Tacoronte, Tegueste y El Sauzal - eldia.es

Comentarios

Transcripción

Tacoronte, Tegueste y El Sauzal - eldia.es
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
Tenerife es interminable
a
LO LARGO de los caminos que discurren desde el mar hasta la cumbre, los municipios de Tacoronte y El Sauzal nos descubren un panorama paisajístico singular, con
edificaciones concentradas en núcleos y con una tipología próxima al estilo rural,
aspectos que contribuyen a consolidar la imagen de unos enclaves respetuosos con el entorno
natural, donde el visitante puede disfrutar de trayectos pintorescos y de una quietud casi idílica. Otro tanto se puede decir del municipio de Tegueste, fundido en un abrazo con La Laguna,
y que aunque no cuenta con salida al mar, encierra unos valores naturales que lo definen en
el conjunto de Tenerife como uno de los territorios más auténticos de la geografía insular.
SUPLEMENTO ESPECIAL DE EL DÍA. JUEVES, 8 DE OCTUBRE DE 2009
TEXTOS: SERGIO LOJENDIO DISEÑO Y MAQUETACIÓN: KIKO BELDA Fotomecánica e Impresión: Editorial Leoncio Rodríguez
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
2
Tenerife es interminable
Jueves, 8
octubre 2009
Patrimonio Natural
El bosque de Agua García, un
testigo del frondoso monteverde
Es el último reducto de la gran selva de monteverde que dominaba el norte de Tenerife,
que entre los siglos XVI y XIX sufrió unas talas masivas que casi lo hacen desaparecer.
T
䡲 EL DÍA, S/C de Tenerife
Tras la conquista castellana de Tenerife, el
colono García Morales recibió como pago por
sus favores a la Corona un repartimiento que
constaba de un territorio de abundante y
buena agua, en la espesura de una selva de
laurisilva. Esta joya de la naturaleza es conocida, desde entonces, como bosque de Agua
García, cuyo reducto sobrevive en el municuipio de Tacoronte.
El bosque de Agua García es el último
reducto de la gran selva de monteverde que
dominaba el norte de Tenerife, que entre los
siglos XVI y XIX sufrió unas talas masivas
que casi lo hacen desaparecer.
Hoy queda un área protegida a la que se
puede acceder fácilmente desde el Centro de
Información Patrimonial que gestiona el
Ayuntamiento de Tacoronte. Aquí encontraremos información completa de la historia,
naturaleza y usos de este bosque.
Entre los caminos de Agua García destaca
el que hace el recorrido de los espectaculares viñátigos de cientos de años (uno incluso
es milenario), denominado sendero de los
Guardianes Centenarios. Saliendo del Cen-
El Sauzal, perfil de
costa acantilada
EL DESARROLLO del acantilado, que alcanza
la cota de los 320 metros sobre el nivel del mar,
origina que ese territorio ofrezca, desde el mar
hasta la autopista, dos rampas de pendientes
opuestas que se unifican a dicha altura. La transición entre ambas rampas es la ladera conocida por La Montañeta, en cuya cima se asienta
el casco de El Sauzal, a 322 metros sobre el
nivel del mar . Es precisamente la presencia del
acantilado la que ha confirmado al casco como
una especie de balcón abierto al atlántico, con
3.36 kilómetros de litoral, la mitad de ella
cubierta por el acantilado en su tramo más
oriental. El perfil de la costa discurre de forma
bastante uniforme a lo largo de la bahía de La
Garañona, a través de 1.300 metros de longitud, a cuyo pie aparece una pequeña plataforma
de playa de arena negra. El este de la costa es
más irregular, existiendo pequeñas bahías
como la de El Callao de los Parrales que se
desarrolla entre las puntas de El Sauzal y del
Puertito, donde el perfil de acantilado se retrasa
unos doscientos metros tierra adentro. Salvo las
áreas acantiladas y la zona sur, el municipio de
El Sauzal presenta pendientes que oscilan entre el 7 y el 30%. Hasta la cota 875 se alternan terrenos con desniveles entre el 15 y el
30%, con algunos de menor inclinación. A partir de esta cota predominan las áreas con pendientes menores, del 15% hasta la altura de
1.200 metros. En general, no existen plataformas con rampas inferiores al 7%.
tro de Información Patrimonial se sube por
la pista de la izquierda hasta llegar a la primera curva, donde un camino a la derecha
da inicio al sendero propiamente dicho. Nos
adentramos por el follaje a través de un
cómodo y ancho sendero que discurre junto
al barranco de Toledo. En ambos lados del
camino se observan más laureles, brezos,
follaos, hasta llegar al primero de los grandes viñátigos centenarios, que destaca por su
gran porte.
