La Diócesis de Cartagena se despide de Mons. Azagra

Comentarios

Transcripción

La Diócesis de Cartagena se despide de Mons. Azagra
MURCIA. 23 de noviembre de 2014. Solemnidad de Cristo Rey. Nº 144
Información digital de la Diócesis de Cartagena
La Diócesis de Cartagena se
despide de Mons. Azagra
Obispo de Cartagena
"Jesucristo, Rey del Universo"
Desde Roma
Papa: “La santidad es el rostro más
hermoso de la Iglesia que está en
comunión con Dios, en la plenitud de su
vida y su amor".
Noticias de Nuestra Iglesia
- Los formadores del Seminario San
Fulgencio visitan al Secretario de la
Congregación para el Clero en Roma.
- "Cada vida importa", 22 de
noviembre, manifestación en defensa
de la vida en Madrid.
- Quince seminaristas reciben los
ministerios laicales, lectorado y
acolitado, este sábado.
El pasado domingo, Día de la Iglesia Diocesana, fallecía Mons. Javier Azagra
Labiano, Obispo Emérito de Cartagena. Su capilla ardiente se instaló en
la Capilla de Santiago del Palacio Episcopal, más conocida por ser la capilla
de Adoración Permanente. Miles de fieles quisieron dar el último adiós al
que durante veinte años pastoreó la Iglesia Diocesana y que desde 1998
era Obispo Emérito.
- Cursillos de Cristiandad celebra el
cursillo número mil en la Diócesis de
Cartagena.
- Mons. Lorca preside la Misa Mayor
de las fiestas patronales de
Almendricos.
Sacerdotes, religiosos, comunidades de fe, asociaciones y movimientos
laicales, así como representantes de la política y la sociedad murciana
acudieron el pasado lunes por la tarde a la Misa exequial celebrada en la
Catedral. El Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes ensalzó
la figura de su predecesor en el cargo diciendo que fue un "Obispo de
Dios", "un gran colaborador", con una profunda devoción a la Virgen María,
un hombre "cercano, amable, entrañable… un hombre de Dios para todos".
Al finalizar el funeral, los restos mortales de Mons. Javier Azagra fueron
trasladados hasta la capilla del Sagrado Corazón de Jesús de la Catedral
donde se les dio sepultura. Decenas de coronas y centros de flores adornan
todavía esta pequeña capilla, que se ha convertido en lugar de
peregrinación para los que se acercan a la Catedral para rezar por el alma
de D. Javier. (págs. de 6 a 9)
Síguenos en Twitter
y Facebook
Toda la información y mucha más,
podrás encontrarla en:
www.diocesisdecartagena.org
Reflexión de Mons. José Manuel Lorca Planes
“Jesucristo, Rey del Universo"
En la Solemnidad de Cristo Rey la Iglesia nos invita a
contemplar a Nuestro Salvador y Redentor, a Cristo
en el horizonte de nuestras esperanzas y vida. Aunque
parezca una paradoja, no escucharemos en la
celebración nada que se aproxime a esplendores
terrenos, ni a los lujos de la banalidad. La liturgia nos
centra en Cristo, que nos habla de un rebaño, de ovejas
y del pastor. Jesucristo es un Rey muy particular, su
reino no se parece en nada a los de este mundo, por
eso su manera de hacer las cosas es distinta: Él conoce
a cada uno y le habla al corazón, con sencillez, con un
mensaje creíble, no infunde miedo, al contrario, te
sientes seguro en Él; se ha sentado junto a nosotros
en la barca, en los momentos de peligro; nos ha
invitado a su mesa, nos ha lavado los pies; ha caminado
con nosotros explicándonos las Escrituras y nos salva
de todas las angustias. Como guerrero o esposo,
maestro o amigo y compañero de viaje está cercano
y nos señala la puerta angosta de la santidad, de la
resurrección y de la vida. Así es la realeza de Jesucristo.
La realeza de Jesús se distingue en la humildad, en la
sencillez de vida y nos ha dado ejemplo para que
aprendamos.
Jesús
ha venido a salvarnos de nuestras propias
trampas, de los líos en los que nos
metemos cada uno de nosotros y nos
arrastran por los caminos de la
muerte; Jesús ha venido a dar luz a
nuestros ojos, a liberarnos de nuestra
ceguera para que podamos ver con
nitidez un estilo de ser
diferente del que nos tiene
atrapados, de la
mentalidad del mundo
que abre las puertas a la
picardía y a la falta de
escrúpulos, al egoísmo
y a l o s p ro p i o s
intereses. Sí, porque
pensamos que
nuestra libertad y
alegría están en las grandezas, honores, lujos, dinero
y salud… y ya conocemos cuales son las consecuencias
de una vida así: rivalidades, abusos, frustraciones. Pero
el Reino de Dios no es eso, en el Reino de Dios se
premia la modestia y la humildad, incomprensibles
para el mundo. Jesús camina a nuestro lado, como un
vecino más, sin hacer referencia a esas cosas mundanas
y nos habla con un lenguaje que entendemos, nos
enseña el modo de proceder para un cristiano: "Os
tratamos con delicadeza, como una madre cuida de sus
hijos. Os teníamos tanto cariño que deseábamos
entregaros no sólo el Evangelio de Dios, sino hasta
nuestras propias personas" (1Tes 2, 7-8). Jesús es Rey
del Universo y nos pone de ejemplo la grandeza de la
fidelidad cotidiana de los humildes. Los instrumentos
de Dios son siempre los humildes, decía San Juan
Crisóstomo.
