Descargue aquí - Ingetierras de Colombia

Comentarios

Transcripción

Descargue aquí - Ingetierras de Colombia
Cuidados en el uso y manejo de
plaguicidas químicos
Para la disminución de factores de riesgo
a la salud pública y el ambiente
Responsabilidad social, como principio ético y compromiso único y
valioso con la comunidad y el medio ambiente
Cuidados en el uso y manejo
de plaguicidas químicos
Para la disminución de factores de riesgo
a la salud pública y el ambiente
Documento elaborado en el marco del proyecto “Disminución de
factores de riesgo para la salud pública y el ambiente, mediante el
mejoramiento de las prácticas de uso y manejo de pesticidas en los
sistemas de producción agropecuaria y otras actividades humanas
que se desarrollan en la subcuenca El Tablazo, del municipio de
Rionegro-Antioquia, a través de un proceso de sensibilización y
capacitación.
Medida de compensación por la intervención de la zona de alta sinuosidad de la licencia 5837.
Responsabilidad social, como principio ético y compromiso único y
valioso con la comunidad y el medio ambiente
INGETIERRAS DE COLOMBIA S.A
Victor Hugo Jiménez Giraldo
Gerente operativo
Diana Milena Vergara Hoyos
Coordinadora departamento minero-ambiental
REALIZACIÓN DE LA PUBLICACIÓN
Conrado Echeverri Echeverri
2013
PRESENTACIÓN
En los últimos años el uso de plaguicidas químicos por parte de los agricultores
ha ido en aumento, al ser considerados como la única alternativa en la lucha
para la protección de los cultivos del ataque de plagas, ignorando que existen
alternativas como el manejo integrado de los problemas fitosanitarios, mediante
el cual es posible lograr la disminución en el uso de dichos productos, así como
de los problemas que de ello se derivan.
El uso y manejo irracional de plaguicidas químicos para controlar o eliminar
plagas y/o enfermedades en actividades agropecuarias y de salud pública
puede ocasionar serios daños al hombre y al medio ambiente al provocar la
contaminación del agua, el aire, el suelo y los alimentos, con diferentes
compuestos.
Los plaguicidas comercializados con fines domésticos y que se utilizan para
uso veterinario o para matar plagas como cucarachas, moscas, hormigas,
pulgas, piojos, áfidos, pulgones, entre otros, es decir plagas que generan
problemas al interior de los hogares, en lugares de trabajo o en los jardines,
también pueden poner en serio riesgo la salud de la familia, de las mascotas y
demás animales domésticos, con el agravante de que no están sujetos a la
misma regulación que los pesticidas de uso agrícola y se venden sin las
mínimas advertencias, aún cuando los ingredientes activos de unos y otros son
los mismos o similares.
Ante la problemática planteada, es fundamental desarrollar procesos
educativos y de capacitación para la adquisición de conocimientos y
competencias relacionados con el uso y manejo de los plaguicidas químicos y
la aplicación de un enfoque preventivo donde se de prioridad a los métodos de
control con menor riesgo, bajo un diseño de sistemas de producción acordes
con un desarrollo sostenido y sustentable, donde la conservación del ambiente
y la salud humana estén íntimamente asociados con la seguridad alimentaría,
la producción, la competitividad y la rentabilidad.
INGETIERRAS DE COLOMBIA, en desarrollo del proyecto “Disminución de
factores de riesgo para la salud pública y el ambiente, mediante el
mejoramiento de las prácticas de uso y manejo de pesticidas en los sistemas
de producción agropecuaria y otras actividades humanas que se desarrollan en
la subcuenca El Tablazo, del municipio de Rionegro-Antioquia, a través de un
proceso de sensibilización y capacitación”, ha elaborado el presente
documento, dirigido a productores, profesionales y técnicos agropecuarios,
profesionales y promotores de la salud, docentes, estudiantes y comunidad en
general, esperando que les proporcione elementos para la identificación y
comprensión de los problemas generados por el uso y manejo de los
plaguicidas químicos en las actividades humanas.
1. ¿Qué son Las plagas?
Las plagas son formas de vida animal, vegetal o microorganismos dañinos que
afectan al hombre, al poner en riesgo su salud y la vida, la calidad de las
plantas cultivadas y los alimentos que de ellas se obtienen, la salud y la vida de
los animales domésticos y la calidad de los productos que de ellos se obtienen,
las construcciones u otros bienes y el medio ambiente en general, ocasionando
además, efectos económicos negativos.
2. ¿Qué son Los plaguicidas químicos?
Son productos o insumos de naturaleza química, que solos, en mezcla o en
combinación se utilizan para prevenir, controlar o combatir diferentes tipos de
plagas como Insectos, ácaros, hongos, bacterias, virus, nemátodos, malezas,
roedores y otros organismos dañinos para los animales domésticos, las plantas
cultivadas, sus productos y subproductos, para la salud y el bienestar del
hombre o para la fauna benéfica y en general la biodiversidad..
También son plaguicidas los productos usados como defoliantes, reguladores
fisiológicos, feromonas o cualquier otro producto que a juicio de los Ministerios
de Salud y Agricultura se consideren como tales.
La mayoría de los plaguicidas son de amplio espectro, siendo estos sustancias
no selectivas, es decir que son tóxicas para una amplia variedad de insectos,
hongos o malezas. Es así como los insecticidas eliminan los insectos plaga
pero también eliminan los insectos benéficos como las abejas, avispas y
mariquitas; entre otros y en ocasiones matan a los pájaros y otros animales que
se alimentan de insectos plaga.
3. Clasificación de los plaguicidas
Existen varias clasificaciones de los plaguicidas y entre ellas las siguientes:
3.1 Clasificación de los plaguicidas de acuerdo a la plaga que
controlan.
TIPO DE PLAGUICIDA
Insecticidas
PLAGAS QUE CONTROLA
Insectos como: mosca blanca, gusano de la col,
morrongos, cogolleros, minadores, pulgones.
Acáridas
Ácaros como: araña roja.
Molusquicidas
Moluscos como: babosas y caracoles.
Herbicidas o matamalezas Malezas o malas hierbas.
Nematicidas
Fungicidas
Enfermedades producidas por hongos como:
gotera, alternaria, antracnosis, oidio, botrytis.
Rodenticidas
Roedores como: ratas y ratones.
Bactericidas
Enfermedades producidas por bacterias como:
chancro
bacteriano,
mancha
negra,
marchitamiento bacteriano, podredumbre blanca,
entre otros
3.2 Clasificación de los plaguicidas, de acuerdo a la forma
como actúan.
TIPO DE
PLAGUICIDAS
Protectantes
De contacto
Estomacales
Sistémicos
FORMA COMO ACTUAN
Se aplican para formar una barrera de protección y
prevenir así la entrada o daños causados por la plaga
Entran en contacto con el cuerpo del insecto, produciendo
acción tóxica en su organismo y en diferentes formas.
Matan al insecto al penetrar a su aparato digestivo con los
alimentos que éstos toman al masticar como son las hojas,
tallos, frutas y otras partes de las plantas.
Al ser aplicados a la planta, ésta los absorbe circulando
por la savia y matan los insectos chupadores o cortadores
que se alimentan de ella. También existen fungicidas
sistémicos que circulan con la savia de la planta
previniendo
la
entrada
o
controlando
hongos
fitopatógenos.
3.3 Clasificación de los plaguicidas químicos, de acuerdo a su
toxicidad.
Toxicidad de un plaguicida químico es su capacidad de causar daños a los
organismos vivos. La toxicidad depende de la cantidad del plaguicida
administrada o absorbida y del tiempo expuesto al mismo.
En algunos casos el solvente, que es la sustancia en la cual se encuentra
disuelto el principio activo o sustancia del plaguicida, destinada al control de la
plaga, puede ser más tóxico que dicho ingrediente activo.
Esta clasificación hace referencia al riesgo que trae para la salud humana el
ingreso del plaguicida al organismo. El color de la banda que lleva la etiqueta
de cada producto nos permite saber cual es su grado de toxicidad.
La clasificación toxicológica de los plaguicidas por sugerencia de la
organización mundial de la salud OMS, es la siguiente:
Ia =Extremadamente Peligroso, etiqueta de color rojo
Ib =Altamente Peligroso, etiqueta de color rojo
II =Moderadamente Peligroso, etiqueta de color amarillo
III =Ligeramente Peligroso, etiqueta de color azul
IV =Producto que normalmente no ofrece peligro
OMS: Organización Mundial de la Salud
4. Componentes de un plaguicida.
Ingrediente activo: Parte biológicamente activa de plaguicida presente en una
formulación.