El sendero sigue serpenteando junto al
barranco y ofreciendo a la vista más especies, como el naranjero salvaje que hay justo
al llegar al puente de madera que atraviesa
el cauce del barranco de Toledo, una especie exclusiva de Tenerife que fue una de las
especies de la laurisilva más castigadas por
las talas en siglos pasados, en busca de su
madera muy blanca, apreciada para la fabricación de muebles. Al otro lado del puente
se puede observar un haya y el único ejemplar de sao, sauce canario, que queda en Agua
García, producto de una replantación.
En este punto del recorrido se asciende por
una escalinata con peldaños de troncos a la
izquierda y tras cruzar un segundo puente se
llega a las cuevas de Toledo, también llamadas cuevas del Vidrio, porque en ellas se
extraía, todavía a mediados del siglo XX, traquita o “arena blanca”, materia prima para
la elaboración de vidrio.
De regreso sobre nuestros pasos hasta el
sendero que se había dejado después de cruzar el primer puente y, siguiendo su camino,
el paseante se encuentra con un paisaje más
despejado de vegetación. Girando a la derecha y siguiendo el serpenteo del sendero se
llega al barranco del Salto Blanco, adentrándonos en un área de pinar de repoblación
hasta llegar al final del camino y encontrarnos con la magnífica zona recreativa Lomo
de la Jara.
Parajes de ensueño en plena naturaleza
El municipio de Tegueste abraza el extremo oriental del Parque Rural de
Anaga, con una extensión que abarca unas 918 hectáreas, lo cual supone
en torno a un 35% del total de la superficie municipal. Tegueste ofrece la
oportunidad de disfrutar de bosques de laurisilva y profundos barrancos
que constituyen excelentes muestras de hábitats naturales bien
conservados, con abundantes especies de flora y fauna endémicas.
Destacan barrancos como el de la Goletao el de Porlier y su mirador del
Guaidil o el barranco de Agua de Dios (Los Cabezazos), en cuyas cuevas
naturales se desarrolló un asentamiento aborigen de gran interés
arqueológico. Toda una red de senderos está a disposición de los
excursionistas, sobre todo en los montes de Pedro Álvarez, Roque del
Moquinal, El Caidero y La Estercolada. El Área Recreativa de La Quebrada,
a la que se accede por Pedro Álvarez a través de la carretera que sigue
hasta la cumbre, cuenta con una extensión de 2.500 metros cuadrados,
con agua potable, mesas acondicionadas para comer entre la laurisilva y
parque infantil. Desde tegueste se pueden recorrer tramos del Camino
Real de San Diego a Punta del Hidalgo; el Camino de las Peñuelas; el
Camino de Mederos y el Camino Real de Los Laureles. Este último es un
sendero emblemático, utilizado antiguamente como enlace con La Laguna.
Se encuentra en pleno casco histórico y parte de la Finca Los Zamoranos,
y destaca por constituir una zona de transición del bosque termófilo al
monteverde, con representación de especies vegetales propias de la
laurisilva. En colaboración con el Instituto de Educación Secundaria de
Tegueste se ha llevado a cabo la restauración de estos dos parajes de gran
valor ecológico, a través del ciclo formativo de grado medio de la rama de
Trabajos Forestales y de Conservación del Medio Natural. El Ayuntamiento
de la Villa Tegueste ha elaborado una Guía de Rutas con siete recorrridos
por el municipio. Ruta I: Tegueste-Las Peñuelas-Cocó-El Infierno-Barranco
de Agua de Dios-Tegueste; Ruta II: Pedro Álvarez-Camino El Monte-El
Lance-Cortafuegos-La Orilla-Tegueste; Ruta III: Pedro Álvarez-El Salto-El
Lance-Solís-La Degollada-Tegueste; Ruta IV: Tegueste-Sardán-La
Degollada-Mesa Tejina-Bajamar; Ruta V: Tegueste-El Caidero-Lomo Los
Riveros-El Peladero-Punta del Hidalgo; Ruta VI: Pedro Álvarez-El Nieto-El
Lance-El Batán-Punta del Hidalgo y Ruta VII: Cruz del Carmen-Casa
Forestal-El Moquinal-Los Dornajos-La Orilla-Degollada-Tegueste.