"Mi Reino no es de este mundo", le dijo Jesús a Pilatos.
Las cosas planteadas por Dios son diferentes a las de
los hombres, Jesús es un Rey clavado en la cruz, su
corona es de espinas y su cetro es insignificante; Él
reina en nuestros corazones y su voz es conocida por
los suyos, la misma voz del que al atardecer de la vida
nos examinará del amor. No tiene el Señor armas, ni
ejércitos preparados para defenderle… no los necesita.
Su fuerza es el amor, un amor entregado, un amor
redentor. Así es la realeza de Jesucristo.
La Diócesis es una familia; la Familia, un regalo
de Dios. En la familia hay Vida y la Vida se
respeta, porque nace del manantial de Dios
@ObispoCartagena
Francisco: “La santidad es el rostro más
hermoso de la Iglesia que está en comunión
con Dios, en la plenitud de su vida y su amor"
En la Audiencia del pasado miércoles, 19 de noviembre, el Papa Francisco continuó
su catequesis sobre la Iglesia, que realiza una llamada universal a la santidad.
Un gran regalo del Concilio Vaticano II fue haber recuperado una visión fundada en la comunión de la Iglesia, y
que también encarna el principio de autoridad y jerarquía
en este contexto. Esto nos ha ayudado a comprender
mejor que todos los cristianos, como bautizados, somos
iguales en dignidad ante Dios y estamos unidos por la
vocación a la santidad (cf. Const. Lumen gentium, 3942). Ahora, nos preguntamos: ¿cómo es esta llamada
universal a ser santos? Y ¿cómo podemos lograrlo?
En primer lugar, hay que tener en cuenta que (…) la
santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor
Jesús, cuando Él nos lleva con él y nos hace semejantes
a Él. En la Carta a los Efesios, el apóstol Pablo dice que
"Cristo amó a la Iglesia y se dio a sí mismo por ella para
santificarla" (Ef 5,25-26). Así, la santidad es realmente el
más hermoso rostro de la Iglesia, el rostro más hermoso
que está en comunión con Dios, en la plenitud de su vida
y su amor. Es comprensible, entonces, que la santidad
no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un
don que se ofrece a todos, sin excepción, que es el carácter
distintivo de cada cristiano.
Todo esto nos hace darnos cuenta de que debemos ser
santos, no solamente los obispos, sacerdotes, religiosos
y religiosas: no, todos estamos llamados a ser santos.
Muchas veces tenemos la tentación de pensar que la
santidad sólo se concede a aquellos que tienen la oportunidad de romper con las tareas ordinarias, para dedicarse a la oración. Pero no es así (…). La santidad es algo
más grande, más profundo que Dios nos da. De hecho,
es por vivir con amor y ofreciendo el testimonio cristiano
en ocupaciones diarias que estamos llamados a ser santos. Y todo el mundo en la condición y estado de vida en
que se encuentre. Pero tú eres santo. ¿Estás consagrada?
Vive en santidad, con alegría tu donación y tu ministerio.
¿Te casaste? Sé santo amando y cuidando de tu esposo
o tu esposa, como Cristo lo hizo con la Iglesia. ¿Eres una
¡Cuánto ruido hay en el mundo! Aprendamos a estar en silencio en nuestro interior
y ante Dios.
@Pontifex_es
persona bautizada no casada? Sé santo actuando con
honestidad y competencia en tu trabajo y dándote al
servicio de los demás (…). Sed santos convirtiéndoos en
signo visible del amor de Dios y su presencia junto a
nosotros. Aquí está: todos los estados de la vida conducen
a la santidad, siempre (…).
Cuando el Señor nos llama a ser santos, no nos llama a
algo pesado, triste... No, en absoluto. Es una invitación
a compartir su alegría, para vivir y para ofrecerle la
alegría de cada momento de nuestras vidas, por lo que
es también un don de amor por las personas que nos
rodean. Si entendemos esto, todo cambia y adquiere un
significado nuevo, un significado hermoso.
Al terminar el día, todos estamos cansados, pero debemos orar. La oración también es un paso hacia la santidad. Llega el domingo y vamos a Misa, recibimos la
comunión, a veces precedida de una buena confesión,
así limpiamos un poco. Este es un paso hacia la santidad.
Pensamos en la Virgen, tan buena, tan hermosa, y rezamos el Rosario. Este es un paso hacia la santidad. Voy
por la calle, veo a un pobre, a una persona necesitada,
y le doy algo: es un camino a la santidad. Son cosas
pequeñas, pero son muchos pequeños pasos hacia la
santidad. Cada paso hacia la santidad nos hará mejores
personas, libres de egoísmo y cerradas sobre sí mismas,
y abiertas a los hermanos y sus necesidades.
Queridos amigos, en la primera carta de San Pedro nos
llega esta exhortación: "Pongan al servicio de los demás
los dones que han recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. El que ha recibido el
don de la Palabra, que la enseñe como Palabra de Dios.
El que ejerce un ministerio, que lo haga como quien
recibe de Dios ese poder, para que Dios sea glorificado
en todas las cosas, por Jesucristo". ¡Esta es la llamada a
la santidad! Aceptémosla con alegría, apoyémonos unos
a otros, porque el camino a la santidad no es estar de
acuerdo consigo mismo, cada uno por su cuenta, sino ir
junto a los demás, en un solo cuerpo que es la Iglesia,
amado y santificado por el Señor Jesucristo. Vayamos
adelante con valentía, en este camino de la santidad.
