La Guerra Fría - Bundesstiftung zur Aufarbeitung der SED

Comentarios

Transcripción

La Guerra Fría - Bundesstiftung zur Aufarbeitung der SED
a
r
r
e
u
G
La
a
í
r
F
CAUSAS
HISTORIA
CONSECUENCIAS
Leslie Illingworth / Solo Syndication, London. Supplied by Llyfrgell Genedlaethol Cymru / National Library of Wales
Exposición presentada por el Kolleg de Berlín Guerra Fría
y la Fundación para el Estudio de la Dictadura del SED
en idioma español por DVV International
BERLINER KOLLEG
KALTER KRIEG
BERLIN CENTER
FOR COLD WAR STUDIES
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
II
El 9 de marzo de 2015 desembarca una
brigada de tanques de la tercera división
de la infantería norteamericana en Riga.
Se trata de la participación americana en
la maniobra Atlantic Resolve, destinada
para demostrar a los países bálticos la
solidaridad de la OTAN durante la crisis
de Ucrania.
Foto: picture alliance / dpa / Valda Kalnina
¿Una nueva Guerra Fría?
Hace varios años que se está hablando de una nueva
Guerra Fría. Sea la invasión de tropas rusas en Georgia,
o el ruido de sables de Corea del Norte, o el programa de
armas nucleares de Irán o el comportamiento de Putin en
Crimea, sin mencionar la guerra oculta contra Ucrania
– muchos comentaristas afirman que nos encontramos
ante una recaída a los años de crisis entre el 1945 y el
1991. Políticos y militares contribuyen lo suyo para fomentar estos miedos. Así, el presidente polaco, Andrzej
Duda solicitó en agosto de 2015 desplegar más tropas
de la OTAN de lo convenido en Europa Occidental.
Asimismo, los Estados bálticos temen cada vez más la
Milicias prorrusas presentan el 16 de abril de 2014 tanques
de guerra del gobierno ucraniano capturados en Slowa­
jansk, en el este del país.
Foto: picture alliance / Anadolu Agency
amenaza proveniente de Rusia. El Kremlin alimenta estos temores con sus entrenamientos aéreos en una zona muy próxima al espacio aéreo de Europa Occidental
y el aumento de sus gastos militares. Mientras tanto, en
Estados Unidos se discute sobre el derecho a un golpe
preventivo en una “Guerra Informática”. Y por último,
flota sobre todo esto el fantasma de una China altamente armada y políticamente decidida a expandirse, cueste
lo que cueste.
Las situaciones actuales nos invitan a hacer una retrospectiva y a evaluar los inicios, el desarrollo y – no por
último – las razones del abrupto final de la Guerra Fría.
A la luz del conflicto ucraniano, la OTAN
suspende su cooperación militar y civil con
Rusia. No obstante, en la página web del
Consejo de Rusia creado en el 2002 por la
OTAN, la unión de defensa sigue indicando
su intención de mantener las conversaciones.
Captura de pantalla del 26 de julio de 2015
En el año 2014, la fuerza aérea rusa provoca más de 400 operacio­
nes militares de la defensa aérea de la OTAN. La foto muestra un
avión de caza de la OTAN que escolta uno de los cuatro aviones
de combate rusos que se habían acercado al espacio aéreo báltico.
VIDEO
Juegos de la ­Guerra
Fría (Cold war
games): Rusia, la
OTAN practican
el combate (2015),
2:06 min.
Fuente: CNN / www.youtube.com
Esta caricatura del artista Scharwel documenta el rearma­
mento nuclear y el ruido de sables iniciado por Corea del
Norte en el año 2010.
Caricatura: picture alliance / dieKLEINERT.de / Scharwel
Foto: picture alliance / dpa
Seis estados reclaman el derecho sobre las Islas Spratly de ubicación estratégica
en el Mar del Sur de China, habiendo instalado guarniciones militares en varios
de los 100 arrecifes, atolones y las pequeñas islas. Toma Aérea de una base mili­
tar china.
Foto: picture alliance / dpa
La imagen muestra restos del naufragio de la aeronave de línea MH17 de
­Malasia que presuntamente fue abatida sobre Ucrania por separatistas pro­
rrusos.
Foto: picture alliance / dpa / ITAR-TASS
Cadetes americanos son formados en la academia militar West Point, N. Y. para
la defensa contra ataques cibernéticos.
Foto del 9 de abril de 2015: picture alliance / AP Photo / Mel Evans
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
III
El primer ministro británico, Winston
Churchill, el presidente americano Harry
Truman y el jefe de Estado y del Partido
de la Unión Soviética, Josef Stalin (de
izquierda a derecha) el 25 de julio 1945
en Potsdam. La alianza de los desiguales
socios no sería de larga duración después
de la victoria sobre Alemania y Japón.
Foto: picture alliance / Everett Collection
Los inicios
Con la derrota de la Alemania Nazi y la capitulación de
Japón, la alianza entre Gran Bretaña, los Estados Unidos y
la URSS había cumplido su objetivo. Muy pronto, la controversia sobre la reorganización de Alemania y Europa
Occidental, se convierte en un conflicto insuperable. El
Socialismo de Estado y la partidocracia en el este por un
lado, la economía de libre mercado y democracia representativa en el oeste por el otro, resultan ser igual de incompatibles como los intereses económicos, políticos y
de seguridad respectivos. Tanto el Este ­como el Oeste están convencidos que su propio futuro está ­basado y asegurado a largo plazo en la difusión mundial de su mode-
lo de sociedad respectivo. Es por ello que la Guerra Fría
se convierte en un conflicto global con la participación
de todos los continentes, implicando la movilización de
recursos económicos, científicos, culturales y militares.
La división ideológica del mundo es seguida por una división política y militar – con la fundación de la OTAN
en 1949 y el Pacto de Varsovia en 1955. Mientras que en
el hemisferio norte se vive una no-paz altamente armada y se llevan a c­ abo una serie de guerras “calientes” en
los países del Tercer Mundo durante cuatro siglos en el
hemisferio sur.
VIDEO
Navidad en B
­ erlín
tras 6 meses de
­bloqueo (1948),
4:40 min.
Fuente:
British Pathé /
www.youtube.com
Con un golpe de estado, el
partido comunista toma el
poder en Checoslovaquia en
febrero de 1948. Una milicia
de trabajadores marcha sobre
el Puente de Carlov de Praga
el día 25 de febrero de 1948.
Un “bombardero de pasas” en su aproximación al
aeropuerto de Berlín Tempelhof. El bloqueo de
­Berlín Oeste entre junio 1948 y mayo 1949 y el
puente aéreo creado por los aliados del Oeste, sim­
bolizan la ruptura entre los antiguos socios.
Foto, sin fecha: picture-alliance / dpa
Foto: picture alliance / akg images
En Italia y en Francia, los partidos comunistas y socialistas desempeñan un
papel importante desde finales de la Segunda Guerra Mundial. Manifestación
de comunistas italianos en Florencia el 10 de septiembre de 1949.
Foto: picture-alliance / United Archiv
“Ayuda Marshall” se puede leer en una postal sue­
ca del año 1948. La imagen fue creada durante un
concurso de carteles realizado para promocionar el
“Plan Marshall”, un programa norteamericano para
estimular la economía en Europa occidental.
En el ámbito de influencia soviético, el Plan Mars­
hall es difamado como instrumento del “imperia­
lismo americano” y “método de guerra indirecto”.
Policías de la República Democrática Alemana du­
rante la Feria de Otoño de Leipzig en el año 1948.
Postal: picture alliance / Mary Evans Library / Gösta Åberg
Foto: picture alliance / Zentralbild
Tras la invasión de Pekín por tropas del Ejército Popular de
Liberación comunista el 5 de febrero de 1949, los seguidores
de Mao celebran su triunfo. El 1 de octubre Mao proclama la
República Popular de China. Poco después, Asia también se
convierte en un escenario de la Guerra Fría.
Foto: picture alliance / ap photo
Con la firma de los Acuerdos de Paris el 23 de octubre de
1954, la República Federal de Alemania se convierte el 5 de
mayo del año siguiente en miembro de la OTAN.
Foto: NATO Photos​
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
IV
El 6 de agosto de 1945 una bomba
­nuclear norteamericana destruye la
ciudad de Hiroshima. Las agujas de un
reloj de pulsera encontrado entre las
ruinas marcan la hora de la explosión
como 8.15 hora local.
Foto: UN Photo / 84772
Combustible de la Guerra Fría
El 6 y el 9 de agosto de 1945 las ciudades Hiroshima y
Nagasaki son eliminadas por un arma sin precedentes
con un efecto devastador – la bomba nuclear. Desde el
punto de vista militar, los ataques no tienen sentido, ya
que Japón está a punto de rendirse. Más bien, los Estados
Unidos quieren demostrar su superioridad tecnológica,
así como su determinación en el momento de hacer uso
de la misma. Especialmente, se busca que la unión soviética debe quedarse impresionada. Es por ello que muchos
contemporáneos opinan que el lanzamiento de las bombas atómicas no fue el acto final de la Segunda Guerra
Mundial, sino el inicio de la Guerra Fría. Mientras que
Moscú acusa a los Estados Unidos de extorsión querien-
do liderar al mundo entero, Stalin sigue desarrollando su
propio programa de armas nucleares. En consecuencia,
fracasa el intento de crear un control de combustibles
nucleares garantizado por la ONU. En lugar de ello, se
establece una condición terrible: armas nucleares son armas políticas, y quien quiere imponerse como superpotencia, no puede prescindir de ellas. Cuando un ensayo
nuclear de la URSS resulta ser exitoso por primera vez
en agosto de 1949, la esencia de la Guerra Fría se pone
de manifiesto: A partir de este momento, la controversia
sobre diferentes ideologías se lleva a cabo mediante la
mutua amenaza de una destrucción: Una novedad histórica.
VIDEO
Dentro de
Enola Gay (1945),
2:52 min.
Fuente: The National Archives
(USA), 434.593
Una foto del 9 de agosto de 1945
muestra el contorno de una per­
sona y de una escalera que quedó
gravado en un muro a causa del
destello de luz producido por la
explosión nuclear.
Foto: SZ Photo/Süddeutsche Zeitung Photo
Hiroshima tras el lanzamiento de la bomba atómica el 6 de
­agosto de 1945.
Una imagen publicada por el
ejército estadounidense el 9 de
agosto de 1945 demuestra la
dimensión de la destrucción
causada por la primera bomba
atómica.
Foto: picture alliance / Photoshot
Foto: picture allliance / AP Photo
Sesión de la Comisión de
Energía Atómica de Nacio­
nes Unidas del 19 de marzo
de 1947. La propuesta es­
tadounidense de prohibir
la construcción de armas
nucleares adicionales y de
controlar el uso pacífico de la
energía nuclear a través de la
ONU a nivel mundial, final­
mente fracasa por la descon­
fianza de los soviéticos.
