HUNTERS AÑO XIV- Numero 155 ´

Comentarios

Transcripción

HUNTERS AÑO XIV- Numero 155 ´
8 414090 241571
00155
HUNTERS AÑO XIV- Numero
155
´
EL ARMERO
ARMAS, MUNICIONES Y TIRO
EN LA MONTAÑA (1)
POR ROQUE ARMADA
(DIRECTOR DE ARMADA EXPEDICIONES)
UN ENFOQUE PARA CAZA
INTERNACIONAL
Lo que se dice en este artículo es el resultado
de 33 años de cazar en montaña, desde aquel
primer rebeco asturiano que abatí en el coto
Peloño de Ponga a los 15 años de edad. Desde
entonces han sido miles de horas por las
cordilleras del mundo, de cazar y tirar y probar
balas, rifles y anteojos hasta quedar a veces
agotado. Pero como se trata de un asunto
sujeto a subjetividad, quiero hacer constar que
sólo se trata de mis humildes opiniones y que,
aunque con ellas me ha ido bien, así como a
quienes se lo he sugerido, no tengo el menor
ánimo de dogmatizar.
E
n esta primera entrega –el tema es demasiado extenso como
para concentrarlo en un único artículo– veremos las diversas
posibilidades de los calibres más adecuados para montaña, con
algún matiz especial para cazar fuera de España. Luego hablaremos sobre tipos de rifle, acciones y culatas, y para terminar
daremos una idea sencilla sobre trayectorias a larga distancia, caídas de
bala y cómo compensarlas, y las ventajas e inconvenientes de los famosos
calibres magnum.
En el siguiente número abordaremos unas ideas básicas sobre puesta
en tiro de montaña, cómo y porqué hacer un buen entrenamiento a larga
distancia –lo que yo llamo “el secreto” del tiro en montaña–, hablaremos
de anteojos y gatillos, comentaremos cómo conseguir un rápido y sólido
apoyo en la montaña –otra clave del éxito a larga distancia–, y por último
revisaremos las balas de que disponemos en el mercado, para qué son más
adecuadas cada una y, sobre todo, cómo y porqué elegir un tipo concreto
de munición para nuestro rifle.
A lo largo de las muchas horas que paso hablando de destinos de caza en
el mundo, en muchas ocasiones acabamos comentando sobre los rifles y
municiones más apropiados para cada cacería. He observado que en España hay bastante interés y a la vez desconocimiento sobre este tema. Por
ello y con el fin de intentar orientar a aquellos cazadores que quieran salir
a cazar fuera, voy a dar algunas ideas personales. Dado que este es un tema
muy subjetivo quiero hacer notar que son mis humildes opiniones, que a
mí me ha ido bien o a gente que se lo he sugerido le ha ido bien, pero sin
ningún ánimo de dogmatizar.
48 / HUNTERS
Roque Armada con un precioso íbex del
Mongolia y la inmensidad del desierto del Gobi
a su espalda. El veterano y familiar SteyrManlicher Stutzen del 270 Winchester con doble
gatillo al pelo, hizo su trabajo perfectamente
como ha venido haciendo durante los últimos 25
años con muchísimos rebecos, corzos y machos
monteses. Como balas, de nuevo las sencillas
Winchester Power Point de 130 grains, que tan
bien agrupa ese rifle. En un fácil tiro apenas a
100 metros, hicieron su trabajo perfectamente
en este íbex de tamaño muy similar al de
cualquier macho montés español.
HUNTERS / 49
Con un precioso íbex de 1,18 metros de cuerna en las montañas de Tien-Shan, en la ex república soviética
de Kirguizia justo en el borde de la frontera con China. El rifle es un veterano Santa Bárbara aligerado con
doble gatillo al pelo del 7 mm Remington Magnum. Como esta cacería se hace a caballo se pudo ser permisivo
con el peso del arma. Véase la funda especialmente adaptada para silla de montar hecha por encargo para
el autor. Con ella se evitan roturas del rifle y posibles lesiones del cazador por llevarlo a la espalda en caso
de una tonta caída del caballo. La bala también fue una veterana Nosler Partition de 160 grains, cargada
por Remington que en este rifle agrupa magníficamente. Sabiendo que no habría muchas oportunidades de
tiro se elegió por su expansión controlada, para que pudiera penetrar de lado a lado cualquier íbex, por muy
forzada que fuese la postura en que se presentase el animal.