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
4
Cuevas naturales
prehispánicas
cargadas de historia
El barranco de Agua de Dios constituye una unidad
de asentamiento permanente de cultura aborigen.
T
Tenerife es interminable
䡲 EL DÍA, S/C. de Tenerife
Desde el punto de vista arqueológico, el barranco de Agua de Dios –que a partir de Tejina
recibe el nombre de barranco de Milán–, constituye una unidad de asentamiento permanente
de gran importancia en el conjunto de Tenerife.
Según la Carta Arqueológica de los municipios de Tegueste y San Cristóbal de La Laguna,
se han inventariado una treintena de cuevas
naturales, tanto con una función habitacional
como funeraria. Entre los yacimientos documentados sobresalen algunas cavidades que han
sido objeto de excavación arqueológica, como
la célebre Cueva de los Cabezazos (catalogada
como BIC) o la de Higuera Cota. La primera
Jueves, 8
octubre 2009
se integra en un conjunto arqueológico mucho más amplio de cinco
cuevas, que se abren en la ladera derecha del
barranco. En ellas se ha documentado material
arqueológico en superficie, comoe s el caso de
obsidiana, cerámica decorada, fragmentos
cerámicos lisos, restos óseos, etc...
Sin embargo, es la ladera izquierda la que presenta una mayor concentración de oquedades,
que se reparten a diferentes alturas y en muchas
de las cuales el acceso resulta bastante complicado. Entre las cuevas más conocidas destacan la Cueva del Horno, del Lagarete o de los
Guanches, y en todas ellas se mantienen las mismas características que definen al conjunto de
Los Cabezazos.
Tegueste apuesta por desarrollar
la alternativa del enoturismo
䡲 EL DÍA, S/C. de Tenerife
El Ayuntamiento de Tegueste ha inscrito la marca “Tegueste, villa
entre viñedos” en el registro de la oficina española de patentes
y marcas. Con esta medida, aprobada por unanimidad en un pleno
ordinario de la corporación municipal, se quiere seguir potenciando el sector agrícola, en esta ocasión a través del enoturismo.
Esta estrategia de impulso al desarrollo del municipio surge como
consecuencia de la actual coyuntura económica que debe ser
motivo para sacar lo mejor del municipio, del territorio y de sus
recursos.
Se trata de una apuesta firme
por unificar y cohesionar Tegueste bajo la temática vitivinícola en aras de diversificar su
economía y, a su vez, articular
una oportunidad para revalorizar los diferentes atractivos
propios con los que cuenta la
Villa. De esta forma se genera
un producto turístico de calidad,
alternativo al clásico producto
de sol y playa, en un municipio
de montaña, no costero, que se
aferra a su condición rural, y
donde el paisaje se convierte en
el auténtico recurso natural y cultural.
Una vez adoptado el lema por parte del Consistorio, se han
ido vertebrando las fórmulas para su adoptación por parte del
tejido empresarial y asociativo del municipio, de manera que
no sólo esté presente en el entorno, sino que a su vez trascienda
fuera del término municipal. El objetivo es que la marca vaya
acompañada de un logo que estará presente en el día a día bajo
diferentes formatos de merchandising. Será el denominador
común para las numerosas y variadas acciones de dinamización
que se desarrollan anualmente por parte del Ayuntamiento desde
las diferentes concejalías, y figurará en la señalética de la zona
comercial abierta, así como en las diferentes rutas y senderos.
En definitiva, se actuará desde una perspectiva integradora de
manera que redunde activamente en la implantación gradual del
enoturismo en Tegueste.
Con todo, se está dando un paso importante para la puesta en
valor de todo el patrimonio heredado, fruto del trabajo de los
antepasados y que tan sabiamente supieron utilizar, crear y conservar un paisaje compuesto por viñedos, huertas y monte verde,
junto al conjunto histórico que conforma el casco antiguo, declarado bien de interés cultural.
