En este tu 400 Aniversario Todo un pueblo te pide nos concedas

Comentarios

Transcripción

En este tu 400 Aniversario Todo un pueblo te pide nos concedas
ORGANO OFICIAL DE LA ASOCIACION DE VETERANOS DE BAHIA DE COCHINOS
BRIGADA DE ASALTO 2506
Octubre - Mayo 2012
Cuba Será Libre, Independiente, Democratica y Soberana
En este tu 400 Aniversario
Todo un pueblo te pide nos concedas una Cuba Libre
Jamas Abandonaremos a Nuestra Patria
DIRECTIVA
FELIX I. RODRIGUEZ MENDIGUTIA
Presidente
JORGE GUTIERREZ IZAGUIRRE
Vice Presidente
ANDRES MANSO ROJAS
Secretario
ROBERTO PICHARDO VASQUEZ
Vice Secretario
JORGE MARQUET ALDERETE
Tesorero
RAUL MARTINEZ URIOSTE
Vice Tesorero
HUMBERTO HERNANDEZ BARRIOS
Director Organización
JUAN TAMAYO CORDOVI
Vice Director Organización
ARTURO SANCHEZ BELLA
Director Relaciones Exteriores
HUMBERTO MARTINEZ LLANO
Vice Director Relaciones Exteriores
HARI CRUZ BUSTILLO HEALY
Director Prensa e Información
ALBERTO VALERA YANES
Vice Director Prensa e Información
OSCAR RODRIGUEZ RODRIGUEZ
Director Asistencia Social
JUAN J. GONZALEZ LOPEZ
Vice Director Asistencia Social
AURELIO PEREZ LUGONES
Director Historia Militar
EMILIO GONZALEZ CASTELLANOS
Vice Director Historia Militar
Henry Flagler y su Ferrocarril Sobre el Mar.........por Rafael García-Toledo.....
26
ASESORES
Team de Infiltración de Camagüey...............por Emilio Martínez Venegas
29
JUAN CHARDIET
Asesor Legal Miami & Washington DC
ARCHIBALD KIELLY
Liason US Congress & Government Affairs
JOSE E. (GENE) MIRANDA
CONTENIDO
Carta del Presidente................................................................
4
NUESTRO SENADOR.......................por Félix I. Rodríguez
5
Fotos de Actualidades………………………….............…...... 6
Funeral Manuel Pérez García en Cementerio de Arlington.....8
Comisionado Steve Bovo Deplora Actitud del Abogado Condal.......9
La Historia del Bolchevismo
porCardenal Jozef Mindszenty.....10
Jaime Ortega Alamino ¿El Richelieu Cubano?.............. 11
Reporte de Tesorería Asociació de Veteranos Brigada 2506……
12
Cincuentenario de un Historico Viaje a la Habana....por Pablo Pérez Cisneros..............
13
Quien fue Jorge Rojas Castellanos #2563(Infiltración)
por José Regalado... 16
Reporte de Tesorería Museo Biblioteca Brigada 2506..................... 19
Mi Dia Mas Largo - 17 de Abril de 1961........por Frank De Varona... 20
Impressions of the Bay of Pigs Assault..............by Larry Di Donato......24
Brigadistas Recientemente Fallecidos....................................... 25
OMAR GUERRA GUTIRREZ - Mi Padre.........por Rebeka Guerra........ 33
Museo y Biblioteca...................................................................
34
Asesor Económico
Nueva Junta Directiva 2012 al 2014..................................................... 37
Asesor Publicitario
MUY IMPORTANTE (Actúa)................................................ 38
JULIO GONZALEZ REBULL
VICENTE BLANCO CAPOTE
Asesor
ROLANDO CACERES HERNANDEZ
Asesor
ARMANDO GUTIERREZ CABEZA
Asesor
JORGE INFIESTA CASALS
Asesor Tecnico
FELIPE VILLARAUS GALLO
Asesor
En lo que respecta a Cuba, su Libertad y
Democracia total, fuimos, somos y seremos,
INTRANSIGENTES
Brigada de Asalto 2506
E-MAIL
[email protected]
2
3
DELEGACIONES
ATLANTA, GA
Enrique Rodríguez Castellanos
LUISIANA
Jorge Navarro Rodríguez
HOUSTON, TX
Francisco Vera Rodríguez
KEY WEST, FL
Arturo Cobo Avila
LOS ANGELES, CA
Orlando Atienza Pérez
FILADELFIA, PA
Walter Rey Delgado
LAS VEGAS, NV
Waldo de Catroverde Giol
[email protected]
LIMA, PERU
Roberto Novo Barker
MADRID, ESPA—A
José Cal Cotta
[email protected]
MEXICO, DF
Manuel M. Camargo Saavedra
NEW YORK / NEW JERSEY
Eliecer Grave de Peralta
[email protected]
PENNSYLVANIA
Oscar Mestre Fernández-Mascaro
PENSACOLA, FL
Roberto de Varona Villar
[email protected]
PUERTO RICO
Jorge Leiseca
SAN DIEGO, CA
Roberto Pollack Diehl
SAN PEDRO SULA, HONDURAS
Rafael H. Nodarse
[email protected]
SARASOTA, FL
Hildebran Díaz Rojas
[email protected]
TAMPA, FL
Coronel Orlando Rodriguez
[email protected]
Carlos García
[email protected]
WASHINGTON, DC.
Manolin Granado Díaz
[email protected]
WEST PALM BEACH, FL
Miguel Reyes García
Carta del Presidente
En este mes de Abril se llevaron a cabo elecciones para dirigir los destinos de nuestra asociación por los próximos dos años.
Pudiendo optar por otro segundo término decidí no hacerlo. Salió
nuestro compañero y amigo Máximo L. Cruz quien eligió una excelente
junta directiva que lo acompañaran por los próximos dos años que
serán cruciales en el destino de nuestra patria, participa y ayúdalos.
Ser presidente de nuestra asociación no es fácil. Trabajo y dedicación
que muchos desde fuera no ven.
Dios quiera que compañeros brigadistas que como todos
nosotros, quieren lo mejor para nuestra asociación se involucren mas
con la Junta Directiva, den sus recomendaciones y sus opiniones que
estoy seguro tendrán los oídos de todos. Ven, trabaja con la actual
junta directiva que fue producto de una elección democrática y electa
por la mayoría de sus miembros.
Criticar por fuera y en forma pública solo daña la imagen de
todos los brigadistas y por ende la causa por la libertad de nuestra
patria. Nuestros mártires y nuestros miembros se merecen ese respeto.
Desde el fallecimiento de nuestro compañero Juan Pérez-Franco
he estado por más de tres términos al frente de nuestra asociación.
Durante estos años he tratado de desempeñar la responsabilidad que
se me confirió lo mejor que he podido. Estoy muy orgulloso en la forma
que nuestro tesorero Jorge Marquet ha mantenido todos nuestros
records que siempre han estado abiertos a todos los brigadistas.
Jorge, siempre te estaré eternamente agradecido por tu dedicación y
forma impecable y meticulosa en el desempeño de tu función.
Quiero darle las gracias a todos y cada uno de los miembros
de nuestra Junta Directiva y a nuestros asesores. En todos estos años
nunca se tuvo que postergar una reunión por falta de quórum,
siempre tuvimos más que suficientes miembros presentes.
Lo más importante para mí fue haber logrado construir el
Mausoleo de Cremación y todos los contratos que compramos a
precios muy bajos. De eso, hoy día se benefician todos los brigadistas
y sobre todo aquellos sin recursos a quienes podemos facilitarles un
entierro digno sin ningún gravamen económico para sus familiares.
Nuevamente le doy las gracias a todas las Directivas que
me acompañaron, a las delegaciones fuera de Miami que siempre
nos apoyaron y a todos los brigadistas que confiaron en nosotros,
deseándoles lo mejor a las futuras Juntas Directivas.
4
Félix I. Rodríguez-Mendigutía
NUESTRO SENADOR
por Félix I. Rodríguez-Mendigutía
Todos tenemos que sentirnos muy orgullosos de tener un Senador Federal en nuestro Estado de la
Florida llamado Marco Rubio, hijo de cubanos que lleva con orgullo y siente la causa de Cuba tal
como la sentimos todos nosotros. Un gran amigo de la Brigada de Asalto 2506.
Nació en Miami un 28 de Mayo 1971, se graduó de la Universidad de la Florida y obtuvo su título de
abogado de la escuela de leyes de la Universidad de Miami “cum laude”.
Desde muy joven obtuvo una gran experiencia pública sirviendo como interno en la oficina de la Congresista Ileana Ros
Lehtinen, y como Comisionado de la Ciudad de West Miami,
siendo electo Representante Estatal en el 2000 por el Estado
de la Florida, y ya en Noviembre del 2006 fue electo “Speaker
of the House”.
Tiene un carisma extraordinario reconocido por todos sus
colegas y es excelente orador, en verdad un orador que no
necesita un “TelePronter” para proyectar sus ideas en una
forma diáfana, directa e impecable. A su vez, mantiene un
conocimiento total y absoluto de los temas a tratar.
Lo he escuchado muchas veces durante sus presentaciones
en el pleno del Senado de los Estados Unidos y siempre me
impresiona con la claridad que explica su posición que
siempre ha tenido un gran sentido común, y a su vez con una
sencillez impresionante. En debates con colegas del partido
de oposición los pulveriza por su conocimiento del tema y un
razonamiento que la mayor parte del pueblo americano
entiende y comparte.
Senador Marco Rubio
Una de las cualidades que más he respetado y admirado en él, es su sentido de justicia. Sobre todo
para un senador “Junior” como se llaman a los senadores electos en su primer término, es muy
difícil el tomar posiciones opuestas a colegas más antiguos de su partido. Cuando ha visto que esa
posición va en contra del interés nacional, ha tomado una posición al lado de su conciencia y poniéndose a veces en una posición molesta para con sus colegas republicanos.
Estoy seguro que muchos han escuchado opiniones a nivel nacional que lo consideran un posible
candidato a la vice presidencia de Estados Unidos en el próximo ticket Republicano. Muy inteligentemente nuestro Senador Marco Rubio en estos momentos ha declinado considerar esa posición.
Lo felicito, pues en una contienda tan volátil políticamente como la existente en estos momentos en
los Estados Unidos, donde los candidatos republicanos en busca de la nominación del partido se han
debilitado enormemente, nuestro senador no tiene porque arriesgarse. Solamente que un cambio
substancial en el actual panorama politico hará posible que cambie su posición.
Con su juventud, carisma, y excelente trabajo en el Senado Federal representando a nuestro Estado,
no me cabe la más ligera duda que en los próximos años tendremos todos los hispanos y en
especial los descendientes de cubanos, el honor de poder decir con mucho orgullo, que uno de los
nuestros, es el Honorable Marco Rubio, Presidente de los Estados Unidos de América.
5
ACTUALIDADES
Grupo de brigadistas se reunen con 2do Jefe de la Policia de Miami. Andy
García, Oscar Rodríguez, Félix I. Rodríguez, Andrés Manso, Chief Luis Cabrera,
su padre Cabrera Sr., Jorge Gutíerrez, su hermano Juan Cabrera, Vicente
Blanco, Roberto Pichardo y sentado Arturo Cobo.
Merecido reconocimiento a Maria Conchita Alonso. Andrés Manso, Félix
I. Rodríguez, Maria Conchita, Jorge Gutíerrez, Roberto Pichardo, Oscar
Rodríguez, Armando Gutíerrez, Humberto Hernandez, Ariel Sigler Amaya,
Jorge Marquet, Arturo Sanchez y Vicente Blanco.
En compañia de su esposa, nuestro querido compañero José El 22 de Febrero 2012 nuestro Curator del Museo, Esteban Bovo
Enrique Dausá recibió un merecido reconocimientos de sus com- dio una conferencia sobre la Brigada de Asalto 2506 a un nutrido
grupo llegado del estado de Vermont.
pañeros de la Brigada de Asalto 2506.
El 24 de Marzo 2012 nuevamente Esteban Bovo dio una conferencia El Jueves 22 de Marzo la profesora Laura Davis trajo a nuestro
en el Coral Reef Senior High School a un grupo de estudiantes de High Museo más de 100 estudiantes del High School de Lee County,
School sobre la Brigada de Asalto 2506.
FL y nuestro presidente dio conferencia sobre Bahia de Cochinos.
6
ACTUALIDADES
Un gran amigo de la Brigada de Asalto 2506 que mucho
ayuda y poco habla. Ese es Mike Grillo, del Municipio de
Colón con Maria Conchita Alonso el dia que ella fue
homenajeada por nuestra Asociación de Veteranos.
Nuestro compañero brigadista Felipe Villarau Gallo cuando
dirigía la palabra a nutrido grupo de veteranos de las Fuerzas
Armadas de Estados Unidos durante la inauguración del
“Museo Militar Conmemorativo del Sur de la Florida”.
El Viernes 30 de Marzo 2012 nuestro compañro brigadista Entrega placa de reconocimiento a nuestro gran amigo Yioset de la Cruz,
Ricardo Montero visitó nuestro Museo con ex presos politicos Alcalde de Hialeah Gardens. Presentes Jorge Gutiérrez Izaguirre, Loly
Gutiérrez, Armando Gutierrez Cabezas, Alcalde Yioset de la Cruz, Félix
que lo acompañaron desde New Jersey.
I Rodríguez Mendigutía, Andres Manso Rojas y Alberto Pérez Saavedra.
Nuestro Presidente Máximo L. Cruz González durante la toma Entrega foto del barco “ Conway DD507” que participó en frente de
de poseción de su Junta Directiva con la Jueza María Korvik Bahía de Cochinos presentado al Presidente Félix I. Rodriguez por
quien tomó juramento a la nueva Junta Directiva 2012-2014.. Larry DiDonato, miembro de la tripilación de esa nave.Observan
Cawy Comella, Jorge Marquet y Humberto Hernández.
7
Funeral Manuel Pérez García en Cementerio de Arlington VA
Familia de nuestro compañero Manuel Pérez García a la
Misa en “Old Chapel” Ft. Myer” con los restos de nuestro comsalida de la capilla rumbo al Cementerio de Arlington donde
pañero Brigadista Manuel Pérez García con asistencia de susdescansaran sus restos.
familiares y representantes del Senador Marco Rubio
Ceremonia de recoger la bandera militarmente en Cementerio Entrega de bandera a Onelia Pérez viuda de Manuel acompañada por Mirta
de Arlington, Virginia para ser entregada a la viuda de nuestro Pérez y Mayda Rosales. Detras Juan Chardiet Esq. y un representante del
Senador Marco Rubio.
Brigadista Manuel Pérez García.
Después del ceremonial de la entrega de bandera a Oneida Pérez, Oneila Pérez, Mayda Rosales, nuestro Presidente Félix I.
viuda de Manuel Pérez García, se puede ver el escudo de nuestra
Rodríguez Mendigutía, y Roberto Acuña durante ceremonial en
Brigada de Asalto 2506 en la urna del compañero fallecido.
el Cementerio de Arlington
8
9
“La historia del bolchevismo, que se remonta ya
a medio siglo, demuestra que la Iglesia no debe
hacer ningún gesto conciliador a la espera de
que cese por ello la persecución religiosa”
Blessed Vilmos Apor Conventual Chaplain ad
honorem, Order of Malta Bishop of Gyor, Hungary
Beatified November 9, 1997, by Pope John Paul
II The beloved bishop was shot on Good Friday
1945 by a Red Army soldier, as he protected a
woman whohad taken refuge in his residence.
The woman was saved, but the bishop died of his
wounds on Easter Monday, April 2, 1945.
Cardenal Jozef Mindszenty
“HOMBRES INSEGUROS DE LA VERDAD QUE
PROFESAN”
“…Pero cuando la necesidad apremia, la defensa de
la fe no es obligación exclusiva de los que mandan,
sino que, como dice Santo Tomás, “todos y cada uno
están obligados a manifestar públicamente su fe, ya
para instruir y confirmar a los demás fieles, ya para
reprimir la audacia de los infieles”. Retirarse ante el
enemigo o callar cuando por todas partes se levanta
un incesante clamoreo para oprimir la verdad, es actitud propia o de hombres cobardes o de hombres inseguros de la verdad que profesan. En ambos casos,
esta conducta es en sí misma vergonzosa y, además,
injuriosa a Dios. La cobardía y la duda son contrarias
a la salvación del individuo y a la seguridad del bien
común y provechosa únicamente para los enemigos
del cristianismo, porque la cobardía de los buenos
fomenta la audacia de los malos”.