Foto: UN Photo / 291849
Mineros de la “Wismut”
en la ciudad Johanngeorgen­
stadt, Sajonia, extraen
­Uranio de la tierra para
el programa soviético de
­bombas nucleares
Foto, 1946: picture alliance / dpa-Zentralbild / Gerhard Behr
El “Berliner Zeitung” (Periódico Berlinés) publicado bajo el régimen de
la ocupación soviética, informa detalladamente sobre el lanzamiento de
la bomba nuclear el día 8 de agosto de 1945. Atención especial recibe el
potencial de la fusión nuclear para el uso civil – un sueño muy ­común,
por entonces, en todo el mundo.
Facsímile: M. DuMont Schauberg / Berliner Zeitung
“Fin del monopolio estadounidense sobre bombas nucleares”, publica
triunfante el periódico “Berliner Zeitung” editado en Berlin del Este
en su portada del día 25 de septiembre de 1949, tras conocerse que por
primera vez una prueba soviética de la bomba nuclear había resultado
positiva.
Facsímile: M. DuMont Schauburg / Berliner Zeitung
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
V
El 1 de noviembre de 1952 los Estados
Unidos realizan pruebas de la primera
bomba de hidrógeno (“Ivy Mike”) en el
Atolón de Eniwetok en los mares del sur.
Foto: National Nuclear Security Administration / Nevada Site Office
Herramientas del apocalipsis
La noticia de la bomba nuclear soviética acelera en los
Estados Unidos la construcción de una súper-arma termonuclear que libera su energía a través de fusión en vez
de fisión. En primavera de 1954, la detonación de prueba
de una bomba de hidrógeno de 15 megatoneladas sobrepasa por 750 veces la fuerza de su antecesora lanzada en
Hiroshima. Siete años después, la “Bomba Zar” soviética
detona con una potencia total de 50 megatoneladas, produciendo una nube de hongo que se eleva a una altitud de
64.000 metros antes de nivelarse. Hasta 1000 kilómetros
cuadros pueden ser devastados por una solo bomba de este tipo. Hasta mitades de los años 80, el arsenal de armas
nucleares de ambas superpotencias crece a una cantidad
de más de 60.000 cabezas nucleares, suficientes para destruir al mundo y con él, la humanidad entera varias veces.
No obstante, no surge una desilusión política. Al contrario. Cada vez son más Estados que aspiran a tener sus
propias armas nucleares. Francia, Gran Bretaña, la República Popular China e Israel llegan a ser potencias nucleares hasta finales de los años 1,960, seguidos por la India,
Pakistán y Corea del Norte, aunque datos públicos fiables no existen. Se presume que solamente los Estados
Unidos invierten unos 5 billones de Dólares en armas
para el cataclismo mundial.
VIDEO
Sahara – Francia
ahora es potencia
nuclear (1960),
0:48 min.
Entre abril y octubre de
1957 se realizan pruebas
con 30 armas nucleares
en Nevada, EEUU, para
analizar sus efectos en ob­
jetivos militares y civiles
entre otros. La foto mues­
tra a un observador de la
OTAN durante un ensayo
de armas nucleares reali­
zado el 28 de mayo 1957.
Foto: National Nuclear Security
­Administration / Nevada Site Office
Caricatura publicada en el diario británico de masas “Daily Mir­
ror” sobre las pruebas americanas de la bomba de hidrógeno en el
Pacífico. El periódico pone en tela de juicio el estado de la salud
mental de la humanidad ante estos experimentos con peligro de
subsistencia.
Facsímile: SZ Photo / UPI
Un dicho americano, “Incluso des­
pués de esta nube luce el sol” parafra­
sea este anuncio de 1954, ilustrando
el trato despreocupado del tema de la
energía atómica en los años 50.
Foto: picture alliance / the Advertising Archives
Francia realiza una
serie de ensayos de
bombas nucleares en
el Pacífico.
Caricatura: Peter Leger (artista),
Haus der Geschichte, Bonn
“No hacer uso bajo
ningunas condicio­
nes, el enemigo podría
tomar represalias” está
escrito en una raqueta
nuclear. “Volviendo a
los inicios” es el título
de la caricatura que
aparece el 24 de agosto
de 1953 en el “Daily
Express”.
A inicios de los años 50, en los Estados Unidos se ofrecía un
­módulo para energía nuclear cuyo contenido incluía materiales
radioactivos de baja actividad.
Foto, sin fecha: picture alliance / akg-images
Caricatura: Michael Cummings / Express Newspapers / N&S
El desarrollo de los arsenales nucleares desde 1945.
Gráfica informativa: picture alliance / dpa-Grafik
Fuente:
British Pathé / www.youtube.com
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
VI
Coreanos del sur huyen del campo de
batalla mientras que tropas de solda­
dos americanos marchan hacia el frente
como refuerzo. Escena de la Guerra de
Corea, agosto 1950.
Foto: picture-alliance / akg-images
Prueba de fuerza en Corea
Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, Corea
está divida. Para forzar una reunificación, tropas del
Norte de Corea comunista atacan e invaden la región
del Sur de Corea el 25 de junio de 1,950. Hasta hoy existen dudas y controversias sobre la pregunta, por qué la
URSS y China se distanciaron al revisar sus dudas iniciales y dieron luz verde a estas agresiones en primavera
de 1950. Es probable que Stalin buscara una oportunidad para mostrar a los Estados Unidos como potencia
protectora del Sur de Corea los límites de su poder. Se
quiso demostrar al mundo entero que armas nucleares
pueden ser obtusas, al no poder imponerse al existir
ventajas geográficas o tropas superiores en número. Un
juego ­realmente ­riesgoso. Bajo un mandato de la ONU,
los Estados Unidos intervienen, expulsan a los invasores
del sur y avanzan hasta las fronteras con China – por
primera vez parece que Washington tiene la posibilidad
de liberar a un país del comunismo. Cuando las tropas
americanas son retrocedidas otra vez al sur gracias a un
contra ataque de 200.000 soldados chinos, militares estadounidenses de alto rango exigen la utilización de armas nucleares. El presidente Truman se rehúsa y decide
seguir con la guerra de desgaste. Finalmente, en verano
de 1953, se pone fin a los combates, Corea queda totalmente devastada y el país continúa dividido.
Líneas fronterizas durante la Guerra de
Corea entre septiembre y noviembre de
1950.
Tropas turcas en camino a Corea. Más de 5.000 soldados
turcos pelearon en tropas internacionales de la ONU contra
invasores de Corea del Norte bajo el alto mando americano.
Gráfica informativa: picture alliance / dpa Infografik
Foto, septiembre 1950: UN Photo / 187822
Un ejemplo de humanidad en una guerra de violencia brutal: Un
GI americano presta primeros auxilios a un soldado chino herido.
Foto, sin fecha: picture alliance / Yonhap News Agency
VIDEO
Primeras pelícu­
las de la Guerra de
­Corea (1950),
3:03 min.
Fuente:
British Pathé /
www.youtube.com
El Mariscal Kim Il Sung (iz.) del Norte de Corea firma
el tratado de paz en Panmunjeom el 27 de julio de 1953.
Desde entonces, Corea está dividida en la latitud 38.
Foto: picture alliance / dpa
Más de cuatro millones de
muertos y 4,5 millones de
fugitivos son el resultado
de la Guerra de Corea. La
foto muestra a civiles prote­
giéndose de las batallas en
enero de 1951.
Foto: UN Photo / 88448
Bombarderos americanos del tipo B-29 en enero de 1951 durante un
ataque a bases militares chinas en Corea. Después de bombardeos
intensivos a objetivos civiles y militares, la fuerza aérea americana había
denunciado una falta de objetivos a finales del 1950.
El presidente estadounidense Truman saluda al jefe de las fuerzas
armadas de la ONU en Corea, Douglas Mac Arthur (iz.) en una base
militar en el Pacífico. Seis meses después, Truman despide al general
por haber ignorado instrucciones y haber querido ampliar la guerra
contra ­China.
Foto: picture alliance / UPI
Foto: picture alliance / akg-images
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
VII
La Unión Soviética exige obediencia
absoluta en su ámbito de influencia.
Cuando la Yugoslavia comunista bajo el
control de Tito se niega a subordinarse
en 1948, Moscú inicia una campaña de
difamación que duraría muchos años.
Imagen: Neues Deutschland 8. 7. 1949, 24. 8. 1949,
6. 10. 1949, 1. 12. 1949
El “enemigo” en el interior
En noviembre de 1,952, el ex secretario general del partido comunista de Checoslovaquia, Rudolf Slánský, es condenado a muerte como cabecilla de un “centro de conspiración”. Es el apogeo de una serie de farsas judiciales
y olas de persecución que toman lugar en el Bloque del
Este y no perdonan a nadie – ni a los mismos comunistas. La “limpieza” continua de la sociedad y entre las propias filas, es tanto expresión de la paranoia política como
instrumento del alineamiento total del mundo político.
Cuando Slánský es ejecutado finalmente en diciembre,
hacía ya tiempo que los enemigos del comunismo en el
Bloque del Este se habían quedado mudos, habían sido
arrestados o asesinados o bien habían emigrado.
Tomas del campo soviético de trabajos forzados en Worku­
ta, 120 kilómetros al norte del círculo polar. Workuta llega
a ser el sinónimo para el sistema de campos y prisiones que
la Unión Soviética también implantaría, posteriormente (a
partir del 1945), en los países del Este de Europa Central.
Foto, años 1930 y 1940: picture alliance / RIA Nowosti
Si bien los partidos comunistas en el Oeste son legales – en Francia y en Italia suelen ganar más de un 20 %
del total de los votos – también aquí existe un temor a
la “infiltración comunista” a partir de finales de los años
40. En los Estados Unidos, se produce un verdadero linchamiento de profesores, actores y periodistas que son
desacreditados como seguidores del comunismo. A estas alturas, el Partido Comunista Estadounidense ya no
desempeña ningún papel importante en la vida pública.
De la misma forma, en la República Federal de Alemania
(RFA), el partido comunista ya había dejado de desempeñar alguna función importante antes de ser prohibido
en el año 1956.
El ex secretario general del partido comunista de la Repú­
blica Checoslovaca, Rudolf Slánský, el 1 de noviembre 1952
ante el Senado del Tribunal Estatal en Praga. Poco después,
él y otros diez acusados más son declarados culpables de
“alta traición” y ejecutados.
Foto: picture alliance / dpa / CTK Photo
Manifestantes reclaman el indulto para Ethel y Julius Rosen­
berg ante la Casa Blanca en Washington en junio de 1953. La
pareja había sido acusada de espionaje nuclear a favor de la
Unión Soviética y fue ejecutada el 19 de junio de 1953.
