comprensión que proponen son obvias, repetitivas y poco llamativas; no forjan
en el estudiante niveles de pensamiento superior. Tal como lo comenta la docente de segundo y
tercero:
A las cartillas les hace falta actualización, son extensas, incompletas, les faltan contenidos, tienen
actividades obvias y repetitivas (Diario de investigación, p. 32).
Con las guías de aprendizaje se debe promover el trabajo individual, pero algunas veces las cartillas no alcanzan y los niños deben trabajar en grupo. Además, estos textos no pueden ser diligenciados, todo debe ser copiado y desarrollado en el cuaderno, pues con estos materiales otros niños
también tendrán que aprender. La profesora de segundo y tercer grado ejemplificó:
Ahorita en tercero no he podido trabajar bien, porque no hay sino dos guías de aprendizaje del tomo
uno, que deben ser trabajadas por seis o siete alumnos. (Diario de investigación, p. 31)
En la actualidad, el MEN ha puesto a disposición todas las guías de aprendizaje por la red. Sin
embargo, en este colegio no se han podido trabajar en los computadores por la carencia de este
servicio y del programa que se requiere para poder visualizarlas.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
217
En efecto, los docentes consideran que los problemas asociados al uso de las guías de aprendizaje son la principal causa por la cual no ejercen totalmente el modelo EN: les generan trabajo
extraclase; deben diseñar instrumentos para suplir las carencias temáticas y didácticas de las guías
de aprendizaje para poder alternar la enseñanza con los dos grupos.
Ahora bien, en lo que respecta a la evaluación, que también hace parte del componente curricular, al finalizar cada período académico, los docentes que han enseñado a sus estudiantes combinando Escuela Nueva con educación tradicional, deben proceder a evaluar. La evaluación constituye
otro proceso fundamental del currículo en Escuela Nueva. Paradójicamente, en la institución, la
evaluación también difiere de la evaluación que la Escuela Nueva propone, pues esta debe ser integral, formativa, cualitativa, toda vez que el ser humano no se puede cuantificar; debe ser individualizada y su fin es reconocer los progresos considerando los procesos más que los resultados.
Lo anterior resulta difícil de implementar; estos principios teóricos no son aplicables en este
caso. Iniciando el año escolar, docentes y directivos se reúnen para realizar el plan de estudio de
cada grado, con fundamento en los estándares curriculares del MEN y no de acuerdo con los
contenidos de las cartillas de Escuela Nueva; trabajan transversalmente, de tal modo que la evaluación involucra competencias de distinto tipo.
La evaluación es igual a la empleada en la educación tradicional. Se realiza evaluación sumativa y heteroevaluación, trabajando con logros que son evaluados reiterativamente hasta ser
superados durante el año escolar; la escala de valoración es cuantitativa de 1.0 a 5.0, y se emplea
evaluación formativa para hacer retroalimentación y mejorar, empleando para ello la autoevaluación y la coevaluación.
En cuanto a la promoción y el año escolar, no son flexibles como lo propone el modelo;
para ser promovido de un grado a otro es necesario superar todos los logros propuestos en el año
lectivo. En relación con esto, la profesora de transición y segundo dice:
El plan de estudio está dividido en periodos; cada periodo tiene unos contenidos, unas competencias; como en la escuela tradicional, a mí me exigen cumplir con un plan de estudios; si uno no le
enseña al niño esos contenidos, uno es un mal profesor. (Diario de investigación, p. 29)
De acuerdo con el Proyecto Educativo Institucional, la evaluación debe permitir al docente identificar las características personales, los ritmos y estilos de aprendizaje de cada niño, propiciando
talentos y habilidades sin incurrir en competitividad. Sin embargo, en la escuela se observa que la
docencia multigrado no da lugar ni a la evaluación cualitativa que promulga el PEI, que permite
detallar los progresos de cada estudiante, ni a la promoción de talentos y habilidades en todo
momento.
Como se expresó anteriormente, la evaluación es sumativa y con ella es posible determinar
ritmos y estilos de aprendizaje; pero es de aclarar que esta, por sí misma, propicia que los niños
sean comparativos y competitivos con sus notas, y para obtener buenas calificaciones, el estudiante incurre tanto en procesos formativos como memorísticos.
En Chimbe se implementa adecuadamente el componente curricular de Escuela Nueva en
los espacios de aprendizaje y rincones de trabajo, y de manera parcial en la implementación de las
guías de aprendizaje. Por el contrario, la evaluación no corresponde en nada a la fundamentación
del modelo.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
218
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
3. Comunidad: la escuela somos todos
El componente comunidad de Escuela Nueva en el Proyecto Educativo Institucional (2007) es
considerado como un mecanismo para fortalecer la participación, organización y vinculación de
la escuela con la colectividad, para que la educación contribuya en el desarrollo de la comunidad.
Para tal fin, la escuela ha hecho un diagnóstico elemental del contexto local con el ánimo de
precisar cuáles deben ser sus aportes en materia de educación para ayudar a solucionar las problemáticas regionales.
Concluyendo en primera instancia que la población, por ser inminentemente rural, depende
en gran medida de la actividad agropecuaria que presenta baja productividad y ocasiona desempleo; y en segunda instancia que en el municipio no hay instituciones educativas que oferten
educación técnica y profesional, realidades que han ocasionado otras dificultades como la pérdida
poblacional, los habitantes sienten la necesidad de buscar oportunidades laborales y acceso a bienes y servicios en economías más prósperas, como la de Facatativá, municipio aledaño. Del mismo modo, también llegan personas a la región por trabajos ocasionales, que demandan servicios,
vivienda, educación, salud e infraestructura territorial.
En este sentido, la profesora de transición y primero ejemplifica:
Conozco a una señora que tiene mucha tierra pero no tiene con qué comer. (Diario de investigación, p. 43)
Así mismo, afirma la profesora de segundo y tercero:
En este sector hay muchas familias flotantes que vienen a trabajar en la recolección de café o a trabajar
en galpones; duran seis meses y se van; por lo general llegan en enero y se van en junio; en las escuelas
rurales del municipio educamos a sus hijos mientras que viven acá. (Diario de investigación, p. 45)
Ante estas problemáticas, el rector de Chimbe ha optado por ofrecer un currículo coherente con
la economía del campo para promover el desarrollo en la región. Él mismo comentó:
El currículo de la escuela tiene un énfasis agropecuario; nació de un diagnóstico contextualizado. La
idea es que la escuela aporte a la zona de influencia de Chimbe, que es eminentemente agropecuaria,
transversalizando lo productivo con las áreas del conocimiento, aprovechando las alianzas existentes con entidades como la Umata, el Sena, la Federación Nacional de Cafeteros, la Universidad
Pedagógica Nacional y el centro de estudios psicopedagógicos de la normal superior. (Diario de
investigación, p. 51)
Las tierras del municipio son un factor de producción subutilizado. Los directivos consideran que
enseñando a los niños cómo producir y explotar su riqueza, optarán por hacer su plan de vida
en Albán y no fuera. Esto sería factible si, además, las autoridades locales forjaran la educación
superior en este ente territorial.
Como se dijo anteriormente, en el municipio hay otras problemáticas ante las cuales la escuela debe actuar de alguna manera. Casi siempre son los profesores de la institución quienes se
percatan de ellas por la cercanía con los alumnos; tal es el caso del maltrato familiar que suele ser
ocultado por las mismas familias. La profesora de los grados transición y primero dice:
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
219
Por ejemplo, un niño le pegaba patadas a todos sus compañeros y lo regañé; le dije: ¿Por qué hace
eso?… ¿es que acaso en su casa lo tratan así?”. Y respondió: “Mi papá le pega a mi mamá de esa
manera… (Diario de investigación, p. 43)
Chimbe trata de contrarrestar el maltrato, el abandono, el sometimiento a trabajos forzosos y el
impacto de la violencia de grupos armados, de los cuales son víctimas algunos niños albanenses,
educando a la comunidad con programas de desarrollo que permiten afianzar la relación comunidad-escuela, fomentando pautas de crianza, promoviendo la comunicación, formando en valores
y coordinando acciones con el gobierno y Organizaciones No Gubernamentales (ONG).
Del mismo modo, la cultura de los padres incide en el desarrollo académico y personal de
los educandos. Al respecto, las mismas profesoras consideran:
Los papás solo tienen que trabajar y trabajar, y algunas veces olvidan que deben ayudar a sus hijos
con las tareas o actividades de la escuela. (Diario de investigación, p. 31)
O, según otros testimonios:
No es muy frecuente, pero en mi trabajo he visto problemas de desnutrición asociados, no a la pobreza, sino a la falta de interés por la alimentación de los niños; algunos niños no quieren comer y
los padres no hacen mucho al respecto. (Diario de investigación, pp. 33 y 46)
El Docente Directivo en el trabajo de campo presentó a las investigadoras una niña adolescente que
en reiteradas ocasiones se ha desmayado en la institución por el grado de desnutrición en el que se
encuentra. (Diario de investigación, p. 25)
Los docentes en ocasiones llegan a percibir dificultades físicas que los padres desconocen aun
cuando vivan con sus hijos; ellos, por su formación y experiencia, pueden detectar dificultades de
este tipo y de aprendizaje.
En esta institución educativa no se diagnostican problemas de aprendizaje; yo soy la única que
detecto esos problemas en los niños, sobre todo cuando son pequeños; hay mamitas que se ponen
bravas cuando les sugiero verbalmente o por escrito que hay que llevarlos donde un profesional.
(Diario de investigación, p. 44)
Asimismo, la escuela procura integrarse con la comunidad y que la comunidad haga parte de los
eventos de la institución educativa. Se destaca que la escuela trata de promover al máximo los
proyectos productivos. Dejemos que lo cuenten los actores sociales de esta investigación; el rector
comenta lo siguiente:
Lo que nosotros pretendemos en primera instancia es la vinculación del padre de familia; en segunda
instancia, la vinculación del sector productivo, y además buscamos los saberes de la comunidad,
pues estos son importantes para nosotros en los proyectos productivos y en algunos aprendizajes
técnicos (Diario de investigación, p. 50).
Los padres de familia son invitados a trabajar en los proyectos productivos; algunos fines de semana,
ellos ayudan a desyerbar, arreglan la huerta y abonan la tierrita. […] La idea es que este año hagamos
una feria agropecuaria donde se exhiba lo que el colegio produce y lo que las familias, como parte
del contexto, también producen. (Diario de investigación, pp. 43 y 50)
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
220
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Los profesores agregan:
La intención es que la escuela participe en las actividades que se desarrollan a nivel regional y local,
por ejemplo: en bazares, fiestas de conmemoración anual, en eventos especiales como el festival de
comparsas, que tiene un enfoque ambiental… (Diario de investigación, p. 54)
Que los papitos y la comunidad educativa nos acompañen en el gobierno escolar. (Diario de investigación, p. 47)
En síntesis, el análisis de este componente, es importante mencionar dos aspectos: primero, la implementación del componente es coherente con la fundamentación del modelo, porque la institución honestamente siente la necesidad de trabajar con sus docentes y directivos en la resolución
de problemas locales para que haya progreso, y en la participación activa y voluntaria en eventos
cívicos, culturales y académicos, que aportan diversión y estrechan los lazos con el municipio.
4. Gestión administrativa: administrar y educar
En Chimbe, el componente administrativo se sustenta en la normatividad que orienta la educación nacional. Es liderado por el rector de la institución y el coordinador académico; los dos,
como directivos docentes de la institución educativa y conforme al artículo 62 de la ley 115 de
1994, contribuyen en la creación de un ambiente favorable para el aprendizaje, realizando gestión
institucional en coherencia con otras instancias de gestión a escala nacional, con el desarrollo local
y el Proyecto Educativo Institucional.
La labor administrativa de los dos directivos se fundamenta, en principio, en los objetivos de
gestión que propone esta misma ley en los artículos 64, 130 y 132, y en las funciones específicas
para cada cargo que promulga el decreto 1860 de 1994 en los artículos 25, 26 y 27. En segundo
lugar, su labor se orienta a la ejecución del modelo EN, para la prestación del servicio educativo
con esta propuesta de enseñanza.
La gestión académica y administrativa por parte del rector de este plantel inició cuando ayudó a crear la institución educativa en el año 2004. Vinculó la escuela a los Proyectos de Educación
Rural (PER), propiciando que tanto él como los docentes fuesen capacitados con este modelo.
Desde entonces la educación de cero a quinto grado se adelanta con esta propuesta educativa y
su gestión hace parte de lo que en Escuela Nueva se conoce como componente administrativo.
La capacitación recibida por este directivo en ese momento fue sencilla. La administración
de este plantel educativo ha sido buena en gran medida por el interés, la experiencia y la formación del rector. En este sentido, él comenta:
Desde hace 27 años trabajo con el departamento de Cundinamarca en el sector rural. Soy egresado
de la Normal Superior de Nocaima, donde me gradué como bachiller pedagógico en 1982; posteriormente me vinculé como docente de una escuela rural en Albán, en la vereda Namay Bajo; más
adelante fui nombrado en propiedad en Guayabal de Síquima. En la Universidad Javeriana me titulé
en Educación Básica; desde entonces he tratado de complementar mi formación para hacer mejor
mi trabajo. En la Universidad Santo Tomás estudié Gestión Ambiental y en la Universidad Gran
Colombia me especialicé en Gerencia Educativa. En la actualidad estoy haciendo un diplomado en
Gerencia Directiva en la Universidad Javeriana. (Diario de investigación, p. 49)
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
221
En el Proyecto Educativo Institucional este componente se denomina componente administrativo y de gestión y es presentado como lo que en administración empresarial se denomina proceso
administrativo: planeación, organización, dirección y control, propuesto por Henry Fayol en la
teoría clásica de la Administración, que actualmente sustenta esta disciplina.
El componente administrativo enfatiza las funciones administrativas que redundan en mobiliario nuevo y pertinente para el modelo de enseñanza, servicio de restaurante subsidiado para
los niños, mejoramiento continuo de la instalaciones físicas, dotación paulatina de enseres, compra de equipos de cómputo y tecnología, dotación de laboratorios, sostenimiento de los proyectos
productivos, construcción de nuevas edificaciones como la biblioteca, creación de la zona de
fotocopiado y en el buen estado del aula, entre otras cosas, gestiones que desde la perspectiva de
la Escuela Nueva benefician el desarrollo del componente curricular en la implementación de los
espacios de aprendizaje, rincones de trabajo y biblioteca. En el mismo sentido, la dirección promueve que la escuela desarrolle adecuadamente el componente comunitario al integrar la escuela
y la comunidad general en actividades académicas y locales.
Por el contrario, el componente administrativo en los procesos académicos presenta falencias
que se reflejan en la escasa capacitación de docentes con la fundamentación del modelo, en su
pedagogía y didáctica y en los procesos de enseñanza, toda vez que los docentes manifiestan la
existencia de muchas dificultades con la docencia multigrado por los textos escolares que deben
trabajar. Ambos aspectos desmotivan a los docentes y afectan el componente curricular en los
procesos denominados guías de aprendizaje y evaluación que dan cuenta de cómo aprenden los
niños. En este sentido, el directivo docente de los grados cuarto y quinto agrega:
Sería conveniente que la dirección nos diera espacios para complementar la formación y que nos
motivara más para trabajar con esta propuesta. Como docente le he dicho al rector que en ocasiones
me he sentido cansado de trabajar con Escuela Nueva, a lo cual responde que esto no es posible
porque la inversión hecha por la gobernación es muy alta y, en ese sentido, hay que seguir enseñando
con el modelo. (Diario de investigación, p. 48)
El componente administrativo es un elemento primordial del sistema de educación rural para el
logro de su eficacia social, en dos sentidos: por una parte, en términos de los fines de la educación
que se persiguen para el caso de las ventajas observadas en Escuela Nueva. Por la otra, en términos del mejor aprovechamiento de los recursos disponibles, humanos y materiales. Así las cosas,
la política educativa de educación rural podría mejorar su eficacia social en la medida en que se
desarrollen capacidades sociales en el seno de la comunidad educativa, mediante la interacción de
fines y recursos disponibles. Tales capacidades implican, por lo menos, la consideración de tres
subsistemas: el capital humano, el capital de gestión y el capital relacional, es decir, el integrado
por los destinatarios de la acción educativa rural, en el contexto de modelar e intervenir la realidad
objeto de análisis. En consecuencia, el pensamiento educativo del afuera, inherente a las políticas
públicas del MEN, debe guardar una relación de consistencia mutua con la cuestión local de
las regiones, es decir, con las necesidades reales reconstruidas a partir de la participación de los
agentes locales involucrados en el mejoramiento continuo del sistema. De hacerse esto, se corre el
riesgo de pensar la educación y las políticas educativas desde el escritorio.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
222
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Conclusiones
Las conclusiones que se presentan a continuación han sido clasificadas teniendo en cuenta tres
categorías de análisis, relacionadas con la aplicación de la Escuela Nueva en la educación rural:
condiciones, desafíos y prospectiva.
1. Condiciones
•
•
•
•
•
La cuestión local de la educación rural es una dimensión poco estudiada por las prácticas pedagógicas. Aquí es preciso distinguir entre contexto y situación. La bibliografía
revisada, corresponde más bien a contextos generales, en vez de a situaciones específicas,
como es nuestro caso.
Si bien es cierto que se detectaron muchos estudios respecto de la perspectiva de los
estudiantes, se evidencia que son muy escasos los estudios que analizan la visión del docente en sus relaciones con las prácticas pedagógicas de la Escuela Nueva en el contexto
de la situación rural.
Desde la tercera estapa de implementación del modelo EN, se inició la descentralización de la educación rural en Colombia, se empezó a visualizar las fallas de esta propuesta educativa, en la medida que el proceso de seguimiento al modelo y capacitación
a docentes se dejó en función de los centros de Universalización y Microcentros, los
cuales fueron desapareciendo paulatinamente hasta dejar de existir, en este sentido, el
MEN ha ignorado esta situción en gran medida porque no se ha realizado suficiente retroalimentación en esta región que garantice el buen ejercicio del modelo y la calidad de
la educación impartida. Con los cual podemos decir que las políticas educativas deben
ser diferenciadas de acuerdo a los desarrollos alcanzados en cada región.
En la Institución Educativa Rural Departamental Chimbe el componente administrativo y de gestión se implementa parcialmente, la escasa capacitación recibida por los
Directivos Docentes para liderar la escuela con este modelo de enseñanza, ha propiciado
que su gestión sea solo administrativa, beneficiando en parte al componente curricular
en el adecuado uso de los Rincones de trabajo, espacios de aprendizaje y biblioteca; por
el contario, se ha descuidado los procesos de fortalecimiento de la enseñanza, si bien
la institución escogió trabajar con el modelo Escuela Nueva, no garantiza la enseñanza
total con esta propuesta , en el PEI no se hace mayor alusión al modelo, y en la práctica
no se promueve en gran medida la capacitación de maestros y el componente curricular
en lo que corresponde a las guías de aprendizaje y a la evaluación.
El componente comunidad se desarrolla desde tres perspectivas, en primera instancia
vincula la escuela con la comunidad en los procesos de desarrollo local, en coherencia con las problemáticas del municipio como la baja productividad de la tierra, que
redunda en el desempleo, y la incipiente oferta educativa en programas de formación
técnicos y profesionales, por lo cual, ofrece un currículo pertinente con el contexto
agropecuario, para mermar la perdida poblacional como consecuencia de los factores
mencionados anteriormente. En segunda instancia, la institución educativa a través
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
•
•
•
223
de los maestros trata de orientar y sensibilizar a las familias en la solución de otras
problemáticas como el maltrato, la desnutrición, el trabajo forzado típico del campo,
traumatismos por exposición de los niños a situaciones violentas y en el diagnóstico
temprano de problemas de aprendizaje o dificultades físicas imperceptibles por los padres, por ultimo, la escuela se integra con la comunidad en eventos educativos, cívicos,
municipales y con los proyectos productivos.
En Chimbe el currículo tiene un enfoque agropecuario- agroindustrial, en el cual se
destaca la enseñanza con los proyectos productivos que como espacios de aprendizaje
contribuyen al desarrollo de competencias laborales, organizacionales y personales; los
rincones de trabajo se desarrollan en todos los salones, fomentando el trabajo colaborativo y dando lugar a la docencia multigrado con dos cursos; el gobierno escolar es un
ejercicio de participación que fomenta competencias ciudadanas y el liderazgo en los
estudiantes; las cartillas como ayuda didáctica generan polémica en los docentes, quienes consideran que no facilitan su labor y la enseñanza, porque están desactualizadas y
son insuficientes en contenido y no cumplen con los estándares, sin embargo, al hacer
una revisión de estos textos se percibe que aún son aplicables, contienen casi todos los
estándares del MEN, aún así , estos recursos podrían ser mejores, pues al realizar una
nueva edición es conveniente actualizar las actividades propuestas, para que sean mas
coherentes con la percepción de la realidad de los niños en el presente; por último la
evaluación no corresponde al modelo, no es cualitativa, no considera los procesos,
como lo sugiere el Decreto 1490 de 1990, que orienta el ejercicio de este modelo, por
el contrario, se rige por el Decreto 1290 de 2009 que regula la evaluación en todas las
instituciones educativas del país
La capacitación docente en Escuela Nueva, es escasa, el MEN realiza capacitaciones en
las escuelas muy esporádicamente, sin secuencia temática y sin profundizar lo suficiente
en la fundamentación del modelo que orienta al docente en su practica pedagógica, de
otro lado, las capacitaciones hechas en las instalaciones del MEN tienen como debilidad que los cupos son limitados, de la escuela Chimbe siempre asiste el Coordinador
Académico, quien debe replicar lo aprendido, pero los docentes manifiestan que no es
igual a presenciar la capacitación, pues todas las personas tienen percepciones diferentes,
además la replicación que se hace en la escuela se ve limitada por la escasez de tiempo y
recursos. Desde la perspectiva del docente hay resistencia al modelo que se manifiesta en
el bajo rendimiento escolar de los alumnos a través de la evaluación, en el poco interés
por asistir a capacitaciones en tiempos diferentes al de la jornada escolar y en el traslado
docente, no están preparados para vivir sin las comodidades de la vida urbana y no hay
beneficios adicionales que los motiven a trabajar en este contexto caracterizado por las
carencias y lejanía.
Los docentes rurales son nombrados por convocatoria para ejercer el cargo durante
tres años, y por lo general se trasladan en el cuarto año, una vez cumplido el requisito
contractual, esto se traduce en un obstáculo significativo para el modelo de educación
rural, pues no se logra afianzar el componente de capacitación requerido para consolidar
lecciones aprendidas.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
224
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
• Los docentes rurales que se quedan, muy pocos por cierto, generalmente pertenecen a
dos grupos: unos lo hacen por vocación y compromiso social con la educación rural,
como fue el caso de uno de los docentes entrevistados, que vivieron la experiencia y les
gustó; los otros, el grupo mayoritario, se consideran actores de la educación rural como
un eje de transformación social, especialmente los que pertenecen a regiones rurales y
se formaron en escuelas normales.
2. Desafíos
•
•
•
•
•
•
•
La I.E.R.D Chimbe , no desarrolla el PEI conforme al modelo EN, que es el modelo
pedagógico que en su autonomía curricular escogió. Es un desafío que la escuela , el
MEN y las Secretarias de Educación cumplan a cabalidad el Decreto 1490 de 1990,
en las siguientes funciones enunciadas en los capítulos primero, cuarto y quinto de este
Decreto, respectivamente: La Metodología Escuela Nueva se aplicará prioritariamente
en la educación básica en todas las áreas rurales del país, con el fin de mejorarla cualitativa y cuantitativamente; es función del MEN velar por el cumplimiento de las normas
y políticas establecidas para el desarrollo de la metodología Escuela Nueva; En el mismo
sentido; que las Secretarias de Educación ejecuten en coordinación con los Centros
Experimentales Piloto, el desarrollo de la metodología Escuela Nueva en su expansión,
mejoramiento y proyección en su correspondiente entidad territorial y evaluar, dar asesoría y seguimiento permanente a través de los Supervisores, Directores de Núcleo y
funcionarios del sector educativo, a los docentes escuelas que apliquen la metodología.
Es necesario que la escuela en sus procesos de calidad evalúe la gestión académica, en la
ejecución de los componentes curriculo, capacitación docente y comunidad, para hacer
un plan de mejoramiento anual.
El Proyecto Educativo Institucional de las escuelas rurales ha de orientar sus esfuerzos
teniendo en cuenta la visión del participante , es decir, de masestros y estudiantes. La
perspectiva del docente aquí es esencial para la permanente intervención de la realidad
social que se pretende transformar.
Que el Rector de la institución educativa incremente la exigencia a los docentes en lo
relacionado con la enseñanza total con el modelo Escuela Nueva.