El autor a los 15 años de edad con su primer
rebeco asturiano. El rifle, un pesado 300
Winchester Magnum con un Zeiss de 1’5–6x42,
ambos poco apropiados para montaña pero era
lo que había por casa. De la bala sólo sabía que
salía para adelante y ni me acuerdo. El sitio, la
plaza del pueblecito de Sobrefoz en el concejo
asturiano de Ponga, en el corazón de aquel
paraíso familiar que fue el coto Peloño. Estoy
delante de la casa de aquel guarda mayor ya
fallecido, Pedro Alonso Pedrín, que tenía tal
conocimiento y maestría en las montañas que
cuando sacaba los ojos en una asomada buscando
rebecos decíamos cariñosamente que se le ponía
cara de rebeco.
Han pasado 33 años y siempre tendré la misma
teoría. No existe mejor escuela de caza y de tiro
de montaña que el rebeco y el sarrio españoles.
El autor en el oeste de Mongolia con un bonito maral de las montañas de la provincia de Bayan Olgy, justo
al lado de la frontera con Kazajstán. Para esta cacería que combinaba marales e íbex del Altai, el doctor
Ángel Prado eligió un Blaser R93 Offroad del 338 Winchester Magnum, sin duda una opción magnífica.
El hecho de poderlo desmontar y guardar en su maletín ofrece innumerables ventajas para viajar por el
mundo, no sólo por tamaño sino que además estos diminutos maletines suelen pesar mucho menos que
uno clásico. El problema era que en la combinación con íbex que haríamos en la cacería había que buscar
una bala con trayectoria suficiente para los primeros y tuviese una buena penetración para los enormes
marales, que pueden pasar de 400 kilos. Tras bastante deliberar lo resolvimos con la súper clásica Nosler
Partition de 210 grains cargada por Remington. Esta bala tiene un parte delantera de camisa muy fina y
sin soldar al núcleo, que expande muy bien hasta la partición y haría mucho daño en un íbex de poco más
de 100 kilos de peso. Sin embargo su partición detiene la expansión reteniendo un mínimo de 40–50%
de su peso y asegurando la penetración por mucho hueso o músculo de un durísimo y enorme maral que
encuentre en su camino. Realmente es como dos balas en una. Además suele agrupar muy bien. Como
comprobamos en España antes del viaje, y con 210 grains ofrecería una trayectoria suficiente para
cualquier íbex hasta los 250 metros.
50 / HUNTERS
Son unas idea generales sobre lo que
yo creo que va bien, evitando en todo
lo posible complicadísimos datos matemáticos, densidades seccionales o coeficientes balísticos. Mi propósito es que
estas líneas sean útiles a cualquier cazador medio que se enfrenta a sus primeras experiencias de montañas europeas,
asiáticas o americanas en busca de rebecos, íbices, cabras y carneros. El que ya
haya cazado mucho por el mundo sabe
muy bien lo que usa y porqué, pero tal
vez alguna de estas ideas le pueda ser
útil.
Un maestro de la caza en montaña con su
descomunal marco polo de 61 pulgadas. El rifle,
un veterano y sencillo Santa Bárbara aligerado
del 270 Winchester pero con más de 100
rebecos y 200 corzos en su haber. En manos
expertas hizo una vez más perfectamente
su trabajo en un magnífico tiro a más de
400 metros de distancia, a –20ºC y a 4.600
metros de altitud. La zona es el nacimiento del
río Murgab, encima del campamento de Hot
Springs, en lo más alto del Pamir, de la ex
república soviética de Tayikistán, justo en la
frontera del corredor Wakhan de Afganistán.
Resultó ser el segundo mejor marco polo de
ese año del Pamir. Cuando me preguntan
siempre digo que los magnum tienen ventajas
aunque también inconvenientes y no son
imprescindibles, como se ve en la foto.