Fuente: Vatican.va
EL EVANGELIO, Solemnidad Cristo Rey
Del Santo Evangelio según San Mateo
25, 31-26,16
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
- "Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se
sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él
separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas, de las cabras. Y
pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey
a los de su derecha:
"Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros
desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve
sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me
vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme".
“Venid vosotros,
benditos de mi Padre”
Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te
alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te
hospedamos, desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel
y fuimos a verte?"
Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis
humildes hermanos, conmigo lo hicisteis".
Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, id al fuego
eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me
disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me
visitasteis".
PRIMERA LECTURA
Ezequiel 34, 11-12. 15-17
Entonces también éstos contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o
con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?"
SALMO RESPONSORIAL
Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los
humildes, tampoco lo hicisteis conmigo".
Salmo 22, 1-2a. 2b-3. 5-6
Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna".
SEGUNDA LECTURA
1 Corintios 15, 20-26. 28
EVANGELIO
Mateo 25, 31-26,16
Este domingo finalizamos el Año Litúrgico con el discurso sobre el
juicio final del evangelio de San Mateo, antes de comenzar el relato
de la Pasión. La última palabra pública de Jesús en Jerusalén fue
que cualquier cosa que hagamos o dejemos de hacer a los hermanos
más pobres y necesitados a Él se lo hacemos.
Acoger la comunión
Hace no muchos días una persona me preguntaba cómo era posible que se pudiese
comulgar en la mano, dado que ella pensaba que no era un modo digno, y que el
único modo digno de hacerlo sería en la boca. No quiero en este artículo entrar en
esa polémica, por demás estéril, pero sí hacer una reflexión sencilla sobre la forma
de comulgar en la Eucaristía.
La historia no da la razón a mi interlocutor. La forma
más antigua de comulgar es recibiendo al Señor en
la mano. Numerosos testimonios de los primeros siglos
así lo muestran. El más conocido de ellos es el de las
catequesis de San Cirilo, en el siglo IV: "cuando te
acerques a recibir el cuerpo del Señor, no te acerques con
las palmas de las manos extendidas ni con los dedos
separados, sino haciendo de tu mano izquierda como
un trono para tu derecha, donde se sentará el Rey. Con
la cavidad de la mano recibe el Cuerpo de Cristo y
responde 'Amén'". Con el transcurso de los siglos se
pasó, a partir del siglo VII, y de forma paulatina, a la
comunión recibida en la boca, y se perdió la práctica
de recibirla en la mano.
En cualquier caso, y sea como fuere, ambas formas de
recibir la comunión forman parte del patrimonio
litúrgico de la Iglesia. Por eso después del Concilio
Vaticano II, con la aplicación de la Reforma Litúrgica,
se planteó que los distintos episcopados mundiales
fuesen pidiendo, si así lo veían por conveniente, el
permiso para introducir la comunión en la mano en
sus áreas geográficas. En España se hizo en 1976.
Por eso ambos modos de comulgar son igualmente
lícitos, e igualmente dignos. Y, puestos a ello, tan mal
se puede hacer uno como el otro. La normativa
litúrgica dice que es el comulgante quien decide cómo
prefiere recibirla -en la boca o en la mano, de pie o de
rodillas-.
Pero lo importante no es esto. Lo importante es el
sentido profundo. Sea en la boca o en la mano, el
gesto ha de hacerse dignamente, de modo que refleje
su sentido más profundo. "Dar" -el pan o el cáliz- es
uno de los gestos de Cristo en la Última Cena que
constituyen también el itinerario de nuestras
celebraciones eucarísticas. Si es un gesto de Cristo como "tomar", "dar gracias" o "partir"- hay que cuidarlo
en extremo.
El sentido profundo es el de "dar" y "recibir". La
comunión no se "toma". No la cogemos por nosotros
mismos. Se nos da. Por eso no está bien, cuando se
comulga en la mano, adelantarse a cogerla en el aire,
haciendo una especie de pinza con los dedos. No.
Dejemos que el sacerdote -o en su caso el ministro
extraordinario de la Sagrada Comunión- deposite la
Sagrada Forma, bien en la lengua o bien en las manos
dispuestas en forma de cruz. Y que ese gesto,
acompañado de la fórmula de fe "El Cuerpo de Cristo
- Amén" sea realmente un gesto de recepción, de
acogida del Señor. Esa fe que se expresa en las palabras
también se apoya en el gesto. Por eso antes de recibir
la comunión dice la Ordenación General del Misal
Romano que se ha de hacer una reverencia -una
inclinación de cabeza, en concreto-, y luego poner las
manos o disponerte a recibir la comunión en la boca,
no sin antes expresar la fe eucarística con el "Amén".
Esto significa también que la comunión no se ha de
dar con prisas. Se ha de hacer pausadamente, dándole
la importancia que tiene. Por eso los ministros
extraordinarios de la Sagrada Comunión tienen un
papel importante en nuestras celebraciones, en orden
a favorecer la participación activa.
Decía yo el otro día en un cursillo que mirando nuestra
forma de celebrar podemos tener una idea de cómo
es nuestra fe, porque la fe se expresa en la celebración.
Miremos nuestras asambleas. Miremos la forma de
comulgar de nuestros fieles, y procuremos mejorarla.
Desde los gestos hasta las palabras. No dejemos pasar
de largo un momento culminante de la celebración.
Un saludo a todos y feliz domingo.
D. Ramón Navarro, Delegado Episcopal de Liturgia
¡Gracias D. Javier!