Que el componente administrativo a través del Coordinador Académico, ofrezca mas
apoyo pedagógico a los docentes: intelectual, técnica y metodológica.
En el desarrollo del componente curricular, es conveniente fomentar en el gobierno
escolar la independencia del proceso, respecto de los docentes, quienes de forma general
en las instituciones educativas limitan los procesos de liderazgo, participación, comunicación y de decisión, en las campañas y en el ejercicio del gobierno.
Una guía de aprendizaje rural no es más que una carta de navegación para orientar los
esfuerzos pedagógicos a un fin educativo dentro del marco de la lógica de lo concreto.
Si no sabemos dónde está el puerto, es preciso seguir navegando, pues no se trata de
adentrarse al mar sin brújula.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
•
•
•
•
225
Escuelas como Chimbe pueden ser autónomas en la capacitación, es decir, los Directivos
Docentes pueden contribuir en la formación complementaria llevando a los maestros a
otras escuelas que se destacan por ser exitosas en el ejercicio de la propuesta de enseñanza. De igual forma, los dirigentes de las escuelas pueden auto instruirse en la fundamentación de Escuela Nueva para comprometerse mas con los objetivos de la institución y
capacitar a sus docentes.
La práctica debe estar orientada sobre la base de la buena teoría. Es decir con fundamento en problemas que respondan a nuestras realidades locales de situaciones rurales concretas, y no dando por hecho que lo que funciona en otros contextos foráneos también
debe funcionar en situaciones específicas que no han sido bien caracterizadas.
Las investigaciones sociales sobre educación rural, y en sus diversas modalidades como
la de Escuela Nueva, han de integrar como un todo solidario metodologías cuantitativas
y cualitativas para solucionar problemas de la práctica pedagógica.
Pensar, leer y escribir son aquí una misma cosa en el arte de solucionar problemas de
la realidad rural. Bienvenidas las propuestas pedagógicas sensibles al contexto que involucren al docente como agente de transformación social, en sus relaciones con las
perspectivas de los estudiantes, de los egresados del sistema, padres de familia, y por supuesto los docentes y los administrativos. En una palabra, toda la comunidad educativa.
3. Prospectiva
•
•
•
Se recomienda que el componente administrativo mejore la ejecución del modelo,
centralizando nuevamente su implementación, es decir, que desde el Ministerio de
Educación Nacional, se haga un estudio previo para crear escuelas con esta propuesta
de enseñanza, sin sacrificar calidad por cobertura; se capacite administrativa y académicamente a Directivos Docentes para dirigir instituciones educativas de este tipo; se
supervise y acompañe la gestión de estas escuelas periódicamente, ya que no existen los
centros de universalización que tras la descentralización serian los encargados a nivel
nacional y departamental de velar por el adecuado ejercicio del modelo y garantizar su
homogeneidad en todo el país; ejecutar los compontes con fundamento en los principios pedagógicos de la Escuela Nueva y no con fundamento en los lineamientos de la
educación nacional, que en algunos aspectos son contradictorios, como la evaluación
y la promoción escolar.
Es pertinente que el MEN actualice las guías de aprendizaje, las ofrezca en cantidad suficiente y para facilidad de los maestros estas se presenten de forma virtual, para que los
maestros las puedan modificar y complementar de acuerdo a su contexto. En tal sentido
el gobierno local podría facilitar el acceso a internet.
Las acciones que la institución educativa ofrece en pro de la comunidad tendrían un
mayor impacto si a estas iniciativas se vincularan a la Alcaldía local a través de las oficinas de Cultura, Turismo, Recreación y Deporte, de extensión agropecuaria, de salud y
las secretarias de Gobierno y Planeación.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
226
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
•
•
•
•
•
•
Ante la escasez de recursos para capacitar a la totalidad de los docentes multigrado en
Escuela Nueva, es pertinente que el MEN, propicie nuevamente la creación de los microcentros, pues los encuentros periódicos fortalecen la práctica pedagógica al compartir experiencias, problemas, soluciones, ideas, proyectos y conocimientos.
Los docentes deben concientizarse de su labor protagónica en las institución educativa
para que en el marco de incertidumbres, escasez de recursos, vulnerabilidad, entre otras
situaciones que condicionan las prácticas docentes, se haga una labor educativa con
compromiso, que trascienda el aula y supere las adversidades.
Las Universidades que ofrecen programas de Licenciatura deben incorporar en el plan
de estudio asignaturas que preparen al docente para ejercer la profesión con poblaciones
específicas y en contextos como el rural, donde la educación se desarrolla con limitaciones distintas a las del sector urbano, como la hacen las Escuelas Normales Superiores
Los docentes rurales que ejercen su oficio por vocación y los que están comprometidos
con sus presupuestos por pertenecer a regiones rurales son verdaderos actores sociales de
transformación. A ellos precisamente ha de orientarse la acción educativa y el desarrollo
de capacidades sociales para cumplir objetivos de educación rural que respondan a la
cuestión local de las regiones.
La eficacia social del modelo de Escuela Nueva en contextos de educación rural ha de
pensarse en términos del desarrollo de capacidades sociales de los involucrados. Ello
implica entre otros aspectos el desarrollo de competencias investigativas, de gestión, de
modelación y de intervención, en contextos rurales. Esto podría ser objeto de futuras
investigaciones.
Se invita a que el Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio de Educación Nacional y
de la Secretaría de Integración Social amplíe las estrategias y programas de integración
que se vinculan a las políticas educativas de inclusión para atender a población en situación de discapacidad, con problemas auditivos, visuales, discapacidad física entre otras
condiciones. Adicionalmente a facilitar los recursos para que las instituciones vinculen a
especialistas en las áreas de psicología, fonoaudiología y terapia ocupacional que puedan
detectar y tratar problemáticas relacionadas con el aprendizaje y orientar al docente en
los procesos de enseñanza.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
227
Referencias
1.
2.
3.
44.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
Acosta, V. A.; Coral, O. H. & Legarda, L. E. (1987).
Evaluación y programa de Escuela Nueva, departamento de
Cundinamarca (tesis de maestría). Bogotá: Universidad
Externado de Colombia.
Aguilar, M. et al. (2000). Educación rural: un acercamiento.
Heredia, Costa Rica: Funa
Alarcón Meneses, L. (2010). Educar campesinos y formar
ciudadanos en Colombia durante la República liberal:
1930-1946 (Universidad del Atlántico, ed.). Revista investigación y desarrollo. 18(2), 296-313.
Álvarez Torres, C.; Araya Cantillano, Y.; Herrera Solís,
D.; Murillo Quirós, Karla (2009). La estrategia de grupos
heterogéneos en el nivel de educación inicial implementada
por el ministerio de educación pública de Costa Rica.
Revista Electrónica Actualidades Investigativas en Educación.
Angulo, L.; Morera, D. & Torres, N. (2010). Modelo y
práctica pedagógica en la escuela rural unidocente y multigrado centroamericana: condiciones, limitaciones y potencialidades. Patria grande. Revista centroamericana de
educación 1(1). Disponible en la red.
Arguedas Leitón, E. & Bonilla Houdelatth, Érika (2008).
La participación y su viabilidad en Costa Rica. Revista
Electrónica Educare 2 (Universidad Nacional Heredia, ed.),
pp. 25-32.
Arias Bernal, E. (s.f.). Escuela Nueva: el Gimnasio Moderno
en la implementación del movimiento Escuela Nueva en
Colombia y sus aportes a la orientación educativa (tesis de
maestría). Bogotá: Universidad Externado de Colombia.
Boletín Corporativo de la Federación Departamental de
Cafeteros de Caldas (2006). Recuperado de http://www.
recintodelpensamiento.com/ComiteCafeteros/Boletines/
Bustos Jiménez, A. (2007). Enseñar en la escuela rural
aprendiendo a hacerlo. La evolución de la identidad profesional en las aulas multigrado. Revista curriculum y formación del profesorado 11(3). Disponible en la red.
Cabrera Bravo, L. (2008). Lectoescritura y Escuela Nueva en
el ámbito rural: proceso metodológico en el grado primero (tesis maestría). Bogotá Universidad Externado de Colombia.
Cabrera Meza, R. & Rivera, R. (1984). Escuela Nueva en
el departamento de Nariño, análisis de una experiencia (tesis
de maestría). Bogotá: Universidad Externado de Colombia.
Camacho, C. & Rojas, D. (2008). Intencionalidades y currículo: características y particularidades del modelo Escuela
Nueva-Escuela Activa (tesis de licenciatura). Bogotá:
Universidad de La Salle.
Camacho, C. (2008). Escuela Nueva: de metodología a modelo pedagógico. Bogotá: Fundación Volvamos a la Gente.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
Campo Sarria, D. (1996). Escuela de Formación de Líderes
en Villarrica. Experiencias Significativas en Educación
Popular de Adultos en Villarrica. Cali: Universdad
del Valle.
Castaño Cuéllar, N. C. (2007). Hacia la comprensión de
lo rural y de la educación en el Valle de Tenza, como base
para la autorregulación y construcción de currículos para
la formación de maestros. Bogotá: Universidad Pedagógica
Nacional.
Colbert, V. (2006). Mejorar la calidad de la educación en
escuelas de escasos recursos. El caso de la Escuela Nueva en
Colombia. Revista Colombiana de Educación 51.
Cortés Osorio, M. A. (1995). Elaboración y validación de
una propuesta para la escritura basada en la metodología
Escuela Nueva (tesis de maestría). Manizales: Universidad
Católica de Manizales.
Devia Lozano, R. (1992). Las guías didácticas, influencia
en el desarrollo de los procesos de lectoescritura en la Escuela
Nueva (Tesis Maestría). Bogotá. Universidad Externado de
Colombia.
Díaz Alvarado, A. (2008). Algunos avances y proyecciones en el campo de la pedagogía rural. Revista Electrónica
Educare 13 (Universidad Nacional Heredia, ed.), pp. 7-14.
Echeverri Sánchez, J. (2008). Educación Popular, pedagogías Críticas y estudios culturales en Colombia
1970-2000: confluencias teóricas y trayectos políticos.
Bogotá: Universidad de Antioquia, Universidad del Valle,
Pedagógica, Universidad Nacional, Pontificia Universidad
Javeriana.
Echeverri Sánchez, J. (2010). La apropiación de la Escuela
Nueva: una mirada a la Escuela Normal de Institutores de
Antioquia. Bogotá: Universidad de Antioquia, Universidad
del Valle, Pedagógica, Universidad Nacional, Pontificia
Universidad Javeriana.
Estupiñán Quiñones, N. (2005). Prácticas y Representaciones
Sociales. Bogotá: Universidad Pedagógica y Tecnológica de
Colombia.
Euscátegui Pachón, R. (1995). Sistematización de experiencias significativas en educación popular de adultos en
Colombia. estudio de caso casa de la cultura de Tunia cauca. Universidad del Cauca.
Fairstein, G. & Pedernera, A. (2007). El plurigrado: una
práctica pedagógica singular. Argentina. Revista Electrónica
Educare 2 (Universidad Nacional Heredia, ed.), pp. 25-32.
Fao-Unesco¸(2004). Educación para la población rural en
Brasil, Chile, Colombia, Honduras, México, Paraguay y
Perú. Roma: Proyecto Fao-Unesco-Dgcs/Italia-Cide-Reduc.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
228
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.
37.
38.
39.
Diana Carolina Suárez Díaz, Andrea del Pilar Liz y Carlos Fernando Parra Moreno
Garzón E., Hernández, D., Liz, A. y Suárez D. (2012).
Diario de investigación (diario de campo, Anexo de la tesis de maestría “Condiciones y desafíos de la docencia rural. Estudio de caso: Ecuela Nueva Institución Educativa
Rural Departamental Chimbre”). Bogotá: Universidad de
La Salle.
Gobierno de Colombia, Congreso de la República de
Colombia. (1994). Ley 115.
Gobierno de Colombia, Ministerio de Educación Nacional.
(1994). Decreto 1860.
Institución Educativa Rural Departamental Chimbe
(2010). Proyecto Educativo Institucional. Albán,
Cundinamarca, Colombia.
Jessup Cáceres, M. N. (1997). Evaluación Diagnóstica de la
Calidad de Vida de Familias con Niños en la Escuela Rural
Fiscala Alta. Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.
León Gómez, G. (2006). Diseño participativo de propuesta de educación media rural para personas jóvenes y adultas. Manizales, Caldas: Universidad de Caldas; Rionegro,
Atioquia Universidad Católica de Oriente.
Londoño Velez, L. A. (2005). Fortalecimiento de una Red
De Educación Rural municipios de Timbo y El Tambo.
Popayán: Universidad del Cauca.
Martá Vargas, J. F. (2009). La deserción escolar en los municipios del departamento de Boyacá. Bogotá: Universidad
Santo Tomás.
McEwan, P. J. (1998). Efectividad del programa Escuela
Nueva en Colombia. Educational Development, pp. 435452. Bogotá: Federación de Cafeteros.
Ministerio de Educación Nacional, MEN. (2011).
Portafolio de servicios educativos. Recuperado el 23 de octubre de 2011, de Centro virtual de noticias sobre educación:
http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/
articles-89618_archivo_pdf.pdf
Moreno García, P. (2010). Uso Pedagógico del Computador
en el Aula Rural: la experiencia de la Universidad Pedagógica
Nacional. Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.
Muñoz Erazo, P. (2008). Las rutas de aprendizaje: una estrategia novedosa de desarrollo rural con identidad territorial. El caso de Cauca-Nariño (Pontificia Universidad
Javeriana, ed.). Revista cuadernos de desarrollo rural 5(60).
Núñez, J. (2007). Formación docente y saberes locales: una
mirada desde la ruralidad. Revista Electrónica Educare 2
(Universidad Nacional Heredia, ed.), pp. 25-32.
Olivella D’Andereis, L. A. (2009). De la responsabilidad social empresarial y su articulación política para la educación de
los niños del sector rural Fundación Escuela Nueva Volvamos a
la Gente (tesis de maestría). Bogotá: Pontificia Universidad
Javeriana.
40.
41.
42.
43.
44.
45.
46.
47.
48.
49.
50.
51.
52.
53.
54.
Ortiz Guerrero, C. E. (s.f.). Cooperación y comunidades,
metodologías participativas para el desarrollo, nueva institucionalidad, nueva ruralidad y políticas públicas. Bogotá:
Universidad Javeriana.
Parra Sandoval, R. (1987). Proyecto principal de educación
en América Latina y el Caribe, La Escuela Rural en Colombia.
Santiago de Chile: Unesco.
Parra Sandoval, R. (1996). Escuela Rural . Santafé de
Bogotá: Tercer Mundo Editores.
Parra Sandoval, R., et al. (1996). Escuela Nueva. Santafé de
Bogotá: Colombia Editores.
Patiño Millán, C. (2007). Apuntes para una historia de la
educación colombiana. (Universidad del Valle, Celyc, ed.).
Escuela de Comunicación Social.
Perfetti, M. (2004). Estudio sobre la educación para la
población rural en Colombia. En Fao-Unesco, 2004, pp.
164-216).
Piedraita, M. A.. & Quiñones, L. (1992). Rol del maestro
y metodología utilizada en las escuelas de zona rural del municipio de Sahagun, Córdoba (tesis de maestría). Bogotá:
Pontificia Universidad Javeriana .
Quintero, M. L.; Bedoya, A. & Ochoa, J. (2009). Contextos
de actuación rural en la práctica docente . (Universidad de
Antioquia, ed.) Revista Unipluriversidad , 9(2).
Reina Zuluaga, M. E. (s.f.). Elementos para estudio de factibilidad del diseño del sistema informático sobre enseñanza de
la “Granja Integral” con metodología Escuela Nueva (tesis de
maestría). Bogotá: Universidad de La Salle.
República de Colombia, Gobierno Nacional (1991).
Constitución Política de Colombia. Bogotá.
Rodríguez Rueda, M. (2007). Experiencia sobre Educación
Rural en el municipio de Samacá, Boyacá, Colombia.
Revista Electrónica Educare 2 (Universidad Nacional
Heredia, ed.), pp. 155-166.
Rojas, C. Psacharapoulus, G & Vélez, E. (1992). Evaluación
de resultados del Programa Colombiano Escuela Nueva:
¿en el sistema multigrado la respuesta? Banco Mundial:
División de Recursos humanos del Departamento Técnico
para América Latina y el Caribe.
Schiefelbein, E. (1993). En busca de la escuela del siglo XXI: ¿puede darnos la pista de la Escuela Nueva en
Colombia? Santiago de Chile: Unesco-Orelac.
Schiefelbein, E.; Vera, R.; Vargas, Z. & Corco, V. (1996).
En busca de la escuela del siglo XXI: ¿puede darnos la pista la escuela nueva de Colombia? (Universidad Pedagógica
Nacional, ed.) Revista Colombiana de Educación (32).
Serna, J. J. (2006). Diseño Participativo de una Propuesta
de Educación Media Rural para Personas Jóvenes y Adultas.
Rionegro, Antioquia: Universidad Católica de Oriente.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Construyendo tejido social desde la Escuela Nueva en Colombia. Un estudio de caso
55.
56.
57.
58.
59.
Serrano Ordóñez, J. E. & Castillo (2007). Educación y
Neoliberalismo. El caso de la Educación Básica Rural en
Colombia, 1990-2002 (tesis de maestría). Bogotá: Pontificia
Universidad Javeriana.
Torres Victoria, N. (2008). La participación en las comunidades rurales: abriendo espacios para la participación desde la escuela. Revista Electrónica Educare 12 (Universidad
Nacional Heredia, ed.), pp. 115-119.
Torres, R. J. (2011). Rincones de trabajo en el desarrollo
de competencia básicas. Docencia e investigación. Revista
de la Escuela Universitaria de Magisterio de Toledo, 21(11),
105-130.
Torres, R. M. (1992, septiembre). Alternativas dentro de la
educacion formal:el programa Escuela Nueva de colombia.
Perspectivas (84).
Torres. R. M. (1996). Alternativas dentro de la educación formal el programa Escuela Nueva en Colombia
60.
61.
62.
63.
64.
229
(Universidad Pedagógica Nacional, ed.) Revista Colombiana
de Educación (32).
Triana Ramírez, A. N. (2009). La educación rural secundaria en Colombia: normalista, agropecuaria y social. Bogotá:
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.
Triana Ramírez, A. N. (2010). Escuela Normal Rural,
Agropecuaria y de Campesinos en Colombia:1934-1974
(Universidad de Nariño, ed.). Revista Historia de la educación en Colombia, 13(13 ), 201-230.
Triana Ramírez, A. N. (s.f.). Desarrollo comunitario rural,
educación rural, pedagogía y sociedad. Bogotá: Universidad
Pedagógica y Tecnológica de Colombia.
Uttech, M. (2001). Imaginar, facilitar, transformar una
pedagogía para salón multigrado y escuela rural. México:
Paidós.
Villar, R. (1995). El programa Escuela Nueva en Colombia.
Revista Educación y Pedagogía, 26(14 y 15.).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
SCIENCE AND TECHNOLOGY / SCIENCE ET TECHNOLOGIE / CIÊNCIA
E TECNOLOGIA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Vino y mujer
Rafael López Angarita, 2003
Técnica: óleo sobre lienzo
Tamaño: 120 x 70 cm
Colección privada, Bogotá, Colombia
Águila harpía,
Rafael López Angarita, 2009
Técnica: óleo sobre lienzo
Tamaño: 110 x 90 cm
ESICI, Bogotá, Colombia
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Ciencia y tecnología - Vol. 13, Núm. 15, pp. 233-243
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Earp, B. D. (2015, enero-junio). La ciencia no puede determinar los valores humanos. Rev. Cient. Gen.
José María Córdova 13(15), 233-243
8
La ciencia no puede determinar
los valores humanos*
Recibido: 5 de marzo de 2015
l
Aceptado: 13 de abril de 2015.
Science cannot Determine Human Values
La science ne peut pas déterminer les valeurs humaines
A ciência não pode determinar os valores humanos
Brian D. Earp a
* Universidad de Oxford, Oxford, Inglaterra. Disclaimer. Con el título «Science cannot determine
human values» [La ciencia no puede determinar valores humanos] este artículo fue originalmente aceptado
para publicación en la revista inglesa «Think» (ISSN 1477-1756), editada por Stephen Law, y publicada
tres veces al año por Cambridge University Press», con el patrocinio del Instituto Real de Filosofía de
Londres («Royal Institute of Philosophy») (Earp, 2015b). Aquí se reproduce en traducción española de
Jesús Alberto Suárez Pineda, editor de la Rev. Cient. Gen. José María Córdova (ISSN 1900-6586), con permiso de la revista Think que publicará el artículo original. Una versión preliminar del artículo se encuentra
disponible en el sitio Practical Ethics, auspiciado por la Facultad de Filosofía de la Universidad de Oxford.
El enlace original vincula un video que reproduce un intercambio entre Earp y Harris. Este artículo es una
adaptación de un blog informal postulado por el autor con el título: “Sam Harris is wrong about science
and morality” (Sam Harris está equivocado sobre la relación entre ciencia y moralidad), publicado en
noviembre 17, 2011 en: http://blog.practicalethics.ox.ac.uk/2011/11/sam-harris-is-wrong-about-scienceand-morality/.
a Investigador asociado en Oxford Uehiro Centre for Practical Ethics (Centro Uehiro para la Ética
práctica de Oxford), adscrito a la Facultad de Filosofía de la Universidad de Oxford; Consultor independiente que trabaja con el Instituto de Ciencia y Ética en Oxford. Contacto: [email protected]
234
Brian D. Earp
Resumen. Sam Harris en su libro El paisaje moral (The Moral Landscape, 2011), sostiene que “la ciencia
puede determinar valores humanos”. A esto replico que mientras la filosofía moral secular puede por cierto
ayudarnos a determinar nuestros valores, la ciencia —tal como se entiende hoy esta palabra en términos
generales—1 desempeña una función accesoria. En la medida en que la ciencia pueda determinar cómo
debiéramos comportarnos,2 sería solo si nos suministrara información empírica, lo que podría integrarse
perfectamente en una cadena de razonamiento (moral) deductivo. Las premisas de tal razonamiento, no
obstante, en modo alguno pueden derivarse de un método científico: provienen, en cambio, de la filosofía
o del sentido común.
Palabras clave: ciencia, filosofía moral, información empírica, razonamiento moral deductivo, sentido
común, valores humanos
Abstract. Sam Harris, in his book The Moral Landscape (2011), argues that “science can determine human
values.” Against this view, I argue that while secular moral philosophy can certainly help us to determine our
values, science—at least as that word is commonly understood—must play a subservient role. To the extent
that science can “determine” what we ought to do, it is only by providing us with empirical information,
which can then be slotted into a chain of deductive (moral) reasoning. The premises of such reasoning,
however, can in no way be derived from the scientific method: they come, instead, from philosophy—and
common sense.
Key words: common sense, deductive moral reasoning, empirical information, human values, moral philosophy, science.
Résumé. Sam Harris, dans son livre Le paysage moral (The Moral Landscape, 2011) soutient que «la science
peut déterminer des valeurs humaines». Contre ce point de vue, on affirme que, si la philosophie morale
laïque peut sûrement déterminer nos valeurs, le mot science cependant —au moins comme il et généralement entendu— n’a qu’un rôle soumis. Dans la mesure où la science peut «déterminer» ce que nous
devrions faire, en lui offrant une information empirique qui pourraient être admis dans la chaîne de raisonnement déductif d’ordre moral. Toutefois, les prémisses de ce raisonnement, il ne peut en aucun cas
peuvent être dérivés de la méthode scientifique: lorsqu’ils proviennent de la philosophie à la place, ou bien
du bon sens.
Mots-clés: bon sens, information empirique, philosophie morale, raisonnement déductif d’ordre moral,
science, valeurs humaines.
Resumo. Sam Harris, em seu livro A Paisagem Moral (The Moral Landscape, 2011), argumenta que «a
ciência pode determinar os valores humanos». Contrariamente a esta visão, argumenta-se que, enquanto a
filosofia moral secular certamente pode nos ajudar a determinar os nossos valores, a ciência, pelo menos tão
como hoje entendem esta palavra em termos gerais, desempenha um papel acessório. Na medida em que
a ciência pode «determinar» o que devemos fazer, se nós só iria fornecer dados empíricos, o que poderia
1 “La ciencia es la creación de conceptos y la explicación de los mismos en los hechos. La ciencia no dispone de otro modo
de comprobar el concepto que el de su conformidad empírica con los hechos” (Bronowski, 1968, 3, 5, p. 101). La ciencia no puede
decirnos cómo vivir, ni tampoco lo que es correcto o incorrecto: cfr. infra, la parte de la discusión del artículo. En este sentido, la
moralidad no consiste en relaciones que son objeto de la ciencia: cfr. Hume, Tratado de la naturaleza humana, 3.1.1.26, p. 4 40
(N. del T.).