“Le presento, además, a un número creciente
de cubanos que han confundido la Patria con
un partido, la Nación con el proceso histórico
que hemos vivido las últimas décadas, y la
Cultura con una ideología”
Su Santidad LEON XIII
Encíclica “Sapientiae Cristianae”
The Shepherds are silent at the very time they should
be standing up in defense of their flocks, lending their
support fearlessly to so many lay men and women
who are doing precisely that with courage and without
thought for themselves”
Monseñor Pedro Meurice Estiu
Arzobispo de Santiago de Cuba
Enero 24, 1998
“The views of communists, as they are called,
and of Christians are radically opposed. Nor may
Father Paul Crane, S. J.
Catholics, in any way, give approbation to the
Christian Order June/July, 1993
teachings of socialists who seemingly profess
more moderate views....”
“The most revolutionary ideologies lead only to a
change of masters; once installed in power in their
turn, these new masters surround themselves with
privileges, limit freedoms and allow other forms of
injustice to become established”.
POPE PAUL VI
10
POPE JOHN XXIII
JAIME ORTEGA ALAMINO
¿EL RICHELIEU CUBANO?
“Christian socialism” is a contradiction in terms;no
one can be at the same time a good Catholic and
a true socialist.....”
“While justice does not oppose our striving for better things, on the other hand, it does forbid anyone
to take from another what is his and, in the name
of a certain absurd equality, to seize forcibly the
property of others; nor does the interest of the
common good itself permit this....The whole question under consideration cannot be settled effectually unless it is assumed and established as a
principle, that the right of private property must be
regarded as sacred....And, after all, would justice
permit anyone to own and enjoy that upon which
another has toiled?...”
POPE LEO XIII
“The encyclical “Rerum Novarum”, which has
the social question as its theme, stresses this
issue also, recalling and confirming the church’s
teaching on ownership, on the right to private
property even when it is a question of the means
of production. The encyclical “Mater et Magistra”
did the same....The above principle, as it was
then stated and as it is still taught by the church,
diverges radically from the program of collectivism as proclaimed by Marxism....
POPE JOHN PAUL II
ENFOQUE 3 MAGAZINE
Tal vez nuestro cardenal Jaime Ortega pretenda
pasar a la historia como un ejemplo, aunque este
ejemplo sea bastante vergonzoso. Tal vez crea,
que pudiera ser comparado con aquel otro cardenal igualmente vergonzoso, pero que al menos
llegó a ser primer ministro de Francia durante el
reinado de Luis XIII, por allá por los años 1600.
El cardenal Richelieu, quien fuera conocido por
el mote de “La eminencia roja”, tuvo poder y lo
ejerció, aunque de manera lamentable. Pero este
cardenal nuestro, no llegara nunca a ser…, no
primer ministro, sino ni siquiera presidente de un
comité de defensa en La Habana. Aquel cardenal
francés, al menos participó en la expansión colonizadora francesa, este cardenal nuestro no pasa de
ser un vulgar chivato que denuncia a unos frágiles
ciudadanos que intentan hacerse escuchar por la
satrapía con la que el señor Ortega coopera, con
vehemencia y entrega.
Por desgracia la jerarquía de la iglesia católica,
históricamente ha tenido profundos y oscuros
momentos, que han resultado en debilitar la fidelidad de los feligreses, la pérdida de confianza y
hasta el abandono de muchos.
Ahora, nos encontramos nuevamente en uno de
esos momentos, en que la confianza y la fidelidad
se va perdiendo, cuando vemos como, estos jerarcas, que representan, no a la universal iglesia
fundada en los principios del cristianismo, sino
al estado vaticano, lleno de irregularidades y de
lejanía de la verdadera esencia cristiana, que
supuestamente deben proteger y practicar.
Hoy cuando aun esta vivo el recuerdo de los miles
“Crux fermat mitem, mitigat fortem”
de fusilados, muchos de ellos que murieron gritan“The Cross strengthens the weak, it curbs the do ¡Viva Cristo Rey! mientras eran asesinados por
powerful”
enfrentarse al ateísmo oficial y oficioso del cas-
“Al final, mi Inmaculado
Corazon Triunfará”
Santísima Virgen Maria, Nuestra Señora.
trismo, vemos como alguien que dice representar
a los católicos cubanos, se asocia con estos verdugos y le facilita el trabajo para que humildes
ciudadanos cubanos sean reprimidos, apresados
y mal tratados
¡Qué vergüenza! Señor cardenal. Tal vez usted quiera compararse con Richelieu, por aquello de ser
famoso, pero hasta para eso le faltan valores… de
todo tipo señor cardenal. De todo tipo.
En Fátima, 15 de Agosto de 1917
11
BRIGADA DE ASALTO 2506
REPORTE DE TESORERIA
Abril 30, 2012
CUENTA DE LA ASOCIACION DE VETERANOS DE BAHIA DE
COCHINOS
BRIGADA DE ASALTO 2506
SALDO EFECTIVO EN EL BANCO SET 30 2011
$79,847..54
Mas
$ 21,301.31
Ingresos segun depositos
Error en Balance
Donaciones Recibidas
Anuncios Varios
Venta de Memorabilia
Cuota Asociados
S.miranda //Cementerio
Perez-Garcia/Cementerio
Crucet/Cementerio
Falcon/Cementerio
F.De La Camara/Cementerio
Capestany/Cementerio
J.Marquet/Cementerio
L.F.Del Valle/Cementerio
Inters Banco
Silvino Lopez/Cementerio
TOTAL INGRESOS
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
$
60.00
1161.95
4,500.00
2,196.00
7,445.00
360.00
550.00
1,150.00
600.00
800.00
1,150.00
500.00
600.00
28.36
200.00
21,301.31 EFECTIVO DISPONIBLE EN EL BANCO
Menos:Egresos del periodo segun cheques
J.Marquet/Petty Cash
$
369.25
Gutierrez/Filing
$
111.25
Postmaster/Gastos Elecciones
$
555.00
Jet Graphics/Magazine
$
2,889.00
U.S.Postmaster/Deposit
$
500.00
Pinocho Bakery
$
98.00
Carrillo/Obras Beneficas
$
1,000.00
Ayesteran/Almuerzo/Elecciones
$
280.00
Misioneros del Camino/Donacion
$
1,000.00
J.Marquet/Petty Cash
$
389.31
Faroy /Placa
$
60.00
Poupariñas/Corona/Aniversario
$
262.14
J.Marquet/Petty Cash
$
380.21
TOTAL EGRESOS.
$
7,894.76
__________
$ 7,894.76
SALDO EFECTIVO EN EL BANCO ABRIL 30 2012
$ 93,254.09
Jorge Marquet
Tesorero
Alderete
12
$101,148.85
CINCUENTENARIO DE UN HISTÓRICO VIAJE A LA HABANA
por Pablo Pérez-Cisneros Barreto
El día 10 de abril del 2012 se cumplen 50 años cuando
el Comité de Familias Cubanas para la Liberación de los
Prisioneros de Guerra de Bahía de Cochinos, Inc. (Cuban
Families Committee for the Liberation of the Bay of Pigs
Prisoners of War, Inc.) llegó a La Habana, basado en
conversaciones previas que sostuvo su Coordinadora en
Cuba, Berta Barreto de los Heros con Fidel Castro, el cual
entonces fungía como Primer Ministro. El día anterior este
Comité recibió un cable de La Habana que leía: “Se autoriza
a los miembros del Comité de Familiares, Álvaro Sánchez,
Jr., Ernesto Freyre, Virginia Betancourt, y Enrique Llaca;
la entrada a Cuba por vía legal antes de los próximos 10
días. (fdo.) Antonio Alvite Estévez, Director General de
Inmigración.” Así contestaba Fidel Castro el cable que
el Comité de Familiares le había enviado el día antes a
Castro, a solicitud de Berta, pidiendo una reunión formal
con el propósito de establecer las bases para negociar la
liberación de los prisioneros de guerra.
accedió a la inclusión de los seis nombres adicionales, haciendo el total de la lista a 60 prisioneros de guerra heridos o
enfermos, los cuales serian liberados en los próximos días.
Se acordó que el Comité de Familiares se las agenciara
para obtener un avión que estuviera en el Aeropuerto José
Martí temprano lo más pronto posible y los prisioneros
heridos y enfermos serian conducidos por autobús desde
la prisión del Castillo del Príncipe al aeropuerto José Martí y
Berta Barreto conduciría de regreso a los cuatro miembros
del Comité de Familiares en su propio auto. Berta permanecería en Cuba actuando como la Coordinadora del Comité,
con la ayuda de muchas de las madres, esposas, novias y
familiares de los prisioneros de guerra que permanecían
aún en Cuba.
De pronto, cuando parecía que la reunión había terminado,
De acuerdo a negociaciones previas, Berta Barreto recibió
en el aeropuerto al Comité de Familiares y los condujo a su
casa, en la calle 11 esq. a 6ta. No. 602, Alturas de Miramar
(hoy Tienda Flora), donde los cuatro se hospedaron. Ese
mismo día, alrededor de las 11:00 A.M. llegó Fidel Castro,
acompañado por José Llanuza, a la sazón, Alcalde de La
Habana (en su juventud había sido amigo personal del
esposo de Berta Barreto, Jesús de los Heros), su Jefe de
Escolta, Capitán José Abrahantes y una extensa comitiva
de guardaespaldas.
Según me contó mi madre, el Alcalde Llanuza no fue saludado por su esposo y Castro, al darse cuenta de la desdeña le pidió a Llanuza que lo esperara afuera. En cuanto
a Castro, y Abrahantes, después de las presentaciones
de rigor, estos dos y los cinco miembros del Comité de
Familiares se sentaron alrededor de la mesa del comedor
y comenzó una sesión que duró más de tres horas. Castro
estaba vestido con un uniforme muy pulcro y almidonado
(cosa no usual), con sus acostumbrados dos relojes de
pulsera y tres o cuatro plumas de fuente en uno de los bolsillos de su camisa verde olivo.
Castro, sentado en la cabecera de la mesa le dijo a los
miembros del Comité que quería empezar esas negociaciones con un gesto de buena fe y acto seguido le entregó a
los miembros del Comité una lista con 54 nombres de prisioneros de guerra, los cuales casi un año antes habían sido
heridos en el combate de Playa Girón, ya que según Castro,
Cuba no tenía los recursos necesarios para proporcionarles
la debida atención médica, y que él estaba dispuesto a permitir la salida de estos prisioneros tan pronto fuera posible,
ya que ellos no podían hacerlo en Cuba. Berta y Álvaro
agradecieron el gesto pero al mismo tiempo le indicaron a
Castro, después de Berta revisar la lista, de que era necesario el que se agregaron otros nombres a la misma, ya que
había otros prisioneros enfermos y los mismos no estaban
incluidos. Castro, después de escuchar los argumentos de
Berta y del resto de los miembros del Comité, finalmente
Castro tomó la palabra nuevamente diciendo: “En prueba
de que deseo terminar esta negociación de buena fe lo más
rápidamente posible, les voy a entregar estos 60 prisioneros
heridos y enfermos, a ‘crédito’, para que se los lleven con
ustedes de regreso a Miami. Sus hojas clínicas estarán
listas y se les entregará mañana”… Y concluyó diciendo:
Ya Uds. saben que de acuerdo a las multas impuestas por
el Tribunal de Guerra, el Comité de Familiares me debe $
2,900,000, cuyo monto me deberán pagar bajo palabra, y
en efectivo antes de que se vaya el resto de los prisioneros.
Acto seguido Castro también le dijo al Comité: “hay otro
asunto que quiero explicarles. Ya yo he negociado separadamente con el Dr. Guillermo Alonso Pujol la liberación
de su hijo Jorge y él ha convenido en pagar la condena
impuesta de $100,000 en efectivo, de manera que ese
pago no pasará a través del Comité de Familiares que Uds.
representan”.
Otra de las sorpresas fue que Castro, después que se fue
de la casa de Berta con su comitiva, dio la autorización para
que los hijos*, sobrino** y esposo*** de los miembros del
Comité de Familiares (Alberto Oms Barreto*, Roberto de los
13
Heros**, Enrique Llaca*, Álvaro Sánchez*, Ernesto Freyre*
y Manuel A. Betancourt***) pudieran salir escoltados de la
prisión a visitar a sus familiares por unas horas, así como
a los ocho miembros de la Brigada 2506, los cuales habían
creado el Comité de Familiares en julio de 1961, después
que fallaron las negociaciones del Comité de Tractores
por la Libertad, Inc. Estos fueron: Ulises Carbó Yániz,
Ceferino Álvarez, Waldo de Castroverde, Gustavo García
Montes, Luis Morse Delgado, Félix Pérez Tamayo, Juan J.
Peruyero, Hugo Sueiro y estos serían acompañados por el
segundo Jefe de la Brigada, Erneido A. Oliva. Los cuales
se pudieron reunir con sus familiares algunas horas y todos
fueron informados de lo que se había negociado ese día,
explicándoles lo que se había logrado, incluyendo la inminente salida de los 60 heridos y la excelente posibilidad de
seguir negociando la liberación del resto de los prisioneros.
De acuerdo a esta primera negociación, era evidente que
Castro quería salir de los prisioneros de guerra, ya que los
mismos le creaba una situación difícil en la isla y al mismo
tiempo pensaba que podía obtener alguna ventaja publicitaria, si lograba salirse con la suya.
las condiciones en la prisión debido a su trabajo como
Coordinadora del Comité de Familiares. Castro le dijo al
Capitán Abrahantes que tomara notas de lo que allí se
hablaría. Abrahantes sacó de su portafolio un bloque de
papel amarillo. Primero que todo Álvaro le dijo a Castro
que el viernes 13 no era un buen día para llevar a los prisioneros heridos a Miami, ya que para los propósitos de
publicidad y recaudación de fondos, el Comité de Familiares
necesitaban la mayor publicidad posible y el sábado 14 de
abril las oficinas y muchos negocios estaban cerradas y
ello facilitaría a los trabajadores cubanos en Miami el recibir
LA SEGUNDA ENTREVISTA
Ese mismo día, en la tarde Castro llamó por teléfono a
Berta Barreto, usando a Celia Sánchez (Secretaria de la
Presidencia y del Consejo de Ministros) como intermediaria,
para solicitar una segunda entrevista y anunció que él se
encargaría de la transportación del Comité de Familiares
para llevarlos al lugar de la reunión. Al día siguiente (abril
11, 1962), dos autos recogieron a los cinco miembros del
Comité y fueron conducidos a la residencia de la Sra. Celia
Sánchez, cuya casa usaba también Castro como oficina
privada. La misma estaba situada en la calle Once, entre la
8 y 10 en el Vedado. Una vez allí, los miembros del Comité
de Familiares fueron recibidos por Celia y más tarde
apareció F. Castro; esta vez acompañado por el Doctor y
Comandante René Vallejo (también era el médico personal
de Castro) y nuevamente por el Capitán José Abrahantes
(confidente y jefe de su escolta). Castro preguntó si los
miembros del Comité de Familiares estaban en conocimiento de la sentencia dictada por el Tribunal Militar que
había juzgado a los prisioneros unos días antes (7 de abril,
1962) y al recibir respuesta negativa, solicitó a Celia que le
entregara a cada uno de los miembros del Comité copia de
la misma y salió de la habitación. Celia y el doctor Vallejo le
entregaron a los miembros del Comité de Familiares varias
copias del periódico ‘Hoy’, donde aparecía la sentencia y
muchos feos epítetos. Antes de que Castro y Abrahantes
regresaran a la habitación, el doctor Vallejo pidió disculpas
a los miembros del Comité por los calificativos y palabrotas
que estos leían en el periódico donde aparecía también la
sentencia final contra los prisioneros de guerra; diciéndoles
Vallejo que aparentemente no hubo más remedio que hacerlo, debido a razones publicitarias.
a sus familiares en el aeropuerto y les daría el tiempo
necesario al Comité de Familiares en Miami para coordinar con los hospitales en esa la pronta recepción de los
heridos. Castro asintió y le dijo a Abrahantes que le pasara
la nueva lista al Jefe de la prisión del Castillo del Príncipe,
con el propósito de que los prisioneros enfermos y heridos
fueran trasladados temprano en la mañana al aeropuerto
José Martí. Entre algunas otras quejas, Berta le dijo a
Castro sobre los continuos cambios a las horas de visita
a los prisioneros y las innumerables molestias que ello
causaba, tanto a los prisioneros, como a los familiares, ya
que estos tenían que planear sus viajes con anticipación y
esos cambios inesperados solamente creaban problemas.