“Esta Iglesia de Cartagena tiene memoria y le
estaremos muy agradecidos. Gracias D. Javier por
su vida entregada"
Mons. José Manuel Lorca Planes agradece todas las muestras de cariño
y condolencias recibidas por la muerte de Mons. Javier Azagra, Obispo
Emérito de la Diócesis de Cartagena.
Es un momento triste el que está viviendo la Iglesia
Diocesana, hace pocos días estábamos viviendo con
lágrimas en los ojos el dolor por la muerte de los 14
fallecidos en el accidente de tráfico en Cieza, fue un
hachazo, un momento dramático… y hoy, Día de la
Iglesia Diocesana, D. Javier ha partido junto al Padre.
Ha terminado ya su peregrinación, ya se ha presentado
ante nuestro Señor con las manos llenas de nombres
y con el deber cumplido. Con las manos llenas de
nombres porque ha sido un hombre que no ha
atesorado más que cariño y amistad, y por la cantidad
de gente a la que ha ayudado, porque me consta la
generosidad y la caridad con la que vivió D. Javier.
Fue llamado por Dios y ha sido un hombre de una
palabra: hacer la voluntad de Dios. Cercano, amable,
entrañable… un hombre de Dios para todos. Ha
dejado tras de sí unas huellas profundas e imborrables
que apuntan al corazón, sus obras nos han quedado
y nos hablan de los necesitados, de los jóvenes -con
los que tuvo un feeling enorme-, de la evangelización
y de la caridad.
Se ha asido fuertemente a las manos de la Virgen
María, se le veía rezar
con muchísima
devoción el Santo
Rosario y hasta el final
de su vida le ha ofrecido
todo su cariño a nuestra
Señora.
Ha gastado su vida en el servicio: siempre atento,
siempre disponible, siempre alegre y optimista.
Siempre se encontraba "entre bien y muy bien",
aunque estuviera postrado en la cama. Cuando le
pregunté, en los últimos momentos de su vida, "D.
Javier, ¿le duele algo?" Su respuesta fue: "todavía no".
En esta etapa de ancianidad y enfermedad ha sido un
enfermo obediente y dócil.
Mientras ha podido ha sido un gran colaborador:
atento, disponible, leal, generoso e incansable. Le
debo mucho y soy afortunado por el cariño que
demostró hacia mi persona y hacia todos los curas,
estaba cercano a todos y nos escuchaba a todos con
una generosidad muy grande. Ordenó a 147
sacerdotes diocesanos, entre los que me encuentro,
y a 15 religiosos.
Pido que en todas las parroquias se celebre una Misa
funeral por el alma de D. Javier. Que Dios le tenga a
su lado y sea misericordioso con él. Esta Iglesia de
Cartagena tiene memoria y le estaremos muy
agradecidos. Gracias D. Javier por su vida entregada.
FOTO: SYG Photo
La Diócesis de Cartagena despide a su Obispo
Emérito, Mons. Javier Azagra Labiano
El pasado domingo, 16 de noviembre, a los 91 años,
fallecía Mons. Javier Azagra Labiano, Obispo Emérito
de la Diócesis de Cartagena. Mons. Azagra pastoreó
la Diócesis de Cartagena durante 20 años, de 1978 a
1998, año en que fue aceptada su renuncia y pasó a
ser Obispo Emérito de Cartagena. De carácter abierto
y cercano, supo ganarse la simpatía de sus fieles,
especialmente de los más jóvenes, a cuyos encuentros
acudía con asiduidad, y de los niños, cuya atención
pastoral le preocupaba: "La atención por los niños ha
sido pastoralmente una de mis preferencias. De cómo
atenderles, de cómo escucharles, de cómo ayudarles
a que entiendan algo de lo que les estás diciendo".
Durante los años como Obispo titular y Emérito de la
Diócesis de Cartagena, Mons. Azagra recibió innumerables muestras de cariño por parte de instituciones,
empresas, asociaciones y movimientos eclesiales. Entre
otros reconocimientos, fue nombrado Hijo Predilecto
de las ciudades de Murcia, Cartagena y Molina de
Segura; Abuelo del Año; Gigantero de Honor en Abarán; y Doctor Honoris Causa de la Universidad Católica
San Antonio de Murcia.
La capilla ardiente de Mons. Javier Azagra se instaló
en la Capilla de Santiago del Palacio Episcopal el domingo a las 17:00 horas y por allí pasaron miles de
personas para mostrar sus condolencias.
El lunes, a las 16:30 horas, los restos mortales de Mons.
Azagra abandonaban la capilla ardiente para ser enterrados en la Catedral de Murcia, después de la Misa
exequial. Más de mil personas quisieron dar el último
adiós al que durante veinte años fue el Obispo titular
de Cartagena. Presidió la celebración Mons. José Manuel Lorca Planes acompañado por sus antecesores
en el cargo el Arzobispo Emérito de Zaragoza, Mons.
Manuel Ureña, y el Obispo de Alcalá de Henares, Mons.
Juan Antonio Reig; junto a ellos estuvieron también
el Obispo de Guadix, Mons. Ginés García; el Obispo
de Vitoria, Mons. Miguel José Asurmendi; y el Arzobispo de Granada, Mons. Francisco Javier Martínez.
Gran parte del presbiterio diocesano, más de 250
sacerdotes, participaron en la celebración.