Foto: picture-alliance / akg-images
VIDEO
Farsa judicial
contra Milada
­Horáková,
Praga 1950,
5:36 min.
Fuente: www.youtube.com
En los Estados Unidos, Joseph McCarthy aumen­
ta el temor a una “infiltración comunista”, refi­
riéndose a irregularidades que se habrían produ­
cido en los altos cargos del Estado y Gobierno. La
imagen muestra al senador estadounidense en una
audiencia del año 1954.
Foto: picture alliance / Everett Collection
Tras cinco años de investigacio­
nes, el Tribunal Constitucional
de Alemania prohíbe el partido
comunista en la República Fede­
ral de Alemania el 17 de agosto
de 1956. Las imágenes muestran
la central del partido en Düssel­
dorf después de anunciarse la
sentencia.
Foto: picture-alliance / dpa / Bernhard Frye
Un cartel de la RDA
de 1951 agita contra la
OTAN y la política de
incardinación occidental
de la República Federal
de Alemania. Muestra al
presidente estadouniden­
se Truman al timón de
un buque de guerra, cuya
forma está inspirada en la
imagen del Canciller de
Alemania occidental y la
esvástica.
Cartel: BArch., Plak 100-054-009 /
N. N. / Sachsenverlag Dresden
En 1947, un comic de la Cate­
chetical Guild Educational
Society avisa de la amenaza in­
minente de un golpe de estado
comunista en la USA.
Facsímile: archive.org / ­public domain
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
VIII
El presidente de Indonesia Sukarno in­
augura el 17 de abril de 1955 la conferen­
cia de Bandung que llegó a ser el inicio
del movimiento de países no alineados.
Foto: picture alliance / United Archives
La búsqueda del “tercer camino“
Ya en la fase inicial de la Guerra Fría, la posición domi­
nante de los dos bloques de potencia confrontados,
es altamente criticada. En abril de 1955, los llamados
“­denegadores” se reúnen en Bandung, Indonesia, en una
primera conferencia. La delegación proveniente de 23
países asiáticos y seis países africanos se ve como una representación del “Tercer Mundo” – es decir, de aquellos
Estados que desde el 1945 están liberándose de la soberanía colonial extranjera, viéndose confrontados con una
atención inesperada en un mundo bipolar. Especialmente
los portavoces en la India, Egipto y Yugoslavia afirman
la importancia de tomar un rol propio e independiente
del mundo Occidental y Oriental. Pero en la vida real,
Los tres grandes movimientos de países no alineados el 20 de julio de 1956
en Brioni, Yugoslavia (de iz. a dcha.): El presidente de Egipto, Gamal Abdel
Nasser, el jefe de Estado y del partido comunista de Yugoslavia, Josip Broz
Tito, y el primer ministro de la India, Jawaharlal Nehru.
muchos de los países “no alienados” quedan muy detrás
de sus expectativas en cuanto el respeto de los Derechos
Humanos y la no intervención en los asuntos de otros
Estados.
Ceden ante los beneficios tentativos ofrecidos por las
dos súper potencias y se someten a ellas, aceptando apoyo militar en gran escala y sacando provecho de las controversias entre Moscú y Washington. Guerras entre países no alineados son comunes – entre India y Pakistán,
Somalia y Etiopía o Uganda y Tanzania. Egoísmo nacional y la aspiración de querer ser gran potencia evitan que
los países “no alienados” consigan ser representantes de
un “tercer camino”.
El Presidente Nasser es ovacionado en El Cairo tras la nacionalización del Canal de
Suez el 28 de julio de 1956. La intervención de tropas británicas, francesas e israelíes
es suspendida bajo la presión de los Estados Unidos y la Unión Soviética.
Foto: picture alliance / AP Images
Foto: picture alliance / United Archives
Las colonias después de la Segunda Guerra Mundial 1945.
Gráfica informativa: picture alliance / dpa-Infografik
Al margen de una re­
unión de Naciones Uni­
das en Nueva York en
1960, el jefe soviético
del Estado y del partido,
­Chruschtschow, intenta
simpatizar con los pre­
sidentes Gamal Abdel
Nasser y Josip Broz Tito.
Diez años atrás, este últi­
mo aún había sido difa­
mado como fascista por
la Unión Soviética.
Foto: picture alliance / AP Photo / Anthony Camerano
En 1959 Tíbet se rebela contra China que llevaba
ocupando el país desde 1950. Tras la represión de
las protestas y la huida del Dalai Lama a la India,
un intérprete proclama en Lhasa la decisión de
Pekín de nombrar un nuevo gobierno.
Boy Scouts nigerianos posan el 30 de septiembre
de 1960 ante un monumento a la independencia
en la capital Lagos, Nigeria, un día antes de
que se llegase a proclamar la independencia de
la ­colonia británica.
Foto: picture alliance / dpa
Foto: picture alliance / dpa
El 28 de octubre de 1971, el presidente ­estadounidense
Richard Nixon recibe al jefe de Estado y partido
de ­Yugoslavia Tito ante la Casa Blanca en Washington.
Foto: White House Photo Office / Robert L. Knudsen
VIDEO
Discurso de ­in­auguración del
presidente Sukarno
en la Conferen­
cia de Bandungg
­Con­ference, 1955,
Indonesia, 2:22 min.
Fuente: Timescape Indonesia /
www.youtube.com
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
IX
Leipziger Straße en Berlín del Este. Un
levantamiento popular nacido de protes­
tas sociales es sofocado el 17 de junio de
1953 con tanques de guerra soviéticos en
la RDA.
Foto: picture alliance / akg-images
Limitación, liberación y bloqueo
Entre 1953 y 1956, muchos se rebelan contra el dominio
comunista en Europa Central del Este. Manifestaciones sociales se caracterizan por una fuerte demanda de democracia y autodeterminación. En los casos en que los gobiernos
locales no son capaces de controlar esta situación por si solos, intervienen tanques soviéticos – en el año 1953 en la
RDA y en 1956 en Hungría, donde el nuevo gobierno recién nombrado pide ayuda al Oeste en vano. Las potencias
del mundo occidental que siempre habían proclamado un
“Roll Back” del comunismo, temen demasiado el estallido
de una guerra nuclear. A partir de ahora, en Europa solamente se habla ya de una “merma” del alcance del poder soviético. Detrás de la “Cortina de Hierro”, la URSS tiene ma-
no libre, quedando excluido únicamente Berlín del Oeste.
Cuando los intentos de Moscú de expulsar a las potencias
occidentales de ahí fracasan, la parte occidental de Berlín es
amurallada en agosto de 1961 por la RDA. Con esta medida
también se consigue poner freno a las migraciones masivas
de la RDA hacia el Oeste. A causa de una controversia por
los derechos de acceso de los aliados a Berlín del Este, estalla una prueba de fuerzas en octubre de 1961: En el Paso
fronterizo Checkpoint Charly, tanques soviéticos y estadounidenses se apuntan con armas cargadas durante dos
días, hasta que Nikita Kruschev y John F. Kennedy consiguen calmar la situación. Después de este conflicto, las fronteras de la Guerra Fría quedan fijadas – por el momento.
Colecta de fondos anóni­
mos iniciada por Radio
Free Europe, emitida en
el bloque del Este y com­
prometida con la lucha
contra el comunismo.
Facsímile: picture alliance / the Advertising Archives
VIDEO
Tragedia húngara
(1956), 3:29 min.
Fuente:
British Pathé / www.youtube.com
Un convoy de ayuda de la
Cruz Roja en su camino
de Bonn a Hungría el 29
de octubre de 1956. Una
intervención militar para
reprimir el comunismo
en la Europa Central del
Este nunca fue opción
sería, pese a las sugeren­
cias de la propaganda
occidental de la época.
Foto: picture alliance / AP Photo
En noviembre de 1956, tanques de guerra soviéticos reprimen
violentamente un levantamiento popular en Hungría contra la
hegemonía de Moscú. Pequeñas emisoras de radio aficionadas
piden la ayuda del mundo occidental anteriormente prometida
por la emisora Radio Free Europe sin éxito.
Nikita Kruschev y Walter Ulbricht quieren impedir
la huida masiva de la RDA. Así es como interpreta
el caricaturista Peter Leger en 1958 el Ultimátum
soviético de Berlín.
Foto sin datar de Budapest: picture alliance / akg-images
Caricatura: Peter Leger (artista), Haus der Geschichte, Bonn
Las potencias occiden­
tales ven la construc­
ción del muro como
decisión soberana de la
Unión Soviética. Cuan­
do el acceso a Berlín
del Este es cuestiona­
do, llega a estallar una
confrontación entre
las super­potencias en
el Check­point ­Charlie
de Berlín a finales de
octubre de 1961.
Foto: picture alliance / dpa
Frentes endurecidos en la reunión cumbre entre el presidente
Kennedy (dcha.) y el jefe de Estado y partido Nikita Kruschev
el 3 de junio de 1961 en Viena. Ambas partes se acusan como
belicistas, Kennedy pronostica un “invierno frío”.
Una foto tomada en otoño de 1961 muestra cómo Berlín Occidental es cada
vez más aislado de Alemania del Este de forma hermética a causa del Muro de
Berlín cuya construcción se había iniciado el 13 de agosto 1961 por encargo
del régimen del Partido Socialista Unificado (SED) de la RDA.
Foto: picture alliance / Votava Intern Pressebildagentur
Foto: BArch, B 145 Bild-P061246 / N. N.
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
X
El 1 de noviembre de 1961, alrededor de
50.000 mujeres y madres salen a las calles
en 60 diferentes ciudades de los Estados
Unidos a raíz de la iniciativa “Women
Strike for Peace“. Protestan contra los
ensayos nucleares del Este y el Oeste –
como aquí ante la Comisión de energía
atómica americana en Nueva York.
Foto: picture alliance / AP Photo
Protesta y resistencia
Durante los años 1950, se forma una resistencia contra la política de confrontación y la carrera armamentística nuclear de ambos bloques. Científicos e intelectuales renombrados como Bertrand Russell o Albert
Einstein apoyan un llamamiento contra armas nucleares
y en Alemania occidental el movimiento “lucha contra
la muerte nuclear” consigue impedir un rearme nuclear
de la Bundeswehr – las Fuerzas Armadas de Alemania.
En Estados Unidos y Gran Bretaña, decenas de miles
de personas piden la prohibición de pruebas nucleares,
sospechando que estas pruebas eran la causa de contaminaciones extremas del medio ambiente con material
físico radioactivo – sospecha que resultó ser cierta – co-
El 9 de julio de 1955, Bertand Russell presenta un manifiesto
firmado por varios científicos renombrados – entre ellos Albert
Einstein- durante una rueda de prensa en Londres. El mani­
fiesto, que recibe mucha atención pública, reclama el desarme
nuclear de todas las potencias.