Aditivos, Ingredientes inertes o coadyuvantes: son sustancias o productos
que se agregan al ingrediente activo para mejorar las propiedades físicas y
químicas de las formulaciones (talco, yeso, piedra pómez, aceites, acetona,
etanol, benceno).
5. Envases o empaques de plaguicidas
Son los recipientes, junto con su envoltura protectora, que se utilizan para la
comercialización de los plaguicidas.
Los empaques o envases deben cumplir normas sobre resistencia y seguridad
establecidas, así como llevar una etiqueta impresa, con datos básicos, según
las normas que regulan su comercialización.
Etiqueta de los empaques y envases de plaguicidas
Contiene datos que el usuario debe conocer sobre el plaguicida como:
Nombre comercial o marca, ingrediente activo, clasificación toxicológica, clase
de plagas que controla, pasos a seguir para prevenir envenenamiento, equipo y
vestido de protección a utilizar para su manejo, riesgos ambientales por su uso,
periodo de espera para la reentrada al lugar donde se aplicó.
6. Cuidados en el uso y manejo de plaguicidas.
6.1 Cuidados al comprar plaguicidas.
- Cómprelos por recomendación técnica.
- Cómprele a distribuidores serios.
- Rechace los envases que presenten escapes, roturas o etiquetas en mal
estado, que se encuentren vencidos o próximos al vencimiento.
- Compre solo las cantidades necesarias.
- Compruebe que le vendan el producto que solicitó, no permita que se lo
cambien sin consultar al técnico.
- Exija que le empaquen los plaguicidas en bolsa plástica y separados de otros
productos.
-Elimine gradualmente la compra y el uso de plaguicidas de categorías
toxicológicas Ia- Ib, y II. Son los más peligrosos.
- No caiga en la trampa de los vendedores de venenos que le ofrecen hasta en
la propia finca o en la casa los plaguicidas, argumentando que sus productos
“son los mejores” para las plagas caseras o para las plagas y enfermedades de
los cultivos. Esta práctica está prohibida.
- No apoye campañas de promoción de plaguicidas donde le ofrecen licor,
artículos de uso personal, rifas y otras estrategias ilegales que lo inducen a
aumentar el consumo de plaguicidas.
6.2 Cuidados al transportar plaguicidas.
- Nunca transporte plaguicidas en el mismo empaque o en el mismo lugar del
vehículo donde transporta alimentos, bebidas, medicamentos, ropa u otro tipo
de materiales de uso humano o animal.
- Empaque bien los plaguicidas para evitar roturas o escapes y ubíquelos en la
parte más segura del vehículo.
- Procure no llevar plaguicidas en vehículos que transporten personas.
- Las cajas con plaguicidas no deben colocarse sobre otro tipo de carga ni
colocar carga sobre ellas.
- Cargue y descargue los plaguicidas con mucho cuidado.
6.3 Cuidados al guardar plaguicidas.
- Guárdelos bajo la responsabilidad de una persona seria, en un lugar exclusivo
para ellos, fuera de la vivienda, fuera del alcance de los niños y animales, bajo
llave y con un aviso a la entrada que diga: PELIGRO - VENENO.
-El cuarto donde guarda los plaguicidas debe tener piso de cemento, buena
iluminación y ventilación, no debe tener humedades ni goteras en el techo.
- Almacene los plaguicidas en estantes, organizándolos por clases y en el
siguiente orden, de arriba hacia abajo: fungicidas, insecticidas, herbicidas
- Nunca guarde plaguicidas con alimentos o medicamentos de uso humano o
animal.
- Nunca fume o coma en el sitio donde tiene almacenados los plaguicidas.
- Guarde los plaguicidas bien tapados, en el envase original y con la etiqueta
- Si se derrama un plaguicida, cúbralo con un material absorbente como tierra,
arena o aserrín, recójalo y deposítelo cuidadosamente en un lote de rastrojo,
lejos de la vivienda y donde no se corra el riesgo de contaminar las aguas o
hacerle daño a los animales domésticos o silvestres. Coloque una señal de
peligro.
-Si tiene almacenados plaguicidas vencidos, consulte con la autoridad
ambiental sobre el procedimiento a seguir, de acuerdo con las normas que
rigen para estos residuos peligrosos.
6.4 Cuidados al preparar plaguicidas para la aspersión.
- Use vestido y equipo de protección adecuados, para evitar el contacto del
producto con la piel, ojos, boca y nariz. El vestido y equipo de protección
constan de: gorra o sombrero, gafas y careta, overol impermeable, guantes y
botas de caucho.
- Lea detenidamente la etiqueta del producto. Si tiene dificultades para leer,
pídale a un familiar, a un amigo o al técnico que le lea el contenido de la
etiqueta del plaguicida a utilizar y siga las instrucciones del fabricante.
-Solo use el plaguicida recomendado por el técnico.
- Al abrir el empaque o envase, manténgalo alejado del cuerpo. No trate de
abrirlo con la boca.
-Prepare la dosis indicada por el técnico, según los datos de la etiqueta.
- Tenga en cuenta la calidad del agua a utilizar, use agua limpia.
- Prepare los plaguicidas lejos de las fuentes de agua, de la vivienda, de
personas y animales domésticos.
-Haga las mezclas al aire libre, teniendo en cuenta el orden de adición de los
productos, primero el producto en polvo y luego el producto líquido, no mezcle
más de tres productos.
- Una vez realizada la mezcla lave los baldes, embudos y demás implementos
utilizados, lejos de personas, animales o fuentes de agua.
- Nunca fume, coma, ni beba cuando manipule plaguicidas.
- Nunca revuelva las mezclas directamente con la mano.
- Agite bien el producto para homogenizarlo.
- Compruebe que la aspersora se encuentre en perfecto estado para su buen
funcionamiento y que no presente escapes. Tenga las herramientas y
repuestos necesarios para el momento en que requiera realizar reparaciones
menores de las aspersoras.
-Calibre la aspersora, si no lo sabe hacer consúltele al técnico.
6.5 Cuidados al aplicar plaguicidas.
-Use equipo y vestido de protección adecuado que consta de Gorra, sombrero
o casco para proteger la cabeza, gafas plásticas que le protegen los ojos,
careta con filtro (s). para proteger el sistema respiratorio, overol, delantal, o
capa impermeable para protege el tronco, brazo, antebrazo y extremidades
inferiores del cuerpo, guantes de caucho para proteger las manos, botas de
caucho para protegen los pies, las cuales deben estar por dentro del pantalón,
y no deben ser de cuero porque absorben los venenos.
-Se debe utilizar camisa u overol de manga larga, esta también debe ponerse
por fuera de los guantes.
-El respirador, máscara o careta debe poseer filtros que se cambien
periódicamente, para evitar el ingreso de compuestos tóxicos por vías orales y
nasales.
-Las gafas deben proteger completamente la zona de los ojos, evitando
espacios que permitan el ingreso de químicos a esta parte del cuerpo.
-No asperje en dirección contraria al viento.
-No trate de destapar las boquillas con la boca.
-No coma ni fume mientras aplica los plaguicidas.
-Emplee personas entrenadas y nunca emplee mujeres o niños.
- No aplique venenos a hortalizas y frutas próximas a cosechar, pues al ser
consumidas pueden causar problemas a la salud.
- Sin recomendación técnica, no aplique venenos a los granos como maíz y
fríjol destinados para el consumo.
- Nunca aplique plaguicidas en la cabeza de los niños para combatir los piojos,
puede ser mortal.
- Nunca aplique plaguicidas en las camas de dormir para combatir plagas como
pulgas o piojos, pueden causar intoxicaciones o la muerte de niños y adultos.
- La aplicación de venenos en tapas de gaseosa, en masa de arepa o pan,
pueden causar la muerte de niños y adultos, animales domésticos o fauna
silvestre.
- Si se le derrama plaguicida sobre la piel o la ropa, suspenda la aplicación,
báñese y cámbiese de ropa. Si se siente indispuesto visite al médico
inmediatamente.
- Si le cae producto en los ojos debe lavarse inmediatamente con abundante
agua limpia, por un periodo de tiempo de 10 a 15 minutos.
- No aplique plaguicidas cuando otras personas cumplen otras labores en el
mismo cultivo.
-Si durante la aplicación se siente indispuesto suspéndala, báñese bien y visite
al médico inmediatamente, llevando el frasco, la etiqueta o por lo menos el
nombre del producto que estaba aplicando. Cuando usted está envenenado
puede sentir mareo, dolor de cabeza y de estómago, visión borrosa, sudor frío,
salivación, piel fría y morada.
- No le de a un envenenado grasas, leche, bebidas alcohólicas, no le sirven
para contrarrestar la intoxicación y pueden complicarle el manejo al médico.