Este lema, “Tegueste, villa entre viñedos” supone una estrategia que desembocará en un macroproyecto de dinamización
que contribuya en la implantación del enoturismo como oportunidad para la diversificación de su economía. Dicha estrategia se dirige en primera instancia a una buena parte del sector
socioeconómico del municipio como a la totalidad de las asociaciones. Sobre el consumidorturista será sobre el que repercutirán las acciones que se emprendan bajo el slogan, el objetivo será
satisfacer su conocimiento por el
entorno, la gastronomía local y la
oferta de vinos, tanto artesanales
como con Denominación de Origen. Con este proyecto además, se
fomentará la implantación en el
municipio de empresas dedicadas
al subsector vitivinícola, ya que
encontrarán en la villa el lugar idóneo para desarrollar su actividad
en uno de los mejores entornos
agrícolas de la Isla.
El elemento que mejor define el valle de Tegueste es el paisaje rural, que abarca un 65% de la actividad agrícola del municipio. En los últimos años, este término municipal ha estado
inmerso en una pequeña revolución vitivinícola, en la que las
diferentes Escuelas Taller promovidas por el Ayuntamiento han
sido las protagonistas y fuente inagotable de numerosas iniciativas como el ya consolidado proyecto “Abril Mes del Vino en
Tegueste”.
El Área de Agricultura del Consistorio pretende, con este tipo
de iniciativas, concienciar a la sociedad de que la cultura de la
viña y el vino responde a una filosofía de vida saludable, respetuosa con las tradiciones, y que propugna el desarrollo sostenible del entorno de forma compatible con la utilización de
las nuevas tecnologías en pro del desarrollo y la mejora del propio patrimonio.
Parques y miradores
El Sauzal cuenta con varias zonas verdes, pero es
el Parque Mirador Los Lavaderos el principal
exponente de todos los existentes dentro de la
comarca de Acentejo. Se encuentra cerca del
casco municipal, por debajo de la famosa iglesia
de San Pedro Apóstol, a unos 200 metros de
altitud sobre el nivel del mar. El parque fue un
antiguo lavadero, al brotar allí un naciente de
agua natural muy importante, capaz de emitir
entre 25 y 50 m 3 de agua cada hora que
formaban estanques utilizados por los vecinos
para lavar. En el año 1987, el Ayuntamiento de la
Villa, presidido por Paulino Rivero, habilitó una
superficie de 8.000 m2 para convertirla en un
área recreativa alrededor de la citada fuente. Con
el tiempo, este parque se ha convertido en un
espacio que incluye paseos, zonas de estancia,
jardines, cascadas naturales y artificiales, y
diferentes miradores espectaculares
Parque de La Garañona. Lugar de esparcimiento
y ocio, de 1.615 m², con zonas ajardinadas de
especies vegetales endémicas y foráneas que
yacen sobre un hermoso acantilado. Es uno de
los paisajes más atractivos que se pueden
disfrutar en la costa norte de Tenerife.
Jueves, 8
octubre 2009
Tenerife es interminable
Distinción
británica en
el Club de
Golf El Peñón
Fundado en 1932, es el segundo
club más antiguo de España y
aún conserva un aire de
distinción típicamente británica.
Se encuentra a 600 metros sobre
el nivel del mar y cuenta con 18
hoyos de calles onduladas que
ascienden ante una espectacular
vista del Teide. Los barrancos
entran en juego en varios hoyos.
El 4 es uno de los más díficiles y
exige situarse en green en un
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
Unas playas en
estado virgen
segundo golpe, con fuera de
límites a la izquierda y desniveles
a la derecha. Animan el recorrido
unos imponentes árboles que
sombrean el camino.
La costa tacorontera ofrece
diferentes alternativas de baño.
El Camello. es una playa nudista.
Mide 510 metros de largo por 25
de ancho medio. De fina arena
negra y fuerte oleaje. El Pris, de
120 metros de largo por 15 de
ancho medio, de arena negra de
grano medio y piedras, soporta
un fuerte oleaje. El Rincón. De
400 metros de largo y 15 de
ancho medio, es de fina arena
negra, combinada con picón y
piedras y soporta un fuerte oleaje.
Sabor marinero, encantos
rurales y rica gastronomía
䡲 EL DÍA, S/C. de Tenerife
La costa de Tacoronte es acantilada, pero cuenta
con un barrio pesquero, El Pris, y el pequeño y coqueto enclave turístico de Mesa del Mar, unos núcleos vacacionales que destilan un típico sabor marinero. Precisamente en este último existe una
atractiva oferta alojativa que bien puede ejemplificarse en el Parque Mesa del Mar. Este complejo
se constituye en edificaciones agrupadas en forma
de terrazas, que se estructuran en varios edificios
de dos plantas construidos al estilo canario sobre
un terreno de aproximadamente 10.500 m², en un
entorno de jardines tropicales bien cuidados y unas
vistas preciosas sobre el circundante paisaje rural,
el Pico del Teide y el Atlántico, que garantizan la
sensación de descanso para largo tiempo.