Foto: picture alliance / UPI
mo luego se comprobó con la detección de estroncio-90
en leche materna. También un científico soviético pronuncia por primera vez serias dudas contra la continuación de la política actual en un pequeño círculo: Andrei
Sacharow. Tras años de divergencias se puede llegar a
un compromiso, los Estados Unidos, Gran Bretaña y la
Unión Soviética ratifican en octubre de 1963 el “Tratado
limitado de prohibición de pruebas nucleares”, comprometiéndose para el futuro a desistir de ensayos nucleares en la atmósfera, en el espacio exterior y bajo el agua.
Dado que experimentos subterráneos siguen estando
permitidos, la carrera armamentística sigue. Igual que
las acciones de sus opositores.
Desde 1945 se publica la revista “Bulletin of the
Atomic Scientist”, con la imagen de un simbólico
­reloj del apocalipsis nuclear en su portada. La
revista pretende demostrar al público el riesgo
inminente del estallido de una guerra atómica.
Miembros de la iniciativa “Lucha contra la muerte nuclear” y
un grupo de objetores de conciencia protestan el 27 de febrero
de 1958 en Frankfurt/M. contra el armamento nuclear de la
“Bundes­wehr”.
VIDEO
El tratado para la
prohibición de en­
sayos nucleares en la
atmósfera, en el es­
pacio exterior y bajo
el agua, ­ratificado
en Moscú, Rusia
(1963), 1:33 min.
Fuente: British Pathé / www.youtube.com
Los físicos nucleares Igor Kurtschatow (dcha.) y
Andrei Sacharow en agosto de 1958 en Moscú. En un
encuentro con Chruschtschow de 1961, el luego disi­
dente Sacharow se opone al ensayo programado de
una bomba de hidrógeno de 100 megatoneladas, cuya
potencia finalmente es reducida a la mitad.
Foto: Archive Sakharov (Moscow) / Dmitry Pereverzev
Foto: picture alliance / dpa / Richard Koll
Facsímile: Bulletin of the Atomic Scientists
Madres británicas marchan a la Embajada soviética en Londres
el 5 de noviembre de 1961 en protesta contra la detonación de
la llamada “bomba del Zar” que se había realizado unos días
antes, el 30 de octubre’ y la cual con sus 50 megatoneladas había
sido la bomba de hidrógeno más potente jamás probada en ese
­momento.
El presidente estadounidense Kennedy firma el “Tratado de prohibición parcial de ensayos
nucleares limitado” el 7 de octubre de 1963 en la Casa Blanca en Washington.
Gráfico informativo sobre el número de pruebas nucleares realizadas entre
1945 y 2013.
Foto: picture alliance / dpa
Foto: The John F. Kennedy Presidential Library and Museum, Boston / Robert L. Knudsen
Gráfica informativa: statista.com / SIPRI
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XI
Estas tomas aéreas son parte de los
archivos con los cuales se informó al
Presidente Kennedy el 16 de octubre
de 1962 sobre la instalación de
misiles nucleares soviéticos en Cuba.
Foto: John F. Kennedy Presidential Library and Museum,
Boston
En vísperas de la Guerra nuclear
Del 14 al 28 de octubre de 1962, se produce la confrontación más peligrosa durante la Guerra Fría. Los Estados
Unidos descubres rampas de lanzamiento para 36 misiles
nucleares de alcance intermedio en Cuba. Moscú quiere
demostrar su posición como potencia mundial y señalar a
los Estados Unidos los alcances de su poder. Washington
no habla de una nueva forma de amenaza, ni considera que
su superioridad militar esté en cuestión. No obstante, la
instalación de misiles ante las puertas de su territorio es
políticamente inaceptable. El presidente John F. Kennedy
impone el bloqueo naval, declara la alerta máxima para las
fuerzas aéreas y ordena la formación de una fuerza de inva-
sión de 120.000 soldados en Florida. Más riesgosas incluso son las actividades detrás de las espaldas de los actores
principales: Cruceros estadounidenses persiguen a la flota
roja, oficiales soviéticos ordenan el disparo de un explorador encima de Cuba, y aviones de combate americanos invaden territorio aéreo soviético. Cuando Fidel Castro pide
un primer golpe nuclear contra los Estados Unidos, Nikita
Kruschev usa el freno de emergencia. La crisis termina con
el retiro de misiles nucleares de Cuba, no poniendo fin a
la Guerra Fría en sí, que es alimentado y acelerado por los
acontecimientos: Para igualarse a los Estados Unidos, el
Kremlin dispone el aumento masivo de todo tipo de armas.
VIDEO
Crisis de los Misiles
en Cuba (1962),
2:39 min. Fuente:
British Pathé / www.youtube.com
Soldados cubanos celebran su vic­
toria sobre cubanos exiliados que
intentaron invadir Cuba – un inten­
to iniciado y guiada por la CIA, que
comenzó en la Bahía de Cochinos
a mitades de abril 1961 y fracasó
desastrosamente pocos días después.
Foto: picture alliance / AP Photo / Miguel Vinas
Desde septiembre de 1962, los servicios secretos estadouni­
denses habían observado movimientos sospechosos de embar­
caciones en el Caribe, entre ellos los del tanque “Poltava”, que
transportaba armamento soviético a Cuba.
El Jefe de Estado Fidel Castro, el
Ministro de Industria, Ernesto
“Che” Guevara y su visita de la
Unión Soviética, el Vicepresiden­
te del Consejo de Comisarios del
­Pueblo, Anastas Mikoyan, el 4 de
­febrero de 1960 en La Habana,
Cuba.
Foto: picture alliance / dpa
Foto: John F. Kennedy Presidential Library and Museum, Boston
El 25 de octubre de 1962, el Embajador Estadouni­
dense Adlai E. Stevenson del Consejo de la Naciones
Unidas en Nueva York presenta pruebas basadas en
tomas fotográficas del despliegue de misiles soviéticos
de medio alcance en Cuba
El Presidente de los Estados Unidos Kennedy declara el
bloqueo naval de Cuba el 22 de octubre de 1962. Posterior­
mente, destructores americanos inician la caza de subma­
rinos soviéticos y obligan a algunos a subir a la superficie.
Helicópteros navales americanos acompañan las acciones.
Foto: UN Photo / 77286
Foto, sin fecha: picture alliance / akg-images
Como consecuencia de la Crisis en Cuba se instaló
un teletipo de producción soviética como línea de
comunicación directa entre el Pentágono y Moscú
a finales de agosto de 1963.
Foto: picture alliance / dpa / Sachs-Schulmann
El 28 de octubre de 1962, Moscú promete retirar los misiles
soviéticos de Cuba, mientras que Estados Unidos declara
abstenerse de una invasión a Cuba. En negociaciones secre­
tas, Kennedy propone el retiro de los misiles estadouniden­
ses de Turquía.
Foto no datada de un misil Júpiter estadounidense en Turquía: Still Pictures Division,
National ­Archives / Philip Nash, Pennsylvania State University
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XII
Helicópteros estadounidenses cubren a
soldados vietnamitas del sur en marzo de
1965. A partir de la primavera de 1965,
los Estados Unidos envían cada vez más
tropas terrestres a Vietnam.
Foto: picture alliance / AP Photo / Horst Faas
El trauma de Vietnam
Desde los inicios del año 1960, las luchas entre el Este y
el Oeste por supremacía e influencias son llevadas a cabo sobre todo en el Tercer Mundo. En comparación a la
Europa políticamente congelada, aquí es posible de ganar
nuevos socios y la explotación de nuevos recursos. Un foco de atención especial constituye Vietnam. Que Francia
tuvo que abandonar el país en 1954 tras una derrota desastrosa, no se toma muy en serio en Washington. Tropas
americanas de una fuerza de 550,000 soldados en el año
1968, luchan junto a sus aliados de Vietnam del Sur en la
guerra caliente más larga durante la Guerra Fría – contra
guerrilleros y tropas regulares de Vietnam del Norte, apo-
Tropas de Vietnam del Norte en el “Camino HoChi-­Minh”, una red de calles y caminos de cientos de
kilómetros, usada para el transporte de tropas y equi­
pos del Norte de Vietnam al Sur desde los años 50.
Foto, sin fecha: picture alliance / dpa
yados ampliamente por la URSS y China. Sobre Vietnam
son lanzadas más bombas que en todos los territorios de
la Segunda Guerra Mundial en conjunto, mueren aproximadamente dos millones de vietnamitas – junto con
Corea el número más alto de víctimas mortales. Incluso
una expansión de la guerra a Laos y Camboya no puede impedir la derrota de los Estados Unidos. En 1975
Vietnam es reunificado bajo un régimen comunista.
La guerra divide a América y provoca una controversia
agria que dura hasta el día de hoy. Los Estados Unidos
pierden prestigio e influencia a nivel mundial, especialmente entre las nuevas generaciones de jóvenes.
El 16 de marzo de 1968 sol­
dados Americanos asesinan a
más de 500 civiles en el pueblo
Mỹ Lai en Vietnam del Sur.
La foto muestra a un GI de la
“Task Force Barker” al incen­
diar el pueblo.
VIDEO
Manifestaciones en
Londres por la situa­
ción en el Vietnam
(1968), 1:44 min.
Fuente:
War Archives / British Pathé /
www.youtube.com
Niños aterrorizados huyen de su pueblo, después de un ataque de Na­
palm el 8 de junio de 1972. La imagen, por la que el fotógrafo AP de
Vietnam del Sur Nick Út recibió el Premio Pulitzer, intensifica el deba­
te sobre la Guerra del Vietnam a nivel mundial.
En manifestaciones de protesta ante el Monu­
mento a Lincoln en Washington, D. C., miles de
manifestantes exigen la retirada de los Estados
Unidos de Vietnam el 21 de octubre de 1967.
Foto: picture alliance / AP Photo / Nick Út
Foto: picture alliance / dpa
El 28 y 29 de abril de
1975, tropas ameri­
canas evacuan a apro­
ximadamente 1.300
americanos y 5.500
Vietnamitas del Sur
de Saigón. Es la ope­
ración en helicóptero
más grande jamás
vista. El 1 de mayo de
1975, Saigón es ocupa­
da por el Viet Cong y
tropas de Vietnam del
Norte sin resistencia.
Se termina la Guerra
de Vietnam.
Foto: Peers Inquiry – Open Inventory / Ronald
L. Haeberle, National Archives, College Park
Foto: picture alliance / dpa
El escritor Peter Weiss da un discurso en el “Congreso de Vietnam” organizado
por la Unión Socialista Alemana de Estudiantes (SDS) en Berlin del Oeste el 17
de febrero de 1968. 5.000 personas de 14 paises diferentes asisten al evento.
Foto: BStA / Klaus Mehner
La caída de Saigón y la reunificación
de Vietnam del Sur con el Norte co­
munista, significa un desastre para la
política exterior de los Estados Uni­
dos. “¿Ya no son fiables los Estados
Unidos?”, pregunta la revista alemana
de noticias “Der Spiegel” en mayo
1975.