- No se demore preguntando a los vecinos que hacer con un envenenado,
llévelo al médico inmediatamente.
- No permita que personas o animales lo acompañen durante la aspersión.
- No aplique plaguicidas por largas jornadas, ojalá máximo 4 horas.
- Desde el momento en que se realizan las mezclas hasta la aplicación en
campo y el lavado de envases y equipos se debe permanecer con la ropa y
equipo de protección indicados.
6.6 Cuidados después de aplicar plaguicidas.
- Sin quitarse el vestido y equipo de protección lave bien la aspersora, lejos de
las fuentes de agua y revísela bien. El agua de lavado se debe disponer en un
lote de cultivo o rastrojo donde no contamine las aguas ni ponga en peligro a
personas o animales.
- Guarde bien la aspersora en un lugar especial para ella, lejos de niños y
animales.
- Báñese bien con suficiente agua, preferiblemente tibia y jabón y cámbiese de
ropa. El aseo y la higiene personal después de la aplicación de venenos son
indispensable para evitar problemas de salud.
- Evite el contacto directo con niños y otras personas durante y después de la
jornada de trabajo, hasta no bañarse y cambiarse de ropa.
- Antes de reutilizar el vestido con que asperjo debe lavarlo bien y aparte de la
demás ropa de la familia. No lo lave en recipientes o utensilios de uso
doméstico o en lugares cercanos al sitio donde se preparan los alimentos.
- Si después de asperjar se siente indispuesto, con dolor de cabeza, nauseas,
vómito, visión borrosa, etc. Consulte al médico inmediatamente, puede estar
intoxicado.
- No permita que personas o animales visiten el cultivo asperjado, hasta que no
este seco.
- Tenga en cuenta la recomendación que indica el tiempo que debe transcurrir,
entre la última aplicación y la cosecha (periodo de carencia). Recuerde que los
alimentos cultivados pueden quedar con residuos de plaguicidas si se fumigan
en periodos cercanos a las cosechas, afectando la salud de los consumidores.
-Nunca empaque alimentos de uso humano o animal en empaques o envases
de plaguicidas.
- Cuando se termine un plaguicida, realice el triple lavado al envase o empaque
y dispóngalo según las instrucciones del técnico o la institución ambiental, no lo
deje en el campo.
Triple lavado, pasos para realizarlo
Utilizando el vestido y equipo de protección personal siga los siguientes pasos
para el triple lavado:
Fuente Campo Limpio
- Separe la tapa del envase.
- Perfore el envase sin desprender la etiqueta.
- Deposite las tapas y los envases en un solo recipiente y las bolsas en otro
recipiente diferente.
- Una vez haya realizado los pasos anteriores, disponga los recipientes en los
sitios recomendados por los técnicos, los cuales posteriormente realizarán la
gestión para la eliminación final.
Una vez realizado el Triple Lavado y la disposición de los empaques y envases
complete con agua la capacidad de la aspersora y prepárela nuevamente con
la dosis del producto que estaba aplicando y continué su labor.
Recuerde que está prohibido enterrar, quemar o disponer a campo abierto los
envases y empaques de plaguicidas.
7. Primeros auxilios en caso de intoxicación con
plaguicidas.
Teniendo en cuenta todas las recomendaciones anteriores evitará accidentes,
pero de todas formas existe un riesgo, por lo cual le aconsejamos las
siguientes prácticas, en caso de intoxicación:
- Retire la persona intoxicada del lugar contaminado.
- Quítele la ropa contaminada y báñela con abundante agua, preferiblemente
tibia y jabón.
- Si la persona está inconsciente, acuéstela de lado e inclínele la cabeza hacia
atrás, así evita que se ahogue con el vómito.
- Nunca permita que la persona intoxicada fume o tome alcohol.
- Si la persona esta consciente y si en la etiqueta lo recomiendan, provoque el
vómito, según las recomendaciones.
“No se demore preguntando a los vecinos que hacer con un
envenenado, llévelo al médico inmediatamente”.
- Lleve rápidamente a la persona intoxicada al puesto de salud más cercano y
en lo posible lleve el frasco del producto que estaba aplicando o por lo menos
la etiqueta del mismo para facilitar la acción del médico.
8. Efectos negativos de los plaguicidas sobre el
ambiente y la salud humana
Los plaguicidas son contaminantes obligados. La aplicación de plaguicidas es
un acto mediante el cual se incorporan sustancias tóxicas al medio ambiente.
Los plaguicidas son sustancias que tienen como objetivo destruir seres vivos, lo
que significa que no pueden ser inocuos para las personas, los animales
domésticos y la vida silvestre, a pesar de lo que en un momento dado pueda
decir la publicidad orientada por intereses económicos. No obstante es común
que muchas personas manejen la mentira, de que los plaguicidas no causan
daño.
8.1 Los plaguicidas y sus efectos en el agua.
El agua es el vehículo universal y en el caso de los plaguicidas es un gran
dispersante. Cuando caen al suelo los plaguicidas al ser aplicados en forma de
aspersión e irrigación o cuando son aplicados en espolvoreo o como cebos o
pastas gasificantes, el agua lluvia los arrastra a los ríos, quebradas, lagos,
lagunas, embalses y mares generando efectos como:
- Destrucción de especies acuáticas como los peces u otras, tanto animales
como vegetales.
- Contaminación de cadenas alimenticias, como ocurre por ejemplo cuando una
vaca consume agua contaminada con plaguicidas, que por un mal manejo de
los mismos llegan hasta la fuente donde bebe el animal. Parte del producto o
productos contenidos en el agua circulan por el organismo del animal y en este
caso llegan hasta la leche que al ser consumida por una madre en embarazo
llegan hasta el feto o cuando la madre esta lactando, llegan al recién nacido a
través de la leche materna, con todas las consecuencias que de ahí se pueden
derivar.
- Morbilidad y mortalidad, tanto en seres humanos como en los animales
domésticos o silvestres, al consumir agua contaminada.
- Son muy frecuentes los casos de aguas de acueductos de consumo humano,
contaminadas o en alto riesgo de contaminación por plaguicidas.
8.2 Los plaguicidas y sus efectos en el suelo.
Los plaguicidas cuando son aplicados directamente al suelo o llegan a el, al ser
aplicados en forma de aspersión, generan numerosos impactos negativos
como:
-Alteración de la población microbiana: Al suelo hay que considerarlo como lo
que realmente es, un organismo vivo, pues en el habitan innumerables
microorganismos, flora y fauna, que viven en estrecha relación o asociación
con las raíces de las plantas y son responsables del reciclaje de la materia
orgánica, generando por lo tanto efectos positivos sobre la fertilidad del suelo.
La presencia de plaguicidas en el suelo afecta las diferentes formas de vida
que en el habitan, disminuyendo sus poblaciones por lo cual se disminuye
también la provisión de nutrientes para las plantas, generando por lo tanto alta
demanda de fertilizantes químicos para el desarrollo de los cultivos. Además
las modificaciones en las poblaciones de flora y fauna del suelo afectan al
mismo suelo, la sanidad y el crecimiento de las plantas.
-Con la aplicación de plaguicidas al suelo (ejemplo herbicidas), aumenta la
propensión
al desarrollo de determinadas enfermedades, además de crear un vacío
biológico que favorece la reaparición y multiplicación rápida de plagas, en
ausencia de organismos que los controlen.
- Erosión: Por la acción de los plaguicidas en el suelo, este pierde
mecanismos de retención o fijación y se facilita el arrastre de partículas del
mismo, por acción del agua y el viento.
- Pérdida de permeabilidad: Esto ocurre porque se generan condiciones que
impiden la penetración adecuada del agua.
-Pérdida de la capacidad de respiración: Lo cual se origina por la
compactación de los componentes del suelo.
- Efectos fitotóxicos: Es el daño generado a las plantas por la presencia en el
suelo de plaguicidas que afectan su desarrollo o generan su muerte.
Igualmente pueden afectar la capacidad de germinación de las semillas.
- Contaminación de las cadenas alimenticias: Se genera al ser absorbido el
plaguicida por las raíces de las plantas, pasando luego a todos los tejidos del
producto agrícola a consumir, bien sea por el hombre o por animales
domésticos, que igualmente nos generan en este caso, alimentos
contaminados.
-Eliminación de organismos nitrificantes y micorrizas: Por la presencia de
ciertos plaguicidas en el suelo, principalmente fungicidas y herbicidas se
genera reducción o eliminación de nodulación en leguminosas y micorrizas.