Berta también le dijo que se había enterado que a los
brigadistas no le permitían salir a tomar el sol y finalmente
que se les habían confiscado todos los libros que tenían en
las celdas. Castro, con gran hipocresía, dijo que no sabía
nada de esas quejas y ordenó a Abrahantes que tomara las
medidas necesarias para resolver estos problemas; añadiendo que daría instrucciones para que esa misma tarde el
Comité de Familiares visitara a los prisioneros en el Castillo
del Príncipe. Sin más que hablar, los miembros del Comité
regresaron a casa de Berta.
“Bueno”, dijo Castro: “creo está ya todo resuelto y Uds.
podrán regresar mañana o pasado a Miami con los heridos
y enfermos”. ¿Hay algo más que discutir? Berta Barreto
de los Heros le contestó que si, ya que ella conocía
En la tarde, de acuerdo a las instrucciones dadas por
Castro, los miembros del Comité visitaron a los prisioneros
de guerra detenidos en el viejo castillo. Les pudieron explicar a los prisioneros en grupos separado lo que se había
14
conseguido y los sinsabores que debían esperar de sus
captores, ya que los miembros del Comité de Familiares
no confiaban en la palabra de Castro. Uno de estos incidentes sucedió cuando después de visitar a los prisioneros,
en reunión con el Comisario del Príncipe, el cual le dijo al
Comité de Familiares que ya Fidel les había dado instrucciones para que se le facilitase un traje, camisa, corbata,
medias y zapatos a cada uno de los prisioneros que se
irían a recibir atención médica en Miami... Mi madre me
contaba que los miembros del Comité se indignaron al oír
esto y le dijeron al jefe de la prisión lo siguiente: “Nosotros
no llevamos de regreso a turistas, sino a prisioneros de
guerra que se encuentran heridos. Si no pueden ir como
están aquí con su pantalón azul y el pullover amarillo, no
van.” El Comisario dijo que eso era un gran problema, pero
que trataría de consultarlo con el Comandante. Después de
esperar más de dos horas, finalmente el Comisario nos dijo
que ya todo estaba arreglado, que los prisioneros heridos
viajarían tal como estaban y que los 60 heridos estarían en
el aeropuerto temprano en la mañana.
Lo demás es historia conocida. El sábado 14 de abril
de 1962, cuatro de los cinco miembros del Comité de
Familiares regresaba a Miami con los 60 brigadistas heridos
y enfermos necesitados de atención médica urgente. Berta
quedaba en Cuba. Una vez el avión aterrizó en Miami, más
de veinte mil personas (parientes, amigos y simpatizantes)
le dieron la bienvenida en el Aeropuerto Internacional de
Miami y gracias a arreglos que el Comité de Familiares
había hecho con la oficina del Fiscal General de los EE.UU.,
se logró que los prisioneros de guerra enfermos o heridos fueran transportados directamente del aeropuerto en
ambulancias al Hospital Mercy. Una vez allí, los brigadistas
fueron atendidos inmediatamente, siendo muchos operados
para sacar la metralla que no había sido posible sacar en
Cuba, haciendo reparaciones a cirugías mal hechas, otros
recibieron piernas y brazos artificiales y obtuvieron la muy
necesitada terapia. Todos ellos más tarde asistieron al
Comité de Familiares en obtener la muy necesaria publicidad al predicamento de sus compañeros de prisión.
Así terminó esta fase histórica de nuestros valientes combatientes.
BRIGADISTAS HERIDOS QUE LLEGARON A MIAMI
EL 14 DE ABRIL 1962
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
Abut Hipo, Secundino
Alayón Hernández, Armando
Allen Dosal, Carlos
Ángel Oinar, José M.
Arnao García, Pedro
Benito Ramos, José
Borroto Díaz, Ricardo
Campos Gutiérrez, Pablo de la C.
Cañizares Gamboa, Julio
Cáceres Hernández, Rolando
Castaño Fernández, José de J.
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50
51
52
53
54
55
56
57
58
59
60
15
Castellón Hernández, Pablo F.
Cortina López, Humberto
De Lamar Maza, René D.
Delgado García, Jesús
Díaz Escobar, René
Fernández Oliva, José Ramón
Fernández Ortega, Heriberto
Figueras Valdés, Juan
Figueroa González, Luis M.
González Gómez, Serafín
Guerra Godoy, Humberto
Guerra Hernández, Guillermo
Hernández Acevedo, Enrique
Hernández Fresneda, René A.
Hernández, Oscar
Hernández, Jubre de J.
Hernández Hernández, Raúl A.
Hernández Nodarse, Rafael
Juncosa Delgado, Emilio R.
Leyva Enríquez, Valentín
3Martinez Reina, Fernando J.
Martínez Suarez, José J.
Medina Pérez, Luis M. B.
Milo Martínez, Luis W.
Montero Díaz, Noelio
Morín Rodríguez, Felipe
Morse de la Barrera, Luis C.
Muxo Iparraguirre, Mario F.
Muxo Díaz, Julio
Pardo Valdés, Lorenzo
Pazos Díaz, Rolando
Pérez Robira, Rubén
Rodríguez Fleitas, Manuel de J.
Rodríguez, Raúl
Ruiz Williams Alfert, Enrique
Salgado, Antonio
Sánchez Hernández, Oscar E.
Sánchez Rodríguez, Adalberto
Sierra Rey, Cándido
Silva Cadenas, Felipe
Smith Castro, José I.
Suarez Santos, Ovidio
Suarez Viera, Anastasio
Toll González, Rolando
Torrente Espiña, Reinaldo A.
Vásquez Casanova, Tomas
Vega Casas, José A.
Yanes Ramos, José V.
Zayas-Bazán Loret de Mola, Eduardo
Quien fue Jorge Rojas Castellanos #2563
Team de Infiltración
Jorge Rojas Castellanos, natural de La Habana, hijo
del General de Brigada Juan Rojas Gonzales, Jefe
del Cuartel Maestre del Ejercito de Cuba hasta el 1
de Enero de 1959 y de su primera esposa Victoria
Castellanos. Jorge fue el hijo único de Victoria. Tenía
dos medio hermanos por parte de padre; un varón y
una hembra.
por José Regalado
Trax frente al volcán Santiaguito al mando del Capitán
Oscar Alfonso Carol. Jorge fue nombrado Jefe del
Team Gris “G” Provincia de Matanzas. La Brigada no
existía todavía, la misma surgió después de la creación
de los CDR en Cuba y las elecciones Presidenciales
en Estados Unidos de noviembre de 1960.
Con tal de hacer una historia larga corta. Jorge y los
escogidos para infiltrarse en Cuba previa la invasión.
Después de haber sido llevados a Garrapatenango en
Guatemala, transportados a la selva de Panamá para
descompresarnos de la disciplina militar y entrenarnos
como operadores clandestinos, fuimos llevados a un
lugar entre Miami y Homestead, creo que era al oeste
de la US1 en Naranja. A Jorge se le nombró Team
Leader del primer Team de Infiltración que se iba a
infiltrar por el Punto Fundora en Puerto Escondido
Jorge fue Capitán Ayudante en la Policía Nacional de cerca de lindero con la Provincia de Matanzas.
Cuba. El día primero de enero de 1959 marchó al exilio
en España y luego estuvo un tiempo en Bélgica donde El primer viaje se hizo alrededor del 26 de Enero, se
tuvo una novia llamada Martha una joven americana partió de Cayo Hueso de los muelles del Ferri City of
que estudiaba en Bruselas.
Habana, las embarcaciones fueron dos; El Wasp y el
Reefer II propiedad de Leslie Nóbregas. El primer viaje
Tuve el honor de estar junto a Jorge en los últimos debió regresar pues nadie nos estaba esperando en
días de libertad antes de ser capturado cuando fui- la Costa. El segundo viaje se hizo el 8 de febrero y
mos infiltrados en Cuba. Jorge fue Líder del Team de en ese viaje casi perdemos a Jorge Rojas, y al resto
Infiltración #1 el logró infiltrarse el día 12 de febrero, de los que iban en el Wasp. Abel Pérez Martin y yo
1961. Jorge Fundora lo recibió en Puerto Escondido íbamos en el Reefer II y pudimos actuar para salvar la
(El Punto Fundora) y fue enviado a Calimete Provincia vida de los que iban en el Wasp. Ellos se intoxicaron
de Matanzas para impartir entrenamiento, recabar con monóxido de carbono a medio viaje en el Estrecho
inteligencia y coordinar todo lo necesario para apoyar de la Florida. El Wasp fue abordado por nosotros y
a la Brigada 2506 cuando desembarcara en Cuba. En logramos revivirlos, pero en muy malas condiciones,
Calimete operaba la guerrilla del MRR comandada sobretodo Jorge Gutiérrez Izaguirre (el Sheriff) y Jorge
por Erelio (Yeyo) Peña y su coordinador lo era el Ing. Rojas este último en su delirio rogaba porque siguiéraErnestino Pérez Abreu.
mos rumbo a Cuba que se nos necesitaba en la isla y
sobre todo los equipos que llevábamos para ser introUna breve historia: Jorge se enteró por su mejor ducidos en Cuba. Ante tal contrariedad se procedió a
amigo de Cuba, Miguel Álvarez, que se estaba prepa- regresar a Cayo Hueso.
rando algo grande y que viniera para Estados Unidos
en mayo de 1960. Una vez en Miami, fue llevado a Tercer viaje día 12 de febrero 1961, a pesar de un
la Costa Oeste de la Florida y embarcado para una fuerte frente frio contra la costa (en Cuba le decíamos
pequeña isla: Useppa frente a la costa de Fort Myers al un Norte), Jorge y Rolando Martínez se embarcaron en
norte de Sanibel y Captiva. Después fue transportado el bote de aluminio después que la hoguera del equipo
con los que fueron escogidos para ser “Cadres” a Fort de recepción fuera divisada en la Costa. Ellos lograron
Smith, en el este de la Zona del Canal de Panamá llegar y ser recibidos por Jorge Fundora pero Martínez
para recibir entrenamiento como tal y alrededor del 27 no pudo regresar para darnos la luz verde al resto del
de Agosto fueron aerotransportados a Retalhuleu en el Team. Regresamos a Cayo Hueso dejando a los dos
Oeste Guatemaltecos donde los aguardábamos unos en Cuba ya que nos dieron las 2 de la madrugada y
84 hombres entre los que me encontraba yo
no teníamos comunicación con ellos pues debido al
mal tiempo se había perdido el comunicador por radio
Mientras construíamos las barracas, la Capilla, las que portaba Rolando Martínez, este cayó al agua en la
duchas, los salones de clases, el tanque de agua y oscuridad de la noche y debió quedarse en calzoncillos
las duchas y letrinas de lo que se bautizó como Base y descalzo que es como llegó a la playa.
Jorge a los 26 años de edad fue fusilado el 22 de
septiembre de 1961 en la Fortaleza de la Cabaña en
la Habana junto con Manuel Blanco Navarro (líder
del Team de Infiltración de Pinar del Rio) y Ramón
Cuellar Alfonso (verruga) el que hizo posible su captura por el G-2 Comunista, el traidor que destruyo a la
Unidad Revolucionaria y a la captura de Jorge Rojas
Castellanos.
16
Cuarto y último viaje de nuestro Team: el 14 de febrero
partimos a tempranas horas de la mañana rumbo al
Punto Fundora. El Sheriff y yo abordamos una balsa y
logramos llegar a la orilla, Abel y Recarey lo hicieron
después al igual que el resto de los explosivos y el
armamento. El Sheriff, todavía a estas alturas cada
vez que se comunica conmigo me saluda con él: Sigue
remando, sigue remando Pepe que Dios está con
nosotros, si compadre pero tengo los brazos dormidos
de tanto remar con los remitos de la balsa y el Norte
embravecido que nos alejaba de Puerto Escondido y
nos llevaba hacia la Playa del Gobierno conocida como
Arroyo Bermejo.
el honor de las fuerzas armadas nacionales. Nunca
perdió la compostura, fue todo un caballero. El día
13 de Marzo cuando se logró incendiar la Tienda del
Encanto y falló lo de incendiar la Papelera Nacional en
Puentes Grandes (el Cawy Comella junto con Ángel
Luis Guiu -Marcos Williams del MRP prepararon a los
que llevaron a cabo el incendio en el Encanto, ambos
sabotajes fueron hechos por la resistencia como señal
para alertar que la invasión estaba por llegar en corto
tiempo. Descorchamos una botella de vino del comunista donde estábamos pernoctando sin su conocimiento
y brindamos por la pronta liberación de Cuba. En esos
días en la casa de los Rebordeo tuvimos una reunión
con Tomas Regalado padre, este señor era un funcionario en el INRA (Instituto de la Reforma Agraria) pero
militaba en Rescate Revolucionario (antiguo Partido
Revolucionario Autentico) y le solicitamos uno o dos
camiones del INRA para recibir equipos por paracaídas (Air Drop) el gustosamente estuvo de acuerdo en
hacer todo lo posible no sin antes alertarnos sobre
la desconfianza que él tenía por los americanos, los
cuales del embarque a sus aliados habían hecho un
arte. El Sr. Regalado nunca supo de mi verdadero
nombre pues para el yo me llamaba Juan Rodríguez
Soto y Jorge era Josué Castellanos.
El 16 de febrero logramos unirnos a Jorge Rojas en el
campamento de la guerrilla del MRR. Jorge estuvo con
el Sheriff en esa guerrilla hasta el 19 de Marzo cuando
fueron atacados por 1,500 hombres del enemigo y
Jorge junto con Yeyo Peña y varios guerrilleros mas
lograron romper el cerco del enemigo y se pasaron al
sur de la Provincia en un punto cercano a la Ciénaga
de Zapata de donde Jorge fue llevado a la Habana
para ser ex filtrado rumbo a los Estados Unidos. Esto
no fue posible y el MRR me hizo entrega de Jorge en
la casa de seguridad que teníamos en Santo Suarez
en los altos de la casa del Dr. Alfredo Reboredo y su
hermana la Dra. Lili Reboredo. La casa de seguridad El día 15 de abril, fue un día extraordinario, los bomera propiedad del cuñado de Reboredo quien era el bardeos a Columbia y San Antonio de los Baños,
Agregado Cultural de Cuba en Checoeslovaquia.
Jorge y yo al igual que el día del incendio del Encanto
subimos a la azotea del edificio con una botella de vino
El día 16 de enero de 1961 nos incorporamos a del comunista donde estábamos utilizando su casa,
Jorge Rojas, salvo Jorge Recarey quien fue enviado y brindamos por los bombardeos y nos preparamos
a Varadero para seguir recibiendo equipos por mar, para morir pero para ganar. Jorge es de notar era
distribuir los equipos y entrenar a los grupos de acción Presbiteriano de fe religiosa y yo era Católico. El día
y sabotaje la Provincia de Matanzas, trabajando con el 16 fui a los Maristas y en la Misa pude comulgar para
valiente coordinador de esa zona el hoy día abogado estar preparado de acuerdo con mi fe para lo que puden California Mario (Mayito) Tápanes.
iera ocurrir.
Desde ese lugar pudimos operar con bastante seguridad de lugar. Jorge pudo establecer contacto con
Manuel Blanco Navarro, el que se había quedado sin
radiotelegrafista y se encontraba sin comunicación
con el exterior. Abel mientras tanto estaba viviendo de
casa en casa en el Vedado, en Miramar, etc. Abel fue
el que hizo contacto con Adolfito Mendoza, telegrafista
de los Teams de Infiltración el cual se infiltro en Cuba
por paracaídas y quien quedo abandonado en el medio
del campo junto a Jorge García Rubio (esa es la historia que nos había llegado en aquellos momentos).