Facsímile: Der Spiegel 19/1975
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XIII
A inicios de los 70, la Guerra de Vietnam
comienza a involucrar también a Laos y
Cambocha. En 1975 Cambocha cae en
manos de Vietnam del Norte con el apo­
yo de los Jemeres Rojos. Poco antes de
la derrota de la capital Phnom Penh, el
Gobierno envía incluso a niños a comba­
tir en el frente.
Foto: BStA / Harald Schmitt
El Tercer Mundo como campo de batalla
Después de 1945, probablemente 22 millones de personas mueren en aproximadamente 150 guerras combatidas en el Tercer Mundo. Este balance no solo es el resultado de las rivalidades entre las súper potencias: Se
trata de la consecuencia de luchas regionales por el poder, guerras civiles y conflictos inter tribales – o bien, de
la lucha por la liberación del dominio colonial. Mientras
tanto, el Este como el Oeste intervienen en la mayoría de
los casos tomando una posición política, apoyando a sus
favorecidos con dinero y armas, enviando a consultores
militares, mercenarios y a veces incluso a las propias tropas. Conflictos locales son intensificados y prolongados
de forma artificial, solo porque ambos bloques quieren
En 1967 la provincia de Biafra, Nigeria, rica en yacimien­
tos de petróleo, declara su independencia. Sigue una
­guerra civil alimentada con armas provenientes so­
bre todo de Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión
­Soviética. Hasta el final de la guerra, alrededor de dos
millones de personas mueren de hambre en Biafra.
Secuelas causadas a largo plazo por un agente químico llamado Agent
Orange aplicado por los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam
para la destrucción de la vegetación. Hasta hoy, alrededor de un
millón de vietnamitas siguen sufriendo las consecuencias de este
veneno para plantas rico en dioxina.
Foto: BStA / Harald Schmitt
Foto, sin fecha: picture alliance / dpa
Un joven iraní posa con una ametralladora delante de prisioneros de guerra en
abril 1982. Del 1980 hasta el 1988, Irán e Irak se encuentran en una guerra de
grandes pérdidas, llevada a cabo con armas suministradas tanto por parte del
mundo occidental como del oriental.
Foto: picture alliance / dpa
establecer su modelo político, económico y militar en
el Tercer Mundo. Estos esfuerzos de las superpotencias
crean posibilidades sin precedentes e inesperadas para
los países beneficiados. Solamente la amenaza de cambiar de bando es capaz de mantenerse fiel a la potencia
protectora y elevar el precio de la guerra.
El legado de las guerras calientes durante la época de
la Guerra Fría repercutirá durante un tiempo indefinido: contaminantes medioambientales y daños genéticos
hereditarios (Vietnam), minas terrestres ocultadas en
extensos territorios (Angola), pérdida de poblaciones
(Cambocha, Nicaragua, El Salvador, Guatemala) o radicalización política (Afganistán).
Hasta el día de hoy, pocas son las guerras en el
­Tercer Mundo, en las que no se utilicen minas terres­
tres en gran cantidad, ocasionando un número de
víctimas especialmente alto entre civiles.
Gráfica informativa: picture alliance / dpa-Infografik
Entre 1980 y 2000, el Perú es asolado por una guerra civil. La foto del 11 de
septiembre de 1986 muestra 18 cadáveres de campesinos asesinados por el
movimiento clandestino maoísta “Sendero Luminoso”.
Foto: picture alliance / dpa
VIDEO
La sombra os­
cura del Agente
Naranja / Retro
­Report / The
New York Times,
10:20 min.
Fuente: The New York Times / www.youtube.com
En 1977 comienza la guerra entre Etiopía y Soma­
lia por la región Ogaden. Somalia rompe con su
antigua potencia protectora, la Unión Soviética, y
recibe armas de Estados Unidos y China. En 1978,
Etiopia, con un apoyo significativo de Moscú, obtie­
ne la victoria. La foto sin fecha muestra a soldados
de Somalia.
Foto: picture alliance / dpa
Un soldado de Angola, con una Kaláshnikov, frente a misiles tierra-aire soviéticos en
Cuito Cuanavale. En los años 80, el tercio del total de las importaciones de armas a
nivel mundial es realizado por el Tercer Mundo, con un gasto de 35 mil millones de
dólares por año.
Foto, Februar 1988: picture alliance / dpa / AFP
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XIV
La leyenda de esta imagen publicada en
Moscú el 12 de marzo de 1969 dice lite­
ralmente: “Soldados de frontera soviéti­
cos (con abrigos claros) en reyertas con
provocadores e intrusos chinos rojos en
la frontera entre China y la Unión Sovié­
tica en el Extremo Oriente”.
Foto: picture alliance / dpa / UPI
Pekín versus Moscú
Combates entre tropas chinas y rusas en el río fronterizo
Ussuri ocasionan varias víctimas mortales a inicios de
marzo de 1969 – el punto álgido de un conflicto que tiene sus inicios en los años 1950. Fondo del conflicto es
el desacuerdo sobre la interpretación ideológica. Desde
Cuba hasta Albania, ambos lados compiten por aliados y
zonas de influencia. Cuando la R. P. China inicia la construcción de sus propias armas nucleares, manteniendo la
tesis de tener que llevar una guerra inevitable contra el
“imperialismo occidental”, Moscú retira a sus cooperantes y consejeros militares en 1960. Posteriormente, se
despliega una guerra propagandística cargada de ataques
y abusos verbales. En 1966, los partidos comunistas de
Con motivo de la celebración del décimo aniversario de la República
Popular China, Nikita Kruschev visita Pekín en octubre de 1959. Por
esas fechas, las relaciones entre los dos estados comunistas ya se esta­
ban deteriorando.
Foto: picture alliance / Russian pictures
ambos países rompen sus relaciones, la “Guardía Roja”
comienza el asedio de la Embajada soviética en Pekín.
Tras los acontecimientos en el rio Ussuri, muchos observadores internacionales predicen una guerra entre los
dos rivales en un futuro próximo. Efectivamente, Moscú
considera la posibilidad de realizar un ataque preventivo contra las instalaciones nucleares chinas. Pekín por su
lado, intenta un acercamiento con los Estados Unidos.
Con éxito, ya que los Estados Unidos también intentan
mejorar su posición frente a la URSS con la jugada de
esta “carta china”. Este congelamiento de las relaciones
entre la URSS y China no finaliza hasta finales de la década de los 1980.
Decenas de miles de personas marchan con banderas rojas por Pekín el
28 de octubre de 1966 después de haberse publicado el éxito de un ensa­
yo nuclear.
“¿Guerra entre Rusia y China?” pre­
gunta la revista noticiera alemana
“Der Spiegel” a inicios de febrero de
1970 en su portada.
Facsímile: Der Spiegel 6 / 1970
VIDEO
Ruptura entre
­China y la URSS,
7:59 min.
Fuente: International School
History / www.youtube.com
La China de Mao y su doctrina también encuentran
seguidores entre la Nueva Izquierda del mundo
occidental. Esta imagen muestra a “Maoistas” de
Berlín Occidental protestando contra la Guerra de
Vietnam en 1968.
Foto: Peter Probst / Süddeutsche Zeitung Photo
Foto: picture alliance / dpa
El tratado de paz y
amistad entre China y
Japón de 1978 debilita
la posición de la URSS
en Asia Oriental. “El
peligro amarillo. Mos­
cú se siente atenazada”.
Título del “Spiegel” en
su edición 45/1978.
El conflicto entre China y la Unión Soviética facilitó el camino para un acercamiento entre
China y los Estados Unidos. En febrero de 1972 Richard Nixon es el primer presidente esta­
dounidense que visita Pekín. La imagen muestra a Nixon en la Muralla China.
El jefe de Estado Soviético, Mijaíl Gorbachov (iz.) con el Primer Ministro de
China, Deng Xiaoping (ctro.) el 16 de mayo de 1989 en Pekín. Es la primera
visita oficial de Moscú en 30 años.
Foto: picture alliance / dpa
Foto: picture alliance / dpa / AFP
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XV
La foto premiada como World Press
Photo 1973 muestra al presidente chile­
no Salvador Allende el 11 de septiembre
de 1973, el día del golpe de Estado mili­
tar, frente a su residencia oficial.
Foto: picture alliance / UPI New York Times
La guerra encubierta
El método de la “guerra encubierta” tuvo un rol clave durante toda la época de la Guerra Fría. Se entiende como
el desestabilizar de la zona de influencia del adverso, protegiendo a su vez la propia área de poder contra infiltraciones: Mediante instrumentos económicos y servicios
secretos, con campañas ideológicas y con mercenarios. A
su vez, tanto el Este como el Oeste no quieren dar la cara
como responsables. Principales escenarios de la guerra
son África así como América Central y Latinoamérica. En
Guatemala, la CIA hace posible un golpe de Estado militar contra el gobierno de Jacobo Arbenz en 1954, mientras que en Chile el Presidente socialista Salvador Allende
es asesinado con el apoyo de los Estados Unidos durante
un golpe de Estado en 1973. En Cuba, Washington intenta forzar un cambio de régimen. Desde los años 1970,
la URSS y sus aliados intensifican sus operaciones encubiertas en Angola, Guinea-Bissau y Mozambique: Igual
que en otros países, el apoyo preferente consiste en la
formación de militares, policías y guerrilleros, así como
la facilitación de armas y conspiraciones para asesinatos
planeados. Un esfuerzo especialmente elevado es realizado por Cuba – mayormente incluso sin consultar previamente con el gobierno en Moscú. Para evitar un mayor avance solitario de La Habana, los Estados Unidos
instalan en la fase tardía de la Guerra Fría un frente secreto en Nicaragua y El Salvador.
Entre 1974 y 1991 en ­Etiopia
gobierna una dictadura socia­
lista militar alimentada por
la URSS. La foto muestra la
Plaza de la Revolución en la
capital Addis Abeba, el 24 de
junio de 1977, un día antes
de un encuentro masivo en el
lugar.
VIDEO
Un POW cubano
es capturado cerca
de Harar duran­
te la guerra entre
­Somalia y Etiopia
en 1977, 1:38 min.
Fuente: Mohammed Ibrahim
Shire / Jaallesiyaad.com / www.youtube.com
Una caricatura del dibu­
jante de la RDA Louis
Rauwolf denuncia las acti­
vidades del Servicio Secre­
to estadounidense, la CIA,
en Suramérica en 1978.
Facsímile: Louis Rauwolf (artista), Zeitgeschichtliches Forum, Leipzig,
Haus der Geschichte, Bonn
Foto: picture alliance / AP Images / Richard Tompkins
Soldados cubanos en Angola, 1976. Entre 1961 y 2002, el
Estado en el suroeste de África es asolado por una guerra civil
que derivaría en una guerra subsidiaria para el conflicto entre
Occidente y Oriente.