8.3 Los plaguicidas y sus efectos en el aire.
La contaminación del aire por el uso inadecuado de plaguicidas, tanto con
sistemas de aplicación terrestre como aérea, genera efectos como los
siguientes:
-Destrucción de fauna.
-Morbilidad y mortalidad en seres humanos y animales.
-Fitotoxicidad o daño producido a vegetales por algún ingrediente químico que
posee el plaguicida
-Resistencia de plagas a los plaguicidas.
-lluvias tóxicas, es decir agua lluvia contaminada con las sustancias de los
plaguicidas aplicados.
8.4 Los plaguicidas y sus efectos sobre la biodiversidad.
-Disminución o perdida de poblaciones de plantas y animales silvestres.
-Disminución de fitoplancton y zooplancton.
-disminución de aves carroñeras como los gallinazos.
-Aumento de roedores (ratas y ratones).
-Eliminación de enemigos naturales de las plagas como avispas, mariquitas,
lagartijas, ranas.
-Eliminación de polinizadores como las abejas.
-Resistencia y resurgencia de plagas y ascenso de estatus de plagas
secundarias.
-Eliminación o disminución de descomponedores de materia orgánica.
-Eliminación o disminución de vegetales que actúan como trampa de insectos, -Desequilibrio y agotamiento de los agroecosistemas.
8.5 Los plaguicidas y sus efectos sobre la salud humana.
El uso inadecuado e intensivo de plaguicidas en la agricultura, ha llevado a que
estos productos se conviertan en una amenaza para la salud humana.
Los plaguicidas pueden ingresar al organismo humano así:
a) Por absorción dermal, es decir cuando el plaguicida entra en contacto con
la piel.
b) Por vía oral o ingestión, es decir a través de la boca.
c) Por inhalación, es decir a través las vías respiratorias.
Muchos agricultores continúan aplicando mezclas de plaguicidas que
constituyen autenticas bombas tóxicas para el productor, para los
consumidores y para la población en general.
La salud humana puede verse afectada por los plaguicidas mediante dos tipos
de intoxicación:
-Intoxicación crónica, derivada de una prolongada exposición a dosis muy
bajas de uno o varios de estos productos, que ingresan al organismo durante
las jornadas de aplicación o por la ingestión de alimentos que los contienen
(contaminación de las cadenas alimenticias), cuando los productos se
cosechan sin esperar el intervalo de tiempo que debe transcurrir para que se
degraden naturalmente y por lo tanto para entregarlos al consumidor sin
residuos de plaguicidas o con muy baja cantidad.
Algunos agricultores, intermediarios y vendedores aplican plaguicidas después
de cosechado el producto, con el argumento de protegerlo durante el
almacenamiento, incrementando así la problemática de los residuos en los
alimentos que llegan a la mesa de los consumidores.
-Intoxicación aguda, puede ser causada accidentalmente durante la
manipulación o aplicación de los plaguicidas, generalmente por no tener en
cuenta las medidas de precaución indicadas o por ingestión voluntaria
Entre los posibles efectos de los plaguicidas sobre la salud humana tenemos
los siguientes:
-Daños al sistema nervioso.
-Trastornos al sistema digestivo.
-Trastornos renales y hepáticos.
-Daños pulmonares.
-Esterilidad.
-Impotencia sexual y defectos en el sistema reproductor masculino.
-Teratogénesis (malformaciones de los niños desde el vientre materno).
-Mutagénesis (alteraciones de forma permanente del ADN de las células,
generando defectos genéticos hereditarios).
-Hemorragias nasales.
-Abortos.
-Diferentes tipos de cáncer.
-Muerte.
8.6 Efectos económicos negativos, por el uso y manejo
inadecuado de plaguicidas.
Entre los afectos negativos de los plaguicidas se deben tener en cuenta los
efectos económicos. El uso y manejo indiscriminado e inadecuado de dichos
productos tiene grandes efectos sobre la economía del productor, por los altos
costos que representan dentro de los costos totales de la producción. En la
región del Oriente Antioqueño los recursos económicos destinados a la compra
de plaguicidas representan entre el 30 y el 50% del total de los costos del
cultivo. Lo anterior implica que el productor trabaja más para las casas
productoras y comercializadoras de plaguicidas que para él y su familia.
También es importante tener en cuenta la cantidad de recursos económicos
que salen del país hacia las compañías transnacionales por las elevadas
importaciones de plaguicidas, los cuales nos dejan los efectos indeseables que
hemos enunciado.
9. Algunas causas por las cuales se hace uso
inadecuado e indiscriminado de plaguicidas
-Falta de conocimientos sobre los insectos y sus hábitos, sobre los hongos,
bacterias, virus, nemátodos y otros organismos patógenos.
-Falta de conocimientos sobre manejo integrado de los sistemas de producción,
tanto agrícolas como pecuarios y forestales.
-Falta de conocimientos sobre los plaguicidas, sus efectos negativos, su uso y
manejo.
-Incremento desordenado de la agricultura.
-Estrategias de mercadeo de parte de las casas productoras y
comercializadoras de plaguicidas.
.Eliminación de los enemigos naturales de las plagas, por falta de conocimiento
sobre ellos.
-Mecanismos de resistencia adquiridos por las plagas.
-Falta de aplicación de los principios empresariales y económicos.
10. Manejo integrado de problemas fitosanitarios
(MIPF).
Cuando hablamos de manejo integrado de problemas fitosanitarios – MIPF, nos
referimos al conjunto de acciones que permiten mantener los vegetales y sus
productos libres, o en niveles bajos, de agentes dañinos como plagas y
enfermedades de tal manera que los productos cosechados estén igualmente
libres, o contengan muy bajos residuos de plaguicidas y al consumirlos no
afecten la salud humana o animal, ni se restrinja su comercialización.
Aunque el método mas conocido y generalizado de lucha contra las plagas y
enfermedades de las plantas cultivadas, incluyendo las de jardín, es el empleo
de productos químicos, no es el único ni el más recomendable, por su toxicidad
para los seres vivos y su persistencia en el ambiente. Los métodos de control a
tener en cuenta, antes de utilizar el control con plaguicidas químicos, se
pueden clasificar de la siguiente manera:
10.1 Control cultural
Es la utilización de prácticas agronómicas que nos ayudan a prevenir o
disminuir la incidencia de plagas en las plantas cultivadas, tales como:
- Rotación adecuada de cultivos.
- Laboreo o labranza adecuada del suelo.
- Siembra de cultivos en épocas apropiadas.
- Utilización de métodos y distancias de siembra adecuados.
-Establecimiento de cultivos intercalados, asociados y policultivos.
- Selección de semillas de buena calidad.
- Selección adecuada de lotes a sembrar.
- Uso de variedades de rápido crecimiento y desarrollo (precocidad).
- Realización adecuada de podas y entresacas o raleos.
- Manejo adecuado de malezas o arvenses.
- Realización de aporques en las especies que lo requieren.
- Corrección adecuada de la acidez (encalado), en los lotes a cultivar, previo
análisis de suelos.
- Fertilización y abonamiento, adecuados y oportunos.
- Uso de variedades resistentes o tolerantes a plagas y enfermedades.
- Aprovechamiento adecuado de residuos de cosecha.
- Establecimiento de cultivos trampa.
-Conservación de los enemigos naturales de las plagas como avispas,
mariquitas, lagartijas, ranas, sapos, culebras cazadoras, aves.
-Suministro oportuno de agua de riego, de buena calidad y aplicación de
prácticas de drenaje adecuadas.
-Establecimiento de cultivos de cobertura, con plantas indicadas para ello,
como el maní forrajero.
- Aplicación de practicas de coberturas muertas para el suelo.
-Tutorado o amarre en los cultivos que lo requieran (tomate, fríjol voluble,
uchuva, gulupa).
- Regulación del sombrío.
-Embolsado de frutas con materiales que no contengan plaguicidas, para
protección del ataque de plagas.
- Cosecha oportuna y con métodos adecuados.
- Aplicación de prácticas de postcosecha.
- Utilización de la alelopatía o aprovechamiento del efecto que producen los
compuestos químicos que son liberados por algunas plantas, sobre el
desarrollo y crecimiento de otras especies, rechazando además los ataques de
plagas y enfermedades, dando protección a la planta.
Entre las plantas con efectos alelopáticos tenemos: hierbabuena, tomillo, ruda,
ortiga, menta, diente de león, manzanilla, ajo, higuerilla, albahaca, ajenjo,
rábano, repollo, salvia, altamisa, valeriana, limoncillo, citronela, caléndula.