2 Bronowski (1968, p. 95) dice al respecto: “La cuestión referente a cómo un hombre debiera comportarse es una
cuestión social que siempre afecta a varios hombres. Y si el hombre no acepta más juicio ni más comprobaciones que
las suyas, se encuentra sin instrumentos con los que hallar una respuesta a la cuestión” (N. del T.).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La ciencia no puede determinar los valores humanos
235
ser perfeitamente integrados em uma cadeia de raciocínio dedutivo (moral). As premissas de tal raciocínio,
no entanto, de modo algum pode ser derivado de um método científico: Em vez disso, eles derivam
da filosofia, ou do senso comum.
Palabras-chave: ciência, filosofia moral, informação empírica, raciocínio dedutivo moral, senso comum,
valores humanos.
Introducción
Acabo de leer el opúsculo Mentir (Lying, 2013) del neurocientífico y escritor Sam Harris (Harris,
2013). Es posible que más adelante escriba sobre ello. Pero para el fin del presente artículo, me
gustaría discutir un libro anterior de Harris que tiene por título El paisaje moral (The Moral
Landscape, 2011). Como acotación al margen, debo expresar mi perplejidad —antes no manifestada—a propósito de una nueva y audaz posición de Harris, defendida hasta ahora con la publicación de tan controvertido escrito, según el cual “la ciencia puede determinar valores humanos”.
En su último libro —el que versa sobre la mentira— Harris argumenta que efectivamente
uno nunca debería mentir, aunque su pretensión en El paisaje moral de estar revolucionando la
filosofía moral me parece el colmo de la deshonestidad. Lo que él hace realmente en este libro es
lo que podría llamarse lisa y llanamente razonamiento moral secular —como han estado haciendo
los filósofos profanos durante mucho tiempo—3 pero en cambio dice estar haciendo uso de la
ciencia objetiva, para decidir lo que está bien y lo que está mal. Que Harris realmente haya conseguido salvar la famosa brecha entre el es y el debería ser parece poco probable. Antes de entrar en
materia, examinemos su argumento para ver de qué se trata. (Alerta de un detractor: argumentaré
que la aseveración principal de Harris o bien es falsa o carece por completo de interés, por ser
trivialmente verdadera; para otras consideraciones, Earp, (2015a).
3 En su sentido genérico, similar al de Hume, el autor entiende por «razonamiento moral secular», o moralidad laica, el
razonamiento propio de la «ética secular» o «ética laica» que en el lenguaje filosófico se distingue de «razonamiento moral religioso»
o moralidad religiosa, la cual deriva su razonamiento de una revelación divina o guía sobrenatural; «filosofía moral» es sinónimo de
«ética» o «moralidad», la cual nos indica lo que «deberíamos» hacer y se caracteriza básicamente por fundar la ética solo en facultades humanas. En su sentido restringido, que es el usado por Hume y sus contemporáneos, «asuntos morales» son todos los temas
que no se encuentran en el campo de la «ciencia del hombre», la cual abarcaría en general el estudio que no cae en el ámbito de la
«filosofía natural», o ciencias naturales, tanto las físicas como las biológicas que solo pueden comprobar hechos. En toda su obra,
Deleuze hizo una clara distinción entre la ética y una moral o un conjunto de normas restrictivas con que juzgamos la vida con
relación a acciones e intenciones buenas o malas, mientras que la ética es una forma de valorar lo que hacemos en términos de las
formas de estar en el mundo. José Luis Aranguren, en su Ética, caracteriza tal diferencia con dos expresiones: la moral sería «moral
vivida», y la ética «moral pensada». Adela Cortina —autora de Neuroética y Neuropolítica— es del mismo parecer, aduciendo que
así como distinguimos entre la ciencia y la filosofía de la ciencia, la religión y la filosofía de la religión, el arte y la filosofía del arte,
así distinguimos también entre la moral y filosofía moral o ética. La verdad es que las palabras «ética» y «moral», en sus respectivos
orígenes griego (ethos) y latino (mos, moris) significan prácticamente lo mismo: ethos ‘carácter’, mos ‘costumbre’ y, a fin de cuentas, se
refieren a un tipo de «saber» que nos orienta para forjarnos un buen «carácter» —de ahí que la gente normal y corriente las utilice
como sinónimos—; pero también es verdad que en el lenguaje filosófico se diferencia estas dos palabras, para designar dos tipos de
«saber»: la «moral» que forma parte de la vida cotidiana de todas la sociedades, y la «ética» o que reflexiona filosóficamente sobre la
moral, y nace con la misma filosofía, en su vertiente de «filosofía moral». De ello se deduce que mediante la ética o filosofía moral
juzgamos a los demás y a nosotros mismos acorde con lo que somos y deberíamos ser (N. de T.).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
236
Brian D. Earp
Discusión
Comenzaré por considerar la cuestión referente a la brecha es/debería ser,4 en beneficio de los
lectores que no estén familiarizados con el concepto. Se trata de una vieja idea, que se remonta
por lo menos a David Hume5 (Dodd & Stern-Gillet, 1995, pp. 727-746). La dificultad, pues,
estriba en que no hay razones para pensar la realidad, o bien a partir del modo en que el mundo
es realmente, o bien en términos de enunciados sobre la forma en que el mundo debería ser, sin el
intercambio de premisas adicionales. En resumen: no se puede derivar valores de los hechos. Voy
a utilizar un ejemplo ilustrativo antes de proseguir.
Tomemos un hecho que se produce en la naturaleza: la violación en chimpancés, por ejemplo; hay algunos argumentos evolucionistas que explican su existencia real en la especie humana
y en los animales con igual certeza (para su discusión, Wrangham & Peterson, 1996). Pero este
hecho no nos dice absolutamente nada sobre si es correcto la violación de personas. Esto se debe
a que lo natural no conlleva a lo correcto —al igual que lo no natural no necesariamente significa
que algo es incorrecto— (Earp, Sandberg & Savulescu, 2012, pp. 561-587). De hecho, la respuesta correcta es que no está bien, y esto es un juicio que se tiene en la relación entre filosofía moral
y sentido común: no se trata de un resultado de la ciencia.
Habiendo sido entendido esto se puede señalar ahora que el dominio de la ciencia es describir la naturaleza, y luego explicar sus descripciones en términos de estructuras o leyes más
profundas. La ciencia no puede decirnos cómo vivir. No nos puede decir lo que es correcto o
incorrecto. Si un sistema de pensamiento afirma estar haciendo esas cosas, no puede ser ciencia. Si
un científico nos dice que él ha logrado identificar ciertos enunciados acerca de cómo debiéramos
comportarnos, no pueden ser enunciados científicos, y la bata de laboratorio ya no estaría hablando como científico. Las preguntas acerca de cómo deberíamos vivir —para bien o para mal— quedan fuera del ámbito de la investigación empírica “objetiva”. Tenemos que ordenarlas, en medio
de la confusión, por nosotros mismos.
Si hubiera una manera de pasar del es al debería ser se precisaría de la obra de un genio filosófico para establecerla, y —con independencia de cuáles sean sus méritos— el libro de Harris no
es precisamente la obra de un genio filosófico. Resumamos su argumento:
4 El autor se refiere a la cuestión de pasar de un «es» a un «debería ser»; es decir, de los «hechos» a los «valores». El problema estriba en que la filosofía moral nos indica lo que «deberíamos» hacer; la ciencia, en cambio, solo puede comprobar hechos (N. del T.).
5 La cuestión de la brecha entre el es y el debería ser fue planteada en el siglo xviii, por el filósofo escocés David Hume (17111776), quien advierte, en su Tratado de la naturaleza humana de1740, que en todo sistema de moralidad que él encontró no se
pudo derivar un razonamiento condicional a partir de proposiciones concernientes a los hechos: “y de repente me veo sorprendido
al hallar que en lugar de los enlaces usuales de las proposiciones es y no es encuentro que ninguna proposición se halla enlazada más
que con debe o no debe. Este cambio es imprescindible, pero no es, sin embargo, de gran importancia, pues como este debe o no
debe expresa una nueva relación o afirmación, es necesario que ésta sea observada y explicada y al mismo tiempo debe darse una
razón para lo que parece completamente inconcebible, a saber: cómo esta nueva relación puede ser una deducción de otras que son
totalmente diferentes de ella (Hume, 2012, 3.1.1.27, p. 441). Lo que Sam Harris desea hacer en su libro El paisaje moral: cómo la
ciencia puede determinar los valores humanos (2011, pp. 9-12) es desafiar la proposición de Hume sobre la separación de los hechos
(la forma en que el mundo es) y los valores (la forma como deberíamos ser o cómo un hombre debiera comportarse), argumentando
que los hechos son valores, que los juicios morales son una especie de hechos, y como tales son susceptibles de investigación científica.
Harris quiere que la ciencia —y particularmente la neurociencia— pueda ayudarnos a superar nuestros dilemas morales (N. del T.).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La ciencia no puede determinar los valores humanos
237
1. La moralidad trata del mejoramiento del bienestar de seres conscientes.
2. Los hechos sobre el bienestar de seres conscientes son accesibles a la ciencia.
3. La conclusión que se saca de ello es que la ciencia nos puede decir lo que es objetivamente moral. En una palabra: la ciencia puede decirnos si algo aumenta o disminuye el
bienestar de seres conscientes.
He aquí el problema. La premisa (1) es una premisa filosófica. No es un hecho de la ciencia ni un
fenómeno de la naturaleza —ni tampoco es derivable de la ciencia o de la naturaleza—: se trata de
un juicio de valor. Se podría pensar que se trata de una buena premisa; pero uno no puede pensar
—y aunque crea que es básicamente acertado—, que queda mucho trabajo filosófico por hacer
para hacerlo explícito. (He aquí un interrogante crucial: ¿cómo se define el bienestar en primera
instancia, científicamente o de otra manera?).
Todo esto se reduce, entonces, a que dado un cierto valor filosófico, premisa o punto de
partida, la ciencia puede suministrarnos hechos relevantes en nuestra elección de cómo vivir. Eso
está bien, pero ¿qué hacer? Eso es lo que la ciencia siempre ha sido capaz de hacer. Esto es sencillamente filosofía moral que se ocupa de los hechos.
Pero concedamos a Harris su primera jugada. Convengamos en su premisa filosófica. Tal
vez él quiere decir que la ciencia es lo bastante compleja como para ayudarnos a resolver determinados dilemas morales muy concretos que existen en el marco filosófico general que hayamos
acordado (verbigracia, alguna versión de utilitarismo). Tal vez los neurocientíficos algún día nos
dirán cosas sorprendentes sobre cómo se procesa el dolor en el cerebro, por ejemplo, y esto nos
permitirá deducir el resultado moral correcto en algún caso particular (aceptando de nuevo las
premisas).
Todo esto parece muy probable en teoría. Pero si esto es lo que Harris quiere decir, los ejemplos en que se apoya son débiles. Consideremos su análisis sobre los talibanes. Harris sostiene que
según la ciencia, el trato que los talibanes dan a las mujeres (obligadas a llevar burkas —
­ y atuendos
por el estilo—) es objetivamente incorrecto conforme a la moralidad. ¿Por qué? Porque obligadas
a llevar burkas ­—y atuendos por el estilo— no conduce al bienestar de seres conscientes, a saber,
seres conscientes forzados a llevar burkas.
Espero que podamos estar de acuerdo en que no necesitábamos que la ciencia nos dijera que
tratar a las mujeres de esta manera es malo (o al menos seriamente problemático de diversas maneras): el sentido común, o, mejor, la filosofía moral secular, lo hará bastante bien. Y si alguien no
está de acuerdo (por no decir los talibanes), y replica: “la ciencia dice que estamos equivocados”,
eso servirá de poco para hacernos cambiar de opinión, y con razón. Lo que Harris parece hacer
es tratar de obstaculizar el prestigio y la objetividad de la labor científica (Earp, 2011, pp. 1-9), al
calificar el comportamiento de ciertos grupos como categóricamente erróneo.
En la filosofía, por supuesto, hay un gran debate sobre si ciertos sistemas morales son mejores que otros, o si, en efecto, hay hechos morales objetivos en absoluto (véase mi documento
de trabajo “Entre el relativismo moral y la hipocresía moral. El caso de la mutilación genital femenina”, disponible en la red para comentarios: Earp (2015c)). Esto ha estado sucediendo por
lo menos desde los últimos cien de años. Al afirmar que todo lo que necesitamos saber acerca
de la moralidad es que el utilitarismo es correcto y que, además, los hechos son incontestables
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
238
Brian D. Earp
con relación a qué tipo de cosas maximizan utilidades, Harris no aporta nada al debate. Lo pasa
por alto, quizá.
Debo señalar además que Sam Harris llegó a la Universidad de Oxford hace unos años
(cuando yo era un estudiante graduado de Oxford) para dar una conferencia sobre su libro El
paisaje moral (The Moral Landscape, 2011). Esta conferencia especial fue organizada por Richard
Dawkins.6 Para dar inicio al debate, Dawkins indujo a Harris sobre qué de lo que estaba diciendo
era nuevo. A continuación transcribimos parte de esa conversación:
Dawkins: Te enfrentas a los problemas clásicos que los filósofos morales han enfrentado durante mucho tiempo... Parece que estás abordando esos problemas con un nuevo pensamiento,
cuyo resultado es que la ciencia, al contrario del pensamiento filosófico —o de la razón filosófica— podría ayudar. Ahora, la filosofía moral es la aplicación del razonamiento lógico científico a
problemas morales. Pero en realidad aplicas tus conocimientos especializados en neurobiología,
que es una nueva forma de hacerlo. ¿Me puedes contar acerca de ello?, porque no me ha quedado claro respecto de qué puede aportar la neurofisiología a la comprensión de estos problemas
morales.
Harris: Bueno, en realidad creo que la frontera entre la ciencia y la filosofía no existe realmente... La filosofía es la matriz de las ciencias. En el momento en que algo es experimentalmente
manejable, entonces las ciencias brotan de la filosofía. Y cada ciencia tiene su propia filosofía
incorporada en ella. Así que no hay partición en mi mente.
Ahora vemos la raíz del problema. Por ciencia Harris quiere decir, evidentemente, filosofía...
o, al menos, algo que no es muy diferente de la filosofía con arreglo a sus principios. Ahora bien,
es evidente que la ciencia tiene algunos fundamentos filosóficos incorporados en ella (Earp &
Trafimow, 2015b). Este es por supuesto también el caso del “razonamiento lógico científico”
(como Dawkins se pregunta en su exposición), es primordial tanto para la realización e interpretación de la investigación empírica, así como para asentar los principios de la filosofía. Pero
cuando Harris afirma que la “ciencia puede determinar los valores humanos” claramente espera que
sus lectores (u oyentes) evoquen una imagen de esos investigadores —a los me referí anteriormente—, que salen de sus laboratorios vestidos de bata blanca, pues de lo contrario su afirmación
sería poco interesante.
Para ilustrar esta asunto, permítanme sacar por un momento mi vieja libreta de apuntes
con el propósito de confirmar cuál fue exactamente el título de la conferencia de Harris en la
Universidad de Oxford —ese título ostentoso que vendió tantas entradas— ¡Ah, sí! Ya lo recuerdo: “¿Quién dijo que la ciencia no tiene nada que decir sobre la moralidad?” Es más, si hacemos
una rápida actualización sobre la base de la definición personal de Harris de la ciencia, tendríamos: “¿Quién dijo que la filosofía no tiene nada que decir sobre la moralidad?”
La respuesta es: nadie ha dicho nunca eso. La filosofía moral más los hechos no es la ciencia
que nos dice verdades morales objetivas.
6 Autor de El gen egoísta (The selfish gene), la obra de biología evolutiva que le dio fama mundial en 1973, con portada original
de Desmond Morris (Dawkins, 1993) y de El espejismo de Dios (The God Delusion). Cf. sus Memorias (Dawkins, 2014), en versión
española, de reciente aparición en librerías (N. del T.).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La ciencia no puede determinar los valores humanos
239
Conclusión
Me gustaría terminar con una nota personal. Yo asistí a la conferencia de Harris, y en la sesión
de preguntas lo abordé sobre dos cuestiones puntuales. Primera: ¿cómo fue exactamente que su
argumento nos permitirá cerrar la brecha entre el es y el debería ser? Segunda: ¿qué nos puede decir
la ciencia sobre moralidad que no supiéramos ya desde el punto de vista del sentido común (o
razonamiento moral secular)?7
Nos queda ahora tan solo hacer un comentario preliminar, en caso que se decida ver el video,
o antes de leer su transcripción (véase Apéndice). Obsérvese las cuatro primeras palabras de la
respuesta de Harris a mi pregunta: “The moment you grant...” (Si se concede que...). Según mi opinión, lo que Harris quisiera darnos a entender se funda precisamente en una premisa filosófica,
y no científica. Por consiguiente, podemos inferir de aquí que su “paisaje moral”8 no está científicamente determinado como él pretende (para críticas más formales del argumento de Harris:
Pigliucci, 2013, pp. 142-153; Blackford, pp. 53-62; Kaufman, 2012, pp. 55-65).
7 Nuestro intercambio se puede ver en un video de YouTube del evento (el enlace se ofrece en Harris, 2011b; para la transcripción bilingüe inglés-español, véase Apéndice (N. del A.).
8 La expresión “paisaje moral” que usa Harris (2011) describe el espacio de todas las posibles experiencias de valores humanos, donde los picos representan las cumbres del bienestar, y los valles, los peores sufrimientos (N. del T.).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
240
Brian D. Earp
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
Bataille, G. (2009). La parte maldita y apuntes inéditos
(Julián Fava y Lucía Ana Belloro, trad.). (Obra original
publicada en 1976). Buenos Aires: Editorial Las Cuarenta.
Blackford, R. (2010). Book Review: Sam Harris’ The
Moral Landscape. Journal of Evolution and Technology,
21(2), 53-62.
Bronowski, J. (1968) [1965] Ciencia y valores humanos
(Carlos Ribalta, trad.). Barcelona: Editorial Lumen.
Dodd, J., & Stern-Gillet, S. (1995). The is/ought gap, the
fact/value distinction and the naturalistic fallacy. Dialogue,
34(04), 727-746.
Dawkins, R. (1993). El gen egoísta. (Obra original publicada en 1993). Barcelona: Biblioteca Científica Salvat.
Dawkins, R. (2007). El espejismo de Dios. (Obra original
publicada en 2006). Madrid: Editorial Espasa Calpe.
Dawkins, R. (2014). Una curiosidad insaciable. Los años de
formación de un científico en África y Oxford (Obra original
publicada en 2013). Barcelona: TusQuets.
Earp, B. (2011). Can science tell us what’s objectively true?
The New Collection 6(1), 1-9.
Earp, B. (2015a). Does religion deserve a place in secular
medicine? Journal of Medical Ethics. E-letter. From http://
jme.bmj.com/content/41/3/229/reply#medethics_el_17551
Earp, B. (2015b). Science cannot determine human values.
Think, in press.
Earp, B. (2015c). Between moral relativism and moral
hypocrisy: The case of ‘FGM.’ Documento de trabajo.
Recuperado de https://www.academia.edu/10197867/
Between_moral_relativism_and_moral_hypocrisy_The_
case_of_FGM
Earp, B., Sandberg, A. & Savulescu, J. (2012). Natural selection, childrearing, and the ethics of marriage (and divor-
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
ce): Building a case for the neuroenhancement of human
relationships. Philosophy & Technology, 25(4), 561-587.
Earp, B. & Trafimow, D. (2015b). Replication, falsification,
and the crisis of confidence in social psychology. Frontiers
in Psychology, 6(621), in press. Accepted manuscript available at http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/
fpsyg.2015.00621/abstract.
Harris, S. (2011a). The moral landscape: How science can
determine human values. New York: Simon and Schuster.
Harris, S. (2011b). Who says science has nothing to say
about morality (Harris’s talk at Oxford, hosted by Richard
Dawkins, Q&A, exchange of Brian Earp and Sam Harris;
YouTube video of the event available at http://www.youtube.com/watch?v=UuuTOpZxwRk). Oxford: University of
Oxford.
Harris, S. (2013). Lying. [Mentir] (Ricardo García Pérez,
trad.). Amazon Crossing. Kindle Edition. Opelousas,
Louisina, EE. UU.: Four Elephants Press.
Hume, D. (2012). [1739-1740] Tratado de la naturaleza
humana. En Hume (pp. 31-596) (estudio introductorio de
José Luis Tasset). Madrid: Gredos, Biblioteca de grandes
pensadores.
Kaufman, W. R. (2012). Can Science Determine Moral
Values? A Reply to Sam Harris. Neuroethics, 5(1), 55-65.
Pigliucci, M. (2013). New Atheism and the scientistic turn
in the atheism movement. Midwest Studies in Philosophy,
37(1), 142-153.
Sin dioses (S.f.). El paisaje moral: pensar sobre los valores humanos en términos universales por Sam Harris. Recuperado
de http://www.sindioses.org/sociedad/paisajemoral.html#sthash.eVRt5UxX.dpuf.
Wrangham, R. & Peterson, D. (1996). Demonic males:
Apes and the origins of human violence. Houghton Mifflin
Harcourt.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La ciencia no puede determinar los valores humanos
241
Apéndice.
Transcripción bilingüe inglés-español del intercambio sostenido entre Brian Earp y Sam Harris, a
propósito de la conferencia de Oxford de Harris (cfr. Harris, 2011b, sección de preguntas).
Brian Earp’s question: This last hour has been
a lot of fun to listen to, because we’ve been engaging in what seems like a very thoughtful, fruitful,
intelligent exercise in secular moral reasoning—
which is an important thing to do.
Pregunta de Brian Earp: Durante esta hora fue
muy divertido prestar atención a lo que se ha dicho, porque hemos estado participando en lo que
parece ser un ejercicio muy reflexivo, fructífero e
inteligente en materia de razonamiento moral secular, lo cual es muy importante.
But I think why we all came here is because you
seemed to be claiming to do something much,
much more interesting than that, namely that you
could appeal to science to say something that’s objectively true about morality, rather than simply
use science as way to feed us facts into the normal
secular moral reasoning that we’d all like to think
we could engage in.
Pero creo que la razón por la que nos hemos reunido aquí es porque usted parece estar afirmando
que hay algo más, algo mucho más interesante que
eso, es decir, que se podría apelar a la ciencia para
decir algo que es objetivamente verdadero acerca
de la moralidad, en lugar de solo utilizar la ciencia
como una forma de proveernos de los hechos que
necesita el razonamiento moral secular normal
que a todos nos gustaría pensar que podríamos
impulsar.
Yet when you put down the philosophical cornerstone of your case, you seemed to appeal to common sense—sort of low-hanging fruit: wouldn’t
everybody say it’s objectively wrong—or it’s really
bad, as you put it, when you sort of qualified your
statement—wouldn’t you say it’s bad to throw acid
on someone’s face? We’d all say it’s bad, but that’s
not the philosophically interesting case that you
were proposing to make. So it seems like you may
be caught between either making a common-sense
argument, on the one hand, or an inability to define your position in a strong sense, on the other
hand. How are you making that really interesting
claim that we can turn to science to tell us what’s
objectively morally true, without simply referring
to the low-hanging fruit of throwing acid on people’s faces and so on?
Sin embargo, cuando usted estableció los fundamentos filosóficos de su caso, al parecer apeló al
sentido común, una especie de fruta madura; se
nos dirá objetivamente que todo el mundo está
equivocado, o que eso realmente está mal, como
usted sugiere, cuando usted le atribuyó tales cualidades a su enunciado: ¿no diría usted que es malo
tirar ácido en la cara de alguien? Todos diríamos
que eso malo, pero ese no era el caso filosóficamente interesante que usted estaba proponiendo.
Así que parece que usted podría verse sorprendido
en una situación así, entre dar un argumento de
sentido común, por un lado, o aceptar la imposibilidad de reafirmar su posición en un sentido
fuerte, por otro lado. ¿Cómo logra que esa sea una
pretensión realmente interesante de modo que
podamos recurrir a la ciencia para que pueda decirnos qué es objetivamente verdadero conforme
a la moralidad, sin limitarse a hacer referencia al
hecho de arrojar ácido en la cara de las personas y
así por el estilo.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
242
Brian D. Earp
Sam Harris’s reply: Good question. Well, the
moment you grant that we’re talking about well-being—that we’re right to talk about well-being
(we can’t conceive of something else to talk about
in this space), then all of the facts that determine
well-being become the facts of science, because
well-being is emerging out the laws of nature in
some way.
Respuesta de Sam Harris: Buena pregunta. Si se
concede que estamos hablando de bienestar, o que
estamos en lo cierto cuando hablamos de bienestar
—no podemos concebir algo más de qué hablar en
este espacio—, entonces todos los hechos que determinan el bienestar se constituyen en los hechos
de la ciencia, porque el bienestar emerge de las leyes
de la naturaleza de alguna manera.
