informe sobre unidades penitenciarias de azul.

Comentarios

Transcripción

informe sobre unidades penitenciarias de azul.
INFORME SOBRE UNIDADES PENITENCIARIAS DE AZUL.
Misión de Observación FACA-APDH, abril 22 y 23 de 2016
Integrantes de la Comisión de Observación:
Ernesto Moreau (FACA y APDH), Norma Ríos (APDH), Gisela Cardozo (APDH) y Fernando Wilhelm
(APDH Azul).
Personas consultadas:
Concejal Cristina Croharé, Doctora Laura Giosa Decana de la Facultad de Derecho de Azul,
profesores universitarios, organizaciones sociales y abogados de presos, entre otros.
Antecedentes:
Se tuvo en cuenta especialmente la visita de la FACA realizada en octubre de 2015
I: Unidad 7 de Azul, visitada el viernes 22 de abril de 2016
Cárcel de varones dependiente del SP Provincia de Buenos Aires
Como es habitual en los informes de la FACA, a los habitantes del Penal los llamamos detenidos o
presos, prescindiendo de utilizar eufemismos que encubran su situación. Todos ellos padecen
pérdida de su libertad.
Hace dos meses cambiaron las autoridades de la Cárcel.
La visita de observación coincidió con la apertura de la Biblioteca del Penal. Hubo comunicaciones
previas con el Jefe de Vigilancia y Tratamiento de la Unidad 7, Claudio Sierra. En la visita, fuimos
recibidos y acompañados una comisión dirigida por el Subdirector, Prefecto Mayor Jorge Macrini.
Debemos destacar la excelente predisposición del Subdirector y personal subalterno, sumamente
atentos y diligentes en satisfacer nuestros requerimientos e inquietudes sin ningún tipo de reticencia.
El Penal, como es sabido, es muy antiguo, está en malas condiciones y su diseño arquitectónico
resulta obsoleto e inadecuado.
La U7 fue destino de muchos presos políticos durante la última dictadura cívico-militar.
Limpieza:
Su estado de limpieza general es bastante bueno. Es probables que haya existido mayor esmero
debido al acto de inauguración de la Biblioteca y a nuestra propia visita, aunque no hubo quejas de
los detenidos en este sentido. Hay sectores que han sido repintados.
Prevención de incendio:
La vejez del edificio conspira contra la seguridad, al igual que la ropa de cama. Pudimos observar
cañerías de agua para prevenir el fuego en gran parte del Penal. Deberá adecuarse el Penal a las
normativas vigentes.
Población:
El Subdirector nos indica que en la actualidad tiene 197 presos en la unidad. Ellos están distribuidos
en 100 celdas individuales y 9 celdas colectivas de 8 personas cada una. Estos datos indicarían una
capacidad de 172 plazas en total. La misma queda reducida a 127 plazas aplicando el requisito de
las Reglas Mínimas para el Tratamiento de Reclusos que exige que los calabozos deben ser
individuales y si esto no fuera posible deberán albergar no más de 3 presos. Sumado a ello, los
pabellones no ofrecen división entre procesados y penados ni entre distintos tipos de delitos,
infringiéndose nuevamente las Reglas Mínimas. El análisis lleva a la conclusión de que se encuentra
duplicada la población en relación a la capacidad del Penal.
Educación:
En la unidad se inauguró en el día de la fecha una biblioteca, funciona una escuela primaria (N.º 701)
y una media (Nº 4).
Educación universitaria: Hay 8 alumnos universitarios, 2 con cursada regular y 6 incorporados este
año. Generalmente las deserciones son muy importantes cuando llegan los exámenes,
especialmente por la imposibilidad de asistir a las clases. En el reciente período no se permite
traslado por cursada, solamente para rendir examen, con lo que se ha resentido en forma notable la
educación.
El equipo docente universitario, compuesto mayoritariamente por mujeres, se detuvo en el relato de
varios hechos perversos cometidos por personal penitenciario: En varias ocasiones han dejado
encerradas a las docentes en el interior del Penal sin abrirles las puertas pese a sus demandas,
luego de terminada la clase. También recibimos testimonios sobre alumnos que no bajan por castigo.