Foto: picture alliance / AP Images
El 3 de noviembre de 1980, el periódico “taz – die
tageszeitung” publica la iniciativa para recaudar fon­
dos llamada “Armas para El Salvador”. Hasta 1992,
4,7 millones de marcos alemanes son invertidos en la
lucha de la oposición contra el gobierno violento de la
junta militar de este país de Centroamérica.
Facsímile: taz, die Tageszeitung
Ronald Reagan muestra a las cámaras una camiseta que dice “Paro al
­comunismo en Centro América”, el 7 de marzo de 1986. En otoño de ese
mismo año corre la noticia que la CIA había estado financiando a los
Contras anticomunistas en Nicaragua mediante ventas de armas al Irán.
Foto: picture alliance / DON RYPKA
Consejeros militares soviéticos en Angola, 1983.
Foto: wikipedia / defenseimagery / VIRIN: DN-SN-83-07157
En octubre de 1986, un avión de carga es derriba­
do por militares nicaragüenses. El piloto, Eugene
Hasenfus, puede salvarse gracias a un paracaídas y
es arrestado. En los restos del avión frente al cual es
fotografiado el ciudadano americano, se encuentran
armas y documentos de la CIA.
Foto: picture alliance / AP Photo / Chris Vail
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XVI
Un momento de gran importancia para
la política de distensión: La conferencia
CSCE en Helsinki. En la foto del 30 de
julio de 1975 aparecen de izquierda a de­
recha el canciller de Alemania Occiden­
tal, Helmut Schmidt, el jefe de Estado de
la RDA, Erich Honecker, el presidente
de los Estados Unidos, Gerald Ford y el
canciller de Austria, Bruno Kreisky.
Foto: picture alliance / akg-images
La política de distensión
A la vista de la construcción del muro en Berlín, la crisis
de Cuba y la guerra de Vietnam, cada vez son más los que
buscan salir de una confrontación de los bloques. Entre
los años 1969 y 1973, el gobierno de Willy Brandt logra
implementar un cambio del rumbo político. Línea clave
de su política era el “cambio a través del acercamiento”. En
los “Tratados del Este” celebrados con la URSS, Polonia,
la CSSR y la RDA, todas las partes se comprometen a
respetar las fronteras y abstenerse de reivindicaciones territoriales y de aplicar violencia. Se conviene hacer más
permeable la cortina de hierro mediante acuerdos comerciales, mejorando las facilidades para la salida del territorio así como las visitas. Al mismo tiempo, los Estados
Con la construcción del muro en 1961, la RDA se
convierte en una cárcel para la propia población.
La nueva política del Este del gobierno en Bonn
pretende mejorar las condiciones de vida de los
alemanes del este y contribuir a debilitar la firmeza
del muro. La foto muestra la frontera interalemana
cerca de Duderstadt en 1972.
Foto: BStA / Klaus Mehner
Unidos y la URSS acuerdan reducir la carrera armamentística; se establecen límites para el número de misiles
balísticos intercontinentales y sistemas de escudos antimisiles. Asimismo, se mejoran considerablemente las relaciones entre Washington y Pekín tras la primera visita de China por un presidente Estadounidense en 1972.
La “Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en
Europa” aúna los logros conseguidos en 1975 e incluye
además en su agenda la defensa de derechos humanos. Y
por último, los participantes de la CSCE convienen en
seguir con el diálogo entre los bloques para asegurar la
solución en crisis futuras.
Willy Brandt arrodillándose el 7 de diciembre de 1970 ante el
­mo­numento en memoria de las víctimas del levantamiento del ­gueto
de Varsovia. Este gesto de humildad del canciller de Alemania occi­
dental marcó un nuevo inicio de las relaciones germano-polacas.
Foto: picture alliance / AP Photo
El caricaturista Peter
Leger resalta con su
dibujo de 1975 que el
acta final de la CSCE
solo contiene declara­
ciones de intenciones,
pero que sigue per­
sistiendo el riesgo de
desatarse una guerra
nuclear.
VIDEO
El doblegamiento
de Varsovia, 1970,
3:20 min.
Fuente: Gedächtnis der Nation /
www.youtube.com
Alrededor de 20.000 personas protestan durante una
manifestación en Bonn iniciada por la Asociación Ale­
mana de Personas Desplazadas (BVD) el 7 de mayo de
1972 contra los Tratados del Este y el compromiso de
ambas partes de respetar las fronteras y abstenerse de
reivindicaciones territoriales.
Foto: picture alliance / dpa / Peter Popp
El dos de mayo de 1974 en Bonn y en Berlín del Este se
instalan “representaciones permanentes” de la RDA y
de la RFA, respectivamente. La foto muestra la residen­
cia de la representación de la RFA en la calle Hannover­
sche Straße en el distrito de Berlín del Este, Berlín-Mitte.
Foto del 24 de junio de 1974: picture alliance / dpa / Günter Bratke
Caricatura: Peter Leger (artista),
Haus der Geschichte, Bonn
El presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter (izq.) y el jefe
de Estado soviético, Leonid Brézhnev, tras firmar el acuerdo SALT
II el 18 de junio de 1979 en Viena. En el tratado se acordó limitar el
­número de misiles nucleares estratégicos en el Este y el Oeste.
Foto: picture alliance / dpa
Oficiales de la Bundeswehr participan como observadores en una
­maniobra de las tropas militares de la RDA en abril de 1987. La obser­
vación mutua de maniobras militares era parte del acuerdo de la CSCE
para el fomento de confianza entre las partes.
Foto: BStA / Klaus Mehner
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XVII
Trabajadores llevan a hombros al líder
de las huelgas, Lech Wałęsa, hasta el
astillero de Lenin en Danzig (Gdansk),
30 de agosto de 1980.
Foto: BStA / Harald Schmitt
Camino a la autodeterminación
Gracias a la política de distensión se abren las puertas para la oposición política en el bloque del Este – pese a los
rígidos controles y la vigilancia así como la intimidación
por parte de la policía y los servicios secretos. Haciendo
referencia al Acta Final del CSCE, cientos de opositores
firman la “Charta 77” en la CSSR. Es el nacimiento del
movimiento por los Derechos Civiles del mismo nombre abierto a todos los interesados con la finalidad de
intercambiarse con ONGs occidentales. También en la
RDA se forman grupos opositores comprometidos con
el desarme, la protección del medio ambiente, el Tercer
Mundo así como la libertad de expresión y los derechos
democráticos. En Polonia, se forma el sindicato indepen-
diente “Solidarnosc” como consecuencia de una huelga
en 1980, contando con 9 millones de asociados en cuestión de un año y que incluso logra obtener una autorización estatal.
Mientras tanto, en los Estados Unidos y en Europa
­Occi­dental aparece un nuevo tipo de activistas políticas
en los escenarios: Expertos para el desarme nuclear y de
derechos humanos. Lejos de la actividad política establecida trabajan en comités civiles o como consejeros de
iniciativas transnacionales de médicos y científicos. Así,
la política exterior y militar cada vez se convierte más en
un asunto tratado por sociedades civiles desde los años
1970.
VIDEO
Lucha por la libertad
de prensa en la RDA,
10:08 min.
Fuente: Peter Wensierski / www.youtube.com
En verano de 1978, representantes de la oposición polaca y che­
coslovaca se reúnen clandestinamente en los Montes Gigantes.
De izquierda a derecha: Marta Kubišová, Václav Havel, Adam
Michnik, Jacek Kuroń.
Jelena Bonner, esposa del
crítico del régimen soviético
Andrei Sacharow, recibe el
Premio Nobel de la Paz en
representación de su esposo,
el cual no había obtenido el
permiso para viajar, 10 de
diciembre de 1975 en Oslo.
El crítico al régimen de
Alemania Oriental,
­Rudolf Bahro, en una
rueda de prensa en Bonn
tras su llegada a la RFA
en octubre de 1979.
Por su libro “La alternati­
va”, el ex- miembro
del partido comunista
SED había sido arrestado
durante más de dos años
en la RDA.
Foto: picture alliance / CTK
Foto: picture alliance / dpa
Foto: picture alliance / dpa
Encuentro de lectura de críticos del ré­
gimen de Berlín del Este el 27 de junio
de 1981 en el jardín de Gerd Poppe en
Woltersdorf. También presente el famoso
disidente comunista Robert Havemann
(4to de la izq.).
Foto: Robert Havemann Gesellschaft / Gerd Poppe
El 31 de octubre de 1983 Erich Honecker recibe a una delegación del
partido de Los Verdes de Alemania Occidental que le entrega una foto de
la escultura “Transformar las espadas en arados”, símbolo del movimiento
pacifista independiente de la RDA. Entre los miembros de la delegación
se encuentran Petra Kelly, Gert Bastian, Antje Vollmer y Otto Schily.
Foto: BStA / Klaus Mehner
Miles de médicos participan en una manifestación siguiendo al llamamien­
to de la Asociación Médicos Internacionales por la Prevención de la Gue­
rra Atómica (IPPNW) a inicios de los años 80 en Bonn.
Foto, sin fecha: picture alliance / Klaus Rose
El Canciller Helmut Schmidt (izq.) re­
cibe al especialista en física nuclear Carl
­Friedrich von Weizsäcker el 27 de octubre
de 1981 en la Cancillería Federal, después
de que éste hubiera criticado enérgicamen­
te el reequipamiento de la OTAN.
Foto: BArch, B 145 Bild-00123791 / Engelbert Reineke
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XVIII
Muyahidines afganos posan sentados
en los restos de un helicóptero militar
soviético.
Foto, sin fecha [1980/81?]: picture alliance / AP Photo
Una nueva era glacial
A inicios de los 1980, las tensiones entre los bloques vuelven a crecer. La URSS ocupa Afganistán para la “pacificación” de su zona de influencia en Asia Central, mientras
que en Polonia se prohíbe el sindicato Solidarnosc y se
declara la ley marcial. Por no querer renunciar a la modernización de sus misiles de alcance medio de Moscú,
los Estados Unidos instalan cohetes Pershing II y misiles de crucero en Europa Occidental. Millones de personas protestan contra esta nueva carrera de armamentos.
Asimismo, el debate en los Estados Unidos sobre “guerras
nucleares vencibles”, “golpes de decapitación” contra el régimen soviético y armas basadas en el espacio desatan una
ola de indignación. El Kremlin se toma muy en serio estas nuevas agresivas amenazas americanas. Nerviosismo
adicional causan falsas alarmas informatizadas sobre ataques de misiles americanos a la URSS y ordenes simuladas para una intervención nuclear durante los ensayos de
la OTAN “Able Archer”. Estas maniobras ponen en máxima alerta a tropas en Europa oriental y misiles balísticos
intercontinentales soviéticos; mientras que en la RDA,
bombarderos nucleares esperan la orden de entrar en acción con su motor en marcha – lo que suena a una historia del ­capítulo más oscuro a inicios de la Guerra Fría, son
hechos que ocurrieron en noviembre de 1983.