Hablar de turismo rural es referirse a aquel
turismo donde la cultura rural es un componente
clave del producto ofrecido. En él, la motivación
principal de los turistas es la integración en el estilo
de vida de la población local, disfrutando del
entorno físico, cultural y humano de las zonas rurales. De esta forma, el turismo rural constituye un
instrumento importante de desarrollo sostenible,
contribuyendo a la conservación del patrimonio cultural y natural, y los municipios de Tacoronte,
Tegueste y El Sauzal ofrecen esa posibilidad.
Además, la inclusión de estos territorios municipales en la comarca vitivinícola de la Denomicación de Origen Tacoronte-Acentejo aporta el valor
añadido de una cultura gastronómica única, que
encuentra en los caldos de esta zona y en el recetario tradicional, un elemento diferenciador.
La Arena, de 330 metros de largo
y 39 de ancho medio, de gruesa
arena negra y picón, dispone de
un completo equipamiento .
La Garañona se extiende a lo
largo de más de un kilómetro,
1.240 metros y su aislamiento la
ha convertido en playa nudista.
5
6
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
Tenerife es interminable
Jueves, 8
octubre 2009
Patrimonio cultural
Fiestas en honor
de San Pedro
La tradición del
calvario
Se conoce la existencia de este
calvario de Tacoronte, quizás el más
importante de Canarias, desde marzo
de 1674, con motivo de una
procesión con Jesús El Nazareno. El
recinto, cerrado con gruesos muros
y arbolado con recios pinos
centenarios, está enclavado en la
calle del mismo nombre, lugar de
gran tradición, pues fue la vía más
importante de la llamada calle que
conducía a La Laguna.
䡲 EL DÍA, S/C. de Tenerife
Mercadillos del
agricultor
El Mercadillo del Agricultor de
Tacoronte fue fundado en 1981
como respuesta de los agricultores
para vender una parte de la
producción agrícola de la comarca.
El Mercadillo del Agricultor y
Artesano de la Villa de Tegueste
iniciaba su andadura en 2004. Con
la apertura de estos mercadillos se
potencia la comercialización de
cultivos horticolas, en terrenos de
costa y medianías, que se
encontraban abandonados, al tiempo
que incorporaba la producción
artesanal típica de la zona.
La Alhóndiga
La Alhóndiga es un dificio de líneas
graves y austeras, que fue
construido en 1685 como granero
público para custodiar las fanegas de
trigo con las que contribuían los
vecinos del lugar para intentar
remediar Ias necesidades comunes
del pueblo de Tacoronte. En la
actualïdad, el edificio de la Alhóndiga
está destinado a fines básicamente
culturales y, especialmente, se
orienta a todo aquello que concierne
al sector de la agricultura.
El Auditorio de
El Sauzal
Entre la programación del Auditorio
de El Sauzal destaca la temporada de
música clásica con conciertos de
grupos vinculados a la Orquesta
Sinfónica de Tenerife y a la Orquesta
de Cámara Teobaldo Power y que se
ve complementada, a lo largo del
año, por representaciones de
colectivos de la Isla encapítulos
como el teatro, la danza o el folclore.
El Cristo y su octava
llenan de fe Tacoronte
La fiesta del Cristo de Tacoronte se celebra desde 1662, en el
domingo inmediato a la exaltación de la Cruz, el 14 de septiembre.
Durante la década de los setenta las fiestas
patronales de San Pedro Apóstol, que se celebran entre los meses de junio y julio, empiezan a adquirir relieve en El Sauzal, anteriormente afectado por la precariedad
económica para organizar eventos lúdicos.
La importancia que adquirieron los festejos vino dada por la incorporación de grupos de música pop, teatro y cine. En esa década no se llegaron a traer artistas de calado
nacional o internacional, pero fue la primera
vez que se celebró la llamada Fiesta de Arte
con la presencia de un mantenedor a modo
de pregonero, festival infantil, y se montaron espectaculares escenarios para elegir a
la Reina de las Fiestas. En plena transición
política se produce un resurgir cultural
afianzado por el apoyo del propio Consistorio, que continúa hasta la actualidad.