10.2 Control natural
Es el conjunto de factores que regulan las poblaciones de las plagas o de
organismos en general como: Frío, calor, depredadores que son diferentes
especies animales que se alimentan consumiendo especies plaga (pájaros,
lagartijas, serpientes, ranas, avispas, arañas, murciélagos), parasitoides que
son insectos que se alimentan y desarrollan dentro o sobre el cuerpo de un
insecto dañino al cual matan lentamente o bien se desarrollan dentro de los
huevecillos de éstos (Trichograma, Copidosoma), entomopatógenos como
hongos, bacterias y virus que son capaz de eliminar o mantener las plagas en
niveles que no ocasionan daños económicos en los cultivos (Bacillus
thuringiensis, Beauveria bassiana, Poliedrosis nuclear)
10.3 Plaguicidas botánicos.
Las plantas ofrecen muchas posibilidades para la producción de plaguicidas
orgánicos y medicamentos veterinarios, que no se han explotado debidamente.
Una alternativa dentro del manejo integrado de problemas fitosanitarios es la
utilización de preparados con plantas que tienen propiedades insecticidas y
fungicidas. Los preparados botánicos, aplicados, tanto preventivamente como
para controlar un ataque de plagas, además de su efecto tóxico y/o repelente,
se descomponen rápidamente y no causan resistencia.
Muchos agricultores conocen las plantas regionales que tienen propiedades
insecticidas o funguicidas como: ajo, ají, cebolla, ruda, flor de muerto,
barbasco, hinojo, perejil, albahaca, apio, orégano, apio, poleo, laurel, menta,
romero. Consulte al técnico, quien le puede indicar como elaborar y aprovechar
los preparados botánicos para el manejo de problemas de plagas y
enfermedades en los cultivos.
10.4 Caldos minerales.
Desde hace cientos de años los agricultores de países principalmente
europeos y asiáticos utilizaron para el control de plagas preparados, con base
en diferentes minerales, los cuales pasaron a segundo plano con la llegada de
los plaguicidas químicos y la llamada revolución verde.
Los caldos minerales son productos preparados con base en diferentes
elementos o compuestos como el azufre, el oxicloruro de cobre, el bicarbonato
de sodio, la ceniza de origen vegetal y otros minerales, que se pueden utilizar
como una alternativa para el manejo integrado de problemas fitosanitarios y
para disminuir el uso de plaguicidas químicos en los sistemas de producción
agrícola, así como para disminuir costos de producción y los efectos negativos
para la salud humana y el medio ambiente que se generan con el uso de
dichos agroquímicos.
Entre los caldos minerales que podemos utilizar y que son de fácil preparación
y manejo tenemos: caldo bordelés, caldo sulfocálcico, caldo ceniza, caldo con
base en bicarbonato de soda.
10.5 Control físico
Es el tipo de control en el cual se utilizan medidas de tipo físico contra las
plagas
y
que
puede
ser:
-Mecánico
Utilización de trampas, utilización de espantapájaros, desyerbas con machete o
azadón, recolección y destrucción manual de plagas, Mallas que impiden el
acceso de las plagas a un área cultivada, utilización de aspiradoras para
capturar plagas, atrayentes físicos como luz y colores.
-Temperatura
Quemas adecuadas de material vegetal, antes o después de las cosechas,
aplicación de calor con fines de control o prevención a algunos materiales de
propagación como estacas y bulbos o a productos cosechados (frutos, granos).
-Radiaciones.
Para esterilizar machos o matar organismos.
10.6 Control etológico
Es la utilización de sustancias que alteran el comportamiento de las plagas,
muy
especialmente
los
insectos;
entre
ellas
están:
-Feromonas
Son comúnmente llamadas atrayentes sexuales, porque son producidas por un
individuo para atraer miembros del sexo opuesto. Son sustancias segregadas
por el macho o la hembra de los insectos y se utilizan como atrayentes hacia
trampas o para liberar en campo y evitar la copula (huevos infértiles).
-Atrayentes
Es la utilización de sustancias que emiten olores no sexuales, que atraen los
insectos, se usan de manera similar a las feromonas (proteína hidrolizada y
eugenol).
-Repelentes
Es la utilización de sustancias cuyo olor ahuyenta a las plagas.
-Inhibidores de la alimentación
Consiste en la utilización de sustancias que no repelen el insecto pero lo
inducen a dejar de comer.
10.7 Control legal
Consiste en el establecimiento de normas o disposiciones legales, de carácter
nacional, departamental, municipal e incluso a nivel de fincas, encaminadas a
evitar la introducción, establecimiento o diseminación de plagas en un país,
región o cultivo.
10.8 Control con plaguicidas químicos
El método de control con plaguicidas químicos, por su facilidad de uso ha
ocasionado abuso y dependencia en su utilización, lo cual ha generado como
ya lo hemos dicho, un sinnúmero de problemas para la vida humana
(morbilidad y mortalidad), así como para las demás formas de vida por la
contaminación del ambiente y con ello la contaminación de las cadenas
alimenticias.
Teniendo en cuenta lo anterior, es fundamental en el manejo de problemas
fitosanitarios buscar siempre un equilibrio natural, basado en un manejo
adecuado de los componentes del sistema de producción agrícola.
El control de plagas y enfermedades en los cultivos con plaguicidas químicos,
solo se debe utilizar en caso de extrema necesidad, “para salvar una cosecha”.
Cuando por estricta necesidad utilice el control con plaguicidas químicos
(insecticidas, fungicidas, herbicidas, nematicidas, acaricidas, entre otros),
recuerde que estos se deben aplicar de tal manera que se minimicen los
efectos adversos sobre la vida humana, sobre los organismos benéficos y el
medio ambiente en general, tal como lo hemos recalcado en el presente
documento.
Asesórese de personal técnico experto sobre el manejo integrado de las plagas
y enfermedades que afectan a sus cultivos, explotaciones pecuarias, y sobre el
manejo integrado de plagas caseras o del jardín.
“Cuando los insectos atacan los cultivos, solamente vienen como
mensajeros del cielo para avisar que el suelo está enfermo”
ANEXOS
1-CALDOS MINERALES PARA USO AGRÍCOLA
Los diferentes preparados relacionados a continuación, se consideran como
una alternativa muy importante dentro del manejo integrado de problemas
fitosanitarios MIPF, en los sistemas de producción agrícola. Mediante la
utilización de estos caldos minerales podemos lograr, no solo la disminución de
costos en la producción, por la disminución del uso de plaguicidas químicos,
sino la protección de nuestros recursos naturales, el ambiente, la salud y la
vida humana, por los efectos negativos que se generan con la utilización de
plaguicidas químicos.
Los caldos minerales deben ser preparados y utilizados en forma adecuada,
según la recomendación del técnico.
En el proceso de utilización de caldos minerales se deben estar haciendo
observaciones en los cultivos tratados, con el fin de realizar ajustes, si se
consideran necesarios y sin olvidar que su utilización es una alternativa a tener
en cuenta dentro del manejo integrado de problemas fitosanitarios, en los
sistemas de producción agrícola.
1.1-CALDO BORDELÉS
Materiales para preparar 20 litros de caldo bordelés
-20 litros de agua. Se recomienda utilizar agua de un arroyo limpio o agua
lluvia.
-200 gramos de sulfato de cobre
-200 gramos de cal de construcción
-2 baldes plásticos de 5 litros cada uno (ni rojo, ni amarillo)
-1 caneca plástica de 20 litros (ni roja, ni amarilla)
Preparación del caldo bordelés
-Deposite en uno de los baldes 2 litros de agua y disuelva el sulfato de cobre.
Si se utiliza agua tibia, la dilución es más rápida.
-En el otro balde deposite la cal, agregue un poco de agua y forme una pasta.
-En el balde en el cual preparó la pasta de cal, agregue agua hasta completar 5
litros y disuelva bien utilizando una vara de madera, no lo haga directamente
con la mano.
-En la caneca de 20 litros deposite la solución de cal y luego sobre esta la
solución de sulfato de cobre y disuelva bien. Nunca deposite la cal sobre el
sulfato de cobre.
-Complete con agua la capacidad de la caneca de 20 litros y revuelva muy bien
con vara de madera, no lo haga directamente con la mano.
-Realice prueba de acidez, sumergiendo un machete u otro elemento metálico,
no galvanizado, durante 3 minutos en el caldo y luego airéelo y obsérvelo. Si el
machete u elemento metálico se nota oxidado se debe a que el caldo esta
ácido, por lo cual debe agregar mas cal y hacer nuevamente la prueba.
-Cuele muy bien antes de aplicar.
Como usar el caldo bordelés
-El caldo bordelés se utiliza como fungistático para el manejo de enfermedades
como: antracnosis, roya, mildeu, cenicilla, esclerotinia, cercospora, alternaria,
phytophthora, septoriosis.