Sobre el féretro se colocó la casulla, la estola y el
leccionario, símbolos del ministerio sacerdotal, así
como la mitra y el báculo de obispo. El Canciller y
Secretario General de la Diócesis, D. Tomás Cascales,
leyó la nota de condolencias que el Cardenal Pietro
Parolin envió al Obispo de Cartagena en nombre del
Papa Francisco.
"Don Javier pasa a la memoria histórica de nuestra
Iglesia Diocesana como un gran pastor" así lo definió
Mons. Lorca durante la homilía, "porque no tenía ojos
nada más que para la gente, predicar a Jesús, hablarles
del amor de Dios, invitar a todos a oír una palabra de
consuelo y de vida, una palabra que les confirmara en
la fe". Dijo también de él que fue un gran comunicador,
sencillo, "el obispo de la gente" por su popularidad,
pero sobre todo "un Obispo de Dios para todos".
"El Papa Francisco utiliza la imagen del pastor y nos
ha pedido "oler a oveja" -dijo Mons. Lorca- aunque en
el caso de Don Javier, son las ovejas las que huelen a
él, precisamente por estar cercano y atento para poder
ofrecerles el alimento oportuno", explicó el Sr. Obispo,
remarcando la profunda cercanía de D. Javier, sobre
todo con las personas más necesitadas.
"Tenemos el corazón roto pero lleno de esperanza
porque creemos en la resurrección de los muertos, en
la vida eterna", así despedía Mons. Lorca los restos
mortales de Mons. Javier Azagra que se trasladaban
en procesión hasta la capilla del Sagrado Corazón de
Jesús donde recibieron sepultura.
El 'Obispo del pueblo'
"Fue un padre para Cáritas, impulsor de innumerables
proyectos y muy atento a las necesidades de los más
pobres", D. José Saura, director diocesano de Cáritas.
"Era un hombre de cursillos, venía a todas las clausuras
que podía. Era el vivo reflejo de un cursillista: alegre,
comprometido y siempre evangelizando", D. Miguel
López Abad, presidente de Cursillos de Cristiandad.
"Ha fallecido un hospitalario ejemplar. Ejemplo de
servicio y amor a cada enfermo, a cada hospitalario",
D. Joaquín Martínez, presidente diocesano de la Hospitalidad de Lourdes.
"Fue una persona alegre y cercana. Le encantaban los
niños y siempre nos recordaba que él había sido del
Junior", Dña. Mª Carmen Alarcón, presidenta de Acción
Católica General.
"Fue un pastor que amaba a sus ovejas y que sobre
todo estaba cercano a los más necesitados. Era un
hombre sencillo, alegre, jovial… Ha dejado un recuerdo imborrable", D. José Luis Mendoza, presidente de
la UCAM.
La Diócesis de Cartagena pierde a su Obispo
Emérito, Mons. Javier Azagra Labiano
Los formadores del Seminario San
Fulgencio visitan al Secretario de
la Congregación para el Clero
El rector y el equipo de
formadores del Seminario Mayor San Fulgencio
fueron recibidos el pasado lunes en Roma por el
Arzobispo Secretario para
los Seminarios de la
Congregación para el
Clero, Mons. Jorge Carlos
Patrón Wong. En el transcurso de la entrevista tuvieron
la oportunidad de saludar al Cardenal Prefecto de la
Congregación, Mons. Beniamino Stella, y de presentar
algunos de los aspectos formativos más importantes
de este seminario. Dialogaron también sobre algunos
elementos e itinerarios de la formación sacerdotal en
los seminarios, así como, de los nuevos retos a los que
se enfrentan.
"Manifestamos nuestra profunda gratitud a Mons.
Patrón por el trabajo que está realizando en la
Congregación, por sus palabras llenas de esperanza,
de pasión por el anuncio del Evangelio, su servicio a
los que están en la tarea formativa y por la acogida
tan atenta y cariñosa que ha tenido hacia nosotros,
nuestro seminario y a nuestro Obispo", explica el rector,
D. Sebastián Chico.
Durante su estancia en Roma tuvieron la oportunidad
de compartir algunos momentos con los sacerdotes
diocesanos que están realizando sus estudios en las
diferentes universidades romanas. Allí, les sorprendió
la muerte de Mons. Javier Azagra, por cuyo eterno
descanso ofrecieron la Santa Misa en las grutas Vaticanas junto al sepulcro del Apóstol Pedro. "Oramos
ante la tumba del Beato Pablo VI y de San Juan Pablo
II, a quienes encomendamos a nuestros seminaristas
y a la Diócesis de Cartagena", destaca Chico.
El Seminario San Fulgencio abre
sus puertas este domingo
Con el objetivo de dar a conocer las instalaciones y
cómo es el día a día de seminaristas y formadores, el
Seminario Mayor San Fulgencio realizará este domingo
su tradicional Jornada de Puertas Abiertas de 18:00 a
21:00 horas.
Una tarde en la que los visitantes podrán conocer de
primera mano cómo se están formando los jóvenes
que un día serán los pastores de la Iglesia de Cartagena.
Durante la tarde, las personas que asistan podrán
conocer mejor qué es el Seminario, quiénes son los
seminaristas y qué hacen allí. Se realizará una visita
guiada donde se visitarán las distintas estancias del
edificio.
La tarde culminará con la oración de vísperas en la
Capilla Mayor del Seminario y un posterior ágape en
el que compartir la alegría de responder a la llamada
del Señor.