VIDEO
Impresiones de
Afganistán después
de la invasión sovié­
tica 1979, 4:55 min.
Fuente: AP Archive /
www.youtube.com
En abril de 1980, la Sociedad
para Derechos Humanos en
Frankfurt / M. considera boico­
tear a los Juegos Olímpicos en
Moscú, exigido por los Estados
Unidos tras la invasión sovié­
tica en Afganistán. Solo pocos
estados europeos occidentales
siguen al llamado, entre ellos la
República Federal de Alemania.
Cartel: BArch, Plak 006-026-060 / N. N. / Blümlein, Frankfurt/M.
La policía polaca utiliza gases lacrimógenos para disolver una manifestación
del sindicato prohibido Solidarność el 31 de agosto de 1982 en Varsovia.
El 13 de diciembre de 1981 Erich Honecker se despide de Helmut Schmidt
en la estación de Güstrow con un caramelo. Pese a los acontecimientos en
Afganistán y el estado de guerra en Polonia, el Canciller de la RFA había
viajado a la RDA. Bonn y Berlín del Este quisieron contrarestar las tensiones
Este y Oeste.
Foto: picture alliance / Lehtikuva / Jorma Puusa
Foto: BStA / Harald Schmitt
Visión futurista del programa SDI, realizado por encargo del
Presidente estadounidense Reagan: un escudo antimisiles en el
espacio. El proyecto fomenta en Moscú el temor a una inferiori­
dad nuclear y a un primer ataque estadounidense en Moscú.
Dibujo, 1984: picture alliance / Everett Collection
Imagen sin fecha de un cohete Pershing II. Con la
instalación de estos misiles y los misiles de crucero
la OTAN reacciona ante la modernización de los
­cohetes de medio alcance del tipo SS-20 soviéticos.
Foto: picture alliance / dpa / UPI
Con la formación de una cadena humana
­entre las ciudades Stuttgart y Nuevo Ulm,
el Movimiento a la Paz de Alemania Occi­
dental protesta contra el reequipamiento de
la OTAN el 22 de octubre de 1983.
Foto: picture alliance / dpa / Karin Hill
El 26 de septiembre de 1983 se activa
una falsa alarma de un sistema soviético
de alerta rápida, indicando varios despe­
gues muy seguidos de misiles balísticos
intercontinentales americanos. El oficial
Stanislaw Petrow clasifica la alarma co­
rrectamente como error técnico, evi­
tando tal vez el estallido de una guerra
nuclear.
Foto, 2013: picture alliance / dpa-Zentralbild / Oliver Killig
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XIX
Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov
el 11 de octubre 1986 en Reykjavik,
Islanda. La cumbre fracasa pese a las
propuestas soviéticas de gran alcance en
cuanto a un desarme por la persistencia
del presidente americano en mantener
el programa SDI.
Foto: picture alliance / Martin Athenstädt​
Caminos para salir del círculo vicioso
La Unión Soviética está a punto de colapsar económicamente a inicios de los años 1980. Adicionalmente, el régimen político ha perdido toda su fuerza. Con la elección
de Mijaíl Gorbachov en marzo de 1985, la política soviética entra en un movimiento inesperado. Gorbachov
pide la “reestructuración” (Perestroika) y la “apertura”
(Glasnost), ofreciendo a los “Estados hermanos” la posibilidad de hacerse un camino propio al socialismo.
Asimismo, anuncia que está planeado el retiro de las tropas de Afganistán. Dando el primer paso hacia un desarme extensivo, asombra a los países occidentales. El presidente estadounidense, Ronald Reagan, que en 1984 aún
se había dirigido a la URSS como el “imperio del mal”,
muestra su disposición para negociar – también como
consecuencia del constante crecimiento del número de
opositores al armamiento en la facción conservadora. A
finales de 1987, los Estados Unidos y la URSS acuerdan
en el “Tratado INF” la destrucción de todo su arsenal
de misiles de alcance corto e intermedio y se comprometen a no construir nuevos misiles de este tipo. Es el
primer desarmamiento de armas nucleares desde 1945.
Mientras que las antiguas imágenes de enemigos pierden su intensidad, entre el mundo occidental y oriental
crece una nueva confianza tras años de endurecimiento.
VIDEO
Presidente Reagan:
Firmando el tratado
INF con el jefe de
Estado Gorbachov,
8 de diciembre 1987,
4:15 min.
Fuente: MCamericanpresident /
www.youtube.com
Todas las tardes una
gran parte de la po­
blación de la Alema­
nia Oriental “viaja”
al Oeste a través de la
televisión. Los ciudada­
nos de regiones donde
no se pueden recibir los
canales de ARD y ZDF,
construyen complica­
dos sistemas de antenas
tolerados por la SED,
como en la comuni­
dad de Choren, región
­Döbeln en los años 80.
Foto, 1985: BStA / Harald Schmitt
El Papa Juan Pablo II es recibido por una enorme muchedum­
bre en Katowice en junio de 1983. Es la segunda de tres visitas
a la República Popular de Polonia que alientan a la oposición
y demuestran el respaldo de la Iglesia Católica a la población.
Para mostrar su compromiso con la juventud, la organización juvenil estatal FDJ de la RDA
gasta sumas inmensas para contratar a estrellas internacionales en los años 1980. El 19 de julio
de 1988, decenas de miles de personas acompañan a Bruce Springsteen cantando “Born in the
USA” en un concierto.
Foto: picture alliance / dpa
Foto: BStA / Klaus Mehner
Un convoy de tanques soviéticos se retira de Afganistán en mayo de 1988.
Hasta febrero de 1989, todas las tropas soviéticas abandonan el país.
Foto: picture alliance / dpa / AFP
El físico nuclear y disidente ruso Andrei Sájarov se dirige
al primer Congreso de los Diputados del Pueblo el 28 de
mayo de 1989, Congreso recién creado en 1988 y órgano
legislativo más importante de la Unión Soviética hasta su
disolución. En el fondo de la imagen aparece Mijaíl Gor­
bachov
Con ocasión de una visita estatal a la RFA, Mijaíl Gor­
bachov es recibido con entusiasmo por trabajadores de
acero el 15 de junio de 1989 en la ciudad de Dortmund.
La creciente confianza en la política del jefe de Estado
soviético en el mundo occidental, promueve la superación
del conflicto entre Este y Oeste.
El 1 de septiembre de 1988, los primeros
cohetes Pershing II son retirados en Heil­
bronn, Alemania Occidental. En diciembre
de 1987, las superpotencias habían acorda­
do ratificar el desarme total de sus misiles
de medio alcance en el Tratado INF.
Foto: picture-alliance / RIA Nowosti / Sergey Subbotin
Foto: BArch, B 145 Bild-00056587 / Arne Schambeck
Foto: picture alliance / dpa
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XX
El 27 de junio de 1989, los Ministros de
Asuntos Exteriores de Austria y Hungría,
Alois Mock y Gyula Horn, cortan simbó­
licamente el Cordón de Acero entre sus
Estados.
Foto: picture alliance / AP Photo
¿El final de la ­historia?
El dos de mayo de 1989, Hungría decide retirar sus instalaciones fronterizas en el oeste del país – un acto simbólico e inicio de un movimiento cuyo dramatismo y
velocidad abrumadora nadie se esperaba. Es especialmente asombroso que estos cambios revolucionarios
se realizan casi siempre de forma pacífica, así como en
Polonia y Hungría – cuyo empeño reformista supera incluso al de Gorbachov desde el 1988 – y en la RDA, pese a que los gobiernos consideran aplicar una “solución
china” – con relación a la supresión violenta de protestas como la de la plaza de Tiananmen a inicios de junio
de 1989 –, esta nunca se acaba de llevar a la práctica gra-
Una foto de las protestas masivas en la Plaza de Tiananmén en Pekín suprimi­
das violentamente entre el 3 y el 4 de junio de 1989.
Foto, sin fecha: BStA / Harald Schmitt
cias a la falta del respaldo por parte de Moscú y el aumento de las protestas masivas de día a día. Únicamente
en Rumania el ejército dispara a miles de manifestantes
antes del derrocamiento del antiguo régimen. Incluso
Mijaíl Gorbachov acude al apoyo militar para evitar la
disolución de la Unión Soviética en 1990: En Azerbaiyá,
Lituania y Letonia. Sin éxito. El 31 de diciembre de 1991
la Unión Soviética deja de existir, diez meses tras la disolución del Pacto de Varsovia. En muchos crece la esperanza del triunfo definitivo de la paz y el liberalismo –
un error, como lo muestra el gran número de conflictos
y guerras desde el 1991.
Llegada de Mijaíl Gorbachov a Berlín del Este el 6 de octubre de 1989
para participar en las celebraciones del 40º aniversario de la RDA.
Muchos posteriormente hacen referencia a este viaje de Gorbachov
con el dicho “La vida no espera a nadie.”
VIDEO
Estados Bálticos,
despierten, 1989,
3:06 min.
Fuente: Seltsimeheke / etv / www.youtube.com
Multitudes en la plaza de Karl Marx durante las manifestaciones de los lunes en Leipzig
el 16 de octubre de 1989.
Foto: picture alliance / dpa-Zentralbild
Foto: BArch, Bild 183-1989-1006-410 / adn-Zentralbild / Karl-Heinz Schindler
El 27 de marzo 1990, paracaidistas soviéticos aterrizaron
en el aeropuerto de Vilna. Lituania es el primer país en
declarar su independencia de la Unión Soviética el 11 de
marzo de 1990, aunque esta no se reconoce en Moscú.
El 23 de agosto de 1991 el jefe de Estado Mijaíl Gorba­
chov es desmontado ante las cámaras por el parlamento
ruso. El nuevo hombre fuerte es Borís Yeltsin (dcha.),
desde junio presidente de la República Socialista Federati­
va Soviética de Rusia y principal promovedor de la disolu­
ción de la antigua Unión Soviética.
Foto: picture alliance / dpa / AFP
Foto: BStA / Harald Schmitt
La desintegración de la Unión Soviética en 1991.
Gráfica informativa: picture alliance / dpa-Infografik
Ya en verano de 1989, el politólogo ame­
ricano Francis Fukuyama había pronos­
ticado el triunfo mundial y definitivo del
liberalismo, la democracia y la economía
de mercado. En 1992 se publica su con­
trovertido libro “El final de la historia”.
Portada: Kindler Verlag / Graupner + Partner, München
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XXI
El 29 de junio de 1990 la CSCE adopta
el “Documento final sobre la dimensión
humana de Copenhague”– documento
que llegaría a ser determinante para la
consolidación de los Derechos Humanos
en Europa.