Ellos tuvieron que valerse por sí mismo pues nadie los
estaba esperando cuando fueron infiltrados.
El día 20 de abril, ya fracasada la invasión, y a pesar de
la recogida de cientos de miles de cubanos por parte
de las autoridades comunistas, tanto Jorge y yo pudimos mantenerlos sin mayores problemas, Abel quien
era tan escurridizo que no se dejaba agarrar por nadie,
se movía por todas partes. En casa de los Reboredo,
donde casi siempre almorzábamos y cenábamos todo
cambió la noche del 21 Abril después de la cena llegaron los del G-2 a registrar la casa. Jorge Rojas no
se encontraba esa noche, estaba reunido con Manuel
Blanco, pues estaban empecinados en alzarse en la
Sierra de los Órganos para mantener viva la lucha contra el comunismo. El registro tomó dos horas, durante
esas dos horas dos de los del G-2 se sentaron conmigo
Jorge Rojas, era un individuo muy peculiar y con en la sala, mientras que exhibían a nuestros hermanos
muchos detalles, el vino a Cuba a luchar pero conven- de la Brigada en el Palacio de los Trabajadores (CTC),
cido que iba a dar su vida. Su objetivo era restaurar a Pepe Andreu, Varona, Kim, etc.
17
Al otro día Jorge Rojas regresó y cuando se entero de
lo que había sucedido inmediatamente comenzamos
a planear para movernos de lugar luego que la vida
de esa familia estaba en peligro por causa nuestra.
Jorge consiguió ir a vivir a la casa de Mary León
Becerra, Secretaria Ejecutiva del Gerente General
de la Olivetti en Cuba. Dos días más tarde estando
en ese lugar llegaron los de la Seguridad acompañados de Ramón Cuellar (Verruga) telegrafista que
había sido infiltrado por los americanos pero no de los
Teams de Infiltración el cual había estado trabajando
con la Unidad Revolucionaria y siendo capturado por
el enemigo, a cambio de que no lo fusilaran, entrego
a mas de 80 miembros de Unidad Revolucionaria.
Este individuo vino a casa de Mary para buscar sus
cristales de frecuencia del equipo de radiotelegrafía
los cuales había escondido en un librero en la sala.
Lamentablemente, Jorge se encontraba en el lugar,
habiendo acabado de tomar una ducha, salió a la
sala y cuando le preguntaron su nombre y pidieron
su identificación entrego su licencia de conducir la
cual indicaba una dirección donde él había tenido un
apartamento en la Calle 26 del Nuevo Vedado, pero
que ignoraba allí se Encontraba la residencia de Raúl
Castro, el cual ocupaba todo el edificio. Lo llevaron
detenido y fue ejecutado junto al traidor de Cuellar el
día 22 de septiembre de 1961.
Unos días antes de la invasión, Jorge había almorzado
en el Restaurant Medina cerca de Radio Centro. El
mostro su preocupación por la hermana de su madre
la cual estaba seguro que carecían de medios para
sobrevivir y quería hacerle llegar dineros. Abel le pidió
la dirección y nombre y no le dijo nada más. Después
del almuerzo Abel se dirigió a casa de la tía de Jorge y
le entrego $200 pesos de parte de la madre de Jorge.
Jorge también me expreso su preocupación por mis
tías en Arroyo Arenas y quería enviarles dinero para
que pudieran sobrevivir. El era un tipo fuera de serie
y por eso es que en su honor, mi hijo se llama Jorge.
Además, me siento feliz si mi hijo lograra ser la mitad
de valiente que fue Jorge Rojas Castellanos.
Anécdota: Supe que Jorge mientras en España tuvo
amores con Eva Gardner. Pero lo que en realidad tuvo
un impacto tremendo en mi fue cuando viajando en
VARIG para Rio de Janeiro (Febrero de 1972) desde
Los Ángeles. En el asiento en Primera Clase que ocupaba se sentó al lado mío una señorita que era una
belleza. Entablamos conversación y cuando la misma
se enteró que yo era de origen cubano, con mucho
sentimiento me hizo el relato de una persona que ella
había conocido en Bélgica mientras estudiaba y que
se llamó Jorge Rojas Castellanos, que él había sido
el amor de su vida. Experimenté una tremenda sacu-
dida, no podía creer lo que oía. Yo le conté la historia
respecto a Jorge, comenzó a llorar sin poder consolarse, ambos lloramos. Entonces buscó en su bolso y
sacó una hebilla de cinto de oro puro con las iniciales
“JR” esta se le había quedado a Jorge en Bruselas. Me
la entregó y yo le hice saber que en algún momento se
la entregaría a Victoria, la madre de Jorge.
En abril de 1980 cuando mudamos a Miami de
Venezuela donde me encontraba con el Bank of
América, uno de esos días que en vez de tomar el
Turnpike para ir a mi oficina en Brickell, fui por la calle
8 para desayunar en el Pub. Después del desayuno
seguí por la 8 y al pasar frente al Monumento a los
Mártires de Playa Girón, observo que una señora
estaba de rodillas frente al Monumento orando. Di la
vuelta y estacioné mi auto en la 13 Avenida y cuando
me dirigía al Monumento cual sería mi sorpresa al
notar que esa Señora no era nadie más que Victoria
la madre de Jorge. Allí le hice entrega de la hebilla
que llevaba de Jorge que tenia conmigo durante todos
esos años.
Como nota aparte, también viene a la mente que
durante mi vida en el Sur de California, después en
Quito y Caracas con el Bank of América, viviendo bien
con todos los lujos que se le daban a un Ejecutivo
Internacional del Bank of América cada vez que me
sentaba a comer bien, a pasar un buen rato con mi
familia y amigos, visitas de negocios, viajes a otros
países etc. No me era posible disfrutarlos porque
siempre venia a mi mente la suerte de cómo la estaría
pasando Jorge Gutiérrez Izaguirre (Sheriff) en prisión,
con el esternón atravesado por un disparo de FAL, prisionero, maltratado, sin su familia etc. Me era imposible
disfrutar, era una preocupación y angustia constante.
Hasta que un día cuando viajamos a Miami con nuestra hija más pequeña pues había sido contaminada por
un virus en Caracas, antes de regresarnos a Caracas,
fuimos a Versalles a almorzar cuando de pronto entra
Jorge Recarey y al verme me espeta que el Sheriff
había llegado y estaba viviendo en un apartamento en
el SW de Miami enseguida nos trasladamos a ver al
Sheriff, y creo que le hice entrega de todos los dólares
que tenia conmigo en ese momento, ya la angustia
había desaparecido, y desde ese día pude disfrutar
porque el Sheriff estaba vivito y coleando disfrutando
de la vida en libertad en los Estados Unidos. José
(Pepito) Regalado Santana #2649 Team de Infiltración
#1 Punto Fundora.
18
BRIGADA DE ASALTO 2506
REPORTE DE TESORERIA
Abril 30, 2012
CUENTA DEL MUSEO Y BIBLIOTECA BRIGADA DE ASALTO 2506
SALDO EN EL BANCO SEPTIEMBRE 2011
Mas:
Ingresos segun Depositos
Transferencia/Certificado Deposito
$
31,377.01
Reintegro usps/Sellos no usados
$
886.62
Reintegro us Treasury/Varios
$
504.03
Caja Donaciones.
$
398.00
Donaciones
$
80.00
Interes Bancario
$
4.81
$
33,250.47 EFECTIVO DISPONIBLE EN BANCO
Menos: Egresos del periodo segun cheques
Jorge Marquet
$
12,561.84
H.Printing
$4
80.00
Electricidad (FPL)
$
2,988.86
Telefono(A.T.& T)
$
1,473.62
Internet Domain Registrar.
$
140.00
Agua
$
156.71
Pest Control
$
320.00
Yipsy Janitorial
$
1,450.00
Impuestos Pagados - Nomina
$
2,523.05
Miami-Dade /Basura
$
364.80
Barlop /Copiadora
$
135.00
Diferencia Banco
$
0.36
C.N.I.
$
49.90
M.Jimnez/Instalacion
$
150.00
Comcast
$
821.43
Janko Reparacion/Computadora
$
450.00
E.Rodriguez Reparar/Nevera.
$
44.28
T.R.S. Servicio Telefonos
$
95.00
Gutierrez/Zarraluqui/Report/Annual
$
111.25
Borges/Enmarcacion/Rifles
$
900.00
Pinocho Bakery
$
167.00
Infiesta/Labores $
800.00
Office Depot
$
133.10
TOTAL EGRESOS
$
26,316.20 SALDO EN EL BANCO ABRIL 30 , 2012.
Certificado de Deposito de Construccion del Museo
Total Efectivo en el Banco Abril 30 2012
Jorge
Marquet Alderete
Tesorero
19
$
12,094.75
$
$
33,250.47
45,345.22
$
$
26,316.20
19,029.02
$
50,260.61
$
69,289.63
Mi día más largo - 17 de Abril de 1961
Por Frank de Varona
Después de la medianoche, nuestro barco, el
Houston, un buque tipo “liberty” entró en la Bahía
de Cochinos el 17 de abril de 1961. Hubo un
silencio total, sólo el chapoteo de las olas contra
el barco se oía. ¡Nuestro “D-DAY” había llegado!
Mientras navegábamos yo recordaba que un mes
antes mi hermano Jorge y yo éramos estudiantes
universitarios en Georgia Institute of Technology
en Atlanta, Georgia. Cuando terminó el trimestre
de invierno, a mediados de marzo, los dos regresamos a Miami y anunciamos a nuestros asombrados padres que ambos queríamos alistarnos en lo
que después se llamó la Brigada de Asalto 2506.
Deseábamos partir hacia los campamentos en
Guatemala para entrenarnos como soldados y
después liberar a nuestro país del comunismo.
Mi padre aprobó la decisión de mi hermano, que
entonces tenía 19 años, pero se negó a permitir
que yo lo hiciera porque tenía sólo 17 años. Con
el tiempo, mi padre estuvo de acuerdo y firmó un
formulario de consentimiento porque yo era menor
de edad. Por fin pude reunirme con mi hermano,
muchos primos y otros amigos de la infancia en
Guatemala el 1 de abril de 1961.
cortas. Más tarde, uno de nuestros barcos, Río
Escondido, explotó tras ser atacado por la fuerza
aérea de Castro. La explosión fue tan fuerte que
pareció una pequeña bomba atómica.
A las 2:00 de la madrugada, el Houston llegó a
Playa Larga. Yo estaba en la cubierta del barco
hablando con el camagüeyano Juanito Sosa y
esperando ansiosamente para desembarcar con
otros soldados del Quinto Batallón de infantería.
Los soldados con más experiencia del Segundo
Batallón comenzaron a desembarcar primero en
los pequeños botes con motores fuera de borda
que llevábamos. La grúa utilizada para colocar
estos barcos en el agua hacía un ruido infernal
que despertó a los soldados enemigos en Playa
Larga y pronto estábamos bajo el fuego del
enemigo en la tierra.
El Houston tenía cuatro
ametralladoras calibre 50
que de inmediato comenzaron a disparar contra el
enemigo en Playa Larga.
El Bárbara J, un buque de
apoyo, también comenzó
a disparar al enemigo. A
lo largo de la noche vi
las balas trazadoras iluminadas que disparaban al Frank De Varona
enemigo en Playa Larga.
Los motores fuera de borda en algunos de las
lanchas se rompieron y otras se perdieron en la
oscuridad o se hundieron al chocar con las rocas
y arrecifes en la playa. Cuando llegó la mañana,
todo el Quinto Batallón se encontraba aún a bordo
del Houston.
Después de apenas dos semanas de entrenamiento fui trasladado en avión a Puerto Cabezas,
Nicaragua. La Brigada 2506 era una pequeña
unidad de 1,500 soldados. Allí en el muelle nos
vino a despedir el jefe del ejército de Nicaragua,
Anastasio Somoza, Jr. En la noche del 14 de abril,
los cinco pequeños barcos de carga oxidados y
en mal estado que nunca debieron haber sido
usados en una invasión partieron hacia Cuba.
No se nos permitió cocinar a bordo ya que los
barcos estaban llevando gasolina para los aviones y toneladas de municiones, lo que hizo que
nuestras naves fueran bombas flotantes.
A las 6:00 de la mañana vimos un avión B-26
volando en nuestra dirección y todos gritamos de
El Houston llevaba 230 bidones de gasolina alegría. Esperábamos apoyo aéreo ya que los
de auto, 98 bidones de gasolina de aviación, 8 entrenadores estadounidenses nos habían dicho
bidones de gasolina para los botes de desem- en el campamento de Guatemala “el cielo sería
barco, 23 bidones de aceite y grasa, 17 bidones nuestro.” Para nuestra sorpresa y la desesperde diesel, un hospital de campaña, 22,916 libras ación, el B-26 abrió fuego sobre nosotros de un
de balas de pequeño calibre, 28,805 libras de alto extremo al otro del Houston hiriendo y matando
explosivo, 5,940 libras de fósforo y 2,125 de muni- a varios brigadistas. Nuestra pesadilla acababa
ciones químicas, para un total de 183.7 toneladas de empezar. Fuimos atacados repetidamente por
20
los aviones B-26, Sea Furies y los jets T-33 de
la Fuerza Aérea Revolucionaria del gobierno de
Fidel Castro. Estos aviones enemigos debieron
haber sido todos destruidos antes de nuestro
desembarco. Así lo contemplaba el plan original.
Desgraciadamente el presidente John F. Kennedy
redujo el primer ataque aéreo de nuestros B-26
de 16 a sólo 8 aviones. Posteriormente canceló
los dos siguientes ataques aéreos de la Brigada.
Esas dos decisiones, unidas al cambio de lugar de
desembarco de Trinidad a la Bahía de Cochinos,
nos condenaron al fracaso. El enviarnos a Cuba
sin apoyo aéreo y naval en barcos de carga
obsoletos a luchar contra más de 200,000 soldados enemigos representó un acto de negligencia
criminal.
el agua. Pero al ver que todos a mi alrededor se
tiraban al mar entonces decidí hacerlo y salté con
un cuchillo en la mano. Cometí el gran error de
sólo dejar mi rifle y la mochila a bordo y me lancé
al agua desde una altura de tres pisos con 360
balas y granadas alrededor de mi pecho y en la
cintura, cantimplora y comida seca y el uniforme
completo incluyendo las botas. Con todo ese peso
me hundí y llegué al fondo del mar a más de 25
pies de profundidad. Casi me ahogué nadando
desesperadamente a la superficie. Llegué casi sin
aire y a punto de respirar agua salada. Con el gran
peso que llevaba me hundía al nadar. Con gran
esfuerzo descarté todo en el agua, hundiéndome
y nadando hacia la superficie varias veces. Al fin
me quedé sólo con los pantalones.
Estando en la proa del barco vi como una bomba
lanzada por un B-26 cayó en el mar al lado de
nuestro barco y sentí como la explosión estremeció al Houston. A eso de las 9:00 de la mañana
un cohete de un Sea Fury nos dio en la popa. Por
suerte el cohete no explotó o el Houston hubiera
explotado por completo como el Río Escondido
matándonos a todos. El cohete hizo un gran
agujero de alrededor diez pies en la parte inferior
de la nave y dañó el timón. El Houston empezó a
hundirse rápidamente y su capitán, Luis Morse, lo
encalló a una milla de la costa al oeste de la Bahía
de Cochinos. El impacto del cohete provocó un
pequeño fuego en la bodega del barco, vi humo
y soldados gritando y pensé que el buque iba a
estallar en cualquier momento. Por
HOUSTON
suerte unos valientes
brigadistas
apagaron el fuego
con mangueras.
Junto con mi compañero de cuarto de Georgia
Tech y amigo de toda la vida, el camagüeyano
Eduardo Sánchez, comencé a nadar hacia la
orilla. Después de más de 50 años todavía recuerdo claramente ese día, como si hubiera ocurrido
ayer. Los aviones enemigos estaban disparando
a los que estábamos en el agua, muchos de
nuestros soldados gritaban y se ahogaban y algunos estaban siendo devorados por los tiburones.
Recuerdo que vi una mancha oscura dentro del
agua y pensé que era un tiburón. Entonces di
una vuelta y comencé a nadar hacia el Houston.
Eduardo me recordó que un tiburón nos podía atacar nadando hacia el barco, por lo tanto era mejor
nadar hacia tierra.