"Cada vida importa", 22 de
noviembre, manifestación en
defensa de la vida
Bajo el lema: "Cada vida importa", diferentes asocia-
ciones en defensa de la vida convocan una
manifestación para este sábado, 22 de noviembre, en
Madrid a favor de la vida, la mujer y la maternidad y
para pedir al Presidente del Gobierno y al Partido
Popular que cumplan su compromiso electoral de
modificar la "ley del aborto" y aprobar una ley de
protección de la maternidad. Las asociaciones en
defensa de la vida animan a todos a participar en esta
manifestación que partirá a las 12:00 horas desde la
Glorieta de Ruiz Giménez hasta la Plaza de Colón.
La UCAM, en colaboración con RedMadre, pondrá
autobuses de Latbus a disposición de las personas
que quieran acudir a la manifestación. La salida tendrá
lugar a las 5 de la madrugada del sábado, desde el
aparcamiento del auditorio Víctor Villegas de Murcia.
El precio del billete es de 5 euros por persona y las
reservas se pueden hacer llamando al teléfono 968
278 169 o a través del correo electrónico [email protected]
Mons. Lorca preside la Misa Mayor
de las fiestas patronales de
Almendricos
Cursillos de Cristiandad celebra
el cursillo número mil
El Movimiento de Cursillos
de Cristiandad celebró el
pasado domingo la clausura
del cursillo número mil celebrado en la Diócesis de
Cartagena, un cursillo en el
que participaron dieciséis
hombres.
El pasado domingo se celebraba en la diputación
lorquina de Almendricos el día más importante de
sus fiestas patronales en honor a San Diego de Alcalá.
El acto principal tenía lugar a las 12:00 horas con la
celebración de la Misa Mayor, presidida por el Obispo
de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Panes. Antes
de la Eucaristía los vecinos realizaron la tradicional
ofrenda floral al patrón y la entrega de alimentos a
Cáritas.
Con las coplas interpretadas por la cuadrilla de la
población y con la parroquia de San Antonio de Padua
llena de vecinos, muchos de ellos vestidos con el traje
regional, se celebraba la Eucaristía en honor a San
Diego de Alcalá, de quien en la homilía el Sr. Obispo
destacó su afán de servicio hacia los demás, los más
necesitados, y su entrega, tanto de él, como del titular
de la parroquia, ambos franciscanos, San Antonio de
Padua, poniéndoles como ejemplo en el Año de la
Caridad que se celebra durante este curso en la
Diócesis de Cartagena.
Según el párroco de San Antonio de Padua, D. Antonio
Carpena, durante la celebración se vivió un momento
de especial emoción cuando Mons. Lorca recordó a
los fallecidos en el accidente de tráfico de Cieza. El Sr.
Obispo quiso felicitar a los vecinos de Almendricos
por vivir ese día de fiesta con alegría, ya que la alegría
de un pueblo es también signo del cristianismo.
Tras finalizar la Eucaristía los vecinos acompañaron
al patrón en procesión por las principales calles de la
población.
Como acción de gracias por
estos 1.000 cursillos, a las
16:00 horas, comenzó la
procesión del "Cristo de la
Mirada", acompañado por más de doscientos cursillistas, desde la casa de ejercicios Sagrado Corazón de
Jesús de Guadalupe hasta el templo de Los Jerónimos
(UCAM), donde fue recibido por otros quinientos cursillistas.
Seguidamente se proyectó un reportaje sobre la historia de los Cursillos de Cristiandad en la Diócesis de
Cartagena, con breves testimonios de muchas personas que han formado parte de esta historia y en el
que también participó el Obispo de Cartagena. También hubo un momento especial de homenaje a Mons.
Azagra, fallecido esa mañana, y por quien se pidió de
una manera especial en la Eucaristía, presidida por el
consiliario de Cursillos de Cristiandad, D. Miguel Ángel
Gil; junto al viceconsiliario nacional de Cursillos, D.
Efrém Mira; y varios sacerdotes diocesanos.
Durante el acto de clausura intervinieron el coordinador del cursillo, D. Francisco Sánchez, y el presidente,
D. Miguel López Abad. Ambos dieron gracias a Dios
por los dones recibidos durante la historia del movimiento en la Diócesis de Cartagena. Los dieciséis
hombres que realizaron este cursillo compartieron su
testimonio con los presentes. En esta clausura también
intervinieron sacerdotes, seglares y jóvenes de toda
la Diócesis y contó con la participación de presidentes
y consiliarios del Movimiento de Cursillos de las
diócesis vecinas de Almería, Orihuela-Alicante y Albacete.
La clausura finalizó poco después de las 22:00 horas
con el canto de la canción "De colores", pidiendo a
Dios la fuerza necesaria para que los Cursillos de Cristiandad sigan siendo una herramienta eficaz para la
evangelización en la Diócesis de Cartagena.
Quince seminaristas reciben el
sábado los ministerios laicales
Este próximo sábado
quince seminaristas recibirán, de manos del
Obispo de Cartagena,
los ministerios laicales
del lectorado y el acolitado, en la celebración
que tendrá lugar en la
parroquia de San Andrés de Murcia, a las
17:00 horas.
Los seminaristas que
recibirán el lectorado
son: Ramiro Ginés Ciller,
Javier Conesa, Carlos Francisco Delgado, Andrés
Ibáñez, Blas Damián López, Juan de Dios Peñafiel, José
David Solano y Pablo Romero, del Seminario Mayor
San Fulgencio; y Daniel Szyszka (polaco) y Alejandro
Ariel Roa (argentino-español), del Seminario Redemptoris Mater.