T
䡲 EL DÍA, S/C. de Tenerife
La Fiesta del Cristo de Tacoronte se celebra
desde 1662, en el domingo inmediato a la
exaltación de la Cruz (14 de septiembre); el
Día de la Octava puede tener su origen en un
voto o promesa de un emigrante de este pueblo, Francisco Gutiérrez, afortunado en su
aventura por las Américas, que por el año
1756 contribuyó con diversas ayudas para las
iglesias principales de Tacoronte, donando
1.200 pesos para el denominado Domingo
de la Octava.
El Santísimo Cristo de los Dolores y Agonía (también llamado Cristo de Tacoronte),
es una figura que representa a Jesús de Nazaret. La imagen, que llegó a Tenerife proce-
dente de Madrid en el año 1661, traída por
Tomás Pereyra de Castro-Ayala, creó ciertos
recelos entre el clero, ya que representa un
hombre desnudo abrazado a la cruz, vivo a
pesar de sangrar abundantemente por sus llagas abiertas en las manos, pies, rodillas y
espaldas, más la de una lanzada en el costado,
y cuyo pie izquierdo aplasta una calavera en
torno a la cual se arrollaba una serpiente con
una manzana en la boca.
Otra de las festividades arraigada en el
municipio tacorontero es la llamada Piñata
Chica de Carnaval, que se celebra una vez
acabadas las carnestolendas en Santa Cruz.
También tiene predicamento la romería de San
Isidro Labrador, en el mes de junio, ligada a
las actividades del sector primario.
Casa del Vino La Baranda y Casa de la Miel
Situada en El Sauzal, la Casa del Vino La Baranda
es una casona tradicional canaria que ofrece al
visitante la oportunidad de conocer el rico
patrimonio vitivinícola de la Isla. Desde su
inauguración, el 15 de abril de 1995, se ha
convertido en el centro neurálgico de la
promoción de los vinos de Tenerife. En el mismo
recinto se enci¡uentra la Casa de la Miel comenzó
su andadura en 1996 como iniciativa del Cabildo.
Este proyecto pretende apoyar a los apicultores Dirección: Autopista del Norte. Enlace de El Sauzal
Teléfono: 922 57 25 35/42
garantizando la calidad y el origen de las mieles y
mail: www.Tenerife.es/casa-vino
fomentar su conocimiento y promoción.
San Marcos, la
Librea, barcos y
Danza de Flores
䡲 EL DÍA, S/C. de Tenerife
La intensidad con la que se celebra la romería de San Marcos Evangelista en el mes de
abril, la conservación de la Danza de las Flores (existen referencias documentales desde
el siglo XVI) o la representación en septiembre de la Librea, Bien de Interés Cultural (BIC), entre otras costumbres, otorgan
a Tegueste el justo reconocimiento como uno
de los municipios tinerfeños más destacados
en la recuperación de las tradiciones.
Las carretas decoradas con motivos representativos de los hábitos y costumbres de la
vida rural, en la actualidad, constituyen un
fresco artesanal renovado cada año, en el que
anónimos habitantes del municipio, organizados en diversas agrupaciones, recuerdan a
los suyos y a los visitantes las peripecias de
la dura existencia de los campesinos y la dignidad de su forma de vida y el valor de la
cultura agrícola.
Particular mención merecen las carretas
representativas de los barcos, cuya ausencia
se convirtió en garantía de la vida en
Tegueste, por el hecho de mantenerlo lejos
de la piratería y de las plagas que llegaban
a través del mar.
Jueves, 8
octubre 2009
Tenerife es interminable
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
7
TACORONTE, TEGUESTE Y EL SAUZAL
Tenerife es interminable
Jueves, 8
octubre 2009
Villa de Tegueste
Villa de El Sauzal
Tacoronte
䡲 La sustitución de la cultura aborigen por la de los
conquistadores supuso un cambio social y cultural
brusco. Fernández de Lugo repartió tierras y paralela a la conquista fue la evangelización, que supuso
la edificación en 1530 del primer templo del municipio. Los siglos del Antiguo Régimen se sucedieron en Tegueste con la dedicación de sus habitantes a la agricultura y a la ganadería. La regularidad
de la vida sólo la rompían dos amenazas: la piratería y la infección de
distintas pestes. La lejanía del mar
protegió a Tegueste de ambos peligros y hoy los barcos, excepcionalmente convertidos en símbolos de
la ausencia de costa, todavía constituyen una expresión paradójica del
afortunado destino del pueblo. Las
Tras la creación de ayuntamientos
constitucionales en 1812, a Tegueste se le asignó el
territorio que había estado vinculado a la parroquia.