Me encontraba extremadamente débil en el agua
ya que en Guatemala me había comido una lata
de spam que estaba podrida, y a pesar que sólo
comí un bocado, me enfermé violentamente por
varios días. Ya no habían medicinas en el campamento y estuve varios días sin comer y tirado en
el “sleeping bag” en el piso de mi tienda de campaña. Abordo del Houston no comí nada durante
los tres días de travesía.
A pesar de que el
Houston no llevaba
salvavidas, al ver
lo cerca que habíaComo estaba tan cansado que apenas podía
mos estado de una
muerte
segura,
nadar tuve que quedarme flotando en el agua
frecuentemente, pero con la constante preocumuchos soldados
pación de ser devorado por un tiburón, pude ver
comenzaron a saltar
un pequeño bote salvavidas cerca de la playa.
al agua y a tratar
de nadar a tierra. Sin embargo, al principio yo no Decidí nadar hacia el bote para descansar y remar
quise hacerlo porque había visto tiburones en después a tierra. Me despedí de Eduardo que
21
decidió seguir nadando a tierra. Al llegar escuché a varios brigadistas que estaban llorando tirados en el fondo del bote y en un estado de shock
nervioso. Pedí ayuda para que me ayudaran a
subir, pero nadie me dio una mano. Tuve que hacerlo solo y había unos tres pies de altura del mar
hacia la cubierta del bote. Con mucho esfuerzo y
después de tratar de subir sin éxito varias veces
pude subir y entonces vi que al otro lado del bote
estaba un brigadista en el agua pidiendo ayuda
para subir y le ayudé a hacerlo. Traté de despertar a los hombres que seguían llorando y rezando
y al ver que era inútil y después de descansar,
me tire al agua y nadé rápidamente a tierra.
Me tomó cerca de una hora nadar hasta la orilla,
ya que tenía que flotar y descansar en el mar
varias veces. Completamente agotado, al fin
llegué a tierra. Me arrodillé, besé la arena y le di
Lancha de Desembarco LCU
gracias a Dios por haberme salvado del naufragio
del Houston. Miré a mi alrededor y vi una escena
dantesca de desesperados soldados desarmados, pidiendo agua, agobiados y muchos de ellos
vistiendo sólo ropa interior con sus cuerpos cubiertos de petróleo.
Más tarde en esa mañana triste, al jefe de nuestro
batallón, Ricardo Montero Duque, pidió cuatro
voluntarios para remar en un bote salvavidas al
Houston para rescatar a los soldados heridos y
otros que estaban aún a bordo. Yo me ofrecí de
voluntario junto con Mario Cabello, Jorge Marquet
y otro soldado. Remamos tan rápido como pudimos al Houston, siempre mirando al cielo por si
los aviones enemigos nos atacaban. Los aviones castristas continuaban disparando contra
nosotros de vez en cuando. Al subir al Houston
me encontré con Rinaldo González, a quien en el
colegio de los Hermanos Maristas de Camagüey
le decíamos Nanano. Me sorprendió lo tranquilo
que estaba y me dijo que estaba esperando un
bote para desembarcar. Rescatamos a varios soldados que no sabían nadar y algunos de nuestros
heridos. Uno de ellos fue el Dr. René Lamar, un
médico que había sido herido en el brazo por una
bala de ametralladora de un avión. Entre los soldados que llevamos a tierra estaban el segundo al
mando de nuestro batallón Félix Pérez Tamayo,
Luis González Lalondry y Fico Rojas.
Por la tarde caminamos hacia el norte bordeando
la playa en dirección a Playa Larga. Por desgracia, había soldados enemigos en una pequeña
aldea cercana llamada la Caleta de Buenaventura
y sólo un puñado de nosotros teníamos fusiles.
Ricardo Montero Duque nos ordenó volver a la
zona de la playa frente al Houston que estaba
semi hundido y esperar a ser rescatados.
Sin comida ni agua esperé con los demás durante
cuatro días. El jueves 18 de abril, aproximadamente a las 5:00 de la tarde, el Padre Tomás
Macho (que años más tarde me casó con mi
esposa Haydée) comenzó a ofrecer una misa que
se ofrecía en situaciones desesperadas como la
nuestra. En ese momento una lancha con seis
soldados enemigos desembarcaron cerca de
nosotros. Los pocos que tenían fusiles le hicieron una emboscada y abrieron fuego matando
o hiriendo a varios de ellos. Después Montero
Duque dio la orden de retirarnos del área y tratar
de escaparnos ya que nuestra posición había sido
descubierta. ¿Pero hacia dónde íbamos a ir? No
teníamos mapas ni sabíamos dónde estábamos.
Me encontraba muy débil ya que llevaba dos
semanas sin comer y tenía una sed extrema. Con
un grupo pequeño, comencé a caminar hacia
el sur sin saber a dónde ir. Por la mañana del
sábado, 20 de abril, ya no podía hablar debido a
la resequedad en la boca y la garganta causada
por la sed extrema. A eso del mediodía, fui capturado por un pelotón de milicianos junto con
Eduardo Sánchez y otros brigadistas. Pensé que
nos fusilarían en ese momento y me encomendé
a Dios. El enemigo nos robó el dinero y relojes y
nos quitaron las botas, pero nos dieron agua. No
quise aceptar comida, sólo tomé agua, pero mien-
22
tras más agua tomaba, más sed tenía y el agua En un pequeño lugar llamado el Pabellón Dos,
me sabía a vinagre.
que tenía espacio para unas 40 personas, nos
pusieron a todos. Estábamos peor que sardinas
Los milicianos nos trasladaron en un barco al en lata, todos dormíamos el suelo y teníamos un
otro lado de la bahía y fuimos encerrados en una solo inodoro. Fuimos incomunicados, sin visitas ni
casita en Playa Girón. Esa noche nos visitó el Che cartas, durante siete meses y varias veces por la
Guevara que miró detenidamente a nuestro grupo madrugada venían los guardias y nos obligaban a
de prisioneros. Como era el más joven se acercó desnudarnos contra la pared y nos daban golpes
a mí y me preguntó cuantas caballerías tenía mi diciéndonos cosas obscenas. Teníamos unas tres
padre. Le contesté que tenía 100 caballerías y duchas y sólo abrían el agua durante 10 minutos
él me dijo, “Entonces tu viniste a recuperar las al día y la mayoría de nosotros no podíamos
fincas que la revolución le quitó a tu padre”. Le bañarnos. Lo más espantoso fue privarnos de
contesté “No, hubiera venido yo o no, si hubiéra- jabón, pasta de dientes y papel higiénico durante
mos triunfado se la hubieran devuelto porque no esos siete meses. Nos trataron realmente peor
se las robó a nadie”. El Che me dijo “Se las robó que a los animales. Mientras permanecí en las
al sudor de los campesinos”, a lo que le respondí prisiones no perdí el tiempo y aprendí francés,
“Esa es la teoría marxista que yo no comparto”. alemán, leyes, religión, contabilidad, geografía e
El Che me preguntó cómo nos habían tratado y le historia, además de leer cientos de libros.
respondí “Muy mal, nos robaron el dinero, relojes
y nos quitaron las botas”. A lo que me respondió Por fin fuimos liberados el 25 de diciembre de
“Esas cosas le hacen falta a la revolución”. Me 1962 cuando el gobierno de los Estados Unidos
quejé que también nos habían confiscados los pagó $62,500,000 por los casi 1,200 prisioneros.
artículos religiosas que llevábamos. Entonces el Mi hermano y yo volamos en el último avión a la
Che le dijo a sus hombres “Devuélvanle a los pri- base de Homestead Air Force donde nos dieron
sioneros todos los artículos religiosos porque eso uniformes de la Fuerza Aérea. Mis padres lloraron
no le hace falta a la revolución”. Así recuperé mi cuando nos vieron a mi hermano y a mí al llegar
rosario, medallitas y pequeña estatua de la Virgen al Dinner Key Auditorium en Miami. Mi peso en el
María.
momento de la liberación era de 120 libras.
Dos años muy crueles e inhumanos de prisión
brutal fue nuestra suerte. Estuvimos en prisiones superpobladas. Al principio estuvimos en el
Palacio de los Deportes, seguido por el Hospital
Naval y después nos pusieron a todos en la prisión
del Castillo del Príncipe. La mayoría dormíamos
en el suelo, apretados unos a otros, muertos de
hambre y bebiendo agua contaminada. Yo contraje disentería, hepatitis y enfermedades de la
piel. Al año de estar preso nos llevaron a juicio
y fuimos condenados a 30 años de prisión con
trabajo forzado o un rescate de dinero en dólares,
como en el tiempo de los piratas.
A los oficiales de la Brigada y los que fuimos
ricos nos valoraron en $100,000, los que ellos
llamaron clase media valían $50,000 y los obreros
$25,000. Mi hermano y yo caímos en el grupo de
los $100,000 y éramos 214 prisioneros. Nuestro
grupo fue trasladado al Presidio Modelo en Isla de
Pinos. Ese fue el lugar donde peor nos maltrataron.
El naufragio del Houston, la semana que estuve
huyendo por la Bahía de Cochinos y el encarcelamiento de casi dos años me hizo apreciar
aún más el valor de la libertad y los privilegios de
todos los días y las comodidades que damos por
sentado, tales como alimentos, agua, vivienda,
higiene. A pesar de haber perdido nuestra libertad, junto con nuestra casa, automóviles, fincas
de ganado y cuentas bancarias en Cuba y vivir
por debajo del nivel de pobreza en Miami por
varios años, yo estaba seguro de que todo eso
era una situación transitoria. Yo estaba decidido
a obtener una educación y convertirme en un profesional exitoso en los Estados Unidos. He tenido
una gran vida en este país como un educador
y escritor. Estoy felizmente casado con Haydée
Prado, una excelente mujer, y tengo una maravillosa hija casada llamada Irene que me ha dado un
adorable nieto, Daniel Francisco.
23
Impressions of the Bay of Pigs Assault
I was not quite eighteen when I graduated from boot camp and walked
across the gangplank of the USS Conway on a hot August afternoon
in 1960. The Conway was a converted WWII Destroyer that had been
re-conditioned after the Korean war to meet the threat of Russian submarines that were plying our east coast at the height of the Cold War.
I joined the Navy right after High School out of patriotism, and I was
not ready for college. There was no immediate land war, so I thought
any action would be on the high seas. At that time in my life I guess
I was looking for adventure, but I never had to look very far on the
Conway. Plus, I liked the Navy uniform, and the thought of seeing the
world. Leaving the little gritty industrial town where I was raised was
very alluring to a teenager. College could wait. I did graduate from
College in 1970; went on to become a VP for a division of the Stanley
Works, and am currently a small businessman - married with three
grandchildren.
by Larry Di Donato
out of the James we headed south rather than north, which meant
we weren’t going to be involved in our regular sub hunting exercises.
Rumors as to our destination were rampant and even the Officers who
were normally stingy about communicating our missions were even
more so. Perhaps they didn’t know either. Commands were obviously
given from the highest levels of Government.
As we headed south we steamed far enough out so that we couldn’t
be observed from shore, nor did I see any of the other destroyers in
our task group. This was all very strange and the weather kept getting hotter and hotter, but we were not allowed to sleep topside as we
sometimes did in the heat. We had to remain down below as much as
possible during the night because we were running “darken ship”. A
lit cigarette could be seen for miles away. We seemed to have more
drills for Repel Borders and Battle Stations and got to a point where we
could be on station within two minutes. A new record. Without being
able to see much ashore, we had no idea where we were; but by dead
reckoning many of us deduced that we were entering Cuban waters.
It seemed as though the Captain was getting a “fix” on things because
the day before the attack we did enter as close to the Bay as possible.
We all went topside for a good look, and could feel the sand hitting the
bottom of our sonar dome. Also for the first
-The USS ConwayThe Conway was an old ship in comparison to the bright and shiny
new ships being added to the fleet at that time. Her keel had been laid
in 1941. There was no air conditioning, no privacy, no ice cream, no
music, no amenities, two soda machines for 200 guys, chain fall bunks
for us enlisted men, and the bathrooms (if I can call them that) were
tight and small. This was - after all - meant to be a warship. The advan- time in my life I saw a great white shark. It must have been at least
tage we had for the Bay expedition was her shallow draft. The ship eight feet long and was accompanied by a small “pilot fish” and probwas designed for “close in” support as required for its mission in WWII. ably sensed he was in the right place at the right time. The water was
infested by sharks.
We carried three five inch cannons and two twin double action three At sunset on the evening of the attack we witnessed three black, darkinch AA guns, plus an array of anti-submarine weapons, along with ened ships on the horizon. As they got closer and we steamed south
torpedoes. My assignment was to work as an Electricians Mate and to meet them, our Division officer called us to the fantail and briefed
my battle station was in the after-steering compartment. I mention this us on our mission. I determined later that many details were left out;
because there was one hatch leading out of the compartment to the but we knew that at four a.m. the following morning, we were going
fantail of the main deck, and I had a panoramic view of everything to General Quarters, or battle stations to escort these ships into the
that was going on at the Bay of Pigs. Because I was in the aft steer- Bay. I had a hard time sleeping that night. It was incredibly hot below
ing area, my headphones were tuned into the bridge where I could decks and I could feel the sweat running down my chest. But I was not
hear communication between engaged parties; including the Combat frightened given the youthful feeling of invincibility. I was also confident
Information Center or CIC, and men ashore.
we would knock out any initial resistance with our guns. I mean what
the heck were we there for if not to provide fire support. Really, we
I was to be in Conway for a short period of time to await my orders had never lost a war.
for an Electricians mate school ashore, and during this time, the
Conway’s mission was to cruise from Norfolk north and into the stormy I wondered about the men on those ships, and how they must have
North Atlantic searching for Russian submarines going to Cuba. We felt.
were in Task Group Alfa which was a top notch “search and destroy “
force. I might add we were fortunate enough to bring at least one to Gongs rang out loud and clear at Four am. This was the real thing.”
the surface by threatening to use our “hedgehogs” or depth charges. General Quarters, General Quarters, All men man your battle stations,
It was astounding to see the submarine rise slowly to our starboard this is NO drill” A thrill ran up my spine. Talk about a wakeup call. We
side within throwing distance to our ship. Once surfaced they identi- were at our stations in no time at all. We came in fast . I knew this
fied themselves as an “eastern bloc” submarine and all on board were because my station was right between the two screw shafts and they
smiling and waving hello while we were not smiling and used our were working hard. The communication from the bridge was “garbled
hands in a far different manner as we escorted them out of our sea “ and I couldn’t make out a word. I was waiting for the five inch gun
limits. We also were involved in the Mercury space shuttle program, over my head to open up. There is absolutely no mistaking the crack
and rescued a freighter named the Pine Ridge in a howling storm in and thunder of a Five inch 38 going off over your head. But there was
Cape Hatteras. But the mission that really defined my Navy career - no fire. The men were going in alone. I climbed the ladder of the hatch
and my future ideology - was the Bay of Pigs assault.
for some air and heard loud fire coming from the east. We were within
less than a mile to the beach. The Brigade was in the jungle. I thought
-Bay of Pigsthat was a bad move as dead in front of me was a pristine beachhead
The first hint I got of trouble was when we were in port in Norfolk tak- leading right to the top of sea wall. There was much chatter on the
ing on provisions. We were really loaded up. We were putting canned mike. I could hear ground forces talking to our ship and asking for fire
goods in fan lockers and using every space possible for dry goods. support, or air defense. They were getting shot up! Who the hell was
The next day we steamed out of our berth in the cover of darkness and running this operation anyway? The sound of airplanes overhead was
instead of heading straight out into the Atlantic we turned up a tributary encouraging but they weren’t ours. They looked like WW11 era bombof the James River where the Naval Ammo station was and loaded up ers. That was really a bad sign. All the while fire rained down on the
more shells. Then we loitered in the area during the day while crew jungle from the top of the seawall, not only from the bombers. It had
members painted over our hull number (507), and painted over the to be a meat grinder down there. What the hell next? Why were we
ship’s name on the fantail. We did not fly the flag as defined by Navy not turning our AA guns on those guys? I could see our sister ship,
regulations. All of this was most unusual as it didn’t tie in at all to the the Eaton to my left or west of the jungle as silent as a church mouse.
rumors running around the ship about visiting New Orleans during Guns pointed toward the jungle. Were we there for show? We stayed
Mardi gras, or partaking in another space shot. Also, as we steamed “on station” for about four hours and then we manned our two whale
24
boats. There was a junior officer with what I thought was a Tommy
gun. I wondered if he had ever fired it. In that boat also were three
enlisted Gunners Mates armed with archaic M1 rifles and .45 caliber
pistols. Was this to be our landing party? Could we win this battle with
a couple of whale boats with eight guys and a Tommy gun? No, they
were sent out to talk to the men who came out of the jungle in rubber rafts. I had no idea what the conversations were like but I could
imagine. Meanwhile it seems that things were slowing in the jungle. I
hopped out of my station to get a better view. All was grim. There was
no doubt that the guys ashore were in a very bad situation. There were
no smiles on our ship.
already swinging back and forth. The ship was ready. Apparently our
radar had picked up signals indicating that one or two of Castro’s
bombers were headed our way and fast.