Relatan, también, que antes del cierre judicial de la U7 existía un excelente Coordinador de
Educación que cuidaba todos los detalles. Sugieren se vuelva al antiguo sistema de coordinación y
cuidado efectivo.
Otro aspecto es que los presos al no asistir a clases necesitan más fotocopias. El Servicio
Penitenciario no se las brinda y la Universidad tiene un presupuesto magro. Tampoco a los
estudiantes se les brinda apoyo administrativo para obtener las fichas de inscripción y otros trámites
administrativos necesarios.
Capacitación Profesional:
Existe un Centro de formación profesional (Talleres de carpintería y tapicería): nos informan que se
realizan los talleres con hasta treinta presos. Sin embargo el espacio que recorremos se encuentra
en desuso desde hace mucho tiempo, las máquinas están abandonadas, las correas rotas, salvo
una que pareciera haber sido usada recientemente pero que no reúne las condiciones mínimas
requeridas por higiene laboral. Se observó un trozo de unos 70 cm2 de madera revestida de terciado
recientemente encolada, único vestigio de actividad en todo el recinto. Los directivos nos mostraron
la huerta relatando que allí trabajaban detenidos. La huerta se encuentra en estado regular, por lo
que se debe entender deben ser muy pocas las manos que se ocupan de la misma, incluso no hay
personal penitenciario o externo dedicado a la capacitación. Coincidente con la observación de la
FACA de octubre 2015, la huerta estaba dirigida por un preso de profesión Ingeniero Agrónomo. Se
considera que el Penal no cumple con la normativa referente a Capacitación.
Trabajo:
Los presos se refirieron de manera confusa a su derecho al trabajo. Casi todos hablaron de tareas
de mantenimiento y limpieza, unos pocos plantearon que asistieron al taller de carpintería, etc.
Ninguno de estos relatos dio cuenta de un trabajo formal, también fue ambigua la repuesta vinculada
al peculio. Tema a profundizarse en la próxima visita. Línea de producción y venta, no se registra su
existencia. Se considera que el Penal no cumple con la normativa referente al Trabajo.
Sanidad:
Ingresamos a la Enfermería. No había luz eléctrica pero sí calefacción. La enfermera es de la unidad
52. Las internaciones se derivan al hospital, los médicos no ingresan a los pabellones. Los presos
no se quejan de mala atención, excepto los que se encuentran en las celdas de castigo o buzones
de admisión.
Rayos: No tienen
Odontología: van a la unidad 52, en donde no hacen tratamiento de conducto.
No contactamos médicos ni sanitaristas, nos informaron que asisten por la mañana. No se observó
la existencia de camas para enfermos. La enfermera y el personal nos informaron que los médicos
no ingresan a los pabellones a controlar su estado sanitario.
Recordamos que los presos tienen el mismo derecho que las personas en libertad y que la pérdida
de su libertad obliga a adoptar medidas de discriminación positiva para asegurar el goce de
derechos.
"El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales reconoce en su artículo 12
el derecho de toda persona al "disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental." “Salud”
se entiende no sólo como un derecho a estar sano, sino como un derecho a controlar la propia salud
y el cuerpo (incluida la reproducción), y estar libre de interferencias, tales como la tortura o la
experimentación médica. Los Estados deben proteger este derecho, garantizando que todo el
mundo dentro de su jurisdicción, tiene acceso a los factores determinantes de la salud, como agua
potable, saneamiento, alimentación, nutrición y vivienda, y por medio de un sistema global de
atención sanitaria, que está a disposición de todos, sin discriminación alguna, y económicamente
accesible para todos."
El párrafo resaltado es parte de un reciente petitorio de la APDH Regional Azul a las autoridades de
la Unidad 7 debido a las carencias señaladas.
Alimentación-Nutrición:
Cocina: Llegamos y vimos ollas con comida preparada pero no parece que se utilice la cocina para
todo el Penal. Vimos ollas numeradas por pabellón. En dos grandes ollas preparaban arroz y pollo
en buenas condiciones. Las ollas numeradas se trasladan a los pabellones. En los pabellones los
presos cocinan, tienen elementos y productos de almacén. Pareciera que estos insumos provienen
de sus familias, también nos informan que el servicio penitenciario provee estos insumos. No se nos
supo informar si el sistema cuenta con nutricionista por lo que la repuesta ha de considerarse
negativa.