Un bonito íbex alpino de Austria. Para cazar en
un país con la tradición cinegética de Austria,
y más aun en un finca con más de un siglo
de perfecta gestión cinegética, hubiera sido
incorrecto y casi maleducado llevar otro rifle que
el veterano Steyr-Manlicher stutzen, de madera
hasta la boca terminado con un schnabel y doble
gatillo al pelo, que por otro lado es magnífico
para esta cacería.
El calibre apropiado de acuerdo a la larga tradición
de caza austriaca debería haber sido un 7x64,
pero la mayor facilidad para conseguir munición
en cualquier lugar raro del mundo, hizo que en su
momento se eligiese el superpopular americano
270 Winchester. Para más inri de los jaegers
austriacos se utilizó munición Winchester Power
Point de 130 grains, que en ese rifle agrupa
divinamente. Este calibre y bala americana en un
Manlicher, podría ser considerado un sacrilegio
para un tradicional cazador austriaco y por ello me
guardé mucho de decírselo a mi anfitrión, cargando
el rifle casi a escondidas cuando no me veía.
Calibres para caza en montaña
Como límite inferior de calibres podemos empezar por los 6 mm, 243, 6’5x57
ó 65, 257 Watherby o el súper americano
25-06. Tiran proyectiles de entre 100 y 120
grains y pueden ser ideales para rebecos, machos y corzos. Se de cazadores
muy experimentados que los usan para
íbex y carnero, pero el sentido común y
los precios de la caza herida y no cobrada, sugieren pasar al escalón siguiente.
Creo que estaría usted más cómodo en la
banda de los 7 milímetros no magnum,
bien sean 270 Winchester, 280 Reming-
ton, 7x64, incluso el centenario 30.06,
que son rifles ligeros en torno a 3,5/4
kilos con anteojo, de cañones cortos de
55 ó 60 centímetros, retroceso suave y
que tiran muy bien balas de entre 130 y
150 grains.
Si usted va a cazar grandes carneros que a veces pueden llegar a los 200
kilos, puede estar más cómodo con un
salto más en potencia y alcance, y pasar
a cualquiera de los magnum ligeros
como el 270 Weatherby, el ya poco utilizado 264 Winchester o el súper popular
7 mm Remington Magnum. Como límite
superior yo pondría cualquier magnum
del 300, sea Winchester, Weahterby o
Remington UM, o el venerable 8x68S,
con pesos de 150 a 180 grains. También
le pueden gustar los nuevos Winchester
Short Magnum y Remington Short Ultra
Magnum, pero aun son muy nuevos y hay
que tener mucho cuidado con el suministro de munición, especialmente fuera
de España como luego comentaré. Pero
¡ojo!, en cuando se mete en este escalón,
el peso, el tamaño y sobre todo el retroceso del rifle empieza a ser incómodo para
muchos cazadores medios, afectando, y
HUNTERS / 51
Esto es lo que vengo usando para cazar en montaña por el mundo. Los tres rifles de la foto apenas pasan del metro justo de longitud, pesan menos de 4 kilos con
anteojo y los tres son del 270 Winchester, con anteojos alemanes o austriacos de primera calidad. El Blaser R93 tiene un segundo cañón del 300 Winchester por
si hay una cacería combinada en Canadá o Alaska que incluya oso grizzly o alce. El calibre 270 Winchester se eligió por su enorme popularidad y facilidad para
encontrar balas en cualquier lado del mundo. El Manlicher viaja por el mundo con un segundo anteojo de gama media de repuesto, siempre puesto en tiro y con
monturas intercambiables por si el Zeiss 3 a 9 sufriese algún accidente. Para los tres cañones de Blaser se usa un segundo anteojo de repuesto Zeiss 7x50, con
retícula iluminada y monturas compatibles Blaser para los tres cañones. Antes de cada viaje se pone en tiro en el cañón elegido y sirve de repuesto por si hubiese
una rotura o desajuste en el antejo principal. Además, si se presenta una oportunidad de un aguardo de noche a lobo o guarro se utiliza este segundo anteojo, por
su mayor luminosidad y retícula iluminable. Uno de los tres es el rifle que mejor agrupa que he visto en mi vida, pero no diré cuál.