De esta manera, a partir de 1813, comienza la andadura de la Villa de Tegueste como municipio independiente de La Laguna. El siglo XIX trajo también
la desamortización de Mendizábal. La crisis del modelo condujo a las tensiones sociales y políticas del
siglo XX, que culminaron con la proclamación de
la II República en 1931 y el estallido y desarrollo
de la guerra civil entre 1936 y 1939. La dictadura
franquista dio paso al sistema democrático, con el
que, en 1979, el pueblo de Tegueste recuperó su protagonismo en la dirección de la vida municipal, a
partir de las primeras elecciones libres.
䡲 Lo que hoy conocemos por El Sauzal fue un importante enclave en el Tenerife prehispánico. Las zonas
costeras fueron los lugares escogidos por los guanches para sus asentamientos. Tras la conquista se
fundó, en 1505, la ermita de Nuestra Señora de Los
Ángeles y avanzado el siglo XVI, la población de
El Sauzal, cuyo asentamiento principal se localiza
en la zona alta del pueblo, está constituida por un
conglomerado de españoles y un
amplio abanico de europeos. En los
documentos se da cuenta del nombramiento del primer Alcalde Mayor conocido de El Sauzal, Pedro
de Vergara, quien figura como vecino del hacendado Lope de
Fuente, al que el Adelantado cedió
los terrenos correspondientes a los
altos de El Ravelo. El auge económico del siglo XVII abre un ciclo positivo para
el municipio durante la siguiente centuria. En el siglo
XIX se constituyó el Ayuntamiento de El Sauzal, tras
las Cortes de 1812. La diversificación de la agricultura, gracias al minifundio, la fertilidad de la tierra y la introducción de cultivos subtropicales permitieron al pueblo subsistir cuando se profujo la crisis
de la cochinilla. La agricultura ha sido históricamente
el motor de la economía de la zona. En elsiglo XX,
cuando el turismo se convierte en la principal fuente
de riqueza de la Isla, El Sauzal se une a esa corriente
de forma lenta y medida. En la actualidad el cultivo
de la vid destaca en importancia seguido de la papa,
los frutales, los cereales, las flores y la platanera.
䡲 El fundador de Tacoronte fue Sebastián Machado,
un portugués que provenía de Guimarâes. En 1496,
fija su residencia en Tacoronte y un año después, en
octubre de 1497, aparecen las primeras datas de repartimientos de tierras. La primitiva ermita de Santa
Catalina la fundaron los vecinos y el propio Sebastián Machado. Según textos de Sergio Bonet Suárez, cronista oficial, Tacoronte crece a partir del pequeño centro urbano radicado en
Santa Catalina, a medida que se
roturaban nuevas tierras ganadas
a los bosques de pinos y acudían
nuevos pobladores. Así se formaron otros pequeños núcleos
como San Jerónimo, San Juan,
La Placeta, La Caridad y otros.
En el siglo XVI, el padrón
constataba que en Tacoronte
residían 342 almas y en 1629, un
documento de la Santa Inquisición le daba al lugar
una población de 300 vecinos. A finales del siglo
XVII poblaban el municipio 2.780 vecinos que habitaban más de 600 casas. En esa misma centuria se
edificó la Alhóndiga, lugar dedicado a almacenar
cereales para los vecinos, con cuyas ganancias se
fabricaron los graneros, la cárcel en sus bajos y la
conducción de aguas para el consumo. En el siglo
XIX, el padrón constataba que en el municipio residían 816 habitantes y alrededor de 800 casas, dos
escuelas, fuente de agua corriente y Ayuntamiento.
En 1812, Tacoronte se constituye en municipio y en
1911, Alfonso XIII le otorga el título de Ciudad..
Ubicación
Altitud
Superficie
Población
Densidad
Ubicación
Altitud
Superficie
Población
Densidad
Ubicación
Altitud
Superficie
Población
Densidad
28º31’N 16º20’O
390 msnm.
26,41 km²
10.613 hab. (2008)
410,86 hab./km²
28º28’N 16º28’O
300 msnm.
18,31 km²
8.947 hab. (2008)
488,64 hab./km²
28º28’N 16º24’O
510 msnm.
30,09 km²
23.369 hab. (2008)
776,64 hab./km²

Documentos relacionados