Our conscious states are constrained quite clearly
by the laws of nature, whatever they turn out to be.
If they entail ectoplasm rising off the brain at death
and going to the Christian hell, we’re still talking
about the way the universe is. And that would still
have to fall into the purview of some completed
science.
Nuestros estados de conciencia están definidos de
manera muy clara por las leyes de la naturaleza, sin
importar lo que resulten ser. Se podría, incluso, suponer que un ectoplasma está saliendo del cerebro
al morir y se va directamente al infierno cristiano,
aún así seguimos hablando sobre la forma en que el
universo está organizado. Si bien estas cuestiones corresponden al prodigio de una ciencia consumada.
Now obviously there’s no reason to believe in any
of that. So you could ask a question like, Just how
important is compassion? What is compassion?
What is the genetic basis for compassion? What are
the practices and uses of attention and institutions
that allow compassion to thrive or diminish it? And
if there’s a trade-off — in just how important is
compassion — if we have a tension between compassion and bureaucratic efficiency, say, what is the
right balance there? Now again — the details, at the
level of brains, and the level of lived experience, are
incredibly complicated.
Ahora, evidentemente, no hay razón para creer en
nada de eso. Así que se podrían hacer pregunta como
esta: ¿qué tan importante es la compasión? ¿Qué es la
compasión? ¿Cuál es la base genética de la compasión?
¿Cuáles son las prácticas y los usos de la atención y las
instituciones que permiten que la compasión prospere o disminuya? Y si se llega a un equilibrio, subrayar
cuán importante es la compasión. Y en caso en que se
produjeran tensiones entre la compasión y la eficiencia
burocrática, por ejemplo, ¿cuál sería ahí el balance correcto? Una vez más, los detalles serían increíblemente
complejos, tanto a nivel del cerebro como a nivel de
las vivencias experimentadas.
If you get to conditions where it’s just not at all clear
which way to go, you’re getting to conditions where figuring out which way to go in detail would be
incredibly complicated—much more complicated
than economics, (and economics is still struggling to
be a science, so clearly we don’t understand economic systems with any a real success at this point: we
can keep being blindsided by how they behave, but
nobody doubts that there are right and wrong ways
to respond to a global banking catastrophe, say).
Si llegas a condiciones en las que simplemente no
es del todo claro qué camino seguir, estarías en un
punto en que averiguar con exactitud qué camino
seguir sería increíblemente complejo, mucho más
complejo que la economía. (Y la economía todavía
sigue luchando por convertirse en ciencia. Pienso
que en este momento no hemos logrado entender
claramente los sistemas económicos con posibilidades reales de éxito: podemos, para mal, seguir
siendo sorprendidos por cómo se comportan tales
sistemas, pero nadie duda de que hay maneras correctas e incorrectas de responder a una catástrofe
bancaria mundial, por ejemplo).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
La ciencia no puede determinar los valores humanos
243
And I think to carve out a space of truth—a space where we recognize there are truth claims to be
made, about good and evil or truth claims to be
made about economics, all we have to acknowledge
are easy cases. And that’s why I appeal to the easy
cases. Because it’s like with economics: economists
can disagree about how to respond to a global economic crisis.
Así pues, creo estar abriendo un nuevo espacio para
la verdad: un espacio donde se reconoce que es preciso establecer pretensiones de verdad sobre el bien
y el mal o pretensiones de verdad sobre la economía; todo lo que tenemos que reconocer son casos
fáciles. Y es por eso que apelo a los casos fáciles.
Porque así ocurre, realmente así ocurre con la economía: los economistas pueden estar en desacuerdo sobre cómo responder a una crisis económica
mundial.
The science is such (and the complexity of the system under analysis is such) that we may never be
confident about the right answer. But we know there are wrong answers.
Es tal la ciencia (y tal es la complejidad del sistema
sometido a análisis) que no debemos dejar nunca
de confiar en una respuesta correcta. Pero sabemos
que hay respuestas incorrectas.
If someone got on CNN and said I’ve got the solution: let’s just destroy all material wealth. Let’s
just have a huge potlatch where we burn buildings
and ruin everything and then we’ll have to build
it again (and that’s a brilliant idea; it’s going to
put everyone to work). Okay, that’s pretty clearly the wrong answer. So we know there are right
and wrong answers; we know there are ways to fail,
where your beliefs can be erroneous. I’m arguing
that if it’s true for something like economics it’s also
true for morality.
Si alguien, luego de ver el canal de televisión CNN,
de repente dijera: “tengo la solución: ofrezcamos
una destrucción pública de riquezas. Instituyamos
un colosal potlatch9 en que incendiemos pueblos y
arrasemos con todo, y entonces habremos de reconstruirlo todo (y esa es una idea brillante; pondrá a todo el mundo a trabajar). Bueno, esa es con
bastante claridad la respuesta incorrecta; sabemos
que hay respuestas correctas e incorrectas; sabemos
que hay formas de fracasar, donde sus creencias
pueden ser erróneas. Sostengo que si eso es verdad
para algo como la economía también es cierto para
la moralidad.
9 La palabra potlatch viene del vocablo nootka patshatl, que significa ‘dar’, ‘don público’ —de lucha con la riqueza o de
destrucción—. George Bataille (1976/2009, pp.79-94) analiza la ceremonia del potlatch como una institución social que tiene un
lugar predominante en la vida cultural de los indios del noroeste de América que deja entrever un lazo entre las conductas religiosas
y las de la economía que se legitima con la circulación de riquezas como don público de riquezas considerables ofrecidas por un
jefe a su rival con el fin de humillarlo, desafiarlo u obligarlo. El adversario solo podrá responder, un poco más tarde, con un nuevo
potlatch más generoso que el primero de gastos improductivos o de destrucción pública, ante los ojos del otro. El don tiene la virtud
de un desbordamiento del sujeto que da, enriqueciéndose del desprecio por la riqueza, lo que le confiere un poder, que le pertenece
desde ese momento. (N. del T.)
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Ciencia y tecnología - Vol. 13, Núm. 15, pp. 245-255
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Uribe, A. y Alves dos Reis, S. (2015, enero-junio). Rastreamento de rosto como ferramenta interativa
e de monitoramento do estado emocional do usuário. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 245-255
9
Rastreamento de rosto como ferramenta
interativa e de monitoramento do estado
emocional do usuário*
Recibido: 7 de enero de 2015 • Aceptado: 1 de febrero de 2015
Rastreo de facciones como herramienta interactiva y detección del estado
de ánimo del usuario
System to Track Factions as an Interactive and Monitoring Tool for the
User’s Particular Style
Système de suivi des factions comme un outil interactif en ligne et de surveillance de l’état d’esprit de l’opérateur
Alvaro Uribe- Quevedo a
Silas Alves dos Reis b
* Este artigo é resultado de uma colaboração investigativa entre a Universidade Militar Nueva
Granada e la Universidade de São Paulo (Este artículo es resultado de una colaboración investigativa entre
la Universidad Militar Nueva Granada y la Universidade de São Paulo).
a Universidad Militar Nueva Granada, Bogotá, Colombia. Doutor em Engenharia Mecânica.
Contacto: [email protected]
b Universidade de São Paulo, São Carlos, Brasil. Mestre em Engenharia Mecânica. Contacto: [email protected]
246
Alvaro Uribe- Quevedo, Silas Alves dos Reis
Resumo. Um dos principais meios de comunicação é o rosto, através do qual, as pessoas são capazes de
comunicar – voluntaria ou involuntariamente – informação a respeito de seu estado emocional, tal como
alegria, tristeza, raiva ou medo. A face humana já era objeto de estudo antes do advento da área de visão
computacional, entretanto o recente crescimento da visão de máquina resgatou o interesse no estudo da
face para detectar o estado emocional do usuário. Atualmente, existem várias alternativas para a detecção
de expressões do rosto baseadas em imagens bidimensionais ou matrizes de profundidade. Ademais, a massificação de interfaces de usuário tridimensionais (3DUIs), impulsionada principalmente pela indústria
de videojogos, viabilizou o uso de gestos corporais como fonte de informações do usuário. Neste projeto,
desenvolveu-se um aplicativo para detectar expressões faciais que indiquem desconforto dentro de um
cenário de trabalho. Seu objetivo é avaliar a detecção de expressões por intermédio de sensores baseados em
visão de máquina e cuja funcionalidade está baseada no reconhecimento de formas tridimensionais. Uma
análise comparativa foi realizada entre dois tipos de sensores de fácil aquisição no mercado com a finalidade
de avaliar seu potencial em um cenário do cuidado da saúde ocupacional.
Palabras-chave: expressões faciais como fonte de informações do usuário, ferramenta interativa,
interfaces de usuário tridimensionais, monitoramento do estado emocional do usuário, rastrea-
mento de rosto.
Resumen. El rostro humano es uno de los canales de comunicación que permiten identificar de forma
voluntaria o involuntaria información de los estados emocionales del usuario, como lo son el miedo, la
rabia, la felicidad o la alegría. Las expresiones faciales han sido objeto de estudio desde antes de que la
visión por computador fuese un área de interés; sin embargo, los avances recientes de la visión artificial
han renovado el interés por el seguimiento digital de facciones del rostro humano para detectar los estados
emocionales del usuario. En la actualidad las técnicas más comunes de seguimiento facial utilizan imágenes 2D y mapas de profundidad, pero debido a la masificación de interfaces de usuario 3D y gracias al
auge de los videojuegos, es posible contar con sensores que realizan captura de movimiento con diferentes
finalidades y prestaciones. En este proyecto desarrollamos una aplicación para la detección de expresiones
faciales relacionadas con la incomodidad, en un escenario de trabajo frente al computador. Su objetivo es
validar las expresiones del rostro, utilizando sensores de detección de visión artificial a partir de la forma
tridimensional del rostro. Para validar los resultados realizamos un análisis comparativo utilizando sensores
comerciales para valorar su potencial en el contexto de conservación y prevención de la salud ocupacional.
Palabras claves: detección del estado emocional del usuario, expresiones faciales como una fuente de información del usuario, herramienta interactiva, interfaces de usuario 3D, rastreo de facciones.
Abstract. The human face is one of the main communication mean that allows conveying– voluntary or
involuntary – information about emotions such as, happiness, sadness, anger or fear. The face expressions
have been studied before computer vision became a wide known area of research; however, the evolution
of machine vision restarted the interest on face tracking to detect user emotions. Current face tracking
techniques use 2D images and depthmaps that in conjunctions with recent advances in 3D user interfaces
mainstreamed due to videogames are providing motion tracking tools to gather interaction information
from the user. In this project we developed a software application that detects facial expressions related
do discomfort within a computer-based working scenario. The goal of this development is to validate
the tracking of such expressions using machine vision based on the 3D shape of the face. To validate the
results, we performed a comparative analysis between affordable sensors in the market to assess their potential within an occupational health care scenario.
Keywords: face Tracking, facial expressions as a source of user information, interactive tool, monitoring
the emotional state of the user, three-dimensional user interfaces
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário
247
Résumé. Le visage humain est l’un des canaux de communication qui permettent d’identifier l’information
des états volontairement ou involontairement utilisateur émotionnels, comme la peur, la colère, le bonheur
ou la joie. Les expressions faciales ont été étudiés depuis avant la vision par ordinateur étaient un sujet de
préoccupation, cependant, les progrès récents dans la vision de la machine ont un regain d’intérêt dans les
fonctions numériques de suivi du visage humain de détecter les états émotionnels utilisateur. Aujourd’hui,
les techniques les plus communs utilisés suivi du visage images en 2D et des cartes de profondeur, mais en
raison de la masse des interfaces utilisateur 3D grâce à la hausse de jeux vidéo, vous pouvez avoir des capteurs qui effectuent la capture de mouvement à des fins différentes et des avantages. Dans ce projet, nous
avons développé une application pour la détection des expressions faciales liées à l’inconfort, de travailler
sur une scène devant des ordinateurs. Son objectif est de valider les expressions du visage, en utilisant des
capteurs pour détecter la vision artificielle de la forme tridimensionnelle du visage. Pour valider les résultats
effectué une analyse comparative en utilisant des capteurs commerciaux afin d’évaluer leur potentiel dans
le contexte de la conservation et de la prévention de la santé au travail.
Mots-clés: expressions faciales comme une source d’information de l’utilisateur, interfaces utilisateur 3D
outil interactif, suivi de factions, surveillance de l’état émotionnel de l’utilisateur.
Introdução
O computador é, sem sombra de dúvidas, o maior ícone do mundo moderno. Ele está presente
na sociedade nas mais diversas formas – como computadores de mesa, tablets, telefones celulares
(smartphones), e até mesmo em geladeiras e relógios (smartwatches). Sua versatilidade aperfeiçoou
e acelerou processos industriais, revolucionou os meios de comunicação e, principalmente, transformou o modo com o qual as pessoas trabalham e colaboram entre si. Estas vantagens propiciadas pela sua adoção, no entanto, não vêm desacompanhadas de custos.
Uma causa comum das enfermidades ocupacionais está relacionada a problemas musculoesqueletais que reduzem a funcionalidade das pessoas. No caso do trabalho relativo ao uso do
computador, ou outros sistemas computacionais, o sedentarismo apresenta um fator de alto risco,
pois o trabalhador é obrigado a manter a mesma postura durante longos períodos, podendo resultar em esforços excessivos das estruturas musculares devido à rigidez ou em atrofiamento devido
à falta de uso certos grupos de músculos (WHO, 2014).
Neste contexto, sistemas que sejam capazes de medir o tempo de exposição do usuário de
computadores a más posturas, ou que indique seu estado emocional, podem fornecer informações essenciais sobre a saúde do trabalhador. Várias abordagens podem ser adotadas para a
criação destes sistemas e, dentre elas, encontra-se o rastreamento do rosto e reconhecimento de
emoções faciais.
O rosto humano tem sido objeto de estudos com o intuito de compreender aspectos fisiológicos e psicológicos do comportamento das pessoas durante a interação com seu entorno
baseando-se nas expressões faciais realizadas (Paul, 2005). Como resultado do entendimento do
funcionamento do sistema visual humano, a visão de máquina tornou-se objeto de pesquisa com a
finalidade de criar sistemas computacionais capazes de adquirir imagens de câmeras e processá-las
para obter informação de uma cena sem a intervenção humana (Schalkoff, 1989). Com avanço
das tecnologias de eletrônica e mecânica, a miniaturização de componentes e o aumento da po-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
248
Alvaro Uribe- Quevedo, Silas Alves dos Reis
tência de processamento tem permitido o desenvolvimento de sistemas cada vez mais completos
para aplicações diversas, tais como a inspeção de circuitos (Sanz & Jain, 1986), monitoramento
em células robóticas (Ye & Tsotsos, 1999), revisão de dispositivos médicos (Lahajnar, Pernuš, &
Kovačič, 2002), e detecção de rosto humano (Yow & Cipolla, 1997), dentre outros.
Na área de detecção e rastreamento do rosto humano, os interesses de pesquisa têm evoluído
conforme a qualidade dos dispositivos de captura de imagem é aperfeiçoada e a capacidade de
processamento dos dispositivos de computação tem aumentado, alcançando inclusive e aplicações para dispositivos móveis, tais como smarthphones e tablets, em cenários como o aumento da
visão periférica (Yang, Hasan, Bruce, & Irani, 2013). Outra área de aplicação utilizando rostos é a
de sistemas biométricos, empregados na segurança de acesso em prédios ou computadores (Samal
& Iyengar, 1992).
Tão logo as tecnologias de imagem digital reduziram seu custo e se popularizaram, como a
webcam, os trabalhos sobre rastreamento de rosto começaram a aumentar e, assim, foram identificadas outras áreas de aplicação, como interfaces de usuário para pessoas com deficiência motora
para manipulação de robôs móveis (Tsai & Song, 2006), detecção de desordens do sono e problemas de saúde ocupacional (Perez, Palma, Holzmann, & Pena, 2001), interfase para videojogos (Wang, 2006), e inclusive para reabilitação baseadas em gestos do rosto (González-Ortega,
Antón-Rodríguez, Díez-Higuera, & Boto-Giralda, 2010).
O interesse em interfaces para pessoas com algum tipo de deficiência é resultado do crescimento do número destas pessoas, que em dezembro de 2014 chegou a cerca de 15% da população
mundial, com um número entre 110 milhões e 190 milhões de adultos com dificuldades para
levar uma vida completamente funcional (WHO, Disability and health, 2014), devido a isto, a
Organização Mundial da Saúde tem criado iniciativas que procuram subsidiar melhores condições para que as pessoas com deficiência disfrutem de boa qualidade de vida. Uma iniciativa é
a saúde eletrônica (e-health), a qual consiste em disponibilizar soluções baseadas em tecnologia
para melhorar a vida das pessoas com deficiência (WHO, eHealth, 2014). Neste cenário, o desenvolvimento de interfaces de usuário tridimensionais (3DUI) tem oferecido uma alternativa de
dispositivos que podem ser utilizados para múltiplos propósitos, tanto ao entretenimento quanto
ao cuidado da saúde, pois capturam dados de movimentação no espaço 3D (Wingrave, et al.,
2010) (Francese, Passero, & Tortora, 2012).
Tradicionalmente, os algoritmos de rastreamento de face e detecção de expressões baseiam-se
em sequências de imagens 2D, porém a necessidade de dados que descrevessem as geometrias da
face no espaço 3D culminou no uso de novas abordagens, como o emprego da visão estereoscópica para reconstituir a face tridimensionalmente (Matsumoto & Zelinsky, 2000). No entanto,
os dispositivos capazes de reconstituir o espaço 3D só foram massificados e popularizados na
última década pelos consoles para videojogos, facilitando o acesso a sensores como o Kinect® da
Microsoft que, segundo a fabricante, vendeu aproximadamente 24 milhões de unidades desde seu
lançamento (Mehdi, 2013).
Desta forma, considerando a quantidade de tempo que os usuários estão frente a sistemas
computacionais e o risco de desenvolvimento de problemas de saúde, este trabalho propõe analisar a aplicação de uma 3DUI como ferramenta para identificar o estado emocional do usuário
por meio das expressões faciais, de modo que ela permita avaliar se uma interação gera algum
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário
249
desconforto que possa resultar num problema físico. Neste sentido, o sensor escolhido será o
Microsoft Kinect. O desenvolvimento será realizado considerando as características do sensor relativas à captura de informação 3D do usuário (Zhang, 2012), realizando-se comparativos entre a
primeira e a segunda versão do sensor, para gerar alertas que permitam a um especialista da saúde
tomar medidas preventivas ou corretivas de acordo com o caso.
O presente artigo está organizado em seções, de forma que a Secção 2 volta-se ao o desenvolvimento do aplicativo a partir da caracterização do rosto humano e as expressões comuns para
indicar estados de conforto e desconforto; a Secção 3 apresenta os resultados obtidos da implementação e análise comparativo dos dados reconhecidos pelos sensores; e finalmente a Seção 4
expõe as conclusões e discussão sobre os resultados são apresentados.
Desenvolvimento
Para o desenvolvimento do aplicativo, é necessário primeiro caracterizar o rosto humano com
as expressões que facilitam a identificação de estados que causem desconforto. Estas expressões
permitem definir as entradas do sistema, projetar os subsistemas e realimentar estas informações
ao usuário através de saídas audiovisuais.
Caracterização do rosto humano
O rosto humano tem a capacidade de expressar numerosas emoções, como a surpresa, raiva, tristeza e felicidade, que são resultado da ação dos músculos da face, nas sobrancelhas, olhos, boca
e nariz entre outros. Um resultado evidente são os gestos e os microgestos em combinações que
podem ser difíceis de avaliar por sua complexidade (Ekman & Friesen, 2005). Os gestos têm
grande importância como meio de comunicação e são objeto de estudo na psicoterapia, onde o
paciente exprime seu estado através deles, ou na fisioterapia, que os utiliza para determinar se o
cuidado ou tratamento está afetando o paciente. Também são usados por advogados para detectar
mentiras ou ocultação de informação por uma testemunha, e até por professores que mudam a
estratégia pedagógica segundo a percepção que têm dos estudantes. A informação reconhecida do
rosto pode ser utilizada na avaliação de postos de trabalho confortáveis, apresentações em público,
videojogos, experiência de usuário, entre outros (Microsoft, 2013).
As expressões do rosto podem ser controladas ou incontroladas. Dentro desse conjunto,
existem também expressões voluntárias e involuntárias. Há situações que requerem o uso de expressões controladas como, por exemplo, numa palestra quando se quer reforçar a transmissão de
uma mensagem. Por outro lado, há também ocasiões onde se sobressaem expressões involuntárias
como o medo, a tristeza, a surpresa ou a raiva . A identificação desses gestos requer a análise do
movimento muscular da face. Por exemplo, no caso da expressão da raiva devem se apresentar
mudanças em três regiões do rosto: as sobrancelhas descem e se aproximam, as pálpebras e os
lábios se tencionam (ou, de acordo com o, caso a boca se abre ou fecha de acordo o nível de raiva,
que pode resultar em gritos ou ataque físico) (Ekman & Friesen, 2005).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
250
Alvaro Uribe- Quevedo, Silas Alves dos Reis
Arquitetura do sistema
Tomando como base a informação do rosto em termos das expressões que indiquem desconforto,
este trabalho considera que as expressões de medo, aversão e raiva permitem conhecer o estado
emocional exprimido pelo usuário consciente ou inconscientemente frente a uma atividade realizada no computador. A detecção das expressões é realizada a partir das propriedades disponíveis
no Kit de Desenvolvimento de Software (SDK) do Kinect, o qual gera uma malha 3D representando o rosto do usuário a partir do mapa de profundidade. A malha permite ao sistema conhecer em que direção os músculos se deslocaram, possibilitando a determinar qual gesto o usuário
exprimiu frente a uma Base de Dados (BD).
Para a captura dos gestos serão utilizadas duas 3DUI —Microsoft Kinect e Kinect 2.0—
que permitam identificar a variação de movimento no rosto do usuário. Os dados capturados
alimentarão o subsistema de processamento de dados, que efetuará seu registro, comparação e
armazenamento com o intuito de gerar relatórios que indiquem a expressão detectada em cada
momento. A arquitetura do sistema proposto é apresentada na Figura 1.
Figura 1. Arquitetura do sistema
Fonte: Elaboração própria.
Características do Sensor
O Kinect necessita do Sistema Operacional (SO) Microsoft Windows 7 ou superior e do Kinect
SDK 1.8, este último sendo o fornecedor das classes em linguagem C++ e C# referentes ao rastreamento de face e de geração das malhas 3D do rosto, utilizadas na implementação do sistema.
Contudo, devido ao uso do Kinect 2.0, também são necessários o SO Windows 8.1 ou superior
Aplicativos separados foram desenvolvidos para o Windows 7 e 8.1, devido a dados de uso no nível mundial; segundo NetMarketShare (Share, 2015) cerca de 55.92% dos computadores de mesa
fazem uso do Windows 7, seguido pelo Windows XP com 18.93% e Windows 8.1 com 10.04%.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário
251
O desenvolvimento utilizando Kinect toma os dados da malha 3D gerada pelo SDK a partir
de 100 pontos reconhecidos de estruturas significativas como as sobrancelhas, olhos, boca e nariz
(). Para a detecção das expressões o, SDK 1.8 (Kinect) fornece seis unidades de animação (AUs)
para identificar uma face neutra pelos movimentos das sobrancelhas, mandíbula e lábios, ao passo
que o SDK 2.0 fornece 17 AUs para o mesmo fim. Além das AU, o SDK fornece unidades de forma (SUs), onze na versão 1.8 e noventa e quatro na 2.0, que descrevem a malha de acordo com as
características faciais do usuário. Considerando o caso deste projeto, cujo foco está nas expressões
que indicam desconforto, a Tabela 1 apresenta a configuração de unidades.
Tabela 1. Unidades de animação para as expressões de interesse
AU
Expressão
AU5=-1, AU4=+1
Tristeza
AU0=1, AU3=+1
Raiva
AU2=-0.5, AU3=+1
Aversão
AU5=-1, AU2=-0.5, AU0=1
Medo
Fonte: Elaboração própria.
Os pontos de interesse para gerar as alertas são apresentados na Figura 2, em conjunto com as
detecções das expressões de interesse.
Figura 2. Segmento da malha reconhecida e áreas de interesse
Fonte: Elaboração própria com base em informações.