Foto: OSCE / Curtis Budden
Herencia de la Guerra Fría
A partir del 1991, conflictos anteriormente congelados
vuelven a brotar, como en Yugoslavia o en el terreno de
la antigua URSS. Al mismo tiempo se forman nuevos focos de fuego – principalmente en el Oriente Próximo y
Oriente Medio así como en África. Al aferrarse a antiguas
estructuras y esferas de su poder, las grandes potencias bloquean una solución de conflicto cooperativo y no dejan
espacio para construir una nueva política de defensa. No
solo eso, sino que inclusive invierten miles de millones en
la modernización de su arsenal nuclear, socavando de esta
manera el objetivo de un mundo libre de armas nucleares.
Una de las herencias positivas de la Guerra Fría es la crea-
ción de instrumentos para la resolución política de conflictos – como por ejemplo la “Conferencia sobre Seguridad
y la Cooperación en Europa”, creada en 1971 durante la
era de la distensión, y su sucesor actual, la Organización
para la Seguridad y la Cooperación en Europa (“OSCE”).
Finalidad de la OSCE no es solo resolver conflictos, sino
también apoyar la implementación de instituciones democráticas y proteger los derechos humanos. Incluso en
Asia, esta forma de cooperación multilateral ha sido aceptada como modelo ejemplar, lo cual significa que existe
una posibilidad de superar las herencias de la Guerra Fría
– así no se trate de una garantía.
VIDEO
Detrás de la OSCE /
ODIHR Misión de
observación de elec­
ciones, 4:09 min.
Fuente: OSCE / www.youtube.com
Tomas de un monumen­
to conmemorativo en
­Nyamata, recordando el
genocidio de Ruanda de
1994. Seguidores de la
mayoría hutu asesinaron
en aquel año a aproximada­
mente un millón de tutsis.
Foto: wikipedia / Inisheer / CC BY-SA 2.5
Sarajevo, el 18 de diciembre de 1994. Habitantes huyen de
francotiradores. Tras la desintegración de Yugoslavia mueren
más de 100 mil de personas en una serie de guerras y guerras
civiles entre 1991 y 1999.
Foto: picture alliance / dpa
En julio de 2005, 610 víctimas de las masacres de Srebrenica
son sepultadas después de haberse realizado una exhumación
e identificación. En 1995, serbios de Bosnia habían asesinado
en el lugar a más de 8.000 musulmanes – en mayoría hombres
y niños – enterrando posteriormente los cuerpos en fosas
­comunes no señalizadas.
Foto: picture alliance / Vacca / Emblema
Mapa de los 57 miembros
de la OSCE así como los
11 Estados socios.
Imagen: wikipedia / Sven / CC BY 4.0,
Bearb. Atelier313
Un Convoy armado del
­movimiento terrorista
­Estado Islámico (ISIS)
en Irak.
Promover los Derechos Humanos es una de las tareas centrales
de la OSCE. En octubre de 2011, Colleen Rohan, defensora en
el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, publica
un libro para la formación continua de abogados defensores.
Foto: OSCE / Driton Paqarada
Un Graffitti pintado en el muro de una casa de Moscú muestra
la imagen de un misil balístico intercontinental ruso del tipo
Topol-M, junto a la bandera rusa y la consigna “soberanía”.
Foto vom 10. April 2015: picture alliance / dpa
Foto, publicada en enero de 2014:
picture alliance / AP Photo
La
a
r
r
e
u
G
a
í
r
F
XXII
El gran interés en la historia de la ­Guerra
Fría se refleja en el elevado número de
personas que vienen al antiguo paso
fronterizo Checkpoint Charly en Berlín
para visitar tanto la exposición al aire
­libre como la Black Box que se encuen­
tran hoy en día en el lugar.
Foto: picture alliance / dpa
Lugares conmemorativos
Hoy en día, la Guerra Fría se ha convertido en un recuerdo – recopilado en lugares en los que ocurrieron los hechos, en museos o en exposiciones. Las interpretaciones suelen ser tan variadas como los participantes en su
momento, reflejan puntos de vista nacionales u orientaciones políticas. En Vietnam, las memorias se enfocan
en los crímenes de guerra cometidos por las tropas estadounidenses. Corea del Sur mantiene desde los años
1950 una misma versión de narraciones sobre víctimas
inocentes por uno y heroica defensa por el otro lado –
mientras que en la Europa Central del Este las conmemoraciones describen los años después del 1945 sobre
todo como años de sumisión a la URSS. En los Estados
Unidos y en Gran Bretaña, la Guerra Fría es descrita ma-
Antigua torre de observación de las fuerzas armadas estadounidenses en la
frontera interalemana, ahora el Museo Point Alpha.
yoritariamente como una carrera por los mejores aviones, tanques de guerra y barcos, a veces también con una
forma de atracción emocionante en cuanto desechadas
instalaciones para el lanzamiento de cohetes. En Rusia,
museos sobre las secciones de las fuerzas armadas y lugares virtuales en Internet mantienen la memoria viva.
En Alemania, se pueden visitar búnkeres antinucleares, remanentes de tiempos pasados en la zona de la antigua frontera interior alemana e instalaciones de túneles
excavadas para la fuga del Este, y sobre todo reliquias estatales en cuanto la observación y prisión en la antigua
RDA. En todos estos lugares resalta un déficit común
hasta el día de hoy: En ningún sitio se describe la Guerra
Fría como un fenómeno de alcance ­mundial.
Turistas en “Trinity”, lugar donde se realizó la primera prueba nuclear el 16 de
julio de 1945, en el terreno de los White Sands Missile Range en New Mexico,
Estados Unidos.
En febrero de 2007, el Museo de la Royal Air Force en Cosford en Shropshire,
Gran Bretaña, inaugura la “National Cold War Exhibition” como exposición
permanente.
Foto: picture alliance / dpa / EPA
Foto: Royal Air Force Museum Cosford
Acerca de los editores
El Kolleg Guerra Fría de Berlín fundado en el 2015 es un lugar internacional
de intercambio científico e investigación sobre la Guerra Fría que ha marcado la segunda mitad del siglo 20 a nivel mundial cuyas consecuencias siguen
­teniendo efecto hasta el presente. www.berlinerkolleg.com
El diseño de la exposicion ha corrido a cargo del Dr. Thomas Klemm, nacido en
1975, licenciado en historia y pedagogía del arte. Trabaja como grafista y diseñador de exposiciones por cuenta propia en Leipzig. www.thomasklemm.com
La Fundación para el Estudio de la Dictadura del SED contribuye al examen
exhaustivo de las causas, la historia y las consecuencias de las dictaduras comunistas en Alemania y en Europa mediante el patrocinio de proyectos y un
amplio abanico de ofertas propias. www.bundesstiftung-aufarbeitung.de
Códigos QR
Usuarios de Smartphones tienen acceso a 20 documentos filmográficos contemporáneos, en su mayoría provenientes de British Pathé, vinculándose mediante un código QR a youtube.com. La filmoteca británica ofrece 3500 horas
de material filmográfico y 12 millones de motivos fotográficos de 1,896 hasta
1,976 en forma digitalizada. Muchas de estas producciones están disponibles en
www.youtube.com / britishpathe en su versión original inglesa sin subtítulo. Los
editores piden disculpas a los visitantes sin conocimientos del idioma inglés.
Nash, Pennsylvania State University (EE. UU.), National Archives (EE. UU.), The
National Library of Wales (GB), National Nuclear Security Administration (USA),
Neues Deutschland (Alemania), OSZE / OSCE, Robert-Havemann-Gesellschaft
(Alemania), Royal Air Force Museum Cosford (GB), Solo Syndication (GB), Der
Spiegel (Alemania), statista.com (Alemania), Stiftung Haus der Geschichte
der Bundesrepublik Deutschland (Alemania), Süddeutsche Zeitung Photo
(Alemania), die tageszeitung(D), UN Photo, US Army (EE. UU), White House
Photo Office (EE. UU.) y a Wikipedia.
Foto: wikipedia / Wost 01 / CC BY-SA 3.0
La versión española se ha podido realizar gracias a DVV International, instituto para cooperación internacional perteneciente a la asociación Deutscher
Volkshochschul-Verband e. V. que coopera en más de 30 países de África,
Asia, Latinoamérica y Europa con más de 200 socios del ámbito de asociaciones civiles, estatal y científico para la formación de adultos.
www.dvv-international.de
Acerca de los autores
Autor de la exposición es Prof. Dr. Bernd Greiner, nacido en 1952, licenciado
en Historia, Ciencias Políticas y Filología Americana. Greiner es docente en la
Universidad de Hamburgo. Desde 1989 trabaja en el Instituto para investigación social de Hamburgo, dirigiendo además el Kolleg Guerra Fría de Berlín recientemente creado.
Curador de la exposición es el Dr. Ulrich Mählert, nacido en 1968, quien dirige
el departamento de ciencia y cooperación internacional de la Fundación para
el Estudio de la Dictadura del SED.
Traducción de textos: Kathrin Kalb
Agradecimientos
Los editores trasladan su agradecimiento a los archivos, los museos y los
medios, sus empleados así como a todos aquellos que han apoyado el proyecto facilitando fotos, caricaturas y facsímiles. En primer lugar, quisiéramos
mencionar a la dpa-Bildagentur picture alliance (Alemania), el Bundesarchiv
(Archivo Federal, Alemania) así como el Organismo Federal de la Imagen de la
Oficina Federal para Prensa e Información, de donde proviene la gran mayoría
de las imágenes reproducidas en la exposición.
Asimismo, expresar un agradecimiento especial a: archive.org (EE. UU.),
Archive Sakharov (Ru), Bulletin of the Atomic Scientists (EE. UU.), archivo
de la Fundación para el Estudio de la Dictadura del SED – BStA (Alemania),
Express Newspapers (GB), The John F. Kennedy Presidential Library and
Museum (EE. UU.), M. DuMont Schauberg / Berliner Zeitung (Alemania), Philip
Aviso Legal
Todas las fotos, documentos de audio y textos, así como el diseño de la exposición, están protegidos por el derecho de autor y no podrán reproducirse, modificarse ni distribuirse de cualquier otra forma sin el previo consentimiento de
los titulares. Los titulares de los derechos de las fotografías se indican en los
respectivos pies de foto.
Tiene alguna pregunta o crítica sobre la exposición? O hemos infringido sus
derechos de autor y / o de explotación a pesar de la diligencia puesta en la
búsqueda y licenciamiento de los documentos empleados en la exposición?
Para este tipo de consultas puede usted ponerse en contacto con el Dr. Ulrich
Mählert a través de: [email protected]
Mayor información sobre la exposición y el trabajo de la Fundación:
www.bundesstiftung-aufarbeitung.de
Siga a la Fundación para el Estudio de la Dictadura del SED en Facebook
www.facebook.com /BundesstiftungAufarbeitung

Documentos relacionados