Tres duros y buenos cazadores de montaña
españoles acompañados de su guía. Para el difícil
tur de Azerbaiyán emplearon dos rifles del 7
mm Remington Magnum, y un 300 Winchester
Magnum, de magnífica rasante y potencia de
sobra para cobrar sin problemas estos duros,
pesados y difíciles trofeos. En el tur de peso
razonable tal vez sea más apropiado el 7 mm,
pero si en vez de en Azerbaiyán hubieran cazado
en Canadá o Alaska, donde un buen alce o un
grizzly puede estar en el menú, el 300 Winchester
Magnum hubiera jugado con ventaja al poder tirar
220 grains sobre los 175 de peso máximo que tira
el 7 mm RM, motivo por el que yo elegiría el 300
WM. Los dos que viajaban con el mismo calibre
tenían la ventaja de que si alguna de sus cajas de
balas se pierde durante el viaje, siempre le podrá
prestar su compañero algunas. Si unifican antes de
salir la puesta en tiro y utilizan el mismo tipo de
bala, peso y punta, mejor. Si yendo con un grupo
tiene donde elegir y puede unificar calibre con
otro cazador, siempre tendrá esta posibilidad de
intercambio. Si viajan dos cazadores con calibres
diferentes, no es ninguna tontería intercambiar
una caja de balas en los maletines de munición,
por si una de ellas no llegase a destino.
a veces mucho, su puntería. Si usted es
muy sensible al peso del rifle, un cartucho
corto como un 7-08, el venerable 7x57 ó
un 260 Remington, probablemente los
mejores calibres para jóvenes, novatos
y señoras, será magnífico pues se puede
52 / HUNTERS
construir un rifle de acción corta y por
tanto muy corto, ligero y además muy
suave de retroceso.
Pero en mi opinión algo en torno al 270
Winchester, 280 Remington, 7x64 ó 7 mm
RM ó 300 Winchester –eso sí, bien mane-
jados– están en un justo intermedio entre
potencia, peso, alcance y comodidad de
tiro. Para una cacería a caballo en el que
el peso y tamaño importa poco y si es en
Norteamérica, como puede haber animales enormes en el menú, me inclinaría por
El autor con un bonito sarrio de las “tierras malas” del valle de Echo, en el Pirineo aragonés de Huesca.
Más de 30 años y muchos rebecos y cacerías por el mundo han pasado desde ese primer rebeco de Ponga
con 15 años de edad. El rifle Manlicher stutzen del 270 Winchester ya es adecuado, la ropa con Gore-Tex
también y sobre todo mucha experiencia de caza y tiro en montaña a las espaldas. Pero mi opinión no
ha cambiado. Si usted ha cazado mucho, pero fíjese que digo mucho, el rebeco y el sarrio en España, no
tendrá ningún problema para buscar, juzgar, entrar, tirar y cobrar cualquier íbex o carnero del mundo.
Incluso le diría que acostumbrado a los 30 kilos de un rebequito español, tirarle a un argali del Altai de
casi 200 kilos de peso, le puede parecer hasta facilón.
los últimos. Y si es una cacería a pie por
terreno muy difícil, llevando mochila y
rifle y con animales de no más de 150 kilos
estoy más cómodo con los primeros. Los
magnum serán rifles más grandes, más
pesados y de cañones más largos, pues
necesitan un mínimo de 65 centímetros
de longitud.
Si como buen ibérico y valiente
descendiente de Viriato se atreve con
ellos, puede ir a maravillas como el
30-378 Weatherby ó 7 mm STW ó el
increíble 7’82 Warbird de Lazzeroni
americanos; pero asegúrese de que es
capaz de soportar ese nivel de retroceso –yo no puedo– sin perder precisión y
procure que no se le caigan los empastes de las muelas tirando al blanco con
ellos. Sí… ya sé que existen los frenos
de boca, pero a mí no me gustan; alargan los rifles, hacen un ruido enorme,
por lo que muchos guías en defensa
de su oído los odian, y pueden cambiar
agrupaciones.