This situation lasted for about ten minutes and the call to “secure” from
General Quarters” came over the speaker. The rumor was that one of
the planes had been shot down by our sister ship. We couldn’t talk to
them about it so I’ll never know if that was true or not. I’d like to believe
that it was. We needed some form of retribution to raise our morale.
Early that evening we steamed out of the Bay but returned for two
nights searching for survivors in the shark infested waters. We found
none. On the night of the 19th we turned the Conway around and
None of the normal wisecracks. We only talked about our situation and headed to Florida at Flank (high) speed. That was the last we saw of
why were we not doing anything.
the Bay, and the many brave men we left behind.
All at once I heard the sounds of jets overhead. Ours. Thank God. One As a result, the U.S. came the closest ever to Nuclear war with the
of the jets came so close and so slow over our mast that I could make Soviets and the Castro brothers remain a stigma in the eyes of many
out his features as he waved to us below. He was a ray of sunshine. in the United States.
The first smile of the day. Finally we were going to go in to help these
guys. Then perhaps we would let them have our fires. No again. I
.
watched our jets go in and circle the jungle as Castro’s air force fled
the scene. None of our planes fired. Not one.
Late in the day of the 17th, we steamed out of the bay until we couldn’t
see Cuba any longer and sidled up next to an Assault Aircraft carrier
loaded with Marines in full battle dress. We were there for re-fueling.
The Marines clambered over the sides to watch us and we looked
up at them as well. Again, there was not the usual wisecracking, or
name calling or any show of rivalry between us. They were grim too
and I knew that every one of them were wishing they were as close to
Los siguientes compañeros de la Brigada
the action as we were. It was then I realized that not only had we the
han fallecido en los últimos meses
firepower from the destroyers, the air power from two aircraft carriers,
but thousands of Marines just itching for their orders to attack. We had
enough firepower there to wipe Castro’s forces off the map and forever 01.-Israel Falcón González......................................Jefatura
change history. But we didn’t do it.
On the morning of the 18th we went to General Quarters again and
were on station and heading into the Bay. This time our whaleboats
were the first off and went around in circles until they landed on the
beach, hopefully expecting some members of the Brigade to show up.
They waited for a good long time. Did some of the Brigade members
think this was a Castro trick? Was our ship a trick also? Then the
rescue attempts started. I knew we had lost this battle and knew the
reason why. Every one of us could feel the loss of pride for our country, and sorrow for the men left in the jungle. I thought about how angry
they might have been at us.
02.-Ángel Luis Díaz Fernández..................Bon 5 Infantería
03.-José Febles Méndez.................................Bon Especial
04.-Amado Fernández Cruz....................................Jefatura
05.-Emilio A. Cosío Abreu..........................Bon 7 Infantería
06.-Manuel Villafaña Fernández.....................Fuerza Aérea
07.-Rafael Hernández Nodarse..............Bon 1 Paracaidista
It was here that I learned that free men will die for democracy. That
honor, dignity, loyalty and bravery are not just mere words used at a
08.-Rafael García Rubio......................................Infiltración
party. These men were fighting and dying for these ideals.
Now some were coming out again in rubber boats but this time not so
many. The whaleboats were coming back to the ship with some of the
guys as were the rubber rafts. I was among those who helped these
men, or” boys” like me, onto the ship and into our welcoming arms.
They were sick, tired and wounded. The most obvious sign of physical ailments were the mosquito bites. Their faces were swollen to a
man. I’ll never forget that sight. We treated them as brothers and even
though we were on “water rations” we helped them into our showers
and helped them clean up, and lent them clothes to wear while our
crewmen washed their torn clothing. We fed them well.
09.-Milton López-Hidalgo Bosch..............................Jefatura
10.-José Juara Silverio...........................Bon 1 Paracaidista
11.-Rafael Perera Jiménez.........................Bon 5 Infanteria
12.-Carlos M. Villaverde Valdes...............................# 3404
13.- Enrique Lindner Ramos.................Marina Clandestina
At about 2pm that day I was up in the bridge changing out some fuses.
I had just finished and was starting to walk down the port ladder to 14.-Orlando Martínez Miller.....................................Jefatura
the main deck when once again came the load gongs and the call to
General Quarters, this is no drill. I literally flew down the ladder by the
QUE DESCANSEN EN LA PAZ DEL SEÑOR
handrails not even
touching the stairs and ran back aft to my station. Our guns were
25
Henry Flagler y su ferrocarril sobre el mar.
Por Rafael García-Toledo
Hace unos días se cumplieron 100 años de la lle- corredor de compra y venta de granos. En esa actividad conoció a John D. Rockefeller quien trabajaba
gada por primera vez, de un tren a Cayo Hueso.
de agente comisionista para una compañía distribuiEl día 22 de enero de 1912, se congregaron más dora de granos. Tanto Flagler como Rockefeller estade 10,000 personas en la recién terminada estación ban basados en Cleveland, en el estado de Ohio que
de trenes, para ver llegar el primer tren a la isla de era en esa época el centro de la industria de refinar
Cayo Hueso. El primer tren del Ferrocarril sobre el petróleo en estados Unidos. Rockefeller, asociado al
Mar llegó precisamente a las 10.43 a. m. A bordo del químico e inventor Samuel Andrews decidió iniciar su
tren, viajando en su vagón privado, venía un hombre propio negocio de refinería.
de aspecto frágil a sus 82 años quien había sido el
motor en la creación y desarrollo de la Standard Oil En 1867, Rockefeller, necesitando capital para su
Company y la persona que más hizo por el desar- nuevo negocio se acercó a Flagler y le pidió ayuda
rollo del joven estado de La Florida. Henry Morrison financiera. Flagler consiguió la suma de US $100,000
entre sus familiares que hicieron la inversión con la
Flagler.
condición de que Flagler fuera hecho socio de la
En esa época la ciudad más importante de Florida empresa. Así nació la sociedad Rockefeller, Andrews
no era Miami, ni San Agustín, ni Pensacola. Orlando, & Flagler. Esta sociedad creció y con el tiempo se
Fort Lauderdale y Jacksonville no existían aún. La convirtió en la Standard Oil Company que ha llegado
ciudad más importante del estado era Cayo Hueso, hasta nuestros días y es una de las empresas más
que era esencialmente una ciudad cubana con grandes del mundo.
alguna influencia de Estados Unidos y las Bahamas.
Una nota histórica que debemos recordar, cuando
Henry Flagler culminaba así su sueño de extender hizo falta capital serio para la Standard Oil Company,
su ferrocarril a todo lo largo de la península de La el que aportó el capital fue Flagler, no Rockefeller.
Florida y sobre el mar hasta Cayo Hueso. Muchos
de sus contemporáneos calificaron ese sueño de Aunque Standard Oil Company era una sociedad,
una quimera que nunca sería realizado. Llamaban al se le acredita a Flagler el ser el cerebro detrás de
proyecto “la quimera de Flagler” pero personas como la bonanza del negocio petrolero de la época. En
Henry Flagler son quienes convierten los sueños en el número XXII de la revista Everybody’s Magazine
de febrero de 1910, página 183 “Cuando a John
realidad.
D. Rockefeller se le preguntó que si Standard Oil
Company era producto de su pensamiento, el con¿Quién fue Henry Flagler?
testó, No señor. Yo desearía haber tenido el cerebro
Henry Morrison Flagler nació el 2 de enero de 1830 para haberlo producido. Fue Henry M. Flagler”.
en la localidad de Hopewell, New York. Su padre
el Reverendo Isaac Flagler fue un ministro presbi- En 1876 siguiendo el consejo de su médico, Flagler
teriano. Flagler recibió educación hasta el octavo viajó a Jacksonville, Florida, durante el invierno con
grado cuando a la edad de 14 años, dejó la escuela su esposa Mary, la cual estaba muy enferma. Mary
para comenzar en su primer empleo, trabajando en murió dos años mas tarde y en 1881 Flagler se volvió
la tienda de un tío por US $5.00 al mes, más techo a casar. La nueva esposa, Ida Alice, había trabajado
cuidando a Mary.
y comida.
Después de la boda, la pareja viajó a San Agustín.
A Flagler le gustó la ciudad pero consideró que no
había hoteles que ofrecieran alojamiento adecuado.
En 1885 Flagler regresó a San Agustín y comenzó
la construcción del hotel Ponce de León con 540
habitaciones. Dándose cuenta que hacía falta buen
sistema de transporte para servir a los hoteles,
Uno de los negocios que emprendió Flagler fue el de Flagler compró varias líneas cortas de ferrocarril que
Flagler llegó a ganar US $400.00 al mes en el mismo
lugar como jefe de ventas cuando tenía 19 años.
Abandonó ese trabajo y comenzó a hacer negocios
por su cuenta. Como casi todo hombre de negocios
tuvo éxitos y fracasos pero llegó a hacer una respetable fortuna.
26
luego formaron el Florida East Coast Railway.
García-Toledo Boulevard. Por otra parte, la ciudad
de Miami instituyó el premio Julia Tuttle Award para
otorgárselo a aquellas mujeres cuya aportación a la
comunidad presenta ribetes extraordinarios. En más
de 100 años el premio se ha otorgado solamente tres
veces y Luisa es una de esas tres mujeres que lo
recibieron y la única de las galardonadas que nació
fuera de Estados Unidos.
El hotel Ponce de León, que ahora es parte del
Flagler College abrió el 10 de enero de 1888. En
1990, Flagler compró el hotel Ormond al norte de
Daytona y extendió más al sur su ferrocarril. Flagler
terminó la construcción del hotel Royal Poinciana
de 1,100 habitaciones en Palm Beach y extendió de
nuevo su ferrocarril para servir al pueblo que daba
apoyo de servicios a Palm Beach, West Palm Beach, La esposa de Flagler, Ida Alice, perdió la razón
fundando así ambas ciudades.
y tuvo que
ser internada
En esa época el hotel Royal Poinciana era la estruc- en un asilo
tura de madera más grande del mundo. Dos años para demenmás tarde Flagler construyó el hotel Palm Beach Inn, tes
desde
al cual se le cambió el nombre por Breakers Hotel 1895. El conComplex en 1901.
greso estatal
de
Florida
Originalmente Flagler planeaba que West Palm aprobó una ley
Beach fuera la terminal de su sistema ferroviario, en 1901 que
pero en los años de 1894 y 1895 hubo fuertes hela- declaraba que
das en el área, haciendo que Flagler reconsiderara la locura incursu plan original. 100 Kilómetros al sur en el caserío able era un
que es hoy la ciudad de Miami no había habido hela- motivo legal
das. Para convencer a Flagler de que extendiera su para obtener
ferrocarril a Miami, varios propietarios de la comuni- el
divorcio.
dad le ofrecieron parcelas de tierra a cambio de que Esto abrió el
Rafael García-Toledo
extendiera sus líneas hasta Miami. Julia Tuttle, a camino para
quien Flagler había conocido en Cleveland tenía un que
Flagler
comercio en la boca del río Miami y fue una de los volviera a casarse. El 24 de julio de ese año, Flagler
líderes locales que aportaron tierra para el empeño. se casó con su tercera esposa, Mary Lily Kenan.
Esos incentivos llevaron a la creación de Miami la
cual no estaba incorporada legalmente como ciudad
en esa época. El Florida East Coast Railroad llegó a
Miami en 1896. Flagler canalizó la ciudad, construyó
calles, desarrolló el primer sistema municipal de
electricidad y agua. Flagler financió además el primer
periódico de la ciudad, The Metropolis.
En 1905 Flagler decidió que su Florida East Coast
Railway debía extenderse desde Miami a Cayo
Hueso. Una distancia de 206 kilómetros.
Cuando la ciudad fue legalmente incorporada en
1986, los vecinos quisieron honrar a Flagler bautizando la naciente ciudad con su nombre, pero
Flagler declinó el honor y sugirió en cambio usar el
nombre que le daban los indios del lugar “Mayaimi”.
En aquella época, el gobierno de Estados Unidos
estaba enfrascado en construir el Canal de Panamá
y Cayo Hueso era el puerto de aguas profundas de
Estados Unidos más cercano al nuevo canal. Flagler
quería aprovechar las ventajas de recibir el tráfico
del canal y aumentar el comercio con Cuba. Hay que
destacar que en 1905 los lazos de Cayo Hueso con
Cuba eran mucho más fuertes que los que tenía con
Estados Unidos.
Hoy se honra a Flagler con diferentes dedicatorias,
la calle principal de la ciudad de Miami que divide la
ciudad entre norte y sur lleva el nombre de Flagler
Street. La historia ha querido que nuestra familia
comparta su nombre con los fundadores de Miami.
La calle Flagler entre las avenidas 97 y 107 lleva el
nombre de mi difunta esposa denominándose Luisa
El mismo Flagler inspeccionó la ruta desde una
embarcación que alquiló para ese menester en
1904. Se conserva el recibo de ese gasto por US
$524.94 para alquilar el barco Martinique. El recibo
está hecho a nombre de Miami-Key West Railroad
Extensión, marcando el comienzo del proyecto del
Ferrocarril sobre el mar.
27
Para dirigir el proyecto se contrató al ingeniero
Joseph.C. Meredith en julio de 1904 quien había
construido grandes muelles para el gobierno de
Méjico. La construcción comenzó el siguiente año.
posible suministrar. Cuba desarrolló una importante
gestión de la exportación de piñas que salían del
campo y en menos de dos días estaban en Nueva
York sin salir de sus contenedores.
Hubo todo tipo de contratiempos. La construcción
requirió muchas innovaciones de ingeniería y construcción, se estaban emprendiendo tareas nunca
antes intentadas. En un momento de la construcción
más de 4,000 trabajadores participaron en la misma.
Durante los 7 años que duró la construcción, tuvieron
que afrontar el azote de tres ciclones, uno en 1906
que causó la muerte de más de 200 obreros y otros
en 1909 y 1910.
El flujo de pasajeros entre Cuba y Estados Unidos
se incrementó ya que uno podía comprar un billete
de tren Santiago de Cuba-Nueva York y después de
hacer el viaje en tren hasta La Habana, tomaba el
trasbordador a Cayo Hueso y de ahí en tren hasta
Nueva York con el mismo billete. Es verdad que uno
llegaba molido a Manhatan, pero recuerden que esto
era en 1912, el año que zozobró el Titanic y que las
Medias Rojas de Boston inauguraron Fendway Park.
Se estaban construyendo todos esos enormes puentes y moviendo cantidad de rocas, arena, tierra y
agua con lo que ahora consideraríamos maquinaria
primitiva. Prácticamente todo el equipo era movido
por vapor. Bombas de achique, winches, martinetes
para encajar pilotes, mezcladoras de concreto y las
barcazas y embarcaciones eran movidas por vapor.
No había equipos hidráulicos todavía.
El Ferrocarril sobre el Mar fue parcialmente destruido por el ciclón del Día del Trabajo en 1935, una
tormenta con categoría 5 que ha sido llamado por
muchos “el ciclón del siglo”. En septiembre 2 de
1935 la tormenta mató a más de 400 personas en
los cayos de Florida. El patio del ferrocarril en Cayo
Largo fue totalmente destruido y un tren de auxilio
que se dirigía al lugar fue volcado por la marejada
en Islamorada.