A chegada da nova versão do sensor, o Kinect 2.0, trouxe uma série de melhorias de hardware –
além do aperfeiçoamento do SDK. Originalmente, a primeira versão do Kinect emitia um feixe
de luz estruturada no ambiente e reconstituía o mapa de profundidade ao reconhecer as deformações do padrão projetado no ambiente, ao passo que o Kinect 2.0 utiliza um sensor de tempo de
voo, resultando em maior resolução e precisão. Para elucidar as diferenças entre as duas versões, a
Tabela 2 apresenta um comparativo entre elas.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
252
Alvaro Uribe- Quevedo, Silas Alves dos Reis
Tabela 2. Comparativo de características entre o Kinect e o Kinect 2.0
Característica
Kinect
Kinect 2.0
640x480, 30fps
1920x1080, 30fps
Resolução da câmera profundidade
320x240
512x424
Máxima distância de profundidade
~4,5 m
~4,5 m
Mínima distância de profundidade
40 cm modo perto
50 cm
Campo de visão horizontal
57º
70º
Campo de visão vertical
43º
60º
Número de articulações
20
26
Número de esqueletos reconhecidos
2
6
Windows 7 e 8
Windows 8
Resolução da câmera colorida
Sistema Operacional
Fonte: Elaboração própria com base em (Amon & Fuhrmann, 2014).
As capacidades de hardware da versão 2.0, junto ao seu SDK, resultam em funcionalidades adicionais, como a detecção do estado dos olhos (aberto ou fechado), detecção de presença de óculos,
rastreamento do olhar e, também, o casamento mais preciso dos pontos de interesse da malha 3D
às geometrias do rosto do usuário devido à maior resolução das câmeras.
O aplicativo tem por objetivo fazer rastreamento do rosto e a detecção das expressões e gerar
mensagens de alerta apenas nos momentos em que é detectada uma das três expressões de desconforto. Com estas mensagens, o usuário estará ciente da atividade que realizava e poderá relatar a
um especialista da saúde os valores a relação entre o evento e a expressão capturada.
Resultados
Obteve-se um aplicativo de rastreamento de face para detectar três cenários de desconforto de
acordo com os movimentos musculares associados às sobrancelhas e área da boca. O sistema foi
testado com 10 usuários cujo trabalho requer de mais de 6 horas de trabalho contínuo no computador. Durante o teste, não se apresentaram expressões de desconforto devido às atividades
realizadas, portanto os participantes realizaram de forma voluntaria as expressões que poderiam
indicar esse estado.
Nos testes envolvendo o Kinect, a detecção de expressões neutras e de raiva atingiu alto índice de acertos, ao contrário da tristeza que não foi detectada satisfatoriamente, pois o comportamento da boca foi erradamente interpretado pelo software, inclusive indicando estados de alegria
confundindo gestos de sorriso com gestos de boca de preocupação. Uma dificuldade identificada
foi a iluminação da sala que devido à natureza do sensor não reconhecia corretamente o usuário.
A realimentação obtida por esse sistema permitium através das unidades de animação, identificar
em que estado as sobrancelhas e bocas foram seguidas para determinar a expressão pela malha.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário
253
No caso do Kinect 2.0, não se conta mais com uma malha triangular já que devido a maior
resolução da câmera o modelo renderizado apresenta uma face de alta definição. Neste caso, a informação de profundidade permite detectar e apresentar a partir da malha de forma mais precisa
as expressões, a Figura 3 apresenta um comparativo entre as imagens do sensor V1 e o sensor V2,
delas, é possível observar os melhores resultados na geração do modelo 3D. Os resultados obtidos
com o sensor V2 só apresentaram dificuldades da detecção dos movimentos da boca no cenário
de dor onde os lábios são puxados para trás.
Figura 3. Expressões reconhecidas pelos Kinect V1 e V2
Fonte: Elaboração própria com base em informações.
Após realizar os testes surgiram dificuldades associados aos sensores como a incidência da luz na
captura do rosto, o uso de óculos não fez deferência nenhuma e nenhum participante tinha barba
para analisar se isto gerava alguma mudança no reconhecimento. A detecção dos estado triste
apresentarou dificuldades com o Kinect V1 já que os usuários manifestaram ter tido que exagerar
os gestos para ser detectado, no caso do Kinect V2 esse problema não se apresentou.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
254
Alvaro Uribe- Quevedo, Silas Alves dos Reis
Figura 4. Porcentagem da detecção obtida
Fonte: Elaboração própria com base em informações.
Conclusões
Neste trabalho foi apresentado o desenvolvimento e implementação de um software para monitoramento de expressões do rosto comuns em situações de desconforto. Três expressões foram
configuradas para a detecção, normal, triste e raiva, sua detecção foi validada através de testes com
diferentes usuários com a intenção de verificar a adaptabilidade dos sensores nesses casos.
Os testes permitiram ratificar que a luz faz uma grande diferencia na captura do rosto sendo
mais crítica com o Kinect V1 devido à resolução do vídeo processado, enquanto ambos sensores
reconheceram os rostos, melhores resultados foram obtidos com o Kinect V2 graças a maior
quantidade de vértices na malha da face, representando o comportamento do usuário. No caso
dos resultados, a raiva foi melhor detectada devido aos movimentos das sobrancelhas cuja característica permite identificar o estado rapidamente, no caso da tristeza, devido aos movimentos musculares mínimos, os usuários tiveram problemas para expressá-la de forma que o sensor
captara, neste cenário a exageração da expressão permitiu capturar melhor a face, mas resultou
numa experiência para nada natural. Aplicações deste tipo de aplicativo podem encontrar uso em
cenários de valoração psicológica a través de avatares virtuais que respondem ao usuário segundo
seu rosto, voz e comportamento físico (DeVault, et al., 2014), valoração de estresse como no caso
dos pilotos de drones cujas atividades frente ao controle remoto e atividades põem em risco a
saúde do usuário (Otto & Webber, 2013), cenários que podem ter impacto na avaliação e estudo
de tomada de decisões e os efeitos sobre a pessoa.
Os trabalhos futuros deste trabalho serão orientados á implementação do sistema dentro de
um cenário de trabalho onde a identificação de expressões do rosto permita valorar quando uma
ação gera efeitos negativos no usuário.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Rastreamento de rosto como ferramenta interativa e de monitoramento do estado emocional do usuário
255
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
Amon, C. & Fuhrmann, F. (2014). Evaluation of the spatial resolution accuracy of the face tracking system for kinect for windows v1 and v2. Proceedings of the 6th Congress
of the Alps Adria Acoustics Association.
DeVault, D., Artstein, R., Benn, G., Dey, T., Fast, E.,
Gainer, A. & Yu. (2014). SimSensei Kiosk: A virtual human
interviewer for healthcare decision support. Proceedings of
the 2014 international conference on Autonomous agents and
multi-agent systems. (pp. 1061-1068).
Francese, R., Passero, I. & Tortora, G. (2012). Wiimote and
Kinect: gestural user interfaces add a natural third dimension
to HCI. Proceedings of the International Working Conference
on Advanced Visual Interfaces. (pp. 116-123). ACM.
González-Ortega, D. D.-P.-Z., Antón-Rodríguez, M., DíezHiguera, J. & Boto-Giralda, D. (2010). Real-time hands,
face and facial features detection and tracking: Application
to cognitive rehabilitation tests monitoring. Journal of
Network and Computer Applications, 33(4), 447-466.
Lahajnar, F., Pernuš, F. & Kovačič, S. (2002). Machine
vision system for inspecting electric plates. Computers in
industry, 47(1), 113-122.
Matsumoto, Y., & Zelinsky, A. (2000). An algorithm for
real-time stereo vision implementation of head pose and
gaze direction measurement. Automatic Face and Gesture
Recognition, 2000. Proceedings. Fourth IEEE International
Conference on (pp. 499-504). IEEE.
Mehdi, Y. (Fevereiro de 2013). Xbox Execs Talk Momentum
and the Future of TV. Fonte: Microsoft news center. From
http://news.microsoft.com/2013/02/11/xbox-execs-talkmomentum-and-the-future-of-tv/
Otto, J. & Webber, B. (2013). Mental health diagnoses
and counseling among pilots of remotely piloted aircraft in
the United States Air Force. Medical Surveillance Monthly
Report, 20(3), 3-8.
Paul, W. (2005). Unmasking the Face: A Guide to
Recognizing Emotions From Facial Expressions. Los Altos,
CA: Malor Books.
Perez, C., Palma, A., Holzmann, C. & Pena, C. (2001).
Face and eye tracking algorithm based on digital image processing. Systems, Man, and Cybernetics, 2001 IEEE
International Conference on. (pp. 1178-1183).
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
Samal, A. & Iyengar, P. (1992). Automatic recognition and
analysis of human faces and facial expressions: A survey.
Pattern recognition, 25(1), 65-77.
Sanz, J. & Jain, A. (1986). Machine-vision techniques for
inspection of printed wiring boards and thick-film circuits.
JOSA, 3(9), 1465-1482.
Schalkoff, R. (1989). Digital image processing and computer
vision. New York: Wiley.
Share, N. (2015). Desktop Operating System Market Share.
Fonte http://www.netmarketshare.com/operating-systemmarket-share.aspx?qprid=10&qpcustomd=0
Tsai, C. & Song, K. (2006). Face tracking interaction control of a nonholonomic mobile robot. Intelligent Robots and
Systems, 2006 IEEE/RSJ International Conference on. (pp.
3319-3324).
Wang, S. (2006). Face-tracking as an augmented input in
video games: enhancing presence, role-playing and control.
Proceedings of the SIGCHI conference on Human Factors in
computing systems. (pp. 1097-1106). ACM.
WHO. (2014). Disability and health. World Health
Organization.
WHO. (Fevereiro de 2014). eHealth. Fonte: World Health
Organization. From http://www.who.int/topics/ehealth/en/
Wingrave, C., Williamson, B., Varcholik, P., Rose, J., Miller,
A., Charbonneau, E. & LaViola, J. (2010). The wiimote
and beyond: Spatially convenient devices for 3d user interfaces. Computer Graphics and Applications, 30(2), 71-85.
Yang, X., Hasan, K., Bruce, N., & Irani, P. (2013). Surroundsee: enabling peripheral vision on smartphones during active
use. Proceedings of the 26th annual ACM symposium on User
interface software and technology. (pp. 291-300).
Ye, Y., & Tsotsos, J. (1999). Sensor planning for 3D object
search. Computer Vision and Image Understanding, 73(2),
145-168.
Yow, K. & Cipolla, R. (1997). Feature-based human face
detection. Image and vision computing, 15(9), 713-735.
Zhang, Z. (2012). Microsoft kinect sensor and its effect.
MultiMedia, 19(2), 4-10.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Ciencia y tecnología - Vol. 13, Núm. 15, pp. 257-270
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Castañeda, S y Caiaffa, N. (2015, enero-julio). Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 257-270
10
Relación entre la composición corporal
y el rendimiento físico en la Escuela Militar
de Cadetes José María Córdoval*
Recibido: 11 de noviembre de 2014 • Aceptado: 10 de enero de 2015
Relationship Between Body Composition and Physical Performance
of the Colombian Military Academy
Relation entre la composition corporelle et la performance physique à
l’École militaire des cadets « Général José María Córdova »
Relação entre composição corporal e desempenho físico na Escola
Militar de Cadetes General José María Córdova
Sergio Mauricio Castañeda Tovar a
Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez b
* Articulo asociado al proyecto de investigación: Análisis del rendimiento físico y la composición corporal en Cadetes y Alféreces de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova (Código
CICFI-01.2014); aprobado por la dirección de investigaciones de la Escuela Militar de Cadetes “General
José María Córdova” y financiado por la misma institución en el grupo de investigación RENFIMIL
(Rendimiento físico militar). Bogotá D.C., Colombia.
a Licenciado en Educación Física de la Universidad Pedagógica Nacional; Magíster en Pedagogía de
la Cultura Física de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia-UPTC. Autor para correspondencia. Contacto: [email protected]
b Nutricionista y dietista del deporte de la Universidad del Atlántico; Antropometrista certificada
por The International Society for the Advancement of Kinanthropometry Level II. Contacto: [email protected]
258
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
Resumen. El rendimiento físico y la composición corporal son elementos clave en la desarrollo de la labor
operacional del Militar del Ejército de Colombia. El objetivo de este estudio fue establecer la relación entre
la composición corporal y el rendimiento físico en los estudiantes de la Escuela Militar de Cadetes General
José María Córdova. Se realizó un estudio descriptivo–correlacional donde se valoraron 51 estudiantes del
género masculino (cabe aclarar que todos firmaron los consentimientos informados), quienes realizan el
proceso de formación en Ciencias Militares en la ciudad de Bogotá D.C. Las características de la población
muestran que la edad promedio es de 19,45 años, la estatura se ubicó en 172,6 cm, la masa corporal obtuvo 68,33 kg y el índice de masa corporal se ubica en 22,97. Se analizaron las variables: en primer lugar
rendimiento físico, la cual fue evaluada por medio de la directiva 300-7 de 2013 de la JEDOC, valorando
el test de navette (9,7), el test de Wells, el test de barras (8,4), los test en un minuto de abdominales (76,7)
y flexiones de codo (54,8). La segunda variable, composición corporal, fue determinada a través del modelo tetra comportamental, propuesto por De Ross Guimaraes, resultando la caracterización de la tipología
de la población con un 2,0% meso-endomorfo, 49,0% endo-mesomorfo, 15,7% ecto-mesomorfo, 5,9%
meso-ectomorfo y 27,5% mesomorfo balanceado.
Palabras clave: antropometría, composición corporal, cualidades físicas, militares, test físicos.
Abstrac. Physical performance and body composition are key elements in the development of the operational work of the Army Military Colombia. The aim of this study was to establish the relationship
between body composition and physical performance in students of the Military School of Cadets General
José María Córdova a -correlacional sectional study with 51 male students were assessed was performed,
all signed the informed consent, which perform the training process in Military Sciences in Bogotá. The
characteristics of the population show that the average age is 19.45 years, height stood at 172.6 cm,
body mass gained 68.33 kg, the BMI is at 22.97. Physical performance variables which was assessed by
the Directive 300-7 of 2013 JEDOC were analyzed, evaluating test navette (9.7), the test Wells, the test
bars (8, 4) and the test in one minute abdominal (76.7) and elbow bends (54.8). Body composition was
determined by varying proposed by De Guimaraes resulting Ross characterizing the type of population
with 2.0% meso-endomorfo, endo-mesomorfo 49.0%, 15.7% ecto-mesomorfo, 5.9% meso-ectomorfo
tetra-comportamental model 27.5% balanced mesomorph.
Key words: anthropometry, body composition, military, physical attributes, physical test.
Resumo: O condicionamento físico e a composição corporal são elementos fundamentais para o desenvolvimento da atividade operacional do militar do Exército Colombiano. O objetivo deste estudo foi
estabelecer a relação entre a composição corporal e o condicionamento físico dos alunos da Escola Militar
de Cadetes General José María Córdova. Foi realizado um estudo descritivo-correlativo com 51 alunos do
gênero masculino que atualmente encontram-se no processo de formação em Ciências Militares, na cidade
de Bogotá, em que todos concordaram com a realização deste estudo, por meio do termo de consentimento. As características da amostra são as seguintes: idade média de 19,45 anos, estatura média de 172,6 cm,
massa corporal de 68,33 Kg e índice de massa corporal média de 22,97. As variáveis do condicionamento
físico foram analisadas por meio da Directiva 300-7 de 2013 da JEDOC, com os seguintes: teste de navette
(9,7), o teste de Wells (…), teste de barra (8,4), teste de abdominais em 1 min (76,7), flexão de braços
(54,8). A variável composição corporal foi determinada por meio do modelo tetra comportamental de De
Ross Guimaraes tendo como resultado da amostra o seguinte: 2,0% meso-endomorfo, 49,0% endo mesomorfo, 15,7% ecto mesomorfo, 5,9% mesoectomorfo, 27,5% mesomorfo.
Palavras Chaves: Composicao Corporal, Antropometría, qualidades físicas, teste físico, militares.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
259
Introducción
El militar colombiano, dada su labor, debe poseer un rendimiento físico elevado y una composición corporal equilibrada; es por esto que es muy importante lograr niveles de especialización e
investigación que busquen identificar y caracterizar estándares e indicadores para esta población
en particular.
Las capacidades condicionales tales como la velocidad, la fuerza y la resistencia se encuentran ligadas al desarrollo de la condición física, las cuales se basan en la eficiencia metabólica de
los músculos y de la participación de diferentes sistemas (cardio-vascular, respiratorio, sistema
nervioso) (Marín, 2012).
Niveles adecuados de aptitud física y de actividad física se vienen señalando como factores
de protección para innumerables enfermedades y como promotores de calidad de vida. (Teixeira,
et al., 2010). Un alto nivel de condición física está relacionado directamente con un grado óptimo de respuesta fisiológica. La configuración morfológica de un individuo puede ser estudiada
mediante su composición corporal y su somatotipo o biotipo, los cuales permiten describir y
comparar distintos niveles de rendimiento.
La medición de la composición corporal proporciona una valoración real del nivel físico. La
relación de la composición corporal con la salud es aplicada en diversos estudios epidemiológicos
donde se definen los beneficios referidos a la escasa adiposidad, aceptable distribución de grasa y
la relación entre el exceso con los riesgos de padecer enfermedad aguda o crónica (diabetes, hipertensión arterial, problemas coronarios) (Fajardo 1994). Por ello, determinar la morfología corporal a partir de las variables antropométricas se convierte en un proceso necesario en la valoración
del militar, permitiendo realizar comparaciones entre diferentes grupos de grados militares, especialidades y formación en armas; de tal forma que permita optimizar el rendimiento individual
y/o colectivo, a fin de plantear programas de entrenamiento que permitan maximizar las posibilidades de conseguir éxitos en los campos estratégicos, tácticos y de combate en la Fuerza.
Un estudio dirigido por Teixeira, et al. (2010) observó la aptitud física, la edad y el estado
nutricional en Brasil; Bustamante (2011) analizó la antropometría y composición corporal en
Cadetes Navales Argentino; y Fajardo (1994) realizó una valoración nutricional de la ración de
campaña en el soldado colombiano. Sin embargo, encontramos escasos referentes teóricos frente
a la relación del rendimiento físico y la composición corporal en el militar colombiano.
Metodología
Este estudio se desarrolló con un enfoque cuantitativo, el tipo de investigación fue descriptiva-correlacional con corte transversal, se emplearon fuentes de información primaria y secundaria, la
población estuvo conformada por 51 cadetes y alféreces del género masculino, los cuales se seleccionaron de manera aleatoria en cada una de las compañías orgánicas de la institución.
Como criterios de inclusión era necesario que los cadetes y alféreces permanecieran activos
durante el proceso de toma de los datos y cumplieran en su totalidad todas las pruebas de la valoración física. Como criterios de exclusión se tuvo en cuenta que los cadetes y alféreces no presen-
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
260
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
taran ninguna lesión osteo-muscular durante el proceso y cumplieran el cronograma de toma de
datos en antropometría y condición física.
El instrumento de evaluación de la condición física fue la directiva 300-7 de 2013 de la
Jefatura de Educación y Doctrina del Ejercito Nacional, la cual incluye dentro de su batería de
evaluación el test de Navette, flexión de codos, flexiones abdominales en un minuto, barras y el
test de Wells como pruebas básicas.
Para el análisis de la composición corporal se utilizaron los cálculos propuestos por De Ross
Guimaraes (Esparza, 1993), siguiendo su modelo tetra compartimental (masa grasa, MG; masa
muscular, MM; masa ósea, MO; masa residual, MR). En esta fase se tomaron las medidas antropométricas: peso y talla; pliegues cutáneos del tríceps, subescapular, ileocrestal, supra espinal,
abdominal, del muslo y de la pierna; diámetros biestiloideo, biepicondíleo (húmero) y bicondíleo
(fémur), así como los perímetros del brazo contraído, muslo y pierna. Todas estas medidas se
tomaron por un antropometrísta acreditado nivel II, siguiendo las indicaciones descritas por la
International Society for the Avancement in Kineanthropometric (ISAK) (Marfell-Jones, et al.,
2006). Se contó con la colaboración de la facultad de educación física militar en el préstamo del
antropómetro calibrador óseo lafayete, para la valoración de los diámetros pequeños.
El análisis estadístico se realizó por medio del programa SPSS versión 2.0 destacando las medidas de tendencia central y de dispersión. La normalidad de los datos se confirmó por medio de
la prueba de Kolmogorov-Smirnov. Con el propósito de evidenciar posibles asociaciones entre las
variables se aplicaron pruebas de correlación de Pearson. Para variables continuas se tuvieron en
cuenta, para efecto de análisis de las correlaciones, los criterios adoptados por Malina (1996), los
que describieron correlación positiva débil para un valor menor que 0,30, correlación moderada
para valores, entre 0,30 y 0,60 y correlación alta para valores superiores a 0,60.
Resultados
Tabla 1. Perfil antropométrico de la población
Medidas antropométricas básica
Ítem
Media
Desviación típica
Varianza
Asimetría
Masa corporal (kg)
68,33
8,75
70,69
,35
Estatura (cm)
172,6
5,68
32,33
,92
Pliegues cutáneos (mm)
Tríceps
9,69
3,08
9,52
,36
Subescapular
10,9
3,14
9,89
,96
Cresta iliaca
16,6
6,40
41,06
,51
Supra espinal
9,3
4,38
19,19
,33
Abdominal
16,7
7,88
19,19
,33
Muslo frontal
12,1
4,65
21,70
,88
Pantorrilla medial
8,9
4,84
23,45
1,57
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
261
Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
Medidas antropométricas básica
Ítem
Media
Desviación típica
Varianza
Asimetría
Perímetros (cm)
Brazo en tensión
32,6
2,24
5,05
-,02
Cintura
78,6
4,22
17,88
,56
Pantorrilla
37,0
2,60
6,80
,15
Humero
6,9
,37
,14
-,24
Femoral
9,7
,52
,12
,33
Muñeca
5,7
,32
,10
,54
IMC
22,9
2,25
5,08
,33
4,24
18,05
,557
Diámetros ( cm)
Índices
Desnutrición
0
Normal
82,4% (n=42)
Sobrepeso
17,6% (n=9)
Obesidad tipo 1
0
Obesidad tipo 2
0
Obesidad mórbida
0
Perímetro de cintura
78,5%
Bajo riesgo
98 % (n=50)
Riesgo relativo
2 % (n=1)
Riesgo aumentado.
0
Masas corporales
% de grasa de Yuhasz
11,0
9,90
98,02
6,58
Masa grasa
8,0
9,14
83,70
6,46
% Muscular
48,8
2,00
4,02
-,01
Masa Muscular
33,5
4,28
18,32
,43
% Óseo
17,5
2,83
8,05
-3,15
Peso óseo
11,8
1,33
1,78
1,17
% Residual
23,9
,58
,34
-4,89
Peso residual
10,5
-2,11
4,46
,55
Fuente: elaboración propia.
Somatocarta
La Figura 1 muestra la representación gráfica del somatotipo según la Compañía Orgánica de los
cadetes y alféreces. En el análisis comparativo logró determinar que el Somatotipo predominante
es el mesomorfo balanceado.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
262
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
Figura 1. Clasificación por medio de la somatocarta
Fuente: elaboración propia.
Capacidades físicas
Tabla 2. Capacidades físicas
Medida estadística
Flexión de codo
Abdominal
Navette
Wells
Barras
Media
54,88
76,76
9,72
38,84
8,43
Mediana
57,00
78,00
10,00
38,00
9,00
Moda
60,00
78,00
11,00
38,00
10
Desv. típ.
4,89
7,25
1,34
5,44
3,21
Varianza
23,98
52,66
1,80
29,61
10,33
Asimetría
-,86
-,56
-,81
,08
-,79
Error típ. de asimetría
,33
,33
,33
,33
,33
Mínimo
40,00
58,0
6,0
28,00
0
Máximo
61,00
90,0
11,00
50,00
14
25
50,00
71,00
9,00
35,00
7,00
50
57,00
78,00
10,00
38,00
9,00
75
59,00
83,00
11,00
43,00
10,00
Percentiles
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
Nivel de rendimiento físico en los test aplicados
Figura 2. Rendimiento físico en el test flexiones de codo
Fuente: elaboración propia.
Figura 3. Rendimiento físico en el test de abdominales
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
263
264
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
Figura 4. Rendimiento físico en el test Navette
Fuente: elaboración propia.
Figura 5. Rendimiento físico en el test de barras
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
Figura 6. Rendimiento físico en el test de flexibilidad
Fuente: elaboración propia.
Niveles de rendimiento y somatotipo (Coeficiente de correlación de Pearson)
Figura 7. Somatotipo y test de flexión de codo
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
265
266
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
Figura 8. Somatotipo y test de abdominales
Fuente: elaboración propia.
Figura 9. Somatotipo y Vo2 Max
Fuente: elaboración propia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
Figura 10. Somatotipo y test de flexibilidad
Fuente: elaboración propia.