Como resumen de los calibres que
puede utilizar en montaña, le diré que
para mi es mucho mejor una bala de un
270 Winchester en los pulmones y corazón de un íbex, que darle en una pata
por dar un gatillazo –el famoso flinch en
inglés– al tirar con uno de estos antiaéreos. Y no cabe duda de que cuanto más
culatazo tenga un rifle peor se agrupa, y
sobre todo es muy desagradable tirar al
blanco y practicar con él, que como luego
insistiré es la clave fundamental de la caza
en montaña.
Además, como he dicho que estas líneas
están orientadas al cazador que sale de
viaje por el mundo, a la hora de decidirse
por un calibre para cazar en montaña y
viajar quiero hacer una sugerencia que
considero muy importante. Un ligero y
preciso rifle para recechar en España del
6x62 Freeres, 257 Weatherby ó del 6’5x65
sería magnífico para buscar sarrios en el
Pirineo, pues usted está seguro de que
su municion llegará en el maletero de su
coche. Pero por desgracia cada vez es más
frecuente el extravío de la munición por
las compañías aéreas. Estoy comprobando
que los rifles suelen llegar, pues tienen un
traslado casi con escoltas de seguridad a
la bodega del avión; las maletas también,
aunque con algún que otro disgusto;
pero las balas, por desgracia, es bastante frecuente que no lleguen. Sea porque
son cajas pequeñas difíciles de ver y que
se cuelan entre las cintas transportadoras
de equipaje, sea por alguna faena que nos
puede hacer un mozo de equipajes ecologista, que también los hay, sea por alguna
restricción legal entúpida en una escala,
o porque se las roban o porque enreda el
diablo, a veces llegamos a nuestro destino
y no aparece la ansiada cajita metálica con
la munición. Además, también porque se
le pueden acabar cazando si tiene que
poner un rifle en tiro –ojalá sepa– después
de un batacazo.
Pues bien, si usted lleva un súper popular 270 Winchester, 7 mm Remington
Magnum ó 300 Winchester Magnum y
trata de comprar munición con prisas en
HUNTERS / 53
‘ES MUCHO MEJOR UNA BALA DE UN 270 WINCHESTER EN LOS PULMONES Y CORAZÓN DE UN ÍBEX, QUE
DARLE EN UNA PATA POR DAR UN GATILLAZO AL TIRAR CON UNO DE ESTOS ANTIAÉREOS. Y NO CABE DUDA
DE QUE CUANTO MÁS CULATAZO TENGA UN RIFLE PEOR SE AGRUPA, Y SOBRE TODO ES MUY DESAGRADABLE
TIRAR AL BLANCO Y PRACTICAR CON ÉL…’
Aquí vemos mi Blaser del Winchester 270 y
doce cajas de balas para él. Las hay de todos los
orígenes, americanas, alemanas, suecas y las
podría haber británicas, sudafricanas, belgas,
australianas… y de todos los tipos, pesos y
puntas. Desde más duras a la izquierda como
la Remington Safari Grade de expansión muy
controlada y gran retención de peso, hasta las
más expansiva a la derecha como la RWS KS, que
tan bien vuela en ese rifle.
Esta es la gran ventaja de este calibre para
viajar, pues en cualquier armería del mundo
que entre encontrará al menos uno o dos tipos
de balas. Por algo se reparte los tres primeros
puestos de venta del mundo junto con el 30.06 y
el 7 mm Remington Magnum.
Sí, ya se querido lector... su 257 Weatherby
Magnum, aunque sólo lo carga Weatherby y
tal vez alguno más, tiene más energía, más
velocidad y por tanto cae 10 centímetros menos a
350 metros; tiene razón. Pero también le diré que
seguro que es un rifle más largo, probablemente
más pesado e indudablemente tendrá más
retroceso, lo cual a lo mejor afecta a su puntería.
Por lo tanto creo que podemos dejar la partida
en tablas.