Y los seminaristas que recibirán el acolitado son: David
Álvarez de la Campa, José David González, Cándido
García y Lope Fernando Nadal, del Seminario Mayor
San Fulgencio; y Yerny José Yedra (venezolano), del
Seminario Redemptoris Mater.
La parroquia de Santa Ana de
Cartagena celebra la
confirmación de 26 jóvenes
El
S r. O b i s p o
confirmó el pasado
viernes a 26 jóvenes,
de 16 años, en la
parroquia de Santa
Ana de Cartagena.
Una celebración
preparada con
ilusión por los
jóvenes y sus catequistas, según el párroco, D. Juan
de Dios Pérez. El Sr. Obispo les animó a ser testigos de
Cristo y les obsequió con una cruz como recuerdo del
sacramento recibido.
Águilas conmemora el 25 aniversario
de la bendición de la Soledad
El barrio de Los Arcos
de Águilas se vistió de
fiesta el pasado sábado para conmemorar
el 25 aniversario de la
bendición de la imagen de María Santísima de la Soledad, titular de la Real Cofradía y Hermandad de Nuestro
Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Soledad.
Con tal motivo, frente a la parroquia de Nuestra Señora
del Carmen se celebró una Misa de Acción de Gracias,
presidida por el Obispo de Cartagena, Mons. José
Manuel Lorca Planes.
Finalizada la Eucaristía, el Sr. Obispo levantaba acta
sobre el hermanamiento de la cofradía aguileña con
la Real Archicofradía de Jesús Resucitado de la ciudad
de Murcia. Tras el acto, la imagen de María Santísima
de la Soledad, del escultor cartagenero, D. Jesús Azcoitia, recorrió en procesión las calles de Águilas
acompañada por cientos de fieles, haciendo una parada frente a la residencia de ancianos de San Francisco,
la que fuera su primera sede. El trono se detuvo durante unos instantes frente al edificio facilitando que
algunos ancianos salieran de la residencia para acercarse a la Virgen, momento durante el cual la banda
de música del Patronato de Águilas estrenó un nuevo
himno dedicado a la Soledad.
La Congregación del Santísimo
Sacramento celebra su aniversario
Este domingo, la Venerable Congregación del Santísimo
Sacramento de Murcia celebrará una Eucaristía Solemne en conmemoración de su fundación, hace 197
años. La Santa Misa tendrá lugar en la iglesia de Santa
Clara la Real de Murcia, a las 13:00 horas. Durante la
celebración se realizará la imposición de Medallas a
los congregantes que lo han solicitado y a los que se
han dado de alta recientemente. Además se realizará
una procesión con el Santísimo Sacramento por el
interior del templo.
'Casa de la Virgen' (Caravaca de la Cruz)
En pleno centro de la ciudad de Caravaca de la Cruz, al final de la calle Rafael
Tejeo y a unos pasos de la avenida Maruja Garrido, encontramos el Palacio
de los Quesada, un edificio barroco popularmente conocido como 'Casa de
la Virgen', que debe este sobrenombre a la hornacina con la imagen de
Nuestra Señora de las Angustias que se muestra en su fachada.
A finales del siglo XVII establecen en el edificio su vivienda el matrimonio de
D. Francisco Marcos de Quesada Peralta y Cabrera, natural de Baeza y legítimo
descendiente de los Quesada conquistadores de Jaén, y Dña. Catalina
Fernández Martínez de Robles Serrano y Moya, natural de Caravaca. Una
pareja influyente en la sociedad local que introdujo en Caravaca la devoción
familiar a la Virgen de las Angustias, patrona de Granada.
El el autor de la imagen podría ser el caravaqueño Francisco Fernández Caro,
siguiendo la traza gótica de la patrona de Granada a través de algún grabado
o estampa familiar.
Bajo el camarín se invita al paseante a rezar una Salve: "Son concedidos 80
días de indulgencias a los que rezaren una Salve delante de esta Soberana
imagen de Nuestra Señora de Angustias. 1773".
María de León Guerrero, Responsable Delegación de Medios de Cartagena
La familia Quesada siguió extendiendo su devoción a la Virgen de las
Angustias de tal manera que en 1777 D. Andrés fundó la cofradía de
Esclavos de Nuestra Señora de las Angustias y en 1781 encargó una
imagen al escultor caravaqueño Marcos Laborda, que siguió la línea
artística del murciano Francisco Salzillo. La imagen se conserva en el
templo parroquial de El Salvador y sale en procesión la noche del
Viernes Santo en la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores.
App de la semana
Conferencia Episcopal
Española (CEE) ha lanzado
un nuevo canal de
comunicación que permitirá la interacción a través de
una nueva aplicación móvil.
Se trata de un proyecto
creado por la empresa
Eventelling. La descarga de
la aplicación es totalmente
gratuita y permitirá al usuario disfrutar de varios servicios de movilidad, como el
acceso a la información ordenada dentro de la propia
aplicación
o
la
comunicación de jornadas,
actividades y novedades de
la CEE.
La App permitirá también
una interacción constante,
en particular, con los medios de comunicación y periodistas, que accederán a
los materiales de interés,
notas de prensa y documentos, y recibirán alertas
de los eventos y ruedas de
prensa.
El nombre de la App es
Conferencia Episcopal
Española. En ella se podrá
tener acceso directo a todas
las redes sociales de la CEE
y a su web. Ya esa disponible tanto en Google Play
para Android como en el
Apple Store para IOS.
Santa Cecilia
Toy story (John Lasseter, 1995)
¿Qué les ocurre a los juguetes cuando no hay
nadie delante? Esta fue la pregunta que Disney y Pixar plantearon a millones de espectarores en el año 1995 cuando estrenaron la
primera película de la saga.