Relaciones íntimas:
Desde el exterior nos mostraron un grupo de pequeñas habitaciones que estarían destinadas a estos
encuentros. No recibimos quejas sobre el funcionamiento de este espacio al que se tendría acceso
cada treinta días, según relatos. No se colocan preservativos en las habitaciones. Es el preso que
debe solicitarlos. Esto debiera ser modificado, conocemos cuántos días suelen demorar las
peticiones de los detenidos.
Visitas de familiares, amigos y organizaciones sociales:
No hubo quejas sobre las visitas de familiares y amigos. El trato recibido por nuestra Misión fue muy
amable y abierto. Se nos permitió actuar con libertad. Una característica que llamó la atención (a
comparación de otros sitios de encierro) fue la gran cantidad de detenidos que acompañan los
diferentes cultos que, en el Penal, parecen muy activos.
Mesa de Diálogo:
Funcionaba de manera excelente. Ha dejado de funcionar. Hablamos con algunas profesionales que
participaron de la misma. Les expresamos que nos llamó la atención cierta uniformidad en el discurso
de los detenidos que, en algunos casos parecía sobreactuado. Nos relataron que en la Mesa de
Diálogo, como es obvio, este acartonamiento se perdía y se lograba un diálogo franco que permitía
resolver muchos de los problemas derivados del encierro.
Buzón de Castigo y Pabellón de Admisión:
Los prohibidos buzones no han sido demolidos pese a su prohibición. En el Penal hoy cumplen otra
función, reemplazan al Pabellón de Admisión.
Es decir que los nuevos detenidos que ingresan son colocados en buzones de castigo, en lugar de
tener destinado un espacio adecuado.
El "bautismo" de admisión se realiza en buzones, 6 de ellos ocupados en forma individual. Los presos
indican que están allí entre 4 y 1 día. El Servicio Penitenciario indica que es el lugar de admisión.
Las celdas no tienen luz artificial. Tampoco tienen luz natural. Al agua deben hervirla para tomarla
porque todos afirman, “dicen que da diarrea”, reafirmando uno de ellos que estuvo dos días
descompuesto. No queda claro cómo les llega la comida y dicen no haber comido nada caliente
desde su arribo. Todos ellos provienen de distintos penales más rigurosos.
Pabellón 5:
Fue inaugurado en el 2015 y es un beneficio estar ahí. Nos reciben 8 presos que están con un pastor
evangélico de la Alianza Cristiana Misionera, nos dicen que la capacidad es para 14. Es el Pabellón
donde están los estudiantes universitarios, algunos trabajan nos dijeron, sin explicarnos qué tipo de
trabajo realizan, en este sentido se repiten las repuesta vagas. Tampoco pudimos contactar con
algún estudiante universitario de los 8 que están registrados.
Caso de Mier Prieto, Marcelo Daniel:
Lo encontramos en uno de los buzones. Presenta heridas claramente compatibles con huellas de
munición. Nos relata que fue baleado en la Unidad 2 por personal penitenciario. Tiene heridas
importantes en ambas piernas, una muy hinchada, y dos rasguños en el cuello. Dice no haber
recibido atención médica. Los directivos nos proporcionan amablemente su legajo que registra firma
del médico que controla su estado de salud al ingreso y que se refiere a las heridas sin referir su
origen ni describirlas adecuadamente. Es decir no hay historia clínica, ni relato. El personal
penitenciario admite que ellas son compatibles con impacto de munición por lo cual harán las
comunicaciones pertinentes. El detenido está a disposición del Tribunal 2 de Morón.
Caso Roldán, Sergio Gabriel: dice que hace dos años está deambulando por distintas unidades y
que su causa está en el Juzgado Nº 6 de Lomas de Zamora. Pide si podemos intervenir para ser
destinado a una unidad cerca a su familia en Varela, La Plata o Magdalena. Le trasladamos la
inquietud a las autoridades del Penal, obviamente no depende de ellos sino de la buena voluntad de
la Defensoría Oficial, de las Asistentes Sociales, etc. La mayoría de los presos están en estas
condiciones, alejados de sus familias y amigos. Así opera el sistema aunque las Reglas Mínimas
exigen lo contrario.