Le invito a que cojamos nuestros rifles y nos
vayamos a cazar a un destino, digamos exótico,
como Ulan Bator, Bishkek o Petro Pavlosk.
Supongamos que al llegar a destino, por esos
enredos que hace el diablo, no aparecen en la
cinta del aeropuerto nuestras cajas de munición.
Aterrados y con prisas intentaremos comprar
balas escoltados por nuestros guías de ojos
oblicuos, en esas modernas y cosmopolitas
cuidades. Mientra damos tumbos entre baches,
yurtas, cabras y camellos en una camioneta,
nuestra congoja aumentará, pues el amable guía
nos habrá enseñado el maravilloso Kalashnikov
modelo de 1955, con culata cosida con alambre,
punto de mira ajustado a martillazos y gatillo a
unas 40 libras de peso, que nos va a prestar para
tirar nuestro íbex, a por el cual hemos ido al otro
extremo del mundo.
Y cuando con el corazón en un puño entremos en
esa cueva de Alí Ba-bá, mezclada con bazar de
alfombras y un poco de guarida de los cuarenta
ladrones, que ellos orgullosamente llaman
armería, buscando balas para nuestros rifles, ¿de
cuál de los dos calibres cree que tenemos más
posibilidad de encontrar algo con lo que hacer la
cacería?
sitios como Bucarest, Ulan Bator, Bishkek o
Petropablosk, puede que encuentre algo
con lo que tirar y hacer su cacería. Si usted
lleva su magnífico 6x62 Freres, un 6’5x65
RWS, un 257 Watherby ó un Winchester
Short Magnum, le aseguro que para lo
54 / HUNTERS
único que le va a servir su rifle es de escoba o como muleta si tiene mala suerte y
se tuerce un tobillo. Por esto y sólo por
esto, aconsejo siempre para viajar fuera
de España calibres súper populares, pues
además entre ellos los hay para todos los
gustos.
Rifles y acciones
Para tiro a larga distancia necesita un
rifle con trayectoria suficiente, pero sobre
todo que sea preciso, y mejor algo ligero (y si es corto, a mi particularmente me
gusta más). Por esa precisión necesaria
sólo podemos fijarnos en los de cerrojo y
los monotiro. Estos últimos, si son buenos,
consiguen la mejor precisión que he visto
jamás. Pero tiene una desventaja, en
montaña sólo pueden ir cargados con una
bala en la recámara o totalmente descargados. Es verdad que en algunos modelos el muelle no va tensado, pero la bala
está ahí. La montaña es terreno difícil y se
pueden sufrir resbalones y caídas, y un
monotiro con una bala en la recámara no
es lo ideal. Un cerrojo le permitirá subir,
trepar y arrastrarse con el cargador lleno
pero la recámara vacía. Una vez que ha
entrado al animal y conseguido la postura
y el apoyo de tiro, sólo tiene que accionar
el cerrojo suavemente y meterá una bala
en la recámara. Seguridad total.
Además, aunque la esencia de la caza
en montaña es una buena entrada y un
tiro deliberado y relajado a pieza parada,
no siempre ocurre así. En muchas ocasiones necesitará un segundo tiro para anclar
un íbex o carnero y evitar que se despeñe, trasponga una cuerda o se meta en el
bosque. También simplemente porque
ha fallado, pero esto no debe pasar, pues
acertar después a pieza corriendo y alerta es mucho más difícil. En esos casos la
rapidez de un cerrojo es difícil de igualar
y más con manos frías y tal vez guantes.
Pero si a usted le gustan los monotiro, es
perfectamente libre de hacerlo, pero sólo
si está muy acostumbrado a ellos y sabe
muy, pero que muy bien lo que hace. Yo
particularmente uso uno mucho y bien, y
por cierto nunca he visto nada que tire y
agrupe igual.
Si el rifle es ligero mejor, puede estar
muchas horas acarreándolo, si es corto y
en calibre estándar tipo 270, 7x64 ó 280
puede estar en poco más de un metro de
largo y tirar divinamente, lo agradecerá
trepando por rocas y terreno complicado.