Santa Cecilia. Roque López, 1783.
Convento de Agustinas de Murcia.
En 1730 se fundaba en el convento
de Agustinas la Capilla de Música,
realizando en 1783 Roque López la
imagen de su patrona Santa Cecilia.
La escultura sigue la popular
iconografía de la santa mártir, en la
que, ataviada con el ropaje noble
propio de la condición senatorial
romana, toca el órgano. El rostro de
la santa permanece absorto con la
mirada puesta en lo alto, reflejando
el testimonio martirial que afirmaba
cómo en el momento de entregar
la vida elevaba su canto al Señor. La
abogada y protectora de los
músicos recuerda con su actitud el
verso del salmo "para ti es mi
música", reivindicando con su
mirada la vocación trascendente de
la música religiosa, que ha tenido
en el gregoriano, la polifonía y el
órgano preciosas vías de elevación
del espíritu. La belleza de los ritos
litúrgicos ha sido siempre
solemnizada con el canto y la
música, que por ser sacra, se ha
distinguido de los ritmos y melodías
profanas, y por estar unida a la
oración se dirige hacia lo alto
liberando el espíritu humano y no
cerrándolo en el mero sentimiento.
D. Francisco José Alegría
Director Técnico Museo de la Catedral
En esta divertida historia Los juguetes de
Andy, un niño de 6 años, temen que haya
llegado su hora y que un nuevo regalo de
cumpleaños les sustituya en el corazón de su
dueño. Woody, un vaquero que ha sido hasta
ahora el juguete favorito de Andy, trata de
tranquilizarlos hasta que aparece Buzz Lightyear, un héroe espacial dotado de todo tipo
de avances tecnológicos. Buzz pasa a ser el
juguete favorito de Andy en lugar de Woody, quien, en un ataque de
celos, tira a Buzz por la ventana. Es entonces cuando Woody emprende
una misión para salvar a Buzz.
Su constante rivalidad se transformará en una gran amistad en la que
habrá un objetivo común, hacer feliz a Andy.
¿Cómo hablar de Dios hoy? (Fabrice Hadjadj)
Este libro nace de una conferencia que el autor
pronunció en la Asamblea del Pontificio Consejo
para los Laicos por invitación de su presidente,
el Cardenal Stanislav Rylko. El mismo autor
subraya el origen de este libro, resaltando la
dificultad que implica pasar del oral al escrito,
perdiendo la inmediatez del primero.
El Hijo, una vez ha cumplinado su misión, se
presentaparte
en medio
de los suyos
Hadjadj
de la pregunta
que entregándoles
se le plantea
como
el d tema para su disertación: ¿Cómo hablar
de Dios hoy?
En un mundo que abusa de las palabras hasta vaciarlas de sentido, el
hablar de Dios supone un desafío. Hadjadj nos desafía para que vayamos
hasta la fuente misma de las cosas. En nuestra sociedad de la
comunicación cada vez decimos menos palabras de verdad y tenemos
menos que decirnos. Hadjadj nos propone ir a la fuente de las cosas
para aprender a nombrarlas y ha llamarlas por su nombre.
Sábado
22
Domingo
23
Domingo
23
de noviembre 2014
de noviembre 2014
INSTITUCIÓN DE
MINISTERIOS LAICALES
SOLEMNIDAD DE CRISTO
REY, Eucaristía presidida
por el Sr. Obispo
MISA Asociación Canónica
del Cristo de la Divina
Misericordia
Lugar: Casa de ejercicios Sagrado
Corazón, Guadalupe (Murcia).
Lugar: Capilla del Cristo, en la
plaza de la Merced de
Cartagena.
Lugar: Parroquia de San Andrés,
Murcia.
Hora: 17:00
Hora: 17:00
de noviembre 2014
Hora: 13:00 horas
24
23-27
25
Miércoles
26
Lunes
Martes
de noviembre 2014
de noviembre 2014
de noviembre 2014
CATEQUESIS SOBRE LA
SANTA MISA
FUNERAL POR LOS
FALLECIDOS EN EL
ACCIDENTE DE CIEZA,
preside el Sr. Obispo
PRESENTACIÓN DEL VII
INFORME FOESSA, Cáritas
Lugar: Parroquia de San
Andrés, Murcia.
Hora: 21:00
Lugar: Parroquia de Nuestra
Señora del Rosario, Bullas.
Lugar: Aula de Cultura de Caja
Murcia, Murcia.
Desde: 9:30
Hora: 19:30
EVENTOS FUTUROS, PARA IR RECORDANDO
25 de NOVIEMBRE: Catequesis sobre la Santa Misa, impartida por el sacerdote D. Ricardo Reyes
Castillo, en la parroquia de San José Obrero de Cieza.
del 28 al 30 de NOVIEMBRE: Encuentro de Seminaristas Teólogos del Sur, Murcia.
29 de NOVIEMBRE: Inicio del Año de la Vida Consagrada. Vigilia de Oración en la iglesia de La
Merced de Murcia, a las 21:00 horas.

Documentos relacionados

Caravaca de la Cruz podría recibir una reliquia de sangre de San

Caravaca de la Cruz podría recibir una reliquia de sangre de San detenernos en unas de las páginas más bellas del Evangelio; todo nos habla del gran misterio del amor que vive en la Trinidad y de cómo el amor de Dios se vuelca con nosotros. Esta inmensa fuerza d...

Más detalles