-El caldo bordelés tiene principios acaricidas y se comporta como repelente de
algunos coleópteros.
-El caldo bordelés contribuye al equilibrio nutricional de las plantas.
-Para cultivos de liliáceas como cebolla, ajo o puerro, disuelva 3 partes de
caldo en 1 parte de agua.
-Para lechuga, disuelva 1 parte de caldo en 1 parte de agua.
-Para remolacha, disuelva 3 partes de caldo en 1 parte de agua.
-Para crucíferas como repollo y col, disuelva 1 parte de caldo en 1 parte de
agua.
-Para tomate, disuelva 1 parte de caldo en 3 partes de agua. Solo aplique en
tomate después de que la planta tenga 4 hojas.
-Para cucurbitáceas como sandia, melón, vitoria, ahuyama, zucchini, pepino
cohombro, mezcle 2 partes de caldo en 1 parte de agua.
-Para papa, mezcle 2 partes de caldo en 1 parte de agua. Solo aplique en papa
después de 20 días de la germinación.
-Para fríjol, mezcle 2 partes de caldo en 1 parte de agua.
-Para zanahoria, mezcle 2 partes de caldo en 1 parte de agua. Solo aplique en
zanahoria después de que la planta tenga 10 centímetros de altura.
-Para fresa, mezcle 1 parte de caldo en 2 partes de agua. Solo aplique en fresa
hasta que empiece la floración.
Algunas recomendaciones generales con relación al uso de caldo
bordelés
-No utilice caldo bordelés en semilleros.
-No utilice caldo bordelés en época de floración.
-Al aplicarlo el caldo bordelés, hágalo tanto en el haz, como el envés de las
hojas.
-Aplique el caldo bordelés en las primeras horas de la mañana(8 a 10 a.m) o en
las ultimas horas de la tarde (4 p.m en adelante).
-El caldo bordelés preparado, se debe utilizar inmediatamente o máximo hasta
3 días después.
-Puede aplicar el caldo bordelés cada 8 días.
-En el momento de aplicar el caldo bordelés, el suelo debe estar húmedo, es
decir que las plantas tienen disponibilidad de agua en el sistema radicular.
-Aplique el caldo bordelés con aspersora y boquillas plásticas, bien lavadas.
-Nunca prepare caldo bordelés en recipientes metálicos.
-No mezcle el caldo bordelés directamente con la mano, hágalo con una vara
de madera o plástica limpia.
-Al preparar el caldo bordelés, tenga muy en cuenta las cantidades
recomendadas de sulfato de cobre, de cal y agua. Solo cambie estas
cantidades si va a preparar más de 20 litros, caso en el cual debe manejar
proporcionalmente, cada uno de los materiales.
-No contamine las fuentes de agua durante la elaboración del caldo bordelés, ni
durante su aplicación o después de aplicarlo.
1.2-Caldo ceniza
Materiales para prepara 5 litros de caldo ceniza
-1 kilo de ceniza cernida (puede ser ceniza de maderas blandas, de bagazo de
caña, de tusas, de pasto o de cisco de arroz).
-100 gramos de jabón (azul o de coco), rayado. No utilice jabón detergente.
-4 litros de agua. Se recomienda utilizar agua de un arroyo limpio o agua lluvia.
-1 recipiente metálico.
Preparación del caldo ceniza
-Deposite en el recipiente metálico los 4 litros de agua y mezcle en ella la
ceniza y el jabón, revolviendo bien, con una vara de madera.
-Ponga la mezcla al fuego por 20 minutos.
-Deje enfriar y esta listo para aplicar.
Como utilizar el caldo ceniza
-El caldo ceniza se utiliza como fungistático para el manejo de enfermedades
como: antracnosis, gotera (alternaria y phytophthora), mancha de hierro,
cercospora.
-El caldo ceniza se utiliza como insecticida para el manejo de problemas por
ataque de cochinillas, escamas, gusano cogollero del maíz, áfidos y pulgones.
-El caldo ceniza, por su contenido de potasio y otros elementos, contribuye al
equilibrio nutricional de las plantas.
-El caldo ceniza sirve de adherente, en la aplicación de caldos, en época de
invierno.
-Se debe colar bien el caldo ceniza, antes de prepararlo con el agua para su
aplicación.
-Para lechuga y repollo disolver ½ (medio litro) de caldo ceniza en 19 litros de
agua.
-Para leguminosas (fríjol, arveja, habichuela, soya), disolver 1 litro de caldo
ceniza en 19 litros de agua.
-Para papa, maíz, cebolla, ajo o puerro, disolver 2 litros de caldo ceniza en 18
litros de agua.
-Puede mezclarse el caldo ceniza con caldo bordelés, bajando la dosis de cada
uno a la mitad.
-Puede rotarse el caldo ceniza, cada 5 días con caldo bordelés.
-El caldo ceniza se debe aplicar en las primeras horas de la mañana o en las
ultimas horas la tarde.
-El caldo ceniza, si se utiliza para prevención de enfermedades, se aplica cada
8 días y si se utiliza como insecticida, también se aplica cada 8 días, pero
siempre y cuando las plantas estén siendo atacadas por los insectos.
1.3-Caldo a base de bicarbonato de sodio
Materiales para preparar 4 litros de caldo, a base de bicarbonato de sodio
-40 gramos de bicarbonato de sodio.
-4 litros de agua. Se recomienda utilizar agua de un arroyo limpio o agua lluvia.
-1 cucharadita de jabón (azul o de coco), rayado. No utilizar jabón detergente.
-1 recipiente plástico (ni rojo, ni amarillo)
Preparación de caldo, a base de bicarbonato de sodio
En el recipiente plástico, se mezclan el bicarbonato y el jabón en el agua y se
agita hasta obtener una mezcla homogénea y transparente.
Como utilizar el caldo, a base de bicarbonato de sodio.
-El caldo a base de bicarbonato de sodio se utiliza principalmente en el manejo
de problemas fitosanitarios como. Mildeu o cenicillas, botrytis, antracnosis,
alternaria y phytophthora, en cultivos de cucurbitáceas (sandia, melón, vitoria,
ahuyama, pepino cohombro, zucchini), leguminosas (fríjol, habichuela, arveja,
soya), solanáceas (papa, tomate, ají, pimentón), liliáceas (cebolla, ajo, puerro)
y en el cultivo de fresa.
-El caldo preparado a base de bicarbonato de sodio, se aplica a los cultivos
anotados agitándolo bien y sin agregar más agua.
-El caldo a base de bicarbonato de sodio se aplica cada 5 a 7 días, hasta la
desaparición de los síntomas.
1.4-CALDO VISOSA
Ingredientes y materiales para preparar 20 litros de caldo visosa
- 100 gramos de sulfato de cobre.
- 100 gramos de cal hidratada.
- 125 gramos de sulfato de zinc.
- 80 gramos de sulfato de magnesio.
- 80 gramos de bórax.
-2 recipientes plásticos (canecas) con capacidad mínima de 20 litros que, no
sean ni rojas, ni amarillas.
-1 vara de madera o plástico para revolver la mezcla.
-20 litros de agua. Se recomienda utilizar agua de un arroyo limpio o agua
lluvia.
Preparación del caldo visosa
-Deposite en uno de los recipientes 10 litros de agua y disuelva en esta los
sulfatos de cobre, zinc, magnesio y bórax, revolviendo bien con la vara de
madera o plástico, no revuelva directamente con la mano.
-En el otro recipiente deposite los otros 10 litros de agua y disuelva en esta la
cal, revolviendo bien con la vara de madera o plástico.
-Luego mezcle el contenido del primer recipiente, es decir de aquel en el cual
revolvió los sulfatos de cobre, zinc, magnesio y el bórax, con el del otro
recipiente y revuelva constantemente con la vara de madera o plástico. Tenga
cuidado de depositar el contenido del primer recipiente sobre el contenido del
segundo y nunca al contrario.
Como utilizar el caldo visosa
-El caldo visosa se utiliza en el manejo de enfermedades producidas por
hongos como: roya, sigatoka, antracnosis, mildeu, cenicilla, esclerotinia,
cercospora, alternaria, phytophthora, septoriosis, en cultivos como café, plátano
y banano, hortalizas y frutales.
-El caldo visosa es excelente para proteger el café de la roya.
-El caldo visosa tiene principios acaricidas y se comporta como repelente de
algunos coleópteros.
-El caldo visosa contribuye al equilibrio nutricional de las plantas.
-Para manejo en hortali zas de fruto como tomate, pimentón, ají y
hortalizas de hoja, como repollo, coles, lechuga, acelga aplique el caldo
visosa, como preventivo, cada 15 a 20 días utilizado un litro de caldo
visosa por litro de agua, o sea una parte de caldo mezclada con una
parte de agua.