Respecto a la culata, la caza en montaña es durísima para las armas. Lluvia,
arañazos, nieve y no digamos las palizas a
caballo de Asia a Canadá, pueden acabar
en unos días con un precioso pavón y una
culata al aceite. Las culatas de plástico y
Con cuatro íbex y dos descomunales marco polos en Pamir de Tajikistán. El marco polo de mi derecha, de 61 pulgadas, fue cobrado con un simple pero veteranísimo
Santa Bárbara del popular 270 Winchester. Su dueño suplió las carencias que para esta cacería pudieran tener rifle y calibre –si es que las tienen– con un profundo
conocimiento del mismo y muchísima práctica con él a lo largo de 40 años de continua caza y tiro en montaña.
El marco polo de mi izquierda, de 58 pulgadas, fue cobrado con Blaser R93 offroad del 7 mm Remington Magnum, con bípode Harris y anteojo Zeiss de 6 a 24
aumentos con torreta de corrección vertical, sin duda la última tecnología en armas para tiro a larga distancia. El cazador, duro, joven, deportista y entrenado,
aunque no contaba con la experiencia del otro, suplió esa falta de experiencia con un intenso entrenamiento en España, tirando muchas sesiones a distancias de
200, 250, 300, 350 y 400 metros. Apuntó cuidadosamente las caídas de su munición Remington Sirocco Bonded en una chuleta que pegó a su culata y le fue
muy útil en un tiro a 420 metros de distancia.
Dos teorías completamente opuestas sobre armas y calibres en montaña que cumplieron ambas perfectamente su cometido. La clave fue el intenso entrenamiento de
ambos cazadores; uno por la edad y la experiencia y el otro por un intenso y disciplinado programa de entrenamiento. Además ambos rifles estaban perfectamente
puestos en tiro para hacer un 0 a 300 metros y fueron comprobados de nuevo al llegar al Pamir para ver si el largo viaje, la altura de 4.200 metros y los gélidos
–20ºC habían afectado a su puesta en tiro. Este íntimo conocimiento de sus armas, la intensa práctica con ellas y la perfecta puesta en tiro de las mismas, fueron la
clave del éxito de esta cacería y la obtención de estos descomunales trofeos.
Keblar y los cañones de acero inoxidable o teflón tiene una gran ventaja: y no
es porque pesen menos. Las culatas de
madera después de varios días de lluvia
se suelen deformar milimétricamente y
cambiaran las presiones de los tornillos
de ajuste de la caja. Y sobre todo si es un
cañón flotado y la madera toca el acero
del cañón, el rifle cambiará totalmente su
agrupación con el desastre que esto implica. El plástico y el Keblar son absolutamente estables al agua y jamás tendrá este
problema; esa es su principal ventaja, no
el menor peso como mucha gente cree.
Trayectorias y caídas de bala
En mi humilde opinión, y sólo es una
opinión, la ventaja de un súper magnum,
con su mayor peso, culatazo, tamaño y
longitud de cañón, sobre un rifle normal
es más psicológica que real. Les voy a dar
unos pequeños datos de la guía de Bob
Forker, Ammo and Ballistics, donde se estudian todos los calibres y sus caídas teóricas
–luego hablaré de esto– a diversas distancias. Compararemos tres rifles del mismo
calibre y con exactamente la misma bala,
una Winchester balístic Silver Tip de 140
Velocidad 0 en
280 Remington
7 mm Rem Magnum
7 mm STW
Pies/seg
3.040
3.100
3.320
grains, aunque muy distinto cartucho, 280
Remington, 7 MM Remington Mag y 7 mm
STW (Shooting Times Westerner), un auténtico antiaéreo, de feroz culatazo muy utilizado en el oeste de EE UU.
Si los tres los ponemos a 0 en 200
yardas, que son 180 metros, veremos sus
caídas a 300 yardas (270 metros) y 400
yardas (360 metros) que ya está muy al
límite de los que un cazador medio puede
llegar a tirar (ver cuadro adjunto).