El sistema de Administración de Justicia:
Como en otros lugares de encierro el reclamo fue unánime, la falta de visita de los defensores y la
lentitud del sistema.
II: La Unidad 52 de mujeres
No fue visitada, pero a través de los informes orales se pudo observar mayor severidad en las
condiciones de encierro. Allí no existe Mesa de Diálogo. Tampoco existe permiso para salidas a la
Universidad. En las pocas oportunidades en que se les permitía el traslado, ellas venían
acompañadas de personal penitenciario uniformado que permanecía en el aula pese a los pedidos
del personal docente que finalmente accedía para evitar la pérdida de la clase. En cambio a los
varones provenientes de la Unidad 7, el personal (sin uniforme) los dejaba ingresar en el aula sin
acompañarlos.
Como llamara la atención que en el informe FACA de 2015 se contrasta la presencia de 220 agentes
para custodiar 50 detenidas, se le preguntó a los penitenciarios de la U7 sobre las razones. Nos
expresaron que ahora serían menos agentes, de todos modos continúa siendo excesivo su número.
Es coincidente con el informe elevado por el Dr. Estrada a la FACA que en la U52 las condiciones
de violencia institucional son severas y se reproducen hacia el interior del encierro en actos de
violencia.
III: La Unidad 2 de varones
Los relatos de las personas entrevistadas y de los detenidos en la U7 son coincidentes. Las
condiciones de encierro en la U 2 son malas, hay más de 30 pedidos de pase a la U 7 y a diario se
suman otros.
III: Recomendaciones
Teniendo en cuenta las observaciones realizadas, la Misión RECOMIENDA:
1) Hacer constar en el legajo de personal que acompañó a la Misión su excelente predisposición.
2) Promover un proyecto de Clausura de la U 7.
3) Preservar las condiciones de limpieza observadas en oportunidad de la inauguración de la
Biblioteca.
4) Resolver los problemas detectados en cuanto a la prevención de incendio.
5) Adecuar las celdas múltiples, la clasificación de detenidos por pabellón, y el cupo, a lo prescripto
por Las Reglas Mínimas de Tratamiento de Reclusos y Otros Detenidos.
6) Resolver los problemas detectados en educación universitaria, a) el trato a los docentes, b) no
restringir el acceso a la educación por cuestiones disciplinarias, c) volver a autorizar y facilitar el
traslado de los detenidos a las sedes de las Facultades para las cursada regular y clases especiales
d) permitir el uso de fotocopiadora para el material docente y auxiliar a los detenidos, para que
puedan preparar y presentar sus fichas de inscripción y otros trámites administrativos.
7) Organizar un programa de capacitación laboral que contemple las normas de higiene del trabajo,
los insumos adecuados y la inscripción masiva de la población del Penal.
8) Organizar un proyecto de trabajo formal con reconocimiento de salario o peculio extensivo a toda
la población.
9) Organizar un sistema de salud que contemple: a) política sanitaria con visitas periódicas a los
pabellones, b) camas de internación, c) equipo de rayos, d) tratamiento de conducto.
10) Preservar las condiciones de alimentación observadas en ocasión de la inauguración de la
Biblioteca, pero incorporando un nutricionista que visite diariamente los pabellones.
11) Mantener o mejorar las condiciones de visitas. En cuanto a las visitas íntimas garantizar la
existencia, en todo momento, de preservativos en los sitios de encuentro.
12) Reactivar la Mesa de Diálogo que ha dejado de funcionar hace tiempo.
13) Demoler los buzones de castigo cuya existencia es claramente ilegal.
14) Caso Mier Prieto: Asegurar que se haya hecho denuncia penal por las lesiones atribuidas a
armas de fuego pertenecientes a personal penitenciario y que fueran observadas por la Misión.
15) Morigerar las condiciones severas de seguridad y control existentes en la U 52.
16) Modificar las graves condiciones de encierro existentes en la U 2. Permitir el arraigo de los
detenidos que reclaman proximidad a sus familias.
Comuníquese a los Ministerios Público Fiscal y de la Defensa, a los Ministerios de Seguridad y
Justicia, al Tribunal 2 de Morón, al Jefe del Servicio Penitenciario, a la a la Facultad de Derecho de
la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires y al Jefe de la Unidad 7.

Documentos relacionados