Figura 11. Somatotipo y test de barras
Fuente: elaboración propia.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
267
268
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
Discusión
En este estudio se valoraron 51 estudiantes de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova,
analizando la relación entre el rendimiento físico y la composición corporal en cadetes y alféreces.
Fajardo (1994), menciona en su estudio desarrollado en soldados colombianos que el promedio de edad es de 20,5 años, el peso 61,3 kg y la estatura se ubicó en 1,66 cm. Dichos resultados fueron ligeramente inferiores con los encontrados en esta investigación, donde en la edad se
ubicó 19,45 años y presentan valores superiores en la estatura 172,6 cm y la masa corporal con
68,33 kg.
El IMC corporal en los cadetes y alféreces se ubicó en 22,97, siendo este ligeramente superior a los resultados encontrados por Bustamante (2011) en cadetes argentinos con 22,34, por su
parte en el perímetro de cintura encontraron que el 100% (n=289) de los estudiantes no presentan ningún riesgo de padecer enfermedades hipo-cinéticas; comparado con los estudiantes de la
Escuela militar el 98% (n=49) de los cadetes se ubican en este mismo indicador cuando se analizan variables antropométricas relacionadas para predecir el riesgo cardiovascular y la obesidad
abdominal. Resaltamos que el 2% (n=2) de los estudiantes presentan sobrepeso siendo un factor
de alerta para fortalecer los hábitos de vida saludables y el acondicionamiento físico practicado.
En cuanto al porcentaje de la masa grasa (% MG), nuestra población en estudio presentó un
promedio de 11%, corroborándose valores inferiores a los aportados por Kretzel y Col (2011) con
16,1 % en policías de fuerzas especiales de Brasil. De igual manera Crawford y Col (2011) identifican un 14% de grasa en soldados de asalto aéreo del departamento de defensa de los Estados
Unidos. Los valores encontrados en el presente estudio se pueden considerar normales en relación
al porcentaje de grasa para la edad en proporción con los estudios en personal Militar; poseer un
bajo porcentaje de grasa tiene un efecto positivo si las actividades que realiza requieren agilidad
en el desplazamiento del peso corporal.
El valor medio obtenido de la masa magra (MM) en el estudio fue de 33,5 kg de músculo,
lo que representa el 48,8 % de la masa total del cuerpo. Estos resultados se asemejan a los obtenidos por Kretzel y Col (2011) estimando valores de MM de 33,9 kg representados en 43,8%
de la masa total del cuerpo. Factor de importancia ya que consideramos que la masa muscular
es esencial para el rendimiento físico y otras características propias para el desarrollo de la labor
operacional del Militar.
El somatotipo encontrado en este estudio indica que el componente predominante es el
mesomórfico (5,1), siendo este un indicador de preponderancia en la masa muscular en esta población. Comparando el estudio realizado por Kretzer (2011) en un grupo de policías de fuerzas
espaciales de Brasil, se encontró también una característica similar en la Mesomorfia (4,6), destacamos que ambos estudios marcan una tendencia alta al desarrollo muscular; así podemos inferir
que dada su labor diaria el militar requiere desplazarse con cargas adicionales al peso corporal
durante un tiempo, como el equipo de campaña y el armamento, los cuales son superiores a los
35 kg. Esto indicaría la necesidad de orientar la preparación física al desarrollo muscular disminuyendo la presencia de posibles lesiones en el aparato osteo-muscular.
De igual manera, en otro estudio realizado por Carrasco y Col (2005), en jóvenes piragüistas encontró que existe predominancia del componente Mesomorfico (4,9) en este grupo de
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
269
Relación entre la composición corporal y el rendimiento físico en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova
deportistas. Los anteriores datos son muy cercanos a nuestros resultados dado que este deporte se
caracteriza por el desarrollo de la fuerza, la resistencia, la influencia del tipo de entrenamiento y
condiciones de la competencia.
La resistencia muscular en el tren superior en la prueba de barras evaluada por Marín (2012)
indica que el promedio logrado en jóvenes rumanos es de 5,1; comparando los resultados en esta
prueba los estudiantes de la Escuela Militar logran mayores resultados con 8,4, indicando un
desarrollo muscular más equilibrado dado su formación militar.
Por su parte la resistencia muscular en abdominales 76,7 y flexión de codos 54,8 evidencian resultados significativos logrando ubicarse el 76,5 (n=39) y 66,7 (n=34) respectivamente, al
comparar estos resultados con otros estudios encontramos que no existe similitud en el tiempo
de duración de la prueba y la batería de ejercicios aplicada en estudios realizados por Merrodan
(1999), dado que se usó como base la batería de test de la Eurofit, el cual determina 30” como el
parámetro temporal para estas dos pruebas, así mismo (Marín 2012) , indica que estas dos pruebas se valoran sobre 30” de duración.
Por su parte el Vo2 (ml.kg .min ) de los estudiantes de la Escuela militar se ubicó en 42,86,
siendo ligeramente inferiores estos resultados si lo comparamos con el estudio realizado por
Texeira (2010). En el artículo brasilero los cadetes brasileros consiguieron 44,27(ml.kg .min ).
Podemos mencionar que si bien los cadetes y alféreces tienen un nivel cercano frente a los cadetes
brasileros, este punto se convierte en una oportunidad de mejora, dadas las prolongadas marchas
que se realizan en las labores cotidianas.
-1
-1
-1
-1
Conclusiones
El estudio permitió determinar que existe un índice de correlación positiva leve (>30+), entre el
rendimiento físico y la composición corporal. En los resultados encontrados la resistencia aeróbica presenta (r cuadrado=,010) la resistencia muscular en abdominales (r cuadrado ,002) y la flexibilidad ( r cuadrado= ,032). No es posible establecer una asociación predominante entre el tipo
de somatotipo y la aptitud física de los estudiantes de la Escuela Militar; sin embargo se evidencia
un destacado rendimiento por parte del somatotipo endo-mesomorfo, especialmente en los test
que involucran una alta participación del componente muscular.
Una preparación física acorde al desarrollo de su labor y una equilibrada composición corporal le permitirán al militar contar con altos estándares para el desarrollo de las diferentes operaciones, optimizando su rendimiento y aumentando las posibilidades de éxito operacional.
Recomendamos continuar con el seguimiento puntual al rendimiento físico establecido por
la Escuela Militar y acentuar el control de la composición corporal, como factor asociado al rendimiento físico y a la disminución del riesgo de presentar enfermedad cardiovascular.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
270
Sergio Mauricio Castañeda Tovar y Ninosca Sofía Caiaffa Bermúdez
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Bustamante, D. (2011). Antropometría y composición
corporal. Búsqueda del mejor indicador de sobrepeso en el
Cadete Naval. Archivos militares, 8, 55-69.
Carrasco, l., Martínez, E. y Nadal, C. (2005). Perfil antropométrico, somatotipo y composición corporal en jóvenes
piragüistas. Red de revistas científicas de América Latina, el
Caribe, España y Portugal, 5(20), 270-281.
Crawford., K., Fleishman, K., Abt, J., Sell, T., Lovalekak,
M., Nagal, T., Deluzio, J., Rowe, R., McGrail, M. &
Lephard, S. (2011). Less body omporves physical and
physiological performance in Army Soldiers. Medicine
Military, 176, 35-43.
Ejército Nacional (2007). Directiva permanente de control
y evaluación de la condición física. Jefatura de educación y
doctrina del Ejercito-Jedoc,
Esparza, F. (1993). Manual de cine antropometría. España:
Edición, Grupo español de cine antropometría.
Fajardo, E. (1994). Valoración nutricional del soldado Colombiano y propuesta de su ración de campaña.
Investigación y desarrollo social, 5, 105-120.
Garrido R. y González M. (2004). Índice de masa corporal y composición corporal. Un estudio antropométrico de 2500 deportistas de alto nivel. Efdeportes. Revista
Digital, 10(76).
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
González, J. Molina, N., Artze, D. y Bolívar, M. (1998).
Evaluación morfológica y recomendación de normas para
los hombres rana profesionales cubanos. Revista Cubana de
Medicina Militar, 27, 51-57.
Guzmán, L. (2012). Manual de Cine antropometría.
Armenia: Editorial Mimesis
Kretzer da Luz, R., Dantas de Luca, R. y Caputo, F. (2011)
Perfil antropométrico e somatotipico de Policias do bope
do Estado de Santa Catarina. Educação Física em Revista,
5(3), 1-14.
Malina, R. (1996). Tracking of physical activity and physical
fitness across the lifespan. Res Q Exerc Sport, 67(3S), 48-57.
Marfell-jones, M., Olds, T., Steward, A. y Carter, L.
(2006). International standarsds for anthropometricas assessment. Potchesfstroom (South Africa). ISAK.
Marín, F. (2012). The conditional motor capacities-resistance and forcé durintthe university physical education
class. Science, movement and sports, 12, 406-411.
Marrodan, M., Callejo, M., Moreno, E. yGonzález. M,
(1999). Antropometría nutricional y aptitud física en adolescentes urbanos de Madrid. 51, 9-15.
Texeira, C. y Pereira, E. (2010). Aptitud física, edad y estado nutricional en militares. Sociedad brasilera de cardiología,
94, 420-425.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Ciencia y tecnología - Vol. 13, Núm. 15, pp. 271-288
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Mora, J., Martínez, O., Pardo, M. y Cantillo, J. (2015). Crisis de la representación contable en la
industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético. Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 271-288
11
Crisis de la representación contable en
la industria petrolera: ensamblando
heteroglosias de poder hacia el acto ético*
Recibido: 10 de febrero de 2014 • Aceptado: 15 de enero de 2015
Accounting Representation Crisis in Oil Industry:
Assembling Heteroglossias of Power Towards the Ethical Act
Crise de la représentation comptable dans l’industrie pétrolière:
l’assemblage des hétéroglossies du pouvoir vers l’act éthic
Crise da representação contábil na indústria petrolífera:
juntando heteroglossias de poder ao ato ético
José Manuel Mora Álvarez a
Olga Lucía Martínez Paredes b
Martha Verónica Pardo Soto c
Jeison Cantillo Flórez d
* Artículo de investigación enmarcado por la línea de investigación Contametría, avalada por el
Centro de Investigaciones de la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables de la
Universidad Libre, Bogotá, Colombia.
a Universidad Libre, Bogotá, Colombia. Contador público, Universidad del Atlántico; Especialista
en Contabilidad Gerencial, Pontificia Universidad Javeriana; Docente Investigador, Universidad
Cooperativa de Colombia; Catedrático, Pontificia Universidad Javeriana y Universidad de Cundinamarca.
Comentarios a: [email protected]
b Universidad Libre, Bogotá, Colombia. Contadora pública, Especialista en Revisoría Fiscal; Especialista
en Derecho Público y Financiero, Universidad Libre. Comentarios a: [email protected]
c Universidad Libre, Bogotá, Colombia. Contadora pública, Universidad Libre; Especialista en
Revisoría Fiscal y Auditoría Internacional, Universidad Externado de Colombia; Especialista en Gestión
Tributaria, Universidad Libre. Comentarios a: [email protected], [email protected]
d Universidad Libre, Bogotá, Colombia. Contador público, Universidad del Atlántico; Especialista en
Contabilidad Financiera Internacional, Pontificia Universidad Javeriana; Especialista en Gestión Tributaria,
Universidad Libre; Especialista en Revisoría Fiscal, Universidad Central; Docente posgrados, Universidad
Santo Tomás; Gerente de KPMG, Accounting Advisory Services. Comentarios a: [email protected]
272
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Resumen. En este artículo se pretende argumentar que se evidencia una crisis de la representación contable en la industria petrolera, debido a lo siguiente: la representación contable puede ser influenciada por
ideologías de poder que no solo obedecen a la lógica del mercado, sino también porque hay una relación
asimétrica entre principal y agente, en el contexto de la teoría de la agencia, y porque, finalmente, se protege el interés particular en detrimento del interés público. El artículo ubica la crisis de la representación
contable en el contexto actual de las crisis social, económica y ambiental. Se concluye que en la exploración
y evaluación de la industria petrolera, la administración puede optar por uno de dos métodos, a saber:
esfuerzos exitosos y costos totales. El problema actual estriba en que la elección del método de reconocimiento contable de los costos para las etapas de exploración y evaluación de la industria petrolera está
influenciada por intereses particulares de la administración, en detrimento del interés público, en lo que
respecta a la información financiera. Palabras clave: acto ético, contabilidad, costos de exploración, costos de explotación, crisis de la representación contable, heteroglosias de poder, industria petrolera.
Abstract. In this article is intended to argue that a crisis in accounting representation in the oil industry
is evident, due to the following causes: the accounting representation can be influenced by ideologies of
power, both obeying the logic of the market, and evidencing an asymmetrical relationship between principal and agent, in the context of agency theory, and finally the protection of the particular interest to the
detriment of the public interest. The article locates the crisis of accounting representation in the current
context of the social, economic and environmental crises. We conclude that, in the exploration and evaluation of the oil and gas industry, the management may choose one of two methods, namely, successful
efforts and total costs. The current problem is that the choice of the accounting costs recognition method
in the exploration for and evaluation of the gas and oil industry phases is influenced by particular interests
of the administration, to the detriment of the public interest regarding financial reporting.
Keywords: accounting, crisis in accounting representation, drilling costs, ethical act, exploitation costs,
heteroglossias of power, oil industry.
Résumé. Dans le présent article est de montrer que la crise de la représentation comptable dans le secteur
pétrolier est évident en raison des causes suivantes: la représentation comptable peut être influencée par
des idéologies du pouvoir, due non seulement en raison de la logique du marché, mais aussi parce que la
relation entre le principal et l’agent est asymétrique, dans le contexte de la théorie de l’agence, et enfin
parce que l’intérêt particulier est protégé au détriment de l’intérêt public. L’article place la crise de la représentation comptable dans le contexte actuel des crises sociale, économique et environnemental. Nous
concluons que, dans l’exploration et l’évaluation de l’industrie pétrolière, l’administration peut opter pour
l’une des deux méthodes, à savoir : les coûts totaux et les efforts réussis. Le problème actuel est que le choix
de la méthode de reconnaissance comptable des coûts pour les phases d’exploration et d’évaluation de
l’industrie pétrolière est influencé par des intérêts particuliers de l’administration, au détriment de l’intérêt
public à l’égard de l’information financière.
Mots-clés : act ethic, comptabilité, coûts de forage, coûts d’exploitation, crise de la représentation comptable, heteroglosias du pouvoir, industrie pétrolière.
Resumo. No presente artigo é argumentar que a crise de representação contábil na indústria do petróleo
é evidente devido às seguintes causas: a representação contábil poder ser influenciada pelas ideologias
de poder não só obedece à lógica do mercado, mas também porque há uma relação assimétrica entre
capital e agente, no contexto da teoria da agência, e finalmente porque o interesse particular é protegido
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
273
em detrimento do interesse público. O problema atual é que a escolha do método de reconhecimento
contábil dos custos relativos às fases de exploração e avaliação da indústria do petróleo é influenciada
por interesses particulares da administração, em detrimento do interesse público no que respeita à informação financeira.
Palavras-chave: ato ético, crise de representação contábil, custos de exploração, custos operacionais, heteroglosias de poder, indústria do petróleo.
Introducción
Con este trabajo nos proponemos argumentar cómo se evidencia una crisis de la representación
contable en la medición-valoración de los costos de exploración y evaluación en la industria
petrolera. Este sector es altamente privilegiado al permitírsele capitalizar tales costos, ventaja
exclusiva o especial de la que no goza ningún otro sector real de la economía por concesión de
un superior —principal en el contexto de la teoría de la agencia (Graffikin, 2008, pp. 58-60)—
o por una circunstancia propia determinada —especialmente de orden político—, en la cual
los costos de investigación o preoperativos son reconocidos como gasto del periodo (niif-6).
Nuestra investigación se fundamenta en los trabajos de Norman Macintosh y Richard Baker
(Macintosh y Baker, 2002), quienes aplican la teoría literaria a la contabilidad, y en el concepto
de heteroglosia (distintas voces)1 de Mijaíl Bajtín (Bakhtin, 1998). Se tiene en cuenta el análisis crítico que hacen de estos autores los profesores Édgar Gracia López y Rafael Franco Ruiz
(Gracia y Franco, 2013, pp. 79-104), y la polémica Macintosh-Mattessich sobre la realidad de
los conceptos ingreso y capital en contabilidad (Franco, 2013a, pp. 209-226), desde los enfoques
posestructuralista y posmodernista (Franco, 2013b). Nuestro trabajo, al igual que el de Amparo
Pérez y Rosa Trujillo (Pérez y Trujillo, 2014), se inscribe en el programa de investigación sobre
contametría (Franco, 2014, pp. 165-190), liderado por el profesor Franco en la Maestría en
Contabilidad de la Universidad Libre.
1 En inglés, la palabra heteroglossia significa ‘diferentes voces’ (del ruso raznorecie, que se traduce literalmente como ‘múltiples
tipos de habla’). En la terminología bajtiniana heteroglossia se refiere a un atributo que se puede aplicar a un tipo de discurso específico en un momento histórico crucial, es decir, cuando el lenguaje común u oficial se fragmenta como resultado de luchas sociales
o conflictos de visiones, de modo que los diferentes estratos o clases sociales toman partido por uno de los fragmentos resultantes,
cargado de significados políticos que van más allá de mera actividad comunicativa. En este sentido, el lenguaje está regido por dos
fuerzas opuestas, por una parte, las fuerzas centrípetas —que convergen hacia un centro de lenguaje oficial o pensamiento único—
y por la otra, las fuerzas centrífugas —que representan posturas divergentes o discursos emergentes que se alejan de la norma—.
En su trabajo, Bajtín destaca la importancia de las fuerzas centrífugas y utiliza el concepto de heteroglossia como un puente para
establecer un profundo debate sobre la naturaleza ideológica del lenguaje que considera que el acto lingüístico individual como un
hecho social que posee la capacidad de ser vehículo de diversos contenidos ideológicos: políticos, jurídicos, científicos, religiosos,
estéticos, literarios, etc. que refractan la realidad de manera particular mediante los signos. Cf. Bakhtin, M. M. (1981). Discourse
in the Novel, en M. M. Holquist (ed.) The Dialogic Imagination: Four Essays, trad. Caryl Emerson y Michael Holquist, Austin,
Texas: Universtity of Texas Press [Teoría y estética de la novela (trad Heleena S. Kroukova y Vicente Cazcarra), Madrid: Taurus, 1989,
1991]; Taylor, V. E. & Winquist, Ch. E. (2001). Enciclopedia del podernismo (s. v. heteroglossia, p. 221; trad. Pedro Navarro Serrano
y Francisco Alguacil Díaz). Madrid: Editorial Síntesis. (N. del E.)
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
274
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
El concepto de heteroglosia
En la introducción al tomo segundo de un libro de reciente aparición titulado Ensamblando
heteroglosias (Restrepo, 2013), Vivian Percival Silvana contextualiza el uso del neologismo de
origen griego heteroglosia (‘varias voces’:2 hetero, ‘distinto’ y glossia ‘lengua’, ‘discurso’) a partir de
su creador, el pensador soviético Mijaíl Bajtín, quien introduce en ruso el helenismo en su ensayo
“Discurso de la novela” (Bakhtin, 1998). La autora cita la definición de heteroglosia que da la enciclopedia virtual Merriam-Webster: “una diversidad de voces, estilos de discurso o puntos de vista
de una obra literaria” (Merriam-Webster, 2014). En dicho ensayo, Bajtín hace alusión a la teoría
literaria de la novela, la cual define como “una diversidad de tipos sociales de habla, algunas veces
una diversidad de lenguas y una diversidad de voces individuales, organizadas artísticamente”
(Restrepo, 2013, p. 19).
El libro de Restrepo Forero nos dio el impulso para apropiarnos y dar sentido a la expresión
“ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético”, que forma parte del subtítulo de nuestro artículo, con el propósito de exponer y discutir los distintos conflictos de interés de los actores
sociales que intervienen en la representación contable; aquí se toma como unidad de análisis la
industria petrolera.
El carácter ideológico del signo contable
Ahora bien: si consideramos que la representación contable es un tipo especial de lenguaje para
medir los hechos económicos de una organización (Ijiri, 1967, p. 3), entonces se da por supuesto que tales consideraciones son objetivas desde el punto de vista de la teoría de la acción racional en que se funda la teoría económica. Sin embargo, la teoría económica adoptada por Ijiri y
toda una tradición de investigadores contables se basa en una teoría económica neoclásica, en
la que el concepto de objetividad es sinónimo de consenso (Ijiri, 1967, pp. 134-135),3 sobre la
base de una ontología realista y una epistemología normativa que con frecuencia desconocen el
conflicto y la política. Así pues, hacer un arqueo de caja implicaría mayor grado de objetividad
que medir el ingreso anual de una empresa, puesto que la medición del ingreso depende de la
aplicación de políticas contables que pueden estar permeadas ideológicamente por intereses
particulares.
2 La profesora Carmen Collante Caiafa, de la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla, investiga por qué los estudiantes
universitarios tienen dificultades en comprensión de lectura de textos científicos y argumentativos para identificar las diversas voces
de los autores o los referentes teóricos. Estas diversas voces corresponden a lo que aquí entendemos por heteroglosia. Su investigación
se basó en dos sistemas de compromiso de crítica y posición propia que asumen los estudiantes frente al marco teórico: por una parte, el compromiso monoglósico —cuando solo reproducen lo que dice el autor— y, por otra, el compromiso heteroglósico —cuando
se evidencia diálogo entre los autores— (Collante, 2011). Nuestra investigación, en cambio, se basa en la heteroglosia del principio
de responsabilidad del acto ético; toma como evidencia el caso de la crisis de la representación contable en el reconocimiento de los
costos de exploración y explotación de los recursos minerales.
3 “Por ejemplo, podemos decir que el monto de efectivo en caja puede medirse más objetivamente que el ingreso anual de
una compañía. Esto es, si le pidiéramos a un grupo de contadores que midiera a la vez el efectivo en caja y el ingreso anual de una
compañía deberíamos esperar un mayor grado de consenso en la primera medición que en la última” (Ijiri, 1967, p. 135).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
275
En este sentido, con el estructuralismo se considera el texto como portador monoglósico de
un significado estable y único que existe objetivamente. Contrario a esta posición, las corrientes epistemológicas posestructuralistas y posmodernistas defienden la idea de que los signos, en
efecto, están permeados de manera ideológica por discursos sociales interesados, es decir, discursos que destacan el carácter ideológico del signo contable en su función primordial de orientar
los significados según los intereses particulares de agentes sociales que legitiman sus posturas a
través de convenciones, muchas veces en detrimento del interés público. Esto lo han demostrado
investigadores contables de corte posestructuralista en la década de los ochenta, como Norman
Macintosh y Richard Baker, entre otros, quienes pusieron de relieve que los fundamentos ontológicos y epistemológicos de la teoría de la contabilidad descansan sobre bases frágiles (Baker, 2011,
pp. 111-112; Macintosh y Baker, 2002).
Crisis de la representación contable
Las reflexiones en torno al tema de la crisis de la representación contable buscan sentar las bases
de una explicación y comprensión sobre las causas de las crisis financieras en las organizaciones
como producto de prácticas contables que desvirtúan la realidad económica de estas. Abordar el
tema de la crisis de la representación contable resulta ser a la vez un acto complejo y retador: complejo, porque involucra el análisis y el estudio —a la luz de la teoría social crítica4— de conceptos
tales como crisis, representación, teoría de la agencia, contabilidad, principio de responsabilidad,
acto ético y heteroglosia; y retador, en la medida en que el discurso homogeneizador y unificador
de la arquitectura financiera internacional implica, ahora más que nunca, dar a conocer las otras
miradas —orientadas a la protección del interés público— que según la teoría crítica se proponen
para la contabilidad desde el punto de vista del principio de responsabilidad del acto ético: esto es
precisamente lo que queremos decir con la expresión ensamblando heteroglosias hacia el acto ético
(Bajtín, 1997; Jonas, 1995).
Vale la pena resaltar la tesis del profesor Shyam Sunder (Sunder, 2005), quien nos enseña
e inculca el amor por la contabilidad y cómo entre sus principales funciones está el permitirnos
conocer la estructura y el funcionamiento de las organizaciones. En suma, la contabilidad nos
suministra información para entender la organización, en donde se desarrollan los diferentes
contratos implícitos y explícitos que surgen de las relaciones de cada uno de los agentes o individuos en la empresa: accionistas, inversionistas, administradores, empleados, proveedores, banca,
clientes, Gobierno, auditores, contadores, asesores, cada uno de los cuales forman y llevan al funcionamiento de la empresa y nos permiten ver cómo esta nace, crece y muere, tal y como sucede
con los seres humanos. Así, un individuo puede ser un agente de varias organizaciones; participar
en múltiples organizaciones es una norma (figura 1).