Como verán, la diferencia en caída a 270
metros es pequeña, apenas tres centímetros. Si miramos a 360 metros vemos que
hay algo más, pero sólo ocho centímetros
entre el 280 Rem y el 7 mm STW. Pero lo
más importante, vemos que todos caen
mucho; entre 38 y 46 centímetros. Por
tanto en todos ellos para lograr el blanco a
360 metros hay que apuntar sobre el blanco digamos al rape del lomo de un íbex o
Caída a 270 m
– 16 cm
– 15 cm
– 13 cm
Caída a 360 m
– 46 cm
– 44 cm
– 38 cm
carnero. Y esto es lo más importante en el
tiro a larga distancia en montaña: conocer las caídas reales de su rifle y munición a distancia, junto con la perfecta
puesta en tiro del mismo. Que a usted
le compensen más peso, más longitud del
cañón, mayor tamaño de arma y más culatazo por esos 8 ó 10 centímetros de caída
a 360 metros, es una decisión totalmente
personal. Lo que intento decir es que los
magnums no son imprescindibles y que se
asegure de que ese retroceso extra no le
hace tirar peor.
Por tanto conocer las caídas reales de su
bala, saberse apoyar y medir las distancias,
son los trucos para conseguir blancos lejanos en montaña. Esto nos lleva al punto
más importante para tener éxito en los
tiros en montaña, el entrenamiento. Un
asunto clave para el éxito de la cacería que
trataremos en el próximo número. H
HUNTERS / 55
SUSCRÍBASE A:
HUNTERS
CAZADORES SIN FRONTERAS
PARA 1 AÑO
(12 NÚMEROS CON 25% DTO.)
POR 48,60 €
25%
25
%
RELLENE ESTE CUPÓN Y ENVÍELO A HUNTERS,Y RECIBIRÁ EN SU DOMICILIO LA REVISTA SEGÚN LA OPCIÓN ELEGIDA
Según la ley 15/1999 de protección de datos personales, los datos que Vd. nos facilita serán incluídos en el fichero de MC Ediciones, S.A.
para la gestión de la relación comercial con Vd. Los datos facilitados son estrictamente necesarios, por lo que su cumplimentación es
obligatoria. Asimismo, Vd. consiente expresamente a MC Ediciones, S.A. para recibir comunicaciones comerciales de sus productos y
servicios, así como de productos y servicios de terceros que puedan resultar de su interés. Vd. tiene derecho de acceso, rectificación,
oposición y cancelación, que podrá ejercitar comunicándolo por carta a:
MC EDICIONES, S.A: (Paseo San Gervasio, 16-20, 08022, Barcelona).
MC EDICIONES, S.A. PASEO SAN GERVASIO 16-20/08022 BARCELONA/TEL. 93 254 12 58/FAX: 93 254 12 59/E-MAIL: [email protected]
Nombre y apellidos: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
CIF/NIF: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Domicilio: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Población: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . C.P.: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Provincia: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tel.: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
E-mail: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Modalidad escogida:
❑ 1 año con 25% de descuento*
Europa 84,60 € - Resto del Mundo 120,60 €
* Gastos de envío incluidos.
FORMA DE PAGO
Adjunto talón a nombre de M.C. Ediciones, S.A.
Tarjeta de crédito
Visa (16
American
Domiciliación bancaria
Banco/Caja
Nº Sucursal
dígitos)
Express (15 dígitos)
D.C.
Nº Cuenta
Titular:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Nº:
Firma titular
Caducidad:
/
Titular:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Firma
PUEDE SUSCRIBIRSE A TRAVÉS DE NUESTRA WEB
O VIA MAIL [email protected]
Ahora más fácil: www.mcediciones.com

Documentos relacionados

HUNTERS AÑO XIV- Numero 156 ´

HUNTERS AÑO XIV- Numero 156 ´ grandes carneros o íbex asiáticos a los cuales es muy difícil acercarse a menos de 300 metros, un +8, +9 ó incluso +10 centímetros a 100 metros, le hará obtener un 0 sobre los 260 ó 280 metros y ti...

Más detalles