Para utilizar el caldo visosa en zanahoria espere que las plantas
tengan 10 centímetros de altura.
No aplique caldo visosa en ninguna hortaliza en época de la floración.
-Para papa utilice 1 litro de caldo visosa, por litro de agua, cad a 15 a
20 días.
-Para café y plátano utilice el caldo visosa puro, agregando por cada
litro de caldo 2 cucharadas de melaza o miel de purga como
adherente (especialmente en épocas muy lluviosas). Aplicar cada 30
días.
-Para frutales aplique 1 litro de caldo visosa por litro de agua, o sea
una parte de caldo mezclada con una parte de agua.
En el cultivo de fresa utilice una parte de caldo visosa por 2 partes de
agua. Aplíquelo cada 30 días y solo hasta el momento de la floración.
-Lo más importante es ir ajustando las diluciones de acuerdo con lo observado
directamente en el cultivo.
Algunas recomendaciones generales para la preparación y aplicación del
caldo visosa.
-No utilizar recipientes metálicos para su preparación y su aplicación.
-Utilizar siempre aspersora con boquilla plástica, en caso contrario el caldo
visosa puede reaccionar con el metal y cambiar la composición final del caldo
(toxicidad).
-Al momento de preparar el caldo visosa utilice agua tibia para que las sales se
diluyan más fácilmente.
-Al momento de aplicar el caldo visosa, el suelo debe estar húmedo, es decir
que las plantas deben tener disponibilidad de agua en su sistema radicular.
-El caldo visosa debe ser utilizado, preferiblemente una vez sea preparado y
solo se puede guardar por máximo 3 días.
RECORDEMOS ALGUNAS RECOMENDACIONES GENERALES, SOBRE LA
PREPARACIÓN Y UTILIZACIÓN DE CALDOS MINERALES PARA EL
MANEJO DE PROBLEMAS FITOSANITARIOS
-Recuerde que los caldos minerales deben aplicarse, preferiblemente, en horas
de la mañana o al atardecer.
-Tenga en cuenta que las canecas plásticas a emplear en la preparación de
caldos minerales no deben ser NI ROJAS, NI AMARILLAS, porque dichos
colorantes contienen elementos altamente tóxicos.
-Utilice preferiblemente agua limpia de arroyos o agua lluvia.
-No aplique los caldos minerales, cuando el suelo este seco.
-No aplique los caldos minerales en horas de mucho calor, la aplicación debe
hacerse preferiblemente en horas de la mañana o al atardecer.
-Entre la ultima aplicación de caldos minerales y la cosecha de frutos u
hortalizas se debe respetar un tiempo de carencia de mínimo 10 días.
-Los caldos minerales, aunque no tienen el potencial tóxico de los plaguicidas
químicos, pueden generar problemas al organismo humano, por lo cual se
recomienda que al momento de prepararlos y aplicarlos se utilice pantalón y
camisa de manga larga y tela gruesa, sombrero o gorra, botas de caucho,
guantes y mascarilla que cubra boca y nariz.
-Los caldos minerales y las materias primas para su elaboración se deben
almacenar bien etiquetados, en un local o ambiente cerrado, seco, ventilado,
bajo llave, ubicado fuera de la vivienda.
-Los caldos minerales no deben estar nunca al alcance de los niños.
2-PREPARADOS ALTERNATIVOS PARA EL
CONTROL DE PLAGAS CASERAS
2.1-CONTROL DE PIOJOS EN LA CABEZA
1-Utilizar una solución de partes iguales de vinagre de frutas y agua, aplicar al
cabello, luego peinar con un peine de dientes finos previamente remojado en
vinagre, para sacar así piojos y liendres.
2-Agregue a 1 litro de agua hirviendo, preferiblemente agua lluvia, 25 gramos
de romero y deje reposar hasta alcanzar una temperatura que soporte la mano.
Moje con esta infusión el cuero cabelludo y después de unos 30 minutos pase
el peine fino para sacar piojos y liendres.
3-Agregue a 10 litros de agua hirviendo, preferiblemente agua lluvia, 3 puñados
de ruda y deje reposar hasta alcanzar una temperatura que soporte la mano.
Lave el cabello con esta infusión más el champú.
Enjuague luego el cabello con la misma infusión, sin champú y pase el peine
fino, para sacar piojos y liendres.
Se repite el tratamiento cada vez que se lave el pelo y hasta que se eliminen
por completo los piojos de la cabeza.
2.2-CONTROL DE PULGAS EN MASCOTAS
1-Agregue ajo, en pequeños trocitos, a las comidas de las mascotas.
2-A las cáscaras de 2 naranjas agrégueles 1 litro de agua hirviendo,
preferiblemente agua lluvia, tape y deje reposar, cuando el agua tome un color
naranja cuele y aplique sobre el cuerpo de la mascota al finalizar el baño.
3-Coloque ramas de eucalipto bajo la cobija de la mascota, para ahuyentar las
pulgas.
2.3-CONTROL DE CUCARACHAS
Mezcle una cucharada de yeso en polvo, una cucharada de harina y una
cucharada de azúcar, Coloque la mezcla en los lugares donde prolifera la
plaga.
2.4-CONTROL DE HORMIGAS EN EL HOGAR
1-En la cocina luego de una limpieza, a fondo en la noche pase una esponja
bien humedecida con vinagre de frutas y untada de jabón “Rey o de Coco”.
Deje sin limpiar toda la noche, se repite hasta bajar la población.
2-Ponga una esponja impregnada con azúcar, para atraer las hormigas, luego
elimínelas bajo el chorro de agua.
3-La hierbabuena actúa como un buen repelente
2.5-CONTROL DE MOSCAS
1-Coloque pequeños trozos de plátano, preferiblemente pintón o maduro, en el
fondo de un frasco u otro recipiente cilíndrico y ponga un embudo en la boca
del mismo. Esto sirve como una trampa, las moscas entran pero no pueden
escapar.
Para eliminar las moscas del recipiente se debe verter agua caliente dentro del
embudo.
2-Para repeler las moscas, haga ramitos de menta y ruda y colóquelas cerca
de puertas y ventanas.
2.6-CONTROL DE ROEDORES (RATAS – RATONES)
Coloque bolitas de queso o quesito, rellenas en su centro con yeso en polvo
y al lado de ellas coloque un recipiente con agua. El yeso se endurecerá con
el agua en el estómago del animal provocando su muerte.
Las bolitas de queso relleno se deben colocar lejos del alcance de los niños.
3-PREPARADOS ALTERNATIVOS PARA EL
CONTROL DE PLAGAS EN LA HUERTA Y EL
JARDÍN
3.1-CONTROL ÁFIDOS O PULGONES Y ÁCAROS
1.En un frasco u otro recipiente adecuado, con tapa, mezcle un cuarto de litro
(250 mililitros) de aceite vegetal fresco, sin usar y una cucharada de jabón
líquido para lavar platos.
Tape bien el recipiente y agite los ingredientes para emulsionarlos. Usted
tendrá que agitar la mezcla cada vez que utilice la fórmula.
En un atomizador, mezcle 4 cucharadas de este preparado en un 1 litro de
agua, preferiblemente agua lluvia. Agite el contenido antes de su uso.
Rocíe las plantas para controlar los insectos. Siempre aplique el producto en
las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, para evitar quemar
los tejidos vegetales.
2-En un litro de agua, preferiblemente agua lluvia, mezcle una cucharada de
polvo de hornear y una cucharada de ralladura de jabón blanco (jabón de
coco), deje diluir bien.
Aplique a las plantas cada 7 días, durante 3 meses, agite bien el producto,
antes de aplicar.
Este preparado también ayuda al control del oídio o cenicilla, enfermedad
producida por un hongo.
3-Mezcle en un recipiente 5 litros de agua, preferiblemente agua lluvia, con 1
libra de hojas de ortiga fresca.
Deje reposar la mezcla durante dos semanas, revolviendo todos los días con
una vara limpia. El día 14, cuando desaparezca la espuma, cuele la mezcla.
Para aplicar a las plantas se agrega a un litro de la mezcla dos litros de agua,
preferiblemente agua lluvia.
4- Machaque bien una libra de hojas de cebolla y colóquelas en 10 litros de
agua, deje reposar por 5 días, cuele y aplique a las plantas.
No utilice este preparado en arveja o habas, porque detiene su crecimiento.
5- Machaque bien 4 o 5 dientes de ajo, colóquelos en un litro de agua,
preferiblemente agua lluvia y deje reposar durante 24 horas. Luego ponga a
hervir durante 20 minutos y deje enfriar.