4 A esto hacen referencia las posiciones posestructuralistas y posmodernistas, que para el caso de la contabilidad son abordadas por investigadores contables como Macintosh, Baker y Franco, entre otros.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
276
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Figura 1. Agentes de la información
Fuente: elaboración propia
Las organizaciones, en medio de su complejidad —que se teje como telaraña—, son vistas de
manera diversa, con significados diferentes para cada agente de la información. Los agentes son
indistintamente organizaciones o individuos, y para que se puedan ejecutar los diversos contratos
se requiere que tengan un conocimiento en común, el cual no tiene ninguna representación exacta en el mundo práctico; agente es el aspecto particular del comportamiento de una persona. Por
otro lado, el modelo neoclásico establece que la empresa es un actor manejado por el empresario;
dicha administración se identifica por tener un objetivo bien definido.
El modelo contractual define la empresa en sí misma, no es un actor económico, no tiene
objetivo por sí misma y no se identifica con algún agente, pero los agentes buscan entre sí la cooperación, la confianza, la reputación y el compartir; tal cooperación no puede entrar en conflicto
porque llevaría inmediatamente a la desintegración de la organización. Por su parte, la contabilidad ayuda al funcionamiento de la empresa; es un aspecto esencial del funcionamiento de todas
las organizaciones gubernamentales, ya sean con ánimo de lucro o sin este. La contabilidad y el
control reducen los costos de llevar a cabo los contratos, el costo en el que se incurre por hacer
uso de los mercados, el costo de descubrir los precios y las características de los productos, costos
de medición, costos de identificar la contribución de los colaboradores.
Por otro lado, para los agentes las organizaciones se vuelven instrumentos; también puede
ocurrir que varios agentes se unan para encontrar en estas el cumplimiento o logro de sus objetivos. En muchos casos se manipula el mercado, lo cual hace que la política entre a ejercer el
control y el equilibrio y domine los agentes que tienen el poder. En cuanto a la empresa, esta
puede verse como un conjunto de contratos entre agentes racionales. Respecto a la contabilidad, puede definirse como un sistema de información para ayudar a la toma de decisiones;
suministra información imperfecta e incompleta. Aquí las organizaciones pueden ser miradas
como juegos de información imperfecta. En relación con los administradores, ellos constituyen
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
277
el grupo más importante de la empresa. El gobierno es una organización y la organización es
un conjunto de contratos.
Una de las funciones más importantes de la contabilidad para ejercer control es suministrar
información para la resolución de conflictos, de tal forma que ayude a mejorar la toma de decisiones. Dentro de las organizaciones muchos de los contratos que se definen entre los agentes
tienen su origen en el conocimiento en común, lo que hace que se conviertan en una preocupación teórica muy difícil de explicar, ya que este conocimiento en común no tiene ninguna representación exacta en la práctica; en muchas oportunidades parte de un entorno de información
imperfecta e incompleta.
Los agentes logran entre sí cooperación, con lo cual buscan el mayor aprovechamiento e
intercambio. La suma de estos trae confianza, buena reputación y compartir. Pero, también, entre
los agentes se genera conflicto, competencia, temor y amenaza; esta situación debilita las organizaciones en muchas ocasiones, hasta llegar a desintegrarlas.
Ahora bien: resulta importante mencionar el trabajo del Premio Nobel de Economía Joseph
Stiglitz, quien se ha centrado en lo que ha denominado economía política de información, es decir, el papel político de la información en la toma colectiva de decisiones. Al respecto señala que:
“[…] hay asimetrías de información entre los que gobiernan y los gobernados y, del mismo modo
que los participantes en los mercados se esfuerzan por superar las asimetrías de información, necesitamos encontrar métodos mediante los cuales puedan limitarse dichas asimetrías en los procesos
políticos y puedan mitigarse sus consecuencias” (Stiglitz, 2002, p. 95).
En relación con el tema de la industria petrolera, Stiglitz lo menciona como ejemplo del
uso de la información asimétrica, al afirmar que “es normal que en un proceso de exploración
petrolífera una empresa pueda obtener información relevante respecto a la probabilidad de que
haya petróleo en una zona cercana —una externalidad informativa—” (p. 112). Es interesante
el análisis que hace Stiglitz de la información asimétrica en el caso del mercado de petróleo por
la puja de quienes cuentan con información y los que no, de lo cual se deriva que estos últimos
ganarán si solo ofrecen demasiado en esa puja.5
Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, la intención de este artículo, a partir de una
exploración teórica del tema, es poder hacer un acercamiento práctico del problema a través de
una unidad de análisis, que para el caso será aplicado a una compañía del sector petrolero, específicamente en lo que tiene que ver con el reconocimiento de los costos en las etapas de exploración
y evaluación de actividades extractivas.
5 Stiglitz afirma: “La existencia de dicha información asimétrica afecta a la naturaleza de la puja por los derechos del petróleo
en esa zona cercana. Si se sabe que hay asimetrías de información la puja será notablemente distinta de la que se produciría si tales
asimetrías no existieran (Robert B. Wilson, 1977). Los que no cuentan con la información supondrán que solo ganarán si ofrecen
demasiado —las asimetrías de información agravan el problema de ‘la maldición del ganador’ (Wilson, 1969 y Edward Capen et
al., 1971). El gobierno (u otros propietarios de grandes zonas a explotar) debería tener esto en cuenta en su estrategia de arrendamiento. Y los que pujan por los contratos de arrendamiento iniciales también tendrán en cuenta esto: parte del valor de ganar en
esta subasta inicial es la renta de información que se acumulará en rondas posteriores” (p. 112). En el caso de Colombia, se realizan
convocatorias, en las que se llaman empresas expertas en exploración que compiten entre sí a través de las licitaciones. En un trabajo
sobre el tema habría que analizar el uso de información asimétrica en estos procesos licitatorios.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
278
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Responsabilidad Social Empresarial e informes contables
A partir de las grandes corporaciones y con ello del surgimiento del capitalismo global, producto
del desarrollo tecnológico y la globalización, la acción del Estado como garante del equilibro y la
justicia social fue cediendo espacio y en muchos casos iba perdiendo peso, mientras el mercado y
la empresa privada se fortalecían. Esto hace que muchas de las funciones del Estado sean asumidas
por las compañías. Por ello, surge así lo que se conoce como Responsabilidad Social Empresarial
(rse), término cuyo concepto resulta ambiguo y polivalente. Su uso en el ámbito técnico y pragmático es generalizado en el contexto empresarial. Las definiciones sobre el concepto de rse se han
desarrollado y consolidado en eventos de asociaciones empresariales globales y organismos multilaterales que se ocupan del tema, se podría decir que fuera de la academia (Gómez, 2010, p. 23).
Es así que el World Business Council for Sustainable Development, en 2006 (citado por
Gómez, 2010, p. 23), plantea que la rse es la “decisión de la Empresa de contribuir al desarrollo
sostenible, trabajando con los empleados, sus familias y la comunidad local, y también con la
sociedad en su conjunto, para mejorar su calidad de vida”.
Otros autores consideran que: “desde el enfoque axiológico, la responsabilidad social se ha
ido connotando desde la concepción arcaica de filantropía o caridad de corporación o empresa en
la modernidad, hasta la concepción contemporánea de rendición de cuentas sociales o, en el mejor de los casos, respuesta social, satisfactoria a las demandas de los grupos de interés” (Machado,
2007, p. 79). La tabla 1 se exponen los planteamientos principales en la evolución histórica del
concepto de rse.
Tabla 1. Planteamientos en la evolución histórica de la rse
Etapa
Planteamiento ante la idea de rse
Siglo xviii-principios del xix
Paternalismo de los grandes empresarios
Siglo xix-principios del xx
Acciones sociales en respuesta al temor a nuevas regulaciones
1930-1949
Equilibrio de intereses diversos a través de la figura del directivo
1950-1959
Desarrollo conceptual del término. Bowen aparece en 1953
como padre de la responsabilidad social.
1960-1969
Intensificación de posturas enfrentadas
1970-1979
Perfeccionamiento del concepto
1980-1989
Expansión de la investigación práctica
1990-2005
Nuevos temas de interés: Business ethics o teoría de Stakeholders
Fuente: Machado (2007, p. 80)
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
279
Ahora bien: en lo que tiene que ver con la relación entre contabildiad y rse, desde un enfoque
crítico, se requiere que los grupos de interés directos e inderectos, externos e internos, cuenten con
información que les permita comprender mejor las implicaciones e impactos que tiene la empresa
con el entorno (Rueda y Uribe, 2011, p. 243). En lo que tiene que ver con la rse, para el caso de
contabilidad implica que esta: “no se debe entender únicamente como un medio útil para que un
actor —la empresa— divulgue información y los demás la usen e interpreten en forma ‘individual’
o aislada, sino que debe ayudar a generar acuerdos entre actores, incluidas las empresas, acerca de lo
que la sociedad espera de ellas” (p. 243). Esto corrobora lo que se ha sostenido sobre la capacidad que
tiene la contabilidad de legitimar y representar una realidad no solo económica sino también social,
ya que por medio de esta y de “sus reportes financieros las empresas y la gerencia crean una imagen
(por ejemplo, de rentabilidad o de responsabilidad social) con fines particulares, como aumentar el
precio de las acciones o atraer más y mejores inversionistas” (Rueda y Uribe, 2011, p. 246).
Evidencia
A continuación daremos una descripción de la discusión que se ha presentado sobre el reconocimiento de los costos de exploración y evaluación de recursos minerales. Iniciaremos con el análisis
de Macintosh sobre los costos intangibles de perforación de la industria petrolera desde una perspectiva nacional de los Estados Unidos, para luego continuar con la posición del modelo europeo
de la International Accounting Standard Boards (iasb), de alcance internacional. Finalmente,
se abordará la orientación profesional del Consejo Técnico de la Contaduría Pública (ctcp) de
Colombia sobre la presentación de estados financieros, con base en estándares internacionales de
contabilidad e información financiera ias/ifrs.
El enfoque estadounidense
En el enfoque estadounidense se evidencia la aparición de tres métodos de reconocimiento de los
costos intangibles de perforación (Baker, 2011). El primero alude a los esfuerzos exitosos, método
que establece que solo los costos de los pozos exitosos deberán verse reflejados como activos, en
tanto que los costos de los pozos secos deben reconocerse como “costos incurridos” (sic.) o gastos
del periodo. El segundo se refiere a los costos totales, método que establece que los costos de exploración deben ser capitalizados y amortizados siempre y cuando las reservas sean probables. El
tercero trata sobre la contabilidad de reconocimiento de la reserva —que pretendió reemplazar el
costo total y los esfuerzos exitosos, sin lograrlo—, método que establece una nueva medición en
la cual se reflejaría el valor de la reserva en la base contable.
El enfoque europeo: niif-6
El enfoque europeo está representando por el modelo del estándar internacional de información
financiera niif-6: “Exploración y evaluación de recursos minerales”. El objetivo de esta niif es
proporcionar directrices específicas para la industria extractiva únicamente para el reconocimiento, valoración e información que se va a revelar de los desembolsos incurridos en la exploración
y evaluación de recursos minerales (kpmg, 2012). Si bien dicha niif no especifica un método de
reconocimiento de los costos de exploración y evaluación, permite a las compañías seguir utilizando parte de sus prácticas contables anteriores.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
280
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
El enfoque colombiano actual: niif-6
En el caso colombiano —y a partir del proceso de convergencia— el Consejo Técnico de la
Contaduría Pública (ctcp) elaboró una orientación profesional relacionada con la presentación de
estados financieros con base en estándares internacionales de contabilidad de información financiera (ctcp, 2008). Este documento desarrolla la justificación, los antecedentes, los organismos
emisores de estándares/normas internacionales, los métodos de integración regulativa, la convergencia contable como camino para seguir, los procedimientos para la integración regulativa de la
orientación y las consideraciones finales. Para el sector petrolero se adopta plenamente la niif-6.
Unidad de análisis
Como unidad de análisis se tomó una compañía del sector extractivo colombiano. Entre las controversias que se han presentado está la de por qué para este sector pueden ser capitalizados gastos
que a los demás sectores no les están permitidos (llamados “preoperativos”), pues no contienen las
características de un activo bajo las ifrs. Las niif-6, “Actividades extractivas”, proporcionan una
guía para las compañías petroleras en cuanto al reconocimiento, la valoración y la revelación de
todos los desembolsos originados por la exploración y evaluación de recursos minerales.
A partir de las niif, cuando una compañía petrolera se encuentra en la etapa de exploración
y evaluación deberá determinar qué tipos de desembolso podrán capitalizarse y cuáles afectarían
el gasto; esto lo realizará mediante una política contable, la cual deberá aplicar uniformemente.
Dicha política debe reflejar el grado en que los desembolsos relacionados con la exploración y
evaluación estén asociados al descubrimiento de recursos minerales específicos. El alcance de la
niif-6 (figura 2) solo considera las etapas de exploración y evaluación: la primera comprende todo
los gastos incurridos para descubrir recursos minerales; la segunda corresponde a todos los costos
incurridos para determinar la factibilidad técnica y comercial de los recursos encontrados.
Figura 2. Alcance de la niif-6 según los procesos en una industria petrolera
Fuente: elaboración propia
Cuando una compañía petrolera ha podido determinar la factibilidad técnica y comercial de los
recursos hallados, tendrá que reclasificar estos en propiedades, planta y equipo, intangibles o en
resultados. Así mismo, cuando una entidad confirma su intención de desarrollar las reservas que
ya son probadas, el hecho es conocido como viabilidad comercial, que deberá estar apoyado en
un proyecto mediante el cual se determine el área que se va a desarrollar a través de inversiones
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
281
en bienes de capital o también llamados en el sector de petrolero como capex (capital expenditures).6 Los métodos básicos contables aplicables a las compañías de petróleo y gas en las etapas de
exploración y evaluación son:
Método de esfuerzos exitosos: Requiere una relación de causa-efecto entre los costos incurridos
y el descubrimiento de reservas específicas, en la que se llevan a gastos todos aquellos desembolsos
en los cuales no se prevé beneficio económico futuro. Este método es el más conservador y a su
vez el que más se acerca a la definición de activo según el modelo iasb.7 Con este método algunos
desembolsos se capitalizan y otros son registrados al gasto. A continuación se detallan algunos de
los desembolsos capitalizables y no capitalizables de este método (tabla 2).
Tabla 2. Relación de costos capitalizables y no capitalizables según la niif-6
Costos capitalizables (P,P&E)
Costos no capitalizables (gastos)
Estudios ambientales
Costos geológicos y geofísicos
Derechos de exploración
Los costos de mantener y retener propiedades
no desarrolladas
Estudios topográficos
Los costos de perforar pozos exploratorios
que no resultan en reservas probadas
Estudios geoquímicos
Derechos de utilización de agua
Toma de muestras
Derechos de transferencia de tecnología
Costos de excavaciones o perforaciones exploratorias
Inversión social*
tActividades relacionadas con la evaluación de la factibilidad
técnica y la viabilidad comercial de la extracción de un recurso mineral
Seguros de obligaciones contractuales
Pozos y equipos de instalaciones conexas
Seguridad en el campo
(*) En algunos países las compañías petroleras que realizan aportaciones o donaciones a las comunidades que se encuentran
en la zona donde se realizaran las actividades de exploración y evaluación capitalizan dichos desembolsos. Ejemplos de estas
aportaciones son: mejoras en vías, pagos por reubicar a una comunidad, donaciones a escuelas, parques, entre otros.8
Fuente: elaboración propia
6 Los costos de capital o capex son los utilizados por una empresa para adquirir o actualizar los activos físicos tales como
inmuebles, edificios o equipos industriales. A menudo se utilizan para llevar a cabo nuevos proyectos o inversiones de la empresa.
Este tipo de inversión también es utilizado por las empresas para mantener o incrementar el alcance de sus operaciones. Los costos
pueden incluir todo, desde la reparación de un techo para la construcción hasta la compra de una pieza de un equipo o la construcción de nueva planta (Newstex Finance y Accounting Blogs, 2015).
7 Un activo es un recurso controlado por la entidad, como resultado de sucesos pasados, del que la entidad espera obtener,
en el futuro, beneficios económicos (iasb, 2010, p. A41).
8 Estas donaciones o aportes forman parte de las estrategias que usan algunas compañías dentro sus políticas de rse, dentro
de las cuales, según autores como Epstein, está la filantropía corporativa; de allí que “las compañías deben pensar que filantropía es,
en parte, una manera para mejorar el entorno de negocios donde operan, permitiendo que se alineen las metas sociales, ambientales
y económicas. Las actividades filantrópicas tienen muchos beneficios, los cuales incluyen: a) construcción de reputación junto con
organizaciones respetadas, b) creación de plusvalía en la comunidad y atención social, c) fortalecimiento de la industria de la corporación, d) tener un impacto en las comunidades locales” (Epstein, 2009, p. 87).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
282
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Para el método de esfuerzos exitosos bajos de la Generally Accepted Accounting Principles (usgaap), no es permitido capitalizar los costos de geología y geofísica a diferencia de las ifrs. Según
estas últimas, si la compañía lo determina en sus políticas contables, dichos gastos pueden ser
capitalizables. usgaap es uno de los cuerpos normativos que mayor trabajo ha realizado sobre
compañías extractivas; inició en octubre de 1974 con el Financial Accounting Standards Board
(fasb) 2, que trataba el tema de la contabilización de los gastos de investigación y desarrollo.
Posteriormente, en diciembre de 1977 incorpora el fasb 19, con el cual aborda el tema de contabilidad e informes financieros de compañías productoras de petróleo y gas, que fue modificado
por el fasb 25; en este se suspendían determinados requisitos en la contabilidad de compañías de
petróleo y gas. Por último, se crea una modificación en el fasb 69 que trata sobre las revelaciones
en actividades de petróleo y gas. Esta modificación se convierte en una enmienda también de los
fasb 33 y 39, que desarrollan temas de información financiera y cambios de precios especializados
en activos de minería, petróleo y gas.9
Método de costos totales (full cost): Este método es menos conservador que el de esfuerzos
exitosos, toda vez que todos los costos que se incurren en la etapa de exploración y evaluación son
capitalizados, lo que puede en algún momento diferir las pérdidas en futuros periodos contables.
Para validar cuál sería el impacto de utilizar un método u otro, a continuación se presentan
unos estados financieros de una compañía del sector petrolero en la etapa de exploración y evaluación, bajo los métodos de costos totales y esfuerzos exitosos (tablas 3 y 4).
9 Por ejemplo, en el caso del sfas 2, fasb consideró cuatro métodos alternativos de contabilización de los costos incurridos
de investigación y desarrollo, a saber: a) cargar todos los gastos cuando se incurren; b) capitalizar todos los costos cuando se incurren; c) capitalizar los costos cuando se incurren si se cumplen las condiciones especificadas y cargar los demás costos a gastos; y,
d) acumular todos los gastos en una categoría especial hasta la existencia de beneficios futuros que puedan ser determinados (fasb,
1974, pp. 11 y 12).
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
283
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
Tabla 3. Estados financieros de una compañía petrolera
Métodos
Esfuerzos
exitosos
Estado de situación financiera
Disponible
Deudores
Propiedades de planta y equipo
Construcciones en curso
Muebles y equipo de oficina
Equipos para el procesamiento de datos
(-) Depreciación acumulada
Costo total
1.304
47.522
4.855
1.304
47.522
10.519
10,239
196
135
-52
Diferido
149
149
Total activos
Obligaciones financieras
Cuentas por pagar
Impuestos gravámenes y tasas
Obligaciones laborales
53.830
59.494
Provisiones y pasivos estimados
0
1.170
1.335
-55
0
1.170
1.335
-55
-42
-42
Total pasivos
Capital social
Resultado de ejercicios anteriores
2.407
2.407
Resultado del periodo
-46.361
-2.375
-46.361
-2.375
-7.500
-13.164
Total patrimonio
-56.236
-61.900
Estado de resultado integral
Ingresos no operacionales
-20.033
-20.033
Total ingresos
-20.033
-20.033
Gastos operacionales de administración
12.389
6.725
Gastos no operacionales
144
144
Total gastos
Resultado del periodo
12.533
6.869
-7.500
Fuente: elaboración propia
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
-13.164
284
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Tabla 4. Detalle de los costos de exploración y evaluación por los métodos de costos totales y costos exitosos
IFRS
USGAAP
Colgaap
Esfuerzos
exitosos
Costo
total
Esfuerzos
exitosos
Costo
total
Estudios ambientales
456
456
456
456
456
Derechos de exploración
325
325
325
325
325
Estudios topográficos
234
234
234
234
234
Estudios geológicos
765
765
765
765
Estudios geoquímicos
564
564
564
564
564
Estudios geofísicos
634
634
634
634
Perforaciones exploratorias (de los pozos)
420
420
420
420
420
Toma de muestras
234
234
234
234
234
Costos de excavaciones
100
100
100
100
100
Derechos de utilización del agua
420
420
0
420
2.215
2.215
2.215
2.215
843
843
843
843
843
2.345
2.345
0
2.345
Seguros de obligaciones contractuales
450
450
0
450
Seguridad en campo
234
234
0
234
10.239
4.575
10.239
5.391
10.239
Detalle de cuentas
Derechos de transferencia de tecnología
Actividades relacionadas con la evaluación de la
factibilidad técnica y la viabilidad comercial de la
extracción de un recurso mineral
Inversión social (*)
Total
Gastos que generalmente se incurren en los procesos de exploración y excavación en el sector petrolero.
(*)En algunos países las compañías pueden realizar aportaciones a la comunidad local en la que desea iniciar su
exploración y su evaluación, por ejemplo: un pago para reubicar una comunidad con el fin de facilitar la adquisición
del permiso; en este orden de ideas, es posible capitalizarlo por el método de esfuerzos exitosos.
Fuente: elaboración propia
Discusión
Macintosh y Baker critican el hecho de que la práctica contable tradicional se ha enfocado solo en
la producción de registros contables monológicos, es decir, anclados en la idea de un pensamiento
contable único, en el que las cifras contables solo tienen una significación monolítica y no tienen
en cuenta otras formas contables de observar la realidad económica que suministre múltiples
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
285
puntos de vista sobre el mismo hecho económico.10 Ello implica la posibilidad de que la realidad
pueda ser socialmente construida.
Uno de los supuestos teóricos posestructuralistas que son relevantes en nuestra investigación
—y que por cierto han sido estudiados por el mismo Macintosh para el caso de la industria petrolera que nos ocupa— es la aplicación del concepto de heteroglosia planteado por el formalista
ruso Mijaíl Bajtín, quien lo introduce en su teoría literaria de la novela. La teoría heteteroglósica
de Bajtín es desarrollada en la teoría crítica de la contabilidad por los investigadores contables
Norman Macintosh y Richard Baker, quienes proponen lo que ellos denominan “informes contables heteroglósicos” (Macintosh y Baker, 2002), según los cuales “los reportes contables deberían suministrar múltiples puntos de vista de la realidad económica, de modo que les permita a
los usuarios decidir cuál de ellos es verdadero” (p. 112). Para una revisión de los aportes de estos
autores a la contabilidad, también hemos revisado los trabajos del contador colombiano Rafael
Franco (2013a y 2013b), quien trabaja el problema de la confusión de los conceptos de medición
y valoración en el proceso de representación contable.
En este punto de la argumentación, puede ser apropiado preguntar: ¿por qué se habla hoy de
una crisis de la representación contable en la industria petrolera? Como hipótesis de trabajo proponemos que la crisis de la representación contable se debe primordialmente al hecho de que se
protege el interés particular en detrimento del interés público. Pero, ¿qué se entiende por interés
público? Según Richard Baker, se evidencia una dispersión retórica neoliberal en relación con la
noción de interés público que se tiene actualmente en la profesión contable, porque se encuentra
distorsionado ideológicamente por intereses económicos, teniendo en cuenta las expresiones retóricas de interés público planteadas por tres organizaciones importantes de la contaduría pública
norteamericana: primera, para el American Institute of Certified Publics Accountants (aicpa) el
interés público es definido como el bienestar colectivo de la comunidad de personas e instituciones a los que sirve la profesión; segunda, para fasb el interés público es servir al interés de la
inversión pública; tercera, para las firmas de auditoría como la pwc, el interés público es confianza
pública, firmemente basadas en una ideología neoliberal, con el fin de crear valor por medio de la
formación de capital (Baker, 2009).