Cayo Maratón se convirtió en el punto central de la
obra donde se construyó un puerto de aguas profundas para recibir los barcos con materiales que
llegaban, principalmente de Cuba y Alemania con
madera, roca y acero.
El Florida East Coast Railway no pudo afrontar la
reconstrucción del ferrocarril. La tierra y los puentes
del ferrocarril fueron vendidos al estado de Florida
que usó la infraestructura del ferrocarril para construir sobre la misma la carretera sobre el mar a
La obra costó US $50 Millones, una enorme canti- Cayo Hueso que, ampliada y mejorada todavía está
dad para los comienzos del siglo XX y fue terminada en uso.
en 1912 cuando el primer tren llegó a Cayo Hueso
con Flagler abordo como dijéramos al comienzo del El tráfico de pasajeros y automóviles desde Cuba
artículo.
siguió después de la desaparición del ferrocarril a
Cayo Hueso hasta después de1959. Muchas persoEl ferrocarril Miami-Cayo Hueso incrementó, como nas venían a Miami por unos días con su automóvil
Flagler había supuesto, el tráfico de turistas del norte desde Cuba y conocí familias norteamericanas que
hacia los hoteles de los cayos de Florida y el com- tenían sus negocios en Miami y vivían en Cuba, viaercio que venía del Canal de Panamá pero además jando cada fin de semana a Cuba para estar con su
desarrolló tremendamente el comercio entre Cuba familia.
y Estados Unidos vía Cayo Hueso. El moderno y
eficiente sistema ferroviario de Cuba de la época Muchos de los puentes originales fueron reemse conectaba vía trasbordador con el ferrocarril de plazados en los 1980s y la carretera va ahora sobre
Flagler en Cayo Hueso y de ahí con la red ferroviaria nuevos puentes. Varios de los viejos puentes del ferde Estados Unidos en la era de oro de los ferrocar- rocarril se pueden ver desde la carretera y se usan
riles de este país.
para pescar desde ellos. Quedan ahí como la huella
y visión de un gran hombre, el tesón de una generEstas conexiones crearon uno de los primeros siste- ación y un homenaje a Henry Flagler.
mas internacionales intermodal de transporte en el
mundo y Cuba aprovechó la nueva logística para
convertirse en un suplidor importante de Estados
Unidos de productos que anteriormente no le era
28
Team de Infiltración de Camagüey
por Emilio Martínez Venegas
MIEMBROS
Jefe: Oliverio Tomeu Vasallo #2634
Segundo Jefe y Radio Operador: Emilio Martínez Venegas #2521
Experto en Armamentos: Carlos M. Poveda Aguilar # 2585
Experto en Explosivos y Demolición: Luís Oria Finalés # 2609
Experto en Propaganda y Guerra Psicológica: Rafael Álvarez Fernández-Garrido
#2758
Experto en Inteligencia: Carlos A. Varona Arjona # 2619
Este es la historia del grupo seleccionado para cooperar con las fuerzas de la
resistencia armada contra Castro en la provincia de Camagüey ofreciéndoles
entrenamiento para el uso de armas y explosivos, comunicaciones con el extranjero y suministro de armamento y explosivos para sus planes militares.
ANTECEDENTES
El nacimiento de esta gesta fue en nuestra nunca olvidada isla de Cuba cuando
en Enero de 1960, el que posteriormente fue el Jefe Civil de la Invasión, Manuel
Artime Buesa, que ya estaba en el extranjero desde Octubre del año 1959, pidió
al Ejecutivo del Movimiento de Recuperación Revolucionaria en Cuba reclutar a
jóvenes de absoluta confianza que estuvieran dispuestos a luchar por la libertad
de la Patria. Las visas de la Embajada fueron concedidas, sin ningún obstáculo
y a fines de Marzo en distintos viajes y con diferentes excusas fuimos saliendo
para unirnos a los que ya vivían en el extranjero. Al llegar a Miami éramos ubicados en las casas de Brickell o Fort Lauderdale y los menos con familiares que
residían en la Florida. En Mayo, 66 de nosotros en pequeños grupos y en autos
conducidos por norteamericanos la primera etapa y por mar la última viajamos
del sur de la Florida a la Isla Useppa para ser sometidos a investigación de
nuestros antecedentes, pruebas con el detector de mentiras y exámenes físicos.
En los primeros días de Julio los que habíamos permanecido en Useppa fuimos
trasladados a Panamá y a Guatemala. También los que quedaron en Miami o
habían ido llegando fueron transportados a Guatemala.
Todos en aviones de transporte C-54 con las ventanillas selladas que despegaban del aeropuerto de Opa Locka después de pasar una rápida y especial
inspección de las autoridades inmigratorias que nos autorizaba a abandonar el
país. Al llegar a un país desconocido que pronto identificamos como Guatemala,
después de largas horas de vuelo, nos trasladaban en autobuses o camiones
militares a la finca Helvetia de los hermanos Alejo, amigos del General Idígoras
Fuentes, presidente de Guatemala.
ENTRENAMIENTO EN LA BASE TRAX
Todos los miembros del grupo, salvo Rafael, estábamos entre los 100 primeros
integrantes de lo que llegó a convertirse en la Brigada de Asalto 2506 Carlos
Rodríguez Santana.
El privilegio de llegar primero, además de constituir un honor, también nos convirtió en constructores antes que soldados.
Días después comenzamos a subir al lugar designado a unos 7000 pies de altura
para construir la Base de Entrenamiento X, q terminó siendo llamada Base Trax,
en horas de la mañana y trabajar en el acondicionamiento del terreno primero
y después en las construcción de las barracas, cocinas, comedores, oficinas,
baños, letrinas sanitarias, almacenes, bunker para armas y explosivos etc. Los
primeros, dirigidos por Eduardo Ojeda Camaraza, fueron los que sabían operar
equipos y uno ellos Poveda que se hizo cargo de un Oliver 6 que junto a una
moto niveladora comenzaron a limpiar el área. Mientras, los radiotelegrafistas
no dejábamos de estudiar y practicar para aprender este nuevo oficio. Cuando
terminó la etapa de limpieza de árboles y malezas y preparación del terreno y
dio inicio la edificación de barracas y otros locales todos nos convertimos en
constructores sin cascos y sin preocupaciones por el asbesto de las tejas. Por fin
se terminaron los viajes de Helvetia a Trax y todos nos quedamos en la montaña.
Ya habían llegado de Panamá los instructores y se formaron los teams por
provincias y la nuestra con el Team H estaba a cargo de Roberto San Román.
Después de siete meses de entrenamiento entre Useppa y Guatemala, cambios
de estrategia que motivaron sustituciones entre el personal norteamericano y en
la Brigada y tristes sucesos como la muerte accidental de nuestro amigo Carlos
Rodríguez Santana en una marcha de entrenamiento en las montañas del lugar
llegó la hora de la partida de los integrantes de los Teams de Infiltración.
ENTRENAMIENTO EN PANAMA Y USA
Salimos el 12 de Diciembre de 1960 para Fort Gulick, localizado en el Canal de
Panamá,. Allí se intensificó nuestra preparación en cada una de las especialidades que se nos habían asignado con prácticas de infiltración y supervivencia
en la selva y entrenamiento adicional con armas y explosivos.
Llegaron la Nochebuena y el Nuevo Año siempre recordando a nuestras familias
y con mucha fe de que pudiéramos, en el más breve tiempo, cumplir con nuestra
sagrada misión.
En la primera semana de Enero mientras el resto continuó su preparación, los 12
telegrafistas salimos con destino desconocido que resultó el regreso al punto de
partida: Opa Locka. Pasamos un día allí en un hangar vacio, hasta que apareció
un DC 3 en la pista.
Después de los viajes en aviones de carga con asientos de tela a lo largo
del fuselaje este último vuelo que hicimos colectivamente los telegrafistas de
Infiltración fue, para nuestra sorpresa, en una aeronave con su interior tipo
ejecutivo de los que usan los empresarios y V.I.P. Por supuesto el lujo y las
comodidades no impidieron que, como siempre, las ventanillas estuvieran
cubiertas. Así llegamos a una base del Army en el estado de Virginia la que, de
inmediato, fue bautizada por el intenso frio que encontramos como “La Nevera”.
Allí nuestro entrenamiento como radio telegrafistas se concentró en el manejo de
los equipos y el uso de los libros de claves como si estuviéramos en el campo de
operaciones que iba a ser alguna ciudad o monte de nuestra Patria.
No obstante, no faltaron las clases de armamento principalmente con fusiles y
pistolas soviéticas que íbamos a encontrar en Cuba. El día 20 de Diciembre fue
memorable para mí y algunos otros del grupo porque, por primera vez en mis 23
años de vida, disfruté de una nevada.
Al día siguiente llegó Carl James (1) y me dijo que cuando se marchara iba a
irme con él.
Se me acercaba otro viaje a lo desconocido. Llegó el momento de irnos y
salimos de la base el 22 en el equivalente a un SUV que no tenia asientos más
que junto al chofer y le pusieron un colchón en la parte trasera en q la parte de
arriba estaba contra el asiento delantero de modo de que íbamos Carl y yo como
sentados en él y con unas frazadas para cubrirnos. Así llegamos al aeropuerto
de Maryland donde tomamos un avión para Washington y desde allí abordamos
otro para Miami (en ambos lugares había reservaciones para los dos, las mías
con nombres falsos y distintos en cada vuelo.) Ya en el camino me explicó que
Delia, mi esposa, había escrito solicitando me autorizaran a estar presente en
el nacimiento de nuestro primer hijo. Evidentemente se le había concedido su
ruego. En el vuelo cuando nos dieron el periódico hablaban de la toma de posesión del Presidente Kennedy y Carl me hizo un profético comentario señalándome el titular de la información: “Si no nos apuramos todo esto va a acabar mal”.
Cuando llegamos a Miami me llevó a la casa de Delia que sin estar enterada aun
de mi llegada la tuve que sostener en mis brazos pues se desvaneció al verme.
Las instrucciones era que nos teníamos que ir a un motel para q estuviéramos
fuera del alcance de los vecinos y amistades a quienes no debía ver ni contactar
y las salidas debían ser las necesarias solamente. El mismo escogió y nos llevó
al motel y me registró no recuerdo con que nombre. Después de cinco días con
ella y con mi hijo Enrique Emilio nacido el 24, llegó el momento de la dolorosa
despedida.
Dave un norteamericano grueso y rubio con un frondoso bigote a quien Carl le
encomendó mi supervisión fue quien, después de traerle un presente al bebito,
me llevó a Homestead a una finca productora de tomates que tenía una amplia
casa con piscina y numerosas habitaciones. Allí me reuní con el resto del Team
de Camagüey que ya había sido trasladado para ese lugar junto con miembros
de otros teams que ya estaban próximos a salir para Cuba.
LOS VIAJES
A continuación el relato de Poveda: Alrededor del 8 o 9 de Febrero se apareció
un oficial de la CIA llamado Clarence y nos dijo recojan sus cosas que se van
conmigo . Así lo hicimos sin preguntar, y en su auto rodamos por un poco más de
hora y media hasta un cayo de la Florida, creo que era Isla Morada. Allí subimos
a un yate de 42 pies con el nombre de “El Real” y después de un rato y antes de
ponerse el sol, salimos rumbo a Cuba el lugar al que ansiábamos regresar. Con
un fuerte frente frio entrando, el mar estaba muy picado con olas bastante altas.
El yate casi no podía mantener la proa dirigida al sur, por lo que navegaba de
lado pero manteniendo a Cuba como meta.
Al llegar al punto de desembarco, no se veían las señales previamente acordadas para proceder al desembarco y decidieron abortar la misión. El regreso
y la entrada en la casa de Homestead fue una mezcla de frustración pero a la
vez de felicidad por la oportunidad que nos daba de ver nuevamente a nuestros
seres queridos.
Tan pronto pudimos , ambos nos escapamos para ir a Miami
y poder ver Emilio a Delia y Henry y yo (Poveda) a Dory mi novia y actual esposa
que había salido de Cuba en Enero 18, y a mi hermano Jorge pues mi otro hermano Alberto (Tiky) estaba en Guatemala con la Brigada.
Aproximadamente dos semanas después regresó Clarence a buscarnos para
otra misión pero esta vez con destino a Key West. Allí fondeado junto a los almacenes del ferry Habana-Cayo Hueso estaba el Texana III (que supuestamente
era propiedad de Alberto Fernández Echavarría) una lancha de la Marina (PC)
convertida en un yate de 110 pies con dos motores diesel de 1,800 caballos
de fuerza cada uno que podía hacer hasta 28 nudos por hora (unas 35 millas).
Además contábamos con un “catamarán” de dos motores de 250
caballos de fuerza cada uno al que se le había preparado un doble fondo para
darle más capacidad de almacenamiento de gasolina. Aunque se extendía su
radio de acción tenía el peligro que si una bala penetraba ese tanque extra
volaríamos todos. Y para completar su capacidad operacional también sobre el
barco había una balsa de goma con un motor eléctrico silencioso q se usaba para
acercar a tierra lo más posible a las personas q iban a desembarcar.
En este primer viaje con el Tejana (segundo intento para nosotros)íbamos remolcando el catamarán.
29
Al llegar cerca de las costas de Cuba subimos al catamarán, Tony Cuesta,
Joaquín Powell, Emilio, Cervera, Bill y yo. Lo más importante era comprobar si
el Comité de Recepción nos esperaba y después de nosotros se podía desembarcar la tonelada de armas y explosivos que iban en la proa del yate.
Se hicieron las señales acordadas y no hubo respuesta. Cervera, que es un
excelente nadador, se ofreció de voluntario para ir hasta la playa y averiguar lo
que sucedía.
Así lo hizo. Pasaban los minutos y Miguel no regresaba, el americano Bill estaba
nervioso y quería volver al barco madre y yo temiendo que pusiera en marcha los
motores y dejara a nuestro amigo me acerqué a su espalda, saqué la pistola y se
la puse cerca de la cabeza y le dije muy bajito “if you move this catamarán, you
will be shark food” Inmediatamente quitó las manos de la llave y pocos minutos
después llegó Miguel con la noticia de que no había nadie esperando.
De esta anécdota, sólo se enteró Tony Cuesta que estaba a mi lado.
Una vez más el regreso a Cayo Hueso y la frustración de otro fracaso.
Mientras esperábamos por la próxima salida, pudimos ver las armas que había
en el almacén al lado de donde estábamos fondeados.
Pedí autorización para artillar al Tejana y me permitieron sacar varias ametralladoras calibre 30-06 y una calibre 50. Se prepararon dos de las columnas de
babor y dos de estribor para colocar las ametralladoras que pudieran girar 180
grados sin la posibilidad de cruzarse sobre el barco. La calibre 50 se montó en
la popa y también podía girar 180 grados.
Hasta aquí parte de lo escrito por Poveda.
Al fin salimos nuevamente el 2 de Marzo. Alrededor de las 9;00 p.m. vimos las
señales de luces en la costa y comenzamos a acercarnos en el catamarán Emilio
y yo acompañados de
Tony Cuesta y Powell. Del catamarán pasamos a la balsa de goma con Powell
solamente hasta q llegamos a donde el agua nos daba unas pulgadas por
debajo de la cintura. En una mochila yo llevaba, el equipo de radio telegrafía PR6
(pequeño),una pistola 32 que había conseguido en el almacén y mis zapatos.
Un revolver 38 (el arma oficial que me dieron para usar en el clandestinaje) iba
colgado de mi hombro. Poveda llevaba un M3 y 2 granadas de fragmentación.
Al acercarnos dimos la señal acordada pero no nos oían. Seguimos avanzando
hacia la costa
y al fin alguien pidió silencio y nos contestaron la contraseña. Al llegar a la playa
vimos, entre otros desconocidos a Aldo Vera y Humberto Sori Marín que iba a
exfiltrarse. Me quité los tenis que traía porque el trecho que había que caminar
estaba el fondo estaba lleno de “diente de perro” y se los di a Sori. Aunque nos
conocíamos desde 1958 y trabaje en el Ministerio de Agricultura aproveché la
oscuridad y no me identifiqué y todo fue más fácil porque Sorí tenía que ir para
el barco de inmediato para comenzar a descargar el material que traíamos. El
team de recepción, ayudado por algunos de nosotros comenzó a descargar una
tonelada de armas y explosivos que venían en la proa del barco y cargarlas en
un camión de Obras Públicas escondido entre unos arbustos.