Para aplicar cuele bien el preparado y aplíquelo.
6- En un litro de agua, preferiblemente agua lluvia, deposite 40 hojas de ajenjo
y ponga a hervir. Deje reposar por 24 horas, cuele y aplique.
7-En 1 litro de agua, preferiblemente agua lluvia, agregue 100 gramos de ají
picante bien molidos o machacados, agite y filtre exprimiendo bien.
Para aplicar agregue al preparado anterior 10 gramos de jabón detergente
diluidos en 5 litros de agua, preferiblemente agua lluvia.
Estos preparados también ayudan al control de cochinillas, mosca blanca y
otros insectos, así como a prevenir algunas enfermedades producidas por
hongos.
3.2-CONTROL
DE
LARVAS
O
GUSANOS
Y
MOSCA
BLANCA
1-Coloque en un recipiente 90 gramos de ajo triturado o machacado, agregue 2
cucharadas de aceite vegetal fresco, sin usar y deje reposar por 24 horas.
Para aplicar, agregue medio litro de agua y una cucharada de jabón de coco,
rallado o liquido, mezcle bien y aplique.
2- Pique 90 gramos de ajo en dos cucharadas de aceite vegetal fresco, sin
usar y deje reposar durante 24 horas. Luego agregue medio litro de agua y
media cucharada de jabón detergente, mezcle bien y aplique.
3.3-CONTROL DE BABOSAS Y CARACOLES
1-Cuando detecte la presencia o daños de babosas o caracoles, coloque
tablas, cartones u hojas de periódico cerca de las plantas afectadas. Las
babosas y los caracoles se esconden debajo de ellos durante el día, de donde
los podemos recoger y eliminar, echándolos en un recipiente con agua salada.
2-Coloque platillos con cerveza, en diferentes lugares del jardín, enterrándolos
de tal manera que el borde de los recipientes quede al mismo nivel del suelo,
los caracoles y las babosas son atraídos por el olor de la cerveza, ahogándose
en los recipientes.
3.4-CONTROL DE HORMIGAS DEL JARDÍN
Disuelva 1 cucharada de ácido bórico y 1 cucharada de azúcar en 5 litros de
agua. Vierta el preparado en las materas o macetas. Las hormigas consumen
el líquido dulce y mueren por el ácido bórico. Los niños no pueden tener acceso
a este preparado.
3.5-CONTROL DE ESCAMAS
Agregue a 1 litro de agua, preferiblemente agua lluvia, 30 mililitros de aceite de
cocina, sin usar y 10 gramos de jabón detergente, agite bien y aplique.
3.6-CONTROL DE PLAGAS Y HONGOS EN EL SUELO
Mezcle 400 gramos de cebolla y tres cabezas de ajo, finamente picados, en 10
litros de agua.
Deje fermentar por una semana revolviendo frecuentemente, cuele, agregue
otros 10 litros de agua y está listo para aplicar.
3.7-PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR HONGOS
1-Mezcle 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, 1 cucharada de aceite vegetal
fresco, sin usar y 1 litro de agua en un atomizador. Sacuda y añada 1
cucharada de jabón de coco, líquido o rallado. Sacuda nuevamente y rocíe las
hojas de las plantas y el suelo cada 5 a 7 días, para evitar el crecimiento de
hongos.
2-Llene un atomizador con la mitad de leche y la mitad de agua. Sacuda y rocíe
sobre las plantas cada 3 o 4 días. Esto impide el crecimiento de hongos.
3-Machaque 1 libra de ajo y 1 libra de cebolla y mézclelos en 10 litros de agua,
preferiblemente agua lluvia, deje reposar por 24 horas y cuélelo.
Para aplicar
mezcle 1 parte del preparado en 7 partes de agua,
preferiblemente agua lluvia. Aplique cada 5 a 7 días.
4-Rocíe vinagre de frutas en las hojas o en el suelo, alrededor de las plantas.
Esto impide el desarrollo de hongos.
5- En 1 litro de agua, preferiblemente agua lluvia, coloque 250 gramos de la
planta cola de caballo y deje reposar durante 24 horas, quedando listo para
aplicar. Aplique cada 10 días.
6- Mezcle 200 gramos de hojas frescas de veranera o curazao en 1 litro de
agua, preferiblemente agua lluvia, licue bien y aplique a las plantas cada 5 a 7
días.
7-Mezcle 20 gramos de bicarbonato de sodio en 10 litros de agua,
preferiblemente agua lluvia y aplique cada 5 a 7 días.
BIBLIOGRAFIA
- ANDI, SENA. 2006. Memorias sobre uso adecuado y eficaz de productos para
la protección de cultivos. Produmedios. Colombia.
- Arenas, A. R. Nociones Básicas para el Manejo Adecuado, Prevención de
intoxicaciones, Disminución de riesgos de contaminación Ambiental y
Alternativas de solución. Dirección Seccional de Salud de Antioquia,
CORNARE y Municipios de El Carmen de Viboral, San Vicente, La Unión,
Granada, Guatapé y Cooperativa de Trabajo Asociado Alborada.
- Bejarano, F. 2004. Daños Crónicos a la Salud por los plaguicidas. Red de
Acción sobre Plaguicidas de México (RAPAM), 26 páginas.
- Bejarano, F. 2007. Derechos humanos Ambientales y Plaguicidas químicos.
RAPAM. México.
- Brechelt A. 2008. Manejo Ecológico de plagas y enfermedades. Fundación
Agricultura y Medio Ambiente (FAMA). República Dominicana, 22 pág.
- Código Internacional de Conducta para la distribución y del uso de los
plaguicidas:http://www.fao.org/WAICENT/FAOINFO/AGRICULT/AGP/AGPP/Pe
sticid/Code/Download/spani
- COLOMBIA. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL.
INSTITUTO COLOMBIANO AGROPECUARIO ICA. 2005. Buenas Prácticas
Agrícolas. Sistema de Aseguramiento de la Inocuidad de los Alimentos. Bogotá
D.C. Produmedios, 16 pág.
- CONVENIO SENA – SAC. 1988. Manual de Capacitación en Manejo
Fitosanitario. Santa Fe de Bogotá. Colombia.
- Echeverri, C. Arenas R. (2011). Plaguicidas, manejo integrado de cultivos y
disminución de factores de riesgo para el ambiente, la salud y la vida. Epm –
Cornare. Medellín. Colombia
- García, F. 2004. ¿Que es el control biológico? En: Guía de insumos biológicos
para el Manejo Integrado de Plagas. Corporación para Desarrollo de Insumos y
Servicios Agroecológicos Harmonía. pp 15-16.
- González, F. 2004. Daños Crónicos a la Salud Provocados por Plaguicidas.
Texcoco, México. 26 páginas.
- Huici, O. Cervantes R. (2007). Serie de Cartillas Educativas sobre
PLAGUICIDAS. PLAGBOL. La Paz, Bolivia.
- Nivia, E. 2004. Campaña contra los plaguicidas Ia y Ib de la OMS y contra
cancerígenos. Rapalmira, RAP-AL Colombia. 12 p.
- Nivia, E. 2000. Mujeres y plaguicidas. Rapalmira y Ecofondo. Red de Acción
en Plaguicidas y Alternativas de América Latina, RAP-AL Colombia. 114 p.
- Nivia, E. 2009. Mujeres y plaguicidas: Una mirada a la situación actual,
tendencias
y
riesgos
de
los
plaguicidas.
(RAPALMIRA)
- Pérez, N. 2004. Manejo Ecológico de Plagas. CEDAR. Centro de Estudios de
Desarrollo Agrario y Rural de la Universidad Agraria de la Habana, La Habana,
Cuba.
- Pinheiro, S. 2004. La Historia de los plaguicidas. Red de Acción en
Plaguicidas de América Latina.
- Rodríguez, C. 2005. Plantas contra plagas 2. Red de Acción sobre
Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM), 209 páginas.
- Santibáñez, Tania (2005). Plaguicidas, salud y medio ambiente. PLAGBOL.
La Paz, Bolivia.
- Souza, J. 2005. Los plaguicidas y los niños. Ediciones CETAAR-RAP-AL, 15
páginas.
- UNIVERSIDAD DE ARIZONA, 2001. Los plaguicidas en el ambiente.
Toxicología Ambiental. Evaluación de riesgos y Restauración Ambiental.
México.
- Vergara, R. R. 1990. El control biológico a lo largo de la historia. En:
Colombia, Ciencia y Tecnología. COLCIENCIAS. V. 8 No. 3.
- Versión electrónica: http://www.pucp.edu.pe/idea/?pub electro.htm. Practicas
para un buen cultivo. 2007.

Documentos relacionados