Como puede verse, en ninguna de las tres posiciones enunciadas se define el interés público,
o se da por hecho de manera implícita, pero en realidad se diluye en la práctica contable para centrarse solo en una racionalidad económica neoliberal. Con todo, puede concluirse que el interés
público es un concepto heteroglósico en el sentido bajtiniano. El problema estriba en identificar
qué principio de responsabilidad subyace a la idea de interés público para la defensa del bien común en el ámbito de los fines supremos de la sociedad y del acto ético de los agentes sociales para
la protección del bienestar social. De no tenerse en cuenta estos aspectos, según nuestra opinión,
el concepto de interés público sería indeterminado, pues se convertiría en una razón instrumental
para justificar las pretensiones de validez que favorecen intereses privados que se fundan en el
uso de términos de contenido incierto como los de buena fe, bien común, justicia social y demás
expresiones afines.
10 “Por ejemplo, para el caso de la exploración de petróleo y gas, debería haber distintos métodos de presentar los reportes
intangibles de perforación: incluidos el valor directo pasado a pérdidas, los esfuerzos exitosos, los costos totales y la contabilidad del
conocimiento de la reserva” (Baker, 2011, p. 112).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
286
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Se evidencia, pues, un uso y abuso de la noción de interés público de manera irreflexiva,
especialmente en la redacción y aplicación de normas jurídicas, que muchas veces avalan resultados contradictorios. En el ámbito jurídico, que es en el cual más se emplea el concepto
del interés público, se define de forma negativa como todo aquello que se refiere a lo que no es
de interés privado. Todo esto hace que el concepto sea influenciado ideológicamente sobre la
base de una confusión semántica, que hace del interés público un objetivo por alcanzar, lo que
hace olvidar el hecho de que el interés no es sino un instrumento para alcanzar ciertas metas
socialmente deseables.
Desde nuestra perspectiva teórica consideramos que el interés público en la práctica contable es una cualidad estructural de una situación específica que pertenece al orden axiológico del
campo contable, dado que se trata de un concepto relacional que está conformado por la interacción de sus dos elementos semánticos constitutivos: el primero tiene que ver con la idea de
interés, o el valor que tienen las cosas para las personas que las desean; el segundo, en cambio,
se refiere a lo público, o aquello que pertenece a la comunidad que no está mediado por una
titularidad individual.
He aquí precisamente el problema: la ambigüedad de la regulación contable con respecto a
la protección de interés público. Esto ha generado crisis financieras, sociales y ambientales. Tal es
el caso del origen de algunas crisis financieras que han sido el resultado de la manipulación o del
acomodo de la regulación contable para satisfacer conveniencias particulares que han terminado
por distorsionar la realidad de las empresas, a través de los informes contables y financieros con
una marcada influencia ideológica. Dan fe de ello, por ejemplo, los casos de escándalos financieros como los de Enron, Worl Cop, Parmalat e Interbolsa, entre otros.
Esto también puede evidenciarse en la industria petrolera, unidad de análisis de nuestra investigación, especialmente en lo que respecta a la contabilidad de costos aplicada a la explotación
de recursos minerales. Para el caso del reconocimiento de los costos de exploración de petróleo y
gas, se evidencia que la representación contable no refleja la realidad económica de la industria
petrolera. Con base en la unidad de análisis desarrollada anteriormente, se puede inferir que en la
elección del método de reconocimiento de los costos de exploración y evaluación la administración tiene gran incidencia en la escogencia de este, de acuerdo con sus intereses particulares, tal
como se especifica a continuación.
Si necesita demostrar menos capital para pagos de impuestos con base en el valor del capital
de la compañía, como es el caso de Colombia (impuesto al patrimonio), tomaría el método de
esfuerzos exitoso. Si, por el contrario, una compañía requiere presentar solidez en sus estados
financieros, para obtener un préstamo o un cupo considerable ante un proveedor, muy seguramente su decisión será tomar el método del costo.
Basados en lo anterior, en muchas ocasiones no es posible entrar a comparar unos estados
financieros de compañías dentro del mismo sector, toda vez que es a libre descripción del preparador de la información tomar como su política contable cualquiera de los dos métodos. A esto
se suma el alto grado de incertidumbre de la existencia de petróleo —por ejemplo: para hallar
reservas de petróleo las compañías requieren de varios años (dos a cinco años) de exploración y
evaluación—, tras varios intentos costosos y fallidos.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Crisis de la representación contable en la industria petrolera: ensamblando heteroglosias de poder hacia el acto ético
287
Conclusión
La crisis de la representación contable puede verse permeada por los intereses particulares y egoístas de los preparadores de los informes contables, quienes no están reflejando la situación financiera real y contable de la empresa, sino que más bien representan la realidad que quieren mostrar.
Según esto, estamos, acaso, ensamblando heteroglosias en la contabilidad o, realmente, estamos
mostrando una representación no real sino simulada que de alguna manera logra satisfacer intereses conforme a necesidades particulares. Esta es una de las conclusiones a las que hemos llegado,
la cual nos permite cuestionar si un ensamblaje heteroglósico es la respuesta o posible solución a la
crisis de la representación, o son los intereses particulares la razón de ser de esta crisis y sus nefastas
consecuencias a la sociedad, o es el comportamiento humano dado sus niveles de indiferencia,
ética o moral. ¿Es acaso nuestra idiosincrasia, formación cultural o indiscutiblemente es nuestra
avaricia lo que nos lleva a acomodar, cambiar, simular, distorsionar y mostrar una situación que
satisfaga nuestras necesidades e intereses sin medir los impactos y consecuencias futuras?
El debate continuará abierto al no existir verdad absoluta ni explicación al comportamiento
humano, la relación principal-agente, la crisis de la representación contable, la rse, la discusión
Macintosh, el problema de la hiperrealidad, una simulación de la realidad mediante modelos
de algo supuesto sin bases reales, escrito: contabilidad, verdad, mentira. Todo ello seguirá debatiéndose desde que exista la humanidad y su sentir equivocado de riqueza, poder, sociedad y
comunidad.
Nuestro alcance corresponde al estudio de la crisis de la representación contable: ¿cómo
afecta a los múltiples usuarios de la información cuando esta no es un fiel reflejo de la realidad
económica de la situación financiera? y ¿cómo la información se ve permeada por diversos intereses particulares? Para el caso de estudio del sector de la industria petrolera, nos referimos a
intereses políticos, en otros ámbitos, intereses económicos, fiscales, de gestión y sociales conforme
a la conveniencia particular de los seres humanos.
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
288
José Manuel Mora Álvarez, Olga Lucía Martínez Paredes, Martha Verónica Pardo Soto y Jeison Cantillo Flórez
Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
Bajtín, M. (1997). Hacia una filosofía del acto ético. De los
borradores y otros escritos (comentarios de Iris M. Zavala y
Augusto Ponzio). San Juan: Universidad de Puerto Rico.
Baker, R. (2009). ¿Cuál es el significado de “interés público”? Examinando la ideología de la profesión de la contaduría pública americana. En: M. Gómez y C. M. Ospina,
Avances interdisciplinarios para una comprensión crítica de la
contabilidad. Textos paradigmáticos de las corrientes heterodoxas. (pp. 223-239). Medellín: Universidad Nacional de
Colombia − Universidad de Antioquia.
Baker, R. (2011). A discussion of the positions poststructuralist and postmodernist in the work of Norman Macintosh.
Critical Perspectives on Acounting, 22(2), 110-117.
Bakhtin, M. (1998 [1934-1935]). Discourse in the novel.
En J. Rivkin y M. Ryan, Literary theory: an anthology (pp.
32-44). Malden, MA: Blackwell.
Collante Callafa, C. (2011). La heteroglosia en el marco teórico de los trabajos de investigación. Educación y
Humanismo, 13(20), 95-108.
Concejo Técnico de la Contaduría Pública. (2008).
Orientación Profesional: Presentación de estados financieros
con base en estándares internacionales de contabilidad e información financieras ias/ifrs. Bogotá: ctcp.
Epstein, M. J. (2009). Sostenibilidad empresarial: administración y medición de los impactos sociales, ambientales y económicos. Bogotá : Ecoe Ediciones
Financial Accounting Standars Board. (1974). Statement
of Financial Accounting Standards No. 2. Norwalk,
Connecticut.
Franco, R. (2013a). La polémica Macintosh-Mattessich
sobre la realidad de los conceptos ingreso y capital en contabilidad. Revista Científica General José María Córdova,
11(11), 209-226.
Franco, R. (2013b). Aportes del posestructuralismo y el
posmodernismo al desarrollo del pensamiento contable.
Lúmina, (14), 54-87.
Franco, R. (2014). Fundamentos ontológicos para la construcción del concepto de contamentría. Revista Cinetífica
General José María Córdova, 12(13), 165-190.
Gómez, M. (2010). La gestión y la información sobre la
responsabilidad social empresarial de las PyMEs: la necesidad de diferenciación. Contaduria Universidad de
Antioquia, (56), 15-40.
Gracia, E. y Franco, R. (2013). Una crítica de la representación contable en perspectiva histórica: del reflejo de la
realidad profunda al “puro simulacro”. Revista Científica
General José María Córdova, 11(12), 79-104.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
Graffikin, M. (2008). Accounting theory: research, regulation
and accounting practice. Sydney: Pearson Education.
International Accounting Standards Board. (2003). NIC 8
Políticas contables, cambio en estimaciones y errores. Londres:
Foundation.
International Accounting Standards Board. (2010). Marco
conceptual para la información financiera. Londres:
Foundation.
Ijiri, Y. (1967). The fundations of accounting measurement.
A mathemathical, economic and behavioral inquiry. New
Jersey: Prentice-Hall.
Jonas, H. (1995). El principio de responsabilidad. Ensayo de
una ética para la civilización tecnológica. Barcelona: Herder
Editorial.
kpmg. (2012). Las niif comentadas. Guía práctica de kpmg
para comprender las normas internacionales de información
financiera. Pamplina, España: Thompson Reuters.
Machado, M. A. (2007). La responsabilidad social corporativa como resultante de un cambio en los imaginarios
del contador público: del mecanicismo a la complejidad de
las organizaciones. Contaduría Universidad de Antioquia,
(51), 65-88.
Macintosh, N. y Baker, R. (2002). A literary theory perspective on accounting, towards heteroglossic accounting reports. Accounting, Accountancy and Accountability
Journal, 15(2), 184.222.
Merriam-Webster. (2014). Merriam-Webster. An Encyclopaedia Britannica Company. Recuperado de http://www.
merriam-webster.com/dictionary/heteroglossia
Newstex Finance y Accounting Blogs. (2015). Recuperado
de http://search.proquest.com/docview/1663693577?accountid=13250
Pérez Pita, A. E. y Trujillo Rendón, R. (2014). Aplicación
de la contametría como tecnología social en casos de desastres ambientales provocados por el hombre. Una aproximación. Revista Científica General José María Córdova,
12(14), 197-211.
Restrepo Forero, O. (2013). Ensamblando heteroglosias.
Bogotá: Universidad Nacional de Colombia − Colciencias.
Rueda, G. y Uribe, M. V. (2011). Aportes de la información contable a una responsabilidad social empresarial
acorde con las necesidades de la sociedad: una mirada crítica. Cuadernos de Administración, 24(43), 241-260.
Stiglitz, J. E. (2002). La información y el cambio en el
paradigma de la ciencia económica. Revista Asturiana de
Economía, (25), 95-164.
Sunder, S. (2005). Teoría de la contabilidad y el control.
Bogotá: Universidad Nacional de Colombia.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
HISTORY / HISTOIRE / HISTÓRIA
HISTORIA
Águila sobre tronco femenino(serie 2)
Rafael López Angarita, 2005
Técnica: óleo sobre papel
Tamaño: 120 x 90 cm
Colección CIME, Bogotá, Colombia
Arcángel San Miguel
Rafael López Angarita, 2004
Técnica: óleo sobre lienzo
Tamaño: 220 x 150 cm
Colección privada, Bogotá, Colombia
Revista Científica General José María Córdova, Bogotá, Colombia, enero-junio, 2015
Historia - Vol. 13, Núm. 15, pp. 291-307
issn 1900-6586
Cómo citar este artículo: Esquivel Triana, R. (2015, enero-julio). Modernidad hispana en las ciencias militares en Colombia.
Rev. Cient. Gen. José María Córdova 13(15), 291-307
12
Modernidad hispana en las ciencias
militares en Colombia*
Recibido: 9 de septiembre de 2014 • Aceptado: 11 de noviembre de 2014
Hispanic Heritage Modernity in the Military Sciences in Colombia
Héritage de la modernité hispanique dans les sciences militaires en
Colombie
Modernidade hispânica nas ciências militares na Colômbia
Ricardo Esquivel Triana a
* Este artículo forma parte de la investigación sobre La formación militar en Colombia. Un bosquejo se sugirió en el texto más extenso “El dilema epistémico de las ciencias militares en Colombia”. Ciencias
militares: una mirada desde la dimensión epistemológica. Bogotá: Escuela Militar, 73-112.
a Ph. D. en Historia, Universidad Nacional de Colombia. Profesor H.C. de la Escuela Superior de
Guerra. Comentarios a: [email protected]
292
Ricardo Esquivel Triana
Resumen. A Colombia llegó la vanguardia del saber militar entre los siglos XV a XVIII. Los precursores
de este saber fueron los españoles que defendían los confines de su Imperio. Se incluyen allí Fernández
de Córdoba, Pedro Navarro y los mismos Tercios españoles. Tan rica experiencia se volcó en la profusión
de tratados militares, donde se incluyen autores como Diego de Salazar y el Marqués de Marcenado. Este
conjunto dará lugar a un humanismo militar pues también los militares aparecen entre los fundadores de
las Reales Academias de Historia, de la Lengua y de Matemáticas, entre otras. El mismo saber militar que
sirvió a la eficiencia logística del primer Imperio global, incentivando la creación de escuelas y cuerpos especializados de artillería, de ingenieros militares y de ingenieros de marina. De allí derivaron las academias
militares de formación de oficiales. En suma las vanguardias del desarrollo de las matemáticas, la cartografía y otros campos científico-tecnológicos del periodo. Palabras clave: academia militar, arte militar, ciencias militares, humanismo militar, imperio español
Abstract. Colombia reached the forefront of military knowledge, between the fifteenth to eighteenth
centuries. The predecessors of this knowledge were the Spaniards who defended the borders of his empire.
Fernández de Córdoba, Pedro Navarro and the same Spaniards Tercios are included there. So rich experience overturned in the profusion of military treaties, where authors such as Diego de Salazar and the
Marques de Marcenado included. This set will result in a military humanism because the military are also
among the founders of the Royal Academies of History, Language, Mathematics, among others. The same
military know that served the logistical efficiency of the first global Empire, stimulating the establishment
of schools and specialized Corps of Artillery, Military Engineers and Marine Engineers. From there they
derived the military officer training academies. In short the vanguards of the development of mathematics,
the cartography and other scientific and technological fields of the period.
Keywords: military academy, military art, military humanism, Military Sciences, Spanish Empire.
Résumé. L’avant-garde du savoir militaire arrivée à la Colombie, du XVe au XVIIIe siècles. Les précurseurs
de ce savoir ont été les Espagnols qui ont défendu les frontières de son empire. Il inclut Fernández de
Córdoba, Pedro Navarro et eux-mêmes Tercios Espagnols. Une expérience si riche s’est consacrée à la profusion de traités militaires, où sont inclus les auteurs comme Diego de Salazar et le Marquis de Marcenado.
Cet ensemble se traduira par un humanisme militaire puisque aussi les militaires apparaissent entre les fondateurs des Académies Royale d’Histoire, de la Langue, de Mathématiques, entre autres. Le même savoir
militaire qui a servi à l’efficacité logistique du premier Empire global, et stimulant la création d’écoles et
les corps spécialisés d’Artillerie, d’Ingénieurs militaires et d’Ingénieurs de Marina. De là ils ont acheminé
les Académies militaires de formation des officiers militaires. En bref, les avant-gardes du développement
des mathématiques, de la cartographie et d’autres champs scientifiques et technologiques de la période.
Mots-clés : art militaire, académie militaire, Empire espagnol, sciences militaires, humanisme militaire.
Resumo. Na Colômbia, ele chegou à vanguarda do saber militar do décimo quinto e XVIII. Os precursores deste conhecimento era os espanhóis que defendiam as fronteiras de seu império. Incluído há
Fernández de Córdoba, Pedro Navarro e os Terços Espanhóis. Assim, a experiência rica virou a profusão de
tratados militares, onde escritores como Diego de Salazar e do Marquês de Marcenado estão incluídos. Este
conjunto vai resultar em um humanismo militar como os militares também aparecem entre os fundadores
da Academia Real da História, Letras e Matemática, entre outros. O mesmo know militar que serviu a eficiência logística do primeiro império global, incentivando a criação de escolas e organismos especializados
de artilharia, engenheiros militares e engenheiros navais. Daí eles derivada das academias de formação de
oficiais militares. Em suma a vanguarda do desenvolvimento da matemática, mapeamento e outro período
domínios científicos e tecnológicos.
Palavras-chave: academia militar, arte militar, ciência militar, o humanismo militar, império español.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Modernidad hispana en las ciencias militares en Colombia
293
Introducción
Con este artículo pretendo demostrar que a Colombia llegó la vanguardia del saber militar moderno. La historiografía sobre el tema en el país, además de exigua, suele partir de dos mitos
creacionistas: uno, el nacimiento de un ejército nacional desde 1810; el segundo, la reapertura
de una escuela militar en 1907. Se desconoce así cual fue el aporte hispano a la construcción del
saber militar durante más de 300 años.
Por lo tanto, la primera parte de este artículo, sobre los precursores del arte militar moderno,
evidenciará que en la España imperial confluyeron diversos factores que dieron lugar a la guerra
moderna. Entre estos el origen del Estado-nación, la creación de los ejércitos nacionales y las
revoluciones de la fortificación, la infantería y la artillería.
La segunda parte destacará cómo tales cambios se tradujeron en la profusa publicación de
tratados militares, genéricamente titulados De Re Militari. Los cuales reflejan un profundo esfuerzo por reflexionar acerca del fenómeno de la guerra, su regulación y la formalización científica.
Por ende, en la tercera parte se reivindicará el papel de los cuerpos militares cuyo saber implicó la apertura de escuelas superiores, como la presión institucional para responder a las múltiples
exigencias de los ejércitos modernos. Habrá un momento en el desarrollo de los Estados-nación
cuando las necesidades del saber solo pueden resolverse a través de elites preparadas y que tengan
los recursos para hacerlo.
Vale aclarar que por moderno se entiende en este artículo lo producido entre los siglos XV a
XVIII. Por lo mismo no es una historia de las ciencias militares, pretensión excesiva para los límites físicos de este escrito. Tampoco es un texto especulativo sobre la formalidad de tales ciencias
en nuestro medio.
En lo teórico el análisis sigue la propuesta de Thomas Kuhn (2004). La ciencia se rige por sus
propias leyes y su reconocimiento subyace a la comunidad que las practica. Si bien el saber militar
español que llegó a nuestro territorio debió adaptarse a un entorno geográfico muy diferente al
europeo, es indispensable reconstruir cuáles fueron los fundamentos de las ciencias militares que
desarrollaron los españoles y que inciden en nuestra propia evolución de ese saber.
Los precursores del arte militar moderno
En 1500 Alonso de Ojeda tocó suelo de la península de Coquibacoa (hoy la Guajira colombiana).
Ese mismo año, Rodrigo de Bastidas inició el recorrido de la actual costa Caribe desde la península de Coquibacoa hasta el golfo de Urabá. A ambos los acompañó Juan de la Cosa, destacado
marino y cartógrafo que elaboró el primer mapamundi incluyendo las nuevas tierras. De la Cosa
repitió el recorrido en 1504 y luego gestionó el nombramiento de Ojeda como gobernador de
toda esa zona que pasó a denominarse Tierra Firme. Para tomar posesión de su cargo, Ojeda y de
la Cosa en 1509 organizaron una nueva expedición en la que militaron Hernán Cortés y Francisco
Pizarro, este último quien venía de combatir en Italia a órdenes de Gonzalo de Córdoba.1
1
Una versión más detallada de este momento histórico en Esquivel (2010, pp. 36-37).
Revista Científica “General José María Córdova”. Revista colombiana sobre investigación en el campo militar
294
Ricardo Esquivel Triana
Lo anterior no es un simple resumen del descubrimiento del Nuevo Mundo o de la llegada
de los españoles al actual territorio colombiano. De un lado, el arribo de Ojeda y de Bastidas expresa la proyección geopolítica del poder de las Coronas de Castilla y Aragón allende el Atlántico.
No obstante sobre tal proyección aplazaremos una más amplia alusión hasta el final de este artículo. De otra parte, aquel resumen lo es del primer hito histórico que compromete a Colombia con
el desarrollo moderno de las ciencias militares. En efecto, a la costa Caribe arribaron los veteranos
de la revolución militar que tuvo como actor fundamental a España.
Desde finales del siglo XV España lideró el mejoramiento de la táctica y de las tecnologías
militar y naval. Muchas de estas mejoras se derivaron de la larga experiencia bélica de Castilla en
su lucha contra los moros, sin olvidar que la misma dureza geográfica de este territorio contribuyó
a generar soldados muy resistentes. Igual España fue uno de los primeros países donde los nobles
jóvenes y los hidalgos, la clase militar tradicional, aceptó bajar del caballo para combatir como oficiales de infantería (Keegan, 1995). Hecho este que también fue motivado por el uso de la pólvora.
A su vez, la ordenanza de 1503 de los Reyes Católicos es considerada como el inicio del ejército español. Esto no solo porque centralizó el control de las diversas tropas disponibles, sino porque
la estructura adoptada se mantuvo en líneas generales hasta 1700. Estructura donde se realzó a las
tropas expedicionarias como respaldo de la política exterior, mientras se minimizó la importancia
de las milicias urbanas y nacionales. En suma, “la nación española convirtióse en la potencia militar
predominante en Europa y fundó un gran Imperio ultramarino” (Montgomery, 1969).
Uno de los campos de batalla donde España probó el mejoramiento de la táctica y de la tecnología militar fue el de Italia. A su vez, fue Gonzalo Fernández de Córdoba el primero que dio
al arcabuz el papel central en la batalla. Los franceses osaron desafiar el dominio español sobre la
península itálica, usando para ello piqueros suizos. Cabe subrayar aquí que los suizos han sido los
mercenarios más solicitados en las guerras europeas, tendencia mercenaria que también tuvieron
los alemanes (Keegan, 1995, p. 396; Puell, 2000, p. 13). En un primer momento, en 1495, una
expedición militar que envió Fernando el Católico desembarcó en Sicilia y logró expulsar a los
franceses de Nápoles.
Luego una flota española, organizada al mando de Fernández de Córdoba, fue enviada para
proteger a Sicilia y auxiliar a Venecia contra uno u otro enemigo. Hacia 1500 la flota siguió contra
Cefalonia, en el mar Jónico, estableciendo un sitio que duró más de cincuenta días hasta lograr
tomar la isla. Allí la destacada actuación de Fernández le mereció ser llamado el Gran Capitán,
por sus victorias y sus innovaciones militares y ser nombrado virrey de Nápoles. Entre sus jefes
subalternos estuvo Pedro Navarro, ingeniero español especialista en artillería y asedio, quien perfeccionó el uso de las minas (Manzano, 1960).
Tal vez la principal innovación táctica de Fernández de Córdoba era que un cierto número
de arcabuceros bien atrincherados, solo respaldados por los piqueros2 y una caballería ligera,
podía rechazar un gran número de atacantes de a pie o a caballo. Con este sistema los españoles
derrotaron a los franceses en Ceriñola, en 1503. De nuevo, el mismo año, Fernández atacó en
Garellano con éxito a un ejército francés superior en número; si bien allí se destacó también Pedro
2 Los piqueros eran soldados armados con una pica, una lanza de unos cuatro metros de largo, que combatían en una formación en cuadro, hombro a hombro.
Bogotá, D. C. - Colombia - Volumen 13, Número 15 (enero-junio) Año 2015
Modernidad hispana en las ciencias militares en Colombia
295
Navarro. Por la paz de Blois, firmada en 1505, se reconoció el dominio español en Italia, el que
se mantuvo por dos siglos.
Al mismo tiempo, entre 1509 y 1511, Fernando el Católico adelantó una campaña en el
norte de África, cuyo resultado fue la toma de Orán por Pedro Navarro. Dado que la figura de
Fernández, y del mismo rey Fernando, han tenido más atención por los tratadistas,3 vale ampliar
aquí el perfil de Navarro. Aún joven, como soldado al servicio de los florentinos experimentó el
uso de minas de pólvora para derribar las fortalezas enemigas (Ingenieros Militares Ilustres, s.f.).
Por un lapso breve se dedicó al corso en el Mediterráneo, principalmente contra los piratas del
norte de África.
A órdenes de Fernández de Córdoba, Navarro probó con éxito sus minas en el sitio de
Cefalonia; luego dirigió la artillería y los arcabuces contra la caballería pesada francesa en Ceriñola.
Allí mismo, Fer