A Poveda y a Rafael Álvarez se los llevó Aldo Vera en un jeep cerrado rumbo a
La Habana y tres días después, Manolo Villamañán los trasladó a Camagüey.
A mí me llevaron a un apartamento en la Calle Línea y uno de los que nos recibieron me pidió al día siguiente les transmitiera un mensaje informando de un
plan que estaban preparando para un ataque a una base de la Marina de Guerra
en Pinar del Rio. También intentaron que me quedara como radiotelegrafista de
ellos pero les expliqué venia con una misión expresa que no podía abandonar.
Después de este intento me comuniqué enseguida con Francisco y me buscaron
otra casa de seguridad y en menos de una semana fui llevado por Villamañán
a Camagüey.
Por distintas vías llegamos todos a la provincia en la que debíamos ser un factor decisivo ayudando a los combatientes locales con lo que más necesitaban:
armas y explosivos y el entrenamiento para su mejor utilización.
Poveda de inmediato se dedicó a entrenar a miembros del clandestinaje en
la forma de hacer dispositivos incendiarios con materiales caseros, cargas
múltiples de explosivos, donde se podían colocar, como interrumpir vías de
comunicación etc.
Mientras tanto yo transmitía cada dos días o cuando fuera necesario para saber
si tenia msgs de la base. También enviamos coordenadas de un punto marítimo
y dos aéreos para entrada de personas o pertrechos. Además fue muy importante poder informar a la base la situación creada por uno de los jefes locales de
un grupo integrante del Frente Revolucionario Democrático que puso en duda
que fuéramos enviados por ese grupo. Esta actitud impidió la coordinación de las
distintas organizaciones y el trabajo conjunto con ellos por 3 semanas que fueron
vitales para el desarrollo de las actividades subversivas en la provincia. No fue
hasta que por Radio Swan se transmitió una contraseña que confirmaba nuestra
autoridad para que aceptaran colaborar con nosotros y darles el apoyo y los
suministros que necesitaran y recibir de ellos la ayuda de casas de seguridad,
escondites para armas y explosivos así como localizaciones en la costa o en el
campo para entrada por vía marítima o lanzamientos aéreos de los suministros
que necesitaran. Para tomar los acuerdos que viabilizaran esta coordinación
los dirigentes locales decidieron reunirse, con la presencia de un representante
de nosotros para terminar con los malentendidos e iniciar una etapa de unión y
metas comunes. Esa reunión se convocó el día 25 de Marzo en una casa muy
humilde a poca distancia de la Carretera Central que era la vía principal de
acceso a la ciudad y cuando unos militares notaron varios automóviles en ese
humilde lugar sospecharon y acudieron a investigar sorprendiendo la reunión.
Como lamentable resultado murió nuestro contacto con ellos Luis Oria Finalés
que sacó su pistola para no dejarse atrapar pero fue abatido por uno de los
agentes del G2. “Escoba amarga” como le decían bromeando por su carácter,
era un amigo sincero y disciplinado que demostró en su vida clandestina ser
un patriota ejemplar que se tuvo que reunir numerosas veces con los dirigentes
locales de las organizaciones revolucionarias con el riesgo que eso implicaba
y la gran paciencia que había que demostrar pues nuestra misión era pelear y
producir resultados y hablar lo menos posible. No obstante, por los problemas
ya relatados su labor fue la más importante pues gracias a él la mayoría de las
organizaciones ya nos apoyaban. Y en el momento final demostró su valentía
pues mientras otros de los presentes escapaban el enfrentó a los agentes de la
dictadura. Nunca lo olvidaremos.
Ya una semana antes Rafael Álvarez había tenido que salir de Camagüey
después de un registro que hicieron en la casa donde el vivía aparentando una
relación con la dueña de la misma. Como el registro no dio ningún resultado.
Rafael no fue detenido pero Tomeu le recomendó viajar a La Habana lo antes
posible.
Estos dos sucesos, especialmente la muerte de nuestro hermano de Team y
la detención de toda la dirigencia anticomunista de la ciudad redujo al mínimo
nuestras posibilidades de trabajo y se nos recomendó, desde la base, a los
cuatro que quedábamos en Camagüey. mantener una seguridad máxima
No obstante, en uno de los últimos mensajes recibidos se nos ordenaba hacer
todo lo posible para destruir las comunicaciones aéreas y terrestres.
Pero las malas noticias siguieron pues el 15 de Abril me comunicó el dueño
de la casa desde donde yo hacía mis transmisiones que la planta de radio
que guardaba otra familia en una casa vecina había sido capturada por el G2
y que no me apareciera por la zona pues continuaban vigilando el área. El 16
de abril se designó a Poveda para q fuera a La Habana y enviara un msg a
la base explicando que habíamos perdido la planta y pidiendo instrucciones.
Sabíamos que Antonino Díaz Pou y Adolfito Mendoza tenían plantas en su poder
y seguían comunicándose con la base. Este ultimo explicó nuestra situación y
nos respondieron:
“Sobrevivan, su misión no ha terminado”
Mientras tanto los que estábamos aún en Camagüey hicimos un último esfuerzo
para que nos lanzaran unas armas enviando a otra persona a la Habana con
un mensaje cifrado con las coordenadas del lugar y las señales lumínicas
con linternas que se iban a usar en una finca en Florida una ciudad cercana
a Camagüey. Unos militares amigos de Tomeu que estaban conspirando me
trasladaron al lugar donde permanecí escondido por 9 días esperando las armas
y la contraseña por Radio Swan. Nunca llegaron. Tiempo después llegué a la
conclusión que con la vigilancia que ya había a partir del 16 de Abril no estuviera
escribiendo estas líneas si se hubiera hecho el lanzamiento.
Yo no tenía contacto con Varona pero Tomeu también le recomendó salir de
la ciudad después del fracaso de la Invasión. Poveda pudo asilarse a fines de
Abril. A mi regreso de la finca decidimos que debía viajar a La Habana a ver si
conseguía la planta de Adolfito que iba a pedir asilo. Salí en tren e inmediatamente que llegué a la Capital hice dos gestiones que no fueron exitosas pues ya
las personas habían echado al mar uno de los equipos y el otro habían perdido
contacto con la persona encargada de desaparecerlo. Sin otra alternativa a
mediados de Mayo entré en la Embajada de Venezuela saltando una cerca con
la ayuda del P. Amando Llorente de la Agrupación Católica Universitaria. Pero
como muchos saben, después de 6 meses de asilo sin indicio alguno de que me
fueran a otorgar el salvoconducto para marchar al extranjero, hice las gestiones
para abandonar el recinto diplomático y poder salir del país en forma clandestina.
Fracasé en dos intentos y terminé siendo apresado y condenado como Ernesto
Guerra Vidal a 20 años de prisión de los cuales cumplí 15. Cuando me dieron la
libertad había problemas en la Sección de Intereses en el otorgamiento de visas.
Sin embargo el Gobierno de Venezuela había abierto los brazos a todos los ex
prisioneros político y aprovechando la oportunidad decidí marchar a Venezuela.
Y después de más de 3 años en ese bello país pude llegar a USA a mediados de
1984 o sea 23 años después de mi salida para los campamentos.
Nota sobre los integrantes del Team de Camagüey.:
Luis Oria (q.e.p.d.) nació en Morón y su muerte fue descrita arriba
Oliverio Tomeu (q.e.p.d.) nació en la ciudad de Camagüey y murió en Miami.
Rafael Álvarez (q.e.p.d.) nació en La Habana y murió en N. York donde residía.
Carlos Varona nació en La Habana y la última noticia que supimos fue hace años
que vivía en Las Vegas
Carlos Poveda y Emilio Martínez nacieron en Ciego de Ávila y fueron los autores
de este relato que espero ayude a dar a conocer las vivencias de los que fuimos
de los primeros en integrarnos a la Brigada y por no haber estado en Playa Girón
pocos saben de nuestras acciones.
(1)Carl James el norteamericano que más nos comprendió y se identificó con
nosotros. Veterano de la Infantería de Marina en la guerra de Corea fue herido
en una pierna y le quedó una dificultad para moverla. Sin gritos ni bruscos
ademanes, con un hablar calmado y característico, a quien cariñosamente le
decíamos “El Cojo Carl “se ganó el respeto, la simpatía y la admiración de todos
nosotros. Había sido el organizador y primer jefe de la Operación, y aunque
meses después fue separado del proyecto al final lo llamaron de nuevo para
enfrentar una serie de problemas existentes.
30
31
OMAR GUERRA GUTIERREZ MI PADRE
por Rebeka Guerra
La Srta. Rebeka Guerra, hija del Brigadista Omar Guerra, fue la primera presentadora de la conmemoración del 51 Aniversario de la gesta de Playa Girón el 17 de Abril 1961.
Con palabras muy emocionadas se dirigió al grupo que nos acompañó en nuestro acto del martes
17 de Abril a las 5.00 p.m. en el monumento a los caídos en Girón
Sus palabras fueron :; Buenas tardes y bienvenidos a todos, Primero quiero agradecer al Sr. Andrés
Manso por haberme invitado aquí el día de hoy., y poder compartir con todos ustedes este momento
tan especial y de gratitud a nuestros soldados fallecidos de Playa Girón.
Hace años atrás Tomas Cruz me otorgo el grandísimo honor de prender la antorcha en este monumento. Y un día como hoy, tengo nuevamente la gran dicha y placer de compartir con todos ustedes
en esta fecha. Como testimonio de nuestro agradecimiento a aquellos bravos soldados que dieron y
sacrificaron sus vidas, empezare a pasar la lista para llamar sus nombres.
Una vez dijo Jesús. ‘no hay amor más grande que aquel que deja su vida por sus amigos’
entonces con mucho orgullo empiezo a llamar a; OMAR GUERRA GUTIERREZ
(PRESENTE)
32
33
BAY OF PIGS MUSEUM
TRANSPORT YOURSELF BACK IN TIME, GET BACK TO THE 1960’S, THE COLD WAR,
EXPERIENCE MOMENTS LIVED BY A GROUP OF MEN AND WOMEN TRYING TO LIBERATE
THEIR HOMELAND FROM COMMUNISM.
WHO WERE THE BRIGADE MEMBERS?
We were a cross section of the Cuban population at that time, whites, black, mulattos, Chinese, Moorish, and we came from different sectors of the economical means of life; rich, middle class, poor and all the countless professions in life such as; priests, cattle’s
ranchers, sugar cane growers, farmers, medical doctors, dentists, lawyers, engineers of all types, carpenters, cooks, actors, musicians,
bartenders, croupiers, barbers, bankers, military personnel of Castro’s army as well as from the former army, tile layers, construction
laborers, the unemployed and a vast majority of students.
The average age of the Brigade was of 24 years old. The oldest, a former 2nd World War paratrooper, the must decorated American
Soldier of the Pacific Theater, a Cuban who was 54 years old when he jumped in Cuban soil. The youngest invader was a 15-year-old
infantry soldier that had to lie about his age in order to be part of the Brigade.
Our air force consisted of former military and naval pilots, most of them graduated from US military schools, former airline pilots,
crop dusters, civilian recreational pilots and students.
The amphibious forces were composed by naval and merchant marine personnel, yacht owners with their vessels and students. The
UDT (frogman) was formed mostly by students.
This homogenous group consisted of freedom loving people from Argentina, Puerto Rico, the United States and of course Cuba.
This mixed force trained for almost nine months, in all types of warfare, infiltration and sabotage, guerrilla and conventional warfare.
For nine months the Brigade trained in the hills of Guatemala, Central America, by the skirts of the Santiaguito volcano at more than
6000 feet of altitude. The Brigade trained around the clock with the latest US weapons and under the must severe conditions.
Physical training was intensive and very important, food was scarce and the Brigade had to learn to subsist. Colonel Valeriano Vallejo
one of the leaders of the Filipino resistance during the Second War and our lead trainer, believed that any expeditionary forces had to
subsist with whatever was found in the invaded terrain and thanks to his doctrine the Brigade 2506 was so well prepared.
We call ourselves brothers and indeed we are, the principles that lead us in the fight against tyranny and oppression are well imbedded
in us, our minds are set with the original idea, the freedom of Cuba, from the sands of Playa Giron our motto was born “WE WILL
NEVER ABANDON OUR MOTHERLAND”
Museum and Library operates with the help of the Miami-Dade County
Department of Cultural Affairs
Hours of operations Monday to Saturday from 10:00 am to 5:00 pm
305-649-4719
[email protected]
34
AND LIBRARY OF THE 2506 ASSAULT BRIGADE
El Blagar, buque insignia de nuestra Marina, capitaneado por Juan
Cosculluela, similar al Barbara J. capitaneado por Osvaldo Iguianzo
Tropas de la Brigada durante el riguroso
entrenamiento recibido
Sea Fury de la Fuerza Aerea comunista, usado en Bahia de Cochinos
con gran efectividad contra la marina y la infanteria
Campo de entrenamiento de la Brigada, en
primer plano el compañero Arozarena
Brigadistas capturados despues de 3 dias de fieros combates y falta de municiones
Insignia de pecho del Batallon de paracaidistas de la Brigada, A lazquierda Seafury comunista durante combates en la Base de San Antonio, a la
derecha uno de nuestros B26 volando sobre nuestra base aerea en Guatemala.
apreciese el Halcon sobre impuesto al paracaidas
La plana mayor de la Brigada, recibiendo las instrucciones finales
antes de zarpar rumbo a Cuba. En el centro de izuierda a derecha,
Errneido Oliva 2do Jefe de la Brigada, Roberto Perez San Roman,
Hugo Sueiro Rios entre otros
Jose Perez San Roman y los jefes de unidades escuchando las instrucciones
de los consejeros de la CIA el dia antes de partir a bordo de los barcos de
nuestra Marina rumbo a la liberacion de nuestra Patria
35
Saludamos a la
Brigada de Asalto 2506
ALFREDO J. BALSERA
The Balsera Communications Group
Public Relations & Government Affairs
2020 Ponce de León Blvd.
Suite 1003
Coral Gables, Florida 33134
Phone: 305-441-1272
Fax: 305-441-2487
Email: [email protected]
36
Junta Directiva 2012 - 2014
El Domingo 22 de Abril 2012 se llevaron
a cabo elecciones generales donde se
eligió la nueva Junta Directiva que guiará
los destinos de nuestra asociación por los
proximos dos años.
La Jueza María Korvik tomó juramento el Domingo 29 de Abril 2012 de la
nueva Junta Directiva de la Asociación de
Veteranos de Bahía de Cochinos - Brigada
de Asalto 2506 encabezada por su nuevo
presidente Máxmo L. Cruz González.
Presidente
Máximo L. Crux González
Vice-Presidente
Rolando Cáceres Hernández
Secretario
Esteban Bovo Caras
Vice-Secretario
Armando Gutiérrez Cabezas
Tesorero
Raúl Martínez Urioste
Vice-Tesorero
Rafael Montalvo Gutiérrez
Director Organización
Humberto Martínez del Llano
Vice-Director Organización
Osvaldo Iguanzo Sabatier
Director Relaciones Exteriores
Jorge Gutiérrez Izaguirre
Vice-Director Relaciones Exteriores
Oscar Rodríguez Rodríguez
Director Prensa e Información
Jorge L. Silveira Riera
Vice-Director Prensa e Información
Hari Cruz-Bustillo Healy
Director Asistencia Social
Juan. J. González López
Vice-Director Asistencia Social
Humberto Díaz-Arguelles
Director Historia Brigada
Aurelio Pérez Lugones
Vice-Director Historia Brigada
Vicente Blanco Capote
37
MUY IMPORTANTE
Nuevamente le pedimos a todos nuestros compañeros
brigadistas que contribuyan a nuestra “Revista Girón”
con anécdotas de aquella epopeya. Historias en los
campamentos, en el combate y en la cárcel.
El tiempo pasa y vamos quedando menos. Si no damos
a conocer esas experiencias, estas se perderán para
siempre. Nuestro pueblo por más de medio siglo ha
sido adoctrinado con mentira y se merecen conocer la
verdad de esa historia digna de un grupo de hombres
que aquel 17 de Abril de 1961 lo dieron todo por
devolverles la libertad y la dignidad del ser humano.
38
39

Documentos relacionados